34 LA VANGUARDIA

T E N D E N C I A S

DOMINGO, 15 ENERO 2012

Quinientos donantes alimentan una valiosa reserva de sangre rara
Cada año el Banc de Sang i Teixits recibe de tres a cinco peticiones
ANA MACPHERSON Barcelona

Jaime Serra

¿Es Usted feliz?
LEYENDA Sí No Ns Nc

Quinientos donantes raros, cuya sangre carece de un montón de grupos sanguíneos, son la reserva de oro del Banc de Sang i Teixits. Son quinientas personas que pueden donar sangre a prácticamente todo el mundo, incluidos quienes componen ese 0,01% de sangres raras y para las que la sangre del otro 99,99% supondría una anemia feroz. A raíz de los grandes flujos de personas de otras zonas del mundo con grupos sanguíneos poco corrientes aquí, los problemas de compatibilidad empezaron a menudear. Si a una persona se le transfunde sangre de grupos que no tiene, su sistema inmunitario crea anticuerpos y rechaza la sangre recibida. Por eso el banco puso en marcha un amplio plan de búsqueda. “Buscamos a estos donantes de forma sistemática entre las donaciones, procuramos fidelizarles para seguir contando con ellos periódicamente y cuando surge una emergencia, cuando una persona necesita esas donaciones especiales”,

explica Eduardo Muñiz, jefe de la división de inmunohematología del Banc de Sang i Teixits. Además, llevan un registro de unidades congeladas de esas sangres raras. “Tardan unas tres horas en descongelarse; si se hiciera más rápidamente se deterioraría, por eso no son la solución si el enfermo que la necesita no tiene tiempo”, apunta Muñiz.

Las personas con grupos raros no pueden recibir sangre corriente porque generarían anticuerpos
La posibilidad de contar con muchos donantes fieles de este tipo es algo tan valioso que el Banc de Sang trabaja en red con todos los de España y también dentro de un gran panel mundial de la OMS con sede en Bristol (Reino Unido). Cuando en alguna parte del mundo hay necesidad de una sangre de este tipo se emite una alerta y el

país con reservas más próximo la envía. “El año pasado enviamos sangre de una donante catalana a una mujer que necesitaba una transfusión en Portugal”, recuerda el experto. “Es realmente estresante no saber qué transfundir”. La búsqueda se intensifica entre personas que están aquí pero proceden del centro y sur de África o del Caribe, regiones con grupos sanguíneos especialmente diferentes a los prevalentes en Europa. “Por eso cada vez que recibimos una donación consignamos la procedencia para poder buscarles en el futuro”. Tener un grupo raro puede ser un peligro para el feto y el recién nacido (los anticuerpos de la madre permanecen hasta seis meses en el niño y pueden reaccionar contra su propia sangre). “En Catalunya vemos cada año entre tres y cinco casos”, explica Eduardo Muñiz, “aunque en el 2010 hubo en España una situación dramática e hicieron falta 54 unidades”. Entre todos los bancos españoles tienen guardadas 655 unidades congeladas. “Y nuestros 500 donantes fichados”.c

¿Es Usted feliz?
LEYENDA Sí No Mucho, pocas veces Mucho, muy a menudo Ns Nc Poco, muchas veces Poco, raras veces

¿Es Usted feliz?
LEYENDA Sí No

Salvador Obiols, uno de los quinientos donantes de sangre rara, en su ciudad, Corbera de Llobregat

XAVIER GÓMEZ

Salvador Obiols carece de muchos grupos comunes en su sangre

Una sangre muy negativa
na, e hice mi primera donación. Ya me dijeron que era donante universal, como les llaman a los 0 negativos. Cada vez que pasaba el camión por la Palma, yo daba. Y a veces me llamaban”. Pero hace un par de años le buscaron por un problema grave para el que su sangre era la solución. “Una mujer de Badalona que llevaba muchas transfusiones y necesitaba más ya sólo podía recibir sangre muy específica, como la mía. Empecé a donarle sólo los glóbulos rojos. La donación dura una hora más o menos, te hacen hasta cuatro extracciones y luego te devuelven el resto de la sangre, sin los glóbulos rojos. Se tarda en recuperarlos, así que

¿Es Usted feliz?
LEYENDA Sí No Ns Nc

A. MACPHERSON Barcelona

oy muy muy negativo”, ríe Salvador Obiols, uno de los quinientos salvadores de situaciones extremas allá donde quieran llevar su sangre. A su sangre le faltan varios de los grupos más comunes, por eso es tan negativa. Y por eso es un mirlo blanco, oro puro para los bancos de sangre. Y por eso este carpintero de Corbera de Llobregat y que trabaja en la Palma de Cervelló pasa cada mes por el banco de sangre de Vall d‘Hebron a sacarse plaquetas. “A los 18 años empecé. Pasaron por mi escuela, entonces estaba en Barcelo-

S

sólo puedes donar cada seis meses. De ese modo me convertí en su donante exclusivo”. Cuarenta años, padre de un chico de 13 años y una niña de 8, cada primer jueves del mes acude a Vall d’Hebron a donar plaquetas. Está dentro de un programa para mantener ese banco de plaquetas de grupos raros. “Han de tener material continuamente, no se pueden conservar mucho tiempo”, aclara. Sano –admite–, delgado, no fuma, nunca enferma. “También me llaman para donar plaquetas dirigidas, la verdad es que te reconforta saber que ha sido para un recién nacido de tal lugar. Y es que no cuesta nada”.c

@ja_serra

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful