Generalidades sobre la lepra

La lepra es una enfermedad infecciosa crónica ocasionada por Mycobateriae leprae. El princi
pal reservorio y fuente de infección es el enfermo de lepra sin tratamiento. La lepra no es hereditaria, lo que se puede heredar es la susceptibilidad a padecerla. Hoy se acepta que la principal vía de transmisión con significación para la salud pública es la vía aérea, a través del tracto respiratorio superior, aunque se reconocen como eventuales puertas de entrada la piel y el tracto digestivo. Por esto, el principal factor de riesgo para adquirirla es el contacto o convivencia con un paciente bacilífero. El periodo de incubación para la forma multibacilar sería de 8 a 12 años. y para la forma paucibacilar entre 2 y 5 años. Se sabe que la forma tuberculoide predomina en personas con piel negra. En Colombia, en las región del Chocó, predominantemente habitados por personas de piel negra, predomina la lepra tuberculoide ( la menos contagiosa por ser paucibacilar). La transmisión por vía aérea, la colonización bacilar sistémica, originaría las formas multibacilares, mientras la entrada del bacilo por la vía cutánea predispondría a las formas paucibacilares. Aunque hoy se sabe que los estudios experimentales han demostrado la posibilidad de que algunos artrópodos hematófagos pueden trasmitir experimentalmente la lepra, esta evidencia no es suficiente para saber que la naturaleza utilice esta vía. La entrada del Mycobateriae leprae al organismo en el 90% de las personas lleva a una infección subclínica y a la cura sin tratamiento. Esta resistencia natural proviene de la respuesta inmune, de la magnitud y de la frecuencia de la exposición al bacilo. La susceptibilidad inmunológica del huésped, la magnitud del inoculó y las necesidad básicas insatisfechas, desnutrición, hacinamiento, mala higiene personal y de la vivienda, constituyen los factores de riesgo asociados con la presencia de un caso nuevo de lepra. Hoy se acepta que la infección tuberculosa natural compite con la infección de lepra y que la vacuna BCG protege contra la lepra hasta en un 70%, por mecanismos de inmunidad cruzada. En un 10% de la población se desarrolla una lepra indeterminada que si se diagnostica a tiempo y se trata, cura sin dejar secuela. Cuando no hay un diagnóstico precoz se desarrollan formas clínicas estables o inestables de acuerdo a la respuesta inmune: LT, LL o L dimorfa. Estos diferentes tipos de lepra que desarrolla el individuo están relacionados con los genes ligados al sistema HLA. Se sabe que los armadillos de nueve bandas padecen la infección -posiblemente contraida originalmente de pacientes multibacilares antes de la época de las sulfonas y que puede haber infección entre ellos-. R.N. Fiennes señaló que el búfalo indio es posiblemente la fuente original de la lepra. Historia general de la lepra Las descripciones más antiguas de la lepra corresponden al texto indio del siglo VI a.C., el Sushuruta Samhita y a un documento chino del siglo V a.C. En los Tratados hipocráticos, siglo V a.C., no se encuentra descripción de esta enfermedad. Las evidencias esqueléticas más antiguas corresponden a 4 cráneos del periodo ptolemáico egipcio, Moller-Christensen, hallados por Dzierzykray-Rogalski, en 1980, en el oasis de Dakhleh, al occidente de Egipto.

El cirujano chino Hua T’o hizo una descripción inequívoca de esta enfermedad alrededor del año 150 d.C., mientras por la misma época el médico griego Areteo de Capadocia escribió de la elefantiasis refiriéndose a la facies leonina de la lepra lepromatosa. Se sabe que en la cuarta centuria después de Cristo se construyeron hospitales para leprosos en Capadocia y algunos lugares de Europa, y, que el emperador Constantino padeció esta enfermedad. El retorno de los cruzados a Europa hizo que esta enfermedad se propagara en este continente. En el período tardo medioeval europeo existieron 19.000 leprocomios. Aunque en muchos de ellos se asilaron personas con enfermedades diferentes a lo que hoy conocemos como lepra, los estudios realizados por Moller-Christensen en los cementerios de los leprosorios daneses, señalaron que el 70% de los casos sí fueron de lepra. El despoblamiento de las leproserías europeas a partir del siglo XIV parece que se debió la suma de una alta mortalidad entre ellas por la peste y por cada ez una mayor infección tuberculososa entre los habitantes de ese continente en la medida que aumentó el número de ciudades. Al mejorar las facilidades de vestido contra el frío entre los habitantes se impidió al bacilo de Hansen encontrar una vía diferente a la aerógena. En 1856, en Noruega se detectaron 2858 casos, lo que representaba dos enfermos por cada mil habitantes. Así como la lepra llegó con los europeos y africanos a América a partir del siglo XVI y XVII, ella llegó a las islas de Oceanía en el siglo XIX, con los chinos, conducidos por los europeos, La lepra se documentó por primera vez en Hawai en 1823 y en Australia en 1908. Si bien a Colombia la enfermedad ingresó a partir de la segunda mitad del siglo XVI, hoy, después de tan sólo cuatro siglos y medio -en Europa fue un problema por más de diecisiete siglos-, se considera que la lepra está eliminada como un problema de salud pública, aunque todavía haya casos ocasionales, gracias a importantes fenómenos sociales como el cambio demográfico que convirtió a Colombia en un país mayoritariamente urbano en los últimos 30 años, a la posible competencia con la micobacteria de la tuberculosis, a la amplia cobertura con la vacuna BCG, e indudablemente, por la rapidez del cambio, a la interrupción de las fuentes de infección por la terapia multidroga utilizada en el país desde 1986. La Historia de la lepra en Colombia se escogió como tema de la segunda exposición temporal del Museo de Historia de la Medicina de la Academia Nacional de Medicina por: a. ser esta enfermedad un serio problema de salud pública durante 400 años, desde su llegada a nuestro territorio, a finales del siglo XVI, hasta mediados de la última década del siglo XX; b. porque ella además nos señala como los problemas sociales y sanitarios, que se iniciaron con la imposición y el dominio español, sirvieron de caldo de cultivo para que ella se dispersara y se mantuviera durante toda la vida colonial y casi toda nuestra vida republicana; c. porque con ella también llegaron, como sus acompañantes, los prejuicios europeos y cristianos; d. porque alrededor de ella se generó toda una organización médico sanitaria desde el siglo XVI; e) porque alrededor de ella, entre otras, se desarrolló un importante debate médico y de salud pública desde que el cuerpo médico colombiano comenzó a organizarse desde la séptima década del siglo XIX; e. porque por ella se desarrolló un importante esfuerzo de estadística médica colombiana; f. porque alrededor de ella se levantó el primer laboratorio nacional;

g. porque por ella se estructuraron tres importantes áreas de investigación biomédica en Colombia; h. porque ella generó, al igual que en el resto del mundo, una práctica médica policiva, i. porque ella generó una respuesta contestataria por parte de los enfermos, y j. porque ella debe ser todo un modelo histórico para cualquier discusión moderna sobre los derechos de los pacientes.

k. Cómo Colombia logró ser la primera potencia leprosa del mundo: 18691916
l. m. n. o. p. q.

Abel Fernando Martínez, M.D., Mag, Hist1, Samuel Alfonso Guatibonza2
«La sociedad necesita de los historiadores que son los ‘recordadores’ profesionales de lo que sus conciudadanos desean olvidar». Eric J. Hobsbawm1 RESUMEN

Objetivo: Analizar la interrelación medicina, iglesia y Estado, en el proceso de conversión de Colombia como primera potencia r. leprosa del mundo 1869-1916. s. Materiales y métodos: Mediante la recopilación y análisis de leyes nacionales y regionales, la revisión de archivos eclesiásticos t. y publicaciones médicas, se reconstruyó el manejo que se dio a la lepra, dentro del ejercicio de la higiene pública, en Boyacá y en u. Colombia, durante la segunda mitad del siglo XIX y comienzos del XX, para determinar el papel del Estado, la medicina y la iglesia, v. principales actores del proceso de creación del Lazareto de Boyacá. w. Resultados y discusión: En la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, Boyacá aparece como una de las regiones mas x. pobladas en Colombia. En una época de guerras civiles y migraciones y caracterizada por una preocupación en particular: la lepra. y. Que, por el número de enfermos, su manejo y estar ligada a la situación de guerras, miseria y hambre que sufría el país, motivó la z. discusión, análisis y controversia por parte de: la medicina, el Estado y la iglesia para aislar a los leprosos. aa. Conclusiones: Muchos datos estadísticos de la época señalaban a la lepra como un mal que se expandía peligrosamente por bb. Colombia, y a Boyacá como una de las regiones más afectadas; por último, en 1916, se reconoció que Colombia no era la primera cc. potencia leprosa del mundo, ni Boyacá un inmenso lazareto como se llegó a afirmar nacional e internacionalmente, lo que puso en dd. peligro la agroexportación y la inmigración al país por miedo a la lepra. ee. Palabras clave: Lepra; Lazareto; Higiene pública; Aislamiento de leprosos; Colombia. ff. How Colombia became the world’s major leprosy potency 1869-1916

gg. SUMMARY hh. Objective: To analyze medical, church, and state relationships, in the Colombian conversion process
to become world’s major leprosy potency from 1869 to 1916. jj. Material and Methods: The present historical study is based on summaries and analyses of primary sources in archives and kk. libraries. ll. Results and discussion: By the middle of the 19th century and beginning of the 20th, Boyacá appears like one of the regions mm. of Colombia with bigger population. Time of civil wars and migrations, characterized by a particular concern: leprosy. An illness nn. whose great number of sick people, matter handling and its relationship with war, misery and hunger suffered in the country; ii.

oo. motivated discussion, analyses and controversies among medicine, state and church. pp. Conclusions: Statistical data of the time pointed out leprosy as a harm expanded dangerously across Colombia, and Boyacá qq. as one of the most affected regions; these exaggerations transformed Colombia into an immense leprosarium. Finally, after the rr. appearance of the first medical statistic and bacteriological diagnoses, it was recognized that Colombia was not the world’s major ss. leprosy potency neither Boyacá an immense lazaretto, as it was postulated both nationally and internationally. tt. Key words: Leprosy; Environment and Public Health history; Colombia.
uu. © 2005 Corporación Editora Médica del Valle Colomb Med 2005; 36: 244-253

vv. 1. Docente Asociado, Escuela de Medicina, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Tunja, Boyacá, Colombia. ww. Director Grupo de Investigación Historia de la Salud en Boyacá. e-mail: abelfmartinez@msn.com xx. 2. Estudiante, Escuela de Medicina, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Tunja, Boyacá, Colombia. yy. e-mail: sguatibonza@yahoo.es zz. Recibido para publicación abril 19, 2005 Aprobado para publicación octubre 26, 2005 aaa. 245 bbb. Colombia Médica Vol. 36 Nº 4, 2005 (Octubre-Diciembre)

ccc. Durante el siglo XIX «la Nación constituía una ddd. especie de archipiélago» donde los núcleos de población eee.estaban separados por amplias zonas despobladas y grandes fff. obstáculos geográficos que dificultaban la comunicación. ggg. Sin embargo, el desarrollo de los productos agrícolas hhh. de exportación: «requirió un proceso de inmigración iii. interna de considerable magnitud, por el cual se jjj. fueron ocupando las zonas templadas de las cordilleras kkk. y algunos valles interandinos»2. lll. En época de guerras civiles y de grandes migraciones, mmm. hasta el censo de 1870, Boyacá aparece como el Estado nnn. más poblado de Colombia, con 499.000 habitantes de los ooo. 2.7 millones que tiene el país en el momento. En 1887, con ppp. 615.000 habitantes en el censo y en 1898, con 685.000, qqq. pasa a ser el segundo departamento más poblado del país, rrr. tras el Cauca. En los censos de los años 1905, con 503.000 sss. habitantes, y de 1912, con 586.000, Boyacá cae al quinto ttt. puesto en población, entre los ocho departamentos de la uuu. Colombia de ese tiempo, que llegaba a los 5 millones de vvv. habitantes. www. La tasa de crecimiento para Boyacá en el período de xxx. 1870 a 1912, es de 0.8, debido al fuerte impacto negativo yyy. causado por las cuatro guerras civiles de los años 1876zzz.1877, 1885-1886, de 1895 y la de 1899 a 1903, sobre la aaaa. población de Boyacá, mientras que en 1.5 se situaba la bbbb. tasa nacional2. cccc. Boyacá no fue ajena a la lepra y desde la segunda mitad dddd. del siglo XIX, se nota una gran preocupación respecto a la eeee. proliferación de leprosos y se justifican las medidas para ffff.aislarlos en lazaretos. En 1850 se publica una monografía gggg. del doctor Ricardo De La Parra que obtiene gran divulgación, hhhh. donde califica la lepra como «el azote más espantoso

iiii. » de la humanidad. De La Parra, médico y filósofo jjjj. boyacense, afirma que es abundante en Boyacá: «en el kkkk. Valle de Tenza y en el antiguo Cantón de Ricaurte» y llll. en Santander en: «la mayor parte de la comarca que se mmmm. llamaba antes Provincia del Socorro»3. nnnn. El propósito del estudio fue analizar la interrelación oooo. medicina, iglesia y estado, en la creación del lazareto de pppp. Boyacá, 1869-1916 a través de revisión de fuentes. qqqq. MATERIALES Y MÉTODOS rrrr.Este estudio histórico, se ejecuta en cuatro fases: ssss. 1. Establecimiento definitivo de fuentes (primarias y secundarias). tttt. 2. Crítica de fuentes (formal y de contenido). uuuu. 3. Análisis de la información (dos niveles). vvvv. 4. Divulgación. wwww. El proyecto se enmarca en la historia social de la xxxx. ciencia en Colombia. Investiga no sólo la historia de la yyyy. ciencia, sino las relaciones existentes entre ésta y el medio zzzz. social. Se desarrolla en el área de historia de la medicina aaaaa. y la salud pública, en momentos coyunturales en que la bbbbb. medicina se institucionaliza y desarrolla en el país, en ccccc. proceso de modernización, y aumenta su influencia en el ddddd. espacio social a través de la salud pública. eeeee. Se revisaron en Tunja los siguientes archivos y bibliotecas: fffff. Archivo regional de Boyacá: Fondos archivo eclesiástico, ggggg. Gobernación y Gemeroteca; Archivo Departamental; hhhhh. Archivo Arquidiócesis de Tunja; Museo de Historia iiiii. de la Medicina UPTC; Biblioteca UPTC. Fondo jjjjj. Posada; Biblioteca Departamental de Boyacá; Biblioteca kkkkk. Alfonso Patiño Roselli. lllll. Se revisaron en Bogotá documentos en la Biblioteca mmmmm. Nacional, Biblioteca Luis Ángel Arango, Archivo General nnnnn. de la Nación, Archivo Presidencia de la República, Biblioteca ooooo. Universidad Nacional. ppppp. Se clasificaron fuentes primarias y secundarias, regionales qqqqq. y nacionales en donde a finales del siglo XIX y principios rrrrr. del siglo XX, Boyacá aparece como una de las regiones de sssss. Colombia con mayor población, época de guerras civiles y ttttt. migraciones, caracterizada por una preocupación particular: uuuuu. la lepra. Enfermedad cuyo gran número de afectados, particular vvvvv. manejo y su relación con la guerra, la miseria y el hambre wwwww. que sufría el país; motivó la discusión, análisis y controversia xxxxx. por parte de: la medicina, el estado y la iglesia. Datos yyyyy. estadísticos de la época señalaban la lepra como un mal que zzzzz. se expandía peligrosamente por Colombia, y a Boyacá como aaaaaa. una de las regiones más afectadas: exageraciones que bbbbbb. llevaron a convertir a Colombia en una inmensa leprosería; cccccc. finalmente, tras la aparición de la primera estadística médica dddddd. y un diagnóstico bacteriológico, se reconoce que Colombia no eeeeee. es la primera potencia leprosa del mundo ni Boyacá un ffffff. inmenso lazareto, como se llegó a afirmar nacional e gggggg. internacionalmente.

la región colombiana con más municipios qqqqqqq. civiles. por hhhhhhh. pagado un tributo considerable a esta afección. estar ubicado allí el único lazareto colonial. Cundinamarca y los campesinos de Santander han wwwwww. y afirma que la lepra es una enfermedad mmmmmm. Sostiene el doctor Juan Bautista Montoya y Flórez. y sus consecuencias obligadas: alimentación insuficiente tttttt. la población de los departamentos azotados. referencias pertenecen a lo que Koyre llama «el mundo eeeeeeee.hhhhhh. del más o menos»6. sssssss. con 84 leprosos. Chiquinquirá. jjjjjjj. con Santander. Oiba. etc. Boyacá: rrrrrr. 36 Nº 4. Panamá con 11 y Bogotá con 10. la miseria. ratifica el origen no americano vvvvvvv. »4. de leprosos en Boyacá en la segunda mitad del siglo XIX bbbbbbbb. más severas en las clases proletarias»4. El Socorro con 20. incluye un gráfico titulado: «Época ccccccc. pues afirma que: «el mayor contingente lo dan yyyyyyy. aparecen 40 localidades del virreinato de la ggggggg. con 13. Lugar de nacimiento de los ddddddd. el hambre y nnnnnn. por eso los indios de Boyacá y vvvvvv. Buga. pues con dos leprosos aparecen otros cuatro rrrrrrr. Nacional de Medicina. iiiiiii.Montoya y Flórez. registrados. En el gráfico. que vincula con las guerras. de la enfermedad. Las xxxxxx. abundantes fuentes documentales. donde ubica los «indios» de qqqqqq. coloniales. el mundo de lo considerable. afecta por igual wwwwwww. Colombia Médica Vol. colonial de 1767 a 1809. La mayoría de las dddddddd. aparece la única población boyacense registrada nnnnnnn. de la aproximación. vestido escaso e inadecuado al uuuuuu.y patológica de Colombia». a todas las razas y se da en todas las alturas y en todos los xxxxxxx. 246 oooooo. con 3 a 5 leprosos aparecen seis municipios de Santander. expresidente de la Academia ttttttt. y defectuosa. de sí en las poblaciones producen siempre recrudescencias aaaaaaa. sigue Quito con 30. «Al numeroso de los habitantes se agrega la miseria ssssss. elefanciacos que figuran en los archivos nacionales eeeeeee. lllllll. zzzzzzz. que según el autor. población limítrofe y con intenso comercio ppppppp. San Gil. RESULTADOS Y DISCUSIÓN iiiiii. las clases bajas»5. climas. Cali. en su trabajo: «Geografía médica uuuuuuu. desaseo. médico jefe de la oficina central de lazaretos. ffffffff. 2005 (Octubre-Diciembre) pppppp. «las clases proletarias». el mundo del casi. oficialmente con leprosos al final de la Colonia: ooooooo. como Boyacá. es muy densa. No es porque no existan cccccccc. por la miseria y el hambre que dejan tras zzzzzz. clima. y primeros años del siglo XX. llllll. rural. especialmente nuestras guerras yyyyyy. Barichara y Curití. de las siniestras y . Grandes son las dificultades para establecer el número aaaaaaaa. en 1909. Nueva Granada. bbbbbbb. que registra los últimos 42 años fffffff. municipios de Santander. aparecen Mompox. mmmmmmm. y con dos. Luis Cuervo Márquez. Con 5 a 10 leprosos kkkkkkk. Cartagena ocupa el primer lugar. calamidades públicas. jjjjjj. que kkkkkk.

Junta Central de Higiene. completa de los elefancíacos que existan7.país. suficiente para aceptar las cifras que figuran en sssssssss.alarmantes: En 1890. médico tunjano Pablo García Medina. sólo cubrió la ssssssss. cada Distrito. vvvvvvvv. de hhhhhhhh. A falta de estadísticas sobre el número de leprosos del uuuuuuuuu. xxxxxxxx. sin obtenerlos.345 leprosos en el país4.lepra en el departamento. centenares y de los miles.gggggggg. una información confiable hasta el siglo XX. país del dolor». afectados por la lepra en Boyacá. encuesta es contestada por «personas legas en las mmmmmmmmm. ellos»10. 2. entre 1889 y 1891.concluye que con la encuesta no puede levantarse una qqqqqqqqq. » ha tomado «un desarrollo rápido y considerable bbbbbbbbb. del ya Departamento de Boyacá. en 1869. Como en muchos Distritos no había médicos. que no solamente no contestan con nnnnnnnnn. eeeeeeeee. médica oficial. . los Espantos… si desde ahora no se toman medidas dddddddddd. sin consolidarse mmmmmmmm. que se desarrolla en Europa en llllllll. el impreciso mundo de los iiiiiiii. desconsoladoras proporciones. leprosos en el país entre 1905 y 1908. razón por la cual iiiiiiiii. ». reclama que ggggggggg. El Secretario de Gobierno. La estadística médica. sino que entran en disertaciones difusas. publica en 1909. las cantidades deplorables. en 1889. dando un total de tttttttt. que la ccccccccc. cuarta parte de la población colombiana sería leprosa: aaaaaaaaaa. En 1872. Presidente Rueda. habla el Presidente del wwwwwwww. ttttttttt. que a petición del Ministerio de Gobierno. encargado por la rrrrrrrr. de lepra Adriano Páez.urgentes medidas. ooooooooo. para que contesten sobre el número de kkkkkkkkk. leprosos9. kkkkkkkk. tiempo premoderno. ordena a los Prefectos «la formación de una estadística yyyyyyyy. en términos ya deplorables»8. »11. elefancia: «ha invadido algunas poblaciones del Estado ddddddddd. la lllllllll. si no se toman yyyyyyyyy. ciencias médicas.desde el año anterior había solicitado datos acerca de la hhhhhhhhh. De «un número considerable de infortunados». lo que le espera a la nación. totalmente extrañas al asunto que se trata». con la elaboración del primer censo de pppppppp. envía una encuesta dirigida a los médicos residentes en jjjjjjjjj. cuyos resultados qqqqqqqq. los cálculos que se divulgan son cada día más vvvvvvvvv. de las fabulosas cifras. previo a la jjjjjjjj. tarda en desarrollarse en el país.precisión. el siglo XIX. Colombia al finalizar el siglo XX será presa del Rey de cccccccccc. pues el anterior censo. enfermo wwwwwwwww. declara en 1880. defensivas contra ese Atila de la más horrible especie eeeeeeeeee. El nnnnnnnn. afirma que la «espantosa enfermedad aaaaaaaaa. La junta ppppppppp. en circular al Gobernador fffffffff. La Junta Central de Higiene. consigna en su obra «Viaje al xxxxxxxxx. inicia la estadística oooooooo. estadística «puesto que los informes no dan la garantía rrrrrrrrr. uuuuuuuu. el periodista y poeta tunjano. «Calculo que la cuarta parte de la población de bbbbbbbbbb. el zzzzzzzz. Estado. matematización de la modernidad. la zzzzzzzzz. mitad de los municipios colombianos. y pronostica que para el año 2000.

exagera sobre el número de leprosos. se publica una lllllllllll. Colombia Médica Vol. que informa 76 leprosos: «casi en su totalidad son eeeeeeeeeee. desarrollo que ha tomado entre los habitantes de la bbbbbbbbbbbb. sociedad»15. gentes pobres». carta dirigida al Obispo de Tunja. algunos estadistas afirman que una décima dddddddddddd. ». 247 gggggggggg. yyyyyyyyyy. parte de la población de los departamentos de . y la libertad en que éstos viven» autoriza una nnnnnnnnnn. considerando iiiiiiiiii. vendrá a quedar convertido en un inmenso lazareto… uuuuuuuuuuu. Boyacá. de la lepra». Cauca y Antioquia el contacto con los mmmmmmmmmm. a finales de 1894. República y señaladamente en el interior. Boyacá quedará convertido «en un inmenso lazareto» ooooooooooo. serán las personas alentadas las que tendrán que sssssssssss. número de elefancíacos que hay actualmente en ccccccccccc. 2005 (Octubre-Diciembre) hhhhhhhhhh. donde los sanos serán los que tendrán que «secuestrarse»: ppppppppppp. enfermedad. en 1896. al extrapolar alegremente lo hhhhhhhhhhh.ffffffffff. tarde. la terrible cccccccccccc. donde también se mmmmmmmmmmm. y pasa el Gobernador a ggggggggggg. teniendo Guacamayas la tercera parte fffffffffff. kkkkkkkkkkk. casi todas las poblaciones están llenas de elefanciacos vvvvvvvvvvv. urgente: «dictar medidas eficaces que impidan la propagación jjjjjjjjjj. ddddddddddd. el mismo Gobernador. Más o menos cuatro años más tttttttttt. en el Atlántico o el Pacífico: «reúne mayores pppppppppp. Próspero Pinzón. En 1892. donde «hay poblaciones que ya son verdaderos wwwwwwwwww. en 1891. afirma que la lepra se ha propagado con rapidez en vvvvvvvvvv. no haber recibido aún ciertos datos pedidos a los aaaaaaaaaaa.. leprosos. en yyyyyyyyyyy. «la elefancia se ha desarrollado entre nosotros en qqqqqqqqqqq. «centenares de desgraciados acometidos de la lepra ssssssssss. secuestrarse de la sociedad. La lepra: «predomina en las provincias xxxxxxxxxx. Prefectos. xxxxxxxxxxx. que produce en las poblaciones de Cundinamarca. ventajas para la fundación de un lazareto»12. Tundama y Ricaurte»13. lazaretos». 500 enfermos en el Departamento»14. hacer cálculos aproximados.. 36 Nº 4. circular a los curas de las parroquias. Sólo tiene datos de la Provincia de Gutiérrez. comisión científica que informe: «cuál de las islas nacionales oooooooooo. llllllllll. de los leprosos de la Provincia. Tundama hay más de 50 elefanciacos: «Es ya alarmante el aaaaaaaaaaaa. promedio de 50 elefanciacos por provincia. sostiene que en zzzzzzzzzzz. no sólo de las clases bajas sino de las de la alta wwwwwwwwwww. Tolima. qqqqqqqqqq. en 1895. uuuuuuuuuu. Boyacá». del Norte. El Presidente de la República. El Prefecto de la Provincia de Tundama. resultan jjjjjjjjjjj. que sucede en una provincia a las otras: «Si se acepta un iiiiiiiiiii. terrible y contagiosa». pues afirma que nnnnnnnnnnn. con el fin de «cesar la alarma kkkkkkkkkk. El Gobernador confirma la falta de estadísticas: «por zzzzzzzzzz. Boyacá. proporciones alarmantes… dentro de pocos años rrrrrrrrrrr. no puedo deciros con precisión cuál es el bbbbbbbbbbb. el Gobernador de Boyacá afirma que existen rrrrrrrrrr. En el Revisor Católico. porque el Departamento ttttttttttt.

se ooooooooooooo. contar su llegada al lazareto. Boyacá y Santander que alcanzan a 1‘000. rrrrrrrrrrrr. nombrar». oooooooooooo. el que nuestra patria se convierta en un inmenso aaaaaaaaaaaaaa. entre las que se encuentran el presbítero Leopoldo qqqqqqqqqqqqq. recomienda fffffffffffff. urgencia. libremente entre los sanos… si esto hubiera de continuar mmmmmmmmmmmm. Capellán de los lazaretos del país. época en que se encarga de liderar el yyyyyyyyyyyy.de leprosos17. espantan. con otras 21 personalidades ppppppppppppp. mmmmmmmmmmmmm. Vicepresidente en ejercicio del Poder Ejecutivo. Carlos Cuervo Márquez. el padre Rabagliati ccccccccccccc. «mayor número que en el resto de .Colombia Médica Vol. Medina. Al año siguiente. será el primer salesiano en viajar ssssssssssss. que la salvemos del terrible mal que nos amenaza. habitantes es leprosa. Rabagliati y Juan Manuel Restrepo. de uno por cada mil habitantes». «Apóstol de los Leprosos»18. respondiendo a una invitación del nnnnnnnnnnnnn. en ttttttttttttt. al hablar de la lepra. Kopp. quien preside la reunión: «con uuuuuuuuuuuuu. bbbbbbbbbbbbb. Bogotá. el fin de decidir si en Colombia hay suficiente caridad. habla de «proporciones siniestras» en el número qqqqqqqqqqqq. que ddddddddddddd. aprueba la iniciativa del padre Rabagliati y pide a las iiiiiiiiiiiii. «En Bogotá. autoridades su apoyo para «echar las bases de un jjjjjjjjjjjjj. 248 yyyyyyyyyyyyy. así en pocos años la población toda de Colombia formaría nnnnnnnnnnnn. otros dicen que no baja de 30. 50 elefanciacos lo que da una proporción aproximada jjjjjjjjjjjj. patriotismo e instinto de la propia conservación. Caro. rrrrrrrrrrrrr. 139-140) afirma el General bbbbbbbbbbbbbb.» (Ortega.eeeeeeeeeeee. médico boyacense y Leo S. el número de elefancíacos… Son sin duda exagerados hhhhhhhhhhhh.una inmensa leprosería»16. reúnen en la casa de Rafael Reyes. estos cálculos… en la provincia del Tundama hay más de iiiiiiiiiiii. El padre Miguel Unía. palabras del General Reyes. sssssssssssss. en nombre de la iglesia y la patria. Reyes que según la última estadística existen en Colombia cccccccccccccc. 1938. 36 Nº 4. para wwwwwwwwwwwww. hhhhhhhhhhhhh. Terminada la guerra civil de 1895. donde trabaja hasta su xxxxxxxxxxxx. la alarmante propagación de la lepra en lllllllllllll. industrial alemán. tiemblan de miedo y no quieren ni oírla vvvvvvvvvvvv. el Prefecto de la Provincia de Ricaurte.600 gggggggggggg. 2005 (Octubre-Diciembre) zzzzzzzzzzzzz. que dista tan poco de tttttttttttt. muerte en 1895. lazareto. y es xxxxxxxxxxxxx. exMinistro del Tesoro. ya que los leprosos: «viven llllllllllll. El 21 de julio de 1895.» Miguel Antonio ggggggggggggg. Carlos Calderón Reyes.250 leprosos. a Agua de Dios. a este azote espantoso». se imprime y reparte por todo el país. en circular a los pppppppppppp. y conocido como aaaaaaaaaaaaa. ¡ave María! se uuuuuuuuuuuu. General Reyes. 27. en 1896. manifiesta el padre Unía a sus superiores al wwwwwwwwwwww. Y agrega: «no hay temor kkkkkkkkkkkk. lazareto nacional. Bernardino Medina Calderón. varias comarcas del territorio»18. p. dicta una conferencia sobre el gran lazareto nacional. El Arzobispo de eeeeeeeeeeeee.alcaldes. estos infelices. tema de los leprosos el padre Evasio Rabagliati. «encarecidamente tan santa empresa. nombrado zzzzzzzzzzzz.000 de ffffffffffff. vvvvvvvvvvvvv. cual lo demanda con carácter de kkkkkkkkkkkkk.

000 leprosos están diseminados hhhhhhhhhhhhhhh. tercera parte del total nacional. número de leprosos que llegaron a convertir a Colombia. excepción de unos 3. se llllllllllllll. y entusiasta del clero y de las sociedades de beneficencia gggggggggggggg. hay en el país. huye de los focos de infección y de muerte»19. resto. quince millones de lazarinos»19. como soberana. dentro de un siglo. los colombianos se conmuevan y ayuden con dinero para nnnnnnnnnnnnnn. de la que hacen parte kkkkkkkkkkkkkk. Las cifras de leprosos siguen creciendo: en 1896.000 oooooooooooooo. calculado por él en 30. Por todo lo anterior. eeeeeeeeeeeeee. aaaaaaaaaaaaaaaa. es decir. aumenta la «pavorosa catástrofe. gran Lazareto afirma que es necesario que a los leprosos vvvvvvvvvvvvvvv. enfermos en 1796 hay cinco mil en 1896. leprosos y ascendería a millones a finales del siglo XX. privilegiada. qqqqqqqqqqqqqqq. del mundo»4. la lepra «dominará muy pronto nnnnnnnnnnnnnnn. vvvvvvvvvvvvvv. por muchos aspectos ooooooooooooooo. ». 30. iiiiiiiiiiiiii.000 leprosos existentes en el país.000 leprosos en Boyacá. hoy se cuentan 30. advirtiendo que si no se hace un mmmmmmmmmmmmmmm. amenazada. libre roce con los sanos»19. lo que equivaldría a la yyyyyyyyyyyyyyy. que son enfermos xxxxxxxxxxxxxx. invasión de la lepra»19. esfuerzo sobrehumano.dddddddddddddd. están aislados. apenas reunidos. enfermos de lepra. período de incubación? Imposible saberlo»19. «se les prohíba y se les impida el libre comercio y el wwwwwwwwwwwwwww. no aislados. dirige una circular al país. y los invita a conformar una junta. huirán las naciones y las gentes. llega al máximo de la exageración en las cifras. el autor: . lo que yyyyyyyyyyyyyy. por todo el país se constituye un peligro iiiiiiiiiiiiiii. solucionar el «flagelo» que ascendió en un siglo a 30. Rabagliati y varios médicos.000 leprosos en el país no ddddddddddddddd. sssssssssssssss.000… por cada diez ssssssssssssss. se mantuviere la misma proporción: «el número de qqqqqqqqqqqqqq. evidentes. y ponen en peligro a la población sana: «con eeeeeeeeeeeeeee. la formidable calamidad zzzzzzzzzzzzzz. 60 individuos. la Junta Directiva del uuuuuuuuuuuuuuu. y Contratación. nación ninguna en el mundo que esté tan gravemente kkkkkkkkkkkkkkk. lazarinos que había en el país hace cien años era de rrrrrrrrrrrrrr. gravísimo para los sanos»19. con el fin de recaudar fondos para la fundación hhhhhhhhhhhhhh. el crecimiento en la misma proporción resultarían uuuuuuuuuuuuuu. si pppppppppppppp. Frecuentes y repetidas son las exageraciones sobre el rrrrrrrrrrrrrrr. Para la Junta: «no hay jjjjjjjjjjjjjjj. el ggggggggggggggg. Agregan los miembros de la junta. a nivel internacional. La junta asegura que 25. de 10. de la lepra» en Colombia: «¿Cuántos individuos aaaaaaaaaaaaaaa. En una tesis de Medicina del año 1897. del gran lazareto nacional18. en asocio de Rabagliati y «con la colaboración decidida ffffffffffffff. para que mmmmmmmmmmmmmm. en «la primera potencia leprosa ttttttttttttttt. que además de los wwwwwwwwwwwwww. cuando la Junta del Gran Lazareto. ya contaminados por el Lázaro en bbbbbbbbbbbbbbb.. como se ppppppppppppppp. América y de Europa». Rabagliati habla de un total xxxxxxxxxxxxxxx. ccccccccccccccc. y de esta región.000 zzzzzzzzzzzzzzz.. existen numerosos lazarinos latentes. como lo está Colombia de la universal lllllllllllllll. siguiendo tttttttttttttt. más de 25.000 que habrá en Agua de Dios fffffffffffffff. jjjjjjjjjjjjjj.

publica su trabajo jjjjjjjjjjjjjjjj. en 1899.000 y 30. aseguraba. la prostitución en Colombia: «porque la mujer que se ssssssssssssssss.000 leprosos21. El doctor Azuero pide reglamentar rrrrrrrrrrrrrrrr. menos se piense Colombia será una inmensa leprosería ooooooooooooooooo. Barreneche.000. iiiiiiiiiiiiiiii. como el más leproso de Europa: «no quiso absolutamente kkkkkkkkkkkkkkkkk. 249 qqqqqqqqqqqqqqqqq. vvvvvvvvvvvvvvvv. insistencia en el aislamiento de los enfermos. poco más de 4 millones de habitantes»22. ». aparece Colombia como el país con más casos de lepra en yyyyyyyyyyyyyyyyy. que casi no hay nada en la tierra o debajo del xxxxxxxxxxxxxxxx. de 1901. «el mundo del más o menos». Noruega. país nada tropical. habla de 20. vvvvvvvvvvvvvvvvv. cielo que no haya sido mirado como causa de la lepra. ha entregado a un leproso. ¿Cuál será el oooooooooooooooo. que se uuuuuuuuuuuuuuuuu. de Santander por un individuo que había ido a temperar eeeeeeeeeeeeeeee. 1898. y confirma lo que A. Hansen. «hablando del Valle de Tenza dice que hacía 60 años cccccccccccccccc. trabajos sobre la lepra. creer que pudiera haber un número tan extraordinario lllllllllllllllll. Estado a causa de la Guerra de los Mil Días. al tiempo que manifiestan su hhhhhhhhhhhhhhhh. donde se refiere a las «desconsoladoras llllllllllllllll. «Cuando nnnnnnnnnnnnnnnnn. sostenía el académico de la medicina Lombana ppppppppppppppppp. El académico Roberto Azuero. La cifra se ddddddddddddddddd. aumentó sin sustento estadístico hasta 50. fechado en kkkkkkkkkkkkkkkk. Los médicos contribuyen a la exageración ffffffffffffffff. la elefancia era desconocida allí y que fue importada dddddddddddddddd. La imagen de miles de leprosos abandonados por el ttttttttttttttttt. En 1898. Colombia como «la primera potencia leprosa del mundo fffffffffffffffff. wwwwwwwwwwwwwwww.«Lepra griega y lazaretos circunscritos». forma epidémica a poblaciones enteras. estima el número de leprosos en Colombia bbbbbbbbbbbbbbbbb.bbbbbbbbbbbbbbbb. en comparación con los 600 leprosos existentes en iiiiiiiiiiiiiiiii. que está prodigando la lepra a todo aquel que uuuuuuuuuuuuuuuu. a Colombia en el mapamundi estaba señalada con una . Boyacá y Santander: «donde ha azotado casi bajo nnnnnnnnnnnnnnnn. »21. Hansen. ». en el número de leprosos. yyyyyyyyyyyyyyyy. de elefancíacos en una nación que apenas tiene mmmmmmmmmmmmmmmmm. el médico Nicanor aaaaaaaaaaaaaaaaa. consideraba el número «fabuloso hhhhhhhhhhhhhhhhh. Colombia Médica Vol. que había sido calificado jjjjjjjjjjjjjjjjj. en la Exposición de París. todo el continente americano: «la parte correspondiente zzzzzzzzzzzzzzzzz. 36 Nº 4. incautamente cae en sus garras»20. xxxxxxxxxxxxxxxxx.si no se dictan prontas y enérgicas medidas qqqqqqqqqqqqqqqq. se internacionalizó rápidamente. en Moniquirá. Abraham Aparicio. porvenir de la nación partiendo del principio del pppppppppppppppp. Continúa al final del siglo XIX y primeros años del XX zzzzzzzzzzzzzzzz. el primero en describir el bacilo de la lepra. 2005 (Octubre-Diciembre) rrrrrrrrrrrrrrrrr. ggggggggggggggggg. entre 20. en Francia. en Guayatá»4.proporciones» que ha alcanzado la lepra en mmmmmmmmmmmmmmmm. quedando eeeeeeeeeeeeeeeee. contagio. es una vacunadora ambulante tttttttttttttttt. con la publicación de sus gggggggggggggggg. de secuestración?»20. encontraban deambulando por los caminos de Colombia. A. el también médico ccccccccccccccccc.000 individuos21. XX. Insignares. En el primer año del siglo wwwwwwwwwwwwwwwww. en 190323. sssssssssssssssss.

wwwwwwwwwwwwwwwwwww. humanidad». por A. Poder Ejecutivo y la Nación entera se unan… con el vvvvvvvvvvvvvvvvvv. demostró en el Departamento del iiiiiiiiiiiiiiiiiii.000 a 1. de cálculo los 19 enfermos presentados en Popayán mmmmmmmmmmmmmmmmmmm. ferrocarril o que la educación pública. asunto es para mi país más importante que el papelmoneda. encontrando así ocasión de rectificar la opinión que. «que por extensión y analogía». que la instrucción kkkkkkkkkkkkkkkkkk. 10. y solamente comparable llllllllllllllllll. como elefanciacos al eminente leprólogo. gran mancha amarilla. médico francés realizadas en el Departamento del Cauca uuuuuuuuuuuuuuuuuuu. el país más atacado por la lepra»25.000 leprosos a que bajó la cifra de ppppppppppppppppppp.000 después de la excursión al norte del señor qqqqqqqqqqqqqqqqqqq. el Presidente Rafael Reyes manifiesta que la dddddddddddddddddd. problema que se ffffffffffffffffff. Hansen. eeeeeeeeeeeeeeeeeee. dilema es acometer y coronar esta obra en la forma nnnnnnnnnnnnnnnnnn. anteriormente había expresado de que Colombia era fffffffffffffffffff.aaaaaaaaaaaaaaaaaa. Conclusiones del ttttttttttttttttttt. número de leprosos: «Aunque el mal ha tomado en aaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Presidente de la Junta Central. boyacenses: «El promedio hallado por el señor Presidente yyyyyyyyyyyyyyyyyyy. Afirma el Señor Presidente Reyes: «este iiiiiiiiiiiiiiiiii. recomendado hhhhhhhhhhhhhhhhhhh. médico francés experto en lepra. llegado el momento de que el Poder Legislativo. o que Colombia sea dentro de pocos años una oooooooooooooooooo. sea la cuarta parte de los presuntos». el uuuuuuuuuuuuuuuuuu. el Presidente Reyes envía al rrrrrrrrrrrrrrrrrr. de nuestros 5.500 leprosos verdaderos. como de tierra maldita»25. qqqqqqqqqqqqqqqqqq. o sssssssssssssssssss. opinión del doctor Sauton sobre la exageración en el zzzzzzzzzzzzzzzzzz. mayor que en otras naciones tropicales. Congreso una circular urgente con el fin de «extirpar la ssssssssssssssssss. podemos deducir que ooooooooooooooooooo. jjjjjjjjjjjjjjjjjj. estudio que ha hecho en el Cauca el doctor Sauton… ddddddddddddddddddd. objeto de acometer la obra nacional de extirpar la wwwwwwwwwwwwwwwwww. pública y que cualquier otro. para toda la República. no es en él bbbbbbbbbbbbbbbbbbb. cccccccccccccccccc. en sus investigaciones de las provincias del . debía solucionar prontamente o sino Colombia se convertirá gggggggggggggggggg.000 leprosos xxxxxxxxxxxxxxxxxxx. en «una inmensa leprosería de la cual huirá la hhhhhhhhhhhhhhhhhh. como la gran leprosa del bbbbbbbbbbbbbbbbbb. lazaretos». lepra» por medio del aislamiento de los enfermos: «ha tttttttttttttttttt. Se desvanecen rápidamente los 10. aplican rápidamente a Boyacá: «Si tomamos como base lllllllllllllllllll. inmensa leprosería de la cual huirá la humanidad pppppppppppppppppp. que los ferrocarriles. cuales solamente cinco lo eran. a la conservación de la paz… El mmmmmmmmmmmmmmmmmm. leprosos era muy exagerada. ggggggggggggggggggg. nuestro país proporciones alarmantes. En septiembre de 1904. en su importancia. En 1904. se juzgan idénticas vvvvvvvvvvvvvvvvvvv. continente americano»24. Sauton. lepra es un problema más importante para el país que el eeeeeeeeeeeeeeeeee. lepra por medio del aislamiento de los enfermos en xxxxxxxxxxxxxxxxxx. aproximado de 1. quedaría un número rrrrrrrrrrrrrrrrrrr. y de los nnnnnnnnnnnnnnnnnnn. Comunica el Presidente a los congresistas la yyyyyyyyyyyyyyyyyy. Cauca que la estadística que se manejaba sobre los jjjjjjjjjjjjjjjjjjj. dicha. según el ccccccccccccccccccc. Los mismos cálculos se kkkkkkkkkkkkkkkkkkk.

esos tiempos? En el diagnóstico diferencial de la lepra se ggggggggggggggggggggg. es de veinte en bbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. el doctor Miguel Canales. cifra alarmante de 3000. una enfermedad «de la miseria». 36 Nº 4. sarcoidosis. acompañada con tubos capilares y xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. afectados»4. incluyen hoy desde cicatrices hasta diversas enfermeda250 hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. eeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. linfa y mucus nasal de las personas sospechosas de lepra.. láminas de vidrio para que los médicos envíen muestras de yyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. tan frecuentes en estos rrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. Tundama. Gutiérrez. creado ese año en Bogotá4. leishmaniasis. neurofibromatosis. Ricaurte. para construcciones y para sostenimiento de aquellos gggggggggggggggggggg. envía una circular a wwwwwwwwwwwwwwwwwwww. de sífilis o de qqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. Quédale aún por recorrer la provincia cccccccccccccccccccc. por las guerras civiles «hizo aumentar el número de rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. ccccccccccccccccccccc. de Oriente. con la mmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. tumores lllllllllllllllllllll. ssssssssssssssssssss. con el objeto de poder hacer un diagnóstico microscópico aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. lazaretos del Ministerio de Gobierno. mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. Centro. de nervios periféricos y vitiligo26. hhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. Pablo García Medina. que es más frecuente ppppppppppppppppppppp. los gobernadores. médico adjunto a la sección de vvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. me induce a pensar que esas pretendidas estadísticas oooooooooooooooooooo. en 1906. se hallarían casi invadidos por la lepra. solo lazareto y los miles de millones de pesos en caja ffffffffffffffffffff. 2005 (OctubreDiciembre) iiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. Sobre los leprosos de Colombia afirmaba el doctor iiiiiiiiiiiiiiiiiiii. linfomas. Sólo hasta el año 1906. Sugamuxi. son fácilmente confundidas con la lepra: «A ser ciertos kkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. En respuesta a la circular de García Medina. morfea. hoy el fantasma aquel de los diez mil leprosos en un eeeeeeeeeeeeeeeeeeee. zzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. »25. uuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. en el laboratorio central de lazaretos. pitiriasis. según afirmaba el doctor Sauton. son exageradas. escleroma. que se confunden con la lepra»25. los rumores públicos. nevus. lo cual viene felizmente a desvanecer dddddddddddddddddddd. 4000. 65 leprosos habitan el Valle de Tenza y no sssssssssssssssssssss. cuando se . cada población. granulomas. como lepra. leprosos a individuos atacados de sarna. Sostiene que la lepra es ooooooooooooooooooooo. se observa en el país el intento tttttttttttttttttttt. bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. aquellas múltiples dermatosis. que muchas personas padecen enfermedades que jjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. lupus. en los labriegos y que «el movimiento de gentes» ocasionado qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. Colombia Médica Vol. oficial de realizar un diagnóstico bacteriológico de la lepra. 5000 leprosos! Todo nnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. ¿Cuántas enfermedades fueron diagnosticadas equivocadamente ddddddddddddddddddddd. eritema nodoso. climas. Sauton. que ha explorado hasta hoy. contesta nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. los mil que se afirmaban dos años atrás. des como dermatitis atópica. al no contarse con un diagnóstico bacteriológico preciso en fffffffffffffffffffff. y que a menudo se considera como pppppppppppppppppppp.. Occidente y aaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. de la enfermedad. algunos departamentos de Colombia llllllllllllllllllll.zzzzzzzzzzzzzzzzzzz.

indoctos en la materia y que a diario se publican en eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. mil elefanciacos en toda la Nación»4. y advierte sobre los problemas causados por la exageración aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. tras la aparición de una publicación en un ggggggggggggggggggggggg. diario de Nueva York. lo que procede de Colombia»4. lamenta yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. mirándose con recelo uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. Julio Manrique. El iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. teñido con rojo. el 4 de agosto de 1906. los datos exagerados en demasía.» Agrega el doctor Manrique. «Ya el nombre de yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. ya calcula una cifra global de sólo: «cuatro a seis bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. que exporta el país estuvieran contaminados con el bacilo: ssssssssssssssssssssss. que afirmaba hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. país agroexportador. que ni en la India. porque el exagerado número de qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. colombianas temen que los mercados europeos y wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww. comisionado especial a Noruega para estudiar la organización xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. leprosos de Colombia y la posibilidad de que los productos rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. médico jefe de los lazaretos nacionales. vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. las Islas Sandwich. Presidente Reyes. nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. norteamericanos se cierren a los productos colombianos xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx.ttttttttttttttttttttt. pidiendo que el . nuestro país está hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. Colombia se hace preocupante para las autoridades de un pppppppppppppppppppppp. causa fuerte reacción del Presidente fffffffffffffffffffffff. es tan grande ni de color tan subido como la mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. en 1906. una circular a todos los embajadores y cónsules de Colombia. con relación a nuestros frutos. que cuenta con miles de leprosos. color escogido para marcar la abundancia iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. libros y periódicos extranjeros… En los mapas que ffffffffffffffffffffff. suministrados por dddddddddddddddddddddd.000 leprosos en Colombia. preocupado por el efecto que estaban jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. colombiano era sinónimo de elefancíaco18. Exportadores y autoridades vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. la falta de una estadística oficial de leprosos en Colombia zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. de la enfermedad. por miedo al contagio de la Lepra21. ni en kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. indican la distribución de la lepra en el mundo y que gggggggggggggggggggggg. Montoya y Flórez. sufriendo real y verdaderos problemas causados por cccccccccccccccccccccc. envía lllllllllllllllllllllll. sin contar con una estadística aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. como wwwwwwwwwwwwwwwwwwwww. millones de habitantes. La exageración sobre leprosos en Colombia alcanza la ddddddddddddddddddddddd. de los hospitales de leprosos. increíble cifra «de más de 60. Reyes. ni en Hawai: «la mancha que estigmatiza llllllllllllllllllllll. El doctor zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. que marca nuestro país»4.oficial.000» en un país de 5 eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. «en demasía» en la cifra de leprosos: «el país está bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. «empieza a causar pánico en los mercados europeos tttttttttttttttttttttt. que existían más de 60. ccccccccccccccccccccccc. pretendía construir allí el Lazareto de Boyacá. Finalizando 1906. que atribuye al padre Evasio Rabagliati. el doctor Julio Manrique Convers. mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. leprosos. figuran en todas las obras clásicas. presenta un informe al Ministerio de Gobierno. causado la imparables exageraciones en el número de kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. La noticia de tan alarmante situación de la lepra en oooooooooooooooooooooo. acompañado de un concepto del doctor Julio Manrique.

que el diagnóstico de la lepra en Colombia se está comprobando . Diciembre) Colombia Médica Vol. con yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. países tropicales: «La lepra aquí. Presidente de la República. lazaretos de Colombia. nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. que en muchos de aquellos el número de leprosos. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. muchas enfermedades fueron eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. y asegura que la lepra es una enfermedad común en los tttttttttttttttttttttttt. El Presidente Rafael Reyes pide a embajadores y cccccccccccccccccccccccc. debe pagársele la inserción» 18. En el documento anexo. señor doctor Julio Manrique. a ustedes un ejemplar de la rectificación que el rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. que no somos «el país del mundo en donde hay eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. Courríer des Etats Unís de Nueva York… respecto de uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. podría detener la inmigración que viniera al país». a fin de corregir por este medio jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. Para el doctor Manrique. hace a la aseveración de Le ttttttttttttttttttttttt. la inmigración. en todos los países tropicales… pudiéndose asegurar xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. Colombia. en los diarios locales» y al cónsul en Nueva York xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. 2005 (Octubre- aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. es muy superior al bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. 251 zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. diagnosticadas como lepra sin serlo. pide: «enviar al presidente las reproducciones hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. especie que nos ha causado inmensos males. asevera que no hay más de 4. acompaña qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq.ooooooooooooooooooooooo. estas exageraciones causan problemas al país y detienen gggggggggggggggggggggggg. con la rectificación del doctor Manrique «exigiéndole zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. médico jefe de los sssssssssssssssssssssss. abundantemente. pues ffffffffffffffffffffffff. Colombia. los casos en la clase rica… existe en Colombia como wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww. el error que se ha cometido al afirmar que Colombia kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk.» ddddddddddddddddddddddddd. y son raros vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. relación a la masa de población. Deja constancia fffffffffffffffffffffffff. El presidente encarga… hacer publicar dicha rectificación wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww.000 leprosos en pppppppppppppppppppppppp. uno por mil. y que mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. que la publique. para hacer un folleto de ellas y hacerlo circular iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. es el país del mundo en donde hay más leprosos. en el mayor número de periódicos. Afirma el doctor Julio qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. Manrique que la lepra ataca a los pobres y que no hay rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. ataca de preferencia la clase desvalida. que es el porcentaje de enfermos en ccccccccccccccccccccccccc. cónsules colombianos publicar la rectificación que demuestra dddddddddddddddddddddddd. más leprosos». nacionales. 36 Nº 4. y si no quisiere hacerlo gratuitamente. uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. el médico jefe de los lazaretos oooooooooooooooooooooooo. casos de lepra en las familias de los ministros colombianos ssssssssssssssssssssssss. como en todas partes. periódico rectifique: ppppppppppppppppppppppp. llllllllllllllllllllllll. vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. «Rafael Reyes. la mayor parte aislados18. le recomienda dirigir una nota a la dirección del periódico yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. que en Colombia hay más de sesenta mil elefancíacos.

sospechosos. pppppppppppppppppppppppppp. como médico jefe de los lazaretos nacionales. 48 simplemente eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. con respecto a las exageraciones de leprosos existentes vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. leprosos confirmados por el microscopio». Dios. xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. al médico cubano wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww. terror que se le tiene a la enfermedad y la ligereza con jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. que presenta Montoya y Flórez al Ministro zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. que discrimina en 6 provincias: Tenza. «El error entre nosotros estriba es el excesivo iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. 84. ». estaban atacados de la enfermedad»18. desde el punto de vista clínico y 46 ffffffffffffffffffffffffff. esperando el seguro contagio de la enfermedad»4. 30. y Centro. trescientos cincuenta y seis enfermos vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. «tierra de los leprosos». Manuel F. de los cuales dddddddddddddddddddddddddd. permanecían forzosamente recluidos en el lazareto. lazareto de Agua de Dios. 66. podido obtener. Tras examinar a las personas que recibían bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. raciones oficiales en el lazareto. ubicado en el mundo de la aproximación. iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. Los datos poco tienen de precisos. la lepra en tan sólo 16. Director del Hospital de San Lázaro . de 1907. leprosos en el país. Agua de Dios. que menos de la cuarta parte de los enfermos que nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. Sin embargo las cifras de leprosos colombianos en los rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. aparecieron 186 exentos de lepra. según los datos oficiales que he uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. ppppppppppppppppppppppppp. no ooooooooooooooooooooooooo. qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. aunque rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr.4% de los examinados no es leproso. que da un total de sssssssssssssssssssssssss. de Gobierno. el Departamento. Agrega Montoya y Flórez: «se han devuelto miembros nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. 356 leprosos en Boyacá: «Aproximadamente existen en ttttttttttttttttttttttttt. en 1907. qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. hasta llegar a la exagerada cifra de cien mil tttttttttttttttttttttttttt. Occidente.4% de los que recibían llllllllllllllllllllllllll. los cuales oooooooooooooooooooooooooo. raciones oficiales por ser leprosos aislados en Agua de mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. pues se confirma bacteriológicamente kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. En el informe de la sindicatura del Lazareto de Boyacá. reputados como leprosos.ggggggggggggggggggggggggg. algunas de las muchas enfermedades que próxima o lllllllllllllllllllllllll. son sospechosos. Toca el honor de dar el «do de pecho» uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. existe un dato oficial más numérico. útiles a la sociedad y a las familias. en el informe sobre yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. examinó en el Cauca. Alfonso. «las más de las veces» mediante examen bacteriológico: hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. gggggggggggggggggggggggggg. consigna: «la cifra de cccccccccccccccccccccccccc. 327. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. individuos examinados ascendió a 280. la cual se declaraba leproso a cualquiera que sufriera kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. Márquez. remotamente se parecen a la lepra… Sauton encontró mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. escenarios internacionales siguen con su crecimiento desmesurado ssssssssssssssssssssssssss. y que 48 individuos jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. 74. encuentra que 186. es decir. y Neira. en Colombia. 60. De los 280 presuntamente leprosos aislados en el hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. Ricaurte wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww.

que dedica a Reyes. expide rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. celebrada en el año zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. pero se iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. impedir su propagación «reduciendo a colonias o vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. ddddddddddddddddddddddddddd. de habitantes. le llama mucho la atención el curioso hecho de que. el retiro del país de hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. a ggggggggggggggggggggggggggg. se disgusta y distancia de Rabagliati. lazaretos a los individuos atacados de ella». se aumente «con imperdonable imprevisión» hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. nosotros. pública la presencia y propagación de la lepra en ttttttttttttttttttttttttttt. a eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. la Ley 14 de 1907. cuenta con cerca de cien mil leprosos ccccccccccccccccccccccccccc. y mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. así como tampoco: «entre los cccccccccccccccccccccccccccc. Al doctor José María Ruiz ffffffffffffffffffffffffffff. disgustado por las noticias lllllllllllllllllllllllllll. kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. que reza: «Considerase como calamidad sssssssssssssssssssssssssss. Reyes recibe la contestación afirmativa del Superior ooooooooooooooooooooooooooo. que: «Colombia bien pudiera llamarse la tierra aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. su antiguo socio de la Junta del Gran Lazareto. y pide. En 1910. conferencia sobre la lepra. En 1908. que deje a Rabagliati jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. publica una xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. el Caquetá y el Putumayo «poblados bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. informa Pablo García Medina los resultados llllllllllllllllllllllllllll.000 bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. tecancas. Colombia del padre Evasio. hay lepra en el Meta. ni otros de la dddddddddddddddddddddddddddd. que hemos visto daba del número de leprosos. cobarías. cordillera oriental. Colombia. causa de las exageraciones en el número de leprosos en fffffffffffffffffffffffffff. El Presidente de Colombia. en el país: «El presidente había solicitado… el retiro de kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. se oculte y hasta se jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. a pesar de las pésimas condiciones eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. través del represente de la Santa Sede. obliga al «Apóstol de los Leprosos» a abandonar el país. 1907.134 enfermos de lepra zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. arrepiente y pide al superior salesiano. la cifra de leprosos. el doctor José María Ruiz. La Asamblea Constituyente. indios tunevos. »4. donde yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. y no el exagerado número que se afirma. En abril de nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. Asegura que no aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Beneficencia y Corrección de Cuba. citada por Reyes. en La Habana. Cuatro año más tarde su comunidad ppppppppppppppppppppppppppp. wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww. por indios salvajes».xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. de la primera estadística confiable: existen en Agua de . General Rafael Reyes. pues con una población de 4’000. entre gggggggggggggggggggggggggggg. mientras que en otras partes como: iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. de los Salesianos18. prohíba decir el número»4. higiénicas en que viven». afirma. de los leprosos. que ayudaban a desacreditar la nación». que Colombia cuenta con 4. 1907. «en Egipto y las islas Hawai. el país» y reconoce la obligación del gobierno nacional de uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. quien afirmó en la Sexta Conferencia de yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy.

(83%) leprosos. los retirados por no leprosos. la enorme cantidad de leprosos que se le había atribuido xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. es decir un enfermo zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. donde los casos: «son verdaderamente hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. tttttttttttttttttttttttttttt. de leprosos no excede de 4. Moniquirá. magnifica la cifra oficial de leprosos no aislados en eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. con la diferencia de 453. y Leiva. Concluye García Medina: «Colombia no tiene wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww. Dios 2. El Gobernador de Boyacá. Sutatenza. de los cuales 821 están aislados. La Junta Central de Higiene informa en 1916. en su informe a la ccccccccccccccccccccccccccccc. Diciembre) Colombia Médica Vol.600. de Boyacá. La aproximación sigue porque nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. 51. 25.por cada 1. entre 1905 y 1911 fueron notificados por los alcaldes ooooooooooooooooooooooooooooo. se determina «por lugar de nacimiento o de residencia pppppppppppppppppppppppppppp. Asilados en lllllllllllllllllllllllllllll. 1. Boyacá: «Hay aproximadamente en todo el departamento fffffffffffffffffffffffffffff. 1. 300 leprosos» por aislar en Boyacá30.mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. Sogamoso. aislados uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. en los tres lazaretos nacionales. Asamblea continúa en el mundo de la aproximación y ddddddddddddddddddddddddddddd. 659. en 1911. leprosos procedentes del Departamento de Boyacá. 32%. y relaciona los casos de lepra con las zonas ggggggggggggggggggggggggggggg. mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm.Chiquinquirá. alarmantes»29. Boyacá. que los ttttttttttttttttttttttttttttt. De Santander . habitual») con 25 leprosos o más aparecen Garagoa. muchísimos otros países»28. 36 Nº 4. 2005 (Octubre- ssssssssssssssssssssssssssss. por cálculos errados y exagerados… el número yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. procedentes de 76 municipios nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn.675. » que el número de leprosos es de 4. el Ministro de Gobierno informa que en jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj.274 leprosos en Boyacá. bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. son 1. calculan que faltan «aproximadamente rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. 252 rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. En 1912. 26.802. ppppppppppppppppppppppppppppp. de los cuales 821 (22%) proceden de vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. (la procedencia también es inexacta pues oooooooooooooooooooooooooooo. Asilados en los lazaretos aparecen 3. 55: qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. lazaretos 3. proporción inferior a la de aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.692 uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu.200 habitantes. bajas de clima caliente. descontando los muertos y qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. sssssssssssssssssssssssssssss. por aislar en el país 827 y «en Boyacá. Colombia «puede asegurarse con mucha aproximación kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk.363. 44.000». 27.018 leprosos. número aproximado 300».

la creación de gggggggggggggggggggggggggggggg. 10. leprosos de Colombia31. del siglo XIX y primeros años del XX. Hansen. Esta tttttttttttttttttttttttttttttt. y desplaza la medicina mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. cuidado médico de la lepra y los lazaretos así como el kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. el xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. XX. porque elevan a qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. ellos boyacenses. multicausalidad. a la dieta yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. existen 243 leprosos aislados en los lazaretos nacionales. creación del lazareto de Boyacá y recoger fondos. La descripción del bacilo por nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. terminó perjudicando al lazareto de Boyacá. iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. en la segunda mitad vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. a principios del siglo rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. como una enfermedad wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww. en 1916. justificar la ssssssssssssssssssssssssssssss. pppppppppppppppppppppppppppppp. unicausalidad microbacteriana. que fueron . muchos de ellos pobres. rural. Norte de Santander. muchos de ddddddddddddddddddddddddddddddd. reafirmó el carácter infecto-contagiosa de la oooooooooooooooooooooooooooooo. lepra. exageración. que se asocia con las guerras. la Cordillera Oriental. evidencian el progresivo jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. CONCLUSIONES cccccccccccccccccccccccccccccc. diagnóstico bacteriológico de la enfermedad en el campo llllllllllllllllllllllllllllll. que atribuye un único agente aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. los cuatro departamentos ubicados en xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. desplazamiento forzado. de la pobreza. 945 de Cundinamarca y 221 leprosos de wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww. que se reemplaza por la zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. la mayoría del presupuesto de la higiene pública. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. con el fin de estimular la caridad cristiana. provienen 1’573.vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. de la Costa Atlántica existen 132). causal de la lepra: el bacilo de Hansen. el control estatal de ellos y el gasto en lepra de hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. La lepra se vio como obstáculo al proceso de modernizar dddddddddddddddddddddddddddddd. como problemas para exportar productos eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. La historia de los miles de leprosos y las historias de los ccccccccccccccccccccccccccccccc. la abundante legislación. lo que favoreció las políticas ffffffffffffffffffffffffffffff. miles de anónimos colombianos y colombianas. de la higiene pública en Colombia. lazaretos. el país. La lepra es vista por los médicos.000 y más el número de leprosos. uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. Las cifras se exageran en Boyacá. Las decisiones del Estado. (De Antioquia y Viejo Caldas zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. a la iglesia de este campo. agrícolas y a la inmigración. bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. impulsando el aislamiento en lazaretos. el hambre y la miseria. de donde proceden 90% de los yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. de aislamiento. y el clima.

ni entre los sacerdotes.eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. El nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. Geografía médica y patológica de Colombia. 1946. yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. Lepra. En: Tiradocccccccccccccccccccccccccccccccc. para recibir un subsidio del Estado. y la historia de los que se hicieron pasar ggggggggggggggggggggggggggggggg. naturaleza. Bogotá: Librería Colombiana. 1915. nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. leuke. al comenzar el siglo XXI. en xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. una enfermedad que no produce tanto interés entre los kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. gggggggggggggggggggggggggggggggg. Bogotá: Echeverría Hermanos. la Maestría en Historia de la UPTC. El Lazareto de Boyacá. Naturaleza. 1989. 43-64. lepra tuberculosa. 4. Salud Pública ttttttttttttttttttttttttttttttt. ni entre los gobernantes. 17 casos. Hobsbawn E. presentaba un ooooooooooooooooooooooooooooooo. por ser sospechosos fffffffffffffffffffffffffffffff. Del más o menos al universo de la precisión. controlada y aun erradicada sin aislar a los leprosos. mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. Bogotá: Planeta. Un siglo después. prevalencia de lepra de 1 por cada 100. kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. de la Salud en Boyacá. (Octubre-Diciembre) 253 2003. lazarino o mal de Lázaro. 1869-1916. contarse con un diagnóstico bacteriológico. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Nueva historia de Colombia. del Grupo de Investigación Historia uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. griegos. REFERENCIAS zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. 1. lllllllllllllllllllllllllllllll. oooooooooooooooooooooooooooooooo. Colombia Médica Vol. curabilidad y hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. 1909.000 habitantes. que puede ser mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. Este artículo hace parte de los resultados de la investigación sssssssssssssssssssssssssssssss. hoy de fácil diagnóstico. alfos. De la Parra R. Cuervo Márquez L. 8 nuevos32. financiada por la Dirección de vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. Montoya y Flórez JB. Tomo I. Colombia. y Estado. Medellín: Imprenta Editorial. enfermedad. Koyre A. dddddddddddddddddddddddddddddddd. iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. está por escribirse. Historia Política 1886ffffffffffffffffffffffffffffffff. Departamento de Boyacá. de ser leprosos. asiento. La Constitución de 1886. curación de la enfermedad llamada elefancia. médicos. p. Elefancia. perseguidos y aislados en los lazaretos. 1858. Mejía A (ed. AGRADECIMIENTOS rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. antes de hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. 5ª ed. 6. de Colombia y desarrollada en los años 2002-2004. 36 Nº 4. 5. por leprosos. 2005 eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. . con ppppppppppppppppppppppppppppppp. Barcelona: Crítica. la lepra es jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. 3. 2. elefantiasis de los iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. Contribución al estudio de la lepra en llllllllllllllllllllllllllllllll. Historia del Siglo XX.) bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. Melo JO. Investigaciones de la Universidad Pedagógica y Tecnológica wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww. en el 2002.

1 de abril dddddddddddddddddddddddddddddddddd. Estado de Boyacá. 1896. 13. Bogotá: Imprenta La Luz. 9. Informe a la Asamblea. 23. Nacional. Boletín del Lazareto de Boyacá. diciembre 15 de 1894. Boyacá. 19.pppppppppppppppppppppppppppppppp. 25. rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. Reyes R. lllllllllllllllllllllllllllllllll. 16. Bogotá: Escuelas mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. Azuero R. zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. 7. 1989. 21. 20. p. Salesiana. p. En: Tirado-Mejía A (ed. Bogotá: Imprenta rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. educación y ciencia 1986. 187-214. 8. Tunja: Gobernación de Boyacá. ssssssssssssssssssssssssssssssss. Viaje al país del dolor. fffffffffffffffffffffffffffffffff. Revista de Higiene 1890. Boyacá. 1896. Gobernador de Boyacá. Tunja. Medellín: Banco de la República. 2002. 1894. El Dr. República de Colombia. abril 15 de 1885. medicina y ttttttttttttttttttttttttttttttttt. Directiva a los habitantes de la República. Informe del Secretario de Gobierno al tttttttttttttttttttttttttttttttt. N° 16. 17. yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. Rabagliati E. En: El Revisor Católico. Asamblea Departamental. jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. Obregón Torres D. Informe wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww. 10. Revista Médica de Bogotá 1903. 4: 65-75. Editorial Universidad EAFIT. Presidente de la República. 1904-1909. Gobernador de Boyacá. zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. 1896. Páez A. Fondo uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. Revista de Higiene 1889. Informe del Gobernador de Boyacá a la ddddddddddddddddddddddddddddddddd. Nueva historia de Colombia. nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. . Lepra griega y lazaretos circunscritos. Gobernador de Boyacá. de La Luz. 15. bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. Prefecto de Ricaurte. Tunja: Gobernación de eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. Secretario de Gobierno. 24. Informe N° 6. 1891. Gráficas Salesianas. vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. Carta al Obispo de Tunja. Tunja: Gobernación de bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb. de 1904. Informe N° 5. Junta de Beneficencia. ggggggggggggggggggggggggggggggggg. cccccccccccccccccccccccccccccccccc. xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. Ortega TJJ. Vélez H. 14. Junta Directiva Gran Lazareto Nacional. 1880. Circular del Prefecto de la Provincia de kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. Bogotá: Imprenta ppppppppppppppppppppppppppppppppp. Asamblea Departamental. 22. Tundaza. sssssssssssssssssssssssssssssssss. ciudadano Presidente del Estado de Boyacá.). 1899. 20: 580. 279. Tunja: uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. Informe del Gobernador de Boyacá a la aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy. Bogotá: Tipografía xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. Circular N° 10. wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww. qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. a la Junta de la Sociedad de San Lázaro. 188-190. hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. El Boyacense. vvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv. Departamento de Boyacá. Ricaurte. Batallas contra la lepra: estado. Santa Rosa. La obra salesiana en los lazaretos. Moniquirá: El Boyacense. Bogotá: Planeta. ciencia en Colombia. 18. Informe N° 6. 12. 1899. 12: 330. Hansen y los lazaretos en Colombia. 1891. ccccccccccccccccccccccccccccccccc. 11. Quinquenio régimen político y capitalismo aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. 1938. qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. 1898. Circular de la Junta ooooooooooooooooooooooooooooooooo. Informe N° 6. Prefetura de iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.

1913. Informe N° 8. Medellín: jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj. kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk.gov. llllllllllllllllllllllllllllllllll. disponible en: http://www. gggggggggggggggggggggggggggggggggg. Bogotá: Instituto Nacional de ffffffffffffffffffffffffffffffffff. Informe al Boyacá. 26. 29. Rodríguez G. Gobernador-Boyacá. Revista de Higiene 1916. 32. 30. 98. 1911.eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. Tunja: Gobernación de Boyacá. Tunja: Gobernación iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. Lepra. Segundo Congreso Médico Nacional. 31.co Historia de la Lepra ETAPAS HISTÓRICAS DE LA LEPRA EN COLOMBIA . 362. oooooooooooooooooooooooooooooooooo. nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn. Revista Médica de Bogotá 1912. Situación de lepra en pppppppppppppppppppppppppppppppppp. 28. Salud. de Boyacá. Informe N° 7. [en línea] [fecha de acceso 14 de junio de 2004]. Informe a la Asamblea Departamental. Gobernador de Boyacá. García Medina P. URL qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq. Orozco LC. Boyacá. Instituto Seccional de Salud de Boyacá. Estadísticas de la lepra en Colombia. hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. 1996. mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm. 1907 Presidente del Gobernador de 27.isalub.

En esta última etapa se inscribe la fundación y existencia de Corsohansen. 2 etapa: Desde 1873 hasta cuando los enfermos recuperan sus derechos civiles. en 1961. en general. tener menos de un caso por diez mil habitantes. la creación del Museo de la lepra y el Proyecto de Ley para convertir las instalaciones de los sanatorios de Agua de Dios y Contratación en Patrimonio Histórico y Cultural de la nación LA RUTA DEL SUFRIMIENTO Y LA EXCLUSIÓN . en 1986. 4 etapa: Desde 1986 hasta 1997 cuando Colombia logró.1 etapa: Desde finales del siglo XVI hasta el descubrimiento del bacilo por Gerhard Armauer Hansen en 1873. 5 etapa: Desde 1997 al presente. 3 etapa: Desde 1961 hasta la introducción del tratamiento poli-quimioterapéutico en Colombia. considerado como el punto de corte internacional para hablar de la superación de la lepra como un problema de salud pública.

en diferente grado y por diferentes motivos han revestido a varias enfermedades de señales o propiedades especiales que las han hecho acreedoras de estigmas y exclusiones sociales. El conjunto arquitectónico del Sanatorio de Agua de Dios tiene su momento de pleno desarrollo en el segundo periodo. señalan como los pueblos y sus médicos. En este periodo el cuerpo médico colombiano apoyado en el conocimiento y la práctica médica universal.La historia de la humanidad en general y la historia de la medicina en particular. Los estigmas y las exclusiones han sido particularmente importantes para las enfermedades que cursan con alteraciones físicas externas y para las consideradas contagiosas. como es la lepra. y mucho más para aquellas que reúnen estas dos características. y liderado por el mundo académico y apalancado por los poderes ejecutivo y legislativo estableció un conjunto de severas medidas de exclusión y confinamiento de las personas afectadas por la lepra con el ánimo de impedir su propagación al resto de la población .

El primero debe partir del Puente de los Suspiros. Este doble sufrimiento se buscó paliar a través de otras acciones humanas. entre otros. un recorrido de significado y sentido crítico y de reconciliación con nuestra historia debe incluir por menos tres itinerarios. conocer los retenes.y sobre la base de la limitaciones que la ciencia médica universal tenía para comprender mejor y tratar con éxito la enfermedad. pasar a la Casa Médica. las monjas de La Presentación. seguir a la Casa de la Desinfección. el viejo Hospital de San Rafael. Para un visitante de hoy en día. se fundaron en el pueblo y conformaron el Instituto del Sagrado Corazón de Jesús y María. como las defendidas y practicadas por muchos médicos y por las comunidades religiosas católicas que se asentaron en Agua de Dios. en el quinto periodo de la historia de la lepra en Colombia. El segundo debe incluir las salas cunas y los internados para niños. Nazareth. los sacerdotes salesianos . El tercer recorrido con seguridad es el constituido por los templos católicos y los conventos como lugares especiales para sobrellevar el sufrimiento y soportar la exclusión. . Al sufrimiento generado por la enfermedad se le sumó el generado por la medicina. la Casita del frenocomio. Estas medidas de exclusión y confinamiento dictadas por la ciencia médica indudablemente aumentaron el sufrimiento que tenían las personas afectadas por esta terrible enfermedad. y las que por iniciativa del sacerdote salesiano Luis Variara. el edificio Carrasquilla y el Hospital Herrera. Santa Helena y Crisanto Luque. recorrer los asilos.

crítica y enriquecedora a Agua de Dios son mandatorios las visitas a los Museos del Sanatorio. señora María Teresa Rincón Sánchez. la de la senadora. Calvo y Religioso de la Comunidad de las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús y María.primera alcaldesa electa popularmente de este municipio Nancy Patricia Gutiérrez. nacida en Agua de Dios y cofundadora de la organización no gubernamental. Juan José Muñoz Robayo. y la de la señorita. Patricia Devia Angarita. Corsohansen. y en especial sin el trabajo de la Jefe de Archivos de Sanatorio. Sotomayor Tribín. Luis A. y asesora jurídica de la senadora. la del médico administrador hospitalario y gerente del Sanatorio. después de cinco meses de haberse tomado la decisión de crearlo y de tres meses de haberse iniciado el proceso de . la del médico dermatólogo y miembro de la Junta Directiva del Sanatorio Michel Faizal Geagea. La materialización de esta iniciativa no hubiera sido posible sin el apoyo de toda la comunidad de Agua de Dios y de los trabajadores del Sanatorio. nacida en Agua de Dios . la de la abogada. Hugo A.Dentro de esta perspectiva para una visita constructiva. Isabel Cristina Jiménez. nacida en Agua de Dios y ex. El Museo de la Lepra del Sanatorio de Agua de Dios inició labores el día 21 de agosto de 2009. y de Corsohansen RESEÑA HISTORICA DEL MUSEO La creación del Museo de la Lepra del Sanatorio de Agua de Dios es el resultado del encuentro afortunado de la voluntad y el interés de varias personas entre las que figuran las del médico pediatra e historiador de la medicina miembro de la Academia Nacional de Medicina y poseedor de una amplia experiencia como organizador de exposiciones en Museos de Historia de la Medicina.

sanatorioaguadedios. .socialización entre la comunidad de Agua de Dios.3 Más allá de los detalles de la enfermedad que afligía al conquistador.gov. Jiménez de Quesada habría sido responsable no solamente de la fundación de Bogotá.2 Otros contradicen esta versión y sugieren que Jiménez de Quesada murió. cuando su acogida entre la comunidad creó las condiciones para que la gerencia del Sanatorio decidiera rehabilitar el viejo y bello edificio Carrasquilla. ! El propósito del historiador es ofrecer un ejemplo de las complejas interacciones entre las visiones literarias y empíricas de Colombia a través de los siglos. más bien. sino de la presencia de una afección que iría a alterar en forma definitiva las vidas de los colombianos. real o ficticia. Allí permaneció hasta el 31 de enero de 2010. una montaña llena de sal y mariposas con alas azules.co/index. En efecto. Aventurándose río arriba del Magdalena con sus soldados. el conquistador español Gonzalo Jiménez de Quesada exploró y conquistó la mayor parte del territorio que hoy llamamos Colombia. a donde fue trasladado el Museo en esa fecha por corresponder al último domingo del mes de enero en el que se celebra el Día Internacional de Lucha contra la Lepra. algunos historiadoresaseguran que el conquistadormurió leproso en Mariquita en 1579. http://www. quiero llamar la atención sobre la permanencia de la lepra. El historiador Raymond Leslie Williams nos dice que Jiménez de Quesada. de sífilis. sino una mina de esmeraldas. Pero Williams omite un detalle no menos fantástico: que Jimenéz de Quesada ha sido considerado el "primer leproso" de la historia colombiana. en la historia de la nación. no encontró minas de oro ni la fuente de la eterna juventud. fue motivado por una ficción: la leyenda de El Dorado.php? option=com_content&view=article&id=175&Itemid=282 Prefacio Autores: Prefacio A comienzos del siglo XVI. Su primera sede estuvo en el edificio de reuniones de la zona de recreo de la Casa Médica.

dando lugar a una tradición de investiga ción médica en el país. se encuentran todavía vivas en las poblaciones rurales colombianas donde la lepra es endémica. El primer resultado de esa indagación fue mi tesis doctoral "Struggling Against Leprosy: Physicians. habían estado involucrados en investigación sobre lepra.Comparando esta leyenda con un estudio antropológico sobre la lepra en Colombia realizado por la Universidad del Valle y la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre 1990 y 1993. los efectos sociales y culturales de las deformidades e incapacidades que se producen cuando la enferme dad no se maneja de manera apropiada. Es más. No debe existir. Medicine. Se analizó la imagen social de la enfermedad y el infortunio que genera en los pacientes. Es tudiando la formación de las sociedades cientificas en Colombia a finales del siglo XIX y comienzos del XX. a la luz del propósito de la OMS de completar la erradicación de la enfermedad. las imágenes culturales y sociales unidas a la enfermedad siguen siendo obstáculos podero sos para la adecuada aplicación de esa tecnología medica. en términos de prevalencia. culturales y políticos de la omnipresencia de la lepra en la historia de Colombia. y se exploraron. El estu dio realizado por Sevilla Casas y otros científicos sociales evaluó los aspectos culturales de la lepra. este trabajo explora los efectos sociales. La quimioterapia es capaz en la mayoría de los casos de convertir rápidamente a los pacientes en no infecciosos sin embargo. and Society in . después del Brasil. en particular. me olvidé de la lepra. En ese momento se hizo claro para mí que era preciso indagar sobre la historia de la lepra y tratar de entender por qué se le había otorgado tanta importancia. El origen de esta investigación es completamente accidental. nociones provenientes de la era colonial cuando la lepra era llamada elefancia. se concluye. Luego no existe".4 ¿Que ha ocurrido en la historia de esta nación para producir semejante variación? ¿Por qué la lepra ha terminado por ser invisible después de ser un elemento capital en la cultura y la ficción colombianas? Este libro intenta ofrecer una respuesta a estas preguntas. Luego me interesé por el desarrollo de la teoría microbiana y por las maneras cómo la bacteriología había modifica do las prácticas médicas. me abrumó el número y la frecuencia de artículos sobre lepra publicados en las revistas médi cas. Una vez terminé mi estudio sobre las sociedades científicas. Sin embargo. a tal punto que parecía como si ésta hubiese sido la preocupación exclusiva de los médicos colombianos. algunos de los nombres más importantes de la bacteriología. Pero de nuevo. tales como Juan de Dios Carrasquilla y Federico Lleras Acosta.5 Los resultados del estudio de Sevilla Casas constituyen una poderosa justificación de la necesidad de un examen de la historia de la enfermedad en Colombia. no podía evitar leer esos artículos con una sensación de horror. surge un fuerte contraste. Elias Sevilla Casas sostiene que la lepra hoy es invisible puesto que una suerte de "silogismo mágico" opera en la cultura colombiana: "La lepra es algo del pasado. debo con fesarlo. Aun sin tratarse de una historia total de la lepra desde las conquistas españolas hasta hoy. que es hoy el segundo país latinoamericano.

Con todo. Este libro se basa en esa disertación. La investigación se basó fundamentalmente en documentos médicos y oficiales. Pacientes y médicos prefieren el término enfermedad de Hansen.Colombia. sino también las transformaciones que genera en las percepciones humanas y en las relaciones sociales y culturales. el lector encontrará un análisis de las investigaciones sobre la lepra y sus implicaciones desde el punto de vista de la conformación de una tradición nacional de investigación médica. a par tir de entonces. pues argumentan que un nuevo nombre no va a alterar siglos de incomprensiones y de estigma asociados a ella. es políticamente incorrecto hablar de lepra. su reconocido agente etiológico. pero puede contribuir a una visión más sosegada. muchos médicos empezaron a usar en forma exclusiva enfermedad de Hansen. 5 Y 6 se ampliaron y modificaron. pero difiere de ella de manera significativa. al parecer. En los paí ses donde la lepra es endémica y también altamente estigmatizada. en especial aquél despertado por las figuras que por lo general acompañan las descripciones médicas. Una palabra debe decirse sobre las convenciones empleadas en esta investigación. Dado mi interés original por la bacteriología. En cuanto a la lepra. el viejo lenguaje no desapareció de la literatura médica. con base en fuentes publicadas. 1880-1940". debo decir que investigar sobre ella me ha cambiado. Los capítulos 2. dio lugar a una fuerte necesidad de entender la enfermedad. En cambio. En muchos países occidentales. el cambio de denominación no garantiza varia ciones en las representaciones colectivas sobre la lepra. antes que pacientes de lepra. A 10 largo de este estudio uso las palabras lepra y leproso porque durante el período cubierto por esta investigación los individuos afligidos por esta enfermedad eran llamados leprosos. 4. el V Congreso In ternacional de la Lepra intentó imponer el nuevo protocolo y. y los indeseables cambios que produce en el organismo humano. . como en los Es tados Unidos. pero en algunos casos logré incluir las voces de los pacientes. elusivo Mycobacterium leprae. En 1948. como en Colombia. El sentido inicial de horror. año en que se eliminó legalmente el aislamiento obligatorio de los enfermos de lepra y se dio vía libre para que los lazaretos restauraran el carácter de municipios que habían tenido hasta 1905. Los capítulos 7 y 8 fueron escri tos posteriormente y abarcan el período de 1940 a 1961. Resultó fascinante no solamente conocer los detalles biológicos del. defen dida en el verano de 1996 en Virginia Polytechnic lnstítute & State University en los Estados Unidos. los británicos y muchos latinoamericanos prefieren usar la vieja pala bra lepra.

1995).17. 5Ibid.y tratamiento de los pacientes de lepra. llagas.Raymond Leslie Williams.3 El comité también subrayó la gran variedad epidemiológica de la enfermedad en diferentes regiones y la existencia de un "horror irracional ligado a la leapra". en Europa.4 Elias Sevilla Casas. pp. en p. 1844-1987 (Austin: University of Texas 1 Press. así como gran aflicción y desolación. en muchos países. la mayoría posee una noción muy vaga acerca de la lepra. enfermedad olvidada ¡Leprosos! ¿Hay todavía leprosos? Éste es el grito un poco espantado que siempre os da la bienvenida cuando suplicáis en favor de esos desafortunados . En su informe. Fernando 2 Serpa Flórez..6-8. Incluso en Francia. En Asia. Miles y millones.1 En noviembre de 1952. pp. y la sola mención de la palabra lepra genera un fuerte prejuicio. en Oceanía. el comité declaró: "la lepra no es una enfermedad aparte. Ibáñez. Generalmente se piensa que la lepra es una horrible enfermedad en la cual se caen los dedos de las manos y de los pies produciendo desfiguraciones terribles. ¡Por desgracia! Todavía hay leprosos.6-7.131-142 Introducción Autores: Introducción La lepra. los mutilados del oprobio: estudio sobre la lepra en una región 4 endemíca de Colombia (Bogotá: Colcultura.3. en África . 1991). 1910). el primer comité de expertos en lepra de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pedro M. The Colombian Novel. si existía. 1984. Consulta. el cuidado. estaba a cargo de miembros de órdenes religiosas o de aislados misioneros. con la figura del leproso la literatura ha proporcionado a la imaginación popular una poderosa metáfora. p.138. Brasil. Por desgracia. 1884).2Tan sorprendente enunciado aludía a una peculiaridad de la lepra: hasta el período posterior a la Segunda Guerra Mundial. "Apuntes para la historia de la lepra en Colombia".. fundada en 1948. algunas instituciones filantrópicas internacionales han . 11 (4):16·20. Memorias para la historia de la medicina en Santafé de Bogotá (Bogotá: Imprenta de Vapor de Zalamea Hermanos. p..4 En realidad hoy en día. Contribución al estudio de la lepra en Colombia 3 (Medellín: Imprenta Editorial. Como ha indicado Zachary Gussow. se reunió en Río de Janeiro y en Sáo Paulo. es un problema general de salud pública en los países donde es endémica".. úlceras. pp. Juan Bautista Montoya y Flórez.

6.9Las grandes compañías farmacéuticas no están interesadas en estudiar una enfermedad tropical con la cual ganan poco dinero. por ello con . Esta peculiaridad ha interferido ampliamente la expansión del conocimiento sobre la le pra.utilizado la imagen de los casos más extremos de lepra con el fin de colectar fondos para sus misiones. la investigación sobre este tema es escasa porque la lepra no ha sido a cabalidadad definida culturalmente como una enfermedad. tiene una connotación claramente política que intenta clasificar enfermeda des prevalentes en regiones tropicales como si aquéllas nunca se hubiesen presentado en las zonas templadas. La lepra es extremadamente variable en cuanto a sus síntomas. 10 En el caso de la lepra.5 Como el leprólogo Robert G. Ahora bien. Como consecuencia de la marginalidad de la lepra. En este sentido. En efecto. pero en muchos casos estas espantosas descrip ciones constituyen la única información que muchos poseen sobrela enfermedad. De acuerdo con Gussow. y con frecuencia también la científica. El redescubrimiento de la lepra en regiones coloniales durante este período ha sido el principal responsable de la condición que posee la lepra como enfermedad "aparte" y especial. Cochrane ha señalado. convirtiendo en realidad una vieja parábola.7 La literatura popular. "el acercamiento general a la lepra se basa fundamentalmente en una invocación a las emociones" (véase. Estas instituciones encontraron su misión en tre las víctimas de la lepra: cristianizadas de acuerdo con la condi ción bíblica de leprosos. hay muchas dificultades y preguntas sin resolver en el acervo actual del conocimiento sobre la enfermedad. a finales del siglo XIX. sino como "una condición moral parabolizada". describe la lepra como una enfermedad única y misteriosa debido a muchas incertidumbres que todavía la rodean.8 Según los autores citados. el epígrafe de esta introducción). el que la condición de esta enfermedad no se haya modificado sustancialmente desde tiempos remotos y el que los pacientes de lepra hayan estado alejados de los beneficios de la medicina moderna está estrechamente relacionado con la forma ción de vastos imperios por parte de las potencias occidentales a finales del siglo XIX. por ejemplo. orga nizaciones de carácter religioso identificaban a las personas que pa decían lepra con los leprosos de la Biblia. Es verdad que la lepra es una enfermedad seria. estas organizaciones han contribui do ampliamente a la creación del estigma al identificar la lepra mo derna con la contaminación ritual descrita en la Biblia y de esta manera se han intensificado los prejuicios ya existentes acerca de la enfermedad. Como Gussow y George S. el adjetivo tropical que la lepra y muchas otras dolencias recibieron a finales del siglo XIX. baste señalar que ésta fue endémica en Noruega hasta mediados del siglo XIX. de tal manera que el calificativo de tropical resulta ina propiado. Por ejemplo. otra causa del lento crecimiento del conocimiento científico sobre la lepra ha sido que la mayoría de los pacientes vive en empobrecidas áreas rurales del llamado "Tercer Mundo". Tracy han señalado. su modo de trans misión es desconocido y su grado de comunicabilidad es objeto de gran controversia.

11 El estudio de Sevilla Casas realizado en comunidades de Santander y Norte de Santander. En 1980. Rothman. epilepsia. confirmando lo que Susan Sontag ha sugerido: algunas enfermedades se usan como adjetivos para refe rirse a lo que se entiende como moralmente erróneo o peligroso. el jefe del departamento de asistencia del hospital de Brompton en Inglaterra mencionaba el "complejo de lepra" que muchos pacientes desarrollaban cuando se les infor maba que padecían tuberculosis.18 . su co lega la doctora Bellair lo increpa: "suponga que un paciente suyo tiene lepra y quisiera casarse con su hermana.13 Shei1a M.15 La historiadora Linda Bryder también se refiere a los visitantes de los sanatorios de tuberculosos que actuaban como si estuvieran entrando a una "colonia de leprosos" y a las comunidades que rodea ban tales sanatorios que tendían a considerar tales instituciones como leprosarios. entre otras. Individuos que sufren de otras enfermedades tales como sífilis. al tornarse en el referente universal de las enfermedades como la peor. los enfermos en el sanatorio se sentían como una familia cuyos miembros se mantenían "muy unidos entre sí por el sufrimiento" y por la actitud de la gente que creía que "éramos leprosos".frecuencia se la confunde con otras do lencias o se la diagnostica erróneamente. Entre más misteriosa parezca ser una enfermedad más metafórica se vuelve. cita a una paciente según la cual. la revista Time llamó al herpes genital. Aún en 1959.16 Las enfermedades venéreas también han sido comparadas con la lepra. her pes y SIDA.17 Estos casos muestran cómo la lepra se ha convertido en la metáfora por excelencia con la cual se comparan otras dolencias. estigma y enfermedad de Hansen La lepra no es la única enfermedad que ha sido estigmatizada a través de la historia. han sido tratados como parias. una de las mayores zonas endémicas de Colombia. ha tenido que soportar un estigma mayor. No obstan te la lepra. la "nueva lepra sexual" y los pacientes de SIDA también han sido comparados con los leprosos. 12 Lepra. cáncer. se sintió obliga do a explicar que el sanatorio no era una "colonia de leprosos". esquizofrenia. quien ha escrito una historia de la tuberculosis en los Estados Unidos. Varrier-Jones creó el refugio Papworth Village Settlement para los pacientes de tuberculosis en Inglaterra en 1917. Cuando el~médico Hale se rehúsa a revelar a la prometida de uno de sus pacientes que éste padece de sífilis. La escritora feminista norteamericana Charlotte Perkins Cil man discutió el tema del secreto médico en su novela The Crux pu blicada en 1911. 14 Las comparaciones entre los sanato rios de tuberculosos y las colonias de leprosos eran comunes: cuan do PJ. muestra la casi absoluta incapacidad de médicos y otros trabajadores de la salud en centros asistencia1es para reconocer la enfermedad. tuberculosis. ¿usted traicionaría la confianza de su paciente?" En tiempos más recientes la situación no ha cambiado mucho. como lo muestran los siguientes ejemplos históricos.

Un artículo que describe los factores sociales que hacen de la lepra una experiencia desgarradora en dos provincias filipinas. el movimiento en pro de la nueva denominación "enfermedad de Hansen" ha tenido éxito. La conferencia de la Habana también sugirió mo dificar el nombre de la dolencia por el de enfermedad de Hansen. en honor de Cerhard A. Por lo demás. Brandt señala otra fuente de vergüenza: ciertas enfer medades generan sustantivos que identifican al paciente con la en fermedad.19 Éste es también el caso de la lepra. se refiere a los pacientes de lepra como hansenitas. Con el fin de evitar el estigma tradicionalmente. sifilítico. en el caso de Colombia. tales como epiléptico. y así el oprobio desaparecería.Al referirse al estigma de los individuos con herpes. han desarrollado una teoría sobre el estigma que incluye la renegociación de la definición social de la enfermedad.23En efecto. De acuerdo con Gussow y Tracy. ésta se convertiría en una enfermedad como cualquier otra.20 Al diferenciados con tal nombre. en particular en los Estados Unidos.21 Algunos se opusieron a este cambio con el argumento de que al fin y al cabo la enfermedad no había sido des crita por Hansen. a quien se atribuye el "descubrimien to" de su agente causal. Aunque es cierto que el estigma de la lepra ha sido am pliamente difundido. herpético (Linda Bryder añade tuberculoso o tísico) contribuyendo así a la segregación de las personas que sufren de esas enfermedades del resto de la pobla ción. Hansen. En consecuencia. ligado a la enfer medad. pacientes. proclamaron que el estigma era peor que la misma enfermedad y lanzaron una campaña de deses tigmatización. argumentan aquellos autores. el lenguaje popular cotidiano contemporáneo ha escogido las palabras lepra y leproso para designar lo peor de una situación o de una persona. Sin embargo. el historia dor Allan M. la autora refuerza viejos prejuicios que ella misma trata de condenar. el V Congreso Internacional de la Lepra llevado a cabo en la Habana en 1948 concluyó que los pacientes de lepra no deberían llamarse leprosos. Brandt afirma que a veces las mismas instituciones que bus can ayudar a las víctimas de un estigma contribuyen a reforzarlo. el leprosario de Carville en Luisiana. Los protagonistas de este movimiento sostienen que al difundir información científica precisa sobre la enfermedad y especialmente al romper con la errónea asociación entre la enfermedad de Hansen y las referencias bíblicas a la lepra. médicos y otros trabajadores de la lepra del único leprosario continental localizado en ese país. la publicación de una revista llamada The Star y el conocimiento de la historia de la lepra y de los detalles biológicos de su etiología y transmisión. . la teoría sobre el estigma pro puesta por los pacientes y trabajadores de la lepra se basa en la idea errónea de que la lepra siempre produce reacciones de repulsión y de desprecio.22 Otros consideraron que el nuevo nombre tam bién adquiriría la misma connotación ignominiosa de la palabra le pra.

la lepra ge nera repulsión y ostracismo. Etiopía. sino que son abstracciones. Con el redescubrimiento de una enfermedad que se creía extinguida desde la Edad Media. en India.28 La construcción social de las enfermedades Soy consciente de que cualquier intento de trazar la historia de una enfermedad específica resulta equívoco e ilusorio. Tanzania y Noruega. los pacien tes de lepra han sido tratados con compasión y no han sido segre gados. contribuyeron a revivir el mito de la lepra.26 Gussow y Tracy. para Saul N. de la cual aún se encuentran ejemplos . Con todo. Por ejemplo.31 Este tipo de historia. cuando las naciones imperialistas redescubrieron que la enfermedad era endémica en muchas de las regiones del mundo objeto de colonización. la revolución microbiana de finales del siglo XIX transformó la iden tidad de muchas enfermedades que empezaron a ser definidas de acuerdo con su agente productor específico. más moral que médico. Para ellos el estigma actual es una invención del colonialismo del siglo XIX. Las enferme dades no son entidades cuya biografía pueda escribirse como si fue sen instituciones o personas.29 Como ha señalado Andrew Cunningham. Nigeria. China. De otra parte.no todas las culturas han considerado la lepra como una fuente de deshonra. maneras de organizar fenómenos diversos con el fin de comprenderlos do tándo1os de significado. entendiéndolo como un rasgo permanente de la cultura occidental desde tiempos ancestrales.24 Por ejemplo. en la mayoría de países de Europa y América que poseen fuerte influencia de la cultu ra judeo-cristiana y en muchas naciones musulmanas. identificándola como una enfermedad diferente. Brody. 27 Algunas ins tituciones fundadas en Inglaterra en esta época con el propósito de cuidar a los leprosos. La lepra entonces se convirtió en una dolencia de gente "inferior" e "incivilizada". se revivió la vieja mitología cristiana de la lepra y muchas instituciones pia dosas aprovecharon la oportunidad para revitalizarse. como la Misión Británica para los Leprosos establecida en 1874 y el Fondo Nacional de la Lepra creado en 1889.30 El optimismo que ge neró el descubrimiento de agentes patógenos llevó a algunos médi cos a escribir la historia de las enfermedades infecciosas mostrando a los científicos como héroes en una guerra contra los nuevos ene migos de la humanidad y fabricando una historia en la que todo el pasado estaba iluminado por la verdad por fin descubierta de los microorganismos. por el contrario se oponen a esta interpretación. la ima gen del leproso como un signo de depravación y pecado se ha perpe tuado desde la Antigüedad y la Edad Media hasta nuestros días. las culturas musulmanas nunca impusieron la segregación obligatoria a las víctimas de la lepra como sí lo hicieron los cristianos.25 Algunos historiadores que se han ocupado de la lepra también han elaborado explicaciones del oprobio ligado a esta enfermedad. en Sri Lanka. cuyos pacientes necesitaban apoyo y cui dado especial.

Las enfermedades son socialmente produ cidas.33 En el caso de la lepra. un presente y un predecible futuro de extinción gracias a las nuevas vacunas y "balas mágicas" elaboradas en los laboratorios. cuya identidad todavía depende del saber clínico. la identidad de las enfermedades se transformó. la bacteriología de alguna manera fracasó en definir la lepra. como se explicará más adelante. el estudio histórico de la lepra moderna ofrece una especial oportunidad para discutir cómo los conceptos sobre las enfermedades son socialmente construidos." En el agrio debate entre quienes veían la lepra como una enfermedad hereditaria y quienes estaban interesados en pro bar que la enfermedad era contagiosa. qué fue lo que realmente vieron o experi mentaron los actores del pasado y qué tanto se acercaron al verda dero conocimiento científico de la enfermedad. la mirada microbiana fue tan dominante en el cambio al siglo XX que la lepra moderna se identificó sin más con su agente etiológico a tal punto que su nombre contemporáneo es precisamente "enfermedad de Hansen. por ejemplo. 34 Sin embargo. indepen dientemente de las dificultades bacteriológicas de su definición. Inte resados en demostrar la peligrosidad de la enfermedad y en justifi car sus propias medidas aislacionistas. la tuberculosis ata ca especialmente a la clase trabajadora. 32 Asimismo. como indica la siguiente afirmación de la OMS: "Un 'caso de lepra' es una persona que presenta signos clínicos de lepra. al proyectar el presente en el pasado se construyó una falsa continuidad y las en fermedades se convirtieron en objetos naturales dotados de un pa sado. ha distorsionado de manera flagrante el conocimiento previo convirtiéndolo en anticipaciones de los nuevos saberes bacteriológicos o en errores en espera de ser corregi dos. cuya identidad moderna deriva completa mente del laboratorio. De esta manera construyeron una identidad para la lepra no solamente como enfermedad microbiana específica.35 Por estas razones y debido a que quizás ninguna otra enfermedad en la cultura occidental ha sido tan fuertemente estigmatizada. A diferencia de otras enfer medades como la peste. Así. o que la pelagra es una en fermedad . como se verá. sino como la enfermedad bíblica y medieval por excelencia íntimamente ligada a los rituales religiosos de segregación. no sólo en el sentido de que. el recurso a la historia jugó un papel primordial. El historiador interesado por ejemplo en la lepra se dedicó a comparar la lepra del pasado con la verdadera lepra del presente contrastando síntomas y descripciones tratando de identificar 1o que la enferme dad pasada realmente fue. dieron gran importancia a los procedimientos medievales de segregación para demostrar su eficacia en la "desaparición" de la lepra de Europa. con o sin confirmación bacteriológica del diagnóstico".contemporáneos. Los contagionistas encontraron inspiración en la Edad Media y se dedicaron a escribir la historia de la lepra desde su supuesta aparición en tiempos bíblicos hasta el siglo XIX. el asunto resulta aún más complicado pues to que los postulados de Koch no se cumplen para el bacilo de la lepra.

la ciencia y la tecnología: la idea de que todo conocimiento médico a tecno-científico es inherentemente social. sino. par su conte nido. inducen diferentes abservaciones y clasificaciones. constituyen su condición de posibilidad. Lo social y lo cognitivo son inseparables.. para ella. por las circunstancias de su producción. no. una socie dad y una cultura determinadas. debido a que analiza la ciencia como un producto final sin centrarse en los procesos a través de los cuales esos enunciados fueron producidos. Esto significa que los aspectos relativos al llamado "contexto social" no son un obstáculo para el avance científico. sin duda. preten de ir más allá del planteamiento. Para él. Según Sontag. como los historiadores Elizabeth Fee y Daniel M. ha sido el caso de la lepra. sólo. estilos de pen samiento. particulares dominan períodos históricas específicos. Todo conocimiento científico está arraigado en las formas dominantes de pensamiento de su tiempo. se cierran las "cajas negras" y la práctica científica aparece investida de una . Después de tales negociaciones.41 La filosofía tradicional presenta los enunciados científicos como producto de la razón y de la aplicación exitosa del llamado "método científico". no. es metafórico. en un sentido amplio. sino en el sentido de que su definición conceptual también tiene un carácter social. el canocimiento es la actividad más condicionada28 socialmente y la principal creación social. el lenguaje científico no. por el contrario. pero también del colectivo de pensa miento. y estilos diferentes de pensamiento. critica la visión naturalista y ontológica de la enfermedad y afirma que las hechos científicos son producidos. se tiende no sólo a describirlas usando metáforas de descomposición moral. este trabajo" basándose en los estudios sociales de la ciencia. sino. la tecnolagía y la medicina. transformados y acepta dos como científicos. Fox han notado. Sin embargo.. al que pertenece el sujeto cognitioa. para examinarlas coma construcciones de una historia.38 La presente investigación se basa en una noción que se ha vuelto lugar común en el lenguaje especializado de historiadores y sociólo gas de la medicina.de pobreza y desnutrición. antes que sus causas y modos de transmisión sean compren didos en lenguaje médico moderno. refutados. quiere "calmar la imaginación" y limitar la visión de la enfermedad a su "pura" realidad biológica. coma cualquier "camunidad de personas que intercambian ideas y que mantienen interacción intelectual" . Fleck define el colectivo de pensamiento. biológico. mismo. antes que las enfermedades sean conceptualizadas en términos cien tíficos. El conocimiento depende de la cognición previa.37 El brillante análisis de Sontag se detiene donde camienza la ciencia. sino a considerar que emanan de múltiples causas. sino que. y la ciencia es verdad pura y simple. negociados.36Éste. 39 El médico y filósofo polaco Ludwik Fleck en su trabaja publicado en 1935 sobre la génesis y el desarrollo del concepto de sífilis. descubiertos. En contraste. solamente para en tender las enfermedades en sus contextos sociales y culturales.40 Según Fleck. no. Sontag quiere ver la enfermedad despojada de las imágenes que se le han impuesto.

tales como la noción de que un microorganismo es el agente causal de la lepra.condición especial que la separa de cualquier otra actividad intelectual y de la vida diaria.45La naturaleza y la sociedad son inseparables. discursos y deseos. la medicina es una totalidad de prácticas. discursos e instituciones que constituye sus propios objetos. contagiosidad. o con respecto a las afirmaciones científicas. las afirmaciones científicas se vuelven irrebatibles. La producción de conocimiento científico es un proceso social antes que un "descubrimiento" de la verdad por mentes racionales que descorren los velos de la irracionalidad y de la superstición.46 Para Foucault. 49 De esta manera. No se trata de rebajar la posición de la medicina proclamando que el conocimiento médico es ilegítimo. como sistemas de símbolos naturales que nos ayudan a filtrar y a construir nuestra experiencia para en tender nuestra existencia en el mundo. aisla miento de pacientes y tratamiento de la enfermedad. Del sociólogo Pierre Bourdieu y del filósofo Michel Foucault tomo la idea de que el ejer cicio del poder no requiere intención consciente ni decisión explíci ta y que el poder no es sólo represivo sino también productivo de nuevas relaciones y realidades. La medicina es una forma de práctica social que ob serva. la medicina se convirtió en una institución dominante hasta el punto de que hoy casi ninguna faceta de la vida . De esta manera. "seguiré" a los médicos en su construcción de conocimiento sobre la lepra. La medicalización se refiere al proceso por medio del cual un número creciente de aspectos del comportamiento humano que eran previamente considerados normales o anormales por el público en general pasan a ser asignados al control médico y redefinidos como salud o enfermedad. Otro elemento teórico central en este estudio es la noción de que conocimiento y poder están íntimamente ligados. tales como la idea de que la lepra es un castigo por el-pecado.43 Sus declaraciones sobre transmisión.42 En este trabajo. codifica y entiende las enfermedades no como entidades trans históricas universales. que las enfermedades son fantasías o que la práctica médica es falsa.44 La medicina y la ciencia moderna también pueden ser en tendidas como cosmologías. libre de intere ses sociales y políticos e independiente de cualquier influencia de las condiciones históricas en las cuales se produjo.47 La noción de "medicalización" es un ejemplo de la relación entre poder y conocimiento. que la medicina no es científica. El enorme poder de la ciencia en la sociedad contemporánea proviene de que los científicos usualmente definen el conocimiento científico y técnico como imparcial. La medicina cons tituye un dominio altamente especializado de acción social. sino en sus comunidades técnicamente orga nizadas y como parte de la sociedad más amplia. fueron el re sultado de complejas negociaciones sociales dentro de la comuni dad médica internacional. cuyos límites y contenidos son establecidos por prácticas sociales más ex tensas. sino de afirmar que la ciencia y la medicina son esencialmente actividades sociales y que no hay un momento cognitivo puro.48 A partir del siglo XVIII se produjo en la sociedad europea una medicalización general de las conductas. bien sea con respecto a la elaboración de creencias.

Para Bourdieu. tal poder se incrementa a medida que aumentan los casos en los cuales se ha declarado exitosamente la posesión de conocimiento científico. La posesión de poder le concede a un grupo social la oportunidad para definir qué debe ser considerado como conocimiento aceptable. los agentes están socialmente estructurados ellos mismos. Las profesiones modernas poseen el poder de establecer tales fronteras. miasmáticas y hereditarias como pseudo-científicas. autoridad cultural es la probabilidad de que ciertas definiciones de la realidad y juicios de significado y de valor sean tomados como válidos y verdaderos. Este estudio también se basa en el concepto de que los enfoques estructuralistas y constructivistas son necesarios e inseparables. sino que son el resultado de negociaciones entre diversas fuerzas sociales.51 De manera semejante. es preciso subrayar que la medicalización no es simplemente un proceso de control social que ocurre desde arriba como una mera imposición de la profesión médica. . dos rasgos inseparables defi nen la autoridad científica: habilidad técnica y poder social. sino en su relación. no son simplemente dominados por fuerzas externas. para el sociólogo Paul Starr.53 Las fronteras entre la ciencia y la no-ciencia no están dadas. Para Bourdieu.humana escapa a su po der. Los seres humanos producen el mundo social que los rodea. De esta manera descartaron no ciones humorales.52 Los científicos argumentan que disfrutan de un acce so especial a la naturaleza. 50 El concepto de "autoridad científica" está relacionado con el tema de la medicalización. sino que con frecuencia se producen demandas de los servicios de los médicos por parte del público. En otras palabras. Según Bourdieu. la medicina llegó a ser una profesión a finales del siglo XIX y comienzos del XX y los médicos adquirieron el poder cultural y social para definir la lepra como una enfermedad infecciosa y temible. cuáles enunciados deben tomarse como científicos y cuáles como no científicos. la competencia científica es la capacidad socialmente reco nocida que un agente particular tiene para hablar y actuar legítima mente (de manera autorizada y autoritaria) sobre cuestiones cientí ficas. Reconocer a los agentes sociales no significa adoptar una sociología subjetivista que describe las accio nes intencionales de los individuos de acuerdo con teorías utilitarias o racionales. la ciencia y la tecnología en América Latina. Sin embargo. en el encuentro permanente entre la historia objetivada en cosas y la his toria encarnada en cuerpos. Al mismo tiempo. existe una "complicidad ontológica" entre las estructuras objetivas del mundo externo y el complejo in terno de disposiciones mentales y corporales de los individuos. la verdadera explicación de la acción no reside en las instituciones ni en los agentes mismos. 55 Este enfoque no niega la efectivi dad de las estructuras sociales. 54 En el caso de Colombia.56 Estas nociones son particularmente útiles para pensar los pro blemas de la historia de la medicina. Los individuos escogen y construyen caminos de acción significativos y contribuyen activamente a determinar los mismos factores sociales que los mueven.

el historiador. no puede sustraerse a su tiempo. los científicos como agentes contribuyeron a crear las condiciones sociales de transferencia de conocimiento. en nuestro mundo moderno dominado por la medicina de laboratorio. como se verá. en este caso la historiadora. En realidad. Por lo demás. por ejemplo. los médicos tuvieron muchas oportunidades para determinar sus caminos de acción. Nótese que esos "hechos" médicos. la periferia. De acuerdo con este modelo. la comunidad médica colombiana no fue un seguidor pasivo de los modelos internacionales. hacia el resto del mundo. sino constructores activos de su propia historia. Pero al fin y al cabo. ni de la sociedad colombiana como un todo. De acuerdo con las críticas a los enfoques difusionistas. estos científicos no fueron receptores pasi vos de ciencia. tecnología y medicina. Sin em bargo. Ese punto de partida me 1o proporciona el conocimiento médico contemporáneo. tal como los entendemos en el mundo de hoy.58 Si la estructura y la acción son inseparables en la historia. adoptaron los modelos usados en el mun do colonial para controlar la lepra en medio de una estructura de relaciones internacionales de dominación y de dependencia. Las prácticas de aislamiento de los pacientes de lepra que llegaron a ser procedimientos corrientes en muchos lugares a finales del siglo XIX habían estado vigentes en Colombia desde mucho antes que tales métodos recibieran la aprobación internacional. existe un virtual consenso entre los estudiosos de estas cuestiones. el conocimiento científico y tecnológico se divulgó desde Europa. en cuanto a la necesidad de superar el paradigma difusionista y reemplazado por un análisis más sofisticado de las particulares circunstancias socia les y culturales de América Latina. el centro. los "hechos" acerca de la lepra. Antes de proseguir. . sus decisiones no siempre estuvieron en favor de los pacientes. Sin embargo.que han sido conceptualizados en términos del modelo centro-periferia. Los médicos colombianos. 57 En la actualidad. ese conocimiento técnico. es necesario considerar las variaciones de las culturas locales y describir el papel activo de los científicos latinoamericanos en tales procesos de adopción y adaptación de co nocimiento. es preciso adoptar un punto de partida para esta exposición. también tienen una historia y han sido construidos tal como el conocimiento del pasado.

p.31. 1970. pp. p. 1 W. "The Emergence of Tropical Medicine: A Study in the 1 Establishment of a Scientific Specialty". Leprosy.1 Raoul Follereau (de l'Académie des Sciences Coloniales). 4 Leprosy. Como el antropólogo Arturo Escobar señala. pp. 1984). 1983. pp.H. 10. 1953). pp. las nociones de "subdesarrollo"y "tercer mundo" son resultados discursivos de la era de la segunda post-guerra. Browne. WHO. 5 Zachary Cussou. Handbook of Leprosy 3rd.75-98.3. Arturo Escobar. Cochrane. 1995).446-449. CO: WestviewPress.6.18: Robert Cochrane y 1. en pp. Raeism and Pub/ie Health. International Journal of Leprosy. 17 (7): 385-393.21. . 1961). Raeism and Publie Health: Social Poliey in Chronie Disease Control (Boulder.71 (Geneva: WHO.111-112. 1953). Zachary Gussow y George S. "Health Professionals as Stigmatizers and Destigmatizers of Diseases: 3 Alcoholism and Leprosy as Examples". (Bristol: John Wright & Sons. Leprosy. "Leprosy: The 6 ChristianAttitude". 1989). 1963. 1964).3. Frank Davey. 1989)pp.229-230 7 Gussow. 31 (2): 229·235. por Gerard Lemaine et al. Leprosy in Theory and Practice 2nd ed.Racism andPublic Helath: Social Policy in Chronic Disease Control(Boulder. p. Social Science and Medicine.7.280. 44 (5): 425-449. (Mouton: Maison des Sciences de I'homme. 216-219. Tracy. pp. "Stigma and the Leprosy Phenomenon: The Social 8 History of a Disease in the Nineteenth and Twentieth Centuries". 5tanley G. ed. Sobre el advenimiento de un área de investigación llamada "medicina tropical" véase: Michael Worboys.21 216-219 Robert G. 1976). Perspectives on the Emergence of Scientific Disciplines ed. Technical Report Series NO. en p. CO: Westview Press. en p. Bulletin of theHistory of Medicine. Tour du mondechezles lépreux (Paris: Flammarion. Expert Committee on Leprosy.5 Zachary Gussow. 2 lise J. First Report. Volinn. Jopling. p. construidos como parte del proceso por medio del cual el occidente se 9 redefinió a sí mismo y definió al resto del mundo. (London: William Heinemann Medical Books. p. First Report. Biblieal Leprosy: A Suggested Interpretation (London: The Tyndale Press. Encountering Development: The Making and Unmaking of the Third World (Princeton. Expert Committee on Leprosy.386 WHO. NJ: Princeton University Press.

Allan M. Born of Those Years (New York: Henry Holt and Company.234. ver: Memoria del V Congreso Internacional de la Lepra (La Habana: Editorial Cenit. 24 (4): 457-463. Straus and Giroux. 1 1 Linda Bryder. Expanded edition (New York: Oxford University Press. 1978). Brandt. 1 Susan Sontag. Sobre el punto de vista escéptico acerca de los resultados en la variación del nombre. ver: George L. 1989. No Magic Buller. 1986.460-2. International Journal of Leprosy. pp. 1 2 2 Más adelante me referiré al problema del conocimiento científico como socialmente produ cido antes que "descubierto". Illness as Metaphor (New York: Farrar. 179. Social Science and Medicine. pp. especialmente en pp. PP. "Leprosy. 2 Sobre la conferencia de la Habana. en p. N.158-159.273-274. "Issues of Definitions and their Implications: AIDS and Leprosy". Below the Magic Mountain. Luzviminda B. Volinn. living in the Shadow of Death: Tuberculosis and the Social Experience of lllness in American History (New York: Basic Books. 29 (10): 1157·1162.J. sobre la comparación de lepra y SIDA ver: IIse J.1 Elías Sevilla Casas.181. Selow the Magic Mountain: A Social History of Tuberculosis in TwentiethCentury Britain (Oxford: Clarendon Press. p. Society.. No Magic Bullet: A Social History of Venereal Disease in the United States since 1880. 2 . Rothman.123-124. 19941. los mutilados del oprobio: estudio sobre la lepra en una región endémica de Colombia (Bogotá: Colcultura. 34 (1-4): 80-90. 1949) y Perry Burgess. Sheila M. 1989l. 1995). 1951). Stigma: Notes on the Management of Spoiled Identity (Englewood. y de la misma autora: AIDS and Its Metaphors (New York: Farrar. en pp.85-90. Brandt. Bryder. Flte.226. Valencia et al. Philippine sociological Review.201 y 223. 1988). 1 1985/19871. 1 16 Ibid. p. pp. and Hansen's Disease". Straus and Giroux. pp.1157. 1963l. 1 Sobre la noción de "estigma" ver el trabajo clásico de Erving Goffman. "Society and Leprosy: A Philippine Experlence".18.: Prentice Hall. 1956. p.

pp. "Stigma and the Leprosy Phenomenon".17 -22 2 Nancy Waxler. pp. Medicine and Change: Historical and Sociological Studies of Medicallnnovation ed. 2 Walter Fancutt. Paul Weindling establece la relación entre una concepción ontológica de las enfermedades Y la idea de que pueden ser erradicadas para hacer una 3 crítica de esa visión: "Medicine and the Holocaust: The case of Typhus". Tf7e Disease of the Soul: Leprosy in Medieval Literature (Ithaca: Cornell University Press. 1974). The Laboratory Revolution in Medicine ed.447. E. The Problem of Medical Knowledge: 2 Examining the Social Construction of Medicine ed. 2 Gussow.425-449. Microbe Hunters (New York: Harcourt Brace. Leprosy' Racism. 1993).447. "Transforming Plague: The Laboratory and the Identity of 3 Infectious Disease". . Medicine and Change: Historical and Sociological Studies of Medicallnnovation ed. pp. Gussow. pp. (Phoenix Mill: Sutton. The Mission to Lepers: 90 Vears of Leprosy Service 1874-1964 (London: The Misslon to Lepers. pp. por Elliot Mishler et al. Andrew Cunningham. by llana Lówy (Paris: iNSERM/John libbey Eurotext.464. by Peter Wright and Andrew Treacher (Edinburgh: Edinburgh University Press. Leprosy. by llana Lówy (Paris: iNSERM/John libbey Eurotext. (Cambndge: Cambridge University Press.2 Gussow y Tracy. and Public Health. 1982). pp209-244. 1993). Social Contexts of Healtf7. Disease and History 2nd ed.197.172·177 2 Saul Nathaniel Brody. p. Illness.201-228. 2000). 1926l.464. and Public Health. by Andrew Cunningham and Perry Williams (Cambridge: Cambridge University Press.J. 3 Por ejemplo: Frederick F. Cartwrlght & Michael Biddiss. "Constructing Genetic Diseases". Racism.144161.pp. Paul Weindling establece la relación entre una concepción ontológica de las enfermedades Y la idea de que pueden ser erradicadas para hacer una 3 crítica de esa visión: "Medicine and the Holocaust: The case of Typhus". 1964). 1981). Existe versión en castellano. "Learning te be a leper: a case study in the soclal constructíon of illness". pp. Yoxen. 19921. 3 El ejemplo clásico es Paul De Kruif. and Patient Care ed.

Science ín Action: How to Follow Scientists and Engineers through Socíety (Cambridge. 1986). (Chicago: The University of Chicago Press. Cuadernos del Seminario. Elizabeth Fee y Daniel M. AIDS and its Metaphors. pp. 1981). 3 David Bloor. 1987). Fleck. 2000). (Chicago: The University of Chicago Press. por Thaddeus Trenn y Robert K.60-61. Existe una literatura extensa sobre la sociología del conocimíento científico. ed. 1930. Existe traducción española: La génesis y el desarrollo de un hecho 4 científico (Madrid: Alianza Universidad. "La sociología del conocimiento 4 científico . p. 1976/1991).2. ed. 24 (11-12): 1-155. en: Culturas científicas y saberes locales. Bruno Latour.39. Fax leds).38-43. MA: Harvard University Press. 'Comment l'Europe. 4 (1-2): 49-57. lllness as Metaphor. Sontag. "Acerca de colectivos y estilos de pensamiento: o de por qué Kuhn oividó citar a Fleck". 1976/1991). Genesis and Development of a Scientífic Fact. 1935/1979).3 Édouard Jeanselme. Para una comparación del pensamiento de Fleck con el de Kuhn. Sontag. 1999. Y Andrew Pickering (ed) Science as Practice and Culture (Chicago: The University of Chicago Press. Knowledge and Social Imagery 2nd ed. Ludwik Fleck. por Diana Obregón (Bogotá: CES/Universidad Nacional. 1992l. The Pasteurization of France (Cambridge: Harvard University Press.14 3 3 3 David Bloor. AIDS: The Making of a Chronic Disease (Berkeley: University of California Press. Merton (Chicago: The University of Chicago Press. Knowledge and Social Imagery 2nd ed. pp.o de cómo huir de la recepción y salir de la periferia".197-220. pp. Ver por ejem plo: Karin Knorr-Cetina. Para un desarrollo de estas ideas. véase: Diana Obregón. 1988). p. The Manufacture of Knowledge (Oxford: 4 Pergamon Press. 4 La expresíón es de Bruno Latour. p. au Moyen Age se protégea contre la Lépre'. 1992). Bulletin de la Societé Franpise d'Histoire de la Médecine. . Genesls and Deveiopment of a Sclentlflc Fact. véase: Olga Restrepo Forero.

"The Specificity of the Scientific Field". (Chicago: The university of 4 Chicago Press. "Boundary-Work and the Demarcation of Science from Non-Science. The Logic of Practice (Stanford. 1973). Natural Symbols: Explorations in Cosmology (London: Barrie and Rockliff. "Historia de la medicalización". 1983. 1982). 1990). ver: 5 Colin Jones.4 Peter Wright y Andrew Treacher. 5 Bourdieu. Social Science Information. 11 (1): 3-25. "Montpellier Medicai Students and the Medicalisation of 18thCentury France". "Politics and the Study of Discourse". 1770-1830 (Waterloo. Strains and Interests in Professional Ideologies of Scientists". por Graham Burchell. "Introduction". 1987). 4 4 Jean-Pierre Goubert. 1975. Gieryn. The Birth of the Clinic (London: Tavistock. 1977. 10 (2): 152-169. Y Pierre Bourdieu.10-15. Michei Foucault. 19821. Thomas F. pp. 14 (61: 19-47. "Introduction". Problems and Methods in the History of Medicine. (Ed) La Médicalisation de la Société Francaise. "The Specificity of the Scientific Field and the Social Conditions of the progress of Reason".6. pp. ed. 4 Michel Foucault. . Para un desarrollo del análisis de la medicalización como un proceso de demanda. p. Michel Foucault. 47:781-795. Ibid". por Peter Wright y Andrew Treacher Edinburgh: Edinburgh University Press. Wright y Treacher. Ontario: Historical Reflections Press. The Problem of Medical Knowledge: Examining the Social Construction of Medicine. 1976.57-80. ed. The American Sociological Review. pp. ed.52-65. pp.13-15.53-72. 1982). pp. 1991).19 Paul Starr. The Social Transformation of American Medicine: The Rise of a Sovereign Profession and me Making of a Vast Industry (New York: Basic Books. et al. por Roy Porter y Andrew Wear (London: Croom Helm. 5 5 5 5 Pierre Bourdieu. CA: Stanford University Press. 4 Mary Douglas. "La crisis de la medicina o la crisis de la antimedicina". Educación Médica y Salud. en p. 1970). The Foucault Effect: Studies in Covernmentality.

PARTE 2 Autores: Conocimiento médico acerca de la lepra . 1989). pp.  IN TRODUCCIÓN. "Ciencia Colonial Y Roles Profesionales en la América Española del Sigio XVIII". "The Spread of Western Science". George Basalla. Quipu..D. IN: Indiana University Press. "The Spread of Western Science Revisited". Beginnings of Brazilian Science: Oswaldo Cruz. 156 (Mayl: 611-622. Medical Research and Policy. 1994). del mismo autor. "Locality and Science: Myths of Centre and Periphery". Theory. PARTE 2 Introducción.10-15. 1989. Culture & Society. Nancy 5 Stepan. Mundialización de la ciencia y cul tura nacional. Excelencia científica en la periferia: Actividades científicas e investigación biomédica en el Perú (Lima: Grade Concytec. 1993.) Science and Empires: Historical Studies about Scientific Development and European Expansion (Dordrecht: Kluwer Academic Press. en pp. 1981). 10:1-17. Lafuente.605. 1992).) Missionaries of Science: The Rockefeller Foundation and Latin America (Bloomington.599603. Catherine Jami y Anne Marie Moulin (eds. Science. Varias críticas del modelo han sido formuladas.617. para una revisión completa de estos análisis.L. A. The Hour of Eugenics: Race. ed. 1890-1920 (New York: Science History Publications. Patrick Petltjean.5 Loic J. Wacquant. Marcos Cueto. 1993). 1992). Marcos Cueto (Ed. Ibid. Nancy Stepan. Gender and Nation in Latin America (Ithaca: Cornell University Press. 1967. 6:387-403. descubrimiento y mundo colonial". Helena y M. por A. Ortega (Madrid: Doce Calles. pp. Actas del Congreso 5 Internacional "Ciencia. "On the Tracks of Symbolic Power: Prefatory Notes to Bourdieu's State NobilitV. ver: David Wade Chambers. Antonio Lafuente y José Sala Catalá.

como se verá en el capítulo corres pondiente.Los especialistas describen la lepra o enfermedad de Hansen como una dolencia infecciosa crónica que ataca inicialmente la piel y los nervios periféricos y luego involucra las estructuras profundas como músculos. a veces llamados los postulados de Henle-Koch. el microorganismo en cuestión tiene que ser. Aquellos postulados. huesos. y tercero (añadida por Koch). la enfermedad se considera propia de los seres hu manos.61 Este microorganismo.59 Así. Kirchheimer y E. Lehmann y R. aislado de impurezas. resisten la decoloración por ácidos minerales.62 El bacilo de la lepra fue incluido en este género con base en su ácido resistencia. la comunidad leprológica acepta que Mycobacterium leprae es el agente etiológico de la enfermedad.E. pero no porque estas bacterias tuviesen alguna relación con los hongos. Hoy. M. leprae como el agente causal de la lepra provee un claro ejemplo de negociación entre la comunidad científica. a tal punto que el comité . ha sido particularmente difícil encontrar un animal que constituya un modelo apropiado para la experimen tación en lepra ya que sólo muy pocos animales contraen la enfermedad de manera natural. Storrs encontraron que el ar madillo de nueve bandas (Dasypus novemcinctus) contrae natural mente la lepra. esta peculiaridad llegó a ser el método principal para diferenciarlos de otros microor ganismos. aunque los tres postulados de Koch (aislamiento-cultivoinoculación) no se cumplen para el bacilo. y estudios más recientes con armadillos y primates abrie ron nuevos caminos de investigación para ensayar drogas y para evaluar la resistencia a éstas y el efecto de posibles vacunas. Con el fin de llegar a ser objeto de discurso científico y candidato a figurar como agente causal de una enfermedad. WF. junto con M. Neumann le dieron este nombre en 1896 debido a la apariencia mo hosa de las cepas al ser cultivadas en medio líquido.63 De otra parte. pertenece al género Mycobacteria que comprende treinta especies diferentes. cultivado fuera del cuerpo humano (éstas dos fueron las reglas de Henle). pero una vez teñidos con violeta de genciana y saturados en una solución de anilina en agua.O. primero. 64 Aunque en 1971. La inoculación del bacilo de la lepra en almohadillas plantares de ratones.leprae. Karl B. Los bacilos de la tuberculosis son difíciles de pigmentar. realizada por Charles Shepard en 1960. tuberculosis.65 El problema del cultivo de Mycobacterium leprae in vitro es aún un tema polémico. Así.60 El médico noruego Gerhard Armauer Hansen (1841-1912) observó y describió entre 1870 y 187410 que más tar de sería conocido como M. ojos y vísceras. De esta manera se considera que ésta fue la primera bacteria patógena para los seres humanos en ser identificada. segundo. definen un método para estudiar microorganismos. la historia de la aceptación de M. El término ácido-resistente viene de una peculiaridad de las Mycobacteria establecida por Paul Ehrlich en 1882. como explicaré en el tercer capítulo. leprae tiene preferencia por los nervios y parece ser la única bacteria que tiene la habilidad de penetrarlos. inoculado en un organismo sano para producir la enfermedad con todos sus síntomas típicos.

aunque algunos casos excepcionales han sido diagnosticados en infantes menores de un año y en otras raras instancias el período latente ha sido de 15 a 20 años. leprae in vitro desde por 1o menos 1911. Aún en áreas endémicas. La teoría más plausible en la actualidad es que M. pero ocasionalmente un intercambiocorto puede resultar en infección. Mattman afirma que la idea de la imposibilidad de cultivar M. la lepra se clasifica en seis grupos que constituyen el espectro de la enfermedad: indeterminada. hizo sospechar a los investigadores que existía fuera del huésped vivo un foco en el cual los bacilos podían vivir y multiplicarse.71 La lepra es una enfermedad que presenta una enorme variedad clínica e histopatológica. pero la mayoría de individuos jamás desarrolla obvias manifesta ciones clínicas de la enfermedad y otros producen sólo una lesion localizada que se cura espontáneamente. leprae proviene del hecho de que el cultivo de bacilos ácido resistentes requiere tiempo. leprae no siempre está presente en grandes cantidades en la epidermis.de expertos en lepra de la OMS proclamó en 1988 que todavía no había sido posi ble cultivar el bacilo in vitro. los científicos creen que la lepra se propaga de persona a persona. la observación de que M. tuberculoide.69 La inmunidad a enfermedades micobacterianas no depende de la producción de anticuerpos. Los especialistas también consideran la nariz como la principal salida del bacilo. Sin embargo. Lida H. leprae parece ser común. Pueden pasar de tres a cinco años desde la infección hasta la aparición de manifestaciones clínicas. sino más bien de respuestas inmunes mediadas por las células. Algunas hipótesis propo nen insectos como vectores y otras sugieren el suelo como fuente de M. Los científicos asumen que la infección tiene lugar después de prolongado e íntimo contacto con personas infectadas. pero el método exacto de transmisión se desconoce.66 Sin embargo. Es posible que la lepra se pueda transmitir de varias formas.72 Los dos extremos del espectro son: tuberculoide. Tal parece que la mayoría de la población posee inmunidad a la lepra.70 Aunque se han desarro llado varias pruebas inmunológicas para medir los anticuerpos y antígenos específicos de M. la infección con M. en un estudio poste rior. limítrofe pura. leprae. leprae entra en el organismo a través del tracto respiratorio y alcanza los nervios y la piel por la vía del torrente sanguíneo. Desde el punto de vista histológico. caso en el cual hay pocos baci los en las lesiones y . éstas carecen de la sensibilidad requerida para constituir una herramienta útil en la detección tem prana de la infección de lepra o infección subclínica.68 El período de incubación de la lepra es largo. pero los científicos no han comprobado ninguna de es tas teorías. De acuerdo con Mattman. lepromatosa limítrofe y lepromatosa. algu nos investigadores lograron cultivar M. tuberculoide limítrofe. El tipo de lepra que un huésped susceptible puede desarrollar así como su prognosis dependen del estado inmunológico de la persona.67 En general. leprae. En el pasado se creía que la lepra se contraía por contacto cutáneo.

rara vez se encuentran las angustiosas complicaciones de la lepra laríngea avan zada y la perforación del paladar. la OMS recomienda para los pacientes de lepra una tera pia múltiple de tres drogas combinadas: dapsona. la laringe. leprae rápidamente y clofazimina que es bactericida y anti-inflamatoria. leprae resistente a la dapsona. y lepro matosa. En la lepra le promatosa se presentan muchas máculas. en el cual hay una baja respuesta inmune permitiendo que el bacilo se reproduzca aceleradamente. el hígado. leprae resistentes a estos medicamentos. Los casos limítrofes o borderline muestran características transitorias entre tuberculoide y lepromatosa. En esta forma de la enfermedad los bacilos se diseminan a muchos órganos como los ojos. deformidad e incluso destrucción de las falanges y de los tabiques nasales. De acuerdo con la OMS. mientras que las formas tuberculoides son menos infecciosas o no lo son en absoluto. pero no lo suficientemente efectiva como para eliminar las bacterias. que se mueven hacia la derecha del es pectro y el paciente desarrolla una forma más severa de la enferme dad. rifampicina que mata al M. es decir. Sin embargo. El comité de expertos en lepra de la OMS informó en 1988 que el perfil clínico de la enfermedad había cambiado drásticamente en los últimos veinte años: Las lesiones nodulares ulceradas y la faz leonina de la lepra le promatosa se ven rara vez en la actualidad. 74 Las descripciones populares y literarias de la lepra se basan usualmente en estas formas extremas. úlcera de la córnea. aparece la anestesia y el daño de los nervios es gradualmente progresivo. La resistencia primaria ocurre en personas infectadas por M. el bazo y otros. ignorando los casos más comunes y benignos. leprae a la dapsona que ha sido desde los años cuarenta el medicamento nor mal contra la lepra. por medio de quimioterapia ha sido posible convertir rápidamente los casos lepromatosos en no infecciosos y éste es un importante factor para controlar la enfermedad. de cepas de M.una respuesta inmune mas alta. parálisis. Se considera un caso de lepra indeterminada cuando el paciente presenta daño de la sensibilidad y lesiones no específicas que o bien sanan espontáneamente o bien evolucionan hacia lesio nes determinadas. el fenómeno más alarmante en relación con el control de la lepra des de la síntesis de la nueva droga ha sido el incremento en el ámbito mundial de la resistencia primaria y secundaria de M. los testículos.73 En la lepra tuberculoide los rasgos clínicos principales son unas pocas lesiones en la piel y en los nervios periféricos. la médula ósea. .76 Desde 1941 las sulfonas se convirtieron en la droga "milagrosa" contra la lepra hasta la aparición. Igualmente. los nódulos linfáticos.77 Actualmente. Resistencia secundaria es el tipo de resistencia que se desarrolla en casos lepromatosos como resultado de una monoterapia aplicada por largo tiempo. hacia 1960. produciendo ceguera. 75 Los pacientes con lepra lepromatosa son los más infecciosos.

En 1988.80 Prevalencia es el número de casos que hay en una colectividad por unidad de pobla ción y en un momento determinado. Además de la quimioterapia. El simple efecto de la quimioterapia no va a curar las "muti1aciones del alma" que los enfermos de lepra han tenido que padecer desde tiempos inmemoriales. o a prácticas inveteradas que han conseguido que los pacientes y sus familias" se oculten por temor a la segregación. entre ellos. América . Aunque teóricamente es más valio so el dato de la incidencia que el de la prevalencia. Irán. pero sus efectos teratogénicos limitan se riamente su uso. el tratamiento contra la lepra sigue siendo difícil y materia de controversia ya que los casos de resisten cia a la rifampicina y a la clofazimina también se han empezado a presentar. Turquía. ocupacional y social. África del este y Brasil. ulcerados o anestesiadosj preven ción contra la ceguera.81 La mayor parte de los enfermos de lepra vive en países del llamado tercer mundo como India. la OMS calculó la prevalencia de la lepra entre 10 Y 12 millones de casos con un total de 5'100. La talidomida también ha sido eficaz en el tratamiento de la lepra. no se posee información sobre la incidencia de casi ninguna enfermedad cróni ca. principalmente thioamidas. Otras drogas. La enfermedad también se presenta en menor medida en Japón. Carea. no siempre están disponibles y la supervisión de su administración re sulta difícil en países empobrecidos y carentes de personal científico calificado. Portugal. Se refieren a los aspectos sociales y culturales que conciben la lepra como una enfermedad vergonzosa que es preciso ocultar.79 El número de casos de lepra es difícil de estimar porque el criterio diagnóstico y las definiciones no son claras. Los especialistas se refieren a la "brecha" en la aplicación de las drogas como el desafío primordial que actualmente enfrentan los programas de control de la lepra. los organismos internacionales que han diseñado la agenda de la erradicación de la lepra deben otorgarle prioridad a los aspectos culturales que envuelven tanto a los pa cientes ya sus familias como al personal médico en los países endémicos.Sin embargo. China. pero éstas pueden causar serios efectos secundarios. como ha sido el caso de Colombia. otros aspectos del control de la lepra incluyen supervisión de las reacciones inmunológicasj cuida do de los miembros deformados. cirugía reconstructiva de la cara y los miem bros y rehabilitación física.000 casos registrados en 1987. Por otra parte. África central. daño al hígado. 78 Pero además. La incidencia consiste en la tasa de los nuevos casos de una enfermedad por unidad de pobla ción y en período determinado. Grecia. sureste de Asia. los medicamentos son costosos. se han desarro llado. como ha señalado Sevilla Casas. España. Italia. Esta brecha consiste en la dis tancia que existe entre el conocimiento científico y su uso efectivo. y para ellos está claro que solamente a través de la comprensión de lo que llaman "factores no médicos" involucrados en el control de la enfermedad será posible llegar a los pacientes y erradicar esta dolen cia. el tratamiento efectivo contra la lepra requiere algo más que simplemente detener la enfermedad en los individuos y reducir la propagación de la infección en la comuni dad. Irak. Por lo demás. Australia.

científicos y laicos.central y América del sur con excepción de Chile. ésta es una enfermedad con profundas implicaciones culturales y sociales que con frecuencia provoca ansiedades que provienen de un pasado lejano. Sin embargo. Acerca de este estudio El estudio de la historia de la lepra moderna.87 Como se verá en este trabajo. se insis te en que la enfermedad debe ser entendida en términos racionales. esto es.84 Mi propósito es más bien sugerir que la enfermedad. Sin embargo. a pesar de los esfuerzos de muchos pacientes y trabajadores de la lepra. es esencialmente una construcción social.82 En cuanto a Colombia. jugó en la formación de una sociedad persecutora durante el siglo XII en Europa. El estudio de la lepra desde el punto de vista de los estudios sociales de la ciencia resulta sugestivo puesto que existen muchos temas sobre los cuales no hay acuerdo en el interior de la comunidad científica. Tampoco intenta castigar el atraso o los errores del pa sado al compararlos con los hallazgos de la ciencia contemporá nea. el historiador R.88 Por ejem plo. Esto significa que en términos de prevalencia de la lepra este país se en cuentra en segundo lugar en Sur América después de Brasil.181 casos registrados. por el contrario. con el fin de premiar sus "anticipaciones" o sus intuiciones científicas. En casi todas las descripciones contemporáneas de la lepra. antes que una entidad natural. herejes y judíos. se cierre la caja negra. se afirma que la lepra es "más contagiosa de lo que se pensaba previamente". toda afirmación científica se pre senta como una caja negra. Existen historias de lo que se llamó lepra en la anti güedad y en la Edad Media europea y análisis de los rituales religio sos de segregación a que dio lugar durante esos períodos. desde su descripción como una enfermedad infecciosa producida por un microorganismo específico.86En otros casos. es decir. como diría el sociólogo Bruno Latour.89Las historias generales de las epidemias y de la salud pública que cubren extensos períodos dedican algún espacio a la lepra como una de esas . Dependiendo de las circunstancias. algunos autores describen la lepra como "la menos contagiosa entre las enfermedades contagiosas" o simplemente como "infecciosa en algunos casos". por lo tanto es posible examinarlos antes que. ha sido descuidado por los historiadores profesionales. aparece despojada de cualquier interés extra-científico y de las circunstancias particulares que die ron lugar a ella. Moore estudió el papel que la opresión a los leprosos. si la intención es despertar la conciencia pública sobre una enfermedad de otra manera olvidada. un censo oficial realizado en 1990 encontró que había 17.I. 83 Hasta aquí la descripción científica de la lepra tal como los cien tíficos la entienden en la actualidad. este estudio no es un ejercicio de historia anacrónica que busque en el pasado prefiguraciones de ideas y nociones científicas desarrolladas más tarde. si el propósito es mitigar el miedo exagerado a la infección.85 Éste es el caso del grado de infecciosidad de la lepra.

94 La historia de la lepra en América Latina. pero no existen trabajos sistemáticos que exploren la historia de los esfuerzos de control de una dolencia en un período particular. el examen de los procesos sociales y culturales por me dio de los cuales las enfermedades han sido definidas como tales es un tema prácticamente inexplorado en la historiografía colombiana. como en el período independiente. la equivalencia de la lepra moderna con la en fermedad descrita en la Biblia y en la Edad Media resulta problemática. los historiadores han permane cido indiferentes al tema de la lepra. enfermeras y misioneros. y un artí culo de Pilar Gardeta Sabater que es quizás el estudio más completo sobre la lepra en la Nueva Granada a finales del período colonia1. De hecho. Esta situación se ha modifica do en los últimos años. la mayor parte de la investiga ción histórica y sociológica sobre la lepra moderna ha sido produci da por los mismos trabajadores de la lepra. la lepra era entendida a veces como una enfermedad venérea o como un estadio de la sífilis y en la categoría lepra se incluían diver sas alteraciones de la piel. la adopción de procedi mientos y de ideas medievales acerca de los leprosos en el siglo XIX identificó.93 La lepra ha generado sus propias tradiciones de trabajo histórico. Esta literatura ha sido generalmente publicada en las revistas especializadas en leprología. de ahí su interés en el estigma. a la moderna enfermedad de Hansen con la lepra bíblica y medieval. salvo algunos casos.90 Sin embargo.98 Por lo demás. racismo y salud pública a finales del siglo XIX fue producido dentro del mundo mismo del control de la enferme dad. en la práctica.92 Aún el sugestivo estudio elaborado por el psiquiatra e historiador Zachary Gussow sobre lepra. así como de documentos escritos.96 En general.97 Los trabajos generales sobre la historia de la medicina y de la salud pública se refieren desde luego a esta materia. en el cual dedica un capítulo al tema de la lepra comparándola con la viruela. El autor se basa en un volumen importante de entrevistas a pacientes. Este trabajo explora la transformación de las identidades de los "leprosos". quienes han definido la continuidad histórica de la lepra. médicos. aún queda mucho por examinar en torno a la historia de los asuntos . incluyendo fuentes antiguas de la medicina árabe. Gussow se unió al personal del leprosario de Carville a principios de la década de 1960 para realizar como psiquiatra su trabajo de campo con pacientes de lepra. y particularmente en Colombia.enfermedades que desaparecieron misteriosamente de Europa entre los siglos XIV y XV. sus vidas y sus experiencias en el contexto más am plio de las respuestas médicas y sociales a la lepra tanto en el Malí colonial francés. sigue patrones semejantes: ha sido en su mayoría es crita por trabajadores de la lepra. mientras que. especialmente médicos y sacerdotes.95 Entre los escasos trabajos sobre la lepra escritos por historia dores se encuentran el libro de Ana Luz Rodríguez sobre los rituales relacionados con la muerte entre 1800 y 1810. África occidental. Sin embargo. Ya había sido terminada la etapa investigativa de este libro cuando apareció en prensa un sugestivo libro de Eric Silla sobre lepra e identidad personal en Malí.91 Los tratados sobre la lepra impresos en el período considerado en esta investigación a menudo incluyen extensas introducciones históricas sobre la enfermedad.

103 . Como el historiador Roger Cooter señala. como aspectos constituyentes de una misma historia. cuando la comunidad médica comenzó a difundir las teorías infeccio sas referidas a la enfermedad.100 Este libro pretende explicar el papel significativo que la lepra jugó no solamente para el desarrollo de las instituciones de salud pública en Colombia. La cuestión de la lepra en el contexto de la sociedad medieval planteó desde el comienzo de esta investigación un sinnúmero de problemas metodológicos. y la compleja interacción entre el conocimiento médico y los intereses de la profesión. la enfermería y otras profesiones médicas en Colom bia merecen todavía una mayor investigación.99 Aunque algunos estudios apuntan en este sentido el análisis de la historia de la salud pública en su contexto social. Usando una expresión del historiador Karl Figlio. Así. por parte del Estado colombia no. los conocimientos médicos son parte de totalidades sociales y culturales en donde los conceptos y las teorías son mu tuamente constitutivos con sus circunstancias materiales y sociales. económico y político y cuestiones como la profesionalización de la medicina. Los capítulos 4 a 8 tratan de la cruza da contra la lepra adelantada en Colombia desde la década de 1880. la dinámica nacional e internacional de la lucha contra la lepra y las luchas de poder de los médicos. los observadores de la misma y su significado social y político. consideré indispensable incluir estas reflexiones en el primer capítulo. También pretende arrojar luces sobre el papel de la enfermedad en las representaciones colectivas de la socie dad colombiana.101 Pretendo analizar la enferme dad. y de la construcción de la lepra como una enfermedad infecciosa específica a finales del siglo XIX se trata en el capítulo 3. aunque éste no sea el objetivo fundamental. El trabajo culmina con la abolición del aislamiento obligatorio en 1961. me propongo explorar la extensión y calidad de la particularidad histórica de la lepra en Colombia en el período indicado. sino su papel prominente en la consolidación de la misma profesión médica. La revisión de un cúmulo de fuentes se cundarias para alcanzar alguna visión de esta cuestión se hizo nece saria ya que los médicos colombianos remitían con regularidad a esa historia. en las cuales la construcción de un concepto moderno de lepra fue elemento desta cado.médicos y sanitarios. después de más de medio siglo de persecución a los enfermos.102 En este trabajo examino las relaciones sociales específicas que se desarrollaron entre los principales actores involucrados en la cues tión de la lepra: médicos. El sujeto del conocimiento (la profesión médica) y su objeto (la lepra) se forma ron juntos en una relación recíproca. En el capítulo segundo examino las prácticas y conceptos relacionados con la elefancia o lepra desde finales del siglo XVIII hasta el último tercio del XIX. enfermos y el Estado colombiano.

en p.197·199. Charles 5hepard.342 (Washington: Pan American Health Organization. Trautman.768 (Geneva: Lida H. 19931. Sentinel for Health: A History of the Centers for Disease Control (Berkeley: University of California Press.19. Atlas und Grundriss der Bakteriologie und 62 Lehrbuch der speciellen bakteriologischen Diagnostik (München. Lepra. Karl B. "Advances in the Microbiology of M. 25. Ine . Etheridge. El científico venezolano Jacinto Convit ha realizado numerosas investigaciones acerca de la multiplicación de bacilos en el armadillo: Jacinto Convit. Grange. 1976) Scientific Publication No. Grange. pp. 1977). Expert Committee on Leprosy. leprae in the past Century". pp. 1984. p. 1992).53·56. Animal Models. pp1-7. Le dernier langage de la médecine: Histoire de l'immunologie de pasteur au Sida (Paris: presses Universitaires de France. PP. Handbook of Leprosy. Trautman. American Joumal of Hygiene. 61 Jopling. 2nd ed. 'The Armadíllo as Experimental Model in Leprosy 65 Research. Mattman. Mycobacterial Diseases. John R.131-3. 71: 147-157. M. pp. 60 Anne Marie Moulin. 1991). M. Lehmann y R. 1984. . Mycobacterial Diseases. "Epidemiological Aspects of Hansen's Disease". 67 John R. Proceedings of the Workshop on Future Problems in the Microbiology of M.728. 1973. 1980).30. "Acid-Fast Bacilli in Nasal Excretions in Leprosy.. Sixth Report. Grange. pp. p. 19961. Para una detallada descripción del conocimiento científico 59 actual de la lepra.62·63. Mycobacterial Diseases (New York: Elsevier North Holland. Mycobacterial Diseases. 60 (7): 722731.728. (Boca Raton.D. véase: Gerzain Rodríguez Y Luis Carlos Orozco (eds). leprae" (12·15 Oct.363. 63 Yoshio Yoshie.O. en p. Lepra (Bogotá Instituto Nacional de Salud. 41 (3): 361-371.13. International Journal of Leprosy.62·63. 1960. Diana Camargo y Luis Carlos Orozco. Cell Wall Deficient Forms' Stealth Pathogens. Grange. 1896). pp. FL: CRC Press. 64 Elizabeth W.56. Second Series. en p. Bulletin of 68 the New York Academy of Medicine. Bulletin of 69 the New York Academy of Medicine. Technical Report Series No. Neumann.John M. p. "Epidemiological Aspects of Hansen's Disease". Leprosy: Cultivation of the Etiologic Agen Immunology. Second Series.D. 'Bacteriología de Mycobacterium leprae". 60 (7): 722731. 66 WHO. and Results of Inoculation of Mice".

Social History of Medicine. 76 Ibid. 73 Grange.84. ver: Ludmilla Jordanova. 1977.4. 1993. Seminario sobre lepra.363. p. Sartwell. pp. Meade. Handbook of Leprosy.38-39. Leprosy Review. Sobre los problemas de rehabilita ción. Mycobacterial Diseases. 37-38. 48 (1): 3-8. Handbook of Leprosy. "Cllnical and Histopathological Correlation in the Classification 72 of Leprosy". pp. Scientific Meeting on Rehabilitation in Leprosy.8. T. pp. Los mutilados del oprobio. Los mutilados del oprobio.11. p. WHO. Sixth Report Expert Committee on Leprosy. Jopling. Sobre el anacronismo en la historia de la medicina.84-95. Grange. Mycobacterial Diseases. Jopling. Philip E.73. 'Primary 77 Sulfone Resistance". Mycobacterial Diseases. Expert Committee on Leprosy. 96-97. 1961). pp. Mycobacterial Diseases. Paul Brand y Philip Yancey. pp. "Epidemiological Aspects of Hansen's Disease". ver: WHO..9-15. ver la carta de Fabio Londoño. Documentos de trabajo. El primer caso de resistencia primaria al dapsone se reportó en Colombia en 1977. programación y organización de programas de control de la 81 lepra". Publicaciones cientificas No.56-60. pp.74 .12 71 WHO. 74 Grange.13. Sixth Report. Technical Report Series No.64-66.W. en p.11-19 80 WHO. 1995. 79 Sevilla Casas. 82 Trautman. Bhatia et al. WHO. 78 1977.85 (Washington: Organización Panamericana de la Salud. 61 (3): 433-438.221 (Geneva: WHO. p. 1993).. Sixth Report. p.18-44. "Conceptos epidemiológicos generales y su aplicación en la planificación. Handbook of Leprosy. conclusiones y recomendaciones. p.9. 8 (3): 361-381.29-37. Pain: The Gift Nobody Wants (New York:Harper Collins Publishers.23 Amarjit S. Sixth Report. Expert Committee on Leprosy. Jopling. "How Effective is the Treatment of Leprosy?" Leprosy Review. 48 (1): 51.722 83 Sevilla Casas. p.70 Grange. p. Expert Committee on Leprosy. pp. . Expert Committee on Leprosy. pp. Sixth Report. WHO. "The 84 Social Construction of Medical Knowledge". pp. pp. 1963). 75 WHO. Sixth Report Expert Committee on Leprosy. pp. Intemational Joumal of Leprosy. 27-28. en p 434.

86 Trautman. La Léprose (Paris: C. McNeil1. Intemational Journal of Leprosy. Piera Borradori. Y Édouard Jeanselme. p.NH & Oxford: Heineman & James Currey. 1934l. 112:1025-1033. Jopling. 1946/1956). Aznar. Moore. Dom Sauton. Y Antonio S. Volinn.J. 93 Gussow. Éditeurs. La Lepre (París: G. Doin et Cie. p. 1987!. 950-1250 (Oxford: Basil Blackwell. WI: 90 University of Wisconsin Press.175-77. Wade. 1977). "Epidemiological Aspects of Hansen's Disease".S Brewer. . 1980). 1951).729. Leprosy. 89 R. WHO.85 latour. 1955.1. 1943/1980). H.1. 23:418 . 94 Eric Silla. Science in Action. 1925). El cura Brochero 95 en su apostolado sacerdo tal. William H. História da Lepra no Brasil. 19761. "Histoires d'exclusion et 88 de solidarité: La lépre au Pays de Vaud".w. "The Contribution of Neisser to the Establishment of the 91 Hansen Bacilius as the Etiologic Agent of Leprosy".28. Handbook of Leprosy. A History of Public Health (Baltimore: The Johns Hopkins University Press. 1992.13. Racim and Public Health.. The Medieval Leper and His Northern Heirs (Cambridge: D. The Formation of a Persecuting Society: Power and Deviance In Western Europe. The Conquest of Epidemic Disease: A Chapter in the History of Ideas (Madison. People Are Not the Same: Leprosy and Identity in Twentieth-Century Mali (portsmouth.C. Plagues and Peopies (Garden City. 92 Leprosy (New York: William Wood and Co. Fite y H. Naud. 1901). 1958/1993). Su vida espiritual y legendaria en heroísmos (Buenos Aires: Ediciones Paulinas. Revue Médlcaie de la Suisse Romande. p. "Health Professionals as Stigmatizers". NY: Anchor Press/Doubleday. Souza-Araujo. (Rio de Janeiro: Departamento de Im presa Nacional. A Cuide to Leprosy Control (Geneva.388. p. y George Rosen. 3 vols. George L. Charles-Edward Amory Winslow. Algunos ejemplos son: Peter Richards. 87 WHO. pp. Sir Leonard Rogers y Ernest Muir. 19981.

.13-160 y Hugo A. Medicina tradicional en Colombia. Sotomayor Tribín et al. 19981. Sobre estos temas puede consultarse: Emilio Quevedo Vélez. Historia Social de la Ciencia en Colombia. por Marcos Cueto (Lima: Insti tuto de Estudios Peruanos. 1997). 99 1993). (compiladora). 2 tomos (Bogotá: Universidad 98 Nacional de Colombia.. Éste ha sido un tema explorado más bien por los antropólogos: Virginia Gutiérrez de Pineda. Cofradías. El texto Salud. "La medicina colombia na de 1867 a 1946". Acta Hispanica ad Medicinae Scientiarumque Historiam Ilustrandam. El regreso de las epidemias: salud y sociedad en el Perú del siglo XX 97 (Lima: Instituto de Estudios Peruanos. El medicamento en la historia de Colom bia (Bogotá: Schering Plough S. capellanías. Historia Social de la Ciencia en Colombia. Antropología médica: Una relación entre ciencias sociales y medicina (Bogotá: Universidad El Bosque.8 (Bogotá: Tercer Mundo. Un trabajo quizás pionero de Marcos Cueto examina desde la epidemia de peste bubónica de 1903 en Lima hasta el cólera de 1991: Marcos Cueto.7 (Bogotá: Tercer Mundo. 1996) también constituye un aporte en este sentido. "Institucionalización de la Medi cina en Colombia 1492-1860: Antecedentes de un Proceso". 1985). Néstor Miranda Canal. "Discurso 96 sobre una enfermedad social: La lepra en el Virreinato de la Nueva Granada en la transición de los siglos XVIII Y XIX". 1993). 1999. 1997l. También en el ámbito latinoamericano hay mucho por explorar en este terreno. pp. 19: 401-428. epidemias y funerales: Una mirada al tejido social de la Independencia (Bogotá: Banco de la República / El Áncora editores. vol. sociedad y cultura en América Latina: Nuevas perspectivas históricas. ver también: Deyanira Rivera R. vol. Dynamis.Ana Luz Rodriguez González.A . 19991 y Pilar Gardeta Sabater. ed.

Health Care in Colombia c. 10 24: 139-165.1910".87-108. en: Asclepio Revista de Historia de la Medicina y de la Ciencia. plaza de mercado. ya sea que lo compres o te lo regalen. y nunca beber. 1950: A Preliminary Analysis (London: Unlversity of London. 1998. exageración y autoridad médica". Historia Social de la Ciencia en Colombia.174. "La alopatía y la homeopatía en el siglo XIX: conflicto entre dos prácticas médicas".8 (Bogotá: Tercer Mundo. en Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura. 1890·1940". 10 "External Philanthropy and Domestic Change in Colombian Health Care: The Role of the Rockefeller Foundation. en: From Cholera to AIDS. 2002) y "Building National Medicine: Leprosy and Power in Colom bia.Sobre la historia de la salud pública. pp. Te prohíbo lavar tus manos o lavar algo tuyo en el riachuelo o en la fuente.376. The Problem of Medical Knowledge. Christopher Abel. Capítulo 1 Autores: El legado del pasado: la lepra medieval Te prohíbo entrar a la iglesia o monasterio. c. 2002. recógela en tu cuba o tazón. 15(1):89-108. y que vayas descalzo. o estar en compañía de otras personas. haz que lo viertan en tu cuba. feria. 1920·1950".174·224. hasta que sea tuya. 1995. en Social History of Medicine. "Ciencias médicas. Sobre algunos aspectos de la profesionalización de la medicina. (22): S9-73.1920. 1993). por Diego Armus (Duke University Press. y si deseas agua para tomar. 1997. Te prohíbo tocar cualquier cosa que regatees o compres. Te prohíbo. History and Disease in Modern Latin America ed. molino. ca. "How Does IlIness Mediate Social Relations? Workmen's Compensation and Medico Legal Practices.161·289. "Medicalización de la lepra: una estrategia nacional". estado y salud en Colombia: 1886-1957".75 (3): 339. para que uno te reconozca. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura. 1870 . véase: María del Pilar Guzmán Urrea. Te prohíbo entrar a una taberna.en pag 94 Extractos de los capítulos 4 y 5 aparecieron publicados como "Lepra. The problem of Medical Knowledge. Physicians and Leprosy in Modern Colom bia". 1994) y del mismo autor. Hispanic American Historical Review. vol. véase: Emilio Quevedo Vélez et al.. dejar . L-2: 131·153. Si quieres vino. 10 oger Cooter."Anticontagionism and History´´s Medical Record". Te prohíbo salir de tu casa sin tu traje de leproso. The State. 1995. pp. cuando vayas por el camino y encuentres a alguien que te habla. pp. 10 Karl Figlio. en p.

Te prohíbo. como ha indicado el historiador Nathaniel S. esta ligazón resulta aún más antigua. Te prohíbo beber o comer en compañía. Un elemento destacado de la singularidad de la lepra ha sido su tácito legado proveniente del pasado. Por medio de este procedimiento. la lepra se percibió en un doble sentido: como enfermedad venérea y como condición de decadencia moral. Aunque la conexión entre lepra y pecado aparece en la Biblia.3 La lepra desapareció de las tradiciones sociales y culturales europeas hacia el siglo XVI. En la Edad Media. Los zande del Alto Nilo consideraban que la lepra era una sanción por incesto. 5 Los hindúes en la región del Himalaya veían a la lepra como el efecto de severas transgresio nes en una pasada encarnación. Sin embargo. Te prohíbo comer o beber de otros platos diferentes a los tuyos. en conse cuencia. los afectados tendrían "menos" de la enfermedad ellos . puesto que los escrito res del Antiguo Testamento estaban sólo preservando y desarro llando una tradición ya existente. El legado bíblico En la Biblia y en la literatura medieval. La sociedad islámica medieval también relacionaba la lepra con inmoralidad y. a menos que sean leprosos. desdeñaba a los leprosos. la lepra era tenida por enfer medad venérea y muchos creían que las víctimas de la enfermedad podían "venderla" a través de la interacción sexual con un compa ñero sano. En China. es más. algunas de estas prácticas de segregación fueron retornadas para contener la lepra moderna. el castigo resultante se extendía inclusive a cualquiera que se acercara al leproso. si vas por una vía pública. pero muchos de los hospitales para leprosos se convirtieron en prisiones y en manicomios. Para ellos. a menos que te hayas puesto los guantes. se encuentra la imagen del leproso como emblema de corrupción espiritual. tocar un aljibe o el cordel. de tal manera que si encontrases a alguien. más que cualquier otra enfermedad. la lepra era una prueba enviada por el cielo. Algunas de las imágenes comunes acerca de la lepra han sido construidas a través de una larga historia que se remonta hasta la Biblia y las tradiciones medievales europeas.de ponerte a favor del viento antes de contestar. ha sido asociada con inmoralidad e impureza. él no pueda contagiarse de la aflicción que tienes.1 Resulta sugestivo examinar el caso de la lepra medieval desde el punto de vista de la noción de la construcción social de una enfermedad.2 La extensa historia de la enfermedad supuestamente se inicia con la descripción bíblica de una afección cuyo nom bre fue traducido como lepra y continúa con los rituales y las deta lladas prescripciones medievales para los leprosos. La lepra.6 De acuerdo con tradiciones chinas antiguas. Te prohíbo ir en fila apretada.4 Además. los musulmanes no recurrieron a la segregación de los enfermos de una manera tan sis temática como lo hicieron los cristianos. la lepra como castigo por el pecado no fue un atributo exclusivo del cristianismo. Brody.

cuarentena y desinfección continúa siendo la aplicación más brillante de epidemiología racio nal en los tiempos antiguos y ha ejercido una influencia en la prác tica de salud pública hasta nuestros días". el sacerdote lo de claraba limpio y se podía reintegrar a la comunidad. Estas alusiones. Más que un tratado de salud pública.8 En el Antiguo y el Nuevo Testamentos aparece un sinnúmero de referencias a la lepra y a los leprosos.11 Algunos historiadores han presentado este ritual obligatorio de separación y limpieza como un temprano ejemplo de una política de salud pública encaminada a proteger a la población del contagio. 13 Sin embargo. quedará impuro. se cubrirá hasta el bigote e irá gritando: "!lmpuro!" impuro!" Todo el tiempo que dure la llaga. hasta que fuera reconocido por un sacerdote y declarado listo para el ritual de purificación. a lo sagrado y a lo profano. así como diversos rituales y obligaciones. Después de siete días. el Levítico es una colección de leyes acerca de asuntos relacionados con las ceremo nias sacrificiales. Este sacrificio removía la impureza del leproso. fuera del campamento tendrá su morada. por lo general. quien debía llevar harina. corroboran do lo que Herzlich y Pierret escribieron sobre la lepra comparándola con la plaga: la imagen de la lepra es la de una enfermedad que ataca a un individuo. Entonces el sacerdote transfería la conta minación a un ave que era después sacada del campamento y libera da. La clave para entender su contenido son las condiciones opuestas de "limpio" y "sucio" que se refieren a situaciones de pureza e impure za. acompañado del leproso. interpre tar estos rituales en nuestros términos médicos actuales resulta un anacronismo y una proyección al pasado de ideas modernas de in fección. Es impuro y habitará solo.. pero es el Levítico el libro que ofrece una detallada descripción de la lepra y de los rituales para manejarla. aislamiento.mismos. el leproso debía afeitarse y lavar su cuerpo y sus ropas Al octavo día. los chinos creían que el mal pasaba a los otros miembros de la familia. ) que in volucra diagnosis diferencial.14 La mayor parte . el leproso debía permanecer fuera del campamento por lo menos siete días.. mientras que la plaga es representada en forma con sistente como un castigo colectivo. la ubicación de los sacerdotes en ellas. el sacerdote debía presentarse a la entra da del templo. aceite y un cordero en perfecto estado para ofrecer ante el Señor. 10 Según el Levítico.7 Si los enfermos de lepra perecían naturalmente. 9 Nótese el uso del singular (y masculino) leproso en estas orde nanzas y en las que vienen de los tiempos medievales. establecen la correlación entre enfermedad y trasgresión. el afectado por la lepra llevará los vestidos rasgados y desgreñada la cabeza. Según el Levítico. nociones de limpieza y suciedad.12 Otros han interpretado esta ceremonia como un caso de epide miología racional: "El sistema para controlar la 'lepra' ( .

Un segundo centro de medicina arábica. Médicos y eruditos de la Europa occidental conocieron la medicina. usada en la Biblia. La idea de perfección alude a lo sagrado en el sentido de integridad y totalidad. siendo judíos la mayoría de sus médicos. cuya raíz significa "muti lar". al-judham. Los estudiosos de este tema entienden las abominaciones del Levítico como un todo y las interpretan como sistemas de clasificación y de profanación religiosa.19 Posterior mente esta enfermedad sería identificada como filariasis. pero "la idea dominante era la de un tabú ritual y religioso". y la ciencia griegas en versiones arábicas. y los leprosos debían ser separa dos y realizar baños rituales para poder entrar al tabernáculo.del Levítico descri be los requisitos que deben cumplir los objetos que se ofrecen en sacrificio y la manera como los humanos deben vestirse y compor tarse en el templo. recibió la influencia intelectual árabe. las mujeres de bían purificarse después del parto. 150 a de C) y Rufus de Ephesus (ca. engro saban y arrugaban semejando las patas de un elefante. Cerca del siglo X floreció una sofisticada escuela de medicina árabe en Damasco. pero también puede aparecer en obje tos como el cuero. Constantinus Africanus (ca.17 La palabra hebrea tsara' ath. se . las paredes y la ropa. sin referidas necesariamente a enfermedad alguna. Desde el siglo V el latín se convirtió en la lengua de los textos médicos. Por esta razón los animales para el sacrificio debían estar libres de cualquier defecto. Según el Levítico. 15 Como anota Owsei Temkin. esta pala bra ha sido interpretada como un término genérico que se refiere a la contaminación en general. encontró que auto res árabes usaban el término elefantiasis árabe para describir una enfermedad en la que los miembros inferiores se hinchaban. Una palabra árabe diferente. y se le atri buiría como agente causal una filaria transmitida por un mosquito. En la actualidad. la escuela médica más famosa de la Edad Media. 100 a de C) describieron una enfermedad que llamaron elefantiasis por la defor mación característica de las piernas. Autores griegos como Aretaeus de Cappadocia (ca.l6 La prolongada influencia histórica de la Biblia y una serie de interpretaciones de los conceptos hebreos originales hicieron posible lo que el historiador Peter Richards ha llamado la "profunda confu sión sobre la cual la Iglesia basó su actitud hacia la lepra" en la Edad Media. Tsara'ath se tradujo al griego como lepra que significa sarna y cuyo origen etimológico es el término lepas que significa escama. 18 Una serie de traducciones. primero del hebreo al griego y después del griego al árabe y al latín. comentarista de los médicos árabes y traductor de sus trabajos más clásicos. Salerno. Bagdad y El Cairo. no hay necesidad de negar cierta perspicacia empírica de los autores del Levítico en cuanto al lavado y al baño como mecanismos para evitar la contaminación. tiene la connotación de "castigado por Dios". prosperó en los dominios árabes de España entre los siglos XI Y XII. el tsara'ath puede afectar la piel humana. 1020-1087) de Salerno. fueron responsables de la asociación filológica de la lepra con el fenómeno descrito en el Levítico.

Abdel Malek ben Zahr (Abenzoar) habría incorporado el uso del chaulmugra. Sin embargo. Por ejemplo. en la España cristiana. encontró que en Escocia era corriente referirse a la peste bubónica como lepra. era co mún entre los autores cristianos medievales tales como el médico Bartholomeus Angelicus (ea. el leproso se convirtió en una alegoría del hereje y el hereje era visto como un leproso moral. hipocresía. 1225). la creencia de que un niño leproso nacería de una mujer que hubiera tenido relaciones sexuales durante su período menstrual.a enfermedad contagiosa y. Hacia esta época. produjo un re medio. Rhazes caracte rizó las lesiones de la piel y de los nervios producidas por al-judham. Las in terpretaciones patrísticas tuvieron sin duda una fuerte influencia en la imagen popular de la lepra como consecuencia de la inmorali dad. la lepra como símbolo de inmoralidad era un distintivo definitivamente estableci do y la lepra ostentaba un lugar especial en la sociedad medieval. la analogía entre herejía y lepra llegó a ser una de las más poderosas imágenes de la literatura medieval. como la lepra. La lepra se asociaba con envidia. al-judham o elefantiasis griega se confundió con la palabra hebrea tsara'ath y adquirió du rante la Edad Media las connotaciones religiosas de profanación moral implícitas en el concepto levítico de impureza. malicia. De manera más amplia.refería a la elefantiasis griega. y Abul Oasim (Abulcasis) definió la anestesia y atrofia de los mús culos como síntomas de la enfermedad. Sir William Mac Arthur. era una enfer medad del alma: a través de su aliento infectado. simonía y calum nia. el conoci miento teórico de los árabes sobre la lepra fue aplicado casi con exclusividad a pacientes ricos.24 En particular. entre otros vicios.22 De otra par te. La herejía era también un. La lepra simbolizaba la falsa doctrina. por lo menos un documento se refería a "la lepra que es llamada viruela". orgullo. Algunos Padres de la Iglesia relacionaban peca dos específicos con enfermedades específicas. judíos y cristianos independientemente. el . y que varios autores aludían a la sarna de los animales y a enfermeda des de los cultivos como lepra.21 Constantinus Africanus tradujo al judham al latín como lepra. 20 En el siglo X. el símbolo genuino de la maldad. lujuria. que habría sido usado por tres siglos para tratar enfermos de lepra. Según Mac Arthur. semilla de un árbol hindú. De esta manera. Como anota Brody. la lepra "era una enfermedad tanto del alma como del cuerpo". encontrada en una de las primeras interpretaciones hebreas del Antiguo Testamento. elaboraron la noción de que la lepra era una consecuencia del pecado. un estudioso de la lepra medieval en las islas británicas. el aatirilal.23 De donde se deduce que en el período medieval el término lepra carecía de significado unívoco y era usado de maneras muy diversas. Tradiciones eclesiásticas y médicas acerca de la lepra Comentaristas posteriores del Antiguo Testamento. En el siglo XII. para tratar lesiones producidas por la enfermedad y Abu Ali Idris. médico y farmacólogo. También descubrió que en algunos do cumentos se usaba el plural lepras de manera semejante a pestes. la lepra era señal de decadencia ética general.

en la cual hay pérdida de la sensación. el legado cultural e histórico que se ha resu mido hasta aquí ilustra cómo la lepra resultó asociada con la sífilis en la tradición médica de la Europa occidental de finales del siglo XV. describe una enfermedad producida como castigo por impureza.25 Hubo también una antigua y venerable tradición médica que re lacionaba la lepra con la lujuria: Aretaeus afirmaba que la elefantia sis era a veces llamada satiriasis "por el rubor de las mejillas y el irresistible y desvergonzado impulso ad coitum".26 Aetius de Amida (ea.29 Resulta interesante constatar que el historiador Stephen R. 28 La identificación entre le pra y depravación sexual no era únicamente cristiana o judía. diagnosticaba la lepra colocando tres granos de sal en la sangre de un paciente y si éstos se disolvían inmediatamente. algunas veces después de coito cálido y otras después de coito frígido". Cirolamo Fracastoro (1478-1553) sostenía que la elefantiasis y la lepra eran la . la lepra se consideraba aún más peligrosa cuan do era contagiada en forma de virus (veneno). furibundos. 27 Roger de Salemo (ea. según la cual. 1170) sostenía que la lepra se contraía durante el coito. Sin embargo. éste era un signo indudable de lepra. a través del líquido seminal. embusteros y coléricos. También explicaba que una persona resultaba infectada "por coito con alguien que sufre de lepra.enfermo (el hereje) infestaba la atmósfera y la enfermedad (la herejía) se propa gaba. ésta es una entidad natural cuya historia y síntomas se pue den rastrear en el pasado. caída de los dedos y hundimiento de la nariz. 600 BC). autor de un tratado sobre sífilis. deformación de los miembros. También afirmaban que los leprosos ardían en "deseo de coito" y que eran "temerosos durante el sueño". ulceración. demoníacos. Ell ha intentado justificar. autor de un extenso tratado sobre lepra que contenía la descripción de un entumecimiento característico. En cambio. desde un punto de vista científico moderno. 31 Juan Almenar de España. intrigantes. Los médicos medievales asimila ron esta visión y clasificaron la lepra como una enfermedad vené rea. la conexión entre lepra y erotis mo descrita por los médicos medievales. el Sushruta Samhita (ea. Paracelso (1493-1541) explicaba que la sífilis se originaba de la combinación de lepra y "bubas" (palabra medieval que designa in fección venérea) "de la misma manera que del coito de un caballo y un asno se produce la raza de las mulas". afirmaba en 1502 que una enfermedad altamente contagiosa llamada lepra era el resultado del beso y de las relaciones sexuales. invocando algunos aspec tos del status inmunológico y de la función endocrina de los pa cientes de lepra. 550) indicaba que los individuos que sufrían de elefantiasis expe rimentaban un gran deseo sexual. Tanto de los leprosos como de los herejes se decía que eran sucios y que tenían los ojos desorbitados y la voz ronca. Theodoric de Cervia (1205-1298).30 En cualquier caso. encontrada en uno de los tres grandes clásicos de la medicina brah mánica. La interpretación de Ell es un ejemplo típico de presentismo en la comprensión histórica de la enfermedad. La que ha sido reconocida como primera mención histórica de la lepra.

uno de los funcionarios del emperador llamado Zoticos protegió a los le prosos. los lepro sos tenían garantizado el acceso directo al cielo sin pasar por el purgatorio. pero que se diferenciaban de la sífilis. ambos legados. los médicos pres cribían la confesión como el primer paso hacia la cura y. picadura de gusanos venenosos. proclama da por la Iglesia.37 Otro ejemplo de la ambivalencia medieval hacia los leprosos fue su expulsión de la ciudad de Constantinopla orde nada por el emperador Constantino (ca. el medio ambiente. sus contemporáneos confundían la lepra griega (sarna) con la ver dadera lepra y la elefantiasis con la sífilis.misma en fermedad. la concepción de un hijo durante la menstruación y el contagio de un niño por el padre o la madre. la magia y la brujería en la práctica de la medicina. 382). La interpretación de la enfermedad como castigo divino.34 La situación de los llamados leprosos en la sociedad medieval fue ambigua y contradictoria. eran armonizadas refiriéndolas a causa lidad primaria y secundaria. Según este médico. Algunas de estas ideas perduraron en la tradi ción médica occidental hasta bien entrado el siglo XIX. después de lo cual fue castigado a ser arrastrado y . De esta manera. la medicina académica de la Edad Media. la obligación de la confesión se incorporaba a las ordenanzas de los colegios de médicos. prove niente de la herencia hipocrático-galénica que buscaba las causas de la enfermedad en factores tales como la constitución del individuo. aire infectado y corrupto. segre gación y persecuciones. puesto que ellos ya habían sido castigados en la tierra por sus pecados. pero también hacia el siglo XVI era lugar común que los médicos afirmaran que Dios había colocado los re medios para las enfermedades en la naturaleza.36 Ysegún las Sagradas Escrituras. El acto más repulsivo estaba con frecuencia ligado a excepcionales acciones de amor y de piedad. e incluía la violenta exci tación sexual como uno de los síntomas de la lepra. en muchos casos. como aparece documentado en fuentes medievales. los médicos medievales atribuían la lepra a una variada serie de causas ocasionales: mantenerse en compañía de leprosos. su alimentación.33 De otra parte. Éste fue el significado de la práctica del beso a los leprosos y de la limpieza de sus llagas que ocasionalmente hombres y mujeres nobles realizaban como muestras de intensa caridad y devoción. coexistía sin dificultad con las prácticas cristianas de curación. además de carnes que se pu dren fácilmente. y las teorías racionales preconizadas por la tradi ción hipocrático-galénica. los leprosos eran exaltados e incluso envidiados como elegidos por Dios para la salvación. vino contaminado.35 La lepra era a veces llamada "enfermedad sagrada". carnes podridas o demasiado condimentadas. se unificaron en la batalla contra la superstición. Sin embargo. uno sagrado y el otro profano. Una de las características sobresalientes de la cultura medieval era que oscilaba entre extremos. entre otras. y prescribía remedios natura les. Al mismo tiempo que eran víctimas de vejaciones. 32 Además de ser un castigo divino. De manera rutinaria.

40 Parece que la práctica del aislamiento no estaba generalizada ha cia el siglo XI. Los Concilios de Orleáns (549) y de Lyón (585) asu mieron una actitud caritativa al ordenar a los obispos proteger a los leprosos y darIes comida y vestido. prohibía a los leprosos asociarse con los sanos. Estos relatos revelan las paradójicas actitudes de la sociedad medieval frente a la lepra. le leía las prohibiciones de entrada a la iglesia.39 Segregación: el destino de los leprosos Es difícil establecer cuándo comenzó exactamente la segregación de leprosos. El nombre de San Lázaro se refiere a dos personajes bíblicos diferentes: Lázaro. es la primera orden conocida que establece la reclusión de los leprosos: Si alguien es afligido por la lepra y la verdad del asunto es reconoci da por el juez o por el pueblo y el leproso es expulsado de la civitas o de la casa. usando lenguaje vernacular. mientras se oficiaba la misa. mientras viva debe ser mantenido de la renta que le queda. el mendigo cubierto de llagas que yacía a la puerta del hombre rico y Lázaro de Betania a quien Jesús resucitó de entre los muertos. Las numerosas referencias a Je sús que cura a los leprosos en el Nuevo Testamento simbolizaban el alma manchada por el pecado que era purificada por medio del bau tismo. Un decreto del año 635 de Rothari. El ritual era muy similar al del oficio para los muertos: su significado funda mental era apartar del mundo al leproso. emitido por el Papa Alejandro III en 1179. la lepra tam bién se llamó mal de San Lázaro (morbus Saneti Lazari) y los lepro sos eran denominados lázaros. Más tarde. panadería o taberna. molino.41 El sacerdote arrojaba tres veces una palada de tierra del cementerio en la cabeza del leproso. consagrado a la memoria de Zoticos. pero se volvió rutinaria hacia el siglo XII.38 Durante este período. Esta ordenanza dispuso cere monias especiales para la reclusión de leprosos. El decreto del Tercer Concilio Lateranense. no tendrá derecho a alienar su propiedad o dársela a alguien porque desde el día en que es expul sado del hogar es como si hubiera muerto. el emperador se arrepintió de haber toma do medidas tan extremas y mandó construir un leprosario perma nente. No obstante. En algunos lugares como en Amiens y en la España cristiana. en una alegoría a la pro mesa del paraíso para los leprosos. Después el sacerdote. compartir su templo y ser enterrados con ellos. análogas a aquellas descritas en el Levítico. se obligaba a los leprosos a descender a una tumba en el cementerio con la cabeza cubierta por un manto negro. de manera que viva solo. mercado. le prohibía beber de las fuentes públicas. Aunque el dominio de la Iglesia imponía uniformidad en las actitudes y en las leyes hacia los leprosos en la Europa medieval.destroza do por mulas. rey de los Lombardos. en el lugar donde éste había amparado a los enfermos. . declarando que el rito simbolizaba la muerte del leproso para el mundo. variaba el rigor con el cual se aplicaban.

Puesto que el leproso se guía siendo parte de la Iglesia. asegurándole que la separación era sólo corporal. Después de la ceremonia.42 Esta exclusión social. excepto sus propias pertenencias. ofrecía al leproso una nueva forma de comunión. como señala Michel Foucault. como amarrar al leproso a un poste y prenderle candela o llevarlo al cementerio y enterrarlo vivo.43 . los ricos proveerían para sus escasas necesidades. y abstenerse de transitar por callejuelas estrechas para prevenir que otros contrajeran la enfermedad (ver el epígrafe de este capítulo). guantes y un badajo o campana para alertar a los demás de su presencia. a partir de ese momento se asumía que debía usar trajes especiales. En algunas ocasiones simplemente se omitían los rituales y se aplicaban procedimientos aún más brutales. el leproso ya no era parte de este mundo. el sacerdote aconsejaba al leproso ser paciente y lo reconfortaba. debería colocarse a favor del viento si se detenía a hablar con alguien en el camino para evitar que su aliento alcanzara al otro. de reintegración espiritual.comer con otros y tocar algo con sus manos sin protección. En algunos lugares como Reims.

p. IIIness and Self in Society (Baltimore: The Johns Hopkins University Press. los usaré en itálicas para indicar la diferencia entre lo que modernamente se entiende por ellos y lo que los actores históricos entendian al usarlos. 1958/1993). The Disease of the Soul. 1 Claudine Herzlich Y Janine Pierret. 35 (1): 21-35. ed. 'Leprosy in Society".80.834839. 1 . 1005-1006. 1 Por ejemplo. p. Speculum.20. The Disease of the Soul. The Conquest of Epidemie Disease A Chapter in the History of Ideas (Madison. 1 Charles-Edward Amory Winslow. 912. Para una presentación sucinta de la historia de la lepra ver: Ann G. Albini Andegavensis (n. Brody.1. en p. pp. 5 Michael W. The Disease of the Soul: Leprosy in Medieval Literature Ithaca: Cornell University Press. Moore.107-108.Ex veteri codice S. 1964. p. 1974). pp. 1943/19801. "The Leper in Medieval Islamic Society". The Fight Against Leprosy (New York: American Leprosy Mission). 9 Levítico 13:45-46.). George Rosen. por 3 Kenneth F. "Leprosy".7 1 Levítico 14:11.108. p. A History of Public Health. Las categorias lepra y leproso son tomadas en este estudio como construcciones sociales e históricas y no como objetos naturales. 6 7 8 Patrick Feeny. 58 (4): 891916. 4 Brody. pp. edición aumentada (Baltimore: The Johns Hopkins University Press. en Martene. en pp. Brody. Citado por 1 Saul Nathaniel Brody. 19931.111-112.66-67. 1987).23.61 Olaf K. pp. pp. R. 5kinsnes. Dols. Carmichael.d.950-1250 (Oxford: Basil Blackwell. The Disease of the Soul. p. Kiple (Cambridge: Cambridge University Press.39-40. WI: The University of Wisconsin Press. 1983. The Cambridge World History of Human Disease. 1987). International Journal of Leprosy. cols. Cuando estos términos 2 puedan generar confusión. The Formation of a Persecuting Society: Power and Deviance in Western Europe.895.

. "The Leper in Medieval Islamic Society". 2 Dols.. p. 1953. 68 (8): 485-93. Ackerknecht. p. The Formation of a Persecuting Society. 2 Ibid.. praeger.56-58. Proceedings of the Royal Society of Medicine.51. Robert G. "Mediaeval 'Leprosy' in the British Isles". 2 Erwin H.1 Mary Oouglas. 1977). pp. The Double Face of Janus and Other Essays in the History of Medicine lBaltimore: The Johns Hopkins University Press.458 1 Peter Richards.107. pp. History and Ceography of the Most important Diseases (New York: Hafner Publishing C. Ackerknecht. 1977). 1955/1982). p. en p.8. Moore. pp. pp.51-52. 1 Owsei Temkin. Revised edition (Baltimore: The Johns Hopkins University Press. 2 Sir William Mac Arthur. The Medieval Leper. 1965).54 . 2 Félix Contreras Dueñas y Ramón Miquel y Suárez Inclán. 1975. 2 Brody. pp. 24 (B): 8-19.110-2. Richards.9.62. 114-120 2 . 2 Ibid. p.62-65.5. 1961).82-85.53.3. Biblical Leprosy: A Suggested Interpretation (London: The Tyndale Press.124-135. Moore. 1973). 1 Erwin H. The Formation of a Persecuting Societr. pp. Cochrane. Leprosy Review. The Disease of the Soul. p. Brewer.486. Stanley G. p. The Disease of the Soul. pp. en p. The Medieval Leper and His Northern Heirs (Cambridge: 0. 1966). Ibid. 2 Citado por Brady. p.893. Purity and Danger: An Analysis of Concepts of Pollution and Taboo (New York: Frederick A. Historia de ia Lepra en España (Ma drid: Gráficas Hergon. 'Some Aspects of the History 1 of Leprosy: The Leprosie of Yesterday'. A Short History of Medicine. Browne. p.

parte de la physis. eran también sagradas o "divinas".5S. The Medieval Leper.) "The Sacred Disease".J. de Médicine et de la Tecnnlque. por W. "The Church.K. en pp.38.R. 1978). Mélanges en l'honneur 2 de Mirko Grme( ed. 3 Brody.71:153-164. 'Leprosy: The Origin and Development of the Disease in Antiquity'.100-103. pp. p. Long.61.E. p491.56-57. Richards.85-91.79·99. Revue Internationale de l'Histoire des Sciences. todas las enfermedades al ser ocurrencias naturales. The Church and Heailng. 1986.Keith Manchester. The Disease of the Soul. Browne. Lloyd. sobre el concepto medieval de lepra como una enfermedad venérea. 'Blood and Sexuality in Medieval Leprosy'. The Milbank Ouarterly. G. en p. Whitwell. The Disease of the Soul. ed. 161-88. 3 Ibid" pp. Sheils (Oxford Basil Blackwell. Leprosy and Plague in Medieval and Early Modern Europe". pp. pp. (ed. Para esta escuela médica. Browne.R. Lewis. Internatlonal Journal of Leprosy 1964. p. el concepto de physis tenia esa connotación de natural y de divino al mismo tiempo. 31-49. Richard Palmer. 32 (41 42427 3 Brody..A.78 3 3 No he encontrado ninguna indicación acerca de que este término esté de alguna manera relacionado con el nombre "enfermedad sagrada" con que en la Grecia clásica era llamada la epilepsia Es muy conocida la advertencia del corpus hipocraticum en el sentido de que la epilepsia no debia considerarse 3 más o menos sagrada que ninguna otra enfermedad.54-57. The Disease of the Soul. 1982). sobre la 3 confusión entre lepra y sífilis. Syphills In Earller Oays (London: H.237-251. ver: J. 1992). pp.167. en pp158-61 Citado por Brody. p.16-27 3 Más adelante volveré sobre este problema. Moore. 1940l. en p. EII. 'Leprosy in Hlstorica: Perspective". ver también Esmond R. Maladie et Maladies: HIswlre et Conceptuallsation. por Danielle Gourevitch (Geneve: Librairie Droz S. Hippocratic Writings (London: Penguin. Véase: Stepnen R. 1984. 64 (2). Janus. pp. "Public Health and the Civilizlng Process". The Formation of a Persecutmg Society. Johan Goudsblom. "Some Aspects of the History of Leprosy". p488 . 'Some Aspects of me History of Leprosy'.

pp. y emergió un estilo peculiar de vida urbana que más tarde sería llamado "civilización" .344 4 Citado por Moore. p. se caracterizaba por el orden (politia) y por las actividades mercantiles.45 Según había establecido el Tercer Concilio Lateranense. p.8. hacia comienzos del siglo XII. pp. donde los habitantes tenían que usar hábitos y tomar los . por consiguiente. definida como una comunidad autosuficiente. 4 Richards. El período durante el cual la segregación se tornó obligatoria.33. Les pauvres au Moyen Age (Paris: Hachette. 4 Contreras Dueñas y Suarez Inclán. y con ésta florecieron los negocios y las libertades cívicas. la Iglesia estaba encargada de los lepro sarios. ver 3 también: Darrel W. la exclusión de los leprosos al ubicados aparte de la comunidad. 1961/1965). su cementerio y su sacerdote. p. pp. Amundsen. La población urbana en las ciudades medievales se incrementó de manera significativa. The Fight Against Leprosy. pero los pobres eran segregados en una choza.64-69. The Disease of the Soul. The Formation of a Persecuting Society. Generalmente. 1996). por ejemplo. Madness and Civitization (New York: Random House.44 Por lo tanto. Medicine. Brody. The Medieval Leper. The Medieval Leper. Brody.3 Michel Mollat. 4 Michel Foucault. En España. Pero la mayoría era pobre. and Faith in the Ancient and Medieval Worlds (Baltimore: The Johns Hopkins University Press. lejos de las zonas urbanas. The Disease of the Soul.7. La civítas. los definía cla ramente como diferentes. ver tam bién: Feeny. PARTE 2 Autores: Los leprosos con medios de fortuna tenían la oportunidad de ingresar a instituciones diferentes del leprosario o ser recluidos en su propia casa o en el campo.48. p. los leprosos ricos iban al hospital para leprosos. Una caja de limosnas coloca da en las cercanías indicaba a los viajeros la presencia de leprosos y los invitaba a ejercer la caridad cristiana.122-123. se veía obligada a refugiarse en los hospitales para leprosos que se localizaban en las afueras de ciudades y pueblos. en todo caso.50-51. pero a veces ésta encomendaba a un director laico para que los administrara. fue también un período de rápida expansión de la vidaurbana.26. 1978). Richards.29-30. pp. Capítulo 1. los asi los para leprosos debían tener su propia capilla. Society. pp. Historia de la lepra en España. p. estas instituciones eran órdenes cuasi religiosas.

Más que una señal para advertir acerca del posible contagio. médicos practicantes comenzaron gradualmente a reemplazar a sacerdotes. médico de la corte y profesor en Montpellier. como un acto de venganza por parte de algún seigneur o para obtener beneficios. beber. Esta sanción sugiere que la prevención contra el contagio no era el propósito fundamental de la exclusión. de lo contrario. como rezaba la ley de Rothari del año 635. McVaugh. 48 Durante los siglos XV y XVI. Dada la severidad de las leyes y la privación de todos sus derechos. La ley medieval requería que los leprosos se denunciaran ellos mismos. policías. civiles y funcionarios en la identificación de leprosos. es obvio que en ocasiones podían sobrevenir acusaciones de lepra cuando los vecinos desaprobaban ciertas conductas. Las reglas de los hos pitales para leprosos eran estrictas: fornicar. aunque lo cierto es que las reglas no eran aplicadas con el mismo rigor en todas partes. El proceso era semejante a aquel seguido para los casos de sospecha de brujería: un jurado formado por ciudadanos competentes y honora bles. hacer regalos o celebrar contratos.51 La admisión en el asilo suponía un pago.49 De acuerdo con Michael R.votos de pobreza. el hábito era la marca del paria. perdían todos los derechos a tener propiedad. hombres y mujeres eran separados. corrupción y desprecio. incluyendo algunos leprosos.46 Declarar a los leprosos muertos para el mundo. un signo de impureza. quien escribió un tratado sobre el tratamiento de la lepra entre 1313 y 1320. pero generalmente eran los vecinos quienes acusaban a los individuos sospechosos.47 Dada esta situa ción. castidad y obediencia. a heredar bienes. en la Corona de Aragón la medicalización de la lepra se había iniciado incluso desde mucho antes. allí tendrían refugio y protección contra los abusos y humillaciones resultantes del terror que la gente desplega ba ante la vista de un leproso. La identificación de la lepra era habitualmente llevada a cabo por un jurado compuesto por funcionarios eclesiásticos o se culares y rara vez incluía a médicos. Por lo menos. Los leprosos debían entregar su fortuna (o parte de ella en caso de tener familia) al leprosorio. 50 Luke Demaitre también ha sugerido que médicos letrados se ocupaban del cuidado de los pacientes de lepra desde el siglo XIV Éste fue por lo menos el caso del famoso médico Jordanus de Turre. monjes o los cancerberos que guardaban las puertas de las ciudades. cuando se sentían amenazados por alguna razón. y con frecuencia. actuaban como árbitros. serían . apostar y jugar al ajedrez estaban prohibidos. tenía una implicación legal inmediata: desde el día de su separación de la sociedad. pero la sanción más severa era la expulsión. la mejor opción para los leprosos era unirse al le prosario. a comienzos del siglo XIV. Había varios castigos por violar las reglas del leprosario. Las ordenanzas detalladas de los primeros hospitales del medioevo mostraban preocupación por perfeccionar las almas y cui dar de aquellos que no podían mantenerse a sí mismos. conducía los exámenes. más que contener la propagación del contagio o sanar los cuerpos.

55 Algunos historiadores han interpretado este temor a la contaminación en términos de las nociones de infección elaboradas a finales del siglo XIX por la teoría microbiana de las enfermedades.57Tales decretos muestran temor hacia los pobres y respeto por las fronteras entre las clases sociales. que los leprosos eran física y moralmente corruptos.54 Una orden real de Eduardo III en 1346 excluía a los leprosos de Londres. el monarca usurpó las ganancias de los hospitales destinados para ellos. los leprosarios se convirtieron en instituciones opulentas cuya prosperidad provocaba actos de hostigamiento. El que devotos y aristócratas besaran leprosos y lavaran sus heridas en aquellos actos . por ejemplo. aunque también existía el temor a convertirse en víctima de la enfermedad. Por otra parte. Felipe V.53 Los decretos para contener a los leprosos divulgaban ideas expresadas por la Iglesia y por los médicos.excomulgados. aunque principalmente sus recursos se originaban en donaciones. acusó a los.leprosos y a los judíos de haber envenenado los pozos de Francia en 1321 y lanzó una celosa persecución en su contra. Los motivos para la separación eran esencialmente religiosos. Las prohibiciones a las que los leprosos eran someti dos eran revocadas en ciertos días de fiestas especiales cuando se podían mezclar con otros. Después de atormentar e incinerar a cientos de leprosos. Y han entendido estas creencias como prefiguraciones de ideas cien tíficas desarrolladas más tarde. la evidencia sugiere que los leprosos no estaban efectiva ni comple tamente aislados. a saber.56 Sin embargo. infectados con la enfermedad de la lepra.58 El énfasis especial que estas regulaciones colocaban en la pureza de las tumbas revela que estos mandatos públicos tenían un significado diferente al de evitar el contagio. están constantemente yendo y viniendo de dicha ciudad". indicando que "cada día muchos hombres y mujeres leprosos. estos edictos son más bien producto de ansiedades acerca de la contaminación moral y social y de la profanación religiosa en el sentido descrito por Mary Douglas. que la comunicación con ellos era peligrosa y que sentían placer al infectar a otros.52 La versión de la supuesta conspiración de leprosos se extendió rápidamente y en varios dominios españoles muchos de ellos también fueron arrestados y ejecutados. Más de medio siglo después de la peste negra todavía se pronunciaban estos edic tos. tomados del Levítico. Según el decreto del Tercer Concilio Lateranense de 1179. puesto que podían obtener permisos para salir de los hospitales. los leprosos debían ser enterrados aparte para que los cementerios no se contaminaran. que prohibía una vez más la entrada de leprosos en la ciudad de París. En consecuencia. especialmente visitando prostitutas y otros "lugares secretos". peajes e impuestos. Las instituciones de leprosos también se mantenían de regalos. como el expedido por Carlos VI en 1413. más que interés por la salud pública en el sentido que se volvió corriente entre algunos funcionarios europeos del siglo XIX. advirtiendo del peligro de contagio por el aliento contaminado.

esta inmensa empresa altruista no debe encubrir el hecho de que la hostilidad hacia los leprosos y la creencia de que debían ser separados aumentó entre los siglos XI Y XIII. El historiador R. Moore ha interpretado esta animosidad contra los leprosos como parte de la persecución general de ciertos grupos sociales en una época de grandes transfor maciones sociales.60 Algunos autores han interpretado las fundaciones de hospitales entre los siglos XI Y XIII como un indicador de la existencia de una epidemia de lepra en ese perío do. Sin embargo. los benefactores intercambiaban caridad por oraciones. Leyes y decretos expresaban intensos temores ante la posibilidad de propagación del contagio debido al crecimiento en el número de estos enfermos en ciudades y pueblos. como el hospital de St. económicas.1. con frecuencia. ser admitido en un asilo para leprosos era un privilegio. Como se indicaba en los preámbulos de los estatutos de tales donaciones. como el Harble down en Inglaterra con cien leprosos. además de muchos enfermos. se tratase simplemente de la primera mención en las crónicas de establecimientos ya existentes. Por otra par te. Por lo demás. Personas no leprosas. ocho capellanes. 59 Lepra. siete coristas.61 Existe la posibilidad de que. España fue quizás la excepción puesto que allí existían hospitales para leprosos construidos por los musulmanes desde por lo menos el siglo IX y se siguieron construyendo hasta el XVI. Ciles en Norwich alojaba un maestro. pero ello no ne cesariamente significa que hubiese un incremento real de enfermos de lepra en ese período. sugiere que el miedo a la contaminación era esencialmente ritual. a menudo encontra ban refugio en tales hospitales. Sin embargo. eran asilos importantes que albergaban. En cambio otros. el movimiento por la creación de leprosarios no se puede tomar como evidencia absoluta de que la enfermedad estaba aumentando.de piedad típicos de la cultura medieval. gobierno y persecución A comienzos del siglo XII en Europa se presentó una creciente preocupación por los leprosos. También puede significar que se creyera en la preservación del contagio por la santidad. de acuerdo con Richards. dos clérigos. Algunas.62 Con frecuencia se explica el supuesto incremento en la incidencia de la enfermedad en Europa después del siglo XI como uno de los resultados de la intensificación del contacto con el Medio Oriente a raíz de las Cruzadas pero. dos hermanas y tan sólo ocho leprosos. según los especialistas. a asistentes del clero y seculares. numerosos hospitales y casas para leprosos se fundaron en toda la Europa Occidental. culturales y políticas . en algunos casos. En esta época se convirtió en costumbre erigir una capilla con un anexo destinado a estos enfer mos. los motivos para levantar estos albergues eran caritati vos. esta incidencia no puede ser verificada en fuentes documentales. el tamaño de las instituciones variaba.63 Sin duda. Entre los siglos XI Y XIII. el decreto del Tercer Concilio Lateranense de 1179 promovió el movi miento por la organización de asilos para leprosos. ancianas y adineradas.

Asimismo. hospedaba sólo dos en 1434. hacia el siglo XVI el número de leprosos se había reducido en forma dramática en este continente. y la misma pauta se encontró en el sur de Suecia. los recién fundados estados nacionales europeos tomaron el control y reorganizaron la inmensa fortuna representada en la dotación de los hospitales para leprosos. En Dinamarca. fue usada para legitimar el esta blecimiento de un patrón de exclusión y resolver así el problema de las personas desplazadas por la erosión del sistema feudal. eran determinadas por el sistema político y social. Sin embargo. más que una simple metáfora de desorden social. de aquellos que dirigían el acoso. objetivamente identificables. Este proceso es lo que Moore ha denominado la "formación de una sociedad persecutora". la formación de la sociedad persecutora europea también estuvo relacionada con la emergencia de una burocracia especializada en la profesión de go bernar y con el advenimiento de los teóricos de la persecución. reforzó la unidad y solidaridad de los demás.que fue crucial en la historia de la Europa Occidental. Ejemplos como éstos abundan. La riqueza de los leprosarios fue entregada a los hospitales generales y a los hospitales para incurables. Aparentemente. como las acusaciones de brujería. junto con herejes. poniéndolas bajo estricto control. los leprosos. aquellos no eran grupos preexistentes.66 Aproximadamente a partir del año 1250. Según este autor. los hospitales para leprosos de mediados del siglo XVI fueron transferidos a la administración de hospitales generales para su uso. en particular. este renacer no se puede entender sin tales prácticas de hostigamiento. fueron definidos como el enemigo y se convirtieron en blanco de persecución por parte de los nuevos poderes en formación. Las instituciones para leprosos se convirtieron en los manicomios. la persecución jugó también un papel constructivo puesto que contribuyó a la creación de nuevas técnicas de gobierno para la Iglesia y el Estado. sino más bien aspectos de un complejo proceso de reclasificación social. la persecución fue "el lado oscuro del renacimiento del siglo XII". Al excluir a algunos individuos como perversos. En efecto. La lepra para Douglas. Por ejemplo. prostitutas y sodomitas.64 En este sentido.65 De manera semejante. pero al mismo tiempo. disminuyeron en Europa las donaciones para crear casas y hospitales para lazarinos: ha bía más lugares vacantes en los asilos. pri siones y casas para pobres de la . Mary Douglas cuestiona la idea de una epidemia de lepra en este período y sostiene que las acusaciones y diagnósticos de lepra. que leprosos para llenados. El leprosario de Saint Albans en Inglaterra albergaba sólo tres leprosos en 1348. La lepra era ya una ra reza en la Inglaterra del siglo XV y en Francia e Italia era considera da excepcional hacia el siglo XVI.67 Después del siglo XVI. y el hospital de Sher burn. Las vícti mas de la lepra fueron social y culturalmente redefinidas en la cate goría de leprosos y fueron objeto de un nuevo temor y repugnancia. construido para acomodar a 65 internos. judíos. hacia el año de 1552 ya no contaba con un solo leproso. Eduardo III rey de Inglaterra ordenó en 1342 una pesquisa en el hospital para leprosos de Ripon y lo encontró vacío.

junto con los pobres.72 Sin embargo. Los paleopatólogos consideran posible lograr una indicación fiable de la existencia de lepra lepromatosa. así como también los cambios específicos en el cráneo de sus víctimas.68 De otra parte.70 La disminución en la fundación de instituciones para leprosos ha sido tomada como un indicador de la declinación definitiva de la lepra en Europa. según la cual. producida por la lepra. los hospi tales medievales para leprosos.73 Este caso también entraña una visión ontológica de la enfermedad. pérdida de patogenicidad de M. Como la peste fue la enfermedad epidémica paradigmática en Europa hasta la irrupción del cólera en 1831. cual se asume la existencia de una identidad natural de la lepra como un objeto sin historia para el cual es posible realizar un diagnóstico retrospectivo. y se han propuesto varias teorías epidemiológicas para explicada. Esta tendencia ha sido reforzada por la investigación paleo patológica. leprae producida por un cambio antigénico. se convirtieron en hospitales para los contagiados de la peste. y en Italia lazaretti. Algunas de ellas son: efectividad del aislamiento. las hipótesis sobre la epidemiología de la lepra en la antigüedad y el medioevo se basan principalmente en fuentes literarias o artísticas cuya confiabi1idad resultaría limitada. 69 Aunque los leprosarios desapare cieron de la mayor parte de Europa occidental. y fuera de Europa aún más tarde. mejoría de las condiciones de vida. mode lando sus estatutos en las leyes y restricciones que habían sido des tinadas a los leprosos algún tiempo atrás.temprana Europa moderna. la segregación de los leprosos estableció los procedimientos normales en casos de epidemias. las juntas administradoras de las instituciones para leprosos se convirtieron en comités encargados de enfrentar la amenaza de epidemias de peste. llamados en España hospitales de San Lázaro. el arquetipo del laza reto permaneció en una versión modificada. 71 También se ha indicado el caso del aumento de los índices de tuberculosis y la disminución de los de lepra provocados por la ur banización en el África moderna. el problema con el razonamiento implícito en este tipo de debates es que parte del conocimiento contemporáneo de la lepra para proyectado al pasado. examinando la característica erosión de los huesos en las manos y en los pies. Con frecuencia. como un ejemplo de lo que quizás pudo ocurrir en la Europa medieval. con lo. Se supone que la lepra del pasado es la misma enfermedad que hoy se . Estas juntas creadas en muchas ciudades italianas desde el siglo XIV en adelante fueron imitadas posteriormente en Inglaterra. en Rusia y en otras regiones europeas y se convirtieron en modelo para las juntas sanitarias y las cuarentenas. habrían sido quizás las primeras víctimas de la crisis económica que siguió a la epidemia puesto que dependían de la caridad para su supervisencia. como una entidad natural cuyos síntomas y caracte rísticas son las mismas a través de la historia. aumento de la incidencia de la tuberculosis pulmonar y consecuencia indirecta de la peste (134850) ya que los leprosos.

las epidemias de peste se convirtieron en una amenaza más importante para enfrentar. no estamos autorizados a suponer que el fenómeno social y cultural llamado lepra en el medioevo sea equivalente a la lepra moderna. se puede responder como lo hace R. las prácticas médicas se volvieron más secularizadas y el papel de la Iglesia como entidad dedicada a la curación de los enfermos disminuyó en forma significativa. Moore. El vocablo latino le pra evoca condiciones muy diversas. es una enfermedad que adquiere sentido sólo a partir de su contexto humano. tomando prestadas las palabras de David Arnold para referirse al cólera. . Un argumento adicional para mante ner histórica y culturalmente separadas las dos entidades consiste en que lo que hoy conocemos como enfermedad de Hansen incluye tipos de lepra que no producen deformaciones faciales o corporales. la palabra lepra ha perdurado desde el tiempo de las traducciones bíblicas hasta hoy y la sociedad medieval hizo de esta enfermedad el epítome de la decadencia física y moral. Se puede afirmar. Cierta mente. de la manera como transforma las vidas de las personas. Ante el problema de cómo explicar la decli nación de la lepra. haciéndola imposible de reconocer usando los criterios bíblicos y medievales. sin tener en cuenta que el microorganismo que se asume como agente causal de la lepra ha sido el resultado de la medicina bacteriológica. de las reacciones que provoca y del modo como da expresión a valores culturales y políticos. leprae.75 En el resto de este libro examinaré el hecho social y político de la lepra moderna y cómo los médicos del siglo XIX elaboraron sus propias interpretaciones de las tradiciones medievales relacionadas con la lepra. cualquiera que fuese la enfermedad. En consecuencia. que lo que se desvaneció defini tivamente hacia finales del siglo XVI en Europa Occidental fue la red de instituciones y de prácticas que hicieron de la lepra una en fermedad repugnante manchada de oprobio y de desgracia. Por lo demás se sabe que la lepra medieval incluía la sífilis y otras enfer medades venéreas y de la piel.l. para los propósitos de esta investigación la lepra medieval y la lepra moderna serán tratadas como en fermedades diferentes. producto del castigo divino cuyos rituales de segregación fueron des critos en el Levítico y reelaborados y puestos en práctica en la Edad Media. Desde el punto de vista cultural. a la lepra se le ha construido una larga his toria. desde la entidad bíblica. De esta manera. en particular en Colombia.74 En conclusión. hasta la enfermedad conocida hoy como de Hansen.identifica como causada por M. que la lepra en sí misma no tiene significado.

en p. "The Church. "The Church. 70 (1): 2561. p.33. Luke Demaitre. "Lepre du corps et lepre de l'ame: recherches thérapeutiques anciennes". p. Revue d'Histoire de la Pharmacie.78. Some Ilustrations'. "Leprosy: The 4 Christian Attitude". Medicine Before the Plague: Practitioners and their Patients in the Crown of Aragon 1285-1345 (Cambridge: Cambridge University Press. The Formation of a Persecuting Society. por la cual tres individuos fueron obligados 4 a devolver a un clérigo los bienes que le habían expropiado porque éste padecía el mal de San Lázaro. p. pp. p. 1996. pp. pp. 4 Moore. p. p. Contreras Dueñas y Suarez Inclán. pp. Mcvaugh. The Formation of a Persecuting Society. Richards. Life in the Middle Ages from the Seventh to the Thirteenth Century (Notre Dame.233-236.80-82. 'City and Politics before the Coming of the Patities. Brawne.220. Contreras Dueñas y Suarez Inclán mencionan el caso de una decisión judicial de finales del siglo XV en España. pp. la decisión se basó en que varios médicos habían examinado al sacerdote sin que éste mostrara síntomas de lepra. 22 (222): 155·169.33. The Medieval Leper. Charles A. 79.489. Brady. 4 Contreras Dueñas y Suarez Inclán. The Medieval Leper. 5 5 5 Richards.53-55.Hans-Werner Goetz. Historia de la lepra en España. Bulletin of the History of Medicine. "The Relevance of Futility: Jordanus de Turre (fl. IN: University of Notre Dame Press.88. ver también: Pierre Delaveau. Maore. Leper Houses and Mediaeval Hospitals. Mercier.218-225.61. 1993). p. p. (London: Lewis. 1313-1335) on the Treatment of Leprosy'. Leprosy and Plague".53. ver: David Luscombe.17. 4 Palmer. Chureh and City: 1000-1500 Essays in Honour of Christopher Brooke (Cambridge: Cambridge University Press. p. 1992). pp. Leprosy and Plague". 1993). Paimer. 5 McVaugh. The Disease of the Soul. sobre 4 el concepto de civitas. Medicine Before the Plague. 1974. Michael R. .86.81. Historia de la lepra en España. 1915).41-55.

The Disease of the Soul. 24 (11-12): 1-155. y que Moore prefiere llamar "la for mación de una sociedad persecutora". "Medieval English hospitals". 5 Cited in Brody. Vol.43. en pp. 'Public Health and the Civilizing Process'. Goudsblom. 51-56.96-98.49. pp..21-23.166-167. p. 49. Bulletin de la Societé Francaise d'Histoire de la Médecine. Rosen. Manchester.140. Purity and Danger. "The Leper in Medieval Islamic Society".41-42.140-158 5 Charles Creighton. pp. 1930.Brody. 1989). Historia de la lepra en España. The Medieval Leper. The Hospital in History. Ibid. Lo que se ha denominado el renacimiento del siglo XII se refiere a las profundas transforma ciones sociales.. uno de cuyos elementos fue el 6 reemplazo de los guerreros por clérigos y hombres cultos como burócratas y confidentes de los príncipes. pp.907-908.53-57. The Formation of a Persecuting Society. A History of Epidemies in Britain. Édouard Jeanselme. 1934). 'Comment l'Europe. 6 Contreras Dueñas y Suarez Inclán. económicas y culturales que sufrió la sociedad europea en este período. con material adicional por O. La Lepre (Paris: G. en p. Ver también: Martha Carlin. 5 Por ejemplo. 6 Moore. Ibid.11-12. Ibid. pp. pp. .100.E. "Leprosy: The Origin and Development of the Disease". Ver: Moore.1 (London: Frank Cass & Co. p. Eversley et al. p.38. 6 Moore.44-45.33. pp. p.C.21-39. 5 Richards. 6 Richards. pp. Y Dols. au Moyen Age se 5 protégea contre la lepre'. 1894/1965). Édouard Jeanselme. por Lindsay Granshaw y Roy Porter (London: Routledge. p.1B.. Manchester. The Formation of a Persecuting Society. The Medieval Leper. ed. 5 Douglas. 96. políticas.102. pp. pp. A History of Pub/ie Health. p. Doin. pp.

19 (1): 27-57. pp. Madness and Civifization (New YorK: Random House. 1967). Miri Rubin. Social History of Medicine. "introduction".3-7. y que Moore prefiere llamar "la for mación de una sociedad persecutora". Man. "Hypothesis of Leprosy.175-177. p.106. por Don Brothwell y A. The Medieval Leper.y del mismo autor: "Evidence of Leprosy in Earlier Peoples". McNeill. The Hospitai in History. Vilhelm Moller Christensen. The Formation of a Persecuting Society. The Formation of a Persecuting Society. The Formation of a Persecuting Society. Foucault. ver. pp. económicas y culturales que sufrió la sociedad europea en este período. Moore.203240 7 William H. uno de cuyos elementos fue el 6 reemplazo de los guerreros por clérigos y hombres cultos como burócratas y confidentes de los príncipes. 6 Palmer. pp.86-89. 6 Mar Douglas. "Plague panic and epidemic politics in India. "Witchcraft and Leprosy: Two Strategies of Exclusion".30-31. 7 John M. Diseases In Antiqulty. Morris O.80. Healing and the Secularization of Magic". p.295-306 7 Sobre la secularización de la medicina en el período medieval tardío. Madness and Civilization.Lo que se ha denominado el renacimiento del siglo XII se refiere a las profundas transforma ciones sociales. p.83-86. Ver: Manchester. p. "Leprosy: The Origin and Development of the Disease". 8 (3): 403-421. Moore. 1976). en pp. pp. 1961/1965). Plagues and Peoples (Garden City. "Paracelsus Confronts the Saints: Miracles. Paul Slack. "The Church and Healing".133 -135. The MedIeval leper. NY: Anchor Press/Doubleday. 1100-1500". p. Richards.T. pp. en 44-45. pp.83.15-19 7 Para un ejemplo no europeo de peste. New Series. pp.5. The Medieval Leper. Tuberculosis and Urbanization in Africa". SocIal Science and MedIcine. políticas. Hunter.140. Michel Foucault. ver: Charles Webster. Epidemics and Ideas. Rajnarayan Chandavarkar. 1984. 26: 723-736. "Development and change in 6 English hospitals. 1978). Journal of the Royal Anthropological Institute.1-20. ed. leprosy Changes of the Skull (Odense: Odense 7 University Press. PP. 1991. . 11: Charles C. Thomas.35. p. Sandison (Springfield. pp. Richards. Epidemics and Ideas. 1896-1914". 1995.51. Ver: Moore. pp.41-59. Thomas. 95. en pp. 6 Richards.

Durante todo el período la lepra estuvo lejos de ser un problema médico. que de todas maneras resultaba incierto. los médicos creían que la lepra. originada en tradiciones medievales europeas. 1775-1880 ¡ Legisladores que probablemente se creen caritativos y hasta hombres de Estado¡ han comprado un pedazo de terreno en un clima de 30 grados. el clima. Fue solamente a finales del siglo XIX. Los leprosos eran tenidos por objeto de la caridad cristiana. han votado sumas miserables para construir unos ranchos yhan enviado allí a gangrenarse y morir a unos centenares de infelices. . llamada también elefancia.151. el papel del Estado colombiano se limitaba a estimular a las instituciones filantrópicas para que pro porcionaran.2 El que se creyera que la enfermedad era contagiosa no impedía el que se afirmase que también se transmitía por herencia. antes que suministrarles algún tipo de cuidado o de tratamiento. en. Para los médicos. 1986. fue un procedimiento común en la Nueva Granada desde el período de la dominación española hasta bien entrado el siglo XX. Los médicos concebían la enfermedad principalmente en términos humorales y miasmáticos. era contagiosa en el sentido de que causaba putrefacción en el cuerpo y podía extenderse a otros.ayuda a los leprosos. elefantiasis o mal de San Lázaro. p. Past and Present. a raíz de las persecuciones de que fueron objeto los enfermos. Durante los siglos XVIII y buena parte del XIX.7 David Arnold. la atmósfera y el desaseo. Esta rígida política causó considerable resistencia por parte de las pro vincias que demandaban la creación de hospitales locales para le prosos. la elefancia era un estadio de la enfermedad venérea y un padecimiento tanto moral como físico caracterizado por la corrupción general de la carne. el propósito de la política de exclusión de los enfermos era mantenerlos ocultos. así como para la mentalidad popular. 'Cholera and Colonialism in British India". y la atribuían a diversos factores relacionados con la alimentación. (113): 118-151. Capítulo 2 Autores: La elefancia en Colombia: entre la caridad y la exclusión. en nombre de la Beneficencia pública. Inicialmente la monarquía española y luego el gobierno republi cano en Bogotá establecieron una política centralizada de aislamiento de los elefancíacos en el hospital de San Lázaro de Cartagena.!1 La práctica de segregar a los enfermos de lepra. cuando éstos y sus fami lias fundaron aldeas-lazaretos obteniendo algún apoyo del gobierno y de las organizaciones de beneficencia.

mediante la cual se dispo nía el pago de 200 ducados para el hospital. El padre jesui ta catalán. siendo construido el primero en 1528 por Hernán Cortés en Talxaplana (México). cambian do así la naturaleza de esas instituciones. lepra y bubas (enfermedad venérea). Estos médicos. Cuzco. comenzaron a reemplazar a clérigos y a jueces eclesiásticos en el examen y diagnóstico de personas sospechosas de estar infectadas con lepra. ya que previamente los hospitales eran solamente lugares a donde los enfermos iban a mo rir.La lepra y los hospitales de San Lázaro en el período colonial Como se ha visto. llamados de San Lázaro.4 A partir del siglo XVI. Rosario de Santa Fe en Argentina y Culion en Filipinas. La Corona aseguraba el control de estos establecimientos a través de los llamados alcaldes de lepra. el hospital era sólo un número de chozas sin mayores recursos.6 En 1608 ya existía el Hospital Real de San Lázaro en Cartagena de Indias. la Habana (1667).8 En una biografía de Claver se relata que el santo solía besar las llagas de los leprosos.5 Los monarcas españoles también erigieron hospitales para le prosos en sus posesiones en América y Asia entre los siglos XVI yXVIII. la segregación de estos enfermos se volvió habitual en la Nueva Granada. También hubo hospitales de San Lázaro fundados por espa ñoles en Santo Domingo. la lepra era común en la España medieval don de se construyeron hospitales para leprosos. Entre 1604 y 1650 se produjeron varias disposiciones para dotar de recursos al hospital de San Lázaro. la preocupación fundamental de los hospitales para leprosos era el consuelo para las almas. seguido de hospitales en Lima (1563). que eran nombrados por la corona. Pedro Claver. Guate mala (1640). la lepra del cuerpo no importa si el alma está limpia" . institución creada por los Reyes Católicos en 1477.3 Los hospitales generales excluían a individuos afectados por enfermedades contagiosas tales como peste.11 Otro decreto real de 1651 ratificaba una orden de 1590 que asignaba a la institución el . cuya creación fue ordenada por una cédula real emanada del Escorial en 1598. pacientes con bubas comenzaron a ser recibidos en los hospitales generales para ser tratados. 10 También se legisló en relación con el contagio de la enfermedad: una cédula real de 1627 emanada de Felipe IV ordenó que los enfermos que se trasladasen al hospital llevasen con ellos sus propiedades muebles para impedir que el contagio pasase a otros. como lo hacían sus pares medievales. desempeñó parte de su misión en este hos pital desde 1615 hasta su muerte en 1654. pero a pesar de tan pomposo nombre.7 Como en la España medieval. ya que para los cuerpos no había mayores alivios disponibles.9 También en este caso. mientras los instruía de acuerdo con las enseñanzas católicas: "haz de tu vida una escalera al cielo. y los leprosos a los hospitales de San Lázaro. procedentes de oficios vendidos en la Nueva Granada o del beneficio de multas aplicadas por el gobernador. Manila (1784) y Nueva Orleáns (1785). Para ellos existían instituciones especiales: los enfermos crónicos eran enviados a los hospitales para incurables. desde por lo menos el siglo IX.

19 De manera semejante. ésta provocaría la extinción del comercio de los tejidos de algodón. manifestando que la dolencia era contagiosa. también envió a Santafé una lista de leprosos. multándoles con 500 patacones en caso de rehusarse. 12 El edicto tam bién nombraba a un mayoral. y uno para cada una de las ciudades que enviasen leprosos al asilo. hacia fi nales del setecientos apareció un sinnúmero de memoriales escritos por vecinos. el párroco del Socorro decidió abstenerse de colocar agua bendita en las iglesias con el argumento de que su uso por parte de. gobernadores. cabildos y corregidores acerca de una cuestión que se advertía cada vez más difícil. así como dos bacinadores para Cartagena. de confirmarse la dolencia. con el fin de sostener a los enfermos y asistir a las necesidades de su cura. como en éstas. aunque siempre es posible que se trate simplemente de la impresión proporcionada por el mayor número de documen tos de los cuales se dispone para este período. el intelectual criollo Pedro Fermín de Vargas advertía del peligro que estaba cundiendo por los lienzos bastos del Socorro que vestía todo el pueblo de la Nueva Granada y que propagaban el mal de San Lázaro. hubo preocupación acerca de la lepra en otras ciudades del virreinato. la caridad era el medio esencial para sufragar sus gastos. la percepción de que existía un problema en vías de agravar se se habría dado mucho antes. residentes del Soco rro solicitaban la construcción de un hospital fuera de la villa para recoger allí a los elefancíacos. un procurador y un capellán para el hospital. a través de los lienzos de algodón que producía esta región y que abastecían a todo el vi rreinato.15 En cualquier caso.14 La elefancia apremia y los hospitales escasean El asunto de la lepra parece hacerse más acuciante hacia finales del siglo XVIII. serían expulsados al campo. En efecto. Se sabe que en ese año de 1675 el cabildo comisionó a dos médicos y a otros dos sujetos. 18 El temor a la elefancia parecía ser grande pues las familias huían de la ciudad y los campesinos se negaban a abastecerla de alimentos vecinos aterrorizados apedreaban las ca sas de los supuestos leprosos que. si se juzga por el hecho de que ya en 1675 el cabildo de Santafé se mostraba alarmado por la introducción en la ciudad de un "achaque contagioso". desde finales del siglo XVII.17 También a la chicha se la acusó de propagar. En 1790. para que examinaran a los hombres y mujeres sospechosos de "ha ber sido tocados" por el mal lazarino. el gober nador de Panamá decretó que aquellos habitantes que conociesen . puesto que de no detenerse la expan sión del contagio.16 Esta idea se hizo tan corriente que.13 Las regulacio nes del hospital eran semejantes a las reglas establecidas por los monarcas entre los siglos XIV y XVI para garantizar el control real sobre instituciones semejantes en España y. En un memorando de ese mismo año. en un aná lisis de 1791 acerca de las condiciones económicas y sanitarias del virreinato. la lepra. párrocos.dinero percibido por el derecho de anclaje de los navíos que entrasen en el puerto. entre otros males. En 1775. los elefancíacos propagaba el contagio. no sólo de manera directa sino a distancia.

25 En 1796 ya los leprosos se habían trasladado a Caño de Loro. se solicitaba el consenti miento del virrey para abstenerse de pagar el impuesto. En cualquier caso. bajo la pena de una multa de 25 pesos. en 1784. a denunciarlos ante las autoridades.20 En 1794. Mogotes y Girón. sostenía que en este hospital se encontraban muchos elefan cíacos y que el número de estos enfermos en la ciudad aumentaba en forma alarmante.individuos afligidos por el mal de la lepra estaban obligados.21 En 1796. costoso y demasiado largo (unos 40 días desde Popayán. Panamá. con . Por esta razón. religioso del hospital San Juan de Dios de San tafé.23 La percepción que se gestó en numerosas provincias de que la lepra se estaba expandiendo en forma peligrosa provocó que salieran a la superficie lo que probablemente eran viejos y profundos conflictos entre el poder central y los intereses locales. mientras que el administrador de ese hospital reiteraba las deficientes condiciones en que vivían los lazarinos. médico graduado de la Universidad de Cervera en España y del Real Colegio de Cirugía de Barcelona. pero faltaba todavía efectuar una construcción ade cuada. Guayaquil y Quito comenzaron a rehusarse a enviar a sus enfer mos debido a que el viaje hasta esa ciudad caribeña resultaba difícil. Las provincias rechazaron la política centralista de enviar a los leprosos a Cartagena. Por medio del memorial. las provincias de Socorro. una cédula real ordenó al virrey Caballero y Góngora la reubicación del hospital de San Lázaro lejos del centro de la ciudad. administrador del hospital de San Lázaro). Popayán. informaba que en esa provincia había cinco o seis personas infectadas con lepra que no se encontra ban en condiciones de ser transferidas a Cartagena. por lo cual el presidente de Quito había decidido aislarlas en el hospital de virue las de esa ciudad. Según el informe de ese año del virrey José de Ezpeleta a su sucesor Pedro Mendinueta. el hospital seguía siendo un conjunto de bohíos de paja que servían de habitación a los enfermos. Socorro. un memorial procedente de Quito y di rigido al virrey Góngora en 1786. 22 En 1801. publicó en Santafé un resumen de los síntomas de la "verdadera elefancia" de tal manera que la enfermedad pudiera ser reconocida con facilidad. fray Manuel Ramos. por 10 cual muchos dolientes perecían en la travesía. según Rafael Antonio Tatis. el virrey Ezpeleta ordenó a los alcaldes ordinarios de Santafé y a los comisarios de barrio que indagaran por los lazarinos de la capital y que dispusieran su envío a Cartagena. Es muy posible que la verdadera motivación de este recha zo fuese evadir el pago del impuesto al consumo del aguardiente al que estaban obligadas las provincias que remitían leprosos a Car tagena. 24 Este im puesto deberían pagado las ciudades y villas que mandasen lepro sos al hospital. Honorato Vila. además dispuso que el nuevo edificio fuese construido de acuerdo con un diseño preparado por el ingeniero Antonio Arévalo y estableció que se cargara un cuarto de real por cada azumbre de aguardiente para el sostenimiento del mismo.26 A partir de 1784. en un lugar llamado La Cantera Vieja (más tarde conocido como Caño de Loro).

la elefancia constituía una preocupa ción importante para los líderes de esta provincia. 34 Conflictos semejantes entre las lo calidades y el gobierno central ocurrieron también en otras provin cias. lo cual era de bastante remedio para quienes estaban "picados del hu mor gálico". el Cabildo de San Gil informaba al Virrey que Montegrande. después de una larga y vigoro sa campaña. solicitando explícitamente al virrey Ezpeleta que los pueblos de Socorro y Leyva fuesen eximidos de pagar el impuesto al hospital de Cartagena. Los gobernadores de Guayaquil y de Cuenca. uno de los dos mayores alzamientos populares de fina les del período colonial en la América española. además del mayordomo que cuidaría el hospital. y experimentaba una activa vida política basada en los asuntos locales. andando el tiempo. era un sitio muy a propósito para edificar un hospital para contagiados del mal de San Lázaro por ser de "temperamento" seco y templado. Socorro ganó la categoría de municipalidad en 1771. 28 Sin embargo. La respuesta inva riable desde Santafé era que todos los enfermos sin excepción de bían ser enviados a Cartagena. 30 Sin duda. a Quito se le autorizó tácitamente a recluir a sus enfermos de lepra en el hospital para virolentos y. el gobernador de Panamá. con el ar gumento de que el ingreso debía usarse para erigir un hospital para leprosos "en la jurisdicción de esta villa. En 1791.el fin de poder así sufragar los gastos de los enfermos. y de nuevo en 1778. Además del impuesto del cuartillo al azumbre de aguardiente.27 De manera semejante. Girón y Vélez.29 El caso de la provincia del Socorro resulta ilustrativo no sola mente porque en esta región se reportaron numerosos casos de le pra. 32 Los Capitanes del ayuntamiento del Socorro presentaron una petición semejante en 1796. Con todos estos fondos reunidos el hospital podría sostener a un capellán y a un médico. junto con el ciruja no y el médico del batallón de esa ciudad. el corregidor de Socorro informaba al virrey Men dinueta que se estaba haciendo alarmante el desarrollo de la lepra en esa provincia. y recomendaba que a los enfermos que tuviesen bienes o rentas se les obligara a sostenerse con su fortuna. perteneciente a la jurisdicción de esa villa.33 En 1797. el Cabildo sugería imponer a las chicherías el pago de un peso anual para sostener la "obra pía". el cabildo del Socorro pidió al virrey Guiriar que construyera un hospital de San Lázaro debido a las insuperables dificultades del transporte de los lazarinos a Cartagena. y los cabildos de Pamplona y de Popayán hicieron . por ser ella y sus inmedia ciones el desdichado teatro donde ha cundido tan horrible infec ción". se erigió un hospital para lazarinos en esa ciudad. y sus aires puros. San Gil.31 En 1775. pues existían ya más de doscientos elefancíacos en las ciudades de Socorro. rehusaron en 1787 enviar a once elefancíacos a Cartagena puesto que su condición era demasiado crítica para sobrevivir al viaje. junto con el levan tamiento del indígena Túpac Amaru en el Perú. sino porque ella fue epicentro en 1781 de la rebelión de los Comuneros. Tatis rechazó la soli citud de Quito con el argumento de que los ingresos del hospital ya eran insuficientes para sostener a los 119 enfermos que albergaba.

ladrillo y teja en Caño de Loro. las raciones de los leprosos habían sido reducidas severa mente. en las afueras de la ciudad. médico graduado en Montpellier.reclamaciones análogas de hospi tales para leprosos en 1796 y en 1798. Vélez y Pa namá deberían remitirse a Cartagena. San Gil. un cirujano y un barbero. el hospital en Caño de Loro funcionaba con once empleados.37 En 1796 el virrey Ezpeleta aseguraba que no convenía erigir más hospitalesen esa real audiencia. 39 Las constituciones del hospital fueron finalmente elabora das en febrero de 1810. un médico y un capellán. fun dado desde 1781 en San Gil y otro en El Curo en la provincia del Socorro. Juan José de Cortés. entre ellos un cirujano. el lugar más apro piado era Bosa. y que todos los enfermos de Santafé.36 Ante la "complicación de dictámenes y providencias" entre el vi rrey y el presidente de Quito.43 Elefancia y saber médico a finales del siglo XVIII En las descripciones que hacían los médicos se asumía que la lepra era una enfermedad venérea o simplemente se la confundía con la sífilis y con otro tipo de afecciones. el virrey Mendinueta suspendió oficialmente la práctica de enviar leprosos a Cartagena desde Panamá. y la lentitud de ejecución de las órde nes del rey. mientras se construían los permanentes. un médico. Quito y Popayán y ordenó que se les re cogiese y asistiese en los hospitales generales de esas provincias con la debida separación. y la segunda era la construcción del nuevo hospital de cal. indicando que. peticiones que fueron con sistentemente negadas por las autoridades.35 En 1801 y de nuevo en 1807.42 Hacia 1817. 38 Una cédula de 1799 repetía los mandatos de 1791. En 1803 ya se había concluido la construcción de un hospi tal en Panamá. o en pequeños lazaretos provisionales fabrica dos con economía. el cabildo de Santafé solicitó la fundación de un hospital para lazarinos.41 Esta medida no fue bien recibida por los enfermos aislados en Caño de Loro. Socorro. hacia 1812 ya existía un hospital para leprosos.40 En 1800. y recordaba al virrey que estaba todavía pen diente la ejecución de dos órdenes reales: la primera era la forma ción de constituciones para el hospital de Cartagena con especifica ciones acerca de las raciones diarias de los enfermos y acerca de las dotaciones de los médicos y demás empleados. protomédico de Santafé y alcalde de lepra para la provincia del Socorro en 1778. y el hospital de Quito contaba con nueva construcción. Un memorando de 1806 de los elefancíacos al virrey Amar y Barbón aseguraba que desde que Quito había dejado de enviar su impuesto. la cédula real de 1791 ordenó al virrey la formación de un Plan General de Hospitales de Lazarinos que debería resolver cuestiones como si los leprosos de Guayaquil y Popayán deberían ser enviados al nuevo hospital de Quito o si se deberían construir hospitales en esas ciudades. y enviadas con modificaciones al virrey Montalvo en 1817 para que éste las aprobase. explicaba que la . Girón. según Miguel de Isla.

48 . y que la dolencia a la cual se le daba este nombre en la Nueva Granada era una afección del cutis que deformaba a los pacientes. y recomendaba espe cialmente rechazar la versión de que era contagiosa puesto que de esta creencia y del horror que ella inspiraba en el vulgo se originaban muchos daños para los enfermos. remedio empleado también para tratar la sífilis. La "constelación particular" se refería a los planetas y a sus conjunciones que se suponían responsables de las epidemias. afirmaba. nociones que se mezclaban con la influencia del clima. Ignacio Bermúdez vecino del Socorro.45 Muchos. como Miguel de Isla.44 Alejandro Gastelbondo. médico del Hospital San Juan de Dios y protomédico de Santafé. enviado al Socorro en 1779 debido a que el trabajo realizado por Cortés no había resultado convincente. Debido a que un diagnóstico como el de "lepra" condenaba al desdichado paciente de por vida. Isla explicaba que la ele fantiasis. Entre 1795 y 1796. extinguida prácticamente desde hacía dos siglos en Europa.47 Isla advertía que no debía confundirse esta afección con la lepra antigua o mal lazarino. se debía al contagio.46 De estos informes resulta interesante examinar las descripciones de la enfermedad ofrecidas por Mutis y por Isla. Miguel de Isla para quien el sujeto padecía "morbo gálico" (enfermedad venérea) "complicado con escorbuto" y el célebre médico José Celestina Mutis quien dictaminó que la enfermedad de Bermúdez era el mal de San Lázaro. les hinchaba las orejas y la cara poniéndoselas de color encarnado o amoratado. como notables ex ponentes de las ideas médicas de la época. sin lugar a dudas. creían que las enfermedades venéreas se transformaban en lepra. que los leprosos padecían "ardores libidinosos". las autoridades trataban de ser cuidadosas y por ello con frecuencia solicitaban más de un concepto médico. como los tratadistas medievales. las inundaciones y los terremotos. era el resultado de no haberse curado oportunamente el mal venéreo y de su complicación con escorbuto. lepra o mal de San Lázaro era una enfermedad muy rara. contagiosa. Este pade cimiento podía ser producido por ciertos alimentos o por una cons telación particular de un lugar. las leyes de segregación de leprosos se referían a la "lepra de Palestina" que era. aunque atribuía su origen a la falta de consumo de legumbres frescas. Según Isla. hubo de ser examinado por tres médicos: Honorato Vila quien diagnosticó en un informe sucinto una "linfa acrimoniosa".elefancia se propagaba a través del acto venéreo y recomendaba el uso del mercurio para su curación. ideas perminentes en los tratados médicos desde la antigüedad hasta el renacimiento y que prevalecieron en la medicina hasta la segunda mitad del siglo XIX. pero ante todo. los vientos. y les producía dificultad en los movimientos del cuerpo. Siguiendo al autor español Gaspar Cazal afirmaba que ninguna de las especies de elefancias ni de lepras. las estaciones. sino a condiciones específicas de ciertos indivi duos y lugares particulares. médico graduado en el Co legio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.

Para Mutis. los médicos europeos ha bían dejado de ser autoridades en esta materia. sino que estos ele mentos podían actuar como "disposición" a contraer la enfermedad una vez que había aparecido la "causa ocasional por el contagio del venero de algún lazarino".la habían atribuido a "gu sanillos imperceptibles" por lo general observados en las pústulas de los leprosos. Su origen era "cierta depravación y corruptela interior de los humores".54 En cuanto a la identidad de la lepra. para López era una forma de putrefacción que podía aparecer en forma espontánea en el cuerpo. 51 La disposición podría resultar del abuso de las carnes saladas o del cerdo y de su manteca sin consumo de vegetales frescos. se declaró en contra de esta teoría en un informe al virrey Ezpeleta fechado en 1796. Mutis afirmaba que los habitantes de Socorro y San Gil estaban tan familiarizados con la elefancia que aun sin mé dicos ni libros eran capaces de reconocer sus síntomas. sin embargo. graduado de la Universidad de San Marcos en Lima. en lo cual coincidía con Isla pero. a diferencia de éste. aun los huesos "comenzando por los más esponjosos del paladar interno y narices. siendo menos pe ligrosa en sus principios mientras subsistia "enredado el contagio en los humores". se carecía de unanimidad y de precisión. Por lo demás. careciendo de observaciones prácticas debido a la desaparición de la elefancia en Europa. El médico Sebastián López Ruiz. 50 El estadio final de los desdichados lazarinos parecía ser una "putrefacción ge neral" de todo el cuerpo que exhalaba a través del aliento y de los poros. pero que una vez la enfermedad progresaba. Mutis también manifestaba que la elefancia no dependía del clima. protomédico de Cuzco y de Panamá. Por ello resulta interesante examinar los conceptos del médico más prestigioso. se hubiese jamás infectado. cirujano o sacerdote. juzgaba que la enfermedad no era igualmente contagiosa en todos sus estadios. Basaba su oposición al contagio en que ningún mé dico. de las aguas y aires. cuya causa específica se desconocía. el contagio atacaba todo el cuerpo.53 Así como para Mutis. estimaba que la rápida difusión de este mal en el Nuevo Reino era evidencia suficiente de su naturaleza contagiosa.52 A pesar de la autoridad de Mutis. y probablemente más influyente. entre ellos Linneo. no existía consenso sobre la idea del contagio. de la Nueva Granada sobre este tema. que a menudo se encontraban en contacto con lazarinos. de donde resulta la ronquera de la voz que caracteriza a los lazarinos". y para un sinnúmero de autores medievales en quienes los mé dicos neogranadinos se inspiraban. pero que al gunos ilustres autores.49 Mutis reconocía que juiciosos autores europeos ha bían asumido en tiempos recientes que la enfermedad no era conta giosa. una de las mayores universi dades de la América española. argumento que no deja de ser interesante. la "elefancia occidental" era una combinación de gálico y escorbuto en su último grado. En su célebre informe de 1801 Estado de la Medicina y de la Cirugía en el .84no por ello se podía afirmar que fuese contagiosa. López sostenía que si bien "la lepra conocida con el nombre de lázaro" era sin duda horrible y asquerosa por las deformaciones que producía. ni de los alimentos.

procedente de Palestina. 58 se han mostrado los conflictos producidos entre las autoridades virreina1es y locales.56 En general. tie nen una larga historia relacionada con la negativa de las autorida des locales a pagar el impuesto al aguardiente para sostener el hos pital de Cartagena. de sus exposiciones queda el interrogante de si la putrefacción actuaba como causa o como consecuencia. Las variaciones en el manejo de los leprosos que. la usual referencia a las lepras y a las elefancias. originarias de la Grecia y Palestina".Nuevo Reino de Granada en el siglo XVIII y medios para remediar su lamentable atraso. éstas deseosas de poseer sus propios hospitales para leprosos donde pudieran ser albergados sin tener que enviados a viajes onerosos para el fisco. los médicos estaban de acuerdo en la índole pútrida de la enfermedad y en la corrupción que inducía en los humores. se refería sin duda a la llamada por los antiguos "elefantiasis griega". Las peticiones de 1801 y 1807. La lepra lazarina. en cualquier caso. sin embargo. La lepra judaica. que habría conducido a la acepta ción general por parte de la población de la construcción de un hos pital de lazarinos. y con la idea que se iba abriendo paso de que convenía que las provincias tuvieran sus propios asilos. aunque considero un tanto exagerado atribuir esta modificación al avance del conocimiento científico de la enferme dad. y las intrincadas relaciones que todos los médicos les atribuían a estas dolencias con las enfermedades venéreas indica que el concepto de lepra distaba mucho de ser unívoco. la lepra lazarina. no era otra cosa que una "putrefacción universal". Lazarina y Caratosa y siendo esta última en mi concepto una especie de lepra judaica. Para Mutis.57 En cuanto a la disminución del temor al contagio de la lepra en Santafé. con la percepción del problema de la . entre 1800 y 1810. se verifica en este Reino el azote reunido en ambas lepras. englobada bajo el mismo género de la elefancia. era probablemente la "elefantiasis árabe". solicitando construir un hospital para lazarinos en las afueras de Santafé. que en su informe sobre Bermúdez había llamado "elefancia occidental" y aquí hacía provenir de Grecia. Elefancia y políticas ilustradas de población La llegada al virreinato de médicos formados en los colegios es pañoles de cirugía a finales del siglo XVIII habría producido una secularización en la concepción del tratamiento que debería dársele a los leprosos. Por lo demás. más bien. 55 El afamado médico diferenciaba en forma vaga dos tipos de lepras: la lazarina y la judaica. se advierten en este período tienen que ver. Mutis se refería a los pueblos que se iban "inficionando con los contagios de dos en fermedades no menos asquerosas. y crueles para los enfermos y sus familias. en plural. más que con un supuesto avance de los conocimientos científicos sobre la lepra. y hacen pensar que muy probablemente los enfermos separados como leprosos en lazaretos y hospitales padecían de un conjunto múltiple de enfermedades diversas.

entre 1778 y 1780. los mercantilis tas y los fisiócratas. entre ellas. que los éxitos obtenidos en el control de la epidemia de viruela en Santafé en 1802 hubiesen despertado las esperanzas en cuanto a la posibilidad de controlar la endemia de la lepra. por par te de los miembros de la élite ilustrada: médicos. fiebre amarilla. en la Nueva Granada los indígenas habían sufrido un serio descenso demográfi co entre los siglos XVI yXVII.63 . intelectuales de la élite criolla se dieron a elaborar proyectos encaminados a la mejora de la población haciendo especial hincapié en los asuntos sanitarios. la élite ilustra da neogranadina comenzó a alarmarse por el retraso del virreinato y por la disminución de población que el país había experimentado desde la conquista. Esta catástrofe había sido el resultado de multiples factores: masacres directas durante la conquista. produjeron nuevas experiencias colectivas y gestaron una nueva noción de salud pública basada ante todo en una original valoración cultural y política de la vida humana.lepra como parte de una estrategia más general relativa a la necesidad de mejorar la población. sarampión y viruela. el problema del virreinato era su baja productividad y el desafío consistía en producir mayores ganancias para los cofres reales. influenza. dislocación de las estructuras sociales y culturales indígenas. para quienes el tamaño de la población y su rata de crecimiento eran indicadores de prosperidad. explotar los recursos naturales. obedeció a esta reorganización que implicaba políticas de con trol y de mejora de la población para hacerla más eficiente. se trazó una política orientada a controlar el contrabando. Desde el punto de vista de la nueva dinámica producida en España con los Borbones en el poder. rampante explotación de la mano de obra. como ha indicado Ana Luz Rodríguez.59 Inspirada en las tradiciones de los aritméticos políticos. Esta representación estaba enmarcada en una general racionalización del sistema económico y político colonial que expe rimentó la Nueva Granada en la segunda mitad del siglo XVIII.62 Es posible. pero también y de manera significativa. En consecuencia. modernizar el sistema de resguardos que protegía las tierras comunales de los indígenas y ejercer un rígido escrutinio sobre los impuestos para asegurar el flujo de los recursos coloniales. La realiza ción del primer censo general de todo el virreinato.61 Por ello. Renán Silva ha mostrado cómo las respuestas sociales que se generaron durante las epidemias de viruela de 1782 y 1802.60 Como en otras partes de América. Y a propósito de la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna de 1804. propagación de enfermedades desconocidas en el nuevo mundo. intelectuales y gobernantes.

cultura y sociedad en Cartagena de Indias siglos XVI y XVII (Barranquilla: Universidad del Atlántico. p.291-295. Revista de Leprologia Fontllles. 19251. 1960). Gordon 6 Schendel.Adriano Páez.255-263. y Olga Gallego Dominguez.105. De allí se derivaban los adjetivos leproso.90.147-149. "La asistencia a los enfermos en Mallorca durante el 4 antiguo régimen". en pp. pp. . 1982.. Contreras Dueñas y Suarez Inclán.76. 'La lepra en la historia'. p. Boletín Auriense. p. Enfermedad y Castigo. 1979. como lepras o elefancias. Sobre los hospitales de San Lázaro en España. reproducida en: Antonio 1 Gutierrez Pérez.J. Delfin Garcia Guerra. Revista de Leprología Fontilles. Historia de la lepra en España (Madrid: Gráficas Hergon. 3 Historia del Hospital de San Lázaro de Málaga". p. J. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios (Bogotá: Imprenta Nacional. ver: Antonio Contreras Más y Ramón Rosello Vaquer. Revista de Leprología Fontillies. en pp580-582 Maria del Carmen Frances. 6:207·263. este último mas común en España Véase: José Manuel Reverte Coma. elefancia. Boletín de la Sociedad Española de Historia de la Farmacia. Y Félix Contreras Dueñas y Ramón Miquel y Suarez Inclán.87-91.76. "La prevención y la lucha contra la lepra en España en el siglo XV". 9 1 Angel Valtierra. 1983. 1973). 'La asistencia médica en el Hospital Real de Santiago al final del 5 Antiguo regimen'. "Hospitales de la Provincia de Orense'. 'Carta segunda a Ramón Gómez'. por Jose Luis peset (Madrid: CSIC. pp. MD: The Newman Press.287-300. Historia de la lepra en España. pp. Peter Craver: Saint of the Slaves (Westminster. pp. 8 Contreras Dueñas y Suarez Historia de la lepra en España. nombres que a veces se usaban en plural. en pp.87. pp. 7 Jairo Solano Alonso. 1984). "La lepra en la edad moderna.147 La lepra era conocida con varios nombres entre ellos. 14 (1): 5·7. 1998). 13 (6): 635-641. gafedad. lázaro. cultura y sociedad en Cartagena de Indias. 2 elefancíaco. Nov. S. lázaro."'tec Herbs to Betatrons (Austin: Universitv of Texas Press. lazarino y gafo. Solano. Instituto 'Arnau de Vilanova'. Salud. elefantiasis. mal de San Lázaro. Salud. ed. 30:251·254. 1980.M. en p. 565-592. 1968).156. Carrillo Montesinos. 1878. 1976. Medicine in Mexico: From A. 12 (51.

Lazaretos. 2 Archivo General de la Nación. 1 Juan Bosch Millares. "Chicha. 2 Archivo General de la Nación. 1975. contiene una Interesante compilación de documentos desde el período colonial hasta comienzos del siglo XX. pp. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. pp..1 Andrés Soriano Lleras. 16-17: (15-47). p. 1 publicado en 1910 por el entonces director de la Oficina Central de lazaretos.191l. durante la Conquista y la Colonia (Bogotá: Imprenta Nacional.30. 1 Archivo General de la Nación.93-94. 2 Archivo General de la Nación. en p. La Medicina en el Nuevo Reino de Granada. . P. 2 Montoya. Lazaretos. pp. cultura y sociedad en Cartagena de Indias. 1910). 1 1 1 Virginia Gutiérrez de Pineda. p.12-13. guarapo y presión fiscal en la sociedad colonial del siglo XVIII". 1791/1944). PP. folio 839. folios 788-789.76 y 81(n.30. Juan Bautista Montoya y Flórez. Contribución al estudio de la lepra en Colombia (Medellín: Imprenta Editorial.13.74. Soriano Lleras. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura. 1985). "El Hospital de San Lázaro de Canarias: Su primer emplazamiento". Gilma Lucía Mora de Tovar. 1988-89. lazaretos. 1966). p. Pedro Fermín de Vargas. Lazaretos. 1 Solano. folios 8O-91. folios 896-916 2 El Azumbre era una medida de capacidad de aproximadamente dos litros. vol. Medicina tradicional de Colombia: el triple legado. 2 (43): 12-25. La Medicina en el Nuevo Reino.1 (Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.110.66. Medi cina e Historia. Este volumen de 455 páginas. Pensamientos políticos y Memoria sobre la población del Nuevo Reino de Granada (Bogotá: Biblioteca Popular de Cultura Colombiana. Salud. 1 Ibid.

30. Contribu ción al estudio de la lepra en Colombia. Pamplona. 5 (31-32): 356. Boletín de Historia y Antigüedades. Contribución al estudio de la lepra en Colombia.136-137. . 21 de noviembre de 1796. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. 74 (759): 751-54.Socyety and Politics under the Bourbon Rule (Cambridge: Cambridge University Press. ver: Horacio Rodríguez Plata. 4 de junio de 3 1796. Posada e Ibáñez. "Relación de entrega del señor don José de Ezpeleta al señor don Pedro Mendinueta. Archivo General de la Nación. pp. 1987.112. folios 333-335 2 2 2 Archivo General de la Nación. Relaciones de manda. folios 770-780. pp. 1993). 3 Carta de Francisco Ambrosio et al. 1871.327329. Lazaretos. reproducida en Montoya. 3 Ibid. Colombia before Independence: Economy. Para una historia suscinta de la lepra en esta provincia.19·20 y 23 y Soriano Lleras. 21 de junio de 1796. 3 Archivo General de la Nación. Socorro. Lazaretos. pp. reproducida en Montoya. y carta de Pedro Antonio Valencia et al..422. folios 465-467. 1999.29 Y 35. 10 de diciembre de 1796". ver también Eduardo Pilar Gardeta Sabater.30-31. gobernador de Guayaquil al virrey Ezpeleta. Historia de la lepra en España. Anales de la Universidad. Montoya. ·Discurso sobre una enfermedad social: La lepra en el Virreinato 2 de la Nueva Granada en la transición de los siglos XVIII y XIX·.24 El azumbre era una medida de capacidad de aproximadamente dos litros. pp. 19: 401-428. Carta de Juan de Urbina. Lazaretos. Dynamis: Acta Hispanica ad Medicinae Scientiarumque Historiam Ilustrandam. La Medicina en el Nuevo Reino. pp. 3 Anthony McFarlane.251-255. p. 3 "Origen de la lepra en la antigua provincia del Socorro". en p. pp. pp.2 Contreras Dueñas y Suarez Inclán. 32-33. Santafé de Bogotá.

presentado por el excelentísimo 4 señor virrey don Pedro Mendinueta a su sucesor el excelentísimo señor don Antonio Amar y Borbón. PP.6 (39-40). pp. diciembre de 1803". Anales de la Universidad. Cofradías. Contribución al estudio de la lepra en Colombia.41 y Gutiérrez de Pineda. 100-101. 4 Ibid. pp. Guaduas.44-46. en p. documento reproducido en Montoya.10).18 Los tres informes aparecen reproducidos en Montoya. 4 Montoya. 4 Montoya. epidemias y funerales: Una mirada al tejido social de la Independencia (Bogotá: Banco de la República / El Áncora editores. 4 Archivo General de la Nación. Medicina tradicional de Colom bia.357. folios 870-875. p. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. "Relación del estado del Nuevo Reino de Granada.428.44-46. 1999). "Discurso sobre una enfermedad Social".85 y 88-89. 4 "La Junta del Hospital de San Lázaro" (Cartagena.3 Ana Luz Rodriguez González. 1872. Lazaretos. pp.419.16. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. Gardeta Sabater. p. capellanías. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. Archivo General de la Nación. 1977). 3 3 "Relación de entrega del señor don José de Ezpeleta al señor don Pedro Mendinueta". ver también. P. follos 15-17. 4 Gardeta Sabater. The Double Face of Janus and Other Essays in tne History of Medicine (Baltimore: The Johns Hopkins University Press. Lazaretos.459. . 1817).406 (n. folios 933-937.. 4 4 Owsei Temkin. Lazaretos. "Discurso sobre una enfermedad social". Montoya.25-28. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. 3 Archivo General de la Nación. p. p. p. p.

Ibidem.124. Escritos Científicos de Don José Celestino Mutis.463. por Guillermo Hernández de Alba. por Guillermo Hernández de Alba. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. capellanías.33-34. Rodríguez González. p. p. pp. epidemias y funerales.126. p.33-62. The Double Face of Janus . 5 Mutis.. 5 Montoya. 1983). 5 Temkin. 5 5 Ibid.. vol. Reclamos y representaciones: 5 Variaciones sobre la política en el Nuevo Reino de Granada 1770-1815 (Bogotá: Banco de la República. pp. 1993) y McFarlane. pp.403 y Rodríguez González. 1983). . Ibid. pp. p.31 y 93. pp.125-126. Colombia before Independence...123. José Celestino Mutis.1 (Bogotá: Kelly. véase: Margaríta Garrido. vol. 5 Santafé. en p. 3 de junio de 1801". 'Sobre la enfermedad llamada de San Lázaro·. . 5 5 Sobre la cultura política neogranadína en este período y las reformas económicas y sociales. "Sobre la enfermedad llamada de San Lázaro". Como lo hacen Gardeta Sabater. Escritos científicos de don José Celestino Mutis. ed.1 (Bogotá: Editorial Kelly.35. "Estado de la Medicina y de la Cirugía en el Nuevo Reino de Granada en el siglo XVIII y medios para remediar su lamentable atraso.4 José Celestino Mutis. Cofradías. 5 Ibid. "Discurso sobre una enfermedad social". p.. ed.123-127.

Pensamientos políticos.20-23. NY: Anchor Press/Doubleday. vivieran de la caridad y permanecieran en su región de origen sin tener que trasladarse a Cartagena. PARTE 2 Autores: Pedro Fermín de Vargas. capitulas 2 y 5. Marie-Noelle Bourguet. ed. pp. ver especialmente. de acuerdo con una idea corriente de que la lepra era tanto contagiosa como hereditaria. Two Ways of Creating the Health Statístícs in Spaín".108.96. El hospital que se reduciría a un "cercado grande distante de toda comunicación". Bernabeu Mestre. Déchiffrer la France: La statisique départementale a l'époque napoléonienne (Paris: Editions des Archives Contemporaines. recomendaba trasladar a los enfermos a un hospital que se construiría en "alguna de las tierras altas por la salubridad del aire . en su Memoria sobre la población del Reino. Maladie et Maladies: Historie et 6 Conceptualisation: Mélanges en /'honneur de Mirko Grmek. por lo cual sugería la construcción de un hospital en esa región a donde se llevarían "indistintamente todos los atacados de este mal" con el fin de conseguir el total exterminio de la enfermedad. Cofradías. por su parte. por Danielle Gaurevitch (Geneve: Librairie Droz. en pp.139. 1992). Porter. 12 :247-264. 1997. "Physícians and Statisticíans. 1976). señalaba a la lepra y a la viruela como dos de los principales azotes que afligían a la población de la Nueva Granada. epidemias y funerales. los matrimonios tendrían que ser estrictamente prohibidos para que la lepra se extinguiera en un lapso de cincuenta años. 1992). Plagues and Peoples (Garden . Francisco Guerra. 1988). William H McNeill. A History of Public Health (Baltimore: John Hopkíns Uníversity Press. Según él. 1986). 6 Theodore M. "La Invasión de América por Virus".219-225. Capítulo 2.City. p. Ingla terra. 6 Renán Silva. Las epidemias de la viruela de 1782 y 1802 en la Nueva Granada (Cali: Universidad del Valle. Según el plan de Vargas. pp.Sobre el surgimiento de tradiciones estadísticas y de control de poblacíón en España. Continuityand Change. se sostendría con el impuesto al aguardiente y permitiría que los lazarinos cultivaran la tierra. p. capellanías. 1958/1993). 64 Vargas.64 Mutis.106. San Gil y Girón. véase: Esteban Rodríguez Ocaña y J. y George Rosen. la lepra era contagiosa e incurable y afectaba a por lo menos trescientas personas en Socorro. The Rise of Statistical Thinklng 1820-1900 (Prínceton: Prínceton University Press. Francia y Alemanía. 6 Rodríguez González.

ley que fue ratificada en 1844. con el argumento de que si los antiguos separaban a los leprosos era porque creían que habían ofendido a Dios. carecían de alimentos y de ropa. los leprosos alojados en el hospital de San Lázaro en Caño de Loro protestaban porque los techos de su morada tenían agujeros. forjadas a través de centurias. Tunja y Vélez¡ otro para Antioquia. Socorro.y aguas frescas" y por los alimentos vegetales que se cultivaban con facilidad en ellas. lo cual los hacía indignos. De esta manera se podría "extinguir de una vez para siempre un mal tan terrible". y un tercero para Cartagena. El médico José Félix . por no poderse prender (aprehender) ni arrestarlos a captura por la epidemia de la lepra. Riohacha. ordenando a todos los barcos nacionales y extranjeros el pago de un impuesto destinado exclusivamente a establecer y mantener los hospitales de San Lázaro. Neiva. Mompox.69 Varios gobiernos republicanos perpetuaron el espíritu de la cédula real de 1799 ordenando la fundación de hospitales para leprosos. como en tantos otros lugares. y no porque temieran el contagio. a solicitud del cabildo del Socorro en 1803. Popayán y Pas to. Casanare.65 El plan de Mutis era radical: cuando los enfermos llegaban al estado deplorable de "pu trefacción universal" urgía la "separación absoluta sacrificando a estos miserables en el encierro del lazareto por el bien de la humanidad". En 1833. En 1806.68 Después de la Independencia.67 El tratamiento que con frecuencia recibían por parte de las autoridades era equivalente. Asimismo. la tropa los hacía volver al lazareto donde los castigaban colocándolos en el cepo. Chocó. Una declaración del abogado Lorenzo Plata. Buenaventura. recuerda los sentimientos despertados por los leprosos medievales y las palabras con que se los describía: Que los contaminados que hay en esta villa con lepra vulgarmente llamados lazarinos son la casta más perversa de gentes: ellos son de una conducta reprensible y delincuente por cuantos lados se mire y sin esperanza no solamente de castigar/es sus culpas y atroces delitos pero ni aún de poderlos contener. las representaciones colectivas sobre la ele fancia. y al desplazarse en piragua a Cartagena en busca de comida.70 Con el fin de instalar estos leprosarios. Mariquita y Santa Marta. permanecieron virtualmente inmutables en la Nueva Granada. los enfermos se rebelaban en contra de la idea de que la lepra era contagiosa. la administración de Simón Bolívar aprobó en 1826 una ley semejante al decreto real de 1651. como había ocurrido en Europa. el gobierno solicitó a la Facultad de Medicina de Bogotá la elaboración de un estudio acerca de la organización de hospitales para elefancíacos. una ley estableció la creación de tres lazaretos nacionales: uno para las provincias de Bogotá. Pamplona.66 De cualquier manera. pero también rechazaban la idea de que la elefancia era hereditaria y se manifestaban contrarios a que se prohibieran los esponsales entre ellos.

era a la sazón director de la Facultad de Medicina. una ley de policía general ordenó a los gober nadores de las provincias y a los demás agentes de cantones y dis tritos parroquiales reconocer a las personas que estuviesen ataca das por la elefancia y enviadas a los lazaretos existentes: Caño de Loro. lo cual indica que se mantenía la idea de que la lepra tenía tanto de condición moral como de padecimiento físico. El Curo. la admisión de can didatos al título de doctor. y en lo posible donde hubiese aguas termales. En 1841. pudiesen disfrutar de la libertad.Merizalde. quien había sido alumno de Vicente Gil de Tejada. y la regulación y . era preciso restrin gir el acceso al estudio de esta profesión. este médico presentó en 1834 un detallado documento titulado Memoria que la Facultad Médica presenta sobre los lazaretos que manda la Ley. Siguiendo los usos franceses. La inestabilidad política del país durante todo el siglo fue uno de los mayores obstáculos para el avance de los estudios universitarios. a una temperatura de entre 25 y 30 grados centígrados. Estas obligaciones incluían la vacunación. el gobierno asignó en 1831 a esta Facultad las obligaciones que estaban previamente en manos de la institución colonial del protomedicato. a disminuir o contener los progresos de la enfermedad". ya que después de la In dependencia las élites criollas comenzaron a mirar hacia Francia en busca de modelos para imitar. carecía de recursos. como era corriente. a su vez discípulo de Mutis y de Isla. Sin embargo. por el contrario. sino cons truir un asilo filantrópico en donde los enfermos. Como respuesta a la solicitud gubernamental.72 La medicina académica Desde por lo menos la segunda mitad del siglo XVIII se percibía en la Nueva Granada una grave escasez de profesores de medicina debidamente acreditados. el adminis trador debería vigilar la conducta moral y política de los enfermos.73 Esta situación se prolongó durante el si glo XIX. aunque hubo un momento en el cual importantes dirigentes del país llegaron a creer que. el licenciamiento de farmacéuticos y de parteras. que había perdido recientemente los territorios de Ecua dor y de Venezuela por la disolución de la Gran Colombia. al tiempo que estaban separados de la sociedad. los textos hipocráticos todavía se estudiaban.71 Merizalde consideró importante in cluir dentro de su informe un reglamento según el cual. En 1827 comenzó a funcionar la Facultad de Medicina de la Universidad Central en Bogotá. la disposición de medidas durante las epidemias. con un plan de estudios con fuerte influencia de autores fran ceses aunque. o a lo menos si ésta no se consigue. y presumiblemente un tercero en la región de Cali. Indicó que el objetivo de la ley no era encerrar a los leprosos en una prisión disimulada. en el cual aspiraba a conciliar los intereses de los elefancíacos y los de la sociedad. especificando que los lazaretos deberían construirse en terrenos secos y elevados. este proyecto no fue puesto en práctica porque la república de la Nueva Granada. "aspirando por todos los medios de la medicina a obtener su reposi ción.

Como ha sido señalado.supervisión de la prác tica médica. 81 Esta reforma. por lo tanto. A partir de la reforma. esta rían autorizadas para otorgar grados profesionales en derecho y medicina. comparable a la abolición de las regulaciones médicas en Francia en 1792-1794. Cartagena y Popayán. Como en la mayoría de cuestiones intelectuales. pocos se sentían inclinados a proseguir estudios de medicina. Secretario de lo Interior (18411845). era parte de una fuerte oposición liberal acualquier tipo de monopolio. que en un país tan jerárquico como la Nueva Granada eran consideradas de bajo fango. con lo cual prácticamente convirtió a las universidades en conven tos. se sabe que en 1837 existían trece cátedras de medicina. solamente tres universidades. Su argumento era que el exceso de estudiantes en las carreras tradicionales de derecho y medicina. debido a que el mercado para los médi cos era limitado. Los colegios de las provincias deberían enseñar única mente materias técnicas. Los 174 médicos acreditados por la Facultad de Medi cina de Bogotá para atender a una población de 1 '200. en nombre de mejorar el nivel de la enseñanza superior.77 Sin embargo. quie nes estaban interesados en una carrera de medicina y poseían fortu na viajaban a Europa para sus estudios.74 De ahí que el gobierno consultase a la Facultad en 1834 acerca del problema de la lepra y sobre la manera de organizar los lazaretos. De esta manera. Ospina aspiraba mantener el poder en manos de su propio grupo político.000 habitantes: parecían excesivos a algunos observadores.82 Un ejemplo más cercano es la abolición de . los estudiantes preferían ir a Francia para obtener educación científica y técnica. fuese económico. la mayoría de estas cátedras se enseñaba en los colegios de las provincias donde había pocos recursos.350 habitantes era considerado un lujo para un país como la Nue va Granada.75 En cuanto a los estudios de medicina en el resto del país. derecho e ingeniería y abolió el requisito del diploma profesional para la práctica de estas profesiones liberales. lanzó una refor ma educativa como una manera de controlar el número de profesio nales. Otra forma de adelantar una carrera en medicina era estudiar en forma privada con un médico practicante. y erradicar el estudio de autores tales como Jeremías Bentham. social o político. Mariano Ospina Rodríguez. 80 Esta ley transformó las tres univer sidades en"colegios nacionales" indicando la intención del gobier no de otorgar más autonomía a las provincias al limitar los poderes centrales. pues explicaba la guerra civil de 1839-1842 como el resultado de la abundancia de doctores.76 Sin embargo. la contra rreforma educativa de Ospina intentaba restringio la libertad acadé mica. Por esta razón y por motivos políticos. el entre namiento médico que impartían era deficiente. Bogotá.78 Un médico por cada 7.79 Como reacción a estas restricciones. Al limitar las posibilidades de ascenso a un sector de la pobla ción interesado en derecho y medicina. y el superávit de abogados y de médicos desempleados los hacía más propensos a participar en revueltas políticas. el gobierno liberal de José Hilario López (1849-1853) aprobó en 1850 una ley que establecía completa libertad para enseñar y ejercer medicina.

especialmente franceses y británicos. y el expresidente José Ignacio de Márquez. Una anécdota resulta reveladora del escaso poder que como grupo social tenían los médicos en la coyuntura del medio siglo. muy pocos estaban interesados en su estudio formal. Por ello no resulta sorprendente que este grupo entrara en conflicto con algunos médicos europeos.. como se verá. quienes se habían formado de manera irregular por la situación en que habían estado los estudios universitarios en este período. la Facultad de Medicina de Bo gotá durante la primera mitad del siglo XIX fue escenario de los antagonismos de los defensores de las teorías del escocés John Brown. Según datos de La Lanceta. general Tomás Cipriano de Mosquera (1845-1849). ) en servicio nuestro y de nuestras familias". producidas por defecto de incitación. graduado de la Facultad de Medicina de París. celebraron un contrato con Vargas Reyes a cambio de una renta permanente. entre 1838 y 1852 se habían graduado sólo 218 médicos en el país. De acuerdo con Miranda.licencias médicas en los Estados Unidos de 1830 en adelante. José Antonio Amaya. Al hacer opcionales los tí tulos académicos para la enseñanza o la práctica de la medicina. contratados por el gobierno para enseñar anatomía. Como resultado. en consecuencia. Ninian R. las facultades de medicina existentes en Bogotá. esto es. por boca de sus seguidores los médicos británicos. Condillac y Broussais. Cheyne. los liberales querían crear una sociedad libre de restricciones donde los individuos pudieran realizar su potencial y estar sujetos sólo a la disciplina del mercado. publicación médica que alcanzó seis números en el año de 1852. Eugene Rampon y otros que por diversas vías habían llegado al país. Rousseau. Desiré Roulin. que las enfermedades se debían a un exceso de irritación.85 Según Néstor Miranda. José Félix Merizalde tuvo un fuerte enfrentamiento con el médico francés Pierre Paul Broc porque las enseñanzas de este último se basaban en las doctrinas de Bacon. quie nes habían sido educados en los principios hipocrático-galénicos. el deán de la iglesia metropolitana.87 . los profesores de medicina de la primera mitad del siglo XIX eran discípulos de la generación ini cial de médicos entrenados en la Nueva Granada desde 1802. 86 En cualquier caso.83 En Colombia. las teorías miasmáticas siguieron constituyendo la explicación dominante de las enfermedades que luego se llamarían infecciosas. los médicos Pierre Paul Broc. las regulaciones académicas eran barreras que debían eliminarse. cuyo empirismo y sensualismo Merizalde rechazaba. y los partidarios del francés Francois Broussais. deseo sos de inducirlo a que permaneciera en la ciudad "a fin de poder gozar de la ventaja de sus conocimientos ( . Broussais mantenía lo contrario. la influencia de Broussais en la enseñanza fue considerablemente mayor que la de Brown. Cuando Antonio Vargas Reyes regresó a Bogotá en 1847. Mientras que Brown sostenía que las principales enfermeda des eran asténicas. Cartagena y Popayán fueron prácticamente aniquiladas. Lucio Davoren y Duddley. un grupo de notables entre quienes se encontraban el presidente de la república..84 Desde el punto de vista intelectual. cirugía y ciencias naturales.

la Revista Médica (18731922) y los Anales de la Academia de Medicina de Medellín (1887-1913) se convirtieron en los puntos de partida de la profesionalización de la medicina en Colombia. la Academia de Medicina de Medellín de 1887. farmacia. Sin embargo. se incorporó a ésta como Escuela de Medicina y Ciencias Naturales. Vargas Reyes logró crear. se hicieron públicos algunos estudios sobre la elefancia. como se verá en el capítulo 4.89 Sin embargo. los estudios académicos de medicina alcanzaron cierta es tabilidad a partir del régimen liberal radical (1863-1880) que revir tió las disposiciones de mediados de siglo para promover vigorosa mente la educación pública. así como en su sucesora La Gaceta médica (18641867). los médicos poco pudieron hacer para orga nizar y profesionalizar el oficio de médico antes del período que comenzó entre 1864 y 1867. En 1872. el entrenamiento prác tico en estas materias tanto en Bogotá como en Medellín. entre otros.88 Por otra parte. utilitarismo y evolucionismo spenceriano. aparecie ron fuertes críticas a la ley de 1850 y a la condición de los estudios y de la práctica médica en ese período. publicaciones fundadas por Vargas Reyes. El tema pare cía ser preocupación individual de algunos médicos y de la Facultad de Medicina de Bogotá sólo . patología.Este ejemplo muestra cómo aun un médico que llegaba al país precedido de una aureola de prestigio por haber estudiado en París. Es verdad que en La Lanceta. fracasó por falta de laboratorios y de equipo. dependía de una clientela para el avance de su profesión. la situación creada por la ley de 1850 también resulta reveladora del poder tan limitado de los médicos y de su inexisten cia como grupo profesional hasta el último tercio del siglo XIX. y por haber sido discípulo de los grandes maestros de la clínica como Louis Marie Velpeau. la meca de la medicina moderna.90 El currículo adoptado en la Universidad Nacional en 1868 era una mezcla de sensualismo francés. así como intentos posteriores de iniciar el estudio de la fisiología y de la histología. En 1864. El programa de estudios incluía anatomía.91 Así. Causas predisponentes y ocasionales de la elefancia Entre 1834 y 1874. pero no es seguro que todas estas materias se hubiesen enseñado realmente. junto con la de Medellín. insti tuciones como la escuela de medicina de la Universidad Nacional. la Sociedad de Medicina y Ciencias Natu rales de Bogotá creada en 1873. es claro que a pesar de las protestas. el estado de Antioquia fun dó una escuela de medicina en Medellín donde se dictó el primer curso de bacteriología del país. Philibet Joseph Roux y Louis Dominique Richet. una escuela privada de medicina que luego. cuando el gobierno fundó en 1867 la Universidad Nacio nal de los Estados Unidos de Colombia. al no existir una profesión organizada que lo acogiese. en compañía de un grupo de médicos. Aunque las oscilaciones políticas persistieron durante todo el si glo XIX. período aproximado que acabo de reseñar. obstetricia e higienepública y privada.

uso de agua estancada o putrefacta. del todo diferente al concepto moderno de infección. el desaseo del cuerpo y de la ropa. la lactancia o la cohabitación con una persona enferma. esta larga lista de causas era habitual como explicación de la mayoría de las enfermedades antes de la era bacteriológica. En la respuesta que. los autores an tiguos creían que el contagio de la elefancia era constante. un virus o un miasma podían polucionar un cuerpo y propagarse en una población. Sin embargo. y contagio originado en la procreación. un veneno podía matar a una criatura de gran tamaño. y una sustancia podrida que olía mal podía corromper lo que estaba sano. Si una tintura podía teñir una gran cantidad de agua. se requería una predisposición orgánica y cierta frecuencia y repetición de los contactos entre el enfermo y el sano. cólera y gota publicó en 1842 un trabajo sobre elefancia titulado Parálisis Tegumental. describía sus ma nifestaciones clínicas y aseguraba que la analgesia y la anestesia eran los principales síntomas de la enfermedad. graduado del Colegio Mayor del Rosario. en nombre de la Facultad de Medicina. la herencia no estaba descartada: "la elefancia se comunica con fre cuencia por la generación como otras enfermedades hereditarias". Esta explicación amplia y general del contagio. mientras que los autores modernos se dividían entre quienes la consideraban no contagiosa y quienes la juzgaban como contagiosa sólo en algunos individuos y en circunstancias particulares. donde definía la elefancia como una "neuritis periférica". a nombre de la Facultad. De ahí la necesidad de elaborar un inventario de todas las causas posibles. tristeza y pasiones que producen impresiones sedativas. era conocimiento médico corriente a mediados del siglo XIX.porque. consumo de pescado fresco o salado y de cerdo o de otros alimentos en descomposición. respirar aire húmedo en climas calientes. ideas asociadas con infección y contagio. rápido y fatal.93 De acuerdo con Merizalde. putrefacción y miasma. García ofrecía una descripción de los elefanciacos total mente imbuida de tonos medievales que indica hasta qué punto las ideas sobre la lepra correspondían largamente a concepciones for madas tiempo atrás: . transiciones súbitas del calor al frío. para que el contagio ocu rriera.95 La noción de virus tenía la connotación de mancha. habitar cerca de pantanos pútridos. en su condición de entidad consultiva del Estado en materia de epidemias. de la misma manera. olor nau seabundo.96 Por lo demás. abuso de bebidas alcohólicas y fermentadas.94 El médico José Joaquín Carda. autor de estudios sobre disentería.92 En verdad. Merizalde presentó al gobierno en 1834 enumeró las causas físicas y espirituales de la lepra que resulta útil transcribir para compren der cómo el conocimiento médico sobre la enfermedad en este pe ríodo era básicamente una continuación de las ideas del siglo XVIII: alteraciones atmosféricas. Merizalde. fue solicitado su concepto al respecto. Carda consideraba que la causa de la lepra era como un "virus de naturaleza desconoci da" . con cluía que la elefancia era contagiosa pero.

102 Por otra parte. pero aún no se habían producido las espectaculares demostraciones experimentales de Pasteur ni de Koch. Este prolífico autor. donde evocaba a la enfermedad como "el mal her cúleo". Danielssen sobre la lepra. presentan en su semblante y su voz la imagen de un león furioso. y describía la elefantiasis como la enfermedad constitucional por excelencia. 100 Como era usual. desfigurados por la enfermedad . tornándolos irascibles. el color de la piel se ennegrece. se desprenden los dedos. desconfiados. la idea de que la lepra era contagiosa no resultaba en absoluto contradictoria con la idea de que podría ser heredada también.. que dedicó buena parte de su vida al estudio de la lepra y a proponer al gobierno y al parlamento diversas solucio nes. no lo conocen cuando lo ven . Parra presentaba una extensa enumeración de las causas predisponentes y las causas directas u ocasionales de la lepra.. como se decía de los leprosos medievales.Si van caminando y se les arranca un dedo del pié.99 Por lo demás. envidiosos. el hedor del aliento y de la transpíración es el de las carnes podridas.. entre las que incluía el contagio. como se ha explicado. en su definición se adivina la influencia del lenguaje del médico escocés Brown y su idea de que las enfermedades eran asténicas: La Elefantiasis de los Griegos es una perturbación de la acción refle ja que hiere de atonía o de un principio de parálisis. insensibles y perversos.. la noción de que seres vivos microscópicos produ cían enfermedades circulaba entre médicos y veterinarios desde por lo menos 1860.. que consti tuirían la que posteriormente . 97 La atribución de rasgos animales a los enfermos de lepra con el término de facies leonina será característica del saber médico. El interés de Parra por la enfermedad se debía a que varios miembros de su familia la padecían. sufren estímulos venéreos muy fuertes .. tímidos. y los pa cientes. Parra mostraba sin embargo alguna familiaridad con la obra clásica del médico noruego Daniel C. y que produciendo por esto una astenia gene ral de todas las funciones. como también la herencia. aún en el siglo XX. a todo el siste ma vascular contráctil. 101 Debido a que la noción de contagio que usaban estos médicos era diferente del concepto moderno de infección.. "primogénito de la muerte" y "rey de los espantos". los tumores se ulceran cayéndose los miembros a pedazos. el médico Ricardo de la Parra publicó en 1868 un complicado estudio sobre elefantiasis.98 En un tono tan patético como el de Carda. escrito en un lenguaje bíblico lleno de execrables imá genes literarias. engendra una discrasia general para lle gar a una mortificación más o menos profunda de todos los tejidos.lo cual no obstaba sin embargo para que en sus escritos asegurara que la elefantiasis relajaba el sentido moral de los enfermos. estaba convencido de su originalidad científica y de haber re suelto el problema teórico de la verdadera naturaleza y causa de la enfermedad. se arrancan las manos ..

Uno de los simpatizantes en Colombia de estas teorías era el médico homeópata Ignacio Pereira. editaban largas y detalladas listas de remedios y de posibles cu ras para la lepra. 107 De la misma manera. resultaría anacrónico asignar a Pereira el papel de pre cursor de la teoría contagionista microbiana. donde indicaba la razón por la cual había decidido estudiar el problema de la lepra. sus propuestas no tuvieron mayor resonan cia debido. la costumbre de ciertos médicos de presentar a las autoridades ejemplos de su puestos casos de lepra curados por ellos debe ser entendido como una manera de asegurar las ganancias potenciales de tales remedios. Por razones comparativas resulta interesante destacar los motivos que impulsaban a Ruiz a asumir el estudio de la lepra: no solamente porque era una de las enfermedades que más afectaban a la población. "capaces de privar de la vida a los seres organizados" . así como la tuberculosis y la sífilis. el manuscrito anónimo titulado Régi men que debe observar todo enfermo atacado de elefancia o lepra. acerca de la presencia de ácarus en los tejidos de los elefancíacos. como tantos otros llamados micrógrafos. dos pacientes de lepra que él alegaba haber curado. terminaba con una nota anunciando que el doctor Ricardo de la Parra preparaba y vendía los remedios descritos. en cualquier estado de la enfermedad.108 Con la reorganización de los estudios de medicina. a que ya para entonces la medicina homeo pática comenzaba a ser convertida en marginal por el empuje de la medicina alopática organizada. Para este médico. En una época en que la medicina no se en contraba organizada como profesión. la lepra se empezó a convertir en tema de tesis. podían demandar cierto tipo de tratamiento y aun cierta clase de diagnóstico. por Danielssen y por muchos otros. es decir. quien en 1847 presentó al entonces presidente de la repúbli ca. como lo . sin embargo. De hecho. en parte. quien planteaba hacia 1866 que la lepra.104 Otra de las pruebas que aducía era el hecho de que las sustancias que más se recomendaban para su curación eran tóxi cas.103 Pereira se basaba en las innu merables observaciones hechas por él mismo. Éste parece ser el caso del doctor Esteban Pardey de Barran quilla. el estudiante José Ma ría Ruiz presentó una tesis sobre la elefantiasis de los griegos.106 La mayoría de los estudios examinados trataba extensamente el tema de la terapéutica. Los médicos. como clientes más que como pacientes.sería llamada "revolución bacte riológica".105 Sin embargo. Para la revalidación de su gra do en medicina de la Universidad Nacional. publicado en 1858. General Tomás Cipriano de Mosquera. sus hipótesis eran las de un observador que. era una enfermedad transmisible producida por parásitos. cuyas carreras depen dían de los pacientes y estaban interesados en asegurar una cliente la. los enfermos. la homeopatía ofrecía tratamientos más eficaces para los elefancíacos que las terapias alopáticas. ha bía sospechado la importancia que tenían los parásitos en la pro ducción de enfermedades. lo cual no es imposible puesto que la lepra muchas veces sanaba de manera espontánea.

Durán pre tendía diferenciarse de los charlatanes. los modernos creían que la lepra no era contagiosa. Mientras que para Ruiz lo importante era ofrecer alguna esperanza a los enfermos. pero se habían producido algunos cambios institucionales que serían significativos para el desarrollo de la vida intelectual del país. las causas de la lepra podían ser de muy diversos tipos: casi cualquier actividad. según él. sino mediante ciertas condiciones de naturaleza no conocida. Por lo demás. En cuanto al contagio. las propiamente dichas podían ser comunes y específi cas. pasión y alimento podía producir la enfermedad. sino por que su deber como médico era aliviar los padecimientos humanos. la constitu ción.111 Al no estar in teresado en asegurarse las ganancias de un "específico". pues no se trataba de "preconizar un método curativo infalible". indicaba las razones por las cuales había escogido la lepra como tema de tesis. la elefancia se prevendría evitando este tipo de circunstancias. A diferencia de Ruiz. Entre las predisponentes dis tinguía cósmicas como el clima.C. En 1874. y médicos posteriores como Darwin 110 y Pinel creían en el contagio de la lepra. Ruiz indicab.) y Galeno (130-201 D. para Durán una posible solución del problema~pasaba por la . la atmósfera y la constitución del suelo.a que médicos antiguos como Areteo (ca.). En consecuencia. no enunciaba una terapia específica para ella.109 No había un encargo oficial. 150 D. o bien que había dejado de serlo después del siglo XVI. Las causas determinantes se dividían en ocasionales y propiamente dichas.habían señalado diversos autores. Como los anteriores. como en el caso de Merizalde. como se verá en el capítulo 3. Entre las comunes esta ban la ingestión de bebidas frías estando el cuerpo en transpiración y la transición brusca de temperatura. ni un motivo sentimental. el sexo y la edad. En cambio. como en el caso de Parra. las ideas centrales sobre la enfermedad no habían cambiado. Su trabajo incluía referen cias a Danielssen y a Boeck. el periódico institucional de la Universidad Nacional de los Estados Unidos de Colombia. Más bien su elección respondía al "deseo de contribuir en algo al estable cimiento del edificio científico en nuestra patria" . Tampoco pretendía ofrecer un específico que curara la dolencia.C. las vigilias prolongadas y la ingestión excesiva de alimentos. la curación de la dolencia no aparecía como primera motivación de su trabajo. Pero aunque el interés de Ruiz se centraba en el alivio de la dolencia. entre las ocasionales estaban las emociones vivas. al igual que Ruiz. Ruiz también se ubicaba en el horizonte de la teoría miasmática de las enfermedades y establecía un complejo cuadro de causas predis ponentes y determinantes de la lepra. Al examinar el caso colombiano. Durán. entre estas últimas estaba el contagio. los Anales de la Universidad publicó la tesis para el doctorado en medicina y cirugía de Samuel Durán con el nombre de Elefantiasis de los griegos. pero que no se transmitía por contagio. autores de la primera descripción ana tomo-patológica de la lepra y considerados por el patólogo alemán Rudolf Virchow como los iniciadores del conocimiento científico de esta enfermedad. e individuales como la herencia. Siete años más tarde. con cluía que la elefantiasis había sido y era una enfermedad contagio sa. los alimentos.

su cuadro sintomático ( . profesores de la Universidad y miembros de la sociedad. bastión político-científico de los liberales radicales en la organización de la nación y de la ciencia.) pongamos en juego nuestros sentidos y aprovechémonos del resultado de nuestro criterio para deducir con verdad¡ describamos la elefancia de nuestra patria.) su marcha. .. no era aplicable en Turquía o en Noruega. nos permitan hacerlo para la humanidad en general ( . quiera Dios. De esta manera.construcción del "edificio científico de la patria". su terminación ( . . "prescindiendo de todo lo que han podido escribir los sabios de más allá del mar" puesto que la elefantiasis existía en la mayor parte de las regiones del globo. El público al cual se dirigían los trabajos científicos eran los futuros colegas. establezcamos su diagnóstico. afirmaba.. A tono con las exigencias de construir una medicina nacional. que la vida y el tiempo. pero en cada una de ellas presentaba características particulares.. De esta manera para Durán existía un imperativo: escribamos para nuestra patria. el cuadro de la elefantiasis india. Para entonces. . Durán reflejaba el clima cultural de la Universidad Nacional. la escuela de medicina de la Universidad Nacional ya había graduado varias promociones de médicos y la profesión comenzaba a organizarse en la Sociedad de Medicina y Cien cias Naturales fundada en Bogotá en 1873. Durán subrayaba que había decidido escribir lo que su propia observación le enseñara.) 112 .

126. 1993). Ver la "Lei sobre lazaretos" reproducida en: Revista Colombiana de leprología. en p. 1997. pp.208. Ph. Lazaretos. Ver también el reglamento para el lazareto del tercer distrito en pp. Ibid p.64 Mutis. 75 En la siguiente sección analizaré los conceptos sobre la lepra contenidos en la respuesta enviada al gobierno por la Facultad. Emilio Quevedo Vélez. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. John L. fueron 73 despreciados por quienes los ocupaban.vol. p. p.130. "Institucionalización de la Medicina en Colombia 1492-1860: Antecedentes de un Proceso". como ella señala.50. pp. Cuatro documentos inédi tos. p. véase: Matthew Ramsey. pp. p. The Ideal of the Practical.D Dissertation. 67 Archivo General de la Nación.124. en Montoya. 1770-1830: The Social World of Medical Practice (Cambridge: Cambridge University Press. "Sobre la enfermedad llamada de San Lázaro". Dynamis: Acta Hispanica ad Medicinae Scientiarumque Historiam Ilustrandam. 66 Ibid. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. "Memoria que la Facultad Médica presenta sobre los Lazaretos 71 que manda la Ley". 65 Mutis. "Sobre la enfermedad llamada de San Lázaro". 1940. 1988).. 70 2 (1): 4· 5. Historia Social de la Ciencia en Colom bia. . 69 Ibid. 17: 369-402. 72 "Ley sobre Policia general. 18 de Mayo de 1841" en: Montoya.110.. "El problema sanitario del Virreinato de Nueva Granada. Columbia University.42. 1790-1800".5-30.48-49. 68 Montoya. El interesante análisis realizado por Pilar Gardeta Sabater sobre este tema tiene el mérito de que incluye los conceptos de médicos que no ocuparon los más altos cargos en el virreinato y que incluso. "University Reform in Nueva Granada. 1820-1850".7 (Bogotá: 74 Tercer Mundo. Professional and Popular Medicine in France.48-52.p. p. José Félix Merizalde. folio 299 . Sobre el caso de Francia. Pilar Gardeta Sabater. p.124. 76 Safford. 1970.47 y 57.SS. Young.

54-59.3 (Bogotá: Tercer Mundo. "Naturalistas. 88 89 Anales de la Universidad Nacional de los Estados Unidos de Colombia. "APuntes para la historia de la medicina en Colombia". véase: Ibid . .59-63 Miranda realiza un examen detallado de las dos publicaciones médicas mencionadas en "Apuntes para la historia de la medicina en Colombia". 84 Néstor Miranda Canal. The Social Transformation of American Medicine. "La medicina colombiana de 1867 a 1946". Sobre la escuela de medicina de Vargas Reyes. Ibáñez.161. pp. 85 Para un completo análisis de estas teorías y de la influencia de Broussais en la Nueva 86 Granada.107): Quevedo. Historia Social de la Ciencia en Colombia. pp. Olga Restrepo. ver también: Pedro M. vol. "Apuntes para la historia de la medicina en Colombia". pp.127. The Ideal of the Practical. vol. Sobre el caso francés. 81 Miranda Canal.8 (Bogotá: Tercer Mundo.162-163. pp. Historia Social de la Ciencia en Colombia. pp.13-327. 78 Young. Ciencia.Néstor Miranda Canal. Safford.116-123. 82 83 Starr.58-59. saber y 79 socie dad en Colombia". 1884). 1984.204-205. véase: Miranda Canal. pp. ver: Ramsey. pp.163-165. pp. 58-59.96-97. pp. pp.13-160. "University Reform in New Granada. véase: Miranda. en pp. pp. The Ideal of the Practical. pp. ver: Carmen Escobar Rodríguez.151 y 200 (n.239-242. 1820-1850'. "La medicina colombiana de 1867 a 1946". en pp.139-146.60-61 y 64 (n. 1993). pp. 87 La anécdota aparece en: Miranda Canal. "Apuntes para la historia de la medicina en Colombia". Sobre las reformas liberales en este período.116-123. 1 (1): 390 6. su éxito como médico y su papel en la aclimatación de la clínica francesa en Colombia. tecno logía y desarrollo. pp. "La medicina colombiana de 1867 a 1946". la 80 revolución liberal y la protesta del artesanado (Bogotá: FUAC y Suramérica. Professional and Popular Medicine in France. 8 (1·4): 121·209. 1993). Ibid. "Institucionalización de la medicina en Colombia". PP. ver también Safford.74·75. 1990). p. sus estudios.. Memorias para la historia de la medicina en Santafé de Bogotá (Bogotá: Zalamea hermanos. 1868.156-163. Sobre Vargas Reyes. en 77 pp.

57. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. 1978). la elefantiasis de los griegos. p. The Double Face of Janus. .1-5. Elefantiasis de los griegos: Carta dirigida al señor Ricardo de la Parra (Bogotá: Imprenta de Foción Mantilla. pp. 8 (Bogotá: Tercer Mundo. ver también. animales muy pequeños o animáculos. Sobre Ricardo de la Parra. 97 Montoya.. véase: Montoya.426. en pp. 93 Owsei Temkin.Sobre el plan de estudios de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional. The Double Face of Janus and Ottler Essays in ttle History of Medicine (Baltimore: The Johns Hopkins University Press. ver especialmente pp.67 y Joaquín Ospina.40.38 y 56. 98 Moller-Christensen. 96 Temkin.419-440. p. 1977). p. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. 10 Ibid.50-51.231·234.56. leprosy Changes of the Skull (Odense: Odense University Press. "La Medicina colombiana". Emilio 91 Quevedo Vélez et al" "Ciencias médicas.71-77. en general.. Diccionario biográfico y bibliográfico de Colombia. pp. pp. véase: Miranda Canal. p. Historia Social de la Ciencia en Colombia. 92 Montoya. 94 Montoya. 1864). pp. la elefantiasis de los griegos y su verdadera naturaleza (Bogotá: Imprenta de Gaitán. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. 95 bid. Contribución al estudio de la lepra en Colombia.168-171. 10 Parra. pp.154-157 v 197-219.161-289.5. p. estado y salud en Colombia: 1886-1957". 10 10 Ignacio Pereira. Tomo 3 (Bogotá: Editorial Águila. Una versión de 10 este libro había sido publi cada en París como Ensayo sobre el Zaarah de Moisés o especimen de una obra seria sobre la Elefantiasis de los Griegos (París: Imprenta de Bonaventure l Ducessols.51. pp. pp. 1868). pp. 99 Sobre Danielssen se tratará en el capítulo 3. 1939). 10 Ácarus significaba. 1866). p.48. Ricardo de la Parra. 1993). vol.

Capítulo 2.. No obstante.478-9. Este trabajo 10 debió ser realizado en la escuela de medicina que dirigía Vargas Reyes. la buena observación y el uso de los sentidos eran garantía de cientificidad. 1995. También. No. en Ibid . en cualquier esta do de la enfermedad". De ahí que su tesis. aunque no conozco que ellos hubiesen escrito sobre lepra. convencido de que las enfermedades eran el producto de condiciones particulares de tiempo y de lugar. Danielssen y Boeck. pp. a . 'Elefantiasis de los griegos. presentada a la Universidad de los Estados Unidos de Colombia por Samuel Durán". citaba a las autoridades en la materia. a diferencia de otros trabajos anteriores. PARTE 3 Autores: Es decir. 1867. "Exposición del Dr. En este caso. Esteban Pardey sobre el uso del huano en la elefancia". incluyera diez observaciones de pacientes.478 11 bid. en p. Para Durán. pp. por lo tanto no se sabe si se refería al padre o al abuelo del célebre naturalista Charles Darwin. al realizar la descripción de la anatomía patológica de la enfermedad.59-60 José María Ruiz. véase: María del Pilar Guzmán Urrea. 10 "La alopatía y la homeopatía en el siglo XIX: conflicto entre dos prácticas médicas".399. Tesis para el doctorado en medicina y 11 cirugía. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. Se trataba de construir saberes locales para situaciones locales. 10 Esteban Pardey. pp. Durán abogaba por el estudio de la situación local. 1874. (22): 59-73 10 "Régimen que debe observar todo enfermo atacado de elefancia o lepra. "De la elefantiasis de los griegos". Anales de la Universidad. algunas de ellas realizadas en Agua de Dios. además de algunos otros. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura. Tesis para la revalidación del grado. ambos médicos.Sobre la medicina homeopática y sus conflictos con la medicina alopática que ya se perfilaba como la medicina oficial. 11 Como era usual. en: Montoya. Fondo Pineda. 8 (67-721: 455-501. Biblioteca Nacional. lo local respondía a lo nacional. ya que la Universidad Nacional sólo comenzó a funcionar a comienzos del año de 1868.. Samuel Durán.60-61. Ruiz no citaba fuentes. Durán no podía olvidar del todo lo que "los sabios de más allá del mar" habían escrito y por ello.

pero a diferencia de ellos. hija de la brutal maledicencia y del terror con que miraban esta enfermedad ( . en donde vivían desde hacía cuatro años de 300 a 400 personas sanas "en roce íntimo" con 150 o 200 elefancíacos.117 Por lo .diferencia de los trabajos anteriores. el agua. estricnina. 113 Así como en los casos anteriores. pero no dejaban de mencionarse tratamientos que hoy nos resultan chocantes. para Durán. constituía otro ejemplo de que el coÍitagio no era causa de la propa gación de la elefancia. tales como mordedura de víbora o de otra ser piente venenosa y el uso de algunos venenos. Algunos médicos trataban a sus pacientes con bilis. la crisis de las enfermedades agudas. con la excepción de Pereira que presentaba una visión más empírica que teórica de la enfermedad. Con todo. con su régimen alimenticio. la temperatura. ejercicio moderado y dieta. Durán no citaba a Areteo. sábila. fricciones y electricidad. que a veces ocurría. si el contagio fuese causa de la elefancia. )". el rayo y hasta un rapto violento de cólera habían curado la lepra. indicaba las causas que predisponían al organismo a contraer la lepra. limpieza corporal. Durán también postulaba la existencia de una multitud de causas como productoras de enfer medad.y causas cósmicas. mil variadas influencias sobre el desarrollo de la enfermedad.. la mayoría simplemente esperaba la curación espontánea. descartaba "el bárbaro principio del contagio. guaco. nada diferente de lo que se recomendaba para otras enfermedades. el contagio no existía y que por el contra rio la mayoría de los casos de elefancia ocurrían por herencia. que dividía en causas orgánicas -que dependían de la constitución del individuo. ni a Galeno ni a los autores antiguos. es decir. la herencia.116 La curación de la lepra se consideraba incierta. correspon dían a una concepción neo-hipocrática según la cual cada enferme dad correspondía a un tiempo. con sus costumbres. Añadía que el pueblo de Agua de Dios. Entre éstas se encontraban el aire. la topografía y la constitución geológica del terreno: El aspecto físico de las comarcas. su manera de vestirse. lugar y paciente específico y que consideraba el clima y en general los factores atmosféricos como causas de epidemias y de enfermedades.. la humedad. la principal causa predisponen te individual de la lepra era. con la construcción de sus hogares y con su régimen alimenticio en general. tiene con las habitaciones de los hombres. masajes. Según Durán. así como su clima. en el lazareto de Agua de Dios. toda la población de Tocaima ya sería elefancíaca por causa de los enfermos que desde hacía más de 300 años se refugiaban allí. En cuanto a la etiología. también se aseguraba que la preñez y el parto. cambio de clima. atroz inventiva. y se basaba en remedios diversos que incluían el uso de hierbas. guayacán. 115 Los conceptos de estos médicos desde Merizalde hasta Durán. los vientos. sólo a los modernos.114 Por lo demás. yoduro de potasio. Argumentaba que en los casos estudiados por él. pero que pertenecían a venerables tradi ciones medievales.

en el sentido corriente del término. sólo citaba a autores modernos. en algunos casos. sino un cambio social en las instituciones de produc ción del conocimiento científico y en las relaciones entre los cientí ficos. así como en el período colonial. Sin una profesión organizada.119 Palabras tan modernas convi vían con nociones que hoy nos parecen anticuadas. eran casi autónomas y carecían de fuertes vínculos entre ellas y con el gobierno central. segundo. Las regiones de la Nueva Granada. diversas teorías convivían y se mezclaban sin un grupo poderoso que fuese capaz de imponer alguna de ellas. Con todo. divulgar y enseñar el conocimiento sancionado como científico. que para evitar extender el contagio. Estas diferencias anunciaban un cambio que se estaba produciendo en las esferas intelectuales de la sociedad colombiana. no tuvo seguidores importantes aparte de Durán. en el trabajo de Durán había por lo menos tres distin ciones significativas: en primer lugar. no hay que engañarse. y no hay fuerza superior a la idea". que desde luego incidirían en el tipo de ideas que circulaban. era también quien aseguraba que la úni ca manera de liberarse de este monstrum horrendum era conocerla a fondo. y tercero. estos debates poco afectaban la vida de quienes tenían que convivir con la lepra. puesto que "saber es poder. era el único que se declaraba en contra del contagio y a favor de la tesis considerada científica en Europa: la lepra se transmitía por heren cia. Como se ha visto. lo cual quizás contribuye a explicar por qué la doctrina de que la lepra era hereditaria y no contagiosa. aisladas por una compleja topografía y con defi cientes vías de comunicación. con la excepción de algunos pacientes educados o pudientes. el tema de los 1eprosarios opuso al gobierno central y a las localidades. pero esa mezcla abigarrada nos resulta impropia sólo porque estamos demasiado acostumbrados a creer que el conocimiento científico nace de una vez y para siempre en forma pura y completamente acabada.general. Por lo demás. teo ría oficialmente aceptada por los círculos médicos europeos durante la mayor parte del siglo XIX y sostenida por científicos tan destaca dos como Danie1ssen y Virchow. Así. más para evitar la adversa influencia en los propios pacientes de sentimientos de humillación y de vergüenza. El mismo médico que sostenía que la lepra podía curarse con rayos y mordedura de serpientes. el oficio del médico no estaba profesiona1izado. el tema de la lepra se estudia ba como parte de la construcción del "edificio científico de la patria". pero no era un cambio propiamente en las ideas.118 Sin embargo. cuando en 1858 los gobernantes adoptaron una . preparada para acoger. Los lazaretos: instituciones filantrópicas La tradición de segregar leprosos se mantuvo durante el siglo XIX y. El crecimiento de la economía exportad ora desde mediados de siglo contribuyó a relajar las conexiones entre las regiones al fortalecer los lazos pro vinciales con los mercados extranjeros. "verla con el ojo de la ciencia". se recomendaba el aislamiento de los elefancíacos.

difundiéndose la institución a otros países a partir de entonces. En la Nueva Granada. En 1869. En 1869. La idea de que las aguas termales curaban la lepra era corriente en las sociedades islámicas medievales. las provincias aspiraban a tener sus propios hospitales para leprosos. vagos. para ser reemplazado por el de "lazareto". En el año de 1867. alimentar y asistir a los elefancíacos pobres de esa región. como seres desgraciados. en la práctica se formalizó una situa ción ya existente. La loca lidad de Tocaima era uno de los lugares favoritos de los enfermos de lepra. El lazareto estaría dirigido por una junta directiva que podría a su vez nombrar juntas en cada una de las poblaciones don de hubiese elefancíacos para resolver los asuntos relativos a la ins titución. ya la palabra lazareto denotaba únicamente las instituciones para leprosos. pues tenían la reputación de que curaban la dolencia. Como se ha men cionado en el primer capítulo. 123 Pero hacia me diados de la centuria. conexión que reforzaba el estigma ligado a la enfermedad. cerca de Tocaima. el gobierno de Cundinamarca estableció una Junta de . dignos de toda la especial conmiseración de las almas cristianas" . el nombre de lazareto fue usado indistintamente a comienzos del siglo XIX para designar los lugares de segregación de los leprosos y de los virulentos. los lazaretti. 120 Como en los tiempos coloniales.121 En 1857 y de nuevo en 1867. lunáticos y lazarinos. varios estados establecieron legislación sobre la elefancia. como en Egipto y también en España. en donde se establecería el lazareto. en 1867. el estado de Cundinamarca compró unos terrenos con el nombre de Agua de Dios. y éste tendría como ingresos: un tres por ciento sobre el producto de las rentas del esta do. la asamblea legislativa de ese estado ordenó de nuevo la creación de un hospital para alojar. se convirtieron en luga res de cuarentena durante las epidemias de peste en la Italia del siglo XIV. Cundinamarca promulgó una ley ordenando la fundación de un lazareto para ese estado.124 La cuestión de la lepra estaba mezclada con el problema de la pobreza. borrachos. las sumas relativas a multas y las limosnas y donaciones de los particulares. por lo tanto. pues el Estado tomaba "bajo su pro tección a los elefancíacos residentes en su territorio" y los recomen daba "al interés de las autoridades ya la caridad activa de los bue nos corazones. Resulta interesante notar que en la documentación de este período poco a poco se va abandonando el término "hospital de San Lázaro". En la ley de 1867 se adoptaba un punto de vista filantrópico. Un decre to de 1861 de la asamblea del estado de Santander (formada por la unión de las provincias de Socorro y Pamplona) autorizó al gober nador a fundar un lazareto en la provincia del Socorro para reem plazar al que existía en El Curo.122 Los enfermos tenían dere cho a ser admitidos gratuitamente en el lazareto. quienes iban allí en busca de sus aguas termales. que las calles y parques de la ciudad se encontraban infestados de ladrones. el industrial y político liberal Miguel Samper advertía. dando lugar así a la aldea-lazareto de Contratación.constitución federalista que dividió la nación en estados soberanos. En un conocido ensayo sobre la miseria en Bogotá en un período de intensa recesión económica.

y para 1919 tenía seis mil habitantes entre sanos y enfermos. Como se ha sugerido para el caso de los locos en el siglo XVIII. de la Casa del Refugio y del lazareto de Agua de Dios. señalaba. Por eso vemos que la mayor parte de la . de manera que pronto se convirtió en un leprosario nacional que reci bía enfermos procedentes de todo el país. por estar situado en la isla de Tierrabomba. sólo bajo la aceptación de la coerción moral y física del confinamiento. en un periodico publicado por los pacientes. su pro pósito era más bien separar a los enfermos y ocultarlos del resto de la población. En ocho me ses la biblioteca tenía ya 744 volúmenes. la funda ción de pueblos para leprosos era parte de una vieja lucha de los pacientes de lepra en todo el mundo por encontrar un lugar en don de no fuesen rechazados. los leprosos mantenían un contrato implícito con la sociedad: detentaban el privilegio de ser alimenta dos por la caridad pública. en 1899 eran 1.200 enfermos y un número equivalente de personas sanas. y como en ese caso. sino mantenerla a distancia. La filantropía. José María Gutiérrez de Alba. hacia 1919 poseía cinco mil títulos en español y en otras lenguas. donó al lazare to varios libros y copias de su propio periódico. De acuerdo con el médico francés Édouard Jeanselme. una vez más se convirtió en la respuesta a las cuestiones sociales. estudioso de la historia y de la distribución mundial de la lepra. En 1877. que había sido desdeñada por los liberales a mediados del siglo XIX. administrador de Agua de Dios hacia 1880. de tal manera que los liberales comenzaron a colaborar con los conservadores y los miembros de la Iglesia católica en las juntas de beneficencia. entre otras instituciones para los pobres.125 En 1870. el gobierno central comenzó a financiar parcialmente el lazareto de Agua de Dios. El crecimiento de la población había sido constante: en 1878 contaba con cerca de 200 leprosos y 600 sanos.129 Los caseríos de Agua de Dios y de Contratación pronto se con virtieron en municipios. permaneció como un pequeño refugio para lepro sos. los prejuicios contra los enfermos:"para los sanos. además de periódicos y panfletos. e inició una colecta pública para que se enviaran contribuciones para una biblioteca que los habitantes de Agua de Dios ya habían comenzado. y los pacientes se proponían inaugurar dos bibliotecas más.130 Este propósito de ocultación re sultaba claro para los enfermos y para sus benefactores. la asamblea de Cundinamarca estableció que el lazareto sería financiado con el impuesto a las mortuorias y con donaciones de caridad. los elefancíacos son doble pesadilla.Beneficencia que se encargaría del hospital San Juan de Dios. antes que proporcionarles asistencia médica. José María Rosales.127 De esta manera nació un la zareto que en la práctica no era más que una aldea para leprosos y que rápidamente creció hasta adquirir la categoría de municipali dad.128 A partir de 1871. la intención de la segregación no era extinguir la enfermedad. Los lazaretos estaban lejos de ser instituciones médicas.126 Los primeros habitantes de Agua de Dios fueron más de 70 leprosos y sus familias expulsados violentamente de Tocaima por vecinos temerosos del contagio. escritor y periodista de la capital. Caño de Loro.

sociedad inventa medios de alejarlos de su presencia" .131 Rosales criticaba a quienes concebían la lepra como un castigo divino, resultado de alguna relajación de las costumbres morales, ya quienes aseguraban que los elefancíacos eran inmorales y falsos.132 Para observadores como Rosales, era evi dente que la intención de la reclusión no era evitar el contagio, puesto que los familiares sanos de los leprosos se trasladaban a vivir con ellos en los lazaretos, y la mayoría parecía menospreciar el riesgo de infección. Antonio Gutiérrez, uno de los fundadores de Agua de Dios, en fermo de lepra, publicó en 1925 una historia del lazareto de 476 páginas que contiene sus recuerdos personales, memorias de importantes eventos, descripciones del pueblo, reproducción de cartas, trascripción de periódicos y artículos escritos por los enfermos, discursos de los sacerdotes y otros documentos relacionados con la vida de Agua de Dios. Por la época en que su libro fue publicado, llevaba más de 50 años en el lazareto y estaba casi ciego. Para Gutiérrez, la vida transcurría normalmente desde la fundación del pueblo en 1870. La aldea-lazareto había hecho posible que los en fermos y sus familias se convirtieran en una comunidad forjada alrededor del estigma de la lepra. 133 Las familias de los pacientes generalmente se trasladaban con ellos al lazareto, y los pueblos vecinos pronto aprendieron a desarrollar relaciones comerciales y sociales con los residentes de la población, fuesen enfermos o sanos. Los habitantes de Agua de Dios construían sus casas, cultivaban las tierras proporcionadas por la Junta de Beneficencia, abrían talleres, se casaban, tenían hijos, organizaban asociaciones cívicas y religiosas y aprendían a usar el estigma del cual eran víctimas para obtener ganancias secundarias, 134 Bajo la dirección del paciente Luis Carlos Pradilla, sobrino del médico Ricardo de la Parra, los enfer mos publicaron, entre 1879 y 1880, un periódico que se llamó ini cialmente La esperanza, pero que luego cambió su nombre por La voz del proscrito, donde aparecían noticias locales, poesía y artículos escritos por los habitantes del lazareto sobre temas religiosos, mo rales y filosóficos, Los autores recomendaban las virtudes católicas de la humildad y la resignación, y sugerían la lectura y el cultivo del espíritu para superar la adversidad.135 Obligados a enfrentar una enfermedad considerada incurable y progresiva, misteriosa y con frecuencia desfigurante, cultivar el espíritu era virtualmente el único consuelo. No obstante, la vida en los lazaretos estaba lejos de ser ideal. La temperatura promedio en Agua de Dios era de 30 grados centígrados durante todo el año y el agua escaseaba, El paciente Segundo Rodríguez usaba canales de bambú para cargar el agua desde una distancia de 2.300 metros, pero el líquido sólo estaba disponible un par de horas cada día. Todavía en 1880, el naturalista Francisco Bayón, quien era entonces presidente de la Junta de Beneficencia, solicitaba al Congreso pe la República que aprobara el presupuesto para construir un acueducto en Agua de Dios.136 En 1889, la Junta de Beneficencia contrató a un

ingeniero para construir un acueducto; pero hacia 1920 el agua todavía era el problema más serio de la población. La situación de los otros lazaretos no era mejor. Algunos enfermos de la región de Socorro preferían emigrar a Agua de Dios en vez de ingresar al lazareto de Contratación, como les correspondía, porque el estado de Santander no estaba en condiciones de suministrarles alimentación, pero también para escapar al oprobio de ser lazarinos en su propio medio social. Un informe de 1909 declaraba que Contratación nunca había tenido un médico, que las raciones de los leprosos eran con frecuencia retardadas, que los en fermos rara vez recibían vestidos y que el lazareto era incómodo y poco saludable. Además, el clima de Contratación era caliente y hú medo, factor que agravaba las condiciones de los pacientes. En Caño de Loro había pocos enfermos pero, como en los tiempos coloniales, a menudo eran forzados a ir a Cartagena a buscar asistencia de la caridad pública. 137 Las condiciones de salud de Agua de Dios eran poco satisfactorias: varias epidemias de fiebre amarilla y de viruelas diezmaron la población entre 1880 y 1890. El primer médico del lazareto, Marcelino Liévano, fue nombrado en 1879, y el primer hospital, llama do de San Rafael, fue construido en 1887. Por lo general, los médi cos oficiales del lazareto tenían su residencia en el pueblo cercano de Tocaima y visitaban el leprosario solamente dos veces al mes porque tenían terror al contagio. Agua de Dios tuvo un médico resi dente por un breve período: Marcelino Vargas, médico y paciente de lepra también, fue designado médico del lazareto en 1881, pero murió de fiebre amarilla al año siguiente. La salud de la población estaba en manos de pacientes como Luis Carlos Pradilla, quien practicaba la medicina homeopática.138 Una nueva Junta de Beneficencia nom brada en 1880 prohibió el juego, el licor, el concubinato, la residen cia en Agua de Dios de personas no leprosas que no fuesen parien tes cercanos de los enfermos, y la salida del lazareto sin autorización. Estas medidas provocaron la protesta en La voz del proscrito por parte del paciente León Ranjel quien sostenía que tales decisiones violaban los derechos constitucionales de los pacientes. Sin embargo, tales disposiciones no parecen haber sido realmente pues tas en vigor.139 Los enfermos comenzaron a intervenir en los debates médicos sobre la lepra. Pradilla publicó en 1878 en Bogotá un folleto titulado Agua de Dios donde apelaba a las organizaciones caritativas para la construcción de un acueducto y para la contrata ción de un médico que estuviera interesado en estudiar la enferme dad, en forma experimental y a gran escala, en el lazareto.140 Adriano Páez (1844-1890), conocido escritor y periodista, enfermo de lepra, visitó varias veces en Agua de Dios a Pradilla, su amigo y colega, y vivió allí durante un año, antes de morir debido a una caída de un caballo. Páez era un liberal radical que pertenecía a la élite, quien aparentemente descubrió que estaba contagiado de lepra cuando era cónsul de Colombia en Saint Nazaire, Francia. Páez regresó a su país, fundó varios periódicos y emprendió proyectos políticos y cul turales. Decidido a dedicar su vida a estudiar la enfermedad y a examinar las condiciones de los leprosarios,

sostuvo numerosas dis cusiones a finales de 1878 con el presidente de la Junta de Benefi cencia, el abogado Ramón Gómez (véase el epígrafe a este capítulo, en el cual Páez se refiere a la situación de los lazaretos). Como Páez había vivido en Francia, conocía el movimiento sanitario que estaba teniendo lugar en Europa y estaba informado acerca de los modernos sanatorios para pacientes de tuberculosis, donde eran tratados con higiene, aire puro y alimentación balanceada. Quizás también estaba al tanto de la organización de la lucha contra la lepra en Noruega.141 En cambio, clamaba Páez, los lazaretos colombianos sin médicos, enfermeras, medicinas ni farmacias descuidaban los más elementales principios científicos. Comparados con los hospitales europeos, afirmaba, los lazaretos colombianos eran asilos donde los pacientes sólo podían lamentarse y morir: "el estado de nuestros lazaretos no es digno de un pueblo que tiene la Constitución más liberal" concluía, refiriéndose a la constitución colombiana de 1863 que protegía las libertades individuales.142 El abogado Ramón Gómez, presidente de la Junta de Beneficencia, creía que la lepra era hereditaria, que una absoluta separación de sexos debía ser impuesta entre los leprosos y que el matrimonio entre ellos debía ser prohibido, propuestas que merecieron el vehemente rechazo de Páez como una violación de los derechos constituciona les de los enfermos. De acuerdo con sus convicciones liberales e ilustradas, Páez sugería establecer comisiones sanitarias compues tas por médicos, ingenieros y filántropos de cada estado de la repú blica. Estas comisiones organizarían un censo y recogerían infor mación detallada acerca de la lepra, sus causas y la influencia del clima y de la alimentación en su origen y evolución. También pro ponía construir lazaretos en cada uno de los estados donde la enfermedad era prevalente. Estos lazaretos serían colonias agrícolas don de los pacientes trabajarían y vivirían con sus familias, siguiendo los preceptos higiénicos, pero también estarían provistos de hospi tales con un suficiente número de médicos para tratar los estadios más avanzados de la enfermedad. De acuerdo con el plan de Páez, al menos uno de esos hospitales debía estar dedicado al estudio de la enfermedad y a la aplicación de terapias científicas y racionales. Tam bién recomendaba la difusión entre la población de las reglas higiénicas no solamente relacionadas con la elefancia sino también conla sífilis y con otras enfermedades. En una palabra, Páez abogaba por la medicalización de la lepra que sólo ocurriría en forma lenta, desde comienzos del siglo XX, como se verá más adelante. 143 El gobierno liberal radical quedó atrapado entre el discurso protector de las libertades individuales garantizadas por la constitución de 1863, y la necesidad de proteger a la sociedad entera del posible contagio de la lepra: por ello, el aislamiento en los lazaretos era sólo volunta rio en este período. Páez, sin embargo, no vivió lo suficiente para ver la materialización de sus propuestas. En cualquier caso, la decepción habría sido enorme, puesto que la medicalización de la lepra estuvo lejos de hacer realidad sus sueños ilustrados de

ciencia, libertad y felicidad públicas. Cuando el Estado colombiano y los médicos tomaron el control de la enfermedad, los habitantes sanos y enfermos de Agua de Dios, de acuerdo con sus testimonios, encontraron más opresión de la que jamás habían experimentado antes. A la muerte de Páez en 1890, escritores reconocidos como el ecuatoriano Juan Montalvo y el colombiano Jorge Isaacs, y destacados médicos como Juan de Dios Carrasquilla, escribieron sentidos homenajes a su memoria. 144 Páez se convirtió en un héroe laico y trágico, comparable a los hé roes tuberculosos románticos de comienzos del siglo XIX.145 Éste fue uno de los pocos casos en los que la lepra fue romantizada, sinduda porque había afectado a un miembro de la élite. Con el fracaso de la revolución liberal, los gobiernos conservadores importaron comunidades religiosas europeas con el fin de eliminar la educación laica. La Orden Salesiana proveniente de Turín (Italia) fue contratada por el gobierno colombiano en 1891 para ofrecer entrenamiento en artes y oficios a los niños pobres.146 El primer padre Salesiano, Miguel Unia, llegó al lazareto en 1891 y, hacia el final de aquel año esa organización religiosa ya estaba firmemen te establecida en Agua de Dios.147 La presencia del padre Unia en Agua de Dios fue aparentemente accidental, pues al enterar:se de que su amigo el sacerdote Leopoldo Medina había sido encomenda do para visitar el lazareto, quedó sorprendido de que hubiese lepro sos en Colombia. Entonces Unia decidió acompañar a Medina y permanecer en el lazareto hasta pocos meses antes de su muerte ocurrida en Turín en 1895. Entre 1891 y 1892, cinco Hermanas de la Caridad se unieron a los Salesianos en los lazaretos. Además de su asistencia espiritual, con frecuencia debían amputar miembros infectados a los enfermos con tijeras de modistería, según el testimo nio de la hermana San Camilo de la Cruz quien residió en el lazareto.148 En las ceremonias de la Semana Santa, que los Salesianos y las Hermanas desde entonces se encargaron de celebrar con gran pom pa, el padre Unia lavaba y besaba los pies deformes y llagados de los leprosos, en una clara alegoría medieval. Es muy posible también que Unia conociera la historia del legendario misionero Damien, muerto apenas dos años antes, y quisiese seguir su piadoso ejemplo. De hecho, hacia 1893 Unia era llamado por algunos periódicos colombianos "nuestro padre Damián".149 La tarea primordial de las órdenes religiosas era proporcionar consuelo espiritual, ya que poco podía hacerse en el plano material. El mayor orgullo de la orden Sa lesiana, según declaración del padre Evasio Rabagliati en 1897, era que en seis años de su permanencia en Agua de Dios no había muer to un solo enfermo sin los auxilios de la religión. 150 Los Salesianos asumían su labor como una tarea civilizadora y una cruzada moral. Unia estaba decidido a eliminar las bebidas alcohólicas, las festividades y otras costumbres populares de los residentes de Agua de Dios, para lo cual se disfrazaba y circulaba por el pueblo sin ser reconocido.151 De esta manera, el cuidado de las almas adquiría to nos civilizadores en los lazaretos colombianos del siglo XIX. Con todo, los Salesianos durante mucho tiempo

usurparon la vocería de los enfermos, y fueron activos difusores de una imagen patética del leproso como alguien necesitado de caridad cristiana. Rabagliati, en su cruzada para fundar un gran lazareto a finales del siglo XIX, describía así la situación de los asilados: ( ...) aquí, en medio del infortunio, que es el único patrimonio terreno de estos leprosos, enjugando su triste llanto, viendo la podredumbre de sus llagas y escuchando los lastimeros ayes de su incurable mal, hay momentos en que se siente un afecto tierno, puro e inexplicable, que ( .. .) compensa las fatigas y penalidades que a diario nos agobian.152 Entre más dramáticas las circunstancias de los leprosos, limos nas más cuantiosas se recogían, mayor la santidad y el heroísmo de los religiosos y mayor su legitimidad social. Los Salesianos también jugaron un importante papel político en los lazaretos. La tradición de crítica y de defensa; de sus derechos constitucionales por parte de los leprosos debía alarmar a los gobiernos de la Regeneración. Lo cierto es que el periodismo crítico prácticamente desapareció de los lazaretos en este período silenciado por los religiosos y por el gobierno, para quienes los habitantes de los lazaretos se convirtieron en un peligro que debía ser combatido, como se verá en el capítulo 4. En resumen, mientras que las ideas se modificaron poco, las prác ticas relacionadas con la lepra permanecieron esencialmente sin cam bio en Colombia desde la era colonial hasta por lo menos 1880. Los lazaretos de Agua de Dios, Contratación y Caño de Loro, pero en particular los dos primeros, eran municipios corrientes que poseían un rasgo especial: algunos de sus habitantes sufrían de elefancia. Los elefancíacos eran considerados personas repugnantes y ofensi vas que merecían ser separadas, pero no necesariamente para preve nir el contagio, sino más bien para ocultados de la vista pública. El Estado colombiano suministraba a los leprosos una ración diaria como parte de su obligación cristiana de cuidar de los pobres; ade más, los enfermos eran objeto de piedad y receptores de la caridad privada. La segregación, algunos afirmaban, era llevada a cabo para el beneficio de los enfermos, puesto que la exclusión de la sociedad los protegía de las frecuentes agresiones y aprehensiones de que eran objeto. Los Salesianos y demás órdenes religiosas cumplían funciones espirituales en beneficio de los enfermos y contribuían a estimular las donaciones de caridad para los lazaretos, con las cua les se construyeron refugios para niños y se hicieron otras obras. A cambio de estas benéficas acciones, los Salesianos tomaron la voce ría de los enfermos y de esta manera ganaron amplia legitimidad social. Los médicos ocasionalmente atendían pacientes de lepra, pero los lazaretos dependían de la filantropía y estaban lejos de ser insti tuciones médicas. La lepra era para los médicos más bien un objeto teórico; la mayoría apoyaba teorías humorales y miasmáticas y con cebía la elefancia en la tradición hipocrático-galénica como una

dominante en los círculos científi cos europeos durante buena parte del siglo XIX. en el período siguiente. como si lo sería para los de la siguiente generación. al no existir una comunidad médica poderosa que estuviese in teresada en difundir y profundizar estas enseñanzas. como se verá. Por lo general.enfermedad contagiosa. caracterizada por el mal olor y producida por una miríada de causas. La debilidad de la medicina académica pudo haber contribuido a que esta teoría no fuese ampliamente divulga da. los médicos mezclaban ideas de autores anti guos. las ideas contagionistas de corte medieval se mantuvieron casi sin modifica ción hasta el ascenso de la teoría bacteriana. nin guna de estas opciones era excluyente para los médicos de este pe ríodo. no tuvo gran acep tación en Colombia. . tales como Areteo y Galeno. pero la teoría de que la lepra se transmitía por herencia. en el sentido de que causaba o era causada por una podredumbre física y moral general. En cuanto al deba te de si la elefancia se transmitía por contagio o por herencia. con conceptos de autores moder nos. como el noruego Daniel Danielssen.

67: 74-118. 4 y 6 de la Ley del 12 de Septiembre de 1867. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. pp.10. epidemias y funerales. 1969).40-4 11 Montoya. 13131335) on the Treatment of Leprosy'.114-119.470-472.311. 12 Rodríguez González. 'The Conceptualization of Influenza in EighteenthCentury Britain: Specificity and Contagion". 905 y 908. pp. 1993. 12 Montoya. compárese con los tratamientos de la medicina medieval. 12 Artículos 1. pp. 70 (1): 25-61.11 bid. El subrayado es mío. . Parra.129-130. 1993). en: 11 Luke Demaitre. Bulletin of the History of Medicine. Dols. capellanias. pp. pp.6970. The Making of Modern Colombia: A Nation in Spite of Itself (Berkeley: University of California Press. La elefantiasis de los griegos. 11 Ibid. 11 Parra.62 y 77. 11 ver: Margaret DeLacy. La Miseria en Bogotá y otros Escritos (Bogotá: Biblioteca Universitaria de Cultura Colombiana. 12 Michael W. "The Relevance of Futility: Jordanus de Turre (fl. p. Éstos eran los remedios mencionados por Parra. Bulletin of the History of Medicine. La elefantiasis de los griegos. 136-137. 11 Ibid. 11 Ibid.·transcrita en: Ibid.67. 58 (4): 891-916.468. 1983. p..37. pp. Sobre el tema de la causa de las enfermedades en la medicina hipocrático-galénica. Speculum. p. La elefantiasis de los griegos. p. p.. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. 12 Miguel Samper. 1996.478-9.460. Cofradias. pp.281. 12 David Bushnell. p. pp. 'The Leper in Medieval Islamic Society". en pp.

People Are Not the Same: Leprosy and Identity in Twentietn·Century Mall (Portsmouth. PP. La Lepre (París: G.: Prentice Hall.251-252. 1880. pp .185-262. p. Doin. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. pp. p. 1880. pp. 13 José Maria Rosales. en pp. La voz del proscrito. "Profilaxia de la lepra en Colombia". La Voz del Proscrito.252. 1909.14-38.253. "Justicia·. 1880. El médico Ricardo de la Parra publicó en este último un poema a su infortunado sobrino: 'Genio y Dolor: A mi amado sobrino Luis Carlos Pradilla'. Repertorio de Medicina y Cirugía. . Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. Madness and Civilization (New YorK: Random House. 13 Pablo García Medina.54-5. Eric 13 Silla. N. 1961/19651. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. "Carta a la Cámara de Representantes".252-254. 12 Gutiérrez. 1998). pp. 1934). 1 (1). Eric Silla explica el proceso social de conversión en una comunidad de los dispersos enfermos de lepra de Malí (África) al ser aislados en un leprosario. pp. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. 13 Francisco Sayón. 48.592. 13 Ibid.11-12. La Esperanza publicó dos números en 1879 13 y La Voz del Proscrito alcan zó seis números en 1880. 1963). 1 (5): 243. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. Contribución al estudio de la lepra en Colom bia. en p. p. capítulo 6. 12 Édouard Jeanselme. 1 (6) en Gutiérrez. Estos periódicos han sido reproducidos en: Gutiérrez. 1 (6) en Gutiérrez. véase: Erving Goffman.. NH & Oxford: Heineman & James Currey.79. Stigma: Notes on the Management of Spoiled Identity (Englewood. 52-9.J. 13 Michel Foucault. 13 Sobre la noción de las "ganancias secundarias". La Voz del Proscrito.12 Ley del 10 de noviembre de 1870 en: Montoya. 12 Gutiérrez.17.

Contribución al estudio de la lepra en Colombia. 14 Adriano Páez.. Rothman.201-202. Living in tne Shadow of Deatn: Tuberculosis and tne Social Experience of llIness in American History (New York: Basic Books.. The Ideal of the Practical: Colombia's Struggle to Form a Tecchnical Elite (Austin: Texas University Press. Man and Society (Bastan: Little Brown. pp. pp. Carrasquilla (Bogotá. Tne Wnite Plague: Tuberculosis.149. Claudine Herzlich and Janine Pierret. 1938). Susan Sontag. Barnes. p. Montoya.13 Gutiérrez. 14 José J. 126. eón Ranjel "La Nueva Junta de Beneficencia". Ortega T. 1995). sobre los sanatorios para los enfermos de tuberculosis. Viaje al país del dolor Publicado por J. pp. Straus and Giroux.48-73.173-181. -pp . y "Carta cuarta". 13 14 Sobre la lucha contra la lepra en Noruega se tratará en el capítulo 3. Adriano Páez. 1976). 1978). 1880. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. Sobre el tema de la romantización de la tuberculosis. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. pp. especialmente el capítulo 5. 14 Carrasquilla publicó el libro de Páez Viaje al país del dolor con una Introducción de su autoria. 479 pp. también: Sheila M. en Ibid. Contribución al estudio de la lepra en Colombia.204.26-39.201. en: Gutiérrez. . Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. 14 Frank Safford. 1994). lllness as Metaptlor (New York: Farrar. pp.D.207. 14 The White Plague. pp. La Voz del Proscrito. The Making of a Social Disease: Tuberculosis in Nineteenth Century France (Berkeley: University of California Press. p.14-24. véase: David S.86-87. pp. véase el estudio clásico de 14 René y Jean Dubos. 14 Páez. lllness and Self in Society (Baltimore: The Johns Hopkins University Press. Dubos & Dubos. p.153-158. pp. 1891l.150-53. "Carta segunda a Ramón Gómez".94 Montoya. 1 (2) en Gutiérrez. La obra salesiana en los lazaretos. 1952). 1987). Tomo 1 (Bogotá: Escuelas Gráficas Salesianas. 'Carta tercera'.

166 Capítulo 3 Autores: La lepra en Noruega y Hawai en el siglo XIX: entre la bacteriología y la epidemiología Todo el sistema de policía médica por el cual (la lepra fue finalmente expulsada de Europa se basaba en la noción de que era contagiosa. por Javier Guerrero Barón (Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.79. ed. 15 Ibid .1 Aunque la mayoría de los médicos europeos creía que la lepra se transmitía a través de la herencia. que la lepra era causada por un microorganismo específico se convirtió en la explicación dominante de la enfermedad. Medicina y salud en la historia 14 de Colombia.. "El 'lazareto' de Agua de Dios: Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación.77 y 164. 1997). y Gutiérrez. La alarmante expansión de esta asquerosa peste en años recientes se debe. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios.129 y 132. ya que el microorganismo era imposible de cultivar in vitro. Sin embargo.137 -8. Rivas en El Telegrama. Desde entonces.11-12. Montoya.18-32. 1892 -1911". la noción de que la enfermedad era producida por un conjunto diverso de causas estuvo todavía vigente durante la mayor parte del siglo XIX. pp. pp. p. hacia finales de esa centuria. y ninguna medida que no se basara en ese principio ha tenido jamás el más mínimo efecto en detener sus estragos. 15 Gutiérrez. algunos investigadores no podían aceptar fácilmente esta teoría. al hecho de que por algún tiempo la doctrina opuesta ganó ascendiente y mantuvo cautivas las mentes de los hombres. En 1874.. Hansen (1841 1912) insinuó por primera vez que el bacilo que él venía observando desde por lo menos 1870 era el agente causal de la enfermedad. como lo sabía el mismo Hansen. p. No obstante. 15 Ortega T. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. Gerhard A. pp. en mi opinión. difícilmente podrían encontrarse simpatizantes de las teorías hereditarias o miasmáticas para dar cuenta del origen de esta dolencia. citado por Ortega T.María Cecilia Gaitán Cruz. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. La obra salesiana en los lazaretos. 14 Luis G.. La obra salesiana en los lazaretos. pp. y rehusaban . adoptando un punto de vista científico riguroso. pp.

España. el mundo colonial. Según este autor. Rusia. colonizadores europeos y norteamericanos encontraron con horror lepra en las regiones colonizadas como Hawai. los modelos noruego y hawaiano se impusieron como dos visiones opuestas de control de la expansión de la lepra en el siglo XIX. El desconocimiento del modo de transmi sión de la lepra. Nigeria. y los colonizadores europeos y norteamericanos empezaron a temer que la aterradora enfermedad se propagara al mundo "civilizado". Para Gussow. Hawai en particular. en África y en América Latina. hospitales de investigación y una valiosa fuente de información epidemiológica. la lepra de la Edad Media desapareció de la mayor parte de Europa occidental desde por lo menos el siglo XVI. entre otras. Portugal. y no era motivo de una especial preocupación. aunque la lepra era endémica en otras regiones como la India y el lejano oriente. racional e ilustrado. y el mundo moderno virtualmente se olvidó de ella. el modelo noruego era democrático. dejando a un lado una evidencia bacteriológica que no podían aportar. mientras que el modelo hawaiano era antidemocrático y colonialista. Italia. Mientras Noruega proporcionó laboratorios. Sicilia. ofreció ca sos sensacionales de transmisión de la lepra que se hicieron mundialmente conocidos. Se afirma que todavía existían focos en algunas partes de Noruega. Islan dia. Indonesia. no solamente la lepra se volvió infecciosa sino tam bién "tropical". El primero fue promovido por los noruegos mismos bajo condiciones culturales especiales. esto es. el ascenso del nacio nalismo que impelía a los médicos a estudiar las circunstancias del país y las necesidades de la población. Finlandia. Como se ha visto. una enfermedad de pueblos pobres e infe riores. A pesar de la oposición de investigadores destacados. En el contexto de la expansión mundial del colonialismo.2 Pero la llamada lepra existente en algunos lugares de Europa en el siglo XIX era simplemente una do lencia más de las tantas que sufrían los campesinos empobrecidos. en el Pacífico. Cre ta y Grecia durante el siglo XIX. Filipinas. Hacia mediados del siglo XIX. la importancia de esta experiencia radica en que estaba sólidamente basada en in vestigación científica realizada en laboratorios. India. en hospitales y en el . A finales del siglo XIX revivieron tradiciones pasadas que habían hecho de la lepra una enfermedad abominable y viejas prác ticas de segregación fueron acatadas como el único método capaz de detener su expansión. y algunos funcionarios interesados en su control acorda ron que la lepra era infecciosa con base únicamente en datos epidemiológicos.3 El historiador Zachary Gussow ha señalado que. Nueva Caledonia e Indias occidenta les. esto es.declarar infecciosa a la enfermedad. Los horrores del supuesto oscurantismo medieval parecían estar presentes en Asia. los científicos. Suecia. convencidos de que la lepra era una enfermedad microbiana. su lenta evolución y sus supuestas alta contagiosidad e incurabilidad justificaban a los ojos de muchos una actitud dura y represiva para con los desdichados dolientes. Francia.

gusanos. El campesina do noruego se convirtió en una fuerza influyente y la estructura política de la nación fue reorganizada en poderosos gobiernos loca les autónomos. Jorgen en Bergen llamó la atención sobre la cuestión de la lepra. tuberculosis pulmonar. en cambio. el sentimiento nacional se incrementó a través del siglo XIX y se produjeron significativas transformaciones políticas. la virtual extinción de la lepra en Noruega hacia finales del siglo XIX.6 El gobierno ordenó encuestas epidemiológicas para evaluar la magnitud del problema. fue puesto en prác tica por administradores metropolitanos quienes desarrollaron una especial repugnancia por la enfermedad y por sus pacientes. sin tener en cuenta que la clave de su éxito se encontraba en el contexto social. 7 Ese año fue también el año pico de la lepra en Noruega. Entre 1832 y 1856. El censo de 1856 fue uno de los primeros registros nacionales jamás adelantados para una enfermedad individual. cultural y político en el cual las medidas con tra la lepra fueron tomadas en ese país. con la enfermedad en expansión y con 3.000 ca sos de un total de cerca de 1'300.4 Sin embargo. Los funcionarios imperiales copiaron el aislamiento ya que no podían reproducir. La lepra. los médicos coloniales produjeron una ciencia reduccionista y abstracta que creía por esa vía poder solucionar algunos de los enigmas de la enfermedad. escrófula y sífilis. El nacionalismo trajo a la atención pública las du ras condiciones sociales. lo cual daba un 0. Noruega: nacionalismo y salud pública La orientación noruega hacia la lepra estuvo estrechamente co nectada con el fuerte nacionalismo que emergió con la declaración de independencia y la escritura de una constitución en 1814. junto con sarna. estaba entre las enfermedades más frecuentes de los campesinos pobres. Aun que Noruega permaneció como dependencia de Suecia hasta 1905. Gussow sugiere que las virtudes del modelo noruego respondían a su carác ter "científico". económicas y sanitarias de la población rural.000 habitantes. mientras que el hawaiano pecó por ideológico y por estar inspirado en intereses políticos. cinco censos parciales o totales de lepra fueron llevados a cabo. Los administradores coloniales dedujeron que la segregación era el aspecto más convincente y más relevante del modelo noruego. raquitismo.campo mismo. El modelo hawaiano. persuadió a numerosos médicos y gobiernos que el aislamiento de los pacientes era la única estrategia para luchar con tra la enfermedad. describiendo el hospital como un "cementerio para leprosos vivos".23% de la población afectada por la . un examen cer cano de las dos experiencias muestra que ambas estuvieron influen ciadas por motivos políticos tanto como científicos: en el caso de Noruega. ni estaban interesados en el contexto democrático en el cual la sociedad norue ga diseñó y desarrolló su experiencia exitosa de lucha contra la lepra. y pidió reformas. el capellán del hospital medieval para leprosos de St. reumatismo crónico. 5 A comien zos del siglo XIX. la necesidad de construir una ciencia nacional condujo al estudio de la lepra y en el caso de Hawai. De otra parte.

se fundó en Bergen en 1849 el hospital Lungegaard como centro de investigación de la lepra con capacidad para alojar noventa pacien tes. Aunque se creía incurable.14 La naturaleza holística del pro grama consistió en la conexión estrecha entre investigación cientí fica. tales como prohibir el matrimonio de leprosos. así como el de sus descendientes. en 1856 estableció juntas sanitarias en cada distrito y dejó que las medidas de control en es tos niveles fuesen tomadas por funcionarios locales que estaban familiarizados con las condiciones culturales nativas.9 Después de 1856. Este registro recogió información detallada de cada paciente. en 1851. antes que la eugenesia como ciencia del mejoramiento biológico de los seres humanos emergiera a comienzos del siglo XX. quizás la necesidad de mayor investigación sobre la enfermedad pa reció más importante que la mera idea de evitar que los pacientes se reprodujeran.000 pacientes de lepra en el país. pero fueron finalmente re chazadas por el parlamento noruego. que en vez de hospitales de investigación fueran fundadas instituciones para cui dar a los enfermos donde la expansión de la enfermedad sería dete nida manteniendo aislados sexualmente a los pacientes. 11 En consecuencia. teniendo en cuenta que en ninguna época hubo más de 3. democrático y holístico. 13 Para ello estableció el registro nacional de la lepra con el doble propósito de que sirviese para la investigación y para el trabajo en salud pública. y se nombró a Daniel C. También creó hospitales en las regiones donde la enfermedad era endémica. Hacia 1923 quedaban en Norue ga solamente 140 pacientes de lepra.l0 Durante la mayor parte del siglo XIX los médicos creían que la lepra era hereditaria. Estas propuestas generaron un amplio debate. Danielssen (1815-1894). de tal manera que los pacientes no fuesen removidos de su entorno y se combinara el cuidado médico con la vigilancia y el registro de casos. y hacia 1973 había sólo cuatro personas en el país que presentaban esta enfermedad.8 En consecuencia. tratamiento y prevención. y el hospital de Rekwas en Molde fue convertido en un sanatorio para tuberculosis. En 1854 el gobierno creó el cargo de Jefe Médico para la Lepra con el fin de asegurar la coordinación central de todas las actividades relacio nadas con el control de la enfermedad. La capacidad hospitalaria total era considerable. en 1895 la enfermedad había decreci do tanto que dos de los tres hospitales que quedaban cerca de Bergen fueron cerrados. El comité también propuso medidas de corte eugenésico. la máxima autoridad científica en lepra de su época. el comité médico del ministerio de sanidad sugirió. el número de casos declinó rápidamente.lepra. con lo cual se pudieron adelantar estudios epidemiológicos sobre la etiología de la enfermedad. También se abrieron entre 1854 y 1861 varios hospitales locales que alberga ban a un total de 680 enfermos.12 Los elementos fundamentales del programa de control de la lepra en Noruega fueron su carácter local. en el marco . como su director. El énfasis en las explicaciones hereditarias de las enfermedades era común en este período.

consideraban que la sangre contenía sustancias dañinas. consideró que esta obra era el comienzo del conocimiento científico moderno de la do lencia. Boeck. El noruego Danielssen. y se desarrolló una tradición de investigación que todavía se encuentra vigente. científicos de todo el mundo usan el registro noruego de la lepra como una fuente excepcional de información para discernir la epidemiología de una enfermedad. el modelo noruego de con trol de la lepra produjo una cantidad significativa de investigación epidemiológica. profesor de dermatología que tuvo una beca del gobierno noruego para estudiar la lepra en otros países europeos. Japón y algunas partes de África. En este trabajo definieron la enfermedad como una entidad nosológica diferenciándola de la sífilis.15 Hoy en día. En 1847 Danielssen y Carl W. en tonces médico del hospital de St.general del mejoramien to de las condiciones de vida de la población.20 La idea de que la lepra era una enfermedad hereditaria. aunque bajo otros nombres: la tuberculosa o nodular (hoy llamada "lepromatosa") y la anestésica (hoy llamada "tuber culoide"). el escorbuto. compartida desde hacía siglos por China. Danielssen y Boeck creían que la lepra era incurable y que podía ser producida por varias causas.22 . la psoriasis. publicaron un libro acompañado de un atlas con el nombre de Om Spedalskhed (Sobre la lepra). el pueblo noruego aprendió a percibir la lepra como un problema sani tario. quien en 1859 visitó las áreas endémicas de Noruega para investigar la lepra.17 El patólogo alemán Rudolf Virchow. ganó ascendencia mundial en los círculos médicos en el siglo XIX hasta la emergencia de la teoría microbiana de la enfermedad. aun después que la comunidad científica había aceptado al bacilo de la lepra como el agente causal de la enfermedad. clínica y bacteriológica. algunos médicos que defendían la teoría infeccio sa únicamente usaban como evidencia a su favor aquellos casos en los cuales toda posibilidad de influencia hereditaria podía ser ex cluida. tales como condiciones de vida y me dio ambientales penosas e insalubres. Jorgen. se convirtió en la mayor autoridad científica en el tema de la lepra a mediados del siglo XIX. Leonard Rogers y Ernest Muir. muchos de cuyos aspectos están todavía por dilucidar. sólo un octavo de los casos se debía a factores incidentales. la tuberculosis y la sarna. Como resultado. quienes se convirtie ran en reconocidos leprólogos a comienzos del siglo XX. De acuerdo con los médicos colonia les británicos. la hipóte sis hereditaria era tan dominante que. pero que era esencialmente hereditaria. de acuerdo con ellos. en otras pala bras. 21 La prominencia de esta teoría puede ser también atestigua da por el hecho de que en 1865 el gobierno de Indonesia canceló por decreto su política de segregación de pacientes de lepra. un incremento de la albúmina. debido a la convicción científicamente aceptada de que la enfermedad era here ditaria. en este caso.19 Los célebres médicos ca racterizaron los signos clínicos y la anatomía patológica de la enfer medad y la clasificaron en las dos formas básicas que son hoy toda vía reconocidas.18 Danielssen y Boeck describieron la lepra en tradicionales términos humorales como una "discrasia sanguínea". 16 En este contexto cultural nacionalista. sin desarrollar ninguna aprehensión particular hacia ella.

Estos médicos examinaron la totali dad de las respuestas al cuestionario. la mayoría de los cuales provenía de la India.Enfermedad infecciosa contra enfermedad hereditaria Un informe del Colegio Real de Médicos de Londres. En consecuencia. el 42% apoyaba la visión infecciosa. Rogers y Muir. sino también en otras posesiones europeas a media dos del siglo XIX. El comité del Colegio Real se limitó a suscribir la visión científica de la lepra . en 1866. examinó la información aportada por el Colegio y concluyó que de 86 respues tas que mostraban algún conocimiento de la enfermedad. Concluía que ésta no era comunicable de perso nas enfermas a sanas. el médico N. Macnamara. basado en res puestas a un cuestionario enviado por los médicos de todas las co lonias británicas. pero para la propagación de la enfermedad por este medio es necesario que la supuración de una llaga leprosa entre en la sangre de una persona sana: y aún. encontrando que no menos de1 60% de ellas eran ejemplos de la naturaleza infecciosa de la lepra que fueron completamente despreciados por el informe oficial. este informe errado que afirmaba que la lepra no era comunicable y las consiguientes órdenes de la Secreta ría Colonial Británica de "cesar el cumplimiento y repeler todas las leyes que afecten la libertad personal de los leprosos". funcionario del Servicio Médico de la India. De acuerdo con Rogers y Muir. fue el primer estudio epidemiológico internacio nal sobre la lepra. el comité había enviado el informe a la Secretaría Colonial endosando la visión hereditaria aunque solamente una quinta parte de las respuestas había sido recibida. de acuerdo con el comité del Colegio. como un ejemplo del papel que juegan las teorías en su relación con los datos. Cuando todos los 250 cuestionarios respondidos llegaron en 1865. El informe. quien había tenido una gran experiencia personal con pacien tes de lepra y creía que la enfermedad era infecciosa. el comité del Colegio Real declaró que la visión no contagionista había sido alta mente reforzada por las respuestas tardías. quienes también estaban convencidos de que la enfermedad era infecciosa. la enfermedad puede todavía permanecer sin desarrollar en el sistema por años. preparado en 1862 por solicitud del Secretario de Estado para las Colonias del Imperio Británico. dio gran apoyo a la teoría hereditaria acerca del origen de la lepra. comentaron el in forme de la comisión del Colegio Real en su bien conocido tratado sobre lepra publicado en 1925. provocaron un incremento en la incidencia de la lepra no solamente en las colo nias inglesas.C.23 Sin embargo. Macnamara criticó el informe del Colegio afirmando que la lepra es infecciosa. el 30% era dudoso y sólo el 28% esta ba en contra. no había razón que justificara medidas de segregación obligatoria de los leprosos. y publicado en 1867.25 Resulta interesante comentar las diversas inter pretaciones de los diferentes actores que intervinieron en el análisisde esta información entre 1867 y 1925. Aparentemente.24 Sesenta años después.

sugi riendo. en su análisis científico e histórico de la enfermedad. Macnamara se basó en sus propias observaciones epidemiológicas que indicaban que la enfermedad era comunicable.L Drognant-Landré. presentado a la Sociedad Médica de Christiania y publicado en 1874. De esta manera.que en su momento afirmaba su carácter hereditario antes que infeccioso. La construcción de una enfermedad infecciosa Trabajando como asistente de Danielssen en el centro de investi gación de la lepra en el hospital Lungegaard. Hansen tomó datos del registro de la lepra y de su propio trabajo de campo para mostrar que el número de casos nuevos de la enfermedad dis minuía con mayor rapidez en los distritos donde el aislamiento de los pacientes de lepra se había aplicado de manera más estricta. examinaron el informe del Colegio Real para justificar su propia perspectiva infec ciosa de la etiología de la lepra. eran el agente etiológico de la le pra. Otros médicos.26 Este trabajo se basó en la amplia experiencia del au tor con pacientes de lepra en Guyana y su evidencia estaba comprendida en su mayoría por casos de europeos que contrajeron la enfermedad por vivir en estrecho contacto con negras. publicó en1869 en el libro De la contagio seule cause de la propagation de la lepre que pare ce haber ejercido una decisiva influencia sobre Hansen.28 Por ello. al decir de Rogers y Muir. al conven cerIo de la necesidad de investigar la posibilidad de que la lepra fue se infecciosa. En su informe anual de actividades en el hospital. la lepra se empezó a percibir como una enfermedad de pueblos racialmente "inferiores". también recogieron cui dadosamente datos para demostrar la comunicabilidad de la enfer medad. sus argumentos para apoyar la afirmación de que la enfermedad era infecciosa eran mayormente epidemiológicos. Uno de ellos C. el médico Gerhard A. Hansen des cribió bacterias semejantes a bastoncillos que en ese momento sos pechaba. en un momento en el que ésta ya se había impuesto. Numerosas observaciones como las de estos médi cos habían hecho suficientemente claro que la lepra era difícil de comunicar de los enfermos a los sanos.27 Nótese el sesgo racista y anti-femenino de la afir mación que estará presente en casi toda la literatura sobre la lepra de este período. Por lo tanto. cuando los europeos se infectaban eran censurados por haber estado en con tacto demasiado íntimo con los nativos (o con las nativas). en el marco del colonialismo. como en los tiempos medievales. y Rogers y Muir. pero no podía probar.29 . Hansen efectuó entre 1870 y 1874 las primeras observaciones del bacilo de la lepra (que más tarde sería llamado Mycobacterium leprae). además de Macnamara. que la lepra era adquirida por transmisión sexual y sancionando así una permanente separa ción física y cultural de los nativos y los colonizadores.

aun compartiendo conceptos sobre aspectos tales como la clasificación y las lesiones anatómicas producidas en los estadios avanzados. .32 Gracias a estas técnicas pudo ofrecer una descripción más detallada del bacilo de la lepra.30 Los detalles de esta historia muestran cómo los llamados "descubrimientos". fue premiado con la eponimia por su temprana publicación de 1874. Una típica disputa cien tífica por la prioridad sobre el "descubrimiento" del bacilo de la le pra entre Hansen y el bacteriólogo alemán Albert Neisser se en cuentra en la base de la historia de la construcción del bacilo como el agente causal de la lepra. Hansen y su mentor Da nielssen experimentaban el mismo interés nacionalista por encon trar respuestas al problema de la lepra. Hansen se oponía a la mayoría de estas suposiciones y creía firmemente que la enfermedad era in fecciosa. en compara ción con la de Hansen. y se apresu ró a publicar sus resultados. tiñó exitosamente el microorganismo empleando las técnicas desarrolladas por Carl Weigert y Robert Koch. son más bien "construcciones" en el sentido sociológico. introdujeron un nuevo paradigma para explicar la etiología de la enfermedad. de acuerdo con sus memorias.31 En 1879 Neisser. había sido reacio a anunciar "su descubrimiento" porque consideraba que "todavía había mucho que hacer antes que uno pudiera afirmar que el bacilo era definitivamente el origen de la enfermedad". higiénicas y contagiosas. Por ello resulta revelador el que fuese precisamente Danielssen. Si bien Hansen pertenecía a la ya prestigiosa tradición no ruega de investigación en lepra inaugurada por Danielssen. En otras palabras. el novel científico reaccionó rápidamente para asegurar su prioridad. y el bacilo llamado desde entonces de Hansen se convirtió en uno de los primeros en ingresar al escenario de los microorganismos espe cíficos patógenos para el ser humano que hacían la gloria de la bac teriología naciente y exitosa. 34 De esta manera Hansen. quien era su jefe y a la vez su suegro ya que Hansen se había casado con su hija. Aunque la visión dominante durante la mayor parte del siglo XIX era la teoría de la herencia. el hacer del bacilo el agente específico de la lepra no implicaba una completa redefinición de todos los aspectos de la enfermedad. quien incitase a Hansen a reclamar su prioridad so bre la teoría microbiana de la lepra.33 Por con sejo de Danielssen. más allá de las discusiones científicas. 35 El pertenecer a la mis ma tradición científica no impedía que Danielssen y Hansen pudie sen discrepar en aspectos específicos. usando bacilos de lepra que le había entregado el mismo Hansen. antes que tener el sentido naturalista de "revelaciones" de los secretos de la naturaleza. junto con los de Neisser. publicando sus teorías en alemán. Éste. dietéticas. Por lo demás.El rutinario informe pasó más o menos desapercibido hasta cuan do resultó imperioso para Hansen revivido. además de material leproso tomado de pacientes de Granada (España). varias otras conjeturas acerca de la transmisión de la lepra competían por la primacía: miasmáticas. inglés y noruego. el mayor defensor de la teoría de la herencia. sus trabajos. no Neisser.

cuando los recuerdos se reorganizan de acuerdo con el resultado final. pero que se había beneficiado ines peradamente con el hallazgo de los trabajos de Charles Darwin que eran completamente desconocidos a la sazón en Noruega: Entonces comencé a estudiar concienzudamente sus libros y a partir de ellos alcancé el corazón de la investigación y del razonamiento científicos: dejar de lado toda opinión preconcebida y diagnosticar desde todos los puntos de vista 'que pudieran tener relación con una solución definitiva. cuando Hansen les preguntaba si te nían alguna idea acerca de cómo habían contraído la lepra. Hansen hace interesantes alusiones que per miten reconstruir algunos de los caminos de "su descubrimiento" y que proporcionan una buena ilustración de la tesis de que las obser vaciones se encuentran cargadas de teoría. Esta actitud irritaba tanto a Hansen. La respuesta acos tumbrada de los campesinos.39 Al mismo tiempo. Hansen era un nacionalista y era optimista acerca de la capacidad de sus compatriotas para mejorar a través de la educación. Mi meta había llegado a ser la de investigar con una mente tan abierta y tan hones tamente como lo había hecho Danxlin. requería "más valor aceptar la propia responsibilidad que culpar de todo a la suerte o al Todopoderoso". que él consideraba a posteriori tan nocivas. que era conocida la pobre opinión que tenía acerca de los labriegos de su país. este médico se oponía fuertemente a las convicciones religiosas de los campesinos noruegos.38 Resulta interesante examinar la interpretación que hace Hansen acerca de la influencia de Darwin en su propio concepto de la cien cia. las ideas preconcebidas de Hansen. que es por lo demás típica de todo científico en trance de escri bir memorias. entrevistando aldeanos. viaje que aprovechó para conocer otros países europeos. Hansen obtuvo una beca para trabajar en el laboratorio de Max Schultz en Bonn. higiene y cuidado personal. Según el científico. Al colocar el peso de su situación en los individuos mis mos.37 Hansen afirmaba que su estadía en el extranjero no le había enseñado mucho en un sentido convencional. y se mostraban. Como buen científico racionalista.36 En 1870. Hansen deseaba que adoptaran lo que él veía como un com portamiento racional y pretendía que aprendieran hábitos de limpieza.En sus memorias. Mi expe riencia científica previa me había dejado bien preparado para aceptar su enseñanza. al mis mo tiempo. pero estaba tan interesado en encontrar una respuesta al origen de la lepra que empleó mucho tiempo viajando a través de los distritos más afecta dos por la enfermedad. En esa época. además. contribuyeron al desa rrollo de su trabajo científico. el científico ya esta ba convencido de que la teoría hereditaria de Danielssen era inco rrecta. tan cauto como él al alcanzar mis conclusiones. Nada de lo que había encontrado previamente había fertilizado tanto mi pensamiento y mi trabajo. era del tipo "me la ha dado el Todopoderoso". Su actitud . renuentes a aceptar cualquier responsabilidad personal en relación con su padecimiento. En este caso. ser tan concienzudo y. antes que a obstaculizado.

) Era obvio para mí que no podíamos hacer nada.. pero existían todos los augurios de alcanzar eventuales resultados si fuese infecciosa y causada por bacterias. Ellos alimentaron mi creencia de que la lepra no era una enfermedad hereditaria. declaró que la idea de que la enfermedad era infecciosa sería aceptada como dogma. como rezan sus conclusiones: "Una parte considerable de la discusión ha estado relacionada con el Bacillus leprae. [énfasis mío)(. por ejemplo. los científicos no aceptaban fácilmente la teoría microbiana para la lepra. Virchow. marcan do su reconocimiento internacional como científico de primer ran go. sino que su origen se encontraba al alcance del descubrimiento y control humanos. en el Primer Congreso Interna cional sobre la Lepra realizado en Berlín en 1897. la conferencia de Berlín fue el punto culminante de la carrera investigativa de Hansen. que la conferencia acepta como el virus de la lepra". no solamente proveniente de . desde el punto de vista del paradigma bac teriológico de la época.racional y su creencia optimista en el progreso se encuentran en la raíz de su convicción de que la lepra era infecciosa: En la mayoría de los casos los pacientes podían dar o daban poca información. que implicaba que la lepra era incura ble. sólo el día en que el bacilo de Hansen pudiera ser cultivado e inocu lado en un animal de laboratorio. los resultados de sus investiga ciones y sus pensamientos sobre el carácter infeccioso de la lepra. o casi nada. los presentó como meras conjeturas. La comprobación tenía que venir de otra parte. de los datos epidemiológicos. no había prueba de que el bacilo fuese la "causa" de la lepra.40 La hipótesis de la herencia.44 De este congreso data la aceptación oficial de la teoría de que la lepra era infecciosa. No obstante. en este caso. para Hansen era inaceptable que los humanos fuesen in capaces de controlar y dominar la naturaleza de acuerdo con su jui cio racional y con un plan previamente concebido. trabajo que había empezado desde 1868.43 A pesar de la oposición y del enorme prestigio del científico alemán. Acerca de la teoría hereditaria que todavía gozaba de cierto prestigio. la comuni dad leprológica afirmaba que ésta había "perdido terreno en compa ración con la teoría hoy en día generalmente aceptada de su conta giosidad". Había ya suficiente acu mulación de información epidemiológica que apoyaba las visiones infectivas. Estaba entonces "convencido de que el enemigo sería encontrado en la forma de un bacilo".45 No obstante. necesitaba confiar en sus observaciones de la boratorio y en su propia experiencia con pacientes de lepra como médico residente en el hospital de Lungegaard. Es ésta la razón por la cual cuando Hansen publicó por primera vez. contra ella si fuese hereditaria. pero encontré unos pocos que hablaban de manera convincente. se ajustaba bien a las creencias religiosas de los campesinos. . en 1874.41 Para demostrar su hipótesis y cumplir con las reglas del "método científico".42 Puesto que el bacilo no cumplía los tres postulados de Koch Henle.

reemplazando expli caciones que involucraban miasmas y generación espontánea. quien estaba afectada de lepra tuberculoide. mien tras que se encontraba ausente en personas sanas. del mundo colonial. Con una típica actitud cientificista. probablemente siguiendo esta tradición. el médico argumentó que estas prácticas eran normales. pero retuvo su nombramiento como Jefe Médico para la Leprade Noruega. la historia de la investigación en lepra presenta múlti ples incidentes de experimentación en humanos. sino de otros doctores que trabajaban en el mundo colonizado. se convirtió en una práctica corriente de la medicina occidental a finales del siglo XIX. Hansen intentó muchas veces no solamente cultivar el bacilo en diferentes medios artificiales. que ellas habían sido rutinariamente realizadas en el pasado sin que se presentara queja alguna. Hansen también alegó que una explicación del experimento a la paciente hubiese resultado inútil porque ella jamás lo hubiese podido ver desde el mismo punto de vista intelectual que él lo veía. Como resultado. Hansen fue juzgado por haber ejecutado la operación sin el consentimiento de la paciente y sin explicarle la naturaleza del experimento. Hansen fue obligado a renunciar a su posición como médico en el hospital de investigación de Lungegaard. los científicos no pudieron encontrar animales receptivos al bacilo de Hansen. pero también en los mismos investigadores. aunque le causó dolor e incomodidad. En 1879 Hansen. y también inoculó a voluntarios (dos practicantes y una enfermera del hospital) con resultados ne gativos. Debido a que durante el siglo XIX y hasta bien entrado el XX. algunos afirman que la lepra fue la primera enfermedad hu mana relacionada en forma causal con un microorganismo. No sin impor tancia como elemento de peso en la aceptación de la teoría infectiva está el que la teoría microbiana se hubiese convertido en la visión dominante de la etiología de las enfermedades. ni sus posibles consecuencias. La operación fracasó pues no produjo un nódulo le proso en el ojo de la paciente. inoculó material tomado del nódulo leproso de un paciente que su fría de lepra lepromatosa en el ojo de una mujer residente de uno de los hospitales de lepra de Bergen. todos estos intentos fueron fallidos. En su defensa.50 A raíz de este hecho.médicos noruegos. que desprecia a las culturas diferentes de la científica. como indicaré más adelante. inespe radamente.47 De hecho. particular mente en Asia y África. provino. y con base en el hecho de que el bacilo de Hansen estaba siempre presente en pacientes de lepra. cargo que ocu paba . por lo general en prisioneros y en la pobla ción pobre que acudía a los hospitales. Por lo demás este tipo de experimentación. En busca de evidencia bacteriológica.49 Varias veces Danielssen se ino culó a sí mismo material leproso.46 De esta manera. la comunidad científica reunida en Berlín aceptó que la lepra era infecciosa en ausencia de otra hipótesis más convincente. sino inocularlo en animales.48 Con todo. la prueba convincente de la comunicabilidad de la lepra no fue aportada por los laboratorios de los bacteriólogos.

quien persuadido de las virtudes del modelo. la causa de los pacientes tenía simpatizantes.desde 1875 y mantuvo hasta su muerte en 1912. El juez no ruego Knut Blom. aun de pacientes cuya condición física general era relativamente buena. la experiencia noruega se convirtió en el ejemplo internacional para el con trol de esta enfermedad a finales del siglo XIX. el episodio muestra el grado de democratización de la socie dad noruega donde. Debido a su convicción infectiva. el gobierno británico envió a Noruega al cirujano inglés Comandante Henry Vandyke Carter desde la India. mucho antes que Hansen postulase al bacilo de la lepra como el agente etiológico de la enfermedad. cuando fue nombrado Jefe Mé dico para la Lepra en 1875. ha sugerido otros motivos detrás del incidente: muchos pacientes sentían ren cor hacia Hansen por su convicción de que el aislamiento de los enfermos de lepra debería ser riguroso. pero aún las personas hospitalizadas tenían liber tad de movimiento. a diferencia de muchos otros países y de los territorios coloniales. Probablemente también los pacientes se sentían ofendidos por la conocida opinión de Hansen de que. y aquellos que no estuviesen en condiciones de sostenerse ellos mis mos deberían ser hospitalizados. De esta manera. y un célebre científico podía ser castigado si se demostraba que se había cometido una violación a los derechos de los enfermos. El argumento de Hansen. En 1877 fue aprobada la ley para el mantenimien to de los leprosos pobres. atrayendo numero sos visitantes deseosos de imitarla. por lo tanto. En 1873. decidió poner en práctica el aislamiento en los hospitales. de acuerdo con la cual se prohibía a los enfermos de lepra entrar a las salas regulares de los hospitales. los antagonis tas afirmaban que se colocaba a los pacientes de lepra en la misma categoría de los criminales. según el cual el número de casos disminuía con mayor rapidez don de el aislamiento había sido aplicado en forma consistente. y aseguraban que la enfermedad podía ser erradicada prescindiendo del aislamiento obligatorio ya que la lepra era sólo ligeramente contagiosa y se requería un contacto ínti mo y prolongado para su transmisión. quien estudió recientemente el caso. contri buyó fuertemente a la aprobación de la ley. si era preciso con la ayuda de la policía. En 1885 fue sancionada una ley más severa sobre segregación de leprosos. las ideas de Hansen sobre el aislamiento de los enfermos de lepra eran drásticas. Hasta entonces el ingreso a los hospitales ha bía sido opcional. los enfermos deberían ser culpados ellos mismos por contraer la lepra. Esta ley dio lugar a una intensa oposición.52 Debido a la exitosa erradicación de la lepra en este país. pues toda persona afecta da con lepra debía ser aislada. De otra parte. la teo ría de que la lepra era infecciosa llegó a ser ampliamente aceptada en Noruega. bien en habitaciones separadas en su casa o bien en los hospitales de lepra. siendo su único requisito pasar la noche en el establecimiento. en vez de culpar a la providencia o a la suerte.51 La sociedad noruega había practicado una forma de control y aislamiento benigno de los pacientes de lepra desde mediados del siglo XIX. .

cuando se adoptó la siguiente resolución. es un ejemplo del amplio reconocimiento de los resultados exitosos de Noruega en su control de la expansión de la lepra.recomendó la introducción de algunos de sus aspectos en la India. dirigiéndose a sus colegas en una reunión de dermatólogos escandinavos en 1928: El curso de la lepra en Noruega debe ser visto en conexión con la totalidad de la historia económica y cultural del país. Décadas más tarde. (. es recomendado a todas las naciones que tienen gobier nos locales autónomos y un número suficiente de médicos". cursó una invitación a Hansen en 1899 con el fin de que asistiera al gobierno en sus esfuerzos por controlar la enfermedad. Lie. entonces Jefe Médico para la Lepra de Noruega.. tal como ha sido practicado en Noruega.. H.) El gran descen so en la prevalencia de la enfermedad desde 1856 puede por lo tanto ser visto a la luz del gran progreso que el país hizo durante ese tiem po en todos los aspectos. se comen zaría a reconocer el papel que. habían juga do los factores sociales y económicos para detener la expansión de la lepra en ese país. en el cual subrayaba la importancia del aislamiento de los pacientes con el fin de prevenir la expansión de la infección. a cierta distancia. y no menos en higiene y sanidad. las autoridades trataban de emular el modelo noruego. el aislamiento (. Ma nuel Antonio Sanclemente. El incremento y declinación de la enfermedad parece seguir. Y como un importante factor a este respecto. el médico Robson Roose publicó otro informe sobre el control de la lepra en Noruega. los períodos de depresión y de prosperidad del país. los leprólogos reunidos en Berlín ignoraron que el modelo noruego de salud pública no era una mercancía que podía ser simplemente transferida de una sociedad a otra. afirmaba.P. Por ello el entonces presidente de Colombia.56 Aunque esta visita nunca se realizó. además del aislamiento.. al recomendar el aislamiento tal como se había llevado a cabo en Noruega.53 En 1890. Donde quiera que la lepra era endémica. propuesta por Hansen: "el sistema de notificación obli gatoria y de observación y aislamiento.55 No obstante.57 . 54 La indicación definitiva de que la experiencia no ruega había llegado a ser mundialmente conocida ocurrió durante el Congreso de Lepra de Berlín de 1897..) jugó un papel considerable.

Together with a Portrait of Armauer Hansen 6 circa 1873". 8 Vogelsang. "The Termination of Leprosy in Norway".71 Y 85. 150 Years after his Birth. The Wellborn Science: Eugenics in Germany: Franee.192. 1 rgens. pp. p. "Leprosy in Norway". y Gussow. International Journal of Leprosy. 1890). "Stigma and the Leprosy Phenomenon: The Social 3 History of a Disease in the Nineteenth and Twentieth Centuries". Vogelsang. p. p. Leprosy (New York: William Wood and Co" 1925).67 -69. International Journal of Leprosy.192. Racism. Racism. and Public Health. pp. 1957. The Dreadful Revival of Leprosy(New York: William Wood.440. The Origins and Growth of the 1 English Eugenies Movement 1865-1925 (New York: Garland. pp.345.192.1 Sir Morell Mackenzie M. Racism. and Public Health. La Léprose (Paris: C. Sobre la distribución geográfica de la lepra en el siglo XIX.41 (2): 189·198.616. 1970. 25 (4): 345·51. p. 1901).345.71. 7 Gussow. Leprosy. 4 Zachary Gussow. 2 Zachary Gussow y George S.18-19. p. ver: Lyndsay Andrew Farrall.70. M. Leprosy. CO: Westview Press. Lorentz Irgens. "Leprosy in Norway: An Interplay of Research and Public Health Work".73. 1989). p. "Leprosy in Norway".43-92. p.. and Public Health: Social Policy in Chronie Disease Control (Boulder. . 1990). International Journal of Leprosy 60 (3): 466·69. Racism. Sobre la eugenesia.y Mark B. 9 Lorentz Irgens. and Russia (New York: Oxford University Press. 44 (5): 425-449. "Hansen. "The Termination of Leprosy in Norway: An Important Chapter in Norwegian Medical History. Naud. 1 Gussow. Leprosy. Bulletin of the History of Medicine. and Publie Health. 1 Sir Leonard Rogers y Ernest Muir. Adams. 1973. Tracy. en pp. en p. Ibid" pp. Th. en p. the Context of 5 a Medical Discovery". leprosy. p. 1 Irgens.466-467. p. 1992.D. 1985).. Brazil. ver: Dom Sauton.11 .

2 . p. Danielssen y Carl W. 1 Ibid. p. Leprosy. Bergen en Norvege. p. ver también: irgens. 1954.193. en p. Drognant-Landré. 2 Gussow. and Public Health. Leprosy. "The Approach to the leprosy Problem in the Past in IndoneSia". p. también: Atlas de la Lepre par D. by Héraclídes-Cesar de Souza-Araujo (Rio de Janeiro. en pp.16. 1848). seule cause de la propagation de la lepre (Paris: Germer-Bailliére. Zuiderhoek.72. 53. pp. De la contagion. "Leprosy in Norway". Sobre las reacciones al informe del Colegio Real de Médicos volveré más adelante. p. 1 Rudolf Vircnow. Racism and Public Health. Boeck.1 Gussow. Traité de la Spedalsked ou Eléptlantiasis des Crees (Paris: J. "Virchow's Leprosy (De Die Krankhlaften Cesctlwulste. Flte)". 2 B. malo.B Balliere. p.64.. 2 2 Ibid .196 Daniel C.75-77. Irgens. leprosy.191 2 Rogers y Muir. 1 Danielssen et C. pp. p. 1946l. enfermo. p. Citado por Rogers and Muir. Rogers y Muir. 1869). 1847. International Journal of Leprosy.3.C. traducido por George L. Tropical and Geographical Medicine.57-63. 2 Report on Leprosy by the Royal College of Physicians Prepared for Her Majesty's Secretary of State for the Colonies (London: George Edward Eyre and William Spottiswoode. 1 Irgens.65.78.L. Leprosy. Y 22 (2): 205-17. 1867). Leprosy. "Leprosy in Norway'. 1993. "Leprosy in Norway". 22 (1): 71-9. El término dyscrasia viene del griego: dys que significa difícil. y krasis que significa mezcla. 63-64.W Boeek. Racism. Édition commemorative du centenaire ed. 45 (1): 2-5. 2 C.

77-78. Fite and H. y Quarterly Journal of Microscopical Science. The Social Basis of Scientific Discoveries (Cambridge: Cambridge University Press. en pp. Wade. 12:1·10. 1993. 8:30-49. The Memories and Reflections of Dr. "National Styles? French and English Chemistry in the Nineteenth and Early Twentieth Centurles". "Hansen and his Bacillus". 1880.95. Gerhard Armauer Hansen.95-109. 1880.72 3 Ibid" p. pp.. 2 George L. Science Observed: Perspectives on the Social Study of Science (London: Sage. 9: 1-88. Introduction: Emerging Principies in Social Studies of Science". pp.A. en P. Armauer Hansen. pp. Holmes Osiris. Virchow's Archiv.194·195. pp. 3 Entiendo el término "tradición de investigación" en un sentido amplio para indicar una red de instituciones y varias generaciones de científicos que trabajan con un estilo nacional. 1973. Zeitschr. Norsk Magazin for Laegevidenskaben. 77·79. 1981). "leprosy in Norway". W. ed. G.32 Para una discusión sumaria de esta tesis. 1976). Papua New Guinea Medical Journal.1-17. Geison and Frederic l. Hansen (Würzburg: German leprosy Relief Association. Irgens. p. Breslauer Artzl. 16 (2). Ver: Mary Jo Nye. 3 Hansen.. ver: Karin D. International Journal of Leprosy..K. "The Contribution of Neisser to the Establishment of 3 the Hansen Bacillus as the Etiologic Agent of leprosy". 1874. p.98.2 Gerhard Armauer Hansen. Gerhard Armauer Hansen. reimpreso en 1955 como "Causes of leprosy".102-103. Research Schools: Historical Reappraisals.215. Knorr-Cetina and Michael 3 Mullcay. "Undersogelser angaaende Spedalskhedens Aarsager". 1880. 1 :200. "Zur Aetiologie der lepra". 23 (4): 418·28.102. de manera semejante a como la historiadora Mary Jo 3 Nye usa la noción de "escuela de investigación". : 32-42. The Memories. 20 (Jan): 92. Clezy. traducción G. 3 Hansen. y J.A. . 1879. by Gerald L. 3 Augustine Brannigan. "Bacillus leprae". 3 Albert Neisser. 1955. The Memories. International Journal of Leprosy23 (3): 307·9. 1983). 19 Ibid . Nordiskt Medicinskt Arkiv.

Subjected to Science: Human Experimentation in America before tne Second World War (Baltimore: Johns Hopkins University Press.102-103.468-9.. Bulletin of the History of Medi cine. Ello fue claro en 1897 en el congreso sobre la lepra en Berlin: Hansen. 1938/1979l. p. 150 Years". p. "Hansen. p12 Sobre experimentación en humanos entre 1890 Y 1945. (London: Wiiliam Heineman Medical Books. 99. pp. Publie Healtn Reparts. 4 Ibid. 3rd. "Hansen and his Bacillus". ed. Leprasy. y William B.3 Ibid . William Builoch. Memories. Munro. p. Bean. para el caso de los Estados Unidos. pp. 24 (38): 1361. Handboak of Leprosy.65-66. p. 1984). 4 Ibid.309. 4 Ver por ejemplo: W. 1977. Epidemics and Genocide in Eastern Europe.78. por supuesto. "Walter Reed and the Ordeal of Human Experiments". ver Susan E. 1909. La Léprose. "Resolutions Adopted by the Berlin Conference of 1897". 1997). Lederer.131. 5 Clezy. . famoso a través de esto.97 4 Hansen. pp. 4 4 W. p. 4 4 Donald H.97. H. p. "Leprosy". Tne History of Bacteriology (New York: Dover.. 2000). Jopling. Irgens. Hansen escribió sobre este logro en sus memorias: "Me he vuelto. 4 Sauton. Currie. 1890-1945(0xford: Oxford University 4 Press. Edinburgn Medieal Jaurnal.. ver Paul Weindling. 1876-1879 y algunos otros trabajos sobre la contagiosidad de la lepra publicados en el siglo XIX y mencionados por Rogers y Muir. "Causes of Leprosy".1OO.

5 Robson Roose. el mundo occidental descubrió allí una dolencia que habría preferido olvidar: la lepra. Eyre and W. "Armauer Hansen and Human Leprosy Transmission: Medical Ethics and Legal Rights". Capítulo 3 Autores: Hawai: colonialismo y lepra Mientras los médicos noruegos se afanaban con sus pacientes de lepra. en p. 21 (243): 362-373.K.125. "Informe del Secretario Bienal". 41 (2): 199·207. "The Termination". Siguiendo un patrón colonial típico. Vogelsang. en p.E. 5 5 H. Memories. Lewis.346. 1 (2): 205-216. la enfermedad se convertía en un problema internacional. 51 Knut Blom. y Hansen. 41 (2): 199·207.1361. 1933. 51 Knut Blom. "Armauer Hansen and Human Leprosy Transmission: Medical Ethics and Legal Rights". luego. en su informe anual del . Hawai se convirtió primero en el cuasi independiente reino de Hawai de 1840 a 1894 y. fecha en la que se convirtió en territorio de los Estados Unidos. Revista Médica de Bogotá. en la república de Hawai de 1894 a 1900. en p. 1973. ver también: Hansen.P. International Journal of 5 leprosy. Lie. p."Why is Leprosy Decreasing in Norway?" International Journal of leprosy. el médico alemán William Hillebrand. 5 rgens. fue establecida una junta sanitaria en 1850. International Journal of leprosy.79.216. 5 Henry Vandyke Carter Repart an Leprasy and Leper-Asylums In Narway: With Reference to India (London: G. 1890). Spotliswoode. "Resolutions Adopted by the Berlin Conference in 1897". p. en abril de 1863. 58 La lepra no fue mencionada como una de las enfermedades que afligían a los habitantes de Hawai cuando. pp. cuando varios países europeos y los Estados Unidos se encontraban en plena competencia por la in fluencia política y económica en Hawai (entonces conocido como las islas Sandwich). Hawai fue objeto de varias transformaciones políticas: de una monarquía nativa.195-196. Más adelante me referiré de nuevo a este incidente. p.367. 1899. p. 1973. A comienzos de la década de 1860. pasando a ser en 1959 uno de los estados de ese país. "Leprosy in Norway".99. 5 Currie. Empero. 1874).(pring): 75-92. Leprasy and its Prevention as illustrated by Narwegian Experience (London: H. Memories.

Mouritz.59 En diciembre de 1863 tuvo lugar. se decidió adelantar un censo de leprosos y se solicitó a los doctores Hillebrand y Edward Hoffman que procedieran a estudiar las cuestiones de la herencia. la primera discusión oficial de lo que Hillebrand llamó lepra oriental. aprobó una ley para detener la expansión de la lepra. para ser abandonados en la costa rocosa sin comida ni abrigo. des cribió el "lado patético" de su vida como "paria condenado y prisio nero" en las espantosas condiciones de la colonia. Ante la emergencia. para recluir a los pacientes cuya enferme dad fuese todavía incipiente. por ello. reportó que una nueva enfermedad que los hawaianos llamaban mai pake.Hospital de la Reina. o enfermedad china. uno de los más importantes. La junta también adquirió un terreno en una península del norte de la isla de Molokai. Sin embargo. Si se compara con la incidencia de la lepra en Noruega.23% en el año pico de 1856. la mayoría de cuyos miembros no era nativa.62 De 1870 a 1894. y en febrero de 1864 algunos médicos informaron a la junta que la lepra ya se estaba propagando a las otras islas. se abrió el hospital Kahili. y para servir como lugar de detención temporal de los casos más avanzados. médico de la colonia de 1884 a . también afectado por la lepra. y se determinó que las propiedades de los leprosos deberían pagar los gastos originados en el confinamiento.64 Arthur A. Las cir cunstancias del transporte de los enfermos eran tan duras que és tos con frecuencia perecían al llegar. para confinar a aquellos cuya lepra fuese ya incurable. Desde 1866 a 1905. más de 5. en enero de 1865. 61 A fina les de 1865. se estaba extendiendo rápidamente desde que había sido introducida por los chinos en 1848. Esta ley ordenó reservar un terreno de propiedad del gobierno para erigir un establecimiento que asegurara la absoluta reclusión de los leprosos y autorizó la fundación de un hospital para el tratamiento de los pacientes cuya enfermedad se encontrase en los estados inci pientes. que fue del 0. la mayoría de ellos hawaianos nativos. la idea de que la enfermedad venía de China fue negada cuando los hacendados del azúcar empezaron a depender de mano de obra china. puede deducirse que era alta la incidencia de la lepra en Hawai.188% del total de la población de Hawai. situado aproximadamente a dos millas de Honolulu. entonces se dijo que la lepra había existido siempre en las islas. la junta sanitaria. los casos en la colonia aumentaron del 0.63 Ambrose Hutchison. fueron enviados a la colonia de leprosos en Molokai. separa da del resto de la isla por una barrera de montañas. 60 El brote de lepra en Hawai causó gran alarma entre las poblaciones europeas y norteamericanas que vivían en las islas.867% al 1. en una reunión de la junta sanitaria.800 individuos. el contagio y el origen primero de la enfermedad. También se estableció que cualquier persona sospechosa de estar infectada debería ser detenida por la policía y llevada ante la junta sanitaria. comenzando por su arribo con otros leprosos a Kalaupapa (Molokai) en 1879. superintendente residente del leprosario de Molokai desde 1884 hasta 1897.

De acuerdo con el doctor J. las casas eran pequeñas chozas húmedas.65 El sacerdote católico belga Joseph Damien de Veuster. Damien no solamente hizo de enfermero. Sin embargo. como "un mecanismo espe cial dirigido a ellos sólo para causar problemas e injusticias y para desbaratar sus hogares". Esta mortalidad era producida no por la lepra. la tasa de mortalidad era alta y no había medicinas ni servicio médico. los enfermos carecían de ropa para el invier no.H. actitud que le granjeó enemistades con los funcio narios de la misma. Incluso afirmaban que si los haoles (nom bre hawaiano para los .1887.66 Las patéticas descripciones de Damien. también recordaba las miserables condiciones del lugar: era un "cementerio para vivos". hizo que la junta sanitaria enviara apósitos para cirugía y que mejorara la alimentación y eri gió una escuela que comenzó a funcionar con cerca de cuarenta niños. Mouritz reportó varias instancias de violentos episodios en los cuales pacientes de lepra respondieron con armas de fuego para evitar ser desterrados al leprosario. lo cierto es que sólo en 1879 la junta sanitaria comenzó a enviar médicos visitantes al leprosario. juez y maestro. llegó al hospital Kakaako. la mortalidad anual de la colonia en 1883 era de 150 por mil. consiguió madera del gobierno para construir casas nuevas. cuando la reina Kapiolani inspeccionó la colonia en 1884. la situación del traslado de los enfer mos a Malokai era tan adversa como lo revelaba la descripción de Hutchison.71 En estas condiciones es comprensible que los enfermos temieran la segregación y rehusaran ser llevados a Molokai. sino por la disentería que era resultado de la "pura negligencia". los pa cientes de Molokai todavía solicitaban la presencia de un médico residente porque las visitas de los doctores eran tan cortas y apresuradas que "no se derivaba ninguna ventaja práctica de ellas". en 1883. las Hermanas de la Caridad del convento franciscano de Saint Anthony de Syracuse. según el médi co inglés. Stallard del Colegio de Médicos de Londres. situado cerca de Honolulu. Los hawaianos rechazaban la política de segregación que veían como innecesaria y tiránica. sino que construyó un aljibe para bombear agua fresca a la colonia. afirmaba que cincuenta años después de la fundación de11eprosario. y durante 1884 ésta se incrementó en un 25%. mini mizando las acciones de la propios hawaianos y por supuesto de la junta sanitaria. las condiciones higié nicas generales eran deplorables. Nueva York. quien llegó a Molokai en 1873 como sacerdote residente de la colo nia.69 El primer grupo de enfermeras.67 Para muchos hagiógrafos. siendo diez veces más alta que la de cualquier otra comuni dad. han sido puestas en duda. sin embargo.68 Más allá del mito de Damien como el heroico misionero europeo en medio de "salvajes". El misionero belga parecía estar interesado en exagerar las adversidades de11ugar con el fin de aumentar su propia importancia y de mostrar que las me joras en la situación de los leprosos se debían sólo a su labor.70 En 1884 era alta la tasa de mortalidad en Molokai. médico. cinco años después fueron trasladadas a Molokai.

sino que había vivido con ellos en la misma casa. Escogió a un prisionero condenado a muerte. 73 Experimentación. Veinticinco meses después de comenzado el experimento. Arning no estuvo en condiciones de defenderse de estas acusaciones puesto que poco tiempo después de la presenta ción de su informe a la junta sanitaria.75 Con. por el contrario. Por esta época. según los blancos. lo cual sugiere que éstas eran creencias extendidas. Arning inició las ino culaciones con bacilos de lepra en septiembre de 1884. Por un período de cerca de catorce meses. Keanu desarrolló lepra nodular.74 El patólogo y bacteriólogo alemán Edward Arning fue comisionado por la junta sanitaria hawaiana para adelantar una investigación científica sobre la lepra. todos ellos medios de propagación de la enfermedad. fue despedido por ésta de su cargo de investigador de la lepra y jamás pudo concluir su investi gación.72 Los occidentales. Arning examinó a Keanu regularmente sin que el convicto mostrara ningún signo de lepra. al permitir la operación. En reali dad.blancos) tenían temor de la lepra. llevando la linfa directamente de un brazo a otro sin precauciones higiénicas. Arning condujo varios experimentos para determinar si la inoculación transmitía o no la lepra. y muchos asumie ron que su enfermedad había sido causada por las inoculaciones practicadas. podían regresar a sus propios países. algunos periódicos de la India también mencionaban que la vacuna contra la viruela que se aplicaba brazo a brazo podía transmitir enfermedades tales como sífilis y lepra. y las prosi guió durante las cuatro semanas siguientes. algunos médicos se opusieron a esta in terpretación con el argumento de que no solamente Keanu tenía familiares leprosos. Siguiendo la costumbre médica de la época de experimentar en humanos. percibían la actitud hawaiana como un "ignorante desprecio" por los temores de los extranjeros y condenaban los hábitos de los nati vos consistentes en dormir en casas de una sola habitación. llamado Keanu. El análisis de este caso resulta interesante no tanto por la relevancia científica del experimento mismo. Arning investigó los antecedentes familiares de Keanu en busca de alguna "mancha le prosa" y examinó su cuerpo rastreando posibles síntomas clínicos de lepra. comer con los dedos y fumar de la misma pipa con los leprosos.76 Con un permiso escrito de Keanu.77 Sin embargo. Arning condujo sus . inoculación y lepra en Hawai El público en general y algunos médicos atribuían a la práctica de la inoculación la rápida diseminación de la lepra en Hawai. después de la epidemia de viruela de 1853. cuya sentencia. aunque presentaba algu nos bacilos en la cicatriz.el fin de evitar posibles objeciones acerca de la existencia de lepra hereditaria o de contaminación previa. fue conmutada por prisión de por vida. algunos ciudadanos que no eran médicos habían comenzado a practicar inoculaciones indiscriminadas. sino porque muestra las concepciones divergentes y los intereses opuestos de la junta sanitaria y del científico alemán en cuanto al control de la lepra.Sin embargo.

. Algu nos miembros de la profesión médica hawaiana solicitaron que la junta sanitaria reconsiderara su decisión y permitiera a Arning con tinuar sus investigaciones por dos años más. Sin embargo. la mayoría de sus conclusiones eran negativas: No he tenido éxito ni una vez en obtener un cultivo independiente y puro del bacilo de la lepra . El estudio bacteriológi co incluía la búsqueda del bacilo en el aire. lo cual contradecía la versión del gobierno sobre la alta virulencia de la lepra. [Sin embargo] Los resultados negativos de todo este trabajo no son decepcionantes ni desprovistos de valor. el problema de la etiología de la lepra.. no estaba dispuesto a entregar sus notas o especímenes porque ellos habían sido reunidos para su uso privado y para una "futura información científica y publicación". terapéutica e higiénica. Por lo demás.investigaciones en Hawai desde noviembre de 1883 hasta diciembre de 1885. la junta sanitaria prescindió de los servicios de Arning. enviándoles en retribución toda la infor mación posible sobre la enfermedad en Hawai. pero la junta se limitó a ofrecerle un cargo como médico residente en Molokai. opinaba que el grado de contagiosidad de la lepra y la tasa de mortalidad debida a ella no era mayor al encontra do en Europa.80 Además. especialmente con base en evidencia negativa. pero no para los pro pósitos de la junta sanitaria. La junta. aquéllos encontrarían su lugar en las publica ciones médicas especializadas. cuando se produjo su destitución. que esperaba información más definitiva después de dos años de investigaciones costeadas por el gobierno hawaiano. ana tómica. Arning respondió que el experimento no había concluido todavía: "probablemente me tomará muchos años más el poder llegar a conclusiones positivas".. Estaba interesado en dilucidar. entre otras cuestiones. el científico alemán no deseaba dar datos acerca de los enfermos de lepra que él había entre vistado y quienes todavía se encontraban en las islas sin ser detec tados por las autoridades. 78 Arning se abstuvo de dar mayores detalles científicos a un comi té sanitario que no estaba conformado por científicos puesto que. Por el contrario. pero por analogía bien probada con enfermedades afines sabemos que el bacilo de la lepra es el factor etiológico de la dolencia. Ésta era tarea de la policía. funcionan como un estímulo para ulterior investiga ción. según sus palabras. En su informe. Por otra parte. No soy de la costumbre de /legar a conclusiones apresuradas. bacteriológica. así como las causas de su expansión. el agua y la alimenta ción. y su cultivo fuera del organismo vivo en medios artificiales.79 Por lo demás. encontró el informe de Arning "incom pleto y falto de conclusiones".81 Como resultado de estas opiniones opues tas sobre el papel y propósitos de la investigación científica sobre la lepra. Arning notificaba a la junta sanitaria acerca de los resultados parciales de su investigación clasificada en clínica. la junta deseaba devol ver la atención de los gobiernos extranjeros que habían respondido previamente a un cuestionario elaborado por el gobierno de las islas sobre el tema de la lepra. consideraba Arning.

Un siglo más tarde. En el modelo elaborado por Pyenson. sufrían de pocas enfermedades infecciosas. Las metas de salud pública o el de sarrollo de una tradición local de investigación sobre la lepra eran indiferentes para Arning. El modelo colonialista que intentaba detener la expansión de la le pra suponía que el conocimiento científico fuera sancionado y he cho público en Europa. Pyenson describe dos clases de "misioneros" de la ciencia en "tierras de infieles": el investigador está interesado ante todo en ha cer avanzar la causa del conocimiento. los habitantes de Hawai antes de la expedición del capitán James Cook en 1778. interesado en la investiga ción científica "pura". Sin embargo. no han tendido a avanzar la estima o el entusiasmo de los médicos del mundo exterior hacia el estudio cien tífico de la lepra en Hawai. por ejemplo. Mientras que el funcionario estaba más intere sado en la construcción de instituciones científicas en el extranjero para promover los intereses metropolitanos. incluyendo aquellos .000 habitantes. La prensa médica colombiana. la junta sanitaria no pare cía muy familiarizada con las complejidades de la investigación cien tífica al esperar conclusiones demasiado pronto. pero de acuerdo con Mouritz. más allá de los detalles de la controversia. de acuerdo con un estimativo reciente. publicó en extenso las no ticias acerca de las inoculaciones de Arning y los debates que este evento generó a finales del siglo XIX. la población polinesia era de aproximadamente 800. los científicos alemanes que trabajaban en países coloniales o semi-coloniales se comportaban como investigadores.razón por la cual Arning regresó inmediatamente a Europa. Su preocupación más importante era la propiedad de sus resultados científicos y su meta era publicar en prestigiosas revistas alemanas. De otra parte. Cuando Cook llegó al archipiélago. obstáculos y pequeñas tiranías desple gadas contra los leprologos. para entonces ser importado en forma de artículos de revista científica. importa señalar como la in vestigación científica se encontraba separada del control sanitario.83 Ahora bien. Por lo demás. puede decirse que Arning. Arning era un investigador. el caso de Keanu llegó a ser internacionalmente conocido y se esgrimió como evidencia del carácter infeccioso de la lepra. como cualquier otra mercancía. y los médi cos terminaban por dejar el cargo: Los muchos inconvenientes.000 hawaianos nativos.85 La lepra: una enfermedad "tropical" A juzgar por estudios arqueológicos.otros científicos intentaron estudiar la lepra en Hawai. en producir hallazgos y pu blicados en forma de artículos científicos en revistas especializadas.82 Después del médico alemán. las relaciones entre los investigadores y la junta sanitaria invariablemente se volvían tensas. tipo ideal que corres ponde principalmente a los científicos franceses. había solamente 48. corresponde al tipo del investigador definido por el historiador lewis Pyenson en oposición al funcionario cientí fico. 84 En este sentido.

sino que era transmitida por me dios hereditarios. Mouritz negaba la transmisión de la lepra a través del sexo. las potencias occidentales estimularon la inmigración china. seguidos por trabajadores japoneses. Gibson. creía que la "lepra era el cuarto estadio de la sífilis" y estaba convencido de que la enfermedad no era contagiosa. 87 Walter M. Las obsoletas costumbres sexuales de los hawaianos junto con las expectativas occidentales hicieron de los nativos vícti mas fáciles de las enfermedades venéreas. dormir. era incapaz de distinguir entre sífilis y lepra. y negaban que la lepra fuese transmitida a través de relaciones sexuales. un viajero de la Polinesia. Este inmenso descenso demográfico fue precipitado por la colonización occidental. y transformaron sus generosas costumbres en pros titución. en particular. vivir y casarse con leprosos. El escritor británico Robert Louis Stevenson. como una manera de detener la total despoblación de las islas. Por otra parte. había una fuerte tendencia a conectar la lepra con rasgos culturales especifícos de los hawaianos. el doctor Edward Hoffman. influenza.88 George L. entre otras. tos ferina. tales como comer. primer ministro de Hawai (1882-1887) y pre sidente de la junta sanitaria. Una amable chica isleña puede enton ces ir a la cama de un leproso con algo así como el mismo espíritu con el que en casa visitamos a los enfermos con folletos y libras de té. beber.89 Aunque quizás otros médicos en Hawai podían distinguir entre lepra y sífilis como dos entidades nosológicas diferentes. De otra parte. Por esta ra zón. afirmaba que el "veneno de la sangre sifilítica" jugaba un importante papel en el desarrollo de la lepra en Hawai. filipinos. tuberculosis e infecciones venéreas. Para él. los . responsabi1izaron a los inmigrantes chinos por la introducción de la enfermedad. Los primeros culíes chinos llegaron en la década de 1850. portugueses y otros. de acuerdo con informes de la época.86 La larga historia de confusión entre la lepra y la sífilis condujo a los colonizadores a acusar a los hawaianos de la propagación de la lepra. sin mostrar "ninguna aversión" y con "ignorante despre cio" por la enfermedad. Fitch. Cuando los colonos europeos y norteamericanos descubrieron le pra en Hawai. viruela. creo que sería juzgado como una suerte de caridad consolar su soledad. pero la asociaba con los hábitos sociales de los nativos. médico del hos pital de Kahili desde 1865. los occidentales in terpretaron como promiscuas las tradiciones hawaianas de hospi talidad sexual.con par cial ascendencia hawaiana. por las en fermedades portadas por los colonizadores: sarampión. médi co del leprosario de Molokai desde 1882 hasta 1884. atribuyó a estas prácticas sexuales el hecho de que la le pra se expandiera más rápidamente entre los hawaianos que entre los extranjeros residentes: Rehusar a un hombre es todavía considerado en muchas partes de la Polinesia como una más bien odiosa severidad en la mujer¡ y si un hombre está desfigurado.

. tales como el noruego. las llama das enfermedades "tropicales" tales como malaria.93 En el caso de la lepra hawaiana. 90 Al describir Mouritz estas prácticas a Robert Koch en su visita a Hawai en 1909. puede permitírseme decir que la enfermedad no solamente fue originada. quien recibió en 1902 el premio Nobel por su investi gación sobre la relación entre la malaria y el mosquito. Como el historiador Michael Worboys ha señalado. no meramente de la su perficie del cuerpo . en climas calientes que en fríos¡ las excepciones de Noruega y New Brunswick son comparativamente menores en pro porción a las poblaciones leprosas del mundo tropical. y definiendo la le pra como "tropical". Ross propu so un modelo holístico de salud pública para las colonias. donde la lepra había sido endémica: es una enfermedad causada en su más temprana insipiencia por una desmoralización del sistema por suciedad. pero en cambio. que supuestamente pertenecía al pasado distante. 92 De una enfermedad olvidada. consis tente en el . propia de pueblos racialmente inferiores. peste y fiebre amarilla estuvieron tan presentes en Europa y Norte América como han estado en los trópicos.extranjeros que adquirían la lepra eran aquellos que habían estado "en contacto particularmente promiscuo. una enfermedad "tropi cal". describiéndola en términos de corrup ción física. como resultado del imperialismo económico.. Una disciplina científica llamada "medicina tropical" emergió a finales del siglo XIX. como los europeos y los norteame ricanos parecían no adquirir lepra. Éste fue el caso del científico británico Ronald Ross. Los europeos veían las poblaciones indígenas como menosvulnerables porque disfrutaban de la buena salud del ubuen salvaje". ésta se convirtió definitivamente en la enfermedad del "otro". Los colonizadores europeos tempranas tendían a ver los trópicos como peligrosos para "el hombre blanco" debido a su mayor susceptibilidad a las enfermedades "tropicales". Aun que esta visión cambió luego. análogos a las versiones medievales. y sobre todo. la idea de una mayor susceptibilidad para los blancos condujo a algunos científicos coloniales a diseñar un proyecto teórico general de salud pública para prevenir la expan sión de las enfermedades. sino que ha pros perado mejor. cólera. olvidando obvios ejemplos no tropicales. hasta donde mis lecturas alcanzan. el prominente bacteriólogo alemán habría expresado su escepticis mo acerca de las probabilidades de erradicar la enfermedad en las islas. quizás.. sino de la sangre ..91 Gibson también escribió sobre la lepra en su informe a la asamblea legislativa de 1886. debido a los desarrollos de la biología y de la historia natural. la lepra se convirtió a finales del siglo XIX en una enfermedad que rara vez sufrían los occidentales. en una gran medida por una condición degradada de vida. o por satisfacción excesiva de la naturaleza animal en un climatropical pues. pero de la sangre envenena da. amistoso e íntimo con los hawaianos". pero también. político y cultural.

cabeza de la misión presbiteriana en Honolulu.97 De cualquier manera. el terror a la lepra alcanzó límites de histeria. descuidando la necesidad de un programa de salud pública para la población en general. incapaces de cuidar de sí mis mos.96 El padre Damien se convirtió en un moderno héroe católico. en particular de los ingleses. 1889. comparable con aquellos devotos medievales consagrados a los leprosos. el Fondo Nacional para la Lepra en memoria del . condujo a las autoridades coloniales a justificar y a poner en práctica una po lítica de segregación. la ignorancia acerca del modo de transmisión de la lepra. como en la sociedad medieval. se transformó en un ataque a los únicos vectores conocidos de in fección de la lepra: los pacientes mismos. fortaleció la visión de los hawaianos como salvajes. el resultado de alguna forma de tras gresión de las normas. y atribuyó su enfermedad a su descuido y a sus vicios. después de más de veinticinco años de vida en Hawai. en un ejemplo más de la vieja asociación entre lepra y relaciones sexuales. este hecho era visto como su responsabilidad personal. a Europa y a los Estados Unidos. el reverendo Charles McEwen Hyde. hacia la lepra y sus víctimas. es decir. Pero cuando el padre Damien anunció a su parroquia en 1885 que él también había contraído la enfermedad. y su muerte llegó a ser un evento significativo en la historia de la lepra. En el mismo año del fallecimiento de Damien. Molokai. crearon. funciona rios coloniales del imperio británico declararon que la lepra era un "peligro imperial". provocando una preocupación considerable acerca de la posibilidad de que la enfermedad se extendiera desde Hawai a otras colonias. la construcción del mito de Damien de Molokai. como un robusto y paternal héroe europeo.95 El modelo que se había aplicado exitosamente para controlar otras enfermedades "tropicales". el 15 de abril de 1889. hubo también contradictores: tres meses después de la muerte del sacerdote. Si ocasionalmente los occidentales desarrollaban la enfermedad. La lepra: un "peligro imperial" Las primeras noticias acerca del rápido incremento de la lepra en Hawai fueron diseminadas pronto. sugirió en una carta que Damien no había sido un "hombre puro" en sus relaciones con las mujeres. Sin embargo. y dirigió la atención. suponía abolir la separación física de las residencias de los británicos y los nativos. Adicionalmente. Damien murió en Kalawao.mejoramiento sistemático de las condiciones sanitarias que beneficiaría a las dos poblaciones. 98 La imagen del deceso de un misionero católico que contrajo la temida enfermedad como resultado de su dedicación a los leprosos en las remotas islas Sandwich causó un inmenso efecto en el mundo "civilizado" de finales del siglo XIX. o como infantes.94 La lepra en Hawai estaba práctica mente confinada a los hawaianos nativos. Su propuesta. derrotada por el modelo reduccionista de Patrick Manson el "padre de la medicina tropical". física y cultu ralmente inferiores. con el apoyo del príncipe de Gales. el ataque a los agentes específicos de la enfermedad.

convencido de que la lepra era infecciosa. los europeos) habían cesado de mostrar inmunidad contra la enfermedad. especialmen te su concepto no-infeccioso y su política de oposición al confina miento de los enfermos. fue publicado en 1893.sacerdote católico y ordenaron una investigación acerca de la enfermedad. especialmente. Mouritz afirmaba que toda la historia de la lepra en las islas hawaianas desde su introducción hasta ese momento de rápida di fusión. sino que se requería de un contacto cercano con los enfermos. un segundo grupo de comisionados oficiales británicos visita ron la India durante un año para evaluar el estado de la enfermedad y para trazar políticas encaminadas a controlar su expansión. inte grado por el subsecretario para la India. inclu yendo la visión opuesta del comité especial. la segregación era innecesaria. Sin embargo. pero reiteró la conclusión del informe previo del Colegio Real de Médicos de Londres. según el cual la enfermedad no era tampoco contagiosa. algu na vez se pensó. publicado en 1867. ésta se expandía "de maneras y por medios desconocidos". quie nes afirmaban que la lepra no se contraía por casualidad. haciendo a éste el principal responsable por las "desastrosas consecuencias que han manado y continúan manando" del informe (ver el epígrafe de este capítulo). uno por el Colegio Real de Médicos y el otro por el Colegio Real de Cirujanos. con el caso bastante bien pregonado del infortunado padre Damien. En su informe de 1886 a la junta sani taria. Sus aprehensiones eran típicas del médico me tropolitano que suponía que la lepra era fácilmente adquirida y con trastaban con las creencias de los médicos coloniales en Hawai.100 El médico británico Sir Morell Mackenzie. estas hipótesis encon traron una prueba inesperada con la expansión de la enfermedad en Hawai y. El informe original de la comisión. El mayor temor de Mackenzie era que la lepra se propaga ría a Europa ya que los ingleses (quería decir. Este comité especial objetó el informe de la comisión de la lepra en la India.101 Mackenzie se refería sin duda al caso de Damien. El informe de la comisión británica de la lepra en la India desestimó la herencia como el origen de la lepra. probaba que . un delegado del comité ejecutivo del fondo y dos médicos.99 El Fondo Nacional para la Lepra eligió un comité especial para evaluar el informe. escribió en 1890 un ataque muy fuerte al infor me de 1867 del Colegio Real de Médicos de Londres. La comisión concluyó que la lepra no era una ame naza para el mundo occidental y que la declinación de la enferme dad en Europa había sido el resultado de una mejor higiene genera lizada y de una mayor prosperidad material. por tanto. En cualquier caso. Hansen y otros enunciaron teorías acerca de la lepra como una enfermedad infecciosa. "lo cual. era su privilegio" . pero no pudieron encontrar una confirma ción científica convencional desde el punto de vista del conocimien to bacteriológico de la época. Como resul tado. las dos opiniones apoyaron la noción de que la lepra era un "peligro imperial" y reforzaron las políticas de segregación. Exa minaron a dos mil pacientes de lepra y recibieron respuestas a un cuestionario cuidadosamente preparado por los médicos pertene cientes al Servicio Civil del Ejército de la India.

aquélla solamente podía ser explicada al reco nocerla como una enfermedad contagiosa que se propagaba de indi viduo a individuo. tendría su cul minación bajo el régimen nazi. los colonizadores franceses abrieron un asilo central para leprosos en Nueva Caledonia en 1893. y Jamaica ordenó la re clusión obligatoria de todos los leprosos pobres y vagabundos en 1896. incluyendo a la mayoría de sus pacientes. desinfección. como el tifo por ejemplo. 108 Como expliqué anteriormente. En 1897. los abogados del aislamiento riguroso encontraron un argumento más en su favor.103 Los eventos en Hawai desencadenaron un movimiento interna cional en favor de la organización de leprosarios y de la aprobación de legislación especial para controlar el inminente peligro de la le pra. educación sobre el tema para los maestros y el clero y entrenamiento en bacteriología para el médico encargado del distrito. Pero después de la muerte de Damien. el hallazgo sirvió de pretexto para destruir el hospital judío. Lituania) en 1893. cuando en 1941 los alemanes encon traron unos pocos casos de lepra en el getto de Kovno. La mayoría de los médicos y de los gobiernos se "convirtió" a la teoría microbiana de la lepra sin una comprensión clara de su modo de transmisión. Como escribió Mouritz: Cuando el padre Damien cayó víctima de la lepra y más tarde su cumbió a la enfermedad¡ su muerte semi trágica creó un cambio marcado y revulsión en las opiniones previamente mantenidas acerca de la no contagiosidad de la lepra. los estados malasios aprobaron una ordenanza de prevención de la le pra 1893.102 En ausencia de una teoría conclusiva de la infección. el gobierno de Prusia del Este comenzó a segregar leprosos pobres en el Distrito Báltico de Memel (hoy llamado Klaipeda. la conferencia recomendó la notificación obligatoria y la segregación de pa cientes como el único método posible para enfrentar la enferme dad. viajó personalmente a Memel para atender el problema de la lepra y recomendó el aislamiento obligatorio de los enfermos en leprosarios. desde 1891 jefe del Instituto Prusiano de En fermedades Infecciosas. Sin embargo.106 La preocupación del gobierno prusiano en relación con la lepra condu jo a la celebración del Congreso de la Lepra en Berlín en 1897.105 Robert Koch.104 Varios países sancionaron leyes para segregar a los leprosos: en Sur África se aprobó la ley de represión a la lepra en 1892. 107 Esta actitud extremista en relación con la lepra y con mu chas otras enfermedades. que declaró a la enfermedad virtualmente incurable y proclamó que cada leproso era un peligro para su entorno. el médico militar prusiano Martín Kirchner viajó a Rusia para evaluar el problema de la lepra y conformó una red de estaciones de monitoreo bacteriológico. los científicos reunidos en Berlín alentaron a que se emulara el modelo noruego para controlar la expansión de la lepra. las colonias y muchos países independientes donde la lepra era endémica . En consecuencia. la segrega ción como política de control había sido practicada durante el siglo XIX en formas diversas. más o menos violentas.

110 La ley indonesia declaró en 1907 que la lepra era infecciosa y ordenó el registro obligatorio de la enfermedad y el aislamiento de los lepro sos en colonias agrícolas. 112 En el verano de 1895. creía que la lepra se estaba incrementando. mientras que en sólo nueve años. los inmigrantes chinos y mexicanos fueron culpados de introducir la enfermedad en esos países. pero los pacientes disfrutaban de com pleta libertad de movimiento. procedimiento que los enfermos trataban de evitar como mejor podían. especialmente en países con comunidades médicas orga nizadas o con presencia de la medicina occidental. si no de cientos de miles de personas en los Estados Unidos. para ser temida mucho más que la fiebre amarilla o el cólera. así como el público en general. Por lo tanto. Basta una breve mirada a algunas cifras y datos para comprobado. 16 artículos sobre lepra fueron publicados en revistas médicas cubanas. 111 En Canadá y en los Estados Unidos. pero desde esta fecha en adelante. el modelo se redujo a poner en vigor la segregación en los leprosarios. tales como la expansión del imperialismo europeo en el siglo XIX y el descubrimiento de lepra endémica en los territorios coloniales. algunos gobiernos rechazaron la política de se gregación rigurosa. o se cura en pocos días. entre 1890 y 1899. fundó su primer leprosario en 1901. que era altamente contagiosa y que repre sentaba una seria amenaza a la civilización. La mayoría de gobiernos. una política de estricta segregación les resultaba por supuesto inútil. Como los etíopes creían que la lepra era una enfermedad heredada mandada por Dios. muchos médicos. ciertas concepciones medie vales revivieron con gran fuerza y se convirtieron en la representa ción dominante de la enfermedad. está aho ra cara a cara de los americanos en la incurable y repugnante enfer medad de la lepra. 113 A pesar de todo. En los 30 años comprendidos entre 1860 y 1890. Debido a circunstancias históricas. aparecieron doce trabajos sobre la enfermedad. A finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. lenta muerte en vida. 114 Pero se tra taba de una minoría. funcionarios oficiales y público en general se dedicaron a buscar lepra y encontraron casos auténticos o falsos en muchas partes. el jefe de sanidad de ese país examinó alrededor de cuaren ta o cincuenta supuestos leprosos entre los Maoríes. para confir mar el diagnóstico en sólo dos de ellos. Hubo muy pocas referen cias a la lepra en Nueva Zelanda entre 1854 y 1890. Una horrible. 109 En Cuba surgió un nuevo interés por la lepra en este período. por ejemplo. los médicos hallaron numerosos casos hasta que en 1902. bajo las cuales el indi viduo o bien sucumbe rápidamente. El gobierno de Etiopía.carecían de las condi ciones sociales y políticas de gobiernos locales autónomos y los mé dicos escaseaban. Algunas de estas . el periódico Cincinnati Commercial-Gazette publicó un artículo bajo el título de "La amenaza de la lepra" en el cual se aseguraba: Un peligro terrible y en constante crecimiento amenaza las vidas de decenas de miles.

sino que aumentaba el deseo sexual. impuso políticas de aislamiento obligatorio de los pacientes de lepra. Aún siendo Colombia una república. a los leprosos como insanos y sádi cos. típicas ideas medievales. la investigación acerca de la dolencia fue realizada por científicos visitantes extranjeros que carecían de lazos culturales con la población afectada y que estaban ante todo interesados en hacer avanzar sus propias carreras científicas y regresar a sus países de origen con artículos científicos origi nales.nociones eran populares populares aún en los años treinta del siglo XX. También comunicaba la versión de que la lepra no solamente se contagiaba a través de las relaciones íntimas. tal como fue impuesta en Hawai. 115 Escribiendo en 1938. las decisiones en esta materia estuvieron en manos de médicos no nativos para quienes la lepra era típica mente la enfermedad del "otro". Anthony Weymouth describía a los leprosos de Molokai como inmorales. descripciones comunes de los leprosos en la Edad Media. fue re comendado por el Primer Congreso Internacional de la Lepra. puesto que deseaban transferir su infección a otros. En Noruega.116 Los dos casos quizás más conocidos de lucha contra la propaga ción de la lepra en el siglo XIX fueron el modelo nacionalista de Noruega y el modelo colonial y racista de Hawai. los propios médicos noruegos se encargaron del estudio de una enfer medad que padecían sus compatriotas y de trazar las medidas sani tarias correspondientes que luego pondrían en práctica los comités locales de salud. De esta manera. produjo un movimiento mundial por la crea ción de leprosarios para segregar pacientes de lepra. . en 1933. La legislación de salud pública era discutida en el parlamento y las localidades tenían una amplia participación. El modelo sanitario y epidemiológico noruego que fue consi derado exitoso en controlar la expansión de la enfermedad. Como explicaré en el resto de este trabajo. razón por la cual se segregó a los leprosos en una isla lejana. borrachos y sexualmente indulgentes. Por ejemplo. antes que el modelo nacionalis ta para combatir la lepra. la construcción de la lepra como una enfer medad infecciosa a finales del siglo XIX. De esta manera se construyeron hospitales distritales. el autor Paolo Zappa se refería. la difusión del modelo implicó la adopción de sólo uno de sus rasgos: la segregación de pacientes. En Hawai. y el imperialismo político. Por lo demás. en vez de leja nos lazaretos para ocultar a los enfermos. debido a particulares condiciones sociales y políticas. la estrategia de aislamiento que se adoptó parangonó el modelo colonial racista. por el contrario. Aunque también en No ruega se produjeron abusos y se impuso el aislamiento obligatorio. aconsejado por los médicos. económico y cultural. la estructura democrática de la sociedad permitía que los pacientes pudiesen presentar sus quejas y sus derechos fuesen respetados. Colombia fue uno de los casos en los cuales el gobierno nacional. Sin embargo.

Through the Leper-Squint: A Study of Leprosy from Pre-Christian Times to the present Day (London: Selwyn and Blount. 68 1938). 44 (4): 691-726. Mouritz.94-96. Leprosy. Mouritz. pp.40. Stallard's Report". Racism. Arthur A. p. Leprosy. paternoster House. Stallard. McBride. Gussow. 64 Ver la autobiografía de Ambrose K. Mulhane. p.313-19. "A Personal Experience: Thirteen Years" 66 Residence and Labor Among the Lepers at Kalauwao".H. The Path of the Destroyer.316-17.58 Gussow. en Mouritz.157-160.B.295312. 61 '"Act to Prevent the Spread of leprosy. en Mouritz. en p.703.204-207.210.B5-B6. pp. Leprosy. pp.79. 1865". 65 Ibid. Rogers y Muir. pp. en p. The Path of the Destroyer. "Blessed Damien of Molokai: The Critical Analysis of Contemporary Myth" .702. Catholic Priest.697. "Report of Her Majesty Queen Kapiolanl's visit to Molokai. pp.211228 67 Moblo. Rev.. The Path of the Destroyer. p..L . 72 Mouritz.70-82.H. "Blessed Damien of Molokai: The Critical Analysis of Contemporary Myth".170. 1884. Leprosyand the Charity of the Church (Chicago: D. "Dr.St. The Path of the Destroyer. Joseph Damien. 32.63. p . 62 63 Rogers y Muir. en Ibid.88.M. pp.R. Princess 69 Liliuokalani".. The Path of the Destroyer. especialmente pp. Racism. pp. 1896). p. p. and Public Health. 59 Pennie Moblo. pp. Leprosy. M. and Publie Health. 71 J. 1916).41. Anthony Weymouth. p. . en Ibid. Rev. pp. by H. 70 Mouritz.H. Hutchíson en. The Path of the Destroyer. Mouritz. July.34. LW. 1997. 59. pp. The Path of the Destroyer: A History of Leprosy in the Hawaiian Islands and Thirty Years Research into 60 the Means by Which It Has Spread (Honolulu Honolulu Star -Bulletin Press. Ethnohistory.302.

Raeism. 1885. H.326-7. 78 "Report of Dr. Quipu. en Mouritz. Edward Arning". 1889. 1985. Weindling.. 1889. ver: Ibid. Leprosy. 12 (134): 337-8.325-26. 1985) . 85 Revista Médica. pp. "Appendix 1. . Colonizing the Body: State.. Racism. Juan de Dios Carrasquilla. pp.343. Revista Latinoamericana de Historia de las Ciencias y la Tecno logía. p. David Arnold. 1886). and Epidemic Disease in 74 Nineteenth Century India(Berkeley: University of California Press. pp. H. Edward Arning" . 1900-1930 (New York: Lang. sobre el tema de la 77 inoculación. pp. Ibid. p. 79 "Copy of the Correspondence between the Board of Health and Dr Edward Arning". and Publie Health. 13 (137l: 473·4 (nota). The Path of the Destroyer. "Blessed Damien of Molokai: The Critical Analysis of Contemporary Myth". p.38884 393. Y Mouritz. Nov. Appendix to the Report on Leprosy of the President of the Board of Health to the 76 Legisiative Assembly of 1886 (Honolulu: Re. "Copy of the Correspondence between the Board of Health and Dr. pp.73 Gussow. pp.346 -355. La práctica de realizar experimentación científica en criminales condenados a muerte 75 y en prisioneros llegaria a su máxima y más aberrante expresión en la Alemania nazi.1.341-342. Advertiser Steam Print.329.140.154.. en: Mouritz. 1993). Rogers y Muir. 14th. Leplosy.. xiii-xlv. and Public Health. Epidemics and Genocide in Eastern Europe. 82 83 Mouritz.106-7. "Functíonaries and Seekers ín Latín America: Míssionary Díffusíon of the Exact Scíences. The Path of the Destroyer.I" November 14th. 80 Ibid . 1885". Ibid.697-698. Honolulu.. Edward Arning". p.. en op. Lewis Pyenson. The Path of the Destroyer. ver también: Gussow. Medicine. 2 (3): 387-420. pp.40-41.96-99. pp. 81 Moblo.111. pp. p. 1850-1930". ver también: Lewís Pyenson. Report by Dr Edward Arning Honolulu.320·340. y "Naturaleza contagiosa de la lepra". "Disertación sobre la etiología y el contagio de la lepra". Leprosy. Cultural Imperialism and Exact Sciences: Cerman Expansion Overseas.. en pp. "Report of Dr.

Grave (Honolulu. 97 Weymouth. ver también: Weymouth. pp. Report of the President of the Board of Health to the legislative 88 Assembly of 1886 on leprosy (Honolulu. Published for the Executive Committee of the National Leprosy Fund (London: William Clowes and 99 Sons. . Para un completo análisis de la construcción del mito de Damien. Travels in Hawail. ver: Ibid. 1886). "The Emergence of Tropical Medicine: A Study In the Establishment of a Scientific Specialty".175-201. pp. and Public Health.22.194-195. pp. la lepra de Damien había comenzado probablemente diez u once años antes de su primer 96 anuncio. pp.84. Through the Leper-Squint. Report of the leprosy Commission to India. "Blessed 98 Damien of Molokai: The Critical Analysis of Contemporary Myth".234-249. y Gussow. por Terence Ranger y Paul Slack (Cambridge: Cambridge University Press. pp. 87 Robert Louis Stevenson.29. Epidemics and Ideas: Essays on the Historical Perception of Pestilence. Michael Worboys. leprosy.389-390. ed. 1973).80.66-67. and Public Health.168. pp. en pp.90-91.38. "Hawaiian Depopulation". Perspectives on tne Emergence of Scientific 93 Disciplines.95. 90 Ibid . 91.167. pp. Racism. "Hawalian Depopulation as a Model for the Amerindian Experience".: Daily Bulletin Steam Printing Office. De acuerdo con el doctor Mouritz quien examinó al sacerdote. 1992). The Path of the Destroyer. by A.I.58-59 y 112-113. ver: Moblo.81. 95 Sobre la visión reduccionista de la medicina tropical británica. pp. pp. Rogers y Muir.153·183. pp. 89 Mouritz.169. 86 ed. Mouritz. p.. p.106-107. 93. pp.. 1893). en pp. H. citado por Crosby. 92 Gibson.. pp. Through the Leper-Squint. The Path of the Destroyer. p. (Mouton: Maison des sciences de l'homme. ver también: Mouritz. pp. 96 n. pp. Gibson. Crosby. 1976). Racism. 54-58. leprosy.691726. Walter M. 94 Ibid. ed. Report af the President. Sobre el padre Damien. 91 Ibid. 1890-1891. por Gerard Lemaine et al..29. 10 Gussow.176-78.Alfred W.75-98. p. p. The Path of the Destroyer. p. 197. leprosy.

and Public Health. sobre el caso de Malasia. p.174. Leprosy. pp. 11 Paolo Zappa. Leprosy and the Charity. 11 Richard Pankhurst. p. The Path of me Destroyer.282 10 John Z. 1890-1945.114-5. 1933). Journal of the Polynesian Society. 10 Weunding. 10 Weindling. en p.186. January 1st 1886. p. pp. González Prendes. 118-129. "Special Report of Arthur Mountz. . Epidemics and Genocide in Eastern Europe. pp.97.229-231. 263. M.614. Joshua-Raghavar. Medical History. Present and Future (Montfort Boys: Batu Siga. Rogers y Muir. 11 Zuiderhoek. 1963). "The History of Leprosy in Ethiopia to 1935".370. Racism. The Dreadful Revival of Leprosy. p43 10 Currie.103. 1984. pp. 1988. 11 Miguel A.38..357-380. en pp. Epedemics and Genocide in Eastern Europe. 10 10 10 Gussow. en Mouritz. Selangor.135-7. en p. Physician to the leper Sethlement and Island of Molokai. 10 112. Leprosy in Malaysia: Past. pp. p. p. Ackerknecht. Finlay". "Resolutions Adopted by the Berlin Conference of 1897".92-5 Weymouth. pp. ver: A. 1965). Ibid. pp. Historia de la lepra en Cuba (La Habana: Museo Histórico de las Ciencias Médicas "Carlos J. History and Ceography of the Most Important Diseases (New York: Hafner Publishing C . p.71. 28: 57-72.43.10 . Unclean! Unclean! translated by Edward Storer (London: Dickson.4.1361. p. 11 Erwin H. 1983). 1980-1945.D". Montgomerie.98. 97 (2): 115-152. Mackenzie. 11 Citado por Mulhane. 'Leprosy in New Zealand'. Through the Leper-Squint. "The Approach to the Leprosy Problem". Leprosy..

o enfermedad china. por ello. el médico alemán William Hillebrand. cuando varios países europeos y los Estados Unidos se encontraban en plena competencia por la in fluencia política y económica en Hawai (entonces conocido como las islas Sandwich). Capítulo 3 Autores: Hawai: colonialismo y lepra Mientras los médicos noruegos se afanaban con sus pacientes de lepra.11 Weymouth. Ante la emergencia. en su informe anual del Hospital de la Reina. luego. la enfermedad se convertía en un problema internacional. fecha en la que se convirtió en territorio de los Estados Unidos. También se estableció que cualquier persona sospechosa de estar infectada debería ser . p. Esta ley ordenó reservar un terreno de propiedad del gobierno para erigir un establecimiento que asegurara la absoluta reclusión de los leprosos y autorizó la fundación de un hospital para el tratamiento de los pacientes cuya enfermedad se encontrase en los estados inci pientes. 60 El brote de lepra en Hawai causó gran alarma entre las poblaciones europeas y norteamericanas que vivían en las islas. 58 La lepra no fue mencionada como una de las enfermedades que afligían a los habitantes de Hawai cuando. Through the Leper-Squint.59 En diciembre de 1863 tuvo lugar. en la república de Hawai de 1894 a 1900. la mayoría de cuyos miembros no era nativa. en una reunión de la junta sanitaria. Hawai se convirtió primero en el cuasi independiente reino de Hawai de 1840 a 1894 y. y en febrero de 1864 algunos médicos informaron a la junta que la lepra ya se estaba propagando a las otras islas. pasando a ser en 1959 uno de los estados de ese país. la primera discusión oficial de lo que Hillebrand llamó lepra oriental. fue establecida una junta sanitaria en 1850.159. Hawai fue objeto de varias transformaciones políticas: de una monarquía nativa. el contagio y el origen primero de la enfermedad. en abril de 1863. la junta sanitaria. el mundo occidental descubrió allí una dolencia que habría preferido olvidar: la lepra. se estaba extendiendo rápidamente desde que había sido introducida por los chinos en 1848. en enero de 1865. Sin embargo. Siguiendo un patrón colonial típico. la idea de que la enfermedad venía de China fue negada cuando los hacendados del azúcar empezaron a depender de mano de obra china. reportó que una nueva enfermedad que los hawaianos llamaban mai pake. A comienzos de la década de 1860. uno de los más importantes. entonces se dijo que la lepra había existido siempre en las islas. aprobó una ley para detener la expansión de la lepra. Empero. se decidió adelantar un censo de leprosos y se solicitó a los doctores Hillebrand y Edward Hoffman que procedieran a estudiar las cuestiones de la herencia.

867% al 1. fueron enviados a la colonia de leprosos en Molokai. para confinar a aquellos cuya lepra fuese ya incurable. las casas eran pequeñas chozas húmedas. separa da del resto de la isla por una barrera de montañas. se abrió el hospital Kahili. sin embargo. situado aproximadamente a dos millas de Honolulu. y para servir como lugar de detención temporal de los casos más avanzados.62 De 1870 a 1894. des cribió el "lado patético" de su vida como "paria condenado y prisio nero" en las espantosas condiciones de la colonia. hizo que la junta sanitaria enviara apósitos para cirugía y que mejorara la alimentación y eri gió una escuela que comenzó a funcionar con cerca de cuarenta niños. la mayoría de ellos hawaianos nativos. también afectado por la lepra.64 Arthur A. la tasa de mortalidad era alta y no había medicinas ni servicio médico. para recluir a los pacientes cuya enferme dad fuese todavía incipiente.188% del total de la población de Hawai.63 Ambrose Hutchison.800 individuos. Mouritz. los casos en la colonia aumentaron del 0.detenida por la policía y llevada ante la junta sanitaria. juez y maestro. comenzando por su arribo con otros leprosos a Kalaupapa (Molokai) en 1879. afirmaba que cincuenta años después de la fundación de11eprosario.65 El sacerdote católico belga Joseph Damien de Veuster. superintendente residente del leprosario de Molokai desde 1884 hasta 1897. consiguió madera del gobierno para construir casas nuevas.67 Para muchos hagiógrafos. más de 5. médico de la colonia de 1884 a 1887. las condiciones higié nicas generales eran deplorables. Si se compara con la incidencia de la lepra en Noruega. 61 A fina les de 1865. La junta también adquirió un terreno en una península del norte de la isla de Molokai.68 . médico. Damien no solamente hizo de enfermero. Las cir cunstancias del transporte de los enfermos eran tan duras que és tos con frecuencia perecían al llegar. El misionero belga parecía estar interesado en exagerar las adversidades de11ugar con el fin de aumentar su propia importancia y de mostrar que las me joras en la situación de los leprosos se debían sólo a su labor. los enfermos carecían de ropa para el invier no. y se determinó que las propiedades de los leprosos deberían pagar los gastos originados en el confinamiento. Desde 1866 a 1905. también recordaba las miserables condiciones del lugar: era un "cementerio para vivos". para ser abandonados en la costa rocosa sin comida ni abrigo. la situación del traslado de los enfer mos a Malokai era tan adversa como lo revelaba la descripción de Hutchison.23% en el año pico de 1856. mini mizando las acciones de la propios hawaianos y por supuesto de la junta sanitaria. han sido puestas en duda. puede deducirse que era alta la incidencia de la lepra en Hawai.66 Las patéticas descripciones de Damien. actitud que le granjeó enemistades con los funcio narios de la misma. quien llegó a Molokai en 1873 como sacerdote residente de la colo nia. que fue del 0. sino que construyó un aljibe para bombear agua fresca a la colonia.

Por esta época. Nueva York.74 El patólogo y bacteriólogo alemán Edward Arning fue comisionado por la junta sanitaria hawaiana para adelantar una investigación científica sobre la lepra. según el médi co inglés. Esta mortalidad era producida no por la lepra. comer con los dedos y fumar de la misma pipa con los leprosos. algunos ciudadanos que no eran médicos habían comenzado a practicar inoculaciones indiscriminadas. lo cierto es que sólo en 1879 la junta sanitaria comenzó a enviar médicos visitantes al leprosario. percibían la actitud hawaiana como un "ignorante desprecio" por los temores de los extranjeros y condenaban los hábitos de los nati vos consistentes en dormir en casas de una sola habitación. Incluso afirmaban que si los haoles (nom bre hawaiano para los blancos) tenían temor de la lepra. como "un mecanismo espe cial dirigido a ellos sólo para causar problemas e injusticias y para desbaratar sus hogares". las Hermanas de la Caridad del convento franciscano de Saint Anthony de Syracuse. 73 Experimentación.69 El primer grupo de enfermeras. según los blancos. la mortalidad anual de la colonia en 1883 era de 150 por mil. En reali dad. Stallard del Colegio de Médicos de Londres.71 En estas condiciones es comprensible que los enfermos temieran la segregación y rehusaran ser llevados a Molokai. y durante 1884 ésta se incrementó en un 25%. sino por la disentería que era resultado de la "pura negligencia". Mouritz reportó varias instancias de violentos episodios en los cuales pacientes de lepra respondieron con armas de fuego para evitar ser desterrados al leprosario. Los hawaianos rechazaban la política de segregación que veían como innecesaria y tiránica. después de la epidemia de viruela de 1853. algunos periódicos de la India también mencionaban que la vacuna contra la viruela que se aplicaba brazo a brazo podía transmitir enfermedades tales como sífilis y lepra.70 En 1884 era alta la tasa de mortalidad en Molokai. cinco años después fueron trasladadas a Molokai. cuando la reina Kapiolani inspeccionó la colonia en 1884. De acuerdo con el doctor J. todos ellos medios de propagación de la enfermedad. lo cual sugiere que éstas eran creencias extendidas. llegó al hospital Kakaako. Siguiendo la costumbre médica de la época de experimentar en humanos. Arning condujo varios experimentos para determinar .72 Los occidentales. los pa cientes de Molokai todavía solicitaban la presencia de un médico residente porque las visitas de los doctores eran tan cortas y apresuradas que "no se derivaba ninguna ventaja práctica de ellas".H. Sin embargo. por el contrario.Más allá del mito de Damien como el heroico misionero europeo en medio de "salvajes". en 1883. situado cerca de Honolulu. siendo diez veces más alta que la de cualquier otra comuni dad. podían regresar a sus propios países. inoculación y lepra en Hawai El público en general y algunos médicos atribuían a la práctica de la inoculación la rápida diseminación de la lepra en Hawai. llevando la linfa directamente de un brazo a otro sin precauciones higiénicas.

Arning condujo sus investigaciones en Hawai desde noviembre de 1883 hasta diciembre de 1885. y muchos asumie ron que su enfermedad había sido causada por las inoculaciones practicadas. llamado Keanu. Por un período de cerca de catorce meses.. especialmente con base en evidencia negativa. entre otras cuestiones. Por el contrario. algunos médicos se opusieron a esta in terpretación con el argumento de que no solamente Keanu tenía familiares leprosos. Arning examinó a Keanu regularmente sin que el convicto mostrara ningún signo de lepra. Arning investigó los antecedentes familiares de Keanu en busca de alguna "mancha le prosa" y examinó su cuerpo rastreando posibles síntomas clínicos de lepra. la mayoría de sus conclusiones eran negativas: No he tenido éxito ni una vez en obtener un cultivo independiente y puro del bacilo de la lepra . sino que había vivido con ellos en la misma casa. y su cultivo fuera del organismo vivo en medios artificiales. Keanu desarrolló lepra nodular.. y las prosi guió durante las cuatro semanas siguientes. 78 Arning se abstuvo de dar mayores detalles científicos a un comi té sanitario que no estaba conformado por científicos puesto que. No soy de la costumbre de /legar a conclusiones apresuradas.76 Con un permiso escrito de Keanu. El análisis de este caso resulta interesante no tanto por la relevancia científica del experimento mismo.el fin de evitar posibles objeciones acerca de la existencia de lepra hereditaria o de contaminación previa. terapéutica e higiénica. al permitir la operación. así como las causas de su expansión. cuya sentencia. Veinticinco meses después de comenzado el experimento. [Sin embargo] Los resultados negativos de todo este trabajo no son decepcionantes ni desprovistos de valor. el problema de la etiología de la lepra.si la inoculación transmitía o no la lepra. pero por analogía bien probada con enfermedades afines sabemos que el bacilo de la lepra es el factor etiológico de la dolencia. fue despedido por ésta de su cargo de investigador de la lepra y jamás pudo concluir su investi gación. aunque presentaba algu nos bacilos en la cicatriz. aquéllos . Sin embargo.77 Sin embargo. según sus palabras. cuando se produjo su destitución.Sin embargo. El estudio bacteriológi co incluía la búsqueda del bacilo en el aire. ana tómica.75 Con. Arning inició las ino culaciones con bacilos de lepra en septiembre de 1884. Estaba interesado en dilucidar. sino porque muestra las concepciones divergentes y los intereses opuestos de la junta sanitaria y del científico alemán en cuanto al control de la lepra. bacteriológica. funcionan como un estímulo para ulterior investiga ción. Arning no estuvo en condiciones de defenderse de estas acusaciones puesto que poco tiempo después de la presenta ción de su informe a la junta sanitaria. Arning notificaba a la junta sanitaria acerca de los resultados parciales de su investigación clasificada en clínica. el agua y la alimenta ción. En su informe. fue conmutada por prisión de por vida. Escogió a un prisionero condenado a muerte.

lo cual contradecía la versión del gobierno sobre la alta virulencia de la lepra. razón por la cual Arning regresó inmediatamente a Europa.79 Por lo demás. Mientras que el funcionario estaba más intere sado en la construcción de instituciones científicas en el extranjero para promover los intereses metropolitanos. que esperaba información más definitiva después de dos años de investigaciones costeadas por el gobierno hawaiano. pero la junta se limitó a ofrecerle un cargo como médico residente en Molokai. consideraba Arning. no han tendido a avanzar la estima o el entusiasmo de los médicos del mundo exterior hacia el estudio cien tífico de la lepra en Hawai. encontró el informe de Arning "incom pleto y falto de conclusiones". y los médi cos terminaban por dejar el cargo: Los muchos inconvenientes. Pyenson describe dos clases de "misioneros" de la ciencia en "tierras de infieles": el investigador está interesado ante todo en ha cer avanzar la causa del conocimiento.otros científicos intentaron estudiar la lepra en Hawai. interesado en la investiga ción científica "pura". el científico alemán no deseaba dar datos acerca de los enfermos de lepra que él había entre vistado y quienes todavía se encontraban en las islas sin ser detec tados por las autoridades. pero no para los pro pósitos de la junta sanitaria. Algu nos miembros de la profesión médica hawaiana solicitaron que la junta sanitaria reconsiderara su decisión y permitiera a Arning con tinuar sus investigaciones por dos años más. Por lo demás.82 Después del médico alemán. la junta deseaba devol ver la atención de los gobiernos extranjeros que habían respondido previamente a un cuestionario elaborado por el gobierno de las islas sobre el tema de la lepra.83 Ahora bien. las relaciones entre los investigadores y la junta sanitaria invariablemente se volvían tensas. En el modelo elaborado por Pyenson. obstáculos y pequeñas tiranías desple gadas contra los leprologos. Ésta era tarea de la policía. puede decirse que Arning.encontrarían su lugar en las publica ciones médicas especializadas. pero de acuerdo con Mouritz.81 Como resultado de estas opiniones opues tas sobre el papel y propósitos de la investigación científica sobre la lepra. opinaba que el grado de contagiosidad de la lepra y la tasa de mortalidad debida a ella no era mayor al encontra do en Europa. Arning era un . los científicos alemanes que trabajaban en países coloniales o semi-coloniales se comportaban como investigadores. la junta sanitaria prescindió de los servicios de Arning. en producir hallazgos y pu blicados en forma de artículos científicos en revistas especializadas. corresponde al tipo del investigador definido por el historiador lewis Pyenson en oposición al funcionario cientí fico. La junta.80 Además. tipo ideal que corres ponde principalmente a los científicos franceses. Arning respondió que el experimento no había concluido todavía: "probablemente me tomará muchos años más el poder llegar a conclusiones positivas". enviándoles en retribución toda la infor mación posible sobre la enfermedad en Hawai. 84 En este sentido. Por otra parte. no estaba dispuesto a entregar sus notas o especímenes porque ellos habían sido reunidos para su uso privado y para una "futura información científica y publicación".

Un siglo más tarde. tos ferina. Este inmenso descenso demográfico fue precipitado por la colonización occidental. importa señalar como la in vestigación científica se encontraba separada del control sanitario. De otra parte. Por esta ra zón. El escritor británico Robert Louis Stevenson. viruela. los occidentales in terpretaron como promiscuas las tradiciones hawaianas de hospi talidad sexual. filipinos. La prensa médica colombiana. Las obsoletas costumbres sexuales de los hawaianos junto con las expectativas occidentales hicieron de los nativos vícti mas fáciles de las enfermedades venéreas.000 hawaianos nativos. como una manera de detener la total despoblación de las islas. la junta sanitaria no pare cía muy familiarizada con las complejidades de la investigación cien tífica al esperar conclusiones demasiado pronto.000 habitantes. de acuerdo con un estimativo reciente. para entonces ser importado en forma de artículos de revista científica. seguidos por trabajadores japoneses. el caso de Keanu llegó a ser internacionalmente conocido y se esgrimió como evidencia del carácter infeccioso de la lepra. Las metas de salud pública o el de sarrollo de una tradición local de investigación sobre la lepra eran indiferentes para Arning. Cuando Cook llegó al archipiélago. De otra parte. en particular. Los primeros culíes chinos llegaron en la década de 1850.85 La lepra: una enfermedad "tropical" A juzgar por estudios arqueológicos. portugueses y otros. Por lo demás. sufrían de pocas enfermedades infecciosas. los habitantes de Hawai antes de la expedición del capitán James Cook en 1778. Cuando los colonos europeos y norteamericanos descubrieron le pra en Hawai.86 La larga historia de confusión entre la lepra y la sífilis condujo a los colonizadores a acusar a los hawaianos de la propagación de la lepra. más allá de los detalles de la controversia. como cualquier otra mercancía.investigador. por las en fermedades portadas por los colonizadores: sarampión. por ejemplo. incluyendo aquellos con par cial ascendencia hawaiana. la población polinesia era de aproximadamente 800. publicó en extenso las no ticias acerca de las inoculaciones de Arning y los debates que este evento generó a finales del siglo XIX. había solamente 48. las potencias occidentales estimularon la inmigración china. Sin embargo. Su preocupación más importante era la propiedad de sus resultados científicos y su meta era publicar en prestigiosas revistas alemanas. entre otras. El modelo colonialista que intentaba detener la expansión de la le pra suponía que el conocimiento científico fuera sancionado y he cho público en Europa. tuberculosis e infecciones venéreas. un viajero de la Polinesia. atribuyó a estas prácticas sexuales el hecho de que la le pra se expandiera más rápidamente entre los hawaianos que entre los extranjeros residentes: . y transformaron sus generosas costumbres en pros titución. responsabi1izaron a los inmigrantes chinos por la introducción de la enfermedad. influenza.

91 Gibson también escribió sobre la lepra en su informe a la asamblea legislativa de 1886. describiéndola en términos de corrup ción física. afirmaba que el "veneno de la sangre sifilítica" jugaba un importante papel en el desarrollo de la lepra en Hawai.89 Aunque quizás otros médicos en Hawai podían distinguir entre lepra y sífilis como dos entidades nosológicas diferentes. era incapaz de distinguir entre sífilis y lepra. pero de la sangre envenena da. en una gran medida por una condición degradada de vida. puede permitírseme decir que la enfermedad no solamente fue originada. había una fuerte tendencia a conectar la lepra con rasgos culturales especifícos de los hawaianos. el doctor Edward Hoffman. olvidando obvios ejemplos no tropicales. Por otra parte.. creía que la "lepra era el cuarto estadio de la sífilis" y estaba convencido de que la enfermedad no era contagiosa. vivir y casarse con leprosos. Una amable chica isleña puede enton ces ir a la cama de un leproso con algo así como el mismo espíritu con el que en casa visitamos a los enfermos con folletos y libras de té.. o por satisfacción excesiva de la naturaleza animal en un climatropical pues. pero la asociaba con los hábitos sociales de los nativos. dormir.Rehusar a un hombre es todavía considerado en muchas partes de la Polinesia como una más bien odiosa severidad en la mujer¡ y si un hombre está desfigurado. los extranjeros que adquirían la lepra eran aquellos que habían estado "en contacto particularmente promiscuo. sin mostrar "ninguna aversión" y con "ignorante despre cio" por la enfermedad. creo que sería juzgado como una suerte de caridad consolar su soledad. tales como comer.. de acuerdo con informes de la época. donde la lepra había sido endémica: es una enfermedad causada en su más temprana insipiencia por una desmoralización del sistema por suciedad. primer ministro de Hawai (1882-1887) y pre sidente de la junta sanitaria. Para él. hasta donde mis lecturas alcanzan.. sino que era transmitida por me dios hereditarios. sino que ha pros perado mejor. médi co del leprosario de Molokai desde 1882 hasta 1884. el prominente bacteriólogo alemán habría expresado su escepticis mo acerca de las probabilidades de erradicar la enfermedad en las islas. amistoso e íntimo con los hawaianos". 87 Walter M. Gibson. no meramente de la su perficie del cuerpo . beber. en climas calientes que en fríos¡ las excepciones de Noruega y New Brunswick son comparativamente menores en pro porción a las poblaciones leprosas del mundo tropical. y definiendo la le pra como "tropical". tales como el noruego. análogos a las versiones medievales. sino de la sangre . y negaban que la lepra fuese transmitida a través de relaciones sexuales. quizás. 92 . 90 Al describir Mouritz estas prácticas a Robert Koch en su visita a Hawai en 1909. Mouritz negaba la transmisión de la lepra a través del sexo. Fitch.88 George L. médico del hos pital de Kahili desde 1865.

derrotada por el modelo reduccionista de Patrick Manson el "padre de la medicina tropical". Ross propu so un modelo holístico de salud pública para las colonias. Adicionalmente. a . cólera. se transformó en un ataque a los únicos vectores conocidos de in fección de la lepra: los pacientes mismos. como en la sociedad medieval. consis tente en el mejoramiento sistemático de las condiciones sanitarias que beneficiaría a las dos poblaciones. quien recibió en 1902 el premio Nobel por su investi gación sobre la relación entre la malaria y el mosquito. peste y fiebre amarilla estuvieron tan presentes en Europa y Norte América como han estado en los trópicos. Una disciplina científica llamada "medicina tropical" emergió a finales del siglo XIX. Su propuesta. como los europeos y los norteame ricanos parecían no adquirir lepra. como resultado del imperialismo económico. que supuestamente pertenecía al pasado distante. el ataque a los agentes específicos de la enfermedad. ésta se convirtió definitivamente en la enfermedad del "otro". descuidando la necesidad de un programa de salud pública para la población en general. suponía abolir la separación física de las residencias de los británicos y los nativos. La lepra: un "peligro imperial" Las primeras noticias acerca del rápido incremento de la lepra en Hawai fueron diseminadas pronto. debido a los desarrollos de la biología y de la historia natural. la lepra se convirtió a finales del siglo XIX en una enfermedad que rara vez sufrían los occidentales. pero también. condujo a las autoridades coloniales a justificar y a poner en práctica una po lítica de segregación. Si ocasionalmente los occidentales desarrollaban la enfermedad.93 En el caso de la lepra hawaiana. provocando una preocupación considerable acerca de la posibilidad de que la enfermedad se extendiera desde Hawai a otras colonias. Los colonizadores europeos tempranas tendían a ver los trópicos como peligrosos para "el hombre blanco" debido a su mayor susceptibilidad a las enfermedades "tropicales". una enfermedad "tropi cal". Los europeos veían las poblaciones indígenas como menosvulnerables porque disfrutaban de la buena salud del ubuen salvaje". y sobre todo. propia de pueblos racialmente inferiores. político y cultural. Éste fue el caso del científico británico Ronald Ross. es decir.De una enfermedad olvidada. el resultado de alguna forma de tras gresión de las normas. la idea de una mayor susceptibilidad para los blancos condujo a algunos científicos coloniales a diseñar un proyecto teórico general de salud pública para prevenir la expan sión de las enfermedades. pero en cambio. Como el historiador Michael Worboys ha señalado.95 El modelo que se había aplicado exitosamente para controlar otras enfermedades "tropicales".94 La lepra en Hawai estaba práctica mente confinada a los hawaianos nativos. este hecho era visto como su responsabilidad personal. las llama das enfermedades "tropicales" tales como malaria. Aun que esta visión cambió luego. la ignorancia acerca del modo de transmisión de la lepra.

Este comité especial objetó el informe de la comisión de la lepra en la India. publicado en 1867. cabeza de la misión presbiteriana en Honolulu. fortaleció la visión de los hawaianos como salvajes. inte grado por el subsecretario para la India. con el apoyo del príncipe de Gales. especialmen te su concepto no-infeccioso y su política de oposición al confina miento de los . hacia la lepra y sus víctimas. el Fondo Nacional para la Lepra en memoria del sacerdote católico y ordenaron una investigación acerca de la enfermedad. ésta se expandía "de maneras y por medios desconocidos". Como resul tado. 98 La imagen del deceso de un misionero católico que contrajo la temida enfermedad como resultado de su dedicación a los leprosos en las remotas islas Sandwich causó un inmenso efecto en el mundo "civilizado" de finales del siglo XIX. comparable con aquellos devotos medievales consagrados a los leprosos. funciona rios coloniales del imperio británico declararon que la lepra era un "peligro imperial". como un robusto y paternal héroe europeo. uno por el Colegio Real de Médicos y el otro por el Colegio Real de Cirujanos. Exa minaron a dos mil pacientes de lepra y recibieron respuestas a un cuestionario cuidadosamente preparado por los médicos pertene cientes al Servicio Civil del Ejército de la India. después de más de veinticinco años de vida en Hawai. y su muerte llegó a ser un evento significativo en la historia de la lepra. Molokai. Pero cuando el padre Damien anunció a su parroquia en 1885 que él también había contraído la enfermedad. la construcción del mito de Damien de Molokai. La comisión concluyó que la lepra no era una ame naza para el mundo occidental y que la declinación de la enferme dad en Europa había sido el resultado de una mejor higiene genera lizada y de una mayor prosperidad material. y dirigió la atención. física y cultu ralmente inferiores. Damien murió en Kalawao. 1889. el reverendo Charles McEwen Hyde. la segregación era innecesaria.97 De cualquier manera. Sin embargo. en un ejemplo más de la vieja asociación entre lepra y relaciones sexuales. y atribuyó su enfermedad a su descuido y a sus vicios. hubo también contradictores: tres meses después de la muerte del sacerdote. sugirió en una carta que Damien no había sido un "hombre puro" en sus relaciones con las mujeres. el terror a la lepra alcanzó límites de histeria. crearon. En el mismo año del fallecimiento de Damien. o como infantes. un delegado del comité ejecutivo del fondo y dos médicos. según el cual la enfermedad no era tampoco contagiosa. El informe de la comisión británica de la lepra en la India desestimó la herencia como el origen de la lepra.Europa y a los Estados Unidos.96 El padre Damien se convirtió en un moderno héroe católico.99 El Fondo Nacional para la Lepra eligió un comité especial para evaluar el informe. el 15 de abril de 1889. incapaces de cuidar de sí mis mos. un segundo grupo de comisionados oficiales británicos visita ron la India durante un año para evaluar el estado de la enfermedad y para trazar políticas encaminadas a controlar su expansión. por tanto. pero reiteró la conclusión del informe previo del Colegio Real de Médicos de Londres. en particular de los ingleses.

103 Los eventos en Hawai desencadenaron un movimiento interna cional en favor de la organización de leprosarios y de la aprobación de legislación especial para controlar el inminente peligro de la le pra.100 El médico británico Sir Morell Mackenzie. los abogados del aislamiento riguroso encontraron un argumento más en su favor.104 Varios países sancionaron leyes para segregar a los leprosos: en Sur África se aprobó la ley de represión a la lepra en 1892. más o menos violentas. El informe original de la comisión. fue publicado en 1893. En su informe de 1886 a la junta sani taria. pero no pudieron encontrar una confirma ción científica convencional desde el punto de vista del conocimien to bacteriológico de la época. los europeos) habían cesado de mostrar inmunidad contra la enfermedad. En cualquier caso. Como escribió Mouritz: Cuando el padre Damien cayó víctima de la lepra y más tarde su cumbió a la enfermedad¡ su muerte semi trágica creó un cambio marcado y revulsión en las opiniones previamente mantenidas acerca de la no contagiosidad de la lepra. probaba que aquélla solamente podía ser explicada al reco nocerla como una enfermedad contagiosa que se propagaba de indi viduo a individuo. las dos opiniones apoyaron la noción de que la lepra era un "peligro imperial" y reforzaron las políticas de segregación.101 Mackenzie se refería sin duda al caso de Damien. El mayor temor de Mackenzie era que la lepra se propaga ría a Europa ya que los ingleses (quería decir. convencido de que la lepra era infecciosa. los estados malasios aprobaron una ordenanza de prevención de la le pra 1893. haciendo a éste el principal responsable por las "desastrosas consecuencias que han manado y continúan manando" del informe (ver el epígrafe de este capítulo). Sus aprehensiones eran típicas del médico me tropolitano que suponía que la lepra era fácilmente adquirida y con trastaban con las creencias de los médicos coloniales en Hawai. era su privilegio" .102 En ausencia de una teoría conclusiva de la infección. "lo cual. estas hipótesis encon traron una prueba inesperada con la expansión de la enfermedad en Hawai y. Sin embargo. La mayoría de los médicos y de los gobiernos se "convirtió" a la teoría microbiana de la lepra sin una comprensión clara de su modo de transmisión. algu na vez se pensó. inclu yendo la visión opuesta del comité especial. los colonizadores franceses abrieron un asilo central para leprosos en . la segrega ción como política de control había sido practicada durante el siglo XIX en formas diversas. sino que se requería de un contacto cercano con los enfermos. Mouritz afirmaba que toda la historia de la lepra en las islas hawaianas desde su introducción hasta ese momento de rápida di fusión. Pero después de la muerte de Damien.enfermos. especialmente. quie nes afirmaban que la lepra no se contraía por casualidad. con el caso bastante bien pregonado del infortunado padre Damien. escribió en 1890 un ataque muy fuerte al infor me de 1867 del Colegio Real de Médicos de Londres. Hansen y otros enunciaron teorías acerca de la lepra como una enfermedad infecciosa.

106 La preocupación del gobierno prusiano en relación con la lepra condu jo a la celebración del Congreso de la Lepra en Berlín en 1897. desde 1891 jefe del Instituto Prusiano de En fermedades Infecciosas. el médico militar prusiano Martín Kirchner viajó a Rusia para evaluar el problema de la lepra y conformó una red de estaciones de monitoreo bacteriológico. 16 artículos sobre lepra fueron publicados en revistas médicas cubanas. y Jamaica ordenó la re clusión obligatoria de todos los leprosos pobres y vagabundos en 1896. 111 En Canadá y en los Estados Unidos. entre 1890 y 1899. viajó personalmente a Memel para atender el problema de la lepra y recomendó el aislamiento obligatorio de los enfermos en leprosarios. tendría su cul minación bajo el régimen nazi. la conferencia recomendó la notificación obligatoria y la segregación de pa cientes como el único método posible para enfrentar la enferme dad. las colonias y muchos países independientes donde la lepra era endémica carecían de las condi ciones sociales y políticas de gobiernos locales autónomos y los mé dicos escaseaban. pero desde esta fecha en adelante. En consecuencia. los científicos reunidos en Berlín alentaron a que se emulara el modelo noruego para controlar la expansión de la lepra. el jefe de sanidad de ese país examinó alrededor de cuaren ta o cincuenta supuestos leprosos entre los Maoríes. como el tifo por ejemplo.105 Robert Koch. procedimiento que los enfermos trataban de evitar como mejor podían. para confir mar el diagnóstico en sólo dos de ellos. Sin embargo. el hallazgo sirvió de pretexto para destruir el hospital judío. 108 Como expliqué anteriormente. 109 En Cuba surgió un nuevo interés por la lepra en este período. que declaró a la enfermedad virtualmente incurable y proclamó que cada leproso era un peligro para su entorno. el modelo se redujo a poner en vigor la segregación en los leprosarios. funcionarios oficiales y público en general se dedicaron a buscar lepra y encontraron casos auténticos o falsos en muchas partes. Lituania) en 1893. Basta una breve mirada a algunas cifras y datos para comprobado. muchos médicos. Por lo tanto. 107 Esta actitud extremista en relación con la lepra y con mu chas otras enfermedades. los médicos hallaron numerosos casos hasta que en 1902. el gobierno de Prusia del Este comenzó a segregar leprosos pobres en el Distrito Báltico de Memel (hoy llamado Klaipeda. 112 En el verano de 1895. A finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. En los 30 años comprendidos entre 1860 y 1890. incluyendo a la mayoría de sus pacientes. el periódico Cincinnati Commercial-Gazette . educación sobre el tema para los maestros y el clero y entrenamiento en bacteriología para el médico encargado del distrito. desinfección. los inmigrantes chinos y mexicanos fueron culpados de introducir la enfermedad en esos países. Hubo muy pocas referen cias a la lepra en Nueva Zelanda entre 1854 y 1890. cuando en 1941 los alemanes encon traron unos pocos casos de lepra en el getto de Kovno. mientras que en sólo nueve años. En 1897.Nueva Caledonia en 1893. aparecieron doce trabajos sobre la enfermedad.110 La ley indonesia declaró en 1907 que la lepra era infecciosa y ordenó el registro obligatorio de la enfermedad y el aislamiento de los lepro sos en colonias agrícolas.

tales como la expansión del imperialismo europeo en el siglo XIX y el descubrimiento de lepra endémica en los territorios coloniales. Anthony Weymouth describía a los leprosos de Molokai como inmorales. También comunicaba la versión de que la lepra no solamente se contagiaba a través de las relaciones íntimas. Una horrible. Aunque también en No ruega se produjeron abusos y se impuso el aislamiento obligatorio. si no de cientos de miles de personas en los Estados Unidos. para ser temida mucho más que la fiebre amarilla o el cólera. típicas ideas medievales. 115 Escribiendo en 1938. algunos gobiernos rechazaron la política de se gregación rigurosa. En Noruega. o se cura en pocos días. descripciones comunes de los leprosos en la Edad Media.116 Los dos casos quizás más conocidos de lucha contra la propaga ción de la lepra en el siglo XIX fueron el modelo nacionalista de Noruega y el modelo colonial y racista de Hawai. que era altamente contagiosa y que repre sentaba una seria amenaza a la civilización. La mayoría de gobiernos. así como el público en general. una política de estricta segregación les resultaba por supuesto inútil. 114 Pero se tra taba de una minoría. en 1933.publicó un artículo bajo el título de "La amenaza de la lepra" en el cual se aseguraba: Un peligro terrible y en constante crecimiento amenaza las vidas de decenas de miles. En Hawai. Como los etíopes creían que la lepra era una enfermedad heredada mandada por Dios. fundó su primer leprosario en 1901. especialmente en países con comunidades médicas orga nizadas o con presencia de la medicina occidental. por ejemplo. la estructura democrática de la sociedad permitía que los pacientes pudiesen presentar sus quejas y sus derechos fuesen respetados. 113 A pesar de todo. puesto que deseaban transferir su infección a otros. en vez de leja nos lazaretos para ocultar a los enfermos. El gobierno de Etiopía. por . pero los pacientes disfrutaban de com pleta libertad de movimiento. La legislación de salud pública era discutida en el parlamento y las localidades tenían una amplia participación. Debido a circunstancias históricas. borrachos y sexualmente indulgentes. creía que la lepra se estaba incrementando. De esta manera se construyeron hospitales distritales. Por ejemplo. Algunas de estas nociones eran populares populares aún en los años treinta del siglo XX. ciertas concepciones medie vales revivieron con gran fuerza y se convirtieron en la representa ción dominante de la enfermedad. a los leprosos como insanos y sádi cos. bajo las cuales el indi viduo o bien sucumbe rápidamente. el autor Paolo Zappa se refería. lenta muerte en vida. los propios médicos noruegos se encargaron del estudio de una enfer medad que padecían sus compatriotas y de trazar las medidas sani tarias correspondientes que luego pondrían en práctica los comités locales de salud. sino que aumentaba el deseo sexual. está aho ra cara a cara de los americanos en la incurable y repugnante enfer medad de la lepra.

el contrario, las decisiones en esta materia estuvieron en manos de médicos no nativos para quienes la lepra era típica mente la enfermedad del "otro", razón por la cual se segregó a los leprosos en una isla lejana. Por lo demás, la investigación acerca de la dolencia fue realizada por científicos visitantes extranjeros que carecían de lazos culturales con la población afectada y que estaban ante todo interesados en hacer avanzar sus propias carreras científicas y regresar a sus países de origen con artículos científicos origi nales. El modelo sanitario y epidemiológico noruego que fue consi derado exitoso en controlar la expansión de la enfermedad, fue re comendado por el Primer Congreso Internacional de la Lepra. Sin embargo, la difusión del modelo implicó la adopción de sólo uno de sus rasgos: la segregación de pacientes, tal como fue impuesta en Hawai. De esta manera, la construcción de la lepra como una enfer medad infecciosa a finales del siglo XIX, y el imperialismo político, económico y cultural, produjo un movimiento mundial por la crea ción de leprosarios para segregar pacientes de lepra. Como explicaré en el resto de este trabajo, Colombia fue uno de los casos en los cuales el gobierno nacional, aconsejado por los médicos, impuso políticas de aislamiento obligatorio de los pacientes de lepra. Aún siendo Colombia una república, debido a particulares condiciones sociales y políticas, la estrategia de aislamiento que se adoptó parangonó el modelo colonial racista, antes que el modelo nacionalis ta para combatir la lepra.

58 Gussow, Leprosy, Racism. and Public Health, pp.B5-B6. 59 Pennie Moblo, "Blessed Damien of Molokai: The Critical Analysis of Contemporary Myth", Ethnohistory, 1997, 44 (4): 691-726. en p.697.

Rogers y Muir, Leprosy, p.40; Arthur A.St.M. Mouritz, The Path of the Destroyer: A History of Leprosy in the Hawaiian Islands and Thirty Years Research into 60 the Means by Which It Has Spread (Honolulu Honolulu Star -Bulletin Press, 1916). p. 32. 61 '"Act to Prevent the Spread of leprosy. 1865", en Mouritz. The Path of the Destroyer. p.34. Mouritz. The Path of the Destroyer. p.63; Gussow. Leprosy, Racism, and Publie Health. pp.94-96.

62

63 Rogers y Muir. Leprosy, p.41. 64 Ver la autobiografía de Ambrose K. Hutchíson en; Mouritz. The Path of the Destroyer. pp.204-207.

65 Ibid., p.210. Rev. Joseph Damien, Catholic Priest, "A Personal Experience: Thirteen Years" 66 Residence and Labor Among the Lepers at Kalauwao", en Ibid., pp.211228 67 Moblo, "Blessed Damien of Molokai: The Critical Analysis of Contemporary Myth" , pp.702- 703.

Anthony Weymouth, Through the Leper-Squint: A Study of Leprosy from Pre-Christian Times to the present Day (London: Selwyn and Blount, paternoster House, 68 1938), pp.157-160; Rev. LW. Mulhane, Leprosyand the Charity of the Church (Chicago: D.H. McBride, 1896), pp.79- 88. "Report of Her Majesty Queen Kapiolanl's visit to Molokai, by H.R.H. Princess 69 Liliuokalani". July, 1884, en Mouritz, The Path of the Destroyer, pp.295312, en p.302. 70 Mouritz, The Path of the Destroyer, p .170. 71 J.H. Stallard, M.B.L .. "Dr. Stallard's Report", en Ibid, pp.313-19, especialmente pp.316-17.

72 Mouritz, The Path of the Destroyer, pp.70-82, 59.

73

Gussow, Leplosy, Racism. and Public Health, pp.96-99; Rogers y Muir, Leprosy, pp.40-41.

David Arnold, Colonizing the Body: State, Medicine, and Epidemic Disease in 74 Nineteenth Century India(Berkeley: University of California Press, 1993), p.140. La práctica de realizar experimentación científica en criminales condenados a muerte 75 y en prisioneros llegaria a su máxima y más aberrante expresión en la Alemania nazi; Weindling, Epidemics and Genocide in Eastern Europe. "Appendix 1. Report by Dr Edward Arning Honolulu, H.1. Nov. 14th, 1885", Appendix to the Report on Leprosy of the President of the Board of Health to the 76 Legisiative Assembly of 1886 (Honolulu: Re. Advertiser Steam Print, 1886), pp. xiii-xlv. "Report of Dr. Edward Arning", Honolulu, H.I" November 14th, 1885, en Mouritz, The Path of the Destroyer. pp.320·340, en pp.326-7; sobre el tema de la 77 inoculación, ver: Ibid., p.329; ver también: Gussow, Leprosy, Raeism, and Publie Health, pp.106-7; Y Mouritz, Ibid., p.154. 78 "Report of Dr. Edward Arning", pp.325-26. 79 "Copy of the Correspondence between the Board of Health and Dr Edward Arning". en: Mouritz. The Path of the Destroyer. pp.341-342.

80 Ibid .. p.343. 81 Moblo. "Blessed Damien of Molokai: The Critical Analysis of Contemporary Myth". pp.697-698. "Copy of the Correspondence between the Board of Health and Dr. Edward Arning" .... pp.346 -355.

82

83 Mouritz, The Path of the Destroyer. p.111. Lewis Pyenson, "Functíonaries and Seekers ín Latín America: Míssionary Díffusíon of the Exact Scíences, 1850-1930", Quipu. Revista Latinoamericana de Historia de las Ciencias y la Tecno logía, 1985, 2 (3): 387-420, en op.38884 393; ver también: Lewís Pyenson, Cultural Imperialism and Exact Sciences: Cerman Expansion Overseas. 1900-1930 (New York: Lang, 1985) . Juan de Dios Carrasquilla, "Disertación sobre la etiología y el contagio de la lepra", 85 Revista Médica, 1889, 13 (137l: 473·4 (nota); y "Naturaleza contagiosa de la lepra", Ibid., 1889, 12 (134): 337-8.

Alfred W. Crosby, "Hawalian Depopulation as a Model for the Amerindian Experience", Epidemics and Ideas: Essays on the Historical Perception of Pestilence, 86 ed. por Terence Ranger y Paul Slack (Cambridge: Cambridge University Press, 1992), pp.175-201, en pp.176-78, 197. 87 Robert Louis Stevenson, Travels in Hawail. ed. by A. Grave (Honolulu, 1973), p.81, citado por Crosby, "Hawaiian Depopulation", pp.194-195.

Walter M. Gibson, Report of the President of the Board of Health to the legislative 88 Assembly of 1886 on leprosy (Honolulu, H.I.: Daily Bulletin Steam Printing Office, 1886), p.29; y Gussow, leprosy, Racism. and Public Health, p.95. 89 Mouritz, The Path of the Destroyer. pp. 54-58. 90 Ibid .. p.22. 91 Ibid., pp.58-59 y 112-113. 92 Gibson, Report af the President. p.29. Michael Worboys, "The Emergence of Tropical Medicine: A Study In the Establishment of a Scientific Specialty", Perspectives on tne Emergence of Scientific 93 Disciplines, ed. por Gerard Lemaine et al. (Mouton: Maison des sciences de l'homme, 1976), pp.75-98, en pp.80, 93. 94 Ibid., pp.84, 91, 96 n.38. 95 Sobre la visión reduccionista de la medicina tropical británica, ver: Ibid., pp.90-91. De acuerdo con el doctor Mouritz quien examinó al sacerdote, la lepra de Damien había comenzado probablemente diez u once años antes de su primer 96 anuncio. Mouritz, The Path of the Destroyer. pp.234-249. Sobre el padre Damien, ver también: Weymouth, Through the Leper-Squint, pp.153·183. 97 Weymouth, Through the Leper-Squint, pp.167.168. Para un completo análisis de la construcción del mito de Damien, ver: Moblo, "Blessed 98 Damien of Molokai: The Critical Analysis of Contemporary Myth", pp.691726. Report of the leprosy Commission to India, 1890-1891. Published for the Executive Committee of the National Leprosy Fund (London: William Clowes and 99 Sons, 1893), pp.389-390; ver también: Mouritz, The Path of the Destroyer. p.169. 10 Gussow, leprosy, Racism. and Public Health. pp.106-107; Rogers y Muir, leprosy, pp.66-67.

10

, Mackenzie. The Dreadful Revival of Leprosy. p.614. "Special Report of Arthur Mountz. M.D". Physician to the leper Sethlement and Island of Molokai, January 1st 1886. en Mouritz. The Path of me Destroyer. pp.357-380. en p.370. Ibid., p.174.

10

10

10

Gussow, Leprosy, Racism. and Public Health, pp.92-5

Weymouth, Through the Leper-Squint, pp.186, 263; Rogers y Muir, Leprosy, pp.103, 10 112; sobre el caso de Malasia, ver: A. Joshua-Raghavar, Leprosy in Malaysia: Past, Present and Future (Montfort Boys: Batu Siga, Selangor, 1983), p.43. 10 Weunding, Epedemics and Genocide in Eastern Europe, 1980-1945, p43

10

Currie, "Resolutions Adopted by the Berlin Conference of 1897", p.1361.

10

Weindling, Epidemics and Genocide in Eastern Europe, 1890-1945. p.282

10 John Z. Montgomerie, 'Leprosy in New Zealand', Journal of the Polynesian Society, 1988, 97 (2): 115-152, en pp.135-7. 11 Miguel A. González Prendes, Historia de la lepra en Cuba (La Habana: Museo Histórico de las Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay", 1963), pp.229-231. 11 Zuiderhoek, "The Approach to the Leprosy Problem", p.4.

11 Erwin H. Ackerknecht, History and Ceography of the Most Important Diseases (New York: Hafner Publishing C .. 1965), pp.114-5. 11 Citado por Mulhane, Leprosy and the Charity, p.38.

11 Richard Pankhurst, "The History of Leprosy in Ethiopia to 1935", Medical History, 1984, 28: 57-72, en p.71. 11 Paolo Zappa, Unclean! Unclean! translated by Edward Storer (London: Dickson, 1933). pp.97- 98. 118-129.

la política de segregación practicada en la Europa medieval había causado la extinción de la enfermedad en ese continente debi do a . por lo general con fundían los términos contagio e infección. Castañeda advertían a la So ciedad de Medicina de Bogotá que la lepra se estaba extendiendo rápidamente entre la población colombiana. para la comunidad médica sólo había una respuesta para el problema de la lepra: aislamiento. recomendaba la segregación de pacientes con estricta separación de sexos para impedir la expan sión de la enfermedad. Pero más allá de la discusión sobre su origen etiológico.54 Investigadores posteriores. los pacientes de lepra. aunque se desconocía el modo exacto de producirse la infección por que todos los intentos de inoculación a los animales o a los seres humanos habían sido infructuosos. eran decididos adver sarios de las teorías tanto de la infección como de la herencia. p. otro escritor enfermo de lepra. Capítulo 4. Simond sobre la pes te. el bacilo de Hansen. opues tos a las medidas de aislamiento obligatorio.56 Por lo tanto. uno de los pocos médicos de la Academia partidarios de la teoría de que la lepra se transmitía por herencia. los médi cos estaban de acuerdo en que la lepra era un problema serio. quienes se oponían a declarar la lepra como enfer medad infecciosa con el argumento de que no todos los que entraban en contacto con un enfermo se infectaban. Bernardino Medina y Gabriel J.55 Fuese infecciosa o he reditaria. que la lepra era una enfermedad infecciosa o microbiana en cuanto era producida por un agente específico. Juan David Herrera. Through the Leper-Squint. retornaron esta hipótesis y trataron de probada experimentalmente a mediados del siglo XX. En otras palabras. La lepra no era directamente contagiosa en el sentido en que lo eran la viruela o el sarampión. también argumentó contra la teoría de la infección. En 1886. como Guillermo Muñoz Rivas. pero si infectiva o infecciosa de una manera semejante a la malaria o a la fiebre amarilla. en las cuales operaba un agente de la infección o vector. la lepra era peculiar a ciertas regio nes debido a circunstancias geográficas y climáticas específicas. Para Pradilla. PARTE 2 Autores: Por lo demás.159.11 Weymouth. como se verá en el capítulo 7. Después de minuciosas observaciones. Carrasquilla se dio a la tarea de buscar el agente de transmisión de la lepra. Carrasquilla explicaría en 1905. 53 Inspirado en la investigación de P. Por ejemplo. Pradilla explicaba que la variedad de elefancia (algunos seguían usando este nombre) común en Colombia era endémica puesto que era producida por condiciones telúricas particulares. encontró el baci lo de Hansen en el intestino de las pulgas y creyó haber encontrado en la pulga el agente de transmisión de la lepra. teoría que presentó en el Tercer Congreso Científico Latinoamericano en Río de Janeiro en 1905.L. Luis Carlos Pradilla.

argumentaban desde el viejo punto de vista de la medicina neo-hipocrática que. No se trata de juzgar. la "cientificidad" o no de las prácticas médicas populares y empíricas del siglo XIX. los médicos profesionales ofrecían sus "específicos" en abierta competencia con los empíricos. consideraba que las enfermedades eran el resultado de una concatenación parti cular de causas. por lo tanto. los enfermos perdieron la batalla contra el aislamien to y contra la idea de que la lepra era una enfermedad infecciosa. Para poder mantener el paradigma bacteriológico. Los lazaretos o el mercado de los tratamientos Desde su fundación en 1870. Pero la lepra colombiana era endémica.que este tipo de lepra era "importada" de Asia. homeópatas. aunque se desconocía cómo. coexistía en Agua de Dios. se convirtió en lugar común entre la comunidad médica y entre el público que tenía acceso a esta in formación. la noción de que la lepra era producida por un microorganismo y se transmitía de individuos enfermos a sa nos. correspondían a un tiempo. el aislamiento todavía no era obligatorio. Uso el término "científico" en su connotación sociológica: los médi cos como grupo profesional excluían a otros y declaraban sus pro pias prácticas "científicas". para él. desde un punto de vista epistemológico. lugar favorito de los enfermos de lepra por sus aguas termales. un estudio detallado de la geografía de la enfermedad indicaría que la lepra no era la misma en Europa que en Colombia.59 Abraham Aparicio res pondía que el clima seco y ardiente de esa región actuaba como un freno para que se produjera la infección. la lepra europea había sido contagiosa antes que endémica. ansiosos por . La medicina era un asunto privado entre médico o curandero y cliente. como se ha visto. ex cepto la medicina científica. Aun así. Los leprosos continuaban llegando voluntariamente a los lazaretos. pues de otra manera no habría sanos en tales comarcas. Los enfermos de lepra.58 Cuando la segregación se hizo obligatoria a partir de 1890. lugar y paciente específico y que el clima y en general los factores atmosféricos eran cau sas de epidemias y de enfermedades. En este merca do. era completamente inútil. era preciso invocar nociones neo-hipocráticas para dar cuenta de hechos que la teoría microbiana dejaba sin explicar. oponiéndolas a otras que por definición se convirtieron en "no-científicas". el aislamiento de enfermos de lepra.57 Los pacientes ilus trados. ni en Agua de Dios se había presenta do un solo caso de infección en un siglo. como Pradilla. 61 Curanderos. yerbateros y empíricos abundaban en los lazaretos. De ahí que Pradilla insistiera en el estudio específico de la lepra en las condiciones geográficas y climáticas colombianas. más que de curación o de tratamiento. de acuerdo con Pradilla. los residentes de Agua de Dios objetaron las teorías infectivas con el argumento que ni en Tocaima. Hacia finales del siglo. todo tipo de prácticas médicas. hu yendo de vecinos hostiles y en busca de refugio para sus penas.60 Sin embargo.

Un tal Florentino Arias enterraba al enfermo hasta el cuello en una especie de sepultura y luego le daba un brebaje. la Junta de Beneficencia permitía a algunos médicos ensayar sus medicinas. Como curas milagrosas se ofrecían extra ños compuestos que contenían lagartos. otros recetaban amargo sulfuroso y una curandera boyacense vendía el hunza. teatina (Jonidium paroiflarum). tales como otoba (Myristica otoba). clavellina (Casalpinia pulcherima). estricnina. sin especificar qué sustancias contenía. en algunos casos. F. estos charlatanes que sólo buscaban ganancias fáciles huían una vez era demostrada su incompetencia. Marcelino Vargas. durante los siglos XVIII y XIX. pero murió de fiebre amarilla al año si guiente de su nombramiento. que se obtenía de las semillas de un arbusto (Taraktogenos kurzii) que crecía en Burma y en la India. su aplicación como aceite puro presentaba numerosas limitaciones. atoxil y tratamientos empíricos basados en plan tas nativas. El primer médico que tuvo Agua de Dios fue nombrado en 1879. Éste fue el caso de Francisco R. sin mayores resultados. Asia y África y los trasladaron a Europa difundiendo los usos y virtudes de las plantas.66 Al parecer. se medicaban ellos mismos y experimentaban con reme dios ofrecidos por los curanderos. gastando en tales tratamientos el poco dinero que poseían. frailejón silvestre. la medicina árabe en España usaba el chaulmugra para el tratamiento de la lepra desde por lo menos el siglo XIl. dio a conocer a los médicos británicos en 1854 este antiquísimo remedio hindú para la lepra. Sin embargo.70 EI chaulmugra fue el único remedio capaz. Durante un tiempo breve. De acuerdo con el testimo nio de Antonio Gutiérrez.69 En efecto. del Servicio Médico de Bengala. convirtiéndolas así en objetos de ciencia.68 La adop ción de este remedio por los médicos occidentales es para el histo riador uno de los casos que permiten desafiar los modelos difusio nistas de propagación del conocimiento científico desde Europa ha cia el resto del mundo. Mouat. cordoncillo. . numerosos viajeros naturalistas occidentales se apropiaron de di versos saberes locales indígenas en América. Con todo. almizclillo. los médicos profesionales no practica ban la medicina en los lazaretos.J. enfermo de lepra.62 Un señor Bermúdez de Simijaca ofrecía bermudina que contenía cu lebra. zábila.64 Los médicos profesionales recomendaban remedios como ictiol. a quie nes en 1880 la Junta asignó recursos para probar sus tratamientos en Agua de Dios. chi linchili y motua. hasta mediados del siglo XIX era generalizada la idea de que la lepra era incurable. de detener el progreso de la infección hasta la síntesis de las sulfonas hacia 1941. guaco (Mikania gua co). nastina.67 y los médicos japoneses lo empleaban desde comienzos del siglo XVIII. hasta cuando la medicina tradicional de la India le enseñó al mundo occidental las virtudes del aceite de chaulmugra. Por lo demás. reptiles (tratamiento reco mendado por médicos medievales) y otros enigmáticos remedios.63 A falta de mejores opciones. como generalmente suce día. pero residía en Tocaima y visitaba el lazareto únicamente dos veces al mes. Ardila y Mauritz Hoffman. Agua de Dios tuvo un médico residente que también era paciente de lepra.curarse. mangle rojo.65 La semilla Zoredia caridifolia servía para preparar una pomada para la curación de las úlceras y para lavados nasales.

anunciando el aisla miento del microbio del cólera asiático. Este experimento sólo pudo ser posible gracias a una colecta realizada entre los comerciantes de Bogotá. estaba el problema de su ad quisición puesto que había que importado. En su informe. con cuyos recursos este médico pudo proporcionar alimentos.Usado oralmente y como ungüento. quien vivía en esa ciudad. cónsul de Colombia en Nueva York. era nauseabundo en extremo y tenía que ser administrado du rante un largo período para obtener alguna mejoría. Márquez. Castañeda tuvo conocimiento del informe que el2 de febrero de 1884 Robert Koch dirigió desde Calcuta al gobierno alemán. pero el tema de los medicamentos tendía a ser pre sentado más como parte integral de una comprensión racional de las enfermedades. quien promovió el tratamiento racional de dioxibenzina. Castañeda se dedicó a experimentar un tratamiento para una enferma de lepra. se lo había hecho cono cer. aun si el aceite era aceptado sin dificultad. el aceite sólo producía mejoría en algunos pacientes. Durante su ensayo. como Daniel Gutiérrez Arango de Santander. Koch explicaba que no se habían podido encontrar animales que contrajeran el cólera para provocar en ellos artificialmente una enfermedad análoga y así probar que los bacilos encontrados . 71 Quince libras de chaulmugra fueron enviadas en 1880 a Agua de Dios por Lino de Pamba. era efectivo sólo en ciertos casos. Partidarios de la infección como modo de transmisión de la lepra. quien la difundió en los periódicos colombianos. la vieja creencia de que la lepra era incurable. Esta noticia lo llenó de optimismo. Anto nio J. los médicos co lombianos establecían sus relaciones privadas con una clientela a la cual ofrecían medicinas preparadas por ellos mismos. junto con un folleto escrito por él mismo en que resumía infor mación tomada de la prensa médica sobre las propiedades del acei te. comenzaron a proponer terapéuticas "racionales". En 1894 se co menzó a emplear el aceite en inyección.74 Por lo demás.73 Así como ocurría en otros países. los practican tes de la medicina profesional los oponían a los remedios "sin senti do" de los charlatanes que solamente producían desesperanza entre los enfermos. Estos escollos y los permanentes fracasos con remedios empíricos contribuyeron a mante ner durante mucho tiempo. que como el resultado de un proceso de ensayo y error. vino y medici nas a la enferma durante ocho meses.75 Aunque sin duda en estos casos también existía un interés pecuniario y estos tratamientos no necesariamen te eran más efectivos que las hierbas o los ungüentos.72 Márquez también envió la medicina junto con la información a Adriano Páez. pero en otros era completamente ineficaz o resultaba demasiado repulsivo para ser tolerado. pero el método era doloroso en extremo. Como se ha visto. tanto entre los médicos como entre los pacientes. con el fin de eliminar los "parásitos" alojados en su organismo. en su etapa no profesional. Estimulado por "los hechos demostrados por la escuela pas toriana". El interés por la terapéutica ciertamente no desapareció con la profesionalización de la medicina.

La Sociedad de Medicina del Cauca declaró que el carácter infeccioso de la lepra estaba demostrado por ejemplos tales como su propagación en las islas Sandwich (Hawai) y los nuevos focos de lepra en los Estados Unidos debidos a la inmigración china y noruega. este censo tuvo conse cuencias que su autor probablemente no previó. gracias a la luz de la ciencia. con el 57. el aislamiento de los enfermos.78 Estas . 77 Sin embargo. pero aho ra. no supo más la Sociedad de Medicina de Bogotá. Uno de los rasgos más sobresalientes de la llamada edad de oro de la bacteriología fue jus tamente su radical y. como el tifus abdominal y la lepra. que lo mismo ocurría con otras enfermedades infecciosas. en el caso de algunos pueblos.8%. Castañeda envió un cuestionario a las autoridades de los diversos municipios y presentó sus resultados a la Junta Central de Higiene en 1890. La retórica de la exageración Con el fin de estimar la incidencia de la lepra en Colombia. declaró que la propagación de la lepra era alarmante. hasta entonces se trabajaba con el bastón del empirismo. esto es. En consecuencia.eran la causa de esa dolencia.3% de la población leprosa del país. no eran propensos al desarrollo de la enfermedad. El médico Abraham Aparicio. ésta fue la primera esta dística de lepra que se hizo en Colombia y arrojó un total de 1. según él. Cauca y Medellín indicaban que el aislamiento en Colombia nunca había sido efectivo y que los lazaretos eran únicamente aldeas donde sanos y enfermos se mezclaban sin temor. las dos terceras partes de la población ya eran leprosas. Aunque la mayoría de las respuestas a la encuesta de Castañeda fueron proporcionadas por personas que no poseían en trenamiento médico.con frecuencia. ciego optimismo que llevaba a creer que la determinación de un agente causal conduciría inexora blemente a encontrar los medios para eliminar al indeseable microorganismos. según él. El problema de la terapéutica revela el limitado poder de los médicos en relación con la lepra y explica en parte por qué la enfermedad no estaba medicalizada en las últimas décadas del siglo XIX. que había establecido la existencia de un bacilo específico para la lepra. y Cundinamarca con el 34.724 enfermos. Aunque este censo fue incompleto. Castañeda recomendó a la Junta de Hi giene y a la Academia Nacional de Medicina la construcción de lepro sarios en climas secos y cálidos que. Las sociedades de medicina de Bogotá. pero que sin embargo no podía dudarse que bacilos específi cos fuesen la causa de esas enfermedades. se podía desarro llar un tratamiento parasiticida para curarla. pues solamente 122 de los 920 municipios del país respondieron. en un comentario sobre el informe de Castañeda.76 Para Castañeda. Aparicio se refería a esa información como "he chos de observación" y pedía al gobierno actuar urgentemente para imponer medidas higiénicas. Probablemente fue olvida do junto a tantos otros que en su momento pretendieron curar la enfermedad. Sobre el tratamiento parasiticida de Castañeda. las in vestigaciones sobre el cólera demostraban que la lepra era curable. Los departamentos con mayor incidencia eran Santander. y de Hansen.

75% de una población de cerca de 4 millones sufría de lepra. los médicos y otros grupos interesados comenza ron a anunciar un número cada vez mayor de leprosos reales oficticios.000 y 30. David Herrera". en este último país se culpó a los chinos de ser propagadores de la infección. significaría que entre el 0. sino durante la "vida entera de la nación". como se vio en el capítulo 3. J. mientras que la intención de la comunidad médica era medicalizar la lepra arrebatándosela a la filantropía. aparte de una breve nota: "datos presentados por el Dr. Nicanor Insignares.000. sino que exageró las estadísti cas de Castañeda.81 Abraham Aparicio no solamente descri bía la lepra en términos aterradores. médico graduado de la Facultad de Medicina de París. El objetivo de la cruzada de Rabagliati era estimular la caridad cristia na. En particular. De acuerdo con Juan Bautista Montoya y Flórez.87 Cada grupo interesado en el problema de la lepra inventa ba sus propias estadísticas de acuerdo con sus propios intereses. Herrera no había adelantado ningún censo de enfermos de lepra. 80 Abraham Aparicio aseguraba que el bacilo de la lepra resistía la pu trefacción y el microorganismo permanecía vivo en los cadáveres de quienes habían padecido la enfermedad. esto es. Aparicio llegó a afirmar que el número de leprosos colombianos era de 20.82 Aparicio no indicaba la fuente de sus estadísticas. ésta se estimó en 0. "la opinión personal y privada del Dr.000 enfermos de lepra en Colombia se hizo . en 1898. Por ejemplo. La orden Salesiana tomó estas estadísticas ya exageradas y las aumentó a su vez.000. 79 Así como Koch y Pasteur habían afirmado acerca del carbón. como parte de la campa ña contra el llamado "peligro amarillo". uno de los años de mayor prevalencia de la lepra. quien luego estudiaría las estadísticas de lepra proporcionadas por sus colegas de finales del siglo XIX.84 Des de ese momento. estimó el número de leprosos entre 20. De hecho. Herrera se convirtió en estadística pública".85 Si estas cifras fuesen correctas. Por 10 tanto. El sacerdote italiano Evasio Rabagliati inició una corre ría por todo el país con el fin de recolectar fondos para construir un gran lazareto nacional y llevó el total de leprosos a cifras cercanas a 50. médico graduado en la Facultad de Medicina de París. conocida mundialmente por su alta incidencia de lepra.referencias eran eco del incontenible temor que se apoderó de muchos en esta época. sin que sus datos se apoyaran en un censo.86 Como se ha descrito.5% y el 0. sin presentar nuevos datos.000 a 50.000. según el cual. el lugar de exclusión de los leprosos tenía que estar completamente aislado de todo movimiento social y el período de aislamiento debía ser calcu lado no en términos de una o dos generaciones.23%. veinte veces más que en la India.83 Sin embargo. los Salesianos estaban a cargo de los lazaretos colombianos y su autoridad en estas institu ciones era mucho mayor que el poder del gobierno o de la comuni dad médica. Ésta era una tasa muy alta si consideramos que en Noruega en 1856. la supuesta epide mia de lepra originada en Hawai se extendería a Europa y a los Estados Unidos. La cifra exagerada de 20.

afirmaba: "Colombia es la región del mundo más asolada por la lepra". el único censo de lepra realizado en Colombia du rante el siglo XIX fue el de Castañeda. miembros del "segmento educado de la sociedad bogotana" se reunieron en el Colegio del Rosario donde expresaron su alarma por la rápida expansión de la lepra en el país. arrojó solamente 1. el leprólogo francés Dom Sauton en su estudio de 1901 sobre la geografía de la enfermedad. De esta manera. Cualquier otro dato era falso. más importan te el tema en cuestión. secundados por los Salesianos. Entre mayores las cifras. .92 Sin embargo. Reconocidos especialistas señalaban a este país como una de las regiones del mundo con mayor incidencia de lepra. El cuidado de los leprosos estaba a cargo de órdenes religio sas y los lazaretos dependían de instituciones filantrópicas tales como la Junta de Beneficencia y la Sociedad de San Lázaro. De una manera semejante. los médicos coloniales atribuían la expansión de la enfermedad a la falta de civi lización de los africanos y a su ignorancia del contagio. y el médico turco Démétrius Zam baca Pacha sostenía en 1914 que el tres por ciento de la población colombiana sufría de lepra. La retórica de la exageración usada por los médicos se explica porque la lepra no era una cuestión médica en el siglo XIX.88 El médico Carlos Michelsen Uribe exhortaba al gobierno a no demorar más la solución del "grave problema de la lepra". entidad creada por personas pías para asistir a los enfermos que residían en los lazaretos.91 Para ellos. despreciando el contagio.89 Insig nares expresaba su alarma por el hecho de que los colombianos no experimentaban temor alguno por la lepra. Sin embargo.93 Es posible que los médicos hayan actuado bajo el influjo del terror que produjo en el decenio de 1890 en algunos países europeos y en los Estados Unidos la expansión de la lepra en Hawai. Por ejemplo. Aunque incompleto. La lepra comenzó a ser vista como un gran enemigo del proyecto político y cultural de las élites colombianas que consistía en en trar de lleno en lo que llamaban "la civilización". bellas muje res se casaban con leprosos y gente sana en los lazaretos establecía toda suerte de relaciones con la población enferma sin repugnancia alguna. en Colombia el pavor a la lepra fue en mayor medida el resultado de las necesidades de la profesión médica misma. Una especie de leprofobia se apoderó de las clases altas. la lepra era un terrible azote que causaba retroceso y barbarismo en la sociedad colombiana (ver el epígrafe a este capítulo).90De acuerdo con él. Los médicos tenían muy poco que ofrecer en términos de curación o de trata miento. a la cual se refería como "el monstruo de las cien cabezas". los médicos. en el África Occidental Francesa. hoy Malí. La exageración fue simplemente una estrategia para medicalizar la enfermedad.724 enfermos de lepra. En 1898. difundieron historias de horror acerca de la lepra y crearon un pánico moral para conmover a la sociedad.mundialmente fa mosa.

Aislamiento obligatorio: la búsqueda de una isla

El pánico promovido por la profesión médica rindió sus frutos: en 1890, de acuerdo con las sugerencias de la Academia de Medicina, el parlamento aprobó las primeras leyes ordenando el aislamiento obligatorio de los enfermos de lepra. La legislación sobre lazaretos que había sido aprobada en el decenio de 1860 por los estados fe derados y por el gobierno central, era parte de un proyecto filantró pico. Para estos legisladores, los leprosos eran objeto de compasión y de caridad. Los deberes del Estado colombiano eran: fundar la zaretos como una manera de proteger a esos "desafortunados" indi viduos y estimular la caridad pública para que ésta se encargara de mantenerlos.94 Por el contrario, la ley de 1890 expresaba un nuevo sentido de urgencia: "el aislamiento o secuestro de los individuos que sufren la enfermedad conocida con el nombre de elefantiasis griega es una medida higiénica de urgente necesidad pública".95 La ley exceptuaba a aquellos cuyos recursos les permitían cumplir con el aislamiento en sus propias casas de acuerdo con las reglas esta blecidas por las Juntas de Higiene de cada uno de los departamen tos. La contravención a estas normas causaría la inmediata reclu sión en el lazareto más cercano. El gobierno se comprometía a orga nizar tantos lazaretos como la Junta Central de Higiene considera se necesario. Sin embargo, el resultado más notable de la retórica de la exageración fue otra ley de 1890 que designó a una de las islas colombianas en el Caribe o en el Pacífico para segregar allí a los leprosos de todo el país. La ley indicaba que toda la población le prosa que residía en los lazaretos colombianos junto con los nue vos casos que se fueran encontrando, sería enviada a la isla.96 Esta propuesta se inspiraba sin duda en la isla de Molokai (Hawai), don de, como se ha descrito, europeos y norteamericanos mantenían enestricta segregación colonialista a los enfermos de lepra desde el decenio de 1860. La Junta de Higiene, la Academia Nacional de Medicina y el con greso médico de 1893 aprobaron el establecimiento de un gran laza reto nacional en Coiba, una isla localizada al suroeste de la costa de Panama.97 Sin embargo, hacia el final del siglo XIX, varias discusio nes acerca de la conveniencia de poner en práctica tales decisiones tuvieron lugar en la Academia. Proto Gómez y Abraham Aparicio apoyaron en forma entusiasta la propuesta de aislamiento de los leprosos colombianos en la remota isla, justificando esta política con el argumento de que los rituales de segregación antiguos y me dievales respondían a principios científicos aunque quienes los prac ticaban ignoraran tales principios.98 Los partidarios del aislamiento riguroso también afirmaban que el ejemplo de la historia europea, especialmente la noruega, probaba que éste era el único medio efec tivo para resolver el problema de la lepra.99 Insignares creía que un gran lazareto en una isla era la solución para Colombia, puesto que allí sí se garantizaría el aislamiento.Sin embargo, este médico se opuso a la propuesta porque la consideraba completamente irrealizable. Insignares comparaba la migración de la

población leprosa colombiana a la isla de Coiba con una guerra civil, y calificaba el posible movimiento de enfermos a través del país como una "per turbación social muy peligrosa" que debería ser evitada a toda cos ta, no solamente por los altos costos, sino por las posibles represa lias en contra de los agentes del gobierno. 100 Las comparaciones de Insignares resultaban adecuadas en la Colombia del siglo XIX, un país dividido por profundas enemistades políticas, al borde de la guerra civil en forma permanente. En estas condiciones, el principal interés de las élites era la preservación del orden social; lo cual explica la preocupación de Insignares por la potencial agresión en con tra de las autoridades, silenciando las víctimas reales de la persecución: los leprosos mismos. Sin embargo, no todos los médicos veían la situación de la mis ma manera. Carrasquilla siempre se opuso a considerar la lepra como una enfermedad especial. En el trabajo que presentó en 1897 en el Congreso Internacional de la Lepra de Berlín, Carrasquilla criticó las propuestas que conducían a tratar a los enfermos de lepra como si fuesen criminales. Se refería a estos procedimientos como políti cas de exterminación basadas en la falsa creencia de que la lepra era altamente contagiosa. Carrasquilla impugnaba la afirmación que el aislamiento era .el único método para detener la expansión de la lepra. Si las políticas de segregación tuviesen bases científicas, afir maba, habría que aplicar los mismos métodos a todas las enferme dades infecciosas incluyendo la tuberculosis y la sífilis.101

Juan de D. Carrasquilla L .. "Contagio e infección", Revista de la Facultad de Medicina, 1933, 1 (10l: 827-830 (tomado de La voz de Job, 5, Diciembre 53 de 1904); "La infección de la lepra", 835-837 (tomado de La voz de Job, Febrero 8 de 1905); "El contagio de la lepra", en Ibid., pp.831-834 (tomado de La voz de Job, No. 6, Enero de 1905). "La lepra: Etiología, historia y profilaxis, por el Dr. Juan de D. Carrasquilla L. Memoria presen tada al tercer Congreso Científico Latinoamericano que ha de 54 reunirse en Rio de Janeiro en Agosto de 1905", Revista Médica, 1905, 25 (301): 289-302, en pp.297-298. "Actas de las sesiones de los días 24 y 31 de Agosto de 1886", Revista Médica, 1886, 55 10 (107): 241-243; Y Gabriel J. Castañeda, "La lepra en el estado de Antioquia", Ibid. pp.258-259. 56 Juan Bautista Montoya y Flórez, Contribución al estudio de la lepra en Colombia (Medellín: Imprenta Editorial), p.102.

57 Montoya, Contribución al estudio de la lepra en Colombia, pp.86-88. Estas ideas, con algunas variantes, se mantienen todavía hoy en los lazaretos colombianos, donde los pacientes y sus familias siguen siendo enemigos de las teorías infecciosas. Claudia Platarrueda ha interpretado este fenómeno de rechazo a las ideas científicas dominantes como una 58 estrategia por parte de los enfermos para aliviar la culpa por la posibilidad de contagiar a otros. Ver Claudia Platarrueda, "La voz del proscrito: apuntes para una etnografía de los lazaretos en Colombia" (Monografía de grado en preparación), Departamento de An tropología, Universidad Nacional de Colombia. 59 Gutiérrez, Apuntamientos para la historia de Agua de Dios, p.129. 60 Abraham Aparicio, "Propagación de la lepra elefancíaca en Colombia", Revista Médica, 1890, 14 (155): 241-3, en p.242

Thomas Gieryn, "Boundary-Work and the Demarcation of Science from Non-Science: 61 Strains and Interests in Professional Ideologies of Scientists", American Sociological Review, 1983, 48 (December): 781-795. Sobre tratamientos medievales para la lepra. ver: Luke Demaitre. "The Relevance of 62 Futility: Jordanus de Turre (fl. 1313-1335) on the Treatment of Leprosy". Bulletin of the History of Medicine. 1996. 70 (1): 25-61. 63 Montoya. Contribución al estudio de la lepra en Colombia.pp.95-96.

64 Gutiérrez. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. pp.123-125 65 Wenceslao Sandino Groot, "Plantas colombianas que se han usado contra la lepra", Revista Médica, 1889, 13 (136): 436-438 Y 13 (140): 569-570.

Mouat publicó un estudio sobre este medicamento en 1854 en Indian Annals of Medical Science reproducido luego como: F.J. Mouat, "Notes on Native 66 Remedies: No. 1. The Chaulmoogra', International Journal of leprosy, 1935, 3 (2): 219-22. Félix Contreras Dueñas and Ramón Miquel y Suárez Inclán, Historia de la lepra en España (Madrid: Gráficas Hergon, 1973), pp.56-58; e Imeida San Martin 67 Bacaicoa, la lepra en la España del siglo XIX, Cuadernos Valenciano de Historia de la Medicina y de la Ciencia (Valen cia: Facultad de Medicina, 1966), pp.78-79. 68 Olaf K. Skinsnes, 'Notes from the History of Leprosy", International Journal of leprosy, 1973, 41 (2): 220-248, en p.224. El trabajo clásico de los modelos difusionistas de la ciencia es: George Basalla, 'The spread of Western science', Science, 1967, 156 (Mayl: 611-622.

69

Mauricio Nieto, "Remedios para el Imperio: De las creencias locales al conocimiento ilustrado en la botánica del siglo XVIII", en: Diana Obregón (ed), Culturas 70 científicas y saberes locales: asimilaciones, hibridaciones, resistencias (Bogotá: CE5/Unlversidad Nacional, 2000l, pp.89-102. 71 Patrick Feeny, The Fight Against Leprosy (New York: American Leprosy Mission, 1964), p.111.

72 Antonio J. Márquez, La lepra y su curabilidad (New York: Imprenta de E. Pérez, 1881). 73 La Lepra", Anales de la Instrucción Pública en los Estados Unidos de Colombia. 1881. 2 (7): 21-41.

74 Gutierrez, Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. pp.123·124. 75 Daniel Gutiérrez y Arango, "Observación de lepra tuberculosa: Tratamiento por la resorsina", Revista Médica, 1891, 15 1163-4): 519-32. Gabriel J. Castañeda, "Tratamiento parasiticida de la lepra", Revista Médica, 1884, 8 (96): 513-20.

76

Montoya, Contribución al estudio de la lepra en Colombia, pp.108-11178 Abraham 77 Aparicio, "Propagación de la lepra elefancíaca en Colombia". Revista Médica, 1890, 14 11531: 161-5.

78

Abrahan Aparicio."Proppagación de la lepra elefancia en Colombia. Revista Médica, 1890. 14(153) : 161-5 Zachary Gussow. Leprosy, Racism. and Public Health: Social Policy In Chronic Disease Control (Boulder, Co.: Westview Press, 1989), pp,111-129.

79

Andrew R. Aisenberg, Contagian: Disease, Covernment. and the "Social Question" in Nineteenth-Century France (Stanford, 1999), p.74; Gerald L. Geison, The 80 Private Science of Louis pasteur (Princeton Princeton University Press, 1995), p.325 n,7 81 Abraham Aparicio, "La lepra y los lazaretos", Revista Médica, 1891, 15 1163-4l: 50612, en p,511

Aunque no había datos precisos sobre la incidencia de la lepra en India, la mayoría de leprólogos hasta el decenio de 1930, afirmaba que este país presentaba 82 una de las tasas más altas de lepra en el mundo. Ver: Édouard Jeanselme, La Lepre (Paris: G. Doin, 19341, p.75. 83 Abraham Aparicio, "La lepra y los lazaretos', Revista Médica, 1891, 15 (163-41. 50612, en p.506.

84 Montoya, Contribución al estudio de la lepra en Colombia, p.345. 85 Carlos Michelsen resumió el trabajo de Insignares: Carlos Michelsen U., "La lepra", Revista Médica, 1898, 21 (232): 1·29, en p.8.

86 Montoya, Contribución al estudio de la lepra en Colombia, pp.351-353. obre la cruzada de Rabagliati, véase: José J. Ortega T., la obra salesiana en los 87 lazaretos, Tomo 1 (Bogotá: Escuelas Gráficas Salesianas, 1938), 479 pp., en pp.225.245. 88 Sauton, La Léprose. p.75; y Démétrius Zambaco, La lepre a travers les siecles et les contrées (Paris: Masson, 1914). p.609.

89 Carlos Michelsen U., "La lepra", Revista Médica, 1898.21 (232): 1-29. en p.1. 90 Nicanor Insignares. citado por Carlos Michelsen U .. "La lepra", Revista Médica, 1898, 21 (232): 1-29. en p.8. proto Gómez. citado por Carlos Michelsen U .. "La lepra", Revista Médica, 1898, 21 (232): 1 29, en pp.17-18. Eric Silla. People Are Not the Same: Leprosy and Identity in Twentietn-Century Mali (Portsmouth, NH & Oxford: Heineman & James Currey, 1998), p.96

91

92

. pp. Drug Abuse. 15 (163-4): 506-12.69. 94 Ley del 12 de Sep. 1890. Revista Médica. 1891. p. citado por by Carlos Michelsen U. pp.70. 1898. como símbolo de una nación que prácticamente no existía por su dispersión regional. 1867. 14 (153): 165-7. 95 Ley 43. 96 Ley 113. en Ibid. Una vez aprobada la construcción de un gran lazareto nacional. and Reversed Stigmatization (Albany: State University of New York Press.9. "La lepra". 21 98 (232): 1-29. The Politics and Morality of Deviance: Moral Panics. y Abraham Aparicio. 1898. "Memoria sobre la Lepra Griega en Colombia". Nachman Ben-Yehuda. 1989). no sólo todos los hogares colombianos serían "invadidos por la lepra". en p. Revista Médica. 1890. sino que de la patria huirían "el comercio y el trato de las otras naciones" . organizó un comité integrado por notables para secundar a Rabagliati. PP.112-113. Revista Médica. Contribución al estudio de la lepra en Colombia.122-124 Capítulo 4.1 (Berlin: Verlag von August Hirschwald. 1897). para recoger en todo el país las limosnas con las cuales se realizaría la magna obra.Algunos sociólogos han usado las nociones de "historias de horror" y "pánico moral" para examinar la construcción social de la desviación: Joel Best. conmovía desde . en Ibid. vol. 10 Mittheilungen und Verhandlungen der international en wissenschaftlichen Lepra-Conferenz zu Berlin im October 1897.509.112. 10 Nicanor Insignares citado por Carlos Michelsen U. hubo quien asumiera la tarea como si fuese suya: el padre Rabagliati. 1990). entonces en funciones de presidente encargado de la república. en Montoya. El sacerdote fue autorizado en 1895 por Miguel Antonio Caro. en p.. 97 Ibidem. a su vez. "La lepra". Reyes también se sumó al pánico general declarando públicamente que el contagio había tomado "proporciones horrorosas" y que si se continuaba mirando con indiferencia esta "desgracia nacional". Proto Gómez.113. Deviant Science. "La lepra y los lazaretos". Images of Issues: Typifying Contemporary Social Problems (New York: Aldine De 93 Gruyter.. 99 "Contagiosidad de la lepra". Dic. Revista Médica. 14 Nov.24-25.102 Rabagliati. la de Carrasquila era una voz aislada. 1890. 21 (232): 1-29. en pp. El General Rafael Reyes. Juan de Dios Carrasquilla. en p. PARTE 3 Autores: Sin embargo. ex-empresario de quina y veterano de varias guerras civiles.

difícilmente podría pen sarse en un lugar más remoto que una isla perteneciente a la juris dicción de Panamá. director del lazareto de Caño de Loro. que poco o ningún interés habían mostrado por los litorales marítimos y por las posibilidades que brindaban las costas sobre los dos océanos. contribuyendo a refor zar el dogma del aislamiento riguroso que los médicos de hecho ya habían adoptado corno método único para controlar la enferme dad. 105 De la misma manera. las conclusiones del congreso de Berlín fueron ampliamente difundidas en la prensa médica colombiana. los relatos so bre la situación de los lazaretos cobraron mayor importancia. un informe de 1901 del médico Antonio C. Pero un proyecto tan descabellado difícilmente podía haberse lle vado a cabo y los enfermos de lepra permanecieron en los tres laza retos existentes: Agua de Dios¡ Contratación y Caño de Loro.104 A la luz de las nuevas teorías sobre la infección y de las dudosas estadísticas epidemiológicas de los médicos. síndico de Agua de Dios. el presidente de la Junta de Beneficencia. manifestaba que en ese caserío enfermos y sanos compartían la Iglesia. en una visita que éste le hiciera en Bergen (Noruega) hacia 1898. Era evidente que su intención al seleccionar la isla de Coiba era expulsar lo más lejos posible a los leprosos y apar tarlos para que la visión de sus cuerpos. para unas élites como las colombianas. hasta que el proyecto fue abandonado.el púlpito los corazones de los fieles describiendo la situación con cuadros lastimeros y alarmistas. es un pueblo donde el que quiere puede entrar o salir. Por lo demás. Francisco Montaña. Si la enfermedad es contagiosa¡ circunstancia que ningún colombiano puede dudar pues la ola se esparce con una rapidez que asusta¡ el lazareto no solamente no se conforma con los re querimientos del aislamiento sino que todo en él parece estar hecho para extender el contagio. tal como existe hoy. Sin embargo. No menos importante fue el antagonismo del mismo Hansen en una conversación que sostuvo con Rabagliati. desapareciese para siempre. En su informe de 1896. pero la oposición a un proyecto tan desmesurado empezó a crecer. Merlano. El lazareto no es un hospital¡ no está se parado por un cordón sanitario. con el fin explícito de solicitar su concepto sobre tamaña empresa. encerradas en los Andes. el sacerdote italiano logró conseguir una suma importante de dinero para el lazareto en la isla de Coiba. no es un estableci miento concebido para aislar gente atacada por la terrible enfermedad de la lepra . deformados o no. describía el lazareto en los siguientes términos: el lazareto de Agua de Dios. En sus innumerables correrías por todo el país.. Rabagliati fue acusado de enriquecerse a costa de los enfermos y las dificultades prácticas de recoger y trasladar a todos los enfermos se hicieron evidentes. que la construc ción de las casas no permitía una verdadera .103 El aislamiento en una isla no podía ser más opuesto al modelo de pequeños hospitales locales con el cual Noruega había logrado detener el avance de la infección..

nació la idea de que este científico visitara a Colombia para asesorar al gobierno en relación con el problema de la lepra. De la visita que Rabagliati le hiciera a Hansen en Bergen. aseguraba en su informe sobre la visita. por lo cual las institu ciones de caridad y las órdenes religiosas jugaban allí un papel con siderable. el episodio revela algo más que deficiencia del presupuesto oficial. la Junta de Beneficencia de Cundinamarca tenía en su poder el lazareto. solicitud que la Academia había hecho desde hacía por lo menos veinte años. la presencia de aquel célebre médico significaría éxito seguro.108 Estos incidentes muestran cómo el lazareto esta ba lejos de ser una institución médica y qué tan intensamente Agua de Dios participaba de la vida ordinaria de un pueblo colombiano de finales del siglo XIX. esperaba obtener inmensas retribuciones políticas y culturales con la pre sencia de Hansen: "para nosotros y para nuestra obra.106 Estas imágenes de los lazaretos como focos de infección causaron horror. De hecho. Probablemente debi do a la localización de Agua de Dios cerca de las zonas de guerra. La insuficiencia crónica del presupuesto nacional y departamental para el sostenimiento de los lazaretos se agravaba durante las guerras civiles. al menos. quien al desecharse la idea del lazareto en la isla de Coiba continuó su espléndida colecta para levantar lazaretos departamentales. La Sociedad de San Lázaro de Bogotá colaboraba envian do medio real para complementar la ración oficial de 25 centavos para pacientes regulares y de 50 centavos para aquellos que no po dían trabajar. a la Aca demia Nacional de Medicina. Aunque el Estado colombiano era el dueño de los terrenos de Agua de Dios. pidiendo su consejo sobre la materia. hacerla disminuir". sino en las nuevas generaciones. algunos de sus residentes estuvieron implicados en las rebeliones y el pueblo sufrió las incursiones tanto del ejército como de las gue rrillas liberales. Agua de Dios fue objeto de persecución especial a propósito de dos guerras civiles: durante el levantamiento de los liberales en 1895 y durante la llamada guerra de los mil días (1899-1902). a menudo forzaba a los enfermos a dejar los lazaretos para ir a pedir limosnas en las poblaciones cercanas. La profesión médica todavía luchaba por . Manuel Antonio Sanclemente.antisepsia y que el ma trimonio entre leprosos y personas sanas era corriente extendiéndose así el contagio no solamente entre la población. la imposibilidad por parte del gobierno de proveer las raciones para los leprosos durante los con flictos.110 Hansen nunca visitó Colombia. donde narró el incidente de la invitación interpretándolo como un problema de fal ta de recursos por parte del gobierno colombiano. victoria comple ta". La campaña de los médicos contra la lepra tuvo un resultado inesperado.109 El gobierno colom biano procedió a invitar a Hansen con el fin de "curar la lepra o. asunto que lamentó en sus memorias. Rabagliati.107 Es más. sin que el gobierno la hubiese puesto en práctica. La comunidad médica reaccionó con indignación indicando que la visita de Hansen era inútil puesto que su principal recomendación era el aislamiento estricto para los enfermos de lepra.111 Sin embargo. de acuerdo con el telegrama enviado por el presidente de la república.

la estrategia de importar conocimientos o técni cas europeas para la solución de problemas locales era típica de las élites desde comienzos de la república. según él. y también presentó su argumento en términos nacionalistas. Víctor A. el asunto de construir un gran lazareto nacional en la isla de Coiba se desechó por imposible. único lugar. Como se indicó.113 Lombana revivió la propuesta de establecer un lazareto nacional en una isla. De hecho. el problema sería el con trario: habría que buscar una isla donde los colombianos sanos pu dieran refugiarse. una ley de 1903 ordenó la creación de un lazareto en cada uno de los departamentos de la república. José María Lombana Barreneche consideró que ésta era una decisión imposible de cumplir por escasez de recursos. médico de Santander. pues los lazaretos departamentales multi plicarían los focos de infección. En su reemplazo. donde el aisla miento sería real. y condenó la práctica de imitar ejemplos extranjeros sin estudiar las condiciones nacionales.112 Esta decisión de nuevo provocó revuelo en la Academia de Medicina. Por lo demás. Gómez. sino que estaban en condiciones de realizar actividades que les significaran reconocimiento por parte de sus pares. y predijo que en pocos años todo el país se convertiría en un gran lazareto si el problema de la lepra continuaba en manos de las instituciones filantrópicas. La reacción de los médicos a la invitación del gobierno a Hansen. la exageración retórica no fue la única respuesta de la profesión médica frente al problema de la lepra en Colombia. Experimentación en humanos y ciencia en los lazaretos:las promesas de la bacteriología Evidentemente.115 Esta insisten cia de los médicos en declarar su independencia respecto del conoci miento extranjero era parte de su batalla por afirmar su autoridad cultural. se ignoraba la causa que favorecía la infección. De otra parte. pues a pesar de los miles de leprosos que había en Colom bia. para ser financiados con los recursos del impuesto a las herencias. añadió. pero también por algu na oposición médica y pública y por la opinión del mismo Hansen que fue adversa a la propuesta. rechazó la propuesta del gobierno. los practicantes de la medicina científica ya no se limitaban a atender su clientela privada. su llamado a construir una ciencia nacional y sus declaraciones de independencia respecto del conocimiento "extranjero" eran parte de su lucha por afirmar su legitimidad social y su autoridad cultural. una de las conse cuencias de la profesionalización de la medicina fue la apertura de oportunidades para realizar . Entonces. como había hecho Noruega.persuadir al gobierno de su competencia técnica y por su reconocimiento como una ocupación especial con un papel técnico que cumplir en la sociedad colombia na. antes que estudiar autores extranjeros era preciso crear una medicina nacional sobre el tema de la lepra. La comunidad médica también contaba con las armas del conocimiento científico.114 Asimismo. Según él. se opuso a establecer hospitales para leprosos en las ciudades.

la mayoría de los pacientes descreía la teoría de la infección. La sustancia inyectada se llamó antígeno y la producida anticuerpo.investigación. residentes en el lazareto. independientemente de que desarrollaran o no la enfermedad. aparte de su dudoso mérito científico. El suero que contenía esos anticuerpos se inyectaba en un organismo humano y así se le conferiría inmunidad para una enfermedad específica. La convicción cada vez más generalizada de que la lepra era producida por un microorganismo generó esperanzas en cuanto a sus posibilidades de trata miento y curación. el experimento no sirvió para probar si la lepra se transmitía o no por inoculación. la búsqueda de un método terapéutico basado en doctrinas científicas parecía estar al alcance de la mano. Richet y Héricourt intentaron preparar sueros inmunes para la sífilis y la tuberculosis. Siendo la lepra un problema de primera importancia para la comunidad médica colombiana. a través del medio ambiente o por transmisión directa o indirecta. los experimentos. Emil von Behring (18541917) y Shibasaburo Kitasato (1852-1931) pre pararon antitoxinas contra el tétano y contra la difteria en la época dorada de la bacteriología. El desarrollo de la bacteriología produjo un opti mismo sin precedentes en la historia de la medicina. al inyectarla se formaría un anticuerpo que evitaría una infección futura. según el cual las enfermedades podrían ser curadas por métodos específicos. quizás por ello estaban dispuestos a dar su consentimiento para que sus hijos fuesen inoculados. Hasta por lo menos la aparición del Código de Nuremberg que condenó tales prácticas en 1946. la promesa de que los niños recibirían la ración diaria como leprosos desde el momento de las inoculaciones. 117 Aunque doce de ellos desarrollaron lepra posteriormente. Héricourt y Charles R. Richet (1850-1935) publicaron un artícu lo sobre la producción de un suero inmune. Otro ejemplo de experimentación en humanos permite apreciar algunos de los cambios generados en la relación médico-paciente con el desarrollo de la medicina científica. constituyó sin duda un enorme atractivo para padres indigentes. los médicos colombianos también realizaron experimentos en humanos intentando determinar el modo de transmisión de la lepra. lo cual hizo pensar que métodos semejantes podrían ser aplicados para enfermedades como la lepra. En 1890 Behring y Kitasato inocularon conejos y ratones con cultivos de tétano y . sanos. Si el antígeno era una bacteria o una toxina bacterial. En forma independiente. Por lo demás.116 En 1893. los niños podían haber contraído la enfermedad por herencia. consistente en inyectar una sustancia particular a un animal para producir un antídoto. el médico Daniel Vega adelantó en Agua de Dios algunos experimentos sobre los cuales aparentemente se mantuvo reserva. pero fracasaron. la experimentación en humanos fue corriente en la medicina occidental y no se limitó al caso de la ciencia nazi. Así como sus colegas europeos. J. muestran las deficientes condiciones en las cuales vivían los pacientes de lepra y sus familias en los lazaretos. En 1888. Puesto que los padres eran pacientes de lepra. Vega inoculó productos leprosos tales como suero y sangre en catorce niños voluntarios.

como medida preventiva. algunas cicatrizaban. éste fue el punto de partida de las investigaciones sobre inmunidad. Con todo. mientras que en otros los sínto mas se agravaban. San tander. 118 Además. uno de los primeros médicos que aplicó la seroterapia en pacientes de lepra fue Carlos Putnam. El entusiasmo con la prometedora terapia hizo que hasta Rabagliati suspendiera temporalmente sus correrías en busca de limosnas para el granlazareto. Antonio Gutiérrez recuerda así su experiencia: .encontraron que su inmunidad dependía de la capacidad del suero de neutralizar las toxinas producidas por el bacilo del tétano. quien en 1895 ensayó el nuevo tratamiento en el lazareto de Agua de Dios.123 La Academia Nacional de Medicina otor gó a Carrasquilla la prioridad por el uso terapéutico del suero antileproso y el gobierno creó el Instituto Seroterapéutico para proseguir estas investigaciones. reclamó ante la Academia Nacional de Medicina su derecho a ser considerado como el primero que había usado exitosamente la seroterapia de la lepra. Los ensayos duraron varios meses y la retórica oficial presentaba a Carrasquilla corno "el salvador" de los leprosos. con resultados satisfactorios. el médico alemán Langerhans inoculó antitoxinas a su hijo en perfecta salud. Pero Carrasquilla preparaba el suero directamente de la sangre de los pacientes de lepra y luego lo inoculaba en caballos. área endémica de lepra. los resultados eran diver sos: algunos pacientes mejoraban. según el testimonio de los Salesianos: las úlceras mejoraban. médico graduado de la Facultad de Medicina de Lyon. y los tubérculos disminuían o desaparecían.126 El médico Jesús Olaya Laverde también ensayó la seroterapia con sus pacientes en Socorro. este suero producía un efecto tónico en los pacientes.119 En Colombia. quien también aplicaba la seroterapia a sus pacientes de lepra en Bogotá. causándole la muerte.120 Sin embargo. el experimento tuvo que ser interrumpido cuando Juan de Dios Carrasquilla. Por algún tiempo la seroterapia fue vista como la panacea contra las enfermedades infecciosas. pero reacciones fatales comenzaron a reportarse: el primer accidente mortal conocido ocurrió en 1896 cuando. por ello su método se inspiraba en el suero antisifilí tico preparado por Richet y Héricourt.124 El médico Pedro Pablo Nates. junto con cinco estudiantes de medicina como asistentes. inició los experimentos con el suero Carrasquilla en Agua de Dios.125 El doctor Roberto Azuero empleó esta terapia con catorce pacientes en Caño de Loro. los científicos pronto encontraron que en muchos casos no había diferencia entre el suero inmune y el normal.122 Carrasquilla estaba convencido de la ana logía entre la lepra y la sífilis.121 El patólogo Víctor Babes (1854-1926) de Bucarest había intentado la seroterapia inoculando enfermos de lepra con suero de perros que habían sido inmunizados contra la tuberculosis. obteniendo satisfactorios resultados ya que los enfermos recuperaron buena parte de la sensibilidad perdida y en muchos casos desaparecieron los tubérculos. cuyo agente etiológico tampoco se podía cultivar. Esta capacidad era durable y además podía ser transferida a otros animales.

Las pocas inyecciones seroterápicas que recibió. recuperándose por lo general sin mayores problemas. ) el autor de estas memorias fue el que salió peor librado de esta ruda batalla por la salud. quedando también con las manos inútiles. decidió cultivar el microorganismo con material tomado de lesiones leprosas y prepararlo a partir de los cultivos.( . 128 En 1896. histología. Según la comisión. puesto que "hacien do discípulos podremos algún día llegar a tener sabios". le produjeron una profunda y desastrosa perturbación en el sistema nervioso que lo tuvieron entre la vida y la muerte por más de seis meses. La Academia solicitó al gobier no convertir el Instituto Seroterapéutico en un verdadero instituto de investigaciones para estudiar y enseñar en forma práctica bacte riología. 127 Carrasquilla era consciente de estas reacciones. la Real Academia de Medicina de Madrid notificó sobre el método terapéutico de Carrasquilla.132 El juicio del congreso de Berlín tampoco fue favorable para Carrasquilla. fracasó en el intento.130 No obstante. Elie MetchnikoH y Alexandre Besredka objetaron que el bacilo de Hansen no estaba presente en la sangre de los pacientes. el suero no modificaba la enfermedad "ni en sus síntomas. y cuando surgió de nuevo a la vida¡ después de horribles sufrimientos. en la Academia de Medicina de París. 131 Este congreso puso de presente que el suero Carrasquilla había sido puesto a prueba por los investigado res alemanes Edward Arning y Albert Neisser y por científicos de Argelia. micrografía y seroterapia. concluyó que el suero Carrasquilla no era específico. después de examinar a los doce enfermos a quienes Carrasquilla había aplicado el suero durante nueve meses.. y sugirió que se suspen dieran los ensayos en los lazaretos.. en la Escuela Hematológica de Viena y en el hospital para leprosos de Robben Island en Sur África. pero ante las dificultades del cultivo del bacilo. el gobierno de Colombia nombró a Carrasquilla delegado oficial al Congreso Internacional de la Lepra en Berlín. ya que todos los pacientes las habían tenido. Londres y Copenhague¡ también había sido usado en el hos pital de Saint Louis de París. estaba ciego y con todo el organismo completamente atrofiado.135 El gobier no desatendió la propuesta y el sueño de Carrasquilla de establecer un Instituto Pasteur en . En vez de fabricar el suero directamente de la sangre. al cual asistió también Olaya Laverde. sin mayores comentarios. luego llamadas anafi1ácticas.129 En cambio Hallopeau.133 En consecuencia. descritas en el capítulo 3. Carras quilla presentó extensas y detalladas comunicaciones a la Academia de Medicina sobre sus experimentos y sus trabajos tuvieron amplia difusión. Carrasquilla varió su estrate gia. con resultados diversos. y se preguntaba si eran condición indispensable para el éxito del tratamiento.134 Negativas fueron las conclusiones de la comisión nombrada por la Academia en Bogotá. ni en su evolución clínica". y donde la seroterapia fue uno de los temas de discusión. con el argumento de que las mejorías producidas por el tratamiento y ob servadas por varios autores se debían a las propiedades tónicas de cualquier suero animal.

pero súbitamente se convertía en villano o en charlatán si era incapaz de presentar resultados inmediatos. fenómeno que llamó anafilaxis o anafilaxia (del griego. Así. a la sazón en el Laboratorio de Serología del Instituto de Higiene del Reich en Berlín. Carrasquilla se interesó entonces por la etiología de la lepra y en el Tercer Congreso Científico Latinoamericano de Río de Janeiro de 1905 presentó su hipótesis acerca de que la pulga era el agente de contaminación de la lepra. en una palabra.138 En cambio. la lepra volvió a ser "el monstruo de las mil cabezas".139 Joaquín Grillo.Colombia.142 Como se ha visto. investigaciones que le valieron un premio Nobel en 1913. Argel. algunos investigadores posteriores consideraron que el juicio del congreso de Berlín sobre su suero había sido prematuro y demasiado severo. realizó experimentos. sus cuerpos comen zaron a ser medicalizados. que consideró . Túnez.A. pues sus discípulos podrían haber continuado investigaciones que iban bien en caminadas. al hecho de que su autor había carecido de una biblioteca adecuada. nunca fue realiza do. Grillo estimaba que su suero no estaba exento de errores que se debían. los conocidos leprólogos Leonard Rogers y Ernest Muir en 1925 juzgaron inocuo el suero Carrasquilla. En cuanto a Carrasquilla. así como el mosquito lo era del paludismo. Lara informó en 1912 que había utilizado la seroterapia con resultados positivos en el Brasil y que la investigación debería continuarse por la vía abierta por los primeros experimentos del investigador colombiano. al estilo de los institutos funda dos en Saigón. sus cuerpos podían ser usados para verificar o para des cartar enunciados científicos. mientras que en pulgas que no habían estado en contacto con leprosos.141 En cuanto a Carrasquilla. nada pudo encontrar. la experimentación en Agua de Dios pone en evidencia la actitud cientificista de los médicos del siglo XIX quienes en nombre de la ciencia justificaban peligrosas prácticas. Carrasquilla examinó pulgas que habían chupado sangre de leprosos y encontró el bacilo de Hansen en su contenido intestinal. Además. incurable y horrorosa. en su mayor parte. Los habitantes de Agua de Dios se convirtieron en objetos de experimentación. héroe. P. Tánger y Shanghai. sin protección) y que se constituyó en el punto de partida del estudio de los fenómenos alérgicos. Richet encontró que algunas veces una segunda dosis de antígeno provocaba en el animal una reacción que lo mataba.140 En efecto.137 Una visión mágica de la ciencia hacía imposible asumir la actividad científica con la debida distancia. Grillo lamentaba el que Carrasquilla no hubiese logrado formar una escuela. médico co lombiano. después de un breve período en que se consideró derrotada. De otra parte.136 La enorme esperanza que se había generado acerca de la seroterapia se convirtió en Colombia en "terrible desengaño" y las colectas para construir el gran lazareto se reanudaron con más brío. salvador. En cualquier caso. afirmaba en 1933 que los trabajos de Carrasquilla bien podían considerarse anticipaciones de lo que Richet había llamado en 1902 anafilaxia. El científico era calificado como sabio.

Luego. pero la teoría insectógena para explicar la transmisión de la lepra tuvo numerosos seguidores fuera y den tro de Colombia. Más allá de la significación que el suero Carrasquilla y la teoría de las pulgas hayan tenido para la comunidad científica internacional. de cultivo e inoculación del bacilo en conejos. A finales del siglo XIX. la teoría microbiana con su explicación de que las enfer medades eran producidas por microorganismos específicos se con virtió en la explicación dominante. probablemente muchos lo hicieron. había comenzado un programa de investigación sobre las pulgas (Pulex irritans) y las enfermedades. la lepra se convirtió en objeto médico y. en Colombia la práctica de la medicina pasó a ser una profesión. Cuba. lo que hubiese permitido al país em pezar la construcción de una capacidad permanente de estudio e investigación práctica sobre la lepra y sobre otras enfermedades infecciosas. al mismo tiempo. 144 Desconozco los resultados de este programa de investigación. Putnam tuvo que suspender sus ensayos en Agua de Dios mientras el asunto de la seroterapia se definía en otra instancia: la Academia de Medicina. que en el largo plazo sólo produjeron temores y suspicacia. Sin . las cuestiones relativas a la terapéutica pasaron a ser del dominio de un cuerpo profesional que poseía el poder de aprobar o de rechazar una determinada práctica. e independientemente de si Carrasquilla anticipó o no la anfilaxia. el éxito o fracaso de los tratamientos empíricos ofrecidos por médicos o por curanderos era un asunto privado. los médicos colombianos excluyeron todo tipo de conocimiento no-profesional sobre la lepra como nocientífico. Baker de la Estación Agronómica de Santiago de las Vegas. Hasta entonces. junto con científicos del Brasil y los Estados Unidos. la promesa de una terapia específica despertó expectativas desmesuradas que hicieron pensar que la curación de la lepra se encontraba a la vuelta de la esquina.143 Con base en los hallazgos de Carrasquilla. Al no existir animales receptivos al bacilo de Hansen. el desaliento cundió de nuevo para reforzar aún más la imagen de la lepra como una enfermedad incurable y misteriosa. La obra de renombrados leprólogos europeos fue traducida y se hizo accesible a la profesión médica que se convirtió así en el único voce ro autorizado para referirse a las complejidades de la enfermedad. De esta manera. cuando la medicina occidental se volvió "científica".exitosos. los leprosos dentro y fuera de los lazaretos se convirtieron en objeto de arriesgadas experimentaciones esporá dicas. De otra parte.F. debido a que la práctica médica estaba escasamente regulada. Con la profesionalización de la medicina. las investigaciones sobre seroterapia muestran el nuevo rol que empezó a jugar la profesión médica en Colombia. como se verá en el capítulo 7. Entomologia News anunció en 1905 que el entomólogo C. semejante a aquel que había sido organizado para la fiebre amarilla y los mosquitos. al no ser llenadas tales expectativas. Asimismo.Pero las élites colombianas fueron incapaces de acercarse a las posibilidades que ofrecía la investigación científica de una manera menos mágica y más realista.

viejas prácticas de exclusión.embargo. las teorías microbianas sobre el origen de la lepra contribuyeron a justificar en términos científicos. Al carecer de la noción de una única causa específica. con lo cual contribuyó a crear un gran pánico entre la población. hizo de la lepra una seria amenaza para el proyecto civilizador que las élites se habían trazado. La idea de que la enfermedad era infecciosa y que se estaba extendiendo rápidamente. La bacteriología fue adoptada y adaptada de manera inmediata y exitosa. en evitar la infección y el aislamiento se convirtió en el único medio de prevenir el contagio de la lepra. Hacia finales del siglo XIX. que las cifras de leprosos aumentaban en vez de disminuir. No había prohibiciones especiales para salir de los lazaretos. aguas puras. Por lo demás. o si las había no se aplicaban. El modelo resultante de salud pública se centró. De otra parte. Sin embargo. la lepra fue uno de los medios que los médicos usaron para afirmar su autoridad científica y para aumentar su poder. En fin. el contagio entre ellas. debía demostrar que la filantropía había sido incapaz de manejar el problema. en Colombia no existió un vasto movimiento social e higié nico pre-bacteriológico que creyera en la miseria. ignorando la experiencia e información que los pacientes pudiesen poseer acerca de su enfermedad. la enfermedad era producida por una gran cantidad de causas. la comunidad médica exageró el número de enfermos de lepra como una estrategia para medicalizar la enfermedad. . Éste fue el caso de la noción de que la enfermedad aunque infecciosa. en una época en que los lazaretos estaban en manos de las organizaciones de caridad. Los médicos colombianos también desarrollaron una retórica de la urgencia de forjar una "medicina nacional" a medida que se convertían en grupo profesional. desde luego. la situación cambió radicalmente. La comunidad médica formuló el problema de la lepra en lo que creía eran términos científicos universales. por lo tanto. el que la asimilación de la bacteriología hubiese coincidido con la profesionalización de la medicina contribuyó a que este paradigma fuese acogido con gran entusiasmo y fervor por la comunidad médica. era difícil de transmitir de un ser humano a otro. En suma. con la nueva comprensión microbiana de la lepra. no había diferencia entre tomar todas las precauciones o ninguna. la suciedad y los miasmas como causantes de enfermedades y que por tanto abogara por aire limpio. La visión de la lepra como una enfermedad producida por un microorganismo específico hizo que los médicos colombianos se detuvieran únicamente en su carácter de enferme dad infecciosa. La profesión médica necesitaba convencer a la sociedad de su exclusiva posesión de competencia científica para tratar adecuadamente la enfermedad. afinales del siglo XIX cuando la medicina se convirtió en una profe sión en Colombia. De acuerdo con saberes pre-bacteriológicos. la profesión médica desconocía otros saberes. sin que se hubiese desarrollado previa mente una "conciencia higiénica" en las élites ni en la población.

.aseo de poblados y ciudades. Por supuesto que movimientos semejantes estuvieron ligados a cuestiones como la industrialización. junto con reformas sociales. e higiene de los lugares públicos. urbanización y proletarización de grandes sec tores de la población. de lo cual Colombia se encontraba lejos a finales del siglo XIX.

Contribución al estudio de la lepra en Colombia. y 20 (228): 269·82.367. p.1 (Berlin: Verlag von August Hirschwald. 1870-1930". p. 1899. en p. pp. 11 José María Lombana Barreneche.11 y 15). pp. vol. The Memories and Reflections of Dr.122-124 La lepra: Etiología. 1897). . pp. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. 865-870. 11 "Informe del Secretario Bienal".297-298. Carrasquilla L. historia y profilaxis. PP. "Lazaretos departamentales". Revista Médica. "Fundación de lazaretos departamentales". Antonio Merlano "Informe médico director lazareto". 11 Ley 28 de 1903. 24 (289): 289-91. pp. Archivo Historico de Cartagena. Revista Médica. "La medicalizacion de la lepra en la ciudad de Cartagena. 1901.125. por el Dr. 1905. p. 21 (243): 362-73. 10 Gutiérrez. 10 Citado por Montoya. Revista Médica. 11 Gerhard Armauer Hansen. manuscrito sin fecha. 10 Conferencia Internacional·. C.206-225. 10 Véase el informe de Rabagliati sobre su viaje en: Ortega T. 23 (279). Revista Médica. 1898. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios.148. 1904. 151. 20 (227): 252-5. Tomo 1. La obra salesiana en los lazaretos. 10 Mittheilungen und Verhandlungen der international en wissenschaftlichen Lepra-Conferenz zu Berlin im October 1897.355 (citado por Indira Vergara. 1976). 10 Regis tro de Bolívar. Juan de D. p. la cita en p. 11 José María Lombana Barreneche.220. 20 (226): 213-221.Juan de Dios Carrasquilla.1634. "Memoria sobre la Lepra Griega en Colombia".. en pp. in Montoya. Armauer Hansen (Würzburg: German Leprosv Relief Association. 10 Ibid.29-40. 1903. Memoria 10 presen tada al tercer Congreso Científico Latinoamericano que ha de reunirse en Rio de Janeiro en Agosto de 1905". Revista Médica.149. 25 (301): 289-302.

1930". 1925.11 Víctor A. "Correspondencia sobre la lepra". 307-8. pp. Repertorio de Medicina y Cirugía. ver Susan E. Gómez. Die Lepra (Wien: Alfred Holder. 1904. 1481. ver: Leonard Rogers y Ernest Muir. 12 Ortega T .250. 24 (295): 108·11. 16-7 (187): 304-13. 18 (204): 296-308. en pp. "Comunicaciones sobre el empleo de la seroterapia en la lepra. La obra salesiana en los lazaretos. p 31. 12 Edmundo Rico. p. pp.307. p. 11 Moulin. Sobre este temá. The History of Bacteriology (New York: Dover. Von Victor Babes. 12 hechas a la Academia Nacional de Medicina de Bogotá (Colombia) por el señor doctor Juan de D. Revista Médica. Lederer. p..177 Archivo Histórico de Cartagena. 1997). 12 Gutiérrez.149-151. 12 Ortega T. en p. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. 1870. Aunque el Código de Nuremberg fue aprobado sólo en 1946. Paui Weindling.296-8 (nota). 200).. también.17l 12 . Revista Médica. 12 Pablo Garcia Medina. 143 11 William Bulloch. 1901). Leprosy (New York: Wllliam Wood. Subjected to Science: Human Experimentation in America before the Secon World War (Baltimore: Johns Hopkins University Press.264. pp. en pp. Contribución al estudio de la lepra en Colombia. 1895.259·60 (citado por Indira vergara.295. Registro de Bolívar No.110-11.68-69. Carrasquilla L:. "Doctor Juan de Dios CarrasQuilla". "La medicalizacíón de la lepra en la ciudad de Cartagena. 11 Montoya. sobre este suero. 1890-1945 (Oxford: Oxford University Press. Le dernier langage de la medicine: Histoire de l'immunologie de Pasteur au Sida. 1938/1979). La obra salesiana en los lazaretos. pp. 1925). Epidemics and Genocide in Eastern Europe. p. 31 de julio de 1897. hubo en los Estados Unidos y en Europa desde por lo menos la Primera Guerra Mundial grupos que se opusieron activamente al uso de seres humanos como 11 conejillos de indias. manuscrito sin fecha.261.

135 Informe presentado por Juan 13 E. Lobo). El 4 de noviembre de 1897 en: "Informe del Secretario Bienal'. en pp. Revista Médica.33. en pp. Juan de Dios Carrasquilla. "La lepre. 18 (206): 321-52. Anales de la Real Academia de Medicina. 2 (7): 387-419. Grillo..389. . Revista de la Facultad de Medicina. 13 J. 21 (240): 257-66. Manrique y Miguel Rueda A. Juan de Dios Carrasquilla L.485-494. presentada a la Academia Nacional de Medicina de Bogotá (república de Colombia)". (207): 368·9 "Actas de sesiones literarias'. Juan de Dios Carrasquilla.. habida en Berlín del 11 al 16 de Octubre de 13 1897" (Extracto de las discusiones hecho por el Dr. pp. 13 Mittheilungen und Verhandlungen der internationalen wissenschaftlichen Lepra-Conferenz zu Berlin im October 1891.2. ver también: Imelda San Martin Bacaicoa. Revista Médica.N. "Conferencia Internacional sobre la lepra. pp. en pp. 21 (243): 362-373. "Cuarta comunicación del señor doctor D. E. Olaya Laverde. J. 1898. 1899. en p. 1899. El 4 de noviembre de 1897 en: "Informe del Secretario Bienal'. Kummer para la Semaine Médicale de París. 1897). Revista Médica. 1933. 21 (243): 362-373. Cuadernos Valencia nos de Historia de la Medicina y de la Ciencia (Valencia. 13 Informe presentado por Juan E. 1912. Manrique y Miguel Rueda A. pp. Revista Médica. Lara.271-5. M. 1966). traducido por el Dr. 13 P. La lepra en la España del siglo XIX. sobre lepra".A. 1899.81-124. Revista Médica. "Tercera comunicación sobre un procedimiento 12 seroterápico aplicado al tratamiento de la lepra griega. "Al margen de la seroterapia antileprosa y del cultivo del bacilo de Hansen'.12 Gutiérrez. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. 1896. "Memoria sobre la Lepra Griega en Colombia". p.357l: 57-85. 20 (228): 269-82). vol. son traitement para la sérothérapie·. "Naturaleza y tratamiento especifico de la lepra". 1896.362-365. 30 (355. vol. Revista Médica. 16: 6112 69.362-365.1 (Berlin: Verlag von August Hirschwald.85-86.

Baker. Entomological News.177.400. 1905.249-250.3 (Madrid: Alianza. Catherine Jami. pp. pp. 1933. pp. Science and 13 Empires: Historical Studies about Scientific Development and European Expansion.F. 1 (10): 835-837 (tomado de La voz de Job. 14 Grillo.F. p. Revista Médica. 6. Carrasquilla L. La obra salesiana en los lazaretos. Leprosy. Enero de 1905).. en Ibid.395. Patrick Petitjean. 1992). "Al margen de la seroterapia antileprosa y del cultivo del bacilo de Hansen'.398. pp.. vol.398. 'Patriarchal Science: the Network of the Overseas Pasteur Institutes·. pp. "Fleas and Disease".Sobre los Institutos pasteur en Asia y en África.637-638. "Naturaleza y tratamiento específico de la lepra'.57-85. 14 Isaac Asimov. Juan de D. Febrero 8 de 1905). 13 Lara. "Al margen de la seroterapia antileprosa y del cultivo del bacilo de Hansen". "La infección de la lepra". 1905. 25 (299): 278·9. 1982/ 1987). PARTE 4 Autores: . 13 Ver la carta del sacerdote Leopoldo Medlna a su superior Miguel Rua de febrero de 1898 en: Ortega T. Capítulo 4. Revista de la Facultad de 14 Medicina. "Las pulgas y las enfermedades". Baker. 16 (5): 143144.831-834 (tomado de La voz de Job. pp. ed. 13 Rogers y Muir.. véase: Anne Marie Moulin. No. 14 Grillo. C. Enciclopedia biográfica de ciencia y tecnología. pp307-322. 14 C. and Anne Mane Moulin (Dordrecht: Kluwer Academic Press. "El contagio de la lepra".

25 (4): 315 . 1873) por laépoca de sus primeras observaciones del bacilo de la lepra.Tomado de: International Journal of Leprosy. 1957.El médico noruego Gerhard Armauer Hansen. (c.

enfermo de lepra. Viaje al país del dolor (Bogotá. Tomado de: Adriano Páez. escritor y diplomático colombiano. 1871) .Adriano Páez.

Tomada de La Academia Nacional de Medicina. uno de los primeros investigadoresde lepra. inventor de la seroterapia de su nombre para curar la lepra.El médico Juan de Dios Carrasquilla. .

.

a la edad de veinte añosy a los 79. 1925) . uno de los fundadores del lazareto de Agua de Dios y uno de sus primeros historiadores. Apuntamientos para la historIa de Agua de Dios (Bogotá: Imprenta Nacional.Retratos de Antonio Gutiérrez Pérez. para entonces ya estaba ciego y con seria incapacidad física. Tomada de Antonio Gutiérrez Pérez. después de pasar 52 años en el lazareto.

Apuntamientos para la historIa de Agua de Dios (Bogotá: Imprenta Nacional. después de pasar 52 años en el lazareto. Tomada de Antonio Gutiérrez Pérez.Retratos de Antonio Gutiérrez Pérez. para entonces ya estaba ciego y con seria incapacidad física. uno de los fundadores del lazareto de Agua de Dios y uno de sus primeros historiadores. 1925) . a la edad de veinte añosy a los 79.

El sacerdote católico Joseph Damien de Veuster. a la derecha ya mayor y con signos visibles de lepra. . 1931. Paris: Maison-Mere. misionero en Molokai. apótre des lépreux 1840-1889. Le pere Damien de Veuster. Tomadas de P Vital Jourdan.

Apuntamientos para la historia de Agua de Dios (Bogotá: Imprenta Nacional. 1931. Tomada de Antonio Gutiérrez Pérez. 1925) . apótre des lépreux 1840-1889. misionero en Molokai. El padre Miguel Unia fue el primer salesiano que llegó al lazareto de Agua de Dios en 1891. Le pere Damien de Veuster. Paris: Maison-Mere. Tomadas de P Vital Jourdan.El sacerdote católico Joseph Damien de Veuster. a la derecha ya mayor y con signos visibles de lepra.

Contribución al estudio de la lepra en ColombIa (Medellín: Imprenta editorial. . 1910).Portada del libro de Juan Bautista Montoya y Flórez.

Estudios experimentales sobre la transmisión de la lepra (Bogotá: Laboratorio MuñozRivas. p. Xll. . quien fue nombrado por Rafael Reyes el primer médico Jefe del Servicio Científico de los Lazaretos en Colombia.El médico Juan Bautista Montoya y Flórez. Tomada de Guillermo Muñoz Rivas.19581.

Amador Gómez quienes visitaron el lazareto en 1906. Pablo García Medina y el Sr. Contribución al estudio de la lepra en Colombia (Medellín: Imprenta editorial.Enfermos de lepra y médicos de Agua de Dios junto con el Dr. 1910) .Tomada de Juan Bautista Montoya y Flórez.

se inicióen forma sistemática la recolección de estadísticas de enfermos de lepra. . En este cuadro se aprecia la distribución de leprosos por departamentos según la división política de Colombia de 1906.Durante el gobierno de Rafael Reyes. 1910). a partir de 1905. Contribución al estudio de la lepra en Colombia(Medellín: Imprenta editorial. Tomada de Juan Bautista Montoya y Flórez.

Apuntamientos para la historia deAgua de Dios (Bogotá: Imprenta Nacional. 1910) Niñas y jóvenes asiladas en el pabellón de San Rafael. custodiadas por la Hermanas de la Caridad. Asilo de lasMercedes en Agua de Dios.Tomada de Antonio Gutiérrez Pérez. Contribución alestudio de la lepra en Colombia (Medellín: Imprenta editorial.Enfermas de lepra y Hermanas de la Caridad en Agua de Dios. 1925) .Tomada de Juan Bautista Montoya y Flórez.

1925) . Apuntamientos para la historIa deAgua de Dios (Bogotá: Imprenta Nacional. Tomadade Antonio Gutiérrez Pérez. Aquí laprocesión de Nuestra Señora del Carmen en Agua de Dios.Los salesianos festejaban con pompa las festividades religiosas.

Tomada de Antonio Gutiérrez Pérez. Apuntamientos para la historia de Agua de Dios (Bogotá: Imprenta Nacional. Su acción fue exaltada por unos y duramente criticada por otros.El padre Evasio Rabagliati recorrió buena parte del país en busca de limosnas para fundar lazaretos. 1925) .

(Bogotá: Imprenta Nacional.Hospital Carrasquilla. Mercado de Agua de Dios. 19251. 19251) . Tomado de Antonio Gutiérrez Pérez:Apuntamientos para la historia de Agua de Dios. Tomada de Antonio Gutiérrez Pérez: Apuntamientos para la historia de Agua de Dios(Bogotá: Imprenta Nacional.

de formaciones o mutilaciones. Tomada de Juan Bautista Montoya y Flórez. Contribución alestudio de la lepra en Colombia (Medellín: Imprenta editorial. 1910). .Los tratados sobre la enfermedad escritos por los médicos eran ilustrados confotografías de enfermos de lepra que mostraban las lesiones.

1910). Tomada de Juan Bautista Montoya y Flórez. Contribución al estudio de la lepra en Colombia (Medellín: Imprenta editorial. deformaciones o mutilaciones.Los tratados sobre la enfermedad escritos por los médicos eran ilustrados con fotografías de enfermos de lepra que mostraban las lesiones. .

.

. El médico Luis Patiño Camargo.El médico veterinario Federico L1eras Acosta. quien creyó haber cultivado el bacilo de Hansen. Tomada de la Academia Nacional de Medicina. Tomada de la Academia Nacional de Medicina. sucesor de Lleras en la dirección del Instituto Federico Lleras.

quien realizó estudios de bacteriología e inmunología en el Laboratorio de Serología del Instituto de Higiene del Reich en Berlín. . Foto cedida por María Elvira Umaña.El médico colombiano Joaquín Grillo. uno de los contradictores de FedericoLleras Acosta.

Portada de la revista Intemational Journal of Leprosy publicada por la Asociación Internacional de Lepra desde 1933. Aunque los médicos intentaban apartarse de las imágenes religiosas de la lepra. Aquí la portada de esta revista científica presenta la imagen de San Lázaro. . muchas de estas representaciones se mantenían.

Lazareto de Caño de Loro en 1939.Cartagena". Tomada de Tomás Morales Muñoz. .Cartagena". en pp 26-27. 1939. "La lepra en Colombia. Revista Colombiana de Leprología. en pp 26-27.1 (1): 6-35. 1939. encuestas epidemiológicas: lazareto de Caño de Loro . Revista Colombiana de Leprología.1 (1): 6-35. Lazareto de Caño de Loro en 1939. Tomada de Tomás Morales Muñoz. et al. et al. encuestas epidemiológicas: lazareto de Caño de Loro . "La lepra en Colombia.

14. Instituto Federico L1eras Acosta de investigación en lepra. . International Journal of Leprost 1946. 14. vol. vol.Instituto Federico L1eras Acosta de investigación en lepra. International Journal of Leprost 1946.

médicos de los lazaretos. 19402 (5). dispensarios y visitadurías en un momento de gran auge del trabajo leprológico. Nótese que Luis Patiño Camargo y Guillermo Muñoz Rivas aparecen con sus batas blancas de laboratorio. Los otros médicos son funcionarios de la campaña antileprosa. Tomado de: Revista Colombiana de Leprología.Segunda Asamblea General de la Sociedad Colombiana de Leprología en abril de 1940. símbolo de su dedicación al trabajo experimental. .

.El bacteriólogo Guillermo Muñoz Rivas. p.1997: Una historia. 1917. 1998).120. un compromiso (Bogotá: Instituto Nacional de Salud. quien creyó haber comprobado que la pulga era el vector de la lepra. Tomada de: Instituto Nacional de Salud.

Estudios experimentales sobre la transmisión de la lepra (Bogotá: Laboratorio Muñoz-Rivas. 63. 61. 56. 1958). 54. Guillermo Muñoz Rivas. pp.La minuciosidad del trabajo experimental de Muñoz Rivas se aprecia en estas fotos. .

. 56. 61. Estudios experimentales sobre la transmisión de la lepra (Bogotá: Laboratorio Muñoz-Rivas.La minuciosidad del trabajo experimental de Muñoz Rivas se aprecia en estas fotos. 63. pp. Guillermo Muñoz Rivas. 54. 1958).

1958). 63. 54. Estudios experimentales sobre la transmisión de la lepra (Bogotá: Laboratorio Muñoz-Rivas. 61. pp. 56. .La minuciosidad del trabajo experimental de Muñoz Rivas se aprecia en estas fotos. Guillermo Muñoz Rivas.

pp. según los resultados de las investigaciones de Guillermo Muñoz Rivas. Estudios experimentales sobre la transmisión de la lepra (Bogotá: laboratorio Muñoz-Rivas. . 119. 117. 1958).Habitaciones campesinas. 118. 120. criaderos de pulgas y focos de lepra.

1958). según los resultados de las investigaciones de Guillermo Muñoz Rivas. 117. según los resultados de las investigaciones de Guillermo Muñoz Rivas. 117. Estudios experimentales sobre la transmisión de la lepra (Bogotá: laboratorio Muñoz-Rivas. criaderos de pulgas y focos de lepra. 118. Habitaciones campesinas. 1958). Estudios experimentales sobre la transmisión de la lepra (Bogotá: laboratorio Muñoz-Rivas. criaderos de pulgas y focos de lepra. 120. 120. . 118. 119. pp.Habitaciones campesinas. 119. pp.

Habitaciones campesinas. 120. 117. pp. Estudios experimentales sobre la transmisión de la lepra (Bogotá: laboratorio Muñoz-Rivas. . 118. criaderos de pulgas y focos de lepra. 119. 1958). según los resultados de las investigaciones de Guillermo Muñoz Rivas.

4. hacia 1952. obra en la que Darío Maldonado Romero puso gran empeño. Foto cedida por Juan Maldonado. 3. . Buscar otras fechas A þÿ Buscar Ejemplos de búsqueda: 2001/06/21. Foto cedida por Juan Maldonado. 247AD. 5. cerca de Agua de Dios. 1500-2010 De þÿ El médico Darío Maldonado Romero cauteriza lepromas en un paciente en la Clínica privada Santa Isabel de Hungría de Bogotá.Los primeros niños enfermos de lepra llegan en mayo de 1940 al internado campestre Sacatín. 585BC 1. 2.

7.org.Arquidiocesis de Bogota .net/?tag=historia 3. Entonces Francisco le hizo a Dios esta promesa: \"Si me curas de esta enfermeda.semejante a la lepra. Resultados de la búsqueda 1. El distinguido leprólogo doctor JB Montoya y Flórez.. el 13 de octubre de 1563. 9.La lepra llega a Colombia en la mano que trae la cruz y la espada: Jiménez de Quesada su capitán.. notable . 1537 Mar 1537 . 1563 13 Oct 1563 .Nació en los Abruzos (Italia). quienes vienen en la expedición conquistadora que remonta el río Opón y llega en marzo de 1537 hasta . le dio una enfermedad terrible a la piel.. y todos creían que sería incurable. 5.arquibogota.6. 1646 1646 . Mostrar más De 45-RPM | historia .. 10. junto con dos curas doctrineros y un soldado de apellido Zárate.Páginas web relacionadas www. ..Páginas web relacionadas www. A los 21 años. Mostrar más De Buscar . Cura de la Catedral..Historiadores y cronistas anotan el hecho de que gobernando Córdoba se presentó en la capital en 1646 el primer caso de lepra en la persona del Presbítero Santibáñez Brochero. 11.45-rpm. 8.co/?idcategoria=4&pags=24 ...

lablaa..11..Mostrar más De Biblioteca Luis Ángel Arango .Completo: Documentos inéditos...org/blaavirtual/historia/crbogota .uniandes. 7.. 1890 1890 .Páginas web relacionadas www. 1806 1806 .php .com/books?id=VJCcINGg5IQC&pg . Para la historia social y médica de la .Páginas web relacionadas investigaciones. 1873 1873 . Transcripción e investigación Colombia.Páginas web relacionadas books. Mostrar más De Vicerrectoría de Investigaciones .. en .Autores: JORGE TOMAS URIBE ANGEL.. 9. 2003 vol:XC fasc: 823 págs: . aunque la enfermedad sigue siendo un problema de salud pública mundial y las soluciones científicas no borran la carga simbólica de una maldición ancestral..93 Es posible que los médicos hayan actuado bajo el influjo del terror que produjo en el decenio de 1890 en algunos países europeos y en los Estados Unidos la expansión de la lepra en Hawai.. Mostrar más De Novelas y cuadros de la vida suramericana .co/index.edu. Boletín De Historia Y Antiguedades ISSN: 0006-6303. Los leprosos de caño de loro 1806.Grupo de historia colonial .. 12. 11.google. Sin embargo.El noruego Hansen descubrió el bacilo que lleva su nombre en 1873.

Páginas web relacionadas www. fechado en 1898 en Moniquirá.Radio Libre MMP . 13.maturita. junto con un amigo. visitó el sur de Argentina y Chile. Mostrar más De Search Results oscura Search for oscura -.mmedia-p. donde se refiere a las “ desconsoladoras proporciones” que ha alcanzado la lepra en los departamentos orientales de Boyacá y . realizo una jornada más larga. 1898 1898 .El académico colombiano Roberto Azuero publica su trabajo “Lepra griega y lazaretos circunscritos”.En 1951.Colombia el pavor a la lepra fue en mayor medida el . donde conoció a Salvador Allende..cz/referaty/referat..lablaa.Páginas web relacionadas www..radiolibre.Biblioteca Luis Ángel … .asp?id=4369 17.. Venezuela . . Mostrar más De Biografía del Che (Ernesto Guevara de la Serna) . 1951 1951 .. en la época de la violencia.CZ Páginas web relacionadas www.org/blaavirtual/sociologia/bat . Perú... Colombia. medicina y ciencia en Colombia. . donde trabajo por algunas semanas en el hospital de la lepra en San Pablo. Mostrar más De … la lepra : estado.org/blog/?s=oscura 15..MATURITA.

585BC 1. 247AD. 9. junto con dos curas doctrineros y un soldado de apellido Zárate. 2.elespectador.. quienes vienen en la expedición conquistadora que remonta el río Opón y llega en marzo de 1537 hasta .La lepra llega a Colombia en la mano que trae la cruz y la espada: Jiménez de Quesada su capitán. 19. 3. el horror de la lepra. y el espanto del cólera. 2009 30 Sep 2009 .. 4... atraviesan las páginas de esta larga historia. De Anatomía de una historia | ELESPECTADOR.elpais. Relatos de pestes y enfermedades endémicas y epidémicas. 11.925 personas a través de programas de ayuda en India Nepal Brasil China Guinea Ecuatorial Nicaragua Honduras Costa Rica Colombia Uruguay Cuba Haití México y Venezuela además de España.COM .2008 28 Ene 2008 .. 5..com/impreso/vivir ..La Asociación de Lucha contra la Lepra Fontilles fundada en 1902 atendió en 2006 a 659. Resultados de la búsqueda 1.com Páginas web relacionadas www.Páginas web relacionadas www.com/articulo/Comunidad/Valenciana ... 8. . 10. .. 7. . 1500-2010 Buscar otras fechas De þÿ A þÿ Buscar Ejemplos de búsqueda: 2001/06/21. 6.Ellos son cuatro de los 23 expertos que trabajan en la escritura de los libros de la 'Historia de la Medicina en Colombia'. 1537 Mar 1537 . De Fontilles alerta sobre la ocultación de casos de lepra · ELPAÍS.

Transcripción e investigación Colombia. 12.Arquidiocesis de Bogota .co/?idcategoria=4&pags=24 . Boletín De Historia Y Antiguedades ISSN: 0006-6303.net/?tag=historia 3. 1563 13 Oct 1563 .lablaa. 5. Cura de la Catedral...Historiadores y cronistas anotan el hecho de que gobernando Córdoba se presentó en la capital en 1646 el primer caso de lepra en la persona del Presbítero Santibáñez Brochero.Autores: JORGE TOMAS URIBE ANGEL. y todos creían que sería incurable.Páginas web relacionadas www. notable .. le dio una enfermedad terrible a la piel.Páginas web relacionadas www. ..11. Mostrar más De Buscar . Mostrar más De Biblioteca Luis Ángel Arango . 7.. 2003 vol:XC fasc: 823 págs: . el 13 de octubre de 1563.semejante a la lepra.Completo: Documentos inéditos. 1646 1646 ... Entonces Francisco le hizo a Dios esta promesa: \"Si me curas de esta enfermeda.arquibogota.Páginas web relacionadas www.45-rpm.. A los 21 años. Los leprosos de caño de loro 1806..org/blaavirtual/historia/crbogota . El distinguido leprólogo doctor JB Montoya y Flórez. 1806 1806 .org..Mostrar más De 45-RPM | historia .Nació en los Abruzos (Italia).

.. RESPONSABLE DEL ARCHIVO HISTORICO DE LA INSTITUCION.. 9.. Héricourt y Charles R.El noruego Hansen descubrió el bacilo que lleva su nombre en 1873.es/tiempo-libre/rutas . MI CARGO ES EL DE COORDINADORA DEL MUSEO. Richet ( 1850-1935 . 1870 1870 .Páginas web relacionadas investigaciones..laverdad.com/books?id=VJCcINGg5IQC&pg . la búsqueda de un método terapéutico basado en doctrinas científicas parecía estar al alcance de la mano.Siendo la lepra un problema de primera importancia para la comunidad médica colombiana. 13. 11. Mostrar más De Novelas y cuadros de la vida suramericana .. Mostrar más De Lazareto de Fontilles . .Páginas web relacionadas books.co/index.CUYO LAZARETO DATA DE 1870 Y HOY ESTA CONVERTIDO EN ESE.Grupo de historia colonial ..google.. 1888 1888 . aunque la enfermedad sigue siendo un problema de salud pública mundial y las soluciones científicas no borran la carga simbólica de una maldición ancestral.edu.Páginas web relacionadas nuestra-tierra. Para la historia social y médica de la . 1873 1873 .uniandes. En 1888...php .Mostrar más De Vicerrectoría de Investigaciones . J.

del 15 de octubre un artículo titulado "Profilaxia de la Lepra" en Colombia. ..1. Mostrar más De … la lepra : estado.Páginas web relacionadas www.org/blog/?s=oscura 19..Biblioteca Luis Ángel … ..El académico colombiano Roberto Azuero publica su trabajo “Lepra griega y lazaretos circunscritos”.. medicina y ciencia en Colombia. . 1890 1890 . Mostrar más De Search Results oscura Search for oscura -.org/blaavirtual/sociologia/bat . 1909 1909 .Radio Libre MMP .org/blaavirtual/sociologia/bat .El año de 1909 el Dr.Páginas web relacionadas www. 17. 15. en Colombia el pavor a la lepra fue en mayor medida el . .radiolibre.Biblioteca Luis Ángel … .lablaa. N. Sin embargo. donde se refiere a las “ desconsoladoras proporciones” que ha alcanzado la lepra en los departamentos orientales de Boyacá y .lablaa..Mostrar más De … la lepra : estado.. fechado en 1898 en Moniquirá.93 Es posible que los médicos hayan actuado bajo el influjo del terror que produjo en el decenio de 1890 en algunos países europeos y en los Estados Unidos la expansión de la lepra en Hawai. medicina y ciencia en Colombia. Pablo García Medina publicó en el "Repertorio de Medicina y Cirugía"..Páginas web relacionadas www..mmedia-p. 1898 1898 .

Clousiot y Maturette..1 (1): 6-35.lablaa.org/blaavirtual/sociologia/bat . 1933 1933 . 1939. con quienes navega a lo largo de la costa de Trinidad y Curaçao hasta Riohacha. 25.wikipedia. de una . encuestas epidemiológicas: lazareto de Caño de Loro . Mostrar más De Biografía del Che (Ernesto Guevara de la Serna) .. medicina y ciencia en Colombia. Venezuela . junto con un amigo. travesía durante la que recibe ayuda. Colombia. .Lazareto de Caño de Loro en 1939.En 1951. De … la lepra : estado. en pp 26-27.Páginas web relacionadas www. Tomada de Tomás Morales Muñoz.maturita.Biblioteca Luis Ángel … . realizo una jornada más larga.Wikipedia.. Colombia. entre otros.De LEPROCOMIO LEPROSOS . Perú.asp?id=4369 27.org/wiki/Henri_Charrière 23. 21. Mostrar más De Henri Charrière .com/medicina/academedicina . 1939 1939 .En 1933.cz/referaty/referat..Cartagena".. et al. la enciclopedia libre .Páginas web relacionadas www. visitó el sur de Argentina y Chile.CZ Páginas web relacionadas www..Páginas web relacionadas es. donde trabajo por algunas semanas en el hospital de la lepra en San Pablo. . en la época de la violencia.encolombia. Charrière escapa con éxito de un hospital del interior junto a otros dos presos.. 1951 1951 . "La lepra en Colombia.. donde conoció a Salvador Allende.MATURITA. Revista Colombiana de Leprología.

1971 Dic 1971 .. Quienes lo conocimos de cerca admiramos siempre su excelente trabajo . 29. con un trabajo intitulado " Mycobacteriasis anestesiante 100 años". 2002 Abr 2002 ... Rockefeller de New York.com/madrid/participantes/manuel . USA.Ingresó a la Academia de Medicina en 1979. con estudios de post-grado en las Universidades de Yale.. Mostrar más De Manuel Elkin Patarroyo (Colombia) .. antiguos leprocomios ( lazaretos) de Colombia .encolombia.Páginas web relacionadas www. Publicó otro sobre "Estadística de la lepra" y "Profilaxis de la lepra".vivamerica. Mostrar más De Agua de Dios . 1979 1979 .. Instituto Karolinska de Estocolmo. Mostrar más De MEDICO LEPROLOGO HISTORIA Y BIBLIOGRAFIA .Páginas web relacionadas . Hunkel).Windows Live . egresado en Diciembre de 1971..Médico de la Universidad Nacional de Colombia.. 31. Suecia (Profesor ..Esta corporación fue fundada por dos enfermos de Hansen y dos consanguíneos en Agua de Dios en abril de 2002 con el fin de 'desestigmatizar' la enfermedad de la lepra y los municipios de Agua de Dios y Contratación.. USA (Profesor Henry G.VivAmérica Festival de Ideas Páginas web relacionadas www.com/medicina/academedicina .

2007 27 Feb 2007 . De Anatomía de una historia | ELESPECTADOR. 2010 7 Ene 2010 .Páginas web relacionadas www. .com/articulo/Comunidad/Valenciana . De … vacunación a parientes de nuevos enfermos de lepra en Colombia. significado actual de la enfermedad Los testimonios provenientes de La Ciudad del DolorAgua de Dios Colombia servirán de Luis VivesC Tutor 35 Madrid... … .es/html_estatico/portada ..universia...com/impreso/vivir ..Los responsables de la Salud pública en Colombia deberán aplicar la vacuna contra el bacilo de Hansen a todas las personas que convivan con quienes han contraído la lepra en el país....925 personas a través de programas de ayuda en India Nepal Brasil China Guinea Ecuatorial Nicaragua Honduras Costa Rica Colombia Uruguay Cuba Haití México y Venezuela además de España. y el espanto del cólera. 2009 30 Sep 2009 .com Páginas web relacionadas www. 35..Páginas web relacionadas www. 2008 28 Ene 2008 . ..com/ 33.eldiariomontanes.La Asociación de Lucha contra la Lepra Fontilles fundada en 1902 atendió en 2006 a 659.La Universidad CEU San Pablo se sumerge en la realidad de la lepra a través de su historia y su presente en la vida de muchas personas . según lo establece un plan estratégico contra esta enfermedad conocido hoy en Bogotá.COM . .. atraviesan las páginas de esta larga historia.live.elespectador. el horror de la lepra.. De LEPRA-HISTORIA-TESTIMONIO-CIUDAD-DOLOR-AGUA-DIOS Páginas web relacionadas www.Ellos son cuatro de los 23 expertos que trabajan en la escritura de los libros de la 'Historia de la Medicina en Colombia'. De Fontilles alerta sobre la ocultación de casos de lepra · ELPAÍS.spaces.aguadedios1..es/agencias/20100107/mas .elpais. 37. 39. Relatos de pestes y enfermedades endémicas y epidémicas.. ..

Hawai: mai-pake. metsorá o mesel.C. Hindu: vat-ratka. Japón: tsumi. culturas y épocas históricas como “mal de San Lázaro”. colliberts. gavaches. posteriormente aparece en Japón y Hawai. China: lai. Los soldados de Alejandro Magno la llevaron a Grecia y África. Hebrea: Tsara’ath. de origen griego. manetas. lazaroso.. los Vikingos propagaron la enfermedad desde Inglaterra hasta el Norte de Europa y fue traída a América por los españoles. lo propio hicieron las tropas de Pompeyo cuando ingresaron a Roma en el año 62 a. mezaelerie. ladres. fue utilizada para describir diversas lesiones en la piel de aspecto escamoso y ulcerativo. gafo. La lepra ha acompañado a la humanidad desde hace miles de años y ha sido considerada como una de las más despreciables y temidas enfermedades y quien la padece ha sido confinado al aislamiento. hanseniasis virchowiana. lazarino. dos médicos hindúes. ladrérie. malatos. kakods. después de la campaña en el Asia Menor. malum mortuum. cagot. alvaraz. cacot. De allí se propagó a China donde se menciona en los Anales de Confucio. alborozo.C. crétins. crestats. gafedad. mal rojo de Cayena. portugueses y . landre. enfermedad de Crimea y gangrena seca y a quien la padece se le ha denominado leproso. por descripciones en las obras de Susruta y Charaka. Por su parte.HISTORIA La palabra Lepra. Su origen se cree que fue en la India alrededor del año 600 a. mal de loup. homines de lége. guafem. Islandia: likprar. Durante toda la historia de la medicina han surgido múltiples términos para designar las mismas lesiones en diferentes culturas: Árabe: Dal-fil. agotes. Malayos: kusta También ha tomado otros nombres de acuerdo a diferentes países.

esclavos del África Occidental. médico de principios del siglo II. impuro!” Mientras le dure la lepra. fue despojado de su poder y se le negó su entierro en cementerio de Reyes. que afecta todo el cuerpo incluyendo huesos y causando amputaciones en los dedos y que debía diferenciarse de la elefantiasis de los árabes. Vivirá aislado y tendrá su morada fuera del campamento». y aparecen varios leprosos que son sanados por Jesús al arrepentirse de sus pecados. con el pecado. la llamó leontiasis por el aspecto de facies leonina que adoptaba el rostro y las destrucciones óseas e impulsado por las descripciones hechas por Hipócrates. y el sacerdote lo declarará impuro. Las primeras descripciones en Europa son hechas en el Corpus Hippocraticum donde se confunde con enfermedades tales como la psoriasis. El Nuevo Testamento trata a los leprosos más amablemente pero aún así eran aislados de la comunidad. y se le forme en la piel una llaga como de lepra será llevado al sacerdote Aarón o a uno de sus hijos sacerdotes. como lo ilustran el libro del Levítico y el Pentateuco. los cabellos revueltos y la barba rapada. serpentina y vulpina. El leproso llevará las vestiduras rasgadas. eczema y otras dermopatías. describe la elefantiasis graecorum como una enfermedad crónica. escritor romano. Fue el primero en describir las formaciones nodulares en la piel que llamó “Tubérculos”. elefantina. Areteo de Capadocia. El árabe Abulcasis describe cuatro variedades de lepra: leonina. El origen de la enfermedad se asoció con la corrupción de cuerpo y alma. Celso. Se trata de un leproso. e irá gritando: “¡Impuro. dándole continuidad al concepto de enfermedad religiosa en el cristianismo por muchos siglos. Este recorrido es denominado como “la ruta histórica de la lepra”.44-46: El Señor dijo a Moisés y a Aarón: «Cuando alguno tenga en la piel un tumor. El Rey Uzías de Juda fue castigado con Lepra por revelarse contra Jehová. las . una úlcera o mancha reluciente. la pérdida de voz. será impuro. 1-2. Sus descripciones sobre la alopecia. Libro del Levítico 13. era un castigo divino.

la destrucción de la nariz y la destrucción de extremidades son muy precisas. éstos eran aislados y considerados muertos en vida. corporal y moralmente. denominados Lazaretos y con ellos se crearon diferentes Órdenes como las de San Lázaro y San Juan de Jerusalén para ayudar a cuidar a los enfermos. Por disposición de los Concilios de Orleáns. La Iglesia Católica solicitó al Concilio de Ancyra. se crearon leyes que obligaban a denunciar ante las autoridades a todos los infectados.. que en algunos testamentos de la época se solía incluir una cláusula que decía: “Quienes no cumplan esta voluntad sean destrozados por la lepra”.C. era el peor castigo y la mayor maldición que se le podía desear a cualquier persona. Escudo de la Órden de San Lázaro En el año de 1200 surgen San Francisco de Asís y Santa Isabel de Hungría como los dos grandes defensores de los leprosos. Estas medidas al parecer tuvieron un efecto contrario al deseado porque los enfermos se escondieron ante el riesgo de ser separados de sus familias y que se les quitaran sus propiedades. lo que ocasionó un contacto más prolongado con personas sanas. dictar regulaciones sobre los leprosos. y de Lyón. Otra descripción clásica de la lepra se le atribuye a Gilberto Anglicus famoso médico que participó en la III cruzada en su texto “Compendium medicinae”. Fue tan grande el pánico ante la enfermedad. curaban a los enfermos con sus propias . año 583. realizado en 314 d.úlceras corporales. los cuales fueron definidos como personas sucias. año 459. se empezaron a construir hospitales para Leprosos en Europa. La lepra se convirtió en un problema de salud pública y ante el desconocimiento de la etiología de la enfermedad y el temor del contagio.

pústulas en cara. Girolamo Fracastoro. la mejor descripción de la lepra la realizó Guy de Chauliac. Fracastoro suponía que las infecciones pasaban de una persona a otra por medio de pequeños cuerpos capaces de autorreplicarse. lo que ayudó a sustentar la necesidad de aislamiento para los enfermos. insensibilidad de las piernas con ulceraciones en la piel”. Afirmaba que la lepra se adquiría principalmente con las relaciones sexuales y que debía considerarse como altamente contagiosa. Tabiques nasales ulcerados. en su trabajo “De contagione et contagiosis morbus et curatione” describió diferentes tipos de enfermedades contagiosas y la manera en que se transmitían. En 1546. publicado en 1363: “sus cejas y párpados hinchados. Una de ellas consistía en extraer sangre y filtrarla a través de una tela especial. se quejaban de enfriamiento de las extremidades con erupciones. médico de los Papas. sobre todo en el pulgar. caída de las cejas y pestañas reemplazadas por pelos más finos. en su obra “Inventarium sive Collectorium Partis Chirurgicallis Medicinae”. Durante esta época surgen diferentes pruebas para realizar el diagnóstico de la lepra. en caso de ser lepra quedaban sobre la tela unos . voz nasal. Tenían adelgazamiento de los músculos de la mano. Santa Isabel de Hungría En la Edad Media Europea. texto médico.manos sin ningún temor y Santa Isabel sería adoptada como patrona de los leprosos. médico Italiano y padre de la epidemiología.

lo que representaba una prevalencia de 2 casos por cada 1. se detectaron 2. en Noruega. Otra prueba reconocida era acostar al paciente sobre una gran losa de mármol. Al terminar la Eucaristía era rociado nuevamente por agua bendita y conducido al lugar que se le había asignado para ser recluido. y no fue sino hasta 1873 cuando Gerhard Henrik Armauer Hansen.000 habitantes. médico Noruego. El cura al despedirse le leía las conductas a seguir en dicho lugar haciendo énfasis en las prohibiciones y la indumentaria que debía llevar. Se establecieron rituales o ceremonias para el enfermo después de ser diagnosticado como leproso denominadas Separatio Leproso Rum. también conocido como bacilo de Hansen. El sacerdote iba a la casa del leproso le dirigía unas palabras de consuelo donde le decía que su enfermedad del cuerpo le serviría para obtener la salvación del alma y alcanzar la vida eterna. Se frotaba sangre sobre la palma de la mano y si daba la impresión de estar seca la prueba se consideraba como positiva. le rociaba agua bendita y era conducido a la iglesia donde el leproso se arrodillaba y oía la misa con devoción. Mycobacterium leprae.corpúsculos blancos y brillantes. En 1856.858 casos de lepra. trabajo que publicó en 1875 con el nombre de “On the etiology of leprosy” lo que demostraba que el origen de la lepra era infeccioso. identificó el organismo causante de la enfermedad. En algunos leprosarios se les exigía hacer votos principalmente el de obediencia. También se mezclaba sangre con aceite y si la sangre presentaba un aspecto “cocido” el enfermo era declarado como leproso. el frío incrementaba por vasoconstricción las manchas leprosas e incrementaba la anestesia cutánea de las zonas afectadas. el cual aisló de muestras tomadas de lepromas. .

Gerhard Henrik Armauer Hansen

Mycobacterium leprae

En 1897 se dicta la primera Conferencia Internacional de la Lepra en Berlín donde se proponía el aislamiento estricto como único medio para impedir la rápida propagación de la enfermedad y la notificación obligatoria de todo caso detectado.

El primer tratamiento conocido para la lepra fue con el producto derivado de los frutos de Taraktogenous kurzii e Hydnocarpus antihelmintica, una planta nativa de la India, y conocido como el aceite de chaulmoogra o de ginocardio. Se popularizó su uso intralesional, técnica conocida con el nombre de plancha, y fue comercializada por diferentes laboratorios entre ellos BAYER con el nombre de ANTILEPROL® hasta el año 1951 cuando se abandonó su uso por la pobre eficacia demostrada.

Aceite de Chaulmoogra

Desde 1941 se inicia el tratamiento con Sulfona, gracias a los reportes de Guy Faget y Hillary Ross en Carville y John Lowe en Nigeria quienes demostraron que era la forma más activa contra el bacilo, menos tóxica, más fácil de sintetizar y podía administrarse por vía oral, y desde entonces el D.D.S. (Diamino – Difenil – Sulfona) o dapsone fue utilizado como medicamento de elección. En 1960 Charles Shepard demostró que el bacilo se podía cultivar en la almohadilla plantar del ratón lo que permitió realizar pruebas de sensibilidad y resistencia a las drogas. En 1968 Waldemar Kirchheimer y Eleanor Storrs, lograron reproducir la enfermedad en el armadillo de nueve bandas (Dasypus novemcinctus) lo que se constituyó en un gran avance en el estudio biológico de la micobacteria. Desde 1964 se hizo necesario la búsqueda de tratamientos alternos y no fue sino hasta 1981 cuando se inició la terapia multidroga con tres medicamentos: Rifampicina, dapsone y clofazimine con tasas de curación de más del 80%. Otros medicamentos que son utilizados en la actualidad incluyen la ofloxacina y la claritromicina. Actualmente se detectan 900.000 casos nuevos por año y se calcula que existen más de 7 millones de enfermos en el mundo, siendo la India el país más afectado con el 80% de la concentración de enfermos en el mundo. En 1999 la Organización Mundial de la Salud dio inicio a la Alianza Mundial para la Eliminación de la Lepra con el objetivo de erradicar la enfermedad definitivamente antes del año 2005, objetivo que no ha sido cumplido.

Historia de la Lepra Ayer, hoy y mañana
Académico Roberto de Zubiría Consuegra Dr. Germán Rodríguez Rodríguez
Publicado en la revista MEDICINA, de la Academia Nacional de Medicina
I. Generalidades La lepra fue una de las primeras enfermedades descritas en el mundo antiguo; y caracterizada por cambios muy severos en el aspecto físico de los enfermos: las manchas, los tubérculos y los lepromas daban a la cara un aspecto de león por lo que la enfermedad se llamó leonina. Como también producía hipertrofia de las capas dérmicas y subdérmicas, semejaba la piel de un elefante, y también se llamó elefantiasis. La enfermedad se caracterizaba por su evolución crónica y progresiva y habitualmente por su incurabilidad. Por la gravedad de sus manifestaciones, en los primeros tiempos de la historia se explicó como un terrible castigo enviado por Dios. Las medidas preventivas adoptadas por el pueblo judío, con los enfermos, su aislamiento y retiro de la sociedad permiten suponer que la consideraban contagiosa y posiblemente el aislamiento de los leprosos fue una de las primeras medidas de Salud Pública, que persistieron hasta mediados del siglo XX. Los primeros médicos griegos y romanos se preguntaron si la enfermedad era comunicable o hereditaria y durante muchos siglos se especuló sobre las dos teorías. El año de 1874, Armauer Hansen, natural de Bergen (Noruega), país donde la lepra era epidémica descubrió el bacilo productor de la enfermedad y demostró como lo había sospechado que la enfermedad era de carácter infeccioso[1]. Sin embargo la manera como se trasmitía estaba aún muy oscura. ¿Por qué razón, se preguntaban los investigadores, la lepra se trasmite a unas pocas personas y la mayoría permanecen indemnes a ella? Solo hasta el año de 1923 el investigador japonés Mitsuda encontró la explicación que dio la respuesta a un problema que no había podido ser resuelto. Mitsuda empezó a trabajar con pacientes que presentaban las formas más graves de la enfermedad, (lepromatosas) y los que cursaban con las más benignas (tuberculoides ) y tomó como controles los sujetos normales y los enfermeros que habían permanecido en los leprocomios, sin que se hubieran contagiado con la enfermedad. Para el efecto preparó una suspensión de bacilos de Hansen obtenida de lepromas y esterilizada por el calor a la que se añadía ácido fénico. Luego inyectaba 0,05 ml de la preparación por vía intradérmica. A los 21 días observó que en los pacientes de forma lepromatosa la reacción era negativa y solo se producía un pequeño edema, pero sin eritema o papula. En los sujetos normales y los enfermeros que no se contagiaban y en los que padecían de la forma tuberculoide, la reacción fue de mayor intensidad. El descubrimiento aclaró en gran parte la manera como algunos pacientes adquirían la enfermedad y otros no. Había sujetos con muy pocas defensas inmunológicas contra el bacilo de Hansen, que se contagiaban con gran facilidad y desarrollaban las formas graves y los que tenían mejores defensas desarrollaban las formas más benignas. El resto de la población tenía excelentes defensas y no se contagiaba. Entre los que se contagiaban había un 20 % de formas malignas y 80% de formas benignas.

Posteriormente aparecieron, ya bien entrado el siglo XX los medicamentos. Con acción bactericida logró controlarse la enfermedad. Las lesiones dermatológicas que voy a presentarles más adelante, no se encuentran en la actualidad y pertenecen a la historia de la enfermedad. II. Descripciones en el mundo antiguo En el pueblo egipcio se encuentran citas de pacientes con lepra en los milenios III y II a. C. En el Antiguo Testamento (1850 a.C.) y en el Nuevo Testamento, Historia de la Medicina existen citas que hacen pensar que la enfermedad era conocida desde la más remota antigüedad. En libro de los "Números", 13,1 aparece la descripción de la "lepra": "Cuando tenga uno en su carne alguna mancha escamosa, o un conjunto de ellas, o una mancha blanca, brillante , ...y se presente así en la piel de la carne la plaga de la lepra, será llevado a Aaron ....El sacerdote examinará la plaga ..y si viere que los pelos se han vuelto blancos y que la parte afectada está más hundida que el resto de la piel, es plaga de lepra". En la Biblia se describen ulceraciones, cicatrices y es muy enfática sobre la evolución crónica y la progresión de la enfermedad. La idea de la peligrosidad de la enfermedad y la posibilidad del contagio hicieron obligatorio su aislamiento y la separación de las personas sanas. En el libro de Job 2, 7:8, posiblemente hay una referencia de una enfermedad que podría corresponder a la lepra: "Salió Satán de la presencia de Yhavé e hirió a Job con una ulceración maligna desde la planta de los pies hasta la coronilla de la cabeza. Rascábase con un tejón y estaba sentado sobre ceniza!". ...El nombre hebreo de la enfermedad era "Tsarath" o "Zaarath" y posiblemente describía muchas enfermedades de la piel con ese nombre. III. Hipócrates (430 - 360 a.C.) El "padre de la Medicina" empezó a modificar la nosología de muchas enfermedades basándose en una minuciosa observación clínica. En su escrito sobre los aforismos, citó la Lepra y con su gran profundidad clínica, empezó a diferenciarla de otras enfermedades cutáneas: "En la primavera son frecuentes algunas enfermedades: la Lepra, el Vitiligo, las erupciones con ulceraciones..."[2]. Los médicos griegos y más tarde los romanos, traductores de los griegos, siguieron usando la palabra lepra para denominar dos enfermedades cutáneas, la mayoría de tipo escamoso y consideradas diferentes.

De ahí surgieron dos enfermedades, que se consideraban diferentes: la Elefantiasis de los griegos y la Elefantiasis de los árabes[3]. Otro autor, discípulo de Epicuro, Lucrecio (siglo I a.C.) publicó en Roma un tratado de Filosofía al que llamó "De rerum natura" (De la naturaleza), donde hizo algunas aproximaciones a temas médicos. Refiriéndose a la Lepra dijo: "Es una enfermedad la elefancia que nace hacia las márgenes del Nilo, no en otra parte, en medio del Egipto"[4]. Más tarde, Areteo de Capadocia, que vivió en el siglo II fue un digno sucesor de Hipócrates. Antes de Areteo a la lepra se le daba también el nombre de leontiasis o lepra leonina. Areteo le cambió el nombre por el de elefantiasis. Un gran avance de este médico fue el describir una formación en la piel que llamó "Tubérculos", elementos cutáneos levantados que aparecían en esta enfermedad. De acuerdo con los diferentes países y regiones y con relación a la época la lepra ha ido tomando diferentes nombres: leontiasis, lepra leonina, lepra de la Edad Media, lacería, mal rojo de Cayena, enfermedad de Crimea, mal de San Lázaro, lepra tuberculosa de Alibert y muchos otros. Las palabras lazarino, lazaroso, lazareto se derivan de san Lázaro- al gran patrón de los leprosos¿Pero quien es san Lázaro? Todos piensan que es el hermano de María y de Marta, el resucitado de Betania (S. Juan 11, 1,2), pero en realidad no fue él San Lázaro, sino el mendigo de la parábola del rico Epulón. Y comenta el aviso, a que nos referimos: ¡Gafos (otra palabra para significar leprosos), que rogáis por vuestra curación, no os equivoquéis. Vuestro santo es el pobre Lázaro a quien el rico Epulón dejaba a su puerta sin limosna y cuyas úlceras lamían los perros! (S. Lucas 16,19-31)[5]. Recogiendo una ley lombarda del siglo VI, dada por el Rey Rotárico y unas ordenanzas de Pipino el breve y Carlomagno, los leprosos se consideraron unos muertos- vivos y cuando les diagnosticaban la lepra perdían todos sus bienes, obligándolos a acogerse únicamente a la caridad pública. Civilmente se consideraban muertos, no podían heredar, testar, comprar o vender y tampoco servir de testigos, por la posibilidad de que contagiaran a los sanos. En el año 583, la asamblea de obispos reunidos en el Concilio de Lyon decidió crear las leproserías. Los enfermos podían seguir viviendo relativamente aislados del resto de la sociedad y fuera de los muros de la ciudad y de los conventos. La medicina científica de la Edad Media creía que la causa del mal era la comida o el aire dañados....En el Concilio de Orleans la Iglesia decidió ocuparse de la alimentación y el vestido de los leprosos[6]. Gregorio de Tours mencionó (hacia 560) hospitales para atender a los leprosos; en esta época se fundó la orden de San Lázaro para llevar pacientes a estos "Leprosarios". En esta época se

dicho mal dejó de ser pecado para convertirse en una enfermedad santa. presencia de erupciones. Del siglo XI al XIII. Sin embargo las cifras son equivocadas y parecen muy altas. Hizo observaciones clínicas muy atinadas sobre los leprosos: "(tenían) las cejas y los párpados hinchados. Los tabiques nasales se ulceraban .. pero se imprimió en francés en 1478 y se utilizó mucho durante el siglo XVI[9].. en Rusia y en Escandinavia[11]. Sin embargo persistió en las costas del Mediterráneo. su "Chirurgia magna" obra usada como texto durante más de dos siglos. presentaban caída de las cejas y pestañas. según se dijo a envenenar las fuentes de agua de las poblaciones. Felipe V llamado el "largo" reprimió un complot que organizaron los leprosos de Francia para conseguir el retorno a una vida normal..consideraban contagiosas ocho enfermedades: la peste bubónica. el ántrax.picazón. Sin embargo el diagnóstico de lepra incluía el de la sífilis. sobre todo durante las relaciones sexuales. La lepra alcanzó su mayor prevalencia en Europa. insensibilidad de las piernas . Estaban resueltos. El manuscrito de su Cirugía estaba en latín. En el año de 1225 había en Francia 2000 casas de leprosos. Los casos se incrementaron debido al tráfico de esclavos que provenían del Africa[12]. en especial cuando las úlceras se hacen profundas y deforman totalmente el rostro.... la época de las Cruzadas. que como leprólogo. que eran reemplazadas por pelos más finos.. el tracoma y la lepra. se quejaban de enfriamiento de las extremidades. y no como un mero copista.La lepra confirmada es de fácil diagnóstico decía. para empezar a declinar a partir del siglo XVI. hombre de vastos conocimientos. Chauliac insistió en el carácter contagioso de la lepra. Fue discípulo de Mundinus. sobe todo en el pulgar. la tuberculosis. pues no hay referencia cierta de esta enfermedad hasta el siglo XV[7]. Adelgazamiento de los músculos en la mano. la epilepsia. A los enfermos se les prohibía entrar a las ciudades y dedicarse a vender alimentos o bebidas. IV. Por esto es más conocido como cirujano.Tenían "la voz nasal". el resto se encerró aun más severamente y muchos fueron asesinados[8]. Cuando los cruzados enfermaron de lepra. El año de 1321 el Rey de Francia.1367) Canónigo y médico de los Papas de Avignon que compuso el tratado de Cirugía más influyente desde la baja Edad Media hasta el siglo XVI. . la sarna.. porque la lepra se confundía con la Sífilis. nariz y labios y los párpados desaparecen[10]. La lepra en estas épocas se dividía en dos variedades: . se enrojecen las mejillas.. en forma epidémica. El Rey ordenó capturarlos y los que confesaron fueron quemados vivos (600).Tenían pústulas en la cara. fue tan buen médico como experto cirujano. ulceraciones de la piel. Guy de Chauliac (1300. La lepra fue introducida al Nuevo Mundo por los españoles. erisipela. la lepra se extendió por Europa.

Montoya y Flórez. La magnífica "Contribución al estudio de la Lepra". ... Además encontraron las alteraciones de la sensibilidad que son una de las características que permiten identificar correctamente la enfermedad y distinguirla de otras dermatosis: 1. Lepra Fimatoide (derivado del griego fime. V. Juan B. Al mismo tiempo se producen lesiones en el sistema muscular que se caracterizan por parálisis o atrofia de ciertos músculos. publicada por el Dr.1912) Primer avance científico en la comprensión de la Lepra. tubérculos y demás lesiones cutáneas y acompañada de lesiones de la nariz boca y la laringe. llamada por algunos autores como Danielsesn y Boeck elefantiasis anestésica. El año de 1873 el médico noruego Hansen descubrió el bacilo productor de la Lepra. tubérculo).. Se inicia por la aparición de manchas o máculas. luego se forman los tubérculos y después estos se ulceran. En la época en que Luis A.. Esta lepra se llamó también "lepra negra". en el año de 1910 utilizaba esta clasificación. será de la primera variedad. con arrugas frontales tiene cierto aspecto leonino que ha hecho dar a la enfermedad el nombre de Leontiasis. 2. De ahí surgió una primera clasificación de la enfermedad con relación a sus signos y síntomas que se presentaban en la piel. casi confluente y da al desgraciado leproso un aspecto horrible y repugnante..En la cara el desarrollo de tubérculos es considerable. Calvo llegó al leprocomio de Agua de Dios (1916).. tubérculos y demás lesiones cutáneas y acompañada de lesiones de la nariz boca y la laringe. Se llamó también "lepra blanca". Esta cara tumefacta. VI. Los médicos del siglo XIX En especial el gran dermatólogo francés Cazenave[13] hizo estudios muy completos de la enfermedad. caracterizada por la presencia de manchas. de acuerdo con la presencia o ausencia de estos elementos dermatológicos.La "lepra negra". Gerhard Armauer Hansen (1841. Lepra Afimatoide. El descubrimiento del bacilo Dr. estudiando sus síntomas y signos. caracterizada por la presencia de manchas. La "lepra blanca" que se caracterizaba por la presencia de anestesias múltiples. muy dilatada. Si predomina la producción de tubérculos. esa era la clasificación utilizada por los leprólogos. Con relación a la sensibilidad cutánea la distinguían en lepra anestésica o lepra hiperestésica[14].

para investigar las posibilidades de organizar en Colombia leprocomios semejantes a los noruegos.". • Es intracelular exclusivamente.. Crece muy bien entre 27°C y 30°C. Tuberculoso. gran benefactor de los leprosos en Colombia decidió hacer un viaje a Noruega. Las características del bacilo descubierto por Hansen eran las siguientes: • La lepra es la más bacilífera de todas las enfermedades infecciosas (en su forma lepromatosa).dystroglican). ¡He ahí la prueba de que la lepra es contagiosa! Y añadió: "Hace 35 años. con algunas semejanzas con el B. demostró en forma convincente la presencia de bacilos en material leproso[15].. • Infecta la piel. para evitar el contagio. El padre Evasio Rabagliati. y espero que dentro de poco hayan llegado a cero. mejoró los métodos de coloración y encontró gran cantidad de cuerpos en forma de bastoncitos en las células de material leproso. que corresponde a un (Alfa. El padre Genaro Perico García relató la conversación que tuvo Rabagliati con el sabio profesor noruego en su libro "El maestro Luis A. entre otros el Dr. Era la época de los leprocomios cerrados y el aislamiento más completo de los pacientes.35°C). "Querido profesor" le preguntó Rabagliati "¿Ha curado usted a muchos leprosos en estos 35 años?". Calvo". ni yo ni otros. Hansen. Lo han creído algunos médicos. ¡Consideraba que esta enfermedad era hereditaria porque él mismo se la había inoculado sin contagiarse! El gran investigador Roberto Koch en 1879. dijo Hansen fue saber que hace un siglo no había más de cien leprosos en Colombia y que hoy son varios miles. Finalmente. colombiano pero yo no lo creo[16]. • Es un mycobacterium. hoy no pasan de 600. cuando me consagré a esta enfermedad no había menos de 4. Carrasquilla. El jefe de Hansen. La entrevista tuvo lugar el año de 1906: "Lo que más me sorprendió"..Hansen se graduó de médico en Cristianía (Oslo). el bacteriólogo alemán Albert Neisser en 1879. • La infección se localiza en especial en áreas frías del cuerpo (34°C . El bacilo tiene un receptor en la célula de Schwann. "Curaciones radicales ninguna hasta la fecha y temo que no lo lograremos nunca contestó Hansen. los nervios cutáneos y la mucosa nasal. en 1866 y ejerció como médico en las islas Lofoten y luego trabajó en el hospital de leprosos de Bergen en 1868. Esto confirmó la transmisión de la enfermedad de los leprosos a los sanos.000 leprosos en Noruega.. • Es Gram positivo. Este fue un gran avance al demostrar que la enfermedad era producida por un microorganismo. . Poco a poco se han ido descubriendo nuevas características del bacilo: • Contiene gránulos rojos. Daniel Cornelius Danielssen había convertido a Leyden en un centro para la investigación de la lepra en Europa. Con este fin viajo a la ciudad de Bergen donde se entrevistó con el Dr.

de Hansen en los repliegues adiposos de las patas del ratón blanco[17]. que cambiaron completamente el pronóstico de la lepra. El profesor Unna y el tratamiento de la lepra Primer avance en la terapéutica de la enfermedad. Recomendó el uso del aceite de ginocardio conocido con el nombre de aceite de Chaulmoogra. logró la reproducción del B. Este fue el medicamento que se utilizó en el tratamiento de la lepra hasta que llegaron las sulfonas (año de 1940). el Dr. • Los pacientes con lepra indeterminada y prueba de la lepromina negativa sometidos a tratamiento evolucionaron hacia una forma lepromatosa contagiante. • Los pacientes con mejoría. Introdujo en el tratamiento dos nuevas substancias el ictiol y la resorcina. El profesor Unna aconsejaba el uso de una cucharadita dulcera al día por tres o cuatro años y en muchos casos continuaba indefinidamente la administración. pero puede variar entre 2 y 20 años. • El período de incubación de la enfermedad es de 5 años por termino medio.• El M. Por vía tópica la mezclaba con aceite de olivas y más tarde la aplicó en enemas o por vía intramusclar ( ¡era muy dolorosa!). que aun se utiliza y se sigue llamando la "Bota de Unna"[18]. seguidos durante un lapso de 10 años. • En los pacientes lepromatosos no se produjo negativización de los exámenes bacteriológicos. ¿Podríamos preguntarnos si la droga tenía alguna efectividad en la enfermedad? Esta respuesta la dieron los estudios de dos leprólogos: Rotberg y Bechelli hechos en el Brasil (1946) en una época en que se estaban comenzando usar las sulfonas. registrados en la literatura. ni se logró curación social. tuvo recidivas en 40. Los resultados fueron los siguientes: • Se obtuvieron mejorías en pocos casos y fueron poco acentuadas. eran sujetos con lepra tuberculoide en reacción. 74% de los casos en el primer año y 70%. Fue natural de la ciudad de Hamburgo y fundó en su ciudad natal una clínica para el tratamiento de las enfermedades de la piel. Al parecer se usó por primera vez en la ciudad de Madrás. que se usaba desde hacía muchos años empíricamente en la India. • El pequeño número de pacientes que logró mejorías. . Charles Shepard. Se estudiaron 3000 pacientes leprosos. Profesor Paul Gerson Unna (1850 – 1929). VII. Dedicó varios trabajos al estudio de la lepra. En el año de 1957. Ideó una venda para comprimir los miembros inferiores edematizados. en el curso del segundo año. leprae se reproduce muy lentamente. del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos. catalogados como lepromatosos. donde lo administraban mezclado con leche en cucharaditas y en fricciones en los sitios donde había lepromas.

. Un grupo de pacientes presentó una reacción de Mitsuda negativa. del año 1953. O sea no se habían contaminado. 2. A los 20 o 30 días se examinaba la respuesta a la prueba y se encontraron los siguientes resultados. sino también de algunas vísceras: bazo. 3.80%) mostraban mucho mejores defensas contra la enfermedad. No había ninguna reacción de eritema o de edema en el sitio inyectado. que fueron sorprendentes: 1. O la respuesta era muy débil. A numerosos pacientes con lepra y a sujetos sanos se les inyectaba 0. con reacción eritematosa y edematosa mayor de 10 mm y menor de 15 mm. Otro grupo dio resultados fuertemente positivos. del filtrado. Las formas clínicas de la enfermedad En el Congreso de Leprología de Madrid.1 ml de lepromina por vía intracutánea en la cara anterior del antebrazo o del muslo. La reacción de Mitsuda (1923) Después del descubrimiento del bacilo de Hansen. Los sujetos sin la enfermedad mostraban las pruebas positivas[20]. porque en presencia de bacilos las defensas eran muy buenas. VIII. Esta suspensión se llamó lepromina. Los pacientes de los grupos (2) y (3) ( 70. afección de la mucosa nasal y el tabique nasal. ojo (queratitis). Los pacientes del primer grupo (1) daban una reacción negativa (20 a 30%) y esto mostraba que tenían una reacción de defensa muy deficiente hacia el bacilo de Hansen y desarrollaban las formas más malignas de la enfermedad. que se esterilizaban mediante altas temperaturas y adición de 0. Se inicia a comprensión de la inmunología de la lepra. El científico japonés empezó a trabajar con una suspensión de bacilos de Hansen obtenido de lepromas. se estableció una clasificación de la lepra de acuerdo con las formas benignas y malignas en el Congreso de Tokio de 1958 se mostró nuevamente lo adecuado de la clasificación clínica. con gran número de bacilos (multibacilares) y había compromiso no solo de la piel.• Los pacientes lepromino-positivos tuvieron una evolución favorable. Otro grupo daba una reacción ligeramente positiva. pero se sabe que habitualmente mejoran con o sin tratamiento[19]. presentaban menor número de bacilos (paucibacilares) y la evolución de la dolencia era de carácter más benigno.05 mg de ácido fénico por 100 cm. Los estudios del investigador japonés descubrieron uno de los aspectos más importantes de la lepra IX. los leprólogos empezaron a hacerse una serie de preguntas en relación con la patogenia de enfermedad: ¿Porque razón existiendo cantidades del bacilo solo unos pocos sujetos desarrollaban la enfermedad? ¿Porqué unos pacientes desarrollan una forma benigna y otros una maligna de la dolencia? El profesor Mitsuda hizo grandes avances en la explicación de estos fenómenos incomprensibles en ese momento.

Las características de las diferentes modalidades son las siguientes: a) Lepra tuberculoide Presenta mayor reacción inmune celular. Se encuentran células epiteliodes con formación de granulomas en los nervios. Además se clasificaron otros dos grupos: lepra indeterminada y lepra dimorfa (borderline). Los pacientes presentaban un predominio de HLADR3 lo que representaba inmunológicamente un aspecto defensivo en la biopsia del nervio: examen que era de gran utilidad diagnóstica. peroneo. Siempre con presencia de anestesia. Pérdida de la sensibilidad. Existencia de pocos bacilos. se encontraba: Inflamación: muy grande localizada en el epinervio perinervio y endonervio. mediano. La mayoría de los enfermos presentaba un HLA DQ 1. o sea con muy pocas defensas. Daño en el perinervio. Células gigantes pérdida diferencial de axones. pies y región lateral de las piernas. . Lesiones de la piel: presencia de lepromas. b) Lepra de forma lepromatosa Menor respuesta defensiva celular. con mayores manifestaciones en las regiones más frías de piel: oídos. con manchas hipopigmentadas.En la nueva nomenclatura la enfermedad se clasificó en dos polos opuestos. Hay proliferación bacteriana localizada (paucibacteriana). Iniciación. rojizas o de color "cobre". el polo maligno se llamó lepra lepromatosa y el polo benigno lepra tuberculoide. Los nervios afectados presentaban inflamación. Los nervios sensitivos y cutáneos estaban sistemáticamente afectados: los digitales. los auriculares posteriores. Pueden ser planas o levantadas. Lesiones cutáneas: son de tipo focal. crurales. Existía perdida del pelo. Las lesiones cutáneas eran poco numerosas. y estaban aumentados de volumen y eran fácilmente palpables. Existían en los nervios granulomas con células multinucleadas (Langerhans). Proliferación difusa bacteriana. radiales. región dorsal de las manos y antebrazos. múltiples o difusos. Había compromiso de nervios motores: cubital. No producen prurito. pálidas.

c) Lepra en forma indeterminada Se manifiesta por máculas hipocrómicas. Más intensa a medida que la enfermedad había avanzado y durado más tiempo. Las células de Schwann se encontraban ocupadas por microorganismos y residuos. También había lepromas en el iris. Aparecían mutilaciones en las extremidades. eriotematoescamosas o eritematohipocrómicas. Tienen límites bastante imprecisos. Lesiones otorrinolaringeas: en el tipo lepromatoso casi siempre había lesiones localizadas en la mucosa nasal. acrómicas. Lesiones oculares: se presentan en las formas más avanzadas: Queratis difusa. lo mismo que la úvula podían presentarse lepromas. Cambios precoces: disminución de la mielina cambios multifocales. También se hallaban en la laringe o la epíglotis. pero con déficit en la sensibilidad. la bucal o de la laringe. los labios o el paladar duro y blando. No hay cambios en el color de los pelos (a diferencia del vitiligo. Lesiones viscerales: Lo más común es la presencia de adenopatías. Nervios cubitales por encima de los codos pequeños o grandes. En las mucosas se presentaba eritema. puntiforme. donde se vuelven blancos). infiltración o lepromas. En los casos muy avanzados había afonía o disnea y si la manifestación era muy severa era indispensable practicar una traqueotomía. Se encontraba infiltración de macrófagos: Localización: en el perinervio. A veces son muy pocas (2 o 4). Hallazgos en los nervios: pérdida de axones.Distribución: región de las medias y los guantes. (Estos casos no se volvieron a presentar después del uso del tratamiento con sulfonas). Había anhidrosis generalizada. que llevaban a la perforación del septo nasal en la boca. perivascular. A veces aparecían en exulceraciones o ulceraciones. región de la cara (parte superior. En la mielina: había láminas con estructuras irregulares. Habitualmente no se encuentran bacilos. . esplenomegalias manifestaciones en el testículo y el epididimo. pocas veces nítidos. Lo característico de las manchas es la ausencia de sudoración o su disminución. había axones desnudos o con poca mielina. Existían inclusiones "espumosas"en los nervios. Había inflamación en grado variable. La arquitectura de los nervios en general estaba preservada. ± Desmielinización. En los músculos aparecían "masas" con manifestaciones inflamatorias subclínicas. Las más frecuentes son las primeras. Lo más característico es la presencia de anestesia térmica en las manchas. distribución bilateral). Existía siempre gran número de bacilos. Las manchas pueden regresar completamente o sufrir una mutación. ya sea hacia el tipo tuberculoide o lepromatoso. Los reflejos tendinosos estaban preservados hasta el final. debida a lepromas miliares.

• Nódulos cutáneos y subcutáneos. Otro sistema de defensa puede reconocer en los pacientes con lepra lepromatosa sus macrófagos pueden ingerir el MLeprae pero no lo pueden "digerir" porque no son linfocitos tipo T. orquitis y artritis . Por estos mecanismos el estrés puede intervenir el comienzo y el curso de las enfermedades infecciosas. En la tuberculosis y la lepra la inmunidad más útil es la celular. Los fluidos del organismo como el sudor y las lágrimas son ligeramente antisépticos y el contenido gástrico posee una acción mayor. Inmunología de las dos formas clínicas de la lepra El estudio de la Inmunología de la Lepra estudia la capacidad de los sistemas de defensa para luchar contra el M. • Iridociclitis. En el estrés se pueden producir estados de inmunosupresión. Reacción leprosa Es un episodio agudo. Las defensas están constituidas por: El primero es la piel sana. . Son bastante bacilíferas. los que ingieren y digieren los cuerpos extraños que encuentran. inflamatorias. del timo que es el que programa estas células para asistir a los macrófagos para producir las enzimas que son capaces de destruir el germen. • Comienzo súbito de parálisis localizadas. • Es una respuesta inmune a los antígenos leprosos con formación de complejos inmunes. Enrojecimiento y dolor. X. como bacterias. en su acción sobre los linfocitos T ayudadores –1 / T ayudadores –2 y producción de citoquinas tipo1 /tipo 2. ausencia de sudoración y alopecia. que es una cubierta protectora que impide la entrada de gérmenes. El primer caso lo constituyen las grandes células. alérgicas y tumorales. autoinmune. Estas reacciones corren por mediación de los glucocorticoides y las catecolaminas. Existen otras placas de aspecto tuberculoide Las lesiones presentan anestesia. tubérculo. llamadas macrófagos. de color castaño. parecidas a la forma lepromatosa.d) Lepra dimorfa (Borderline) Las lesiones cutáneas se parecen a las de forma tuberculoide (pápula. en que se reactivan los síntomas y los signos de la enfermedad: Pueden aparecer: • Neuritis aguda: con eritema nudoso. Estos mecanismos constituyen el segundo sistema de defensa y se manifiesta por el síndrome de la inflamación. leprae. Hay dos modalidades de respuesta inmune: La inmunidad humoral (HI) mediada por los anticuerpos y la inmunidad mediada por células (CMI). Estos elementos agresivos se denominan "antígenos". • Se asocia habitualmente con el tratamiento de lepra lepromatosa o la "borderline". Se sabe que aumenta la inmunidad humoral y disminuye la inmunidad celular. Los mecanismos de protección tienen dos modalidades: No específicos y específicos. máculaspápulas.

Estas formas son capaces de controlar el bacilo y por eso evolucionan con pequeña cantidad de bacilos (formas paucibacilares). el HLA que predomina es el HLA-DR3. su desarrollo intracelular obligado y la incapacidad de crecer en medios artificiales. leprae presenta una deficiencia para manejar factores de estrés como la deficiencia de oxígeno y el calor. en el cromosoma del bacilo de Hansen (menos del 40% de la capacidad de codificación). . la cual aumenta los CD4 + células T y la producción de inteferon de las células T. Los últimos estudios que se realizaron en el año 2000 y que estudiaron la biología molecular del bacilo de Hansen dieron resultados muy satisfactorios: El M. leprae por las células de Schwann. Las proteínas que se han podido codificar son la clave de "Factores muy virulentos "y responsables del tropismo del M. Un factor importante en la regulación entre citoquinas 1 y la respuesta celular es la interleuquina 12 . Parece que el M. Se caracterizan por predominio de linfocitos CD8 (Inhibidores) + células T y citoquinas tipo 2. proteínas pequeña y grande de "Estrés. En la forma lepromatosa. Lo más sorprendente es que hay muy pocos genes.8 kDa y 56 kDa.Th2/ o inmunoprotección / Inmunopatogénesis es el dominio de células T "especiales "con receptores beta. leprae es un parásito obligadamente intracelular y con características inmunológicas bastante peculiares. representado por 140 clones en 4 distribuciones (contigs) de los cuales se han secuenciado un 60%. que es incapaz de controlar la proliferación de bacilos el HLA más frecuente es DQ1. el hierro y otros metales. Las lesiones cutáneas muestran predominio de linfocitos CD4 (ayudadores) + células T y citoquinas tipo 1. incluyendo interleuquinas 4 y 10. Otro factor que puede contribuir al balance inmunológico entre Th1. responsable de la producción de miles de átomos de hierro. • 28 kDa superoxido dismutasa. pero con grandes diferencias entre las dos.En los últimos años se han encontrado diferencias inmunológicas entre las dos formas polares de la lepra: la lepromatosa y la tuberculoide. Las proteínas del bacilo son reducidas y se han identificado las siguientes: • 10. En las lesiones cutáneas se encuentran las siguientes diferencias: En ambas hay reacciones inmunológicas Th1 y Th2.8. • 22 kDa bacterioferritina. especialmente interleuquina 2 e interferon gama. lo mismo que presenta deficiencia en los sistemas de transporte y los controles metabólicos. • 35 kDa semejante a las proteínas de las enfermedades que tienen esporulación[21]. pero desprovistos de accesorios moleculares CD4 y CD8 en las lesiones lepromatosas. El estudio sobre el genoma del bacilo mostró que tiene un genoma con megabase 2. En los pacientes de forma tuberculoide. Por eso se presentan formas con gran cantidad de bacilos y formas diseminadas en diferentes órganos (formas multibacilares).

Células dendríticas positivas.805 11.26 1.35 2. Madagascar 7. confirmaron la ausencia de defensas inmunológicas celulares y no hallaron expresión de antígenos CD1.07 Por 100.78 6.50 12.344 12. (1997) estudiaron polimorfismos (COL3A1 Y CTLA4).89 9.540 72.64 3. Kiribati 3.q33.072 527. • Los autores comprobaron que las células que expresan CD1 eran CD83.24 5.Estudios de Sieling et al (1999) haciendo pruebas inmunohistoquímicas en pacientes con lepra lepromatosa y tuberculoide y midiendo la inmunidad celular encontraron resultados semejantes a los anteriores: • En la lepra tuberculoide.411 7. en la lepra lepromatosa.86 7.86 8.10 31.50 96.04 2.85 1. Guayana Francesa 14.50 18. una región del genoma del ratón.086 7. menos en enfermos con lepra tuberculoide y menos aun en lepra lepromatosa.83 7.18 8.35 11.96 3.06 3. Martinica PREVALENCIA CASOS NUEVOS 28.08 2.06 2.497 586 80 68 94 123 26 11555 6.29 6. Federacion de Micronesia 5.10 14.446 43.005 4. de gran efectividad como células presentadoras de antígenos. portador del locus Bcg. Myanmar 18. Nigeria 19.004 1.176 901 547 665 317 7 . parece existir gran reacción defensiva contra el bacilo y hay un gran aumento de CD1A.993 12 13 2 413 546 9.56 6. CASOS POR 10. • Al contrario. Papua 21. Estos locitos fueron seleccionados porque están localizados en el cromosoma 2q31.953 57 56 41 1 . Kaue y Co. Gabon 6.16 2.49 25.66 3.53 15.74 1. Angola 20. Brasil 12.000 1. Congo 23. • En pacientes lepromatosos puede existir un anticuerpo contra un glicolípido fenólico –1 (PGL-1) que produce el bacilo[22] .047 11. Mozambique 9.481 1.195 524.81 163 116 163 1.33 3.33 18. que tienen influencia en la susceptibilidad a los parásitos intracelulares. India 10. República Centroafricana 17. Estas defensas dependen de una serie de genes que promueven las defensas y otros que las disminuyen.000 117. Nauru 15. CD1B y CD1C.581 12.55 23.24 117.878 2. Chad 22. Nepal 11. Islas Marshall 2.81 71.082 13. N.33 8.18 2. Guinea 8.887 1.30 5. XI. Los aspectos genéticos de la lepra Los aspectos inmunológicos estudiados han demostrado la presencia de fenómenos defensivos en sujetos normales. Santa Lucia 13.23 83.117 4.30 4.61 11.35 5. Sierra Leona 16.64 53. con relación a la susceptibilidad a la lepra en la población de Nueva Delhi.

a invadir los terrenos de una hacienda denominada "Agua de Dios" para allí construir sus viviendas. lo prueba una carta que el salesiano dirigió a Don Rúa en Turín. entra al Lazareto con el fin de acompañar a los enfermos y llevar a cabo allí su apostolado. Posteriormente el Estado Colombiano compró en el año de 1867 estos terrenos al Dr. La fundación del hoy municipio de Agua de Dios se debe a que un grupo de enfermos de Lepra fueron desterrados por los habitantes de una población llamada Tocaima. serían fertílisimos. y extensos valles que. Manuel Murillo Toro para destinarlos como Lazareto. ninguno quiere venir aquí: la . familiares de los pacientes y prohibía la salida de estos fuera de la ciudad sin autorización previa. primer sucesor de Don Bosco. En ella se encuentran los restos del padre Miguel Unia. Con la Ley 104 de 1890 se le impone al enfermo de lepra un aislamiento total y se implantan los retenes en todos los puntos estratégicos del Lazareto que impedían el ingreso de personas sanas. en aquella época visto con desdén y horror por la sociedad colombiana.. que tomó efecto el 10 de agosto de 1870 que es la fecha que se toma como fundación. padre Miguel Unia.Historia Iglesia de Agua de Dios. los enfermos. esposos bosques y verdes prados alegran la mirada en cuanto el horizonte abarca. viéndose obligados.. primer apostol del Lazareo. el 28 de agosto de 1891: "¡Qué lugar tan bello! El Lazareto está todo rodeado de montes y colinas deliciosas. El 26 de agosto de 1891 un sacerdote italiano de los Salesianos de Don Bosco. si se cultivasen. Hay sitios verdaderamente encantadores. por el miedo a ser contagiados de lepra. Pero.2 El gran aprecio que el padre Unia tomó por el Lazareto.

esta comunidad nacida en Agua de Dios en condiciones tan difíciles. . Fue beatificado el 14 de abril de 2002 por el Papa Juan Pablo II y sus restos yacen en la capilla de la Casa Madre de las HHSSCCJM. Quien viene a este Lazareto es objeto de pública admiración. La conformación de Agua de Dios. se nombró el primer alcalde municipal. Esta misma ley que autorizó a la Asamblea de Cundinamarca para crear los municipios de Contratación y Agua de Dios.lepra espanta a todos. En 1901. pero bajo un sol abrasador no ofrece muchos atractivos para decidirse uno a dar tal paseo: y además. unos hospitales. tiene en la actualidad presencia en varios países latinoamericanos. políticos y garantías sociales consagrados en la Constitución Nacional a los enfermos de Lepra. temería tener que hacer cuarentena antes de entrar en la capital. Un viaje de tres días en mula puede ser bello. al hablar de la lepra. prohibición de bebidas embriagantes. La fundación en cambio tuvo una gran oposición hacia la persona del padre Variara y de las nuevas religiosas. Algunas de esas jóvenes tenían vocación religiosa. ¡Ave María! se espantan. Mediante Ley 148 de 1961 se devolvieron todos los derechos civiles."2 El 29 de mayo de 1894 llega a Agua de Dios el joven seminarista Luis Variara desde Turín para ayudar al padre Unia. si se quiere. su estructura y sus normatividades la convirtieron en una ciudad independiente con sus propias leyes. según la Ley 14 de 1907. Producto de esta ley. tiemblan de miedo. se acordonó toda la ciudad con una alambrada y fue custodiada con Policía Nacional e Interna. pero así mismo se dispuso la construcción de una clínica. y no quieren ni oirla nombrar. europeos y africanos. La sucesión queda entonces en manos de Variara quien se ordena sacerdote en Fontibón el 24 de abril de 1898. Por eso no es fácil que yo vuelva a Bogotá. un subsidio de tratamiento llamado “la ración”. que dista tan poco de estos infelices. El padre Variara murió en la ciudad de Cúcuta el 1 de febrero de 1923. nació la Ordenanza N° 78 del 29 de noviembre de 1963 que creó el municipio. En Bogotá. conformada esta última por los mismos pacientes enfermos de lepra. alejado contra su voluntad de su gente de Agua de Dios. En Agua de Dios también trabajaban las Hermanas de la Presentación quienes tenían con muchachas leprosas e hijas de leprosas una asociación denominada Hijas de María. pero su condición les impedía ser aceptadas en una comunidad ordinaria. El padre Variara decidió entonces que era pertinente crear una comunidad con estas jóvenes y es así como el 7 de mayo de 1905 funda las Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y de María (HHSSCCJM). algunas enfermas de lepra y otras sanas pero hijas de leprosos. Ese mismo año el padre Unia comienza a sufrir dolencias que hacen que regrese a Italia en donde murió el 9 de diciembre de 1895. le concedió el beneficio de adjudicar los terrenos a quienes los ocupaban por ese entonces. El 23 de marzo de 1963 se declaró oficialmente inaugurado y mediante Decreto 317 del mismo año. Posteriormente los habitantes del municipio pedirían que sus restos fueran devueltos a Colombia y hoy descansan en la Iglesia principal de Agua de Dios. Sin embargo. para evitar cualquier contacto entre los internos en Agua de Dios y las afueras. su propia moneda llamada “coscoja”.

patrimonio propio y autonomía administrativa. En el año de 1892 llegan las primeras religiosas Hermanas de la Presentación. que no la tiene ningún municipio o entidad estatal del país. ya que comenzaban a presentarse varios casos de lepra en diversas regiones del país. escritores. asumió la dirección de los lazaretos. El SANATORIO DE AGUA DE DIOS.) A partir de 1905. y a otros Literatos.S. Rosa Restrepo Mejía y Carlos Muñoz Jordán. el gobierno adquirió a través del Secretario de Hacienda del Estado. mediante escritura N° 66 del 22 de febrero de 1856. Agua de Dios goza de una legislación especial y amplia. recibió al insigne compositor santandereano Luis Antonio Calvo.SS. lo cual se estaba convirtiendo en un problema de salubridad y la sociedad demostraba el rechazo hacia ellos. el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Gobierno.de conformidad a lo establecido en la Ley 100 de 1993. con personería jurídica. el gobierno Nacional empezó a organizar los Lazaretos en Colombia. se dio el nombre de "Aldea de Agua de Dios" En el año de 1891 llegan los primeros Salesianos a Agua de Dios. el Ministerio de Salud. padre LUIS VARIARA quien consagró su vida a los enfermos de lepra y fundó el Instituto de las Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y de María (HH. Con el correr de los días.CC. así como el Sanatorio. el encargado de llevar la dirección del Sanatorio. es “sui generis” en este aspecto. que fuera establecido a partir de la Ley 39 de 1947 se convirtió en EMPRESA SOCIAL DEL ESTADO (E. El Lazareto de Agua de Dios ofreció albergue a miles de compatriotas enfermos de lepra. Adriano Páez. Paralelo a este proceso administrativo. Más adelante sería el Ministerio de Higiene. el globo de tierra denominado “Agua de Dios e Ibáñez".E.[editar] Algunos datos y fechas históricas • • • • • • • • • • • Con la Ley 1 de 1833. por orden del Estado de Cundinamarca. pintores. tanto el Municipio como ente territorial. Con la Ley C de enero 15 de 1873. José María Baraya. entre otros nombres hasta llegar a nuestros días con el Ministerio de la Protección Social. El 6 de agosto de 1894 llega a Agua de Dios el. periodistas. hoy Beato. . el Ministerio de Salud Pública. continuó siendo una entidad pública descentralizada del orden nacional. donde dejaron huella indeleble. entre quienes podemos destacar también a Adolfo León Gómez.) con la expedición del Decreto 1288 de 1994 –junio 22. Con la expedición de la Ley C de 1864 se creó el Lazareto de Agua de Dios. han presentado transformaciones como cualquier otro municipio del país o como cualquier entidad del Estado. El doctor Manuel Murillo Toro le había comprado los terrenos de la Hacienda Agua de Dios a Pablo Afanador.

[editar] Turismo • Ferias y Fiestas. como se le denomina también. En Agua de Dios realizó lo mejor de su obra que incluye composiciones de corte erudito como popular. se engalana completamente para recibir a las reinas de muchos municipios del Departamento de Cundinamarca quienes viajan a participar en el Reinado de la Simpatía. Las fiestas que despiertan mayor interés entre los pobladores de Agua de Dios y municipios circunvecinos son las que se realizan en el mes de Agosto. El "Intermezzo de Calvo" es una de las obras clásicas donde este compositor logra captar el sentimiento profundo que produce el dolor causado no tanto por la enfermedad como por el estigma que ella representa. El desfile de las reinas recorre las calles principales del pueblo donde las comparsas que acompañan a las reinas llenan de color y alegría esa fiesta estival. "Piano de Luis A. . A la par de las fiestas se realiza la feria bovina y equina. Calvo Compositor colombiano nacido en Gámbita (departamento de Santander) en agosto 28 de 1884. [editar] Música • Luis A. Los mejores caballos paso fino al igual que hermosos toros y ubérrimas vacas de las haciendas cercanas son juzgados por expertos contratados especialmente para la ocasión. Calvo" Murió en Agua de Dios en abril 22 de 1945 donde fue confinado a vivir al comprobarse que sufría la enfermedad de la lepra. Llegó a dirigir la Orquesta Sinfónica de Colombia interpretando sus propias composiciones. Compuso obras populares especialmente para la bandola (instrumento musical colombiano) de la cual era un diestro ejecutante. "La ciudad de la esperanza".

• Armando Rodríguez Jiménez Compositor caleño que vivió la mayor parte de su vida en este pueblo. Cerro de la Cruz Bosque de Los Chorros . Compuso el Himno de Agua de Dios lo mismo que muchas canciones entre las cuales se destaca la dedicada a un hermoso bosque que se asienta en las faldas del Cerro de la Cruz.

Amigo yo te invito si a este pueblo llegas visites a Los Chorros nunca pases de largo allí está la esperanza que al dolor Dios le diera es un rincón del cielo para amar y cuidarlo. Hermoso se levantan árboles legendarios adornando el paisaje del Cerro de la Cruz las aves van alegres trinando cual canarios volando por el cielo perdiéndose en lo azul. Agustín Álvarez estudió Bellas Artes en la Universidad Francisco José de Caldas de Bogotá. [editar] Pintura • Agustín Álvarez Pintor nacido en la vereda El Salto. Colombia. el bosque de Los Chorros con sus aguas termales donde el que llega encuentra alivio a su dolor. Pionk y Daniel Dickerson en la Liga de Arte de Nueva York. . donde se graduó en 1991. Asistió a los talleres de David Manzur y Augusto Ardila en Bogotá y estudió con Richard C.Los Chorros Quiero que tú conozcas el lugar más amable donde nace la historia que lleva Agua de Dios. En Londres participó en múltiples talleres realizados por artistas inmigrantes de diferentes partes del mundo en los cuales varias veces ofició como tutor. cerca de Agua de Dios. Hermoso se levantan árboles legendarios adornando el paisaje del Cerro de la Cruz las aves van alegres trinando cual canarios volando por el cielo perdiéndose en lo azul.

El Aleph Desde pequeño demostró sus habilidades para el dibujo y luego para el manejo del color de forma natural. La luminosidad en las sombras también las pudo descubrir fascinado en las noches cuando las estrellas parecían desgajarse de la bóveda celestial. . ha tenido muchas exposiciones individuales y colectivas tanto en Colombia como en el extranjero recibiendo una crítica favorable. La ventaja de vivir en el campo le abrió la sensibilidad para captar en cada cosa por pequeña que fuera la grandeza de sus diseños. En el campo profesional. quien elogiaba su talento precoz. fue como una revelación para este maestro de la pintura. Esa noche oscura de que habla San Juan de la Cruz es la que capta Agustín en sus obras. de sus texturas y de la naturaleza misteriosa de la luz que se encuentra aún entre las sombras. Por esa razón cuando descubrió a Rembrandt de la mano de su padre. Actual: JOSÉ ADALBERTO MARÍN VASCO. [editar] Gobierno • Alcalde.

"Alcaldía de Agua de Dios. Colombia. Actual: Administración Actual: Nombre Cargo Inspector de Policía César Augusto Campo Ariza Tesorero Deider Mora Ramirez Secretario de Gobierno Herley Johana Jiménez Cabrera Coordinadora del SISBEN Jennifer Gómez Asistente en Almacén Jenny Andrea Parra Martinez Oficina de Cultura . • • Administrador del Sanatorio. Cundinamarca.

Estas empresas cuentan con buses y busetas que cubren cotidianamente las rutas que van a Bogotá lo mismo que a municipios y ciudades intermedias. También cuenta con un buen servicio de taxis. uno llamado Empresa Social del Estado "Sanatorio de Agua de Dios" adscrito al Ministerio de Protección Social.John Alexander Salamanca Vásquez Jefe de Almacén Edgar Rodriguez Jefe de Planeación Nohora Yubelli Lugo Ramírez jefe de desarrollo Social Oscar Anibel Gamboa Mur Jefe de Obras Publicas Faiberth Garcia Reyes Presidente del Concejo [editar] Presupuesto Agua de Dios tiene dos sistemas Administrativos.870. [editar] Transporte Las dos más importantes empresas de transporte de pasajeros que viajan a Agua de Dios son Cooveracruz y Contransfusa. (23. . con un presupuesto de VEINTITRES MIL OCHOCIENTOS SETENTA MILLONES QUINIENTOS MIL PESOS MCTE.500) (cerca de 12 millones de dólares) para el año 2006. El otro sistema administrativo dependiente de la Gobernación de Cundinamarca se llama Administración Municipal (Alcaldía de Agua de Dios) con un presupuesto de (Consulte enlace al final).

campañas de concientización sobre la enfermedad de la lepra y el 'estigma' que ella conlleva. Comunidad Salesiana de Bucaramanga. programas culturales de trascendencia nacional que muestran una imagen positiva del municipio de Agua de Dios. Pedro L. . Salesiano.[editar] Corsohansen Corporación social para la rehabilitación del enfermo de Hansen y sus consanguíneos (CORSOHANSEN). talleres de capacitación y humanización de la enfermedad. Organización no gubernamental Esta corporación fue fundada por dos enfermos de Hansen y dos consanguíneos en Agua de Dios en abril de 2002 con el fin de contribuir a la 'desestigmatizaciòn' de la enfermedad de la lepra y de los municipios de Agua de Dios y Contratación. ISBN 958-33-6541-6. Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y María. AGUDEO. Bogotá. Teresa del Niño Jesús (1989). Siervo de Dios Padre Luis Variara. • • REYES GUTIERREZ. Amor sin fronteras: Los primeros apóstoles de los lazarinos en Colombia. en Agua e Dios y Contratación del "Día mundial de lucha contra la lepra" que se celebra el último domingo de enero de cada año en todo el mundo. Entre sus logros está la iniciativa de la conmemoración. (2004). participación en el Congreso Internacional para la recuperación de la historia de las colonias de enfermos de Hansen realizado en Brasil durante los días 9 a 12 de marzo de 2007 en Río de Janeiro (Colonia de Curupaití). antiguos leprocomios (lazaretos) de Colombia.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful