Está en la página 1de 3

ACONTECIMIENTO 84 POLÍTICA & ECONOMÍA 7

Nuevo impulso de orden


y progreso en el Brasil, sic

Alejandro de Fez Laso El desarrollismo que se ha dado en mano sin futuro es sólo un bicho.
Geógrafo e investigador agro-ecológico Brasil en los últimos diez años no po- Brasil, en la vanguardia mundial del
see cara humana alguna, de dignidad. proceso de desintegración social, es el

«L
a lógica de Brasil es, precisa- Los mendigos semimoribundos pu- octavo país global en desigualdad, de-
mente, ésta: después de  lulan en el mismo centro de la rica lante de seis de África y de Guatema-
años de régimen esclavista, y gran capital Sao Paulo, el mayor cen- la». El asesinato de niños y su prosti-
las tres últimas décadas de desenfre- tro industrial de América Latina. Los tución es noticia cotidiana. El pudri-
nado neo-liberalismo, el Brasil priva- «chabolistas» en lucha, ocupantes de miento social brasileiro avanza, con
tizado se convirtió, finalmente, en áreas urbanizables o terreno agrario, sus activistas incluidos, que sufren de
una tierra de nadie, donde preside la se agolpan en cientos por todo el país. tumor ético y moral, esquizofrénicos
ley de todos contra todos, y que ven-
za el más fuerte, el más rápido, el más
eficiente, el más experto. Los valores
sociales, los códigos de comporta-
miento solidario, los parámetros que
orientan el bienestar público (todo
aquello que en Brasil siempre tuvo
una existencia apenas pálida y preca-
ria), ahora fenecen a una velocidad
impresionante. El tejido social se esti-
ra al punto de ruptura. Nada, ni los
niños, escapa a la cínica lógica del sál-
vese quien pueda. Al final todo vale
por dinero». La cultura individualis-
ta, y ego-familista del nuevo núcleo
agrario y del residencial urbano, está
también dentro de la esencia carioca
y ésa sí crece; la seguridad privada,
cercas y alarmas son omnipresentes, Además es un desarrollo que avasalla entre el radical guerrillerismo mar-
por ejemplo. Es Brasil un gran país de al medio ambiente con la excusa eter- xista debido a la marginación del sis-
colonos de nueva frontera y de gran na del desarrollo y el bienestar a largo tema legal y socio-económico, y el
lucha en una competencia agraria plazo, sic. De la sangría eterna de la compadreo con el «companhero»
histórica. deuda externa, nada ya se habla, y Lula y su aparato burocrático asisten-
de la macro-planificación, siempre de cial estatal, para poder llevar una vida
cara a la exportación, poco. Muchos «moderna» de servicios y acceder a
están contentos con ese nuevo desa- las limosnas de supervivencia. Los di-
rrollo… Lujo para la élite, consumo putados federales viven al mejor esti-
para la clase media, y pan (macro- lo americano en residencias elitistas,
asistencialismo) para el pueblo hoy, con sueldo recién super-aumentado.
y… ¿hambre para mañana? «La mediocridad socio-política es
«La violencia, en Brasil, se trata otra posibilidad de decisión en el
con más violencia. Degeneración de Brasil de hoy».3 En la vida cotidiana,
la que somos todos agentes, peligrosa esto lo traduzco en el gusto por lo mi-
señal de pérdida de futuro. El ser hu- serable, por lo sucio y vil… parece la

1. Jose Arbel, en Revista Caros Amigos, Sep 2006, Editora Casa Amarela, São Paulo.
2. Extraído de Revista Caros Amigos, 2007.
3. Extraído de Revista Caros Amigos, 2006.
8 POLÍTICA & ECONOMÍA ACONTECIMIENTO 84

con estudios primarios fuera presi-


dente de la República. Y eso que había
asistido a dar su discurso incandes-
cente en el funeral de Chico Mendes,
y a todas masas humanas posibles de
los anteriores  años. Este primero
de mayo, por primera vez en un tercio
de siglo, no va a la gran misa católica
obrera al sur de Sao Paulo, famosa
cuando la dictadura militar. El papa
ultra, Ratzinger, está a punto de venir
herencia de todo pueblo colonizado quina, desposeídos frente a una gran al Brasil. Un día antes de ese San José
y vilipendiado, ignorantizado por tarta de consumo y recursos… obrero asiste al entierro del patriarca
mentes de la metrópoli. La falsedad «Triste papel el de Brasil en la mediático de Sao Paulo, y su cara ante
en la relación humana es simplemen- América Latina, hermano gigante, el cadáver parece ver al mismo Dios,
te normal, natural. Aquí se usa algo bobón, grandullón, queriendo entrar o su juicio. Todo esto se llama alta
denominado «preconcepto», para en el club de los ricos».4 Hoy Brasil ya traición social. Brasil es un superesta-
desviar todo hacia el relativismo éti- es campiña de caza y expolio del capi- do federal donde el personaje históri-
co que se globaliza, seas gay o nuevo- talismo energético mundial, con el co más popular es el desarrollista Ge-
burgués. O Brasil… los chulo-brasi- cuento del bio-combustible… El mis- tulio Vargas, que tras la II GM, puso a
leiros presumen sin reparos que son mo sector que lleva generando gue- toda máquina la urbanoindustrializa-
el país más grande de América Lati- rras, naturicidios y genocidios diver- ción; de dictador a elegido en urnas.
na, la mejor selección de fútbol, el sos por todo el orbe hace bastantes Acabó suicidándose de modo oscuro
mejor carnaval y baile popular del lustros recientes, se aliará ahora con en su silla de poder.
mundo, que tienen las mejores pla- uno de los sectores esclavo-explota- El «brasileiro-malo» típico es anti-
yas, la mayor selva del planeta, que dores por excelencia del agro tropical hospitalario y chulesco, chouvinista
son el mayor exportador de carne del brasileiro. La vida útil de un cortador xenófobo de una manera sudaca mí-
orbe… El ego brasileño es sin duda de caña de azúcar es menor que la de sera, simplona, protectora de su me-
uno de los más forjados y sólidos del un obrero esclavizado genérico, se- diocridad, animalesca cuando se irri-
Sur; para lo que lo infla y llena, todo gún un estudio publicado en primera ta. Porque junto a la amoralidad fe-
el resto avergonzante se tapa normal- página antes del  de Mayo. Y si no, el menina cabalgante, el machismo
mente como losa bajo tierra. El Bra- prometedor supersector hará crear a dominante latino más ancestral es ex-
sil de ahora es un puzzle amorfo en los ingenieros multina-
una misma geografía de todo lo que cionales la mayor me-
ofrece la civilización occidental, en canización posible, con
su cara bonita y su rostro monstruo- lo que el cuento de
so. Cuerpos bellísimos, frescos pro- «trebalho para o Bra-
ductos tropicales, sinfín de carnes sil» se volatiliza. En su
asadas, playas y lagos paradisíacos, agro-técnica, de las
feliz jogging, fútbol total y surfing a quemas, abonos, vene-
tope. Universidades generaparados, nos y herbicidas a
narcotráfico por doquier, adolescen- manta, y otros derro-
tes prostitutas sin remedio, niños de ches energéticos, nadie
la calle, inmensos chabolismos, vio- habla. Lo importante
lencia brutal detrás de cualquier es- era que un ex-obrero

4. G. F. Vasconcellos, en Revista Caros Amigos, Marzo 2007.


ACONTECIMIENTO 84 POLÍTICA & ECONOMÍA 9

tremo. Dicen que el capitalismo es social actual esto se hereda en los fa- deral para la reforma agraria. Ya esta-
machista. La adicción al fútbol y al zendeiros terratenientes, los grupos ba oficialmente asentada, «fue en la
cóctel sexo-playas-samba es directa- mafiosos del juego, en el narcotráfico, semana de la Cuaresma. El oficial de
mente proporcional a la corrupción, en la abundante prostitución. La mo- Justicia nos leyó el decreto firmado
la violencia, la devastación ecológica, ral individual y social es algo así por el presidente (Lula). Comenza-
la especulación y la desigualdad… La como un concepto místico especula- mos a construir y plantar. No pasaron
anticultura televisiva consumista y do por no sé qué griegos antiguos. dos meses, y un día llega la policía di-
reafirmadora del hedonismo es om- Una de las tantas revistas «de adul- ciendo que teníamos que salir», re-
nipresente, con un carnalismo visual tos» que inundan todos los kioscos y cuerda. «Tenía perros, helicópteros.
sexual, que es el aderezo de toda pre- librerías se llama, sin rubor, «abusa- Cuando un compañero mostró copia
sencia y existencia femenina pública. da». Otra es, a lo patriótico, «brasilei- del documento de posesión del IN-
Una amoralidad sexual, herencia cul- ras». Y ni la pomposamente progre CRA, dijeron que era un engaño. Die-
tural indígena y del colonizador pro- primera dama de la República se in- ron una hora para el desalojo, des-
miscuo. En la excolonia imperial por- muta. pués quemaron con veneno los culti-
tuguesa me encontré un patriarcado En Pernambuco, Doña Antonia se vos. Yo ya había plantado maíz,
ultra-tradicionalista, al más duro es- juntó a un campamento de semterras judías, batata…» Los desalojados
tilo latino tradicional y antiguo, do- en las cercanías de un latifundio, y continúan acampados por la zona.
minante absolutista del círculo y el tras bastantes meses recibió en Abril Sobreviven con cestas básicas (limos-
clan familiar; con un mal gesto toda del  el título de posesión de un na en especie del estado), y andan con
la prole-tropa ha recibido tal o cual área que había sido expropiada a la miedo.
orden, exacta y lógica. En el mundo empresa por el INCRA, instituto fe- O Brasil… encontrarse perdido
por los sucios aledaños del cen-
tro de Rio, la ciudad más peligro-
sa del mundo con barrios en es-
tado de sitio y guerra, a las diez
de la noche y con algo de equipa-
je, puede ser una experiencia
mística casi de ataúd, exageran-
do, sic. En el Cristo del Corcoba-
do parece verse a la humanidad y
toda su escoria desde el mismo
cielo, y no se la percibe ni huele,
tras subir en antiguo trenecito y
oír cantar a los típicos humildes
violeros. Sus diversas melodías
cantadas son para mí la lengua
más musical, y su himno no sé si
será el más bello, pero plasmado
y oído en la desfigurada y surrea-
lista masa social carioca es sin
duda un sentimiento musical
humano de primer orden, dra-
mático, descarnado, brutalmente
romántico.

5. Extraído de Revista do Brasil, nº 11, abril 2007, Sao Paulo.