NACIONALISMO Y LIBERALISMO ECONÓMICOS EN ARGENTINA.

1860-1880
José Carlos Chiaramonte

Capítulo III: Reacción de los ganaderos ante la crisis y génesis de las tendencias industrialistas.
Las tendencias proteccionistas están presentes en todos los momentos de nuestra historia. El proteccionismo se caracteriza por dos hechos significativos: haber logrado una victoria parcial de importancia, la de 1875 y ensamblarse en todo un programa de desarrollo industrial moderno, como el sostenido por Vicente F. López. ¿Cuales son las razones de esta singular fuerza del movimiento proteccionista de la década del 70? Entre otras, la de haber contado con un factor decisivo: la participación de los ganaderos dedicados al lanar en la provincia de Buenos Aires. El impulso inicial de estas tendencias se debe a la actividad de un grupo de estancieros empeñados en combatir las características tradicionales de la explotación agropecuaria del país e impulsar su desarrollo capitalista. La diversificación de la producción, síntoma de crecimiento capitalista en el campo, es uno de los primeros recursos esbozados durante la crisis. La combinación de agricultura y ganadería es uno de los temas preferidos de Eduardo Olivera, la figura de más relieve entre dichos ganaderos. La diversidad de producción es el medio de asegurar la riqueza de un país, debe combinarse el pastoreo con la labranza. Señala el aumento de la renta que ocasiona tal combinación, y de la plantación de bosques, como medio de proteger las tierras contra la erosión. Con tal fin elabora un proyecto de chacra modelo, que presenta a la Legislatura Provincial. Tales innovaciones caracterizan el programa del grupo de estancieros que en 1866 funda la Sociedad Rural Argentina, como un medio de organizar su aplicación. Eduardo olivera encabeza la iniciativa y es elegido secretario de la entidad. Sostiene que, como en todos los países nuevos y pastores, estamos pasando una época de transición. Olivera analiza otros medios de promover el desarrollo capitalista del campo: rebajar el precio de la tierra para que el pago de los intereses de los capitales empleados en ella, cuando no absorbían sus productos, abaratar la mano de obra respetando al trabajador y haciendo que las garantías individuales sean una verdad, disminuir los fuertes impuestos que pesan sobre la producción rural y además hacer desaparecer el alto interés de los préstamos para la agricultura, junto con los cortos plazos de sesenta y noventa días, y establecer al respecto el crédito territorial. Un artículo de Felipe Senillosa, publicado en los Anales, atacaba los derechos de exportación y recomendaba, para compensar la recaudación fiscal, el aumento de los derechos de importación. Sin aludir directamente al proteccionismo, argumentaba que las teorías económicas son generales y deben sufrir grandes alteraciones con la práctica. La propia Sociedad Argentina peticionaba en el mismo sentido. El prestigio de la ideología liberal, unido al temor de ser sospechosos de rosismo, determina que, hasta mediados de la década siguiente, las pocas y tímidas sugerencias proteccionistas que se observan en distintos sectores vayan siempre acompañadas por aclaraciones con respecto a que ellas no deben hacer pensar que sus autores profesan el proteccionismo. Fue en el grupo de ganaderos que funda la Sociedad donde tuvo comienzo el impulso hacía la industrialización que cristaliza en el proteccionismo de la década siguiente. La Fábrica De Paños Y El Proyecto De Una Industria Textil Argentina. Desde 1867 las páginas de los Anales registran una tentativa de fundar una sociedad anónima para la industrialización de la lana, como medio de crear una industria que liberara la principal producción argentina de los perjuicios derivados de las oscilaciones del mercado internacional. El problema decisivo parece ser la dificultad de conseguir accionistas. El primer directorio de la fábrica de paños fue integrado, entre otros hacendados, por el presidente y el secretario de la primera Comisión Directiva de la Sociedad Rural, José Martínez de Hoz y Eduardo Olivera. Las

o. Es probable que. El resurgimiento del proteccionismo en Europa. Todos los intereses afectados se vuelven hacía los Estados en demanda de protección. El gobierno de Sarmiento. Solo cuando lleguemos a la altura de Inglaterra podremos adoptar el librecambio. junto al prestigio del liberalismo. tratando de dar algún apoyo a las iniciativas. con excepción de Inglaterra y los Países Bajos. se puede creer seriamente que seamos una nación verdaderamente independiente porque hayamos ganado las batallas de Maipú y Chacabuco´?. La falta de perspectiva para la producción ganadera obliga a la búsqueda de nuevas formas de producción. se desgranan en los años de crisis y depresión de fines de la década del 60. Durante la época manchesteriana el avance del liberalismo económico fue sostenido y brillante. (Nuestro plan no debe ser producir más. por lo menos. contribuirá a impulsar el movimiento proteccionista argentino de esos años. no ocurre lo mismo en un extenso trabajo publicado en La Revista de Buenos Aires en 1870. En buena medida. que el librecambio conviene a países manufactureros de gran desarrollo. y concluye por cristalizar en un programa de transformación económica del país. Si en los escritos de Olivera o de Paz. la crítica de la política económica argentina comienza otra etapa. con leyes y decretos que inclinen las fuerzas productivas hacía otras aplicaciones. El librecambio carece de sentido para nosotros. durante la cual adquiere solidez doctrinaria. López. Capítulo V: La crisis de 1873 y las tendencias industrialistas Argentinas. Pero a continuación sobreviene un periodo durante el cual la competencia se agudiza mientras los mercados se restringen y los beneficios decrecen mientras la oferta supera a la demanda. sin marina y sin ejercito propio. Paz. sin industrias. y el proteccionismo triunfa. al compás de la crisis que dará aliento a los esfuerzos para socavar el prestigio del liberalismo económico en el Plata. ³seríamos independientes y ricos y habríamos llegado a la formula más alta de la riqueza económica. que así pueden obtener de otros una oferta constante de las materias primas que necesitan. entre ellos el de emancipar al país del carácter de mero proveedor de materias primas a los mercados extranjeros. efectuada en 1869. Quejas por nuestra dependencia de los mercados europeos. Hemos adoptado las instituciones de Estados Unidos pero no sus principios económicos. a aquel aspecto del mismo con que se lo identificaba: los gravámenes aduaneros. por medio del estímulo a otros ramos. Y aunque no se pronuncien abiertamente por el proteccionismo. Pero a partir de 1873. En cambio. e impedir que surja en ellos una industria capaz de elaborar dicha materia prima. Es necesario limitar la tendencia de los capitales a invertirse en la producción pecuaria. sino producir igual cantidad. la diferenciación de los sectores de la economía todavía no estaba suficientemente realizada. sin oro. sino consiste también en diversas medidas que fomenten el desarrollo industrial del país. El objetivo del discurso de López fue atacar la libertad de comercio exterior: señala que esa libertad condena a una ruina y crisis permanente. cuyo autor era Emilio de Alvear. críticas a la excesiva liberalidad de nuestras leyes económicas. cuando una nueva crisis vuelve a agravar la situación. A comienzos de la década del 70 están ya esbozados los cauces de una polémica que cobrará nuevo cariz a los pocos años. sin fierro. ³¿Sin agricultura. el peso de los grandes intereses del comercio exterior influyese en esta profunda resistencia al proteccionismo. que es bastarse a sí mismos´. sus formulaciones contienen ya varios de los objetivos principales del grupo proteccionista de Vicente F. fomentando nuestras riquezas. sin carbón y sin plata.tendencias industrialistas surgidas en la Sociedad Rural argentina son llevadas a su expresión más clara por Eduardo Olivera y Ezequiel N. La protección no se limita a su forma común que es el alza de las tarifas de aduana. sin talleres. el proteccionismo no es asumido claramente y hasta es rechazado. conscientemente asumido por algunos grupos económicos y por el movimiento político orientado por López. pero mejorando la calidad y restableciendo los precios anteriores). organizó la Exposición nacional de Córdoba. En los mismos años cobra impulso en la Argentina el movimiento proteccionista e industrialista que culminaría en los agitados debates parlamentarios de 1875 y 1876. elogios a la ³industria fabril´ como medio de salir del atolladero. .

los países exportadores debían ser provistos de recursos para poder venderles. la crisis del 73 fue inicialmente una crisis austrogermana. prácticamente reducido al año 1872. de las plazas extranjeras´. impulso que contribuyó a aminorar los efectos de la depresión posterior a la crisis e influyó en los comienzos de la reanimación. especialmente. llevando su valor a las plazas extranjeras y en beneficio del capitalista extranjero. El Banco de la Provincia de Buenos Aires efectuó anticipos al gobierno nacional para gastos de guerra. no solo por su mayor envergadura.´ (López). Sr. La recuperación de los productos argentinos en el exterior fue tan rápida y satisfactoria. A partir de 1869 dos nuevos protagonistas intervienen en el proceso de industrialización. con las comisiones y el valor de otros servicios que son indispensables cuando se pide un capital de plazas extranjeras. en 1871. puesto que gran parte del mismo se utilizó en gastos no consignados en la ley que los autorizaba. la proporción del descuento. por los sectores de la economía argentina que lesionó. debe merecer preferente atención el notable repunte de los precios de los productos argentinos en los mercados europeos. Inglaterra se encontraba en tal grado de su desarrollo industrial. Pese a esta observación. En Europa. los cuales fueron reembolsados con los fondos del empréstito de 1868. la crisis de 1873 presenta el mismo factor desencadenante que la anterior: la caída de los precios de los productos argentinos en los mercados internacionales. La mayor parte de las referencias de contemporáneos descuidan curiosamente el examen de la coincidencia de la crisis argentina con la europea y atribuyen solo a fenómenos locales la gestación y desencadenamiento de la crisis de 1873. Sin embargo. La catástrofe de Viena apenas tiene repercusión en el mercado monetario de Londres. por valor de 15 millones de pesos fuertes. en el ciclo posterior. El ascenso de la economía del país se traduce en el crecimiento de los gastos y las rentas de la nación. y se alcanza el fondo de la misma solo en 1878-1879. la revolución mitrista de 1874. que cualquier crecimiento de las exportaciones de mercancías requería un aumento de las exportaciones de capital. extendida luego a otros países. Lo propuesto aclara.´ no somos sino agentes serviles y pagados a módico precio. ³Un camino de fierro.. que hizo olvidar aquellas catastróficas predicciones de los años de depresión. El Auge Anterior A La Crisis ¿Cuáles fueron las características del breve periodo de auge anterior a la crisis. En Inglaterra no hay crack. el comercio y las finanzas estatales fueron los más maltrechos. fue el vuelco al mercado crediticio de Buenos Aires. En Inglaterra. La aplicación de los fondos del empréstito de obras públicas nunca fue estrictamente aclarada. de unos 20 millones de pesos fuertes correspondientes al empréstito de obras públicas contratado durante el gobierno de Sarmiento.. Además por las circunstancias políticas que le acompañaron y con las que estuvo estrechamente vinculada: entre otras.mientras que ahora. En la Argentina dicha crisis tuvo características distintas a la anterior. por los sectores de la economía afectados.De modo que puede decirse que en cada una de estas obras.de los que nosotros favorecemos. sino en un proteccionismo consagrado a favorecer con erogaciones internas la industrialización de aquellas materias primas que producimos.. Junto con ello. Los gastos ocasionados por la guerra del Paraguay significaron un fuerte impulso al comercio y a parte de la producción del país. cuando comienzan las bancarrotas-. no consiste en el sistema prohibitivo. La Crisis de 1873 Cuando López pronunciaba este discurso.. arrendamos nuestro territorio y lo gravamos fuertemente con una verdadera hipoteca a favor de la riqueza extraña. que hasta entonces se había concentrado en Inglaterra y Francia: son Estados Unidos y Alemania. desde 1865 en adelante. representa un capital extranjero que tenemos que amortizar en un tiempo dado. La depresión fue particularmente prolongada y profunda-especialmente a partir de 1875. ya había estallado la crisis económica que reactualizó las condiciones propicias para el desarrollo de un movimiento proteccionista. sino. Se trataba de una elevada suma depositada . las características de la crisis son leves. deben anotarse las grandes cantidades de oro brasilero ingresadas a Buenos Aires para atender los gastos de la proveeduría de las tropas de ese país. según dijimos. Tenemos además que abonar los intereses de los intereses. debido a serios perjuicios derivados de la epidemia de fiebre amarilla del año anterior? Una de ellas.. La crisis del 73 difiere de la del 66.. Presidente -alegaba López. cuya utilidad relativa no niego. mientras en la anterior la producción lanera sufrió las peores dificultades.

La enorme masa de crédito disponible se vuelca hacía a la especulación. el régimen de convertibilidad del papel moneda. especialmente en bienes raíces. La expansión del crédito adquiere una magnitud desconocida en Buenos Aires. el Banco se vio en la necesidad de utilizar esas sumas en préstamos a particulares. La Crisis. en un permanente déficit de su balanza de pagos. inversiones de capital ingles y desarrollo del gasto publico. Crisis En Las Finanzas Estatales. El año 1875 se inició. El segundo periodo de la crisis comienza inmediatamente en el mismo septiembre de 1873.en el Banco de la Provincia hasta tanto se le diese el destino correspondiente. ³No hay nada más cobarde que el oro -se lee en un periódico de febrero de 1875. que inmovilizó unos 8 millones de pesos fuertes de sus depósitos. desde septiembre comenzaron las quiebras. agudizó la penuria de medio circulante. inaugurando un nuevo periodo de inconvertibilidad que habría de durar hasta 1881.es lo primero que se oculta y desaparece en cuanto hay algún acontecimiento grave´. en octubre de 1874. Hacía mediados de 1871 el Banco prestaba una cantidad que no alcanzaba a cubrir la suma de depósitos y capital. La quiebra del Banco Argentino. más otros gastos no productivos para el país. La intranquilidad política se unió al sombrío panorama y contribuyó a agravar las cosas. proveniente de su conformación como productor de materias primas y alimentos para el mercado exterior. pero en mayo de 1878 cerró sus puertas. con pésimos pronósticos. El país esbozaba. Como el depósito devengaba interés. obraron plenamente sobre el país los efectos del rápido crecimiento de la década del 60. conspiraba activamente. Rápidamente dominada. En septiembre de 1874 se produjo la rebelión armada de Mitre y sus partidarios. El mitrismo. se desarrollaba con todo éxito. puesto que agravó la depresión en todos los terrenos. la Oficina escapó milagrosamente. sus efectos en lo económico fueron más prolongados. entrada de inmigrantes. El país vivía. que reseñamos más adelante. Se inició en marzo de 1873. con el acentuado ascenso de la producción para el comercio exterior. Concluida la guerra del Paraguay y superada la depresión. materiales extranjeros y consumos de los obreros de tranways y ferrocarriles. que llagaron a un promedio de 8 o 10 por mes a comienzos de 1874. pues. del cual da cuenta la estadística del encaje de la Oficina. Buenos Aires el paraíso de los prestamistas-comenta FernsMientras tanto. En junio de 1875. comenta Balbín. Este fue justamente el momento en que el movimiento proteccionista encaró la reforma del proyecto de Ley de Aduana para 1876. La ³Cobardía´ Del Oro. singular reflejo del decrecimiento de las reservas metálicas. déficit que cubría con nuevos ingresos de capital extranjero. en verdad. Las circunstancias propias de . en el debate iniciado el 14 de septiembre de 1875 en la Cámara de Diputados de la Nación. en constante disminución desde fines de 1872. implantado con la creación de la Oficina de Cambios en 1867. Hasta las firmas más sólidas tenían dificultades para conseguir descuentos. La mayor parte de esa enorme expansión del crédito se ha inmovilizado en compras de tierras. por causa de la caída de precios del año anterior. disconforme con los resultados de las elecciones presidenciales. adquiriendo las anormales y hasta pintorescas características que testimonian los diarios de la época. la industria y el comercio sufrían ya seriamente la falta y ³carestía´ del medio circulante. El Banco Nacional no pudo siquiera completar los 3 millones de pesos fuertes que exigía la ley de su creación para dar comienzo a las operaciones y tuvo que solicitar auxilio financiero al Gobierno. gracias a la cooperación de algunos bancos que prestaron fuertes sumas. Los prestamos e inversiones extranjeras y las importaciones de años anteriores devoraban rápidamente las reservas en oro de un país cuya principal producción sufría la caída de los precios internacionales. aun durante los años de auge. a partir de la unidad nacional. cuando el Gobierno nacional empezó a retirar fuertes sumas de su depósito en el Banco de la Provincia y el oro comenzó a exportarse ³en pago de nuestros consumos por falta de productos´. lo que en adelante sería el clásico mecanismo de su balanza de pagos. la tierra y las propiedades urbanas eran invendibles por falta de compradores: las cedulas hipotecarias bajaban y no había banquero ni particular que quisiera conceder préstamos sobre ellas.

consecuencias. Se apeló entonces a diversos recursos para obtener crédito y otras medidas complementarias. . La discusión en torno a la crisis tuvo proyecciones todavía mucho más amplias. La brusca reducción de las rentas de Aduana por el descenso de las importaciones. había renunciado al aprobarse el proyecto de Ley de Aduana de los proteccionistas).los años de crisis y depresión. Norberto de la Riestra. el mal uso que de él se hizo contribuyó a prepararla. para liberar el metal necesario para el servicio de la deuda. el gobierno argentino tenía dos salidas posibles para afrontar la deuda externa: contraer las importaciones. El mitrismo atribuye la pésima situación económica a las persecuciones políticas y al desatino del contubernio autonomista nacional que gobernaba al país. la salvación del crédito argentino en el exterior es objetivo central de la política económica delineada por el hábil político salteño. todas. En tales circunstancias. agravaban el déficit y restringían los medios habituales para afrontarlo. En 1876 el servicio de la deuda externa llegó a su punto crítico y el presidente Avellaneda se encontró ante dicha alternativa. ante el triunfo del sector proteccionista. La crisis no tiene por causa el crédito. dejó al gobierno sin recursos para afrontar los gastos de la administración y la amortización de la deuda flotante. o suspender los pagos. por cuanto el movimiento proteccionista aprovechó la oportunidad para hacer un examen crítico de la conformación de la economía exportadora del país y de las líneas generales de la política económica de los gobiernos liberales. de la política del Banco. Sin embargo. asistido ahora por un nuevo ministro de Hacienda. Polémica En Torno A Las Causas Y Remedios Para La Crisis. por su parte. Victorino de la Plaza (el anterior. los alsinistas. cambia el criterio del Presidente. pero la crisis misma fue producto de la restricción del crédito de la disminución del medio circulante y de la liquidación forzada de los deudores. El criterio de De la Plaza se impone. imputan las culpas a la rebelión mitrista de 1874 y a las posteriores conspiraciones de ese partido.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful