Está en la página 1de 7
 
1
Levantamiento campesino en El Salvador de 1932Sombreada en rojo, la zona afectada por el
 
levantamiento campesino de 1932.El
levantamiento campesino de 1932 enEl Salvador
fue una mezcla entre protestae insurrección que acabóen etnocidio.
1
Tras la llegada delos españoles a territorio salvadoreño, la
 
situación económica y social de los nativos se caracterizó por la constante decadencia de lascondiciones de vida, la cual se incrementó en los años próximos a la independencia.
2
 
3
Trasla independencia de El Salvador, los gobiernos fueron propiciando la creación de unsistema desigual, el cual dejaba alejadas del progreso a las poblaciones nativas de losterritorios del Señorío de Cuzcatlán. El Salvador, sumido en una profunda crisis económica por la caída de los precios del café y la crisis de 1929, se enfrentó a una oleada de protestasy rebeliones contra el sistema desigual de tenencia de tierras, que se agudizaron con lasreformas presidenciales que despojaban a los campesinos de sus tierra sejidales para darlas
 
a los grandes terratenientes. Los campesinos e indígenas se levantaron contra el gobierno yatacaron instalaciones militares en el occidente del país, coincidiendo con una rebeliónorganizada por el Partido Comunista Salvadoreño (PCS) tras perder las elecciones que posteriormente acusaron de fraudulentas.El resultado fue una respuesta militar del gobierno de Maximiliano Hernández Martínez,quien ordenó la ejecución de todo aquel que se alzase contra el régimen. Algunos autoresestiman una cifra cercana a los 25.000 fallecidos.
4
 
5
 
6
 
7
Hasta la fecha, se sigueconmemorando los hechos como uno de los episodios más emblemáticos y determinantesen la historia de El Salvador, por sus secuelas políticas, económicas y ante todo, culturales.
 
2
 
AntecedentesEl malestar social en El Salvador había crecido durante toda la década de 1920 a causa delos abusos por parte de la clase política y la amplia desigualdad entre los terratenientes y elcampesinado,
8
 
9
producto de las políticas aplicadas sobre latifundios. Dicho malestar se vioagudizado por la tremenda baja de los precios del café y el creciente desempleo; debe
 
tenerse en cuenta que durante las dos últimas décadas del siglo XIX y las primeras tres
 
décadas del siglo XX, la economía salvadoreña se sostuvo gracias al cultivo del café, de tal
 
forma que dicha época se conoce como la "república cafetalera". En tal sentido, la caída delos precios del café significó el despido masivo de campesinos y el cierre devarias haciendas, lo cual llevaría a una crisis económica muy profunda.
7
 Fruto de café, principal producto agrícola de El Salvador entre 1880 y 1920.El sector cafetalero nacional había surgido por la acumulación de riquezas por parte de un pequeño grupo de hacendados y comerciantes,
10
 
11
los cuales, aprovechando el negociocafetalero, habían acaparado una gran cantidad de terrenos, dando empleo a campesinos, buena parte de ellos indígenas.
12
Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el empleo
 
 brindado por los hacendados fue deformándose hasta convertirse en explotación, ya que la paga era muy poca y el trato hacia los campesinos era despótico.
13
 
14
 
15
Para finalesde 1930, la paga en las haciendas consistía en dos tortillas y dos cucharadasde frijoles salcochados al inicio y al final de la jornada.
16
Como agravante, las fichas
 
(monedas locales) con que se pagaba en las haciendas, solo podían ser cambiadas por  productos en la tienda que pertenecía al mismo dueño que el cafetal, por lo cual existíanmonopolios locales que encarecían el alimento. Se calcula que la alimentación en la época para un jornalero no sobrepasaba el costo de $0.01 al día,
16
 
17
por lo cual los beneficios delos hacendados eran bastante considerables. De hecho, para 1924, la producción total decafé variaba entre 32 y 53 millones de kilogramos. El precio por cada quintal (46kilogramos), oscilaba entre 42.55 colones; el cálculo de costos de producción para unquintal era de 13 colones, de los cuales dos iban a las manos del trabajador, uno a las arcasdel Estado, uno a los vendedores de insumos y nueve a los grandes hacendados.
18
 El valor que el hacendado daba al trabajador era bajísimo, según lo declarado el 5 defebrero de 1932 por el encargado de la delegaciónestadounidense en San Salvador, W. J.McCafferty, en una carta dirigida hacia su gobierno explicando la situación salvadoreña,donde expresaba que un animal de labranza tenía más valor que un trabajador porque la
 
3
 
demanda era alta y su valor comercial dejaba mejores dividendos.
16
McCafferty informó,desde su punto de vista, todo lo ocurrido al gobierno estadounidense.
19
 El General Maximiliano Hernández Martínez, (1931-1944), encabezó un gobiernoautoritario y ultraconservador hasta ser derrocado por una huelga general.Por otro lado, la situación económica mundial causada por la crisis de 1929 fomentaba lafalta de oportunidades en países como El Salvador, al grado de marcar los años de menor  progreso en el país en la primera mitad del siglo XX.
20
Pese a que la crisis afectaba a la población entera del país (y de casi toda Latinoamérica),
21
en el occidente de El Salvador lacrisis era más aguda puesto que las políticas de los presidentes Pío RomeroBosque y Arturo Araujo habían llevado al casi total despojo de las tierras a los campesinos
 
locales,
22
generando gran malestar, lo cual se unía a las acciones militares que de maneratácita amedrentaban a los campesinos para que se abstuviesen de protestar. Dicha zonaestaba altamente poblada por indígenas de origen pipil.
23
Los indígenas, sistemáticamente
 
separados del escaso progreso económico, intentaron obtener ayuda de las autoridadesreconocidas por su centenaria tradición jerárquica. Pese a que las leyes no concedíanninguna prebenda o reconocimiento oficial a los caciques, los indígenas respetaban y
 
obedecían a su autoridad.
24
Por otro lado, la clase política había buscado el acercamiento alos caciques para obtener el apoyo de sus gobernados en elecciones y consultas populares, por lo que tenían alguna posibilidad de ser escuchados por las autoridadesgubernamentales.
7
 Para paliar la crisis económica, los indígenas se habían organizado en asociaciones decooperación, mediante las cuales se brindaba empleo a los indígenas que no lo poseían, acambio de que estos colaborasen con las festividades católicas. Los encargados de dirigir dichas asociaciones eran los caciques, quienes representaban a los desempleados ante lasautoridades y supervisaban el trabajo realizado.
7
Feliciano Ama, por ejemplo, era uno delos caciques más activos y estimados por la población indígena;
25
había hecho gestiones deayuda económica con el presidente Romero a cambio de la colaboración en su candidatura.Por otro lado, la crisis se agudizaba por el conflicto permanente entre las poblacionesindígenas y los habitantes de la zona que no pertenecían a su etnia.
26
Evidentemente, las poblaciones de "no indígenas" estaban mejor relacionadas con las urbes gubernamentales, por lo cual, cuando ocurrían revueltas o combates, el ejército arrestaba a los líderesindígenas y se les condenaba a muerte.
576648e32a3d8b82ca71961b7a986505