Está en la página 1de 11

Indice

1. Introducción
2. Fabricación del acero
3. Ciencia y tecnología de los materiales
4. Aplicaciones
5. Teoría de matrices y Álgebra lineal

1. Introducción

Hidráulica, aplicación de la mecánica de fluidos en ingeniería, para construir


dispositivos que funcionan con líquidos, por lo general agua o aceite. La hidráulica
resuelve problemas como el flujo de fluidos por conductos o canales abiertos y el diseño
de presas de embalse, bombas y turbinas. Su fundamento es el principio de Pascal, que
establece que la presión aplicada en un punto de un fluido se transmite con la misma
intensidad a cada punto del mismo.
El filósofo y científico Blaise Pascal formuló en 1647 el principio que lleva su nombre,
con aplicaciones muy importantes en hidráulica.

Hulton Deutsc
Aunque cada ciencia de la Tierra tiene su enfoque particular, todas suelen superponerse
con la geología. De esta forma, el estudio del agua de la Tierra en relación con los
procesos geológicos requiere conocimientos de hidrología y de oceanografía, mientras
que la medición de la superficie terrestre utiliza la cartografía (mapas) y la geodesia
(topografía).
Mecánica, rama de la física que se ocupa del movimiento de los objetos y de su
respuesta a las fuerzas

Vectores y fuerza neta


Con frecuencia, sobre un cuerpo actúan simultáneamente varias fuerzas. Puede resultar
muy complejo calcular por separado el efecto de cada una; sin embargo, las fuerzas son
vectores y se pueden sumar para formar una única fuerza neta o resultante (R) que
permite determinar el comportamiento del cuerpo

La primera ley de Newton afirma que la aceleración de un objeto es proporcional a la


fuerza neta a que está sometido. Si la fuerza neta es nula, la ley de Newton indica que
no puede haber aceleración. Un libro situado sobre una mesa experimenta una fuerza
hacia abajo debida a la gravedad, y una fuerza hacia arriba ejercida por la mesa
(denominada fuerza normal). Ambas fuerzas se compensan exactamente, por lo que el
libro permanece en reposo.

Un sistema de fuerzas que actúa sobre un cuerpo puede ser reemplazado por una fuerza
resultante y por un momento resultante que produzcan sobre el cuerpo el mismo efecto
que todas las fuerzas y todos los momentos actuando conjuntamente. Como la fuerza
resultante provoca un movimiento de traslación en el cuerpo y el momento resultante un
movimiento de rotación, para que el cuerpo se encuentre en equilibrio debe cumplirse,
simultáneamente, que la fuerza resultante y el momento resultante sean nulos. No
obstante, equilibrio no es sinónimo de reposo, ya que una fuerza resultante nula y un
momento resultante nulo implican una aceleración lineal y angular nulas,
respectivamente, pero el cuerpo puede encontrarse en reposo o tener un movimiento
rectilíneo y uniforme.

Centro de gravedad, punto de aplicación de la fuerza peso en un cuerpo, y que es


siempre el mismo, sea cual sea la posición del cuerpo.
Para determinar el centro de gravedad hay que tener en cuenta que toda partícula de un
cuerpo situada cerca de la superficie terrestre está sometida a la acción de una fuerza,
dirigida verticalmente hacia el centro de la Tierra, llamada fuerza gravitatoria (véase
Gravitación).
Cuando se trata de cuerpos de dimensiones muy pequeñas frente a la Tierra, se puede
admitir que las fuerzas gravitatorias que actúan sobre las distintas partículas del cuerpo
son paralelas y de módulo constante. Por tanto, se puede calcular la posición del centro
de gravedad hallando la recta de acción de la resultante de esas fuerzas. Si el cuerpo es
homogéneo, el centro de gravedad coincide con su centro geométrico.
Si un cuerpo es tan pequeño que la aceleración de la gravedad es la misma para todas
las partículas, entonces el centro de masas y el de gravedad coinciden.

Cemento Portland
Los cementos Portland típicos consisten en mezclas de silicato tricálcico (3CaO·SiO2),
aluminato tricálcico (3CaO·Al2O3) y silicato dicálcico (2CaO·SiO2) en diversas
proporciones, junto con pequeñas cantidades de compuestos de hierro y magnesio. Para
retardar el proceso de endurecimiento se suele añadir yeso.
Los compuestos activos del cemento son inestables, y en presencia de agua reorganizan
su estructura. El endurecimiento inicial del cemento se produce por la hidratación del
silicato tricálcico, el cual forma una sílice (dióxido de silicio) hidratada gelatinosa e
hidróxido de calcio. Estas sustancias cristalizan, uniendo las partículas de arena o
piedras —siempre presentes en las mezclas de argamasa de cemento— para crear una
masa dura.

Introducción
Acero, aleación de hierro que contiene entre un 0,04 y un 2,25% de carbono y a la que
se añaden elementos como níquel, cromo, manganeso, silicio o vanadio, entre otros.

2. Fabricación del acero


El acero se obtiene eliminando las impurezas del arrabio, producto de fundición de los
altos hornos, y añadiendo después las cantidades adecuadas de carbono y otros
elementos. La principal dificultad para la fabricación del acero es su elevado punto de
fusión, 1.400 ºC, que impide utilizar combustibles y hornos convencionales. En 1855,
Henry Bessemer desarrolló el horno o convertidor que lleva su nombre y en el que el
proceso de refinado del arrabio se lleva a cabo mediante chorros de aire a presión que se
inyectan a través del metal fundido. En el proceso Siemens-Martin, o de crisol abierto,
se calientan previamente el gas combustible y el aire por un procedimiento regenerativo
que permite alcanzar temperaturas de hasta 1.650 ºC.

Clasificación del acero


Los aceros se clasifican en: aceros al carbono, aceros aleados, aceros inoxidables,
aceros de herramientas y aceros de baja aleación ultrarresistentes. Los aceros al carbono
contienen diferentes cantidades de carbono y menos del 1,65% de manganeso, el 0,60%
de silicio y el 0,60% de cobre. Los aceros aleados poseen vanadio y molibdeno además
de cantidades mayores de manganeso, silicio y cobre que los aceros al carbono. Los
aceros inoxidables llevan cromo y níquel, entre otros elementos de aleación. Los aceros
de herramienta contienen volframio, molibdeno y otros elementos de aleación que les
proporcionan mayor resistencia, dureza y durabilidad. Los aceros de baja aleación
ultrarresistentes tienen menos cantidad de elementos de aleación y deben su elevada
resistencia al tratamiento especial que reciben

En condiciones normales el hormigón se fortalece con el paso del tiempo. La reacción


química entre el cemento y el agua que produce el endurecimiento de la pasta y la
compactación de los materiales que se introducen en ella requiere tiempo. Esta reacción
es rápida al principio pero después es mucho más lenta. Si hay humedad, el hormigón
sigue endureciéndose durante años. Por ejemplo, la resistencia del hormigón vertido es
de 70.307 g/cm2 al día siguiente, 316.382 g/cm2 una semana después, 421.842 g/cm2 al
mes siguiente y 597.610 g/cm2 pasados cinco años

Los principales métodos de tratamiento de las aguas residuales urbanas tienen tres fases:
el tratamiento primario, que incluye la eliminación de arenillas, la filtración, el molido,
la floculación (agregación de los sólidos) y la sedimentación; el tratamiento secundario,
que implica la oxidación de la materia orgánica disuelta por medio de lodo
biológicamente activo, que seguidamente es filtrado; y el tratamiento terciario, en el que
se emplean métodos biológicos avanzados para la eliminación del nitrógeno, y métodos
físicos y químicos, tales como la filtración granular y la adsorción por carbono activado.
La manipulación y eliminación de los residuos sólidos representa entre un 25 y un 50%
del capital y los costes operativos de una planta depuradora.

El impacto de los vertidos industriales depende no sólo de sus características comunes,


como la demanda bioquímica de oxígeno, sino también de su contenido en sustancias
orgánicas e inorgánicas específicas. Hay tres opciones (que no son mutuamente
excluyentes) para controlar los vertidos industriales. El control puede tener lugar allí
donde se generan dentro de la planta; las aguas pueden tratarse previamente y
descargarse en el sistema de depuración urbana; o pueden depurarse por completo en la
planta y ser reutilizadas o vertidas sin más en corrientes o masas de agua.

Los olores y sabores desagradables del agua se eliminan por oxigenación. Las bacterias
se destruyen añadiendo unas pocas partes por millón de cloro, y el sabor del cloro se
elimina con sulfito de sodio. La dureza excesiva del agua, que la hace inservible para
muchos usos industriales, se consigue reducir añadiendo cal débil o hidratada, o por un
proceso de intercambio iónico, utilizando ceolita como ablandador. La materia orgánica
en suspensión, con vida bacteriana, y la materia mineral en suspensión, se eliminan con
la adición de agentes floculantes y precipitantes, como alumbre, antes del filtrado. La
fluoración artificial del agua para consumo público se lleva a cabo en algunos países
para prevenir la caída de los dientes.

Mecánica de fluidos, parte de la física que se ocupa de la acción de los fluidos en reposo
o en movimiento, así como de las aplicaciones y mecanismos de ingeniería que utilizan
fluidos

Estática de fluidos o hidrostática


Una característica fundamental de cualquier fluido en reposo es que la fuerza ejercida
sobre cualquier partícula del fluido es la misma en todas direcciones. Si las fuerzas
fueran desiguales, la partícula se desplazaría en la dirección de la fuerza resultante. De
ello se deduce que la fuerza por unidad de superficie —la presión— que el fluido ejerce
contra las paredes del recipiente que lo contiene, sea cual sea su forma, es perpendicular
a la pared en cada punto. Si la presión no fuera perpendicular, la fuerza tendría una
componente tangencial no equilibrada y el fluido se movería a lo largo de la pared.

El segundo principio importante de la estática de fluidos fue descubierto por el


matemático y filósofo griego Arquímedes. El principio de Arquímedes afirma que todo
cuerpo sumergido en un fluido experimenta una fuerza hacia arriba igual al peso del
volumen de fluido desplazado por dicho cuerpo. Esto explica por qué flota un barco
muy cargado; el peso del agua desplazada por el barco equivale a la fuerza hacia arriba
que mantiene el barco a flote.

principio de Arquímedes permite determinar la densidad de un objeto cuya forma es tan


irregular que su volumen no puede medirse directamente. Si el objeto se pesa primero
en el aire y luego en el agua, la diferencia de peso será igual al peso del volumen de
agua desplazado, y este volumen es igual al volumen del objeto, si éste está totalmente
sumergido. Así puede determinarse fácilmente la densidad del objeto (masa dividida por
volumen). Si se requiere una precisión muy elevada, también hay que tener en cuenta el
peso del aire desplazado para obtener el volumen y la densidad correctos.

A pesar de estas tempranas aplicaciones de la dinámica de fluidos, apenas se


comprendía la teoría básica, por lo que su desarrollo se vio frenado. Después de
Arquímedes pasaron más de 1.800 años antes de que se produjera el siguiente avance
científico significativo, debido al matemático y físico italiano Evangelista Torricelli, que
inventó el barómetro en 1643 y formuló el teorema de Torricelli, que relaciona la
velocidad de salida de un líquido a través de un orificio de un recipiente, con la altura
del líquido situado por encima de dicho agujero. El siguiente gran avance en el
desarrollo de la mecánica de fluidos tubo que esperar a la formulación de las leyes del
movimiento por el matemático y físico inglés Isaac Newton. Estas leyes fueron
aplicadas por primera vez a los fluidos por el matemático suizo Leonhard Euler, quien
dedujo las ecuaciones básicas para un fluido sin rozamiento (no viscoso).

Estos flujos cumplen el llamado teorema de Bernoulli, enunciado por el matemático y


científico suizo Daniel Bernoulli. El teorema afirma que la energía mecánica total de un
flujo incompresible y no viscoso (sin rozamiento) es constante a lo largo de una línea de
corriente. Las líneas de corriente son líneas de flujo imaginarias que siempre son
paralelas a la dirección del flujo en cada punto, y en el caso de flujo uniforme coinciden
con la trayectoria de las partículas individuales de fluido. El teorema de Bernoulli
implica una relación entre los efectos de la presión, la velocidad y la gravedad, e indica
que la velocidad aumenta cuando la presión disminuye. Este principio es importante
para la medida de flujos, y también puede emplearse para predecir la fuerza de
sustentación de un ala en vuelo.

3. Ciencia y tecnología de los materiales


Estudio de los materiales, tanto metálicos como no metálicos, y de la forma de
adaptarlos y fabricarlos para responder a las necesidades de la tecnología moderna.
Empleando las técnicas de laboratorio y los instrumentos de investigación de la física, la
química y la metalurgia, los científicos están hallando nuevas formas de utilizar el
plástico, la cerámica y otros no metales en aplicaciones antes reservadas a los metales.

Avances recientes
El rápido desarrollo de los semiconductores para la industria electrónica, que comenzó a
principios de la década de 1960, dio el primer gran impulso a la ciencia de materiales.
Después de descubrir que se podía conseguir que materiales no metálicos como el
silicio condujeran la electricidad de un modo imposible en los metales, científicos e
ingenieros diseñaron métodos para fabricar miles de minúsculos circuitos integrados en
un pequeño chip de silicio. Esto hizo posible la miniaturización de los componentes de
aparatos electrónicos como los ordenadores o computadoras.
A finales de la década de 1980, la ciencia de los materiales tomó un nuevo auge con el
descubrimiento de materiales cerámicos que presentan superconductividad a
temperaturas más elevadas que los metales. Si se consigue encontrar nuevos materiales
que sean superconductores a temperaturas suficientemente altas, serán posibles nuevas
aplicaciones, como trenes de levitación magnética o computadoras ultrarrápidas.
Aunque los últimos avances de la ciencia de materiales se han centrado sobre todo en
las propiedades eléctricas, las propiedades mecánicas siguen teniendo una gran
importancia. En la industria aeronáutica, por ejemplo, los científicos han desarrollado
—y los ingenieros han probado— materiales compuestos no metálicos, más ligeros,
resistentes y fáciles de fabricar que las aleaciones de aluminio y los demás metales
actualmente empleados para los fuselajes de los aviones.

Propiedades mecánicas de los materiales


En ingeniería se necesita saber cómo responden los materiales sólidos a fuerzas externas
como la tensión, la compresión, la torsión, la flexión o la cizalladura. Los materiales
sólidos responden a dichas fuerzas con una deformación elástica (en la que el material
vuelve a su tamaño y forma originales cuando se elimina la fuerza externa), una
deformación permanente o una fractura. Los efectos de una fuerza externa dependientes
del tiempo son la plastodeformación y la fatiga, que se definen más adelante.
La tensión es una fuerza que tira; por ejemplo, la fuerza que actúa sobre un cable que
sostiene un peso. Bajo tensión, un material suele estirarse, y recupera su longitud
original si la fuerza no supera el límite elástico del material (véase Elasticidad). Bajo
tensiones mayores, el material no vuelve completamente a su situación original, y
cuando la fuerza es aún mayor, se produce la ruptura del material.
La compresión es una presión que tiende a causar una reducción de volumen. Cuando se
somete un material a una fuerza de flexión, cizalladura o torsión, actúan
simultáneamente fuerzas de tensión y de compresión. Por ejemplo, cuando se flexiona
una varilla, uno de sus lados se estira y el otro se comprime.
La plastodeformación es una deformación permanente gradual causada por una fuerza
continuada sobre un material. Los materiales sometidos a altas temperaturas son
especialmente vulnerables a esta deformación. La pérdida de presión gradual de las
tuercas, la combadura de cables tendidos sobre distancias largas o la deformación de los
componentes de máquinas y motores son ejemplos visibles de plastodeformación. En
muchos casos, esta deformación lenta cesa porque la fuerza que la produce desaparece a
causa de la propia deformación. Cuando la plastodeformación se prolonga durante
mucho tiempo, el material acaba rompiéndose.
La fatiga puede definirse como una fractura progresiva. Se produce cuando una pieza
mecánica está sometida a un esfuerzo repetido o cíclico, por ejemplo una vibración.
Aunque el esfuerzo máximo nunca supere el límite elástico, el material puede romperse
incluso después de poco tiempo. En algunos metales, como las aleaciones de titanio,
puede evitarse la fatiga manteniendo la fuerza cíclica por debajo de un nivel
determinado. En la fatiga no se observa ninguna deformación aparente, pero se
desarrollan pequeñas grietas localizadas que se propagan por el material hasta que la
superficie eficaz que queda no puede aguantar el esfuerzo máximo de la fuerza cíclica.
El conocimiento del esfuerzo de tensión, los límites elásticos y la resistencia de los
materiales a la plastodeformación y la fatiga son extremadamente importantes en
ingeniería.

4. Aplicaciones
A. Investigación sobre los terremotos
La investigación sismológica básica se concentra en la mejor comprensión del origen y
propagación de los terremotos y de la estructura interna de la Tierra. Según la teoría
elástica del rebote, la tensión acumulada durante muchos años se libera de manera
brusca en forma de vibraciones sísmicas intensas por movimientos de las fallas.
Los temblores fuertes pueden, en segundos, reducir a escombros las estructuras de los
edificios; por esto los geólogos e ingenieros consideran diversos factores relacionados
con los sismos en el diseño de las construcciones, porque los diques, las plantas de
energía nuclear, los depósitos de almacenamiento de basuras, las carreteras, los silos de
misiles, los edificios y otras estructuras construidas en regiones sismogénicas, deben ser
capaces de soportar movimientos del terreno con máximos estipulados.

Los métodos sísmicos de prospección utilizan explosivos para generar ondas sísmicas
artificiales en puntos determinados; en otros lugares, usando geófonos y otros
instrumentos, se determina el momento de llegada de la energía refractada o reflejada
por las discontinuidades en las formaciones rocosas. Estas técnicas producen perfiles
sísmicos de refracción o de reflexión, según el tipo de fenómeno registrado. En las
prospecciones sísmicas de petróleo, las técnicas avanzadas de generación de señal se
combinan con sistemas sofisticados de registro digital y de cinta magnética para un
mejor análisis de los datos. Algunos de los métodos más avanzados de investigación
sísmica se usan en la búsqueda de petróleo.

Todos los materiales empleados por la sociedad moderna han sido obtenidos mediante
minería, o necesitan productos mineros para su fabricación. Puede decirse que, si un
material no procede de una planta, entonces es que se obtiene de la tierra.

B. Composición
La composición de las aguas residuales se analiza con diversas mediciones físicas,
químicas y biológicas. Las mediciones más comunes incluyen la determinación del
contenido en sólidos, la demanda bioquímica de oxígeno (DBO5), la demanda química
de oxígeno (DQO) y el pH.

La composición de las infiltraciones depende de la naturaleza de las aguas subterráneas


que penetran en la canalización. El agua de lluvia residual contiene concentraciones
significativas de bacterias, elementos traza, petróleo y productos químicos orgánicos.
La digestión es un proceso microbiológico que convierte el lodo, orgánicamente
complejo, en metano, dióxido de carbono y un material inofensivo similar al humus.
Las reacciones se producen en un tanque cerrado o digestor, y son anaerobias, esto es,
se producen en ausencia de oxígeno. La conversión se produce mediante una serie de
reacciones. En primer lugar, la materia sólida se hace soluble por la acción de enzimas.
La sustancia resultante fermenta por la acción de un grupo de bacterias productoras de
ácidos, que la reducen a ácidos orgánicos sencillos, como el ácido acético. Entonces los
ácidos orgánicos son convertidos en metano y dióxido de carbono por bacterias. Se
añade lodo espesado y calentado al digestor tan frecuentemente como sea posible,
donde permanece entre 10 y 30 días hasta que se descompone. La digestión reduce el
contenido en materia orgánica entre un 45 y un 60 por ciento.

Las mediciones de ingeniería establecen puntos de control mediante poligonales, líneas


de base u otros métodos con el fin de obtener la información necesaria para los diseños
de obras de ingeniería (levantamientos) y para posicionar los elementos constructivos,
basándose en los planos del proyecto que utilizan esos puntos de control (replanteos).
Los levantamientos topográficos y los mapas a los que dan lugar proporcionan
información sobre la localización horizontal y sobre las altitudes, necesarios para
diseñar estructuras como edificios, embalses, canales, carreteras, puentes, tendidos
eléctricos o colectores. Para levantar los planos de estas obras se parte de los mismos
puntos de control utilizados en los levantamientos topográficos originales.

Geometría analítica, rama de la geometría en la que las líneas rectas, las curvas y las
figuras geométricas se representan mediante expresiones algebraicas y numéricas
usando un conjunto de ejes y coordenadas.

Cálculo, rama de las matemáticas que se ocupa del estudio de los incrementos en las
variables, pendientes de curvas, valores máximo y mínimo de funciones y de la
determinación de longitudes, áreas y volúmenes. Su uso es muy extenso, sobre todo en
ciencias e ingeniería, siempre que haya cantidades que varíen de forma continua.

Los sismólogos han diseñado dos escalas de medida para poder describir de forma
cuantitativa los terremotos. Una es la escala de Richter —nombre del sismólogo
estadounidense Charles Francis Richter— que mide la energía liberada en el foco de un
sismo. Es una escala logarítmica con valores entre 1 y 9; un temblor de magnitud 7 es
diez veces más fuerte que uno de magnitud 6, cien veces más que otro de magnitud 5,
mil veces más que uno de magnitud 4 y de este modo en casos análogos.

La otra escala, introducida al comienzo del siglo XX por el sismólogo italiano Giuseppe
Mercalli, mide la intensidad de un temblor con gradaciones entre I y XII. Puesto que los
efectos sísmicos de superficie disminuyen con la distancia desde el foco, la medida
Mercalli depende de la posición del sismógrafo. Una intensidad I se define como la de
un suceso percibido por pocos, mientras que se asigna una intensidad XII a los eventos
catastróficos que provocan destrucción total. Los temblores con intensidades entre II y
III son casi equivalentes a los de magnitud entre 3 y 4 en la escala de Richter, mientras
que los niveles XI y XII en la escala de Mercalli se pueden asociar a las magnitudes 8 y
9 en la escala de Richter
Sismología, ciencia que estudia los terremotos. Implica la observación de las
vibraciones naturales del terreno y de las señales sísmicas generadas de forma artificial,
con muchas ramificaciones teóricas y prácticas. Como rama de la geofísica, la
sismología ha aportado contribuciones esenciales a la comprensión de la tectónica de
placas, la estructura del interior de la Tierra, la predicción de terremotos y es una técnica
valiosa en la búsqueda de minerales.

La investigación sismológica básica se concentra en la mejor comprensión del origen y


propagación de los terremotos y de la estructura interna de la Tierra. Según la teoría
elástica del rebote, la tensión acumulada durante muchos años se libera de manera
brusca en forma de vibraciones sísmicas intensas por movimientos de las fallas.
Los temblores fuertes pueden, en segundos, reducir a escombros las estructuras de los
edificios; por esto los geólogos e ingenieros consideran diversos factores relacionados
con los sismos en el diseño de las construcciones, porque los diques, las plantas de
energía nuclear, los depósitos de almacenamiento de basuras, las carreteras, los silos de
misiles, los edificios y otras estructuras construidas en regiones sismogénicas, deben ser
capaces de soportar movimientos del terreno con máximos estipulados.

Estadística, rama de las matemáticas que se ocupa de reunir, organizar y analizar datos
numéricos y que ayuda a resolver problemas como el diseño de experimentos y la toma
de decisiones.

La primera ley de Newton afirma que si la suma vectorial de las fuerzas que actúan
sobre un objeto es cero, el objeto permanecerá en reposo o seguirá moviéndose a
velocidad constante. El que la fuerza ejercida sobre un objeto sea cero no significa
necesariamente que su velocidad sea cero. Si no está sometido a ninguna fuerza
(incluido el rozamiento), un objeto en movimiento seguirá desplazándose a velocidad
constante.

La segunda ley de Newton relaciona la fuerza total y la aceleración. Una fuerza neta
ejercida sobre un objeto lo acelerará, es decir, cambiará su velocidad. La aceleración
será proporcional a la magnitud de la fuerza total y tendrá la misma dirección y sentido
que ésta. La constante de proporcionalidad es la masa m del objeto.

La tercera ley de Newton afirma que cuando un objeto ejerce una fuerza sobre otro, este
otro objeto ejerce también una fuerza sobre el primero. La fuerza que ejerce el primer
objeto sobre el segundo debe tener la misma magnitud que la fuerza que el segundo
objeto ejerce sobre el primero, pero con sentido opuesto. Por ejemplo, en una pista de
patinaje sobre hielo, si un adulto empuja suavemente a un niño, no sólo existe la fuerza
que el adulto ejerce sobre el niño, sino que el niño ejerce una fuerza igual pero de
sentido opuesto sobre el adulto. Sin embargo, como la masa del adulto es mayor, su
aceleración será menor.

Método científico, método de estudio sistemático de la naturaleza que incluye las


técnicas de observación, reglas para el razonamiento y la predicción, ideas sobre la
experimentación planificada y los modos de comunicar los resultados experimentales y
teóricos.
La ciencia suele definirse por la forma de investigar más que por el objeto de
investigación, de manera que los procesos científicos son esencialmente iguales en todas
las ciencias de la naturaleza; por ello la comunidad científica está de acuerdo en cuanto
al lenguaje en que se expresan los problemas científicos, la forma de recoger y analizar
datos, el uso de un estilo propio de lógica y la utilización de teorías y modelos. Etapas
como realizar observaciones y experimentos, formular hipótesis, extraer resultados y
analizarlos e interpretarlos van a ser características de cualquier investigación.

5. Teoría de matrices y Álgebra lineal

Ramas de las matemáticas, relacionadas entre sí, que son herramientas fundamentales
en las matemáticas puras y aplicadas, y cada vez más importantes en las ciencias físicas,
biológicas y sociales.

Teoría de matrices
Una matriz es una tabla rectangular de números. Una de las principales aplicaciones de
las matrices es la representación de sistemas de ecuaciones de primer grado con varias
incógnitas. Cada fila de la matriz representa una ecuación, siendo los valores de una fila
los coeficientes de las distintas variables de la ecuación, en determinado orden.
Una matriz se representa normalmente entre paréntesis o corchetes:

En las matrices anteriores, a, b y c son números cualesquiera. Para delimitar la matriz,


en vez de paréntesis, se pueden utilizar también corchetes.
Las líneas horizontales, denominadas filas, se numeran de arriba a abajo; las líneas
verticales, o columnas, se numeran de izquierda a derecha. Utilizando esta notación, el
elemento de la segunda fila y tercera columna de M1 es -1. Tanto a las filas como a las
columnas se las denomina líneas.
El tamaño de una matriz está dado por el número de filas y el de columnas en este
orden, así M1, M2, M3 y M4 son de tamaño 3 × 3 (3 por 3), 3 × 3, 3 × 2 y 2 × 3
respectivamente. Los elementos de una matriz general de tamaño m × n se representan
normalmente utilizando un doble subíndice; el primer subíndice, i, indica el número de
fila y el segundo, j, el número de columna. Así pues, el elemento a23 está en la segunda
fila, tercera columna. La matriz general

se puede representar de forma abreviada como A = (aij), en donde los posibles valores
de los índices i = 1, 2,..., m y j = 1, 2,..., n se han de dar explícitamente si no se
sobrentienden. Si m = n, la matriz es cuadrada y el número de filas (o columnas) es el
orden de la matriz. Dos matrices A = (aij) y B = (bij), son iguales si y sólo si son de
igual tamaño y si para todo i y j, aij = bij. Si A = (aij) es una matriz cuadrada, los
elementos a11, a22, a33,... forman la diagonal principal de la matriz. La matriz
traspuesta AT de una matriz A es otra matriz en la cual la fila i es la columna i de A, y la
columna j es la fila j de A. Por ejemplo, tomando la matriz M3 anterior,

es la matriz traspuesta de M3.


La adición y la multiplicación de matrices están definidas de manera que ciertos
conjuntos de matrices forman sistemas algebraicos. Consideremos los elementos de las
matrices números reales cualesquiera. La matriz cero es aquélla en la que todos los
elementos son 0; la matriz unidad Im de orden m, es una matriz cuadrada de orden m en
la cual todos los elementos son cero excepto los de la diagonal principal, que son 1. El
orden de la matriz unidad se puede omitir si se sobrentiende con el resto de la expresión,
con lo que Im se escribe simplemente I.
La suma de dos matrices sólo está definida si ambas tienen el mismo tamaño. Si A =
(aij) y B = (bij) tienen igual tamaño, entonces la suma C = A + B se define como la
matriz (cij), en la que cij = aij + bij, es decir, para sumar dos matrices de igual tamaño
basta con sumar los elementos correspondientes. Así, para las matrices mencionadas
anteriormente

En el conjunto de todas las matrices de un determinado tamaño la adición tiene las


propiedades uniforme, asociativa y conmutativa. Además hay una matriz única O tal
que para cualquier matriz A, se cumple A + O = O + A = A y una matriz única B tal que
A + B = B + A = O.
El producto AB de dos matrices, A y B, está definido sólo si el número de columnas del
factor izquierdo, A, es igual al número de filas del factor derecho, B; si A = (aij) es de
tamaño m × n y B = (bjk) es de tamaño n × p, el producto AB = C = (cik) es de tamaño
m × p, y cik está dado por

es decir, el elemento de la fila i y la columna k del producto es la suma de los productos


de cada uno de los elementos de la fila i del factor izquierdo multiplicado por el
correspondiente elemento de la columna k del factor derecho.

Álgebra lineal
El concepto geométrico de vector como segmento rectilíneo de módulo, dirección y
sentido dados, se puede generalizar como se muestra a continuación. Un n-vector
(vector n-dimensional, vector de orden n o vector de dimensión n) es un conjunto
ordenado de n elementos de un cuerpo. Al igual que en la teoría de matrices, los
elementos de un vector pueden ser números reales. Un n-vector v se representa como

v = (x1, x2,..., xn)

Las x1, x2,..., xn se denominan componentes del vector. Las líneas de una matriz son
vectores: las horizontales son vectores fila y las verticales vectores columna.
La suma de vectores (de igual longitud) y la multiplicación por un número real se
definen de igual manera que para las matrices, y cumplen las mismas propiedades. Si w
es otro vector,

w = (y1, y2,..., yn)

y k es un número real, entonces

v + w = (x1 + y1, x2 + y2,..., xn + yn)

kv = (kx1, kx2,..., kxn)

Si k1, k2,..., km son números reales, y v1, v2,..., vm son n-vectores, el n-vector

v = k1v1 + k2v2 + ... + kmvm


se denomina combinación lineal de los vectores v1, v2,..., vm.
Los m n-vectores son linealmente independientes si la única combinación lineal igual al
n-vector cero, 0 = (0,0,..., 0), es aquélla en que k1 = k2 = ... = km = 0. Si existe otra
combinación lineal que cumple esto, los vectores son linealmente dependientes. Por
ejemplo, si v1 = (0, 1, 2, 3), v2 = (1, 2, 3, 4), v3 = (2, 2, 4, 4) y v4 = (3, 4, 7, 8),
entonces v1, v2 y v3 son linealmente independientes, pues k1v1 + k2v2 + k3v3 = 0 si y
sólo si k1 = k2 = k3 = 0; v2, v3 y v4 son linealmente dependientes pues v2 + v3 - v4 =
0.
Se dice que A es una matriz de rango r, si tiene un conjunto de r vectores fila o columna
linealmente independientes, y todo conjunto con más de r vectores fila o columna son
linealmente dependientes.
Un espacio vectorial V es un conjunto no vacío de vectores (véase Teoría de conjuntos)
que cumple una serie de propiedades, que se muestran a continuación. Si u, v, w son
elementos de V, entonces se verifica que:

* 1a. u + v es un elemento de V
* 2a. (u + v) + w = u + (v + w)
* 3a. u + v = v + u
* 4a. Existe un vector 0 tal que 0 + u = u
* 5a. Todo vector v tiene un opuesto –v tal que v + (-v) = 0

Si y µ son números reales, se cumple también que:

* 1b. ·u es un elemento de V
* 2b. (+ µ)·u = ·u + µ·u
* 3b. ·(u + v) = ·u + ·v
* 4b. (·µ)·v = ·(µ·v)
* 5b. 1·v = v

Si S = {vi} es un conjunto de vectores, todos ellos de la misma dimensión, todas las


combinaciones lineales de los vectores v forman un espacio vectorial V. Se dice que este
espacio vectorial es generado por los vi. Si el conjunto B = {wj} genera el mismo
espacio vectorial V, y está formado por vectores linealmente independientes, se dice que
B es una base de V. Si una base de V contiene m vectores, entonces toda base de V
contiene exactamente m vectores, y se dice que V es un espacio vectorial de dimensión
m. Los espacios euclídeos de dos y tres dimensiones se pueden representar por parejas y
tríos ordenados de números reales. Las matrices se pueden utilizar para describir
transformaciones de un espacio vectorial a otro