Está en la página 1de 16

EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN

50 Días de Fe
Parte 2ª de 8
Rick Warren
Traducido por Berta Bilbao

“ Ningún ojo ha visto, ningún oído ha oído, y ninguna mente ha imaginado lo que Dios ha preparado para
aquellos que le aman.” 1 Co. 2:9

“Con el poder de Dios en nosotros, Dios puede hacer mucho, mucho más de lo que podemos pedir o
imaginar.” Efe. 3:20

IMAGINA CÓMO TE PUEDE USAR DIOS


Josué 1:1-11
1. DEJA IR _____________________________________

“Él que duda es como una ola del mar llevada por el viento para arriba y para abajo... esos no deben pensar
que van a recibir cosa alguna del Señor.” Santiago 1:6-7

“¡Sé valiente y fuerte! ¡Desecha el miedo y la duda! Porque recuerda que el Señor nuestro Dios está contigo
dondequiera que vallas.” Jo. 1:9 (“LB”)

¿Qué causa la duda?

2. BUSCA _________________________________________

“Le he prometido a Moisés que os voy a dar esta tierra, así que os voy a dar todos los sitios donde valláis en
esta tierra.” Josh. 1:3 (“NCV”)

“Ahora me ha llegado el momento de morir. Cada uno de vosotros sabe... que Dios os ha dado todas las cosas
buenas que prometió. Cada una de las promesas que hizo se han cumplido. No ha fallado ninguna.” Josh.
23:14 (GN)

3 Promesas para los que viven para Dios


1. Jo. 1:5
2. Jo. 1:7
3. Jo. 1:9

“Acuérdate siempre de lo que está escrito en este Libro... Estúdialo día y noche para asegurarte de que
obedeces todo lo que está escrito aquí. Si lo haces serás sabio y tendrás éxito en todo.” Jo. 1:8

3. APÓYATE EN __________________________________

“Nadie va a ser capaz de vencerte en toda tu vida. Seré contigo igual que fui con Moisés. No te dejaré ni te
olvidaré.” Jo. 1:5
El Extender mi Imaginación
50 Días de fe - Parte 2ª de 8

“Confía en el Señor con todo tu corazón. Y no te apoyes en tu propio entendimiento. Considérale en todos tus
caminos. Y Él hará tus caminos rectos.” Pro. 3:5-6

4. LANZA _________________________________________
“Entonces Josué dio instrucciones a los líderes para que dijeran a la gente que se preparara para cruzar el río
Jordán.’’ Jo. 1:10-11

“¡Si esperas las condiciones perfectas nunca vas ha terminar nada!” Ec. 11:4

“Sabes que Dios puede hacer cualquier cosa–¡mucho más de lo que te puedes imaginar o adivinar o pedir en
tus sueños más atrevidos! Lo hace sin empujarnos sino actuando dentro de nosotros, Su espíritu profunda y
gentilmente dentro de nosotros.” Efe. 3:20 (Men)

2 - ii
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe
Parte 2ª de 8
Rick Warren

Estamos en la serie de “50 días de fe”. Dios te puso en la tierra por una razón. Te puso aquí con un propósito.
Tiene un plan para tu vida. Tiene un sueño para tu vida. Y Dios te quiere usar para un gran propósito, mayor de
lo que te puedes imaginar. Por eso te hizo Dios. Te hizo para poder usarte en esta Tierra.
El problema está en tu cabeza. Tienes bloques mentales. Tienes barreras emocionales que te mantienen
diciendo, ¿Cómo me va a usar Dios a mí? Así que para que Dios te use, para que Dios bendiga tu vida como Él
quiere tiene que haber cambio en tu pensamiento, en tu imaginación.
Todos las grandes realizaciones que sucedieron en la historia empezaron como una idea en la imaginación de
alguien. Empieza con un pensamiento en tu mente antes de hacerse realidad. Los sicólogos nos dicen que si
realmente quieres vivir tienes que aprender a tener un sueño. Tienes que tener un sueño en la vida, de otro modo
no estás más que existiendo.
Eso es bueno, pero no llega lejos. Necesitas más que un sueño. Necesitas encontrar, todavía más importante, el
sueño de Dios para tu vida. ¿Para que hicieras qué te puso Él en la tierra?¿Para qué te quiere usar? Porque si
Dios no te está usando, ¿para qué se está usando tu vida ahora?
1 Corintios 2:9 “Ningún ojo ha visto, ningún oído ha oído, y ninguna mente ha imaginado lo que Dios ha
preparado para aquellos que Le aman.” 1 Co. 2:9
El sueño de Dios para tu vida es demasiado para tu mente. Es tan fantástico que ni siquiera te lo puedes
imaginar. No te puedes imaginar lo que Dios puede hacer con tu vida si se Le dio total, completa,
irrevocablemente a Él. No tienes ni idea de lo que Dios puede hacer de tu vida."Con el poder de Dios actuando
en nosotros, Dios puede hacer mucho, mucho más de lo que podemos pedir o imaginar.” Uno de los grandes
dones que Dios te ha dado es tu imaginación. La habilidad de imaginar es una de las cosas que diferencia a los
seres humanos de los animales. Fuiste hecho en imagen de Dios. Así como nuestro Creador eres creativo. Tienes
la habilidad de imaginar. Napoleón dijo, “La imaginación dirige al mundo.” Einstein dijo, “La imaginación es
más importante que el conocimiento.”
Lo que quiero hacer esta mañana es expandir tu imaginación porque eso es lo que Dios quiere hacer. Quiere que
te imagines como puede Dios usarte en formas que nunca ni siquiera pensaste. Hoy vas a oír historias de gente
muy corriente que está siendo usada por Dios porque dejaron que Dios extendiera su fe y piensan de una
manera nueva. Vamos a mirar a la vida de Josué, un hombre en la Biblia que revela cuatro secretos para ser
usado por Dios.
Si quieres ser usado por Dios, si quieres la bendición de Dios en tu vida, si quieres Su sueño para tu vida…

1. DEBES DEJAR DE DUDAR


La duda es un gran enemigo del sueño de Dios para tu vida. La duda limita tu potencial. La duda causa la
postergación. La duda hace que te pierdas lo mejor de Dios. Dices, “Dudo que Dios pueda usarme para algo
grande, mírame! Y sales con todo tipo de excusas y de dudas. La Biblia dice en Santiago 1 “El que duda es
como una ola del mar llevada por el viento para arriba y para abajo... esos no deben pensar que van a recibir
cosa alguna del Señor.” Así que antes de que puedas ser usado por Dios en una forma grandiosa tienes que
arreglar el asunto de la duda. Que de hecho dudas de que Dios pueda usarte para algo grande.
Josué tenia un problema con la duda. En el antiguo testamento hay una historia de un individuo llamado Josué y
tenía un problema de confianza en sí mismo. No se sentía muy seguro por dos razones:
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

1. Era el sucesor de Moisés. ¿Cómo sería ser sucesor de la actuación de Moisés? Como decir “¡Aquí está
Moisés!” de quien Deuteronomio dice que fue el mejor hombre que ha vivido nunca y ahora, “¡Aquí está
Josué!” ¡Grande! Yo tendría un poco de inseguridad siendo sucesor a la actuación de Moisés. No sólo eso,
sino el trabajo que Dios le asignó. Le dijo, “Josué, vas a ser el individuo que va a entrar y a guiar a esta
pequeña banda de esclavos que ha estado corriendo alrededor del desierto con miedo por cuarenta años, los
vas a guiar a apoderarse de la tierra prometida, el área de Palestina. Sólo hay un problema Josué. Palestina
está habitada por siete naciones enemigas cada una de las cuales es más grande y más fuerte que ustedes.
Pero ustedes se van a apoderar de ella.”

Por consiguiente tenía mucha duda, mucho miedo. No tenía mucha seguridad en su vida. Así que justo al
borde de empezar su campaña, que iba a ser una batalla por muchos años, estaban en los bancos del río
Jordán y van a cruzar el rió y a empezar la campaña de apoderarse de Palestina que estaba ahora donde está
el Israel de hoy. Y en esa campaña, la noche anterior, dijo Dios, “Deja que te dé una charla preparatoria.” En
Josué 1 dice cuatro veces, “Sé decidido y seguro.” Dijo, “Josué la primera cosa que tienes que hacer si voy
a usarte es dejar de dudar” Josué 1:9 “Sé valiente y fuerte. Elimina el miedo y la duda porque recuerda que
el Señor tu Dios, está contigo dondequiera que vas.” Circula “elimina.”¿Qué significa eso? Significa
desecha, destruye, quítala de la vista, tírala.” Y si Dios te va a usar lo primero que tienes que hacer es dejar
las dudas. Dices, “Es bastante difícil.” No, no lo es. No es muy difícil dejarte de dudas. ¿Por qué? Porque la
duda es una elección. Cada vez que dudas estás escogiendo dudar. Es una elección lo mismo que cualquier
otra actitud. La fe es una elección, la duda es una elección. Sea que estás dudando a Dios, tus habilidades,
de otra gente, estás eligiendo dudar.
No entiendo la lógica pero mucha gente cree en sus dudas y duda sus creencias. No tiene sentido. Es como
ilógico. Quiero sugerir que tú dudes de tus dudas y creas en tus creencias. Tiene mucho más sentido. Y
cuando vienen las dudas y dices “Dios no me podría usar,” di, “Tengo esa duda pero dudo la duda.” En vez
de eso voy a creer mis creencias. Dios dijo, “Te voy a ayudar, te voy a usar, quiero actuar en tu vida.”
¿Por qué dudamos tanto de nosotros acerca de que Dios nos use? Hay dos cosas que causan duda en tu vida.
1.Comparar mis habilidades me causa dudar de mis habilidades. En vez de mirar a Dios como debo de hacer,
empiezo a mirar alrededor a todos los otros. Miro alrededor y veo a otra gente. Tienen más talento. Tienen más
habilidades. Tienen más educación. Tienen más experiencia. Lucen más. Tienen mejor trasfondo.Y más y más y
más. En el momento que empieces a compararte con otra gente vas empezar a llenarte de dudas de tí mismo.
Dios dice que no hagas eso. De hecho la Biblia dice que es tonto compararse con otra gente.
1 Corintios 10:12 dice, “Es tonto (estúpido) compararse con otra gente.” Cuando lo haces empiezas a mirar
alrededor y a decir, “Soy simplemente una persona normal, soy una persona ordinaria.” Dios usa a personas
normales. Si Dios sólo usara gente perfecta no se iba a hacer nada porque no hay gente perfecta. Dios usa gente
normal. Dios usa gente débil. Dios usa gente con problemas. Dios usa gente con motivos mixtos. Dios usa gente
disfuncional. Puede usar gente extrañísima, todo tipo de gentes. Dios no quiere que te compares a nadie más.
Quiere que seas único. Quiere que tú seas tú. Así que no te compares.
2. La otra cosa que causa dudar de uno mismo es recordar tus
fracasos. Acordarse de nuestro pasado, nuestros fracasos, es
como hacer una película de todas tus equivocaciones y repetirla en tu mente. Y la repetimos y la practicamos, y
ahí vamos una y otra vez. Y miras a esas películas y dices, ¿Recuerdas esa estupidez que hice en 1995? Creo
que voy a poner esa en mi mente ahora mismo.” Te tortura a muerte y odias hacer eso. ¿Por qué sigues
poniéndola una y otra vez?
Dios no quiere que enfoques tu pasado. Si te mantienes enfocado en las equivocaciones del pasado, en tus
fracasos, nunca vas a ocuparte del presente y Dios no te puede usar en el futuro. Dios dice que olvides el

2 - 2
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

pasado. Si miras al pasado y a todas tus equivocaciones (y todos nosotros tenemos muchísimas
equivocaciones en nuestro pasado) entonces vas a decir “Dios no me puede usar. Mira todas las cosas que
he hecho. Mira qué trucos más tontos he inventado. Mira mi pasado accidentado.” Si la gente supiera mi
pasado no me seguiría o no me escucharía o no gustarían mis ideas.
¿Has leído la Biblia últimamente?. La mayoría de los líderes de la Biblia no tienen exactamente un historial
de plata. Sus pasados fueron bastante accidentados y llenos de muchas cosas malas. Moisés fue un asesino
antes de ser un gran líder. Jacob robó la herencia familiar. David fue un adúltero y después mató al marido
de su pareja. ¡Eso no está bien, amigos! No es una buena cosa. ¡Abraham dio a su mujer—dos veces!
"¡Salva mi vida, toma mi mujer!”¡Qué gran hombre de fe! Pablo fue un terrorista religioso antes de que
Dios se hiciera cargo de él. Pedro un perro de mar que trabajaba duro, bebía duro, blasfemaba duramente.
Era un marinero que juraba por arriba y abajo. Tenia un genio irrefrenable y siempre andaba metiendo la
pata. Sin embargo Dios dijo, “Pienso usarte.”
Lo que estoy diciendo es que Dios usa a gente con pasado accidentado.¿No te alegras de ello? Dios dice
“No me importa dónde has estado. Lo que realmente importa es la dirección a la que se dirigen tus pies
ahora mismo.” Eso es lo que importa.” No dónde has estado sino hacia dónde vas hoy. De hecho Dios quiere
tanto que te fijes en el futuro, hacia delante en vez de en el pasado que construyó tu cuerpo de esa manera,
como un recordatorio físico de la manera en que tienes que enfocarte. ¿Cuándo puso los ojos en tu cabeza
los puso enfrente de tu cabeza o detrás de tu cabeza? Los puso enfrente de tu cabeza para que miraras hacia
delante y no hacia atrás, a tu pasado. ¿Cuándo Dios añadió las orejas al cráneo ¿las puso mirando hacia
delante o las puso mirando hacia atrás? Las añadió hacia adelante para que pudieras escuchar las promesas
de Dios en vez de escuchar lo que la gente dice a espaldas tuyas. Quiere que enfoques hacia adelante.
Cuando Dios añadió los brazos a tu cuerpo. Los puso para que fuera más fácil alcanzar hacia adelante que
alcanzar hacia atrás. Porque quiere que alcances lo que esta delante de ti ayudando a otra gente. ¿Cuándo
puso tus dos pies en los tobillos los añadió mirando para alante o para atrás? Los puso mirando hacia
adelante. Quiere que andes hacia adelante con fe y no hacia atrás con miedo. De hecho, en toda tu anatomía,
sólo hay una parte de tu cuerpo que mira tu pasado. No se le llama “el trasero” por nada.Yo incluso veo en el
sentido del humor de Dios, a Dios diciendo “Amigos, hay algo en vuestra vida que realmente debéis dejar
atrás.” No dejes que tus dudas pasadas, no dejes que el remordimiento pasado te impida ser usado por Dios.
Dios dice, “No me importa tu pasado. ¡Quiero usarte!”
Quiero que escuchéis la historia de C.J.
C.J.: Quiero compartir cómo Dios me ayudó a superar mis dudas acerca de que pudiera servirle dado a los
remordimientos y a la vergüenza de los fracasos de mi pasado. Fui educado por un padre alemán muy
estricto y aprendí acerca del Dios lleno de furia del Antiguo Testamento. Crecí asustado de Dios y esto evitó
que le confiara. Creía que Dios no me iba a perdonar nunca o usar, por las muchas cosas que había hecho.
Cuándo servía en el ejército del aire conocí a mi mujer Linda. Enseguida descubrí que no podía vivir sin
ella, así que nos casamos. Pero al pasar el tiempo cambiaron mis prioridades. La ruptura de mi moral me
llevó a una vida de bebedor y de relaciones fuera de nuestro matrimonio con otras mujeres. Se me endureció
el corazón y me alejé completamente de Dios.
Cerca de esta época nuestro nieto vino a vivir con nosotros. Empezó a ir a una iglesia grande que se llama
Saddleback. Así que Linda y yo empezamos a ir con él por orgullo. Después de todo ¿qué iba a pensar de mí
si yo evitaba ir a la iglesia? Así que vine. Enseguida mi familia me llamó la atención por beber
excesivamente y yo me comprometí a venir al programa de Saddleback “Celebrar la Recuperación” Fue
ahí cuando me di cuenta del significado de la palabra gracia. También empecé una relación personal con

2 - 3
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

Jesucristo. Aprendí que me ama a pesar de mí mismo y de las cosas que había hecho. Este viaje resultó en
la desaparición de mi obsesión por la bebida.
Una de las cosas que amo de Saddleback es que no tienes que ser perfecto o tener tu vida compuesta para
involucrarte. Así que a pesar de mi miedo del pasado fui inducido al servicio y se me pidió que ayudara en
el equipo de barbacoa como el cabeza de cortadores de cebollas. Fue simplemente un principio humilde. Al
ir creciendo mi fe, fue creciendo mi involucramiento en el ministerio. Empecé a ver cómo Dios me puede
usar para servir a otros en maneras en las que yo pensaba que mi pasado me incapacitaba. Mientras
continuaba cambiando y creciendo en la fe, Dios empezó a cambiar mis malos hábitos por buenos hábitos y
por fin, mejores. Mi mujer Linda empezó a notar la diferencia y pronto empezó a caminar de la mano
conmigo. No se pueden imaginar cuanto amor se abrió entre nosotros a causa de Jesucristo y de la decisión
de ella de amarrarse a esa mano. Después de todos esos años de dolor y mentiras y falta de respeto, Dios
abrió las puertas al perdón y hemos progresado de día a día a una relación nueva y a un nuevo respeto
mutuo.
El pastor Rick nos desafía a orar “Dios úsame.” Nosotros oramos esa oración y Dios nos ha usado al poner
mis miedos y dudas en las manos del Señor y al dar los pasos necesarios para servir en el ministerio. Él ha
removido la mentira de que Dios nunca me va a usar. Después de empezar con las cebollas esas, Dios me
mandó más oportunidades. He tenido el privilegio de dirigir grupos pequeños de Recuperación y de animar
y levantar a otros hombres que pensaron lo mismo—que Dios nunca iba a usarles. Dios nos ha dado a mi
mujer y a mí oportunidades para compartir nuestra historia en otras iglesias y de ayudar a nuestro hijo y a
otros a recuperarse. Hemos sido capaces de llevar el ministerio de Recuperación de Saddleback a refugios
para hombres y mujeres, a casas de recuperación y a otras iglesias del área de Los Ángeles.
Si me hubieras preguntado unos años atrás si me imaginaba a Dios usándome y bendiciéndome de esta
manera hubiera tenido que decir que en ninguna forma. Pero al poner mi fe totalmente en Jesucristo Él
empezó a extender mi manera de pensar para que viera cómo puedo ser usado para sus propósitos en este
mundo. Se siente bien siendo usado por Dios. Si nunca lo has experimentado te incito a abandonar esos
miedos y dudas y a que mires lo que Dios puede hacer con una vida corriente. Será la mayor aventura que
experimentes jamás.
El Segundo secreto de ser usado por Dios

2. BUSCA UNA PROMESA

Busca una promesa de Dios. La palabra “Promesa” es una palabra muy importante en la vida de Josué y es la
clave de su éxito. La palabra “promesa” se usa 13 veces en el libro de Josué. Si fueras a resumir la vida de
Josué sería “Apodérate de la tierra prometida.” Dios se la prometió a él. Y al principio cuando estaban en la
orilla del río Jordán preparándose para empezar esta gran campaña, Dios dice, “Simplemente acuérdense de la
promesa que hice.” En Josué 1:3 Dios dice, “ Le prometí a Moisés que les iba a dar esta tierra. Así que les voy a
dar todos los sitios a los que vallan.” Circula la frase “así que voy a.” Dios no puede mentir. Si Él te hace una
promesa la cumple. Si dice que te va ha usar, te va a usar. Si dice que te va a bendecir, te bendice. Si dice que te
va ha proteger, te protege. Porque Dios no puede mentir.
Al terminarse la vida de Josué muchos años después cuando ya era muy viejo y estaba a punto de morir mira su
vida y ve que habían conquistado toda Palestina. Al final de Josué 23 dice así, “Ahora que ha llegado mi hora
de morir y cada uno sabe que Dios les ha dado todas las cosas buenas que prometió. Cada promesa que hizo
se cumplió. No falló ninguna.”

2 - 4
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

¿Quieres ser usado por Dios? ¡Ve a este libro, la Biblia! Es el libro de promesas de Dios, la Biblia. Como dijo el
pastor Tom la semana pasada, hay más de 7,000 promesas en este libro. Son como cheques en blanco esperando
que los metan en el banco. Si vas a crecer en la fe, has de construir en las promesas de Dios. Por eso es que en
todas las semanas en estos “50 días de fe” vamos a memorizar juntos una promesa de Dios. La promesa de esta
semana es Efesios 3:20 (nuestro tema esta semana) “Con el poder de Dios actuando en nosotros, Dios puede
hacer mucho, mucho más de lo que podemos pedir o imaginar.” Espero que memorices este versículo esta
semana porque necesitas tener algunas de las promesas del Señor debajo del cinturón, en tu mente, para que
cuando empieces a dudar, cuando empieces a sentirte desanimado, cuando empieces a sentirte deprimido, Dios
pueda traerlas a la memoria.
¿Qué promete Dios si decimos “quiero ser usado, quiero que me uses para el propósito por el que me pusiste en
el mundo?”¿Qué promete Dios? Te promete tres cosas. Las tres se encuentran en Josué 1.
Primero. Promete fuerza. El versículo 5 “Nadie va a ser capaz de vencerte.” En otras palabras, te va a dar poder
para hacer lo que te pide. Te va a dar la fuerza para hacerlo. Donde Él lleva, Él paga.
Dos. Dios promete éxito. En este versículo dice, “Vas a tener éxito.” Dios quiere que tengas éxito sirviéndole.
No quiere que seas un fracaso. Quiere que tengas éxito. Dos veces en este capítulo dice “Vas a ser un éxito.”
Puedes contar con ello.
Ahora no está prometiendo que vas a ser un éxito en lo que tú quieres hacer. Por eso fallas. Por eso caes. Por eso
tropiezas, porque muchas veces estás haciendo lo que tú quieres hacer no lo que Dios quiere que hagas. Si
quieres ser un éxito en la vida, es muy sencillo. Empieza por hacer aquello para lo que Dios te hizo y te da
garantía de que vas a ser un éxito. Dios no garantiza tu éxito en cosas que tú piensas que van a ser divertidas.
Dios garantiza tu éxito en las cosas por las que te puso en la tierra para que seas y hagas. Si no estás triunfando
necesitas cambiar el curso y entrar en lo que Dios planea para que tú hagas.
La gente me pregunta frecuentemente, “¿Te sorprende el éxito de la Iglesia Saddleback cuando miras hacia atrás
veinte años?” Yo siempre digo, “Estoy sorprendido con el tamaño de la Iglesia Saddleback, pero no estoy
sorprendido de su éxito.” Sabía que iba a ser un éxito porque cuando la empecé hace veinte años Dios me hizo
una promesa. Y eso es todo lo que teníamos –una promesa. Pero eso es suficiente porque Dios cumple su
palabra. Y Dios no es patrón de bajos. ¿Así que quieres ser un éxito? Empieza a hacer lo que Dios te hizo para
hacer.
4. APOYO
En el versículo 9, Él dice,“Estaré contigo dondequiera que vallas.” A la palabra de Dios hecha a la manera de
Dios no va a faltarle el apoyo de Dios.
Todas las semanas durante los “50 días de fe” he puesto en el programa “Cómo ha crecido mi fe.” Escríbeme de
como ha crecido tu fe cada semana.” Es bueno contarle a alguien como crece tu fe. Antes del servicio he leído
distintas cartas que llegan cada semana.
Una de una mujer que compartió su vida. Pasó por muchas perdidas.
Dice:
Querido Pastor Rick,
Antes empezaba mis oraciones con ¿Por qué? Ahora sé que no he de dudar del motivo de Dios. Ahora empiezo
mis oraciones con ¿Quién? ¿Qué? ¿Dónde? ¿Cuándo? O ¿Cómo? [En otras palabras ¿Dios, qué quieres que
haga?”] Y siempre termino mis oraciones con “muchas gracias”. Ahora reconozco y recibo las promesas de
Dios. Y he cambiado de la depresión debida a pérdidas a aceptación y a la confianza en el Señor.”

2 - 5
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

Te gustaría cambiar la depresión, el desánimo, el fracaso por la confianza y la aceptación de Dios. ¿Hay forma?
Apodérate de una promesa de Dios. Dios tiene muchas, muchas promesas para ti en este libro pero tú tienes que
descubrirlas. Josué 1: 8 “Acuérdate siempre de lo que está escrito en este libro. Estúdialo día y noche para
asegurarte de obedecer todas las cosas que están escritas. Si lo haces, serás sabio y tendrás éxito en todo.”
¡Vaya promesa! Circula cinco palabras en este versículo – “acuérdate”, “estudia”, “obedece”, “sabio” y “con
éxito ”. ¿Cuántos de vosotros dirían que quieren ser sabios en la vida? ¿Cuántos de vosotros dirían que quieren
tener éxito en la vida? La Biblia te dice como aquí mismo. Date cuenta que las promesas de Dios de tener éxito
no están basadas en tu habilidad. Están basadas en tu compromiso con la palabra de Dios. Date cuenta de que te
dice que hagas tres cosas: acuérdate de la Palabra, estudia la Palabra y obedece la Palabra.
Esto es tan importante que estamos levantando los “50 días de fe” alrededor de estas tres cosas. Primero
estamos acordándonos de la Palabra por medio de un versículo para memorizar todas las semanas, para
introducirlo en tu vida. Estamos estudiando la Palabra y estamos obedeciendo la palabra. Tenemos una guía
devocional “50 Días de fe.” Los pastores de esta iglesia han escrito un devocionario sobre las 50 de las grandes
promesas de la Biblia. Y tercero, estamos haciendo el estudio Bíblico “50 días de fe” donde estudiamos los
grandes caracteres de la fe. Esta semana vamos a estudiar la historia de un hombre llamado Jabez que oró una
oración pidiendo a Dios que le diera éxito en la vida. Si quieres tener éxito en la vida, necesitas estudiar
Jabez.Ya que tantos os habéis anotado para las clases semanales de “50 Días de fe” la semana pasada, tenemos
unas 5,000 personas, tenemos unas cinco mil personas estudiando este material. Algunos de ustedes no
estuvieron aquí la semana pasada. Si no estuviste, en el papel azul necesitas escoger el día para él que te vas a
anotar. Todavía nos quedan siete semanas.
Uno de los individuos que vio que su vida ha cambiado porque se metió en la palabra y encontró las promesas
de Dios en su vida fue Kurt.
Kurt: Me gustaría compartir con ustedes cómo un par de promesas de Su Palabra me dieron la fe de dar un paso
hacia delante y hacer algo que nunca me imaginé haciendo. Al principio de este año mi mujer, María, me
mencionó que Saddleback estaba reuniendo un equipo de voluntarios para ir en un viaje misionario a China.
Ella ha tenido una pasión por China por muchos años. Me preguntó si estaba interesado en ir o por lo menos en
atender la primera reunión informativa. No lo estaba. Así que fue sola a la primera reunión. Me gusta viajar pero
estaba muy cómodo como estaba. La verdad es que no quería poner más curvas en el camino que estaba
andando. Estaba cómodo con mi trabajo, en mi casa y con mi ministerio aquí en la iglesia. Así pensé, para qué
disturbar las aguas y envolverse en algo nuevo y diferente.
Sin embargo Dios tenía otros planes para mi vida. Quería agrandarme y expandir mi vida. A la semana siguiente
Dios empezó a hablarme a través de su palabra. Un versículo que estaba tratando de memorizar tomó vida. Era
Gálatas 2:20 “ He sido crucificado con Cristo y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. La vida que vivo en el
cuerpo, la vivo por la fe en el Hijo de Dios que me amó y dio se dio a sí mismo por mí.” Me di cuenta de una
manera más profunda que Cristo no está solamente conmigo. Él está dentro de mí a todas horas. Y porque su
Espíritu está dentro de mí, tengo la fuerza de enfrentarme a nuevos desafíos. Empecé a pensar seriamente acerca
de China y cómo Dios me podría usar allí. Y empecé a sentirme atraído por el proyecto.
Otra promesa que me animó fue el Salmo 27:1 “El Señor es mi luz y mi Salvación. ¿A quién temeré? El Señor
es la fuerza de mi vida. ¿De quién voy a tener miedo? Cuanto más prensaba en esos versículos más animado
me sentía para avanzar en fe y estar listo a hacer cualquier cosa que Dios me pidiera hacer.
Participé en el viaje misionero a China. María y yo, los dos. Todo lo que puedo decir es que fue un cambio en
mi vida. Dios me permitió ver parte de Su visión de lo que está haciendo alrededor del mundo y cómo usa a
gente común para hacer su trabajo. Vi cómo montones de Chinos estaban sirviendo a Jesucristo a un precio
personal muy alto sin todos los sentimientos que nosotros tenemos en América. Realmente expandió mi
imaginación de entender la vida Cristiana. No sólo Dios me partió el corazón por todos los millones de gente

2 - 6
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

china que no conocen al Señor, que nunca han oído de Jesucristo, pero Él me partió el corazón por la gente aquí
en el condado de Orange—madres y padres y gente con la que tú trabajas. Te parte el corazón. Necesitan saber
de la gracia de Dios.
Así que de la simple experiencia aprendí que el Señor va a hacer cosas extraordinarias cuando avanzamos en fe
y confiamos en sus promesas. Me enseñó a través de ella que yo necesito dar el primer paso. Me alegro de
haberlo hecho porque ha cambiado mi vida para siempre, siempre. Antes de participar en el viaje misionero de
Saddleback creía en mi cabeza que Dios es real pero ahora sé en mi corazón que es real. Deja que te anime a
encontrar una promesa de Dios y a tomar ese primer paso de fe. Aunque parezca pequeño deja que Dios se
pruebe como a mí. Te usará de maneras excitantes si solamente confías en Él.
El General Douglas MacArthur una vez llamó a Josué el mejor líder militar que ha existido. Porque la vida de
Josué fue una batalla continua, una detrás de la otra y sin embargo nunca claudicó. ¿Alguna vez te has sentido
así? ¿Cómo si tu vida fuera una batalla después de la otra? En cuanto resuelves un problema sale otro. Justo
cuando has vencido sobre algo de repente te encuentras en otra batalla. ¿Cómo te mantienes cuando tienes
batalla tras batalla? Haces el tercer secreto de ser usado por Dios.
3. APÓYATE EN EL SEÑOR
Dejas las dudas, buscas una promesa y te apoyas en el Señor. Apoyarse es más que creer. Significa depender de
Él. ¿Qué haces cuando te apoyas en algo? Cuando te apoyas en algo estás confiando que te va a sostener. Eso es
lo que significa apoyarse—confiar que algo te soporte. Cuando te apoyas en Dios significa más que solamente
“Yo creo en Dios.” Significa, “Estoy esperando que Él me sostenga.”
En Josué 1:5 Dios dice, “Nadie va a ser capaz de vencerte en toda tu vida. De la misma manera que fui con
Moisés seré contigo. No te voy a dejar o a olvidar.”
Y Dios te lo dice a ti también. Él dice que te puedes apoyar en Él. Y si Josué se apoyaba en Dios era invencible.
Venció todas las batallas en que se apoyó en el Señor. Josué consiguió lo imposible de increíblemente pocas
posibilidades porque estaba apoyándose en el Señor. Dios dice cuatro veces en este pasaje, “Esta seguro de...
no dudes... sé fuerte... sé decidido...”, porque pierdes el miedo cuando Dios está cerca. Y Él dice “No te voy a
dejar nunca. Te puedes apoyar en mí.”
Una pregunta importante: ¿En qué o en quién te apoyas tú para obtener fuerza? ¿Cuál es la fuente de tu fuerza?
¿Otra persona?¿Estas apoyándote en la aprobación de otra gente para darte fuerza? Es una base bastante
insegura. La gente te va a desilusionar. Nadie te puede mantener todo el tiempo porque son seres humanos. Y si
pones toda tu confianza y toda tu fuerza dependiente de que ellos te apoyen se van a cansar y un día te van a
dejar. No necesariamente porque quieran sino porque se cansaron. Así que no puedes confiar en que otra gente
te sostenga todo el tiempo. Ni siquiera puedes confiar en ti mismo. ¿No has descubierto que a veces te dejas
mal? Lo haces. Te prometes a ti mismo algo y luego no lo cumples. Te desilusionas. Te desapruebas. Así que si
dices “ ¡Yo sencillamente dependo de mí mismo! Te vas a desilusionar al hacer eso. No puedes depender de otra
gente y no puedes depender de ti mismo para sacar todas tus fuerzas. ¿Qué haces?
Proverbios 3.“Confía en Dios con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento. Considéralo en
todos tus caminos y Él hará tus caminos rectos.” Apoyarse en el Señor da miedo. Es incómodo muchas veces.
“¿Va Dios a hacer acto de presencia? ¿Me va a apoyar? Pero de eso se trata apoyarse con fe. Descubres que te
va a apoyar. Quiero que escuches la historia de Lynne:
Lynne: Pasé gran parte de mi camino cristiano agarrada al miedo. Tenía miedo de perderme lo que Dios tenía
para mí, de no alcanzar o completar los planes que tenía Él para mi vida. Me frustraba leer Jeremías 29:11 “Sé
los planes que tengo para tí, buenos planes.” Pero yo me mantenía luchando con Dios acerca de los planes.
¿Cuáles son? ¿Qué quieres que haga?”

2 - 7
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

Hace algunos años Dios empezó a enseñarme que era mi propio entendimiento en lo que yo me apoyaba. No el
de Él. Estaba dispuesta a obedecer siempre que tuviera una señal o que tuviera sentido para mí. Le buscaba para
las respuestas de la vida cuando Dios estaba realmente llamándome a buscarle simplemente por Él mismo.
Cuando empecé verdaderamente a apoyarme en Él experimenté mucha libertad en mi relación con Él. Y lo que
fue mejor todavía fue descubrir su poder y entregarme a Su camino. Dios me había pedido hacer algunas cosas
más allá de lo que nunca había podido imaginar o entender.
Es casi un cliché cuando la gente dice que tienen miedo de confiar totalmente en Dios porque Dios puede
mandarles a África. Pero eso es exactamente lo que Dios me pidió hace tres años– que diera un paso en la fe y
me moviera a África. Realmente estuve peleando con Dios por muchos años. Las preguntas llenaban mi mente,
¿Qué si le pasa algo a mi familia? ¿Qué si me enfermo? ¿Cómo me vas a usar allí? Al entregar mi necesidad de
saber y dar un paso de fe fue cuando experimenté el gran poder del Señor y presencié tantos milagros. El libro
de Josué era mi tema. Confiar que Dios no me dejará ni me olvidará. Tuve el privilegio de trabajar en
entrenamiento con la Iglesia Nacional y de plantar una iglesia. Vi al jefe de la tribu Masi, a muchos
musulmanes, y a cientos de gente de las villas entregar su vida a Cristo y la fundación de una nueva Iglesia. Me
sobrecogió cuando Dios me cuidó a través de una plaga de malaria. Estaba enfermísimo y pedí
desesperadamente que Dios pusiera en el corazón de alguien el orar por mí. Inmediatamente vino alguien a mi
puerta. No hablaban Ingles pero sabían que estaba enfermo y vinieron a orar por mí. Dios sabe Suahili. Cada
media hora venía alguien a mi puerta a orar por mí. Estaba sobrecogido por eso. Unos días adentrada la semana
cuando llamé a mí mamá me dijo “Dios me despertó en la madrugada el otro día.” La pregunté qué quería decir.
Me lo dijo, “La puerta sonó por la mañana temprano y tu padre y yo nos levantamos a ver quién estaba en la
puerta pero no había nadie. Y sentí que Dios me estaba diciendo que necesitaba orar por tí.” Cuando la pregunté
a qué hora fue, fue el día exacto que oré esa oración. Estaba sobrecogido de cómo me cuidó Dios en ese
momento. Dios levantó mi fe a través de eso.
Dios puso otra vez en mi mente el versículo “Nunca te dejaré ni te olvidaré,” una mañana mientras corría a la
casa de mis padres cuando mi padre estaba a punto de morir. Creo que Dios me estaba recordando que Él estaría
allí para mí aunque venían días negros sobre mí. La vida ha sido difícil para mí. Pero Dios ha sido fiel en y a
través de ella, incluso cuando me tambaleaba en mi dolor. Y otra vez Dios levantó mi fe.
El año pasado me entusiasmé al escuchar a un misionero de China hablar acerca de unas ciudades que nunca
habían sido alcanzadas y no tenían a nadie que les hablara de Cristo. Me pidió si podía llevar alguna gente a
esas ciudades a ver lo que Dios hacía. Así que con una tonelada de entusiasmo pero sin mucha información un
grupo de nosotros cogió el avión para China. No sabíamos lo que estábamos haciendo. Pero obedientemente
aparecimos en un sitio hambriento espiritualmente. Hicimos lo imposible. Caminamos, oramos, sonreímos, y
Dios hizo cosas increíbles e imposibles. Nos dio oportunidades de compartir el evangelio en las clases. Nos
hicimos amigos de los oficiales gubernamentales locales Hablamos a los estudiantes de la Universidad que
estaban ansiosos de oír sobre América. Y una camarera en uno de los cafés aceptó al Señor después de servir a
nuestro equipo por tres días seguidos.
La gente de Saddleback que va en viajes de misiones no es súper santa. Son gente normal como yo o Kurt al
que acabáis de escuchar. Son gente normal que da un paso de fe y dice “Dios, estoy dispuesto a que me uses.”
Realmente recomiendo que busques en la red de misiones y busques una oportunidad misionera de corta
duración. Dios te quiere usar en la gran necesidad que hay en el mundo. He compartido algunas de las grandes
experiencias de mi vida pero apoyarse en el Señor para mí es cosa de todos los Días. El Pastor Rick dice muy a
menudo, “Sí, tienes que llegar a la rama porque allí es donde está la fruta.” Yo avancé muy lentamente y me
agarré a mi camino fuera del tronco y la vista es maravillosa. Jesús ha cambiado mi vida de pies a cabeza y no
quería otra cosa.

2 - 8
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

El cuarto secreto de ser usado por Dios.


4. DESPEGA TU FE.

Llega un momento en la vida cuando tienes que dejar de discutirlo, de hablar de ello, de pensar en ello, de orar
por ello. Tienes que dar el paso a pesar de lo que sientas. A pesar de tus miedos, de tus dudas. Viene un
momento en el que dejas de escuchar al pastor Rick hablar de ello y tú levantas tu santa seguridad, y te pones en
marcha y reaccionas. No tiene que ser algo grande pero haces algo que dejé ver la fe en tu vida.
Josué 1:10 “Entonces Josué dio instrucción a los lideres de decir a la gente que se preparara a cruzar el río
Jordán.” Este fue el momento de la verdad. Tenían que hacerlo. Tenían que meter la marcha. Tenían que
ponerlo sobre la mesa. Tenían que zambullirse. Literalmente. Porque iban a cruzar el río allí.
Después de haber cruzado el rió Jordán iban a empezar esa batalla para apoderarse de las naciones. El Jordán no
es un río muy grande. Sólo tiene alrededor de los cien pies de largo y veinte pies de profundidad. Excepto en la
estación de los desbordes. En primavera cuando se derrite la nieve en las montañas y baja al río Jordán, que se
vuelve un gigante apresurado, torrencial, un río muy peligroso en esa época. Pasó que estaban allí durante la
estación de inundaciones. Es típico de Dios el ponerlos allí justo durante la estación de las inundaciones cuando
todo se ve sobrecogedor.
Dijeron, “¿Cómo vamos a cruzarlo?” No había puentes sobre el río Jordán. No tenían ninguna embarcación para
sacar. ¿Cómo se las va a arreglar Josué para cruzar este río torrencial con todo un grupo de gente? Dios dice.
“¡Voy ha hacer un milagro!” “Recuerdas que hace cuarenta años hicimos esto en el mar Rojo?¿Dónde yo partí
el mar en dos y ustedes atravesaron por el medio? Vamos a hacerlo otra vez, pero diferente esta vez. En el Mar
Rojo yo abrí las aguas y ustedes anduvieron por el medio. Esta vez quiero que empiecen a atravesarlo ustedes
primero y después yo voy a empantanar el agua diecisiete millas río arriba, milagrosamente empantanarlo y las
aguas van a bajar, pero quiero que entren ustedes primero. Es una prueba.” Así que los líderes espirituales se
pusieron en el frente y empezaron a entrar en el agua. Y Dios hizo un milagro y lo empantanó todo río arriba. Y
las aguas bajaron y la gente cruzó al otro lado.
Pregunta: ¿Cuál es tu rió Jordán? ¿Cuál es la barrera que tú crees que nunca vas a superar? Bloquea el camino.
Dios nunca va a poder usarme por culpa de ella Nunca voy a recibir las bendiciones del Señor a causa de esto
¿Qué está en tu camino?
Tienes que darte cuenta que el primer paso es siempre el más difícil. Meterse en el río y mirar a Dios hacer el
milagro. ¿Qué haces cuando sabes que algo es la voluntad de Dios, sabes que es hacer lo indicado, pero tienes
un miedo mortal a hacerlo? ¿Qué haces? ¡Hazlo de todos modos!
Si sabes que es lo indicado lo haces a pesar del miedo. Avanzas en contra del miedo. Haces lo que más temes.
Luchas contra el miedo. Eso es valentía. Valentía no es la ausencia del miedo. Es avanzar a pesar del miedo.
Dices, “¿Qué hago cuándo sé lo que tengo que hacer pero no tengo nada de fe?” Lo haces de todos modos. Una
vez que das ese paso la fe viene. El milagro viene una vez que das el paso. Dios no hace el milagro primero. No.
Quiere que des un paso adelante, que despegues por fe.
Algunos de vosotros estáis diciendo “Estoy muy viejo para eso de despegar” ¡Josué tenía 80 años! Así que no
tienes ninguna excusa. No eres nunca demasiado viejo para hacer del resto de tu vida lo mejor de tu vida, para
despegar en fe. Decir, “Dios, cuantos años me queden los voy a usar para lo que Tú me pusiste a hacer en esta
tierra. Quiero que me uses.”

2 - 9
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

¡Podéis empezar modestamente, pero empezar! Enfrentaros con vuestros miedos. Eclesiastés 11:4 “Si esperas
por las condiciones perfectas, nunca vas a hacer nada!” Quiero que escuchéis la última historia. Dar la
bienvenida a Karen.
Karen: Hace cuatro años atendía regularmente los fines de semana pero al escuchar al pastor Rick hablar con
frecuencia de usar tus dotes y talentos para los propósitos de Dios, Dios plantó un sueño en mi corazón. Imaginé
a mi iglesia con un ministerio llamado “Gente ayudando a la gente.”para concertar las habilidades prácticas de
los profesionales de nuestra iglesia con aquellos que necesitaban ayuda profesional pero que no podían pagarla.
Me imaginé que nuestra iglesia estaba llena de mecánicos de automóviles y dentistas y gente que preparaba los
impuestos y electricistas y otros que podrían usar sus habilidades para servir al Señor sirviendo a otros en la
familia de nuestra iglesia. Era un gran sueño pero mi mente estaba llena de dudas. Pensé, “¿Quién soy yo para
organizar este ministerio? No soy un erudito de la Biblia. No he enseñado nunca en la escuela Dominical.
¿Quién me va a confiar esta responsabilidad tan grande?” Afortunadamente tuve el apoyo de un grupo pequeño
que me animó. A través de sus oraciones y de las mías quedé convencida de que Dios quería realizar mi sueño
aquí en Saddleback. Decidí arriesgarme. Me inscribí en la clase 201, después en 301 que explica cómo usar tus
talentos en el ministerio. Ni sabia que iba a aprender tanto en esas clases. Aprendí a tener una conversación
diaria con el Señor y como puedo y debo de usar los talentos que Dios me dio. Tomar esas clases básicas fue
tiempo bien usado. Decidí que aunque estaba llena de imperfecciones y no había terminado de arreglar todos
mis problemas no podía esperar hasta que todo fuera perfecto para empezar a servir, así que empecé a refinar y
finalizar la idea para mi ministerio.
Cuando miro hacia atrás a lo que Dios ha hecho estoy asombrada de que tanta gente haya ayudado y tantas
vidas hayan sido bendecidas porque actué en una idea que Dios me dio en vez de sentarme y poner excusas.
Estoy asombrada de lo rápido que Dios extendió mi idea mucho más lejos de lo que yo había imaginado
inicialmente. En menos de un año pase de ser una que atendía los fines de semana pasivamente a dirigir un
ministerio de Saddleback que usa las habilidades de más de doscientos miembros. Dios evidentemente sabía que
yo tenía la habilidad de dirigir cuando yo misma no lo sabía. Este año se me pidió que coordinara nuestro retiro
anual de mujeres que tendremos los próximos fines de semana. La mujer del pastor Rick, Kay va a hablar y
estamos preparando un refrescante retiro para unas 500 mujeres. A través de esto he tenido la oportunidad de
conocer y trabajar con algunas de las mejores mujeres de Saddleback y ¡quién hubiera sospechado eso unos
años atrás! Cuatro años atrás Dios me dio un sueño y yo le dije que me podía usar. Pero nunca hubiera sucedido
si no yo no hubiera despegado en la fe. Estoy segura que hay mucha gente escuchando ahora con ideas que Dios
les dio que pueden hacer la diferencia en nuestra iglesia y la diferencia en nuestro mundo. Te animo: Deja que
Dios te expanda. Da un paso de fe ahora. No esperes más, empieza ya. Serás tan bendecida. Todo lo que
necesitas es fe.
“Dios puede hacer cualquier cosa – mucho más de lo que tú te puedes imaginar o pedir en tus sueños más
osados! No lo hace empujándonos alrededor sino actuando dentro de nosotros, Su Espíritu profunda y
gentilmente dentro de nosotros.” No te puedes imaginar lo que Dios puede hacer con tu vida si esta estuviera
total, completa, irrevocablemente en sus manos. No te puedes imaginar lo que Dios puede hacer contigo.
Porque fuiste hecho por Dios para ser usado por Él.
Quiero contarte de mi experiencia propia. No hay nada tan emocionante que el ser usado por Dios. Nada se
acerca a la emoción que se siente cuando sabes que Dios te está usando para sus propósito de ayudar a otro.
Cuando esto te pasa dices “ Ahora sé porque estoy aquí.” Esto está bien. Esto es bueno. Esto es por lo que estoy
aquí. Por esto me hizo Dios.” Y no hay emoción como la de saber que estás en el ambiente para el que Dios te
creó. Si no estás siendo usado por Dios, ¿qué es lo que estás haciendo con tu vida? La estás perdiendo.
Tristemente la mayoría de la gente nunca siente la emoción de ser usado por Dios, aunque han sido hechos para

2 - 10
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

esto. ¿Por qué? No se deshacen de la duda, no buscan una promesa, no se apoyan en el Señor y no despegan en
la fe. ¡Te lo ruego! ¡No cometas esa equivocación!
Oración:
¿Qué es lo que dudas que Dios pueda hacer en tu vida? La duda hace que te pierdas lo mejor de Dios. Un día
cuando estés delante de Jesucristo para dar cuenta de tu vida esas dudas van a ser muy insignificantes y
patéticas. ¿Qué debes de empezar a hacer y dejar de orar por? La gente a menudo usa la oración como una
excusa para la postergación: “Estoy orando por un estudio Bíblico... estoy orando por mis diezmos.. estoy
orando por una iglesia... estoy orando por usar mis talentos para Dios.” ¿Por qué no dejas de orar y empiezas a
hacerlo? ¿Estás involucrado en un estudio bíblico semanal que alimenta tu fe? Nosotros tenemos siete semanas
más en el estudio de la fe. ¿Por qué no te unes a nosotros?
¿Orarías esta oración? “Padre, reconozco que frecuentemente tengo dudas de mis habilidades, de Ti, de tu deseo
de usarme. Perdóname por todas las excusas que usé para cubrir mi falta de fe. He dicho que estaba demasiado
ocupada. He dicho que otros estaban más preparados. He dicho que mis dolores y mi pasado previnieron que Te
sirviera. Perdóname. Perdóname por compararme con otros. Hoy quiero dejar la duda y despegar en la fe.
Quiero que uses mi vida y quiero que bendigas mi vida. Ayúdame a mantenerme en Tu Palabra, la Biblia—a
leerla, a estudiarla., a memorizarla – para que sepa y pueda apropiarme de tus promesas. Quiero confiar en que
me vas a usar. Por favor toma la pequeña semilla de fe que tengo en mi corazón y hazla crecer. Oro en tu
nombre. Amén.”

2 - 11
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

GUÍA DE APLICACIÓN DEL MENSAJE DE SADDLEBACK

EL EXPANDIR LA IMAGINACIÓN
50 Días de fe
Parte 2
Rick Warren

Josué 1:1-11

Dios nos puso en la tierra con un propósito; su sueño para nuestra vida hace volar nuestra mente. Algunas veces se nos
hace difícil imaginar el plan de Dios para nuestra vida. Hemos de permitir que Dios expanda nuestra imaginación
adoptando Su sueño para nuestras vidas. Al hacer eso, Dios nos va ha usar en formas que nunca imaginamos posibles.
El propósito de este estudio es ayudarnos a movernos hacia delante en eso de dejar que Dios nos use como Él quiere,
y de esta manera crecer más cerca de Él.

Abre la sesión con la oración.

ES SOLO UNA GUÍA. ELIGE Y SELECCIONA TUS PUNTOS.

1. DEJA QUE SE VALLA LA DUDA


[Meta del líder: Desafiar al grupo a deshacerse del miedo y de la duda y a enfocar en Dios.]

 Lee Josué 1 :1-11. En Josué 1:9, ¿qué manda Dios que Josué haga y no haga?

¿Con qué se compara una persona que duda en Santiago 1:6:7?

• ¿Es dudar una elección? Explica.


• ¿Qué hace que dudemos? ¿Es alguna vez productiva la duda? ¿Por qué o por qué no?
• La duda nos puede llevar a comparar nuestras habilidades con las de otros. ¿Cómo afecta esto la manera en que
nos vemos a nosotros mismos, nuestras habilidades propias y nuestro caminar con Dios?
• ¿Qué dudas tenemos que eliminar hoy?

Magnificación – Magnificación es adorar al Señor; sin embargo, es más que cantar. ¿Cómo el enfocarse en le poder,
amor, fuerza, consolación, y provisión de Dios para nosotros nos ayuda a eliminar el miedo y la duda? ¿De qué
maneras podemos enfocar en esas áreas?

2. BUSCA UNA PROMESA EN LA PALABRA DE DIOS


[Meta del líder: Ayudar al grupo a aprehender a buscar las promesas en su Palabra.]

 ¿Cuántas promesas se dan en el primer capitulo de Josué? ¿Hay alguna promesa en Josué aplicable a nuestras
vidas hoy? ¿Qué hace que no busquemos las promesas de Dios en la Biblia?
De acuerdo a Josué 23:14, ¿cuántas de las promesas de Dios se realizaron?
Haz que tu grupo recuerde las promesas que recuerdan de la palabra de Dios.
• ¿Cuál de esas promesas se ha realizado en la vida de los miembros del grupo?
• ¿Cuáles son los tres mandatos que se dieron a Josué en Josué 1:8 en relación a la Palabra de Dios?
• ¿Cuáles de los mandatos dados a Josué crees tú que sería más difícil de seguir?

2 - 12
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

• ¿Cuáles son los beneficios de seguir estos mandatos?

Madurez – Leer la Biblia diariamente es una manera de madurar en Cristo y de encontrar las promesas de
Dios. ¿Que nos impide leer Su Palabra a diario? ¿Cómo podemos triunfar cuándo decidimos dedicar más tiempo
a la Palabra de Dios?

3. APÓYATE EN EL SEÑOR
[Meta del líder: Ayuda al grupo a desarrollar una noción de lo que significa apoyarse en el Señor, y después
desarrollar maneras de hacerlo actualmente.]
 ¿Qué promete hacer Dios por Josué en Josué 1;5?
 De acuerdo a Josué 1:6-9, ¿Qué dice Dios que debe hacer Josué? ¿Qué promete Dios a cambio?
• ¿En qué cosas tendemos a apoyarnos en vez de apoyarnos en Dios? ¿Son seguras? ¿Cuáles son los resultados a
largo plazo de no apoyarse en el Señor?
• Apoyarse en el Señor es más que fe, es depender en Él totalmente. ¿Cuáles son algunas de las cosas grandes que
pasaron en nuestra vida cuando dependimos en el Señor?
• Según Proverbios 3:5-6, ¿Cómo hemos de depender en el Señor? ¿Qué dice el versículo que Dios hará cuando
nos apoyemos en Él?
• ¿Por qué necesita recordarnos el Señor que no nos basemos en nuestro propio entendimiento?
• ¿Cuáles son algunas de las maneras practicas de apoyarse en el Señor en vez de apoyarnos en nosotros mismos?

Misión –Dios está interesado en todo el mundo y ha dado a los Cristianos la misión de traer a otros a conocer
a Cristo. Necesitamos apoyarnos en el Señor para dar un paso en la fe y testificar a otros. ¿Cuándo no apoyarse
en el Señor te ha estropeado una oportunidad, “una misión”?
¿Qué paso de fe podemos dar que nos permita apoyarnos en el Señor, para que podamos realizar su visión en nuestra
vida?

4. DESPEGAR EN LA FE
[Meta del líder: Desafía a los miembros a identificar y librarse de cualquier obstáculo impidiéndoles despegar en la
fe.]
 Repasa Josué 1:10-11. ¿Para qué estaba Josué preparando a la gente cuando cruzaron el rió Jordán?

• ¿Cuáles son algunos de los obstáculos que nos pueden impedir despegar en la fe?
• ¿Cuáles son algunas de los pasos prácticos que podemos tomar para remover esos obstáculos?
• ¿Qué necesitamos para despegar en el ministerio que Dios quiere que hagamos?
• ¿Qué puede hacer Dios al trabajar dentro de nosotros, de acuerdo a Efesios 3:30?
• ¿Cómo puede animarnos este verso a despegar en el ministerio que Dios tiene para nosotros?

Ministerio – El ministerio envuelve servir y ayudar a otra gente. ¿Por qué es importante que confiemos en
Dios para guiarnos en el ministerio? ¿Cuáles son algunas de las áreas en las que podemos servir? ¿Qué pasos
hemos de dar para envolvernos?

Date un momento para repasar las tareas/ desafíos hechos durante la aplicación personal y la sección de
compromiso de la reunión anterior. Ver que Dios está trabajando en las vidas de aquellos que se comprometen a Él
es esencial para el crecimiento.

2 - 13
EXPANDIENDO LA IMAGINACIÓN
50 Días de Fe - Parte 2ª de 8

∆ APLICACIÓN PERSONAL Y COMPROMISO.


[Meta del líder: Asistir al grupo a implantar los pasos para expandir nuestra imaginación para que podamos servir
mejor a Dios y acercarnos más a Él.]

Los pasos para extender nuestra imaginación están llenos de acción. Elige un paso para enfocar en la semana: dejar ir
la duda, buscar una promesa en la palabra de Dios, apoyarte en el Señor, o despegar en la fe. Comparte con un
compañero o con todo el grupo el paso que has elegido dar y lo que vas ha hacer específicamente para darlo.
Prepárate para compartir tu progreso la semana siguiente. Elige una zona de enfoque cada semana y pídele a alguien
que te recuerde tus compromisos mientras tú dejas a Dios extender tu imaginación.

2 - 14