Existen en el mercado una gran variedad de fórmulas para nutrición enteral que difieren en costo, presentación y composición.

Los componentes de las fórmulas enterales incluyen: agua, proteínas, carbohidratos, grasa, fibra y vitaminas y minerales. Agua: el contenido de agua depende de la densidad calórica y de la concentración de la fórmula. Varía del 69 al 86% del volumen total. Las fórmulas con mayor densidad calórica y concentración suministran menos agua libre y son de gran utilidad en pacientes que requieren restricción de líquidos.

PROTEÍNAS
Es el componente más importante de las fórmulas enterales por su papel en el mantenimiento de la masa celular corporal. Aproximadamente el 16% de la proteína está constituida por nitrógeno (1 g de nitrógeno equivale 6,25 g de proteína.). Los requerimientos de nitrógeno varían entre 350 y 500 mg/kg/día y el aporte diario debe representar el 10% de la ingesta calórica total.

CARBOHIDRATOS
A excepción de la lactosa los carbohidratos son los componentes de las fórmulas enterales de más fácil digestión. Es posible encontrar moléculas tan grandes como el almidón y formas tan simples como la glucosa.

GRASAS
El papel más importante de las grasas en las fórmulas enterales es proveer una fuente concentrada de energía (9 kcal/g). Son fuente de ácidos grasos esenciales y mejoran la palatabilidad y sabor de la fórmula sin aumentar la osmolaridad. Las principales fuentes son la grasa láctea, aceites de soya, girasol y maíz y triglicéridos de cadena media, lecitina diglicéridos y monoglicéridos.

FIBRAS
Incluye sustancias como carbohidratos (celulosa, hemicelulosa, pectina, gomas y mucílagos) y no polisacáridos como la lignina, total o parcialmente resistentes a la hidrólisis enzimática en el tracto gastrointestinal Los polisacáridos de la soya son las fuentes más utilizadas. El contenido en las fórmulas suplementadas con fibra varía entre 5 y 14 g/L.

VITAMINAS Y MINERALES
La mayoría de las fórmulas comercialmente disponibles contienen vitaminas y minerales en cantidades que exceden las recomendaciones. Algunos estados fisiopatológicos pueden requerir suplementación adicional de uno o varios micronutrientes, por lo cual se hace necesario recurrir a otro tipo de preparados comerciales (multivitamínicos).

lo cual limita su uso en niños pequeños. Pueden contener o no fibra y lactosa. Por el contrario a mayor grado de hidrólisis. polímeros de la glucosa y aceites vegetales y de pescado. carbohidratos complejos y predominio de triglicéridos de cadena larga). glucosa y ácidos grasos). glucosa. pancreática y biliar.  Fórmulas elementales: Los macronutrientes se encuentran en su forma más elemental y de fácil absorción (aminoácidos. hígado y pulmón) e inmunosupresión. Es necesario contar con una adecuada función intestinal. Generalmente tienen una alta densidad calórica. Los módulos más utilizados son el suero de la leche.  Fórmulas semi-elementales: Contienen uno o más nutrientes parcialmente digeridos. grasa o carbohidrato) con otra fórmula existente. mayor osmolaridad y menor trabajo digestivo.  Fórmulas modulares: se obtienen al combinar un módulo (proteína. Pueden ser empleadas en casos de tracto gastrointestinal parcialmente funcionante. Son libres de lactosa. Los nutrientes en su forma más compleja confieren a la fórmula una menor osmolaridad y dulzura. insuficiencia de órganos (riñón. osmolaridad y carga renal de solutos.Las condiciones físicas cómo se encuentran los macronutrientes en las fórmulas enterales determina el grado de complejidad para su digestión y absorción.  Fórmulas poliméricas: Los macronutrientes se encuentran como moléculas intactas (proteína entera. pero se requiere de una mayor capacidad digestiva. .  Fórmulas terapéuticas o para fallas específicas: Están diseñadas para atender necesidades específicas de nutrientes impuestas por estados fisiopatológicos como hipermetabolismo. caseinato de calcio.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful