Está en la página 1de 453

DEL

CONFLICTO

AL ENTENDIMIENTO

INFORME

CAUSAS ESTRUCTURALES DEL CONFLICTO Y FALTA DE ENTENDIMIENTO ENTRE BOLIVIANOS (PROYECTO PNUD/BOL-53442) Guido Riveros Franck Director Ejecutivo fBDM Raúl Loayza Montoya Coordinador Proyecto PNUD/BOL-53442 Javier Palza Medina Coordinador Proyectos fBDM Asesor Técnico Proyecto PNUD/BOL-53442 Consultores principales: Juanita Roca Sánchez Raúl Peñaranda Undurraga Jairo Escobar Llanos Luis Sucujayo Consultores: Diego Ayo Aitor Airegui Erica Brockman Quiroga Gregorio Lanza Meneses Franz Calisaya Renán Estenssoro Valdez Consultores en los temas psicosociales: Huascar Cabrera Ergueta Virginia Quezada Valda Adriana Machicao Arauco Vladimir Peñaranda Graciela Vasquez Dennys Rodriguez Fernández Edición general y corrección de estilo: Fernando Molina Redacción: Temas económicos: Alejandro Reguerín Acarapi Temas psico-sociales: Javier Palza Medina Apoyo: Fernando Chavez Virreira Remberto Tambo Daniel Conde Medrano Agradecimiento especial a: Yerko Rodríguez Flores Cecilia Moreno Monroy Equipo voluntarios DDJ-fBDM Administración: Geraldine Quezada Concepto gráfico: Chanel Colque

Índice
Presentación ................................................................................... 15 RESUMEN ........................................................................................ 17

INTRODUCCIÓN ............................................................................. 43 APROXIMÁNDONOS AL CONFLICTO .............................................. 43 1. 2. 3. 3.1. 3.2. 4. 4.1. 4.2. 4.3. 4.4. 4.5. 5. 5.1. 5.2. Hoy, como ayer .............................................................................43 La Bolivia democrática de hoy ........................................................45 Definiendo el conflicto ...................................................................47 La inevitabilidad del conflicto .........................................................49 Elementos y marco de análisis para los conflictos .............................50 Aproximaciones a las causas de los conflictos ..................................52 La desigualdad horizontal .............................................................53 La fragmentación étnica ................................................................56 La concentración del poder ...........................................................59 La debilidad del Estado – nación ...................................................62 La dependencia y debilidad económicas ........................................64 Las condiciones que mitigan el conflicto ..........................................66 Gobernabilidad y gobernanza .......................................................67 Capital social ................................................................................70

PRIMERA PARTE ............................................................................... 71 LA CONTRIBUCIÓN DE LO POLÍTICO AL CONFLICTO ..................... 71 1. 1.1. 1.2. 1.3. 1.4. 1.5. La influencia de las ideas políticas en el conflicto boliviano ...............71 Qué entendemos por ideología .....................................................71 Ideología y cambio. La trinidad ideológica ......................................76 Conflicto ideológico y conflicto por ideología .................................80 Ideologías y movimientos políticos y sociales ..................................83 El primer periodo liberal ...............................................................86

1.6. 2. 2.1. 2.2. 2.3. 2.4. 2.5. 2.6. 2.7.

La posguerra del Chaco y el surgimiento de las familias ideológicas.90 Ciclos político-ideológicos en Bolivia ..............................................94 Los ciclos a través de nuestra historia ..............................................95 El nacionalismo revolucionario .......................................................98 La democracia pactada ...............................................................104 Segundo ciclo populista (2005-2009) ...........................................110 El conflicto centro - periferia .........................................................122 Partidos políticos, ideología y cultura política .................................126 Proyección del conflicto ideológico en Bolivia ................................135

SEGUNDA PARTE ........................................................................... 143 EL APORTE DE LO REGIONAL Y LA DESCENTRALIZACIÓN AL CONFLICTO ...................................................................................143 1. 2. 2.1. 2.2. 2.3. 3. 3.1. 3.2. 3.3. 3.4. 3.5. Antecedentes y aspectos metodológicos ........................................143 Las interpretaciones clásicas e ideológicas.....................................147 El historicismo .............................................................................147 El evolucionismo .........................................................................148 El estructuralismo ........................................................................150 Las interpretaciones contemporáneas y prácticas............................150 Los factores institucionales y partidarios .........................................151 La democracia pactada desde la visión departamental ...................152 El sistema de partidos, el Senado y su vinculación con la agudización de la pugna regional ......................................155 Los factores fiscales .....................................................................159 Los momentos fiscales y su relación con la pobreza y el crecimiento .....163

3.5.1. Primer momento político/fiscal: YPFB y las regalías departamentales ....164 3.5.2. Segundo momento político/fiscal: la participación popular .............165 3.5.3. Tercer momento: La Ley de Hidrocarburos .....................................166 3.6. 4. 4.1. La gestión pública integral y el riesgo de consolidar una “descentralización viciosa” ...........................................................168 Las élites en el poder, la democracia en ámbitos departamentales y los conflictos regionales...................171 Las relaciones de poder dentro de las regiones. Elites en coordinación o en competencia .......................................171

4.1.1. Santa Cruz ..................................................................................171 4.1.2. Oruro.........................................................................................174 4.1.3. Beni ...........................................................................................177 4.1.4. Cochabamba..............................................................................179 4.1.5. La Paz.........................................................................................182 4.1.6. Potosí .........................................................................................185 4.1.7. Tarija ..........................................................................................187 5. La configuración del poder departamental y su incidencia en el conflicto..............................................................191

TERCERA PARTE ............................................................................. 197 FRAGMENTACIÓN, POLARIZACIÓN, HETEROGENEIDAD, DESIGUALDAD Y GOBERNABILIDAD ............. 197 I. 1. 2. 2.1. FRAGMENTACIÓN ............................................................. 201 El índice de fragmentación ...........................................................201 Fragmentación etnocultural ..........................................................203 Dos formas de relación Estado – sociedad civil ..............................203

2.1.1. La fragmentación etnocultural previa a 1952 .................................204 2.1.2. Mestizaje y nacionalización de los bolivianos: el intento estatal de “desfragmentación” étnica ..............................205 2.1.3. El resurgimiento de lo indígena y el multiculturalismo .....................209 2.1.4. Lo mestizo: el fantasma y el contrapeso del Estado plurinacional .....210 2.2. Lo boliviano – mestizo y lo plurinacional: diferentes escenarios ante el conflicto ...........................................212 II. 1. 1.1. 1.2. 1.3. 2. 2.1. 2.2. POLARIZACIÓN Y COMUNICACIÓN .................................. 213 La polarización............................................................................213 La polarización social ..................................................................214 Causas de la polarización social...................................................216 Consecuencias de la polarización .................................................216 Los medios de comunicación y la conflictividad..............................217 Los medios, ¿escenarios, cuarto poder o protagonistas? .................217 Medios y conflictos sociales .........................................................220

1.2.1. El modelo de la comunicación .....................................................216

2.3. 2.4.

Medios y conflictividad social .....................................................223 El lenguaje televisivo sobre los conflictos ......................................225

2.4.1. Regionalización ...........................................................................226 2.4.2. Interrelación................................................................................226 2.4.3. Uniformidad ...............................................................................227 2.4.4. Espectacularización .....................................................................228 2.4.5. Imágenes....................................................................................228 2.4.6. Texto ..........................................................................................228 2.4.7. Efectos de la imagen ...................................................................228 2.4.8. Complicidad medio – actores del conflicto ....................................229 2.4.9. Simplificación y descontextualización ............................................230 2.4.10. Parcialización y opinión encubierta ...............................................231 2.4.11. Exageración y maximización de las amenazas................................231 2.4.12. “Urbanización”............................................................................232 2.4.13. Uso sesgado de las vocerías.........................................................232 2.4.14. Simultaneidad .............................................................................233 2.4.15. Desconocimiento.........................................................................233 III. 1. 2. 2.1. 2.2. 3. 3.1. 3.2. 3.3. 3.4. 3.5. 3.6. 3.7. IV. 1. 2. 3. 3.1. HETEROGENEIDAD Y SEGREGACIÓN ................................ 235 La heterogeneidad de la economía boliviana.................................235 Segregación................................................................................239 Heterogeneidad étnica en Bolivia .................................................239 Indice de segregación ..................................................................241 Pobreza y desigualdad ....................................................................... Pobreza por departamento y área .................................................242 Pobreza en los municipios ............................................................249 Medidas de desigualdad ..............................................................250 Pobreza y niveles de consumo ......................................................251 Consumo y desigualdad inter-municipal ........................................252 Desigualdad y pobreza ................................................................252 Pobreza y necesidades básicas insatisfechas ..................................253 GOBERNABILIDAD Y CONFLICTOS SOCIALES .................... 255 Parámetros de gobernabilidad ......................................................256 La crisis de gobernabilidad ...........................................................259 La gobernabilidad municipal ........................................................261 Análisis comparativo de las tendencia de gobernabilidad ..............262

V. 1. 1.1.

COMO MUESTRA UN BOTON: MUNICIPIOS MÁS Y MENOS CONFLICTIVOS ...................................269 Municipios más conflictivos ..........................................................269 Cotoca .......................................................................................269

1.1.1. Análisis de conflictividad en Cotoca ..............................................271 1.1.2. Percepciones del conflicto en Cotoca ............................................272 1.1.3. La lucha legal por la Alcaldía de Cotoca .......................................273 1.2. 2. 2.1. San Pedro de Tiquina ...................................................................274 Municipios menos conflictivos.......................................................275 Rurrenabaque ............................................................................275 1.2.1. Análisis de conflictividad en San Pedro de Tiquina ..........................274

2.1.1. Análisis de conflictividad en Rurrenabaque ....................................275 2.1.2. Percepciones del conflicto en Rurrenabaque ..................................277 2.1.3. Importancia de los acuerdos y de la acción política en Rurrenabaque ........................................279 2.2. Yacuiba ......................................................................................279 2.2.1. Análisis de conflictividad en Yacuiba .............................................280 2.2.2. Percepciones del conflicto en Yacuiba ...........................................280 2.3. Curahuara de Carangas ..............................................................281 2.3.1. Análisis de conflictividad en Curahuara de Carangas .....................282 2.3.2. Percepciones del conflicto en Curahuara de Carangas ...................283 2.4. San Pedro de Lípez ......................................................................283 2.4.1. Análisis de conflictividad en San Pedro de Lípez .............................285 2.4.2. Percepciones del conflicto en San Pedro de Lípez ...........................286

CUARTA PARTE .............................................................................. 289 LOS EFECTOS DEL CONFLICTO SOBRE EL CAPITAL SOCIAL .......... 289 I. 1. 2. 3. 3.1. 3.2. 4. 5. LA DESDIBUJADA IDENTIDAD BOLIVIANA ......................... 295 La identidad social ......................................................................295 Adentrándonos en la identidad del boliviano .................................296 La autoidentificación....................................................................296 La oposición en la construcción identitaria.....................................298 Las identidades regionales ...........................................................299 Los ojos del prejuicio y el estereotipo ............................................300 Las identidades étnicas ................................................................301

5.1. 5.2. 5.3. II. 1. 1.1. 1.2. 1.3. 1.4. 1.5. 2. 3. 4. 4.1. 4.2. 4.3. III. 1. 1.1. 1.2. 2. 3. 4. 5. IV. 1. 2. 3. 4. 5. 5.1. 5.2. 5.3.

Lo mestizo en La Paz y Santa Cruz .................................................302 La identidad indígena ..................................................................305 El desconocimiento del otro ........................................................307 LA AUTOESTIMA ................................................................ 309 Los pilares de la autoestima .........................................................311 La práctica de vivir conscientemente .............................................311 La práctica de aceptarse a uno mismo ..........................................311 La práctica de asumir la responsabilidad de uno mismo .................312 La práctica de vivir con propósito..................................................312 La práctica de la integridad personal ............................................312 Niveles de autoestima ..................................................................313 La autoestima como aspecto cultural ............................................314 Identidad y autoestima .................................................................314 Marcada por la discriminación ....................................................316 El sentimiento de ser víctimas .......................................................322 Sin motivos de orgullo .................................................................323 CONFIANZA ...................................................................... 327 La desconfianza entre bolivianos...................................................328 La concepción de confianza en La Paz...........................................329 La concepción de confianza en Santa Cruz ....................................330 Reacciones frente a situaciones cotidianas .....................................331 La desconfianza respecto a la debilidad del Estado ........................332 La realidad de la confianza vertical ...............................................335 Nuestra confianza en relación con otras naciones ..........................339 CIUDADANIA Y VALORES................................................... 343 La cultura ciudadana ...................................................................343 El alicaído civismo .......................................................................345 La cultura ciudadana en La Paz ....................................................348 La cultura ciudadana en Santa Cruz..............................................351 Una crisis estructural de carácter ético ..........................................352 Las personas solo piensan en sí mismas ........................................354 Los bienes comunes no son de nadie ............................................357 Los culpables son los demás.........................................................360

5.2.1. Lo indígena en La Paz y Santa Cruz ...............................................305

......................................................... DIALOGO: UN CAMINO EN SINTONIA CON EL SIGLO XXI PARA LA TRANSFORMACION Y EL CAMBIO SOCIAL........ 413 .................................361 Buscando la “ventajita” .408 Aprendiendo a ver lo diverso como diferente........... VII.............. 7..................................................................................... 4...................373 El diálogo y los conflictos políticos ...................... 409 Transformando el pensamiento colectivo ...3. 4....... 3................403 El diálogo como vía de construcción del ser boliviano .....1.....................................4........1...... 4.......6..................................... 2.... 3..... BIBLIOGRAFIA ......... Ricos prepotentes...................389 Migración y conflicto en Santa Cruz .......................................407 Rehumanizar el ser humano .............................. 6.................... 1..2..366 Percepción ciudadana sobre el conflicto .................. 379 La integración sociocultural ............. 3....................2................. 2............................. 365 El conflicto social en Bolivia ...............367 Conflictos y diversidad ..................... 6...................................1............398 Entendimiento y/o conflicto sociopolítico en la urbe alteña ........394 La migración campo-ciudad.370 La comprensión sobre el diálogo ......377 LA MIGRACION Y EL CONFLICTO ............... pobres ignorantes ..........................395 Procesos de integración sociocultural en El Alto ...... V.............................. no como mejor o peor ...............3..............370 Los efectos de los conflictos ..............397 Integración social y cultural del migrante aymara en El Alto ... 3.. 3..............411 1...383 ¿Integración sociocultural o conflicto sociopolítico en Santa Cruz? ..........362 La pobreza como virtud ........... 8.388 Integración sociocultural de los inmigrantes collas .................................. 5......... 3.........................................................................385 Algunas percepciones sobre la migración ..............................................................................................382 La marcha hacia el oriente boliviano............................................ 403 La contradicción fundamental: El hombre como centro versus el hombre como parte ............. 3......372 El diálogo en la cotidianidad ....374 Las incomprensiones sobre el diálogo ............................................................. 5.................... 4...... 4................ 6. 4...2.363 EL CONFLICTO COMO MEDIO PARA RESOLVER CONFLICTOS ............................................... 2.................................................. VI....................... 1........400 EPILOGO.385 Tres olas migratorias ..

. Recuadro 16............... Recuadro 8........................... Recuadro 18..........338 A la gente que dirige el país no le importa lo que le pasa a personas como usted .394 ...... según Laserna .................. Recuadro 23.....340 Si hubiera un problema grave en mi barrio........ Recuadro 15...202 Comparación de tipos de economía................316 La discriminación boliviana en la perspectiva internacional ............ Recuadro 12.................................. Recuadro 10. Recuadro 17..........337 Confianza: comparación ENVAC con encuestas similares ...................... Recuadro 9..... Recuadro 24....................... 2006) ......... chaqueños o amazónicos?.............................237 Clasificación etno-linguiística (Albó y Molina...................... linguística y religiosa en América Latina ............ Recuadro 5............. Recuadro 27.......375 Percepciones sobre las relaciones sociales....................... Recuadro 6........... diálogo y entendimiento según clase social .241 Clasificación de la gobernabilidad..... Recuadro 21......58 Distribución de regalías (1960 – 1986) ......Índice de recuadros Recuadro 1...........340 La mayor parte de las personas con poder solo tratan de aprovecharse de personas como usted ........................... durante los últimos tres meses......341 ¿Usted cree que las normas de tránsito se respetan? ...................................... usted… ................................. Recuadro 19.....369 Participación en conflictos en América Latina ...................................................................................................... cochalas.....................................319 Confianza en las instituciones ................................................... las autoridades no harían nada para resolverlo ......................360 Utilización del conflicto con fines personales y políticos ......51 Fragmentación étnica........................ Recuadro 22................................... Conceptos sobre el conflicto ......................... diálogo y entendimiento entre collas y cambas .... cambas. Recuadro 2......371 Objetivos de la democracia ..............263 ¿Usted se identifica con los valores: collas........ Recuadro 7............. Recuadro 13......165 Índice de fragmentación ........................................ Recuadro 28................355 Cuando ve que alguien destruye alguna obra municipal de uso público. Recuadro 14..........262 Comparación de nivel de gobernabilidad (2002 – 2007) ...240 Nivel de segregación ....... de un acto de solidaridad en la calle?........................ Recuadro 11...........................50 Elementos estructurales del conflicto ................ Recuadro 26.. Recuadro 4......................................................................... Recuadro 3............315 Motivos para sentirse discriminado ..............346 ¿Usted ha sido testigo..393 Percepciones sobre las relaciones sociales. Recuadro 20.................. Recuadro 25.................358 ¿Usted cree que sus habitantes contribuyen a mantener limpia la ciudad? .301 Lo que falla en el país es su gente ............................

................................................242 Pobreza por sector y nivel de incidencia (2001).......266 ......................154 Leyes promulgadas por gestiones gubernamentales por espacio territorial (1985 .................................... Gráfico 10.....................154 Conflictos por departamento según año (1970 – 2007) ... Gráfico 8................ Condiciones de gobernabilidad a nivel municipal del año 2007........247 Área rural: Nivel de pobreza según departamento 2001)................265 Mapa 2................................................................... Gráfico 11.................................... Gráfico 13....................... Gráfico 3........................... según tendencia ........... Agrupación de leyes promulgadas por espacio territorial (1985 – 2007) .......................................... Gráfico 9..........163 Coeficientes de Gino en América Latina.................... Gráfico 2....... Gráfico 5......... Gráfico 6........... Condiciones de gobernabilidad a nivel municipal del año 2002............................. Gráfico 4..........245 Nivel de pobreza por departamento (2001) ..............2007) ................249 Desigualdad en la distribución del gasto de consumo: índice de entropía .246 Área urbana: Nivel de pobreza por departamento (2001).....Índice de gráficas Gráfico 1.....251 Parámetros de gobernabilidad ........ Gráfico 12............ distribución del ingreso.......................256 Comparación de gobernabilidad.264 Mapa 1... Gráfico 7...........................

rico e interesante sobre este tema de la bibliografía nacional. la Fundación Boliviana para la Democracia Multipartidaria ha observado. sino de la historia entera del país: las causas del continuo. Presentamos las conclusiones de una larga y profunda investigación sobre una de las cuestiones más acuciantes no sólo de la coyuntura. La historia. en la medida de su misión institucional. las investigaciones de opinión. Durante todo este tiempo. ha contribuido junto a otras instituciones. nuestro deseo ha sido contribuir con herramientas intelectuales al debate nacional. sobre todo. la econometría. la antropología. analizado y. Hoy tenemos la satisfacción de hacer un aporte mayor en este sentido. resolverlo y. dejarlo atrás? Nuestra investigación intenta responder a éstas y otras muchas preguntas desde todos los puntos de vista posibles. ¿cómo una mejor comprensión del conflicto nos puede ayudar a procesarlo. todas estas disciplinas se han empleado para elaborar el documento más completo. a los procesos políticos que se están produciendo en el país. si esto es necesario. los estudios culturales. el análisis ideológico.Presentación D esde el inicio de su existencia. El instrumento más importante que empleamos es una exhaustiva y compleja encuesta de percepciones sobre los valores . con el objetivo de canalizarlo en un sentido constructivo y pacífico. ¿Por qué se presenta una constante confrontación de baja intensidad entre los bolivianos? ¿Qué factores conducen a que esta lucha se agudice en ciertos momentos y se atenúe en otros? ¿Qué elementos explicativos son estructurales y cuáles episódicos? ¿En qué consiste el conflicto exactamente en este momento de nuestra vida nacional? Y. ubicuo y aparentemente irremediable conflicto en el país. la psicología social.

académicos y líderes sociales interesados en la suerte de nuestro país. estamos conscientes. y. impulsados por la necesidad de entender la grave polarización que en ese momento dividía al país. El esfuerzo de los especialistas en distintas ciencias sociales que participaron en la investigación dio otros muchos resultados adicionales. Confiamos en que sirva para la enseñanza de las nuevas generaciones. La investigación realizada por la Fundación es una verdadera ayuda a la comprensión de algunos de los fenómenos más característicos de la formación nacional. Este texto es solamente uno de los resultados del trabajo que comenzamos hace más de un año. Es por tanto un material imprescindible para políticos. no solamente tenemos que heredar problemas. Con gran ilusión entregamos este texto para su consideración por la opinión pública nacional. intelectuales. También debemos agradecer a todos los expertos que llevaron a cabo la investigación. y todavía tendremos el placer de dar a conocer estos aportes por cuerda separada. a las que. en especial a Raúl Loayza y Javier Palza. que sin duda también será de interés para otros estudios. Este trabajo no hubiera sido posible sin la cooperación del Fondo de Naciones Unidas para la Democracia (UNDEF) que. además del nuestro. que sirvieron de insumo de esta interpretación del conflicto. sino también proyectos de soluciones. Ya hemos tenido. constituye una guía útil para evitar los errores ya cometidos y mejorar la trayectoria del país hacia su progreso y bienestar. a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Bolivia. Guido Riveros Franck Director Ejecutivo . proveyó a la Fundación de los recursos para realizarlo.y las actitudes de los bolivianos. en esa medida. quienes dirigieron un equipo de enorme mérito profesional.

Algunos estudiosos han calculado que. produce un perjuicio económico equivalente al 1% del PIB anual. así como sus efectos ne- E l conflicto es un componente de la evolución de las sociedades. puede convertirse en un problema capaz de obstaculizar su desarrollo.RESUMEN características. cuando posee ciertas . pero también. en Bolivia. Y sus costos sociales y políticos.

derechos o aspiraciones de terceros. entonces. Interpretar el conflicto. etnias. que golpea a todas las áreas y niveles sociales. solverlo dentro de marcos de entendimiento aceptados por todos los actores. sociales y culturales del conflicto en nuestra sociedad.18 Resumen gativos sobre la psicología colectiva. significa al mismo tiempo desentrañar los motivos por lo que el progreso ha sido esquivo para el país a lo largo de la historia. por tanto. Por eso. pasando por la econometría. abusos y violaciones de derechos. por razones obvias. un “conflicto” es sinónimo de una acción de hecho que interrumpe la tranquilidad. económicas. resultan inconmensurables. no lo logran. organizaciones. es la siguiente: “Conflicto” es una divergencia de criterios entre uno o más grupos o sectores sociales que no logra ser canalizada institucionalmente ni evitada mediante negociaciones y que provoca algún quebranto de la ley o la toma de acciones que afectan los intereses. Para ello hemos recurrido a un conjunto muy amplio de disciplinas: desde la etnología hasta la ética. evita el normal desenvolvimiento de actividades y es proclive a provocar violencia o enfrentamiento. que logran canalizar el conflicto de una manera positiva. nos interesa en esta investigación. naciones. en cambio. ideológicas. y de perspectivas conceptuales. consideramos como “conflictos” desde la toma de terrenos hasta el enfrentamiento entre la Policía y manifestantes. que nos permitieron retratar el conflicto con una riqueza no conocida hasta ahora en la bibliografía boliviana. a partir de la constatación de que este fenómeno se produce en todas las etapas históricas. La segunda es la acepción de “conflicto” que. etc. y entonces el conflicto deviene en violencia. y que en esa medida es una explicación de la ingobernabilidad y el atraso del país. Otros. El propósito de la investigación que este texto resume es mostrar las raíces históricas. UNA DEFINICIÓN DE CONFLICTO Existen grupos sociales. La definición adoptada. logran re- TIPOS DE CAUSAS DEL CONFLICTO La pregunta más inquietante en torno a los conflictos (definidos como hemos señalado) es: ¿qué los produ- . es decir. que ha configurado de manera fundamental la actual coyuntura política.. Para nosotros.

que pueden rotularse como “carencia de capital social”. dependemos en alto grado de los recursos naturales. en nuestro país la desigualdad “horizontal” (que perjudica a quienes han nacido en los grupos desfavorecidos por el sólo hecho de pertenecer a ellos) ha sido más grave que la desigualdad “vertical”. al punto de ver amenazada su viabilidad económica e incluso. Cada una de estas realidades se complementa con las otras y todas se fortalecen mutuamente. Por otra parte. y se clasifica como una rémora que impide el desenvolvimiento y la realización de ésta). de la población contra el Estado. religiosa y cultural (en un sentido positivo. la debilidad del Estado-nación y la alta dependencia económica de los recursos naturales no renovables. la fragmentación étnica. lo acechan.Resumen 19 ce? En nuestro caso. Además de analizar estos factores. y que por eso se ofrece como un buen blanco para el asalto de los grupos de interés que. nuestra investigación hace hincapié en las causas de orden cultural. Y. que alude a las diferencias individuales de capacidades y recursos. Bolivia sufre todas estas deficiencias al mismo tiempo. la excesiva concentración del poder. su propia existencia como país? De acuerdo a autores que han analizado el fenómeno en las últimas décadas y comparado su manifestación en distintas naciones. lo que genera un comportamiento rentista que incita al conflicto entre sectores y. como muestra un estudio econométrico especialmente preparado para esta investigación. somos una nación con un alto nivel de fragmentación étnica. y que incluyen la baja autoestima. es decir. En segundo lugar. hace posible la polarización y la segregación. en el peor de los casos. sobre todo. desasociada del conflicto. incapaz de garantizar el cumplimiento de la ley en todo el territorio nacional. explicando en gran parte la conflictividad nacional. Desde siempre. esta condición puede leerse como una elevada diversidad. ¿por qué Bolivia padece de ellos de una manera tan intensa. cuando imposibilita la actuación conjunta de una sociedad. finalmente. la falta de confianza y la existencia de valores contrarios al diá- . poseemos un Estado “débil”. proviniendo de la sociedad civil. que aquella procura cooptar para favorecer su propia causa. sin embargo. lingüística. se puede hablar de cinco causas estructurales del conflicto: la desigualdad horizontal.

que postula una vía intermedia. la idea del cambio político es.20 Resumen logo y. bien para mejorarla o bien para substituirla por otra radicalmente distinta. las relaciones de poder. Esa convicción viene generalmente acompañada por otra: esa realidad es imperfecta y debe ser cambiada. los que carecen del poder intentan acelerarlo y los que están en una situación intermedia tratan de controlarlo para continuar en una posición aceptable. La ideología se basa en la creencia (fundamentada o no. relativamente reciente. a la acción política. racional o no. se pueden dar tres posiciones respecto a él: Los que poseen el poder buscan frenar el cambio para no ser desplazados por él. en particular. en términos históricos. acelerar. pero también como reemplazo de los actores políticos. Es decir. que el cambio sea normal y positivo como principio de modernidad no significa necesariamente que a todo el mundo le convenga de igual modo y en el mismo momento. Para los fines de este trabajo. científica o no) de que la realidad existente en un momento y en unas circunstancias determinadas responde a unas relaciones sociales y políticas especificas y no a otras. y el liberalismo (o centro reformista). en sí mismas. Estas tres actitudes (frenar. Entendemos . cuyos resultados son analizados y difundidos en este trabajo. es decir. es importante diferenciar entre “conflicto ideológico” y “conflicto por ideología”. es decir. En la medida que el cambio político implica modificar el status quo. visiones confrontadas de la realidad que a partir del siglo XVIII dieron lugar a las tres macro corrientes ideológicas que. posiciones político-ideológicas. en general. Pese a lo que usualmente podría parecer. Sin embargo. Para estudiar las condiciones culturales del conflicto hemos realizado la primera Encuesta Nacional sobre Valores y Actitudes frente a la Conflictividad (ENVAC). como modificación del status quo. la ideología es un instrumento de cambio. con matices. surge a partir de la Revolu- tante conflicto ideológico. controlar) son. que pretende acelerarlo. se mantienen hasta hoy: el conservadurismo (o derecha) que busca evitar el cambio. ción Francesa. al comportamiento democrático. que lo convirtió en un proceso “normal”. Estas corrientes entran en un cons- LA IDEOLOGÍA DEL CONFLICTO Uno de los sentidos de “ideología” es el de ideas dirigidas a la acción y. entendido éste como modificación de las reglas de juego. el socialismo (o izquierda).

también hay más posibilidades de conflictos en la medida que el arco ideológico es muy amplio y existe una mayor dispersión entre las diferentes ideologías.Resumen 21 el conflicto ideológico como aquel que implica la disparidad ideológica. involucrando a terceros no relacionados con el conflicto. por otra parte. es decir. incluso aunque el conflicto hubiera podido ser resuelto de otra manera. Como todo conflicto. En todo caso. solamente exige formas domesticadas de violencia. El resultado es que las fracturas tienden a ser muy agudas y la capacidad de consenso muy reducido. lo que lo aleja del concepto general de conflicto que estamos utilizando. con el “conflicto por ideología”. existe una mayor propensión al conflicto. tratan de imponer sus ideas de manera más o menos violenta. pero eso no significa violencia. una menor confluencia hacia el centro político y una gran separación entre las ideologías que ocupan los extremos. y esto estimula cierta tendencia natural hacia el uso de mecanismos de imposición. conlleva una lucha de contrarios y un esfuerzo de cada parte por imponer su posición. nos encontramos. Se trata de situaciones en las que o bien no existen mecanismos adecuados o suficientes para resolver las diferencias ideológicas. vigilias. . o. en todo caso. bloqueos. o todas. lo lógico Frente a este tipo de conflicto ideológico. tomas. Por supuesto. la colisión intelectual entre individuos o grupos sociales que asumen y defienden distintas comprensiones sobre la realidad o sobre la metodología política más adecuada para su transformación. enfrentamientos. el resultado es que alguna de las partes. las tensiones son más fuertes y más constantes y. CAUSAS DEL “CONFLICTO POR IDEOLOGÍA” En sociedades muy compartimentadas y desiguales. mediante acciones de hecho. o las diferencias son excesivamente grandes para resolverse sin fuerza. cuando existe un espacio ideológico muy dilatado. por lo tanto. la práctica política (o los resultados colaterales esperados) exige la utilización de acciones radicales. que responde al momento en el que las ideas dejan de ser defendidas de manera arreglada y en el marco de los mecanismos creados para ello y. su resolución se desplaza hacia la sociedad y hacia expresiones “de fuerza” que incluyen todo aquello que tan bien se conoce en Bolivia: paros. finalmente. Además. crucifixiones. por lo tanto. etc. huelgas. o. sea éste del tipo que sea.

LOS DOS CICLOS IDEOLÓGICOS EN CONFLICTO La historia boliviana del conflicto muestra. las opciones sistémicas y antisistémicas terminan compitiendo en iguales condiciones y. y una cultura política orientada a promover la confianza en los mecanismos democráticos y a entender la diferencia de ideas como un elemento positivo. sociales y económicos. incluyendo al propio modelo político o económico vigente. en las sociedades más heterogéneas su influencia es mucho más importante. periodos de reforma/continuidad en los que grupos sociales dominantes emprenden procesos de modernización que buscan adaptarse a las cambiantes condiciones nacionales e internacionales. Esto produce tensiones antisistémicas que difícilmente pueden resolverse por la vía ordenada y pacífica del “conflicto ideológico”. en la que grupos sociales populares tradicional- . el discurso de ruptura con el sistema. tiene mayor calado social y termina. que no puede ser resuelto mediante el simple debate ideológico. es mucho más importante. Todas las relaciones sociales pueden estar influidas por tales divisiones sociales. con más probabilidad. las fracturas entre grupos enfrentados y movilizados en defensa de intereses políticos. partidos políticos que mantengan los desacuerdos en el campo político. Todo esto. como se ve a lo largo de este documento. periodos revolucionarios de fractura/insurgencia. es decir.22 Resumen es que en su interior encontremos no sólo desacuerdos en torno a cuestiones políticas generales. en consecuencia. y. no existe o es muy débil en Bolivia. una sociedad civil que crea en la ciudadanía y no sólo en el interés grupal. Por otra parte. pero mientras que en las sociedades menos compartimentadas éstas tienden a ser minoritarias frente a las grandes opciones generales. por traducirse en conflictos graves. También son una gran fuente de conflicto los clivajes sociales. para que las diferencias ideológicas se mantengan en un plano pacífico es fundamental una institucionalidad política sólida. por otro lado. En la medida en que no es posible canalizar institucionalmente los clivajes. por un lado. éstos tienden a formalizarse de manera más apremiante y conflictiva. sino también divergencias sobre el fondo de los problemas. Es cierto que el surgimiento de ideologías antisistémicas puede producirse en cualquier contexto político y social. En ellas.

en sociedades abigarradas como la boliviana. porque los canales institucionales existentes para conducir las demandas sociales no son eficaces o han perdido legitimidad. su apelación conservadora a los valores tradicionales como orden. el tránsito hacia el ciclo populista implica un desacuerdo estructural y un esfuerzo de recambio integral. no pueden resolverse. establecían límites al poder público y acreditaban la división de poderes. fracciones de clase y capas bajas tradicionalmente marginadas. el esfuerzo interclasista por establecer una alianza entre ciertos sectores de élite. y pese al consenso actual. un grado extremo de polarización y. el Defensor del Pueblo. como sería de esperar. su aversión a las élites. ciclos “populistas”1. Debe notarse la dependencia intercíclica que existe: el ciclo populista proviene de manera directa de las deficiencias del ciclo liberal. En él también se produjo un crecimiento económico importante (aunque siempre insuficiente en relación a las demandas sociales insatisfechas). los liderazgos carismáticos. finalmente. con el objetivo de desplazar a las élites anteriormente dominantes y.Resumen 23 mente marginados se hacen con el control del poder. política e ideológica. Pero mientras en el ciclo liberal la continuidad de las élites garantiza la escasa variación de las relaciones sociales. etc. y por el desarrollo de leyes que regulaban el gasto. en el marco del sistema político partidario y que terminan provocando violentas reacciones antisistémicas. en la medida en que en ambos se produce una transición social. modifican trascendentalmente las relaciones sociales. . En otras palabras. garantizaban elecciones transparentes. no hay capacidad para generar estructuras suficientes de recambio y la movilidad social resulta insatisfactoria. una frontal reacción antiliberal). puede decirse que el país que dejó el ciclo liberal es imperfecto e 1 La utilización del adjetivo populista en este texto no tiene una connotación negativa. y. autoridad.. la Corte Nacional Electoral. El último ciclo liberal boliviano se caracterizó por la creación o consolidación de instituciones estatales como la Contraloría General de la República. el Consejo de la Judicatura o el Tribunal Constitucional. sólo define un proceso determinado. por extensión. mientras que los periodos de cambio son resultado de clivajes que. que se manifestó en una mejora notable de la infraestructura. la imposibilidad de lograr consensos. patria. Ninguno de los dos procesos es ajeno al conflicto y la violencia. por tanto. Los aspectos comunes de todas las prácticas populistas son: su carácter antisistémico y su tajante ruptura con toda la política anterior (en este caso. Los periodos de continuidad/modernización sostienen ciclos políticos “reformistas liberales”. la protección social y el descenso de los índices de pobreza. en consecuencia. Inauguran. su constante demanda al pueblo –como antítesis de las élites y como arquetipo de valores positivos–. valores religiosos.

en la medida que implicaba un desplazamiento de la élite dominante. y la imagen pragmática. el sistema no sólo permanecía inalterable e inaccesible. pero sin duda mejor que país que se este ciclo encontró. y de un sistema político cada vez menos representativo. durante el periodo 2000-2005 se vivió un proceso de permanente inestabilidad política. Así. que dificultaba la evolución y modernización del sistema político. el ciclo también tuvo grandes limitaciones. no pudo resolverse dentro de los marcos que proporcionaba el pluralismo moderado liberal y pronto terminó ventilándose en la calle. mientras la sociedad civil iba transformándose y se iban creando nuevas identidades políticas. generando una extraordinaria violencia que paralizó el país durante largo tiempo y llenó de luto a no pocas familias bolivianas. la institucionalización política y el declive de las tesis marxistas. Desde el año 2000 (con la “Guerra del Agua” de abril de ese año) la sociedad civil comenzó a mostrar su cansancio de un sistema económico incapaz de resolver los problemas estructurales de pobreza y marginación. Las permanentes rotaciones y combinaciones interpartidarias. lo que se produjo fue una fuerte lucha ideológica entre un grupo social en recesión (la burguesía liberal) y un conjunto de clases sociales en ascenso que buscaban la reestructuración del espacio público. El impacto de la crisis económica internacional que en 1999 golpeó con fuerza al país. El problema seguramente no residió tanto en el hecho de que se pactara (la Constitución obligaba a ello cuando no había mayorías absolutas). En el fondo. como consecuencia directa.24 Resumen injusto. cuyo papel había menguado notablemente con el retorno a la democracia. Por supuesto. volvieron a ser cruciales. sino que tendía a degradarse con manifestaciones cada vez más desembarazadamente prebendales y clientelares. sino en el carácter de estos pactos. la política volvió a administrarse desde la calle y los movimientos sociales. Este conflicto ideológico. Así. desnudó todos estos problemas y arrastró consigo a un sistema político ya desprestigiado. . crematística y desideologizada que éstas inducían a tener. fueron provocando un creciente desencuentro entre la sociedad civil y la política. La capacidad de intermediación de los partidos políticos se derrumbó y.

De hecho. desnudó las diferencias que había entre el país que había entrado en la nueva lógica populista y el país que aún mantenía una visión liberal de la construcción nacional. el MAS ya ha aportado significativamente a la ampliación de la base democrática del sistema político boliviano. terminó adoptando un cariz radicalmente nacionalista. En ella los ciudadanos alteños. De hecho. causó un fuerte proceso de dicotomización del espacio social. que interpeló las políticas “tradicionales” y facilitó el retorno del neoestatismo. Los resultados de los procesos electorales que se produjeron entre 2004 y enero del 2009. apoyados por campesinos de todo el occidente de Bolivia. al contrario. Uno de los momentos clave de este conflicto fue el proceso de aprobación de la nueva Constitución Política del Estado. El proceso constituyente. convirtieron al MAS en el partido dominante de las escena política boliviana. Las grandes mayorías sociales pronto apoyaron esta renovada lógica nacionalista. sería absurdo negar que las repercusiones del segundo ciclo populista puedan ser similares o incluso más importantes. estatista y defensora de la recuperación de los recursos naturales. Durante casi dos años la Constitución enfrentó violentamente al país y la resolución de este impasse vía Congreso de la República. la revuelta de octubre de 2003. La abrumadora mayoría electoral del masismo no pudo producir un consenso ideológico. . (Al mismo tiempo. incluyendo a las grandes mayorías y. que debería haber sido un mecanismo pacífico y concertado de ordenamiento de las diferencias ideológicas. desterrando la antigua oligarquización de la política. a ello también contribuyó un contexto internacional de progresiva ruptura con el neoliberalismo. además. estuvieron dispuestos a dar su vida por algo tan lejano a sus intereses inmediatos como la ruta de exportación del gas. si bien resolvió los problemas coyunturales. generando en ellas una conciencia de sus derechos que es fundamental e irreversible. sino. Si a estas alturas ni el más furioso anti-movimientista pone en duda la extraordinaria importancia que tuvo la Revolución del 52 en la historia boliviana.Resumen 25 Por supuesto. han mostrado que la intensidad de su dominio difiere por regiones y que se va volviendo menos vigorosa en la medida que se aleja de la región andina). aunque tuvo su origen en un conjunto heterogéneo de reivindicaciones sectoriales.

en su caso. eventualmente. lo que garantiza su adhesión activa y su lealtad. opuesto por completo al actual. en patrón y favorecer. De ahí que la participación equivalga a una relación oferta-demanda: se coopera con quien tiene capacidad de ofrecer beneficios inmediatos y se cambia de patrón cuando esta capacidad desaparece o la oferta es mejorada por otro competidor político. En la medida que el caudillismo es más intenso. . El primero de ellos es el clientelismo. a nuevos clientes. que ofrece servicios personales. CULTURA POLÍTICA Y CONFLICTO Una de las características de la cultura política boliviana es el caudillismo. éste terminará agotándolo y sustituyéndolo por un nuevo ciclo político.26 Resumen aparentemente no satisfizo a ninguna de las partes y. ya sean privados o públicos. que se origina en la baja institucionalización y la debilidad del sistema político-partidario. El cliente puede convertirse. y el cliente. lealtad y apoyo. El segundo es el prebendalismo. los militantes (o al menos una parte de ellos) no se comportan como una comunidad de ideas. Gracias a ellos. evidentemente. Este comportamiento pendular parece un inevitable rasgo de la historia boliviana. tampoco las acercó. facilita el acceso a fuentes de recursos. Estas deficiencias provocan que los líderes jueguen un papel más importante que la identidad institucional o ideológica de los movimientos políticos. que privilegian las adhesiones no ideológicas. y que. la ideología del partido tiende a ser la ideología del líder. que se da cuando el patrón moviliza al cliente con cargos públicos. a su vez. que proporciona directamente recursos. es previsible que en el futuro el ciclo populista seguirá cuestionado por el ataque liberal. sino como un grupo de interés. por lo menos hasta que se remueva los obstáculos estructurales que impiden la construcción de un consenso ideológico nacional. que en el ámbito político se miden en votos. Las No es necesario insistir respecto a que todos estos elementos son claramente desideologizantes. desde su cargo público. o. basadas en el intercambio recíproco y desigual de bienes y servicios entre dos sujetos: el patrón (o el caudillo o el líder carismático). Como fuere que este conflicto se resuelva. El caudillismo está íntimamente vinculado con otros fenómenos. relaciones clientelares son vínculos sociales de tipo instrumental.

cuando. lo que promueve ejercicios de suma cero: el valor del caudillo “A” se incrementa en la medida que se reduce el valor de alguno o del resto de los caudillos. Esta imagen se convierte en “enseñanza” y crea una deformación que tardará mucho tiempo en ser corregida. que no pueden ser pre-electorales (porque en tal caso limitarían la capacidad prebendal en un momento especialmente crítico) y mucho menos programáticas. (Los ejemplos más sintomáticos de estos problemas han sido abordados por nuestra investigación en un estudio sobre el conflicto en los municipios con mayores y menores niveles de gobernabilidad del país).Resumen 27 La tríada “caudillismo-cliente- Este conjunto de deficiencias termina desfigurando la imagen social de la práctica política. de manera que la presión aumente. por su capacidad de movilización y ésta se basa en el poder para repartir prebendas. en un círculo malicioso. es clave involucrar en éste a la mayor cantidad posible de gente. movimientos sociales que recurren a la violencia para acallar la disidencia o las voces opositoras. si se quiere resolver los problemas. la cual se incorpora a la cultura política. lismo-prebendalismo” marca decisivamente las relaciones políticas. Así. Los ciudadanos tienden a crearse una imagen desideologizada de los actores políticos. en la política boliviana se entiende las coaliciones como meras limitaciones obligadas del poder. crispación permanente. Esta competencia de claro sesgo crematístico disminuye la posibilidad de cooperación entre actores políticos y potencia su aislamiento. en consecuencia. tornándolas conflictivas. a su vez. El poder de cada actor político se mide. Toda cooperación implica “compartir” el poder y. y más bien son necesarias cuando ya no quedan más alternativas para acceder de alguna forma al aparato del Estado. debería ver en éstos los principales portadores de ideología. por lo contrario. La lógica establecida es que la sociedad (y particularmente el Estado) no tiene conductos suficientes para encauzar el conflicto y. incide en que los ciudadanos “aprendan” una metodología política beligerante. El resultado se observa con claridad: multiplicidad de partidos y movimientos ciudadanos incapaces de tender puentes entre ellos (ni siquiera cuando comparten valores ideológicos o democráticos similares). etc. la cultura política ayuda a generar conflicto y el conflicto. por tanto. explosiones violentas. Por ello. . en buena medida. una reducción de la capacidad prebendal.

hasta que el poder se vea obligado a ceder en sus posiciones y aceptar (real o retóricamente) los pedidos de los grupos movilizados. como re- . El conflicto regional fue desigual y dio lugar a un alto grado de violencia por ambas partes: hemos presenciado enfrentamientos trágicamente violentos. sin desaparecer del todo. Como resultado. cuyo efecto se agrava si tenemos en consideración la creciente fortaleza económica de la “Media luna” y el interés de sus dirigentes por participar de manera directa en los beneficios consecuentes. agresiones a campesinos. de manera implícita. el discurso autonómico no versó sólo sobre autonomía. fundamentalmente porque los ciclos políticos anteriores permitían la participación de las élites regionales en los procesos de toma de decisiones. la política deja de ser una lucha ideológica. militares y EL CONFLICTO REGIONAL La ruptura centro-periferia no es una ruptura reciente y ha sido una fuente de conflicto a lo largo de toda la historia. la institucionalidad. que el dirigente más aguerrido y predispuesto a posiciones de fuerza. sino que se presentó. La idea fue que la autonomía sirviese para resguardar buena parte de lo que las élites regionales consideraban parte de su acervo propio. la fuerte reanimación del quiebre centro-periferia debe entenderse. y se convierte en una lucha entre posiciones de fuerza. bloquear. en gran medida. esta pugna. el dirigente que intenta concertar tiene (objetivamente o en el imaginario colectivo) menos posibilidades de lograr sus propósitos y satisfacer las demandas de sus bases. provocar concentraciones e impedir la normal vida social. el uso de la tierra. cívicos. había permanecido en un segundo plano durante los últimos años. como una clara disyuntiva ideológica al Gobierno en un área política mucho más extensa. El debate ideológico no puede transformar la sociedad: el único método que funciona es presionar. toma de instituciones públicas y aeropuertos. sultado de la ruptura de los equilibrios regionales previos y de la consecuente marginación de las élites económicas periféricas.28 Resumen Así. ataques a gaseoductos. como las relaciones productivas. Por lo tanto. Por lo tanto. Detrás del reclamo autonómico que unificó a las regiones disidentes se escondió la necesidad de establecer un cierto espacio de maniobra para frenar los impulsos hegemónicos que llegaban desde La Paz. Sin embargo. cercos a ciudades enteras. etc.

Estas explicaciones. En segundo lugar están los factores fiscales. con ello. los factores institucionales y partidarios: encontramos que a menor fortaleza partidaria e institucional del gobierno central. evolucionista (“la historia debe derivar necesariamente en una descentralización. el conflicto regional ha sido interpretado de tres formas: la historicista (“el conflicto regional existe desde siempre como resultado de la opresión de un Estado centralista”). No es que carezcan de valor. En esos casos. resultan sin embargo insuficientes para comprender plenamente el fenómeno estudiado. la solución pacífica de esta lucha es compleja. que está incubada en la fisonomía regional de Bolivia desde hace siglos”) y estructuralista (“la descentralización es el resultado del capitalismo salvaje que tiene en los espacios ‘meso’ meras correas de transmisión de sus designios globalizantes”). asaltos a domicilios privados y una alta cifra de fallecidos. Nuestra investigación determina cuatro grandes factores de generación de conflictos regionales. pero es importante matizar su alcance y adherirlo a hipótesis menos debatidas pero sugerentes. Por eso mismo. ligados generalmente a la posesión de recursos naturales. En el estallido e incremento de los conflictos regionales importa tanto la posesión departamental de los recursos naturales como la aplicación de modelos de distribución fiscal rentistas o de “pasividad fiscal”. pero también de la imposibilidad de una de las partes de someter a la otra. se incrementa la posibilidad de conflicto. al mejor estilo federal.Resumen 29 policías. los representantes nacionales (diputados y senadores) se comportan más bien como “embajadores” regionales. Los conflictos regionales responden a coyunturas específicas propias de igualmente específicos equilibrios de poder. Se ha determinado que los “momentos de distribución fiscal” más remarcables en la historia del último medio siglo producen similares efectos: no apuntalan un desarrollo nacional CAUSAS DEL CONFLICTO REGIONAL Clásicamente. se produce una proliferación de las demandas regionales y. En primer lugar. que tienen cierta capacidad heurística. heridos. Por supuesto. detenidos (inclusive un prefecto democráticamente electo) y un estado de sitio en el Departamento de Pando. . estos episodios violentos son resultado de la incapacidad de las partes de llegar a acuerdos.

excepto cuando. y en lugar de eso dan lugar a un desarrollo regional fragmentario cuando no oligárquico. heterogeneidad estructural y desigualdad socioeconómica. algo que a la larga crea más conflicto. POLARIZACIÓN. Finalmente. Se plantea que uno de los acicates de la polarización han sido los medios de comunicación. Esto significa que los conflictos regionales no tienen explicaciones monocausales: un conjunto de factores repercuten en su potencial virulencia. capaz de ampliar notoriamente la conflictividad (nacional e incluso intrarregional). consecuentemente. la forma de repartija del dinero público y la gobernabilidad o ingobernabilidad nacional. La “polarización” implica distanciamiento físico. Se muestra las . HETEROGENEIDAD ESTRUCTURAL Y DESIGUALDAD Otra fuente de conflictos es la diversidad de la sociedad boliviana. Uno te en un contexto de heterogeneidad económica y étnica. a ellos se agregan aquellos factores propiamente políticos referidos a las estructuras de poder en los mismos departamentos. se halla aunada a un alto grado de polarización. que procesa y define en última instancia los estímulos conflictivos proporcionados por la propiedad de los recursos. En tercer lugar está la misma gestión pública. aunque sabiendo que la existencia de muchos grupos no necesariamente es sinónimo de violencia social. Mientras la fragmentación mide la diversidad. con potenciales efectos adversos sobre la gobernabilidad y. social o económico entre las partes. de los capítulos de nuestra investigación presenta el conflicto como resultado de la fragmentación existente. La polarización es más frecuen- FRAGMENTACIÓN.30 Resumen integral. la idea es desentrañar en qué medida la conflictividad regional exteriorizada entre el Gobierno central y las regiones se reproduce “desde abajo” en los departamentos. Ambos fenómenos son cuantificados y explicados en esta investigación. La diversidad es un elemento normal. ideológico. como ocurre en el caso boliviano. los medios ven los conflictos como material útil atractivo y sensacionalista. la polarización indica el grado de separación que se da dentro de una sociedad en torno a intereses políticos y económicos. Esto es. que pasaron de ser escenario del debate público a convertirse en “protagonistas” con el interés de modificar el comportamiento de la población. Además. político.

se expresa en dos visiones contrapuestas del mundo en el que vivimos. la que. Aunque la ma- . económica y social del país. No podría ser de otra manera: 500 años de historia han marcado su huella. el trabajo o la política. equivocaciones y excesos de ambos polos de la sociedad boliviana.Resumen 31 diferencias entre un sector económico que se expande y moderniza y un sector tradicional que no encuentra cómo salir del estancamiento económico y social a través de vías como la educación. es decir. la visión de la civilización occidental que se extendió por el mundo desde Grecia y Roma. producida en el último tiempo en nuestro país. hay desigualdad: Bolivia es el país con mayor desigualdad en la región más desigual del mundo. Es esta contradicción: el hombre como centro versus el hombre como parte. sino también psicológica. que. que no admite el valor monetario sobre los bienes materiales. busca ya no su integración en un Estado nacional de corte occidental. La emergencia histórica de los sectores indígenas que permanecieron al margen de la vida política. ha estado latente en nuestro país y se ha hecho patente en este nuevo siglo. y que hoy a través de la “globalización” apunta a la formación de un solo mundo regido por el intercambio y la hegemonía del capitalismo liberal. el principio de reciprocidad. Esta parte de la investigación concluye que el conflicto social o político se produce cuando la población se distribuye en grupos con intereses y niveles de riqueza muy distintos. Por otra parte. que incorpore en su actuación la lógica de la reciprocidad. sino la construcción de un Estado que rescate sus propias visiones. Los errores. De una parte. en lo más profundo del inconsciente nacional. modernización nunca echaron raíces en esta parte del planeta. DOS VISIONES CIVILIZATORIAS El proceso boliviano de hoy ha puesto sobre la mesa de debate la heterogeneidad del país. en primer lugar. hecho que explica el por qué los intentos de LA MENTALIDAD DEL BOLIVIANO Y EL CONFLICTO La heterogeneidad boliviana no sólo es material y civilizatoria. Además de heterogeneidad. parecen encontrar su explicación en la incapacidad de entender y resolver la contradicción entre estas dos formas de entender la vida y el universo.

Luego figuran la cultura de los “cochalas”. “cambas”. De acuerdo al estudio realizado. honrado. A nivel nacional. piensa no sólo en su familia sino en los demás. con el 11%.32 Resumen yoría de los bolivianos considera que la identidad boliviana es más importante que las identidades étnicas y regionales existentes en nuestro territorio. Como muestra nuestra encuesta ENVAC. más respuestas favorables recibió. y la de los “amazónicos”. amable. Sin embargo.2%. mezquinos. egoístas.3%. cambas. y tendemos a ver sobre todo lo diferentes que somos. con 3. a veces le gusta más la juerga antes que el trabajo y es extrovertido. La cultura colla es la que (paceños y cruceños) están presentes de manera no conflictiva en la construcción espontánea de identidades. pero se detecta también una clara incapacidad de nombrar motivos de unidad de lo boliviano. poco amigables. con 4.9% de respuestas en la opción “comparte totalmente sus valores”. con 4. en tanto que los de los cruceños serían regionalistas. a un paceño típico se le reconocen las siguientes características: trabajador. nueve de cada diez bolivianos creen que Bolivia no debe dividirse. En cuanto a los defectos. resentidos y envidiosos. tiende a ser tacaño. que enfatizan los perfiles . piensa en él y su familia antes que en los demás y es un poco tímido.6%. cochalas. con 10. hospitalario. Según la ENVAC.7%. a veces busca aparentar que tiene dinero. chaqueños o amazónicos?”. los paceños serían cerrados. sincero. envidiosos y prejuiciosos. orgullosos. cuando se habla sobre este asunto comienzan a aparecer términos más politizados y conflictivos: “collas” vs. Estereotipos Aunque las identidades regionales La ENVAC preguntó: “¿usted se identifica con los valores: collas. esto no sucede en la realidad. la cultura colla obtuvo un 17. la de los “chapacos”. En tanto que un cruceño tendría las siguientes características: alegre. aunque no lo tenga. Esto podría explicar por qué la mayoría encuentra la interculturalidad –vista positiva y proactivamente– únicamente como parte de un discurso político: la mitad de los encuestados la considera uno de los mayores problemas en Bolivia. la de los “cambas”. La ineludible consecuencia de este fenómeno es el florecimiento y reafirmación de otras identidades –regionales y étnicas–. la de los “chaqueños”. los bolivianos tenemos bastantes problemas a la hora de señalarnos características generales.

Identidad étnica La ENVAC muestra que el 68. y el miedo a lo desconocido. En nuestro país. se presenta una mayor presencia de mestizos y una menor de indígenas. frente a un 19% que se considera indígena.Resumen 33 ya señalados hasta tornarlos conflictivos. regionalista. un camba es racista. en las clases media y alta. La cuestión de la identidad es más compleja para los paceños. basadas en estereotipos y prejuicios. En el estrato de menores ingresos. particularmente para los hijos de migrantes. es capaz de generar relaciones conflictivas y también violentas. en tanto que un 1. Mientras más alta es la clase social. Esta construcción de identidades. La base de la discriminación suele encontrarse casi siempre en los estereotipos. aunque conflictivo. que tienen que compararse con una . Es interesante constatar la relación Cuando se realiza una valoración negativa de un grupo en base al estereotipo. de amplitud que los sustraiga de ver al otro con esos lentes. Así. Beni y Tarija). tienden a asociarse. desde el punto de vista de los paceños.3% de los entrevistados en todo el país se considera a sí mismo como “mestizo”. Cochabamba y Chuquisaca). honrado y tímido. frente a sólo un 4% que se identifica indígena. que consiste en que cuando dos características distintivas se dan juntas. es flojo y malcriado. que un colla es trabajador. Potosí. Esta identificación tiene índices particularmente elevados en Santa Cruz y Oruro (86%). que son creencias. En cambio son menos (60%. todo lo que los unos saben de los otros se encuentra permeado por el prejuicio y el estereotipo. busca aparentar lo que no es y demostrar lo que no tiene. 23 puntos menos) quienes se consideran mestizos en occidente (La Paz. que también son altos (83%) en los demás departamentos del oriente y el sur (Pando. la asignación de roles sociales. que se ha formado generalmente por tres motivos: la correlación ilusoria.8% se considera “cholo”. Muy pocas personas demuestran haber desarrollado cierto sentido existente entre identificación étnica y clase social del entrevistado. discriminador. un 63% se dice mestizo. ideas y sentimientos negativos o positivos hacia ciertas personas pertenecientes a un grupo determinado. Así. en tanto. el resultado es el prejuicio. un 75% de la población se considera mestiza. prepotente.

Los paceños sufren la dificultad de construir una identidad con elementos étnicos explícitos. las cosas son mejores y más satisfactorias.34 Resumen mayor cantidad de “otros”: k’aras. para encontrar su identidad. Al no estar en el campo ya no mantiene sus tradiciones. la correlación siempre es la misma: a más autoestima. En consecuencia. tal vez porque son problemáticos. el hijo del migrante campesino que nació en la ciudad y ya no vuelve al campo ya no es indígena. la inclusión de elemen- Los términos “indígena” o “mestizo” no expresan muy bien su identidad. porque ya tos étnicos en la construcción de la identidad personal es menos problemático y conflictivo en Santa Cruz. De modo que no es extraño que los entrevistados traten de distanciarse de este mundo ideológico y simbólico tan complicado y conflictivo. Es por eso que en las ciudades occidentales nadie quiere que se le reconozca públicamente como indígena y los migrantes de comunidades campesinas prefieren llamarse a sí mismos: “originarios”. La autoestima nacional La autoestima es una necesidad humana fundamental: es la experiencia de llevar una vida satisfactoria. es una fuerza motivadora que nos impulsa a realizarnos como personas en todos los ámbitos de nuestra vida. arrastran una larga historia de discriminación y desigualdad. Para los entrevistados. y ahora han sido politizados. no está en el campo. Se trata de algo más que de una opinión o de un sentimiento. En cambio. se olvida de las costumbres y tradiciones de sus padres e. trata de imitar “prácticas extranjeras”. gracias a la confianza en nuestra capacidad de pensar y de enfrentarnos a los desafíos de la vida. Este hecho podría atribuirse a que en Santa Cruz se han desarrollado elementos más claros de diferenciación y distanciamiento con lo indígena. A pesar de la revalorización del término “indígena” en la actual coyuntura ideológica y política. éste todavía conserva estas connotaciones problemáticas asociadas al atraso y la discriminación. “pertenecer a una comunidad campesina”. En todos los casos. Si la autoestima es un fenómeno evolutivo que depende de la acumula- . Este concepto tiene una menor connotación étnica que el de “indígena”. Por tanto. las personas encuentran más facilidad para percibirse como mestizas. incluso. originario significa “ser del lugar”. significativa. cholos y habitantes de los sectores populares.

es del 55 y el 28%. La discriminación El fenómeno de la discriminación es uno de los más serios y graves en Bolivia. los bolivianos piensan mayoritariamente (65%) que lo que falla en el país es su gente. Por ejemplo. porcentaje que se incrementa notablemente en la parte occidental del país y particularmente en La Paz. donde casi cada tres de cada cuatro personas han sufrido la experiencia de sentirse discriminado.Resumen 35 ción de pequeñas victorias a lo largo del tiempo. forma de hablar (20%). ¿En qué consiste esa discriminación? Más de un cuarto de los bolivianos (27%) declara haber sufrido alguna vez discriminación por el color de su piel. pero también una interpretación interna: “No me han dado el trabajo por el color de mi piel. Hay una relación causal entre la discriminación y la falta de autoestima. Es en el occidente y entre quienes tienen como lengua materna al aymara donde este sentimiento se encuentra más arraigado. generar rencores difíciles de superar y limitar las posibilidades de superación. Sufrir discriminación y racismo puede paralizar a la persona. superando en ambos casos el 71%. Bolivia es el país donde más personas dicen ser discriminadas en el continente. La ENVAC muestra que más de la mitad de la población boliviana se ha sentido alguna vez discriminada (51. “región donde Victimismo y culpabilización del otro Los fracasos históricos y la alta discriminación de la que ha sido objeto nuestra población han ayudado a conformar un sentimiento muy fuerte de sufrimiento y de victimismo. respectivamente. en tanto que en el oriente y entre quienes tienen como lengua materna al guaraní. no me habrían rechazado”. según los datos de la ENVAC.8%). la falta de autoestima y la discriminación en la que se origina son una fuente clave de la conflictividad. Otros resultados importantes son “condición económica” (22%). la víctima siempre es alguien en . vive” (20%) y lo que se ha convertido en el último tiempo en otra forma de discriminación: “la ideología política” (18%). la historia nacional podría explicar por qué. A la vez. Ahora bien. existe un factor externo (el seleccionador es racista). si mi color fuera otro. cuando un indígena es rechazado para cubrir un puesto de trabajo y lo atribuye al racismo del responsable de la selección.

el gobierno. que podríamos caracterizar como un comportamiento agresivo–pasivo. La agresión pasiva Otra forma de no asumir la responsabilidad es que nadie habla y dice lo que piensa. Hay dos actitudes que son percibidas como negativas: “la culpa y elautorreproche”. e incluso los docentes exigentes son mal vistos y evaluados por sus alumnos. los paraguayos. los chilenos. los datos muestran que si bien una mayoría de encuestados se considera capaz de ser responsable de las consecuencias de sus actos. los cambas. que se hace visible. este porcentaje es relativamente bajo (45% en La Paz y 34% en Santa Cruz). al parecer. desde el punto de vista del funcionamiento psicológico. Esta cultura se manifiesta también en el ámbito laboral: en él las personas suelen hacer escasamente lo que están obligadas a hacer. los indígenas.36 Resumen espera que alguien le ayude. Por otro lado. La encuesta muestra que a los bolivianos nos cuesta reconocer la culpa. No hacernos cargo de nuestras responsabilidades nos lleva hacia una cultura del mínimo esfuerzo y la mediocridad. es una persona que cree que el mundo (la vida) tiene la obligación de resarcirle de su sufrimiento y. particularmente en el hombre occidental boliviano. El anverso de esta incapacidad de asumir nuestras fallas y errores es que siempre encontramos alguien que es culpable o responsable de nuestra situación: la culpa de nuestras desgracias la tienen los colonizadores. obviamente. no perciben la ley y las normas como propias. ya que consideramos ésta una actitud negativa. y no saber. sino como parte de un otro ajeno. Esta conducta consiste en cierta incapacidad para expresar desacuerdo o . los pobres. en el ámbito educativo. Sin embargo. los ricos. pero muy difícilmente son capaces de generar iniciativas para lograr nuevos objetivos o mejorar los existentes. los kharas. Esta incapacidad de reconocer la culpa podría explicar por qué el boliviano tiene tanta dificultad en cumplir la ley. Esta idea podría articularse con uno de los rasgos detectados por esta investigación. también es un ser desconfiado. la culpa proporciona la capacidad de reparar y restituir el error. el im- perialismo. por ejemplo. la oposición y así… siempre hay un culpable que no nos permite ver nuestras propias responsabilidades. donde lo importante es aprobar la materia y obtener el título académico.

en consecuencia. pues –por lo menos en los discursos y en ciertas prácticas– el país empieza con cada gobierno e incluso. La cultura política nacional expresa muy bien esta idea de desvalorización del otro. de modo que se opta por callar. Este desconocimiento es mayor en zonas rurales y resulta tan aguzado que hace imposible generar diálogo y menos empatía: el conflicto. con mayores posibilidades de conseguir sus objetivos. pero son muy duras con las fallas de los demás. no la considera tal. entonces. dentro de un mismo gobierno. resulta el camino más obvio para el relacionamiento. violentas o pacíficas. diríamos que la reafirmación de nuestra identidad se da en base a la descalificación e incluso invisibilización del otro. Sin embargo.Resumen 37 molestia hacia otra persona. Así entran en un anonimato colectivo que les permite expresarse de diferentes formas. una mejor interpretación de esta respuesta puede ser la de: no me importan los demás. etc. Es natural que se haya desarrollado este tipo de respuesta en personas discriminadas y con la autoestima lastimada. fuertes y capaces de enfrentarse a un otro cuando están en grupo. y que. tanto de La Paz como de Santa Cruz. En otras palabras. pero sólo para expresar ese desacuerdo a través de los actos. ciertas políticas sectoriales arrancan de cero con la llegada de cada ministro o responsable. Así es como se produce la tendencia del boliviano a utilizar el propio sufrimiento para generar la atención de los demás y a justificarse ante sí mismo y ante los demás por sus insuficiencias (no reconocer los errores. En la encuesta se ha visto que la necesidad de ser reconocido y aprobado por los demás no representa una prioridad: el 72% de los encuestados. Los últimos acontecimientos y movimientos sociales muestran que las personas se sienten más seguras. El rentismo Estas peculiaridades psicológicas pueden ser la raíz del rentismo que . echarle la culpa al otro. lo que aparentemente muestra cierta seguridad personal. difícilmente reconocen sus errores.) El desconocimiento del otro Otro elemento que refuerza esta hipótesis es el desconocimiento del otro que se manifiesta en las respuestas sobre las culturas ajenas.

Para esta investigación se consultó a los entrevistados: “¿En general las instituciones del Estado y del Gobierno protegen mis derechos y atienden mis necesidades?”. casi la mitad de la población. sumadas. dijo estar en desacuerdo. La población señala a la pobreza. etc. el .9%. refleja también en sus bajos niveles de legitimidad. Esta debilidad se da por las características intrínsecas de esas instituciones: Un cuerpo policial sin recursos suficientes y con un personal con falencias técnicas y de formación. Bolivia expresa una desconfianza en las instituciones más elevada (en 12 puntos porcentuales) que otros países latinoamericanos. la discriminación y la “explotación” como las razones más importantes que explican los conflictos. y más aún desde el punto de vista de los más pobres. De ahí el hincapié para exigir derechos. un sistema judicial debilitado y corrompido. la diferencia es de 17 puntos. Y si nos comparamos con los dos países con menos desconfianza (Brasil y México). LA DEBILIDAD DEL ESTADO Y EL CONFLICTO La debilidad del Estado se refleja en la debilidad de sus instituciones. y la tendencia a la confrontación y conflictividad en lugar de la búsqueda de soluciones conjuntas en un marco de negociación. Un 46%. varios de los entrevistados coinciden en que el boliviano posee una baja tolerancia a la frustración. (Lo que se potencia por la histórica falta de confianza en la autoridad. Por otro lado. como lo establece la propia ENVAC cuando muestra que el 85% de los bolivianos creen que el gobierno tiene la obligación de satisfacer las demandas de la gente. Pero esa debilidad se PERCEPCIÓN SOCIAL DEL CONFLICTO Los datos de la ENVAC respaldan la idea de que la conflictividad siempre estuvo presente en el país. lo que explica sus respuestas emocionales más que racionales.38 Resumen impregna a gran parte de la población boliviana. unas prefecturas con escasa capacidad de ejecutar sus presupuestos. Un 48% de la población dijo estar total o parcialmente de acuerdo con esa percepción. pero al mismo tiempo olvidar las obligaciones. en tanto que las razones “institucionales” (“El Estado no responde a las demandas de la población” y “no se respetan las leyes”) obtuvieron. estas opciones suman un 41. que se remonta a la Colonia). En total.

en el que los primeros no corren el riesgo de tener que cambiar de opinión.5%) frente a un 16% que cree que logran mejoras para Bolivia. Y esto lleva a pensar en la necesidad de prohibirlos al 54% de los bolivianos. Generalmente para que los subordinados acepten las reglas de los que tienen autoridad y poder: los padres. Este modelo de diálogo es una extrapolación del que se verifica en la relación entre padres e hijos. Los intereses políticos y la manipulación contaron con el 16. los líderes vecinales. los bolivianos.Resumen 39 36. su contexto socioeconó- . mico o educativo. una amplia mayoría de bolivianos considera que “las protestas y bloqueos hacen que el país sea más pobre” (71. conflictivas.8% piensa que la gente que protesta “no consigue nada”. es un instrumento para el acatamiento de reglas. pero ese mismo porcentaje señala que pocas o ninguna vez está dispuesto a dar la razón al otro. En general. es decir.4%).7%) o “todos sus objetivos” (7.7% del total. los jefes de trabajo. un recurso para alcanzar determinadas metas. El 74% dijo que la gente que participa en marchas. muestran no haber tenido un relacionamiento profundo con el diálogo: por eso no logran conceptualizarlo más que como una charla o como una negociación para resolver conflictos. La encuesta ratifica lo señalado. con una tendencia mayor a pensar de esa manera según aumentan los ingresos. Una amplia mayoría de bolivianos admite que el conflicto se ha convertido en una forma eficiente para encontrar solución a los problemas. Sólo el 22. en el ámbito político se espera que el diálogo sea un instrumento para evitar huelgas y bloqueos. ellas mismas. bloqueos y protestas generalmente “consigue parte de sus objetivos” (66. Vemos así que las ideas para solucionar el conflicto son también. No constituye un valor que debe ser cultivado y promovido.5% de las respuestas. Es un medio. Se trata de un instrumento para que los segundos obedezcan. etc. Al mismo tiempo. independientemente del lugar de donde provengan. De igual manera. El desconocido diálogo Según nuestra experiencia en los talleres organizados como parte de esta investigación. El 61% se declara partidario de negociar para resolver sus conflictos. puede decirse que en Bolivia el diálogo no es un fin en sí mismo.

como un requisito sustancial e ineludible. INE (http://www. según datos del Instituto Nacional de Estadística. sino que en el que se pueden encontrar muchas cosas. Seleccionamos entre los puntos de vista de las otras personas aquellos que nos sirven para sostener los nuestros propios. consecuentemente. 384 conflictos sociales nuevos por año. Esta inclinación explica que siempre se crea que un actor político cambia de posición durante una negociación por razones oscuras: “le han pagado”. Nuestra investigación.HTM. 4 de mayo de 2009) con datos de la Policía Nacional. mientras que.441 disturbios sociales por 2 3 http://ecodiario. Tampoco en la vida cotidiana se concibe el diálogo como una forma de modificar las propias posiciones. Tellería.ine. es decir. son personas iguales a uno mismo. En verdad.es/internacional/ noticias/868189/11/08/ Bolivia-registro-32-conflictos-politicos-osociales-por-mes-desde-1969-ONG. no de relación. en consecuencia.bo/indice/visualizador. es un mecanismo para imponerse sobre el otro.gov. Únicamente cuando puede construirse esta perspectiva es posible el diálogo. es decir. tampoco la del otro. al proveer conocimiento sobre los factores objetivos y subjetivos del conflicto. 2006. el reconocimiento de la humanidad de quienes participan en él. el reconocimiento de que los otros. en muchos de casos resulta que nos hemos deshumanizado tanto que nos cuesta reconocer nuestra propia condición humana y. No va de un punto definido a otro punto definido.3 entre 1982 y el 2007 se registró una media a de 3. pues mientras habla vamos pensando en lo que vamos a decir nosotros. sólo oímos lo que queremos. entre 1969 y 2009 en el país se registraron un promedio 32 conflictos sociales nuevos por mes. lo que nos conviene. ya que medimos el éxito de nuestra participación por la eficacia de la impresión que creemos haber causado.40 Resumen Por eso la manera en que escuchamos al otro es táctica. . aspx?ah=PC3090201. Lamentablemente. Pero para eso el diálogo requiere. nos convoca a hacer aquello que está en nuestras manos para recuperar la dimensión humana de nuestra adscripción a la nación y. con quienes se va a dialogar. 10 de mayo de 2009. viabilizar una nueva forma de diálogo democrático. No escuchamos lo que el otro dice. COLOFÓN Según el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (CERES)2. Es decir.html.eleconomista. el diálogo siempre entraña la posibilidad de llevarnos por rumbos imprevistos.

un sistema partidista capaz de encauzarlas. un solo conflicto puede circunscribir muchas formas distintas de disturbio. conllevan. o se mitiguen. por una estructura institucional que responda a las divisiones sociales subyacentes. esto atenta contra la visibilidad de los liderazgos y contra la lógica de movilización). sobre todo las relacionadas con los déficit institucionales y democráticos o las fracturas políticas. que existe una falla relevante en los mecanismos formales de resolución. Esta hiperabundancia de los conflictos demuestra la profundidad estructural de los problemas del país. estas condiciones estructurales contrarias. una vía central para la reducción del conflicto por ideología no es otro que la visibilización de las fracturas sociales. tienden a agudizarse durante los periodos de reforma social. y. marchas. En cualquier caso. es decir.252 ). frágil institucionalización.114) y el inferior en 1991 (1. por su propia naturaleza y como resultado del desplazamiento de las élites anteriores. en segundo lugar. recurrentes tendencias antisistémicas. Por lo tanto. en primera instancia. como hemos observado en estos años en el país. Su socialización evidencia. un conflicto ideológico intenso y doloroso. débil democracia política y precaria democracia social. bloqueos y tumultos. Por eso. en la medida que no se resuelvan. multiplicación de los actores políticos y auto-representación. Paradójicamente. 4 La diferencia de los datos resulta de la diferencia entre “conflicto social nuevo” y “disturbio”. muchas de ellas.4 con el pico superior en 1983 (7. La medición del INE incluye: manifestaciones. esas condiciones no sólo no parecen estar en camino de resolverse sino que. fracturas políticas muy agudas. Las cifras permiten vislumbrar el grado de conmoción a la que permanentemente está auto sometida la sociedad boliviana. los conflictos seguirán teniendo el protagonismo.Resumen 41 año. Como es lógico. extenso espacio ideológico. problemas de cohesión colectiva. en primer lugar. . pero también indica que hay una cultura política inclinada al conflicto (la propia metodología sindical establece que en la medida que el conflicto se resuelve silenciosa y pacíficamente. ya que éstos. concentraciones. huelgas. que los conflictos se llevan a la calle porque su desenlace no es posible en otra instancia. de modo que éstas puedan ser absorbidas de manera natural por. Bolivia cumple con casi todos los requisitos para que los conflictos se entrampen (de “ideológicos” se conviertan en “conflictos por ideología”): fuerte heterogeneidad social. escasa acumulación de capital social. paros.

La pluralidad enriquece la vida política y refleja la diversidad de intereses y sensibilidades existentes. hay que recordar que el país está inmerso en un proceso reinstitucionalizante y las estructuras que emerjan de procesos aún en curso. como la autonomía departamental o las instituciones que se consoliden cono resultado de la nueva Constitución Política (que ya ha aportado decisivamente para avanzar al respecto). debieran ser capaces de disminuir la conflictividad. el empeño de las partes se dirige a negar los clivajes. es quien impone sus ideas. a asumir posiciones de suma cero (el beneficio del contrario implica automáticamente mi perjuicio) las contradicciones no podrán ser resueltas por canales pacíficos.42 Resumen En este contexto. La primera condición para resolver los clivajes es comenzar por reconocer su existencia. . Si. El problema ocurre cuando la sociedad no es capaz de construir instrumentos que la canalicen adecuadamente y terminan dirimiendo sus conflictos a partir de la norma de que el más fuerte (en términos de capacidad de coacción). por el contrario.

Introducción Aproximándonos al conflicto 1. La conflictividad se ha convertido en un punto culminante de la vida social y política del país. El presidente Gonzalo Sánchez de Lozada fue forzado a renunciar en octubre de 2003 tras masivas protestas en El Alto y otras re- . COMO AYER B olivia vive una etapa de su historia especialmente inestable. HOY.

que pretendió atender parte de las demandas de esos grupos que expulsaron del poder a su antecesor. pese a la elevada votación que recibió en la elección de diciembre de 2005 y en el referéndum revocatorio de agosto de 2007. . etc. Sánchez de Lozada cayó porque no pudo enfrentar ni convencer a unos manifestantes organizados que demandaban la nacionalización del gas.5 La falta de respeto a la majestad de la ley ha sido uno de los rasgos que ha caracterizado al país desde su nacimiento como República. presionado por grupos que creen en la nacionalización de los recursos naturales. Hasta 2003 tuvo 81 gobiernos y 63 ciudadanos ejercieron el cargo presidencial. y su sucesor. El presidente Evo Morales. también ha llevado adelante una gestión en la que el conflicto. Carlos Mesa. El sistema político boliviano no logró nunca crear las condiciones para asegurar un mínimo acceso igualitario de los ciudadanos a la ley. su no exportación. y el tema de la nacionalización del gas fue nuevamente un tema central de esas demandas. la inestabilidad y la poca gobernabilidad han sido una de sus características evidentes. no pudo realmente contentarlos. En general. algo que nunca había sucedido con anterioridad. Panamá. y que desconfían del Tratado de Libre Comercio con EEUU. la justicia y las normas han dependido del humor y 5 Mesa (2003) demuestra que Bolivia no es el país más inestable políticamente del continente. En la región. ¿Cómo llegamos hasta aquí? La conflictividad y la debilidad institucional de Bolivia han sido parte integral de nuestra historia.. Menos de dos años después. como se supone comúnmente. México y Colombia han tenido un mayor número de presidentes. la no suscripción de acuerdos de libre comercio. La escasa institucionalidad y credibilidad de los poderes del Estado han hecho que el respeto a la Constitución y las leyes sea la excepción y no la norma. organizadas demandando autonomía política y administrativa. La nación se ubica entre las que más revueltas y golpes de Estado ha sufrido en el continente (aunque no es el más inestable de la región). El Salvador.44 Introducción giones andinas del país. Carlos Mesa. es decir. A las manifestaciones del occidente del país se sumaron las presiones del oriente. Este hecho se refleja –entre innumerables ejemplos– en que en el pasado tuvo dificultades para poder trasladarse a localidades ubicadas en las regiones del oriente y del sur del país. que descreen del mercado y la globalización. corrió la misma suerte presionado por los movimientos sociales de occidente y por los grupos empresariales de oriente.

Quienes se oponían perdían la propiedad y ésta iba a remate. quien prácticamente se vio obligado a asumir la Presidencia de la República el 10 de octubre de 1982. Golpes de Estado. Hernán Siles Zuazo –ganador de las elecciones generales de 1980. que gobernó entre 1848 y 1955. han marcado buena parte de la historia boliviana.Aproximándonos al conflicto 45 actitudes de los presidentes de turno y sus entornos. a la propiedad. el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Esta situación sólo pudo ser resuelta luego de que el Presidente re- 2. entonces. en una situación de absoluta destrucción de sus bases económicas y productivas. Si no alentaba los saqueos y robos. obviamente) que tuvieron. cuya posibilidad de ascenso al poder fue truncada por el golpe militar del Gral. bloqueos de carreteras y protestas. Los dos ejemplos muestran el irrespeto a la ley y. en épocas recientes. el Partido Comunista de Bolivia (PCB) y otras agrupaciones menores de izquierda agrupadas en el frente de la Unidad Democrática y Popular (UDP). cuartelazos. por un acuerdo político gestado en la urgencia de atender lo que se veía venir como una grave crisis económica. pagando al Estado por algo que había sido siempre suyo. en un sentido más preciso. sostenido por el Movimiento Nacionalista Revolucionario de Izquierda (MNRI). su momento de mayor gravedad durante el gobierno del Dr. o peor. pero dos –del siglo XIX– nos dan una idea más o menos clara de la situación: el presidente Manuel Isidoro Belzu. no sancionaba los abusos de ciertos sectores de trabajadores contra la propiedad de familias de clases medias y altas. Sin embargo. Decretaba la iniciativa de que los campesinos indígenas debían “consolidar” sus tierras comunitarias. no pudo ante la fuerza de la crisis que arrastró al país a batir el record de la más alta hiperinflación que se haya conocido en el mundo. Los ejemplos son innumerables. de tendencia populista. conflictos sociales. Una década después. ya que este índice sólo es superado por la Alemania post Segunda Guerra Mundial. LA BOLIVIA DEMOCRÁTICA DE HOY Bolivia ha tenido largos períodos de inestabilidad e ingobernabilidad . (con importantes excepciones. obviamente. por lo menos hacía la vista gorda. Luis García Meza–. Mariano Melgarejo (1864-1871) hacía lo contrario. el gobierno de Siles Zuazo.

a finales de la dé- . en su cuarta presidencia. además. la democracia no alcanzó a resolver completamente los viejos problemas estructurales que arrastraba el país prácticamente desde su nacimiento. De esta manera. inicio del proceso de privatización de las empresas públicas. el país ingresó a una etapa de mayor gobernabilidad y los presidentes se sucedieron ordenadamente. Las políticas de estabilización aplicadas por este gobierno se inscribieron posteriormente dentro de un marco mayor de respaldo a las medidas de libre mercado. el sistema partidario se fue desideologizando. y menos con la profundidad y rapidez que la población esperaba. económicos y sociales. Víctor Paz Estenssoro. Sin embargo. ponía freno a la hiperinflación con la implementación de una Nueva Política Económica que daba lugar al establecimiento de lo que llamamos el modelo “neoliberal”. el nuevo presidente constitucional.46 Introducción nunciara a un año de su mandato para posibilitar la realización de elecciones adelantadas. se impuso un rígido plan de ajuste fiscal que tenía el visto bueno del Fondo Monetario Internacional (FMI) y contemplaba el aumento del precio de la gasolina a niveles internacionales. Este hecho se fue haciendo evidente desde que. con una alternancia en el poder que respetada las reglas de la democracia. caída de la producción). la democracia representativa como modelo político y el neoliberalismo como modelo económico pasaron a ser los únicos caminos posibles a través de los cuales los pueblos debían construir su progreso y bienestar. El país abrazó la democracia representativa como sistema político y el modelo de libre mercado como modelo económico. la eliminación de los aranceles de importación. quien asumía el poder era un miembro de la oposición. En agosto de 1985. el cierre de las empresas estatales deficitarias y el de Berlín y el derrumbe de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Con la posterior caída del Muro De la inestabilidad crítica del período inmediatamente anterior (ocho presidentes en cuatro años. a medida que el mercado se adueñaba también de la política. En todos los casos. la libre cotización del dólar. que formaron parte del “Consenso de Washington”. hiperinflación. Con la llegada al poder de Víctor Paz. La vigencia plena de los derechos y libertades ciudadanas abrió las puertas de un nuevo escenario en el que se produjeron importantes avances en aspectos políticos.

Roberto Laserna. llegamos a diciembre de 2005. De esta manera. La desilusión de la población se volcó contra el sistema de partidos que. empezaba a mostrar también evidentes signos de descomposición. Ya a fines de los 90. la impunidad. los políticos y las autoridades pasaron a ser. la ciudadanía estaba otra vez buscando en qué otra dirección mirar. permitió que Evo Morales sea elegido Presidente de la República. la estabilidad de la democracia también empezó a hacer aguas. de tipo político. como el creciente desprestigio de la llamada clase política y el Parlamento –símbolo de la vida política boliviana–. tras haber obtenido casi el 54% de los votos. 3. económico e institucional. casi siempre simultáneamente. la falta de renovación y de democracia interna. cuando nuevamente una solución política de adelantamiento de elecciones como medio de salvar la crisis. veamos lo que han dicho al respecto otros autores.Aproximándonos al conflicto 47 cada de los 90. etc. en medio de lo que algunos caracterizan como crisis de Estado. Alude a una innumerable batería de posibilidades. a esas alturas. hasta enfrentamientos entre civiles y amenazas de manifestantes que se atan dinamitas al cuerpo. desde bloqueos carreteros y destituciones de integrantes de la Corte Suprema. con o sin razón. social. que ha venido siguiendo el tema de los conflictos sociales en Bolivia desde hace tres . de manera inesperadamente rápida. Para llegar a una definición adecuada y completa de “conflicto”. más bien la percepción de la población señala que en los últimos años las diferencias existentes entre los bolivianos se han agudizado. los conflictos no han disminuido. una nueva crisis económica empezó a mostrar la inviabilidad del neoliberalismo como modelo capaz de mejorar las condiciones de vida de los sectores más empobrecidos y vulnerables. En Bolivia el conflicto es. por la corrupción. Estos defectos se derivaron de la desideologización que los partidos habían sufrido años antes. Entonces. los culpables de todos los males de los bolivianos. Así. menos de dos décadas después de iniciado el binomio democracia/libre mercado. DEFINIENDO EL CONFLICTO “Conflicto” debe ser una de las palabras que más se pronuncia en Bolivia. Desde entonces.

a lucha. cogniciones y/o afectos entre individuos o grupos que pueden o no conducir a una expresión agresiva de su incompatibilidad social. Pero. entre grupos de personas. colectiva.7 también se deben incluir las cogniciones y afectos. no hay que olvidar que un conflicto social no es un único evento. sea por ocupación de la infraestructura o huelga de brazos caídos. por ejemplo.48 Introducción décadas. a pelea entre personas. Es decir que el sentir. El autor califica a estos conflictos como “acciones de apropiación”: marchas. sino que puede manifestarse como un evento o como una cadena de eventos” (Laserna. citados por Suares. etc. Para su investigación. La autora añade (pág. o sea que implica “interacción”). cada conflicto es llamado un evento. el comercio. 16). que altera la producción. entre naciones. (ella los llama “conflictos interaccionales”. cogniciones y afectos porque todos estos factores son importantes en el conflicto”. ¿por qué un grupo social toma una carretera? ¿Por qué un gobierno destituye a un miembro de la Corte Suprema? ¿Qué gatilla los conflictos? Marinés Suares (2004. el transporte o el cumplimiento de servicios públicos. 73) que dentro del campo de las ciencias sociales el conflicto ha sido definido de diferentes formas. 2007.6 Las aspiraciones están en juego. bloqueos de caminos y tomas de tierras e instalaciones. que él define como “una acción social. en cambio. entre etnias. Pensar a la interacción únicamente como “conducta” sin tomar en cuenta el pensar 6 7 Pruitt y Rubbin. pero según Boardman y Horowitz. sí. Nuestra definición específicamente incorpora conducta. mencionando a Deutsch. Todavía más. incluyendo el funcionamiento mismo de las instituciones. esa “divergencia percibida de intereses o creencias que hace que las aspiraciones de las partes no puedan ser alcanzadas simultáneamente”. señala que “existe un conflicto cada vez que ocurren actividades incompatibles”. citados por Suares. Marinés (2004) Boardman y Horowitz. ha desarrollado una investigación que consiste en la identificación de los conflictos y su caracterización. Marinés (2004) . el pensar y el hacer están presentes en los conflictos. Por ejemplo. Para fines analíticos. Dicen: “definimos el conflicto como una incompatibilidad de conductas. el conflicto se da cuando “las acciones o creencias de uno o más miembros de un grupo son inaceptables –y por tanto resistidas– por uno o más miembros del otro grupo”. Suárez recuerda que para Forsyth. 70) dice que la palabra conflicto alude a tensión.

dice. económico. Cualquier elemento diferenciador. 72) propone que si no existiesen diferencias nos confundiríamos el uno con el otro. de la confluencia entre dos bandos.Aproximándonos al conflicto 49 y el sentir es volver atrás en nuestros conocimientos científicos. del enfrentamiento. expresados de una manera más o menos directa. la psicología o la filosofía señalan que el conflicto es inevitable porque es parte consustancial de la vida humana. señala.1. El autor recuerda que el conflicto está presente en todo lugar. El conflicto no tiene origen en una parte. Suares (pág. También se puede decir que el conflicto se inventa. por más insignificante que parezca. se genera en la lucha entre dos partes. etc. sus elementos como diferentes y para esto son necesarias las interacciones antagónicas”. científico) si no existiera conflicto. pero siempre impregnada de procesos conflictuales”. la vida humana es indisociable del conflicto. Vinyamata (pág. las internacionales. “Para que se mantenga un sistema es necesario que se mantengan salta las características positivas de los conflictos: menciona a autores como Coser.. como la historia de sus conflictos. Oberschall y Himes. Usando la teoría de sistemas. en buena parte. y por lo tanto el sistema desaparecería. las grupales. 86) también re- 3. Añade que las relaciones personales. es el resultado del juego. cambia con las circunstancias y se modifica según modifican sus acciones los actores en juego. La inevitabilidad del conflicto ¿Es evitable el conflicto? Diversos autores que provienen de las ciencias políticas. Desde la pareja que disiente en la forma de criar a los hijos hasta el dirigente sindical que amenaza con un paro tras el fracaso de negociaciones por un aumento salarial. 149) coincide plenamente. social. nos fusionaríamos. Podríamos pensar que una forma de lograr la eliminación de los conflictos es eliminar las interacciones antagónicas… pero con ello eliminaríamos también la evolución y posiblemente también la vida. de la lucha. las sociales. puede ser causa de conflicto. las étnicas. llevan el conflicto “de manera incorporada”. No existiría desarrollo de ningún tipo (personal. Vinyamata (2005. “La historia de la humanidad podría ser descrita. quienes consideran las funciones conflictuales como algo positivo ya que representan una forma de cohesión entre intereses o características .

Recogiendo diversa bibliografía considera que. El autor también recoge las opiniones de filósofos: Hegel estaba convencido de que la guerra es un mal necesario que contribuye a mantener la salud de las naciones. en el fondo. . afirmando que las guerras son sistemas de superación que tienen una función necesaria de mantenimiento de la capacidad de desarrollo y sobrevivencia de las sociedades. se expresan en términos parecidos. 33) propone el siguiente marco de análisis de los conflictos: Recuadro 1: Conceptos sobre el conflicto Autor Tipo de conflicto Proceso resultante Freud Darwin Marx Piaget Conflicto entre el deseo y la prohibición (lucha por el deber) Conflicto entre el sujeto y el medio (lucha por existir) Conflicto entre clases sociales Conflicto en la toma de decisiones (lucha por ser) Represión. estos “elementos estructurales”. Elementos y marco de análisis para los conflictos Redorta (2004. ya sea en la comprensión del conflicto o en su orientación a la solución. 63) propone también una muy útil identificación de lo que él denomina “elementos estructurales del conflicto”. en total. aprendizaje Este mismo autor (pág. comparación social Resolución de dilemas. junto a Spengler. complementarias.2. defensas Diferenciación. adaptación Estratificación social. jerarquía. pág. pero.50 Introducción sociales diversas. Nietzsche. son 18. 3. que son variables definidas por algún autor como muy significativas.

emociones y comunicación Factores que catalizan el conflicto Evolución en el tiempo Estrategias y tácticas que usan los contendientes Deutsch (1973) Blau (1982) Kelly (1955) Mintzberg (1983) Deutsch (1973) Jervis (1976) Alzate (1998) Walton (1987) Pruitt (1993) Deutsch (1973) Burton (1990) Pruitt (1993) .Aproximándonos al conflicto 51 Recuadro 2: Elementos estructurales del conflicto Elemento A qué está referido Autor Metas Contexto Partes Objetivos que pretenden las partes en conflicto Marco en el que se desarrolla el conflicto Número de las partes en conflicto Coser (1955) Hocker (1985) Pruitt (1993) Watzlawick (1976) Pruitt (1981) Boulding (1964) Alzate (1998) Poder Relaciones de poder entre las partes Moscovici (1981) Mintzberg (1983) Ury y otros (1989) Fuentes Primeros orígenes del conflicto Floyer (1990) Burton (1991) Lewin (1946) Hobbes (1648) Patrón Tipología a la que puede adscribirse el conflicto Simmel (1908) Moore (1986) Lewin (1946) Función Del conflicto en la estructura y la real social Simmel (1995) Coser (1956) Deutsch (1973) Expectativas Eje Vivencia Desencadenante Ciclo Métodos Respecto de cada una de las partes Polaridades sobre las que se desarrolla Percepciones.

intereses en pugna (en una palabra. que logran canalizar el conflicto de una manera positiva. APROXIMACIONES A LAS CAUSAS DE LOS CONFLICTOS Hemos dicho que toda acción humana comporta el conflicto y que la humanidad no avanzaría si no hubiera diferencias de criterio. si no existieran “conflictos”). son considerados como “conflictos” desde la toma de terrenos hasta el enfrentamiento entre la Policía y manifestantes. como definición del conflicto. Por eso.. Para nosotros. Pero existen grupos sociales. etc. derechos o aspiraciones de terceros. etnias. es decir. esta investigación propone. evita el normal desenvolvimiento de actividades y es proclive a provocar violencia o enfrentamiento.52 Introducción Recuadro 2: Elementos estructurales del conflicto Normas Regulación que sigue el ciclo del conflicto Pruitt (1993) Ury y otros (1996) Geen (1998) Complejidad Aspectos vinculados a la borrosidad. 4. logran que se resuelvan dentro de marcos . naciones. visiones contrapuestas. lo siguiente: Conflicto es una divergencia de criterios entre uno o más grupos o sectores sociales que no logra ser canalizada institucionalmente ni evitada mediante negociaciones y que provoca algún quebranto de la ley o la toma de acciones que afectan los intereses. un “conflicto” es sinónimo de una acción de hecho que interrumpe la tranquili- dad. el caos y azar Munné (1999) Peiró (1993) Kosko (1993) Estilo Forma de contender de los participantes Blake (1964) Thomas-Kilman (1974) Efectos Ambito Cómo afectará el resultado del conflicto a cada una de las partes Contexto específico del conflicto Deutsch (1973) Floyer (1990) Six (1995) y Mouton Para el caso boliviano. organizaciones.

A continuación identificaremos algunas explicaciones genéricas del conflicto. en una palabra. El marxismo. y el conflicto deviene en violencia. La mayoría de los autores que investiga el tema coloca a este factor. etc. la ausencia de institucionalidad.. aceleran el conflicto.1. Redorta agrega que Sartre sostuvo que la “penuria es una relación . la excesiva concentración del poder. no lo logran. los países en vías de desarrollo muestran una tendencia mucho mayor hacia el conflicto y la inestabilidad. en cambio. el abuso de un grupo o clase social sobre otros. Esto significa que la escasez de recursos definiría la vida social. Este autor llegó a afirmar que “la relación fundamental del hombre con el mundo es la escasez”. Circunstancias como las diferencias económicas. la fragmentación étnica. en base a una recolección bibliográfica.Aproximándonos al conflicto 53 de entendimiento aceptados por todos los actores. político e intelectual está dominado por el modo de producción de la vida material (Redorta. la debilidad del Estado-nación y la dependencia y debilidad económicas (o la alta dependencia en recursos naturales no renovables). la fragmentación social y étnica. Los siguientes conceptos no se aplican necesariamente al caso boliviano. Tomando a autores que han analizado el fenómeno en las últimas décadas. 136). abusos y violaciones de derechos. 2004. comparando su manifestación en distintas naciones. El mundo no ha podido liberarse de la escasez y por esta razón su desarrollo social. La falta de acceso equitativo a los recursos es considerada una de las explicaciones de la conflictividad social. La desigualdad horizontal Uno de los temas más mencionados por los investigadores sociales como la causa de los conflictos es la inequidad social. 4. en especial. Sartre fue uno de los autores que más destacó la importancia de la escasez. En general. a la pobreza. la pobreza. ha hecho hincapié en el hecho de que las diferencias sociales son las fuentes principales de la inestabilidad. Otros grupos. como uno de los más importantes. una de las causas de los conflictos es la escasez de recursos y su inequitativa distribución. p. y también tienen validez para otras realidades. Por lo tanto. se puede hablar de cinco posibles causas estructurales del conflicto: la desigualdad horizontal.

Morales cree que este mecanismo de análisis de la pobreza es más adecuado para el estudio de la inestabilidad y la conflictividad. 2007. Profundizando en esa línea. El enfoque de la desigualdad horizontal toma por lo tanto al grupo social (y no al individuo) como unidad de análisis (Red de Universidades Perú). sino las que se registran entre grupos sociales con diferencias culturales. pero en cambio la falta de él induce a un malestar generalizado y es un caldo de cultivo ideal para colapsos del régimen. la etnicidad y la violencia social en nueve países en vías de desarrollo (en Sudamérica. 269) aborda el mismo tema señalando que “se puede enunciar una hipótesis pesimista: el crecimiento no pone a nadie a salvo de los conflictos –sobre todo si viene acompañado de desigualdad–. Rolando Morales propone que la desigualdad horizontal es uno de los factores centrales de la conflictividad (2006). 2001) es un concepto relativamente nuevo para el estudio de la desigualdad y no toma en cuenta las diferencias entre individuos (“desigualdad vertical”). Gutiérrez Sanín (Serbin. que es principalmente su propia conservación. pág. A mayor desigualdad horizontal en un ambiente de fragmentación cultural. quien dijo “si dos hombres desean una misma cosa que no puede ser disfrutada por ambos se convierten en enemigos. Brasil y Perú son parte del estudio.54 Introducción humana fundamental con la naturaleza y con los hombres”. explosiones violentas y desafíos extra-institucionales”. y para lograr su fin. . Finalmente. Este mismo autor también recuerda que una de las definiciones más antiguas y claras del concepto vinculado a los recursos escasos la proporcionó Hobbes. Bolivia no) y ha encontrado que existen relaciones muy fuertes entre estos elementos. mayor es la preponderancia de la violencia social. La desigualdad horizontal (Frances Stewart. y algunas veces. Stewart ha estudiado el fenómeno de la desigualdad horizontal. sólo su deleite. y que “la simple existencia de cada uno está definida por la penuria como riesgo constante de no existencia para otro y para todos”. se empeñan en destruirse y someterse mutuamente”. Siguiendo a Stewart. sobre todo cuando la sociedad es multiétnica. pero tomando un camino diferente. Por su parte. sus estudios tienden a confirmar que este tipo de desigualdad provoca conflictividad y violencia social.

3). la pobreza. Diversas sociedades en el mundo tienen en su seno grupos sociales definibles culturalmente que muestran índices de pobreza y marginalidad superiores a otros grupos dominantes. “Analizando el promedio de pobreza en diferentes grupos de municipios vemos que los que tienen mayor grado de pobreza son los que más se autoidentifican como indígenas. . por ejemplo. Bolivia no solamente es uno de los países más pobres de las Américas. tiene unas condiciones de vida menores a los de otros grupos. Este reporte analiza la relación entre pobreza y origen étnico. Stewart concluye que no es la pobreza o la inequidad entre individuos la que generalmente gatilla la conflictividad social y la inestabilidad. Luego realiza la misma medición. pero estableciendo municipios en los que el 90% de su población es indígena. de manera empírica de la siguiente manera: toma municipios con una población mayor o igual al 60% de indígenas y los compara con los datos de pobreza del INE.Aproximándonos al conflicto 55 Por lo tanto. es mucho mayor que el promedio municipal nacional y también que el promedio de los municipios con sólo 60% de población indígena”. se trata de un fenómeno internacional. En Bolivia. dice el Informe. sólo por ser parte de un determinado grupo. Éste parece ser el caso boliviano. sino que la pobreza se distribuye según líneas culturales y étnicas. Félix Patzi ha sido uno de los estudiosos que más ha profundizado en el tema. Propongo que la ‘desigualdad horizontal’ afecta seriamente el bienestar individual y la estabilidad social en una manera diferente que lo haría la pobreza ‘vertical” (p. El Informe de Desarrollo Humano 2004 también establece esa relación y se pregunta “¿ser indio o ser pobre?” (pág. sino la inequidad entre grupos. “Mi hipótesis es que un factor importante que diferencia a una sociedad violenta o pacífica es la existencia de severas desigualdades entre grupos culturales diferenciados. En municipios con un 90% de población indígena. pertenecen a esos segmentos menos favorecidos. como promedio municipal. como lo señalan varios indicadores sociales y económicos. Según sus resultados. 109). Como hemos visto en el caso de los estudios de Stewart. Esto quiere decir que una persona. Muchos estudiosos han analizado la relación entre pobreza y origen étnico o racial. los grupos indígenas en Perú y los afrodescendientes en Brasil.

(2002) los investigadores del desarrollo han reconocido la importancia de las variables no económicas en el desempeño del desarrollo.6% de indígenas pertenece al sector alto y medio. En la encuesta del IDH 2004. las instituciones políticas y los factores culturales. “Se puede concluir hasta aquí que en el país no sólo existe un multiculturalismo limitado sino que éste a su vez está reforzado por una estratificación social y otra étnica que tienden a confluir.2. El concepto de “fragmentación etno-lingüística” (EFL por sus siglas en inglés) fue desarrollado durante los años 60 por el régimen soviético. 4. La presente investigación ha realizado también mediciones sobre los niveles de ingreso de los bolivianos. ¿Si Bolivia fuera un país más homogéneo cultural y étnicamente sería un país menos pobre? ¿Es la diversidad la que genera inestabilidad y tendencia a la conflictividad? Desde los años 50. el debate sobre si la heterogeneidad es causa de los conflictos y de la ausencia de desarrollo es asumido cíclicamente. el 87% de los sectores no indígenas pertenece a sectores medios y altos y sólo el 13% de ellos son pobres (pág. Por lo tanto. Contrariamente. El 84% restante está en niveles de ingresos bajos. que deseaba investigar cómo la fragmentación étnica de varias de . que convive con una moderada inclusión social que avanza lentamente”. El capítulo correspondiente analizará esos resultados. La fragmentación étnica La heterogeneidad étnica y cultural continúa atrayendo significativo interés académico. solamente el 15. comparándolos por extracción étnica. dice Alesina et al.56 Introducción Agrega que cuando se añade la variable socio-económica al origen étnico es posible detectar una “cierta superposición coincidente entre la estratificación social y la étnica”. los problemas del desarrollo humano y los de la lucha contra la pobreza están directamente asociados a la persistencia de una jerarquía de sello colonial. 109). Uno de las preocupaciones de los economistas para el desarrollo ha sido cómo determinar con profundidad la influencia de la diversidad étnica en el desempeño de la economía (Okediji. dice. 2005). En Bolivia. como la religión.

como es el caso de Irlanda del Norte. es más importante la pertenencia de las personas a diferentes grupos étnicos y/o a diferentes lenguas. En el caso de Canadá. Para Bolivia. en cambio. pero sí lo es la pertenencia étnica o racial (afrobrasileños. blancos o mulatos). la variable central utilizada es la étnica.Aproximándonos al conflicto 57 sus repúblicas podía afectar en el desarrollo. el grado de gobernabilidad. sino la lengua hablada (francés o inglés). que sufrió décadas de violencia debido a la intolerancia entre protestantes y católicos. También existe una correlación entre fragmentación étnica y estabilidad y calidad gubernamentales. la calidad del gobierno y otros asuntos. citando a Alesina. la lengua no es una variable importante. En algunos países la variable central es la religión. si bien el Islam es la religión dominante. La fragmentación es relevante según cada caso tomando diferentes variables (etnia. Sin embargo. recuerda que existen diversos estudios empíricos que establecen que las sociedades más étnicamente fragmentadas por lo general tienen menores índices de desarrollo económico. El concepto fue posteriormente adoptado por investigadores asentados en EEUU. El ELF busca establecer. la probabilidad de que dos personas tomadas al azar en un determinado país no pertenezcan al mismo grupo etno-lingüístico. Hausmann (2007). entre ellos Alesina. En el caso de estos países. En países como Brasil. Este fenómeno no ha sido estudiado solamente en relación a países. por ejemplo. También en varios países árabes se toma la religión como variable indicativa de que la etnia es muy homogénea (la mayoría son árabes). este mismo autor se cuida al señalar que no se puede saber la causalidad del fenómeno. y ha sido utilizado como base para establecer la relación entre esa fragmentación y el desarrollo económico. no es la religión la variable más importante utilizada para medir la fragmentación. lo mismo que en EEUU. en algunos países se identifica una fuerte fragmentación debido a la presencia de shiitas y sunitas. mediante una fórmula matemática. En ciertos países de Sudamérica y África. “Sólo sabemos que los países con mayor fragmentación étnica tienden a ser menos desarrollados. lengua y religión). . pero no sabemos si un aspecto causa al segundo”. Alesina (1994) sugiere que las sociedades étnicamente fragmentadas tienen más preponderancia hacia la polarización y el conflicto social.

4704 0.1796 0.1417 0.1871 0.4290 0.3841 0.0489 0.5908 0.5122 0.3753 0.5528 0.58 Introducción sino a otras divisiones administrativas.0468 0.3873 0. porque las sociedades étnicamente diversas tienen más dificultades en construir consensos sobre cómo gastar esos recursos. con un índice de 0.2236 0.0618 0.1867 0.2368 0.6958 0.73.0950 0. Otros autores mencionados por él aseguran que la fragmentación también incide en el respeto a la ley y la gobernabilidad.3559 0. Bolivia es el país con mayor fragmentación de América. lingüística y religiosa en América Latina País Fuente Año Étnica Lingüística Religiosa Argentina Bolivia Brasil Canadá Chile Colombia Costa Rica Cuba Ecuador El Salvador Estados Unidos México Nicaragua Guatemala Haití Honduras Panamá eb eb cia eb eb eb 1990 1991 2001 1993 1987 1992 0.6014 0. es Rolando Morales quien menciona la fragmentación étnica como causa de conflictos.5418 0. y uno de los primeros del mundo en este indicador (ver recuadro 3).6054 0.1978 0.1308 0.5408 0.0193 0. como condados y ciudades.2085 0. En el ámbito boliviano.5772 0.1861 0.1478 0. quien tiene un estudio que establece que los países con mayor fragmentación tienen más dificultades en man- tener sus sistemas democráticos en vigencia.1511 0.7396 0.5059 0. Okediji recuerda que diversos estudios señalan que las ciudades y condados más étnicamente diversos de EEUU invierten menos en bienes públicos.4586 0.0553 0.2240 0.2550 0.8241 .3338 eb lev eb eb eb eb eb eb eb eb censo 1986 1998 1995 1991 1992 1985 1993 1994 1989 1993 2000 0. Okediji menciona a Barro.0473 0.4844 0. Recuadro 3: Fragmentación étnica.2410 0.6550 0.2357 0.7124 0.4901 0.2514 0.

la lucha por el poder. en todo caso.4966 0. diciembre de 2002 (http://www. el Estado dispuso que sus habitantes fueran identificados ‘como indios originarios’. Sin embargo..Aproximándonos al conflicto 59 Recuadro 3: Fragmentación étnica. el régimen colonial concentró a los nativos en 614 reducciones. Y añade que el origen de la mayor parte de los conflictos radica en el miedo. reduciendo 4. paralelamente.6566 0. si una sociedad tiene. dice. las causas que los provocarán. 60) explica que la filosofía que impregnó el diseño colonial fue la segregación territorial y social de sus habitantes.3.1988 0. Vinyamata (2005) señala que la diversidad es un patrimonio. lev: Levinson. lingüística y religiosa en América Latina Paraguay Perú Rep.2123 0. La concentración del poder ¿Qué pasa si unimos los tres conceptos anteriores? ¿Qué sucede .4294 0. el malestar con uno mismo. National Bureau of Economic Research.3358 0. modificando íntegramente la geografía social de los Andes. la injusticia social. serán las desigualdades. una alta fragmentación cultural. una elevada desigualdad horizontal y un sistema de separación cultural? ¿Y qué pasa si esta sociedad tiene además una excesiva concentración en manos de un solo grupo social? Bolivia parece ser este caso. Laserna (2006. CIA (id). Dom. pág.3118 0. Dice el autor que ninguna diferencia justifica un conflicto. “Una vez ubicados y delimitados los territorios de las reducciones.1689 0.0686 0. no comporta conflicto necesariamente. individual o colectivo. disputas y conflictos camuflados de diferencias de concepto o metodología”. Con frecuencia los pretendidos debates científicos e intelectuales no son más que disputas entre las partes que los protagonizan. a perder lo que se posee o el deseo de lo que no se tiene. etc.3548 0.org/papers/w9411).0817 0.2504 0. dice que “en todo caso serán las dificultades de entendimiento las que causarán tensiones y que podrían derivar en situaciones conflictivas.5975 0. Descripción de las fuentes: eb: Enciclopedia Británica.1350 Tomado de: Alberto Alesina et al. a tiempo de realizar un censo o visita general de la población andina. En los hechos.nber. Uruguay Venezuela lev eb eb eb eb 1998 1981 1993 1990 1993 0. El país contiene diferentes grupos sociales y étnicos y algunos de ellos ocupan los sectores más bajos de la economía y los ingresos.0395 0.

Agrega que “las oportunidades en América Latina y en Bolivia. La obligación de contribuir al mantenimiento del Estado también fue diferenciada. este término cambió por otro. el Estado colonial asignó a los indios y a los españoles distintos derechos y obligaciones. Y continúa señalando. coincide el fenómeno étnico. Los españoles pagaban diferentes impuestos que se grababan al momento de realizar sus transacciones económicas. usado ampliamente en el debate de la crisis de gobernabilidad de fines de los años 90: “las dos Bolivias”. el prestigio social y el estatus han sido monopolizados por sectores blancos de la sociedad. a diferencia de Europa u otras regiones que tienen mayor homogeneidad. con el mismo propósito de facilitar su vinculación con el Estado”. en montos anuales asignados a cada una de las reducciones. la división de la sociedad boliviana en pobres y ricos no se dio mediante un mecanismo “neutral” sino étnico. en especies y en fuerza de trabajo. El resto del territorio andino fue destinado a los “españoles” reduciendo de la misma manera a varias identidades étnicas ibéricas en una sola. “Los conceptos de cultura y fundamentalmente de etnia han sido variables determinantes para estructurar la sociedad en América Latina y en Bolivia. Eso significa que las clases sociales han sido construidas en América Latina a partir del elemento cultural y étnico. propuesta por innumerables autores. Por lo tanto. descendientes de los españoles”. El principal derecho diferenciado fue el acceso al territorio.60 Introducción culturalmente múltiples identidades étnicas nativas en una sola para efectos en su relación con el aparato estatal. ello significa que las oportunidades han sido construidas en función del elemento étnico”. en cambio los españoles accedían a sus tierras bajo títulos de propiedad individual. Contemporáneamente. dice Patzi (2006). “los sectores de población blanca” siempre han gozado de privilegios y protección del . Los indios recibieron delimitadas las tierras de sus reducciones bajo títulos de posesión común. Según esta visión. Varios autores señalan que en Bolivia la sociedad se ha construido en base a clases sociales en las que. diferenciándolos políticamente. en su estructuración. “separados ambos grupos geográficamente. Este régimen de una separación total de ambos grupos ante el Estado es conocido como el de las “dos repúblicas”. A los indios se les impuso tributos en dinero. Según este autor.

dice. Ser diferentes no quiere decir odiarse y despreciarse. desarmando sus identidades e insertando una ideología de inferioridad-superioridad en desmedro de los oriundos considerados salvajes y primitivos”. los indígenas –los pueblos originarios de las tierras sudamericanas– han sufrido una constante persecución y destrucción de sus derechos”. aeropuertos y vías fluviales y para conseguir la articulación poblacional del país. También señala que los constantes enfrentamientos entre indígenas y criollos de clase alta y media “forman parte del proceso de colonialismo iniciado en el siglo XV con la llegada europea al continente. tolerarse y quererse como seres humanos que pretenden consolidar un mismo Estado nacional. caracterizado por su impotencia para estructurar nuestro mercado interno. con participación de todas sus nacionalidades. “decir proletario en Bolivia es lo mismo que decir indígena”. desde la perspectiva étnica. El autor añade que “ingobernabilidad y la inestabilidad” se explican . Respecto al tema étnico. excluida. subordinados a la mentalidad europea y cristiana que no hizo más que irrumpir en la vida de los pueblos originarios. lo que ocasiona que el racismo y el colonialismo interno sigan imponiendo su hegemonía”. ferrocarriles. nunca hemos tenido un Estado nacional razonablemente consolidado. etnias y regiones”. dice García (2007). caminos. subordinada y fundamentalmente distribuida o asignada como clase trabajadora”. explica que el Estado no debe tratar de buscar una “imposible unificación cultural”. para vertebrar el territorio nacional con carreteras.Aproximándonos al conflicto 61 Estado. “Desde ese entonces y a pesar de que ya pasaron más de cinco siglos desde la conquista del continente. sino respetarse. Tenemos. Soliz Rada (2002) se refiere. en consecuencia. “en nuestro criterio. sino practicar “la interculturalidad sobre la base del respeto a lo diverso y de conseguir la unidad en la diversidad. En este aspecto. Esa discriminación étnica comprende un proceso histórico que surgió a partir del rechazo del indígena con la llegada de los colonizadores europeos a América Latina. Para Patzi. Sobre esas bases se construyó el Estado boliviano. un Estado nacional inconstituido. al tema del Estado nacional señalando. mientras que los descendientes de los pueblos indígenas han conformado una “población subalterna. los indígenas fueron históricamente menospreciados.

válidos para la mayoría de los ciudadanos. y la ausencia de una institucionalidad política socialmente compartida. Bonilla (Rotberg. Añade que el dominio incompleto sobre el territorio. no sólo porque garantiza la efec- .4. 13) señala que el Estado-nación es uno de los ejes que estructuran nuestra imaginación política y jurídica. Ahora bien. es éste un referente básico para cualquier país que desee construir espacios compartidos para la toma de decisiones. “la construcción del Estado-nación en Bolivia ha sido hasta hoy complicada e inconclusa”. El informe añade que a pesar de los esfuerzos y sacrificios históricos realizados por varias generaciones. el Estado-nación es un pilar fundamental del entramado de significados a través del cual pensamos nuestra esfera política.62 Introducción por “la desesperación de un pueblo de ser escuchado. “La idea de que debe existir un Estado para cada nación es un elemento central a través del cual describimos. de luchar por lo que cree que es justo”. son las características de la realidad actual. La debilidad del Estado–nación El Informe de Desarrollo Humano 2004 propone que la tendencia a la inestabilidad boliviana “tiene que ver con la inacabada conformación de un Estado-nación. Bolivia carece relativamente de estas herramientas fundamentales”. “a la que el IDH considera necesaria”. étnicas. Como se sabe. 4. evaluamos y guiamos nuestras prácticas políticas y creemos que esa forma de organización política es la única capaz de garantizar el orden y la seguridad necesarios para el goce efectivo de los derechos de las personas”. Clapham y Herbst. al interior del espacio público. las diversas existencias culturales. integridad y propiedad están en constante peligro”. En otra de sus partes señala que se debe buscar la construcción de la nación. clasistas o regionales que funcionan en su seno. En esa misma línea. 2007. En el Estado-nación tales bienes fundamentales “están reconocidos y protegidos por el derecho y el poder coercitivo del Estado. en el que “nuestra vida. No hay autodeterminación posible de la sociedad sobre sí misma. armonizando. si no se erigen además ámbitos legítimos de discusión y orientación. la construcción limitada de un imaginario nacional que articule e incluya la diversidad cultural boliviana. Bonilla agrega que el Estadonación es el único camino disponible para escapar del estado de naturaleza.

Son entidades constituidas sociológicamente que adquieren forma a través de normas. Clapham y Herbst. sino porque está en estrecha relación con uno de los valores modernos más preciados: la autonomía de la voluntad”. 13). “Si uno compara el perfil general del Estado fuerte y del débil (Estados en crisis en sentido amplio). Está claro entonces que Bolivia encaja en la definición de Estado débil. que las estructuran y reproducen” (IDH 2004. 100). Hacia afuera. Se explicita también en las experiencias políticas mismas: hacia adentro. aloja tensiones entre grupos culturalmente diversos que podrían dar lugar a conflictos . esenciales o únicas. cian los tratados. que “la construcción del Estadonación en Bolivia ha sido hasta hoy complicada e inconclusa” y que éste tiene “un dominio incompleto sobre el territorio. 2007. proteger las fronteras y garantizar el orden público. Clapham y Herbst. Pero el Estado es. 2007. El referido Informe de Desarrollo Humano señala. el Estado es el referente ineludible para determinar la distribución de recursos escasos. encuentra que mientras el primero se caracteriza por su buen desempeño en todos y cada uno de los bienes políticos. sino resultados específicos de los procesos históricos. proyecta autoridad a lo largo del mismo y ni el gobierno ni el Estado son ilegítimos. 13). Las naciones y las culturas no son entelequias naturales. controla el territorio. con diversas conclusiones. ha construido de manera limitada el imaginario nacional que articule e incluya a todos y muestra la ausencia de una institucionalidad política socialmente compartida”. reglas. La importancia del Estado-nación no se evidencia únicamente en la teoría y en las reflexiones que articulamos en torno a nuestras experiencias políticas. “producto simultáneo de la fuerza y del pacto. los Estados son considerados como interlocutores válidos por excelencia. decretan la guerra y hacen la paz (Rotberg. un hecho político. éste es consecuencia del acuerdo de voluntades de los asociados (Rotberg. ¿Cómo estamos en la construc- Se debe entender que el Estado no es fruto del poder del más fuerte. instituciones y regímenes políticos. además. pues son ellos los que nego- ción del Estado-nación boliviano? La pregunta ha sido debatida incesantemente. como ya quedó señalado.Aproximándonos al conflicto 63 tividad de algunos bienes básicos. el Estado débil refleja un perfil mixto: mantiene el monopolio de la fuerza y la autoridad. prestar servicios públicos esenciales. Sin embargo.

23). el caucho. 129). o cumplen de manera incompleta. el hecho de conservar el monopolio de la fuerza y la autoridad. un menor Índice de Desarrollo Humano (y por tanto mayores niveles de pobreza y marginalidad) y una menor calidad institucional. ¿Los recursos naturales no renovables son una bendición o una maldición? ¿Bolivia hubiera estado mejor o peor sin las sucesivas eras de la plata. Clapham y Herbst. En general. que no proporcionan (o lo hacen de manera incompleta) los bienes. el estaño.64 Introducción del tipo ‘violencia dentro del Estado’ y sus indicadores económicos. que no garantizan (o no garantizan plenamente) los derechos a sus ciudadanos. parece demostrarse que la presencia abundante de recursos naturales en nuestra historia no sirvió para aumentar el desarrollo y mejorar las condiciones de vida de la sociedad. externos. 2007. Aquí es bueno preguntarnos algo que tiene relación con Bolivia. las funciones que les competen.5. y estar a expensas de la variación de los precios internacionales del producto principal en el que esa nación se haya especializado. observamos que Bolivia tiene un menor desarrollo económico. La dependencia y debilidad económicas Una economía débil y dependiente no dará a sus habitantes las condiciones de vida mínimas para desarrollar adecuadamente sus potencialidades. el gas? Si nos limitamos a ver la realidad del país y compararla con la de otros países de la región. pág. de vivir momentos artificiales (y generalmente pasajeros) de bonanza. Una economía monoproductora y escasamente diversificada es muy susceptible de sufrir shocks . pág. De manera que si los indicadores de desempeño económico. Moncada profundiza la definición de Estado débil expresando que “son aquellos que no cumplen. controlar el territorio y gozar de legitimidad. (Rotberg. 4. servicios y oportunidades que requieren para realizar sus proyectos de vida” (en Rotberg. Clapham y Herbst. 2007. los países menos desarrollados dependen de productos naturales no renovables o de commodities. políticos y de violencia delatan problemas en la provisión de bienes. los aproxima”. Podríamos preguntarnos también si los culpables han sido los recursos naturales o más bien el uso y destino que han hecho de ellos las élites gobernantes durante casi dos siglos. Por lo tanto. político y de violencia separan al estado débil del fuerte.

El autor menciona que en el campo empírico. Ese es el fondo del problema” (Soliz Rada. Ferrufino admite. Continúa señalando que “cuando la distribución de la renta alcanza a la mayor cantidad de ciudadanos. En contraste.org autoritarismo. . Habremos logrado la articulación de nuestras empresas para lograr que el excedente no se lo lleven las petroleras privadas. O sea que la “maldición” no está en los recursos naturales en sí. que es importante tener en mente que se trata de probabilidades que pueden variar y no constituyen una regla definitiva en la materia. ¿Quién se lleva la utilidad y en qué porcentaje? “Si estos procesos logran que el excedente de los beneficios se reinviertan en nuestros países. “que existe evidencia de que naciones con abundancia de rentas naturales tienen mayor probabilidad de acercarse a escenarios de violencia interna”. 16) afirma que es correcta la tesis sobre la paradoja de la abundancia de recursos naturales.Aproximándonos al conflicto 65 René Zavaleta Mercado llamaba a este asunto la “querella por el excedente”. problemas de inestabilidad social. y que el bienestar o la ruina del país dependían en gran medida de la política que la nación siguiera en materia de hidrocarburos. “Los analistas de esta tendencia afirman que las economías dependientes del petróleo y derivados en el mundo están entre las que muestran. En la misma línea. Roberto. deterioro económico y conflictos violentos. 8 Vila del Prado. sin embargo. la probabilidad del conflicto es menor. 2006). Sin embargo. dice. El punto de nexo sería que la abundancia de recursos genera un flujo de renta que resulta el motivo central de la confrontación”. www. Roberto Vila del Prado8 dice que Sergio Almaraz Paz consideraba que en torno al petróleo se producirían alianzas y divisiones en las fuerzas sociales de Bolivia. pág. Ferrufino (2007. con mayor frecuencia.ensayistas. Ofrece una profusa literatura que analiza esa abundancia como un riesgo de enfrentamiento violento. Collier y Hoeffler (2001) muestran de manera cuantitativa. basados en estudios de caso de países. beneficiando solamente a algunos grupos de poder mediante favores y clientelismo político”. conflicto y autoritarismo. La hipótesis es que la abundancia de recursos tendría correlación estadística con corrupción. será beneficiosa la integración de nuestras empresas estatales. sino en el uso de ellos. es mayor cuanto más restringido es el sistema de distribución.

LAS CONDICIONES QUE MITIGAN EL CONFLICTO ¿Qué debe hacer una sociedad para organizarse de manera tal que se . la inequidad social. mientras otros con mejores condiciones económicas y sociales tienen alta conflictividad. por su parte. decenas de países pobres e inequitativos son a su vez estables y los conflictos no son la norma.66 Introducción Por lo tanto. para este enfoque. afecta al crecimiento económico. entonces? ¿Cuántos años pasarán antes de que el país logre mejores condiciones de vida para su población y se reduzcan las diferencias sociales y étnicas? Quizás decenas. que se expresen de una forma legal y se resuelvan institucionalmente? ¿Se puede lograr todo esto mientras la sociedad mantiene sus niveles de desigualdad social. Ese estudio toma en cuenta los indicadores de gobernabilidad generados por el Banco Mundial y en general que los países con dependencia al gas y petróleo han sufrido mayor tendencia a la inestabilidad y a la conflictividad (pág. sin embargo. ¿Cuál es la solución. la fragmentación étnica. 2001). 17). especialmente minería y petróleo. minimicen los conflictos y. Como hemos visto en este tra- Sachs. la concentración del poder y la debilidad del Estado-nación son causas probables de la conflictividad social y de la imposibilidad de que ésta se conduzca y resuelva mediante mecanismos pacíficos e institucionales. Más aún. la forma de distribución y su cobertura. bajo. que estudiaron a 37 países en vías de desarrollo y que tienen abundancia de petróleo y gas natural (con una dependencia mínima del 10% del total de sus ingresos nacionales). en caso de surgir. el tiempo y los actores. De hecho. Sachs menciona el estudio de Doppelhofer et al. la debilidad institucional y la ilegitimidad del sistema político. inequidad económica y desconfianza intercultural? La respuesta puede ser variable dependiendo el contexto. (2000) que señala que ningún país con abundantes recursos naturales el año 1970 creció rápidamente en los 20 años siguientes. la mayoría de los países que crecieron rápidamente empezaron como países con escasos recursos naturales (Sachs. ¿Estamos condenados a vivir en el con- 5. señala que la abundancia de recursos naturales. Ferrrufino menciona los trabajos de Basedau y Lacher. son factores importantes. las condiciones específicas de cada país en cuanto a su contexto.

que usa a veces de manera indistinta con el de “gobernanza”. el campesinado y los trabajadores informales. “la capacidad de gobernar efectivamente en forma estable” o “la viabilidad misma del gobierno”. si finalmente se produce. Este elenco de actores cambia con el tiempo. La estructura de poder prevaleciente genera un conjunto de actores sociales con capacidad de modelar una sociedad y gobernarla. la gobernabilidad de las instituciones democráticas depende fundamentalmente de la negociación y compensación entre los diversos intereses de los principales actores políticos y de su consiguiente capacidad para crear coaliciones estables de gobierno. Pero una acción colectiva. paralelamente. 5. Los países (y Bolivia. específicamente) pueden dar pasos conducentes al cambio de esa realidad (solución de largo plazo) y. se basará solamente en la suma de las respuestas individuales.Aproximándonos al conflicto 67 flicto indefinidamente mientras esas características estructurales de la sociedad boliviana no cambien? La respuesta es no. identificando tres grandes perspectivas de análisis. Las negociaciones o acuerdos que permiten dar gobernabilidad a las instituciones democráticas giran en torno a un número limitado de decisiones de cada uno de los individuos que integran la sociedad o a un conjunto mayoritario o suficientemente significativo de ellos. Desde una perspectiva liberal. Durante el siglo XX se consideró actores principales a los empresarios. Tomassini (en Carrillo. Tomassini (Carrillo. Añade que “gobernabilidad” se refiere al buen gobierno. Para esta visión. tal vez. 46) propone que la gobernabilidad constituye un concepto nuevo o. reaparece con el aura de novedad de todo lo olvidado. la burocracia estatal. una idea antigua que. El autor menciona que desde un punto de vista social. 2001. . 49) precisa más el concepto de gobernabilidad. en el gobierno se entremezclan variables económicas y políticas. la visión liberal o de mercado aplicada a la cosa pública es reemplazada por una visión estructural o colectiva. 2001. a otros de corto plazo (fortalecimiento de la gobernanza o gobernabilidad). pero aclara que el uso empírico de ese vocablo indica que significa algo menos que eso. por no haberse usado durante largo tiempo.1. los trabajadores sindicalizados. Gobernabilidad y gobernanza Empecemos definiendo estos conceptos.

política y administrativa para administrar los asuntos de un país en todos sus niveles. cómo adquieren voz los ciudadanos.68 Introducción Para Tomassini. El PNUD (2006. por lo tan- to. entre las corrientes liberales y sociales hay una “zona intermedia”. instituciones y procesos que determinan cómo se ejerce el poder. cuanto aquéllas que lo hacen en función del papel desempeñado por unos actores colectivos. se vería reducida la conflictividad y la violencia. Tomassini señala que “gobernabilidad es la habilidad del gobierno y de los distintos sectores sociales para combinar adecuadamente. a los cuales una determinada matriz sociopolítica ha conferido la capacidad de influir sobre la sociedad. dice en Democracia en déficit. Si se cumplieran estas condiciones. “En esta zona intermedia… destaca el papel de la cultura cívica y de las instituciones”. Entonces. que son las que logran el diálogo entre los distintos actores. tres grandes aspiraciones que han calado profundamente en la cultura cívica de esta época: un crecimiento económico dinámico. Añade que las funciones del gobierno no son específicas a un particular tipo de régimen político y que. ejercen sus derechos legales. y cómo son tomadas las decisiones en temas de importancia pública. la gobernanza se refiere al “ejercicio de la autoridad económica. Basado en su conocimiento de diferentes realidades internacionales. la gobernanza puede ser lograda bajo cualquier sistema. el . en la que tanto se rechaza las explicaciones del proceso de gobierno basadas en la negociación entre los intereses de los ciudadanos o agrupaciones que integran el sistema político. Como eje articulador de las tres dimensiones señaladas. Sea cual fuera el enfoque utilizado. y grados crecientes de participación ciudadana en las decisiones políticas”. Comprende mecanismos. en un período dado. márgenes satisfactorios de equidad. procesos e instituciones mediante las cuales los ciudadanos y grupos sociales articulan sus intereses. desde el punto de vista del PNUD. por tanto. cumplen con sus obligaciones y negocian sus diferencias”. igualdad de oportunidades y protección social. se daría la gobernabilidad y. los conceptos de “gobernabilidad” y “gobernanza” (varios autores los usan de manera indistinta) toman en cuenta la relación del gobierno con la sociedad. la negociación y la resolución de los conflictos. 35) señala que la “gobernanza” debe incluir las tradiciones.

el mejor uso de esos recursos. Imperio de la ley: Los marcos legales deben ser justos y deben ser cumplidos de manera imparcial (especialmente los referidos a derechos humanos). Esa amplia participación se construye gracias a la libertad de asociación y expresión. junto a un sentido sobre qué es lo que se necesita para dicho desarrollo. a la vez. Apertura: Las instituciones y procesos deben servir a todos los involucrados. cuando sea posible. Es el siguiente: Participación: Todos los hombres y mujeres tienen que tener voz en la toma de decisiones. Visión estratégica: Los líderes y el público tienen una perspectiva amplia y de largo plazo sobre gobernanza y desarrollo humano. Efectividad y eficiencia: Los procesos e instituciones deben producir resultados que satisfagan necesidades haciendo. y se debe entregar suficiente información para entenderlos y monitorearlos. Igualdad: Todos los hombres y mujeres deben tener las mismas oportunidades para lograr o mantener su bienestar. en políticas y procedimientos determinados. Los procesos y los datos deben ser directamente accesibles a quienes estén interesados. Esta fiscalización difiere dependiendo de la organización. Fiscalización: Los tomadores de decisiones en el gobierno. .Aproximándonos al conflicto 69 PNUD ha compilado un conjunto de características de la gobernanza. ya sea de manera directa o a través de instituciones intermediarias legítimas que representen sus intereses. el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil son pasibles de ser fiscalizados por el público y las instituciones. Orientación hacia el consenso: La gobernanza media para que intereses divergentes se encuentren en un amplio consenso sobre el mejor interés del grupo y. culturales y sociales en las que esa perspectiva se basa. También debe haber un entendimiento de las complejidades históricas. Transparencia: La transparencia se basa en el libre flujo de información.

Por ejemplo. es el nivel de confianza interpersonal que pueda existir en una determinada comunidad. Según Putman. Esta noción de capital social hace una relación directa entre los grados de participación ciudadana en orga- nizaciones cívicas y el bienestar social. Putnam argumenta también que el mecanismo que explica este resultado es el mayor nivel de activismo político entre aquellos que participan frecuentemente en organizaciones cívicas. conlleva a democracias de mejor calidad. algunas incluso contradictorias entre sí (de paso. las normas y redes sociales. mayor es el funcionamiento de la democracia y la eficiencia de ésta. el capital social es productivo. Añade que “como otras formas de capital. esto refleja la importancia del concepto). Capital social Uno de los conceptos que más se mencionan en el debate sobre el buen funcionamiento de la democracia es el de “capital social”. El término ha sido utilizado en infinidad de interpretaciones. además de propiciar el surgimiento de la democracia. 2006. que pueden mejorar la eficiencia de la sociedad a través de acciones coordinadas”. se espera que la participación en la sociedad civil se traduzca en más demandas y supervisión a entidades y funcionarios del Estado (Seligson. haciendo posible obtener algunos fines que no se obtendrían en su ausencia. un grupo cuyos miembros manifiesten confianza mutua serán capaces de lograr mucho más que un grupo similar que no tengan esta confianza mutua”. Una de las condiciones del capital social. y por lo tanto conduce a gobiernos más representativos y que proveen mejores servicios. Putnam dice que la participación activa en organizaciones de la sociedad civil hace que los gobiernos respondan más a los intereses y demandas de la población. a mayor participación en organizaciones cívicas. Putnam describe el capital social como “las particularidades de la organización social.70 Introducción 5.2. Es decir. En otras palabras. El término “capital social” se popularizó en las ciencias políticas a partir de los trabajos de Robert Putnam (1994). No existirá una participación eficiente de la ciudadanía en organizaciones si el nivel interpersonal de confianza es bajo. . como la confianza. 63). pág. según Putman. que la participación cívica.

cuando usamos el término “ideología” nos referimos básicamente al conjunto de .1. Qué entendemos por ideología D e manera habitual.PRIMERA PARTE La contribución de lo politico al conflicto 1. LA INFLUENCIA DE LAS IDEAS POLÍTICAS EN EL CONFLICTO BOLIVIANO 1.

e incluso es capaz de distinguir. 2006. cierta unidad conceptual al interior de cada una de ellas. Indudablemente. es necesario comenzar por reconocer que el concepto de ideología es mucho más complejo. (Capdevilla. sino a un ramillete abundante. la economía y en casi todas las esferas del co9 Schaff (citado por Capdevilla. si bien no tenemos por qué saber todos los postulados teóricos de una ideología. más o menos claras y más o menos concretas. un discurso estereotipado (en el mejor sentido de la palabra) y una práctica política reconocible. en general. sí entendemos que tiende a haber cierta relación estructural. 8) hace un repertorio de diez significados distintos del vocablo ideología sólo en la obra de Althusser.72 Primera parte ideas. Eso es posible porque. complejo. vamos a utilizar de manera general a lo largo de este trabajo. 2004. entre la izquierda moderada o la más radical. pág. el psicoanálisis. Por lo tanto. Pese a su simplicidad. sería un error extraordinario que se diese la impresión de que la ideología se refiere exclusivamente a la práctica política y. pero igualmente uno lo encuentra frecuentemente en la lingüística. es decir. el término ideología ha tenido un evidente éxito y su utilización es habitual en la filosofía (que lo inventó)10 y en la política (que lo utiliza con asiduidad). Desde un punto de vista académicamente más riguroso. el derecho. lo que nos permite reconocerlas incluso sin tener una imagen del discurso general. En consecuencia. la sociología. o entre el centro derecha y la derecha extrema. aunque algo más desarrollada. y que nos resultan relativamente familiares porque tienden a girar sobre la reiteración de una serie de cuestiones centrales. Ciertamente.9 en lo que se ha venido a conocer como el problema de la polisemia. por ello. múltiple –y no pocas veces contradictorio– de usos y significaciones. 26-33) . 10 A Destutt De Tracy (1754-1836) se le atribuye la paternidad del término como una “ciencia de las ideas” que sirviese de base para el conjunto de las ciencias. un ciudadano promedio entiende perfectamente las diferencias fundamentales entre la izquierda y la derecha o entre el comunismo y el conservadurismo sin necesidad de haberse leído a Carlos Marx o a Edmund Burke. no se refiere a un concepto único e inequívoco. esta concepción de la ideología como explica- ción de la realidad y como metodología política para su modificación está bastante apegada al fenómeno que describe y por lo tanto es la que. de los múltiples sentidos (y aplicaciones) del concepto de ideología. sin mayor problema. que guían la acción de los partidos políticos. entendemos por ideología a las ideas políticas de cada partido (o de cada actor político) que buscan tanto explicar la realidad como transformarla.

Probablemente. una construcción mental de la realidad socio-política. aventurándonos a una de11 Citado por Capdevilla (2004. sobre bases supuestas o realmente racionales. como práctica política. y quizás fundamentalmente. en consecuencia. es común que grupos sociales adopten como propia la ideología del grupo dominante.La contribución de lo político al conflicto 73 nocimiento social. por lo que. Bechler (1976). De hecho. Naturalmente. La ideología no es el resultado del conocimiento individual. económico. . la ideología es a la vez la expresión y el medio de defensa de los intereses del grupo y es también una construcción mental respecto a cómo debería estar ordenada la realidad de modo que los intereses del grupo prevalezcan. en su instancia elemental. es producto de determinadas condiciones y estructuras sociales. no es una expresión químicamente pura del interés del grupo social y en su conformación están implicados diferentes elementos y diversas influencias externas de orden social. nos importa la ideología como representación pero también. Capdevilla (2006). es inevitablemente arbitraria. Así. Van Dijk (1999). Al respecto. fue este sentido intensivo del concepto el que llevó a Thiery a concluir que el término ideología se había convertido en una de las “expresiones dominantes de nuestro tiempo”. histórico y cultural. 12 Para ello ya existe bibliografía accesible y abundante. sino de una cognición colectiva y. que incluye los mecanismos para su transformación.6).11 No siendo necesario tratar de explicar el origen o el sentido de los múltiples (y muchos de ellos tremendamente complejos) significados y usos del término . Esto significa que de ningún modo debe comprenderse que decantarse por uno de los sentidos de la ideología conlleve un proceso de exclusión o descalificación del resto de sus definiciones o aplicaciones. naturalmente dejando claro que esta decisión es exclusivamente operativa y que. diríamos que la ideología es. por lo tanto. Aron (1987). Lazo (2002). Mannheim (1987). in- mos con aceptar como buena una definición concreta que nos sirva para los fines de este trabajo. Ya hemos dejado establecido que la ideología nos interesa en relación a su carácter de comprensión de la realidad y de metodología política para llegar a modificarla. Es decir. nos conformare12 finición inicial. entre muchos otros. Pero esta definición sigue siendo insuficiente y sólo nos haremos una idea global de lo que pretendemos establecer por ideología (diferenciándola de otras abstracciones políticas) si consideramos los siguientes factores: El primero es su carácter social.

La ideología se basa en la creencia (fundamentada o no. cada grupo social no construye un sistema original de ideas. sino que en general adopta (y adapta) como propias ideas ya existentes que se avienen a sus condiciones y a sus intereses particulares. esta apropiación 13 de apropiación. El segundo elemento alude. la ideología son ideas preconcebidas o. por lo tanto. de manera general. Por otro lado. los grupos sociales son estructuras dinámicas cuyos intereses pueden. se entiende que las ideas. hasta uno muy alto de especificidad que termina diluyendo la ideología original o adoptándola sólo formalmente. al sentido de la ideología como ideas dirigidas a la acción y. las influencias externas. . Por lo tanto. construcción y transformación de la realidad”14. ya lo hemos dicho. en algún punto. las circunstancias locales y el contexto en el que el grupo se desenvuelve. ideológica no debe ser entendida “ni como la sumisión a una doctrina u organización ni como el producto de fuerzas que escapan al control del sujeto. tengan un sentido integrado y coherente y cierta unidad dentro de su complejidad. 63). en la medida que establece solidaridades de grupo y genera una serie de dinámicas internas dentro de cada colectivo. a la acción política. como diría Habermas. Por otro lado. las construcciones ideológicas también tienden a ser dinámicas y terminan siendo una mezcla de los intereses del grupo. 1986). sistemas de prejuicios. la ideología impide ver que se habla desde una posición distorsionada y el sujeto no es libre de pensar o expresar lo que posiblemente podría llegar a pensar o expresar sin esta atadura (Habermas. por lo tanto. racional o no. científica o no) de que la realidad existente en un momento y en unas circunstancias determinadas responde a unas 14 Lozada (1998. en particular. sino que también tiene un sentido de retroalimentación de modo que el grupo también está influido por su ideología. aunque el nivel de adaptación es flexible y va desde un alto grado de literalidad que no toma en cuenta la realidad específica. pese a que sus valores le sean en buena parte extraños. En todo caso. no sólo la ideología parte de las características del grupo que la genera o la adopta. Aún así. La ideología tiende a ser adaptada a la realidad del grupo. converger.74 Primera parte cluso. Aunque lógicamente esta aceptación tiene sus límites y es altamente improbable que un grupo asuma una ideología que le es frontalmente adversa. Por supuesto. sino como un trabajo incesante 13 Habermas consideraba que la ideología era la asunción del pasado y la tradición con su violencia de un modo inconsciente y que. adoptadas o adaptadas.

1987). que “la ideología es la idea de mi adversario”. Cada ideología pretende ser cierta y. 32-33 y Manheim. parte del prejuicio respecto a la cuestión ideológica (prejuicio respecto al prejuicio).21 determinada por los intereses de clase y que busca encubrir la forma de producción capitalista y las relaciones de dominio y poder que de ella derivan. . por lo tanto. Sartori (1999. orientan la conquista o la conservación del poder”. Aron (1978. a ideas que se transforman en creencias y pasan a ser “palancas” de actuación social. Con antelación a Marx y Engels. ni mejores ni peores. “No-ideas” en la medida que ya no tienen una dimensión crítica de autocuestionamiento permanente. 18 Bechler (1976. A este respecto. y si aceptamos que la acción política es. en lo esencial. 17 parte. 117). de lo que se deduce que las ideologías no son en sí mismas ni falsas ni ciertas. 60). Por supuesto. en todo caso. El siguiente se refiere a su carácter relativo. ni buenas ni malas. nada más lejos de nuestra intención que buscar reducir a una frase el análisis de Raymond Aron sobre la ideología. generalizado a partir de la que probablemente es la definición más popular de ideología. asume categóricamente la falsedad del resto. coherentes o incoherentes”. Aron. a la transformación de lo real. 19 Bechler (1976. sino.20 En esta breve frase.19 Decía Raymond Aron. 21 Marx y Engels (2005). pág. “más eficientes o ineficientes. 20 Aron (1978. Claro que no es difícil deducir que la suya era también una definición interesada y. ya Napoleón Bonaparte había usado el término ideología de manera peyorativa (Capdevilla. Esa convicción viene generalmente acompañada por otra: esa realidad es imperfecta y debe ser cambiada. recoge. 117). la que nos dieron Marx y Engels definiéndola como “falsa conciencia” o como “imagen invertida de la realidad”. 1965). Es decir.La contribución de lo político al conflicto 75 relaciones sociales y políticas especificas y no a otras. 2006. Decía Lenin15 que las ideologías eran vulgarizaciones filosóficas que inducen a las masas a la acción concreta. pensador de extraordinario calibre. Por extensión. La ideología moviliza y activa al grupo que la com15 16 17 Citado por Sartori (1999. 43). podríamos quedarnos con la definición de Bechler18 que resume la ideología como el “conjunto de representaciones que acompañan las acciones que. no sin sagacidad. Van Dijk (1999. 35). 31). Van Dijk16 habla de “creencias fundamentales específicas” que definen a un grupo dentro de la sociedad y dentro de las relaciones de conflicto y lucha y Sartori se refiere a las “no-ideas” es decir. Este elemento se relaciona directamente con su carácter movilizador. aquella destinada a la obtención del poder. le provee de expectativas y le confiere una metodología de acción. al mismo tiempo. en una sociedad dada. bien para mejorarla o bien para substituirla por otra radicalmente distinta. la ideología es un instrumento de cambio.

en consecuencia. orientada a la acción política y al logro del poder) nos dan ya una imagen mucho más concreta de lo que pretendemos establecer. Pese a lo que usualmente podría parecer. como la más adecuada. la idea del cambio político es. 758). . definen las relaciones entre la política y otros campos de actividad y suministran una guía para la acción”. Ideología y cambio. entendido éste como modificación de las reglas de juego. mientras que el marxismo tenía el conocimiento real y sustentado en opiniones bien fundadas. porque en la medida que el cambio político implica modifi- con exactitud la define como un “sistema de creencias explícitas. explican y juzgan los acontecimientos históricos. 1. que el cambio sea bueno y positivo como principio de modernidad no significa necesariamente que a todo el mundo le convenga de igual modo y en el mismo momento. podríamos suscribir. por principio. como modificación del status quo.2. la de McClosky. identifican lo que está bien y lo que está mal en política. Este conjunto de elementos que hemos desarrollado hasta ahora (la idea como construcción mental. interpretaciones subvertidas de la realidad. relativamente reciente y Wallerstein (1995) lo sitúa a partir de la Revolución Francesa: “Lo que hizo la Revolución Francesa fue desencadenar el apoyo público e incluso el clamor por la aceptación de dos nuevas visiones mundiales: el cambio político entendido como algo normal y no excepcional. y la soberanía atribuida al ‘pueblo’ y no a un soberano… Una vez que el pueblo se convenció de que el cambio político era normal y que el pueblo. Evidentemente. que justifican el ejercicio del poder. integradas y coherentes. (1998. y para redondear este afán por construir definiciones. todo lo demás fue posible”. que trataba de establecer la idea de que los otros (los adversarios. La trinidad ideológica Ya hemos advertido que la ideología es un instrumento (teórico y 22 Citado por Bobbio et al. que 22 metodológico) de cambio. como diría Aron) tenían ideologías y. colectiva. la normalidad relativa del cambio (la percepción generalmente positiva respecto al mismo) no necesariamente presupone la obligatoriedad o el acuerdo respecto a su graduación (o su oportunidad). era el soberano. pero también como reemplazo de los actores políticos. es decir. el autor del cambio político. En este sentido. en términos históricos.76 Primera parte substancialmente ideológica. es decir. es decir. movilizadora. relativa.

la convención 23 Sobra decir que. Valga sin embargo la oportunidad de aclararlo.ideológicas. el socialismo (o izquierda). la derecha conserva) nunca se ha perdido (al igual que la designación “conservadores” para denominar a toda la derecha). controlar) son. Iraegui (2007). 23 “conservadurismo-derecha/socialismo-izquierda” surge efectivamente en la Revolución Francesa a partir de una curiosa relación entre la ubicación física (de los diputados en la Asamblea francesa) y su disposición frente al cambio. por supuesto.La contribución de lo político al conflicto 77 car el status quo. utilizar ambos términos como si significaran lo mismo. Al respecto. en ningún momento de este trabajo se utiliza “liberal” como sinónimo de “neoliberal”. resultó que a la izquierda del Presidente estaban sentados los jacobinos y los diputados no realistas y a la derecha los fuldenses. mientras que los de las clases más populares se sentaban en los bancos situados en la izquierda del templo. . Estas tres posturas generales (frenar. acelerar. posiciones político.24 Esta relación entre la disposición al cambio y la ubicación ideológica (la izquierda cambia. esta distribución física al interior de la Asamblea no haya sido casual ya que era una práctica habitual que en los templos cristianos franceses los fieles económicamente más acomodados ocupasen los bancos a la derecha del Altar. aunque con el tiempo es posible pensar que se ha convertido más en un convencionalismo que en una realidad contrastable. que son dos conceptos muy distintos. están relacionadas con la propia perspectiva del individuo (o del grupo) respecto al poder. cuando a propuesta del diputado Jean Joseph Mounier se puso a debate la cuestión del veto regio. De hecho. las relaciones de poder. en sí mismas. los que carecen del poder van a tratar de acelerarlo y los que están en una situación intermedia van a tratar de controlar el cambio para continuar en una posición aceptable. visiones confrontadas de la realidad que a partir del siglo XVIII dieron lugar a las tres macro corrientes ideológicas que. que pretende acelerarlo y el liberalismo (o centro reformista). como es lógico. por supuesto con matices. a la izquierda estaban los que defendían la soberanía del pueblo (en este caso de la Asamblea) frente al poder real y a la derecha los monárquicos que se identificaban con las instituciones del antiguo régimen. por lo que suponer que la izquierda indefectiblemente tiende hacia la transformación 24 Probablemente. Entonces. en determinados contextos. Los que poseen el poder tratarán de frenar la intensidad del cambio de modo que no se vean desplazados. es decir. Es decir. la dicotomía fractura-continuidad (cambio-conservación) tenía un peso extraordinario. sobre todo dada la actual tendencia a. en el inicio de los modernos contenidos ideológicos. que postula una vía intermedia. se mantienen hasta hoy: el conservadurismo (o derecha) que busca evitar el cambio. siempre van a existir tres posiciones básicas que. Durante los Estados Generales de 1789.

pero seguramente también del éxito del 25 Guiddens (2001). al menos no inevitablemente. de la estabilidad del capitalismo y de la dificultad para propiciar un nuevo cambio social de la envergadura de las revoluciones burguesas de finales del XVIII y principios del XIX. la socialdemocracia y el marxismo más ortodoxo (o la derecha moderada respecto al neoconservadurismo) comparten entre sí elementos comunes que en buena medida los definen como miembros de una misma familia ideológica. la cuestión no es tan sencilla ni tan evidente. por ejemplo. y de una corriente más centrista o reformista (liberalismo). En este sentido. el carácter de la propiedad o el concepto de justicia social.25 Esto es así porque la izquierda y la derecha ya no se definen. los socialdemócratas y la derecha moderada muestran una gran cercanía entre sí y tienden a alejarse de sus “parien- . la redistribución de los ingresos. la intensidad y el papel de la intervención del Estado en la sociedad. sino por la consolidación de una serie de elementos teórico-prácticos que gradualmente fueron afirmándose como inherentes del pensamiento de derecha (conservador). están surcados por subcorrientes que corren a distinta profundidad. utilizando un símil fluvial. el rol de la tradición y del progreso. Las grandes corrientes ideológicas son. por las variables cambio-continuidad. como por ejemplo la aceptación de la democracia representativa o la defensa de los derechos individuales. Entre otros: la relación entre los derechos individuales y colectivos. la calidad. en el caso de la izquierda.78 Primera parte del status quo y la derecha siempre hacia su conservación. por ejemplo en los regímenes del llamado socialismo real o en los sistemas moderados europeos del Estado del bienestar. la izquierda puede cumplir un papel conservador mientras que es la derecha la que busca el cambio. Sin embargo. como grandes ríos que. el énfasis en la justicia social o en la defensa de las clases sociales históricamente sometidas. Este cambio proviene fundamentalmente del afianzamiento teórico-ideológico de las distintas corrientes de pensamiento. porque frente a otras cuestiones que también son ideológicamente centrales. pensamiento liberal. se opone a la constatación de que en no pocas circunstancias. la convicción respecto a la importancia de la intervención del Estado como elemento de redistribución social. del pensamiento de izquierda (socialista). a su vez.

como el nacionalismo. 1996. todos los sistemas de ideas que cumplan esas condiciones entran dentro de la categoría. para concluir este asunto. lo progresista y lo conservador no son tan nítidas como eventualmente podría creerse. Sin embargo sería absurdamente maniqueo y alejado de la realidad practica y de nuestra intención suponer que las ideologías se reducen a ser de izquierda. que. Por supuesto. si bien son importantes para lograr consensos descriptivos. en mayor o menor medida. una interpretación alternativa podría llevarnos a entender que existen dos grandes corrientes ideológicas: la liberal (con manifestaciones de izquierda y derecha) y la aliberal. lo que nos lleva a suponer que la interpretación tradicional respecto al curso de los “ríos ideológicos” puede ser diferente de lo que habíamos pensado. Hablar de la trinidad ideológica (socialismo/liberalismo/conservadurismo) nos refiere a la realidad histórica de que sobre estas tres posiciones troncales se han desarrollado. En este sentido. por lo tanto. el feminismo o el ecologismo. habría que concluir que los esfuerzos de clasificación ideológica. en sí mismo. aquí es preciso volver al criterio inicial: una ideología es una manera colectiva y coherente de comprender la realidad política y una metodología para su resolución y. Entonces.La contribución de lo político al conflicto 79 tes” ideológicos supuestamente más cercanos. no deja de ser una actividad resbaladiza y contraproducente 26 Wallerstein. ser de derecha o de centro y a las distintas graduaciones de cada posición. lo que Wallerstein denomina “consenso liberal” 26 en la medida que tiende a construirse más alrededor de convenciones que se realidades contrastables. En definitiva. . suelen estar acompañados de ideas más o menos progresistas o más o menos conservadoras. es necesaria una aclaración final. en este sentido. un elemento de confluencia tan importante como los criterios más tradicionales de izquierda y derecha y. y que convierte a la socialdemocracia en “socialista-liberal” y a la derecha moderada en “derechista-liberal” podría ser. por su naturaleza específica. también con manifestaciones a ambos lados del espectro político. buena parte de los sistemas ideológicos posteriores a la Revolución Francesa. Todo esto nos permite entender algo que en realidad ya se sabía hacía tiempo: que los límites y las fronteras entre la izquierda y la derecha. incluyendo ideologías de carácter misceláneo o aquellos sistemas ideológicos.

por lo tanto. el conflicto de ideas al interior de los poderes públicos. pero eso no forzosamente significa violencia. conlleva formas domesticadas de violencia. Conflicto ideológico y conflicto por ideología Teniendo en cuenta que. porque una diferencia ideológica puede ser grave y puede tener características conflictivas profundas (por ejemplo la parálisis de determinadas instituciones políticas. etc. es decir. visto desde esta perspectiva. aunque sólo sea con fines procedimentales. conllevan una lucha de contrarios y un esfuerzo de cada parte por imponer su posición. etc. El conflicto ideológico. incluso aunque esa diferencia no sea necesariamente evidente. como todo conflicto. sino como todo desencuentro entre partes que terminan paralizando o entorpeciendo las actividades productivas. la diferenciación sí es pertinente para los fines de este trabajo. que responde al momento en el que las ideas dejan de ser defendidas de manera arreglada y en el marco de los mecanismos creados para ello y. lo que la aleja del concepto general de conflicto que estamos utilizando. en todo caso. como parte de un acuerdo metodológico. podríamos entender al conflicto ideológico como aquel que implica la sola disparidad ideológica. estamos considerando el conflicto no desde una acepción amplia. o. al que podríamos denominar como especulativo –aunque no sea el término más afortunado– nos encontramos con el “conflicto por ideología”.) o no.80 Primera parte 1. establecer al “conflicto ideológico” y al “conflicto por ideología” como dos cosas distintas. entonces es preciso. conflictos que se resuelven democráticamente a partir de la comprobación de las mayorías. engloba un número importante de situaciones que tienen diferentes grados y que se resuelven en diferentes escenarios. o por el desplazamiento de un sector a favor de otro. por ejemplo. su resolución se desplaza hacia la sociedad y hacia expresiones “de fuerza” que incluyen todo aquello que tan bien se conoce . Frente a este modelo de conflicto ideológico. los partidos políticos o las instituciones. Objetivamente. la imposibilidad de aprobar normas. la colisión intelectual entre individuos –o grupos sociales– que asumen y defienden distintas comprensiones sobre la realidad o sobre la metodología política más adecuada para su transformación o respecto a ambas cosas. Sin embargo.3. Así. En ese sentido. dentro de este conflicto ideológico podríamos comprender.

El resultado es que las fracturas tienden a ser muy agudas y la capacidad de consenso muy reducido.La contribución de lo político al conflicto 81 en la cotidianidad boliviana: paros. existe una mayor propensión al conflicto. El primero es una condición de intensa heterogeneidad social. involucrando a terceros y a actores no relacionados con el conflicto. lo que estimula cierta tendencia natural hacia mecanismos de imposición. incluso aunque el conflicto hubiera podido ser resuelto en otro escenario. sea éste del tipo que sea. Entonces. En sociedades muy compartimentadas y desiguales (desigualdad en su sentido más amplio). existe una mayor dispersión entre las diferentes estructuras ideológicas. por lo tanto. enfrentamientos. además. Es cierto que. crucifixiones. Por supuesto. lo lógico es que en su interior nos encontremos no sólo con desacuerdos en torno a cuestiones políticas generales. las tensiones son más fuertes y más constantes y. lo que también genera un espacio ideológico más extenso en el que. etc. pero hay varios elementos estructurales que sin duda lo propician. finalmente. el surgimiento de ideologías antisistémicas . incluyendo el propio modelo político o económico o la anuencia con el sistema democrático. también hay más posibilidades de conflictos por ideología en la medida que el arco de grupos sociales es muy amplio. en realidad. el resultado es que alguna de las partes. cuando una sociedad se encuentra ante un espacio ideológico muy dilatado. Las condiciones que favorecen que esto suceda (la transición del conflicto ideológico al conflicto por ideología) son diversas. tratan de imponer sus ideas de manera más o menos violenta. estamos hablando de situaciones en las que o bien no existen mecanismos adecuados (o suficientes) para resolver las diferencias ideológicas. bloqueos. Además. tomas. la práctica política (o los resultados colaterales esperados) sostienen la utilización de acciones radicales. o todas. o las diferencias son excesivamente grandes para resolverse en cualquier marco que no sea de facto o. sino también con divergencias en torno a cuestiones de fondo. huelgas. lo que produce tensiones antisistémicas que difícilmente podrán ser resueltas de manera especulativa. mediante acciones de hecho. En todo caso. así como una menor confluencia respecto al centro político y una gran separación entre las ideologías que ocupan cada uno de los extremos. vigilias.

se acrecienta también su capacidad para lograr consensos internos y para generar esfuerzos colectivos. Así. La segunda condición que favorece el paso del conflicto ideológico al conflicto por ideología es la escasa cohesión social. finalmente. en la medida que las sociedades incrementan su cohesión social. CEPAL (2007). Durkheim (1995).28 porque.82 Primera parte puede producirse en cualquier contexto político y social. por traducirse en conflictos sociales. que evidentemente tiene relación con el aspecto anterior pero que se relaciona también con otros elementos. Evidentemente no lo tomamos en cuenta. en condiciones de total ausencia de democracia también se reducen (incluso se eliminan) los conflictos por ideología (incluso los conflictos ideológicos) en la medida que la ideología dominante ejerce una represión discriminada (autoritarismo) o indiscriminada (totalitarismo) contra el resto. es 27 Al respecto. lo específico asume una clara preferencia sobre lo colectivo y lograr imponer las ideas particulares tiende a estar por encima de consideraciones respecto al beneficio (o el perjuicio) general. El grado de cohesión colectiva y la adecuada acumulación de capital social. los individuos (y los grupos sociales) difícilmente serán proclives a establecer mecanismos de cooperación y menos aún a renunciar a parte de sus intereses en beneficio de los fines generales. Ciertamente. culturales o económicos que permitan la construcción de sentimientos. Iraegui (2008).27 Si la sociedad no ha encontrado mecanismos de amalgamiento social que atemperen la alta heterogeneidad y que generen un “sentido de pertenencia”. en las sociedades más heterogéneas su influencia es mucho más importante. porque establecer la dictadura como mecanismo de solución de conflictos ideológicos sería . en consecuencia. la ideología no es una “entre muchas”. Atria y Siles (2003). sino una “contra muchas”. determina en buena medida la capacidad de la sociedad para responder adecuadamente a las necesi- dades que van surgiendo tanto en lo relativo a su sostenimiento y desarrollo como respecto a su relación con otras sociedades. como la capacidad para edificar adecuados vínculos sociales. el carácter y la consistencia de la democracia. las sistémicas y las antisistémicas terminan compitiendo en cierta aproximación de condiciones y. es mucho más importante. En esa coyuntura. tiene mayor calado social y termina. experiencias y propósitos comunes. que no puede ser resuelto mediante el simple debate ideológico. 28 Se entiende que el texto se refiere a regímenes democráticos. pero mientras que en las sociedades menos compartimentadas tienden a ser opciones minoritarias frente a las grandes opciones generales. fundamentalmente porque en la medida que existen muchas opciones ideológicas. con más probabilidad. el discurso de ruptura con el sistema. La tercera condición se refiere a la calidad.

A partir de la obra de Lipset y Rokkan la cuestión de los clivajes se centró mucho en su carácter de “fisuras generativas de los sistemas de partidos”. una sociedad civil que funcione como un medio auxiliar de canalización de las ideas. sociales y económicos. como el mecanismo donde debería haber cabida para la acción de las distintas sensibilidades políticas y para la modificación de su posición respecto al poder. por supuesto. en consecuencia. entre ellos. Éste mismo argumento puede ser perfectamente ampliado para el conjunto del sistema político. los intereses y las visiones del mundo de los ciudadanos y. Ideologías y movimientos políticos y sociales bolivianos La conformación nacional de Bolivia se basó en la construcción de una sociedad muy estratificada. donde se sobreponían las diversas realidades 29 Lipset y Rokkan (1992). y la capacidad para canalizarlos. 1. está tiende a formalizarse de manera más apremiante. en la medida que no haya capacidad de canalizar la estructura del sistema de clivajes (vía institucional). La cuarta es el carácter de los clivajes sociales. del conjunto de fracturas entre grupos enfrentados y movilizados en defensa de sus intereses políticos. una cultura política orientada a promover la confianza en los mecanismos democráticos y a como considerar el fusilamiento sumario como mecanismo de curación de enfermedades. partidos políticos que mantengan las desacuerdos en el campo político y sean capaces de resolverlos allí. Si no funciona la representación o la capacidad del sistema para promover la alternancia en el poder o los mecanismos de resolución de conflictos. los grupos sociales entienden que no existen dispositivos democráticos para ejercer su derecho a promover su visión respecto a la realidad y su cambio y se ven obligados a apelar a otro tipo de instrumentos.4. para que las diferencias ideológicas se mantengan en un plano pacífico es fundamental una institucionalidad política sólida. lo que la erige. . el conflicto social.29 pero desde nuevas perspectivas basadas en estudios sociológicos se ha comenzado a pensar (tesis que utilizaremos durante este trabajo) que no sólo el sistema de partidos está relacionado con los clivajes sociales y también las instituciones y el conjunto de las relaciones sociales pueden estar influenciadas en tales divisiones sociales.La contribución de lo político al conflicto 83 en la democracia donde se admite una concepción plural del interés general. entender la diferencia de ideas como un elemento positivo y no necesariamente confrontacional. En este sentido. Por lo tanto. es decir.

entendida como aquella en la que los grupos sociales sienten algún grado importante de identificación con miembros de su propio conjunto y distancia respecto a otros. 12). 30 pretendieron superar la defensa sectorial de los grupos que representaban. la representación política de esos grupos fue progresivamente asumida por una multiplicidad de actores de diverso origen. (2005. la prosperidad de una élite muy reducida junto a la pobreza generalizada de una proporción mayoritaria de la población. interviniendo o tratando de influir en el poder político. se fue también cimentando un contorno ideológico propio. en el país tradicionalmente han convivido. 44). una sociedad polarizada. tamaño y motivación: sindicatos. el trueque en el ámbito rural con la economía agro exportadora o. culturales. campesinas o indígenas. vecinales.84 Primera parte étnicas. los uniera y los dotara de oportunidades. A. generándose estructuras fuertemente cohesionadas (aunque en muchos casos de tamaño muy reducido) y desligadas entre sí. organizaciones empresariales. la tecnología del arado egipcio con la moderna industria minera o petrolera. en gran parte tras la adherencia de algunos partidos a las organizaciones sociales que pretendían concienciar32. distintos. en lo que Lazarte denomina “tendencia a la auto representación” y Molina “un archipiélago de grupos de autodefensa”31. En algunas oportunidades esta auto representación (influida por los partidos) reflejaba el clima general de ideas políticas y en otras se alejaba de éste para establecer su propio rumbo 31 32 Lazarte (2006) y Molina (2006. Por supuesto. Con un sistema político muy débil y con una estructura partidaria anémi30 CEPAL (2007. no sin tensiones. García. Es decir. Así. ca e incapaz de cumplir eficientemente su función mediadora y de canalización de demandas. en la medida que en estos actores se generó una convicción sobre su protagonismo en la transformación política del país. contextos muy diferentes: la cultura occidental con las de los pueblos y naciones originarias. pero otros fueron adquiriendo un doble carácter de actores sociales y actores políticos. territoriales. 25) . desvinculados. finalmente. económicas y sociales. alejados entre sí y carentes de un Estado suficiente que los protegiera. los heterogéneos grupos sociales existentes al interior de la sociedad boliviana tuvieron que encontrar mecanismos propios de autosostenimiento. Muchos de estos actores jamás El resultado es que.

que deben ser tenidas en consideración y que están relacionadas con el origen indígena de la práctica mayoría de los trabajadores mineros y en cómo ese origen étnico facilitó el mantenimiento de las raíces culturales y la estructura social campesina al interior de la mina. Son diversas y complejas las causas de la fuerte impresión ideológica en los sindicatos bolivianos y particularmente en el sindicalismo minero (mucho más acentuada que en otros sindicatos similares en América Latina). . Escobar (2008). en un contexto de partidos elitistas y. esta situación se pueda explicar comprendiendo la especial dureza de la minería boliviana (violencia. al menos en buena parte. marxistas leninistas.34 lo que permitió que se mantuvieran tradiciones comunitaristas y de solidaridad interna que facilitaron la entrada y consolidación de ideologías de izquierda. Es posible que. En la construcción de un sistema políticoideológico paralelo. por lo tanto. trotskistas. algunos autores han promovido explicaciones de carácter sociológico y étnico. los sindicatos y fundamentalmente los sindicatos mineros. la acción de los movimientos sociales bolivianos y especialmente de los sindicatos. Muñoz (1995). Junto a estos elementos. 33 así como la decisiva influencia en ellos de ideologías de fundamento marxista. compitiendo (y muchas veces superando) a los actores formales en la representación política y también en la lucha por el control del poder político. alta mortandad) lo que sin duda funcionó como un caldo de cultivo propicio para la asimilación de ideologías radicales. funcionaron prácticamente como monopolios ideológicos. de abandono político a los sectores po33 Extraordinaria es la lectura de “Sobre el radicalismo de los trabajadores mineros de Bolivia” de Whitehead (1980). condiciones precarias de vida.La contribución de lo político al conflicto 85 ideológico.) para organizar cuadros políticos que. Esa duplicidad. pulares. no infrecuentemente más radical que el que se manifestaba en el sistema partidario formal. han jugado tradicionalmente un rol determinante. bajos salarios. etc. lo que fue aprovechado eficientemente por la mayor capacidad de los partidos de izquierda (anarquistas. miseria generalizada. que con matices se ha mantenido históricamente. ha significado que los movimientos ideológicos más militantes y con más capa34 Al respecto. ha tendido a superar las dimensiones meramente sociales o de reivindicación sectorial y se ha caracterizado por adquirir un fuerte sentido ideológico. fuerte explotación. En todo caso.

se discutían apasionadamente las ideas que llegaban desde Europa o los Estados Unidos. maestro de Simón Bolívar. Además. por subordinado que estuviese a la reproducción del poder. pero en ningún caso que el país estuviese inmunizado contra la llegada de las diversas corrientes de pensamiento político y. el hecho de que los 35 Sobre las “facciones” y sus diferencias estructurales e ideológicas con los partidos. o el liberalismo de Benjamín Fernández y Agustín Aspiazu o el socialismo populista de Casimiro Corrales. desde el inicio de la vida republicana hasta la Guerra del Pacífico de 1879. incluso políticos. una estructura organizativa o ideológica. en los círculos intelectuales y académicos. no es hasta la dé- 1. porque si el análisis del conflicto ideológico se centra exclusivamente. aproximadamente. Lazarte (2005). que entre 1824 y 1826 trató de propagar en el país el socialismo ingenuo de Saint Simón. haya diversos contextos ideológicos que deben ser necesariamente considerados de manera diferenciada. Sartori (2004.5. Por supuesto. Bolivia careció de partidos políticos (entendidos desde una comprensión moderna) y en la vida política nacional predominó una dinámica faccionalista caracterizada por la 35 construcción de movimientos políticos de corte patrimonialista en los que un caudillo y sus seguidores buscaban mecanismos para ocupar el poder político sin que mediase. como en ocasiones suele hacerse. y basta para comprobarlo recordar la prédica socialista (o social-populista) del presidente Isidoro Belzu o el (proto) liberalismo de José Ballivián o de José María Linares. inevitablemente la ideología se colaba en el discurso de los políticos. como Simón Rodríguez. Sin embargo. pág. El primer período liberal Durante un largo período que va. el análisis termina desconociendo parte de las corrientes subterráneas del problema político boliviano esfuerzos encaminados a la conquista del poder no estuvieran fundamentalmente establecidos alrededor de proyectos ideológicos. cada de los ochenta del siglo XIX. a . en consecuencia. 17-58). necesariamente. Al respecto hay esfuerzos “ideologizantes” extraordinariamente interesantes. Para el faccionalismo en Bolivia.86 Primera parte cidad de movilización social no tenían por qué ser necesariamente las ideologías dominantes al interior del sistema partidista (un ejemplo evidente se vio en la conclusión del segundo ciclo liberal) y que. efectivamente. en la actividad del sistema político-partidario formal. demuestra que el sistema político-partidario se mantenía aún en un estado germinal.

sin ser intervencionista. lo que no significa homogeneidad o la ausencia de diferencias. García. que fuese lo suficientemente estable como para garantizar seguridad a los compradores y los inversores externos. encontró en el liberalismo el sustento ideológico adecuado para promover sus intereses socioeconómicos. calaron también rápidamente en amplios sectores de la aún germinal clase media urbana. (2001). como resultado de la consolidación de una élite minera favorecida por el repunte de la minería de la plata y que precisaba acometer un proceso de reordenación y de modernización del sistema político en un país que acababa de salir de la Guerra del Pacífico y que afrontaba el golpe de la pérdida de su salida al océano. Stuart Mill (2008). que pronto se adscribieron mayoritariamente al credo del liberalismo. El resultado fue el inicio de un amplio consenso liberal. Montesquieu (2003). tratando de imponer monopolios gubernamentales). 37 En un contexto de consolidación y ampliación oligárquica. Para análisis más recientes. la oligarquía minera. las ideas liberales. Constant (1970). pero sí delimitado. que promoviese el librecambismo y que. igualdad y prosperidad. 37 Iraegui (2007). dispuesta a acabar con la inestabilidad de años de gobiernos militares y a tomar directamente las riendas del poder. sí fuese sensible a las necesidades generales de la minería. establece que “el Estado debe tener un poder restringido –que no necesariamente significa reducido o exiguo. además. que la idea central del liberalismo (sobra decir que el liberalismo es infinitamente más complejo y que tratar de reducirlo a una idea resulta equivocado) 36 quería un gobierno restringido que no pretendiese interferir en su actividad económica (por ejemplo. porque sólo los Estados totalitarios aspiran al poder sin fin– y que esa restricción conlleva garantizar los derechos y las libertades de los ciudadanos”. por ejemplo en lo relativo a la mejora de las comunicaciones nacionales o a la provisión de cierto nivel de financiamiento público. Para entender con más claridad este proceso. estas diferencias promovieron el surgimiento . Sartori (1999). quizás es bueno recordar. Por lo tanto. con su espíritu modernizante y sus promesas de libertad. las ideas liberales coincidían con los intereses de una élite minero-exportadora que 36 Para las fuentes del liberalismo clásico. muy brevemente. Pero es que. E.La contribución de lo político al conflicto 87 partir del inicio del periodo liberal cuando se evidencia una estructuración ideológica más compleja del sistema político boliviano. De hecho. Locke (2002).

Burke (2005). por primera vez en la historia de Bolivia. hacia un liberalismo más “progresista”. y pese a sus evidentes limitaciones. que contemplaba la defensa de los derechos individuales. artesanos. también la economía avanzó (con la mejora del sistema de comunicaciones. de manera natural. profesionales liberales. Sin lugar a dudas. haciendo honor a su nombre.88 Primera parte de los dos grandes protagonistas político-partidarios de la época: el Partido Conservador y el Partido Liberal. Por su parte. la libertad de cultos o la descentralización administrativa. una visión liberal de la política y la necesidad de emprender la modernización económica del país. Pese a que ambos eran esencialmente liberales y terminaron coincidiendo en cuestiones básicas como la defensa de los intereses de la oligarquía minera. comerciantes. maestros. se mostraba cercano a la línea del pensamiento conservador más clásico. Aún así se mantuvo una sociedad eminentemente rural y de carácter feudal. por la emergente élite minero-estañífera decidida a desplazar en el poder a la vieja élite de la minería de la plata) los sectores medios que habían ido emergido en la periferia del crecimiento económico minero: burócratas. en el Partido Liberal pesaban más (hasta que fue utilizado. la enseñanza laica y obligatoria. enfatizando la preva- lencia de la jerarquía y la autoridad. pág. 38 lo tanto interesadas en el cambio y la mejora de las condiciones sociales y políticas y a los que su condición les llevaba. que era resultado de una alianza entre los terratenientes y la élite de la minería de la plata. Giddens (2001. Es decir. etc. la política pasó a ser una confrontación entre partidos que tenían principios ideológicos y visiones estructuradas y diferentes sobre la realidad política del país. por 38 Sobre el conservadurismo clásico. éste primer periodo liberal significó para el país un progreso indiscutible:39 los militares dieron paso a gobiernos civiles. el Partido Conservador. la soberanía del pueblo. la elección a los magistrados de la Corte Suprema o la interpelación a los ministros del Gobierno y. . clases subalternas populares. la expansión de la red agrícola comercial y el crecimiento de los centros urbanos modernos) la educación mejoró ostensiblemente (con la obligatoriedad del ciclo primario o la profesionalización de la enseñanza) se modernizó el ejército y se lograron algunos avances sociales. el valor de la tradición o el peso de la religión. por lo que. 31-58). dejando atrás un periodo de gran inestabilidad política e iniciándose una etapa de institucionalización y de evidente modernización del sistema político: se fortaleció el Congreso de la República estableciendo la división bicameral. 39 Y no exclusivamente en el campo político. estaba más interesado en no afectar excesivamente el status quo. ya casi a finales de siglo.

paradójicamente. la Guerra Federal. hay que recordar que el país continuaba viviendo bajo un sistema mayoritariamente agrario-feudal en el que se siguieron manteniendo los lastres de la cultura política anterior.La contribución de lo político al conflicto 89 Ciertamente. como el caudillismo. Como consecuencia y pese al consenso liberal. muy reacia a aceptar a la oposición y tan refractaria a ceder el poder político que fue necesaria una guerra (la Federal de 1898-99) para que el Partido Liberal pudiera llegar al poder. Aún así. Si durante un lapso de casi dos décadas no fue especialmente sangrienta ni virulenta. todo esto no significa que se deba construir una imagen idílica del periodo liberal. 175 y s. la consolidación en el poder económico y político de la minería del estaño tras la Guerra Federal erosionó la vieja alianza latifundistasminería de la plata y el Partido Conservador nunca más regresó al poder. Por lo tanto. la excepción fue. la violencia política fue una constante del periodo. Klein (2001. conflicto de claro componente ideológico y de control del poder político y relacionada con el tránsito desde la minería de la plata a la minería del estaño y la consiguiente pérdida de influencia de la élite minera del sur del país –Potosí/ Sucre– y la creciente influencia de una nueva élite que se apoyó en el partido liberal en La Paz. lo que provocó una reorganización político-ideológica del Partido Liberal. que paulatinamente se fue volviendo más conservador. puede afirmarse que el “espíritu liberal” del ciclo fue. el clientelismo. fundamentalmente centrada alrededor de la delicada cuestión del control efectivo del poder y de la aversión a perder los beneficios económicos que éste comportaba. pág. que eran instrumentos comunes en una clase política elitista. es necesario conside40 Sobre la Guerra Federal. dejando atrás sus ideas iniciales de corte descentralizador. dejando afuera a la mayoría de la población de las decisiones políticas. olvidándose de sus principios progresistas y abandonando cualquier pretensión respecto a la ampliación del sufragio o la mejora de la situación sociopolítica de las grandes mayorías. Consecuentemente. la situación boliviana (que tampoco difería excesivamente de la latinoamericana en general) se caracterizaba por la combinación de constituciones (e instituciones) de vocación liberal pero con inercias políticas de tipo patrimonial que se adueñaban del sistema político. bastante poco liberal. el autoritarismo. evidentemente. la violencia política o el fraude electoral.) .40 De hecho.

La posguerra del Chaco y el surgimiento de las familias ideológicas en Bolivia Tras el fin en 1920 de la hegemonía política del Partido liberal.6. Los dos primeros son de carácter 1. la ebullición ideológica que recorrió el mundo y particularmente a Europa. Conflictivo. especialmente importante para el desarrollo político-ideológico de la sociedad boliviana y durante esos años se construyeron las bases del moderno sistema político boliviano. bases que en la práctica se fueron progresivamente abandonando.) hasta la Revolución. quizás la mayor debilidad del modelo liberal no fue esa contradicción en el tratamiento de las grandes mayorías (por supuesto desde ningún punto de vista aceptable. que es un producto histórico. lo que llevó al país a un callejón sin salida. porque las élites fueron decayendo sin que el sistema se pudiese abrir a la participación de nuevas fuerzas políticas. el país entró en un periodo de inestabilidad socio-política que se agudizó tras la Guerra del Chaco (1932-1935) y que no concluiría hasta la Revolución de 1952. este Por lo tanto. por el que sólo votaban los varones alfabetos propietarios de inmuebles o de rentas. etc. Republicano Socialista. pues penosamente se mantuvo (vía Partido Republicano. durante la época. en casi ningún lugar del mundo.90 Primera parte rarlo desde una perspectiva histórica y aceptar que el modelo censitario. era comparable. sin embargo. 41 El voto universal se consolidó en Europa durante el periodo de anteguerras del siglo XX y en América a partir de los años 50. sino su incapacidad para promover las bases de un proyecto de Estado más moderno sobre las mismas bases liberales. Los motivos de este renacimiento político-ideológico-partidario son diversos y trataremos de aproximarnos sucintamente a ellos. La primera década del siglo XX estuvo estremecida por infinidad de ideas contrapuestas que cubrían todo el espectro ideológico. lapso fue. Para comenzar. se crearon los grandes partidos que incorporaron las grandes visiones ideológicas contemporáneas y se evidenciaron las grandes líneas de conflicto político que se mantienen hasta nuestros días. por lo que Bolivia se mantuvo dentro de lo “normal” a nivel internacional. internacional. por lo tanto. en el extremo izquierdo el marxismo-leninismo ya . tampoco la democracia. violento y difícil. mucho menos desde una comprensión actual del fenómeno). a la democracia entendida en términos actuales. era una práctica terrible pero usual a nivel mundial y que.41 que no significa el fin del ciclo liberal.

la democracia censitaria. que. en el extremo opuesto las ideologías nacionalistas de extrema derecha (como el nacional-socialismo alemán. las dificultades para un Estado que dejó de recaudar. Todas estas corrientes ideológicas terminan llegando a Bolivia e influyendo de manera decisiva en el debate ideológico local. Ambos escenarios tuvieron un reflejo político: el liberalismo empezó a ser cuestionado y pronto se empezó a hablar de un necesario incremento de la intervención del Estado en la economía y en la sociedad. aunque creado como movimiento social a mediados del siglo XIX. sino que sobre todo permitió vislumbrar con claridad las grandes contradicciones de la sociedad boliviana y las limitaciones estructurales del sistema político dominante para resolverlas. El segundo elemento se relaciona con el inicio de la Gran Depresión (1929-1934) y las repercusiones que le acarreó a una economía abierta y centrada en las exportaciones como era la boliviana. vinculado directamente a la propia configuración del sistema de partidos. es decir. de un conjunto . vital para comprender el ciclo político-ideológico que se abriría a partir de 1952. las bases del modelo liberal comenzaron a tambalearse. es decir. que era la tercera gran derrota bélica nacional en medio siglo. ante un sector crecientemente influyente de la sociedad estaban ya definitivamente cuestionados los cimientos del régimen liberal: la titularidad de la propiedad de la riqueza minera. la apertura al exterior y el liberalismo económico tradicionalmente tan importante para los intereses de la minería exportadora.La contribución de lo político al conflicto 91 convertido en práctica política a partir de 1917 (y sus variantes estalinista y trotskista a partir de 1922). Gravitando cerca del centro. no sólo significó un extraordinario estímulo a las ideas nacionalistas. Este cuestionamiento liberal se agudizó con la derrota de Bolivia en la Guerra del Chaco. la vigencia del latifundio. como resultado de la caída internacional de los precios. tiene un claro componente interno y se refiere a la constatación de una serie de fuertes clivaje clasista. El tercer factor. Como resultado. el fascismo italiano o el nacional-sindicalismo español). la socialdemocracia (o social reformismo) a partir de la Internacional Obrera y Socialista de 1923 y la Democracia Cristiana. La primera secuela. fue el lento pero imparable declive de la élite mineroestañífera que había hegemonizado el país durante décadas. eclosiona como partido político a partir de los años veinte. la segunda. La guerra.

marginados.) de 1900 a 1950 la población urbana pasó del 14 al 23%. Las revueltas campesinas –habituales durante todo el periodo liberal– se volvieron más frecuentes. 42 Lazarte (2005. portadores de un creciente sentimiento de ciudadanía y dispuestos a no seguir siendo explotados. (2001. la preuniversitaria casi se sextuplicó. por el siempre presente (y también siempre justificado) descontento entre los indígenas. por ejemplo en lo que se fundan durante los años 40 o incluso. maltratados y humillados por los hacendados. .92 Primera parte de fracturas entre grupos enfrentados y movilizados en defensa de sus intereses políticos. Así. la consolidación de los movimientos sindicales y el establecimiento de una dirigencia mucho más ideologizada y fuertemente influida. más recientemente. en la evolución del MAS que pasa a redefinir sus programas y sus estrategias a partir de los quiebres en la estructura social 43 Según datos de Klein. limitándonos sólo a los más importantes. Pero no es difícil encontrar partidos que sí representan fracturas sociales. la población alfabeta del 17 al 31%. 43 lo que comenzó a generar nuevos intereses colectivos y exigencias políticas alternativas. 42 Y. 235 y sgtes. finalmente. Todos estos elementos encaminaron dos cambios que la postre serían esenciales en la historia política contemporánea boliviana. vinculadas con el descontento hacia el status quo existente y un creciente interés en ocupar posiciones de poder. sociales y económicos. como resultado del progresivo crecimiento de una clase media (blanca y mestiza) crecientemente significativa como resultado de la mejoría de la situación económica de las clases subalternas que de algún modo también terminaron beneficiándose del gran tamaño de la economía minera. También por el fortalecimiento del movimiento obrero (igualmente vinculado al crecimiento de la minería del estaño y a los importantes contingentes campesinos que engrosaron las filas del proletariado) y. despojados de sus tierras y obligados al pongueaje. primero por el anarcosindicalismo y luego por diversas corrientes del marxismo leninismo y el trotskismo. como consecuencia. el segundo la consolidación de un sistema multipartidista e ideológicamente plural que sería el inicio de los grandes partidos políticos modernos bolivianos. El primero fue la ruptura definitiva del “consenso liberal” que había dominado el país desde 1890. en 1934 se fundó el En primera instancia. 102) considera que “en Bolivia no hubo nada que fuera parecido a los partidos portadores de clivajes históricos”. pero también empezaron a adoptar un sesgo más ideológico a partir del inicio de la construcción de mecanismos de organización campesina (influido por las organizaciones mineras) y por los cambios –individuales y colectivos– que había significado la masiva participación de campesinos e indígenas en la Guerra y su regreso del Chaco.

son ya “partidos ideológicos. principal influencia ideológica del sindicalismo boliviano entre 1927 y 1932. se creó la Falange Socialista Boliviana (FSB). la postura ideológica de estos partidos no modifica en nada el hecho de que. Lora (1980). pero que posteriormente fueron ideologizándose y organizándose de modo paralelo.La contribución de lo político al conflicto 93 trotskista Partido Obrero Revolucionario (POR). 45 Sobre ese periodo.46 Aunque sin duda la sindicalización obligatoria aprobada por el “socialismo militar” sirvió como elemento de aglutinación. 14 y s. Rodríguez (2005). . Si durante el siglo XIX se vivía en una especie de presindicalismo. Saravia (1983). movilizadores y de militantes… que pretenden expresar los clivajes de la sociedad y buscan movilizar a los excluidos para integrarlos al sistema político”. Muñoz (1995. salvo el efímero Partido Socialista. inicialmente como organizaciones estrictamente laborales y sectoriales que buscaban reivindicaciones básicas como la jornada de ocho horas. finalmente. los que promovieron el inicio de organizaciones sindicales. 44 Lazarte (2005. todos tenían una evidente tendencia antisistémica que o bien los localizaba en los extremos del espectro ideológico o.44 También a nivel de los movimientos sociales se vivió una etapa de maduración. 68). en 1941 el trascendental Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).) 46 Sobre el anarco-sindicalismo en Bolivia. los encaminaba hacia una posición interclasista de claro sesgo populista. Aún así. fueron la “masacre de Catavi” (1942) y la posterior creación de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB). con programas. en 1940 el marxista Partido de Izquierda Revolucionaria (PIR) y. Una somera evaluación ideológica de este sistema de partidos nos muestra con claridad que. como en el caso del MNR.45 fue la gran minería del estaño y la necesidad de contratar grandes contingentes de mineros asalariados. en primera instancia favorecidos por la fuerte introducción del anarcosindicalismo. Sin embargo esta situación era usual y se relacionaba con el propio ambiente histórico en el que se fundaron. respondiendo a fuertes clivajes de clase y en un contexto donde la tarea política fundamental era romper con una tradición liberal que por tradición era discursivamente moderada. en un clima de depresión económica y frustración política generalizada. influida por el nacional-sindicalismo español de Primo de Rivera. en 1937. en 1936 el moderado Partido Socialista. en todo caso. los puntos de inflexión en el impulso organizativo de los trabajadores.

47 Por lo tanto. que ha gravitado decisivamente en el sistema político-partidario (y también en los sindicatos) y que sigue haciéndolo en su distintas variantes: populismo. que se haría evidente apenas ocho años después. parece pertinente considerar algunas bases de carácter metodológico que nos permitan establecer un vínculo teórico entre las altas y las bajas del conflicto social boliviano y su relación con cuestiones de carácter ideológico. pueden clasificarse en dos tendencias genéricas: por un lado los característicamente liberales . por otro lado. pero sí mostraba con claridad. nacionalismo conservador. por extensión. 2. es poco probable que los mineros bolivianos tuvieran en 1946 un nivel de ideologización (y de sentido de clase) tan profundo como para aspirar conscientemente a la revolución permanente y la destrucción del capitalismo. Posiblemente. asumiendo una clara posición de búsqueda del poder y subordinando “las reivindicaciones inmediatas (condiciones de vida y trabajo) a las tareas históricas del proletariado (destrucción de la sociedad capitalista)”. pero cuyo aporte más importante es a la actividad de los movimientos sociales de vocación política). pese a ser relativamente independientes entre sí. establecía una clara diferenciación entre las reivindicaciones sectoriales y los móviles políticos. y. para jugar un creciente papel como actor político. 474).94 Primera parte A partir de la década de los cuarenta. la vocación del movimiento obrero. en apenas el lapso de una década se conformarían las grandes familias ideológicas que han influido sobre los actores políticos desde entonces hasta hoy: el nacionalismo. CICLOS POLÍTICOIDEOLÓGICOS EN BOLIVIA Una vez ordenados los lineamientos conceptuales e históricos. que. lo que daría sustento teórico al establecimiento de objetivos de carácter abiertamente ideológico a la lucha del sindicalismo boliviano. en la vida política nacional. izquierda nacionalista y marxismo ortodoxo (que en ocasiones ha tenido una presencia importante en el sistema político formal. la capacidad del liderazgo trotskista para jugar un papel troncal en el sindicalismo boliviano y. por primera vez. por un lado. Una observación de la historia política de Bolivia (aunque también es aplicable a buena parte de América Latina) nos permite concluir que el país ha atravesado una serie de ciclos políticos que. 47 Lora (1980. la corriente trotskista comenzó a jugar un papel crecientemente relevante que tuvo su punto central en la Tesis Central de la FSTMB o Tesis de Pulacayo (1946).

Pero. Los ciclos a través de nuestra historia Jordán. como veremos posteriormente. el cambio en los ciclos económicos no explica tampoco de un modo suficientemente satisfactorio el salto brusco entre ciclos políticos. Ciertamente.1. las causas de surgimiento y la consolidación de cada ciclo son siempre múltiples y cambiantes y en ellos influyen factores externos e internos de índole económica. 2. estaño. como sucede siempre con fenómenos sociales tan complejos. Por supuesto. como el hecho sor48 Jordán (1999. no parece que ello vaya a llevar el fin del ciclo político. podría no funcionar suficientemente para comprender la naturaleza de los ciclos políticos bolivianos. en gran medida estos ciclos están vinculados con la naturaleza de los ciclos económicos y en este mismo trabajo hemos dejado clara la relación entre la vocación librecambista de la élite minero-exportadora y la adopción de las ideas liberales que dieron lugar al primer ciclo liberal y. además. durante el segundo periodo. 219). en un trabajo sobre lo esencial para Bolivia de la minería del . mientras que durante el segundo ciclo liberal los precios se derrumban. el actual.48 establece que el primer ciclo liberal coincide con un periodo de altos precios internacionales. Sin embargo. Suponer lo contrario significaría esperar cambios políticos trascendentes tras cada crisis económica cíclica. en consecuencia. las medidas estatistas y proteccionistas se realizaron en un contexto de “precios inestables con tendencia a la baja”. política y social. también el segundo ciclo liberal se enmarca con claridad en un amplio consenso sobre la liberalización de la economía.La contribución de lo político al conflicto 95 (1880-1954 y 1984-2005) y por otro los de matriz nacional-populista (19541985 y 2005 hasta la actualidad). porque los Estados pueden adaptarse a las fluctuaciones económicas y. los precios han sido extraordinariamente altos. que sí es relevante. Entonces. geográfica. posiblemente contra la opinión de los economistas. modificar las políticas económicas sin que ello implique (al menos no de manera obligatoria) la transformación radical de las relaciones sociales y políticas existentes. y cuando estos han comenzado a caer a partir del año 2008. es necesario encontrar otro factor determinante que explique tanto los ciclos. del mismo modo. histórica. la mera explicación económica. mientras que durante el primer ciclo nacional-populista.

Así. parece demostrarnos que han existido dos escenarios fundamentales en relación al control del poder político: por un lado periodos de reforma/continuidad en los que grupos sociales que ya controlan las relaciones económicas y políticas emprenden procesos de modernización que buscan adaptarse a las cambiantes condiciones nacionales e internacionales. mientras que los periodos de cambio son resultado de la formalización de los clivajes que (en sociedades abigarradas como la boliviana) no pueden resolverse. en la que grupos sociales populares tradicionalmente marginados se hacen con el control del poder. como sería de esperar. en el marco del sistema político partidario y que terminan provocando violentas 49 reacciones antisistémicas Klein (2000. la escasa movilidad social y en el carácter de los clivajes sociales. pese a la terrible crisis económica posterior a la independencia. es decir. nos encontremos ante dos tipos cíclicos similares (aunque por supuesto no idénticos) que repiten elementos comunes de una manera que va mucho más allá de la casualidad o la coincidencia. periodos revolucionarios de fractura/insurgencia. En este sentido. Como ya hemos visto. es posible concluir que los periodos de continuidad/modernización dan lugar a la apertura de ciclos reformistas liberales. 143). apelando al conjunto del pueblo como actor político con el objetivo de desplazar a las élites anteriormente dominantes y.96 Primera parte prendente de que estos se repiten. en consecuencia. hubo una reforma política. el consenso liberal se estableció alrededor de los grupos que. trataremos de dar una respuesta probable basándonos en la fuerte heterogeneidad de la sociedad boliviana. pero no un recambio social. eran centrales en la economía boliviana y que eran también políticamente hegemónicos desde los años sesenta del siglo XIX: “Si algo hicieron particularmente los regímenes que se sucedieron entre 1860 y 1880 fue responder satisfactoriamente a las exigencias de la nueva élite minera y satisfacer sus más inmediatas preocupaciones”. de hecho. . pese a las diferencias históricas. la experiencia histórica. y. incluyendo las convenciones ideológicas. y a partir del análisis de los ciclos posteriores. por otro lado. Sobre esta base. que.49 Por lo tanto. el primer ciclo liberal a partir de 1880 no significó el recambio de las élites dominantes. que durante este punto veremos con cierto detalle. modificando trascendentalmente las relaciones so- ciales.

tesis se entenderá con mucha más claridad en las páginas siguientes. Esta 50 Ciertamente pueden haber cambios en la estructura de las relaciones sociales. Entonces. lo que implica un grado extremo de polarización (que se manifiesta en la reacción antiliberal) y. Ninguno de los dos procesos carece de conflicto (o de violencia). sino de la . en la medida en que en ambos se produce una transición social. una imposibilidad irresoluble para lograr consensos o para que los conflictos por ideología sean resueltos de manea concertada. política e ideológica. antes de explicarlo con detenimiento. cuando comprobemos que los procesos (tanto en relación a su morfología como a sus dinámicas internas) se repiten con cierta regularidad. Pero mientras en la apertura del ciclo liberal la continuidad de las élites garantizan la escasa variación de las relaciones sociales50 y el mantenimiento de muchos de los factores ideológicos. como en el caso de ambos consensos liberales) la competencia ideológica es reducida y la ideología pasa a segundo término subordinada a problemas de otro orden. hay una dependencia intercíclica en la medida que el ciclo populista proviene. Sin embargo. Durante los ciclos populistas hay una utilización masiva de la ideología como elemento movilizador y de acción política. una advertencia en relación a la ideología. por extensión.La contribución de lo político al conflicto 97 que desembocan en ciclos populistas. 2008. En el campo de las ideas se genera una compleja paradoja que iremos progresivamente explicando. manteniéndose así hasta que el ciclo entra en crisis y se revelan las primeras manifestaciones antisistémicas. no hay capacidad para generar estructuras suficientes de recambio y la movilidad social es insatisfactoria. de las deficiencias del ciclo liberal: los canales institucionales existentes para conducir las demandas sociales no son eficaces o han perdido legitimidad. el tránsito hacia el ciclo populista modifica intensamente las relaciones sociales en la medida que formaliza una profunda línea de conflicto social que determina un desacuerdo estructural y un esfuerzo de recambio integral. La situación del ciclo populista es exactamente la contraria: el populismo (que paradójicamente es desideologizado por naturaleza) no es producto del consenso. mientras que en los ciclos liberales la ideología tiene un perfil mucho más bajo. 15). de manera directa. pero más en referencia a lo que Zavaleta llamaría (refiriéndose a la Guerra Federal) “trueques de poder en el seno del bloque social dominante” (Zavaleta. Esto se explica porque durante periodos de escasa intensidad política (por ejemplo cuando existe un acuerdo importante.

lo que permitió la desactivación temporal de las contradicciones sociales y la conformación de una coalición interclasista y un sistema corporativista de claro sesgo populista. cuyos antecedentes generales ya hemos brevemente repasado. sobre todo de los mineros y los campesinos. Así. tructura social subyacente que se termina reflejando en el sistema político. el producto de la radicalización de una clase media que fue gradualmente conformando una élite política radicalmente opuesta al status quo y dispuesta a liderar el creciente malestar (y la evidente disposición movilizadora) de los sectores populares. es decir. por un lado. lo que no deja de ser relativamente injus51 Lipset y Rokkan (1992). en el periodo prerrevolucio- 2. Por lo tanto. el colofón de la crisis política. sobre todo. económica y social de la oligarquía liberal y. de una fractura social entre grupos movilizados en defensa de sus intereses. porque el razonamiento es. Lipset y Rokkan51 explican la coyuntura crítica como un “parteaguas mayor en el devenir político. de reproducción del poder y de movilización social. En este punto es necesaria una aclaración de principios: como resultado de una reacción elitista. . es decir. fue. como el momento donde el clivaje se moviliza y se traduce organizativamente. la Revolución del 52 se relaciona con la existencia de un clivaje social.2. una transición que define determinadas direcciones de cambio mientras cierra otras”. Por lo tanto. incoherencia política. se evidencia una especie de saturación ideológica que provoca la impresión contradictoria de estar ante un proceso más ideologizado. por otro. El convulso periodo 1930-1950 funcionó como una coyuntura crítica.98 Primera parte aglutinación de fuerzas alrededor de una de las partes en conflicto. demagogia o manipulación de las masas. El nacionalismo revolucionario La Revolución de 1952. lo que le lleva a utilizar de manera masiva los argumentos ideológicos. incluso sin reparar en que sean argumentos esencialmente contradictorios. el término “populista” ha terminado por adquirir connotaciones peyorativas como sinónimo de autoritarismo. una es- nario se cerró definitivamente el primer periodo liberal y se crearon las condiciones para la apertura de un periodo populista en el que el movimientismo funcionó como un elemento de rearticulación de los clivajes políticos.

su constante demanda al pueblo –como antítesis de las élites y como arquetipo de valores positivos–. de ahí el siempre alto grado de apoyo social de los populismos. patria. Pese a que esa afirmación es esencialmente cierta. autoridad. su apelación conservadora a los valores tradicionales como orden.. entre otros: su carácter antisistémico y su tajante ruptura con toda la política anterior (en este caso. pese a las frecuentes críticas. etc. el esfuerzo interclasista por establecer una alianza entre ciertos sectores de élite. incluyendo su inclusión en el sistema político y la ampliación de la ciudadanía efectiva. tener una connotación negativa. Así. reforma educativa. citado por Taguieff (1996. sino tan sólo definir un proceso determinado. no porque el populismo no haya sido tradicionalmente proclive a estas prácticas (aunque. se debe reconocer que ninguna de ellas es privativa o característicamente inherente de los gobiernos populistas). y también porque. . pero muy diferentes entre ellas. etc. reforma urbana. su aversión a las élites. un intento de mo52 Torre (1994) establece siete definiciones diferentes que han sido tradicionalmente utilizadas sólo para definir el populismo americano. la existencia general de liderazgos carismáticos. 53 Weffort. en la medida que el populismo se explica. hay aspectos comunes que son posibles de localizar en todas las prácticas populistas. valores religiosos. una frontal reacción antiliberal). en justicia. ni en relación a este ciclo ni en relación al posterior ciclo masista. reforma electoral y voto universal. una actitud o una manera de hacer política. la utilización del adjetivo “populista” en este texto no busca. fundamentalmente. Se ha dicho muchas veces que el populismo no es un sistema político.La contribución de lo político al conflicto 99 to. y que en consecuencia existen multitud de definiciones del populismo52 y de experiencias históricamente definidas como populistas. y. una forma de transición políticamente inestable. como una expresión del ascenso de clases tradicionalmente marginadas en sistemas políticos cerrados. 49). buena parte de los avances socio-políticos más importantes de la historia contemporánea boliviana (reforma agraria. fracciones de clase y capas bajas tradicionalmente marginadas. Weffort53 establece las siguientes condiciones para el florecimiento del populismo: “Una crisis en curso. finalmente. De hecho. sino una dimensión de la acción política.) se realizaron durante el primer ciclo populista. el populismo normalmente ha significado importantes avances sociales para las grandes mayorías populares. sino porque la cuestión es mucho más compleja. Por lo tanto.

indigenistas. desde 54 Evidentemente. a primera vista. Trataremos de explicarlo y para ello debemos comenzar por el “ideologuema nacionalista revolucionario”. por la estructura ideológica del periodo y del partido que llevó adelante la Revolución. Getulio Vargas ocupa el gobierno brasileño tras la revolución de 1930 que puso fin a la República Velha. 58 Antezana (2006. antiimperialistas. Este conjunto de factores parecerían estar describiendo la situación boliviana a partir de 193054 y tan sólo habría que sumarle uno más de carácter externo: en un continente tan proclive a los ciclos políticos. utiliza de manera masiva los argumentos ideológicos. conjugando ideologuemas… socialistas. acudiendo nuevamente a Antezana. pero que. 55 El 20 de septiembre de 1930 se funda el “Partido Aprista Peruano”. nacionalistas.100 Primera parte dernización y la integración de nuevos grupos sociales a la esfera política”.58 57 Antezana (2006. Juan Domingo Perón ocupa el gobierno entre 1946 y 1955. al mismo tiempo. 56 Zavaleta (2008. construir lo que. Antezana. para promover la reproducción del poder y para reducir el potencial opositor de las ideologías alternativas a partir del esfuerzo (interclasista y en definitiva populista) por integrar al mayor número posible de sectores y grupos sociales. Luis Antezana habla del NR como una especie de mecanismo de articulación ideológica y esa interpretación sin duda es la que toca en profundidad el nudo central de la cuestión: Siguiendo una dinámica populista. a lo que le añadiríamos la falta de pluralismo político. 55 un análisis del discurso. sino en establecer un instrumento político-ideológico pensado para llevar adelante un proyecto político específico. Decíamos al inicio de este capítulo algo que. el MNR de 1952 no está tan interesado en construir una ideología. 11) . también la Bolivia de inicios del siglo XXI. fascistoides e izquierdistas… un eje oscilante. define el Nacionalismo Revolucionario (NR) como “construido en la periferia del discurso liberal. y hasta 1945. en la medida que sus extremos (nacionalismo por un lado y revolucionario por el otro) tocan y se entremezclan con los ámbitos de la derecha y la izquierda bolivianas”. el fracaso de la función mediadora de las élites y la existencia de sistemas de partidos débiles o en vías de desintegración. flexible. 56 es decir. 59). Es decir. Para entender los conflictos por ideología del ciclo hay que comenzar por comprender la ideología dominante. En Argentina. 58). parece contradictorio: que el populismo es desideologizado por naturaleza.57 En otra parte de su conocido artículo sobre la ideología del MNR. la región vivía uno de evidente cariz nacional-populista que sin duda influyó en el pensamiento de los líderes de la Revolución. éste denomina: “consenso totalitario para el ejercicio del poder”.

Tampoco supone que no existan ideas que tienen una presencia más importante o que se perciban con cierta claridad influencias ideológicas predominantes. aunque generalmente estén matizadas por la inevitable reacción antiliberal y por las fuertes tendencias nacionalistas inherentes al populismo. al menos en el sentido que hemos adoptado de ideología siguiendo a McClosky. sino una mezcla edificada en función de intereses políticos específicos. 36). el nacionalismo. Sin embargo. en el caso que nos ocupa. Estas influencias son resultado de la impronta del grupo social dominante.62 61 Al respecto. desde el punto de vista ideológico. “Las fuentes teóricas determinantes”. 53). paralela o consecutivamente. pág.61 Por supuesto. indigenistas y nacionalistas. 43 y s. fascistas.60 caracterizada por el autoritarismo. no podemos menos que establecer que. o si sirvió o no para cumplir los intereses y los fines políticos que se propuso. el conocido “penduleo entre la izquierda radical y la derecha expoliadora” del MNR. que no exista un proyecto político. cuando en realidad casi todos los tipos ideológicos caben al interior del populismo. principios 59 Gómez (2005. pragmática y oportunista de la ideología que termina por vaciarla de contenido ideológico: hay tantas ideologías comprometidas que no hay ninguna construcción ideológica precisa o coherente. marxistas. 15-16). que no sean proyectos fuertemente ideológicos. 60 Taguieff (1996. evidentemente. porque “el populismo es tan elástico e indeterminado que desalienta todos los esfuerzos de definición rigurosa”.) 62 Taguieff (1996.59 Por lo tanto. Es decir. populismo de derecha o de cualquier otro tipo. . cierto capitalismo de Estado y la combinación de ideologías opuestas donde no era difícil encontrarse. en Bedregal (2005. de la necesidad de establecer equilibrios internos o incluso la propia influencia del líder carismático. que existe populismo de izquierda. en la medida que tratamos de entender las bases ideológicas del ciclo. el populismo tiende a concluir en la relativa desideologización por la paradójica vía de la saturación ideológica. pero en cualquier caso existen y su existencia ha llevado a entender que el populismo puede provenir de cualquier ámbito ideológico y a establecer. estamos ante lo que algunos autores han denominado “ideología industrial”. el populismo emprende una utilización masiva. no significa. evitable o inevitable.La contribución de lo político al conflicto 101 No estamos cuestionando si este mecanismo de acumulación ideológica era bueno o malo. de ahí proviene. de manera general.

Citado por Whitehead (1980). En este sentido. que afirmaba que el movimiento obrero se encontraba en un periodo de crecimiento revolucionario y que el grueso del proletariado se emancipaba del control del partido pequeño burgués y buscaba “solucionar sus problemas recurriendo a sus organizaciones y a su propia fuerza”. por su propia naturaleza de clase. 63 En 1966. tarde o temprano. porque el MNR era un partido de raigambre burguesa que. Así. Después del Segundo Congreso de la COB en 1957. Todos los intereses sociales significativos estaban representados en la Revolución (las clases medias. 63 hacían que. al interior del sindicato creció una tendencia favorable a una relación crítica con el gobierno y el rompimiento con el gobierno de la Revolución quedó finalmente reflejado en la Tesis de Colquiri-San José (julio de 1958). el extraordinario grado de ideologización que había alcanzado el sindicalismo boliviano. Ciertamente. asumiera un rol político sin precedentes que con el tiempo agudizaría las diferencias entre un sindicato donde la influyente izquierda pretendía acelerar la construcción de un Estado dueño de los medios de producción y bajo control obrero y un núcleo del MNR que. incluso promoviendo el capitalismo de Estado y esgrimiendo circunstancialmente argumentos de izquierda. esta misma lógica corporativa promovió que los movimientos sociales y. el modelo funcionó durante un lapso de tiempo. tuvo que admitir que el único caso en la región que contradecía su tesis era el del sindicalismo boliviano. para finales de la presidencia de Paz Estenssoro ya había dos fracciones claramente identificadas al interior del gobierno. cuando Henry Landsberger buscaba pruebas para confirmar su tesis de que los sindicatos latinoamericanos tenían . era menos radical y que.102 Primera parte El interclasismo populista del MNR (junto a una dosis importante de autoritarismo) sirvió como vehículo para encauzar los conflictos ideológicos y para evitar los conflictos por ideología. tanto al interior objetivos económicos y no ideológicos. una cercana a la centro-derecha y de clase media. creían en la preservación de la propiedad privada. y otra de izquierda y obrera dirigida por Lechín y la COB. la COB. a diferencia de lo que el movimiento obrero había expresado en la Tesis de Pulacayo. los campesinos. fundamentalmente. los obreros) y todos tenían capacidad de influir en las decisiones políticas y en las políticas públicas. la libertad de empresa y la inversión extranjera. liderada por Síles Zuazo. sin embargo. fuera inevitable la agudización de las diferencias ideológicas. no veía la revolución burguesa como un paso previo para la revolución proletaria. iniciándose así un fuerte proceso de conflicto ideológico.

los distintos gobiernos y los sindicatos tomarían. como entre la COB y el gobierno. 46). la tesis de Colquiri abrió la puerta para que el conflicto ideológico derivara en conflicto por ideología y en fuerte violencia por ideológica: “Sólo podemos tener una respuesta a esta situación concreta: armarnos y disciplinarnos. Se había llegado a una situación de insostenibilidad en el que ni los sectores medios del MNR podían ya controlar el sistema político. utilizando los términos de Montenegro. de ser la nación a convertirse en la antinación) y el esfuerzo del gobierno por cancelar el control obrero y debilitar a la COB. Debemos volver a nuestra vieja consigna de milicias armadas en cada sindicato. General René Barrientos.La contribución de lo político al conflicto 103 del sindicato por el efectivo control ideológico. volvió a ganar las elecciones. comenzando así un largo periodo de casi 20 años caracterizados por la sucesión de gobiernos militares: “Durante los siguientes 18 años diversos Durante los siguientes cuarenta años. la presión de la FSB por la derecha y los problemas internos tras cierto abandono de la clase media urbana al proyecto emenerrista. en general. . 64 riodo populista que nuevamente hubiese cierta sintonía ideológica entre los movimientos sociales y las fuerzas gubernamentales. caminos diferentes y no fue hasta la llegada del segundo pe64 Citado por Muñoz (1995. radicalizando la Revolución y dominando a los sectores de clase media. a nuestro turno. para rechazar con la violencia la amenaza de masacre que ha lanzado el actual Gobierno. En 1964 Paz Estenssoro. Pero además. cada mina debe volverse una trinchera revolucionaria”. entre grandes denuncias de fraude. ni la COB podía llegar al poder. Esta separación conflictiva fue agudizándose hasta que la Tesis de Colquiri (1963) ya denunció directamente el contubernio del nacionalismo con el imperialismo (paradójicamente. pero lo logró con extraordinaria fragilidad debido a la oposición de la izquierda de la COB. El ejército (que había sido recompuesto por el gobierno como elemento de equilibrio frente a las milicias obreras) pronto se vio ante la posibilidad de poder regresar al poder y en noviembre de ese mismo año dieron un golpe militar poniendo en el poder a una junta militar encabezada por el vicepresidente. para la COB el movimientismo había pasado rápidamente.

además. también otros factores intervinieron. sino que. no se privatizaron las empresas publicas y se continuó con la alianza social. muchos de ellos desde la clandestinidad y en condiciones verdaderamente difíciles. 65 2. del fracaso de las tesis respecto a la modernización bajo tutela de gobiernos autoritarios. incapacidad. La democracia pactada El regreso a la democracia fue producto.3. en general se mantuvo el espíritu nacionalista y. 65 Klein (2001. 248). rechazando. el verdadero sostén de los distintos gobiernos militares. es cierto. El proceso de recuperación democrática fue especialmente complicado y entre 1978 y 1980 el país sufrió tres golpes de Estado y la reinstitucionalización del país parecía difícil en una sociedad polarizada. Era evidente que los gobiernos castrenses no sólo no modernizaban las economías ni las estructuras sociales. pero estrechando la alianza con los campesinos que fueron. con un movimiento sindical crecientemente Es cierto que en Bolivia se abrió una nueva etapa política. los obreros organizados y los partidos políticos (tradicionales y nuevos). Este fracaso facilitó el abandono del apoyo de las élites a los militares y facilitó un acuerdo a favor de la democracia y por el retorno de la democracia. por supuesto. como la influencia externa (la región entraba en un nuevo ciclo democratizador) y también la genuina (y sacrificada) lucha democratizadora de los movimientos sociales y de los partidos políticos. hundían a los países en unos marasmos de corrupción. con mayor o menor intensidad.104 Primera parte grupos e instituciones de la sociedad nacional lucharían para dominar las fuerzas desencadenadas durante la Revolución Nacional: el ejército. ninguno de los gobiernos militares retrocedió en las principales conquistas revolucionarias: no se revirtieron tierras. los campesinos. también populista y. pero no necesariamente significó el final del ciclo populista ni tampoco el fin de la revolución como sistema de relaciones políticas. en primer lugar. por lo que aunque el discurso ideológico de los sucesivos gobiernos militares fue desde la izquierda moderada (Torres) hasta la derecha más reaccionaria (Banzer). . falta de gestión y colapso económico (sin mencionar la continua agresión a los derechos fundamentales de los ciudadanos). El nuevo ejército poco tenía que ver con el de antes del 52 y la oficialidad había llegado al poder con el MNR. junto a los sectores más reaccionarios de la clase media. Por supuesto. a los obreros (más radicalizados). todos buscaron el poder”.

Tampoco el mundo. terminaron con el ciclo populista y dieron comienzo al segundo ciclo liberal. ambos ciclos políticos tenían en común algunos elementos que no debemos dejar pasar desapercibidos. se parecía al de un siglo antes. el Pacto para la Democracia entre el Movimiento Nacionalista Revolucionario y Acción Democrática Nacionalista (ADN) y el cambio de política económica. no significaba que el país no siguiese atravesando graves problemas de injusticia. la recuperación del poder civil tras décadas de inestabilidad bajo gobiernos militares. la conformación de un sistema partidario plural o. cuando parecía que el país tocaba fondo. La profunda crisis durante el gobierno de la Unidad Democrática y Popular demostró lo que ya era evidente: los tiempos habían cambiado y la mala gestión económica y las sucesivas crisis (internas y externas) de finales de los años 70 habían hecho naufragar al modelo corporativista y la economía estatista. ni los grupos de poder eran los mismos y tampoco la situación del país era comprable: había transcurrido casi un siglo. y salvadas las evidentes diferencias históricas. por último. desigualdad o marginación social. la Guerra Fría y estaba en vísperas de vivir el colapso del socialismo real y el supuesto triunfo hegemónico del liberalismo político66 y económico. se logró un acuerdo entre la oposición y el gobierno de Siles Zuazo.La contribución de lo político al conflicto 105 radicalizado y una aún muy fuerte presencia en el imaginario colectivo de las siempre gravitantes ideas nacionalistas y populistas del movimientismo. entre otros: la búsqueda de un proceso de modernización económica y política iniciado desde la élite. La victoria de Paz Estenssoro. la magnitud del colapso tuvo sus efectos positivos y. la adscripción de la clase media a las ideas de la libertad. A este respecto una consideración importante: este segundo ciclo liberal no fue. los derechos individuales o la democracia. la democracia censitaria o el pongueaje habían quedado muy lejos en la historia boliviana. la Revolución del 52 había significado un extraordinario avance en materia de derechos sociales y políticos y la oligarquía minera. lo que. No obstante. por supuesto. que había pasado por las revoluciones socialistas. en absoluto. deudor del de 1880. la recuperación del impulso institucionalizador que se había perdido 66 Fukuyama (1989). Ni los actores políticos. dos guerras mundiales. . No obstante. reduciendo el mandato del gobierno y convocando nuevas elecciones para 1985.

para que funcionasen. c) una configuración de coalición bipolar y. eran socios potenciales de alguna de las coaliciones alternativas y. mientras que en la medida que lo moderaba. limitaba severamente las opciones políticas del votante. por lo que. La necesidad del sistema de establecer coaliciones significaba que todos los partidos del arco parlamentario. 217 y s. b) una pequeña distancia ideológica entre ellos. provocando una gran congestión en el centro y el vaciamiento de los extremos. obligaban a los partidos (tanto lo grandes como los pequeños) a renunciar a buena parte de su contenido ideológico y a recorrer en dirección al centro político. inevitablemente. de hecho. y que se expresaba en: 67 Este último aspecto del modelo pluralista moderado nos interesa especialmente. todos pasaron en algún momento por el poder (algunos incluso sucesivamente con coaliciones diferentes) y. La verdad es que no sólo el modelo llevaba hacia la moderación a) la existencia de un número reducido de partidos decisivos. la tendencia de los partidos era la de situarse en una posición ideológica intermedia. pero que puede considerarse como un sistema típicamente pluralista moderado. pero también controlaba los conflictos. En otros términos. significativamente. Objetivamente. incluso los más pequeños. y desde una lógica similar a la que ocurre en los sistemas bipartidistas. 67 Sartori (2004. y como respuesta a las condiciones de un sistema político fragmentado y donde ningún partido lograba mayorías absolutas. todos aspiraban a repetir la experiencia. aumentaba los consensos y le proveía de gran estabilidad al modelo político. si el partido radicalizaba excesivamente su discurso ideológico tendía a alejarse del lugar donde se concentraban las posibilidades de entrar en la coalición en formación.) .106 Primera parte primero con la reacción antiliberal del 52 y luego con dos décadas de autoritarismo castrense. lo que. A partir del año 85. se construyó un sistema político-partidario que ha terminado por ser peyorativamente conocido como la “democracia pactada” (haciendo referencia a los pactos que lo caracterizaron). por supuesto. d) una competencia centrípeta. incapaces por separado de lograr mayorías absolutas y. coaliciones que. por lo tanto. obligados a apelar a la conformación de coaliciones para alternarse en el poder. sus posibilidades crecían. tres grandes formaciones políticas (aunque acompañados de un número mayor de pequeños partidos).

Por supuesto. en perspectiva histórica. que ya había ido dejando atrás progresivamente su origen de izquierda marxista. con mayor o menor entusiasmo. M.2 (datos de 1999). católica y más conservadora.7 y en 1999 los legisladores. ubicándose en el centro izquierda. entre los partidos del sistema. En un ambiente donde muchos creían que el liberalismo había ganado finalmente la batalla ideológica y donde no se percibían otras opciones viables. En García. . pero más pragmáticas en la práctica política. el MNR fue acercándose a unas tesis cada vez más conservadoras. junto a estos tres grandes partidos que determinaban el sistema. (2003. el Movimiento de Izquierda Revolucionaria. Además. liderizado por líderes carismáticos y que.8 los militantes.69 Por su parte. aunque limitadas por todo este contexto. (2003. Así. En García. aunque también dentro de cierta tendencia a la moderación. en 7. M. salvo algunos partidos pequeños y extraparlamentarios (como el infatigable POR. resultan sumamente interesantes. Sería moroso e improductivo recordarlos a todos. pero con algunas tendencias pendulares. existían también un número importante de pequeños partidos con o sin actividad parlamentaria. 43). (2003. no tanto por sus resultados electorales o por su participación en las diversas 69 En 1996. partidos de rotundo corte populista. M. 43). los legisladores se ubicaban en el 8 y los militantes en el 6. dirigentes y militantes en el 3. 68 ción Democrática Nacionalista (ADN). aunque no demasiadas. completó su adscripción socialdemócrata. 70 Los legisladores en 1996 se ubicaban en el 4. es ilustrativa la obra de Rolón (1999). derecha.3 los legisladores y 5. 71). sí existían diferencias ideológicas. más izquierdistas70 en el discurso. siempre firme en sus tesis de la revolución permanente y la vanguardia proletaria) los grandes partidos políticos se sumaron.6 (datos de 1996) y los militantes en el 5. compartiendo la derecha del espectro político con Ac68 En una escala donde uno es izquierda y 10. 71 Para conocer el conjunto de partidos políticos bolivianos.4.La contribución de lo político al conflicto 107 ideológica y el “viaje hacia el centro” también se veía incentivado por el contexto internacional y particularmente por el consenso liberal que tras el derrumbe del socialismo real a partir de los noventa comenzó a tener una dimensión global. aunque sus dirigentes y los militantes se autoubicaban en el centro derecha moderado. hubiera sido excesivo esperar que los partidos políticos bolivianos que tenían opciones de llegar al poder se alejaran de una dinámica ideológica que tenía unas dimensiones avasalladoras. los legisladores del MNR se autoubicaban en el 7. en 1999.5. Como resultado.71 pero sí nos interesa (para comprender mejor el contexto posterior) recordar a dos partidos que surgieron a finales de la década de los ochenta: Conciencia de Patria (CONDEPA) y la Unión Cívica Solidaridad (UCS). que se declaró dentro de la tradición nacionalista. En García. a las tesis liberales.

108 Primera parte coaliciones de poder. El primero. Ciertamente hubo de todo eso y no en pocas cantidades. ya en la década de los noventa. en una evaluación más calmada del periodo 1985-2005 habría que referirse. ineficiencia política e impunidad. fue la gran profundización de la democracia política. Posteriormente. de la Contraloría General de la República. que estaba destinado a ser una referencia central en la política boliviana: el Movimiento al Socialismo (MAS). entre otros. . entre otras. lo que por otro lado es inherente a los ciclos liberales bolivianos del mismo modo que lo contrario es inherente a los ciclos populistas. es que se pasó de la antigua cultura de la confrontación a una cultura de la concertación sobre la base de acuerdos entre las élites que permitieron 20 años de estabilidad política. por parte de un creciente sector mestizo. de mecanismos propios de representación partidaria que no encontraban en los partidos “tradicionales”. pero no menos importante. y otro. fue el desarrollo de una institucionalización política sin precedentes. estrechamente vinculado con el anterior. aunque como esas actitudes no fueron exclusivas de ese periodo. Nueva Fuerza Republicana (NFR). El segundo. nacionalista y de derecha populista. Tal vez por lo reciente y traumático del colapso de la democracia pactada (pero también por el efecto de la posterior reacción antiliberal) el recuerdo general que se tiene de este ciclo en el imaginario colectivo es el de un periodo negro plagado de corrupción. salvo el último. porque el de Rodríguez Veltzé fue un gobierno transitorio. de izquierda antisistémica y promovido desde los movimientos campesinos cocaleros. habría que deducir que fueron (y son) el resultado de la cultura política y no de una coyuntura específica. con la creación o consolidación. El tercer elemento. con gobiernos que. que nos interesa especialmente. al que más adelante le dedicaremos mucha atención. a cuatro aspectos que fueron extraordinarios en muchos sentidos pero que ahora parecen haberse perdido en el olvido. aunque lamentablemente no estuvo acompañada de un crecimiento similar de la democracia económica en términos de igualdad y mejora de la justicia social. el 72 Nos referimos al gobierno Sánchez de Lozada/Carlos Mesa. dos nuevos partidos engrosarían el sistema político: uno menor. sino porque fueron el primer aviso de la búsqueda.72 acababan con normalidad su gestión y resolvían los problemas (incluyendo las diferencias ideológicas) de manera pacífica. la Corte Nacional Electoral. Entonces.

garantizaban elecciones transparentes. como consecuencia directa. el modelo tuvo también sus grandes limitaciones y las permanentes rotaciones y combinaciones interpartidarias (y la imagen pragmática. crematística y desideologizada que éstas inducían) fueron provocando un creciente grado de desencuentro entre la sociedad civil y la política. sino en que llegó un momento en que estos dificultaron la evolución y modernización del sistema político. establecían límites al poder público y acreditaban la división de poderes. la política comenzó nuevamente a administrarse desde la calle y los movimientos sociales. En otras palabras. sino que tendía a irse degradando con cada vez manifestaciones más desembarazadamente prebendales y clientelares. Finalmente. el Consejo de la Judicatura o el Tribunal Constitucional. Sin embargo. volvieron a entender que nuevamente .La contribución de lo político al conflicto 109 Defensor del Pueblo. y pese a lo que parece ser el consenso general actual. así como con el desarrollo de un conjunto de leyes que regulaban el gasto. el cuarto es la constatación de un crecimiento económico importante (aunque siempre insuficiente en relación a la enorme acumulación de demandas sociales insatisfechas) que se manifestó en una mejora notable en las infraestructuras. el país que dejó el ciclo liberal fue imperfecto e injusto. Así. la protección social y el descenso de los índices de pobreza. pero sin duda mejor al país que se encontró. la institucionalización política y el declive de las tesis marxistas. El impacto de la crisis económica internacional que llegó con fuerza al país a partir de 1999 desnudó todos los problemas del país y arrastró consigo a un sistema político ya suficientemente desprestigiado y a partir del año 2000 (iniciándose con la “Guerra del Agua” de abril de ese año) la sociedad civil comenzó a mostrar su cansancio hacia un sistema económico incapaz de resolver los problemas estructurales de pobreza y marginación y hacia un sistema político cada vez menos representativo. Por supuesto. La capacidad de intermediación de los partidos políticos se derrumbó y. cuyo papel había menguado notablemente con el retorno a la democracia. el sistema no sólo permanecía inalterable e inaccesible. el problema seguramente no residía tanto en los pactos (que finalmente eran necesarios considerando que la Constitución Política obligaba a pactar si no había mayorías absolutas). mientras la sociedad civil iba transformándose e iban creándose nuevas identidades políticas.

pág. cuando se evidenció la consolidación de fuerzas políticas fuertemente antisistémicas y portadoras de un discurso indigenista y de izquierda.4. responsabilidad de la política sistémica y abrir así la puerta a los partidos antisistémicos. los partidos políticos “tradicionales” podían haber tratado de reideologizar la acción política. efectivamente. la mayor parte de ellos sectoriales. pero también el más pequeño y efímero Movimiento Indígena Pachakuti (MIP). El experimento populista de Carlos Mesa de dar por finalizada la “democracia pactada” e iniciar el periodo de un gobierno en el que no participaban los partidos. el ciclo liberal (que de todos modos parecía estar condenado) a duras penas sobrevivió a Mesa y tras el corto gobierno transitorio de Rodríguez Veltzé. política y social que afectó al país desde el año . durante el periodo 20002005 se vivió un proceso de permanente inestabilidad política. Probablemente. pero también crecientemente ideológicos en la medida que empezaban a hacer evidente un nuevo clivaje social. Con la arrolladora entrada al sistema político de estos partidos se oficializó el paso desde el pluralismo moderado que había caracterizado el modelo político durante los anteriores 20 años. fundamentalmente el Movimiento al Socialismo (MAS). Segundo ciclo populista (2005-2009) La crisis económica. 163-256). 73 Siempre siguiendo la clasificación de sistemas de partidos de Sartori (2004.73 de naturaleza muy inestable y caracterizado por una competencia centrífuga entre los partidos y donde el espacio ideológico se incrementó mucho en la medida que. a otro pluralista polarizado. De hecho. la cantidad de opciones políticas y la distancia ideológica entre ellas era mayor. creando así alternativas viables al discurso antisistémico. comenzó el segundo ciclo populista de la historia política de Bolivia. fue el inicio del fin del segundo ciclo liberal al darle un golpe de muerte al viejo sistema de partidos. pero no fueron capaces (o no leyeron adecuadamente la compleja realidad política) y apenas se decidieron por una tibia propuesta de reformas menores y por la incorporación de indígenas y sectores populares a sus listas parlamentarias. 2000 no se manifestó con claridad en el sistema político-partidario hasta las elecciones generales del 2002. 2. era. Así.110 Primera parte ya no necesitaban de la intermediación de los partidos y que la calle volvía a ser el escenario más adecuado para la resolución de conflictos. avalar la idea de que la culpa de los problemas del país.

alrededor del Gobierno. de una gran coalición de partidos que legitimara su acción. A ello cabe añadir que el centro ideológico se vació definitivamente y. Bajo esta sucesión de hechos. 169). . soluta ingobernabilidad. rentabilizando a su favor el descontento social y desgastando a su antojo al sistema político. porque el oficialismo se degradó extraordinariamente cuando la conformación de la súper coalición les obligó a sucesivas negociaciones crecientemente clientelares.74 El resultado inmediato del colapso del sistema político-partidario en octubre de 2003 fueron casi dos años (octubre de 2002-junio de 2005) de ab74 Sartori (2004. La nueva coalición llegó a tener el apoyo de cinco de los siete partidos con votación superior al 3% y a más del 60% del arco parlamentario. cada vez fue más difícil de ser resuelto dentro de los marcos que proporcionaba el pluralismo moderado liberal y pronto terminó resolviéndose en la calle. lo que permitió al MAS (y en menor medida el MIP) quedarse solos en la oposición. en los hechos terminó por extremar la polarización del sistema político. nuevas ideas y nuevos procedimientos. de que el sistema político había llegado a un punto de inviabilidad sin retorno y que la única solución era un cambio político de carácter radical que acabase con el “viejo” estado de cosas e inaugurase uno distinto. el consenso muy escaso y fueron muchos los que comenzaron a poner en duda la legitimidad del sistema político”. como Nueva Fuerza Republicana). entre cada vez más amplios y plurales sectores de la sociedad. los partidos en función gubernamental trataron de reducir el impacto antisistémico con el único método que conocía la democracia boliviana reciente: la creación. como consecuencia. con nuevos actores. inercialmente. en la medida que implicaba un desplazamiento de la élite dominante. Esta convicción se reflejó en el triunfo arrasador del Movimiento al Socialismo en las elecciones de 2005 y en la práctica desaparición de los partidos políticos tradicionales (y junto a ellos a algunos de los nuevos. generando una extraordinaria violencia que paralizó el país durante largo tiempo y que llenó de luto a no pocas familias bolivianas. lo que existió entre el año 2000 y el 2005 fue una profunda lucha ideológica entre un grupo social en recesión (la burguesía liberal) y un conjunto de clases sociales en ascenso que buscaban la reestructuración del espacio público. Ese conflicto ideológico. sin embargo.La contribución de lo político al conflicto 111 Además. que reforzaron finalmente la convicción. “las fisuras fueron muy profundas.

paralelo al declive de la minería y de los mineros como tradicional vanguardia de los movimientos sociales. de carácter marcadamente social y cultural: el origen étnico. y generalmente desordenado. así como también. el idioma. la religión. la participación en redes sociales. fundamentalmente en el trópico cochabambino y en las tierras bajas del oriente y. justo al inicio del ciclo liberal. de manera paulatina y creciente. la migración. En consecuencia se consolidaron actividades económicas vinculadas con el sector agrícola. se manifestaron varios procesos paralelos que tienen una relación fundamental para comprender el carácter del ciclo populista y la diversidad ideológica que necesariamente termina asumiendo el Movimiento al Socialismo.75 el declive de la gran minería. la informalidad de la economía el liderazgo político campesino y la pérdida de peso de los grandes sindicatos tradicionales. . llevaron hacia un proceso de re-construcción de la identidad a partir de atributos simbólicos –y no económicos–. las grandes migraciones. significaron masivas migraciones tanto hacia nuevas zonas de expansión agrícola como hacia las ciudades. Si tradicionalmente la identidad mayoritaria de los bolivianos se había forjado a partir de un referente clasista y del sindicato como forma de agrupamiento simbólico. junto a las crónicas crisis en el agro altiplánico. un fuerte desarrollo de la micro. expresado como un clivaje campo-ciudad. Además. El primer clivaje. lo que promovió un progresivo liderazgo social por parte del campesinado.112 Primera parte Para entender con más claridad esta situación quizás es importante considerar que detrás del final del ciclo liberal y del inicio del segundo periodo populista se encuentran varios clivajes sociales consecutivos. un extraordinario. tras la práctica desaparición de la minería estatal que. el rescate de las tradiciones 75 Komadima (2001. Como consecuencia. en el segundo caso. en muchos casos centrados en el comercio informal y en el contrabando. seguramente comenzó a precipitarse mediados de los ochenta. 99). la migración favoreció un importante crecimiento del sector de servicios en las ciudades. siempre tan presente en la historia boliviana. crecimiento urbano. El primero implica el surgimiento de una superposición entre clase y etnicidad que ha generado una fuerte identidad sociopolítica sobre la base de atributos simbólicos. generando en el primer caso importantes espacios de colonización. pequeña y mediana empresa.

entre las clases medias. sobre todo. incluyendo sectores de las clases medias tradicionales (profesionales liberales. al mismo tiempo. especialmente el transporte. lo que se evidenció. pero también de las pequeñas empresas manufactureras. como clase emergente. 76 Mansilla (2004). funcionarios públicos. perfectamente conscientes de la marginación política de la que eran objeto y crecientemente identificados con las nociones identitarias de carácter étnico. El ciclo liberal que había substituido al ciclo estatista no sólo no había resuelto los grandes problemas sociales sino que. El malestar era real y estaba originado.) crecientemente frustradas y descontentas. de una pujante burguesía urbana de origen aymara. no tardaron en extrañar la época de los gobiernos fuer- establecida sobre todo al- rededor del comercio y los servicios. la hoja de coca o la reivindicación del origen campesino. Ya en los años ochenta esta burguesía aymara emergente trató de encontrar mecanismos adecuados de participación y representación política. etc. en diferentes experiencias políticas (que consecuentemente también tenían una clara vocación populista) como CONDEPA o la UCS. en reacción a la crisis.La contribución de lo político al conflicto 113 culturales y organizativas. con extraordinaria fuerza. produjo una sensación de malestar y de creciente desamparo entre las grandes mayorías. . muy vinculados aún a los sectores populares. pero sin duda también se alimentaba por la pervivencia de una tradición de pensamiento nacionalista y estatista aún muy presente en importantes sectores (incluyendo sectores dirigenciales de los movimientos sociales) que. en la objetivamente precaria situación económica. El tercero se refiere a la dicotomía El segundo tiene que ver con la consolidación. Toranzo (1993 y 2006). que algunos autores han bautizado como “burguesía chola” 76 liberalismo/estatismo. agudizados por la gran crisis económica de finales de los 90. El fracaso de ambos proyectos dejó a este importante sector social a la espera del surgimiento de un proyecto político capaz de recoger sus expectativas y sus necesidades de representación. Esta nueva identidad sociopolítica superó el espacio rural y comenzó a expandirse velozmente por el ámbito urbano. como ya advertimos anteriormente. sobre todo entre las clases sociales más desfavorecidas por el rigor (neo) liberal. pero también. Dotados de un extraordinario dinamismo y de una gran fortaleza económica pero.

Como resultado. en muchos casos. o no. terminó adoptando un cariz radicalmente nacionalista y los ciudadanos alteños. en ello también influyó un contexto internacional de progresiva ruptura con el neoliberalismo (que no es lo mismo que romper con el liberalismo y es bueno diferenciar ambas cosas). estatista y defensora de la recuperación de los recursos naturales y. habían perdido claramente gravitación al interior de la estructura económica y política nacional. que interpeló las políticas de los políticos “tradicionales” y facilitó la influencia neoestatista de buena parte de la comunidad internacional. no pudo ni resolver los problemas sociales ni reactualizar las estructuras políticas del país incorporando a estos grupos emergentes. apoyados por campesinos de todo el occidente de Bolivia.114 Primera parte tes dueños de las grandes empresas públicas. pero fue una respuesta tardía y parcial y pareció responder más a una estrategia de reproducción del poder por parte de las élites tradicionales que a una verdadera vocación democratizante al interior del sistema político. estas nuevas realidades no tuvieron una expresión nítida en el ámbito político. Las grandes mayorías sociales pronto aceptaron como propia esta renovada lógica nacionalista. aunque tuvo su origen en un conjunto heterogéneo de reivindicaciones sectoriales. Sin embargo. de octubre de 2003. Por supuesto. por Chile rumbo a los Estados Unidos de Norteamérica. En consecuencia existía un divorcio entre los nuevos actores y los partidos políticos tradicionales. vocacionalmente oligárquico y reacio a abrir su parcela de poder. de hecho. la revuelta 77 ma político-partidario liberal. El siste77 Revuelta en el sentido que le da Octavio Paz (1967). . particularmente de los grupos de izquierda y las ONG. aunque fue eficiente para lograr la consolidación del sistema democrático. estuvieron dispuestos a dar su vida por algo tan lejano a sus intereses inmediatos como que el gas boliviano saliera. Es cierto que el sistema trató de algún modo de reaccionar y ya desde mediados de los noventa se llevaron una serie de reformas político-institucionales que democratizaron la participación en la política de nuevos actores y de sectores emergentes. se inició una crisis de representación: los grupos que pugnaban por modificar el orden de cosas no tenían representación (o era insuficiente) mientras que los partidos políticos se empeñaban en seguir representando a sectores que.

La contribución de lo político al conflicto 115 Azuzada por la tremenda crisis económica interna y externa. ya era un partido grande y su origen popular. siguiendo a Jenkins. a la clase media patriótica. 176). su extracción indígena. su ideología de izquierda estatista. su llegada avasalladora al Gobierno. a los campesinos y a los obreros) entroncando así con la vieja tradición política populista boliviana.79 el MAS dejó atrás (aún no está claro si coyuntural o permanentemente) parte de su identidad inicial y se convirtió en un partido de corte esencialmente populista que apelaba al nacionalismo y a la lógica multiclasista (a los intelectuales honestos. no podían representar este clivaje y tampoco los partidos pequeños o los sobre-ideologizados. el MAS se adaptó al clivaje y se puso al frente de la representación emergente. Todos estos elementos marcaron los límites del corpus ideológico de lo que se venía: indigenismo. junto al indiscutible carisma de su liderazgo y el hastío de las clases medias por la permanente inestabilidad de los últimos años. además devastados por la experiencia 78 Jenkins (1996). estatismo. las reformas no resolvieron adecuadamente las contradicciones que vivía la sociedad boliviana. pero también un factor de su aceleración: los conflictos significaron una oportunidad de solidaridad interna y de cohesión de los grupos emergentes y se convirtieron en lo que. en el sistema político y de representación y en la estructura estatal-institucional. por el camino. podríamos calificar como “momentos de identificación”. . En otras palabras. lo que permitieron. las élites gobernantes se negaron a aceptar la nueva situación.78 Quizás la crisis podía haberse atemperado mediante el establecimiento de cambios suficientes en el modelo económico. Los partidos “tradicionales”. que colocó a los sectores populares en una situación de disponibilidad política. Lógicamente. le permitía irse abriendo lo suficiente como para convertirse en un punto de confluencia de todas estas tendencias. quizás cumpliendo la sentencia de Sartori de que “los partidos revolucionarios pierden su ímpetu inicial y se adaptan a los sistemas que no han podido derrocar”. en consecuencia. nacionalismo y multiclasismo. 79 Sartori (2004. se impidió una adecuada democratización del sistema político y. sin embargo. El MAS. gubernamental del 2002 al 2005. sin embargo. la crisis estatal que comenzó a manifestarse nítidamente a partir del año 2000 fue en buena medida producto de estos cambios sociales.

que nos encontramos ante dos ciclos de características similares (que no idénticas) que no podemos menos que recordarlas. La primera es el origen. no podemos dejar pasar las similitudes entre este segundo ciclo populista y el populismo del 52. de modo tan evidente. hay que ser cautos a la hora de apresurarse a presuponerle una connotación peyorativa o negativa. frente a una antigua tradición de partidos surgidos en las élites que posteriormente buscaban incorporar a los campesinos e indígenas. el nacionalismo. incluyendo a las grandes mayorías y además. el peso relativo de la estructura partidaria. no a una dimensión cualitativa. En este sentido. desde esa perspectiva. el liderazgo carismático. entre otras: su origen común en la emergencia de grupos sociales marginados. lo que ya significaría una evaluación puramente subjetiva. su inclusión en un ciclo populista regional. el MAS ya ha aportado significativamente a la ampliación de la base democrática del sistema político boliviano. pero su existencia objetiva muestra. y salvando las diferencias históricas. el ensalzamiento del cambio. desterrando la antigua oligarquización de la política. sino que es producto de la acción política directa de movimientos de origen popular.116 Primera parte Respecto al MAS habría que repetir lo ya dicho respecto al populismo movimientista del 52: el populismo es una expresión política del ascenso de los intereses de las clases populares y. Es cierto que podríamos considerarlas como simples similitudes “interpopulistas”. El Movimiento al Socialismo es el primer gran partido80 boliviano que no surge desde las élites nacionales. a modo de recapitulación. por supuesto. ¿Quién puede afirmar si cualitativamente que el MNR es más grande que el POR o ADN más importante que el MIP? . el estatismo y el interclasismo como bases ideológicas. Así. generando en ellas la conciencia de que su participación en la toma de decisiones es fundamental e irreversible. el MAS camina justo en la direc80 Cuando usamos el adjetivo “grande” nos referimos. a una percepción cuantitativa de los resultados electorales. destacaríamos. la aversión a las élites y la permanente apelación directa al pueblo como personificación de todos los atributos morales positivos. social o económica boliviana. Evidentemente también hay diferencias importantes. Por ello. si a estas alturas ni el más furioso anti-movimientista pone en duda la extraordinaria importancia que tuvo la Revolución del 52 en la historia política. sería absurdo negar a priori que las repercusiones del segundo ciclo populista no puedan ser similares o incluso más importantes. De hecho. pero. la reacción antiliberal y la desinstitucionalización. Muchas ya las hemos comentado.

sin duda. que nos limitaremos a enunciar. En este sentido. frente a los procesos de hiperinflación y déficit fiscales crónicos. apostan81 Esta adscripción a la democracia aliberal es probablemente resultado de que la propia tradición democrática de los movimientos sociales que participan o apoyan activamente al Movimiento al Socialismo (pueblos indígenas. etc. La segunda diferencia es que mientras el MNR fue autoritario. Esta es. El actual es un populismo que. 65). la 82 ruptura no es con la democracia (en el sentido democracia vs autoritarismo). históricamente construida sobre la base de una comprensión más cercana a su sentido republicano. apostando a un claro espíritu plebiscitario y de apología a la democracia directa. apuesta por la responsabilidad fiscal. el aporte del MAS a la democratización del sistema político boliviano y a la ampliación de su base social. como participación y toma de decisiones colectivas. la seguridad jurídica o la restricción de los poderes públicos). Otra diferencia. porque modifica un secular desequilibrio dentro del sistema político boliviano que llevaba a que las grandes mayorías generalmente no tuvieran representación política o estuvieran infra representadas. citando a Paramio:83 “Uno de los principios fundamentales del Consenso de Washington. con su componente liberal. el MAS se inscribe en la lógica de las “democracias no liberales”. 81 Zakaría (1997). En ese sentido. una diferencia fundamental.La contribución de lo político al conflicto 117 ción contraria: un partido de origen campesino dispuesto a incorporar en sus filas a sectores de clase media. que a una concepción democrática liberal. fundamentalmente.). es de carácter económico. sino. por los derechos individuales. movimientos sociales urbanos. pero junto a un evidente desdén por el componente liberal de la democracia (es decir. es indiscutible. 83 Paramio (2006. 82 Iraegui (2008). La cuarta diferencia es que si en la práctica político-gubernamental del nacional-populismo de los 50 y 60 terminaron dominando las tendencias más conservadoras (y en franca oposición a las más izquier- do por la llegada al poder vía democrática y por el mantenimiento de la democracia representativa. parece haberse incorporado al sentido común y a la práctica de los gobiernos que más critican el neoliberalismo de los años 90”. la estabilidad macroeconómica y monetaria. Por lo tanto. . sindicatos.

en relación a su cantidad. de una infinidad de ex militantes de partidos de izquierda e incluso pequeños partidos enteros. se referiría a la constatación de que el conglomerado ideológico del MAS es. conjunta o sucesivamente. domingo 14 de mayo de 2006. indigenista. Y ahí repetimos lo que hicimos en las minas. Alianza de Liberación Nacional (Alin). estrechamente vinculada con la anterior. el MAS tiene un repertorio más reducido y. promover la utilización masiva y pendular del discurso ideológico. en el MAS predomina la búsqueda de un discurso de renovación relativa de la izquierda tradicional. Si el MNR unía. también. Un 15 o 16% de la gente de Chapare era gente de las minas. 85 finalmente ha influido en el predominio relativo de la izquierda (en influencia. 72). entre otros elementos. Esta reivindicación de izquierda se entiende. Filemón Escobar. fascistoide e izquierdista. lo que 84 La formación ideológica del MAS fue. obra de los dirigentes sindicales mineros (de origen trotskista) desplazados a El Chapare tras el fin de la minería estatal. Esta diversidad y abundancia de fuentes (junto al tradicional énfasis didáctico de la izquierda) han incidido en que los cuadros de izquierda al interior del MAS sean más abundantes y estén mejor preparados que los del resto de las tendencia internas. Pero como ya hemos mencionado. Partido Socialista Democrático (PSD). p. más discreto que el del movimientismo del 52. Logramos fundir el sindicato con el ámbito de la política. sino de favorecer que la ideología sea un campo abierto a la instrumentalización pragmática y por lo tanto. un discurso socialista. En este sentido. sin separarlo…” (En Calderón. dirigente histórico del Partido Comunista de Bolivia. el vaciamiento ideológico no es tan evidente y el discurso es (dentro de la tónica populista) más coherente. sino también en el uso que se les da. seguramente uno de los políticos históricos más importantes de la izquierda boliviana. A10) con fuente atribuida a Marcos Domic. no es una cuestión de tomar elementos de de tres o de treinta ideologías distintas. en gran medida. Partido Socialista (PS) y Partido Comunista Marxista Leninista (PCML). 2002. nada más… en el trópico hicimos todo ese trabajo en el que fracasamos durante más de 30 años en las minas. cuenta así este proceso: “Cuando se cierran las minas… nosotros aparecimos metidos en el trópico de Cochabamba. Una última diferencia. 85 Según información del periódico La Prensa (“Los partidos de izquierda están detrás del MAS”. Partido Socialista Uno (PS-1). en consecuencia. por el origen popular del Movimiento al Socialismo. ya sea por proximidad ideológica o por oposición a las demás opciones liberales.118 Primera parte distas representadas por la COB). por la progresiva incorporación. Ninguno de esos partidos posee personería jurídica en la Corte Nacional Electoral. no necesariamente respecto a su calidad. Movimiento Guevarista (MG). . cargos públicos y generación de discurso) por encima de las demás corrientes ideológicas. nacionalista. el carácter populista no reside sólo en el número de ideologías que intervienen. antiimperialista. algunos de estos partidos y agrupaciones de izquierda son el Partido Comunista (PC). Patria Socialista Multinacional (PSM). por el perfil de la formación ideológica inicial del instrumento político84 y.

sino una construcción social dinámica y cambiante y. 26). al contrario del marxismo. según la circunstancia. Aunque poco desarrollado doctrinalmente por los teóricos oficialistas. el marxismo indigenista es una contradicción”. Por lo tanto. algunas voces creen advertir cierto oportunismo en el indigenismo masista y algunos autores ya han analizado el carácter antinómico de esta unión entre marxismo e indigenismo87 considerando que el indigenismo. tiene una clara vocación hacia el reconocimiento de la heterogeneidad. El Estado imaginado es tolerante de la diversidad étnica e incorpora las culturas y formas de gobierno indígenas y occidentales”. A este respecto. con el indigenismo que admira la capacidad de algunas culturas para resistirse a lo largo de la historia a tales asignaciones” y prosigue: “Desde un punto de vista lógico. abierta a evolucionar y a incorporar nuevas ideas. sino que se enmarca en la comprensión de que la identidad étnica no es una herencia inmutable. Lo que entendemos por indigenismo boliviano tradicionalmente ha respondido a dos campos ideológicos distintos: el indianismo. que enfatizaba “la base étnica de la subordinación de la población indígena y su abierta posición anti-occidental y antiblanca” y el katarismo. que mezclaba la conciencia social con reivindicaciones étnicas y hacía un “llamado a la reconstrucción del Estado boliviano bajo un criterio étnico. la segunda es el indigenismo y aquí sería quizás pertinente realizar algunas matizaciones. que de algún modo co87 Molina (2006. 86 Sin embargo. un sesgo populista. las posiciones más radicales de recuperación de la tradición originaria y de abierta oposición a la cultura occidental. que sí entran en franca colisión ideológica con la izquierda marxista. la orientación social y la étnica no es. como hemos visto. en consecuencia. El tercer componente ideológico es el nacionalismo. . estrictamente. una novedad ideológica ni establece. se puede encontrar en el interior del MAS varias corrientes ideológicas diferente y más o menos mezcladas. la impresión discursiva es que el MAS utiliza de manera indiscriminada tanto el discurso indianista como el katarista. cuyo máximo exponente fue Fausto Reynaga. la izquierda ortodoxa de origen marxista. rescatando. automáticamente. 142) analiza la imposibilidad para “conjugar una teoría (el marxismo) que pretende asignar un sentido unívoco a la historia del mundo. 86 Ambas citas son de Lee Van Cott (2003.La contribución de lo político al conflicto 119 En términos generales. La primera es. el discurso del Movimiento al Socialismo ha conectado rápidamente con la idea de la nación permanentemente agredida desde el exterior y ha basado buena parte de su discurso político en el ataque a los agentes del despojo a los bolivianos: el imperialismo americano y las trasnacionales.

. de Estado. Esto es lo que da como resultado un nuevo tipo de nacionalismo indígena. Hay una reivindicación de patria. y otras con los dominados y que. sino un conglomerado de movimientos sociales de base indígena. por diversos motivos. de soberanía. 52). es una patria bicéfala. 89 “Los análisis psicológico-políticos del populismo permitieron la identificación de un núcleo central común a todas las definiciones de populismo: la convicción de que hay una intriga organizada por fuerzas extrañas contra el pueblo. un neopatriotismo indígena”. a mí me gusta más patriotismo indígena plurinacional.90 En medio de un colapso político En este sentido. el término fue introducido por Pablo González Casanova (1965) que sostenía que en el interior de México se daban relaciones sociales de tipo colonial en que determinadas etnias se relacionan con los grupos y clases dominantes.120 Primera parte necta directamente con el concepto de la nación y la antinación de Montenegro. En América Latina. desde el MAS se ha generado toda una arremetida del “nacionalismo de resistencia” que aborda varios ámbitos: a) las realidades étnico-nacionales que se sienten históricamente postergadas (por ejemplo. movimientos indíge90 Garcia A. juntas vecinales. que piensa la nación a partir de la diversidad de naciones que conviven en su interior. no importa cómo se defina”. Taguieff (1996. ha aceptado. (2006). Esta idea de patria tiene dos dimensiones: como fortaleza estatal y como fortaleza de los movimientos sociales. por otro lado tan poco apegado a la tradición marxista: “No creo que la alianza de clases sea patrimonio del viejo nacionalismo. a los que. El propio vicepresidente. la herencia de este nacionalismo. y el papel del MAS como reivindicador de la dignidad nacional. la naturaleza diversa y relativamente flexible del discurso masista y el hecho de que respondiese a las expectativas socialmente generadas. de algún modo. Álvaro García Linera. se expresaba en la explotación de los indígenas por parte del “blanco-mestizo”. 88 en Bolivia hay una modificación en el núcleo de articulación de la sociedad. pero los convocantes ya no son las clases medias letradas de la Revolución Nacional de 1952. se les unieron ampliamente las clases medias. sin precedentes. cumplió sus objetivos de congregar las voluntades políticas de amplios sectores sociales populares. b) la unidad patria frente al enemigo interno que busca disolverla. La pregunta es quién construye esa hegemonía y hoy 88 Concepto recogido en la leninista Sobre el derecho de las naciones a la autodeterminación (1975). el nacionalismo aymara). Además. enriquecidos por la recuperación de conceptos teóricos como el del “colonialismo interno”. 89 y c) la representación de Bolivia como una nación tradicionalmente dominada y despojada. el MAS tuvo el mérito indiscutibles de saber conectar con los movimientos sociales característicamente más combativos (sindicatos. finalmente.

de neutralizar efectivamente las diferencias ideológicas. comenzando por las municipa- les de ese año y terminando por la aprobación de la CPE en enero del 2009. en general. cuando la democracia aliberal ha comenzado a mostrar su cara 91 Mayorga. pero. incluso los extremos). además. por ejemplo. que la intensidad de su dominio difiere por regiones y que ésta se va volviendo menos vigoroso en la medida que se aleja de la región andina. al mismo tiempo. Esta relación directa entre apoyo y origen electoral del votante está relacionado tanto con la identificación étnica de la que ya hemos hablado como con el clivaje centro-periferia que se ha producido en el país y que consideraremos con mayor amplitud en el siguiente epígrafe. salvo con las contadas excepciones de aquellos movimientos populares controlados por sectores más radicales (o más coherentes ideológicamente) como. . Así. han demostrado el carácter de partido dominante del MAS. Incluso la COB. los resultados de los procesos electorales realizados desde el 2004.). Por lo tanto. el apoyo de las clases medias se ha ido tendencialmente reduciendo en la medida que la práctica discursiva se ha ido circunstancialmente radicalizando y volviéndose crecientemente imprevisible. el MAS fue capaz. Pero. pese a cierto discurso de autonomía relativa respecto al Gobierno. que quizás pudiese ser parafraseado como “retórica radical y decisiones populistas”. (2006. y sobre todo respecto a los sectores tradicionalmente conflictivos. 137). incluso aunque esa radicalidad verbal no estaba acompañada por medidas políticas igualmente radicales y haya predominado lo que Mayorga91 denomina “retórica radical y decisiones moderadas”. sobre todo. controlando sus estructuras y monopolizando su representación. pero. quizás porque la realidad social a cambiado sustancialmente o porque el MAS mantiene un sesgo ideológico más restringido respecto a la amplitud discursiva del populismo del 52 (que cubría holgadamente todo el espectro ideológico. el Movimiento al Socialismo no logró el “consenso totalitario para el ejercicio del poder” que le permitiese un control más efectivo (incluso aunque fuese temporal) del conjunto la vida política boliviana. No obstante. F.La contribución de lo político al conflicto 121 nas. los maestros urbanos de algunos departamentos con dirigencia trotskista. ha terminado adoptando una postura de indiscutible subordinación. etc.

5. es cierto que. trae aparejado un fuerte proceso de dicotomización del espacio social. promoviendo actitudes políticas que atentan contra lo que generalmente puede comprenderse como una práctica aceptable de la democracia Como consecuencia. Este conflicto tuvo dos polos fundamentales. al contrario. El conflicto centro-periferia Junto a (pero también como consecuencia de) el clivaje campociudad al que nos hemos referido en el punto anterior. propiedad privada y apertura hacia el mundo). Sin embargo. la abrumadora mayoría electoral del masismo no involucra un consenso. Ciertamente tampoco ésta es una ruptura reciente e históricamente ha sido una fuente de conflicto intranacional. se ha evidenciado también un segundo gran clivaje en la sociedad boliviana como una nítida ruptura centro-periferia. El segundo polo de conflicto ideológico. también podría resumirse en tres elementos: democracia representativa liberal. El proceso constituyente. que veremos a continuación. indigenismo) y el país que aún mantenía una visión liberal de la construcción nacional (que. sin desaparecer del todo. el país entró. Durante casi dos años la Constitución Política del Estado enfrentó violentamente al país y su resolución vía Congreso de la República. A diferencia de lo que pasaba durante el periodo liberal (al menos durante un buen trecho inicial) en que el conflicto por ideología quedó reducido por la existencia de un amplio consenso liberal y por la existencia de mecanismos de deliberación. evidentemente. si bien resolvió los problemas coyunturales. en una nueva fase de profundo enfrentamiento ideológico. nacionalismo/estatismo. que debería haber sido un mecanismo pacífico y concertado de ordenamiento de las diferencias ideológicas.122 Primera parte más amarga. no satisfizo a ninguna de las partes y. el primero fue el proceso de aprobación de la nueva Constitución Política del Estado. tampoco las acercó. esta pugna había permanecido en un segundo plano . tempranamente. aunque sea igualmente sim- plificador. 2. sino. desnudó las diferencias de fondo entre el país que había entrado en la nueva lógica nacional-populista (y la tríada izquierda. se relaciona con el hecho de que el ciclo populista ha acelerado un clivaje que estaba “dormido” y que ha despertado con violencia como resultado de la nueva situación socio-política nacional: la dicotomía centro-periferia. aparentemente.

costumbres. De esta manera. podría ser un error suponer que todo este complejo problema se reduce a la defensa de los intereses de las élites tradicionales (las tres o cuatro familias a las que en ocasiones se refiere el oficialismo). marginación cuyo efecto se agrava si tenemos en consideración la creciente fortaleza económica de la “Media Luna” y el consecuente interés por participar de manera directa en los beneficios resultantes. Por lo tanto. sino espesada a partir de la existencia de ideas vinculadas a la acción política. el quiebre en la construcción de una identidad regional ya no sólo nominal. es decir: con la ideología. como resultado de la ruptura de los equilibrios regionales previos y de la consecuente marginación de las élites económicas periféricas. Urenda (2007. 99 y s. porque es cierto que este conflicto ha logrado activar a amplios sectores populares en movilizaciones sin precedentes en la historia reciente boliviana. fundamentalmente porque los ciclos políticos anteriores permitían la participación de las élites regionales en los procesos de toma de decisiones. Aún así. reglas).La contribución de lo político al conflicto 123 durante los últimos años. existía un bagaje previo que explica esta nueva densidad ideológica y que involucran cuestiones como la tradicional construcción de modelos socio-económicos propios. entendidas estas. pero también la certidumbre opresiva respecto a la existencia objetiva de un tradicional centralismo político92 Mansilla (2006.) . la población cruceña (o la tarijeña o la de cualquiera de los otros departamentos de la “Media Luna”) encontró en la autonomía (aunque en realidad. 22 y s. Por supuesto. normas) y como construcciones artificiales creadas a través del tiempo (instituciones. 92 la existencia de culturas sólidas y diferenciadas. valores. como veremos. desde un ámbito sociológico. en gran medida.). la autonomía sólo era la punta de lanza de un corpus ideológico más complejo) el factor de aglutinación que necesitaba. la fuerte reanimación del quiebre centro-periferia habría que entenderlo. La explicación de esta movilización masiva es compleja y es difícil atreverse a darle una respuesta concluyente. tanto como entendimientos colectivos compartidos (mapas cognitivos. pero al respecto se podría esbozar la hipótesis de que la movilización ha sido tan grande porque ha respondido a móviles ideoló- gicos que han permitido superar las limitaciones sectoriales y las diferencias interclasistas.

sino establecer mecanismos de contención mediante la construcción de cierto nivel de autogobierno.124 Primera parte administrativo (y de una inconmovible apatía por parte del Estado respecto a las periferias del país) o la agudización. el discurso autonómico no era “sólo” sobre autonomía. trataban de distanciarse de alegatos ideológicos y buscaban apelar a motivaciones de carácter ciudadano. Esta creencia (pero también una lectura pragmática de la situación) conllevó a que fuese la autonomía el elemento reivindicativo que ocupase el lugar central de la oposición regional. que era prudente alejarse de posiciones políticas que pudieran comprometerlos con la política tradicional “tradicional” y que era mejor para ellos apuntarse al movimiento cívico y a reivindicaciones puramente regionales. este conjunto de elementos facilitaron la construcción y renovación de un conjunto de ideas que sirvieron para designar una nueva identidad socio-política en el oriente y el sur de Bolivia. al menos no de manera directa. detrás del reclamo autonómico estaba la decisión de establecer cierto margen de maniobra política que les permitiese frenar los impulsos hegemónicos que llegaban desde La Paz. lo que le restó cierta capacidad de auto convicción ideológica. de la fuerte y longeva tendencia andinocéntrica. sobre todo los comités cívicos y las organizaciones empresariales. por su propia conformación formalmente apartidista y apolítica. política o ideológicamente el modelo que había asumido el poder nacional. Por lo tanto. como las relaciones productivas. tras el triunfo del MAS. Así. etc. Por supuesto. La desaparición del sistema partidista formal influyó en que en este proceso de construcción prácticamente no interviniesen los partidos políticos y que estuviese encabezado por organizaciones sociales. como casi todo el mundo en el país –a excepción del MAS–. la institucionalidad. moldeando las aspiraciones y los grandes lineamientos de organización colectiva. En suma. en gran medida porque también los prefectos creyeron. el uso de la tierra. sino que . los famosos cabildos y los referéndums autonomistas no buscaban tanto cuestionar. Las organizaciones sociales. la idea era que la autonomía sirviese para resguardar buena parte de lo que los ciudadanos (o sus élites) consideraban parte de su acervo propio. La entrada en el escenario de las prefecturas no trajo un discurso más ideológico. En ese sentido.

En conclusión: de manera general. este fue. de oposición ideológica al Gobierno central. las condiciones socio-históricas. pero sin duda. dependiente de su capacidad de apertura hacia el exterior. los libertades y los derechos. también es el reflejo. de manera implícita. el rechazo al modelo estatista y la defensa de la propiedad privada. sin lugar a dudas. En resumen. acercándose hacia un discurso algo más ideologizado (todavía de modo escasamente elaborado) y relacionado con la salud de la democracia. Sólo a partir de la férrea resistencia del oficialismo a la autonomía regional y la consiguiente radicalización gradual del movimiento autonomista. el movimiento autonomista en el oriente y en el sur ha ido confluyendo progresivamente hacia una posición. lo que ha permitido el mantenimiento (y su fortalecimiento como resultado de la reacción antiliberal del oficialismo) del liberalismo. como oposición al populismo de izquierda del oficialismo. sobre la base de la defensa de la democracia representativa liberal. El conflicto es. desigual y ha dado lugar a un alto grado de violencia por ambas partes que se ha traducido en enfrentamientos trá- . de las características socio-económicas del oriente boliviano y. el modelo ideológico masista no responde a las expectativas sociales del modo tan eficiente como lo hace en el occidente. Como resultado y aunque aún no se diga de manera explícita. desestructurada y amorfa. que continúa manteniendo la autonomía como pilar central pero que se ha ampliado hacia una comprensión liberal de la realidad política.La contribución de lo político al conflicto 125 se presentaba. en consecuencia. la fortaleza de una burguesía agraria basada en la ganadería y la agricultura extensiva y en una evidente vocación agro-exportadora y. Esta reafirmación liberal se entiende. en gran medida. lo que ha significado que el clivaje campo-ciudad no tenga la repercusión que tiene en el occidente (aunque también exista). como una clara disyuntiva ideológica que cubría un área política mucho más extensa. aún tímida. políticas y económicas son otras. sobre todo. se podría decir que de manera predominante. lenta y dubitativamente. de la morfología de sus grupos sociales preponderantes y de la influencia de factores como la presencia históricamente poco gravitante del Estado. el factor étnico sea menos visible y la contradicción estatismo/liberalismo tenga una resolución contraria que en el occidente del país.

Ambos elementos son importantes y ambos deben ser necesariamente considerados. un número importante de detenidos (incluido un Prefecto democráticamente electo) y el decreto del estado de sitio en el Departamento de Pando. porque lo cierto es que la experiencia ha demostrado que los actores políticos establecen su metodología de actuación como consecuencia de la ideología más la cultura política más la influencia de los liderazgos carismáticos. 2. en la medida que una parte consiga la capitulación de la otra y. en buena medida. El populismo es una gran reacción antiliberal y el liberalismo de la “Media luna” es. no parece que ninguna de las partes esté dispuesta a ceder o que esté en condiciones de hacerlo. los episodios violentos en Santa Cruz. con el sistema de ideas sobre la realidad política y la metodología para su transformación. militares y policías. ataques a gaseoductos. como hemos visto. Tarija o Pando son resultado de la incapacidad de las partes de llegar a acuerdos. agresiones a campesinos. cívicos. Una es. . por lo tanto. la relación con sus postulados ideológicos. al menos de momento. En este sentido. pero también movimientos ciudadanos y sociales) influyen una serie de elementos que pesan substancialmente a la hora de establecer y diseñar sus prácticas políticas.126 Primera parte gicamente violentos. Por supuesto.6. Partidos políticos. cercos a ciudades enteras. una reacción antipopulista. por lo contrario. estamos hablando de una dicotomización ideológica irreparable en términos de conflicto ideológico y que sólo será solucionable si existe una flexibilización de los respectivos proyectos políticos o. es decir. ideología y cultura política En el comportamiento de los actores políticos (partidos. en general. pero también de la imposibilidad de una parte de someter a la otra. asaltos a domicilios privados y una largo lista de choques entre partes que ha derivado en una cifra alta de fallecidos y de heridos. Otro aspecto es la gravitación de la cultura política y de los factores consuetudinarios que la han ido conformando hasta dotarla de las particularidades que la caracterizan. la solución pacífica es compleja. por que minimizar el papel de la ideología y suponer que ésta tiene un carácter accidental frente a otros factores sería tan erróneo como pretender que los actores políticos bolivianos son. toma de instituciones públicas y aeropuertos. férreos instrumentos ideológicos.

94 Parsons (2001. también. actitudes y prácticas. Así. actitudes. aunque sea concisamente. Entonces. 95 Ekstein (1988). moral. es el modo en el que ellos mismos la llevan adelante en el caso de que les corresponda hacerlo. que se reflejan inmediatamente en la vida política en la medida que los administradores públicos y los actores políticos son miembros de la sociedad y comparten con ella los mismos valores sociales. las actitudes y las conductas que caracterizaban las orientaciones políticas individuales y colectivas en un sistema político. afirmar que la cultura política es “una tendencia particular de orientaciones de la acción política en la que todo sistema político está asentado”. conocimien93 Lechner (1994. la definió como los sentimientos subjetivos. en una sociedad tan heterogénea como la boliviana. Consecuentemente.96 Esas ordenaciones. la cultura política de las élites. lenguajes y discursos de las personas y grupos sociales en relación a lo público. los efectos de la cultura política en el desarrollo ideológico de los actores políticos nacionales y para ello es bueno definir. Entonces. política es la observación (y el aprendizaje) por parte de los ciudadanos respecto a la forma en que colectivamente se “hace” la política y. . acumuladas sobre la base de la experiencia socio-histórica. podríamos. aunque sea brevemente. quizás la más adecuada sería la de Lechner cuando habla de “imagen heredada de la política” . la cultura 93 to. tradi- en una de las primeras descripciones sobre cultura política. 96 Almond (1956.La contribución de lo político al conflicto 127 En este sentido. en consecuencia. 58). Si hubiera que elegir una definición breve y exacta. costumbres y hábitos sociales y. guían la actitud de las personas (individual y colectivamente) y definen las reglas del juego y lo que los ciudadanos entienden que se espera de ellos. creencias. Parsons. 396). no se puede abordar un texto sobre la ideología en Bolivia sin analizar. La perspectiva culturalista95 ha establecido diversos elementos caracterizadores de una cultura: la de instituir una determinada manera de pensar y actuar por parte de una sociedad. la cultura política se define tanto por grupo social como por área de la esfera pública. ser el conjunto de creencias. cuando hablamos de cultura política podemos hablar de valores. 94 con Almond. leyes. constituirse en un elemento de regulación del comportamiento social. 41). En la medida que es una herencia de valores. qué entendemos por cultura política.

que van desde el viejo caudillo rural del siglo pasado hasta el caudillo contemporáneo… muestran. hay una serie de factores que se manifiestan de manera más o menos reincidente. como constante cultural. y en relación al comportamiento de los actores políticos bolivianos. Buena parte de la literatura política sobre Bolivia97 ha desarrollado teóricamente este tema con bastante perseverancia. El caudillismo y el personalismo es una antigua tradición política muy presente en el sistema político boliviano. a quienes se obligan a interactuar con los mismos a través de estructuras verticales de poder en cuya cima suele frecuentemente encontrarse un líder o ‘caudillo’ reconocido”99. así que. En cualquier caso. . 99 Allub (2002). el comportamiento puede tender a entreverarse. de un dirigente político o de un líder comunitario. o c) el conflicto como elemento de formalización de la política. Calderón y Laserna (1995) y Mansilla (2004). desde una lógica inductiva. estableciendo algunas de las características fundamentales del sistema político boliviano: a) el caudillismo b) el autoritarismo. se rige por normas tácitas distintas. incluso aunque en la medida que la sociedad se moderniza y los roles se intercambian.128 Primera parte cionalmente acostumbradas al ejercicio de lo público. un ciudadano ducta. por ejemplo. “aprende” que existe un comportamiento diferente en esferas distintas de lo público y da por sentado que la conducta de un funcionario público.98 “En sus diversas variantes. 98 Lynch (1993). podemos entenderlos como valores generales compartidos. no puede ser la misma que la de. Pero además. Ciertamente no vamos a analizar todos los aspectos de la cultura política boliviana (por ejemplo en la relación con los valores democráticos. la existencia de relaciones o patrones de dominación basados en la eliminación de la articulación espontánea de intereses de los grupos sociales con los aparatos del Estado. el concepto respecto a las instituciones. aunque sus raíces culturales se entroncan con una vieja rutina político-cultural hispánica que regionalmente tuvo un evidente empuje durante el periodo de las independencias latinoamericanas. la comprensión normativa o la tendencia hacia la fuerte organización de la sociedad civil) sino los relacionados con la visión que la actividad política parece tener de sí misma y de lo que en general se espera de su con- 97 Fundamentalmente Lazarte (1986 y 2005). los sectores populares rurales mucho más relegados. también.

pero ambos se mueven en la misma lógica por la cual el liderazgo está regido por mecanismos difusos que depositan en el caudillo (o el líder carismático) las expectativas generales y que éste trata de formalizar. en el MAS no existen discrepancias “inter-doctrinales” porque el liderazgo de Evo Morales “nos une a todos y nos proporciona la base ideológica fundamental”. sirve de elemento de conjunción ideológica. Un ejemplo axiomático de esa época sería la influencia del gonismo en la afirmación hacia la derecha del MNR y otro más reciente se observa en el MAS. La participación y la posibilidad de ascender en la estructura política dependen.La contribución de lo político al conflicto 129 Por supuesto. en sentido contrario. del partido o de la facción política. los actores políticos más institucionalizados o más fuertemente ideologizados deberían depender menos de los liderazgos caudillistas y. el caudillismo decimonónico no es idéntico al caudillismo contemporáneo. pero sobre todo la fuerte personalidad de Evo Morales. según Rafael Puente. En la medida que el caudillismo es más intenso. como ya hemos visto un partido de ideología dispar. desplazando a las cuestiones ideológicas. . la ideología del partido tiende a ser la ideología del líder. en prin100 Rafael Puente (ex viceministro de Gobierno y prefecto interino de Cochabamba). El caudillismo (el de los antiguos y el de los modernos) responde a las mismas situaciones de baja institucionalización y débil sistema político-partidario. lo que conlleva que los líderes jueguen un papel más importante que la identidad institucional o ideológica de los movimientos políticos. que tienden a ser relativizadas. donde el ejercicio del poder. en Harnecker (2008. en gran parte. Éstas. ya sea al interior del gobierno. necesariamente que desaparecer y pueden ser un factor significativo de reclutamiento e incluso puede ser un elemento importante de identidad política. aunque en el caso boliviano también los actores con una. Esa relación ideología/ideología del líder se ha observado en todos los partidos grandes del segundo periodo liberal. Así. 100 Por regla general. no tienen. mediante instrumentos políticos más o menos autoritarios. de la eficiencia del intercambio de servicios con el caudillo y este elemento pasa a jugar un papel central en la conformación y el carácter del instrumento político. sin embargo. Entonces. la ideología dominante (o el hecho de que ninguna de las ideologías domine al punto de anular el resto) se debe en gran medida en la personalidad del líder. los partidos más personalizados tienden a tener un componente ideológico más formal. 193).

aquí se crea también una pirámide de adhesiones. que ofrece servicios personales. El primero de ellos es el clientelismo. Así. en patrón y favorecer. No es necesario insistir respecto a que todos estos elementos son claramente elementos desideologizantes. De ahí que la participación pueda estar vincula- . que es cuando el patrón moviliza al cliente con cargos públicos. Las relaciones clientelares son vínculos sociales de tipo instrumental. se trata de una amistad desequilibrada. El carácter instrumental no impide que puedan existir vínculos afectivos entre las partes. a medio o largo plazo. porque el cliente puede convertirse. porque las adhesiones ideológicas hacia los actores políticos se ven reemplazadas por adhesiones no ideológicas y los militantes (o al menos una parte de ellos) se comportan no por comunidad con las ideas que éste pueda tener (ni por pertenecer al mismo grupo social que representa ideológicamente el partido).). carga ideológica más clara han sucumbido al componente caudillista de la cultura política y han terminado identificándose con su líder. Es importante establecer que ésta no es una tendencia exclusiva del siempre tan denostado sistema partidario y también el resto de los movimientos sociales han sido seducidos por esta práctica. que de algún modo significaba también un elemento identitario en relación con el resto de los partidos. Pero además. etc. basadas en el intercambio recíproco y desigual de bienes y servicios entre dos sujetos: el patrón (o el caudillo o el líder carismático). El caudillismo está íntimamente vinculado con otros fenómenos. que en el ámbito político se mide en votos. compañero. porque al cliente le va bien en la medida que le va bien al patrón. sino por un interés puntual relacionado con la capacidad de intercambio patrón-cliente y los beneficios que la participación le implica a nivel personal. ya sean privados o públicos. lealtad y apoyo. a nuevos clientes. en su caso. y el cliente. El segundo es el prebendalismo. es un ejemplo de longevo caudillismo sindical que nada tiene que envidiar al ejercido por otras figuras partidistas.130 Primera parte cipio. donde. inequivalente. el patrón siempre tiende a ganar más que el cliente. lo que garantiza su adhesión activa y su lealtad. Juan Lechín en la COB. a su vez. sin embargo. facilita el acceso a fuentes de recursos. apego que se traduce en relaciones de compadrazgo o en el uso de apelativos amistosos (hermano. que proporciona directamente recursos o. desde su cargo público.

Un ejemplo paradigmático fue la desastrosa coalición MNR-MIR del año 2002. como elemento preponderante. El poder de cada actor político se mide. como la fuerte tendencia al transfugio político. y. sino como una simple relación mercantil.La contribución de lo político al conflicto 131 da con una relación oferta-demanda: se coopera con el actor político en la medida que éste tiene capacidad de ofrecer beneficios inmediatos y se cambia cuando esa capacidad desaparece o la oferta es mejorada por otro competidor político. en consecuencia. sino como meras limitaciones obligadas al poder. de modo que se han llegado a realizar movilizaciones populares exigiendo puestos en la administración pública como pago a la fidelidad electoral y amenazando. sino que se establecen cuando ya no quedan más alternativas y la negociación política desarrolla. o el sesgo de “normalidad” que ha obtenido el prebendalismo. se observan fenómenos de evidente distorsión en el sistema político. La cooperación implica “compartir” el poder y. lo que indica que los ciudadanos no lo percibían como algo “anormal” o “ilegal”. una reducción de su capacidad prebendal. Así. verdaderamente usual entre un gran número de políticos bolivianos que tienen en sus curriculas el paso activo por numerosos partidos políticos diferentes. La tríada “caudillismo-clientelismo-prebendalismo” marca decisivamente las relaciones políticas. por lo que tienden a no ser pre-electorales (porque significan la limitación de la capacidad prebendal en un momento especialmente crítico) y mucho menos programáticas. Esta competencia de claro sesgo crematístico disminuye la posibilidad de cooperación entre actores políticos y potencia su aislamiento. el pacto prebendal. con un “voto castigo” al partido en el poder. lo que promueve ejercicios de suma cero: el valor del caudillo “A” se incrementa en la medida que se reduce el valor de alguno o del resto de los caudillos. en la que abiertamente se acordó una . La capacidad prebendal depende del control sobre un número siempre limitado de cargos públicos sobre los que compiten un número alto de actores: cada puesto político que puede otorgar otro actor es un puesto menos que el caudillo “A” puede ofrecer. en buena medida. en general las coaliciones no se entienden como soluciones óptimas. en el caso de no conseguirlos. reducir la capacidad prebendal Por ello. por su capacidad de movilización y ésta se basa en el poder caudillista para repartir prebendas. en consecuencia.

com/art. las diferencias ideológicas entre ambos partidos.php?Cod=2007112901. pero que no tienen por qué ser. Esa distorsión. por ejemplo. los dirigentes de las juntas vecinales. etc. intereses individuales. donde existe reluctancia a 102 De hecho. 3 de junio de 2009.102 Como resultado de estos factores. la institucionalidad y la formalización del actor político no avanza.com/2008/04/dom-27-04-08. federaciones de juntas vecinales. Entonces. al menos no necesariamente. han sido en diversas ocasiones criticados (e incluso expulsados) por sus propias bases por utilizar sus organizaciones para lograr objetivos personales: http://www. dejando de lado. Por supuesto el autoritarismo puro de. lo cierto es que la política siempre representa a intereses particulares. cuando se pasa del interés colectivo (por reducida que sea la élite a la que se representa) a una suma de muchos intereses individuales. al interés privado individual. caracterizado por la apropiación de la democracia en relación a determinadas esferas de acción y su negación respecto a otras. denomina “herencia cultural patrimonialista boliviana”. El resultado es el retraimiento de los partidos y su incapacidad para generar propuestas comunes y soluciones concertadas a los problemas. .132 Primera parte relación “60-40” en el repartición de los cargos públicos. b) se promueve la democratización y la institucionalización del Estado o la mejora del sistema electoral pero se mantienen sistemas autoritarios al interior de los actores políticos. en una práctica aún más reduccionista.html. o subordinándolas abiertamente.blogspot. particularmente la de la popular y militante FEJUVE de El Alto. Cada partido se encierra en su propia lógica interna (sus intereses y sus necesidades) y el interés común se desfigura y se asocia al interés del partido y. muy evidente 101 Lazarte (2005). que lleva a considerar a la política (y a la obtención del Poder) como una extensión de lo privado. entonces hay una torsión evidente de lo político. Sin entrar en conceptos tan cuestionados como el interés general y el “servicio público”. en lo que Lazarte 101 en el sistema político boliviano. http://apabol. Por ejemplo: a) se acepta la democracia representativa pero no la democracia liberal. lo que lleva a que se fortalezcan aún más las actitudes autoritarias.bolpress. afecta sobre todo a los partidos políticos (los que por su propia naturaleza y su acceso al poder tienen más posibilidades de aprovecharla). los regímenes militares ya no es posible y ha sido sustituido por una práctica que podría considerarse como de “sentido segmentado de la democracia”. pero también se aprecia su recorrido transversalmente en el resto de los actores políticos: sindicatos.

que dota de funcionalidad a aquellas áreas donde la democracia no llega o no debe llegar para que la institución marche adecuadamente. pero no intereses generales. . c) se considera coherente con la democracia (e incluso un venerable derecho social) la utilización de métodos coercitivos no democráticos. En la medida que los elementos generadores de cooperación se ven entorpecidos por la propia dinámica cultural de la política boliviana (caudillismo-clientelismo-prebendalismopatrimonialismo-autoritarismo) se abre el camino para una relación crecientemente conflictiva. de allá y tratamos de explicar el nuevo paradigma que aparece representado por el Gobierno del presidente Evo Morales”. la presión violenta. progresivamente. Los elementos que deben promover mecanismos dialógicos tienden a perder progresivamente protagonismo mientras que los elementos que provocan confrontación se vuelven crecientemente protagónicos. sino crecientemente individualizados. su necesidad de acomodarse a las necesidades de la administración del poder y. En ese sentido. que manejaba un discurso antisistémico mucho más ideologizado que los partidos que habían formado parte del “consenso liberal”. la adaptación a la cultura política han ido. también reduciendo su carácter ideológico: “nos hemos mantenido agnósticos: agregamos un poco de acá. sino como un elemento complementario (democracia más autoritarismo). al menos en una primera instancia. por supuesto.La contribución de lo político al conflicto 133 cualquier esfuerzo democratizador. etc. Por lo tanto. cuando. por lo contrario. 103 Ramiro Llanos (dirigente del MAS.103 Por lo tanto. La noción de partidos como “partidos de ideas” tiende a dejar paso a una apreciación de “intereses en permanente pugna”. significó un soplo de aire fresco y volvió a posicionar al partido político con ideas y con un proyecto de aplicación de las ideas. debería ver en estos los principales portadores de ideología. los ciudadanos tienden a generarse una imagen creciente desideologizada de los actores políticos. como los bloqueos. en Harnecker (2008. el autoritarismo no es percibido como un vacío o una falla de la democracia (en términos democracia vs. Todos estos elementos terminan desfigurando la apreciación que los ciudadanos tienen de la práctica política. el MAS. 120). ex Director General de Régimen Penitenciario). Esta imagen se incorpora como “enseñanza” a la cultura política boliviana y crea una nueva deformación que tardara mucho tiempo en ser corregida. autoritarismo). Su “populización”.

demuestra su fracaso. establecida tras años de experiencia práctica. bloquear. es que la sociedad boliviana (y particularmente su Estado) no tiene conductos suficientes para encauzar el conflicto de manera concertada y que. movimientos sociales que recurren cada vez con mayor desenvoltura a la violencia para acallar la disidencia o las voces opositoras. provocar concentraciones e impedir la normal vida social al punto que el poder se vea obligado a ceder en sus posiciones y 104 INE (http://www. porque la metodología que sí funciona es la de presionar.ine.gov. la cultura política ayuda a generar conflicto y el conflicto. La ideología.441 disturbios sociales por año considerando manifestaciones. Esta es. como metodología para transformar la realidad política. 4 de mayo de 2009) con datos de la Policía Nacional. marchas. una lógica extraordinariamente perversa que forja la idea de que provocar un conflicto es la única manera de ser escuchado (cosa que generalmente se demuestra como cierta en la práctica) y. a su vez. es la única manera de resolver los problemas. paros. involucrar en el conflicto al resto de la sociedad de manera que la presión aumente. sino una lucha entre posiciones de fuerza. huelgas. incide en que los ciudadanos “aprendan” una metodología política beligerante que se incorpora a la cultura política colectiva.134 Primera parte En un círculo malicioso. Esta situación ha terminado por establecer una evidente comprensión del conflicto como elemento de formalización de la política. . El resultado práctico es que la política no es una lucha ideológica. aspx?ah=PC3090201. Así. El resultado se observa con claridad: multiplicidad de partidos y movimientos ciudadanos incapaces de tender puentes entre ellos (ni siquiera entre los que comparten valores ideológicos o democráticos similares). su socialización. crispación permanente. La lógica. por lo tanto. concentraciones. en consecuencia. etc. el liderazgo se proyecta también como capacidad de movilización y de conflicto. evidentemente. El resultado es la escalofriante recensión del Instituto Nacional de Estadística104 que establece que entre 1982 y el 2007 se registró una media a de 3. bloqueos y tumultos.HTM. es decir. explosiones violentas.bo/indice/visualizador. el dirigente que intenta concertar y ser dialógico tiene (objetivamente o en el imaginario colectivo) menos posibilidades de lograr sus propósitos (y satisfacer las demandas de sus bases) que el dirigente más aguerrido y predispuesto a posiciones de fuerza.

Por lo tanto. lo cierto también es que. lo que provocaba activas reacciones antisistémicas que desembocan en ciclos populistas. existen mecanismos metodológicos que permiten establecer escenarios prospectivos con un grado relativamente alto de confiabilidad. pese a la buena voluntad que se ponga en el empeño. Hemos establecido. Pero antes de hacerlo. y vale la pena reiterarlo una vez más.7. sino que la comprendemos como una expresión particular. por supuesto.La contribución de lo político al conflicto 135 aceptar (real o retóricamente) los pedidos de los grupos movilizados. en la medida que los grupos sociales se consolidan. esa es una tendencia natural de todos los procesos políticos que involucran un recambio de las élites. Dicho esto. siempre es un misterio y tratar de establecer lo que va a suceder no es posible. reforma/continuidad. Proyección del conflicto ideológico en Bolivia El futuro. pero su desarrollo no es el objetivo de este trabajo específico y. los grupos sociales que redefinen su posi- 2. como tesis de trabajo instrumental y sobre la base de la experiencia histórica. por su propia naturaleza. En consecuencia. no pretendemos en absoluto realizar un estudio profundo sobre la evolución futura del conflicto político en Bolivia y nos limitaremos a bosquejar unas cuantas ideas a partir de las hipótesis de trabajo que hemos desarrollado y tratando de establecer las bases lógicas del comportamiento de los distintos actores políticos. que en el país se ha podido observar una tendencia a la repetición de ciclos dobles de carácter políticoideológico: por un lado periodos de . periodos de fractura/insurgencia. es bueno recapitular respecto a lo que tenemos hasta ahora. no encaramos el problema populista desde una perspectiva despectiva o como un proceso de simple manipulación de las masas por parte de políticos carismáticos y desaprensivos. de la emergencia de grupos sociales tradicionalmente marginados. donde las élites preexistentes emprendían procesos modernizantes que se expresaban alrededor de consensos liberales y. sino de manera muy aproximada. Ciertamente. En general. Así. el populismo no puede mantenerse indefinidamente. en los que se formalizan los clivajes sociales. en determinadas condiciones sociopolíticas. por otro lado. la tendencia lógica es hacia un comportamiento más conservador que proteja el nuevo status logrado. incluyendo a procesos revolucionarios mucho más radicales. por consiguiente.

el girondino francés que en 1793 murió en la guillotina a manos de los jacobinos y decir que. cuando la COB (o un sector importante de la COB) pretendió que la revolución burguesa fuese apenas el paso intermedio para la revolución socialista y para que el proletariado cumpliera su tarea histórica de “destrucción de la sociedad capitalista”.136 Primera parte ción en el espacio público no lo hacen con la perspectiva de abandonar rápidamente su nueva posición. cambiando radicalmente las alianzas populistas y dejando en manos de los militares que se encargaran de darle orden al proceso reprimiendo a los movimientos obreros que eran más 106 FSTMB (1946). son los hijos los que devoran a la revolución. la deriva lógica de la clase media emergente fue hacia adoptar posiciones más cautas. el cogobierno dejó de parecer tan buena idea. la lógica populista pierde buena parte de su esencia funcional y comienza a convertirse en un lastre para los propios grupos que la validaron. “la rebelión ideológica es sustituida por la ortodoxia ideológica cuando se apropia del poder simbólico para producir y difundir un discurso pedagógico que señale las prácticas políticas y sociales y los códigos a los que la sociedad debe adaptarse”. . contrariamente lo que le pasó a él. Una vez controlando el aparato estatal. podríamos darle la vuelta a las palabras de Pierre Vergniaud. 105 ideológico del MNR fue volviéndose más amplio y más ambiguo (más populista) para que la apelación popular tuviese el efecto convergente deseado y. sino que tienden a tratar de conservarla por el mayor tiempo posible. recibieron también una serie de beneficios sociales.106 los sectores de clase media se opusieron. comenzando por el propio derrumbe del modelo minero-oligárquico. el triunfo revolucionario no hubiera sido posible sin la participación efectiva de los trabajadores y de los campesinos que. dicho en otros términos. En este sentido. los conflictos se agudizaron y el proceso llegó a su fin. Cuando eso sucede. 218). O. económicos y políticos. a cambio. El MNR del 52 apeló al pueblo para llevar a cabo una transformación política de carácter burgués que desplazase a la élite oligárquica y consolidase la emergencia de sectores específicos de las clases medias urbanas en el poder político. El discurso 105 Piñeiro (1999. de hecho. Así. cuando se pasa de la dinámica del cambio a la de continuidad. las milicias obreras se convirtieron en un problema. el movimientismo se fracturó.

por ejemplo. Ciertamente. El primer escenario. es que el actual modelo interclasista. eso es lo que se puede hacer hoy para potenciar procesos la autoorganización y apuntalar la autoafirmación económica a largo plazo. como lo soñó la COB a finales de los 50. Esto es lo que hoy toca empujar en la perspectiva de la revolución socialista a mediano plazo”. ideologizados y organizados. efectivamente sea. Con el tiempo. no es posible saberlo a ciencia cierta. arropada por la coyuntura internacional y por un sector importante de la clase media) y comenzó la reforma que dio lugar al segundo ciclo liberal. pero sí es posible especular respecto a algunos escenarios hipotéticos. prosiga con la construcción del proletariado y la consolidación de lo indígena-campesino como sujeto revolucionario y concluya en el advenimiento del socialismo (lo que rompe con los ciclos liberal-populista. Lógicamente no vamos a entrar en todos los futuribles posibles.107 Hasta en el ámbito de la pura construcción teórica esta posibilidad parece incierta. En este sentido. Este escenario parecería estar en la mente de algunos de los sectores de izquierda más ortodoxa del MAS y se encuentra. es esperable que el comportamiento de los sectores actualmente emergentes sea hacia una tónica más conservadora en la medida que se consoliden en el poder. M. los mismos grupos que había llevado adelante la Revolución del 52 emprendieron (y además bajo las mismas siglas políticas) la modernización necesaria del sistema político (por supuesto. (2006). hasta ahora esencialmente populista. Evidentemente. en el sentido de que 107 García Linera en Lora. de carácter radical. apenas la etapa inicial de una revolución más profunda que continúe con el fortalecimiento del capitalismo de Estado. en (parte) del discurso del vicepresidente García Linera. qué involucrará esa consolidación y cual será el sistema político que implique la formalización de ese proceso de afianzamiento. la cuestión es preguntarse cuál será el grupo social que se consolidará. pero que finalmente también implica la consolidación de un nuevo status quo). .La contribución de lo político al conflicto 137 numerosos. nos conformaremos con establecer unas cuantas posibilidades teóricas. que se declara “marxista clásico” pero que también es una de las figuras intelectuales que con mayor rigor ha tratado de conjugar marxismo e indigenismo: “Mi propuesta sigue siendo el socialismo y el comunismo abiertamente… Nuestro objetivo no es el capitalismo andino.

138 Primera parte no se refiere a construir alternativas al capitalismo. el 19% de izquierda y el 12% de derecha. la falta de consenso se agrava geométricamente si desplazamos la cuestión a un país que vive una profunda situación de división político-ideológica. tampoco da la impresión que la lógica global sea la de avanzar en esa dirección y la crítica neoliberal y la necesidad de encontrar modelos políticos y económicos socialmente más sostenibles. Al respecto. Avanzar la teoría de la transformación desarrollista y socialista. Sin embargo.111 la “revolución por etapas” y la construcción del capitalismo de Estado como vía al socialismo no es en absoluto nueva ni en Bolivia ni en América Latina y choca con. Fukuyama (1989) escribió hace 20 años que “quienes creen que el futuro será inevitablemente socialista suelen ser muy ancianos o bien están al margen del discurso político real de sus sociedades”. parece poco evidente que el Gobierno del MAS 108 Dierckxsens (1997). 3.) 110 del . Desarrollo de la vanguardia y de los cuadros medios. ni siquiera entre los simpatizantes o militantes masistas. el 49% de los bolivianos se consideran de centro. aunque parezca anacrónico. En todo caso. 111 Molina (2006. 6. 109 Lapidariamente. Desarrollo de las fuerzas productivas. no ponen 112 Para lograrlo en Venezuela. De hecho. Construcción de un Estado de Derecho eficiente. para complicar las cosas.113 Adicionalmente. 113 Latinobarómetro (2008. por lo observado hasta ahora. como recuerda Molina. y. que lleva ya una década en el Gobierno de Venezuela. 74 y s. apenas unas consideraciones. respecto a que la construcción del socialismo sea la tarea histórica a ser emprendida. establece las siguiente tareas históricas: 1. 108 esté avanzando hacia la construcción de un sólido capitalismo de Estado (o del capitalismo andino y amazónico) y tampoco que el presidente Chávez. 110 Dieterich (2005). según el Informe 2008 del latinobarómetro. casi con ecos decimonónicos. Construcción del poder popular.) sino a la restauración del proyecto marxista en un sentido modernizador pero. (y tampoco entre los campesinos e indígenas). En primer lugar. Construcción del Bloque Regional de Poder y. 109 esta línea de pensamien- to parece estar disfrutando de cierto “revival” ideológico y en esa ruta se inscriben. el ya famoso “socialismo del siglo XXI” desarrollado por Dieterich como una actualización. al mismo tiempo. “en constante construcción” marxismo clásico. 2. tampoco es para nada evidente que en Bolivia haya un consenso mínimo.112 Pero además. el fracaso reiterado de los esfuerzos de lograr el desarrollo económico por la vía de la acción estatal. 127 y s. sobre todo cuando el marxismo como práctica política parecía desahuciada desde hace ya dos décadas. entre otras realidades. haya progresado sustantivamente en la construcción del socialismo y del comunismo. 5. por ejemplo. por ejemplo en la línea del postcapitalismo. Dieterich (2005). 4.

de manera general. lo cierto es que el Un tercer escenario. a su comprensión como condición legal (derechos y responsabilidades). si bien el Movimiento al Socialismo se mantenga como partido predominante durante en periodo sustancialmente largo de la vida política boliviana. Un segundo escenario podría ser que en el MAS triunfen los sectores más contenidos y que. las puertas del sistema político a las clases sociales tradicionalmente marginadas del área rural (campesinos e indígenas) y que desplace para siempre la lógica oligárquica y endogámica que la política boliviana arrastra desde la independencia. ya ha comenzado a reco114 Albó (2004). cos y como el medio para garantizar el acceso a las oportunidades– que abra.115 En realidad. es que el ciclo populista desemboque en un proceso socio-político con dos repercusiones paralelas. La democracia podría mantenerse como “democracia no liberal”. en suma. completa y definitivamente. estamos hablando de avanzar hacia lo que algunos autores denominan como “ciudadanía diferenciada”. la tónica dominante sea la del dominio ideológico de una izquierda moderada. del modelo democrático liberal. La primera es el desarrollo de un profundo proceso de inclusión social y de empoderamiento político –entendido como la participación y el ejercicio efectivo de los derechos políti- Gobierno masista ya ha avanzado decisivamente en esa dirección y ha cambiado la base social de la política boliviana. las “condiciones subjetivas” no están dadas. ampliándola y democratizándola decisivamente. se le sume también la noción de identidad y de diferenciación. por lo tanto. pero no se evidenciaría la deriva hacia modelos autoritarios. al menos. lo que. . la viabilidad. al tiempo que. significaría el equilibrio entre las dos líneas de reivindicación tradicional del indigenismo boliviano:114 el derecho a ser iguales en derechos y oportunidades al resto de la población y el derecho a la propia identidad. Este proceso debería ir acompañado de una ampliación en el concepto de ciudadanía al que. Con el tiempo. el componente nacionalista y cierto sentido populista. deberíamos suponer que no existe una disposición consciente de los ciudadanos para cambiar la sociedad y que. por lo tanto. 115 Kymlicka (1996). Por lo tanto.La contribución de lo político al conflicto 139 en duda. vía nueva Constitución Política del Estado. sería posible la paulatina incorporación de componentes liberales de la democracia. y recurriendo a una terminología ad hoc.

140 Primera parte nocer. como ya hemos avanzado. explícitamente. 28). 116 Mansilla (2004. coincidente con su creciente poder económico y su reciente. es posible suponer que va a evidenciarse un proceso más conservador. un marco institucional sólido y confiable. un sistema político que represente las distintas corrientes ideológicas y una democracia que garantice que el poder público no es omnímodo y que los ciudadanos tienen garantizados sus derechos individuales sin que eso presuponga limitar sus derechos colectivos. sobre todo las élites. no es incongruente suponer (y en todo caso poder hacerlo es una de las ventajas de la proyección especulativa) que llegará un momento en que se necesite. Lo “cholo”. la lógica radical del ciclo populista. la ciudadanía diferenciada.116 ha comenzado un evidente proceso de auto reivindicación. funcional durante el proceso de transición. por supuesto. al menos en el occidente boliviano. terminará por volverse un obstáculo a mediano plazo. a las puertas de un nuevo ciclo liberal. . arribo a la política. aunque es cierto que ese proceso de autoreconocimiento está aún. tradicionalmente visto desde una connotación desdeñosa de evidentes tintes racistas y que respondía a “una porción de un debate más amplio acerca de estrategias de consolidación del poder por parte de parte de élites que temían por su preponderancia política y económica”. nuevamente. estaremos. autonomía y autogobierno. Las clases emergentes. probablemente carente de un contenido teórico-doctrinario más extenso. política y económica para estabilizar (y ampliar) su posición dominante y en ese sentido. Paralelamente. de suplir a la desplazada élite tradicional en el poder. En consecuencia. quizás. promoviendo derechos especiales de representación (que en realidad ya existían en parte desde las reformas políticas del 2004). entendido en la lógica política que hemos desarrollado en las páginas precedentes. este escenario En la medida que estos dos fenómenos (empoderamiento campesino y consolidación de la burguesía mestiza urbana) cristalicen. podría suponer la conclusión de un fenómeno que también parece estarse evidenciando: La consolidación de la burguesía económica de origen mestizo/aymara (la “burguesía chola”) como la nueva elite políticoeconómica encargada. Este cambio. derechos multiculturales. etc. precisaran de permanencia jurídica. pero exitoso. no estará tampoco carente de conflictos. Cuando eso suceda.

sino también de los cambios en la estructura política (ampliación de la base social. como por ejemplo el triunfo de las tesis indianistas. cualitativamente superior al ciclo de finales del siglo XIX. del mismo modo que el segundo ciclo liberal era. En todo caso. una reacción violenta de los sectores más reaccionarios o incluso la fractura del país como resultado de la acción de las diversas fuerzas de evidente carácter centrífugo. cierta “normalización” política. generaría un extraordinario conflicto ideológico que difícilmente podría ser resuelto de manera concertada y que. en el sentido de abandono de la transición populista y de regreso a una lógica política dominante en la tradición política en la que se desenvuelve el país: la democracia liberal representativa.). es de esperarse que. De cualquier modo. cualquiera de las opciones. etc. y ya concluyendo. de- mocratización. sin lugar a dudas daría lugar a un proceso de conflicto por ideologías cuyas proporciones son difícilmente previsibles. significaría. esperemos que irreversible. salvo quizás las más moderadas. de los resultados probables del clivaje centro periferia (descentralización) y. . de una relaciones económicas más justas como resultado del ocaso. Aún así. del neoliberalismo. Por supuesto. pese a sus múltiples imperfecciones. por qué no. aunque el término resulte ciertamente odioso y tremendamente impreciso.La contribución de lo político al conflicto 141 porque significará la ruptura de la identidad política que ha aupado al poder al Movimiento al Socialismo y conllevará la oposición de los sectores sociales más radicalizados. este hipotético “tercer ciclo liberal” se vea favorecido también no sólo de los avances sociales que deben producirse (de hecho se están produciendo) durante el actual ciclo populista. lo cierto es que la situación del país es especialmente compleja y es imposible prever si la situación evolucionará hacia alguno de estos escenarios o hacia cualquier otro.

.

SEGUNDA PARTE El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 1. ANTECEDENTES Y ASPECTOS METODOLÓGICOS necesario. en primer lugar. entender si la pugna regional es una constante en nuestra historia y lo que hoy vivimos E l objetivo de este capítulo es conocer qué determina la aparición de los conflictos regionales. Para lograrlo es .

Estos tres asuntos han merecido tres explicaciones recurrentes. de qué modo se interconecta con estos factores y qué efectos políticos acarrea. No es que previamente no hayan existido diferencias regionales. En segundo lugar. sino en conocer cuándo ésta adquiere un cariz político y. en tercer lugar. el meollo del problema. con ello. ya sea por desigualdad económica. que tienen cierta capacidad heurística. que si las hubo y hay y en diversos grados. de qué modo la competición departamental tiene vinculación con la estructuración del poder nacional y la conformación de élites dominantes. Estas explicaciones. Y. La desigual- . que podemos denominarlas como his- toricista (“el conflicto regional existe desde siempre como resultado de la opresión de un Estado centralista”). cuándo se convierte en división (que es justamente eso: en una diferencia politizada o polarizada).144 Segunda parte no es más que la aparición de un último eslabón que conforma una larga cadena de sucesos políticos propios de una “esencia” regionalista mutable sólo en la envoltura –ayer norte versus sur y hoy oriente versus occidente–. pero inmutable en su contenido . Los conflictos regionales responden a coyunturas específicas propias de igualmente específicos equilibrios de poder. evolucionista (“la historia debe derivar necesariamente en una descentralización. No es que carezcan de valor. resultan sin embargo insuficientes para comprender plenamente el fenómeno estudiado. Sin embargo. también se requiere saber en qué medida es una parte menor de una maraña de conflictos propiamente étnicos o clasistas y. no radica en la diferencia. tampoco es menor la necesidad de comprender cuál es su ligazón con la lucha “mayor” por poner en marcha no sólo políticas públicas departamentales –disputa regional como correlato a una gestión focalizada en el “meso”–. que está incubada en la fisonomía regional de Bolivia desde hace siglos”) y estructuralista (“la descentralización es el resultado del capitalismo salvaje que tiene en los espacios ‘meso’ meras correas de transmisión de sus designios globalizantes”). económico y social. intensidad multicultural o apego identitario. en otras palabras. creemos. sociales y culturales de índole nacional. si es así. caracterizado por el enfrentamiento entre determinadas regiones deseosas de obtener el control del poder político. pero es importante matizar su alcance y adherirlo a hipótesis menos debatidas pero sugerentes. sino modelos económicos.

Es imposible cuestionar la fuerza movilizadora de estos argumentos. resultan fundamentales para comprender estos móviles. nuestra intención es poner sobre el tapete dos tipos de interpretación de los motivos que conducen al conflicto regional. De ese modo. en conjunción con una mayor o menos fortaleza partidaria. En primer lugar. como dijimos. A menor fortaleza partidaria se produce una mayor . qué diferencias hay entre esas regiones en su dinámica de politización (¿es alguna región más rebelde?).El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 145 dad interregional no basta para convertir a cualquier conflicto regional en motor de la historia. en cuáles se inicia la pugna y por qué. Hay que preguntarse en qué regiones la lucha regional se da con más intensidad. preñados de subjetividad. así como no necesariamente la contradicción de clase entre burgueses y proletarios desencadena violencia alguna. Son cuatro grandes factores de generación de conflictos. no obstante su sesgo ideológico. en cuáles ni siquiera se produce. Hay que buscar comprender los factores que verdaderamente facilitan que la mecha prenda y el conflicto estalle. los factores institucionales y partidarios que ponen en evidencia que determinado molde institucional. qué posibilidad de atenuación e incluso solución tiene (¿más en alguna región que en otra?). Denominaremos a este género de hipótesis explicativas “interpretaciones contemporáneas y/o prácticas”. Como ya se comentó. decisivos como propulsores no sólo de las distinciones regionales sino de su eminente politización (violenta). No hacer ese tipo de preguntas plantea la tentación de usar el regionalismo como una ideología de lucha antes que como objeto de reflexión científica. más cercana. Una segunda gama de explicaciones del tópico analizado tiene que ver con aquellos elementos que “disparan” el conflicto regional. a las versiones “clásicas” del tema que. Hacemos hincapié en el imaginario colectivo que se va construyendo paulatinamente con el uso (y abuso) de estos planteamientos. Denominaremos a este género de reflexiones precisamente como “interpretaciones clásicas y/o ideológicas”. la diferencia no produce. cómo ésta se reproduce en el interior de cada jurisdicción territorial. pero con el suficiente vigor como para desatar las pasiones locales y encaramarse como catalizadores psicológicos del regionalismo en Bolivia. conflicto alguno. per se. Una. tienden a contener efectos dispares sobre la conflictividad regional.

entrelazados con el asunto de la fiscalidad. económicas y. con ampliación notoria de la conflictividad (incluso regional). destacan aquellos factores vinculados a la misma gestión pública. El propósito es señalar que los “momentos de distribución fiscal” más remarcables en la historia del último medio siglo producen. y sobre todo. Sin embargo. como elementos de incidencia sobre los conflictos regionales. hablamos de los factores fiscales ligados (o no) a la posesión de recursos naturales. consecuentemente. en tercer lugar. hay aspectos de la conformación elitaria que determinan una mayor o menor pugna regional. Inmediatamente.118 En Bolivia se tiende al asentamiento de un modelo particularmente conflictivo basado en el choque entre élites del nivel nacional frente a élites de otro nivel: el meso 117 David Samuels (2003). Vale decir. inciden en la aparición y propagación del conflicto. fragmentario cuando no oligárquico. se deben a un conjunto de aspectos que repercuten en su potencial virulencia. nuevamente. Variables institucionales. y en cambio se integran a un conjunto de variables ligadas a la gestión. se pretende enfatizar que no sólo la posesión de recursos naturales. Todo ello con el fin de dejar por sentado que los conflictos regionales no tienen explicaciones monocausales. similares efectos en la imposibilidad de privilegiar un desarrollo nacional integral y no sólo un desarrollo regional. elementos teóricos. Tratamos de “testear”. se pretende “probar” un marco teórico que ayuda a comprender en qué circunstancias se tiende a la agudización del conflicto.117 En segundo lugar. Se pretende sugerir que importa menos la posesión o no de recursos naturales en el estallido e incremento de los conflictos regionales que la aplicación de modelos de distribución fiscal rentistas o de “pasividad fiscal”. con potenciales efectos adversos sobre la gobernabilidad y. como tampoco el diseño fiscal propuesto (que no sea rentista). .146 Segunda parte apertura a las demandas regionales y. se incrementa la posibilidad de que el conflicto regional se ahonde. estén o no ligados a la “amenaza” de los recursos naturales. con ello. políticas. fiscales. De ese modo. según los cuales bajo determinadas circunstancias los representantes nacionales (diputados y senadores) se comportan más bien como “embajadores” regionales al mejor estilo federal. que son una radiografía de la relación gobierno central-prefecturas. 118 Nos basamos en Gulnaz Sharafutdinova (2007). en ese sentido.

56) 121 Pablo Pinto Mosqueira (2003. 120 Sergio Antelo (2003. el “andinocentrismo”. Su “colocación” en Bolivia no fue sino un hecho fortuito que poco o nada tiene que ver con las ansías de independencia manifestadas por sus próceres.120 Según esta interpretación. la cruceñidad no desciende de collas. nacida y crecida en aquella región. Esto es. ción opresora a estas naciones oprimidas. pasando por una gama de héroes y víctimas. 119 Pablo Pinto Mosqueira (2003). sino de blancos migrantes y aventureros que paulatinamente fueron colonizando el oriente.1. de acuerdo al léxico usado por estos defensores del historicismo. la Sociedad Geográfica Rural y el Comité Cívico. valores y sistemas de esa na- . pág. El historicismo El historicismo tiene la peculiaridad de atribuir los males de una determinada etnia y/o región al dominio exclusivo que ejerce una nación específica sobre otra(s). entre los que destaca Andrés de Ibáñez.119 La historia. Santa Cruz habría corrido esta suerte. la idea es desentrañar en qué medida la conflictividad regional exteriorizada entre el Gobierno central y las regiones se reproduce “desde abajo” en los departamentos. las cuales tienden al acrecentamiento del mismo. Basamos esta reflexión en un elemento teórico novedoso que demuestra que sociedades monoculturales o pluriculturales son menos propensas al conflicto frente a las biculturales o triculturales.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 147 Finalmente. LAS INTERPRETACIONES CLÁSICAS E IDEOLÓGICAS 2. Su desarrollo (pujante) se habría visto sistemáticamente obstaculizado por la imposición de las normas. Se parte de la tesis de que el “despertar” democrático en el nivel meso (de diciembre de 2005) sienta las bases para agudizar el conflicto regional allá donde ya existían élites departamentales dominantes. 6 y s. “le corresponde” casi como un hecho natural a “su” gente. su historia. no sólo porque su origen es diferente al del resto del país en el que se encuentra.) 2. tanto desde la Capitanía de Asunción como desde lo que después fue el Virreinato de Buenos Aíres. a ellos se agregan aquellos factores propiamente políticos referidos a las estructuras de poder en los mismos departamentos. Sólo que el curso de su propia historia fue frenado por un actor abiertamente antagónico: el colla o. sino porque su destino no está atado más que a su propia fortaleza e integridad.121 Una misma línea une a Diego de Irala con Rubén Costas.

pág. cuyos líderes tenían la mirada puesta en el ferrocarril Arica La Paz y. las que quedaron en manos de la “burocracia andinocentrista”. casi medio siglo después.124 Desde ese momento. pág. la tesis del “andinocentrismo” recalcitrante se torna discutible.2. . en clara y ciertamente útil subvención al Oriente. permitieron “recordar” que esta enorme región también era parte integrante de Bolivia. • la implementación de una autonomía municipal que sólo es una simple ficción. 570574). con él. se terminó de unir y asfaltar la carretera La Paz-Santa Cruz. la negación de la identidad propia y diferente de los habitantes oprimidos por las recetas autoritarias del andinocentrismo. la discriminación contra Santa Cruz en la otorgación de recursos estatales. Gustavo Rodríguez Ostria (1993). en tanto se empezaba a levantar una nación menos resquebrajada y ficticia. además de regional. Sólo el Plan Bohan. y aunque de manera poco planificada. Fue una obra construida con deuda externa y con recursos provenientes de la minería. además de la misma Revolución del 52. Desde aquel momento. pues está atenazada por el centro. 124 Lo certifica un historiador como José Luis Roca (2001. en la posibilidad de sacar sus minerales al exterior. 65-66).123 Fueron el patio trasero de Bolivia. El evolucionismo El evolucionismo tiene el atributo de creer que la historia transcurre 123 Para ello. 2. El énfasis en el olvido de Santa Cruz propuesto por estos autores no es algo inventado. Este Departamento y el oriente como un todo fueron librados a su suerte en el periodo de 122 Carlos Dabdoub (2007. • • la normatividad nacional siempre perjudicial para el oriente. 122 mayor esplendor liberal. dada la cantidad de recursos que el país invirtió en el Oriente y la importante participación de sus representantes en la toma de decisiones políticas nacionales.148 Segunda parte Todos ellos tienen una característica en común: todos lucharon contra un centro celoso de sus prerrogativas e incapaz de conceder a la identidad cruceña sus derechos de reivindicación étnica (o nacional). • la imposibilidad de tomar decisiones “estratégicas”. Se supone que este colonialismo se manifiesta en: • • la imposición de autoridades provenientes del centro (La Paz).

17). aplacada. Últimamente. su negación implica “nadar en contra de la historia”. queda dividida en dos: la historia luminosa compuesta por eventos de realce regional y la historia negra de los periodos de resistencia a esta realidad ignorada o. No es por ello casual que la participación popular. aún peor.21 . como la ampliación 126 Esta fue la provocativa tesis de José Luis Roca (1999.127 Tampoco es casual. capitalismo y socialismo. Barrios Suvelza (2002. con125 F. la teoría política difundió una orientación teleológica de la democracia liberal. 127 Ibid. y termina con una síntesis departamental/municipalista o triterritorial de 2005 en adelante. en la última época de nuestra historia. que no es sino una descentralización municipal. 42). geográficamente dispersos e históricamente disímiles (como puede ser la guerra civil de 1899 respecto a las autonomías exigidas en el siglo XXI) y los integra en un todo armónico. haya sido vista como simple “caricatura” de descentralización. La historia. se reprodujo en la era republicana en los departamentos. en forma lineal ascendente.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 149 por ciclos de desarrollo específicos. que aprobó el carácter descentralizado del modo de Estado y se parapeta hoy en la envoltura autonomista. volvió en el referéndum de 1931.126 De ese modo. pág. que desestimó las versiones departamentalistas e implantó una fórmula descentralizadora centrada en los municipios) . Esta teoría entrelaza eventos inconexos entre sí.125 Se considera que la conciencia regional nació en las intendencias coloniales. Tesis que derivó en la discusión a fondo del tema por parte de distintos expertos en Fernando Calderón y Roberto Laserna (1983). Adquirió fama la noción de la historia en versión evolucionista propagada por el marxismo. que veía el ascenso desde formas comunales de organización hasta el feudalismo. que “no es la historia de la lucha de clases sino la historia de las luchas regionales”. Por tanto. como el camino inexcusable a seguir. que avances en la desconcentración departamental. por ende. cuyas etapas no sólo son inevitables sino que éstas se suceden una tras otra. el regionalismo se identifica con la democracia y su necesaria e imprescindible modernización. que va del año 1972 a 1994 (en aquel periodo se postuló una descentralización departamental o meso). tinuó en la descarnada guerra civil entre Chuquisaca y La Paz. sigue con la antítesis municipalista hasta 2005 (en ella se aprobó la Ley de Participación Popular. Tiene este mismo sentido la explicación “dialéctica” de la descentralización como una secuencia de fases que comienza con la tesis departamentalista.

Se trata de explicaciones que congregan factores institucionales. entonces. el Fondo Monetario Internacional. hayan sido rechazadas por los mismos actores autonomistas. 128 za” con las empresas transnacionales. A este género de interpretaciones se adiciona el factor “miedo”. cumpliría su rol de intermediaria de vocación entreguista y antinacional. 2. El estructuralismo nal”). “La lucha por la autonomía cruceña es pues el retroceso político respecto a lo que anteriormente controlaban las élites cruceñas (aparatos de Estado “nacioEl estructuralismo observa la realidad local. coyuntural y no 129 Raúl Prada (2005.3. 167). los organismos multilaterales como la cooperación internacional.129 Se trata. la oligarquía cruceña. y con ella los conflictos regionales. alegando que “sólo la autonomía es el camino indicado”. . así como ésta última –la oligarquía–.150 Segunda parte de las atribuciones de los consejos departamentales o la posible transferencia de salud y educación hacia las prefecturas. 130 Alvaro García Linera. fiscales. y la constatación de los límites regionales de una burguesía que no se anima a intentar dirigir. 74-92). las correas de transmisión perfectas para su invasión y posterior consolidación nacional. pág. La descentralización. ya sea nacional. (2008. Adquieren una tónica temporal. departamental o municipal como efecto las vicisitudes impuestas por el capital. el Banco Mundial. compartido con las petroleras del excedente gasífero existente”. serían resultado de la pugna nacionalista de los movimientos sociales por impedir la transnacionalización y la consecuente pérdida de los recursos naturales frente a un actor oligárquico supeditado a una “santa alian128 La declaración acerca de que “la autonomía es el camino indicado” es de Juan Carlos Urenda entrevistado por Diego Ayo (2007. política. 41-42). El neoliberalismo tendría en sus epígonos locales. el Banco Interamericano de Desarrollo además de las potencias que protegen los intereses del capital internacional”.130 3. por lo tanto. de una visión que con respaldo histórico apunta a consolidar una descentralización específica y única. de gestión pública y políticos como puntales de comprensión de lo que sucede. LAS INTERPRETACIONES CONTEMPORÁNEAS Y PRÁCTICAS En esta parte se tratará de comprender otro tipo de interpretaciones no subjetivas. económica y culturalmente al país y se repliega a su dominio regional para disputar ahí el control.

136 Werner Patzelt en Samuel C. vigente en el país por cerca a dos décadas. pág. distinguiéndose aquellas que estudiaron los tipos de coalición imperantes. y. Su estudio no ha sido nunca analizado desde una óptica regional. pues no seleccionan los hitos históricos que convienen a los defensores de una interpretación particular. Patterson y Anthony Mughan (1999. pág. pág. Barrios Suvelza en La Razón (2007. Viceministerio de Participación Popular (2002. la tesis de doctorado no publicada de José Luis Exeni sobre la democracia pactada y las coaliciones congresales. 133 René Antonio Mayorga (1994). en su versión clientelar. .1. poniendo en evidencia que en realidad los senadores y diputados nacionales se comportan menos como representantes nacionales que propiamente como “embajadores” de su región. 131 la impronta patrimonial de su diseño y puesta en aplicación. los sistemas federales tienen la fuerza de incidir proactiva o reactivamente en las políticas nacionales. al menos en regímenes federales como el brasileño.101104).134 Sin embargo. integral y no selectiva. a hallar encadenamientos claros entre ambas variables. que pierden o atenúan su rango nacionalizador en provecho de los respectivos Estados. 3. 59-92). Hay elementos teóricos que apuntan. qué duda cabe. 133 e incluso su extensión hacia confines municipales 131 Cfr. por lo tanto. 85-93). específica según el equilibrio de poder igualmente específico de un momento dado y no esencialista y.132 su rango ponderable y hasta casi insuperable como plataforma de gobernabilidad y rotación ordenada de en el poder. En primer lugar. ni mandan al olvido cualquier tesis que cuestione la certeza esgrimida. Variadas reflexiones adquirieron resonancia.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 151 de “memoria larga”. Vayamos a conocerlas.136 Y es que. Para ello se observa dos aspectos que merecen cierta atención. finalmente. en un modo 134 Cfr. Los factores institucionales y partidarios En este acápite se pretende conocer la repercusión de las instituciones y del sistema de partidos en la conflictividad regional. vemos qué sucedió con lo que se denominó democracia pactada. 137 F.135 No es menor la impronta regionalista en otras latitudes como en Alemania.137 Sin embargo. que tiene la potestad de frenar desde sus regiones cualquier iniciativa nacional si no cuenta con el respaldo de los Estados respectivos en lo que deviene un federalismo cooperativo casi compulsivo. 135 D. Samuels. no hay concatenamientos analíticos de ningún tipo entre la irrupción regional –y su materialización conflictiva– y el Congreso como portavoz de este tipo de democracia. inmutable. 132 Blitz Lozada y Marcos Saavedra (1998). lo que conlleva una notoria regionalización de las políticas públicas.

derivando aquella gestión en la búsqueda de consensos. dar curso al proyecto de Ley de Descentralización que fue aprobado en grande por el Senado en 1993 hubiese venido aparejado del surgimiento de nueve focos de potencial veto a las iniciativas estatales. ¿qué rol puede atribuirse a las regiones en la elaboración de las políticas nacionales? Eso es lo que veremos primero. haciendo imprescindible la obligación de negociar antes que de simplemente poner en práctica determinadas políticas.152 Segunda parte de Estado unitario como el boliviano. 3. En el caso de Jaime Paz. . por tanto. La democracia pactada desde la visión departamental La pregunta que guía este acápite trata de entender por qué la autonomía fue reclamada en 2003 con semejante vehemencia. en el marco de un nacionalismo secante.15-19). al menos el primero de ellos. capaz de asfixiar pulsiones regionales y advertir tajantemente que su puesta en marcha habría producido verdaderos poderes de oposición a cualquier gobierno. como sí lo hicieron los dos gobiernos mencionados anteriormente. entonces. Los casos de Víctor Paz Estenssoro y Gonzalo Sánchez de Lozada se ajustan al primer tipo de respuestas: estos líderes se educaron. actores de veto. No es extraño. Seguramente las respuestas obedecen tanto a creencias particulares de los líderes de turno. Romero Ballivián (1999.138 138 Sobre este punto ver Fernando Molina (2006). que contaron con mejores condiciones de partida como para emprender reformas estructurales. Efectivizar la reforma educativa hubiese supuesto enfrentar a miles de maestros. que finalmente se llevarán a cabo los famosos acuerdos de concertación de febrero y junio de 1991 y 1992. haciendo inviable la gobernabilidad e incluso la misma unidad del país. y no así antes. sin que medie la mayor necesidad política –de racionalidad política– para hacerlo.2. Nada de eso ocurrió. que hacían impensable promover la descentralización a riesgo de crearse enemigos departamentales y. como a debilidades políticas estructurales. las condiciones objetivas de partida lo acercaban más a la posibilidad de emprender “reformas de consenso” antes que “reformas estructurales”. Apuntalar la privatización de las “empresas estratégicas” hubiese traído una enorme oposición que el gobierno no estaba en capacidad de contrarrestar. Asimismo. pág.139 El respaldo congresal no era el más sólido. que entre otros puntos favorables exigían 139 John Keeler citado por S.

No lo estuvo pero sí adquirió rostros menos visibles. más constreñimiento político y.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 153 la Ley de Partidos. dedicado a llevar adelante mesas de deliberación bautizadas como “Diálogos”. Nuevamente se pone en evidencia que en política se negocia no sólo por hábito democrático. Lo mismo sucedió con el gobierno de Banzer. ante todo. enervando los conflictos de este tipo? En nuestro criterio. si esto fue así. por ello. Veamos qué información ofrece el siguiente gráfico al respecto. la Ley de Descentralización y la Ley de Industrialización de la Coca (a la postre la única no aplicada). oportunidad que si tuvieron Paz Estenssoro. la promulgación de leyes judiciales (Tribunal. Defensor y Consejo de la Judicatura). Sin embargo. Lo visible era lo “grande e importante” como las leyes privatizadoras. a menor músculo político. la mayor parte de ellas de corte estruc- tural como la capitalización. aunque soterrada por el “momento nacionalizador” que a simple vista se vivió. las leyes ambientales o las leyes judiciales. que llevó a cabo el desmontaje del Estado del 52. que opacaron esta “departamentalización” siempre presente. y Sánchez de Lozada. la reforma educativa o la conocida como Ley INRA de distribución de tierras. ¿no existieron políticas que favorezcan a los departamentos? Y. Es por ello que resulta fundamental ver en qué medida las políticas públicas diseñadas (las leyes en sí mismas) tuvieron un rango departamental. Había poco margen para emprender reformas “duras”. la reforma impositiva. ¿dónde quedaron las demandas departamentales?. en ese sentido. mayor obligatoriedad de perseguir amplios debates y pactos explícitos. ¿por qué recién en 2003 recordamos nuestro apego “regional”. lo regional no estuvo ausente. por influjo de la relación de poder imperante: a mayor fuerza política. sino. que impulsó una “segunda generación de reformas”. menos necesidad de conseguir acuerdos y. . ¿fue este un periodo de “derrota departamental”?. que tuvieron lugar en 1997 y 2000. a la inversa.

entendiendo por ellas normas que otorgaron créditos a los departamentos.2007) Nacional Departamental 625 224 30 81 52 212 125 46 146 105 233 281 178 118 151 265 58 Internacional 52 Víctor Paz Jaime Paz Gonzalo Sánchez Hugo Bánzer Gonzalo Sánchez Evo Morales Fuente: Elaboración propia en base a “Legislación Boliviana. Esto devino en la posibilidad.154 Segunda parte Gráfico 1 Agrupación de leyes promulgadas por espacio territorial (1985 . constituyeron lugares de “patrimonio nacional” en ciertos departamentos. Sin embargo.2007) Nacional Departamento Internacional Total Fuente: Elaboración propia en base a “Legislación Boliviana. Gráfico 2 Leyes promulgadas por gestiones gubernamentales por espacio territorial (1985 . y ésta es la conclusión más sobresaliente. compendio de Leyes de 1825-2007”. la mayor cantidad de leyes (casi tres quintas partes del total) fueron “leyes departamentales”. queda una constatación más que hacer: ¿cuándo se da una mayor “departamentalización de las leyes”. facilitaron la repartición de emolumentos regionales y demás. crearon cantones en sus jurisdicciones territoriales. . ofrecieron obras de infraestructura para los mismos. condonaciones y subsidios. de promulgar “leyes importantes” a cambio de “contentar” a los legisladores de turno con estas concesiones. Veamos un gráfico al respecto. Vicepresidencia de la República. compendio de Leyes de 1825-2007”. Como se observa. Vicepresidencia de la República. concedieron donaciones.

las leyes aprobadas durante su gestión rondaron las 700. El sistema de partidos. UCS y CONDEPA (que. ¿Qué significa la posibilidad de colapso? Siguiendo un marco teórico sobre la crisis de representación . el apoyo electoral traducido en escaños. Situación que despierta el carácter territorial de las instituciones existentes. los conflictos no surgen al azar. frente a poco más de 300 durante el gobierno de Víctor Paz. el Senado y su vinculación con la agudización de la pugna regional El sistema de partidos en Bolivia privilegió aquellos liderazgos centrados en torno a una tríada de partidos: el MNR. así como tampoco por la animadversión de los titulares en el manejo del Estado o por el mero egoísmo de las oligarquías. 3. además de otros dos partidos satélites. Sólo el MNR. Vale decir. Venezuela o Ecuador.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 155 Como se observa. con aproximadamente 600 frente a un tercio de ellas promulgadas durante el gobierno establecido entre 1985 y 1989. pero permite apuntar una ecuación relativamente simple: a mayor fortaleza de la coalición. a mayor fuerza gubernamental. la realidad es diferente. el carácter regional de las mismas es elocuente. de gobierno. Hoy. El caso de Carlos Mesa es paradigmático en este sentido. Asimismo.3. o. más posibilidad de “departamentalización” de las mismas. ADN y el MIR. menor regionalización de las leyes. A pesar de estar menos de tres años en el cargo. sobrevivió al derrumbe partidario y a la arremetida masiva del MAS. en ese sentido. por tanto. mientras más fuerte la coalición parlamentaria. menor posibilidad de que emerjan conflictos regionales. y. es el elemento institucional indispensable para comprender cuándo se agudiza (y cuando no) la pugna regional. Este es precisamente el caso del Senado. mientras más débil la misma coalición. juntos. impidiendo el asentamiento de un proyecto alternativo pleno. La variable voto es una de ellas y. desde la óptica de nuestro objeto de estudio. Por otro lado. lograron durante casi toda la década de los noventa al tercio del electorado). Hay condiciones de partida que favorecen su irrupción. menor la cantidad de leyes emitidas. aunque con una votación de menos del 10% del electorado total. ¿Por qué? La respuesta merece mayor investigación. ¿Cómo ocurrió eso y qué efectos políticos se desprenden sobre la mayor o menor conflictividad regional? Partimos de la hipótesis de que el sistema de partidos en Bolivia no ha colapsado como en Perú.

a desarrollar un discurso antiestatal. cabe recordar que el desprestigio partidario se convirtió en irremediable. cuestionando la economía de mercado y la democracia representativa. los partidos obtuvieron una reprobación de 3. ya a principios del siglo.158). mas no así la última de ellas. Si en 1990. la derrota electoral y finalmente el colapso. en la que los partidos dominantes alcanzaron a obtener solamente un poco más del 40% de la votación. Si bien ya a principios de la década de los noventa el 27% de la población no consideraba necesarios los partidos políticos para el funcionamiento de la democracia. con casi un quinto del electorado. el MNR y el MIR. en una escala del uno al siete. Posiblemente las dos primeras fases hayan tenido lugar en Bolivia. pág. . empezaron no sólo a copar espacios municipales sino. presagiando el inicio de un nuevo ciclo partidario. 20-21). el MSM. sobre todo. Los nuevos partidos surgidos al calor de la Ley de Participación Popular. 183-214). pág.2. Por el contrario. Ni siquiera la promulgación en 1999 de la Ley de Partidos que definió procesos de democratización interna pudo evitar el desgaste partidario. en S. ¿Qué sucedió? Respecto a la primera fase comentada de deslegitimación partidaria. Fernando Mayorga (2003. Respecto a la segunda fase de derrota electoral. lleven adelante elecciones internas– derivó en un mayor desprestigio partidario. recuérdese que este desprestigio encontró su corroboración inicial en la elección presidencial de 2002. surgió el MAS como segunda fuerza electoral. el resultado fue de 1. Ana María Bejarano y Eduardo Pizarro (2006. las masivas movilizaciones sociales iniciadas con 140 Edurne Zoco. ADN. este indicador ascendió al 48% para inicios del 2003.8. Ana María Bejarano y Eduardo Pizarro. De ese modo.140 se distinguen tres fases cronológicas de quiebre partidario: la deslegitimación partidaria. dotado de un discurso de confrontación con el status quo. además del evidente deterioro en las condiciones sociales y económicas sufridas como efecto de las crisis económicas internacionales. de la cada vez más escasa confianza de la población en las instituciones democráticas. citado por Scott Mainwaring. el MIP –partido indigenista– y Nueva Fuerza Republicana. esta norma –que condujo a que en ese mismo año los tres grandes partidos dominantes.156 Segunda parte de los sistemas partidarios en América Latina. Además. dadas las anomalías ocurridas a lo largo de este proceso. 141 la denominada “Guerra del Agua” en abril de 2000 fueron resultado. Mainwaring. 141 Cfr. como el MAS.142 142 Fernando Mayorga (2003.

no consiguieron encarnar la renovación anhelada. 25-32). Fue un hecho decisivo en nuestra historia. 144 Jorge Lazarte (s. procuró gobernar prescindiendo de los partidos. Obtuvieron resultados destacables fundamentalmente en las capitales y siempre y cuando hubieron postulado a autoridades ya consolidadas en el ámbito municipal. que rompe el monopolio partidario y faculta a competir electoralmente a través de las denominadas agrupaciones ciudadanas y pueblos indígenas. devino en el golpe más letal al sistema partidario: la caída de Goni en octubre de 2003.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 157 Esta actitud les valió a aquellas organizaciones indígenas y campesinas que participaron activamente en las movilizaciones sociales de 2000 hasta 2005 y que ahora decidían participar con sus propias siglas –el MAS y el MIP–. Ya en 1956 se decretó la obligatoriedad de competir por medio de los partidos. . menos del 20% frente a más de la mitad de los sufragios obtenidos en la elección municipal de 1999. con casi el 30% del electorado a su favor. el lograr una presencia en el Congreso de 52 de los 157 congresistas. Su quiebre y apertura marcó. de ese modo.f. consagrado como verdad irrefutable por medio siglo. esta oposición les produjo más desgaste. pág. un quiebre y apertura radical. Promulgó. en 1959 se promulgó una ley que corrobora 143 Álvaro García Linera (2006. de menos del 50% del total de parlamentarios. como lo demuestra la votación obtenida en la elección municipal de 2004. Aun en su agonía. 143 este deber y en 1961 la nueva Constitución Política del Estado consolidó este diseño. 243-273). Carlos Mesa. compitieron con las agrupaciones ciudadanas. en tanto el MAS no rebasó el 20% de votos. impidiendo la promulgación del anteproyecto de Ley de Hidrocarburos propuesto por el Gobierno en mérito del referéndum del gas de julio de 2004.. la nueva Constitución de febrero de 2004. pág. Esta evidente derrota de los partidos tradicionales no produjo un reemplazante claro y definitivo. La férrea oposi- ción al segundo gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada y la débil coalición parlamentaria existente entre el MIR y el MNR. como efecto de esta lógica apartidista.144 La firme intención de Carlos Mesa de gobernar sin partidos y alentar la “agenda de octubre” no logró plasmarse plenamente. Su sucesor. Sin embargo. los partidos entorpecieron la gestión mesista. Era el preludio de lo que se llamó la “autorepresentación indígeno-campesina”. que si bien se mostraron como el nuevo modelo para la práctica política. Asimismo.

158 Segunda parte Sólo la situación de absoluta crisis del país. esa aparente debilidad de la oposición. en tanto congregó a representantes regionales. El resultado de ello es indudablemente el exacerbamiento del conflicto. consiguiendo vetar los principales anteproyectos de ley del partido oficialista. lo que hace pensar que los mismos tenían una clara intención de concentrar el poder”. Perú Sin embargo. Un sistema que tiene como cabeza central al MAS. El Senado es precisamente el canal privilegiado de enlace nacional con los departamentos.145 Similar intención tuvo el diseño preliminar de la CPE aprobada el 25 de enero de 2009. en Klaus Bodemer y Fernando Carrillo (2007. en especial) pero también. por tanto. y aquí se ingresa en terreno del no-colapso partidario. que terminó con el gobierno de Mesa y concluyó en las anticipadas elecciones presidenciales y. “En la década de los 90. aunque con siglas distintas. Vale decir. el nivel meso se constituye en el espacio privilegiado de reciclaje y. respectivamente. 146 Diego Ayo (2007. como Mario Cossío.146 Y es que tradicionalmente el diseño institucional de esta institución fue de corte federal. Pando y Santa Cruz. a través de canales institucionales clásicos. que en sus versiones primigenias apuntaba a la eliminación del Senado. a la vez que tuvo incidencia en las políticas públicas nacionales. esconde verdaderamente una fortaleza nada desdeñable en los departamentos. apuntalando a líderes nacidos y crecidos bajo aquel esquema. Leopoldo Fernández y Rubén Costas. Beni. . y sobre todo. a través de formas directas de protesta (cabildos y paros cívicos. y a una oposición atomizada que reúne la otra porción electoral. de diciembre de 2005. es porque en ambos países el Senado fue suprimido por medio de las reformas constitucionales de 1994 y 1999. Cochabamba. estableció las pautas para el nacimiento de un nuevo sistema de partidos. cambios que se dieron en gobiernos con tendencias autoritarias. Rubén Suárez. convertidos en prefectos de Tarija. De tal manera que 145 Detlef Nolte. MIR. Si anteriormente se hacía mención a Perú o Venezuela. De ese modo. 106). (1994) y Venezuela (1999) sustituyeron su sistema bicameral por parlamentos unicamerales. por primera vez en nuestra historia. militantes del MNR. del sistema de partidos tradicional. prefecturales. pág. 7-30). Manfred Reyes Villa. recomposición (o al menos preservación). La Paz. José Luis Paredes. que obtuvo 54% de los votos. NFR y ADN se erigen en férrea oposición.

Vale decir. producto de la reconstitución actual del sistema partidario. Los factores fiscales En este acápite se pretende conocer en qué medida la posesión (o no) de recursos naturales y los modelos de distribución fiscal tienen efectos . su potencialidad federal. un conocimiento más profundo de la política nacional permite leer entre líneas y saber que el exacerbamiento del conflicto regional. en particular. visualiza. la más larga va desde 1985 hasta agosto de 2007. en tanto sólo el MNR sobrevivió en la elección de 2005 con poco más de un 5% del electorado. no obstante su diseño. este montaje institucional enciende su sello federal. primando la orientación regionalista sobre la partidaria. azuzando la pugna centro/departamentos. Una segunda etapa. un órgano de poder “normalmente” supeditado a los designios partidistas. “El Senado tuvo tres etapas durante la era democrática. Sin embargo.147 Vale decir.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 159 en estos últimos tres años este poder de veto. cobija simultáneamente a viejas élites partidarias. pero ya no con orientación partidaria sino desde los departamentos”. en función tanto a la fortaleza de los partidos gobernantes como el sistema de partidos. 3. desde ese momento a la fecha. so del sistema de partidos. precedida por su debacle en términos de desprestigio y derrota electoral (pero no necesariamente de colapso).4. no cabe duda que tanto el Congreso como el Senado. el Senado vuelve a la oposición pero ahora con una lógica departamental. Antes. en general. y la específica correlación de fuerzas vigente. El MNR y ADN obstaculizaron todo lo que se proponía desde el Ejecutivo. han despertado esa configuración regional. con la activación del Senado como institución de representación regional. ante la caída del sistema de partidos. en la que el Senado está en manos del oficialismo y entonces tiene mayor injerencia lo que decide el partido. En suma. Una mirada fría a las siglas partidarias corroboraría el colapso. El Senado obstaculiza. en conversación personal. este órgano representativo se regía por pautas partidarias que son repentinamente suplidas por el enseñoramiento departamental. como correlato a la pugna por evitar el colap147 Carlos Borht. explican la forma e intensidad que asume el conflicto. La primera etapa es la de un Senado dominado por la oposición que ni siquiera permitía al presidente Siles nombrar a sus embajadores.

Al extremo. 11-17). 148 do como consecuencia del aumento de la pobreza. ¿se constituye esta posesión casi demoniaca en una senda sin retorno? En principio se sabe que la respuesta es negativa.151 además de entronar al rentismo como un dato casi estático de la realidad. Hecho que define una ecuación simple. surge un par de grupos de interrogantes: por un lado. 151 Roberto Laserna (2008. ¿el problema es por tanto el ser dueños de cuantiosos recursos naturales?. y ya en el plano reflexivo nacional.152 Asimismo. hay algún modelo menos perjudicial que otro y. pues países como Noruega. por otro lado. La tesis apunta. en caso afirmativo. por el contrario. simultáneamente. y. de plantearse que la conflictividad social ha tendido a un repunte significativo una vez descubiertos los volúmenes de gas que posee el país. pág. en Diego Ayo (2007.150 Éstas –las movilizaciones– producen daños que disminuyen el crecimiento del PIB (en casi un punto). . Con esa orientación se tiende a atenuar aquellas interpretaciones unidimensionales que vinculan el incremento de las movilizaciones sociales. Por el contrario. 152 Rubén Ferrufino (2008). En ese sentido. Chile o Botswana han logrado sobrellevar esta “desgracia”. Se comprueba reiteradamente en el planeta en su conjunto que la correlación entre posesión de recursos naturales y democracia sigue una ruta inversa. pág. capaz de orientar las transferencias fiscales con criterios políticos (clientelares) antes que meritocráticos (por eficiencia) o de necesidad (por pobreza). sino que la pobreza tiende a aumentar como efecto de los conflictos (las denominadas movilizaciones sociales) que procuran sistemáticamente obtener una tajada de la torta del gas.160 Segunda parte diferenciados sobre la conflictividad regional. con el incremento de la pobreza. Veamos. entre los que destacan. más propenso a la estabilidad política que al conflicto? 150 Roberto Laserna. mayor aparición de rivalidades entre diversos actores institucionales y sociales. Roberto Laserna y Stergios Skaperdas (2008). con particular consolidación de pautas de comportamiento social rentistas. de que a mayor explotación del gas. 149 José Luis Evia. ¿hay diferentes modelos rentistas. por ende. a poner en evidencia que las naciones “bendecidas” por sus riquezas naturales desarrollan regímenes autocráticos con escaso aporte social y. en caso de admitir la injerencia perniciosa del rentismo. podríamos llegar a aseverar no que los conflictos se han incrementa148 Rubén Ferrufino (2008). ob149 viamente los actores regionales. extremando el argumento a efectos de ser explícitos. 455-469).

por lo tanto. modo se señala la existencia de tres momentos “clave” en su aplicación. Si bien se hará distinción entre los modelos expuestos (el primero y el tercero vinculados a la repartición de recursos por concepto de riquezas naturales. la inten- Por ello. se podrá observar que sus efectos sobre la pobreza no son disímiles en términos sociales (no en grado tan marcado que implique la supremacía de un modelo sobre otro).153 Como se puede colegir.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 161 La respuesta a estas interrogantes. O en otras palabras. visualizada en la capacidad de lograr mayor o menor estabilidad y. una vinculación causal entre poseer recursos naturales. su sola presencia no explica la conflictividad regional. Distinguir diferencias en el diseño distributivo coadyuva a comprender que. habiendo todos ellos tenido sólo un éxito parcial en la disminución de la pobreza y/o en el crecimiento económico. con el propósito de dejar en claro que el problema (que azuza los conflictos regionales) no reside en la posesión de recursos naturales (necesariamente). para contestar estas interrogantes se expondrá los modelos de distribución fiscal que han predominado en la historia del último medio siglo en Bolivia. distribuir deficientemente los recursos fiscales y mantenerse en la pobreza. con la Ley de Participación Popular en los 90 y con la Ley de Hidrocarburos en este nuevo siglo. el modelo ligado a la distribución de rentas obtenidas por los recursos naturales tiende a una mayor exacerbación del conflicto y así lo demuestran los indicadores de incremento de los conflictos que comienzan a tener una lógica regional localizándose también en departamentos como Santa Cruz o Tarija que no eran hasta hace menos de una década territorios más que excepcionalmente envueltos en conflictos. este punto intenta destacar 153 Aunque si marcan cierta diferencia en términos políticos. Lo que evitaría caer en un determinismo “naturalista”. En la década de los 60 a través de la distribución de las regalías. a prácticas rentistas. a no ser adherida a consideraciones más complejas e integrales. y es lo que se desea enfatizar en este acápite. ni debe haber necesariamente. De ese. no obstante la posesión de recursos naturales. no es tajante. Al parecer. . de una u otra manera. y que su diseño diferenciado podría repercutir positivamente en la atenuación del conflicto. No obedece a una razón única. a diferencia del segundo adecuado a los vaivenes de ción de este acápite es comprender que no hay. sino en el formato de distribución fiscal existente que induce. mostrando que el asunto de la fiscalidad no sólo no es un aspecto menor. se puede implementar un mecanismo fiscal que se sobreponga al destino fatal de su existencia. No es unidimensional y aunque resulta influida por la existencia de recursos naturales. la presión tributaria). más o menos conflictividad (los modelos uno y tres parecen ser más conflictivos).

por ende. esto constituye sin duda un indicador de la emergencia de este Departamento como principal motor del desarrollo nacional y. sin embargo. uno de los lugares más frecuentemente ocupados por la gente de todo el 154 Roberto Laserna y Miguel Villarroel (2008. Cochabamba. más conflictivos en el corto plazo. . En contraste. entre 1985 y 1996 lo fue en menor medida que en otros momentos. también de su creciente peso en la esfera política. Esto no obvia que los modelos ligados a los recursos naturales sean. En ella se va incubando la potencialidad del conflicto por sus efectos desiguales en el mediano plazo en la redistribución del ingreso. localizándose en departamentos como Santa Cruz o Tarija. excepto por una breve disminución de sus porcentajes entre 1990 y 1994 y una tendencia al alza de los mismos a partir de 2004 aproximadamente. es el principal escenario de dichos eventos en todo el país en términos porcentuales. se mantiene relativamente estable durante casi todo el periodo estudiado. Así lo demuestran los indicadores de incremento de los conflictos que comienzan a tener una lógica regional en escalada permanente. y muy frecuentemente. el caso de Santa Cruz nos muestra una clara tendencia al incremento de los conflictos que se registran dentro de su territorio. En este sentido. en su calidad de sede de gobierno. y muy especialmente a partir de 1993. que no eran hasta hace menos de una década territorios más que excepcionalmente envueltos en conflictos. y lo mismo le acontece a partir de 2005 hasta la fecha. año a partir del cual. 154 país para expresar sus demandas y reclamos.16). por otro lado. se aprecia que el Departamento de La Paz ha sido.162 Segunda parte que el aliciente vital para inducir al conflicto (regional) reside en la lógica rentista que acompaña la entrega de recursos fiscales. al parecer.

el propósito es comprender qué mo155 Carlos Hugo Molina. cuando no corporativos y oligárquicos) antes que un desarrollo integral como país. Los momentos fiscales y su relación con la pobreza y el crecimiento Como se señaló anteriormente. el último medio siglo de historia nacional: la posibilidad de progresar como país en torno a una “buena” transferencia de recursos públicos. pues la sola mención a esta Ley generaba hondo malestar en el adalid de la descentralización departamental: el Comité Cívico de Santa Cruz. La época del auge mineral (plata y estaño) definió el crecimiento de una Bolivia andina. . al menos. alejada de 3.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 163 Gráfico 3 Conflictos por departamentos según año 1970 . En las líneas que siguen se sostiene que Bolivia vivió tres “momentos fiscales” desde 1952 (vive actualmente un “tercer momento fiscal”). que hasta la misma aprobación de la norma mantenía su postura de abierto rechazo. que impulsaron –tesis de partida– desarrollos regionales (y. parciales y fragmentarios. el incremento de conflictos regionales tuvo lugar ya desde la época del inicio de la participación popular. Este es un problema que afecta. No es extraño este desarrollo fragmentario a lo largo de nuestra historia.155 Rechazo que se mantuvo sólido obligando a que sólo un año después una ley no contemplada por el gobierno de Sánchez de Lozada fuera aprobada: la Ley 1654 de Descentralización Administrativa. Claudia Peña y Claudia Vaca (2008). por ende. Aspecto que tampoco es casual.2007 Resto de Bolivia La Paz Cochabamba Santa Cruz 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0% 70 75 80 85 90 95 00 07 Así pues. mentos fiscales ha existido y en qué medida han sido capaces de reducir la pobreza como evitar el conflicto regional.5.

rasgo que la Revolución del 52 buscó superar con lo que fue la “Marcha hacia el Oriente”. Un festejo acompañado inmediatamente por una tenaz lucha por el 11% de regalías fijado ya en una ley promulgada en 1938 por Germán Bush como beneficio para los “departamentos productores”. ¿Qué significó esta vehemente disputa por el excedente? Las cifras señalan157 que de 1960 a 1986 los pagos de YPFB por concepto de impuestos nacionales (a partir de 1970) y regalías departamentales (a partir de 1960) sumaron 1. Primer momento político/fiscal: YPFB y las regalías departamentales Qué duda cabe que el descubrimiento de petróleo y gas en Camiri allá por la década del 50 fue motivo de festejo. pág. cit. fecha que marca el inicio de un tercer 156 José Luis Roca. momento: “el momento departamental/municipal” (auge departamental y municipal). en buena dosis. el “microcosmos internacional” al que se refiere José Luis Roca. frente a los 629. 3. el sesgo regionalista.281. más orientados a la consecución de sus propios intereses que a los de la nación boliviana–.156 retorna en diversas coyunturas históricas con inusitada fuerza. De este monto. como sello genético boliviano –tesis que apunta a comprender Bolivia casi como un mosaico de pequeños países. Este emprendimiento.164 Segunda parte la Bolivia oriental. .1. 415-416). que auspicia la Ley de Hidrocarburos. distribuidas de la siguiente manera. Parece estar siempre latente. conceptualizados como regalías. preservó. no obstante su relevancia histórica en un sentido nacionalista. 988. y por tanto se basa en la distribución de rentas procedentes de los recursos naturales.000. Cada momento político/histórico coincide con un momento fiscal. de la mano de la Ley de Participación Popular hasta aproximadamente 2005.424. Eduardo Arze Cuadros (2002. Al parecer. Un primer “momento departamentalista” (auge departamental) abarca desde el aprovechamiento de las regalías departamentales desde la década del 60 hasta 1994.5.000 fueron contabilizados como impuestos destinados a cubrir el funcionamiento del Estado boliviano. op. pero incide más en aquellos momentos históricos “decisivos”. 157 En adelante. En este último año se inaugura un segundo momento: el “momento municipalista” (auge municipal).617 millones de dólares.

otros 174 rondaron entre -2. sería.5% y 0. este Departamento habría sido receptor de más de las dos terceras partes de las regalías departamentales.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 165 Santa Cruz 454. Se garantizó el desarrollo regional por sobre el nacional. Viceministerio de Descentralización. tradicionalmente desatendidas.128. Sin embargo.224. 3.5.000 93. como efecto de esta enorme transferencia de recursos. Sería profundamente mezquino desmerecer la pujanza que sobrevino en estas tierras. se observa que 91 municipios crecieron entre 0 y 2. Sin embargo no representan ni siquiera la décima porción de los recursos fiscales municipales.5%. Si exceptuamos los recursos impositivos.1986 Tarija Chuquisaca Otros departamentos 82. La segunda conclusión es que los municipios más pobres y más ricos en 1992 continúan siendo los municipios más pobres y ricos respectivamente. Fue un Estado selectivo. igualmente ingenuo (o malintencionado) no reconocer que la “guía” estatal no fue igual para todos los hijos. ¿Fue una forma ecuánime de distribuir la riqueza? Las estadísticas no ofrecen dudas. un 4%.158 Se estableció otorgar “a todos por igual”. del 100% de ingresos provenientes de la venta de petróleo boliviano. pero de todos modos incentivó. a lo sumo. con hijos que crecieron disparejos. más de la cuarta parte estuvo destinada a Santa Cruz. una repartición rentista (o de pasividad fiscal). Segundo momento político/ fiscal: la participación popular En este segundo momento es incuestionable que la distribución fue menos selectiva. La tercera conclusión pone sobre el tapete el incremento de 158 La excepción fueron los recursos HIPC que fueron entregados con criterios de pobreza.5%.000 Vale decir. Del lado positivo. ¿Cuál es la evaluación de este momento? La primera conclusión pone en evidencia que ha habido una enorme disparidad en el crecimiento municipal: de 310 municipios analizados. a lo sumo. en tanto no exigió rendimientos diferenciados ni atributos de desigualdad o pobreza para hacerse efectiva. Este Departamento creció a tasas por encima del 7% del PIB frente a otros departamentos que rondaron. Finanzas (2007.071.5% y sólo 16 lo hicieron por encima del 2.000 0 Total 629.000 Recuadro 4: Distribución de regalías 1960 . 29 tuvieron tasas de crecimiento anual inferiores a -2.424.2. . más allá de su específica condición individual. 33). delatando la persistencia en la distribución del bienestar. asignando a todo boliviano un monto fijo e igual.

no fueron recursos usados estratégicamente por un Estado igualmente estratégico.161 Se alega que el eje central siempre fue beneficiado y que ahora es “el turno de los otros departamentos”. 160 Los municipios ni siquiera requieren recaudar impuestos como meta básica. cfr. Téngase en cuenta que si Bolivia recaudó aproximadamente 900 millones en 2007. Datos que armonizan sólida pero perniciosamente con PIB igualmente desiguales. pues siguen percibiéndolos “desde arriba” de diferentes fuentes. los resultados sean menos auspiciosos de lo que sugería su inicio? La respuesta sólo ofrece una certeza: los recursos no fueron de ningún modo dilapidados. 3. ¿Cómo puede ser que después de casi 15 años de aplicación de esta norma y cerca a seis mil millones de dólares invertidos en este lapso. por ello la dependencia fiscal ronda el 90%. sino en qué medida la fórmula de distribución establecida por la Ley 3058 incrementa (o no) la asimetría departamental. frente a su par potosino que registra un PIB per cápita de 4. Tarija cuenta con un PIB per cápita de 12.5. técnico del Viceministerio de Descentralización. con valores que rondan los 100 bolivianos per cápita. la pasividad fiscal del modelo. 101-147). No sólo se mantienen la pobreza entre aquellos municipios pobres sino que su distancia respecto a los ricos se agranda. por tanto. Si bien esta sentencia parece cierta a primera vista. no propendió a otorgar en función a criterios de mérito o de necesidad. téngase presente que la inversión pública en el eje regional fue dominante en un promedio del 50% o más.439 bolivianos. se ahonda la desigualdad. como alguna versión tendenciosa podría suponer. Fue un Estado que se dejó llevar (un “Estado inercial”) y que. Un PIB tres veces menor. Basta observar que Pando recibe por concepto de este impuesto 4. de este incremento un 40% se va a Tarija y el restante 60% a los otros ocho departamentos. pág.3. por lo mismo.166 Segunda parte la desigualdad. 160 . y que en términos de inversión pública per cápita. Por ende.022 bolivianos per cápita frente a La Paz y Santa Cruz que cuyos habitantes reciben 45 y 39 veces menos. que terminó por garantizar un desarrollo más intenso y sólido para algunos más que para otros. Cochabamba y La Paz quedan siempre 161 Datos proporcionados por Rafael López. Noemi Lastra en Diego Ayo (2007.726 bolivianos. Sin embargo. La fórmula de distribución fiscal. Tercer momento: la Ley de Hidrocarburos El problema no es solamente si Tarija o Beni perciben menos recur159 En lo que sigue nos basamos en Werner Hernani-Limarino (2008). La respuesta no ofrece mucho misterio. Santa Cruz. Precisamente. 159 sos.

y seguramente se generarán en el desarrollo. 51%. coadyuvan a su irrefrenable extensión. 52% y en 2007.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 167 en los últimos tres lugares desde 2000 en adelante. en 2004. por un lado. preservar la actual ecuación fiscal sólo lograría agudizar las diferencias. en 1991. El desarrollo regional. en 2002. Primero. En la siguiente década los ingresos fluirían entre los 8 mil a los 15 mil millones de dólares. constituiría el rasgo dominante. propios del primer y tercer momentos pero no en criterios que incluyan. 59%. en 1996. 50%. pero en su combinación perniciosa con elementos de diseño fiscal y de equilibrio de poder visualizado en la estabilidad y fuerza del sistema de partidos. aún más importante. por el otro.) muestra por ejemplo que en 1987 Santa Cruz. siempre por encima del integral y nacional. su virulencia está atada a la fusión de una serie de .f. variables de eficiencia y/o mérito. ¿No habrá beneficiados? Con seguridad que los habrá. Vale decir.162 De ese modo. 62%. segundo. Ello determina que la sola presencia de los recursos naturales supone el azuzamiento de los conflictos (regionales). la prospectiva regional futura no varía (al menos no en forma substancial). Cochabamba y La Paz suman 51%. en 2000. al menos no en lo que devendría un desarrollo nacional integral. permite comprender que el problema no reside necesariamente en la posesión (o no) de recursos naturales. 46%. pero con la lógica tradicionalmente dominante mencionada. variables de pobreza y desigualdad y. Que se basa en la transferencia de recursos en función a criterios demográficos (propio del segundo momento) y/o (pseudo) productivos. sino en el diseño fiscal de “pasividad fiscal” implementado. No se trata pues de un criterio unidimensional para explicar los conflictos regionales. Esta es una conclusión fundamental por dos motivos. sino a solidificar la actual brecha de desigualdad entre departamentos. permite sentar las bases de futuras 162 Carmiña Arguedas (s. consolidando el mismo “Estado inercial” del que hemos hablado. Y. ya sea un modelo rentista con recursos naturales de por medio (momentos 1 y 3) o ya sea un modelo rentista carente de recursos naturales (momento 2). municipales y universitarias sumaron más de dos mil millones de dólares. no hay variaciones substanciales en los efectos que se generan. desigualdades con sus consiguientes secuelas de conflictividad cada vez más regional(izada). Como se observa. Lo que equivaldría no sólo a aumentar hasta el 2015 el cupo de indigentes en más de 4 millones de habitantes. Ello a pesar de que sólo en tres años (de 2006 a 2008) las cuentas prefecturales.

político y económico. disminuir el conflicto (regional). Ello queda patentado en la realidad de dos países dotados de una enormidad de recursos naturales como China y Rusia. económicos. lo cierto es que la experiencia muestra que es posible sobreponerse a la “maldición de los recursos naturales”. económicos. podría propender a disminuir la pobreza. Su incidencia.168 Segunda parte aspectos que. por tanto. que se ha estancado. Y para ello hay que tener en cuenta no sólo el modelo distributivo existente. sino el conjunto de elementos. el asunto de la fiscalidad comentado anteriormente sólo es incisivo como elemento integrante de un conjunto de variables adicionales. aun de mediar la existencia de recursos naturales. mientras Rusia impulsó una “descentralización viciosa”. institucionales y políticos para incrementar o disminuir los conflictos regionales. . con ello. institucionales. juntos. fiscales y políticos.6. con ello. sus caminos de desarrollo han sido inversos: China ha despegado económicamente frente a Rusia. 3. El éxito de la descentralización y con ello el amenguamiento del conflicto regional no son metas irrealizables. generar desarrollo y. De ese modo. La gestión pública integral y el riesgo de consolidar una “descentralización viciosa” En este acápite se intenta conocer en qué medida la (d)eficiencia en la gestión pública se relaciona directamente con la conflictividad regional en curso. Esto es. Se verá que la gestión pública y cómo se la conduzca son fundamentales para comprender la marcha de la descentralización y. siempre y cuando se converja en la atención de un conjunto de variables que hacen precisamente al éxito de esta medida política. queda adherida a elementos de orden institucional. indudablemente ahondan la conflictividad. que hacen lícito suponer que la implementación armónica de estas variables. Una explicación al respecto apunta a entender que China promovió una “descentralización virtuosa”. la posibilidad de que la conflictividad regional se atenúe o ahonde. para mantener el tenor de lo expuesto es preciso comprender cómo el factor fiscal se entrelaza con otros factores. que hacen a una “bue163 Rui Figueiredo y Barry Weingast (2002).163 Más allá de coincidir con esta postura teórica que ve en la descentralización la vía de desarrollo diferenciado. no obstante la presencia “intimidatoria” de los recursos naturales. A pesar de ser ambos países privilegiados en términos de posesión de riquezas naturales.

por ello mismo. se distinguen cuatro elementos que conducen a promover lo que se denomina una descentralización “virtuosa”: 1. 2. con ello.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 169 na” descentralización. con ello. restando fuerza a aquellos elementos de índole personal. ¿Bolivia apunta hacia el camino virtuoso o vicioso? Es innegable que la segunda vía exacerba el conflicto regional. que alude al establecimiento de je- rarquías. Por ende. No olvidemos que cualquier vacío institucional es inmediatamente copado por intereses menos formales y muchas veces ilegales. su antípoda también puede estar presente siempre y cuando se obstaculice su implementación (de los elementos a los que se hace alusión). rehuyendo a los conflictos y catapultando el desarrollo. El elemento institucional. agudizan la pugna regional. El elemento político. que apunta a la posibilidad de que los niveles descentralizados tengan autonomía (o relativa autonomía) en sus decisiones de política económica y. ¿Cuáles son esos elementos “bondadosos” que favorecen un mejor desempeño de esta medida? Sin usar argumentos de índole determinista (lo que hace pensar que alguno de ellos podría faltar o funcionar con menor eficiencia sin alterar grandemente el carácter positivo de esta política). y. reglas y competencias claras entre niveles. valga la insistencia. las prefecturas tengan la capacidad de delinear determinados proyectos económicos sin tener que restringir su ímpetu a causa de impedimentos establecidos por el gobierno central. que incluye la necesidad de que exista coordinación entre niveles con la creación de instancias de diálogo intergubernamental como mecanismos transparentes de solución de las controversias políticas existentes. ahondando los conflictos regionales. no se interfiere en la política subnacional. Prima la formalidad institucional inobjetablemente previsible. por ejemplo imponiendo autoridades en la jurisdicción del prefecto (el . no como algo apocalíptico. inmodificable. cabe remarcar que hay elementos de gestión pública cuyo uso deriva en una dinámica encomiable de descentralización. Sin embargo. El elemento económico. De todos modos. 3. sino por la aplicación errada de políticas que. haciendo fracasar el proceso descentralizador y. corporativa y/o partidaria.

la combinación de presencia elitista departamental y un marco institucional (la democracia representativa extendida al nivel meso). 4. éstas pertenecen al nivel nacional y tienen al nivel meso como espacio propicio para su propia conservación en el poder (modelo chino/modelo de relaciones horizontales). el conflicto regional. a su vez. . aunque con diferencias con sus jefaturas nacionales. No es una misma cadena. Antes de analizar cada elemento mencionado. Éstas últimas acceden a determinadas jerarquías. La democracia departamental. mandos medios y bases. El modelo opuesto es aquel en el que si bien hay rivalidad entre élites. consolida esta competitividad al dotar a las élites departamentales de competencias y recursos.170 Segunda parte corregidor) o alentando desde el nivel central campañas de desprestigio contra las autoridades departamentales. Y es el referido al juego de élites como promotor del conflicto. generando fricciones constantes y avivando. generan las bases del ahondamiento de la conflictividad regional. los portavoces departamentales forman parte de una misma cadena. sino varias. Se parte de la tesis de que el conflicto se genera allá donde predomina una conformación elitista competitiva y no cooperativa. convirtiéndolas en dadoras de servicios públicos con el mismo rol de sus homólogas del nivel central. En suma. Por ende. Por competitiva entendemos la relación vigente entre las élites del nivel nacional y las élites regionales (modelo ruso/modelo de relaciones verticales). que supone la consolidación de un sistema de transferencias fiscales concertado y debidamente fiscalizado. resta añadir un apartado teórico fundamental para comprender este capítulo. Lo contrario supone un uso relativamente discrecional de los fondos públicos desde cualquier nivel estatal. El elemento fiscal. En palabras sencillas: a veces se usa el ámbito departamental como medio de preservación de prerrogativas más que como plataforma de irrupción de nuevas élites. El caso del modelo competitivo es diferente. pero no a las superiores. No responden necesariamente a las élites nacionales. con ello. Se diluyen en el camino pero simultáneamente quedan atrapadas en las redes políticas que tejen estas élites. con sus respectivas jefaturas.

1. Con esta información de fuente primaria se ha elaborado un cuadro de relaciones por cada departamento. de marginación municipalista. En él se observa qué actores apoyan a sus autoridades y cuáles no lo hacen. Queda en el recuerdo el vendaval de propuestas centradas en el Departamento y. vista en el capítulo previo. en caso de mantenerse la 164 Se hizo el estudio en todos los departamentos del país con excepción de Chuquisaca y Pando. Santa Cruz • Modelo triterritorial consolidado (y sólida presencia municipal): observamos que.1. menos general que la simple sentencia referida a “los departamentos” como un todo. se analiza las relaciones de la Prefectura con las éli- . aunque aún de forma preliminar. Es decir. Se procura complementar la visión del conflicto entre el Gobierno central y las regiones. 95-97). cómo las relaciones interelitarias dentro de un departamento repercuten en la agudización (o no) de los conflictos regionales. desembocando en diversas formas de correlación de fuerzas con efectos igualmente diferenciados sobre la posibilidad de que el conflicto se atenúe o ahonde. se podrá sugerir alguna geografía regional del conflicto.1. Para lograr este objetivo se ha hecho una investigación de campo basada en entrevistas en profundidad. Élites en coordinación o en competencia En este acápite. mediana o mucha frecuencia. pág. en qué departamentos se tiende a producir mayor conflicto. Vale decir.165 Lo que prometía la agudización del conflicto intraregional. se observa en qué medida estas relaciones derivan en mayores o menores dosis de conflictividad regional. tes actores más influyentes dentro del Departamento. se solidifica una estructura estatal triterritorial (amplio respeto por los tres niveles de gobierno). “desde adentro”. LAS ÉLITES EN EL PODER. Veamos los departamentos estudiados.164 4. ya en el segundo apartado. Las relaciones de poder dentro de las regiones. LA DEMOCRACIA EN ÁMBITOS DEPARTAMENTALES Y LOS CONFLICTOS REGIONALES Aquí se intenta conocer cuál es la relación entre la inauguración de la democracia en el nivel meso y la agudización de la conflictividad regional. En función a lo encontrado se podrá esbozar. Para ello se observa la particular conformación de poder intradepartamental. 4. de facto. si en esta relación priman criterios ideológicos/programáticos de afinidad y si ésta se produce con poca. tomando en cuenta si existe una relación con todas ellas. es decir. por ende. 165 Franz Barrios (2005.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 171 4.

167 son positivos. se ha superado. hasta el presente. En algún caso estas concesiones. Lo que supone el debilitamiento de imaginario mestizo predominante. se ha mostrado escasamente poroso a ideas “extrañas” a las defendidas tradicionalmente desde su seno. pág. 168 Este bloque. aunque sin desconocer la presencia e injerencia de otros actores menos proclives a la “ideología oficial” (por ejemplo. 111-115). Un imaginario multicultural y no sólo de incorporación marginal de los grupos indígenas vistos como minorías. pág. de convivencia de blancos mestizos e indígenas. • Bloque político hegemónico: se consolida un bloque social hegemónico en torno a la Prefectura. por lo tanto. Cualquier crítica no es bien vista. 169 Por ende. 169 Lo que se comprueba inclusive en la forma de hacer ciencia. aún más incluyente. a un imaginario. De acuerdo a los moldes predominantes sólo se considera “académicos serios” a aquellos que comulgan con el pensamiento predominante. en tanto aquellos que no comulgan con su ideología. Dicho bloque reúne a una triada de actores centrales: Prefectura. Comité y empresarios privados.166 Posiblemente este imaginario ceda terreno. Nelson Jordán (2007). agudizan el conflicto. Willem Assies (2005. son marginados. el Consejo Departamental o los mismos campesinos). cit. 168 Prado. año de la Marcha por el Territorio y la Dignidad) se inscribió en el imaginario de las élites dominantes la posibilidad de autodefinirse como mestizos. • Etnominimalismo en declive: se quiebra el etnominimalismo predominante hace sólo un par de años a favor de una incorporación. op. haciendo factible una mayor polarización y. aún tenue pero efectiva. al ser vistas como “dádivas” poco atentas a las reivindicaciones estructurales de los pueblos indígenas cruceños. 167 Al respecto. cfr. por el contrario. de los pueblos indígenas (conviene comentar que la Prefectura logró transferir recursos hacia los pueblos indígenas). Los resultados no necesariamente 166 Rafael Archondo (2000. se orientó la gestión hacia una mayor incorporación que reduciera los conflictos. Tradicionalmente el imaginario fue de “descendientes de blancos” y sólo en la “última época” (posiblemente desde 1990. pero bajo un liderazgo moral decisivo de parte del Comité Cívico del Departamento. aunque aún es prematuro afirmarlo.172 Segunda parte propuesta cívica de virtual invisibilización de los municipios. el incremento del conflicto. . 481-502).

La hegemonía del discurso autonomista clásico a cargo del Comité Cívico confronta un discurso contrahegemónico en permanente alza. que si bien no desdeñaba las proclamas autonomistas y de defensa de la “cruceñidad”. decidido a ir ganando legitimidad política dentro del Departamento a cualquier costo. el cual es sustituido por una ampliación del clientelismo institucionalizado. que si no son escuchados podrían alinearse al MAS a efectos de obtener réditos. evitando el conflicto con el Comité Cívico pero ahondando la polarización en bandos cada vez más claramente identificables y enfrentados. no logra edificar un espacio de auténtica deliberación. permaneciendo como una carta de disputa insoslayable con el Gobierno central. como es el de Santa Cruz de La Sierra. Esta fue una realidad hasta principios de 2008. Es menos una medida técnica que política. La gobernabilidad fortalecida por la desconcentración: la gobernabilidad departamental se vio notoriamente fortalecida gracias a la aplicación de la desconcentración prefectural que establece una plataforma de negociación –diversos “microparlamentos” provinciales– con actores potencialmente desestabilizadores del Departamento. aunque de indudable utilidad técnica en tanto se consigue guardar una mayor porción de recursos para “obras estratégicas”. no se alineaba exclusivamente con sus portavoces. que trasfiere recursos sin demasiada planificación. en que finalmente se dio curso a una alianza . lo que llevó a que el Gobierno central influya sobre la oposición para tomar el control edil. sugiriendo el enervamiento paulatino pero seguro del conflicto. A una “sana” dosis política (y clientelar) se complementa una • La ambigüedad del Gobierno Municipal capitalino: se corría el riesgo de que la centralidad del “modelo cruceño” quede diluida ante la ambigüedad del Gobierno Municipal más grande del Departamento (y del país). Sin embargo. en todo caso.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 173 • El avance lento pero seguro del Gobierno central: el Gobierno central aparece como un actor departamental incisivo. • sólida en el Concejo Municipal que garantizó la permanencia del actual alcalde (Percy Fernández). Ello en tanto el alcalde no tenía garantizada su mayoría. se logró imponer el modelo mencionado que.

logran compartir el podio. termine por diluir. 71-145). • La despolitización a costa del clientelismo con efectos sobre el sentimiento de cruceñidad: se tendió a asentar una escenario de evidente despolitización (“desideologización”) a costa del incremento clientelar aludido.2. Se observa. Las áreas rurales se saben copartícipes del modelo. La prebenda no encuentra límites. en Fernando Prado (2008. no hay porque no creer que siempre puede haber actores más prestigiosos (y útiles) que ella (la Prefectura). como es el reparto de recursos de modo casi no condicional. la posibilidad de que la estrategia de éxito coyuntural actual acabe volviendo incontenibles las demandas existentes apuntando a un posible incremento del conflicto. cuando no se acompaña esta medida con herramientas fiscales que privilegien las necesidades o los méritos. la singularidad de la Prefectura. 170 más. igualmente. por ende.1.174 Segunda parte gestión básicamente estratégica que incide en una decisiva aceptación social ampliada del “modelo cruceño”. Ese sitial lo ocupa el Gobierno central. De todos modos. . No hacerlo es dejar que el pragmatismo de los actores. sin embargo. como puntales filosóficos de distribución de los recursos públicos. el peligro es mantener estas alianzas fundamentalmente con un mecanismo de “pies cortos”. por ende. avanza en un sentido de atenuación con medidas como la aludida. Oruro • Centralidad compartida o subordinación prefectural: no cabe la menor duda que la Prefectura no es el actor central del Departamento. En el mejor de los casos. visto hoy como una sana dilución de la exacerbada lucha política e ideológica vigente. 4. Siempre se exige 170 Claudia Peña Claros. pero posiblemente favoreciendo una sensación de cruceñidad no sólo urbana –rasgo que ha sido hegemónico– sino de alcance rural y. Si la diferencia entre ésta y el Gobierno Central es sólo cuantitativa –quién da más–. Situación que ha llevado a que la Prefectura asuma muchas veces una actitud doble no necesariamente además de la eviden- te reducción del conflicto. pág. integral a todo el Departamento. • La indistinción de la Prefectura respecto al Gobierno central o la falta de una estrategia de desarrollo sólida: la dualidad es un riesgo presente e incisivo en el Departamento que.

se han sedimentado como “los actores” del Departamento.171 que a pesar de ser impulsores de la atomización más vehemente de la inversión pública. el Gobierno Municipal . ha puesto en cuestión la necesaria complementariedad que debe existir con los otros actores. se procura contentar al Gobierno central. esta actitud “soberana” de los cooperativistas constituye un flanco débil en el acontecer prefectural. No hay posibilidad de “ningunear” al ámbito municipal. los ciudadanos del ámbito urbano e. vista como un actor indudablemente subordinado al Gobierno central. Vale decir. la Prefectura desarrolla un modelo de gestión que pretende. por otro lado. • El modelo triterritorial o el imposible retroceso municipalista: cabe recordar que el diseño municipalista aplicado a Oruro ha devenido en la proliferación de “municipios inviables”. ante todo. pero. específicamente los cooperativistas se sienten los actores más decisivos. Esto marca un quiebre con la gestión departamental cuya orientación es –o debe ser– integral para todos los actores departamentales. Se sienten los 171 Vladimir Ameller (1999). no del devenir departamental sino nacional. Tomando en cuenta que esta actividad es una fuente cada vez más importante de recursos departamentales. resultados claros y prácticos. “reconocer” la existencia de cuatro naciones indígenas dentro del territorio. consecuentemente. en la gestión prefectural y. en el desarrollo departamental.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 175 compatible. • El énfasis ruralista/indigenista: la Prefectura ha logrado poner en entredicho su posición ventajosa de inicio –lo que se denomina la “luna de miel electoral”– al impulsar un modelo que al preocuparse por darle un lugar preeminente a los indígenas. la participación popular ha marcado su sello en Oruro en forma posiblemente irremediable. Por un lado. defensores de la democracia y por tanto su punto de llegada no es la Prefectura. en general. sino directamente este último. entre los que destacan los empresarios. y su particular forma de “ciudadanía colectiva”. más inclinado a observar eficiencia en la gestión en términos de entrega de obras y. • La Prefectura ignorada o los mineros como actores de veto: los mineros. Hacerlo sólo logra exacerbar los conflictos. igualmente aunque con menor intensidad.

cfr. visualizándose más bien una pluralidad de exigencias corporativas/faccionales que denotan una configuración tribal. Sin caer en este tipo de excesos de fundamentalismo colectivista. Es difícil decir que existe la noción de “bien común” en Oruro.175 174 Téngase en cuenta que este departamento fue durante muchas elecciones una plaza de respaldo a la derecha. No hay un referente estatal claro para la ciudadanía. . (2003). Algo estudiado con mucha atención por Silvia Rivera en Mario Miranda Pacheco (1993. Si bien en lo político el Gobierno central está en lo alto de la jerarquía. pág.F Mansilla (2003. Reinvindican por ende una suerte de “democracia plebeya” que tiene en los movimientos sociales al actor central. la de los pueblos de tierras bajas. donde las bases establecen relaciones de conveniencia con la cúpula dirigencial. 173 Rasgo paradójicamente alentado por la misma Prefectura que en el loable intento por otorgar un horizonte común al Departamento bajo la égida indígena.C. lo que alienta “jerarquías técnicas” difusas.176 Segunda parte de la capital. departamental y municipal. del mismo modo se observa una similar dispersión estatal. Y por Estado entendemos a los tres niveles estatales existentes: central. pág. consolida este faccionalismo. tiene en el ejemplo orureño un sólido asidero. es imprescindible recuperar el concepto de “identidad colectiva” y “derechos colectivos”. es una característica señera de la “sociedad civil” boliviana: una sociedad poco afín a relacionarse entre sí. Es más un sentimiento de afinidad reactiva: están en contra del pasado imaginado como un tiempo plagado de corrupción y abuso más que a favor de un proyecto proactivo claro que implique el delineamiento de un plan de desarrollo para Oruro. Fundemos (2005). denotando el afianzamiento de relaciones verticales Estado-sociedad antes que relaciones de los diversos componentes sociales entre sí. • 172 neralizada hacia el MAS coadyuva en este propósito. como finalmente ha sido recuperado en la Declaración Universal de Pueblos Indígenas 173 Posiblemente en su seno predominen sólidos lazos intracomunitarios –amplio capital social-. Fenómeno propio de sistemas políticos clientelares. pero no intercomunitarios. por ejemplo. cfr. cuyo destino es compartir un territorio que no consideran común a todos ellos. el “estadocentrismo”. cfr. Comuna (2000). 4964). sólo que con una facción más beneficiada que otras.303-308). No hay responsabilidades claras. Ni siquiera la simpatía ge172 Hay un conjunto de intelectuales que no sólo reinvindican esta ciudadanía colectiva sino la ensalzan como superior a la ciudadanía individual en un país que estaría conformado por civilizaciones diferenciadas: la andina.174 • El Estado fraccionado como espejo de la sociedad fraccionada: el Estado tampoco adquiere un formato único y claro. Hoy apoya al MAS posiblemente menos por certidumbres étnicas compartidas que por el profundo deseo de cambio que prevaleció como rasgo típico del comportamiento electoral. como atributo cuasi consubstancial a la sociedad boliviana. De ese modo. cfr. La inexistencia de un sentimiento de orureñidad: no existe más que una convivencia casi obligada entre los diversos actores departamentales. 175 Cfr. la reflexión al respecto de H. donde se pone en evidencia que lo que aquí vemos. pero no entre sí. pero de fuerte raigambre estatal. Aunque este “descuido” no es sólo con los actores percibidos por la Prefectura como privilegiados. Así como hay una enorme dispersión social. la de la Bolivia informal urbana y la capitalista. sino con los mismos campesinos que observan que se privilegia lo indígena (el ayllu) sobre lo campesino (lo sindical). portavoz de una auténtica dinámica democratizadora. en versión regional. Salvador Romero B. Francis Fukuyama (1999).

plagado de jerarquías sociales con los carayana en el podio. 178 Una identidad que parece ser dominantemente beniana antes que nada.178 177 Téngase en cuenta que el mayor porcentaje de ciudadanos que se sienten componentes de una identidad camba no está en Santa Cruz. El discurso contrahegemónico a la cabeza del MAS tiene menos cabida departamental. Hilda Rea (2005. pág. 177 Situación que ha permitido que la viejas fisuras entre las élites castañeras del Norte (Vaca Diez) contra élites ganaderas del Sur. no por ello. Seligson (2006. 24). logrando una inédita cohesión. Ello ha dado lugar a la conformación de un bloque de poder hegemonizado por los gobiernos municipales. algo así. la presencia de los sectores marginales aunque aún tenue en términos de representación directa en espacios de gestión pública. . los collas más abajo y en el peldaño inferior los indígenas originarios de la región como los caimanes. hay una evidente ambigüedad que dificulta la toma de decisiones. lo que conlleva un firme deseo de cultivar una personalidad propia: ni colla ni cruceña. los cambas en un peldaño menor. que deja en claro que la primera identidad es la “identidad de élite cívico-empresarial” por sobre cualquier otra. M. sino en el mismo Beni e incluso en Pando (cerca al 90% de los benianos se sienten cambas frente a un 85% de pandinos y 78% de cruceños. asumen una identidad procruceña. aproximadamente). sino.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 177 en la cotidianidad técnica –en el día a día de la gestión– hay menos claridad. la Prefectura. cfr. les élites benianas frente al colla: de todos modos.176 • Los nuevos adversarios benianos o la cohesión de las tradiciona176 Un bloque social que conforma lo que se conoce como la élite carayana que comparte un dominio profundamente patrimonial. además de contar con el apoyo indiscutido del Gobierno Municipal de la capital y el mismo Comité Cívico. se percibe.3. capaz de afianzar la pertenencia a la identidad departamental beniana. en cierta forma por la debilidad intrínseca de los opositores –indígenas y campesinos– que no representan juntos más que una quinta porción de los habitantes del Departamento. Lo que no significa necesariamente que esta identidad departamental se traduzca en mayor inversión en su tierra. hay un elemento discursivo muy emotivo que posiblemente no tenga plena correspondencia con lo que efectivamente se hace por la región. Téngase en cuenta que si bien se consideran “diferentes a los collas”.1. Por el contrario. como bien lo demuestra la investigación coordinada por Gonzalo Rojas Ortuste (2000). al cruceño como “imperialista”. 4. ceda frente al “enemigo en común”. 53-114). la Federación de Ganaderos y los empresarios castañeros. otrora impulsoras del bipartidismo tradicional MNR versus ADN. ha sido decisiva en la conformación de un bloque de poder cohesionado en torno al discurso de la “blanquitud y la prosperidad y pujanza económica” frente a una pocas veces declarada pero sentida “invasión colla”. Beni • La pujanza del discurso autonómico y el tradicional bloque en el poder: Beni es el departamento en donde el discurso centrado en las autonomías cuaja con más fuerza. respectivamente. Vale decir. En realidad. muchas veces. como camba amazónico y de fuerte pertenencia departamental: Wilder Molina (2009).

poco asimilada como tal por los mismos actores segregados que advierten. por un lado. La ausencia de de puentes entre el bloque dominante y los sectores excluidos: El Gobierno central no tiene en este Departamento la fuerza o el empuje que se muestra • La efectiva desconcentración como medida de fortalecimiento subregional antes que étnico: de . permea un discurso doble hacia esa otra realidad beniana: aquella avizorada por indígenas y campesinos. • todos modos. dejando en claro que lo que importa es la consolidación de esta inédita “democracia pactada” entre las élites subregionales dominantes. se adopta una actitud de inobjetable democratización discursiva –“se trabaja para todos los benianos”-. un capital intracomunitario más que intercomunitario. En todo caso. estas trasferencias obedecen ante todo a disputas regionales internas. siendo funcionales a la labor prefectural. se tiene recelo a su postura menos dócil que en el pasado. ahuyentando los reclamos antioligárquicos (“todo se invierte en Trinidad”). Se impulsa. como su transferencia directa hacia pueblos indígenas. por otro lado. desde la óptica prefectural. antes que a esfuerzos de integración étnica. la Prefectura desarrolla un valioso proceso de ruralización de la inversión –la denominada desconcentración– que logra. en otras palabras. Prima el clivaje regional sobre cualquier otro. evitar tanto la concentración de recursos en las áreas urbanas o en la misma capital. un sólido capital social “hacia adentro” (al estilo mafia italiana o secta musulmana) que “afuera” o. por otro. pero que tienen la capacidad de fragmentar cualquier intento de unidad interna. que empieza a marcar modificaciones en la rutina secular de dominación existente. pero. con la lógica clientelar predominante que intenta seducir a indígenas carentes ya de legitimidad en el seno comunitario (indígenas desprestigiados que trabajaron en otros gobiernos). poco atenta a la necesidad de impulsar medidas de discriminación positiva reales y claras. Por un lado. con la preservación de relaciones de discriminación.178 Segunda parte • La tibia incorporación de los sectores marginales y la extensión de prácticas clientelares: en ese sentido. por ende. pero. lo que sería alentar la postura política del MAS.

el departamento con la mayor polarización: es el departamento donde se atestiguó. . 179 existente. El Gobierno central tuvo similar o incluso mayor injerencia que la misma Prefectura. 181 • El Gobierno Municipal de la capital. en tanto el Gobierno Municipal de la capital está duramente enfrentado a la Prefectura –disputas personales entre el Prefecto y el Alcalde. desde una versión ciertamente sesgada.4. por la barbarie y brutalidad de las clases medias frente a los campesinos agredidos permanentemente. 182 Esta ausencia tiene lugar. Sin embargo.1. 180 Wilder Molina y Wigberto Soleto (2002). funcional al poder de las regiones benianas: sin embargo. 4. el municipalismo ha devenido antes que nada. en un funcional marco institucional para resolver las pugnas subregionales departamentales 180 y/o ahondar el predominio de las élites dominantes. por efecto de la reforma agraria que dejó desprovisto al departamento de élites conductoras (por ejemplo. lo que generó un escenario de confrontación ideológica absolutamente agudo. o podría hacerlo. hasta la salida de Manfred Reyes Villa como efecto del referéndum revocatorio. a diferencia de Santa Cruz). los empresarios y el Comité Cívico: En realidad. Hay pues un vacío enorme que no se puede cubrir. más que un apoyo institucional orgánico. María Lohman y José Luis Gareca (2007). El excelente trabajo de José Gordillo antes citado. • El apoyo a la Prefectura de actores débiles. la mayor polarización 179 En todo caso.182 En él inclu- so se absorben muchas demandas indígenas. lo que conlleva la imposibilidad de establecer lazos más sólidos con las poblaciones marginales del Beni. hubo una irradiación personalista del Prefecto hacia estas instituciones. 181 Esta dualidad se produciría.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 179 en otras regiones. sin embargo. capaz de sedimentar un formato caudillista incuestionable en medio de un paisaje de absoluta ausencia de liderazgo alternativo. precisamente. cfr. visualizadas en Gobiernos Municipales con identidades propias desde antes de la promulgación de la Ley de Participación Popular: ILDIS (1987). • La pujanza municipal. Es un departamento virtualmente carente de élites capaces de liderar el desarrollo. Cochabamba • Cochabamba. Beni es un departamento compuesto por ciudades intermedias. adversario de la Prefectura: la Prefectura. con ribetes de dualidad urbano-rural o ciudad versus campo nunca antes presente. cfr. en descargo de lo mencionado el municipalismo tiene una enorme pujanza departamental y hasta el presente ha servido como el mejor actor de enlace entre los diversos actores del Departamento. tuvo la desventaja de no tener la unidad al menos urbana.

180

Segunda parte

El caudillismo prebendal: este caudillismo tuvo la posibilidad de consolidarse a partir de la generación y consolidación de mecanismos patrimoniales hondamente exacerbados que se tradujeron en una relación directa entre Prefectura-comunidades, obviando a los “intermediarios naturales” de dichas comunidades: los sindicatos. Y fue ésta precisamente la acción que adoptó la Prefectura llegando a insertarse incluso en páramos hostiles como el trópico cochabambino, plaza inobjetable del MAS. •

ción” en Cochabamba fue previa al lanzamiento de este programa gubernamental. Las corporaciones como entes desconcentradores o la consolidación de patrimonialismo: al inflado uso discrecional de los recursos públicos se añadió una herramienta funcional a su consolidación, que no fue sino la particular desconcentración auspiciada en el Departamento a través de la creación de las denominadas “corporaciones regionales de desarrollo”. Alentaron un discurso altamente ponderable –en realidad no se podría estar en contra de la esencia central de ese postulado–, en tanto se pretendía orientar este diseño al impulso de un desarrollo económico en las variadas regiones cochabambinas: Valle Alto y Bajo, Cono Sur, Trópico, en el área metropolitana y, obviamente, en la región andina. Sin embargo, en realidad, tanto por su escasa formación técnica, su reducido número de funcionarios y su incapacidad para establecer lazos con las instituciones ya vigentes (por ejemplo, las mancomunidades), se vislumbraron como instancia políticas, cuyos funcionarios eran operadores políticos (“somos los ojos del Prefecto en las regio-

La hegemonía del patrimonialismo como rasgo central en la dinámica regional: esta actitud de incremento patrimonial no es unilateral. Se convierte en un rasgo característico de la descentralización en Bolivia, aunque seguramente con particular relevancia en Cochabamba, dado que desde el Gobierno central se veía a este Departamento como la “plaza natural” del presidente Evo Morales. De ese modo, el uso de “cheques venezolanos”
183

parece haberse afianzado en este Departamento antes de que se empiece a repartir estos recursos de manera oficial. La “venezoliza183 Donaciones del Gobierno de Venezuela que el Presidente Morales entrega en forma directa a los municipios.

El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto

181

nes”). Con estas corporaciones se consolidó el exacerbamiento del cortoplacismo, la atomización de la inversión pública y el clientelismo institucionalizado. •
184

Los municipios como mayores beneficiarios: frente a esta situación de distribución indiscriminada de recursos, los más beneficiados parecieron ser los mismos municipios que coquetearon tanto con el Gobierno central como con la Prefectura. No cabe duda que la preferencia fue por el noviazgo oficial del pretendiente masista, pero tampoco eludieron los regalos del otro aspirante al altar. Ello consolidó aún más al municipalismo y, por ende, al Estado triterritorial. Aunque claro, un municipalismo cada vez más renuente a ceder a sus prerrogativas prebendales. Un municipalismo pasivo, alejado de aquellos preceptos filosóficos arrimados a la eficiencia o a la necesidad como consignas centrales en la distribución de los recursos.

La ausencia de la cochabambinidad: en este escenario, predominaron relaciones bilaterales y no multilaterales. No hay propiamente una cochabambinidad discutiendo el presente y futuro del Departamento. Lo que hubo fueron partículas sociales ávidas de obtener cualquier beneficio de cualquier polo. Algo que en cierto modo atenuó, aunque no extirpó el nivel de ideologización vigente. Se percibió que la aceptación prebendal tiene límites frente a las consignas ideológicas masistas cuyo acatamiento disciplinado reduce el éxito de la dádiva. Sin embargo, desde el otro vértice, se percibe igualmente que esta disciplina ideológica tiene un alcance restringido. Los dirigentes están más comprometidos con el cumplimiento de las consignas ideológicas que las mismas bases, más prácticas y deseosas de contar con servicios u obras requeridas en su comunidad antes que defender intransigentemente postulados políticos. •

El “tercer actor”, el ciudadano de a pie: sin embargo, hay un contingente poblacional, difícil de cuantificar, que se sintió preso entre ambos frentes. Se vio pues “un tercer actor”, que podríamos denominar como “el ciudadano de a pie” que no comulgó necesariamente, o lo hizo con distintos matices, con los discursos dominantes. El ambiente político de confrontación permanente condenó a los indecisos o a los críticos,

184 Prebendalismo extremo, aunque encubierto por una densa capa ideológica que alude a lo indígena, lo popular, lo nacional para efectivizarse; Cfr. Jorge Komadina y Celine Geffroy (2008, pág. 113-139).

182

Segunda parte

vistos ante cualquier evasiva como “enemigos”. Vale decir, se vivió el triunfo del radicalismo desde ambos frentes ya sea denunciando una gestión presidencial “autoritaria, totalitaria, ineficiente, etc.”, o ya sea a la inversa, arremetiendo contra un Prefecto “paramilitar, corrupto, neoliberal, etc.” De ese modo, la mayor debilidad de la Prefectura fue precisamente su posición antagónica respecto al Gobierno central, lo que impidió un trabajo menos político en beneficio del verdadero perdedor: el ciudadano. 4.1.5. La Paz • La ausencia de un actor departamental: el rasgo más destacado en el Departamento de La Paz hasta antes del referéndum revocatorio fue la ausencia de un actor propiamente departamental185 que lleve adelante a una paceñidad secularmente constreñida por el centralismo. Sin embargo, esa ausencia no delató un vacío, en tanto el Gobierno central copó este espacio con notable eficiencia constituyéndose en el actor, de lejos, más influyente y prestigioso del Departamento.
185 En realidad La Paz carece de un tejido social fuerte, algo que arrastra desde su pasado más lejano, signado por la fragmentación antes que por los lazos interculturales. Ver el excelente trabajo de Fernando Cajías (2007, pág. 243-245).

Los actores tradicionales sin propuesta de Departamento: en este escenario los relativamente exitosos portavoces de la visión departamental de otras regiones, como son los comités cívicos, no tuvieron asidero en una realidad adepartamental. Lo propio ocurrió con el empresariado paceño, cuya identidad fue casi indistinguible en un Departamento que ha vivido alrededor de la administración pública, el comercio y los servicios (juntos suman cuatro quintas partes del PIB departamental).186 Vale decir, las élites tradicionalmente dominantes lo han sido de forma feudal/señorial como casta antes que como región y menos como país.187 Ningún actor ha suplido esa falencia inhibiendo cualquier posibilidad de reducir las enormes desigualdades existentes. 188 La identidad paceña en torno a lo aymara: de todos modos, si se percibe una identidad paceña en ciernes. No liderada por un actor departamental específico pero si en torno a un Gobierno central capaz de irradiar una identidad relativamente homogénea, compuesta

186 A pesar de la pujanza económica demostrada en la última década y media, que atestiguó el incremento de las exportaciones de productos no tradicionales paceños de cerca de 100 millones de dólares a casi 400; cfr. Henry Oporto (2007, pág. 2-15). 187 Nos recuerda la estremecedora aseveración de René Zavaleta referente a que “su patria es del tamaño de sus haciendas”. 188 Es muy útil la colección de trabajos departamentales elaborados por el PNUD acerca de su situación de pobreza y desigualdad de cara a los Objetivos del Milenio. Este departamento está por encima del promedio de pobreza nacional. Cfr. Víctor Hugo Bacarreza (2007).

El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto

183

por pobres y aymaras, con el aditamento de impulsar (o mostrar que se lo hace) “reformas revolucionarias”, tendientes a favorecerlos. Hay pues un evidente orgullo étnico latente que ve al presidente Morales, aymara en un Departamento aymara,189 como al propulsor de una reivindicación largamente anhelada. Ese sentimiento da solidez a una identidad que empieza a sedimentarse en torno a un discurso “nacional popular” sólo que esta vez no en torno a lo mestizo sino a lo indígena.190 • Municipios rurales, municipios

aliados del Gobierno central: los consejeros departamentales, verdadera correa de transmisión de los designios presidenciales sobre la Prefectura, además de portavoces de la información prefectural hacia el Gobierno central.192 • Los actores sociales como base de apoyo al Gobierno central: asimismo, hay un apoyo menos férreo pero real hacia el Gobierno central de los actores sociales más influyentes en el Departamento: la Federación de Campesinos del Departamento, los sindicatos cocaleros, la FEJUVE/COR e incluso CONAMAQ.193 Aunque en el caso de estas organizaciones sociales posiblemente predomina un comportamiento utilitario frente al Gobierno gentral. Son actores profundamente clientelares,194 pero decisivos en su capacidad de presión, a los que el Gobierno central termina por incluir en su lista de “aliados naturales”. Su
192 Diego Ayo (2008). 193 El estudio de Yuri Torres y María Teresa Zegada pone en evidencia que los denominados movimientos sociales, exhibidos como un todo orgánico en el discurso oficialista, en realidad detentan en su seno diversas orientaciones que van desde la casi pura lealtad personal hasta casi el exclusivo apego prebendal. Precisamente, La FEJUVE y la COR se encuentran más arrimados a esta segunda característica. Cfr. Yuri Tores y M.T. Zegada (2008). En todo caso, todas estas organizaciones comparten la posibilidad de ser promotoras de nuevas élites interesadas en acceder al poder como “nuevo bloque de poder” en una igualmente “nueva” Bolivia. Cfr. Álvaro García Linera (2004). 194 Existe una sólida relación clientelar entre la FEJUVE y el GM, Cfr. el interesante trabajo de Rafael Indaburu (2004); Carlos Hugo Laruta (2007) y el detallado trabajo de Máximo Quisbert sobre el agudizado comportamiento clientelar de la Fejuve alteña en épocas electorales (2003).

metropolitanos y consejeros en una red institucional a favor del MAS: Ayuda en este esfuerzo de (re)construcción identititaria la existencia de una red institucional y social relativamente bien estructurada, compuesta por una abrumadora mayoría de municipios rurales masistas, la región metropolitana dividida en los dos más grandes municipios del Departamento: el municipio de El Alto y La Paz, ambos fervientes simpatizantes del MAS,191 además de los siempre silenciosos pero efectivos
189 Téngase en cuenta que cerca a tres cuartas partes de los habitantes del departamento se autoidentifican como aymaras; cfr. Ramiro Molina y Xavier Albó (2006, pág.71). 190 Alvaro García Linera (2008). 191 Esto no siempre fue así. Los mismos municipios metropolitanos (La Paz y El Alto) carecieron de un rol decisivo en la marcha departamental, en inicio por su subordinación a los partidos tradicionales, y posteriormente (CONDEPA) por su absoluta ineficiencia y flagrante corrupción: Fernando Mayorga (2002).

184

Segunda parte

presencia acabó por consolidar a un Gobierno con fuerte propensión a usufructuar clientelarmente del Estado, establecer afinidades étnicas además de impulsar propuestas revolucionarias, como • motores de seducción dentro del Departamento. • La Prefectura como actor departamental opacado: en este escenario, la Prefectura apareció notablemente opacada. Es la Prefectura, dentro de las siete prefecturas analizadas, con menor presencia en el Departamento. Ocupó un lugar casi marginal en la escena departamental, opacada por el centralismo omnipresente y un caudillismo secante (a decir de diversos entrevistados). • El silencio político y las obras como puntales de gestión prefectural: de todos modos, llamó la atención su permanencia hasta el momento del referéndum revocatorio, no obstante tener a las organizaciones sociales tanto como a la red institucional en su contra. Con excepción de algunos picos de agresión, la Prefectura trabajó con relativa tranquilidad gracias a una táctica que la obligó tanto a mantener altas dosis de silencio tanto como a promover obras. •

Muchas obras que posiblemente azuzaron el faccionalismo social/ comunitario vigente, impidiendo que las bases se alcen en su contra en forma armónica. El rentismo desmedido y el trabajo directo con comunidades: vale decir, se observó en este Departamento la misma estrategia empleada por la Prefectura de Cochabamba de dirigirse directamente al ciudadano por encima de los intermediarios radicalizados, aunque aún más agudizada pues al parecer (versiones de los expertos consultados) La Paz es el departamento que más “costumbre” tiene de recibir todo desde el Gobierno central. Es un departamento donde calza mejor la teoría del rentismo que en ningún otro. Prima una lógica (hiper)distributiva por sobre cualquier afán productivo. El no a la desconcentración regional: en este sentido la Prefectura prefirió no apostar por promover desconcentración alguna con el propósito de evitar el surgimiento de lealtades contrahegemónicas de ningún tipo y, en este caso, de tipo regional (o subregional). La Prefectura prefirió o abordar a diversas comunidades directamente

El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto

185

o trabajar con los gobiernos municipales. Hecho que afianzó el poder municipal en forma incuestionable a tiempo de mantener la atomización municipalista, la más alta de todo el país, dado que en el Departamento conviven 80 municipios. • La clase media urbana como bastión de la Prefectura: aunque el principal apoyo siguió constituyendo la adhesión de la llamada “clase media urbana” a su discurso visto como “tabla de salvación” en un océano “indigenista” y “populista” o simplemente de confrontación. Sin embargo, las políticas de la Prefectura no estuvieron precisamente dirigidas a este sector (aún en su forma corporativa empresarial) al menos no con similar ímpetu al desplegado en la gestión de José Luís Paredes como alcalde de El Alto (cuando promovió una norma de desarrollo económico regional). 4.1.6. Potosí • No hay un actor departamental destacado: La Prefectura, constituyéndose en el actor más relevante del Departamento, exhibió permanentemente un prestigio muy mermado. El enorme apoyo elec•

toral en el referéndum revocatorio podría inducir a creer en la opción contraria, esto es, que la Prefectura está dotada de legitimidad creciente e incuestionable. En verdad, aún de ser así, es menos por la actitud de esta instancia estatal que por la inexistencia de un actor rival visible, poniendo en evidencia que la “solidez” de los actores relevantes –su capacidad de mostrara eficiencia a cualquier costo– tiene lugar en la medida que hay actores contrapuestos disputando la hegemonía. En Potosí, al parecer, la ausencia de contendores ideológicos muy fuertes parece haber devenido en un apocamiento de los actores más decisivos en la marcha prefectural. Situación que ofrece un cuadro en cierto modo gris: ni grandes vencedores ni grandes vencidos. De todos modos, los municipios son los actores con mayor prestigio departamental: El sello de la participación popular está plenamente impregnado en la dinámica política nacional, sin ser este Departamento andino la excepción. Sin embargo, el municipalismo regional no adquiere la relevancia que posee en otros departamentos, en particular Beni, en tanto si bien tiene enor-

186

Segunda parte

me prestigio, no se erige como puente que facilite los diálogos entre otros actores. La consolidación de regiones desconectadas dentro del Departamento parece apuntar en ese sentido, restando brío a la idea de una potosinidad sólida. Potosí, más bien, es un mosaico poco articulado de identidades un tanto centrífugas. • Tampoco el Gobierno central ocupa el rol central en la agenda departamental: Incluso, tiene menos incidencia que en departamentos donde se disputa el poder como en Santa Cruz. Vale decir, se hace más desde el nivel central en plazas adversas electoralmente que en aquellas, como Potosí, leales al MAS, dejando constancia que predomina la seguridad de tener en este Departamento a un bastión electoral imbatible. Certeza que lleva a descuidar, en cierto sentido, una intervención más audaz y propositiva. Ello deja la certidumbre de que el MAS (potosino), no obstante su fuerza inobjetable, es menos un partido armónico que un conjunto de piezas entremezcladas y muchas veces caóticas.195
195 En realidad este es un rasgo estructural del MAS en el que conviven fracciones marxistas/nacionalistas, indigenistas y populistas, todas conviviendo en torno a Evo Morales; cfr. Roberto Laserna (2007).

Peso del Gobierno Municipal: Con las evidentes limitaciones en cuanto a alcance departamental, el Gobierno Municipal de la capital pretende constituirse en el actor central del Departamento, enarbolando un discurso de integración no excluyente (a diferencia del MAS departamental), que reconoce la necesidad de incorporar a los sectores tradicionalmente excluidos pero sin desconocer los aportes de las empresa privada, la presencia de una clase media urbana o el mismo peso del Comité Cívico. La figura de René Joaquino como un líder con pretensiones presidenciales juega a favor de ese rol prominente.196

Inclusión: Un rasgo central de la marcha departamental y prefectural es la incorporación de los sectores marginales a la gestión pública, ya sea en la distribución de recursos públicos como servicios y obras hacia sus regiones o en la contratación de representantes de las regiones potosinas en la administración pública departamental. Vale decir, hay una clara percepción en el sentido de que “hoy es el tiempo de los postergados”. Estos actores, por tanto, no sólo pi-

196 Como argumenta Salvador Romero Ballivián, las agrupaciones ciudadanas no tuvieron peso específico a no ser por la presencia de líderes ya legitimados en el imaginario ciudadano, como es el caso de Joaquino (2005, pág.72-80).

El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto

187

den incorporación, sino la exigen vehementemente y sin pérdida de tiempo, con la secuela de movilidad de funcionarios públicos vigente, que dificulta cierta calidad en la gestión prefectural.197 • Peso minero: Esta actitud de presión sobre la Prefectura adquiere su mayor cota de incisiva injerencia en el caso de los cooperativistas mineros. Su comportamiento es análogo a lo experimentado en Oruro. Se consideran “más allá del bien y del mal” y sienten que la Prefectura es un actor que debe atenderlos sin más ánimo que el de obedecer, cediendo a los pedidos de este sector. Es un actor que se desenvuelve de forma aislada dentro del Departamento. No genera lazos con otros actores, deviniendo en un feudo corporativo sin identidad departamental (o ésta es muy mermada), sino de clase e incluso de facción de clase (dado que tampoco hay solidaridad entre mineros cooperativistas, mineros medianos y estatales). • Ruralismo: Asimismo, aunque con menos claridad programática que en Oruro, y más por reflejo de la política impulsada por el Go•
197 Ello determina un proceso de ensanchamiento de los derechos paralelo a un empequeñecimiento de los deberes. Opinión del abogado constitucionalista Carlos Alarcón (2008).

bierno central, hay un apego a la realidad rural que va en desmedro del mundo urbano: llámense clases medias, empresa privada y Comité Cívico. Este rasgo no llega a ser tan decisivo al no estar dirigido por una expresa política de favorecimiento a los indígenas. La atención desmesurada de la Prefectura hacia el área rural responde a la dispersión caótica de exigencias desde recónditos parajes rurales antes que a un acto deliberado de discriminación positiva como fue el caso de Oruro, lo que hace que estos sectores aunque no se sientan precisamente favorecidos tampoco se sientan marginados. 4.1.7. Tarija • El peso creciente del Gobierno central: resalta en este Departamento el creciente peso del Gobierno central y la relativamente menor relevancia de la Prefectura. Así es que se pone en evidencia una certeza consensuada entre las élites departamentales entrevistadas: la Prefectura actúa con cierta arrogancia sin consensuar con ningún actor. La tensión entre la ciudadanía individual y la ciudadanía colec-

188

Segunda parte

tiva: en este sentido, predomina en el actuar prefectural un acercamiento lejano a las consideraciones de “ciudadanía colectiva” y afín a la ciudadanía individual. Lo que supone trabajar directamente con el ciudadano y no con las organizaciones sociales ni los otros actores institucionales vistos como socios de menor valía o simplemente ignorados. De acuerdo a esta lógica la Prefectura tiene 80% de aceptación ciudadana no acompañada, empero, por similar apoyo de los actores colectivos. • Las lealtades en avance del Gobierno central: el Gobierno central ha logrado, por el contrario, arrimarse a estos actores, generando lealtades que no pueden ser desestimadas. Es así que comienza a jugar sus cartas en forma gradual pero segura, relacionándose con sectores del Chaco,198 campesinos, indígenas e inclusive con el mismo Gobierno Municipal de la capital, que se muestra como el municipio capitalino mejor vinculado respecto a sus pares en otros departamentos. • La vitalidad del Gobierno Municipal de la capital: precisamen198 No es casual que la Ley Electoral Transitoria haya reconocido la realización del Referéndum Regional en el Chaco.

te el Gobierno Municipal de la capital se apunta como uno de los actores con mayor prestigio y proyección departamental por el rol de liderazgo cooperativo que ha asumido su alcalde dos veces reelegido: Oscar Montes. Tuvo en estos años la virtud de no situarse en ninguna vereda: ni en el reducto prefectural ni en el bando masista. Para el MAS este alcalde no es un enemigo político y hasta podría ser un aliado, mientras que para la Prefectura el enemigo es el Gobierno central, lo que da al Gobierno Municipal de Tarija mayor movilidad política. • La fuerza municipal y la triterritorialidad vigente: de todos modos, este rasgo pragmático que exhibe el Alcalde capitalino es una característica señera del municipalismo tarijeño que ha sabido construir una sólida identidad propiamente municipal que rebasa las fronteras político-partidarias. No es que no se observe similar actitud en otros departamentos, pero en Tarija se distingue esta identidad con particular visistosidad. No es una identidad masista o de algún partido o agrupación cercana al Prefecto, necesariamente, sino que es

Miguel Castro (2002. se diluye la posibilidad de tener un horizonte común más o menos definido y compartido. y hasta dispuesta a establecer una estructura paralela de llegada municipal. Es cierto que el sentimiento de tarijeñidad parece ser superior al sentimiento departamental de otras regiones.201 El Departamento 199 Tampoco es casual que la Ley Electoral Transitoria incluya en el formato electoral tarijeño la figura de los “ejecutivos seccionales de desarrollo” que tendrán labor en la sección de provincia.108 y s. La otra está dibujada por una dinámica “desideologizada”. ha posibilitado la conformación de una verdadera aplanadora clientelar prefectural.199 La ausencia de un horizonte de tarijeñidad compartido: el efecto central de este comportamiento ha sido la dificultad para la Prefectura en consensuar un plan de desarrollo departamental. PNUD (2002). cfr. Oruro o La Paz. adherido a una renuencia absoluta a pactar desde ambos polos. Vale decir. sin embargo. • La “aplanadora” prefectural: en ese sentido.200 Prevalece el fantasma de la atomización en el uso de los recursos públicos como vehículo preferido en la búsqueda de legitimidad antes que una inversión estratégica armónica. • • La despolitización a costa de más prebenda: además facilita una actitud menos politizada. 200 Por ejemplo la identidad chaqueña se reivindica incluso en contra de “lo tarijeño”. en tanto se sabe poseedora de ingentes cantidades de recursos para hacer a un lado a quien se ponga en el camino. por ejemplo Potosí.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 189 “municipalista”. Ello coadyuva a la consolidación de un formato triterritorial. incapaz de sentarse a dialogar con los actores contrahegemónicos departamentales. pero también es cierto que en un marco de confrontación permanente. capaz de superar ampliamente la suma de los presupuestos municipales. propensa a recibir tanto las obras del Prefecto como los cheques del Presidente. .) 201 Para lo que sigue. Situación que es resultado no sólo de la situación política actual. No es que no haya un grado de enorme tensión en Tarija entre los bandos en disputa. hay una aguda pugna prebendal que tiene a la Prefectura como principal artífice. tampoco puede desconocerse que esta rivalidad ampliamente ideologizada es sólo una cara de la medalla. el abultado presupuesto tarijeño. sino que tiene su sostén en una nueva configuración de actores que tiene lugar desde hace más de una década. pág.

las empresas transnacionales (o sus portavoces bolivianos). Se ha desconcentrado hacia aquellos actores subprefecturales –subprefecturas y corregimientos– y no así hacia los actores institucionales vigen- Los indígenas y campesinos alejados de la Prefectura: en este escenario. (2003). . La Prefectura no cuenta con políticas que atiendan específicamente a estos sectores. Pilar Lizarraga y Carlos Vacaflores (2007). consciente de sus prerrogativas y deseoso de ser partícipe del desarrollo departamental. • 203 pecto a los campesinos hay una fobia hacia su organización vista como un instrumento de inestabilidad azuzado por el MAS. donde se encuentran las mayores reservas de gas de Bolivia. los sectores marginales.202 el Chaco como el reservorio privilegiado del gas. • La desconcentración de la ingobernabilidad: también se ha desplegado un tipo específico de desconcentración que posiblemente agudice la tensión antes que remediarla. se los percibe aún como “extraños”: cfr.190 Segunda parte hoy es el territorio de convivencia no sólo de tarijeños de tradición –familias antiguas. Lourdes Peña et al. En este caso. 203 A los que se considera. como son los campesinos y los indígenas se inclinan por favorecer el avance masista. mientras que res- 202 Cfr.204 Por ejemplo. básicamente del 50% de todo lo que se transfiere a Tarija. aunque sólo parcial y quizás provisionalmente. indígenas traídos a la luz con particular intensidad a pesar de su carácter minoritario. A este actor se lo ha contentado. La forma de ganarlos es con infinidad de obras dirigidas al ciudadano y no a sus entes matrices. con una desconcentración enorme de los recursos fiscales provenientes del gas. De todos modos. Se actúa más por temor y presión regional que en aras de consolidar un proyecto de desarrollo específico. • El Chaco. actor de peso: por este mismo motivo hay un respeto enorme por la región del Chaco. 204 Esto define una continuidad con un rezago en la aceptación de “lo indígena” como identidad componente de la tarijeñidad: Pilar Lizarraga y Carlos Vacaflores (2007). los municipios convertidos en un actor unificado y el mismo campesinado. tampoco hay un diseño de desarrollo regional estable. en su mutua interacción con los otros actores del departamento como trabajadores pero propensos a un relativo aislamiento y hasta hostilidad. en el caso de los guaraní hay un esfuerzo por controlarlos a efectos de evitar cualquier demanda orientada a la creación de otro Departamento. blancas y de asentamiento urbano– sino de migrantes collas cada vez más numerosos.

nas diferencias marcadas haciendo algunas relaciones Gobierno centralregiones. Queda pues marcada una actitud hegemónica desde la Prefectura. visto como un todo. por eso mismo y de algún modo. Prima. absolutamente funcional al contacto directo (léase clientelar). más conflictivas que a otras. de acuerdo a lo observado. • La escasa posibilidad de llegar a La Paz: finalmente se puede afirmar que no hay puentes de acercamiento. por ende. en este caso. 5. . La Prefectura no los busca y prefiere. mantener un perfil “autonomista”.205 Tengamos presente. LA CONFIGURACIÓN DEL PODER DEPARTAMENTAL Y SU INCIDENCIA EN EL CONFLICTO Una vez comprendidas estas relaciones. antes que trabajar de igual a igual con ellos. la diferencia en las relaciones de poder con efectos sobre los contornos étnicos. poco atenta a la institucionalidad municipal vigente. congrega en realidad algu- ¿Qué hace entonces que las diferencias verdaderamente importen? Esa es la pregunta que debemos contestar y. Se percibe esta acción como el inicio de una “descentralización paralela” que intenta sobreponerse a los gobiernos municipales. que en los departamentos del país existen diferencias internas que visualizan diferentes élites en juego además de igualmente variados actores sociales e institucionales. siempre amparada en la facilidad de tener muchos recursos y desarrollar su labor en un territorio pequeño.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 191 tes como son los municipios. En realidad esta verdad es una obviedad que viene inspirada en la igualmente poco original verdad acerca de la heterogeneidad cultural que prevalece en el planeta en su conjunto. entendido como más propenso a superar al adversario antes que a formalizar acuerdos con él. regionales y étnicos que asumen los departamentos. Todos son. de composición social heterogénea. en qué medida 205 Nos basamos para lo que sigue en Yusuf Bangura (2004). Para este propósito conviene acudir a un marco teórico que ayude a “descifrar” el significado particular de las distintas formas de relación intradepartamentales. a efectos de comprender que el conflicto regional. importa encontrar las similitudes y divergencias entre los departamentos. Partimos de la hipótesis de que hay determinadas estructuras de poder que politizan las diferencias convirtiéndolas en divisiones.

en algunos casos. aunque sin posibilidad de vencer al adversario además de carentes de deseo de concertar con él. Los casos de Israel (palestinos versus judíos). que son sociedades donde hay una polarización sólida entre dos vértices sociales enfrentados.192 Segunda parte la diferencia determina la aparición y despliegue del conflicto. y otras menores. en otros. Son sociedades donde prevalece la “hegemonía del empate”. en estas sociedades el conflicto está a flor de piel. que son sociedades donde hay múltiples diferencias entre los grupos pero son tantas y tan diversas que ningún grupo en particular logra ejercer la hegemonía sobre los otros existentes en el Departamento. De ese modo. son algunos ejemplos de la bipolaridad como plataforma de azuzamiento del conflicto. sólo levemente atenuada por un tercer grupo. a pesar de que éstas existen. Multipolares. • Bipolares. arrimado a uno u otro extremo según se perfilen las circunstancias existentes. dejando plena constancia de que hay divergencias estructurales. Tripolares. Al no . Logran el mismo efecto atenuador del conflicto que en el caso anterior. que son sociedades donde predomina una hegemonía cultural. Ruanda (hutus versus tutsis). con el subsecuente menor o mayor conflicto desatado. ¿Es la sola diferencia el motor del conflicto? Ya se ha estudiado anteriormente cómo se desarrollan esas diferencias en el “terreno” mismo de los departamentos. Irlanda (protestantes versus católicos) o Sri Lanka (tamiles versus singaleses). con características particulares y diferenciadas entre sí. Chipre (turcos versus griegos). en cuyo caso se parapetan dos bandos. No son sociedades propensas al conflicto precisamente por las afinidades existentes. recurriendo al marco teórico mencionado. regional y de clase que convierte en simbólicas las diferencias. se puede dividir a las sociedades en: • • Unipolares. y si éste se produce (que por supuesto que se produce) logra ser solucionado a través de canales institucionales formales. Es un rasgo característico a su conformación. Por ende. que son sociedades donde las diferencias se convierten usualmente en división. No • cabe duda que es en este tipo de sociedades en las que el conflicto tiende a convertirse en regla más que en excepción.

Y es eso lo que permite agrupar al conjunto de departamentos en tres tipos. Un primer grupo lo conforman en un inicio Chuquisaca. Distinta puede ser la opinión de un indígena cochabambino o potosino para quien predomina una modelación tripolar con quechuas. ninguna respuesta sobre la identidad es aséptica. Posiblemente para sectores del país ya somos lo suficientemente mestizos como para estar “haciendo líos con todo este invento sobre las naciones”. lo cierto es que tienden a alinearse en alguno de los polos en pugna. La razón apunta a la demanda por disputar la capitalidad del país que. Tomando en cuenta esta lógica. No siempre es así y aún de serlo. Cfr. políticamente hablando. el posible exacerbamiento del conflicto. En esta versión la conformación tiende a la unipolaridad. En este último escenario nuevamente anclamos en puertos duales: 206 Al estilo de Felipe Quispe. lo es con distintas intensidades. Por ello. si bien hay una variedad de actores que podrían inducir a creer en una conformación departamental multipolar. lo que motiva a considerar que algo de bipolaridad se ha logrado sembrar en todos los departamentos del país. consecuentemente.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 193 haber un grupo que pueda hacerse claramente del mando por su condición de mayoría. los asuntos tienden a resolverse en forma concertada antes que violenta. el “Mallku”. que somos un país indígena en forma mayoritaria. Esta ha sido finalmente la voz dominante en Bolivia. Potosí y Oruro. al quedar conformado por distintos grupos con costumbres. prácticas e incluso rasgos (fenotípicos) diversos. aymaras y “otros” (criollos). En las relaciones que hemos analizado en los siete departamentos estudiados. y por ende carente de o con menor conflicto. Es evidente que en el caso del primer departamento mencionado la misma capital sucrense ha terminado desgajándose de la uniformidad esbozada desde el ascenso de Evo Morales. pues así lo expresó el Censo 2001. Quispe (1999). así como resulta peculiar la visión de un indígena de tierras bajas para quien este país es multipolar. al quedar insatisfecha durante la Asamblea Constituyente. que tienden a una marcada unipolaridad. obviando matices de todo tipo. Situación propicia para la hegemonía bipolar y. quebró la . tampoco es “inocente” la respuesta que apunte a dividir al país en dos: “los originarios” versus “los no-originarios”206 o aquella que insista. la mayoría indígena versus la minoría no indígena.

no obstante la no adscripción militante al MAS de la mayor parte de autoridades municipales y consejeros departamentales (al haber sido elegidos en 2004 con un apoyo a este partido de sólo un quinto del electorado). demuestra que la unipolaridad reinante no es ad eternum. las diferencias existentes son sólo eso: diferencias. Las distinciones son menores frente a un objetivo común rubricado en el deseo generalizado por acceder a los beneficios de la modernización antes que por el arribo a puertos vernaculares. hay un talante de simpatía generalizada. aunque no fue estudiado en detalle en este trabajo. bipolaridad en ciernes. aunque hoy impensable. Empero. notoriamente bipolar. . hay un férreo desagrado con el “modelo neoliberal” que cohesiona a moros y cristianos. sin demasiada posibilidad de tornarse en división. debilitando cualquier intento de división. las clases medias urbanas y el empresariado. en la misma capital. son de interés inmediato por “jalar” hacia las regiones dentro del Departamento. como ser el retorno a épocas precoloniales. aunque indígena. y sus sectores dominantes: ciudadanos urbanos y empresarios privados. Ya vimos que en Potosí hay un embrión de bipolaridad en el posible descontento de la capital. Un segundo grupo. 207 Rolando Sánchez Serrano (1994).207 Oruro no difiere inicialmente de ese paisaje unicolor. pertenece al bloque departamental opositor y con ello al denominado CONALDE. además del mismo municipio capitalino.194 Segunda parte unidad chuquisaqueña alentando una bipolaridad incuestionable. Y fue en ellos precisamente que atestiguamos la mayor 208 Salvador Romero Ballivián. de acuerdo a lo expuesto anteriormente.208 Aspecto que deja en alerta una probable. a pesar de que Oruro. como vimos. los servicios públicos anhelados. Sin embargo. Finalmente el caso de Chuquisaca. o al menos su capital. el “empeño” indigenista del Prefecto despertó –situación patentada en el resultado del referéndum revocatorio de 2008– animadversión en campesinos y municipios rurales. En suma. más no por aspectos estructurales de motivación ideológica. que si bien no choca con la Prefectura tampoco se adscribe a sus iniciativas. de acuerdo a lo analizado. o. Ello. estuvo conformado por Cochabamba y La Paz. hasta el presente. fue un bastión de la derecha en previas elecciones. La prefecta elegida. Las diferencias. pero sobre todo.

Manfred Reyes Villa. dominado por el 90% de los municipios. es un riesgo inminente. El apoyo del vértice urbano a la Prefectura inhibió la posibilidad de asentar una unipolaridad dominante. un tercer grupo está integrado por Tarija. parecería que hay una orientación hacia la unipolaridad en Beni más que en ningún departamento de este tercer grupo. la unipolaridad ha pasado a ser el rasgo predominante. Finalmente. a pesar de que la porción opositora no rebasa un quinto de la población (o un poco más). por ello. En ellos hay una bipolaridad siempre presente pero atenuada por porciones de la población que. consejeros departamentales. una vez revocado el Prefecto. Hay que recordar que no hubo lugar para una atenuación del conflicto. consolidando un capital social intracomunitario (al estilo mafia . la falta de recelo en el área urbana lo que llevó a abandonar el reclamo frente a un MAS hegemónico. es evidente que la bipolaridad.El aporte de lo regional y de la descentralización al conflicto 195 virulencia social. El prefecto de Cochabamba. “coquetean” con ambos extremos. casi resignados a esta novedosa unipolaridad vigente. La prebenda sólo fue un anestésico tem- poral. pero que frente “al invasor colla” se alinean en un solo bando. Ya vimos que es aquí donde menos cuajó el discurso del Gobierno central frente a un bloque hegemónico capaz de congregar a los empresarios. el Beni y Pando (que no fue incluido en el estudio). En el primer departamento hubo incluso derramamiento de sangre. autoridades municipales. La sola presencia de un presidente indígena cohesiona a fracciones dominantes antes divididas entre el MNR y ADN. de acuerdo a lo expuesto. consejeros. Santa Cruz. Hoy. ediles de la capital e incluso a grupos indígenas y campesinos. No es. cívicos. Sólo la incidencia gigantesca de la prebenda pudo atenuar esta latente agresividad en La Paz. Lo propio sucedió en La Paz donde el 40% de ciudadanos que apoyó al ex prefecto José Luis Paredes se encuentran hoy agazapados en espera de una futura oportunidad que quiebre esta unipolaridad hoy ganada a costa de la revocatoria a un prefecto opositor. pero siempre amenazado por una bipolaridad latente. tuvo que confrontar a un bloque contrahegemónico. Sin embargo. sino la carencia de un líder que armonice los fragmentos sociales urbanos. centrales agrarias e incluso el mismo bloque parlamentario. Llegado el momento prima la consigna ideológica que termina por enervar los ánimos en una pugna dual incontenible. Hoy por hoy.

Aunque. con una atenuación “práctica” muy evidente. Por ende. . a decir de lo estudiado. La ideología cede frente al “favor” venga de quien venga. el conflicto regional se expande y fortalece en la medida en que se bifurcan los senderos de modo irreversible. tendiendo a una modelación más parecida a una tripolaridad. Tripartición plena que sólo el reiterado embate masista convirtió en bipolaridad. por ejemplo los gobiernos municipales. De todos modos.196 Segunda parte italiana o secta musulmana) muy sólido. el inicio no fue hegemónico al mando de un candidato que obtuvo poco más del 40% de los votos seguido por el candidato del MNR con cerca a 30% y el del MAS con aproximadamente 20%. por ello. En Santa Cruz. hace que se arrimen a los “servicios” ofrecidos por el Gobierno central quebrando la polarización radical y. el “carácter práctico” de determinados grupos.

que se toca . desigualdad y gobernabilidad desde los puntos de vista de la fragmentación. Los conflictos que se producen diariamente en la economía. la so- E n esta parte de la investigación. la polarización. la heterogeneidad y la desigualdad. polarización. el elemento en común es la diversidad que existe en Bolivia.TERCERA PARTE Fragmentación. heterogeneidad.

Sin embargo. También trataremos los medios de comunicación y su relación con la polarización. la polarización indica el grado de separación en torno a intereses políticos y económicos que se da dentro de una sociedad. en varios casos con técnicas sensacionalistas. político. La diversidad es un elemento normal de la historia de un país. social y gubernamental del país. Mientras la fragmentación mide la diversidad. oyentes o televidentes. indígenas y personas pobres de las ciudades que pretende salir de un estancamiento económico y social a través de vías como la educación.198 Tercera parte ciedad y en contra de los gobiernos locales. ideológico. Más adelante se analizará la heterogeneidad económica y étnica. Bolivia es el país con mayor desigualdad en la región más desigual del mundo. Ellos ven a los conflictos como material útil para contar con más lectores. no son nuevos: son fenómenos con los cuales hemos convivido toda la vida. . La “polarización” implica distanciamiento físico. en el que “los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres”. algo que a la larga crea más conflicto. Aquí el conflicto se presenta como resultado de la fragmentación existente. regionales y nacional. la cual se traduce en una clara polarización de diversos intereses y se debe a la heterogeneidad de la población en un marco de desigualdad. Veremos que los medios pasaron de ser escenario de debate público a “protagonistas” con capacidad de modificar el comportamiento de la población. Veremos cómo el paso de los medios de observadores a actores incide en la polarización y el regionalismo. La heterogeneidad económica se da porque hay un sector que se expande y moderniza y un sector tradicional de campesinos. social o económico entre las partes. que ponen de manifiesto la crisis económica. una mayor probabilidad de pertenencia a uno u otro grupo no es necesariamente sinónimo de violencia y conflicto social. La heterogeneidad étnica se deriva del idioma que se habla en el hogar o el que se aprendió hablar o de la auto-identificación del individuo con algún grupo étnico. Además. el trabajo o la política. Sólo cuando se halla aunada a un alto grado de polarización incide en la generación de conflictos e ingobernabilidad.

polarización. El conflicto surge de la existencia de grupos diferenciados de tamaño significativo dentro de un municipio. heterogeneidad.Fragmentación. . desigualdad y gobernabilidad 199 Esta parte concluye que el conflicto social o político se produce generalmente cuando la población se distribuye en grupos con diversos intereses y niveles de riqueza muy distintos. departamento o país.

.

la descomposición. pero no toma en cuenta la tensión social.I. el Índice de Fragmentación pretende capturar el grado de partición que existe en una sociedad. EL ÍNDICE DE FRAGMENTACIÓN De acuerdo a Joan Esteban y Debraj Ray (2006). Éste se elabora siguiendo la propuesta de Taylor y Hudson (1974). el quebrantamiento ni la ruptura dentro de una sociedad. FRAGMENTACIÓN L a “fragmentación” se entiende como la probabilidad de que varias personas pertenezcan al mismo grupo o no. que muestra la probabilidad de que. 1. La medición de la fragmentación busca diferencias en cuanto a la pertenencia a algún grupo. la segregación. en un con- . Es importante destacar que fragmentación no es sinónimo de violencia en la sociedad. la desintegración.

En este sentido. represión y exclusión política.62 0. por ello recomiendan medir la polarización de la sociedad.47 0. confluyen que los conflictos surgen ante agravios severos entre partes. carencia o atropello de derechos. Diversos estudios demuestran que no hay una relación directa permanente entre fragmentación y desarrollo económico.65 Recordemos que los índices antes señalados expresan la probabilidad de que. Mencionan que los conflictos precisan otros motivos más que la sola fragmentación en sí misma. otros autores cuestionan el hecho de que se use la inequidad para analizar conflictos. Asimismo. al mismo tiempo. en el continente africano. La tabla siguiente muestra el grado de fragmentación departamental y nacional de la población boliviana.202 Tercera parte junto determinado de personas. países altamente diversos son. Suiza o Estados Unidos de Norteamérica.58 0.62 0. En un estudio realizado en diversos países. dos de ellas. Alessina y Zhuravskaya (2008) encuentran que en países donde los grupos viven segregados y espacialmente separados existen gobiernos con pobres resultados. Recuadro 5: Índice de fragmentación Región F Chuquisaca La Paz Cochabamba Oruro Potosí Tarija Santa Cruz Beni Pando BOLIVIA 0. Por ejemplo.30 0.15 0. estudios de Esterly y Levine (1997) dicen que el lento crecimiento económico podría explicarse por los conflictos étnicos derivados de la fragmentación. bastante exitosos económicamente.38 0. podemos apreciar que en Bolivia la probabilidad de que . dos de ellas. odios étnicos y religiosos. escogidas al azar. Sin embargo. en un conjunto determinado de personas. Collier y Hoelfler (2004). Estudios de Fearon y Lattin (2000) mencionan que la fragmentación no explica ni ayuda a pronosticar conflictos violentos. no pertenezcan al mismo grupo. no pertenezcan al mismo grupo.45 0. escogidas al azar.51 0. como es el caso de Canadá. que estudiaron conflictos armados entre 1960 y 1999. los mismos que incluyen alta inequidad económica. Austria.

2. de diez personas elegidas al azar. presenta los niveles de fragmentación nacional más elevados: de cada diez oportunidades en que se elija a dos personas al azar. Cochabamba. y Oruro. porque en él se contempla todos los grupos étnicos en Bolivia. se centró en lo tributario. tres o cuatro veces se encontrará que no pertenecen al mismo grupo étnico. El primer grupo. entendemos como fragmentación etnocultural a las diferencias étnicas y/o culturales que existen en la población boliviana. una o máximo dos veces se encontrará que no pertenecen al mismo grupo étnico. Durante el incario. Por otro lado se tiene un segundo grupo. FRAGMENTACIÓN ETNO-CULTURAL Para los propósitos de este trabajo.1. En esta parte de la investigación se intenta describir con evidencias empíricas y reflexiones teóricas la manera en que la sociedad boliviana ha estado y está actualmente fragmentada étnica y culturalmente. así como las formas en que se manifiesta dicha fragmentación. La Paz. con niveles de fragmentación relativamente más bajos que los del primero: cada diez oportunidades que se elija a dos personas al azar. A partir del siglo XX. El caso más interesante lo representa Pando. compuesto por Chuquisaca. Dos formas de relación Estado-sociedad civil La fragmentación etnocultural actual es resultado de cambios constantes a lo largo de procesos de desarrollo socioeconómicos.Fragmentación. Asimismo. nos preguntamos de qué manera la fragmentación etnocultural forma parte de las causas estructurales del conflicto. de manera sencilla. seis veces se encontrará que éstas pertenecen a diferentes grupos étnicos. desigualdad y gobernabilidad 203 se elijan personas que pertenezcan a diferentes grupos es del 65%. de manera progresiva. Potosí y Tarija. Era de esperarse que el índice agregado a nivel nacional sea más elevado que el departamental. de cinco a seis veces se encontraría que éstas no pertenecen al mismo grupo étnico. compuesto por Beni. Santa Cruz. es decir que. A lo largo de la historia. de 0. se aprecia la existencia de dos grupos de departamentos y un caso especial. . 2. polarización. A nivel regional. heterogeneidad. por su bajo nivel de fragmentación. el énfasis de los discursos estatales que fueron moldeando las identidades de los bolivianos fue cambiando. lo que quiere decir que de cada diez oportunidades que se elija a dos personas al azar.15. pasó a la cuestión de la ciudadanía. la Colonia y el siglo XIX.

con las cuales se mantuvo una gran porción del erario nacional durante el siglo XIX. hubo una preocupación desde las élites para. Una vez so- . Durante la Colonia se intensificó este sistema. dentro de un esquema muy parecido al feudalismo europeo medieval. partiendo de la idea de que el indio era menos evolucionado a causa de la explotación que había sufrido. sino que. En el período republicano el esquema fue cambiando y se introdujo otras formas de explotación de la mano de obra y de recaudación de las contribuciones indígenas. aparte de ser indios. incluir a las poblaciones indígenas en la vida nacional. La Corona española reafirmó las diferencias entre los mismos indios y. Según Irurozqui. En el Oriente ocurría algo equivalente. a través de los enganches de los indígenas para trabajar prácticamente como esclavos en los gomales del Beni y Santa Cruz. De acuerdo al etnohistoriador John Murra (1988).204 Tercera parte 2. La fragmentación etnocultural previa a 1952 Tanto en el período incaico como en el colonial. además. Al mismo tiempo. por lo tanto necesitaba “tutela”. las categorías étnicas y sociales estuvieron divididas por el sistema tributario. Se creía también que carecía de la conciencia moral necesaria para el desarrollo de su libre albedrío y. también la nación boliviana debía protegerse de las particulares formas de pasión. Los indios. con las presunciones propias del liberalismo de la época. En esta época se incorporaron conceptos que ahora llamaríamos “racistas” como indio. se pretendía dar solución al “problema indígena” a través de programas educativos. y el Estado definía las diferencias étnicas asociadas a los estratos o castas socioeconómicas a través de los diferentes tipos de sujetos tributarios. estableció los llamados pueblos de españoles y pueblos de indios. aunque se eliminó su particular característica redistributiva. sirvientes de sus amos hacendados. las élites no querían darles a los indios derechos de ciudadanía. de alguna manera. mestizo y criollo. por primera vez en la historia boliviana.1. el Estado Inca estuvo constituido por muchos grupos étnicos incorporados a través de la conquista y esto estableció una clara fragmentación etnocultural y económica. sentimiento y peligrosidad inherentes a la psicología indígena. se convirtieron en “pongos” y “mitanis”. El sistema tributario redistribuía los bienes recaudados por los incas a sus súbditos.1. A comienzos del siglo XX.

del acceso a las tierras que trabajaban. ver Tapia (2002 y 2009). lo cual concordaba totalmente con lo que acontecía en muchos lugares del mundo durante aquellos tiempos. polarización. en contraposición al apartheid que habían sufrido los indígenas hasta entonces. Si bien es verdad. Si bien es verdad que el término mestizo solamente se aplicaba a la mezcla biológica de blancos e indígenas (Albó y Barrios. en base a la concesión de una ciudadanía mestiza boliviana para todos los habitantes del país mayores de 21 años. el Estado intentó amalgamar a toda la sociedad boliviana con el apelativo general de mestizos. En esta época tomó forma la “nación boliviana” impulsada desde el Estado. la acepción que recibió durante el período del MNR fue otra. Con la Revolución Nacional de 1952 y el llamado “nacionalismo revolucionario”. 2.1. y estaban relegados a ciertas partes de las ciudades. artesanos y otras formas de asociación de trabajadores (Tapia 2009. fabriles. es evidente que el nacionalismo revolucionario caló hondo en los bolivianos. el deseo de los intelectuales de educar a los indígenas no era un intento de liberarlos de la opresión. desigualdad y gobernabilidad 205 lucionados esos inconvenientes. Con el fin de acabar el estigma de ser indio. y persistieron diferentes sistemas y formas propias de autoridad local. 38).2 Mestizaje y nacionalización de los bolivianos: el intento estatal de “desfragmentación” étnica 209 esa manera se conformó la nueva sociedad civil. para suplirlas por identidades de clase. con una fuerte connotación de igualdad institucionalizada. las cuales no podían transitar libremente. como dice Luis Tapia (2002). pues estaban privados del voto. . los indios podían ser transformados en ciudadanos productivos. integrados en la economía capitalista y purgados de su distinción cultural. Más bien se trataba de “monopolizar” el carácter del indio para incorporarlo en la comunidad nacional y perpetuar la dominación de la élite (Irurozqui 1995). en este periodo se intentó quitarle la connotación racial a las diferentes identidades nacionales. sobre la base de procesos de organización y constitución de sujetos organizados como sindicatos mineros. 2007). De ahí que Silvia Rivera (1983) se refiera a este suceso como la “desaparición de lo indígena”. que Bolivia continuó siendo un país multisocietal después de 1952. El contexto de esta discusión fue la alianza entre aymaras y liberales en la Revolución Federal. De 209 Sobre “nacionalización” de la población.Fragmentación. Por tanto. heterogeneidad.

Albó considera a la categoría de mestizo como “una categoría identitatria escurridiza y demasiado vaga. 2002). Precisamente por esto la forma de pensar la nación giró en torno al mestizaje (Tapia 2002:8). pero el resultado político-económico es una nacionalización de esta población y de los territorios” (Tapia 2009. A veces se usaba bolivianización. Esta acababa de experimentar catástrofes étnicas y de sepultar las teorías raciales y darvinistas-sociales del siglo XIX y de comienzos del XX. 40). es importante tomar en cuenta. 91). como contexto. el resultado fue que este último término amplió de hecho su ámbito semántico de modo que puede significar las dos cosas: un pequeño productor agropecuario y/o un indígena”. que pretendió eliminar la terminología étnica y cambiarla por el término campesino. cambiando la mentalidad colectiva de los bolivianos hasta hoy. . y no entre sub-culturas nacionales basadas en identidades religiosas o étnicas. Sin embargo. en el sentido de que se los vuelve ciudadanos bolivianos a través del voto universal y del acceso a la tierra bajo el régimen de propiedad moderno instaurado por la reforma. después del genocidio nazi. Mientras el tema étnico o racial era puesto a un lado.206 Tercera parte así sea como construcción colonial o post-colonial. el mismo autor sostiene que “a través del proceso de reforma agraria se realiza la nacionalización de una buena parte de la población campesina y de las comunidades. si se asocia lo mestizo con la identidad nacional boliviana. el único régimen oficialmente racista que sobrevivió fue el de Sudáfrica (Fredrickson. De hecho. No se usaba el término nacionalización para hablar de la incorporación político-económica de estos sectores al nuevo Estado boliviano. sino más bien lo contrario: tiene una cualidad única de cohesión. no se trata de una categoría vaga. la “campesinización” y mestización de lo indígena no logró sus propósitos. lo que fue y ya no quiere ser y lo que desea ser pero todavía no es” (pág. el mundo estaba orientado hacia la división ideológica entre capitalismo y comunismo. la sociedad mundial de los 50. que podría definir a alguien por una doble negación de identidades en vez de por una referencia cultural sincrética de dos o más orígenes. Para tener una idea más clara del proyecto hegemónico del MNR. Sin embargo. Xavier Albó (2007) explica que “desde la Revolución de 1952.

el Estado –personificado por el MNR– tuvo que hacer desaparecer inevitablemente lo indígena como categoría identitaria. anunció que todos los hombres y mujeres tenían los mismos derechos de sus ex-patrones para elegir a sus gobernantes. 8): “La Revolución construyó un nuevo vocabulario que emancipó a los ciudadanos indígenas de formas coloniales de explotación de trabajo. desigualdad y gobernabilidad 207 La opción por el mestizaje como identidad también está enmarcada en las formas de reencausar las cuestiones “raciales” y de “minorías” de aquellos tiempos. 1995).Fragmentación. se protegían a las minorías religiosas y de esa manera a las minorías etnoculturales. todos en igualdad de condiciones. Este era el caso para los países con minorías indígenas. El sistema de sindicatos campesinos. Dentro de este contexto. pero el mismo paradigma aplicado en Bolivia (como pasa frecuentemente con casi todos los paradigmas que se importan y aplican en el país) produjo otro tipo de dinámicas. difícilmente existiría hoy el gobierno de los indígenas. el campesinado y la burguesía… El decreto de Reforma Agraria. creado para . Si bien se puede argüir que la retórica integradora del MNR fue mucho mayor a la práctica de la inclusión. heterogeneidad. El trasfondo ideológico liberal de todo aquello consistió en sustituir los derechos específicos de grupos minoritarios por derechos universales. para dar paso a una inclusión de estas colectividades en la ciudadanía. Tal como plantea Grey-Molina (2005. sin distinción de “razas” (usando la terminología de la época). pues eran tan bolivianos y mestizos como cualquiera de sus vecinos. Sin embargo. Al “nacionalizar” a la población. Sin los hijos de esta revolución homogenizadora. De hecho. pero apuntó a una nueva identidad cohesiva ligada a las clases trabajadoras. borró toda mención de pueblos indígenas o de raza indígena del discurso oficial. y que ya no tenían que indicar de qué “raza” eran sus hijos en el momento de inscribirlos en los registros civiles. sin que el Estado interfiriera (Kymlicka. incluso las opuestas: la postergación de la visibilidad de las mayorías indígenas como sujetos portadores de identidades propias. su fuerza actual posiblemente tenga base en una memoria colectiva de que hace casi setenta años el Estado dio tierras. las mismas Naciones Unidas eliminaron todas las referencias a las minorías étnicas y nacionales en la Declaración de los Derechos Humanos. polarización. el cambio fue irreversible.

concentraciones y marchas a su favor. material escolar o camisetas de fútbol. en este tiempo se dio ventajas a los dirigentes que eran dóciles al poder: se los nombró diputados y senadores. por ejemplo. El contexto global de aquella época era bastante diferente al actual. hablando quechua. 1994).208 Tercera parte distribuir la tierra. la sociedad rural y la economía por casi una mitad de siglo”. Así se hizo nombrar “líder máximo del campesinado”. Las categorías raciales y étnicas eran consideradas fascistas o nazis y las ideologías imperantes apuntaban hacia la división entre clases o ideologías. mezclándose con la gente. 2008). Durante aquel tiempo también se hablaba de un mestizaje cultural. la categoría “blanco” no fue condenada por el discurso oficial. buscar las diferencias entre los seres humanos era considerado no sólo políticamente incorrecto. La organización etno-cultural de aquellos años era simple: las personas eran mestizas. se les dio beneficios económicos o reputacionales. Fue sólo después del derrumbe del muro de Berlín y de la “Cortina de Hierro” que resurgieron las identidades basadas en diferencias étnicas. campesinas o también podían ser “mineros”. Sin embargo. y organizó desfiles. que duró seis años. un campesino de la ciudad que adquiría costumbres urbanas. la palabra “indio” se consideraba como símbolo de siglos de discriminación social (Toranzo en Crabtree. gracias al golpe de Estado de René Barrientos. En Bolivia y en el mundo. vino a proveer un vínculo largo en el tiempo entre el MNR. culturales y religiosas. tanto en el mundo como en Bolivia. éste implementó el Pacto Militar-Campesino. Barrientos procuró hacerse popular en el campo viajando en helicóptero a muchísimos lugares. pero no indígenas. es evidente que con él el aparato montado por el MNR pasó a manos de las Fuerzas Armadas y a los mecanismos de mediación política e ideológica (Soto. Una vez concluido el período hegemónico del MNR (1952-1964). para evitar las divisiones en base al color de la piel. Sin entrar en detalles sobre las implicaciones positivas o negativas del Pacto Militar-Campesino. Según Gregorio Iriarte (1980). En cuanto a la tendencia estatal étnica. no hubo proyectos de cambio hasta comienzos de los años 90. . De la misma manera. sino extremadamente discriminatorio. se podía considerar mestizo. Esto significa que. bailando con las cholitas o sirviéndose picante con todos y haciendo pequeños regalos de calamina.

Albó y Barrios (2007). polarización.1. a través de la formación de una confederación “de aymaras. varios autores. Fue solamente en 1994. 38). revelan una tendencia hacia la “etnicidad” política. el reconocimiento al carácter pluri-multicultural del país. sin duda. Xavier Albó (2007) indica que la conciencia de los pueblos indígenas emerge a fines de los 60. por un lado. pero que se fue gestando en los ochenta en una “lucha por la identidad nacional con diferentes matices”. que se hicieron predominantes con el nuevo siglo. Sin embargo. el katarismo logró una cantidad insignificante de votos. Patzi (2002) y Gray-Molina (2005). explican que la revalorización de lo étnico (y por lo tanto el fin del ciclo campesinista) se plasmó más bien a fines de la década de los 70. sentó las bases para los etno-nacionalismos de la década de los 90.3. el fenómeno de politización étnica que está viviendo Bo- . De hecho. Todo esto. las ideas de autodeterminación de las naciones originarias. que a fines de la década de los 70 controla la CSUTCB y plantea por primera vez la idea del Estado plurinacional. heterogeneidad. con el katarismo aymara. y. en el cual también estaban incluidos los indígenas de tierras bajas. 12). Fue un proceso de largo aliento. 2007. desigualdad y gobernabilidad 209 2. como Rivera (1983). fundado por Víctor Hugo Cárdenas. No obstante. El resurgimiento de lo indígena y el multiculturalismo La conmemoración de los 500 años de la conquista española de América en 1992 funda los discursos oficiales en las diversas identidades indígenas. Albó también señala que el resurgimiento de lo étnico coincidió con sucesos internacionales como la caída del bloque soviético (Albó y Barrios. la irrupción del katarismo a fines de la década de los sesenta y la formación del Movimiento Revolucionario Tupak Katari. con la dupla presidencial formada por Sánchez de Lozada y Cárdenas. En todo caso.Fragmentación. Estos matices eran. en el cual se critica el efecto homogenizador del nacionalismo revolucionario. gracias a obras como el Manifiesto de Tiahuanacu del intelectual aymara Fausto Reynaga en 1974. en las elecciones de fines de los 70 y en los 80. como dice Felix Patzi (1999). El Partido Indio fundado por Reynaga. quechuas y otras naciones” (pág. que las identidades indígenas dormidas salieron a la superficie. los discursos étnicos anteriores a la década de los 90 no tuvieron mayor llegada a la población y menos al Estado. por el otro.

se fundó la Secretaría de Asuntos Étnicos. . en lugar de ser una sola nación homogénea. que en un sentido más amplio son identidades civilizatorias. reconoció por primera vez la personería jurídica de las comunidades originarias. Estas reformas. Samuel Huntington (1996) acierta al afirmar que en “la era post Guerra Fría. están dándole forma a los patrones de cohesión.210 Tercera parte livia. Así se fue perfilando un nuevo paradigma que sostenía que la sociedad boliviana. que se considera a sí mismo “plurinacional”. la Ley de Participación Popular. y comenzaron las primeras marchas indígenas desde el oriente del país hasta La Paz reclamando “tierra y territorio”. y que incorpora las mezclas tanto biológicas como culturales que se han dado entre lo indígena y lo urbano-occidental. a través de la Reforma Educativa. las distinciones más importantes entre los pueblos no son ni ideológicas ni políticas ni económicas.1. 2. en los círculos académicos hablar de mestizaje se convirtió en un tabú. se plasmaron en pleno período neo-liberal. forma parte de un proceso global que viene tomando forma desde el final de la Guerra Fría. a pesar de sus particularidades. es un país con muchas culturas y pueblos con sus propios idiomas y tradiciones. promulgada también en 1994. La cultura y las identidades culturales. son culturales. Surgieron los 36 pueblos o naciones hoy reconocidas por el Estado boliviano. que irónicamente constituyen las bases del actual gobierno de Evo Morales. visto como una categoría étnicocultural que aglutina a los bolivianos como seres humanos con igualdad de derechos. y comenzó a crear distritos municipales indígenas. Lo mestizo: el fantasma y el contrapeso del Estado plurinacional La única forma de identidad boliviana que no ha sido reforzada. en el cual los países como Bolivia debían cumplir con una serie de orientaciones conocidas como Consenso de Washington. Durante los mismos años se aprobó la creación de las primeras Tierras Comunitarias de Origen (TCO). desintegración y conflicto. Desde que se dio el fenómeno del resurgimiento de lo étnico como discurso estatal en la década de los 90.” Como resultado de todo esto. fue poco utilizado y promocionado durante los años donde predominó el esquema “plurimulti”. Es evidente que el concepto de mestizaje.4. articulada y promovida desde el Estado con propósitos estratégicos y concretos es la identidad nacional-mestiza ideada por el MNR en los cincuenta. Se instauró además la educación intercultural bilingüe.

entre un 29 y 32% se identifica con la cultura camba. Esta idea volvió a surgir sin ningún tipo de incentivo o campaña pública. Esta encuesta demuestra que en la mentalidad colectiva se cree que Bolivia es una nación mestiza. Esto último es un elemento que llama la atención. y en Santa Cruz. ver: Zavaleta Reyles. En Oruro. La única ciudad donde las personas se identificaron mayoritariamente como indígenas-originarias es el Alto. se estableció que la identificación étnica no necesariamente está relacionada con posturas regionales.Fragmentación. polarización. entre un 30 y 35% de las personas se identifica totalmente con los valores collas. La Paz y Potosí. incluyendo la realizada para la presente investigación. En las regiones rurales del país las personas se autoidentificaron claramente como mestizos. Esta retórica llegó al extremo con el Censo del 2001. UNIR (2006). 210 Ver. todas estas a la vez se sienten identificadas con una cultura en común: la mestiza. Hoy ya sabemos. Selligson (2001). entonces. que pretendía negar lo indígena. Para un análisis de los diferentes datos sobre etnicidad en Bolivia. simultáneamente está presente en el imaginario de los bolivianos el sentido de ciudadanía y de pertenencia e igualdad en derechos y obligaciones a esa otra comunidad imaginada llamada Bolivia. heterogeneidad. La mayoría de los entrevistados (76%) considera más importante ser boliviano que pertenecer a algún pueblo indígena. y en un término políticamente incorrecto. Puede suponerse. A medida que se continúan gestando las “comunidades imaginadas” (Anderson. sin que esto tenga por qué ser contradictorio con otras identidades regionales y/o étnicas. Encuesta del Programa Nacional de Gobernabilidad del PNUD. que Bolivia puede ser tanto mestiza como plurinacional. sin diferencias significativas entre los departamentos ni entre los estratos socioeconómicos. desigualdad y gobernabilidad 211 en anacronismo. . Asimismo. 1983) plurinacionales. que omitió lo “mestizo” en la pregunta de autoidentificación étnica. Encuesta Causas Estructurales de los Conflictos en Bolivia. puesto que implica que a pesar de las diferentes naciones existentes en Bolivia. 2008. de acuerdo a diferentes encuestas. La mayor parte de los bolivianos de las diferentes regiones del país se identifican como mestizos. que el sentido de pertenencia al Estado-nación y a una comunidad mestiza existe dentro del imaginario. por ejemplo. 210 Las identidades regionales que más se destacaron fueron la colla y la camba.

armónica y democrática el problema. en momentos en que diferentes movimientos etnonacionalistas han reclamado territorios para sí. el autor sostiene que la principal esperanza en “nuestro mundo en conflicto” está en la pluralidad de nuestras identidades. Tomas Mann arguye que las llamadas limpiezas étnicas modernas se han dado durante las últimas décadas como el “lado oscuro de la democracia”. Lo boliviano-mestizo y lo plurinacional: diferentes escenarios ante el conflicto Son varios los autores contemporáneos que escriben sobre los peligros de los nacionalismos (incluyendo los etnonacionalismos).Las experiencias históricas y contemporáneas muestran que impulsar los nacionalismos y etnonacionalismos es extremadamente peligroso. . las cuales son transversales unas y otras. Sen sostiene que la insistencia en una singularidad de la identidad humana no solamente nos disminuye a todos los humanos. No obstante. Con argumentos de distinta índole. y sobre el arma de doble filo que es la construcción de identidades. o a través de la autodeterminación de las naciones. ¿cómo se van a resolver las inquietudes de los sectores campesinos que no quieren renunciar a sus tierras familiares e individuales a favor de TCO o territorios indígenas? Queda por ver si los conflictos de este tipo van a resolverse por medio de las autonomías indígenas.2. Al margen de las buenas intenciones ¿cómo se puede garantizar que las diferentes naciones que viven en el territorio boliviano van a vivir sin nuevas pugnas por territorios y recursos?. Por otro lado. y trabajan en contra de una sola línea de división (2006). autores como Mann (2006) y Sen (2006).212 Tercera parte 2. hay que preguntarse si realmente está resolviendo o reorientando de una manera pacífica. sino también hace que el mundo sea más explosivo. estudian el rol de la identidad en situaciones y desenlaces catastróficos como limpiezas étnicas o genocidios. mientras buscan excluir y “limpiar” a otros (2005). La instauración del Estado plurinacional significa para muchos el fin de un Estado monocultural y excluyente. Ante esto. conflictividad que aún queda por ver si se han solucionado o se van a solucionar con las nuevas políticas oficiales sobre el tema. en esta investigación se ha establecido que una de las causas de conflicto en el país es la relación de los pueblos indígenas con el Estado.

tomado en cuenta que la fragmentación no puede ser asociada con conflicto.II. Esta definición implica un deliberado intento por capturar también el grado de conflicto potencial inherente a una distribución dada. Mientras la fragmentación mide la diversidad. Esteban & Ray (1994 y 1999) definen la polarización como el grado en el cual la población se agrupa alrededor de un pequeño número de polos distantes. En este marco. el conflicto (social o político) se produce gene- . basado en el concepto de distancia entre partes. LA POLARIZACIÓN L a polarización es otro indicador de diversidad. la polarización puede indicar de mejor forma el grado de separación de una sociedad por intereses políticos y económicos. POLARIZACIÓN Y COMUNICACIÓN 1.

La combinación de “identificación” con “alienación” respecto a intereses políticos o económicos da lugar a procesos de antagonismo efectivo entre grupos. • El grado de identificación (cohesión interna) existente en cada grupo. debe existir un alto grado de heterogeneidad entre grupos. el conflicto se define a partir de la existencia de grupos diferenciados de tamaño significativo. El juicio grupal se agudiza ante situaciones que lo contradicen. 1. Es decir. con lo que aparece un grave deterioro de . Es decir. el nivel de polarización puede definirse por dos condiciones básicas. Entonces. • El grado de alienación o brecha que existe entre los grupos. La polarización social Nos hemos visto envueltos en este concepto a raíz de la controversial situación política. • Al mismo tiempo. los individuos aislados no tienen mayor relevancia. A continuación se presenta una serie de definiciones que servirán de base para la reflexión sobre la polarización. La polarización del grupo se da en la toma de decisiones de éste y su alineamiento con uno u otro polo político o económico. distanciando en mayor medida a éste de sus opositores. • • Debe existir un número pequeño de grupos en la sociedad Los grupos deben ser de gran tamaño (la población debe estar concentrada entre los grupos). • Para que la tensión social se produzca debe existir un alto grado de homogeneidad al interior de cada grupo. Esta es la condición necesaria que precede a las tensiones sociales y a los conflictos. el grado de dispersión de intereses que se da entre los grupos.214 Tercera parte ralmente cuando la distribución de la población presenta dos grupos equidistantes de similar tamaño. que ha fracturado de forma profunda la sociedad y ha creado dos grupos polarizados (que no incluyen a toda la sociedad) y en continuo conflicto. Las siguientes características parecen definir la formación de tensiones sociales: • La tensión social es un asunto de grupos.1. La polarización extrema es llamada “pensamiento de grupo” y ocurre cuando un grupo muy homogéneo toma una posición unánime.

Gómez. si se usa la definición de ideología dada por Montero. Barriga. (Estay. 1998). Aquí “polarización” se entiende como cambio de “actitud”. 605). más que por la igualdad. valores. sentimientos y tendencias hacia algo o alguien. con los polos de riqueza y de pobreza reproduciéndose aceleradamente. 2001). Una sociedad más polarizada tiende a estar menos cohesionada y. que es el objeto de la actitud” (pág. sino como un despliegue de esas desigualdades en una dirección específica. por tanto. 1998) La polarización puede entenderse como el resultado de la desigualdad extrema de ideologías de los grupos sociales. que implica la multiplicación de las distancias entre los individuos y entre los extremos del espectro social. heterogeneidad. subversión del orden establecido. León. 2001. de “una organización relativamente estable de creencias. es decir. que en sus diversas formas puede significar desde la simple existencia de convulsión social o política hasta la existencia real o potencial de violencia más o menos generalizada. (Gradín y del Río. Las actitudes no pueden predecir del todo la conducta. (1984). distorsionando. En cambio. 586). Algunas veces se ha empleado el término “polarización” para denominar una forma peculiar de desigualdad. (León. alejándose el uno del otro y creando con ello escenarios presentes y futuros de creciente conflictividad”. 1998) ven a la actitud como una disposición interna de carácter aprendido y duradero que sostiene las respuestas favorables o desfavorables del individuo hacia una objeto o persona del mundo social. etc. en la que crecen los extremos de la distribución y desaparecen casi por completo los niveles intermedios. desigualdad y gobernabilidad 215 la percepción de la realidad. son adquiridas a través del aprendizaje y las experiencias posteriores. polarización. a tener un mayor riesgo de sufrir inestabilidad social. que la entiende como: “el sistema de actitudes. representaciones y creencias que buscan justificar una situación política y socio-económica. El interés por la polarización tiene su origen en la preocupación por la unión social. la polarización es el “cambio de actitudes de los miembros de un grupo hacia posiciones más extremas que la sostenidas antes de la discusión” (Morris.Fragmentación. desde el punto de vista de Morris. lo que la contradice”. “La polarización se entiende no sólo como la acentuación en general de las desigualdades. con tal esfuerzo. Barriga. Aunque es obvio que hace referencia principalmente a la polariza- . Gómez.

El modelo de la comunicación La comunicación juega un rol muy importante en la polarización. al darse cuenta de que integrantes de su sociedad se inclinan y tienen opiniones cercanas. Causas de la polarización social Al momento de explicar las causas de la polarización. (1994). Méndez (1998) brindan la perspectiva de la “influencia”. genera el acuerdo con otros y la incertidumbre el desacuerdo. de forma que su conducta se hace más normativa a medida que prevalece la pertenencia a la categoría. los individuos se asignan a sí mismos esos atributos que definen a su grupo. Así. Consecuencias de la polarización La polarización.216 Tercera parte ción económica.3. c) Finalmente. ese otro con el que se quiere acordar no es cualquiera. Por ejemplo. con el fin de validar los juicios propios.1. si bien la certidumbre la 1. En el modelo de influencia de información referencial se considera que la influencia social se genera por la necesidad de acuerdo con los otros. la influencia ocurre en tres etapas: a) Los individuos se auto-categorizan como miembros de un grupo social. b) Forman o aprenden las normas estereotipadas de esa categoría social en la que se incluyeron. sino un sujeto categorizado como idéntico a uno mismo. 1. tiene diversas consecuencias. 1. pues aquí “ricos” y “pobres” se agrupan en torno a diferentes tendencias políticas. porque. ésta depende de la influencia. Según el modelo de información referencial. este concepto también es aplicable a la polarización política. como plantea Moya. Así. . entendida como la separación de una sociedad por intereses políticos y económicos. que es la que realmente se esta viviendo en Bolivia. la polarización se entiende como la decisión del sujeto de pertenecer a uno u otro grupo. las personas pueden ser influenciadas por la mayoría. Barriga. La primera de ellas: generar una visión prejuiciada de los individuos del otro grupo. como hemos visto.2.2. León. quien menciona que la única forma de reducir la incertidumbre para un individuo es una respuesta de conformismo que le permite estar en equilibrio con la realidad social.

cuando en realidad lo que está es somatizando su estado de ansiedad. heterogeneidad. Bajo esta óptica. También aparecen mayores niveles de agresión física y verbal. especialmente de clase media. Y la tercera. denunciar las injusticias y favorecer el cambio social en una sociedad. están obligadas a elegir entre dos estrategias para sobrevivir a la crisis del desempleo: cambios en el estilo de vida o salir del país. sentimientos de tristeza. LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LA CONFLICTIVIDAD 2. Los estereotipos se definen como creencias sobre un conjunto de atributos que caracterizan a un grupo social y sobre el cual hay un acuerdo general (León. que es aquella que los considera como un “cuarto poder”. Por otra parte. etc. Otra consecuencia común de la polarización es la pérdida del puesto de trabajo como resultado de la posición política. Los medios. la división y lucha de poderes propias de la polarización generan ansiedad y estrés. rabia. subidas de tensión e insomnio. las alteraciones de la alimentación y el sueño.211 pretende hacer ver a los medios como genuinamente interesados en fortalecer la democracia. más reciente en Bolivia. que al acumularse provocan malestar físico: dolor de cabeza.Fragmentación. agudización de cuadros de gastritis. exclusión. como también ciertos comportamientos de inestabilidad. . Otras consecuencias de la polarización son psicológicas. Por eso hoy muchas personas.1. A veces una situación de estrés prolongado puede hacer que la persona sienta los síntomas de determinada enfermedad. 2. cuarto poder o protagonistas? De manera bastante esquemática se puede afirmar que existen tres grandes visiones para comprender la esencia de los medios: una de ellas defiende la idea de que éstos son el “escenario del debate público”. sino que favorece el debate y la pugna social y política. ¿escenarios. Barriga y Méndez 1998). desigualdad y gobernabilidad 217 Los prejuicios son creencias con una orientación y evaluación negativa. miedo. ve al conjunto del 211 Las ideas de este capítulo fueron exploradas en Raúl Peñaranda y Karina Herrera (2009). la prensa no interfiere de manera definitiva en la vida de los actores de la sociedad. rechazo. como la de- presión. malestar estomacal. impotencia. que deben incorporarse a menor edad al mercado laboral. Este problema llega a los jóvenes. la reducción de la recreación. La segunda. polarización. intolerancia.

no se incorporan más posiciones y quizás. hasta se agrava la polarización. colocan opiniones contrapuestas sobre los hechos y pre- . está claro que los medios en Bolivia no se adecuan al esquema anterior de manera exclusiva. Esos medios utilizan el lenguaje más moderado posible. los objetivos de cada medio. su tendencia política. ésta no es una actitud generalizada: existen medios que todavía procuran mantener la mayor parte del tiempo dentro del margen de lo que hemos llamado aquí “escenario”. Sin embargo. la normativa jurídica. el poder concreto de los periodistas en cada uno de sus lugares de trabajo. se borra el derecho a réplica. Tenemos entonces estas tres miradas hacia la esencia de los medios: ¿los medios deben ser fundamentalmente escenario del debate? ¿Deben ser esencialmente protagonistas? ¿Deben ser principalmente un poder de control? Quizás las tres respuestas sean correctas y funcionen de manera simultánea o sucesiva. en los noticieros televisivos ha ido transformando el contenido del mensaje emitido en tanto este nuevo elemento implica. debe anotarse la incorporación del generador de caracteres. Este hecho ocurre de una manera autoritaria. su régimen de propiedad (un canal de intereses privados se diferenciará de una radio perteneciente a una iglesia cristiana). Esa amplia primera separación tiene otras menores: el alcance del medio (hay medios pequeños y otros de mayor alcance). etc. el grado de autonomía que tengan sus periodistas (existen medios con mayor o menor estructura jerárquica). porque no actúan de manera generalizable: la primera diferencia es tecnológica: las radioemisoras no operan por lo general de la misma manera que las cadenas de TV y las publicaciones impresas. no se matizan las opiniones. no se explican los hechos. ya desde hace varios años. incluso. el régimen de propiedad. se elimina la contextualización. dependiendo de una serie de factores. se reduce el matiz.218 Tercera parte periodismo como un organismo con la capacidad de tomar partido en el juego político de la sociedad. su centro de acción (no es lo mismo una radio rural que una urbana). que era la condición anteriormente existente. la asunción de posturas políticas y la calificación de los hechos sin el respaldo de una fuente. Aún así. Además. en el sentido que impide a los afectados a hacer escuchar su punto de vista. como la coyuntura política. etc. no se muestra otras caras del debate.

En la perspectiva de la agenda setting se trata de medir la importancia relativa de los actores que participan de las noticias partiendo de la base de que los actores más visibles son más influyentes”. procurar imponer su particular punto de vista y desarrollar y ampliar su capacidad de acción política. en ocasiones en manos de los movimientos sociales. Antes de abordar estas tres fases veamos primero qué es “agenda pública”. 212 Y sobre la influencia en la agenda de los asuntos públicos dice: (ésta) se mide por la capacidad que tiene un actor de imponer o condicionar cierta definición de la realidad.) El modelo (de agenda setting) supone un intercambio entre la fuente y la prensa. es decir imponer su visión de lo que es importante que el público conozca.Fragmentación.. . quizás hasta la asunción de Evo Morales. Marcel (1987). luego. controlar esa agenda pública. finalmente. imprimirles a esos temas una tendencia o inclinación determinada. y esta quedaba por lo general en manos de la oposición política. los gobiernos en Bolivia tenían dificultades para controlar la agenda de debate público. Dice Charron: “Una de las preguntas centrales que se formula la investigación clásica sobre la agenda setting es la siguiente: ¿Quién determina la agenda de los medios? En esta perspectiva se trata de establecer quiénes (las fuentes de información o los periodistas) determinan la agenda de los medios. polarización. y de los medios. la influencia de los medios se traduce en tres eventos sucesivos: la capacidad para fijar ciertos temas en el debate público (agenda setting). posibilidades de influir en la sociedad. Está claro que durante largos años.. Por lo general se la asocia a los temas políticos y económicos más relevantes y es la que motiva las pugnas y correlación de fuerzas del sistema político. (. in212 Aubry. los equipos de planificación y estrategia política de los gobiernos tratan. desigualdad y gobernabilidad 219 tenden desmenuzar los hechos para colocarlos en un contexto. mediante una serie de acciones coordinadas. Algunos teóricos consideran que quienes controlan la agenda pública tienen. Por ejemplo. al mismo tiempo que procuran restarle credibilidad e iniciativa a los partidos opositores. gremios empresariales y medios de comunicación. citando a Rogers y Dearing. Se entiende por ella la variedad de temas debatidos en los medios de comunicación y que mantienen la atención y preocupación de la opinión pública. En todo caso. lograr que los públicos compartan esa visión de los temas agendados. heterogeneidad. luego.

es decir su propia percepción de los hechos. denominado “efecto de los atributos jerárquicos”. los que fijan la agenda de los medios masivos. Son los editores o propietarios de los medios de comunicación que. sus recursos y sus limitaciones”. Marcel Aubry213 recuerda que el efecto de los medios de comunicación en la fijación de la agenda pública puede hacerse en dos niveles. lo que tiene que ver también con el grado de institucionalidad del mismo. a una serie de parámetros y factores. la tendencia informativa o editorial de cada medio. “Los gatekeepers son quienes fijan la agenda de aquellos que fijan la agenda. es decir menos espacio para “acallar” ciertos temas. 2. a mayor pluralidad. deciden qué es y qué no es noticia. El primer nivel. que establece que ciertos asuntos tienen per se rasgos noticiosos y por lo tanto no pueden ser evitados. terminan siendo considerados importantes también por los públicos. el humor de la sociedad. refiere a que los medios de comunicación toman un aspecto determinado de un tema mayor para divulgarlo a los públicos.2. en base 213 Aubry. el segundo nivel. Medios y conflictos sociales En esta investigación definimos el conflicto como “una divergencia de criterios entre uno o más grupos o sectores sociales que no logra ser canalizada institucionalmente ni evi- . citando a Rogers y Dearing. Entre los numerosos y muchas veces contradictorios parámetros que están obligados a tomar en cuenta los gatekeepers para realizar su trabajo están las posiciones ideológicas de los propietarios. el poder interno que tienen los periodistas dentro de cada medio. denominado “efecto de selección” establece que los temas que los medios consideran importantes y tratan con más frecuencia que otros. más posibilidades de “control mutuo” entre los medios. el grado de pluralidad que tienen un sistema de medios. creado en 1947 por el sociólogo Kurt Lewin) se refiere a la persona o grupo de personas que. El concepto de gatekeeper (“arquero”. que implica que.220 Tercera parte tercambio en la que cada parte actúa y reacciona ante la acción de la otra en función de sus intereses. finalmente habría que mencionar la fortaleza de cada medio y si es capaz de resistir las presiones que ejercen sobre ellos los diferentes poderes de la sociedad. O sea. Marcel (1987). sus valores. al interior de los medios. y la coyuntura como tal. decide(n) qué temas serán los más destacados en los dos niveles señalados más arriba.

. para efectos del presente estudio. atrincheramiento. en situaciones inesperadas. ya sea que se exprese en actitudes de violencia. es decir. en hechos espectaculares. donde ninguno de los frentes pretende la destrucción del otro sino la imposición de sus propias ideas en menoscabo de las pretensiones del adversario. etc. es decir. los conflictos sociales constituyen escenarios apetecibles para los políticos. en conductas imprevistas. que los usan como argumentos para enfrentar a sus oponentes y en tal propósito los promueven. Sin embargo. polarización. aunque no genere acciones de hecho que afecte a terceros. por lo tanto. los noticiosos se construyen a partir del conflicto. De ahí que hay una constante retroalimentación de los dos microcosmos. radicalización de posiciones. sostienen o minimizan de acuerdo a sus intereses. Todo eso podría englobar al conflicto en cuanto se refiere a los valores de la noticia. cuyo punto de encuentro son fundamentalmente los medios de comunicación. En su sentido más general. Tales condiciones lo convierten en un hecho noticioso. conflicto seguirá la definición de los párrafos precedentes.214 Esos dos microcosmos son el mundo de los 214 Osvaldo Candia (2009) . El conflicto es consustancial a la noticia.Fragmentación. a partir de hechos que constituyen oposición no resuelta entre dos actores –individuales o grupales– en la que éstos pretenden asegurarse un público y transmitir un mensaje. ya que sus orígenes tienen que ver con intereses de poder. Un “conflicto” es. material útil y suficiente para generar información pública. heterogeneidad. Por otro lado. derechos o aspiraciones de terceros”. evita el normal desenvolvimiento de actividades y es proclive a provocar violencia o enfrentamiento. Los conflictos políticos tienen una gran importancia para el estudio de este tema. sinónimo de una acción de hecho que interrumpe la tranquilidad. Esto puede considerarse un conflicto político. El matiz lo da la forma e intensidad en que se expresan los conflic- tos. ya que pueden ser el germen o el detonante de conflictos sociales y generar procesos de enfrentamiento que se transformen en violencia focalizada o generalizada. Una pugna entre oficialismo y oposición por una ley o por una medida gubernamental puede generar un conflicto que deviene en declaraciones. desigualdad y gobernabilidad 221 tada mediante negociaciones y que provoca algún quebranto de la ley o la toma de acciones que afectan los intereses.

sin embargo. en la que la recompensa que obtienen los medios es el rating y la recompensa de los actores en conflicto es su visibilización. porque ocuparon un lugar marginal en las pantallas de la televisión internacional”. Esta necesidad mutua entre medios y actores del conflicto. ya que al asumir el papel de vía de visibilización. Más bien potenciará los sucesos de los que sí tenga imágenes. necesita la imagen. al ser los medios las vías más directas para acceder a los decisores o presionar por soluciones. La tv. pasan de ser observadores a ser actores. Durán Barba y Santiago Neto afirman al respecto que “en los países con mayor desarrollo de la televisión.215 215 Durán Barba y Nieto (2006). los medios se convierten. si de un conflicto serio no se tienen imágenes. aunque sean conflictos menores o anecdóticos. se convierten en el espacio natural para convertir un conflicto focalizado en una trama pública. Este papel. Las partes en conflicto han entendido esta relación fructífera con los medios y han incorporado un nuevo componente en su disputa: una especie de “terciarización” muchas veces involuntaria. Cuando la policía de un país desarrollado aparece en las pantallas de la televisión asesinando a un estudiante. magnificarlos e incluso a solucionarlos. De ahí que entre los objetivos de los medios al cubrir un conflicto no están necesariamente el análisis ni el reflejo pluralista de los hechos. la opinión pública se conmueve cuando hay un asesinato o cuando se atropellan los derechos de un pequeño grupo de personas. En países sin televisión… se cometieron genocidios que no se frenaron. ya que por su propia dinámica puede cumplir una función social de alta importancia. origina un fenómeno complejo que modifica la naturaleza del medio. sino mostrar especialmente aquellos que causan mayor efecto en sus audiencias.222 Tercera parte conflictos sociales y el de las dirigencias políticas. Por otra parte. como hemos señalado en un acápite anterior. Con frecuencia las historias narradas sobre el hechos son incorrectas. en algunos casos ayudan a generarlos. no ha de desmerecerse per se. el mundo protesta y las masacres se detienen. En este nuevo papel. . la tv podría marginarlo. los medios no sólo utilizan los conflictos sociales como fuente de información. descontextualizadas y hasta sensacionalistas privilegiándose lo inmediatista en su presentación y por tanto no incluyen el reconocimiento de las causas u orígenes de los conflictos. además. en un tercer actor del conflicto. A veces. es decir.

intermediando entre las partes y tramitando el desenlace. ya que puede darse por una genuina creencia de que se colocan al lado de la justicia y el bien común o porque obedecen a intereses ocultos que no tienen nada que ver con el trabajo periodístico. heterogeneidad. polarización. 2. al no ser parte del origen del conflicto. Medios y conflictividad social Podemos definir la conflictividad como un estado de permanente enfrentamiento entre dos o más actores sociales durante un tiempo relativamente prolongado. Este nuevo escenario se expresa en tres situaciones: a) Los medios son utilizados por una de las partes y se convierten en instrumentos de intereses de grupos que originan y sustentan el conflicto. polarización y luchas hegemónicas. realizando análisis. repitiendo sus discursos. recurriendo a escasas fuentes y reduciendo el debate pluralista con la utilización de técnicas de propaganda y contrapropaganda que invaden todos sus espacios informativos y de opinión. proponiendo caminos de solución. Puede manifestarse con violencia desatada o de baja intensidad. los medios pueden actuar coincidiendo con alguno de los bandos. La conflictividad manifiesta situaciones de deterioro de la convivencia y afecta de manera profunda al entorno social. b) Los medios asumen el papel de mediadores. .3. En este caso.Fragmentación. desigualdad y gobernabilidad 223 El rol que en los conflictos sociales asumen los medios genera a su vez un nuevo problema que se da entre ellos y su audiencia. por un lado desnaturaliza la función primordial de la comunicación informativa y por el otro. En un escenario de conflictividad. La conflictividad es una categoría más compleja del conflicto y se da normalmente en situaciones de debilidad institucional. c) Los medios se convierten en parte activa del conflicto. tienen poca consciencia de cuándo están ayudando y cuándo están empeorando la situación. Este es uno de los escenarios más destructivos. parcializándose por uno de los actores. El problema aquí tiene doble sentido ya que. la superficialidad en el tratamiento y la investigación y la expectativa de alcanzar altos niveles de audiencia impulsan a periodistas e informativistas a emitir datos sin el respaldo suficiente y se convierten en cómplices involuntarios.

Coser y otros. no ve televisión. aún mentalmente. 218 Castañón Gómez. define la relación entre el perceptor y el medio en el tratamiento informativo del conflicto. es mostrado exclusivamente como una disfunción social. el estudio sería incompleto si no se analizara el comportamiento de las audiencias frente a los medios. nalista de la agenda setting.217 En esta situación. un estado incómodo de tensión mental y física que no se puede soportar en demasía y se busca su liberación. dice Castañón. es decir aquellos que debe considerar de mayor trascendencia y necesidad públicas. . ya que altera la normalidad de la convivencia y provoca sentimientos de angustia. Nash. o también puede asumir un rol de mayor protagonismo inclinándose a cualquiera de los bandos. 216 es muy prolongada y la solución no depende de ella. psicólogo boliviano. En todo caso lo que busca la persona es disminuir la tensión”. inseguridad y temor.224 Tercera parte Para los teóricos del conflicto social como Dahrendorf. Sin embargo. Ricardo (1992). Si la disonancia 216 Dahrendorf (2005). Ricardo Castañón Gómez. no compra periódicos. la conforman los conflictos sociales. no escucha radio. una de las fuentes de mayor recurrencia para la construcción de esta agenda. como la construcción de una dependencia sistemática que afecta su comportamiento y su actitud frente a la misma realidad: “(El conflicto social) provoca la emergencia de un fenómeno importante dentro de la psicología en situaciones de tensión: la disonancia cognitiva. Son estos sentimientos los que utilizan los medios para generar atención y lograr mantener a sus audiencias en un estado de incertidumbre permanente. en tanto y en cuanto se puedan mantener bajo control sus potencialidades destructivas y desintegradoras”. este fenómeno es visto “una relación social con funciones positivas para la sociedad humana. no comenta con nadie. el conflicto. encuentra su propia respuesta: no quiere saber nada de las noticias. los medios tienen la prerrogativa de definir los temas sobre los que la sociedad discute. La tensión se prolonga hasta que el medio de difusión la libere a través del informe-desenlace”. “el impacto de la información periodística es mayor ya el perceptor es más vulnerable. Como hemos anotado. 217 Castañón Gómez (1992).218 A partir de la línea teórica funcio- Sin embargo.

sino que. Estas tendencias se repiten en diferentes grados en cada uno de los medios y no son excluyentes de otros factores que por su poca relevancia no se mencionan. Aunque con algunas diferencias considerables. la totalidad de los canales privados de televisión que fue objeto del mencionado estudio mantuvo líneas de manejo informativo comunes. en las que las audiencias rechazan la codificación propuesta. desigualdad y gobernabilidad 225 Tomamos como parámetro el planteamiento del sociólogo jamaiquino Stuart Hall que en 1968 desarrolló la teoría de los estudios culturales. De la revisión. La excepción la marcó. análisis e interpretación del trabajo cuantitativo se han detectado elementos comunes a los medios analizados. la relación textual de la nota La lectura dominante. en la que afirma que los públicos pueden reaccionar. valores y cultura. en la práctica. que mezcla elementos adaptativos y oposicionales. La lectura oposicional. La audiencia acepta las definiciones generales y las totalizaciones hegemónicas. como era de esperarse. lo que nos permite ensayar conclusiones generales válidas para todos los casos. polarización. tomando como muestra el mes de julio de 2008. Para la sustentación de las afirmaciones se incluyen a manera de ejemplo. cuyo comportamiento fue diferente no solamente porque en las notas sobre conflictos mantuvo una posición abiertamente favorable al gobierno. el canal estatal. pero elabora sus propias premisas. Estas reacciones no son homo- • • géneas ni constantes. en tres direcciones: • 219 conflictos emitida por las principales redes televisivas. frente a los medios. Las audiencias suelen alternarlas según sus propios intereses. heterogeneidad. 2. eliminó de sus noticieros al tratamiento de este tema. La lectura negociada.4. El lenguaje televisivo sobre los conflictos Para esta investigación se realizó un análisis de la información sobre 219 Hall. que señalan ciertas tendencias o formas en que los canales de televisión manejan el tema de conflicto. donde se interpreta el mensaje siguiendo el modelo en que fue codificado por el medio.Fragmentación. El receptor asimila los valores y opiniones hegemónicas que le son propuestas. .

A partir de la descentralización de sus informativos.2. En el resto de las ciudades. refuerzan el contenido y la tendencia de la nota. lo que en la generalidad de los casos puede no ajustarse a la realidad. en algunos casos. los noticieros matutino y meridiano originados principalmente en La Paz y Santa Cruz. por diversas razones. se difunden de manera simultánea. 2.226 Tercera parte respectiva. Cabe recalcar que la regionalización o diferenciación de noticieros se da en las ciudades del eje central. hay una interrelación constante entre las temáticas política. Regionalización Existe la tendencia a creer que los noticieros en televisión son similares en todo el país. Interrelación Es importante considerar que por su propia naturaleza. . es decir La Paz. fuera de las ciudades del eje.4. A continuación se presentan los resultados del análisis cuantitativo. los espacios informativos tie- nen sus propias particularidades y las expresiones de conflicto social tienen una tradición mayor y muchas veces más violenta. los temas e incluso el formato periodístico de los noticieros. Algunas redes tienen noticieros regionales en las ciudades del eje central y utilizan un espacio menor al enlace con las otras ciudades. Es necesario aclarar que por cuestiones de espacio no se detallan las imágenes que acompañaron a las citas y que en la mayoría de los casos. Cochabamba y Santa Cruz. mientras que en otros se presentan dos temas no relacionados entre sí como parte de un mismo conflicto. pueden cambiar los enfoques.4. De ahí que resulta riesgoso asumir conclusiones generales a partir de un estudio realizado únicamente en la ciudad de La Paz donde. un conflicto que se genera a partir de demandas específicas se desnaturaliza con la intervención de actores o demandas ajenos a la problemática. De ahí que no pueden establecerse orígenes “puros” ya que. 2. Además de ello. Este fenómeno encuentra también sus canales de expresión en los medios. los argumentos que se presentan públicamente no corresponden a la causa primera. es mayor la tendencia a combinar el género informativo con el género editorial u opinativo. esto ocurre con especial énfasis en los temas políticos. sea en su causa o en su desarrollo.1. Por otro lado. social y económica y los conflictos.

dejando de lado la infinidad de procesos sociales menores. encontrar expresiones como: “masiva concentración”. Es usual. coinciden en un porcentaje casi absoluto en el periodo analizado. se centran en los poderes públicos o en las organizaciones civiles con mayor presencia en el escenario político. explican y grafican. donde germinan o se expresan de distinta manera los conflictos. por ejemplo. “medidas de presión”. Es más importante mostrar una pelea pú- el imaginario público y aún en los periodistas encargados de la cobertura. Uniformidad El manejo informativo de los conflictos tiende a unificarse en todos los medios televisivos. Esto parece deberse a varias causas. Esta particularidad estructura.4. entre los diferentes actores involucrados. “radicalización de medidas”. el área geográfica y los actores.Fragmentación. en Por otro lado. “piden atención del gobierno”. A eso responde. muestra el uso de estos términos en más del 90% de la información. “rechazaron”. en todos los medios televisivos. Las fuentes a las que recurre el periodista o el planificador de la agenda. Es notable que los conflictos seleccionados para su difusión. hacían referencia a los conflictos. desigualdad y gobernabilidad 227 2. donde el conflicto parece tener una existencia propia. como los municipios o los gremios. Otra de las características que grafican esta uniformidad. Una revisión superficial de las notas que en el periodo analizado. “se agudiza el conflicto”. blica entre grupos y la extracción de sangre de manifestantes. que nace y muere en . que el proceso de negociación para encontrar soluciones. en su mayoría a los mismos hechos. el tratamiento de los conflictos suele ser parcializada hacia su manifestación. polarización. “violenta represión”. el que se tome como protagonista. por encima del análisis de las causas y soluciones. es el uso de términos o categorías comunes en el texto que informa de los conflictos. en las noticias. heterogeneidad. en el uso del lenguaje televisivo sobre este tema.3. pero principalmente a una visión unidireccional de los medios al momento de definir su agenda. “marcha multitudinaria”. Incluso los despachos de otras ciudades se refieren. etc. un microcosmos cerrado y ajeno al resto de los fenómenos sociales. privilegiándose las medidas violentas o de alto impacto en la sensibilidad social. a la fuerza pública y su actuación para frenar una manifestación. sino también en el uso de términos y categorías que lo definen. no sólo en los temas seleccionados.

4. Es destacable además la preferencia por mostrar imágenes de personas humildes. Espectacularización La mayoría de los medios privados nacionales. Texto El uso del lenguaje verbal es un 2. y en otros se realizaban acercamiento hasta el nivel de detalle. clasificándolo.228 Tercera parte su manifestación. 2. 2. la música de fondo y las imágenes. El relato televisivo tiende a ser calificativo. donde se generaron enfrentamientos con la fuerza pública. la mayoría de los noticieros recurrieron a este manejo. en las entrevistas a personas que gritaban o lloraban. algunos canales utilizan textos que hacen referencia al conflicto pero descontextualizando el hecho y recurriendo a la línea editorial .4.4. Efectos de imagen Recurre a tres componentes: los textos sobreimpresos en las pantallas.4. que participan en los conflictos. solidaridad. como elemento central en el manejo de las noticias sobre conflictos a la espectacularización. es decir las imágenes que muestran enfrentamiento directo entre personas o grupos. el texto y los recursos técnicos o efectos: especialmente en el caso del conflicto con los discapacitados y la ley de pensiones. intentar una disección del fenómeno de los conflictos. ancianos y aún niños. En muchos casos adquiere características radiofónicas y parecen buscar reacciones en la sensibilidad pública. En el estudio realizado.5. rabia o temor. uso de instrumentos de defensa o agresión. De allí que resulta normal. miedo. ordenándolo y diferenciándolo del resto de los componentes del engranaje social.6. En ocasiones. individuos heridos u otros. En el primer caso. en el momento de realizar un análisis de las relaciones sociales. mujeres. se privilegian los primeros planos que mostraban rostros que reflejaban ansiedad.4. ejemplo muy clarificador de esta tendencia. que se expresa en los tres componentes constitutivos de una nota periodística: la imagen. rabia). Se utilizan alternativamente primeros planos o planos generales y para ello se despliegan a los camarógrafos a lugares donde las tomas puedan causar más efectos. especialmente la televisión. 2.7. Imágenes Los editores de noticias seleccionan las imágenes que puedan producir reacciones básicas entre los receptores (repulsa. han incorporado. literario y cronológico.

El resultado de las encuestas sobre niveles de audiencias en los noticieros muestra. una preferencia ciudadana hacia aquellos que siguen esta tendencia. va tomando matices más complejos que construyen una especie de complicidad que se expresa en la ejecución de sus acciones en coincidencia tempo- . algunos canales difuminan escenas como cuerpos heridos o mutilados. Estos efectos sonoros se combinan con el uso de técnicas visuales como las imágenes en cámara lenta. Esta estrategia para posicionarse en la opinión pública. Los conflictos proporcionan la materia prima más apetecida por los medios para aplicar esta lógica de manejo informativo y aunque algunos canales han optado por aplicar correctivos en la presentación de las imágenes. en la edición de noticias. desigualdad y gobernabilidad 229 del medio. polarización. convirtiendo por lo tanto.8. en hecho fáctico en una interpretación subjetiva.4. de ahí que en la planificación de sus acciones. lográndose crear un clima de expectativa y un efecto sobre los receptores que dirige la atención sobre los enfrentamientos y descontextualiza el hecho. Complicidad medioactores del conflicto Esta relación entre el medio y los dirigentes. 2. que apareció en el país a mediados de los años 1990. mantienen casi intacta esta modalidad. el espacio de información y promoción que precisan para legitimar su protesta. Esta técnica se utiliza normalmente en la difusión de notas con imágenes de archivo previamente editadas. políticos o agitadores va tornándose en una constante en el manejo informativo sobre conflictos. Los dirigentes o movilizadores de los conflictos. intenten provocar el interés de los medios y lograr espacios en los noticieros para difundir su versión de los hechos. la división de pantalla y el acercamiento a detalles específicos. Entre las acciones que se han empezado a usar como consideración al espectador y respeto al derecho del protagonista de la nota. ocultan rostros de menores de edad o prefieren las tomas generales. La mayoría de los medios de comunicación televisivos ha incorporado esta característica como estrategia común para generar interés y preferencia en su público objetivo. En relación a la música de fondo. en líneas generales.Fragmentación. heterogeneidad. normalmente se utilizan melodías que alternan las marchas y los silencios con efectos de sonido. tienden a buscar en los medios.

La descontextualización viene emparejada a la definición anterior. realizan. Las noticias se limitan a reflejar las manifestaciones de los mismos. en base a intereses. En los medios televisivos es prácticamente nula la relación o descripción de la naturaleza. la gestión de dirigentes e incluso asesores en prensa. origina una compleja situación en la que el periodista o el medio. y seleccionan. Del mismo modo. La complicidad medio-actores del conflicto. a la simplificación. esta tendencia tiene relación directa con la valoración cualitativa que se le asigna a un hecho informativo.4. de igual modo. muchas veces distorsionando la percepción que se construye sobre un suceso. La simplificación se refleja normalmente en una explicación vaga e imprecisa del origen del conflicto. una mayor llegada a la opinión pública y una fidelidad de declaraciones que probablemente no la tendrían si dieran oportunidad de que el canal las edite. acciones de acercamiento con periodistas y medios para colocar sus voceros en los medios y programas. lo que en la mayoría de los casos se limita a mostrar el hecho como producto de un solo factor. eximiéndose de una investigación propia que podría ofrecer un producto informativo de calidad. cercanías o cálculo de rédito. por tanto. intentando contrarrestar los discursos. Los medios deben reflejar realidades complejas y están obligadas. lo que les garantiza. debido a factores como el tiempo reducido para presentar una nota y el escaso conocimiento y mínima especialización de los periodistas en determinados temas. 2. con el objetivo de protagonizar las transmisiones en vivo. en el caso de los canales estudiados.230 Tercera parte ral con los noticieros. reciben información interesada y parcializada de ambas partes. Sin embargo. En el estudio realizado. Las entidades gubernamentales.9. sus . Simplificación y descontextualización La simplificación es una necesidad del manejo informativo. alcance y causas de un conflicto. dar mayor o menor cobertura a una de las posiciones. las notas tienden a reflejar de manera excesivamente simplista y descontextualizada las noticias sobre el tema. puede permitirles colocar a sus representantes en espacios de entrevistas en programas especializados. eventualmente. Este tipo de acciones no es exclusivo de los generadores de acciones de conflicto. normalmente objetivo de la protesta.

Esta tendencia se refleja. En el análisis de las notas informativas relacionadas a este tema. fue notoria la parcialización hacia una de las posiciones.4. como la selección de imágenes. polarización. Los elementos que nos permiten concluir este extremo son el uso de una sola fuente. los medios recurren a una sola fuente de información. etc. fue notoria la búsqueda de expresiones que. la tendencia de las informaciones sobre conflictos tendía a la exage- .Fragmentación. la mayoría de las notas informativas analizadas pretendían mostrar neutralidad en la presentación de los conflictos. fue notoria la división entre dos posiciones claramente identificables. 2. en la mayoría de los casos. heterogeneidad. 2. Exageración y maximización de las amenazas En la mayoría de los casos analizados. Hay otros recursos no verbales que son utilizados por los medios cuando tienen interés en favorecer a uno de los actores en detrimento del otro. el corte de una declaración. el mismo tratamiento aunque el tema se repita varias veces en los distintos noticieros y se mantenga en la agenda informativa por varios días. lo que proporciona una visión parcelada e interesada del conflicto. mientras que el canal estatal reflejaba una tendencia contraria.11. por ejemplo. La mayoría de los medios privados mostraban una tendencia contraria al gobierno. Si bien es cierto que en algunos casos. que muestra que en el 86% de los casos. la toma de entrevistados. en la relación cuantitativa de resultados. La opinión encubierta selecciona y utiliza las declaraciones de protagonistas del conflicto para expresar una posición del medio. dejándose de lado cualquier otra consideración que permita una comprensión más o menos cabal del fenómeno.4. tenían una clara intencionalidad. el tiempo dedicado a una determinada información y el uso de afirmaciones subjetivas que inducen al receptor a la toma de posiciones parcializadas. La explicación del límite de tiempo es insuficiente en estos casos ya que las notas presentan.10. desigualdad y gobernabilidad 231 consecuencias inmediatas y la opinión de alguna de las partes confrontadas. Parcialización y opinión encubierta Pese a que. incluso al margen del conflicto. la palabra del entrevistado refleja una posición que no es necesariamente compartida por el medio.

agitadores y protagonistas del conflicto. más del 90% de las notas sobre conflictos tuvieron como escenario a las ciudades capitales del eje central. mientras que en los conflictos.4. dirigentes. 2.12. fueron la regla en las notas de prensa. que se originan en otras ciudades o a aquellos que surgen en el área rural. en el tiempo que abarcó el estudio. Es usual que trasladen su protesta a las ciudades. los medios tienden a mostrarse más equilibrados en los otros temas. . aunque se trate de problemas locales. ya que en un porcentaje abrumador. Este dato resulta altamente ilustrativo.232 Tercera parte ración de los hechos y principalmente de las amenazas.4. mientras que 344 recurrieron a una sola fuente. especialmente el político. una sola versión de cada conflicto. Sin embargo de esto.13. Muy poca atención se le presta a los hechos de esta naturaleza. Los voceros escogidos fueron. “Urbanización” De acuerdo a los datos recogidos del análisis cualitativo. en menor grado la fuerza pública y las autoridades encargadas de gestionar la solución. tan sólo 57 tuvieron las versiones de la parte y la contraparte. La tendencia tiene un grado absoluto e involucra a los canales privados y al medio estatal. por ser probablemente el que involucra a autoridades y a sectores de poder. los actores son casi siempre. los ciudadanos de un grupo social. Esta característica se expresa también en la propia manifestación de los conflictos y las estrategias que utilizan los grupos sociales rurales para cobrar protagonismo. la opinión pública recibió. 2. en la mayoría de los casos. Esta tendencia se expresó principalmente en los titulares de las notas y el uso de la parte de las declaraciones que reforzaban la tendencia. Uso sesgado de las vocerías De las 401 notas de conflictos analizadas por este estudio. La ciudadanía fue consultada en una proporción insignificante y solamente por algunos medios. lo que pudo haber generado descontextualización. inducido a la parcialización y ampliado el margen de manipulación. En la mayoría de los casos. El uso de afirmaciones que mostraban una gravedad mayor y la recurrencia a declaraciones en esta misma línea. por lo que se convierte en uno de los indicadores más representativos del manejo de los conflictos por parte de la televisión en Bolivia. las imágenes y el texto sobreimpreso tenía el mismo propósito.

heterogeneidad. Sin embargo. 2. esta sensación es engañosa ya que. La simultaneidad en la transmisión permite mostrar imágenes de enfrentamientos sin intermediar la edición. desigualdad y gobernabilidad 233 Se debe mencionar. las notas informativas referidas a la temática. que presentan mayor duración son aquellas se transmiten en vivo. La mezcla entre la ignorancia de la temática y el interés de manipular los hechos.Fragmentación. sea porque esperan la evolución de los acontecimientos o sea por no exponerse a la inquisición de los medios. las cámaras son dirigidas a lugares y personajes específicos. que se da en las ciudades del eje. todo controlado por el periodista o el jefe de informaciones. La disponibilidad de unidades móviles en esas ciudad. polarización. Desconocimiento El manejo inadecuado y muchas veces peligroso de los conflictos en Bolivia. que en algunos casos. hecho que no merece ningún reclamo o denuncia porque los afectados son generalmente grupos sociales conscientes que a su vez ellos mismos están vulnerando otras normas. la realización de las protestas en los centros urbanos y la protección que brinda la policía a los periodistas. aún en esos casos. son factores que permiten realizar este tipo de despachos. comentarlo o realizar entrevistas a los actores del mismo. Estos vacíos son notorios al momento de plantear el problema. se debe también al desconocimiento de los temas por parte de periodistas y aún jefes de información. las propias autoridades prefieren mantener un aislamiento estratégico en temas conflictivos.4.14. sin embargo. . lo que genera una sensación de mayor cercanía con la realidad y resulta atractivo para los espectadores. Simultaneidad Como se ha expresado. que permiten la transmisión de eventos en forma simultánea.15. de realizar manifestaciones y movilizaciones que coincidan con el horario de los noticieros. 2. Esto tiene que ver con la tendencia cada vez mayor. genera un escenario donde se vulneran las más elementales normas de ética periodística.4. La posibilidad de transmisiones en vivo de los conflictos es aprovechada en todos los casos y es más visible en los noticieros meridianos.

.

III. Este se divide en un subsector agropecuario empresarial que se expande y moderniza. y en un sector tradicional de propietarios comunitarios y campesinos que se ha estancado productivamente. LA HETEROGENEIDAD DE LA ECONOMÍA BOLIVIANA L a heterogeneidad económica se presenta en todos los sectores productivos. internacional. Tomemos como ejemplo al sec- tor agropecuario. pero que internamente está compuesta por va- . que determina que tengamos una economía “incorporada parcialmente a un sistema más amplio. HETEROGENEIDAD Y SEGREGACIÓN 1. Roberto Laserna pide reconocer la heterogeneidad estructural como un rasgo definitorio del modelo económico boliviano.

236

Tercera parte

rias y distintas economías entre las cuales hay contacto e intercambio”, pero no propiamente integración o cuando menos sólo una integración parcial y débil. Laserna distingue tres economías que componen la complicada realidad boliviana y que se diferencian entre sí por sus formas de producción, trabajo y consumo y las diversas racionalidades y lógicas con las que sus agentes se comportan y relacionan con la naturaleza y el mercado. Por un lado, la economía campesina, con sus peculiares rasgos comunitarios, que Laserna caracteriza como una “economía de base natural… porque el trabajo y la producción se organizan a partir del control o el acceso a recursos naturales básicos como la tierra y el agua”. Lo particular en este tipo de economía es que, aunque se halla vinculada al mercado en distintos grados es que el objetivo primordial de sus agentes “es asegurar la reproducción de la unidad económica”; en ella se asignan los recursos y se toman decisiones para “reducir los riesgos más que para maximizar los beneficios”. Laserna estima que esta economía absorbe al 40% de la población nacional. Sin embargo, otros especialistas, como José Baldivia, sostienen que

este tipo de economía rural de “base natural” está en franco proceso de descomposición y es por eso que sus integrantes (campesinos independientes y comunarios) se están trasladando masivamente a la economía informal urbana. Por otro lado, se tiene la “economía de base mercantil”, que se organiza de acuerdo al patrón capitalista con el fin de maximizar las utilidades, mediante la venta de bienes y servicios y en la cual los recursos se asignan para competir en el mercado. A esta economía, que constituye el núcleo modernizante y dinámico del crecimiento, pertenecen el sector de empresas agropecuarias que ya describimos anteriormente. En este se congregaría algo más del 25% de la población. Entre las dos anteriores se ubica una tercera, la economía urbana informal, también de base familiar como la campesina, pero diferenciada de ésta última por su mayor vinculación y dependencia del mercado, hacia donde van sus productos y de donde vienen sus insumos. Otros elementos de diferenciación son el uso de tecnologías muy diversas y la precarización del empleo. Sin embargo, su lógica de funcionamiento no sería enteramente mercantil ni capitalista,

Fragmentación, polarización, heterogeneidad, desigualdad y gobernabilidad

237

pues las remuneraciones al trabajo y al capital no están diferenciadas, aunque también es frecuente encontrar casos de unidades económicas que desarrollan procesos de acumulación de capital. En la economía informal residiría el 35% de la población, pero con tendencia a seguir creciendo. Comparando estos tres tipos de economías, Laserna encuentra que la economía campesina genera los ingresos más bajos ($us 73 mensuales en promedio), correspondiéndole también los niveles más altos de pobreza (87%); en tanto que el ingreso promedio en la economía informal llega a $us 248 al mes, con un nivel de pobreza de 55%. La economía de base mercantil tiene un ingreso promedio mensual de $us 456 y un nivel de pobreza que está en el orden del 35%

Y “que a mayor apertura al mercado y a mayor modernización organizativa y tecnológica, mayores son los ingresos y menor es la pobreza”. Otro hallazgo importante de Laserna es que no sólo que los ingresos y la pobreza son distintos en estas tres economía sino, también, los niveles de desigualdad. Los datos que registra, considerando los resultados de la Encuesta de Hogares 2000 del INE, muestran que así como la pobreza es mayor en la economía campesina, también es mayor la desigualdad: el Índice de Gini220 para este sector es 0.676. La economía mercantil, en cambio, tiene un Índice de Gini más bajo: 0.507, lo que confirma que en este último sector los ingresos son más altos y la desigualdad es menor. La conclusión de Laserna es que

Recuadro 6: Comparación de tipos de economía, según Laserna
Tipo de economía Ingreso promedio mensual en $us. Nivel de pobreza

tanto la pobreza como la desigualdad provienen de la heterogeneidad de la economía boliviana. “La productividad del trabajo es tan desigual en las tres economía que no puede sino reflejarse en una gran desigualdad en los ingresos y el consumo. La hipótesis más plausible es que la desigualdad general en la sociedad boliviana au220 La medida estándar de desigualdad es el coeficiente de Gini, que compara la actual distribución del ingreso con una distribución igualitaria hipotética. En el caso de que la desigualdad sea extrema el valor del Coeficiente de Gini tenderá a 1 (o 100 si se habla en términos porcentuales). El 1 representaría una situación hipotética en la cual sólo una persona posee toda la riqueza, mientras el 0 que los ingresos y el consumo están distribuidos equitativamente entre toda la población.

Campesina Informal Mercantil

$us. 73 $us. 248 $us. 456

87% 55% 35%

Fuente: Elaborado en base a datos de La tierra nuestra de cada día, Henry Oporto Castro, 2005, pág.108.

Esto quiere decir que mientras mayor es la inserción al mercado, es también mayor el ingreso que se obtiene.

238

Tercera parte

menta a medida que una parte crece, estimulada por el mercado, y la otra no”. Esta conclusión coincide con la idea que tenía Marx del capitalismo como un modo de producción superior a todas las formas de producción históricamente anteriores, por cuanto era capaz de impulsar un desarrollo de las fuerzas productivas que hacía posible que los obreros tuviesen un nivel de vida muy superior a otros estratos sociales anclados en modos de producción pre capitalistas. Este enfoque de la coexistencia de economías escasamente integradas y con grandes diferencias de productividad aporta mejores evidencias para comprender los altos índices de pobreza y desigualdad que persisten en Bolivia, y especialmente en el campo, a pesar de la transformación de la estructura de la tenencia de la tierra. Así pues, no es la desigualdad social la causa de las asimetrías de productividad que existen entre los sectores económicos, como aún creen muchos, sino a la inversa: son las profundas diferencias de productividad las que siguen generando desigualdad y pobreza. Pero si subsisten formas precapitalistas de producción no es únicamente por la escasa capacidad de la economía de mercado para incorpo-

rar a todos los sectores; también lo es por la lógica propia y relativamente autónoma con la que funcionan aquellas. Laserna afirma que cada una de las economías analizadas “halla en la heterogeneidad estructural las oportunidades para reproducirse y, al hacerlo, reproducen el modelo en su conjunto”. Un ejemplo de esto se aprecia en los campesinos que obtienen ingresos fuera de la economía familiar en actividades no agrícolas, en empleos temporales en las ciudades, que les sirven ante todo para complementar su canasta básica. Son estas estrategias de sobrevivencia que mantienen al campesino arraigado a su pequeña parcela y a su comunidad, aunque cada vez menos, pues esta forma de vida ya no le da los medios necesarios para su reproducción familiar y mucho menos para mejorar sus condiciones de vida. Pero hay otro factor que probablemente incide mucho más en reproducir la heterogeneidad estructural en la que se mueve la economía campesina y que actúa además como un escollo formidable para la transformación productiva de las unidades campesinas familiares y comunarias, las restricciones legales que pesan sobre la propiedad agraria para cons-

Fragmentación, polarización, heterogeneidad, desigualdad y gobernabilidad

239

tituirse en la base de un proceso de acumulación económica en el campo, que en realidad es lo único que puede sacar a la economía campesina de su postración.

regional también puede suponer mayores erogaciones del gobierno central para evitar posibles amenazas de división regional. Este proceso también puede afectar la dotación de bienes públicos. Los resultados del índice de se-

2. SEGREGACIÓN
La segregación es otra medida de diversidad. De acuerdo a Alessina y Zhurasvkaya (2008), los cálculos sobre segregación surgen porque las mediciones de fragmentación no permitieron medir la distribución geográfica de los diferentes grupos étnicos en los países donde se realiza este cálculo y porque la evidencia indica que muchos países altamente fragmentados son exitosos: ya sea porque manejan exitosamente su diversidad o porque existen dudas sobre el impacto de la fragmentación en el desarrollo económico. La mensura de la segregación no fue usada antes y podría dar pautas sobre la importancia de lo étnico en una sociedad, en función a su ubicación y el grado de integración, y, al mismo tiempo, capturar la calidad de gobierno. La segregación puede poner en riesgo la calidad de las autoridades electas. En la India se evidenció que había autoridades electas de menor calidad por culpa de la segregación étnica. La segregación

gregación muestran una alta correlación con la fragmentación por etnia y lengua, en regiones en las que la gente se identifica con una etnia en particular, en función a las diferencias de lenguaje. De acuerdo a Alessina y Zhurasvkaya (2008), el resultado más sorprendente es la correlación entre desarrollo y segregación. Los países con menor desarrollo son más segregados que los países desarrollados; sin embargo, se encuentran casos como España, Israel, Bélgica o Suiza, que cuentan con niveles altos de segregación y, al mismo tiempo, desarrollo. Países como Holanda, Israel y Japón cuentan con alta segregación y al mismo tiempo altos niveles de ingreso.

2.1. Heterogeneidad étnica en Bolivia
Si bien no existe una forma “correcta” de definir etnicidad, en lo que sigue se construye una aproximación al concepto, buscando reflejar la complejidad tanto de la

240

Tercera parte

idea de autoidentificación como de la identificación étnica construida socialmente. Tradicionalmente, el concepto ha sido derivado del idioma que se habla en el hogar o en el que se aprendió hablar. En los últimos años se ha utilizado también el concepto de autoidentificación del individuo con algún grupo étnico. En ambas aproximaciones se puede identificar problemas. Por ejemplo, en el primer caso se sesga el concepto de etnicidad a las áreas rurales, dándole menor peso dentro del proceso de urbanización del país. En el segundo caso, al considerar solamente el sentimiento de pertenencia, los resultados pueden quedar sesgados por coyunturas específicas que ponen de moda tener o

no tener vinculación con los grupos indígenas. Considerando estos elementos, Albo y Molina (2006) proponen una aproximación al concepto de etnicidad para el caso específico de Bolivia. Estos autores evalúan la idea de etnicidad en cuatro dimensiones: i) La auto identificación;

ii) la lengua materna; iii) el conocimiento de lenguas indígenas y/o iv) el conocimiento del castellano. Esta información permite construir una matriz de la condición étnico-lingüística con ocho categorías relevantes. La tabla siguiente las presenta:

Recuadro 7. Clasificación etno-lingüística (Albó y Molina 2006)
Categoría 7 6 5 4 3 2 1 0 Auto identificación SÍ SÍ SÍ SÍ NO NO NO NO Uso de lenguaje indígena Habla SÍ SÍ SÍ NO SÍ SÍ SÍ NO Idioma materno SÍ SÍ NO NO SÍ SÍ NO NO Apertura Habla castellano NO SÍ SÍ SÍ NO SÍ SÍ SÍ Condición etno lingüística Indígena Indígena Indígena abierto lingüísticamente Sólo por vinculación Sólo lingüísticamente aislado Sólo lingüísticamente abierto No vinculado No indígena

Fuente: Albo & Molina (2005)

Fragmentación, polarización, heterogeneidad, desigualdad y gobernabilidad

241

Esta clasificación cuenta con las siguientes categorías: • Indígenas: las personas que se autoidentifican como tales, su idioma materno es indígena y hablan o no el castellano. • Indígenas abiertos lingüísticamente: tienen las características anteriores, con la diferencia de que su idioma materno no es indígena, pero lo hablan. • Indígenas sólo por vinculación: son aquellos que se autoidentifican como tales pero que no hablan un idioma indígena. • Lingüísticamente aislados: forman el grupo de los que tiene idioma materno indígena y lo hablan, pero que no se identifican como tales, sin tampoco hablar castellano. • Lingüísticamente abierto: es el grupo que no se identifica como indígena y habla castellano, pero que su idioma materno es indígena. • No vinculado: es el grupo de quienes no se identifican como indígenas, hablan un idioma indígena que no es su idioma materno, y también hablan castellano.

No indígena: es el grupo que no se identifica como indígena, su idioma materno no es indígena y tampoco habla un idioma indígena. La anterior tabla es un reflejo de

la complejidad étnica de Bolivia. Sin embargo, para los fines del presente estudio se limita la escala solamente a cuatro grupos. Estos son: “Indígena” (categoría 7, 6 y 5); “Indígena sólo por vinculación” (categoría 4); “Lingüísticamente aislado y abierto” (categoría 3 y 2) y “No indígenas” (Categoría 1 y 0).

2.2. Índice de segregación
La segregación y sus niveles dependen del lugar de residencia y de la composición de los grupos residentes. La segregación indica la localización de la gente y su cohesión respecto a los grupos a los que pertenece. Recuadro 8. Nivel de segregación Departamento Segregación
Potosí La Paz Cochabamba Pando Oruro Tarija Chuquisaca Beni Santa Cruz 0,22 0,23 0,24 0,24 0,25 0,26 0,40 0,43 0,49

242

Tercera parte

Los departamentos de Potosí, La Paz, Cochabamba, Pando, Oruro y Tarija tienen un nivel bajo de segregación, es decir, la población de estos departamentos tiene una mayor concentración geográfica y mayor cohesión. Los índices son bajos, pese a que en estas regiones existen muchos grupos étnicos y lenguas, con mayores diferencias que otros departamentos.

El siguiente gráfico muestra los coeficientes de Gini para varios países en la región de América Latina y el Caribe alrededor del año 2006. Estos varían de 43,1% a 59,2%. Bolivia está en primer lugar, en el rango más alto; de cerca le siguen Paraguay y Brasil, países que, sin embargo, tienen un ingreso per cápita cuatro a cinco veces más alto. Un estudio del Banco Mundial del año 2003 sobre desigualdad en América Latina muestra que esta alta desigualdad de ingreso refleja significativas desigualdades en activos (educación, tierra, vivienda), tamaño de hogar y diferenciales de ganancias por género etnia, sector y tipo de empleo.

3. POBREZA Y DESIGUALDAD
Bolivia es el país con mayor desigualdad en la región más desigual del mundo. Más del 90 por ciento de los bolivianos consideran que la actual distribución del ingreso es “injusta” o muy injusta (Latinobarómetro, 2006).

Gráfico 4 Coeficientes de Gini en América Latina, distribución del ingreso
60 55 50 45 40 35 Venezuela Colombia Guatemala El salvador Argentina Hondudras Uruguay Panamá Costa Rica Nicaragua Paraguay Ecuador Bolivia México Chile Perú Brasil 30

Elaboración propia en base a datos de la ONU y CIA.

Fragmentación, polarización, heterogeneidad, desigualdad y gobernabilidad

243

En el ranking de desigualdad a nivel mundial, Bolivia se encuentra en el séptimo lugar, seguido de cerca por varios países latinoamericanos (Paraguay y Brasil están en los puestos nueve y 10, respectivamente). Parece ser que la región latinoamericana es particularmente propensa a asignar los ingresos de manera desigual. Para tener una idea, anotamos que los tres países con menor desigualdad en la distribución del ingreso son: Dinamarca (24%), Eslovenia (24%) y Suecia (23%), mientras que los tres con mayor desigualdad son: Namibia (70,7%), Lesotho (63,2%), Botswana (63%). Analizando diferentes investigaciones y realizando un cruce de información del INE, UDAPE y el BID, en base a datos del Censo 2001 y las Encuestas a Hogares, se determina que cerca de un tercio de los municipios de Bolivia registran un consumo per cápita promedio inferior a un dólar por día. Bolivia es uno de los tres países más pobres de América Latina. Al menos seis de cada diez bolivianos viven con ingresos por debajo de la línea de pobreza. Al mismo tiempo presenta elevados índices de desigualdad: el ingreso medio del 10% de la población más rica es 15 veces más grande que el ingreso del 10% de la población más pobre.

La combinación de elevada pobreza y desigualdad es una de las características más distintivas de la economía boliviana y es una de las causas que determinan las bajas tasas de crecimiento potencial. A mediados de la década de los noventa, Bolivia emprendió reformas orientadas a revertir las tendencias de la desigualdad y la pobreza rural, principalmente con la descentralización y la participación popular, que establecieron mecanismos de asignación de recursos públicos, ampliaron las competencias de los municipios en la provisión de servicios de educación y salud, e incrementaron la participación comunitaria en la planificación y ejecución de programas sociales. La incorporación de los gobiernos locales a las políticas contra la pobreza se vio reforzada con fondos provenientes del alivio a la deuda, o iniciativa “HIPC”. En los últimos años, varios municipios han desarrollado la capacidad de implementar programas sociales, los cuales se complementaron con las políticas nacionales. En el mediano plazo, dichas acciones podrían tener impacto sobre las condiciones de vida de la población. La descentralización ha sido un factor que ha incrementado los nive-

244

Tercera parte

les de inversión en sectores sociales gestionados y al mismo tiempo ha distribuido la inversión en todos los municipios del país, especialmente en aquellos en los que prevalecen altos índices de pobreza. Los datos del Censo 2001 permitieron calcular indicadores de pobreza a partir del enfoque de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). En comparación a un estudio realizado en 1993, la pobreza en Bolivia, medida por NBI, habría declinado cerca de 11 puntos porcentuales en forma acumulada entre 1992 y 2001, principalmente por el progreso en la calidad de materiales de la vivienda, disponibilidad de servicios básicos y logros educacionales, las mismas que se observaron particularmente en áreas urbanas y regiones del llano del país.

pobreza y cerca de 35% de los habitantes presenta niveles de ingreso inferiores al costo de una canasta básica de alimentos (Landa, 2002; Hernani, 2002). Entre 1999 y 2001, la pobreza en Bolivia se elevó de 62% a casi el 65% (INE 2003). Las conclusiones sobre la evolución de la pobreza en Bolivia dependen, en gran medida, de la variable que se utiliza para medir el bienestar: si se identifican los cambios en el bienestar por Necesidades Básicas Insatisfechas, en la última década los niveles de pobreza han sido reducidos; sin embargo, cuando se evalúa el bienestar a partir del ingresos o consumo, se encuentra que las medidas de pobreza han aumentado en los últimos años. El estudio del INE, UDAPE y el

A pesar de la mayor infraestructura, relacionada con el aumento de la inversión social, Bolivia tuvo un escaso progreso en el bienestar medido por ingresos y niveles de consumo (PNUD, 2002). Alrededor de dos tercios de la población vive con ingresos familiares por debajo de la línea de

BID muestra que una elevada proporción de la población boliviana tiene niveles de consumo menores al costo de satisfacción de las necesidades básicas, la pobreza en general afecta a un 71% de la población y 40% de esta vive en extrema pobreza o indigencia.

En promedio. 40% de la población cruceña es pobre y 25% es indigente. mayor incidencia de pobreza. Pobreza por departamentos y área La desagregación de indicadores de bienestar del Censo 2001 indica que los departamentos de Potosí y Chuquisaca son los que presentan . que también se hallan entre los de menor pobreza. La Paz. Los departamentos de Beni. (2001) Total 40% 56% 71% 74% 85% 88% Rural 21% Urbano 39% 61% Pobreza Extrema Pobreza Fuente: Censo 2001 y ECH 1999-2001 Pobreza Moderada Las diferencias de niveles de vida entre el área urbana y rural son elevadas. El Departamento de Santa Cruz tiene una menor incidencia de pobreza.1. donde los bajos niveles de vida en el área rural que se identificaron a partir de las NBI se reflejan también en los niveles de pobreza medidos por el consumo.Fragmentación. desigualdad y gobernabilidad 245 Gráfico 5 Pobreza por sector y nivel de incidencia. el 70% de la población sufre alguna clase de pobreza. heterogeneidad. Oruro y Tarija presentan porcentajes de pobreza de entre el 51% y el 61%. por lo menos 10 puntos porcentuales por encima de los siguientes departamentos más pobres. La pobreza en el área rural es más del doble que en el área urbana. Dichos niveles son 10 puntos porcentuales inferiores a los observados en los departamentos de Pando y Cochabamba. 3. polarización.

3% 61. Oruro y Potosí. entre 41% y 44% de la población urbana se encuentra en una situación de pobreza moderada.1% 61. los conglomerados urbanos de Cochabamba y Santa Cruz registran menores porcentajes de población pobre.7% 71.9% 46.3% 42. Los centros poblados del departamento de Beni presentan las más elevadas incidencias de pobreza. Asimismo.8% 61.6% 83.2% 82.7% 76.4% Potosí Extrema Pobreza Fuente: Censo 2001 y ECH 1999-2001 66.7% 65.1% Pobreza Moderada Pobreza La pobreza urbana en los departamentos señala aspectos relevantes para el análisis del bienestar en Bolivia. afectando al 56% de la población.0% 61. Chuquisaca. Pando. en Tarija.1% 51.2% 74. Al contrario.1% 40.7% 39. Las diferencias en cuanto a la extrema pobreza son más evidentes en las áreas urbanas de Bolivia.5% 72.0% 67.4% 72.6% 34. (2001) Santa Cruz Pando Cochabamba Tarija Oruro La Paz Beni Chuquisaca 25.4% 41.246 Tercera parte Gráfico 6 Nivel de pobreza según departamento.8% 73. Mientras que en el Departamento de Beni se .8% 51.0% 32.2% 59.1% 51.

0% 68. Gráfico 7 Área urbana: Nivel de pobreza según departamento.0% 22.0% 26. Las características del desarrollo urbano de estos centros podrían haber producido mayores oportunidades de ingresos. heterogeneidad. mejores niveles de consumo y una menor extensión de la extrema pobreza.0% 69.0% 42.0% Pobreza Tarija Beni Extrema Pobreza Fuente: Censo 2001 y ECH 1999-2001 76.0% 27.Fragmentación.7% 59. (2001) Cochabamba Santa Cruz Potosí Oruro Chuquisaca Pando La Paz 10.0% 44.0% 57.0% 28.0% 56.0% 13.0% 28.0% 23. desigualdad y gobernabilidad 247 revelan altos índices de pobreza extrema.0% 41. 37%.0% 66.0% 24. en los centros poblados de Santa Cruz y Cochabamba el porcentaje de pobreza extrema es menor al 13%.0% 23. polarización.0% 37.0% 44.0% 50.0% 61.0% 42.0% 67.0% Pobreza Moderada .0% 51.

Chuquisaca y Cochabamba tienen elevadas incidencia de pobreza y extrema pobreza. Varios trabajos anteriores han mencionado también este fenómeno. La magnitud de pobreza es mayor al 90% cuando se utiliza la línea de pobreza alta y alrededor del 87% si se emplea la línea de pobreza baja o moderada. 1998) destacando que la extrema pobreza es una característica distintiva de la población rural boliviana. el porcentaje de pobres con la línea alta no difiere significativamente del porcentaje de pobres moderados y el porcentaje de pobres extremos.248 Tercera parte En áreas rurales. Las áreas dispersas de Potosí. prácticamente todas las áreas dispersas tienen una incidencia de pobreza mayor que el área urbana. Al contrario. En segundo lugar. en áreas rurales de los departamentos de Pando y Beni se observan menores niveles de pobreza extrema. (Vicepresidencia de la República. La extrema pobreza tiende a concentrarse particularmente en los departamentos de Potosí y Chuquisaca. En primer lugar. el ordenamiento según niveles de pobreza de los departamentos sufre cambios significativos. alrededor del 50% de la población rural de dichos departamentos ha salido de ella. .

2.0% Tarija Beni Extrema Pobreza Fuente: Censo 2001 y ECHs 1999-2001 70.0% 88.0% 68.0% 77.0% 84.0% 77.0% 87.0% 86.0% 87.0% 86.0% 63.0% 93. como referencia para las comparaciones inter-municipales de niveles de bienestar. desigualdad y gobernabilidad 249 Gráfico 8 Área rural: Nivel de pobreza según departamento.Fragmentación. heterogeneidad.0% 94. Los bajos nive- les de consumo y la elevada pobreza guardan cierta relación con los que fueron presentados en anteriores estudios sobre NBI.0% 57. 2001 Cochabamba Santa Cruz Potosí Oruro Chuquisaca Pando La Paz 53.0% 40.0% 87.0% Pobreza Moderada Pobreza 3.0% 67.0% 95.0% 94.0% 88.0% 71. La pobreza está distribuida sistemáticamente en algunas regiones y municipios.0% 66. polarización. especialmente los que se concen- .0% 50.0% 76.0% 92.0% 80. Pobreza en los municipios Las medidas de pobreza desagregadas por sección municipal permiten generar un ordenamiento geográfico del país.

La mayor homogeneidad de dichos departamentos podría coincidir con la presencia de centros poblados en las fronteras nacionales. Una cantidad apreciable de municipios en el país presenta elevados niveles de pobreza. tanto en extensión como en intensidad. Ambos municipios también presentan los menores niveles de pobreza extrema. Pando y Tarija presentan una distribución del gasto de consumo más igualitaria. Hay una cantidad apreciable de municipios con un nivel de pobreza mayor al promedio nacional. Cochabamba y Chuquisaca presentan un mayor grado de desigualdad del gasto de consumo. Los municipios de Cochabamba y Santa Cruz son los que presentan menores incidencias y brechas de pobreza (con la línea de pobreza baja). que tienen más de 20. Los departamentos de Potosí. Quillacollo. Puerto Quijarro. la mayoría con población dispersa. por lo menos 20 municipios.3. por las diferencias entre la ciudad y el campo. Fija un umbral mínimo de condiciones de vida a partir de las cuales la población no puede satisfacer sus necesidades básicas. Al contrario. otro aspecto relacionado con el bienestar es la desigualdad en la distribución del consumo. . 3. menor proporción de población indígena y otros factores. Tinguipaya y Ravelo. los bajos niveles de consumo y los altos índices de pobreza están concentrados en las regiones del altiplano y los valles de Potosí. hay municipios que no son capitales departamentales con bajos niveles de pobreza como el caso de: Colcapirhua. Asimismo. mantiene niveles de pobreza cercanos al 100%. con un porcentaje de pobreza menor al 22%.000 hogares y casi todos ellos viven con niveles de consumo por debajo de las necesidades básicas e incluso por debajo de la línea de indigencia. Medidas de desigualdad La pobreza es uno de los aspectos más importantes para evaluar el bienestar y malestar de las personas. los departamentos de Beni. en gran medida. Por el contrario. San Pedro de Buena Vista. En síntesis.250 Tercera parte tran en los valles y el altiplano central del país. Sin embargo. Camiri. en particular destacan municipios como Morochata. Montero y otras ciudades intermedias que elevaron los niveles de consumo de la población hasta niveles aceptables. Chuquisaca y Cochabamba. La distribución personal del gasto de consumo muestra aspectos relevantes de la desigualdad boliviana. La desigualdad en dichos departamentos está explicada. a nivel municipal.

Los municipios con mayores recursos y mayor concentración urbana tienden a presentar mayores niveles de consumo.30 0. al contrario.43 La distribución del consumo presenta una elevada desigualdad. El nivel de consumo depende principalmente de los recursos disponibles y las preferencias inter-temporales de los individuos por el consumo presente o futuro. polarización. disminuir a medida que el consumo aumenta. dichos municipios son aquellos que concentran la actividad económica y han alcanzado mayores niveles de desarrollo relativo.16 0.16 0. tanto entre áreas como también dentro de algunos departamentos. lo que hace pensar en la necesidad de acciones redistributivas. 3. La pobreza debería ser mayor en los municipios que tienen bajos niveles de consumo y. Pero se observa una alta desigualdad en municipios con menores niveles de pobreza.4. un aumento del consumo (producto de algún proceso de desarrollo) tiene efectos menores sobre la reducción de la pobreza. la asociación entre la pobreza y el crecimiento económico. Pobreza y niveles de consumo La relación entre la pobreza y niveles de consumo reflejan. desigualdad y gobernabilidad 251 Gráfico 9 Desigualdad en la distribución del gasto de consumo: Índice de Entropía Pando Tarija Beni Oruro La Paz Santa Cruz Chuquisaca Cochabamba Potosí Fuente: Censo 2001 y ECH 1999-2001 0.Fragmentación. .40 0. La relación positiva entre consumo y pobreza es el común denominador en la mayor parte de los municipios. en alguna medida.28 0.42 0. En los municipios con incidencia de pobreza cercanos al 100%. heterogeneidad.17 0.23 0.

A pesar que las diferencias de consumo son significativas entre el área urbana y rural. en los que prácticamente todos los habitantes se hallan en niveles de vida cercanos a la subsistencia. Consumo y desigualdad inter-municipal La desigualdad es una característica del desarrollo regional. en la medida en que las economías locales incrementan la actividad económica a tasas distintas. Los municipios de este grupo están conformados por pe- . Chuquisaca y Cochabamba. las brechas entre áreas urbana y rural son altamente significativas. Sin embargo. particularmente en municipios con alta urbanización. Si algunos municipios utilizan mano de obra más calificada e introducen cambios tecnológicos para elevar la productividad laboral. la desigualdad en Bolivia proviene principalmente del efecto intra-área.252 Tercera parte 3. es probable que se eleve la desigualdad dentro del municipio y los niveles de consumo sean más altos con relación a los del resto de los municipios.5. A medida que el promedio del consumo aumenta. Esta situación refleja la presencia de élites y grupos con cierto poder económico que se diferencian claramente del resto de la población. que la contribución a la desigualdad proviene fundamentalmente de las diferencias al interior de cada área. también se observa que en los departamentos más desiguales. es también una de las causas de la elevada pobreza en Bolivia. 3. Los municipios de Bolivia con bajos niveles de consumo presentan niveles de desigualdad más bajos. Estos municipios están formados en su mayoría por pequeñas comunidades indígenas y municipios de escasa población. Desigualdad y pobreza Al mismo tiempo que la desigualdad acompaña al desarrollo. al mismo tiempo se advierte altos niveles de desigualdad en algunos municipios que aun no han logrado niveles mayores de consumo. vale decir. la probabilidad de encontrar municipios más desiguales también. Sin em- bargo. Un segundo grupo de municipios presenta elevados niveles de pobreza pero con una mayor desigualdad.6. como Potosí. No existe una diferenciación sustancial de niveles de consumo e ingresos entre los habitantes. Los municipios forman cuatro grupos: Un primer grupo corresponde a municipios con pobreza cercana al 100% y baja desigualdad.

Pobreza y necesidades básicas insatisfechas La medición de pobreza por Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) difiere conceptualmente de la medición . La pobreza en Bolivia tiende a ser crónica en gran parte de los municipios. El tercer grupo está conformado por municipios con menor pobreza y mayor desigualdad. Éstos son típicamente las ciudades y áreas urbanas que desarrollaron mayor actividad económica. principalmente asociados a la explotación de recursos naturales o al comercio en las fronteras importantes del país. conformados por centros poblados de desarrollo intermedio que están reduciendo la pobreza con una mejor redistribución del ingreso. logros educativos y calidad de la vivienda. Al contrario. ello se manifiesta en la elevada proporción de población con NBI y al mismo tiempo con bajos niveles de consumo. desigualdad y gobernabilidad 253 queños centros poblados con mayor actividad económica. 3. heterogeneidad. de la línea de pobreza. la pérdida de derechos sociales y económicos. Las carencias en la disponibilidad de servicios y facilidades relacionadas con la infraestructura y servicios públicos y los bajos niveles de consumo caracterizan a un número apreciable de ellos. Empíricamente.Fragmentación. polarización. la línea de pobreza enfatiza en el costo de los bienes y servicios que son indispensables para los hogares. que redujeron la extrema pobreza. pero mantienen una estratificación económica a partir de la diferenciación de niveles de consumo. por cuanto define el bienestar a partir de la disponibilidad de servicios básicos. Los municipios son casi siempre más pobres por NBI que por niveles de consumo.7. aunque este último enfoque captura la pobreza de carácter más estructural. algunos trabajos han observado cierto grado de correlación entre la pobreza y las Necesidades Básicas Insatisfechas. En el cuarto grupo se hallan los municipios con bajos niveles de pobreza y baja desigualdad.

.

En este marco. el paulatino desplome de los partidos políticos tradicionales. la intensificación de las tensiones étnicas y regionales y un choque entre visiones rivales del futuro de Bolivia.IV. GOBERNABILIDAD Y CONFLICTOS SOCIALES brusco del prestigio y la autoridad del Estado. La era del gobierno por amplias coaliciones de partidos políticos con trayectoria histórica ha llegado a su fin y las perspectivas de consolidación de un reemplazo que funcione no son buenas. Esta crisis se caracteriza por un declive . El consenso político escasea y la democracia representativa se ve sometida a una dura prueba. la política ha sufrido un proceso tanto de fragmentación como de polarización. el deterioro del Estado de Derecho. E l origen de la crisis de la gobernabilidad se remonta a años atrás.

así como la capacidad de éstos para formular e implementar políticas sólidas”.0% Estabilidad política 2008 2003 1998 15.0% Estado de derecho 60. Bolivia muestra cuatro de seis parámetros de gobernabilidad más bajos que en los últimos diez años. este estudio evalúa “las tradiciones e instituciones por las cuales se ejerce la autoridad en un país”.8% 27. A partir de la revisión sistemática de una amplia gama de informes.1% Fuente: Elaboración propia en base a “Indicadores Mundiales de Buen Gobierno 2009”.3% 40.7% 38.wordpress. Banco Mundial. controla y reemplaza a los gobernantes.0% 40. com/2009/07/14/gobernabilidad-en-bolivia/ . http://laserna.7% 19.256 Tercera parte 1.7% 61. PARÁMETROS DE GOBERNABILIDAD El informe de gobernabilidad del Banco Mundial del año 2009 coloca nuevamente a Bolivia como uno de los países con peores condiciones de gobernabilidad de América Latina.4% 36.1% 57.3% 14.0% Control de la corrupción 80.0% Cualidad regulatoria Participación y responsabilidad 20.5% 48.0% 40.9% 51.4% 45. El Banco Mundial define a la gobernabilidad o buen gobierno como “el conjunto de las tradiciones e instituciones mediante las cuales se ejerce la autoridad en un país. lo que incluye la forma en la que se selecciona.0% Efectividad del gobierno 40. Gráfico 10 Parámetros de gobernabilidad Estabilidad política Control de la corrupción Estado de derecho Efectividad del gobierno Participación y responsabilidad Cualidad regulatoria 0.8% 56.1% 47.4% 12.2% 22.

cuando se ubicó en 22. polarización. • Control de la corrupción. Su declinación en el país fue de 61.4 a 19 por ciento en el lapso estudiado. En diez años. este índice cayó de 57. heterogeneidad. En Bolivia bajó de 56. calidad del sistema regulatorio. • Cualidad regulatoria. La caída de este parámetro en Bolivia fue de 45. que se refiere a la medida en la que los ciudadanos de un país son capaces de participar en la elección de su gobierno y también es la medida de las libertades de expresión. • Estado de derecho. pues en todos estos casos los datos colocan al país al borde de la alerta roja. Es también notable que en los seis grupos de variables la situación hoy sea peor que en 1998. aunque en 2008 subió un punto con relación a 2003.3 por ciento que se registró en 1998. que es la posibilidad de que un gobierno pueda ser desestabilizado por formas inconstitucionales y violentas. apenas por debajo del 40.7 a 48. . asociación y prensa.9 por ciento. incluyendo los derechos sobre la propiedad privada.1 por ciento.1 a 14. e incluye los mecanismos para evitar la corrupción en todas sus formas. desigualdad y gobernabilidad 257 Los seis elementos evaluados son: • Participación y responsabilidad. que se entiende como la medida de la confianza en el acatamiento de las reglas de la sociedad. En Bolivia este parámetro cayó de 36. eficacia gubernamental y estabilidad política.8 por ciento entre 1998 y 2008.7 a 12 por ciento durante el decenio mencionado. que es la medida en la que el poder público asegura que el sector privado genere utilidades. • En Bolivia este índice ha experimentado una mejora con relación a 2003.5 a 15. cinco años más tarde se encuentra en 38.2. hay notables deterioros en los indicadores de respeto a la ley.3 por ciento.Fragmentación. que es la habilidad del gobierno para aplicar políticas y regulaciones que promuevan el desarrollo del sector privado. En comparación con el año pa- sado. que es la medida de la calidad de los servicios públicos y la capacidad de los servidores públicos para resistir presiones políticas. • Estabilidad política y ausencia de violencia. • Efectividad del gobierno. así como la acción de la Policía y los tribunales de justicia contra el crimen.

los servicios públicos y el faccionalismo de las élites (http://www. que anualmente difunde su “Ranking de Estados fallidos”. en un quinquenio se mejoró en un punto porcentual. sin embargo. en el lugar 12.com). y bajos niveles de estabilidad política. por ejemplo. De nuestros vecinos. en tanto que Argentina presenta calificaciones similares a las de Bolivia. llidos” las peores condiciones se registran en Somalia. En el primer caso. con un 48. Brasil mantiene regularidad en torno a calificaciones del 50 por ciento y Perú muestra aceptable control de la corrupción.5 por ciento. en el puesto 51 de un total de 177 países.258 Tercera parte Si se comparan los resultados con los vecinos. pues se basan en las percepciones de la gente. Venezuela. En lo relativo a la corrupción. En este caso cuentan más los datos que las opiniones subjetivas. con 22. De los países de América Latina. muy limitadas. El año pasado ocupaba el lugar 55. basado en el comportamiento de 12 grupos de variables que van desde las presiones demográficas hasta la vigencia de los derechos humanos.foreignpolicy. que encabeza la lista. En este “Ranking de Estados fa- Bolivia solamente mejoró en los acápites de participación y corrupción. el único en situación crítica es Haití. el que se encuentra en mejor posición es Chile (puesto 155). los últimos han ido mejorando sus indicadores continuamente. el caso de control de corrupción. Por supuesto. Ecuador. aunque en 2008 ha sufrido cierta caída.1 por ciento. Si por ejemplo la gente cree que eso ha mejorado. un 22. Algunas de las variables que utiliza este proyecto del Banco Mundial para medir la gobernabilidad son. incluyendo el crecimiento económico. el índice dice que hay más control. Tal es. En 2003. para quienes vivimos en Bolivia la información ob- . Bolivia se encontró en un punto bajísimo en este acápite. la intervención extranjera. pero hay varios en la categoría de “en peligro”. Colombia y Perú también están en la misma categoría de riesgo. y entre ellos está Bolivia.3 por ciento. pero mientras los dos primeros nos acompañan en el deterioro. se establecerá que Chile es el país más estable de la región. lo que implica un deterioro en los últimos 4 años. la mejora se acerca a los parámetros de 1998. Por eso puede resultar interesante comparar estos datos con los de la revista Foreign Policy. sin importar si hay o no avances reales.

en un país que necesita 100. Con el tiempo. los partidos tuvieron más que suficientes oportunidades entre 1985 y 2000 para fortalecer su papel como instituciones indispensables.000. Optaron más bien por dedicarse a la política tradicional del clientelismo. y a pesar del grado de apoyo ciudadano que tiene el Gobierno. Cariaga. A pesar de la bonanza económica causada por el aumento de los precios de las materias primas. pero no lo hicieron. por el momento esa clase media carece de dirigentes. El politólogo Luis Tapia expresa un punto de vista más optimista.5 por ciento. Según Tapia. mientras una sociedad civil “compleja y multicultural” se iba formando. De los 3. el problema fundamental de Bolivia ha sido el declive del sistema de partidos políticos. sin embargo. se están creando . Los bolivianos no rechazan los partidos políticos en sí. donde se ha ubicado la cifra en años recientes. sino a los individuos que encabezaban los partidos tradicionales fracasados del período posterior a 1985. y las perspectivas para el futuro lucen preocupantes. arguye. desigualdad y gobernabilidad 259 tenida por estas dos fuentes no resulta sorprendente. Entre las más importantes identificadas por reconocidos expertos del área en una conferencia organizada por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) en diciembre de 2005. afirma Cariaga. basado en partidos tradicionales que representaban al “bloque liberal/empresarial”. a partir de 1985. LA CRISIS DE GOBERNABILIDAD La crisis de gobernabilidad en Bolivia tiene diversas causas. esta sociedad civil los superó. También él acepta que gran parte de la crisis actual.5 millones forman parte de lo que podría considerarse la clase media. política y social se han debilitado ostensiblemente en la última década. Entonces. heterogeneidad. 2. Tapia sostiene que mientras el sistema político antiguo. polarización. Este movimiento se encuentra apoyado en sin- 2. la cual pronostica será de larga duración. están las siguientes: Según el economista Juan L. las instituciones que regulan la vida económica.Fragmentación. se desvanece rápidamente. el desempleo y la pobreza persistente han llevado al rechazo de las políticas económicas ortodoxas. se hicieron de la vista gorda ante la corrupción.5 millones de votantes del país. apenas 30. un “bloque social nuevo” está asumiendo su lugar.000 empleos anuales. se debe al declive de los partidos políticos tradicionales y a la emergencia de la sociedad civil. Aun con un crecimiento económico del 3 ó 3.

la pluralidad de exigencias inmediatas de grupos civiles fragmentados limita a largo plazo las perspectivas de desarrollo del país. Yarhui hace notar que uno de los factores determinantes de la ingobernabilidad durante las gestiones de los partidos tradicionales fue la reducida participación de los indígenas. ésta no es una solución eficaz. Por ello se dio . Yarhui señala una serie de variables que afectan las posibilidades de una mejora de la gobernabilidad: • La gobernabilidad con eficacia exige que gobierno y gobernados pongan de su parte y asuman responsabilidad. lo que afecta a todos. en especial de aquéllas relacionadas con la descentralización política.260 Tercera parte dicatos obreros. ya en aumento. A raíz de manifestaciones populares frecuentes ha aumentado el desempleo y empeorado la si• • tuación económica. económicas y políticas de las décadas 80 y 90. Los bolivianos deben convencerse del concepto de un “destino común”. Bolivia necesita la inclusión social y participación generalizada en la política por parte de todos los sectores de la sociedad. Los partidos políticos son necesarios en una democracia y deben revivir y reformarse. Los partidos políticos de Bolivia no representan adecuadamente el “interés popular” y en gran medida han sido reemplazados por la sociedad civil. Según el politólogo Eduardo Gamarra. Es necesario desarrollar una perspectiva nueva que busque “el bien común”. para salir de la crisis de gobernabilidad es necesario incrementar la participación de personas que salgan y representen a las clases mayoritarias de todo el territorio boliviano. Según la política Tomasa Yarhui Jacomé. fuerzas campesinas y la sociedad civil. pues empañó la legitimidad del Estado y limitó las posibilidades de desarrollo económico del país. fue un impedimento al gobierno eficaz en Bolivia. En el caso de Bolivia. Sin embargo. La conducta elitista de los que gobiernan ha dejado a Bolivia con sus necesidades insatisfechas. el proceso no fortaleció las instituciones del Estado. sin embargo. las expectativas de la población. La exclusión de los indígenas de la toma de decisiones. para así evitar los enfrentamientos y el conflicto. recibieron el estímulo de las reformas liberales. que hoy se encuentra ausente.

heterogeneidad. La movilización política se ha convertido en suplente de los partidos políticos. 20% de los gobiernos municipales pasa por tensiones y conflictos de gobernabilidad. con color amarillo a aquellos que tienen problemas moderados. a causa del uso indiscriminado del “voto constructivo de censura”. El país necesita un sistema nuevo que ocupe su lugar. la casi desaparición de los partidos políticos. recurso que determina que un alcalde puede ser removido de su cargo. siguiendo la metodología del PNUD (2003). • Bolivia atraviesa una etapa de cambios políticos profundos: deja atrás los “gobiernos pactados” del período 1985-2000. Si bien hay oportunidades de progreso en el cambio. se identifica con color rojo a los municipios que tienen serios problemas de gobernabilidad. ADN. la presión contra un Estado débil surgida de exigencias incoherentes planteadas por una amplia gama de organizaciones de la sociedad civil. según el tipo de problemas. pero tiene vínculos con las reformas liberales del período 1985– 2000. y con color verde a aquellos que presentan las mejores condiciones de gobernabilidad. polarización. se observan las tendencias de gobernabilidad o ingobernabilidad existentes. 3. LA GOBERNABILIDAD MUNICIPAL Según información del Viceministerio de Descentralización. durante el cual dominaron los partidos tradicionales (MNR.Fragmentación. por ejemplo: cambios de alcalde. desigualdad y gobernabilidad 261 la ironía de que las reformas liberales contribuyeron al hundimiento del propio sistema que crearon. MIR). un entorno político atomizado pero a la vez polarizado. además de instituciones débiles. • La crisis se ve acentuada por una falta de gobierno eficaz. En los mapas anexos sobre condiciones de gobernabilidad 2002 y 2007. A continuación. etc. también hay riesgo de mayor inestabilidad. . Entre las conclusiones que arribaron los expertos antes citados tenemos que: • La crisis de gobernabilidad que vive Bolivia presenta raíces profundas que se remontan al período de la Revolución Nacional. procesos en la Contraloría General de la República. elaborados por el PNUD. las cuales promovieron la descentralización política.

procesos en la Contraloría General de la República y hay diferentes niveles de conformación partidaria. La banda verde indica a los municipios con las mejores tendencias en gobernabilidad en los últimos tres años.314 3. en los cuales se ha presentado problemas de cambio de alcaldes.991 9. en dichos municipios no se ha presentado cambios de alcalde en los últimos tres años.393. Clasificación de la gobernabilidad Tendencia % Población Baja Media Alta Total 42. . La banda amarilla designa a los municipios con tendencias moderadas de gobernabilidad. Recuadro 9.311.1. en ellos no se ha presentado problemas de cambio de alcaldes o de procesos en la Contraloría General de la República.262 Tercera parte Características de las condiciones de gobernabilidad municipal: La banda roja representa a los municipios que tienen serios problemas de gobernabilidad. lo cual permite apreciar que ante cantidades similares de personas (tres millones en ambos casos) y por tanto de necesidades. pero sí existen procesos de responsabilidad civil y diferentes grados de conformación partidaria del Consejo Municipal. 42%. Es interesante observar que esta metodología identifica un similar número de municipios que tienen una tendencia de baja gobernabilidad. pasando de situaciones estables o intermedias en el 2002 a una situación de baja gobernabilidad. El 16% de los municipios (con una población cercana a los tres millones) presenta una tendencia de gobernabilidad intermedia. Sin embargo. Los municipios de los departamentos de Chuquisaca y La Paz disminuyeron sus niveles de gobernabilidad.6% 3.122.2% 41.827. en Chuquisaca casi el 50% se encuentra aún en un nivel de alta gobernabilidad.2% 16. y los que tienen una tendencia a la estabilidad.522 3. y tienen una mayoría estable en el concejo municipal. Análisis comparativo de las tendencias de gobernabilidad En este punto se analiza las tendencias de gobernabilidad municipal entre los años 2002 y 2007 en base a los mapas y resultados del PNUD.217 3. existen sin embargo diferentes niveles y capacidades de administración y gestión pública. 41%.

Los municipios de Santa Cruz y Beni mantienen niveles de gobernabilidad estables más del 40% de sus municipios se mantienen en un nivel alto.3% 30.0% 15. Recuadro 10. El Departamento de Pando destaca por contar con la mayor cantidad de municipios en condiciones estables (73.0% 15.3% 38. desigualdad y gobernabilidad 263 Los municipios del Departamento de Cochabamba conservaron sus niveles de gobernabilidad: casi la mitad de ellos presentan una tendencia a la estabilidad.0% 42% 28 75 44 34 38 11 50 19 15 314 28 80 45 35 38 11 56 19 15 327 .3% 42% 14.6% 66. Comparación de nivel de gobernabilidad (2002-2007) Tendencias ALTA MEDIA BAJA TOTAL MUNICIPIOS Departamentales 2002 2007 2002 2007 2002 2007 2002 2007 CHUQUISACA LA PAZ COCHABAMBA ORURO POTOSI TARIJA SANTA CRUZ BENI PANDO NACIONAL 53.0% 31.3%).8% 46.1% 6.0% 51.3% 18.1% 34% 50. y la menor proporción de municipios con baja gobernabilidad (20%).7% 26.3% 37. más del 20% en nivel intermedio y más del 30% en un nivel bajo.7% 23.Fragmentación.0% 31.5% 18.1% 44% 46.4% 43.4% 36.1% 25. Casi el 50% de los municipios de Potosí y Oruro presentan situaciones de baja gobernabilidad llegando a casi un 50% del total de sus municipios.4% 33.6% 5.4% 46.0% 39.6% 36.7% 36.6% 15.0% 28.6% 49.3% 25.6% 50.7% 45.8% 20.7% 16% 32.8% 48.9% 45.6% 47.2% 38.3% 22% 3. heterogeneidad.0% 52.1% 36.4% 40.0% 27.4% 23. polarización. en el caso de Oruro también se aprecia un cambio positivo de un poco menos del 10% de sus municipios que pasaron de un nivel intermedio a un alto nivel de gobernabilidad.4% 42.2% 15.8% 20.1% 73.5% 24. Sin embargo.6% 13.2% 21.3% 36.

Lo que quiere decir que. en términos generales. y alta (de 44% a 42%). con la consiguiente disminución de aquellos que tenían una tendencia in- termedia (de 22% a 16%).264 Tercera parte A nivel nacional. Gráfico 11. según tendencia 50% 45% 40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% Tendencia Baja Tendencia Media Año 2002 Año 2007 Tendencia Alto 42% 50% 22% 16% 44% 42% . Comparación de gobernabilidad. empeoraron las condiciones de gobernabilidad a nivel municipal. el bajo nivel de gobernabilidad se incrementó de 34% a un 42% del total de los municipios.

Condiciones de gobernabilidad a nivel municipal del año 2002 . heterogeneidad. desigualdad y gobernabilidad 265 Gráfico 12. polarización.Fragmentación.

266 Tercera parte Gráfico 13. Condiciones de gobernabilidad a nivel municipal del año 2007 .

mientras más bloqueo y conflictos haya. . polarización. y daría lugar a un aumento de 15 a 25 puntos porcentuales en el nivel de alfabetización”. humano y social de la población en general. menos costos de transacción tendrán que pagar la sociedad y los agentes económicos. pérdida de contratos por incumplimiento de acuerdos. duplicaría o cuadruplicaría la renta per cápita de un país. heterogeneidad. Las instituciones públicas dependientes del gobierno central. disminuiría la mortalidad infantil en similares proporciones. un incremento del nivel de “firmeza del Estado de Derecho”. pérdida de competitividad. departamental y nacional. La razón es sencilla: cuanto menores sean los costos producidos por la mala gobernabilidad. como en un mayor ingreso y consumo de la población. se registrarán mayores costos por días perdidos. el costo de cualquier proceso con ingobernabilidad es elevado para el desarrollo sostenible a nivel local. lo que se refleja tanto en mejoras de los servicios básicos.Fragmentación. mermas en la producción. desigualdad y gobernabilidad 267 La evidencia empírica constata que a mayor gobernabilidad progresan las condiciones de vida de la gente. departamental o municipal son relevantes para el desarrollo económico. etc. o bien un aumento del “control de la corrupción”. En cambio. Como señala Daniel Kaufmann. Por otro lado.

.

Cotoca fue parte de los 24 municipios con vida institucional antes de la aprobación de la Ley de Participación Popular. por la que se reordenó política y administrativamente a la Provincia Andrés Ibáñez y se reconoció a Cotoca como la capital. sus alcaldes eran nombrados por el gobierno central. antes de la instauración del municipalismo democrático moderno en 1985. COMO MUESTRA UN BOTÓN: MUNICIPIOS MÁS Y MENOS CONFLICTIVOS 1. Durante el período o ciclo militar. fue un municipio conflictivo. MUNICIPIOS MÁS CONFLICTIVOS 1.1. Tradicionalmente. .IV. Cotoca L a Cotoca contemporánea tiene como referencia fundamental la Ley del 13 de diciembre de 1993 (Ley Nº 1522).

conflicto de relaciones y posiciones. expresan una hegemónica orientación anti gobierno central. con la reconquista de la democracia. hegemónicos en Santa Cruz hasta 1997. con lo que Cotoca se convirtió en uno de los municipios con más bajo índice de gobernabilidad (0. Entre 1985 y 2005. Demetrio Ruiz Carrillo. coherente con los resultados electorales del área metropolitana y del Departamento de Santa Cruz en su conjunto. Cástulo Saucedo Alba. Desde entonces. dos alcaldes entre 1993 y 1999. que en su momento jugó un rol de oposición a las elites políticas. aunque no probado jurídicamente. 3. ejercía su primer periodo como autoridad edil. de asambleistas y en particular del último referéndum constitucional de Cotoca. Se menciona la corrupción como un factor importante de los conflictos. municipal. se vive un momento de transición y recomposición de este sistema. Cotoca tuvo cuatro alcaldes221 electos entre 1985 y 1992. toral suficiente para acceder directamente a la alcaldía. Ya el año 2003 se impulsó uno de los primeros estudios de conflictividad municipal. La inestabilidad del Ejecutivo Municipal se agudizó a partir del año 2000. Destaca la desaparición jurídica del MIR. económicas y sociales tradicionales. 2003). El Estudio caracterizó el conflicto como cíclico. la composición del Gobierno Municipal de Cotoca fue espejo del “Sistema Multipartidario Moderado” inaugurado en 1982. los resultados electorales de las elecciones presidenciales. Herman Suárez. y siete en el período 2000-2008. ninguna de las fuerzas alcanzó una mayoría elec221 Alfonso Pedraza. debiendo recurrir a acuerdos políticos en el Concejo Municipal. 2. Es previsible que en el futuro el mapa de actores políticos experimente cambios. partido de origen del actual Alcalde de Cotoca. conflictos de valores y 4) conflictos de carácter estructural y sistémico” (UNIR. tomando a Cotoca como referencia. A la fecha. su actual alcalde. cuando el MIR comenzó a ganar una importante presencia política en este departamento. actual partido de gobierno que cuenta con importantes enclaves leaórgano representativo.270 Tercera parte Ya el año 1997 experimentó turbulencias cuando Estanislao Araúz. en base a cuatro criterios: “1. representadas por los partidos ADN y el MNR. normativo y fiscalizador del gobierno . Por otro lado.1) del país. habida cuenta el crecimiento y articulación de una minoría afín al MAS. Conflictos originados en intereses políticos y económicos.

Lo más ilustrativo de la deficiente gestión institucional local se refleja en el bajo porcentaje de ejecución de ingresos en los años 2004.Fragmentación. Obtuvo el segundo lugar. 70 y 39. procedieron a la inhabilitación de las cuentas fiscales del municipio. la alteración y suspensión de actividades administrativas del Gobierno Municipal. particularmente a la 2004-2005.9. a la suspensión de transferencias de recursos por incumplimiento de regulaciones administrativas financieras o por moratoria en el pago de obligaciones contraídas con el Fondo Nacional de Desarrollo Regional. los problemas administrativos y financieros abundaron. en especial la crónica inestabilidad y rotación de servidores públicos en niveles de dirección y operativos. el Gobierno Municipal de Cotoca enfrentó conflictos directa e indirectamente relacionados a múltiples intentos. todo como producto de la ingobernabilidad. de aplicación del voto constructivo de censura al Alcalde en ejercicio de funciones. En varios momentos. Análisis de conflictividad en Cotoca Desde enero del año 2001 hasta finalizar el año 2006.1. Entre 2007-2008 se conocieron cuatro dictámenes de responsabilidad civil emitidos por la Contraloría General de la República. La inestabilidad política institucional de Cotoca tuvo sus consecuencias. 1. y aún las tiene. las instancias correspondientes. consumados. Fue párroco de la Iglesia de Cotoca y postulado año antes por ADN. con un 29% del respaldo . No se contó con un periodo de estabilidad suficiente como para conformar y consolidar el funcionamiento de la Comisión de Desarrollo Económico Local. Los tres hitos o episodios de conflictividad de mayor significación se ilustran y describen a continuación: 1) Enero 2001: Censura constructiva aplicada al alcalde Lucas Brites. el cierre del Concejo. El caso extremo del 39. muy por debajo de la media nacional. heterogeneidad.1. en la capacidad de gobernanza y de gestión pública del Gobierno Municipal. 2005 y 2006: 79. “fallidos” y procedimentalmente observados. respectivamente. polarización. desigualdad y gobernabilidad 271 les. correspondientes a gestiones anteriores.9% coincide con la inhabilitación de cuentas fiscales. Con 7 alcaldes en 7 años.9% de ejecución. localizados fundamentalmente en áreas rural y suburbanas conformadas por población migrante de origen quechua y aymara.

La implementación de la participación popular en Cotoca es calificada como regular por 50% y como mala por el 40% de los entrevistados. el municipio de Cotoca es altamente conflictivo. Roque Ruiz del MNR. en base a una alianza postelectoral con la concejala de la agrupación ciudadana LIDER (conformada por ex militantes de ADN y una facción del MIR). frente al MIR que obtuvo el 37%. dijo un vecino. inestabilidad y consiguiente ineficiencia. a los “congelamientos” de cuentas y a la parálisis institucional. “Recién ahora se pone en orden la casa poco a poco”.272 Tercera parte electoral.1. se aplicó la censura constructiva para la remoción del Dr. El conflicto duró 11 meses. 1. elegido alcalde por el Concejo Municipal en enero de 2005. 3) Enero de 2006: A un año del inicio de un nuevo periodo municipal. El impacto de la crónica conflictividad afectó mucho . De acuerdo al 70% de los entrevistados. pero que lo que se necesita son proyectos productivos que generen “empleo” y mayor autonomía.2. los acuerdos políticos entre concejales obstaculizaron la elección del candidato del MIR. debido a los conflictos permanentes. Los dos últimos años de estabilidad institucional no han sido suficientes para revertir esta percepción negativa generalizada. El 100% de los entrevistados indicó que se dieron retrasos en las obras. La mayoría señala que lo que más han priorizado las autoridades es la construcción de infraestructura básica. Accedió a la Alcaldía gracias a un acuerdo político con el MNR. a pugnas intrapartidarias y a problemas administrativos financieros emergentes de la inestabilidad política e institucional durante el período municipal 2000-2004. 50% califica las intervenciones de la Alcaldía como malas y 30% como regulares. 2) Mayo de 2001-diciembre de 2004: Conflictos políticos intermitentes cuyos ritmos se ajustaron a la resolución de recursos judiciales diversos y pronunciamientos del Tribunal Constitucional en relación a la aplicación de la censura constructiva. Por segunda vez. Estanislao Araúz. la experiencia de 15 años de vigencia de la participación popular se asocia a permanente conflicto. un 30% lo califica como medianamente conflictivo. Percepciones del conflicto en Cotoca En Cotoca.

El sistema político. heterogeneidad. y para que ambos bandos adoptaran medidas de presión en una u otra dirección. la inestabilidad se expresó en una insuficiente. aunque no faltaron las chicanas y las maniobras judiciales. poca o ninguna recaudación de recursos propios.3. En este contexto se desnudó la falta de solidez institucional de los partidos políticos para administrar conflictos. Otro recurso para la confrontación . Según la gente. desigualdad y gobernabilidad 273 al Desarrollo Económico Local. el esfuerzo fiscal propio debió superar el comportamiento real registrado. señalaron que las normas y los mecanismos de control constitucional ayudaron a resolver los problemas. Los impuestos alcanzaron apenas a un 50% de los ingresos. Un 70% de los entrevistados consideró que las normas no tuvieron responsabilidad en el conflicto. en profunda crisis y desarticulado. 1.Fragmentación. No siempre coincidían y ello era un pretexto para recursos diversos. tampoco sienten la confianza necesaria para aportar. también tienen influencia en el conflicto las normas de la Contraloría y las regulaciones de financiamiento del Fondo Nacional de Desarrollo Regional. como no hay obras. Para la mayoría de los entrevistados la responsabilidad de los conflictos recae sobre actores eminentemente políticos. La lucha legal por la Alcaldía de Cotoca Un factor interviniente en el ritmo de los conflictos de Cotoca fueron los tiempos procesales legales entre una censura y otra. En Cotoca no existe el Comisión de Desarrollo Local. Además de la “censura constructiva”.1. Considerando la categoría del municipio y su característica predominantemente urbana. polarización. Entre las causas más importantes se señala la presencia de una “oposición irracional” y la disputa por recursos y corrupción. facilitó soluciones demagógicas para poder sortear los conflictos de corto plazo. Si bien la conflictividad se fundó en la aplicación del “voto de censura constructiva” como mecanismo normativo excepcional para remover alcaldes. instrumentalizada para “tumbar alcaldes”. así como la suspensión de transferencias o “congelamiento de cuentas” por incumplimiento de plazos en la presentación de POA o de informes financieros ante el Ministerio de Hacienda. El conflicto político es identificado como el principal problema de Cotoca. Para los entrevistados.

de 2004 a 2009. que consistió en tres años de inestabilidad. La polarización entre el MNR y el MIR parecía más bien una competencia de descalificaciones morales. 1. Santiago de Ojje. San Pablo de Tiquina. y éstos últimos. En realidad.2.274 Tercera parte fue la lluvia de acusaciones de corrupción de unos contra otros. se degradó la deliberación y el debate político democrático. funcionarios del municipio y profesores. San Pedro de Tiquina San Pedro de Tiquina es la segunda sección municipal de la Provincia Manco Kapak del Departamento de La Paz. la agricultura. todos ellos seleccionados al azar. con dos cambios de alcaldes por supuesta malversación de recursos e incumplimiento de obligaciones. El municipio enfrentó situaciones de vulnerabilidad media y alta en los años 2006 y 2007 en áreas como educación. La piscicultura. vivienda y economía. la causa fueron los pactos políticos y las luchas de poder. El 44% de los entrevistados manifiesta que la población del municipio es medianamente conflictiva. Como consecuencia de este deterioro. se ubica al extremo oeste. el turismo y desarrollo humano son las cuatro áreas en que este municipio basa sus planes de desarrollo. salud. 1. mientras un 20% indica que lo es “altamente”. Incluye cinco cantones: San Pedro de Tiquina.2. Sobre esta base. Villa Amacari y Calata San Martín. que reaccionan ante las irregularidades en que incurren los alcaldes y concejales. se identifica tres escenarios de conflictos: uno primero en 2002. con prioridad para los comunarios de base. con una extensión de 60 kilómetros cuadrados. cuando el comité de vigilancia censuró al alcalde por incumplimiento de obligaciones y lo suspendió de sus funciones. Análisis de conflictividad en San Pedro de Tiquina Para establecer los grados de conflictividad existentes en el municipio se ha entrevistado a 25 diferentes actores. otro en el periodo de la última gestión. . mientras que entre 2005 y 2006 ésta era mejor.1. demografía. En los conflictos suscitados hasta la fecha los principales actores han sido los representantes sindicales. Los Índices de Gestión Financiera del municipio muestran una situación crítica.

La información sociodemográfica señala que el 62% de población urbana radica en el centro mismo de la localidad de Rurrenabaque. Respecto al Índice de Desarrollo Humano. Análisis de conflictividad en Rurrenabaque El Gobierno Municipal de Rurrenabaque se caracteriza por su estabilidad y sus capacidades técnicas administrativas e institucionales.Fragmentación. superiores a la media nacional. es mayoritaria.65.1. Se supone que el deseo de ser alcalde obedece sólo a un interés personal y lucrativo. desigualdad y gobernabilidad 275 Por otro lado. y los acuerdos y pactos políticos. MUNICIPIOS MENOS CONFLICTIVOS 2. 2. El índice de esperanza de vida. lo que significa que ofrece condiciones regulares de bienestar. La Contraloría de la República no reporta la existencia de dictáme- . dio. 2. lo que le permite articular su vocación turística con actividades rentables de conservación de la biodiversidad y del medio ambiente. En el ranking nacional y departamental. Una de las principales actividades económicas del municipio es el turismo. a continuación siguen la agricultura y el comercio. La población mestiza.1. año 2001. el municipio se ubica en un nivel me- Rurrenabaque posee un territorio de conservación: el Área Protegida y Tierra Comunitaria de Origen Pilón Lajas.64. los cambios de alcaldes se deben a incumplimiento de obras y malversación de fondos. lo que genera efectos multiplicadores en la economía local. que produce beneficios de forma directa o indirecta a más del 85% de la población. Se estima que por año se generan más de cinco millones de dólares por concepto de turismo. polarización. es de 0. que es de 0. mayor al registrado a nivel nacional. denominada camba o autoidentificada como no indígena-originaria. Rurrenabaque se ubica a nivel medio. las entrevistas con informantes claves y talleres participativos indican que la causa principal para que exista un conflicto es la falta de liderazgo del alcalde. Rurrenabaque Rurrenabaque se encuentra entre los municipios con mayor crecimiento poblacional en el país. Este comportamiento medio se refleja de forma consistente en otros indicadores demográficos. Repetitivamente. heterogeneidad.1.

La Comisión de Desarrollo Local del municipio fue constituida y consolidada entre los años 2000 y 2004. 3) Agosto-septiembre. Por otra parte. que llegó a superar el 100% en la gestión 2008. 2) 30 de mayo 2008: Referéndum consultivo sobre los Estatutos Autonómico del Beni (1º de junio). bloqueo y boicot promovido por el Gobierno central. En la percepción de los actores relacionados directa o indirectamente con la institucionalidad municipal de Rurrenabaque. La censura no prosperó pero se tradujo en tensiones y problemas administrativos financieros transitorios. el bloqueo transitorio de los informes del Ejecutivo por parte del Concejo y una inhabilitación de cuentas fiscales gestada transitoriamente desde el Ministerio de Hacienda. La capacidad de ejecución de ingresos muestra un desempeño satisfactorio y sostenible. ponderaron el hecho de que los recursos propios del municipio superaron las metas programadas. y reflejó un problema mayor. los tres episodios conflictivos más relevantes son: 1) Diciembre 2006: Moción constructiva de censura. El más bajo nivel de ejecución presupuestaria se dio en la gestión 2007 y coincide con un intento de censura del Alcalde. el interés de lograr el control de Rurrenabaque de los actores políticos nacionales. las contribuciones y contrapartes de la población son una práctica común de los programas y proyectos ejecutados en el área rural. en defensa del proceso autonómico y por la devolución de los recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos. y ha generado un proceso de concertación de una visión compartida del futuro. Movilizaciones cívico-departamentales en cuatro departamentos. la totalidad de los indicadores de la gestión administrativa se ubican por encima del promedio y en posi- . y de acuerdo a la información obtenida por fuentes documentales y de prensa. Por otra parte. 2008: Repercusiones pre y post referéndum revocatorio nacional. Los funcionarios entrevistados ciones más avanzadas que las de los 135 municipios de la categoría B (a la que pertenece Rurrenabaque). tal como consta el informe de contabilidad presentado por la instancia respectiva.276 Tercera parte nes de responsabilidad en contra de la gestión municipal de Rurrenabaque.

heterogeneidad. aspiración sentida del pueblo que fue nuevamente postergado debido al recorte del Impuesto Directo a los Hidrocarburos por parte del gobierno central. los partidos de oposición y la dirigencia cívica departamental. Un proyecto emblemático. que no se puede mantener al margen de la contradicción territorial “nación-región”. dos emprendedores locales. realizaron observaciones a la gestión municipal: Una primera en relación a que Rurrenabaque se ha convertido una localidad dormitorio y no ha impulsado el turismo ecológico ni ha aprovechado los sitios y potencialidades del propio municipio: “Es la puerta del turismo que beneficia a otros municipios vecinos”. Se supone que la polarización del país se ha trasladado a Rurrenabaque. el alcalde tiene poca o ninguna responsabilidad en los hechos conflictivos. Un 60% de los entrevistados considera que no se registran retrasos en el cumplimiento de las obras. Pese a esta percepción positiva predominante. Otro 20% identificó problemas de naturaleza regional y/o derivados del racismo. Una segunda observación tiene que ver con el mejoramiento del aeropuerto. La mirada evaluativa de la implementación de la Ley de Participación Popular es unánimemente positiva. Percepciones del conflicto en Rurrenabaque La población percibe a Rurrenabaque como un municipio medianamente o poco conflictivo. La mayor responsabilidad de la conflictividad se atribuye a la dirigencia nacional.Fragmentación. “Algunos ya no creen en ese pretexto” señalaba un entrevistado que afirmaba que esto había restado credibilidad al alcalde. que es la organización alineada con el partido de .1. polarización. También se atribuye responsabilidad a la dirigencia comunitaria y colonizadora de la FECAR. proyectos productivos. En la percepción de un 80% de los entrevistados. desigualdad y gobernabilidad 277 2. etc. económico y social. Un 80% de los entrevistados reconoció que Rurrenabaque sufre conflictos y problemas de tipo político. La mayoría de las personas entrevistadas coincide en que los responsables de la conflictividad son factores y actores externos.2. embellecimiento. “campo-ciudad” y sus derivaciones etnoculturales y socioeconómicas. uno pionero en la promoción turística y otro en la prestación de servicios. y una gran mayoría (80%) califica las intervenciones del Gobierno Municipal (infraestructura básica.) como buenas.

organizada en torna a la OCOR. en la polarización. y el hecho de que se haya consolidado una visión de Rurrenabaque como municipio turístico. Son muchos los que se perjudican económicamente con los conflictos. Sin embargo. que por su condición migrante tienen más poder de movilización y presión. hay datos que evidencian que el conflicto sí afecta las cifras de la actividad económica principal del municipio.278 Tercera parte gobierno. La estabilidad del municipio. Se observan tensiones entre indígenas de tierras bajas y colonos quechuas y aymaras. la institucionalización de los instrumentos de la planificación participativa y la rendición de cuentas han contribuido a incrementar y superar las metas de recaudación de recursos propios. De acuerdo a la información proporcionada por la Dirección Municipal de Turismo. Los indicadores de gobernanza correspondientes a las gestiones 2005 a 2008 confirman esta afirmación. de su sistema estadístico de seguimiento de turistas que demandan y contratan . la industria turística que se ha desarrollado permite que los beneficios lleguen a todos. y una concepción extractivista y explotadora de los recursos naturales del bosque y de la pampa. Sin embargo. rendición de cuentas. la irracionalidad política y las peleas entre oriente y occidente. Un 50% de los entrevistados señala que los problemas los causa el racismo. sino también en el Consejo Departamental del Beni. son factores que contribuyen a una mayor cohesión social y a gestionar mejor los conflictos. lo que concuerda con la percepción de un municipio poco o nada conflictivo. Para un 80% de las personas entrevistas. Finalmente. culpan al Alcalde por movilizar a su gente en función de las consignas de la “Media Luna” y del Prefecto del Beni. también se piensa que el liderazgo integral de múltiples cualidades del Alcalde. no faltan quienes. que ha logrado niveles de participación no sólo en el gobierno local. Si bien todos coinciden en que la conflictividad de Rurrenabaque tiene origen externo. son pocos o moderados los impactos de los conflictos político-sociales sobre el desarrollo local. La dirigencia opositora al alcalde ha presentado diversas denuncias públicas de alcance nacional. En el bloque “autonomista” se identifica a la dirigencia indígena de tierras bajas. su legitimidad y credibilidad asentada en las prácticas de transparencia.

Sin embargo. lo que per- . lo que implica adoptar posiciones flexibles. Yacuiba Yacuiba es un municipio de oportunidades. “se caracteriza a los pactos como recursos para ganar tiempo para derrotar al enemigo”. y por tanto no proveen una solución sostenible a la conflictividad y la confrontación. Para un 80% de los entrevistados.1. 2. Importancia de los acuerdos y de la acción política en Rurrenabaque La mayoría de los entrevistados coincide en la importancia de los acuerdos políticos para definir un mejor futuro. polarización. 2. con definidas características étnicoculturales y agroecológicas. especialmente alimentos. los dirigentes sindicales y de organizaciones sociales y de gremios empresariales. Desde textiles que se confeccionan en Santa Cruz hasta mercadería importada de Brasil. lo que coincide con una significativa participación ciudadana en los diversos procesos de planificación participativa y en la articulación del sector privado y público en la Comisión de Desarrollo Económico Local. heterogeneidad. desigualdad y gobernabilidad 279 servicios de agencias de turismo. En la polarización.2. su conexión con el Brasil a través de esta última vía la convierte en un punto estratégico para el comercio. el tema de la valoración de la política y de los acuerdos entre diversos merece un análisis mas profundo por las “disonancias y contradicciones” observadas en una serie de encuestas. los responsables de los conflictos son los políticos. como sostiene Gonzalo Rojas (2009). con destino al norte argentino.3. Diversos tipos de bienes se transan en este centro. Se reconoce que la gente no sólo debe reclamar derechos. En el municipio existían grandes extensiones de tierra en manos de propietarios individuales. los conflictos del año 2008 repercutieron significativamente sobre el flujo turístico a Rurrenabaque. Cerca del 25 % de la producción legal de hoja de coca se transa en ese punto. De la Argentina llegan productos procesados. Perú o Chile. Así como los productos ilícitos derivados de la transformación de la hoja de coca. y en los últimos cinco años diesel.Fragmentación. el valor del acuerdo político no es reconocido. En septiembre 2008 se produjo una disminución del 31% con respecto al mismo mes del año anterior. Es parte de la región del Chaco. sino también cumplir sus deberes. O se los interpreta como traición o. Está ubicada en la frontera con la Argentina y se vincula con Santa Cruz a través de una carretera asfaltada y del ferrocarril.

en especial respecto a la posesión de la tierra. El sistema institucional. Yacuiba tiene un PDM. en especial la planta administrativa del municipio. y los campesinos que empiezan a tener una presencia significativa conforme se debilitan los sectores agrarios tradicionales que antes controlaban el poder. en un largo proceso no exento de tensiones.280 Tercera parte mitió la articulación de la elite de la región. en el año 2001. se ha producido un proceso de transformación por la inmigración y empoderamiento de los sectores sociales campesinos. está elaborando un Plan de Gestión Territorial y normalmente hace aprobar su POA por las OTB y el Consejo Municipal. Sin embargo. el municipio tiene el segundo índice de migración en el país. Los principales conflictos se desarrollan fuera del ámbito estrictamente municipal y están vinculados al proceso de descentralización. Este acelerado proceso de migración ciertamente ha generado conflictos. en el último decenio. a fines de 1990. mayoritariamente de Potosí y Chuquisaca. Análisis de conflictividad en Yacuiba Yacuiba no tiene serios problemas de gobernabilidad. lo que le da derecho a regalías e IDH. que han desplazado a las que estaban vinculadas al control de la tierra. lo que provee a los habitantes de importantes recursos (200 dólares per cápita). Cerca de un 50 por ciento de sus ingresos se generan por este concepto. se ha dado una simbiosis con las culturas y valores de los emigrantes. Los principales son la disputa con la Prefectura de Tarija por las regalías y por el modelo . pero también.2. un 7 por ciento anual. figuraba en el indicador de gobernabilidad municipal con una nota baja: 0. Los comerciantes son los actores económicos centrales: han logrado acumular riqueza y formar las nuevas elites de la región. y está marcado por el ingreso. a pesar de sus características etnográficas y económico-sociales. debido a los frecuentes cambios de alcalde. Uno de los resultados fue la masacre de Pananti.1. Un segundo aspecto que define el perfil socioeconómico de Yacuiba es la existencia de gas. El sistema político es abierto. 2. Gracias a estas condiciones. de diversos actores como los comerciantes y clases medias (que reivindican el discurso chaqueño). sin embargo. es relativamente estable y avanzado con relación a otros municipios del país.2.

el del Presidente del Consejo y el del diputado uninominal que representa a la región del Chaco. Según la investigación. por el número de habitantes. la cual permite unificar a la población. Se tratan de liderazgos fuertes que sin embargo no siempre logran socializar sus programas. en primer lugar. al hecho de que ésta privilegia a los municipios de la provincia Gran Chaco.Fragmentación.2. Percepciones del conflicto en Yacuiba En cuanto a la distribución de recursos. el de inversión municipal muestra un estatus estable y el de presión tributaria uno crítico. Sus Indicadores de Gestión Financiera Municipal presentan los siguientes resultados: el índice de gasto es muy bueno. Para gastos de funcionamiento utiliza un 16% de su presupuesto. 2) Los ingresos que han entrado al municipio de manera sostenida. Entre ellos hay que mencionar el del alcalde del municipio. En estos conflictos se hace una construcción discursiva alrededor de lo “chaqueño”. y de otro tipo de mecanismos redistributivos. 4) La disputa de las élites regionales con la ciudad de Tarija. donde tiene mayor apoyo. En segundo lugar. es decir. desigualdad y gobernabilidad 281 de autonomía regional.3%. 2. por los intereses políticos. en el caso de los recursos compartidos con la Subprefectura. gracias a montos acumulados de la anterior gestión. la percepción de los entrevistados es que éstos se distribuyen. que resultan en un alto ingreso per cápita y hasta ahora permiten responder a la demanda creciente. El año 2007 el municipio de Yacuiba tuvo un alto nivel de ejecución (137 por ciento).2. que es un porcentaje alto. según la cantidad de adherentes de cada distrito/comunidad al Ejecutivo Municipal. en Yacuiba los problemas no se convierten en conflictos o no llegan a niveles extremos de violencia debido a: 1) Los liderazgos que existen y su capacidad para concertar. . En inversión en desarrollo local el 5. heterogeneidad. que permite cerrar filas y bajar el nivel de la conflictividad interna. lo que esta normado en la Ley de Participación Popular. polarización. Así se encuentra entre los municipios de mayor capacidad de ejecución. o. 3) La redistribución del poder y de los recursos a través de redes familiares y clientelares.

3. Lagunas y Ca- . desembolsos. se ubica al extremo noroeste y tiene una extensión territorial de 2. La mayoría cree que los conflictos se deben a la disputa por recursos (infraestructura. Otros están más bien vinculados a las disputas políticas. Ha logrado institucionalizar los encuentros entre el poder municipal y los actores sociales. Sajama. y consisten en disputas entre las juntas vecinales. pactos fiscales con la Prefectura). ripe y dos distritos municipales. los conflictos que afectan directamente al municipio no llegan al 10% del total de conflictos. Estas autoridades cumplen las funciones de un consejo originario representativo. El municipio propicia acciones de apoyo al desarrollo rural y agropecuario. Según el informe de la oficina defensorial de Yacuiba. por sus logros positivos en el cumplimiento y aplicación del mandato de la participación popular. y estuvieron efectivamente vinculados a la disputa por la distribución de recursos. Curahuara de Carangas Curahuara de Carangas corresponde a la primera sección municipal de la Provincia Sajama del Departamento de Oruro.786 kilómetros cuadrados. al surgimiento de nuevos sectores sociales o la disputa por la renta hidrocarburífera. en el sector de agua y saneamiento.282 Tercera parte Los tres conflictos más serios en la región en los últimos diez años han sido por causas externas. Sus pilares económicos son la ganadería camélida y el etno-ecoturismo. que propone programas de intervención en cada una de las regiones. También asume funciones de vigilancia. finalmente. Incluye cuatro cantones: Curahuara de Carangas. la falta de liderazgo y la “oposición irracional”.1. para la transversalización del enfoque de género y para asegurar la gobernabilidad mediante procesos de diálogo y concertación.3. en particular las autoridades originarias representativas de las organizaciones sociales de base. 2. Y. y por atrasos en la ejecución de proyectos. rentas o empleo. En segundo lugar está la corrupción. La Ley 3157 declara “capitales bolivianas de la ganadería camélida sudamericana” a los municipios de Curahuara de Carangas y Turco. en la cadena de camélidos. ejecución de obras. 2. Análisis de conflictividad en Curahuara de Carangas Curahuara de Carangas es considerado un “municipio modelo”. para lo cual se reúne cada quince días.

Su producción está limitada a la agricultura de subsistencia y a la crianza de ganado. desigualdad y gobernabilidad 283 Durante la última gestión municipal no hubo cambios ni alteraciones en los poderes del municipio. que al mismo tiempo es el servicio más demandado. que en 2005 y 2006 fue “estable”. autoritarismo y otras irregularidades mal intencionadas. mientras que un 24% indica que es poco conflictiva y sólo reacciona ante problemas como indicios San Pablo de Lípez es un municipio ubicado en la Provincia Sud Lípez del Departamento de Potosí. Sólo un 4% manifiesta que el Alcalde es responsable de ellos. Los Índices de Gestión Financiera Municipal muestran una situación muy buena. Por tanto. El 32% de los entrevistados indica que lo mejor que hace el Gobierno Municipal son las obras civiles y un 8% el desarrollo económico productivo. el municipio enfrentó situaciones de vulnerabilidad media y alta en los años 2005 y 2006. 2. Su rasgo es que su población no pasa de las 2. se ubica en un rango de población A. se deben a razones ideológicas y políticas hasta ahora controladas por el sistema democrático.2. El 44% de los entrevistados cree que los partidos políticos son responsables de la generación de conflictos. Si bien existen algunos desacuerdos internos. pero no informa adecuadamente y da pie al surgimiento de infinidad de rumores de corrupción. con menos de 5. de corrupción. 2.3. San Pablo de Lípez Hasta la fecha no se han reportado datos de conflictos notorios entre los actores sociales y el municipio. heterogeneidad. el COAJC (Consejo Occidental de Ayllus de Jacha Carangas) tiene el 60% de los espacios de decisión y al alcalde actual. uno de los cuales. ni pactos políticos que pudieran generar confrontación y pugnas de poder. ya que es la autoridad máxima de la institución. polarización. La estabilidad política en la que se encuentra el municipio se debe a la existencia de sólo dos partidos.500 personas distribuidas en la capital y en diez comunidades de 150 a 300 personas cada una. igual que el 30 por ciento de los municipios del país.4.Fragmentación. pero desde entonces ha mejorado.000 habitantes. Por otra parte. especialmente . Percepciones del conflicto en Curahuara de Carangas El 68% de los entrevistados manifiesta que la población del municipio no es conflictiva.

electricidad. pero la región no está articulada a este circuito económico. por medio de un camión y una vez a la semana. El sistema vial es pésimo y sólo se puede llegar. restringe las posibilidades productivas y de desarrollo local. El flujo de turistas a la Reserva Eduardo Abaroa (cerca a las 30 mil por año) tampoco impacta en los niveles de vida. Por estas razones. y a la ausencia de servicios agua y luz. Potosí o La Paz. que podría tener impacto a mediano plazo. la presencia de grupos privados de emprendedores es muy débil. Este factor. Los municipios de la mancomunidad Lípez han impulsado el proyecto turístico Gran Lípez. Se ha cambiado una vez el alcalde. sumado a las condiciones agroecológicas (zonas altas. es limitado y no tiene procesos de gestión ni mecanismos de control estandarizados. En su territorio se hallan las lagunas Verde. sino por unas horas al día. y la Reserva Eduardo Abaroa. Es uno de los municipios con mayor tasa de migración. de comunicación (caminos y transportes precarios). Blanca y Colorada. grandes atractivos para los turistas que visitan el salar. en especial la administración municipal. en la medida que se construyan capacidades locales y de infraestructura (especialmente caminos). El proyecto de camélidos impulsado por ONUDI no tiene mayor im- pacto por la ausencia de concatenación de los eslabones de esta cadena productiva. desde Tupiza. con un alcalde “itinerante” a consecuencia de que las oficinas de la Alcaldía no son adecuadas para atender a la población que vive de forma dispersa. lo que los habitantes consideran es el problema principal de su región. agua. El sistema institucional del municipio. frías y secas de material volcánico). porque sólo beneficia a los grandes centros: Uyuni. Desde 2002 se lleva a cabo el proyecto de mejoramiento de la cadena productiva de camélidos. La gestión administrativa se realiza de manera peculiar. en beneficio de 250 familias. Las organizaciones campesinas e indígenas encargadas del control no siempre tienen capacidad de monitoreo.284 Tercera parte de camélidos. ya que no manejan información y se encuentran diseminadas a lo largo . San Pablo se encuentra cerca al salar de Uyuni. La capital y las comunidades no cuentan con electricidad. debido a las restricciones estructurales señaladas: caminos.

a pesar de las dificultades. que ha sufrido un shock positivo de ingresos por la presencia en su territorio de la empresa San Cristóbal. polarización. En suma. Los municipios del entorno. productivas. La negociación cupular permite resolver parcialmente las demandas de la población y evitar niveles elevados de conflictividad. La conflictividad no es permanente ni alta debido a que las propias regiones y elites locales no tienen poder ni capacidad de articular oposición al margen del sistema democrático municipal. por lo que puede inferirse que las tendencias de gobernabilidad se reproducen en la región. De acuerdo al sondeo de opinión. cuando un enfrentamiento político familiar cobró cuatro víctimas. de servicios. que se expresan en los altos índi- . Según los detonadores. Un 92% de los entrevistados señala que los políticos deberían abandonar posiciones rígidas. de interconexión ni institucionales suficientes para desarrollarse. generen ciertos niveles de gobernabilidad. autoridades comunales y autoridades municipales-prefecturales. ceder y ponerse de acuerdo con sus adversarios. el municipio de San Pablo de Lípez no tiene condiciones demográficas. las que se registran en cuanto a la inversión realizada y la presión tributaria son críticas. heterogeneidad. precario pero “institucionalizado”. como ha sucedido el año 1996. Los Índices de Gestión Financiera Municipal presentan los siguientes resultados: la calificación respecto al gasto es muy buena. Análisis de conflictividad en San Pablo de Lípez Según el criterio de los pobladores. la mayor parte de los problemas se debe a la falta de acuerdo entre pobladores. sin que la policía haya podido investigar hasta ahora cómo se produjo el hecho.1. con excepción de Colcha K. desigualdad y gobernabilidad 285 del territorio. la violencia puede explotar. la participación se da principalmente a través de las OTB. que toman decisiones para la ejecución de las obras municipales. La sociedad de San Pablo adolece de profundas tendencias centrifugas.4. agroecológicas. Por esta razón tienen un radio de acción más bien comunal. poseen características semejantes. La participación de los pobladores (que se encuentra en el orden del 77%) permite que las comunidades. como Mojinete o San Antonio de Esmoruco. 2. en cambio.Fragmentación.

Emigran jóvenes y adultos para buscar mejores condiciones de vida. Según las percepciones recogidas. Esta respuesta se refiere a la poca e inadecuada coordinación de actividades y a las pugnas políticas entre las autoridades. malas por el 25% y buenas sólo por el 17%. En consecuencia. Las áreas de conflicto son la distribución de recursos. Percepciones del conflicto en San Pablo de Lípez El 62% de los pobladores de San Pablo de Lípez califican a su municipio como medianamente y altamente conflictivo. Según un 59% de los entrevistados. Al mismo tiempo. Se percibe que las causas del conflicto son la falta de liderazgo. las reuniones del Consejo se realizan pocas veces al año. la disputa por recursos. En ese contexto. Por ejemplo. 2. Hasta hace cinco años seguía habiendo caravanas de llameros para resolver el intercambio comercial. Un 76% piensa que la oferta del municipio se concentra en la realización de obras de infraestructura básica. Las intervenciones realizadas por el municipio son calificadas como regulares por un 56% de los entrevistados. También demandan formación de recursos humanos e información. los líderes de opinión piensan que la principal obligación municipal es el desarrollo de proyectos productivos. la corrupción y las pugnas por el control de la Alcaldía.2. El 44% de la población considera que la mayor dificultad para el desarrollo de San Pablo de Lípez es la emigración. los problemas de ingobernabilidad se diluyen en la misma debilidad institucional. lo que este municipio tiene es anomia institucional. porque sólo perjudicaría a los vecinos que en realidad ya están bloqueados por la falta de transporte. es improbable que alguien tenga la idea de bloquear una vía.286 Tercera parte ces de migración y en la existencia de diez pueblos/comunidades que tienen casi la misma cantidad de población y están incomunicadas entre ellas. los conflictos tienen efectos en el desarrollo económico e influyen en la estabilidad del municipio. la situación económica de los habitantes de San Pablo de Lípez va de regular a mala debido al desem- .4. lo que refleja la falta de empleo en la región. la corrupción y la mala administración de recursos. en la comunidad sólo se quedan los adultos mayores al cuidado del ganado de ovinos y camélidos. Por estas mismas razones. Más que “gobernabilidad”.

En las comunidades parte de la población se dedica a la venta de productos alimenticios en tiendas. y un grupo de mujeres se dedica al tejido –con ventas esporádicas debido a las pocas visitas de turistas–. polarización. no existen dinamizadores de la economía. Tupiza. . por tanto. Uyuni y a la Argentina. con ingresos limitados. lo que conduce a la migración a San Cristóbal. un sector participa en el proyecto de cría de camélidos.Fragmentación. heterogeneidad. desigualdad y gobernabilidad 287 pleo.

.

En consecuencia.CUARTA PARTE Los efectos del conflicto sobre el capital social res estatales. para entender de mejor S i el conflicto es algo inherente a la vida humana y social. encontrar sus causas exclusivamente en facto- . políticos o económicos olvidaría al actor crucial: la sociedad que pone en acción sus visiones y creencias sobre la realidad y así da forma a sus diversas instituciones.

será tan diferente de la sociedad industrial (la segunda ola).290 Cuarta parte manera los motivos por los que una sociedad tiene una fuerte tendencia a la conflictividad y la falta de entendimiento. de la cultura cívica y de las instituciones propias de cada comunidad. En un informe preparado en 1998. Sin embargo. la cultura y las formas en que las personas viven la experiencia humana. el Banco Mundial reconoció que el desarrollo depende fundamentalmente de la contribución de la sociedad civil y de los centros de conocimiento. eficientes respuestas a los graves problemas que enfrentamos en el mundo de hoy. y la democracia aparece como el único sistema capaz de posibilitar la convivencia armónica y pacífica de las personas. un cambio de época exige más participación. por supuesto. Vivimos una época histórica en la que se transforman de manera estructural las relaciones de producción y poder. toda vez que. pero también constructores de caminos. que es más que una simple época de cambios. Se trata de la tercera ola que. El grado de confianza interpersonal en una sociedad y la riqueza del tejido . que son las fuentes de formación por excelencia de los valores sociales. Por otra parte. creadores y no imitadores de modelos exógenos. como señala Alvin Toffler. Este hecho cobra particular importancia en nuestros días. a las maneras en que hemos conceptualizado las diferencias. Todo ello configura un escenario de cambio de época. ma- nejado el conflicto y. como ésta lo fue de la sociedad agrícola. de enfrentarse ante lo diferente y de resolver los conflictos que surgen entre sus integrantes. principalmente. así lo señala José de Souza Silva. habrá también que adentrarse en sus formas de verse y entenderse. La necesidad de buscar no sólo nuevas sino. numerosas investigaciones comparadas han demostrado que el progreso y bienestar de una sociedad no son consecuencia directa del crecimiento económico. sobre la base del respeto de los derechos humanos (que constituyen un aspecto evolutivo de la consciencia de la humanidad por encima de cualquier ideología). cuestiona las más profundas creencias en torno a las formas en que hemos concebido el desarrollo y el bienestar social. no seguidores. construido las soluciones. nuestro país reconoce la amplia diversidad de su gente. como nunca antes.

También se valora la importancia de la información y la comunicación como instrumentos insustituibles de las estrategias de desarrollo. vivimos en un tiempo donde la mayor parte de las estructuras de la realidad actual son “estructuras disipativas de final abierto”.223 Esta estructura de “final abierto” nos habla de la posibilidad de “construir” el futuro. parece ser el principal signo del futuro. . hasta hace unas pocas décadas. Ahora se sabe que las posibilidades de impulsar el desarrollo económico y social pasan porque la sociedad pueda crear proyectos y visiones comunes. 222 nido tradicionalmente para interpretar y encontrar alternativas a los dilemas que nos presenta la vida social. en lugar de encontrarnos con el “fin de la historia” que vaticinara Francis Fukuyama. no tenían mayor importancia para el establecimiento de políticas públicas en ninguna nación del planeta. la incertidumbre. Para ello. que van desde el pago de impuestos hasta el voluntariado. dado que éste se nos presenta como un abanico de posibilidades entre las cuales habremos de cristalizar una. se hace imprescindible la utilización de nuevos conceptos. Lo señalado anteriormente deben permitirnos ver a la sociedad con miradas diferentes a las que hemos mante222 Iglesias (1999). valores y cultura cívica. EL CAPITAL SOCIAL Uno de los conceptos que más se mencionan en relación al buen 223 Kliksberg y Tomassini (2000). En esta línea de pensamiento. hecho que imposibilita que la lógica tradicional prediga el curso de los acontecimientos. nos encontramos en un momento donde lo “innominado” de Edgar Morin. y su relación con la democracia y el desarrollo. Como señala el Premio Nobel de Química Ilya Prigogine. como el de capital social.Los efectos del conflicto sobre el capital social 291 social de la sociedad civil contribuyen a la estabilidad democrática y el crecimiento económico. la madurez de la conciencia cívica se expresa en un abanico amplísimo de aspectos clave. Se reconoce la necesidad de un conocimiento y reconocimiento mutuos entre los diversos sectores como fundamento para el establecimiento de lazos de confianza. Como sostiene un ex presidente del Banco Interamericano de Desarrollo: “el capital social importa e influye fuertemente en el desenvolvimiento económico”. Así es como hoy se reconoce la importancia de temas que.

e implica relaciones. Cuando estas relaciones se caracterizan por altos grados de confianza y una expectativa de reciprocidad (hoy para mí. definió al capital social como “una red compleja entre individuos y grupos de relaciones horizontales. con expresiones culturales y comportamientos sociales que hacen a la sociedad más cohesiva y algo más que una suma de individuos”. . en su esencia. o dicho de otra manera. en tanto que hace posible obtener algunos fines que no se obtendrían en su ausencia. con su conflictivilidad. compuesto de valores 224 Fukuyama (1999). donde hay desconfianza. produce bienes públicos. Para Kenneth Newton (1997) el capital social puede ser visto como un fenómeno subjetivo. tiene que ver con la calidad de las relaciones interpersonales e interasociativas de una sociedad dada. Pero además otros autores. normas de reciprocidad. ideales. basándose en un estudio de 20 años de la performance institucional de los gobiernos regionales de Italia. señala que el capital social se presenta tanto en el plano individual como colectivo. lo vinculan con “la cohesión social. expectativas de reciprocidad y comportamientos confiables. sospecha y no cooperación. el capital social. como Stephan Baas (1997). como cualquier forma de capital. Diferentes analistas de esta viejanueva forma de capital ponen énfasis en aspectos también diversos. Al mismo tiempo. reforzada por lazos de compromiso cívico con normas robustas de reciprocidad. El primero tiene que ver con el grado de integración social de un individuo y su red de contactos. Otros. término que se popularizó en las ciencias políticas a partir de los trabajos de Robert Putnam (1994). quien. Incluye confianza. existe un capital social denso. mañana para ti). James Coleman (1990). la identificación con las normas de gobierno.292 Cuarta parte funcionamiento de la democracia es el de “capital social”. En todo caso. como James Joseph (1998). los diferentes trabajos desarrollados en esta área muestran que el capital social. lo perciben como “un vasto conjunto de ideas. Otro de los precursores de este concepto. A nivel colectivo. actitudes y valores que ayudan a las personas a trascender relaciones conflictivas y competitivas para conformar relaciones de cooperación y ayuda mutua.” 224 y actitudes que influyen en cómo las personas se relacionan entre sí. el capital social es suelto y por ende débil.

Asimismo. las formas de ver el mundo. Los grupos sociales subordinados en América Latina comparten una desconfianza universal hacia los que ejercen poder sobre ellos. mediante la realización de acciones colectivas y del uso comunitario de recursos. por ejemplo. y desempeña un rol muy importante en estimular la solidaridad y en superar las fallas del mercado. casi todos lo consideran relevante para éste. conduce a gobiernos más representativos que proveen mejores servicios. Coleman señala que estos arreglos institucionales horizontales tienen un impacto positivo en la generación de redes de confianza. buen gobierno y equidad social. por lo tanto. pág. el bienestar social y la eficiencia de la democracia. políticos o empleadores. se refiere al grado de confianza y cooperación entre individuos o grupos de diferentes clases. El primero se refiere al que existe entre grupos e individuos de una misma clase social o posición en la sociedad. como lo fue en la década pasada y aún en nuestros días el lograr ciertas metas ma- . Putnam hace una distinción entre capital social horizontal y capital social vertical. El capital social vertical. la fuerza de ciertos movimientos sociales entre la población pobre es una muestra de la riqueza del capital so- cial horizontal en gran parte de América Latina. Estos abordajes señalan una relación directa entre los grados de participación ciudadana en organizaciones cívicas. dice que la participación cívica. Pero la región sufriría de un déficit de capital social vertical. a través de los cuales las personas encuentran su voz y movilizan sus energías particulares para causas públicas”. en cambio. además de propiciar el surgimiento de la democracia. En la medida en que el desarrollo del capital social sea un interés tan alto y prioritario. Según Putman. los valores y las maneras de relacionarse son factores decisivos para el logro del crecimiento económico y la sostenibilidad de la democracia. En otras palabras. conlleva a democracias de mejor calidad (Seligson. Según algunos autores. la participación activa en organizaciones de la sociedad civil hace que los gobiernos respondan más a los intereses y demandas de la población y. Las culturas. Aunque no hay acuerdo entre los investigadores y prácticos acerca de los modos particulares en que el capital social aporta al desarrollo. 63).Los efectos del conflicto sobre el capital social 293 instituciones y arreglos sociales.

En los capítulos que siguen hemos incorporado estudios sobre la identidad social y la autoestima de los bolivianos. justa y solidaria. pues creemos que ambos conceptos son fuertes componentes del capital social.294 Cuarta parte croeconómicas. . podremos hacer que la incertidumbre con que se presenta el mañana tome la forma de un desarrollo que favorezca una sociedad más auténticamente democrática.

la .I. Gregory Stone (1987) afirma que la identidad establece el qué y el dónde se encuentra la persona en términos sociales. En relación a lo anterior. LA DESDIBUJADA IDENTIDAD BOLIVIANA 1. por lo tanto no se puede reconocer una identidad si a la vez no se reconoce una alteridad. Toda identidad va cambiando y supone un otro. Las identidades suelen originarse en las instituciones dominantes y se convierten en funcionales cuando los actores sociales las internalizan y construyen su significado alrededor de ellas. Dicho reconocimiento es dado por los otros miembros de la sociedad. señala que “la identidad es la fuente de significado y experiencia para las personas”. LA IDENTIDAD SOCIAL M anuel Castells (1997).

Los bolivianos parecemos tener bastantes problemas a la hora de señalarnos características generales. Sin embargo. La nacionalidad. Si el otro no confirma mi identidad se transforma en una amenaza. La identidad depende de la percepción colectiva de un nosotros relativamente homogéneo (el grupo visto desde adentro) por oposición a los otros (el grupo de afuera). como débiles o. ni siquiera esto muestra un amplio consenso como factor aglutinador (llega al 58%). como la tendencia a ser más cooperativos y a estar de acuerdo con las opiniones colectivas. danzas y vestimentas típicas. pero también con nosotros mismos. es normal que se intente evitar el contacto con aquellos que representan una amenazan y que ponen en riesgo la identidad propia y. La existencia de un pasado común. la identidad social genera actitudes comunes en los miembros del grupo. Además. pero se detecta también una clara incapacidad de nombrar motivos de orgullo o unidad de lo boliviano. comida. opositores. Aunque pareciera que el principal vínculo de unión entre los bolivianos es lo cultural (en su acepción popular que abarca nuestras tradiciones. Al mismo tiempo. como diferentes. fiestas. Es así que los grupos tienden a sobrevalorarse a sí mismos y a infravalorar a aquellos que son percibidos como peligrosos. el 22% de los encuestados en esta región no encuentra elementos que nos unan. más importante que las identidades étnicas y regionales existentes en nuestro territorio. Estos antagonismos nos crean conflictos con los demás. ADENTRÁNDONOS EN LA IDENTIDAD DEL BOLIVIANO La mayoría de los bolivianos considera que la identidad boliviana es . Por ejemplo. el folklore y la pluriculturalidad).296 Cuarta parte cual se presenta como su antagonista. simplemente. la autoimagen y la autoestima. Entonces. este hecho no sucede en la realidad. en consecuencia. nueve de cada diez bolivianos creen que Bolivia no debe dividirse. teniendo más bien la tendencia de remitirnos a lo diferentes que somos. de una historia compartida no llega a ser un factor de 2. el amor a la patria y los símbolos patrios resultan elementos de unidad sólo para dos de cada 10 bolivianos. Según la Encuesta Nacional sobre Valores y Actitudes frente a la Conflictividad (ENVAC). y la percepción de que los mensajes de su grupo son de mejor calidad que los de los otros grupos. sólo es apuntado por tres de cada 10 personas en el oriente.

ya que la mitad de los encuestados la considera uno de los mayores problemas en Bolivia. Algunos jóvenes dicen que ven ciertos símbolos (la whipala) como no representativos de su región o grupo de creencia. piensa en él y su familia antes 3. en La Paz las personas emplearon la palabra “campesino” para describirse a sí mismas. delgados y de tez morena en el occidente. los participantes en la ENVAC tienden a utilizar términos “neutros” sin connotaciones conflictivas. LA AUTOIDENTIFICACION Se puede afirmar que en la construcción espontánea de la identidad . En dicha tarea. honrado.Los efectos del conflicto sobre el capital social 297 unidad ni siquiera para el 1%. a un paceño típico se le reconocen las siguientes características: trabajador. en la medida en que los mismos implican cierta conflictividad. entre otras cosas. y más bajos. la inexistencia de ella. símbolos que ayuden a la identificación. En algunos casos. el clima. Esto podría explicar por qué la mayoría encuentra la interculturalidad –vista positiva y proactivamente– únicamente como parte de un discurso político. amable. y particularmente el fútbol (12% en el oriente y el occidente del país). Para la mayoría de los entrevistados en Santa Cruz estas diferencias las justifica. robustos y blancos en el oriente (aunque ellos se reconocen también como trigueños y mestizos). Tanto en La Paz como en Santa Cruz se evita emplear términos como “soy camba” o “soy colla”. El factor étnico no está presente de manera explícita en esta construcción. Otros admiten sentirse un poco cohibidos frente a las personas de otro país. en el extremo. La ineludible consecuencia es el florecimiento y reafirmación de otras identidades –en este caso regionales–. de manera “no conflictiva”. tiende a ser tacaño. dos factores: el regional y el estrato social. Así. cifra muy superada por quienes consideran más unificador al deporte. Existe una marcada percepción de la diferencia física entre los nacidos en el occidente y el oriente: más altos. En los talleres organizados en el marco de esta investigación se observó un continuo intento de hallar elementos físicos. personal juegan un rol importante. también se atribuye al clima cálido actitudes más extrovertidas y positivas frente a la vida. Estos pocos datos muestran por lo menos el debilitamiento de la identidad nacional y.

poco amigables. En tanto que un cruceño tendría las siguientes características: alegre. en Santa Cruz. sincero. piensa no sólo en su familia sino en los demás. comienza 3. En cambio. un alteño es percibido como un a parecer el factor étnico como mecanismo de construcción de identidad. hospitalario. el término de “alteños”. los paceños serían cerrados. pero referida sobre todo a los padres. La oposición en la construcción identitaria La encuesta muestra los siguientes procesos de oposición identitaria: En La Paz. basadas en estereotipos y prejuicios. envidiosos y prejuiciosos. luchador social. que ama sus tradiciones y costumbres. la construcción de lo “cruceño” o lo “paceño” se hace con un “perfil suave” de lo “camba” o lo “colla”. frente a un “camba” de la ciudad de Santa Cruz.298 Cuarta parte que en los demás y es un poco tímido. inconformista y aguerrido. En El Alto se percibe un cierto orgullo centrado en la revalorización de la cultura indígena y en su capacidad para defender las reivindicaciones nacionales. sino más bien de tipo nacional. egoístas. A veces se utiliza la palabra “originario”. los de El Alto utilizan. mezquinos. es capaz de generar relaciones conflictivas y también violentas. En este nivel. aunque también peligroso y violento.1. orgullosos. a veces busca aparentar que tiene dinero. Como se verá más adelante. Frente a los de la hoyada. aunque no muy frecuentemente. Esta construcción de identidades. En cuanto a los defectos. en tanto que los de los cruceños serían regionalistas. los entrevistados afirman que son de clase media. En tanto que un “paceño de la hoyada” es más pasivo y tranquilo. en La Paz. resentidos y envidiosos. en tanto que en la ciudad de La Paz no se encuentra rasgos determinantes de una identidad propia. un provinciano se entiende como alguien más cortés. frente a quienes viven en la zona sur o a los pobres. aunque no lo tenga. los inmigrantes de las provincias prefieren referirse a sí mismo como . a veces le gusta más la juerga antes que el trabajo y es extrovertido. En algunas ocasiones. En términos generales. frente a “los citadinos” o “los paceños” los inmigrantes se presentan como “provincianos” o hacen referencia a su lugar de origen (“inquisiveño”). En tanto que un citadino es percibido como alguien egoísta y que no está enraizado en las “costumbres” de sus padres. En este contexto.

desde el punto de vista de los paceños. ahorran. regionalista. a aparentar lo que no es. “se levantan de madrugada y trabajan hasta tarde. “camba” implicaba un origen indígena. de las que prefieren distanciarse. se reconoce que un colla es trabajador. cambas. hipócrita (no dice las cosas de frente) y acomplejado. En relación al cruceño (más discriminador) se consideran más sociables.225 Con este mismo término se diferencian de los collas. en tanto. con quien hay que tener mucho cuidado a la hora de conversar. los 225 Se trata de un radical cambio semántico. cuando se habla sobre este asunto comienzan a aparecer términos más politizados y conflictivos: “collas” vs. con poca expectativa de aprender y superarse. Sin embargo. el paceño es “paranoico”. sincero. en el sentido de “mezcla de razas”. que enfatizan los perfiles ya señalados hasta tornarlos conflictivos. pues. en sus inicios. 3. desconfiado y reservado. pues piensan que son pasivos. conflictivo. un camba es racista. aunque conflictivo. los entrevistados prefieren percibirse a sí mismo como “de clase media”. frente a los indígenas de tierras bajas o altas. discriminador.2. busca aparentar lo que no es y demostrar lo que no tiene. entrevistados en Santa Cruz buscan . Así. “cambas”. Desde el punto de vista de los entrevistados de Santa Cruz. En cambio un camba es alegre. Prefieren arriesgar por una cosa y si le va bien… Al colla se le reconoce trabajo y disciplina”. porque viven de su trabajo y. Las identidades regionales Los jóvenes cruceños piensan que Aunque las identidades regionales (paceños y cruceños) están presentes de manera no conflictiva en la construcción espontánea de identidades. Los paceños también son bastante críticos con su grupo. honrado y tímido. tacaño. ellos se perciben como mestizos. tienen proyectos de vida. En cambio. prepotente. a ser “botarate” y a no planificar el futuro. y con una marcada falta de identidad (por el hecho de que al migrar fácilmente asumen otras). pero con tendencia a ser flojo. Frente a los ricos y a los pobres. son sistemáticos. que un colla es trabajador. para ellos. los entrevistados en La Paz tienden a percibir la relación más en blanco y negro: los collas son los buenos y los cambas son los malos. el término “camba” ha pasado a asociarse con las reivindicaciones políticas del Comité Cívico y de los “ricos” de Santa Cruz. se lo señala también como resentido. si se recuerda que. cosa que el cruceño no. En la contraposición collas vs.Los efectos del conflicto sobre el capital social 299 “cruceños”. es flojo y malcriado.

una identidad creada en los últimas décadas. culta y como el prototipo del ciudadano nacional”. En nuestro país.300 Cuarta parte más los matices y reconocen los valores intelectuales de los paceños. entrador y donde se mete triunfa. esta percepción ha ido cambiando de manera que hoy se lo considera como “antipático. por ejemplo. después de la forma cómo se manejó el tema de la capitalía y las últimas convulsiones sociales. un discurso político en la cual el cruceño es productivo. El cruceño de hace treinta años no tenía esa identidad. ha sido el crear una alta autoestima. productivos. . creadores. siempre abiertos a cualquier iniciativa y que ellos son verdaderamente los emprendedores de este país”. Sin embargo. ideas y sentimientos negativos o positivos hacia ciertas personas pertenecientes a un grupo determinado. luego acaban mencionando características prejuiciosas y estereotipadas de esos grupos. que consiste en que cuando dos características distintivas se dan juntas. sentía que los collas eran los que gobernaban y tenían todo”. y el miedo a lo desconocido. LOS OJOS DEL PREJUICIO Y EL ESTEREOTIPO Es importante entender que la base de la discriminación suele encontrarse casi siempre en los estereotipos. Incluso ocurre con frecuencia que quienes declaran que no debe hacerse generalizaciones para definir cómo son los cambas o los collas. abusivo y que tiene poca atención o poco le importa la otra parte o el resto del país”. En Santa Cruz se encuentran opiniones recurrentes referidas a que “a diferencia de los collas” son positivos. el resultado es el prejuicio. 4. “ya que antes era considerado como una persona simpática. Al mismo tiempo. todo lo que los unos saben de los otros se encuentra permeado por el prejuicio y el estereotipo. Muy pocas personas demuestran haber desarrollado cierto sentido de amplitud que los sustraiga de ver al otro con esos lentes. la asignación de roles sociales. pobre. no hace líos. que son creencias. es valiente. con disposición para hacer las cosas. tienden a asociarse. se sentía abandonado. Cuando se realiza una valoración negativa de un grupo en base al estereotipo. El escritor Fernando Prado considera que “una de las cosas positivas del proyecto político de las elites cruceñas. la percepción del paceño en Santa Cruz ha ido cambiando en este último tiempo. que se ha formado generalmente por tres motivos: la correlación ilusoria. trabaja.

2% . empezó un movimiento al interior de las comunidades que contradecía esta política oficial del nacionalismo revolucionario. con 10.6% . La cultura colla es la que más respuestas favorables recibió. desde el punto de vista de clase. cambas. desde el punto de vista étnico. se buscó incorporarlos a través de su “mestización”. cochalas. la de los “chaqueños”. cochalas. chaqueños o amazónicos?”. Los primeros que comenzaron a revalorar su identidad indígena fueron los representantes de la provincia Aroma. Con el paso de los años. sufrieron las consecuencias de políticas estatales que afectaron sus intereses hasta que. con la Revolución Nacional. un porcentaje similar se identificó con la cultura camba. no de la exaltación de su identidad propia. la cultura colla obtuvo un 17. la de los “chapacos”. alrededor del 30 ciento se identifica totalmente con los valores collas. A nivel nacional. En Oruro. Luego figuran la cultura de los “cochalas”. y la de los “amazónicos”.Los efectos del conflicto sobre el capital social 301 Recuadro 11: ¿Usted se identifica con los valores: collas.9% de respuestas en la opción “comparte totalmente sus valores”. del departamento de La Paz. y “mestizos”. Menos de veinte años después de la Revolución. chaqueños o amazónicos? Se preguntó: “¿usted se identifica con los valores: collas. “poco” y “nada”. Dos jóvenes de esa región empezaron a trabajar en el tema: Raimundo Tambo y Ge- . con 3. con 4..7% . LAS IDENTIDADES ÉTNICAS Al inició de la República. mientras en Santa Cruz. ¿Usted diría que se identifica con los valores de la cultura de. Las opciones de respuesta eran “totalmente”. en 1952..? Totalmente Bastante Poco Nada Los collas Los cochalas Los chapacos Cambas Chaqueños Amazónicos 18 11 4 11 5 3 21 12 9 14 10 5 27 22 21 15 18 14 28 49 58 54 59 67 5. los indígenas fueron totalmente marginados de la toma de decisiones. las autoridades gubernamentales post 52 insistieron en que los indígenas debían ser “cam- pesinos”. con el 11% . la de los “cambas”. “bastante”. con 4.3% . cambas. La Paz y Potosí. Influidos por la Revolución Mexicana.

mestiza. diferentes. En el segundo. que eran aymaras”. la formulación de la pregunta coincidió básicamente con la que hicieron los estudios Auditoría de la democracia227 y Diversidad cultural hoy. creada por el MNR en 1952.302 Cuarta parte naro Flores. chola. Con esa idea. Mitchell et al. “Con un ojo veían que eran campesinos explotados y por eso tenían que unirse a otros explotados. indígena. insistieron en el carácter indígena de Bolivia y en una supuesta mayoría indígena en el país. luego. Xavier. indígena o negra?” 5. chola.226 Con la llegada del nuevo siglo. Todas las facciones kataristas surgidas en Bolivia propusieron ver el mundo con “dos ojos”. Flores y Cárdenas fueron los líderes más notorios del denominado “movimiento katarista”. El movimiento katarista reivindicó su carácter aymara. Lo mestizo en La Paz y Santa Cruz La ENVAC muestra que el 68. el gobierno del presidente Evo Morales. originaria o afroboliviana?”. y con el otro. indígena. mestiza. En la encuesta realizada para esta investigación (ENVAC) se hizo la siguiente pregunta: “¿Usted se considera una persona blanca. Los movimientos sociales y. La política de inclusión establecida con la Revolución del 52 había partido de la base de respetar a los indígenas sólo en cuanto se convirtieran en campesinos.228 En el primer caso. veían que eran indígenas. coincidían en que la clase era insuficiente para definir la identidad. como obreros y mineros. puesto que el 62% de la población se declaró como “indígena” (aunque es bueno hacer notar que las opciones “mestizo” y “blanco” no se encontraban en la pregunta de identificación étnica). mestiza.Tambo. que se habían visto influidos por el famoso ideólogo Fausto Reynaga.3% de los entrevistados en todo el país 227 Selligson. Para efectos de comparación. . Ese dato surgió del censo nacional de población y vivienda de 2001. originaria o afroboliviana?”. (2006). A ellos se sumó después el intelectual Víctor Hugo Cárdenas (posteriormente elegido Vicepresidente de la República). los tres comenzaron a trabajar en la Confederación Sindical Única de Campesinos de Bolivia (CSUTCB). en Bolivia se produjo el enaltecimiento de la identidad étnica y el tensionamiento entre grupos sociales y étnicos 226 Albó. la pregunta fue “¿usted se considera una persona de raza blanca. 228 Fundación UNIR (2006 y 2008).1. “¿usted se considera una persona blanca.

resultantes de la mezcla de dos culturas regionales: cruceños y sucrenses. Así. realizada en 2009. del año 2008. Potosí. los mestizos representaron el 73. Desde este punto de vista. En el estrato de menores ingresos. en La Paz. los cuales resultan de mezclar dos pueblos indígenas: guaraníes con chimanes. Esta identificación tiene índices particularmente elevados en Santa Cruz y Oruro (86%). en las clases media y alta. el porcentaje de mestizos fue de 64. frente a un 19% que se considera indígena. los indígenas y originarios el 17% y los blancos.8%. el 9. Como se ve. Cochabamba y Chuquisaca). por ejemplo. se presenta una mayor presencia de mestizos y una menor de indígenas. 23 puntos menos) quienes se consideran mestizos en occidente (La Paz. Pero la abuela de mi papá venía de los españoles” (Hombre. El mestizaje es sinónimo de “unidad de los bolivianos”.3%. Es interesante constatar la relación existente entre identificación étnica y clase social del entrevistado. Si el mestizaje significa una mezcla de diferentes razas y culturas. los entrevistados en Santa Cruz tienden a manejar los términos étnicos en un nivel básicamente descrip229 Los resultados de la ENVAC coinciden en gran medida con los estudios Auditoría de la democracia. Diversidad cultural hoy y la encuesta sobre identidad del PNUD. . el tema de la identidad es algo más conflictivo. Como expresa un cruceño: “yo soy mestizo porque mi abuelo provenía de los guarayos. grupo focal de identidad en Santa Cruz). Beni y Tarija). frente a sólo un 4% que se identifica indígena.3%. 6% de blancos y 21% de indígenas y originarios. En cambio. en tanto que un 1. o hijos de cambas y de collas. y el de blancos. Estos entrevistados también reconocen –quizá como posibilidad teórica antes que real– a los “mestizos indígenas”. de 19.8% se considera “cholo”.4%. El discurso de los entrevistados en Santa Cruz es el que mejor refleja la ideología del nacionalismo revolucionario en el país. 229 tivo antes que valorativo. A diferencia de lo que ocurre en La Paz. La encuesta del PNUD de 2009 establece 72% de mestizos. por lo que no se hacen mayores problemas para asumir su mestizaje.Los efectos del conflicto sobre el capital social 303 se considera a sí mismo como “mestizo”. y a los “mestizos culturales”. el de indígenas u originarios. un 63% se dice mestizo. Mientras más alta es la clase social. En el estudio Diversidad cultural hoy. En la Auditoría de 2006. un 75% de la población se considera mestiza. tanto en las construcciones que se hace de lo mestizo como de lo indígena. adquiere también un sentido valorativo: así. En cambio son menos (60%. la mayoría de la población boliviana es de mestizos. de 11%. los resultados de estos estudios y el nuestro son altamente coincidentes. pero también son altos (83%) en los demás departamentos del oriente y el sur (Pando.

olvidando “sus costumbres” originarias. espontáneamente. los k’aras son los que viven en la Zona Sur de La Paz. ninguno de los entrevistados en La Paz. Sólo cuando se fuerza la clasificación entre criollo. que tienen que compararse con una mayor cantidad de “otros”: k’aras. Pero comparten con los indígenas las tradiciones y costumbres populares de origen aymara o andino. sino Hallowen. son cholos. cholos y habitantes de los sectores populares. con camiones en el garaje de la planta baja y un espacio para tienda de abarrotes (“igual que en los pueblos”). que viven de su trabajo. Por el otro lado están los “cholos del Gran Poder”. La cuestión de la identidad es más compleja para los paceños. Incluso mantienen menos las costumbres originarias en comparación con los cholos. Según los datos de la ENVAC. también incluye a las personas que se han olvidado completamente de sus raíces indígenas y originarias y tratan de imitar el estilo de vida y los valores extranjeros. Ya no celebran Todos Santos. El concepto no significa solamente “criollo o blanco”. Son las personas “normales”. la clasificación favorita es la del mestizo. Estos cholos tienen un claro origen indígena. Pero está claro que no es un término con el cual los entrevistados se sientan cómodos. Tampoco son cholos porque no tienen tanto dinero. a veces más que los k’aras. Se aíslan en su familia y en sus clubes exclusivos. . No son k’aras porque todavía valoran lo boliviano y lo originario. Finalmente. están “las personas de las villas”. se clasifica a sí mismo. ni pueden derrocharlo en las fraternidades folklóricas. Son personas que no comparten con el resto de la sociedad. en sus casas: edificios cuadrados sin terminar (sin fachada).304 Cuarta parte el mestizo es el indígena que trata de negar sus raíces. entre las cuales se ubican los entrevistados. Para los entrevistados. hecho que podría referirse a sus raíces indígenas. Tienen mucha plata. como “mestizo”. el 64. pero mantienen sus tradiciones y las costumbres de sus antepasados. para encontrar su identidad.6% de quienes se consideran mestizos dice sentirse parte de algún pueblo indígena. por ejemplo. mestizo e indígena. particularmente para los hijos de migrantes. No son propiamente indígenas. Contrariamente a lo que sucede en Santa Cruz.

arrastran una larga historia de discriminación y desigualdad. los blancoides colonizadores”. Por ejemplo.1. estos migrantes o hijos de migrantes de las provincias paceñas son solamente eso: paceños y paceñas trabajadores.9% . la autoidentificación con las opciones “indígena” (12. La identidad indígena Siempre de acuerdo a los datos de la ENVAC. Es probable que esta percepción se deba a la abrumadora presencia . como si este fuera una carga o un tema pendiente de resolver. el resultado más bajo se da en Santa Cruz. 5. De modo que no es extraño que los entrevistados traten de distanciarse de este mundo ideológico y simbólico tan complicado y conflictivo.1%). Por otra parte. tal vez porque son problemáticos. Tarija. los orientales están más focalizados en el ahora. y los otros. de modo que su categorización de sí mismos no acaba de superar la visión de “nosotros los originarios. con un promedio inferior o igual al 10% .2. esclavizada. Beni y Pando. En cambio.1% afirma ser “blanco” y un 0. Lo indígena en La Paz y Santa Cruz En La Paz el indígena es aquel que vive en el campo. donde casi el 80% de los entrevistados se considera indígena u originario. Un 38. lo que parece dar argumentos a una percepción generalizada de que la gente del occidente es históricamente colonizada. sufrida y en constante proceso de lucha y desconfianza con los entes de autoridad. Al final.Los efectos del conflicto sobre el capital social 305 Esta descripción expresa muy bien la dificultad de construir una identidad con elementos étnicos explícitos. A lo sumo son la clase media que vive de su trabajo.2. en tanto que los occidentales hacen más referencias al pasado histórico. Los términos “indígena” o “mestizo” no expresan muy bien su identidad. en Patacamaya y Achacachi. y ahora han sido politizados. en tanto que los bolivianos pertenecientes a las zonas orientales demuestran más seguridad de sí mismos en este ámbito. en tanto que apenas un 5. 5. Los porcentajes más elevados de “pertenencia” a un pueblo indígena se dan en localidades intermedias o pequeñas del occidente del país. el doble del promedio nacional. Hay casi una similitud y superposición entre ambos términos.3% de los indígenas y originarios se encuentra en el departamento de La Paz. llega a 19.5% dice ser “afroboliviano”. La búsqueda de identidad es más fuerte el occidente del país. Vivir en el campo es sinónimo de ser indígena.8%) y “originaria” (7.

cuando el campesino ya deja de ir al campo. mestizo o qué. Para los entrevistados. Tal vez por ello es que en las A veces las personas que migraron de un pueblo o son la primera generación en la ciudad no se consideran a sí mismas o a sus padres como “campesinos” ni “indígenas” y reservan estos términos para los campesinos de las comunidades aledañas a sus lugares de origen. casi todas las personas que viven fuera de la zona metropolitana son “campesinos” y “más o menos indígenas”. “de Sorata”. Visto desde la ciudad. sobre todo. Este concepto tiene una menor connotación étnica que el de “indígena”. ciudades nadie quiere que se le reconozca públicamente como indígena y los migrantes de comunidades campesinas prefieren llamarse a sí mismos: “originarios”. analfabeta y. El concepto de indígena en La Paz tiene las siguientes connotaciones: campesino agricultor. Una cosa parece estar clara para los entrevistados: el hijo del migrante . que mantiene sus costumbres y tradiciones. En algunos casos. Sin embargo. No deja de ser un término conflictivo. Dada la equivalencia entre indí- En cambio. el término “indígena” tiene connotaciones peyorativas que se arrastran desde el pasado. una persona con buenos sentimientos. Por tanto.306 Cuarta parte indígena (sobre todo aymara) en las comunidades campesinas de La Paz. amable. a los entrevistados les cuesta clasificar o tipificar al campesino que ha migrado a la ciudad. A pesar de la revalorización de este término en la actual coyuntura ideológica y política. este campesino sigue siendo indígena porque vuelve regularmente al campo a trabajar la tierra. “pertenecer a una comunidad campesina”. pero al mismo atrasada. gena y campesino en La Paz. todavía conserva estas connotaciones problemáticas asociadas al atraso y la discriminación. o su lugar de origen: “inquisiveña”. quienes migran desde comunidades campesinas (no de pueblos) están más dispuestos a identificarse como “campesinos” u “originarios”. Pero la situación se complejiza si se adopta el punto de vista de los migrantes que vienen de un pueblo o de una comunidad campesino-indígena. prefieren afirmar que “son de la provincia”. Así. discriminada. originario significa “ser del lugar”. no se sabe exactamente qué es: si es indígena.

Esta predisposición empaña nuestra posibilidad de conocer al otro. pero no existe interés de conocerlo. El desconocimiento del otro Según la piscología de la Gestalt. En consecuencia.3. es decir. 5. grupo focal de identidad. Santa Cruz). en Santa Cruz entienden que gran parte de los collas que viven en el oriente son mestizos antes que indígenas. incluso. A partir de esta diferenciación. es un completo desconocido. El tiene el apellido Morales. trata de imitar “prácticas extranjeras”. según creemos. Este hecho podría atribuirse a que en Santa Cruz se han desarrollado elementos más claros de diferenciación y distanciamiento con lo indígena. . se olvida de las costumbres y tradiciones de sus padres e. ya no es indígena. Así. el indígena (de tierras bajas) es la persona que se expresa casi exclusivamente en algún idioma nativo. entonces lo contrario es mentira. si yo creo que la realidad es así. cada persona tiene “predisposición perceptiva” para observar lo que espera ver y lo que encaja con sus ideas preconcebidas. Esta cualidad está asociada también a ciertos rasgos físicos muy definidos. Aunque vistan de pollera o tengan la piel morena. En cambio. pues ¿cuán dispuestos estamos de dejar nuestras propias creencias y expectativas para poder conocer a un ser diferente que. no se muestran reacios a su inclusión. Al no estar en el campo ya no mantiene sus tradiciones. Es mestizo como nosotros” (Hombre. de comprenderlo.Los efectos del conflicto sobre el capital social 307 campesino que nació en la ciudad y ya no vuelve al campo. para corroborar los estereotipos que nos ayudan a entender la realidad de una manera más simplificada. Si algo es verdad. ya conocemos? El otro. pero no puede ser bueno y malo al mismo tiempo. pese a que los migrantes de las provincias cruceñas no emplean términos étnicos de manera espontánea. porque ya no está en el campo. toda otra interpretación de la realidad es distorsionada. entonces. O es bueno o malo. “El presidente se dice indígena… es mentira. incluir elementos étnicos en la construcción de la identidad personal es menos problemático y conflictivo en Santa Cruz. las personas encuentran más facilidad para percibirse como mestizas. sin embargo. Este hecho evidencia el pensamiento polarizado que hace parte de nuestra cultura occidental. el diferente. son la mezcla de la raza indígena y los españoles.

la fiesta de la Virgen de Urkupiña y el Gran Poder. fenómeno que no se da en sentido inverso. símbolos y personas). Una encuesta temática realizada en el marco de la presente investigación incorporó preguntas para saber cuánto las personas de La Paz conocen de Santa Cruz y viceversa (principales fiestas. Los paceños mencionaron como las principales fiestas de Santa Cruz su carnaval (64%) y el 24 de septiembre (13%). y un número menor de personas del oriente forma parte de los círculos sociales locales. Estos datos muestran que en Santa Cruz existen más categorías para describir las fiestas y símbolos collas. Los cruceños señalaron que las principales fiestas de los collas son el carnaval. Consideraron como símbolo más importante la bandera del departamento. y dijeron que las principales características del carnaval cruceño son la alegría. tradicionales. frente a un 18% que dijo no tener ninguno. ninguno. Por otro lado. En cambio. la belleza y el alcohol. la categoría de “varios” (fiestas patronales. en cuanto al símbolo representativo de la ciudad de La Paz. la vestimenta tradicional y Evo Morales. características del carnaval. tienen mucha alegría y son muy religiosas. con los que se tiene más intensas relaciones sociales. el conocimiento de la cultura de Santa Cruz es más limitado. Este mayor conocimiento que los cruceños tienen de lo occidental quizá se deba al alto grado de migración de gente del occidente hacia el oriente. un 33% de los cruceños piensa que es la wiphala y el resto una variedad de elementos: la hoja de coca. Un 81% de los cruceños tienen varios amigos collas y 5%. en La Paz. la Pachamama. Y el 69% de las personas afirmó tener uno o varios amigos cruceños. To- dos Santos) obtuvo alrededor de 20%. Predomina la idea que estas fiestas son folclóricas.308 Cuarta parte Como si la vida fuera en blanco o negro y no estuviera más bien matizada por una amplia gama de colores. .

II. LA AUTOESTIMA T odos sabemos lo qué es la autoestima y Mruk (1998). Por ello es que existe una gran variedad de definiciones. durante mucho tiempo este concepto desapareció. 23). hasta que se produjo su renacimiento en los . 1998. Y está determinado por un fragmento de nuestras cualidades y nuestras supuestas potencialidades” (citado por Mruk. Cada persona nace con unos posibles roles sociales que se crean por su historia. Sin embargo. dice que disponemos de una percepción bastante firme de ella a través de la introspección y la observación de la conducta ajena. cultura. familia y otras circunstancias. las mismas que fueron iniciadas más de 110 años atrás. cuando en 1890 William James dijo que “nuestro sentimiento en este mundo depende enteramente de lo que apostamos ser y hacer por nosotros mismos.

La importancia de esta definición es que considera tanto la dimensión cognitiva como la afectiva. así. Fue entonces cuando aparecieron los primeros escritos importantes sobre el tema. El componente cognitivo de ideas. Debido a esto. y Nathaniel Branden (1998) considera que no hay personas que carezcan de autoestima positiva. Sin embargo. y el componente conductual. dentro de la psicología social. Estos tres componentes poseen una íntima relación entre ellos. sino como resultado de factores perceptuales y cognitivos involucrados en la formación de actitudes. Así. significativa. los cuales están relacionados con un sentido claro de identidad. Nathaniel Branden (1995) es el estudioso que mayores esfuerzos ha realizado para tratar de explicar los factores más importantes de los que depende la autoestima. Herrera y Stasseres. competencia y valía. Mearns y Thorne (1988) plantean que aunque la persona posea una autoestima baja siempre quedaran algunos residuos para que se mantenga a flote. como el de Rosenberg (1965) que la define como “la evaluación que efectúa y mantiene comúnmente el individuo en referencia a sí mismo. es una fuerza motivadora que nos impulsa a realizarnos como personas en todos los ámbitos de nuestra vida. Y aunque la autoestima siempre está relacionada con la experiencia del individuo. se trata de algo más que de una opinión o de un sentimiento. el realismo. no es algo fijo e inmutable. creencias. la in- . que implica la valoración tanto positiva como negativa de la persona. percepciones de sí mismo y del mundo que lo rodea. de manera que cualquier modificación en uno significa la alteración de los otros (Arancibia. no vemos la autoestima sólo como sentimiento.310 Cuarta parte años sesenta. a través de la confianza en nuestra capacidad de pensar y de enfrentarnos a los desafíos de la vida. como tampoco existen personas que sean incapaces de desarrollarla. según este autor la autoestima es una necesidad humana fundamental: es la experiencia de llevar una vida satisfactoria. 1997). engloba la confianza en el derecho que tenemos de triunfar y ser felices. La autoestima abarca todos los aspectos del ser humano. pero también. el componente afectivo. La autoestima está relacionada con la racionalidad. la esencia de la autoestima es confiar en la propia mente y saber que somos merecedores de la felicidad. y expresa una actitud de aprobación o desaprobación”. la realización de acciones que tienen que ver con la autoafirmación.

LOS PILARES DE LA AUTOESTIMA Según Branden. ya que tienen un significado diferente. puesto a replantear antiguas ideas o suposiciones y. las cosas son mejores y más satisfactorias. metas y acciones. con la creatividad. como acto de afirmación pre-racional y pre-moral. 1995).Los efectos del conflicto sobre el capital social 311 tuición. según nuestras necesidades. valorarse y comprometerse con uno mismo. implica interesarse por conocer la realidad que nos rodea. pero no hay que confundir estos términos. la aceptación de sí mismo es algo que hacemos. un producto de prácticas que se generan interiormente. pero también nuestra realidad interior. Mientras la autoestima es algo que experimentamos. que nos permite reconocernos como personas con deseos. lo que permite una mejor comunicación y relacionamiento con los otros. Esta práctica permite ser receptivo a nuevos conocimientos y estar dis- 1.2. De este modo. vivir conscientemente supone controlar nuestras acciones en relación a nuestros objetivos” (Branden. valores. deseos. será más fácil reconocernos como personas sociales. la flexibilidad y la capacidad para aceptar los cambios. 1995). Si es que tenemos este nivel de consciencia de nosotros mismos. Este pilar es tanto una práctica como una actitud mental de orientación positiva hacia la vida. corregir errores. hecho que tiene tres niveles de significación. consecuentemente. la correlación siempre es la misma: a más autoestima. la autoestima es una consecuencia. como un derecho innato de todo ser humano a aceptarse. establecemos el tipo de persona que somos. las que él llama pilares. la independencia. habilidades y también limitaciones. Los seis pilares de la autoestima son: 1. La práctica de aceptarse a uno mismo La autoestima no sería posible si no nos aceptáramos. por lo que vivir de manera consciente significa actuar sobre lo que vemos y conocemos. con el deseo de admitir y también de corregir los errores (Branden. La práctica de vivir conscientemente “La conciencia es la facultad y el instrumento básico de supervivencia”. como una disposición a experimentar .1. Primero. necesidades. Mediante las elecciones que realizamos entre ser responsables ante la realidad o sustraernos de ella. Segundo. En todos los casos. 1.

este sentido de responsabilidad se encuentra en todos los aspectos de la vida de las personas. Sin embargo. 1. conociendo y aceptando las consideraciones internas que motivan las conductas que tenemos en determinados contextos. así como también somos responsables de cómo jerarquizamos nuestro tiempo.312 Cuarta parte pensamientos.5. sentimientos y acciones de cualquier naturaleza.4. Vivir con propósito supone tres ideas principales: Asumir la responsabilidad de la formulación de nuestras metas y proyectos de manera consciente. de lo que aportamos en nuestras relaciones personales. interesarse por identificar las acciones necesarias para conseguir nuestras metas y controlar la conducta para verificar que coincida con nuestras metas. hay que tener en cuenta que la raíz de la autoestima no está en los logros que tengamos. como condición previa para el cambio y el crecimiento. De igual modo somos responsables de la calidad de nuestras comunicaciones con los demás y de aceptar o elegir los valores de acuerdo con los cuales vivimos. ya que es la facultad que nos impulsa y permite lograr las metas y objetivos que nos planteamos en la vida. De este modo debe quedar claro que el hecho de vivir con un propósito es una orientación fundamental y es aplicable a todas las dimensiones de la vida de las personas. La práctica de vivir con propósito Vivir con un propósito es fundamental para el desarrollo humano. familiares. por un lado en el conjunto de ideas. 1. normas. somos responsables de la consecución de nuestros deseos y por lo tanto de nuestras elecciones y acciones. según Branden (1995). La práctica de asumir la responsabilidad de uno mismo Para que la autoestima se vea fortalecida es esencial asumir la responsabilidad de los actos y del logro de las metas. Ahora.3. consiste en dos partes. incluyendo aquellos que no nos gustan. de trabajo y con los pares. En el tercer nivel la aceptación de uno mismo conlleva la idea de compasión y de ser amigo de uno mismo. sino en aquellas prácticas generadas desde el interior que nos permite movernos y dirigirnos hacia esos objetivos. valores. La práctica de la integridad personal La integridad. lo que significa asumir la responsabilidad de nuestra vida. creencias que tiene una per- . 1.

se desvalora y responsabiliza a los demás por lo que le pasa. sino que exige autenticidad en el esfuerzo por tomar la mejor decisión. identidad. Por otro lado. incapacidad e inseguridad. • Nivel bajo de autoestima: Es cuando la persona siente que no puede hacer muchas cosas. además. esto. la persona con baja autoestima tienen dificultades para sanar sus heridas emocionales y padece decepciones y pérdidas constantemente. Se debe mencionar que la autoestima es un proceso dinámico que empieza durante la infancia. tiene una actitud negativa hacia sí misma. NIVELES DE AUTOESTIMA La autoestima puede ser medida en diferentes niveles que se mueven entre los dos que se señalan a continuación: • Nivel elevado de autoestima: Es cuando la persona puede enfrentarse a los fracasos y problemas y está capacitado para dar mejores respuestas a los conflictos que se le presentan. valora sus habilidades y cualidades corporales. Escudero 1998). la persona que posee una alta autoestima tiene aprecio genuino por sí mismo. lo cual se refleja en todos los actos de la persona (Céspedes. Cuando hay coherencia entre estas dos partes. errores y fracasos. es tolerante con sus limitaciones y debilidades. estando conscientes y conectados con la realidad del contexto y haciéndonos responsables de sus consecuencias. 1991). 1993). Esto está relacionado con sentimientos de minusvalía. es responsable y capaz de asumir las consecuencias de sus actos y decisiones. 1997) plantea que un ambiente positivo . metales y espirituales. desconfiada y experimenta sensaciones de soledad y aislamiento (Satir. Una persona se compromete si tiene confianza en sí misma y si cree tener aptitudes y recursos para superar las adversidades. hay integridad.Los efectos del conflicto sobre el capital social 313 sona. Raasoner (citando en Arancibia. pertenencia de propósito y competencia personal. y por otro la conducta de ésta. De igual manera. Para Bonet (1994). Se siente constantemente amenazada. y facilitador para el fortalecimiento de la autoestima es aquel que genera cinco tipo de sentimientos: seguridad. Finalmente. posibilita tener relaciones sociales adecuadas (Alcántara. Esta integridad a la que se refiere el autor no garantiza que hagamos siempre la mejor elección. lo que 2.

las políticas organizativas y los sistemas de valores de las diferentes culturas. etc. por los que les son transmitidos por sus familiares. las convicciones. las prácticas de crianza de los hijos. Todo ser humano. no debemos considerar los supuestos de nuestra cultura como algo dado. Por tanto. El concepto se acerca más a lo que es la persona misma sin necesidad de equipararse o compararse con los demás. De lo que se trata es de respetarse a uno mismo. respetando la propia mente. Sin embargo. lo que requiere tener mucha voluntad y perseverancia. las culturas juzgan de 4. como la realidad. Las personas suelen juzgarse por lo valores dominantes en su entorno. y externos. sus maestros. las creencias. Uno de los sentidos de vivir conscientemente es saber que las creencias de uno y de los demás no son necesariamente la única verdad. es biológica y está vinculada a la supervivencia. La autoestima no se logra de forma automática. Al mismo tiempo. convicciones. La raíz de la necesidad de la autoestima. entonces. cualquiera que sea la red de costumbres y de valores en que haya crecido. LA AUTOESTIMA COMO ASPECTO CULTURAL Los pilares proporcionan un marco de referencia desde el cual examinar las creencias. aceptándose a uno mismo y reconociéndose como ser humano con habilidades y limitaciones. distinta manera los parámetros de la autoestima.. sino que supone una elección y representa un logro. los propios criterios. actúa para satisfacer y cumplir sus necesidades básicas. IDENTIDAD Y AUTOESTIMA Los datos recogidos en nuestra investigación señalan que en nuestro país estaríamos atravesando por un momen- . líderes políticos o religiosos. Estos valores pueden ser racionales o no para las necesidades de una persona. las organizaciones y la cultura). provenientes del entorno en el que se encuentra y se desarrolla la persona (las experiencias. deseos. sus pares o bien los medios de comunicación. sino admitir que es posible cuestionar dichos supuestos. las prácticas educativas. es importante entender que la autoestima no es el único criterio que se debe tener en cuenta a la hora de analizar tales cuestiones. valores. Se configura por factores internos como las ideas.314 Cuarta parte no significa que posteriormente no se la pueda desarrollar o fortalecer. 3.

casi 7% más que el promedio nacional. sin embargo. contra un 68% que no está de acuerdo. como dice Robert White. Es también evidente que las posiciones menos negativas sobre la gente se dan en los departamentos de oriente y sur. el 38% no está de acuerdo con que lo que falla en el país es la gente. “Muy de acuerdo” y “más o menos de acuerdo” “Muy en desacuerdo” y “más o menos en desacuerdo” Total No incluye Ns/Nr y “otros”. en los que el 55% dijo estar de acuerdo con que lo que falla en el país es la gente.Los efectos del conflicto sobre el capital social 315 to en el que la identidad nacional se encuentra debilitada frente a las regionales. versus un 26% en occidente. que quienes tienen el aymara como lengua materna son más críticos. No parecen haber patrones muy claros de respuestas según ingreso. 65 31 96 Los departamentos más críticos son La Paz. “Lo que falla en el país es la gente” ProAymara Guaraní medio como lengua como lengua materna materna Occidente Oriente “Muy de acuerdo” y “más o menos de acuerdo” “Muy en desacuerdo” y “más o menos en desacuerdo” No incluye Ns/Nr y “otros” 65 31 71. Un 71. En el oriente. y Chuquisaca (70% ). respectivamente. Es notorio. superando en ambos casos al 71%. los bolivianos piensan mayoritariamente (65%) que lo que falla en el país es su gente.7 28. También es interesante notar que quienes tienen al guaraní como lengua materna expresan una opinión mucho más optimista: solo un 28% dice estar de acuerdo con la pregunta. donde el 73% que está de acuerdo con que “lo que falla en el país es su gente”. Es precisamente en el occidente y entre quienes tienen como lengua materna al aymara donde este sentimiento se encuentra más arraigado. frente al 71% de occidente. según los datos de la ENVAC (ver recuadro 12). y esto explica el sentimiento de baja estima que caracteriza a los bolivianos. Recuadro 12: Lo que falla es su gente La pregunta proponía a los encuestados que “lo que falla en el país es su gente”.7% de ellos dijo estar de acuerdo con que “lo que falla en el país es su gente”. en tanto que en el oriente y entre quienes tienen como lengua materna al guaraní es del 55 y el 28%.3 28 68 71 26 55 38 . Los departamentos menos pesimistas están en el oriente: Pando (46% ) y Santa Cruz (53% ). la autoestima es un fenómeno evolutivo cuya raíz central está en la eficacia y “cada pequeña victoria se acumula en el transcurso del tiempo y eventualmente conduce a una sensación general de competencia en el sentido de ser capaz de impactar con efectividad so- bre la vida”. Si. la historia nacional podría explicar por qué. lugar de residencia o edad.

Major y Steele (1998). Según Croker. puesto que un 34% de los entrevistados dice haber sufrido este flagelo debido al color de la piel.1.. porcentaje que se incrementa notablemente en la parte occidental del país y particularmente en La Paz.8%). frente al 15% del resto del país. donde casi cada tres de cada cuatro personas han sufrido la experiencia de sentirse discriminado (ver recuadro 13). También es grave el problema en el área rural. lo que genera que muchas de ellas sean discriminadas debido a que los grupos a los que pertenecen se encuentran desfavorecidos dentro de la jerarquía social imperante. .. en donde un 31% dice haber sido discriminado por el color de la piel. El fenómeno de la discriminación es uno de los más serios y graves en Bolivia. Recuadro 13: Motivos para sentirse discriminado “En algún momento usted sintió que lo trataron mal por.” El color de su piel Su condición económica Su forma de hablar La región donde vive Su ideología política Su creencia religiosa Su apellido Ser hombre/mujer Total 27 22 20 20 18 17 15 14 153 En los departamentos de occidente de Bolivia el fenómeno de la discriminación se da con más énfasis que en los del oriente. Marcada por la discriminación La desigualdad social se ha convertido en una característica de nuestra sociedad.316 Cuarta parte 4. La ENVAC muestra que más de la mitad de la población boliviana se ha sentido alguna vez discriminada (51. estas personas pueden considerarse estigmatizadas en la medida que posean “algún atributo o característica que les otorga una identidad social devaluada en un contexto social”.

pueden verse como complementarios. “región donde vive” (20% ) y lo que se ha convertido en el último tiempo en otra forma de discriminación: “la ideología política” (18% ). forma de hablar (20% ). puede definirse a la discriminación como la conducta que tiene una persona. los miembros del grupo discriminado tienden a explicar los resultados negativos a los que se enfrentan por el prejuicio que los otros manifiestan contra ellos (Kleck y Strenta. aunque algunos autores los presentan como contradictorios. La Paz encabeza la percepción de discriminación por el color de la piel. A un nivel macrosocial. 1980). mediante palabras o hechos. Otros resultados importantes son “condición económica” (22% ). Los datos muestran que en los departamentos de occidente de Bolivia este fenómeno se da con más énfasis que en los del oriente. ya que permite que las personas atribuyan las causas de sus . percibirse miembro de un grupo estigmatizado puede ser beneficioso. puesto que en esta zona un 34% de los entrevistados dice haber sufrido esta experiencia de- bido al color de la piel. dos tercios más que el promedio nacional. los organismos judiciales.Los efectos del conflicto sobre el capital social 317 Un elemento central de la discriminación es la inferiorización. voluntaria o involuntariamente. Según el primero. donde un 31% señala haber sufrido este tipo de discriminación. que consiste en ignorar. Desde la perspectiva de la psicología social existen dos enfoques de los efectos de la discriminación. Este fenómeno se da con menor intensidad en Tarija (2% ) y Santa Cruz (15% ). En nuestro país. desde un punto de vista psicológico. evitar el contacto o segregar a otra persona. con un muy elevado 41% . invisibilizar. 1999). También es grave el problema en el área rural. las oficinas públicas. Los grupos dominantes rechazan la idea de que su superioridad sea el resultado de injusticias o diferencias irracionales y niegan la existencia de actitudes prejuiciosas (Sidanius y Pratto. policiales y otros. Por el contrario. no deja de ser interesante el hecho de que más de un cuarto de los bolivianos (27% ) declara haber sufrido alguna vez la discriminación por el color de su piel. la discriminación es una conducta que se produce en las organizaciones gubernamentales. frente al 15% en el resto del país.

y afecta a la autoestima. 2002). 1989). Schmitt y Harvey. La segunda perspectiva indica que ser discriminado es pernicioso. Según esta perspectiva. Bolivia es el país donde más personas dicen ser discriminadas en el continente (ver recuadro 14). Según Schmitt y Branscombe (2002). 1999. si mi color fuera otro. la discriminación no puede considerarse puramente como un fenómeno externo. . la sensación de control y al afecto de los individuos (Branscombe. generar rencores difíciles de superar. como afirman Croker y Major (1989). lo que influiría positivamente en su bienestar psicológico (Crocker y Major. muchos autores ven en la discriminación una fuente clave de la conflictividad. generar baja autoestima y limitar las posibilidades de superación. Por ejemplo.318 Cuarta parte problemas a la discriminación y no a características internas propias. De modo que sufrir discriminación y racismo puede paralizar a la persona. Schmitt y Branscombe. Además. no me habrían rechazado”. existe un factor externo (el seleccionador es racista). pero también una interpretación interna: “No me han dado el trabajo por el color de mi piel. ya que hace sentir a las víctimas que sus oportunidades son limitadas en comparación con las de los grupos privilegiados. crea sentimientos de desesperanza y depresión. atribuir los fracasos a los prejuicios de los demás puede proteger la autoestima de quienes sufren la discriminación. cuando un indígena es rechazado para cubrir un puesto de trabajo y lo atribuye al racismo del responsable de la selección.

? Encuesta: “Causas estructurales de la conflictividad en Bolivia” Encuesta ECOSOC (IFHC y PNUD) Por el color de su piel Por la región donde vive Por su creencia religiosa Por su ideología política Por su condición económica Por ser pobre Por su color de piel. Por ejemplo.. no pondera la población de cada país.. en Bolivia la discriminación constituye una explicación para la baja autoestima existente.. podríamos explicar ese fuerte sentimiento como incapacidad de asumir nuestras fallas y errores. Desde el enfoque de Crocker y Major...”? Pese a las diferencias.3 5 17 16 7 9 14 6 10 10. ¿En algún momento usted sintió que le trataron mal por.Los efectos del conflicto sobre el capital social 319 Recuadro 14: La discriminación boliviana en la perspectiva internacional La Encuesta de Cohesión Social en América Latina realizada por el PNUD incluyó una serie de preguntas similares a las nuestras.2 9 22 25 13 13 13 14 19 16 El promedio es simple. región o lugar donde vive Por la religión Por sus que profesa creencias políticas Argentina Bolivia Brasil Chile Colombia Guatemala México Perú Promedio 7 27 17 6 5 11 8 19 12. de manera que siempre encontramos alguien que es culpable o responsable de nuestra situación: tienen la culpa los colonizadores. molestado o mal mirado por.. como hemos visto. raza o etnia Por la ciudad.?”. que se traduce. en un 65% de encuestados que están de acuerdo con que lo que falla en el país es su gente. consideramos que los resultados de ambas preguntas pueden ser comparados.5 5 18 17 13 8 8 7 14 11. Nuestra pregunta fue la siguiente: “¿En algún momento usted sintió que le trataron mal por.5 6 20 17 8 6 11 7 16 11. señalado anteriormente. el im- . Los niveles de discriminación en Bolivia son mucho más elevados que los de los otros países. preguntó: “¿Se ha sentido usted rechazado. A partir de estos elementos se podría afirmar que.

le salen sus sentimientos de bronca y entonces trabaja de mala gana. pero muy difícilmente son capaces de generar iniciativas para lograr nuevos objetivos o mejorar los existentes. que se hace visible. varios consulto- res con amplia experiencia empresarial señalan que uno de los problemas fundamentales en ese ámbito es lo que se llama cultura organizacional. De hecho. los cambas. De hecho.320 Cuarta parte perialismo. particularmente en el hombre occidental boliviano. los indígenas. e incluso los docentes exigentes son mal vistos y evaluados por sus alumnos. y no saber. Un porcentaje importante las califica como “malas” o “regulares”. en el ámbito educativo. los pobres. donde lo importante es aprobar la materia y obtener el título académico. por ejemplo. la misma que. vengándose de esa manera del trato recibido. lo que nos lleva hacia una cultura del mínimo esfuerzo y la mediocridad. Esta idea podría articularse con uno de los rasgos detectados por esta investigación. otra forma de no asumir la responsabilidad. pero sólo para expresar ese desacuerdo a través de los actos. En la encuesta se ha visto que la necesidad de ser reconocido y apro- . Esta conducta consiste en cierta incapacidad para expresar desacuerdo o molestia hacia otra persona. Christian Pinto señala también que. nadie habla y dice lo que piensa. mostrando el malestar político que se ha vivido en el último tiempo. pero no le dice nada y se calla. en muchos casos. esta investigación muestra que existe la percepción de que a los bolivianos nos costaría hacernos cargo de nuestras responsabilidades. particularmente en la administración pública. Esta cultura se manifiesta también en el ámbito laboral: en él las personas suelen hacer escasamente lo que están obligadas a hacer. acaba con los esfuerzos que algunos funcionarios bien intencionados efectúan tratando de mejorar la productividad o la atención al cliente. Esto también lo expresan las personas encuestadas en provincias de La Paz y Santa Cruz al evaluar las emociones y las relaciones sociales que mantenemos los bolivianos. de modo que se opta por callar. que podríamos caracterizar como un comportamiento agresivo – pasivo. hace las cosas mal y se tarda. los karas. adicionalmente. los chilenos. la oposición y así… siempre hay un culpable que no nos permite ver también nuestras propias responsabilidades. pero a la hora de trabajar. A veces un obrero se siente molesto con su jefe. los ricos. los paraguayos. el gobierno.

En otras palabras. resulta el camino más obvio para el relacionamiento. construyes afirmando Santa Cruz. Desde el punto de visto de la psi- Otro elemento que refuerza esta hipótesis es el desconocimiento del otro que se manifiesta en las respuestas sobre las culturas ajenas. La Paz. De ahí que todos sean unos “cojudos” que no saben nada desde la perspectiva de quien evalúa. no te puedes negar a ti mismo”. Sin embargo. ¿Será que de esa manera nos protegemos de ver que también tenemos responsabilidades de la situación en que nos encontramos? . como veremos más adelante. y no se puede construir nada negando el pasado. construyes negando a La Paz. Es natural que se haya desarrollado este tipo de respuesta en personas discriminadas y con la autoestima lastimada. una mejor interpretación de esta respuesta es la de: no me importan los demás. difícilmente reconocen sus errores. tanto de La Paz como de Santa Cruz. entonces. buenos o regulares. no la considera tal.Los efectos del conflicto sobre el capital social 321 bado por los demás no representa una prioridad: el 72% de los encuestados. en consecuencia. empatía: el conflicto.el país empieza con cada gobierno e incluso. pues –por lo menos en los discursos y en ciertas prácticas. Este desconocimiento es mayor en zonas rurales y resulta tan aguzado que hace imposible generar diálogo y menos cología. y que. el mundo andino. lo que aparentemente muestra cierta seguridad personal. dentro de un mismo gobierno. pero son muy duras con las fallas de los demás. Como señala el ex presidente Carlos Mesa cuando dice: “el problema es que aquí hay una construcción por la positiva y una construcción por la negativa. ciertas políticas sectoriales arrancan de cero con la llegada de cada ministro o responsable. La Paz niega su historia. está cometiendo un grave error al tratar de negar tres siglos de Colonia. la negación es un mecanismo de defensa para evitar ver cosas que no nos gustaría descubrir en nosotros mismos. dos siglos de República. malos. En este punto la construcción no puede ser sobre una negación. diríamos que la reafirmación de nuestra identidad se da en base a la descalificación e incluso invisibilización del otro. La cultura política nacional expresa muy bien esta idea de desvalorización del otro. Tratemos de descubrir cuáles son los elementos positivos de estos siglos de historia que nos han hecho lo que somos.

Esto hecho es más observable en personas del occidente del país y parece afectar a las personas independientemente de su edad. El sentimiento de ser víctimas Los fracasos históricos señalados anteriormente como la alta discriminación de la que ha sido objeto nuestra población han ayudado a conformar un sentimiento muy fuerte de sufrimiento y de victimismo. estas podrían ser actitudes personales.2. el rostro se enrojece. sus sistemas de creencias para comenzar a hablar desde sí mismos. sin embargo.322 Cuarta parte 4. dirigidas al crecimiento y desarrollo individual. así como también hacer una buena planificación para producir logros. Es satisfactorio encontrar actitudes positivas que puedan ayudar a los cambios que necesita el país. por otro lado. En cuanto a esto. durante los diálogos auspiciados por los autores de esta investigación. se producen risas nerviosas. de la que nos ocuparemos en otro capítulo en esta investigación. estereotipias verbales y miradas evasivas. desde su experiencia. Otro elemento de la autoestima es vivir con un propósito. La idea de ser sufrido y víctima necesariamente nos remite a la incapacidad para valernos por nosotros mismos y enfrentar de manera directa los retos de la vida. la encuesta encontró actitudes positivas: hay una gran apertura a las nuevas ideas. lo que requiere fijar objetivos y formular metas. La víctima siempre es alguien en espera que alguien le ayude. para lo que el individuo no se siente suficientemente preparado o adaptado y expresa su convicción de que es incapaz de resolverlo o afrontarlo”. también es un ser desconfiado. Y. a valorar los logros de uno mismo y de los demás y a tener confianza. . que lleva a los participantes a dejar de lado sus discursos. es una persona que cree que el mundo (la vida) tiene la obligación de resarcirle de su sufrimiento y. aparecen muletillas. se observa la manifestación de claros signos de inseguridad: el hablar se vuelve más lento. la desconfianza. Adler dice que este sentimiento de inferioridad se entiende como: “un núcleo inconsciente no asimilado que se manifiesta ante un problema o situación. obviamente. lo que lo lleva a desinteresarse del otro. La victimización se traduce en la idea de que uno sufre más que todos. Además.

ya que consideramos ésta una actitud negativa. sino como parte de un otro ajeno. lo que implicaría que ni la mitad de las personas de estas dos ciudades ha tomado consciencia de la necesidad de reflexionar sobre lo que van a hacer en cualquiera de los ámbitos de su vida.Los efectos del conflicto sobre el capital social 323 Esta capacidad de proponerse objetivos y emprender nuevas tareas con confianza. Ximena Costas explica que “hay un sobredimensionamiento de los derechos de la gente frente al Estado. por lo tanto es un círculo vicioso que no se puede parar”. Este pensamiento “estatólatra” ha predominando en las distintas generaciones. los datos muestran que si bien una mayoría de encuestados se considera capaz de ser responsable de las consecuencias de sus actos. los bolivianos tenemos ciertas dificultades para enumerar elementos de unión en el país. se ve expresada en acciones como la migración a otros países para generar más recursos económicos. Esta incapacidad de reconocer la culpa podría explicar por qué el boliviano tiene tanta dificultad en cumplir la ley. Sin motivos de orgullo Si. sin tener ninguna seguridad de éxito. 4. la encuesta muestra que a los bolivianos nos cuesta reconocer la culpa. no perciben la ley y las normas como propias. Por otro lado. este porcentaje es relativamente bajo (45% en La Paz y 34% en Santa Cruz). Sin embargo. como lo establece la propia ENVAC cuando muestra que el 85% de los bolivianos creen que el gobierno tiene la obligación de satisfacer las demandas de la gente. ambas especialmente en La Paz. también.3. el ciudadano espera que el Estado le dé. la culpa proporciona la capacidad de reparar y restituir el error. Por otra parte. desde el punto de vista del funcionamiento psicológico. desde el oriente. al parecer. Hay dos actitudes que son percibidas como negativas: “la culpa y autorreproche”. lo que da como resultado que no haya un compromiso por parte de la sociedad civil hacia el Estado y por lo tanto hacia el país. Estas peculiaridades psicológicas pueden ser la raíz del rentismo que impregna a gran parte de la población boliviana. como hemos visto. ello pese a . Adriana Gil considera que en el país se cree que todo lo que ocurre es responsabilidad del Estado. Al respecto. le subvencione y le resuelva todo. las dificultades son mayores cuando se nos pide hablar sobre motivos de orgullo nacional.

ya que los últimos acontecimientos y movimientos sociales muestran que las personas se sienten más seguras. No creo posible hablar del boliviano. cuando se pregunta “¿qué nos hace sentir orgullosos como bolivianos?”. con mayores posibilidades de conseguir sus objetivos. En los grupos focales. la gente se calla y piensa mucho para contestar con respuestas como “mi familia”. del partido. donde la presencia del Estado es menor. como si fuera una característica exclusivamente nacional. una “sociedad quejosa que festeja las pérdidas”. O. Por ejemplo. “Existe una marcada percepción de ser una sociedad de fracasados. Así entran en un anonimato colectivo que les permite expresarse de diferentes formas. No se busca el bien común. “mis hijos”. intolerante e impuntual. Sin embargo. sin la capacidad de ver y reconocer sus potencialidades. como dice Paula Peña. violentas o pacíficas. diferenciación cultural. regional y política. La imposibilidad de construir un concepto “de lo boliviano” refuerza la construcción de identidades regionales. sino el bien de la región. fuertes y capaces de enfrentarse a un otro cuando están en grupo. varios de los entrevistados mencionan la diversidad. respuestas que dejan mucho que desear. resulta que éstos no se encuentran y los que surgen parecen ser más parte de un improvisado discurso político que un verdadero sentimiento. de la casta”. Pero reformulando la pregunta y diciéndoles “¿que nos une como bolivianos?” la gente responde “el futbol” y en algunos casos “nuestro deseo por volver al mar”. Esos elementos nos llevan a definir la sociabilidad del boliviano por un complejo de inferioridad” (Carlos Mesa). se puede decir que el complejo de inferioridad se percibe más a nivel individual que a nivel social-comunitario. Especialmente en las áreas rurales. José Antonio Quiroga dice: “estamos en un proceso de diferenciación muy marcada. Ahora bien. cuando se busca adentrarse en los motivos de orgullo. ya que siempre hemos sido gobernados por corruptos y hemos sufrido innumerables pérdidas territoriales. En términos generales se percibe a la sociedad boliviana como des- confiada. .324 Cuarta parte que –según los datos de la ENVAC– el 82% de la gente declara sentirse orgullosa de ser boliviana. lo que genera que las personas asuman su identidad regional como algo muy importante.

Sin embargo. echarle la culpa al otro. lo que explica sus respuestas emo- cionales más que racionales.) Adler nos explica que este sentimiento de inferioridad. para lo que el individuo no se siente suficientemente preparado o adaptado y expresa su convicción de que es incapaz de resolverlo o afrontarlo”.se entiende como: “un núcleo inconsciente no asimilado que se manifiesta ante un problema o situación. que se remonta a la Colonia). tiene razón María Eugenia Pareja al señalar que la autoestima ha mejorando en el occidente del país. por otro lado. pero al mismo tiempo olvidar las obligaciones. etc. por el hecho de que la mayoría se siente representada por el nuevo gobierno y en especial por el presidente Evo Morales. un mayor sentido de pertenencia. lo cual ha generado un mayor reconocimiento –incluso mundial– y. Por otro lado. varios de los entrevistados coinciden en que el boliviano posee una baja tolerancia a la frustración. por tanto.Los efectos del conflicto sobre el capital social 325 Así es como se produce la tendencia del boliviano a utilizar el propio sufrimiento para generar la atención de los demás y a justificarse ante sí mismo y ante los demás por sus insuficiencias (no reconocer los errores. . y la tendencia a la confrontación y conflictividad en lugar de la búsqueda de soluciones conjuntas en un marco de negociación. (Lo que se potencia por la histórica falta de confianza en la autoridad. De ahí el hincapié para exigir derechos.

III. CONFIANZA

nocidos sobre los que se carece de información, es un concepto muy importante en la investigación del capital social. Para algunos autores como Uslaner (1999), se trata de un “juicio moral” que lleva a los individuos a pensar que la mayor parte de las personas son merecedoras de confianza, cuyo origen –según quienes siguen el enfoque culturalista del capital social– se encuentra en las normas de socialización (Jackman y Miller, 1996). Esta es la confianza que posibilita que las madres en Jerusalén puedan dejar que sus hijos jueguen solos en los parques, pues consideran que sus vecinos, por muy desconocidos que sean, son dignos de confianza (Coleman, 1990).

L

a confianza social o “generalizada”, como prefieren llamarla algunos, definida como la confianza en desco-

328

Cuarta parte

Sin embargo, estas definiciones de la confianza social no explican en qué sentido la confianza hacia desconocidos es un juicio moral y tampoco aclara los procesos de socialización a través de los cuales se desarrolla en los individuos. En todo caso, este hecho no ha sido obstáculo para que el concepto de confianza social se incorpore en la investigación de la cultura política. Así, Inglehart (1990) incluye la confianza generalizada, la satisfacción con la situación y el apoyo a un cambio revolucionario, como indicadores en su índice de cultura política de las democracias. Por su parte, Weingast (1997) también menciona la confianza como uno de los aspectos culturales que dan estabilidad a la democracia. Fukuyama (1998) divide los países entre naciones confucianas, caracterizadas por bajos niveles de confianza social, y naciones protestantes, con altos niveles de confianza social. En la misma línea de relacionar religión dominante con niveles de confianza, Uslaner (2000) señala que los países con mayor cantidad de cristianos protestantes tienen mayores niveles de confianza social debido a que esa religión fomenta la igualdad, y ésta, la confianza. Como contrapartida, la religión musulmana, que tiende hacia

el colectivismo, produce sociedades donde la confianza es menor. En todo caso, estos estudios sobre la confianza como un recurso cultural (Sztompka, 1999) no ayudan a establecer si la democracia requiere de una determinada cultura para desarrollarse o durar, o si es más bien es una democracia duradera la que produce esa cultura, problema fundamental no resuelto en el debate sobre la cultura política, que ahora parece haberse trasladado a los contenidos relativos al capital social. Como se sabe, no es posible construir una cultura ciudadana democrática y pluralista, si las personas no desarrollan una cierta percepción positiva sobre los intereses que mueven a los otros. Si las personas no tienen la suficiente confianza como para establecer redes de cooperación, organizaciones de ayuda mutua y de participación ciudadana. Tampoco es posible la construcción de una economía dinámica, si en el establecimiento de alianzas y en las transacciones no hay una confianza básica entre personas.

1. LA DESCONFIANZA
ENTRE BOLIVIANOS
Según los datos de la Encuesta Nacional sobre Valores y Actitudes

Los efectos del conflicto sobre el capital social

329

frente a la Conflictividad (ENVAC), un 84% de los bolivianos expresa su desconfianza hacia los otros. También encontramos que “confianza” tiene significados diferentes en nuestro país, por lo menos para paceños y cruceños. Así, mientras en La Paz el concepto de confianza tiende a focalizarse casi exclusivamente en la realización de negocios de manera conjunta, en Santa Cruz la concepción es más amplia, pues tiene que ver con la seguridad de que la otra persona no va a fallar. Los talleres realizados en el marco de esta investigación mostraron un evidente recelo hacia quienes se veía y asumía diferentes. Los jóvenes tienden a acercarse hacia quienes ven iguales a sí mismos, mejor si comparten sus visiones políticas. Este hecho muestra las dificultades que tenemos los bolivianos para relacionarnos entre diferentes y la cantidad de prejuicios y estereotipos que cargamos sobre el otro y la otra, los cuales crean un abismo que tenemos miedo de superar.

gocios con otra persona, o de empezar o no un emprendimiento con ella. Como la identidad y la autoestima resultan más problemáticas en esta parte del país, también lo es la confianza. En líneas generales, los paceños entienden “confianza” como la seguridad que la otra persona es honesta, de que no nos va a engañar cuando se realiza un emprendimiento. Como este concepto responde a una lógica económica, también tiene que ver con el hecho de si la otra persona es o no trabajadora. Una persona trabajadora es confiable porque se esfuerza, porque vive de su trabajo sin engañar a otros, lo que quiere decir que tuvo una adecuada formación en su hogar. También equivale a ser responsable. Se puede saber si una persona es responsable observando lo que ocurre en su hogar. Si cumple con su familia, si sus hijos son educados, entonces es señal de que es responsable y por tanto confiable. Y, finalmente, también tiene que ver con la amabilidad. El trato personal es muy importante para los entrevistados. Cuando una persona tiene buenos modales, entonces

1.1. La concepción de confianza en La Paz
En La Paz se traduce “confianza” como la posibilidad o no de hacer ne-

quiere decir que es respetuosa y considerada con los otros. Ahora bien, a los entrevistados de La Paz, que relacionan el concepto de

330

Cuarta parte

confianza con el emprendimiento conjunto, les cuesta establecer relaciones de confianza en esta área. Sólo confían en sus propios esfuerzos. No están dispuestos a establecer alianzas con otros para cumplir sus sueños. Así, una participante en un grupo focal dice: “quiero tener mi restaurante. Donde vivo hay mucho movimiento, es un lugar ideal”. Se le pregunta si piensa asociarse con otras personas para hacer ese restaurante y responde: “No, porque ya tuve la experiencia. A mi hermano le estafaron sus mejores amigos, entonces yo no quiero sufrir eso” (Mujer, grupo focal de confianza La Paz). Para estos entrevistados, a la hora de hacer negocios es mejor no confiar en nadie, o confiar sólo en algunas personas, especialmente de la familia. Este reducido círculo de confianza garantiza que uno no sufra desilusiones posteriormente. Otro participante del grupo focal dice: “yo no confío en nadie. He visto muchas estafas. Incluso de personas que parecían decentes. En mi esposa sí puedo confiar porque le conozco. Pero en otras personas, no”.

inmediata a los negocios. Tiene que ver más bien con la capacidad de confiar en el otro en las relaciones cotidianas. A partir de este enfoque más amplio existe una mayor posibilidad de hablar de relaciones de confianza. Para los entrevistados de Santa Cruz, establecer estas relaciones es un proceso. Tiene que ver con el conocimiento gradual, en la experiencia cotidiana, que se tiene de las personas. Si en este proceso las personas han demostrado ser confiables, es decir, se comportan como se espera de ellas, entonces la confianza crece. En Santa Cruz, una persona confiable se caracteriza por ser sincera, dice lo que piensa; es solidaria, pues no solo está pensando en sí misma, sino también en los demás; es una persona que cumple su palabra: si se compromete a algo entonces lo cumple, y es una persona que busca superarse y que para ello pone todo su esfuerzo. Es posible suponer que, entre otros factores, estas concepciones diferentes sobre confianza se deben a contextos socioeconómicos diferentes. En La Paz, donde el sector informal de la economía es mayor, se presenta la urgencia de emprender un negocio propio. En cambio, en Santa Cruz esta necesidad es menor

1.2. La concepción de confianza en Santa Cruz
Como se mencionó antes, en Santa Cruz la concepción de confianza es más amplia. No se asocia de manera

Los efectos del conflicto sobre el capital social

331

por la expansión relativa de la economía asalariada.

es la relación con los proveedores de servicios de educación y salud. Al parecer, existe una necesidad emocional de los entrevistados de saber que sus hijos están en buenas manos (de profesores), o que su salud está en buenas manos (de médicos). Algunos entrevistados expresaron su confianza plena en los profesores de sus hijos y en sus médicos. Generalmente no encontraron situaciones en las cuales estas expectativas hayan sido defraudadas. Finalmente, están las experiencias de confianza en los amigos. En este caso, como con los familiares, los entrevistados cuentan experiencias tanto positivas como negativas. En general, tienden a diferenciar las diversas situaciones de confianza que pueden presentarse. “Yo puedo tener un amigo de mucha confianza, con el cual voy a chupar los viernes. A él tal vez le puedo confiar algún problema que estoy pasando en el hogar. Pero jamás voy a prestarle dinero, o jamás voy a empezar un negocio con él. Depende de para qué confiamos en cada personas” (Hombre, grupo focal La Paz). En Santa Cruz se observa una actitud de mayor confianza hacia los amigos que en La Paz. En aquella ciudad estas relaciones de amistad están

2. REACCIONES FRENTE A
SITUACIONES COTIDIANAS
Cuando se consultó a los entrevistados (tanto de La Paz como de Santa Cruz) sobre las experiencias cotidianas en las cuales su confianza en otros fue recompensada positivamente, éstos mencionaron principalmente experiencias con familiares. El prestar dinero a un pariente que luego lo devuelve expresa un modelo de confianza retribuida. Otra experiencia de confianza es dejar a los hijos al cuidado de algún familiar, generalmente la madre o la suegra, y recibir ayuda fraterna en caso de enfermedad o necesidad económica. Por lo general, cuando se presenta a los entrevistados estas situaciones, la reacción más bien es de aceptación de algo que normalmente ocurre. Que un familiar responda positivamente a nuestra confianza es algo que ya esperable; no constituye un acontecimiento llamativo o extraordinario. Lo que sí causa sorpresa es lo contrario: que un familiar traicione la confianza depositada en él. Sin embargo, varios entrevistados dicen haber conocido esta experiencia. Otras experiencias de confianza tanto en La Paz como en Santa Cruz

332

Cuarta parte

en algunos casos institucionalizadas, bajo la forma de la “fraternidad”. Los dos espacios de desconfianza generalizada, tanto en La Paz como en Santa Cruz, son el trabajo y el vecindario. Para la mayoría de los entrevistados en el trabajo las personas buscan “serrucharte” el piso, buscan ascender a costa tuya. Está claro en ambas ciudades que uno puede tener amigos en el trabajo, y que confía en ellos en tanto amigos. Pero se piensa que los demás trabajadores quieren escalar a costa de uno, si se presente la oportunidad.

menos contacto se tenga con ellos, mejor. En Santa Cruz, en cambio, la actitud hacia los extraños puede ser tipificada como de “indiferencia”. En general no se sospecha de un extraño. Pero tampoco hay alguna actitud de confianza innata en el rol de la persona: no se supone que el policía vaya a cumplir su función, o el funcionario público cumpla su trabajo sin coima, o que el conductor vaya a respetar las señales de tránsito. Esta confianza en los extraños y sus roles no existe, aunque no por eso se desconfía de ellos. Sin embargo, la investigación

El vecindario es percibido como un lugar donde a uno le andan mirando todo. El chisme es lo que más se teme. Por lo tanto, no es posible confiar en los vecinos. No hay el sentido de comunidad barrial, o vecindario de conocidos. Los entrevistados y sus familias están solos en la ciudad. Las relaciones con extraños son diferentes en cada ciudad. En La Paz la actitud predominante es de desconfianza: el policía quiere sacarte dinero, la vendedora del mercado quiere engañarte, el taxista se pasa la luz roja, etc. Se supone que “un extraño tiene malas intenciones hasta que demuestre lo contrario”. Por tanto, la respuesta es cuidarse siempre y mantener la distancia con los extraños. Mientras

detectó que la indiferencia cruceña tiende a tornarse en desconfianza. La razón para ellos es la delincuencia y la inseguridad ciudadana, que están creciendo vertiginosamente.

3. LA DESCONFIANZA RESPECTO A LA DEBILIDAD DEL ESTADO
Innumerables estudios y propuestas consideran que uno de los factores que explica la inestabilidad y la falta de gobernabilidad es la debilidad del Estado-nación. Aquí no queremos establecer por qué se da esa debilidad; solamente repasaremos, brevemente, algunas teorías que señalan la importancia de ésta para la sociedad. Más adelante presentaremos los resultados sobre este

Los efectos del conflicto sobre el capital social

333

tema de la encuesta realizada para esta investigación. El Informe de Desarrollo Humano 2004 recuerda que el concepto de Estado-nación es un referente básico para cualquier país que desee construir espacios compartidos para la toma de decisiones. “No hay autodeterminación posible de la sociedad sobre sí misma, si no se erigen además ámbitos legítimos de discusión y orientación, válidos para la mayoría de los ciudadanos. Bolivia carece relativamente de estas herramientas fundamentales”.
230

nación es el único camino disponible para escapar del estado de naturaleza, en el que “nuestra vida, integridad y propiedad están en constante peligro”. En el Estado-nación tales bienes fundamentales “están reconocidos y protegidos por el derecho y el poder coercitivo del Estado. Ahora bien, el Estado-nación es un pilar fundamental del entramado de significados a través del cual pensamos nuestra esfera política no sólo porque garantiza la efectividad de algunos bienes básicos, sino porque está en estrecha relación con uno de los valores modernos más preciados: la autonomía de la voluntad”.

El informe añade que a pesar de los esfuerzos y sacrificios históricos realizados por varias generaciones, “la construcción del Estado-nación en Bolivia ha sido hasta hoy complicada e inconclusa”. Añade que el dominio incompleto sobre el territorio, la construcción limitada de un imaginario nacional que articule e incluya la diversidad cultural boliviana y la ausencia de una institucionalidad política socialmente compartida son características de la realidad actual. En esa misma línea, Rotberg, Clapham y Herbst
231

Se debe entender que el Estado no es fruto del poder del más fuerte; éste es consecuencia del acuerdo de voluntades de los asociados (Bonilla, p. 13). Pero el Estado es, además, un hecho político, “producto simultáneo de la fuerza y del pacto. Las naciones y las culturas no son entelequias naturales, esenciales o únicas, sino resultados específicos de los procesos históricos. Son entidades constituidas sociológicamente que adquieren forma a través de normas, reglas, instituciones y regímenes políticos, que las estructuran y reproducen” (IDH 2004 p. 100). La importancia del Estado-nación no se evidencia únicamente en la teoría y en las reflexiones que articulamos en

señalan que el

Estado-nación es uno de los ejes que estructuran nuestra imaginación política y jurídica. Agregan que el Estado230 PNUD (2004). 231 Rotberg, Clapham y Herbst (2007).

334

Cuarta parte

torno a nuestras experiencias políticas. Se explicita también en las experiencias políticas mismas: hacia adentro, el Estado es el referente ineludible para determinar la distribución de recursos escasos, prestar servicios públicos esenciales, proteger las fronteras y garantizar el orden público. Hacia afuera, los Estados son considerados como interlocutores válidos por excelencia: usualmente ellos negocian los tratados, decretan la guerra y hacen la paz. ¿Cómo estamos en la construcción del Estado-nación boliviano? La pregunta ha sido debatida incesantemente con diversas conclusiones. El referido Informe de Desarrollo Humano señala que “la construcción del Estado-nación en Bolivia ha sido hasta hoy complicada e inconclusa” y que tiene “un dominio incompleto sobre el territorio, ha construido de manera limitada el imaginario nacional que articule e incluya a todos y muestra la ausencia de una institucionalidad política socialmente compartida”. Está claro entonces que Bolivia encaja en la definición de Estado débil. “Si uno compara el perfil general del Estado fuerte y del débil (Estados en crisis en sentido amplio) encuentra que mientras el primero se caracteriza por su buen desempeño en todos y cada uno de los bienes políticos, el Estado débil refleja un perfil mixto: mantiene el

monopolio de la fuerza y la autoridad, controla el territorio, proyecta autoridad a lo largo del mismo y ni el gobierno ni el Estado son ilegítimos. Sin embargo, aloja tensiones entre grupos culturalmente diversos que podrían dar lugar a conflictos del tipo ‘violencia dentro del Estado’ y sus indicadores económicos, políticos y de violencia delatan problemas en la provisión de bienes”.232 Moncada233 profundiza la definición de Estado débil: “son aquellos que no cumplen, o cumplen de manera incompleta, las funciones que les competen, que no garantizan (o no garantizan plenamente) los derechos a sus ciudadanos, que no proporcionan (o lo hacen de manera incompleta) los bienes, servicios y oportunidades que requieren para realizar sus proyectos de vida”. La debilidad del Estado se refleja en la debilidad de sus instituciones. Esta debilidad se da por las características intrínsecas de esas instituciones: Un cuerpo policial sin recursos suficientes y con un personal con falencias técnicas y de formación; un sistema judicial debilitado y corrompido; unas prefecturas con escasa capacidad de ejecutar sus presupuestos, etc. Pero esa debilidad se refleja también en sus bajos niveles de legitimidad. Esto ya no se refiere a las características per
232 Rotberg, Christopher y Herbst (2007). 233 Tomado de Rotberg, Clapham y Herbst (2007, 23).

COTAS. Son cooperativas “del pueblo”. tituciones nacionales. al no reconocer verdaderos derechos universales de ciudadanía económica. estas cooperativas formarían parte del orgullo cruceño. En cambio. 4. situación que –a decir de Joan Prats– encuentra su origen en lo que denomina el capitalismo de camarilla o compinchismo. pues fueron la respuesta que los propios pobladores se dieron con el objetivo de resolver sus problemas de servicios básicos. empresariales de todo tipo. en el peor de los casos. de manera eficiente.6 sobre siete).234 “El capitalismo de camarilla. El resultado de ello arrojó un muy bajo nivel global de confianza de 3. Mientras para los paceños lo importante no son las instituciones. en el oriente se otorga confianza a las instituciones como tales. sea pública o privada. LA REALIDAD DE LA CONFIANZA VERTICAL En general en Bolivia existe una profunda desconfianza hacia las ins- . ante la falta de instituciones que garanticen sus derechos de modo igual. tienden a agruparse en organizaciones profesionales. es decir.Los efectos del conflicto sobre el capital social 335 se de esas entidades. Es más. también estimula los corporativismos de todo tipo. que por lo general tampoco propenden a la creación de un orden jurídico y económico universal. Las personas. pero administradas como empresas privadas. se puede decir que el Así. existen importantes diferencias en la forma en que se perciben las instituciones en La Paz y Santa Cruz. se puede confiar en ellas. sino las personas. o a 234 Prats (2009). En segundo lugar se tiende a confiar en las cooperativas: CRE. Por lo tanto. los entrevistados de Santa Cruz sí creen que hay instituciones más confiables y menos confiables. hay personas capaces y trabajadoras. Sin embargo. esto es. nivel de confianza institucional en Bolivia es muy deficiente. sino de lo que la ciudadanía piensa de ellas. sino a la defensa del status quo. Por lo general tienden a depositar más su confianza en instituciones de la empresa privada. especialmente los bancos. un capitalismo que funciona con reglas elaboradas por y para la camarilla en beneficio propio. en La Paz se piensa que si en alguna institución. gremiales. SAGUAPAC.49 sobre siete (el índice mínimo de aprobación es 3. lo que reduce la posibilidad de acuerdos o vías institucionales para la resolución de conflictos. La ENVAC presentó una lista de 16 instituciones o sectores de la sociedad y se le pidió al entrevistado que las calificara entre uno (nota más baja) y siete (nota más alta).

el Congreso. con 3. Las entidades estatales incluidas fueron el sistema judicial. . con 3. las prefecturas y el Defensor del Pueblo. otras iglesias. cuatro lograron resultados iguales o menores a tres sobre siete. policía. El Presidente de la República también fue puesto bajo consulta.6 sobre siete (ver recuadro 15). resultaran en quinto lugar. Ninguna logró una nota mayor a cinco y. Llama la atención que los medios de comunicación. de modo prácticamente unánime.74 sobre siete).6. que los bolivianos.6 sobre siete y las otras nueve obtuvieron resultados menores a 3. Entre las entidades privadas o ciudadanas se incluyó a las ONG. Y. jueces. políticas. los medios de comunicación. iglesias…) y bajísimos e inquietantes niveles de desconfianza en relación al funcionamiento de las instituciones generales en las que no se hallan directamente encuadrados (leyes. De las 16 instituciones mencionadas. El presidente Evo Morales. ejército). comunidad. La lista de instituciones presentada a los encuestados por la ENVAC contenía tanto entidades estatales o públicas como privadas o ciudadanas. No resulta extraño. con 3. la Iglesia Católica. se halla en el cuarto lugar.336 Cuarta parte la captura de rentas legalmente garantizadas. los medios de comunicación aparecen en quinto lugar. el segundo lugar lo ocupan las FFAA y las otras iglesias. las Fuerzas Armadas. un tercio (siete) logró una califi235 Prats (2009). como hemos señalado. que generalmente ocupan el segundo lugar en este tipo de estudios.35 sobre siete) y los movimientos sociales y la Policía (2. Las instituciones de menor credibilidad son los partidos políticos (2. la empresa privada. en el mejor. De todas maneras. Lógicamente.95 sobre siete cada uno). nada de todo esto favorece ni el desarrollo democrático ni el avance del Estado de derecho. los partidos políticos y los movimientos sociales. en contraposición a ello.84 sobre siete cada una.” 235 cación mayor a 3. las alcaldías. manifiestan altos niveles de confianza interpersonal en su círculo vital de referencia (familia. En nuestra investigación.80 sobre siete. en todos los estudios sociales que nos son conocidos. la entidad de mayor credibilidad resultó ser la Iglesia Católica (4. Como en otros estudios anteriores. Quizás la polarización que ha afectado a los medios en tiempos recientes ha reducido su credibilidad. la Corte Nacional Electoral.78 sobre siete. por debajo del presidente Evo Morales. la Policía. pues. los medios es una de las siete instituciones que tiene una calificación superior a 3.

540 3.55 3.84 3.950 2.060 2.840 3.740 3.449 .680 3.84 3. sociales Partidos políticos 4.950 2.650 3.590 3.74 3.8 3.06 2.68 3.800 3.840 3.495 Estas mismas organizaciones presentan la siguiente clasificación cuando se las agrupa en instituciones privadas y públicas: Instituciones privadas o ciudadanas (calificación del uno al siete) Iglesia Católica Otras Iglesias Medios ONG Empresa privada Mov.95 3.350 3.780 3. sociales Policía Partidos políticos Promedio 4.95 2.54 2.35 FFAA Presidente Evo Morales CNE Alcaldía Prefectura Defensor del Pueblo Congreso Poder judicial Policia Promedio 3.Los efectos del conflicto sobre el capital social 337 Recuadro 15: Confianza en las instituciones (calificación del 1 al 7) Confianza en las instituciones (calificación del uno al siete) Iglesia Católica FFAA Otras Iglesias Presidente Medios ONG CNE Alcaldía Prefectura Empresa privada Defensor del Pueblo Congreso Poder judicial Mov.65 3.550 3.500 3.5 3.59 3.78 3.1 3.100 3.554 Promedio Instituciones públicas o gubernamentales (calificación del uno al siete) 3.

sociales (mov.75 4.11+ Encuesta LAPOP Diferencia . El promedio de las instituciones evaluadas por la encuesta LAPOP es solamente 0.05 3. La Iglesia Católica y otras iglesias también cuentan con alta aprobación en estas regiones.11 puntos sobre siete superiores a nuestra investigación.10 3. señaladas en otra parte de este mismo trabajo.84 3.65 3.30 2.56 +0. Santa Cruz y Pando.59 3.50 3.74 3.91 3.84 3.80 3. indígenas en LAPOP) Policía Partidos políticos Promedio 4.74 3.75 3.95 2.84 3. Encuesta ENVAC (Sólo instituciones que coinciden en ambos estudios) IglesiIIglesia Católica FFAA Presidente Medios CNE Alcaldía (gobierno municipal en LAPOP) Prefectura Defensor del Pueblo Congreso Poder judicial (sistema judicial en LAPOP) Mov.06 2.78 3.35 3.30 3.95 2.338 Cuarta parte Los departamentos que tienen una confianza superior al promedio son Beni. Estos datos parecen también ratificar las percepciones sobre mayor desconfianza de los occidentales.04 3. Recuadro 16: Confianza: comparación con encuestas similares Comparación ENVAC con encuestas similares La encuesta LAPOP también ha venido evaluando la confianza en las instituciones de Bolivia en los últimos años.84 3. Los resultados de ese estudio de 2008 coinciden en líneas generales con los nuestros.09 3.45 4. El apoyo al sector privado se presenta también más alto en Santa Cruz y Tarija.81 2.55 3.

realizada por Cieplan y el Instituto Fernando Henrique Cardoso.Los efectos del conflicto sobre el capital social 339 5. el 56% respondió afirmativamente. Los entrevistados debían responder si estaban “muy de acuerdo” y “más o menos de acuerdo” (en las respuestas afirmativas) y “más o menos en desacuerdo” y “muy en desacuerdo” (en las respuestas negativas). en Villa Tunari un 70% piensa lo contrario. varias fueron tomadas literalmente de la Encuesta de Cohesión Social en América Latina. NUESTRA CONFIANZA EN RELACIÓN CON OTRAS NACIONES Otro grupo de preguntas elaboradas por la investigación tenía el objetivo de comparar internacionalmente los índices de confianza en las instituciones.5% de la gente respondió afirmativamente. un 88% de la población de Curahuara de Carangas sostiene esta apreciación. Brasil. En comparación con otros países latinoamericanos ya mencionados. Esa encuesta se realizó en diferentes fechas de 2007 en Argentina. La primera pregunta fue: “¿A la gente que dirige el país no le importa lo que le pasa a personas como us- ted?”. con un 65%. Por ejemplo. En Brasil. Los países con mayores respuestas afirmativas (mayor desconfianza) fueron Perú y Argentina. Un elevado 68. El promedio (no ponderado por población) de respuestas afirmativas a esa pregunta en el resto de los países fue de 61%. al igual que un 58% de la de El Alto. México y Perú. Colombia. Chile. El grupo más optimista es el representado por los aimaras. Bolivia ocupa el último lugar. con un 48% de su población que opina que la clase gobernante sí se preocupa de ellos. Guatemala. Bolivia se encuentra siete puntos por encima del promedio latinoamericano. sin embargo. . Esta percepción es similar entre encuestados de áreas rurales y urbanas.

nuestro país obtuvo un porcentaje superior al promedio en diez puntos. usada para medir la confianza en las autoridades locales. (Porcentaje sumado de respuestas “muy de acuerdo” y “más o menos de acuerdo”) Argentina Bolivia Brasil Chile Colombia Guatemala México Perú PROMEDIO 59 60 45 49 40 49 47 58 50 Fuente: Encuesta ECOSOC (IFHC y PNUD). El dato de Bolivia se obtuvo en la encuesta realizada por el proyecto “Causas estructurales de la conflictividad en Bolivia”. El promedio es simple. Colombia y Brasil tienen las percepciones menos negativas de sus autoridades locales. La siguiente afirmación consultada fue: “Si hubiera un problema grave en mi barrio. Recuadro 18: Si hubiera un problema grave en mi barrio. con un 40 y 45% de respuestas afirmativas. El promedio es simple. no pondera la población de cada país. no pondera la población de cada país.340 Cuarta parte Recuadro 17 ¿A la gente que dirige el país no le importa lo que le pasa a personas como usted? (Porcentaje sumado de respuestas “muy de acuerdo” y “más o menos de acuerdo”) Argentina Bolivia Brasil Chile Colombia Guatemala México Perú PROMEDIO 65 68 56 61 59 58 57 65 61 Fuente: Encuesta ECOSOC (IFHC y PNUD). respectivamente). las autoridades no harían nada para resolverlo. Por tanto. En este caso el nivel de descreimiento también fue elevado: un 60% de la población dijo que nadie se preocuparía. las autoridades no harían nada para resolverlo”. Nuevamente Bolivia ocupa el puesto más bajo de confianza en las autoridades locales. . respectivamente. Argentina y Perú ocupan lugares similares al de Bolivia (59 y 58%. El promedio latinoamericano es de 52%. El dato de Bolivia se obtuvo en la encuesta realizada por el proyecto “Causas estructurales de la conflictividad en Bolivia”.

Al igual que en las dos preguntas anteriores. de 12 puntos porcentuales. las respuestas afirmativas formaron una amplia mayoría: el 74% dijo estar de acuerdo con ello. El dato de Bolivia se obtuvo en la encuesta realizada por el proyecto “Causas estructurales de la conflictividad en Bolivia”. no pondera la población de cada país. Finalmente. casi la mitad de la población. (Porcentaje sumado de respuestas “muy de acuerdo” y “más o menos de acuerdo”) Argentina Bolivia Brasil Chile Colombia Guatemala México Perú PROMEDIO 60 74 57 58 66 58 57 66 62 Fuente: Encuesta ECOSOC (IFHC y PNUD). Ya sin intención de hacer una comparación internacional. se consultó a los entrevistados: “¿En general las instituciones del Estado y del Gobierno protegen mis derechos y atienden mis necesidades?”. Y si nos comparamos con los dos países con menos desconfianza (Brasil y México). dijo estar en desacuerdo. la distancia de Bolivia con respecto al promedio es aún mayor. El 77% de la población alteña que dio una repuesta en ese sentido. Un 46%. El promedio es simple. la diferencia es de 17 puntos. Un 48% de la población dijo estar total o parcialmente de acuerdo con esa percepción. se midió el grado de responsabilidad que le da el ciudadano al gobierno en la satisfac- . Esta vez. Recuadro 19: “La mayor parte de las personas con poder solo tratan de aprovecharse de personas como usted”. En este caso Bolivia también ocupa el lugar más elevado de desconfianza con respecto a los otros países latinoamericanos estudiados.Los efectos del conflicto sobre el capital social 341 La siguiente consulta fue: “¿La mayor parte de las personas con poder sólo tratan de aprovecharse de personas como usted?”.

un 95% de la población de Villa Tunari. clases sociales y etnias. Por ejemplo. Las respuestas en este sentido fueron transversales a las regiones. La pregunta era: “¿El gobierno tiene la obligación de satisfacer las demandas de la gente?” Un 85% de los encuestados dijo estar de acuerdo con ello. así como un 84% de la de Trinidad. . coinciden con este criterio.342 Cuarta parte ción de los problemas de la gente.

etc. se hace mención a ese término como parámetro de orientación.IV. por ejemplo: cultura democrática. LA CULTURA CIUDADANA cultura. cultura política. que se habla de valores o anti-valores. Siempre que se apela a un cierto tipo de comportamiento grupal. En consecuencia. la psicología y otras ciencias. cultura empresarial. CIUDADANÍA Y VALORES 1. la antropología. El significado de la palabra “cultura” es tan amplio y versátil que existen definiciones diferentes desde la sociología. Por eso es necesario definir el contenido semántico que se le va otorgar en este trabajo. cuando se haga alusión a P ara hacer referencia a los “valores cívicos y ciudadanos” de una población resulta indispensable hablar de .

237 Club de lectores (1981). sirven para defender la seguridad de los barrios urbano-marginales. ni sólo se beneficia al todo sacrificándole las partes. Pero. ¿será que en los ciudadanos existe una conciencia de lo que es este patrimonio o bien común y que realmente lo siente como suyo? La observación etnográfica simple de sitios públicos como plazas. en varios casos. También tenemos que definir “bien común”. el bien común de la ciudad no es la sumatoria de bienes privados. o son destruidos. jardines y otros nos dicen que no es así. rayados y deteriorados inclusive de manera intencional. Este hecho ha derivado. son “los bienes del Estado”. acciones y reglas mínimas compartidas que generan sentido de pertenencia. facilitan la convivencia y conducen al respeto del patrimonio común y al reconocimiento de los derechos y deberes ciudadanos. vía públicas. muchas veces ininteligibles para los foráneos. frase que resume una opinión generalizada con relación al “bien común” que. puesto que estos luga236 Alcaldía Mayor de Santa Fe de Bogotá. más bien.237 Por ende. y cómo se relacionan entre ellos. sobre las cuales se difunde y que con él deben beneficiarse”. Por ejemplo.344 Cuarta parte cultura cívico-ciudadana se estará haciendo referencia a “un conjunto de costumbres. A tiempo de tirar un pañuelo desechable al piso. término que entendemos como la “conveniente vida humana de una multitud de personas donde su comunicación en el buen vivir es pues. que pueden ser considerados “valores ciudadanos”. nos dijo: “es que la Alcaldía no hace nada”.” 236 res permanecen sucios. como medida de defensa extrema. hay que reconocer que dentro de este hábitat los ciudadanos han creado en su imaginario urbano una serie de códigos. común al todo y a las partes. Hablamos. en el linchamiento de los delincuentes. reconocen y emplean los entornos sociales. baños públicos. de la forma en que los ciudadanos perciben. Un vecino de Villa Fátima. barrio de clase media de la ciudad de La Paz. Sin embargo. Preguntamos a un vecino que vivía al lado de una pequeña plazuela en un barrio urbano-popular en La Paz por qué estaba tan descuidada y sucia. relata que vio cómo un ladrón era aprendido por un grupo enardecido de vecinos y posteriormente era atado . En la zona Villa Santiago II de la ciudad de El Alto los vecinos han impuesto el uso de silbatos para señalar alarma. entonces.

Pero. porque no iban a permitir que el ladrón vuelva. Cuando llego la Policía. el descuido social necesariamente tiene que afectar a su formación. porque los valores cívicos. ¿qué se entiende en nuestro país como valores cívicos y ciudadanos? ¿Será el cumplimiento de normas de convivencia social?. EL ALICAÍDO CIVISMO La presente investigación ha podido establecer un amplio consenso respecto a que. El papel del Estado está tan debilitado que. Poco después apareció la gasolina y todo lo preciso para quemarlo. Era un mensaje de lo que puede pasar a quien ose quebrantar una determinada regla de valores. y tras una larga negociación. siempre están en construcción. de los valores cívicos en nuestro país. van en contra de nuestra identidad nacional. ¿la capacidad de empoderarse a través de la apropiación del bien común?.Los efectos del conflicto sobre el capital social 345 a un pilar en una estación de gasolina en desuso. consecuentemente. como la identidad. morales y ciudadanos se construyen a partir de su implantación. Finalmente. Si tomamos en cuenta que los valores. discutirlo. fundamentalmente. que debilitó la instrucción cívica e in- . y este es un tema que hay que conocerlo. con lo que se destruyó uno de los instrumentos más fuertes con que contaba el país para fortalecer la idea de que la patria. del respeto. ¿el respeto al otro?. o ¿una clave solucionadora de conflictos en el ámbito de la democracia? cluso sacó esa materia de la currícula escolar. son lo más importante. algunos colegios particulares han establecido sus propios valores cívicos. pero al día siguiente en uno de los postes aledaños apareció un muñeco colgado en alusión al linchamiento que les espera a todos los delincuentes. los vecinos demandaban que el castigo sea severo. Esto encontraría explicación. Como expresa Freddy Maidana. Varios entrevistados coinciden en señalar que los valores cívicos y ciudadanos se hallan fuertemente relacio- 2. el hombre fue liberado. los valores cívicos y ciudadanos han ido perdiendo espacio. debatirlo. la nación. que enaltecen a otros países y que. El Ministerio de Educación debería dictar una norma para hacer posible que se recupere la educación cívica. hoy por hoy ya no se habla de lo que es Bolivia. de acuerdo a algunos. en el ámbito educativo. porque de lo contrario estaríamos en tierra de nadie. en el curso de los últimos años.

6% 100.1% 8. Recuadro 20: ¿Ud. Así. La democracia sigue siendo vista en relación al voto. Así. pero se desconoce que los derechos y el cumplimiento de las normas forman parte fundamental de la cultura democrática.0% Santa Cruz 3. cree que las normas de tránsito se respetan? Lugar de la encuesta La Paz Siempre Casi siempre A veces Casi nunca Nunca 1. nuestra calidad de vida. Nuestra sociedad tiene un fuerte déficit de valores ciudadanos rela- cionados con el cumplimiento de las normas. por ejemplo. Las normas legales y de convivencia son como una especie obligación que pesa sobre uno y que es impuesta por un ente desconocido.4% 15.9% 100. en el país es prácticamente inexistente el cumplimiento de los derechos que protegen a las minorías.6% 36.2% 12.5% 22.9% 41.0% 3.0% .6% 100. consecuentemente.0% 30.346 Cuarta parte nados con los valores democráticos.9% 26. como a las personas con discapacidad. éstos no están internalizados en las personas como elementos que facilitan y mejoran la convivencia ciudadana y.0% Fuente: Encuesta sobre Valores UNDEF Total 2. de los cuales existe un fuerte déficit en nuestra sociedad.0% 32.0% 29. En general. una encuesta sectorial aplicada en el marco de esta investigación en las ciudades de La Paz y Santa Cruz señala que sólo una de cada 10 personas considera que las normas de tránsito se respetan siempre o casi siempre.4% 34.

el Gobierno debería hacer algo para evitarlo” (mujer de 42 años. mientras en Santa Cruz más bien se opina en sentido de que “nosotros tenemos la responsabilidad de enseñar el respeto a las normas legales. En este marco. Aquí ya no se sabe incluso a quién se va a hacer caso. desde la región se les pide que no vayan a pasar clases. nadie a quién imitar. participante en un grupo focal en La Paz). insultos. lo hemos convertido en un espacio de conflictos. hasta el Presidente agrede con palabras. Sin embargo. grupo focal en Santa Cruz). dice una mujer en un grupo focal en Santa Cruz. En lugar de convertir a la política en un instrumento de concertación. es decir. tales que afecta el cumplimiento de la norma en el país es la falta de referentes. agresiones y hasta cuando se hace que las cosas lleguen a los golpes. del que se . nosotros tenemos que ser diferentes. Incluso en los concejos municipales damos mal ejemplo con peleas a gritos. siempre te hacen esperar. ya que el gobierno es el primero en fallar en su propio juego. de acuerdos. la ENVAC muestra que la mayor parte de la población boliviana tiende a creer que las leyes deben obedecerse siempre. con tendencias uniformes en todos los grupos. Por otra parte. principalmente las de nivel nacional. deberían dar ejemplo al resto de ciudadanos. falta de respeto al otro. educando a nuestros hijos. Además. ¿a quién van a hacer caso los profesores cruceños? “Los políticos damos muy mal ejemplo. Al final. que no hay un ejemplo a seguir. También se coincide en señalar que uno de los problemas fundamen- autoridades gubernamentales. a ser desconsiderada en las filas. mientras se reconoce que no somos un pueblo cumplidor de las normas. quien recuerda que mientras desde La Paz se amenaza a los maestros para que asistan a clases. se señala que las Así. enseñando…” (mujer de 39 años. no deja de ser interesante señalar que.Los efectos del conflicto sobre el capital social 347 Los datos recogidos muestran diferencias sustanciales entre paceños y cruceños en cuanto a quién atribuimos la responsabilidad del cumplimiento de la norma. en lugar de eso andan en permanentes peleas y pugnas. señala que hay un abuso de autoridad a todo nivel. en La Paz se dice “la gente está acostumbrada a pasarse los semáforos a botar basura. reflexiona Ana María Encina sobre el particular.

que genera un sentimiento de impotencia y enojo en quienes se ven involucrados por la misma. donde la gente hace alusión a la llamada “cultura del atajo” como algo habitual. pues apenas el 9% considera que en Bolivia los actos delictivos se castigan “casi siempre”. La Paz). Esta situación surge con más dureza en la ciudad de La Paz. nadie obedece”. En Santa Cruz. Hay que añadir que los grupos focales demostraron. la gente tiende a ver el cumplimiento a las normativas más desde la perspectiva del respeto al otro. “Es que a veces los paceños no nos gusta cumplir las reglas. principalmente en la “Media luna” (5%). “Si no hay multa. La desconfianza se concentra principalmente en occidente del país. Más del 50% de la población dice que respondería favorablemente a estas reformas. sólo el 11% confía en que las leyes protegen al ciudadano por igual. en ambas ciudades. Siempre buscamos un hueco para no cumplir” (Hombre. Por otra parte. y éste es insuficiente para que podamos construir buenos ciudadanos. hace permanentemente referencia a que se debe castigar para hacerlas cumplir. La ENVAC muestra que la población no confía en el sistema judicial vigente. Hay cierta esperanza ante posibles mejoras del sistema judicial y la Policía como factores para que los bolivianos cumplan la ley. tarea a la que debería orientarse los esfuerzos de la nación. La idea dominante en esta concepción es que “cultura ciudadana” quiere decir cumplir adecuadamente las normas institucionales en diferentes ámbitos de la vida cotidiana. “si no obedecen hay que meterlos presos”. Cuando la gente habla de normas y legalidad.348 Cuarta parte da cuenta el ciudadano. “las sanciones tienen que ser duras”. . Esta actitud puede crear miedo. 3. LA CULTURA CIUDADANA EN LA PAZ En La Paz. un alto desconocimiento de las normas y leyes y una vivencia temerosa a infringirlas por ignorancia. Se las ve más como de carácter punitivo que normativo. A ello habría que añadir la existencia de un alto grado de desconfianza respecto a las normas y todo el sistema judicial. pero no respeto. grupo focal cultura ciudadana. el concepto de cultura ciudadana está estrechamente relacionado con la idea de “cumplimiento de normas institucionales”. son expresiones que manifiestan la postura de la mayoría.

como se verá más adelante). Para la mayoría de los entrevistados. “Cuando yo respeto la luz roja. Pero si veo un barita. los paceños tienden a cumplir las normas o no. no significa que tenga mejores valores morales que el conductor que no las cumple. voy a tener que darle coima al barita” (Hombre. A mí a veces no me gusta (…) me paso (la luz roja) (risas). El no cumplirlas. los entrevistados hablaban constantemente de los trámites que hay que hacer en la Alcaldía. Por estas razones. Por ejemplo. Cumplirlas significa tener una adecuada “cultura ciudadana”. el incumplimiento de las normas significa la . Estas instituciones tienen reglas. se deban en gran parte a que. grupo focal de cultura ciudadana. según existan o no controles y sanciones efectivos. Se cumple las reglas para que los trámites se efectúen. si un conductor cumple las normas de tránsito. de otro. los entrevistados en La Paz enfocan su interés en el cumplimiento de las reglas. Es posible suponer que este enfoque “institucionalista” de la cultura ciudadana.Los efectos del conflicto sobre el capital social 349 Desde un primer momento. consecuentemente debe ser ese otro quien se encargue de hacerlas cumplir. Simplemente se trata de un medio para lograr mayor seguridad personal: para que otros conductores no choquen su vehículo. no es porque me guste. para que Tránsito no lo descubra y multe. en la percepción de los entrevistados. el cumplimiento de normas no se refiere a mejores valores morales de las personas (como en Santa Cruz. por lo que. Esta concepción que podría denominarse “institucionalista” se relaciona con una actitud “pragmática” frente a las normas. entonces tengo que cumplir (…) porque si no. La Paz). Durante uno de los grupos focales. En otras palabras. El cumplimiento de reglas es un medio para obtener fines concretos. o los ministerios o bancos. y esta actitud pragmática sobre el respeto a las normas. esté muy presente el modelo de realización de trámites en instituciones públicas. De este modo. Quizás por este mismo motivo quienes viven en la sede de gobierno tienden a ver las normas legales como una imposición de afuera. lo contrario. la presencia en La Paz de un mundo institucional público y una burocracia numerosa condiciona la percepción de los entrevistados del concepto “cumplimiento de normas”. probablemente de la autoridad o el gobierno.

de 696 vehículos que pasaron por esa esquina. el cumplimiento de las normas no depende principalmente de los valores de las personas. entonces pueden referirse sin mayores problemas a cuando ellos no cumplen: Pasarse la luz roja cuando no hay nadie. el desempeño de las En las dos horas que duró la observación en una mañana de un día instituciones se vuelve más eficiente. Este hecho se ve ampliamente corroborado a través de la observación desarrollada para esta investigación en una avenida céntrica y ampliamente transitada de La Paz. Todo depende de si te dejan o no las personas (de la fila). En los grupos focales.” (Mujer. dar coima al barita. En todas estas circunstancias. no hay controles ni sanciones.). Pero tengo que hacer (la fila). “Yo no quiero hacer fila cuando voy a pagar de la luz (a Electropaz). Aunque los entrevistados hablan sobre los valores y la formación de las personas. etc. Antes se podía colar (…) ahora ya no. El enfoque dominante es el pragmático: hay controles y sanciones. Estoy obligado. 133.350 Cuarta parte ausencia de controles y de sanciones. pagar alguna coima para sacar algún trámite rápido (en Identificación. etc. es decir el 19%. rompieron la norma. La vía es de alto tráfico. La característica de esta vía es que tienen un semáforo para regular el paso de los vehículos de manera transversal. grupo de cultura ciudadana La Paz) Como se puede apreciar. la idea es que no se cumplen las normas porque no hay controles ni sanciones. Se encontró que. aunque existen bastantes peatones que la cruzan. por lo que ya no es necesario pagar coima . colarse en las filas. esta línea de pensamiento es secundaria. y cuántos lo hacían cuando el semáforo estaba con luz roja. En otros casos. una vez que los entrevistados separan el aspecto axiológico del cumplimiento/ incumplimiento de normas. Esto sobre todo es producto de la tecnología: sistemas informáticos que simplifican trámites. de semana. no se cumplen las normas. oficinas de quejas de los usuarios. pero su transversal no tanto. en Tránsito. se contaron los vehículos que pasaron por la avenida principal. en el SEDUCA. O que hay una tendencia en las instituciones: cada vez se cumple más las normas porque se establece más controles y sanciones. Una cantidad bastante alta. se cumplen las normas. etc. pero éste no se halla controlado por un agente de tránsito.

entonces voy a cumplir las normas sociales (…) Si yo quiero que me respeten. desde la percepción de los entrevistados en Santa Cruz. Si yo respeto a las personas. entonces tengo que respetar yo primero”. “Yo veo que siempre harta gente no respeta las normas. (Hombre. grupo focal de cultura ciudadana. en Santa Cruz el cumplimiento de las normas está estrechamente relacionado con las relaciones interpersonales. siempre hacen lo que les da la gana…” (Hombre. 26 años grupo focal en La Paz). Otro factor que hace que se cumplan las normas es que las personas ya no se quedan calladas frente a los abusos y los actos de corrupción de los funcionarios o incluso de las personas particulares. no importa si van al mejor colegio. que obliga a todos a cumplir las normas. Sin embargo. pero ahora tardan menos. En la escuela te pueden dar conocimientos (…) te instruyen. La mayoría de los participantes de los grupos focales en La Paz expresan que es mejor cumplir las normas. Hay más bien un énfasis en los valores. Por eso. (Mujer. sólo se habla de los otros como los incumplidos. Hay una virtud moral en cumplir las normas.Los efectos del conflicto sobre el capital social 351 para que el trámite se agilice. Pero sólo en el hogar te pueden dar valores. van a ser unos truhanes y caraduras”. “En identificación por ejemplo (…) No es una maravilla. siempre la gente está corriendo con semáforos verdes y nadie dice nada. 4. Entonces ya no se necesita dar coima. La persona que cumple las normas sociales lo hace porque respeta a su prójimo. esta posición debe considerarse idealista. (Mujer. Como se puede apreciar. “Cumplir las normas es respetar a las personas. y nadie les dice nada. . pues se contradice con la dificultad de reconocer que quienes la expresan son al mismo tiempo responsables de conductas que van en contra de las normas legales y sociales. cumplir las normas depende de la formación que uno ha recibido en el hogar. Se trata de una forma de control ciudadano. En general. LA CULTURA CIUDADANA EN SANTA CRUZ A diferencia de La Paz. hacen lo que quieren nomás. en las percepciones en Santa Cruz no hay el institucionalismo y el pragmatismo de La Paz. Santa Cruz). “Es distinto instrucción que formación. Y si dan corres mayor riesgo”. Si no formamos valores en nuestros hijos. grupo focal de cultura ciudadana Santa Cruz). porque así se asegura el orden y la convivencia pacífica de las personas. grupo focal cultura ciudadana La Paz).

pues las personas son conscientes de sus propias faltas y no solo críticos de las faltas ajenas. Los grupos focales en Santa Cruz muestran la existencia de una actitud más responsable frente a las normas. Consecuentemente. todavía se siguen viendo muestras de conservadurismo en el comportamiento de muchos cruceños.352 Cuarta parte Desde nuestro punto de vista. como en La Paz. UNA CRISIS ESTRUCTURAL DE CARÁCTER ÉTICO Muchos entrevistados no dudan en que. sin embargo. ganándole terreno a valores más tradicionales de carácter más comunitario. antes que criticar. en Santa una situación en la cual no cumplen las normas haría que se presentaran como personas sin valores morales. yo algunas veces no respeto las normas legales. la desconfianza. En este sentido. lo admito. Es por esto que a los entrevistados les cuesta mencionar las situaciones concretas en las cuales cumplen o no cumplen las normas. Mencionar 5. en tanto que en el grupo focal de Santa Cruz lo predominante fue una ética por los valores y las motivaciones. “Deberíamos empezar nosotros mismos. el “modelo del trámite” está menos presente. Y. por una menor experiencia con la burocracia que la de la población de La Paz. Se podría decir que en el grupo focal de La Paz se observó sobre todo una ética por los resultados. por ejem- . pues me da rabia que los otros no las acaten. de entre todos los valores morales el que más se menciona es el respeto. el énfasis se da en las relaciones entre personas. Entonces. la intolerancia y la agresividad han ido ganando terreno en las relaciones sociales. el discurso de los entrevistados de Santa Cruz fue genérico y abstracto. Cruz el cumplimiento de la norma se ve como parte de la vida diaria y de la educación que todos debieran tener. o que los tienen muy débiles. pero en verdad que de nosotros tiene que empezar el ejemplo” (mujer de 32 años de Santa Cruz). como efecto del crecimiento desordenado de las ciudades. Para ellos no es propio hablar de “ventajas” o “desventajas” de cumplir las normas sociales. Este hecho se lo señala con más fuerza en Santa Cruz. en Santa Cruz. sino del “deber” de hacerlo. donde también se dice que. como se dijo antes. esta diferencia se debe a que. no como una imposición que viene de afuera.

2% lo expresa así en La Paz). cuando a estas mismas personas se les pregunta qué es lo que más les gusta de su barrio. ni se mencionó el tema. no ser asaltado.Los efectos del conflicto sobre el capital social 353 plo cuando ceden el asiento del bus a las personas mayores o se detienen para ayudar a quien necesita ayuda. La gente cruceña. Es muy interesante acotar que. como ejemplos de un problema irresuelto en La Paz y Santa Cruz. no temer a una violación. Es curioso que la gente de ambas ciudades vea con tanta alarma la . entendida como defensa propia y linchamiento de los delincuentes como respuesta al problema. o poder usar un celular sin miedo. En esta última ciudad se planteo el tema de la “justicia comunitaria”. En los grupos focales se habla muy fácilmente de asesinatos. parques o las plazas. homicidios. pensó que era importante abordar estos temas y tuvo más paciencia y tolerancia en el abordaje de los mismos. En relación con el anterior está el problema del incremento de la delincuencia y la creciente inseguridad ciudadana. asaltos a mano armada y otro tipo de delitos. Algunos peruanos pandilleros han venido…” (Mujer. Esta percepción es más fuerte en Santa Cruz que en La Paz. responde que el caminar seguro. hay harto maleante. como algo mucho más importante que tener las calles asfaltadas. Se inclinaron a ver los problemas y no las soluciones. en cambio. Uno de los factores que se señala en los grupos focales como causa de este descuido de los valores está relacionado con la crisis económica que produce la desintegración de la familia. En Santa Cruz. donde sólo el 28. a la Alcaldía… con muy poca capacidad para reconocer su cuota de responsabilidad. sea por los problemas de los padres que se derivan de la difícil situación económica. De acuerdo a la encuesta sectorial. “Yo veo que mi barrio peligro- so está. que ha obligado a muchos padres a dejar sus hijos al cuidado de abuelos o tíos. consideraron que hablar de su comportamiento era perder el tiempo y echaron la culpa de todo a los políticos.5% dice sentirse seguro en su barrio (en tanto que el 56. Los paceños se mostraron impacientes. el problema de la inseguridad se da marcadamente en Santa Cruz. sea por la vía de la inmigración. No deja de ser interesante la observación de la propia realización de los grupos focales respecto a este tema. grupo focal de La Paz).

como el hecho económico que obliga a la mujer a trabajar y dejar a sus hijos solos. el racismo. la intolerancia cambas versus collas. por su situación económica actual. además. Y a propósito del tema educativo. hecho que mostraría el relajamiento y hasta la confusión de los roles asignados a maestros y alumnos. Crisis que se deriva de la carencia de valores éticos y ciudadanos. aun- En suma. algunas personas señalaron que su malestar se debía a que “esa gente rara” se ubicó en el barrio para “bajonearlos”. además. “en ese colegio atrevidos son los alumnos. particularmente la televisión. pero que. es decir. 5. En ambas ciudades se reconoce. Algunas personas consideraban que su intolerancia y racismo se debía a que ellos eran de “otra clase”. En Santa Cruz se manifestó. Algunos . y terminando en cada uno de los bolivianos. empezando por el propio Estado y el gobierno nacional. que envuelve a todos los sectores e instituciones de nuestra sociedad. los prejuicios y otros problemas como la baja autoestima en los dos grupos. Vale la pena señalar que la población percibe también una mayor debilidad de las escuelas y universidades en la formación de los valores. y en cambio evada este tema. En contraposición. estas opiniones parecen señalar la existencia de una crisis so- que de un modo discreto. bajo el cuidado de la “niñera de la televisión”. la tele cosas malas muestra”. aunque con mayor claridad en el de La Paz que en el de Santa Cruz. Como señala un vecino. estaban viviendo en una zona urbana marginal: convivir con “campesinos” y gente “pobre” los sacaba de casillas.354 Cuarta parte violencia en las calles y en cambio no sea consciente de la violencia al interior de la familia.1. es una crisis del hombre boliviano. contribuyen a la pérdida y distorsión de los valores sociales que favorecen la convivencia ciudadana. que la educación en el hogar está siendo desplazada por diferentes causas. qué cosa harán. hasta a su profesor lo he visto tomar con ellos…”. Los pobladores parecen percibir que los medios de comunicación. cial de enorme magnitud. Como lo resume un hombre de La Paz: “el internet les abrió la mente. Las personas sólo piensan en sí mismas Los grupos focales y la observación efectuada tanto en La Paz como en Santa Cruz permitieron apreciar la falta de tolerancia.

ha sido testigo. fue respondida en La Paz con “alguna vez”: 63%.000. durante los últimos tres meses. el 39. Para ella. cuando de pronto se percató de que en la vereda del frente un escolar estaba siendo asaltado.0% .5% 13. cruzó la calle sin zapatos para defender al niño. no se puede hablar así nomás”.0% Santa Cruz 39. Finalmente. Recuadro 21.Los efectos del conflicto sobre el capital social 355 señalaron que eso es más frecuente ahora que hace unos años y que no estaba bien. las personas dicen ser tratados con diferencias por la ley: “No es lo mismo ser un Pérez que ser el hijo de un general de la policía”.5% presenció varios actos de solidaridad y el 45. surgió el tema de la libre expresión. de un acto de solidaridad en la calle? Lugar de la encuesta La Paz Sí. Sorprendentemente.2% 63. en varias oportunidades Alguna vez No me fijo mucho en eso 23. La solidaridad es vista como un bien en extinción. haciendo arreglar sus zapatos y por tanto descalza. Ella.9% 100. en La Paz. y “en varias oportunidades”: 23. La pregunta de la encuesta sobre si se observó un acto de solidaridad en los últimos meses.5% 45.0% Fuente: Encuesta sobre Valores UNDEF Total 30.9 % alguno. en Santa Cruz. y que nadie hacia nada por defenderlo.3% 100. sin pensarlo dos veces. señaló una mujer cruceña que se refería a la violencia política que se dio en el Plan 3. en lugar de ser elogiada recibió críticas de su entorno que la juzgó como “loca” por hacer “semejante cosa”. hay que cuidarse.2%. Algunas personas dijeron no ser respetadas en su libertad de conciencia: “No permitieron ingresar a mi hijo al colegio porque no éramos evangélicos”. que no estaban conformes con esta situación. ésa es una evidente muestra de falta de solidaridad. En cambio. ¿Ud.9% 14. Una vecina de Villa Copacabana.2% 13. contó que estaba en un quiosco. Cuando se profundiza en las razones de la intolerancia. a mediodía.9% 55. “Ahora.6% 100.

parados en el borde de la acera. En el plano del respeto hacia el otro en la vida cotidiana. pero no considera a los peatones que. observa si viene un coche por la otra vía. Nuestra encuesta muestra que casi el 32. Quien se pasa en rojo.9% de los cruceños declaran que en su barrio ocurren con bastante frecuencia riñas. los participantes de los grupos focales de ambas ciudades manifestaron la necesidad de ser respetados y de respetar al otro.6 % de los cruceños creen que no son muchas las personas que colaboran a otras en casos de emergencia y ocho de cada 10 cruceños y paceños. En ese sentido. en cambio. Del mismo modo que él se las arregló con su problema. entonces se sienten con el derecho de reclamar. si los otros hacen algo que las molesta. basta que no venga ningún carro del otro lado para que se sienta autorizado a pasar.356 Cuarta parte El 82. su necesidad y su derecho. violencia. mantenemos todavía una mentalidad colonial: no hemos podido descubrirnos a nosotros mismos para descubrir al otro. Este es un tema que tenemos que ir trabajando. El mismo ejemplo típico de pasarse el semáforo en rojo puede ilustrar muy claramente este sistema de pensamiento.2 % de los paceños y el 71. para poder crecer”. no apoya económicamente ninguna organización que trabaje en beneficio de terceros. Freddy Maidana dice que el problema central es la valoración que uno hace del otro. si me emborracho es con mi plata…” Esto significa que cada quien se concentra en hacer valer sus derechos. pese a que la norma los autoriza a hacerlo con seguridad. alrededor del 40% en ambas ciudades. pero desde la perspectiva del yo y no desde la perspectiva del otro. Como el sistema de pensamiento del conductor no incluye al peatón. Es muy elocuente lo que dijo una señora en La Paz: “Nadie respeta a nadie. el peatón que se las arregle con el suyo. “Creo que nosotros entre bolivianos no nos respetamos porque no nos valoramos. Se detectó cierta incapacidad de las personas para darse cuenta de que ciertas cosas que hacen pueden molestar a otras. borracheras.5% de los paceños y el 21. ruidos y otros hechos que los molestan. prefiere no hacer nada. están dudando si empezar o no a atravesar la calle. . pero nadie piensa en los derechos de los demás. situaciones frente a las que la mayoría. por eso se canta ‘qué les importa si me alegro.

Alcohólicos. blecer una Carta por el Derecho a la Ciudad. pero también. que actualmente se trabaja en La Paz (la cual define el derecho a la ciudad como el usufructo equitativo del espacio urbano. como lubricante social. la escasez de los recursos naturales. nuestra sociedad es altamente intolerante con los grupos de marginados. Se reconoce que la vida social de los bolivianos gira en torno al alcohol. “mantenemos una relación depredadora con los bienes públicos. como causa de peleas y disputas entre los amigos y en las familias. este dere- 5. prostitutas. ganar o perder un partido de fútbol. tanto en la ciudad de la Paz como en Santa Cruz. es decir. Según explica Cabrera. recursos. Implica cambios estructurales profundos en los patrones de producción y consumo y en las formas de apropiación del territorio y de los recursos naturales. medio ambiente. los bienes y espacios públicos.2. parece algo esotérico para la mayor parte de sus ciudadanos. se lo ve como un medio que ayuda a hacer amigos. Los bienes comunes son de nadie Si algún rasgo caracteriza a los bolivianos tanto de oriente como de occidente es la absoluta falta de respeto al medio ambiente urbano y a cho implica la búsqueda de soluciones contra los efectos negativos de la globalización. pasando por su cumpleaños. son un blanco de rechazo e intolerancia. Por eso la posibilidad de esta- También hay que señalar que existe una percepción dual acerca del alcohol como intermediario en las relaciones sociales. en fin… hasta la muerte de un familiar es motivo para tomar” (mujer. drogadictos. relaciones económicas y calidad de vida para las presentes y futuras generaciones. Por un lado. éste es un elemento de la ciudadanía en el que queda mucho por avanzar”. El derecho a la ciudad supone la interdependencia entre población. la privatización. pues no hay acontecimiento que no sea celebrado con su consumo: “Desde el nacimiento de un hijo. . el aumento de la pobreza mundial. su primera comunión. cuando su consumo es excesivo. dentro de los principios de sustentabilidad y justicia social).Los efectos del conflicto sobre el capital social 357 De acuerdo a los datos recogidos. la fragilidad ambiental y sus consecuencias para la supervivencia de la humanidad y del planeta. grupo focal de La Paz). pelarse con la novia. Como lo señala Rosario Cabrera.

la tendencia dominante es sentirse molesto pero callarse. se justifique la destrucción del bien público por una suerte de derecho de pertenencia. Creemos que el bien común son de nadie. Recuadro 22. En el occidente.0% Se siente molesto y le dice que no destroce 40. y por eso se los puede destruir. ayudando a crear una nueva conciencia ciudadana. el ornamento público y has- ta los teléfonos públicos son objeto de destrucción. una cifra que adquiere índices alarmantes en la ciudad de La Paz.0% Santa Cruz 32. Todo indica que los bolivianos no tenemos ningún cuidado con los bienes públicos.6% 100.6% . El pensamiento erróneo subyacente sería: yo pago mis impuestos y. Así violentamos el derecho de otras personas que.2% 41. también existen diferencias notorias entre cruceños y paceños. Cuando usted ve que alguien destruye alguna obra municipal de uso público. dice Adriana Ramos. no lo hemos llegado a establecer”. los parques. en tanto que en Santa Cruz es sentirse molesto y hablar con el infractor.4% 6. como vemos en el siguiente cuadro.6% 9. Hoy la situación es deplorable. Menos del 10% de los ciudadanos dicen que contribuyen al cuidado de los bienes públicos. “El valor ciudadano de cuidar lo público no lo hemos aún desarrollado.9% (frente al 15% que se pronuncia en el mismo sentido en Santa Cruz).9% 9. igual que nosotros. las plazas. usted… Lugar de la encuesta La Paz Se siente molesto pero se calla Lo denuncia a la Policía Le es indiferente Fuente: Encuesta sobre Valores UNDEF Total 38. consecuentemente.4% 100.4% 43. De esta manera.3% 100.358 Cuarta parte Las autoridades esperan que la aprobación de la Carta pueda mejorar los problemas derivados de la convivencia en las ciudades. Varios entrevistados señalan que es curioso que en un país donde la cultura tributaria es muy baja. En cuanto a la reacción frente a la destrucción de lo público.7% 14.2% 9. aportan a la comunidad. puedo hacer lo que me da la gana. donde el porcentaje de esta respuesta es de apenas del 3.0% 43.6% 10.

del 17 de marzo de 2009. dice sobre el particular que “sigue siendo evidente que mucha gente no considera a la ciudad como un lugar donde se puede vivir bien y en condiciones de limpieza. La encuesta muestra que sólo 11 de cada 100 personas en Santa Cruz y seis de cada 100 en La Paz creen en que los habitantes de la ciudad contribuyen a la mantención de la limpieza. Los ciudadanos se han acostumbrado a botar su basura en cualquier lugar. La costumbre de echar basura en canales de desagüe y drenaje puede ser causa de inundaciones cuyas consecuencias. También el Programa de Municipios Saludables contempla acciones concretas sobre la limpieza. A menudo se ve a las personas de toda condición social y edad arrojar desperdicios en plena vía pública sin importarles dónde. Un editorial de El Nuevo Día de Santa Cruz. sin que se logren mayores efectos.Los efectos del conflicto sobre el capital social 359 Otro tema relacionado es el de la basura.1% de los cruceños dice que su zona está limpia siempre o casi siempre. Este fenómeno se muestra con mayor crudeza en los mercados de la ciudad. Y añade: “con mucho esfuerzo las autoridades ediles han puesto en marcha programas como ‘Limpia Santa Cruz’. en condiciones que pueden catalogarse como peligrosas para la salud. muchas veces en las calles. donde la basura acumulada sin recoger y la desperdigada co- tidianamente a cada paso son pruebas fehacientes de lo mucho que nos falta para lograr una ciudad limpia y saludable. para enseñar a los comerciantes de los mercados a clasificar los desperdicios en orgánicos e inorgánicos. para que deje de convertir la ciudad en un gran basurero todos los días”. después. pese a que a pocos pasos existe un basurero para el efecto. y también existe la tendencia a acumular desperdicios en sus domicilios.3% de los paceños y el 33. Quizás porque quienes ensucian las calles y los mercados son los clientes de los centros de expendio y los ciudadanos en general. La población no sabe clasificar sus desechos para facilitar su recolección y posterior reciclaje. El 38. Los casos graves se dan donde sin pudor la gente arroja basura a los canales de drenaje”. . son atribuidas a las autoridades municipales. Hace falta elaborar un amplio programa de concienciación dirigido a la gente común. incluso a pocos pasos de los basureros.

1% 34.6% 9. como otras –corroborando lo señala- .1% 100. por lo que podríamos atribuir tal comportamiento a la conducta pasivo agresiva que señalamos en el capítulo referente a la autoestima. Pero además es interesante ver cómo los grupos focales muestran la dificultad que se tiene para asumir la responsabilidad de esta situación. Desde el punto de vista de la psicología social. la destrucción de los bienes públicos parece constituir un acto de agresión hacia los otros. una sociedad en la que se siente.4% 36. que no le da la oportunidad que cree merecer.0% Fuente: Encuesta sobre Valores UNDEF Total 1. ¿por qué la gente ensucia y destroza los espacios y los bienes públicos? Una primera explicación a la que acuden rápidamente los participantes de los grupos focales es la ya mencionada falta de educación.5% 24. Los culpables son los demás ¿Cuáles son las causas para que esto suceda?. esta conducta es una forma individual de reaccionar ante una sociedad que discrimina al agresor. En primer lugar.360 Cuarta parte Recuadro 23.5% 4.7% 33. cree que sus habitantes contribuyen a mantener limpia la ciudad? Lugar de la encuesta La Paz Siempre Casi siempre A veces Casi nunca Nunca 1.3% 100. hacia la sociedad y hacia el propio Estado.4% 33. justa o injustamente. Probablemente estos argumentos puedan explicar muy bien el tema de la basura. sería una forma de expresar una protesta.5% 36.3.0% 5. en especial porque muchas veces este destrozo responde a una actitud intencional de parte de quienes lo hacen. ¿Ud.5% 21. frustrado.5% 6.9% 36.0% Santa Cruz 1. a la que se puede añadir la carencia de valores y respeto por los otros. pero la destrucción de los bienes públicos no.3% 100. Entonces.6% 18.

en la que se adscriben espontáneamente la mayor parte de los bolivianos. los que tienen poco cuidado con las áreas verdes y no cuidan la ciudad. cambas considerados con los demás. existe la tendencia a pensar que las mujeres cumplen más las normas 6. La percepción de los participantes en los grupos focales de la clase media es que esta clase social. Sin embargo. son cochinos…” (Participante varón de 29 años en grupo focal). mientras que los ricos no lo hacen porque son prepotentes. grupo focal Santa Cruz). “Es así. No son prepotentes como los ricos. siempre quieren romper (las reglas)”. los collas son los que ensucian. pero tampoco son ignorantes como los pobres. (Hombre.Los efectos del conflicto sobre el capital social 361 do en el capítulo sobre autoestima–. La opinión generalizada de los entrevistados es que no hay diferencias. En La Paz se habla de los pandilleros y en Santa Cruz de los “pitilleros” como los principales causantes de la destrucción de los bienes públicos. cumple las normas. “En todas partes es igual. que son respetuosos de los demás (…). definir qué grupos sociales cumplen más y cuáles menos las normas de convivencia social y las reglas institucionales. no cuidan. En cuanto al tema de género se observó la siguiente situación. En La Paz tampoco ven diferencias significativas entre los distintos grupos. pero también hay collas malos. POBRES IGNORANTES Los investigadores plantearon a los grupos focales sobre cultura ciudadana construir estereotipos. Igual conozco a cambas que son aprovechados (…). En La Paz. violentos. grupo focal de La Paz). los cruceños suelen verse como personas “tranquilas” que son molestadas por los inmigrantes de otras partes del país: los sucios. Yo conozco collas que son buenos. harto ensucian. (Mujer. esto es. se atienen a su dinero y entonces no les importa atropellar al otro. porque las personas que pertenecen a ella viven de su trabajo y tienen cierta educación y formación. RICOS PREPOTENTES. se mencionó que los pobres tienden a incumplir las normas por su ignorancia. En todas partes hay de todo”. “No hay diferencia. uno va al mercado el abasto y ve la suciedad. pero también hay . Es más. En todos los grupos sociales hay gente que cumple (las reglas) y hay gente que trata de aprovecharse.

Buscando la “ventajita” La “cultura del atajo” se define como el divorcio entre lo legal y lo ético. A veces estamos en el auto con mi esposo. En Santa Cruz no hubo acuerdo sobre quiénes cumplen más las normas: los hombres o las mujeres. se arguyeron razones morales. Entonces. sin tomar en cuenta los riesgos y los efectos que podría tenerse a mediano y largo plazo. grupo focal La Paz). se afirma que los hombres son más prácticos. Por un lado. Una fotografía exhibida por un medio de comunicación mostraba a la gente cruzando la calle y a un perro haciéndolo por la pasarela. Pero. Los hombres que participaron en el grupo focal dijeron que no depende del sexo. tanto en La Paz como en Santa Cruz. y en Las Cholas. para qué nos vamos a hacer problemas” (Mujer. cuando ven algún obstáculo en la realización de sus objetivos optan por dar coima. Finalmente es necesario afirmar que. 6. Y viene un policía que nos quiere multar por cualquier pretexto. Lo importante es lograr rápido un objetivo empleando métodos que pueden estar reñidos con la ética individual. dando a entender que se . le digo ‘por qué’ y discuto. en La Paz). por romper la norma. o a la costumbre de beber en las calles (en Equipetrol. En cambio mi marido es más práctico.362 Cuarta parte sociales que los hombres. Un claro ejemplo es el del uso que se dan a las pasarelas en las ciudades de La Paz y El Alto. “Los hombres son más prácticos. por otro lado. con el único fin de lograr resultados a corto plazo. Las mujeres son más sensibles que los hombres y por eso no están dispuestas a romper las normas. En cambio. La gente cruza las calles corriendo en lugar de hacer uso de ellas. en Santa Cruz. sino de la formación. se cree que los jóvenes son los que tienden a romper las normas. las mujeres que participaron del grupo afirmaron que son las mujeres las más respetuosas del otro. Me dice ‘dale nomás (la coima).1. es decir. los hombres “por naturaleza son más atrevidos”. por su inmadurez y rebeldía. Los entrevistados dudan entre dar razones “prácticas” o morales a este fenómeno. Entonces yo me enojo. con la ley o la seguridad personal. poniendo en riesgo incluso su vida. Para sustentar esta afirmación los participantes de ambas ciudades hacen referencia a las fiestas bulliciosas de los jóvenes que incomodan al vecindario.

las representaciones de los ricos y los pobres. cumEn el oriente se ve de mejor la riqueza. acontecimientos (o bien alguno de sus atributos) en tanto y en cuanto son semejantes o equivalentes entre sí respecto a la actuación. 6. nos muestra otra contradicción en la identidad de los bolivianos. pliendo así una función adaptativa. se considera o se dice pobre. Categorizar a los demás en un “nosotros” (semejantes a uno mismo) y un “ellos” (distintos a uno mismo) basta para engendrar comportamientos discriminatorios. que sirve para transar hechos ilegales por la vía rápida: el pago a un agente de tránsito para no recibir una boleta de multa. . trasladada a Se define como “categorización social” al “conjunto de procesos cognitivos que tienden a ordenar el entorno en términos de categorías. La categorización permite reducir la abundante información que recibimos. Otra manifestación de la “cultura del atajo” es lo que comúnmente se llama “coima”. mientras que en el occidente la gente. personas.Los efectos del conflicto sobre el capital social 363 había perdido el sentido de la seguridad vial. Sin embargo. de manera que el mundo puede hacerse más comprensible. Por un lado. las intenciones. por otro. La pobreza como virtud La categorización. “mordida” o “billeteada”. en tanto que los “ellos” son vistos negativamente y. con frecuencia. Pero es además un sistema de orientación que crea y define el sitio particular de un individuo en la sociedad. el rechazo a este estilo de vida es cada vez mayor y un intento de salir de él. son objeto de comportamientos discriminatorios. que contribuye a la estructuración y simplificación del medio social. pero. es claro que nadie quiere ser pobre.2. para obtener algo que se sabe es ilegal. A partir de ahí. incluso teniendo mucho dinero. se tiene una representación bastante negativa de los ricos (aunque con diferencias entre el occidente y el oriente del país). es decir. de manera que la gente aun siendo pobre quiere mostrarse como rica. el pago para “abreviar” trámites. los “nosotros” son vistos favorablemente y resultan favorecidos por nuestro comportamiento. o las actitudes del individuo” (Tajfel 1984). etc. de conjuntos de objetos. aunque aún no se ha logrado.

Un 46% encuentra. Roger Tuero considera que esta visión del rico y del pobre es heredada de la cultura cristiana. La representación social de los pobres supone que “a veces” son mejores personas que los ricos y son más honrados y de que “siempre o casi siempre” son más solidarios y sufren más. mientras que quién necesita trabajo es el pobre”. Ser pobre es una desgracia que uno tiene que superar y la única forma de superar la pobreza es el emprendimiento que permite ganar dinero de manera legítima. lo que es inaceptable. No queremos un rico que se aproveche de todos. deshonesto. que sólo se interesan por sus propios asuntos y se creen mejores que el resto de las personas. “se ha orientado a que el rico sea el ‘malo’ y el pobre. genera empresas y por ende empleos y fuentes de vida. Ser pobre resulta una virtud. aunque es el rico quien arriesga capital. pero tampoco convertir la riqueza en un elemento negativo”. quien opina que “la clasificación de la pobreza en este país ha llegado al ridículo. el bueno. La percepción de los ricos y pobres que expresa la encuesta confirma las entrevistas. además. Después de todo. . Para Ximena Costas esta es una visión paternalista. Esta idea se refuerza con la opinión de Carlos Mesa. que es interiorizada por los propios pobres. No se ha encontrado mucha variación entre los grupos encuestados de Santa Cruz y La Paz. Una vez más encontramos un estereotipo que perjudican las relaciones pre activas en nuestra sociedad. mientras que el pobre es visto como humilde. que considera la pobreza como una virtud Según Gustavo Serrano. Vale la pena reflexionar si esta tan negativa valoración de la riqueza no encubrirá nuestro temor a fracasar en los intentos de salir de la pobreza. bueno y honesto.364 Cuarta parte Adriana Gil nos hace una caracterización de esto: “Es un tema cultural. para eso sería útil hacer de la pobreza una gran virtud. también están los falsos pobres”. Por su parte. que en general lo ricos no tienen valores humanos. entonces. desleal. de manera razonable y solidaria. El 50% opina que los ricos son personas que se aprovechan de los demás. Este fenómeno podría darse por el hecho de que el rico es percibido como alguien corrupto. Allá en el occidente hay gente que tiene muchísimo y pretende no tener nada.

está siempre enmarcado por las limitaciones que impone un mundo con recursos limitados y demandas crecientes. En ocasiones se pude producir una escalada en el conflicto. el origen del conflicto puede remontarse al nacimiento. desarrollarnos y diferenciarnos de los demás. de cumplir nuestras propias metas. hermanos o al medio ambiente. El proceso de crecer. La vida familiar es el primer escenario en el que el ser humano apren- . “A” reacciona frente a lo que percibe que I ndividualmente hablando. pertenecientes a los padres. EL CONFLICTO COMO MEDIO PARA RESOLVER CONFLICTOS de a enfrentarse con demandas e intereses contradictorios u opuestos a los propios. El conflicto que surge de esto nos permite el desarrollo de distintas habilidades. en diversas combinaciones.V.

Esto recuerda a Erick Roth. La democracia está tensionada por la pluralidad de visiones. Este fenómeno también se dio en la sociedad boliviana. 2007). lo que dificulta el encuentro de soluciones que beneficien a todos. que se ha hecho parte de nuestra cultura. el reconocimiento de que los conflictos sociales son parte integrante del desarrollo de la democracia implica la aceptación de que la sociedad está constituida por una diversidad cultural y de intereses sociales. en Latinoamérica. que por eso ha vivido un proceso de cambio muy significativo (Salinas. etc. 1. valores y proyectos colectivos que coexisten. estableciendo así un ciclo conflictivo. . y que sólo puede sobrevivir gracias al diálogo y la cooperación (que hasta el momento no se han dado). los conflictos se constituyeron en torno a demandas sociales y a la defensa de los derechos universales y particulares (Salinas.366 Cuarta parte “B” le hace. percibidos como causas de la desigualdad social. los conflictos han estado relacionados con la aparición de movimientos sociales que se organizaron en contra de las políticas de los Estados y del proceso de globalización de la economía. se observa como ataque intencional. en un lado. la pérdida de la biodiversi- La utilización del conflicto como estrategia para solucionar los problemas o para lograr que el Estado atienda las demandas sociales. puede mantenerse mucho tiempo. los grupos pueden poseer estilos particulares de conducta que generan respuestas agresivas de los otros grupos. dad. y éstas expresan a aquella. en el otro. En el plano colectivo. EL CONFLICTO SOCIAL EN BOLIVIA En los últimos años. al mismo tiempo que “B” interpreta esta reacción como una expresión de la agresividad innata o aprendida de “A” hacia él. Para Salinas. Una cultura social agresiva se nutre y reproduce a través de conductas agresivas. quien consideraba que los conflictos son el motor de la sociedad. En Bolivia. inhibe a los actores sociales de analizar las causas y el alcance de éstos. Lo que es concebido como auto-defensa. la dependencia económica. 2007). Los ciclos conflictivos son muy difíciles de romper. Se genera así un ciclo conflictivo: ataque-respuesta que agresiva-defensa-contraataque.

no es la gente en sí. para reducir las desigualdades sociales e integrar al conjunto de las regiones y actores sociales a un proyecto común de país (Salinas. marchas. Los datos de la ENVAC respaldan la idea de que la conflictividad siempre estuvo presente en el país. el 36. La realidad actual es que somos una sociedad conflictiva que no hace el esfuerzo por buscar otras alternativas. Fernando Prado y Adriana Gil indican que “probablemente hay un proceso de frustraciones de años. hasta hoy. suman un 41. la discriminación y la “explotación” como las razones más importantes que explican los conflictos y más aún desde el punto de vista de los más pobres. Los intereses políticos y la manipulación contaron con el 16. explicadas. PERCEPCIÓN CIUDADANA SOBRE EL CONFLICTO Como se sabe. Sin embargo. 2007). La mayoría cree que los conflictos se han generado como consecuencia de la no atención a reivindicaciones o a los derechos ciudadanos. además. la población 2. . sectores importantes que creen que las protestas y los bloqueos son legítimas formas de lucha. sumadas. con demandas no satisfechas. En lo que coinciden todos los entrevistados es que el conflicto no es una característica del boliviano.Los efectos del conflicto sobre el capital social 367 El hecho de que Bolivia nazca en conflicto por su diversidad cultural y regional. ni resueltas por mucho tiempo. en tanto que las razones “institucionales” (“El Estado no responde a las demandas de la población” y “no se respetan las leyes”) obtuvieron. En total.7% del total. estas opciones parece estar en contra de acciones de protesta como bloqueos de carreteras o tomas de terrenos y. explica las dificultades que ha enfrentado a lo largo de su historia.9% . considera que los manifestantes son por lo general manipulados por las dirigencias sindicales o sectoriales. lo que pasa es que no estamos pudiendo resolver nuestros problemas”. etc. Hay quienes consideran que los bolivianos siempre hemos sido conflictivos y otros que creen que es una característica reciente. En líneas generales. La población señala a la pobreza. Esto genera la conflictividad. cívicas. profesionales. por los acontecimientos que hemos estado viviendo.5% de las respuestas. paros y tomas han sido mecanismos de presión utilizados por un sinnúmero de organizaciones sociales. bloqueos.

una diferencia de casi 18 puntos).8% de la población occidental cree que las protestas consiguen “algunos” o “todos” sus objetivos (frente lar que al menos para la mitad de los bolivianos la aparición de conflictos responde también a intereses personales y políticos de los dirigentes que movilizan a las bases. transportistas. las cuales no están informadas de las demandas por las que inician sus protestas (ver recuadro 24). la renuncia del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.3% ). los sectores más conflictivos son campesinos. Luego figuran.1% de la oriental. . Sólo el 22. El 74% dijo que la gente que participa en marchas. es necesario seña- Esta visión del conflicto como medio para resolver conflictos parece haberse desarrollado con más fuerza en el occidente boliviano. mineros.2% ). Sin embargo.7% ) o “todos sus objetivos” (7. Según los encuestados. con porcentajes menores.368 Cuarta parte Una amplia mayoría de bolivianos admite que el conflicto se ha convertido en una forma eficiente para encontrar solución a los problemas. donde las movilizaciones sociales fueron mayores en los últimos años y donde se ha desarrollado el orgullo de haber logrado. y dirigentes cívicos/prefectos (19. los maestros. Esta visión utilitaria de la gente podría también ayudarnos a explicar la desconfianza y los problemas de autoestima señalados en este trabajo.4% ).8% piensa que la gente que protesta “no consigue nada”. El 82. con ellas. bloqueos y protestas generalmente “consigue parte de sus objetivos” (66. al 65. gremiales y salubristas. indígenas y cocaleros (34.

o lo hace porque es usada para otros fines políticos? Es consciente de sus demandas Es usada para otros fines políticos Otro NS/NR Total 16% 75% 4% 5% 100% También sobre este tema preguntamos la opinión de los entrevistados sobre los dirigentes sindicales.4% dijo creer que los manifestantes son “usados” por las dirigencias. La respuesta es similar en todas las regiones. o lo hace porque es usada para otros fines políticos?”. excepto en el caso de Pando. contra el 15. La pregunta era: “¿Generalmente los dirigentes organizan protestas para lograr mejoras para su sector o buscando sólo sus intereses personales?”. bloqueos y protestas. la gente que participa en marchas. bloqueos y protestas. en la mayoría de los casos. la gente que participa en marchas.9% que dijo que los dirigentes quieren mejoras para la gente. etc. ¿generalmente lo hace porque es consciente de sus demandas.Los efectos del conflicto sobre el capital social 369 Recuadro 24. clases sociales. está informada de los objetivos de la movilización o no está informada? Está informada No está informada Otro NS/NR Total 19% 72% 4% 5% 100% La investigación también quiso establecer qué grado de conciencia tienen los manifestantes.. La pregunta decía: “¿Según su opinión. A menor ingreso la aceptación de los manifestantes es algo mayor. ¿Según su opinión. La gente que participa en marchas. La utilización del conflicto con fines personales y políticos Era interés de la investigación establecer la opinión de la población sobre el grado de información que tienen los manifestantes que participan en las marchas y protestas. Las respuestas fueron coincidentes con el punto anterior: el 75. sociales o cívicos que organizan acciones de protesta. bloqueos y protestas. El 57. La pregunta fue “la gente que participa en marchas.2% cree que “usados” políticamente.2% respondió que “la población no está informada”.3% se inclinó por la segunda opción (buscan sus intereses personales). en la mayoría de los casos. bloqueos y protestas.2% respondió así. ¿generalmente lo hace porque es consciente de sus demandas. . está informada de los objetivos de la movilización o no?” El 72. en donde sólo el 51. según la población. Los entrevistados entre 18 y 24 años son los más críticos con los manifestantes: un 78.

Sin embargo. Si el otro es un desconocido al que se le teme y construimos nuestra identidad es base a su descalificación –tal como lo hacen los políticos permanentemente en sus campañas proselitistas– es natural que el país se halle dividido en la forma de ver a la diversidad: si como factor que evita el progreso o como potencial que contribuye al mismo. La ENVAC da los porcentajes de 48 y 44% a estas opciones. 3.370 Cuarta parte Recuadro 24. el 56.9 en la clase mediabaja y al 49. lo odiamos”. un 30% de la población encuestada dijo estar en desacuerdo con prohibir estas medidas de protesta.5%) frente a un 16% que cree que logran mejoras para Bolivia. “No sabemos quién es el otro. 4. concentración. CONFLICTOS Y DIVERSIDAD Otro elemento que cabe mencionar en el análisis del conflicto es el desconocimiento del otro que termina generando odios que a la larga podrían llevarnos a mayores enfrentamientos. La utilización del conflicto con fines personales y políticos ¿Con cuál de las siguientes posiciones está más de acuerdo? Generalmente los dirigentes organizan protestas para lograr mejoras para su sector Generalmente los dirigentes organizan protestas usando a la gente y buscando sólo sus intereses personales Con ninguna Con ambas NS/NR Total 4% 17% 6% 100% 57% 16% Es más. bloqueo. huelga de hambre u . Esto lleva a pensar en la necesidad de prohibirlos al 54% de los bolivianos. LOS EFECTOS DE LOS CONFLICTOS Uno de cada cinco bolivianos declara haber participado alguna vez de alguna marcha. Carlos Mesa señala que ignorancia y prejuicio. con una tendencia mayor a pensar de esa manera según aumentan los ingresos. forman una combinación letal. pero tenemos todo tipo de prevenciones contra ese otro. protesta. una amplia mayoría de bolivianos considera que “las protestas y bloqueos hacen que el país sea más pobre” (71. En la clase media.6% en la clase baja.7% se inclina por esa prohibición. ese porcentaje baja a 51.

El dato de Bolivia se obtuvo en la encuesta realizada por el proyecto “Causas estructurales de la conflictividad en Bolivia”.Los efectos del conflicto sobre el capital social 371 otro tipo de movilización en el curso de los últimos cinco años. Seguramente a causa de los sucesos políticos y sociales ocurridos en el último año en Pando. manifestaciones y huelgas. pues se refirió a una mayor cantidad de formas de protesta. dato que nos coloca entre los primeros lugares de participación ciudadana en conflictos en América Latina (ver recuadro 25). En la encuesta de Latinobarómetro. En los departamentos de occidente. Recuadro 25. Participación en conflictos en América Latina No existen muchas formas directas de comparar internacionalmente los resultados bolivianos de participación en conflictos. según los datos recogidos por la ENVAC. Perú Honduras Panamá Chile Guatemala El Salvador Ecuador Promedio 23 23 22 17 16 15 15 13 13 13 12 12 11 10 9 8 6 5 13 Fuente: Latinobarómetro (2007). el Latinobarómetro ha estudiado un tema similar. mientras en los de oriente ese porcentaje baja a 17.9%.5% dijo haber participado en alguna acción de protesta (cinco puntos por encima del promedio nacional).9% . Bolivia ocupa el segundo lugar en participación en movilizaciones del continente. “Le voy a leer algunas acciones políticas que la gente puede realizar y quiero que me diga si ha realizado alguna de ellas: participar en protestas autorizadas”. ese departamento prácticamente duplica el índice de participación en conflictos. De todas maneras. . (Sólo respuestas “sí”) Venezuela Uruguay Bolivia Argentina Costa Rica Paraguay México Brasil Colombia Nicaragua República D. detrás de Venezuela y Uruguay. no pondera la población de cada país. como bloqueos. Nuestra pregunta fue más amplia. que se ubican en el primero. En sus encuestas pregunta: “Le voy a leer algunas acciones políticas que la gente puede realizar y quiero que me diga si ha realizado alguna de ellas: participar en protestas autorizadas”. si la comparación es válida. En Bolivia no existe el concepto de “manifestaciones autorizadas” pero la comparación puede ser pertinente. el 25. Bolivia figura con un 13% . sin embargo. El promedio es simple. con el 39.

pues expresa una fuerte demanda social para construir una vida diferente. Participación en conflictos en América Latina Quienes participaron en se les preguntó la razón. pero ¿qué entiende el boliviano por “diálogo”? Según nuestra experiencia en los talleres organizados como parte de esta investigación. es la opción más mencionada. un 33% de quienes tienen al aymara como lengua materna afirma haber participado en acciones de protesta. El 28. bloqueo o protesta? Podemos dividir las respuestas en cuatro diferentes tipos: Razones “laborales y salariales”. “la defensa de la región” y. dos tercios más que el promedio nacional. La pregunta fue: ¿La última vez.372 Cuarta parte Recuadro 25. Las distorsiones son mayores en personas que están vinculadas al po- . LA COMPRENSIÓN SOBRE EL DIÁLOGO La palabra “diálogo” parece haberse puesto de moda. bloqueo o protesta? Defensa de la región 27% En defensa de derechos humanos + en defensa de la democracia Pérdida de empleo + reclamo por aumento del salario Defensa del país Otro NS/NR Total 22% 17% 9% 28% 1% 100% 5. in- dependientemente del lugar de donde provengan. por qué razones participó en esa marcha. Por ejemplo. Es interesante hacer notar que la participación en acciones de protesta es independiente de los ingresos percibidos por la persona pero está fuertemente influida por la etnia a la que ésta pertenece. aunque comprendan sus potencialidades para posibilitar la convivencia pacífica. con el 36% . El tercer tipo incluye “la defensa del país”. por qué razones participó en esa marcha. demuestran no haber tenido un relacionamiento profundo con el diálogo: por eso no logran conceptualizarlo más que como una charla o como una negociación para resolver conflictos. los bolivianos. su contexto socioeconómico o educativo.3% El segundo tipo tiene que ver con la defensa de la democracia y de los derechos humanos y suma un 22% . “pérdida de empleo” y “reclamo por un aumento de salario” suman 17.1% de los entrevistados dijo haber participado en acciones de protesta por “otras razones”. ¿La última vez.

entonces es por las malas” (Hombre.Los efectos del conflicto sobre el capital social 373 der. si no funciona con el diálogo. la mayor parte de los participantes evidencian una gran necesidad de mostrar que vivimos en una sociedad donde hablamos pero no dialogamos. Para ellos. No se ha observado en los entrevistados la defensa de un modelo democrático de familia. están lejos de verlo desde un punto de vista relacional y humano. con la posibilidad de eventualmente llegar a acuerdos. en la relación con los hijos y otros ámbitos de la vida cotidiana. el diálogo es un instrumentos para que los hijos obedezcan y acepten los límites que los padres les imponen. el diálogo es estrictamente una herramienta utilitaria para “solucionar conflictos”. tanto padres como hijos. por el cual los hijos participan activamente en el establecimiento de reglas a las cuales se someten todos. se lo entiende como “debate”. Sin embargo. Sin embargo. asociado al término “política”. durante las sesiones. grupo focal Santa Cruz). a la ruptura del diálogo. está el recurso del castigo (físico). el “diálogo” simplemente implica la verbalización y defensa de posiciones y planteamientos políticos. Los hijos tienen que obedecer. que a los ojos de los padres es legítimo. en el ámbito de la pareja. En cambio. los grupos focales muestran que las concepciones de La Paz y Santa Cruz tienden a ser coincidentes. Que lo habitual son las peleas. Otro significado de diálogo surge cuando. Los padres establecen los límites y a los hijos sólo les toca acatarlos. 6. etc. puesto que se reconoce que normalmente las parejas no dialogan para resolver . Así. Si no lo hacen por las buenas. se tiene al diálogo como un ideal. aunque generalmente el resultado sea otro: la imposición de ideas y el avasallamiento del adversario. El modelo es más bien autoritario. Es decir. sus diferencias. } Esta misma idea de diálogo unido a la sanción está presente en la resolución de conflictos en el trabajo y en el barrio. el concepto de diálogo tiene la connotación de un “consenso entre iguales” y la idea básica es que la pareja hable hasta encontrar un acuerdo. pero hay reglas (…) hay límites. En este caso. el maltrato del esposo a la esposa. el diálogo tiene límites: “El diálogo está bien. EL DIÁLOGO EN LA COTIDIANIDAD Cuando se aborda el tema de la resolución de conflictos en la vida cotidiana. En este caso.

el Gobierno tiene que poner límites. . “diálogo” no significa participación igualitaria en los asuntos de la res pública. como ocurre también en la cotidianeidad. Al mismo tiempo. EL DIÁLOGO Y LOS CONFLICTOS POLÍTICOS Aunque la población boliviana se pronuncia por el diálogo como la mejor manera de resolver los conflictos políticos del país. Como resultado. El 61% se declara partidario de negociar para resolver sus conflictos. los jefes de trabajo. etc. La encuesta ratifica lo señalado. finalmente. un medio para que la ciudadanía acate las reglas impuestas por los que tienen poder. Todo quieren. En la mentalidad colectiva no está presente la “renuncia” ni el “cambiar de opinión”. los líderes vecinales. puede decirse que en Bolivia el diálogo no es un fin en sí mismo. Tampoco implica un intercambio equilibrado de posiciones. no se percibe el diálogo como un ejercicio democrático en el cual las partes que intervienen renuncian a algunas de sus posiciones. Algunos resultados permiten señalar una contradicción entre los niveles teóricos y los prácticos. pero ese mismo porcentaje señala que pocas o ninguna vez está dispuesto a dar la razón al otro. todo le piden al Gobierno.374 Cuarta parte En general. para enfatizar aquellas que les unen. “diálogo” es sólo un instrumento. luego de ser convencido por las razones del otro. no se lo considera un valor en sí mismo. Para la mayoría. No dejan gobernar. la encuesta muestra la existencia de una visión muy idealizada del diálogo. 7. un recurso para alcanzar determinadas metas. grupo focal La Paz). Es un medio. Entonces si el diálogo no funciona. No constituye un valor que debe ser cultivado y promovido. si bien tres de cada cuatro personas creen que es posible encontrar soluciones donde todos ganen y el 62% considera que es mejor trabajar en equipo. resulta que cuando se pregunta la frecuencia con que los entrevistados ceden a sus propias demandas frente a las del grupo. Por ejemplo. ¿No vamos a estar viviendo todos los días con huelgas y manifestaciones?” (Mujer. “Es que a veces la gente abusa pues. el 51% responde que solo lo hace “raras veces”. Y. no existe una adecuada comprensión de ese concepto pues. Generalmente para que los subordinados acepten las reglas de los que tienen autoridad y poder: los padres.

con un 26% . Un 26% piensa que el objetivo es hacer conocer sus demandas libremente. Se trata de un instrumento para que los segundos obedezcan. La ENVAC muestra que para el 32% de los bolivianos el objetivo principal de la democracia es resolver conflictos de manera ordenada y sin violencia. Beni y Pando. Oruro se alinea más con la idea de que el principal objetivo democrático es mejorar la situación económica de las personas. un 18% que mejoren las condiciones económicas de la gente y un 17% opina que el objetivo de la democracia es fiscalizar las acciones del gobierno y evitar la corrupción. con un 22% . en el que los primeros no corren el riesgo de tener que cambiar de opinión. con un 34% . es un instrumento para el acatamiento de reglas. Valores democráticos como el diálogo y el cumplimiento de los acuerdos y las leyes están más presentes en los departamentos de Santa Cruz. respectivamente.Los efectos del conflicto sobre el capital social 375 Este modelo de diálogo es una extrapolación del que se verifica en la relación entre padres e hijos. mientras que Tarija es el que asocia la democracia con más fiscalización y menos corrupción. en el ámbito político se espera que el diálogo sea un instrumento para evitar huelgas y bloqueos. ¿cuál de los siguientes es el principal objetivo de la democracia? Que la gente haga conocer sus demandas libremente Resolver los conflictos de manera ordenada y sin violencia Mejorar la situación económica de las personas Fiscalizar las acciones del Gobierno y evitar la corrupción Ninguno Otro NS/NR Total 26% 32% 18% 17% 2% 1% 4% 100% . Objetivos de la democracia Una mayoría de los bolivianos. Potosí opina que el principal objetivo es la libertad de demanda. De igual manera. Según usted. el 32% . Pando y Santa Cruz son los departamentos que más de acuerdo están con el objetivo de resolver los conflictos sin violencia. es decir. piensa que el principal objetivo de la democracia es que se resuelvan los conflictos de manera ordenada y sin violencia. con un 46% y 36% . Recuadro 26. y que casi el doble de bolivianos (63%) se cree que Bolivia necesita un gobierno que dialogue (ver recuadro 26).

también significativo. entonces se entiende que el actor político cambia de posición por razones oscuras: “le han pagado”. Esta actitud de escepticismo hace Este mal pensar de los políticos se agrava si en el transcurso del diálogo que a los entrevistados les cueste recordar algún diálogo político que . piensa que los objetivos de la democracia se cumplen más o menos. Cabe destacar que mientras más bajos son los ingresos familiares más se piensa que los objetivos de la democracia no se cumplen. respondiendo así la gente expresan un prejuicio muy fuerte: los políticos no procuran el bienestar de la nación.5% con ingresos de entre Bs. sino como un mecanismo para imponerse sobre el otro.. 500 y 1. por el contrario. El departamento más optimista es.500 piensa esto. donde un 11% afirmó que sí se cumplen. Otro 30%. Como en la vida cotidiana no se concibe el diálogo como una forma de modificar las propias posiciones. Es decir que un 64% de los bolivianos piensa que los objetivos de la democracia no se cumplen en su totalidad. 3.376 Cuarta parte Recuadro 26. El departamento que más desconfía de la capacidad de la democracia para cumplir sus objetivos es Tarija (un 48% afirmó que los mismos no se cumplen). Objetivos de la democracia ¿Se cumplen esos objetivos? Al mismo tiempo.000 que tiene la misma opinión.3% de las familias con ingresos de entre Bs. el Beni. éstos cambian sus posiciones o ceden en algunas de sus demandas. La mayoría sostiene que los acuerdos políticos no benefician a la democracia (68%. sino sólo apuntan a sus intereses personales.000 y 7. Un 27. según la ENVAC). Al parecer. Es un porcentaje muy elevado que coincide con el alto grado de desconfianza respecto a los actores políticos. 34% de los consultados opina que los objetivos de la democracia no se cumplen y otro 30% dice que se cumplen poco. Según su opinión ¿se cumplen o no se cumplen los objetivos de la democracia en Bolivia? Se cumplen mucho Se cumplen más o menos Se cumplen poco No se cumplen Otro NS/NR Total 3% 30% 30% 34% 0% 3% 100% Otra disonancia con nuestra proclamada adhesión al diálogo es la siguiente. frente a un 5.

hay que tomar en cuenta que aunque el diálogo tiene un propósito. Sin embargo. 20). Siendo el diálogo una facultad humana. no es un tour planificado. LAS INCOMPRENSIONES SOBRE EL DIÁLOGO Lo señalado hasta aquí podría llevarnos a identificar otro rasgo de la identidad boliviana. por el contrario. como un requisito sustancial e ineludible. llora y ríe. son personas iguales a uno mismo. en muchos de 8. sino turismo de aventura. porque sólo en este nivel podemos encontrar aspectos comunes con los otros. Hay que lograr que se hable desde el “yo pienso” y el “yo siento”. pues así como yo soy un ser humano que ama. pero que tienen poca relación con lo que practicamos. casos resulta que nos hemos deshumanizado tanto que nos cuesta reconocer nuestra propia condición humana y. el reconocimiento de que los otros.Los efectos del conflicto sobre el capital social 377 haya sido una adecuada forma de resolver un conflicto. Los acuerdos solo pueden ser alcanzados por personas. en la estricta aplicación de ley psicológica según la cual: yo soy la negación del otro o de la otra (alter alterius) o sea: yo soy el otro o la otra del otro o de la otra. los otros también lo son. sino más bien como un paseo. Haciendo una analogía: no es como un bus que parte de un punto definido a otro punto definido. en el que se pueden encontrar muchas cosas. el de hacer discursos y plantear visiones ideales. sufre. el reconocimiento de la humanidad de quienes participan en él. Únicamente cuando puede construirse esta perspectiva es posible el diálogo. y entonces encaran el diálogo desde un prudente “nosotros”. Lamentablemente. Como lo señala uno de los entrevistados: “hay mucho en los discursos. solo puede ser ejercida por seres humanos. sueña. se trata de darse una oportunidad a uno mismo para conocer al otro. consecuentemente. con quienes se va a dialogar. aunque sea difícil porque las personas prefieren identificarse con sus creencias antes que con su humanidad. pero nada en la práctica”. Es decir. El diálogo requiere. . siempre entraña la posibilidad de llevarnos por rumbos imprevistos. En el diálogo no se trata de darle una oportunidad al otro.238 238 Josef Estermann (2008. tampoco la del otro.

Es más. particularmente la gente adulta. en general e independientemente de su lugar de procedencia. Es más. las personas adultas evidencian una mayor resistencia al cambio que las personas jóvenes.378 Cuarta parte Ese diálogo con potencial transformador. Por ejemplo. La manera en que escuchamos es táctica. Por otra parte. los jóvenes hablan del tema como un problema al que hay que buscar solución y piensan que la solución empieza por el cambio individual. con debilidad personal. es decir. pues mientras habla vamos pensando en lo que vamos a decir nosotros. es decir con completa sinceridad y sin dobleces. Pero esto también tiene que ver con la cultura: el hombre adulto cruceño parece ser más cauteloso que el hombre adulto paceño. de posibilitar la generación de visiones comunes. Seleccionamos entre los puntos de vista de las otras personas aquellos que nos sirven para sostener los nuestros propios. . y considera que ese no es un buen atributo cuando se tiene que tomar decisiones con eficiencia y eficacia. consecuentemente. y creen que si ellas cambiaran los demás las tomarían por “tontas”. cuando se conversa sobre el tema de la impuntualidad. sólo oímos lo que queremos. lo que nos conviene. En cambio las personas adultas dicen que “así ha sido siempre y que no hay ya nada que hacer”. Los talleres muestran que es muy raro que las personas con algo en juego abran de verdad su mente y descubran las limitaciones de su propia manera de ver y actuar. No escuchamos lo que el otro dice. que ambos grupos reconocen como una tremenda debilidad. en tanto las mujeres logran ser sinceras con mayor facilidad (en todo el país e independientemente de su edad). no de relación. no se halla presente en la sociedad nacional. confunde hablar desde el corazón. más si estas decisiones son vinculadas a lo político. los talleres desarrollados en el marco de la presente investigación muestran una capacidad de escuchar al otro bastante pobre. ya que medimos el éxito de nuestra participación por la eficacia de la impresión que creemos haber causado. capaz de enriquecer personalmente a sus participantes y.

los desastres naturales. teniendo cada vez una connotación más amplia. las crisis económicas y las políticas públicas. como la globalización. una definición P arafraseando a Jo- sep Masabeu cabría señalar que la migración “es un fenómeno imparable”. Una noción general de migración se resume en el cambio voluntario o forzoso de residencia de una persona dentro de la unidad territorial de un país o fuera de ella. La migración como fenómeno heterogéneo y complejo se encuentra ligada a diferentes factores.VI. que viene . las guerras. Empero. de un país a otro. entre otros. LA MIGRACIÓN Y EL CONFLICTO transformando las geografías y las sociedades de los países del mundo. Bergholdt (1999) afirma que con el tiempo el significado de la migración ha sufrido cambios.

380 Cuarta parte más técnica y actual de migración es la dada por Jorgensen: “La migración es el traslado de una ‘sociedad’ a otra. Entre las teorías con mayor aceptación se pueden mencionar: i) la teoría de los factores push and pull. políticos. político y económico de los países y las regiones (Masabeu. mientras que el factor pull. la migración tiene su causa en la existencia de regiones y países atractivos. Según esta teoría. ii) la teoría de la nueva economía de la migración laboral. económicos. 73). y a partir de ello trata de explicar la migración campo–ciudad. Siendo la migración una realidad poliédrica. la teoría de la “nueva economía de la migración laboral” (Stark. El factor push son las precarias posibilidades económicas. Con este enfoque podría explicarse la migración interna de las provincias paceñas a la ciudad de El Alto. demográficos y psicológicos” (Bergholdt. como podrá constatarse empíricamente en el caso de Bolivia. la decisión de emigrar no es un acto meramente individual sino más bien . es decir. son las mejores expectativas económicas y sociales del lugar de destino. Es que la migración tiene la “virtud” de reconfigurar el espacio social. diversas teorías analizan y explican sus determinantes y consecuencias. de municipio a municipio dentro de un mismo Departamento. y los efectos económicos y humanos que ella implica. sociales. Esto contribuye a explicar la masiva migración de occidente al oriente boliviano (sobre todo a Santa Cruz de la Sierra) acaecida en los últimos cuarenta o cincuenta años. Esta teoría considera el factor distancia como un elemento que incide en la toma de decisiones al momento de emigrar hacia un lugar determinado. 1999. Según la teoría de los factores push and pull. implicando así un sinfín de aspectos culturales. religioso. y iii) la teoría del enfoque macro y micro (en desmedro de las teorías clásicas y neoclásicas que reducen la determinante migratoria a factores meramente económicos y a sectores sociales con buena formación o educación). sociales y ecológicas del lugar de origen. Pero en el marco de un contraste empírico unas han tenido mayor validez que otras. Por otra parte. pero sin alejarse demasiado del lugar de origen. y otras regiones y países desaventajados o expulsores de población. 1991) ha sido utilizada por el Fondo de la Naciones Unidas para la Agricultura (FAO) para explicar la migración desde las áreas rurales hacia las principales ciudades. 2007). a la inversa. cultural.

importancia de las relaciones familiares. Esta perspectiva revela los efectos a mediano y largo plazo del cambio de residencia sobre la trayectoria de vida de los individuos y los procesos de adaptación en el lugar de destino a escala individual. la interrelación entre los determinantes y los impactos de la migración. . El enfoque micro establece que las migraciones son consecuencia de las decisiones individuales. exposición a riesgos ambientales. etc. constitución de redes de apoyo. las desigualdades entre las ciudades incentivan los desplazamientos entre ellas. etc. Así se comprende que la migración tiene muchas facetas interrelacionadas. ambientales. 239 CEPAL recoge hipótesis dicotómicas entre sí respecto a la migración interna en un futuro próximo.241 De todas formas. los potenciales determinantes de la migración son económicos. Aquí cabría añadir que los procesos de adaptación y/o acomodación dependen de persona a persona y de grupo social a grupo 240 Por causas como la urbanización generalizada que acaba con la migración campo-ciudad. Socioculturales: prácticas comunitarias o empresariales. culturales. la que apuesta al “agotamiento de la migración interna”240 y.Los efectos del conflicto sobre el capital social 381 constituye una decisión familiar influenciada por el entorno social. Por una parte. así como los traslados mucho más expeditos y asequibles. ciclos de actividad y empleo. por la otra. BID/ 239 Económicos: ingresos. Finalmente. socioculturales. actitudes relacionadas con la fijación al territorio y la capacidad de adaptación a nuevos escenarios. organizaciones internacionales de carácter regional como BID/CEPAL (2007) explican los alcances de la migración interna y el desarrollo en América Latina a través de aproximaciones teóricas como el “enfoque macro” y el “enfoque micro”. el incremento del costo de la vivienda. Esto representa un cambio radical con respeto a la investigación tradicional en materia de migraciones. en forma explícita. 241 El aumento de los ingresos incrementa las expectativas y posibilidades migratorias. el aumento de ingresos que debilita el uso de la migración como estrategia de sobrevivencia. Bolivia no es la excepción. así como la pérdida de capital humano que sufren los lugares origen. la trayectoria de vida de las personas y de factores contextuales. etc. asimismo. Esta teoría focaliza tanto las causas de la migración como las consecuencias de la misma (económicas. por ejemplo). etc. la migración internacional sustituye a la interna. Según el enfoque macro. Ecológicos: calidad de los terrenos. tecnológicos y ecológicos. a “una pertinaz. hasta creciente migración”. el mejoramiento de la vías y de los medios de transporte. sociales. pues reconoce. la realidad muestra que la migración interna sigue fluyendo cotidianamente dentro las fronteras de los países. etc. Tecnológicos: medios de comunicación y transporte.) en el lugar de origen y en el destino. “La adaptación en el lugar de destino es un asunto multifacético y gradual” (CEPAL/BID 2007). vinculación entre trabajo y residencia. distingue entre los desplazamientos voluntarios y forzosos (por desastres naturales. una de las cuales es la integración sociocultural de las sociedades receptoras de migrantes.

familiares. Es decir: i) rivalidad igual a equilibrio económico (donde el contacto social está ausente por completo). Sin embargo. 2000) . (Martínez. sino también la cultura y los comportamientos. sino en el conjunto de cambios al que Otra contribución teórica es el “modelo de relaciones culturales”. puso de relieve que “los cambios de residencia generan tensión entre los recién llegados y los lugareños (nativos)”242. nuevos repertorios de conducta. porque resulta imposible renunciar a la identidad propia y a los orígenes para “asimilar” una nueva que apenas se conoce. Entonces. es un proceso en permanente construcción donde aportan tanto los que llegan como los anfitriones. como Chicago. iv) asimilación igual a personalidad y herencia cultural (fin de las relaciones étnicas y fase de acercamiento. hay otros que siguen migrando a las ciudades a pesar de saber que cada día existe menos oferta laboral en ella. recurrió a la “teoría de la desorganización social y los procesos de asimilación” (Martínez. Por ejemplo. como bien dice Masabeu (2000). y muchas veces están determinados por el estrato socio económico del migrante. Suele decirse que la identidad cultural. migrar implica dificultades culturales en ambas poblaciones.382 Cuarta parte social. LA INTEGRACION SOCIOCULTURAL Robert E. etc. 1. para explicar el proceso de las migraciones y el cambio social en las grandes ciudades de Estados Unidos de Norteamérica. ii) conflicto igual orden político (toma de conciencia por parte de los sujetos rivales en situación de copresencia). es la receta francesa. la explicación más válida tal vez descansa en las variables: ingresos mayores. Asimismo. la constatación empírica muestra que hay personas que no migran por los fuertes sentimientos de pertenencia a su lugar de origen y las probables dificultades de adaptación en el lugar de destino. iii) adaptación igual a organización social (supone una mutación donde remite el conflicto en un proceso de reajuste entre los grupos e individuos: se toleran y controlan mutuamente). desastres naturales y crisis económicas. La asimilación. económicos. Park. Esta noción ha sido criticada. Concluyó que el problema de los inmigrantes no residía en su raza. “Quien llega al país debe asimilar totalmente no sólo las leyes y la lengua del país de acogida. fusión y mezcla de los valores de los grupos implicados. los enfoques teóricos expuestos tienen limitaciones para abarcar las diferentes dimensiones de un fenómeno humano tan complejo como es la migración interna y la migración en general. en cambio. Claro está. formación de los hijos. debían someterse para desplazarse de un lugar a otro: cambios en los universos culturales. renunciando a cualquier peculiaridad”. individual o colectiva. 242 Park. una nueva memoria común). 2000). para explicar el ciclo de relaciones étnicas concibe un esquema de cuatro etapas progresivas donde a cada una de ellas corresponde un orden social.

una situación de tránsito que se redefine en cada momento del tiempo. Que la integración es un proceso. por supuesto. pues resulta ineludible la marcada desigualdad socioeconómica. Sin embargo. intentan ser como los anfitriones o lugareños). estilo de habla.Los efectos del conflicto sobre el capital social 383 de John Berry. en Estados Unidos de América “la cohesión no se funda tanto en el Estado como en la sociedad civil. La UE define la cohesión social como “la capacidad de una sociedad de asegurar el bienestar de todos sus miembros. y exige renunciamientos. minimizando disparidades y evitando la polarización” (Ballón 2009). 246 ba esto como alternativa al modelo lineal de aculturación (Berry. relaciones con su paisanos. 244 asimilaPlantea- y marginalización.1998. por ejemplo. LA MARCHA HACIA EL ORIENTE BOLIVIANO La migración interdepartamental en Bolivia también podría denominarse desplazamiento intraregional de occidente a oriente. Más recientemente. integración. aprenden poco las costumbres y los hábitos de la sociedad receptora). local y administrativa. de la zona andi247 En cambio.247 La CEPAL anota las dificultades de aplicabilidad de la noción europea de cohesión social en el contexto latinoamericano y. boliviano. en cuanto a su conducta. 2009). ción 245 243 nada consiste en una comunidad de individuos libres que se apoyan en la búsqueda de los objetivos comunes bajo medios democráticos. Claro está que el modelo de aculturación más estudiado es la integración. 246 La marginalización corresponde al rechazo de la identidad cultural de origen y también de acogida. económica y legal. 244 La integración es el caso en que se responde afirmativamente al deseo de mantener la identidad cultural y afirmativamente al contacto intercultural. citado por Páez 2005). así como permanentes conflictos sociales (Ballón. 245 La asimilación es una estrategia de abandono del grupo de pertenencia y de movilidad individual (en cuanto a su identidad. que una sociedad cohesio243 Las personas responden afirmativamente al mantenimiento de la identidad cultural y negativamente al contacto intercultural (preservan su lenguaje. en cada realidad política. el fenómeno de la migración y los procesos de integración se analizan a partir de la noción de “cohesión social”. para la CEPAL. la preferencia por una u otra estrategia dependerá de las características de las poblaciones en estudio. la ética individual y el mercado” . los inmigrantes se sienten parte de la sociedad anfitriona y. Este enfoque teórico está siendo usado por la Unión Europea (UE) para el estudio de la migración transnacional hacia Europa occidental. la discriminación y la exclusión social. Diferentes autores concluyen que la noción europea de cohesión socialdescansa en la “cultura de derechos”. migrantes de primera o de segunda generación. 2. quien propuso estudiar las cuatro estrategias de aculturación: separación. De lo expuesto se desprende que una auténtica integración tiene etapas por transitar. Se afirma.

Ese mismo año (2001). la movilidad interna de mayor trascendencia económica. La masiva migración colla no se palpa solamente en los distritos municipales 7 y 8 de la ciudad de Santa 248 Según el estudio “Análisis de la situación demográfica del país”. ii) de 1985 adelante fueron potosinos y en menor cuantía orureños248 –mineros relocalizados– (Bergholdt. siendo los departamentos de Santa Cruz. Santa Cruz de la Sierra tiene a la tercera población de paceños después de La Paz y El Alto. cultural y social es la migración colla –andinos y vallunos– hacia la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Sin embargo. Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas. Una migración interdepartamental de diferentes direcciones.384 Cuarta parte na al norte amazónico y del occidente a los valles de Cochabamba y Tarija. realidad que dificultó por ejemplo encontrar a informantes cambas allí. la segunda población de orureños después de Oruro capital y la segunda población de chuquisaqueños después de Sucre capital (Informante camba). los principales anfitriones (Navia. cochabambinos y paceños. donde se encuentran El Plan 3.2 millones de habitantes habían cambiado de residencia dentro el país. la cuarta población de cochabambinos después de Cercado. Confirmando estos datos cabe señalar que la zona sureste de la ciudad. el Instituto Nacional de Estadística señaló que las personas no nacidas en Santa Cruz representaban un 25% de la población total del Departamento.249 Las dirigencias barriales también están ampliamente compartidas por inmigrantes collas y cambas o cruceños. por parte de la madre. 2007).000 y Villa 1º de Mayo . está habitada en más del 70 por ciento por inmigrantes collas o benianos. Así se evidencia la masiva migración colla. el padre. los orureños prefieren emigrar hacia a La Paz y Cochabamba y en menor proporción a la ciudad de Santa Cruz. Se estima que por lo menos un 75 por ciento de los cruceños tiene origen colla. La migración hacia la ciudad de Santa Cruz se encuentra marcada por periodos de llegada: i) de 1949 a 1984 fueron sobre todo chuquisaqueños y cochabambinos. Cochabamba. se estima que hasta el año 2001 aproximadamente 1. Pando y Tarija. 1999. y iii) en la última década fueron paceños urbanos. 69). o ambos progenitores (informantes cruceños). Esta movilidad humana del occidente y sur del país hacia el oriente ha venido a denominarse como la migración colla. Sacaba y Quillacollo. en ese orden. (Organización Panamericana de la Salud. . orureños. 1995) 249 Los mercados de alimentos y otros centros de expendido de productos de los distritos municipales 7 y 8 se encuentra abarrotados de potosinos. que podría resumirse en el título de un estudio que reza Todos los caminos llevan a Santa Cruz.

mientras que los inmigrantes de clase media baja urbano o pobre de origen rural residen más allá del quinto anillo de la ciudad. potosinos . es importante analizar la interacción entre inmigrantes collas –urbanos y rurales– con los cruceños y cambas en un espacio común urbano. son nuestros vecinos y/o compañeros de trabajo. como decía un parlamentario cruceño. estamos ante una sociedad intercultural. no exento de tensiones para los que llegan. queda preguntarse: ¿Cómo se han desarrollado los procesos de integración sociocultural entre lugareños e inmigrantes? ¿Cuáles fueron los canales más efectivos (positivos. o ambos). como para la sociedad anfitriona. genera un impacto sociocultural muy importante. la actitud de los cambas hacia los primeros migrantes collas –chuquisaqueños. Durante el primer periodo migratorio 1960 a 1985. prácticos) de integración sociocultural para la población urbana inmigrante? A su vez. quechua y aymara. cochabambinos. para efectos del presente estudio se denomina colla al inmigrante valluno y andino. Ya ninguna duda cabe que Santa Cruz cobija una población migrante heterogénea de raíces mestiza. seguros. los collas y los hijos de éstos nacidos en Santa Cruz están en todos los anillos y en todas las instituciones cruceñas. al ciudadano oriundo de esta ciudad y cruceño al hijo de inmigrante nacidos en Santa Cruz (padre o madre colla o extranjero. sino que. ¿cuáles fueron los medios más eficaces (fuertes. camba. Tres olas migratorias La primera constatación. 3. En ese marco. tanto urbana como rural. fundamentalmente. como es la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Dentro de este marco. Siendo ésta la conformación poblacional actual. ¿INTEGRACIÓN SOCIOCULTURAL O CONFLICTO SOCIOPOLÍTICO EN SANTA CRUZ? El desplazamiento interno de personas no se limita a reconfigurar la densidad poblacional y el desarrollo económico de las regiones expulsoras y receptoras.Los efectos del conflicto sobre el capital social 385 Cruz (distritos situados entre el quinto y octavo anillo). sino que. vigorosos) de integración para los inmigrantes rurales? ¿Cómo ha sido el diálogo intercultural entre cambas y collas de acuerdo al estrato económico? ¿La migración colla ha sido un factor de conflicto o de entendimiento? 3. Los inmigrantes urbanos de las clases media y alta habitan zonas residenciales y comerciales. en la periferia.1. Por cierto. guaraní.

que un porcentaje importante de migrantes urbanos de occidente. la masiva migración paceña de comerciantes y microempresarios durante los últimos quince años (Informante cruceño). eran poco laboriosos (Informante colla).6 por ciento de la población cruceña era migrante. Bolivia siempre ha sido una sociedad racista y clasista. para los collas. establecen que principalmente es de ciudad a ciudad. quedaron bajo la figura jurídica social de “relocalizados” miles de mineros sin trabajo. a su vez. esta interacción positiva entre inmigrantes y lugareños ocurría en los diferentes estratos socioeconómicos. que tuvieron como primer destino de migración el centro urbano del mismo departamento o del departamento vecino. y viceversa. Para 1992. Ambas poblaciones se reconocían diferentes. abiertos y francos. Luego viene una segunda fase migratoria. pero vivían para el día. el 40. . cuando se refieren al fenómeno migratorio cruceño. Oruro y otros centros mineros hacia diferentes centros urbanos. Una primera subetapa agrupa a la masiva migración minera durante el segundo quinquenio de los ochenta y. pero no debe perderse de vista. pero había una buena receptividad de los lugareños hacia los inmigrantes. Algunos autores extranjeros. Según un diputado camba. en especial las ciudades de Cochabamba y Santa Cruz: la primera por la cercanía a los centros mineros en quiebra y la segunda debido al boom económico. con sus pares. Esta constatación no pretende obviar la discriminación racial de los criollos y mestizos lugareños a inmigrantes indígenas del propio Departamento como a inmigrantes rurales del occidente. en principio fueron migrantes rurales. los collas eran trabajadores. muchos ex mineros tuvieron como primera escala migratoria Cochabamba y luego la ciudad de Santa Cruz (Informante migrante colla). Como efecto de la decadencia de la minería y la aplicación de la Nueva Política Económica del Presidente Víctor Paz Estensoro. tenían dinero y eran introvertidos y. la otra.386 Cuarta parte y de los valles mesotermicos cruceños– no estaba exenta de estereotipos positivos y negativos. Por cierto. Esta migración fue denominada por los lugareños como la “invasión colla”. Por ejemplo. Entonces esta población emi- gró desde Potosí. los cambas eran acogedores. durante aquel periodo. pero a pesar de la diferencia convivían en un marco de tolerancia. Esta segunda etapa migratoria de 1985 para adelante tiene una especie de subetapas. es decir.

250 se aceptan mutuamente sin mayores problemas. étnico y cultural. con precario castellano o sencillamente quechuas o aymaras. se presenta la etapa regionalista. Podría decirse que los prejuicios negativos son más fuertes que los estereotipos positivos: “hijo de colla. se caracteriza por un nuevo punto de inflexión en las relaciones entre oriente y occidente. “el colla es sucio” (Informante migrante colla). lo político secuestra a lo econó- Gran parte de la discriminación ejercida por los cambas hacia los collas se manifiesta a través del discurso del cruceñismo. conforme concuerdan varios diputados cruceños. Dentro de este nuevo contexto. o tercera etapa. La segunda subetapa. Felipe Quispe. A mediados de los noventa. 1999). el nacimiento no tiene mayor importancia. los inmigrantes collas se esfuerzan por mimetizarse para ser aceptados en la nueva sociedad cruceña. . Priman los negocios sobre cualquier otro aspecto. clasismo y regionalismo se da con la elección interina como alcalde de la ciudad de un inmigrante orureño de apellido Cahuana (Informante lugareño cruceño). Este cambio de actitud de los lugareños –cambas y cruceños – respecto a los inmigrantes collas tiene su lado más radical cuando éstos son de origen indígena o campesino. Los inmigrantes transitan hacia un mestizaje racial. caray colla. a diferencia de la etapa anterior. líder aymara. con poca o ninguna escolaridad. con Evo Morales. con el presidente Carlos Mesa y.Los efectos del conflicto sobre el capital social 387 Con esta segunda ola migratoria empieza una especie de conjunción de regiones en un solo espacio geográfico. Pues. pone en tapete la tesis de la Bolivia invisible y de la nación aymara. Esta vez. las actitudes de los lugareños –cambas de cepa y cruceños hijos de migrantes– hacia los inmigrantes collas fueron intensamente estereotipadas y prejuiciadas. finalmente. Santa Cruz. dentro de lo que cabe. colla de mierda”. y en respuesta. A diferencia de la primera etapa. Santa Cruz replica con la nación camba (Informante lugareño camba). y cuando la vestimenta no es oriental. que se encuentra extensamente difundido entre las diferentes capas sociales cruceñas (Bergholdt. en las capas sociales alta y media alta. Sobre la base de la integración económica se procura la integración social. “no hay peor camba que un hijo de colla”. 250 Esta informante inmigrante colla llegó a Santa Cruz hace 19 años tiene dos hijos nacidos en Santa Cruz. la oposición al discurso indigenista aymara y quechua. Esta primera visibilización del tema del racismo. Posteriormente.

2. esto puede significar que este grupo poblacional es más permeable a establecer relaciones positivas con los recién llegados que los grupos con mejores ingresos económicos. y clase media baja: 42.5% que lo cruceño sea mejor que lo colla. Las diferencias culturales.2% considera que la cultura colla y la cultura camba tienen aspectos positivos. ambos grupos poblacionales se unen coyunturalmente por la demanda regional de la autonomía. el “nuevo ciudadano cruceño”. Para el grupo con menores ingresos la presencia de los inmigrantes collas no ha significado un problema.8% totalmente de acuerdo. Pese a ello. pero un 42. En los mismos temas. Asimismo. de forma muy visible.7% están más o menos de acuerdo. cada vez con mayor claridad. pero también un tercio de las diferentes clases sociales los consideran conflictivos. social y regional. Dentro de este nuevo escenario político. la intolerancia y el irrespeto entre lugareños e inmigrantes. Aún existe una visión dicotómica de los migrantes. Se visibilizan más que nunca las diferencias raciales. sociales. pese a sus diferencias. entra en escena.1% más o menos de acuerdo. respectivamente. raciales y regionales tienden a visibilizarse con mayor intensidad y se advierte.5% de la gente de clase alta considera que lo cruceño es generalmente mejor que lo colla.8% totalmente de acuerdo). Aproximadamente un tercio de los entrevistados de las diferentes clases sociales considera que los cruceños creen que los inmigrantes collas son trabajadores. culturales. 36. sin que existan diferencias sustanciales en las opiniones según la clase social.388 Cuarta parte mico. económicas y políticas de orientales y occidentales.3% está totalmente de acuerdo que las culturas de ambos tienen dimensiones . 3. Algunas percepciones sobre la migración Los datos de la encuesta realizada por esta investigación muestran que las tres clases sociales de Santa Cruz consideran que los migrantes fueron un elemento importante en el desarrollo económico de la región (clase alta: 64. las clases alta y media tipo consideran que la migración fue un factor de conflicto sociocultural: un 34% y un El 24. y un 33.8 % de la clase media baja está totalmente en desacuerdo con esa afirmación. clase media tipo: 47. las actitudes estereotipadas y prejuiciadas adquieren nuevos matices. pero también un 30. la clase media tipo está totalmente en desacuerdo en 38.

ahora. en un porcentaje del 42. se colige que existen diferencias.2%. Por tanto. nuevamente se constata que existe una opinión dividida. por ejemplo) pueden conducir a conflictos. En Plan 3. clase media tipo 40. La diferencia no necesariamente es negativa por sí misma. “Ellos maman desde la cuna una forma distinta de ver las cosas inducidos por los propios padres collas” (Informante camba). está más o menos de acuerdo con que ambas culturas tienen aspectos positivos. Por todo lo expuesto. pese a sus diferencias. a los “nuevos cruceños”. Sin embargo.2%). puede ser entendida como una forma de enriquecimiento cultural mutuo entre grupos disímiles. clase media tipo 52.Los efectos del conflicto sobre el capital social 389 positivas. Sin embargo. pero también contradicciones en las concepciones reciprocas de cambas y collas. La clase media baja. que “fue quebrado por las diferencias políticas entre inmigrantes collas y lugareños”. también resulta innegable la interacción y la influencia recíproca de ambas identidades culturales en el transcurso del tiempo. Integración sociocultural de los inmigrantes collas Hay que tomar en cuenta las siguientes consideraciones: i) más del 70 por ciento de la población cruceña tiene raíces collas. un diputado cruceño decía.3. La opinión de que esas culturas tienen aspectos comunes logra menores porcentajes (clase alta 34%. ii) existen diferencias en las concepciones estereotípicas del colla por parte de los cambas . Esta percepción puede ser un elemento de entendimiento o un factor de conflicto.000 y Villa 1 de Mayo. el respeto y la solidaridad recíproca. 3. el problema radica en que los prejuicios sociales pueden generar conflictos socio culturales y fracturar la integración sobre la base de la confianza.1% y clase media baja 76. Existe una opinión mayoritaria en las tres clases sociales en sentido de que las culturas camba y colla son totalmente diferentes (clase alta 62. los dirigentes están con el gobierno.1%). A los que hay que sumar.2% y clase media baja 38.8%. Sobre este proceso de integración socio cultural y económica de migrantes y lugareños en la ciudad de Santa Cruz. El discurso mediático de ambos lados alimenta las tendencias de animosidad regional que existe entre los cambas y los collas. mientras que las zonas residenciales y las instituciones locales apoyan a la prefectura cruceña. Pero si la diferencia es exacerbada y utilizada con otros fines (políticos.

iv) los hijos de inmigrantes collas tienden a ser actores importantes en las relaciones entre cambas y collas. tiene sus etapas. En el caso de las mujeres inmigrantes colla de las clase baja. como todo proceso. Lo que nos lleva a las siguientes preguntas: ¿Quién debe integrarse a quien en la actual sociedad cruceña? ¿Cuáles son los grados de confianza. género. iii) los desencuentros regionales se han ideologizado y parecen afectar las relaciones entre inmigrantes y lugareños. En cambio. Los inmigrantes collas de primera generación tuvieron como un primer canal de integración en la sociedad cruceña el trabajo. sino que también está determinado por otros factores. estrato económico y otros. y muchas veces la intolerancia contra sus padres empieza y termina en ellos. clase social. Varios estudios consideran que el ideal de la migración deberá ser la cohesión social que se resume en multiculturalidad. (Desde hace un tiempo atrás las oportunidades laborales para estas clases sociales ha disminuido debido a una mayor formación de los cruceños y una mayor competitividad entre inmigrantes collas y cruceños.390 Cuarta parte y viceversa. los hijos de inmigrantes de raíces colla nacidos en Santa Cruz se consideran cruceños para todos los efectos. La clase media baja. en el trabajo doméstico y o el comercio informal. Además. valores comunes e iguales oportunidades para todos los miembros de la sociedad. confianza. La integración. Como suele ocurrir con la gran mayoría de los migrantes. sobre todo cuando se trata de migrantes sin formación. quieren seguir dando clases magistrales. los inmigrantes de las clases media tipo y alta han tenido la oportunidad de trabajar prácticamente en todas las instituciones cruceñas. formación. se toma cualquier trabajo a cualquier precio. más de un informante migrante colla afirmó que sus hijos solían llamarlos “colla”. en trabajos de albañilería y construcción en general. a saber: edad de los migrantes. tolerancia y respeto entre inmigrantes y lugareños? ¿Cuáles son los canales más eficientes y efectivos de integración sociocultural? A pesar de su número. solidaridad. la población inmigrante colla en la ciudad de Santa Cruz ha sido vulnerable a la sociedad anfitriona. respeto y tolerancia recíproca. por . “Las elites paceñas no quieren entender que ahora en Santa Cruz hay un capital humano joven bien formado. La integración social y cultural no varía solamente de acuerdo al periodo de llegada.

pues la lengua es uno de los elementos centrales de la identidad cultural (Bergholdt 1999). . y ni duda cabe que con un gran aporte de los inmigrantes collas. que es la lengua materna de los lugareños. También se espera que los hijos sirvan de bisagra entre los padres fo- rasteros y los lugareños.Los efectos del conflicto sobre el capital social 391 ejemplo en los cursos de maestría” (Informante migrante colla). para facilitar la integración a la sociedad receptora de los progenitores. El trabajo ha sido uno de los mayores medios de integración de los inmigrantes colla en la bonanza económica cruceña. lo más anti–collas. las clases altas suelen ser monolingües castellanas (o bilingües por su conocimiento del inglés). entre las clases medias hay bilingües castellano–aymaras o castellano–quechuas. mientras que en las clases bajas. en un 100 por ciento hablan castellano. en la universidad estatal pudo apreciarse durante la aplicación de las encuestas de Likert. Una autoridad cruceña dijo: “los hijos de los migrantes de occidente han logrado integrarse plenamente a la sociedad cruceña a través del sistema educativo”. sobre todo de los departamentos de Potosí y Cochabamba. que rechazan totalmente la cultura andina y discriminan a la gente de su propio origen e incluso a su familia. La sociedad cruceña es monolingüe castellana por excelencia. los migrantes de segunda generación o hijos de inmigrantes collas han logrado integrarse a través de la educación. Pero ¿será el caso? Cuando se habla de racismo contra los collas la respuesta preferida es que los hijos de los collas son los más racistas. debido a sus orígenes culturales. la Unión Juvenil Cruceñista está conformada fundamentalmente por cruceños. sobre todo tratándose de mujeres. En cambio fue relativamente difícil encontrar hijos de inmigrantes en las universidades privadas. A su vez entre los inmigrantes collas hay de todo. Por ejemplo. Los hijos de inmigrantes nacidos en Santa Cruz de la Sierra. diversos estudiosos del tema migración internacional y cohesión social sostienen que el conocimiento de la lengua de la sociedad receptora facilita una mayor y mejor integración de los inmigrantes en dicha sociedad. En ese sentido. Durante los últimos decenios Santa Cruz se ha convertido en el motor de la economía nacional. hijos de collas y de extranjeros (Informante camba). que un porcentaje considerable de los estudiantes tenían origen colla. Por otro lado. De otro lado.

afirma más de un cruceño. pero la interculturalidad va más allá de la simple multiculturalidad: significa la tolerancia. Un 65% piensa que el idioma es un elemento de integración. Según un diputado cruceño: . Santa Cruz es una ciudad intercultural.392 Cuarta parte suele encontrarse con mucha frecuencia monolingües de una de las lenguas nativas.9% está más o menos de acuerdo). La falta de dominio del castellano ha dificultado no solamente su relacionamiento con los cruceños en los diferentes espacios urbanos. respeto y comunicación entre dos o más culturas diferentes. sino que también ha afectado de forma significativa su relacionamiento con las entidades estatales locales cruceñas. El idioma castellano es percibido al mismo tiempo como un factor de exclusión (si no se tiene dominio del mismo) y un factor de integración e inclusión en caso de que se lo aprenda. el sistema educativo y el dominio del castellano constituyen los principales instrumentos de integración socio cultural para este grupo poblacional que cada vez tiende a ser mayoría. empero a través de los cuestionarios se ve con mayor transparencia las actitudes de intolerancia sobre este tema. cuando en verdad.5% totalmente de acuerdo y un 27. Lo regional se cruza con lo clasista. Un 70.6% de los inmigrantes collas consultados están totalmente de acuerdo o más o menos de acuerdo con el hecho de que los cruceños tratan mal a los inmigrantes que no hablan bien el castellano. pero también piensan que ese idioma se constituye en un elemento importante de integración dentro de la sociedad cruceña (un 48. los hijos de inmigrantes collas tienen la ventaja de tener un dominio pleno de la lengua castellana. Sobre este tema. Para las autoridades locales cruceñas “la falta de dominio del idioma es un impedimento circunstancial” (Informante cruceño). Se constató en la ciudad de Santa Cruz una tendencia al monolingüismo castellano en todos los estratos económicos y sociales. En este sentido. por tanto. como dando a entender que el que se integra es el forastero y no a la inversa. lo que ha constituido un factor de exclusión social y de discriminación. la integración socio cultural de inmigrantes y lugareños es responsabilidad de ambos grupos poblacionales. A veces en las entrevistas la gente trató de minimizar las actitudes discriminatorias de lugareños a inmigrantes. las sociedades anfitrionas en general suelen juzgar que el esfuerzo de apreender la lengua local es responsabilidad del inmigrante.

6 23.8 53. NS/NR=No sabe/No responde .3 12.9 13.1 22.8 Fuente: Elaboración propia en base a encuestas Likert aplicadas en la ciudad de Santa Cruz (*) TA=Totalmente de acuerdo.4 17.8 44.4 25.5 7.1 22 17.5 37.3 26.1 10.6 17.4 19.6 4.1 20.3 8.5 17.6 20.6 19.2 35. Por otra parte. También para los inmigrantes de la clase media baja y sus pares lugareños la pobreza es un factor de unión y solidaridad. los lugareños cambas consideran mayormente que los collas son acogidos por ellos. De estos datos podría afirmarse que la integración sociocultural es un tema pendiente en la agenda cruceña.4 8.5 16. 10. Recuadro 27: Percepciones sobre las relaciones sociales.9 19. Los migrantes collas consultados señalan que los migrantes collas son acogidos y rechazados por los cruceños.6 27.1 8.4 34.8 14.5 30.4 22.2 7.7 29.1 9.6 17.7 41.3 8.5 8.1 6.9 16. MA=Más o menos de acuerdo.9 8.4 26 10.6 30.2 4.6 17.2 10.3 16. MD=Más o menos en desacuerdo.3 46.2 23.9 16. Lo propio ocurre con la construcción de relaciones de amistad: cada quien tiene dentro de su clase social novias y amistades inmigrantes y del lugar. TD=Totalmente en desacuerdo. los migrantes collas buscan como socios a otros migrantes collas Los cruceños confían en los collas para realizar negocios La demanda de autonomía en Santa Cruz ha generado conflicto entre cambas y collas La reivindicación autonómica de Santa Cruz ha generado conflicto entre cambas y collas Los migrantes collas son acogidos por los cruceños Los migrantes collas son rechazados por los cruceños 4.3 30.6 16. indistintamente.6 13 29.5 14.6 25.9 27.8 NS/ NR 23.1 45.2 11.4 21.6 11.3 29.2 21.2 8. Existen opiniones contrarias sobre el flujo migratorio del occidente hacia el oriente.7 MA MD TD NS/ NR TA MA MD TD 19. diálogo y entendimiento entre collas y cambas (en porcentaje) Preguntas Migrante colla Lugareño camba TA (*) Los migrantes collas prefieren casarse con cruceños Los cruceños prefieren casarse con personas de la zona oriental/amazónica del país Para hacer negocios.9 37.4 25 15.8 17.4 20.4 47 7.1 10.Los efectos del conflicto sobre el capital social 393 “sin son blancos y de buena posición económica no hay problema de integración de relacionamiento e integración entre cambas y collas”.5 1.6 17.

6 9. en tanto que los migrantes –padres– con el gobierno central.5 28. Es decir.5 14. está totalmente de acuerdo con este tema.3% y un 53.6 33.6 24.2 13.8 4.1 34. los migrantes collas buscan como socios a otros migrantes collas Los cruceños confían en los collas para realizar negocios La demanda de autonomía en Santa Cruz ha generado conflicto entre cambas y collas Clase Alta MA MD TD NS/ NR TA Clase Media Tipo MA MD TD NS/ NR TA Clase Media Baja MA MD TD NS/ NR 19 9.3 12.5 9.3 17 20.9 6.3 66.8 acogidos por los cruceños Los migrantes collas son rechazados por los cruceños 17 13. Migración y conflicto en Santa Cruz Las personas consultadas consideran que el tema de la autonomía en Santa Cruz ha sido un factor de conflicto entre cambas y collas.6 28.3 30.7 25.7 9. Un 35.2 20.3 23.6 19 28. NS/NR=No sabe/No responde 3.2 49.6% de los inmigrantes collas y lugareños cambas.1 9.5 23.1 17 27.8 14.37.9 nómica de Santa Cruz ha generado conflicto entre cambas y collas Los migrantes collas son 39.6 47.5 9.8 15.7 18. MA=Más o menos de acuerdo. respectivamente.4 30.3 13.6 35.3 7.6 34 32.4 7.4 43.7 7.4 5.6 23.7 9.8 9.6 26.4 18.2 47.2 31.3 4.4 23.5 0 7.5 19 9.8 9.7 2.6 33. TD=Totalmente en desacuerdo.6 9.5 11.5 16.1 28.1 9.6 28.3 38.9 9.5 9.4 17.5 4.5 22.8 19 14.1 Fuente: Elaboración propia en base a encuestas Likert aplicadas en la ciudad de Santa Cruz (*) TA=Totalmente de acuerdo.6 14.1 11.5 4.2 25.7 18.5 13.1 17.9 29.8 6 52.1 11. La sociedad cruceña construida por inmigrantes y lugareños tiene resquebrajaduras.8 20.7 26.6 8.3 28.4.7 28.4 32. MD=Más o menos en desacuerdo.8 41 11.2 15. Los lugareños y los hijos de los migrantes apoyan y se identifican con las autoridades departamentales.4 32.3 20.4 9.1 16.5 20.5 5.3 22.394 Cuarta parte Recuadro 28: Percepciones sobre las relaciones sociales.5 La reivindicación auto.8 38. las diferencias políticas y de .1 11.7 5.5 13.5 22.4 28.6 0 0 23.1 26. diálogo y entendimiento según clase social (en porcentaje) Preguntas TA * Los migrantes collas prefieren casarse con cruceños Los cruceños prefieren casarse con personas de la zona oriental/amazónica del país Para hacer negocios.5 14.9 17.6 32.6 23.9 13.

tiene la peculiaridad de cobijar aproximadamente a un millón de habitantes. se reflexiona y analiza la migración indígena campesina a la ciudad de El Alto/La Paz. aunque problemas afectan a toda la ciudad. Sin embargo.000 metros sobre el nivel del mar. 4. predominantemente población indígena aymara inmigrante de las diferentes provincias paceñas (en menor porcentaje que otros departamentos). Además de esto. medianos y pequeños. A su vez. aymaras). que resultan más vulnerables debido a su precariedad económica y su desventaja social.000 y Villa 1 de Mayo. La ciudad de El Alto situada a más de 4. iii) el problema de los loteadores (collas. La actual visibilización de ambas identidades culturales podría permitir en un futuro próximo la construcción de una sociedad cruceña a partir de reconocimiento del otro diferente y el auto reconocimiento de cada grupo poblacional. Además. para luego dirigirse a . La población rural paceña prefiere El Alto como primera escala migratoria. Por supuesto. ii) el tema de la tierra (los avasallamientos). A partir del reconocimiento y el respeto al otro.Los efectos del conflicto sobre el capital social 395 visión de país entre oriente y occidente visibilizan y acentúan las diferencias culturales existentes entre migrantes y lugareños. LA MIGRACIÓN CAMPO-CIUDAD En la perspectiva de analizar otro tipo de migración. el rechazo a los inmigrantes collas descansa desde siempre la lucha de poder entre las élites regionales paceñas y cruceñas. afecta más los agropecuarios pequeños que a los otros. Según un informante cruceño. que es la más representativa de la migración campo-ciudad. el problema del avasallamiento o conflicto de tierras se da más bien con los agropecuarios cruceños grandes. la migración interna como conflicto tendría como posibles vertientes: i) la insuficiencia de los servicios de educación y salud (infraestructura e ítems). en desmedro de una mayor cohesión social. iv) el caótico crecimiento urbano y v) la insuficiencia de los servicios básicos como efecto de una desordenada inmigración. la mayoría de las deficiencias materiales se producen en zonas periurbanas como Plan 3. los inmigrantes collas no necesitarían mimetizarse para ser aceptados dentro de la sociedad cruceña. la migración interna como entendimiento se resume en la conjunción de dos regiones o varias regiones en un mismo espacio geo- gráfico pujante (Informante lugareño camba). sobre todo las clases media y baja.

Por cierto. le quitan su casa y su tierra (Informante migrante alteño)”. y “abajo” y la zona sur. Se trata de una migración de ida Según el Censo Nacional de Población y Vivienda de 2001. poco favorable. La gente viene del campo buscando mejorar su vida. en menor proporción. económica y legal. Una gran cantidad de ciudadanos aymaras tienen como residencia urbana definitiva o temporal la urbe alteña. Claudio Navarro manifiesta: “Una de las causas de la pobreza en El Alto es la migración reciente. es que la urbe alteña concentra grandes bolsones de pobreza y un proceso casi invariable de exclusión social. El Alto contiene aproximadamente a un millón de habitantes (Informante alteño) La presencia de inmigrantes rurales aymara en la metrópoli paceña es consecuencia del masivo fenómeno migratorio desde las provincias paceñas que se tornó más intenso desde la década de los 80. La Paz debe ser uno de los pocos lugares del mundo donde la periferia urbana de una metrópoli no está situada en la zona sur sino al norte. y. Los inmigrantes rurales aymaras también se instalaron en la ciudad de El Alto con su idioma. pocas por cierto.627 personas se identificaron como aymaras. el área urbana de la ciudad de La Paz quedó dividida en dos grandes ciudades: El Alto (“arriba”) donde vive una gran mayoría indígena. No se trata de un cambio total de residencia como es el caso de la migración intrarregional o interdepartamental (por ejemplo. Así. con casa en la comunidad y en la ciudad. 1.2 millones de habitantes en Bolivia (Chávez. Actualmente. Se trata de una migración fluctuante. mucha por supuesto”. La Paz – Santa Cruz). sus costumbres y su cultura.396 Cuarta parte otras ciudades tales como Santa Cruz y Oruro. con actividades productivas y con actividades comerciales urbanas. y blancos criollos. Cochabamba (OPS –Bolivia).278. pero caen . de un total de 9. Bengoa (2007). “ciudad” habitada por mestizos y vuelta. Se situaron por zonas de acuerdo a su procedencia. “Cuando un aymara emigra a la ciudad y no regresa a su comunidad para cumplir con sus costumbres y deberes. El cooperante internacional. 2008). Otra peculiaridad. Esta dinámica descansa en la proximidad geográfica de muchas provincias y comunidades paceñas. y con su cultura. le pasa lo que le ha pasado al ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas. refiriéndose a los migrantes aymaras de la sierra peruana. dice: “Viajaron con sus pertenencias.

nacida en la ciudad de La Paz. Esta ciudad ha “jugado un papel central en el movimiento político indígena boliviano” (Bengoa 2007). Los inmigrantes alteños escaparon de situaciones de pobreza extrema en sus comunidades. ¡Constituyen un gueto de más de un millón de habitantes!” (Vanguardia. sin lugar a error. el recojo de basura es por demás precario. Lo demás es pobreza por donde se mire. Por ejemplo. por ejemplo. que no les permite ejercer una ciudadanía plena” (Informante alteño). pero residente desde . 4. profesional. Claro la topografía de la ciudad de La Paz puso su cuota parte a esta realidad.1. en un 80% proveniente de la Provincia Pacajes. donde el Estado apenas existe. Procesos de integración sociocultural en El Alto Analizar a los inmigrantes alte- Finalmente. Los pocos ricos están situados en la ceja del El Alto. “muchos inmigrantes confrontan problemas de ños a partir de su estrato económico es una tarea sencilla porque la falta de bienestar material cruza casi toda la ciudad de El Alto. además. resulta difícil diferenciar los movimientos indígenas de los movimientos populares y estos de las organizaciones cívicas.251 Esta es una ra251 Se señala como migrante urbano a la población de clase media. el Distrito 3. no tiene suficientes ítems para los centros educativos y tiene un profesor por cada ochenta alumnos. 08/06/2009). habitado por una segunda generación de migrantes. ya en la ciudad de La Paz. Prácticamente todos los dirigente de la FEJUVE alteña son migrantes de primera o segunda generación. El Alto es un espacio donde los actores políticos y sociales son las mismas personas. apartándose del ‘mundo desarrollado’. es. carece de un hospital de segundo nivel. sub registro civil o error en sus documentos personales.Los efectos del conflicto sobre el capital social 397 en un importante desarraigo cultural y van generando bolsas de exclusión. cuando pretender resolver su problema de mala documentación personal se encuentran con funcionarios que no hablan el aymara. una de las particularidades más visibles de la ciudad de El Alto está relacionada con los acontecimientos político sociales acaecidos en octubre de 2003. A su vez. constituido por 153 urbanizaciones. y el alcantarillado con el que cuenta ha sido un aporte comunitario de los vecinos del distrito (Informante migrante urbana). Podría señalarse. que la división de la metrópoli paceña en dos ciudades o municipios ha logrado dividir a los ricos y blancos/mestizos de los pobres e indígenas. pero no presumen demasiado de sus bienes materiales.

Es incompresible el arribo cotidiano de más migrantes cuando las oportunidades económicas y sociales son tan escasas. los alteños nacidos en la urbe y los migrantes rurales. pero también están conscientes de la discriminación racial que sufren debido a su origen y sus apellidos. Luego. Pero la respuesta no se deja esperar: “en los lugares de origen es peor no tenemos ni siquiera carreteras vecinales (Informante migrante)”. han tenido fundamentalmente dos canales de integración a la vida urbana: el trabajo y la educación. cómo ha cambiado su cultura rural y sus costumbres en un centro urbano. en las zonas periurbanas la exclusión social tiene su origen en la exclusión legal del registro de nacimiento y la falta del ejercicio del derecho al nombre y la identidad. no solamente por los paceños de la zona sur. la niñez en el Alto. Los ciudadanos alteños están conscientes de su reciproca dependencia con los ciudadanos de la hoyada y la zona sur paceña. en El Alto también es frecuente encontrar pequeñas fábricas familiares que se desarrollan exclusivamente con el concurso de la familia. Los inmigrantes rurales alteños como tantos otros migrantes en Bolivia y en América Latina. cuáles son los canales más eficaces de integración sociocultural. sino también por los bolivianos de otras regiones. pero obviamente son pocos los que pueden acceder a estos espacios laborales. que no les permite ejercer una ciudadanía plena. El titular del periódico electrónico La Vanguardia. la exclusión social y la pobreza imperante en esta ciudad. No es posible abordar el tema de la integración sociocultural en la ciudad de El Alto sin tocar los temas de la discriminación racial. Los espacios laborales formales –oficinas. resulta relevante saber cómo es la integración de los migrantes alteños a la vida urbana.es decía: “El Alto es la capital boliviana de la exclusión”. La necesidad de sobrevivencia ha 4. fábricas e industrias– son las instancias donde existe mayor interacción entre la gente de la ciudad de La Paz. como suele ser común en Bolivia. La población de El Alto es mayoritariamente indígena inmigrante.2. Integración social y cultural del migrante aymara en El Alto Con estos antecedentes. tanto en el sector formal como en el sector informal de la economía. obligado a integrarse a trabajos.398 Cuarta parte diografía de la presencia del Estado en un distrito municipal alteño típico. El grueso de . Y.

Otro espacio de integración son los centros educativos. que no es otra cosa que un trabajo de subsistencia. somos quienes nos hemos integrado a ellos.). decía: “yo creo que nosotros. la Organización Territorial de Base. les gusta la música moder- . que se resume en la siguiente expresión: “mi forma de ser es la misma en todo lugar”. Dos ejemplos para ilustrar esta situación: “Muchas veces los urbanitos se ríen del mal castellano de un niño que llega de la escuela rural” y “algunos estudiantes en la medida que permanecen en la urbe luego se avergüenzan de sus padres” (Informante inmigrante rural). sobre todo para los jóvenes inmigrantes y los migrantes de segunda generación. algunas costumbres. los alteños. inmigrantes niños y jóvenes de primera generación y los migrantes de segunda generación o nacidos en El Alto. porque los migrantes de la provincias son la mayoría”. Respecto a este tema. En El Alto hay que diferenciar entre inmigrantes adultos de primera generación. también han respondido afirmativamente a las costumbres de la urbe alteña. las ferias populares. pero cuando ya cumplen su ciclo de educar a los hijos vuelven al lugar de origen” (Informante migrante rural). Los migrantes adultos de primera generación prefieren el mantenimiento de su identidad cultural. que también constituye un espacio de integración. etc. Las ferias populares y las ventas en las calles son espacios donde las mujeres alteñas mantienen redes de relación con sus iguales. La pobreza urbana en la ciudad de El Alto se percibe a través de la creciente economía informal. presidente de una junta escolar. con una residencia superior a los 25 años podría decirse que además de conservar su identidad cultural y sus costumbres (lenguaje. así como siguen comiendo chuño también han aprendido a comer arroz. un padre de familia alteño. pero entre iguales. estilo de habla. Otros espacios de integración socio cultural son: las organizaciones sociales. las actividades recreativas como el fútbol y las fiestas o prestes. En cuanto a los inmigrantes niños de primera generación. Muchas veces la educación reproduce la discriminación entre los “antiguos” y los “nuevos” migrantes. “Aguantan en la urbe hasta donde se pueda.Los efectos del conflicto sobre el capital social 399 los migrantes se encuentran insertos en la economía informal y de alguna manera organizados a través de la asociación de comerciantes.

4. los migrantes de segunda generación (nacidos en El Alto) parecen haber sido “asimilados por la urbe o la modernidad”. pudo constatarse que en El Alto los problemas de discriminación social. De hecho. en lo que respecta a la lengua hablan fundamentalmente castellano.400 Cuarta parte na sin dejar completamente la música de sus lugares de origen. Por todo lo anotado. cultural o racial son muy aislados y están ocasionados fundamentalmente por los inmigrantes aymaras que han progresado económicamente.3. Pero la migración también trajo consigo un crecimiento urbano caótico y mayor pobreza urbana. falta de agua potable y alcantarillado. prefieren la “comida chatarra” y en cuanto a la música prefieren la moderna a la folclórica. tampoco es exagerado decir que la migración rural es la principal causa de la pobreza en la urbe alteña. . y subsiste en la memoria y las emociones de ellos. En este marco. La teoría enseña que cuanto más homogéneo el grupo humano el entendimiento es mayor y los conflictos son menores. aunque el bienestar de las personas y los pueblos no se mida solamente por el bienestar material. “Se tiene una sociedad más afianzada. En cambio. Entendimiento y/o conflicto sociopolítico en la urbe alteña Octubre negro de 2003 es un hito latente en la memoria colectiva y que ha marcado a los alteños para “consolidar una identidad en lo cultural. El Alto es el bastión del MAS. que se expresa en la falta de servicios básicos –insuficiente infraestructura educativa y de salud. Por ejemplo. en cuanto a los hábitos alimenticios. “los que han salido de la opresión se convierten en nuevos opresores y discriminadores” (Informante lugareño). tenemos claro el sentido político que jamás estaremos de rodillas”. ha sido el impresionante crecimiento demográfico que tiene inclusive una incidencia política partidaria. octubre ha determinado una nueva forma de relacionamiento de los alteños con el Estado y las otras regiones del país. 252 Una de las grandes contribuciones de la migración rural a El Alto 252 Fue imposible tocar tema alguno sin que los entrevistados hagan referencia a estos hechos. y el resultado irremediable: un precario comercio callejero. entre otros–. la falta de fuentes de trabajo para los que siguen llegando. Es evidente que esa fecha fue el momento de mayor unión y de solidaridad entre todos los alteños. en lo económico y social” (Informante migrante urbano). Es decir. Se observó en sus rostros una mezcla de orgullo y frustración.

Paradójicamente. por ejemplo. pero sin dejar del todo sus raíces aymaras. “En menos de 30 años.Los efectos del conflicto sobre el capital social 401 Los datos muestran que las tendencias de intolerancia con los migrantes que no hablan castellano son bajas. El alteño es un ciudadano “dividido o confundido” entre la cultura ancestral y la moderna. se siente identificado con la ch´alla. otra fuente de conflicto está en los lugares de origen. Omasuyos. “que hace que no dejes el ayni. pero también cree en sus costumbres como la ch´alla y la pachamama” (Informantes migrantes rurales). Los conflictos emergen a partir de su interacción con los paceños de la hoyada y la zona sur por la discriminación. En la ciudad de El Alto. La población alteña reconoce de forma positiva los esfuerzos gubernamentales para implementar una educación bilingüe o para que los servidores públicos sepan aymara. el racismo y la reivindicación de aspiraciones. Entonces. El tema de la descolonización está muy arraigado en los sentimientos de estos pobladores. “Las personas de la ciudad de La Paz no han sabido entender las razones de nuestra lucha en 2003” (Informante migrante rural). tenemos que los alteños identifican el conflicto no en las relaciones entre lugareños y migrantes. pero a la vez quiere un celular último modelo (Informante migrante urbano). los hablantes aymaras han disminuido en un 35 por ciento” (Erazo Rojas. Por ejemplo. la comunicación entre sus residentes se produce fundamentalmente en aymara. El entendimiento en la ciudad de El Alto descansa en factores comunes como el sincretismo cultural y las necesidades insatisfechas. etc. 2009). Ingavi. que así se convierte en un factor de integración entre lugareños y migrantes. pues los migrantes están obligados a cumplir con los deberes de la comunidad. Pero como suele ocurrir en todo centro urbano.“el alteño cree en Dios. la población va camino a una castellanización creciente en desmedro de las lenguas nativas. Guaqui. tienen que asistir a las reuniones mensuales que se realizan en los lugares de origen: Pacajes. pero ellos prefieren casarse por la iglesia. Un 63 por ciento lo valora de forma positiva. pero también la perspectiva de ser un ciudadano del mundo”. El sincretismo cultural. pues al final “todos somos hermanos”. “el aprendizaje de la lengua castellana sin dejar del todo el aymara” . Podría decirse que el ciudadano alteño se encuentra en la perspectiva de consolidar una identidad alteña. .

La encuesta muestra que existe consenso (un 80%) en la práctica de las costumbres y hábitos propios en la nueva residencia alteña. El tema pendiente de integración sociocultual es con la gente de “abajo”. . social y étnicamente hablando.402 Cuarta parte En el marco de encuentros y desencuentros. los paceños prefieren no mezclarse con los migrantes o hijos de migrantes rurales. los migrantes rurales han encontrado en El Alto un lugar que no resulta totalmente diferente a sus lugares de origen. ¿será por la enorme laboriosidad de los primeros? Por lo demás. cultural. El elemento que más acerca a los migrantes rurales y los paceños es la posibilidad de realizar negocios.

a elección de Evo Morales Ayma como presidente en diciembre del 2005 ha abierto un nuevo ciclo en la historia de nuestro país. DIÁLOGO: UN CAMINO EN SINTONÍA CON EL SIGLO XXI PARA LA TRANSFORMACIÓN Y EL CAMBIO SOCIAL 1. y la construcción de una democracia capaz de realizar los más profundos valores universales que la El proceso boliviano de hoy ha puesto sobre la mesa de debate dos visiones contrapuestas del mundo en . EPÍLOGO. una etapa en la que la agenda pública impone la superación de los problemas estructurales que arrastramos como Estado desde la fundación de la República. LA CONTRADICCIÓN FUNDAMENTAL: EL HOMBRE COMO CENTRO VERSUS EL HOMBRE COMO PARTE L originaron.VII.

visión. el cabildo indigenal”. lengua. raza. condiciones de vida y otros. económica. Este malentendido epocal jugó a favor del Intercambio: el trasvase del oro y la plata amerindias para forjar la acumulación primitiva. que no admite el valor monetario sobre los bienes materiales. el capitalismo no acaba de implantarse y funcionar (de ahí el fracaso del Estado Nación que debería haber vehiculizado su puesta en escena) y la sociedad amerindia de la Reciprocidad. que hizo posible el despliegue de la industrialización. Una situación confusa en la que los bolivianos no podemos encontrar un entendimiento. la visión que Dominique Temple ha caracterizado por el principio de reciprocidad. En efecto. la visión de la civilización occidental que se extendió por el mundo desde Grecia y Roma. Por otra parte. diezmada su población (genocidio). Como señala Javier Medina “este malentendido. a quien es diferente a nosotros. espiritual. y en desmedro de la Reciprocidad. social. hasta llegar a la situación en que hoy se encuentra nuestra diversidad regional. De una parte. económicas y sociales cada vez más complejas. en nuestro continente se produjo un gran malentendido entre ambas civilizaciones –que Temple llama el Quid pro quo histórico–: “la confusión de la Reciprocidad y el Intercambio: los europeos piensan que los amerindios pertenecen al mundo del Intercambio y los amerindios suponen que los europeos pertenecen al mundo de la Reciprocidad. entre Occidente y la Indianidad no ha terminado todavía y tiene que ver con lo medular de la crisis estatal. en la medida en que no somos capaces de reconocer y conocer al otro. que en este momento aflige a Bolivia. según Temple). después de haber sido descabezada políticamente (politicidio lo llama Temple). sigue en la resistencia y . basados en diferencias de clase. cultural y psicológica. Este malentendido.. hecho que explica el por qué los intentos de modernización nunca echaron raíces en esta parte del planeta. cultura. y que hoy a través de la “globalización” apunta a la formación de un solo mundo regido por el intercambio y la hegemonía del capitalismo liberal. la tenta. que tuvo que replegarse en la familia y el ayllu. bautizada y convertida (etnocidio). reprimida su economía (economicidio. se ha ido ahondando a medida que los actores se fueron dividiendo en grupos sociales. Desde la llegada de los españoles a América..404 Cuarta parte el que vivimos. con el paso de los siglos y el surgimiento de realidades políticas.

económica y social del país. es hoy altamente inviable para enfrentar los grandes problemas generados por su propio desarrollo: Como decía Bertrand Russell: “no nos hemos percatado de que la aparente racionalidad que nos guía es solo una pequeña barcaza navegando en el mar de nuestra propia locura. insistiendo en un modelo de desarrollo depredador de la naturaleza y que amplía también cada vez más las desigualdades. aun cuando esta si- Hoy no es solo el modelo económico globalizado el que muestra evidentes signos de agotamiento. El hombre no está llamado a ser el rey de la creación y a dominar la naturaleza. sino los propios paradigmas que dieron lugar a este quid pro quo. la desertización y los deshielos a gran escala son. La visión originada en las ideas de Francis Bacon y John Locke. la reacción de un planeta que busca nuevos equilibrios. La emergencia histórica de los sectores indígenas que permanecieron al margen de la vida política. Es esta contradicción: el hombre como centro versus el hombre como parte.Los efectos del conflicto sobre el capital social 405 la sobrevivencia. la que. es ciertamente. Sin embargo. el modelo mecanicista del universo se mantiene vigente y todavía guía la acción de la gran mayoría de políticos e intelectuales. La lógica de la reciprocidad produce una dura interpelación a esta forma de entender el mundo. La certidumbre total. el adelgazamiento de la capa de ozono. que es servir y satisfacer las necesidades humanas. en sentido de que la naturaleza está ahí a la espera de que el ser humano la domine y obligue a cumplir su único propósito. la desaparición de especies. Los dos sistemas son antagónicos”. pero no por este hecho debe dejar de entender su existencia como una parte más de un sistema interrelacionado e interdependiente. mente. en lo más profundo del inconsciente nacional. simple- tuación demandaría una revisión del modo en que estamos haciendo las cosas.” El cambio climático. producida en el último . Los dos sistemas se bloquean mutuamente. ha estado latente en nuestro país y se ha hecho patente en este nuevo siglo. visión que ha dominado la acción social y económica de la civilización occidental en sus diversos modos de producción. la fe inquebrantable en una ciencia supuestamente capaz de dar todas las respuestas empieza a sacudirse ante las evidencias. el único ser capaz de desarrollar autoconciencia.

que nos permiten compartir un presente y aspirar a un futuro común. equivocaciones y excesos de ambos polos de la sociedad boliviana. vale la pena remarcar a esta altura la reciprocidad coinciden con las novedades emergentes del avance de la ciencia tradicional y que se empiezan a plasmar bajo los enfoques sistémicos y holísticos. En este marco. son mejores o superiores a las suyas). El mejor escenario para respetar a cada quien como es (sin pretender cambiarlo porque creamos que nuestros valores. la igualdad. Desde este punto de vista. que nos hacen iguales. la civilización occidental ha permitido el desarrollo de la democracia como un proceso que hoy empieza a verse. la fraternidad. el respeto y otros tantos. es decir. algo ciertamente muy comprensible. como lo señalamos anteriormente. La democracia implica asumir que entre nosotros existen diferencias. busca ya no su integración en un Estado nacional de corte occidental. pero también elementos que nos unen. más allá de sus formalidades institucionales. como un sistema de vida que puede realizar los valores sustanciales del ser humano. la democracia empieza a ser vista como el mejor espacio para que la diversidad humana pueda generar sinergias en beneficio colectivo. . los cuales pueden permitir una convivencia armónica y pacífica de la diversidad humana. También es evidente que esta nueva matriz de pensamiento no se encuentra claramente desarrollada en planteamientos concretos en los campos político. incluso. De esta manera. los errores. económico o social. parecen encontrar su explicación en la incapacidad de entender y resolver la contradicción entre estas dos formas de entender la vida y el universo. no llega a ser claramente vislumbrado por algunos de sus actores que. Por otro lado. continúan actuando en la matriz del pensamiento mecanicista y sus consecuentes ideologías políticas. No podría ser de otra manera: 500 años de historia han marcado su huella. En todo caso. Cierto que es que éste fenómeno no es claramente visible y que. tales como la libertad. nuestras visiones de país o del futuro. sino la construcción de un Estado que rescate sus propias visiones. que señalen exactamente el rumbo de este cambio y transformación. la conflictividad es la consecuencia del desconocimiento y la negación del otro.406 Cuarta parte tiempo en nuestro país. que incorpore en su actuación la lógica de la reciprocidad.

que es nuestro principal medio de socialización. Una sociedad fundamentada en la ética y los valores humanos. y mucho menos entre grupos grandes o pequeños que tratan de imponer “su” verdad como la única existente. cada vez mejor preparada para entender y afrontar el cambio. De ahí la necesidad del diálogo que contribuya a favorecer el conocimiento.Los efectos del conflicto sobre el capital social 407 ya que todo cambio genera incertidumbre y. La experiencia de diálogo desarrollada en el curso de esta investigación muestra que es posible recuperar este vital instrumento para posibilitar el crecimiento humano en nuestro . Pero ésta. y el lenguaje es relegado. La tarea histórica de estos días apunta a transformar el desencuentro y la falta de entendimiento en auténticas bases de una democracia inclusiva. existentes en el país. a fin de avanzar en la construcción de una sociedad diferente. la superación de prejuicios entre los diversos actores regionales. en los que cada uno intenta hacer imperar sus criterios. sociales. como toda crisis. Lo cierto es que las diferencias de los diversos no tienen por qué convertirse en obstáculos para la construcción de una sociedad. Para ello. el entendimiento y la confianza. 2. El diálogo es el elemento central de un nuevo pensamiento en el futuro nacional. en la medida en que encuentra enten- dimiento. pues resulta difícil creer que entre “desconocidos” se puedan sentar las bases para la construcción de un futuro común. EL DIÁLOGO COMO VÍA DE CONSTRUCCIÓN DEL SER BOLIVIANO A pesar de que los seres humanos comenzamos a muy corta edad a comunicarnos a través del lenguaje. que posibilite el crecimiento de las capacidades y habilidades de los ciudadanos. económicos y políticos. puede asegurarse que la diversidad. reconocernos y encontrar así soluciones creativas a nuestros problemas sociales. es capaz de generar fuerzas altamente constructivas y creativas. que se ha convertido en un signo de este tiempos. es una oportunidad para conocernos. la comprensión. etc. nuestros “diálogos” se van empobreciendo hasta el punto en que se convierten en monólogos. con la adquisición de nuevos aprendizajes y el paso de los años. culturales. miedo. Al contrario. que es una tarea que reúne todas las características de la novedad. consecuentemente. habrá también que recurrir a enfoques e instrumentos nuevos.

aunque sin saber exactamente cómo hacerlo. sufre. Los participantes estos talleres coincidieron en que las diferencias son un reto y algo que. ya que normalmente se confunde hablar desde el corazón. cruceños. tarijeños. orureños. pandinos. nos enriquece.408 Cuarta parte país. es decir. ríe. muchas de ellas dolorosas y por ello olvidadas y reprimidas. Ahora veamos algunos de los aspectos sustanciales del diálogo y por qué lo consideramos un instrumento para el cambio y la transformación social. Sin embargo. y acostumbrados a vivir en el mundo de las ideas y a relacionarse con los demás desde un “nosotros”. lejos de empobrecernos. que cuida mucho la imagen que proyectan. ama. potosinos. paceños. con una trayectoria ya hecha. sueña con un futuro y llora como “yo”. reconocieron que esta es la única arma posible para construir una nueva cultura y unificar nuestro país. 3. . del diferente. Este acto generó un cambio profundo en esas personas. muchas personas hablaron de violencia. desde los sentimientos. Para la mayoría de las personas adultas ya formadas. el hecho de que “soy” un ser humano y que el otro es tan “ser” humano como yo y que. hermanados por el diálogo. en consecuencia. al final. una cualidad particularmente indeseable para los políticos. en un proceso que llamaríamos de re-humanización. hoy atascado por el desconocimiento del otro. Esto es vital. Le quita los títulos y motivos de orgullo. benianos y cochabambinos. y por la existencia de visiones unívocas que se suponen como las únicas verdaderas. este ingreso hacia los espacios escondidos de uno mismo. a veces con títulos académicos y profesionales. y lo lleva a asumir sólo su nombre. hace posible la recuperación del hombre o a la mujer. REHUMANIZAR AL SER HUMANO La primera potencialidad del diálogo es provocar el reconocimiento individual. resulta imposible reconocer al otro si no se empieza reconociendo uno mismo. dolor y miedo. No obstante. dejando aflorar sus sentimientos. tiene hambre o frío. por encima del cargo o función que cumpla. con debilidad personal. este proceso demandó un reencuentro público consigo mismas. En esos talleres. hablando de sus experiencias personales. chuquisaqueños. y mostraron la necesidad de conducir sus procesos dentro de carriles dialógicos.

no de relación.Los efectos del conflicto sobre el capital social 409 A partir de este momento. y. cambas. etc. lo que nos conviene: seleccionamos entre los puntos de vista de las otras personas aquellos que nos sirven para sostener los propios. NO COMO MEJOR O PEOR La comprensión de lo que se denominan “modelos mentales” es muy importante para avanzar en los procesos de diálogo. En este proceso se va generando una mayor seguridad y confianza. la tendencia a permanecer entre iguales: collas con collas. chapacos con chapacos. k’aras. cambas con cambas. Entonces es cuando se revelan los niveles de desconfianza y prejuicios que tenemos los bolivianos hacia los otros. aunque no sea amigo. En particular hacia determinados colectivos humanos como los co