Está en la página 1de 16

Primer lugar en el “III Certamen Nacional de Dramaturgia 2011”

Pieza en un acto
Adolfo Torres Al – Fare

La palabra destino no existe, fue inventada por ustedes los ricachones para que los pobres se resignen a su suerte y no jodan buscando superación en la vida.
(Vetania)

La música desaparece lentamente) Todos se fueron. sí. la escucho. que ha comenzado de menos a más. la corbata desacomodada. Escucho su voz tan tierna y dulce. el olor de esa ¡Maldita flor! (Silencio) Otra vez me quedé solo. la otra en el recinto contrario. luce cansado. El ambiente es lúgubre. (Va hacia el manto) No es compañía. luce un saco negro. Habla segura de sí misma) ¡Porque así lo quisiste! Él: ¡Vetania! ¡Vetanita! ¡Regresaste! Sabía que no podías dejarme solo. bebe) Mis manos. no es inflamación. tengo miedo. es mi realidad. Esta noche no tengo a nadie que me acompañe. Él: (Iluminado por un cenital. es oscuridad. Un manto rojo aterciopelado. No es una luz. con el logotipo de una cruz. acostada en el suelo. Tengo frío. (Saca una botella de licor del saco. todavía la escucho. puedo sentirla tan cerca de mí.Adolfo Torres Al . (Viendo la flor) No es cualquier flor. no es dolor. la escucho. Cuando se levanta se deja ver el croquis de su cuerpo repintado con tiza o espray blanco. es tortura. en el proscenio. Me quedé solo. es sólo una cruz. ¡Por Dios! (Guarda la botella de licor) ¡Me quedé solo! Ella: (Que a oscuras ha permanecido en el lateral izquierdo. solo otra vez. en dirección al público. Si tan sólo pudiera regresar el tiempo y borrar de mi memoria todo el pasado que me atormenta. como si ha pasado el más tormentoso de sus días.Fare Personajes Él (Carlos) Ella (Vetania) Acto único Se escucha música jazz tradicional. Al levantarse el telón se observa un par de sillas colocadas una en el lateral derecho. Mira constantemente a su alrededor. es desgarre. es sólo. servirá de foro o división entre el escenario y el interior de la casa. posiblemente “Take the a Train” de Duke Ellington o “Flying Home” de Lionel Hampton. a su sexo. a su falda. (Casi en susurro) La escucho. (Pausa) Escucho su voz. no es tristeza. a su sangre. Su apariencia es lúgubre. Una flor de lirio esta en el suelo. estas manos que huelen a todo. Sabía que… Teatro Nicaragüense 2 .

no estoy dispuesto a perderte otra vez. Él: Estos días sin vos me han hecho reflexionar. ya no aguantaba más. ¡Ya no te aguantaba más! Y tuve que irme.Adolfo Torres Al . sentándola en la silla del lateral derecho) ¿Ya tenés otro? ¡Decímelo! ¡Decímelo! Ella: ¡Jamás voy a irme con otro! Teatro Nicaragüense 3 . un manjar en charco de ordinariez. El colmo es que regresabas del trabajo cansado y no querías si quiera tocarme. además siempre temí a este lugar. así sea que me tenga que dar de golpes yo mismo. es muy. estoy cansado”. Él: Entre nosotros… Ella: (Dando la espalda) Muchas veces te perdoné. (Pausa) Vamos a extender los negocios. (Imitándolo) “Ahora no. Pero ya no aguantaba tus malditas quejas diarias. Pero juro que nunca más vuelvo a comportarme de esa manera. casi obligada. los… Ella: (Irónica) El amor sólo conoce su propia profundidad en el momento de la separación. muchas fueron tus faltas. ¿Sabés quién lo decía? Él: ¿Separación? No estamos separados… Ella: (Ignorándolo) Hablás de lo material todo el tiempo. muy… Él: (La toma del brazo. Te esperaba impaciente y no hacías más que acostarte y darme la espalda. El amor es una necedad hecha entre dos. la casa que siempre quisiste te la voy a comprar.Fare Ella: ¡No te acerqués! Él: Reconozco que fui un imbécil. Carlos. (Golpeándose) Ella: El amor. como si esto fuera todo en la vida. con furia. Mirá. ¡Imbécil! Ahora ya es tarde para nosotros. Él: ¿Irte? Ella: Sí. (Inicia mutis) Él: ¡Esperá! ¿A dónde vas? Ella: Me esperan. vamos a irnos de viajes.

La acústica del baño te delataba. Ella: No quiero hablar del futuro. y eso me hacia ser desconfiado. Hablemos de nuestro futuro. Él: Entonces. Ella: Siempre olvidás lo que no te conviene. por lo menos para nosotros. Traté siempre de ser un buen hombre.Adolfo Torres Al . hablemos del aquí y del ahora.Fare Él: ¿Quién te espera. sí lo recuerdo. sí. Él: (Sosteniéndola) Vetania. Tampoco existe. Regresabas a la cama: (Imitándolo) “Amor. ¡Te lo exijo! Teatro Nicaragüense 4 . Me voy. él. voy de viajes. Mejor hablemos de los planes que teníamos antes de que te fueras. así que no me esperés”. es el periodo de tiempo en el que nunca vamos a vivir. un poco fuera de sí. hablemos del presente. negocios y más negocios. Ella: ¿Mentiras? ¿Cuántas discusiones teníamos por tus desconfianzas? El teléfono repicaba a altas horas de la madrugada y no hacías más que levantarte e ir al baño hablar con él. Ella: ¿Cuál presente? ¿El punto exacto de unión entre el pasado y el futuro? (Se ven). tu… que-ri-do amigo Bill. Él: (Angustiado) No quiero hablar del pasado. mañana no voy a venir a dormir. El pasado es historia y yo no soy historiador. El futuro es un misterio que nadie vive. entonces? Ella: ¿Recordás la última vez que estuvimos es este lugar? ¿Recordás? Él: (Desconcertado) No. Él: No quiero discutir más. Él: ¡Cerrá la boca! Ella: (Con ira) ¿Vamos a comenzar otra vez? ¡No me voy a callar! Él: ¿¡Qué putas te has creído!? Ella: ¿Qué puta? La puta que siempre fui. pero yo sólo tenía miedo de perderte.

¿Me oye señor exigente? ¡Demasiado tar-de! (Ríe) Él: No me comprendés y me achacas todos los problemas.. Suave) No es eso. Ahora es demasiado tarde. Vetania.. sólo que no me comprendés. un hombre de visión. vamos. ¿Qué de tus viajes misteriosos por Europa. sobre todo cuando están borrachos. machistas y materialistas. de tus salidas nocturnas. dicen siempre lo mismo. si tan sólo pudieras haberme comprendido un poco. (Pausa) Los hombres como vos. es victima de una maldita puta de categoría.Fare Ella: ¿Ah? ¿Ahora exigís? Ya no. Se escucha sutilmente “Non Je Ne Regrette Rien” de Edith Piaf) Recuerdo cuando te conocí en aquel club nocturno… Teatro Nicaragüense 5 . ni soy machista. de la casa de verano de tu amiguita Olga. Espero que tu regreso sea para perdonarme. Te lo prometo. (Transición. Adoptando posición fetal en la silla. Vamos. Él: Ni estoy borracho. Él: ¿Eso por qué lo decís? Ella: Porque nunca me quisiste. como siempre. Yo siempre te quise. de tus amigos en Toulouse. ya no me puede exigir el señor de la casa. mucho menos materialista. Mirá. una última oportunidad y esta vez. Soy simplemente un triunfador. la solterona puta aquella que…? Ella: (Enojada) ¡Qué te cogiste! Ni siquiera tenés el valor de mirarme a la cara. sólo una mirada.Adolfo Torres Al . como si fueras siempre la victima y no es así. ¡No es así. Vetania Morena! ¡No lo es! Ella: (Irónica) ¿Sí? Él: Lo que siempre hiciste fue criticarme y no ver tus errores. (Imitándolo) “Una ultima oportunidad”. mirá mi cara. y hasta creo que te sigo queriendo. vamos. un ganador. Él: ¿O de cuartería? (Pausa larga. Ella: Un ganador que cuando esta en mi juego es simplemente un perdedor más. Muy bien ¿Y? ¿Ahora sos la victima? Pobrecito Carlitos. no me hubieras dejado. (Gritando) ¡Quiero que todos me escuches! ¡Una última oportunidad y esta vez para siempre! Ella: ¡Silencio! Vas a despertar a los vecinos. Vetania.

me hacés mucho daño. ¿Recordás? Pintado de miel… Él: Me avergonzás. moviendo el cabello alocadamente) Él: No. (Ríe. estaba de moda el rock and roll y… (Ríe) Ella: Usabas aretes enormes. sentía cosquillas en mi estomago… Él: Ya no sigás por favor. Tengo miedo. Me hace daño. (Ríe) Él: Bueno. Ella: Te depilabas las cejas. Él: ¡Shiiiii! Silencio. por favor. Él: ¡Shiiiii! Silencio que alguien puede escuchar y pensar mal. tengo frío.. Él: ¡Shiiiii! Silen… ¿Convencerme de qué? Teatro Nicaragüense 6 . Me gustaba ese grupo y. no eso no. (Con su mano sigue los contornos del croquis) Él: (Ríe estúpidamente) Eso era por los Sex Pistols. Ella: Me costo convencerte. Ella: Cuando pasaste cerca de mí. Ella: Las uñas largas y pintadas de negro... suave) No sigás. Ella: Y aquel tu movimiento afeminado. (Canta) “God save the queen. Ella: (Soñadora) Mi corazón palpitaba rápido.Adolfo Torres Al .Fare Él: (Interrumpiendo. no vale la pena recordar.. the fascist regime”. Y tu pelo. Vámonos de aquí. estaba joven todavía y… Ella: (Camina hacia el croquis de su cuerpo) Bailabas como loco… Él: (Apenado) Bueno. como de charol. te dije. eso era también una moda… Ella: Y los pantalones pegados y de cueros.

Ella: Un déjà vu. te hice creer que fue un accidente. Recrean un retrospectivo) Ella: ¡Perdón! (Ríe con pena) Él: No tenga cuidado. (Se escucha más fuerte “Non Je Ne Regrette Rien”) Ella: ¡Esa canción me gusta! ¿Bailamos? (Bailan) ¿Cómo te llamas? Él: ¡Carlos Ernesto! ¿Y…? Ella: Vetania.Fare Ella: Convencerte. esto ya lo había vivido antes. Ella: De repente el presente se transforma en pasado. es verdad. Va hacia él) Él: ¡Ah! ¡La Cerveza! Lo olvidaba. Vetania Morena. estas cosas suceden a menudo y no es la primera vez que me pasa. no recuerdo dónde y cómo (Pausa) ¡Ah! En un sueño. Ella: No fue tu nombre. Ella: Yo tampoco. Él: Precioso nombre.Adolfo Torres Al . ¿Recordás? (Se levanta. La echaste sobre mis piernas. Él: ¿Un qué? Ella: Déjà vu. no recuerdo haberlo escuchado antes. señorita. (Ríe. Teatro Nicaragüense 7 . ¿Te acordás cuáles fueron nuestras primeras palabras? Él: (Que poco a poco ha venido tranquilizándose. Él: Es una breve anomalía de nuestro cerebro. Donde nos parece que la vida se repite así misma. Él: ¡Exacto! Pero sólo dura unos segundos. Ella: Pero también una eternidad. (Ríe estúpidamente) Él: Es curioso. ríe estúpidamente) Te acercaste a preguntar mi nombre.

¿A eso regresaste. nuestro destino. fue inventada por ustedes los ricachones para que los pobres se resignen a su suerte y no jodan buscando superación en sus vidas. Cada vez te comprendo menos. luego que no existe. Ella: Nuestros hijos no tienen ni pasado ni futuro. es importante? Ella: La palabra destino no existe. en un asilo. solloza) Desde aquí siento que… siento que… muere y revive inmediatamente y se transforma.Adolfo Torres Al . y morimos solos. actuando de esa manera. (Pausa) Pero volveremos a estar juntos. nunca fuiste así y me das miedo. mientras se nos escapa el presente y resulta que al final no vivimos nada interesante y llegamos a viejos amargados. sin nadie que nos acompañe. justo viven el presente. cambié. mientras nosotros a diario hacemos comparaciones absurdas entre esta época y la pasada. Confiá en el destino. con el calor de nadie. Vos misma te contradecís. verdad? Ella: ¡No! Regresé para decirte que… Él: ¿Qué? Ella: Nada. (Suave) No puedo estar tranquilo si no me perdonás. o de arrimados donde algún Teatro Nicaragüense 8 . el presente como el futuro. El Carlos de ayer murió hace… Ella: (Se aparta bruscamente de él) ¡No! (Sube a la silla del lateral derecho. ¿Te das cuenta que tanto el pasado. el presente y el futuro? Aunque lo neguemos. Él: ¿Destino? El destino es sinónimo de futuro y el futuro es un misterio que nadie vive. y hasta la futura. ¿Recordás que me dijiste eso? (Va hacia Vetania) ¿Sabés que hemos estado hablando y añorando el pasado. (Ella ríe) No te reconozco hablando así. ve hacia un punto en el público. Él: No quiero ver hacia atrás. Él: ¿Entonces? Me decís que confíe en el destino. sólo date tiempo.Fare Él: (Fin del retrospectivo y de la música) ¿Qué querés decir? ¿Qué vivimos del pasado? ¿Qué no voy a cambiar? ¿Qué voy hacer el mismo? ¡Mirá! Soy otro. El Carlos de ayer no iba a bailar una pieza con vos así por así.

como antes. ¡No existe para mí! Ella: (Enfadada) ¡Blasfemo. Tengo frío. ahora que depende de mí. Ella: Por eso mismo. Y si de verdad depende de mí por qué no nos vamos de aquí. juntos los dos. Él: ¿Qué cosa? Ella: Que el aquí y el ahora es el que nos ocupa. Se te ve en la cara. por lo menos. ¡Qué feo! (Silencio) Y es verdad Carlos. tené fe. Ella: Sólo date tiempo. de la mano. Tené fe. entre nosotros. Él: ¿Dios? No sé si todavía existe. sí existe. Muchas veces descubren nuestro cuerpo convertido en esqueleto. no creás que no me doy cuenta. tengo miedo. Me da la impresión que querés jugar conmigo como siempre lo has hecho.Adolfo Torres Al . Él: ¿Tiempo para qué? Yo no necesito darme tiempo. Estás diferente. Estoy confundido. Date tiempo. no contesta y ya hace mucho que no trato con él. hombre de poca fe! Él: No insistás con eso. Él: Vámonos de aquí entonces. Sólo date tiempo. es verdad lo que me has estado insistiendo. Ella: ¿Jugar otra vez? ¡No! Ya te dije que te des tiempo. Ella: Has estado negativo todo el tiempo.Fare familiar que nos ve con recelos. Él: ¿El ahora? ¿Es el presente? Entonces. hediondo. no te comprendo. Dios te escucha. desde que me fui. (Se encuentran) Él: No hace mucho decías que era demasiado tarde para estar juntos. (Más tranquilo) ¿Quiere decir que me perdonás a pesar de todo lo que te hice? ¿Es verdad que me perdonás? (Vetania afirma con la cabeza) No te creo. Teatro Nicaragüense 9 .

Él: No discutamos más. Por lo menos lo que no te conviene. por favor. Ella: Nunca ves nada. mirá… (Ríe) Bonito perro… Él: ¿Quiénes son? (Sube a la otra silla) Quiero ver. (Casi en susurro. baja de la silla) No veo nada. se tocan. Y trae una herida en su cabeza. No me ven. (Buscando) Esperá. Solloza) ¿Qué preciosa criaturita? Parece que vienen de la playa.Adolfo Torres Al . recorro la ciudad pensando en vos… Él: (Transición) ¿Por qué lo hiciste? Ella: ¿Y vos por qué lo hiciste? Él: Yo pregunté primero.Fare Ella: ¡Claro que sí! Y hablá bajo que alguien nos puede escuchar. camina lentamente. parecen asombrados. hablan entre sí. Vos estás quedando loca. Me preocupás. Ella: ¡Ay! ¡Linda niña! Lleva un bonito soporte de respiración artificial. Transición) Y no le contés a nadie lo sucedido. sospecho que es amor. Él: No veo nada. Ella: ¿Hacer qué? ¿Hice qué? Teatro Nicaragüense 10 . que todo quede entre nos. Él: La policía sospecha… Ella: ¡Silencio! Alguien se acerca. ¡Oigan! Él: (Que ha perdido la ilusión de ver. se te ve en la mirada. pero se ven. (Sube a la silla) Es aquí. te lo suplico. ¿Quién más está en la casa? Mirá quién es. Y bajá de esa silla. Ella: (Baja da la silla. Ella: Es aquí. (Se acaricia el vientre. Es que están un poco retirados de mí. Canta) Cuando tiemblas. Es que este lugar es bello. pobrecita. (Mirando hacia un punto en el público) Ahora están entrando nuevos inquilinos. (Gritando) ¡Oigan! ¡Aquí! ¡Aquí hay lugar! (A él) No oyen.

tus fantasías estaban allí. Solloza) Yo… lamento mucho. Ella: ¡Eso es! Te ves lindo reconociéndote. Él: ¿Y por qué volviste? Ella: Sólo quería decirte que… Él: ¿Qué? Ella: Nada. Date cuenta que el día que me marché ni siguiera me dejaste abrir la boca para decirte… Él: ¿Qué? ¿Decirme qué? Ella: Nada. a tratarte como una mujer. tu muñeca. sólo escuchaba mi interior pidiéndome caprichos y más caprichos. ¿Te cuesta decírmelo? Tenés a otro. Él: Reconocé. Él: ¿Nada? (Ríe. era sólo el capricho de mi interior el que escuchaba y… Ella: Entonces. Él: Pero lo hiciste.Adolfo Torres Al . Ella: ¿Y si fuera verdad? ¿Qué? ¿Si en realidad te dejaba por otro? ¿Qué? El final sería el mismo. en realidad nunca lo hice. a complacerte. un tesoro que una vez perdido. jamás se recupera. (Frente a ella) Ella: Pero no pensaba hacerlo. y cuando tenía que mimarte. Ella: (Va hacia él. tus caprichos. me vi obligada. Lo toma por la espalda) En ningún momento pensé dejarte. Él: Pero no a complacerte. Lamento mucho no escucharte.Fare Él: Irte. (Transición) Pero me preocupa que… Él: ¿Qué? 11 Teatro Nicaragüense . siempre dispuestos a saciarte. tu objeto.

¿Y si te lo preguntan? Él: Pues. que fue un accidente de manipulación. Carlos!? Él: Eso todavía no lo preguntan. Él: ¿Y qué es lo mejor? Ella: ¿Qué es lo mejor? (Pausa larga) Date tiempo. venís conmigo. Vetania. Ella: ¡Accidente de manipulación! ¡Imposible! Hubieras dicho que fue un intento de robo. Quiero lo mejor para vos. tomás la pistola y… Él: ¿Luego? Ella: Bienvenido al cenit. voy a estar preparado. sin apresurarse. les digo que… ¡Ah! No sé… no importa. tenés que tener cuidado con ese tipo de gente! ¿Y vos qué le decís a los periodistas? Él: Nada. Ella: ¿Y a la policía? Él: También. Él: Sí.Fare Ella: (Apartándose) Que dijiste que la policía sospecha algo. Ella: No lo preguntan pero lo investigan.Adolfo Torres Al . Él: ¿Cenit? Pero… Ella: (Sube a la silla) ¡Shiiii! Silencio. Tengo que manejar la misma versión. ha venido a interrogarme en par de ocasiones. ¿¡Qué no te das cuenta que fueron dos disparos y en distintos lugares. Teatro Nicaragüense 12 . Los periodistas… Ella: ¿Periodistas? ¡Por Dios Carlos. además… Ella: ¡Perfecto! Pero no quiero que terminés mal. la policía sospecha que algo anda mal. con calma. parece ser otra familia veraneante. ahora están entrando nuevos inquilinos. (Mira hacia el punto en el público) Acá hay lugar para todos y todas.

He visto de todo. Aquí hay de todo. Pero me imagino que es un lugar de categoría. lloran por su mamá. Ella: ¿Los niños? ¿Dónde están ahora? Él: En la casa de tu mamá. fue sólo por un instante. no sé. ¿Cenit? Ella: No lo sé. ¡Es hermoso! Él: Dame la dirección. Él: ¿Hacer? ¿Es difícil de llegar? Ella: Tal vez. (Se acaricia el vientre) Él: ¿Te duele mucho? Ella: Me dolió mucho. te necesitan. no hay que hacer nada más que olvidar el pasado e irnos a dormir. sí. ya sabés lo que tenés que hacer. muchas personas que se ignoran entre sí. Teatro Nicaragüense 13 . como si no existieran. Ella: ¡Imposible! Para llegar… Bueno. poné de tu parte para que regresemos pronto. se hace tarde y ya quiero descansar. vamos donde los niños. Vení.Adolfo Torres Al . te extrañan. Vamos. pero ya pasó. Él: ¿Qué me querés decir? ¿Qué no te importan? Ella: ¿Es qué no querés entender? ¿No me comprendés? Mirá el estado en que estás… Él: No importa. Pero si creo que es el lugar perfecto para nosotros. Él: Estás aquí. Vamos a traer a los niños. Ella: Es que no te das cuenta que… te creerán loco.Fare Él: (Incrédulo) ¿Así es que se llama? Ella: ¿Qué? Él: Pues el lugar donde decís que vivís. ¿Querés que los llame para que vengan a verte? Se van a poner contentos. Carlos. los dos. vámonos de aquí.

tengo miedo. tengo miedo. Él: Tengo frío. Él: ¿Y vos? Ella: Yo te voy a esperar.Fare Ella: ¡Qué pobre de cabeza que sos! Él: Vámonos. ¿Perdonado? ¿Olvidamos todo? Teatro Nicaragüense 14 . No va a volver a suceder. Él: ¿Me vas abandonar otra vez? Ella: Ese es el asunto. desde aquí he podido comprender eso. Ella: ¡No! Vos te quedás. date tu tiempo y… ¡Tomá la pistola! Él: (Con miedo) ¿La pistola? ¿La misma que…? Ella: ¡Exacto! Él: ¿Luego? Ella: Luego ya sabés. (Se acaricia el vientre) Él: Y te prometo que no va a suceder otra vez. (Camina viendo por última vez el espacio) Me tengo que ir. yo me voy. Carlitos. Él: Entonces. Tengo frío. Él: (Para sí mismo) ¿Eso es lo que querés? ¿Eso es lo que me querías decir? Ella: En realidad… Sí. Ella: Lo sé.Adolfo Torres Al . ¿Querés venir conmigo? Entonces ya sabés lo que tenés que hacer. Ella: La pistola. entonces? (Toma licor) Ella: ¡Y te lo vuelvo a repetir! ¡Qué cabeza la tuya! Ya te dije. Él: ¿Qué tengo que hacer. bienvenido al cenit.

la pistola… (Mutis total) Él: No. Andá a dormir y mañana a primara hora me… (Pausa) Ya son ocho días penando. Coloca algodones en los orificios de su rostro) Sí. bonita flor. tengo frío. depende de vos. Ella: (Entra empujando un carro pedestal que carga un ataúd. la pistola. la toma) Ha estado aquí por mucho tiempo. (Se pone tras de Carlos. (Tocándose el vientre) Adiós. la pistola. Y recordá. Y no la pensés más: ¡Bamm! (Carlos toma licor) Creo que estoy arriba. recordá. ¿Qué esperás? Debés de estar cansado. no te voy a dejar nunca más. lo abraza. lo coloca en el centro del escenario. voy a estar con vos para siempre. Carlos. le saca la pistola del saco) ¡Bamm! (Silencio. ¿Volveremos a estar juntos sí o no? (Se acuesta y cierra la puerta del ataúd) Teatro Nicaragüense 15 . Su apariencia es esperpéntica) ¿A dónde vas? Tengo miedo. Ve la flor que está en el suelo. que el futuro viene por añadidura. Te necesito. Tengo frío. en espera. ¡Ya me cansás! Te perdono sí. Te vas a resfriar. no le comentés nada a nadie.Adolfo Torres Al . Que quede en accidente de manipulación. (Suave) Te espero. No me dejés. aunque debiste haber dicho que fue por robo. pero desconfiando un poco del presente. se introduce. Y… Silencio que escucho murmullos. regresá. tengo miedo. aunque no sé de qué. te voy a cuidar hasta que te decidás. Ella: No. la pistola. (Husmea) Él: ¿Quiénes son? Ella: No los puedo ver… Él: Vámonos de aquí. (Vetania le entrega la pistola e inicia mutis por el lateral derecho. La pistola. pero demasiado abajo. Él: Es tuya. tonto. tengo frío. ¡Ah! Considera el pasado con mucho respeto. abre la puerta del ataúd. ¡Bamm! La pistola. por favor. (Entre tristeza y burla) ¡Ah! Solamente una cosa más. es la única alternativa. hace mucho frío.Fare Ella: Volvés con lo mismo. Tengo miedo. tenés razón. Casi marchita. Ella: Ya te dije cuál es la única solución.

Managua. C. En el 2004 funda.Fare Él: ¡Regresá…! (Solloza) No podés irte así… No me dejés solo. pero más fuerte. Actualmente es directivo del Proyecto Lagartija. Mención Especial en el II Certamen Nacional de Dramaturgia. Miembro fundador de la RED de Profesionales del Teatro de Nicaragua. por la Escuela Nacional de Teatro “Pilar Aguirre” de Nicaragua.A. Breve Biografía del autor Adolfo Torres Alfaro (Managua. Circulación. Se escucha un disparo) Escrita entre jueves 28 de noviembre de 2002 y viernes 8 de julio de 2011. 2008. Producción. en su III edición. Nicaragua. Yo sólo quería… quería pedirte perdón. No me podés dejar así… (Música del inicio. 2011.Adolfo Torres Al . tanto que el parlamento no logra entenderse. Premio Nacional de Dramaturgia. Investigación e Intercambio del sector Teatro en Centro América) En el 2006 funda el grupo de Teatro MOTETERO. 23 de septiembre de 1978) Actor – Instructor. Apagón. Nicaragua. con la obra Bienvenido al Cenit. con la obra Churequeros (Caníbales) Licenciado en Comunicación Social con Énfasis en Periodismo. el Proyecto Lagartija Centroamérica (Proyecto de Formación. junto con 18 actores de Centro América. Teatro Nicaragüense 16 .