Está en la página 1de 82

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

Guia de Relacionamiento con pobladores Aymaras

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011- INDEPA Guia de Relacionamiento con pobladores Aymaras Obed Caro Meza

Obed Caro Meza

-1-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011- INDEPA Guia de Relacionamiento con pobladores Aymaras Obed Caro Meza

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

-2-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

-3-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

-4-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

guia de relacionamiento con pobladores aymaras

Obed Caro Meza

Diseño: Brenda Fernández León

ANOTACION IMPORTANTE

El presente documento de trabajo, es producto de un estudio encargado por la Dirección de Desarrollo con Identidad de los Pueblos Andinos Amazónicos y Afroperuano, y; Consulta, El mismo que será utilizado por nuestra institución como una referencia adicional para planificar y desarrollar actividades relacionadas a éste tema. Además servirá como documento de trabajo en el rico y amplio análisis que realizan sobre el tema las instituciones académicas, instituciones del Estado y de la sociedad en general; para plantear sus propuestas y desarrollar líneas de acción pertinentes.

Las opiniones y datos incluidos en el presente documento de trabajo, representan el punto de vista del autor y está abierto a los puntos de vista que planteen las personas e instituciones relacionadas al tema de la consulta.

La pre-publicación del presente documento de trabajo en formato digital, tiene el interés de recibir opiniones y aportes que sobre el tema realicen las personas naturales y jurídicas para mejorar el criterio de nuestra institución sobre el mismo, los mismos que pueden hacerse llegar a:

consulta@indepa.gob.pe

Para ser considerados los comentarios, aportes y observaciones que deseen hacernos llegar, pedimos que puedan remitirnos mediante vía electrónica verificable con los datos personales 1 e institucionales 2 de donde provienen. En caso fuese en formato impreso, enviar la misma información.

1Nombres y apellidos de la persona que emite la opinión, documento de identidad, dirección, telé- fono, e-mail. 2Nombre de la institución, número de ficha registral, dirección, teléfono, e-mail.

-5-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

ÍNDICE

Introducción

1

1.Incorporación del enfoque intercultural en la labor del funcionario público

2

2.Identificación

5

3.Ubicación de los pueblos Aymaras

8

3.1 Pueblos Aymaras

en Arequipa

10

3.2 Pueblos Aymaras en Moquegua

11

3.3 Pueblos Aymaras en Puno

12

3.4 Pueblos Aymaras

en Tacna

13

4.Hoja de ruta

14

5.Relacionamiento en el contexto coloquial

16

6.Relacionamiento en el contexto social

20

6.1 El saludo entre los Aymaras

21

6.2 El saludo en el camino

21

6.3 La cortesía para con los visitantes

22

6.4 La regla al visitar

.22

6.5 Las visitas informales entre los campesinos Aymaras

23

6.6 Lugar de los niños durante las visitas

23

6.7 Visitas formales entre los Aymaras

24

6.8 Tono adecuado de voz para solicitar favores

24

6.9 Recepción de invitados durante matrimonios

25

6.10 Lugar que corresponde ocupar al invitado

25

6.11 Las visitas formales a quienes no son Aymaras

26

7.Relacionamiento en contexto gastronómico

29

7.1 Forma de invitar los alimentos 30

7.2 El intercambio de la Ch’uspa o bolsa de coca 31

31

8.Relacionamiento en contexto festivo 33

8.1 Danzas Aymaras 39

7.3 Cortesía al brindar

-6-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

9.Relacionamiento en contexto ritual

43

9.1 Función de los sacerdotes Aymaras

47

9.2 El Yatiri o sacerdote Aymara

48

9.3 Producción alimentaria y ritos agrícolas entre los Aymaras

49

10.Relacionamiento en el contexto médico

50

11.Relacionamiento en el contexto del derecho consuetudinario

56

12.Relacionamiento en el contexto de aplicación tecnológica

60

13.Bibliografía

65

14.Anexos

71

-7-

–Documento –Documento de de trabajo trabajo INDEPA INDEPA junio junio 2011- 2011-

INTRODUCCIÓN

Los Aymaras mantienen como constante histórica su férrea convicción en el reconocimiento de sus derechos y las particularidades de su realidad socio económica, no siempre entendida a cabalidad por quienes, desde una realidad social y cultural totalmente distinta, juzgan las acciones de las poblaciones como inadecuadas para el orden del Estado que los comprende; circunstancias que se han repetido reiteradamente en su prolongada búsqueda por mantener su cohesión social, cultural y territorial, bajo la convicción que el Estado de Derecho debe ser también para ellos, sin exclusiones ni prejuicios.

La “Guía de Relacionamiento con Poblaciones Aymaras” es una herramienta de orientación que facilita en el acercamiento respetuoso del funcionario público a las poblaciones indígenas.

La primera parte está dedicada a proporcionar los aspectos básicos necesarios, desde el enfoque intercultural, para orientar la labor del funcionario público, así como la identificación, ubicación, geografía y ecología de los Aymaras. En adelante, se desarrollan los distintos planos de relacionamiento, sea esta en contexto social, ritual, festivo, médico, etc.

-1-

-1-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 1 INCORPORACIÓN DEL ENFOQUE INTERCULTURAL EN LA LABOR DEL FUNCIONARIO PÚBLICO

-2-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

El Estado peruano, a pesar de administrar un país multicultural, todavía no desarrolla una efectiva organización política y administrativa basada en políticas interculturales para tratar con las poblaciones indígenas.La herencia colonial plasmó en el imaginario social una visión desvalorada de los indígenas, y en la praxis de la explotación de sus territorios, recursos naturales y de su mano de obra. De este modo, el naciente Estado republicano mantuvo el tributo indígena para poder sostenerse luego de la guerra por la independencia.

Atendiendo a esta necesidad el Instituto Nacional de Desarrollo de Pueblos Andinos Amazónicos y Afroperuanos (INDEPA), plantea la necesidad a las diversas instituciones del Estado para que asuman un enfoque intercultural en el desempeño de sus labores. Para ello, toda institución pública deberá preocuparse en la adecuada capacitación de sus funcionarios y directivos respecto a la cultura de las poblaciones indígenas con las que trabajan. El acceso a la información, les permitirá comprender a sus interlocutores, al mismo tiempo, que optimizar el servicio que brindan.

Situación similar debe ocurrir cuando un funcionario, para el cumplimiento de sus labores, deba trasladarse hacia algún apartado lugar del país. Al entablar contacto con los lugareños, se propiciará un diálogo intercultural, donde se relacionaran y evaluaran conforme a su propia cultura. El funcionario deberá primero conocer los aspectos generales de la cultura Aymara, tener alguna noción de la lengua autóctona para poder comunicar alguna idea o hacer algún pedido. Por ejemplo, un funcionario de salud debe conocer las características generales del sistema médico Aymara, de modo tal que la evaluación que realice y las acciones que estime necesario hacer no contravengan normas culturales fuertemente arraigadas que pudieran tornar ineficaz la intervención programada. Por ello, la presente guía se ordena conforme a distintos contextos en que deberá relacionarse el funcionario público.

La necesidad de reconocer las diferencias culturales de las poblaciones indígenas para desempeñar convenientemente la función pública y construir una ciudadanía intercultural, es una tarea que debe comprometer tanto al Estado como a la sociedad.

-3-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

El reconocimiento de cultura Aymara como única y distinta a las demás, solo puede lograrse a través del contacto directo con sus representantes y su realidad. Sin embargo, es necesario conocer previamente las particularidades de su cultura.

La presente guía provee información básica respecto a la cultura de las poblaciones Aymaras, de modo que cualquier representante del Estado o privado, que requiera de ella puede tener la seguridad de contar con la información necesaria para establecer los primeros relacionamientos o contactos con grupos de la etnia Aymara para desempeñar su trabajo. A partir de la necesidad de establecer algún diálogo elemental y directo en Aymara, se consideró necesario ofrecer algunas pautas respecto a cómo expresarse en dicha lengua, de modo que se pueda entender mejor el idioma y la idiosincrasia Aymara.

-4-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 2 IDENTIFICACIÓN

-5-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Empleando algunos criterios comúnmente usados para caracterizar a los “pueblos indígenas” en general, podemos lograr algunas pautas para reconocer a las poblaciones Aymaras como tales:

a)

Grupos humanos que ocupaban un determinado territorio reconocido como Aymara o asociado a él, antes de su colonización por parte del Estado inca y español.

b)

Grupos que viven en la región denominada por los Incas, Collasuyo, antes de la formación del Estado-Nación peruano, y que no se identifican con la cultura nacional dominante.

c)

Los descendientes de uno de esos dos grupos.

d)

Grupos que se auto-denominan Aymaras.

e)

Continuidad histórica con las sociedades pre-coloniales inca e hispana.

f)

Vínculos fuertes con el territorio de la zona ecológica de puna que habitan y la naturaleza de este piso ecológico con la que interactúan.

g)

Sistema social, político y económico distinto del sistema nacional.

h)

Empleo de la lengua, cultura y sistema de creencias Aymara.

i) Grupos que forman sectores no-dominantes de la sociedad peruana.

j)

Vínculo con el territorio ancestral con la meseta del Collao, zonas adyacentes y con los recursos naturales de ese territorio.

k)

Mantenimiento de identidades culturales, sociales, de .instituciones políticas, económicas y culturales Aymaras, distintas de la sociedad o cultura nacional.

-6-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

l) Descendencia de grupos de población presentes en la región del Collasuyo, sobre todo antes de la creación del moderno Estado Peruano y el diseño de sus actuales fronteras.

m) Auto-identificación como parte del grupo cultural indígena Aymara y deseo de preservar esa identidad cultural.

Destacan dos criterios básicos, de un lado, la caracterización de los pueblos indígenas Aymaras como pueblos “nativos”. Es decir, originarios del territorio de la meseta collavina o la región denominada Collasuyo. Por otra parte, la definición de “Aymara” a partir de su auto-identificación y del reconocimiento al derecho básico de su auto-determinación.

-7-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 3 UBICACIÓN DE LOS PUEBLOS AYMARAS

-8-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Las poblaciones Aymaras peruanas se encuentran actualmente asentadas en los departamentos de Arequipa, Moquegua, Puno y Tacna, siendo su concentración mayor en la región Puno -dichas zonas estaban en estrecho vínculo con la población Aymara desde la etapa formativa. La vinculación de los pueblos Aymaras con la meseta del Collao, y las zonas de puna colindantes al departamento de Puno, nos da una idea de la importancia cultural de dicha región desde tiempos remotos, y la continuidad de su ocupación hasta el día de hoy.

Gráfico 1. Dispersión de las poblaciones Aymaras.

de hoy. Gráfico 1. Dispersión de las poblaciones Aymaras. Indicadas con el número 11 y el

Indicadas con el número 11 y el color naranja. Fuente: Mapa Etnolingüístico. INDEPA.

-9-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

3.1 Pueblos Aymaras en Arequipa.

Los Aymaras se encuentran en la provincia arequipeña de Caylloma, colindante con Puno. Comprendida en la cuenca del río Camaná y parte de la cuenca del río Apurímac; cuenca de los ríos Huancané e Ilave, parte de la cuenca de los ríos Inambari, río Zapatilla, río Callacame, río Maure Chico y río Maure.

La provincia de Caylloma, provincia alta de Arequipa tiene por distritos las localidades de Callalli, Caylloma, Tisco, ubicados en plena puna entre los 3.800 y los 6.000 m.s.n.m. Concordante con esta geografía, su producción agropecuaria se orienta casi exclusivamente a aprovechar los pastos naturales de baja calidad para la crianza de llamas, alpacas, ovejas; en las zonas medias, altas, vacunos.

Esta realidad geográfica condiciona el desarrollo de la zona. La mejora de la agricultura y la ganadería requiere de una fuerte inversión, necesaria para introducir nuevas técnicas agrícolas y de pastoreo, así como ganado mejorado. Sin embargo, hay algunas compañías que extraen plata debido a que es el recurso que más abunda. Las reservas de este mineral están todavía en gran parte sin explotar.

Cuadro nº 1: Distritos de Arequipa con población Aymara.

PROVINCIA

DISTRITOS

Caylloma

1. Achoma 2.Cabanaconde 3. Cala li 4.Caylloma 5.Coporaque 6.Chivay 7. Huambo 8.Huanca 9. Ichupampa 10. Lari 11.Lluta 12.Maca 13.Madrigal 14.Majes 15. San Antonio de Chuca 16.Sibayo 17.Tapay 18.Tisco 19.Tuti 20.Yanque

Elaboración propia.

-10-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

3.2 Pueblos Aymaras en Moquegua

Se ubican en la Cuenca del rio Tambo, en las provincias de General Sánchez Cerro y Mariscal Nieto. Aproximadamente viven 20.000 aymaras en los distritos de Carumas, Coalaque, Cuchumbaya, Chojata, Ichuña, Matalaque, Samegua y Torata.

En las punas se encuentra la cabecera de la cuenca del rio Tambo, cuyo curso medio sirve de límite con la vecina provincia de Mariscal Nieto –donde se encuentran importantes lagunas, como la de Viscachas, y también cabeceras de cuenca como la del río Coralaque. La cercanía con el Complejo minero metalúrgico de Cuajone es un polo de atracción laboral para los Aymaras de la zona.

La situación de aislamiento y abandono da como resultado que los Aymaras moqueguanos posean el mayor índice de analfabetismo del departamento, 11.8% en la provincia de Sánchez Cerro.

Cuadro nº 2: Distritos de Moquegua con población Aymara.

PROVINCIA

DISTRITOS

General

1.Coalaque 2.Chojata 3.Ichuña 4.La Capi- lla 5.Lloque 6.Matalaque 7.Omate 8.Puquina 9.Quinistaquillas 10.Ubinas 11.Yungas

Sánchez Cerro

Mariscal Nieto

1.Carumas 2.Cuchumbaya 3.Moquegua 4.Samegua 5.San Cristóbal 6.Torata

Elaboración propia.

-11-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

3.3 Pueblos Aymaras en Puno.

Se encuentran en el mismo núcleo ancestral de sus poblaciones originarias. Ocupan las provincias de: Chucuito, El Collao, Huancané, Moho, Puno, San Antonio de Putina, Yunguyo. Actualmente, los Aymaras comparten con los quechuas la antigua ocupación de la cuenca del lago Titicaca.

Cuadro nº 3: Distritos de Puno con población Aymara.

PROVINCIA

 

DISTRITOS

Chucuito

1.

Desaguadero 2. Huacullani 3.Juli 4. Keluyo 5.

Pisacoma 6. Pomata 7. Zepita

El Collao

1.

Capaso 2. Condoruri 3. Ilave 4. Pilcuyo

5.

Santa Rosa

Huancané

1.

Cojata 2. Huancané 3. Huatasani 4. Inchupalla

5.

Púsi 6. Rosaspata 7. Taraco 8. Vilque Chico 9.

Santa Lucia 10. Vilavila

Moho

1.

Conima 2.Huayrapata 3.Moho 4. Tilali

Puno

1.Acora 2.Chucuito 3.Plateria

San Antonio

1.

Ananea 2.Pedro Vilca Apaza 3.Putina

de Putina

4.Quicapunco 5. Sina

Yunguyo

1.

Anapia 2. Copani 3. Cuturapi 4. Ollaraya

5.

Tunicachi 6. Unicachi 7.Yunguyo

Elaboración propia.

-12-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

3.4 Pueblos Aymaras en Tacna.

Las comunidades se encuentran apartadas y dispersas en las provincias altas de Candarave, en la cuenca de los ríos Ilo - Moquegua y Tarata en la cuenca del rio Locuma. Los topónimos de los distritos no dejan duda de la filiación cultural Aymara de los lugares: Cairani, Camilaca, Curibaya, Chucatamani, Huanuari, Ilabaya, Quillahuani, Sama, Susupaca, Sitajara, Tarucachi, Ticaco, etc. Se encuentran en esta zona aproximadamente 40.000 Aymaras hablantes.

En la provincia de Candarave, se encuentra el distrito de Camilaca donde se conserva la antigua tradición del vestido Aymara con anacos, manteniendo los rasgos y elementos propios del anaco prehispánico matizado con algunos elementos de los vestuarios de las esposas de los caciques coloniales. Cairani, distrito vecino de Camilaca, son poblados de donde proceden los famosos grupos de zampoñas elaboradas con latón, de sonido agudo y ritmo contagioso.

El distrito de Camilaca posee tierra fértil y agua en abundancia, se practica la agricultura dedicada a la producción de productos de panllevar como papa, oca, habas, y maíz.

Cuadro nº 4: Distritos de Tacna con población Aymara.

PROVINCIA

 

DISTRITOS

Candarave

1.

Cairani 2. Camilaca 3. Candarave

4.Curibaya 5. Huanura 6. Quihuani

Tarata

1.

Chucatamari 2. Estique 3.Estique Pampa

4. Sitajara 5. Susapaya 6.Tarata 7.Tarucachi

8.Ticaco

Elaboración propia.

-13-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 4 HOJA DE RUTA

-14-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

A continuación dos cuadros descriptivos sobre la distancia y el tiempo de viaje desde Lima hasta las provincias donde se asientas las poblaciones Aymaras.

Cuadro nº 5 Vía Terrestre

TRAYECTO

DISTANCIA

TIEMPO DE VIAJE

APROXIMADA

Lima - Arequipa Lima - Moquegua

1,030 km

15

horas

1,185 Km

14

horas

Lima - Puno

1,541 Km

24

horas

Lima - Tacna

1,293 Km

16

horas

Elaboración propia.

Cuadro nº 6 Vía Aérea

DESTINO

TIEMPO DE VIAJE

Lima - Arequipa

1 hora 25 minutos

Lima - Puno

1 hora 35 minutos

Lima - Tacna

1 hora 45 minutos

Elaboración propia.

-15-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 5 RELACIONAMIENTO EN CONTEXTO COLOQUIAL

-16-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Durante la visita a poblaciones Aymaras será inevitable en algún momento tratar con monolingües Aymaras. Aun cuando el uso del castellano es extendido entre los niños, jóvenes y adultos, quienes lo aprendieron en el colegio, por motivos laborales o comerciales. Razón por la cual es conveniente aprender Aymara en un nivel básico para poder comunicarse con aquellas personas. Lo que permite conocer la idiosincrasia del Aymara; en gran parte es similar fonología al quechua con la que comparte parte de su gramática.

Mientras el castellano es básicamente aislante, el Aymara es aglutinante o sufijante; emplea muchos sufijos, por lo que la estructura de una palabra suele ser: Raíz+ S + S + S + S. Dicha peculiaridad no quiere decir que es menos que el castellano, o más que él, se trata simplemente de su característica principal.

CHUYMA

Corazón

CHUYMA

-

JA

Mi corazón

CHUYMA

-

NAKA

Los corazones

- CHUYMA - MAKA

CHUYMA

MA

-TAKI

- TA

Para tu corazón Sobre los corazones

R

S

S

En este caso, no se busca desarrollar un dominio del Aymara, sino ofrecer una noción general, que detalle sus características y funcionamiento para un uso rápido.

SALUDOS

SUMA URUPANA SUMA ARUMANKIPANA SUMA QAYPUPANA ¿KUNQAMASTASA? ¡WALIKI¡ ¿KUNAS SUTIMA? SUTIQAQA…Jaime……

Que sea un buen día Que sea una buena mañana Que sea una buena tarde ¿Cómo estás? ¡Bien! ¿Cómo te llamas? Me llamo Jaime

-17-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

CONVERSACIÓN

¿KAUTIKSA Q JUKTA? LIMA MARKATA QUKTA ¿KAUKIRUS SARANTA? SARAWA PUNURU ¿KUMAS LURANTA? TOQORI SARA UMIRI SARA QIKI SIÑANI

¿De dónde vienes? Vengo de Lima ¿A dónde vas a ir? Voy a Puno ¿Qué vas a hacer en Puno? Voy a bailar Voy a tomar Vamos a vernos

QAYPU

TARDE

ARUMANKI

MAÑANA

QANIWA

No

QISA

Si

DÍAS DE LA SEMANA

PHAXSI URU

Lunes

ARI URU (ATURU)

Martes

WARI URU (WARURU)

Miércoles

IllAPA URU uru (illapuru)

Jueves

URI URU

Viernes

KURMI URU

Sábado

INTI URU (Intiuru)

Domingo

COLORES

CHUPIKA

Rojo

CURI CHUPIKA

Anaranjado

CH´IYANA

Negro

CH´IYARA LARAMA

Azul marino

CH´OJHÑA

Verde

JANQ´0

Blanco

LARAMA

Azul

Q´ELLU

Amarillo

-18-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

DISTINTAS EXPRESIONES

QANI AIRA SISA NAIRARO SARTAÑANI MAYA CHAMANPI UKQAMAPANA MARKA LAIKU ARUS LAIKU JILATA KULLAKA YANAPA TAMAMA TOK’OÑANI MICH´A AWRI PACHA PANJARA PACHA WAÑJTA PACHA PUNCHHAWI TUMPAÑA KITULA

Sin holgazanear Vamos adelante Como una fuerza Así sea Por nuestro pueblo Por nuestra palabra Hermano Hermana Te voy ayudar Vamos a bailar Tacaño Invierno Primavera Otoño Fiesta Visitar Paloma

-19-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 6 RELACIONAMIENTO EN CONTEXTO SOCIAL

-20-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Los Aymaras poseen reglas de cortesía -consecuentes con su cosmovisión- que les exige formas de trato acordes a sus principios morales. Tal comportamiento se hace extensivo con quienes no son de su cultura pero merecen igual consideración. Estas costumbres se han ido modificando cada vez debido al mayor trato con personas ajenas a su cultura. Sin embargo, se mantienen básicamente entre los miembros de las poblaciones más tradicionales.

6.1 El saludo entre los Aymaras.

Es norma, al estar en un pueblo ajeno, saludar a las personas con quien se va encontrando en el camino como si las conociera. El saludo es muy importante entre los Aymaras, es mediante este comportamiento que se demuestra el respeto y consideración para con los demás miembros de su comunidad, manteniendo la interrelación personal y grupal en un óptimo nivel para sostener las demás obligaciones sociales propias de su cultura.

El saludo constituye una expresión del afecto o cariño que se tiene para con los demás. Aquel que no saluda es considerado como una persona de mal corazón, que solo espera respeto para sí misma sin mostrarlo a los demás, “un perro ha pasado”, suelen decir cuando alguien pasa al lado de ellos sin saludar. La persona de buen corazón saluda a todas las personas sin distinguir si es conocida o no.

6.2 El saludo en el camino.

La regla del saludo se mantiene incluso en el desplazamiento fuera de la propia comunidad. Cuando un Aymara sale de viaje y se cruza en su camino con otra persona en dirección opuesta debe saludar al caminante y además debe quitarse el sombrero en señal de respeto, este comportamiento lo tiene tanto el hombre como la mujer.

Desde mediados del siglo pasado, se emplea como saludo “buenos días tata “o “buenos días mamá”; antes el saludo era de la siguiente forma:

“DIOS ASKIP CHURATMA TATA (MAMA)” o “que Dios te conceda su gracia o bendición”

-21-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

La respuesta usual era:

“JUMARUS UKHAMARAKI” o “que también te conceda manera”.

de igual

Entre los campesinos no se acostumbra estrecharse la mano para saludarse. El apretón de manos es una costumbre de los mestizos que los Aymaras solo realizan cuando se encuentran con forasteros. En ese caso sí dan la mano, pero entienden que no es necesario con los comuneros con quienes se ven frecuentemente.

6.3 La cortesía para con los visitantes.

Al recibir una visita, aun cuando no sea conocida, las recibe como si lo fuesen y les ofrece un asiento. Cuando el visitante llega con urgencia y no puede detenerse por mucho por tiempo, como en el caso de los vendedores, aún en este caso se ofrece el asiento. En estos casos, un saludo no es suficiente, excepto cuando se está por salir de la casa con urgencia o también cuando se llevan los animales o yendo al trabajo; en estos casos se recibe a los visitantes solo con un saludo, por eso se pregunta al visitante si ha venido con urgencia o no. La conducta Aymara exige que se deba hacer sentar a los visitantes sobre un asiento. Aun cuando el dueño de casa no tiene tiempo de atender, se excusa diciendo que está ocupado y no podrá recibirlo. Es así como se despiden sin tardar ni quitarse el tiempo uno al otro.

6.4 La regla al visitar.

Cuando se va a visitar a otra persona hay que esperar la invitación del dueño para pasar al patio o entrar en la sala. Si es que no se invita a sentarse la persona debe permanecer de pie, pero es falta de respeto hacer quedar al visitante fuera de la casa porque aun cuando le reciba fuera de la casa le ofrecerá siempre un asiento, por lo menos un lienzo para sentarse. Mantener al visitante afuera es malo. Así mismo no se debe mantener parado por largo rato, pues hay que tener en cuenta el frío que hace y el estar parado cansa a las personas.

-22-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

6.5 Las visitas informales entre los campesinos Aymaras.

Se entiende por visitas formales cuando se realizan por algún motivo serio. Por ejemplo cuando se va a solicitar ayuda para la Minka o a la petición de mano para un matrimonio, etc. Las visitas informales se hacen entre los amigos para charlar amistosamente, aunque hay que aclarar eso desde el principio de la visita. El visitante al llegar debe manifestar:

“He venido a visitar nomás, sin asunto alguno”, en esa oportunidad se suele dedicar a departir amenamente, haciéndose bromas, compartiendo alguna comida o bebida, para pasar ratos amenos.

Las visitas de amistad se realizan entre personas de cualquier edad porque existe un lazo de estima o confianza, etc., buscando aconsejarse mutuamente. También cuando encuentran comprensión y atención a las consultas, las cuales se realizan entre bromas o con seriedad, se puede dar alguna respuesta en forma de broma, por lo que al finalizar dice:

“cuidado con tomar esto como ofensa… por la confianza y cariño que te tengo te he dicho cosas en broma”. Los viejos Aymaras pueden ser muy bromistas.

6.6 Lugar de los niños durante las visitas.

Cuando se realizan visitas entre personas mayores generalmente despiden a los hijos menores por la seriedad del asunto y por respeto

a los visitantes. La razón es que los visitantes pueden tomar a mal la

presencia de menores de edad, diciendo que los padres e hijos andan sin orden y puede ocurrir que los niños, sin tener conocimiento de las circunstancias, traten de forzar opiniones de los participantes. De otro lado, el visitante viene con la expectativa de consultar con los padres y

se quedaría molesto al ver la participación de los hijos sin poder expresar

lo que quiere manifestar, por eso el padre tiene que llamar la atención

de los hijos para que no se excedan durante una conversación.

Otro motivo por el que los menores de edad no participan en las visitas de mayores, es porque su curiosidad los puede llevar a examinar a los visitantes de pies a cabeza. Es por eso también que los padres prohíben que los menores permanezcan en presencia de extraños.

-23-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

6.7 Visitas formales entre los Aymaras.

En una visita formal siempre se lleva coca y a veces también alguna bebida alcohólica. El visitante puede sugerirle al dueño de la casa:

“Caliéntate un poquito”. Entonces el dueño de la casa contesta: “No te molestes pues ¿tal vez habrá algún asunto delicado?, seguramente que algo serio habrá…”. Después de servirse entre el marido y la mujer dice: “¿Qué favor les hemos hecho para merecer este trato cariñoso?” -dándole valor a lo invitado por la visita. Entonces el visitante manifiesta:

“He venido para molestarles… por favor no me nieguen mi petición”. El marido y la mujer solicitados empiezan a consultarse diciendo:

“¿Qué vamos hacer podríamos concederle?”, y luego el marido dice:

“¿Qué vamos hacer pues?, le concederemos nomás”. Para finalizar, el visitante ofrece otra vez el licor. Una vez servidos, se le hará entrega del objeto o del favor en mención al visitante.

Cuando hay negación de un favor solicitado, con cortesía se manifiesta desde el inicio de la visita que no se podrá conocer, diciendo: “Por favor no se moleste por gusto, no puedo cumplir a su petición”.

6.8 Tono adecuado de voz para solicitar favores.

Cuando se requiere pedir un favor, generalmente, el solicitante emplea un tono de voz aguda o suplicante. Se realiza con el fin de conmover el corazón de la otra persona, esta actitud busca convencer al que se solicita como si pidiese por compasión. Una respuesta afirmativa suele ser: “Ya que me suplica aceptaré nomás, ¿Cómo vamos a negar a tanta súplica?” Esta manera de solicitar suele ser mal interpretada por los mestizos o

extranjeros. Para los Aymaras emplear una voz suplicante es una forma cultural de solicitar un favor. Por el contrario, para los Aymaras la manera cómo los mestizos solicitan un favor diciendo “quiero tal o cual cosa” no es correcta. Porque lo consideran como si fuera una exigencia. Entre los Aymaras cuando una persona pide un favor con una voz de demanda, dentro de sí dicen: “¿quién es él para pedir con rigor o

¿Por qué voy a estar yo dándoles su gusto?” Pero,

hacer demandas?

cuando el que pide favor suplica, entonces a esa persona le acceden mas no atienden a aquellas que piden algo con exigencia.

-24-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

6.9 Recepción de invitados durante matrimonios.

En el día de la ceremonia matrimonial, todos los parientes llegan a saludar llevando algún presente, ya sea en licores, dinero u objetos. El saludo formal siempre se hace con el alcohol; cuando no se lleva licor se puede llevar coca y dinero mas no se debe ir con las manos vacías. La coca se coloca en la mesa donde están sentadas los novios y el dinero se acostumbra prenderlo al vestido de los novios con imperdibles, de modo de hacer visible a todos la estima de la familia para con los novios.

Cuando los invitados traen presentes, los reciben como si fuese un Ayni. El padrino los recibe como si fuesen regalos u obsequios, por eso dice: “Por amor a mí, por el cariño que me han tenido y han traído”. Levanta la copa agradece en forma rezada diciendo: “Que Dios le bendiga con abundancia por siempre jamás, que esta su copa sea siempre llena… muchas gracias “. Luego de ch’allar (asperjar) un poco, toma. Pide permiso de los presentes y se dispone a invitar a todos los participantes.

El padrino, después de haber invitado a todos, regresa a la mesa donde están los novios y ofrece otro par de copas a los visitantes. La recepción formal y cariñosa se extiende a todos por igual aun cuando no lleven presentes, debido a que es considerado como importante el acompañamiento durante ocasión.

6.10 Lugar que corresponde ocupar al invitado.

Cuando una persona asiste a la celebración de una fiesta, el dueño de casa o el encargado lo recibe con las formalidades ya indicadas y le invita a sentarse.

En el caso de Jilaqata -autoridad tradicional o jefe de la comunidad- él recibe al visitante con la siguiente frase: “Hijo varón, hija menor, queridos hijos míos pasen y tomen asiento por aquí, hoy es mi día, acompáñenme por favor, soy tu padre y también tu madre que vela por ustedes aquí tienen el sustento”, y luego le invita alcohol. Una vez cumplida la formalidad, el visitante puede sentarse cerca a del Jilaqata o en un sitio discreto según su preferencia.

-25-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Las visitas formales se realizan también en las fiestas importantes,

por ejemplo, en los carnavales. Durante la fiesta, se visitan de casa en casa para comer y beber alegremente. Luego del saludo, se dirigen a ch’allar las chacras de la papa, donde extraen la papa nueva -ch’allan

la tierra tomando. En otras fiestas, sólo se saludan en el lugar donde se

realiza la fiesta de la comunidad y se invitan unos a otros con cariño.

6.11 Las visitas formales a quienes no son Aymaras.

Se hacen visitas formales a las personas con quienes existe una relación especial, como por ejemplo, los padrinos no Aymaras. A ellos, se acostumbra llevarles quesos, huevos, etc. Muchas veces, los

compadres no trabajan para el padrino y, en vez de eso, llevan regalos por el temor a que se les considere indiferentes. En la relación formal, establecida con el padrino misti se expresa en esta manera: “Te voy

a servir”. Por eso, los mestizos fácilmente mandan a sus ahijados a trabajar para ellos.

Por tener usualmente una mejor posición económica, los mistis pueden sufragar los gastos que ocasiona ser padrinos. Por ejemplo, en el matrimonio, después de la ceremonia el padrino misti entrega los aros al padrino de aros - que es un campesino. El padrino de aros es quien está expuesto a las críticas y observaciones de sus comunitarios porque debe realizar bien los ritos y las ceremonias de las recepciones de los familiares y así como los encargos que hace a los novios. El rol del padrino misti se acaba a la puerta de la iglesia, sin instruir a los novios acerca de la vida de casado conforme a la tradición Aymara, mientras que el padrino campesino se esforzará en que sus ahijados mantengan su relación.

Los padrinos de origen campesino también reciben muestras de respeto, en especial en las fiestas, el ahijado le saluda invitándoles una botella de licor, etc. También van a ayudarle a trabajar y es una regla que los ahijados deben ir a visitar a sus padrinos y ayudarlos.

-26-

CUADRO nº8: Resumen e reglas de cortesía entre los Aymaras.

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

COMPORTAMIENTO

VISITANTE

Saludar a todo aquel con quien se encuentre en el pueblo que visita.

Saludar a quienes se va encon- trando por el camino.

Se acepta la invitación a sentarse, esperando siempre que la realice el dueño de casa.

Si es que no se invita a sentarse permanecen de pie.

Puede manifestar lo mismo si quien visita, o tener en cuenta si es visitado.

COMPORTAMIENTO INDIGENA AYMARA

Se saluda a todos aquellos con quienes

en su pueblo, sin exten-

Se saluda a todos aquellos con quienes se cruza durante su desplazamiento.

Se ofrece un asiento a quienes los visitan.

Cuando se va a visitar a otra persona hay que esperar la invitación del dueño, para pasar al patio o entrar en la sala.

Se expresa que se ha venido a “visitar nomas”, “sin asunto alguno”.

se encuentra derles la mano.

CIRCUNSTANCIA

SALUDO EN EL PUEBLO

SALUDO EN EL CAMINO

CORTESIA CON OS VISITANTES

REGLA AL VISITAR

LAS VISITAS

INFORMALES

-27-

Fuente: Elaboración propia.

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Acepta la decisión del dueño de casa.

Se acepta el plato de comida y si así se prefiere se puede ofrecer a otra persona.

Se acepta el pan recibiéndolo con un recipiente o manta. Mas no recibirlo directamente en la mano.

Si se requiere solicitar un favor asumir un tono de voz y expresión adecuada.

Los dueños de casa suelen apartar a los niños cuando reciben la visita de perso- nas mayores.

La hospitalidad se manifiesta invitando a los visitantes a comer, es de mala edu- cación no recibir alimentos, si no se ha probado se puede ofrecer el plato a otra persona

Se considera una bendición recibir pan no rechazándolo en ningún caso, se acos- tumbra recibirlo con una parte del vestido

no directamente con la mano.

Se suele emplear un tono de voz suplicantepara conmover a la persona solicitada, se considera de mala hacerlo

de forma impositiva.

PARTICIPACIÓN DE LOS NIÑOS DURANTE LAS VISITAS

INVITACIÓN DE

ALIMENTOS

FORMA DE RECIBIR EL PAN

TONO ADECUADO DE VOZ PARA SOLICITAR FAVORES

-28-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 7 RELACIONAMIENTO EN CONTEXTO GASTRONÓMICO

-29-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Muy vinculado a la atención a las visitas, está el ofrecimiento de comida y bebida, costumbre muy extendida entre los Aymaras. Esta forma de atención para con los familiares o amigos, es también un espacio para

el ejercicio de la reciprocidad.

7.1 Forma de invitar los alimentos.

Parte de la hospitalidad entre los Aymaras se expresa invitando alimentos al visitante. Se entiende de mala educación rechazar la

invitación o dejar la comida en su plato. Cuando uno no puede comer

el alimento ofrecido, se puede invitar el plato a otra persona si es que

no se ha tocado.

Se considera buena costumbre recibir el alimento que se le ofrece

a uno en un recipiente o manta. Mas no recibirlo directamente en la

mano, pues se entiende que sólo el limosnero recibe en la mano. Para ello es necesario emplear una parte de la ropa, sea un extremo del saco, la chalina, el poncho, o el sombrero. Lo mismo ocurre cuando se recibe un regalo. Si lo hace directamente con la mano, es visto como si no lo recibiera con todo corazón o no tuviera gratitud por el presente recibido.

Una ceremonia especial acontece cuando se convida el pan. Muchas veces, el convidado besa el pan después de recibirlo, bajo la idea de sus antepasados que recibirlo es una bendición muy grande que no es dada a todos. Los ancianos consideran al pan con devoción, ellos suelen decir que no hay que negar o rechazar el pan; cualquier persona que convide pan sea quien fuere, no se le debe negar: “aunque tu enemigo te de pan nunca vas a negarlo”. También consideraban la comida como la

cara de Dios. Por eso aconsejan: “Hay que recibirlo nomás, aun cuando no puedas comerlo, ya que tienes bolsillo o algo para guardarlo; y si no puedes comerlo se dará a los animalitos”. Tampoco hay que botar el alimento, pues Dios ya no mandaría buenas cosechas. Hay que cuidar

la comida y dar agradecimiento a Dios.

-30-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

7.2 El intercambio de la Ch’uspa o bolsa de coca.

Una antigua costumbre es el intercambio de las ch’uspas -bolsas de la coca- entre los varones, como demostración de afecto. Uno se sirve la cantidad que gusta o si no quiere servirse, por respeto uno besa la ch’uspa. Es un beso de agradecimiento por el regalo tan apreciado de la “inalmama” coca. “Inala mama”, quiere decir un tesoro que da buena suerte mostrándole el destino a la persona que la recibe. De otro lado, cuando se invita la coca y se da una porción de lo que podría ser lo que el otro quiera servirse, es considerado una ofensa. Sin embargo, la costumbre de intercambiar la coca se ha ido perdiéndose.

La invitación, sea para almorzar o pasar un día juntos, entre amigos y vecinos es lo más importante para toda la familia. Por ejemplo: al hacer una “watia”, se invita a los familiares o a los vecinos que están cerca o si no se les envía para que se sirvan. En las fiestas especiales, como el día de San Judas Tadeo (24 de junio) al preparar fiambres especiales se envían a los parientes. Al compartir la comida entendida como “bendición de Dios” se solidifica y se profundiza más la amistad.

7.3 Cortesía al brindar.

Quien se encuentre en la circunstancia de recibir una copa de licor, debe hacerlo con la mano derecha, pues hacerlo con la izquierda no se considera bueno. En contextos más remotos, se realiza la tinka. Es decir, introducen el dedo índice en la copa para asperjan con él un poco del licor en ofrenda a la Pachamama.

El rito del saludo con la copa y la libación del licor ofrecido son muy importantes entre los Aymaras. La copa que un padrino de bodas ofrece se debe recibir siempre con la mano derecha, pues hacerlo con la izquierda se considera de mal augurio para los recién desposados. Antiguamente, el ritual era más exigente, al recibir la copa, se quitaban el sombrero y mirando al cielo con dirección a oriente hacían la aspersión (t’inka) con el índice y luego haciendo la señal de la cruz lo tomaban. Eso era con la idea de tomar en armonía con lo divino.

Hoy en día ya no lo suelen hacerlo. Pero todavía dicen al tomar: “Que no haya contracciones y que esta copa sea propicia”. Una persona debe aceptar la invitación de recibir una copa, pero no está obligado a

-31-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

tomarlo. Si no le gusta tomar, el invitado puede dárselo a otra persona para que tome por él o por ella. Por eso se dice también: “Si no le gusta, siquiera invite a otro“. No sería correcto arrojar al suelo, es falta de respeto.

-32-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 8 RELACIONAMIENTO EN CONTEXTO FESTIVO

-33-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Aunado a su laboriosidad, losAymaras celebran sus fiestas intensamente. Conforme a su cosmovisión, con un nutrido calendario en el transcurso de todo el año, parte importante de las mismas son la música, danza, vestuarios y comidas.

Durante su realización, el carácter comunitario y la hospitalidad de los pueblos Aymaras se hace patente. Los mayordomos encargados de organizar las fiestas o sus allegados suelen invitar a los visitantes a compartir con ellos las celebraciones, ocasión que no debe ser desaprovechada para poder interrelacionarse con las autoridades y pobladores en general.

Es costumbre designar un lugar donde ubicar a los foráneos, para atenderlos con comida y bebida a disposición para esta ocasión. El brindis

y el baile son muy importantes en el desenvolvimiento social. Atender a

este protocolo es también necesario, cuando se ofrezca comida, bebida

o invite a bailar no se debe rechazar la invitación. Los integrantes de los

grupos de danzas acostumbran, después de concluir su coreografía, solicitar bailar con los presentes con particular predilección para con los foráneos.

A continuación se ofrece una relación de festividades Aymaras a las que

se puede asistir aprovechando para conocer las localidades.

-34-

Cuadro nº 9: Calendarios de festividades

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

TACNA

PUNO

MOQUEGUA

AREQUIPA

MES

1-3 Virgen de la Candelaria en Inclán

3 SantísimaCruz en Huancané y todos los pueblos Aymaras

28 Espíritu Santo en Ilave y Yunguyo

Dulce Nombre de Jesús Reyes Magos y Fiesta de la Alasitas en Ilave

6

3

15 San Isidro Labrador en Carumas Omate y Ubinas

Virgen de la Candelaria en Torata

2

Santiago y Felipe

Virgen de la Candelaria en Cabanaconde y Chivay

12 Bajada de Reyes en Lari

en Canacota

3

2

MAY

ENE

FEB

-35-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

3-4 San Benedicto Patrón de Tarata

Machaq Mara (año nuevo Aymara) en el Alto de la Alianza

Virgen del

Carmen en

Ticaco, Cairani,

Candarave

Fiesta del

Comayle en

Ticaco

21

16

30

San Antonio de Padua en Putina San Pedro en Ilave

16 Virgen del Carmen en Pomata

Santiago

Apóstol en

Pomata y

Huancané

6 Virgen de

Asunción en

Yunguyo

Virgen de

Asunción en

Umachiri

Cabana

20

29

25

 

15

12 San Antonio en Lari

San Pedro y San Pablo en Tisco

Santiago en

Coporaque y

Madrigal

1 Limpia de acequias y tinka del ganado

San Lorenzo en Huambo Virgen Asunta en Chivay, Coporaque, Lari, Maca, Yanque

29

25

10

15

JUN

JUL

AGO

-36-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

3-4 San Benedicto Patrón de Tarata 21 Machaq Mara (año nuevo Aymara) en el Alto de la Alianza

 

3 Virgen del Rosario en Calana

 

Virgen de la Natividad en Candarave Nuestra Señora de Guadalupe en Cojata Señor de la Exaltación en Moho San Miguel Arcangel en Ilave y Conima

1er Dom. Virgen

del Rosario en Pomata Tata Pancho en YUnguyo San Francisco de Paula en Yunguyo

1 Todos los Santos

Chucuitoen

Pomata Bautizo

de Guaguas

8

8

23

29

8

10

 

14 El Gran Poder en Yacango

 

8 Virgen de la Natividad en Canacota Señor de la Exaltación en Tisco San Miguel en Coporaque

14

20

 

7 Virgen del Rosario en Achoma, Maca, Chivay, Yanque Ichupampa, Tuti. San Lucas en Chivay , Coporaque

18

3 San Martin de Porras en Chivay Coporaque

SET

OCT

NOV

-37-

Fuente: Elaboración propia.

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

8 Virgen de la Inmaculada Concepción en Juli

8 Inmaculada Concepción en Carumas, Samegua, Ubinas

Inmaculada Concepción en Chivay, Yanque, Coporaque,Yura, Ichupampa, Lari, Madrigal Virgen de la Asunción en Callalli

30 San Andrés en Chivay

8
8

NOV

DIC

-38-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

8.1 Danzas Aymaras.

Los Aymaras estiman mucho sus danzas. En ellas representan las múltiples facetas de su vida y cosmovisión; poseen danzas alusivas a sus principales actividades económicas como la agricultura, pastoreo, caza. Existen también las satíricas o de carácter guerrero que los caracterizó en el pasado. Están presentes la danza de sicuris, es decir, aquellas ejecutadas con la música de flauta de pan, siendo uno de sus instrumentos musicales más característicos.

-39-

Cuadro nº 10: Danzas típicas Aymaras.

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

MESES QUE SE EJECUTA

Permanente

Permanente

Agosto a Diciembre

Octubre

Mayo, Junio, Setiembre

Agosto

LUGARES

Acora, Chucuito, Pichacani

Chucuito, Huacullani, Pizacoma, StaRosa, Pomata, Juli, Zepita, Ilave, Pilcuyo,Acora,

Plaería, Pichacani

Comunidades de Yunguyo y Chucuito

Kentamayo (Acora) y otros de la provincia de

Puno Yunguyo y Chucuito

Inchupalla(Huancané)

GENERO

1.Qajelo

2.Jauq’a

1.Choquelas

2.Llipis-pulis

3.Chullpas

4. Llipi

CLASE

Danzas

cordilleranas

Danzas de

cazadores

-40-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Permanente

Setiembre

Mayo-Setiembre

Permanente

Permanente

Mayo, Setiembre,Diciembre

Permanente

Enero

Permanente

Permanente

Mayo, Setiembre

Setiembre y Octubre

 

Permanente Setiembre y Octubre

Permanente

 

Junio Setiembre y Octubre

Junio

Ilave, Conima

 

Ilave, Juli y Pomata Pomata, Chatuma, Acora, Sivicani, Kalle-

jahuira

Chucuito, Huancané

En toda la zona

Yacango, Juli En toda la zona

Pomata

Taraco

Chucuito

Chucuito

Huancané

 

Puno, Huancané Chucuito, Huancané

Chucuito

Chucuito

Huancané

Huancané

1.Satiris

2.Chuspi-chuspi

3.Mariso

 

1.LLameritos

2.Llamerada

1.Cintacanas

2.Tarqueda

3.Jilak’atas

4.Kaswa

1.Machu Tusoj

 

2.Q’ena-qena

3.Turcos

Calawaya

5.Chatripuli

6.Lanlakus

7.Phaq’ochi

8.Tundiques

Merc. Achachi

4.

9.

Danzas

agrícolas

 

Danzas de

pastores

Danzas

costumbristas

Danzas

satíricas

 

-41-

Fuente: Félix Paniagua.

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Junio, Setiembre Octubre

 

Setiembre - Octubre

Setiembre - Octubre

Febrero

Puno - Chucuito

Setiembre OctubreYunguyo

Yunguyo - Huancané

Yunguyo - Huancané

Puno, Chucuito

1.K’arapuli

2.Chiriguano

1.Imillani

2.Pusku – pusku

3.Diablada

Danzas

guerreras

Danzas

de

Sicuris

-42-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 9 RELACIONAMIENTO EN UN CONTEXTO RITUAL

-43-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Una de las características del ritual Aymara es la cantidad y variedad de elementos que intervienen en ellos. Sumamente importante para desenvolverse en un contexto ritual es conocer la cosmovisión Aymara y la manera cómo esta actúa.

Las concepciones religiosas ordenan el mundo Aymara estructurándolo en una triada que establece el lugar que le corresponde a todo lo que existe en el universo y la forma como se interrelaciona entre sí.

El principio que rige las relaciones es el de la reciprocidad. Por el cual,

a cada favor recibido le corresponde una forma de agradecimiento,

en forma de algún “pago” o “misa”. La variedad de entidades divinas que intervienen en la cosmovisión Aymara requiere de identificarlas y diferenciar su forma de interrelación.

-44-

Cuadro nº 11: Cosmovisión Aymara.

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

ENTIDADES CATOLICAS

Padre divino, creador y dador de la vida eterna

Tierra Madre Discípulos de Apu Kollana Auqui, que en tiempos remotos vivían en cumbres de los cerros y bajaban a avisar las buenas costum- bres a los hombres.

Hay gran abuelo (Sach’a) y abuelo menor (Jish’a) Cuidadores del hogar Criadores de crianza de ganado

ENTIDADES AYMARAS

Apu Kollana Auqui Espíritu del Sol, Luna, Estrella, Almas buenas

Pachamama

Achachila

Jach’ achachila Uywiris Wac’a Llawillas o Illa Alma de personas buenas

ESPACIO SAGRADO

Mundo de arriba o cie- lo. Lejano misterioso y sagrado, a donde llegan quienes fueron personas sobresalientes después de muertos.

Mundo que nos rodea y del que depende nuestra vida y en el que el Aymara

nace, vive procrea, traba- ja, y muere, lugar sagrado y generador de todo lo que existe y que ofrece la vida y la mantiene; es la madre de toda la huma- nidad, responsable por la existencia de todo lo que existe.

MUNDO

ALAX

PACHA

AKA

PACHA

-45-

Elaboración propia.

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Demonio o diablo

Seres pequeños con la

mecha encendida En forma de seres

humanos Forma de animales o

personas Desnudas

Engañadores Lugares maléficos

Diablo invocado por el

Laika o brujo malo. “Condenados” o “Inquieto”

Supaja

Antawallas

Sirinos

Horañis

Auka

Phiru Cheka

Tío

Alma en pena

El mundo del suelo o de abajo de la Aka Paqcha, donde habitan los seres maléficos que acechan constantemente a los Aymara, reino de las tinieblas, de encantos y sufrimientos, donde van solo quienes pecaron en su vida y no se arrepintie- ron, allí padecen el casti- go merecido.

 

MANQHA

PACHA

-46-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

9.1 Función de los sacerdotes Aymaras.

Los Achachilas, Pachamama y todos los demás espíritus tutelares son los que controlan las interrelaciones personales, actividades, etc. La vigilancia que ejercen sobre el comportamiento personal o comunal es con el fin de corregir a través de enfermedades infringidas a los individuos, o también a las comunidades mediante fuerzas adversas de la naturaleza que dañan las cosechas o matan los animales.

La demanda divina es el cumplimiento de las obligaciones. En primer lugar cumplir con los ritos de agradecimiento por lo beneficios recibidos en la vida, acordándose además de los antepasados difuntos para lograr su salvación eterna. El segundo, es la práctica de una vida armoniosa que debe existir a nivel familiar y comunal. Esta perspectiva, marca fuertemente la moral y los comportamientos individuales y grupales, dotándolos de un sustento existencial que busca armonizar con todo lo existente.

El advenimiento de enfermedades o daños provocados por la naturaleza exige la restitución del orden establecido para superar la circunstancia. Los procedimientos establecidos culturalmente no dejan duda respecto a lo que debe hacerse y la manera cómo lograr el favor de lo divino. La sociedad Aymara promueve la acción de especialistas que permitan resolver dichos problemas que afectan lo religioso, social y político.

Cuadro nº 12: Supervisión divina de los actos humanos

DIVINIDADES

CONTROL

EXIGENCIAS

INCUMPLIMIENTO

Achachilas

-Relaciones

Practica de una

Desequilibrio

Pachamama

Personales

vida armoniosa

-Actividades

a nivel familiar

vida armoniosa -Actividades a nivel familiar Restitución de la comunica- ción con las di- vinidades
vida armoniosa -Actividades a nivel familiar Restitución de la comunica- ción con las di- vinidades

Restitución de la comunica- ción con las di- vinidades

Elaboración propia.

-47-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

9.2 El Yatiri o sacerdote Aymara.

Para practicar el sacerdocio, se debe ser designado por la propia divinidad. A partir de ese momento, se da inicio de las enseñanzas de los antiguos maestros Aymaras. Por lo particular de su oficio, el Yatiri está presente en todas las actividades de la comunidad, informándose de los acontecimientos púbicos y privados de los miembros de ella.

El Yatiri siempre está presto en el momento preciso para intervenir conforme a la solicitud de algún miembro o autoridad de su comunidad; su acción debe ser inmediata para poder aliviar todas las circunstancias que pudieran presentarse. Su función es propiamente de índole religiosa; pero aun cuando no es su especialidad, eventualmente conforme a su conocimiento, puede realizar alguna curación, sobretodo, en el caso de aquellas enfermedades consideradas de origen divino para lo cual, practican rituales ofrecidos a los espíritus tutelares. En caso de tratarse de una dolencia de carácter patológico, derivará el caso al Qulliri, o médico Aymara especializado en esta labor.

El conocimiento de la ritualidad religiosa de su sociedad, hace del Yatiri una persona sumamente especializada en su oficio. Por las dotes que posee es un líder neto en su comunidad, todos los conocen y respetan, teniendo influencia sobre los demás.

Cuadro 13: Especialistas Aymaras de religión.

Especialistas de la Religión

Yatiri

Paqu

Laiqa

Elaboración propia.

-48-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Cuadro 14: Mamatam Urupa o Rito de acción de gracias por la cosecha.

RITO

CULTO

FIESTA

PASOS

Mamatan Urupa Acción de gracias por la Cosecha “Festejar o dar

Papa

Pentecostés

1.Vispera Día sába- do anterior al domin- go de Pentecostés 2.Mamatam Urupa El día de la Mamata 3.Rito Inicial 4.Ayta El sacrificio 5.La invocación a la Mamata 6. La despedida

homenaje al

“Espíritu Vital”

Elaboración propia.

9.3 Producción alimentaria y ritos agrícolas entre los Aymaras.

Toda actividad productiva Aymara posee una parte ritual incluida en la labor. Conforme a la cosmovisión, existe una relación estrecha entre la Pachamama y el Aymara. Por ello, se llevan a cabo distintos ritos para asegurar el favor de las divinidades en la producción agropecuaria; son realizados con la papa ancestral, producto Aymara que destaca dentro de todos los tubérculos que cultivan.

Cuadro 15: Ritos de la siembra y la cosecha.

Ritos de la siembra

El Ayla o Despacho Se realizan para la siembra de la Papa

El Piwi Sirve para vaticinar los resultados de la siembra. Se realiza al preparar las semillas.

Ritos de crisis agrícola

Rito para conseguir lluvia El Campo Alcalde o el Consejo de Vigilancia acuden al Yatiri

Rito para contrarrestar el granizo El granizo sobreviene por peleas en la comu- nidad

Elaboración propia.

-49-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 10 RELACIONAMIENTO EN CONTEXTO MEDICO

-50-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Lo primero a tener en cuenta es que existe una visión sacralizada del estado de salud, fuertemente aferrada en su cosmovisión. Entendiéndose que la salud se pierde producto de un desequilibrio en la relación con las divinidades –Achachila, Pachamama. Ellos vigilan a los Aymaras para guardar el estricto cumplimiento de los preceptos establecidos –agradecimiento por lo recibido a las divinidades y acordarse de los familiares difuntos-, cuyo incumplimiento genera las enfermedades, requiriéndose de la intervención de los especialistas para que se pueda recuperar la salud.

No solo existen principios que lo rigen, sino que también hay toda una farmacopea y un conjunto de encargados de realizar las curaciones. Tal información es sobretodo importante para quien desde su condición de medio o paramédico requiere de dicho conocimiento para cumplir bien con su labor.

Cuadro nº 16: Divinidades, exigencias e incumplimientos.

DIVINIDADES CONTROL EXIGENCIAS INCUMPLIMIENTO Achachilas -Individuos 1. Ritos de Enfermedades Pachamama
DIVINIDADES
CONTROL
EXIGENCIAS
INCUMPLIMIENTO
Achachilas
-Individuos
1.
Ritos de
Enfermedades
Pachamama
agradecimiento
por los benefi-
cios de la vida.
Acordarse de
los familiares
difuntos por su
salvación eter-
na
Restitución
inmediata de la
salud

Elaboración propia.

Existen enfermedades de índole cultural, como el Aire, la Kajta y el Jintil, Usu, la Qhayqha, y otras que requieren de la atención del Yatiri. El Aire es producido por el espíritu del viento el cual puede ocasionar una parálisis facial, o una parálisis de las articulaciones en las extremidades, etc. Se cura mediante pagos a la tierra a la Pachamama del lugar y a los espíritus tutelares.

-51-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

En cambio, la Katja es producida por los espíritus de los ríos, pozos y cavernas donde queda atrapada el Animu (alma) de la persona. Los niños que al jugar caen, sufren el susto, ocasionando que su animu (alma) vague perdida o extraviada, requiriéndose retorne al cuerpo del infante, antes que pueda ser atrapada por los anchanchus u otros espíritus malignos. El jintil, conocido también como enfermedad de las chulpas, por relacionarse con los espíritus de los ancestros del Chamac Pacha –Era de la Oscuridad. Se produce cuando los ancestros penetran el cuerpo de la persona y van carcomiendo los huesos, tal como sucede en la osteomielitis.

Otro aspecto importante, es que existe una terna de especialistas en salud, los cuales se distribuyen la curación de las enfermedades cada uno atiende conforme a la función que cumplen. La especificidad de su actividad:

Cuadro 17: Especialistas Aymaras en salud.

Especialistas de la Salud

Qulliri

Thalliri

Usuiri

(Medico)

(Quiropráctico)

(Partero)

Elaboración propia.

El Qulliri no suele atribuir el éxito de la curación de sus pacientes en su conocimiento de la herbolaria del lugar, ni de su experiencia, sino que lo explican por la intervención divina. Antes de curar, suelen invocar a las divinidades para poder diagnosticar acertadamente; afirman que su conocimiento y efectividad en la sanación tienen origen divino y no retórico.

-52-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Cuadro 18: Quilliri, médico Aymara.

ESPECIALISTA

Qulliri

(Medico)

CARACTERISTICAS

Especialista en medicina tradicional Aymara. Conoce las propiedades curativas de las plantas. Tiene conocimiento de la psicología de su pueblo y trata a cada uno de sus pacientes con suma confianza.

de las plantas. Tiene conocimiento de la psicología de su pueblo y trata a cada uno

CURACIÓN

Cura enfermedades causados por patógenos como la tuberculosis, resfríos, sarampión, viruela, etc. Cura enfermedades orgánicas como disloca- duras, fracturas También otras de índole cultural como: Aire, Kat- ja, Jintil, Usu, Qhayqha

orgánicas como disloca- duras, fracturas También otras de índole cultural como: Aire, Kat - ja, Jintil,

Elaboración propia.

El Thaliri, es un especialista en enfermedades psicosomáticas como son los casos del susto o las atrofias orgánicas. Para curar se vale de rezos

y frotaciones para reubicar los órganos afectados, como el corazón, o

los pulmones que se hubieran salido de su sitio por una imprevista caída

o en casos de susto. Por su técnica de curación, se le puede reconocer

como quiropráctico. El Usuri o partero sigue las costumbres antiguas para asistir el alumbramiento de las mujeres en su propia casa y en colaboración de la familia.

Para el proceso de diagnóstico y curación, se emplea la visión holística. Incluye la realización de ritos expiatorios a los espíritus tutelares como también sesiones de revisión de toda la vivienda de la familia cuyo miembro se encuentra enfermo. Desde esta perspectiva, la medicina Aymara entiende la relación salud-enfermedad no restringiéndola

a la relación médico - paciente, sino incluyendo a la familia y toda la comunidad, quienes también deben cuidar que la enfermedad no se contagie, ni existan causales para su aparición.

Otro aspecto en el que difiere del profesional médico moderno, es que el servicio que prestan los especialistas Aymaras de la salud no tiene un precio establecido, puesto que su labor no es concebida de ser retribuida económicamente. Se entiende que es una colaboración de un hermano

-53-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

de la comunidad, pero por el fuerte sentimiento de reciprocidad y en consideración a la atención prestada, ofrece alguna forma de retribución, siendo el beneficiario quien determina según su voluntad y posibilidades económicas lo entregado en compensación.

La moral de los Aymara no les permite abusar del conocimiento y voluntad del Qulliri, despidiéndolo sin corresponderle de alguna manera, o entregando algo que no guarda proporción con el servicio recibido. En las comunidades alejadas, usualmente se entrega algún producto comestible en vez de dinero, forma preferida por ser más inmediato su aprovechamiento, incluso el Qulliri puede decir “acaso voy a comer dinero”. Hay que subrayar que esta forma de corresponder no es entendida como una paga.

La medicina Aymara, por estar ligada al sentimiento religioso y moral resulta más integral y re integradora para los miembros de su sociedad. La explicación cultural del origen de la enfermedad, como ocasionada por el castigo de lo sobrenatural, ubica la salud como el indicador de la armonía entre las divinidades, la naturaleza y del hombre.

La aplicación exitosa de la medicina moderna presenta dos serias limitaciones para su difusión en poblaciones Aymaras. En primer lugar está la necesaria comunicación directa entre el médico y el paciente, en la lengua nativa de quien es atendido, sin la que no se consigue su confianza y colaboración. En segundo término, se encuentra el escollo mayor, la diferente concepción cultural que hace poco convincente para los Aymaras las explicaciones de los médicos modernos respecto de las enfermedades, o también sus tratamientos, dicha circunstancia hasta el momento no está resuelta.

De otro lado, se encuentra el hecho que la medicina moderna no resuelve las enfermedades culturales como el susto, que además no tiene explicación científica. Además, la base biológica e individualista del enfermo, considera las causas provocadoras como responsables directas de la alteración de la salud, aislando al enfermo para evitar que contagie o sea contagiado por otra enfermedad, desligándolo de su entorno social. Mención aparte, merece el empleo de fármacos industriales,producidosportransnacionalesfarmacéuticasqueprivilegian sus intereses económicos a los del paciente, y que difícilmente llegan a lugares apartados. Al mismo tiempo, se debe entender la profesión

-54-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

médica como un servicio remunerado conforme a una especialización, calificación o experiencia que encarece el servicio de curación.

Dichas circunstancias difieren totalmente de las condiciones en la sociedad Aymara, donde hay en la naturaleza la libre disponibilidad de las hierbas medicinales, minerales y sales las cuales se pueden recoger en cualquier momento sin costo alguno para los usuarios, complementado con la atención de los especialistas nativos realizada en condiciones domésticas propias de las poblaciones tradicionales, y se retribuyen mayormente mediante productos locales conforme a la situación económica del enfermo y su familia.

Las poblaciones Aymaras en general sienten una natural confianza y seguridad por lo propio, y una desconfianza o incluso en algunos casos rechazo, por lo ajeno o desconocido. La resistencia o fricción cultural, en vez del intercambio fructífero entre dos sociedades, se da cuando las inevitables diferencias culturales tornan incompatibles sus sistemas de salud, por una incomunicación o la búsqueda del sometimiento de una respecto de la otra.

El desencuentro existente entre el sistema médico Aymara y el moderno, plantean la necesidad de establecer una nueva estrategia que resuelva los obstáculos culturales, económicos y políticos para poder atender emergencias o necesidades de salud en las poblaciones Aymaras. Sin agredir su cultura, o su sistema propio de salud, buscando el bienestar de las mismas. Tal propuesta solo puede ser elabora conjuntamente con las propias comunidades Aymaras.

-55-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 11 RELACIONAMIENTO EN CONTEXTO DEL DERECHO CONSUETUDINARIO

-56-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

La justicia Aymara posee la fuerza del conjunto de la comunidad, ejercitándose paralelamente al derecho positivo estatal, con un enfoque integral.

La vitalidad de la cultura Aymara se pone de manifiesto en la vigencia de su derecho consuetudinario, que a diferencia del derecho proporcionado por el Estado se ejerce con mucho cumplimiento.

El Perú, a pesar de ser un país pluricultural, establece solo una forma de poder jurisdiccional. Esto genera efectos negativos sobre todo para las poblaciones indígenas debido a que contrapone el derecho del Estado por sobre el derecho consuetudinario. De esta manera, demuestra ineficiencia en la actuación de sus órganos, problemas de costos y dilatación en la resolución de los conflictos. En cambio, las comunidades Aymaras poseen una gran capacidad y experiencia en la resolución de sus propios conflictos; los cuales se realizan en forma complementaria y hasta en oposición a lo que disponen las autoridades

u órganos judiciales formales.

Históricamente, los Aymaras mantienen una posición crítica y de resistencia frente a las “autoridades judiciales de la ciudad”. Tal como

lo plantea Antonio Peña Jumpa (2004), debido a la vigencia de propios

sistemas de resolución de conflictos Aymaras, puede ser denominada y entendida como Poder Judicial Comunal Aymara.

Para Peña Jumpa (2004), las razones se deben al despliegue institucional y la eficacia demostrada. Porque las acciones de los comunerosAymaras, frente a sus conflictos, han dado cuenta de una labor jurisdiccional efectiva; lo que confirmaría la existencia del denominado poder judicial comunal Aymara. El mismo que cumple con las tres dimensiones que posee todo poder judicial: Poder de interpretación, Poder de decisión

y Respeto a la autoridad de cosa juzgada ejecutorio. Condiciones

necesarias para estar al mismo nivel con el poder jurídico estatal, como

a continuación se detalla:

-57-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Cuadro nª19: Estructura de los sistemas de resolución del Poder Judicial Comunal Aymara

DIMENSIÓN

ACCIÓN JURISDICCIONAL

1

Poder

Promueve la “creación de derecho”, es decir la toma de decisión creativa de los órganos familiares o comunales de resolución. Decisión flexible a las condiciones familiares y comunitarias en las que se desenvuelven sus miembros.

de

interpretación

2

Poder

Asegura mediante sus órganos de resolución, pero particularmente de las partes y el entorno de las mismas, consigue la materialización efectiva, segu- ra y rápida del acuerdo o la decisión tomada

de

decisión

ejecutorio

3 Respeto

Deliberado el acuerdo o decisión final, este no vuel- ve a ser planteado; la satisfacción o el sometimiento de las partes permiten resolver o extinguir el conflic- to, lográndose su cumplimiento efectivo en el marco de las relaciones familiares y comunitarias.

 

a la

autoridad

de cosa

juzgada

Elaboración propia.

Las nociones Aymaras respecto a los conceptos occidentales tales como justicia, derecho, delito y castigo, se relacionan a la idea de “jucha” que se puede traducir como “pecado”, pero también se puede entender como delito/culpa. De este modo, podríamos traducir las siguientes expresiones: Juchachasiña es cometer delito”; juchani es la persona culpable y; juchanchaña es inculpar o achachacar.

La forma de acción de la justicia comunal Aymara, se expone a continuación el caso del robo de una vaca. Una vez denunciado el hecho, toda la comunidad se pone a buscar al animal robado y a apresar al ladrón. Capturado el abigeo, se convoca al conjunto de comuneros y autoridades, las que asisten en pleno para conocer lo detalles del incidente y castigar al comunero transgresor. Por ser parte de la comunidad, el honor de la familia a la que pertenece él capturado, lo obligará a reconocer su error y manifestar arrepentimiento; hecho que legitima la ejecución de castigos físicos por parte de su padre o su

-58-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

hermano mayor. Luego, la asamblea se dedicará a deliberar la forma de castigo buscando reparar el daño ocasionado a la comunidad, de modo que sirva de escarmiento para que no se cometa otro hecho similar.

Por respeto a la condición económica de la familia afectada, la multa a imponerse como sanción se negocia con la familia del transgresor hasta determinar el monto adecuado. Sin embargo, el desenlace final sobre el conflicto no se concluye con la decisión o sanción tomada –el pago de una multa y el castigo físico. Adicionalmente, la asamblea en pleno expresará su censura al acto perpetrado por el ladrón, manifestando además mantenerse vigilante de sus actos y exigiendo a su familia cumplan con evitar la repetición de otra acción similar.

El caso de los Aymaras huancaneños de Calahuyo, Titihue y Tiquirini- Totería, agrupadas en su Liga Agraria, muestra claramente su posición respecto a la justicia estatal, porque principalmente atienden sus casos en los órganos comunales para resolver sus conflictos. Por ese motivo, los juzgados de Huancané están descongestionados, atendiendo los casos donde las parcialidades no poseen más autoridad que el teniente gobernador y una asamblea poco dinámica. De esta manera, la labor de los juzgados rurales deviene en ser complementaria a la labor de la organización comunal en la que se encuentran ubicados. Lo mismo ocurre en los juzgados de paz de la ciudad y los juzgados mixtos de primera instancia porque poseen una limitadísima carga procesal.

La existencia de un sistema jurídico propio y vigente en las poblaciones Aymaras nos debe conducir a la reflexión respecto del sistema judicial estatal, que se muestra sustancialmente diferente a las realidades de las poblaciones indígenas. Así como existen culturas diferentes, también existen formas de justicia, derecho y sistemas jurídicos distintos. La convivencia entre ambas formas, debe estar basada en el entendimiento, la creación de canales fluidos de comunicación, sin jerarquizarlos ni contraponerlos.

-59-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

CAPÍTULO 12 RELACIONAMIENTO EN CONTEXTO DE APLICACIÓN TECNOLOGICA

-60-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Los indígenas Aymaras suelen realizar una evaluación de la tecnología implementada por algún proyecto o programa realizado a favor de su comunidad; evalúan también la sistematización efectuada por los técnicos procedentes de la ciudad. Usualmente, concluyen, que no toman en cuenta su punto de vista ni sus necesidades.

Dicha convicción no es reciente, se acentuó en el contexto de la decadencia de la producción agropecuaria a fines del siglo XX ocasionada, en parte, por factores climatológicos. En aquella ocasión, comprobaron que las tecnologías introducidas por los programas de apoyo empeoraron su situación económica en vez de solucionarla. Los programas de apoyo fueron diseñados por profesionales formados en universidades para aplicar técnicas productivas modernas pero desconocían la racionalidad y las necesidades de las comunidades Aymaras, así como de las particularidades de los territorios que ellos ocupan.

La tecnología Aymara surge de las condiciones propias del medio para el cual fue creada, dicho conocimiento no es solamente una elaboración procedente del pasado, sino que se crea tecnología para resolver las necesidades actuales o las nuevas circunstancias, para lo cual se realizan consultas y se piden sugerencias entre los miembros de la comunidad, con lo que se crea la tecnología necesaria, realizándose pruebas verificando los resultados obtenidos para sacar conclusiones que permitan obtener certeza del resultado requerido. Por ello podemos afirmar que los campesinos Aymaras realizan investigación y experimentación, procesos que les permite obtener tecnologías apropiadas a su realidad que van difundiendo de uno a otro, pero de manera lenta.

Una experiencia que evaluó la capacidad de los comuneros Aymaras para crear, adaptar e incorporar tecnologías, se desarrolló durante el Primer Encuentro de “Tecnólogos” Campesinos de las Multicomunales de las Cuencas de los ríos Illave y Zapatilla, organizado por el Centro para el Desarrollo del Campesinado y del Poblador Urbano- Marginal CEDECUM y realizado en la Central Anqaqa de la Multicomunal Manco Capac, en enero de 1988.

En dicho encuentro, se buscaba revalorar el saber campesino. Uno de los principales obstáculos a vencer era la desconfianza de los campesinos,

-61-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

que usualmente eran requeridos por sus conocimientos, para darlos a conocer sin siquiera mencionarlos. De otro lado, llegaban de la ciudad técnicos con el prejuicio de que el conocimiento campesino era inferior al aprendido en la universidad.

Para lograr el objetivo del encuentro, los miembros del CEDECUM diseñaron una estrategia que comprendía los siguientes pasos:

a) Que las organizaciones campesinas multicomunales lideren el proceso.

b) Designar Aymaras con capacidad y actitud cultura.

para sistematizar su

c) Incorporar como consejeros de los comuneros a los ancianos.

De esta manera se revitalizó el papel de la organización campesina, como intermediadora con la sociedad no Aymara y, defensora de la organización y saber tecnológico. Los ancianos legitimaron con su autoridad una nueva función: apoyar con nuevos medios la reproducción social de conocimiento Aymara.Los talleres realizados arribaron a las siguientes conclusiones:

1.Los “abuelos” –o antiguos- poseían un mayor conocimiento agropecuario y de manejo de recursos, lo que permitía obtener una buena producción, asegurando mejores condiciones de vida.

2.Dichos conocimientos se fueron perdiendo por razones históricas.

3.La desvalorización de los conocimientos Aymaras provino desde la ciudad.

4.Para lograr el rescate de las tecnologías ancestrales se requiere de una organización campesina sólida y autónoma que las recoja y preserve.

5.El conocimiento Aymara se puede revitalizar y perfeccionar considerando las tecnologías modernas.

-62-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Mediante el logro de una buena organización y la auto seguridad en la validez de sus propios conocimientos, se terminaría por rechazar a todos aquellos malos técnicos, aprendieron también a diferencia entre las tecnologías efectivas de las inefectivas, sean estas propias o externas. Teniendo siempre en cuenta que el núcleo fundamental de conocimientos que permite la actividad agropecuaria desde hace miles de años es el desarrollado por la poblaciones Aymaras. Para rescatar, oficializar y revalorar estos conocimientos, se requiere del apoyo y asesoramiento de técnicos externos comprometidos con esta propuesta.

Un buen ejemplo de estas tecnologías es el sistema de clasificación de suelos recogido en la comunidad de Ancacaya, distrito de Ilva, provincia de Chucuito, departamento de Puno. Aportado por Mafalda Choque Mamani, presidenta del Comité Social (organización de mujeres). Ancacaya, es una comunidad que se encuentra entre los 3,830 y 3,890 m.s.n.m. con un clima que va de templado a frío seco, su territorio posee zonas llanas utilizadas para los cultivos y pastoreo, así como laderas de uso agrícola, y también cerros de pendiente no muy empinada empleados para el pastoreo.

Cuadro nº20: ROTACIÓN DE CULTIVOS SEGÚN ALTITUD Y TIPO DE SUELOS

SUELOS

CULTIVO

ROTACIÓN

1. Pampas

En: “Junto Lak´as” Papa dulce:

quinua-cebada-habas cebada - habas

(SUMA

LAK´AS)

 

quinua

- habas

En: “Tha¨ya Lak¨as” Papa amarga

cañihua - avena avena

2.Laderas

Papa dulce

quinua – cebada quinua – avena tubérculos menores:

(PISCE

LAK´AS

– SUMA

avena- cebada cebada - habas Pastos naturales

LAK´AS)

3 Cerros

Papa dulce (a veces)

(KARA

 

LAK´AS)

-63-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Los suelos, luego de la rotación entran en descanso de acuerdo al número de Aynokas (terrenos para sembrío por rotación) que tiene la comunidad.

Elaboración propia.

CLASIFICACIÓN DE SUELOS POR TEMPERATURA Y CULTIVOS DE ACUERDO A LA LIMITACIÓN

SUELOS

CULTIVOS

TH´AYA

Papa

LAK´A

TH´AYA

Papa amarga, Cañihua, Avena forrajera, cebada forrajera

LAK´A

JUNTH´O

Papa dulce, quinua, cebada grano, haba.

LAK´O LAK´A

TH´AYA

Papa amarga, cañihua, avena forrajera, cebada forrajera

LAK´A

Los ejemplos presentados muestran una forma eficaz en que puede lograrse un relacionamiento a nivel de la tecnología empleada por las poblaciones Aymaras. Este tema es muy importante para el desarrollo de las comunidades, en momentos que la transferencia de tecnologías se incrementa en las poblaciones.

-64-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

BIBLIIOGRAFIA

-65-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

ARIAS MEJIA, Pedro Pascual 2008 Aymara arxata amatotoñani (Reflexiones sobre le lengua Aymara). Manual de lingüística Aymara para bilingües. Puno: Concytec.

ARNOLD, Denise. 1998. Hacia un orden andino de las cosas. La Paz:

Hisbol – ILCA.

AYALA LOAYZA, Juan Luis. 1998. Etnohistoria de Huancané. Puno:

Municipalidad Provincial de Huancané – Editorial Horizonte. ---------1990. Insurgencia de los yatiris. Lima: Concytec.

AYALA, José Luis. 1981. Acerca del desencanto, la soledad y otras desventuras en el universo Aymara. En: Acerca de la historia y el universo Aymara. Páginas: 139-149. Lima:CIED.

BAUER, Brian - STANISH, Charles. 2003. Las islas del Sol y la Luna y peregrinaje en los antiguos Andes. Cusco: CBC.

BERGMAN, Roland y STROUD KUSNER, John. 2000. Tierras del Altiplano y economía campesina. Agricultura en los límites más altos de los Andes del Sur del Perú. Cusco: CBC.

CANAHUIRE CCAMA, Alfonso. 1999. Evolución histórico y social de las naciones collas. Puno: Sociedad de Integración Cultural Andina SICA.

CERRÓN PALOMINO, Rodolfo. 2000. Lingüística aimara. Lima: CBC.

CUENTAS GAMARRA, Leónidas. 1966. Apuntes antropológicos sociales de las zonas Aymaras de Puno. Puno: CORPUNO.

CHAPARRO, Carmela. 1981. “La lengua Aymara y Ludovico Bertonio”. En: Acerca de la historia y el universo Aymara: Paginas: 125-134. Lima:

CIED.

CHOQUE COPARI, Elizabeth. 2001. El marani: autoridad que armoniza la crianza de chacras. Lima: Asociación Chuyma de Apoyo Rural.

DEL POZO-VERGNES, Ethel. 2004. De la Hacienda a la mundialización. Sociedad, pastores y cambios en el altiplano peruano. Lima: IFEA – IEP.

-66-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

DEZA GALINDO, Juan Francisco. 1992. Gramática de la lengua Aymara. Lima:

Artex Editores.

DIRECCIÓNNACIONALDEEDUCACIÓNBILINGÜEINTERCULTURAL. 2005. El aimara al alcance de los profesores bilingües. Manual auto instructivo para la escritura del aimara. Lima: Ministerio de Educación, DNEBI.

FERNANDEZ JUAREZ, Gerardo. 1997. Entre la repugnancia y la seducción. Ofrendas complejas en los Andes del sur. Cusco: CBC.

FLORES GALINDO, Alberto. 1978. “La oligarquía arequipeña y los movimientos campesinos (1895 -1930) Ensayo”. En: Los movimientos campesinos en el Perú 1879-1965. Lima. Delva editores.

FONDO GENERAL DE CONTRAVALOR PERU CANADA. 1997. Puno Desarrollo humano y competitividad. La acción del Fondo Perú Canadá. Lima: Fondo General de Contravalor Perú Canadá.

GALDO PAGAZA, Raúl. 1981. “Artesanías y pequeñas industrias en el área colindante con el lago Titicaca (Perú). En: En: Acerca de la historia y el universo Aymara. Páginas: 77-106. Lima: CIED.

HICKMAN, John Marshall. 1975. Los Aymara de Chinchera, Perú. México: Instituto Indigenista Interamericano,

IBARRA GRASSO, Dick Edgar. 1982. Ciencia en Tiahuanaco y el Incario (Astronomía y calendarios) La Paz: Editorial Los amigos del libro.

HUAYHUA PARI, Felipe. 2001. Gramática descriptiva de la lengua Aimara. Lima: Edición Negocios Arco Iris SRL.

INSTITUTO GEOGRAFICO NACIONAL.1989. Atlas del Perú. Lima:

IGN.

INSTITUTO NACIONAL DE ESTADISTICA E INFORMATICA. 2008. Censos Nacionales 2007 XI de Población y VI de Vivienda. Lima: INEI.

LLANQUE, Domingo. 2004. Vida y teología andina. Cuzco: Centro

-67-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

Bartolomé de Las Casas - Instituto de Estudios Aymaras, -------- 1995 Ritos y espiritualidad Aymara. La Paz: ASETT – IDEA – CTP. --------1990 La cultura Aymara. Desestructuración o afirmación de identidad. Lima: Idea – Tarea. --------1973 “El trato social entre los Aymaras”. En: Allpanchis Vol. V. Páginas: 19-32. Cusco:IPA.

LUMBRERAS, Luis Guillermo 2000 Reinos y señoríos Aymaras y quechuas (Siglos X-XV d.C.). Lima: IFEA - Lluvia Editores,

.1981. “Migración y economía en Puno”. En:

Acerca de la historia y el universoAymara.Paginas:135-138. Lima:

CIED.

MARTINEZ, Héctor

MEIKLEJOHN, Norman. 1988. La iglesia y los lupaqas durante la colonia. Cusco: CBC.

MENDOZA APARICIO, Julio Valdivia.1994. Altiplano. Marco, problema, recurso, propuestas. Lima: Zenit.

MINISTERIO DE AGRICULTURA. 1986. Primer conversatorio regional de comunidades campesinas y parcialidades del sur Rimanacuy ’86 – Puno. Lima: Ministerio de Agricultura – Fundación Friedrich Ebert.

MOYA, Enrique (e). 1994. Cosmovisión y conocimientos de los alpaqueros Aymaras. Lima: INIA.

O`PHELAN GODOY, Scarlett. 1995. La gran rebelión de los Andes: De Túpac Amaru a Túpac Catari. Cusco: CBC.

PEÑA JUMPA, Antonio. 2004. Poder Judicial Comunal Aymara en el Sur Andino Calahuyo, Titihue, Tiquirini-Totería y Liga Agraria de Huancané. Bogotá: Instituto Latinoamericano de Servicios Legales Alternativos ILSA. --------- 2000. “Poder Judicial comunal: Alternativa de paradigma en los procesos de reforma judicial. El caso de los Aymaras del sur andino”. En: El Otro Derecho, número 25.: 51-107 Diciembre de 2000. Bogotá:

ILSA.

-68-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

POLAR, Oobdulia - ARIAS, Andrés.1991. Pueblo Aymara. Realidad vigente. Lima: IPA, Prelatura de Juli, Tarea.

PORTUGAL CATACORA, José. 1981. “La moral sexual de los Aymaras”. En: Acerca de la historia y el universo Aymara. Páginas: 135-138. Lima:

CIED.

PROGRAMA DE EDUCACIÓN EN AREAS RURALES Aymara Aru 1. 2007. Lima: Ministerio de Educación ´- PEAR. ---------- Aymara Aru 2. 2007. Lima: Ministerio de Educación - PEAR.

PROYECTO DE TECNOLOGÍAS CAMPESINAS – CEPIA ---------- 1988 a Tecnologías campesinas en los Andes. Lima: Editorial Horizonte. ---------- 1988 b Tecnología Aymara. Revalorización del saber campesino. Lima:

Centro para el Desarrollo del Campesino y el Poblador Urbao-Marginal. CEDECUM – Puno, CEPIA.

QUIROZ PERALTA, César (e). 1992. El lago Titicaca. Análisis peruano- boliviano de las relaciones entre el ambiente y el desarrollo social. Bogotá: SECAB.

ROMERO MANRIQUE, José. S/f. Juli Roma de Indias. Historia, cultura y tradición. Lima: Ediciones Aarón.

ROEL, Pedro. 2009. Tierra de anacos. Lima: INC.

RENIQUE, José Luis. 2004. La batalla por Puno. Conflicto agrario y

nación en los Andes peruanos. Lima: IEP – Casa de Estudios CEPES.

Sur –

SAIGNES, Thierry. 1983. “¿Quiénes son los Kallawaya? Nota sobre un enigma etnohistórico”. En: Revista Andina Nº 2 Paginas: 357-392. Cusco: CBC.

RAMOS ZAMBRANO, Augusto. 1984. La rebelión de Huancané (1923- 1924). Puno: Editorial Samuel Frisancho Pineda.

TSCHOPIK, Harry.

1968. Magia en Chucuito; los Aymara del Perú.

-69-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

México: Instituto Indigenista Interamericano.

VELASQUES GARAMBEL, José Luis. 2007. Movimientos sociales y la escuela en el altiplano (1860-1930) Esbozo. Puno: UNA.

-70-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

Anexos

-71-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

BREVE VOCABULARIO AYMARA

ACHACHILA ACHOKALLO ACHU CHO´OKE ACIRU ARJAJATASIPJJETA AITA AKA PACHA ALAX PACHA ALMA (AMAYA) ANIMU ANTAWALLA

Espíritu tutelar de la comunidad. Deidad protectora del hogar. Papa nueva. Culebra. Defiéndanos. Ofrenda de coca y de hierbas aromáticas. Este mundo o planeta tierra. El mundo de arriba o del más allá, cielo. Difunto. Alma, espíritu de la persona. Espíritu maléfico zoomorfo con cola de

ANCHANCHU

fuego. (Tío) demonio dueño de la mina.

APACHETA

Lugar sagrado en la encrucijada del

APUQLLANA

camino en el cerro en el cerro. AWNI Dios padre eterno.

AWICHA

Abuela. Espíritu protector (ancestral)

AYLLU

femenino. Comunidad.

AYNOKA

Amplio cultivar donde se siembra por

AYTU

rotación una sola especie de simiente. Ofrenda de hojas de coca que se

CAMACHTAMSA?

queman en honor de las deidades Aymaras. ¿Qué te ocurre?

CHIWCHI

Confituras menudas para la ofrenda

CH´IARA IMILLA

(Aita). Niña negra. Variedad de papa de cascara

CH’ALLA

oscura. Aspersión ritual de purificación con licor o

CH’UMA

agua bendita. Agua para la purificación preparada a

CH´USEKA

base de airampu, azúcar, Maíz, quinua (molidas). Lechuza.

CHAYÑA

Jilguero.

CHAYRO

Potaje a base de chuño, papas y carne.

DIOS AWKI

Dios Padre.

-72-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

DIOS ESPIRITU SANTO DIOS YUCA ESPIRIT TATA JAQICHASIÑA K’INTU KHENCHA KHERKHE INKARRI INKUÑA (UNKUÑA) ISK’A DIOSA INTI IQIQU LAIQA

Dios Espíritu Santo. Dios Hijo (Jesucristo). Espíritu Santo. Hacerse persona, matrimonio. Ofrenda de coca. Mal agüero. Bulliciosos, alocado. Inca rey, liberador. Lienzo ritual pequeño. Divinidad menor (difunto). Sol. Enano, espíritu de la buena fortuna. Sacerdote nativo, trata con espíritus

LIMBO LLAMP’U LAWLLA MAMATAN URUPA MANQHA PACHA MIK´AYA MISA

maléficos. Alma de niño difunto no bautizado. Sebo de llama. Espíritu, arquetipo de la vida animal. Día de la semilla/alimento. El mundo de debajo de la oscuridad. Abismo. Ofrenda, misa a base de hojas de coca,

PACHA

confituras u otros. Espacio, tiempo, historia existencia.

PACHA CUTI

Cambio total, transformación del mundo.

PACHAMAMA

Madre tierra.

PACHAQAMAQ

Creador del universo.

PAQU

Sacerdote nativo (religión andina) trata

QULLAN AJAYU

con espíritus tutelares Benéficos. Espíritu santo.

QULLIRI

Medico nativo.

QULLQI TAPA

Casa de plata, nido de plata (hogar

QULLU

sagrado). Cerro.

QURI TAPA

Casa de oro, nido de plata (hogar

RUTUCHI (RUTUCHA) SIMPA SIRWINAKUY

sagrado). El primer corte de pelo del niño/a. Escalera. Matrimonio andino, parte del proceso del

SUPAYA

matrimonio. Demonio.

-73-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

SUNI TATITUN AJANUPA TAPANI TAWAKO UNTU URAQU USUIRI UYWIRI WAWA WAK’A

Alta cordillera. Cara de Dios (los frutos de la tierra). Espíritu protector del hogar. Mujer joven. Grasa de cerdo. Tierra. Partero/a. Nodriza, espíritu guardián de la casa. Criatura. Lugar sagrado, objeto sagrado, personas

WARISO

sagradas: templos, Rocas, cavernas, monolitos, sacerdotes, etc. Cruce de llama y alpaca.

WILA IMILLA

Niña roja. Variedad de papa de cascara

WILANCHA

rosada. Sacrificio de un animal (cordero, llamo).

WILLKA

Sol, símbolo de Dios fecundante,

WUIÑAYA

generador de vida. Eterno.

WIRAXUCHA

Dios creador supremo.

YATIRI

El que sabe, sacerdote Aymara.

YOKALLA

Niño.

-74-

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011-

INDEPA

–Documento de trabajo INDEPA junio 2011- INDEPA -75-
–Documento de trabajo INDEPA junio 2011- INDEPA -75-

-75-