Está en la página 1de 51
ATLAS CENTROAMERICANO DE INCENDIOS AS UEMAS E NCENDIOS DE LA EMPORADA EN LA EGIÓN ENTRO MERICANA

ATLAS CENTROAMERICANO DE INCENDIOS

L AS Q UEMAS E I NCENDIOS DE LA T EMPORADA

  • 1998 EN LA R EGIÓN C ENTRO A MERICANA

ATLAS ELABORADO POR EL PROGRAMA DE DESARROLLO SOSTENIBLE EN ZONAS DE FRONTERA AGRÍCOLA DE CENTROAMÉRICA, AUSPICIADO POR LA COMISIÓN CENTROAMERICANA DE AMBIENTE Y DESARROLLO Y LA UNIÓN EUROPEA.

PANAMÁ, NOVIEMBRE DE 1998

Este Atlas ha sido realizado por el Programa Frontera Agrícola, como parte de sus esfuerzos de

Este Atlas ha sido realizado por el Programa Frontera Agrícola, como parte de sus esfuerzos de aportar información relevante a nivel regional en cuanto a las dinámicas de la frontera agrícola.

El PFA

El Programa Frontera Agrícola es un esfuerzo de desarrollo originado mediante un convenio entre la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) y la Comisión de la Unión Europea. Su duración es de cuatro años, desde 1996 hasta el año 2 000.

OBJETIVO

El objetivo general del Programa Frontera Agrícola consiste en encontrar mecanismos que permitan frenar la colonización incontrolada y su resultante impacto destructor sobre los recursos naturales de la región, ofreciendo

alternativas económica y ecológicamente sostenibles a los habitantes de la Frontera Agrícola.

COMPONENTES

Para tal efecto, el PFA ha sido estructurado en dos componentes, siendo el Componente 1 un esfuerzo de reforzamiento de experiencias de campo exitosas previamente identificadas, generando así soluciones novedosas a los problemas de la frontera agrícola en seis áreas piloto repartidas a lo largo de la frontera agrícola centroamericana. Estas áreas piloto

son: el Petén en Guatemala, la Sierra de Agalta en Honduras, BOSAWAS y SIAPAZ en Nicaragua, Talamanca en Costa Rica y Darién en Panamá.

El Componente 2 fue concebido con el propósito de asegurar que las experiencias de campo llevadas a cabo en las áreas piloto, que aportan evidencia empírica sobre la viabilidad de propuestas alternativas de manejo de los recursos naturales, alimenten la discusión entre los gobiernos y la sociedad civil con el fin de lograr el diseño de políticas adaptadas a la problemáticas de la frontera agrícola.

Las zonas pilotos del PFA en Centroamérica Petén Ubicación de las zonas piloto del PFA en
Las zonas pilotos del PFA en Centroamérica
Petén
Ubicación de las zonas piloto del PFA en Centro América
BELMOPAN
Agalta
GUATEMALA TEGUCIGALPA
SAN SALVADOR
Bosawas
MANAGUA
SiaPaz
Talamanca
SAN JOSE
Darién
North
Elaborado por el PFA, 1997
PANAMA
0
500 Km
1: 7449653
Este Atlas ha sido realizado por el Programa Frontera Agrícola, como parte de sus esfuerzos de

La coordinación, diseño y realización del presente Atlas estuvo a cargo de Pablo Torrealba, de la Unidad de Seguimiento y Evaluación del PFA. Los textos son responsabilidad del PFA, excepto los textos relativos al PCaC, escritos por Abelardo Rivas, y los textos de COSAFIT, responsabilidad de la Junta Directiva.

CRÉDITOS

Los mapas de este atlas han sido realizados utilizando las siguientes fuentes de datos:

Digital Chart of the Word 1995.

Datos de fuegos del satélite NOAA, recopilados por el Proyecto de
monitoreo de Recursos Naturales e Incendios (Proyecto NOAA) -MARENA (Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales-Nicaragua); NRI (Natural Resources Institute- Reino Unido); DFID (Department For International Development- Reino Unido) 1998.

CRÉDITOS Los mapas de este atlas han sido realizados utilizando las siguientes fuentes de datos: Digitalhttp://www.mapmaker.com Los datos porcentuales de cobertura boscosa de los países incluidos en los texto nacionales provienen del documento “ Programas Nacionales, Actualización 33, Julio 98 ” AGRADECIMIENTOS El PFA le agradece a las organizaciones locales citadas (COAFORPLA, PCAC, COSAFIT), por permitirle utilizar los mapas de comunidades realizados por sus socios. Se le agradece también al personal del Proyecto NOAA en el MARENA, Nicaragua ( Sra. Zaida Zuñiga, Sres. Freddy Uriarte y Antonio Ramos), por su colaboración y trabajo a lo largo del año 1998. " id="pdf-obj-3-12" src="pdf-obj-3-12.jpg">

Mapas locales de Agalta realizados por COAFORPLA (Cooperativa Agroforestal Río Plátano, Honduras) 1998.

  • PCaC-Siuna

Mapas locales de Bosawas realizados por PCaC-Siuna (Programa Campesino a Campesino, UNAG-Siuna) 1998.

Mapas locales de Darién realizados por COSAFIT (Comité Salvemos el Filo
del Tallo, Panamá) con apoyo de CEASPA (Centro de Estudios y Acción Social Panameño, Panamá) 1998.

CRÉDITOS Los mapas de este atlas han sido realizados utilizando las siguientes fuentes de datos: Digitalhttp://www.mapmaker.com Los datos porcentuales de cobertura boscosa de los países incluidos en los texto nacionales provienen del documento “ Programas Nacionales, Actualización 33, Julio 98 ” AGRADECIMIENTOS El PFA le agradece a las organizaciones locales citadas (COAFORPLA, PCAC, COSAFIT), por permitirle utilizar los mapas de comunidades realizados por sus socios. Se le agradece también al personal del Proyecto NOAA en el MARENA, Nicaragua ( Sra. Zaida Zuñiga, Sres. Freddy Uriarte y Antonio Ramos), por su colaboración y trabajo a lo largo del año 1998. " id="pdf-obj-3-25" src="pdf-obj-3-25.jpg">
  • Datos de Cobertura Boscosa de The Conservation Atlas of Tropical Forests, de UICN, CIFOR, WCMC, BP, 1996

Mosaicos de mapas locales y todos los mapas del presente Atlas realizados
por el PFA (Programa Frontera Agrícola, UE-CCAD) 1998.

Los análisis geográficos y mapas de este atlas han sido realizados por Pablo
Imbach utilizando el programa Mapmaker Pro 2.2. Los mapas realizados localmente fueron digitalizados utilizando MapMaker Basic 2.0 (freeware). Para mayor información, contactar a info@mapmaker.com, o visitar la página Web http://www.mapmaker.com

  • Los datos porcentuales de cobertura boscosa de los países incluidos en los texto nacionales provienen del documento “Programas Forestales Nacionales, Actualización 33, Julio 98de la FAO.

AGRADECIMIENTOS

El PFA le agradece a las organizaciones locales citadas (COAFORPLA, PCAC, COSAFIT), por permitirle utilizar los mapas de comunidades realizados por sus socios.

Se le agradece también al personal del Proyecto NOAA en el MARENA, Nicaragua ( Sra. Zaida Zuñiga, Sres. Freddy Uriarte y Antonio Ramos), por su colaboración y trabajo a lo largo del año 1998.

INDÍCE

EXPLICACIONES PRELIMINARES Y PRIMEROS DATOS DE LA TEMPORADA

....

1

 

INTRODUCCIÓN

2

ALGUNOS DATOS DEL SEMESTRE

 

.3

EL

AUTOMAPEO COMUNITARIO

5

LA DETECCIÓN DE FUEGOS CON NOAA-AVHRR

 

6

LOS MAPAS DE LOS INCENDIOS

 

7

MAPAS REGIONALES MAPAS NACIONALES

 

GUATEMALA

13

HONDURAS

15

EL SALVADOR

17

19

COSTA

21

PANAMÁ

23

MAPAS LOCALES

.....................................................................................................

25

PETÉN, GUATEMALA

26

AGALTA, HONDURAS

28

BOSAWAS, NICARAGUA

30

DARIÉN, PANAMÁ

36

A MANERA DE CONCLUSIÓN

39

¿CUALES SON LOS MOTIVOS DE LAS QUEMAS?

40

ATACANDO LAS RAÍCES DEL MAL

41

LAS OPORTUNIDADES EXISTENTES............................................................................................................................42

LAS RECOMENDACIONES DE LA REUNIÓN TÉCNICA SOBRE INCENDIOS DE SAN PEDRO SULA, 23 Y 24 DE JUNIO

 

DE

43

EXPLICACIONES PRELIMINARES Y PRIMEROS DATOS DE LA TEMPORADA

Introducción
Introducción

¿Cómo y porqué surge la idea de este Atlas? El PFA, dentro de sus objetivos, considera necesario poder ofrecer información acerca del avance de la frontera agrícola. Para lograr ese objetivo, se ha buscado realizar alianzas y convenios de cooperación e intercambio de datos a distintos niveles. Este Atlas es la síntesis de esos esfuerzos, en la que se pueden apreciar tanto el trabajo de las comunidades (buscando monitorear los efectos de la deforestación sobre su entorno y sus actividades) como el de las instituciones gubernamentales encargadas del seguimiento del ambiente.

La temporada de incendios de inicios del año 1998 fue mayor de lo acostumbrado, debido a las sequías ocasionadas por el fenómeno del Niño. Esto sin embargo sirvió de lupa, en el sentido que permitió visibilizar con mayor fuerza las alternativas existentes, como por ejemplo los campesinos concesionarios del Petén (Guatemala) que defendieron sus bosques, al igual que los habitantes organizados que dependen del agua del Filo del Tallo en Darién (Panamá), y los promotores y otros integrantes del PCaC en Siuna (Nicaragua) que lograron cosechas cuando a su alrededor se estaba buscando como comprar maíz y frijoles ...

Es sin duda ahora (noviembre de 1998), tras los estragos del Huracan Mitch por la región centroamericana, que los esfuerzos de prevención de incendios, que llevan a una prevención de desatres a más largo plazo, que se torna importante seguir estos ejemplos y multiplicarlos. Como lo señalo a la prensa el Ing. Juan Blas Zapata (Secretario Ejecutivo de la Comisión Centroamericana de Bosques y Áreas Protegidas, CCAB-AP), acerca de la tragedia cuasada por Mitch, el mejor aliado que tuvo el huracan fue la deforestación previa. Esta temporada de sequía, seguida por los importantes incendios, prepararon el terreno de la tragedia.

Por fin, quisieramos añadir que este esfuerzo de análisis geográfico de la frontera agrícola de 1998 es seguramente el primero y el último que el PFA realiza solo:

esperamos que para el año 99, los socios y contrapartes del Programa estén en capacidad de hacer este trabajo solos.

2

Algunos datos del semestre

A continuación, se presentan diversas valoraciones de superficies y otras valoraciones de costos y pérdidas económicas de los incendios. Estos datos fueron el resultado de un análisis en cada país de la región, y fueron presentados en una reunión técnica centroamericana organizada por la CCAD y realizada en San Pedro Sula, Honduras, los días 23 y 24 de junio. Los datos a continuación son un consolidado de las cifras presentadas.

Las superficies de bosque afectados por los incendios en 1998 (Datos Nacionales) País Pinares Latifoliados Bosques
Las superficies de bosque afectados por los incendios en 1998 (Datos Nacionales)
País
Pinares
Latifoliados
Bosques total
Guatemala
36300
327100
363400
Belice
0 22000
22000
Honduras
Nicaragua
El Salvador
Costa Rica
Panamá
160800
160800
321600
265900
265900
531800
0
7300
7300
0
44600
44600
0
123500
123500
TOTAL
463000
951200
1414200

Número de incendios de Diciembre 97 a Mayo 98 (Datos NOAA MARENA, Nicaragua)

La gráfica muestra el aumento

de

los

incendios durante el mes de abril, el cual

fue

el

peor

mes del semestre. Tras

los

meses de sequía debidos al fenómeno del

Niño,

los

preparativos

agrícolas,

las

limpiezas

de

potreros

y

los

incendios

forestales tuvieron a la región centroamericana en llamas ...

Los incendios tuvieron efectos económicos directos sobre los bosques afectados (ver cuadro siguiente), así como un efecto a más largo plazo sobre las áreas agrícolas y ganaderas quemadas.

3

HONDURAS 2,000 4,000 6,000 8,000 10,000 12,000 GUATEMALA COSTA RICA NICA RAGUA SALVA DOR - DICIEMBRE
HONDURAS
2,000
4,000
6,000
8,000
10,000
12,000
GUATEMALA
COSTA RICA
NICA RAGUA
SALVA DOR
-
DICIEMBRE
PA NA MA
FEBRERO
BELICE
ENERO
MAYO
ABRIL
RZO
MA

Evaluación de costos (en dólares) de las pérdidas de bosques, por país (Estimaciones PFA)

Panamá Costa Rica El Salvador Nicaragua Honduras Belice Guatemala 80 120 140 100 20 60 40
Panamá
Costa Rica
El Salvador
Nicaragua
Honduras
Belice
Guatemala
80
120
140
100
20
60
40
0

Pérdidas en Millones de Dólares

Además de las pérdidas de los bosques, y los costes que eso ocasiona directamente en las áreas boscosas, durante el semestre los incendios fueron la causa de paralizaciones de aeropuertos, aumento en el caso de enfermedades respiratorias, aumento en el

precio de los productos básicos por pérdidas de cosechas, etc

El cuadro a

... continuación resume parte de la valoración económica de las pérdidas causadas por los

incendios:

Guatemala En Petén, el precio del quintal de maíz subió de $6.7 a $15 debido a
Guatemala
En Petén, el precio del quintal de maíz subió de $6.7 a $15 debido a la escasez
provocada por los incendios
Debido a la suspención de vuelos, la disminución del ingreso por rebaja de
visitas turísticas se estima a 2.9 millones de dólares en Petén
Honduras
Aumentaron en un 40% las enfermedades respiratorias y cardiovasculares,
con cerca de 87.000 casos
El cierre de 10 días del aeropuerto Toncontin de Tegucigalpa representó
pérdidas estimadas en 350,000.00 dólares para 3 líneas aéreas comerciales
El Salvador
El cierre durante 2 días del aeropuerto de Comalapa produjo pérdidas
estimadas en 8.5 millones de dólares por cancelación de vuelos
15.000 niños atendidos con enfermedades respiratorias y cardiovasculares,
con un costo estimado de 1 millón de dólares
El costo de combustible gastado por los bomberos para apagar incendios fue
de 56.400 dólares en 2 meses
Nicaragua
Aumentaron en 400.000 los casos registrados de problemas respiratorios, con
un costo estimado de 24 millones de dólares sólo en servicios de salud
Panamá
El costo estimado de pérdidas en plantaciones forestales fue de 5.3 millones
de dólares

4

El Automapeo Comunitario En este Atlas se presentan una serie de mapas realizados por campesinos e

El Automapeo Comunitario

En este Atlas se presentan una serie de mapas realizados por campesinos e indígenas de Centroamérica. Estos mapas, llamados automapas por el PFA, son el reflejo del conocimiento que tienen de su propia zona los habitantes de la frontera agrícola, así como de su habilidad para manejar nuevas tecnologías cuando se les ofrece la oportunidad.

Para el PFA, es de suma importancia poder contar con socios capaces de generar su propia información cartográfica, y que esta sea utilizable, no solamente de forma inmediata a nivel local, para discutir de los problemas internos de cada comunidad, sino también para ponerla a dialogar con datos externos a la comunidad, como lo son en este caso los puntos de calor detectados por los satélites NOAA. Es una forma de realizar el monitoreo de la frontera agrícola en ciertas zonas de Centroamérica, a escalas locales.

El Automapeo Comunitario En este Atlas se presentan una serie de mapas realizados por campesinos e

El proceso de automapeo se ha iniciado hace un año: el primer taller en el cual los mismos habitantes de una zona elaboraron sus mapas en papel, a escala, para luego pasarlos a la computadora (digitalizarlos) se dio en Honduras, del 22 al 25 de Octubre de 1997. Ese primer intento, que permitió generar un primer documento interno al PFA de sistematización de ese tipo de trabajos (“De la comunidad a la Computadora”), fue el inicio del “invento” de una metodología que permite que las organizaciones o comunidades organizadas puedan generar sus propios mapas. Existen otros ejemplos de mapeo por comunidades en la región (en ocasión de diagnósticos rurales rápidos, o el caso de los mapeos de la ONG Tierras Nativas con pueblos indígenas de Panamá y Honduras), pero a nuestro conocimiento, es el único ensayo que lleva las organizaciones locales a realizar la digitalización de su información cartográfica.

Desde ese primer momento, se iniciaron procesos de automapeo en por lo menos 3 otras zonas: Bosawas, en el Norte de Nicaragua; Talamanca, en el Sur de Costa Rica; y finalmente Darién, al Este de Panamá. En cada caso, las comunidades realizan ahora sus mapeos (en papel, y la digitalización) sin apoyo directo del PFA. Se ha procurado en cada zona, dejar la capacidad instalada de continuar con los automapeos, y en Talamanca y Darién, se cuenta con el seguimiento y apoyo al proceso por parte de una institución nacional: la Universidad Nacional en Costa Rica, y el Centro de Estudios y Acción Social Panameño (CEASPA) en Panamá.

El objetivo del PFA para el año 1999 es el de

permitirle

a

sus

socios

utilizar

los

mapas

realizados localmente para un monitoreo compartido de la frontera agrícola.

El Automapeo Comunitario En este Atlas se presentan una serie de mapas realizados por campesinos e

5

La detección de fuegos con NOAA-AVHRR

El Sistema de Información para la Biodiversidad de MARENA (Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Nicaragua) recibe imágenes de satélites NOAA 14 (National Oceanic and Atmospheric Administration) dos veces al día. La imagen recibida abarca la zona situada desde el Ecuador hasta México.

Los satélites NOAA miran parte de la Tierra desde una altitud de mas o menos 860 km, y tienen

una resolución de imagen de

1 km 2 (correspondiente al tamaño del pixel). El censor AVHRR

(Advanced Very High Resolution Radiometer, Radiómetro Avanzando de Muy Alta Resolución) de a bordo es de cinco canales con diferentes características espectrales (espectro de lo visible, infrarrojo cercano, infrarrojo medio e infrarrojo lejano). El sensor AVHRR fue diseñado originalmente para aplicaciones meteorológicas y atmosféricas, pero se le han desarrollado algoritmos especiales para la detección de fuegos. Los dos canales infrarrojos “térmicos” (3 y 4) son los más indicados para la detección de fuegos.

El proceso de detección de fuegos se basa en las medidas de temperatura de superficie del canal 3. Un pixel es detectado como pixel de fuego o como punto de calor cuando el canal 3 está saturado por una temperatura específica. Para evitar falsas alarmas en la detección, debidas a altas temperaturas del fondo (el suelo), nubes muy reflexivas o reflexión solar en el agua, el software del satélite utiliza varios test en horas diurnas y nocturnas (umbrales múltiples).

Un pixel de fuego o punto de calor define un área de 1,1 km 2 , lo que significa que dentro de esa área se detectó uno o varios fuegos. Por lo tanto, con un punto de calor no se indica ni la cantidad ni el tamaño de los fuegos.

Podría haber uno o mas fuegos en la zona de 1,1 km 2 . Las coordenadas del punto de calor representan el centro del pixel de fuego y no son las coordenadas reales del fuego in-situ. Los fuegos podrían estar ubicados en un rayo de 500 m alrededor de las coordenadas, tomadas como centro. Además es extremadamente difícil garantizar un buen registro sucesivo del pixel o de la imagen: las coordenadas de un punto de calor pueden llegar a tener un error promedio de 7 a 10 km en su precisión. Este satélite sirve más que todo como sistema de alerta de fuegos y los localiza de manera aproximada.

En los mapas de este Atlas hemos utilizado los puntos de calor para visualizar las tendencias de avance de la frontera agrícola. La interpretación se hizo contando los puntos de calor en un área determinada (100 km 2 ).

Por la precisión de los datos del NOAA, es necesario que los mapas realizados por las comunidades a los cuales se les ha agregado los puntos de calor sean interpretados conjuntamente con las comunidades para asegurar la veracidad de la localización y superficie de las áreas quemadas.

Este Atlas demuestra que se cuenta en Centroamérica de la capacidad instalada para recibir e interpretar y analizar datos de incendios, entre otros (MARENA también cuenta con datos de índice de vegetación por ejemplo). Esperamos que este hecho se tome en cuenta, a nivel regional, para no repetir esfuerzos o recursos en la obtención de este tipo de información georeferenciada que permite darle seguimiento al avance de la frontera agrícola. Solo se necesita institucionalizar la circulación de esa información, a todos los distintos niveles (entre países, dentro de las regiones de un mismo país y entre los grupos locales y las instituciones nacionales)

6

LOS MAPAS DE LOS INCENDIOS

MAPAS REGIONALES

MAPAS REGIONALES

A continuación presentamos los mapas de incendios en Centroamérica, para los meses de Enero, Marzo, Abril y Mayo del año 1998. Como se apreció en la gráfica de número de incendios, los meses que mantuvieron a Centroamérica en llamas fueron sobre todo Abril y Mayo. Las primeras lluvias de la estación húmeda empezaron a mediados de Mayo en Panamá y Costa Rica, y solamente a mediados de Junio en Nicaragua, El Salvador, Honduras y Guatemala. Los puntos de incendios para el mes de Junio son por lo tanto muy escasos y no han sido incorporados al presente Atlas.

En la secuencia de mapas, es notable el aumento dramático de incendios en el mes de Abril, así como una progresión de Sur a Norte de los incendios en el tiempo, empezando con mayor fuerza en Panamá, para luego ser más numerosos en Nicaragua, Honduras y Guatemala, al tiempo que ya iban mermando en Panamá y Costa Rica.

El primer mapa de la serie representa a la región centroamericana con los focos de mayor

intensidad de fuegos. Este mapa se realizó creando hexágonos de cerca de 100 km 2

(cada

hexágono tiene 6 km de lado), y contabilizando el número de incendios contenido en cada hexágono. Los puntos hexagonales más oscuros representan las zonas dónde se detectaron entre 41 y 51 incendios, acumulando los puntos de calor de toda la temporada. Las zonas que

cuentan con más de 41 puntos de incedios durante la temporada se pueden considerar de 2 maneras: como los frentes de colonización activos en zonas boscosas (caso de Nicaragua y de Honduras en su región Este), o como zona de alta peligrosidad de incendios en las áreas tradicionales de actividad agrícola (caso sobre todo de Guatemala en su región fuera de Petén). A cada una de estas áreas se le deben aplicar soluciones y alternativas distintas. En el presente Atlas nos referimos más que toda a las soluciones y alternativas de las zonas de colonización reciente.

La frontera agrícola Centroamericana se encuentra más activa, según el mapa, en Guatemala, Honduras y Nicaragua. En estos dos países, existe una continuidad en la frontera agrícola, formando dos arcos que están encerrando a los bosques del Atlántico, mermando sus superficies hacia el Caribe. El arco empieza en Honduras, en las riberas del río Tinto, para seguir por el valle del río Patuca, cruzando la frontera por el río Coco y el río Waslala en Nicaragua, para seguir a lo largo de la carretera El Naranjo Siuna, al igual que baja hacia la desembocadura del río Mico Escondido. Ahí nace el otro arco, más pequeño, desde esa misma desembocadura hacía la cuenca media del río San Juan.

La mayoría de las grandes zonas boscosas de la región parecen estar amenazadas en sus límites externos (caso de Honduras, Nicaragua, y en menor escala en Panamá). Como se podrá ver en los mapas nacionales, las zonas protegidas actuales suelen ser respetadas. Esto se evidencia en el hecho que los incendios dentro de las zonas núcleos, u otras zonas protegidas importantes han sido relativamente poco importantes (caso de la zona Este de la Reserva de la Biosfera Maya en Guatemala, de la Reserva de la Biosfera de Río Plátano en Honduras, de la Reserva de la Biosfera de Bosawas y de Indio Maíz en Nicaragua, del Parque Internacional La Amistad entre Costa Rica y Panamá, así como el Parque Nacional Darién en la frontera de Panamá y Colombia).

Por otro lado, los Parques y Corredores Biológicos importantes (en superficie) propuestos dentro del Corredor Biológico Mesoamericano parecen tener desde ya serios problemas de incendios, y por ende de fronteras agrícolas activas. Esto podría en ciertos casos comprometer la viabilidad del Corredor Biológico Mesoamericano como propuesta regional de enlazar áreas protegidas de impostancia si no se logra rápidamente pasar de las propuestas escritas a las aplicaciones locales que permitan consolidar la idea.

8

9

9

10
10

10

11
11

11

MAPAS NACIONALES

Guatemala

Guatemala cuenta con 3.750.200 ha de bosques, lo que representa el 34.4% del territorio nacional. La tasa de deforestación anual de los años 90 al 95 ha sido de 90.000 ha, o sea que el 2.4% de los bosques nacionales desaparecen anualmente.

Los mapas presentados representan primero a Guatemala con su cobertura forestal y los puntos de incendios de los meses de enero, marzo, abril y mayo de 1998.

El segundo mapa muestra al país con sus respectivas áreas protegidas y las zonas mayormente afectadas por los incendios de la temporada 1998.

La densidad de los incendios fue relativamente homogénea, no presentándose zonas de fuerte impacto, a pesar de ser el segundo país de Centroamérica en e número de incendios registrados. Se aprecia una vasta zona afectada por los incendios (que incluye hexágonos amarillos, naranjos, rojos y chocolates), que cubre casi la mitad del país (partiendo en forma de arco, desde el vértice de Santiago al Oeste hacía Livingston al Este). Se aprecia como zona de mayor intensidad de quemas el Sur del departamento del Petén. Se distingue una zona en las cercanías de Poptun, y otra, más larga, que corresponde a la carretera de Dolores en dirección de Melchor de Mencos, sin llegar hasta la Ciudad fronteriza, sino desviándose hacía el Este (Belice) antes.

Las áreas protegidas, aunque fueron afectadas, no fueron las zonas más afectadas del país. Hubieron incendios dentro o en las cercanías de las siguientes áreas de importancia: Parque Nacional Río Dulce (Costa Caribe); Reserva de la Biósfera Sierra de las Minas; y en el Parque Nacional Sierra Lacandón. Se nota sin embargo una fuerte incidencia en la zona Oeste de la Reserva de la Biosfera Maya, cerca del área protegida Laguna del Tigre, así como en las cercanías del Río Candelaria, importante afluente de los humedales protegidos de la zona.

Guatemala en Centroamérica

Guatemala Guatemala cuenta con 3.750.200 ha de bosques, lo que representa el 34.4% del territorio nacional.

13

14
14

14

Honduras

Honduras cuenta con 4.112.000 ha de bosques, lo que representa 37% del territorio nacional. Para los años 90 al 95, la tasa de deforestación estimada ha sido de 102.000 ha, la más alta de Centroamérica, representando una desaparición anual del 2.3% de la cobertura boscosa del país.

Los bosques son mayormente de pinos en el centro del país, quedando los bosques latifoliados en las cercanías de la costa Atlántica y en la frontera con Nicaragua, al Este del país.

La temporada de incendios de 1998 fue dramática para Honduras. Aunque la cantidad de incendios no fue la más importante de la región (los superan Nicaragua y Guatemala), es sin duda el país en el cual los incendios fueron más localizados, creando grandes extensiones específicas de áreas amenazadas. Las zonas bajo mayor presión son aquellas de bosque latifoliado.

La zona del país que sufrió la mayor densidad de incendios es la zona situada al Oeste del río Patuca, al Sur de la Reserva de la Biosfera del Río Plátano. En esa región se encuentra la densidad de incendios más alta de todo Centroamérica, en un área de más de 3.000 km 2 ! A esta área se le puede agregar la zona más al Norte, cercana al área protegida de Río Negro, en dirección de la costa Caribe.

La segunda zona del país con fuerte incidencia de fuegos este año se encuentra cerca del área protegida La Muralla (aproximándose a Esquipulas del Norte).

La tercera zona se encuentra al Norte de Tegucigalpa.

Honduras en Centroamérica

Honduras Honduras cuenta con 4.112.000 ha de bosques, lo que representa 37% del territorio nacional. Para

15

16
16

16

El Salvador

El Salvador es el país de Centroamérica con la menor cobertura forestal: solo cuenta con el 5.1% de su territorio bajo cobertura boscosa (o sea solo 101.000 ha), según las estimaciones más optimistas.

Por esta razón, y por el hecho que hubieron pocos incendios registrados a lo largo de la temporada, los daños fueron muy pocos.

Se distingue sin embargo la zona Norte, en la frontera con Honduras, y dónde se propone la creación de corredores biológicos, una zona de relativa actividad agrícola que utiliza fuegos. Esta zona, colindante del Parque Montecristo, fue la que sufrió la mayor densidad de incendios del país (entre 11 y 21 incendios en la temporada).

El Salvador en Centroamérica

El Salvador El Salvador es el país de Centroamérica con la menor cobertura forestal: solo cuenta

17

18
18

18

Nicaragua

Nicaragua cuenta con el 45.6% de su territorio cubierto por bosques de diversas categorías (o sea un total de 5.546.000 ha). Es el país de Centroamérica con la mayor extensión de bosques, y segundo detrás de Belice en porcentaje del país cubierto por bosques.

Pero este año fue el país de la región que contó con la mayor cantidad de incendios. Como se aprecia en los mapas siguientes, los incendios fueron muy dispersos, por lo que no se alcanzan densidades tales como en Honduras. Sin embargo, se distinguen claramente las zonas de avance de la frontera agrícola, todas ellas apuntando hacía la costa Caribe del país, y formando una especie de arco que ya está llegando al Mar Caribe.

En la zona Norte del país, cerca de la Reserva de la Biosfera de Bosawas y de la frontera con Honduras, el frente activo de penetración se ubica a lo largo de la carretera El Naranjo-Siuna, así como en las riveras del río Waslala. Esta zona es sin embargo menos enérgica que la de la desembocadura del río Mico Escondido, en la Región Autónoma del Atlántico Sur, donde la frontera agrícola parece haber logrado llegar hasta las playas del Caribe ...

A pesar del avance en las cercanías de la reserva de Bosawas, está se ha mantenido relativamente poco afectada, ya que se registraron muy pocos incendios en su interior. El Parque Nacional Saslaya sin embargo parece amenazado en su zona Oeste.

Los corredores biológicos propuestos dentro del esquema del Corredor Biológico Mesoamericano que parecen estar más amenazados son aquellos que deberían permitir la unión entre los grandes parques del Norte del País con aquellos del Sur (Reserva de la Biosfera de Bosawas conectada con la Reserva de la Biosfera de Indio Maíz, en SiaPaz.). El avance por el río Mico Escondido parece estar cortando esa ambición por la mitad según los datos de incendios del presente año.

Nicaragua en Centroamérica

Nicaragua Nicaragua cuenta con el 45.6% de su territorio cubierto por bosques de diversas categorías (o

19

20
20

20

Costa Rica

Costa Rica cuenta aún con el 28% de su territorio cubierto por cobertura forestal (o sea 1.220.000 ha). En ese sentido, a nivel de cobertura boscosa de Centroamérica solo supera a El Salvador en área y porcentaje del país aun cubierto. La mayor parte de los bosques ubicados en la rivera Atlántica y el sur del país.

Como

se

observa en el

mapa de

cobertura forestal e incendios del año

1998, la

incidencia de los incendios en la masa boscosa fue casi nula durante la temporada

seca.

Costa Rica fue el país, después de El Salvador y Belice, menos afectado por los incendios, en número y en extensiones afectadas.

La zona del país en la cual los parques, reservas y corredores biológicos existentes o propuestos dentro del Corredor Biológico Mesoamericano están potencialmente amenazados es la entrada de la Península de Osa. Allí la zona agrícola parece estar avanzando dentro del bosque protegido.

Costa Rica en Centroamérica

Costa Rica Costa Rica cuenta aún con el 28% de su territorio cubierto por cobertura forestal

21

22
22

22

Panamá

La República de Panamá cuenta con una cobertura boscosa de 2.794.000 ha (37% de la superficie nacional). Esta cobertura se encuentra principalmente formando parte del sistema de áreas protegidas del país. Es así que de estos bosques quedan en áreas protegidas cerca de 25.000 km², que representa cerca del 32% de la superficie total del país.

Es sobre estos bosques, protegidos o no, que se cierne anualmente el problema de los incendios, provocados por diferentes actores y circunstancias ligados principalmente a la pobreza.

A pesar que la opinión pública centró su atención en los incendios que se dieron en Darién, podemos ver que la intensidad de los incendios ocurrió en otras partes del país.

Como podemos ver en los mapas a continuación, de manera sorprendente el satélite registra una considerable ocurrencia de incendios en el norte de la provincia de Coclé, Donoso y Miguel de la Borda en la provincia de Colón y cerca de los Ríos Cirí y Trinidad, ambos dentro de la cuenca del Canal de Panamá. Cabe hacer notar también la incidencia de incendios dentro de la cuenca del Río Chagres, de vital importancia como fuente de agua tanto para la ciudad de Panamá, como para el Canal de Panamá. Lo preocupante de esta situación es que estos incendios se dan en sitios considerados con cobertura intervenida, por lo que es posible suponer un acelerado empobrecimiento de estos bosques, de sus funciones y como siempre de sus habitantes.

Comparando la incidencia de incendios con la cobertura de bosques, se pueden identificar sitios de cambio de bosques a otros usos concentrados en Chimán, Cuenca del Río Bayano y en la cuenca del Río Chucunaque, principalmente en la convergencia de las cabeceras de estos dos grandes ríos.

Otros sitios con incendios significativos están en la península de Las Palmas, aunque estos están ligados principalmente a las actividades agrícolas.

Con relación a las principales áreas protegidas, se identifican sitios con alta incidencia de incendios en La Reserva Forestal La Tronosa, Reserva Forestal de Canglón, Reserva Hidrológica de Majé, Parque Nacional Cerro Hoya, Parque Nacional Chagres y Parque Nacional Portobelo.

Panamá en Centroamérica

Panamá La República de Panamá cuenta con una cobertura boscosa de 2.794.000 ha (37% de la

23

24
24

24

MAPAS LOCALES

Petén, Guatemala

Los mapas locales se presentan para los meses con mayor intensidad de fuegos (Abril y Mayo). Estos mapas corresponden a zonas en las que el PFA trabaja con socios locales.

Para la zona del Petén, es notable el hecho que los incendios fueron muy importantes en la reserva de la Biosfera Maya, particularmente en la zona Oeste de la RBM. Ahí, donde se encuentran asentadas comunidades que solo pueden dedicarse a actividades agrícolas, las quemas agrícolas y los incendios forestales derivados, fueron haciendo estragos.

Por lo contrario, en la zona Este, en la carretera de Flores a Melchor de Mencos, y en los alrededores del Parque Nacional Tikal, los incendios y quemas fueron mucho menos importantes. Y esto a pesar de ser una de las pocas zonas todavía en gran parte cubierta de bosques del departamento. Es en esta zona que trabaja ACOFOP (Asociación de Comunidades Forestales del Petén), cuyos esfuerzos están dirigidos a obtener el acceso de las comunidades a los beneficios del bosque, a través del aprovechamiento de los productos maderables y no maderables.

En los mapas es evidente la protección que han recibido por parte de las comunidades interesadas las áreas bajo concesión comunitaria, o en trámites (como lo son las dos propuestas al Norte y Este del Parque Nacional Tikal que son la concesión de Uaxactún y de Árbol Verde). Los incendios dentro de la concesión de San Miguel La Palotada y La Pasadita fueron de origen criminal, por habitantes de comunidades vecinas, y en áreas de las concesiones que ya han sido fuertemente intervenidas, y con muy poca madera comercial. Estos incendios tenían la clara intención de convertir parte de la concesión a usos agrícolas.

De la misma manera, en la concesión de Barrio Suchitan (en la frontera con Belice), los concesionarios fueron víctimas de un incendio criminal en su bacadía, en la cual se quemaron miles de pies cúbicos de madera ya talada.

En el Petén se encuentra entonces una de las alternativas ya en marcha a los incendios forestales. Las comunidades organizadas en función del aprovechamiento de sus recursos del bosque son las que mayor interés tienen en defender, preservar y aprovechar el bosque de la mejor manera posible, y a largo plazo.

Ubicación de la zona en Guatemala

Petén, Guatemala Los mapas locales se presentan para los meses con mayor intensidad de fuegos (Abril

26

27
27

27

Agalta, Honduras

Las comunidades de la Cooperativa Agroforestal Río Plátano mapeadas se encuentra ubicada entre la Reserva El Malacate y El Carbón y la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera Río Plátano. Estas comunidades están por lo tanto fuera de la zona de mayor densidad de incendios del año en Honduras, ubicada más al Sureste.

Los trabajos de las socios de la cooperativa involucran, en cuanto a la utilización y conservación del bosque las actividades de resinación en pinares, extracción de maderas de color en bosques latifoliados, y el cultivo de café, igualmente en bosques latifoliados.

La superposición de los mapas locales y de los incendios, aunque la precisión de estos obliga a una revisión mas profunda en el terreno, muestra que las áreas mayormente quemadas de la zona lo fueron en terrenos agrícolas y potreros. Las áreas boscosas de las comunidades, por su potencial económico y por su uso actual, han sido protegidas de las llamas.

Las prácticas para evitar los incendios, en los pinares por ejemplo, incluyen el uso del ganado, para consumir la hierba que se podría quemar, así como la limpieza regular alrededor de los árboles, y el amontonamiento de materiales combustibles (como ramas secas y paja) lejos de los pinares en producción.

Por otra parte, las zonas de aprovechamiento forestal (que no aparecen completamente en los mapas locales), son objeto de cuidos similares. De la misma forma, los cafetales son protegidos de los incendios, por razones obvias.

Con la realización de los mapas, la COAFORPLA a empezado la tramitación de sus planes de usufructo, para no depender de las ventas de madera de particulares. Esta iniciativa está actualmente en trámites.

Para los dirigentes, la realización de los mapas resulta útil para “ver el futuro y cómo aprovechar la resina”. Además le sirve a las comunidades, ya que “algunas ni se dan cuenta de lo que tienen hasta que hacen el mapa”, y que a partir de ahí, se podría organizarlas por zonas de uso.

Ubicación de la zona en Honduras

Agalta, Honduras Las comunidades de la Cooperativa Agroforestal Río Plátano mapeadas se encuentra ubicada entre la

28

29
29

29

Bosawas, Nicaragua

¿CUÁL ES EL IMPACTO DEL PCaC CON RELACIÓN A LOS INCENDIOS?

Posiblemente el año 1998, sea un año irreal para evaluar verdaderamente el cambio del campesinado de Siuna en relación a la práctica de la quema, lo importante es, que a pesar de una situación tan dramática, si la vemos desde cualquier ángulo, en Siuna habían miles de campesino combatiendo esos incendios, y en el ciclo de primera de 1998, muchos campesinos sembraron sus cultivos sin haber permitido que en el verano el fuego entrara a sus propiedades.

Pedrito Martínez de La Bovina nos comenta: “hace 5 años, muchos de nosotros estábamos esperando que llegara el verano para preparar la quema, muchos ni nos molestábamos, lo único que hacíamos era crearle condiciones al fuego para que se pasara a nuestras propiedades, le preguntábamos al vecino cuando quemaría para

hacerle puente al fuego y que se quemaran todos los terrenos, pero

este año (abril y

... mayo de 1998), andábamos pegando carreras para evitar que el fuego se pasara a los

rastrojos en regeneración, para evitar que se nos quemaran las parcelas de frijol abono”.

En las 60 comunidades donde ya se usa el frijol abono, las preocupaciones por lo que puede pasar con las quemas son permanentes, todo el que tiene su parcela abonada con frijol abono, no quiere que el fuego llegue a su tierra, don Tomás Flores, un promotor del PCaC en la comunidad de Rosa Grande, cuenta con más de 40 mz abonadas con frijol abono y sus palabras son contundentes: “vea amigo, pasé más de 40 días desvelándome, éramos como 20 campesinos en el sector donde vivo, pero no permitimos que el fuego dañara las tierras abonadas, formamos brigadas para combatir los fuegos, yo estoy convencido que el fuego ha sido mi mayor enemigo, yo me despulmoné casi 30 años tumbando y quemando montañas y la pobreza era cada vez mayor, ahora que tengo la dicha de trabajar con este frijol abono, ahora que estoy mejor que en un centro (montaña), no voy a dejar que el fuego me gane”, y don Tomas habla en serio, en este momento tiene un vivero con miles de plantas, “para reponer lo que tumbé en esos 30 años, para que se recuperen los ojos de agua, para que corramos a la pobreza”.

Ubicación de la zona en Nicaragua

Bosawas, Nicaragua ¿CUÁL ES EL IMPACTO DEL PCaC CON RELACIÓN A LOS INCENDIOS? Posiblemente el año

En el mes de mayo, cuando los incendios estaban en lo fino, hubo una reunión en el Bálsamo con 25 campesinos de las comunidades del Bálsamo, La Bovina, Oro Fino, Aló Central, Rancho Alegre y otra en Rosa Grande con 27 campesinos de las comunidades de Rosa Grande, Los Bajeños, Los Pajarillos, El Ocote, Las Quebradas al la cual llegó gente desde el Naranjo a 30 km. de Rosa

Grande carretera a Waslala. En estas reuniones el tema principal era el de las quemas y sus posibles soluciones, en una discusión de 2 horas en cada lugar, rápidamente surgían propuestas y acciones a implementar, por ejemplo, se planteó:

30

la necesidad de aumentar las áreas de siembra de arroz sin quemar, en los lugares

donde se sembró frijol abono el año anterior (esta tarea la encabezará don Tomas), la necesidad de trabajar desde este año con unos 20 ganaderos para que

experimenten el mejoramiento y manejo de sus pastos con mucuna (esta tarea la encabezará don Julio Peralta), la necesidad de masificar el uso del frijol abono, este año no debe quedar nadie de

las 60 comunidades que no sepa del frijol abono o que no inicie su reproducción y uso, otra propuesta es presionar para que se destinen fondos en función de iniciar un

plan de incentivos a los campesinos que están protegiendo montañas y que han definido áreas en regeneración natural, con la idea de que junto al PFA se comience a preparar la propuesta del corredor biológico campesino (y para eso se usarían los mapas), se propuso utilizar todos los medios para dar a conocer lo que se está proponiendo:

TV, Prensa radial y escrita, publicaciones campesina, afiches, tarjetas etc.

Se discutió con ellos (campesinos y promotores) y se llegó a la siguiente conclusión: “lo que estamos haciendo como PCaC solamente sirve para que, cualquier acción seria,

entiéndase: incentivos, venta de oxígeno, captura de carbono, protección de cuencas, aplicación de ley ambiental, impulso de corredores biológicos, etc. etc. , encuentre en

cada comunidad suficientes socios y aliados conscientes, de corazón, convencidos y además con una gran experiencia de lo que puede y debe hacerse en una zona de amortiguamiento.”

Entonces, el principal logro, después de todo lo difícil que ha sido para los promotores iniciales del PCaC en Siuna, convencer a más de 2,000 productores de que se puede producir en el mismo lugar y que no es necesario buscar montañas, y que se pueden dejar descansando y regenerando los rastrojos para que se hagan montañas de 2º grado y que se puede hacer la finca, ordenar la finca, diversificar la finca, producir sin quemar o hacer las quemas controladas, etc., el logro de todo esto es que ahora,

cualquier acción que se quiera desarrollar en toda esta zona de amortiguamiento, tendrá de contrapartes a gente activa, con muchas ideas y muchos conocimientos, con un espíritu crítico, pero lo más importante: convencidos de lo que hacen, seguros de sus capacidades y de las enormes ventajas comparativas que tienen cuando son ellos los que pueden y deben proponer, controlar, administrar, decidir y negociar.

Esto es así, porque durante los meses de verano de 1998, se pudo observar la tremenda preocupación de estos campesino y promotores al hablar de los incendios y sus enorme daños.

Por esta razón, a pesar de lo impactante que fueron los incendios en el verano de 1998, se percibe que el día en que se detenga esta destrucción está más cerca que hace 4 ó 5 años, porque en aquellos tiempos no había ni un solo campesino con el que se pudiera hablar de posibles soluciones al problema, ahora hay más de 2,000 y de ellos más de 200 que ya tienen más de 4 años de estar buscándole salida al asunto, esto es una gran cosa, es una gran cosa porque ellos saben que perfectamente se puede salvar BOSAWAS, saben que cada productor puede tener sus áreas protegidas, que cada uno puede tener planes de regeneración y los más importante: que también se puede producir mucha comida sin seguir destruyendo.

31

32
32

32

¿ES EL AUTO MAPEO ÚTIL PARA LOS PROMOTORES Y LA COMUNIDAD?

Para los promotores y directivos del PCaC el mapa a escala se está convirtiendo en una herramienta para evaluar el trabajo y el impacto de lo que se está haciendo como PCaC, y también van descubriendo su utilidad como instrumento para la demostración de lo que se está conservando y recuperando para futuras negociaciones, por ejemplo, en las visitas, de instituciones, ONGs, Agencias y el mismo PFA, que han tenido que recibir los promotores, en sus comunidades y a nivel de directivos del PCaC en Siuna, siempre utilizan el mapa para referirse a la agricultura que ahora impulsan, expresando:

“aquí ya trabajamos sin quemar”, “trabajamos en menos áreas”, “habrán más montañas en el futuro”, “si no tumbo estos rastrojos, la frontera agrícola comenzará a retroceder”, “miren en el mapa como se impulsa el corredor biológico”, esto último lo Explicó Marcial Herrera durante la visita que realizaron los ingenieros Canessa y Araquistain a Siuna, que expresó textualmente:

“Cuando llegué a Rancho Alegre tumbé más de 60 manzanas de montaña en 4 ó 5 años y cuando conocí las experiencias del PCaC y especialmente el uso del frijol abono, dejé de tumbar montañas, dejé áreas que están en regeneración y dejé un área de montaña en reserva. En esta área de reserva cuando la compré, el anterior dueño estaba despalándola; la compré porque ya sabía producir sin necesidad de tumbar montaña y de esa montaña dependía la única fuente de agua que me quedaba cerca, al comprarla en ella quedaban unos 6 monos congos y ahora después de 6 años de protección ya hay una manada como de 40 congos”. Explicó: “desde que conocí el frijol abono, hace 4 años, dejé un área de rastrojos que une Bosawas (Reserva de la Biosfera de BOSAWAS) con mi montañita y que por allí se cruzan los congos a la reserva pero parece que no les gusta quedarse a vivir en Bosawas ya que siempre regresan a mi pequeña reservita”.

Los dirigentes y promotores del PCaC a nivel de Siuna sienten que con estos mapas a escala tienen una guía real para informar y transmitir experiencias. Por ejemplo, Gabino Lizano vice-coordinador del PCaC en Siuna y promotor de la comunidad de Tadazna, expresó: “para mi, el mapa a escala es como tener la finca o la comunidad en una foto, por eso no tuve ningún problema, para contar lo que estamos haciendo y lo que pensamos seguir haciendo en la comunidad de Tadazna, durante las dos veces que me tocó hablar en el canal 2 de la televisión, ese mapa me hizo mas seguro y a todos en la comunidad nos va haciendo más seguros de lo que tenemos, lo que hacemos, lo que podemos hacer, por lo que debemos luchar”.

A las comunidades del Ocote, Las Quebradas, Rosa Grande, Rancho Alegre, El Bálsamo, La Bovina, Oro Fino, Aló Central y Danlí Arriba, el mapa les ha servido para ubicar las áreas donde aún hay pimienta dulce. A partir de ello están preparando una propuesta de proyecto del manejo de la pimienta en las áreas de regeneración, como propuesta de producción alternativa y con posibilidades de negociar acuerdos de co- manejo del territorio de la biosfera vecino a estas 9 comunidades, que representan unas 50 mil hectáreas. También han identificado tres fuentes para futuras micro - hidroeléctricas y proyectos de agua potable.

Para Fausto Aguilar uno de los fundadores del PCaC, que junto con otros 12 socios, tienen una propiedad de 2,600 hectáreas, el mapa significa la oportunidad de elaborar su propio plan de manejo, ubicar las áreas de extracción de madera, los árboles semilleros, las áreas protegidas, la definición de caminos y lugares donde solamente se

33

trabajará con bueyes, etc

Ve en el mapa la principal herramienta para presentar el

... plan de manejo de esa propiedad y de proyectar las actividades conservacionistas que prevén impulsar en el futuro, todo ello, en función sensibilizar a los organismos interesados en financiar este tipo de proyectos en manos de los campesinos.

Una cosa interesante que demuestra el interés real por los mapas, de los campesinos y especialmente de los campesinos promotores del PCaC, es la discusión que se originó entre tres comunidades que reclamaban para ellas ciertos territorios, las comunidades trabajaron en conjunto el automapeo y definieron los límites a partir de lo siguiente: si hay campesino que históricamente han pertenecido a la comunidad de Fonseca pero toda su comunicación, contactos y relaciones los tiene con la comunidad de las Brisas, entonces su finca pasa a pertenecer a las Brisas, o viceversa si fuese lo contrario, este tipo de discusión demuestra la seriedad con la que los promotores están viendo el asunto, y va dando las pautas de lo que son en realidad los verdaderos límites de la comunidad, es el reencuentro de los campesinos con su comunidad, tan lejana e invisible por los problemas de inestabilidad, migración productiva, migración por la guerra, la delincuencia etc.

¿A qué se debe este interés por el mapa, por la comunidad, por los límites, por las fuentes de agua para micro-hidroeléctricas y para proyectitos de agua potable por gravedad?, ¿qué nos están diciendo estos campesinos con ese comportamiento, hasta hace 5 años imposible percibirse?

La respuesta podría estar en la estabilidad que los campesinos sienten que están consiguiendo en la actividad agrícola, para muchos ya no es un secreto que se puede producir todos los años en una misma parcela, que se puede producir no solamente maíz y frijol, que también se puede producir arroz en tierras supuestamente cansadas, pero recuperadas con el frijol abono, pero lo mejor es que también muchos ya están comprobando que se puede producir plátano, yuca, quequisque, piña, caña, chilla, hortalizas, etc. etc. y que se puede producir sin quemar, ¿arroz en crudo? , claro que sí!, ahora hay mas de 20 promotores experimentando este sistema y el próximo año se piensa que más de 100 productores lo harán.

Por eso es que hay un creciente interés por el proyecto de la pimienta, los campesinos que tienen tierras arriba de los 400 m. sobre el nivel del mar están interesados en sembrar pequeñas áreas de café, para aprovechar la sombra de las áreas en regeneración natural, y sacarle mayor provecho a la misma. También está creciendo la motivación por recuperar los cacaotales o por sembrar cacao y muchos están demandando material vegetativo para diversificar los patios con árboles frutales, ¿qué loco va a querer sembrar café, cacao o frutales, para dejar la finca 7 años después?, entonces, la clave es la estabilización que se está logrando y a partir de ella se están generando otros intereses. En este contexto, EL MAPEO PARA ELLOS, ES LA HERRAMIENTA QUE NECESITAN PARA SINTETIZAR EL DESEO DE ESTABILIZARSE, DE HACER LA FINCA, DE HACER LA COMUNIDAD.

Un reciente estudio realizado en las comunidades de Rosa Grande Y Wany refuerza este planteamiento:

“Entre los campesinos entrevistados, se comprobó que los campesinos que se proyectan en el porvenir a largo plazo, integrándose en el desarrollo global de su región, eran sobre todo promotores del Programa de Campesino a Campesino”.

34

Así por ejemplo, Don Jesús Manuel Ordóñez García (Rosa Grande) afirma: "Si nosotros seguimos trabajando en esta zona, habrá un día en que el gobierno tomará en cuenta y también los organismos nos van a ayudar un poco."

También Don Marcial Herrera López dice:

"Ahora el ideal es de vivir aquí hasta los últimos días y por lo menos establecer la misma ideología con mis hijos que se tecnifican mejor […] Una mentalidad diferente, una mentalidad reformada de trabajo en menos áreas."

Poniendo de relieve la protección del medio ambiente, Don Tomas Flores (Rosa Grande) mira el porvenir de su región reforestando sus cuencas. Y también según Felix Pedro López Martínez (Rosa Grande), "hay posibilidades que se mejore la situación con la reforestación."

Parece que estos campesinos tienen una visión a largo plazo: sus preocupaciones no son solamente lo que van a cultivar el próximo año, sino también como preservar la naturaleza para que puedan seguir trabajando con sus mismas tierras.

A propósito de eso, 32 sobre 34 campesinos piensan establecerse en su comunidad. La razón más comuna corresponde a la pregunta siguiente: ¿si queríamos dejar estas tierras, por donde podríamos ir? Así los campesinos son conscientes que casi no quedan tierras vírgenes para cultivar quemando de nuevo.

Este tipo de proyección en el porvenir es muy positivo, mostrando que el Programa de Campesino a Campesino puede jugar, a largo plazo, un papel importante en esta concientización de la protección del medio ambiente; y no con una metodología didáctica sino autodidáctica : los campesinos saben que protegiendo el medio ambiente tendrán beneficios económicos a largo plazo.”

35

Darién, Panamá

LAS ACTIVIDADES DESARROLLADAS POR EL COMITÉ SALVEMOS EL FILO DEL TALLO PARA CONTROLAR LOS INCENDIOS DE 1998.

Con las condiciones climáticas producidas por el fenómeno del Niño en 1998, se crearon las condiciones ideales para la proliferación de los incendios forestales. esta situación se complicó con la proliferación de los permisos de quema y la poca capacidad de supervisión de las autoridades competentes sobre los permisos.

Con la proliferación de los incendios en le Reserva Hidrológica Filo del Tallo, COSAFIT realizó una serie de actividades para contribuir a controlar y mitigar estos incendios. Los incendios empezaron el 1º de Abril en El Balsal, Metetí, y con ellos se inició el control. Debido a su gran magnitud, se levantó un campamento, en terrenos del maderero Carlos Omlin. Participaron de ese operativo funcionarios de ANAM (Autoridad Nacional del Ambiente, por entonces aún llamada INRENARE), COSAFIT, SINAPROC (Sistema Nacional de Protección Civil) y la Policía Nacional. Se organizaron varios equipos de relevo para combatir los incendios.

Se hizo un llamado a la población de Metetí por medio de la emisora Voz Sin Frontera, solicitando la cooperación en el combate de los incendios, pero finalmente la responsabilidad recayó sobre ANAM. El COSAFIT vio la necesidad de contratar personal para incorporarlos a las cuadrillas que estaban controlando los incendios a sabiendas que no habían fondos en la organización destinados a ese fin. La Directiva en reunión consideró aportar la cantidad de 63 jornales (a $10.00/jornal), coordinando esta actividad con el Técnico del Departamento de Cuencas de ANAM en Darién, el Sr. José Poveda. Además los miembros de COSAFIT aportaron 37 jornales en trabajo voluntario, machetes, bombas de agua y motosierras. No se contó con las herramientas adecuadas durante los incendios y hacemos constar que todavía no se tiene el equipo indispensable para la época seca que se avecina.

Se trabajó en tiempo corrido, en fines de semana y Semana Santa. En medio de este esfuerzo se sumó el Operativo 98 de ANAM que contribuyó al control de los incendios a nivel nacional. En un segundo momento, con nuevos incendios en la zona sur de la Reserva Hidrológica, se sumó a la gente de las comunidades de Quebrada Felix, Canglón, Nuevo Progreso y Lirial. En Lirial se perdió el control del incendio, que arrasó la Reserva Forestal Canglón. En esta última acción participó el Sr. Gobernador Francisco Tam. Otros incendios que se controlaron se dieron en Arretí, La Moneda, San Vicente y parte de Villa Darién. Fue evidente la gran cantidad de animales que murieron a causa de las llamas, así como se destruyeron gran cantidad de árboles comerciales.

Ubicación de la zona en Panamá

Darién, Panamá LAS ACTIVIDADES DESARROLLADAS POR EL COMITÉ SALVEMOS EL FILO DEL TALLO PARA CONTROLAR LOS

Con la intención de evitar que estos eventos se repitan, es necesario iniciar un plan de

capacitación

para

el

control

de

incendios

y

acelerar

el

uso

de

técnicas

para

evitar

la

utilización del fuego como herramienta agrícola, así como aplicar la ley vigente al respecto.

36

37
37

37

UTILIDAD DEL AUTOMAPEO PARA LAS COMUNIDADES DE DARIÉN

Con base en la experiencia en la elaboración de 14 automapeos comunitarios hasta octubre de 1998, se ha reconocido la importancia y el reconocimiento práctico de esta herramienta principalmente para las siguientes actividades:

  • 1. El de poder identificar el límite de la Reserva Hidrológica Filo del Tallo dentro de las parcelas individuales. Esto ha permitido participar en la demarcación física de la Reserva Hidrológica a los vecinos colindantes, inclusive resolviendo conflictos a futuro por no haber participado en estos procesos.

  • 2. Por otra parte, se ha logrado crear una conciencia de saber qué superficie se está utilizando en cada tipo de actividad económica y cuánto bosque queda en cada finca. Los mapas han permitido reconocer que hay realmente poca actividad agrícola y la mayor parte de la superficie de las fincas se utilizan en ganadería extensiva.

  • 3. Otra utilidad es la identificación de los caminos que pueden ser utilizados para actividades tales como el combate de incendios.

  • 4. También se han podido identificar puntos estratégicos para desarrollar actividades de ecoturismo y ubicarlos de tal manera que sea fácil su acceso, lo que es un primer paso para hacer todos los trámites

  • 5. Se han incorporado la ubicación de las parcelas demostrativas con lo que se puede hacer comparaciones y ubicar sitios con características similares para su reproducción.

  • 6. Identificación de fuentes alternativas de agua para suplir las necesidades de las comunidades.

  • 7. Se ha podido identificar las zonas mayormente afectados por la deforestación y la concentración de bosques.

Las comunidades han asociado el uso de estas nuevas técnicas al apoyo de COSAFIT, por lo que nos ha representado un reconocimiento como grupo organizado. Esto nos permitirá cumplir con los objetivos propuestos por la organización.

38

A MANERA DE CONCLUSIÓN

Cada persona que utiliza el fuego como parte de sus prácticas de trabajo, tiene sus motivos. Estos motivos, así como las posibles alternativas existentes y por crear se describen a continuación.

Pero hemos querido también incorporar en esta conclusión los análisis realizados durante una reunión técnica organizada por la CCAD sobre el tema de los incendios. Los distintos grupos de invitados de la reunión formularon sus propias conclusiones y recomendaciones con miras a minimizar el problema de los incendios, abocándose a las propuestas que ofrecen alternativas a las quemas y prevención de incendios.

Finamente, quisieramos recalcar el hecho que las alternativas a las quemas YA existen, algunas propuestas novedosas para delegar responsabilidades de manejo en las comunidades YA se están dando. Sin embargo, estos ejemplos no han sido aún tomados con la seriedad que merecen.

De la misma manera, las herramientas para el seguimiento del avance de la frontera agrícola, el monitoreo de los incendios y de la degradación ambiental YA existen y están disponibles, solo es necesario impulsar un poco más la sostenibilidad del uso y distribución de resultados.

A estos dos puntos, el PFA pretende ofrecer pistas de sostenibilidad antes de finalizar en el año 2000.

¿Cuales son los motivos de las quemas?

¿Quienes son? • Los campesinos pioneros de roza y quema • Los ganaderos tradicionales
¿Quienes son?
• Los campesinos pioneros de
roza y quema
• Los ganaderos tradicionales
Cada persona que utiliza el fuego como parte de sus prácticas de trabajo, tiene sus motivos.

Los madereros

Cada persona que utiliza el fuego como parte de sus prácticas de trabajo, tiene sus motivos.

Los reforestadores

Los cazadores

¿Porqué lo hacen?

Para combatir malezas e incorporar nutrientes Para sembrar cultivos de subsistencia Para sustentar su derecho de apropiación de la tierra

Cada persona que utiliza el fuego como parte de sus prácticas de trabajo, tiene sus motivos.

Para mejorar sus pastizales degradados Para apropiarse de más tierra

Extracción con menos trámites Venganzas por disputas entre madereros legales e ilegales

Para eliminar rastrojos y herbazales de las superficies que luego serán reforestadas

Para acorralar y hacer salir a su presa

40

Atacando las raíces del mal

Se necesitan ...

Para ...

Técnicas para intensificar el uso del barbecho y extender las áreas de regeneración natural

Atacando las raíces del mal Se necesitan ... Para ... Técnicas para intensificar el uso del

Reconocer derechos de posesión a comunidades que no utilizan prácticas de quemas agrícolas Participación comunitaria en ordenamiento a nivel local

Alternativas técnicas a la limpieza de pastos por el fuego y a la degradación de pastos, con una metodología de extensión adecuada

Poner énfasis en políticas de incentivos para el manejo de plantaciones más que en su establecimiento

Vincular a las municipalidades en el proceso de regulación forestal Promover formas creativas de asociación entre empresarios y empresas comunitarias de aprovechamiento Promover acceso a los beneficios del manejo forestal a las comunidades

Promover acceso a los beneficios del manejo integral del bosque por las comunidades

Los campesinos pioneros de roza y quema

Atacando las raíces del mal Se necesitan ... Para ... Técnicas para intensificar el uso del

Los ganaderos tradicionales

Los reforestadores

Los Madereros empresarios

Los cazadores

41

Las oportunidades existentes

Forestales

Agropecuarias

Mecanismos de acceso a

Alternativas técnicas a la quema para

beneficios del manejo para comunidades Incentivos para comunidades que conservan y manejan bosques secundarios

granos básicos Fomento de la diversificación de los ingresos (agrícola, forestal y conservación)

Institucionales

Poner el énfasis de la capacidad reguladora en la promoción de acuerdos y convenios con comunidades sobre manejo de los recursos (trascender la prohibición

De Fomento Económico

Desarrollar en el FOCADES una ventana financiera que de prioridad a proyectos de manejo de bosque en pie, ecoturismo, productos forestales no maderables y manejo comunitario de bosques

Biodiversidad

Promover expresiones locales de Corredores Biológicos Campesinos e Indígenas

42

Las recomendaciones de la reunión técnica sobre incendios de San Pedro Sula, 23 y 24 de Junio de

1998.

Recomendaciones del Grupo de Organizaciones Campesinas

  • 1. Que se creen los mecanismos y arreglos institucionales necesarios para dar seguimiento a la iniciativa de esta reunión técnica. Que la agenda y las soluciones sean llevadas a la reunión de los ministros de la CCAD y al próximo Foro Presidencial.

  • 2. Que se dé inicio a nivel nacional a una evaluación de los impactos de los incendios a fin de aprobar un Plan de Acción Piloto para el verano 99 y que dé respuesta a las necesidades por país.

  • 3. Que se asegure en el proceso de formulación de dicha estrategia un espacio de participación del grupo de representantes de las organizaciones indígenas y campesinas con propuestas concretas.

  • 4. Que se facilite una consulta técnica sobre temas específicos claves para el comanejo de los recursos naturales de manera que se fortalezca en sus bases la propuesta del Corredor Biológico Mesoamericano. Incluir normativas para acceso y uso del recurso tierra y bosque, incentivos para la provisión de servicios ambientales, certificación de productos orgánicos y de productos forestales.

5.

Que

se

adopte e

incluya en

los

servicios técnicos

de

las instituciones y

regionalice la metodología de extensión campesino a campesino como herramienta para promover un manejo sostenible de los recursos naturales y de extensión agropecuaria.

  • 6. Que se pueda facilitar una mesa de encuentro entre las organizaciones, agencias internacionales de desarrollo y la cooperación técnica y financiera para constituir un Fondo Centroamericano de Compensación y Fomento que podría habilitarse en el FOCADES. Este fondo servirá básicamente para consolidar las iniciativas empresariales , las alternativas agroecológicas y el pago por servicios ambientales a los grupos y comunidades campesinas e indígena.

Recomendaciones del Grupo Técnico

  • 1. Actualizar el Plan Estratégico de Prevención y Combate de Incendios Forestales, documento aprobado por los Ministros en 1997.

  • 2. Actualizar la información nacional acerca del uso del suelo y cobertura forestal, para aprovechar las imágenes NOAA.

  • 3. Llevar las conclusiones y recomendaciones de esta Reunión Técnica a la agenda de los Presidentes Centroamericanos de Octubre de 1998 y solicitar a CCAD que mande a los organismos especializados, para que elaboren, en un

43

plazo de 100 días planes nacionales y síntesis regional, para la prevención de los incendios forestales de 1999.

Recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre la Cooperación

  • 1. Establecer vía las instancias regionales del sistema de integración: SICA, CCAD, CCAB-AP, CEPREDENAC y otras entidades regionales, mecanismos de coordinación entre la cooperación para colaborar en acciones de previsión y control de los incendios forestales.

  • 2. Reactivar los esfuerzos previos de apoyo tales como el Plan de Prevención y Combate de Incendios Forestales en América Central elaborado en 1997.

  • 3. Abrir diálogos intrasectoriales, intersectoriales y sectoriales a nivel nacional con relación a la presente crisis, que permitan informar mejor sobre el problema y reflexionar sobre efectos y soluciones.

  • 4. Incorporar en los mecanismos de descentralización estatal acciones preventivas y de control de los incendios forestales.

  • 5. La realización de una TELETON internacional sobre el problema de los incendios forestales para habilitar un fondo de prevención y control de incendios forestales.

CONCLUSION DEL PLENARIO

Llevar las conclusiones y recomendaciones de esta Reunión Técnica a la agenda de los Presidentes Centroamericanos de Octubre de 1998 y solicitar a CCAD que mandate a los organismos especializados, para que elaboren, en un plazo de 100 días planes nacionales y síntesis regional, para la prevención de los incendios forestales de 1999.

44

Todas las fotos fueron tomadas por el PFA

página 2, de arriba a abajo, de izquierda a derecha:

Mapeo en Danlí, Municipio de Siuna, Nicaragua. Digitalización en San Esteban, Honduras. Mapeo en Monte verde, Municipio de San Esteban, Honduras.

página 41, varias vistas del Municipio de Siuna, Nicaragua.

contraportada, de arriba a abajo, de izquierda a derecha Resinación en Agalta, Honduras. Reforestación con yuca y otoe en Darién, Panamá. Pastos reforestados con cedro en Darién, Panamá. Vista en Bocay, Nicaragua.

45