Está en la página 1de 5

Alexander Pushkin

(Rusia, 1799-1837)

Poeta y autor teatral ruso, iniciador de la literatura rusa a través de sus poemas líricos y épicos, obras de teatro, novelas y relatos breves. Nació el 6 de junio de 1799, en Moscú, en el seno de una familia noble. Como era común en la aristrocracia de esa época, recibió una educación francesa. Siempre se mostró especialmente orgulloso de su bisabuelo, un general que sirvió a Pedro el Grande. Estudió en el liceo Tsarkoye Selo y demostró estar dotado de un talento poético precoz. En 1817 tuvo un cargo meramente nominal en el ministerio de Asuntos Exteriores ruso en San Petersburgo, lo que le permitió alternar con la mejor sociedad y a la vez formar parte de un grupo revolucionario ilegal. En 1820 su 'Oda a la libertad' atrajo la atención de las autoridades y el joven poeta fue deportado al Cáucaso, aunque se le permitió mantener sus cargos oficiales. Ese mismo año publicó su Ruslan y Lyudmila, un extenso poema romántico basado en el folclore de su tierra, que le situó como uno de los poetas más prometedores de Rusia. La influencia de Lord Byron, junto con el amor a la libertad, fue una constante a lo largo de su obra inmediatamente posterior, como ponen de manifiesto sus poemas, El prisionero del Cáucaso (1822), La fuente de Bakhchisaray (1822) y Los cíngaros (1823-1824). En 1823 comenzó a escribir Eugene Onegin, su obra más conocida, una historia de amor en la línea estilística de Byron situada en un entorno realista y contemporáneo, que ha sido considerada como la primera de las grandes novelas en lengua rusa (a pesar de estar escrita en verso), y que no completó hasta 1831. Se trasladó a vivir a Odessa en el año 1823, y tuvo problemas con un superior suyo por iniciar una aventura amorosa con

Dejó a Rusia una herencia literaria de un valor incalculable. este fue un periodo muy productivo para el autor. El 27 de enero de 1837. una tragedia histórica rusa que fue publicada seis años más tarde. Pushkin siguió utilizando la historia de Rusia como trasfondo para dos extensos poemas. ejerció una enorme influencia sobre varias generaciones de escritores rusos posteriores. Poltava (1828) y Los jinetes de bronce (1833). montó una intriga vil: el oficial de la guardia del Zar D'Anthés. hijo adoptivo del embajador holandés Heckeren. sencilla y sincera al tiempo.000 rublos y la edición de sus obras completas. nada más comenzar el duelo. que comprendió las múltiples facetas del carácter de su pueblo. La alta sociedad en que tuvo que desenvolverse como poeta de la corte. Pushkin llega a San Petesrburgo con su esposa. Escribió también relatos breves. pero Alexander Pushkin murió en la madrugada del 29 de enero.su esposa. de gran vigor y optimismo. Su poesía lírica y su prosa. La hija del capitán (1836). convencido por su enorme popularidad. En él escribió. debido a lo cual fue destituido y expulsado del cuerpo de funcionarios en 1824. cerca de Pskov. Fue un autor versátil. . los médicos se esforzaron por salvar la vida del poeta. El 4 de noviembre. y para su novela sobre la rebelión de Pugachev. . el poeta recibe una carta anónima con alusiones sórdidas y el poeta desafía a D'Anthés a batirse en duelo. A pesar de no sentirse a gusto en aquel lugar tan aislado. le perdonó. y se retiró a las propiedades de su madre. la primera bala del arma contraria alcanzó el pecho de Pushkin. Durante dos días. En 1826 el zar Nicolás I. y en 1833 el Zar lo nombra "gentilhombre de cámara". corteja descaradamente a la mujer de Pushkin. entre 1824 y 1825 Boris Godunov. el más conocido de los cuales es 'La reina de picas' En 1831. El zar Nicolás I intentó resarcir a su viuda con una renta anual de 11.

desgraciado! ¡Pediste. mi anciana mujer me ha regañado. pececito dorado! Tus riquezas no me hacen falta. Así volvió el viejo al mar y éste estaba revuelto. No me da descanso. devuélveme al mar. pídele al pez una isbá. el pescador se asustó. En sus 33 años de pescador. Llamó de nuevo al pez y éste le preguntó: ¿Qué quieres. Cuando volvió a casa. anciano?” “Su majestad pez. tendrás un balde nuevo”. Regresa. . De repente. Ella necesita un nuevo balde porque el nuestro está roto”. anciano?” “Su majestad pez. El pez dorado contestó: “No te preocupes. Pero la tercera vez pescó un pequeño pececito. está roto!” Así. Empezó a llamar al pez que nadó hasta su lado y con mucho respeto le dijo: “¿Qué quieres. tonto. nunca un pez le había hablado. tonto. Pero no era un pececito normal. Asombrado. La anciana se enfadó y le dijo: “¡Estás loco! ¡Desgraciado! ¿No supiste qué pedirle al pescado? ¡Dale este balde para lavar la ropa. el anciano se dedicó a pescar con una red y su mujer hilaba y tejía. El mar estaba tranquilo aunque las pequeñas olas jugueteaban. Entonces le dijo con voz cariñosa: “¡Dios esté contigo. un balde! Del balde no se puede sacar ningún beneficio. Volvió el pescador con su mujer y ella le gritó: “¡Loco. el pez le dijo con voz humana: “Anciano. le contó a la anciana el milagro: que había pescado un pez dorado que hablaba y que le había ofrecido riquezas a cambio de su libertad.EL PESCADOR Y EL PEZ DORADO Alexander Pushkin Érase una vez un pescador anciano que vivía con su también anciana esposa en una triste y pobre cabaña junto al mar. La siguiente vez. ve con Dios. Un día. vuelve a tu mar azul y pasea libremente por la inmensidad”. se fue a pescar y volvió con la red llena de barro y algas. se volvió al mar y miró. Pero que no fue capaz de pedirle nada y lo devolvió al mar. Eran muy pero que muy pobres. era dorado. te daré lo que tú desees por caro que sea”. Durante 33 años. su red se llenó de hierbas del mar.

“¡Estás loco! Desgraciado!” volvió a gritarle la anciana. su mujer estaba sentada en una gran mesa llena de manjares y servida por infinidad de criados. ve con Dios. quiere ser de clase media”. Ella quiere dejar de ser campesina.mi anciana mujer me ha regañado aún más. Detrás había soldados con hachas que vigilaban su seguridad. Esa semana la anciana hizo llamar de nuevo. un collar de perlas. botas rojas y una corona. poseerlo a él. Cuando volvió a la aldea. había una maravillosa isbá con chimenea de ladrillo y un gran portón. Llamó al pez y esté le dijo: “¿Qué quieres. . tendrás una isbá”. se encontró a la anciana sentada en una piedra y. Eso hizo el anciano. El pez le salpicó con la cola y no dijo nada. Volvió al mar. El viejo hizo una reverencia y le dijo: “¡Buenas. anciano?” “Su majestad pez. a sus espaldas. Ya no quería ser de clase de media y le dijo que le pidiera al pescado que le convirtiera en zarina. Incluso llegó a pegarle en la cara. No me da descanso. Ve con Dios”. “No te preocupes. noble señora! ¡Estarás ahora contenta!” Pero ella ni lo miró y lo hizo llevar a las cuadras. El anciano le dijo al pez que su mujer quería ser la dueña de todo. No quedaba rastro de la cabaña de madera. El mar estaba absolutamente revuelto. Cuando volvió. Su Alteza Zarina!” y ella lo hizo sacar de allí a palos y casi le dan con las hachas. Volvió a obligarle a ir al mar por la fuerza. anciano. De nuevo. volvió al mar a buscar al pez. “No quiero vivir como una pobre campesina. vivir en el mar y por supuesto. quiero ser de clase media”. La anciana amargada pide una isbá”. Le dijo que quería ser la dueña del mar y poseer incluso al pez mágico. El mar no estaba en absoluto tranquilo. El viejo le dijo: “¡Buenos días. El pez dorado contestó: “No te preocupes. Lo mandó de vuelta al mar para que cumpliera con sus deseos. vio a su esposa ataviada con ropas caras. que estaba de color negro y agitado y le pidió al pez lo que su anciana mujer le había solicitado. mi anciana mujer me ha regañado nuevamente. Cuando volvió. Había una tormenta con olas tremendamente grandes y daba miedo acercarse. Tenía criados a los que azotaba continuamente. No me da descanso.

Es un cuento muy conocido en Rusia e imprescindible en las librerías de las casas donde hay o ha habido niños. su anciana y amargada mujer estaba sentada frente a la casucha en la que habían vivido siempre. Este cuento forma parte de la colección de narraciones de Alexander Pushkin. el anciano se encontró en su barca pescando con su vieja red.De repente. A sus pies. estaba el balde roto. . En la orilla.

Intereses relacionados