DOCUMENTACIÓN A DEBATE PARA LA CONFERENCIA DE JUVENTUD Y MUNDO RURAL DE LA UJCE EN CASTILLA Y LEÓN

FUTURO PARA LA JUVENTUD. NO A LA DESPOBLACIÓN

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

DOCUMENTO I LA PROBLEMÁTICA TERRITORIAL DE CASTILLA Y LEÓN
1.1.1 En el análisis retrospectivo de nuestro país, Castilla, o Castella –cuyo nombre empieza a oírse en el siglo VIII aplicado al territorio que en la geografía peninsular se extiende desde la cordillera cantábrica hasta el río Duero y Burgos - aparece en la historia como el centro unificador de las naciones y reinos peninsulares. El antiguo Reino de León, surge a comienzos del siglo X en el noroeste de la península ibérica como sucesor del primitivo Reino de Asturias. El reino de León abarcaba las actuales comunidades autónomas de Galicia, Principado de Asturias, las provincias de León, Zamora y gran parte de la provincia de Salamanca, así como la parte oeste de la actual provincia de Cáceres, la de Badajoz y el norte de Huelva. Tras la integración del reino leonés en la corona castellana, su estatuto jurídico se fue asimilando al castellano. 1.1.2 El Estado español es el resultado de un largo proceso en el curso del cual se ha manifestado la resistencia activa o pasiva de las distintas nacionalidades y regiones a su forzosa integración. Tras la unión de Castilla y Aragón, con el reinado de los Reyes Católicos, en Castilla y en León ciertos sectores populares aliados con la burguesía emergente y ciertas capas nobiliarias rechazaron la pretendida unión entre los Reinos desde sus luchas economicistas. Con la muerte de Isabel La Católica se produce la revuelta popular de los Comuneros. La sublevación campesina dirigida por los nobles y la burguesía emergente fue aplastada por las tropas imperiales. Con esta derrota la corona logró la desaparición de las libertades de los municipios castellanos y así fue absorbiendo prerrogativas de los distintos reinos periféricos de la Península, los Austrias comenzaron por suprimir las mismas raíces de la antigua organización popular castellana. Durante el siglo XVI se han recogido evidencias que demuestran las luchas de comunidades campesinas en la montaña oriental leonesa contra los señores feudales para seguir conservando sus bienes comunales. 1.1.3 El proyecto 'regional' de Castilla y León parte directamente de la burguesía agraria vallisoletana que desde mediados del siglo XIX promovió un movimiento regionalista llamado 'regionalismo sano' con claras connotaciones españolistas y anticatalanistas. La configuración de la actual Comunidad Autónoma de Castilla y León no es un hecho aislado fruto de una decisión de unos determinados políticos durante la Transición sino es un proceso histórico donde la burguesía agraria de Valladolid desde mediados del siglo XIX, concretamente 1856, impulsa la unión de los territorios de Castilla la Vieja y León para defender sus intereses económicos con la creación de una mayor territorialidad que a Valladolid le aportase más beneficios debido a su 'centralidad’.

2

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
La burguesía agraria de Valladolid se enriquecía con el bajo sueldo a los trabajadores para obtener plusvalía. Las medidas antiarancelarias del gobierno central y la pérdida de algunas de las colonias de ultramar en el siglo XIX, perjudicó notablemente los intereses de esta burguesía agraria. En ese mismo momento empezaron a generar un regionalismo-españolismo burgués cuyo vocero era el Norte de Castilla. En la etapa del auge de la burguesía harinera de Valladolid es cuando se va fraguando la idea de la 'Castilla cerealista', a través de la idea del 'paisaje castellano' que eran las explotaciones de los cerealistas. Esta burguesía promocionó la fiesta de Villalar en el siglo XIX. En el año 1869 desde la burguesía de Valladolid se promocionó la I Exposición Castellana, invitaron a participar a las provincias castellano-viejas y leonesas con la idea de promover Valladolid como capital de la idea regional de Castilla y León. La generación del 98 se hizo eco de esa idea que promocionó la burguesía de Valladolid, coincidía en su planteamiento hasta popularizar el ‘mito’ de los campos de Castilla. El nacionalismo español intentaba recuperar la idea de la Corona de Castilla como salvaguarda de la idea nacional de España, como base fundamental. El castellanismo se basa en el Pacto Federal Castellano de la I República. El 'Pacto Federal Castellano' no fue un proceso de adhesión, era un documento interno de un partido político. Tras plantearse una Castilla de 17 provincias para un estado federal español salieron voces republicanas leonesas diciendo que esa adhesión se hizo al margen de los leoneses. Las quejas sobre esa territorialidad no cesaron, acabando por mandar una carta a la autoridad republicana central pidiendo que se crease un estado leonés dentro de la España Federal. 1.1.4 No han faltado intentos de vertebrar el Estado a la manera de los procesos liberaldemocráticos burgueses propios del S.XIX europeo, sin embargo siempre fracasaron bien por la debilidad del sujeto histórico, la burguesía, o bien por la hegemonía de la reacción nobiliaria-feudal. En el marco de este proceso, el intento más sólido fue la II República. El Estado se organiza en municipios, los cuales están agrupados en provincias. Las provincias se pueden organizar en regiones autónomas. La oposición "castellana" al Estatuto de Cataluña, primero en ser discutido por las Cortes, tuvo su más fogoso vocero en Rollo Villanova, entonces diputado "agrario" por Valladolid. Los regionalistas castellanos hasta entonces enemigos de toda autonomía, pasan a ser adalides de la región castellanoleonesa, cuyo estatuto comienzan a preparar rápidamente con el propósito de que el gobierno de la futura nueva región estuviera en sus manos si la regionalización de España llegara a ser realidad. Sin embargo durante este período se consideró región a León, formando parte de él las actuales provincias de León, Zamora y Salamanca. Castilla la Vieja tenía como provincias a Ávila, Burgos, Logroño, Palencia, Santander, Segovia, Soria y Valladolid. El franquismo rompió con la idea de Estado integral que había recogido la Constitución de 1931. Los principios del franquismo establecían la unidad de la patria en base a la ideología nacional-católica, frenando los procesos nacionalistas y regionalistas. La sublevación militar puso fin a estos nuevos planes de la burguesía agraria y terrateniente, la cual encontró acomodo en el régimen franquista, aprovechando el gobierno dictatorial y la demagogia falangista, para proteger sus intereses y aumentar su influencia. La "Castilla" del primer franquismo fue políticamente, en su retórica, la "Gran Castilla" con amplia base en la cuenca del Duero y capital en Valladolid.

3

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
El pacto constitucional de 1978 se asienta sobre el elemento que vertebra y da continuidad al franquismo: la Corona. Así la Transición tiene como tarea esencial la legitimación de la corona, el blindaje de la unidad nacional del Estado en base a la “paz social” y la perpetuación del modelo económico capitalista. Con el fin de integrar a las fuerzas nacionalistas periféricas y las capas sociales que representaban, se desarrolla el modelo de estado autonómico. El modelo autonómico es unitario y está basado en el pacto entre las burguesías periféricas y la centralista. Un modelo de cesión de algunas competencias ejecutivas y legislativas. El modelo autonómico no carece de contradicciones internas entre las distintas Comunidades Autónomas creadas que con el desarrollo de la oligarquía nacional se han ido acentuando. Tal es el caso de la comunidad autónoma de Castilla y León, impuesta a pesar de la abierta oposición de ciertos sectores de la burguesía leonesa en alianza con las capas populares urbanas. La CCAA de Castilla y León se configura como un marco político-administrativo a favor de las distintas burguesías nacionales, sirviéndose de la riqueza en materia enérgica de las cuencas mineras astur-leonesas para proveer tanto a las industrias periféricas como al consumo de los núcleos urbanos centralizados. No han faltado intentos de vertebrar el Estado a la manera de los procesos liberal-democráticos burgueses propios del S.XIX europeo, sin embargo siempre fracasaron bien por la debilidad del sujeto histórico, la burguesía, o bien por la hegemonía de la reacción nobiliaria-feudal. En el marco de este proceso, el intento más sólido fue la II República. El Estado se organiza en municipios, los cuales están agrupados en provincias. Las provincias se pueden organizar en regiones autónomas. La oposición "castellana" al Estatuto de Cataluña, primero en ser discutido por las Cortes, tuvo su más fogoso vocero en Rollo Villanova, entonces diputado "agrario" por Valladolid. Los regionalistas castellanos hasta entonces enemigos de toda autonomía, pasan a ser adalides de la región castellanoleonesa, cuyo estatuto comienzan a preparar rápidamente con el propósito de que el gobierno de la futura nueva región estuviera en sus manos si la regionalización de España llegara a ser realidad. Sin embargo durante este período se consideró región a León, formando parte de él las actuales provincias de León, Zamora y Salamanca. Castilla la Vieja tenía como provincias a Ávila, Burgos, Logroño, Palencia, Santander, Segovia, Soria y Valladolid. El franquismo rompió con la idea de Estado integral que había recogido la Constitución de 1931. Los principios del franquismo establecían la unidad de la patria en base a la ideología nacional-católica, frenando los procesos nacionalistas y regionalistas. La sublevación militar puso fin a estos nuevos planes de la burguesía agraria y terrateniente, la cual encontró acomodo en el régimen franquista, aprovechando el gobierno dictatorial y la demagogia falangista, para proteger sus intereses y aumentar su influencia. La "Castilla" del primer franquismo fue políticamente, en su retórica, la "Gran Castilla" con amplia base en la cuenca del Duero y capital en Valladolid. El pacto constitucional de 1978 se asienta sobre el elemento que vertebra y da continuidad al franquismo: la Corona. Así la Transición tiene como tarea esencial la legitimación de la corona, el blindaje de la unidad nacional del Estado en base a la “paz social” y la perpetuación del modelo económico capitalista. Con el fin de integrar a las fuerzas nacionalistas periféricas y las capas sociales que representaban, se desarrolla el modelo de estado autonómico. El modelo autonómico es unitario y está basado en el pacto entre las burguesías periféricas y la centralista. Un modelo de cesión de algunas competencias ejecutivas y legislativas. El modelo autonómico no carece de contradicciones internas entre las distintas Comunidades

4

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
Autónomas creadas que con el desarrollo de la oligarquía nacional se han ido acentuando. Tal es el caso de la comunidad autónoma de Castilla y León, impuesta a pesar de la abierta oposición de ciertos sectores de la burguesía leonesa en alianza con las capas populares urbanas. La CCAA de Castilla y León se configura como un marco político-administrativo a favor de las distintas burguesías nacionales, sirviéndose de la riqueza en materia enérgica de las cuencas mineras astur-leonesas para proveer tanto a las industrias periféricas como al consumo de los núcleos urbanos centralizados. 1.2.1 . La nación es una comunidad humana estable, históricamente formada y surgida sobre la base de la comunidad de idiomas, de territorio, de vida económica y de cultura. La nación es la combinación de todos estos rasgos esenciales, en su conjunto. La nación, como todo fenómeno histórico, se halla sujeta a la ley del cambio, tiene su historia, su comienzo y su final. El Estado-nación es una categoría histórica de una determinada época, de la época del capitalismo emergente. El proceso de liquidación del feudalismo y el desarrollo del capitalismo es, al mismo tiempo, el proceso en que los hombres se constituyen en naciones, generalmente en Estado nacionales independientes. Sin embargo en España, como hemos visto anteriormente, se crea un Estado con distintas naciones. El sujeto histórico de la creación de la nación es la burguesía. La burguesía tiene como principal preocupación el mercado, dar salida a sus mercancías. Así al existir en el Estado español distintas burguesías, las contradicciones intercapitalistas entre las mismas han sido el motor de la “cuestión nacional”, también el proletariado y el campesinado ya que la burguesía busca en el proletariado y el campesinado su aliado a la hora de participar en el movimiento nacional o regional frente a los poderes nobiliarios y feudales. Tal ha sido el caso de Castilla y de León, tomados como territorios regionales. 1.2.2 El concepto de nación es un concepto económico e histórico aparecido en el desarrollo del capitalismo, no en el feudalismo. Por tanto, dado que el Reino de León fue un reino feudal, no se puede considerar como a León como una nación. León no desarrolló su propia burguesía nacional que defendiera los intereses y la creación de una nación, ni histórica ni económicamente. León no es una nación, León es una región que comparte algunos de los rasgos distintivos de las naciones, como un territorio determinado, una lengua común y una identidad cultural, pero jamás se llegó a crear históricamente y económicamente la nación leonesa. Por tanto, consideramos al movimiento leonesista y sus reivindicaciones como movimiento regionalista. Así mismo no podemos caracterizar y considerar a la región de Castilla como nación. Si bien existió una fuerte burguesía agraria y harinera concentrada en la ciudad de Valladolid, esta jamás llegó a consolidar su poder económico en torno a la creación de la nación castellana. En su disputa frente a otras burguesías, al poder nobiliario-feudal y en su trato de alianzas con el proletariado y el campesinado, jamás resultó exitoso su proyecto de creación de nación, esencialmente porque el desarrollo económico de dicha burguesía jamás fue lo suficientemente relevante como para la creación de un tejido industrial, energético y de comunicaciones propio. Reconocemos la existencia de un territorio, una lengua común y una identidad cultural en los habitantes del territorio histórico de Castilla. Reconocemos a la comarca de El Bierzo con sus propias peculiaridades históricas, culturales, tradicionales e idiomáticas. Reconocemos el derecho de autodeterminación y de libre adhesión del pueblo berciano. 5

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

1.3.1 El reconocimiento del derecho de autodeterminación y libre adhesión de los pueblos y las naciones es la piedra angular de la teoría marxista-leninista en la cuestión nacional. El derecho de autodeterminación y libre adhesión significa que sólo los pueblos y la nación tienen derecho a determinar su propio destino, que ninguna fuerza tiene derecho a incidir violentamente sobre sus instituciones, su cultura, su idioma o sus derechos. Esto no quiere decir que los comunistas apoyemos cualquier manifestación cultural o cualquier institución, los comunistas apoyaremos aquellas que den la posibilidad a las capas trabajadores de liberarse del yugo de la burguesía. Así mismo lucharemos por evitar la política de enfrentamiento entre naciones o regiones que sólo minan la capacidad de la clase obrera para organizarse. La destrucción de la nación implica la destrucción de la burguesía, esto sólo es posible en la construcción Socialista, sin embargo bajo el capitalismo lo que sí puede hacer el proletariado es evitar lo mínimo la lucha nacional, hacerlo lo más inofensiva posible para sus intereses de clase. La nación y la región tienen derecho a organizarse en base a la autonomía o la independencia. Sin embargo esto no significa que deban hacerlo bajo cualesquiera condiciones, que la autonomía o la independencia sean siempre ventajosas en cualquier lugar y en cualquier momento para la nación o la región, es decir, para las capas trabajadoras. La solución de la cuestión nacional sólo es posible en conexión con las condiciones históricas, económicas, políticas y culturales tomadas en su desarrollo. 1.3.2 La Juventud Comunista proponemos un estado federal solidario, entendiendo que este es el marco que mejor puede dar respuestas a la realidad plurinacional del estado. La solidaridad financiera solucionaría las desigualdades socioeconómicas entre las diferentes regiones. 1.3.3 Reconocemos el derecho de autodeterminación de los pueblos de las regiones de Castilla y de León. Consideramos además que la solución del problema nacional pasa por la descentralización democrática del Estado en un marco de federalismo solidario, basada en una amplia regionalización indispensable para abordar las profundas desigualdades regionales del Estado español, concretamente en las regiones de Castilla y de León. Consideramos éste el único modo de poner a la clase obrera y a sus aliados populares como sujetos activos en el desarrollo político y económico de todos los pueblos, regiones y naciones de España. 1.4.1 Reconocemos la oficialidad de todas las lenguas en sus respectivos territorios, se garantizará a la población el aprendizaje de cualquiera de las lenguas del territorio estatal en igualdad de condiciones. Participaremos en las luchas por la defensa de las lenguas que existen en el Estado español, trabajando en los movimientos por la normalización de las lenguas minoritarias existentes en sus diferentes naciones y regiones. Consideramos que la lengua oficial común a todas las regiones y naciones del Estado español debiera ser el castellano por su extensión y número de parlantes. 1.4.2 Identificamos y reconocemos el idioma leonés o asturleonés y sus peculiaridades dialectales como lengua vernácula de la región de León. Apoyaremos las luchas en defensa del rescate cultural del idioma leonés o asturleonés. Como rasgo distintivo del territorio de la región leonesa no abogamos por la extinción del mismo. 6

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
Identificamos y reconocemos como lengua vernácula de la región de Castilla al idioma castellano. Identificamos y reconocemos al gallego como lengua vernácula de la comarca de El Bierzo y allí donde habitualmente se utilice. Apoyaremos las luchas en defensa del uso y normalización del gallego en la comarca de El Bierzo. 1.5.1 Debemos defender todas las manifestaciones culturales que aporten un acervo valioso para las luchas democráticas y populares, luchando contra la homogeneización cultural que caracteriza al imperialismo. Potenciaremos el aprendizaje de las culturas del conjunto de los pueblos que integran el estado español. 1.5.2 Apoyaremos los esfuerzos valiosos en defensa del rescate cultural y artístico de las regiones de León y Castilla, así como el estudio científico de su Historia y el desarrollo de la lucha de clases en el seno de la misma, contra manifestaciones e instituciones burguesas creadas para reforzar el actual modelo autonómico y la adhesión de una parte de la sociedad a una cultura y tradición en la que no se siente representada, como es la Fundación Villalar. Exigimos la disolución de la Fundación Villalar.

7

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

DOCUMENTO II EL PROBLEMA ECOLÓGICO EN CASTILLA Y LEÓN
2.1 Sin duda, el frente medioambiental puede considerarse como PRIORITARIO en una región como la nuestra en la que, en los últimos tiempos, se viene produciendo una animada conflictividad social materializada en movilizaciones vecinales o ecologistas frente a determinados proyectos o agresiones ambientales. Hay que tener en cuenta que la Comunidad Autónoma de Castilla y León destaca – además de por su enorme tamaño– por sus grandes valores ambientales. En conjunto, y descontando solapamientos, Castilla y León tiene el 26,13 % de su superficie y más de dos millones de hectáreas incluidas en alguna categoría de protección de la Red Natura 2000. Pero estos reconocimientos y protecciones no parecen ser suficientes para preservar el medio ambiente de las numerosas amenazas que se vienen cerniendo sobre estas zonas de especial interés y las especies y hábitats que amparan; así como en el resto del territorio desprotegido ambientalmente. En estos momentos existe una larga lista de conflictos abiertos en Castilla y León; batallas ambientales como pueden ser la oposición a la Estación de Ski de San Glorio –entre Palencia, León y Cantabria–; la movilización frente al segundo Centro de Tratamiento de Residuos industriales de Castilla y León que se pretende ubicar en Ampudia (Palencia); contra la autopista eléctrica Sama-Velilla o la cementera de Toral de los Vados en el Bierzo (León); que han movilizado literalmente a miles de personas que se han organizado o han salido a la calle a defender el patrimonio natural –o simplemente a denunciar proyectos especulativos, inasumibles e injustificados–. Una lista detallada de los frentes abiertos actualmente en la CC.AA. sería bastante engorrosa para este documento –aunque puede que recomendable pues no todos son conocidos fueras de su ámbito– pero la conclusión a la que se debería llegar es que los conflictos medioambientales son un frente POTENCIALMENTE DE MASAS, con el que se puede llevar una adecuada labor de concienciación y movilización entre la sociedad; y que sorprendentemente obtienen un buen hueco en los MEDIOS DE COMUNICACIÓN. 2.2 Castilla y León es vida, o Castilla y León es negocio En este contexto, no puede obviarse la contradicción fundamental existente entre la imagen que el gobierno autonómico pretende vender hacia al exterior y la dura realidad con la que se encuentran algunas comarcas de la región. Por un lado parece querer explotarse un modelo de TURISMO RURAL Y SOSTENIBLE para ciertas zonas de la CCAA (“Castilla y León es vida”); sin embargo por otro lado nos encontramos con una praxis que permite que empresas potencialmente contaminantes y peligrosas se instalen en esta CCAA impunemente –incluso en las mismas zonas que pretenden reactivarse con el turismo rural–. Ante la despoblación y abandono de las zonas rurales, quedan enormes recursos naturales a disposición de empresas a las que el gobierno autonómico, lejos de ponerlas

8

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
freno, abre su puertas de par en par; permitiendo que el caciquismo casi feudal que existe en algunas zonas de Castilla y León se perpetúe. El caso paradigmático pueden ser las Comarcas de Laciana y el Bierzo en León, con un gran potencial ambiental y agroalimentario respectivamente que a día de hoy – condicionadas al mismo tiempo por la situación económica– son rehenes de diversos mega-proyectos de índole contaminante, a los que las administraciones públicas no son ajenas. En este sentido, es necesario reseñar el vergonzoso papel que viene jugando el gobierno y la administración de Castilla y León en estos conflictos pues lejos de hacer cumplir la legalidad medioambiental, están dando alas a este tipo agresiones medioambientales, violando en varios casos su propia normativa. Se puede entender incluso que existe una voluntad –o desidia– de convertir a Castilla y León en destino potencial de determinados proyectos contaminantes, inasumibles y especulativos. Y ello se comprueba en una circunstancia fundamental y es que la legislación autonómica ambiental es manifiestamente más laxa en esta CCAA que en el resto. (La derogación estatal y autonómica del RAMINP y su falta de sustitución por otra normativa de protección ha conllevado que no contemos en estos momentos en Castilla y León con normativa aplicable para “actividades, molestas, nocivas, insalubres y peligrosas”. Esta materia es competencia autonómica lo que posibilitaría en un plano teórico incluso autorizar actividades insalubres y peligrosas en los cascos urbanos de la CCAA, como ya está sucediendo.) Este desequilibro en la normativa ambiental unido a las jugosas subvenciones que los fondos MINER o europeos ponen a disposición para reindustrializar determinadas zonas han materializado una fórmula especulativa de “proyecta, toma la pasta y corre”. Ya hay varios precedentes de empresas contaminantes que están cerrando su actividad tras cobrar ingentes subvenciones. Se hace necesario denunciar estas situaciones pues dejan patente de un modo palpable las contradicciones de un sistema y el fracaso de la política tanto agraria como industrial de la Unión Europea y sus subvenciones de las que se han beneficiado un minoría, casi siempre ya privilegiada (ver “Los agraciados de la Política Agraria Común”, Raquel Guerra,en El Confidencial). En todo caso, debemos ser conscientes de que esta situación de descontrol está especialmente agudizada en nuestra CCAA; no en vano el propio movimiento 15-M eligió como uno de sus destinos de “Toma la playa, toma la montaña” la localidad de Sosas de Laciana (León), donde el Presidente de la patronal minera europea, Vitorino Alonso mantiene numerosas minas a cielo abierto ilegales. Otra situación excepcionalmente grave respecto al gobierno autonómico del PP es que está haciendo uso de LEYES AUTONÓMICAS ESPECIALES para aprobar proyectos declarados o manifiestamente ilegales –en los que hay especial interés– como es el caso de la Estación de Ski de San Glorio, el CTR de Ampudia (Palencia) o el proyecto Meseta Ski en Valladolid (que el propio Consejo de Ministros se vio obligado a impugnar ante el TC). Se podría profundizar en este frente con la redacción de un documento temático para el próximo curso político que analice en profundidad la cuestión; debatiéndose de paso en los órganos competentes pues probablemente se exige un estudio desde diferentes puntos de vista. 2.3 Trabajo con organizaciones y plataformas ecologistas o conservacionistas

9

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

Los documentos del IX Congreso de la UJCE –en su punto 1.5.4.d) “Nuestro trabajo en el resto de frentes y luchas”– recogieron que el Movimiento ecologista se ha convertido en parte «en una marca más para la competición electoral» y que «el ecologismo para poder ser tal debe ser abiertamente anticapitalista, pues es el capitalismo la mayor amenaza para la biosfera». Sin embargo, los documentos lógicamente reconocen el potencial de este frente y la obligación de los comunistas de dotarle de un mayor concienciación, señalando expresamente a “Ecologistas en Acción” como la organización “que está más cerca de nuestras posiciones así como diversas plataformas que tratan sobre cuestiones específicas: urbanismo, modelo de transporte o respeto al medioambiente”. Por ello la conclusión de este punto, debe ser que conviene dedicar trabajo o militantes a estar en contacto con estas luchas y participar en las mismas, en los lugares en los que existan posibilidades. Al fin y al cabo, está asumido que el colapso y contradicciones del sistema capitalista se materializan de manera especial a nivel ambiental. Tal y como afirmó Fidel Castro en una de sus últimas reflexiones «ya no es cuestión de “Patria o Muerte”; realmente y sin exageración, es una cuestión de “Vida o Muerte” para la especie humana». Con lo cual, si asumimos esta idea, no podemos dejar de lado el factor ambiental en nuestro trabajo como militantes comunistas.

10

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

DOCUMENTO III LA JUVENTUD DE CASTILLA Y LEÓN. CARACTERÍSTICAS GENERALES
3.1. Para realizar una radiografía general sobre la juventud Castellana y Leonesa deberemos comenzar por analizar que es la juventud, cuantos y cuantas somos y nos distribuimos por el territorio, como vivimos y nos organizamos, cuales son nuestros problemas generales y cómo afrontarlos. Un análisis científico y preciso es fundamento sine qua non para una correcta praxis revolucionaria y este es el objetivo de este documento. Una panorámica general nos permitirá una mejor comprensión de los siguientes apartados del documento. 3.2. Somos 463.6861 las y los jóvenes entre 14 y 29 años en Castilla y León, lo que representamos un 18% de una población total 2.557.330 habitantes. Esto supone casi un 2% menos que la media estatal y muy por debajo de otras regiones o naciones del estado, fenómeno solo comparable a Asturias, La Rioja o Aragón. Este escaso número y porcentaje tanto de jóvenes como de población en general torna mayor significatividad si tenemos en cuenta que Castilla y León es la Comunidad Autónoma 2 más grande de España y la región administrativa más grande de Europa. Este elemento comienza a señalar cuales son las características de una Comunidad con escaso número de jóvenes y escasamente poblada. De estos 463.686 jóvenes casi 240.000 (239.896) son hombres y menos de 225.000 (223.790) las mujeres jóvenes. Así mismo en torno a un 11% (51.014)3 son jóvenes inmigrantes. Cifra que aun alejada de la media estatal situada en torno al 15,5%, hace necesario que las y los jóvenes comunistas prestemos especial atención a este sector de la juventud. Al analizar estas cifras y posteriores hemos de señalar la dificultad de una aproximación completamente exacta pues en los informes de la Junta de Castilla y León se incluyen en la categoría de jóvenes las personas de hasta 35 años en un intento de ocultar unos hechos que la realidad empírica se demuestra en confirmar. 3.3. Desde un análisis marxista-leninista no podemos catalogar a la juventud como una clase social. La juventud es un sector heterogéneo de la población que se desarrolla en función de las condiciones sociales, económicas e históricas, pero también una fuerza social, que presenta aspiraciones e intereses comunes. La juventud es una es una etapa de formación en la que vamos conformando nuestra concepción y visión del mundo, y 1Elaboración propia a partir de los datos del informe: “Situación Económica y Social de la Juventud en Castilla y León. Año 2009” . Los datos no
señalados a partir de ahora se sobre entiendo son extraidos de este informe, solo señalando aquellos de elaboración propia.

2 CCAA en lo posterior 3Investigación Jóvenes inmigrantes en Castilla y León www.jovenesinmigrantes.blogspot.com

11

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
definiendo nuestro papel social y político. Son precisamente estos elementos los que hacen que las y los jóvenes seamos un elemento a conquistar por los valores de la burguesía. Así podemos afirmar que a día de hoy esta etapa de aprendizaje, los valores de la clase dominante manifiestan su hegemonía entre amplias capas juveniles de Castilla y León. Partimos de que la juventud no es una clase social en si misma pero si forma parte de una clase social de forma objetiva. La mayoría de la juventud procede o es parte de la clase trabajadora y el resto de clases populares. En Castilla y León un 31% de la juventud entre 14 y 34 años son estudiantes, cifra que para el baremo entre 16 y 19 se dispara al 84%. Como ya señalamos en su gran mayoría procedentes de la clase trabajadora y está destinada a sumarse a estas clases al finalizar los estudios. Por otra parte el 55,7% de los y las jóvenes de Castilla y León son trabajadores y trabajadoras (incluyendo las paradas y parados) y el 2,3% se dedica a las tareas del hogar (siendo un 4,4% mujeres y 0,3% hombres). Aunque parezcan cifras reducidas nos indica que el patriarcado está aún enraizado entre la juventud de Castilla y León, dedicando su espacio laboral únicamente a la esfera de lo privado, del hogar. La tasa de asalarización de la juventud obrera de la Comunidad se situó en el 87,9% 4 -incrementándose con respecto a años anteriores-, y aunque situándose por debajo de la tasa media del estado (superior al 90%) es muy superior a la tasa de asalarización regional (del 77,5%)5. Esto nos indica que se está dando un proceso de proletarización de la juventud en Castilla y León, principalmente trasvasados de padres y madres provenientes de la pequeña burguesía tanto agrícola y ganadera como del pequeño comercio y producción. 3.4. Una radiografía de los y las jóvenes de Castilla y León carecería de sentido si únicamente se dedicara a lanzar los datos en abstracto, pues la juventud no vivimos en un limbo, sino que nos distribuimos en torno al territorio y este está marcado por las contradicciones del capitalismo que lo determinan. El escaso poblamiento de Castilla y León no se realiza de forma homogénea sino que presenta una serie de características que hay que analizar y, sobre todo tal y como desarrollaremos en profundidad a lo largo del documento, insertarlo dentro de criterios clasistas. Resumidamente adelantaremos que la posición que la división internacional del trabajo ha otorgado a Castilla y León como región no estratégica dentro del Reino de España es la causa de los problemas. De los cuales las clases populares y la juventud somos las principales víctimas, sin olvidar el medio ambiente. Las contradicciones entre el campo y las ciudades no dejan de aumentar, las zonas rurales se van despoblando y empobreciendo, mientras que la escasa población que va resistiendo se concentra cada vez en mayor medida en las ciudades. Así mismo los desequilibrios entre comarcas siguen aumentando, quedando algunas en riesgo de convertirse en desiertos. Las tres provincias del oriente de la Comunidad Autónoma constituyen el paradigma del vaciamiento de Castilla y León. Ávila presenta unos índices de emigración altísimos mientras los niveles de riqueza están muy por debajo del resto de la UE, Soria se constituye como el ejemplo de envejecimiento poblacional y despoblación (la zona menos poblada de Europa a excepción del territorio Lapón de Suecia y Finlandia) 4Elaboración propia a partir de los datos del informe: “Situación Económica y Social de la Juventud en Castilla y León. Año 2009”
5“El Mercado Laboral de Castilla y León y España. CCOO Castilla y León. Año 2008”

12

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
y Segovia a pesar de la cercanía con Madrid sigue corriendo un destino similar. El eje más “industrializado” Valladolid, Palencia y Burgos está siendo afectado enormemente por la deslocalización (y en el caso del norte de Palencia cierre de minas) y el campo no deja de perder población. Por su parte la zona Oeste escasamente industrializada (excepto el norte minero en “reconversión”) sigue perdiendo población a marchas forzadas. Especialmente significativo es la zona que linda con Portugal, una de las más pobres de Europa. Señalábamos que la contradicciones entre el campo y la ciudad se agudizaban y los desequilibrios aumentan, así la emigración de la juventud podemos señalar que se da de forma escalonada, del campo a la ciudad y de la ciudad a otras comunidades o países. A pesar de ser una CCAA con un gran potencial agrario en torno al 80% de la población se sitúa en el 10% de los municipios. Mientras que al contrario cerca del 90% de los municipios tienen menos de 1.000 habitantes, en los que habita un 20%. Por otra parte la ausencia de poblaciones intermedias que presten servicios en muchas comarcas dificulta la fijación de población especialmente joven. Con todo esto, es de vital importancia diagnosticar donde nos distribuimos las y los jóvenes y conocer en líneas generales las particularidades por provincia, explicadas estas principalmente en relación al modelo productivo de las mismas. Las provincias que cuentan con una mayor proporción de jóvenes son Burgos, Segovia y Valladolid, mientras que en el otro extremo encontramos a León, Soria y Zamora. 3.5. Aun así hay diferencias entre provincias y en la distribución de la juventud dentro de las mismas, elemento a analizar de cara a plantear el trabajo de la juventud revolucionaria en las diferentes zonas. Podemos ver que en Ávila la mayoría de la juventud (62%) habita en municipios de menos de 20.000 habitantes y dentro de esta categoría casi tres cuartas partes en menos municipios con menos de 5.000 habitantes. Característica explicable porque Ávila sigue siendo una provincia eminentemente agrícola y ganadera. Por el contrario Burgos al ser una provincia más industrial, el perfil de la juventud es eminente urbano. Por encima del 70% habita en municipios con más de 20000 habitantes. La juventud que habita en municipios intermedios es insignificante pero también es destacable que un 23% habita en municipios de menos de 5.000 habitantes, es decir, municipios rurales y semirurales de comarcas agropecuarias. En León la mitad vive en municipios de más de 20.000 habitantes siendo una provincia tendente a la concentración urbana. Un tercio de la juventud habita en núcleos de menos de 5.000 habitantes cifra tendente a reducirse, y es destacable el hecho de que solo un quinto habite en municipios entre 5.000 y 20.000 habitantes, este elemento junto con el anterior se explica por la destrucción de la agricultura y el cierre de las minas, mermando los núcleos poblacionales intermedios. Unas características similares las presenta la provincia de Palencia siendo los factores muy parecidos, la emigración de las zonas agrícolas y ganaderas y la desindustrialización producto de la no reconversión de la minería del carbón. La provincia de Salamanca presenta cifras de población juvenil en torno al 30 y al 25% en núcleos de menos de 5.000 y 20.000 habitantes respectivamente, superando a la que habita en las ciudades, principalmente la capital (aunque estas cifras se incrementarían si tenemos en cuenta las fluctuaciones estacionales por motivos de estudios). El fuerte

13

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
retroceso de la agricultura, ganadería e industria agroalimentaria aún no han terminado de expulsar a la juventud de estas zonas. Segovia, provincia con marcado carácter agropecuario concentra casi la mitad de la juventud en núcleos de menos de 5.000 habitantes, con muy poco peso de los pueblos y ciudades pequeños y poco más de un tercio vive en ciudades de más de 20.000 habitantes. La provincia de Soria, paradigma de la despoblación concentra su escasa juventud de una manera polarizada entre municipios de menos de 5.000 habitantes (40%) y la capital (47%). Por su parte Valladolid presenta una juventud con un carácter mucho más urbano, por la gran cantidad de población concentrada en la capital y otros importantes núcleos poblacionales donde habitan más del 60%. Por su parte las zonas rurales apenas concentran un tercio de la juventud. La agricultura y la ganadería hacen que Zamora aun tenga casi a la mitad de su juventud (44%) en núcleos de menos de 5.000 habitantes, elemento que también hace de esta provincia uno de los exponentes de pérdida de población juvenil. De los que emigran algunos lo hacen a las ciudades (39%), lo cual no detiene la sangría migratoria que está sufriendo esta provincia del occidente de Castilla y León En general podemos afirmar que más de la mitad de la juventud Castellana y Leonesa vive en ciudades y un tercio todavía resiste en núcleos de menos de 5.000 habitantes. Así mismo podemos hacer tres grandes bloques Ávila, Soria, Zamora y Segovia con una mayoría de juventud viviendo en municipios rurales o semi-rurales. Un grupo intermedio lo constituirían las provincias de León, Palencia y Salamanca en los que hay un mayor equilibrio entre las zonas urbanas y las rurales y semi-rurales. Y un tercer grupo serían las provincias de Burgos y Valladolid, con mayoría de población urbana, al ser provincias más industrializadas y contar con las dos mayores capitales de provincia de la CCAA. 3.6. La despoblación es el elemento que vehicula a todas estas contradicciones rurales y urbanas. La juventud tanto de los medios urbanos como rurales nos caracterizamos por unas características generales de inestabilidad vital, vinculadas a la falta de expectativas laborales, al paro endémico y a la despoblación constante de nuestro entorno. En el año 2000 éramos 529.426 (el 21,3% de la población) 6 las y los jóvenes de entre 14 y 29 años que vivíamos en Castilla y León, lo cual significa que en tan solo una década hemos perdido más de 65.000 jóvenes. La emigración juvenil en Castilla y León hunde sus raíces en la economía y las condiciones de vida. La destrucción de la agricultura y la ganadería, la desindustrialización y las deslocalizaciones, el paro, la precariedad y en general la inestabilidad vital producida por la falta de expectativas son los causantes fundamentales de esta emigración. El bloque dominante nos dice que en la formación está la solución a todos los problemas, pero la realidad es que una gran mayoría de los y las jóvenes que emigran son universitarios y universitarias. Ya durante la etapa de la formación más de un tercio del estudiantado (36,5%), se plantea la posibilidad de emigrar. (Juventud CyL) Desde que comenzó la crisis esta tendencia a la emigración juvenil se ha internacionalizado y miles de jóvenes de la CCAA se han ido al extranjero, aumentando un 8,7% y en algunas
6“Juventud en Cifras. Año 2000/1” INJUVE

14

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
provincias llegando al 15% como en León. Siendo el perfil predominante el de tituladas/os universitarios/as. El paro es el elemento fundamental de la emigración, un tercio de los parados y las paradas ya manifiestan su deseo de emigrar. La falta de expectativas y la destrucción de la economía rural por parte de la PAC y otras directivas de la UE es otra de las principales causas de la emigración de la juventud, siendo Castilla y León la CCAA del estado que más población rural ha perdido en los últimos tiempos, especialmente femenina. Pues el 53,4 % de las mujeres del medio rural manifestaban su deseo de abandonar Castilla y León en el año 2000, cifra que actualmente tiende a aumentar. Más allá del baile de cifras que podemos manejar, 7 jóvenes al día según Mario Bedera Secretario de Estado de Educación, o 30.000 de 1996 a 2006 según el Padrón del INE, la emigración juvenil y la despoblación es una realidad palpable. Realidad que se ve maquillada porque muchos y muchas siguen empadronadas como elemento de vinculación y por otra parte es también la emigración del desempleo, la que hace que las cifras de paro estén moderadamente reducidas en comparación con otras regiones y naciones del estado. Es paradójico que en Madrid habite 500.000 personas de Castilla y León, más que en la ciudad de Valladolid, la ciudad más poblada de la comunidad o casi tantas como en las provincias de Ávila, Palencia, Segovia, Salamanca, Soria y Zamora juntas. Así parches reformistas como las ayudas a la natalidad se han mostrado ineficaces pues no palían el principal problema, la ausencia de trabajo. 3.7. La juventud estamos sometidos a una fuente ofensiva ideológica por parte del bloque hegemónico del capitalismo que pretende alejarnos de la lucha política organizada y de la lucha de clases consciente. En una generación con escasa experiencia de lucha, que al mismo tiempo somos la primera generación que vivimos, estudiamos y trabajamos en peores condiciones que nuestros progenitores, se pretende inmovilizarnos o canalizar este malestar hacia opciones voluntaristas que no cuestionen el estado de cosas. Desde los aparatos ideológicos del estado se trata de inculcar a la juventud el pensamiento de la clase dominante, intentando naturalizar el actual funcionamiento de la sociedad y propagando un sentimiento de impotencia. De una manera encubierta pero eficaz, a través del cine o las series de televisión, los videojuegos, el deporte convertido en mercancía y el ocio consumista, consiguen inculcarnos unos valores postmodernos, esteticistas, competitivos, con un hedonismo extremo y un consumismo enfermizo. Así mismo en la esfera del “ocio” se fomenta un ocio relacionado con el consumo de drogas, que desvía a potenciales luchadores de su objetivo. La subjetividad de la juventud se construye, en ausencia de referentes cercanos, mediante los relatos del mundo que difunden los medios del capital. Ello genera grados de alienación extremos. El perfil de las y los jóvenes de Castilla y León se aleja mucho de los estereotipos de las y los castellanos y leoneses de “éxito”. Estos iconos que nos venden y en los que buena parte de la juventud se ve reflejada o toma como referente son lo más alejado de la realidad a la que nos vemos sometidos. Los jóvenes no seremos ni Albaro Benito (cantante de Pignoise) ni seremos Diegos Martín en la gran pantalla. Tampoco las jóvenes de Castilla y León seremos Martas López ni participaremos en “reality shows” o programas del corazón, ni recorreremos las pasarelas del mundo como Inés Sastre.

15

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
3.8. Pero no solo en la construcción del imaginario colectivo del querer ser y no poder ser se da la batalla ideológica. La clase dominante ha conseguido inculcar en amplios sectores de la juventud la sensación de la derrota, de la inevitabilidad y la frustración. Frases como que “la despoblación es un tópico”, “no somos competitivos”, “el carbón no tiene futuro”, “el campo tampoco”, “necesitamos empresarios que inviertan aquí”, “no hay nada que hacer”, “¿y qué le vamos a hacer? las cosas son así” constituyen el reflejo de la hegemonía de la clase dominante en el campo de las ideas. Existe un gran descontento entre la juventud, pero a día de hoy la despolitización -no saber, no opinar, no participar- y la hegemonía de lo que llamaremos “auto percepción como clase media” son la tónica general en el ámbito de la subjetividad, de la conciencia y de la identidad. El 72,1% de las y los jóvenes de Castilla y León nunca han formado parte de asociaciones, grupos, ONG o partidos políticos alegando como motivo principal que “no se lo ha planteado nunca” (19,5%), “falta de interés, motivación” (18,7%) y que “no le gustan” (17,7%). Por otro lado vemos que la participación en las elecciones es alta y el 80% de los y las jóvenes del Estado Español se declaran partidarios de la democracia burguesa como mejor sistema. Pero al mismo tiempo se observa un proceso en curso muy lento y contradictorio de la politización de la juventud derivado de la crisis capitalista y la agudización de las miserias del capitalismo. Las y los jóvenes de Castilla y León han demostrado que pueden salir a la calle. Movilizaciones como las del 15-M, contra la guerra o el Plan Bolonia lo ponen de manifiesto, pero al mismo tiempo las posiciones anti-organización o institucionalistas (beneficiosas ambas para el sistema) siguen manteniendo un amplio calado, dificultando enormemente la labor de las organizaciones revolucionarias. 3.9. A grandes rasgos esquematizaremos los principales problemas de la juventud que desarrollaremos a lo largo de los documentos. Paro y precariedad laboral, disminución de la inversión en la educación pública y aumento en la privada-concertada, elitización de la educación universitaria, destrucción del medio rural, despoblación y envejecimiento de la población, imposibilidad de acceder a una vivienda y emanciparnos, patriarcado, aumento de la pobreza, perdida de la juventud más formada, aumento extremo de la pobreza juvenil, marginación de la juventud inmigrante, destrucción medioambiental, dificultades para el asociacionismo, falta de espacios de socialización y expresión cultural y deportiva ajenos al circuito mercantilista. En definitiva podemos afirmar que a día de hoy Castilla y León se define para la juventud como paro, precariedad y despoblación. 3.10. Por otro lado señalaremos que las principales tareas de la Juventud Comunista pasan por organizar el gran descontento que hay entre la juventud. El capitalismo no ofrece futuro para la juventud y con la crisis sistémica, y ya se ha visto con el movimiento 15-M, la juventud muestra un rechazo hacia el estado actual de las cosas, pero todavía no logran identificar al capitalismo como el problema. En ese sentido la estrategia general de la Juventud Comunista tal y como hemos desarrollado en otros documentos se podrá resumir en la generación de conciencia de clase y movimiento juvenil combativo, que inserte las luchas parciales existentes y otras que están por darse en una estrategia general de lucha por la superación del capitalismo y la construcción del Socialismo. Nuestro trabajo debe ir orientado a generar una contra-hegemonía cultural en todas las esferas de la vida de la juventud que sea antagonista con el capitalismo. Haciendo ver que frente al discurso reaccionario del miedo, se antepone el revolucionario de la esperanza. Y esa esperanza pasa por saber interpretar los deseos y aspiraciones de la

16

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
juventud, haciendo calar entre amplios sectores de la juventud la idea de que sí hay alternativa al capitalismo. Pues ante lo viejo y caduco se abrirá paso lo nuevo. El futuro de la juventud de Castilla y León será comunista o no será.

17

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

DOCUMENTO IV LA JUVENTUD TRABAJADORA
4.1 Comenzaremos el análisis sobre la juventud obrera de Castilla y León, con un esbozo de la estructura productiva. La estructura productiva de Castilla y León viene marcada a grandes rasgos por su escasa importancia en el conjunto del Estado Español, los graves desequilibrios entre sectores y territorios y la tendencia a la decadencia que se agrava con la crisis capitalista. El proceso de monopolización 7 al que tiende el capitalismo es una tendencia que se está incrementando en Castilla y León. Además se caracteriza a grandes rasgos por ser una región periférica dentro del gran capitalismo europeo, una comunidad con un débil tejido productivo industrial, hasta hace poco con fuerte presencia agrícola y ganadera y actualmente centrada sobre todo en el sector servicios. Como ya analizábamos en la Conferencia de bajada del XI congreso de la UJCE la entrada de España en la UE, para formar parte del bloque imperialista europeo, ha continuado con el proceso de decadencia de la comunidad, agravado por la gestión de los gobiernos del PP y del PSOE. La agricultura y la ganadería, que en el año 2000 aun representaban el 10% del VAB autonómico, se redujo al 7,3% en 2006 8. Aun así sigue siendo superior a la media del conjunto del estado (3,1% en 2006), cuestión por la que profundizaremos sobre ello en el documento sobre la juventud del medio rural y semirural. La industria, principalmente automovilística, papelera y química, se concentra especialmente en el eje Valladolid-Burgos. Industria que hasta hace poco concentraba el 71% de V.A.B. industrial. El resto del débil tejido industrial se encuentra disperso por el resto de provincias reseñando únicamente el vinculado a la transformación agroalimentaria, o destacando algunos puntos reseñables como Béjar en Salamanca y la comarca de El Bierzo. Siendo esta última, junto con el resto de las cuencas mineras de la provincia de León y Palencia zonas en declive por el paulatino desmantelamiento del sector. Cuestión esta que, por su importancia, analizaremos también en el documento sobre el medio semi-rural y rural. La mayoría del tejido lo constituyen pequeñas empresas (el 95% de ellas cuentan con 10 empleados o menos 9) pero aun así son las grandes empresas multinacionales las que controlan el 41% del P.I.B. industrial, principalmente en las ramas industrial y energética, lo que demuestra que es el capital monopolista el que controla la economía de Castilla y León. Así empresas como la Renault, Globalia Corporación empresarial, Nissan, Michelin, Campofrío, Grupo Antolín (componentes interior automóvil fundada en burgos), IVECO, Grupo Telefónica, El Árbol, Leche Pascual, Bridgeston son las que mayor tasa de ganancia tienen.

7Los marxistas entendemos por monopolización como el proceso en el que cada vez un menor número de empresas controlan los sectores más importantes de la economía.

8Notas de Economía Regional Instituto de Crédito Oficial (ICO), 2008. Los datos mencionados en la estructura productiva
y que no contengan otra cita, están extraídos de este informe.

9

18

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
El sector energético es otro elemento importante dentro de la economía, pues Castilla y León es la segunda comunidad en producción eléctrica del Estado, generando aproximadamente el 13% del total. Destacando la energía térmica e hidroeléctrica, aunque con importante presencia de la nuclear en Garoña (Burgos) y en menor medida renovables. Este sector está también fuertemente controlado por pocas empresas tanto en su producción como en su distribución (Gas Natural, Nuclenor, Unión Fenosa, Coto Minero Cantábrico, Endesa o Iberdrola son algunos ejemplos). Castilla y León carece de un Plan Estratégico que, partiendo de la preservación de la industria existente y asumiendo la necesidad de la iniciativa pública, cree un fuerte tejido productivo industrial que fije población al territorio. La debilidad industrial y su fusión de intereses y control sobre el gobierno de la comunidad hacen que este permita despidos, cierres y deslocalizaciones a empresas con beneficios y que han recibido cuantiosas subvenciones que ahondan aun más en esta difícil situación. La construcción con el último ciclo de acumulación capitalista experimentó un auge en Castilla y León pasando de un 8,7% del VAB castellano y leones en el 2000 al 12,7% en 2006. El auge de la construcción ha estado ligado a la especulación y los pelotazos urbanísticos, derivado de la propia lógica de crecimiento anárquico del sistema capitalista, lo que ha hecho que en los últimos años haya descendido en importancia y haya sido uno de los principales causantes del paro que asola Castilla y León. El sector servicios en los últimos años aumentó del 59,1% del VAB autonómico en el año 2000 al 60,7% en 2006, aun así sus magnitudes siguen siendo relativamente inferiores a las del resto del estado. Este es un sector complejo por la gran cantidad de variables económicas que enmarca (muchas de ellas incluso ligadas a la tercerización de la industria). Si exceptuamos los servicios públicos, en líneas generales este sector ha estado dominado tradicionalmente en Castilla y León por la pequeña burguesía, pero a día de hoy, es cada vez más tendente a la concentración. Sirva como ejemplo que el pequeño comercio está desapareciendo, a la vez que las grandes empresas van ocupando sus funciones. Esto es explicable por la propia lógica del sistema, agravada por la crisis capitalista que ha hecho que en 2009 más de 2500 pequeños comercios hayan cerrado (en torno a un 6%)10. Además el impulso dado desde la UE con la Directiva Europea de Servicios, que la Junta ha aplicado en 2009, ha dejado vía libre para que en Castilla y León aumenten las grandes superficies, pues ha desaparecido el número máximo de superficie de venta en un área geográfica para la concesión de licencias comerciales. Si el capital ha tomado Castilla y León como región de segunda fila, la única alternativa que hacen los gestores del mismo es intentar “apostar” por el turismo de interior (cultural y/o religioso) y el turismo rural. Pero el mito capitalista de que la desindustrialización y el desmantelamiento del sector agropecuario se iban a compensarse con el sector servicios en general y el turismo en concreto, es falso. Porque por un lado, es un sector con escaso valor añadido, por lo tanto crea poca riqueza; por otro lado es escaso el número de visitantes. Por lo general ya sea en grandes superficies, como en la hostelería o cualquier otro subsector, el trabajo en el sector servicios es sinónimo de empleo precario. Caracterizado por la temporalidad, sin derechos, mal regulado, incumpliendo la legislación laboral, bajos salarios y largas jornadas laborales. Un elemento clave en cuanto a la vertebración del territorio, la población y la estructura productiva son las vías de comunicación y las infraestructuras. Elementos en que Castilla
10RTV de Castilla y León.

19

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
y León tiene un déficit histórico y que no tiene visos de verse superado. Las principales vías de comunicación de Castilla y León se corresponden con el trazado radial del conjunto del estado; siendo escasas aquellas de carácter autonómico, provincial o comarcal, que serían las que vertebren el territorio, especialmente en las zonas más periféricas. Elemento que cobra especial importancia en el transporte ferroviario. Las directivas de los años 80 del FMI de eliminar el tren y apostar por el automóvil tuvieron su correlato en las directrices políticas de los gobiernos del PSOE y el PP, con el desmantelamiento de la red ferroviaria. Se han cerrado la mayoría de líneas no radiales y el transporte de cercanías es prácticamente inexistente. Así mientras más del 40% de la población no tiene acceso al ferrocarril, están apostando por el AVE con los costes económicos y ecológicos que supone. Relacionado con esto se impulsan megaconstrucciones, con el objetivo de hacer de Castilla y León una zona de turismo de fin de semana o de convecciones. Esta estructura productiva que a grandes rasgos hemos definido nos hace ver a Castilla y León como una comunidad en franca decadencia, dejada por los poderes públicos y con pocas expectativas de futuro. Situación que demuestra lo anárquico de la producción capitalista especialmente en una comunidad periférica dentro del polo imperialista europeo, y el estado español. 4.2 Como ya apuntábamos más de la mitad (55,7% 11) de los y las jóvenes de Castilla y León son trabajadores y trabajadoras (incluyendo las paradas y parados). Así mismo la juventud está experimentando un proceso de proletarización, relacionado principalmente con el proceso de destrucción de las pequeñas unidades agropecuarias en propiedad y de la destrucción de la pequeña burguesía del sector servicios. Fenómeno que se intensifica con la crisis capitalista. En líneas generales la ocupación de la fuerza laboral va en relación con la estructura productiva, así el sector agropecuario ocupa 7,4% 12 de la población, aunque se viene reduciendo en los últimos años. La industria absorbe el 17,7% de los trabajadores y las trabajadoras y en la construcción laboraban en torno al 12,7%, pero desde que comenzó la crisis tiende a disminuir significativamente por los despidos masivos. El sector servicios ocupa al 62,2% de la clase. Los sectores de actividad de la juventud obrera varían con respecto al resto de la clase trabajadora. Así en la agricultura únicamente se emplean el 2,2% 13 de las y los jóvenes trabajadores, pero es reseñable que entre los 16 y los 19 años sea un 6,4%, fenómeno que se explica por el trabajo vinculado a la explotación familiar tras la conclusión de los estudios, pero que se abandona una vez superado este tramo de edad por las nulas expectativas de futuro. En la industria trabaja el 14,5%, cifra ligeramente inferior a la general. Pero es especialmente significativo el efecto llamada que tuvo uno de los sectores en los que se asentó el último ciclo de acumulación y reproducción capitalista, la construcción. Aquí llegaron a trabajar el 12,7% de la fuerza laboral juvenil, especialmente los y las más jóvenes, pues entre los 16 y 19 años representaban el 22,4%. Jóvenes procedentes en su mayoría de un pronto abandono de los estudios, directos al mundo de
11Situación Económica y social de la Juventud en Castilla y León. Año 2009 12Notas de Economía Regional Instituto de Crédito Oficial (ICO), 2008 13Situación Económica y social de la Juventud en Castilla y León. Año 2009. En el resto de tesis será el documento de referencia, a no ser que se indique lo contrario.

20

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
la precariedad laboral y a día de hoy del paro. La mayoría de la juventud un el 63,8% trabaja en el sector servicios. Pero si para la agricultura, la industria y la construcción la mayoría de la juventud trabajadora es masculina, para los servicios este fenómeno se invierte, reproduciendo los elementos patriarcales de sectores feminizados (ligados a los cuidados, la cara al público, etc…) y masculinizados (trabajos más ligados a la “fuerza física”). La precariedad laboral, los bajos salarios y las pésimas condiciones laborales son las características de este sector, lacras capitalistas que por tanto afectan en mayor medida a las jóvenes trabajadoras. Como ya analizábamos, la estructura productiva está muy vinculada en la distribución geográfica, así las provincias más agrarias como Ávila (4,6%), Zamora (4,4%), Palencia (4,3) y Soria (3,7%) son las que ocupan un mayor número de jóvenes que trabajan en la agricultura, mientras que en aquellas más industrializadas esta tendencia también se confirma, destacando Palencia (24,7%), Burgos (19,2%) y Valladolid (14, 4%), estando el resto muy por debajo. Aunque es reseñable el hecho de que en Soria trabajen el 21,3% de las y los jóvenes en la industria, provincia que junto con Palencia, compensa estos índices, tanto industriales como agrícolas, con una población joven en la que únicamente en torno a la mitad de trabajan en los servicios. 4.3 Merece atención especial el sector de la juventud que trabaja como autónomos y autónomas. Este sector en el que se enmarcan en torno al 12,1% de la juventud de Castilla y León es complejo. Por un lado encontramos una parte importante de estos que creció en torno a las necesidades del último ciclo del capitalismo, ligados a la construcción. Estos son trabajadores y trabajadoras encubiertos o subcontratados a los que las empresas contratan ahorrándose la seguridad social, pudiendo despedirlos sin coste alguno y consiguiendo extraer una mayor tasa de plusvalía de las y los mismos, además de conseguir que su posición de clase se identifique con la pequeña burguesía y no con los intereses de la clase obrera, que es realmente a la que pertenecen.. Por otro lado nos encontramos un pequeño número de autónomas/os “reales” ligados en el medio rural, a la agricultura y los servicios, y un número menor en el entorno urbano ligados/as al sector servicios. Este segundo grupo como ya analizábamos en la estructura productiva de Castilla y León, están inmersos en una tendencia generalizada hacia la proletarización, abandonando su condición de pequeña burguesía para engrosar las filas del paro y buscar trabajo por cuenta ajena. Fruto de la crisis capitalista este sector de la juventud está cayendo en las garras del desempleo en mayor medida que en el resto del estado, así por ejemplo durante el último trimestre de 2010, 37 autónomos de entre 20 y 39 años quedaron desocupados, principalmente en la construcción y la agricultura, correspondiéndose con los fenómenos que hemos descrito anteriormente. 4.4 La precariedad es la tónica general de las obreras y obreros jóvenes de Castilla y León. Nos desenvolvemos en unas condiciones laborales en las que la temporalidad, los bajos salarios, las largas jornadas, los accidentes, las pésimas condiciones laborales, la falta de derechos y la dificultad para la organización y la sindicación son la tónica común. La precariedad laboral es un elemento transversal que afecta al resto de esferas de la vida, produciendo una gran inestabilidad vital en las y los jóvenes. La precariedad dificulta la conformación de un proyecto autónomo de vida y la planificación de un futuro. Pues supone una gran tarea a la hora de la emancipación, pero también en la esfera del ocio y las relaciones sociales. Estos elementos que la crisis capitalista está aumentando y son

21

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
comunes al resto de la juventud del Estado, para el caso de Castilla y León se amplifican, pues la falta de expectativas de futuro ya se constataban anteriormente. Apenas poco más de la mitad de la juventud (56%) tiene un contrato de trabajo indefinido, mientras que más del 30% trabajan con contratos temporales. Siendo eventuales el 18,9 y de obra y servicio 11,2%, a los que podríamos añadir buena parte de las y los falsos autónomos, que pueden ser despedidas/os simplemente con no contratarla/os de nuevo y el 1% que según las estadísticas oficiales trabaja sin contrato. Si a simple vista pudiera parecer que los contratos indefinidos han aumentado (48,2% en 2007) y la temporalidad ha disminuido con respecto al 38,6% de 2007, la realidad que esconden estos datos es la de la ola de despidos directos e indirectos a través de la no renovación de contratos temporales y la no contratación de los y las falsas autónomas. La tendencia es a aumentar la precariedad y temporalidad, ya que 9 de cada 10 contratos que se están creando en Castilla y León son de carácter temporal. Otro factor a tener en cuenta es el aumento de bonificaciones que tanto Junta como Estado dan a la patronal por la contratación indefinida, mientras facilitan las condiciones para los despidos. Especial relevancia merece que la tasa de temporalidad en el sector público haya aumentado hasta alcanzar el 27,6% (más de 54.000) y con una duración media de 73,1 días. Si en los últimos tiempos estamos asistiendo a una fuerte campaña ideológica en contra de las y los funcionarios por el único motivo de serlo, este elemento junto que un porcentaje cada vez mayor están por debajo del mileurismo, valdría para desmontar tales argumentos, pero es necesario resaltar que no son privilegios sino derechos conquistados. Las largas jornadas laborales son generalizadas entre la juventud, por una parte las jornadas superan ampliamente las 8 horas y por otra parte las y los jóvenes junto con las mujeres son los colectivos que en mayor medida son obligados a realizar horas extras, muchas veces incluso saltándose los convenios colectivos (así por ejemplo se calcula que en la industria cárnica en Salamanca se hacen 1 millón de horas extras ilegales al año). Las horas extras esconden un aumento de la plusvalía absoluta, perjudican la salud de las y los trabajadores y encubren las necesidades de contratación que tiene la empresa y que cubre con la sobreexplotación de la plantilla actual. A pesar de que la crisis y los despidos masivos en Castilla y León no han dejado de aumentar. Además muchas de ellas no son pagadas así a nivel del estado las y los trabajadores dejaron de percibir ingresos por un total de 2,5 millones de horas extras14. La temporalidad, la rotación de contratos, la falta de experiencia, las nulas medidas de seguridad, hacen que la juventud seamos quienes sufrimos en mayor medida esta forma de terrorismo patronal. Las y los jóvenes de entre 16 y 25 años somos el 6% y sufrimos casi el 12 % de los accidentes (11,72 %) 15. Las y los jóvenes con contratos inferiores a 6 meses, baja cualificación y empresas de menos de 50 trabajadores (con mayor tasa de subcontratación y contratación por ETT´s) son los que mayor número de accidentes sufren. Elementos que guardan especial relación con la estructura productiva de Castilla y León.

14Informe: “La evolución del tiempo de trabajo”. UGT. 2011 15Observatorio juventud. UGT.

22

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
4.5 El paro juvenil en Castilla y León llega al 40% 16. Si ya en tiempos anteriores a la crisis la juventud de Castilla y León arrastraba un paro superior al resto de la clase, durante esta, el colectivo juvenil hemos aumentado enormemente. Las personas menores de 25 años son las que lo están sufriendo en mayor medida los efectos de la producción anárquica del capitalismo (entre 20 a 24 años 23.900 ocupados/as menos y 8.100 entre los 16 y 19 años17). Así los y las jóvenes (especialmente entre 16 y 19 años) junto con las personas de más de 55 años son los que sufrimos en mayor medida la lacra del paro. Una parte importante de los y las jóvenes despedidos no se les pagó siquiera indemnización, ya fuera por tener un contrato en prácticas o porque su contrato temporal simplemente no fue renovado cuando llegó a su fin. El paro juvenil experimentó una feminización durante los últimos años en Castilla y León, cifra que si bien a día de hoy tiende a reducirse, es superior a la masculina. El patriarcado, como analizaremos más adelante, sigue muy presente en las relaciones laborales en Castilla y León. Existe actualmente una dura ofensiva en la esfera de las ideas contra la juventud, enfocada en dos flancos principales, por un lado se nos acusa de ser la generación “ni-ni” (ni queremos estudiar, ni trabajar), por otra parte se recurre a la poca formación para explicar el paro y la precariedad juvenil. Estas dos ideas son falsas. Pues entre los jóvenes residentes en Castilla y León que trabajan o han trabajado, el 80,0% no ha dejado nunca su trabajo por motivos personales y la mayoría que lo ha tenido que dejar son por motivos personales o porque se vieron obligados a hacerlo. Por lo que el mito de una generación que ni estudia ni trabaja, por motivos voluntarios, es eso, un mito, no una realidad palpable. Aunque es cierto que existe otro elemento que podríamos caracterizar como generación ni-ni-ni, no tenemos ni trabajo, ni derechos, ni futuro. Otra de las consignas dentro de la ofensiva ideológica es la culpabilización del parado y la parada por su situación, es la de la escasa formación, pero los datos revelan que somos la generación más formada de la historia, a pesar de lo cual, en Castilla y León a mayor nivel de estudios las y los jóvenes tardamos más tiempo en encontrar trabajo, luego es otro mito que se cae por sí mismo. A pesar del baile de cifras, y el maquillaje que se hace estas en las estadísticas oficiales una realidad palpable es que el paro juego un papel fundamental la de presionar “durante los períodos de estancamiento y prosperidad media, sobre el ejército activo de obreros y frena sus reivindicaciones durante el período de superproducción y paroxismo”. 18 4.6 El paro y la precariedad laboral hacen que la emancipación juvenil sea extremadamente difícil, a lo que hay que añadir los bajos salarios. La mitad de la juventud que trabaja (según el informe de la situación de la juventud de Castilla y León) cobra menos de mil euros, aunque el porcentaje seguramente sea mayor pues encontramos un 7% que no sabe o no contesta. Pero la realidad es que el 78.3% no llegan a 1.500 euros. Estos datos hacen que las y los jóvenes de Castilla y León tengamos que dedicar el 42,7%19 de los ingresos a la compra de vivienda, es decir que deberíamos cobrar una
16Encuesta de Población Activa (EPA). Primer trimestre de 2011 17Informe “Tres años de crisis en el mercado laboral de Castilla y León” CCOO Castilla y León 18Karl Marx 19Observatorio Joven de la Vivienda. Cuarto trimestre de 2010.

23

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
media de 1.700 euros mensuales (un 42,39% superior) para poder acceder a una vivienda sin superar el 30% de endeudamiento que exigen los bancos. Esto produce que únicamente el 42,39% de la juventud esté emancipada –por debajo del resto estado-. Las y los jóvenes desde que decidimos comenzar un proyecto de vida nos encontramos, y ya para el resto de la vida, atados a la hipoteca. La hipoteca cumple varias funciones, como la de extraer plusvalía de los trabajadores en el futuro, el traslado de los efectos de la crisis a las familias y producir un vínculo disciplinario en el trabajador y trabajadora joven, por el miedo al despido. La crisis capitalista está suponiendo que miles de familias estén sufriendo desahucios por impago, entre ellos numerosos jóvenes, los cuales se han visto obligados a acudir de nuevo a la residencia familiar. 4.7 A pesar de las pésimas condiciones laborales y de vida, y a la vez producto de estas, la afiliación sindical y participación en la lucha obrera del colectivo juvenil es baja. Hay tres factores esenciales que explican esto, la estructura laboral en la que se desenvuelve la juventud, la hegemonía de los valores neoliberales entre amplios sectores de la juventud y el papel de los sindicatos mayoritarios. Una parte importante de los y las jóvenes trabaja en empresas pequeñas, la precariedad, la temporalidad, la rotación de contratos, la subcontratación, las hipotecas y el paro son elementos que dificultan la sindicalización, pero no son los únicos. Por otro lado un sector importante (pero que tiende a reducirse por la extensión de la precariedad a amplias capas de la clase trabajadora) aun cuenta con un colchón familiar que hace que estos dramas laborales no estallen, por otra parte la juventud que por edad no ha tenido experiencias de lucha se encuentra con una clase que no ha salido de la subjetividad de la derrota. Además la educación ha jugado un papel importante en la asunción de los valores neoliberales por parte de amplios sectores juveniles. Llegando a enfrentarse a las condiciones laborales desde la resignación, la asunción y la indefensión. Un tercer elemento es el papel que en líneas generales han jugado los sindicatos mayoritarios derivado de la pérdida de su carácter de clase. Esto se produce desde el momento que negocia sus propios intereses como organización por encima del de los afiliadas/os y del de todos/as los trabajadores/as que no tienen cabida dentro de él, la profesionalización de sus estructuras (impidiendo o dificultando la participación), y la pérdida de la independencia al insertarse en el aparato del estado por una parte y el abandono del binomio movilización-negociación. Al no oponer resistencia ante los ataques y firmar acuerdos está legitimando las políticas empresariales (disfrazando de acuerdo lo que en la práctica es una imposición patronal). Además no han sabido adaptarse a los nuevos modelos de las empresas porfordistas. Incluso en sectores de alta sindicalización y tradición de lucha como el automovilístico o la minería, u otras grandes empresas en las que mejor se desenvuelven, la actitud claudicante aceptando condiciones a la baja o ERE´s han hecho que su tasa de afiliación entre la juventud trabajadora no se asemeje al resto de la clase, ya de por si bajos. Así la juventud no percibe a CCOO y UGT como herramientas útiles, (tampoco a los sindicatos más pequeños), y si se afilian a estos lo hacen pensando en los servicios de asesoría laboral. Con la crisis capitalista, la respuesta de los sindicatos ante esta, el paro y la ofensiva antisindical lanzada por los medios, una parte importante de la juventud sindicalizada ha dejado su afiliación. Ante estas perspectivas las y los jóvenes comunistas debemos actuar en tres direcciones principales, por un lado hacer ver que por ser jóvenes no tenemos por qué tener peores condiciones laborales, ver la necesidad de la organización para la defensa y mejora de las condiciones de trabajo y de vida y la participación en los sindicatos para, por un lado hacer que se adapten al modelo

24

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
productivo en el que trabajan los jóvenes y por otro volver a dotarlos del contenido de clase y la perspectiva transformadora que fueron perdiendo a la par que la influencia de las y los comunistas dentro de los mismos (especialmente CCOO) fue descendiendo. 4.8 La escasa respuesta ante los primeros efectos de la crisis capitalista, fue el detonante para que el capital lanzara su ofensiva contra la clase trabajadora. Estos se han manifestado en dos elementos fundamentales los recortes de derechos sociales y laborales y las privatizaciones, todo ello entrelazado con una fuerte campaña ideológica para legitimarlos. Los recortes, que no han hecho más que empezar, tienen el objetivo de trasladar los efectos de la crisis capitalista a la clase obrera y que la juventud está sufriendo especialmente, así como afrontar el nuevo ciclo de acumulación capitalista (que aun no ha comenzado pues el capital todavía no sabe qué sector lo liderará) en mejores condiciones para sus intereses. La reforma laboral abarata y facilita el despido (que ya es libre), está aumentando la precariedad y la temporalidad, mantiene al sector de la investigación en precario y da más competencias a las ETT´s. La reducción de plazas en la función pública y la bajada salarial perjudica a la juventud trabajadora, condenándola a más paro y precariedad. La reforma de la negociación colectiva busca una individualización de las relaciones laborales y dificultar el accionar colectivo de la clase trabajadora y sus organizaciones. Especial incidencia en la juventud de Castilla y León tendrá la reforma de las pensiones. Esta medida supondrá más paro juvenil, pues al impedir la incorporación de nuevos trabajadores al mercado laboral y dificultar la salida del mismo no habrá relevo generacional (envejecerá el mercado laboral); lo que obligará a la juventud a permanecer parada, aceptar empleos muy precarizados o emigrar, aumentando la despoblación que asola a Castilla y León. Así mismo supone de facto la negación del derecho a la jubilación y a una pensión digna, pues si hoy el 40% de la juventud de la CCAA está en el paro y el 95% de los contratos que firman son eventuales, será imposible cotizar 35 o 37 años como marca la “reforma” (pues para ello deberíamos empezar a trabajar antes de los treinta y estar cotizando de forma ininterrumpida). Con esta medida la juventud no tendremos derecho a una pensión pública. El objetivo es abrir al capital privado el “negocio” de las pensiones para ir progresivamente desmantelando paulatinamente el sistema público. La supresión de ayudas sociales (como el “Cheque Bebé” o la cobertura de los medicamentos), el aumento del. IVA y otras medidas afectarán enormemente a la juventud, las privatizaciones y otras medidas, propiciarán una mayor absorción de plusvalía indirecta, mermará los salarios y precariza las condiciones de vida. Las privatizaciones de las cajas, y otros servicios públicos como la sanidad avanza en Castilla y León. Se está comenzando por privatizar y “externalizar” servicios, recortes presupuestarios, la degradación del servicio, integrar al capital bancario, privatizando hospitales construidos con dinero público y el copago ya está siendo “estudiado” por la Junta de Castilla y León. Las privatizaciones suponen una acumulación por desposesión, es decir, el enriquecimiento de unos pocos y la privación a la sociedad de servicios elementales. 4.9 La realidad de paro y precariedad que afecta al conjunto de la clase trabajadora y los sectores populares, unidos a la cada vez menor presencia de servicios sociales y los bajos salarios están disparando las tasas de pobreza juvenil. Castilla y León que ya en

25

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
2006 era la CCAA con mayor tasa de pobreza el (21,2% 20) de la población), y con casi un 5% de pobreza severa, elementos que la crisis capitalista están profundizándose. Las demandas de atención en las entidades de acción social han aumentado más de un 40% , y un 60% las intervenciones de ayuda económica, especialmente las que lo hacen por primera vez, es decir, ciertas capas de la clase obrera están experimentando un proceso de pauperización, anteriormente solo vinculado a los estratos más bajos y marginados. El perfil de la pobreza tiene rostro joven, el 44,1% del total de las y los pobres en España tienen menos de 25 años. Si atendemos a la pobreza extrema, que en Castilla y León es alarmante, más del 65% del colectivo tienen menos de 25 años. Además la pobreza está experimentando un proceso de feminización, que junto con los y las migrantes y las personas del medio rural son los cuatro pilares de la pobreza en Castilla y León. En Castilla y León el 44 % de los hogares tiene ingresos de menos de 1500 (y el 20% menos no llega a mileurista). Estos bajos salarios unidos al paro masivo que afecta a la juventud, están haciendo que aumente la economía sumergida y los y las jóvenes que trabajan sin contrato, aumentando la sobreexplotación. Por otro lado, aunque es cierto que una parte importante de la juventud tiene un colchón social que les permiten sobrevivir, la precarización general de las condiciones laborales y vitales de la clase obrera y populares, están haciendo que las redes sociales están disminuyendo y mecanismos de protección (derivados de los recortes de los últimos años). 4.10 La Juventud Comunista tiene como máximo objetivo la supresión del capitalismo y la construcción del socialismo, único sistema social capaz de garantizar el futuro de la juventud de Castilla y León. Aún así contamos con una tabla reivindicativa para el conjunto de la juventud de Castilla y León. Al conjunto de reivindicaciones que hemos expuesto en los Documentos del XI Congreso de la UJCE, y de la Conferencia Sectorial de Obreras y Obreros Estatal (OSO), añadiremos las reivindicaciones más concretas de Castilla y León: ●Creación de un fuerte tejido industrial de carácter público con puestos de trabajo dignos. ●Nacionalización de los principales sectores económicos de Castilla y León, especialmente minería, construcción y obras públicas, transporte y eléctrico. ●Cierre de la Central Nuclear de Garoña. ●Prohibición por parte de la Junta de Castilla y León de las deslocalizaciones de empresas y denegación por parte de la Junta de los ERE´s. Nacionalización inmediata de las empresas que así actuasen. Fin de las subvenciones a las empresas privadas. ●Derogación de la aplicación en Castilla y León de la Directiva Europea de Servicios. ●Impulso del ferrocarril y las infraestructuras y medios de transporte que vehiculicen el territorio, especialmente en las zonas más desfavorecidas y/o periféricas. ●Creación de empresa pública de construcción, dirigida al saneamiento y mejora de las infraestructuras locales así como la construcción de Viviendas de Protección Oficial en alquiler a bajo coste para la juventud.
20II Foro Social “Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social”. 15 de Junio de 2009-

26

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
●Fin de la temporalidad y la precariedad en el sector público. No a las rebajas salariales en la administración pública. Fin de las subcontrataciones en la función pública. ●Paralizar las privatizaciones, tanto directas como encubiertas, y reversión de las ya privatizadas. ●Aumento del gasto público y ayudas sociales dirigidas a la clase trabajadora y clases populares y la juventud. Fortalecimiento de los servicios públicos, especialmente los sociales, la sanidad y la educación. ●Plan de fortalecimiento de las zonas económicamente más débiles, contra la emigración rural y juvenil y por el mantenimiento de la industria, la agricultura, la minería y la ganadería. 4.11 Las tareas principales a las que se debe enfrentar la Juventud Comunista en Castilla y León, emanan de los Documentos del X Congreso de la UJCE y de la OSO. Además puntualizaremos las relativas a nuestra comunidad autónoma. Estos son generales y serán concretadas en documentos, informes y campañas del Comité Regional de la UJCE de Castilla y León: ●Extender la conciencia de clase entre la juventud trabajadora, la necesidad de la solidaridad obrera, difundir la necesidad de la organización, sindicalización y la lucha para la mejora de las condiciones laborales y vitales. ●Apoyo, fomento e intervención directa en los conflictos laborales dando protagonismo a la juventud. ●Campañas como UJCE, así como el impulso de plataformas juveniles de lucha contra el paro, la precariedad, la emigración juvenil y la despoblación. ●Lucha decidida e impulso de plataformas generalistas y juveniles, contra las privatizaciones, las medidas antiobreras y contra las clases populares por parte de la Junta o cualquier otro gobierno. ●Partir de las luchas concretas para extender la idea de que las causas de los problemas de la juventud no son por la mala gestión de tal o cual gobierno en particular, sino del propio sistema capitalista en general. Es fundamental que la juventud comprenda que el capitalismo no tiene nada que ofrecer a la juventud de Castilla y León. ●Trabajar en las secretarías de juventud de Comisiones Obreras. ●Sectorialización de los colectivos de obreras y obreros, para poder incidir con mayor fuerza en el movimiento obrero y sindical. ●Difundir entre amplias capas de la juventud la idea de que si se puede luchar y vencer y que el capitalismo no es el único sistema posible. La alternativa de lucha por el Socialismo debe situarse como el horizonte hacia el que avanzar por amplias capas de la juventud de Castilla y León.

27

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

DOCUMENTO V LA JUVENTUD DEL MEDIO RURAL Y SEMIRURAL
5.1 Las características generales de la juventud rural de Castilla y León son las de una juventud tradicionalmente castigada por el sistema y sus gestores, pero también olvidada por las y los comunistas que no hemos sido capaces de articular un análisis y una política decidida para incorporarla a la lucha contra el capitalismo. Este sector de la juventud tiene un papel destacado en Castilla y León, pues a pesar de estar en retroceso, el medio rural de Castilla y León aun tiene un peso destacado en la CCAA. En este documento analizaremos a la juventud rural como aquella que vive en zonas rurales y semi-rurales. La primera, que habita en municipios de menos de 5.000 21 habitantes representa un tercio de la juventud de Castilla y León, siendo la segunda (aquella que habita en municipios intermedios) inferior en número, pero representando en conjunto casi la mitad de la juventud. La juventud del medio rural tiene unas características diferentes en función de la realidad en la que se desenvuelve. En el medio rural y semi-rural de Castilla y León se pueden constatar varios sectores económicos: la agricultura, la ganadería, el sector forestal, el turístico y el energético. Por ello analizaremos dos grandes sectores en la juventud rural, aquella que vive en zonas de predominante carácter agropecuario y otras comarcas vinculadas a la minería extractiva del carbón. A pesar de que la estructura productiva y clasista difiere de unas zonas a otras, hay una serie de elementos que vehiculizan los problemas de este sector de la juventud: el monocultivo económico de estas zonas y la falta de expectativas de futuro y la tendencia al paro o a la emigración a las zonas urbanas (dentro y fuera de la CCAA) o a poblamientos rurales de mayor tamaño. La lógica del imperialismo y la construcción del polo imperialista europeo (UE) están en la base de los problemas que sufre la juventud de estas zonas. El modo de producción capitalista destruye fuerzas productivas, incluso a expensas de los intereses y necesidades de las personas, con tal de garantizar los beneficios del capital. 5.2 Agricultura y Ganadería 5.2.1 Castilla y León ha sido tradicionalmente una zona predominantemente agropecuaria, disponiendo de 5.783.831 hectáreas cultivables, que representan más de la mitad del territorio. Aún así, diversos factores que iremos analizando a lo largo del documento han hecho que la agricultura y la ganadería, que en el año 2000 representaban el 10% del VAB autonómico, se redujeran al 7,3% en 2006 22. Aun así sigue teniendo un gran peso representando el 12.5% del conjunto del estado. A nivel general Castilla y León destacan los cultivos cerealísticos y la remolacha azucarera, que a pesar de ser productos básicos, son considerados “excedentes” por lo que han sido fuertemente atacados por las decisiones de la UE. Además a pesar de
21Elaboración propia a partir de los datos del informe: “Situación Económica y Social de la Juventud en Castilla y León. Año 2009”

22Notas de Economía Regional Instituto de Crédito Oficial (ICO), 2008.

28

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
contar con zonas especialmente productivas como la provincia de Valladolid, Burgos, Tierra de Campos y el Valle del Esla, las producciones son principalmente de secano y la construcción de infraestructuras de regadío ha sido escasa, por lo que únicamente representan el 10% de la superficie cultivada. Por su parte la ganadería también sufre los efectos de las políticas de la UE, pues destacan las producciones de ovinas, bovinas y porcinas. La continua destrucción de forma directa o indirecta de las pequeñas y medianas explotaciones agropecuarias hacen que la juventud del medio rural no encuentre futuro en este sector y se vea abocada a la emigración. En la agricultura únicamente se emplean el 2,2%23 de las y los jóvenes ocupados de Castilla y León, pero es reseñable que entre los 16 y los 19 años sea un 6,4%, fenómeno que como ya indicamos se explica por el trabajo vinculado a la explotación familiar tras la finalización de los estudios, pero que se abandona una vez superado este tramo de edad por las nulas expectativas de futuro. 5.2.2 El sistema de producción agropecuario en Castilla y León ha estado basado en las pequeñas explotaciones familiares. Con la entrada en la UE y la puesta en marcha de la Política Agraria Común (PAC), comienza el proceso de destrucción de la pequeña y mediana agricultura y ganadería y su adaptación a las necesidades de los monopolios internacionales. Lo que se busca es el paso de un modelo de pequeñas explotaciones a un modelo de concentración de la propiedad de las explotaciones. A partir de los años 90 y con el tratado de Mastrich se profundiza la orientación hacía los intereses de los monopolios de la agricultura, hacia la liberalización del sector (mediante la aplicación de los acuerdos de la OMC), con lo que se destruye a la pequeña burguesía agrícola en beneficio de los intereses de las grandes empresas y se pone la agricultura y la ganadería a disposición de los intereses del comercio internacional y no de las necesidades de la población, se destruye la soberanía alimentaria. Estas medidas son una de las causas principales del abandono de la economía rural, pero estos efectos se profundizarán más si cabe, pues la nueva reforma de la PAC enmarcada dentro del Objetivo Estratégico “Europa 2020”, supondrá la destrucción del ya escaso futuro de las y los pequeños agricultores y ganaderos y por ende de las y los jóvenes que podrían optar a seguir trabajando en el campo. Siempre con el objetivo de trasladar la soberanía alimentaria a los grandes productores y exportadores agrarios (concentrados en los países que lideran la construcción del bloque imperialista Europeo, principalmente Francia o Alemania) cuyos intereses no coinciden con los de las pequeñas y medianas explotaciones agropecuarias de Castilla y León. Pero si de un pequeño grupo de unas 300 explotaciones monopolizadas y de terratenientes que son los que controlan gran parte de la producción y subvenciones en España. Las medidas y consecuencias principales de esta nueva revisión de la PAC serán las siguientes: ●Un fomento del monocultivo (cantidad frente a la calidad y seguridad alimentaria), se pone freno a la diversificación, con las negativas consecuencias para el medioambiente. ●La PAC, que representa el 40% del presupuesto de la UE, destina la mitad de este presupuesto al 5% de los y las destinatarias, lo que supone el apoyo a los y las grandes terratenientes y grandes empresas. Este elemento seguirá profundizándose y con él, la concentración de la propiedad de la tierra en pocas manos.
23Situación Económica y social de la Juventud en Castilla y León. Año 2009. Junta de Castilla y León.

29

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
●Supedita la producción agrícola, no al consumo local sino al comercio internacional, con la pérdida de soberanía alimentaria. El qué se produce y cuanto se produce no se hace en función de las necesidades alimentarias sino de los monopolios. La mercantilización agropecuaria se profundizará. ●No aborda el problema de los precios que perciben las y los agricultores, con lo que los monopolios y los intermediarios son los que establecen los precios, lo que continuará con la concentración de la propiedad y la destrucción de miles de unidades agropecuarias en Castilla y León que venden por debajo de los costes de producción. ●Los países que dominan la UE y sus monopolios que controlan los bancos de semillas, los productos fitosanitarios y la distribución, persiguen un traslado de la renta final agraria a sus países desde los periféricos, entre los que se encuentra España y Castilla y León. ●Propugna el desacople total (desvinculación de las ayudas a la producción y sin obligar a producir ni a declarar la producción), lo que repercutirá en el mayor abandono del campo, pues se fomenta el abandono de la actividad y el desmantelamiento de las unidades productivas. Pero por otra parte se requiere que las tierras estén disponibles, con lo cual también favorecerá la especulación, es decir que estén a disposición para cuando los mercados lo demanden y no las necesidades de las personas. ●Al estar la PAC al servicio de los monopolios, la nueva reforma no aborda el problema de las rentas que perciben las y los agricultores y ganaderos y ganaderas (un 50% por debajo de los de la media de la UE). ●Se recortan el 10% las ayudas directas a las personas que laboran en el sector agropecuario para trasladarlo al segundo pilar, denominado “política de desarrollo rural”. Muchas de estas ayudas caerán en empresas en las que algunos de los y las agricultoras trabajen (con trabajos precarios), o en el turismo rural. Sin embargo, los ingresos y empleos creados en los centros de turismo rural son muchos menos de los que se perdieron en la economía rural. Los principales beneficiarios serán especuladores y cadenas de turismo rural. ●Además la congelación de las ayudas hasta 2013 supondrá que el efecto de la inflación puede reducirlas en un 35% lo que supondrá un nuevo cierre masivo de pequeñas unidades agropecuarias. ●Se producirá un aumento lineal del 1% anual de las cuotas lecheras, lo que perjudicará a los y las pequeñas ganaderas, ya que países con excedente, inundan nuestro mercado con sus productos a bajo precio, lo que obligará a cerrar cientos de explotaciones lecheras al tener que vender por debajo del coste de producción. ●Se eliminarán los mecanismos que existen para proteger la producción autóctona en concepto de derechos de importación, subsidios a la exportación, etc. Con estas reformas se mejorará la rentabilidad de la industria alimentaria que garantice materias primas más baratas, a expensas de las cooperativas de pequeños agricultores y las y los consumidores. La PAC en Castilla y León deja ver a las claras la clara orientación en contra de la juventud rural y los pequeños y medianos agricultores. Los datos de 2009 de estas ayudas en Castilla y León, confirman los efectos del desacople que fomenta el abandono de las explotaciones, así los el 58% 24 de los beneficiarios del
24“Situacióneconómica y social de Castilla y León en 2009”. Consejo Económico y social de Castilla y León.

30

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
FEOGA no tienen la agricultura como actividad principal. Además la distribución de las ayudas en cada vez menos agricultores/as se confirma, pues a pesar de aumentar las ayudas un 6,3%, el número de beneficiarios/as continúa reduciéndose y en 2009 lo ha hecho en 1.646 productores, la mayor parte de los cuales (el 63%) ejercen la agricultura a título principal. Se percibe como se concentran las ayudas y se prioriza el abandono de los cultivos y ganaderías por parte de la UE. 5.2.3 La monopolización del sector agroalimentario de Castilla y León ejerce un control sobre la producción y los precios que perciben los campesinos y campesinas, y es otro pilar del abandono de la producción y la proletarización creciente de pequeños y medianos productores agropecuarios. Las principales empresas que actúan en Castilla y León son Cadbury (Cacao), Campofrío (productos cárnicos), Danone (lacteos, agua embotellada y galletas), Grupo Helios (confituras y elaborados de fruta), Kraft Foods INC (diversos, entre ellos lacteos), Nestle (diferentes productos), Pascual (bebidas, destaca en Lacteos), Pepsico (alimentación y bebidas), Grupo Siro (galletas), Sara Lee (variedad de productos), Central lechera vallisoletana, Grupo Gullon, Queserías Entrepinares, Biocarburantes de Castilla y León, Agroalimentación Medoza Perez, Lactiber o Ebro Puleva, entre otras. Por otro lado el impulso dado desde la UE con la Directiva Europea de Servicios, que la Junta ha aplicado en 2009, ha potenciado las grandes superficies y las multinacionales de la distribución de alimentos, con el resultado de una mayor entrada de productos de otros mercados. La soberanía alimentaria se traslada a las grandes corporaciones, en detrimento de los y las productores y las necesidades alimenticias locales. En el año 2009 mientras se continuaba con la destrucción de miles de pequeñas explotaciones agropecuarias de Castilla y León, el único sector donde aumentó las importaciones fueron los “productos del reino vegetal” (un 12,5%)25. Un claro ejemplo de lo que supone la PAC lo constituye la Compañía Ebro Puleva, convirtiéndose en uno de los grupos que constituyen la elite de beneficiarios de la PAC (Azucarera Ebro recibió con 6126 millones de Euros fue el líder de estas “ayudas” en 2010, recibiendo más que la propia Junta de Castilla y León o que 13.000 agricultoras/es juntos/). La cual ya controla el 80%27 de la producción y venta de azúcar, el 40% del arroz y el 15% de la leche líquida. 5.2.4 Los efectos de estas políticas demuestran que si están sirviendo a los objetivos que se han propuesto (no a los que dicen servir), el mayor control que ejercen las grandes empresas hacen que los costes de producción son insostenibles para las y los pequeños y medianos agricultores y ganaderos. Los suministros agrícolas, los precios de fertilizantes, pesticidas, piensos y semillas, (controlados por multinacionales), el combustible y la maquinaria agrícola no han dejado de subir, mientras que en el lado opuesto los precios percibidos por los y las agricultoras y ganaderas no ha hecho más que bajar. Solo en 2009 descendieron un 20% de media en Castilla y León, llegando al 58% en productos como la patata. Por otro lado el precio de venta al público multiplicaba
25“Situacióneconómica y social de Castilla y León en 2009”. Consejo Económico y social de Castilla y León.

26“Una injusticia llamada Pac”. Veterinarios sin fronteras.

27Goliat contra David. Quién gana y quién pierde con la PAC en España y en los países pobres. Informe de Intermón Oxfam.

31

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
por más de cinco28 el precio recibido por los agricultores y ganadero, el intermediaje distribuidores que para este mismo año. Los informes que realizan organismos ministerial o la Comisión Nacional de Competencia, sirven únicamente para contemplar el ascenso de los precios, pero no interviene para reducirlos y garantizar unos precios que garanticen un nivel de vida suficiente a las y los agricultores y ganaderos. Es un órgano al servicio del libre mercado, para ver las ganancias y las confianzas de los “mercados”, mientras que de forma desafiante ser ríe de las y los productores. 5.2.5 Señalamos 4 sectores por su relevancia en Castilla y León, la ganadería, el cerealístico, la remolacha azucarera y el de los biocombustibles, en los cuales es necesario concretar cómo afectan las reformas de la UE y el proceso de destrucción de las y los agricultores pequeños. Proceso que es el que niega un futuro a la juventud del medio rural. Ganadería: la Ganadería se encuentra en un proceso de destrucción de las pequeñas explotaciones que aumenta a pasos agigantados en la medida en que el proceso de monopolización avanza. Desde 1999 a 2009 las explotaciones han descendido un 43% 29 en Castilla y León, (en la provincia de León la mayor productora llega al 71%), mientras que por otro lado el descenso de la producción no ha sido tan significativo. También en el sector ovino, bovino y de las aves, el proceso de concentración de las explotaciones pecuarias en grandes granjas de ganado estabulado avanza mientras descienden el número total de explotaciones, lo que significa que las y los pequeños productores han abandonado el sector. Las causas de esto son las políticas de precios que les imponen la industria agroalimentaria y las grandes superficies, teniendo que vender bajo costes. Las y los jóvenes de Castilla y León no se sienten atraídos por un mercado que les va a poner a expensas de las grandes cadenas de alimentación. Biocombustibles: entran dentro del marco general Europeo para fortalecer la agricultura para las grandes empresas en contra de productores y consumidores/as. Son numerosas ya las plantas de transformación de alimentos en combustible. Este sector no solo no potencia la economía rural, pues los puestos de trabajo que origina son escasos en comparación con los que destruye en el sector primario. Un elemento central es el incremento del coste de los alimentos, además favorece la tendencia hacia el monocultivo y a las grandes explotaciones agrícolas nefastas para el medioambiente. Remolacha Azucarera: otro sector importante en donde la monopolización y las políticas europeas al servicio de las multinacionales (en este caso las grandes industrias consumidoras de azúcar, -por ejemplo, Coca Cola ha sido una de las impulsoras de estas políticas), han destruido fuerzas productivas sin tener en cuenta las necesidades alimenticias, pues en el Estado Español se produce menos azúcar que la que se consume (la cuota es de 498.480 toneladas y el consumo interno de casi cuatro veces, más de 1,4 millones30). La OMC ha promovido en 2006 una reforma que pretende reducir en un 50% la producción de azúcar y la concentración de la producción en pocos países y manos,
28"Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos", 2009.

29Censo agrario 2009. Instituto Nacional de Estadística

30Comunicado de CCOO

32

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
con los costes medioambientales y humanos que esto supone. En Castilla y León, una de las comunidades de mayor importancia de este sector, desde la reforma de la OMC se ha reducido las hectáreas dedicadas al cultivo en un 41%, se han cerrado varias fábricas en diferentes provincias (dejando en la calle a cientos de trabajadores y trabajadoras) y miles de pequeños agricultores se han visto perjudicados. A pesar del “incentivo” del abandono, los precios que perciben no han dejado de bajar. Pasando de 48,19 euros en el año 2006 a menos de 26 para la campaña de 2010/2011. En España y en Castilla y León, este sector está dominado por la empresa Ebro Puleva, que posee casi en exclusiva el monopolio de la producción de azúcar, y por ende del establecimiento de los precios. Cereales: este sector que ha sido fundamental en la economía de Castilla y León durante siglos también está sufriendo los envites de la UE del capital. Solo en 2009 la superficie cultivada de cereales descendió un 16,4% 31. El descenso en los precios percibidos, y el aumento de los costos de producción son dos puntales que explican este proceso. Unido al cada vez mayor control que ejercen las grandes empresas de transformación agroalimentaria. En general se está produciendo un fenómeno de descenso de la superficie cultivada (17,98% menos que en 1999), y el número de explotaciones han descendido un 43,82% respecto al anterior censo agrario. Mientras que en el otro lado se está aumentando el número de hectáreas por explotación, que tienen 56,58 hectáreas de media. Así el abandono de cientos de explotaciones tras verse arruinados/as o con unas condiciones de vida extremadamente precarias, está produciendo que muchos y muchas agricultoras vendan o alquilen (a bajo precio) sus tierras y explotaciones agropecuarias, dando lugar a la aparición de terratenientes en pueblos donde antes no existían y a la proletarización creciente de la pequeña burguesía agraria. Parte de la cual se incorpora a trabajar a las explotaciones ganaderas o agrícolas en forma de mano de obra asalariada y el resto se ve obligada a la emigración. El parasitismo del modo de producción capitalista se manifiesta con especial crueldad en la agricultura y ganadería de Castilla y León, mientras se destruyen fuerzas productivas, se importan productos que fácilmente se podían producir aquí y no se produce. El modelo productivo además está dando lugar al aumento de las plagas, el paro agrario y la concentración. El medio rural está sufriendo enormes desequilibrios ecológicos que se derivan de este modelo de explotación del medio rural. En paralelo el proceso de competencia que se da, está produciendo un fuerte endeudamiento por la necesidad de incorporar nuevos equipamientos e insumos agrarios. Créditos muchas veces otorgados por entidades vinculadas a las grandes industrias y empresas de distribución alimentaria. 5.3 Minería del Carbón 5.3.1 El otro sector de la juventud que habita en núcleos rurales y principalmente semirurales, es el de la juventud de las cuencas mineras. La estructura poblacional de las cuencas mineras de El Bierzo, el norte de León y el norte de Palencia están vinculadas a poblaciones medias y pequeñas, a diferencia de ciertas poblaciones más urbanas de las cuencas de Asturias. A pesar del cierre de cientos de minas, a actualmente Castilla y León sigue siendo la primera productora de carbón español y cuenta con cerca de 4.000 mineros en activo, generando el sector más de 20.000 puestos de trabajo (entre directos e 31““Situación económica y social de Castilla y León en 2009”. Consejo Económico y social de Castilla y León.

33

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
indirectos). El monocultivo económico que representa la industria extractiva hace que el futuro de miles de jóvenes y habitantes de las cuencas mineras estén ligados al carbón. 5.3.2 La inestabilidad vital y laboral, y la condena a la emigración forzosa o al paro que sufre la juventud de las cuencas mineras son debidas a la política de “reconversión” de la minería extractiva del carbón. Esta política auspiciada por la UE y los diferentes gobiernos centrales y autonómicos ha estado enmarcada en un proceso de destrucción de fuerzas productivas y pérdida de soberanía e independencia energética en favor de las multinacionales europeas y españolas de la energía (electricidad, petróleo y gas natural, etc…). Al igual que con la agricultura, se está profundizando lo que comenzó con la Directiva Europea del Mercado Interior de la Electricidad de 1997, y que inició el proceso de liberalización de la electricidad. Esto ha conllevado un aumento de la industria gasística y del petróleo y que las multinacionales dicten que tipo de energía es la que se debe consumir, sin atender a una estrategia planificada y a criterios sociales y ambientales. Otro elemento que buscaba esta serie de políticas de “reconversión industrial” es la fractura en el seno de uno de los sectores más combativos de la clase obrera. La batalla contra la destrucción de la minería autóctona se planteó mal desde un primer momento. Planteando las luchas como elemento defensivo para perder lo menos posible, lo que en la práctica acabó suponiendo lo que ya era una derrota segura. El estado utilizó la zanahoria de las prejubilaciones como herramienta para desmovilizar y destruir la conciencia colectiva, además de la consecuente destrucción de puestos de trabajo. Una vez aceptado esto, la prisa por la prejubilación individual ha supuesto que un sector importante de los mineros se preocupe de llegar a un buen promedio y salvar su prejubilación en detrimento de los derechos del conjunto y en concreto de los derechos y el futuro de las y los jóvenes. Así se ha ido introduciendo la inestabilidad laboral y la precariedad en la minería, produciendo una ruptura de clase en clave generacional. Además en el conflicto social latente por el prolongado declive y la ausencia de futuro en las cuencas, las prejubilaciones han jugado un papel importante para el capital, reduciendo el efecto social en clave de colchón familiar y la masiva introducción y permisividad con el tráfico y el consumo de drogas la alienación y pasividad de la juventud. La forma corrupta y la oscuridad con la que se han malgestionado las subvenciones para el desarrollo alternativo de las comarcas y la cooptación de parte de los dirigentes sindicales por parte de empresas y estado, han tenido como consecuencias que buena parte de los y las trabajadores y trabajadoras y sectores populares de las cuencas hayan caído en la resignación y la pasividad general. Por otro lado tanto subvenciones como los derechos que tiene una parte -cada vez más reducida- de los trabajadores (el sector que no ha sufrido las nuevas condiciones a las que se enfrenta los nuevos mineros), unida al desconocimiento de la realidad de las cuencas, han llevado a una ruptura con parte de la clase de otras zonas que no entienden que no son privilegios sino derechos conquistados en dura lucha y que la mala gestión de las subvenciones responden a intereses particulares pero son necesarias. Los mecanismos utilizados por el capitalismo y sus gestores institucionales y políticos para legitimar y consolidar este proceso son, aparte de las ya expuestas, otras que no suelen ser tan reconocidas. Por una parte los gobiernos municipales de la izquierda reformista y/o la socialdemocracia liberal (percibida como de izquierdas) han permitido cierta paz social y la plasmación y asunción del proyecto neoliberal. Otros elementos de justificación se han basado en modas ideológicas. Por una parte la falta de rentabilidad,

34

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
elemento que no es cierto pues, por ejemplo la antracita berciana es más barata y tiene un mayor poder calorífico que el de importación, además detrás del carbón se encuentra un elemento social para las comarcas mineras (se intenta hacer pasar las necesidades de las multinacionales como rentabilidad para las y los trabajadores y la sociedad) y la necesaria independencia energética (es el único combustible autóctono). Por otra parte se habla del carácter contaminante del carbón, pero hay que matizar que todos los combustibles (gas, gasóleo, etc..) contaminan y que si se pusieran los mecanismos de control y captura del CO2 podría convertirse en una energía limpia. 5.3.3 Las cuencas mineras de las provincias de León y Palencia están dominadas en exclusiva por la minería privada. Este sector es un sector cada vez más monopolizado por el empresario Victorino Alonso –actual presidente de la patronal Carbounión-, que controla la totalidad de las empresas de la cuenca Palentina y la mayor parte de las de la provincia de León (además del 80% de la minería privada del estado), seguido por la Hullera Vasco Leonesa y el grupo de Lamelas Viloria. La figura del empresario Victorino Alonso no apareció en las cuencas por casualidad, pues para aplicar los planes de la UE del capital y las recetas neoliberales del gobierno, fue el PSOE con Ángel Villalba (anterior presidente de Caja España –gestora de la MSP- y número 1 del PSOE de Castilla y León en anteriores citas electorales) quien puso la antigua MSP en sus manos. Esta fusión de intereses es fundamental para el control y profundización de la destrucción de la minería del carbón y sus comarcas, la conciencia de clase y su carácter reivindicativo. Así “la PSOE” principalmente (aunque también el PP allí donde gobierna) y el Coto Minero Cantábrico, han conseguido trazar un conjunto de redes clientelares que les permiten un perfecto control social de las comarcas mineras. La PSOE controla el poder local en la mayoría de ayuntamientos mineros y da carta de legalidad a lo que su socio necesite. Por su parte Victorino Alonso, no permite la implantación de otras industrias en las cuencas (únicamente las de sus compañías o socios preferentes), al contar con el monopolio del escaso trabajo existente, ha conseguido tejer una red de subcontratas para eliminar los derechos laborales. Por su parte la PSOE con esta fusión de intereses consigue ser quien compre votos mediante el reparto de los escasos puestos de trabajo, firme cielos abiertos ilegales o cierre o abra explotaciones en función de sus intereses. Así con esta maraña caciquil, se ha conseguido aplicar la “reconversión”, aumentar la fortuna del empresario, mantener el poder local y sumir en una impotencia y resignación a las cuencas, y evitar la reindustrialización, negando el futuro de la juventud. Por otro lado al empresario le permite que la nacionalización de este sector estratégico, como reclaman cada vez más voces en las cuencas, no será una apuesta del estado, pues no será la facción del PP quien la haga, ni el otro sector de la oligarquía representado en la PSOE, pues perdería el negocio y la paz social que tanto ansía. 5.3.4 El incumplimiento de los planes del carbón es sistemático. Tras largas luchas, mineros y sindicatos han ido arrancando sucesivos elementos que suavicen el declive que viven las comarcas mineras, parches que no hacen más que ahondar en esta situación y que siguen la política de la UE de subvencionar para liquidar. Los sucesivos planes han sido incumplidos o convertidos en papel mojado. El “Plan Nacional de Reserva Estratégica de Carbón y Nuevo Modelo de Desarrollo Integral y Sostenible de las Comarcas Mineras” firmado para 2006-2012, al igual que los anteriores han continuado con esta situación. Se incumple la evolución de las plantillas (se prevé que culmine con 1.800 prejubilaciones más de los previstos -según el ministerio de Industria-). Se incumplen los planes en parámetros de producción (700.000 toneladas menos de las 35

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
previstas), o en generación de empleos: la premisa de la creación de 4 empleos por cada 9 prejubilaciones es incumplida sistemáticamente (unas 1.700 por debajo). Además este elemento es utilizado junto con los mecanismos antes descritos para llevar a la baja las condiciones laborales, pues los nuevos puestos generados son totalmente precarios o ligados a subcontratas. Por otra parte y a pesar del Real Decreto que incentiva el consumo de carbón autóctono por parte de las térmicas (sólo se cumple en un 60% las previsiones de transformación). 5.3.5 Las condiciones laborales se están precarizando a marchas forzadas. Los derechos conquistados tras largas huelgas y luchas (ya desde los años 60) se están liquidando. Utilizan las subcontratas y contratas para mantener el mínimo de trabajadores cotizando bajo el régimen especial de la minería, así destruyen vínculos de clase entre los mineros y deterioran las condiciones laborales, tanto en la empresa matriz como en las contratas. Muchos mineros de las contratas están regulados bajo otros convenios diferentes al de la minería, las jornadas laborales superan las 10 horas (frente a las 35 horas conquistadas y fijadas por ley para la minería), los sueldos de miseria se extienden (inferiores a los 1.000 euros). Todo esto unido a la inestabilidad vital del miedo al despido, al ERE o al fin del sector, y a las cada vez peores medidas de seguridad laboral, se traduce en el aumento de los accidentes y muertes en la mina. 5.3.6 El control político y social que generan los empresarios del carbón les permiten un aumento de las explotaciones a cielo abierto, en detrimento de las explotaciones de interior. Esto tiene consecuencias nefastas para el medio ambiente, destruyendo montes y hasta valles enteros con la complicidad de los gestores del sistema. Los empresarios buscan una mayor rentabilidad y la contratación de menos trabajadores, muchos de ellos sin cotizar bajo el régimen de la minería y con trabajos precarios. Al mismo tiempo, la destrucción y cierre de minas de interior supone que la puesta en marcha de la misma sea tan costosa como mantenerla, con lo cual constituye un nuevo ataque contra la soberanía energética. 5.3.7 La corrupción con la que el PP (de la Junta de Castilla y León y ayuntamientos) y el PSOE (en los ayuntamientos y hasta hace poco en el Consejo Comarcal de El Bierzo) despilfarran los fondos MINER contribuye a ahogar el futuro de las y los jóvenes de las comarcas mineras de Castilla y León. Supuestamente el objetivo de estos fondos es “paliar los efectos de la crisis minera y conseguir el desarrollo de una actividad económica alternativa, generando empleo y riqueza”, pero la realidad es otra: ●Las inversiones y suelo público se regalan a la empresa privada sin exigir nada a cambio, muchas veces incluso en municipios donde nunca hubo una bocamina. Numerosas empresas tras recibir las subvenciones optaron por hacer ERES, despedir a las obreras y obreros o desmantelar todo o parte del centro productivo para llevárselo a otros lugares donde producir más barato, con el consentimiento de la Junta. Ejemplo de esto es la empresa LM Glasfiber en Ponferrada que tras haber recibido cuantiosas subvenciones ha realizado numerosos ERE´s, despidos y con una plantilla muy mermada posiblemente planea el cierre, todo ello con el consentimiento de la Junta de Castilla y León.

36

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
●Esto supone que en la provincia de León se cree un puesto de trabajo por cada 549.000 euros de los fondos MINER invertidos. ●La Junta de Castilla y León y las administraciones inferiores han utilizado los fondos MINER en detrimento de las inversiones ordinarias, para realizar infraestructuras u otros proyectos que debería realizar como en otras zonas. ●El monopolio del empleo por parte de Victorino Alonso hace que como estrategia para controlar los puestos de trabajo no se produzca la política reindustrializadora. ●Un elemento fundamental es el engaño ilusorio del turismo, al igual que sucede en las zonas agropecuarias con el segundo pilar de la PAC, se pretende hacer creer que el turismo sustituya a la industria como generadora de empleo y riqueza. Así las comarcas mineras se despueblan cada día más. Por una parte muchos mineros y sus familias emigran una vez que se prejubilan con el objetivo de dar un futuro para sus hijos e hijas. Por otro lado las y los jóvenes emigran una vez concluidos los estudios en busca de trabajo, pues solo con Becas al extranjero y para el fomento de los estudios no se consigue fijar población en las cuencas. La crisis solo ha venido a ahondar en una crisis estructural que lleva sufriendo durante décadas la juventud de las cuencas mineras, que con un paro superior al 50% ya en épocas normales, constituyen las zonas con mayor tasa de paro juvenil de la Unión Europea. El capitalismo y sus gestores solo ofrecen dos alternativas a la joven y al joven de las comarcas mineras, o parado o emigrado. 5.3.8 Unas altas tasas de paro, una inestabilidad vital y laboral y las pocas perspectivas de futuro son el caldo necesario para las luchas sociales, en zonas tradicionalmente reivindicativas. Es por eso que el estado ha utilizado desde los primeros años de la “reconversión” el mecanismo del control social a través de la difusión de drogas entre la juventud. Las altas tasas de consumo de drogas son producto del colchón social de las prejubilaciones y la permisividad y difusión intencionada por parte de los cuerpos represivos del estado y los mecanismos institucionales. 5.4 Las características comunes de la juventud del medio rural y semi-rural de Castilla y León, son las de una juventud duramente castigada por las medidas antiobreras y anti-populares de la UE. Las zonas rurales y semirurales están fuertemente envejecidas, y las perspectivas de futuro bajo el capitalismo son nulas para la juventud. El envejecimiento de la población en Castilla y León es generalizado, pero en el medio rural es tal que solo el 14%32 de las personas tienen entre 20 y 30 años. Así el 38,7%33 de los habitantes de los pueblos están jubilados. Por tanto el futuro de la juventud en una tierra arrasada, es nulo, y se espera que entre 2000 y 2019, Castilla y León pierda 93.00034 personas, (aunque no todas ellas provengan únicamente de la destrucción de los núcleos semirrurales y rurales). Esta catástrofe silenciosa que se disfraza mediante la subvención para destruir el sistema productivo, que se viene forjando desde la entrada en la CEE, busca por un lado la puesta en marcha de la concentración de las tierras y
32Instituto Nacional de Estadística. 2009.

33Barómetro del Medio Rural de Castilla y León. 2011. Fundación Perspectivas de Castilla y León.

34Instituto Nacional de Estadística. 2009.

37

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
ponerla en beneficio de las grandes multinacionales europeas, lo mismo sucede la destrucción de la minería y las eléctricas. Por otro lado despoblar el campo para tener las manos libres para que el capital pueda especular incluso con pueblos enteros. La juventud y los y las habitantes del medio rural comienza tomar cosciencia de los problemas que sufre y cuáles son los causantes de ellos, aunque a día de hoy no sepan identificar el capitalismo como su objetivo a destruir. Así crecen las y los agricultores que identifican a la PAC como causante de la destrucción de las pequeña y mediana agricultura. Aunque un 60%35 identifica a los y las agriculturas como beneficiarios de la PAC, uno de cada 5 señala de la industria agroalimentaria (19%). Y profundizando más, dos tercios (66,33%) perciben que los principales beneficiario de estas políticas han sido los grandes agricultores. A pesar de saber que la PAC es perjudicial para las pequeñas y medianas explotaciones a la hora de establecer responsabilidades atribuyen la mayor parte de su culpa a los ayuntamientos, seguido de la Junta de Castilla y León y las Diputaciones, dejando a la UE y el gobierno central en cuarta y quinta posición, a pesar de ser los principales garantes de los monopolios. La juventud del medio rural y de las cuencas mineras, al igual que la del las ciudades está llamada a ocupar un papel importante en el desarrollo social de la lucha de clases, pues sus problemas son producto de los monopolios capitalistas, por lo que la juventud comunista deberá dotarla de una clara orientación y perspectiva a esta lucha. Las condiciones de vida de la juventud del medio rural son más precarias si cabe que las del medio urbano, pues elementos como el paro, la precariedad en la educación, la falta de infraestructuras y equipamientos, y elementos para el desarrollo de la cultura y el ocio son casi inexistentes. Así mismo la situación de la mujer joven en el medio rural refleja una profundización del patriarcado en este medio. Paro: A nivel laboral, como ya hemos descrito, la destrucción de los monocultivos económicos que representan la actividad agropecuaria y minera, en el medio rural y semirural de Castilla y León, profundizan lo que ya sucede en el resto del estado. El paro juvenil crece a medida que se reduce el tamaño del municipio, según datos del INJUVE (Instituto de la Juventud). Educación: El mundo rural se ve en peor situación que el mundo urbano en lo que respecta a la educación, en lo que influyen varios factores: ●La baja densidad de población que hay en el mundo rural, que se traduce en una baja concentración de centros de estudio. ●La diferente composición de clases. En el campo están presentes capitalistas y trabajadores, pero el grupo mayoritario es el formado por campesinos propietarios o arrendatarios de pequeñas cantidades de terreno, que se sienten ligados a sus posesiones y orientan su formación al trabajo de las tierras y al ganado. No obstante, la juventud no siempre siente esta ligazón, y busca inexistentes alternativas de empleo. ●La general falta de empleo en el mundo rural más allá del trabajo de la tierra y el ganado. Esto, combinado con la baja densidad mencionada más arriba, lleva a la juventud del mundo rural a emigrar a las ciudades, primero para estudiar y luego para trabajar. Estos factores tienen su traducción en una reducida inversión por parte de los organismos públicos en la educación en el mundo rural. La baja densidad de población sirve para
35Barómetro del Medio Rural de Castilla y León. 2011. Fundación Perspectivas de Castilla y León.

38

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
justificar la escasa inversión en centros. La baja inversión en centros va acompañada de una baja inversión en oferta educativa (esto es, en los pocos centros se ofertan pocos itinerarios, pocas opciones). Aparte, el transporte desde el lugar de residencia hasta el lugar de estudio muchas veces se ve sin ningún tipo de apoyo económico por parte de la Junta de Castilla y León, y tienen que hacerse cargo de ello las propias familias, que constatan así la no gratuidad de una educación que dice ser gratuita. Esto con lo que respecta a las enseñanzas obligatorias. Pero con la educación postobligatoria la situación se profundiza. La oferta es mucho menor, y en la mayoría de los casos requiere el desplazamiento diario (más lejos que para la educación obligatoria) o el cambio de lugar de residencia. Esto se ve especialmente en lo que respecta a los estudios universitarios, al estar situadas todas las universidades de Castilla y León en capitales de provincia (con la paradoja de que en varias ciudades hay más de una universidad, entre la pública y la privada). El transporte al centro de estudio y/o el cambio de residencia no reciben más apoyo que las reducidas becas estándar que se conceden para los estudiantes universitarios. Este traslado desde el campo hasta la ciudad, tal como está diseñado el sistema, se convierte en muchos casos en despoblación pura y dura. No es sólo que los y las jóvenes se desplacen para estudiar, sino que la realidad laboral y personal les conduce en la mayoría de los casos a quedarse en las ciudades. La realidad laboral porque, si en la ciudad es complicado encontrar una salida de acuerdo con los estudios que se tienen, en el campo es prácticamente imposible, y la realidad personal porque durante los años que se estudia en la ciudad se configura una nueva vida, un nuevo sistema de relaciones y de hábitos, y es muy complicado romper con ello para volver a un mundo rural sin empleo. Mujer rural: La sociedad patriarcal inherente a la sociedad capitalista es una realidad en la comunidad de Castilla y León, al igual que en el resto del estado español, profundizaremos sobre ello en el documento sobre la “mujer joven”. Si en el medio urbano las mujeres sufren mayor precariedad y paro, en el medio rural, el acceso al empleo es nulo o muy dificultoso. Esto condiciona que las mujeres que trabajen lo hagan principalmente como empleadas de hogar, ayuda a domicilio, o como elemento auxiliar ligadas a la economía familiar-agropecuaria, muchas veces sin cotizar al régimen agrario. Además existe una correlación directa entre el número de mujeres jóvenes que se dedican en exclusiva a las labores domésticas y el tamaño del municipio en el que viven. Las reformas de la PAC también mantienen una orientación patriarcal, pues el segundo pilar de la PAC (con incidencia en los servicios y el turismo rural), cuyo objetivo es obtener un nuevo empleo como ingreso complementario para los hogares rurales, está dirigido fundamentalmente a las mujeres. Con lo que nuevamente se está relegando a la mujer a un papel secundario en el proceso de producción, como elemento auxiliar y no en igualdad de condiciones. Por otro lado se detrae del pilar fundamental, la producción agropecuaria. Esto lleva a que en las áreas rurales y semirrurales, la falta de diversificación de empleo y el déficit de ofertas del sistema educativo, actividades socioeducativas, o culturales, las únicas alternativas sean el empleo temporal y precario –muchas veces ligado a la economía sumergida-, o la emigración a zonas urbanas. Las condiciones vitales y laborales a las que se enfrenta la mujer en el medio rural hacen que se perpetúe el control familiar, una mayor presión social que mantiene modelos y estilos de vida más tradicionales, y la imposibilidad para alcanzar una vida autónoma. Esto condiciona el modelo de pareja elegido por los y las jóvenes de este entorno. Todo ello hace que el 53,4 % de las jóvenes del medio rural manifestaban su deseo de abandonar Castilla y León (año 2000), cifra que tiende a aumentar en la actualidad. 39

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
Infraestructuras y servicios sociales: En el medio rural y semi rural las carencias de infraestructuras y servicios sociales son palpables. Muchas veces las y los jóvenes para el acceso a la sanidad se deben desplazar hasta el centro de salud situado en la cabecera de las comarcas naturales, o a los hospitales de las capitales de provincia. Con el inconveniente del transporte y el tiempo en caso de ser urgente. Equipamientos y Ocio: Las infraestructuras destinadas al ocio, el deporte y al tiempo libre son escasas, reduciéndose a la calle y los bares como lugares de socialización. No existen prácticamente casas de la juventud o lugares de encuentro y socialización de la juventud en la que puedan desarrollar sus creatividad e iniciativa y relacionarse con otras y otros jóvenes (las pocas que existen están tan institucionalizadas y dejan tan poco margen para el desarrollo de las y los jóvenes que no resultan atrayentes). Esto impide también el desarrollo del asociacionismo en el medio rural. Por otra parte actividades culturales son reducidas, no teniendo acceso a cines, teatros, lugares de ocio nocturno saludable, salas de fiesta y conciertos, bibliotecas, etc… Así tanto la creación como la visualización y disfrute de la cultura no se desarrollan entre la juventud del medio rural. 5.5 Es fundamental para la Juventud Comunista en Castilla y León establecer una tabla reivindicativa de mínimos para trasladar a la juventud del medio rural y las cuencas mineras. Entendemos que cuando se proponen medidas son para aliviar la situación, pero solo con el Socialismo conseguiremos futuro para la juventud del campo y las cuencas mineras. Las medidas deben estar orientadas a garantizar las necesidades alimenticias del pueblo, respetando a los productores y al medio ambiente y buscando la necesaria soberanía alimentaria. Así la Juventud Comunista expone y luchará por: 5.5.1 Propuestas generales para el medio rural: ●Eliminación de las provincias y comarcalización de Castilla y León conforme a las necesidades de desarrollo económico y social del medio rural. ●Creación de polígonos industriales en pequeñas y medianas poblaciones. ●Agencia Pública de la Construcción para la creación de infraestructura en el medio rural (riego y drenaje, energía, escuelas, hospitales, transportes, comunicaciones). Igualar las infraestructuras y los servicios en el medio rural y urbano. ●Plan de Vivienda de Protección Oficial de forma preferencial para las y los jóvenes. ●Creación de consultorios médicos en los pueblos, y hospitales en las cabeceras de las comarcas naturales. 5.5.2 Zonas Agropecuarias: ●Política agraria de carácter estatal y alternativa a la PAC. ●Ayudas a las pequeñas y medianas explotaciones ligadas a la producción, teniendo en cuenta criterios sociales y medioambientales. ●Regulación de la producción y el mercado: establecimiento de precios mínimos y protección frente a las importaciones a precios bajos. Sistema de subsidios para garantizar la renta agraria sostenible.

40

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
●Prohibición las ayudas para las exportaciones a bajo precio (dumping). Abandono de los acuerdos de la OMC sobre el comercio agrícola, estableciendo acuerdos comerciales con terceros países con normas mínimas en seguridad alimentaria y protección ambiental. ●Limitación de los márgenes de beneficio en las cadenas de transformación y distribución. Creación de una agencia pública de recogida y distribución de productos agropecuarios. Establecimiento de un sistema de precios mínimos garantizados (que cubran los costes de producción) para los y las agricultoras y de precios máximos para los y las consumidoras. ●Eliminar las restricciones directas e indirectas a la producción agropecuaria de productos que son necesarios para cubrir las necesidades alimenticias locales. ●Nacionalización de las grandes empresas de insumos y materiales agrícolas (fertilizantes, pesticidas, alimentos, energía, maquinaria, etc.). ●La protección y la gestión racional de los bosques, planificación de la actividad forestal y la reforestación de las tierras forestales quemadas. ●Puesta en marcha de iniciativas tendentes al respeto medioambiental y preservación de nuestros recursos naturales. Renuncia a la agricultura intensiva depredadora que esquilma la tierra. ●Reducción de la edad de jubilación a 60 años para los y las agricultores y ganaderos/as. Plan de relevo juvenil en el medio rural. ●Educación gratuita a todos los niveles y aumento de la variedad de ciclos formativos y creación de facultades universitarias relacionadas con la actividad agropecuaria y de transformación en el medio rural. Apoyo científico y técnico por parte de los organismos públicos e instituciones de investigación para el uso sostenible de los insumos agrícolas y la aplicación de las nuevas tecnologías. 5.5.3 Cuencas mineras: ●Nacionalización de la minería y propiedad social de los recursos energéticos, preservando las minas abiertas y aumentando la producción como medio para garantizar el futuro de las explotaciones. Establecer mecanismos que vayan tendiendo a la soberanía e independencia energética. ●Creación de un plan estratégico que asumiendo la necesidad de la iniciativa pública cree un fuerte tejido productivo industrial que garantice la reindustrialización efectiva de las cuencas mineras ●Control social de los fondos mineros para la reindustrialización, poniendo fin a la corrupción y despilfarro de los fondos MINER que solo han enriquecido a empresarios privados sin cumplir su función. ●Poner fin a las diferentes condiciones laborales entre los antiguos y los nuevos trabajadores, igualando al alza las condiciones laborales y prohibiendo la subcontratación. ●Estabilidad y aumento de las plantillas fijas de empresa. Sistema de sanción para aquellas empresas que no cumplan los niveles de contratación que les corresponden.

41

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
●Seguridad en el trabajo. Política de inspección seria y que cumpla la normativa. Cumplimiento de la jornada laboral de 35 horas en la minería. Fin a la explotación a cielo abierto apostando por las explotaciones de interior. ●Creación de centros públicos de atención especial a personas enfermas de silicosis en las principales cuencas, que contribuirán a mejorar la calidad de vida de los ex-mineros y a fijar población joven a la misma. ●Apuesta por el carbón autóctono. Control de la procedencia del carbón y sanción a las empresas que venden carbón sacado a cielo abierto o de importación y que se vende como carbón extraído de las minas de interior ●Fin a la explotación a cielo abierto apostando por las explotaciones de interior. ●Puesta en marcha de mecanismos de captura y almacenamiento de CO2, para reducir la contaminación. Inversión en energías alternativas que den alternativas ecológicamente sostenibles a las regiones. 5.5.4 Medidas para el Mejoramiento de las condiciones sociales de la vida: ●Creación de casas de la juventud en todos los pueblos, facilitando la reunión y el asociacionismo juvenil. ●Permiso de maternidad y paternidad remunerado un año para el agricultor y/o la agricultura. Creación de guarderías, mantenimiento y mejora de los centros educativos y actividades extraescolares. ●Fuerte impulso a la creación de espacios de cultura (museos, bibliotecas…), centros de creación y ocio (cines, teatros…), e instalaciones deportivas. ●Creación de consultorios médicos en los pueblos, y hospitales en las cabeceras de las comarcas naturales. 5.6 Tareas de la Juventud Comunista en Castilla y León con respecto a la juventud del medio rural y semirural: ●Aumentar la agitación y la propaganda de la organización en el medio rural. Aumentar la atención y profundizar en los análisis sobre el medio rural y semirurral de Castilla y León. Extensión organizativa al medio rural. ●Establecer relaciones con las secciones juveniles de las organizaciones sindicales del mundo rural. ●Apoyo, fomento e intervención directa en los conflictos y protestas de los pequeños y medianos campesinos y los conflictos laborales de las cuencas mineras, dando protagonismo a la juventud. ●Campañas como UJCE, así como el impulso de plataformas juveniles de lucha, poniendo especial atención en la problemática de la emigración juvenil y la despoblación. ●Coordinar las luchas de los pequeños y medianos agricultores/as con las de la clase obrera y sus respectivas organizaciones.

42

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

DOCUMENTO VI LA EDUCACIÓN EN CASTILLA Y LEÓN
6.1 La legislación vigente transfiere a la comunidad autónoma de Castilla y León la competencia de desarrollo legislativo y ejecución de la enseñanza en toda su extensión, niveles y grados, modalidades y especialidades. No obstante, el Estado se reserva una serie de competencias para orientar el sistema educativo, de manera que éste en Castilla y León se articula según el proceso mercantilizador de Bolonia y la Estrategia Universidad 2015. 6.2 Castilla y León no es la región donde con más fuerza está golpeando la ofensiva neoliberal. Aquí todavía no se están acometiendo grandes privatizaciones, como en otras comunidades autónomas (Madrid es el más claro ejemplo). No obstante, se dan dos claras circunstancias. En primer lugar, el hecho de que si que se están dando pasos efectivos para la privatización de los servicios públicos, destacando la educación. Y en segundo lugar, la realidad de que la crisis económica afecta más duramente a Castilla y León, por ser una región año tras año más debilitada económicamente y -en consecuencia de esto- afectada por una cada vez mayor despoblación. Despoblación por no ofrecerse salidas a los y las estudiantes. El proceso de Bolonia está teniendo una influencia clara en esta despoblación, al eliminar titulaciones, exigir postgrados inexistentes en Castilla y León y dar una formación al servicio de un capital que no está asentado en nuestra región. La última victoria electoral del PP parece confirmar que se va a seguir por este camino, aunque tenemos motivos para pensar que una victoria del PSOE no hubiera supuesto un gran avance. No hay que olvidar que a nivel estatal el PSOE es el principal impulsor de Bolonia y la Estrategia Universidad 2015, y en este proceso global poco importa lo que sea de Castilla y León y sus habitantes. 6.3 En la III Conferencia de Estudiantes de la UJCE se estableció una clara diferenciación entre mercantilización y privatización, entendiendo, no obstante, que forman parte de un mismo proceso. Así, los documentos aprobados señalan que, mientras el objetivo de la privatización es acabar con los servicios públicos, la mercantilización supone orientar los servicios públicos según criterios de mercado. En Castilla y León comenzó dándose el fenómeno de la mercantilización, auspiciado por los poderes económicos de la Unión Europea, y ahora se está empezando una soterrada privatización. Probablemente no se aspire a una eliminación completa de la educación pública. Examinando la tendencia, se puede llegar a la conclusión de que el modelo al que se aspira es el estadounidense: una educación privada de calidad (por supuesto, al servicio del capital) y una educación pública de mínimos, sin inversión y con la finalidad de evitar que los sectores con peor situación económica se pongan al margen de un sistema que les quiere dentro y a su servicio. A esto hay que añadir un examen del papel de la educación como herramienta de transmisión de los valores del capital. Este papel lo juega la educación en toda Europa, y en Castilla y León presenta la peculiaridad de que no sólo transmite valores del capital, sino que estos valores se enmarcan en un cuadro profundamente conservador y tradicional. 43

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

6.4 Las enseñanzas obligatorias 6.4.1 Cualquier análisis sobre la realidad educativa de un determinado territorio debe comenzar, necesariamente, por las enseñanzas obligatorias; esto es, la etapa preescolar, la Educación Primaria y la Educación Secundaria Obligatoria. Estas enseñanzas obligatorias se ven afectadas por idénticas realidades: como herramientas de transmisión ideológica, como posibles negocios privados y como herramientas formativas orientadas según los criterios del mercado. 6.4.2 De acuerdo con el esquema general establecido en su día por el gobierno de Felipe González, en Castilla y León hay centros públicos, centros privados concertados y centros privados sin concierto. El sistema de centros concertados fue establecido en su día teóricamente para garantizar el acceso gratuito a la educación hasta que hubiese un sistema público capaz de afrontar las necesidades educativas, pero la realidad es que ha servido para no tener que crear una red de centros públicos. De resultas de esto, la inversión en educación nunca ha destacado, y ahora con la crisis económica se está reduciendo. El problema no es tan sencillo como la reducción de la inversión en educación pública. El sistema de conciertos, de hecho, establece la inversión, pero en centros privados, no públicos. De ahí que, aunque no se invierta en educación pública, cada vez se invierte más en una educación concertada, que obliga en la mayor parte de los casos a los y las estudiantes a asistir a clases de religión y a examinarse de ello. Así, vemos que en Castilla y León se destinó en 2007 a los conciertos un 12,6% del gasto público destinado a la educación36. Teniendo en cuenta que estos centros se corresponden a enseñanzas no universitarias, no resulta un gran porcentaje en comparación con el total destinado a la educación no universitaria, que fue de un 75,8% en 2007. Castilla y León no se sitúa entre las comunidades autónomas que más invierten en la enseñanza concertada, pero tampoco es de las que menos. Y la tendencia es al aumento de los conciertos, como se verá en el apartado correspondiente al bachillerato. Como se señaló con anterioridad, Castilla y León se especializa en la transmisión de valores conservadores, y la educación concertada juega en ello un importante valor, pues es la manera en que las instituciones públicas financias la educación en unos valores muy concretos. Esto llega hasta el punto de que cada vez se abre más la posibilidad de conceder conciertos educativos a centros donde se segrega al alumnado por razón de sexo. No obstante, no sólo se transmiten valores conservadores en los centros concertados. En gran número de centros públicos hay presentes símbolos católicos, y la Junta de Castilla y León defiende su presencia con el argumento de que “no ofenden a nadie”. La realidad es que si que resultan ofensivos para mucha gente, y hay organizadas plataformas contra este tipo de simbología. Pero el gobierno conservador de la región no parece dispuesto a ceder. 6.4.3 Volviendo a los recortes en materia educativa, hay que decir que están suponiendo el cierre de centros de estudio en el medio rural, el despido de profesores interinos, el
36 Sistema estatal de indicadores de la educación, 2010, Ministerio de Educación.

44

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
deterioro general de las instalaciones educativas y una reducción considerable de becas. En cuanto al cierre de escuelas rurales, éstas agrupan a un 35% del alumnado de Castilla y León, según datos de 2008 proporcionados por el Diario de León. Su cierre supone trastornos muy graves para las familias, que se ven obligadas al desplazamiento de los estudiantes a centros de estudio con frecuencia alejados. Las causas no deben buscarse sólo en la crisis económica y en la general ofensiva del capital contra los restos del Estado del bienestar: la despoblación influye decididamente en la reducción de la inversión (que, por otra parte, no se limita al cierre, sino que estas escuelas ven aumentadas las otras consecuencias señaladas arriba de los recortes en educación), al aumentar el coste por alumno de las instalaciones. En cuanto a la reducción del personal docente, se produce de dos maneras: despidiendo profesores interinos y acabando con la oferta de plazas. Aparte, como se ha hecho en otras comunidades autónomas pero sin que se arme tanto revuelo, está aumentando la carga lectiva del profesorado. Respecto a las becas, basta con señalar la desaparición de las becas Erasmus de la Junta de Castilla y León en el curso 2011-12 o el fin de las becas Fray Luis de León de movilidad el curso anterior para apreciar la gravedad del problema. Otras becas que no han desaparecido se han visto notablemente reducidas, como las becas para la compra de libros de texto, que han sufrido un recorte del 10%. Así mismo, se han reducido las ayudas en otros ámbitos, como las otorgadas a los ayuntamientos para la gestión de las escuelas de educación infantil: en 2010 se rebajaron estas ayudas respecto al año anterior un 22,25% y en el presente año la reducción ha sido hasta de un 50%, llegando a plantearse incluso no otorgar las ayudas. La reducción de la inversión afecta también a las propias instalaciones educativas (las que permanecen sin cerrar), que han visto el último año un recorte de los presupuestos del 5-10%. 6.4.4 Es necesario hacer mención en este documento a la asignatura de “Educación para la ciudadanía”. En la III Conferencia de la UJCE se consideró que, si bien la asignatura sirve para transmitir al alumnado ciertos valores de respeto a los derechos humanos y demás, también es una herramienta para inculcar al estudiantado la idea de que el actual modelo económico y político es el único válido, que la actual democracia capitalista es la forma más perfecta y definitiva de democracia, que sólo la economía capitalista garantiza la libertad. La oposición del PP es hipócrita, puesto que la asignatura a nivel europeo ha sido promovida por los suyos. Responde a una estrategia de desgaste del Gobierno de Zapatero y a una tradicional alianza con uno de los sectores más importantes del capitalismo español, que es el católico conservador. En Castilla y León puede verse la hipocresía de la postura del PP. Aquí el PP, aunque -siguiendo la línea de desgaste del Gobierno promovida por la dirección nacional- ha hecho alguna manifestación en contra de la asignatura, no sólo no entorpece de ninguna manera su implantación, sino que aplica todo el rigor del Gobierno autonómico a quienes violan la ley con la llamada objeción de conciencia. 6.4.5 El uso que se hace en Castilla y León de la educación como arma de adoctrinamiento en los valores del capital se hace bien patente en la artificial construcción de una Castilla y León histórica. No es este el lugar de plantear si en la república federal por la que lucha la UJCE Castilla y León deberá seguir existiendo (como federación o como división administrativa) o no. Pero no podemos admitir que se venda desde la Junta de Castilla y León la existencia de esta comunidad autónoma como una entidad diferenciada a lo largo de estos siglos. Castilla y León existe exactamente desde la aprobación del Estatuto de Autonomía de 1983, y la gran inversión del gobierno regional en la construcción a través de la educación de una Castilla y León histórica y anterior a 45

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
esa fecha no tiene más objeto que legitimar el actual modelo constitucional, en lo referente a las autonomías, que tratan de sustituir a un modelo de Estado federal. Es de destacar la labor que en esto hace la Fundación Villalar, con la unidad didáctica de Historia de Castilla y León. 6.4.6 Como paso previo al bachillerato, a la formación profesional o directamente al mundo laboral, la Educación Secundaria Obligatoria está completamente subordinada a los intereses del mercado. Castilla y León no destaca especialmente a la hora de subordinar la ESO al capital, aunque sus circunstancias especiales aumentan la problemática. Circunstancias especiales son la falta de salidas laborales, tanto para quienes continúan estudiando como para quienes dejan de hacerlo al terminar la educación obligatoria, y la despoblación, que, enlazando con lo anterior, supone el desplazamiento de jóvenes a áreas donde tienen mayores posibilidades de prosperar. Quienes no continúan estudiando tras obtener el título de Graduado en ESO practicamente no tienen ninguna posibilidad de encontrar empleo en Castilla y León, y quienes lo encuentran, lo hacen en pésimas condiciones (este problema se agrava en quienes no llegan a terminar los estudios obligatorios). Quienes continúan estudiando se encuentran con los problemas específicos que afectan al bachillerato o la formación profesional y a los estudios universitarios. 6.4.7 En Castilla y León se dan cifras de fracaso escolar hasta cierto punto reducidas, en contraste con las de otras comunidades autónomas. Sin embargo, la despoblación en lo que a jóvenes se refiere supone que se produzca lo que llaman “fuga de cerebros”: el buen nivel educativo se ve en contradicción con una ausencia total de salidas para los buenos estudiantes. 6.4.8 Antes de pasar a hablar del bachillerato hay que mencionar una última realidad, que afecta también a dicha etapa, y es el hecho de que la educación no es, en realidad, gratuita. El alto coste de los libros de texto y demás materiales necesarios para la educación supone que, desde preescolar hasta el bachillerato, el comienzo de cada curso suponga un drama económico para muchas familias. En algunas comunidades autónomas se han tomado algunas medidas para apoyar a las familiar en este sentido, pero no es así en Castilla y León. La única medida que hay es la beca que cubre una parte mínima de los gastos, cuya obtención es complicada y que, como se señala arriba, ha sufrido los recortes. 6.5 El bachillerato 6.5.1 El bachillerato es una etapa del proceso educativo en la que se está notando cada vez más una influencia del mercado. Así mismo, es una gran herramienta de transmisión de los valores del capital. Como paso previo a la entrada en la universidad, el bachillerato orienta ya al alumnado de acuerdo con las necesidades del capital en un momento dado. 6.5.2 El bachillerato, al estar regulado de manera diferente a las etapas educativas previas, ha estado tradicionalmente bajo el control público, siendo pocos los centros privados que lo han ofertado en régimen de concierto (si lo han impartido sin concierto).

46

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
Pero cada vez es mayor la tendencia de facilitar a las empresas privadas la impartición en sus centros de los estudios del bachillerato. En su momento, el Gobierno regional puso el año 2011 como fecha límite para que la mayoría del bachillerato en centros privados tuviese régimen de concierto, a imitación de otras comunidades autónomas, y se avanza a gran velocidad. Esto permite a la Junta de Castilla y León recortar la inversión en estos estudios, lo que va acorde plenamente con la tendencia liberalizadora que se aprecia en el conjunto de la Unión Europea y que, de manera más soterrada, se está manifestando en Castilla y León. Así, el bachillerato cada vez más queda en manos de empresas guiadas por intereses económicos y no por el afán de ofertar una educación de calidad. Tanto el bachillerato impartido en centros públicos como el impartido en centros privados concertados evidencian una cada vez mayor influencia de los criterios de mercado. Desde el bachillerato se trata de orientar al alumnado a escoger estudiar determinadas carreras, de acuerdo con las necesidades cambiantes de la sociedad. En el bachillerato se informa al estudiantado de las posibles salidas de las distintas carreras, orientándoles indefectiblemente a determinadas opciones, rechazando otras que, más que no tener salidas, no generan un importante beneficio económico a los empresarios. 6.5.3 En relación con lo mencionado antes referido a la contradicción entre la baja tasa de fracaso escolar y la despoblación, ocurre algo similar en el caso del bachillerato. Si en Castilla y León el alumnado de enseñanzas no universitarias es de un 4,6% respecto al conjunto del Estado, el porcentaje de estudiantes de bachillerato es de un 5,8% 37, muy por encima de la media. Proporcionalmente hay más jóvenes que estudian bachillerato que jóvenes que estudian el resto de enseñanzas no universitarias de régimen general. Una vez más vemos, sin embargo, que hay contradicción con la despoblación. Así, al igual que en lo referido al fracaso escolar, vemos que, si bien los estudiantes se ven favorecidos, la región está invirtiendo un dinero que se traducirá en beneficios para otras comunidades autónomas. 6.5.4 Al terminar el bachillerato, el alumnado se encuentra el filtro de la selectividad, las Pruebas de Acceso a la Universidad. Quienes quieren estudiar en centros privados no tienen que pasar por este filtro. Es un filtro para estudiantes de la universidad pública. Aparte de que quienes pueden permitirse pagar la universidad privada no tienen que sufrir este trámite, para quienes optan (por deseo o por imperativo económico) por la universidad pública supone en muchos casos una importante cortapisa: por no alcanzar por un mínimo un resultado determinado no puede estudiar una determinada carrera, aunque sus resultados sean objetivamente buenos. No es este el lugar para plantear una alternativa a este sistema, pero una reflexión así se hace necesaria. La reforma de la selectividad ha sido impulsada desde el Gobierno central, pero las comunidades autónomas la han encarado de diferentes maneras. En el caso concreto de Castilla y León, se ha protestado por tener la prueba un grado de dificultad superior al de otras comunidades autónomas, lo que supone una discriminación del alumnado de Castilla y León a la hora de acceder a distintas carreras. 6.6 Estudios universitarios

37 Datos extraídos de Datos y cifras. Curso escolar 2010/2011, del Ministerio de Educación.

47

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
6.6.1 Los estudios universitarios en Castilla y León responden perfectamente al esquema trazado por Bolonia y la Estrategia Universidad 2015. Sirven de manera directa a los intereses del capital, y cada vez, de hecho, están más en manos de empresarios privados. Así mismo, son una práctica herramienta para inculcar determinados valores políticos y económicos. La UJCE ha analizado ampliamente el doble caracter mercantilizador y privatizador del sistema educativo que se está construyendo en España. Así mismo, se ha hablado de las consecuencias de este doble carácter: la elitización y la precarización. La Estrategia Universidad 2015 no aporta nada nuevo en estos sentidos, pero dota de una conexión directa a las universidades con las empresas. Así, la proclamada nueva función de las universidades -el investigar de acuerdo con las cambiantes necesidades de la sociedadsupone, por un lado, que las investigaciones universitarias responsan a los requerimientos del capital y, por otro lado, que el resultado de tales investigaciones sea transmitido de manera gratuita a las empresas. Se puede decir sin errar ni un ápice que en el modelo actual se financian públicamente las investigaciones que tendrían que realizar las empresas. 6.6.2 Castilla y León no muestra nada nuevo ni nada sorprendente. En nuestra región se están siguiendo los pasos marcados por la Unión Europea y el Gobierno central referidos a la transformación del modelo educativo. La universidad es la pieza central de esta transformación, y es la que más se está viendo afectada por los cambios. Así, en Castilla y León se presenta el siguiente panorama: hay universidades públicas en Burgos, León, Salamanca y Valladolid, y aparte hay otras cuatro universidades privadas (apoyadas económicamente por la Junta) en Ávila, Valladolid, Segovia y Salamanca. La tónica general es la reducción paulatina de financiación de la universidad pública, a favor de una privada que no sólo no ve disminuido su apoyo económico desde la Junta, sino que se beneficia de todo tipo de ventajas. El plan, es evidente, consiste en reducir la calidad de los servicios educativos ofertados por las universidades públicas para que el alumnado se desplace mayoritariamente (cuando se lo pueda pagar) a los centros privados, imitando claramente el modelo estadounidense. 6.6.3 En estos momentos está en proceso de puesta en marcha una nueva universidad privada, la llamada UNICYL. La nueva universidad pretende resultar innovadora a través de un sistema de enseñanza a través de la red, entrando en clara competencia con la UNED, pública. Su creación no puede tener otra consecuencia que una nueva reducción de fondos para la universidad pública, a favor de la nueva empresa dedicada a la educación. La UNICYL tenía previsto empezar a funcionar para el curso 2011-2012, aunque parece que se pospondrá por un año más. 6.6.4 Las transformaciones económicas del modelo universitario van acompañadas con transformaciones políticas, esto es, con modificaciones del sistema de gobernanza universitario. El sistema pseudodemocrático que existe actualmente en las universidades, con un claustro a modo de parlamento con una exigua participación estudiantil, está en trance de ser sustituido por un nuevo modelo en el que los órganos electivos tendrán un carácter meramente consultivo y la dirección de las universidades será ejercida por gestores profesionales derivados de la empresa privada. En Castilla y León no se están dando pasos más adelantados que los del conjunto del Estado, y todavía no se ha procedido a modificar el sistema de gobernanza de las 48

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
universidades. Pero se han dado claros retrocesos democráticos. Así, la participación de los y las estudiantes en la toma de decisiones está cada vez más restringida, y habitualmente sólo se permite participar de alguna manera a las organizaciones estudiantiles que respaldan al equipo rectoral de turno (vinculadas, por lo general, a las Juventudes Socialistas o a las Nuevas Generaciones del PP). Las organizaciones alternativas se ven marginadas, y su actuación en ocasiones es reprimida. A esto colaboran grupos marginales de estudiantes fascistas y neonazis, apoyados por los partidos del ámbito. Se ha visto, por ejemplo, en Salamanca, con las denuncias contra el Colectivo Estudiantil Alternativo ejercidas por un colectivo universitario vinculado al partido fascista DN. Estos grupos fascistas son muy minoritarios, pero es de prever que no se verán afectados en su crecimiento por las mismas trabas que afectan a las organizaciones estudiantiles de izquierda. 6.6.5 Al rumbo general que está tomando el modelo universitario hay que añadir las consecuencias derivadas de la crisis económica. En primer lugar hay que señalar lo contradictorio de todo el proceso. La crisis ha sido provocada, de eso no hay ninguna duda, por las contradicciones propias de un capitalismo neoliberal, agresivo y desenfrenado. Y, paradójicamente, está tratando de ser resuelta por las mismas recetas neoliberales que han conducido a ella. Esto no tendría que ser analizado en un documento sobre la educación si no fuera porque las transformaciones universitarias responden al modelo neoliberal y, a su vez, las universidades (públicas) están viéndose afectadas muy duramente por las medidas neoliberales adoptadas para combatir la crisis (esto es, para volver a los picos de beneficio alcanzados por el gran capital antes del estallido de las burbujas financiera e inmobiliaria). El hecho de que el nuevo sistema educativo se deba al neoliberalismo hace que la crisis del capitalismo neoliberal golpee de lleno a la educación. Y de hecho, es de prever que en su momento el sistema educativo que se está edificando sufrirá su crisis específica, causada también por sus contradicciones instrínsecas. Igual que al sistema económico le afecta la crisis de sobreproducción, el sistema educativo de Bolonia se verá ante la sobreproducción de determinados títulos, que no podrán insertarse en el mercado laboral, y ante la falta de otras titulaciones, dejadas ahora de lado por no responder a las cambiantes necesidades de la sociedad y que en su momento se verán imprescindibles. Pero cómo será esta futura crisis y cómo podrá abordarse será motivo de análisis futuros, y no del presente documento. La actual crisis, como se ha dicho, está siendo combativa por medidas neoliberales, lejos de las proclamaciones hechas en su momento acerca de “reformar el capitalismo” (cosa que los comunistas sabemos imposible). Y una de estas medidas es el recorte descarado de fondos públicos destinados a la sanidad, la educación... El sistema consistente en la progresiva reducción de fondos destinados a las universidades pretende equilibrarse con el aumento descarado de tasas, pero esto no puede ser solución, pues aunque ahora los y las estudiantes paguen más, son menos quienes pueden permitírselo. El desequilibrio total, no obstante, llega con la crisis, al pretender resolverla reduciendo de golpe la financiación de la universidad pública hasta mínimos históricos. Es curioso observar el hecho de que la labor de la Junta de Castilla y León en todos los ámbitos habitualmente queda completamente oculta (incluso para lo bueno). Así, todo el mundo parece darse cuenta de la gravedad de los recortes emprendidos por el Gobierno central, pero para muchos los recortes por parte de la Junta son inexistentes. La realidad es que existen, y afectan muy gravemente a la universidad. El último recorte ha sido el superior experimentado en muchos años, y la respuesta ha sido muy tibia. La manera de

49

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
disimular la importancia y las consecuencias de recortes así por parte de la Junta de Castilla y León es favoreciendo a la universidad privada, con proyectos como el mencionado de la UNICYL. 6.7 Nuestra propuesta y nuestras reivindicaciones 6.7.1 En la Conferencia Regional de la UJCE en Castilla y León se perfiló a grandes rasgos el modelo educativo al que aspiramos para Castilla y León: ●En primer lugar, a un sistema educativo 100% público. Frente a la ironía de llamar públicas a las instituciones educativas con una mayoritaria participación económica del Estado, abogamos por una participación absoluta del Estado en las instituciones educativas, de manera que puedan llamarse sin temor a equívoco verdaderamente públicas. ●En segundo lugar, a una educación gratuita, en todas sus etapas. Debe garantizarse desde el Estado el libre acceso a la educación a miembros de todas las clases sociales sin que para nadie sea el nivel económico una traba. Así mismo, debe asegurarse a quien, por estudiar, tenga gastos adicionales y no pueda trabajar, un correcto nivel de vida. ●En tercer lugar, a una educación democrática, que tenga la democracia como un pilar básico de su funcionamiento. El sistema educativo debe acordarse democráticamente, y debe asegurar que a todos los niveles haya una toma de decisiones democrática en las instituciones educativas, con participación de todas las partes implicadas en la educación. ●En cuarto lugar, a una educación laica y que fomente la libre conciencia. Es inadmisible que la educación se utilice para transmitir valores religiosos y para anular la libre conciencia en favor de los valores del capital. La educación debe servir para fomentar el espíritu crítico de quienes la reciben. Esto enlaza con el siguiente y vital punto. ●En quinto lugar, a una educación de calidad. Hoy en día se entiende que la educación de calidad es la que responde mejor a las necesidades del capital en cada momento. No obstante, ello en realidad supone anular el espíritu crítico y la iniciativa de los y las estudiantes, futura clase obrera en su mayoría. Una educación así planteada no pretende formar personas, sino piezas de un engranaje. Para nosotros, la educación de calidad es aquella que forma a las personas de manera que sean capaces de luchar por sí mismas o de manera colectiva contra los retos que constantemente surgen. La educación debe servir para que la gente pueda participar de manera efectiva en el progreso de la sociedad, con iniciativa, voluntad de participación y una formación mínima asentada. ●En sexto lugar, a una educación obrera y popular, como antítesis de la actual educación al servicio del capital. Una educación orientada a las necesidades de la sociedad, entendiendo a ésta como las clases mayoritarias, diferenciadas claramente de las actualmente dominantes (siempre mayoritarias), y una educación universalmente accesible. 6.7.2 Hemos de ser realistas. Un sistema educativo así no es posible en el capitalismo. En la III Conferencia de Estudiantes de la UJCE se analizaron varios modelos educativos, y el más cercano al nuestro es, sin duda, el cubano, lo que no debe suponer que 50

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
despreciemos los logros de otros modelos, como el venezolano (tendente al socialismo) o el finlandés (socialdemócrata). Es necesario que, manteniendo lo dicho anteriormente como un programa de máximos, tengamos un programa de mínimos que nos permita luchar por mejoras dentro del actual sistema. Algunas reivindicaciones para Castilla y León (teniendo en cuenta que no tiene capacidad para modificar su sistema educativo más allá de algunas cuestiones) pueden ser las siguientes: ●Separación clara de lo público y lo privado. Lo que es público deberá contar exclusivamente con participación económica pública, y debe responder tan sólo ante los órganos públicos. De la misma manera, las empresas privadas educativas (universidades privadas, colegios privados...) no deberán recibir financiación pública de ningún tipo. ●Mayor financiación de la educación pública. El dinero destinado a la educación deberá experimentar un importante aumento. Además, el incremento de ingresos por parte de la Junta de Castilla y León deberá suponer un aumento proporcional del dinero destinado a la educación. ●Prohibición por ley de los recortes en educación. Una ley autonómica deberá prohibir que los recortes en caso de déficit elevado se centren en determinados servicios sociales, como la educación o la sanidad. Constituirá una protección de los servicios sociales ante las agresiones del neoliberalismo. ●Gratuidad de los libros de texto. La Junta de Castilla y León deberá organizar un sistema de préstamo de libros, de manera que la Junta o los centros compren los libros y el alumnado pueda utilizarlos durante un curso. ●Sistema progresivo de tasas universitarias. Las tasas universitarias deberán ajustarse al nivel económico de cada estudiante y su familia. Para quienes en su casa no superen de media el salario mínimo, las tasas se reducirán a 0. A partir de ahí, las tasas aumentarán proporcionalmente al nivel económico medio del hogar. ●Servicio de empleo para los y las estudiantes. La Junta de Castilla y León tendrá que crear un servicio de empleo que busque colocación a los estudiantes al término de sus estudios dentro de la comunidad autónoma. Las labores de búsqueda tendrán que iniciarse desde antes de finalizar los estudios, de manera que se saldrá de éstos ya con un puesto de trabajo. ●Sistema de becas amplio. El actual sistema de becas, deficiente y enfocado de acuerdo con Bolonia, deberá ser sustituido por uno más amplio, que apoye económicamente a quienes por estudiar tengan que desplazarse diariamente a otra localidad o quienes tengan que cambiar de lugar de residencia. Ante la incompatibilidad que establece el sistema de Bolonia entre el estudio y el trabajo, deberá asegurarse a cada estudiante los medios básicos para su subsistencia.

51

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

DOCUMENTO VII LAS MUJERES JÓVENES
7.1 Actividad y Paro 7.1.1 La situación de la mujer en Castilla y León es, al igual que en el resto de España, resultado de una sociedad patriarcal capitalista, en la que se entremezclan elementos de la reciente incorporación de la mujer al mercado laboral capitalista con elementos tradicionales y culturales del patriarcado. Obviamente, hay que indicar, que dicha incorporación paulatina de la mujer al mundo del trabajo en las últimas décadas, ha sido resultado de las propias necesidades del capitalismo para autoabastecerse de mano de obra mal pagada.

Tasa de Actividad por sexo en Castilla y León (1999-2009) Tasa de Paro por sexo en Castilla y León (1999-2009)

52

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

7.1.2 Las tasas de actividad femenina en la primera década del siglo XXI en Castilla y León, variaron de manera importante, acercándose paulatinamente a la de los hombres, como seña de la lenta incorporación de la mujer al “mercado laboral” 38. A pesar de dicho acercamiento, existen aún diferencias de casi veinte puntos porcentuales, como podemos observar en el gráfico. En este aspecto, habría que señalar que la actividad femenina es más alta en los núcleos urbanos de nuestra región y más baja en los municipios más pequeños, donde existen altos porcentajes de pensionistas y jubiladas, así como de mujeres que declaran dedicarse a “sus labores”. Tasas de Paro Femenino y Masculino por provincia en 2008

38 Cuando se habla de “mercado laboral” no se pretende por nuestra parte tratar como mercancía a los hombres y las mujeres, sino simplemente reflejar la realidad capitalista en la que trabajadores y trabajadoras son simple mercancia para uso y disfrute de los capitalistas.

53

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
7.1.3 Respecto a las tasas de paro, los datos de la década anterior, nos indican que la reducción del paro a comienzos de siglo -recuperándose aún de la crisis del 93- fue especialmente fuerte entre las mujeres, al igual que en la actualidad la crisis ha hecho acercarse mucho las tasas de paro masculina y femenina, debido al gran aumento de la primera que se situaba en torno al 5% durante casi toda la década, mientras que la tasa de paro femenina era bastante alta ya antes de la crisis. Las menores diferencias se dan en Palencia, frente a las mayores diferencias, que se dan en Salamanca, donde ya en 2008 la tasa de paro femenino era de un 19% frente al 6% de la tasa de paro masculino. El mayor porcentaje de paro femenino se concentra en primer lugar entre las mujeres de entre 25 y 29 años y en segundo lugar entre las mujeres de entre 30 y 44 años. Asimismo, habría que señalar que siguiendo las cifras de paro registrado, las mujeres paradas que buscan empleo por primera vez triplicaron a los hombres parados que buscaban empleo por primera vez. Esto también ocurre en el total de España y es una muestra de que la crisis y el aumento del paro masculino provocó un crecimiento de las mujeres que se apuntaron a las oficinas de empleo por primera vez: esto puede deberse en muchas ocasiones a que sus parejas perdieran el empleo y se apuntaran ambos al paro, o también por el miedo a que ésta situación ocurriera. 7.2 Condiciones laborales y precariedad 7.2.1 Un primer rasgo de la situación diferenciada de la mujer en el mundo del trabajo, es que la asalarización entre las mujeres que trabajan es bastante más alta que entre los hombres trabajadores. Esto quiere decir que hay un porcentaje mayor de mujeres que trabajan por cuenta ajena que de hombres, o dicho de otro modo, que entre las mujeres trabajadoras hay menos proporción de autónomas y empresarias, exactamente lo mismo que ocurre en el conjunto estatal. En nuestra comunidad el porcentaje de asalariadas por cuenta ajena es del 83% del total de mujeres que trabajan, mientras que para los hombres dicho porcentaje es casi diez puntos menor: un 74%. En Castilla y León, los mayores porcentajes de asalarización de las mujeres disminuyen a la par que aumenta la edad (un 96% de las trabajadoras de entre 20 y 24 años son asalariadas, frente al 64% de las trabajadoras de entre 55 y 64 años), mostrando una clara realidad sociolaboral de la mujer: existe un número importante de mujeres de más de 50 años que poseen pequeños comercios o establecimientos, muchos localizados en pequeños núcleos de población. Podríamos decir de este primer rasgo, que es una consecuencia -entre otras cosas- de que las mujeres encuentran más trabas para desarrollar proyectos empresariales propios, pero especialmente que es una consecuencia de los esquemas culturales tradicionales del patriarcado, que anclan a la mujer en la parte explotada del mundo laboral -la clase trabajadora- o en pequeños negocios propios muy maltratados por grandes corporaciones -el pequeño comercio-. 7.2.2 Un segundo rasgo lo encontraríamos en cuestiones completamente ligadas a la precariedad laboral: temporalidad, ausencia de contrato, desconocimiento de la existencia de contrato, parcialidad, etc. En la región castellano y leonesa las mujeres tienen un porcentaje mucho más elevado de contratos temporales (un 18,6% frente al 9,5% de los hombres), de contratos por obra o servicio (9,1% frente al 7,8% de los hombres) así como

54

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
de trabajadoras sin contrato o que lo desconocen (3,5% frente al 1,8% de los hombres) 39. Sumando los contratos temporales a los contratos por obra o servicio, estaríamos hablando de que el 27,6% de las asalariadas en Castilla y León tienen un contrato de duración limitada. Y a esta cifra, habría que añadir el 3,5% de asalariadas que desconocen su contrato o directamente no lo tienen. Es decir, una de cada tres asalariadas se encuentra en situación de incertidumbre respecto a su futuro laboral. Éste es quizás uno de los principales exponentes de la precariedad laboral de las mujeres de nuestra región, motivo por el cual se hace necesario exponer que es en las provincias de Valladolid y León donde existen un porcentaje mayor de contratos precarios (un 32,6% y un 33,7% respectivamente). Además, habría que señalar que -obviamente- es entre las más jóvenes donde se encuentran unos niveles mucho mayores de temporalidad, aunque es necesario reflejar que el colectivo de asalariadas de entre 30 y 44 años tienen un porcentaje bastante alto de contratadas por obra o servicio, que hace elevar su porcentaje total de temporalidad al 27,9%, superior a la media del total de asalariadas. 7.2.3 Por último, es importante reflejar la penosa realidad de las mujeres extranjeras en nuestra región, en tanto tienen, como era de suponer, unos datos bastante peores en todos los aspectos respecto a los de las mujeres de nacionalidad española. Estaríamos hablando que un 40% de las asalariadas extranjeras tienen contratos temporales (frente al 27% de las españolas) y un 16,8% tan siquiera tendrían contrato o desconocerían la existencia del mismo (frente al escaso 3% de las nacionalizadas como españolas). Estos datos, sobre todo el referido a las “sin contrato”, nos muestran que la denominada “triple explotación” de las mujeres inmigrantes es una realidad: explotadas como clase trabajadora, explotadas como mujeres y explotadas como inmigrantes. Es en la parcialidad donde encontramos las mayores diferencias, debido a que aunque muchas mujeres (y sus familias) necesiten un salario, tienen que cumplir lo que la sociedad patriarcal impone como “sus labores” en el hogar, en el cuidado de “la prole”, en los cuidados de los mayores, etc. Entendiendo estas lógicas de la sociedad actual -en las que intervienen las distintas particularidades culturales de Castilla y León-, podemos comprender las diferencias: un 6% de las asalariadas tienen contratos de menos de 20 horas a la semana mientras que en los hombres es solo de un 1,7%; un 20% de ellas tienen contratos parciales frente a un escaso 4% de los asalariados varones. Entre las más jóvenes abundan los contrates parciales de ambos tipos, al igual que en provincias como León, Zamora y Valladolid, y en los municipios de menos de 5000 habitantes. Y una vez más, las mujeres extranjeras y las inmigrantes tienen porcentajes de parcialidad bastante altos. Siguiendo estas tendencias principales -temporalidad y parcialidad- las mujeres trabajadoras en Castilla y León se concentran en mayor medida que los hombres en las ocupaciones del sector servicios de peores salarios y mayor precariedad (secretarias, camareras, oficinistas, dependientas, etc.) como podemos observar en la siguiente tabla. Tabla. Ocupación Laboral por Sexo en Castilla y León

39 Estos porcentajes son en referencia al número de hombres trabajadores o mujeres trabajadoras. Es decir, cuando aquí se dice que hay un 9,1% de mujeres con contratos por obra o servicio, significa que de cada 100 asalariadas, 9 tienen dicho contrato.

55

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

7.3 Interrupción de la vida laboral Un claro signo cultural del patriarcado es el alto número de trabajadoras que abandonan su vida laboral -trabajo e incluso formación- por cuestiones derivadas de la vida doméstica familiar: un 60% de las que dejan el trabajo lo hacen para cuidar a los niños y un 12% por haberse casado (frente a que en los hombres esas causas son solo de un 8% y un 0,7% respectivamente). Además de esto, se suma que a muchas de estas mujeres “forzadas” a interrumpir su vida laboral, encuentran grandes dificultades para volver a encontrar trabajo. 7.4 Ingresos, gastos y ocio 7.4.1 Respecto a los ingresos y gastos personales, hay que señalar dos características clave del patriarcado: una especial dependencia de la mujer a los ingresos de otras personas (sólo un 60% de ellas tienen ingresos propios frente al 87% de los hombres) y que los ingresos de las mujeres -aún por el mismo trabajo- son bastante menores que los de los hombres. Sin embargo, y en contra de lo que ciertas leyendas machistas puedan decir, las mujeres tienen menos gastos: menos en teléfono móvil, menos en ocio y un gasto similar en ropa. En lo que si que gastan bastante más que los hombres es en gastos del hogar, es decir: tienen menos gastos individuales para satisfacción propia y más gastos personales para satisfacción de todos los miembros del hogar. 7.4.2 Las mujeres tienen menos tiempo disponible para el ocio, a pesar de tener menores tasas de actividad laboral, lo cuál indica una vez más la fuerte desigualdad en el ámbito de lo doméstico -especialmente en el reparto de las tareas del hogar-, como ya vimos 56

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
anteriormente en los motivos para interrumpir la vida formativa y laboral o en las altas tasas de parcialidad. Esta desigualdad en el tiempo de ocio es especialmente fuerte entre las mujeres trabajadoras, que bajo la doble explotación (en lo laboral y en lo doméstico) tienen escaso tiempo para el ocio. Pero además, la mujer, dentro de su tiempo de ocio, está menos tiempo con sus amigos -aunque las jóvenes rompan esta tendencia tradicional- y más tiempo en actividades “solitarias” como la lectura. 7.5 Estudios y Formación: Mujeres universitarias 7.5.1 En el total de la población existen mayores porcentajes de universitarias que de universitarios, algo que se debe en gran parte a que en la actualidad hay muchas más mujeres que realizan estudios universitarios. Es por esto, y por las características de nuestra organización, que merece especial atención fijarnos en el colectivo de las mujeres que actualmente estudian en la Universidad. Un 56% del estudiantado en las universidades públicas son mujers, un 61% en las licenciaturas, un 71% en diplomaturas y sólo un 31% en los títulos de arquitectura e ingenierías. Además, el porcentaje de universitarias se incrementa aún más cuando hablamos de la obtención del título -sea cual sea la titulación-, tanto que podríamos hablar de que las universitarias son “mejores estudiantes”. 7.5.2 Eso sí, aunque hay más universitarias que universitarios, ellas están en titulaciones con peores salidas laborales y especialmente, en carreras “feminizadas”: magisterios, educación social, trabajo social, etc. Una vez más, el rasgo del patriarcado que liga a las mujeres con el cuidado de las personas, especialmente las dependientes: ancianos, inválidos, niños, etc. Y además, los porcentajes de mujeres en la Universidad disminuyen cuando hablamos de puestos de trabajo como parte del profesorado, especialmente cuanto mayor es el nivel y la categoría del puesto. Es decir, una vez más, se confirma el denominado “techo de cristal”: Se denomina así a una superficie superior invisible en la carrera laboral de las mujeres, difícil de traspasar, que las impide seguir avanzando. Su carácter de invisibilidad viene dado por el hecho de que no existen leyes ni dispositivos sociales establecidos ni códigos visibles que impongan a las mujeres semejante limitación, sino que está construido sobre la base de otros rasgos que por su invisibilidad son difíciles de detectar, ligados al patriarcado y a la estructura social y económica del capitalismo. 7.6. Asociacionismo 7.6.1 Respecto al nivel de asociacionismo y participación política, encontramos la dura realidad de que el porcentaje de hombres que participa en algún tipo de asociación es mayor que el porcentaje de mujeres; y lo que es peor, que la mayoría del asociacionismo entre las mujeres se concentra entre las de mayor edad y en asociaciones de mujeres que poco o nada tienen que ver con posturas feministas o progresistas. Esto es una de las razones que explican que los partidos políticos estén compuestos principalmente por hombres -algo que ocurre también en nuestra propia organización-. Sin embargo, entre las asociaciones de padres y madres de alumnos, se registran muchas más mujeres que hombres, siendo otra vez esto un rasgo de la opresión de la mujer en el ámbito doméstico, en la que recaen sobre ella prácticamente todas las cargas y culpas.

57

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
7.6.2 Respecto a la participación en asociaciones de mujeres, habría que señalar que estas se dividen en dos tipos: unas que se centran en desarrollar actividades culturales para mujeres y que se concentran especialmente en el espacio rural; y otras que tienen un componente de denuncia de la desigualdad de género, que se concentran entre mujeres con estudios y una buena formación y en los núcleos urbanos. Eso sí, un rasgo común para ambos tipos de asociacionismo es que están compuestos principalmente por mujeres mayores y con una bajísima participación de mujeres jóvenes. 7.7 Religiosidad La mayoría de las mujeres de la comunidad se declaran católicas practicantes, siendo ésta otra de las diferencias culturales con los hombres, en tanto éstos tienen porcentajes más elevados de no practicantes y de ateos. Ahora bien, entre las mujeres se observan enormes diferencias entre los grupos de edad, existiendo entre las mujeres más jóvenes altos niveles de “catolicismo no practicante”. Aunque eso sí, las mujeres más jóvenes siguen estando más ligadas a la práctica religiosa católica que los hombres más jóvenes, mostrando esto que aún perduran en nuestra región, especialmente en los municipios más pequeños, las ataduras y sumisión de muchas mujeres a la institución eclesiástica católica y sus postulados. Algo que explicaría que las mujeres sigan oponiéndose al aborto o la eutanasia en mayor medida que los hombres. 7.8 Percepción de las desigualdades 7.8.1 Las mujeres creen en mayor medida que los hombres que las oportunidades para encontrar trabajo son peores para las mujeres (un 71% y un 54% respectivamente). Son las más jóvenes y las estudiantes, dentro de las mujeres, las que creen en mayor medida que las oportunidades son iguales para hombres y mujeres; y las mujeres de entre 25 y 54 años son las que creen que las oportunidades son peores. Respecto al acceso a puestos de responsabilidad, en torno a un 66% de las castellano-leonesas creen que las mujeres salen peor paradas por el mero hecho de ser mujeres; y al igual que en el caso anterior, son las estudiantes y las más jóvenes (las de entre 14 y 19 y las de entre 20 y 24) las que más creen que están en igualdad de oportunidades respecto a los hombres, mientras que las que más creen que tienen peores oportunidades son las trabajadoras y las mujeres de entre 30-44 años seguidas por las de 45-54 años. 7.8.2 Esto marca que en Castilla y León existe también una tendencia actual de la mujeres jóvenes de nuestro país: muchas piensan que la situación de desigualdad frente al hombre ha desaparecido, y solo cambian de opinión una vez que se enfrentan a esa realidad ellas mismas. Una vez volveríamos al techo de cristal, que hace que muchas jóvenes se piensen en igualdad que los hombres porque la “sociedad ha cambiado”, pero que se lleven un auténtico golpe con dicho techo en cuanto empiezan a integrarse al mundo laboral, o en cuanto intentan acceder a puestos de mayor responsabilidad. Cuando esto ocurre, empiezan a ser más conscientes de la vigencia de la desigualdad entre hombres y mujeres, que las impide estar en igualdad de condiciones con los hombres incluso a pesar de estar mejor formados que éstos.

58

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

7.8.3 Algo similar a esto pasa en las percepciones sobre la igualdad en la disponibilidad al tiempo de ocio: las mujeres sobre las que recaen en más medida las cargas domésticas y familiares perciben mucho más claramente que están en peor situación que los hombres para disponer de tiempo de ocio. Aquí volveríamos a observar una consecuencia de lo que ya habíamos comentado anteriormente: la doble jornada forzosa a la que se ven sometidas muchas mujeres. Y es que, a pesar de que los medios intenten en muchas ocasiones falsear la realidad mostrándonos una sociedad “moderna” en la que la situación de la mujer ha mejorado mucho, en realidad las mujeres siguen siendo en gran parte las “esclavas” del hombre en lo doméstico. Respecto al reparto de tareas, como ésta es una cuestión que se observa desde corta edad en el hogar familiar, los porcentajes de mujeres y hombres que admiten que las mujeres están peor paradas son mucho mayores. 7.8.4 Por otro lado, sorprende que en lo referente a opiniones sobre el aborto sean bastante más favorables a éste los hombres que las mujeres, exisitiendo altos porcentajes de desacuerdo: un 27,4% de los hombres y un 32,9% de las mujeres dicen estar NADA de acuerdo con el aborto. Ahora bien, el porcentaje de mujeres que se manifiestan nada de acuerdo con el aborto varia de forma importante dependiendo de su edad, lo cual podría indicarnos la implicación de la opinión de los miembros de la jerarquía eclesiástica sobre dicho tema y la influencia que dichos miembros tienen aún entre altos porcentajes de mujeres (sobre todo las de mayor edad y las de poblaciones pequeñas). 7.9 Conclusiones analíticas 7.9.1 En resumen, casi todos los datos nos indican que la mujer está en una posición subordinada respecto al hombre, y que los principales elementos del patriarcado persisten en la sociedad castellana y leonesa. Especialmente, los elementos culturales de opresión, que van completamente ligados al papel de la mujer en el ámbito de lo doméstico, el cuál sigue siendo de sumisión y servicio al hombre, aunque se presenta al exterior de una forma bastante diferente a la de hace unas décadas. 7.9.2 Esta visión externa de la realidad doméstica es la que permite al sistema y sus medios de propaganda mostrar nuestra sociedad como una sociedad moderna en la que las diferencias a penas existen. Constantemente se nos vende la imagen de la “mujer moderna” liberada del hombre e incluso la idea de que en la actualidad son realmente los hombres los que están dominados por la mujer: que las mujeres compran mucho, que las mujeres deciden y manipulan a sus parejas, que los hombres están subordinados a la mujer por ciertas leyes; así como otros muchos eslóganes del imaginario derechista y/o católico español. 7.9.3 Esto implicaría un cierto desprestigio del “feminismo” entre muchas mujeres jóvenes, que ven a dichas posturas no como un camino a la igualdad entre hombres y mujeres, sino como un camino a una sociedad donde la mujer pase a ser la dominante. Precisamente por esto, las Juventudes Comunistas deberían aplicar sus campañas feministas en nuestra comunidad a mostrar las desigualdades reinantes en nuestra

59

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
región, en nuestros centros de trabajo y en especial, en nuestras universidades. Algunas tareas especialmente relevantes serían las actividades y la propaganda dirigida a mostrar la existencia del “techo de cristal”, las causas de éste y las duras consecuencias que hoy día acarrea aún a las mujeres. 7.9.4 En definitiva, una tarea primordial de la Juventud Comunista en Castilla y León debería ser desmontar los falsos mitos del antifeminismo, y mostrar a las mujeres jóvenes la dura realidad a la que se enfrentarán si no actúan para cambiar la realidad social, cultural y económica de nuestro país, y por ende, de nuestra región. 7.9.5 Ahora bien, no debemos tampoco olvidar que si bien toda mujer está en condiciones de desigualdad respecto a los hombres, dichas desigualdades aumentan exponencialmente si hablamos de mujeres trabajadoras, en tanto son estas las que realmente sufren lo peor del yugo del patriarcado y del capitalismo: peores empleos, peores salarios, peores posibilidades de conseguir ascensos, mayores índices de acoso sexual en el trabajo y todo esto sumado a una de por sí situación de desigualdad en el propio hogar sufriendo un reparto desigual de las tareas domésticas y familiares, un reparto desigual del tiempo disponible para el ocio y el autodesarrollo personal. 7.10 El patriarcado y la lucha contra el patriarcado 7.10.1 El sistema patriarcal se vale del sistema sexo/género, confundiendo y mezclando ambas categorías, la primera referida a una diferencia biológica y la segunda a la construcción social, cultural e histórica que diferencia lo masculino de lo femenino, y que se refiere a los roles sociales y culturales que la sociedad patriarcal impone a cada uno de los sexos, siendo la central la relación asimétrica entre ambos. Mezclando de forma arbitraria ambos conceptos, se reproduce la injusta situación social privilegiada de los hombres con respecto a las mujeres, ya que el género aparece como si de un atributo de la naturaleza se tratara. 7.10.2 La violencia de género que, con diversas formas (explotación laboral, explotación en el ámbito doméstico, violencia física, violencia psicológica, etc.) tienen como principales víctimas a las mujeres de todas las edades. Además, debemos tener claro que la violencia de género no es exclusivamente física; cualquier acción, conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer tanto en el ámbito público como en el privado, debemos considerarlo violencia de género. ●La prioridad de las acciones preventivo-asistenciales contra dicha violencia debe estar dirigida hacia la protección, la dignificación, el empoderamiento y el logro de autonomía de las mujeres para que puedan vivir en paz, justicia e igualdad. ●Se deben articular acciones punitivas combinadas con mecanismos de reinserción, a través de la educación en nuevos valores. 7.10.3 La prostitución es un exponente de la violencia y la opresión que provoca el sistema patriarcal, y que se ceba fundamentalmente con los sectores femeninos más

60

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
vulnerables de la clase: sectores excluídos, inmigrantes, etc. La entendemos como fruto de la división sexual del trabajo y el afecto, diseñada desde una visión adrocéntrica de la organización social del mercado y de la sexualidad. ●Por eso apostamos por una posición abolicionista con respecto de la prostitución. Sin embargo hay que hacer una apuesta por los derechos básicos y sociales de las prostitutas con el fin de abolir la prostitución. Por eso pensamos que, en todo caso, la adopción de medidas de intervención frente a la prostitución debe basarse en alternativas de resocialización que sean capaces de crear las condiciones para que la prostitución deje de convertirse en una necesidad de subsistencia. 7.10.4 En el mercado de trabajo, se visualiza la discriminación hacia las mujeres, precibiendo salarios más bajos, altas tasas de trabajo a tiempo parcial, tasas más elevadas de paro y temporalidad, cuotas altas de trabajo sumergido y empleos menos valorados socialmente, etc. Esta fractura dificulta la toma de conciencia unitaria como clase e impide su organización política y sindical. ●Por esto, es necesario luchar para que los sindicatos y organizaciones políticas tengan un mayor compromiso en la lucha contra la discriminación que sufren las mujeres, avanzando hacia un mercado laboral donde no exista la discriminación en el acceso, la promoción y el mantenimiento del empleo, elaborando estrategias que aseguren la igualdad salarial por trabajos de igual valor y que eliminen los problemas específicos de las mujeres en la promoción, acoso, dificultades de acceso a la formación, salud laboral... ●Pero también es necesario llevar a cabo campañas que consigan vencer la hegemonía ideológica del patriarcado, luchando contra los falsos prejuicios que en la actualidad siguen acosando a las mujeres, al trabajo de las mujeres y al propio movimiento feminista. ●Asimismo, es necesario cambiar nuestra concepción del trabajo doméstico como trabajo al margen de la producción. El trabajo doméstico es trabajo reproductivo, trabajo que crea indirectamente, pues asegura la subsistencia y reproducción ampliada de la fuerza de trabajo productiva tradicional. Por esto mismo, hay que abogar no solo una igualdad en el mundo de la empresa, sino también una igualdad en el mundo del hogar (tanto en tareas como en privilegios). ●Ligado a este aspecto, desde la Juventud Comunista debemos proponer campañas que ayuden a vencer la tradicional tendencia de la mujer a abandonar su carrera formativa y profesional por cuestiones relacionadas con el ámbito de lo doméstico: matrimonio, cuidado de la prole, etcétera.

61

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

DOCUMENTO VIII LA JUVENTUD MIGRANTE
8.1 La inmigración es un fenómeno consustancial al ser humano que se ha repetido a lo largo de la Historia bajo formas y características diferentes. Sin embargo, dos han sido los momentos en los que se ha producido con mayor intensidad: el último cuarto del siglo XIX, coincidiendo con la consolidación de la fase imperialista del capitalismo y el último cuarto del XX e inicios del XXI. En el actual contexto económico, la división internacional del trabajo genera enormes contradicciones que obligan a un número enorme de personas a dejar su lugar de residencia en busca de mejores condiciones materiales. Este fenómeno golpea con especial incidencia en los países de la periferia y de la semiperiferia que generan flujos de migración principalmente hacia los países del centro imperialista. Irónicamente, España ha pasado de ser un país de la semi-periferia económica durante los años posteriores a la guerra civil, enviando contingentes grandes de personas al centro de Europa, a ser un país receptor de estos flujos. Este movimiento de personas, consecuencia de la suma de las contradicciones intrínsecas del capitalismo mundial y de las economías regionales, genera a su vez sus propias contradicciones una vez llegan al país receptor con consecuencias muy diversas, siendo el fenómeno del racismo y el auge de nuevas formas de fascismo y extrema xenofobias de las más visibles. Ante ello los países capitalistas responden hipócritamente declarando la “libre circulación de personas y mercancías” sólo para un sector minoritario y elitista mientras que genera humillantes fórmulas de exclusión social, política y económica (como los centros de internamiento, ghettos oficiales y extraoficiales o la reclusión) para aquellos considerados “ilegales” bajo los parámetros imperialistas hegemónicos. Paradójicamente, economías de países como el nuestro se nutren y sobreviven por la explotación de esta mano de obra semi-esclava, un auténtico ejército de reserva del capital que son los que, junto con las clases trabajadoras locales, sostienen el Estado de Bienestar de los países del centro económico. Mientras se desarrolló la expansión económica a nivel mundial, estos grupos eran “tolerados” dentro de las fronteras marcadas por el capitalismo; pero en el actual contexto de crisis de superproducción, en el que las clases trabajadoras locales sufren altísimas tasas de paro y ven empeoradas sus condiciones laborales, los gobiernos de las diferentes naciones optan por durísimas políticas de exclusión e interrupción de los flujos migratorios que ya no les son útiles a no ser que acepten condiciones de explotación todavía más duras de las que existen actualmente. La paradoja es que el propio sistema que crea las condiciones de existencia de las grandes migraciones es la que reprime a los inmigrantes, duramente golpeado por la crisis económica. 8.2 Como no podía ser de otra forma, de entre todo el sector inmigrante, la juventud es uno de los más castigados, fundamentalmente porque son los jóvenes los que más posibilidades tienen de emigrar de sus países de origen en busca de empleo que pueda sostener a sus familias en origen. Varios hechos deben de ser resaltados a la hora de analizar la inmigración y el fenómeno migratorio. Por un lado, no debemos pensar que toda la inmigración es igual. Desde un

62

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
punto marxista, si bien los inmigrantes no constituyen una clase, sí que existen clases entre los inmigrantes. No es lo mismo el inmigrante de clase burguesa que ha llegado a otro país en busca de mejores inversiones o por falta de posibilidades de aumentar su cuota de plusvalía en el país de origen (este sería el caso, por ejemplo, de la emigración cubana a Miami tras la Revolución de 1959 o la actual emigración de algunos sectores latinoamericanos a países europeos) que un antiguo campesino al que le han arrebatado sus tierras y que debe buscar un sustento para él y su familia en otro país. Como es lógico, el número cuantitativamente mayor es este segundo grupo, de clase trabajadora y fundamentalmente joven. Por otro lado, que la inmigración local tiene un doble enfoque de análisis, internacional y local. Aunque muchas de las causas y contradicciones que generan la inmigración son de origen internacional, es necesario complementarlo con un análisis local/regional ya que esta población, al residir en un determinado lugar, comparte los problemas económicos y sociales de éste. La implicación de esta idea es que las soluciones a los problemas de la inmigración hay que verlas desde esta óptica; nada lograremos si sólo actuamos a nivel local y no lo hacemos a nivel general ni viceversa. En definitiva no es sino “pensar globalmente y actuar localmente” bajo los parámetros de la praxis marxista. 8.3 Castilla y León no es una región en la que inmigración sea especialmente importante si lo comparamos con otras del país aunque las tendencias de aumento cuantitativo de la inmigración, estructura socio-económica de los inmigrantes, etc. es bastante similar en todo el Estado. Cuantitativamente, en el año 2009 había una población total de inmigrantes de 167.641 (en España hay unos 5,7 millones de inmigrantes), esto es, un 6,53% de la población total de la región. Entre ellos, 54.001 eran población joven 40, esto es, un 32,21% de todos los inmigrantes con menos de 40-45 años. Según los datos más recientes, el crecimiento de jóvenes inmigrantes en Castilla y León ha sido progresivo con un incremento anual de 5000 jóvenes extranjeros al año, aunque parece que entre 2009 y 2010 ha descendido el número de jóvenes inmigrantes en 5,52%. Si observamos la pirámide de población autóctona en comparación con los emigrantes (figura 1) vemos que la población inmigrante mayoritaria es aquella con una franja de edad de 20 a 44 años, esto es, fundamentalmente joven y joven-adulta 41. La población inmigrante en Castilla y León es fundamentalmente europea y concentrada en las provincias de Burgos, Valladolid, Segovia y Zamora; el 18,82% tiene procedencia rumana, el 16,03% búlgara (concentrada principalmente en Segovia y, más concretamente, en la capital y en Tierra de Pinares por el establecimiento de familias que iniciaron “efectos llamada” a la familia del país de origen) y de Portugal procede el 7,02% de la población inmigrante en la región. De otras regiones son el 11,22% de marroquíes, residentes sobre todo en Ávila y Soria, y, representando a América del Sur, que se concentra fundamentalmente en León, Palencia, Salamanca y Soria, el 6,90% son de Colombia mientras que el 5,48% son ecuatorianos (ver figura XX). Para finalizar el mapa intercontinental, en Castilla y León hay un 3% de inmigrantes de Asia. Las razones que
40Dato extraído de http://jovenesinmigrantes.blogspot.com/ [consultado el 26-VII-2011] basado en el Padrón Municipal. Es posible que este número sea mayor atendiendo a otras fuentes. 41Situación económica y social de Castilla y León en 2009. Tomo I: Economía, mercado laboral, calidad de vida y protección social. Consejo Económico y Social. Comunidad de Castilla y León.

63

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
explicas este mapa de orígenes de la población extranjera en Castilla y León, como en el Estado, son muy variadas, incluyendo razones de afinidad cultural para la población latinoamericana o de cercanía geográfica para los portugueses (aunque hay que recordar que parte de la inmigración portuguesa del siglo XX también se relaciona con el auge de la minería de carbón) y para los marroquíes por ejemplo, pero son las de origen económico y político las más importantes al explicar el origen de esta población. Observamos, por tanto, una ubicación territorial de los inmigrantes que parece obedecer a vínculos personales con el país de origen y en los que el papel de las mujeres es muy importante en cuanto a la creación de estos lazos. Por ciudades concretas el mayor número de inmigrantes se concentra en Valladolid (32.874 personas), en Burgos (25.054) y en Segovia (24.434) mientras que el menor número se encuentra en Soria (9.612 personas) y Zamora (9.121) (ver figura XX). Actualmente Burgos, León y Valladolid concentran la mitad de los flujos de entrada y salida. Aunque no tenemos datos concretos al respecto, hemos de suponer que la juventud inmigrante sigue las mismas pautas de distribución regional. Lo que observamos, por tanto, es una cierta correlación entre el nivel de desarrollo socioeconómico provincial y el número de inmigrantes en las regiones. Así, en las provincias de menor desarrollo, como Ávila, Palencia, Soria y Zamora encontramos el menor número de inmigrantes, contrastando con Valladolid, Burgos o León, ésta última todavía contando con inmigrantes llegados a la provincia desde los años 80 por el auge de la minería. En general, podemos decir que las bajas cifras de población extranjera en Castilla y León responde a los mismos condicionantes de la despoblación y la emigración de jóvenes en nuestra región; la falta de oportunidades económicas en nuestra región, agudizada por la crisis económica actual. 8.4 La inmigración en Castilla y León tiene un carácter principalmente laboral atestiguado en que la tasa de actividad de la población extranjera supera a la estatal, cuestión que se agudiza en el caso de las mujeres. Esta diferencia de tasa de actividad es más alta en los inmigrantes no europeos y en los europeos de los países del este de Europa, ya que los extranjeros de la Unión Europea son en un alto número de casos estudiantes y jubilados. Como contraste (o complemento) de la tasa de actividad de la población extranjera está el hecho de que la tasa de desempleo entre los inmigrantes es del 34,72%, es decir, que uno de cada tres trabajadores inmigrantes están en paro, 4 puntos por encima de la tasa de paro de la población inmigrante en el Estado (30,79%) 42 y con un equilibrio muy ajustado entre sexos (35,18% de hombres y 34,27% de las mujeres). Esto muestra que la crisis ha afectado más a la población inmigrante que a los españoles, demostrando que se trata de un sector especialmente vulnerable a los cambios económicos. Por los datos expuestos anteriormente observamos que la alta tasa de población joven entre los inmigrantes indica que es una población mayoritariamente en edad de trabajar, lo que indica que las causas principales de la inmigración a Castilla y León, como en general la tendencia migracional del Estado, son por razones económicas y laborales. Se añade además que, por ser una región del interior del país, la inmigración no llega directamente, sino que entra por otros lados y llegan a Castilla y León posteriormente con cierto retardo a las tendencias estatales, por lo que se refuerza la presencia de una inmigración principalmente económica y con cierta estabilidad en el tiempo.
42Según la Encuesta de Población Activa (EPA)

64

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
Esta inmigración ha llegado a la región desde los años 80 y 90 en relación con el desarrollo del modelo capitalista en España y la Unión Europea que requería de mano de obra barata y fácilmente explotable. En concreto nuestra región atrajo fundamentalmente mano de obra hacia las zonas agrícolas. Recientemente, sin embargo, se han ido abriendo nuevos nichos laborales como es el del sector servicios, sobre todo en relación con el cuidado de la población envejecida de nuestra región. Por su lado, otros sectores, como la construcción o la hostelería, aunque nunca han destacado cuantitativamente, han sido ocupados por población inmigrante de manera más regular, sobre todo al calor del crecimiento del sector de la construcción en los años 90 y primeros años del siglo XXI. Cuantitativamente el mayor número de trabajadores inmigrantes se concentra en el sector servicios (57%) y en el de la construcción (16%) siendo también significativo el sector manufacturero (10%) y también destacando el agrario (16%, el mismo porcentaje de trabajadores que en la construcción). En general, la ubicación laboral de los inmigrantes es en los servicios de atención a la tercera edad y asistencia doméstica (sobre todo la mujer inmigrante), la hostelería y el sector agropecuario, en sectores donde el interés de la población local es menor. En este sentido cabe destacar la importancia que podría tener el desarrollo completo y social de la llamada Ley de Dependencia para poder establecer unos mínimos de calidad laboral en estos sectores que emplean a un número creciente de personas inmigrantes. Estos nichos laborales también hay que relacionarlos con el nivel sociocultural de los inmigrantes, la mayoría de ellos con poca cualificación profesional o que trabaja en niveles laborales inferiores a su preparación. 8.5 Como hemos observado, la crisis ha afectado profundamente a la inmigración en su conjunto aunque ha sido especialmente dura con los y las jóvenes inmigrantes pues representan el mayor número de ellos. La situación de crisis, como todas a lo largo de la Historia del capitalismo, ha sido aprovechada por la gran burguesía para endurecer las condiciones de sobre-explotación y mantener la estructura económica capitalista mediante la modificación parcial de sus componentes internos, lo que produce, si no hay respuestas por parte de la clase trabajadora, un empeoramiento en la condición socio-laboral de éstas. La inmigración, en la actual situación, se ha convertido en un verdadero problema para las clases capitalistas de los países como España y, por extensión, a regiones como la de Castilla y León. El aumento tan agresivo de las tasas de paro, engrosando las filas del ejército de reserva del capital, es un verdadero problema para las clases gobernantes tanto en lo político como en lo económico, por lo que su reacción es cada vez más agresiva en su intento de frenar un fenómeno que no se puede frenar por su estructuralidad, como es la inmigración. En este contexto es en el que hay que insertar los graves ataques que suponen contra los Derechos Humanos por parte de gobiernos como el de España, Italia y Francia y otros en la creación de Centros de Internamiento para Inmigrante, expulsiones forzosas, controles rayanos en el fascimo, etc. que son potencialmente aplicables en nuestra región en cuanto los problemas crezcan para la clase capitalista y terrateniente de Castilla y León. A esto se añade el grave problema de la economía sumergida, que conlleva cotas de explotación altísimas y denigrantes y que afectan mayoritariamente a la inmigración, por ser un sector muy vulnerable a estos ataques y con escasa capacidad de movilización para defender sus derechos o presionar para mejorar sus condiciones laborales. Debemos entender que la economía sumergida beneficia enormemente al capital (supone

65

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
ya un 24 % del PIB43), y aunque los partidos de turno, sea el PP o el PSOE, clamen contra ella, no harán ningún esfuerzo por acabar con ella. Según Héctor Illueca, inspector de trabajo, “existe una gran hipocresía respecto a la economía sumergida; desde una perspectiva capitalista, no representa en ningún caso un problema, al contrario, permite reestructurar las relaciones capital-trabajo en un contexto de crisis a favor de las empresas; por lo tanto, más que un problema es la solución para el capitalismo” 44. 8.6 El discurso neoliberal y conservador hace de la inmigración “un problema” y, en ocasiones, “EL problema” de las crisis como la que actualmente vivimos, lo que produce la generación y desarrollo de reacciones fascistas y de extrema derecha tanto en lo político (mediante medidas políticas de ataque a la inmigración) como en lo social, más violento físicamente y de mayor visibilidad aunque hay que entender que las reacciones “racistas” pueden ser cotidianas y ser asumidas por la población local. Las crisis económicas son utilizadas por el capital para la “fascistización” de la sociedad y de los aparatos ideológicos del Estado. Para que existan los grupos neonazis tiene que haber un pensamiento en la sociedad que respalde ideológicamente, aunque no en las respuestas concretas, el ataque contra los inmigrantes. Aunque desde los medios oficiales se trate de hacer pasar como ataques aislados se trata de parte de la estrategia de las clases capitalistas de dividir a la clase trabajadora y desviar la atención del verdadero problema, que es la composición de la estructura económica capitalista. Este intento de criminalización de la juventud inmigrante tiene como uno de sus argumentos la violencia que expresan algunos de estos grupúsculos, magnificados por los medios de comunicación que no van a la raíz del problema y confunden términos uniendo el concepto de “etnia” con el de “violencia” lo que provoca una reacción identitaria muy negativa entre la población local, identificando al “otro” con lo malo y, de nuevo, desviando la atención de las causas económicas y políticas de estos fenómenos. Ante esto no cabe más que la integración total de la juventud inmigrante. Integración no sólo desde el punto de vista “cultural” como inocentemente plantean algunas corrientes socialdemócratas, sino integración desde el punto de vista económico y de clase. Luchar unidas las clases oprimidas, incluidos los inmigrantes explotados, por alcanzar los mismos derechos en términos laborales, educativos, de ocio, sanitarios, etc. es el objetivo a lograr. Esto no está reñido, tampoco, con la mantención de las propias identidades de los inmigrantes. La identidad es una cuestión muy compleja que no se resuelve ni obligando a nadie a que cumpla unas ciertas normas culturales ni tampoco llevar la tolerancia a límites absurdos sino que debe ser un movimiento dialéctico de enriquecimiento continuo sin abandonar los signos de identidad que no supongan una merma de la dignidad humana ni un ataque contra los derechos de la clase trabajadora, de la mujer o de cualquier sector dentro de la misma. De nuevo, traemos a colación la idea de que, desde un punto de vista de clase, no es lo mismo ser un inmigrante de clase capitalista que un obrero y que, por encima de todo,
43Según un estudio para la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) (http://www.publico.es/dinero/379542/la-economia-sumergida-en-espana-supone-cuatro-millones-deempleos). 44Citado en LLOPIS, Enric (2011): “La economía sumergida se dispara con la crisis”. Rebelion [http://www.rebelion.org/noticia.php?id=133888] Fecha de consulta: 12/08/2011.

66

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
hay que crear conciencia de clase, haciendo ver las contradicciones del sistema que, también, bajo una estrategia de manipulación nos empuja a estar en contra de nuestros aliados naturales. 8.7 Plantear una alternativa y un programa para la cuestión de la inmigración supone tomar en consideración varias cuestiones. Por un lado, que aunque tratemos el problema de forma local hay que analizarlo de forma global, lo que significa que la inmigración en Castilla y León surge de las mismas razones de tipo económico y social consecuencia del desarrollo de la globalización capitalista por lo que comparte los mismos problemas y gran parte de las soluciones que se plantean para la inmigración nacional e internacional, esto es, acabar con las bases económicas capitalistas que generan la inmigración forzosa y por razones económicas. Sin embargo, las especificidades de Castilla y León dentro de este marco provocan también unas singularidades de la inmigración en la región que deben responderse con soluciones concretas. Por otro lado y siguiendo este hilo argumentativo a escala regional, la inmigración en Castilla y León participará de los problemas que esta región tiene, por lo que es inviable y peligroso hacer de la inmigración un fenómeno separado y con características diferentes a la juventud de la región, aunque sí tiene particularidades, comparte los mismos problemas. Peligroso porque es precisamente el pensamiento liberal y conservador el que lleva a plantear la inmigración como un “problema a resolver” separado de los problemas que afectan a la juventud en general. Así, la despoblación, el desempleo, la desestructuración económica, etc. son comunes a toda la población de Castilla y León y afectan también a la inmigración, por lo que parte del planteamiento de un programa para la inmigración pasa por reconocer que sólo resolviendo los problemas de la juventud en general se resolverán también los de la juventud inmigrante (para ello, ver los otros documentos de este documento). Por último, entender que la actuación en relación a la juventud inmigrante (y a la inmigración en general) es una cuestión bidireccional; debe tener una parte de programa dirigido a la población inmigrante pero también incluyendo aspectos que afecten a la población local. Insistimos en que la inmigración no debe darse como un fenómeno fuera de la sociedad, pues ello generará que se siga viendo al inmigrante como un “otro” y no como “uno de nosotros” que sufre de los mismos problemas agravados por su condición de joven, de inmigrante y de clase trabajadora. El punto de partida para hacer propuestas que tengan como objetivo a la población inmigrante joven es, por tanto, entender de forma general la inmigración como un hecho estructural, esto es, un fenómeno natural de las relaciones sociales de producción sean del tipo que sean y no un “problema” que hay que resolver y que es un fenómeno positivo, tanto económica como socialmente. De esta manera, entendemos que las soluciones para los problemas que afectan a la juventud inmigrante se deben enfocar en diversas direcciones: ●En lo económico, a las cuestiones laborales, con especial incidencia en la equiparación progresiva de los inmigrantes en la búsqueda de un trabajo de calidad sin precariedad, la eliminación de la economía sumergida o la regularización de su condición de trabajador. ●A las políticas, al desarrollo de los derechos políticos y de participación política. ●A las sociales, a la progresiva integración conservando y desarrollando las identidades propias en un clima de democracia participativa.

67

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
Por ello, se plantean las siguientes cuestiones de programa y de actuación: 8.7.1 En lo económico: ●Equiparación en derechos con la población local. Eliminar cualquier diferencia que pueda existir con la población inmigrante. ●Garantía de los derechos laborales mediante comisiones de inspección que hagan cumplir el reglamento a las empresas y empresarios. ●Acabar con la economía sumergida, reintegrando con todos los derechos y garantías a la población inmigrante empleada en estos sectores. Desarrollo de una política activa de inspección que combata los abusos y la explotación laboral. ●Desarrollo auténtico y participativo de la Ley de Dependencia. ●Incremento de la financiación pública para aquellos servicios necesitados en nuestra región y que suponen un nicho laboral natural para las personas inmigrantes, sobre todo de la mujer, como son los centros de la tercera edad. ●Facilitar la información en los centros públicos y los sindicatos de los derechos económicos y laborales así como de posibles ofertas de empleo. Facilitar la inscripción en los Servicios Públicos de Empleo gestionadas por las CCAA. ●Creación de fondos económicos a nivel comunitario para favorecer la integración social, con especial atención a los menores, mujeres y aquellos inmigrantes en situación de especial vulnerabilidad. ●Se llevarán a cabo programas de formación ocupacional, donde se aborde de forma específica la adaptación de los inmigrantes a la realidad del sistema productivo de cada territorio. ●Elaboración de programas de ayuda por parte de las CCAA y los ayuntamientos, para facilitar el alquiler de viviendas privadas a personas a las que les es imposible acceder a las mismas por su condición de inmigrantes. Especial atención a los planes de vivienda para la erradicación del chabolismo horizontal y vertical. ●Se garantizará el acceso a los servicios sociales públicos de todos los inmigrantes, sin discriminación alguna en relación a su condición legal en España. 8.7.2 En lo político: ●Equiparación de los derechos políticos con la población local, con especial incidencia en los derechos al voto. Unificación del concepto de “administrado” en todos los centros públicos. ●Modificar el artículo 13.2 de la Constitución para reconocer los derechos políticos de los extranjeros en España para abrir la participación política. ●Ratificación de todos los convenios internacionales, como el Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migrantes y de sus familiares ●Facilitar la información a la población inmigrante sobre sus derechos políticos y electorales, capacidad asociativa y participación ciudadana. ●Desde los ayuntamientos se desarrollarán campañas permanentes para el empadronamiento de la población inmigrante, simplificando al máximo los trámites.

68

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

8.7.3 En lo social ●Políticas activas para la escolarización efectiva de todos los niños y las niñas inmigrantes. Se establecerán políticas activas para evitar un desequilibrio en la distribución de la población inmigrante en determinados centros educativos, controlando y sancionado las medidas discriminatorias llevadas a cabo por los centros concertados. ●Revisión de los libros de texto para eliminar los contenidos racistas, xenófobos y discriminatorios. ●Las CCAA llevarán a cabo políticas que aseguren la cobertura sanitaria a todos los inmigrantes que vivan en la misma. ●Desarrollo de un sistema de reagrupación familiar que garantice y facilite el ejercicio de este derecho. ●Desarrollo de foros territoriales para la inmigración, con especial incidencia en nuestra región de los foros para las poblaciones de Europa del Este y el norte de África así como de las minorías locales, como la gitana. ●Constituir el 18 de diciembre como día internacional del migrante no como una fecha folclórica que genere reacciones condescendientes y caritativas, sino como auténtica jornada de lucha sobre las condiciones de las personas migrantes.

69

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león

DOCUMENTO IX JÓVENES DE CASTILLA Y LEÓN: DEPORTE, OCIO, CULTURA Y TIEMPO LIBRE
9.1 La importancia de la cultura y el ocio para las sociedades occidentales contemporáneas está fuera de toda duda. Mientras que la “cultura” podemos definirla como el conjunto de procesos y conocimientos con los que el ser humano establece conexiones con el mundo que le rodea, el “ocio”, definido en forma negativa, es aquel tiempo dedicado a actividades no-laborales (incluido el estudio en el caso de ser estudiante de profesión). Ambas se consideran necesarias en el desarrollo de los seres humanos, por lo que comenzamos por caracterizar tanto la cultura como el ocio como actividades necesarias, como derechos del ser humano. Sin embargo, en el capitalismo moderno la cultura y el ocio juvenil se han convertido en mercancía, en productos de consumo extremadamente beneficiosos, sobre todo si tenemos en cuenta que, según datos de 2004 el tiempo medio de ocio de un joven entre 15 y 29 años a la semana es de cerca de 30 horas para los hombres y 27 horas para las mujeres45. Actualmente, la importancia de la industria de la cultura en nuestro país sobrepasa el 4% del PIB y sigue creciendo, resaltando así la importancia que adquiere en el sistema económico actual. Es por ello, por los intereses derivados, que la cultura y el ocio mayoritarios, tal y como son ofertadas por las empresas privadas y el Estado, forman parte de su propia superestructura, vehiculando sus valores, ideas y propaganda; esto es, vehiculando la hegemonía cultural del sistema a favor del beneficio económico y de la naturalización del capitalismo como el “único sistema posible”. En otras palabras, la cultura y el ocio capitalista están imbuidos de su ideología, basada en el individualismo, la alienación, el consumismo y el conservadurismo por lo que no se puede separar la cultura de su base material y de la estructura social en la que ésta se manifiesta. No hace falta ir muy lejos para corroborar esto; sólo hay que observar la “calidad” de nuestras televisiones, a las que la juventud dedica una media de 12 horas semanales 46, el alto consumo de alcohol y drogas entre la juventud, el ocio tan alienante que se genera en la mayoría de las discotecas (con música igual de alienante) o el bajo índice de participación juvenil en organizaciones y movimientos sociales. Todo esto forma parte, dentro de la lucha de clases, de las intenciones no-declaradas del sistema hegemónico a la hora de convertir a la juventud en “consumidores de ocio”, de un ocio que les aliene y que les desvincule de los problemas actuales y la crítica del statu quo. Un ocio “empaquetado” y listo para consumir por la juventud. Un ocio, además, con un fuerte espíritu clasista ya que existe un enorme esfuerzo por parte de las empresas de la cultura de fomentar estas diferencias con diversas formas de cultura y ocio cada vez más exclusivas y más caras, tratando de crear diferentes identidades de clase según el ocio que se compre y fomentando el espíritu de consumo

45 Datos del Instituto de la Juventud [http://www.injuve.es/contenidos.type.action? type=1334137758&menuId=1334137758] consultado el 10/8/2011. 46 Idem

70

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
entre la clase trabajadora (mal llamada “clase media”) para que “sienta” y “se identifique” con las clases burguesas contemporáneas. Es necesario hablar no ya de cultura si no de cultura política ya que, aunque implícita, la política, la propaganda y la ideología forman parte del mismo concepto de cultura. La creación y transmisión de los productos culturales está condicionada por las luchas de clases. De ahí se deriva la necesidad de intervenir activamente en este campo, formulando y articulando políticamente los instrumentos de una hegemonía cultural alternativa. 9.2 La cultura y el ocio, sin embargo, no tienen por qué necesariamente ser así y siempre han existido formas alternativas de cultura y ocio utilizados por la juventud. Sólo hay que recordar, por ejemplo, cómo los primeros centros de socialización de la incipiente clase obrera eran las tabernas y las fiestas populares entre los campesinos, como bien demuestra la gran tradición folclórica popular de Castilla y León. Entornos en los que la diversión y el entretenimiento no contradecían el espíritu reivindicativo y la crítica social y en los que la cultura y el ocio se convertían en herramientas de la lucha de clases. Las lecturas más conservadoras del posmodernismo han llevado a relativizar y rechazar las ideologías y las grandes narrativas, sobre todo las progresistas, creando una imagen negativa de ellas que provoca actitudes reactivas entre la población ante cualquier signo de “política”, “ideología”, etc. sobre todo en los espacios de ocio. Ante esto, sin embargo, debemos preguntarnos, cui prodest? ¿A quién beneficia? Evidentemente, las actitudes acríticas y falsamente a-políticas benefician al sistema que impera en el momento, en este caso el capitalista. Es por ello que el ocio y la cultura ofrecidos desde los poderes hegemónicos fomentarán este espíritu “a-político” y nos ofrecerán una cultura y un ocio edulcorados, falsamente constructivos en los que sólo asumiremos los patrones ideológicos emanados desde el sistema que se beneficia de ello. Hay que combatir la visión pesimista (e intencionada) de la juventud. No sólo queremos salir de fiesta y consumir alcohol. Todo depende de las posibilidades, las alternativas, la demanda de un ocio alternativo que no tiene que estar reñido con la diversión, sino que debe complementarse. Así, el principal objetivo para la juventud combativa es el de fomentar un concepto distinto de cultura y de ocio basados en valores alternativos a los capitalistas como son la solidaridad, la democracia participativa, la integración o la crítica social y que permitan, a la vez que “descansar del trabajo”, “pasarlo bien” y demás, fomentar un espíritu crítico frente a la realidad que nos rodea. La dificultad táctica que debemos abordar estriba en diferenciar los elementos potencialmente desestabilizadores de la lógica hegemónica y potenciar estratégicamente su utilización en la perspectiva de construir una hegemonía cultural alternativa a la del capitalismo y las clases dominantes. Desde esta perspectiva, la prioridad política es re-politizar la cultura “obligando socialmente” a los jóvenes, intelectuales y trabajadores de la cultura a posicionarse públicamente frente a las contradicciones del sistema capitalista. 9.3 Aunque es muy difícil poder establecer un “estado de la cuestión” de la cultura y el ocio en Castilla y León dada la complejidad del tema, la multitud de factores implicados y la escasísima cantidad de datos disponibles, trataremos de dar algunos apuntes generales sobre la cultura y el ocio en la región que nos sirvan como base crítica fundamentada que deberá ir complementándose en el futuro.

71

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
En Castilla y León el presupuesto de 2011 destina una cantidad de 131.012.062 euros distribuidos por capítulos de la siguiente manera 47

CAPÍTULOS DE GASTO 1 CULTURA ADMINISTRACIÓN GENERAL DE CULTURA DIRECCIÓN Y SERVICIOS GRALES. DE CULTURA Y TURISMO 2 3 4 1.677.1 56

44.651. 11.577. 935 751 14.216. 4.032.9 789 06 14.216. 14.216. 789 789

DIRECCIÓN Y SERVICIOS GRALES. DE CULTURA Y TURISMO

14.216. 4.032.9 789 06

PROMOCIÓN CULTURAL

20.452. 4.406.1 129 12

477.73 4 477.73 4

PROMOCIÓN, FOMENTO Y APOYO A LA 20.452. 4.406.1 ACCIÓN CULTURAL 129 12

PROMOCIÓN, FOMENTO Y APOYO A LA 20.452. 4.406.1 ACCIÓN CULTURAL 129 12 DEPORTES Y EDUCACIÓN FÍSICA FOMENTO Y APOYO A LA ACTIVIDAD DEPORTIVA FOMENTO Y APOYO A LA ACTIVIDAD DEPORTIVA 5.292.1 2.697.8 22 16 5.292.1 2.697.8 22 16 5.292.1 2.697.8 22 16

477.73 4 1.199.4 22 1.199.4 22 1.199.4 22

ARQUEOLOG.Y PROT.DEL PATRIMONIO 4.690.8 440.91 HISTÓRICO ARTIST. 95 7

47 Datos de la Junta de Castilla y León.

72

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
4.690.8 440.91 95 7 4.690.8 95 440917

PATRIMONIO HISTÓRICO PROMOCIÓN, FOMENTO Y APOYO AL PATRIMONIO HISTÓRICO

Estos datos, aunque están por encima de la media nacional en cuanto a gasto de la Comunidad Autónoma en “cultura” por habitante, tienen que ser cuestionados a la luz de a qué se destinan y cómo se gestionan. Sin embargo no contamos con datos suficientes como para realizar una crítica exhaustiva, lo que ya nos indica dos cosas: por un lado, la falta de transparencia de los datos de la Comunidad con respecto al gasto en cultura y ocio; por otro, la falta de participación de la ciudadanía en la distribución de estos recursos, institucionalizados y (probablemente) bajo fuertes patrones de clientelismo. Una tarea, o una exigencia que se plantea es el de exigir esta transparencia, desenmascarar los casos de clientelismo abusivo en el mundo de la cultura de la región (como el uso de fondos para financiar fundaciones o empresas que comenten delitos fiscales) y plantear una alternativa presupuestaria fundamentada en la democracia participativa. Otra cuestión que destaca en nuestra región es el fuerte desequilibrio de inversión cultural, centrada sobre todo allí donde se concentra la demanda y el consumo, como en los centros urbanos y, en especial en ciudades como Salamanca, Valladolid o Burgos (relacionados con los centros universitarios) y el “olvido” de los entornos rurales, que deben conformarse muchas veces sólo con las fiestas patronales (y normalmente de una calidad cultural mínima), dejando el ocio y la cultura olvidados el resto del año. En estos entornos el ocio juvenil común queda reservado en numerosas ocasiones a salir de fiesta, consumir drogas y alcohol con las consiguientes consecuencias, ya no sólo alienantes a nivel ideológico, sino también en accidentes de coche, problemas de salud, etc. También es importante para hacernos una idea general sobre el ocio y la cultura en Castilla y León el número de organizaciones, movimientos sociales y asociaciones culturales y políticas que existen y su funcionamiento. El asociacionismo no está difundido entre la juventud de la región, y es que el 72,1% de las y los jóvenes de Castilla y León nunca han formado parte de asociaciones, grupos, ONG o partidos políticos alegando como motivo principal que “no se lo ha planteado nunca” (19,5%), “falta de interés, motivación” (18,7%) y que “no le gustan” (17,7%). Es por ello que se plantean varias tareas importantes: por una parte animar al 19,5% que nunca se lo ha planteado, potenciando que la misma población se organice para hacer actividades populares; y por otro lado exigir a las administraciones públicas (especialmente a los ayuntamientos) la promoción del asociacionismo, y la creación de espacios apropiados para tales fines.

73

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
Por otra parte, en un estudio reciente se contabilizaron alrededor de 190 ONGD en la región en el período 1998-2007 48 y según la página web de la Revista de Castilla y León 49 el número de asociaciones culturales por capital provincial es:

CIUDAD

Nº ASOCIACIONE S CULTURALES 12 10 7 7 14 8 3 6 6

Ávila Burgos León Palencia Salamanca Segovia Soria Valladolid Zamora

Por supuesto, esto sólo refleja una mínima parte de las asociaciones culturales que existen y que dejan fuera muchísimas otras como son las organizaciones universitarias, las asociaciones políticas, asociaciones de solidaridad internacional, etc. Aunque son sólo un par de datos que no logran dibujar una imagen clara del tema, sí que podemos sacar la idea importante de que existe una “demanda” de cultura y ocio alternativa y uso del tiempo libre por parte de la sociedad que parte de ella misma y que se vehiculiza en organizaciones dentro del sistema pero fuera de los aparatos oficiales y de las empresas privadas; que existe una base alternativa sobre la que construir un discurso crítico en torno a la cultura y al ocio. Por otra parte, refleja la necesidad de exigir datos de calidad a las entidades responsables sobre el número y las características de las asociaciones culturales de la región, promoviendo que puedan realizar actividades culturales de calidad financiadas y sustentadas sobre una base de democracia participativa en su constitución y su puesta en funcionamiento.
48 MARTIN CRUZ, Natalia y GAMEZ ALCALDE, César (2008): Castilla y León y la cooperación internacional para el desarrollo a través de las ONGD [http://www.jcyl.es/web/jcyl/binarios/970/184/Castilla_y_Leon.pdf? blobheader=application%2Fpdf%3Bcharset%3DUTF-8&blobheadername1=CacheControl&blobheadername2=Expires&blobheadername3=Site&blobheadervalue1=must-revalidate%2Cpost-check %3D0%2Cpre-check %3D0&blobheadervalue2=0&blobheadervalue3=JCYL_EconomiaEmpleo&blobnocache=true] fecha de consulta: 14/08/2011. 49 http://www.revcyl.com/cultura2/asociaciones_cyl.html. fecha de consulta: 14/08/2011

74

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
Un último punto a destacar es la importancia que debemos dar en nuestra región al deporte, a las artes y al Patrimonio como formas de cultura y ocio juvenil. Castilla y León contiene una inmensa potencialidad humana en deporte (El 60,2% de los y las jóvenes de la CCAA, practica habitualmente deporte o ejercicio físico, siendo aquellos de entre 14 y 19 años los que lo manifiestan en mayor medida (73,4%)) y artes que debe ser impulsada con financiación, recursos y espacios de actuación, sobre todo teniendo en cuenta la presencia de varias universidades que deberían jugar el papel de impulsores de estos sectores promoviendo el deporte entre la juventud y las expresiones artísticas como forma de generar una cultura y ocios alternativos. Por su parte, Castilla y León cuenta con uno de los patrimonios materiales e inmateriales más ricos de Europa cuya puesta en valor es una labor necesaria. 9.4 Partimos, por tanto, de la necesidad de generar una cultura y un ocio alternativo para la juventud de la región pero no desde el propio aparato del sistema, que hemos analizado que no sólo lo trata como una industria de la que extraer beneficio, sino que está basado en unos valores que alienan a la juventud y las alejan interesadamente del análisis de la realidad política y social. Es, por lo tanto, necesario que sea la propia juventud la que establezca sus propias formas alternativas de cultura y ocio y no que se vea obligada a entrar obligatoriamente en las formas establecidas de ocio. La praxis se plantea entonces, en tres vías paralelas. Por un lado, en el aspecto teórico, profundizar en las ideas aquí expuestas y completarlas, exigiendo datos de calidad y transparencia en los mismos sobre la situación de la cultura y el ocio en la región; desenmascarando y denunciando las contradicciones sobre las que se sustenta la actual “industria de la cultura” y los valores que transmite. Por otro lado, exigir de las entidades públicas actividades culturales de calidad y criticando aquellas que no lo son; exigir infraestructuras recursos adecuados para poder fomentar la cultura de la juventud en todas sus expresiones y formas; exigir una apuesta decidida por la juventud local a través de la financiación del deporte y las artes, etc. Hay que promover una conciencia de propiedad colectiva que se oponga a la propiedad privada, en la cual se considere inconcebible el que ciertos espacios no se aprovechen para el bien común o haya que pagar por su uso. Y lo más importante, que sean autogestionados y organizados por parte de los y las jóvenes que los llevan a cabo. Finalmente, el trabajo por crear las bases de una cultura juvenil alternativa basada en la solidaridad, la democracia participativa, la integración y la crítica social. Al fin y al cabo, politizar la cultura para que pueda convertirse en elemento no sólo de crecimiento sino de transformación social. 9.5 Aunque este trabajo debe darse en dos escalas, una regional y otra local, es la escala local la que adquiere mayor importancia porque es de donde debe partir el tejido de democracia participativa para la construcción de una cultura alternativa. De esta manera, lugares como las escuelas, las Universidades, los centros sociales, etc. adquieren una importancia fundamental que la juventud debe copar para transmitir sus demandas culturales y realizar actividades acorde con lo que se comenta. Sin embargo, queremos resaltar la importancia que juega la figura del barrio en este esquema por ser el espacio de socialización adecuado para desarrollar una cultura alternativa como la que aquí se propone. Es en los barrios, y por extensión, en las asociaciones culturales de barrio, las asociaciones de vecinos y en los centros sociales de

75

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
barrio los que deben convertirse en centros de cultura y ocio juvenil alternativo construido por la propia juventud. Es por ello necesario exigir el desarrollo de una infraestructura adecuada para este modelo, con la construcción de centros sociales en los que poder reunirse y hacer actividades culturales, bibliotecas para fomentar la lectura y los debates críticos, casas de la juventud para fomentar la creación de grupos artísticos juveniles, etc. Todo ello, por supuesto, con una fuerte inversión de dinero y recursos tomando la figura del barrio como epicentro del modelo. 9.6 Más allá de una visión “urbanista” de este modelo, hay que extenderlo a las zonas rurales, quizá con más empeño por carecer éstas de una red cultural densa como el que pueda existir en las ciudades. Hay que crear formas alternativas de ocio para la juventud rural que puedan, incluso, conseguir su arraigo y permanencia en estos entornos, combatiendo así la despoblación. El Patrimonio, el folklore, los recursos locales, etc. son estimulantes que deben ser puestos en valor por las comunidades locales, nunca impuestos desde fuera, para lograr formas culturales alternativas para la juventud rural. 9.7 El desarrollo de las nuevas tecnologías es un elemento que, bien utilizado, puede constituir una herramienta excepcional en la generación, desarrollo y extensión de una cultura juvenil alternativa. Para ello es fundamental su universalización y su liberación de intereses económicos para poder ser utilizado como un instrumento de la lucha de clases. En concreto, el ordenador e internet podríamos calificarlos como una contradicción. Por una lado buscan que las relaciones sociales se reduzcan a la realidad “virtual”, buscando un proceso individualizador de las y los jóvenes. Pero por otro lado internet, una red creada originalmente para controlar a la población, se está convirtiendo en una oportunidad para la difusión de las ideas combativas. Es por esto que se debe hacer especial hincapié en el trabajo en la red, tanto en páginas web, foros y redes sociales. Hay que apostar igualmente por el software libre frente a los poderes del mercado y del enriquecimiento personal que entienden todo en internet como forma de lucrarse. 9.8 Un aspecto fundamental es el referido a la socialización de la cultura. En sintonía con la idea de que el objetivo del capitalismo en cuanto a la cultura es el de generar el máximo beneficio posible, realiza un ataque directo contra la propiedad intelectual colectiva mediante la creación de un marco legislativo e institucional adecuado a sus intereses; así surgen cuestiones como la “Ley Sinde” o la SGAE. Ante ello hay que hacer de la propiedad intelectual algo socializado y compartido para que todo el mundo pueda beneficiarse de él y pueda participar en él, generando fórmulas de intercambio de cultura que no desprecien el trabajo de los creadores pero que impulsen al máximo su socialización. 9.9 Expuestas estas ideas principales, y como recopilación conclusiva, las principales líneas reivindicativas en torno al ocio y a la cultura son: ●Profundizar en las líneas teóricas y en los estudios sobre las características de la cultura juvenil en Castilla y León, estableciendo una base crítica en torno al modelo

76

Conferencia de Juventud y Mundo Rural – Juventudes Comunistas en Castilla y león
de cultura fomentado actualmente. Politizar la cultura en el sentido de desarrollar una cultura alternativa y transformadora. ●Creación de redes de asociaciones, grupos, organizaciones, etc. de cultura juvenil alternativa y crítica. ●Una fuerte inversión en creación de espacios culturales juveniles autónomos (casa de cultura, centros de juventud, locales de ensayo, equipos de sonido para grupos musicales). Garantizar el acceso a la cultura y al ocio para toda la juventud con precios populares y asequibles que no persigan en ningún caso el beneficio, sino la reproducción y mejora de las actividades; eliminar los sesgos de clase en la cultura. ●Fomentar la democracia participativa en el desarrollo de esta cultura juvenil alternativa. ●Total rechazo a las formas alienantes de ocio, especialmente de las drogas y del abuso de sustancias como el alcohol. ●Trabajo dentro de los medios de comunicación alternativos (internet, radio...) para generar espacios de debate y cultura críticos y combativos. ●Fuerte protección del folklore y del Patrimonio material e inmaterial de la región más allá de intereses capitalistas. ●Fomentar, desarrollar y expandir el uso de las nuevas tecnologías. ●Fomentar la creación de grupos artísticos y artistas independientes invirtiendo en recursos para que puedan desarrollar y compartir sus trabajos. Desarrollar espacios de intercambio y socialización de ideas y de cultura. ●Invertir y subvencionar el deporte de base. ●Trabajar por la creación de actividades culturales de calidad en los entornos rurales con especial importancia de los recursos, tradiciones y patrimonios locales. Fomentar el trabajo desde la comunidad local.

77

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful