Está en la página 1de 6

“El oficio Real de Cristo”

“Pero yo he puesto mi rey sobre Sion, mi santo monte. Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy. Pídeme, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra. Los quebrantarás con vara de hierro, como vasija de alfarero los desmenuzarás.” Salmos 2:6-9 RVR

El pueblo de Israel debido a sus tantas prisiones, destierros, e injusticias cometidas en su contra por tantos reyes e imperios, pasando desde su esclavitud en Egipto (s. XIII – XII AEC), sus exilios en Asiria (722-720) y Babilonia (586-538 AEC), dominio romano (63 AEC) y aún de sus mismos reyes y gobernantes justo lo que el profeta Samuel les había advertido pasaría (1 Sam. 8:11-18) cuando pidieron un rey humano; sus reyes se habían extraviado del pacto, se habían echado detrás de las orejas como se dice popularmente las instrucciones de Deuteronomio 17:14:20 concerniente a los reyes del pueblo de Dios y pecaban ellos y hacían pecar al pueblo en contra de Dios, se olvidaron del pacto de sus padres y se volvieron malos, injustos, homicidas, idólatras, opresores de su propios hermanos, soberbios, codiciosos, borrachos, se rodearon de lujos extravagantes y de mujeres extranjeras todo cuanto Jehová les había mandado no hacer; ahora esperaban con ansias la promesa del Moshiach “el ungido” ese rey profetizado desde la antigüedad, un rey glorioso, poderoso, perfecto que vendría con todo su poderío a poner en su lugar a los opresores y a sus enemigos naturales. El profeta Isaías (9:6-7) da a los israelitas una idea acerca de ese rey “Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía (misrah)* reposará sobre sus hombros, y se le dará estos nombres: maravilloso Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Se extenderán su

soberanía y su paz, y no tendrán fin. Gobernará sobre el trono de David y sobre su reino, para establecerlo y sostenerlo con justicia y rectitud desde ahora y

*Gobierno, dominio

Francisco Manuel García Baltodano

que no tendrán fin.” NVI Para un pueblo sufrido.El rey es también un sabio gobernador para los asuntos del País. “Paz” en el hebreo no solo significa la ausencia de guerra. es decir. 4. asume el culto. bienestar completo en todo el sentido de la palabra. fija y asegura las oblaciones. asegura el cobro de impuestos. inspiradas por los dioses.para siempre.Garantiza la satisfacción de los dioses y de esta manera conquista su benevolencia para con el país y frente a los enemigos de fuera. esta palabra era como un oasis en medio desierto. Para ellos funda. 6. sino. el huérfano y la viuda. 5. se muestra especialmente atento con el pobre despojado. 3. oprimido y explotado como Israel. pero también la prosperidad del País y el bienestar de sus habitantes. hace las súplicas y las penitencias por el pueblo.procura responder a las quejas de los particulares y regular sus diferencias. de él se dice que es la sabiduría misma de Ea (el dios de la Sabiduría). Abarca la integridad y sanidad tanto de la vida personal como de la colectiva y miremos que Isaías no solamente dice que se extenderá su reino (soberanía) y su paz.Es un prudente administrador. 1. las ofrendas alimenticias y los regalos que les placen.Tiene que ser ante todo un buen administrador de los dioses que lo han escogido y delegado. Miremos a continuación lo que ahora llamaríamos la descripción de trabajo de un rey según las tradiciones mesopotámicas las cuales sin lugar a duda influenciaron en gran manera a Israel. Francisco Manuel García Baltodano . vigila los trabajos públicos (la limpieza de los canales de irrigación por parte de los aldeanos o las fortificaciones de las ciudades). velando por cumplir sus deseos. sino más bien. como un rayo de esperanza en medio de la desolación. 2.Se muestra un juez justo. promulga leyes buenas. construye y restaura los santuarios.

–Razón tienes joven. Todas estas cualidades aunque nunca se alcanzaron.El rey es finalmente jefe militar. en el interior.”¹ Para el tiempo del nacimiento de Jesús. es rey de concordia y de paz. pero también mostrarse inflexible e implacable con los rebeldes. que el rey prometido estaba naciendo en un pesebre en belén de Judea y que los enemigos a los Francisco Manuel García Baltodano . –Los romanos. apaga las revueltas. anciano Sof. se ríen de las penalidades de los judíos – dijo otro mezclándose en la conversación. indican las exigencias y las esperanzas del pueblo respecto a sus soberanos. que Jehová confunda. y nosotros nos desvelamos para pagar tributo al César y alimentar los vicios de los impíos romanos. Frente al exterior.7. sabe perdonar cuando hace falta. Poco sabían los judíos de la época. – ¡Ay de los impíos romanos. – le respondió el viejo sin levantar la frente – pero Abraham fue pastor y era mejor que nosotros. ay de los torpes adoradores del sombrío Moloc y de la lúbrica Venus. que han invadido en mal hora nuestras tierras. y no era para menos si tomamos en cuenta las palabras del profeta Isaías más la descripción del rey ideal transmitida por generaciones. eso debe consolarte. no se hablaba de otra cosa que no fuera el deseo del advenimiento del Mesías a continuación una conversación entre judíos: –Mala profesión es la de pastor en vela en noches como esta. –Es que aquel profeta criaba la lana de sus rebaños para sus hijos. asegura la integridad de las fronteras y no tiene reparos en extenderlas. este Mesías definitivamente era el que los iba a salvar de sus opresiones terrenales y darle su lugar a Israel. tiene que ser fuerte y valiente. si el Mesías prometido baja de los cielos a salvar de la esclavitud a los hijos de Israel! ² Esta era una típica conversación entre judíos durante el dominio romano.

etc. pero no lo apreciaron. Para justificar nuestras faltas. ya estamos en su Reino. nosotros no tenemos idea de lo que significa tener un rey. ya Él venció nuestros enemigos y nos ha traído la paz eterna para que desde una vez. y no lo apreciaron porque no se dieron cuenta que Él ya estaba en medio de ellos. ni en su segunda venida – disfrutemos de su Reino. Ser súbdito de un rey implica que todo nuestro ser. . no cualquier rey sino el Rey. sino aquellos enemigos que nadie más que el Rey de gloria puede vencer: El pecado y la muerte. que la voluntad del rey por ridícula que esta sea es Francisco Manuel García Baltodano . “es que todavía estamos en la tierra”. tampoco con lo mandado en Deuteronomio 17:14-20 pero si podemos decir confiadamente que nuestro Rey sobrepasó cualquier pensamiento de un rey ideal que cualquiera pudiera haber tenido. y que el reino de paz que instauraría y cuyas fronteras extendería no era de esta tierra: “Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo. “no hemos sido glorificado”. soñamos con la venida de este Rey y su reino y entre tanto deseo no nos damos cuenta que ya su reino esta aquí. Hoy al igual que el Israel de antaño nosotros predicamos. si en realidad nos diéramos cuenta de esto se acabarían las excusas tras las cuales nos escondemos: “somos hombres”. deseamos. “somos carne”. nuestras posesiones (aún las más queridas y preciadas) le pertenecen al rey y que el rey está por encima de todo y de todos. Al inicio hablaba de cómo Israel esperaba ansiosamente por ese Rey perfecto. mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos.no a partir del rapto. si mi reino fuera de este mundo.” Juan 18:36 RVR Jesucristo es Rey. que Él nos ha librado de la muerte y del pecado y que nos ha trasladado al reino de su amado hijo como lo explica Pablo a los colosenses (1:13). y lo tuvo. Debido a nuestra cultura. Por lo tanto debemos de caminar bajo las leyes de ese reino al que ahora pertenecemos.que venía a destruir no eran cualquier enemigo. Ningún rey humano pudo cumplir a cabalidad con la descripción de trabajo arriba descrita. pero mi reino no es de aquí.

la única que importa y que se debe de cumplir al pie de la letra y estoy hablando de hombres malos. Francisco Manuel García Baltodano . y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo. el que responde a las quejas de todos por igual y regula las diferencias. pero aquellos que se muestran rebeldes conocerán lo implacable de su ira. el que juzga con justicia y equidad a los suyos. Cuanto más nosotros ahora que servimos al Rey perfecto al único escogido por Dios. sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor. llamándolos. “Entonces Jesús. y lo maravilloso de su Reino es que no vino a ser servido como los reyes de esta tierra se han servido. y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. El es Rey. y para dar su vida en rescate por muchos.” Mateo 20:25-28 RVR lo más hermoso de esto es que Cristo sabía quién era “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. sino para servir. porque todo le ha sido puesto bajo sus pies. raza.” Él es Rey. imperfectos. el huérfano y la viuda. el que promulga leyes inspiradas por Dios. dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas. aquel que veló por cumplir la voluntad del que lo envió. tampoco como los actuales “príncipes” de su reino creen que deberían de ser servidos…Él vino a servir. el que reconstruyó los santuarios (nuestros cuerpos) . el que conquistó y ensancho su reino al salir de las fronteras de Israel y llevar su reino de amor y de paz a todo el mundo sin distingo de color. o nación. al único capaz de unificar pueblos de distintas culturas y lenguajes. cuyo único deseo es lucrarse tal y como lo advirtió Samuel al pueblo. sobre el madero fue entronado el Rey del universo. como el Hijo del Hombre no vino para ser servido. el Señor de los ejércitos que va delante de nosotros abriendo camino y asegurando nuestras fronteras. el que vela verdaderamente por el pobre. es rey de concordia y de paz sabe perdonar cuando es necesario y todos aquellos que a Él llegan arrepentidos encuentran el perdón. porque en la cruz del calvario.y el que hizo las súplicas y llevó las penitencias de su pueblo. Mas entre vosotros no será así. es rey porque guía a todos los hombres. el despojado. no un reinado de ostento sino de servicio. el que gobierna a su pueblo con sabiduría porque es la sabiduría misma. porque la corona de espinas que llevó en su frente es el símbolo de su reinado.

” ³ Bibliografía 1 – Varios autores. despertemos iglesia. la alabanza. Navarra. ¿Estamos nosotros sometiendo toda nuestra voluntad a la de aquel que nos envió? ¿O todavía “se nos sale el apellido” y damos rienda suelta a nuestra voluntad y orgullo? ¿Estamos aprendiendo obediencia? Si es así que nuestro Rey nos premie. al cual sea la gloria. se puede llamar rey porque es capaz de gobernar su propia persona. Milán. sin dejarse llevar por las pasiones es dueño de sí mismo. Somos muchos los que le llamamos Rey pero actuamos como si no lo fuese. Para concluir me gustaría mencionar las palabras de Ambrosio de Milán (Treveris c. 340 – Milán 397) “El que somete su propio cuerpo y domina su alma. México : Azteca 3 – Ambrosio (1476) Expositio Psalmi CXVIII. Cristo es Rey porque supo dominar su voluntad y hacer la de aquel que le envió y aprendió obediencia. a nuestros hijos. sino que Él mismo nos os lo demande. padre y madre y nuestros bienes materiales. (1963) El mártir del Gólgota. vivamos pues conforme a la semejanza de nuestro Rey.. Nos encanta ser servidos y respetados como si el súbdito mereciera más que su Señor. México D.de entrega. ahora. E. amamos más lo nuestro. (1994) Biblia y realeza. el Reino de los cielos esta aquí. España: Verbo Divino 2 – Pérez. Italia: Eticaescienza Francisco Manuel García Baltodano . y nuestra adoración y respeto por siempre. es libre e independiente y no se deja cautivar por una esclavitud culpable. hijas.F.