Está en la página 1de 11

COMPENDIO DE ERRORES COMUNES EN LENGUA ESPAÑOLA

A.B.C

Con vistas al examen, se han extraído aquellos errores que se han dado en las clases de la asignatura cuatrimestral Análisis y Composición de textos españoles, con el objetivo de no caer de nuevo en el error.

Los errores identificados son los siguientes:

¿En base a? Esta locución es, sin duda, una de las más utilizadas hoy en día, de las peor utilizadas, junto a a nivel de. La locución en base a procede del lenguaje forense, y en su lugar, deberían emplearse construcciones como:¡ basándonos en ... basándose en ... sobre la base de ... en relación con ... por ...

Museo de los Horrores, CVC

¿Yo pienso que…? El error, creo que el más utilizado en la clase, es éste. Podemos sustituirlo por: yo opino que, yo creo que…

LATINISMOS A grosso modo

Grosso modo: Loc. lat. que significa ‘aproximadamente o a grandes rasgos’: «El costo de la vida aquí corresponde, grosso modo, al de México» (Tibón Aventuras [Méx. 1986]). Es incorrecto anteponer la preposición a: a grosso modo. DPD, Diccionario Panhispánico de Dudas

De motu propio

Motu proprio. Loc. lat. que significa literalmente ‘con movimiento

propio’. Se

usa con el sentido de ‘voluntariamente

o

por propia

iniciativa’: «Si alguien desea declarar motu proprio alguna cosa relacionada con el caso, que se quede» (SchzFerlosio Jarama [Esp. 1956]). Debe respetarse la forma latina proprio para el segundo elemento, y no sustituirla por el adjetivo español propio:

Los errores identificados son los siguientes: � ¿En base a? Esta locución es, sin duda, una

motu propio.

Es

incorrecto

su

empleo

con

antepuesta:

motu propio . Es incorrecto su empleo con antepuesta: de motu proprio, por motu proprio .

de motu proprio,

motu propio . Es incorrecto su empleo con antepuesta: de motu proprio, por motu proprio .

por motu proprio.

preposición

DPD, Diccionario Panhispánico de Dudas

INFINITIVOS Y, por último decir

El infinitivo nunca actúa como núcleo oracional. Esta estructura se podría sustituir por: por último cabe decir.

Por último comentar. En esta expresión ocurre lo mismo que en la anterior, el infinitivo no puede actuar como núcleo de la oración.

Uso de infinitivo como imperativo: ¿En qué caso se suele utilizar el infinitivo como imperativo?

Cuando se da una orden a una segunda persona (del singular o del plural), deben usarse las formas propias del imperativo, si la oración es afirmativa, o las formas correspondientes del subjuntivo, si la oración es negativa, va introducida por la conjunción que o se dirige a un interlocutor al que se trata de usted.

SINGULAR Tómate toda la sopa y deja de protestar. No te enfades y ponnos otro café. Que te calles. Hágame caso.

PLURAL ¡Venid aquí ahora mismo, granujas! Poneos el pijama y dormíos cuanto antes. No lleguéis tarde. Que os estéis quietos. Cierren la puerta y siéntense, por favor.

No se considera correcto, en el habla esmerada, el uso del infinitivo en lugar del imperativo para dirigir una orden a una segunda persona del plural, como se hace a menudo en el habla coloquial:

¡Venir aquí ahora mismo, granujas! Poneros el pijama y dormiros cuanto antes.

Solo es válido el empleo del infinitivo con valor de imperativo dirigido a una segunda persona del singular o del plural cuando

aparece precedido de la preposición a, uso propio de la lengua oral coloquial: ¡Tú, a callar!; Niños, a dormir.

No debe confundirse el empleo desaconsejable del infinitivo en lugar del imperativo de segunda persona del plural con la aparición del infinitivo con valor exhortativo en indicaciones, advertencias, recomendaciones o

avisos dirigidos a un interlocutor colectivo e indeterminado, habituales en las instrucciones de uso de los aparatos, las etiquetas de los productos o los carteles que dan indicaciones, hacen recomendaciones de tipo cívico o

prohíben

determinadas

acciones

en

lugares

públicos:

Consumir

a

temperatura ambiente; Depositar la basura en las papeleras; No fumar; Lavar a mano. Se trata, en estos casos, de estructuras impersonales en las

que no se da una orden directa, sino que se pone de manifiesto una recomendación, una obligación o una prohibición de carácter general, en las

que

hay que

sobrentender fórmulas del tipo Se

debe consumir

...

/

Es

preciso

consumirlo

...

;

/

Hay

... Debe depositarse

consumirlo

que

consumirlo

...

/

Se

recomienda

la basura

en

las

papeleras / Hay

que

depositar la basura a las papeleras; No se puede fumar / No se permite

fumar; Debe lavarse a mano / Se recomienda lavarlo a mano.

¿Por lo tanto o por tanto? El DRAE define estos términos:

Por lo tanto:

1. loc. adv. Por consiguiente, por lo que antes se ha dicho, por el motivo o

las razones de que acaba de hablarse. U. t. c. loc. conjunt.

Por tanto:

1. loc. adv. Por lo que, en atención a lo cual. U. t. c. loc. conjunt.

ANACOLUTOS

Anacoluto: Apartamiento del rigor sintáctico en una frase, por dejarse llevar el que habla o escribe del curso de su pensamiento; muchas veces consiste en la impropiedad del régimen de las palabras con que se ha empezado el periodo, debido a que el que habla no ha abarcado la totalidad de él al empezar a hablar. Þ Anantapódoton, anapódoton. Ó *Figuras de construcción.

DUE, María Moliner

Cuando queremos explicar algo mediante definiciones solemos emplear la estructura es cuando…, estructura que es incorrecta.

¿Por el contrario o por contra? La locución por contra es un calco del francés par contre. De esta manera, es preferible sustituirla por expresiones y formas existentes en español como por el contrario o en cambio.

No me gustan las camisas que te has comprado; por contra, me entusiasman los pantalones.

Debería decirse:

No

me

gustan las

camisas

que

te

has

comprado;

por

el

contrario, me entusiasman los pantalones.

No me gustan las camisas que te has comprado; sin embargo, me entusiasman los pantalones.

En todo caso, como recuerda Manuel Seco en su Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española, este uso no es nuevo en español, ya que aparece incluso en algunas obras de Galdós de 1889:

«Hubo proporción de celebrar [

...

]

festines, de que participaban los guipuzcoanos,

estimando estos como bocado exquisito el pan de trigo [

]

Y por el contrario, Aura

... gustaba con preferencia de los caldos de habas con cecina y de la borona.»

Sí que existe en español la locución adverbial en contra, que tiene el significado de ‘en oposición’:

No te pongas en contra.

Normalmente, lleva un complemento con de:

No te pongas en contra de tus amigos.

La omisión

de

la

preposición

de

se

considera también

un

rasgo

de

vulgarismo.

Museo de los Horrores, CVC

¿instantes breves o breves instantes?, ¿pocos minutos o breves minutos?, ¿breves momentos?

Como se indica en el Libro de estilo de ABC, «parece absurdo hablar de breves minutos cuando éstos tienen siempre la misma duración. Es preferible decir unos pocos minutos o, simplemente, unos minutos».

Lo mismo podríamos decir de la expresión tras largas horas de espera.

La

explicación

del

común

uso

de

estas

expresiones podemos

encontrarla teniendo en cuenta dos aspectos diferentes. Por un lado, la expresión en breves minutos puede haberse creado por analogía con la forma adverbial en breve, que, en español, significa ‘dentro de poco tiempo, muy pronto’.

Pero hay otro aspecto que no ha de olvidarse: la función expresiva del lenguaje. De este modo, cuando decimos en breves minutos o tras largas horas estamos enfatizando un aspecto del tiempo. Es cierto que los

minutos siempre tienen sesenta segundos, o que las horas, sesenta minutos; pero también es cierto que, en unas ocasiones, un mismo minuto, unos mismos treinta segundos, pasan volando mientras que en otras se eternizan. Por esta razón, es cierto que las expresiones en breves minutos y tras largas horas deberán ser utilizadas lo menos posible; pero tampoco son totalmente erróneas, ya que pueden estar indicando un deseo, una sensación, o una voluntad.

a nivel de… El sustantivo nivel significa «altura», «grado, categoría, situación». No debe utilizarse a nivel de sin que aluda a esos significados. Son incorrectas, por tanto, las siguientes frases:

A nivel de hospitales, la sanidad funciona mejor. (Debe decirse: En los hospitales, la sanidad funciona muy bien).

Esto es conocido a nivel de calle. (Debe decirse: Esto es conocido en la calle).

A nivel de profesores, la situación es confusa. (Debe decirse: Entre los profesores, la situación es confusa).

La cuestión se tratará a nivel oficial. (Debe decirse: La cuestión se tratará en medios oficiales).

A nivel económico las cosas no funcionan tan bien. (Debe decirse: En lo económico las cosas no funcionan tan bien).

La Administración seleccionará a las personas adecuadas en base a los méritos que presenten y que serán evaluados a nivel de una comisión de expertos. (Debe decirse: La Administración seleccionará a las personas adecuadas basándose en los méritos que presenten y que serán evaluados por una comisión de expertos).

En las siguientes frases se utiliza bien la expresión:

Yo no puedo ponerme al nivel de ese jugador. A nivel del mar. A nivel de la superficie terrestre, hay anticiclón. Trataré de llegar al nivel de mis hermanos. Ya estamos a nivel europeo.

bajo mi punto de vista… Lo correcto es sería: desde mi punto de vista.

es el kit de la cuestión… Lo correcto sería: es el quid de la cuestión.

Quid. ‘Esencia o punto clave’: «Apeló al problema económico, el auténtico “quid” de la cuestión» (NProvincia [Arg.] 5.3.97). Procede del pronombre interrogativo latino quid (‘qué’). Se pronuncia corrientemente [kíd], aunque también es válida la pronunciación culta latinizante [kuíd]. Se usa únicamente en singular.

más bien… Más bien hay que sustituirlo por mejor.

más mal… Más mal hay que sustituirlo por peor.

supuestamente:

Es un término asociado a programas del corazón tiene cierta connotación negativa, y se aconseja no utilizarlo. De hecho, en el DRAE, no aparece.

dentro de lo que es el orden… Lo apropiado sería: Dentro del orden.

en lo que es la mesa… Como en el ejemplo anterior, o en la mesa o fuera de la mesa. Lo apropiado sería: En la mesa.

¿rebundancia o redundancia? El término rebundancia es un barbarismo (vulgarismo). Lo correcto es redundancia 1 .

es como más… No es correcto emplear esta estructura.

es más o menos común… No es correcto emplear esta estructura.

Deber + infinitivo Deber + infinitivo significa obligación (legal o moral). Ejemplo: Esta semana debe hacer el turno de noche. = Esta semana tiene la obligación de hacer el turno de noche. = Esta semana le toca hacer el turno de noche. Deber de + infinitivo Deber de + infinitivo significa probabilidad. Esta semana debe de hacer el turno de noche. = Probablemente hace el turno de noche esta semana. = Supongo que esta semana hará el turno de noche.

� igual no…
� igual no…

Igual no: es incorrecto. Debe sustituirse por Quizá.

1 Redundancia: Empleo de palabras innecesarias por estar ya expresado sin ellas lo que ellas dicen. María Moliner.

BIBLIOGRAFÍA

MOLINER, María (2007), Diccionario de uso del español, Madrid, Gredos.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (2001), Diccionario de la lengua española.

INSTITUTO CERVANTES:

http://cvc.cervantes.es/alhabla/museo_horrores/

Http://culturitalia.uibk.ac.at/hispanoteca/Foro-preguntas/ARCHIVO-

Foro/Deber%20y%20deber%20de%20con%20infinitivo.htm