CASO RELATIVO AL DERECHO DE TRANSITO POR TERRITORIO INDIO (Fondo) Partes: Portugal c/ India Sentencia del 12 de abril de 1960

Fuente: C.I.J. Recueil 1960, pág. 6

HECHOS El territorio portugués en la India comprendía tres distritos: Goa, Damao y Diu. El distrito de Damao comprende además del litoral, dos parcelas completamente rodeadas de territorio indio y que constituyen los enclaves de Dadra y Nagar Aveli. Se planteó la cuestión de las comunicaciones de estos enclaves entre sí y con Damao. Es decir, si existe un derecho de paso en beneficio de Portugal por territorio de la India y una obligación correspondiente de la India de permitir el paso. La demanda portuguesa señala que desde julio de 1954, contrariamente a la práctica seguida hasta entonces, el Gobierno indio dificultó el derecho de paso ejercido por Portugal, con lo cual Dadra y Nagar Aveli quedaron completamente aislados del resto del territorio portugués, y las autoridades portuguesas se vieron en la imposibilidad de ejercer la soberanía de Portugal.

CUESTIONES PRINCIPALES

1) La existencia, en 1954, a favor de Portugal de un derecho de paso hacia sus enclaves de Drada y Nagar Aveli, en la medida necesaria para ejercer su soberanía sobre dichos enclaves. 2) El incumplimiento por parte de la India, en 1954, de su obligación correlativa al derecho de paso portugués. 3) En caso que se reconozca ese incumplimiento, la reparación de la situación ilícita resultante.

SENTENCIA

del análisis de la práctica británica.A la demanda portuguesa del 22 de Diciembre de 1955. Portugal reivindica un derecho de paso entre Damao y los enclaves y entre éstos entre sí. La sexta excepción preliminar india también se refiere a su Declaración del 28 de Febrero de 1940. por territorio indio. Esa soberanía fue reconocida por los británicos de hecho y por implicación. En cambio. por la cual aceptó la jurisdicción de la Corte “para todas las controversias posteriores a esa fecha”. La Corte desestima la excepción atento que la controversia. después de estudiar esos instrumentos. India sostiene que el sub iudice no responde a ninguna de esas dos condiciones y. La Corte. resulta que la autoridad portuguesa sobre los enclaves nunca fue discutida. afecta relaciones regidas por el derecho internacional. lo villorrios comprendidos en la concesión maratha adquirieron el carácter de enclaves portugueses en territorio indio. desde que Gran Bretaña fue soberano territorial de la India. Como apoyo de su derecho Portugal invoca el Tratado de Poona de 1779 y algunos decretos dictados por el soberano Maratha en 1783 y 1785. en consecuencia. la Corte debe considerar lo ocurrido en los período británico y postbritánico. el Gobierno indio opuso seis excepciones preliminares. En consecuencia. cualquiera sea su origen remoto. según surge de la demanda. atento que en su Declaración de aceptación de la jurisdicción de la Corte del 28 de Febrero de 1940. sino que. en la medida necesaria para ejercer su soberanía sobre dichos enclaves. en que la India se opuso al ejercicio del derecho de paso por portugal. Por su sentencia del 26 de Noviembre de 1957 la Corte rechazó cuatro de esas excepciones y unió a la consideración del fondo del asunto las otras dos. excluyó de esa jurisdicción las controversias relativas a cuestiones que correspondan exclusivamente a la jurisdicción interna india. La Corte rechaza esta excepción atento que la pretensión de Portugal acerca de una obligación de la India no corresponde a la jurisdicción exclusiva de esta última. sino tan sólo otorgar concesiones. Para poder establecer si existe el derecho de paso reclamado. ya que en el curso de esos período el . aunque sin que ese derecho indio pueda impedir el paso necesario para ejercerse la soberanía portuguesa sobre los enclaves. constata que la intención de los Marathas no fue transferir la soberanía sobre los enclaves. en todo caso. y de la práctica india a partir de la independencia. En su quinta excepción preliminar la India sostuvo que el asunto escapa a la competencia de la Corte. y luego tácitamente por la India. El conflicto. con lo cual la competencia de la Corte se encuentra revalidada. se refiere a la controversia de los dos Estados en 1954. la Corte carece de competencia para juzgarlo. con reserva del derecho de la India de reglamentar y controlar el pasaje reclamado. se produjo en 1954.

Del análisis de la práctica seguida durante ese período. De manera que se establecía una clara distinción entre la práctica que admitía el libre tránsito de personas privadas. funcionarios civiles y mercaderías y la práctica que exigía autorización previa para el caso de tratarse de fuerzas armadas. en la especie. existiendo una profunda tensión. la Corte estima que Portugal poseía un derecho de tránsito en 1954 entre Damao y los enclaves y los enclaves entre sí. y una obligación correlativa para la India. sin inmunidad alguna para Portugal. En cuanto a la negativa india de no permitir el tránsito de autoridades portuguesas el 28 de julio de 1954. en lo que hace a personas privadas. la Corte encuentra que siempre se exigía una autorización previa. de manera que la Corte debe atribuir un efecto decisivo a esa práctica a fin de determinar sus derechos y obligaciones específicas. Por ello. ha existido durante los períodos británicos y postbritánicos una práctica constante y uniforme de libre tránsito entre Damao y los enclaves. Durante el período británico el paso de fuerzas armadas y policiales se basaba en la reciprocidad. de su poder de reglamentación y control del derecho de tránsito de Portugal. Esa práctica particular debe prevalecer sobre eventuales reglas generales. armas y municiones. por el territorio indio intermedio. la Corte considera que esta práctica ha sido aceptada por las Parte como un derecho y ha dado nacimiento a un derecho y una obligación correlativa. policías. opuesto por la India. Es por ello que la Corte no puede considerar la negativa india en ese momento como contraria a la obligación que le imponía el derecho de tránsito de Portugal. Esta práctica se mantuvo por un período de más de un siglo y cuarto. . Por ello. armas y municiones. En este sentido. la Corte ha constatado que. de permitir el paso de fuerzas armadas. En consecuencia. La Corte estima que el rechazo del tránsito. para personas privadas. En lo que concierne al tránsito de fuerzas armadas. funcionarios civiles y mercaderías en general. a una práctica invocada por Portugal para establecer el derecho que reclama. entre los portugueses y el soberano territorial. donde se ha establecido claramente una práctica entre dos Estados. policías. la cual es aceptada por ello como rigiendo sus relaciones. surge. en la medida necesaria para el ejercicio de la soberanía portuguesa sobre los enclaves y sujeta a la reglamentación y el control de la India.tránsito hacia los enclaves dio lugar. Por ello la Corte estima que no se estableció un derecho de tránsito para Portugal. En este sentido. armas y municiones. sin que la afectara el cambio de soberanía al adquirir la India su independencia. la situación es diferente. lo cual es la negación misma del ejercicio del paso a título de derecho. El pedido de paso portugués está subordinado al pleno reconocimiento y al ejercicio de la soberanía india sobre el territorio intermedio. funcionarios civiles y mercaderías en general. la Corte se encuentra en presencia de un caso concreto que presenta caracteres especiales. policía. respondió a que entre el 21 y 22 de julio de ese año se produjeron levantamientos en las zonas indias intermedias y en los propios enclaves. pero nada indica que fuera autorizado o ejercido como derecho.

Armand – Ugon. por 11 votos contra 4 falla que Portugal poseía en 1954 un derecho de paso entre los enclaves de Dadra y de Nagar Aveli y el distrito costero de Damao y entre los enclaves entre sí. por el territorio indio intermedio. los funcionarios civiles y las mercaderías en general. ni para la policía. Opiniones disidentes de los jueces Winiarski y Badawi (quienes unen en una declaración su opinión disidente). en la medida necesaria para el ejercicio de la soberanía portuguesa sobre los enclaves y bajo el control y la reglamentación de la India. por 9 votos contra 6 falla que la India no actuó en forma contraria a las obligaciones que le imponía el derecho de paso de Portugal para las personas privadas. . ni para las armas y municiones. Moreno Quintana y Sir Percy Spender y de los jueces ad hoc Chagla y Fernandes. Badawi. por 11 votos contra 4 rechaza la sexta excepción preliminar. Kojevnikov y Spiropoulos. Opinión individual del juez Wellington Koo.La Corte por 13 votos contra 2 rechaza la quinta excepción preliminar. para las personas privadas. los funcionarios civiles y las mercaderías en general. Declaraciones de los jueces Klaestad. Basdevant. por 8 votos contra 7 falla que Portugal no poseía en 1954 ese derecho de paso ni para las fuerzas armadas.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful