Está en la página 1de 906
© 2003 Grupo C Service & Design Ltda. E-mail: grupoc@cable.net.co ISBN: 33-5236-5 DICCIONARIO BÍBLICO DIGITAL

© 2003 Grupo C Service & Design Ltda. E-mail: grupoc@cable.net.co

ISBN: 33-5236-5

DICCIONARIO BÍBLICO DIGITAL

Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de esta obra sin la debida autorización escrita de los editores.

Diseño y Programación Pierre Jean Montana M.

Hecho

Made in Colombia

en Colombia

Versión 1.0 2003

   
Introducción Presentamos al lector el Diccionario Bíblico Digital que apoya de una manera muy seria

Introducción

Presentamos al lector el Diccionario Bíblico Digital que apoya de una manera muy seria el estudio de las Sagradas Escrituras.

La obra está dirigida a todo público “católico o cristiano” sin distingo religioso que desee utilizarlo como lectura o consulta. No pretende ser un compendio de carácter crítico ni mucho menos teológico, pero sí mostrar una amena respuesta a las incógnitas que resultan del estudio de la Sagrada Biblia.

Esta versión digital del dicionario ha sido desarrollada con el fin de facilitar los temas de estudio, haciéndolos más rápidos aprovechando las ventajas que ofrece este formato. El diseño ha sido cuidadosamente realizado buscando que su aspecto sea agradable, fácil y práctico para cualquier persona que precise utilizarlo.

Esperamos de esta manera ayudar al creyente con una herramienta mas que le sirva y facilite la comprensión y estudio de la Palabra Divina.

     
BUSCAR Al oprimir este icono el sistema activa el motor de busqueda donde puede ingresa

BUSCAR Al oprimir este icono el sistema activa el motor de busqueda donde puede ingresa la palabra que quiere consultar.

           

CONTENIDO Por medio de el activa la ventana de etiquetas de contenido para accesar rapidamente a cualquier letra o palabra

           

COPIAR La tecla V activa el cursor a modo de selección y con este icono la selección de texto queda guardada en memoria para trasladarla a

 

cualquier otra aplicación que edite texto.

IMPRIMIR Con solo teclear esta opción, llama el cuadro de diálogo de la impresora instalada en su sistema.

           

AYUDA Un solo paso para acceder a los iconos de navegación. Tambien puede revisar la Ayuda de Acrobat para conocer mas opciones del programa.

 

SALIR Para finalizar su ses ión, un solo click y listo, esta afuera!

           

AVANZAR / RETROCEDER Estos botones estan ubicados en la parte inferior de los textos y le permiten navegar hacia adelante o atras en toda la publicación.

           
       
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P

 

Q

 

R

S

 

T

 

U

 

V

 

Y

 

Z

                                       

Aarón, hijo de Amram y de Yokébed, hija de Leví; tres años mayor que su hermano Moisés y hermano menor de Miryam. Su mujer Eliseba le parió cuatro hijos: Nadab, Abihú, Eleazar e Itamar. Dios designa a Moisés guía de Israel para sacarlo de Egipto y conducirlo por el desierto, y éste, “torpe de lengua”, le pide un portavoz y profeta para que les comunique a los ancianos de Israel lo que Dios le dice, y hable con el faraón, y Dios le elije a A. como su “boca”. De ochenta y tres años A. acude con Moisés donde el faraón para pedirle que deje salir a los israelitas de Egipto, pero el monarca se niega Ex 5, 1 ss; A. hace prodigios en la corte egipcia, su bastón se convierte en serpiente que devora los bastones, hechos serpientes, de los encantadores del faraón. Con su bastón desató las tres primeras plagas: la del agua convertida en sangre, la de las ranas y la de los mosquitos Ex 7, 14 y 8, 12. Con Jur, mantiene los brazos de Moisés en alto para que Josué gane la batalla contra Amelec Ex 17, 10-13. Subió al Sinaí con Moisés, en donde se le permitió “ver a Dios”, cuando aquél recibe las tablas de la ley Ex 19, 24. Con Nadab y Abihú, sus hijos, y los ancianos de Israel fue con Moisés al Sinaí para ratificar la alianza con Yahvéh Ex 24. Luego, se queda en el campamento israelita como representante de Moisés, quien sube al monte, y por la tardanza de éste, presionado por el pueblo, funde un becerro de oro y levanta un altar Ex 32, 1-6. Junto con Miryam, se rebeló contra Moisés por la kasuita que éste tomó por mujer. A. y Moisés mueren antes de entrar Israel en la tierra prometida, castigados por la incredulidad de Meribá Nm 20, 1-21. A. Fue el primer sumo sacerdote por disposición de Dios, dio el nombre a los aaronitas y fue padre del

 
               

linaje sacerdotal Ex 28, 1; Lv 8, 10; sacerdocio confirmado por Dios contra Coré, Datán y Abiram con un juicio y el milagro de la vara florecida Nm 16, 17. A. murió de ciento veintitrés años, en el cuadragésimo año de la salida de

 
 

BUSCAR

CONTENIDO

 

COPIAR

       

Egipto, en Moserá, según Dt 10, 6; en el monte Hor, en Edom, según Nm 20, 22-29; Dt 32, 50. Su hijo Eleazar lo sucedió como sumo sacerdote Dt 10, 6.

 
               

Ab, arameo, padre. Común en nombres hebreos compuestos, por ejemplo, Absalón, padre de la paz. Quinto mes del año sagrado y undécimo del civil entre los judíos.

 
 

IMPRIMIR

AYUDA

     

SALIR

                                                   
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P

 

Q

 

R

S

 

T

 

U

 

V

 

Y

 

Z

                                       

Abaddón, hebreo abad, corromper. Significa abismo, destructor, lugar de la corrupción, mundo de la muerte. En Ap 9, 11, nombre del “ángel del abismo”, en griego Apollyón, corruptor, destructor, rey de las langostas infernales. Abagtá, dispensador de fortuna. Eunuco de la corte de Asuero el Grande de Persia Est 1, 10. Abana, perenne. Con el Farfar, dos ríos de Damasco, de aguas perennes y limpias, 2 R 5, 12. Abarim, de más allá. Montañas al este del bajo Jordán y del mar Muerto. Allí, desde el monte Nebo, Moisés vio la tierra prometida antes de morir, Nm 27, 12; 33, 47-48; Dt 32, 49; 34, 1. En A. acampó Israel dos veces Nm 21, 11; 33, 5-49. En Jr 22, 20, el profeta menciona estos montes, en su oráculo contra Joaquín y Jerusalén. Abbá, arameo ab, padre, palabra filial con que los hijos tratan al padre. Trato dado a Dios por Cristo Mc 14, 36, y por los cristianos Rm 8, 15; Ga 4, 6. Abdeel, padre de Selemías, a quien Yoyaquim, rey de Judá, ordena, junto con otros, que prenda al profeta Jeremías Jr 36, 26. Abdénago ® Abed-Negó. Abdías, siervo de Yahvéh. Nombre propio encontrado varias veces en las Sagradas Escritura. El cuarto de los profetas menores, considerado autor del libro profético de Abdías, del cual poco se sabe. De este librito, veintiún versículos, algunos afirman que se trata de una recopilación fragmentaria de oráculos de distintas épocas contra los idumeos; como fecha de su escritura, se dan los siglos VIII o V, pues hay dos hechos históricos que pudieron inspirarlo: la rebelión idumea en el reinado de

 
               

Joram de Judá 2 R 8, 20-22, y la invasión árabe y filistea de Judá 2 Cr 21, 16 ss, o la participación de Edom en la destrucción de Jerusalén Sal 137 (136), 7; Lm 4, 21. A., tal vez, fue contemporáneo de los Jeremías y Ezequiel, quienes profetizaron contra Edom Jr 49, 14-16.

 
 

BUSCAR

CONTENIDO

 

COPIAR

       

Abdiel, padre de Ayí, cabeza de grandes familias de la tribu de Gad 1 Cro 5, 15. Abdón, pequeño siervo. Nombre propio de varón y topónimo.

 
               

1. Último de los jueces menores durante la época israelita premonárquica. Era hijo de Hil-lel de Piratón en tierra de Efraím. Ejerció durante ocho años. En Jc 12, 13-15 se hace especial mención de sus riquezas. Nada se dice en particular sobre el período en que juzgó a Israel.

 
 

IMPRIMIR

AYUDA

     

SALIR

                                                   
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P

 

Q

 

R

S

 

T

 

U

 

V

 

Y

 

Z

                                       

2. Ciudad levítica de los guersonitas en la tierra de la tribu de Aser, al nordeste de Akko Jos 21, 30; 1 Cro 6, 59. Abed-Negó, o Ebed-Negó, siervo de Nebo, nombre babilónico de Azarías, compañero, con Misael y Ananías, de Daniel durante la cautividad en Babilonia Dn 1, 7. Por propuesta de Daniel, Nabucodonosor hizo a los tres compañeros administradores de la provincia de Babilonia Dn 2, 49. Junto con sus dos amigos, fue echado en un horno encendido por negarse a adorar una estatua de oro erigida por el rey Dn 3, 12 ss, salvándose milagrosamente. En Dn 3, 24-50 se encuentra el Cántico de Azarías en el horno. Abeja, latín apis. Insecto himenóptero. En la Escritura se mencionan siempre las a. silvestres, lo mismo que la miel que producen, Si 11, 3; Mt 3, 4, pues parece que la apicultura no se daba en los tiempos bíblicos. A las abejas se comparan los perseguidores y acuciosos Dt 1, 44. Sansón comió y dio a sus padres de la miel de abejas que encontró en los restos de un león muerto, que el había matado, camino de Timná, cuando iba a casarse Jc 14, 8-9; “miel de la peña” se llama al producto de las a. en Dt 32, 13; Is 7, 18-19. Abel, vapor, soplo de viento. Nombre del segundo hijo de Adán y Eva. Fue el primer pastor. Sus sacrificios de animales, al contrario de los de su hermano Caín, agricultor éste, eran gratos a Dios. Esto despertó la envidia de Caín quien dio muerte a A. Gn 4, 1-26; Mt 23, 35; Lc 11, 51; Hb 11, 4; 12, 24. Abe Bet Maaká, también Abelmaím en 2 Cro 16, 4, o simplemente Abel en 2 S 20, 18, ciudad israelita del norte de Palestina, en la región superior

 
               

del Jordán, famosa por la sabiduría de sus pobladores. Joab la sitió porque Seba huyó a ella cuando se sublevó David, muriendo allí, 2 S 20, 14-22. En tiempos del rey Basá de Israel (906-883), A. B. M. Ben-Hadad, rey de Aram, la sometió 1 R 15, 20; 2 Cro 16, 4. Durante el reinado de Pécaj en

 
 

BUSCAR

CONTENIDO

 

COPIAR

       

Israel fue tomada por el rey Teglat-Falasar, quien deportó a sus habitantes a Asiria 2 R 15, 29.

 
               

Abel Máyim, con este nombre se identifica la ciudad de Abel Bet Maaká en 2 Cro 16, 4. Abel Mejolá, patria de Eliseo, al sur de Betsán, Jc 7, 22; 1 R 4, 12; 19, 16. Abel Sitim ® Sitim.

 
 

IMPRIMIR

AYUDA

     

SALIR

                                                   
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P

 

Q

 

R

S

 

T

 

U

 

V

 

Y

 

Z

                                       

Abesán ® Ibsán.

                                         
                                       

Abías, hebreo Abiyyá, el Señor es padre.

                       
                                       

1.

Hijo del profeta Samuel, nombrado por éste, con Joel, su hermano

     
                                       

mayor, juez en Berseba 1 S 8, 2; 1 Cro 6, 13. Su corrupción hizo que el pueblo le pidiera a Samuel un rey 1 S 8, 3-5.

   
                                       

2.

Segundo rey de Judá (913-911 a. C.), hijo de Roboam Mt 1, 7, y de

     
                                       

Maaká 1 R 15, 1-18. En Israel era rey Jeroboam I, a quien A. le arrebató las ciudades de Betel, Yesana y Efrón 2 Cro 13, 19. Su conducta religiosa no

 
                                       

fue ejemplar 1 R 15, 3. Lo sucedió su hijo Asá.

                     
                                       

3.

Hijo de Jeroboam I, cuya muerte temprana, así como la extinción de su

 
                                       

linaje, predijo en Silo el profeta Ajías 1 R 14, 1-18.

                 
                                       

4.

En quien cayó la primera suerte de la octava clase sacerdotal 1 Cro 24, 10.

 
                                       

Abiasaf, levita, uno de los hijos del rebelde Coré Ex 6, 24; 1 Cro 6, 8 y 22, padre de Qoré 1 Cro 9, 19. Abiatar, hebreo padre de la abundancia. Hijo de Ajimélek, del linaje de Itamar, sumo sacerdote de Nob. Se salvó de la aniquilación ordenada por Saúl contra los sacerdotes de Nob, por haber éstos auxiliado con alimentos y armamento a David. A. tomó el efod y escapó al lado de David 1 S 22, 20-30 y 23, 6, y fue su sacerdote 2 S 8, 17; 1 Cro 18, 16 y 24, 6. Junto con el sacerdote Sadoq y otros levitas condujo el arca a la Ciudad de David 2 S 15, 24/29/35; 1 R 4, 4; 1 Cro 15, 11. Con su hijo Jonatán, estuvo de parte de David cuando el alzamiento de Absalón 2 S 15, 35; 2 S 17, 15-17. Fue sacerdote de Salomón 1 R 4, 4, pero en la pugna por la sucesión al trono de David, A. terció, con Joab, a favor de Adonías para levantar a éste como rey, contra Salomón, 1 R 1, 7 y 2, 22.

 
               

Salomón, una vez eliminado Adonías, destituyó a A. del sacerdocio y lo confinó en Anatot 1 R 2, 26-27; no le quitó la vida por haber llevado el arca. El rey puso a Sadoq como sumo sacerdote 1 R 2, 35; en 1 S 2, 27-36 y 3, 11-14, se lee la profesía, contra Elí, en la que se narra el triunfo de

 
 

BUSCAR

CONTENIDO

 

COPIAR

       

los sacerdotes sadoquitas, del linaje de Eleazar. Abiathar ® Abiatar.

 
               

Abib, palabra de origen cananeo, significa espigas maduras, primavera. Primer mes del año sagrado y séptimo del civil entre los judíos, posteriormente llamado ® Nisán, correspondiente aproximadamente a nuestro abril. Este mes se llamó A., porque en esta época el grano espigaba.

 
 

IMPRIMIR

AYUDA

     

SALIR

                                                   
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P

 

Q

 

R

S

 

T

 

U

 

V

 

Y

 

Z

                                       

El día 10 de A. comenzaba la preparación de la Pascua y en este mes salió el pueblo de Israel de Egipto Ex 13, 4 y 23, 15; 34, 18; Dt 16, 1. Abiezer, bisnieto de Manasés, nieto de Maquir e hijo de Galaad.

 
                                       

Fundador de la familia de los abiezeritas, de la tribu de Manasés Jos 17, 1-2; 1 Cro 7, 18, a la que pertenecía Gedeón Jc 6, 11 y 34. Los abiezeritas acudieron a Gedeón cuando éste los convocó para pelear contra los madianitas y amalecitas en Yesrael Jc 6, 33-34. Abigaíl, padre de la alegría. Nombre femenino.

   
                                       

1.

Mujer bella y sensata 1 S 25, 3, esposa de Nabal, del Carmelo, hombre

 
                                       

acaudalado, malo y mezquino. Disgustado David con Nabal, quiso

       
                                       

matarlo, pero A. calmó al rey; Nabal murió diez días después. David la tomó por esposa 1 S 25, 39-42, y ella le parió un hijo, Kilab, 2 S 3, 3, en Cro 3, 1 aparece como Daniel. Cuando David era perseguido por Saúl, se refugió en Gat y llevó a sus dos mujeres, Ajinoam y A., 1 S 27, 3. Estas dos mujeres fueron capturadas en Siquelag por los amalecitas 1 S 30, 1-5, y David las rescató 1 S 30, 18. David subió a Hebrón con sus dos mujeres, donde fue consagrado rey de Judá, 2 S 2, 2.

 
                                       

2.

Hija de Isaí, hermana de David y madre de Amasá 2 S 17, 25;

   
                                       

1 Cro 2, 16-17.

                                         
                                       

Abigal ® Abigaíl. Abihú, segundo hijo que le dio Elisabet a Aarón Ex 6, 23; Nm 3, 2; 1 Cro 5, 29; . Subió con su padre, su hermano Nadab, los setenta ancianos de Israel y Moisés, al monte Sinaí, Ex 24, 1 y 9-10. A. fue consagrado sacerdote Ex 28, 1. A. y su hermano Nadab ofrecieron fuego profano ante Yahvéh, y como castigo un fuego los devoró y murieron sin tener hijos

 
               

Lv 10, 1-2; Nm 3, 4; 26, 60-61; 1 Cro 24, 1-2. Abilene, región donde se encontraba la ciudad de Ábila, por eso su nombre, al noroeste de Damasco, era parte de Iturea. En el año 34 a. C., siendo Tiberio emperador de Roma, era gobernada por el tetrarca

 
 

BUSCAR

CONTENIDO

 

COPIAR

       

Lisanias, Lc 3, 1. Fue incorporada a la provincia romana de Siria.

 
           

Abilinia ® Abilene.

       
               

Abimélek, también Abimélec, el Padre es Rey. Nombre de varón.

       
               

1.

Rey de Guerar, quien tomó a Sara, creyendo que era hermana de

     
               

Abraham; pero el Señor en un sueño le reveló la verdad, y A. devolvió a

 
 

IMPRIMIR

AYUDA

     

SALIR

                                                   
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P

 

Q

 

R

S

 

T

 

U

 

V

 

Y

 

Z

                                       

Sara Gn 20. Después, A. y Abraham hicieron entonces alianza, Gn 21, 22-32. ® Guerar.

   
                                       

2.

Gn 26, 31 habla de A., posiblemente el mismo antes mencionado o un

 
                                       

hijo de aquél, rey de Guerar, quien pretendió tomar a Rebeca, creyéndola hermana de Isaac, pero, enterado de la verdad, reprendió a éste y le ordenó alejarse. Posteriormente, los dos hicieron alianza en Berseba.

 
                                       

3.

Hijo de Gedeón y de la concubina que éste tenía en Siquem Jc 8, 31.

   
                                       

Muerto su padre, apoyado por los siquemitas, A. pagó mercenarios, con

   
                                       

dinero del templo de Baal Berit, fue a Ofrá, ciudad en la que había nacido su padre, Yerubaal en la narración, y dio muerte a sus setenta hermanos. De ellos, Jotán, el menor, se escondió y salvó su vida de la matanza. Después, A. se proclamó rey junto a la encina de la estela en Siquem. Gobernó por tres años a Israel, y los siquemitas lo traicionaron y se sublevaron contra él, dirigidos por Gaal, pero A. los derrotó y arrasó la ciudad. Luego marchó contra la ciudad de Tebes y la tomó, pero allí una mujer le arrojó desde una torre una piedra de molino que le destrozó el cráneo y murió Jc 9. Abinadab, el Padre se ha mostrado generoso. Nombre de varón.

 
                                       

1.

Avecindado en Quiryat Yearim, en cuya casa quedó depositada el arca

 
                                       

durante veinte años, de vuelta de la tierra filistea; su hijo Eleazar fue consagrado para que la cuidara 1 S 7, 1. Cuando David llevaba el arca de Quiryat Yearim a Jerusalén, Uzá, hijo de A., fue herido de muerte por Yahvéh al extender la mano hacia ella 2 S 6, 3-7; 1 Cro 13, 7-10.

 
                                       

2.

Segundo hijo de Jesé, hermano mayor de David. Cuando Jesé se lo

   
                                       

presentó a Samuel, éste le dijo que no era a él a quien Yahvéh había

     
               

elegido, y Jesé hizo pasar ante él a sus otros hijos 1 S 16, 8.

     
               

Abiram, el Padre es excelso. Nombre de varón.

                   
               

1.

Hijo de Eliab, de la tribu de Rubén, quien con su hermano Datán

     
               

intervino en el levantamiento de Coré contra la autoridad de Moisés en el

 
 

BUSCAR

CONTENIDO

 

COPIAR

       

desierto. En un juicio de Dios, Yahvéh ratificó la autoridad de Moisés, y

 
           

castigó a los rebeldes: la tierra abrió su boca y se los tragó con toda su

   
               

familia Nm 16; Sal 106 (105), 16; Dt 11, 6; Si 45, 18.

   
               

2.

Primogénito de Jiel, de Betel. Debido a la maldición de Josué después

 
               

de la destrucción de Jericó Jos 6, 26, murió cuando su padre puso los

   
 

IMPRIMIR

AYUDA

     

SALIR

                                                   
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P

 

Q

 

R

S

 

T

 

U

 

V

 

Y

 

Z

                                       

fundamentos para reedificar la ciudad, al igual que su hermano menor Segub 1 R 16, 34. Abisag, de Sunam, israelita joven, hermosa y virgen, a quien llevaron los servidores del ya muy anciano rey David para que durmiera con él y lo calentara y lo cuidara 1 R 1, 1-4 y 15. Muerto David, Adonías, su hijo, pidió a A. por esposa, pretendiendo con esto el derecho de acceder al trono, y Salomón, al conocer tal pretensión, lo mandó eliminar por mano de Benayas, 1 R 2, 17-25. Abisay, nieto de Isaí, hermano de Joab y Asael, los tres hijos de Sarvia, hermana de David, 1 Cro 2, 16. A. era el jefe de los treinta 2 S 23, 18, y fiel compañero de armas de David en la lucha contra los filisteos 2 S 21, 16-17. Luchó con el rey David en la batalla del valle de la Sal, donde derrotó a los edomitas 1 Cro 18, 12; 2 S 8, 13. Cuando David huía de Saúl, A. estuvo a su lado, y juntos entraron subrepticiamente de noche en el campamento, en el desierto de Zif, hasta dentro la tienda donde dormía el rey, cuando David le perdonó por segunda vez la vida a éste 1 S 26, 5-12. Después de muerto Saúl, cuando su hermano Asael es asesinado por Abner, del ejército de Isbaal, el hijo de Saúl, en la lucha entre éste y David, A. y su hermano Joab dan muerte al caudillo 2 S 3, 30-39, por haber matado éste a Asael 2 S 2, 20-27, y David lo maldijo 2 S 3, 28-30. Con Joab, peleó contra los amonitas y los sirios 2 S 10, 6 ss. Durante la rebelión de Absalom, hijo de David, A. siguió al lado de éste 2 S 18, 2 ss. En la primera campaña de David contra los amonitas, A. fue puesto al mando del ejército 2 S 10, 10-14. En la rebelión de los de Sebá, el benjaminita, A. permaneció leal a David 2 S

 
               

20, 7. En Gob, luchando contra los filisteos, A. ayuda a David ya cansado y mata a un gigante descendiente de Rafá 2 S 21, 17. Abismo, griego abussos, hondo, sima, precipicio, profundidad. Significa las aguas en las que flotaba la tierra Gn 1, 1-2; 7, 11-12; 8, 2; Sal 42, 8; el

 
 

BUSCAR

CONTENIDO

 

COPIAR

       

a. primitivo Ha 3, 10. Ese a. es inconmensurable Si 1, 3. Se refiere a las aguas subterráneas Gn 49, 25; Dt 33, 13. Al mar, Jonás, arrojado al mar y

 
               

tragado por un pez, clama a Yahvéh desde el fondo del a. Jon 2, 1-3 y 6. También, al ® seol, reino de la muerte, lugar de los muertos, Sb 16, 13- 14; Si 14, 12 y 16; 17, 27; 21, 10; 41, 4; 48, 5; Ba 3, 11 y 19; Ez 31, 15;

 
 

IMPRIMIR

AYUDA

     

SALIR

                                                   
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P

 

Q

 

R

S

 

T

 

U

 

V

 

Y

 

Z

                                       

Dn 3, 88; Rm 10, 7. El lugar de los demonios, Lc 8, 31. En el Ap 9, 1-6, a. es el lugar de los ángeles caídos. ® Abaddom. En sentido figurado, los consejos de la sabiduría son más profundos que el a. Si 24, 29; el Señor todo lo ve, sondea el a. y el corazón humano Si 42, 18; “a. de riqueza, de sabiduría y de ciencia el de Dios”, dice el Apóstol en Rm 11, 33. Abiud, hijo de Zorobabel. El evangelista Mateo lo menciona en el árbol genealógico de Jesucristo 1, 13. Abiyyá ® Abías. Abiyyam ® Abías. Abner, el Padre es antorcha, hijo de Ner, de la tribu de Benjamín, tío de Saúl, 1 S 14, 50-51. Jefe del ejército de Saúl. Tras haber David derrotado y cortado la cabeza al gigante Goliat, A. lo presentó ante el rey 1 S 17, 55-56. Ayudó a Saúl cuando perseguía a David 1 S 26, 3-14. Muerto Saúl, A. levantó por rey de Israel a Isbaal, hijo de aquél, 2 S 2, 8-9, y guerreó contra David, ungido ya éste en Hebrón como rey de Judá. Derrotado en la batalla de Gabaón, mató a Asael, hermano de Joab, 2 S 2, 12-32. A. se disgustó con Isbaal por Rispá, quien había sido concubina de Saúl, y se pasó al lado de David; pero Joab, quien lo odiaba, vengó la sangre de su hermano Asael, muerto por A., asesinándolo en Hebrón 2 S 3, 22-39. Isbaal fue asesinado, y David hizo ejecutar a los culpables, y la cabeza de aquél fue sepultada en el sepulcro de A., en Hebrón, 2 S 4, 12. Abominación, término común en las Sagradas Escrituras que por lo regular se refiere a todo lo idolátrico y pagano: ídolos, imágenes idolátricas, emblemas, símbolos, culto, ceremonias, ritos, sacrificios, etc.,

 
               

Dt 7, 25-26 y 12, 31. El término era también aplicado a los hebreos en Egipto, por comer éstos de animales sagrados para los egipcios y no guardar al comer las ceremonias egipcias. Comportamientos sexuales como la zoofilia, la sodomía, el homosexualismo, el adulterio, las

 
 

BUSCAR

CONTENIDO

 

COPIAR

       

relaciones sexuales durante el período de menstruación de las mujeres son considerados A. Lv 18, 19-23. A. es el culto meramente externo,

 
               

calificado como vano si no está acompañado del interior Is 1, 11-14. “Abominación desoladora”, expresión apocalíptica que indica una ter- rible profanación, algo horroroso, espantoso y devastador Mc 13, 14-20.

 
 

IMPRIMIR

AYUDA

     

SALIR

                                                   
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P

 

Q

 

R

S

 

T

 

U

 

V

 

Y

 

Z

                                       

Así se predice en Dn 11, 31 y 12, 11, sobre la profanación del templo cuando la persecución de los judíos por parte del soberano seléucida Antíoco IV Epífanes, y 1 M 1, 54 afirma el cumplimiento de la profesía de Daniel en el altar a Zeus Olímpico levantado sobre el altar de los holocaustos del templo de Jerusalén 2 M 6, 2. Mt 24, 15 y Mc 13, 14, que citan a Dn 9, 27, “abominación de la desolación”, que en los tiempos mesiánicos se cumple con el sitio, ocupación y destrucción de Jerusalén por las legiones paganas romanas comandadas por Tito. También puede tratarse de la profanación del templo cuando la matanza de los ® zelotes. Abram, el Padre es excelso, luego Abraham, padre de muchos pueblos Gn 17, 1-8, padre del pueblo escogido, de los ismaelitas y otras tribus árabes. Del linaje de Sem, nació en Ur de Caldea, era hijo de Téraj, natural éste de Jarán, tuvo dos hermanos, Najor y Harán, y se casó con Saray. En Gn 14, 13 se le llama “el hebreo”, lo que significa, de acuerdo con la genealogía de las Sagradas Escrituras, descendiente de Éber. Se cree que formó parte de inmigrantes que llegaron, entre el 2000 y 1700 a. C., a Siria y Canaán, procedentes del desierto siroarábigo y de Mesopotamia, por cuestiones políticas o de otro tipo. Las Sagradas Escrituras, sin embargo, dicen que la emigración de A. se debió a motivos religiosos, a un llamado expreso de Dios Gn 12, 1-3; Jos 24, 2-3; Ne 9, 7; Jdt 5, 9; Hch 7, 2-4. De unos setenta años, A. emigra de Ur con Saray, su esposa, su padre, su hermano Najor y su sobrino Lot, y se asienta en Jarán, donde años después muere su padre; sepultado éste, el Señor le ordena trasladarse a Canaán y reside en Sikem (encinar de Moré), Betel, Hebrón (encinar de Manré) y Beer-Seba (tamarisco) Gn 21,

 
               

33. Allí el Señor le promete esa tierra para su descendencia. Hubo hambre en esta tierra, y A. parte para Egipto en donde hace pasar a Saray por hermana suya Gn 12, 11 ss, de donde el faraón los expulsa. A. regresa a Canaán enriquecido, y da a su sobrino Lot toda la vega del Jordán, con

 
 

BUSCAR

CONTENIDO

 

COPIAR

       

lo que se separaron. Luego el Señor le renueva la promesa de la tierra y la descendencia que le dará Gn 13, 14- 17, y se establece en Manré Gn

 
               

13, 18. El rey de Elam y sus aliados saquearon Sodoma y Gomorra e hicieron prisionero a Lot, por lo que A. les salió al encuentro y los venció rescatando a su sobrino y todo el botín; de regreso se encontró con el

 
 

IMPRIMIR

AYUDA

     

SALIR

                                                   
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P

 

Q

 

R

S

 

T

 

U

 

V

 

Y

 

Z

                                       

sacerdote Melquisedec, quien lo bendijo Gn 14, 1-24. Después de todo esto, Yahvéh le anuncia un hijo nacido de sus entrañas y una descendencia numerosa como las estrellas, la cual sería oprimida en

 
                                       

Egipto por espacio de cuatrocientos años. Pero, Saray, quien era estéril, le entregó por mujer a su esclava Agar y ésta parió a A. un hijo, Ismael, padre de los ismaelitas y de los agarenos Gn 16, 1-16. Tenía A. noventa y nueve años de edad y se le apareció otra vez el Señor para ratificar la promesa y establecer el pacto entre él y A. y la circuncisión como señal. Le cambió el nombre por el de “Abraham” y a su esposa la llamó “Sara”, en vez de Sary, Gn 17, 1-27. En el encinar de Manré se le aparecen los tres ángeles del Señor, antes de la destrucción de Sodoma y Gomorra y A. intercede ante el Señor por sus habitantes. Después de la destrucción de las ciudades, A. se instala en Guerar con Sara, en donde hace pasar a ésta, otra vez, como hermana suya ante el rey Abimélec Gn 20, 1-18; Allí nació Isaac, siendo A. de cien años de edad Rm 4, 19-22; al poco tiempo, por pedido de Sara, A. echó a Agar e Ismael de su casa. Habiendo hecho el Señor que A. renunciara a su pasado cuando lo llamó, ahora le pide que renuncie a su futuro pidiéndole que le ofrezca en holocausto a su hijo Isaac. A. obedece y, cuando se dispone a clavar el cuchillo, el ángel del Señor lo detiene Gn 22, 1-19. Sara vivió ciento veintisiete años y murió en Hebrón; A. compró la cueva de Makpelá, al este de Manré, y allí sepultaron a Sara Gn 23, 1-20. Luego A. mandó a su mayordomo a Mesopotamia para conseguirle mujer a su hijo Isaac, y éste le trajo a Rebeca Gn 24, 1-67. A., por su parte, tomó otra mujer, Queturá, que le parió seis hijos: Zimram, Yoqsam,

 
               

Medán, Madián, Yisbag y Súaj Gn 25, 1-4.

 
               

A.

murió de ciento setenta y cinco años, e Isaac e Ismael lo enterraron en

 
               

la cueva de Makpelá junto a su mujer Sara Gn 25, 7-11.

               
               

A.

desde muy antiguo es considerado el gran patriarca y profeta Gn 20, 7,

 
 

BUSCAR

CONTENIDO

 

COPIAR

       

depositario de la bendición de Dios y de las promesas a todos los pueblos

 
           

Gn 12, 3, como tal lo tienen las tres grandes religiones monoteístas: el

 
               

islamismo, el judaísmo y el cristianismo. Su importancia fue siempre en aumento, hasta el punto que “que no hay nadie que le pueda igualar en gloria”, como se lee en su elogio en Si 44, 19-23. La promesa hecha por

 
 

IMPRIMIR

AYUDA

     

SALIR

                                                   
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P

 

Q

 

R

S

 

T

 

U

 

V

 

Y

 

Z

                                       

el Señor a A, se concentra en un descendiente único, Jesucristo, hijo de A. Mt 1, 1, sin embargo mayor que A. Jn 8, 53, lo que le da a la misma carácter universal, de suerte que la posteridad de A. no es la de la carne sino la del espíritu; Cristo combate toda presunción a este respecto Mt 3, 9: cuantos creen en Jesús, circuncisos o incircuncisos, judíos o gentiles, están llamados a participar de las bendiciones y promesas que el Señor hizo a A. Ga 3, 14; Rm 4, 11 ss; Ga 3, 28 ss. Por lo anterior la patria definitiva de los creyentes es el “seno de A.” Lc 16, 22. Absalom, padre de la paz. Tercer hijo de David y de Maaká, hija de Talmay, rey de Guesur 2 S 3, 3. Muy celebrado por su hermosura 2 S 14, 25-27. Amnón, hijo de David y Ajinóam, enamorado de Tamar, hermana de A., con mentiras logró quedarse a solas con ella y la violó. A. hizo quitar la vida al violador, y, para evadir la ira del rey, huyó a Guesur, donde su abuelo Talmay. Tres años después, repuesto el rey de la pérdida de su hijo, Joab prepara la vuelta de A. utilizando la astucia de la mujer de Teqoa, y A. vuelve a Jerusalén, habiéndose reconciliado con su padre dos años más tarde 2 S 14. Muerto Amnón, A. era el heredero del trono, y quiso acelerar su acceso al mismo, para lo cual comenzó a soliviantar los ánimos de los israelitas en contra de David y a hacer promesas políticas. Así, se hizo proclamar rey en Hebrón 2 S 15, 7-12, uniéndosele el consejero de su padre, Ajitófel, y David huyó de Jerusalén junto con Joab, Abisay e Ittay 2 S 15 13-23. Ya en Jerusalén, Ajitófel aconsejó a A. plantar una tienda en la terraza del palacio y se acostara con las concubinas del rey David, delante de todo el pueblo de Israel 2 S 16, 15- 23. Con esto se cumplió la palabra de Yahvéh que, por medio del profeta

 
               

Natán, pronunció contra David por la muerte de Urías a quien le quitó a su esposa Betsabé 2 S 12-11. Como A. desechó el consejo de Aquitófel de perseguir inmediatamente a David, y siguió la recomendación de Jusay, el arquita, quien espiaba para

 
 

BUSCAR

CONTENIDO

 

COPIAR

       

David, de reunir todo el ejército, dio tiempo a su padre para que reorganizara sus fuerzas. Bajo el mando de Joab, Abisay e Ittay, el

 
               

ejército de David derrotó al de A. en el monte de Efraím. A., quien iba en un mulo, quedó suspendido de una encina debido a su abundante cabellera, al tratar de pasar por debajo del follaje del árbol ; avisado de

 
 

IMPRIMIR

AYUDA

     

SALIR

                                                   
A   B   C Ch D   E F   G   H  

A

 

B

 

C

Ch

D

 

E

F

 

G

 

H

 

I

 

J

 

K

 

L

 

M

 

N

 

O

P