EL DESPERTAR HACIA UN NUEVO AMANECER.

Un mensaje a toda la Humanidad.

La raza humana de la Tierra es quizás uno de los seres más maravillosos, enigmáticos, sublimes y complejos. La mayoría nacimos con cualidades y características similares, y aun cuando haya quienes nazcan con condiciones fisiológicas distintas, existe algo que nos une a todos; algo más allá de la genética y los compuestos químicos que hay dentro de nosotros, existe algo que es quizás sea la parte más sutil de cada ser, es algo que llamamos espíritu. En la última generación de la humanidad, antes de que comenzáramos a valernos de tecnología para poder llevar a cabo nuestra vida diaria, se enfrentaban los asuntos cotidianos en equilibrio con la naturaleza, se respetaban las formas de vida tanto de la flora como de la fauna, se procuraba un equilibrio constante que hoy en día difícilmente se aprecia. Aquella última generación sabía: que romper con ese equilibrio podría traer graves consecuencias en todo el ecosistema y aun cuando trataron de advertirlo en testimonios de boca en boca, algunos otros grabados en piedra y otros más recientes en escritos, pareciera que no fue suficiente con ello, el poner la atención que se requería para evitar los daños que ahora miles de especies y nosotros mismos estamos viviendo. Antiguas generaciones, no sólo sabían del vivir en equilibrio con la naturaleza, sabían y conocían las leyes que rigen detrás de la materia, más allá de los lineamientos de la Física y la Química. Durante miles de años grandes civilizaciones habitaron la Tierra, teniendo no solamente conocimientos tecnológicos avanzados sino del espíritu y sus diversas manifestaciones. Sabían muy bien que no es la tecnología la que mantenía el equilibrio de las cosas sino el espíritu detrás de esa avanzada tecnología. Llegada una época, algunos se olvidaron de que el espíritu es el regente de todo lo visible e invisible y fue así como grandes civilizaciones llegaron a su fin hace ya más de 10,500 años. A la fecha, gran parte de la comunidad científica ortodoxa no reconoce la existencia de aquellas grandes civilizaciones, porque basan su aceptación de los hechos en el mismo paradigma que provocó el declive de ellas. La Tierra, que es el maravilloso y majestuoso lugar donde vivimos todos nosotros, ha requerido de millones de años de transformación, adaptación y evolución para llegar hasta nuestros días. La gran mente y amor que rige el multiverso ha hecho de ella; La Madre Tierra, un ser magníficamente diseñado para albergar a los seres más sensacionales y hermosos, los ecosistemas más diversos y variables, los fenómenos

más enigmáticos e increíbles y a la vida más compleja que jamás se haya visto en millones de años luz a la redonda. Digo lo anterior, porque aunque para muchos aun sea difícil aceptarlo, vivimos y compartimos este hermoso lugar con muchos seres de otros mundos distantes, muchos de ellos atrapados por la belleza de lo que nosotros e inclusive ellos llaman hogar. Diminuta quizás, pero siendo un hermosos zafiro azul, a lo largo de miles y miles de años hemos tenido la oportunidad más grandiosa de todas: vivir. Vivir en un mundo que nos ofrece absolutamente todo lo necesario, no solamente para el desarrollo físico de todas las especies sino aún más, para el desarrollo propio de todo lo que nos compone como seres multidimensionales, capaces de hacer realidad los más hermosos sueños e ideas, pero también capaces soñar y quedar atrapados en las más grotescas y aterradoras pesadillas. Con parte de lo anterior, me gustaría realizar una pregunta que quizás a muchos ya se han preguntado pero pocos han logrado verdaderamente contestarse a sí mismos y llevar acabo su propia verdad. ¿Qué es lo que somos nosotros y qué propósito tiene nuestra existencia? Sí, ya sé, quizás podrías pensar rápidamente en la respuesta y quizás estar seguro de ella, pero si estás seguro o segura de la respuesta ¿En realidad la vives día con día o solamente lo vives de esa forma los días en los que se aproxima una fecha que astrológicamente se dice que es espiritual? ¿Realmente vives día a día lo que crees que eres o sigues siendo lo que a los demás les conviene que seas y solamente eres tú mismo a solas o cuando te reúnes con gente que se dice honorable, recta y espiritual? Yo no sé cuál sea la respuesta que tengas a todas estas preguntas, no necesito saberlas, porque en realidad quien necesita estar seguro de ellas eres tú mismo. Sí no sabes que contestar a ninguna de estas preguntas no te aflijas, quizás al final de este discurso puedas comenzar a formularte una respuesta, y si ya tienes una respuesta, quizás, también al final de este discurso tu perspectiva cambie o simplemente la reafirmes. Comencé hablando de tecnología, de civilizaciones pasadas, de la transformación de la vida en nuestro planeta, de la comunidad científica, inclusive de visitantes de otros mundos y también te he hecho cuestionarte sobre ti mismo, pero ¿Has estado atento cuando he hablado sobre aquello que está más allá del espacio y el tiempo?Cuando he hablado sobre el espíritu. En este y gran vasto ‘multiverso’, en las formas en las cuales se puede expresar el espíritu, simplemente no tiene límites. Tú eres una de ellas, y cuando digo eso hablo en serio ¿O acaso sigues creyendo que ves con tus ojos y que solamente eres un

organismo biológico compuesto de células, órganos y sistemas? Científicamente está demostrado que los ojos solamente son la mirilla a través de la cual el cerebro puede recibir información de su entorno para ser procesada. Muchos han pensado inclusive que la culminación de todos los enigmas de la humanidad se encierran en un solo órgano que está dentro del cráneo que a su vez es determinado por el ADN. Pero si fuera esto cierto, ¿Cómo es que tanta información puede ser almacenada, procesada y ejecutada a través de 1,500 cm3 de materia gris sin que éste a su vez siga creciendo hasta reventar? Es decir, todo el día, todos los días, el cerebro procesa millones de señales eléctricas a través de las neuronas y terminales nerviosas, mismas que a su vez llevan a cabo un gigantesco despliegue de químicos para poder realizar desde las tareas más básicas hasta el poder reproducir las más complejas formas de expresión que van desde la risa hasta el llanto y desde la euforia hasta la depresión. Si el cerebro no se hincha hasta explotar con todo esto, ¿Cómo es que mantiene su consistencia física aun cuando no siempre el contenido sea el mismo? ¿Cómo es que el ADN puede tener cabida física y química dentro de nosotros sin perder su estructura por sí misma y además lograr evolucionar generación tras generación? Desde mi perspectiva, debe de haber algo más allá que sea capaz de lograr una mayor experiencia de todo lo que se vive día con día, para mí, aquello es el espíritu. Y hay mucha gente que piensa que aquellos que creemos en el espíritu somos locos, cuando en realidad la locura es la ausencia del espíritu en el intelecto, esa es la razón por la que grandes científicos no deliraron en demencia ante tanta sapiencia y razonamiento, y lo que es más, muchos de ellos aceptaron a lo largo de sus vidas; que las cosas más maravillosas jamás logradas pueden ser llevadas a cabo solamente a través del espíritu. También existe otra clase de locura como muchas otras, tal como el creer que el espíritu es un ser sentado en un trono encima de las nubes, juzgando, maldiciendo y castigado a todo aquel que no obedezca su mandato, no pague el diezmo o se arrepienta de sus pecados, pero esa clase de locura como otras tantas mentiras llega a su fin cuando la verdad es revelada, la verdad sobre el espíritu. Y entonces, ¿solamente todo aquello que tiene cerebro tiene espíritu? Por supuesto que no, he dicho que el espíritu está más allá de la materia, más allá del tiempo y el espacio, porque el espíritu en sí compone a la materia y al espacio. Es decir, todo es espíritu. Entonces ¿Cómo decir que algo no es espiritual cuando en su esencia proviene y es espíritu? Mucha gente pasa sus vidas buscando un camino espiritual sin darse cuenta que ya lo están viviendo, porque son un espíritu viviendo una experiencia atemporal en el espacio, sólo necesitan darse cuenta de ello. ¿Te das cuenta cómo muchos entonces son vagabundean de una creencia a otra, de una superstición a otra, de una religión a otra, inclusive de un mundo a otro, buscando un camino espiritual? ¿Y

cuál es la correcta? Todas son las correctas, simplemente se expresan de diferentes formas y todas tienen sus propias reglas, aun cuando el espíritu no tiene reglas. Las reglas se siguen para tener una aparente rectitud y un aparente orden, pero a la vez es un límite. Por eso aunque „todos los caminos llevan al padre‟ como dicen por allí, la única regla a seguir es no seguir ninguna regla sino la tuya propia. ¿Por qué? Porque sólo tú, cuando te conozcas por completo sabrás cuáles son tus límites por atravesar y con ellos tendrás que cambiar de reglas de tu propio juego hasta darte cuenta que en realidad no tienes límites. Atención, no estoy diciendo que vivas una vida libertina y caótica, estoy diciendo que vivas según tus reglas, porque si tú eres un espíritu, tú y nadie más que tú sabe que es lo que te beneficia más, lo que te llena más de dicha y lo que te hace feliz, y al ser feliz eres capaz de compartir siempre con los demás esa felicidad. Todo aquello que no te deja felicidad en tu vida termina por abrumarte y hacer que reflexiones y cambies tus paradigmas, así que tarde o temprano lo harás. Y después de hablar tanto sobre el espíritu, quizás sigas sin entender lo que es el espíritu. ¿Qué es el espíritu entonces? El espíritu Es, así de simple y llanamente, sólo Es. ¿Cómo puedo afirmarloesto? Por lo que ya he dicho antes. Si el espíritu es el tiempo y el espacio y más allá de eso, entonces lo es todo, y si lo es todo, simplemente Es. Es todo aquello que decida ser y ¿Cómo es que el espíritu puede decidir qué Ser y qué no Ser? Lo hace a través de un par de cualidades que llamamos mente y amor. La mente es el principio que le da origen a la forma de las ‘cosas’ y el amor es el principio que hace que esas ‘cosas’ existan y al final cuando el espíritu hace un reconocimiento de eso, que es lo que se llama consciencia, es en ese momento cuando se expresa o se manifiesta que simplemente Es. Cuando hablo de la mente no solamente se trata del cerebro procesando ideas y pensamientos, se trata de una arquitectura tan compleja pero a la vez tan simple de las cosas para poder ser diseñadas desde la nada y ser insertadas en el espacio-tiempo. Y cuando hablo de amor, no me refiero a la emoción humana que identificamos con ese nombre, me refiero a la fuerza por la cual las partículas y la energía tienen cabida en el espacio-tiempo. Y si la consciencia es ambas, ¿A qué se refiere realmente la búsqueda y despertar de la consciencia? La consciencia en realidad siempre está despierta si se le ve desde el punto de vista en el cuál el ‘espíritu´ está consciente de Ser. Quien imagina estar dormido en realidad es quien está buscando despertar y la gran mayoría está pasando por ese proceso. Y si muchos quieren despertar y que los demás despierten por creer que están dormidos, entonces quiere decir que lo que viven no es en realidad la realidad misma, sino un sueño o quizás y mejor dicho una pesadilla. Porque normalmente sólo se

quiere despertar de un sueño cuando éste se ha convertido en una pesadilla ¿No es así?, ¿Nunca has abierto los ojos después de dormir, deseando seguir soñando cuando el sueño era algo realmente hermoso? Y ahora bien, qué sucede con aquellos que creen que están despiertos ¿Lo están realmente o simplemente han despertado de un sueño estando dentro de otro sueño mayor? Pareciera que es muy complicado hablar de lo que es real y lo que no. ¿Pero quién decide lo qué es real y lo qué no? El color y la forma de un objeto por ejemplo, depende de quién lo observe, puesto que mientras un observador pueda ver el objeto con ciertas características físicas como por ejemplo: un objeto redondo y de color rojizo, quizás el otro lo vea negro y plano. ¿Entonces qué o quién determina la realidad? La realidad la determina la consciencia del Ser; si la consciencia del Ser, que es el espíritu que vive y se expresa a través de una entidad, en este caso a través de una diminuta hormiga por ejemplo, y tuviera la percepción de la gama de colores y el cerebro de un humano, ésta vería una esfera de navidad como algo plano y negro mientras pasa debajo de ella, por la perspectiva. Mientras que un niño, desde su perspectiva la vería como una esfera, redonda y roja. El gran intelecto y orgullo humano podría exclamar: “Pero es obvio que una hormiga jamás pensaría como un humano” Y quizás haya algo de razón en ello, quizás por eso sea que las hormigas logran ser seres que a pesar de ser tan diminutos, son sumamente organizados y tienen la precaución de guardar alimento temporadas antes de que llegue el invierno para poder vivir en su colonia, mientras que un ser humano común puede que gaste todo su dinero en las fiestas invierno y no tenga para comer después de eso. Y si un ser tan diminuto del tamaño de un lunar de tu cuerpo tiene esa capacidad sin necesidad de un gran, pesado y muchas veces perezoso cerebro, ¿Cómo es que logra ser tan maravilloso? Lo logra siendo consciente, no de él mismo sino el espíritu que habita en él ¿Y cómo puede pasar eso?, simplemente siendo; simplemente siendo una hormiga. La hormiga no se preocupa si es gorda, flaca, pequeña, alta, roja, negra, guerrera, obrera, si se le ve mejor un vestido azul que uno blanco o si puede atraer a más hormiguitas con un traje sastre o una playera ajustada para demostrar su físico. La hormiga no sabe de eso, quizás ni siquiera sepa que es una hormiga, simplemente lo Es. Y es así, en esa simplicidad que el espíritu Es. ¿Y qué es entonces lo que nos hace seres tan complejos? ¿Qué hace tan complicado en nosotros simplemente ser? De la misma forma que muchos otros seres, nuestros cuerpos han evolucionado y muchas veces también han sido modificados genéticamente, por lo que contamos con una enorme y maravillosa entidad biológica que permite al espíritu Ser y expresarse tal como humanos. La complejidad de la existencia de un ser humano surge en la gran gama de percepciones y la sensibilidad que tiene hacia sí mismo, y digo hacia sí mismo porque es de la expresión humana

desde donde emana el „sueño‟ o la „pesadilla´ que cada quien, en la expresión de su Ser, elige vivir. Sin embargo, existe un patrón dentro de la humanidad que aun cuando pertenece a su propio espíritu, siente estar separado de sí mismo; es aquello que le llama ego.El ego en esencia en una expresión misma del espíritu, que se desconoce a sí mismo para tener una excusa de la búsqueda de sí mismo otra vez. Es decir, deja de ser para querer ser. Se dice que el ego es el que carga todas las infamias del ser humano en el mundo y por ello la infelicidad en tu vida existe, pero ¿No es acaso a causa del ego, desde el contexto ‘espiritual’, por el cuál comienzas la búsqueda de ti mismo? Es decir, el concebirte como un ser individual separado y ajeno a los demás, al final es lo que te hace reflexionar si en realidad estás separado y eres ajeno a lo que te rodea; la pérdida de ti mismo te hace buscarte y quererte encontrar. ¿O cómo es que tienes la necesidad de buscar algo sin que creas que está perdido, escondido en algún lugar? Ahora, aquí es donde la búsqueda se torna interesante y extensa en algunos casos. Porque la tendencia a buscar comienza afuera, cuando en realidad debería de ser adentro. Es decir, es como si perdieras algo dentro de tu casa y comenzaras por buscarlo en la calle a kilómetros de distancia y al final de la búsqueda te das cuenta que todo estaba dentro de tu morada. ¿Y no es así como el ser humano muchas veces comienza a querer darle respuesta a sus cuestionamientos? Muchos quieren encontrar la respuesta de su vida y su existencia en las estrellas y los planetas, en la astrología y otras prácticas adivinatorias esperando que los astros sean compasivos para tener una mejor suerte día con día. Existen otros seres humanos que quieren encontrarse a sí mismos dentro de los demás, sobre todo de aquellos quienes dicen haberse encontrado ya, y así aquellas personas siguen sus modos y costumbres de las otras pensando que se descubrirán también ellos mismos. ¿Pero cómo descubrirte en alguien más, cuando es el reflejo de ti mismo lo que ves en ellosla mayoría de las veces? Y sí el espíritu lo es todo en sus diversas formas de expresión ¿Cómo no encontrarte en el otro? En realidad, no podrás ver lo que eres tú mismo dentro de los demás hasta que lo hayas descubierto en ti. Es así como se expresa el espíritu, es increíble, y cuando te he dicho que no hay límites en ello en realidad estoy siendo sincero, claro y preciso. Aquello que el ser humano llama señales, es aquello que el espíritu imprime en la „consciencia externa‟ durante la búsqueda del Ser, y es en esos reflejos externos que provienen del espíritu de ti mismo el que te inspira desde fuera dándote el mensaje de que en realidad la respuesta, y el final de la búsqueda, está adentro.

Y ahora bien, ¿A qué viene todo esto con el que al principio te haya hablado de cosas que aparentemente no tenían cabida en este discurso como se ha venido desenvolviendo? Bueno, actualmente pareciera que la humanidad está sumida dentro de un profundo sueño o una profunda pesadilla, si es que se le quiere ver desde ese punto de vista. Algunos lo llaman la Noche Galáctica y quizás es por eso que en su propio entendimiento sienten estar profundamente dormidos; viviendo un sueño colectivo. Es un profundo sueño que comenzó hace miles de años, donde conocimientos como los que te acabo de compartir y que quizás ya sepas o hayas intuido fueron resguardados por las últimas culturas de verdadero esplendor que habitaron el planeta, culturas que hoy en día todavía no se terminan de descubrir del todo sus más maravillosos secretos. Asimismo, parte de ese conocimiento fue velado por un grupo de familias que decidieron y optaron por la codicia y el egoísmo, denegando el acceso a estos conocimientos a personas que no pertenecieran a su estirpe y contribuyendo a que la humanidad, tras recuperarse de un verdadero desastre hace uso 11,500 años, tuviera menos oportunidades globalmente para reconstruir su grandeza como raza. Fue hace aproximadamente 40,000 años que la humanidad comenzó a entrar en el sueño pero fue apenas hace aproximadamente 11,500 años que se convirtió en una pesadilla. En aquel sueño sombrío, la humanidad comenzó verse a sí misma como algo diminuto y ajeno de la creación, misma de la cual es parte. Pueblos que conformaron grandes sociedades fueron corrompidos por la sed que aquella semilla de codicia que comenzaba a engendrarse dentro de ellos y comenzaron las guerras por el control de los recursos, las tierras y más aún por la fé de la gente, obligando a las naciones a adorar a los reyes como si fueran dioses y más recientemente obligando a los pueblos del “Nuevo Mundo” a creer en un solo Dios; sanguinario y despiadado, que sólo perdonaría sus vidas si le rendían culto a él. Así millones de hombres, mujeres y niños fueron privados de sus vidas, de su libertad, en el nombre de aquél Dios. Poco después, no se hacía esperar un desbalance interno, mismo que provocó un desbalance en la naturaleza. Y aun cuando varios pueblos intentaron guardar con ímpetu el equilibrio y ha habido seres que nos han recordado una y otra vez nuestra verdadera esencia, llegaron los inventos que restarían el contacto entre la naturaleza y el ser humano. Muchos inventos tecnológicos en verdad han proporcionado beneficios incalculables a la humanidad e inclusive actualmente existe muchas posibilidades tecnológicas que puedan revertir los grandes daños provocados a la naturaleza y que provean una mejor calidad de vida, pero también poco a poco la comodidad del uso de recursos tecnológicos ha separado aún más al ser humano de sí mismo y del contacto con la naturaleza.

He dicho antes, que a la Tierra le costó millones de años de transformación y evolución para brindarnos un hábitat único, y pronto el ser humano cegado por su codicia,ha requerido apenas de unos 100 años para malograr los ecosistemas y la biodiversidad. Por otro lado mientras los pueblos ya habían sido corrompidos, se dio lugar a un sistema que rigiera la vida en el planeta Tierra, un sistema en el cual, solamente las altas esferas políticas y sociales; las familias elegidas, tuvieran el control sobre la forma de vida de los demás humanos. Se crearon así, instituciones de todo tipo: instituciones religiosas para tener control sobre la fe, instituciones económicas para tener sobre el control de los recursos naturales y víveres, instituciones políticas para designar a los gobernantes que cuidaran de los intereses de la élite, instituciones educativas que enseñaran un conocimiento limitado y tergiversado de la historia y el mundo. Así pronto, las estructuras sociales separarían a la realeza de los esclavos y lacayos y pronto los estratos más bajos de la sociedad carecerían de derechos y garantías. Se construyó una gran pirámide sobre la cual únicamente un grupo de seres humanos y otros que no lo son tanto, quizás siendo apenas el 10% de la población mundial, controlarían a las masas. Con el pretexto de las instituciones, se crearon modelos de vida, leyes, normas, reglamentos, en los cuales la vida de cada ser humano fuera solamente una estadística más de los beneficios o perjuicios que las mismas normas y leyes provocaran. Tras la gran lucha de muchos personajes y pueblos por la libertad, se logró constituir en un documento las garantías individuales de un ser humano, siendo que éstas vienen de nacimiento. Sin embargo, poca es la gente que no ha olvidado de esos grandes principios que reafirman que la humanidad es libre, y siguen depositando sus propios derechos y responsabilidades en gobernantes que no han sido competentes para tal tarea, en supuestos líderes que no han tenido la capacidad de enfrentarse con sabiduría, inteligencia y amor a los embates del sistema, los cuales han permeado de carencias y desigualdad a la sociedad mundial. El gran esfuerzo que por siglos se ha manifestado en guerras, revueltas, caídas y levantamientos de imperios por abolir la esclavitud pierde un gran significado cuando ahora las esclavitud no está representada por cadenas atadas a las manos delos seres humanos, sólo se necesita hacerles creer con mentiras sobre un supuesto sistema democrático, que son libres. Aquí la libertad, la tan añorada libertad adquiere un concepto ambiguo de su propia definición. Porque aun cuando en esencia todos nacemos libres, y en realidad lo somos, el sistema insiste en hacerle creer a la población del mundo que lo es, pero en términos de democracia, leyes y constituciones

que aun cuando la intención original de ellas hayan sido honorables, hoy se ven teñidas con la falta de justicia, la falta de equidad, la corrupción y la falta de respeto. Las naciones han creado patrias para darle un sello de propiedad a sus habitantes y han creado fronteras para definir su territorio siendo que todos somos habitantes de la misma Tierra y todos nacemos con la misma libertad que nos corresponde por el simple hecho de nacer y ser seres vivos en un mundo en el cual no tendríamos que pagar por vivir en él. Al tener control sobre el „dinero‟, se tiene control sobre los recursos naturales, la materia prima, el alimento y la garantía de tener un hogar y poder formar una familia. Al tener control sobre los alimentos, se puede influir en la estabilidad sanitaria de la población, no es de gratis que al día de hoy enfermedades relacionadas con el sistema digestivo, circulatorio, nervioso y endócrino sean principales blancos del cáncer, esto aunado a la programación mental y emocional que la mayor parte de los medios de información influyen sobre la población. Asimismo, controlando el dinero, se tiene control sobre el nivel de educación académica a la que se puede acceder, evitando que no todos los integrantes de la sociedad puedan tener acceso a conocimientos académicos amplios y favorables con los cuales se pueda fomentar un desarrollo mayor en todos los ámbitos de la sociedad y así también provocando un estado de competencia deficiente que provoca en los seres humanos el simple interés de la adquisición de dinero y no del gozo de sus propias vocaciones y talentos. Con ello llegamos a cifras escalofriantes como las siguientes:*1 El 20% de la población mundial, consume el 80% de los recursos del planeta. En el mundo se gasta doce veces más en armamento que en la ayuda a países en desarrollo. 5,000 personas mueren diariamente por el consumo de agua contaminada mientras que mil millones de personas no tienen acceso a este recurso. Más del 50% de los granos comercializados son utilizados para alimentación de ganado o como biocombustibles. 40% de la tierra arable está deteriorada. Cada año, 13 millones de hectáreas de bosques desaparecen. 1 de cada 4 mamíferos, 1 de cada 8 aves, 1 de cada 3 anfibios están en peligro de extinción. Muchas especies están desapareciendo 1000 veces más rápido que de manera natural. 75% de las zonas de pesca están agotadas o en peligro de agotarse. Los últimos 15 años, la temperatura ha sido la más alta registrada nunca antes. La capa de hielo polar ha cedido 40% y perdido su territorio en tan solo 40 años.

Y no obstante, también al tener control sobre la fe y el sistema de creencias del ser humano, se puede acceder quizás a su parte más vulnerable; su relación con Dios y con la creación. Es por ello que indefinidas instituciones religiosas han sido responsables quizás de la verdad más escondida durante largo tiempo; la verdad de que el Reino de Dios está en nosotros y alrededor de nosotros. Sin embargo, como lo he dicho antes, eso no es precisamente lo que las instituciones religiosas enseñan. Durante la evangelización de pueblos paganos se asesinaron a quienes creían en múltiples dioses y se les consideraban herejes, hoy en día es una ironía que mientras más se crea en ídolos de porcelana o dibujos de entidades santas, es considerado como un devoto a la persona que le rinda mayor culto a esas figuras. Y es entonces como la humanidad se ha sumido profundamente en un letargo, lleno de cierta felicidad y placer efímero, que pronto desaparecerá con el tiempo. Porque todo lo que se sostiene a base de una ilusión; algo que no es verdad, siempre terminará por estropearse a sí mismo. ¿No es acaso eso lo que está sucediendo ahora mismo? Los viejos sistemas y paradigmas no pueden sostenerse solos y por ello requieren de la energía vital de la gente, de su atención, de su enfoque para poder mantenerse a flote. Por ello incesantemente los esfuerzos son mayores y costosos en mantener a la humanidad distraída en un gran cúmulo de diversos medios de entretenimiento, que pueden ir desde lo más común como la industria de los deportes hasta lo más explícito como la pornografía y otras atracciones extravagantes que son del agrado de personas entregadas a sus adicciones emocionales y gustos excéntricos, pudiendo convertir y un gusto sano en un fanatismo potencialmente dañino. Y asimismo, la incesante demencia de los medios de información por mantener a la gente enfocada en el miedo, es una tarea que han llevado a cabo con mucho éxito, logrando que muchos se sientan intranquilos en las calles e inclusive dentro de sus propias casas. Ahora bien, yo te he hablado de un sueño, una pesadilla quizás ¿Cómo despiertas a alguien de un profundo sueño o en mejores términos cómo lo haces reaccionar? Usualmente unas cuantas sacudidas son suficientes ¿Y no es acaso todo lo que está ocurriendo una sacudida? Cuando una persona mantiene su enfoque por largo tiempo en algún objeto, ese objeto puede perder forma, color profundidad y belleza, una pequeña prueba de eso la puedes hacer mirándote fijamente a un espejo por algunos segundos, pronto verás que aquello que está en el espejo se ha transformado en otra cosa que no es precisamente lo que tú mismo concebías de ti. Lo mismo sucede cuando una persona se enfoca demasiado en un solo asunto, en este caso un problema, el enfoque está tan puesto en el problema que la solución sería imposible de ver a través de él. El enfoque es un arma de doble filo entonces, porque a través de él

puedes lograr grandes cosas cuando ejerces conscientemente tu energía hacia un objetivo o puedes perder el piso y la noción de la realidad si no mantienes los pies en la Tierra. Y dicho lo anterior, entonces, ¿En realidad estamos dentro de un sueño profundo o simplemente estamos tan enfocados sin inconscientemente que hemos perdido el punto entre la realidad y la ilusión? Quizás puedan ser un poco de ambas o quizás ninguna de ellas y simplemente estamos en el drama de una de los tantos lienzos que el espíritu ha creado para expresarse. Pero ya no te haré dar de vueltas tanto en la cabeza y dejaré de ser tan ambiguo. Vamos entonces al grano. Si se dice que estamos cruzando el umbral de la Noche Galáctica, entonces quiere decir que está a punto de amanecer. ¿Pero qué sucederá justo en el momento antes de amanecer cuando el momento más oscuro de la noche nos abrace en su morada? Bien, muchos hablan de cataclismos, del Armagedón, del Fin del Mundo, de profecías y de otras tantas supersticiones que lo único que han logrado hacer es malograr el verdadero mensaje que la sabiduría antigua tiene para nosotros. Es común y quizás que la gente esté esperando la llegada de un cataclismo global, queriendo así que sus problemas y asuntos de los cuales no son capaces de responsabilizarse se disuelvan en la ola de destrucción. Otros esperan la llegada de un salvador que venga a sacrificar su vida nuevamente por el perdón de un Dios atemorizante que vive en los cielos, para convencerlo de no destruir a la humanidad ¿No es acaso esa una profecía sangrienta y egoísta por parte de quienes se dicen fieles a Dios? Otros esperan naves gigantescas llenas de asientos de primera clase para ser salvados de las atrocidades del mundo, dejando atrás a quienes se merezcan su propia miseria ¿No es acaso esa una idea tan cobarde y llena de egoísmo también? Quizás se les olvida que todos estamos en el mismo barco y si queremos avanzar como especie, debemos unir esfuerzos, no miedos. Y bien, entonces ¿Qué es lo que debería de suceder? Lo que debería de suceder es precisamente lo que está ya sucediendo, tanto como en otros lugares, aquí mismo se está dando. El dejar de lado el color de piel, la raza, las creencias, las vestimentas, las lenguas, las doctrinas, los intereses propios y tomarnos todos de las manos, forjando acuerdos que sean por un beneficio común, pensando en todos los que habitamos este mundo, porque aún cuando hayas quienes ni siquiera les interese, tarde a o temprano el amor siempre llama y une a quienes le buscan incesantemente. Por mucho tiempo la lucha y el trabajo se han llevado a cabo separadamente, en trincheras distintas, de distintos pueblos y distintas creencias, pero es ahora más que

nunca cuando necesitamos formar un frente común. Un frente común que marque la diferencia en todos los pueblos, en todas las lenguas. Ya no importa si no estás del todo convencido, pues el cambio el amanecer ha llegado y el Sol Galáctico brillará nuevamente para todos, él no sabe de religiones, de creencias, de supersticiones, de posesiones materiales, de niveles académicos, de riquezas, de limitaciones, ni mucho menos de tristezas, él, como una expresión del espíritu lo único que sabe es Ser y ha elegido ser la luz que ilumine todo. A algunos le mostrará el ‘camino de regreso a casa’ a otros los enfrentará con sus más acérrimos y profundos miedos, a otros les mostrará su propia verdad, y mientras unos sean capaces de verle sin temor, otros querrán cerrar profundamente los ojos para desear seguir soñando. Pero él, el espíritu, brillara sin hacer distinción alguna. Ese es el Nuevo Amanecer que tantos han estado esperando en esta Tierra y en esta última generación de la humanidad antes de la gran transformación. Así entonces, quisiera cerrar con lo siguiente: Evidentemente, aquel que se llama „El Camino del Guerrero‟ no es sencillo, puesto que día con día se debe de lidiar con los embates la propia duda y el miedo, en un mundo rodeado de tanta textura, color, sabor y aroma que a veces es sencillo perder el piso y dejarte llevar una vez más por la asombrosa ilusión que hemos sido capaces de crear en un mundo de ensueño. Quizás en muchas ocasiones sientas desistir de continuar, y aún cuando siempre sacas fuerza de ese amor por compartir y servir yo te digo a ti. No bajes los brazos, no bajes la mirada. Camina siempre con la frente en alto en espera de ese nuevo amanecer, del cual estamos atravesando justo el punto más oscuro de la noche más larga que quizás jamás hayamos tenido que atravesar como humanidad. Pero no es para enjuiciarle ni reprocharle, ha sido una larga noche que nos ha brindado la oportunidad de encontrar nuestra propia verdad, nuestra propia luz, nuestra propia conexión con el todo y con la existencia misma. Lo que está sucediendo alrededor del mundo no deja de ser impresionante, de alguna forma el cambio está llegando a muchos seres humanos, está retumbando en sus corazones fuertemente llamándolos hacia una nueva forma de vida y ya no importa cuál sea el ámbito en el que la persona se desarrolle, el cambio está llegando a todos, en todos los diferentes niveles de vida y estratos sociales. Es hora de que detalles tan diminutos cobren nuevamente su importancia, la vida está compuesta de detalles tan imperceptibles y sin embargo son ellos los que le dan un gran sabor a la vida. El momento de llevar la transformación de la forma de vida como la conocemos es ahora mismo. Ahora mismo es cuando más necesitamos unos de los otros, es cuando más requerimos de compartirnos, de entregarnos, volvernos la suma

de todos y formar ese eje que de una nueva dirección a la humanidad. Una dirección en la cual la vida sea plena, placentera, equilibrada y equitativa en todos sus aspectos. Una forma de vida en la cual las generaciones futuras tengan la capacidad de desarrollarse plenamente sin ninguna restricción o impedimento socioeconómico. Una forma de vida en la cual formar una familia sea un acto verdaderamente responsable e íntegro para asegurar el óptimo desarrollo de cada integrante. Una forma de vida en la cual la esclavitud no sea abolida en el campo para ahora permanecer en la nómina, sino más bien cada quien pueda tener las mismas oportunidades de desarrollarse en el ámbito que mejor le venga, pues es la frustración de los sueños rotos en las personas las que los convierten en seres depresivos, amargados e infelices. A la actualidad algunos podrían decir que la humanidad está en decadencia. Sin embargo, yo no logro ver a una humanidad decadente, yo veo a una humanidad poniéndose de pie por fin, afrontado aquello que se le llama oscuridad. Pero es importante saber apoyar a quienes se levantan, para no alimentar su ira con violencia, puesto que la violencia no es necesaria en esta lucha, nuestra lucha está basada en el principio del Amor y Respeto Mutuo. Te he hablado entonces de lo maravilloso que es este planeta, un ser vivo de millones de años de evolución, un ser vivo que cariñosamente podemos llamar Madre Tierra. Porque en realidad lo es, ha dado cobijo a las más sublimes formas de expresión del espíritu, nos ha dado abrigo y sustento a nuestra propia raza y a muchas otras que han venido a ella, llamándola también, hogar. Si entendemos entonces el concepto de madre, podríamos comenzar a hacer una reflexión profunda de las acciones que debemos de tomar inmediatamente para salvaguardar su vida. Te he hablado también de lo maravilloso que eres como expresión del espíritu, eres verdaderamente un maravilloso espíritu que puede lograr las cosas más sorprendentes y te compartiré un pequeño consejo que a mi me ha sido de gran utilidad para poder ser la puerta abierta de la fuerza creadora que fluye en todos nosotros y así poder ser conscientes del ser manifestar expresiones de él mismo a través de ti. Sabe que en tu mente puedes concebir grandes ideas pero no son aún nada hasta que se traducen en una emoción dentro de ti, luego deja salir esa emoción expresándola como mejor te venga, simplemente déjate ser, una vez hecho eso, haz que esa idea tenga cabida en tu mundo y ten una actitud que contribuya en su manifestación, esas son las Las 4 Llaves del Poder Creativo y Consciente: Mente-Emoción-Expresión y Acción, todo ello conforma lo que llamas Intención. Así que has que tu intención tenga cabida en tu mundo y así puedas manifestar lo que el Espíritu desea siempre para ti; tu felicidad.

Te he hablado de otros seres que han venido a la Tierra y de eventos que acompañaron su morada, pero ya no busques más tu origen en el pasado de las estrellas aun cuando quizás provengas de alguna de ellas. Tu origen en esencia siempre será el espíritu que vive, respira y se mueve en ti y tú momento de vivir será siempre El Ahora. Te he hablado brevemente de los problemas que vive actualmente la humanidad, problemas que tienen que ser afrontados con una actitud responsable, sabia y amorosa para lograr un verdadero cambio y redirigir nuestro rumbo en la historia. Te he hablado de cómo ‘reaccionar’ del gran letargo y de lo que ya está sucediendo mientras el Nuevo Sol Galáctico comienza a resplandecer poco a poco detrás del horizonte. Es el momento preciso para que tomes partido de manera consciente en este gran suceso. Recuerda que el Amor, va más allá de una emoción, pero si has de adoptarlo como tal, logra amarte y respetarte a ti mismo, así lograrás compartir ese amor con todo lo que te rodea y podrás dibujar un círculo mayor a tu alrededor donde el todo tenga cabida en tu amor propio por la vida. Y bien, quiero finalmente comentarte que es maravilloso vivir estos momentos codo a codo contigo y es más maravilloso aun, que haya sido el llamado del Gran Espíritu lo que nos ha traído a todos nosotros aquí, para unirnos y conformar el principio y las bases de una nueva humanidad. No importa que un grupo minoritario te haya dicho hecho creer antes que eres un ser insignificante, con una vida que con suerte del destino pudiera proliferar en tan solo unos cuantos años. No importa lo que ellos hayan dicho y crean en sus mentes y almas llenas de codicia sobre la humanidad, puesto que le han hecho creer muchas veces a las masas que difícilmente podrían aspirar a una mejor forma de vida que esté fuera de las normas, reglamentos y leyes que han creado en para beneficio solo de aquellos que tienen el suficiente poder adquisitivo y las influencias dentro de las altas esferas. No importan los esfuerzos que hagan incesantemente por desvirtuar la verdad del ser humano, la verdad de que somos seres infinitamente amorosos, creativos y compasivos. Es en el sistema de creencias de ellos, basado en el miedo, el control y la represión que existe el concepto de maldad en el ser humano y por ello han creado modelos de control intransigentes para suprimir las libertades y derechos que tenemos de nacimiento. No importa lo que ellos hagan e intenten siempre y cuando permanezcamos en la unicidad del pensamiento de que puede existir un mundo autosustentable, en donde sus habitantes sean educados con la consciencia del Amor, el Respeto Mutuo y la Autoresponsabilidad.

Sabe que eres un ser lleno de capacidades y potenciales impresionantes y cuando esas capacidades y potenciales son dirigidos con Amor, Responsabilidad y Respeto Mutuo, el resultado es una vida prolífera, próspera y llena de dicha y paz; algo que la mayor parte de la humanidad busca a lo largo de sus vidas. Sabe que no estás solo, porque no eres el único que desea un mundo mejor, porque no eres el único que desea un cambio, porque no eres el único que comienza a pensar fuera de la cajita y porque no eres el único que está reaccionando. Sin embargo, toma responsabilidad de los conocimientos que ya tienes, recuerda que el futuro lo construyes día con día en el presente motivado siempre por tu actitud. Recuerda que no existen imposibles y no hay nada en esta existencia que no pueda ser solucionado, inclusive la idea de aquello que le llamas muerte tiene solución cuando aceptas y autorealizas la fuerza que habita en tu interior y la dejas Ser. Entonces, yo confío en la humanidad y confío que tanto tú como yo, no estamos de brazos cruzados. Tengo la confianza plena de que podemos evitar que aquellos que quieren el dominio y control total del mundo cumplan su cometido. No se trata de luchar contra ellos, sino de luchar a favor de la vida… La vida que todos los seres que habitamos este mundo en sus múltiples dimensiones tenemos y la cual merece cualquier gramo de esfuerzo, por pequeño que parezca, para ser preservada. Me gustaría dejarte con un último mensaje, esto es del libro de “Ami: El Niño de las Estrellas” *2 y dice lo siguiente: "El Universo es el reflejo de un orden superior perfecto, todo tiene una causa definida y un propósito preciso. Hay leyes matemáticas que se cumplen en todos los terrenos, incluso en la evolución de las civilizaciones del Universo. Pero en definitiva todas las civilizaciones planetarias insensibles ante la solidaridad universal se autodestruyen si alcanzan un alto nivel tecnológico y no logran superar su dureza de entendimiento, su falta de lógica superior. En otras palabras, cuando el nivel científico de un mundo supera demasiado su nivel de solidaridad, ese mundo se autodestruye... La solidaridad tiene sus raíces en el amor... Sin solidaridad, ninguna civilización puede sobrevivir por largo tiempo ... "

Desde el Señor Dios de mi Ser, al Señor Dios de su Ser: Te amo, te honro y te bendigo. Que la dicha, la paz, el amor y la prosperidad sean siempre contigo donde quiera que estés y recuerda… tú eres un ser que tuvo su origen en la luz y eres luz. El Amor te dio el aliento de vida para permanecer en la forma que desearas expresarte y por lo tanto eres capaz de invocar ese Amor nuevamente dentro de ti y lograr tu meta final… Ser.

Con Fuerza y Con Amor… por Siempre Carlos Francis del Ángel Enríquez

*1 – Documental HOME de Yann Arthus Bertrand, PPR 2009. *2 – “AMI: El Niño de las Estrellas”, Enrique Barrios, Ed. Sirio.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful