Está en la página 1de 60

Boletín 20 Í n d i c e

Editorial................................................................................................2
Apúntalo en la Agenda........................................................................3
Decálogo ético para la visita y conservación de los
árboles y bosques monumentales silvestres ......................................4
Noticias Verdes ....................................................................................6
Opinión: La broma de la 501
Andrés Revilla ..................................................................................8
Los efectos negativos de la especulación urbanística
Elvira Galván ....................................................................................9
El tablón
ARBA ............................................................................................13
Un huerto en el barrio: Una alternativa ciudadana
Rufino Hernández Escudero ..........................................................14
Las Leguminosas
Simón Cortés ..................................................................................15
Poesía: El huerto
Rufino Hernández Escudero ..........................................................16
Huerto urbano y contaminación atmosférica
Antonio Gabriel (Asociación GRAMA) ........................................17
Especies de Cassia para jardines almerienses
Günter Kunkel ..............................................................................18
Inaugurado en el Museo Nacional de Ciencias Naturales el
jardín educativo del Monte Mediterráneo que diseñó ARBA
Andrés Revilla ................................................................................24
El viento
Pruden Fernández ..........................................................................25
Sobre el valor de muchas especies ibéricas
supuestamente alóctonas
Enrique Luengo ..............................................................................27
Botánica elemental: la flor
Simón Cortés ..................................................................................33
Un tejo singular ................................................................................36
Plantas que desmontan mitos
Andrés Revilla ................................................................................37
Rincón por rincón, León.
Adolfo Gutiérrez (Txirpial) ............................................................41
Descubierta en Parla (Madrid), una nueva población del
amenazado escarabajo-avispa español
Manuel Gómez ARBA-Madrid Sur................................................46
El Ministerio de Fomento daña gravemente una zona con
Boletín d e A RBA protección ambiental en el sur de la región, con las obras
Número 20, septiembre 2008.
del AVE a Levante ............................................................................47
Imprime: Gráficas Gil Sanz. Monfragüe y sus árboles con nombre propio
ISSN: 11338-0934 Álvaro Tejerina Gallardo ..............................................................53
Depósito legal: M-29302-1997
Noticias de andar por casa ..............................................................56
Dirección y diseños: Carlos
Fierro. El arroyo Humanejos devastado por la construcción
Maquetación: Lola López y del hospital de Parla
Manuel Gómez ARBA-Madrid Sur................................................57
Carlos Fierro.
Corrección: Ada Heredero
Foto portada: Lojaranzo de Lugarnuevo, fotógrafo Álvaro Tejerina
1
Boletín 20

Editorial
¿Es el ecologista un bicho raro?
Recuerdo, y muchos de mi edad que empezaron en esto del ecologismo,
supongo que también, que en un principio, se nos veía como bichos raros,
se decía de nosotros que éramos gente que protestábamos por nada, que
queríamos prohibir todo, que íbamos en contra de toda evolución social, que
teníamos pajaritos en la cabeza, que éramos unos incultos, que no nos basá-
bamos en realidades científicas, que soñábamos, que... en definitiva, se nos
pintaba como a los malos de una película.
Una "elite", y toda su cohorte se encargaron en propagar semejantes bulos,
se rieron de nuestras afirmaciones y propuestas, a lo que por distintos intereses
se le unieron una gama de políticos carente de mucha formación, tachándonos de
idealistas y sin formación alguna, a pesar de que en nuestras filas, un tanto por
ciento muy elevado de activistas tengan conocimientos y preparación académica.
Con el paso de los años, y a pesar de esa campaña de desprestigio que nos calló en
cima, se está viendo que esos desarrapados, (nosotros) no estábamos tan equivocados
ni éramos unos soñadores. Ya hablábamos del cambio climático, de la desertización de
parte del planeta, de la destrucción de la selva Amazónica, etc., y ahora quien es el guapo
que sale a la palestra a decir que eso no es cierto, a no ser que no le importe ser tachado de
primo, que por lo que se ve, aún queda algún que otro.
Años nos costó introducir el valor de lo autóctono en el lenguaje y en el monte, cuando
esto era denostado, cuando el deporte nacional de los "gestores" del monte consistía en arrasar
hectáreas enteras, para introducir especies alóctonas y de rápido crecimiento.
Ahora lo autóctono vende, los políticos se han aprendido la palabra, aunque no el concepto, y a
cada actuación que hacen lo acompañan de dicho vocablo. Para nosotros esa batalla quedó en el pasa-
do, ya lo tenemos superado, por lo que pretendemos dar un salto más hacia delante. Largo tiempo
nos llevará el nuevo reto. Apenas si hemos empezado y ya comenzamos a ver las primeras espadas
en alto, pero tenemos experiencias de años, y no sé, si será por vicio, o porque sobre nuestros ropa-
jes llevamos el San Benito de bichos raros, o porque nuestra incultura no nos deja ver el árbol que
hay detrás del bosque, el caso es que hay que revisar muchos conceptos y formas de hacer.
Tenemos que redefinir el concepto monte, llamar a las cosas por su nombre (bosque - culti-
vo - natural - productivo) y cambiar determinadas prácticas selvícolas, además de
apostar por la regeneración natural. Nosotros ya estamos en ello, ¿seremos bichos
raros?

2
Boletín 20

A p ú n t a l o e n l a A g e n d a

s a paños
Lo Este año los encuentros, Los apaños, que realizamos todas las
ARBAs y TXRPIALes se celebrarán en Piedrahita (Ávila)

Reflexión
"Los Arrejuntamientos" supusieron para los defensores de los bosques
alargar el camino por el cual andábamos, dar más pasos para llegar más
lejos.

Llevamos muchos años de trabajo, explicación y demostración de la


importancia que con respecto a las alóctonas tienen las autóctonas.
Llevamos mucho tiempo poniendo en la práctica dicho trabajo, hasta tal
punto que esta idea ha calado en parte de la sociedad, también en los
políticos que la dirigen, pero no por puro convencimiento sino más bien
por seguiditas.
Saben que eso es una demanda y lo ponen en práctica, pero, con un
pero, ya que no son del todo tontos. Aprovecharon el concepto de "bosque
mixto", "biodiversidad", etc., para extenderlo y llenar de pinos cualquier
repoblación que hacen, pero con la plantación de un veinte o menos por
c i e n t o d e e s p e c i e s d e l p a í s , q u e n o e s l o m i s m o q u e d e l a z o n a a r e p o b l a r,
con lo cual seguimos en las misma que hace años, pero esos sí, con la
boca llena de autóctonas.

A esta política de los años 40,50 60 y posterior hay que añadir nuevos
conceptos que han ido metiendo y calando en la sociedad y que nos obliga
a nosotros a dar nuevos pasos en el camino que llevamos andado.

Conceptos como "limpieza de los montes", "ordenación", etc., que no


esconden otra cosas que determinadas actuaciones presupuestarias muy de
moda, pero que para nuestros montes naturales suponen una paulatina des-
trucción, apertura de pistas si un objetivo concreto, desbroce de "maleza"
para "prevenir incendios", parcelaciones, entresacas de "rejuvenecimien-
to" y un largo rosario de incomprensiones.

Hay una gran diferencia entre un bosque natural y un cultivo forestal.


Está demostrado las ventajas de estos primeros, por lo que no entendemos
tanta justificación, o mejor dicho, creemos que la entendemos, y determi-
nados intereses están por medio.

Si con lo autóctono, después de mucho tiempo, fuimos capaz de llegar


a la sociedad, ¿porqué no con las nuevas reivindicaciones que salieron de
l o s " A r r e j u n t a m i e n t o s " . ? Tr a b a j a n d o , e x p l i c a n d o y d e m o s t r a n d o t a m b i é n
llegaremos.

3
ó n
Boletín 20 a d i f u s i
l a m á x i m
D a r l e

Decálogo ético para la visita y conservación de los


árboles y bosques monumentales silvestres
En los últimos tiempos los árboles monumentales y bosques de especial interés, están sopor-
tando una presión acentuada a causa de la curiosidad y la creciente atención que merecen. Sin
embargo, este legítimo interés pone en grave peligro a corto plazo a unos seres y ecosistemas de
incalculable valor que han llegado hasta nosotros -en no pocas ocasiones- por encontrarse en
lugares inaccesibles o poco conocidos. Urge regular del modo más preciso y exigente, las visitas
guiadas a estos verdaderos santuarios de la vida silvestre.
La proliferación de malas prácticas en este sentido, ha llevado a los abajo firmantes, personas
y asociaciones comprometidas con el estudio, la gestión y conservación de estos árboles y arbo-
ledas monumentales (incluidas o no en figuras de protección oficiales) a elaborar un decálogo
ético que sirva de guía para evitar la pérdida o menoscabo de este patrimonio.
Al margen de los árboles monumentales en plazas, parques e iglesias, en cercanías de los pue-
blos y lugares más o menos humanizados, cuya visita es aconsejable (siempre que se respete
escrupulosamente el entorno) y tiene un extraordinario sentido didáctico; los árboles y bosques
monumentales silvestres deberían -en nuestra opinión- salvaguardarse con las precauciones que
concretamos en este decálogo. Cualquier alteración de estas pautas, debería efectuarse tan solo
tras un estudio cuidadoso de las posibilidades y las restricciones que, en su caso, se considerasen
necesarias para preservar este patrimonio arbóreo. Hemos de pensar que basta un grupo o una
persona, una administración poco escrupulosa, o una actuación descuidada durante un breve
lapso de tiempo, para terminar con la vida de un árbol o sentenciar un bosque centenario, com-
prometiendo un proceso vital que deberíamos transmitir a las generaciones futuras, quien sabe si
por cientos de años aún.
Hay que propugnar que las administraciones locales, autonómicas y del estado, cumplan la
ley. Y establezcan los mecanismos reales de control, gestión y uso, con medios materiales, huma-
nos, técnicos y económicos específicos.

DECÁLOGO
1. Todo árbol o bosque monumental que ha sobrepasado cierta edad, por la simple protección
del olvido, el desconocimiento, la inaccesibilidad o el respeto, debería tener una considera-
ción legal, pero antes de nada, ética, que sirviera para garantizar de forma efectiva su pro-
tección.
2. La divulgación y publicación de la localización de árboles y bosques monumentales sil-
vestres, puede hacerlos vulnerables y los deja indefensos frente a visitas mas o menos masi-
vas y planes irresponsables de desarrollo turístico que “venden” este nuevo producto sin
preocuparse de analizar convenientemente el estado del patrimonio y de su entorno y el
grado de afectación al que se le somete. Se recomienda especialmente no publicitar locali-
zaciones GPS, itinerarios o situaciones demasiado exactas.
3. Cuando, a efectos de la declaración bajo una figura de protección determinada, o por cual-

4
Boletín 20

quier otro motivo se produzca la divulgación de la situación exacta de estos árboles, debe-
rán establecerse previamente las condiciones oportunas y si no ha sido así, convendría acen-
tuar de forma inmediata la vigilancia y restringir -si fuera necesario- el número de visitas al
ejemplar y su entorno como forma de minimizar en lo posible los efectos que pudiera aca-
rrear el aumento de la presión.
4. En ningún caso empresas privadas con fines comerciales u organizaciones de cualquier
tipo, deberían publicitar y “vender” este patrimonio al margen de una estricta regulación
que sería imprescindible para conservar este legado. Tampoco deberían favorecerse ni
anunciarse las visitas en grupo.
5. Pese a la apariencia de seres invulnerables e irreductibles que puedan tener estos árboles y
bosques, pueden resultar extraordinariamente frágiles y sensibles a los cambios repentinos
en su entorno, a las agresiones a su sistema radicular e incluso a las visitas que de pronto
trepan, pisan constantemente las raíces del cuello, y causan daños graves por descorteza-
miento, apelmazamiento del terreno, actos vandálicos…
6. Es importante, si se asume la responsabilidad de acercarse a conocer estos árboles o bos-
ques, hacerlo con personas de confianza y en número reducido.
7. En cualquier caso, las visitas a estos lugares deberían hacerse caminando y evitando el acer-
camiento en vehículos motorizados que distorsionan el entorno y banalizan la propia per-
cepción del valor de estos árboles y ecosistemas.
8. La construcción y adecuación de senderos o pistas de acceso, incluso bajo el lema del “eco-
turismo”, puede acarrear a corto o medio plazo, la pérdida o deterioro del patrimonio que se
pretende explotar y altera drásticamente la estética y el equilibrio del ecosistema.
9. Debería prohibirse expresamente la recolección de material vegetal y cualquier cosa u obje-
to del árbol y del entorno, incluida tierra, madera caída o la materia orgánica del interior de
los troncos en descomposición. Es de difícil justificación la perforación de estos árboles con
barrena “pressler”, usadas para determinar la edad del árbol. Asimismo es una irresponsa-
bilidad y falta de la más básica educación, el marcar la corteza o ensuciar el entorno.
10.La regla de oro en todo caso ha de ser no dejar huella. Estos lugares y sus inmediacio-
nes, idealmente, tendrían que encontrarse libres de señales, marcas o carteles que desvirtú-
an el paisaje y resultan de dudoso gusto.

FIRMADO:
Emilio Blanco Castro, Bernabé Moya Sánchez, José Moya Sánchez, José Plumed
Sancho, Ignacio Abella Mina
ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL TEJO.

Proposición para su firma y apoyo:


A.R.B.A. (estatal), Árboles Viejos (Navarra), Asociación Española de Arboricultura AEA, A
Morteira (León), T.R.E.P.A. (Madrid)

NOTA - El Tejo de Barondillo y la Acebeda de Becerril en la zona centro, son dos ejemplos cla-
ros de lugares que entran dentro de las consideraciones expresadas en este decálogo y su visita no
debería favorecerse públicamente. También es preciso concretar de forma específica la amenaza
que podría suponer para las tejedas del Sueve (Asturias), la apertura de vías de acceso, tal como
últimamente se ha preconizado. Son simples ejemplos de algunos peligros de los que no están
enteramente exentos los árboles en entornos más humanizados.

5
Boletín 20

N o t i c i a s
v e r d e s
Recopilación y comentarios: Carlos Fierro

Las orquídeas ya florecían con los


dinosaurios
De una abeja fosilizada en ámbar de la República
Dominicana (no temáis esto no va de Jurassic Park), que vivió
durante el mioceno, entre15-20 millones de años, se ha recupe-
rado polen adherido a su cuerpo. Es el primer caso en que una
interacción entre insecto y orquídea se ha observado en el registro fósil, ade-
más, de uno de los registro fósiles más antiguos de una orquídea, que a pesar de
ser la familia más diversa en la actualidad, es la más reacia en aparecer en los
registros fósiles. El descubrimiento ha permitido al equipo, dirigido por
Santiago Ramirez, para calibrar un "reloj " molecular que usa las
mutaciones en el ADN de las plantas para estimar el tiempo de diver-
gencia entre dos taxones emparentados. En este caso, la orquídea
fósil con el género actual de la Amazonía Ligeophila. El resultado
de las investigaciones es que el antepasado común de todas las
orquídeas fue coetánea con los dinosau-
rios, en el cretácico, entre 76 y 84
millones de años. Hasta ahora los
expertos habían pensado que eran
mucho más recientes.
(Fuente: Nature 29
agosto 2007)
Noticias
malas desde Brasil
Los ritmos de destrucción de la selva amazónica subieron drásticamente
en los últimos meses de 2007. Así, en agosto de 2007 se perdió 243
km2 de selva, que en diciembre alcanzó la alarmante cifra de 948 km2.
Esta es una noticia triste, pues viene después de que los informes
durante los tres últimos años habían sido de una reducción.
Se apunta como causa el precio de soja, que sube cada vez más, por el uso de aceite de
soja como materia prima para la producción del biocarburante. Así, hay más demanda de
tierras a expensas de este ecosistema frágil.
El ministerio de medio ambiente ha advertido que las verdaderas cifras de
destrucción podrían ser peores después de estudiar las últimas imágenes por
satélite. El peor estado afectado era Mato Grosso que contribuyó con más
de la mitad del área deforestada, seguido por los estados de Pará y
Rondonia.

(Fuente: PlantTalk.org)
6
Boletín 20

Frutipedia
Si la Wikipedia, se ha convertido en una referencia de con-
sulta general casi obligada, ahora la WEB os ofrece una "Pedia" sólo de fru-
tos comestibles del mundo: Frutipedia. Editado por el Dr. Chiranjit
Parmar . Además, se puede poner en español (para los que el inglés
es un suplicio).
Adelante, espero que la saquéis
fruto, y que aproveche.

Un nuevo género de palma descubierto en


Madagascar
Que internet funciona como la aldea global es ya un hecho, que la cola-
boración funciona dando sus frutos es una realidad.
Esta es la historia de un francés, Xavier Metz, que cuelga, en la página
web PalmTalk, una fotografía de una palma que él no pudo identificar en
un viaje a Madagascar. Su fotografía fue vista por a John Dransfield (coautor
de la Guía del Campo de las Palmas de Madagascar e Investigación Honorario de Kew
Gardens), parecía claro que Xavier tendría su palma identificada. Pero nada más lejos, la
palma era una desconocida, superficialmente, parecía estar relacionada con el género
Corypha, una palma de Sri Lanka, pero sin citas en Madagascar. "Claramente esto iba a
ser un descubrimiento sumamente excitante y yo apenas no podría esperar examinar
los especímenes en detalle" dice John Dransfield en PalmTalk.
John Dransfield envía al estudiante Mijoro Rakotoarinivo para recoger mues-
tras y estudiarla sobre el terreno. El resultado ha sido el descubierto de una
nueva especie, Tahina spectabilis, que constituye un nuevo género de
palma. Sólo existe en el noroeste remoto de la isla, crece hasta 18 metros
alto, lo que la convierte en la más alta del país (el como la palma más alta
ha estado oculta para la ciencia es un misterio). Madagascar tiene una gran
biodiversidad en palmeras, aún así, ha sido gran sorpresa para los
botánicos encontrar un nuevo género aquí; y sobre todo
uno cuyo pariente más cercano se
encuentra en Asia.
(Fuente: PlantTalk.org)

7
Boletín 20

i n i ó n
O p
LA BROMA DE LA 501
Que los ecologistas tengan que pagar medio millón de euros
para paralizar las obras de la 501 suena a guasa. Las obras
se han declarado ilegales, pero de momento continúan, y se
acabarán antes de poder reunir ese dinero. Y vamos los eco-
logistas y nos ponemos obedientemente a reunirlo. ¡Hasta
dónde hemos llegado! EA (Ecologistas en Acción) ha hecho lo
que el Estado tenía que hacer de oficio y por tanto es el
Estado y no EA el que tiene que paralizar esas obras ponien-
do la fianza sobre la mesa. Pero no lo hará. Y los ecologistas
l o i n t e n t a m o s y c r e e m o s q u e l o c o n s e g u i r e m o s . C r a s o e r r o r. A
partir de ahora los malos ya se saben la jugada. ¿Cuál será
l a f i a n z a p a r a p a r a r l a M 5 0 p o r E l P a r d o . Ta m b i é n t e n d r e m o s
que pagarla los que vigilamos lo que el Estado omite. Y el
gobierno de la Comunidad de Madrid, ¿se irá de rositas aún
s a b i é n d o s e q u e l a o b r a e s i l e g a l ? Ta l v e z h a b r í a q u e d e m a n -
dar al propio estado por abandono de funciones, pues entre
todas las que tiene se incluye la de salvaguardar el medio
ambiente y vigilar el funcionamiento de las obras públicas.
Si hay que dar un dinero a las constructoras por las pérdidas
que van a tener al no realizar la obra que lo ponga quien
autorizó esas obras ilegales, o aquellos que trasplantaban las
encinas como si fuesen ajos: todas han muerto y nadie ha
pagado por ello. Seguramente el lince de la 501 haya huido
ante tanta desidia pública.

NO PONGAMOS EL DINERO DE LA 501, HAGAMOS UN


V O T O D E D E S O B E D I E N C I A Y N O S E A M O S TA N B O R R E G O S
C O M O PA R A S E G U I R L E S E L J U E G O A LOS QUE AHORA
N O S L L E VA N L A D E L A N T E R A . L A P R Ó X I M A V E Z N O H A B R Á
D I N E R O PA R A PA G A R M Á S . R E C L A M E M O S A L E S TA D O
C O M O R E S P O N S A B L E C I V I L S U B S I D I A R I O Y Q U E L A PA R A -
LICEN DE OFICIO.

Con quinientos mil euros el movimiento ecologista puede


hacer mucho más que parar una carretera. Podemos parar
todos los desmanes urbanísticos que nos asolan. ARBA mane-
ja al año unos 12 mil euros y le cunden.

Andrés Revilla
8
Boletín 20

Los efectos negativos


de la especulación
urbanística
Elvira Galván.
Las ciudades están vivas, tienen hambre, ción de la flora y fauna forestal más valiosa.
sed y liberan desechos. Además, también cre-
…Y la pescadilla se muerde la cola…des-
cen. Pese a que nos concentramos en grandes
truimos los bosques y espacios naturales y
ciudades esto no significa que no exista presión
aumentamos las emisiones a la atmósfera de
en el resto del territorio ya que la frenética acti-
gases de efecto invernadero. En relación con
vidad urbanística pone sus ojos principalmente
los datos del 1990 año de referencia para la apli-
en las zonas de más alto valor ecológico. Así,
cación del Protocolo de Kioto, las emisiones de
nos quitan nuestra principal riqueza, la Tierra,
gases de efecto invernadero han aumentado en
con mayúscula, no sólo el “suelo”
España el 52%, muy por encima del límite del
También es de sobra sabido que no son nece- 15% asignado en el marco de la Unión Europea.
sarias tantas viviendas, en la Comunidad de El Estado español es el miembro de la Unión
Madrid se estima que una de cada 8 viviendas Europea que más se aleja del objetivo estableci-
de la Comunidad de Madrid está vacía. Tan do por el Protocolo de Kioto.
poco la construcción es un motor real ni válido
El negocio de la construcción genera el 40%
de la economía nacional. Gran parte de la acti-
de toda la contaminación que se genera en
vidad en el sector de la construcción está gober-
España. Partimos del consumo de recursos natu-
nada por el afán de especulación que conduce
rales, de las emisiones generadas durante su
al enriquecimiento personal y la corrupción
extracción, durante el proceso constructivo y
cada vez más frecuente de quienes ocupan car-
aún durante la vida útil de las viviendas una vez
gos públicos y teóricamente están en esos pues-
terminadas.
tos para defender nuestros derechos e intereses
como ciudadanos. Como consecuencia de los desarrollos urba-
nísticos que sufren las ciudades aumentan el
Es evidente que la actuación urbanística ha
consumo de energía, recursos y las emisiones de
de estar presidida por criterios de equilibrio y
contaminantes al medio. Se da una pérdida de
beneficio social, no sólo por el estado de con-
los límites y definición de la ciudad, lo que con-
servación de la Naturaleza, sino también por la
lleva al aumento de las necesidades de movili-
calidad de vida del hombre como especie.
dad y de tiempo invertidos en transporte. Es lo
Sin embargo, en la Península Ibérica -la que se conoce como Ciudad Difusa. Este mode-
región europea más afectada por la desertiza- lo de ciudad también se caracteriza por las ele-
ción- el hombre ha eliminado a lo largo de este vadas necesidades de recursos precisos para su
siglo grandes extensiones de valiosos bosques mantenimiento así como la variedad y cantidad
autóctonos para sustituirlos por especies de cre- de residuos que se devuelven al medio.
cimiento rápido. Además, los incendios fores-
tales, la desaparición de los usos tradiciona- Los efectos negativos derivados del desarro-
les, la especulación urbanística, las grandes llo incontrolado de las ciudades afectan tanto al
obras públicas y el empleo de prácticas selví- propio sistema urbano como a su entorno, gene-
colas abusivas, están motivando la pérdida de ralmente incluso a grandes distancias. Es lo que
calidad forestal y la acelerada desaparición de se conoce como Huella Ecológica.
los bosques viejos y maduros, así como la extin-
9
Boletín 20
La situación en la Sierra de Guadarrama En la Sierra de Guadarrama el futuro que
nos espera es el ladrillo como único paisaje.
En concreto en la Comunidad de Madrid, no Alguno de los impactos más importantes se pue-
son pocos los casos de especulación urbanística den resumir en los siguientes puntos:
denunciados. El más grave sin lugar a dudas es
el del Parque Nacional de la Sierra de
Guadarrama, aún sin aprobar. * La sobreexplotación de acuíferos por nece-
El PORN de la Sierra de Guadarrama es el sidades de abastecimiento de las crecientes
más polémico desde el momento en que se poblaciones aumentará el consumo de
empezó su elaboración. Lejos de unificar y agua, anulará arroyos y acuíferos captando
ordenar los espacios protegidos existentes e fuentes en cotas cada vez más altas.
incrementar su protección, rebaja de forma sig-
nificativa el grado de protección de distintos * La desertificación por ocupación de suelos
enclaves de la Sierra, incluidos en parte o total- para usos urbanos se impermeabilizará
mente en el Parque Nacional. Las áreas de estos grandes áreas de recarga hídrica y se limi-
y otros enclaves no incluidos en el Parque tará la recarga de acuíferos.
Nacional podrían mantener más protección que * La contaminación procedente de las distin-
el mismo Parque Nacional. tas actividades asociadas al urbanismo y
La actividad más agresiva y que más riesgos sobre todo por las aguas residuales que
conlleva para la conservación y desarrollo del vierten a los embalses de cabecera.
medio natural es el urbanismo. Tal y como está
redactado el PORN es posible la construcción
de viviendas en suelo no urbanizable protegido Todos estos aspectos afectan no sólo a los
y la recalificación de miles de hectáreas. Desde municipios de la Sierra sino también al resto de
el anuncio de la creación del Parque Nacional la Comunidad de Madrid que va a ver disminui-
municipios tanto de la Comunidad de Madrid dos la calidad y cantidad de recursos hídricos
como de Castilla y León se han apresurado a para todos los consumos.
revisar sus planes urbanísticos. Si se llegaran a
desarrollar dichos planes en diez años habrían
desaparecido la totalidad de los valores natura- Está recién aprobada LEY 5/2007, de 3 de
les por los que se declaró este espacio. abril, de la Red de Parque Nacionales. Queda
por ver si facilitará el camino a la declaración de
La tramitación del PORN es irregular este Parque Nacional “sui-generis” o realmente
desde su inicio, desde la Consejería de Medio establecerá las pautas mínimas para una verda-
Ambiente y Ordenación del Territorio de la dera conservación del medio natural.
Comunidad de Madrid se evita su tramitación
parlamentaria y la modificación del documen-
to. El retraso en la declaración del Parque Con el recientemente aprobado proyecto de
Nacional sólo consigue dar tiempo a la plani- Ley de Medidas Urgentes de Modernización del
ficación e inicio de multitud de desarrollos Gobierno y la Administración de la Comunidad
urbanísticos. Una vez más se da ventaja a los de Madrid, poco cabe esperar de su voluntad
intereses urbanísticos frente a la protección para conservar los valores de la Sierra de
del medio. Los Ayuntamientos entienden, Guadarrama, ya que da vía libre al urbanismo
erróneamente, el urbanismo como desarrollo depredador y permite la ejecución de proyectos
económico que sólo enriquece a unos pocos y denunciados
obvia las graves consecuencias sociales y
ambientales que comporta.

10
Boletín 20

11
Boletín 20

12
Boletín 20

S o c i o s

El tablón
E n e st a se c c ión nos puedes mandar los r e c or te s de notic ia s, o
t extos, que tú consider e s inte r e sa nte s.

HISTORIA DE LA VIEJA ÁNFORA


Un campesino llevaba cada día agua desde la fuente hasta la aldea en dos
grandes ánforas que ataba al lomo de un mulo. Una de las ánforas, vieja y
llena de grietas, durante el viaje perdía agua. La otra, nueva y perfecta,
conservaba todo el contenido, sin perder ni una gota de agua. El ánfora
vieja y agrietada se sentía humillada e inútil, pues la nueva no perdía oca-
sión para hacerle notar su perfección. "No pierdo ni una gota de agua yo!"

Una mañana, la vieja ánfora se desahogó con el campesino: "Sé que soy un
desastre. Por culpa mía pierdes tiempo, dinero y energías. Cuando llega-
mos a la aldea yo estoy ya medio vacía. Perdona mi debilidad."

El campesino se dirigió al ánfora agrietada diciéndole "Mira el borde del


camino. Es precioso, lleno de flores. Sólo gracias a ti" dijo el campesino.
"Eres tu la que riega cada día el borde del sendero. Yo sólo he echado
algunas semillas de flores, y tu, sin saberlo, cada día las riegas."

De Perogrullo
Para fabricar una tonelada de papel se necesita emplear 2300 Kg. de
madera, lo que equivale a cortar 14 árboles de entre 15 a 20 años de edad.
Además se requiere 9600 Kwh de electricidad y 1500 litros de agua, sin con-
tar con los productos químicos blanqueadores y los residuos que generan.
Por el contrario, para la misma tonelada de papel reciclado, es suficiente
usar 1250 Kg. de papel usado, 8000 litros de agua y 3600 Kwh de electrici-
dad, eliminando los productos químicos blanqueadores y generando un 94%
menos de residuos.

13
Boletín 20

Un huerto en el barrio
Una alternativa ciudadana
Rufino Hernández Escudero

Había quedado como una escombrera allanada delante de los bloques, desde que hace unos
cuarenta años construyeran el Barrio del Pilar. En este espacio, unos cuatrocientos metros cuadrados,
han crecido tres árboles, sin que nadie los cuidara, e infinidad de hierba de maleza. Era el sitio
escogido por algunos niños para dar patadas al balón contra los bloques y para que los perros del
lugar, hicieran sus necesidades.
Los vecinos no hablaban entre ellos de estas molestias e incomodidades.
En esta época en que vivimos que algunos llaman de la "comunicación", nos sentamos largas
horas ante el televisor, escuchamos infinidad de emisoras de radio, ojeamos gran cantidad de per-
iódicos y revistas, y todo ello, para poder decir y sentir que estamos muy bien informados, ¡ pero qué
gran contradicción!.Con todo este bagaje informativo, somos incapaces de comunicarnos, de hablar
con nuestros vecinos, de asistir a las reuniones de comunidad, de poner en común nuestras observa-
ciones y criterios ante la comunidad de vecinos. No digamos ya ante el barrio o la ciudad. Prueba
de ello es la gran violencia que se crea cuando dos o más vecinos coincidimos en el ascensor. Con
tanta comunicación vivimos totalmente incomunicados.
Pero vamos a nuestro huerto. En la primavera del año 2006, un grupo pequeño de vecinos del
nº 5 de la plaza de Concurbión, que es donde se encuentra el terreno mencionado, se pararon a
comentar sobre la situación en que éste se encontraba, después de compartir y poner en común,
los diferentes criterios, surgió la pregunta : "¿ Y por qué no un huerto?” . Se quedaron todos per-
plejos con la pregunta, se encendió en sus cabezas la lucecita de la clarividencia y, sin demora,
comenzaron a dar pasos para convertir esta idea en idea - fuerza.
Contagiaron a otros vecinos del bloque, pidieron apoyo al Centro Cultural La Piluka, y, a los
pocos días empezaron a surgir surcos, las primeras siembras y una estructura de madera que marca-
ba el estilo de un huerto familiar.
Año y medio después de la primera idea de huerto, este espacio, antes abandonado, hoy produce
tomates, pimientos, judías, berenjenas, cebollas, maíz..., plantas aromáticas, plantas de adorno y dec-
oración, etc. Estos productos se reparten entre los vecinos.
En este espacio también se han construido dos mesas con sus correspondientes bancos, donde los
vecinos pasan horas de su ocio, alrededor de un cerveza, de una merienda o de una cena.
Hay otro producto, no tangible, que los vecinos también están cosechando.
El huerto ha conseguido unir a muchos vecinos, al permitirles compartir un mismo proyecto, al
facilitarles poner sus ideas en común, al poder iniciar o abrir una conversación que antes no había
sido posible, a comenzar nuevas amistades, en definitiva, el huerto nos ha permitido conocernos
como vecinos y como ciudadanos, llegando a la idea de que podemos hacer cosas en común.

14
Boletín 20

Las leguminosas
SImón Cortés
Durante el mes de junio ARBA ha realizado una serie de minicursillos con el objetivo de elevar el
nivel de conocimientos de sus socios y amigos. Las familias que hemos tocado han sido las legumi-
nosas, las labiadas, las cistáceas y las compuestas. La participación en cada salida ha sido de unas 20
personas. Las dos primeras pasadas por agua, y a pesar de ello aguantamos el chaparrón que nos calló.
Os pasamos a través del boletín algunas de las hojillas que se les dio a los participantes, con el fin de
que los que no pudisteis asistir haceros una idea de lo que se vio y explicó.

Taxonómicamente esta gran familia, al igual Si la legumbre es indehiscente y las semillas se


que el resto de especies vegetales, se divide en encuentran separadas unas de otras por una
rangos o categorías. El rango fundamental es la ceñidura se le denomina lomento.
especie, y conforme subimos en la jerarquía los En la Península Ibérica y Baleares esta familia
grados de relación se hacen más confusos. está representada de forma natural por dos de
Rangos: las tres subfamilias: Papilionoideae y
División (Phylum): Spermatophyta (Plantas con Caesalpinioideae, esta última con una sola
semillas). especie (Ceratonia silicua). La subfamilia
Subdivisión: Angiospermae (Óvulo encerrado). Mimosoideae no se encuentra de forma natural,
Clase: Dicotiledónea. aunque tiene algunas especies naturalizadas,
Subclase: Rosidea escapadas de cultivos jardineros.
Orden: Fabales. Subfamilias y géneros presentes, así como el
Familia: Leguminosae. número de especies que lo componen:
Subfamilia: (para algunos autores familia) Subfamilia: Caesalpinioideae
Mimosoideae, Caesalpinioideae y Género: Ceratonia (1 sp.)
Papilionoideae. Subfamilia: Papilionoideae
Por debajo de estos rangos se encuentran: Géneros: Anagyris (1 sp.); Argyrolobium
Tribu, Subtribu, Género, Especie y (2sp.); Genista (39 sp); Echinospartum (5
Subespecie. sp.); Chamaespartium (3 sp.); Pterospartum
Esta extensa familia consta de unos 700 géneros (1 sp.); Retama (2 sp); Teline (4 sp); Cytisus
que agrupa a unas 18.000 especies, todas ellas (14 sp); Calicotome (4 sp.); Adenocarpus
fijadoras de nitrógeno atmosférico gracias a una (10 sp.); Spartium (1 sp.); Erinacea (1 sp.);
bacteria del género Rhizobium, que vive en los Ulex (15 sp.); Stauracanthus (3 sp., para
nódulos de sus raíces. Conocer a las plantas de algunos autores Ulex ); Cytisophyllum (1
esta familia es muy sencillo, más cuando se sp.); Laburnum (1 sp.); Lupinus (8 sp.);
hallan en flor o en fructificación. Lotononis (1 sp.); Galega (3 sp.); Colutea (3
La flor es amariposada, con cinco pétalos, los sp.); Astragalus (41 sp.); Oxytropis (7sp.);
dos inferiores saldados en forma de quilla, de Erophaca (1 sp.); Glycyrrhiza (2 sp.);
ahí su nombre. Los estambres están soldados en Bituminaria (1 sp.); Cullen (1 sp.); Vicia (41
forma de tubo, menos en algunos casos, que sp.); Lens (4 sp.); Lathyrus (32 sp.); Pisum
tiene libre uno de ellos. (1 sp., guisante); Ononis (43 sp.); Trifolium
La fructificación es una legumbre en forma de (60 sp); Melilotus (12 sp); Trigonella ( 6
vaina, que se abre por la sutura ventral y por el sp.); Medicago (30 sp.); Lotus (16 sp.);
nervio medio del carpelo. Dorycnium (5 sp.); Tetragonolobus (3

15
Boletín 20
sp.); Anthyllis (12 sp.); Dorycnopsis (1 sp.); + Lotus tenuis, L. pedunculatus, l. grareosus y
Tripodion (1 sp.); Hymenocarpos (3 sp.); L. corniculatus.
Ornithopus (4 sp.); Coronilla (5 sp.); + Medicago lupulina.
Securigera (2 sp.); Emerus (1 sp.); + Ornithopus perpusillus y O. compressus.
Hippocrepis (21 sp.); Scorpiurus (4 sp.); + Trifolium subterraneum, T. retusum,
Hedysarum (5 sp.) y Onobrychis (10 sp.). T. filiforme, T. ochroleucon, T. reoens y
Géneros y especies presentes en la Sierra de Trifolium stellatum, T. striatum, T.
Guadarrama y Ayllón: retusum, T. glomeratum, T. resupina-
+ Adenocarpus hispanicus y A. complicatus. tum,
+ Astragalus lusitanicus, A. glycyphyllos T. pratense, T. subterraneum. T. stric-
+ Cytisus balansae ( = C. purgans), C. scopariu tum, T. tomentosum y T. angustifolium.
y C. multiflorus. + Vicia pyrenaica, V. sepium
+ Genista pilosa, G. florida, G. tridentata (= + Bisurrela pelecinus.
Chamaespartium tridentatun) y G. cinerea.

El huerto Rufino Hernández Escudero

P
ENTRE EL CANTAR Y EL REIR
LA TROVA ENCONTRÓ EL CAMINO
PARA DECIR LAS VERDADES

O
PARA ALLANAR LOS CAMINOS UNOS COGEN LA MANGUERA
PARA ENCONTRAR EL SOSIEGO OTROS RIEGAN CON LOS BESOS
ENTRE LAS PRISAS Y RUIDOS. OTROS TRABAJAN LA AZADA
E YA QUE DEFINÍ MIS ARTES
QUITANDO HIERBAS AL HUERTO
Y LA TARDE RELUCIENTE

S
VAMOS A TROBAR UN RATO REGALA TROZOS DE CIELO.
A CONTARLES VERSO A VERSO
POR LAS COSAS QUE YO CANTO SE CAYERON LAS BARRERAS

I
EL DEVENIR DE LA VIDA QUE LOS HUMOS CONSTRUYERON
LOS COLORES DE MI MANTO. EL HUERTO TIRA PAREDES

A
EL HUERTO LABRA CAÑADAS
EN LA PLAZA CONCURBIÓN SOÑANDO LAS TARDES LIMPIAS
DONDE CRECÍAN LOS ESPINOS, Y LAS PURAS MADRUGADAS.
HOY CRECEN LOS CALABAZOS,
TOMATES, JUDÍAS Y TRIGOS EL BARRIO ES DE LOS VECINOS,
Y AÚNQUE USTED NO SE LO CREA, DICE LA VOZ POPULAR,
TAMBIEN FLORECEN LOS LIRIOS. LA PLAZA DE QUIEN LA HABITA
DEL QUE QUIERE TRABAJAR.
FRONDOSO CRECE EL MAÍZ, LOS SUEÑOS DE QUIEN LOS SUEÑA
EL TOMILLO, EL ROMERO, DEL QUE SE ATREVE A SOÑAR.
ORÉGANO, MARÍA LUISA,
HIERBABUENA Y EL CANTUESO.
LOS AJOS Y LAS PATATAS
Y HASTA EXISTE UN LIMONERO.

16
Boletín 20

Huerto urbano
y contaminación atmosférica
Antonio Gabriel (Asociación GRAMA)

Dentro de todos ellos los informes de la Una de las claves de la investigación es el


estudio de los efectos en plantas en contacto
Consejería de Medio Ambiente de Madrid desta-
directamente con el tráfico y plantas en áreas
can el ozono, que llega a concentraciones que
ajardinadas, donde la contaminación es menor
superan el umbral de información y protección
de la vegetación. (contaminación de fondo). El estudio se centra en
Pero, ¿cómo afectan a las plantas?. los efectos visuales en la hojas causados por las
Actualmente existen un proyecto conocido como
concentraciones de ozono (necrosis en la hojas),
E u r o b i o n e t
posibles contaminantes mutagénicos del ADN de
(http://www.ceam.es/eurobionet/index.htm) bencenos, dioxinas y metales pesados. Pero tam-
financiado por la UE a través del bién estudia la posibilidad de
Programa Life. El programa trata bioacumulación en las hojas de
de evaluar la calidad del aire de dis- azufre, hidrocarburos aromáti-
tintas ciudades europeas y sus prin- cos policíclicos y metales pesa-
cipales contaminantes, utilizando dos.
bioindicadores: cultivos. El pro- Las plantas siempre van a
yecto muestra con mucha exactitud adsorber y acumular determina-
cuales son los efectos de determina- dos contaminantes, seguramente
dos contaminantes en las plantas. se darán capítulos importantes
de concentración que pueden
dañar sus hojas o reducir su cre-
cimiento, cómo ya se ha descrito
en jardines botánicos. Pero no
se observan problemas que afec-
Joan Carullo mostrando ten de manera importante en su
una higuera en maceta. desarrollo. En cuanto al consu-
mo de determinados productos
procedentes de estos cultivos urbanos, debemos
plantearnos que a diario los ciudadanos están
expuestos a los mismos contaminantes, y no
existen grandes concentraciones de contaminan-
tes que puedan producir bioacumulación como el
caso del fluor y metales pesados.
En cualquier caso, la "azotea comestible" y
los huertos urbanos, proyectan el peligro de la
contaminación atmosférica en nuestras ciudades,
y son pieza clave dentro del ansiado desarrollo
sostenible. Son una herramienta para fomentar la
reducción del uso del automóvil y abogar por
una movilidad sostenible en el centro de nuestra
ciudad.
Cultivo de hortalizas en la famosa terraza
de Joan Carullo, en Barcelona 17
Boletín 20

Especies de
Cassia p a r a
jardines
almerienses

Günter Kunkel el texto y Mary Anne Kunkel dibujos


(Velez-Rubio, Almería)

El género Cassia pertenece a la familia lis, quedaron excluidos, por no haberles


de las Cesalpiniáceas, y que, junto con las visto introducidos en esta provincia.
fabáceas y las mimosáceas, forman la
Todas las especies de Cassia cultivadas
superfamilia de las Leguminosas, unidad
en “nuestros” jardines, destacan por sus
taxonómica cuyo número “columpia” entre
flores amarillas.
opinión personal y la generosidad especu-
lativa. Según “fuentes fidedignas” (más En cuanto a su etimología: Cassia, del
recientes) las leguminosas abarcan com- gr. Kasié = vegetal con una corteza aromá-
plejos de complejos de hasta más de 660 tica; corymbosa, lat. corymbus = ramillete;
géneros con un número total que se acerca didymobotrya, del gr. didymos + botrys =
a 17000 especies (!). Dicen que hay géne- espigas dobles; eremophila, del gr. eremos
ros monotípicos (que consisten de una sola + philos = amigo del desierto; tomentosa,
especie) como otros (por ej. Acacia) con lat. tomentum = pelos cortos; sturtii =
unas 1200 especies reconocidas. - ¡Quién dedic. a Ch. Sturt (1795-1869).
lo sabe por medio-seguro!
Hasta “nuestro” género Cassia, de
pocos más que 500 especies, es efectuado
por ambisiosidades porque: mientras algu-
nos “especialistas” lo retienen como un
complejo, otros (igualmente especialistas)
dividen aquel género acostumbrado en uni-
dades taxonomenclatóricos como Adipera,
Chamaecrista, Ditremexa, Senna, etc.,
nombres ignorados en los textos siguien-
tes.
Por el otro lado, taxones como Cassia
bicapsularis, biflora, fistula, marilandica,
siamea y, sobre todo, Cassia spectabi-
18
Boletín 20

Fig. 1: CASSIA DIDYMOBOTRYA Fresen - "casia o garzoto", en Canarias también "flor de


gofio" (por el olor de las flores). Especie de 2 a 4m, con ramificación ancha y que procede de
África Central a Oriental. Hojas de hasta 40 cm de largo. Racimos terminales y levantados, de 30
a 50 cm: vainas semiplanas, acostilladas, negruzcas, de hasta 10 cm de largo. A cultivar protegi-
dos de vientos fuertes.

19
Boletín 20

Fig. 2: CASSIA TOMENTOSA Linné fil. - "casia de terciopelo". Especie centro-americana, pira-
midal-subcolumnar y que puede alcanzar de 4 a 5 m de altura. Hojas hasta 1O cm de largo, ligera-
mente tomentosas. Inflorescencias cortas, subterminales; Vainas cilíndricas, grisáceas, hasta 12 ó
15 cm de largo. Especie de matorrales semi-abiertos.

20
Boletín 20

Fig. 3: GASSIA STURTII R.Brown - "casia densa". Especie australiana, de hasta 2 m de altura, y
densamente ramificado. Sirve como ornamental y forrajera. Hojas glauco-verdes, de hasta 4 cm de
largo. Flores agrupadas, en situación axilar hasta subterminal. Vainas planas, de color marrón, de
consistencia "papelifera" y de 5 a 8 cm de largo. Sirve para terrenos abiertos.

21
Boletín 20

Fiq. 4: CASSIA CORYMBOSA Laitarck - "rama negra". Arbusto sudamericano (Uruguay al sur de
Brasil), de 1,5 a 2,5 m de altura; ramificación bastante densa pero flexible. Hojas (con 2 a 3 pares
de pinnas) de 4 a 5 cm de largo, con una glándula notable entre las pinnas basales. Flores en rami-
lletes subterminales. Vainas cilíndricas, grisáceas (con tabiques transversales), de 6 a 10 cm de largo.
- Especie que precisa cierta protección.

22
Boletín 20

Fig. 5: CASSIA EREMOPHILA A.Cunninham ex R.Brown - "casia del desierto". Arbustillo aus-
traliano que rara ver sobrepasa 1 m de altura. Ramaje abierto y flexible. Hojas (solo en dos pares)
muy agostas, de 3 a 4 cm de largo. Flores amarillo-brillantes, en manojos terminales. Vainas apla-
nadas, de color marrón y de consistencia "papelifera", de 4 a 6 cm de largo. - Especie adecuada para
zonas áridas.

(publ. 19 Abril 1996)

23
Boletín 20

Inaugurado en el Museo Nacional


de Ciencias Naturales el jardín
educativo del Monte Mediterráneo
que diseñó ARBA
Andrés Revilla
El jardín que ya conocéis por el artículo jardín de repente se volvían alabanzas hacia
publicado en nuestro boletín ha sido inaugura- ARBA como buenos conocedores del medio
do por todo lo alto: Directos del Museo, madrileño. Todo un triunfo en nuestro pulso a
Presidente del CSIC, Director General del la Comunidad de Madrid por su mala gestión
Medio Natural de la CM (Miguel Allué), un de nuestros montes.
representante de la familia donante del dinero
Se realizó una visita guiada por Mariano y
para realizar la obra y otro de la fundación
asistimos a un cóctel.
Solventia de apoyo al Medio Ambiente.
No os perdías el jardín pues ya empieza a
En un principio no hubo mención a los
coger forma y se aprecian muy bien los distin-
diseñadores del jardín, aunque todo fueron ala-
tos ecosistemas.
banzas sobre el mismo, su originalidad, el
ejemplo de sostenibilidad y ahorro de agua, su La creación del jardín ha sido posible gra-
apuesta por el medio natural, su utilidad edu- cias al mecenazgo de la familia Díaz-Bastien y
cativa. Por fin D. Mariano Sánchez, invitado Sánchez-Amillategui.
como conservador del Real Jardín Botánico de
Madrid para hablar de los
aspectos ambientales del
nuevo jardín, hizo mención a
sus diseñadores y creadores,
alabando la labor de ARBA
como tal. Habló del jardín
como una colección represen-
tativa de los ecosistemas
madrileños superior a la del
propio Botánico y comentó
además el valor como xerojar-
dín y como ejemplo de a jardi-
nería que a partir del 2009 se
va a imponer en Madrid con el
apoyo del Canal de Isabel II.
Miguel Allué vio como sus
palabras de alabanza hacia el

Una imagen del sabinar creado en el jardín del Monte


Mediterráneo. Al fondo la calle Vitrubio.

24
Boletín 20

E l v i e n t o

Pruden Fernández
Frecuentemente encontramos problemas táculos. Otra de sus adaptaciones es la ausencia
cuando tratamos de conocer, o reconocer, la de pétalos en las flores. Los pétalos básicamente
vegetación de ribera; no es extraño ya que los sirven para atraer a los insectos y sin embargo
bosques de ribera son con mucha diferencia, los entorpecen la libre circulación del aire y del
más diversos de todos los que tenemos a mano. polen. Y la tercera y muy importante es la dispo-
sición de las flores en las inflorescencias, muy
Una acotación y es que hablamos de bosques
diferentes entre las flores masculinas y las feme-
de ribera a pesar de que haya pocos ejemplos que
ninas, que por otra parte suelen aparecer en indi-
merezcan el nombre cabal de bosque, más bien
viduos diferentes, no como en las plantas fecun-
deberíamos referirnos a las "alineaciones arbóre-
dadas por insectos u otros medios; y esto es así
as de ribera" o algo por el estilo...
para aprovechar el aire de la mejor manera posi-
Como decía, estos bosques son los más ble.
diversos. Normalmente los bosques de nuestras
Las flores masculinas se disponen apretadas
latitudes están claramente dominados por una
en los llamados "amentos" largos filamentos
sola especie arbórea a la que pueden acompañar
muy flexibles y generalmente colgantes, que el
esporádicamente dos o tres más. Son más esca-
aire mueve sin problema induciendo en ellos
sos los bosques en que dominan de forma com-
movimientos de látigo que fuerzan la liberación
parable dos o tres especies de árboles y a partir
del el polen, polen que no se libera si no hay aire.
de ahí ya se habla de los bosques mixtos, raya-
nos hoy en día entre leyenda y realidad. Mientras, las flores femeninas suelen agru-
parse en grupos menos esbeltos y menos flexi-
Salvo los bosques de ribera que pueden tener
bles, a veces también amentos, pero muchas
sin problema cinco o incluso más especies de
veces piñas o espigas que acaban teniendo una
árboles en proporciones importantes aunque no
forma similar a las de las piñas, en ellas suelen
necesariamente equivalentes. Esto mismo, pero
aparecen brácteas (falsas hojas entre las flores) y
multiplicado por varias veces, ocurre con arbus-
que vienen a hacer el mismo papel aerodinámico
tos y matorrales; y que decir de las lianas, tan
que las escamas de las piñas, consistente en pro-
frecuentes y variadas en las riberas y que rara
vocar pequeños remolinos en su entorno próxi-
vez aparecen en cualquier otro tipo de bosques...
mo, con lo que sorprendentemente "aspiran",
Pues bien, a lo que iba, ahora es una de las "concentran" y "dirigen" los granos de polen
mejores épocas para empezar a conocer las ribe- hacia los estigmas, las antenas de la flor femeni-
ras, ya que es la época de mayor floración de na. Gracias a estos mecanismos, la dispersión
árboles y arbustos, en concreto de todos los ane- del polen por el viento no es tan al azar como a
mógamos (aquellos que son fecundados por el primera vista se diría ni se desperdicia tanto
viento) polen como parece.
Estos presentan una serie de especializacio- Bueno, mucho rollo. A lo que iba es que
nes de cara a esta forma de fecundación. La pri- ahora está la ribera en plena floración y quizás el
mera es una floración precoz, es decir que flore- elemento más llamativo de todos, sean los ála-
cen antes de que salga la hoja, lo que permite mos (no los almendros que no son de ribera...)
una mejor circulación del aire entre las ramas y En este momento los álamos visten de fiesta la
menos pérdidas de polen entre hojas y otros obs- ribera mostrando sus copas cubiertas de un
25
Boletín 20
delicado y sugerente color miel. Son quizás de También empiezan ahora a florecer los sau-
los más sincrónicos en cuanto a la floración y no ces. Estos a diferencia de álamos, chopos y ali-
coinciden más que de refilón con los álamos que sos, tienen los amentos erguidos (erectos) y no
se utilizan en jardinería, de amentos mucho más colgantes y también suelen ser más cortos y
oscuros y bastos. anchos.
No ocurre lo mismo con los chopos, de flo- El sauce más frecuente por aquí, el sauce
ración mucho más dispersa en el tiempo y muy negro (S. atrocinerea) es ahora muy llamativo
influida según las razas y clones de los que se por sus casi pompones de aspecto sedoso y color
trate. Quizás, y ésto es solo un comentario sin hueso, salpicado por el amarillo intenso de sus
base, ésto tenga algo que ver con la poca hibri- anteras abiertas.
dación de los álamos y la mucha de los chopos...
Sin embargo las flores femeninas de este
Los amentos de los chopos también tienen sauce, son verdes, sus inflorescencias mas alar-
colores diversos, desde el verde y el amarillento gadas y no sedosas y en ellas se pueden ver cla-
al marrón vinoso, pasando por colores similares ramente los pistilos que irán creciendo tras la
a los de los álamos, aunque diría que no tan con- fecundación, hasta abrirse cuando estén madu-
seguidos. ros, para soltar entonces la pelusa que el viento
arrastrará transportando sus minúsculas semi-
La variación del color depende una vez más
llas.
de las razas y clones, pero también del sexo y del
estado de maduración de las anteras. Hay que Otros sauces se pueden ver también a partir
pensar que al no tener pétalos, el color de estas de ahora, menos frecuentes por nuestra zona,
flores se lo dan los órganos sexuales; Las inflo- pero quizás merezca la pena a quien le interese
rescencias verdosas suelen ser más bien las acercarse a alguna orilla arenosa, como las de
femeninas, mientras que en las masculinas, las Puente Duero, donde abunda S. purpurea, cuyo
anteras, los sacos en donde se forma el polen, nombre viene del llamativo color de las anteras
pueden ser de diversos colores, muchas veces antes de abrirse y fácil de reconocer por sus
diferente del amarillo del polen, de forma que la yemas opuestas. También ahí está S. triandra y
antera cerrada puede ser púrpura y al abrirse y S. alba, el único sauce arbóreo de verdad, aun-
quedar cubierta por el polen, pasar a parecer que hay otros menos claros para los botánicos
amarilla. como S. neotricha y los de porte intermedio que
por su tamaño y forma de las hojas nos pueden
En los alisos, los amentos son de un rojizo-
equivocar con S. alba, estos son S. fragilis y S,
anaranjado oscuro como de óxido, que se man-
viminalis principalmente. En las riberas arcillo-
tiene incluso cuando las anteras están abiertas,
sas también podemos encontrar S. eleagnos y S.
esto unido a su peculiar ramificación y a la
salvifolia, menos frecuentes en nuestra zona,
forma más compacta de su copa, les hace incon-
pero también presentes.
fundibles incluso desde lejos.
De cualquier manera y tratándose de sauces,
Otros árboles floridos, pero sin amentos col-
lo mejor es tirar de claves. Las tenéis en
gantes son los olmos y los fresnos. Los primeros
http://www.rjb.csic.es/floraiberica/floraiberica/t
forman una especie de bolitas en las ramas, de
exto/pdfs/03_070_02_salix.pdf en las primeras
un color pardo o rojizo dependiendo del estado
páginas os pone un poco en antecedentes de lo
de maduración de las anteras, color que les dife-
que es este género y luego tenéis tres claves, dos
rencia perfectamente de los fresnos, con inflo-
de ellas muy útiles ahora, las de individuos mas-
rescencias verde amarillentas en las que los
culinos e individuos femeninos. Las terceras, de
estambres de cabezas oscuras, casi negras antes
caracteres vegetativos, serán útiles más adelan-
de abrirse, llegan a alargarse tanto que parecen
te... Hay que hacerse con un poco de vocabula-
brochas despelujadas colocadas al final de las
rio y también con una lupa. Y ganas, claro.
ramas.

26
Boletín 20

Sobre el valor de muchas


especies ibéricas
supuestamente alóctonas

Enrique Luengo

Este artículo trata de una serie de especies que aparentemente no gozan de mucha simpatía en
nuestro ideario ecológico-naturalista por su supuesta extranjería. Es paradójico publicar este papel
en el boletín de la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono, cuando voy a hablar de
especies sin certificado de nacimiento ibérico.

Desde un punto de vista general existe cier- respectivos ecosistemas. El grupo de especies es
ta antipatía a una serie de especies por el mero muy amplio y con una casuística variada, por
hecho de no ser auténticas autóctonas, tema este mero desconocimiento y por salirse de mis habi-
más que discutible, desde puntos de vista tanto tuales áreas de campeo, excluyo especies menos
éticos como ecológicos. Si por los avances cien- corrientes en la zona central peninsular, en sen-
tíficos o paleobotánicos demostrásemos que tido amplio. Las especies son muchas, como el
cierta especie es nativa, cambiaría drástica- castaño, el nogal, el cerezo, la parra silvestre, el
mente nuestra percepción acerca de dicha pino piñonero, el membrillero, el almendro, el
especie, además, está el problema de definir zumaque, el moral, el serbal doméstico, el ace-
cuando una especie es autóctona, a partir de qué rolo, el cambrón, el paraíso, etc.… pero solo tra-
antigüedad puede ser considerada autóctona. taré de las siguientes:
Dado el presente olvido o crítica de puristas Invasiones, regresiones y refugios
ecológicos a numerosas especies de, cuanto
En lo climático y en lo vegetal hemos de
menos, dudosa extranjería, en este artículo se
tener en cuenta el juego del ratón y el gato entre
trata de valorar y redescubrir el papel desempe-
las adversidades climáticas y la supervivencia
ñado por especies que no sólo no están
vegetal, dilatada carrera de supervivencia, adap-
desplazando a las autóctonas cristianas vie-
tación, especiación, extinción o desplazamiento
jas, sino que en muchos casos revitalizan o
que tuvieron que sufrir todos los vegetales.
mantienen un papel ecológico que la actividad
Muchos de ellos viajaron latitudinalmente bus-
humana y/o erosiva tenía restringido a comu-
cando refugios para librarse del frío o del calor,
nidades vegetales banales o regresivas que
otros viajaron altitudinalmente y otros simple-
sustituyeron a la vegetación climácica. Además,
mente desaparecieron. He de recordar aquí las
"de bien nacidos es ser agradecidos", y es una
grandes barreras impuestas al viaje latitudinal
obligación valorar lo que nosotros, pero
en nuestro continente, representadas por las
sobretodo nuestros ancestros, debemos a
numerosas cordilleras que en sentido este-oeste
árboles como el castaño, el almendro y otros
recorren Europa y el norte de África. En todas
muchos árboles y arbustos.
estas áreas los vegetales, casi todos ellos termó-
Me limito a especies de porte arbóreo o filos, resistieron el frío refugiados en valles y
arbustivo que se han ganado un lugar de impor- cañones de las solanas de estas cordilleras,
tancia en la naturaleza ibérica por su gran repre- acantonándose en las localidades más propicias
sentatividad y capacidad de influir en sus para ellos.

27
Boletín 20
Al igual que hoy en día los llamados canutos mente con las áreas de más antigua antropiza-
gaditanos y otros enclaves particulares son un ción, el ámbito circummediterráneo y oriente
refugio de especies subtropicales toda la penín- próximo, con un pico de especiación en el cua-
sula tiene o ha tenido multitud de refugios, de drante suroriental ibérico. Esta especiación ha
áreas con microclimas muy contrastados respec- sido natural, excepción hecha de numerosas
to al dominante, así encontramos enclaves variedades de cultivo que no representan ni el
atlánticos y norteños en las umbrías y cañones 2% de taxones de esa familia. Muchas de esas
sombríos de multitud de valles de montaña relativamente nuevas especies tienen un alto
(hayedos del Sistema Central, tejedas de grado de endemicidad que hoy les está llevando
Montes de Toledo, etc), enclaves termófilos a la frontera de la extinción, situación que en
(murtedas o loreras al sur de Gredos y Montes teoría obliga al hombre a intervenir para impe-
de Toledo) y multitud de áreas microclimáticas dir que eso ocurra.
como las hoces de Sierra Morena, los cañones
En otros casos, la expansión no ha sido por
del Prepirineo, los arribes del Duero y Tajo,
la ocupación de nichos ecológicos vacíos sino
altos cañones de la Ibérica y un largo etcétera de
que han sido favorecidas y cultivadas debido a
localidades que hoy en día y en el pasado sir-
su utilidad productiva respecto a las necesidades
vieron de refugio para especies con requeri-
humanas. De estas últimas es de las que vamos
mientos bioclimáticos diferentes de los domi-
a tratar en este artículo, vegetales que nos han
nantes ya sea por un extremo o por el otro de las
proporcionado comida, material para la confec-
diferentes variables climáticas.
ción de prendas, material de construcción y arte-
Especies como el castaño, el nogal, el olivo, sanía, tintes, medicinas, vallado de propiedades
el almendro, el zumaque, el cambrón o ciertos y un largo etcétera en el que también entran
pinos han entrado en ese juego de idas y venidas modernos usos como la jardinería. Se trata de
sin que sepamos con certeza si perduraron refu- especies como el castaño, el nogal, el cerezo, la
giados o si fueron extinguidos. parra silvestre, el pino piñonero, el membrillero,
el almendro, el zumaque, el moral, el serbal
Antropización y favorecimiento
doméstico, el acerolo, el cambrón, el paraíso,
No estamos en América o en Australia y lle- etc. Sin entrar en otras de menor tamaño o dis-
vamos modelando el territorio (y la vegetación tribución.
adaptándose a nosotros) de forma intensiva
Sobre el origen de las especies
cerca de 2000 años y, menos intensamente, al
menos 3.000 años más. La viabilidad de las De las especies anteriores muchas duermen
especies ha tenido que acoplarse a los vaivenes en el limbo científico de la naturalidad territo-
de la actividad humana, ni que decir tiene que rial, en origen al igual que la agricultura-civi-
esa relación ha sido muy negativa para la flora e lización-tecnología, provienen por aproxi-
incluso hoy en día todavía no hemos llegado a mación y por un criterio en exceso generalista
cambiar esa tendencia. Pero otras muchas espe- del famoso Creciente Fértil, es decir de las
cies han encontrado un marco favorable al primeras grandes zonas agrícolas y montañas
amparo de la antropización del territorio que circundantes de oriente próximo y medio.
inicialmente no tenían en su medio natural, Algo no muy descaminado pues es el origen de
debido a la apertura de posibilidades de coloni- un itinerario conjunto de expansión planetaria
zación de medios y nichos ecológicos anterior- de la agricultura, además en lo climático no es
mente ocupados por otros vegetales. Es el caso demasiado diferente (y lo era menos hace 3ooo
de aquellas especies oportunistas o de gran años) al de nuestra piel de toro. Pero esto no
amplitud ecológica. Un ejemplo ilustrativo de conlleva necesariamente que esa flora tan
esto es el caso de la familia de las Crucíferas, provechosa para el hombre proceda de allí.
extendida por todo el mundo pero cuyo mapa de Actualmente estudios filogenéticos y palino-
distribución mundial coincide en riqueza y lógicos están arrojando algo de luz sobre este
variedad de especies y subespecies precisa- limbo y especies como por ejemplo el castaño
28
Boletín 20
ha quedado demostrado que son o fueron - El Almendro (Prunus dulcis)
autóctonos.
A este bello arbolito cuesta trabajo no adju-
Sobre su actual papel ecológico dicarle carta de naturaleza ibérica pues su origen
teórico en próximo oriente y norte de África, es
En demasiados casos algunas de estas espe-
demasiado cercano y su adaptación a las condi-
cies representan la única vegetación arbórea en
ciones naturales peninsulares es francamente
sus respectivas localidades siendo la única
clara. No hay duda de que es uno de los elemen-
vegetación válida y útil para el ecosistema al
tos clave de la cultura mediterránea junto a la
proteger y albergar a la fauna de la zona, man-
vid, el olivo y la higuera. Tras una intensa expan-
tener o contribuir.
sión agrícola de la que sólo se han salvado las
Estos beneficios microclimáticos debidos a zonas más frías, húmedas y noroccidentales de la
la protección del suelo de la acción solar y la península su cultivo ha caído en desuso en la
mayor captación de la humedad atmosférica mayoría de las regiones. La agricultura de las
(procedente de precipitaciones y condensacio- áreas marginales y las de media y baja montaña,
nes) y la acción de la hojarasca que conserva con sus abancalamientos y sus sinuosos caminos
de dicha humedad y además protege el terreno de acceso, no ha logrado la productividad nece-
de la acción de las heladas. Por esto a partir de saria para la viabilidad de multitud de cultivos
su sombra y hojarasca la vegetación de la que tradicionales, esto ha hecho desaparecer al
hablamos contribuye poderosamente a la gene- almendro de multitud de zonas del interior y
ración de una gran riqueza edáfica, a la crea- estribaciones montañosas quedando su cultivo
ción de un suelo fértil indispensable para que reservado para las llanuras del borde oriental
comiencen a regenerarse comunidades vegeta- meseteño y los amplio valles del piedemonte de
les climácicas que de otra manera no tendrían los relieves levantinos y andaluces. En otras
ninguna oportunidad de progresión. Esta ver- áreas, como en el valle del Ebro y Andalucía, ha
tiente de la regeneración forestal en áreas de, o sido desplazado por cultivos más rentables.
en conjunción con especies "alóctonas" no está
Es un árbol que ha sido muy usado en bar-
siendo suficientemente explotada en la actuali-
dales y bordes de caminos, con lo que el aban-
dad para una recuperación del bosque autócto-
dono agrario y la falta de mantenimiento han
no que facilite el progreso de la vegetación cli-
hecho que el magnífico reticulado verde o flori-
mácica.
do con que se mostraba el parcelario ibérico
Muchas de estas especies son productoras haya desaparecido, constituyendo una enorme
de alimento para la fauna, manteniendo pobla- pérdida ecológica y paisajística que práctica-
ciones de animales superiores a las que habría mente no ha calado en nuestras conciencias.
de no existir dichas especies. A su vez se dis- Tras esta fuerte regresión han quedado almen-
pone de una mayor capacidad de expansión de drales comidos e integrados por el monte en
las especies de todo tipo por zoocoria, es decir expansión tras la crisis agraria y aparecen en
por la dispersión de las semillas por estos ani- multitud de berrocales, bardales y vallejos sal-
males. vajes.
El papel de muchas de estas especies frente Los almendros "asilvestrados" prefieren los
a la erosión es destacado, bien por colonizar suelos calizos o incluso yesíferos, proliferando
áreas marginales como pendientes o áreas aba- en vaguadas abarrancadas, en el monte o en cul-
rrancadas o por colonizar orillas de los ríos, tivos abandonados, constituyendo en demasia-
ocurre en muchos casos por su papel como pri- dos casos la única vegetación arbórea de vastas
mocolonizadoras y en otros por simple compe- áreas degradadas. Es común en las zonas bajas
tencia con otras especies arbóreas, pero el caso de la cuenca del Tajo en Madrid, Cuenca y
es con sus poderosos sistemas de raíces retie- Guadalajara, y abundante bordeando los Montes
nen el suelo y son capaces de contribuir a fre- de Toledo, por el norte (en los berrocales de los
nar la acción erosiva de los elementos. numerosos tributarios del Tajo), y por el
29
Boletín 20
este, donde destaca el río Algodor cerca de la con ejemplares de gran porte, lugar de una mag-
zona turronera de Sonseca en Toledo; en los nífica belleza floral en febrero, es un bosque
riberos del Tajo a partir de Talavera y en el denso en su centro que se aclara hacia la cima y
Campo de Calatrava siendo abundante en sus bordes, apenas existe cortejo arbustivo, algunos
pequeños volcanes. espinos negros, jazmines, majuelos y retamas,
el resto son gramíneas, nitrófilas y terófitos.
El almendro procura la regeneración arbusti-
Guadiana abajo aparecen algunos buenos
va y arbórea de estas áreas, lo que contribuye
almendrales pero no tan densos y acompañados
finalmente a su propia desaparición al irse
ya de encinas y coscojas. Otros casos particula-
cerrando el monte quedando posteriormente el
res son los relativos a numerosos volcanes del
almendro sólo de manera testimonial o en
Campo de Calatrava que también tienen como
tomando carácter subrupícola. Su papel frente a
única vegetación arbóreo-arbustiva al almendro
la erosión de los suelos es reseñable contribu-
e idéntica explotación antrópica. En Alarcos y
yendo poderosamente a la sujeción y contención
en varios volcanes calatraveños destaca el topo-
de taludes sobre todo en áreas arcósicas o de
nímico Arzollar o Yezosa procedentes del nom-
berrocal, mostrando cierta predilección, supon-
bre árabe del almendro arzoyo o ayozo, lo que
go que por competencia, por este tipo de áreas
denota su antigüedad. Viendo estos almendrales
degradadas e inestables.
es verdaderamente difícil no contar con el
Un caso especial de almendral en estado almendro como un genuino árbol ibérico.
puro y vigoroso lo constituye el almendral del
- El castaño (Castanea sativa)
Arzollar en las cercanías de Ciudad Real capi-
tal, es el almendral de Alarcos, antigua gran Supuestamente traído por los romanos del
ciudad medieval históricamente olvidada por Mediterráneo nororiental hoy en día parece
desidia institucional al simbolizar la mayor cobrar más fuerza la teoría de su naturalidad
derrota cristiana de la reconquista. Un pobla- ibérica. Árbol al que se le debe respeto y
miento antiquísimo, una larga antropización en agradecimiento, pues pocas veces se tiene en
una serrata al borde del Guadiana condujo a la cuenta que hasta la llegada de la patata a los
desaparición de la encina, es un terreno no apto mercados ibéricos ese nicho alimentario era
para la agricultura con áreas de pedreras de ocupado por la castaña, cocinada de las más
cuarcitas y en la vecindad de cerros volcánicos. variadas formas, en guisos dulces, salados,
Se trata de un gran almendral, de unas 10has. pimentonados, purés, harinas, etc. Por ello la
extrema antropiza-
ción y uso de una
especie, que en cuan-
to se conseguía una
fuente de agua y
terreno no calizo se
plantaba, incluso en
localidades hoy
impensables (puerto
de los Castaños en
Almería, cerca del
mar), de lo que proba-
blemente nazca la
tesis de su extranjería.
Hoy acuciado por
enfermedades y los
funestos primeros
efectos del cambio
Almendral del Arzollar
30
Boletín 20
climático, se bate en retirada de sus feudos: - El moral (Morus nigra)
Gredos, el Montseny, el piedemonte norte can-
Esta morera es más mediterránea que su
tábrico y Galicia, curiosamente en la submeseta
congénere la actualmente más difundida
sur, Extremadura y Andalucía la dispersión y el
morera blanca (Morus alba) que proviene de
reducido tamaño de las poblaciones hace que su
Asia oriental, pero aún así no es ibérica, su
peligro no sean las enfermedades sino las perió-
uso (el de ambas) la ha llevado a estar presen-
dicas sequías duraderas
te orlando multitud de caminos, carreteras y
El castaño crea un suelo rico y profundo parcelas. Pero no es por este uso el origen de
dado el enorme aporte de hojarasca y la protec- las que voy a tratar, sino de la industria de la
ción del cerrado dosel arbóreo en el verano, seda, una industria que apenas pasó de la
superando con creces la productividad de los Guerra Civil. La industria de la seda tenía
robledales aunque la protección del suelo frente varias capitales, principalmente en el este de
a fenómenos erosivos es mayor en el robledal España, pero también en el centro, en
debido al crecimiento estolonífero de Quercus Talavera, muchos campesinos ganaban un jor-
pyrenaica. Por ello es corriente encontrar aso- nal extra con la cría de los gusanos de seda y
ciadas al castañar especies norteñas que no lle- la venta de los capullos a estas fábricas. Para
gan a aparecen en los robledales y que denotan ello disponían en sus municipios de morales
la dilatada permanencia del castañar (Circaea dispersos por sus propiedades, nunca de
lutetiana, Pulmonaria longifolia, Neotia nidus- manera planificada sino en bordes de fincas,
avis, Lathyrus niger, Limodoron abortibum, en el centro de prados, en bordes de caminos o
Festuca heterophylla, Alliaria petiolata, etc.). en las dehesas boyales. Para su mantenimien-
Son destacables castañares como los de los to usualmente se levantaban muros de piedra
extremos este, sur y oeste de Gredos (Hervás, para sostener los ejemplares añosos o corregir
Piélago y El Tiemblo), así como los de las inclinaciones de los troncos.
Villuercas en Cáceres y la contrastante belleza
Al abandonarse la industria se abandonó su
de los rodalillos dispersos de Sierra Morena y
cultivo y mantenimiento, pero en muchos
Montes de Toledo.
casos los ejemplares han perdurado dando una
- El membrillero (Zydonia oblonga) bella nota paisajística, siendo en ocasiones los
únicos árboles planifolios o de gran porte del
Este arbolillo, como no, de próximo oriente
territorio, presentando en otoño su brillante
es uno de los más resistentes tras el abandono de
tono amarillo de una belleza impactante en el
los campos y huertos, llegan a desaparecer o
ceniciento monte de encinar. Esto ocurre prin-
soterrarse los muros de las propiedades y el
cipalmente en el macizo de El Piélago o sierra
membrillo sigue allí, algo retorcido y tocado,
de San Vicente entre la cabecera del Tiétar y el
pero vivo. Se suele acercar al agua, aún en
bajo Alberche, apareciendo antiguos grandes
extrema pendiente se mantiene agarrado al
ejemplares de Morus nigra dignos de inventa-
talud, se suele escapar por el borde de la ribera
riación y protección. También aparecen en
y llega a formar un seto en primera línea de ori-
vegas del norte de Montes de Toledo o en el
lla como si de un cordón de sauces se tratara,
piedemonte occidental madrileño.
apenas tienen frutos por lo que le supongo una
reproducción vegetativa. Puntualmente aparece - El zumaque (Rhus coriaria)
en antiguos asentamientos del interior de los
El zumaque es un bello y desconocido
montes y serratas de la submeseta sur, pero
arbolillo de largas hojas compuestas, es espe-
localmente aparece abundante en arroyos y
cie del sur y este del Mediterráneo que sí apa-
vaguadas del interior de Sierra Morena y
rece de forma espontánea, aunque poco fre-
Montes de Toledo, presentándose como una for-
cuente en sur de la península pero que en el
mación vegetal absolutamente integrada en el
centro peninsular proviene de muy antiguas
medio con un importante papel protector de las
plantaciones debido a sus propiedades tinto-
orillas de algunos arroyos.
31
Boletín 20
reras hoy superadas en lo productivo por la
industria química. Es de reseñar la dureza de
unos ejemplares que tras el abandono casi
secular de este cultivo todavía perduran e
incluso no son absorbidos por el encinar que
se instala finalmente en estos abandonados
campos de labor. Estos arbustos se instalan en
bordes y taludes de las vallas derruidas de
antiguos campos de cultivo reproduciéndose
luego en formaciones bastante cerradas y
compactas. Abunda localmente en áreas del
sureste madrileño y suroeste alcarreño,
habiendo desaparecido de casi toda su área de
cultivo, constituyendo éstas auténticas rarezas
botánicas.

Higueral de La Encomienda

32
Boletín 20

BOTÁNICA ELEMENTAL:
LA FLOR
Simón Cortés

Font Quer define la flor como el conjunto de Partes de que consta:


antófilos periánticos más o menos vistosos, o de
Pedúnculo. Dícese del rabillo de una flor.
hipsofilos colorados, de las plantas superiores,
También se le denomina pedicelo.
tanto si van acompañados de estambres y pisti-
los como si no. Bolb, H. et al. la definen como Brácteas. Cualquier órgano foliáceo situado en
un eje de crecimiento limitado con entrenudos las proximidades de la flor y distinto por su
acortados, la cual es portadora de apéndices pro- forma, tamaño, consistencia y color al de las
ductores de esporas y de apéndices estériles. hojas.
Hay otras
Tálamo. Porción axial en la que se asienta los
muchas defini-
diversos verticilos de una flor.
ciones, pero
para que nos Tépalo. Cada una de las piezas de la envoltura
entendamos floral cuando no se diferencia claramente los
mejor, la flor se sépalos de los pétalos.
puede definir, Cáliz. Envoltura floral, generalmente de color
como el conjun- verde compuesta por sépalos. También se le
to de órganos denomina perianto.
sexuales y de la
envoltura que Sépalos. Cada una de las hojas, más o menos
los protege en modificadas que componen el cáliz.
los vegetales Los sépalos en número variable pueden
superiores. están libres o soldados, en parte o en su
totalidad, dependiendo de esto, pueden ser:
Por el órgano sexual que predomina, las flo- Dialisépalos. (diali = libre) Aplíquese a
res pueden ser: hermafroditas, ya que en ellas los cálices con sépalos libres entre sí.
concurren los dos sexos, androceo y gineceo. Gamosépalos. Aplíquese a los cálices
Son las más corrientes entre las angiospermas, con sépalos concrescentes, unidos entre sí.
mientras que las unisexuales abundan entre las El número de sépalos de una especie es
gimnospermas. Si las flores masculinas y feme- fijo: Monocotiledóneas 3 o múltiplo de 3.
ninas se presentan en distintos pies, estamos Dicotiledónea 2 ó 5 o múltiplo de 2 ó 5.
hablando de plantas dioicas (dos casas), cuando Corola. Parte superior de la flor formada por
estas se encuentran en el mismo pie, estamos
hablamos de plantas monoicas (una sola casa),
si por el contrario concurren flores hermafrodi-
tas con alguno de los dos géneros, se denominan
polígonas.
Una vez definido lo que es a grandes rasgo
una flor, vamos a ir paso a paso viendo las par-
tes, los tipos y las inflorescencias con las cuales
éstas se presentan ante nuestros ojos.

33
Boletín 20
pétalos. Por la forma de la corola se pueden cla- El gineceo puede ser:
sificar en: Apocárpico. Cuando los carpelos que lo
forma están libres, formando cada uno un
Dialipétalas (pétalos libres) y a su vez en:
ovario.
Actinomorfas o regulares, cuan- Sincárpico. Que presenta los carpelos
do los pétalos son iguales. Como las concrescentes en un solo ovario.
rosáceas, con 5 pétalos lisos o las
crucíferas, de 4
Androceo. Es la parte masculina de la flor for-
pétalos en cruz.
mada por los estambres. Si estos han perdido su
Zigomorfas, función y permanecen estériles se les denomina
asimétricas o irre- estaminodios.
gulares, como las
Los estambres se dividen en:
mariposadas (legu-
Filamento. Parte inferior del estambre,
minosas o papi-
generalmente filiforme, rematando en las
lionáceas), con
anteras.
cinco pétalos, dis-
Cuando los estambres están soldados entre
tribuido en dos
sí por los filamentos se les denominan
alas, dos quillas y
monadelfos. Si por el contrario en lugar de
un estandarte.
formar un solo haz, constituyen dos, tres, o
Gamopétalas (pétalos soldados). más, se le denominan diadelfos, triadelfos
o poliadelfos.
Actinomorfas o regulares, cuan-
También ocurre que en lugar de soldarse por
do los pétalos son iguales. Como las,
los filamentos, estos lo hagan por las anteras
tubulosas, campanuladas, infundibu-
entonces se denomina singenésicos. Y cuan-
liformes, rutáceas, estrelladas, unce-
do se unen tanto por anteras como por los
oladas y hipoclate-
filamentos, constituyen un sinandro.
riformes,
Anteras. Parte superior del estambre más o
Zigomorfas, menos abultado, que contiene el polen.
asimétricas o irre- Tecas. Cada una de las dos partes en la que
gulares, como las, se divide las anteras.
labiadas, bilabia- Si se insertan en el filamento por la base se
das, personadas denominan basifija. Apicifija, si se une al
(como las flores
del Anthirrinun)
y digitaliformes.
Gineceo. Es la
parte femenina
de la flor, constituido por el Pistilo (lat.
Pistillum = mano de almirez) que a su vez se
divide en:
Ovario. Constituido por una o varias
hojas modificadas, llamadas carpelos.
La cavidad o cavidades que se forman
entre ellas se denominan lóculos.
Estilo. Parte superior del ovario más o
menos filiforme que sostiene al estigma.
Estigma. Parte superior o apical del pis-
tilo encargada de retener el polen.
34
Boletín 20
filamento por el ápice. Si por el contrario se Estas pueden ser:
insertan en el filamento por el dorso se lla-
Sesiles o Sentadas.
man dorsifija. La parte media de la antera
por la que se conectan las tecas se denomina Espiga. Racimo compuesto de flores
conectivo, y es estéril. sesiles.
Amento. Floración prieta sobre un
Cada teca consta de dos pequeñas cavidades,
receptáculo longitudinal y con frecuen-
repletas de granos de polen llamadas
cia péndulo. Generalmente compuesto
microsporangios o sacos polínicos.
Inflorescencias.
La inflorescencia es todo sistema de ramifi-
cación que se resuelve en flores. Esta puede ser:
Cimosas o definidas. Inflorescencia cuyo eje
principal y los que se originan lateralmente de él por flores unisexuales y desnudas.
remata en una flor. Si de la cima nace una sola Espádice. Espiga de eje grueso y carno-
flor esta será unípara o monocasio, si nacen so, a menudo rodeado de una bráctea
dos bípara o dicasio, tres o más multípara o amplia llamada espata.
pleocasio. Pecioladas
Tipos de inflorescencias cimosas: Racimo. Inflorescencia constituida por
Ripidio. Inflorescencia cimosa, helicoi-
dal, con todas las flores en un mismo
plano, saliendo alternativamente a dere-
cha e izquierda. El género Iris posee esta
inflorescencia.
Drepanio.
Bóstrix. Inflorescencia cimosa, con
sucesivas ramificaciones laterales en
forma helicoide. Son bostrices las flores
del género Hypericum. un eje, sobre el que desde distintos pun-
tos salen flores pedunculadas
Cincino. Cima escorpioide que no caen
en un mismo plano, y cuyas ramillas late- Corimbo. Inflorescencia racemosa,
rales están dispuestas alternativamente a cuyas flores naciendo a distintas alturas
derecha e izquierda. Floración que poseen del pedúnculo, alcanzan el mismo nivel.
las boragináceas. Capítulo. Inflorescencia de flores sésiles
Cacemosas o indefinidas. Inflorescencia cuyo dispuestas sobre un eje corto y por lo común
eje tiene desarrollo teóricamente ilimitado, ensanchado (receptáculo) y acompañado de
abrién-
d o s e
las flo-
res de
abajo
hacia
arriba.

35
Boletín 20
una envuelta de brácteas, llamadas involu- aspecto piramidal, cuyas ramas inferiores
cro. corresponden a racimos.
Umbela. Inflorescencia cuyas flores nacen Umbela compuesta. Se podría denominar
en un mismo punto, alcanzando todas la umbela de umbelas. En las umbelas com-
misma altura. puestas, los radios primarios terminan en
otros radios de segundo orden, los cuales
rematan en flor.
Inflorescencia Compuesta.
Del ¿porqué?. Un día en la “Cabaña” (bareto al que
todos los miércoles, después de ARBA, acudimos a relajar-
nos, beber y comer algo, más de lo segundo que de lo terce-
ro, surgió una conversación de entre las muchas que surgen,
sobre las partes de una flor. No sé muy bien si fue el trinqui,
o que ya las neuronas no funcionan, el caso es que se quedó
sin salir de esa masa gris llamada cerebro, un gran número
de términos. Para recordarlos o para aprenderlos, me com-
prometí a hacer una cosilla sencilla para el próximo boletín.
Helo aquí.

Panícula. Inflorescencia compuesta de

Untejo singular en la
Pedriza de Manzanares

Una visita que merece


la pena el "arbolito"
tiene casi cuatro met-
ros de circunferencia,
chaparrito y de forma
peculiar, y creo que
bastante bien conser-
vado. Esta pegado a
un "arroyo" afluente
del Manzanares por la
izquierda.

36
Boletín 20

Plantas que
desmontan mitos: El
Tamarix y el maná o los
laureles del César
Andrés Revilla

Y la casa de Israel lo llamó maná, y era como semilla de culantro, blanco, y su sabor como
de hojuelas con miel. Éxodo 16,31.
Y era el maná como semilla de culantro, y su color como color de bdelio. Números 11,7.

Siempre me gustó leer entre líneas y descu- Arabia y el nordeste de África. Según la Biblia
brir lo que ocultan los mitos, los cuentos o las tra- sabe a miel sobre hojuelas. En un viaje a Egipto
diciones. Todo lo que leemos tiene un sustrato hace unos meses descubro que en muy poquitos
histórico que lógicamente, el tiempo se ha encar- sitios venden un producto llamado man y que
gado de borrar. Pero quedan huellas. procede del Sinaí. Acordaros de mi tendencia a la
razón y la curiosidad innata. Busca y rebusca
Cuando de pequeño escuchaba la conocida
encuentro que efectivamente hay un grupo de
historia de Moisés y su portentosa salida de
pastores árabes que viven en el Sinaí seguramen-
Egipto, dada mi tendencia a la razón, intentaba
te desde que por allí pasó Moisés y sus gentes.
descubrir la raíz de sus milagros. Tiempo después
Recolectan la ligamaza que en forma de bolitas
descubres que en la misma época hubo una mag-
amarillentas secretan unas cochinillas (Trabutina
nífica explosión volcánica cerca de Creta
mannipara y Naiacoccus serpentinus ) que vive
(Santorini) a la que siguió un maremoto (tsuna-
en los Tamarix gallica var. articulata del desier-
mi) de proporciones gigantescas. La columna de
to. Ellos lo recolectan colocando telas bajo los
fuego que se eleva en el aire y guía a Moisés no
árboles y dejando que el “maná caiga del cielo” y
es otra que la que se monta tras la explosión de la
obtienen hasta 500 gramos por árbol. Lo mezclan
isla. Si consideramos que cruzaron hacia la
con pan para comerlo. Parece que los griegos y
península del Sinaí por los pantanos, o sea tierras
kurdos hacían lo mismo en la antigüedad
bajas, del istmo que une Asia y África, podemos
Excelente alimento en una tierra inhóspita. En
imaginar muy bien a un grupo de perseguidores
Australia los aborígenes recolectan hasta 1200
egipcios sucumbiendo bajo las aguas del tsuna-
gramos por persona y día de una ambrosía simi-
mi-maremoto justo después de que las aguas se
lar procedente de insectos quérmidos que devo-
retirasen en el efecto conocido de retroceso marí-
ran las savias del continente. De Hedyssarum
timo que antecede a la gran ola. Justo el momen-
alhagi, extraen los bereberes otro producto lla-
to que aprovecharon los que huían para perderse
mado alhagui maurorum, igualmente dulce y
de sus perseguidores. Hasta aquí yo lo tenía todo
secretado por los áfidos que lo pican. Hay ade-
muy bien encajado, pero me faltaba lo del maná.
más un líquen (Lecanora esculenta o
La Biblia lo describe como escamas blanqueci-
Sphaerothalhia esculenta), que crece sobre rocas
nas como de escarcha, de unos cinco milímetros
calcáreas y están poco sujetos a ellas por lo que
como las semillas de cilantro, y del color del bde-
el viento los arrastra y pueden caer como la llu-
lio, una goma aromática, también llamada bede-
via. Estos líquenes secretan también sustancias
lio, de un color amarillento que se extrae de árbo-
azucaradas.
les de la familia de las burseráceas en India,

37
Boletín 20
El man del taray contiene glucosa, sacarosa y Porqué Daphne se convierte en laurel, o más
trehalosa, además de pectina. Las larvas en creci- bien en qué laurel se convierte fue el primer paso
miento de las cochinillas toman enormes cantida- que di. Sabemos que laurel se dice daphne
des de savia de Tamarix, rica en azúcares y pobre (Dafne) en griego. Los latinos, por herencia grie-
en nitrógeno, y el exceso de azúcares lo eliminan ga y estos por herencias múltiples (hiperbóreos,
por el ano. semitas, hititas, etc.), tenían al menos cinco lau-
reles: Laurus nobilis, el auténtico laurel de la
Ánimo y a desentrañar otros mitos. La razón
actualidad; Laurus tinus o silvestris, el actual
mueve montañas también.
durillo (llamado en enclaves pirenaicos
*Fleischer, B. & J. Tigay. 2000. Manna: Laurentino y en francés Laurier tin), Laurus sp.
Bread from Heaven or the tamarisk? (la actual adelfa, llamada en griego
http://www.angelfire.com/folk/benjo4u/Religion Rhododaphne, laurel de flores), Laurus sp., la
/ d o c s / a m e s 2 5 5 m a n n a . h t m actual laureola (Daphne laureola) y el oriental
*Guerrero, C. & F. Rueda. 1988. Los insectos y Laurus cerassus (hoy Prunus laurocerassus, lau-
el hombre. Penthalon Ed. Madrid. 169 pp. rel borde).
*Hölldobler, H. & E.O. Wilson. 1996. Viaje a las
LAURUS TINUS
hormigas. Crítica. Barcelona. 216 pp.
*Mattfeld y de la Torre, W.R.W. 2005. The Aparece aquí implícito el tomillo, un posible
manna of the Sinai Wilderness. http://www.bible- ingrediente de la corona de laurel, que es además
origins.net/MannaSinnaiBodenheimer.html lo que significa TINUS, derivado de TIMON,
*Núñez Gálvez, R. 2003. El maná, energía mis- tomillo en latín, ya sabemos que sí lo es en fran-
teriosa. http://www.iiee.cl/rapamana.htm cés (tin). ¿Pero qué significa realmente tomillo, o
*Schmitschek, E. 1980. Manna. Journal of Pest timon? Puede ser pequeño, aludiendo como tal a
Science 53: 113-121. la envergadura de la mata, como si dijésemos
timorato, tímido, escondido,.....lo que explicaría
LAURELES Y MITOS
el término LAUREL ENANO aplicado al arbus-
Intrigado por la confusión entre los nombres to con el que se hace la corona de laurel.
de los laureles en la antigüedad y el uso de estos Posiblemente la corona no llevaba ni laurel ni
en numerosos rituales me propuse iniciar un estu- tomillo, solamente laurentino, laurel tomillo, o
dio en el que pretendía adivinar la especie y el sea durillo (Viburnum tinus)
uso que se hacía de ella: pócimas, rituales, tipos
Si indagamos más en el nombre Laurentino
de las coronas de laurel, etc. De aquí fui a allá y
descubriremos su relación con el actual Lorenzo
al final he buceado hasta la antigüedad pregriega
(Laurencio, Lauritium), el nombre del Sol que se
y propongo una solución revolucionaria.
ha transmitido hasta la actualidad en el cristiani-
Recopilando lo que se puede leer en mil
libros, aunque todos con la misma fuente, el dios
Apolo utiliza la corona de laurel, llamada lauréo-
la, como símbolo de gloria. Famosa es su historia
con Daphne, la que se convirtió en laurel para
siempre y así escapar de él. A partir de 582 a.C.
se instauran los Juegos Píticos, que provienen de
los juegos fúnebres que ordenó Apolo para hon-
rar a la serpiente Pitón. Los vencedores eran con-
decorados con coronas de laurel, el árbol sagrado
de Apolo. ¿Qué laurel? La heráldica representa
las bayas de esta corona en color rojo. El laurel
común las tiene negras.
Apolo laureado en monedas griegas y coro-
nita simplificada rodeando a un escorpión
38
Boletín 20

zado San Lorenzo, muerto en la parrilla (el fuego tomillo, y es que esta planta se llamaba timelaea
solar) símbolo de las famosas lágrimas de San en la antigüedad.
Lorenzo (estrellas fugaces que están en el origen
Robert Graves en LOS MITOS GRIEGOS
del mito del robo del fuego a los dioses por
habla del antiguo origen de Daphne como una
Prometeo, en la constelación
diosa palestina adoptada por los
de Perseo). Relacionar ambos
griegos y de Apolo como un
con Apolo, deidad solar, es
HORUS griego, pues la leyenda
muy fácil ahora: nació en la
de Apolo coincide al 100% con
isla Delos, “la brillante” y él
la de ciertas aventuras de Horus:
mismo era el símbolo de la luz,
“del Día y la claridad”. “La historia de Apolo es
confusa. Los griegos le hicieron
El término DURILLO, no
hijo de Leto, diosa conocida
parece relacionado con ningún
como Lat en Palestina meridio-
nombre antiguo. Hay una
nal, pero también un dios de los
moneda española llamada
hiperbóreos (hombre del más
escudito, propia del siglo XVI
allá del Viento del Norte) a los
que dura hasta que llegó la
que Hecateo (Diodoro Sículo:
peseta, que se llamaba además,
ii.47) identificó claramente con
de manera popular (era 1 Real
los británicos, aunque Píndaro
de a veinte), VEINTÉN,
los considera libios. Delos era el
CORONILLA O DURILLO, y
centro de este culto hiperbóreo,
en su reverso lleva una coroni-
el cual según parece se extendía
ta de laurel. ¿Sale el nombre de
al sudeste hasta Nabatea y
ahí?
Palestina, al noroeste hasta
EL ORIGEN DEL ORÁCULO Bretaña, e incluía a Atenas.
DE DELFOS Apolo sacrifica hecatombes de
asnos (igual que Niño Horus).
Al menos desde el siglo XV
Lat era Isis, la que amaba a Horus (a Apolo), tri-
a.C. se tienen noticias de este oráculo. El terreno
ple diosa luna, a quien sacrificaba el solsticio
como sabemos presenta una hendidura por la que
invernal y del que Horus era la reencarnación. La
sale un chorro de aire dulzón y fresco. Todos los
persecución de Leto por Pitón es la misma que la
espeleólogos conocen fisuras de este tipo, respi-
de Isis por Set (los setenta y dos días más caluro-
raderos de cuevas o grandes hoquedades. Para los
sos del año). Pitón es Tifón, el Set griego del
antiguos era muy sencillo de explicar: la Madre
Himno homérico a Apolo. La triple diosa luna, en
Tierra respiraba por ahí. Era su aliento el que
su forma Brizo, diosa de Delos, no es otra que la
salía de la grieta. Las sacerdotisas del oráculo se
cristianizada Santa Brígida, patrona de las artes,
sentaban en un trípode sobre la grieta para que la
como Apolo.
Madre Tierra hablase a través de su boca. Esto es
lo que se encuentra Apolo cuando llega al orácu- La persecución de Daphne, hija de la monta-
lo y se apodera del mismo: lo masculino destro- ña, hija del río Peneo, sacerdotisa de la Madre
na a lo femenino. El matriarcado deja paso al Tierra se refiere a la toma por los helenos de
patriarcado. La Madre Tierra deja paso al dios Tempe, donde la diosa Daphne (“la sanguinaria”)
indoeuropeo Zeus. era adorada por un colegio de Ménades orgiásti-
cas que masticaban hojas de laurel. ........las
LAURUS SP.: DAPHNE LAUREOLA o
sacerdotisas huyeron y Apolo se hizo cargo del
NERIUM OLEANDER (RHODODAPHNE)
laurel, el que más adelante solo podía masticar la
Daphne laureola es una timelácea, que signi- Pitonisa. Dafene tenía cabeza de yegua en
fica tomillo-olivo, seguimos dándole vueltas al Tempe, lo mismo que en Figalia: Leucipo

39
Boletín 20
(caballo blanco) era el rey sagrado del culto local, que masticaba era Daphne laureola, podemos
y anualmente lo despedazaban las mujeres desen- explicar los trances, los espumarajos y los tem-
frenadas, quienes se bañaban después de sacrifi- blores. La dafnina tiene propiedades alucinóge-
carlo para purificarse, pero no antes....” nas. Además dañaba la boca por dentro, de ahí lo
de tomar harina de avena, conocidísimo calman-
Graves cuenta mucho más, pero volvamos a
te en las erupciones de la piel. De ahí lo de la len-
leer: hojas que solo podía masticar la Pitonisa. El
gua cortada que leíamos en Graves (cortada por
laurel lo puede masticar cualquiera, pero no así el
abusar del Daphne, destruida, carcinada). Otro
Daphne, que al masticarlo produce heridas en la
dato sobre la harina y el Daphne: la edición de
boca y la abrasa (Dioscórides). Procne, hija de
Laguna sobre Dioscórides recoge este uso del
Ares, sacerdotisa del templo (Delfos), no tenía
torvisco (D. gnidium): “Bebido el meollo de XX
lengua y balbuceaba para hablar, signo de haber
granos, purga por abajo la cólera, la flema y los
masticado laurel. Ella empezaba así su sesión:
humores acuosos, empero abrasa el garguero; por
“¿Hay algún peregrino que de Grecia haya veni-
donde conviene darle mezclado con harina o
do? Acérquese según usual norma y siga el turno
polenta……..”. Dice a propósito el Dioscórides
que la suerte le marca. Yo por mi parte doy orá-
sobre Daphne laureola: su nombre en eusquera
culos según el dios me los dicta.”
ARIOA significa “boca cansada o enferma”,
En el tomo II de Las Religiones Antiguas (ed. derivado de AUA, boca, y AIRA, frenillo, o de
Siglo XXI), hablando de la Pitonisa de Delfos ARIKA, cansada.
podemos leer: “la Pitia es una “funcionaria” que
Los esfuerzos científicos se han centrado en
profetiza a fecha fija. Procedía a fumigaciones de
las emanaciones que según cuenta el mito salían
laurel y harina de avena, masticaba laurel y bebía
de una grieta en la tierra. Delfos se encuentra
agua de la fuente Casotis >nota del autor: es del
sobre dos fallas en calizas bituminosas. De esa
culto preapolíneo de adorar a las Musas en esta
grieta podía emanar etileno, gas que produce
fuente<, pero ni el laurel ni el agua de Delfos tie-
euforia, pero no trances. Se centraban en el gas
nen especiales virtudes y parece que solo servían
dando por descartada la influencia del laurel
para purificar..................en definitiva la interven-
común. No pensaron en otros laureles.
ción de agentes materiales sigue siendo improba-
ble. Más parece que la Pitia obedeciera a un fenó- Mi conclusión es que el laurel que tomaba la
meno de sugestión espontánea.................lo cierto famosa Pitonisa del Oráculo de Delfos no era otra
es que este aspecto misterioso contribuyó a la cosa que Daphne laureola. Seguramente le qui-
fama del oráculo” .Hay restos micénicos que taría los nervios a la hoja, igual que se hace hoy
hablan de un culto a la diosa Madre en este lugar para preparar las hojas de Daphne gnidium antes
al menos desde el siglo XV a.C. de ingerirlas. Ahora sabemos que Daphne laure-
ola significa literalmente “laurel corona”.
Otto Seeman, en su Mitología de Grecia y
Roma (1958), nos dice: “Los transportes de la Creemos que pudo haber tres tipos de corona:
Pitia o Pitonisa, que tales eran los nombres de la laurel común (Baccus lauri, laurel bayero) el que
sacerdotisa de Apolo, eran allí provocados o por dio el término bachiller (léase baquiler) al coro-
masticación de hojas de laurel o por los vapores nar así a los que se graduaban con este título.
que surgían de una grieta de la tierra sobre la cual Daphne laureola: Una coronita de Daphne repe-
se colocaba el trípode sagrado. El estado de éxta- le todos los parásitos capilares, como se sabe en
sis, durante el cual pronunciaba profecías que veterinaria popular. Pudo tener un uso tópico
solo eran inteligibles por los sacerdotes del orá- antiguo y pasar de ahí a su utilización simbólica.
culo, se manifestaba exteriormente por espuma- Laurel tino, con un posible uso para algún tipo de
rajos en la boca y temblores convulsivos del corona, o como sustituto del laurel común en
cuerpo”. ausencia de este. Hay una variedad de Viburnum
tinus con hojas de laurel.
Si analizamos el texto y lo comparamos con
lo que sabemos por la etnobotánica actual, si lo

40
Boletín 20

RINCÓN POR RINCÓN,


LEÓN

Adolfo Gutiérrez (Txirpial)


Pruden Fernández (ARBAva) Infografía.
"No dejes que nadie diga,
y lo diga para tu vergüenza,
que todo esto era hermoso y bello
hasta que tú llegaste".
A principios de Mayo, una pequeña representación de txirpialeros, visitaron tres enclaves ubi-
cados entre la Montaña Central de León, y la Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga. Lo que a
continuación se narra, es la crónica de Trastolillo (el duende que enreda en el bosque).

La localidad de Vegacervera, ubicada dentro Estos detalles, no pasan desapercibidos a un


de la Montaña Central leonesa, y a unos cuaren- intrépido observador, que acompaña al grupo,
ta kilómetros de la capital, supuso el punto de entablando una interpelación con nuestro
encuentro. Tomando una pequeña pista que pequeño duende:
parte cercana al camping de la localidad, Ee doy cuenta que los robles que esta-
Trastollillo y sus acompañantes suben a una mos viendo no tienen un porte considera-
collada que separa los Sierros Negros al Norte y ble, por lo que deduzco que son relativa-
los pequeños Montes del Cardayal, que se mente jóvenes.
extienden de Norte a Sur. La ruta acoge vetustas Buena apreciación, los robledales de
muestras de la importancia de la minería en la melojo están volviendo a colonizar las
zona. Así lo narra Trasatollillo: laderas y poco a poco van repoblando las
En este punto se encontraba la mina escombreras, recuperando en cierta mane-
Bardaya, una de las más importantes de ra el paisaje que conocieron los habitantes
toda la zona, ahí al fondo todavía se puede de estas tierras en épocas pasadas.
visitar la tolva de carga de la misma.
Una muestra, una vez más, que la naturaleza
Hasta la Edad Antigua el valor de estos cam- es más sabia que aquellos que la rodean. Dando
pos se fundamenta en la calidad de los pastos, ejemplo de cómo se puede regenerar el valle y
pero a finales del siglo XIX, con la aparición de su contorno, sin ninguna intervención ajena. La
la minería de hulla como fuente de riqueza, con- ruta inicia un suave ascenso para pasar por el
virtiéndose en la principal actividad económica entorno de tres castros Astures que estuvieron
del valle. Por otra parte, el declive de la activi- habitados desde la segunda Edad del Hierro: se
dad minera en la segunda mitad del siglo XX y trata de poblados ubicados en zonas elevadas y
la clausura de los pozos permite la vuelta a la que contaban con edificaciones defensivas
normalidad, tanto al valle como al arroyo como fosos y murallas. Una parada obligatoria
Berdaya que atraviesa el mismo. Aunque la del grupo, ante los restos de un muro defensivo
fisonomía del paisaje tardará mucho en recupe- del castro, donde Trastolillo encuentra un lega-
rar su originario estado natural. jo en el que lee lo siguiente:
41
Boletín 20
El camino sigue hasta la
antigua fábrica de la luz, donde
un puente permite cruzar el río.
Finalmente, un sendero de pes-
cadores, por la misma orilla del
río Torío, les introduce en un
bosque de galería, donde los ali-
sos, chopos, sauces, y salgeras
crecen en ambas márgenes.
Regresando al punto de partida
en Vegacervera para desplazarse
a un valle próximo, el río del
olvido, el Curueño del escritor
leonés Julio Llamazares. El tras-
go les comenta una pequeña
semblanza de lo que van a pre-
senciar:
Vegacervera

“El bosque auténtico


son los árboles como Dios
los puso, desordenadamente
ordenados, mezclados con
arbustos, rodeados de los
cadáveres de los gigantes
que abatió el rayo dando
sombra a su vez a los peque-
ños hijos de estos árboles
que buscan la luz y quieren
perpetuarse en esa unidad
fantástica, maravillosa que
se llama el bosque de hoja
caduca, el bosque caducifo-
lio, el sitio a donde todos
queremos ir cuando ....”

Félix Rodríguez de la Fuente


Antes de que a finales del siglo IX
fuese nombrado obispo de la diócesis de
León, de la que hoy es patrono, San

42
Boletín 20

S Froilán

Froilán anduvo de ermitaño


por las mañanas del
Curueño. Y allí tiene su
gruta, transformada en ermi-
ta, dando vista sobre el
impresionante paisaje de
Valdorria, a 1300 metros de
altitud. Por eso, siguiendo
una tradición antigua, los
pueblos de esta zona organi-
zan romería el primero de
mayo. A las nueve de la
mañana la procesión sale de
Valdepiélago y, con los pen-
dones abriendo camino y la
imagen del santo a hombros,
recorre los cinco kilómetros
que distan de Nocedo, en
cuya iglesia se despide. Los

43
Boletín 20
romeros ascienden hasta Valdorria para oír siguientes cifras: hayedos y robledales de roble
misa de campana y asistir a la rogativa carballo o albar se contabilizan 3,10 km. mien-
que, por su carácter oficial, suele efectuar tras que de robledal de melojo aparece la mayor
algún ilustre de la provincia. Después, la extensión 33 km. El resto se reparte entre el
imagen de san Froilán, en brazos de un kilómetro de masa mixta de hayedo y encinar,
mozo, asciende los 365 escalones, labra- otros 4,10 más de robledal y encinar además, de
dos en roca, uno por cada día del año que 11,60 km. de coníferas.
llevan hasta la ermita de la cumbre.
Datos preocupantes, que no entorpecen la
Envalentonados, los viajeros comienzan el observación de las diferentes especies que
ascenso, bajo un sol de justicia, en busca de una sobreviven en este paraje y que nuestro botáni-
sombra para poder comer. Parapetados en los co de cabecera, Pruden, nos enumera:
alrededores de la Ermita dan cuenta de sus vian-
das en una amenizada tertulia. De regreso a Silla lilio-hyacinthus, Mercuriales
Valdorria, por las empinadas escaleras labradas annua, Galium rotundifoliua, dentro del
en la roca, Trastolillo se detiene un instante para hayedo. Por el desfiladero de roca caliza
recoger un papel que ha encontrado escondido por el que atraviesa el riachuelo que baja
bajo una piedra y recitar en voz alta el texto de la montaña, en las paredes laterales una
siguiente: especie señalada como vulnerable dentro
del Catálogo de Flora Protegida de C y L,
“Vete al bosque, aprenderás mil lec- Petrocoptis pyrenaica. También Saxifraga
ciones. Vete al bosque y entonces, te lle- confiera, Saxifraga canaliculata, junto a
garán las mejores ideas y los mayores Globularia nudicalis y Anthyllis vulnera-
sueños. Vete al bosque y desaparecerán ria. Y por el camino que lleva al Faedo,
esos pequeños problemas que te has cons- Biscutella laegivata.
truido entre tus propios muros”.
Sin olvidar, que en los hayedos también vale
Por último, los bizarros viajeros concluyen aquello de lo pequeño es bello. Porque la vida
la jornada visitando el paraje del Faedo de más extraordinaria, a menudo, puede llegar a
Ciñera. Se trata de un lugar mágico, un bosque pasar desapercibida. Como muestra un botón:
de cuento de hadas, donde se respira tranquili- en un simple gramo de suelo de hayedo pueden
dad. El máximo representante de este refugio de contabilizarse entre cuatro mil y cinco mil tipos
la naturaleza es el Haya de Ciñera, Fagus sylva- diferentes de bacterias. Concentrándose la
tica, que con 6,32 m de perímetro, una altura de mayor parte de esta vida diminuta a los pies de
23 m. y 500 años de edad acoge bajo sus vetus- los árboles. Y es en uno de estos, en el que
tas ramas a todo aquel que se acerque a admi- Trastolillo encuentra esta nota:
rarlo, como se puede comprobar en la foto que “Cuando quieras conocer bien un
acompaña al texto. árbol, mira lo que te enseña, pero
míralo atentamente: podrás ver su
Galardonado por el Ministerio de Medio riqueza y su pobreza, su despertar en
Ambiente con el premio al mejor Bosque cuida- primavera, sus frutos en el verano, su
do en 2007, el premio se recibe con especial enfermedad en el otoño y su soledad y
satisfacción en la localidad y los doce munici- hasta casi ausencia de vida en el
pios restantes del entorno porque se ven amena- invierno.”
zados por el inminente trasncurso de la línea de
alta tensión entre Sama (Asturias) y Velilla del
río Carrión (Palencia) a su paso por la provincia
leonesa. Un tendido eléctrico que discurrirá por
53 Km. de masa forestal desglosados en las

44
Boletín 20

Ciñera

45
Boletín 20

Descubierta en parla (madrid),


una nueva población del amenazado
escarabajo-aavispa español
Por Manuel Gómez ARBA-Madrid Sur.
El escarabajo-avispa español (Neoplagionotus marcae), es un coleóptero cerambícido amenazado de
extinción, descubierto para la ciencia hace una década en la madrileña localidad de Rivas Vaciamadrid,
por el entomólogo José Ignacio López-Colón y posteriormente citado en otros municipios madrileños,
como Pinto, San Marín de la Vega, Valdemoro, Torres de la Alameda, Aranjuez, etc., así como, en algu-
nas localidades de las provincias de Toledo, Badajoz, Cádiz, Huelva, Córdoba, Sevilla y Málaga.

El pasado 3 de julio de 2008, descubrí una debería despre-


población de su planta nutricia el malvavisco ciarse, para
loco (Lavatera triloba) en las cercanías del conservar tax-
arroyo Humanejos, cauce fluvial que recorre el ones tan exclu-
municipio madrileño de Parla, siendo esta la sivos. Aun
primera vez que es citada esta malvácea en esta estamos a
localidad. tiempo para
En una de ellas, pude observar un ejemplar de evitarlo, siem-
escarabajo-avispa español, por lo que no descar- pre que la
tamos la existencia de más individuos. indiferencia de
Lamentablemente, la conservación de esta la clase políti-
nueva población madrileña no esta garantizada, ca no lo impi-
ya que se encuentra amenazada por el urbanismo da.
insostenible que practica el Ayuntamiento de La creación
Parla, el cual tiene previsto la urbanización del de micro-reser-
79% del término municipal, desaprovechándose vas botánicas
así otra oportunidad de conservar al escarabajo- en diferentes
avispa y a su planta nutricia la Lavatera triloba, parajes de la Lavatera triloba y escarabajo-avispa
acelerándose así la extinción de estos dos Comunidad de
valiosos endemismos. Madrid, como las actualmente existentes en la
En un artículo publicado en Ibérica 2000, ya Comunidad Valenciana o en Castilla-La Mancha,
relatábamos las nefastas consecuencias que la es una necesidad urgente en la conservación de
construcción del Hospital "Infanta Cristina" de numerosos taxones botánicos de enorme valor
Parla, ha provocado en este valioso cauce fluvial, ecológico y científico, los cuales sobreviven
al ser desforestado parcialmente, siendo el amenazados por diferentes motivos, siendo su
primer paso para urbanizar y ajardinar todo su futuro para nada halagüeño.
recorrido. El establecimiento de una de estas micro-
El descubrimiento de este coleóptero endémi- reservas en el arroyo Humanejos y sus inmedia-
co y de su planta nutricia, la Lavatera triloba - ciones garantizaría la conservación de
endemismo ibero-mauritánico-, en las inmedia- numerosos taxones y especialmente de la
ciones del arroyo Humanejos, es un buen indi- Lavatera triloba, garantizando a su vez la con-
cador de la calidad ambiental de este singular servación de ciertos invertebrados, como el
ecosistema del sur madrileño, siendo asimismo, escarabajo-avispa español, seriamente amenaza-
una extraordinaria oportunidad, que no dos de extinción.

46
Boletín 20

El Ministerio de Fomento daña gravemente


una zona con protección ambiental en el sur
de la región, con las obras del
AVE a Levante
Por el Colectivo Espartal-Ecologista en Acción de Valdemoro, la Asociación Local de Fauna y Flora
Autóctona de Torrejón de Velasco (ALFFA) y ARBA-Madrid-Sur.

Las obras del tren de alta velocidad Madrid-Levante, han causado un inaceptable impacto ecoló-
gico en el Área Importante para las Aves de los Secanos de Torrejón de Velasco-Valdemoro; con este
artículo queremos denunciar públicamente la indiferencia hacia la conservación de la Naturaleza
demostrada por el Ministerio de Fomento a la hora de elegir el trazado del AVE y los terribles daños
ambientales causados por esta descomunal infraestructura del transporte elitista.

El 20 de abril de miento y estaciona-


2007, el Consejo de miento de trenes
Ministros autorizó (PAET) en
al Ministerio de Valdemoro, de
Fomento la licita- 2.240 metros, el
ción de las obras de cual tendrá una
construcción del gran repercusión en
tramo entre Torrejón la naturaleza este-
de Velasco y Seseña, paria de la zona.
perteneciente al sub-
De los seis tra-
tramo Madrid-
zados considerados
Cuenca, de la línea
en el estudio de
del tren alta veloci-
impacto ambiental,
dad Madrid-
fue la llamada
Castilla–La
“solución A por el
Mancha-Comunidad
sur de Aranjuez”, la
Valenciana-Región
elegida como la
de Murcia.
menos impactante
Tan sólo seis sobre el medio
días después de su natural, aunque a lo
autorización por el largo de su recorri-
Consejo de do provoca como
Ministros, el Consejo de Administración de veremos, un impacto ambiental inaceptable.
Adif (Administrador de Infraestructuras
Ferroviarias) -entidad pública empresarial ads-
Así, en este tramo entre Torrejón de Velasco
crita al Ministerio de Fomento-, aprobó la lici-
(Madrid) y Seseña (Toledo), -al que nos ceñire-
tación de las obra con un presupuesto de
mos en el presente artículo- los daños causados
110.337.880 euros, desarrollándose durante 24
en el entorno natural son especialmente graves.
meses. Este tramo incluye un paso de adelanta-

47
Boletín 20
También, están presentes la
mayoría de las aves de presa ibéri-
cas. De esta forma, pueden obser-
varse especies aparentemente insó-
litas en estos parajes, aves como el
águila real (Aquila chrysaetos), el
águila imperial ibérica (Aquila
adalberti), el águila azor-perdicera
(Aquila fasciatus), el milano negro
(Milvus migrans), el buitre leonado
(Gyps fulvus), el buitre negro
(Aegypius monachus), o el búho
real (Bubo bubo), las cuales utilizan
la zona como área de alimentación
y/o dispersión juvenil, recorriendo
en ocasiones decenas o cientos de
Humedal siendo sepultado kilómetros.

Actualmente en construcción, recorre unos 9 No solamente se han visto afec-


kilómetros de un hermoso valle olivarero y una tadas las poblaciones de aves esteparias y otras
extensa meseta agrícola esteparia, hábitat de especies animales, la vegetación mediterránea
una de las mejores poblaciones de aves estepa- también se ha visto seriamente dañada, así la
rias del centro peninsular, por lo que hace unos apertura de una enorme trinchera para hacer
años fue catalogada por SEO/Birdlife, como posible el paso del AVE a través de los cerros
“Área Importante para las Aves” (IBA N/02), lo terciarios, ha eliminado la valiosa y variada
que no ha impedido que sea atravesada impe- vegetación calcícola presente, entre la que cabe
tuosamente por el AVE, siendo un perfecto destacar algunas especies de camefitos leñosos
ejemplo de la desprotección que padecen los como Teucrium capitataum, Mercurialis tomen-
espacios naturales, en este caso los del sur tosa, Lepidium subulatum, Coronilla minima
madrileño. lotoides, Dorycnium pentaphyllum, Sideritis
hirsuta, Phlomis lychnitis y taxones herbáceos
De las 169 especies de aves presentes en esta como Linum strictum, Matthiola fruticulosa
IBA, 139 son de hábitos esteparios y de áreas fruticulosa, Aristolochia pistolochia, Ajuga
arboladas adehesadas. Destacan entre ellas, chamaepytis, Phlomis verba-venti, Lomelosia
especies como la avutarda común (Otis
tarda), el sisón (Tetrax tetrax), el alcara-
ván (Burhinus oedicnemus), la ganga
común (Pterocles alchata), la ortega
(Pterocles orientalis), el aguilucho ceni-
zo (Circus pygargus), el aguilucho páli-
do (Circus cyaneus), el cernícalo primi-
lla (Falco naumanni), el mochuelo
común (Athene noctua), el abejaruco
común (Merops apiaster), la calandria
(Melanocorypha calandra), la terrera
común (Calandrella brachydactyla), la
cogujada montesina (Galerida theklae),
la collalba rubia (Oenanthe hispanica),
etc. Maquina sepultando carrizal

48
Boletín 20
stellata, Asteriscus aquaticus, Xeranthemum
inapertum, Convolvulus lineatus, Glaucium
corniculatum, Ecballium elaterium dioicum,
Anagallis foemina, Asterolinon linum-stella-
tum, etc.
No faltan otras, presentes únicamente en la
estación reproductora como águila calzada
(Hieraaetus pennatus), o la culebrera
europea (Circaetus gallicus), o aquellas que
acuden para pasar el invierno, como el milano
real (Milvus milvus), el gavilán común
(Accipiter nisus), el halcón peregrino (Falco
peregrinus), el esmerejón (Falco columbarius)
o el búho campestre (Asio flammeus), sin fal-
tar aquellas presentes todo el año, como el
aguilucho lagunero (Circus aeruginosus), el
azor (Accipiter gentilis), el ratonero común
(Buteo buteo), el cernícalo común (Falco tin-
nunculus), el búho chico (Asio otus) o la
lechuza (Tyto alba).
Toda esta riqueza ornitológica, no ha sido
suficiente para detener al menos momentánea- AVE trinchera en los cerros
mente, las obras del AVE, o ciertos trabajos
causantes de graves alteraciones en la biología nicos, Linum suffruticosum differens, Biscutella
reproductora de las aves esteparias como se auriculata o incluso los ibero-galos, Lithodora
recoge en el Estudio de Impacto Ambiental, en fruticosa, Astragalus incanus, Nigella gallica,
el apartado 4.5: “Con objeto de minimizar la Atractylis humilis.
afección sobre las especies más valiosas que
Para terminar, no hay que olvidar la vege-
habitan en la zona, no se realizarán despejes,
tación fanerófita compuesta por taxones
desbroces, voladuras, movimientos de tierra ni
relictos de los antiguos encinares manchegos,
otras actividades generadoras de ruido durante
extendidos ampliamente por estos territorios
el período comprendido entre marzo y mediados
del sureste de Madrid. Así, encontramos un
de junio en los tramos incluidos dentro de espa-
paisaje donde la vegetación arbórea y arbus-
cios naturales o a menos de un kilómetro de
tiva aparece diseminada por las estepas de
estos, así como en las zonas con presencia de
estos cerros calizos, conocidos como monte
avutarda…”. Así, las avutardas y el resto de las
“Bomberos de Castilla”.
aves esteparias de la zona, han visto alterada su
tranquilidad en uno de los periodos del año más Esta vegetación leñosa, esta compuesta por
sensibles para ellas; la rapidez de AVE, comien- la encina (Quercus ilex ballota), único árbol
za ya con las obras. autóctono presente, y por una serie de arbustos
y matorrales de gran interés ecológico como
Entre esta vegetación no faltaban tam-
son la coscoja (Quercus coccifera), el espino
bién los endemismos, tanto ibéricos, Thymus
negro (Rhamnus lycioides), el aladierno
zygis sylvestris, Helianthemum asperum,
(Rhamnus alaternus), el jazmín silvestre
Teucrium gnaphalodes, Linum austriacum colli-
(Jasminum fruticans), la retama loca (Osyris
num, Hippocrepis commutatta, Carduus platy-
alba), la retama común (Retama sphaerocar-
pus granatensis, Centaurea hyssopifolia,
pa), la aulaga (Genista scorpius) y la efedra fina
Onobrychis matritensis, como ibero-mauritá-
(Ephedra nebrodensis).
49
Boletín 20
Para terminar, hay que mencionar que el Por otro lado, con el fin de facilitar el paso
cultivo de pinos carrascos (Pinus halepensis) de la maquinaria pesada, no se ha dudado en
que fue plantado en las laderas no hace muchos abrir nuevos caminos de gran anchura, que
años, con el pretexto de evitar la erosión y rege- degradan de forma evidente el entorno, siendo
nerar el paisaje, no solo ha desaparecido al incluso utilizada una significativa vía pecuaria
construir esta trinchera, sino que los ejemplares como la Cañada Real Galiana, sin ningún tipo
colindantes a la misma, han sido sepultados por de reparo. ! Todo por el AVE ¡ .
los escombros resultantes con su apertura.
A pesar de los modernos “pasos de fauna”,
Otro de los impactos ambientales causados establecidos en el recorrido de esta innecesaria
por esta línea de alta velocidad, es la pérdida de infraestructura elitista, el desmedido efecto
hábitats de de gran valor ecológico, como el barrera causado en el territorio de numerosas
humedal situado en la margen izquierda del Km. especies animales, ha provocado la fragmenta-
30 de la M-404, colindante con las riberas de ción de sus hábitats.
arroyo Guatén, en el término municipal de
Dichos pasos de fauna, estrechos, largos y
Torrejón de Velasco, el cual ha sido sepultado
oscuros desconciertan a la fauna terrestre, por lo
sin ningún tipo de consideración.
Este humedal, esencial en la
dinámica hidrológica de dicho
arroyo, albergaba asimismo, pobla-
ciones de anfibios como el sapo
común (Bufo bufo), el sapo corre-
dor (Bufo calamita) y la rana verde
ibérica (Rana perezi), algunas aves
acuáticas como el ánade real o azu-
lón (Anas platyrhynchos), la garci-
lla bueyera (Bulbucus ibis), la
cigüeñuela común (Himantopus
himantopus), la avefría europea
(Vanellus vanellus), la gallineta
común (Gallinula chloropus), la
focha común (Fulica atra), etc. , y Obras del Ave en Cañada Real Galiana
ciertos mamíferos ligados a este
tipo de hábitats, como el turón común (Mustela que prescinden de ellos, máxime con el paso
putorius) y la rata de agua (Arvicola sapidus). súbito y vertiginoso del AVE, los animales
entonces los rehuirán aterrados.
Exactamente en el mismo punto kilométrico,
pero en la margen contraria de dicha carretera, Fundamentalmente las medianas y grandes
el extenso carrizal que acompañaba a la ribera aves esteparias, así como las rapaces y otras
de arroyo Guatén también ha sido sepultado por grandes aves, perderán la necesaria tranquili-
toneladas de tierra, y con él su flora y fauna dad de sus hábitats, la cual les será robada por
autóctonas. las continuas molestias causadas por el paso de
AVE, distanciándose de su entorno; además
Toda esta destrucción, con el fin de “sal-
causará innumerables atropellos de animales
var”-no precisamente de la desaparición- el
que pretendan acceder a otros territorios, así
arroyo Guatén, así como la M-404, mediante la
como, colisiones con la línea eléctrica que lo
construcción de dos viaductos de vía única, uno
alimenta.
de ellos en dirección Madrid-Cuenca de 330
metros de longitud y el otro en sentido contrario Por otro lado, la calidad estética del paisaje
de 350 metros. se ha visto seriamente dañada, especialmente en

50
Boletín 20
el referido monte “Bomberos de Castilla”, Naturaleza, podrían haberse evitado fácilmente
donde la enorme trinchera ha desdibujado el desdoblando la actual línea Madrid-Sevilla
contorno de los cerros terciarios, causando un varios kilómetros hacia el sur, salvaguardando
impacto paisajístico notable, siendo evidente lo esta IBA, hasta alcanzar las inmediaciones de la
incompatible de este trazado en la conservación localidad toledana de Villaseca de la Sagra, para
del paisaje. continuar dirección Cuenca paralelos a la N-
400.
Pero las obras del AVE, no terminan con el
trazado descrito, ya que este nuevo trazado con- A todas luces, la opción elegida por el
templa el enlace ferroviario con la línea del Ministerio que dirige Magdalena Álvarez, resul-
AVE Madrid-Sevilla, a no muchos metros al sur ta la más lesiva para el medioambiente, así se
del mismo. recoge en varias alegaciones realizadas en el
estudio de impacto ambiental, donde por ejem-
Para su construcción será necesaria la elimi-
plo, la Dirección General de Calidad y
nación de innumerables olivos centenarios,
Evaluación Ambiental de la Comunidad de
arrasando uno de los olivares más extensos y
Madrid considera “que las nuevas soluciones
mejor conservados de la Comunidad de Madrid,
estudiadas se suman con notable incidencia
hábitat de multitud de especies de fauna y flora
ambiental a otras promovidas en el mismo
silvestres.
ámbito territorial por el Ministerio de Fomento,
Además, con el fin de suministrar la nece- siendo precisa una evaluación de la incidencia
saria energía eléctrica al nuevo AVE, se prevé la global de estas actuaciones, que sin embargo no
instalación de una subcentral eléctrica que inun- se recoge en el estudio de impacto ambiental.
dará de tendidos eléctricos el hábitat de especies Respecto a la «Variante sur de Aranjuez» indica
tan vulnerables a los mismos, como la avutarda, que en su primer tramo afecta a las extensiones
cerealistas de las proximidades
de Valdemoro y Torrejón de
Velasco de interés para ciertas
aves esteparias, afección
común a las dos nuevas solu-
ciones al ser este primer tramo
común”.
“El Presidente de la
Comunidad de Madrid, en
escrito al Ministro de Fomento,
incide en rescatar la solución S-
1 del primer estudio informati-
vo (más al sur de Aranjuez), por
considerarla la más adecuada
ambientalmente, y no considera
Paso para fauna terrestre suficientemente concluyentes
los argumentos dados por la
el sisón, la cigüeña blanca y numerosas aves Dirección General de Ferrocarriles para desesti-
de presa, especialmente aquellas de gran enver- mar dicha solución, que son el retraso en 5
gadura como el águila real, el águila imperial minutos en la llegada a Murcia y la imposibili-
ibérica, el águila-azor perdicera o los buitres dad de realizar el by-pass del AVE Madrid-
negro y leonado, por no hablar de la contamina- Toledo al AVE Madrid-Levante en la zona de la
ción electromagnética que generará en el medio Sagra. Considera que con esta solución (S-1)
natural. sería posible encontrar el consenso, solicitando
que se reconsidere el Corredor Norte como
Todos estos importantes atentados contra la
51
Boletín 20
eje de salida del AVE a Levante”. trucción de los acuíferos del Valle de Abdalajís
en Málaga.
“SEO/Birdlife señala que se afectarán las
Áreas Importantes para las Aves (IBA) 072 A su vez, la Unión Europea participe de esta
«Carrizales y sotos de Aranjuez» (variante Sur), filosofía desarrollista, otorga financiación a este
073 «Cortados y graveras del Jarama» (variante proyecto elitista, con cargo al Fondo de
Norte), 193 «Tarancón-Ocaña-Corral de Cohesión, Fondo Europeo de Desarrollo
Almaguer» (variante Sur) y N/02 (nueva IBA) Regional y Red Transeuropea de Transporte,
«Torrejón de Velasco-Secanos de Valdemoro» durante el periodo 2000-2006, volviendo a sub-
(variantes Norte y Sur). Solicita que el trazado vencionar durante el periodo 2007-2013, con
parta del AVE Madrid-Sevilla más al sur, evi- cargo al Fondo de Cohesión y Fondo Europeo
tando el impacto crítico en los «Secanos de de Desarrollo Regional, con el propósito de
Valdemoro», zona con presencia de avutardas”. “favorecer el desarrollo y la vertebración terri-
torial a través del ferrocarril, y contribuir a redu-
“La Real Sociedad Española de Historia
cir las disparidades sociales y económicas entre
Natural considera el proyecto gravemente
los ciudadanos de la Unión”. ¿Con un tren para
lesivo para el medio natural por cruzar la
privilegiados?.
reserva natural de «El Regajal-Mar de
Ontígola», pidiendo que se evite este trazado. Consideramos que este tipo de proyectos,
Iniciativa Cívica de Albacete en favor del traza- tan dañinos para la Naturaleza, no pueden estar
do sur del AVE señala que el trazado a adoptar subvencionados por la Unión Europea, y en
debería ser el corredor Sur u «Opción C» del todo caso, esta debe supervisar minuciosamente
primer estudio informativo, considerando que el estudio de impacto ambiental que se presen-
los resultados del primer estudio de impacto te, máxime de tratarse como en este caso, de una
ambiental desaconsejaban la alternativa A.” zona declarada de importancia para las aves
europeas.
En cambio, la “Dirección General de
Infraestructuras de RENFE considera que el tra- Y es que, proyectos como los del AVE no
zado Madrid-Cuenca debería construirse desde pueden considerarse de interés general, no solo
el principio con doble vía independiente y adya- por no haber sido consultada la ciudadanía, sino
cente a la del trazado Madrid-Sevilla entre también por ser muy perjudiciales para la
Madrid y el p.k. 28+000. Considera que las dos Naturaleza. Por ello, no deben de escapar al
nuevas variantes son muy similares desde el control de los ciudadanos a la hora de exigir un
punto de vista funcional, pudiendo considerarse riguroso y objetivo estudio de Incidencia
ambas aceptables”. Resulta obvio que para Ambiental y su adecuado cumplimiento.
dicha Dirección General, el medio natural por el
Es por este motivo que desde el Colectivo
que transitan sus ferrocarriles no es algo a tener
Espartal-Ecologista en Acción de Valdemoro y
muy en cuenta, pues tanto la opción elegida
Arba Madrid-Sur, observaremos la realización
finalmente como la expuesta anteriormente,
de las obras con el fin de exigir el cumplimien-
afectan gravemente a esta IBA.
to de la legalidad vigente, exigiendo a los
Si nos atenemos a los antecedentes a nivel Ayuntamientos de Torrejón de Velasco y de
nacional que tienen las obras de construcción Valdemoro la vigilancia y el cumplimiento de la
del tren de alta velocidad, no resulta extraña la legalidad vigente, exigiendo asimismo al
posición de Renfe, que cuenta con el benepláci- Ministerio de Fomento la elaboración de un
to de Ministerio de Fomento y por tanto del Plan de Restauración, que minimice en la medi-
Gobierno. Un Gobierno, capaz de anteponer los da de lo posible los daños causados en la zona,
intereses de las grandes empresas constructoras, que consideramos de extrema gravedad.
a los valores naturales de los parajes afectados
por las obras, por los que debería velar, siendo
un claro ejemplo de esto la desecación y des-

52
Boletín 20

Monfragüe y sus árboles con


nombre propio

Texto y fotos: Álvaro Tejerina Gallardo -naturalista

Existen una serie de plantas que resultan singulares por su colosal tamaño, su escasez, su abru-
madora belleza, su edad o sus usos por parte de la población local (Etnobotánica). En la mayor parte
de las ocasiones tratamos de ÁRBOLES CON NOMBRE PROPIO, árboles emblemáticos, secu-
lares y venerables, monumentales por sus portes, espectaculares por su tracería, árboles para nota
sobresaliente, auténticos templos vivos, catedrales verdes, conocidos para cada municipio de la
Comarca Natural de "El Monfragüe" y su área de influjo socio-económico, al ser los últimos baluar-
tes de lo vivo, de lo auténtico, de lo arcaico.

Existen una serie de plantas que resultan sin- mal. Titanes vegetales, colosos vivos que han
gulares por su colosal tamaño, su escasez, su visto el devenir de las distintas generaciones de
abrumadora belleza, su edad o sus usos por las gentes de la zona y a su derredor se organi-
parte de la población local (Etnobotánica). En la zaba la sociedad, se creaban los paisajes, paisa-
mayor parte de las ocasiones tratamos de jes culturales. Y al mismo tiempo, esencia de la
ÁRBOLES CON NOMBRE PROPIO, árbo- transmisión de la vida y el conocimiento de las
les emblemáticos, seculares y venerables, sociedades tradicionales, pues en sí mismos
monumentales por sus portes, espectaculares constituyen un asombroso compendio de sabi-
por su tracería, árboles para nota sobresaliente, duría y vida.
auténticos templos vivos, catedrales verdes,
Por ejemplo, los Álamos u Olmos de las pla-
conocidos para cada municipio de la Comarca
zas y otros lugares señeros como ermitas e igle-
Natural de “El Monfragüe” y su área de influjo
sias, eran los depositarios y guardianes de pro-
socio-económico, al ser los últimos baluartes de
mesas y juramentos, de la impartición de la ley
lo vivo, de lo auténtico, de lo arcaico.
y la justicia, toma de decisiones y acuerdos,
Por citar solamente unos pocos ejemplos de noticias, amores, así como de todos los aconte-
ÁRBOLES CON NOMBRE PROPIO en el cimientos sociales que ocurrían bajo su proyec-
área de Monfragüe: “El Abuelo del Toril”, “El ción y fuera de ésta. Estos enormes seres vivos
Hojaranzo de Lugarnuevo”, “La Encina gran- han visto pasar muchas generaciones de perso-
de de San Marcelo”, “El Quejío de la Umbría nas bajo su influencia de copa, bajo su sombra,
de las Corchuelas”, “El Fresno de los sobre su espectacular linaje evolutivo. Hoy se
Arenales”, “El Ucalito de la Ziguirilla”, “Los encuentran al borde mismo de la desaparición.
Nebros de Miravete”, “El Mesto del Arroyo del
Como curiosidad, destacar a los Mestos,
Cuartillo”, “El Acebuche del Camocho”, y tan-
árboles mezclados o hibridados de manera natu-
tos y tantos otros.
ral de dos especies próximas taxonómicamente,
Alguno de estos árboles fueron hitos de refe- como plantas legendarias, casi místicas, conoci-
rencia espacial, puntos de encuentro y escena- dos por la gente de campo como plantas real-
rios de actividades antes habituales y hoy des- mente distintas y de usos muy curiosos a nivel
graciadamente desaparecidas, para bien o para medicinal (humano y animal), insecticidas
53
Boletín 20
más profunda y her-
mosa como lo
hacen los árboles, al
ser como libros
vivientes, tan sólo
abiertos a quien se
digne a abrirlos.
Aún así, en la
actualidad, muchos
de estas plantas sin-
gulares, muchos de
estos ÁRBOLES
CON NOMBRE
PROPIO, están
abandonados, no
considerados, resul-
tan agredidos e
El Abuelo del Toril incluso eliminados
sin sentido, demos-
como antipolilla o utilizados en rituales de sana- trando sus gestores
ción. y la ciudadanía en su conjunto una enorme falta
de cultura y sensibilidad hacia lo vivo, hacia lo
Observando a estos seres, a uno le entran propio. Realmente la pérdida de todo este lega-
ganas de ser amante y cronista de lo vivo, colec- do patrimonial resulta tan absurda como acele-
cionista de emociones y así me conmino a com- rada. Debemos tener ánimo para conocer, con-
prender y divulgar su interés y su presencia, e servar, amar y descubrir que los árboles son
incito a sentir que los árboles son de los pocos algo más que un simple nombre y que poco a
seres vivos que embellecen con la edad, pues poco “la cultura del árbol” y el respeto por
estas plantas singulares, estos ÁRBOLES CON todo aquello que nos rodea debe ser parte de
NOMBRE PROPIO, saben
burlar el paso del tiempo al
conocer el secreto de la
inmortalidad en la memo-
ria. Además los árboles son
los armazones de los eco-
sistemas, los esqueletos de
lo vivo, los almacenes de la
historia. Incluso en otro
tiempo, además de otras
culturas cercanas o lejanas,
se adoraba a algunos árbo-
les que pasaban a tener
carácter sagrado y casi mís-
tico.
No podemos imaginar
una forma de transmitir
vida y cultura más contun-
dente, simple y eficaz,
Lancina de la Bazagona

54
Boletín 20
nuestra forma de ser y sentir. Ahora bien,
dejándonos imbuir por el dicho popular que
afirma que “en el campo el tiempo lo dan
dao”.
Debemos interpretar el valor de lo vivo
que está a nuestro derredor, para sentir la
necesidad de admirar la naturaleza en general
e incluso derrochar cierto grado de admira-
ción e incluso pleitesía por los ÁRBOLES
CON NOMBRE PROPIO a los que me refie-
ro, pues descubrir seres vivos tan impresio-
nantes es un ejercicio integral para estimular
y vivificar nuestros sentidos en un deleite sen-
sorial, para meditar bajo su sombra, para des-
cubrir junto al bagaje de su vida y su linaje,
parte propia de la nuestra.
Pronto, muy pronto, seguiré buscando lo
que aún no está en los libros, puede que sólo
quede ya en los recuerdos floridos de los más
ancianos, pasado aún presente en su memoria
y en un lugar del corazón, cual espejismos
atrapados en la mente. Información directa de
campo sobre la gente del campo, placer sen-
sorial para los sentidos, eflubios de vida, de lo
verde que se acantona a nuestro derredor,
paseando murmullos que se alejan, pues pron-
to será demasiado tarde para conocer esos
últimos bastiones de la cultura popular.
Quiero rememorar aromas, sabores, tactos,
sonidos, imágenes, dar a conocer la estrecha
vinculación entre el mundo vegetal y nuestra
sociedad a lo largo del tiempo, para así pro-
fundizar en el sentido de nuestra identidad Lojaranzo de Lugarnuevo
personal y colecti-
va, e interpretar
B I B L I O G R A F Í A
ejemplos de como
-. ABELLA, IGNACIO (1996). “La Magia de los Árboles. Simbolismo,
la vida cotidiana
Mitos y Tradiciones”. Integral. Barcelona.
servía de escenario -. TEJERINA GALLARDO, ÁLVARO (2001). “Plantas Singulares de Sierra
para un encuentro de Gata: Itinerarios Botánicos”. Edita: ADISGATA. Cáceres.
diario con el -. TEJERINA GALLARDO, ÁLVARO (2003). “Usos de algunas plantas en la
mundo vegetal, con comarca de Monfragüe”. Revista Cultural de la Comarca El Monfragüe, nº 4.
el mundo natural, Edita: Grupo Naturalista Monfragüe. Torrejón el Rubio.
con nuestro derre- -. TEJERINA GALLARDO, ÁLVARO (2006). “Investigaciones etnobotáni-
dor, con esos cas en Monfragüe. V Jornadas de Etnobotánica”. Organiza: Asociación
ÁRBOLES CON Agroecología Materia Activa. Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica
NOMBRE PRO- Agrícola. Madrid.
PIO. -. TEJERINA GALLARDO, ÁLVARO (sin publicar / 2008). “Usos y saberes
sobre las plantas de Monfragüe. Etnobotánica de la Comarca Natural”.

55
Boletín 20

N o t i c i a s ARBA
de andar por casa

SIERRA DE ÁVILA
Arevalillo (Ávila)

P R E S E N TA C I Ó N ARBA - Sierra de Ávila

Sí, es cierto existe la Sierra de Ávila, es ver- El vivero, donde existe también un huerto
dad que es la zona socialmente más deprimida ecológico, está instalado en un terreno cedido
de la provincia principalmente debido al enveje- por un paisano de Arevalillo a la causa del
cimiento y a la despoblación y, sobre todo, por Desarrollo Sostenible y asociado a un Proyecto
ser la más ignorada por las instituciones públi- denominado "Arevalillo Equipamiento de
cas dependientes del territorio. Educación Ambiental" donde las personas
mayores son los educadores ambientales y par-
ticipan a "prestación personal", como hicieran
Con todo y con eso ¡HA NACIDO! una antaño, en el desarrollo de su pueblo con la idea
nueva ARBA llamada "ARBA - Sierra de de mejorar su calidad de vida en base a un "buen
Ávila", ¿qué originales!; la filosofía de las per- envejecer"
sonas que promueven dicha iniciativa está basa-
da íntimamente con el compromiso por el terri-
torio y por su Desarrollo Sostenible, donde la ¿Os gustaría envejecer así?
educación ambiental y la animación sociocul-
tural son la metodología para conseguir la pro-
tección del Patrimonio Integral que quedan en
la zona, todo ello con la participación activa de
la población local.

El principal ecosistema que hay es el enci-


nar, sobre el que existe una gestión comunitaria
donde el terreno es propiedad privada pero todo
"el vuelo" de las encinas (bellotas y ramoneo)
son de todos y cada uno de los vecinos de
Arevalillo (Ávila) tengan o no terrenos y lleven
en el municipio cien años o un día, todo ello
para garantizar leña para cocinar y calentarse y
el alimento para los cerdos y, por ende, para
ellos.

56
Boletín 20

El arroyo Humanejos devastado por la


construcción del hospital de Parla
Por Manuel Gómez. ARBA-Madrid Sur
La construcción del hospital "Infanta Cristina", ha ocasionado la destrucción del mejor
bosque de ribera del sur madrileño.

El pasado 25 de febrero de 2008, se puso en Además, con el propósito de aumentar la


funcionamiento el hospital “Infanta Cristina”, capacidad de trasporte de aguas residuales, el
en la localidad madrileña de Parla. Para los cauce del arroyo ha sido profundizado, alterán-
habitantes de esta localidad, supuso una magní- dolo. Dichas aguas residuales, han contaminado
fica noticia, sin embargo, su impacto en la natu- todo el sistema hídrico del arroyo Humanejos,
raleza ha sido demoledor. al verterse desde el hospital sin depuración pre-
via, convirtiendo este cauce fluvial en una clo-
Su emplazamiento en las cercanías del arro-
aca al aire libre. Asimismo, el régimen hídrico
yo Humanejos, ha causado la total destrucción
natural del arroyo ha pasado de estacional a
del mejor bosque de ribera del sur madrileño.
permanente alterando todo el ecosistema.
Dicho bosque de ribera, ha sido arrasado para
abrir paso a una carretera que da acceso al hos- Para completar este atentado ecológico, la
pital desde la localidad de Parla. Además, con construcción de escolleras en las riberas cerca-
esta carretera se ha iniciado la urbanización del nas al hospital, ha producido un importante
paisaje rural de la zona. impacto paisajístico, debido a la profunda trans-
formación de las mismas, que de boscosas han
No contentos con el grave daño causado al
pasado a ser pelados muros de piedra y cemen-
medio natural, la tala y las podas abusivas se
to, dando un aspecto muy artificial al cauce.
han cebado con el resto del bosque ribereño que
se salvó tras la construcción del acceso al hos- A pesar de encontrarse a escasa distancia el
pital. Todo indica, que el ayuntamiento de casco urbano de Parla, esta barbarie ecológica
Parla, pretende arrasar este ecosistema fluvial ha pasado desapercibida durante meses, debido
único, con el fin de urbanizar la zona. a la desidia mostrada tanto por los gobernantes
locales y regionales, (pendientes de temas
sociales políticamente más renta-
bles,) como por la población
local, carente de la más mínima
conciencia ecológica.
La decisión de ubicar este
gran centro sanitario, en las pro-
ximidades del arroyo Humanejos,
(el arroyo mejor conservado del
sur madrileño), indica claramente
el desinterés de este municipio
por sus escasos espacios natura-
les, en los que se concentra gran
parte de su biodiversidad. En
concreto, solamente en el

57
Boletín 20
tramo del arroyo Humanejos afectado por el donax), junco churrero (Scirpus holoschoenus),
hospital, se han contabilizado hasta 105 espe- castañuela (Scirpus maritimus), junco duro
cies de aves, de las que 55 son reproductoras. (Juncus inflexus), juncia larga (Cyperus lon-
Además de 22 especies de aves invernantes, 10 gus), bayunquillo (Eleocharis palustris) y jun-
especies en paso migratorio, y 18 especies pre- quillo (Carex sp.), Scrophularia nodosa,
sentes de forma errática. Veronica anagallis-aquatica, Mentha suaveo-
lens, Nasturtium officinalis, Calystegia sepium,
Pero, la biodiversidad animal de este curso
Apium nodiflorum, Epilobium hirsutum,
fluvial no se reduce a las aves, 17 especies de
Myosoton aquaticum, Pulicaria paludosa,
mamíferos, 6 especies de reptiles y 5 especies
Glyceria fluitans, etc.
de anfibios, pueblan sus riberas y áreas colin-
dantes, así como, innumerables especies de

invertebrados, entre los que podemos destacar a


los lepidópteros, al ser formidables bioindicado-
res de la calidad ambiental de los ecosistemas.
Hasta el momento han sido registradas en dicho
arroyo, 27 especies de mariposas diurnas y 10
especies de mariposas nocturnas.
El bosque autóctono, de extraordinario valor
ecológico, esta formado por teselas de vegeta-
ción riparia mesomediterránea, (un hábitat de
interés comunitario) cuya flora esta representa-
da por árboles, arbustos, lianas y herbáceas
helófitas e hidrófilas, como álamo blanco
(Populus alba), chopo (Populus nigra), barda-
guera (Salix atrocinerea), sarga blanca (Salix
salviifolia), sauce blanco (Salix alba), mimbre-
ra (Salix fragilis), fresno (Fraxinus angustifo-
lia), olmo negrillo (Ulmus minor), taray
(Tamarix sp.), cambronera (Lycium barbarum),
majuelo (Crataegus monogyna), rosales silves-
tres (Rosa canina, Rosas micrantha, Rosa
corymbifera), zarza (Rubus ulmifolius), dulca-
mara (Solanum dulcamara), eneas (Typha
dominguensis, Typha latifolia), caña (Arundo

58
Tapas Bolet n N-20.qxp 22/09/2008 11:54 PÆgina 1

Recuperando espacios perdidos

En enero de este año (2008) se plantaron 25 acebos en una zona de la Sierra de Madrid,
proceden de semillas recogidas en esa misma zona.
Este verano varios Luchadores por los Bosques han ido a ver y regar lo plantado, nos han
informado que han localizado 14 (los que ellos sabían donde estaban situados), todos se
encontraban vivos y agarrados, como lo demuestran el material gráfico recogido.

Boletín de ARBA nº 20

Las tres primeras imágenes corresponden a este verano, la cuarta al día que fueron plantados.

Boletín de ARBA
Luchadores por los Bosques. Septiembre 2008,Número 20

Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono


Tapas Bolet n N-20.qxp 22/09/2008 11:54 PÆgina 2

Enraizándonos en la tierra
Para que el bosque se expanda, ponte en contacto con nosotros en:
PARA HACERTE SOCIO DE ARBA
ARBA: Albergue Juvenil “Richard Schirrmann”. Casa de Campo s/n. 28011 Rellena el cupón inferior con tus datos y mándalo a nuestra dirección.
Madrid. Teléfono914796593 (todos los miércoles por la tarde) o en el E-mail: arba@arba-
s.org
ARBA - Sierra de Guadarrama: Contacto: E-mail: sierra@arba-s.org
ARBA tmj (Tramo Medio del Jarama): C/ Mayor nº 29. 28160 Talamanca de Jarama
(Madrid) (todos los viernes de 6 a 7). Teléfono: 652747858. E-mail: arbatmj@arba-s.org
ARBA-Cuenca: Contacto: E-mail: pmende2@palmera.pntic.mec.es Teléfono:
969271072. Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono
Peque ARBA: Albergue Juvenil “Richard Schirrmann”. Casa de Campo s/n. 28011 Albergue Juvenil "Richard Schirrmann"
Casa de Campo s/n - 28011 Madrid.
Madrid. Teléfono914796593 (miércoles por la tarde) o en el E-mail: arba@arba-s.org
Telef. 914796593 - E-mail: arba@arba-s.org
ARBA-Gua (Guadalajara): Por el momento a través de ARBA “la vieja”, o en el Apdo. de Correos 6001 - 28080 Madrid
correo electrónico: arba@arba-s.org
ARBA Hontoria de Valdearados: Contacto en los E-mail: miguelcebrecos@hot- Nombre............................................Apellidos.....................................................................
mail.com y juliansp_3c@ya.com Domicilio.............................................................................................................................
“ACEBO”. Sección de Montaña: Ateneo Republicano de Vallecas. C/ Arroyo del Población................................................................................C.P........................................
Olivar nº 79 (martes de 7 a 9), o en el móvil: 618816166.
TXIRPIAL: Centro Cívico Basurto. C/ Luis Briñas nº 18. 48018 Bilbao. Teléfono Provincia.......................................................................Teléfono.........................................
944205958 (martes de 19,30 a 21 h.). En el Apdo. Correos 222, 48080 Bilbao, o en el E-mail: O 20€ / año O 30€ / año O.......€ / año (otra cantidad)
txirpial@arba-s.org
Puedes hacer el ingreso en: Caja Madrid, c/ Los Yébenes, 82. Entidad 2038. Oficina
ARBA Extremadura: C/ García Lorca nº 49. 10680 Malpartida de Plasencia
(Cáceres). 1172. D. C. 21 Nº de cuenta 3001171194, cuyo titular es ARBA.
Teléfono: 608701525. E-mail: itomonfrague@yahoo.es (encuentros todos los segun- DOMICILIACIÓN BANCARIA. Envíanosla si eliges esta forma de pago.
do domingos de cada mes).
Sr. Director: Ruego se sirva cargar en mi cuenta / libreta de ahorros los recibos anuales
ARBA-Va (Valladolid): Facultad de Medicina. Avda. Ramón y Cajal nº 7. 47005
Valladolid. Teléfono: 649380707 (todos los martes de 18 a 20 h. en el vivero – jardín, entra- que sean presentado por la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono
da por c/ Real de Burgos). Primer martes de mes en el Centro Cívico Esgueva o en el E- (ARBA).
mail: arbav@arba-s.org
Banco / Caja .....................................................................................................
ARBA Madrid Sur: Albergue Juvenil “Richard Schirrmann”. Casa de Campo s/n.
28011 Madrid. Teléfono914796593 (todos los miércoles por la tarde) Dirección...........................................................................................................
ARBA T.C. (Tres Cantos): Parque de los Alcornoques (los 1º martes de cada mes, a Población......................................................................... C.P...........................
partir de las 19 h.), en el E-mail: j.molov@tiscali.es o en el teléfono: 918031714.
Código Cuenta Cliente:
ARBA Castilla – La Mancha: A través de ARBA “la vieja” o en el E-mail:
arba-clm@arba-s.org Entidad Oficina D. C. Nº de Cuenta / Libreta
ARBA - Arco - Sanse - Fuenca. (Alcobendas – San Sebastián de los Reyes -
Fuencarral). Correo electrónico: arbaalcosanse@yahoo.es

Titular..................................................................... D. N. I..............................
Firma:

También podría gustarte