Está en la página 1de 50

CONFERENCIAS Y NOTAS SOBRE LA MEDITACION Y LA CONCENTRACIÓN

La meditación se puede comparar con la masticación de los alimentos. Cuando ponemos los alimentos en nuestra boca y lo masticamos, las glándulas salivares trabajan, y absorbemos a través de la lengua las energías mas sutiles. La meditación es una masticación de los pensamientos mediante la cual absorbemos las quintaesencias del mundo espiritual para hacer de ellas nuestro alimento. No debemos nunca olvidar que cuando hablaremos de MEDITACION siempre nos referiremos a temas de orden espiritual. (9/1/2000 pensamientos) Si después de una meditación todo tu cuerpo y en particular tu cara no irradian la luz que hasta los que están a tu lado lo perciben, es que tu meditación no ha dejado de ser más que un estado de reposo mental. O cualquier otra cosa parecida. La meditación siempre será un acto espiritual sublime, o será cualquier cosa menos una meditación. Una meditación colectiva que sea eficaz y beneficiosa para la colectividad, requiere que todos los participantes hagan un gran esfuerzo de preparación previa, pureza y maestría individual. Si en un partido de futbol, un jugador esta desconcentrado y juega mal, las consecuencias negativas serán para todo el equipo y ademas el público que lo sostiene con su pensamiento, corazón y fuerza. Una coral o una orquesta en donde un componente solo del conjunto no sintonice y se ponga en la misma octava será suficiente para que todo el concierto sea un fracaso y no solamente dejara de ser beneficioso para el público que lo esta escuchando, sino que incluso podrá llegar a desestabilizarlo. Y si esto es válido y todos sabemos y entendemos que es así, bajo que criterios podemos llegar a pensar que una meditación que es todavía un acto mas elevado y que requiere mas esfuerzo , no requerirá el mismo esfuerzo y preparación como mínimo que cualquier otro acto colectivo llámese deportivo, musical, empresarial, político etc. Por eso es frecuente ver manifestaciones masivas, multitudinarias, con una finalidad o intencionalidad en común y no producen ningún efecto práctico y menos todavía de fuerza resolutiva. Una manifestación multitudinaria que no de resultados prácticos inmediatos, es una manifestación FALLIDA con el agravante que todo lo que no avanza, retrocede. Entonces no será quizás que todo lo que sucedió es que hubo una multitud de mentes cacofónicas

2

que todo lo que consiguieron es aumentar todavía mas el caos? Es un tema que se debería meditar en el antes de iniciar cualquier meditación.

Cuando no se sabe o no se está preparado para meditar, es preferible limitarse hacer una oración colectiva, que al pertenecer al reino del corazón siempre tendrá mas efectividad práctica, que un acto colectivo mal realizado que no sirva para nada. Si no sabes correr, camina que también llegarás. 1.- CONCENTRACIÓN 2.- CONTEMPLACIÓN 3.- IDENTIFICARSE Punto FILOSOFICO Punto RELIGIO Punto ARTISTICO con un punto fundirse en el en el Piensas eso es CONCENTRASE PARA MEDITAR Sientes eso es fundirse en la
CONTEMPLACION

Realizas eso es IDENTIFICARSE, REALIZARLO

La mayor tristeza de la mujer normal, es no tener hijos. La mayor tristeza de un Maestro es no poder llegar a realizar lo que piensa y siente que puede llegar hacer. Y así decir como Jesús. Que sea en la Tierra como es en el Cielo. La mayor tristeza del discípulo es no sentirse guiado por su Maestro. Tenemos que ir a buscar las ideas arriba en el Cielo, luego sentirlas y ordenarlas para después poderlas realizar en la Tierra. Dijo un día el Maestro! Que los humanos me den un día el consentimiento y os aseguro que el Reino de Dios y la Edad de Oro se hacen realidad en una semana en la Tierra.. Dios dio al ser humano un gran poder, LA LIBERTAD de decidir sus actos y su futuro. Se lo dio y ahora no puede quitárselo pues sería ir contra sus propios actos. Los humanos no saben donde esta su verdadero Interés. Lo dijo también el Maestro El Morya de la escuela Teosófica. Pues si lo supieran cambiarían inmediatamente su forma de pensar y actuar.

2

3

NO ES FACIL MEDITAR. Hoy está de moda meditar incluso se utiliza la palabra TRASCENDENTAL que luego nadie sabe lo que quiere decir. CONCENTRACIÓN si no sabes concentrarte no sabes meditar, Pertenece al mundo de la Voluntad. MEDITACIÓN pertenece al mundo del Intelecto superior solo Se puede meditar en cosas sublimes y elevadas. ORACIÓN pertenece al mundo del corazón CONTEMPLACION pertenece al mundo del Alma IDENTIFICACION pertenece al mundo del Espíritu. (Uno llega a convertirse en aquello en que se identifica, la rapidez en conseguirlo depende del grado de elevación de lo que se desea identificarse).

PRIMERO ; ARMONIZARSE, COLOCARSE TODOS EN MISMA OCTAVA.

1 ero RELAJARSE, VELAS E INCIENSO 2 do MUSICA para colocarse en misma octava, misma onda. 3 ero CONCENTRARSE. En algo Fácil -- ejemplo el Sol su imagen o Sublime EL Maestro Concentra la Luz o los Rayos de Sol sobre algo que te interesa a través de una idea sublime, puede ser el Maestro, Jesús o un tema intelectual, no complicado. (El que no llega a concentrarse para meditar es grave. Es que tiene demasiadas cosas poco sanas en la cabeza. Debe primero eliminarlas o sustituirlas con injertos. Si la meditación es efectiva entraras en la fase: SEGUNDA ; TE FUNDES CON TU IDEA Y ENTRAS EN ESTADO CONTEMPLATIVO, Has llegado al Reino del Alma. Tu cuerpo se llena de bienestar, puedes entrar en estado de éxtasis, tu corazón palpita, tus ojos lloran, actúan Como una válvula de escape , ya que podrías
3

4

colapsarte y fallecer. Si no hay mucha pureza física en tu cuerpo, nunca llegarás a la Contemplación. Podría incluso llegar sería contraproducente para tu salud. Fumar , beber Alcohol o comer carne impedirán siempre entrar en esta fase. Si la Contemplación y éxtasis llegan a su punto puedes llegar a la fase : Tercera; Te identificas con su YO SUPERIOR, HAS ENTRADO EN EL MUNDO DEL ESPIRITU. Como es una dimensión ilimitada, no se puede explicar con palabras de formas de expresarse limitadas. Es individual y personal para cada uno.

LA MEDITACION SE CIERRA CON UN ACTO COLECTIVO COMO UNA ORACIÓN COLECTIVA Y EN VOZ ALTA. EL CANTO DEL AUM , AUM, AUM, AUM, es uno muy bueno. Y unos minutos de silencio ** * * *** A continuación iremos añadiendo las conferencias que vayamos traduciendo siempre sobre el tema de la MEDITACION y la CONCENTRACION según las vayamos seleccionando de nuestros archivos y según nuestros criterios de prioridad. Intentaremos en la medida de nuestros conocimientos, ir seleccionándolas por temas nuevos y diversos.

Varios - La Meditación por el Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov 01 de Mayo 1941 - Sobre la Concentración la Meditación y la Oración Conf. Video año 1985- El Hombre crea en el mundo invisible por medio de sus pensamientos y sentimientos. 18 de Agosto de 1985 – Concentración por el Laser Espiritual

OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus

Centre

4

Palabras sobre la

LA MEDITACION
Por el Maestro OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV

En general, la meditación es un hábito poco frecuente entre los seres humanos. De tanto en tanto, cuando se encuentra en dificultades, con problemas a resolver o cuando sufre, el hombre se torna pensativo y reflexiona debido a la necesidad que tiene de encontrar una solución. Pero esto no es aún una verdadera meditación; es sólo una reacción instintiva, natural, frente al peligro o la desgracia. Sí, en ese momento, instintivamente, el hombre, que tiene necesidad de refugiarse, se recoge en sí mismo y se pone a rezar dirigiéndose hacia un Ser al que había olvidado cuando las cosas marchaban bien. Ahora se vuelve hacia ese Ser y le busca porque se acuerda de que, cuando era niño, sus padres le habían dicho que era el todopoderoso, el omnipotente y que era todo amor; en este momento el hombre se dirige a Él para pedirle ayuda y socorro con la mayor humildad, con un sentimiento de fuerza extraordinario. Sí, pero para que esto ocurra es preciso enfrentarse con grandes vicisitudes: un peligro, una guerra, una enfermedad, la muerte. En la vida corriente, cuando estamos tranquilos y felices, no se nos ocurre rezar o meditar; estas prácticas no se consideran necesarias ni indispensables, no son de utilidad. Cuando todo va bien, nadie cree necesario perderse por entre las regiones nebulosas de la meditación. Pero ante la desgracia, en las grandes dificultades, nos damos cuenta de que nada de lo concreto y material nos puede ayudar, y entonces buscamos interiormente un sustento, una protección, un abrigo en las regiones celestes. Eso está bien, pero este sustento se habría encontrado más fácilmente si no se hubiera llegado a situaciones excepcionales para recurrir al Cielo y si se hubiera aprendido a hacer de la meditación una práctica cotidiana. Sin la meditación no es posible conocerse ni convertirse en un maestro de sí mismo, ni tampoco desarrollar cualidades y virtudes. Y es justamente porque no se ha dado un lugar preponderante a la meditación

2   

por lo que los humanos siguen siendo tan vulnerables en su vida interior, en sus sentimientos y en sus deseos. Realmente no hay que hacerse ilusiones, es muy difícil meditar. Mientras se está ocupado en temas prosaicos o sumergido en las pasiones, no se puede meditar. Es preciso intentar liberarse interiormente para poder proyectar el pensamiento hasta el Eterno. He visto meditar durante años a muchas personas, pero perdían el tiempo o se distraían porque no sabían, o no querían saber, que para meditar es preciso cumplir ciertas condiciones. Si no se es Libre interiormente no se puede meditar. Pero cuántos hay que manipulan, roban, beben o se acuestan con cualquiera, y después... ¡meditan ¡ Pues no, no es posible; la naturaleza de estas actividades no lo permite, porque el pensamiento queda retenido en las regiones inferiores. Ya sé que la meditación cada día está más de moda. Pero ello no me produce ninguna alegría, porque veo una gran cantidad de desgraciados que se están metiendo en un terreno que no conocen. ¿Cómo queréis meditar si no hay un ideal que os libere de vuestros caprichos, de vuestro libertinaje, de vuestros placeres de vuestros deseos, y os conduzca hacia el Cielo. Es imposible meditar si no se vencen antes ciertas debilidades, si no se comprenden ciertas verdades. Y no solamente no se puede, sino que incluso es peligroso intentarlo. Algunos cierran los ojos o adoptan determinadas poses, pero, ¿qué sucede interiormente? ¿Dónde están? Sólo Dios lo sabe - Si os metieseis en su cabeza y pudieseis ver !veríais que... están durmiendo ¡ En esto consiste la meditación profunda... ¡E incluso se hacen demostraciones públicas de meditación! Lo cual es ridículo. ¿Qué clase de meditación se puede hacer en público? Naturalmente este tipo de meditación es posible, pero hay que estar muy avanzado, tan liberado como para mantenerse conectado con el mundo divino en todo momento. Sentir este amor por el mundo sublime implica una evolución excepcional y éste no es el caso de los que hacen tales demostraciones públicas de meditación. Si queréis tener una idea de cómo la mayoría de la gente medita, mirad a un gato: el gato medita delante de una ratonera; durante horas medita cómo atrapar los ratones. Para la mayor parte de la gente la meditación consiste en eso: meditan sobre alguna ratita... sobre alguna ratita con dos piernas, naturalmente.

3   

La meditación no es un ejercicio tan simple como la gente se imagina. Hay que estar muy avanzado para meditar y, sobre todo, se ha de tener un gran amor por el mundo divino. Entonces vuestro pensamiento se concentra sin ningún esfuerzo y meditáis incluso a pesar vuestro; vuestro pensamiento ya es tan libre que él mismo, casi independientemente de vosotros, va a realizar su trabajo. Algunos me dicen: «Hace varios años que trato de meditar, pero mi cerebro se bloquea y no logro nada». ¿Por qué es así? Pues porque no han comprendido que cada momento de la vida no está aislado, sino que está ligado a todos los momentos que le preceden, los cuales constituyen el pasado. No comprenden que su pasado les estorba, les abruma, y como intentan a toda costa meditar, fuerzan su cerebro y éste se bloquea. Nada se puede hacer. .. No se les ha ocurrido decirse a sí mismos: « Yo quiero meditar, por lo tanto debo preparar mi cerebro y mi organismo, debo prepararme para tener la posibilidad de realizar un trabajo ». Suponed que habéis discutido con alguien. A la mañana siguiente, cuando queréis meditar, este pasado aparece y pensáis continuamente: «! Ah! ,¡ ah! me dijo esto, me dijo aquello... ¡como le encuentre va a pasar un mal rato! » He aquí el tema de la meditación: ¡desorden y agitación! En lugar de elevarse hacia regiones divinas se va removiendo todo lo vivido en el pasado, una y otra vez ... presentándose un cortejo de visiones y de acontecimientos que nunca acaban. La misma historia se repite año tras año y, evidentemente, así no se obtienen resultados positivos. El hombre puede llegar a ser todopoderoso, pero a condición de saber un cierto número de cosas, y particularmente que cada momento de la existencia está unido a los que le precede. Es lo que Jesús quería decir cuando aconsejaba no preocuparse del día de mañana. Sí, porque si arregláis vuestra vida hoy, el mañana os encontrará libres: podréis disponer de vosotros mismos como queráis, concentrar vuestros pensamientos sobre el tema que os apetezca porque lo habréis dejado todo arreglado el día anterior. Mientras que si no habéis arreglado nada, al día siguiente os encontraréis atados y deberéis trabajar a destajo para remediar las lagunas o errores del pasado, con lo cual no os sentiréis libres para realizar el presente ni para crear el porvenir. Por lo tanto, cuando el discípulo iluminado quiere meditar, se prepara de antemano purificándose y no se sumerge en preocupaciones inútiles,

4   

porque desea mentalmente perfeccionarse para ayudar a los demás, convertirse en un modelo, en un ejemplo, en un hijo de Dios; el discípulo está animado por el deseo de cumplir la voluntad de Dios tal como Jesús nos lo pide en los Evangelios. Pero para poder cumplir los mandatos de Jesús no es suficiente desearlo, anhelarlo, sino que es preciso poseer determinados conocimientos. Hay muchos que desean pero no llegan a nada, porque no saben cómo se consiguen dichos conocimientos. Algunos dejan el grifo del agua o del gas abierto, u olvidan el bebé en la bañera, y cuando llega el momento de meditar, a ¡entonces se acuerdan! ... ¿Cómo queréis que mediten? Por tanto es preciso que os preocupéis de antemano, y cuando seréis libres en vuestro cuerpo, en vuestros pensamientos y en vuestros sentimientos, es decir, cuando hayáis escapado de esta prisión que es la vida cotidiana, entonces comenzaréis a elevaros interiormente: sentiréis que existe una nueva vida, vasta, amplia, profunda, os sentiréis tan dilatados, tan cautivados ... que os adentraréis en otra región ... una región que en realidad está en vosotros mismos: sí, esta vida divina fluye dentro de vosotros y entonces llegáis, por un momento, a vivir la verdadera vida. De esta manera el mundo divino comienza a despertarse dentro de vosotros y ya no lo podréis olvidar; adquirís la certeza de que el alma es una realidad, de que el mundo divino existe y que está poblado de innumerables criaturas. ¿ Cómo es posible tal convicción? Porque habéis conseguido tocar el resorte de unas fuerzas aún desconocidas, fuerzas mucho más pujantes y benéficas que las hostiles que os habían estado carcomiendo hasta aniquilaros. He aquí lo que desde siempre los Iniciados conocen y enseñan. La meditación es una cuestión psicológica, filosófica, un acto cósmico de la mayor importancia, y una vez el discípulo ha saboreado este mundo superior, su convicción se reafirma y siente que sus facultades empiezan a obedecerle: cuando quiere pone en marcha su pensamiento, éste se pone a funcionar y cuando quiere pararlo el pensamiento se detiene; es como si las células de todo el organismo hubieran decidido someterse y obedecer. Mientras no se alcance esta maestría, necesitamos muchas horas para apaciguaros, ya que las células están agitadas y no escuchan. Las células, entonces, dicen: « ¡Si crees que me das miedo! Me río de ti, no tiemblo, ni tengo ningún respeto por ti porque me has demostrado que eres un bruto, un ignorante y hacen lo que les viene en gana. Hay días al que las células os obedecen porque, por azar o conscientemente, habéis llegado

5   

muy alto, habéis tocado el resorte de las fuerzas superiores, habéis tomado las riendas de la autoridad, y como las células reconocen la jerarquía, obedecen a su patrón, a su maestro... De esta manera transcurre todo en la vida. En las oficinas, en 1as administraciones, en las fuerzas armadas, todos intentan subir hasta el peldaño superior para convertirse en directores, presidentes, jefes de gabinete, generales, porque en ese momento, y sobre todo cuando se tienen galones y condecoraciones, los demás obedecen y se inclinan. Aunque se trate de un imbécil, no importa, se le obedece. ¿De dónde proviene este sentido de la jerarquía? No son los seres humanos quienes lo han inventado porque éstos no pueden inventar nada. Por intuición, por tanteo o por instinto, el hombre sólo puede descubrir lo que ya existe en la naturaleza. En ella todo está jerarquizado; en el cielo - las estrellas, las constelaciones , en la tierra - los ríos, las montañas, los árboles, los animales -, e incluso dentro del hombre, todo está jerarquizado... Y ahora que ya sabemos que hay que subir algunos peldaños más para llegar a ser el jefe e imponerse a los demás, ¿por qué no comprender que en el campo espiritual, de la misma manera, hay que alcanzar un grado más para que los habitantes que hay en el interior también obedezcan? Es el mismo principio, la misma regla, y lo que buscan los Iniciados es justamente que todo, en su interior, les obedezca. Los Iniciados no pretenden dominar las montañas, las estrellas, los animales o los hombres; quieren dominarse a sí mismos, ser maestros de sus pensamientos, de sus sentimientos y trabajan para llegar a conseguido. Todos los ejercicios espirituales, al igual que la meditación, permiten al hombre escapar de la prisión, de las cadenas que le han maniatado completamente al mundo subterráneo. ¡Cuántos seres han quedado atados! No estaban iluminados y cayeron rodando hacia ese horrible mundo. A esto se le ha llamado el Infierno, el Diablo. Llamadle como queráis, pero es un mundo real en el cual muchos están en camino de perderse por no haber querido servirse de los medios de defensa que la Ciencia iniciática pone a su alcance. Estas personas se creían muy inteligentes, pero en realidad eran orgullosos, obstinados y !ved hasta dónde han caído! . El único medio de escapar a los tormentos ya las angustias, es la meditación. Pero como ya os he dicho, para poder meditar, primeramente

6   

hay que dejar arregladas un buen número de cosas. Cuando una madre se dispone a hacer un pastel, si todos los hijos están allí y la molestan, se acercan a ella y le tiran del delantal, no puede hacer nada. Para estar tranquila debe antes acostar a sus hijos. Lo mismo nos sucede a nosotros. En nuestro interior tenemos muchos niños, una auténtica chiquillada, ¡es formidable! Y hay que adormecer a estos niños desbordantes para poder hacer el trabajo, y luego, cuando el trabajo ya está hecho! volver a ellos y repartirles el pastel! Para meditar hay que conocer la naturaleza del trabajo psíquico. Así, por ejemplo, nunca se debe exigir al cerebro concentrarse de forma brusca en un tema, puesto que se violenta a las células nerviosas, se las bloquea y resulta una jaqueca. Lo primero que hay que hacer es detenerse y permanecer pasivo, controlando para que todas las células se apacigüen. Ciertamente sin entrenamiento no se conseguirá con rapidez, pero a la larga unos pocos segundos bastarán. Es necesario, pues, trabajar primero con dulzura, en paz, con amor y, sobre todo, sin forzar. He aquí el secreto de una buena meditación. Y en el momento en que sintáis que vuestro sistema nervioso está bien dispuesto, bien recargado - porque esta actitud pasiva permite al organismo recuperar fuerzas -, podréis orientar vuestro pensamiento hacia el tema elegido. Para realizar el trabajo cada día sin fatiga, para sentimos preparados, activos, dinámicos, disponibles para realizar grandes tareas, hay que saber manejar correctamente nuestro propio cerebro. Si queréis continuar durante muchos años vuestras actividades espirituales, en lo sucesivo prestad atención, no os precipitéis de golpe sobre un tema, a pesar de que os guste, aunque lo deseéis vehementemente, ya que eso desencadenaría una reacción violenta. Comenzad con suavidad, tranquilamente. Sumergíos en el océano de la armonía cósmica a fin de conseguir fuerzas, y cuando os sintáis recargados, emprended un trabajo en el que todo vuestro ser partícipe. Sí, porque no es solamente el intelecto sino todo vuestro cuerpo, toda la población compuesta por vuestras células, la que debe ser movilizado para realizar el trabajo espiritual. En los primeros momentos tratad de no pensar, echad una mirada en vuestro fuero interno para constatar que todo funciona bien. Pero ocupaos también de la respiración; respirad regularmente, no penséis en nada, sentid simplemente que respiráis, teniendo sólo la conciencia, la sensación de

7   

respirar... Entonces veréis que la respiración aporta un ritmo armonioso a vuestros pensamientos, a vuestros sentimientos, a todo vuestro organismo; lo cual será extraordinariamente beneficioso.

Algunos dirán: «Pero yo no sé qué es la meditación y no quiero saberlo. Yo haré sacrificios, seré caritativo, haré el bien a los demás y esto será suficiente». No; no es suficiente porque al actuar se pueden transgredir las leyes, uno se puede ofuscar y destruirlo todo si no se empieza meditando. ¿Por qué? Porque sólo la meditación os permite una visión clara de las cosas: a quién ayudar, cómo, de qué manera... Se puede meditar sobre toda clase de temas: sobre la salud, la belleza, la riqueza, la inteligencia, el poder, la gloria... sobre los ángeles, los arcángeles y todas las jerarquías. Todos los temas de meditación son buenos, pero lo mejor es meditar sobre Dios mismo, para impregnarse de su amor, de su luz, de su fuerza, para vivir un momento de su eternidad... Meditar con el fin de servirle, de someterse a Él, de unirse a Él. No hay meditación más poderosa ni más benéfica. Todas las demás tienen como objetivo el propio interés, el provecho propio, la voluntad de emplear las fuerzas ocultas a fin de enriquecerse o de dominar a los demás. Los Iniciados han comprendido que lo mejor consiste precisamente en no buscar lo que es ventajoso para uno, sino buscar y llegar a ser servidores de Dios. Todo lo demás es, en mayor o menor grado, magia negra o brujería. Los hay que se sirven de estas fuerzas invisibles para subyugar a las mujeres y no para servir a Dios. Así pues, ya veis que dentro de la meditación hay categorías y categorías... Evidentemente, hay que comenzar a meditar usando temas accesibles. El ser humano ha sido creado de tal manera que no puede vivir de forma natural en un mundo abstracto. Hay que comenzar por lo que es visible, tangible, cercano, por lo que nos gusta. Como sabéis, resulta fácil concentrarse en la comida cuando se tiene hambre. Nos parecemos al gato que se concentra en el ratón. No hace falta esforzarse, todo marcha solo. Y fijaos con qué facilidad el muchacho se concentra en la chica que ama. Sí, horas... días enteros. Al amarla, no necesita esforzarse. ! Qué meditación! Imposible abandonarla...

8   

Así pues, empezad a meditar sobre aquello que amáis; luego lo dejaréis de lado, pero comenzad primero por aquello que os place, que os tienta... aquí ya es posible seleccionar un tema espiritual. Comenzando con los temas que os gustan, desarrollaréis en vosotros mismos un sistema, un método de trabajo, y luego podréis abandonar estos temas para proyectaros hacia regiones más lejanas, más abstractas. Evidentemente, si comenzáis por concentraros en el espacio, el tiempo, la eternidad... no llegaréis a ninguna parte. Más tarde podréis meditar sobre la vida, el abismo, la nada, pero hay que empezar por temas más accesibles, para ir, progresivamente, hacia temas más abstractos. A pesar de todo, repito una vez más que la meditación más sublime consiste en entrar en comunión con Dios, someterse a Él, querer servirle y llegar a ser simplemente un instrumento en sus manos. En esta fusión, todas las cualidades del Señor, su poder, su amor, su sabiduría, su inmensidad, penetran en vosotros, y entonces, un día, os convertís en una divinidad. Algunos me dirán: «! Qué orgullo pretender llegar a ser una divinidad! ». Pero, ¡que lean los Evangelios! «Sed perfectos como vuestro Padre Celestial es perfecto ». No hay idea más elevada; y es Jesús quien la expresó, pero los cristianos lo han olvidado. Muchos creen que es suficiente con ir a la Iglesia de vez en cuando a encender una vela y volver luego a casa para ocuparse, como de costumbre, de su gallinero. De esta manera creen que ya son buenos cristianos. ! Qué idea tan peregrina! Con esta mentalidad, sin duda, el Reino de Dios vendrá inmediatamente...! Ah! Pobre cristiandad en la que a menudo se sigue la razonable regla de no exigirle demasiado al ser humano, creyendo que cualquier otra cosa es orgullo, ¿comprendéis? Pues bien, yo os digo lo contrario: hay que poner el ideal más elevado dentro de vuestro corazón, de vuestra alma, de vuestro espíritu. Y este ideal consiste en convertirse en un instrumento perfecto en las manos de Dios, para que El piense, sienta y actúe a través nuestro. Si os abandonáis a la voluntad de la sabiduría, de la luz, estaréis al servicio de la luz, y la luz, que todo lo sabe, os guiará. Pero el hombre está sobre la tierra y por tanto, ¿qué es lo que debe hacer en ella? Jesús ha dicho ... Como veis, siempre me refiero a lo que dijo Jesús. Si ya lo ha dicho todo, ¿por qué inventar más cosas? El dijo: «Así en la tierra como en el Cielo». Así en la tierra como en el Cielo, significa simplemente que la tierra debe reflejar el Cielo. Y la tierra es nuestra tierra,

9   

nuestro cuerpo físico. O sea que después de haber hecho un trabajo para alcanzar la cima, hay que descender a organizar el cuerpo físico. La inmortalidad y la luz están en lo alto; la armonía, la paz, la belleza, todo lo que es sutil está en lo alto; y todo lo que está arriba debe venir a encarnarse abajo, en el plano físico. Pedid convertiros en servidores de Dios, y, al mismo tiempo, trabajad para formar en vosotros ese otro cuerpo que se denomina cuerpo de luz, cuerpo de gloria, cuerpo de inmortalidad, el cuerpo de Cristo. También se hace referencia a este cuerpo en los Evangelios: sin embargo los cristianos no se han dado cuenta de ello porque no profundizan en los Evangelios, ni tan siquiera les interesa; por tanto no podemos considerados como verdaderos cristianos. Me diréis que ocuparse de la tierra no es un ideal tan extraordinario, ya que los hindús... Sí, los hindús, los budistas sólo buscan abandonar la tierra, esta tierra de sufrimiento, de guerras, de miserias ... Ya lo sé, pero es su filosofía y no la filosofía de Cristo. La filosofía de Cristo es la de hacer descender el Cielo a la tierra, es decir, que se cumpla el Reino de Dios y su Justicia. Jesús trabajaba para este Reino y pidió a sus discípulos que también trabajaran para él. Así pues, debemos trabajar empezando por nuestro cuerpo físico. Esta es la verdadera filosofía. No me interesa en absoluto cómo lo han entendido los demás. «Hágase tu voluntad así en la tierra como en el Cielo... » Pero, ¿ dónde están los obreros? Los hombres tienen otra filosofía en sus mentes, y es por ello que deberán volver a la tierra hasta que consigan convertirla en un jardín del Paraíso. Llegado ese momento la abandonarán para ir a otros planetas; y la dejarán a los animales, que a su vez irán evolucionando. Estáis sorprendidos, ¿no es cierto? ... Los hombres han sido enviados a la tierra como se envía a los obreros a una cantera, pero se desentienden de todo y en lugar de trabajar procuran divertirse. No hay que olvidar el deber, sino que hay que pensar cada día en transformar la tierra en un paraíso. Entonces el Señor se manifestará diciendo: «Habéis sido buenos obreros en mi campo. Entrad pues, obreros míos, en mi Reino de alegría y de gloria». En los Evangelios, Jesús habla también de unos obreros que habían sido enviados a trabajar a un campo. Pues bien, estos obreros somos precisamente nosotros. Y, ¿qué hemos plantado? ¿Dónde hemos trabajado? También conoceréis la parábola de los siervos y los talentos. Es la misma idea. Un siervo fue castigado porque había enterrado sus talentos. Este mal

10   

servidor representa a aquéllos que nunca han hecho trabajo alguno, que se divierten, que sólo piensan en enriquecerse y en vivir prósperamente en la tierra. Este comportamiento no tiene nada que ver con la filosofía de Cristo. Hemos sido enviados a la tierra para realizar un trabajo, y una vez realizado el Señor nos lo dará todo, todo el universo nos pertenecerá. Por eso me entristece ver la manera en que muchos que se consideran a sí mismos espiritualistas, ocultistas, místicos, enfocan su existencia en la tierra. Se casan, tienen hijos, dan recepciones, beben y comen de la misma manera que lo hacen los hombres más vulgares. Y, ¿qué hay del trabajo por el cual han sido enviados a la tierra? Nada. En cuanto a vosotros, entrad en vuestro interior y veréis que lo que hacéis no tiene nada que ver con la filosofía de Cristo. Ved que hoy os he dado los mejores temas de meditación: cómo consagrarse enteramente al servicio de la Divinidad, y cómo realizar, concretar, materializar sobre la tierra todo el Cielo que está en lo alto. El sentido de la vida está contenido en estas dos actividades, y todo lo que no esté relacionado con ellas tiene un significado, pero este significado no es divino. Dios ha creado al hombre a su imagen, ha creado al hombre para que llegue a ser como El. Si no me creéis! preguntádselo a Él! Toda mi vida he buscado lo mejor, y lo he encontrado. Pero «encontrar» no significa cruzarse de brazos y no hacer nada. Precisamente entonces es cuando hay que empezar a trabajar, porque lo que se ha encontrado hay que realizarlo también aquí, en la tierra, tal como ya está realizado en lo alto. El que muchas cosas ya estén realizadas en el pensamiento, no basta. Hay que realizarlas también en el plano físico, lo cual resulta largo y difícil. Evidentemente habría muchas más cosas que añadir, pero por hoy es suficiente. Hay que comprender la importancia de la meditación y sobre todo que, para obtener resultados, debéis vigilar vuestros pensamientos, vuestros sentimientos, vuestras acciones, es decir, toda vuestra manera de vivir. Empezad a meditar sobre temas sencillos y accesibles para llegar, poco a poco, a los temas más sublimes, y así un día trabajaréis únicamente para convertiros en un instrumento en las manos de Dios y para realizar el Cielo en la tierra. No existe nada más grandioso, más divino. Es el cumplimiento de todas las leyes divinas, de toda la sabiduría. No olvidéis jamás que precisamente a través de la meditación tenéis todas las posibilidades de expresar vuestro ser interior, ese ser misterioso, sutil,

11   

para que pueda salir, expandirse, dar una mirada al espacio infinito, registrar y tomar nota de todas las maravillas, a fin de realizadas, a continuación, en el plano físico. Evidentemente lo que este ser interior ve, lo que contempla, la mayor parte del tiempo no llega a nuestra consciencia, pero repitiendo de forma continuada los ejercicios, poco a poco sus descubrimientos serán conscientes, y entonces se instalará en nosotros un tesoro que se convertirá en algo nuestro. Hay que tomarle el gusto a la meditación. La meditación tiene que entrar en el pensamiento, en el corazón, en la voluntad como un deseo, como un placer sin el cual la vida no tiene sabor ni sentido. Debéis esperar con impaciencia ese momento en el que podáis al fin inundaros en la eternidad y beber el elixir de la vida inmortal. Personalmente aún no veo esta alegría y esta impaciencia en vosotros. Debéis pareceros al borracho que sólo piensa en el vino, y cuando os pongáis a meditar, haceros esta reflexión: «Finalmente mi alma, mi espíritu, mi corazón van a poder, aunque sólo sea por unos instantes, abrazar al universo y encontrarse cara a cara con la inmensidad». A cada uno de los seres que Dios ha creado, le ha dado la posibilidad de encontrar el alimento que le conviene. Mirad los animales; existen innumerables especies: insectos, pájaros, peces, mamíferos ... y para cada uno de ellos la naturaleza ha preparado un alimento diferente, particularmente adaptado a sus necesidades. ¿Qué ocurriría si los seres humanos no encontrasen aquello que necesitan? Cada uno sabe dónde y cómo encontrar el alimento físico. Pero no se sabe dónde encontrar el alimento psíquico, espiritual. Sin embargo, todo está distribuido en el Universo. Sólo se necesita conocer en qué región se encuentra aquello que se está buscando. Si os aventuráis en una región pantanosa, infectada de mosquitos, de avispas y de serpientes, eso es exactamente lo que encontraréis. Pero si buscáis águilas, tenéis que ir a las montañas. Tenéis necesidad de contemplar la belleza y estáis en una buhardilla; tendréis que salir y pasearos por el bosque, por un jardín o junto al mar. Si queréis instruiros debéis ir a la universidad o a las bibliotecas. Para cada cosa hay que encontrar la región que le corresponde. Eso es cierto en lo que se refiere al plano material y también lo es en cuanto al plano espiritual. Este es el

12   

motivo por el cual los discípulos de una Escuela iniciática consagran cada día un tiempo a la meditación para visitar las regiones del mundo invisible. Porque saben que allí encontrarán aquello que necesitan para equilibrarse y elevarse, para avanzar espiritualmente. Me diréis: «Pero, ¿cómo encontrar esas regiones? ¿Quién nos puede guiar? En el plano físico por lo menos hay libros de geografía con mapas y toda clase de referencias, atlas, enciclopedias... pero, ¿cómo orientarse en el plano invisible? ». ! Esto es lo que desconocéis! En el campo psíquico se produce un fenómeno análogo al que permite a un radiestesista encontrar, por ejemplo, una persona gracias a un «testigo» - una mecha de cabello, un vestido que perteneciera a dicha persona... -. La radiestesia se basa en la ley de afinidad. Aquí lo que sirve de testimonio es vuestro pensamiento, el cual por afinidad va a reencontrar en el espacio los elementos que le son afines. El plano espiritual está organizado de tal manera que el mero hecho de pensar en tal persona, en tal región o en tal elemento, permite contactar directamente con aquella persona, con aquel elemento, independientemente del lugar donde se encuentre. Así que no es necesario conocer exactamente el lugar, como sucede en el caso del plano físico, en el que se necesitan mapas de señalización exactos. En el plano espiritual, en el plano divino no hay que investigar, basta concentrar con fuerza vuestro pensamiento para que os conduzca donde deseáis. Pensáis en la salud y estáis inmediatamente en la región de la salud... Pensáis en el amor y os encontráis en la región del amor ... Pensáis en la música y ya estáis en la región de la música. E incluso, si sois sensibles, si tenéis un don, captáis el eco de la música celeste. Porque no creáis que los grandes compositores «inventaron» la música que componían. No; transcribían lo que oían en lo alto e incluso, a menudo, no podían transcribir lo que habían oído porque en la tierra no existen sonidos o acordes capaces de reproducir exactamente la música de las regiones sublimes. La misma dificultad existe para los pintores y para todos los artistas, ya que el hombre no está todavía preparado para captar y transmitir la belleza del mundo divino. Pero aunque el hombre no esté preparado, puede conseguirlo si emprende un verdadero trabajo espiritual substituyendo todas las partículas viejas, marchitas y usadas por partículas celestes, puras y luminosos as.

13   

Diréis: «Pero, ¿cómo y dónde encontrar estas partículas? ». Como os acabo de explicar, es el propio pensamiento el que se encarga de encontrarlas. En el instante en que penséis en ellas, las imaginaréis con toda su sutileza, su pureza, su luminosidad, atrayéndolas, y entonces las antiguas serán expulsadas y reemplazadas. Es algo seguro aunque no inmediato, ya que depende de la intensidad de vuestro amor, de vuestra fe, de vuestro trabajo; no obstante un día todas las partículas que no vibran en armonía con las regiones celestes serán reemplazadas, y entonces llegaréis a captar, a interpretar las realidades más sutiles y sublimes del Universo. Desde que la ciencia ha descubierto que el cosmos está atravesado por ondas que nos traen mensajes sonores, trata de construir aparatos cada vez más sensibles a fin de captar las ondas más sutiles. Lo que nadie imagina es que tales aparatos están en el propio ser humano. Porque el Creador - que ha preparado al hombre para un porvenir de riqueza indescriptible -, ha colocado en él artefactos y antenas capaces de interpretar y transmitir toda la inteligencia y el esplendor de su creación. Si de momento el hombre no lo consigue es porque no se ejercita en ese sentido, y también porque aún no es consciente de sus posibilidades. Pero esas posibilidades existen, todos los mecanismos están ahí, a punto ... esperando el momento de que se active el resorte. Dichos mecanismos son las chacras y también ciertos centros del sistema nervioso, del cerebro y del plexo solar. Pero por el momento todos ellos están dormidos: el hombre es incapaz de captar los mensajes que llegan desde todos los puntos del universo, desde las constelaciones más lejanas. Además, en cierta medida es preferible que así sea, ya que esos mensajes son tan numerosos que, en el estado actual, aquél que llegara a recibirlos entremezclados acabaría loco o moriría fulminado. Cuando el hombre esté suficientemente fortalecido en su interior para poder resistir el impacto, ya no será tan peligroso. Tomemos una imagen. ¿Habéis visto cómo se desarrolla una calabaza? Primeramente está suspendida por un fino tallo que podéis quebrar fácilmente. Pero a medida que crece, este tallo se refuerza y es capaz de resistir el peso de varios kilos. El mismo fenómeno se produce en el ser humano. A medida que pueda captar estas corrientes cósmicas a través de sus meditaciones, actuará algún mecanismo que le permitirá resistir las tensiones. Pero es necesario que suceda progresivamente. Los que quieren aprenderlo todo de golpe, desarrollan todas sus facultades al mismo tiempo,

14   

desencadenando un desequilibrio se que pueden llegar a ser muy graves. Un médico había recetado una medicina a un enfermo: debía tomar diez gotas diarias durante un mes. «Un mes, dice el enfermo, es mucho tiempo ». Se toma todo el contenido del frasco de golpe... y muere. No, ésta no es la manera; hay que tomárselo con paciencia, con regularidad, con lo cual el organismo llega a reforzarse ya ser capaz de resistir las tensiones. He aquí, pues, lo esencial de lo que debéis saber: tenéis posibilidades de captar, a través de la meditación, todos los elementos que necesitéis del universo. Es el pensamiento el que, por la ley de afinidad, se encarga de ir a buscar estos elementos. Lo mismo sucede con los seres humanos: cuando pensáis en alguien, a pesar de que la persona está al otro extremo del mundo, entre los cinco mil millones de individuos que hay en la tierra, vuestro pensamiento irá directamente hacia la persona en la que pensáis y no irá hacia ninguna otra. Ocurre como si vuestro pensamiento estuviese imantado y fuese precisamente a alcanzar a esa persona. Así pues, en lo sucesivo, cuando queráis obtener un elemento del Universo o tocar una entidad, pensad en dicho elemento o en dicha entidad sin preocuparos del lugar en que se encuentre: vuestro pensamiento llegará precisamente a ellos. Lo mismo ocurre con ciertos perros a los que se les da a oler un vestido o un pañuelo perteneciente a una determinada persona. Por el objeto, que está impregnado de las emanaciones de esa persona, el perro es capaz de encontrarla unos kilómetros más allá ... El olor es muy sutil, pero el perro se dirige infaliblemente, por entre centenares de personas, hasta que encuentra a la que busca. Exactamente lo mismo hace el pensamiento, el cual va a encontrar, a través del espacio, no sólo a los elementos sino a los seres visibles o invisibles que pueden fortaleceros, iluminaros o socorreros.

Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula   Reus  

Fin del resumen

Conferencia del Maestro

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
Conferencia del 3 de Abril de 1958 Videlina 03

COMO CONCENTRARSE
Queridos hermanos y hermanas, voy a intentar meditación. hablaros sobre la

Por la mañana, es muy importante que la meditación y la concentración sean hechas como es debido. Me parece que no hay una claridad suficiente para saber cómo hacerlo y, sin embargo, el día entero depende de este momento de la mañana. Si se ha estado perfectamente concentrado y se ha hecho funcionar ciertos centros, se estará bien durante toda la jornada. De lo contrario, nada ira como debe ser. Os he explicado ya varias veces en Bonfin la forma de concentrarse, de meditar y controlar los pensamientos. Es un trabajo muy difícil. Sabéis que el ser humano está compuesto por dos naturalezas, siendo una de ellas hasta tal punto rebelde y obstinada, que no quiere saber en absoluto acerca de ciencia, de consejos o de moralidad; ella sabe lo que sabe, así de testaruda. Para dominarla y hacerla entrar en razón hace falta todo un conocimiento, grandes dosis de buena voluntad y mucho interés. Como hacer este trabajo de manera que todo no se detenga al cabo de un momento? Es muy sencillo, tanto que os sorprenderá. Si, es algo que llega a ser muy simple cuando se conocen estas dos naturaleza, cuando se sabe que, una de ellas se deriva de la otra y como ocurre esto. Se les llama naturaleza inferior y superior, humana y divina, animal y sobrehumana. Sabiendo que ellas están ligadas entre si y que una saca sus fuerzas de la otra, podemos empezar por la primera que es siempre divina. Para entendernos mejor, hemos llamado hasta ahora "primera naturaleza” a aquella que es humana, pero es la naturaleza divina la que le corresponde el primer lugar. Para una buena comprensión de lo que voy a deciros la llamaremos pues primera, como le corresponde. Podréis así aclarar en seguida muchas cosas dentro de vosotros.

2   

Se debe comenzar siempre por el principio, pero aquí, en este caso concreto, es preciso comenzar por el final. ¿Porque? Porque al llegar a la tierra se ha empezado por el principio. Aquí, pues, es preciso comenzar por el lado inferior para llegar al lado celeste. Así, al empezar no hagáis nada en absoluto. El error de todos los hermanos y hermanas es que, cuando llegan para orar, se disponen inmediatamente a meditar, a concentrarse, a lanzarse sobre cualquier cosa sublime. Ellos perciben entonces que hay tiranteces, pero el deseo de lograrlo les hace insistir, llegando a la exasperación. No se va a lograr nada de esta forma. Ante todo es preciso tratar de hacer una pequeña observación, una inspección para comprobar el estado de los órganos, del pensamiento y de los sentimientos. El observador debe estar sereno, sin inquietudes. Aún no están incorporadas las células al trabajo que la cabeza quiere realizar. Todavía no les ha revelado sus proyectos, puesto que siempre hay anarquistas que podrían empeorar las cosas. Hace falta dar un vistazo hacia dentro, ver cómo se encuentran los niños. Cuando una madre quiere amasar el pan y tiene a sus hijos alrededor, ellos insisten en saber lo que ella está haciendo y la importunan, de modo que será necesario acostarles para poder estar libre. Es algo muy sencillo. ¿Habéis observado como algunos equilibristas de los circos antes de lanzarse al vacío o de levantar un peso, o hacer cualquier otra cosa, intentan serenarse, equilibrarse ellos mismos, calmarse, y sentirse bien seguros? Solo una vez que lo han logrado se lanzaran sobre la cuerda. De otro modo, si lo hicieran antes de haber conseguido el equilibrio, ellos caerían ya que estarían preocupados. En aquel momento, no hay que hacer nada especial, aparte de moderar sus movimientos. Si esto es lo que ocurre en el plano físico, ¿Porque no habría de pasar lo mismo en el plano espiritual? ¿Cómo es posible intentar meditar cuando no se ha dormido, o se ha olvidado cerrar las llaves del agua o del gas?. Se pretende lograr concentrarse mientras que nada está en orden en lo interno. Así, ante todo, es preciso calmarse, apaciguarse, equilibrarse y solo después, poco a poco, se abrirá la puerta y se irá avanzando hasta ponernos a galope.

3   

Se contará con la ayuda del pensamiento y el sentimiento, puesto que estos se habrán tranquilizado. Acaso. ¿A dónde iríais cuando nada está en orden en vuestro interior? Cuando la voluntad quiere actuar, se topa con pensamientos recalcitrantes que van surgiendo, acerca de la forma que habéis comido ayer. O como habéis abrazado a otro. A esto se le llama meditación! O bien os dormís y entonces esto lo llamáis, la “meditación profunda”!. Así pues, queridos hermanos y hermanas, debéis perder algunos minutos al comienzo, no intentar concentraros bruscamente, ya que los estados bruscos no son armoniosos, sino que perturban y rompen el orden en el cerebro haciendo que os sintáis anonadados, fatigados. El cansancio mental a menudo proviene de un trabajo mental desordenado. Si aprendéis a leer y a trabajar sin brusquedad llegareis lejos, podréis trabajar durante largo tiempo sin sentir fatiga. Es un hecho que tenemos dos naturalezas y que la primera no puede manifestarse en el plano físico basta que la segunda no se encuentre calmada, armonizada y dominada. Es preciso ante todo serenarse. Por esta razón, pocas veces se llega en realidad a meditar o a concentrarse aunque a veces, muy raramente, esto puede ocurrir por azar, al momento de despertar cuando estáis más tranquilos y podéis pasar a la meditación; pero esto es una casualidad, sin merito alguno por vuestra parte. Para meditar en medio de estados de cólera y de agitación, hace falta ser Iniciado, lo cual significa saber hacer que obedezcan las células desde dentro y, en tal caso, seriáis ya un Maestro. De otra forma, sólo os limitáis a aprovechar estados de calma que se producirán al azar. Para meditar, hay que restablecer las condiciones. Si sabéis hacerlo, entonces estaréis muy avanzados y lo sentiréis. Habréis logrado imprimir vuestro sello sobre este trabajo. Ya puede haber dentro fieras rugientes aullando, pero no podrán perturbar esa serenidad, esa paz para escribir, para gozar de una sinfonía para conversar. Suponed que las fieras se pasean, hay que hacerlas volver a sus jaulas antes de hacer salir a vuestras criaturas angélicas. Vosotros siempre queréis que salgan antes de enjaular a las fieras, cuando estáis poseídos por la pasión y la inquietud. De este modo, es indispensable apaciguar la naturaleza interior cuidando de ella, antes de aventurarse en este ámbito inexplorado. Cuando lleguéis a dominar y pongáis a vuestro servicio las pasiones, inquietudes y

4   

ansiedades de forma que las controléis por entero, entonces podréis salir y explorar las nuevas regiones que Dios ha creado. Iréis a estudiar cosas nuevas, a remontar y visitar los espacios. Haréis nuevos descubrimientos y regresareis con la sensación de alguien que nunca ha salido de su pequeña aldea y ahora acaba de dar la vuelta al mundo. Un hombre así, que no ha traspasado los límites de su entorno, es tan solo un ignorante que nada sabe, aunque viva satisfecho dentro de un pueblecito muy reducido, no obstante, el interior del hombre es un mundo inmenso. Y, si no vais a explorarlo, seguiréis siendo como un hombre limitado e ignorante. Un discípulo es un ser que se ha liberado de muchas ataduras con el objeto de poder salir e ir en busca de otros sitios con una flora y una fauna distintas. Pero, para poder partir, hace falta primero pagar sus deudas, conseguir los pasaportes y poner en orden otras cosas. ¿Cómo vais a partir a explorar las regiones internas sin haber arreglado nada? Los hombres son muy desconfiados y esto atañe a todos vosotros. Yo lo veo de esta manera y así es. Preguntad a todos los Iniciados, ellos os lo confirmaran. He aquí porque todo es de una sencillez desconcertante. Así pues, poco a poco, suavemente, os iréis ocupando de la naturaleza inferior. Comenzareis por el final e iréis hacia el principio. Esto se puede hacer en un minuto, en diez minutos... Aquellos que no hayan conseguido hacerlo en una hora están muy rezagados. Aquellos que estén más avanzados podrán permanecer en una perfecta calma, disfrutando entonces de esa vía sublime y meditando durante horas. Pero hay algunos hermanos que incluso antes de calentar los motores dicen que ya han terminado la meditación, sin haber logrado siquiera tranquilizarse ellos mismos! No imaginéis que sea fácil remontarse a los mundos superiores cuando las células se encuentran todavía en ebullición. Ya os he explicado cómo se formó la Tierra y como apareció en ella la vida: la tierra se hallaba en ebullición, incandescente. Tuvo que formarse una corteza, tuvieron que amainar las erupciones y los seísmos para que la vida pudiera descender a ella. Esto ha ocurrido solo después de millares de años, una vez que la tierra ha llegado a estar casi por completo apaciguada aunque, de vez en cuando, se le hinchen todavía las narices, trayendo secuelas de llantos y accidentes. La tierra ha tenido que serenarse, calmarse antes de que las energías cósmicas encontraran el momento de sembrar en ella los gérmenes. Toda una civilización ha surgido desde entonces, a pesar de las pequeñas sacudidas que persisten y a

5   

veces matan a muchos seres. La vida se ha aferrado y se mantiene sobre la tierra puesto que ella está más calmada. Las mismas leyes rigen al ser humano. Mientras es joven, en plena ebullición, es semejante a la tierra en su fase volcánica. La vida no puede aun consolidarse puesto que todo sería destruido y el mundo invisible espera a que los humanos se apacigüen y se calmen para instaurarse y trabajar tranquilamente. Por esto es preciso llegar a una cierta edad, a una paz interior, para que el hombre pueda convertirse en un Iniciado. En cuanto a los que van siempre agitados, podéis estar seguros de que la sabiduría y los seres más elevados no van a instalarse allí. Vosotros diréis: ¿Porque debería yo ser sabio? A mí me gusta la agitación y el movimiento interior”. Si pero precisamente es en lo interno que debe reinar la calma! Exteriormente podéis moveros mucho y vivir todo tipo de aventuras y grandes experiencias, pero si no habéis logrado dominar, y armonizar vuestra vida interna, no iréis a ninguna parte. No os asombréis pues si la sabiduría exige que seáis siempre maestros de vuestros pensamientos, de vuestros sentimientos y vuestras acciones. Así que por la mañana el llegar y aun antes, debéis mirar dentro de vosotros y serenaros, procurando que todo se equilibre en vuestro pensamiento y vuestros recuerdos. Cuando percibáis que nada os distrae, es cuando podéis desplegar todo aquello que deseáis: belleza, poder divino, sabiduría, etc. Comenzad sin forzar nada y en caso de que surgieran nuevas perturbaciones, aquietadlas y luego continuad con vuestro trabajo. Un día llegareis súbitamente a sumergiros y penetrar en el mundo elevado. Al encontraros con el espacio, es cuando empezáis a sentir. Dios os ha dado multitud de fuerzas y elementos, podéis hacer acrobacias con ellos y todo os responderá; pero para llegar ahí hace falta conocer muchas leyes. En lo sucesivo, nuestras reuniones deberán producir resultados, nuestras meditaciones deberán ser cada vez más prolongadas, sin que surjan inquietudes, sin que nadie distraiga su mirada hacia mí en la esperanza de terminar rápido. Yo no podría meditar y, ¿Que ganaríais vosotros con ello? Saldríais igual de como vinisteis. Es preciso entrar este año en una nueva fase, explorar otras regiones. El hombre es un territorio desconocido, cuantas cosas hay por conocer! Armados con estos conocimientos, con las leyes, métodos e instrumentos

6   

psicológicos necesarios para armonizar las dos naturalezas, evitando el conflicto entre ellas pues deben llegar a colaborar entre sí: la primera debe someter a la segunda ya que esta última es egoísta, es tonta y pone trabas a la primera. La naturaleza inferior debe estar subordinada a la otra. La primera es de una gran nobleza y magnanimidad, pero no llega a manifestarse físicamente ya que la naturaleza inferior cuenta con todos los poderes para permitir o no la manifestación de la superior. Esta última tiene poder en los planos más elevados pero carece de él en el terreno físico. La naturaleza inferior reina en el plano físico y la naturaleza superior lo hace a su vez en el mundo elevado. Si la naturaleza inferior opone su veto, la superior no puede manifestarse. Por consiguiente, si la que manda es la inferior, el Cielo no podrá manifestarse a través de un hombre que aun no la haya sometido. Estas dos naturalezas no deben estar en contradicción, la segunda debe obedecer a la primera y la naturaleza superior debe llegar a dominar a la otra. Hay toda una ciencia en ello y las cosas no son como creéis. Si hacéis lo que os explico, tendréis en seguida mucha alegría y felicidad. Aprenderéis a abrir unos grifos que dejaran correr sensaciones desconocidas. Es preciso alcanzarlo este año. Tenéis ya experiencias y conocimientos, que debéis poder ponerlos en práctica. La herramienta más eficaz, es la concentración. Si no se logra concentrarse durante el tiempo que uno desea, no se puede pensar en explorar y conocer las cosas que nos sobrepasan. ¿Cómo vamos a perforar un túnel con una aguja? El instrumento más valioso es el poder de concentración del pensamiento. Para haceros idea del poder de la concentración, tomad una lupa e intentad encender un cigarro sin concentrar la luz del Sol sobre un borde. Podéis estar así durante meses y el cigarro no encenderá. Ahora, concentrad los rayos por unos segundos y veréis como el cigarro empieza a arder. Esto prueba que podéis trabajar durante años en una cosa sin obtener resultados por falta de concentración. Pero si lográis concentrarlo todo en un punto determinado, obtendréis resultados. Todo está en la concentración. Es preciso concentrar todas las energías que hay en nuestro ser sobre un punto, un ideal, alguna cosa. Entonces tendréis un poder. Todo comenzara a arder….Pero no esperéis resultados si no habéis aprendido a concentraros. Tomad esto y que cada uno exclame: “vamos, adelante" Entonces vuestras

7   

dos naturalezas dirán al unísono en vuestra garganta: luchemos. Haced esto hasta que la naturaleza superior domine a la otra y esta última le permita invadir el mundo entero. Para calmar y apaciguar la naturaleza inferior de forma que existan las condiciones adecuadas para que la superior pueda surgir, trabajar y expandirse, hay un poderoso medio. Consiste en no pensar en nada en absoluto, observando al mismo tiempo lo que ocurre. Es extraordinario, como si se estuviese en un estado semejante al dormir. Y repetid: “AUM, AUM, AUM, AUM, sin pensar en nada más. Es un instrumento increíble. Los hindúes utilizan mucho esta palabra y tienen razón en hacerlo, puesto que es un sonido que produce vibraciones muy armoniosas. Según la psicología humana, en sus primeros ejercicios, es más fácil concentrarse sobre algo que os agrada, puesto que resulta más sencillo representarlo. Escoged pues, al comenzar, alguna cosa concreta ya que pueden trascurrir años para llegar a concentraros en cosas abstractas o filosóficas. Aún es demasiado pronto para concentrase en el espacio, el Buen Dios o la Santísima Trinidad; hay que probar primero con cosas más concretas. Es todo un proceso. Siempre había creído que estabais más avanzados y esta es la razón de que nunca os hubiera señalado este método más simple. Para llegar al lado abstracto, es indispensable transitar primero por el lado concreto. Es toda una ciencia, como el trabajo consigo mismo. No se puede llegar a grandes resultados si se desconoce este punto. Cuando no sintáis ya ninguna reticencia es el momento de volveros más audaces y partir hacia el mundo sutil. Añadiremos algunas palabras: ante todo, hay que tener en cuenta que la concentración es un extremo importante. Si no se está convencido de ello en todas las circunstancias de la vida, no se harán grandes esfuerzos para obtenerla. Es por esto que quiero insistir al respecto. Nada puede hacerse en la vida, en la naturaleza, sin que haya concentración de fuerzas de una u otra forma. Durante una guerra, se suele decir que hay tropas concentradas en un lugar determinado. Porque? Para vencer. ¿Acaso podrían hacerlo si estuvieran dispersadas?. Pensad en la concentración de energía que hay en el esperma antes de que el niño sea creado. De no existir tal concentración no podría haber niño, ni hombre alguno. Todo está fijado alrededor de un punto, de un

8   

minúsculo germen. Pero un día gracias a la concentración de estas fuerzas en la criatura, se convertirá en un hombre y conmocionara toda la tierra, como lo ha hecho Hitler, en un sentido negativo. La concentración es de una importancia considerable en la vida. ¿Qué sentido tendría abordar un problema matemático o un análisis, si sois incapaces de concentraros? Si os encontráis distraídos, no podréis resolver ese problema. Es preciso enviar la sangre y las fuerzas al cerebro. Si queréis levantar algo pesado, será necesario entonces concentrar las fuerzas en las manos. Si vais a caminar, lo haréis en las piernas. Para todo será así. La concentración es así preliminar a toda acción. Dios ha comenzado por ella antes de crear el mundo. El ha concentrado ciertas energías en un polo determinado del espacio y el mundo ha surgido de allí. El mundo no es más que una concentración de energía sobre un punto. Este núcleo debe permanecer allí, de lo contrario todo retornaría al océano de las fuerzas, de la energía. Para que podáis estar vivos, hay un núcleo en vosotros que contiene las energías vitales. Cuando estas se dispersan, todo retorna hacia la fuente primordial, es la muerte. Es un punto muy pequeño y está localizado en el corazón. Esto es lo que mantiene concentradas todas las energías. Al deshacerse, la vida se va, todo se dispersa. Aquellos que esperan obtener grandes resultados en la vida sin concentración, no han comprendido el sentido de la vida. Mostradme un mago que haya llegado a serlo sin antes haber trabajado la concentración. A quienes están constantemente dispersos, todo se les escapa. Tomad un hombre y una mujer. Se dice que, por su naturaleza, la mujer es un ser que se concentra, mientras que el hombre está disperso. Puesto que la función de este último es análogo a la de un emisor o un surtidor, para que sus energías no vayan a perderse a cualquier lugar, la mujer las concentra. Por esta razón se dice que la mujer recoge y acumula dentro del hogar, en tanto que el hombre dispersa y derrocha. No hablamos aquí de aquellas mujeres que arruinan al hombre, ya que no se trata entonces de verdaderas mujeres sino de aquellas que solo saben comprar y arruinar a los millonarios. Una mujer autentica sabe acumular. Existe un proverbio que afirma que si la mujer derrocha con un dedal y el hombre recoge con vagones, el hogar se arruinará. Resumiendo, es la mujer quien sostiene la casa. Esto en teoría, por supuesto. En el pasado, la mujer estaba concentrada en su hogar y su casa, en tanto que el marido viajaba; hoy en

9   

día, los papeles están un poco invertidos: los hombres cuidan a los niños en casa mientras las mujeres pasean. No obstante, es la mujer la que sabe concentrar mejor las cosas. El gato, por ejemplo, es un maestro de la concentración. Es debido a su prolongada concentración que el ratón sale de su agujero. El gato le ordena que salga y el ratón se ve obligado a hacerlo. Para poder serenarse, es preciso respirar profundamente. La respiración profunda y la concentración: he aquí dos cosas muy importantes. Hay que inspirar por la nariz y exhalar por la boca antes de concentrarse. Esto ayuda mucho a la concentraci6n. La palabra AUM y la respiración os calmarán, os apaciguaran en seguida y os brindarán una rápida posibilidad de enfocar el tema que os interesa. Frente al dolor, al sufrimiento o a los seres que os persiguen por el espacio, podéis concentraros y dispersar estas energías molestas. Os he explicado ya el porqué de este análisis. Estamos tratando de un tema amplio que no puedo deciros todo, pero aunque sea poco lo que os digo, os demuestra que cuento con experiencias valiosas en este campo y que os puedo indicar la forma de actuar. Toda acción genera una reacción. Debéis pues empezarlo todo muy suavemente si no queréis provocar efectos en torno a vosotros. Si vais demasiado rápido allí donde hay objetos ligeros, estos volarán debido a que agitáis demasiado el aire. No hace falta entonces actuar bruscamente ya que pondríais en movimiento todo lo que os rodea. Es preciso ir con mucha suavidad hacia lo invisible para no arrastrar las capas de polvo que hay dentro de vosotros. Es lo mismo que ocurriría con una botella de vino que contiene sedimentos, estos se mezclarán con el vino si la agitáis con brusquedad. Todo es así en la vida, por dentro de nosotros. Cada movimiento brusco produce efectos alrededor, remueve el limo en el fondo del ser. Por tal razón, en algunas cosas hay que actuar con suavidad. Muchas cosas se alteran en vuestro interior cuando pensáis con excesiva brusquedad. Suponed que hay algo que os fastidia en el plano astral, algo que os atormenta como un enemigo. Si en aquel momento intentarais concentraros sin haber arreglado antes este asunto, no podréis meditar. Es

10   

preciso que antes de hacerlo os serenéis totalmente. Hay que calmarse y dispersar a estos fastidiosos enemigos, por lo menos descubrirles. Debéis proyectar luz para encontrarles. Esta es la forma correcta de analizarlo. En vez de luchar contra esta dificultad dentro de vosotros, debéis estudiarla, analizarla. Esto sigue siendo un detalle de todo lo que os he dicho antes. Se trata de aclarar, simplemente, para saber cómo actuar. Pero hay que estudiar previamente el asunto antes de lanzar vuestro ataque. Ante todo, es preciso descubrir al enemigo y para ello hace falta estudio, reflexión. El enemigo tiene miedo de la luz así que por medio de vuestra inteligencia debéis buscar aquello que os hace resistencia y que es enemigo. Le encontrarais si proyectáis luz sobre ello, para dispersarlo o cazarlo. Pero si huis, haréis mas fuerte a este enemigo y le daréis superioridad sobre vosotros. Por esto los Iniciados han dicho: No, tú te volverás sobre tus pasos, irás hacía él, y tomaras el toro por los cuernos. Si corréis por la calle, los perros irán tras de vosotros. Pero si os volvéis y les hacéis frente, ellos huirán en desbandada. Por lo mismo. Si os enfrentáis la dificultad, esta comenzará a deshacerse hasta dispersarse en la atmosfera. Mientras más miedo os inspire una dificultad interna, más se agrandará esta. Pero el día en que la miráis de frente, armados de luz y de amor (las armas espirituales), ella será vencida. Nunca se debe ir hacia lo alto sin haber saldado antes las cuentas con estas bestias interiores. Para conocer todo esto hace falta una gran experiencia, haber trabajado mucho consigo mismo. Aun puedo daros otras imágenes acerca de cómo usar el poder de concentración. Pero esto que os he dado, es lo más radical y esencial para todos. Nada podrá venceros entonces. Por ello debéis concentraros más a menudo y sobre todo en las cosas positivas, y así vosotros las alimentareis, las reforzareis. La concentración presenta así dos aspectos: sirve para dispersar y para acumular. La concentración puede dirigirse en dos direcciones: "solve" et "coagula". Cuando la naturaleza concentra sus fuerzas, el niño crece; cuando ella dispersa sus energías, el hombre desaparece. Así ocurre con todas las cosas. Es la naturaleza quien coagula los astros y ellos son volatilizados por ella. El poder de la concentración os dará las dos posibilidades de coagular y dispersar las cosas. Dispersad lo negativo y concentrad lo positivo. Es toda

11   

una ciencia. Y si preguntáis.. ¿Por cuánto tiempo se trabajará con la concentración?. Por toda la eternidad, ya que sin ella no es posible hacer nada. Es por esto que los Iniciados no quieren a los discípulos que se distraen, pues saben que, a pesar de contar con buenas cualidades, ellos no van a lograr nada. Hay que evitar la distracción, el estar todo el día en las nubes no permite avanzar mucho. Si no se reacciona, vendrá el estancamiento. He aquí en la Enseñanza. Se nos aprende a cómo debemos comer, beber, respirar, meditar; y si alguno nos dice "Yo no sé hacerlo", entonces que no vaya a reprochar a nadie. Aquí se dan todas las posibilidades para avanzar pero, si esto no se lleva a la práctica, uno es el único responsable y no caben excusas.

 

FIN DE LA CONFERENCIA  

Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula   Reus  

CONFERENCIA DEL MAESTRO

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
Video 1985

EL HOMBRE CREA EN EL MUNO INVISIBLE POR MEDIO DE SUS PENSAMIEN'IDS Y SENTIMIENTOS

Todos los pensamientos y sentimientos que toman forma en las mentes humanas, tanto si es de forma consciente como si no lo es, son entidades vivientes, y aquellos que los han traído a la existencia, los alimentan cada día con sus propias emanaciones. En el momento de la muerte, alguna gente ve y reconoce a estos seres como sus propios hijos, y aunque pretendan deshacerse de ellos, no pueden sacudírselos. Esta es la razón por la que debemos aprender a focalizarnos en la luz, cada día, y renovar nuestros lazos con el Hacedor con la mayor frecuencia posible, pues son esos lazos los que nos librarán de esas monstruosas criaturas que por ignorancia hemos creado. Soy plenamente consciente, de que en actual estado de cosas, los seres humanos están muy lejos de aceptar la verdad de lo que acabo de decir, ya que no saben nada sobre la naturaleza y poder de sus pensamientos y sentimientos. Se han materializado y fosilizado tanto, que el otro mundo sutil y vibrante, se les escapa. Ni lo sienten ni creen en su existencia. Los seres humanos están incesantemente ocupados en crear pensamientos y sentimientos, buenos o malos, sin darse cuenta de que están trayendo unas entidades al mundo, que para sobrevivir, deben alimentarse de aquellos que las han producido. Esto significa que si dichas entidades son maléficas, vaciarán a su creador de toda su fuerza, y si son benéficas, le enriquecerán con abundantes y preciosos regalos. Si yo fuera el único en deciros tales cosas, estaría justificado que no quisierais creerme, pero desde tiempo inmemorial, Maestros, Iniciados y clarividentes, han enseñado la misma cosa, y esta enseñanza constituye una buena parte de la ciencia iniciática. Si la mente humana es tan ciega que niega estas realidades, permanecerá en su ignorancia, pero cuantas pruebas y tribulaciones hay almacenadas

para él. De hecho no es tanto una cuestión de creer, sino de estudiar, observar y verificar por uno mismo, y si queréis verificar algo, debéis aceptar cierta disciplina y ciertos ejercicios. ¿Qué aducen los que niegan la realidad del mundo astral para justificar su postura?: Más pronto o más tarde, cuando sean destruidos por sus propios hijos, sus propios monstruos, entonces entenderán y ya no lo negarán más, pues estos hijos son Terroríficos. Al igual que en el plano físico, en el que el padre debe responder de los daños causados por sus hijos, debemos responder en nuestro mundo interior de los daños causados por nuestras creaciones, nuestros hijos, que causan daño en todas direcciones, simplemente porque son fruto de motivos e intenciones diabólicas, y un día, la ley moral cósmica nos Pedirá que reparemos el daño que nuestras creaciones han causado. El padre debe pagar por sus hijos, y si quiere evitar esto, mejor será que no cree hijos rebeldes y destructivos. En tanto los seres humanos permanezcan en esta ignorancia, estos sutiles secretos, estos niveles misteriosos permanecerán cerrados para ellos, y continuarán preguntándose por qué están siendo siempre molestados, atormentados y se sienten infelices. La respuesta es simple, están siendo perseguidos por sus propios hijos. Han sido el odio, la ira y el espíritu de venganza lo que los ha producido, puesto que como el Señor, nosotros somos verdaderos creadores, no solo en el nivel físico, sino en otros niveles. Al igual que creáis hijos en el plano físico, también los creáis en el plano astral y mental. Sólo los clarividentes pueden ver los emerger de la cabeza de su creador. En unos casos son monstruos, en otros, son entidades luminosas, aladas. Tanto si lo creéis o no, la fortuna o la desgracia vendrán a vosotros a través de vuestros hijos. ¿Por qué cierta gente es internamente perseguida y atormentada. Por lo que se puede ver en el mundo exterior, nunca han cometido un crimen ni tienen malas intenciones. Cierto, pero deberíais oír el rugir y el pandemónium que hay dentro de ellos. Sus hijos no hacen nada más que gritar y clamar por lo que ellos desean. Es mucho Peor que cualquier cosa en el plano físico, pues en éste, al menos uno puede enviar a sus hijos a jugar fuera de casa o mandarlos a la cama, pero lo que no podéis hacer es desembarazaros de vuestro estado interior.

Aquí, entonces, descansa la verdadera consciencia moral, en darse cuenta de que cada uno de nosotros es responsable de todo lo que hacemos, no sólo en el plano físico, sino en todos los planos. En el plano físico, la gente, en sus actos, son siempre, o casi siempre, admirables, sabios, más allá de cualquier reproche, obedecen las leyes y cumplen las reglas. Sin embargo, en su fuero interno, se sienten libres de quebrantar todas las normas. La verdadera moralidad consiste en conocer y aplicar estas verdades del mundo interior Para convertirse en un creador, consciente e incesantemente, día y noche. Un genuino Maestro, es extremadamente prolífico, está continuamente creando pequeños seres alados, pequeños ángeles que vuelan en todas direcciones para hacer el bien en todo el mundo. Un genuino Maestro tiene gran cantidades de hijos. Meteos pues en la cabeza, que la verdadera moralidad no es una cuestión de acomodarse a reglas y regulaciones externas. Ser verdaderamente moral es tener el hábito de crear pensamientos Luminosos y benéficos, es enviar desde nuestro corazón y alma, una constante corriente de estos seres, invisibles, pero no por ello menos reales, que ejercen una influencia benéfica sobre todas las creaturas del universo. Desgraciadamente, lo que ocurre con los pensamientos y sentimientos de hombres y mujeres, es precisamente lo contrario. Emplean su tiempo creando creaturas malévolas, monstruosas, y luego se preguntan por qué se sienten desgraciados, enfermos y débiles. Cualquiera que de buena fe reflexionara en esto por unos momentos, se vería obligado a admitir que se habían permitido albergar, en uno u otro momento, pensamientos y sentimientos diabólicos. Estos pensamientos y sentimientos, necesariamente desencadenan ciertos efectos. No son solamente las palabras y gestos, actos externos, lo que produce consecuencias, todo lo que ocurre en la vida interior del hombre, tiene también sus consecuencias. La ignorancia es la causa de todos los infortunios. ¿Cómo puede uno disipar tal ignorancia? Cuando uno trata de enseñar la verdad a los hombres, se rascan y dicen: Oh, no creo que esto sea verdad. No creo que.... En lugar de decir: No se mucho de esto, pero estudiaré la cuestión, observaré y haré algunos experimentos, en lugar de eso dicen: no creo. Pero, ¿quién se cree que son? ¿Acaso han estudiado y probado todos los secretos del Universo?, ¿Tienen algunos poderes o cualificaciones

especiales?. Nada de eso, son nada y sin embargo se creen el ombligo del mundo, no estudian nada, son unos dinosaurios, unos monstruos prehistóricos, y encima creen que lo saben todo. Os sorprende oírme hablar de forma tan áspera, con tal severidad, pero os aseguro que si estuvieseis en mis zapatos y pudieseis ver las aberraciones de los humanos tan claramente como yo las veo, seríais mucho más violentos. Empezaríais a sacudir latigazos por todas partes. Yo soy realmente muy suave, no he roto nada. Así pues, no es cuestión de creer o no creer. Es una cuestión de saber que los pensamientos y sentimientos que proyectáis, siguen la trayectoria que corresponde a su naturaleza, sus cualidades, su intensidad y la fuerza con la que los proyectáis, y que ellos completan su curso retornando al punto de procedencia, o sea, vosotros. Si son buenos, vuelven en forma de bendiciones que llueven sobre vosotros, pero si son malos, si contienen un veneno secretado por vuestro cerebro o corazón, sentiréis la suciedad de tal veneno. Es lo que llamo la ley de retorno, que opera tanto en lo bueno cano en lo malo. Un discípulo que se esfuerza en ser más y más consciente cada día de la importancia de esta cuestión, dominará rápidamente sus propios pensamientos y sentimientos, e incluso, si sentimientos ajenos y hostiles intentan venir a su lado, estará en posición de rechazarlos y poner en su lugar a sus maravillosos hijos. Sé muy bien que porque hayáis oído hoy esta conferencia, no vais a ser instantáneamente capaces de conservar el control de vuestros pensamientos y sentimientos, pero con el conocimiento que tenéis ahora" estaréis en posición de ver en qué punto estáis, y éste es uno de los aspectos positivos de esta ciencia. La habilidad de rechazar y reemplazar pensamientos y sentimientos indeseables con otros mejores, depende de vuestro grado de evolución, vuestro ideal, vuestra inteligencia y perseverancia, y sobre todo, de vuestro amor. Si amáis este ideal, si realmente queréis ser buenos, luminosos y radiantes, alcanzareis el éxito mucho más pronto y fácilmente que otros. Pero si estáis tan orgullosos e imbuidos de vuestro propio valer y pensáis que no necesitáis progresar, no avanzareis gran cosa. Todo depende pues, de vosotros. Tengo la obligación de revelaros estas grandes verdades, porque ello es parte de mi programa. Si no hacéis caso,

un día pagareis muy cara vuestra conducta. Pero si llegáis a haceros conscientes de la necesidad de aplicar estas verdades, seréis los primeros en beneficiarios, pues recibiréis grandes alegrías y maravillosas revelaciones. Estas leyes que os he explicado sobre la realidad y el poder de vuestros pensamientos y sentimientos, son infalibles. La cuestión es demasiado importante para dejarla a un lado. Estoy obligado a hablar sobre esto. De hecho, los hombres pronto serán capaces de fotografiar pensamientos y sentimientos y grabar su color y forma, sus dimensiones y su intensidad. Antes de finalizar el siglo, todas estas cosas serán reveladas. Esperemos que ello no llegue demasiado tarde. Es importante saber que los pensamientos y sentimientos negros y caóticos, dejan una huella indeleble en el cuerpo físico. Muy frecuentemente, la cara de una persona revela la clase de vida que lleva. Unos le verán como alguien desagradable, incluso repugnante, sin saber la razón, se encuentran incómodos en su presencia y encuentran imposible amarle ¡su único deseo es alejarse de él con la mayor rapidez. La razón es simple debido a su ignorancia, ha admitido entidades inferiores en su santuario interno, y ha creado un sin fin de hijos sin ley, que rompen y asolan todo. otros, en cambio, que han aprendido a observar sus pensamientos y sentimientos, avanzarán y harán progresos, y todos le amarán y le encontrarán atractivo. Si no notáis que lo que os revelo es absolutamente cierto, es señal de que vuestro lugar no está en una escuela iniciática. Debierais saber estas cosas hace mucho tiempo. Cuando yo os revelo esto, vuestra reacción debiera ser: Esto no es nuevo para mí. Ya lo sabía. No se cuándo, pero ya he experimentado estas cosas que dice, es absolutamente cierto. Deberíais sentir que estas verdades constituyen parte de vosotros, que no os estoy enseñando nada. No os preocupéis, no me sentiré insultado si ésta es vuestra reacción. Pero si lo que os digo no despierta eco en vuestro interior, o si lo rechazáis porque pensáis que vuestro conocimiento es superior, entonces no es de ninguna utilidad venir aquí, a nuestra escuela, estáis perdiendo vuestro tiempo. Quizá seríais más útiles rompiendo piedras, o serrando madera, o cuidar de un montón de gansos. Los búlgaros tienen un proverbio que dice: Es la inteligencia la que Reina, la inteligencia la que se convierte en esclavo y la inteligencia la que

cuida gansos. En otras palabras, cualesquiera que sean vuestras circunstancias, ello es el trabajo de vuestra inteligencia. En cualquier caso, ya seáis un rey, o seáis un esclavo, o cuidéis gansos, cuando lleguéis a tal punto, debéis deciros a vosotros mismos. Esto es la consecuencia de lo que has hecho, amigo mío. Es tu inteligencia lo que te ha llevado a esto. En otras palabras, en lugar de acusar a otros, debéis admitir que es a vosotros a quien hay que culpar. Esto es lo que yo hago y lo que me capacita Para seguir haciendo progresos. En tanto sigáis acusando a los demás de vuestras desgracias, os paralizáis y entorpecéis vuestro progreso, y nunca sabréis exactamente la razón. Nunca aprenderéis la verdadera causa, pero si os decís: si hubiese sido un poco más razonable e inteligente, hoy no me encontraría en esta situación. Y continuareis progresando. Hay muchas de estas Poderosas fórmulas que Podemos usar. Fin de la conferencia

 
Centre OMRAAM

Institut Solve et Coagula   Reus          

Conferencia del Maestro

Omraam Mikhaël Aïvanhov
La importancia de la concentración para el laser espiritual. 18/08/1985 70’

Lo más importante para el hombre es la capacidad de concentración sobre objetos divinos. Esta capacidad le permitirá seguir tranquilamente su camino durante la eternidad. Suponed que al dejar este mundo estáis rodeados de una atmosfera negra, oscura, a través de la cual no podéis ver ni a vuestros amigos, ni a los ángeles, estáis solos. Quién vendrá a salvaros? Vuestra capacidad de concentrarse sobre objetos divinos. Porque esta capacidad subsiste después de vuestra partida, no proviene del cerebro, se refleja ella misma, es el espíritu quien la posee y quien puede fijarse sobre las mejores cosas. Cuando se deja el cuerpo físico, esta capacidad persiste en el espíritu. Es el espíritu quien piensa, siente y actúa. Lo hace a través de la materia del cuerpo físico, pero cuando se libera de éste, no penséis que el hombre ya no pueda pensar, sentir o actuar, al contrario, es en ese momento que su pensamiento se vuelve verdaderamente poderoso. Y si se ha acostumbrado en la tierra a concentrarse sobre sujetos luminosos, le bastará con pensar en el Señor o en la luz para hacer desaparecer los tormentos y las tinieblas. De nuevo, mis queridos hermanos y hermanas, un pensamiento sobre la concentración. En apariencia no hay gran cosa a decir pero en realidad, como sabéis, para comprender las cosas en el plano físico y en el plano invisible me he acostumbrado y basado sobre la frase de Hermes Trimegisto. Y quién era Hermes Trimegisto? Lo sabéis, era el ser más elevado, más desarrollado, el más luminoso, el más espiritual, el más poderoso de Egipto. Era casi una divinidad. Y fue él quien creó Los Misterios (El Maestro se refiere a la Escuela de Misterios). Se pasaban las iniciaciones a través de ese templo de Misterios. Es una lástima que muchos de los libros que escribió hayan desaparecido. El fue quien dejó la Tabla Esmeraldina en alguna parte de la India, en un cementerio donde Alejandro Magno la encontró. Esta Tabla Esmeraldina, así se la conoce, son tan sólo unas palabras grabadas sobre una piedra de esmeralda, pero de tal profundidad que incluso los más grandes alquimistas no consiguen descifrar. Esto es algo, es una prueba de que conocía y tenía el saber de los tres mundos: el mundo físico, el mundo astral y el mundo mental. Las primeras palabras dicen : “Lo que es abajo es como lo que es arriba y lo que es arriba es como lo que es abajo para hacer la unidad de una sola cosa.” En esta frase está claro que hay un mundo divino con todas estas construcciones, ramificaciones, expresiones, que se refleja aquí, de alguna manera en el plano físico y si uno se habitúa a mirar bien, a analizar bien, descifrar bien el plano físico, los símbolos del plano físico, todo lo que existe, como las piedras, las plantas, los animales, los insectos, se puede llegar a descifrar todo lo que está en el mundo invisible, y es extraordinario. Yo

me he ejercitado en ello y ahora llego a descifrar casi, no todas, pero muchas cosas que están en el plano físico. Lo que es una lástima es que los humanos no se hayan acostumbrado, nadie les ha dicho nada, encuentran las cosas tal y como son y no se detienen sobre ello para ver cuales son los sentidos, las significaciones, las utilidades, y así, viven, comen, beben, se acuestan, sin poder descifrar, ver, la riqueza, el esplendor de todo lo que Dios ha puesto en el plano físico. Tomad por ejemplo sólo una cosa y veréis como no se detienen en ello: cuando se mira la creación, qué se constata; hay rocas, hay montañas, está la tierra, las piedras, y después está el agua, las plantas, los animales, y después los hombres. O si queréis, puramente en el terreno material, algo duro, después algo líquido, los mares y los océanos, algo gaseoso es el aire, la atmósfera, y después algo etérico que es la luz, el calor del Sol. Y por qué es así? La gente se detiene aquí y no va mas lejos mientras que yo saco conclusiones inauditas sobre cualquier cosa, es una llave para mí, esto me permite descifrar cosas insolubles, para la psicología, para la filosofía, para la anatomía, para la astronomía, es formidable. Por qué la inteligencia cósmica ha creado estas cosas? Qué hay aquí? Está claro, una cosa que no se mueve; las piedras, las montañas, la tierra, después hay algo que crece; las plantas, una vida mucho más intensa, y después están los animales; una vida todavía más intensa, y después están los humanos; una vida más intensa aún. Pero debemos detenernos ahí? Acaso no hay otras criaturas con una vida todavía más intensa?, que nos muestra que la intensidad es algo tan esencial y tan importante que si no ponemos atención a esta intensidad y vivimos al ralentí, nos acercaremos a la vida de las plantas, de los vegetales, de las fieras, y nos volvemos algo tan ordinario, tan…nada de nada. Mientras que si se sabe que hay grados y grados a recorrer, y todavía mas grados , se sobrepasará a los humanos y llegaremos a ser sobrehumanos, y después seremos angélicos, uno se volverá arcangélico sí , nos convertiremos en una divinidad. Mirad como es sencillo y simple de entender. Nadie saca conclusiones como yo! Estas cosas saltan a la vista! Y ahora mirad la inteligencia estúpida de los sabios, de los materialistas, mirad la inmensidad y la grandeza de su estupidez! Insostenible! Ved lo que dicen: “Es la materia, no hay espíritu, no hay inteligencia en el universo, la materia lo ha hecho todo.” Oh…si se estudiara al ser humano, qué se descubriría primero? Está el sistema óseo y después el sistema muscular, y después el sistema circulatorio, eliminador, después el sistema respiratorio, el sistema nervioso, así pues, cada vez más hay una actividad, una inteligencia, alguna cosa sutil cuanto más arriba se sube, y quién manda, quién dirige al ser humano? El sistema óseo. Esta es la conclusión de todos los idiotas! Es el sistema óseo quién dirige y manda al ser humano! No hay nada más sutil! Mirad el razonamiento, todo el mundo avala esto! Nadie lo critica, nadie objeta nada, todo el mundo se complace y están en la inmensidad de la estupidez! Eh aquí por qué las cosas son así hoy en día. Esta mañana me han dicho dos hermanas que han ido a acompañar a alguien a la estación que era insoportable, como estaban las personas, como se empujaban, como se fulminaban con las miradas, eran tan personales, nadie pensaba en los demás, era desagradable, insoportable. Me han dicho que había tanta diferencia con la vida que hacemos aquí que era inaudito. Yo no me he dado cuenta de que hay una diferencia…porque no salgo para ver qué pasa. Así pues mis queridos hermanos y hermanas, hay que razonar, hay que pensar, juzgar, encontrar el mejor camino de la inteligencia, en vez de oscurecerse, de sucumbir, de anonadarse con esta filosofía, esta ideología estúpida de la humanidad. Y se avala, se acepta, se imita a los demás, se

2

piensa como los demás, se comportan como los demás y entonces, cuáles son los resultados? Catastróficos. Es por ello que no os debe extrañar que el mundo invisible haya decidido mostrar a la humanidad un nuevo camino, un nuevo comportamiento, una nueva actitud, un nuevo ambiente en el que el cielo se reflejará: la belleza, la pureza, el amor, la armonía. La gente se ha alejado tanto que no buscan ni la armonía, ni la belleza, ni nada. Toda la fealdad, las películas, todo eso, todo lo que es más feo, desagradable, asqueroso, lo más asqueroso, es lo que hay ahora, es lo que aman. La poca vergüenza que hay dentro es formidable. Qué pasa con los humanos? Todo está al revés, todo es diabólico, feo, desagradable, y a la gente le gusta esto, lo prefieren así. Crean películas de miedo, por qué? Por qué? Pues para volver a la gente enferma Dios mío! Sí, como en los combates de catch, cuando ves como se baten entre ellos, terminaran enfermos la gente!. Tienen tantas sensaciones que no se dan cuenta que se pondrán enfermos porque hay tantas tensiones, tantos sentimientos, tantos bullicios, y no se dan cuenta. Después están desequilibrados pero les gusta esto. Pero lo que es extraordinario es que a mi también me gusta esto…Cuando hay una película de combate de Catch a cuatro, yo abandonaría la cita con el Papa, y miraría el combate de Catch. ¿Por qué? Me he analizado, pero no os diré por qué razón. Para ver cómo son las criaturas, cómo actúan, cuáles son sus manías, así aprendo a conocer la naturaleza humana. Se dan golpes, se lanzan los unos contra los otros, es extraordinario, se dan patadas, es inaudito. No es esto lo que me gusta, sino ver la mentalidad, y a veces me doy cuenta también de que hay algo en mis mismo que se regocija, cuando veo a alguien que está mal tratado, abatido, está sólo y hay dos o tres que lo quieren tumbar pero después, qué pasa? Que es él quien los tira a todos al suelo y es el vencedor, y en ese momento yo me regocijo, por qué? Explicarme eso…He descubierto que hay algo en mi que da la prioridad, el triunfo a lo que es justo y honesto. Lo he descubierto a los ochenta y seis años, y por qué no antes? No lo sé. Lo acabo de descubrir justo ahora. Así pues mis queridos hermanos y hermanas, me parece que todavía hay hermanos y hermanas que no se dan cuenta de las consecuencias, de los beneficios, que sus estancias, sus períodos aquí les puede despertar algo sublime, sutil, divino en ellos, algo que dormía, y no se dan cuenta. Tiene un valor inestimable quedarse aquí, incluso de entrenarse para ello, y decidir a participar en este trabajo, en armonía, por la paz, para la edad de oro. Porque si no se tiene este deseo, este ideal de participar, de contribuir, la vida será ordinaria, lánguida, sea cual sea vuestro trabajo, incluso el más grande, el más glorioso, la vida no tiene sentido: se vive, se come, se hacen hijos, se molesta, se corre , pero nada tiene sentido. Si se decide participar para cambiar la mentalidad del mundo entero siendo un modelo, un ejemplo, se despierta algo dentro que da un orgullo, una alegría, una satisfacción, una plenitud que un millonario jamás ha logrado tener a pesar de los tesoros y las riquezas que posee. Porque la plenitud no se encuentra en el plano físico, se pueden tener todas las riquezas en la tierra y estar vacíos por dentro, sí, se ha constatado. Sólo con decidirse a participar sobre algo tan glorioso, tan inmenso, tan magnífico y maravilloso como el querer cambiar la mentalidad humana, oh la, la, esto lo sobrepasa todo. Veis, mis queridos hermanos y hermanas, cuál es la mentalidad humana? La mentalidad humana es deplorable, no conoce el valor de las cosas, mirad por ejemplo la gloria y el valor que darán a aquellos que han conquistado tierras, países, que han masacrado a la gente y han obtenido triunfos en el terreno militar, oh la, la, están en primera posición, se les admira, se les adora, son modelos, y todo el resto no es nada, son ceros. ¡Lo veis!

3

Cómo es posible que la mentalidad humana haya llegado tan bajo?. En vez de apreciar a aquellos que trabajan para la paz, pues no, y si yo os revelara la deformación humana me harían falta años, siglos, de tantos puntos que hay deformados. En cada conferencia os muestro aspectos de esta deformación de la mentalidad humana, de lo lejos que está de la realidad y de la verdad. Cuando digo la palabra verdad, os diré algo aunque sea vanitoso, es igual, la vanidad está muy desarrollada en mí. Un día, el Maestro Petar Deunov, que era clarividente, me dijo: “Mikhaël, has venido para dar testimonio de la verdad.” Y eso fue todo, no me lo explicó, yo era muy joven y no entendí nada, pensaba: “dar testimonio de la verdad”…como mucha gente que dan testimonio ante la justicia de la culpabilidad de alguien, del derecho de alguien, son sólo testimonios! Eso creía yo entonces. Años más tarde comprendí la realidad de lo que me dijo el Maestro Petar Deunov. Dar testimonio es ser uno mismo la verdad. Porque si no sois la verdad, daréis testimonio como en los tribunales, pero vosotros seréis un cero, no sois nada, contáis historias pero no sois verdaderos, dais sólo testimonio. No, dar testimonio quiere decir que todas las partículas de vuestro cuerpo dan testimonio de la verdad, pues sois la verdad misma fundida, impregnada. Es así como lo comprendí, y ahora creo que vine para dar testimonio de la verdad, si, pero de otra manera, por lo que yo soy, por la manera como vivo, por la manera como trabajo, por la manera como respiro, es así como doy testimonio de la verdad. Que se crea o no se crea me da igual, para mí es muy importante y un día, todos los iniciados del mundo entero, los más grandes Maestros, porque los hay, los médium, profetas, astrólogos, iniciados, Maestros, estaremos juntos, sí, y me reconocerán y me aceptarán para ser su guía. Estáis atónitos, estupefactos, yo también…pero es así. Lo dice en los Puranas, que hay 16 que están en el mundo, 16 Brahma Rishis, entidades formidables que fueron mis discípulos en el pasado, vendrán a encontrarme y con estos 16 y yo el 17, eh aquí el número 17 que ha sido extraordinario en mi vida. Fue en 1917 que

encontré a Petar Deunov, el 17 de Junio encontré a Babaji, ha sido siempre un 17 que me ha dado cosas fantásticas, el 17, es curioso esto. Entonces, qué haremos juntos? El láser, el verdadero
láser. No el láser que los sabios ponen por encima de nuestras cabezas, en el espacio, a través de aparatos, para pulverizarnos, no, un láser que dominará el mundo, que transformará el mundo, un láser como el que ya os he explicado en conferencias pasadas. Los sabios han encontrado que la luz se dispersa en todas direcciones, han trabajado sesenta años para poder concentrarla hacia una dirección, hacia un punto, y esto es el láser. Ah, eh aquí esta página que habla de la concentración que es extremadamente importante y poderosa. Los humanos no desarrollan la concentración, viven dispersos, tienen tantas cosas en su cabeza, en sus pensamientos, en su corazón, en sus deseos, en su vientre, y la concentración de una fuerza que no existe en ninguna parte. Por ello están dispersos, son débiles, están enfermos, viven en el desorden y el caos. Nunca han pensado que la concentración de sus pensamientos, de sus deseos, es algo formidable y necesario. Os he hecho conferencias en el pasado sobre lo que es la concentración tomando primero una lupa, que todo el mundo conoce, y con esta lupa concentráis los rayos del sol sobre un punto. Ya que si este punto se agranda, no podréis encender

4

nunca nada, mientras que la concentración de los rayos del sol sobre un punto se vuelve tan fuerte y poderoso que empieza a encenderse. Es extraordinario, esto existe, todos los físicos lo saben pero, ¿se han detenido a reflexionar y a sacar conclusiones, a decidirse a actuar en su vida y desarrollar la concentración? Concentrarse por ejemplo sobre una imagen, una palabra, sobre una idea, un símbolo, y mantenerlo largo tiempo, no, es muy difícil. El pensamiento se mueve, se dispersa, no quiere obedecer. Hay muy pocos, muy pocos que han llegado a concentrarse. Había un gran profesor en la Fraternidad que había escrito obras formidables de arquitectura y un día me dijo: “Oh, Maestro, tengo mucho saber, muchos conocimientos pero no consigo concentrarme en la roca, a la salida del sol, para meditar.” Lo veis, no es tan fácil. Debéis decidir desde ahora a ejercitarse, por supuesto poquito a poco, no hay que coger dolor de cabeza, para llegar a concentrarse, se pueden hacer maravillas, maravillas y milagros. Cuando tenemos demasiadas cosas dentro, tribulaciones, cosas malas, deseos, codicias, y no se sabe cómo liberarse , cómo echarlos, cómo dislocarlos, entonces se es desgraciado, se sufre, y esto continúa días, semanas, años y uno se vuelve esclavo de sus vicios y sus debilidades. Mientras que si sabéis cómo concentraros sobre vuestras bajas entidades, vuestros pensamientos, éstos se dispersaran y seréis liberados, aliviados, hacedlo y veréis que formidable es!. Y ahora, qué es el láser? Es lo mismo pero amplificado, lo mismo. Concentrar los rayos de luz, porque nadie ha conseguido saber hasta ahora cuál es la potencia de la luz, nadie sabe que en la luz Dios ha puesto el poder más grande que existe, sólo que no se sabe cómo utilizarlo y manipularlo con la luz. Pero en realidad, todo está en la luz. Es por ello que yo os hablo siempre de tomar la luz como ideal, no pensar más que en ella, trabajar con ella, limpiarse, sumergirse, vivificarse en ella hasta llegar un día a radiar la luz como el sol. Es posible. Os he hablado también de que los atlantes descubrieron el láser por los cristales, y podían dirigir los barcos, los aviones, y los trenes formidables que tenían. Eran formidables los atlantes. Y ahora, los que han venido son atlantes que han rememorado, recordado, y han descubierto el láser, son americanos, ya os dije sus nombres y cómo trabajaron, sobre qué cristal, sobre qué gas, qué líquido, etc. Pero lo que los sabios no han descubierto, yo lo he descubierto, sí, porque los sabios se detienen siempre sobre lo que es concreto, material, tangible, palpable, y sobre lo que es invisible, impalpable, no se detienen. Y es aquí que se encuentra el misterio y el secreto más grande. Mirad ahora, cuando os decía que ahora es mucho más difícil citarse conmigo, por qué razón? Cuál es el sentido de este echo? Y por qué no vengo con vosotros a la salida del sol? Pero subo sobre mi tejado y allí veo el sol mucho más tarde, a causa de los árboles. Esto me permite trabajar con el lado invisible, tocar lo invisible antes de que sea visible, poder esperar a alguien sin encontrarlo físicamente, poder captar los pensamientos de alguien sin encontrarlo. ¡Éste es el nuevo ejercicio, el que nos hace avanzar! Y la gente no entiende nada de nada, se rebelan, no entienden por qué es así. Según ellos hay que girar a su alrededor, acariciarles, adularles, inclinarse, rebajarse para contentarles su personalidad. Porque la personalidad no pide más que eso, quiere que el mismo Dios vaya a servirla, el buen Dios es un criado y ella es un Maestro, esto es la personalidad. Yo lo he analizado y vosotros todavía no lo habéis hecho. Se sigue a la personalidad, se actúa según ella y no os dais cuenta que se trabaja con la personalidad. Os dije un día: “Os preparo a traves de medios, por nuevos métodos que no conocéis, para recibir y captar cosas tan sutiles como nunca os podéis imaginar.” De otra manera vais a chapotear o quedar atascados en el terreno ordinario donde está todo el mundo. Os

5

dije que un día vendré, estaremos juntos, no diré nada, me iré y estaréis todos llenos, dilatados, colmados en la plenitud y en la comprensión total. Cómo se puede explicar esto? Es difícil de explicar. Y lo he hecho, en América, en Los Ángeles, había muchos hermanos y hermanas que vinieron; entré, me senté, hicimos la meditación, todo el mundo esperaba que hablara, y no dije nada, me marché, y parece que no habían estado nunca en un estado parecido, en un estado divino, todos, lo dijeron después. Y qué pasó? Yo sé lo que pasó, no fue sólo en el plano físico mis queridos hermanos y hermanas, sino en el plano invisible que hablé y presenté cosas. Hay medios mucho más sutiles y debemos ir a buscarlos en vez de quedaros eternamente en el mismo sitio, en la misma situación. ¡Esto es lo nuevo para vosotros! Que os guste o no, estoy obligado de llevaros hacia grados superiores, y un buen día, a pesar de vosotros, a pesar de vuestra educación, a pesar de la instrucción que habéis recibido de vuestros padres, vuestra familia, por la sociedad, en las universidades, descubriréis algo nuevo, verídico, luminoso, y después empezaréis a comprender que se vivía en las viejas concepciones y no os dabais cuenta. Mostraré esto a los humanos un día, cómo viven en las viejas concepciones apergaminadas que no dan resultados. Están siempre por el suelo, desgraciados, tristes, porque no quieren aprender el nuevo grado, la nueva situación, el nuevo punto de vista, el “miruglete” (palabra de origen Turco que utiliza el Maestro para identificar a los que saben mirar mas lejos de su nariz). Quiere decir visión del mundo, es una palabra vulgar pero extraordinaria. Y yo tengo un miruglete , pero fantástico. Si os revelo más cosas no os podéis imaginar hasta dónde os puedo llevar. Pero si me hacéis frente y no renunciáis a las viejas cosas que habéis recibido en vuestra infancia, entonces no podré ayudaros. Porque os aferráis demasiado a lo que se os ha enseñado, pero es falso, todas las cosas, muchas cosas, no todo, muchas cosas de las que os han enseñado, incluso en las universidades son solo mitad verdad. Así pues ahora hay que conocer la verdad entera. Si os obstinaís , si os resistís, si no queréis que venga a ayudaros, veréis las consecuencias, los resultados, veréis a otros a vuestro lado que lo han aceptado y que galopan, que irradian, que emanan cosas, y cuando os comparéis con ellos encontraréis que sois unos rastreros ,nada de nada, sin brillo , sombríos, y ellos, luminosos. Si, mis queridos hermanos y hermanas, daros prisa en aceptar lo que os revelo porque todos los que me han seguido hasta ahora, incluso los enemigos, reconocen que han aprendido cosas verdaderas y se lamentan porque han sufrido mucho y han pagado mucho y ahora quieren volver y no les acepto. Han reconocido que todo lo que yo les había revelado era verdadero pero estaban influenciados por muchos otros movimientos, otras historias y entonces no me aceptaban, y ahora están en una situación lamentable, …algunos ya se han ido del otro lado . Por qué esperar que lo mismo os pueda suceder a vosotros?. Incluso fijaros que el Maestro Petar Deunov dijo que yo daría testimonio de la verdad, y los Puranas también lo dicen: “Tiene el saber, dicen, del sol, el saber solar y viene a traer la religión solar que es la más verídica, tiene el saber, el verdadero saber inaudito, inmenso, de toda la astrología, de todos los rayos, los siete rayos del sol, pero este saber lo transportará de nuevo actualmente bajo otra forma.” Y cuál es esta forma? Infantil, pero el verdadero saber mis queridos hermanos y hermanas! Y cuál es este saber? El que está en los Vedas, si, el mundo entero a leidos los Vedas, incluso Jesús fue a estudiar los Vedas, y Buda estudió los Vedas, todos, todas las religiones se basan sobre los Vedas!. Y soy yo quien escribió esos libros, cuatro volúmenes, si, increíble! Lo dicen los Puranas que fui yo quien los escribió, y que tengo el saber, pero

6

os lo presento bajo una forma infantil, simple, simple, clara, para que podáis al fin avanzar. De otro modo, os puedo hablar de una forma abstracta, trascendental, y no entenderéis nada. Si queréis, lo puedo intentar un día y ya veréis, los más eruditos no entenderán nada a pesar de que será lógico, sincero, matemático. Porque probaré otro estilo, como una conferencia que hice en Canadá sobre el estilo en la que decía: “ mirad cómo son los humanos, solo es el lado exterior que cuenta, es la fraseología, el estilo, cómo están puestas las palabras, pero el significado de dentro qué trae? La dislocación, la desvergüenza, la desconfianza, y a eso no se le da importancia puesto que el estilo es formidable… Y se gana el premio Novel…porque cuenta el estilo, no el contenido. Para el contenido no dan ni dos céntimos esta gente, sólo cuenta el estilo, pero para mí es al contrario, yo me río del estilo, estoy contra el estilo. Una vez en mi vida seguí el lado estilístico, cuando tuve que hacer mi tesis en la universidad, estaba obligado a hacer un estilo conveniente, de otro modo, no lo hubiera logrado, no me habrían aceptado la tesis. Así pues, recibí mi tesis, pero después se acabó, no he sido más estilista, si, es formidable. Por qué los humanos se empeñan en el estilo, en el lado fantasma, el lado exterior, el lado de vestimenta solamente, el lado del título, y por dentro carcomido, carcomido. Eh aquí la mentalidad humana! Ahora se debe cambiar, corregir, buscar el lado interior, el lado intenso, el lado espiritual, divino, luminoso, verídico! Y se está siempre en la superficie, en la superficie y no se es nada, se es un cero. Eh aquí la escuela de la Gran Fraternidad Blanca Universal que debe crear desde ahora hermanos y hermanas verídicos, y pensar, sentir y actuar según estas leyes divinas, y no según lo que los humanos han establecido. Los humanos han establecido cosas monstruosas que os mostraré un día. Por el momento no os dais cuenta, encontráis que todo es maravilloso lo que los humanos han establecido, todo es magnífico, solemne, espiritual. En absoluto, yo os lo mostraré matemáticamente. Yo también puedo hablar abstractamente, os lo puedo mostrar, pero no entenderéis nada. Mientras que si os fijáis en mi estilo, incluso los niños, los bebés me comprenden. Incluso los animales me entienden. Mirad por ejemplo: varias veces al entrar en mi pequeño chalet hay una ardilla delante de la puerta que me espera y le digo: “Qué haces aquí?”, y en seguida se sube a un árbol. Quiere entrar y que la reciba como a un discípulo, y le he dicho: “No, no, todavía no, eres una ardilla y no me entenderás.” La pobre estaba decepcionada . Lo veis?, quería ser mi discípula. Pero qué queréis, una ardilla… Para descifraros otra cosa ( el maestro cuenta alguna historia sobre el comportamiento del sexo , pero ha sido cortado UNA VEZ MAS POR ALGUN HERMANO O HERMANA de la FBU Francia, lamentable )…maravilla, y que está triste, enloquecida, apenada y está obligada a reflexionar, a pensar sobre el amor, sobre todo lo que revelo en mis libros, y debo decirle que la mariposa nos revela cómo se debe amar, cómo pensar, cómo transformarse, y ella no ha entendido nada, porque no está acostumbrada a descifrar todo lo que le llega. Hay un lenguaje en la vida, todo tiene un lenguaje, y cuál es este lenguaje? Todo lo que escribía, la mariposa se lo decía: “Debes renunciar a comer las hojas de los árboles y volverte un capullo, encerrarte, meditar, y volverte un día como yo que me convertí en mariposa y ahora me alimento del néctar de las flores.” No ha entendido nada esta hermana, y la mariposa le explicaba cómo vivir en el amor, mientras que todas los demás comen las hojas de los árboles y se las persigue, se mata a las orugas porque son peligrosas, nocivas, y los árboles no pueden producir frutos. Pero cuando deciden meditar, concentrarse,

7

encerrarse, ayunar, hay fuerzas dentro que llegan a transformarlas y se vuelven mariposas tan ligeras, tan bellas, tan luminosas que es formidable. Y lo mismo se produce con las criaturas, con los humanos, hay iniciados que son mariposas, ya no comen hojas, no se acuestan con las mujeres, incluso no las abrazan, pero están felices, alegres, toman su néctar, porque cada criatura tiene algo dentro que es celestial, divino, como emanación, como quinta esencia, y en vez de ir a buscar esta quinta esencia como las abejas, como las mariposas, se comen las hojas…y se echan a perder las criaturas, y la gente no se ha dado cuenta! Me diréis: “Si, pero usted va en contra de la naturaleza que lo ha creado así.” Lo sé bien, lo sé bien, mejor que vosotros, porque la naturaleza ha creado esto, pero son los humanos quienes no saben cómo adaptarse, utilizarlo, aprovecharse de ello, beneficiarse, porque no es así, la naturaleza ha creado estas cosas poniendo medios dentro, posibilidades inauditas para la perfección. Ha puesto esto para la creación de los niños y no para tener gozo, gozo, y gozo, sólo placer y placer y no hacer niños.. Os hice una conferencia en Canadá sobre el aborto. ¿Qué es el aborto? Os he mostrado cuáles son los países donde abortan millones de mujeres, cómo matan a esos niños, con qué crueldad, qué maldad, pensando que no están vivos, que no son inteligentes, que son un pedazo de carne y se pueden deshacer de ellos. Os he explicado la crueldad de los padres y por qué ahora llegan cosas catastróficas, porque la gente sólo piensa en el placer. Y por qué? Para ser libres, para ir a otros países, para ir a la playa, y no quieren tener hijos, pero el placer sí…Así pues hay algo que es tan depravado, tan deformado, que se paga, ahora todos pagan muy caro. Hay que cambiar la mentalidad pero no saben cómo. Ahora se propagan por todas partes estas ideas y después otras y otras, pero no quiero detenerme en ello. Volvamos al tema de la conferencia. En esta página se dice que la concentración, si se desarrolla la concentración, el medio de concentrarse mucho tiempo, se pueden obtener poderes inauditos para llegar a hacer muchas cosas, y esto es el láser. Y ahora veamos , ¿Qué es el láser? El láser es el movimiento de las partículas, de los electrones en un átomo, y los átomos en un cuerpo físico, en un cristal, y como están en movimiento pero estos movimientos no son armoniosos, están en desorden, chocan entre ellos , están hechos un desorden , pero si se llegan a armonizar, a moverlos en la misma dirección y de la misma manera, ahí tenemos cómo se produce el láser. En ese momento todas las partículas se dirigen en una dirección, esto es el láser. Y cómo hacer el láser viviente, el láser espiritual? Es lo mismo, nosotros somos una Fraternidad, suponed que somos un cristal y en este cristal hay muchos átomos, muchos electrones, muchas moléculas, millones, y nosotros somos los electrones. Si llegamos a vibrar todos juntos armoniosamente en la misma dirección, podemos preparar el láser. ¿Y cómo llegar a esto? Yo he encontrado el secreto. Estamos todos juntos aquí, si, pero, los pensamientos y sentimientos no están en la misma dirección, cada uno piensa cosas diferentes, se imaginan cosas diferentes, se desean cosas diferentes, la voluntad en distinta, todo es diferente, no hay el láser espiritual, no existe. Para hacer el láser, nuestros pensamientos, nuestro cerebro, nuestras ideas deben estar todas bien concentradas en un objetivo único, en el mismo tema, la misma cosa. ¿Y cuál es esta misma cosa? A fin de poder concentrarnos todos a la vez en ella, sólo hay una cosa que podemos pensar todos juntos , y esa cosa es la luz. Todos tenemos la misma idea de la luz. Sobre cualquier cosa la imaginación puede ser diferente, cualquier sujeto, cualquier país, objeto, planta, no se puede tener la misma imaginación, pero sobre la

8

luz, todos podemos verla igual, sabemos lo que es la luz, la vemos, pensamos en ella, y ¿qué ocurre en ese momento? Que todos los electrones de los hermanos y hermanas vibran igual y producen una fuerza inaudita que se proyecta sobre la humanidad y actúa poderosamente, formidablemente sobre la paz, la salud, la felicidad, y esto es lo que hacemos conscientemente. Esto es fantástico, sobrepasa todo lo que se pueda imaginar. ¿Y cómo es que los sabios no lo han descubierto? Porque están demasiado en el plano físico, químico, y nosotros trabajamos sobre el lado espiritual. Es por ello mis queridos hermanos y hermanas, si hacemos este ejercicio algunos minutos, nos imaginamos la luz del sol, la conocemos, y no pensamos en nada más, sólo en la luz, en ese momento las vibraciones de nuestras partículas son , las mismas, todas iguales. Y se produce un poder tan poderoso, que se proyecta sobre el mundo entero. ¿Queréis probarlo? Vamos a hacerlo algunos minutos, sólo pensar en la luz, en nada más, y veréis que habrá muy pocos que lo lograrán porque no estáis habituados. Pensarán primero en la luz, después en cómo acariciarse, cómo besarse, cómo pelearse, en que no se ha pagado el restaurante, ni la electricidad, los hermanos y hermanas todavía son así, si. No saben concentrarse aún. Y ahora os voy a dar un camino, que os facilitará la visión de una misma cosa todos a la vez y de la misma manera.. Olvidé deciros, que para facilitaros las cosas, y como ya habéis visto las salidas del sol, habéis contemplado el sol, tenéis una idea de lo que es el sol, radiante, blanco, luminoso, puro y poderoso, debéis imaginaros el sol y esto facilita enormemente las cosas. Vamos a hacerlo ahora. (Unos minutos de meditación haciendo el láser junto al Maestro). Si os digo que hay millones de personas que han recibido algo de nosotros no me creeréis. Millones de personas han recibido algo de nosotros, si, y es así como se llegará a vencer a Kaliyuga porque se está volviendo insoportable, y que el bien se refuerce del otro lado. Y después se hará una selección, sí, no se puede transformar a toda la humanidad, es imposible. Se prepara el terreno sólo para la mitad y los demás perecerán, está decretado, perecerán. Y ahora, para terminar, dice aquí que aquel que sabe concentrarse, que se ha acostumbrado a concentrarse sobre sujetos luminosos, le bastará pensar en el Señor o en la luz, para disipar los tormentos y las tinieblas. Esto sobreentiende una ciencia detrás, mientras que en el cristianismo esta ciencia no existe, os da consejos, advertencias sobre esto y aquello, pero no os da los medios, los métodos, de cómo realizarlo. No violéis a la mujer del vecino, pero se hace porque no se sabe cómo sublimar esta energía. Así pues el cristianismo no da los métodos, los medios, es nuestra enseñanza que da los métodos para poder realizarlo. Esto tampoco lo habéis entendido, encontraréis todos los métodos en mis libros, métodos tan psicológicos, nuevos y eficaces que no se supone siquiera que pueda haber métodos parecidos. Ahora quiero explicaros, se os dice que penséis en el Señor, que le améis, pero no se os explica qué pasa en ese momento, cuando os concentráis y amáis al Señor, cuando lo hacéis todo por él! Incluso oí en un monasterio de mujeres, hermanas, que había una chica que estaba un poco enamorada pero que quería servir al Señor y la Madre Superiora le decía: “Mientras tengas un amor por un hombre, quiere decir que no amas completamente al Señor.” Esto me impresionó, es tan verdadero, tan justo, si, pero no explican porque hay que amar al Señor. Mirad ahora, hay toda una ciencia formidable que he revelado en mis libros. Así pues, se conocen las vibraciones, las

9

cantidades y longitudes de onda, las emanaciones, la fuerza, la quintaesencia que existe en el universo y en nosotros, cuales son las equivalencias, las afinidades, os lo he explicado todo, y el resumen es que cuando se fomentan en el interior cosas negativas, cosas desastrosas, cosas repugnantes, se atraen las mismas cosas del universo y se está por los suelos completamente destrozado. Hay una gran ciencia detrás de todo eso!, las pruebas están aquí. Y también cuando tenéis cosas magníficas, sublimes, luminosas, atraéis dentro todo lo que es parecido por la ley de afinidad y vivís, os regocijáis, nadáis en la luz, en el gozo, en la dilatación. Así pues, es científico, mientras que en el cristianismo no se ha explicado, no se sabe porque se debe amar al Señor, no os dicen siquiera que el Señor no necesita nuestro amor, somos nosotros que necesitamos su amor, él no lo necesita, vive en la plenitud. Somos nosotros que pensando en él, cambiamos nuestras vibraciones, la longitud de onda, nos acercamos hacia la suya y recibimos partículas de él que son tan extraordinarias que después nos sentimos calmados, apaciguados, en la paz. Eh aquí porque! Incluso puede que el Señor ni tan siquiera se haya dado cuenta, que esté en otra parte. Lo veis, hace falta la ciencia, la nueva ciencia, y no existe en el cristianismo. Dicen palabras, frases, hacer esto y aquello, hay que matar al mal, dicen, extirparlo, desarraigarlo, y no saben que no hay que hacerlo, porque hasta el momento nadie ha conseguido eliminar el mal, vencerlo, y como dejan entender que incluso el buen Dios no ha conseguido vencerlo, necesita de ciertos estúpidos para que le ayuden!, si, si, si, hay muchos que quieren ayudar al Señor y vencer al mal porque el Señor es incapaz…Pero qué es este cristianismo? Hay que corregirlo completamente, todo el mundo se traga todas estas estupideces. El mal es una fuerza formidable, y todavía no estamos preparados para subyugarlo, digerirlo, comerlo. Se dice en la cábala, en el Talmud, que un buen día los Santos y los Profetas disfrutarán con el monstruo Leviatan, ese animal que habita en los océanos que será hecho ha trocitos, cocido y que los Santos se harán un festín con la comida de este monstruo del Levitan. Veis qué futuro nos espera, comeremos la carne de Leviatan. Solo de imaginarlo e interpretarlo ya uno se vuelve insoportable. Hay que interpretarlo y no hay interpretaciones en el cristianismo. Os he mostrado muchos pasajes que no han estado interpretados desde hace dos mil años. Y qué verdades, qué realidades, qué ciencia contienen dentro. No os voy a mencionar la ciencia que hay en el pasaje de las cinco vírgenes locas y las cinco vírgenes sabias, y qué gran ciencia está escondida en ella y en muchos otros. O como en la de “ Antes pasará un camello por el agujero de una aguja que un rico a través de la puerta del paraíso.” Oh, la, la, cómo se puede interpretar esto? Nadie lo ha interpretado desde hace dos mil años, y yo lo he hecho. Y tal como yo lo he interpreto, tiene su lógica inteligente. Así pues, lo veis, si debo detenerme sobre cualquier cosa, de aquí saldrá una ciencia fantástica. Cómo vivir, pensar, como comportarse. Fin de la conferencia

OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus

Centre

10

TECNICA

PARA DESARROLLAR LA ATENCION
Cuando uno de los grandes filósofos griegos, Pitágoras, fue a Egipto con el propósito de entrar en una escuela esotérica secreta de misticismo, su ingreso fue rechazado. Y eso que Pitágoras ha sido una de las mejores mentes que ha habido ... Reiteró su solicitud varias veces, pero le dijeron que a menos que pasara por un determinado entrenamiento de dieta y de respiración, no podría ser admitido. Pitágoras dijo Yo he venido aquí en busca de conocimiento, no a someterme a una disciplina. Las autoridades escolares le respondieron No podemos darte conocimiento a menos de que seas diferente. Además, no estamos en absoluto interesados en el conocimiento, sino en la experiencia actual. Ningún conocimiento es verdadero a menos de que se viva y experimente. Por tanto, tendrás que ayunar durante 40 días y respirar de cierto modo, con la atención puesta en determinados centros. Después de 40 días de ayuno y de respiración consciente, atenta, se le permitió a Pitágoras entrar en la Escuela. Se dice que Pitágoras comentó: No estáis permitiendo entrar a Pitágoras. Yo soy ahora un hombre diferente. He renacido. Teníais razón y yo estaba equivocado porque todo mi punto de vista era meramente intelectual. A través de esta purificación, el centro de mi ser ha cambiado. Del intelecto ha bajado al corazón. Ahora puedo sentir las cosas. Antes de este entreno, yo sólo podía entender a través de la cabeza. Ahora puedo sentir. Ahora, la verdad no es un concepto para mí, es una experiencia.

FOCALIZA TU ATENCIÓN EL TERCER OJO.
La técnica dada a Pitágoras es una de las más profundas. Trata de entender esto ATENCION EN EL ENTRECEJO ----- Los modernos psicólogos dicen que entre las cejas hay una glándula que es la parte más misteriosa del cuerpo. Esta glándula, llamada pineal, es el tercer ojo, según los

2   

tibetanos, o el ojo de Shiva, de acuerdo con el Tantra. Entre los dos ojos, hay un tercer ojo, pero no funciona. Está ahí, puede funcionar en cualquier momento, pero de modo natural, no funciona. Debes hacer algo para abrirlo. No está ciego, está simplemente cerrado. Esta técnica es para abrir el tercer ojo. ATENCION ENTRE LAS CEJAS ... Cierra tus ojos, después, focaliza tus dos ojos justamente en el entrecejo, como si 10 estuvieses mirando con tus dos ojos. Presta total atención al entrecejo. Este es uno de los métodos más simples de estar atento. No puedes estar atento a otra parte del cuerpo con tanta facilidad. Esta glándula (pineal) absorbe la atención como ninguna otra cosa. Si le prestas atención, tus dos ojos quedarán hipnotizados con el tercero. Así ¡quedarán fijos, no se podrán mover. El tercer ojo es como un imán para la atención. Es el método más sencillo de entrenar tu atención, porque no solamente estás tratando de estar atento, sino que la misma glándula te ayuda, absorbe tu atención.

En los antiguos textos tántricos se dice que la atención es el alimento del tercer ojo. Está hambriento, ha estado hambriento durante vidas y vidas. Si le prestas atención, se torna vivo. Una vez sabes que la atención es su alimento, una vez sientes que tu atención es magnéticamente atraída por la glándula pineal, la atención deja de ser una cosa difícil. Uno tiene que saber solamente el punto preciso. Por tanto, cierra tus ojos, déjalos ir hasta el entrecejo y siente ese punto. Cuando estés cerca de ese punto, de repente tus ojos se quedarán fijos. Cuando sientas que es difícil moverlos, es que has conseguido el verdadero punto . ... CON LA ATENCION EN EL ENTRECEJO, DEJA A LA MENTE CONTEMPLAR EL PENSAMIENTO ... Si la atención está ahí, por primera vez experimentareis un extraño fenómeno, veréis los pensamientos pasando ante vosotros. Tú te convertirás en el TESTIGO: Una vez la atención está focalizada en el tercer ojo, te conviertes inmediatamente en el testigo de tus pensamientos.

3   

Normalmente, tú no eres el testigo, tú te identificas con tus pensamientos, te conviertes en el pensamiento, tornas la forma del pensamiento: Cuando el sexo aparece, te conviertes en sexo, cuando la ira aparece, te conviertes en ira, cuando aparece la satisfacción, te conviertes en satisfacción. Cualquier pensamiento que surja, se identifica contigo. No hay ningún lapso entre tú y el pensamiento. Pero focalízate en el tercer ojo y de repente te conviertes en un testigo. A través del tercer ojo puedes ver los pensamientos pasando como nubes en el cielo o corno la gente por la calle. De esta forma os convertís en un observador. Si la ira está ahí, puedes mirada corno un objeto. Ahora no sientes que estás airado, sientes que estás rodeado por ira, una nube de ira está alrededor tuyo, pero tú, no eres la ira, y si tú no eres la ira, la ira se torna impotente, no te puede afectar, vendrá y se ira, y tú permanecerás centrado en ti mismo. Esta técnica sirve pues, también, para buscar al testigo. Cuando la atención está focalizada en el tercer ojo, en el entrecejo, pasan dos cosas: A) - Te conviertes en un testigo. De todo lo que ocurra, sé un testigo. Si estás enfermo, si el cuerpo te duele, Si experimentas cualquier tipo de sufrimiento, sé un testigo de ello. Sea lo que fuere que está ocurriendo, no te identifiques con ello, sé un testigo, un observador. B). - Puedes sentir ahora la sutil, delicada vibración de la respiración, la verdadera esencia de la respiración. Trata de entender qué es la esencia de la respiración. Mientras respiras, no solamente respiras aire. La ciencia dice que sólo respiras aire, oxígeno, hidrógeno, etc., pero el tantra dice que el aire es solamente el vehículo. Tú respiras PRANA, vitalidad. El aire es la cosa material, y algo sutil se mueve a través suyo. Los efectos de esto pueden ser experimentados. Cuando estás con una persona de mucha vitalidad, experimentas que de tu interior se levanta cierta vitalidad también. Si estás con alguien gravemente enfermo, sentirás como si te extrajeran tu energía. Ocurre 10 mismo cuando te encuentras en medio de una muchedumbre, te sientes sofocado. Por contra, si estás sólo,

4   

por la mañana, bajo el cielo, rodeado de árboles, sentirás una nueva vitalidad dentro de ti, el Prana. Focalizándote en el tercer ojo, de repente puedes observar la verdadera esencia de la respiración, el Prana. Ahora imagina que esta esencia está llenando toda tu cabeza, especialmente la parte superior de la cabeza, el SAHASRARA, el centro psíquico más alto. Cuando estas focalizado en el tercer ojo, imagina, y entonces el hecho sucede. Ahora tu imaginación es impotente, imaginas, pero no ocurre nada porque no imaginas centrado en el tercer ojo. Imagina pues, focalizado en el tercer ojo, que el Prana llena tu cabeza, y en ese momento, tu cabeza será llenada. LUEGO IMAGINA QUE ESTE PRANA BRILLA COMO LUZ EN EL SAHASRARA y EMPIEZA A CAER COMO SI FUERA UNA DUCHA, Y BAJO FSTA DUCHA DE LUZ, TE SENTIRAS REFRESCADO, RENACIDO, COMPLETAMENTE NUEVO. Es lo que se llama renacimiento interno. La focalización en el tercer ojo hace que la imaginación se torne potente, poderosa. Esta es la razón por la que se insiste tanto en la pureza. Antes de hacer estas prácticas, purifícate. La pureza, para el tantra, no es un concepto moral. La pureza es muy importante porque si estás focalizado en el tercer ojo y tu mente es impura, tu imaginación puede llegar a ser peligrosa, para ti y para los demás. Si estás pensando en matar a alguien, si esta idea está en la mente, la mera imaginación puede matar a esa persona. Por ello se insiste tanto en la pureza. En el tercer OJO la imaginación y la actualización o realización, no son dos cosas diferentes. Imaginación es el hecho. Imagina, y ello sucede. No hay separación entre sueño y realidad. Sueña, y se convertirá en realidad. Esta es la razón por la que Shankaracharya dijo que este mundo no es sino el sueño de la Divinidad, porque la Divinidad está centrada en el tercer oj o, siempre, eternamente, así, que cualquier cosa que sueñe, se vuelve real. Si tú también estás centrado en el tercer ojo, cualquier cosa que sueñes se tomará real. Sariputra fue a Buda. El meditaba profundamente, entonces, muchas cosas, muchas visiones, empezaron a venir, tal como acontece cuando alguien entre en meditación profunda. Empezó a ver cielos, infiernos, Ángeles,

5   

dioses, demonios. Eran tan reales que fue corriendo hasta Buda para contarle que había tenido tales y tales visiones. Pero Buda le dijo: No es nada, son sueños, sólo sueños. Pero Sariputra dijo: ¿Cómo puedo creer que son sueños, si son tan reales? Buda respondió: Ahora que estás centrado en el tercer ojo, sueño y realidad son uno. Cualquier cosa que sueñes será real, y vice-versa también. Para el que está centrado en el tercer ojo, los sueños se toman reales y la realidad un sueño. Por eso, cuando Shankaracharya dice que este mundo no es más que maya, un sueño de la divinidad, ello no es una mera proposición teórica ni un razonamiento filosófico, es sobre todo, la experiencia interna de uno que está focalizado en su tercer ojo. Imagina pues, cuando estés centrado en el tercer ojo, que la esencia del prana te cae desde la parte superior de tu cabeza, igual que si estuvieses sentado bajo un árbol y sus flores cayeran sobre ti, o estás sentado por la mañana, y el sol se levanta y sus rayos llueven sobre ti. Imagina, e inmediatamente surgirá esa lluvia de Prana, una lluvia de luz cayendo desde la parte alta de tu cabeza. Esta lluvia te recrea, te da un nuevo nacimiento, tendrás la sensación de ser renacido.

Extraído del

LIBRO DE LOS SECRETOS DEL TANTRA

OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus  

Centre