Está en la página 1de 51

CONFERENCIAS DEL MAESTRO

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
Sobre el tema

LA ENCARNACIÓN DEL ALMA

El alma como instrumento del espíritu tema totalmente desconocido por La ciencia y la religión católica.
Las observaciones personales del traductor, están señaladas en color rojo. Los números al final de ciertos párrafos, indican tiempo en minutos y segundos de la grabación audio.

OM-32
Ofrecido por

Centre OMRAAM
Institut Solve et Coagula Reus

Trabajo realizado por el Centro OMRAAM
Institut Solve et Coagula de Reus.

Lleva el número OM-32
Consta de los siguientes trabajos todos ellos en relación con

El tema DEL ALMA ****** Pensamiento del Maestro
“El espiritu trabaja sobre la materia por intermedio del alma. El alma es un instrumento del espiritu, un instrumento del que se sirve para llegar al plano fisico. Porque el espiritu, por si solo, no puede llegar a él. Únicamente el alma tiene la posibilidad de alcanzar la materia, modelándola, formándola y ordenándola. sin el alma, sin las posibilidades del alma, el espiritu no tiene ningún poder sobre la materia.”
1ero. El cuadro sinóptico Sèvres, 6 de Febrero de 1972 Obras completas Tomo XVII “Conócete a ti mismo” Extracto Conferencia- Traducción del Francés 2 do. EL ALMA INSTRUMENTO DEL ESPIRITU Sèvres Del 24 de Abril de 1962 Ediciones Prosveta 319 Es 3 ero. “LA ENCARNACIÓN DEL ALMA” El Alma como Instrumento del espíritu Tema totalmente desconocido por la ciencia y la religión Primera Conferencia del día 6 de Abril 1969 2da Conferencia complementaria del tema, Videlinata 18 de Junio 1969 Dos Conferencias AUDIO -Traducidas
4 to. EL ALMA Sèvres París el 12 de Febrero de 1972 Tomo 17 Obras Completas- Traducción del Francés

5 to. EL ALMA Le Bonfin 19 de Septiembre 1973 Traducida del Francés Obras Completas Tomo 17- Traducción del Francés Jnani Yoga

6 to. RESUMENES Y COMENTARIOS Privados ACT

1

Extracto de la conferencia del Maestro

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
El cuadro sinóptico
Sèvres, 6 de Febrero de 1972

Obras completas Tomo XVII “Conócete a ti mismo”

Ahora ocupémonos del alma. En este terreno también, qué confusión, qué ignorancia entre los humanos! Cuando se habla con ellos del corazón, del intelecto, de la voluntad, al límite llegan todavía a entenderlo, pero el alma!... He leído varias obras que conciernen al alma, pero nunca me han satisfecho sus definiciones, ni sus explicaciones. En cuanto a lo que dice la ciencia oficial al respecto, no hablemos: la suprime diciendo que en realidad el alma no existe pero se reducen a un conjunto de procesos fisiológicos. Por eso un día me divertí dando conferencias sobre el alma (Tomo VIII). Si, yo también tengo mis divertimentos. Os acordáis?... Muchos de entre vosotros vinisteis después a decirme que la habíais encontrado de una claridad fantástica. En realidad, ese día no dije gran cosa; apenas situé un poco mejor la cuestión para que empezarais a percibir la verdad, pero estoy lejos de imaginarme que lo expliqué todo. El ideal del alma, lo que pide, quedaréis atónitos quizá, no es ni el conocimiento, ni la luz, ni la felicidad. El ideal del alma es el espacio, la inmensidad, pues sólo necesita una cosa; dilatarse, expandirse, extenderse hasta abrazar el infinito. Su ideal es el infinito. Si se la limita, se siente desgraciada. El alma humana es una pequeña parte del alma universal y en nosotros se siente tan limitada, tan ahogada en el cuerpo físico que su único deseo es poder extenderse en el espacio. En general se imagina que el alma está entera en el hombre; en realidad, no, sólo una pequeña parte está en él, el resto está fuera y lleva una vida independiente en el océano cósmico. Pero como el alma universal tiene proyectos para nosotros y desea podernos animar, vivificar, embellecer, trabaja sobre nosotros para poder filtrarse en nosotros e impregnarnos cada vez más. Nuestra alma no se limita a nosotros mismos, es algo mucho más vasto, exactamente como nuestro ser verdadero, nuestro Yo Superior no es el pequeño yo que conocemos sino una entidad mucho más poderosa. El alma, sobrepasa también infinitamente todo lo que podamos llegar a pensar de ella. Existe fuera del cuerpo físico: os puede dejar, viajar, visitar regiones del espacio, entidades lejanas... Así pues, esta parte del alma universal que está dentro de nosotros se dirige sin cesar hacia la inmensidad, hacia el espacio infinito. Pero para

2

alcanzar este ideal, necesita, ella también, ser reforzada y existe para ella un alimento apropiado: todas las cualidades de la conciencia superior, la impersonalidad, la abnegación, todo lo que lleva al ser humano a sobrepasar sus límites, a vencer su egocentrismo. Mirad, todas las actitudes personales, egoístas, limitan, llevan a la separación. En el momento que se dice: “Esto es mío!” ya se introduce una separación. Mientras que las actitudes impersonales apartan y hacen desaparecer todas las barreras. Para proporcionar al alma su alimento se necesita también dinero, y este dinero, el único método que le permite al alma expandirse hasta el infinito es la dilatación, la fusión, el éxtasis. Para obtener el éxtasis se necesita una ocupación, un trabajo, y este trabajo es la plegaria, la adoración, la contemplación: contemplar al Señor, los ángeles, los arcángeles, la belleza celestial... La plegaria es una búsqueda del esplendor divino, y cuando este esplendor está ahí, se siente una dilatación tal como si te arrancaran del cuerpo. Esto es el éxtasis. Todos los que han conocido el éxtasis dicen que no estaban en la tierra en su cuerpo físico limitado, sino que se sentían sumergidos en el alma universal, completamente fusionados con ella. Después, por supuesto, descendían de nuevo, pero durante unos minutos, algunas horas, habían vivido en el infinito, en la fusión absoluta. Lo que os revelo aquí corresponde absolutamente a todas las confesiones, las narraciones que los santos, los místicos, los iniciados nos han dejado. El éxtasis no llega de golpe, es el resultado de una actividad: la plegaria, la adoración, la contemplación, un esfuerzo para alcanzar el cielo, al Creador, a fin de recibir este oro, gracias al cual podremos después comprar todas las joyas celestiales y expandirnos hasta el infinito. He aquí, mis queridos hermanos y hermanas, ahora está claro, límpido. Por supuesto, los que no hayan tenido nunca la más mínima de estas experiencias encontrarán mis palabras un poco raras o exageradas. Pueden pensar lo que quieran, pero yo os presento este cuadro con la mayor simplicidad, la mayor sinceridad, y todos los iniciados estarán de acuerdo conmigo al respecto. Os afirmo que este cuadro es el resumen de las bibliotecas del mundo entero, de todas las religiones. Cantad, meditad, estudiad, contemplad y mirad de uniros al Creador, a Dios “Unidos a Dios y poderosos como Dios” dice el Maestro. Os acordáis de la magnifica formula que nos dejo el Maestro Petar Deunov; Tened el corazon puro como el cristal El intelecto luminoso como el sol El alma vasta como el universo El espiritu poderoso como Dios y unido a Dios.

3

Como podréis ver esta formula resume el cuadro. Yo no he inventado nada, no haga nada más que constatar.

Cuadro Sinóptico
PRINCIPIO
ESPIRITU
Consciencia Divina

IDEAL
TIEMPO ETERNIDAD INMORTALIDAD

ALIMENTO LIBERTAD
IMPERSONALIDAD ALTRUISMO

PAGO VERDAD
FUSIÓN DILATACIÓN EXTASIS

ACTIVIDAD
IDENTIFICACION UNION CREACIÓN CONTEMPLACIÓN ADORACIÓN ORACIÓN MEDITACIÓN ESTUDIO PROFUNDIZAR MUSICA CANTO POESÍA
RESPIRACION EJERCICIOS BAILE PANEURYTMIA

ALMA Súper consciencia INTELECTO
Consciencia del Yo

ESPACIO INMENSIDAD INFINITO CONOCIMIENTO SABER LUZ Alegría Bienestar Calor Dominación Poder Movimiento

PENSAMIENTO SENTIMIENTO FUERZA ALIMENTO

SABIDURÍA AMOR GESTO SOPLO DINERO

CORAZON Consciencia VOLUNTAD Subconsciencia
CUERPO FISICO Inconsciencia

Vigor Saludo Vida

ACTIVIDAD DINAMISMO TRABAJO

Este cuadro que teneis delante de vosotros es un resumen de toda la ciencia iniciática, de todos los libros sagrados de la humanidad. Es evidente que se podrían dar otros esquemas de la vida psíquica del hombre, nosotros ya hemos estudiado otras. Mirad, por ejemplo: cuando se quiere dar una idea de la estructura anatómica, para facilitar la comprensión, no se representa todo a la vez, estamos obligados de hacer distintas planchas diferentes para los distintos sistemas: Óseo, muscular, circulatorio, nervioso…. En la Geografía sucede lo mismo, hay cartas para la física, política, economía, geología. Pueden existir pues diferentes cuadros para explicar la estructura física del ser humano, y bien que sean diferentes del Árbol Sefirótico por ejemplo, representan la misma realidad pues todo se podrá encontrar en el. Os he dado otros esquemas y si bien son diferentes, entre ellos, nada se contradice. Este cuadro que hoy os presento, no lo encontrareis en ningún otro libro, es la primera vez que se da. El mismo es un resumen, una síntesis de todas las verdades de la vida. Estudiadlo y meditad en su contenido. ******

1

Conferencia del Maestro

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
Sèvres, 24 de Abril de 1962 Trascripción del libro Ediciones Prosveta 319Es

EL ALMA
Instrumento del Espiritu

Pregunta: Maestro, ¿podría decirnos qué es el alma? Para responder a vuestra pregunta, empezaré por hablaros sobre las diversas formas bajo las cuales algunas religiones y algunos sistemas filosóficos, han intentado comprender y explicar el ser humano, distinguiendo en él distintos principios. Los hindúes eligieron la división en 7, que fue después adoptada por los teósofos. Los astrólogos lo dividen en 12, en correspondencia con los 12 signos del Zodíaco, y los alquimistas en 4, de acuerdo con los 4 elementos. Por su parte, los cabalistas han escogido el 4 y ella: los cuatro mundos y los diez sefirots. En la religión de los antiguos persas, el mazdeísmo primero, y el maniqueísmo después, el hombre está dividido en 2, de acuerdo con los dos principios del bien y del mal, de la luz y de las tinieblas: Ormuz y Ahrimán; y en oposición a esta teoría, algunos afirman que el hombre es una unidad indivisible. En el cristianismo se encuentra con frecuencia la división en 3: cuerpo, alma y espíritu, y sobre esta división ternaria insistiremos seguidamente. Por último, añadiré que ciertos esoteristas han elegido la división en 9, porque repiten el 3 en los tres mundos: físico, espiritual y divino. ¿Dónde está la verdad? En todos ellos. Depende del punto de vista con el que se observe al hombre. Que se trate de 1, 2, 3, 4, 7, 9, 10 ó 12, todos están en lo cierto. Se puede ir más lejos, y dividirlo en 3 veces 12, es decir 36, y también en 2 veces 36 = 72, e incluso aún en 2 veces 72 = 144. Estos números, 36, 72, 144 es el orden en el que son estudiados en la Cábala, y son significativos. Pero hay que advertir que el 3 es el que aparece más a menudo: 3 veces 3 = 9; 3 veces 4 = 12; 3 veces 12 = 36, etc ... 36 representa los 36 genios. Y 2 veces 36 = 72, que son los 72 nombres de Dios, Schem Hameforasch. Se dice que aquel que conoce estos 72 nombres de Dios puede mandar sobre todos los genios planetarios... Todos estos números, no han sido elegidos al azar por los cabalistas y los Iniciados. Tomemos, por ejemplo, el número 72. En el Zodíaco, el punto

2

vernal que es el punto de intersección del ecuador y del plano de la eclíptica, retrocede en un grado cada 72 años. El número 72 es también el de los latidos del corazón humano por minuto. Por 10 que se refiere al compás del ritmo respiratorio, es de 18 respiraciones por minuto, y 18 es precisamente la cuarta parte de 72 ... En el movimiento de las estrellas y de los planetas, así como en la sucesión y repetición de numerosos fenómenos de la naturaleza los sabios del pasado han observado cierta regularidad, es decir, ritmos que se traducen por números. Estos números, extremadamente significativos, los utilizaron para expresar ciertas ideas, y a menudo, según la apariencia que querían presentar, se servían de talo o cual número. Yo actúo de la misma manera. Frecuentemente, por comodidad, divido al hombre en 2: la naturaleza inferior o personalidad, y la naturaleza superior o individualidad, porque esta división facilita la comprensión de algunos problemas. Para otras explicaciones, escojo la división en 3, 6, o 7, si me parece más significativa. Estas divisiones sólo son medios fáciles para presentar tal o cual aspecto de la realidad. No se contradicen entre sí, porque cada una es verdadera desde un punto de vista distinto. El ser humano es de tal complejidad física y psíquica que podría ser dividido hasta el infinito. Tomemos como ejemplo la anatomía. Ninguna lámina puede mostrar a la vez todos los .elementos del cuerpo, por lo que los anatomistas han tenido que multiplicar las láminas: la del sistema óseo, solamente con el esqueleto, la del sistema circulatorio, con las arterias, venas y capilares, la del sistema muscular, la del sistema nervioso, etc. Se trata siempre del ser humano, pero presentado, cada vez, bajo un aspecto distinto, porque es imposible para el intelecto abarcarlo en su totalidad. Algo semejante hacen los geógrafos. No pueden representar en un solo mapa todos los aspectos de un país, y por ello dibujan mapas físicos donde se señalan los océanos, los ríos, las montañas, las llanuras…, mapas geológicos que indican la edad y la naturaleza del terreno…, y existen también mapas económicos, mapas políticos, etc. Lo mismo ocurre en todos los órdenes. De este modo, igual que los anatomistas o los geógrafos, los Iniciados se sirven de ciertas divisiones según el aspecto que quieren profundizar. Ahora, para explicar lo que es el alma, podemos comenzar por adoptar la división en 7, la de los hindúes y los teósofos. Así, os diré que el hombre está constituido de siete cuerpos: fisico, etérico, astral, mental, causal, búdico y Atmico. Ahora bien, si se quiere intentar hacer coincidir esta división en 7 con la división en 3 (cuerpo, alma, espíritu), a la cual están más acostumbrados los Occidentales, también es posible. En esta división en 3, el "cuerpo" corresponde a los planos fisico y etérico, que están estrechamente ligados entre

3

sí; el "alma" corresponde a los planos astral y mental; el "espíritu", a los planos causal, búdico y Atmico. Así pues, para el espíritu, hay tres regiones, 2 para el alma, y 2 también para el cuerpo. Conforme a este esquema, podéis ver que el alma es un intermediario, un vínculo entre el mundo fisico y el mundo del espíritu; es el vehículo que transporta los elementos del cielo a la tierra y de la tierra al cielo. Todo pasa por el alma.

Tomemos el ejemplo del árbol de la vida, al que podemos aplicar esta misma división de 3 raíces, tronco y ramas. El alimento del árbol esta asegurado por un sistema de vasos conductores: en el centro del tronco, están los vasos que transportan la savia bruta desde las raíces hasta las hojas, donde será elaborada; y en la periferia del tronco, se encuentran los vasos que envían la savia ya elaborada hacia las raíces. Hay pues, dos corrientes, la una ascendente y la otra descendente. Y lo más importante a tener en cuenta, es que no se mezclan, son exactamente comparables a la circulación arterial y venosa en el cuerpo humano: la sangre de las venas y la sangre de las arterias no deben mezclarse, de lo contrario se produciría la enfermedad azul. El alma es pues la región intermedia que atraviesan las corrientes que van de la tierra al cielo, y del cielo a la tierra, y que están simbolizadas en el Génesis, por la escalera de Jacob. "Jacob llegó a un lugar donde pasó la noche... Y tuvo un sueño. Vio una escalera apoyada sobre la tierra, cuya parte superior llegaba al cielo. Los ángeles de Dios subían y bajaban por esta escalera. Y el Eterno estaba por encima de ella..." Esta escalera, a lo largo de la cual subían y bajaban los ángeles, está situada en el alma, es decir, en el plano astral y en el plano mental; hay pues dos corrientes: la del sentimiento y la del pensamiento, que tampoco se encuentran nunca. Nada se elabora en el alma, porque ésta es tan sólo un lugar de paso, que atraviesa todo aquello

4

que desciende del cielo, del mundo divino, hacia las criaturas de abajo, y todo lo que sube desde abajo hacia el cielo. El cielo y la tierra, el espíritu y la materia... y el alma circula entre los dos. El espíritu trabaja sobre la materia por mediación del alma. El alma es pues también un instrumento para el espíritu, un instrumento del que éste se sirve para llegar al plano físico, porque el espíritu, por sí solo, no puede llegar a él. Sólo el alma tiene la posibilidad de alcanzar la materia, y es gracias a ella que el espíritu puede moldearla, educarla, dirigirla. Sin el alma, sin las posibilidades del alma, el espíritu no tiene ningún poder sobre la materia. Todos los elementos que se acumulan en el cuerpo físico: los metales, los cristales, el petróleo, el oro, las piedras preciosas simbólicamente hablando, sólo pueden ser utilizados por el espíritu a través del alma que penetra y se introduce en el cuerpo porque está mucho más cerca de la materia; tiene, por tanto, más posibilidades de llegar hasta ella y de extraer sus elementos, y cuando ha conseguido capturarlos, los envía al espíritu. ¿Qué no se habrá dicho respecto del alma? He leído las teorías más espeluznantes y más oscuras, sobre todo en los libros escritos por teólogos. Esto es así porque no han observado bien la naturaleza. Cuando se sabe cómo observada, podemos encontrar la solución a las cuestiones filosóficas y espirituales más complejas o más abstractas. Deberíais estar acostumbrados a realizar este trabajo de descifrado. ¡Cuántas veces os he hablado de este tema! Pero vosotros no os lo tomáis en serio. Consideráis que mis interpretaciones son originales, poéticas, pero apropiadas para los niños, y demasiado sencillas para vosotros... Ahora bien, si consideramos todas las posibilidades del alma y las diversas formas en las que ha sido representada, habría, desde luego, muchas cosas que decir. El alma tiene posibilidades plásticas, formativas, y puede extenderse hacia todo el universo, no tiene límites. Es por este motivo que se la ha llamado luz astral, médium universal, etc. Pero, entre todas las representaciones simbólicas que se han dado al alma, hay una que permanece indescifrable para muchos, y es la de la serpiente que se muerde la cola. Ahí también puede verse la división en 3: la cabeza, el cuerpo y la cola de la serpiente. La cabeza de la serpiente representa el espíritu; su cola, el cuerpo fisico; y todo lo que está en medio entre su cabeza y su cola, representa pues el alma. Pero lo que esto significa, no estoy autorizado a exp1icároslo. Sólo os diré que este símbolo me ha preocupado mucho durante años. Quería saber lo que representaba, y cuando al fin lo supe, fue una revelación indescriptible. Desde entonces, hago lo imposible por realizar aquello que los Iniciados han ocultado en este símbolo. En realidad, es muy sencillo; cuando el Cielo os ayuda a comprender, todo es muy sencillo...

5

Y ¿dónde se encuentra el ser humano? En todas partes. Diréis: "¿Incluso en su cuerpo fisico?" Sí, incluso en su cuerpo fisico. Si se identifica con su cuerpo, como lo hacen multitud de gente que sólo viven para satisfacer su vientre, su estómago, su sexo, etc..., es el cuerpo. En realidad, evidentemente, el cuerpo no es el hombre, es su instrumento, su vestido. Podéis carecer de una pierna o de un brazo, os puede faltar un pulmón o un riñón y seguís existiendo, decís "yo", y sentís que no estáis ni en las piernas, ni en los brazos, ni en el resto del cuerpo. "Entonces, diréis, ¿se encuentra el hombre en su alma?" Sí, ciertamente, algo más, pero no completamente. La verdadera morada del hombre es su espíritu. ¿y su alma? Él se manifiesta a través de ella como a través de un cuerpo, un cuerpo superior, evidentemente, un cuerpo luminoso, pero un cuerpo al fin y al cabo, que un día también se disgregará: y a partir de este momento, el hombre vivirá exclusivamente en su espíritu... Cuando se dice del alma humana que es inmortal, en realidad se está hablando del alma superior, es decir, del espíritu; pero el alma inferior (es decir la que corresponde al cuerpo astral y al cuerpo mental inferior), desaparecerá porque es mortal. Sí, el alma ordinaria del hombre es mortal, pero su alma espiritual que no es más que su espíritu, es inmortal y es allí donde él vivirá un día. Puede, desde luego, empezar desde hoy, pero con la condición de aprender a no confundirse con todo lo que no es él. Observándose, analizándose, meditando, orando, debe trabajar para buscarse, para encontrarse. ¿Por qué? Porque se ha perdido, y aquel que se extravía pierde todas sus posibilidades. Los humanos se han alejado de La Fuente, del espíritu, han perdido la conciencia de su verdadera identidad, y con la perdida de esta conciencia, lo han perdido todo. Es por ello que todas las Enseñanzas iniciáticas dan al discípulo la tarea de reencontrarse, de reconocerse. En el frontispicio del templo de Delfos aparece escrito: "Conócete a ti mismo"; pero muy pocos pensadores han comprendido este precepto. La gente cree que conocerse significa conocer su carácter, sus debilidades, sus cualidades. No, es mucho más que esto. Si sólo se tratara de la psicología, ¡nunca se habrían escrito estas palabras sobre un templo! Es demasiado fácil conocerse de esta forma. El verdadero conocimiento iniciático es llegar a fundirse, fusionarse por un acto de amor, como está escrito en la Biblia cuando dice que "Adán conoció a Eva", o que "Abraham conoció a Sara". El verdadero conocimiento es la fusión. Al decir "Conócete a ti mismo", los Iniciados querían indicar que el hombre no es aquel que cree ser. Debe pues aprender a conocerse, y esto significa identificarse, fusionarse con Él mismo, su Yo superior que está en lo alto, en la región del espíritu. Por ello debe abandonar todo aquello que es solamente una envoltura, oropel e ilusión, para ir cada vez más hacia arriba hasta llegar a ser uno con su espíritu. Esto

6

es conocerse, y es precisamente un aspecto del símbolo de la serpiente que se muerde la cola. Pero esto no es más que una ínfima parte del simbolismo; el resto, buscarlo vosotros mismos. El sentido de la Iniciación, insisto, es enseñar al hombre a desprenderse de su naturaleza inferior para poder vibrar al unísono con su espíritu, que es su verdadero Yo; en este momento, poseerá todas las cualidades del espíritu: el poder, el dominio, el saber del espíritu. La fusión con el Yo superior, es la fusión con Dios. Sí, reencontrarse, conocerse, es fundirse con la Divinidad, ya que esta chispa, este espíritu que hay en el hombre nunca está separada de Dios; y buscándose, encontrándose, obtendrá la conciencia suprema de vivir y respirar en Dios. Queridos hermanos y hermanas, esta filosofía es inmensa, grandiosa... Ignoro la forma en que haya sido comprendida hasta ahora, pero intentaré, por todos los medios, proyectar luz sobre ella para compartirla con vosotros. Para mí, todo está muy claro, es muy sencillo: todo está resumido en el símbolo de la serpiente que se muerde la cola. Y lo más extraordinario en los Iniciados, es la capacidad que tienen de resumir, de condensar una ciencia vertiginosa en un símbolo aparentemente insignificante. "Diréis, ¿Pero por qué deben reunirse los dos extremos de la serpiente?" Sobre ello, tan sólo os diré que si el ser humano permanece como una línea recta o sinuosa (hablando simbólicamente), sus energías se dispersan y se debilita. En cambio, si reúne los dos extremos, ambos polos se conectan entre sí, y fuerzas formidables se acumulan en el centro del círculo. Durante todo el tiempo en el que el hombre no se ha reencontrado, todas sus fuerzas se pierden inútilmente, pero al volver a encontrarse, sus fuerzas están ahí reunidas, condensadas y conservadas para el trabajo. Sí, la cabeza y la cola..., el verdadero conocimiento es el resultado de la unión de la cabeza y la cola. La desgracia de los humanos, es que siempre buscan conocerse a través de los demás. El hombre busca siempre una mujer y la mujer a un hombre, para fusionarse, y es por ello que no consiguen encontrarse a sí mismos: porque nunca se encontrarán en el exterior, y las fuerzas se pierden, se malgastan. Uno no se encuentra jamás a través de otro, son esfuerzos inútiles. Por supuesto, se tendrán pequeñas sensaciones, algunas pequeñas satisfacciones, pero después se alejan, se separan de nuevo, e incluso, hasta tal punto, que empiezan a pelearse. Quieren fusionarse, unirse, pero no hay nada a hacer! Siguen siendo dos personas separadas, dos personas distintas. Sólo se consigue encontrarse con uno mismo cuando se deja de buscar fuera a través de los otros, para buscarse dentro y realizar el símbolo de la serpiente que se muerde la cola. Entonces las fuerzas se acumulan, la luz aumenta y se está en la plenitud.

7

Pero esto es sólo un aspecto de este símbolo y únicamente puedo añadir algo al respecto, y es que el otro lado... digamos, de la serpiente, está polarizado de forma diferente. Si sois un hombre, el otro lado es un principio femenino y si sois una mujer, es un principio masculino. Por esto su unión engendra la plenitud. Por otro lado, nunca se tiene la seguridad de que un hombre y una mujer distintos sean verdaderamente complementarios. Si sois un hombre, por supuesto, una mujer parece ser el otro polo, pero puede tratarse en realidad de un hombre disfrazado... y el encuentro con ella podría producir chispas. Y viceversa. En cambio, la otra parte de vosotros mismos es absolutamente complementaria y la fusión que realizáis con ella es la única verdadera. Es cierto que es posible encontrar exteriormente vuestro ser complementario, pero es muy raro. Esto sólo sucede si encontráis a vuestra alma gemela, porque sólo ella está perfectamente polarizada con vosotros. ¡Sí, pero sólo se encuentra 12 veces en el curso de la evolución! Si no es con vuestra alma gemela con quién os fusionáis, estad seguros de que esta fusión no durará mucho tiempo. Pero volvamos al alma. Lo más esencial a recordar, es que es un poder capaz de actuar sobre la materia para proyectarla hacia el cielo, y de atraer el cielo para realizarlo sobre la tierra. Necesitamos nuestra alma para modelar la materia, para hacerla más sutil o más densa. Los alquimistas llaman a estas dos operaciones "solve" y "coagula", y sólo el alma es capaz de realizarlas. Ni el espíritu ni el cuerpo pueden hacerlo, pero el alma sí puede. Si buscamos ahora las correspondencias de esta división: cuerpo, alma y espíritu con el cuerpo humano, encontramos que el espíritu corresponde a la cabeza, el cuerpo a la región del vientre y del estómago y el alma a los dos brazos. Esto es muy interesante porque precisamente el alma tiene dos funciones: la de condensar y la de diluir; la de proyectar hacia arriba y la de atraer hacia abajo. Estos dos procesos están también representados por la letra hebraica Aleph. Aleph es el resumen de toda una ciencia concerniente a la actividad del alma. El alma es la mediadora entre el cielo y la tierra: dirige hacia el cielo las corrientes de la tierra y atrae a la tierra las corrientes del cielo. El alma está pues polarizada, constituida por dos corrientes que, en el cuerpo físico, están representadas por las dos manos. El espíritu dirige, ordena, ilumina, pero no puede llegar a la materia. Es el alma la que, a través de las manos, trabaja la materia para modelarla, disolverla, condensarla, calentarla, cristalizarla. Evidentemente, quizás parezca una forma extraña de presentar las cosas el decir que el alma se manifiesta a través de los brazos y de las manos. En general, la gente piensa que el alma se manifiesta a través de los ojos. Si, naturalmente, porque se puede manifestar por todas partes. Pero simbólicamente, la cabeza con el cerebro, los ojos, etc., corresponde más bien a la región del espíritu; el alma también se aloja en ella, na-

8

turalmente, se aloja arriba y abajo, pero su región no es la cabeza, sino las manos. El espíritu ilumina, dirige, ordena, pero si no tuviese manos, no podría realizar nada en la materia. El hombre lo hace todo con las manos, con el alma. Es en el alma donde se encuentran las dos corrientes mágicas de atracción y de repulsión, y estas dos corrientes se expresan también a través de las manos. En la Cábala, estas dos corrientes están representadas por el pilar de la misericordia y el pilar del rigor. Pero cuidado, rigor no Árbol sefirótico hay un rigor, pero no hay lugar significa odio, puesto que en el lugar para la justicia, para el para el odio.

Según los cabalistas, a los diez sefirots del Árbol de la Vida que son una representación del mundo divino, se oponen otros diez sefirots que son como su proyección invertida y que representan pues el mundo infernal. Es en este árbol invertido donde se encuentra el odio: a Geburah, que es la región de la justicia, se opone la región de la crueldad, del odio. Lo mismo ocurre con los demás... Pero no quiero hablar de ello. Cuando Jacob vio la escalera luminosa por la que subían y bajaban los ángeles, se hallaba en la región del plano astral y del plano mental. Estas dos corrientes, los ángeles que suben y bajan, que representan la circulación venosa y arterial del universo, esto es el alma. Es por ello que el corazón y los pulmones están colocados entre la cabeza y el vientre, en esta región intermedia que corresponde al alma. Y los brazos son la manifestación del alma en una u otra dirección. Como veis, los brazos salen de la región del alma. La Inteligencia suprema lo ha creado todo de acuerdo a unas correspondencias increíbles. Sí, los brazos pertenecen a la región del alma, está muy claro. Y si los ojos, las orejas, la boca y la nariz no han sido colocados en los pies sino arriba, en la región del espíritu, es para observar las cosas, escucharlas, saborearlas, comprenderlas. Esto también resulta muy claro y es lo que debería explicarse a los niños. Nunca se les explica la razón por la cual el cuerpo está construido de esta manera, el por qué los ojos están en tal lugar y las piernas en tal otro... Esto podría clarificarles y ayudarles a resolver, más tarde, ¡tantos problemas! ¡He ahí lo que los maestros deberían enseñar a sus alumnos!... Pero si en ese momento llega un inspector, es evidente que este tipo de lecciones no le van a "gustar", pero ¿por qué enseñan tantas cosas en las escuelas y se olvidan de lo esencial?

9

Evidentemente, todo lo que os digo puede pareceros muy teórico. Para saber lo que es el alma, hay que ir a verla... Sí, por mucho que se diga, no se puede explicar lo que es el alma, hay que verla. Pero, ¿acaso es posible ver el alma? Sin duda, es posible, puesto que es material, de una materia tan ligera, tan tenue, tan sutil, que pasa por ser invisible, aunque en realidad, podemos veda. Diréis: "¡Oh! Explíquenos cómo es el alma, ¿tiene contornos?" Sí, tiene contornos, y al mismo tiempo carece de ellos. Es una materia muy fluida que se mueve, que respira, y que es tan viva, tan cambiante, que adquiere todos los colores, todas las formas... Y puesto que se pueden ver las almas, también pueden ser clasificadas. Así vemos que tal persona, a pesar de sus joyas, de sus frivolidades, de sus maquillajes, de su decorado, tiene un alma apagada, horrible; mientras que aquella otra, a pesar de sus harapos y sus vestidos desgarrados, ¡qué luz! ¡qué expresión! ¡qué belleza!... El alma es una realidad, queridos hermanos y hermanas, aunque muchos de los contemporáneos que estudian la psicología, es decir, "la ciencia del alma", no crean en ella. Una filosofía que se establece sin tener en cuenta el alma, ¡ésto es lo verdaderamente curioso! Y en realidad, ¿están en lo cierto? Sí. Diréis que me contradigo... Pues no, hay que comprenderme. Todo es verdad, pero hay que buscar en qué forma lo es. Si para vosotros una cosa es cierta, ello basta. Si decís: “No hay Dios", es cierto, en vosotros no hay Dios puesto que decís que no existe. Si decís: "No creo en el alma", pues bien, también es verdad, no tenéis alma porque si tuvieseis una, la sentiríais. Puesto que la negáis, es que no la tenéis. Todo es verdad: la existencia y la no existencia, ello depende del punto de vista en el que os situéis. Jesús habló exactamente en este sentido. Dijo: "¡Hágase según tu fe!" Todo está contenido en esta frase. Si creéis que sois perseguidos por unos bandidos, no cabe duda, os persiguen estos bandidos; y aunque no los veáis, estarán dentro. Si creéis que habláis con espíritus, también será verdad; pero otra cuestión será, cual es el grado de elevación de estos espíritus... Porque existen ciertas categorías de espíritus que disfrutan mucho engañando a los humanos. ¿Os asombra? No, no debéis sorprenderos: existen espíritus de las tinieblas que se divierten mucho jugando malas pasadas a los humanos. ¡Cuánta gente frecuenta a los espíritus, les hablan y comercian con ellos! Así lo afirman y es verdad, sólo falta saber de qué espíritus se trata. Todo esto que os explico, está contenido en la letra Aleph, la primera letra del alfabeto hebreo. Pero todo esto resulta aún más significativo si nos acordamos de lo que Cristo dijo: "Yo soy el Alfa y el Omega", es decir, Aleph y Tav. Yo soy Aleph quiere decir: "Yo soy aquel que hace pasar los elementos de la tierra al Cielo y del Cielo a la tierra. Hago descender las bendiciones del Cielo y hago ascender a las almas. Para llegar al Cielo, debéis pasar a través mío". ¿Por qué no hemos aprendido a ajustar las cosas, y a

10

relacionar entre si los diversos pasajes de un texto para comprender exactamente su significado? Todo está dicho en la Biblia, pero las explicaciones son dispersas. En el Apocalipsis, por ejemplo, hay toda clase de imágenes, pero no están situadas en el orden en el que corrientemente podemos imaginar. Algunas están en el capítulo veintiuno, pero en realidad corresponden al primer capítulo y viceversa. Es como las cartas de una baraja que han sido tiradas al azar. El Iniciado toma estas cartas, las coloca en orden y lee. Después, seréis instruidos con esas cartas. También se os enseñará cómo se pueden leer los números; conoceréis su significado y veréis todo lo que os pueden revelar. Y en cuanto a las palabras o las frases que aparentemente no tienen ninguna relación entre sí, veréis también que si se las relaciona, una explica a la otra, formando un todo formidablemente lógico. En la naturaleza, como en los Libros sagrados, todo está disperso y es preciso enlazar las cosas entre sí para leerlas. Diréis: “Pero, ¿cómo?..." En el hombre hay un ser que lo sabe todo, que lo puede todo, que lo ve todo, pero el hombre lo desprecia, vive separado de él y no quiere identificarse con él. Por supuesto, se necesita tiempo para realizar esta identificación, no se consigue de la noche a la mañana. Jesús no se identificó en un tris con su Yo superior, tenía treinta años cuando el Espíritu Santo descendió sobre él bajo la forma de una paloma. Diréis: “Sí, pero ¿por qué a Jesús le sucedió a los treinta años y a nosotros, a los noventa y nueve todavía no nos ha ocurrido?" Para consolaros, os diré que no hay diferencia entre vosotros y Jesús (¡no me mal interpretéis!), pero es que Jesús había recibido una misión acorde con lo que ya había vivido en sus reencarnaciones anteriores, y también con los acontecimientos cósmicos que debían desarrollarse en su época. Era necesario que se manifestara en aquel momento, por lo tanto, todo se aceleró para él y para otros también, pero a menudo, se mueren muy jóvenes. Sí, han existido genios, grandes genios que a los dieciocho años ya habían creado obras maestras inmortales, pero nunca vivieron muchos años. Hay excepciones, por supuesto, de grandes genios que murieron muy ancianos; a menudo, en la vida corriente, son las malas hierbas las que duran más tiempo, puesto que están muy bien arraigadas en la tierra. Observad a los avaros o a los egoístas, llegan a viejos porque no quieren irse; se aferran a la tierra, la absorben, y entonces, el mundo invisible dice: "Bien, dejémosles aún algún tiempo ya que si vienen ahora aquí, deberíamos taparnos la nariz y las orejas. Al menos, mientras están lejos, no nos fastidian." Y se les retiene un poco más en la tierra. Pero el Cielo tiene prisa en invitar a aquellos que son maravillosos, y es por ello que los seres angelicales se van pronto. Pero no me mal interpretéis. Con ello no quiero decir que todos aquellos que mueren jóvenes sean ángeles, y todos los que mueren viejos sean malas

11

hierbas. No, hay seres que permanecerán quizás siglos, para finalizar su trabajo en la tierra. Os preguntaréis: “¿Es posible vivir varios siglos?" Sí. Matusalén, por ejemplo, vivió casi diez siglos. E ignoramos también la edad que tiene Babadji. Y si algunas criaturas han vivido o viven aún tanto tiempo, es porque todas las criaturas tienen esta posibilidad. Lo que ocurre es que no la saben aprovechar porque hay algo que anula esta posibilidad. Nunca ha sido decretado que la vida de un hombre deba finalizar a los ochenta, noventa o cien años. De hecho podría durar miles de años; el hombre es una máquina muy perfeccionada, preparada para resistir largo tiempo. Si no lo hace, es porque la han destrozado y nada le funciona. Pero si se la limpia, si se eliminan de ella todos los desechos, de nuevo circularán las corrientes. y es precisamente el alma quien tiene la facultad de animar al cuerpo. Al entrar en él, al penetrarlo, le da la sangre, es decir, pone en funcionamiento la circulación de las energías. Y cuando se va, todo se detiene. Por tanto, no hay que confundir el alma con el soplo vital; son dos entidades distintas, aunque exista relación entre ellas. Se pueden dar muchas definiciones del alma, pero la imagen que mejor la describe, es la imagen del tronco del árbol, o la de la escalera de Jacob. Después podéis decir todo lo que queráis, que es algo eléctrico, un fluido, una emanación, un magnetismo, un calor; siempre habrá algo de verdad, pero ninguno de estos términos indicará la función esencial del alma, que es la de servir de intermediaria. Puedo incluso, si queréis, comparar el alma con unas pinzas... sí, con estas pequeñas pinzas con las que se remueven los carbones en el fuego. Diréis: "Pero, ¿cómo? ¡Vd. rebaja al alma! En absoluto. El alma es como unas pinzas vivas con las que tocáis el fuego sin quemaros: es, pues, un instrumento, un intermediario. Ahora os mostraré, una vez más, cómo me sirvo de la clave analógica para proyectar luz sobre algunos temas. Puesto que todas las cosas han sido hechas conforme a los mismos principios con sólo algunas pequeñas modificaciones volvemos a encontrar por todas partes esta misma división en tres: forma, contenido y significado; o bien, cuerpo, alma y espíritu. Tomad un huevo, sí, un huevo, os lo explicará todo. Os dirá: "Amigo mío, estoy hecho de acuerdo con las leyes universales, he sido construido como el universo, pero reducido, en miniatura. ¿qué veis? El amarillo (la yema), contiene el germen de la vida; el blanco (la clara), es decir, la albúmina que nutre el germen; y finalmente la cáscara que lo protege. Estoy hecho a imagen del universo y tú también te pareces a mí. (Por supuesto, en lugar de decir que el huevo se parece al hombre, dice que el hombre se asemeja al huevo. ¡Observad la desfachatez del huevo!) El amarillo es el espíritu; el blanco es el alma; la cáscara es el cuerpo." Ya veis, el huevo tiene razón. Así pues, el germen está en el centro, el blanco en medio, la cáscara en la periferia.

12

También la célula está construida bajo el mismo esquema; tan solo los nombres son distintos (núcleo, citoplasma y membrana). Y cuando la cáscara de un huevo se rompe, ¿qué sucede? Todo se derrama y la vida se va. Igual que la cáscara, el cuerpo sirve para proteger la vida, es decir, el alma y el espíritu.. Cuando el cuerpo se rompe, la vida se va, el alma y el espíritu le abandonan. Y ¿qué es pues el alma? Al igual que la clara del huevo, el alma es portadora de todos los elementos nutritivos necesarios para mantener la vida. Pero la vida proviene del espíritu: el germen no se encuentra en la clara, sino en la yema. De la misma forma la vida, la verdadera vida se encuentra en el espíritu y el alma la alimenta, la sostiene y la hace circular. ¿Cómo lo he sabido? Porque es evidente, está ahí, delante nuestro, la naturaleza lo expone todo ante nuestros ojos! ... Lo mismo sucede con la uva. El germen de la vida se encuentra en las pepitas al igual que en el núcleo de las células; a su alrededor está el alma, y la piel es el cuerpo fisico. Es por ello que cuando la coméis, coméis siempre la vida que está en el alma, pero que viene de mucho más lejos, del espíritu. Y ¿qué hacéis con el hueso? No lo coméis, lo plantáis. Ahí están el amor, la sabiduría y la verdad: la verdad está en el hueso; el amor es lo que comemos, y la sabiduría es la envoltura. Sí, la sabiduría es todo lo que está inscrito en el exterior, la forma. El amor es lo que se come, la vida. Y la verdad es lo que se siembra para que la vida continúe. ¡Ved pues qué evidente es! Allí también reside un espíritu, un alma y un cuerpo. Preguntemos de nuevo a la naturaleza dónde podemos encontrar también al cuerpo, al alma y al espíritu. Nos responderá: en los cuatro elementos. ¿Dónde está el cuerpo? Es la tierra. ¿Dónde está el alma? Es el agua y el aire. ¿Dónde está el espíritu? Es el fuego. Y por qué hay dos elementos para el alma? Ya os he dicho que el alma es doble y reúne las otras dos regiones, el cuerpo y el espíritu. Del mismo modo, el agua comunica con la tierra y el aire con el fuego. El agua alimenta a la tierra, y el aire nutre al fuego. El agua y el aire, es pues el alma, la que alimenta la tierra y el fuego. Y todo movimiento se debe a que el agua asciende y desciende y el aire también. Como hemos podido constatar antes, el alma está integrada por el cuerpo astral y por el cuerpo mental inferior, y está atravesada por dos corrientes, una que es el sentimiento, la otra que es el pensamiento. Al agua corresponde el sentimiento y al aire el pensamiento; y ambos circulan entre la tierra y el fuego. El aire alimenta al fuego, que se apagaría sin él, y el agua alimenta a la tierra, puesto que sin agua, la tierra se vuelve estéril. He ahí pues, otra división: la división en 4. Pero siento que el 4 os sorprende... Diréis: "Pero, ¿cómo 3 puede dar ahora 4? ¡Aquí hay algo que no encaja!... “Sí, la verdad es que "encaja" muy bien si tenéis en cuenta que el alma está representada

13

por los dos elementos, el aire y el agua, que ascienden y descienden como ella. ¿Acaso la tierra asciende y desciende?... Pero lo que también hay que comprender es que, a pesar de ser diferentes en cuanto a naturaleza, función y aspecto, el espíritu, el alma y el cuerpo son de la misma esencia. Lo que difiere en ellos es el grado de materialización: el cuerpo es el espíritu condensado; el espíritu es el cuerpo sutilizado; y el alma es el intermediario entre ambos. Consideremos el caso del agua. La encontramos la mayoría de las veces, en estado líquido, sin duda, pero también existe en estado sólido (el hielo) o en estado gaseoso (el vapor). Sigue siendo agua, siempre se trata de la misma sustancia, pero en estado más o menos sutil bajo el efecto del calor. El hielo es sólido, pero esto es tan sólo una apariencia; en realidad, su naturaleza es más sutil, ya que puede convertirse en líquido. El cuerpo, el alma y el espíritu son pues una misma sustancia, pero en estados más o menos condensados o sutiles. Por esto los alquimistas enseñan que sólo existe una materia universal, y que a partir de esta materia, a través de diferentes grados de condensación, se han creado los metales, los cristales, las flores, la carne de los animales, de los humanos, el aire, el fuego, etc. ¡Qué acertados estuvieron! El cuerpo es una condensación del espíritu, el espíritu es la materia que ha vuelto al estado de energía pura. Por ello los alquimistas afirman también que con las dos operaciones "solve" (disolución) y "coagula" (condensación), todas las transformaciones son posibles. Y ¿cómo? A través del calor. El calor, en un grado más o menos elevado actúa sobre la materia para darle una mayor o menor densidad. El fuego es, pues, el agente mágico que da a cada cosa su forma..., su naturaleza; el oro posee cierta cantidad de calor, la plata otra, el plomo aún otra distinta etc. Si el adepto encuentra este fuego, este agente mágico, puede transmutar el plomo la plata o el hierro en oro y viceversa, transformar el oro en hierro, etc. Sólo que naturalmente, este fuego de los alquimistas no es el mismo fuego de los palanqueros y de los herreros, sino el fuego sutil, el fuego oculto, el fuego filosófico. ¿Veis ahora con mayor claridad lo que es el alma? Es el lazo de unión, es la vida que bebéis, que coméis. Sí, este espacio entre la yema del huevo y la cáscara, entre el centro del círculo y su periferia, todo este espacio es el alma. El espíritu es un punto casi imperceptible, mientras que el alma es una inmensidad porque para poder alimentar al espíritu, el alma debe ser inmensa. El espíritu tiene hambre y se come al alma, y ésta tiene que ser infinita para satisfacerle. Ya lo veis, aunque el alma lo alimente, el espíritu sigue siendo siempre un punto, y su tamaño no aumenta.

14

Tomad una vela, os lo explicará todo. Cuando encendéis una vela, tenéis delante vuestro los cuatro elementos: la tierra, el agua, el aire y el fuego, y los tres principios: cuerpo, alma y espíritu. El cuerpo, la tierra, es la vela; el alma es el agua y el aire (el agua, la cera que se está fundiendo, y el aire que alimenta la llama); y el espíritu es el fuego. Para que la llama subsista, tiene que alimentarse…, pero como sólo puede hacerlo a expensas de otros materiales, la vela va disminuyendo porque la llama la devora. El alma es la que alimenta la llama; y en la vela, la encontramos representada por el agua, es decir por la cera que se funde, (porque si no se fundiera, la llama no podría alimentarse de ella) y por el aire, si el cual la llama también se apagaría. El alma alimenta al espíritu, la llama, y esta llama que siempre está erguida, tiene la apariencia de Iod añadir símbolo, la décima letra del alfabeto hebraico, que es un símbolo del espíritu. Actualmente, ¿qué significado tiene cuando se dice de alguien que “está quemando su vela por los dos extremos?” Que no es razonable, que se deja llevar demasiado por sus sentimientos, sus emociones y sus pasiones; se quema y al hacerlo malgasta las reservas del cuerpo físico, su vela. Existen tantas y tantas definiciones del alma que llega a ser incluso ridículo. Pero veamos una más: el alma es como un depósito de alimentos, sí, un gran depósito de alimentos. Diréis: “¡Esta definición no tiene ningún carácter religioso ni místico!” Es posible, pero es la realidad. Todo es coherente, todo está claro, nada se contradice. Y no objetéis que puesto que la vela tiene una apariencia y el huevo otra, no tienen nada que ver. Se trata del mismo principio bajo distintas formas, y con combinaciones y aplicaciones diferentes. El Creador se ha divertido en elaborar múltiples adaptaciones de una misma cosa. Es lo que dijo Hermes Trismegisto en la Tabla de Esmeralda: "Y puesto que todas las cosas son Uno y provienen del Uno, por mediación del Uno, así todas las cosas han nacido de esta cosa única por adaptación." De acuerdo con el esquema que os he dado antes, el cuerpo etérico pertenece al plano físico. El cuerpo etérico es todavía el cuerpo físico, pero es su parte más sutil, como un vapor, como emanaciones formando a su alrededor una especie de atmósfera que le acompaña. El cuerpo etérico forma parte del cuerpo físico, es el vapor del cuerpo físico, si queréis, pero todavía no es el alma. El alma viene a continuación del cuerpo etérico, es la región donde comienzan los sentimientos y los pensamientos. ¿Y el espíritu? El espíritu es la repetición del alma en el plano superior. Por lo tanto, el espíritu es también la región de los pensamientos y de los sentimientos, pero de los pensamientos y de los sentimientos más puros, más luminosos. En el espíritu ya no hay nada oscuro ni impuro, mientras que en el alma, el mal puede mezclarse con el bien. Al ser la intermediaria entre el

15

cuerpo y el espíritu, una mitad está oscurecida por el cuerpo físico y la otra se halla purificada por el espíritu. Este es otro punto que no está claro en la filosofía. Y en el lenguaje corriente, ¡menos aún! Se emplea la palabra "espíritu" de cualquier forma. Se dice: "mal espíritu, espíritu maligno, espíritu astuto"... Pues no; el espíritu no es maligno ni astuto; sino el intelecto, o incluso el alma, porque el alma contiene a la vez el lado bueno y el lado malo. Así pues, todas estas expresiones que se oyen por todas partes, no son correctas, no están basadas en un conocimiento verdadero del ser humano. El espíritu nunca puede contener nada malo ni grosero, porque de lo contrario, ya no sería el espíritu. El núcleo es el depositario de la vida y debe estar en un estado de pureza perfecta. Por lo tanto, el espíritu, que proviene de Dios, es absolutamente puro y luminoso. No hay que confundir las cosas. Ya veis, la llama es también un lenguaje ¿Qué es lo que hace? Quema las impurezas, ya que en el fuego no hay impureza alguna, y sólo admite aquello que es tan puro como él. En cambio, el agua y el aire pueden contaminarse... Me acuerdo de aquella agua que contemplé cuando viajé a la India... Diréis: "Ah! Sí, ¿se refiere al Ganges?" No, es algo peor que el Ganges. Cerca de Bombay, hay una isla denominada Elefanta. Esta isla es famosa por sus templos tallados en las rocas; son una especie de grutas con estatuas colosales de divinidades: Brama, Vishnu, Shiva, etc.... Fui a ver esta isla, porque es un lugar de peregrinaje, pero, como sucede en muchos lugares religiosos de la India hay allí un jaleo espantoso. Al lado de estas grutas, se encuentran unos estanques de agua, porque cada templo era considerado como un microcosmos, reflejo del macrocosmos, que poseía, en principio, un estanque que simboliza el océano primordial. Pero el agua de esos embalsases estaba estancada, y nunca era renovada. No sólo estaba sucia, sino que era verdosa, y me quedé estupefacto al ver que numerosos peregrinos bebían de esta agua. Para ellos, los microbios no existen, nunca han oído hablar de ellos, y luego ¡morían sin saber por qué! Beben de esta agua para recibir ciertas influencias sagradas, lo comprendo... Un agua impregnada de la atmósfera mística de un lugar sagrado, puede ser, en ciertos casos, santificada. Sin embargo, las leyes físicas existen, y no hay que ignoradas: un agua tan contaminada, tiene efectos físicos nocivos, incluso sobre aquellos que creen en su poder espiritual. Ya veis, pues, el agua y el aire admiten las impurezas; tan sólo el fuego no las acepta, las quema. Por su parte, la tierra las absorbe todas, es su propiedad, es como un imán que atrae todo lo que es sucio e impuro para, a continuación, transformado en sus laboratorios. Es por ello que cuando sentís una turbación, una inquietud o una angustia, deberíais dárselas a la tierra. Cavad un pequeño agujero, y con los dedos dentro de él hablad a la tierra, como a un ser inteligente, pidiéndole que absorba todo lo que os atormenta.

16

Creedme, ella no se sentirá disgustada ni ofendida, lo absorberá todo y vosotros os sentiréis aliviados, liberados. En el pasado, se conocían todas estas cosas, pero hoy se han olvidado... Cuando sintáis una angustia o un sufrimiento, dádselo a la tierra. Ella los tomará. El agua recoge también las impurezas, por esto, al tomar un baño o una ducha, a menudo se tiene, de pronto, una sensación de alivio; pero no nos preguntamos la razón, porque siempre lo hacemos todo de forma automática. También el aire posee esta propiedad. Cuando algo no funciona salid a tomar el aire, sentiréis que el viento se lleva vuestras cargas. Pero para que estos métodos sean verdaderamente eficaces, es necesario que hagáis estos ejercicios conscientemente. ¿Os parece que ahora tenéis ya unas nociones más claras acerca del alma? El espíritu, el alma y el cuerpo, los volvemos a encontrar por todas partes bajo diferentes combinaciones, pero las correspondencias, las funciones, las aplicaciones son absolutamente las mismas. ¿Queréis saber donde se encuentran también el cuerpo, el alma y d espíritu? Observad: las mujeres llevan siempre con ellas pequeños frascos de perfume. (Que abren de vez en cuando, sobre todo cuando deben acudir a una cita con su amado), pues bien, el frasco es el cuerpo; el líquido es el alma; y el perfume, esta emanación sutil, es el espíritu. El líquido alimenta el perfume; cuando ya no hay líquido, tampoco hay perfume, sólo queda la botella; y como la gente nunca aprecia una botella vacía, la tira. Del mismo modo, al morir un hombre, se le entierra; cuando ya no hay ni alma ni espíritu, cuando sólo queda el cuerpo, se dice: "jEnterradlo!" Y, ¿por qué cerramos herméticamente un frasco de perfume? Porque si se abre, el perfume se evapora. El espíritu es muy volátil, se siente aprisionado en el frasco y no le gusta verse privado de su libertad; siempre quiere volver a su patria, a la Fuente. Por esto, para retenerlo, es necesario alimentado, es decir, el alma, y encerrado herméticamente. ¿Está claro ahora? Ahora bien, ¿qué ocurre cuando comemos? La parte más grosera de los alimentos, es para el cuerpo, para formar y consolidar su esqueleto, mientras que la parte más sutil pasa a la sangre para aportar todos los elementos nutritivos al organismo, incluido el sistema nervioso. Ya veis, se trata siempre del mismo principio: la sangre es la que alimenta, es decir, el líquido, el alma. En cuanto al espíritu que está representado por el sistema nervioso, es también alimentado. Por lo tanto, el sistema digestivo (el cuerpo), los sistemas circulatorio y respiratorio (El alma) el sistema nervioso (el espíritu). Nos están mostrando, una vez más, esa estructura ternaria en el organismo. Y la sangre es la que nutre, la que alimenta incluso a los nervios. Por ello, cuando el hombre purifica su cuerpo y purifica también su sangre, es decir, su alma, da a su espíritu las mejores condiciones para manifestarse.

17

Ya lo veis, todo tiene una coherencia. ¿Por qué no vemos nada cuando todo se nos presenta cada día ante nuestros ojos? Añadiré aún algo que os ayudará a encontrar un método de trabajo. Cuando los Iniciados hacen revelaciones, actúan como la naturaleza: os dan sólo la mitad, y os corresponde a vosotros encontrar la otra mitad. ¿Habéis leído "El Conde de Montecristo?” Hay en esta novela, si recordáis, una carta que revela el secreto del tesoro pero falta la mitad de esta carta y el héroe debe buscarla para conocer el secreto. Todo es así en la vida. De hecho, ¿por qué creéis que la gente busca "su mitad"? Es la otra mitad de la carta rota; se la busca para poder leerla. Así de sencillo. ¡Cada uno de nosotros es como la mitad de la página que revela el secreto y debe encontrar la otra mitad! Cuando se dijo: "En el principio era el verbo", también es sólo la mitad. ¿Dónde está la otra mitad? Os corresponde a vosotros encontrarla... La otra mitad está simplemente en las orejas! ¿Por qué? Porque la palabra no tiene ningún sentido si no hay oídos para escucharla. La palabra es el principio masculino, emisivo, y sobreentiende el principio femenino receptivo: las orejas. Si la palabra no llega a ser escuchada por los oídos para su entendimiento, apreciación y compresión, es inútil. Y cuando se habla de una llave, incluso si no se menciona la cerradura, ésta se sobreentiende. Ya veis como son las cosas... ¿Percibís ahora cómo las cosas empiezan a ordenarse en vuestra mente? Si, ¿lo sentís? Bien, esto es lo esencial. Todos los días debéis trabajar para que, en vuestra comprensión, cada cosa encuentre su verdadero lugar.

Sèvres, 24 de Abril de 1.962

******

Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus

CONFERENCIA DEL MAESTRO

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
Primera Conferencia del día 6 de Abril 1969 2da Conferencia complementaria del tema, Videlinata 18 de Junio 1969

“La encarnación del alma” 6-4-1969
Cuando mis amigos vienen a mi casa les digo lo siguiente: en las tiendas, en los comercios, se os dice: “A vuestro servicio, qué puedo hacer por vosotros?”, y yo cambio la frase y digo: ¿En qué os puedo ser útil? La empleo a menudo, y, ¿por qué la palabra útil? Aquí se pueden decir muchas cosas, ser útil, eh aquí un pensamiento que me preocupa, siempre me ha preocupado. Mis preocupaciones, mis sufrimientos, mis dificultades provienen de esta palabra sagrada, la “utilidad”.(1’16) Si analizáis a todas las criaturas de la tierra, constataréis siempre dos categorías, dos clases de preocupaciones: una que les concierne a ellos mismos, el mundo entero les tiene que ser útil, proveer, ayudarles, y ellos se consideran que son el centro de la tierra, el mundo entero les tiene que servir y serle útil; y la segunda categoría, mayor, mas nutrida, más evolucionada, que tienen necesidad de ser útiles, les gusta serlo, a menudo no están satisfechos de ellos mismos porque se ven inútiles y son desgraciados cuando ven que no pueden servir a nadie, se sienten de una gran inutilidad y empiezan a sufrir. ¿Y por qué los demás no sufren? No sólo son inútiles sino que también son peligrosos y a pesar de ello están contentos… He aquí las dos palabras: útil e inútil. (2’48) Incluso cuando alguien os viene a vender alguna cosa, siempre sale la palabra útil, benéfica, ventajosa, siempre emplean esta palabra, por todas partes. Y cuántas veces os han dicho: “Es inútil”; cuando les proponéis cosas, cuando les habláis, etc. Os contestan siempre; Es inútil no sigas. Como aquél que hablaba al padre y a la hija y les decía: “Aspiro a esto, aspiro a aquello…”, y el padre le contestó: “No necesito un aspirador.” Y le cerró la puerta… (El público se ríe, el Maestro también.) A veces me ocurre que me río como ahora. (3’36) Así pues, decidme, en qué os puedo ser útil esta tarde, vamos, decidlo, proponed alguna cosa: “Maestro, querría saber en qué momento el alma toma posesión del cuerpo físico.”

2

¿El alma que debe venir a encarnarse? Bien. Ordinariamente todo el mundo piensa que el alma humana entra en el cuerpo durante la gestación y en realidad no es verdad. Todos los iniciados, los clarividentes que ven, que saben, dicen que no. El alma que debe entrar trabaja conjuntamente con la madre, las dos trabajan sobre el palacio, las medidas, la barraca, el templo, depende de lo que sea, este hotel, este albergue. (Eso es bien simbólico). Trabajan los dos, sólo que la madre, por supuesto, no se da cuenta, no es tan avanzada, tan instruida, y no lo sabe, pero el alma que es consciente, que ya tiene un grado, ve, oye, y prepara los materiales junto a la madre. Si la madre supiera todo esto, o estuviera evolucionada, podría tener conversaciones con el alma futura que debe entrar. Diréis: “Si, pero hay el cuerpo del niño que respira, se alimenta, el corazón que bate, es su alma.” No, todavía no, porque hay varias almas, el ser humano tiene diversas almas: una vital que se encarga sólo de la salud, de la vitalidad, pero que no es consciente todavía, es un alma totalmente vegetativa; después hay otra alma que llamamos animal, instintiva, que es más avanzada; y una tercera alma que es inteligente; y después hay una alma divina que es pura luz. Y es aquí donde la ciencia iniciática nos puede venir a ayudar enormemente, para ayudarnos a entenderlo. Porque el alma humana que es inteligente, que piensa, razona y reflexiona, no puede ser todavía visitada, agrupada, unida con el alma divina. Y esta alma que los iniciados reciben, es puro espíritu, pura luz. Así pues, hay varias almas, como también hay varios espíritus. Esto no tiene que ser nuevo para vosotros, ya lo he mencionado, en otras ocasiones. (8’17) Si leéis la historia religiosa de todos los Papas, los filósofos griegos, de Alejandría, veréis que dividían el alma humana, el ser humano, en varias almas. Si un día tengo tiempo quizá os voy a hacer una pequeña lista para indicar cuántos filósofos pensaban, creían, que había varias almas. (8’48) Para haceros lo comprender a vosotros os diré que: sabéis que no me gustan las citaciones, quizás para no tener que guardar tantas cosas en mi memoria porque, hay tantas cosas que se graban, pero a medida que ya no son útiles ni necesarias, las elimino casi. Como los alumnos que terminan los estudios, en cuanto tienen el diploma y se van, con qué placer se desprenden de todo lo que han aprendido, y ¿por qué lo estudiaban?, para obtener el diploma, y después se lo quitan de encima. El mismo proceso se puede producir en los iniciados, borran muchas cosas inútiles a medida que avanzan y tratan de guardar la quintaesencia de todo lo que es más importante, porque, como decía, no pueden transportar los árboles, las ramas, los troncos, así pues se llevan solamente la quintaesencia, algunos granos en sus bolsillos. ¿Por qué? Porque en cualquier momento pueden activar todos sus conocimientos que están borrados, que les molestaban,
2

3

que les sobrecargaban, y no les dejaban lugar para otras cosas que eran mejores. (10’37) A menudo decís que hay que olvidar esto y aquello, cosas que os atormentan, que son negativas, rencores que no podéis perdonar y que os corroen. Debéis borrarlos y olvidarlos porque mientras estas cosas existen en el corazón y en el alma os impiden introducir otras cosas que son mejores. Yo he llegado a borrar ciertas cosas de mis conocimientos que ahora no me son útiles, no veo el lugar donde las podría guardar. Había leído y leído toda clase de cosas y ahora veo que son inútiles. Cuando digo inútiles quiero decir frente a un objetivo, un ideal, o de una actividad, porque todo puede ser útil en las condiciones idóneas. (11’49) Todo esto lo he dicho para ser útil puesto que hay una hermana muy amable que ha querido hacerme una pregunta. Ahora volvamos hacia nuestros corderos (expresión francesa), son los franceses quienes dicen esto. ¿Por qué hacia los corderos? ¿Acaso somos pastores? ¿Por qué hacia los corderos? ¿Por qué no decimos volver hacia nuestros lobos por ejemplo. Esto no se dice, ¿lo veis? Ellos quieren volverse corderos, porque han visto que éstos, cuanto menos, a pesar de que son un poco tontos, son amables y gentiles. (12’38) El alma que trabaja con la madre le puede revelar muchas cosas. Ha habido muchos casos de conversaciones entre el alma y la futura madre y después se dicen adiós y se separan, y el alma entra en el niño cuando éste toma el primer aliento, soplo de aire, cuando empieza a respirar se cuela dentro. Pero tampoco lo hace del todo porque no puede tomar posesión enteramente de los órganos. Hacen falta años de trabajo sobre los órganos de la mujer, a pesar de que está dentro, no lo está del todo, no está instalada del todo. No se si la psicología encontrará estas cosas algún día. (13’51) Así pues, el alma debe esperar y trabaja con los órganos para animarlos, sutilizarlos, hacerlos funcionar, y es después que toma posesión del cuerpo. A los siete años, puede ser un poco antes o un poco después, se diría que se instala definitivamente pero en realidad no es así todavía, se instalan ciertas facultades pero es solo hacia los veintiún años que, al fin, se instala y no completamente. ¿Por qué? Porque el cuerpo etérico todavía no ha entrado del todo. Sucesivamente, pues, hay diversos cuerpos que se instalan. Durante la pubertad, a partir de los catorce años, se instala el alma afectiva en nosotros, a los siete años se instala el alma animal, de voluntad, porque el niño quiere hacer cosas, andar, estudiar, y a los catorce años es el lado afectivo, de la sensibilidad, el amor, el lado sexual, es el alma afectiva la
3

4

que se instala, y hacia los veintiún años el alma intelectual entra y al fin se puede razonar, pensar, mientras que antes dominaban las sensaciones, no podían juzgar, no eran “mayores de edad” todavía. Ya veis pues, que los ancianos conocían cuanto menos algunas cosas, sabían que el hombre no estaba todavía, era todavía menor de edad, y se le podía engañar, que no juzgaba muy bien, que se le podía inducir a error. A los veintiún años no quiere decir que el hombre ya sea un sabio, inteligente, es una estupidez pensar que será así al cumplir los veintiuno, pues todo y así todavía puede cometer tonterías. Es a partir de los treinta y tres años cuando empieza la verdadera inteligencia a manifestarse, se mesuran las cosas, se sacan conclusiones. El alma, pues, no se puede instalar definitivamente si no es a través de las diferentes épocas. ¿Y qué son estas almas? Se les llama almas pero son más bien los cuerpos etérico, astral, etc. El cuerpo etérico toma posesión hacia el séptimo año. El cuerpo vital, primordial, entra en el nacimiento; los veintiún años entra el cuerpo intelectual; y mas tarde entra el cuerpo de la sabiduría, cuerpo Causal. En realidad no son almas tan distintas pero tienen sus diferencias. ¿Qué ocurre cuando en ciertas épocas se pierde un alma? Viven, piensan, comen, beben, y han perdido su alma. Pero ¿qué alma han perdido? Porque hay un alma divina, luminosa, que los puede dejar. Suponed que hay alguien que ha pecado, ha cometido crímenes, y el alma divina lo abandona. Es una parte de él que esperaba poderle entrar pero le ha obstruido tanto el camino que ha partido a sus regiones y no puede vivir con él. Y a mucha gente el alma divina les ha dejado, y en ese momento han perdido el sentido de la vida, la felicidad, la alegría, y se quieren casi suicidar. E incluso lo dicen: “He perdido mi alma.”, porque se sienten sin la presencia de esta alma que les aportaba tanto. (18’38) (Para que quede bien claro, pondré por orden las distintas etapas en que el
Alma va entrando en el cuerpo. Durante la gestación el Alma Instintiva trabaja fuera del cuerpo junto con la madre. Al nacer entra solo el Alma vital o vegetativa su misión es solo mantenerlo vivo. En todo lo demás es como un doble de la madre, pues vive de su sangre todavía. A los 7 años entra el alma eterica su doble cuerpo. Antes estaba polarizado con el cuerpo de la madre, ahora ya tendrá su propia polarización y se desprenderá de la de la madre. En una palabra, se hara independiente. Antiguamente ya podía ser un hombre que podía ir a la guerra, casarse o ser independiente. (Épocas Atlantes o Lemuria, cuentan historias escalofriantes de lo que se hacia con estos menores para emanciparles fueran niños o las niñas) Con el Alma etérica se desarrollaba el cuerpo fisico hasta los 14 que entraba el Alma Emotiva que desarrollaba el mundo los sentimientos y pasiones. A los 21 entraba el alma que desarrollaba el cuerpo Intelectual y a los 30 el Alma de Sabiduría. Las escuelas de Teosofía hablan de las mismas edades, hasta los 21 años. Luego el Maestro explica las entradas del Alma Divina que los Teósofos no saben explicar con tanto detalle)

¿Y qué es la iniciación, qué es la Fraternidad Blanca Universal? Quizá sea demasiado lo que os voy a decir pero no es nada mas que atraer esta alma divina para que pueda instalarse y vivir en nosotros. ¿Y por qué? Porque el alma animal, pasional, afectiva, no tienen la posibilidad de saberlo todo, poderlo todo, comprenderlo y penetrarlo todo. Sólo esta alma
4

5

tiene la cualidad y las posibilidades de saberlo y poderlo todo, y hay que atraerla, os tenéis que preparar y pedirle que venga. Y es así como los iniciados preparándose durante años y años con las abducciones, las purificaciones, por trabajos de meditación, plegaria y privaciones, preparan el terreno para atraer a su alma divina, a su alma celestial, o, si queréis, a su Yo Superior, que también se le llama el Espíritu Santo. A partir de ese momento lo saben todo, lo pueden todo, porque no son ellos sino sus almas las que actúan a través suyo. Todo eso son cosas simbólicas que han quedado en todas las tradiciones pero es en la comprensión, en las explicaciones que los humanos no han encontrado todavía la realidad. Y yo os lo explico hoy. (20’21) ¿Y qué es el Espíritu Santo? No es algo extranjero, extraño, no, no, es el Yo Superior. ¿Cuántos Espíritus Santos hay en la tierra? Me diréis que uno, pero, entonces, ¿por qué hay tanta gente que lo ha recibido?, os preguntáis si hay muchos Espíritus Santos, no, no, muchos Yo Superior si, pero sólo hay un Espíritu Santo de dónde sale la chispa y el fuego, uno solo. Y muchos han recibido al Espíritu Santo al mismo tiempo. ¿Cómo puede ser que el Espíritu Santo se pueda dividir en pedazos, San Pedro, San Lucas, San Juan, etc., en pedazos…? No es posible. Era su propio Espíritu el que descendía, porque su Yo Superior habita arriba, cuántas veces os lo he dicho, habita en el sol, y estamos unidos a él, espera el momento de poder entrar y tomar posesión de nosotros, y es el hombre el que le obstruye el camino. Si os purificáis, el Espíritu Santo vendrá a vosotros y no a mí, porque no se puede dividir en pedazos. ¿Lo veis? Así pues, hay que comprender las cosas de otra manera, y esto nunca ha sido explicado. (22’08) Si fuera el Espíritu Santo y alguien lo recibiera, no lo podría recibir nadie más. ¿No es así? O si no hay que decir que es un pedazo y se divide en varias partes, y no, es nuestro Yo Superior quien hace estas maravillas, estos milagros, que puede profetizar, conocer, curar, si, nuestro Yo superior. Es Dios mismo quien ha hecho las cosas así. (22’43) ¿Y qué es el Espíritu santo? Lo mismo que nuestro Yo Superior, de la misma naturaleza, de la misma quinta esencia, de la misma luz, pero éste es cósmico, es la divinidad. Y nuestro Yo Superior tiene la misma quinta esencia, la misma chispa, la misma gota del océano, sólo que todavía no podemos recibirla porque es demasiado pura. (23’15) Os he dado una imagen con el mercurio, lo tenéis en un frasco y lo dejáis encima de una mesa. Se van perdiendo pequeñas gotas, se esparcen, es muy interesante, y cada gota está tan viva, tan ágil, tan…, por eso se dice que es
5

6

como plata viva (en francés al mercurio lo llaman plata viva – vif argent). Las gotas se mueven ¿no lo habéis probado? Yo me he entretenido con ello. Probad sólo una cosa, poned un poco de polvo encima de la mesa, en un lado, y tratad de poner el mercurio, las pequeñas gotas, en esa dirección. Veréis como no se pueden volver a unir, donde no hay polvo, en cambio, sólo con rozarse, las pequeñas gotas se unen formando una bola. Las que tienen polvo siguen separadas, y ¿quién les impide unirse?, la pequeña capa de polvo invisible impide que las bolas se puedan agrupar. (24’40) Es el mismo fenómeno que se presenta en nuestra alma universal que no se puede fusionar porque hay capas de impureza. Veis, pues, porque debemos purificarnos, lavarnos, limpiarnos, para hacer que esta fusión se restablezca y en ese momento nos volvemos uno, no hay Yo Superior y Yo Inferior, se acabó, las dos pequeñas gotas se han soldado y nos volvemos uno. En ese momento profetizáis, sabéis, habláis, y hacéis cosas magníficas. Pero si no llegáis a hacer este proceso, el alma, que es el Yo Superior, se queda en alguna parte con su poder, sus conocimientos, sus riquezas, pero no os las puede traer y es desgraciada porque ve cómo sufrís y no puede hacer nada para ayudaros, tiene que comunicar con otros seres para que éstos vengan en vuestra ayuda, sólo puede hacer esto, y a pesar que somos lo mismo, no puede hacer nada. ¿Por qué en ciertos casos, dado que el Yo Superior lo es todo, os deja hacer estupideces y que os equivoquéis? Os podría advertir, sería muy fácil, y en cambio no ha podido hacerlo y sufrís porque habéis cometido errores. Sobre estas cosas sutiles, la gente no reflexiona, es demasiado sutil, demasiado, demasiado, demasiado raro, alejado. Y esto es lo que yo he estudiado, y otras cosas, y ahora me las hago salir un poco para podéroslas dar. (26’42) El alma entra en contacto varias veces con nosotros, es decir, a diferentes épocas, y después a veces empieza a dejar el cuerpo, uno que se va, después otro y otro más, y al final del hombre sólo queda una materia animal que come, bebe, pero se ve que sólo queda el cuerpo físico, que el alma ha partido desde hace tiempo. Esto también es verdad, si. Y los hombres lo explicarán por la química, dirán que ha perdido muchos materiales, que se ha atontado, tendrá arterioesclerosis, etc., no saben que eso es sólo la apariencia. (27’54) Con las enfermedades los médicos tampoco han querido comprender nunca que todas las enfermedades son entidades. Lo explican todo por la química, los materiales, y la ciencia iniciática os dice que son entidades. La prueba es que todos los grandes Maestros, los Iniciados no conocían la química, y decían: “Vete, sal, deja a este enfermo!”, y ¿a quién hablaban? A esta entidad que se había instalado, apropiado de un cuerpo porque éste
6

7

había transgredido ciertas leyes y los había atraído. Y hoy no se puede comprender, los médicos tampoco, que todas las enfermedades son entidades, y para desembarazarse de estas entidades hay que vivir una vida muy pura, de acuerdo con las leyes divinas, y así echar a estas entidades que son de una naturaleza que no merece ni la pena hablar de ella, saben destruir y arrasar. (29’29) La entidad del cáncer es la peor, la más tenaz, correosa, destructora, y resiste a todo tipo de materiales, rayos y de todo, y sólo una cosa le puede: la magia blanca, la puede expulsar del cuerpo humano. Por otra parte, todos los grandes Maestros trabajan para echar a las entidades con la magia blanca. Sí, el cáncer se puede curar con la magia blanca, con otros remedios es posible pero yo no lo creo mucho. Id ahora a inculcar esto a los sabios, que todas las enfermedades son entidades, seres vivos que cuando los echáis de vosotros, restablecéis la salud… En algunos es a través del calor, o del frío, por las espadas, por ciertos productos, ciertos líquidos, por toda clase de cosas, hay algunos que no pueden resistir, soportar, tal o cual alimento o producto pues es contrario a su naturaleza, o a una hierba y sea contraria a su naturaleza y así pueden irse. Para conocer todos estos remedios, píldoras, es muy difícil, y los iniciados no conocían todo esto, sólo sabían cómo introducir la pureza, la vida, la luz en ellos y se encargaban de restablecer la salud, de curar. He aquí la respuesta a nuestra hermana Beatriz. (31’49) Un minuto de meditación. (Esta ha sido una conferencia que pronunció el Maestro el día 6 de Abril del año 1969 y después como en otras ocasiones , se volvió a pasar frente a los discípulos en segunda versión el día 18 de Junio del mismo año y al final de la misma, el Maestro prosigue esta vez de viva voz , con un comentario a su propia conferencia y complementándola con otra para reafirmarse en lo que dijo en la primera y añadir lo que pudiera faltar, para que el tema sobre la encarnación del Alma fuera completo. Esta conferencia se dio en el centro de Videlinata de la FBU de Suiza.).

******

Videlinata 18 de Junio 1969
7

8

¿Lo habéis entendido?.- Dice el Maestro Omraam al final de la escucha de esta conferencia. Y prosigue; Han sido algunas palabras a pesar de que hay mucho más a añadir, si. Os diré todavía algunas palabras sobre estas almas. En el ser humano habitan muchas personas. El alma instintiva que entra incluso antes del nacimiento, la que trabaja con el feto, hace latir el corazón y el niño se alimenta, es el alma instintiva, vital, biológica. Todavía no es un alma inteligente, consciente, comprensiva, pero sólo esta para las funciones vitales. Y así continúa después del nacimiento, pero esta alma que entra cuando el niño respira es un alma individual del ser que se quedará con él toda la vida y, en los próximos períodos, se infiltrarán más alma para enriquecerla, embellecerla. Pero esta alma se quedará allí desde la primera respiración hasta la muerte, está es el alma individual del ser humano y es después que se cuelan las demás, por ejemplo a los siete años, entra un alma que es ya un poco etérica, que tiene sensibilidad, después, a los catorce años, entra un alma emocional, donde están los sentimientos, y después un alma intelectual que los hace comprender y pensar. Pero siempre hay el alma individual que está en el hombre toda la vida. Con la muerte de la persona esta alma se va, pero durante la vida, hay otras almas que entran y que pueden dejar al ser humano, a este individuo, pueden venir e irse, y la gente se dice: “He perdido mi alma”, no, no, ¿qué alma ha perdido si todavía está vivo y es consciente? Hablan de otra alma que no conocen, ¿Y cuál es esta alma? La que le inspiraba, le traía gozo, le maravillaba, le daba intuición, y ahora está paralizado, come, bebe, pero esta alma divina, es decir, la que le daba grandes riquezas, gran poesía, la ha perdido dado que ya no siente estas cosas. (34’51) Ya veis pues que es muy claro, sólo que no se han analizado bien estas cosas, o si no, es que hay demasiadas historias que se cuentan, cosas inexactas. Muchos místicos, religiosos, médium, han añadido y mezclado cosas al respecto y ahora es inextricable como oscuridad. Por eso la ciencia se ha desembarazado de todo esto. No han estudiado a los grandes iniciados, lo que decían, lo que sabían, y los pequeños médium, los místicos, han añadido cosas. Y ahora es un embrollo e cosas, un cafarnaum, y no se puede encontrar el camino. Yo os lo explico, os doy unas nociones, que son absolutamente verídicas. (35’43) Así pues, antes del nacimiento hay un alma puramente biológica que se ocupa de la nutrición, de la respiración, de la circulación. Pero todavía no
8

9

está en el ser humano, sino fuera, y trabaja junto, trabajan los dos juntos, con el espíritu de la madre, y cuando entra en el niño, se queda en él toda la vida, pero en esta misma vida habrá otros fenómenos, otros procesos que ocurren y se reciben otras almas o se pierden, pero el hombre queda, como individuo. El hombre es individual, pero tiene el intelecto, el corazón y la voluntad. Está formado, pues, de algunos elementos. Del mismo modo, la persona, como se bautiza, tiene otras facultades que pueden estar más o menos desarrolladas, y en ese momento decimos que es el alma emocional, el alma intelectual, y el alma sensible, etérica, y después hay el alma divina y esta alma divina tiene también tres matices. Esta alma Divina que entra cuando el hombre está preparado, es decir, su Yo Superior, Divino, que también tiene tres almas: una que es puro amor, otra que es puro conocimiento, y otra que es puro poder. Esta alma divina es la imagen de la Santísima Trinidad. Pero aquí en nosotros hay otra trinidad que es muy ordinaria: una que piensa un poco, otra que siente un poco, y otra que se mueve un poco, y ésta es casi un reflejo de la otra trinidad que tenemos, que espera poder reunirse con estas tres otras que tenemos nosotros. (Se diría
que actúan como en la naturaleza haciendo una fotosíntesis, entre las tres almas superiores y las tres inferiores, de manera que cuando esta unión es perfecta, la fotosíntesis se ha realizado y sale la flor, el fruto de la unión perfecta. O como un árbol, planta etc. que tiene el Verde clorofilita, el naranja carotidita y el violeta la xantofilita, que no ha podido atraer los tres primarios del Sol el Amor Divino Azul, el amarillo la sabiduría Divina y el Rojo el poder y fuerza Divina. Entones este árbol esta planta, crecen pero no darán frutos sabrosos, serán plantas quizás bonitas, pero sin que den frutos.)

(38’03)

Todo este conocimiento, esta ciencia, estas nociones, los iniciados las escondieron en un símbolo, el sello de Salomón, si. Así pues, esta fusión se debe hacer un día, nosotros que somos un triángulo ordinario y pensamos, sentimos y actuamos, que somos, si queréis, tres almas juntas en una alma individual que representa una amalgama de las tres, un día tenemos que fusionarnos con nuestro lado que está arriba, que es celestial. Toda la vida del hombre se desarrolla para llegar a esto. Los sufrimientos, las peripecias, las ilusiones, las búsquedas, las decepciones, los impulsos, todo, todo lo que nos pasa sólo tiene un objetivo, el poder volver a encontrar nuestra mitad que está arriba, con la de abajo. ¿Y por qué Dios ha arreglado las cosas así? ¿Por qué estas dos partes se deben unir para hacer una plenitud, algo completo donde se unan el cielo y la tierra en plenitud, abundancia, alegría? Este es nuestro objetivo: volver a encontrar el otro lado de nuestra existencia. Nos buscamos, trabajamos, estudiamos, leemos, queremos, detestamos, nos peleamos, todo para poder, al fin, unirnos con nuestra alma superior. Y eso le ocurre a muy poca gente, gente excepcional que han comprendido y trabajan en esa dirección: rezan, meditan, se comportan de otra manera, y esos son los Santos, los Iniciados, los profetas, los Maestros, que sólo piensan en encontrarse de nuevo con su alma y poder realizarse y manifestarse en plenitud. Por el momento hay una imperfección insoportable: se juzga, se piensa, se razona, pero hay errores, no se ve

9

10

claro. Y después se ama, se detesta, se tienen sensaciones, pero no son correctas. Y hacemos toda clase de oficios, nos desenvolvemos, y tampoco lo hacemos bien. Así pues, ese ser que somos aquí, esta trinidad, se tiene que unir con la otra trinidad que está arriba, y eh aquí el símbolo de gran profundidad, el sello de Salomón. En realidad no fue Salomón quien lo inventó, existe desde miles de años antes que Él, porque los iniciados han resumido en los símbolos todos sus conocimientos. (41’00) Como ya os he dicho, en vez de transportar todo un bosque, que es difícil, pesado, y penoso, los iniciados tomaban los granos en un pequeño saco en donde guardaban todo el bosque, y sólo hacia falta plantarlos, regarlos, y las flores y los frutos aparecían de nuevo. Trataban pues de obtener los granos que eran el símbolo, y con una decena o veintena de granos podían restablecer toda la ciencia prodigiosa. Por eso el lado simbólico es el resumen geométrico de toda una ciencia milenaria. Y como la gente de la ciencia oficial no han querido descifrarlo, no se han detenido en ello porque piensan que son idioteces, si un día se detuvieran solamente en algunos símbolos como por ejemplo el de la serpiente que se muerde la cola; o el cuadrado; o la cruz; o sobre el círculo con el punto central, oh la, la… es una ciencia prodigiosa. Diréis: ¿En tan pocas cosas como eso, tan pequeñas, tan reducidas, tan mediocres? Si, si, justamente en esas cosas pequeñas. Su saber está en esos pequeños símbolos. (42’33) Así pues, hay varias almas. Cuántas veces he constatado que varias personas habían perdido su alma y eran desgraciadas, lloraban, y no sabían cómo encontrarla de nuevo, decían: “Me ha abandonado y ahora estoy en el desierto, nada me estimula, no tengo alegría ni inspiración.” Y son frases que vienen de la antigüedad, yo no las he inventado. Incluso hay tantas obras, tantos libros sobre este tema, de personas que han perdido su alma o han vendido su alma al diablo, como si se pudiera vender el alma o comprarla y encontrar de nuevo el alma que estaba en alguna parte, en el supermercado o en el Monte de Piedad… Por supuesto que estas nociones no son claras para los humanos porque no han trabajado en este terreno pues es demasiado árido, oscuro. Yo os doy algunas nociones para que todo se aclare, tenemos varias almas dentro, al menos tres: el alma instintiva, vital; el alma emocional y el alma intelectual o racional como dicen algunos. Pero éstas son sólo un reflejo de la perfección, estas tres almas juntas, unidas, representan al individuo, la persona que es más o menos rico, más o menos instruido, pero cuando este individuo encuentra su alma divina, celestial, en ese momento recibe al Espíritu Santo que es un símbolo. El Espíritu Santo quiere decir todo lo que es divino, celestial, radiante, luminoso y poderoso. Jesús no encontró a su Yo Superior hasta los treinta y tres años, fue entonces cuando después de un gran trabajo,
10

11

recibió a su propia alma, si, es decir el alma divina, ésta que vive tan arriba y lo ve y lo siente todo, que es muy sensible y clarividente, que de un golpe os comunica sus conocimientos del pasado y del futuro y os da poderes. Eh aquí por qué el Espíritu Santo da la posibilidad de hablar lenguas desconocidas, de curar, de andar sobre serpientes, de profetizar, etc., porque las cualidades de esta alma son superiores. (45’54) Hay momentos en los cuales sois virtuosos, gozáis ante el mundo, y otros momentos donde os sentís tan ordinarios que nadie se emociona ante vosotros, nadie siente grandes radiaciones, grandes emanaciones a vuestro lado, las grandes fuerzas que salen de vosotros para emocionarles, estremecerles, o proyectarles a alguna parte os faltan y de golpe, sin saber porque o como, entra algo en vosotros que os transforma y quienes os escuchan, sienten que sabéis lo que hacéis, los dedos y la cabeza se os mueven de tal manera que producen fenómenos inexplicables. Se dice que eso es la inspiración, pero no saben lo que es. La inspiración es algo que entra en vosotros, como una corriente o una entidad, una inteligencia que toma posesión de vosotros y se manifiesta maravillosamente. Y cuando os falta o no tenéis esto, hacéis todos los esfuerzos posibles para que salga bien pero no es lo mismo. Hacéis esfuerzos, etc., y no hay nada que hacer, no podéis restablecer los mismos fenómenos. Así pues, ¿qué es la inspiración? No es nada más, según la ciencia, que un contacto con otra fuerza, otra entidad, otra inteligencia o corriente, que es superior y sabe cómo hacer las cosas prescindiendo de vosotros, sin que lo sepáis. Como aquél que habla y cuando lo hace busca las palabras y no las encuentra y se molesta, se entristece. Y ello no le lleva a nada pero, de golpe, entra algo en él, una luz, una corriente, y ya no busca nada, se deja llevar por lo que le va saliendo y es él el que escucha quedándose atónito y se pregunta de dónde viene, quién es el que sabe chapucear para encontrar esos materiales tan inverosímiles y combinarlos en formas y expresiones. Si uno tuviera que hacer esto por si solo en estados normales sería imposible. (48’39) Es, pues, posible, que el hombre sea visitado bien sea por almas evolucionadas o por almas inferiores que vienen y os bloquean, os apergaminan y os impiden hacer cosas buenas, e incluso os empujan a cometer crímenes en los que después uno se pregunta: “¿quién era esta fuerza que me ha hecho hacer esto de lo cual tengo horror? Nunca he querido hacerlo y mirad el crimen que he cometido. Había una fuerza que se ha apoderado de mí.” Todos lo dicen. ¿Cómo es que no han estudiado esta cuestión? En la criminología y la justicia condenan a la gente y eh aquí que era otra entidad que se le había infiltrado dentro que lo había hecho.
(Esto es muy común cuando se tiene la posibilidad de hablar con presos que hayan cometido graves delitos. Muchos de estos desgraciados, te confiesan que no eran conscientes ni sabían lo que hacían. Sin ir más lejos, cuantas veces vemos que crímenes que se cometen, luego ellos mismos se entregan y confiesan

11

12

Ahora empiezan a decir un poco que son enfermos, que no son gente normal, si, pero, esto no lo explica todo. No era normal, lo empujaron, perdió la cabeza, si, pero, eso es el lado exterior. Ahora empiezan a salvar a algunas personas que debían ser guillotinadas y los doctores dicen: “No, no, no está en un estado normal.” Y lo salvan, pero no pueden explicar por qué, cuál era la fuerza que lo empujara. Incluso seguro que habéis visto casos en la vida donde sin saber por qué habéis abrazado a una chica, habéis ido más lejos…, y estos estados de conciencia no han sido bien estudiados por la psicología. Hay casos de desdoblamiento por ejemplo, en los cuales puede ser que el mismo ser que es un Juez o un Procurador que condena seriamente a los criminales, por la noche se desdoble y, sin darse cuenta, inconscientemente, comete crímenes, y luego regresa, se duerme, y no sabe lo que ha hecho durante la noche, y un buen día se descubre. ¿Qué es este desdoblamiento de la personalidad? Tampoco se sabe que hay criaturas con las cuales uno está unido, ¿cómo?, por la manera de vivir las han atraído y un buen día toman posesión de él. Y es así como todos los hombres que no conocen estas cosas y que se abandonan a cosas “poco católicas”, cosas oscuras, malvadas, abracadabrantes, forman dentro de ellos posibilidades para atraer entidades muy malas que toman posesión y después el hombre no puede dominarlas, es más fuerte que ellos, dicen: “No se lo que hay en mí, estoy obligado a contentarles, procurarles, nutrirlos.” Y así el hombre se vuelve esclavo. O, contrariamente, para los discípulos de esta enseñanza es lo contrario: con sus plegarias, sus trabajos, su dominio, llegan a vencer ciertas cosas en el sistema nervioso, en los átomos, en los electrones, arreglan de tal manera las cosas que preparan las buenas condiciones para que los espíritus muy elevados vengan a instalarse en ellos para ayudarles y trabajar. Y son visitados y a través de ellos el cielo se manifiesta, entran entidades en ellos y hacen maravillas. Así pues, el conocimiento de estas cosas, os puede ayudar enormemente. Y la ignorancia de ello os puede llevar muy lejos en la criminalidad, en las desgracias. Es por ello que hace falta esta ciencia iniciática, para instruir a los humanos, decirles cómo son las cosas, y así sois los dueños de vuestro futuro y si un día sois visitados por fuerzas insoportables es que habéis preparado el terreno. Empezad, pues, a trabajar contrariamente a como lo habíais hecho hasta el presente para atraer a estos espíritus luminosos de los que la naturaleza está llena y que saben cómo ayudar a los humanos, están preparados para entrar y ayudar a los humanos, pero si todo está obstruido, cerrado, sólo hay paso para las criaturas tenebrosas. Eh aquí por qué hay que aprender estas cosas, insisto, lo subrayo, hay que prepararse para volverse, un día, conductores de todo lo que es celestial. Y si os preparáis, un buen día, vendrán músicos, poetas, filósofos, sanadores, profetas, y entonces el hombre se volverá tan fantástico, bueno, expresivo, poderoso, ordenado, armonioso, que el mundo
lo que han hecho.) 12

13

entero, incluso los ciegos estarán obligados a verlo y sentirlo. Este es el mejor camino, porque hay varias almas. (54’46) De otra manera no se explica nada, todos los fenómenos que ocurren, ¿cómo explicarlos? Si no se reconoce ni el alma, ¿cómo explicar todos estos fenómenos que están ahí y saltan a los ojos? Hay algunos que no veían nada de nada, como por ejemplo, el Swedenborg que era un sabio Sueco ,sanador naturalista, y comía, bebía, se divertía, y un buen día se le apareció un ángel y dándole una bofetada le dijo: “Hasta cuando vas a continuar así, debes acabar ahora, hay otras cosas que hacer! Vamos a cambiar tu destino, debes hacer esto y esto.” Y lo aceptó. Creyó, cambió, y se volvió clarividente. Y no hay dudas de ello pues dio pruebas históricas incluso ante Immanuel Kant, a Kenisberg donde Vivian cerca el uno del otro., ya os he explicado todas estas cosas. Y hay otros muchos ejemplos. (55’54) (Emmanuel Swedenborg de nacionalidad Sueca (1688-1772) – Se dice que viviendo en
Londres en 1747 tuvo una visión con Dios que le permitió ver el mundo de los espíritus el cielo y el infierno. Así escribió el libro que le dio una gran fama- “Del Cielo y del Infierno”. Como se desdoblaba con extrema facilidad, en el cuenta con todo detalles sus conversaciones con los Ángeles. Hoy existe una Fundación que lleva su nombre en West Chester, Pensilvania 2000. También existe la Swedenborg Society Londres 1958- Su obra anterior muy conocida también “Los arcanos celestiales”. Swedenborg cuenta sobre sus entrevistas y conversaciones con los Ángeles; “Tienen cara, ojos, oídos, pecho, brazos, manos y pies. Se ven unos con otros, se oyen unos con otros y hablan entre si. En suma, no carecen de nada e lo que es propio de los humanos, pero no están revestidos de un cuerpo material. Los Ángeles hablan entre sí como hacemos nosotros en este mundo. Hablan de cosas diversas, asuntos domésticos, preocupaciones de la comunidad, cuestiones de la vida y de la moral y de la vida espiritual. Que el lenguaje angélico, como el lenguaje humano, se diferencia en palabras. Se pronuncia y se oye igualmente por medio de sonidos. Todos en el cielo tienen el mismo lenguaje.” – Habla de un mundo vertical, del mundo Divino y el mundo espiritual, los Ángeles del mundo Divino son más elevados que los Ángeles del mundo espiritual. Sus conversaciones cotidianas con los Ángeles son dignas de leer. Es lo más sorprendente que se puede leer sobre la vida de los Ángeles)

Pero la clarividencia también se puede perder, te la dan y te la quitan, y ¿qué ha pasado?, algunas vitaminas que le faltan, entendéis? Eso dicen!!… Si se pudiera explicar todo esto…, las vitaminas, las hormonas, cosas químicas, les falta calcio, fósforo, yodo, si, yo creo en esas cosas, pero hay otras cosas al lado! Hay quienes tenían el poder sanador, que curaban, y lo han perdido, y otros que escuchaban voces y después ya no oían nada, etc., se pueden ganar y perder todas estas cosas. Y el hombre cree que siempre es el mismo, que no ha perdido nada, y si, ha perdido algo imponderable, esencial. ¿Cómo explicarlo? (57’09) Por supuesto que estas cosas no han sido obtenidas tanteando, o vos cojeando una novela de tipo Filosófico, no, siempre ha habido gente vidente, que veían por ejemplo a un espíritu tenebroso acercarse a alguien y entrar en él, y otros que veían a un espíritu luminoso acercarse a alguien y colarse dentro de él, y después veían las manifestaciones de ese ser extraordinario, noble y grande. Lo veían! No era gente que decía: “Ah,

13

14

ahora la persona ha cambiado, seguramente ha habido otras almas.” No, no, no hay suposiciones ni filosofías, esto son constataciones hechas por grandes clarividentes. ¡Todo esto se puede ver! (58’19) Cuando Jesús echó a las entidades de ese loco, las veía. ¿Y cómo os llamáis? Les decía, “Legion dijeron, somos legion decían. “Salid pues, de este hombre” – “Pero luego le pidieron a Jesús que les permitiese poder entrar en los cerdos”, respondieron, “si no, dónde vamos a ir, necesitamos entrar en alguna parte para vivir”- “Bien, bien, entrad, pues, en los cerdos.” Y una vez entraron en los cerdos, éstos estaban tan agitados y atormentados, que se tiraron todos al agua y se ahogaron. ¿Por qué se explican cosas como esa en la Biblia, en los Evangelios, en los libros sagrados del mundo entero? Los tibetanos, los hindues, los japoneses, los egipcios, los caldeos, incluso los cabalistas dicen que hay almas y almas, que una de esas almas es inferior, astral, la llaman Nephesh, y el alma inteligente, el alma que razona la llaman Rouah, y las almas superiores Neschamah, Hayah, et Iehida. Los Cabalistas, los clarividentes, todos los iniciados están de acuerdo. Los hindues no han hablado tan abiertamente de estas almas, pero lo han hecho de sus cuerpos. (60’09) ¿Cómo encontraron esto? Tomad por ejemplo cualquier partícula de materia y la ciencia os dirá que hay una energía en su interior (Kabaleb utiliza
una frase muy bonita cuando dice: La materia es un disfraz con el que se viste la energía. En el interior de cualquier receptáculo material, se aloja otra vida, secreta, oculta, que contiene la simiente de futuros

Esta energía es el principio masculino y la materia es el principio femenino. Así pues, por todas partes en el universo, la materia posee una energía, y el cuerpo físico también. El cuerpo físico, pues, que es la materia, tiene un alma y es a esta alma a la que llamamos energía. Pero como hay varios cuerpos, no sólo el físico, sino el astral, el mental, éstos también tienen sus almas respectivas. En el cuerpo astral es el alma emocional la que se instala, y en el físico el alma instintiva que se ocupa de la nutrición, del crecimiento, de la evacuación, esta es el alma puramente instintiva.. En el cuerpo astral hay otra alma dentro porque un cuerpo no puede funcionar sin un alma, y la que hay en el cuerpo astral se llama alma emocional, emotiva. Para el cuerpo mental es el alma intelectual la que se instala y así sucesivamente para todos los cuerpos causal, búdico, átmico, que también tendrán sus tres almas pero éstas son muy superiores. Ahora está claro. Cada cuerpo contiene su alma, es decir que el cuerpo es el continente y el alma es el contenido. Y todo va junto, la misma naturaleza, el cosmos, el cuerpo de Dios, tienen un alma, el alma universal que habita en el cosmos. (62’25)
universos.)

Todo marcha bien así, está claro, es límpido, formidable. ¿Qué es lo que era tan complicado? Son los humanos los que complican las cosas. Como
14

15

no tienen esta claridad, para ellos todo está nublado. Para nosotros es muy claro, simple. Tantos cuerpos tendréis, tantas almas tendréis. Y como los humanos no conocen más que el cuerpo físico, piensan que sólo hay un alma física, animal, y no es así. Se entiende que mientras el cuerpo físico está ahí, quiere decir que hay un alma con él, pero para los otros cuerpos hay otras almas. ¿Está claro ahora? Al fin la promesa que os hice hace tiempo de que os hablaría de la cantidad de almas que hay, la acabo de realizar. Ya no os debo nada… (El público se ríe) Lo prometí y lo he hecho. (63’31) Hay pues un alma divina, ¿y por qué se le llama un alma crística? Es eso, un alma celestial, también se puede tener un alma infernal. Se dice: “un alma diabólica”, ¿cómo explicarlo? Si el cuerpo astral es muy inferior, entonces se puede infiltrar un alma diabólica dentro de la persona, ¿y qué es esta alma diabólica? Un alma que sólo piensa en machacar, detestar, destruir, demolerlo todo, Si los sentimientos de ese buen hombre se ensucian, ensucian su cuerpo astral, pues, no es “católico” (no lleva buena vida. No Católicos, así llama el Maestro a los que no llevan buena vida), y el alma que lo habita es diabólica. Todo se aclara. (64’23) Y en el plano mental también puede ser diabólico, porque si el hombre hace cálculos, proyectos, para demoler, envenenar, destruir, el alma intelectual puede ser diabólica, infernal. Y el contrario también es posible: cuando el hombre ha trabajado sobre sí mismo, ha trabajado y trabajado porque sabía que podía mejorar las cosas, le viene un alma divina. Todo en él es conforme, armonioso, todo vibra al unísono con la inteligencia cósmica y el hombre se vuelve un conductor, un servidor de esta inteligencia cósmica. ¿Es eso posible? Por supuesto que si. Ha habido muchas personas en el pasado, históricas, que han existido, que han llegado a recibir tantas cosas luminosas de arriba que se han vuelto conductores de la luz. (65’46) Por eso estoy aquí: para encorazonaros, para liberaros y deciros: “Podéis, podéis, podéis, vamos, tenéis posibilidades, es así, es así y si trabajáis, esto será así!” Es una ciencia absoluta, verídica, podéis verificarla, de aquí a algunos años podréis ver si es verdad o mentira. Abandonaros y veréis después si era verdad, qué fuerzas diabólicas se pueden manifestar a través vuestro. Se han visto miles de casos, ¿por qué dudar aún, y esperar a que la ciencia se pronuncie si hay un alma o no la hay? La perderéis veinte veces antes de que la ciencia se pronuncie. Ya veis que es claro, simple, infantil incluso. (66’48)

15

16

Si me creéis podréis realizar muchas cosas. E incluso os diré todavía algo mas: si os observáis a cada minuto y cada momento de la existencia, durante el día e incluso durante la noche, podéis saber lo que entra y sale de vosotros, cuáles son los pensamientos que os invaden, qué deseos, qué sentimientos tenéis, y al mismo tiempo lo que os deja, lo que perdéis, ser conscientes de ello. Diréis: “¿Por qué, de qué sirve?”, oh, la, la, toda la ciencia se abre ante vosotros, empezáis a aprender sobre vosotros mismos la realidad de las cosas, y en ese momento ya veréis, os despertaréis y sabréis si avanzáis o reculáis, lo que es bueno y lo que es malo, lo que es luminoso y lo que es tenebroso, lo que es armonioso y lo que no. Si la conciencia no está desarrollada no os dais cuenta de lo que pasa. Hay gente con la que he hablado, les he dicho: “Qué pensáis de esto?”, “No lo sé, no sé.” Les ocurren cosas, hay pensamientos que pasan y se van y no son conscientes, son como un albergue, un hotel, los pensamientos entran y salen, y nadie sabe quién entra y quien sale. ¿Cómo queréis entonces que esos seres sean los dueños de la situación? Siempre estarán abajo, por tierra. Con el desarrollo de la conciencia podéis saber lo que ocurre en vosotros a cada momento, reconociendo cuando es verdaderamente bueno, cuando hay algo magnífico, divino, que os invade y podéis saber incluso cuál es el color que tiene, de qué región viene, colocar enseguida la categoría de esas entidades. Es así como el hombre progresa. De otro modo, las cosas se suceden y no se es consciente de ello, no hay lugar en la enseñanza para personas así. ¿Qué queréis hacer con ellos? Son inconscientes. ¿Por qué os digo siempre: despertar, desarrollaros, analizaros? Para saber a cada momento lo que ocurre en vosotros y poder así obtener muchas cosas que de otra manera no se pueden obtener. Podéis repetirlas, restablecerlas, empezar de nuevo. En otra conferencia os dije lo siguiente: suponed que habéis vivido durante cierto período de vuestra existencia cosas extraordinarias, sublimes, habéis sido tomados por torbellinos de inspiración, de éxtasis, y ahora no los podéis tener más, trabajáis, os esforzáis, y no hay nada que hacer, no vuelve a ocurrir lo mismo que antes. Pues bien, hay un método para ello. Todo está grabado en nuestro interior, tenemos discos, toda una discoteca, o una “bobinoteca” si queréis, y hay que entrar en ella y buscar esos discos y escucharlos, es decir, transportarse por el pensamiento en el mismo lugar y restablecer las mismas situaciones, las mismas experiencias para que produzcan los mismos efectos en vosotros. Al cabo de algún tiempo viviréis las mismas emociones. Y así podréis restablecer prácticamente lo que habéis vivido, y si lo repetís varias veces hacéis un trabajo sobre vosotros mismos muy positivo. ¿Por qué? Porque vais a buscar siempre lo que es positivo, lo que es constructivo. Así pues, es un buen trabajo. (71’34)

16

17

Es muy claro, mirad a la gente que han vivido en algún lugar su amor, su poesía, cuando regresan al mismo lugar sienten las mismas emociones, los mismos recuerdos, ¡es extraordinario! Esto prueba que hay un disco en alguna parte en el interior, y cuando están ahí, se pone el mismo disco y tienen las mismas sensaciones, quizá no tan fuertes ni intensas pero cuanto menos de la misma naturaleza. Y lo mismo puede ocurrir en los lugares donde han sido abatidos, torturados, atormentados, en lugares siniestros, cuando se acercan a ellos, cuando pasan por allí y se quedan unos minutos son tomados por las mismas emociones de horror, de terror, de temor, sin explicarse por qué. Y esto prueba que se producen grabaciones en nuestro interior, en el subconsciente todo se graba y un buen día podemos repetirlo. Estos son hechos formidables, ¿quién puede negar ahora este fenómeno? Lo que pasa es que no se saben explicar. (72’46) ¿Queréis hacer un trabajo gigantesco sobre vosotros mismos? Buscad los mejores momentos y vivid con ellos, repetirlos. Porque…, ¿qué hacen los humanos?, ponen los discos de cuando estaban enfermos, bebieron, fueron masacrados, encarcelados, siempre os cuentan esto, siempre ponen el mismo disco, son unos ignorantes, no saben que recaen siempre sobre el lado negativo, el que lo demuele todo, son inconscientes. Y lo hacen toda la vida, allí donde les invitan, cuentan cómo pasaron la guerra, lo héroes que fueron, ¡eternamente las mismas historias! No se dan cuenta de que a nadie le interesan sus historias, que pueden molestar a los demás, no, no, lo cuentan de nuevo… Yo lo he vivido esto, y no sabía cómo desembarazarme de ciertas personas que cuentan eternamente lo mismas cosas: que cuando eran soldados… (Los hermanos se ríen), o los excesos que cometían cuando eran jóvenes. No hay que poner los mismos discos. Eh aquí cosas para aprender Dios mío! (74’19) Y como no se conoce la utilidad de esto…, de nuevo volvemos a la palabra utilidad e inutilidad, sólo con estas dos palabras os podría hacer conferencias fantásticas, sólo con las dos palabras, oh, la, la, una veintena de conferencias. Diréis: “¿Pero qué se puede decir sobre estas dos palabras?” Muchas cosas, pero de momento no las veis. Ocurre también con las palabras simplicidad y complicación, oh, la, la, qué salió de ellas, o con las palabras dar y recibir, qué conferencias había dentro, todos los misterios de la vida están en estas dos palabras. (74’57) Saquemos ahora un buen consejo práctico para los discípulos: sabiendo estas cosas, haced un trabajo positivo sobre vosotros mismos, acordaros de ser vigilantes y despiertos y a cada momento saber cuáles son las corrientes, las tendencias, los móviles, de dónde vienen, y si ponéis cada cosa en su lugar y no os aceleráis, no os equivocáis, pensad si es diabólico
17

18

o divino. Aquí es donde no hay mucha luz en la cabeza de algunos, confunden las cosas. (76’00) ¿Por qué? Porque, como os acabo de decir, trabajando de esta manera, conscientemente, teniendo un ideal, un objetivo muy elevado, uno se une con estas inteligencias, estas fuerzas y un buen día vienen a instalarse y nos echan una mano, y entonces el hombre se vuelve capaz de asumir muchas cosas, de resolver muchas cosas, sobrellevar muchas otras, triunfar sobre muchas cosas, y volverse al fin un hijo de Dios. Y no ser siempre débil, endeble, enfermizo, desanimado, apagado, desgraciado. ¿Y por qué es así? Porque no son muy inteligentes. No saben cómo trabajar con las fuerzas positivas. Hay que unirse siempre con todo aquello que es elevado, superior, y se verán los resultados. Os he dicho que vendrán, se instalarán, tal y como decía Jesús: “Si trabajáis así, si cumplís los mandamientos”, decía, “nosotros y nuestro Padre Celestial vendremos y habitaremos en ti.” No soy yo, pues, quien inventa esas cosas. ¿Cómo podía infiltrarse, introducirse en alguien el Padre Celestial, el Espíritu Santo? Y Jesús lo dijo, así pues, es posible. (77’41) ¿Por qué los humanos han olvidado todas estas cosas? Ahora trabajan para todo lo contrario, para que haya demonios, diablos, en su interior, y no saben cómo desembarazarse de ellos. Eh aquí la ciencia iniciática, no invento nada, os he dado pruebas, todos los libros ocultos, es decir, los libros sagrados de la humanidad, lo dicen, incluso en los Upanishad, en los Vedas, por todas partes hay espíritus luminosos, ya sean Indra, Brahma, siempre son divinidades las que vendrán a instalarse dentro pero hay que llamarlas, para eso unirse a ellas. (78’24) Eh aquí las almas, las diversas almas. Se pueden instalar, pues, almas que no sean las nuestras, hay muchas otras almas individuales que pueden venir y es así como el hombre se vuelve una gran fraternidad. En una conferencia; La casa de mi padre, las habitaciones, (Se refiere a las palabras de Jesús
en el evangelio de Lucas creo, cuando dice; En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. En este punto es donde

explicaba que el hombre tal y como lo veis, tiene varios habitantes, varios huéspedes. El hombre grosero no tiene muchos habitantes dentro, es pobre y miserable; el hombre ordinario tiene un poco de familia; el hombre de talento un poco más; el hombre genio más; los santos aún más, y los Maestros aún más. Cuantos más espíritus tiene en el interior, más rico es el hombre. A un banco, por ejemplo, si todo el mundo le pone el capital, éste puede hacer trabajos formidables, pero si todo el mundo le saca el dinero hace quiebra, se derrumba. (79’44)
Jesús se refería a las distintas almas que pueden habitar el ser humano)

18

19

El hombre, pues, es un banco, si sois un buen banco, inquebrantable, todos los espíritus vendrán a poner su capital, y en ese momento trabajáis con un capital formidable, y cuando ven que no sois honesto o íntegro, retiran su capital y entonces estáis por el suelo, no sois nada. ¿Lo veis?, también es verdad, la gente no sabe lo que es el hombre, es como un banco… (80’19) Según nuestro trabajo, según nuestra actitud, según nuestra inteligencia, nuestro ideal, según lo que hacemos, pensamos, sentimos, dónde está nuestro corazón, en ese momento nos convertimos en un banco floreciente que posee riquezas con las que nos podemos permitir construir y hacer cosas inauditas, o, si os retiran el capital, estáis acabados. Y es así como a los criminales se les retira todo, todo, y se ensucian y se vuelven estúpidos, como aquel que bebe por ejemplo, y en ese momento hay espíritus malos que se ponen en su interior y los demás les dejan y el hombre se queda sin nada, pierden sus facultades, nadie les ama, ya no son atractivos y pierdan toda la riqueza que había en su interior que es lo que atraía a los demás. Se ve a menudo, sea por la bebida, sea por la sensualidad, por el juego, etc., se llega a perder todo lo que era expresivo, sutil, radiante, lleno de amor, caluroso, y el hombre se vuelve como una piedra. Eh aquí porque la ciencia iniciática es necesaria, para instruir a la humanidad, para que sepa adonde va y por qué debe ir de esta manera y trabajar, y no decir: “todo lo que nos cuenta son invenciones, cuentos chinos, no me creo nada.” Es una ciencia, no son mandamientos de la iglesia, “hacer esto y aquello”, sin explicar por qué. Hay que ser moral, hay que rezar, y no se sabe por qué, y así la gente lo abandona todo, porque no está claro. (82’25) Pero ahora, cuando se explicarán bien las cosas, se sabrá por qué hay que hacerlas y se tendrá necesidad de hacerlas, porque hay una utilidad, es útil, y a causa de la utilidad, el hombre cambia, pero si ve que es inútil, abandona. Todo el secreto pedagógico, psicológico, diplomático, se encuentra en la palabra utilidad. ¿Y por qué esta palabra está en primer lugar? Porque el mundo entero trabaja para sacar un provecho, si ven que no hay ninguna utilidad en lo que hacen, lo abandonan. ¿Por qué han abandonado la moral y la religión? Porque han visto que era inútil, pero si un día ven que es de una gran utilidad, volverán de nuevo. La palabra más poderosa de todas es UTILIDAD, provecho, interés. Si queréis convencer a alguien de algo, lo queréis empujar hacia alguna cosa, sólo hay una cosa que le podéis mostrar: que aquello es muy útil para él, que es muy ventajoso, y ya está. ¡Sólo hay esto! Es lo más convincente. Por el contrario, si presentáis cualquier cosa y no os apoyáis en que es útil, ventajoso, y que le pueden sacar un provecho, es el fin, no lo conseguiréis. (83’59)
19

20

Eh aquí aun un secreto, saber dónde tocar a un ser, mostrándole que algo es muy ventajoso para él, para que tenga un interés en saber algo, aprender o hacer algo. Si sacamos la palabra utilidad, habrá muy poca gente que andará, incluso si no es útil, irán hacia delante, pero estos son los, no sé quienes… El mundo entero, incluso los santos, los profetas y los maestros, sólo buscan lo que es útil. Yo, por ejemplo, no iría por el buen camino si supiera que es inútil, os lo digo claramente. He visto que era muy útil para mí, que arreglaba las cosas en mi interior, y eh aquí por qué trato de ir hacia delante. De otro modo no lo haría, si es inútil, ¿para qué?… No somos tan tontos... Ya veis que la palabra utilidad es el secreto, es el corazón de las cosas, es el secreto más diplomático, el más psicológico, el más pedagógico. Desde ahora si queréis obtener alguna cosa de alguien no les contéis historias, decir solamente que aquello es muy útil para él y enseguida todo marchará. (85’25) Ya veis que es muy interesante esta conferencia de hoy. No os inquietéis, cosas maravillosas os esperan, cosas extraordinarias, son para vosotros, depende de vosotros el que las obtengáis, simplemente se trata de comprender primero que no hay nada más útil, ventajoso y provechoso para vosotros que la luz de esta enseñanza. Vais a pasar todas las etapas y las venceréis todas. De otra manera patinaréis durante años en el mismo lugar, incluso iréis para atrás. Creedme, no hay nada más útil, ni más fantástico, ni más prodigioso para vosotros que la luz de esta enseñanza. Esto os dará la posibilidad de volveros muy fuertes, muy poderosos, maestros de vosotros mismos y al fin podréis ir por el camino con los ojos bien abiertos y ver claro. De otra manera os vais a rascar siempre la cabeza: “es aquí, es allí, a derecha o izquierda…”, por todas partes y en ninguna, que es lo que ocurre con la mayoría. (87’05) Después estaréis orgullosos vosotros mismos, diréis: “Ah, me siento bien, he encontrado…” y es inexplicable. Como el niño que dice que cuando se pone jabón en los ojos, éstos le queman pero, ¿por qué el jabón produce estos efectos?, para el niño no tiene explicación. Un minuto de meditación. (87’42) *******

20

Conferencia del Maestro

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
Sèvres París el 12 de Febrero de 1972 Tomo 17 Obras Completas

EL ALMA
Muchos creen que en el momento que un niño nace en la tierra, su alma, sus facultades morales e intelectuales deben seguir el crecimiento de su cuerpo fisico, y así cuando con el tiempo a medida que el cuerpo ira envejeciendo e ira perdiendo su vitalidad, su alma subirá el mismo proceso. No es así. Antes de encarnarse, el alma esta ya en posesión de todas sus facultades, ella es de un grado de evolución muy avanzado, pero no puede manifestarse tal como es. Y es por esa razón que trabaja sobre el cuerpo fisico del niño quedándose en gran parte fuera de el, hasta que llegue el momento de instalarse completamente. Completamente esto es imposible, pero al menos durante toda la vida del hombre, es eso que tratara de hacer: A medida que pasa el tiempo, mas el hombre se va encontrando dotado de facultades, nuevos talentos es que el alma ha conseguido entrar profundamente en el cuerpo, ha ocuparlo y a manifestarse a través de el. Hay sin embargo días en donde ella viaja, incluso ha dejado de abitar en el cuerpo que se queda como paralizado, petrificado y luego se necesita mucho tiempo y esfuerzos para reanimarlo y para que vuelva a encontrar sus facultades. Cuando el hombre se debilita en el momento de su vejez, es solo el cuerpo que ha envejecido; el alma, ella, no envejece nunca, ella no se debilita nunca. No. La verdad es que ella ya no llega animar el cuerpo tan bien como antes, ya que se ha cristalizado, el hombre se ha sobrecargado de elementos pesados. Se encuentra como un motor usado que ya no se puede poner en marcha, o como un viejo piano desacordado del que ya no se pueden sacar un sonido ajustado: NO es el pianista que ha sido diminuido, es el instrumento. El alma y el espiritu están siempre allí, pero ya no consiguen manifestarse en el cuerpo, el sistema muscular, el sistema nervioso, etc. ya no están en tan buen estado como antes. El alma y el cuerpo son dos realidades bien diferentes. Si el alma se llegase a manifestar enteramente a través de su cuerpo, el hombre seria una divinidad. Y es justamente la finalidad de todos los métodos de nuestra Enseñanza: Hacer entrar enteramente su alma en el cuerpo fisico para que finalmente pueda expresarse a la perfección. Mirad lo que sucede cuando bebéis vino o un licor: El alcohol actúa de tal manera que el alma se aleja de vuestro cuerpo. Otras sustancias pueden también expulsar el alma del cuerpo fisico. Hay ciertos hongos, ciertas hierbas que conocen los médicos, los magos o los brujos, que, tomados en pequeñas dosis, poseen la faculta de provocar el desdoblamiento. Entonces el alma se aleja del cuerpo fisico, ella

2

viaja, visita otra regiones y vuelve trayendo reciertas revelaciones. La adivinación, la clarividencia se desarrollan gracias a estas sustancias, pero en detrimento de los órganos físicos que al cabo de cierto tiempo estas experiencias terminan por arruinar la salud. Hay métodos exteriores para desarrollar las calidades físicas, pero son peligrosas y nosotros no los aconsejamos en absoluto dentro de nuestra Enseñanza. En la actualidad sin embargo, la droga se ha convertido en una plaga que amenaza particularmente la juventud. La juventud se encuentra cada día con mas necesidad de poderse evadir, ya que existen demasiadas fealdades que la hacen desgraciada. Yo no les doy la razón en absoluto, pero también debemos reconocer que los adolescentes se han convertido en seres extremadamente sensibles y cada día se encuentran con menores facultades para soportar ciertas condiciones de vida. Esta bien de querer evadirse, pero la Enseñanza de la Fraternidad Blanca Universal, puede dar mejores métodos que las drogas. El cuadro sinóptico que os he presentado (incluimos al final de este trabajo) puede mostrar a la juventud cuales son los alimentos que le darán la alegría, el entusiasmo, la dilatación. Todo lo que se busca en el exterior es muy costoso: La droga, los placeres físicos no dan nunca la plenitud. Un día, los humanos estarán obligados a darse cuenta que la Inteligencia Cósmica ha puesto solo el bienestar en los elementos que pueden satisfacer las necesidades del alma, del espiritu, del corazon, del intelecto, o sea los elementos muy sutiles, mas sutiles que el plano Etérico: en los pensamientos, los sentimientos, la fuerza, la oración, la contemplación, el éxtasis, o sea en el trabajo espiritual. El alma humana es totalmente distinta del cuerpo; incluso cuando el cuerpo envejece y se estropea, el alma florece, se dilata se expande: El cuerpo, el pobre, debe entrar en la tumba, mientras que el alma rica y poderosa, se marcha, ella ya no puede manifestarse a través de este cuerpo en descomposición. El alma y el cuerpo fisico trabajan juntos, pero cada uno está hecho de una esencia y de una naturaleza bien diferente. Cuando yo os decía hace un momento que el alma no es más que una parte en el cuerpo, parecía que estabais sorprendidos. El alma de un niño por ejemplo esta en gran parte al exterior del mismo, pero ella esta allí, ella incluso comprende todo mejor que nosotros. Ella ve, ella piensa, ella razona, pero no tiene todavía los medios para expresarse. Todo aquello que vosotros le decís, ella lo entiende y lo comprende. El bebé el mismo, no, pero su alma, si, ya que ella esta ya bien formada con su inteligencia, su sensibilidad, todas sus cualidades que se irán manifestando a medida que este hombrecillo ira creciendo. Ella ya tiene sus cualidades, pero para poderlas manifestar deberá esperar todavía algunos años. Sucede también que algunas veces esta alma haga un esfuerzo, y el bebé se pone a hablar; hacer gestos, hace mímicas, y miradas expresivas que nos dejan perplejos. Esto es que su alma ha deseado hacernos ver que ella comprende y así nos contesta. Estos fenómenos quizás ha pasado de forma inapercibida por muchos pedagogos y educadores, pero son reales, yo no invento nada. Hay también casos

3

en donde el bebé ha hablado a su madre: “Mama, no hagas esto! ¡O mama haz esto para nuestro amigo! Incluso a veces cuando ella quería ir acostarse con otro hombre, el bebé, por un momento se puso hablar, cuando todavía no era su edad. El mismo fenómeno se produce también algunas veces con los animales. En un pasado muy lejano, el alma humana flotaba casi en el espacio, a tal puno que el hombre no tenia ninguna sensación del dolor; se le podía matar, o cortarlo en pedazos, el no sentía nada. No tenia ninguna sensibilidad, y con mayor motivo inteligencia que era nula. Se necesitaron millones y millones de años para que el alma descendiera y tomara poco a poco posesión del cuerpo. Ahora ella ya lo ha conseguido, pero no del todo completamente. En nuestra época el alma esta trabajando para tomar posesión del intelecto, es por esta razón que el intelecto humano se esta volviendo formidable. En los animales y las plantas, el alma esta en el exterior del cuerpo. Es un alma colectiva. Cada especie vegetal tiene un alma grupo. Cada bosque tiene su alma, un alma colectiva. Sucede lo mismo con los animales; por ejemplo, todos los leones tiene una misma alma-grupo que trata de manifestarse a través de la especie del león. Y lo mismo sucede con todas las distintas especies de animales. Solo es, en el hombre, que el alma ha empezado a individualizarse. Pero que peripecias deberá hacer antes que el ser humano tome este “ego” (que lo asocia con la colectividad donde reside) y llegue a decir “Yo” , (en donde se manifestara el individuo, no divisible, su Yo Superior) . Es al nivel de los humanos que, por primera vez en la escala de los seres, se ha producido este fenómeno nuevo de la individualización; Ellos se han convertido en individuos independientes y libres. Y a partir de ahí todas las desgracias han aparecido. Pues justamente esta independencia nos pone un problema: los humanos quieren ser libres, separados, ellos quieren gobernarse por si mismos, ser los maestros de su destino, y es en este momento que empiezan a oponerse a las leyes divinas, ellos abusan de su libertad. Eh aquí el origen de todas las desgracias. Se debe ser libre e independiente, si, pero sin desobedecer a las leyes de la armonía celestial, del Orden Cósmico. Es por eso que el hombre debe de nuevo someterse a las leyes y a las prescripciones divinas. Sin y estar forzado, sino por una decisión libre, -- ya que deberá siempre ser un individuo independiente -- el hombre debe regresar hacia esta obediencia, al orden divino, ya que será en este momento que, volverá a encontrar su eternidad, su bienestar, su belleza, su esplendor original y su verdadera libertad. Mientras los humanos no sean instruidos sobre este destino grandioso a lo que están predestinados, (La predestinación del hombre es convertirse en un servidor de Dios. Ver conferencia nº 305 del 12/4/45. Solo en Francés) no pensaran mas que aprovecharse de esta libertad solo para hacer animaladas. Cual el joven o la joven muchacha que no desean mas que abandonar la casa de sus padres solo para poder disfrutar su vida tal como ellos la entienden? Ellos llegarán a cometer las más grandes estupideces, pero no importa: Ellos desean solo ser independientes. Este deseo de independencia es normal, incluso es bueno, pero muy a menudo esta mal

4

dirigido pues termina con grandes destrozos y a grandes desgracias. Yo estoy por la libertad, pero no cuando se la utiliza para hacer experiencias que te dirigen directo a las cloacas, a las cavernas, a los subterráneos y finalmente al infierno. La juventud que pide independencia debe estar bien dirigida. Ella esta todavía lejos de comprender que se romperá la cabeza si ella da libertad absoluta a cualquiera de sus tendencias. Ser libre si, pero escogiendo el camino que lleva hacia las alturas, esto es lo que debe aprender!. Si, pues la libertad esta situada muy alto en el plano del espiritu. Solo el espiritu puede ser libre. Más bajamos en la materia, mas nos volvemos dependientes. Tan pronto bajamos en las pasiones, las codicias, los placeres, tan pronto nos precipitamos a satisfacer todos los caprichos que nos pasan por la cabeza, esto ya nos limita nuestra libertad, nosotros mismos nos maniatamos…. y solo mas tarde nos damos cuenta!! La libertad solo la encontraran en las alturas espirituales. Cuando el discípulo desea cumplir la voluntad de Dios y someterse a las leyes para realizar esta armonía que el Cielo le pide, a este momento se convierte en un ser libre. Mientras que los otros jóvenes muchachos o jóvenes muchachas que son testarudos y desean solo ir a su aire, terminaran como esclavos: esclavos de un golfo, esclavos de sus pasiones, esclavos del dinero…. Solo se ven esclavos, toda la tierra esta llena de ellos!! Porque? Porque no han querido comprender las grandes leyes de la armonía divina y, tarde o temprano, esto se paga caro. Deseáis ser libres, si, pero de una libertad divina! En este momento todo os pertenece, y sea lo que sea que hagáis vosotros os manifestareis divinamente. Evidentemente, los adultos no han dado esta luz a la juventud ya que ellos mismos no la poseen, y ahora es como si se miraran en un espejo: Tal padre tal hijo. “Mi hijo es un golfo, es un bandido…” Pero si has sido tú que lo has fabricado! Tú y nadie más; debes reprocharte a ti mismo. Si hubieses conocido ciertas leyes, hubieras sabido que tu podías darle todos los materiales necesarios afín que se convirtiera en una divinidad. Eh si, los hijos son lo que son, pero a menudo solo los padres tiene la culpa. Entonces, es a los padres que debemos instruir más que a los hijos. Vosotros series testigos que esta enseñanza iluminara, orientara, ayudara el mundo entero llevándole la mejor filosofía. Mientras que, los que no buscan una buena filosofía, pero si su independencia, su provecho, sus placeres, esta bien, son libres de escoger, pero tarde o temprano se romperán la cabeza. Debemos buscar la libertad, la alegría, el bienestar, la riqueza, si pero en lo alto, no en lo bajo. ******* Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus

Conferencia del Maestro

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
Le Bonfin 19 de Septiembre 1973 Traducida del Francés Obras Completas Tomo 17

Jnani Yoga

EL ALMA
Existen tres mundos: El mundo físico, el mundo espiritual y el mundo divino. O si vosotros lo preferís, el mundo de los hechos, el mundo de las leyes y el mundo de los principios… O si queréis también, la forma, el contenido y el sentido…. Como podéis ver se trata siempre de la misma trinidad: El cuerpo el alma y el espiritu. El espiritu es la expresión del mundo divino. El alma corresponde al mundo espiritual y el cuerpo corresponde al mundo fisico. El alma pues se situa entre la materia y el espiritu, es un intermediario, un vehiculo que transporta los elementos del cielo hacia la tierra y de la tierra hacia el cielo. Todo lo que desciende pasa por el alma, y todo lo que sube pasa también por ella. El espiritu no sabe mas que bajar ye el cuerpo no sabe mas que subir, pero el alma sube y baja entre los dos. Es por eso que el espiritu no tiene poder sobre la materia si no es pasando a través del alma. El alma posee un poder de acción formidable, solo ella puede actuar sobre la materia, no es el espiritu quien puede hacerlo. Mirad lo que sucede en la naturaleza. El Sol no puede actuar sobre la tierra salvo para calentarla, y para esto necesita intermediarios, que son el aire y el agua. De la misma manera, nuestro espiritu no puede tocar nuestro cuerpo fisico, necesita los intermediarios que son el pensamiento y el sentimiento. Los intermediarios son los que tienen la mayor importancia. Si el discípulo mejora su forma de vivir aprendiendo a comer, respirar, amar, pensar, meditar, podrá hacer descender del cielo materiales sutiles, corrientes, energías, fuerzas, iluminación, de entidades muy elevadas y al mismo tiempo hacer subir ciertos materiales para así volverlos mas sutiles. Es así como se puede explicar la sublimación de la fuerza sexual. Pues es allí donde hay energías que debemos hacer bajar y otras que haremos subir…! Bonfin, 19 Septiembre de 1973 * ****** Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus

RESUMEN Y COMENTARIOS DE OM-32 – EL ALMA

Este trabajo que hemos realizado bajo el Número OM-32, es una recopilación de conferencias pronunciadas por el Maestro OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV sobre el Tema del ALMA. Hemos iniciado con un Pensamiento del Maestro, en el cual, una vez mas viene a sintetizar en forma como el solo sabe hacerlo, o sea con poquísimas palabras, todo lo que después en el transcurso de su vida, nos desveló de misterioso y claro a la vez a través de sus conferencias. Hemos querido empezar con unos extractos de la conferencia del 6/2/72 por la sencilla que en la misma nos presenta el Cuadro SINOPTICO junto con unas advertencias del Maestro cuando nos dice que en ningún otro sitio encontraremos todo lo que él nos desvela sobre este tema del ALMA. Por consiguiente todo lo que luego le sigue se puede afirmar es realmente desconocido tanto por la Ciencia, como por la Religión. Le sigue la Conferencia del 24 de Abril de 1962. El Alma Instrumento del Espiritu. Esta es la primera conferencia que dio el Maestro sobre el tema del Alma. Esta conferencia fue publicada por Ediciones Prosveta primero en francés y luego en castellano con un libro de bolsillo que lleva el número 319Es. El Espiritu no puede tocar la materia directamente, la pulverizaría, como la corriente no puede poner en marcha un motor si no es a través de un intermediario el cable. O el perfume no podrá ser encerrado en un frasco si no le proporcionamos un líquido para fijarlo primero. Este intermediario es el Alma, pero para que este intermediario pueda tanto tocar el espiritu por su parte superior y el cuerpo por la inferior, nada mejor que el simbolismo del agua que tanto puede transformarse en vapor como endurecerse como la piedra, el hielo. Estos dos estados superior e inferior, simbolizarían el mundo Divino y el mundo Espiritual. El Pensamiento y el sentimiento. Ambos se polarizan y siendo distintos, hacen una unidad inseparable. Y que mejor símbolo que el de la serpiente que se muerde la cola que encierra una gran misterio, cual? La cola debe ser cabeza como la cabeza debe ser la cola. O dicho en otra manera, el espiritu debe materializarse y la materia deberá espiritualizarse, para finalmente volver a la UNIDAD DE UNO mismo polarizado. Con lo que viene a demostrarse que el ALMA es solo un vehiculo de transito para que Espiritu y Materia, sean UNO MISMO. O para que Malkut vuelva al lugar de donde se marchó, simbolismo del hijo prodigo que deberá un día regresar a la casa del Padre. Motivo de la creación del árbol de la vida, la ciencia de la Kabala. El árbol de la vida, viene a ser el ALMA de la cual se sirve el Creador para que su obra no sea solo una imagen suya, sino que llegue alcanzar su semejanza.

Misterio hoy por hoy inalcanzable de poder ser expresado con los elementos de nuestra dimensión. Le sigue la Conferencia del 6 de abril de 1969 que al ser nuevamente escuchada en sala como muchas veces hacia el Maestro, que se volvían a pasar sus propias conferencias, esto le permitía ver si al final podía añadir algo sobre el mismo tema para complementarla. Así pues al ser pasada esta conferencia el día 18 de Junio del mismo año esta vez en Videlinata Suiza, nuevamente el Maestro dio otra conferencia extraordinaria sobre este tema tan profundo. En que momento y en que etapas de la vida va entrando el Alma en el cuerpo. Este tema de gran importancia nos deja entender lo equívocos que están ciertos padres al pretender forzar ciertas enseñanzas o comportamientos escolares de los niños o jóvenes, antes de tiempo. Hablo de los niños prodigio o con coeficientes intelectuales fuera de lo normal. O de pretender dar una formación sexual-emotiva antes de tiempo. O ciertas o libertades prematuras cuando los niños o los jóvenes no están todavía formados para esto. Viene a ser como pretender sacar fruto de un árbol o planta antes de que haya pasado por los distintos procesos de crecimiento Fuego, Tierra, Agua y Aire. Pues si lo hacemos antes de tiempo es posible que saquemos algún fruto, pero para cuando llegará el tiempo para que de fruto pueda manifestarse en toida su plenitud, nos encontraremos con un árbol o planta que no solamente no estará en condiciones de sacar nuevos frutos, sino que el pretender hacerlo sin las bases necesarias, se morirá en el intento. Ver el caso del niño prodigio MOZART, es cierto que de joven realizo grandes prodigios musicales, pero se marcho dejando muchos inacabados, y quien sabe lo que quizás nos hubiera podido dejar, si lo hubiese hecho todo a su tiempo. Y así podríamos hablar de muchos otros. Y siguiendo con el ejemplo de la naturaleza que deberemos tomar siempre como principio y base para comprender como debemos trabajar con nuestro cuerpo. En el estado actual de la evolución de ser humano, no basta solamente en que sigamos las pautas de crecimiento vital o vegetativo que quizás pueden llevar a desarrollar el cuerpo en fuerza o belleza, o sentimientos pasionales con inteligencias destructoras. Esto puede ser valido para la naturaleza, pero aun y así la planta bien evolucionada o el árbol evolucionado, es el que además de espléndido, sabe dar frutos. O perfume a través de sus flores. Lo mismo le puede suceder al ser humano, en donde no bastará en que sepa desarrollar sus cualidades de crecimiento vegetativas, hay otra ALMA DIVINA con la que deberá intentar fusionarse, como la fotosíntesis para así poder producir actos superiores. (Ver Pág.10) Aprovecho que el Maestro habla de Emmanuel de Swedenborg, que a mi juicio es quizás quien mejor ha sabido definir el mundo de los Ángeles, para recordar que al hablar de estas criaturas angélicas, sabía bien hacer la diferencia entre el mundo Angélico Espiritual y el mundo Angélico Divino. Los Ángeles también forman parte de nuestras ALMAS SUPERIORES y ellas también están polarizadas, pues no podemos entrar en los mundos superiores sino es pasando
2

primero por los Ángeles Espirituales quienes al transformarse en Ángeles Divinos nos conectaran en los mundos superiores. Y aquí volvemos a encontrar la escala de Jacob. La transformación del mundo Espiritual es en forma vertical de abajo arriba o de arriba abajo si descendemos por desgracia, como el aire que sube cuando se calienta o baja cuando se enfría. Mientras que el mundo material actúa en formas horizontales como son los sentimientos pasionales que llenan las formas. Si un día podéis ver la obra teatral de la Flauta Mágica de Motzar, al ser una obra iniciática, observareis que los cambios de escena, no se reproducen por los laterales, sino que son trampillas que se levantan del suelo, de donde aparecen los personajes para los actos siguientes y así también desaparecen de arriba abajo y de abajo arriba. Le sigue la conferencia del 12 de Febrero de 1972. Esta Conferencia se puede encontrar en el libro de Obras Completas Numero 17, de Editorial Prosveta JNANI YOGA – La hemos traducido para poderla incluir en este Tema del Alma. Nos explica el Maestro que el cuerpo y el alma son dos realidades bien diferentes. El cuerpo puede envejecer pero el alma no envejece nunca. Pero también es cierto que cuando el alma haya conseguido espiritualizar el cuerpo “Cosa que va para largo” el cuerpo ira tomando posesión del alma para poder alcanzar el espiritu sin su intervención. Es importante la importancia que da el Maestro al cuidado que debemos darle al cuerpo, para que este no vaya a expulsar su alma y se quede en el vacío. Es cierto que ciertas drogas pueden provocar ciertos desdoblamientos pero siempre a la larga estropearan el cuerpo y llegara un momento que este entrara a merced de entidades bajas que lo estropearan. Algunas veces he mencionado que el hecho de fumar, drogarse, beber licores, o comer animales, no son sustancias que nos vayan a impedir ser buenos o realizar actos caritativos. Pero si en cambio, podemos estar seguros, es que si no tenemos un cuerpo PURO, las entidades superiores, el alma Divina Superior, no podrá habitar y actuar a través de nosotros. Serán otros espíritus del mundo Astral que encontraran las condiciones mas apropiadas para introducirse y así poderse manifestar a través nuestro. La suciedad no puede penetrar el mundo Divino, como el mundo Divino no puede manifestarse a través de la suciedad, la quemaría. Por esta misma razón los que han querido forzar ciertas reacciones, como son el despertar la Kundalini sin antes haberse purificado todo el cuerpo, es igual que querer hacer pasar una corriente de 3000 voltios en un cable de 220w. Si polarizamos el positivo con el negativo en las condiciones adecuadas, es posible que aparezca la luz entre ambos, o sea el ALMA. Pero si las condiciones no son las adecuadas en función de la corriente que se desea hacer circular, sucede como con la eyaculacion que no es otra cosa que una saltada de plomos, luego viene la oscuridad y se deben reparar los daños. Y es sabido que si los plomos se hacen saltar continuamente llega un momento que el diferencial NO FUNCIONA, se termino la luz y se vive en la oscuridad. El ALMA se aleja
3

ya no puede regresar, se ha quemado. El ser humano se convierte en un vegetal que, come, respira, crece, pero incapaz de dar frutos o manifestar algo de luz. Entrara de nuevo en el alma-grupo a la que pertenece, como los animales, pero no podrá ser un individuo independiente y manifestar su Yo Superior. Por último hemos añadido también la conferencia de fecha 19 de Septiembre del 1973- siempre del mismo tomo 17 Obras Completas –JNANI YOGA que trata también del alma. En esta conferencia el Maestro nos viene a confirmar la importancia de la sublimación sexual, pues solo a través de ella podremos hacer bajar o subir los materiales de cuerpo para hacerlos mas sutiles y elevados. Hubiéramos podido añadir muchas cosas mas en cada conferencia, pero es mejor que cada uno vaya descubriendo el mensaje que ira recibiendo del Maestro en la lectura de cada una de ellas. Queremos recordaros que una lectura superficial de estas conferencias, en particular de este tema, será totalmente insuficiente para una completa comprensión de este tema tan profundo como es el ALMA. Este tema se escapa de los conocimientos de la ciencia y no conozco ningún tratado espiritual que haya abordado con tanto detalle este tema. En los tratados de Teosofía, sea de Heindel, Steiner o Blavatsky se abordan los temas del alma, pero bien lejos ser con la comprensión, y claridad de expresión de la cual el Maestro es un verdadero artífice. Para terminar debo añadir que no os sorprenda el que no hayamos abordado el tema del ALMA GEMELA. Este tema del que el Maestro nos dejó sus muchos comentarios, lo estamos recopilando y sobre el mismo sacaremos otro INFORME como este que llevara el numero OM-35. Y lo mismo con el tema del AURA que entendemos esta muy vinculado al Alma, pues no es ni mas ni menos que sus EMANACIONES, su traje. Quien sabe ver sus colores conocerá las llaves, los salva-conductos a través de los cuales el ALMA penetra en los mundos superiores. OM TAT SAT

Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus

4

Intereses relacionados