Está en la página 1de 8

OM-48-01 EL DISCIPULO PREPARA SU FUTURO

Conferencia del Maestro OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
“El discípulo prepara su futuro.  El hombre ordinario destruye su futuro, vive o en el pasado o en el presente”.

OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus

Centre

CONFERENCIA DEL MAESTRO

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
del 30 de Julio de 1975 Conferencia AUDIO

EL DISCÍPULO PREPARA SU FUTURO…
El discípulo prepara su futuro. El hombre ordinario destruye su futuro, vive o en el pasado o en el presente. ¿Por qué prepara su futuro el verdadero discípulo? Porque sabe que hay otras encarnaciones y está en los proyectos de la Inteligencia Cósmica llevarnos hacia la perfección, volvernos perfectos en la fuerza, en la belleza, en la radiación, en el amor, en la felicidad, en la alegría, en la pureza, en el saber, en todo, en todos los terrenos ser perfectos. Y los que saben que tienen posibilidades de cambiar muchas cosas de la próxima encarnación, por ejemplo los que están enfermos, débiles, vulnerables, que están muy abajo, empiezan a pensar, imaginar, desear, la salud perfecta, y preparan las condiciones. Cuando volverán nunca estarán enfermos. Pero las demás cosas no mejorarán porque no las habrán deseado, sólo la salud. Y otros que ya tienen salud pero les falta inteligencia y piensan, desean y se imaginan que tienen el saber, el conocimiento, cuando volverán serán tan inteligentes que nada se les podrá resistir. Y los que son un poco feos, deformes, encogidos, y un poco asimétricos, desean y se imaginan la belleza absoluta y cuando volverán tendrán tal belleza que será formidable. Aquí también debo añadir otro conocimiento, y es

que esta belleza debe servir para llevar a las criaturas hacia el Señor en vez de hacerlas caer, porque la belleza es un poder que si no se sabe utilizar se llega a hacer caer hasta los Santos, sí, los profetas. Y otros pedirán ser muy fuertes, poderosos y tener poderes formidables y los tendrán cuando volverán pero ahí también hay que añadir algo cuanto menos, añadir que sea para el servicio del Señor y que ese poder pueda mejorar a la gente hacia el bien. De otro modo se puede abusar de este poder y llenarse de pecados y de crímenes. Así pues veis que para cada cosa tiene que haber una orientación y dirigirlas y desearlas para que sean para el bien, porque está dicho y escrito : “Todo lo que pediréis lo tendréis.”, pero mal será para vosotros si lo que habéis pedido que se realice os aporta desgracias o tristezas, porque entonces estaréis hechos polvo.” Todo lo que se desea se realiza tarde o temprano, pero las desgracias, si no son cosas buenas, entonces se sufre, y sin embargo se ha otorgado, pero es una desgracia el haberse cumplido. ¿Y por qué? Porque lo que se había pedido no estaba entre las mejores cosas. No sabían que eso que deseaban con todo su corazón les traería los más grandes sufrimientos. Siempre, antes de pedir algo, antes de desear o rezar por algo, os tenéis que instruir al lado de alguien, un Iniciado o un Maestro, y saber cuáles serán los resultados de ese deseo. Y la gente piensa que es suficiente con obtener lo que desean, y no, es a partir de ese momento a menudo cuando todas las molestias recaen sobre sus cabezas. Porque han realizado sus deseos… Y no sabían que era perjudicial.

2

Mirad, por ejemplo, si sois una mujer, queréis ser bella, resplandeciente, apetitosa, irresistible, bien, supongamos que ya lo sois, ¿qué ocurrirá?, lloraréis cada día porque seréis tan molestada, tan perseguida, tan aclamada, que incluso habrá quienes se suicidarán o serán asesinadas porque habrá gente desgraciada por su causa pues no podéis pertenecer a tanta gente. ¿Dónde ir a esconderse después? Como algunas estrellas de cine que tienen que firmar continuamente autógrafos y se las molesta tanto que ya no pueden soportar más ni a los periodistas ni a nadie y gritan y encuentran que su destino es insoportable. Suponed que deseáis la riqueza y no sabéis lo que os espera luego, oh, la, la, todo el mundo os lo querrá quitar, incluso vuestra familia, vuestros amigos, y siempre estaréis vigilando, sin dormir, para guardar vuestra riqueza. Y así sucesivamente para todo el resto. Ya veis que, cuanto menos, hace falta alguien que venga para instruirnos, guiarnos, dirigirnos y darnos consejos, que conozca las cosas y nos pueda evitar muchos sufrimientos. Y la gente se imagina que deseando, obteniendo lo que quieren serán felices, y no han visto que cada medalla tiene su reverso. No quiero entrar en detalle, y menos por la fuerza. Eh aquí por qué el discípulo sabe muy bien que llegará a obtenerlo todo, porque la ley es así. Lo deseáis, lo tendréis. Pero mal para aquellos que consigan lo que han deseado sin saber qué resultados vendrán después. Incluso Schiller en un lugar escribió por un desafortunado que era muy desgraciado y decía “Señor, quíteme esta clarividencia, porque sólo veo horrores, atrocidades, cosas diabólicas en los hombres, cosas infernales.” Y sufría y sufría, y pidió que se lo quitaran. Si no se es fuerte, si no se es poderoso, si no se sabe subir más arriba, no se ven más que atrocidades.
3

Incluso los dones se vuelven medios de sufrimiento, porque no se estaba lo suficientemente preparado para obtenerlo, poseerlo. Como este médium, este clarividente, que me escribió; leyó mis volúmenes sobre los siete lagos de Rila y estaba tan maravillado que los pidió y buscó por toda Bulgaria, pues a él se lo habían dejado, y allí en Bulgaria no se encuentra. Él pensaba que lo había escrito Petar Deunov, y cuando supo que yo vivía aquí y que era el autor de ese libro, me escribió una carta deseoso de que le ayudara porque le hacían magia negra y sufría, era desgraciado, incluso perdió el oído, y había gente que le quería quitar su apartamento. Entonces yo le escribí y le expliqué cómo podía salir de la situación y defenderse. Todavía no tengo la respuesta para deciros qué pasó. Le dije: “Sólo habéis desarrollado un lado de vuestra naturaleza, el lado receptivo, femenino, pasivo, clarividente, médium, pero si no hay el otro lado; masculino, de fuerza, voluntad, actividad, mágico si queréis, los médium son desgraciados, víctimas, y sufren, lloran y no saben cómo salir de ello, todo el dolor desciende en ellos.” Así pues hacía falta prepararse primero, desarrollar la fuerza, el poder, la voluntad, saber cómo defenderse, cómo resistir, ser invulnerable, inaccesible, y hay métodos en la enseñanza para aprender todo eso, y después se puede desarrollar el otro lado, el del médium, la sensibilidad, la clarividencia, y estar tranquilo y al abrigo porque tenéis la fuerza, el poder, para resistir y rechazar. Pero si no habéis trabajado lo primero sois siempre una víctima porque el mundo entero está sumergido en cosas insoportables. Es muy raro ver cosas buenas que floten, que se liberen de los humanos, hay nubes oscuras, cosas siniestras, tenues, abominables, hay muy pocos que irradien cosas buenas, que sean un poco sabios, entonces ¡están obligados a sufrir!.

4

Y si sabéis cómo subir más y más alto, no se ven estas cosas, no se desciende y se vive una vida divina, verdaderamente radiante, celestial y se desciende de vez en cuando cerca de los humanos para ayudarles, pero psíquicamente se es libre, mientras que los que no han desarrollado todavía estas cualidades, y no han aprendido otras cosas, son víctimas, son asolados, combatidos, perturbados, por la maldad de los humanos que nos rodean. Eh aquí algo que algunos de vosotros todavía no conocíais. Esto es lo que os quería decir; todo lo que deseáis lo tendréis, pero antes hay que reflexionar, y es aquí donde se aprende a desear cosas que son incambiables, inoxidables como el oro, que guardan su belleza para siempre, su eternidad. Eh aquí el lado bueno de estar en la enseñanza: saber que os volveréis tal y como deseáis y que si no sabéis hacerlo bien, cuando volveréis, seréis tan débiles, tontos o desgraciados como antes o quizás todavía peor, sí. Hay algunos que son muy ricos, muy ricos, y no piensan en hacer el bien con esta riqueza, tratan de martirizar a los demás porque son ricos, se quieren imponer y que se haga su voluntad, y cuando volverán no transportarán la misma riqueza, vendrán desnudos y empezarán en la miseria, bajo el puente, vagabundos, y esto no lo saben… Para no volver como vagabundos, hay que hacer algo bueno con el dinero, y esto también hay mucha gente que no lo sabe. Aquí se aprenden muchas cosas, muchas, muchas. Este es el lado bueno de estar en la enseñanza, saber que podéis volveros aquello que deseéis, pero por supuesto no el mismo día, sino en la otra encarnación. Y aquellos que no saben que hay las reencarnaciones no hacen nada para mejorar la siguiente y vuelven los mismos, y es peor. Y les digo: “¿Por qué
5

estáis en este estado? Porque en la reencarnación precedente no habéis deseado, ni aprendido, ni querido que ésta sea mejor, eh aquí porque no es mejor y os encontráis en este estado.” Y en la próxima será igual si no comprendéis que tenéis que trabajar para el futuro. Y la prueba os la di ayer cuando os dije que todo el mundo trabaja para el presente y les da igual el futuro. Del momento en que es azucarado, agradable, simpático, os quedáis en este estado y no pensáis que el momento siguiente será amargo, a no, no, por el momento va bien y no pensáis en el futuro. Y el presente no dura, se va, enseguida se vuelve pasado, y el futuro que está ahí, no hemos preparado nada y nos engulle. Un discípulo, un sabio, piensa en el futuro, para el presente se dice: “Es sabroso, azucarado, pero, no, no, voy a renunciar un poco porque quiero construir algo mejor.” Y piensa en el futuro, se priva de lo que había en el presente. La juventud no piensa en el futuro, del momento en que es agradable, sabroso, un beso es tan…, pero al momento siguiente ya está entrando en el pasado y el futuro es complicado después, y se tiran de los pelos a ver cómo van a arreglar las cosas, cómo van a calmar a los padres y a la justicia, etc., porque se detuvieron en el momento presente. Como el borracho, ¿piensa en el futuro?, no, en aquel momento es tan agradable…, se siente bien, si, pero al día siguiente tiene dolor de cabeza y es rechazado por su familia, eh aquí cómo se pasan las cosas, el futuro se vuelve malo porque se detuvo en el presente. Mientras que si se es un poco inteligente y sabio, el futuro está ahí, formidable, y os espera. ¿Sabéis que aquél que me comprenda puede cambiar completamente la vida y la existencia? De un solo golpe cambiarán, dirán: “Si, es así, lo comprendo.” Y
6

los demás seguirán perdiéndolo todo por un momento, por algunos minutos. Todo el futuro malgastado, saqueado. Eh aquí un argumento formidable, ¿no es así?, ¿no es un argumento formidable? Es tan verdadero lo que estoy diciendo! No lo invento. Un minuto de meditación.

Centre

OMRAAM

Institut Solve et Coagula Reus

www.omraam.es

7