Está en la página 1de 4

CONDICIONAMIENTO RESPONDIENTE

HISTORIA DEL CONDICIONAMIENTO RESPONDIENTE.

A Ivan Pavlov (1849-1936), se le atribuye el descubrimiento del condicionamiento respondiente.


Cuando estudiaba la fisiología de la secreción digestiva de los perros, Pavlov se dio cuenta que los
animales salivaban ante estímulos diferentes a la comida, por ejemplo, salivaban cuando veían a
quien los iba a alimentar y cuando oían sus pasos. Al principio molestaban estas salivaciones pero
después trajo su curiosidad y decidieron indagar las cuales y él y sus colaboradores construyeron una
versión simplificada de la situación que producía estas peculiares salivaciones.

Dentro de un laboratorio muy bien aislado de los ruídos, Pavlov iniciaba sus sesiones colocando en
un compartimiento a un perro al que se le limitaba sus movimientos con un arnés, una vez relajado y
acostumbrado el animal a la situación, se medían sus reacciones salivales ante una mezcla de
croquetas de carne colocada en la boca ( estímulo incondicionado) y un estímulo neutro ( por lo
general un tono). Los perros salivaban mucho cuando se les daba la comida y muy poco cuando se les
resentaba un tono, por ejemplo el sonido de una campanilla.

En este momento empezaban los ensayos de condicionamiento: l campana sonaba y a menudo de


manera simultánea, pocos segundos después, se le daba un plato con alimento al perro.
Se podían presentar más o menos cincuenta apareamientos en el curso de varias semanas. De vez en
cuando en ensayos de prueba se omitía la comida y se presentaba la campana para ver si el animal
salivaba.A la larga los animales salivaron muy pronto después de la presencia del sonido; era evidente
que las salivaciones problema surgieron por las asociaciones accidentales entre la comida y quien
proporcionaba el alimento.

Principios y aplicaciones del condiciona Respondiente.


El apareamiento de los estímulos neutros e incondicionado (en repetidas ocasiones) hasta que aparece
la respuesta condicionada se llama adquisición o entrenamiento para la adquisición.. La relación
temporal entre los estímulos es significativa; por lo común se usan dos procedimientos:
1.- presentación l estímulo neutro al mismo tiempo que el incondicionado
2.- introducción del estímulo neutro cinco segundos o menos, antes del estímulo incondicionado.

En síntesis.
Watson considera la necesidad de formación de ciertas conexiones ESTIMULO-RESPUESTA
llamadas reflejos; y a través del condicionamiento, se crean una multiplicidad de conexiones nuevas
E-R mediante la formación de una serie de reflejos se aprenden nuevas respuestas y nuevos hábitos
complejos.
Watsos reduce los hábitos complejos al enlace E-R. Dándole suma importancia al medio ambiente y
al aprendizaje en consideración con la herencia.

Postula DOS PRINCIPIOS BÁSICOS:

El Principio de la Frecuencia.- Establece que cuanto más frecuentemente producimos una respuesta
a un estímulo dado, tanto más probable es que hagamos de nuevo esa respuesta a ese estímulo.

Principio de la Recencia.- Establece que cuanto más reciente es una respuesta dada aun estímulo
dado, tanto más probable es que tal respuesta se reitere.
EL CONDICIONAMIENTO CLÁSICO Y EL COMPORTAMIENTO HUMANO

Aunque los experimentos iniciales sobre Condicionamiento Clásico se hicieron con animales,
pronto se descubrió que el principio que subyace a estos primeros trabajos podía explicar muchos
aspectos del comportamiento humano cotidiano. Las respuestas emocionales, por ejemplo, son muy
susceptibles de aprenderse mediante este proceso. Le tienes miedo a la oscuridad? A las arañas?.

El pequeño Alberto y la adquisición de un miedo.

Se piensa que los bebes humanos nacen miedos a estímulos intensos, novedosos o repentinos; es
posible que los humanos vengan programados de manera genética o con estos miedo para ayudarlos a
sobrevivir.
Cómo se desarrollan los miedos? John Watson , el fundador del conductismo y Rosalie Warner,
querían ver si un niño pequeño podía adquirir miedos por medio del condicionamiento respondiente.
En un experimento célebre, aunque muy criticado en su tiempo, John Watson, psicólogo
norteamericano, se propuso probar que los miedos se aprendían por condicionamiento clásico.
Albert, era un niño pequeño de 11 meses de edad que no presentaba ninguna reacción de miedo ante
las ratas u otros animales, Watson lo expuso a un ruido muy fuerte al mismo tiempo que se le
presentaba una rata blanca.
El ruido(E.I) provocaba miedo ( R.C.). Después de tan sólo dos apareamientos ruido y rata, Albert
empezó a exhibir miedo ante la presencia de la rata misma. Por lo tanto la rata se había convertido en
un E.C. que provocaba la R.C. de miedo. De modo similar, la asociación de la aparición de
determinados animales, como ratones, serpientes, junto con los gritos o comentarios temerosos de un
adulto, puede provocar que los niños desarrollen miedo ante los animales.
Otro miedos pueden resultar de la asociación con una experiencia desagradable. Por ejemplo, un niño
que en el patio de recreo se siente muy a gusto puede caerse del columpio y hacerse una herida muy
dolorosa. Es posible que el niño rehuse volver a subirse al columpio y quizás a ningún juego. Un
estímulo inicialmente neutro, el columpio, ahora una respuesta de temor. Incluso el niño podría
llegara a temer volver al patio de juegos e incluso a la escuela. Esta extensión de la respuesta
emocional de temor a otros objetos, personas o lugares recibe el nombre de generalización. Pavlov,
demostró este fenómeno con sus perros. Después que aprendieron a salivar a un tono específico de la
campana, también salivaban en repuesta a otros tonos. Lo mismo ocurrió con Albert: después de su
miedo con la rata blanca, su miedo se generalizó a otras cosas de pelaje blanco: a los conejos, a los
perros y hasta a un abrigo de piel blanca.
Significa esto que el niño tendrá siempre temor de ir al patio de juego o a las cosas de pelo blanco?;
no, la respuesta de miedo también se puede extinguir.

PAVLOV, observó, que si se presentaba el sonido de la campana, en repetidas ocasiones sin aparearlo
con el alimento, éste pierde su poder de provocar salivación. La respuesta condicionada se extingue.|
No se puede concluir que el programa ha sido borrado y no hay condicionamiento; basta que
nuevamente se muestre el alimento con la campana para que la respuesta se recupere nuevamente.

Muchos de los primeros aprendizajes del niño se producen de esta manera: las primeras palabras, los
primeros miedo a; más tarde la campana para salir a l recreo, el detenerse ante la luz roja,etc.
El condicionamiento Clásico no sólo puede provocar el aprendizaje de miedos, también se puede
extinguir los miedos por condicionamiento, asociando el objeto del miedo con situaciones, persona u
objetos que produzcan placer. Si se presenta el objeto del miedo junto con algo agradable un
chocolate, la presencia de amigos, un juego, etc.). El objeto del miedo se empezará a asociar con algo
que produce placer y el miedo se extinguirá.
Otra forma de producir la extinción de la conducta es presentar repetidas veces el estímulo
condicionado sin el estímulo incondicionado.

Los principios del condicionamiento clásico o de la sustitución de un estímulo, pueden explicar tanto
el aprendizaje de conductas emocionales como de respuestas educativas.
Ejemplos de esto podemos ver en el jardín infantil donde algunos objetos de la sala tienen su nombre
escrito: pizarrón, silla, puerta, etc. Los niños aprenden a “leer”, asociando la palabra escrita con el
objeto.
Cuando aprendemos una lengua extranjera, lo que hacemos en realidad es emparejar el sonido que
escuchamos con el objeto o dibujo que nos muestra el profesor.
En lo seres humanos adultos, el condicionamiento clásico es empleado con frecuencia en los
tratamientos antitabaco, antialcohólicos y antidrogadicción. También se emplea en el entrenamiento
de animales.

Condicionamiento Vicario del Miedo.


Las personas no requieren de experiencias de temor con estímulos neutros para que lleguen a tenerles
miedo. A causa de que somos criaturas que poseemos cognición, muchas veces nos asustamos por lo
que vemos e imaginamos.

Supóngase que la presencia de una alberca (un estímulo neutro al principio) se apara en repetidas
ocasiones con advertencias, historias evocadoras de advertencia respecto de cómo se ahogó la ti
Martha y la inquietud de los padres. Cualquiera de estos incidentes puede funcionar como estímulo
incondicionado y establecer una respuesta incondicionada hacia las albercas.
Mucho de los miedos humanos parecen aprenderse de manera vicaria, es decir indirectamente.

ORIENTACIONES PARA EL FUTURO


PROFESOR

Condicionamiento Clásico.

• Cree un ambiente agradable en su sala de clases para que sus alumnos asocien lo

agradable al aprendizaje.

• Utilice juegos para iniciar aprendizajes complejos.

• Evite situaciones amenazantes o desagradables especialmente cuando los alumnos tienen

dificultad en aprender.
• No dé tareas como castigo, así el alumno no le dará connotaciones negativas a la tarea.

• Arregle el ambiente físico de la sal en colaboración con sus alumnos para que se

sientan rodeados de aquello que les agrada.

• Permitan elegir sus compañero cuando realizan algunos trabajos grupales,

trabajarán más a gusto.