DETERMINACIÓN DE PARÁSITOS GASTROINTESTINALES POTENCIALMENTE ZOONÓTICOS EN CANINOS DE CINCO MUNICIPIOS DEL DEPARTAMENTO DEL HUILA Y RIESGOS PARA LA SALUD

PUBLICA

ARNULFO ABRIL ARDILA JONH ABELARDO PENAGOS TORRES

UNIVERSIDAD DE LA SALLE FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA BOGOTÁ D.C. 2004

1

DETERMINACIÓN DE PARÁSITOS GASTROINTESTINALES POTENCIALMENTE ZOONÓTICOS EN CANINOS DE CINCO MUNICIPIOS DEL DEPARTAMENTO DEL HUILA Y RIESGOS PARA LA SALUD PUBLICA

ARNULFO ABRIL ARDILA

14951040 14962058

JONH ABELARDO PENAGOS TORRES

Trabajo de grado presentado como requisito parcial para optar el título de MÉDICO VETERINARIO

Director Dr. José Fernández Manrique M.V.

Co-Director Dr. Jimmy Jolman Vargas M.V.

UNIVERSIDAD DE LA SALLE FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA BOGOTÁ D.C. 2004

2

UNIVERSIDAD DE LA SALLE

DIRECTIVAS

RECTOR

Hno. Fabio Gallego Arias

VICERRECTOR ACADÉMICO

Hno. Henry Ramírez Romero

VICERRECTOR DE PROMOCIÓN Y DESARROLLO HUMANO Hno. Edgar Figueroa Abrajim

VICERRECTOR ADMINISTRATIVO

Dr. Mauricio Fernández Fernández

DECANO FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA Dr. Pedro Pablo Martínez Méndez

SECRETARIO ACADÉMICO

Dra. María Teresa Uribe Mallarino

DIRECTOR CLÍNICA VETERINARIA

Dr. Humberto Vásquez Romero

3

JURADO Dr.V. Jimmy Jolman Vargas Duarte M. Danilo Parra Gil M.V. Ricardo León Vega Aragón M.V.HOJA DE ACEPTACIÓN DIRECTOR Dr. CO-DIRECTOR Dr.V. María Teresa Uribe Mallarino 4 . José Fernández Manrique M. SECRETARIO ACADÉMICO Dra. JURADO Dr.

COMPROMISO Los trabajos de grado no deben contener ideas que sean contrarias a la doctrina de la iglesia católica en asuntos de dogma y de moral. ni el asesor. 5 . Ni la Universidad. ni el jurado calificador son responsables de las ideas expuestas por los graduandos.

Jesús Cortes Vecino. Jimmy Jolman Vargas por brindarnos su amistad. Myriam Consuelo López. por su apoyo desinteresado. A los funcionarios de los departamentos de parasitología de la Facultad de Medicina y Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional de Colombia Sede Bogotá: Rosa Helena Flórez Directora del Departamento de Salud Pública. conocimientos y guiarnos durante todo el proceso. Julio Mario Rodríguez y técnicos de laboratorio: Myriam Gómez de Contreras. Rivera y Villa vieja del departamento del Huila. Gustavo Torres y Oscar Cruz Maldonado. 6 . Neiva. Dra. José Fernández Manrique. confianza y fe en nuestras capacidades para desarrollar este proyecto. Médico Veterinario de la Secretaria de Salud Departamental del Huila por su apoyo incondicional y desinteresado. Palermo. Al Dr. Dr. Patricia Reyes.AGRADECIMIENTOS Al Dr. Carlos Alberto Lozano. Al Dr. A la comunidad de los municipios de Algeciras. por su apoyo y hospitalidad. Dr. Ligia Moncada.

apoyo.DEDICATORIA Dedicamos este trabajo a Dios por darnos la oportunidad de desarrollarlo y hacer un aporte valioso a la medicina. A todas aquellas personas que de una u otra forma aportaron en nuestro crecimiento como seres humanos y profesionales. 7 . A nuestros padres por su amor. esfuerzo. dedicación. dándonos las herramientas necesarias para este fin. confianza y paciencia durante este largo proceso. A nuestros hermanos por su apoyo e interés. por hacer de nosotros mejores cada día.

una relación machohembra 2 : 1. Trichuris vulpis 3.5 % pluriparasitismo. cuatro presentaban una deficiente prestación de servicios de saneamiento básico (acueducto. de igual forma se reportaron parásitos no comunes como Hymenolepis diminuta 1. estuvo conformada por mestizos en un 85.2 personas adultas y de 0. dentro de los factores de riesgo más sobresalientes en la población humana se destacan las malas costumbres higiénicas y el estrecho contacto con caninos que no poseen un manejo sanitario adecuado.8 %. Taenia spp 1.3 % y Paragonimus spp 3 %. en las cuales se evaluaron las condiciones ecológicas y de saneamiento básico. A cada canino se le realizó un examen general y se recolectó una muestra de materia fecal que fue analizada por la técnica de Ritchie Frick.8 % y quistes de Giardia spp 0.2 %.8 %.7 %. Este estudio reveló una proporción de 4.5 % presentó monoparasitismo y 14. larvas de Strongyloides spp 2.5 años. de las cuales 85.96 niños en contacto 8 . con una media de edad de 2. huevos de Dipylidium caninum 3 %.6 %.4 %.4 % (228) de las muestras fueron positivas a huevos. Toxocara canis 14. El 37. después se tomó una muestra representativa de 610 caninos seleccionados aleatoriamente. con el objetivo de establecer la presencia de parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos en cinco municipios del departamento Huila. alcantarillado y mala disposición de las basuras). La población canina.RESUMEN Se efectuó un estudio observacional de corte transversal.2 % no registró tratamiento antiparasitario reciente. Al examen clínico se observó un 50 % de la población en estado general de regular a malo. A cada propietario se le efectuó una encuesta epidemiológica con el objeto de determinar los factores de riesgo que influyen en la presentación y trasmisión de enfermedades parasitarias. El 65. evidenciando la presencia de huevos de Ancylostomidos en 86. ooquistes de Isospora canis 0. Los resultados obtenidos fueron: De los cinco municipios objeto de estudio.9 %. larvas o quistes de parásitos.

directo por canino parasitado. relación que se estableció para cada municipio y fue utilizada para elaborar mapas de riesgo. 9 . los cuales demostraron la necesidad de establecer programas de control sobre la población canina y de prevención en la población humana.

sewer system and bad disposition of the garbages). larvas of Strongyloides spp 2.5% pluriparasitismo. The obtained results were: Of the five municipalities study object. Trichuris vulpis 3. 37.8%.2% didn't register treatment recent antiparasitario. ooquistes of Isospora gypsy 0. of which 85. four presented a faulty benefit of services of basic reparation (aqueduct. it was conformed by mestizos in 85. To each owner`s he/she was made an epidemic survey in order to determining the factors of risk that influence in the presentation and transmission of parasitic illnesses.7%. of equal are formed they reported non common parasites as Hymenolepis tiny 1. with a stocking of 2. which demonstrated the necessity to establish control programs on the canine population and of prevention in the human population.2 mature people and of 0.8%. inside the most excellent factors of risk in the human population stand out the bad hygienic customs and the strait contact with canines that don't possess an appropriate sanitary handling. later he/she took a representative sample of 610 canines selected aleatorily.8% and cysts of Giardia spp 0. relationship that settled down for each municipality and it was used to elaborate maps of risk.ABSTRACT An observational study of traverse court was made.9%. a relationship male-female 2:1. 10 . evidencing the presence of eggs of Ancyiostomidos in 86.96 children in direct contact for canine parasitado. To each canine he/she was carried out a general exam and a sample of fecal matter was gathered that was analyzed by the tecnique of Ritchie Frick.6%.5 year-old age. This study revealed a proportion of 4. To the clinical exam the population's 60% was observed in general state of regulating to bad.5% presented monoparasitismo and 14. Toxocara canis expensive 14. 65.4% (228) of the samples they went positive to eggs. larvas or cysts of parasites. in which the ecological conditions were evaluated and of basic reparation.2%. with the objective of establishing the presence of even located gastrointestinal parasites potentially zoonótics in five municipalities of the department Huila.3% and Paragonimus spp 3%. eggs of Dipylidium caninum 3%. The canine population. Taenia spp 1.4%.

................................................................................................................................5.............................................................1......................... TOXOCARA CANIS . NEMÁTODOS GASTROINTESTINALES EN CANINOS ..... 42 1....2................................. 38 1........ TRICHURIS VULPIS ....................................... MORFOLOGÍA DEL HUEVO ........................... 23 1.................... CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA .................. 25 1........................................... 41 1................... 33 1.....................3.. ANCILOSTOMATIDOSIS ........ 21 1....................................... CICLO BIOLÓGICO ..............3.......5..................1.................................................................. CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA .........................4..3..... PATOGENIA EN EL PERRO ..................................................................... PATOGENIA EN EL HOMBRE ......................................................................................................................1.............. IMPORTANCIA EN SALUD PÚBLICA............ CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA ...................2........... CICLO BIOLÓGICO .2..... PATOGENIA EN EL PERRO ............. 21 1................ 40 1............ 38 1.......4.......4... IMPORTANCIA EN SALUD PÚBLICA............................................................7................2............................................................... 37 1...........................................3............................................4............................5........................3...1.. CICLO BIOLÓGICO .......1.. 29 1............................... 40 1............ 29 1...... CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA ................ MORFOLOGÍA DE LA LARVA ............................... PATOGENIA EN EL HOMBRE ..... IMPORTANCIA EN SALUD PÚBLICA......................................................................................................1.... CICLO BIOLÓGICO ................................................................................................................1...................................... 36 1..2............................................................................. 37 1. 30 1.......................................................3...............6...............2... 26 1...2........................ MECANISMO DE INFECCIÓN ................. MORFOLOGÍA DEL HUEVO .....................2............................................................. 22 1....... PATOGENIA EN EL PERRO ................................. 34 1..... PATOGENIA EN EL HOMBRE ......................4...... 26 1.................................. 44 1....3......... ANCYLOSTOMIDOS ...............................1.......3.............................4.....4. 30 1..1................4.......6...................................................................4...............3............5.................................. 42 1............... 25 1.....2.... MORFOLOGÍA DEL HUEVO ....................................................4.......1. 45 1................3..............................7............2...................CONTENIDO Pág 1......4...................... PATOGENIA EN EL PERRO ....6..................................................................... 41 1................................1........................................... TOXOCARIOSIS ................. STRONGYLOIDES STERCOLARIS .................... 22 1.................. 45 11 .........2..............2............................................. 33 1.........2..................

........................1................. 47 2................................. 46 2. 49 2................5....................... PATOGENIA EN EL PERRO ...................... PATOGENIA EN EL HOMBRE ..........................................................2..................................................4.......... ISOSPORA CANIS ..................................................................................................................................................2..... MORFOLOGÍA ... 54 2.......... 60 3.....7...... PATOGENIA EN EL HOMBRE .........................................................................................1.. PATOGENIA EN EL HOMBRE ........... MORFOLOGÍA DEL HUEVO ..................... CICLO BIOLÓGICO ........... CICLO BIOLÓGICO .. .......2............. IMPORTANCIA EN SALUD PÚBLICA....................................... 65 3..........2................................................... 47 2...5..............................2.................. 51 2......4..................................................................................................................................................................................................................... 52 2......................... CICLO BIOLÓGICO ..................... HYMENOLEPIS DIMINUTA .............................. 50 2.................................................................... 58 3.............................7.............. 64 3........................... 65 3............ 60 3............. GIARDIA SPP ................................................... 54 2................................................................6...........................................5............... 66 4..................1...3......................7..........1.............................. CICLO BIOLÓGICO GÉNERO TAENIA SPP.......... TREMÁTODOS...................................3..............................3....... 62 3...................4....................1.............................................................6..........6.......................1. CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA ............................. CÉSTODOS INTESTINALES EN CANINOS .......2....... TAENIA PISIFORMIS .. 56 2....................................................................................... IMPORTANCIA EN SALUD PÚBLICA .....................................6............................ 61 3..................................................... CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA ......... 60 3...... CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA ......... 48 2........................ IMPORTANCIA EN SALUD PÚBLICA.............................. 49 2........................................... TAENIA HYDATÍGENA .......... 67 12 ..... PATOGENIA EN EL HOMBRE .................................... 55 2.......1......2....................2................ 56 2..... CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA ....................... 47 2...................1...................... CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA .. 51 2................................. 46 2..................................................3............ 64 3.......5. ECHINOCOCCUS GRANULOSUS ........6..2........................2............ MORFOLOGÍA DEL HUEVO ........................................................ PATOGENIA EN EL PERRO ..... 62 3..........................3....................... DIPYLIDIUM CANINUM (FAMILIA DIPYLIDIDAE) ..........2..................................................3............................................. 64 3.....1.........1. MORFOLOGÍA DEL HUEVO ............. CICLO BIOLÓGICO .6.................................................................................... 62 3.................................................................................5................4....... PROTOZOARIOS .............................6.1......7................................................................... 48 2.....................6......................... 50 2..................... 52 2................4.........6.....1................................................................... 55 2............................................................................. CICLO BIOLÓGICO ............. PATOGENIA EN EL PERRO ....................1............5.............5...............2.........................4................7........... MORFOLOGÍA .................................................

.................. PARAGONIMUS SPP .......... CONCLUSIONES............................................................... 72 5......................... 121 9.................... PATOGENIA EN EL PERRO ........... RECOLECCIÓN DE LA MUESTRA DE MATERIA FECAL ........ 122 13 ................................. CICLO BIOLÓGICO ................... 74 5....................... IMPORTANCIA EN SALUD PÚBLICA.................... MATERIALES Y MÉTODOS .............................................................................................6......................1....1 TÉCNICA DE LABORATORIO .................. BIBLIOGRAFÍA.............................................................3................. CONDICIONES ECOLÓGICAS Y DE SANEAMIENTO AMBIENTAL ..................1.............................1........................2.................................................... 72 5..................................................................... PATOGENIA EN EL HOMBRE ....4...........3...... PROCESAMIENTO DE LA INFORMACIÓN .. 6....... 87 DISCUSIONES RESULTADOS GENERALES ...................... 83 RESULTADOS COPROPARASITOLÓGICOS GENERALES .....4....................... 67 4.......................................................................4..........................................................................................................................2................................1.... 72 5.......... 6....................................................... 82 6.............1...................... 75 5....3.............4.. 80 6................................................................... 115 7..........5............................................................1........ 6....................................2..............1.................. 74 5...................... MORFOLOGÍA DEL HUEVO ...................................................................... 68 4.......1...... CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA ...................5....................... ENCUESTA EPIDEMIOLÓGICA ........... 67 4..................................... RESULTADOS GENERALES DE LA ENCUESTA ....... 119 8...... 6................ RECOMENDACIONES................ POBLACIÓN OBJETO DE ESTUDIO........................... 68 4......................................... 70 4...................................5............................................. 93 MAPAS DE RIESGO POR PARÁSITO ....................4............................... 67 4............... RESULTADOS Y DISCUSIÓN ............ 104 DISCUSIÓN EN SALUD PÚBLICA .....................................2...................................1................................................................. EXAMEN GENERAL ...1................. 76 5................1....................................... 71 5........................

Huila. Huila. 2004 Tabla 6 Distribución de frecuencias por edades en los caninos 84 muestreados. Huila. Tabla 3 Características de servicios de saneamiento básicos de los municipios objeto de estudio obtenidas mediante observación directa. 2004. Huila 2003 Tabla 4 Distribución de frecuencia por raza de la población canina 83 82 estudiada. Huila. 73 23 Huila. Huila. 2004 Tabla 5 Distribución de frecuencia por grupo etáreo de la población canina estudiada. 2004 85 7088 Tabla 9 Distribución de parásitos gastrointestinales potencialmente 94 zoonóticos por grupo etáreo. 2004 Tabla 8 Frecuencia de caninos mono y pluri-parasitados. Huila. Huila.LISTA DE TABLAS Pág Tabla 1 Tabla 2 Tamaño de huevos de diferentes especies de Ancylostomidos Distribución proporcional de la muestra de caninos por municipio. 2004 Tabla 7 Distribución de caninos positivos y negativos a parásitos 84 gastrointestinales potencialmente zoonóticos por grupo etáreo. 2004 Tabla 10 Positividad de parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos según sexo. 2004 95 14 .

LISTA DE FIGURAS Pág. Figura 1 Figura 2 Figura 3 Figura 4 Figura 5 Figura 6 Figura 7 Figura 8 Figura 9 Huevo de Ancylostomido Ciclo biológico de Ancylostomidos Larva Migrans Cutánea Huevo de Toxocara canis Ciclo biológico de Toxocara canis Huevo de Trichuris vulpis Ciclo biológico de Trichuris vulpis Larva de Strongyloides stercolaris Ciclo biológico de Strongyloides stercolaris 22 24 27 30 32 38 39 42 43 48 51 53 56 57 61 63 65 67 69 Figura 10 Huevo de Taenia spp Figura 11 Cápsula ovígera y huevo de Dipylidium caninum Figura 12 Ciclo biológico de Dipylidium caninum Figura 13 Huevo de Hymenolepis diminuta Figura 14 Ciclo biológico de Hymenolepis diminuta Figura 15 Trofozoíto de Giardia spp Figura 16 Ciclo biológico de Giardia spp Figura 17 Ooquiste de Isospora canis Figura 18 Huevo de Paragonimus spp Figura 19 Ciclo biológico de Paragonimus spp Figura 20 Lámina (porta-objeto) con sus respectivas laminillas (lugol y solución salina fisiológica) preparada para su lectura Figura 21 Tubo de centrifuga con las capas formadas después de realizar el método de concentración de Ritchie-Frick con formol-éter 78 79 15 .

Figura 24 Mapa Departamento del Huila. 2004 Figura 30 Mapa de riesgos por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Taenia spp donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados. Figura 23 Positividad de parásitos gastrointestinales por municipio. 2004 Figura 26 Mapa de riesgos por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Toxocara canis donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados. 2004 Figura 29 Mapa de riesgos por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Paragonimus spp donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados. Huila 2004. 2004 Figura 27 Mapa de riesgos por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Trichuris vulpis donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados.Figura 22 Positividad de parásitos gastrointestinales. Huila. Huila. 2004 Figura 28 Mapa de riesgos por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Dipylidium caninum donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados. Huila. Zona de estudio. 2004 Figura 31 Mapa de riesgos por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Hymenolepis diminuta donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados. Huila. 2004 Figura 25 Mapa de riesgos por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Ancylostomidos donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados. Huila. Huila. Huila. Huila 2004. 2004 87 89 105 106 107 108 109 110 111 112 16 .

2004 Figura 33 Mapa de riesgos por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Giardia spp donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados. Huila.Figura 32 Mapa de riesgos por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Strongyloides stercolaris donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados. 2004 114 113 17 . Huila.

Anexo A Encuesta epidemiológica 134 18 .LISTA DE ANEXOS Pág.

la falta de políticas en salud pública y el deterioro de los programas de prevención y control de las enfermedades zoonóticas en Colombia. la falta de atención médico veterinaria. lo que conlleva a la emergencia o reemergencia de diversas enfermedades así como de nuevos patrones de transmisión (Robertson et al. favorecen la presentación y multiplicación de formas parasitarias en las mascotas. 2003. El aumento de la tenencia inadecuada de caninos. de alto riesgo para la salud humana (Botero. Los animales de compañía juegan un papel importante dentro de la sociedad ya que contribuyen al desarrollo físico. el bajo desarrollo socio-económico de las comunidades. la alta relación canino hombre 1 : 4 (Urquijo et al 1999). emocional y en general al bienestar de sus propietarios. muchos factores de riesgo cambian continuamente a medida que se alteran las condiciones en las cuales conviven tanto propietarios como mascotas. social. 1999) 19 . existente en las ciudades. las condiciones ambientales. incrementando la exposición con el parásito o sus formas infectantes. entidades definidas como las enfermedades que en condiciones naturales se transmiten de los animales vertebrados al hombre o viceversa. D. sin embargo. 2000).INTRODUCCIÓN Las enfermedades transmisibles se encuentran ampliamente distribuidas en el mundo y muchas se constituyen en zoonosis. Urquijo. a pesar de sus beneficios pueden también constituirse en un riesgo potencial para la salud de quienes conviven con ellos debido a su estrecho contacto. Los factores que influencian la presentación de infecciones zoonóticas parasitarias varían dependiendo del género y especie del parásito involucrado.

Acero et al. 2000. ser lamidos o besados por perros. es una técnica implementada en diagnóstico coproparasitológico en humanos (Moyou et al. 2001 Robertson. origina la ingestión de las formas infectivas de diferentes parásitos (Wolfe. tocar animales y no lavarse las manos así como tener contacto con tierra o arena contaminada. (1982). Kassai. El propósito de este trabajo fue determinar la presencia de parásitos gastrointestinales en cinco municipios del Departamento del Huila y el riesgo que ello representa para la salud pública en esta zona. Maubecin. síndromes neoplásicos severos o transplantes de órganos (Robertson et al. Schantz y Glickman. hábitos como introducirse en la boca objetos o las manos contaminadas. 2003. 1983).El principal grupo en riesgo de contraer zoonosis parasitarias son los niños. La técnica de concentración y sedimentación de Ritchie Frick. revelan que determinar la presencia de parásitos gastrointestinales en los caninos es una herramienta necesaria para evaluar su impacto en salud pública y así promover medidas de control eficaces. 1999. Bugg. así como en caninos (Cabrera y Ordóñez. 1999. Otro grupo en riesgo que ha tomado relevancia en los últimos tiempos son las personas inmunocomprometidas a causa del virus de VIH. 20 . 2003). Wong. (1995) y Hoskins et al. El uso de nuevas y diversas técnicas de diagnóstico coproparasitológico ayudan al médico veterinario a revelar los riesgos potenciales a los que están expuestos los animales y el hombre por la presencia de parásitos zoonóticos. además una adecuada vigilancia de las enfermedades zoonóticas se debe fundamentar especialmente en la prevención y la higiene permitiendo así su mínima presentación. 1998) El parasitismo gastrointestinal en caninos ha tomando mayor importancia en el diagnóstico por parte del médico veterinario. 2000. La distribución regional de algunos parásitos se ha extendido naturalmente debido al transporte y reubicación de las mascotas. tratamientos con corticoesteroides. 2003).

la vía oral es importante en el desarrollo de enteritis 21 . Estos parásitos producen al infectar al hombre. Los nemátodos pueden parasitar casi todos los órganos en los animales e incluso algunos tejidos en el hombre. 1. 1999). Ancylostoma caninum es el parásito de mayor positividad en perros de todas las edades alrededor del mundo.1. 1993). (Mehlhorn et al. 2000). causado por el labrado de un túnel en la epidermis de varios centímetros. melena y detención del crecimiento en cachorros. NEMÁTODOS GASTROINTESTINALES EN CANINOS Muchos de los nemátodos tienen interés desde un punto de vista médico. hipoproteinemia. Ancylostomidos Los Ancylostomidos son un grupo de nemátodos conformado por los géneros Ancylostoma caninum. Los daños que ocasionan pueden deberse a los parásitos adultos o a larvas migrantes. pero en algunos casos se puede observar pérdida leve a grave de sangre. (Taranto et al. pérdida de peso y pelaje de mala calidad (Bugg et al. es un nemátodo hematófago que induce anemia. hipoproteinemia. aunque cada especie suele tener sus preferencias. Como en muchas zoonosis parasitarias. en perros adultos los signos de infección no son visibles frecuentemente.1. Este cuadro se denomina “larva migrans cutánea”. Ancylostoma braziliense y Uncinaria stenocephala que afectan a los caninos. anemia. el cual es adquirido por el contacto con tierra o arena contaminada con larvas infectivas de tercer estadio (L3) provenientes de heces de perros y/o gatos parasitados. veterinario y económico debido tanto al elevado número de casos como a la gravedad de las enfermedades que producen. especialmente en áreas de alta humedad. que no va más allá de la membrana basal. una enfermedad cutánea caracterizada por intenso prurito.

(Robertson et al. Clasificación taxonómica Reino: Rama: Subrama: Clase: Orden: Familia: Género: Animalia Helminta Nemathelminta Nematoda Strongylida Ancylostomatidae Ancylostoma Uncinaria Especies: Ancylostoma caninum Ancylostoma brazilense Uncinaria stenocephala Fuente: Botero.2. Figura 1.1. como el lavado de las manos y buena disposición de las heces contribuye a reducir la probabilidad de infección. 2003. 1.eosinofílica en humanos por esta razón la práctica de normas de higiene adecuadas. Huevo de Ancylostómido 22 . 2000. Morfología del huevo Cortesía de Vargas J FMVZ UNAL.1.2.) 1.

2001) 23 . En condiciones óptimas los huevos pueden eclosionar y desarrollarse hasta L3 en tan solo cinco días.3. mientras que para Ancylostoma braziliense es ligeramente más alta. Kalkofen. las L1 mudan dos veces en el medio y se convierten en L3 muy activas e infectantes. 1999).1. Las larvas consumidas vía oral terminan su desarrollo en el intestino delgado y se convierten en adultos mientras que otras pueden permanecer a nivel de musculatura esquelética u otros tejidos como L3 (difíciles de controlar) que posteriormente pueden reactivarse y migrar hacia el intestino o en el caso de hembras en lactancia dirigirse hacia la glándula mamaria. (Urquhart et al. (Urquhart et al. 1. Tamaño de huevos de diferentes especies de Ancylostomidos ESPECIE LARGO (µm) ANCHO (µm) Uncinaria stenocephala 71-90 37-55 Ancylostoma caninum 55-74 37-43 Ancylostoma brazilense 75-95 41-45 Fuente: Hookworms of dog and cats. Small Animal Practice. humedad y oxigenación para el desarrollo de la L1. Veterinary Clinics of North America. tras la eclosión. siendo esta eliminación inversamente proporcional a la carga parasitaria (Cordero. 2001) Los huevos eliminados con 6-8 blastómeros. La temperatura óptima para el desarrollo oscila entre 23 y 30 grados centígrados en el caso de Ancylostoma caninum.000 huevos diarios. Figura 2 Los suelos más apropiados para su desarrollo son los arenosos mientras que la grada y la grava no son adecuados. 1987. Ciclo biológico Las hembras adultas depositan alrededor de 16.Tabla 1. necesitan condiciones adecuadas de temperatura.

gov (Adaptado) .dpd.Penetra la piel desprotegida Larva filariforme ZOONOSIS PENETRA LA PIEL Ingerido INGESTION Larva Rabditiforme Estado infectivo Huevos en heces Estado diagnóstico Figura 2 Ciclo biológico de Ancylostomidos Fuente: http://www.cdc.

Mecanismo de infección La infección por vía oral puede conducir al desarrollo directo de gusanos adultos. Ancilostomatidosis Son procesos parasitarios relativamente frecuentes en carnívoros domésticos y silvestres. 1989). una proporción de L3 que alcanza los pulmones migran a los músculos esqueléticos en donde permanecen inhibidas hasta que la perra queda gestante. que se localizan en el intestino delgado y se caracterizan por su hematofagia (Cordero. 1999) 25 . Cuando la infección es percutánea. causados por nemátodos de la familia Ancylostomatidae. (Soulsby. 2001. llevando a cabo un proceso de migración de la misma forma que si se hubiera producido una penetración a través de la piel. (Urquhart et al. 1989). allí mudan a L4 y posteriormente pasan al intestino delgado donde tiene lugar la muda final (L5).5. Soulsby.1. Cabe anotar. Cuando las larvas se encuentran en la boca. el La penetración dérmica también puede conllevar a una migración somática de las larvas hacia la musculatura. que una sola infección de la perra produce la trasmisión lactogénica durante al menos tres lactaciones consecutivas. Un aspecto importante de la infección por Ancylostoma caninum. Independientemente de la vía. 1. periodo de prepatencia es de 14 a 21 días. una parte de ellas puede penetrar a través del epitelio bucal y faríngeo. Durante la gestación las L3 se reactivan y pasan a la leche de la hembra donde son eliminadas durante tres semanas después del parto. las larvas (L3) migran por la corriente sanguínea hasta los pulmones.4.1. es que en perras receptivas. tras de lo cual se produce un período de letargo.1.

cuya forma infectante es la larva filariforme L3. (Mehlhorn et al.1. (Hendrix 1999) 1. 2000) 1. También se conoce como la erupción serpiginosa.El perro es hospedador habitual de los geohelmintos Ancylostoma caninum y Ancylostoma braziliense. Patogenia en el perro Después de colonizar el intestino delgado las larvas se adhieren a la mucosa succionando sangre. secundaria puede ser muy grave para los cachorros. Patogenia en el hombre La Ancylostomiosis. en medicina humana conocida como “enfermedad del túnel”. El Ancylostoma spp. esta actividad alimentaria y la hemorragia secundaria pueden provocar una anemia importante.7. aunque también es característica de las minas cuando se dan las condiciones climáticas adecuadas.6. Por lo tanto. (Hendrix 1999). anquilostomiasis cutánea. (Taranto et al. prenatal y trans-mamaria.1. es una enfermedad limitada a las zonas cálidas. la sangre se digiere y se manifiesta en forma de heces negras o melénicas. sarna o prurito de los fontaneros. La “larva migrans cutánea” es un síndrome ocasionado por la migración de larvas de anquilostomas en la piel del ser humano. 1993). Dado que la hemorragia se produce en el intestino delgado del hospedador. La anemia La vía de infección generalmente es vía percutánea. eventualmente puede afectar al humano y principalmente al niño. Se trata de una lesión cutánea pruriginosa elevada. Este tipo de parásitos pueden cambiar de zona de alimentación y volver a unirse en cualquier otra parte del intestino delgado. larva migrans dérmica. eritematosa y 26 . que permite la salida continua de sangre en la zona de unión. secretando un anticoagulante a través de la boca.

los pies descalzos). un anquilostoma de perros y gatos.serpiginosa. que suele estar causada por larvas de Ancylostoma braziliense. Bunostomum phlebotomum. Estos nemátodos incluyen: Ancylostoma caninum. Fuente: www. (Hendrix 1999) Los seres humanos se infectan con larvas de Ancylostoma caninum cuando estas penetran la piel desprotegida. entran en contacto con suelo arenoso contaminado con larvas de Ancylostoma spp. Los niños también pueden exponerse a arena o suelo contaminados durante largos periodos de tiempo (cuando juegan en cajas de arenas que contienen larvas). (Hendrix 1999). el primer cuadro implica niños pequeños y adultos que caminan descalzos por zonas frecuentadas por mascotas infectadas con Ancylostoma spp. como causantes de lesiones similares en el ser humano. También se ha implicado a otros parásitos nemátodos de animales domésticos y salvajes. (Hendrix 1999) 27 . entre otros. Estas larvas penetran y emigran al interior de la piel. en el ser humano.com Figura 3 “Larva Migrans Cutánea” Se han descrito tres cuadros relativos a infecciones cutáneas por Ancylostoma spp.mipediatria. Ello suele ocurrir cuando la piel humana (en general. Uncinaria stenocephala.

1996.5 % de los niños resultaron afectados (Araujo et al. (Hendrix 1999). electricistas. Málaga y Pasto con un total de 56 casos positivos todos ellos diagnosticados en las clínicas y hospitales regionales (Garzón et al. El tercer y último cuadro implica a fontaneros. Honda. nalgas y hombros. 1991. 2000). Paredes et al. estos individuos suelen caminar descalzos por la arena o permanecer desnudos sobre ella durante periodos prolongados de tiempo. Florencia. (L3) desarrolladas a partir de los huevos eliminados en las heces de perros y gatos de vida libre o de animales de compañía parasitados. Saravena. las larvas infecciosas pueden penetrar la piel de los operarios. Morales et al. Estos trabajadores se infectan con mayor frecuencia en la rodilla. Las larvas de Ancylostoma spp.El segundo cuadro implica a turistas que vuelven de regiones exóticas mientras permanecen de vacaciones. codos. 1991. 1991. En el año 2000 se reportó un brote de “Larva Migrans Cutánea” en niños de una escuela localizada en centro-oeste de Brasil. En Colombia se realizaron estudios epidemiológicos durante los años 1980 y 1994 en poblaciones humanas en los municipios de Tunja. 28 . (Hendrix 1999) Si se permite que gatos o perros infectados accedan a estos lugares húmedos y defequen en ellos. así como los horticultores que preparan lechos de flores y jardines. Álvarez. Lérida. penetran en la piel desnuda y provocan “larva migrans cutánea”. albañiles y técnicos que trabajan en el espacio situado por debajo de las casas. 1990). donde el 37. García et al.

zorros y coyotes.2..1. 2003) 1. lobos. cati Fuente: Botero & Restrepo. incluye dos especies: Toxocara canis que parasita al perro y Toxocara cati que parasita al gato y otros félidos. es menos frecuente y puede afectar indistintamente a cánidos y félidos domésticos y de vida libre (Cordero et al. Toxascaris leonina. canis T.2.1. Clasificación taxonómica Reino: Rama: Subrama: Clase: Orden: Familia: Género: Especies: Animalia Helminta Nemathelminta Nematoda Ascaridida Ascarididae Toxocara T. Toxocara canis El género Toxocara spp. (Wolfe. 1999). siendo el perro doméstico el hospedador final más importante para el parásito. Toxocara canis es un nemátodo intestinal de distribución mundial en caninos. 2003 29 . la otra especie.

Gómez et al. 1974). 1995. vive en el intestino delgado del perro. Carvai et al.2. La duración del desarrollo larval hasta su etapa infectante varia de 30 .2. Morfología del huevo Cortesía de Vargas J FMVZ UNAL Figura 4 Huevo de Toxocara canis Los huevos son casi esféricos con una superficie irregular parecida a la de una bola de golf formada por una capa proteica.1. son de color café oscuro o café grisáceo y son insegmentados.2. 1985. miden de 80-90 µm. 1. por lo que sólo un hospedero común con una carga de varios cientos de gusanos puede contaminar el ambiente diariamente con millones de huevos. afirman que una sola hembra puede producir hasta 200.000 huevos / día. los huevos depositados con la materia fecal son resistentes a los factores ambientales y pueden mantenerse viables durante muchos meses e incluso varios años. Schantz y Glickman (1983). cuando se desarrolla el embrión éste es de color café oscuro y llena casi la totalidad del espacio interior.3. Ciclo biológico Toxocara canis es un ascárido que. (Averbekc et al.

31 . las larvas llegan a los pulmones. En condiciones favorables en unos 15 días se llega a desarrollar la larva del tercer estadio que es la infectante. donde se enquistan y no prosiguen su desarrollo. quedará sembrado con millones de huevos.000 huevos / día y se considera que un cachorro pueda albergar varios cientos de parásitos. 1987). donde son deglutidas y van al intestino experimentando dos mudas. Desde la infección a la aparición de los huevos suelen transcurrir entre 4 y 5 semanas (periodo patente). para alcanzar luego el estado adulto y la ovoposición. Cuando una perra adulta se infecta. Una hembra pone hasta 200. alberga las larvas vivas por mucho tiempo en sus tejidos.acuerdo a la temperatura y humedad relativa. van en su mayoría hacia el corazón a través de la vena pulmonar y de allí a diferentes órganos y tejidos (migración somática). atraviesan la pared intestinal y entran a la circulación para llegar al hígado y luego a los pulmones. Figura 5 En la infección por T. suponiendo que el medio en que vive. las larvas migran a través de la placenta hacía el hígado del feto. canis es de gran importancia la transmisión prenatal. donde atraviesan los capilares pulmonares y reptan a la tráquea y faringe. en el ambiente a una temperatura de 15 a 35 grados centígrados. Si queda preñada. (Soulsby. En los cachorros casi todas las larvas siguen la migración traqueal. canis en el intestino es de 4 meses y la mayoría de parásitos es expulsada a los 6 meses de contraída la infección. estas emergen en el intestino. la mayoría de huevos de T. (Botero. pero en vez de migrar hacia tráquea. para llegar al intestino y en perros de 6 meses. canis se tornan infectantes en un periodo de 2 a 5 semanas. Cuando un cachorro de menos de tres semanas ingiere huevos con larvas infectantes. 1989). El promedio de vida de T.

gov (Adaptado) .Esófago Humanos y otros hospedadores paraténicos En infecciones altas las larvas pasan en las heces Perro < semanas de 5 Adultos en la luz intestinal INGESTIÓN DE HUEVOS HUEVOS EN HECES Ambiente externo Huevo embrionado con larva Huevos Estado infectante Figura 5 Ciclo biológico de Toxocara canis Fuente: http://www.dpd.cdc.Larva liberada en el intestino Circulación Las larvas migran a varios tejidos donde inhiben su desarrollo En hembras preñadas y en lactancia. las larvas se reactivan y causan: + infección intestinal + infección a la descendencia: transplacentaria transmamaria Hembra > de 5 semanas Circulación pulmones – árbol bronquial .

en muchos casos la muerte súbita se produce por obstrucción y ruptura del intestino delgado (Acha.4. La transmisión se realiza por la tierra y la infección es por vía oral. Los perros infectados con gran número de parásitos en el periodo prenatal mueren a las 2 o 3 semanas de vida. Cordero .2. 2003) 1. Toxocariosis Toxocariosis es una infección parasitaria debida a la presencia y acción de varias especies de nemátodos de los géneros Toxocara spp. Robertson et al. Patogenia en el perro La principal vía de transmisión es la infección prenatal donde las larvas latentes del parásito que se encuentran en los tejidos de la hembra en gestación. ocular o encubierta” en varios animales y en el hombre es un importante problema de salud pública (Acero et al. Schantz & Glickman. se estimulan y migran al útero donde invaden los fetos. 1. La presencia de “larva migrans visceral. Los signos clínicos incluyen crecimiento deficiente o 33 . o a través de la leche por ingestión de larvas y por la vía transplacentaria. Wolfe.2.5. otras vías de infección son la ingestión de huevos embrionados u hospederos paraténicos.También puede haber una movilización hacia la glándula mamaria y los cachorros se infectan al amamantarse (vía transmamaria o lactógena) (Urquhart . 1999. 2000. 1983). Clínicamente se caracteriza por disturbios entéricos provocados por el estado adulto y por alteraciones viscerales en hígado y pulmón. 2001. 1986) El daño generado por Toxocara canis está en relación por una parte con la migración larvaria que realizan por diferentes tejidos y por otra por sus necesidades metabólicas. mediante depredación e ingestión de huevos. 2000.

Unida a ésta. Las larvas de T.2. parénquima hepático y pulmonar. Los nemátodos implicados con más frecuencia son los 34 . que dependiendo de la cantidad a nivel pulmonar y hepático puede ser manifiesta.pérdida de peso. Toxocariosis en humanos es causada por la migración de ciertas larvas parásitas en órganos y tejidos. (Quiroz 1994) 1. hay una acción mecánica por obstrucción. líquido de mudas. letargo. En el primer caso las larvas ejercen una acción traumática en su recorrido al pasar por diferentes tejidos como son: pared intestinal. Patogenia en el hombre Las larvas de T. en donde son lanzadas a la circulación general causando invasión visceral. distensión abdominal. expoliatriz. como en el caso de la T. los parásitos adultos solo afectan al perro. ruptura de capilares y alvéolos. sin embargo. tóxica y antigénica. La eliminación de mudas. En forma paralela ejercen la acción expoliatriz que es hematófaga e histófaga y de líquidos titulares. La migración entero-neumo-somática ocurre en el caso de Toxocara canis en reinfecciones y animales adultos al llegar las larvas al pulmón y regresar al corazón. pulmón y cerebro ejercen acciones mecánica. canis en cachorros. debilidad. diarrea y vómito (Bugg et al. canis afectan diversos órganos tanto en perros como en humanos. secreciones y excreciones ejercen acción antigénica que pueden causar una respuesta inmune positiva u ocasionar efectos anafilácticos y alérgicos. El daño ocasionado en el intestino delgado por las formas juveniles y los adultos de este parásito ejerce una acción similar ocasionando una obstrucción e interfiriendo en el paso de los alimentos y alterando la digestión y absorción de los mismos. Las migraciones que realizan las larvas de estos ascáridos corresponden a la entero-neumo-traqueo-enteral. canis en la placenta y en el feto a nivel del hígado.6. pelaje seco. traumática. (Taranto et al 2000). 1999).

(Hendrix. Rovedo et al. crisis asmáticas e incluso insuficiencia respiratoria grave. es un cuadro producido por las larvas que invaden vísceras extra-intestinales de hospederos no naturales. crisis de urticaria o edema angioneurítico localizado. Los principales síntomas de “larva migrans visceral” son: fiebre continua. malestar general. leucocitosis. mientras que el segundo (LMO) es producido por la invasión de larvas en el ojo después de ingerir huevos infectantes de T. 1987. eosinofilia persistente. El primero (LMV). 2002). “ larva migrans visceral” y “larva migrans ocular”. pero también se pueden dar bilateralmente en adultos. (Hendrix. procedentes del suelo. bronco espasmo. Cuando se ve afectado el miocardio o el Sistema Nervioso Central (SNC) puede tener lugar la muerte del paciente.ascáridos comunes de perros y gatos. esta invade el globo ocular produciendo tres tipos diferentes de manifestaciones de la enfermedad: endoftalmitis crónica. 2002). Los seres humanos se infectan con “larva migrans toxocárica“ cuando ingieren huevos embrionados de Toxocara spp. (Rovedo et al. 2003). Carvai. canis es una enfermedad zoonótica importante especialmente para los niños. neumonía. 1999. Cuando la localización es hepática se presenta hepatomegalia e incremento de las transaminasas. 1974) 35 . bronquiolitis. dolor abdominal. de las manos u objetos contaminados. aunque también ocurre un cuadro clínico muy frecuente no reconocido llamado “toxocariosis encubierta” (Wolfe. así como náuseas y vómitos ocasionales. Toxocara canis y Toxocara cati respectivamente. En el caso de “larva migrans ocular”. hipergammaglobulinemia. En el hombre se reconocen dos síndromes. 1999) La infección por T. hepatomegalia. granuloma retiniano solitario y retinitis periférica los cuales ocurren típicamente en niños de manera unilateral. Cuando prevalece la localización pulmonar se presenta tos. canis y es una causa muy importante de ceguera en niños (Parsons.

Acero et al (2000) realizaron un estudio de seropositividad de anticuerpos contra Toxocara canis y factores de riesgo en niños en Ciudad Bolívar. (1966).1.UU. Una gran proporción de infecciones por T. pulmones. Hendrix. donde la seropositividad observada fue de 7. (Taranto et al. (Robertson et al. 1999). 2003.C. Importancia en salud pública Toxocara canis constituye una amenaza para el hombre.2.) La larva migrans de Toxocara canis se ha divulgado por ser la infección parasitaria zoonótica más común a partir de animales domésticos en los EE. 1999. También es preciso adoptar precauciones cuando se manipulan cachorros que todavía están siendo criados por las hembras. (Wolfe. 2000). Bogotá. dados sus hábitos de geofagia. cuyo número estará en proporción directa al número de huevos larvados infectantes ingeridos. 36 . muy contaminada por heces que contienen huevos infecciosos. sobre todo para los niños desde pocos meses hasta 4 a 5 años.UU.7. Toda la zona del lecho de los animales (y su capa de pelo) se encuentra a menudo. Correa et al. y se ha estimado que esta infección causa centenares de casos de ceguera unilateral y de formas menos permanentes de enfermedad en niños cada año en los EE. (Cordero. canis requieren dos semanas o más antes de desarrollar larvas infecciosas en su interior. canis son asintomáticas. Desde 1966 se han diagnosticado casos de “Larva Migrans Visceral” en niños de Colombia. cerebro. ojos y ganglios.3 % en niños que convivían con mascotas siendo el factor de riesgo más importante para contraer esta zoonosis la tenencia de cachorros menores de un año y la geofagia por parte de los niños. D. 2000) Los huevos de T. las larvas pueden migrar y producir granulomas en hígado.

los cuales viven en malas condiciones higiénicas. Trichuris vulpis Éste nemátodo se ubica en el ciego e intestino grueso de caninos. El suelo es el principal reservorio de huevos infectantes y los animales mayores de 6 meses de edad son susceptibles y no adquieren resistencia a la infección con los años. Clasificación taxonómica Reino: Rama: Subrama: Clase: Orden: Familia: Género: Especies: Animalia Helminta Nemathelminta Nematoda Enoplida Trichuridae Trichuris T. Representa un problema especialmente en criaderos y en caninos con deficiente control sanitario (Cordero. serrata Fuente: Soulsby. Su presencia es frecuente.3. 1999) 1.3. vulpis T.1. pero suele pasar inadvertida clínicamente.1. 1989 37 .

1. 2001). 1.3.2. Figura 7 38 . con casquetes polares en ambos extremos. Figura 6 Huevo de Trichuris vulpis Los huevos se describen como trichuroideos o trichineloides y poseen una gruesa cubierta simétrica de color marrón amarillento. Después de la ingestión. introduciendo su extremo anterior en ella. (Hendrix 1999). de la cual se desarrolla el estadio larvario infectante (L1) dentro del huevo entre uno y dos meses dependiendo de la temperatura. Posteriormente. las cuatro mudas se producen en estas glándulas y los adultos emergen a la superficie de la mucosa. Los huevos de Trichuris vulpis miden 70-89 X 37-40 µm. (Urquhart et al.3. Los huevos eliminados nunca están embrionados (no larvados). Ciclo biológico Los huevos son eliminados en las heces con una sola morula.3. El periodo de prepatencia oscila entre 6 y 12 semanas dependiendo de la especie. los tapones se digieren y las L1 se liberan y penetran en las glándulas de la mucosa cecal. Morfología del huevo Cortesía de Vargas J FMVZ UNAL.

dpd.Los huevos embrionados son ingeridos La larva se madura en el intestino ZOONOSIS Los huevos pasan en las heces Estado infectivo Estado diagnóstico Adultos en el Ciego Figura 7 Ciclo biológico de Trichuris vulpis Fuente: http://www.gov (Adaptado) .cdc.

cólico. acompañado habitualmente de hemorragias. provocada por la presencia de este parásito a nivel del ciego y del intestino grueso. 1. materia fecal con moco y sangre. La infección se realiza por ingestión oral de huevos maduros al consumir alimentos contaminados (Mehlhorn et al. En cambio las cargas parasitarias altas.3. Se presenta diarrea acuosa permanente. (Vásquez. incluso años. si las condiciones de humedad y temperatura son óptimas (Cordero. Los adultos se nutren de sangre y restos tisulares y su acción mecánica-traumática e irritativa ejercida sobre la mucosa se debe a la penetración de las larvas en el ciego y a los adultos que se introducen profundamente en la pared intestinal con su porción más delgada.4. 1998) 40 . Patogenia en el perro La tricuriosis es la enfermedad de caninos provocada por Trichuris vulpis que se localiza en el ciego y con menos frecuencia en el colon. En infestaciones crónicas se afectan todas las capas del intestino y pueden presentarse adherencias con el peritoneo parietal derecho. anemia y alteración del gusto (pica). Se han descrito trichuriosis por Trichuris vulpis en humanos con signos clínicos que van desde cólico abdominal hasta diarreas con moco y sangre fresca. con hipermucosidad. Importancia en salud pública La trichuriosis es una enfermedad del hombre y los animales domésticos (cerdoperro). 1993).5.La viabilidad de los huevos de Trichuris vulpis en el medio se estima en varios meses. 1999). Las infecciones ligeras no provocan una reacción importante en el hospedador. (Cordero. 1999) 1.3. expulsión de gases. originan inflamación de la mucosa cecal.

Sin embargo. 1999.1. Valencia R.4. 1998) 1. Clasificación taxonómica Reino: Rama: Subrama: Clase: Orden: Familia: Género: Especie: Animalia Helminta Nemathelminta Nematoda Rhabditida Rhabditidae Strongyloides S.000 huevos/ gramo en promedio. evacuaciones diarreicas de color café con moco y estrías de sangre. T.4. el cual presentó dolor abdominal. 1. Strongyloides stercolaris Es un nemátodo de distribución mundial.Se han informado más de 10 casos en humanos en las últimas cuatro décadas. es posible que se reporten otros casos que no son reconocidos. Afecta al perro y al hombre casos donde la infección suele estar asociada a la pobreza y las malas condiciones sanitarias (Kassai.. stercolaris Fuente: Cordero et al. 1998). En 1998 en el servicio de parasitología del Instituto Nacional de Pediatría de la Ciudad de México. 41 . se diagnosticó en un niño de 8 años trichuriosis (Trichuris vulpis) con 22. (Vázquez. ya sea por que clínicamente se expresa como una tricocefalosis común o bien como una tricocefalosis refractaria al tratamiento. frecuente en zonas cálidas y húmedas.

1.4.2.

Morfología de la larva

Cortesía de Vargas J FMVZ UNAL.

Figura 8 Larva de Strongyloides stercolaris

Las hembras parásitas son pequeñas, miden aproximadamente, de 2,5 – 4,0 mm por 30 µm de diámetro. (Cordero, 1999)

1.4.3.

Ciclo biológico

Las especies de Strongyloides spp. son únicas dentro de los nemátodos de importancia veterinaria, siendo capaces de tener ciclos reproductivos parásitos y de vida libre. La fase parasitaria se compone enteramente de vermes hembras en el intestino delgado y estas producen huevos larvados por partenogénesis (desarrollo de un huevo no fertilizado). Después de eclosionar, las larvas pueden desarrollarse a través de cuatro estadios larvarios para convertirse en machos y

42

ZOONOSIS La larva filariforme penetra en la piel iniciando la infección La larva filariforme entra en el sistema circulatorio, son transportadas al pulmón y penetra en los alvéolos. Se degluten por tráquea y faringe hasta el intestino delgado donde se convierten en adultos

La larva rabditiforme se desarrolla a filariforme (forma Infectiva) Gusano adulto en el intestino

La larva rabditiforme eclosiona del huevo

La larva rabditiforme pasa al intestino, se convierte en filariforme, penetra la mucosa intestinal o piel perianal y continua el ciclo infectivo normal

Los huevos son producidos por los gusanos hembras Huevos depositados en la mucosa intestinal, luego migran al lumen Las larvas rebditiforme son excretadas en la materia fecal

Desarrollo a gusanos adultos

Estado infectivo Estado diagnóstico

Figura 9 Ciclo biológico de Strongyloides stercolaris
Fuente: http://www.dpd.cdc.gov (Adaptado)

hembras adultas de vida libre y estos pueden continuar con una sucesión de generaciones de vida libre. Sin embargo, bajo ciertas condiciones, posiblemente relacionadas con la temperatura y la humedad, las L3 pueden convertirse en parásitos, infectando al hospedador mediante la penetración por la piel o la ingestión y migrando a través del sistema venoso, a los pulmones y la tráquea para desarrollarse en hembras adultas en el intestino delgado. (Urquhart, 2001)

La auto infección (sólo en el hombre y perro) se lleva a cabo con la L1 que se desarrolla rápidamente en el intestino hasta L3, penetra en la mucosa del recto y/o la piel perineal, alcaza los pulmones y migra hasta el intestino; es el único precedente de multiplicación intra hospedador en nemátodos Figura 9 (Kassai, 1998)

1.4.4.

Patogenia en el perro

La mayoría de los casos de infección canina son inaparentes o se manifiestan únicamente por una diarrea moderada en adultos y los casos graves o mortales generalmente se presentan en neonatos o lactantes. La infección causa alteraciones cutáneas con prurito y alopecia. Los síntomas pulmonares se suelen complicar con neumonías infecciosas, pero normalmente se advierte tos y bronconeumonía pasajera. La fase intestinal, según la intensidad de la infección, se traduce por diarreas moderadas o por emisión de heces sanguinolentas, además, hay inapetencia, vómitos, dolor abdominal y pérdida de peso, en casos graves, se acompaña de deshidratación, apatía y algunas muertes post infección. (Cordero, 1999)

44

La mayoría de las infecciones son asintomáticas y la inmunidad adquirida parece tener un importante papel en la evolución de la enfermedad donde se presentan tres formas clínicas de infección: cutánea. Schantz. 1. La estrongyloidosis humana se caracteriza por una marcada cronicidad.. algunas personas pueden mantenerse infectadas durante años (Georgi. En las zonas tropicales cálidas y húmedas el 85 % de la población humana puede estar infectada.6. Patogenia en el hombre La infección se produce por penetración percutánea o ingestión de larvas y por auto infección.4. 1998. Georgi. pacientes con SIDA.5. Importancia en salud pública La infección suele estar asociada a la pobreza y las malas condiciones sanitarias que se concentran en determinadas familias y zonas (Kassai.4. etc. por ejemplo en pacientes sometidos a tratamientos con corticoesteroides. presentados son: Los signos diarrea.1. (Kassai. intestinal y pulmonar. 1994) 45 . La mayoría de los casos son completamente asintomáticos pero la infección puede ser mortal para pacientes inmunosuprimidos. 1995. encefalitis-meningitis y la mortalidad puede alcanzar hasta el 70 %. íleo paralítico. síntomas pulmonares. septicemia. en linfomas malignos. En hospedadores inmunocomprometidos. en estos casos una gran cantidad de larvas autoinfectantes invaden el organismo y pueden causar una enfermedad mortal fulminante. (Kassai. 1994). 1998). 1998) En el hombre al igual que en el perro éste parásito produce desde casos subclínicos hasta la enfermedad clínica generalizada ocasionando la muerte.

peces. hydatígena T. pisiformis Echinococcus E. reptiles. oligarthrus E. 2003. multilocularis E. Dipylidium caninum e Hymenolepis spp en el intestino.1. Clasificación taxonómica Reino: Rama: Subrama: Clase: Orden: Familia: Género: Especies: Género: Especies: Animalia Helminta Plathelmintha Cestoda Cyclophyllidea Taenidae Taenia T. Urquhart et al. caprinos. aves. 1999). Son transmitidos por hospederos intermediarios que según la especie pueden ser: ovinos. En algunos casos los estados larvarios representan un serio problema de salud pública. 2. cerdos. equinos. Echinococcus spp. piojos y el hombre. Clínicamente se caracteriza por problemas digestivos como diarrea y mala digestión. bovinos. CÉSTODOS INTESTINALES EN CANINOS La Cestodosis en perros y gatos es una infección causada por la presencia de los estados adultos de varias especies de los géneros Taenia spp.2. ranas. venados. 2001) 46 . granulosus E. pulgas. (Hendrix. patagonicus (Botero. ratas.

2. Los proglótidos grávidos miden de 10-14 X 4-7 mm. 2001). llega a medir 2 metros de largo. 2. pasa por la vena porta y algunas veces llega a la vena cava en donde es transportada a varias partes del cuerpo.3. cricetos. 2. Taenia hydatígena Se localiza en el intestino delgado de perros. Taenia pisiformis Se localiza en el intestino delgado de perros.4. el perro. Los huevos salen en las heces. La oncósfera. Los hospederos definitivos se infectan por depredación e ingestión de vísceras infectadas. mide de 75 a 500 cm de largo. Los hospederos intermediarios son ovinos. cerdos. emigra por el parénquima hepático. Ciclo biológico género Taenia spp. el gato y el hombre también se pueden infectar. (Urquhart et al. 2001). El estadio infectante para el hospedador definitivo se denomina Cysticercus pisiformis. (Urquhart et al. bovinos. ya sea en el proglótido grávido o libre por ruptura de éste. caprinos. gatos y otros carnívoros silvestres. 2001). llega a la superficie y pasa la cavidad abdominal o el sitio de predilección donde se desarrolla el Cysticercus. rumiantes silvestres. rara vez en gatos. los segmentos grávidos miden de 8-10 X 4-5 mm.2. (Urquhart et al. Los huevos son elípticos y miden entre 38-39 X 34-35 µm. La infección se realiza mediante la ingestión de los huevos en el agua o en los alimentos contaminados y por la subsecuente liberación de la oncósfera a nivel intestinal. y el útero presenta entre 5 a 10 ramas sobre uno y otro lado. 47 . ardillas. El estado infectante para el hospedador definitivo es el Cysticercus tenuicollis.

2. cabra y los roedores juegan un importante papel epidemiológico en ésta enfermedad. (Vélez.1.5. El estado infectante para el hospedador definitivo es el Quiste hidático. Figura 10 Huevo de Taenia spp Los huevos con cubierta radiada típicos de la familia Taenidae miden de 32-36 X 25-30 µm. Morfología del huevo Cortesía de Vargas J FMVZ UNAL.5. 1993) 48 . 2. 1989). (Soulsby. Echinococcus granulosus La Equinococosis es una de las enfermedades causada por los cestodos de mayor importancia médica y veterinaria debido tanto al número de hospedadores afectados como a la gravedad de las lesiones. vaca. siendo posible la infección al hombre (hospedador errático). Los hospedadores naturales como la oveja. y su forma es ligeramente ovoide.

2. cerebro y vasos sanguíneos. equinos. denominado quiste hidatídico o hidatide. animales salvajes e inclusive el hombre. músculo. vísceras y otros tejidos el embrión crece y forma una vesícula de 5 o más centímetros de diámetro. pulmón. alimentos y/o el agua donde son consumidos por los hospederos intermediarios. Patogenia en el hombre La mayoría de las cisticercosis son asintomáticas durante toda la vida y generalmente su hallazgo es ocasional al realizar pruebas diagnosticas o cirugías para tratar otras patologías. 2. El cuadro clínico depende del tamaño y localización del quiste. En el hígado.5. (Soulsby.2. A partir de esta se produce numerosas vesículas o cápsulas ovígeras que pueden dar lugar a escolises en cinco a seis meses después de la infección. estas. cerdos.5. Las cápsulas ovígeras se desprenden de la pared germinal y quedan libres siendo denominadas entonces arenilla hidatídica. caprinos. El típico quiste tiene una gruesa cutícula laminada concéntricamente y una interna germinal. Estos quistes producen alrededor del tejido circundante una 49 . contaminan los pastos. hospederos intermediarios pueden ser: Los bovinos.3. El hospedero definitivo se infecta por la ingestión de tejidos que contienen escolises viables. allí se libera la oncósfera y los embriones pasan al torrente sanguíneo vía vena porta. el perro. ovinos. hueso. Los escolises se originan también de una capa germinal y luego quedan libres en el líquido. 1989). llegan al intestino. en su orden el sitio más frecuente de localización de los quistes es el hígado y los pulmones. pueden romperse y liberar los escolises. También pueden estar ocasionalmente en otros sitios como riñón. Ciclo biológico Los huevos o los proglótidos salen con las heces.

de lo contrario originaría un riesgo para la salud de los consumidores (Atias. El síntoma más común en los perros es el prurito anal debido a la salida de segmentos grávidos a través de las heces. En el hombre las consecuencias de esta enfermedad pueden tardar mucho tiempo en aparecer. ya que son provocadas por los quistes hidáticos en crecimiento. Importancia en salud pública Este tipo de quistes tienen una gran importancia económica. 1991) . por ejemplo atrofia hepática por compresión. Dipylidium caninum (Familia Dipylididae) D. 1991) . Incluso en Europa se ha constatado en algunas regiones una morbilidad del 1 a 2% de los rumiantes domésticos (Atias.4. La infección es habitualmente asintomática aunque la presencia de signos clínicos depende de factores como la edad y el grado de infección. se asocia con la presentación de la pulga del perro Ctenocephalides canis y piojos masticadores del género Trichodectes canis (Bugg et al. 1989).6. 50 . (Hendrix. (Cordero. en animales jóvenes pueden aparecer síntomas inespecíficos como pelaje deteriorado. mal estado general. Georgy J. su distribución es mundial. 2. en 1974 el 80% de la población ovina de Nueva Zelanda estaba afectada. 1999) 2.reacción inflamatoria y cuando estos se rompen pueden producir la muerte por reacción anafiláctica. 1994) donde se lleva a cabo el desarrollo de las formas larvarias del Dipylidium caninum. Las vísceras parasitadas deben ser decomisadas. caninum es el céstodo más frecuente de caninos. 1999).5. 1999. pérdida de peso y diversos trastornos digestivos como distensión abdominal. diarrea y estreñimiento. (Soulsby.

caninum Fuente: Botero & Restrepo. 2003) 2.1. Clasificación taxonómica Reino: Filum: Subfilum: Clase: Orden: Familia: Género: Especie: Animalia Helminta Plathelminta Cestoda Ciclophyllidea o Eucestodasida Dipylididae o Dilepididae Dipylidium D. Figura 11 Cápsula ovígera y huevo de Dipylidium caninum 51 .2.6. Morfología del huevo Cortesía de Vargas J FMVZ UNAL.2.6.

4. Ciclo biológico Los proglótides son eliminados en las heces y las formas larvarias de las pulgas del género Ctenocephalides canis y de los piojos masticadores como Trichodectes canis devoran los proglótides repletos de sacos ovígeros llenos de huevos con sus mandíbulas masticadoras.6. los cuales presentan sus respectivos embrioforos. La migración de proglótidos grávidos a través del ano puede producir irritación. 1986) 52 . Los perros se infectan al consumir la pulga que puede contener unos 10 Cysticercoides que evaginan el escolex el cual se adhiere a la mucosa del intestino delgado e inicia su replicación por gemación. pueden depender del grado de infección. rara vez da lugar a manifestaciones clínicas y si las hay. Linneo 1758. 1983) 2. Figura 12 2. Patogenia en el perro La dipilidiosis como otras cestodiosis del perro y el gato.La cápsula ovígera mide de 100-150 µm. (Vélez. El desarrollo esta influenciado por la temperatura que es óptima a 32 grados centígrados y no por la metamorfosis del hospedero intermedio. (Acha. apetito caprichoso. el embrión hexacanto se desarrolla dentro de la pulga o el piojo como Cysticercoide que es la forma infectante para el canino.3. la oncósfera presenta 6 ganchos y está rodeada de una membrana elástica. estado nutricional y la raza del hospedero. Luego. el huevo mide de 20-35 µm. diarrea leve y rara vez emaciación y ataques epileptiformes. irritabilidad. cólico.6. Los signos que se pueden presentar son: malestar. edad. contiene de 3 a 30 huevos. capa de pelo desigual.

generalmente niños ZOONOSIS Oncósfera .gov (Adaptado) .La pulga adulta almacena el Cisticercoide Cisticercoide Infección por parte del hospedador al ingerir la pulga Ingestión de pulga infectada.dpd.cdc.Cisticercoide La oncósfera penetra el intestino de la larva Escolex se adhiere al intestino Parásito adulto en el intestino delgado El saco ovijero contiene huevos embrionados que son consumidos por las larvas Proglótides grávidas en heces Estado infectivo Estado diagnóstico Figura 12 Ciclo biológico de Dipylidium caninum Fuente: http://www.

en contacto con roedores y en aquellos que tienen un vínculo muy estrecho con sus mascotas.6. (2002) reportaron un caso de dipylidiosis en una niña la cual presentó la misma sintomatología. (Acha. estos se infectan al consumir pulgas infectadas de forma accidental. caninum que oscila entre 0. cólicos. 2. hacen presumir que es una de las zoonosis parasitarias de mayor importancia en Colombia. Soulsby. irritabilidad. La mayoría de casos que se conocen son niños que viven en condiciones higiénicas muy deplorables. 1999. En el Hospital Central de Mendoza (Argentina) Godoy & Roverano.6. La eliminación de proglótidos móviles es el signo que más llama la atención de los padres y a veces es la única forma en la que se manifiesta la infección. el hallazgo más llamativo para los padres de los menores es la presencia de proglótidos móviles. (Ministerio de salud. 1989) En humanos afecta sobre todo a niños y los signos clínicos más comunes son: molestias digestivas. Importancia en salud pública Su positividad es alta en casi todo el mundo. apetito caprichoso e insomnio.5. Los signos clínicos incluyen molestias digestivas como diarrea.6. irritabilidad.13 54 . pero las condiciones higiénico sanitarias y especialmente el manejo y la tenencia de caninos.2. diarrea. Se sabe de dos estudios realizados sobre este parásito. Patogenia en el hombre La dipilidiosis es una enfermedad zoonótica que afecta a lactantes y niños de poca edad. cólicos. uno en Montería en población infantil encontrándose una tasa de positividad de D. apetito caprichoso e insomnio además de abdomen globuloso. 1986).

Hymenolepis diminuta Es un céstodo de ratas y ratones. Castillo. Atancia et al. J. 1999) 2. 2002 55 .7. l. 2002). Clasificación taxonómica Reino: Filum: Subfilum: Clase: Orden: Familia: Género: Especie: Animalia Helminta Plathelminta Céstoda Ciclophyllidea Hymenolepidididae Hymenolepis H. diminuta H.7. Alvariño. 1989.% y 0. J. se halló también relación entre la positividad del parásito y la convivencia con perros (Argüelles et al. los cuales son hospedadores ocasionales de éste parásito.1. reveló que la dipilidiosis representaba el 3 % del total de los parásitos encontrados (Ministerio de Salud. 2. estos adquieren la infección por el consumo de cereales infectados con escarabajos portadores de Cysticercoides de Hymenolepis diminuta (Innacone. l.81%. Doria 1982). nana Fuente: Innacone. 1988. El segundo estudio realizado en Manizales sobre positividad de parásitos gastrointestinales en niños menores de 5 años. Alvariño. que se presenta en el perro y en el humano.

1981) 2. putrefacción y agentes químicos. (Faust et al.7.ift48. Los huevos son muy resistentes a la desecación. 1994) Figura 14 56 .3. tienen una membrana externa transparente y ligeramente amarillenta y una membrana interna alrededor de la oncósfera con dos engrosamientos polares pero sin filamentos. Los insectos se infectan tras la ingestión de huevos presentes en las heces de roedores parasitados los cuales han ingerido previamente insectos con Cysticercoides desarrollados (Georgi. Morfología del huevo Fuente www. pulgas.7.2. miden de 60-79 X 72-86 µm. Los ganchos lanceolados de la oncósfera están dispuestos en forma de abanico.free. escarabajos peloteros y escarabajos de la harina del género Tribolium spp quienes parecen ser los más importantes hospederos intermediarios. tijeretas. Entre las dos membranas hay una materia gelatinosa e incolora.fr Figura 13 Huevo de Hymenolepis diminuta Estos huevos son más o menos esféricos. pero son muy sensibles a las temperaturas mayores de 60 grados centígrados.2. cucarachas. Ciclo Biológico Parasita normalmente el intestino delgado de los roedores domésticos y los Cysticercoides se desarrollan en las cavidades corporales de diversos insectos.

gov (Adaptado) . que luego será ingerido por el roedor. el canino o el humano. ZOONOSIS La oncosfera penetra la pared intestinal Parásito adulto en el intestino delgado Ingestión por el hospedador intermediario Proglotides grávidos Huevos en materia fecal Figura 14 Ciclo biológico de Hymenolepis diminuta Fuente: http://www.Estado infectivo Estado diagnóstico Cisticercoide en el intestino del insecto.cdc.dpd.

Es posible 58 . La infección por H. diminuta es adquirida por un hospedador mamífero después de la ingestión de un hospedador intermediario. anorexia. ingeridos por un hospedador intermediario (artrópodos adultos o larvas de pulgas). desarrolla la larva o Cysticercoide. usando las cuatro ventosas del escólex. Los signos y síntomas dependen de la intensidad y duración de la infección. Patogenia en el hombre Los humanos pueden infectarse accidentalmente a través de la ingestión de insectos en los cereales precocidos y otros alimentos o directamente del ambiente (exploración oral del ambiente por los niños) Después de la ingestión.Los huevos de Hymenolepis diminuta son eliminados en la materia fecal del Los huevos maduros son hospedador definitivo infectado (roedores. En la hymenolepiosis masiva (más de 3 000 parásitos o 10 000 huevos / gr. Los huevos se liberan en el intestino delgado y las proglotides grávidas se desintegran. diminuta. persiste a través de la morfogénesis del artrópodo hasta su madurez. 2. se liberan las oncósferas de los huevos. el tejido del artrópodo infectado se digiere liberando el Cysticercoide en el estómago e intestino delgado del hospedador definitivo. hombre). disminución de peso y diarrea.7.4. La eversión de los escólex ocurre poco después de que los Cysticercoides se liberan. el parásito se adhiere a la pared del intestino delgado. La maduración de los parásitos ocurre a los 20 días siguientes y los gusanos adultos pueden alcanzar un promedio de 30 centímetros de longitud. de heces) se presenta dolor abdominal. Los huevos se eliminan al medio ambiente en la materia fecal del hospedador mamífero. penetran la pared intestinal y se Las especies del Tribolium spp son los El Cysticercoide hospedadores intermediarios comunes para el H.

que exista erosión de la mucosa. Algunos pacientes muestran alergias como urticaria. 2002) 59 . et al. (Macnish MG.

1995) 3. PROTOZOARIOS 3. La mayoría de las infecciones donde se eliminan quistes son sintomáticas. pero es inusual la inapetencia (Stephen. Giardia spp Giardia spp es un parásito protozoario flagelado residente del tubo intestinal humano y de muchas clases de animales. 1989 Animalia Sarcomastigophora Mastigophora Zoomastigophorea Diplomonadida Hexamitidae Giardia 60 . Los afectados pueden exhibir pérdida de peso secundaria a la diarrea. Las deposiciones con frecuencia son pálidas.1. Clasificación taxonómica Reino: Filum: Subfilum: Clase: Orden: Familia: Género: Adaptada de: Soulsby.1. La positividad de infección es elevada en perros. La diarrea es el signo clínico más común en los perros y puede ser aguda y de corta duración o intermitente y crónica.1.3. sin embargo la enfermedad clínica es rara. malolientes y esteatorreicas.

(Hendrix. esta aplanado en sentido dorsoventral y tiene cuatro pares de flagelos.2. Los quistes inmaduros que representan formas móviles recientemente enquistadas. el parásito mide 9-21 X 5-15 µm en la parte anterior del trofozoíto se encuentran dos núcleos y un prominente disco suctor. son ovales y miden de 8-10 X 7-10 µm. El estadio de trofozoíto móvil tiene forma de pera. 1999).1.3. Figura 15 Trofozoíto de Giardia spp Son protozoos flagelados. Los quistes maduros de Giardia spp. lo que sugiere al observador un par de ojos. este parásito puede adoptar dos formas morfológicas distintas: un estadio móvil en estadio nutricional (el trofozoíto) y un estadio quístico resistente que se observa con mayor frecuencia. Morfología Cortesía de Vargas J FMVZ UNAL. tienen solo dos núcleos. 61 . tienen una pared refráctil y 4 núcleos. En este estadio.

Patogenia en el perro En los animales la mayoría son asintomáticos y no revisten mayor importancia. flatulencia y diarrea.3. Ciclo biológico El ciclo biológico es directo. 2000). Entonces se liberen los trofozoítos que maduran con rapidez para fijarse al epitelio velloso. Patogenia en el hombre Giardiosis es una enfermedad común en humanos. sin embargo esta debe ser considerada como importante especialmente en personas inmunocomprometidas (Robertson et al. las formas moderadas se manifiestan por un cuadro de duodenitis. 62 .5.1. a veces nauseas. 1995) 3. 1999). (Barr et al.3. en el hombre la mayor parte de las infecciones ocurren de manera subclínica pero en los casos sintomáticos se presenta especialmente diarrea y meteorismo acompañados de dolor abdominal y con menor frecuencia nauseas y vómito (Acha.1. pero más frecuentemente en adultos. 1986). con dolor frecuente en región epigástrica. (Marín. las formas leves se caracterizan por dolor epigástrico de poca intensidad y alteración en el ritmo de la defecación. siendo la transmisión directa persona a persona más importante que la transmisión zoonótica. Animales como perros y castores pueden ser reservorio asintomático de la giardiosis. En todas las edades se pueden encontrar casos asintomáticos. 1995) Figura 16 3. El hospedero se infecta con la ingestión de los quistes.4. los cuales se desenquistan en el duodeno luego de la exposición del ácido gástrico y enzimas pancreáticas. (Ministerio de Salud.1.

dpd.cdc.Contaminación de agua y alimentos con el quiste infectivo ZOONOSIS Quiste Eliminación de quiste y trofozoito por las heces Estado infectivo Estado diagnóstico Quiste Trofozoito Figura 16 Ciclo biológico de Giardia spp Fuente: http://www.gov (Adaptado) .

3. 198 Protista Apicomplexa Sporozoa Coccidia Eucoccidiida Eimeriidae Isospora I. lo que se asocia con flatulencia. Isospora canis 3. 1995).2. 1987) 3.1. pastosas o líquidas de muy mal olor. esteatorrea con heces abundantes. los niños presentan retardo del crecimiento y pérdida de peso. En casos con mala-absorción. se han dedicado grandes cantidades de recursos humanos y económicos para perfeccionar el combate de esta enfermedad que se considerada actualmente como un problema de salud pública (Barr et al.1. Importancia en salud pública Dada la alta positividad de esta parasitosis en humanos. La diarrea crónica contribuye a la deficiencia proteica (Botero. Clasificación taxonómica Reino: Rama: Clase: Subclase: Orden: Familia: Género: Especie: Fuente: Soulsby.La giardiosis severa presenta además de la duodenitis.2. canis 64 .6.

Ciclo biológico El ciclo biológico es monoxénico.edu Figura 17 Ooquiste de Isospora canis Tienen forma ovoide o elipsoide.44 X 29 .2.calvet.3.upenn. la pared del ooquiste presenta una sola capa incolora. repitiéndose el ciclo de esquizogonia.36 µm. Después los merozoitos pueden convertirse en gametozoitos en el interior de las células. Morfología Fuente: www. resultando gametocitos 65 .2. los dos esporoquistes con dos esporozoitos cada uno. generándose de esta manera múltiples merozoitos que quedan en libertad por ruptura de la célula hospedera e invaden otras células epiteliales.3. liberan ocho esporozoitos en el lumen del intestino delgado e invaden las células del epitelio en donde crecen y la célula parasitada adquiere así un gran volumen. algunos ooquistes tienen adherencias en la pared. cuando alcanza un determinado tamaño tiene lugar la división asexual. después de la ingestión de los ooquistes esporulados. las cuales sufren un proceso de maduración y de multiplicación que sólo afecta al gametocito masculino.2. miden 36 . (Quiroz. 1994) 3.

menor ingestión de alimentos. 1994. de uno a cuatro días. sangre. La infección depende de la tasa de ingestión de ooquistes y del estado inmunitario del hospedero. Atías. (Georgi y Georgi. Atías. 1993.2. hipotermia poco antes de la muerte. 1991) La infección por una especie determinada de Isospora confiere una inmunidad fuerte y duradera únicamente a esa especie en concreto. agotamiento de la reserva de hidratos de carbono. En el inmunocomprometido produce diarrea crónica y también invasión generalizada. vitaminas. 1993. El gameto femenino fecundado o cigoto se rodea de una membrana transformándose en ooquiste que saldrá en las deposiciones y puede ser infectante en el momento de su eliminación o puede desarrollar infectividad en unos pocos días. 1994. Mehlhorn et al. 1993) Se presenta sobre todo en animales inmunocomprometidos en los cuales se observa diarrea aguda severa.4. (Georgi y Georgi.masculinos móviles que se dirigen al gameto femenino y uno de ellos lo fecunda. (Mehlhorn et al. Atías. Patogenia en el perro La destrucción del epitelio intestinal o de otros órganos provocan importantes trastornos patofisiológicos como el aumento de la acidez del contenido intestinal. 1991) 3. pérdida de proteínas plasmáticas. según la especie y en el exterior esporulan. (Mehlhorn et al. los ooquistes desarrollan sus dos esporoquistes con cuatro esporozoitos cada uno en un tiempo específico. permaneciendo así en el medio ambiente por semanas o meses. con una duración de cuatro a seis semanas y de evolución autolimitada. disfunción renal. 1991) 66 .

kellicotti P.1. Braun 1899 P.1. Dollfus 1939 Paragonimus. Schell 1980 Paragoniminidae. I. Clasificación taxonómica Reino: Rama: Clase: Subclase: Orden: Suborden: Familia: Género: Especie: Fuente: Vélez.1. 2003 Animal Plathelminta Trematoda.4. westermani 4.1. Rudolphin 1808 Digenea. Paragonimus spp 4. Carus 1863 Plagiorchiida Troglotremata. TREMÁTODOS 4.2. Figura 18. Huevo de Paragonimus spp 67 . Morfología del huevo Cortesía de Vargas J FMVZ UNAL.

localizadas principalmente en el hepatopáncreas y en menor proporción en la musculatura y en los vasos de las branquias.4.El parásito expulsa diariamente al rededor de 20. Figura 19 4.. miositis y hemorragia multifocales en la pleura. Pomatiopsis spp). 1999) 4. Potamon spp. Patogenia en el perro Los vermes migrantes inmaduros provocan peritonitis eosinofílica. (Hendrix. Los animales afectados están letárgicos y presentan tos 68 . un cangrejo de los géneros (Pseudothelphusa dilatata. el cual nada libremente hasta penetrar al primer hospedero intermediario. Ciclo biológico En el agua dulce se desarrollan las formas larvarias: miracidio. operculados de color marrón amarillento que miden de 40-50 X 60-70 µm.. muy activas. 1994). En los animales infectados se observan bronquiolitis crónica.).1.1. El hospedero definitivo se infecta por ingestión de crustáceos o de agua con metacercarias que escapan de estos (Quiroz. Eriocheir spp. Astacus spp. relacionada con la degeneración de los huevos en el tejido alveolar.3. Ampullaria spp. intermitente.. microcercarias. Serarma spp. Son eliminados con la expectoración y en materia fecal (si son deglutidos). un caracol de los géneros (Aroapyrgus allei. donde se transforma en esporoquiste y en cuyo interior se forman las generaciones de redias que dan origen a cercarias. (Georgi. Melania spp.000 huevos embrionados. 1994). estas abandonan el molusco infectan a un segundo hospedero intermediario. pleuritis. en los que las cercarias se convierten finalmente en metacercarias.

Figura 19 Ciclo biológico de Paragonimus spp Fuente: http://www.cdc.gov (Adaptado) .dpd.

abdominales. (Soulsby. miositis y hemorragias perifocales en las capas serosas del pulmón. 70 .Los parásitos alojados en quistes en el cerebro. 1994) La migración de estos vermes provoca peritonitis. pasta de fríjol. La forma pulmonar se caracteriza por disnea. Éstas atraviesan la pared del estómago o duodeno en un lapso de tiempo menor a una hora y caen a la cavidad abdominal. donde permanecen durante un periodo de 5 a 8 días. Patogenia en el hombre El humano se infecta al ingerir cangrejos o langostinos parasitados crudos o mal cocidos y por manipulación de alimentos y utensilios de cocina contaminados durante la preparación de los crustáceos. La vía respiratoria es la vía de eliminación frecuente y por ende la muestra más apta para su diagnóstico es el esputo y no la materia fecal. 1989) 4. salmuera. así como los localizados en otras partes del cuerpo pueden ocasionar diversos problemas. (Soulsby. cutáneas y linfáticas. (Georgi. pleuritis.5. penetran en las capas serosas pulmonares y se alojan en área peribronquial en cápsulas hísticas hasta convertirse en adultos.1. sudoración nocturna y hemoptisis . (2003) en niños de una zona peri-urbana de Francia diagnosticaron mediante la técnica de concentración de Ritchie huevos de Paragonimus spp tratando de obtener un diagnóstico diferencial entre paragonimiosis y tuberculosis. Posteriormente migran a cavidad torácica. tos crónica. Moyou et al. Es importante resaltar que las metacercarias permanecen viables en vinagre. 1989) En el hombre se asocia generalmente con enfermedad pulmonar pero también pueden presentarse manifestaciones cerebrales. salsa de soya.

La evolución de esta afección es crónica y su pronóstico varía.1. Importancia en salud pública Se considera una parasitosis de difícil diagnóstico y un problema de salud pública. (Georgi.4. debido al desconocimiento de la enfermedad. La escasez de reportes puede atribuirse a una conducta de diagnostico inadecuada.6. 1994). La severidad de la respuesta inflamatoria inducida y las manifestaciones clínicas no son necesariamente reflejo de la carga parasitaria. 71 .

una prevalencia esperada de parasitismo gastrointestinal en caninos del 10 % + / . El tamaño de la muestra por municipio se obtuvo a partir del programa EPIINFO versión 6. 5. Rivera. para estimar la positividad a parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos en caninos de cinco municipios del departamento del Huila y sus factores de riesgo. 1996).5. información obtenida en la Secretaria Departamental del Huila y confirmada por las secretarias de cada municipio (Tabla 2 ). Villa Vieja.1.2. 5. Población objeto de estudio La Población objeto de estudio fue una muestra aleatoria tomada de acuerdo con el número estimado de caninos según datos de la última campaña de vacunación antirrábica de los municipios de Algeciras.04 (CDC. MATERIALES Y MÉTODOS Se realizó un estudio observacional de corte transversal.5. Palermo y la comuna 8 de Neiva. Y un nivel de confianza del 95 % como se muestra a continuación para el municipio de Neiva (comuna 8). corroborada y complementada mediante observación directa para determinar los factores de riesgo a que estaba expuesta la población canina y humana. Condiciones ecológicas y de saneamiento ambiental Se evaluaron las condiciones de saneamiento ambiental de los cinco municipios objeto de estudio a partir de la información obtenida del departamento nacional de planeación para el departamento del Huila (Colombia). 72 .

890 10.00 % Nivel de confianza ------------------------80 % 90 % 95 % 99 % 99.00 % 5. MUNICIPIO VILLA VIEJA NEIVA (Comuna 8) RIVERA PALERMO ALGECIRAS TOTAL POBLACIÓN CANINA 2750 2890 1853 1135 1000 MUESTRAS 151 153 138 90 78 610 Fuente: Secretaria de Salud Departamental del Huila.99 % Tamaño de la muestra -----------------------------58 94 153 221 344 459 Tabla 2 2004 Distribución proporcional de la muestra de caninos por municipio. 2003 73 .Estudio de la población o / y rangos utilizados para el estudio de la población Tamaño de la población Frecuencia esperada Error aceptable : : : 2. Huila.9 % 99.

disposición de basuras) Costumbres higiénicas Datos suministrados por el propietario (ver Anexo A) Edad del animal Habitantes que conviven con la mascota Estado de vermifugación. A).5.1. lesiones en piel y 5. Fecha última vermifugación y producto utilizado Tipo de alimentación Estado de vacunación Trastornos digestivos presentados por la mascota 74 . alcantarillado. Encuesta epidemiológica Se realizó una encuesta epidemiológica a cada uno de los propietarios de los caninos para determinar los factores de riesgo a los que esta expuesta la población objeto de estudio. posteriormente se Datos de interés en la zona de estudio obtenidos por observación directa Servicios básicos (agua potable. Raza.2. Examen general A la población objeto de estudio (caninos) se le realizó un examen general en el cual se evaluaron los siguientes parámetros: estado general.3. sexo. además se consignó en esta encuesta los datos correspondientes al examen general del canino (Anexo realizó la toma de la muestra de materia fecal.

cada recipiente se rotuló con el número de encuesta de cada canino. bolsas refrigerantes. 1998). se depositó la muestra en un recipiente plástico de tapa rosca hermético para evitar el desarrollo y eclosión de huevos por ausencia de oxigeno y prevenir así su desecación (Kassai. bozales.Datos obtenidos por examen general del animal Raza Sexo Lesiones en piel Estado general 5. Se recolectaron de 5-10 grs. recipiente de plástico de tapa rosca estéril rotulado. nevera portátil de icopor. determinadas mediante la Técnica Las formas parasitarias fueron de Ritchie-Frick modificada difásica (Laboratorio de Parasitología Veterinaria. la cual actúo como preservante una vez homogenizada la muestra. de materia fecal a partir del recto de cada animal de forma directa con guante desechable. cuerdas. Las muestras se transportaron refrigeradas en neveras de icopor hasta su análisis coproparasitológico en el Laboratorio de Parasitología de la Facultad de Medicina en la Universidad Nacional de Colombia. 75 . solución de formalina al 10 %. 1998). 2003). Recolección de la muestra de Materia fecal Materiales para la toma de la muestra: Guantes desechables. Universidad Nacional de Colombia. Dentro de cada recipiente previo a la toma de la muestra se dispuso 10 ml de una solución de formol al 10 % (Kassai.4. marcador indeleble.

solución de lugol.5. aplicadores de madera. Las muestras se pueden preservar por un tiempo prolongado antes de ser examinadas sin sufrir mayor alteración (Atías. bolsa de desechos. laminillas. vasos desechables. tubos de centrífuga milimetrados. laminas portaobjetos. Facultad de Medicina y Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia. micro pipeta de 50 µl. centrifugar. 76 . centrífuga y microscopio. papel Kraff. tanto los quistes de protozoos como los huevos de helmintos. decantar y observar el sedimento.1 Técnica de laboratorio Materiales para la técnica de laboratorio: Muestra de materia fecal. Consiste en emulsionar las heces al 10% y mezclarlas a partes iguales en tubos de centrifuga con éter. 1999) Este método permite hacer un recuento de huevos de helmintos para estimar la intensidad del parasitismo. (Cordero et al. solución alcohólica buffer. pipetas de 10 ml. aún en infecciones leves o moderadas. tapa bocas. El método difásico de Ritchie de formol éter concentra. RITCHIE-FRICK La técnica que se utilizó para este estudio fue la de recuento de huevos de Ritchie-Frick. gasa. marcador para vidrio. éter absoluto. 1991). solución salina. además permite la detección. Es práctico y rápido.4. guantes desechables. también utilizada en laboratorio de parasitología del Instituto Nacional de Salud (INS). formol al 5 %.

Se mezcló cuidadosamente el contenido del tubo. Se observó con objetivo 10 X y se contaron los huevos y larvas recorriendo por completo las laminillas tanto en solución salina fisiológica como en lugol. Se homogenizaron cuidadosamente las heces con aplicadores de madera. con tapa rosca. Se descartó el sobrenadante y se anotó el volumen en mililitros del sedimento Se multiplicó por 2 el volumen del sedimento obtenido. Agitándose vigorosamente.. Se filtró la mezcla a través de dos capas de gasa húmeda y se depositó en un tubo de centrífuga graduado de 15 ml. Se centrifugó durante 5 minutos a 1500 rpm. El resultado indicó la cantidad exacta en mililitros de solución alcohólica buffer que se le adicionó al sedimento. Figura 20 77 . Se tomó 0. que contenía 10 ml de formol al 5%.05 ml de la mezcla y se hizo el montaje de manera similar al del examen directo para la observación microscópica.Procesamiento de la muestra Primera Fase (Técnica cuantitativa para huevos y larvas de nemátodos) Se tomaron 2 gramos de materia fecal y luego se colocaron en un recipiente plástico. para liberar los huevos y las larvas.

05=60 78 . FISIOLÓGICA a b c de Fuente: Vélez. Factor de dilución =1+2/0. Luego continuar hasta el borde superior (c). 4. A. Hacer el recorrido hasta la parte inferior (b).LUGOL a b c de Sln. 2. Continuar seguidamente el proceso pasando por los demás extremos sucesivos Cálculos El número de larvas y huevos observados de cada especie se multiplicó por el factor de dilución y el resultado correspondió al número de larvas y huevos por gramo de heces. Iniciar la revisión de la muestra partiendo del extremo superior izquierdo de cada una de las laminillas (a). 1983 Figura 20 Lámina (porta-objeto) con sus respectivas laminillas (lugol y solución salina fisiológica) preparada para su lectura 1. 3.

Segunda fase (técnica cualitativa para protozoos) El sedimento obtenido se niveló con buffer hasta 2 ml y se homogenizó la mezcla. 1983. D. Se centrifugó a 2000 rpm durante 10 minutos. se eliminó el buffer y se agregó formol al 5%. luego se adicionó 1 ml de éter y se homogenizó nuevamente la mezcla. se descartó el anillo de lípidos formado junto con el sobrenadante (Figura 21) y finalmente se tomó de la parte superior del sedimento una gota de 50 microlitos de suspensión que fue mezclada en lámina portaobjetos con solución salina en un extremo y lugol en el otro extremo para cubrirlas finalmente con laminillas y leer normalmente en el microscopio a 10x y 40x. Figura 21 Tubo de centrifuga con las capas formadas después de realizar el método de concentración de Ritchie-Frick con formol-éter 79 . Restrepo. M. ETER RESTOS FECALES FORMOL SALINO SEDIMENTO CON PARÁSITOS Fuente: Botero. Se centrifugó dicha suspensión durante 10 minutos a 2000 rpm.

Epiinfo versión 6. sistemas operacionales Windows y paquetes como Office WordPad. la evaluación sanitaria general del animal y los resultados de laboratorio fue transferida en una base de datos elaborada en el programa EPIINFO versión 6. Procesamiento de la información Materiales para análisis de la información: Computador.04a.Reporte de resultados de la técnica En la primera fase de la técnica los resultados se dan en huevos o larvas por gramo de materia fecal. en el caso de los céstodos en los cuales no se hace recuento se reporto únicamente la presencia de huevos de céstodos. los resultados se presentan en tablas e histogramas elaborados en Excel y mapas de riesgo elaborados en Paint y Power Point. La proporción de población en riesgo de adquirir una zoonosis parasitaria (PPR) se calculó para cada tipo de parasitismo y se empleó para diseñar los mapas epidemiológicos de riesgo. Dicha proporción se estableció de la siguiente forma: PPR = Número de personas expuestas a los caninos infectados Número de caninos infectados 80 . Word. 5. En la segunda fase los resultados se reportaron teniendo la cuenta la presencia o ausencia de formas quísticas o vegetativas de protozoarios. (Excel. Paint).5. La información obtenida de la encuesta.04 para hacer el análisis de riesgo.

población adulta e infantil en contacto directo con los perros positivos a una infección parasitaria. El nivel de riesgo en los mapas se clasificó en cuatro tipos. 81 . presentación de factores de riesgo.Para determinar el nivel de riesgo de adquirir una zoonosis parasitaria para la población humana de los cinco municipio objeto de estudio. Azul riesgo medio. se analizaron los siguientes parámetros: Prevalencia de parasitismo. Amarillo riesgo bajo y Gris sin riesgo. esta representado gráficamente por un triángulo de los siguientes colores: Rojo para los municipios alto riesgo.

J. A. 2004 No No No Si Si No No No Si Si No No No Si Si No No No Si Si 82 . Huila 2004 Municipio Acueducto Alcantarillado Recolección de basuras Agua potable Algeciras Palermo Rivera Villa vieja Neiva Abril. red de acueducto y alcantarillado así como de un adecuado manejo de basuras.6. RESULTADOS Y DISCUSIÓN Datos de interés en la zona de estudio obtenidos por observación directa Servicios básicos La infraestructura de servicios básicos aunque no fue objeto principal del estudio es precaria. la mayoría de los municipios carecen de: agua potable. (Tabla 3) Tabla 3 Características de servicios de saneamiento básico de los municipios objeto de estudio obtenidas mediante observación directa. Penagos.

además que mantienen un contacto estrecho con sus mascotas.1. 6.6 % 7. Penagos. Resultados generales de la encuesta Raza Referente a la variable raza el 85.2 % de los caninos fueron mestizos mientras que el 14. Huila 2004 RAZA MESTIZO FRENCH P. fueron agrupadas como otras.2 % 3. 2004 NUMERO DE CANINOS 520 22 13 10 45 PORCENTAJE 85.6 % 2.1 % 1.3 % 83 . las cuales no tienen un control sanitario regular. PINSCHER PASTOR ALEMÁN OTRAS Abril. J. Tabla 4 Distribución de frecuencia por razas de la población canina estudiada.8 % se encontró distribuido dentro del grupo de razas caninas que se Las razas con una frecuencia igual o menor al 1 % describe en la Tabla 4. A.Costumbres higiénicas Estan relacionadas directamente con la prestación de los servicios de saneamiento básico. la mayoría de la población en especial los niños evidencian la falta de higiene personal y vestuario adecuado.

(> de 4 años) de forma similar a lo reportado por Espinosa et al.2 0. (1999).5 15 16. MEDIA MUNICIPIO NEIVA RIVERA VILLA VIEJA ALGECIRAS PALERMO Abril. Huila 2004 GRUPO ETAREO No de CANINOS % hasta 6 meses > de 6 meses hasta 1 año > de 1 año hasta 2 años > de 2 hasta 4 años > de 4 años NS/NR TOTAL Abril.7 2. A.2 0.2 84 . la población más joven se observó en el municipio de Palermo donde la edad media fue de 2.9 1.2 MODA ERROR ESTÁNDART AÑOS 2.0 2 2 2 2 2 0. Penagos. Penagos.5 100 % Se observó una edad media de 2.15 0.0 años (Tabla 6 ) Tabla 6 Distribución de frecuencias por edades en los caninos muestreados.18 0.1 1. (> de 1 año hasta 2 ).5 años.6 2. 2004 106 103 150 92 101 58 610 17.9 2.5 9.3 2. 2004 DESVIACIÓN ESTÁNDART 2. Tabla 5 Tabla 5 Distribución de frecuencias por grupo etáreo de la población canina estudiada.6 2.6 17.Edad La población de estudio se clasificó en cinco categorías o grupos etareos: (hasta 6 meses). (> de 2 hasta 4 años). A. J. (> de 6 meses hasta 1 año). J.7 2.1 24.

8 % fueron hembras. 23.6 % fueron mayores de 10 años. Habitantes En el presente estudio se encontró 2619 personas conviviendo con los caninos muestreados: 76.4 % menores de 10 años. J.2 % fueron caninos machos mientras que el 32.Los caninos con mayor positividad se ubicaron en el grupo etáreo entre uno y dos años.2 personas convivientes por canino. 85 . y de 0. Se estableció una proporción de 4. estableciéndose así una relación macho hembra de 2 : 1. Huila 2004 GRUPO ETAREO POSITIVOS NEGATIVOS TOTAL % DE POSITIVOS hasta 6 meses > de 6 meses hasta 1 año > de 1 año hasta 2 años > de 2 hasta 4 años > de 4 años NS/NR TOTAL Abril. 2004 42 36 65 27 41 17 228 64 67 85 65 60 41 382 106 103 150 92 101 58 610 40% 35% 43% 29% 41% 29% Sexo Del total de la población canina muestreada el 67. A.96 niños convivientes por canino. Penagos. Tabla 7 Tabla 7 Distribución de caninos positivos y negativos a parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos por grupo etáreo.

el 45. Lesiones en piel Dentro de las principales manifestaciones dérmicas encontramos: Dermatitis 2 %.4 % con concentrado y 11.2 % únicamente registró vacunación antirrábica y solo el 7 % presentó historia de vacunación contra otras enfermedades. Vermifugación El 34. 2 % no registraron ningún tratamiento antihelmíntico previo a la toma de la muestra.Estado general Evaluada la condición general de las mascotas se observó que el 49.5 % no reportaron historia de vacunación contra ninguna enfermedad.2%.8 % de los caninos tenia una condición buena. alopecia 6 % y problemas con ectoparásitos 12 %. Vacunación Con respecto al cuidado y al manejo de los propietarios sobre sus mascotas. entre regular y mala el 50. 8 % de los animales reportaron haber sido desparasitados. 3.3 % con una dieta mixta (casera-concentrado). mientras que el 64.2 % de los animales eran alimentados con dietas caseras. 86 . 48. Alimentación El 85.

6% POSITIVOS 37. del cual el 74.4 %) fueron positivas a la presencia de huevos.8 %.Trastornos digestivos En el 11 % de los caninos menores de un año se reportó algún tipo de sintomatología digestiva.2.4% POSITIVOS NEGATIVOS Figura 22 Positividad de parásitos gastrointestinales Huila 2004 De las 228 muestras positivas se identificaron: huevos de Ancylostomidos 86. larvas o quistes de parásitos gastrointestinales y/o pulmonares. 6. como se muestra en 87 . 228 (37.1 % de las muestras estaban monoparasitadas. Resultados coproparasitológicos generales Frecuencia de parásitos en caninos De las 610 muestras de heces obtenidas. vómito e inapetencia. Figura 22 NEGATIVOS 62. Los síntomas más comunes fueron: diarrea.

9 % y ooquistes de Isospora canis 0.3 0. quistes de Giardia spp 0. J. Paragonimus spp Ancylostomidos. Dipylidium caninum Strongyloides spp Ancylostomidos. huevos de Paragonimus spp 3 %.4 1 0. Taenia spp 1. Paragonimus spp Abril.8 1. encontrándose estas formas parasitarias solas o en asociación.3 0. 2004 FRECUENCIA 169 9 4 4 3 2 19 2 2 1 % 74.4 %.3 %. Toxocara canis Ancylostomidos. Hymenolepis diminuta 1.7 %.8 %.8 %.4 1 0. Dipylidium caninum PLURIPARASITADOS Ancylostomidos. Tabla 8 Frecuencia de caninos mono y pluri-parasitados Huila 2004 PARÁSITOS MONOPARASITADOS Ancylostomidos Toxocara canis Strongyloides spp Trichuris vulpis Taenia spp Dipylidium caninum Ancylostomidos. cápsulas ovígeras o huevos de Dipylidium caninum 3 %.9 8.9 1. Trichuris vulpis Hymenolepis diminuta Ancylostomidos.4 88 . Trichuris vulpis 3.8 1. Larvas de Strongyloides stercolaris 2.6 %.4 1 0. Penagos. Taenia spp Hymenolepis diminuta. Trichuris vulpis Toxocara canis Toxocara canis. A.1 3.la Tabla 8 Toxocara canis 14.9 0.9 0.

0% 40.3 % de los caninos presentaban un estado general entre regular y malo. 5. seguido por la raza Pastor Alemán 5.6 años y una moda de 2. el rango de edad estuvo entre 1 mes y 7 años. mientras que el 69.50.8 %.7 %.3%.4 %.0% 30.2 % de la población positiva.4 % y French Poodle 2.0% ALGECIRAS RIVERA PALERMO POSITIVIDAD VILLA VIEJA NEIVA Figura 23 Positividad de parásitos gastrointestinales por municipio.7 % y Neiva 23.6 % fueron vacunados contra rabia.4 %. 80. Villa Vieja 37. Palermo 37. Los machos representaron el 70.5 %.4 % no registraron historia de vacunación.0% 10.6 % de los caninos fueron vermifugados con ivermectina. seguida de Rivera 46.0% 0. El 47. con una edad media de 2. (Figura 23) ALGECIRAS Los mestizos representaron el 87. El 100 89 . 30.0% 20. Huila 2004 La positividad a parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos más alta se observó en Algeciras 47. El numero de habitantes que convivían con los caninos positivos a parásitos gastrointestinales estaba distribuida así: 41 niños y 126 adultos.6 % no registraron historia de vermifugación previa a la toma de la muestra. para un total de 166 personas.

Toxocara canis 6. 5.3 % no registraron historia de vacunación. para un total de 237 personas. El 76.9 %. con una edad media de 2.3 % presentó dermatitis.6 % presentó dermatitis y el 2.6 % e Isospora canis 1. Los Ancylostomidos representaron el 86.4 % recibía una alimentación casera y el 20.3 % no registraron historia de vermifugación previa a la toma de la muestra.% recibía una alimentación casera. 7. 90 .1%.4 % RIVERA Los mestizos representaron el 89.8 % síntomas digestivos.6 % concentrado.9 % presentaron síntomas digestivos. 42.8 % alopecia y el 14.4 %. Toxocara canis 18.9 %.4 %. esta última no tiene riesgo de ser trasmitida al hombre.8 % de los caninos fueron vermifugados con ivermectina. 5.2 % fueron vacunados contra rabia. seguido por la raza Labrador 4. La positividad de parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos en caninos de éste municipio fue del 46. 56.7 años y una moda de 2.9 % y Trichuris vulpis 5. mientras que el 56. Strongyloides stercolaris 8.4 % de las muestras positivas.1 % de la población positiva. El numero de habitantes que convivían con los caninos positivos a parásitos gastrointestinales estaba distribuida así: 63 niños y 174 adultos.5 %. Los machos representaron el 78. Dipylidium caninum 8.2 Giardia spp 4. Los Ancylostomidos representaron el 87.5 % de las muestras positivas. 28. La positividad a parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos en caninos de éste municipio fue del 47.7 % y French Poodle 3. el rango de edad estuvo entre 10 meses y 10 años.1 %. El 39 % de los caninos presentaban un estado general entre regular y malo.

Dipylidium caninum 2. 87.9 %. mientras que el 6.4 % de la población positiva. con una edad media de 2. Trichuris vulpis 2. Taenia spp 2.8 %. 72. Los machos representaron el 63. el rango de edad estuvo entre 3 meses y 6 años.0 años y una moda de 2.2 %.2% de la población. 15. El 60.1 % presentó síntomas digestivos (vómito).5 % de la población positiva.9 %.2 % de las muestras positivas.9 % fueron vacunados contra rabia.8 %. El numero de habitantes que convivían con los caninos positivos a 91 . Los machos representaron el 64. 6 % presentó dermatitis y el 12. con una edad media de 2. Paragonimus spp 8. El numero de habitantes que convivían con los caninos positivos a parásitos gastrointestinales estaba distribuida así: 34 niños y 92 adultos. Los Ancylostomidos representaron el 88.2 % de los caninos fueron vermifugados con ivermectina. para un total de 126 personas. Hymenolepis diminuta 2.7 % no registraron historia de vermifugación previa a la toma de la muestra. seguido por la raza French Poodle 1. seguido por la raza French Poodle 8.6 % de los caninos presentaban un estado general regular. El 97 % recibía una alimentación casera.4% de la población. el rango de edad estuvo entre 1 mes y 8 años.8 %. La positividad a parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos en caninos de éste municipio fue del 37.8 %.9 %.9 % e VILLA VIEJA Los mestizos representaron el 96.PALERMO Los mestizos representaron el 82.3 años y una moda de 2. Toxocara canis 17.1 % no registraron historia de vacunación.

7 años y una moda de 2. Los Ancylostomidos representaron el 85. 66. Toxocara canis 12. NEIVA Los mestizos representaron el 86. La positividad a parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos en caninos de éste municipio fue del 37.7 %. 50.6 % no registraron historia de vacunación. para un total de 220 personas. Dipylidium caninum 1. El numero de habitantes que convivían con los caninos positivos estaba distribuida así: 60 niños y 160 adultos. 17.9 % fueron vacunados contra rabia. 5. El 94. se reporta el hallazgo de Isospora canis 1. Strongyloides stercolaris 1. 14 % presentaron dermatitis y el 3.7 % recibía una alimentación casera.7 % no registraron historia de vermifugación previa a la toma de la muestra.6 %.8% de la población.2 %. Los machos representaron el 52.7 % no registraron historia de vermifugación previa a la toma de la muestra. el rango de edad estuvo entre 1 mes y 10 años. seguido por la raza French Poodle 5. Trichuris vulpis 3. Taenia spp 5.7 % de los caninos presentaban un estado general regular .6 % de los caninos fueron vermifugados con ivermectina.2 % de los caninos presentaban un estado general entre regular y malo. con una edad media de 2.5 %. El 70. El 41. Paragonimus spp 3.5 %. Hymenolepis diminuta 3. 73. mientras que el 45.2 %.7 %.parásitos gastrointestinales estaba distribuida así: 56 niños y 199 adultos.7 %.1 % de la población positiva. 50 % fueron vacunados contra 92 . para un total de 253 personas.5 % de los caninos fueron vermifugados con ivermectina.6 % presentaron síntomas digestivos (vómito).5 %.7 % la cual no es zoonótica.9 % de las muestras positivas.

6.5 años y se acercó a los rangos descritos por Urrego et al. Trichuris vulpis 5. 11. Palermo.2 % no registraron historia de vacunación. en Bogotá (Colombia) donde el promedio de edad en la población fue de 3.1 % concentrado. El 83.1 % de las muestras positivas. (1999).7 % presentaron síntomas digestivos (vómito y/o diarrea).2 % presentaron dermatitis y el 16.5 años.1 % recibía una alimentación casera y el 11. Toxocara canis 19. mientras que el 47. Discusiones resultados generales Las condiciones de saneamiento básico influyen en la presentación y trasmisión de parásitos gastrointestinales.3. En términos generales la población muestreada en su mayoría fue joven en promedio 2. Rivera Villa Vieja y Neiva (comuna 8).5 %. La positividad a parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos en caninos de éste municipio fue del 23.7 %. Los Ancylostomidos representaron el 86. Los caninos predominantes fueron los mestizos. donde las condiciones socioeconómicas son críticas y la tenencia de caninos mestizos en cierta medida asegura la poca inversión en el bienestar de este tipo de caninos al considerarse por parte de los propietarios que estos son más resistentes a cualquier tipo de enfermedades y con mayor facilidad de adquisición. rurales y urbanos de los municipios de Algeciras.rabia.5 % y Paragonimus spp 2. así como también las costumbres higiénicas de sus habitantes. El comportamiento de los caninos jóvenes por lo general es llevar una vida libre.4 %. sexualmente activa permanecer en contacto con otros caninos o con sus 93 . teniendo en cuenta que el estudio fue realizado en los asentamientos humanos.

Isospora canis Paragonimus spp.6 % 2. seguidos por Toxocara canis.6 % 19. Abril. Toxocara canis Trichuris vulpis Strongyloides.8 % 0 2.4 % 0 2. 94 .4 % > de 6 > de 1 año meses hasta hasta 2 años 1 año 88.3 % 0 2. Dipylidium caninum e Hymenolepis diminuta se presentaron con menor frecuencia.4 % 0 0 0 0 Los parásitos que se presentaron en todos los grupos etáreos con mayor frecuencia fueron Ancylostomidos principalmente. Giardia spp. Isospora spp y Paragonimus spp. 2004 hasta 6 meses 69 % 23. Strongyloides spp. Hymenolepis diminuta.5 % 6. Giardia spp.propietarios.8 % 2.3 % 2.4 % 2.4 % 2.5 % 2.8 % 4.2 % 4.5 % 9.2 % 2.8 % 4. constituyéndose en un riesgo potencial para la trasmisión de enfermedades zoonóticas parasitarias.8 % 0 2.8 % 2.3 % 0 0 0 0 0 > de 4 años 97. Huila 2004 GRUPO ETÁREO PARASITO Ancylostomidos spp. J.8 % 7.8 % 0 0 3% > de 2 hasta 4 años 95. Penagos. Trichuris vulpis.9 % 84. que se presentó con mayor frecuencia en cachorros menores de 6 meses probablemente por la vía de transmisión de este parásito.8 % 1. A.stercolaris Taenia spp Dipylidium caninum.6 % 12.4 % 4. Tabla 9 Tabla 9 Distribución de parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos por grupo etáreo.8 % 0 0 3% 2. los más afectados fueron los caninos mayores de 4 años.5 % 2. posiblemente porque estos caninos son más sedentarios lo que hace que tengan más contacto con el suelo donde se encuentran con facilidad las formas parasitarias. se hallaron en baja proporción en caninos hasta los dos años de edad.8 % 4.

0 1. Penagos.3 131 23 3 6 3 5 2 2 2 85. Stercolaris Taenia spp Dipylidium caninum. (2002) quienes describen que la proporción de caninos por habitante estimada por la OPS es de 10 personas por canino para las grandes ciudades latinoamericanas. los cuales permanecen libres y representaban la mayoría de la población. 2004 67 8 4 0 1 2 1 0 4 89.3 Los datos obtenidos de habitantes y su relación con caninos contrastan con los reportados por Acero et al. PARASITO HEMBRA % POSITIVAS MACHO % POSITIVOS Ancylostomidos spp. Giardia spp. Los machos se vieron más afectados a parasitismos que las hembras. Hymenolepis diminuta. de esta forma pueden transmitir la infección parasitaria a sus cachorros (machos o hembras).3 10. Toxocara canis Trichuris vulpis Strongyloides.3 1. Paragonimus spp. A. En Bogotá. Huila 2004.0 5.7 5.En cuanto al sexo se estableció una relación macho hembra de 2 : 1. La positividad hallada por parásito según el sexo es comparada en la Tabla 10. Tabla 10 Positividad de parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos según sexo. sin embargo.7 1.7 1. J. mucho más alta que la reportada por la 95 .6 15 2 3. sin embargo las hembras caninas pueden alberga formas parasitarias inhibidas que pueden ser activadas durante la gestación o lactancia debido a la acción hormonal.3 0. también se estima que en los estratos más bajos la población canina aumenta a 6.3 0. o eliminar estas formas contaminando el medio ambiente.3 0. Abril.9 2 2. la proporción es de 4 personas por canino.67 personas por canino.3 2.

a pesar que su positividad no fue alta. El uso de antihelmínticos es bajo ya que solo un 34.8 % de los animales registraron haber sido desparasitados y el medicamento más empleado fue la ivermectina (en el 23. La mitad de la población canina presentó un estado general malo. (Moreno et al. 2000). el riesgo de infecciones con tremátodos o céstodos de importancia zoonótica aumenta. Si se tiene en cuenta que la ivermectina actúa solamente sobre gusanos redondos. Colombia) donde más de la mitad de la población canina mostraba una condición general entre mala y regular. 1999). La mayoría de la población canina era alimentada con comida casera. lo que indicaría un estado nutricional pobre y mala alimentación. puede ser considerado menos eficaz y acelerar la resistencia del medicamento. (1999) en Ciudad Bolívar (Bogotá. El tratamiento antihelmíntico regular de los perros de todas las edades.OPS y similar a la obtenida en este estudio desarrollado en zona rural del departamento del Huila y donde las condiciones de vida son muy similares a las descritas para los estratos menos favorecidos en Bogotá. (Robertson et al. constituida principalmente por sobras y desechos alimenticios.. condición Inferior a la reportada por Moreno et al. la no vermifugación representa un riesgo para la salud publica.6 % de los animales estudiados). Situación que puede agravar la presentación y desarrollo de formas parasitarias en especial cuando la población humana tiene un estrecho contacto con caninos parasitados. muchos de los cuales eran obtenidos de las basuras o de zonas ribereñas.4 % de los animales vermifugados fueron positivos a diferentes formas parasitarias evidenciando un inadecuado tratamiento antihelmíntico. Debido a estos hábitos alimenticios el estado general de la mayoría de los animales era regular por lo 96 . sin una asociación con un parásito o una estrategia particular. el 31.

El municipio de Algeciras gastrointestinales presentó la mayor positividad a parásitos zoonóticos de los cinco municipios. vómito e inapetencia los cuales pueden ser compatibles con un parasitismo gastrointestinal. Síntomas similares a los reportados por Segovia et al. De la misma forma el 10 % de los caninos mayores de un año presentaron manifestaciones similares en menor proporción. posiblemente por las condiciones de pobreza. Las principales lesiones en piel fueron: Alopecia y dermatitis que se presentan debido a la acción de ectoparásitos como piojos. con positividades que oscilaron entre el 85 y 89 % mayor que las reportadas en otros países donde las condiciones ambientales son similares y favorecen su desarrollo. garrapatas. nuches y pulgas. Por otra parte la desnutrición e inmunosupresión del animal a consecuencia de diversas patologías incluyendo parasitismos gastrointestinales.tanto el estado nutricional no era el mejor. céstodos y tremátodos. Los síntomas reportados en caninos con mayor frecuencia por parte de los propietarios de los caninos fueron: diarrea. (2000) en Asunción Paraguay. 97 . en Villa Vieja se hallo: parásitos de los grupos de: nemátodos. Los Ancylostomidos se hallaron en los cinco municipios objeto de estudio. mal estado general de los animales y la temperatura que favorece el desarrollo de las formas parasitarias. suponiendo un estado inmunitario bajo por lo cual estos individuos podrían ser mas susceptibles a cualquier infección o enfermedad parasitaria. potencialmente representada por la presencia de nemátodos entre los cuales se destacaron Ancylostomidos y Toxocara canis principalmente.

La positividad en este estudio para Toxocara canis fue del 14. Croese et al. 1. Probablemente fue más alta debido que los cachorros de seis (6) meses suelen tener una mayor proporción de T canis debido a su forma de trasmisión. 33. humedad relativa de 54 a 75 % y malas condiciones higiénicas que favorecen su desarrollo. por Oliveira et al (2002). Wolfe et al (2003) cuantificaron la presencia de huevos adheridos al pelo de la región perineal empleando soluciones detergentes que separaban los huevos de T. (2000) 69. 17.En las 228 muestras positivas a parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos se halló una positividad de Ancylostomidos de 86.4 %. (1997) 7. el 23. 71.8 % del cual el 74.1 % de las muestras estaban monoparasitadas. Por el contrario. 18.3 %.8 %. concluyeron que el clima influenció directamente en el índice de infecciones entéricas humanas con A. (2002). 57. (1995). caninum y la frecuencia de la enteritis eosinofilica demostró que fue más alta en climas tropicales.4 % y por Kazacos K. 57. La alta población de animales domésticos y los altos índices encontrados de parasitismo en los caninos podrían conducir a la contaminación del medio 98 . los resultados fueron más bajos que los reportados por Habluetzel (2003). por Taranto et al. más alto que lo reportado por: Cabrera y Ordóñez (2003). por Oliveira et al.2 %. En este estudio la positividad es más alta que la reportada por Cabrera y Ordóñez (2003). encuentra en esta región una temperatura entre 23 a 30 grados centígrados.6 %.8 % de los cachorros en este estudio estuvieron infectados. este parásito por ser de distribución mundial especialmente de zonas tropicales y subtropicales (Georgi et al. 1994). (1978). por Espinosa (1999). por Maubecin et al (1995).47 % y por Kazacos K. canis del pelo encontrando una tasa de positividad del 25 % posiblemente la metodología permite obtener una mayor sensibilidad. (1978).9 %. 23.1 % por Maubecin et al. 29 %. 5.8 % por Chavier et al..3 % por Taranto et al (2000). 4. (1995). 26.5 % y por Chavier et al (1997).8 %.47 %.

por Maubecin et al (1995). (Schantz y Glickman 1983) 99 . por Richards et al (1995). factor esencial para su desarrollo y la presencia de alimentos contaminados con la forma infectante (Espinosa et al.9 % quien utilizó la técnica de necropsia.3 %. Esta positividad esta relacionada posiblemente con la presentación de ectoparásitos como pulgas y piojos que son los hospedadores intermediarios y que no son eficazmente controlados por sus dueños. existiendo de la misma forma la posibilidad de una infección mixta para la población humana.5 %. 44 % por Maubecin et al (1995). 3. siendo éstos los parásitos zoonóticos más frecuentes en el mundo.8 % y por Kazacos K.3 %.4 % fue de Trichuris vulpis. 0. especialmente la temperatura. mayor que la reportada por Richards et al (1995). 25. Mas baja que las encontradas por Minnaar et al (2002). (1978).28 %. 7. Posiblemente debido a las condiciones ambientales. estos huevos pueden seguir siendo contagiosos en algunos ambientes por meses o aún años. Esto representa una fuente significativa de infección para humanos. por Taranto et al (2000). 16. 4. 51. en niños particularmente. Cabe destacar que en este estudio la asociación más frecuente fue Ancylostomidos-Toxocara canis con el 8. más alta que lo reportado por Oliveira et al (2002). Además. 2000) De las 228 muestras positivas a parásitos gastrointestinales potencialmente zoonóticos el 3.ambiente con huevos y larvas contagiosas. (1962). La positividad de Dipylidium caninum en el estudio fue de 3 %. por Braun et al. 0.03 %.6 %.8 %. 12 % y por Kazacos K. (1978). Positividad más baja que los estudios realizados por Oliveira et al (2002). 1999).7 %. (Robertson et al. 31.

1994).9 % probablemente por el uso de la técnica de necropsia donde se detecta el parásito adulto más fácilmente que en muestra de materia fecal donde (Robertson et al. 1998) En este estudio se observó la presencia de Paragonimus spp con 3 % de positividad. 1. es menor a la reportada por Minnaar et al (2002). se ha destacado el riesgo epidemiológico de las ratas al ser hospedadores de Hymenolepis diminuta (Iannacone. Dentro de los parásitos poco frecuentes en caninos. de 0.UU.La positividad de Taenia spp fue 1. más alto que lo reportado por Hoskins et al. 1994) Se observaron larvas de Strongyloides stercolaris en 2..7 %. porcentaje más alto que lo reportado por Meloni et al (1993).26 %. 2000. La importancia de éste parásito radica en el riesgo zoonótico por el consumo de hospedadores intermediarios como cangrejos y langostinos parasitados crudos o mal cocidos y por manipulación de alimentos y utensilios de cocina contaminados durante la preparación de los crustáceos. 2002) la cual presento para éste estudio una positividad de 1. 33 % y por Taranto et al.6 % de las muestras positivas. (2000). Georgi. 2000). La infección suele estar asociada a la pobreza y las malas condiciones sanitarias que se concentran en determinadas poblaciones. (Robertson et al. Los huevos de la mayoría de céstodos no son eliminados regularmente en las heces por lo tanto la necropsia se considera el procedimiento diagnóstico patrón. Más bajo que lo reportado por Oliveira et al (2002). 0.2 %. 12. La detección de el huevo es eliminado intermitentemente huevos de éste parásito en caninos es el resultado de la depredación de roedores. pero de importancia en salud pública.3 %. Se debe tener en cuenta el tiempo requerido para que se 100 . consumo de insectos o coprofagía. (Georgi. por Schantz y Jeanette et al (1987) 2 %. los cuales poseen la forma infectante que es la metacercaria y no el huevo presente en las heces caninas. (1982) Louisiana EE. (Kassai.1 % por flotación fecal.

con valores promedios entre 56 al 60 %. 14. temperatura y humedad. La amplia diferencia de positividad entre los estudios refleja la dificultad para identificar el quiste en las heces. Rivera y Villa Vieja. (1995) realizados en Ciudad de México. en Neiva (comuna 8) la presentación de parásitos gastrointestinales es menor debido posiblemente a las mejores condiciones de vida que se presentan en las grandes ciudades. unido a las deficientes condiciones higiénico sanitarias son factores que prevalecen y facilitan el desarrollo de formas libres dentro del ciclo vital de los parásitos.26 %. relacionaron la alta positividad con la posibilidad que este protozoario está colonizando el nicho dejado por parásitos como T. La positividad de Giardia spp para este estudio fue 0.complete el desarrollo a partir de la ingesta de la metacercaria que fluctúa entre 55 a 90 días (Blair et al 1999). (1999) en un estudio realizado en Australia. más baja que los estudios de Taranto et al (2000). Los factores medio-ambientales como altitud. Las poblaciones más afectadas son Algeciras. caninum. la carencia de servicios básicos como: agua potable y alcantarillado así como la inadecuada recolección y disposición de residuos sólidos y excretas caninas. de Jeannette et al (1987).9 %. Bugg et al. y los referenciados por Miranda et al. positividad más alta que la reportada por Meloni et al (1993) 0. en donde las positividades reportadas van del 25 al 88 % en las diferentes poblaciones de caninos estudiadas.5 %. El único parásito no zoonotico detectado en éste estudio fue Isospora canis 0. 34 %. 101 . canis y D. Palermo.8 %. si ésta teoría es cierta podría explicarse la baja positividad de protozoos hallada en este estudio por la alta positividad de helmintos. en donde los servicios básicos son eficientes y se ejerce un mejor control sobre los caninos callejeros.

es el caso del municipio de Villa Vieja donde el 70. comparado con el municipio de Rivera en donde el estado general entre regular y malo fue del 39 % y la positividad a parásitos gastrointestinales fue del 46. Sin embargo la población adulta inmunosuprimida como: pacientes terminales.8 % de los animales fueron vermifugados con ivermectina. El estado general de las mascotas no reflejó la infección parasitaria. cabe destacar que la población infantil fue aproximadamente de un 25 % la que está más expuesta a contraer infecciones parasitarias debido a sus hábitos como geofagia. tienen un alto riesgo de contraer una zoonosis. aunque la ivermectina actúa contra los nemátodos es posible que 102 .6 % una de las más altas. se presento una positividad alta a parásitos gastrointestinales. La personas que conviven con animales parasitados en su gran mayoría fueron adultos 75 %.6 % de los animales fueron vermifugados con este mismo producto y la positividad fue la más baja de todo el estudio. por el contrario en el municipio de Neiva donde sólo el 5.Los caninos mestizos machos fueron los más predominantes en los municipios objeto de estudio. demostrándose así que este tipo mascotas son las más acogidas por los estratos menos favorecidos. positivos a VIH y pacientes con cáncer. En el municipio de Rivera donde el 28. El estudio demostró que la población canina en general fue joven y es la más expuesta tanto a eliminar o contraer formas parasitarias y colaborar en el mantenimiento de los ciclos de vida de los parásitos. El municipio de Rivera aporto el mayor número de población infantil conviviendo con caninos parasitados. coprofagía y contacto directo con los caninos positivos. para compañía o seguridad en las viviendas.2 % presentaban un estado de regular a malo y la positividad a parásitos gastrointestinales fue una de las más bajas.

su eficacia no haya sido la mejor debido a la medicación empírica por parte de sus propietarios o la resistencia adquirida por su continuo y discriminado uso.

El 100 % de la población canina de Algeciras era alimentada con una dieta “casera” que en muchos casos se limitaba a aquello que el canino pudiera consumir fuera de la vivienda (zona rural), muchos de estos animales no reciben alimentación por parte de sus propietarios lo cual los obliga a buscar otras fuentes como: deshechos alimenticios en zonas ribereñas y frutas en general, lo que permite diagnosticar parásitos que en zonas urbanas serían escasos, esto se vio reflejado en el porcentaje más alto de positividad a parásitos gastrointestinales, contrastado con el municipio de Neiva (zona urbana) donde la alimentación era casera en menor proporción 83,1 % y la positividad a parásitos gastrointestinales fue menor. La frecuencia de parasitosis en caninos varia según el lugar donde vivan los hospedadores y sus hábitos alimenticios. Así algunos parásitos como Paragonimus spp son más frecuentes en animales que circundan zonas ribereñas y que consumen crustáceos. (Espinosa et al, 1999)

El 16,7 % de la población canina positiva del municipio de Neiva presentó síntomas digestivos que podrían corresponder a problemas ocasionados por presencia de parásitos gastrointestinales, sin embargo en otros municipios donde la sintomatología se presentó en menor proporción, la positividad a estos parásitos fue mayor, lo cual indicaría que un animal parasitado no siempre presenta estas manifestaciones en especial los caninos mayores de 1 año, el promedio de edad de la población positiva fue de 2,5 años, edad en la cual el canino no presenta mayor sintomatología; confirmando así los estudios realizado en Paraguay por Segovia & Ozuna (2000).

103

6.4. Mapas de riesgo por parásito Se presenta de una manera gráfica, la prevalencia por parásito en los cinco municipios objeto de estudio, comparada con la relación perro-hombre, resaltando el riesgo al que está expuesta la población humana.

Es importante tener en cuenta que en los municipios donde la prevalencia de algunos parásitos es baja, la población en contacto puede ser alta, lo que indicaría que las relaciones perro-niño y perro-adulto son estrechas, aumentando así el riesgo de contraer zoonosis parasitarias.

Las relaciones presentadas por municipio, se basan en el total de personas expuestas a los caninos parasitados.

104

DEPARTAMENTO DEL HUILA

Figura 24 Mapa Departamento del Huila (Zona de estudio)

9 % Relación perro-niño: 1 : 1 Relación perro-adulto: 1 : 3.7 Figura 25 Mapa de riesgo por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Ancylostomidos.8 Relación perro-adulto: 1 : 2.5 % Relación perro-niño: 1 : 0.1 Prevalencia: 86.8 Prevalencia: 87.2 % Relación perro-niño: 1 : 1.1 Relación perro-adulto: 1 : 3. 2004 .6 Relación perro-adulto: 1 : 4.4 % Relación perro-niño: 1 : 1.1 % Relación perro-niño: 1 : 1. Donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados Huila.1 Relación perro-adulto: 1 : 2.Prevalencia: 85.6 ALTO RIESGO MEDIANO RIESGO BAJO RIESGO SIN RIESGO Prevalencia:86.5 Prevalencia: 88.

9 % Relación perro-niño: 1 : 0.1 Figura 26 Mapa de riesgo por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Toxocara canis. Donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados Huila.2 % Relación perro-niño: 1 : 0.3 ALTO RIESGO MEDIANO RIESGO BAJO RIESGO SIN RIESGO Prevalencia: 18.7 Relación perro-adulto: 1 : 5.1 Prevalencia: 19. 2004 .1 Relación perro-adulto: 1 : 4.2 Prevalencia: 6.4 % Relación perro-niño: 1 : 1.7 Relación perro-adulto: 1 : 2.2 % Relación perro-niño: 1 : 1.3 Relación perro-adulto: 1 : 4.9 Relación perro-adulto: 1 : 2.6 Prevalencia: 17.6 % Relación perro-niño: 1 : 0.Prevalencia: 12.

Donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados Huila.9 % Relación perro-niño: 1 : 4 Relación perro-adulto: 1 : 13 ALTO RIESGO MEDIANO RIESGO BAJO RIESGO SIN RIESGO Prevalencia: 5.Prevalencia: 3.5 % Relación perro-niño: 1 : 2.5 % Relación perro-niño: 1 : 4 Relación perro-adulto: 1 : 16 Prevalencia: 2.. 2004 .5 Figura 27 Mapa de riesgo por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Trichuris vulpis.5 Relación perro-adulto: 1 : 18 Prevalencia: 5.4 % Relación perro-niño: 1 : 3 Relación perro-adulto: 1 : 7.

9 % Relación perro-niño: 1 : 1.6 ALTO RIESGO MEDIANO RIESGO BAJO RIESGO SIN RIESGO Figura 28 Mapa de riesgo por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Dipylidium caninum. Donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados Huila.2 Relación perro-adulto: 1 : 4.9 % Relación perro-niño: 1 : 2 Relación perro-adulto: 1 : 2 Prevalencia: 8.Prevalencia: 1..7 % Relación perro-niño: 1 : 1 Relación perro-adulto: 1 : 4 Prevalencia: 2. 2004 .

Prevalencia: 3.8 % Relación perro-niño: 1 : 1 Relación perro-adulto: 1 : 4 ALTO RIESGO MEDIANO RIESGO BAJO RIESGO SIN RIESGO Figura 29 Mapa de riesgo por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Paragonimus spp.7 % Relación perro-niño: 1 : 1 Relación perro-adulto: 1 : 4 Prevalencia: 8. 2004 .5 Prevalencia: 2. Donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados Huila.5 % Relación perro-niño: 1 : 1 Relación perro-adulto: 1 : 3.

2004 .2 % Relación perro-niño: 1 : 0. Donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados Huila.7 Relación perro-adulto: 1 : 1 Prevalencia: 2.Prevalencia: 5.9 % Relación perro-adulto: 1 : 5 ALTO RIESGO MEDIANO RIESGO BAJO RIESGO SIN RIESGO Figura 30 Mapa de riesgo por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Taenia spp.

9 % Relación perro-adulto: 1 : 5 ALTO RIESGO MEDIANO RIESGO BAJO RIESGO SIN RIESGO Figura 31 Mapa de riesgo por parasitismos potencialmente zoonóticos en caninos causados por Hymenolepis diminuta Donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados Huila. 2004 .Prevalencia: 3.5 Prevalencia: 2.5 % Relación perro-niño: 1 : 2 Relación perro-adulto: 1 : 3.

7 % Relación perro-adulto: 1 : 5 Prevalencia: 8.Prevalencia: 1.2 Relación perro-adulto: 1 : 2.8 ALTO RIESGO MEDIANO RIESGO BAJO RIESGO SIN RIESGO Figura 32 Mapa de riesgo por parasitismos`potencialmente zoonóticos en caninos causados por Strongyloides stercolaris.9 % Relación perro-niño: 1 : 1. Donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados Huila. 2004 .

2004 .6 % Relación perro-niño: 1 : 3 Relación perro-adulto: 1 : 5 ALTO RIESGO MEDIANO RIESGO BAJO RIESGO SIN RIESGO Figura 33 Mapa de riesgo por parasitismos potencialmente zoonóticos caninos causados por Giardia spp. Donde se muestra la relación de niños y adultos en contacto directo con perros infectados Huila.Prevalencia: 4.

edad de los hospederos (mayor incidencia en cachorros y perros jóvenes) y poblaciones de animales pobremente supervisados y en libertad (rasgo cultural característico del área de trabajo). Lo más importante desde el punto de vista de salud pública se centra en la dificultad de adoptar medidas de manejo preventivas en los niños que pasan a ser la población más expuesta frente a estas zoonosis. estos ayudaran a reducir el predominio de infecciones zoonóticas de modo que los animales domésticos puedan continuar siendo miembros integrales del hogar. El conocimiento creciente de algunas enfermedades se puede asociar a los animales con programas eficaces para la prevención y tratamiento. esto obliga a realizar diagnósticos coproparasitológicos que determinen la aplicación de medidas terapéuticas precoces y adecuadas bajo estricta supervisión profesional Los médicos veterinarios no pueden asumir toda la responsabilidad que implica la prevención y control de este problema de salud pública. 115 . 6. los veterinarios deben ser fuente potencial de esta educación. Discusión en Salud pública La educación tiene un lugar importante en la reducción de la positividad y de la incidencia de infecciones con los parásitos potencialmente zoonóticos en animales domésticos y sus dueños. la temperatura y humedad ambiente (óptima en los municipios objeto de estudio).La probabilidad de adquirir dichas parasitosis ésta condicionada por factores tales como: la abundancia de formas infectantes en el medio relacionada con la cantidad de hospedadores parasitados.5. el propietario asume parte de esta responsabilidad ofreciéndole un cuidado integral a su mascota.

Robertson et al. adultos y adolescentes 75 %. directa o indirectamente. (2000) describe que las personas tienen riesgo de contraer zoonosis parasitarias. de infraestructuras de saneamiento apropiadas se traduce por un incremento previsible del impacto de las zoonosis en el estado de salud de la población de esta región (Robertson et al. aumento de concentración de heces y por ende de formas parasitarias. grandes pérdidas. suelo. la migración de zonas rurales a núcleos urbanos. 116 . Las estimaciones actuales sugieren que casi la mitad de la población mundial se ve afectada por infecciones que se transmiten a través del agua. la creciente demanda de agua potable limpia y segura. Una positividad baja. donde se presenta: concentración de población infantil y canina. es el caso de zonas urbanas. no significa que disminuya el riesgo de contraer una zoonosis parasitaria. 2000). disminución de zonas verdes. La población humana en contacto directo con caninos parasitados en la zona de estudio fue de 1005 habitantes distribuidos así: niños 25 %. este riesgo aumenta con los animales en libertad sin dueño que no fueron objeto de estudio. alimentos contaminados y contacto con mascotas.Los profesionales de la salud tienen una posición clave para controlar el parasitismo y asesorar la convivencia entre los animales y el hombre. La incapacidad de las regiones no industrializadas para responder adecuadamente al crecimiento demográfico. por la tenencia de un animal doméstico parasitado debido a sus características de comportamiento y razones inmunológicas. Las zoonosis parasitarias contribuyen a esa estadística imponiendo un duro tributo en términos de salud humana y causando.. como en la comuna ocho de Neiva. los cuales tienen una alta probabilidad de no haber recibido una atención veterinaria y mucho menos tratamientos antihelmínticos rutinarios.

Un riesgo similar se esperaría para las personas que tiene un estrecho contacto con animales domésticos. no permitir que la mascota duerma en las habitaciones y aumentar su frecuencia de baño. con estas medidas se podría reducir la probabilidad de contraer una zoonosis parasitaria. tales como médicos veterinarios. El control eficaz de muchas zoonosis parasitarias depende de un conocimiento detallado de los patrones del ciclo vital. (2000) propusieron que los 117 . es lavarse las manos. esto hace que las enfermedades zoonóticas tengan la posibilidad de ser introducidas o reintroducidas en ciertas áreas. Además. Juckett (1997) propuso que los procedimientos simples para romper la ruta fecooral. entre otros. evitar el contacto con las heces de las mascotas especialmente aquellas parasitadas o sin control médico veterinario. auxiliares veterinarios. La disposición regular de las heces ayudaría a reducir el riesgo de huevos viables de Toxocara canis y de otros helmintos que son viables en el medio ambiente. eleva la probabilidad de ingerir formas infectantes de parásitos. Overgaauw (1997) creyó que la educación. buena disposición de las basuras. Los avances en quimioterapia. peluqueros y criadores. junto con un régimen antihelmíntico apropiado y una reducción consiguiente en la contaminación del medio ambiente. la aparición del virus humano de la inmunodeficiencia adquirida (VIH) y avances en los trasplantes de órganos han conducido a un aumento en el número de individuos inmunocomprometidos y por lo tanto las zoonosis se han convertido en una amenaza importante.La presencia de un canino infectado unido a los hábitos de los niños como la geofagia y onicofagía. Hill et al. El comercio de los animales domésticos y el movimiento de las poblaciones humanas continúa aumentando. conduciría a la reducción en la incidencia de la mayoría de las zoonosis parásitas. particularmente en los seres humanos los cuales juegan un papel importante en la perpetuación de los ciclos de transmisión.

Sin embargo.animales domésticos que residían en los hogares de gente immunocomprometida deberían tener un control médico veterinario más estricto especialmente contra aquellos agentes que causan enfermedades zoonóticas. si el cuidado era apropiado. Muchos de estos factores de riesgo están cambiando como los hábitos de humanos y de sus animales domésticos. Wong et al. el riesgo de la transmisión de zoonosis a una persona immunocomprometida era mínimo. conduciendo a la aparición de la enfermedades parasitarias. (1999) creen que. Los factores que influencian la probabilidad de la infección humana con los parásitos zoonóticos varían dependiendo del género e incluso de la especie del parásito implicado. 118 .

La no vermifugación fue un factor que influyó en la presentación de formas parasitarias. las cuales son de gran importancia en salud pública y merecen atención por parte de los organismos de salud. posiblemente incrementando el riesgo de transmisión de formas parasitarias. para su detección y control. en especial en Algeciras en donde se presentó el menor índice. Las condiciones eco-epidemiológicas de la zona favorecen el desarrollo de los diferentes estadios involucrados dentro del ciclo biológico. podrían tener un mayor riesgo de contraer una zoonosis parasitaria debido a sus hábitos como geofagia. Los niños que representaron gran parte de la población humana en contacto con caninos positivos a parásitos gastrointestinales. circunstancia que podría verse agravada en los casos de familias que conviven con caninos en zonas marginales y cuyos hábitos y costumbres incrementan el riesgo de transmisión. onicofagía y estrecho contacto con sus mascotas. CONCLUSIONES La infraestructura de servicios de saneamiento básico es precaria en la mayoría de los municipios objeto de estudio.7. 119 . Este estudio reveló la presencia de formas parasitarias. La falta de educación por parte de los propietarios de las mascotas y la mala disposición de las excretas caninas favorece la trasmisión y presentación de formas parasitarias.

La mayor prevalencia a parásitos gastrointestinales se presentó en los municipios en donde los servicios de saneamiento básico eran precarios o inexistentes. sin embargo la relación perro niño y perro adulto fue alta en el municipio de Rivera. piojos. escarabajos) los cuales albergan la forma infectante de muchos parásitos son la causa de presentación de algunos parásitos no comunes en el hombre y el perro. donde podría implicar un mayor riesgo para esta población. Toxocara canis presentó la mayor prevalencia en los municipios de Neiva y Algeciras y la relación más alta entre perro niño se presentó en Palermo y Villa Vieja. El consumo de hospedadores intermediarios ( roedores. 120 . Este estudio permite obtener una aproximación a los problemas parasitarios más importantes y frecuentes como causa de enfermedad en caninos y que se podrían constituir en un factor de riesgo directo para la presentación de zoonosis parasitarias en la población humana del área de estudio. cangrejos. En los cinco municipios objeto de estudio los Ancylostomidos presentaron una alta prevalencia. pulgas.

acueducto y adecuada disposición de las basuras. manipulación de alimentos y manejo de mascotas para minimizar el riesgo de transmisión Programar jornadas de educación en las cuales los médicos veterinarios fomenten el concepto de responsabilidad de los propietarios sobre sus mascotas y el potencial zoonótico que ellas representan. Implementar por medio de la Secretaria de Salud un control adecuado de ratas. etc. que permita disminuir la presentación de formas parasitarias. Realizar la búsqueda de humana de ésta región.8. Reducir el número de caninos sin dueño por parte de la Secretaria de Salud para evitar la contaminación del medio ambiente con materia fecal e implementar su adecuada recolección. RECOMENDACIONES Implementar y mejorar la infraestructura de los servicios de saneamiento básico: agua potable. pulgas. parásitos no comunes de caninos en la población 121 . moscas. Realizar programas de capacitación sobre normas de higiene como el lavado de las manos. alcantarillado. Desparasitar apropiadamente previo examen coprológico la población canina así como la humana para romper la cadena de transmisión de estos parásitos.

Universidad de Córdoba. 1986. Segunda edición. FLOREZ. M. Estudio epidemiológico de las zoonosis diagnosticadas en el hospital del “Sarare” de Saravena Arauca 1981 . D. D. ATANCIA. Biomédica. M. Washington. Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. 67 p. ARAUJO. Zoonosis y enfermedades transmisibles comunes al hombre y animales. Universidad de Córdoba. A. C. P. Montería. WERNECK. Positividad de parásitos gastrointestinales en niños menores en tres barrios de montería. 2000. Facultad de Medicina Veterinaria Y Zootecnia. Ciudad Bolívar. 21(3): 256-263. D. F. 9. Universidad nacional de Colombia. NICHOLLS. Positividad de Dipydilium canino en niños menores en tres escuelas de Montería. 1988. 2000. A. M. Revista Saude Pública 34: 85 – 86. MUÑOZ. RUIZ B. 38 p. T. ARGÜELLES. Larva migrans cutánea em crianças de uma escola em área do Centro – Oeste do Brasil. BIBLIOGRAFÍA ACERO.. 989 p. 122 . Tesis de grado. CORDERO. 2001. Bogotá. ARAUJO.C. M. S. ACHA. FUENTES.1990. A. ALVAREZ. GORSKI. Facultad de Medicina Veterinaria Y Zootecnia.C. MONTES D. 1991. Organización Panamericana de la Salud. Seropositividad de anticuerpos contra Toxocara canis y factores de riesgo en niños. T. Tesis de grado. Tesis de grado.

D. BELTRAME. Selecciones veterinarias. BROOKS. 586 p. 123 . R. Colombia. A survey for intestinal parasites in Iowa dogs. D. URBANI. Cuarta edición. C. D. Santiago. RESTREPO. Tercera edición. Paragonimiasis and the genus Paragonimus. 17: 475-478. Corporación de investigaciones biológicas. And Toxascaris leonina infections in dogs. C. B. Compendium on Continuing Education. D. SCOLARI. STEPHEN. Mediterráneo. RESTREPO. Parasitología. TORTI. Chile. Parasitología clínica. Colombia. 1990. STROMBERG. C. Ed. Medellín. 1962. T. 44: 137-139. 1995.1050. Soil transmitted helminth (STH) infections in an indigenous community in Ortigueira. BARR. Journal of the American Veterinary Medical Association 141: 1049 . M. THAYER. 1995. Advance Parasitology. M. Brazil and relationship with its nutritional status. XU. Paraná. BRAUN. VANEK. 1987. LAURSEN. Differentiation of Baylisascaris species. 379 p. AGATZUMA. Survey of the dog population of Zimbabwe and is level of rabies vaccination. C. Corporación de investigaciones biológicas. Toxocara canis. BOTERO. Giardiasis. Parasitosis Humanas. Medellín. 2003. BLAIR. 127: 592-596. ZB. D. 1999. A.ATIAS. C. A. J. 3 (1): 78-82. BOWMAN. . AVERBEKC. 1991. J. J. 42: 113-222 BOTERO. Veterinary Record. G. Parasitosis Humanas. 2002.

BUGG,

R.J;

ROBERTSON

I.D.,

ELLIOT.

A.D;

THOMPSON

R.C.

Gastrointestinal parasites of urban dogs in Perth, Western Australia. Veterinary Journal. 1999. 157:295-301

CABRERA, P. ORDOÑEZ, O.

Determinación de parásitos zoonóticos

(helmintos y protozoarios) en caninos del centro de zoonósis de Bogotá, D.C. Tesis de grado. Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. Universidad Nacional de Colombia. 2003

CARVAI, E; FARR, P. Parasitología Clínica. Salvat editores. 1974. p. 344346

CASTILLO, F; DORÍA, L. Tenencia de animales domésticos en la ciudad de Montería y su incidencia en la salud de la comunidad. Tesis de grado. Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. Universidad de Córdoba. 67 p.

CDC. Centers For Disease Control and Prevention. Epi info 6, Versión 6.04a. Atlanta GA: Centers For Disease Control and Prevention. 1996.

CHAVIER, H; HURTADO, O; ALVAREZ, Z; PEREZ, M; BRITO, J. Blastocistosis and other gastrointestinal parasites in dog. Veterinary

Parasitology. 1997 1 43 – 53.

CORDERO, M; ROJO, F. Parasitología Veterinaria. Madrid; España. Ed. Interamericana McGraw-Hill. 1999. 968 p.

CORREA, P. GONZALEZ,. MUGABURU, L. D’Alessandro, A. Primer caso Colombiano de toxocariosis. Breve actualización del síndrome de “larva migratoria visceral”. Revista Antioquia Medica 16: 489 – 497. 1966.

124

CORREDOR, A; ARCINIEGAS, E; HERNANDEZ, CA. Parasitismo intestinal. Santa Fe de Bogotá D.C. Ed. Instituto Nacional de Salud. 2000. 478 p.

CROESE, J. Seasonal influence on human enteric infection by Ancylostoma caninum. American Journal Tropical Medicin. 1995. 53: 158-61

D.N.P. Departamento Nacional de Planeación. Versión PDF. Departamento del Huila. 2002. www.dnp.gov.co/departamentonacionaldeplaneación/huila.pdf.

ELIGIO, L; JIMENEZ, E.

Distancia filogenética de aislados de Giardia Revista de Investigación

intestinalis de niños sintomáticos y asintomáticos. Clínica. 2002. 54 (2): 113-118.

ESPINOSA, G; RADMAN, N; GUARDIS, M; FONROUGE, R. Enteroparásitos zoonóticos y no zoonóticos en 100 caninos de una zona selvática ribereña al Río de la Plata, provincia de Buenos Aires. Selecciones Veterinarias. 1999. 7 (2): 210-213.

GARCIA,

A.

GORDILLO,

J.

Estudio

retrospectivo

de

las

zoonosis

diagnosticadas en el hospital regional Santo Domingo de Málaga, Santander. 1983 - 1989. Tesis de grado. Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. Universidad Nacional de Colombia. 1996.

GARZON. J. PLATA, P. Estudio epidemiológico retrospectivo de las zoonosis diagnosticadas en el hospital departamental de Florencia Caquetá. 1988 1994. Tesis de grado. Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. Universidad Nacional de Colombia. 1996.

125

GLICKMAN, L.

The epidemiology of human toxocariasis. Ed. J.Lewis, R.

Maizels (Institute of biology and the Brithis Society for Parasitology). London (Inglaterra). 1993. p. 3-10.

GODOY, M. ROVERANO, A.

Dipylidiasis en caninos y felinos del Gran

Mendoza. Centro veterinario villa hipódromo (Mendoza, Argentina). 2002

GÓMEZ, E.

Toxocara canis como zoonosis.

Infección experimental en

conejos y diagnostico serológico de humanos por medio de la técnica de Elisa. Tesis de grado. Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. Universidad Nacional de Colombia. 1985.

GEORGI, J; GEORGI, M. Parasitología en clínica canina. Interamericana Mcgraw-Hill. 1994.

HABLUETZEL. TRALDI, G. RUGGIERI, S. An estimation of Toxocara canis prevalence in dogs, environmental egg contamination and risk of human

infection in the Marche region of Italy. Veterinary Journal. 2003 243-252

HAVASIOVA, K; DUBINSKY, P; STEFANCIKOVA, A. A seroepidemiologycal study of human Toxocara infection in the Slovak Republic. Helmintology. 1993. 67: 260-267. Journal Of

HENDRIX, C.

Diagnóstico parasitológico veterinario.

Segunda edición.

Madrid, España. Harcourt Brace. 1999. 325 p.

HERRMANN, N; GLICKMAN, L; SCHANTZ, P. Seroprevalence of zoonotic toxocariasis in the United States. American Journal of Epidemiology. 1985. 122: 890-896.

126

Bogotá. A. M. 1996. CHENEY. Características geográficas. SUSANNE. HOLLAND. 2000. American Journal of Public Health. GENEVA.D. THOMPSON. Prevalence of parasitism American Journal of diagnosed by fecal examination in Louisiana dogs. INSTITUTO GEOGRAFICO AGUSTIN CODAZZI. SL. 83: 44-51. J. 1997. 1995. HOSKINS. Parasitology. Veterinary Research. ALVARIÑO. Helmintofauna Rattus rattus (Linnaeus.C. Seroepidemiology of toxocariasis in the school children. 216:687-92. 1982. KELLY. TATON. INSTITUTO GEOGRAFICO AGUSTIN CODAZZI.H. 1758) y Rattus novergicus (Berkenhout. D. SMITH P. SCHANTZ. P.JM. 110: 535-545. 43: 1106-1109. J. Intestinal Parasites in pet Store puppies in Atlanta. JD. Journal Parasitology. C. Bogotá. D. IGAC. TAYLOR. 77: 345-346. BP. 1995. K. 2002.B. HOPSKINS. O`LORCAIN. 1769) (Rodentia: Muridae) en el Distrito de San Juan de Larigancho. JA. REYNOLDSON. GROTH. P. P.C. M. MALONE. RCA. 127 . DM. Huila. 19(3). IANNACONE. Revista Peruana Medicina Especializada en Salud Pública. GF. Diccionario geográfico de Colombia. RM. Prevalence of enteric zoonotic organisms in cats. IGAC. 1987. MELONI.HILL. Ribosomal RNA sequencing reveals differences between the genotypes of Giardia isolates recovered from humans and dogs living in the same locality. Lima-Perú. Journal Americans Veterinary Medical Association. WETHERALL. JEANETTE. L. J.

Gastrointestinal helminth parasites of black rat (Rattus rattus) in Abeoukuta Southwest Nigeria.M. 1997.A. An Fam Physiciam. 1987. An epidemiological and serological study of Toxocara infection in Sweden. España. 1997. 1995. 2002. Helmintology. Small Animal Practice. Universidad De La Salle. 71:217-20 Journal MARIN OCAMPO LUISA FERNANDA.C. MB. SAM-WOBOS. 76(1). KALKOFEN. 1998. LJUNGSTROM. 37-43(7) MAFIANA. Helmintología veterinaria. 21: 87-93 MACNISH M. Journal of Helminthology. 173: 995-997 KIRKPATRICK. T.THOMPSON R. Zoonosis en caninos y felinos. 1978. G. Pets and parasites.G. 56: 1763-78. CF. Small Animal Practice. F. KASSAI. Gastrointestinal helminths in dogs from a humane shelter in Indiana.A. U. Zaragoza. C. OSHO. 1989. K. 17: 1341-1354. BEHNKE J. 277 p. Veterinary Clinics of North America. Giardiasis. 128 . KAZACOS. 1987. VAN KNAPEN. Veterinary Clinics Of North America. I. Scandinavian Journal of Infectious Disease. MORGAN U. 17: 1377-1388.M. Journal of The American Veterinary Medical Association. Facultad de Medicina Veterinaria. 360 p. Acribia. S.JUCKETT. Hookworms of dog and cats. Failure to infect laboratory rodent hosts with human isolates of Rodentolepis (Hymenolepis) nana. Tesis de grado.

España. RM.fcgi?tool=pmcentrez&artid=317321 129 . Tesis de grado. LJ. MELONI.gov/aticlerender. Helminths in dogs from a periurban resourse-limited community in Free State Province. HOPKINS. G. 1999. 1993. MORALES. J. An epidemiological study of pleuropulmonary paragonimiasis among pupils in the peri-urban zone of Kumba town. dogs and cats from aboriginal communities in the Kimberley. FOURIE. MEHLHORN. Dirección General de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad. Tercera edición. Zaragoza. 3 (5): 303-305. Oct. DUMAS MICHEL. The prevalence of Giardia an other intestinal parasites in children. KEFEY-ARREY. 141 p. KRECEK. WN. MINNAAR. G. REYNOLDSON. E. BP. 1995. CHARLES. ORDOÑEZ. M. ROGER. S. 2003). Cameroon. 1993. MOYOU-SOMO. GEORGES. RC. GRACEY. RC. 391 p. JA. THOMPSON. Estudio epidemiológico retrospectivo de las enfermedades zoonóticas diagnosticadas en los hospitales de la Dorada.2003 (16 de December. http://www. 107 (4): 343-349 MINISTERIO DE SALUD.MAUBECIN.A. South Africa. 2002. Parasitosis entéricas en caninos de la ciudad de posadas. Manual de enfermedades zoonóticas. Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. Acribia. Fundamentos de Parasitología. Selecciones Veterinarias.pubmedcentral. Honda y Lérida entre 1985 – 1989. 158 (3) 157-159. PIEKARSKI. VETERINARY PARASITOLOGY. Medical Journal Australia. 1991. H. Universidad Nacional de Colombia. DREYFUS. Meme Division.

QUIROZ. Toxocariasis (larva visceral migrante). LC. Brazil. Veterinary Parasitology. IRWIN.ar/ 130 . Un caso de la forma clínica encubierta y revisión del tema. 1997. RICHARDS. México D. M. 1995.C. NUNES. Veterinary Clinics Of North America. 1991.serología. 1987. AMARANTE. ABAUNZA. J. Aspects of Toxocara epidemiology. PAM. TV.J.Toxocariosis in dogs and cats. LEWIS. Ascarid infection of cats and dogs. THOMPSON. AF. J. TC.F. 2002. 17: 1307-1339. 59 (1): 39-51 ROBERTSON. 1994. JW. P. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. A. R. S. BARROS. S. www. Parasitología y enfermedades parasitarias de animales domésticos. 2000. Ed. Critics Revist Microbiology. Limusa.com. E. International Journal For Parasitology. Estudio epidemiológico retrospectivo de las zoonosis diagnosticadas en los hospitales departamental y San Pedro en pasto. The role of companion animals in the emergence of parasite zoonoses. G. DT.J. U. LYMBERI. FERRARI. 23: 233-51 PAREDES. Prevalence of intestinal parasites in dogs from Sao Paulo State. Small Animal Practice. PARSONS. 30: 1369-1377 ROVEDO. Nariño entre los años 1980 – 1989.D. Héctor. Epidemiological studies on intestinal heminth parasites of rural and urban red foxes (Vulpes Vulpes) in the United Kingdom. HARRIS. TARDUCCI.. Universidad Nacional de Colombia. JÖRG. 2001. 876 p. 103 (1-2): 19-27 OVERGAAUW. A.OLIVEIRA-SEQUEIRA. Veterinary Parasitology. Tesis de grado.

STEPHEN. 41: 21-34 SEGOVIA. 131 .. SUKONTASON. Selecciones Veterinarias. D. PAFFMANN. American Journal of Publich Health. S. BOWMAN. OZUNA. 823 p. 2003. P. P. J. Séptima edición. D. 1989. 1980. 45 (5) 1108-1118 SURGAN. GLICKMAN. Evaluación de la técnica de concentración de formalinaformalin-Tween para la detección parásita. DWIGHT. KENNETT. The Compendium Small Animal. 1983. Boletín de la Oficina Sanitaria. 70: 1207-1208. Giardiasis in Dogs and Cats. 94: 571-587.SCHANTZ. 6 (5): 603-611. Toxocara larva migrans now. Ed. 1994. 1(2):97 Revista de ciencia y tecnología. M. L. K. terapéuticos y zoonóticos en las infestaciones gastrointestinales. C. 3 (1): 43-48. Interamericana. 1989. E. STEPHEN. SOULSBY. New Jersey. C. Ascáridos de perros y gatos: un problema de salud pública y medicina veterinaria. K. Giardiasis. T. BSV. BARR. COLGAN. SCHANTZ. American Journal Tropical Medicine Hygienic. 1995. 2000. México DF. R. Aspectos clínicos. Parasitología y enfermedades parasitarias en los animales domésticos. A Survey of canine toxocariasis and Toxocara Soil Contamination in Essex Country. Revista Instituto de Medicina Tropical.

J. VALENCIA R. The Veterinary Record. Diario de Parasitología. S. Editorial Exitodinámica. Zaragoza. WRIGHT I. McGraw-Hill Interamericana. Acribia. 1998 19(5): 233. 1983. G. VELEZ. 1999. agente causal de paragonimiasis humano en Colombia. Acta Pediátrica Mexicana. DUNCAN. Población canina y su relación con la salud pública en el Distrito Capital. PASSAMONTE. N. J. p. 4 (10): 1-6 VÁZQUEZ. Boletín Epidemiológico Distrital. 51-65. Human Toxocariasis And Direct Contact With Dogs. L. T. 2001. MARINCONZ. 152: 419-422 132 . 1993. J. Tricocefalosis por Trichuris vulpis en un niño. Zoonotic Parasitosis Transmitted By Dog In The Chaco. 67: 78-82. 2000. 89 (4): 749-755. 355 p. . 2003. Parasitología Veterinaria. Guías en Parasitología Veterinaria. Descripción morfológica y ciclo vital de Paragonimus. A. Ed. Prevalence of Toxocara eggs and number of faecal deposits from dogs and cats in sandpits of public parks in Japan. ARMOUR. MARZI. M. URQUIJO. G. 2003. España. MORENO. Medicina (BUENOS AIRES). WOLFE. Salteño. I. 60(2): 217-20 UGA. URQUHART.TARANTO. Bogotá. Journal Helmintology. VELÁSQUEZ. L. Ed. VELEZ. A. R. Argentina.

WONG. P. Journal of The American Veterinary Medical Association. In the urban area of lima. HEIDMANN. VELARDE. FEINSTEIN. P. 93: 733-734. C. MELLO. CHIEFFI. PERES. L. E. S. B. 133 . Soil contamination and human infection by Toxocara sp. 1998. Peru. healthy people. Healthy pets. A. 1999. Memories of Oswaldo Cruz Institute.: 215 (3): 335338. SALINAS. S. ZEVALLOS.

Malo) Vacunas ____________________ Vermifugación_____Producto __________Hace cuanto_____ (meses) Alimentación: (Concentrado. Mixta) ___ Lesiones en piel ____________________Localización ____________ Digestivo __________________________ OBSERVACIONES: 134 . Regular. Casera.ANEXO A UNIVERSIDAD DE LA SALLE FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA ENCUESTA EPIDEMIOLÓGICA No____ Municipio _______________ Barrio/ Vereda _________________ Propietario______________ Dirección______________________ Raza _______________ Sexo ___ (Macho – Hembra) Edad______(años / meses) Nombre ____________________ Tiempo en el lugar Años_____ Lugar de procedencia del canino ______________ Habitantes adultos mayores de 18 años____18-10 años____Niños____Total___ Estado de carnes: ___ (Bueno.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful