Está en la página 1de 19
\s Pablicado originalmente en Sartell, Eduardo: El enigma de Protco. A propésito de Jorge . Sabato, Larry Sawers yelestancamiento dela economia argentina, en: Ciclos 1° 10, INES, Facultad de Ciencias Eeonémicas, UBA, junio 1996, El enigma de proteo A propésito de Jorge F. Sabato y el estancamiento de la economfa argentina ‘Eduardo Sartell "Freatenta exe siio el yeraz anciano de los mares, el innortal Proven. Si poniéndos en asechanza,logaresagararla de cualquier manera, te dia el camino que hs de scqui, eval ser su duran y ‘como pods esttuie 2a pia. Y también te relat. lo malo 6 Jo bueno que haya oeurdo en casa. <> Era mediadia cuando vino dl mar .. Enonces acometimesle on jens grea y todos le echatnos mano. No olvio el vgjo sus olorosos arifcios; ransfiguose sucesvamente en melenudo len, en dan, en pantera y en corplent jabal; despues se nos conv en agua liquida y haste en abel de excelsa copa." Homero, La Odises Las turbulencias propias de la economia argentina, por lo menos de cuatro décadas a esta Parte, han generado una may abundante produccién intelectual que ha centrado sus preocupa- ciones en las causas de un destino manifiesto incumplido. La expectativa dominante es la conviccién intima de que la Argentina debié haberse transformado (por los més variados impera- tivos) en los "Estados Unidos de Sudamérica". Muchos investigadores han crefdoenecesario ‘bucear en los abismos de la "edad dorada'" y localizar alli mismo las causas profundas, ocultas a la superficie feliz de la arcadia sudamericana, En esa perspectiva, la apuesta se dirige hacia el andlisis de la economia agraria pampeana como punto nodal de cualquier explicacién posible. Todo intento de replantear el problema impone una discusién con los "clésicos". Ya Hilda Sabato y Eduardo Miguez han pasado revista a las "tradiciones" previas (la "marxista vulgar" y la “institucionalist” respectivamente), por lo que no vale la pena volver sobre ellas (por ahora). Los nuevos clisicos con los que hay que discutir son, sin duda, Jorge Sabato y Aledo Pucciareli? Impora, entonces, examinar dos modelos expliativos que, no slo hunden ‘Sabato, Hilda: "La cuestiinagara prmpeara un debate inconclso" en Desaralio ecnémico, no. 106, 1987 y Miguez, Eduardo’ "La expansiin agratia de la pampa himeda (1850-1914), Tendencies recientes de su ailisis histSrico", en Anuar, IHES, Tasdil Alfredo Pucciareli: EP capitalsmo agrario pampeano, 1850-1930, Hyspamérica, Buenos Aires, 1986; y Jorge F, Sabato: La clase dominante ex fa Argentina moderna. Formacisn y caracterisicas, CISEA-tmago Mundi, Bs. Publicado originalmente en Satelli, Eduardo: El enigma de Proteo. A propésivo de Jorge F. Sabato, Larry Sawers ye estancamiento de la economia argentina, en: Cicos,n® 10, IES, Facultad de Ciencias Econémicas, UBA, junio 1996, sus raices en terrenos consolidados por importantes contribuciones previas (de Miguel Murmis, en el caso de Pucciarelli, de Milciades Peiia en el de Sabato), sino que, ademis, orientan hoy Ia mayoria de los trabajos en curso. En esta exposici6n nos limitaremos al texto de Jorge Sabato, aclarando que, no obstante las eriticas, quisiéramos ver este aticulo como un modesto homenaje a quien, desde fuera de la Historia, supo mostrarse como un raro ejemplo de la audacia de pensar, tan ausente hoy dia en nuestra disciplina. La clase dominante Eltexto Jorge Sabato comicnza preguntindose por la democracia y el estancamiento y, en la medida en que cree puede explicarse la relacién entre ambos términos a partir del andlisis de la forma y la composicién de la clase dominante, su primer objeto de critica es la concepcién tradicional de la misma como clase terrateniente sefiorial, apoyada en el latifundio, ambos heren- cia colonial. Frente a ésta Sabato va construir otra que considera ala clase dominante ubicada en la posesion de la tierra tanto como en el comercio y as finanzas. Una clase dominante atada s6lo a la posesién de la tierra, argumenta, daria lugar a un sujeto muy estatico que no podria hacerse cargo de la reproduccién ampliada y de los cambios en la empresa agropecuaria y ser responsable de la notable expansién del capitalismo pampeano. {Como surge esta clase dominante con centro en las finanzas y el comercio? Los sucesivos "booms" de cuero, tasajo, lana, etc., habrian creado comportamientos empresariales As, 1991 En este sentido creemos que puede rechazarse una acusacién injusta: en el trabajo de Alvarez, Norberto y Zeberio, Blanca: "Los inmigrartes y la terra. Labradores europe en la regién sur de la camparia bonuerense {Argentna) a principios de! siglo XX", en Estudios migratorioslatinoamerianas, ao 6, nro. 17, 1991 se sefala a Alfredo Pucciareli como represntante de la visi tradicional del agro pampeano, cuando en realidad su trabajo signtieS un formidable apore a debate de los “70, con muy poco de "wradicional” si se entiende por elo posturas ‘como las eitcadas por Sabato y Miguez. Pablicado originalmente en Sarteli, Eduardo: EY enigma de Proteo. A propésito de Jorge F Sabato, Larry Sawers yelestancamiento de la economia argentina, en Ciclos n° 10, IHLES, Facultad de Ciencias Eeonémicas, UBA, junio 1996, flexibles ya que el nexo con las relaciones contingentes y variables de las economias centrales provocaron ajustes sucesivos para satisfacerla con un minimo de cambios y un maximo de funcionalidad. Estas caracteristicas se habrian acentuado con las crisis ciclicas de la economia. ‘La aparicién de la ganaderia refinada ligada a la agricultura y el frigorifico culminan por dar la fisonomia definitiva a la clase dominante: dadas las caractersticas de la produccién agraria (obre todo, ef estar sujeto a rigideces mayores que la industria) se adapta a funcionar en ‘condiciones de riesgo, Esta adaptacién la lleva a ubicarse preferencialmente en comercio y finanzas para dispersar riegos entre distintas actividades productivas y aprovechar con rapidez coyunturas favorables. Esta mentalidad presta mucho més atencién a la eoyuntura que a los requerimientos intemos de la empresa. A partir de aqui, pueden explicarse varios problemas importantes, como el de la concentracién de la tierra la concentracién inicial puede deberse @ cuestiones politicas, pero la continuidad de la misma debe ligarse a causas econdmicas. Suponiendo que la agricultura es més rentable que la ganaderia, aquellas tieras dedicadas @ la ultima deberian haberse fraccionado. La idea de restricciones a la compra por el lado de la falta de crédito (posicién tipica de la version tradicional) no concuerda con las posibilidades de participar de operaciones inmobiliarias de 20,000,000 de has. En realidad, detrés de los aspectos financieros deben dominar motivos econdmicos. La tinica explicacién para el mantenimiento de la concentracién sélo puede hallarse en el mayor rendimiento de la produccién ganadera, poniendo en el centro del problema la ccuestién de la rentabilidad relativa de la agricultura y la ganaderfa, Puede suponerse que esto ‘contradive todo lo que se sabe de economia agraria, pero, en este punto, Sabato saca su as de la ‘manga y esgrime la tesis de la existencia de dos ganaderias: la cria y la invemada. La invernada comienza a desarrollarse ya en la época del saladero y para el mercado de Buenos Aires. Se hace més importante hacia 1910 y "formidable" en 1920 con el desarrollo del “enfriado", cuando llega a ser la clave del proceso. Era mucho mis rentable que la eria por eso podia competir con la agricultura. Asi, puede distribuirse la tierra pampeana en tres partes: A, las mejores, sélo agricultura; B, intermedias, agricultura e invernada y C, s6lo ganaderia, A partir de aqui se genera una dinémica particular: ambas, invernada y agricultura, se mueven segiin los precios internacionales, de ahi la ventaja de la concentracién territorial, que permitia el cambio

Calificar