Está en la página 1de 36
si < - 5&3 | Origenes y desarrollo de la burguesia en América Latina, 1700-1955 jo, esa movilidad ascendente y descendente de las primeras fami- lias de la ciudad desde el siglo xu, a la vez que hacia precaria la supervivencia de la posicion de cualquier familia, aumemtaba la importancia del dinero como determinante del nivel social. Ade mas, garaatizaba que ninguna familia o grupo de familias llega. aa monopolizar la vida social y economica de la ciudad durante prolongados periodos. XVI. Notas sobre la formacién de la burguesia argentina, 1780-1880 Waldo Ansaldi* BREVE INTRODUCCION METODOLOGICA Debo hacer, en primer lugar, dos advertencias y una actaracion de caricter metodol6gico, La primera.advertencia es que este trabajo por eso le he llamado notas-— es apenas un ejercicio preparatorio de una investigacion mas amplia y ambiciosa en la que estoy trabajando, aunque también recopila algunos puntos considerados en escritos anteriores, "En ese sentido toca s6lo as pectos parciales del problema, el cual debe entenderse vinculado Fin segunda advertenca: mi campo de anéliss etd cenvad cémo se forinan ls cases sSelay-SekgnIInC S SOS ae ‘MgpTogra accederj mantener ent podat wake eae ase Sica def elaas Eradoaeleind dete Sabre estima cuestin tal vez no result ocioso recordar que el andliss sobre la formacion y desarrollo de la os doninante/ditzene no tila ode lessee ares y, particlarmente, Grsubatce as. nol aun de sas, no por uh aape ewes GS a par eae og oe ee ea “Weron arfojadar de 0 por HE parepar ent prsese de Bese ede entendene Ta Wistona de ana east secu ea eee Cia u otras con las cuales teeadana. esoecimeo ore Wires opuesta contadictora yanlagSnice Ningue setae “Barc scons dt Congo Latnoamerian de Cet Soi (C4, eos enone eee pen subs peso yao omprometr sis intiacoy cls ae poe ! Waldo Ansld, Heremoni crtenientey clase balteras en Argentina, inesgain en curso. Lon eros previo sean Stas mis alate esta naturaleza puede considerar 2 una clase como un universo. Si agui el enfasis esta puesto solo en uno de los términos de la re lacién, ello es por la raz6n apuntada al comienzo sobre la indole de estas nos. Respectoa ia aclaracién metodologica quiero plantear, breve- mente, dos puntos: Ga‘ altimos afos, mucha conte esth deseubsendo a ontop ao os Salsdble an aspeco'y no logs en ot0, Ts ES Rrotaas de actin a edeucs mecanovecons- pode’, el Estado, el papel de las ideologis, etc, ene otras, El Fesgo etd en que el resate del pensamiento grameciano ge 6 Heels ere una nada nde Timitada aus mecanico-US-S0T. Siruso @ abuso) gira en torno a concepciones y estrategias politcas, Entce nosotros, los latinoamericanos, ese uso esta Brientado preferentemente al andlisis historico y acerca de él Seria convenienterellexionar sobre (yesclaecer) as interogan- tes que desiaca Alessandro Pizzorno, Los interrogantes planteados por Gramsci en sus ani histori cos, y que ain siguen en debate, ve pueden resumir asi: undo y fn que condiciones exislen entre representantes y representados tina reacion “organica’” y cudndo 0? En qué condiciones son posiblesalterativas de accion para determinados sujetos histor os? Como (epi qué crterios) se identifia la base social de fos Sujto: hstorcos? Y mas explicitamente, es posible idemtifcar Sujetos histOricos no s6lo sirvindose del conjunto de sus pos tonesen ls reaciones de produccion, sino segin dtrascategorias (hacionales,religiorasy eultrales, en el sentido mas ampli)? En fin, zonal es Ia natraleza de la reflexion que conduce a res ponder a tales interrogantes 0 en otros tzminos, yes ita desde {tn punto de vista metodol6gi60 Ia elaboracion de categoras abs | fractaraplcables a diferentes cass historicos, como son precisa ‘ent las categorias de hegemonia, ergs orgnica, bloque histori J \co,y otra que Gramsci nos propong?* Noes éste el lugar para responder a estas preguntas —y en ri gor las respuestas precisas vendrin después de las investiga- 2 Alesandeo Pitot, “Sobre dl métogo de Gramsci. (Dela histriograia a lacioncla pote" en Luciano Callin y ator, Gremcty lar ctencla sotales, _Euternoe de Paras y Prsente ai 19, segunda edison, Coraaba, “49550 516 ong 20 de una tefesin abate, pero quiero ela SE eee ae poitiadd coleniea SET aera oes oer Gransa, be weed See ee era get Pca tes owe ae eat Zangiensd nett ceCionon nos Soran a centr ee era oeereneeeas nes Sa en Career a PEO see ee ee nee forgo sae sy ras ae er a a eee cpanel ede. ocsamens lpi et pe apart eci ae ee eet gees Peta see son enlace co ced ee ee treet cinions an Cas ce ee ee as eos Se acl ecune men Te a ae ee iotiey Se tr os i ae ea? Se ne etc ecno arco I een Cae ee ee an ae Piper) See tec xo ne obion Se ee ete oa: mide coe seem queen ee Pe EO ee ey con lve > Fe oe ge tae 2 ee ee ce see Sie ee a ee ee 2 idem, 9.46 4 Antonio Gramac, Notas sobre Mequiveo, sobre la politica y sobre Esta. 4o, eons Nera Vision, Buenos Ales, 1972, p. 4-96 Estcampo de ans {sve amplarae con el exude nv cases subaieras. Sobre tt, vlan los “pou sulla stra delle clas! substerse”,iauldos en 1! Rsorgimento, Giulio Eingudi Edtore, dina efiion, Turi, 1972, p. 191 y siguestes. El fragmento inl, concitenon de mods, ets auido eh Antonio Grams, Antonia, Spl edtores, Madd, pA 39, “este “Economia colon” ea £7 material historia y la flsofa de Bonairto Groce, Lautato, Buenos Aire, 1958, 101103 (Ciera ele Amatogia, opin, p. 21678). si