Está en la página 1de 19

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN N° 28 MADRID D.P. 1195/05

A U T O

En Madrid a treinta y uno de enero de dos mil seis

H E C H O S

PRIMERO. - El presente procedimiento se incoó por auto de fecha 16 de febrero de 2005, en virtud de denuncia presentada en el Juzgado de Guardia por D. Ignacio Zabala Angulo en representación de PMS RECURSOS S. L. por el incendio del edificio Windsor sito en la calle Raimundo Fernández Villaverde n° 65 producido el día 12 de febrero de 2005, acordándose en el referido Auto de 16 de febrero como diligencias a practicar el ofrecimiento de acciones a los perjudicados que resultaren y librar Oficios a la Unidad de Policía Judicial adscrita a estos Juzgados a fin de que se procediera por la Brigada de Policía que correspondiese a la práctica de gestiones para el esclarecimiento de los hechos y en su caso de los presuntos autores y al Excmo. Ayuntamiento de Madrid interesando la elaboración y remisión a este Juzgado de los informes técnicos realizados por los especialistas del Cuerpo de Bomberos y por los servicios técnicos del Ayuntamiento sobre las causas del incendio e igualmente en su caso, los presuntos autores del mismo. En fechas sucesivas por el Decanato de esta Sede fueron asignadas y repartidas a este Juzgado como ampliatorias a las actuaciones que igualmente habían sido presentadas en el Juzgado de Guardia con motivo del referido incendio, las siguientes denuncias: R. L. de DELOITTE SOCIEDAD CIVIL, DELOITTE S.L., FUNDACION DELOITTE, DELOITTE ASESORES TRIBUTARIOS S.L., DELOITTE ABOGADOS S.L., DELOITTE&TOUCHE S.A, DELOITTE CONSULTING S.L., INSTITUTO COLUMBUS S.L., CORPORA GESTION CONTABLE Y LABORAL S.L., J&A GARRIGUES ABOGADOS Y ASESORES TRIBUTARIOS S.L., T&R SOCIEDAD DE ACTUARIOS S.L., D&T CORPORATE SERVICES S.A., ALPHA CORPORATE S.L., GMS MANAGEMENT SOLUTIONS S.L., SERVICIOS GENERALES DE GESTION S.L., MANAGEMENT SOLUTIONS CONSULTING S.L., designando todas las sociedades anteriormente relacionadas a efectos de notificaciones el despacho de Abogados J&A GARRIGUES ABOGADOS Y ASESORES TRIBUTARIOS S.L. sito en la calle José Abascal n° 45 de Madrid.

SEGUNDO.- Con fecha 14 de febrero de 2005 por la Brigada Provincial de Policía Judicial Grupo V Homicidios se elaboran las diligencias 3816/5° que remiten a este Juzgado junto con el atestado 340 de fecha 13/02/05 de la Comisaría de Chamartín y atestado 2615 de fecha 13/02/05 de la Comisaría de Tetuán comunicando los resultados de las primeras gestiones sobre el incendio después de la primera inspección y solicitando las órdenes oportunas para proceder al volcado de los soportes informáticos y de vídeo y el estudio y análisis de diversa documentación encontrada en el Edificio y remitiendo las declaraciones que habían practicado a los vigilantes de seguridad, a los encargados de mantenimiento y a la propiedad del Edificio.

TERCERO.- Con fecha 16 y 17 de febrero de 2005 respectivamente se personan en la causa las entidades ALLIANZ COMPAÑIA DE SEGUROS Y REASEGUROS S.A. y ASON INMOBILIARIA DE ARRIENDOS S.L. ésta última como propietaria del edificio

incendiado y la primera como aseguradora de la propiedad y solicitan autorización para estar presentes en el volcado de discos duros y demás sistemas de control de seguridad, aportando la inscripción registral del edificio.

CUARTO.- Por Auto de fecha 18 de febrero de 2005 se autoriza el volcado de la información obrante en los soportes informáticos y vídeos intervenidos por la Policía en el interior del edificio Windsor para ser practicada el día 23 de febrero a las 10 horas en la sede de la B.P.P.J. en presencia de la Secretaria Judicial y de los técnicos y peritos de las partes personadas que quisieran estar presentes, solicitando la posterior remisión a este Juzgado de los discos duros. E1 referido volcado fue ampliado para otro material informático encontrado con posterioridad, por Auto de 23 de febrero de 2005. Con fecha 24 de febrero de 2005 se redacta Acta de continuación de volcado que obra unida al tomo I, folios 474 y siguientes. Con fecha 28 de febrero de 2005, se redacta Acta de continuación de volcado de discos duros, que obra unido a los folios 552 al 647 del tomo II.

QUINTO.- En escrito presentado el 19 de febrero de 2005 la entidad ASON INMOBILIARIA DE ARRIENDOS S.L. solicita la autorización de entrada en el edificio incendiado que se encuentra precintado por el Excmo. Ayuntamiento de Madrid por razones de seguridad, a fin de proceder a la investigación de las causas del incendio, que por este Juzgado se autoriza por Auto de fecha 20 de febrero de 2005.

SEXTO.- En fecha 21 de febrero de 2005 por la B.P.P.J. Grupo V se remiten diligencias 4086/5° ampliando el resultado de las investigaciones y acompañando declaraciones de los efectivos del Cuerpo de Bomberos, declaración prestada en la Comisaría de Reus (Tarragona) por D. Carlos J. F. que realizó una grabación del edificio en él momento del incendio, en el que aparecían unas siluetas de personas dentro del edificio, cuya cinta fue depositada en el Juzgado de Instrucción de Murcia y posterior fue puesta a disposición de este Juzgado de Instrucción 28 de Madrid.

SEPTIMO.- Con fecha 22 de febrero de 2005 por la Subdirección de Régimen Jurídico y Control de Edificaciones del Area de Gobierno de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras, antigua Gerencia de Urbanismo del Excmo. Ayuntamiento de Madrid, vía fax, se remite resolución de fecha 17 de febrero de 2005 por la que se declara la ruina inminente y se ordena la demolición inmediata del edificio Windsor y así como una serie de medidas para garantizar la seguridad de las personas y de los bienes, decretada en virtud de informe técnico emitido por el Jefe del Departamento de Control de Edificación que pone de manifiesto la situación grave e inminente en que se encuentra el edificio tras el incendio. E1 mismo día 22 de febrero de 2005 y por la misma vía fax se recibe solicitud de la Policía Científica de autorización de entrada en el edificio para realizar una inspección técnico policial en el inmueble previa a las labores de desescombro acordado por el Ayuntamiento y a practicar por funcionarios de la Brigada Provincial de Policía Científica especializados, solicita igualmente autorización para coordinar junto con el Ayuntamiento de Madrid el control de los escombros que extraigan del lugar y la remisión de la cinta de grabación de vídeo sobre las siluetas de personas referido en el hecho Sexto de la presente resolución. Por Auto de fecha 22 de febrero de 2005 se autoriza la entrada en el edificio solicitada por la Brigada de la Policía Científica.

OCTAVO.- En distintas fechas del mes de febrero de 2005 se presentan denuncias que obran unidas a la causa por las entidades y particulares siguientes: INTERNACIONAL DE DESARROLLO ENERGETICO S.A. (IDDE), ELECNOR S.A., YURI YOKOTA, FRANCISCO JAVIER A. D., CARLOS DE O. U., CAROLINA D. R. , JOSE MARIA A. P.

y MIGUEL G. M., DELINAS IBERICA S.L., TELEFONICA DE ESPAÑA S. A., PETRA. S.

NOVENO.- Con fecha 22 de febrero de 2005 se elabora informe por el Cuerpo de Policía Municipal, Area de coordinación Técnica, Sección Técnica de Investigación obre la intervención de funcionarios de Policía Municipal en el edificio Windsor en relación con las medidas adoptadas para la seguridad del edificio hasta la finalización de las obras de demolición, remitiendo actas de recogida de efectos y reportaje fotográfico y planimetría.

DECIMO.- Por escrito presentado el 17 de febrero de 2005 se persona en la causa el Procurador D. Ramón Rodríguez Nogueira en representación de J&A GARRIGUES S.L., teniéndosele por personado en providencia de fecha 23/02/05 así como a la Procuradora Da Isabel Julia Corujo en representación de DELINAS IBERICA S.L. y la Procuradora Da Magdalena Cornejo Barranco en representación de TELEFONICA DE ESPAÑA S.A. En el referido proveído se acuerda igualmente oficiar a la Gerencia de Urbanismo de Madrid, a la vista del Informe de la Policía Municipal, referido en el hecho anterior, a fin de que informe si se ha previsto establecer métodos de cierre definitivo para la entrada en el edificio que solventen la seguridad de los Agentes Municipales encargados de la vigilancia del edificio.

UNDECIMO.- Con fecha 22 de febrero de 2005 se presenta escrito y documentos por la entidad COMPAREX ESPAÑA S.A. en el que solicita la autorización para el acceso a la cuarta planta del edificio Windsor con objeto de abrir una caja fuerte que contiene documentación relativa al Ministerio de Defensa y que dice calificados de "documentos reservados" cuya entrada se autoriza por Auto de 24 de febrero de 2005, expidiéndose el oportuno Mandamiento de Entrada al edificio, igualmente en el referido Auto, se autoriza con base en el auto dictado de fecha 20 de febrero el acceso a sótanos, plantas baja y cuarta a dos técnicos de mantenimiento, dos ingenieros y un perito designados por la compañía ASON para practicar las comprobaciones técnicas descritas en su escrito de 21 de febrero de 2005.

DUODECIMO.- Por escritos presentados el día 22 de febrero 2005 con diversa documentación que acompañan, se personan en la causa: Procuradora Da CAYETANA DE ZULUETA LUCHSINGER en representación de ASON INMOBILIARIAS DE ARRIENDOS S.L.; Procuradora Dña. LETICIA CALDERON GALAN en representación de DELOITTE S.L.; Procuradora Da MARIA EUGENIA FERNANDEZ-RICO FERNANDEZ en representación de ALLIANZ COMPAÑIA DE SEGUROS REASEGUROS S.A., ésta última en calidad de aseguradora pero no como parte perjudicada. Las antedichas personaciones se acuerdan en proveído en fecha de 25 de , febrero de 2005, así como la unión de las DPA 1046/05 del Juzgado de Instrucción n° 1 de Murcia que remite la cinta de video del edificio que a su vez se envía a la Policía Científica para que proceda a su análisis y elabore informe pericial sobre su contenido en lo que se refiere al incendio del edificio Windsor. Así mismo se acuerda la unión de informe del Ministerio de Defensa en relación con la documentación que fue solicitada por la entidad COMPAREX ESPAÑA S. A. y se señala fecha para la declaración del representante de la entidad en relación con la manifestación en su solicitud de que los documentos estaban calificados de "documentos reservados", cuya comparecencia obra al folio 548 del tomo II de la causa.

DECIMOTERCERO.- Con fecha 25 de febrero de 2005 se elaboran Diligencias 4468/5° ampliatorias a las 3816/5° de la BPPJ Grupo V de Homicidios remitiendo diferentes Actas de declaraciones, inspección ocular y de intervención de efectos, realizadas por funcionarios de policía adscritos a la misma y comparecencia de una dotación del Cuerpo de Bomberos del Excmo. Ayuntamiento sobre aperturas de puertas en los bajos del edificio para facilitar la

evacuación del mismo en caso de emergencia, unido a los folios 648 al 712 del tomo II de la causa.

DECIMOCUARTO.- Con fecha 1 de marzo de 2005 se reciben fax de la BPPJ Grupo V de Homicidios comunicando que han concluido las labores de investigación dentro del edificio y se acuerda al folio 759 del tomo II la unión de dicho comunicado y requerir a la Policía Científica para la remisión de informe de conclusiones de sus investigaciones.

DECIMOQUINTO.- Por Providencia de fecha 1 de marzo de 2005 se acuerda tener por personado y parte a los siguientes perjudicados: Procurador D. FLORENCIO ARAEZ MARTINEZ en representación de EQUIPOS NUCLEARES S.A.; Procurador D. CARLOS ANDREU SOCIAS en representación de EL CORTE INGLES S.A. ; Procurador D. ALEJANDRO VILLAMBRES ROMERO en representación de Da PILAR H., de AUXILIAR DE ANDAMIAJES S.A. (AUXAN) y de D. PEDRO H.; Procurador D. MANUEL LANCHARES PERLADO en representación de RENFE OPERADORA. Así mismo se acuerda en la referida Providencia la remisión a la Gerencia de Urbanismo de los diferentes escritos que se presentan solicitando la entrega de efectos que se encontraban dentro del edificio y nuevas autorizaciones de entrada en el mismo por ser el referido órgano quien tenía encomendada la seguridad del edificio. Igualmente se acuerda la unión de informe preliminar realizado por los servicios especializados de la Dirección General de Emergencias en relación al incendio estándose a la espera de la remisión del informe definitivo que se tiene solicitado.

DECIMOSEXTO.- Por Providencia de fecha 4 de marzo de 2005 se admite a trámite los recursos de reforma planteados por ALLIANZ DE SEGUROS Y REASEGUROS S.A. frente a la Providencia de fecha 25 de febrero de 2005 y el interpuesto por ASON INMOBILIARIA DE ARRIENDOS S.A. frente al Auto de fecha 24 de febrero de 2005. Se unen a las actuaciones los informes de la Policía Municipal de fechas de 25 de febrero y 2 de marzo y de la Comisaría General de la Policía Científica de 2 de marzo de 2005 y se acepta el plan de trabajo de análisis de escombros que remite ésta última. Así mismo se acuerda la remisión de copia a la Gerencia de Urbanismo de los escritos de los distintos perjudicados que solicitan la entrega de efectos que se encontraban en el edificio interesando en su caso la remisión de Acta de entrega a este Juzgado.

DECIMOSEPTIMO.- Con fecha 7 de marzo de 2005 se acuerda oficiar a la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, para que informe sobre la posibilidad de entrada en el edificio siniestrado solicitada por los diferentes perjudicados que se encuentran unidas a las actuaciones.

DECIMOOCTAVO.- Con fecha 23 de febrero de 2005 se remite informe de la Policía Municipal realizado por la Sección Técnica de Investigación con fotografías y localización de un hueco de acceso al edificio dentro del perímetro de seguridad, igualmente remiten escrito de la propiedad del edificio ASON S.L. solicitando autorización para entrar en el mismo dirigido a la Concejala de Gobierno del Area de Urbanismo.

DECIMONOVENO.- Con fecha 4 de marzo de 2005 se remite diligencia Policiales 5149/5° ampliatorio a las diligencias 3816/5° del BPPJ , en el que comunica la remisión de diferente material de audio y video a la Policía Científica para la elaboración de informe. Así mismo remite acta de declaraciones de otros testigos de los hechos.

VIGESIMO.- Por escrito de 23 de febrero de 2005 con documentación que acompaña se

Igualmente por

escrito de 1 de marzo de 2005 se tiene por personado al Procurador D. IGNACIO GARCIA SAN MIGUEL ORUETA en representación de ECHUBB INSURANCE COMPANY OF EUROPE S.A., en esta misma fecha se persona la Procuradora Da ROCIO SAMPERE MENESES en representación de la entidad BANKINTER S.A.

persona la Procuradora Da REALE DE SEGUROS GENERALES S.A

VIGESIMOPRIMERO. - Por Auto de fecha 7 de marzo de 2005 se acuerda ampliar el auto de fecha 18 de febrero de 2005 y autorizar el volcado de datos obrantes en material informático solicitado por la Comisaría General de Policía Científica en su oficio de la misma fecha, cuyo volcado se diligencia al folio 1170 del tomo III.

VIGESIMOSEGUNDO.- Por escrito presentado el 3 de marzo de 2005 se persona el Procurador D. IGNACIO ARGOS LINARES en representación de COMERCIAL DEL FERROCARRIL S.A.; el 4 de marzo de 2005 efectúa su personación D. TOMAS ALONSO BALLESTEROS en representación de RODILLA SANCHEZ S.L.; el Procurador D. CARLOS DE ZULUETA Y CEBRIAN se persona el 7 de marzo de 2005 en nombre de EUROP ASSISTANCE ESPAÑA S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS y cuatro compañías más. Por escrito presentado el 7 de marzo de 2005, se persona el Procurador D. JOSE MANUEL VILLASANTE GARCIA en representación de METRO DE MADRID. Las anteriores personaciones se admiten en Providencia de fecha 9 de marzo de 2005 en la que también se acuerda la remisión de escritos de Prosegur y Ason a la Gerencia de Urbanismo respecto a la solicitud de entrada en el edificio y unir informes de la Comisaría General de

Policía Científica de 2 de marzo con relación de efectos que remite al Depósito de esta Sede

y otro de la BPPJ grupo V de fecha 9 de marzo de 2005 con actas de declaraciones que acompaña. Con fecha 10 de marzo de 2005 por la antigua Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid se comunica que según informan los servicios técnicos del Departamento de Control de la Edificación se podrá autorizar la entrada para los

determinados actos de inspección del edificio solicitados en las actuaciones para el día 17 de marzo de 2005, lo que se acuerda por Auto de fecha 10 de marzo de 2005, que se comunica a las partes personadas, a fin de que las que estén interesadas se pongan en contacto con el Area de Gobierno de Urbanismo para organizar turnos de dos horas a partir de las 9 de la mañana del referido 17 de marzo para la entrada en el edificio. Por las entidades ALLIANZ

y ASON se solicita que se sumen los períodos de dos horas de permanencia asignados a

ambas a fin de permanecer juntas dentro del edificio cuatro horas, lo que se autoriza por Auto de fecha 16 de marzo de 2005, requiriéndose a ambas a la vista de la resolución para que manifiesten si mantienen los recursos de reforma contra las resoluciones de 24 y 25 de

febrero que en su día interpusieron.

VIGESIMOTERCERO.- De fecha 16 de marzo de 2005 se remite por la BPPJ diligencias

policiales 6181/5° ampliatorias a las 3186/5° en las que se acompañan actas de declaraciones de distintos testigos y perjudicados y otras de entrega de vehículos. Con fecha 17 de marzo de 2005 se remite informe de la Subdirección General de Bomberos relativo a las imágenes sobre supuesta permanencia de personas en el interior del edificio durante el siniestro. Acordada la unión de lo anterior a la causa por proveído de 28 de marzo de 2005 igualmente se acuerda en el mismo la unión de las denuncias de D. Justino F. S., D. Juan Ignacio L. S.

Así como

ANGEL B. L., Mencía D. A., D. Juan Antonio V. G. y D. Federico E. R

ampliaciones de denuncia de D. Florentino R. L. y D. Carlos P. H. , en la misma Providencia

se tiene por personado al Procurador D. JOSE MANUEL FERNANDEZ CASTRO en representación del Excmo. Ayuntamiento de Madrid, al Procurador D. FLORENCIO ARAEZ MARTINEZ en representación de FCC CONSTRUCCIONES S.A., a la Procuradora Da

ANA DE LA CORTE MACIAS en representación de LUIS S. A., a la Procuradora Da MARIA RODRIGUEZ PUYOL en representación de HERMES S.L. DE SERVICIOS INMOBILIARIOS Y GENERALES, al Procurador D. SANTIAGO TESORERO DIAZ en

representación de DELOITTE ABOGADOS S.L

Providencia denegar la ampliación del tiempo de estancia en el edificio siniestrado que se

tenía por dada solicitada por DELOITTE S.L.

Así mismo se acuerda en la referida

VIGESIMOCUARTO.- Por Providencia de 31 de Marzo de 2005 se une a la causa denuncia de D. Alfredo B. M. presentado en Juzgado de Guardia de Valencia, así como escritos de renuncia a los respectivos recursos de reforma interpuestos por las representaciones de ASON S.L. y ALLIANZ, teniéndose a ambos por renunciados, igualmente se unen informes ampliatorios remitidos por la BPPJ, el primero de ellos remitiendo informes de la entidad ASON sobre el estado de mantenimiento y revisión del edificio siniestrado y acompañando declaraciones y cinta magnetofónica que se remite al depósito de efectos de esta sede, y el segundo acompañando grabación de cinta telefónica al 112 del día del incendio. Ambas son remitidas al depósito de efectos (Oficio al folio 1995 del tomo V)

VIGESIMOQUINTO.- Por Providencia de 1 de abril de 2005, se une escrito y fotocopias de documentos que presenta la Asociación de Defensa de Estado de Derecho (ADE), que se une a la causa sin efectos.

VIGESIMOSEXTO. -Por Providencia de fecha 4de abril de de Justicia 2005, se une a la causa informe pericial de 1 de abril de 2005 del análisis de equipos informáticos incautadas en el edificio siniestrado, que remite la Brigada de Investigación Tecnológica de la Comisaría Científica con las conclusiones que se recogen en el mismo (al folio 1996 al 2416 del tomo V) y que se dan aquí por reproducidas). Por el mismo proveído se tiene por personado a1 Procurador D. ALFONSO BLANCO FERNANDEZ en representación de la ENTIDAD PUBLICA EMPRESARIAL RED.ES, al Procurador D. RAMON RODRIGUEZ NOGUEIRA en representación de GMS MANAGEMENT SOLUTIONS S.L., que solicita la entrada en el edificio para investigación, que se remite a la Policía Municipal y antigua Gerencia de Urbanismo; a la Procuradora Da BEATRIZ GONZALEZ RIVERO en representación de EPISODE ESPAÑA S.L., a la Procuradora Dª ADELA CANO LANTERO en representación de las mercantiles L'OREAL DIVISION PRODUCION DE LUJO S. A. y tres más. En el mismo proveído se tiene por interpuesto por la representación dé DELOITTE recurso de reforma contra la Providencia de 18 de marzo de 2005 y se acuerda señalar la declaración de los vigilantes de seguridad del edificio siniestrado de servicio en el día del incendio.

VIGESIMOSEPTIMO.- Por Providencia de 13 de abril de 2005, se tienen por presentadas denuncias de: Teresa María S. V., Santiago G. R. en representación de ANDAMIOS MOTORIZADOS DE ESTUDIOS DE ARQUITECTURA S.L., Francisco C. S. y Avelino

Por dicha Providencia se unen tres informes de la Policía Municipal dando cuenta de

las entradas al edificio de los peritos, partes perjudicadas y posibilidad de nuevas entradas. Se tiene por personada a la Procuradora Da VICTORIA PEREZ MULET en representación de

COMPAREX ESPAÑA S.A., a la Procuradora Da KATIUSKA MARIN MARTIN en representación de las mercantiles CLAROSOL LIMPIEZAS DE SUELOS Y VENTANAS S.A. y tres más. Y se acuerda la devolución a ASON S.L. de los efectos de su propiedad remitidos a este Juzgado por la Policía Científica y la BPPJ. Se requiere a la representación de PLATAFORMA POR MADRID-PLATAFORMA PER CATALUNYA a fin de que acredite su calidad de perjudicada y en Providencia de fecha 19 de abril se le requiere para la presentación de fianza para poder ejercitar la acción popular.

B. O

VTGESIMOCTAVO .- Con fecha 20 de abril de 2005 se recibe declaración a los vigilantes de seguridad de servicio en el edificio siniestrado el día del incendio D. Javier L. C. y D. Yago E. R., quedando citada Da Beatriz S. A., que presta declaración el 18 de mayo de 2005. En fecha 25 de abril de 2005 se recibe declaración a los también vigilantes de seguridad D. Roberto G. M y D. Manuel Ángel C. J

VIGESIMONOVENO.- Por Providencia de fecha 28 de abril de 2005, se unen los atestados de la Brigada Policía Judicial Grupo V 8306/5° y 9226/5° ambos ampliatorios al 3816/5° adjuntando actas de declaraciones de perjudicados y testigos. Se unen denuncias de Da Virginia S. N. y D. Manuel G. G. , se tiene por personado al Procurador D. JOSE MANUEL DORREMOCHEA ARAMBURU en representación de LA ESTRELLA S.A. DE SEGUROS aseguradora de Peluquería LUTA y se cita para prestar declaración a los integrantes del Cuerpo de Bomberos de las distintas dotaciones que intervinieron en la extinción del

incendio, obrando declaraciones de fecha 9 de mayo de 2005 de los siguientes: D. Fausto

Con fecha 18 de mayo

de 2005, declaran D. Iván G. C., D. Roberto M. S., D. Angel L. A., D. Angel B. F

Con

Cuadrado Palomares, D. José Antonio G. M. y D. Juan Carlos Y. B

fecha 25 de mayo de 2005 declaran: D. José Manuel C. M., D. Jesús R. L., D. Santiago F. J.,

D. Miguel Angel M. F

R., D. Arturo M. R., D. Carlos Z. G

Con fecha 21 de junio de 2005 declaran los

bomberos con carnet profesional: n°184, n°89, n° 1059 y n° 1095. Con fecha 4 de julio de

2005 declaran los mandos de bomberos: D. Ricardo Gabriel J. P., D. Manuel Angel L. G., D.

Rafael F. A., D. Pedro V. G. P

Con fecha 19 de

septiembre de 2005 declara el Jefe de la zona norte del Cuerpo de Bomberos D. Eugenio A. F. y los mandos del Cuerpo de Bomberos: D. Juan O. Rivas, D. Angel Eloy M.-A. G.

Con fecha 11 de Julio de 2005 declaran los mandos de

bomberos: D. José Luis C. G., D. Fernando M. S. y D. Medardo T. G

M., D. Eugenio A. F., D. Angel Francisco D. G

Con fecha 13 de junio de 2005 declaran: D. Santiago L.

Con fecha 6 de junio de 2005 declaran: D. José Luis L. B., D. Luis E.

TRIGESIM0.- Por Providencia de fecha 16 de mayo de 2005 se une a la causa (folios 2946 al

3095 del tomo VII informe pericial sobre el estudio de los datos informáticos obtenidos de

los ordenadores del edificio Windsor que remite la BPPJ grupo V, atestado 10215/5°, así

mismo se une informe de la Policía Municipal adjuntando Actas de retirada de cajas fuertes e informe del Ayuntamiento de Madrid sobre la imposibilidad de la entrada en el edificio por parte de persona alguna. Se tiene por personado al Procurador D. PABLO HORNEDO

Se acuerda la

remisión a la Gerencia de Urbanismo de solicitudes de entrega de efectos y vehículos de los perjudicados. Y se unen nuevas solicitudes de entrada en el edificio siniestrado que se

resuelven en Auto de la misma fecha de 16 de mayo de 2005 denegando las entradas en el mismo solicitadas por: GMS MANAGEMENT SOLUTIONS S.L., LA ESTRELLA SEGUROS S.A., EL CORTE INGLES S.A. y FCC CONSTRUCCION S.A., que interpone recurso de reforma admitido a trámite en Providencia de 25 - de mayo de 2005 y que se resuelve desestimando por Auto de fecha 6 de junio de 2005. Por Auto de la misma fecha se resuelve el recurso de Reforma planteado por DELOITTE S.L. frente a la Providencia de 28 de marzo de 2005, quedando desestimado el mismo.

MUGUIRO en representación de BRITISH AMERICAN TOBACCO S.A

TRIGESIMOPRIMERO,- Por Providencia de 19 de mayo de 2005, se tiene por personado al Procurador D. VICTOR ENRIQUE MARDOMINGO HERRERO en representación de ANDAMIOS MOTORIZADOS DE ESTUDIO DE ARQUITECTURA S.L.

TRIGESIMOSEGUNDO.- Por Providencia de 6 de junio de 2005, se une informe de la Policía Municipal de 27 de mayo de 2005 remitiendo Actas de entrega de enseres del

edificio. Se solicita la remisión de documentación relativa a los vigilantes de seguridad de PROSEGUR solicitada por DELOITTE. Se tiene por personado al Sr. Abogado del Estado en representación del Ministerio de Fomento, a la Procuradora Da ADELA CANO LANTERO

Se tiene por interpuesto recurso

en representación de CHRISTIAN DIOR ESPAÑOLA S.L

de Apelación frente al Auto de 16 de mayo de 2005 por DELOITTE S.L.

TRIGESIMOTERCERO.- Por Providencia de 15 de junio de 2005, se solicita a la BPPJ

grupo V la remisión de una copia del disco duro clonado de la cámara del video de recepción

Se tiene por personado

al Procurador D. ANTONIO RAMON RUEDA LOPEZ en representación de ACE

INSURANCE S.A

de la planta cero del edificio Windsor solicitada por DELOITTE S.L

Se tiene por interpuesto recurso de Apelación frente al Auto de 6 de

junio de 2005 por Seguros LA ESTRELLA.

TRIGFSIMOCUARTO.- Por Providencia de 23 de junio de 2005, se tiene por interpuesto recurso de Apelación frente a1 Auto de fecha 6 de junio de 2005 por EL CORTE INGLES S.A. y se acuerda solicitar la remisión a la BPPJ de cinta de grabación de la cámara de seguridad del edificio Torre Picasso que enfocaba el edificio Windsor el día del incendio a fin de que remitieran a este Juzgado las imágenes e informe de las mismas de interés para la instrucción de la causa.

TRIGESIMOQUINTO.- Por Providencia de 5 de julio de 2005, se unen informes que remite la Tesorería General de la Seguridad Social y la Comisaría General de Seguridad Ciudadana relativa a los vigilantes de seguridad que se tenía solicitada. Se tiene por personada a la Procuradora Da PALOMA BRIONES TORRALBA en representación de la EMPRESA MUNICIPAL DE TRANSPORTES DE MADRID S.A. Igualmente se remite testimonio íntegro de las actuaciones a la audiencia Provincial de Madrid para la resolución de los recursos de Apelación interpuestos y que fueron admitidos a un solo efecto, uno por DELOITTE S.A. frente al Auto de 16 de mayo de 2005 y dos frente al Auto de 6 de junio 2005 interpuestos respectivamente por LA ESTRELLA SEGUROS S.A. y EL CORTE INGLES S.A., de los que en la fecha actual no obra resolución.

TRIGESIMOSEXTO .- Por Auto de 11 de julio de 2005, se autoriza la entrada en el edificio Windsor, a los técnicos municipales solicitada por el Area de Gobierno de Urbanismo del Excmo. Ayuntamiento de Madrid, a fin de comprobar el alcance de daños sobrevenidos en la planta tercera del referido edificio y con el fin de adoptar las medidas de seguridad oportunas.

TRIGESIMOSEPTIMO.- Por Providencia de 11 de julio de 2005, se une informe pericial de fecha 28 de junio de 2005 de la Comisaría General de Policía Científica sobre la valoración de las posibles causas del incendio y se une denuncia de D. Francisco L. G.

TRIGESIMOCTAVO.- Por Providencia de 22 de julio de 2005, se une informe del Departamento de Actuación Administrativa y Régimen Jurídico del Area de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid y se le requiere a fin de que remitan los planos de situación con información exacta del lugar y planta del edificio Wíndsor donde fueron retirados que dicen acompañar al informe. A la vista de las solicitudes de devolución de enseres retirados del edificio siniestrado se acuerda oficiar a la Comisaría General de Policía Científica para que informe a este juzgado si le son de utilidad para la investigación policial o la dan por concluida y se acuerda la citación para prestar declaración de los responsables del mantenimiento del edificio Windsor, de dos empleadas de DELOITTE que se encontraban en el edificio el día del incendio y de otros mandos del Cuerpo de Bomberos, así como librar

exhorto al Juzgado de Instrucción de Reus para la declaración de los testigos que filmaron imágenes del edificio que pusieron a disposición de este Juzgado.

TRIGESIMONOVENO.- Por Auto de 26 de julio de 2005, se autoriza la entrada en el edificio Windsor a los peritos de la entidad GMS MANAGEMENT SOLUTIONS S.L. para proceder a la inspección del mismo sin perjuicio de lo que determine la Gerencia Municipal de Urbanismo del Excmo. Ayuntamiento de Madrid encargada de la seguridad del edificio a quien se encarga para que señale día y hora y cuya entrada fue denegada de Auto de 6 de junio de 2005 porque según informe obrante en las actuaciones estaba comprometida la seguridad de las personas que entrasen en el edificio en ese momento I de labores de derribo.

CUADRAGESIMO.- Por Providencia de 15 de julio de 2005, se acuerda la entrega de todos los efectos, documentos, armarios, cajas fuertes y diferentes enseres recuperados en el

edificio Windsor a sus propietarios al no ser de interés para la investigación policial. Se tiene por personada al Procurador D. ANGEL MARTIN GUTIERREZ en representación de

Se da traslado a las partes de la documentación aportada

por PROSEGUR S.A. relativa a los vigilantes de seguridad.

NURIA R. M. y CARMEN V. R

CUADRAGESIMOPRRIMERO.- Por Providencia de 29 de julio de 2005, se autoriza al Excmo. Ayuntamiento de Madrid al traslado de varias cajas fuertes encontradas en el edificio Windsor al Almacén de la Villa hasta que sean localizados los propietarios de las mismas para su entrega, al igual que con las recuperadas con posterioridad conforme se acuerda en Providencia de 3 de agosto de 2005.

CUDRAGESIMOSEGUNDO.- Por Providencia de 17 de agosto de 2005, se tiene por personada a la Procuradora Da RAQUEL DIAZ UREÑA en representación COTYASTOR S.A. y de LANCASTER GROUP ESPAÑA S.A. y se unen dos informes de la Policía Municipal de fechas 2 y 5 de agosto de 2005 respectivamente con actas de entrega de enseres y reportaje fotográfico de los mismos.

CUARDRAGESIMOTERCERO.- Por Providencia de 7 de septiembre de 2005, y a petición de GMS MANAGEMENT SOLUTIONS S.L. se requiere a la propiedad del edificio Windsor para que se abstenga de realizar cualquier tipo de actuación sobre la Central de Incendios NOTIFIER modelo ID3000 ubicada en la planta sótano 1 del edificio y que haga entrega de la misma a la Policía Científica a la que a su vez se interesa que haga un informe pericial.

CUADRAGESIMOCUARTO.- Con fecha 19 de septiembre de 2005, se recibe declaración a la testigo Da EVA MARIA RODRIGUEZ MORAL, empleada de DELOITTE S.L.

CUADRAGESIMOQUINTO.- Por Providencia de fecha 26 de septiembre de 2005, se cita para declaración a los peritos del Cuerpo Nacional de Policía firmantes de las periciales que obran en las actuaciones. Se une informe y planos recogidos en el edificio Windsor solicitadas al Area de Gobierno de Urbanismo del Excmo. Ayuntamiento de Madrid y se autoriza el traslado de nuevas cajas fuertes y su entrega a los distintos propietarios. Se acuerda ordenar a la Policía Municipal que levante el precinto de la planta tercera y facilite a DELOITTE la retirada de los documentos allí depositados. Se requiere a la Brigada de Policía Científica y a la BPPJ a fin de que remitan sus respectivos informes sobre análisis de escombros y fotogramas de la cinta de video del edificio Torre Picasso. Se requiere a la Policía Municipal a fin de que por el Cuerpo de Bomberos se informe si existe filmación en video del reconocimiento del estado del edificio en los días posteriores al incendio. Se tiene por personada a la Procuradora Da ANA NIETO ALTUZARRA en representación de IBM y

al Procurador D. CARLOS SANTOS DE CUETO en representación DE GAS NATURAL

SDG, S.A

CUADRAGESIMOSEXTO.- Con fecha 26 de septiembre de 2005, prestan declaración los empleados de mantenimiento en el edificio Windsor: D. Rafael D. N. G., D: José Luis J. L. y D. Angel G. B

CUADRAGESIMOSEPTIMO.-Por Providencia de 25 de octubre de 2005, se une el exhorto

y diligencias practicadas por el Juzgado de 1a Instancia e Instrucción de Reus, con las

declaraciones de los testigos solicitados. Se une informe pericial de la Comisaría Científica y CD-ROM en pieza separada relativo a la filmación desde el edificio Torre Picasso y otro informe más de fecha 7 de octubre de 2005, sobre las muestras de desescombro analizadas y

se requiere a la misma para que remita el informe sobre la Central de Incendios ubicada en la planta sótano. Se señala para el copiado del disco duro de la cámara de video de la planta cero solicitada por DELOITTE para el día 25 de noviembre de 2005.

CUADRAGESIMOOCTAVO.- Con posterioridad diversas partes solicitaron la práctica de nuevas diligencias de investigación, peticiones que fueron resueltas por medio de providencias de 22 y 29 de noviembre del 2006 que fueron recurridos en reforma y resueltos por autos de 22 de diciembre de 2005 y 30 de enero de 2006.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO: SECUENCIA DE HECHOS

A las 23:08:50 horas del día 12 de febrero de 2005 se activó la alarma de incendios con la

que estaba equipado el edificio Windsor, sito en la calle Raimundo Fernández Villaverde número 65 de Madrid. E1 sonido que emitía la misma fue escuchado por Roberto Gil Marín, vigilante de seguridad, quien se encontraba en la sala de control del sótano 1° del inmueble. Para conocer el lugar concreto donde se origina el fuego, según tal sistema de control, ha de acudirse a la dependencia donde están los ordenadores, en ese mismo sótano. Roberto Gil comunicó por radio tal incidencia, inmediatamente, al también vigilante Yago E. R., quien acudió al cuarto de ordenadores del sótano reseñado y observó que el aviso provenía de la planta 21. Este último subió solo a la misma por un ascensor, una vez allí se apercibió, al mirar por el cristal de la puerta, que en el interior de uno de los despachos, había humo y fuego, en concreto, bajo una ventana vio una llama de unos 50 cm de altura que partía del suelo. En ese momento escuchó unos sonidos semejantes a los de dos pequeñas explosiones y procedió a llamar a sus compañeros vigilantes para que avisaran a los bomberos. Yago Estrada, entretanto, comprobó que no podía acceder a la estancia donde había observado la llama por lo que bajó por ascensor a la recepción de la planta cero donde se encontraba una

llave para franquear el acceso a la misma. Mientras descendía, subían, también por ascensor,

a la planta 21, el vigilante Javier L. C. y Rafael D., integrante del personal de

mantenimiento, quienes localizaron el despacho e intentaron abrir la puerta sin conseguirlo. Acto seguido hace acto de presencia en tal lugar Yago Estrada provisto de la correspondiente llave con la que abrió la puerta, pero no en todo su recorrido, pues algo lo impedía, saliendo en ese instante una gran cantidad de humo negro al entreabrirse la puerta, sin que ninguno de los presentes se pudiera apercibir del motivo que imposibilitaba la apertura total de la misma debido a la cantidad de humo existente en el pasillo al que daba la puerta de tal estancia.

Seguidamente, Rafael D. aplicó el contenido de un extintor hacia el espacio que había tras la apertura parcial de la puerta del despacho, sin embargo, la cantidad de humo que salía por el

mismo le imposibilitó proseguir rociándolo con el extintor. Ante tal situación, Rafael D. se retira al lugar donde están las puertas de los ascensores en la planta 21 y se pone en contacto con el encargado de mantenimiento del edificio, José Luis Jurado, para comunicarle lo que estaba sucediendo. Después, accedió de nuevo al interior de la planta y procedió al despliegue dela manguera de una boca de incendio equipada (B. I. E . ) , momento en que se

le comunica que acababa de llegar al edificio una dotación de bomberos, procediendo a

esperarles en la sala de ascensores de la planta. Mientras tanto, Javier L. C. bajó a la

recepción, tras comunicar la vigilante Beatriz S. A. la inminente llegada de los bomberos, dirigiéndose Yago Estrada desde la planta 21 a las inferiores para comprobar si había alguna persona y comunicarla que evacuara el edificio.

A las 23:19:03 horas del mismo día se recibe una llamada en la central de comunicaciones

del Cuerpo de bomberos de Madrid procedente del servicio de seguridad del edificio Windsor, siendo el vigilante Roberto Gil quien la realiza e informa de la existencia de un incendio en la planta 21. Consecuentemente se activan 1a bomba y escala del parque primero

que salen de inmediato de su sede en la calle Santa Engracia, llegando a las 23:28:12 horas al inmueble. Una vez en la recepción se les informa por los vigilantes de la situación existente

en la planta reseñada. Pocos minutos después llegaron una segunda dotación de bomberos del

parque sexto, con sede en la calle Imperial, y una tercera del parque segundo, desde la calle Rufino Blanco. E1 suboficial n° 42 del Cuerpo de bomberos, al mando de la primera dotación, dispuso que parte de la misma preparara las columnas secas, esto es, tubos huecos

que discurren verticalmente por el interior del edificio, con la virtualidad de posibilitar llevar agua a cualquiera de sus plantas, para lo cual se precisa que un vehículo del cuerpo de bomberos, habilitado al efecto, haga de bomba que impulse el agua hacia arriba, saliendo la misma por la planta que se desee, una vez cortado el flujo hacia las superiores por medio de

la correspondiente llave de seccionamiento, dirigiéndose el agua hacia el punto de fuego a

través del mangaje adecuado. El resto de la dotación se dirigió al ascensor y subió hasta la planta 18, siguiendo a pie, por la escalera hacia la 21. Una vez llegaron a esta última, donde se apercibieron de la existencia de abundante humo, encontraron a Rafael D. , quien les indicó dónde estaba la boca de incendio equipada, esto es, la instalación propia del inmueble que dispone de una manguera por donde fluye el agua impulsada por los medios con los que cuenta el edificio. Esta persona les manifestó que la manguera estaba desplegada y que el fuego se ubicaba al final de la misma. Pocos instantes después, uno de los miembros de la dotación comunicó al suboficial n° 42 que el fuego había roto por la fachada que daba al Paseo de la Castellana, solicitando éste, a través de emisora, se enviasen al lugar dos bombas más. Mientras tanto, otros miembros del equipo estaban atacando el fuego por medio de la

B.I.E., solicitando el relevo algún tiempo después debido a las altas temperaturas existentes. En ese momento, el suboficial n° 42 advirtió la presencia en el vestíbulo de la planta 21, de su superior jerárquico, el jefe de guardia, que estaba acompañado por miembros de la dotación del parque sexto, quien dispuso el relevo, siendo asumido el ataque al fuego con la B.I.E. por componentes de esta última dotación. Instantes después, el jefe de guardia decide

ir

al lugar donde está el fuego, para lo que ordenó alargar el mangaje existente, momento en

el

cual se produce el desprendimiento de gran cantidad de materiales procedentes del techo,

ello por motivo de la expansión del incendio, viéndose afectado por esta incidencia el bombero 682, quien fue auxiliado por el bombero jefe de grupo 193 que, en su empeño, perdió la máscara de su equipo autónomo. Así las cosas, con altas temperaturas, elevada concentración de gases tóxicos y falta prácticamente total de visibilidad, la integridad física de estos dos miembros del cuerpo de bomberos se vio seriamente comprometida, siendo finalmente rescatados. De manera simultanea a la situación descrita, los miembros de las dotaciones primera y segunda que se encontraban en la planta baja solicitaron a los vigilantes

de seguridad que estaban en la misma, les indicasen la concreta ubicación de las columnas secas, sin que los mismos les facilitaran el punto concreto donde se encontraban sus bocas. Sin embargo, ello no fue óbice para que fueran localizadas inmediatamente por los bomberos, quienes procedieron a alimentar todas ellas por desconocer a qué parte del edificio correspondía cada una de las existentes. La tercera dotación del cuerpo de bomberos se personó en el edificio sobre las 23:40 horas habiendo observado sus componentes, mientras se acercaban al lugar, que el fuego había roto por la fachada este. Una vez en la planta baja, los vigilantes de seguridad les indican que el incendio afectaba a la planta 21, subiendo los bomberos de esta dotación por ascensor hasta la planta 19, y a pie hasta la 21, donde el mando de la misma, sargento 78, se entrevistó con los de las otras dos, sargentos 34 y 42, que ya estaban combatiendo el fuego en esa planta, en vista de lo cual el sargento 78 decidió que miembros de su dotación subiesen a la planta superior para evitar la propagación vertical del incendio. Una vez allí, localizaron la B.I.E. y procedieron a su instalación y prolongación y, pese a la muy escasa visibilidad por la gran cantidad de humo existente, hallaron el fuego en un despacho, procediendo a su ataque, tanto del que había en el mismo como del foco que provenía de la planta inferior. Entre tanto, tres componentes de esta dotación subieron por la escalera hasta la planta 23, encontrándose también con abundante humo y calorías, siendo que cuando regresaron a la planta inferior a coger el equipo necesario para combatir el incendio, también en la planta 23, escucharon que dos de sus compañeros que estaban actuando contra el fuego en la planta 22 tenían problemas, por lo que acudieron en su ayuda, logrando sacarles del lugar, pudiendo ser trasladados a la planta cero para que fueran atendidos por los servicios sanitarios. En ese momento, a tenor de la entidad del incendio, que afectaba a varias plantas, y considerando las múltiples incidencias que habían padecido los miembros de las dotaciones actuantes, con alto riesgo para su integridad, el jefe de guardia ordena que los integrantes de todas las dotaciones se reúnan en la planta cero del inmueble para su reorganización, recuento de efectivos y replanteamiento de la estrategia a seguir, dado que diversos efectivos le habían comunicado que la presión del agua de las B.I.Es. no era acorde para enfrentar un incendio de esa magnitud, teniendo conocimiento, tal mando por igual vía, que el agua que se obtenía a través de la columna seca era escasa. Una vez se comprobó, ya en la planta baja, que todos los efectivos estaban localizados, por los superiores jerárquicos del jefe de guardia presentes, denominados M1(mando 1), MO (jefe de intervención) e inspector jefe del departamento de extinción de incendios, expresándose el rango de menor a mayor, se toma la decisión de atacar de nuevo el incendio, una vez reorganizados los componentes de las diversas dotaciones, puesto que algunos de ellos habían tenido que ser evacuados para recibir atención médica. Aquéllas se distribuyeron en las plantas 21 y 22 según las órdenes recibidas. Unos diez minutos después de darse la orden de subir de nuevo, en torno a la 1:00 horas del día 13 de febrero, el inspector jefe del departamento de extinción de incendios y su superior jerárquico, el subdirector general de bomberos, deciden que todos los efectivos que estaban en el interior del edificio lo abandonaran, toda vez que consideraron que existía riesgo de colapso estructural del mismo. Estos dos mandos, por sus conocimientos de arquitectura, habían advertido que la tipología constructiva del inmueble se contraía a un núcleo central de hormigón y una estructura perimetral metálica, y temían, dada la exposición al fuego de esta última, además del desplome de la escalera de emergencia de la fachada norte, así como de otros desprendimientos de materiales de la fachada al suelo, que fueron percibidos por el inspector jefe del departamento de extinción de incendios, a lo que hay que añadir que el ataque al fuego en el interior del edificio no surtía efecto, por la vida de los bomberos que estaban trabajando en las plantas reseñadas, a tenor de la posibilidad de la afectación de la estructura del edificio Windsor, con las consecuencias que ello podía tener para su estabilidad. Una vez todos los efectivos del cuerpo de bomberos han salido al exterior se toman, por éstos, diversas posiciones para evitar la propagación del incendio a los edificios cercanos

estableciéndose tres sectores de actuación. Uno, en la calle Orense y área peatonal del interior de la manzana, donde se ubican varias lanzas monitoras e instalaciones manuales alimentadas por bomba y coche 61 y bomba 81. Otro, en la esquina que forman las calle Raimundo Fernández Villaverde y Agustín de Betancourt, donde se envía la bomba y escala 11 y la bomba 21, instalándose varias lanzas monitoras en ese lugar y otra en la cubierta del edificio reseñado con el número 2 de la calle Orense. El tercero se circunscribe al interior y cubierta del centro comercial El Corte Inglés. La evacuación del inmueble implica que la estrategia a seguir en adelante fuera exclusivamente defensiva para evitar, como se ha expuesto, que el incendio pudiera afectar a edificios próximos, dado el desprendimiento de material incandescente proveniente de las diversas fachadas del edificio Windsor al suelo. El incendio se controla sobre las 11:00 horas del día 13 de febrero permaneciendo activos algunos focos en su interior. A la 1:00 horas del día 14 de febrero se da por extinguido el incendio abriéndose un plazo de 48 horas, por parte del cuerpo de bomberos, de observación y valoración de la estabilidad del edificio. Durante ese período de tiempo se establecen retenes de vigilancia que mantienen algunas líneas de mangaje tendidas en prevención de cualquier incidencia. El incendio afectó a las plantas quinta a vigésimo novena del edificio Windsor.

SEGUNDO: ORIGEN Y CAUSAS DEL INCENDIO

Del informe pericial remitido por la comisaría general de Policía Científica, obrante a los folios 4.025 y siguientes de las actuaciones, se desprende que únicamente se ha determinado un solo foco primario de fuego, situado en la planta 21 despacho 2109. Esta dependencia estuvo ocupada por la empleada de Deloitte S.L., Eva R. M., desde, aproximadamente, las 16:00 hasta las 23:00 horas del día 12 de febrero del 2005. Los peritos sostienen que, tras la investigación realizada, no se observan indicios que evidencien la utilización de acelerantes de la combustión en ningún lugar del inmueble, no concurriendo indicio alguno que permita concluir en la intencionalidad del incendio. En cuanto a la magnitud que alcanzó el siniestro reseñan los peritos al respecto la carga de fuego, esto es, la combustibilidad de los materiales existentes en un edificio de las características del citado, tales como abundancia de papeles y archivos, muebles de madera, cableado diverso, paneles sintéticos de separación entre los despachos y la zona de pasillos, suelos de moqueta y falsos techos en el interior de los cuales había gran cantidad de cableado con sus respectivas fundas de material sintético o similar. Asimismo, mencionan la falta de compartimentación interior, lo que pudo facilitar la circulación y difusión de aire caliente y fuego en diferentes direcciones, habiendo de tenerse en cuenta el prolongado período de tiempo de la acción del fuego. En este orden de cosas, señalan los peritos que, tras su inicio, el incendio se propaga, mediante la transmisión, desde el origen hasta los combustibles que puedan existir en el lugar del siniestro, siempre y cuando la aportación de oxígeno sea suficiente, sirviéndose de cuatro mecanismos no excluyentes. Así, por convección, siendo que los productos de la combustión (humo, gases, partículas con alta temperatura) tienden a subir desde la base del incendio. Ello viene motivado por la ley física del desplazamiento y movimiento de las distintas capas de aire debido al ascenso de las más cálidas. E1 aire más próximo al fuego, que es el que lo mantiene vivo por su continua aportación de oxígeno, se calienta, por lo que aumenta de volumen y sube provocándose un vacío en la base del incendio que, sin interrupción, viene a rellenar el aire nuevo. Este desplazamiento ascendente de aire y productos incompletos de la combustión puede llegar a producir el incendio de otros materiales fuera del alcance de las llamas en un primer momento. De no ser posible o verse dificultado este movimiento vertical ascendente se lleva a efecto uno horizontal a nivel alto, lo que facilita la extensión del incendio por cada planta.

E1 siguiente mecanismo es la conducción, por el cual la transmisión del calor tiene lugar por las propiedades físicas de cada tipo de material que, si son favorables, como en los metales, permiten que el calor se desplace a lo largo de su masa con gran rapidez. El contacto directo 0 proximidad de estos, poco inflamables, con otro material inflamable puede provocar, si el aumento de calor es suficiente, la auto- ignición de estos últimos. Por otra parte, la radiación es la transmisión de calor por ondas electromagnéticas que se propagan por el espacio de igual manera que la luz. Las ondas se transmiten en línea recta de manera multidireccional y no se ven afectadas por las corrientes o desplazamientos de aire. Su capacidad de penetración es análoga a la de la luz pudiendo traspasar cuerpos transparentes o traslúcidos, siendo absorbidas por sólidos opacos y reflejadas por objetos sumamente pulidos como los espejos. Cuando un material es afectado por esta radiación comienza a calentarse y a emitir vapores y, si son combustibles, al mezclarse con el aire circulante pueden llegar a inflamarse con nuevas aportaciones de calor radiante a otros puntos cercanos. Finalmente, el contacto directo se produce cuando una llama, brasa o ascua alcanza algún objeto. Si el contacto se mantiene durante el tiempo suficiente, dependiendo de su grado de inflamabilidad, el objeto puede terminar por arder. En el presente caso, no cabe descartar que la propagación del fuego tuviera lugar a través de cada uno de los mecanismos a que se ha hecho mención, no pudiendo determinarse la cuota atribuible a cada uno. Dicho lo anterior, pese a que la destrucción producida no permita asegurar cuál fuera el punto exacto donde se originó el incendio, las declaraciones de los vigilantes y personal de mantenimiento reseñados con anterioridad permiten colegir que, en principio, tuvo lugar en el despacho 2.109 de la planta 21, siendo que en la misma había material combustible suficiente para que el fuego progresara y fuera aumentando paulatinamente de tamaño. En este orden de cosas, en el informe pericial elaborado por funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía se mantiene que la ausencia de tabiques de compartimentación en la planta, al establecerse la separación entre las diferentes estancias mediante paneles sintéticos, trae como consecuencia que el fuego progrese rápidamente por efecto de la convección. Igualmente, a través de este mecanismo, el aire caliente accede al espacio existente entre el falso techo y el techo, lo que da lugar al ulterior incendio de los elementos del cableado que circulan por el mismo. E1 avance del incendio hacia las plantas superiores, por el interior, se desarrolla a través de las pátinas de servicio, esto es, por los conductos verticales por donde discurre cableado u otros materiales y, por el exterior, por medio de la cámara existente entre la fachada interior y la exterior, así como por los huecos de las ventanas que se han fracturado por efecto de las llamas. Los peritos destacan en lo concerniente a la propagación hacia las plantas inferiores del fuego, que su progreso tiene lugar por las mismas causas y vías que las expresadas y, principalmente, por el calor radiante que se va acumulando en la planta 21 debido al prolongado período de duración del incendio. Así, el calor acumulado en el suelo y el tiempo determinan la afectación de las bovedillas y el hormigón que configuran el techo de la planta inferior. Este calor extiende su radio de influencia a los elementos del falso techo, fundas de cableado y a las propias placas que lo conforman, que terminan por arder provocando nuevos focos de fuego y la caída de estos elementos al suelo de la planta, repitiéndose el proceso descrito en las sucesivas inferiores. E1 hecho del salto de las llamas de la planta técnica 2, situada inmediatamente encima de la planta 16, la cual cuenta con una estructura perimetral formada totalmente por vigas de hormigón armado para, entre otras funciones, sujetar y servir de apoyo a toda la estructura periférica del edificio, compuesta de vigas metálicas que, a su vez, componen la estructura de la doble fachada acristalada, tuvo lugar, pese a sus especiales características de construcción y aislamiento, por los factores de propagación del fuego hacia abajo ya aludidos, habiendo de destacarse el progreso exterior a través del hueco de fachada. También reseñan los peritos, como elementos a considerar que hacen tildable como lógica la propagación del incendio

hacia las plantas superiores a la número 21, como a las inferiores, la tipología de las fachadas que estaban construidas con grandes ventanales apoyados sobre una estructura horizontal de acero. La dilatación del acero, gran conductor del calor, el tamaño de los ventanales y la cantidad de escombros incendiados que caían al exterior pudieron producir oquedades por las que se introducía parte del material incendiado, constituyendo nuevos focos secundarios que iniciaron y propagaron el fuego a estas plantas.

TERCERO: SIGNIFICACIÓN PENAL DE LA CONDUCTA DE LOS DIVERSOS INTERVINIENTES

No existiendo indicios respecto a que el incendio pudiera haber sido intencionado procede analizar si cabe atribuir su origen y/o propagación a la acción u omisión imprudente de alguna persona. Así, la Sala Segunda del Tribunal Supremo determina que la infracción

imprudente está integrada por los siguientes elementos: a) una acción inicial consciente y libre; b) un resultado lesivo, típicamente delictivo, no querido ni consentido por el sujeto; c) una relación de causalidad entre la acción y el resultado que permita la imputación objetiva de éste a la situación de riesgo creado por aquélla; y d) la infracción de una norma de cuidado que impone dos deberes sucesivos, el de advertir la inminencia y gravedad del peligro que suscita la propia conducta y el de comportarse de acuerdo con los requerimientos que la situación de riesgo plantea, esto es, con la diligencia y prudencia exigida por la misma, siendo la gravedad de esta infracción la que abre la posibilidad de que la imprudencia sea calificada como grave o leve, SSTS de 16 de mayo de 1988, y 1 de febrero de 2002. El ámbito de la imputación habrá de circunscribirse a aquello que es jurídicamente relevante, siendo que el resultado puede ser imputado siempre que se demuestre que la acción imprudente supuso un incremento notable del riesgo normal de que el resultado se produjere; que el resultado sea consecuencia directa de la realización del riesgo que dimana de la acción imprudente, además, el resultado producido ha de ser incardinable en el ámbito de protección de la norma infringida. En lo concerniente a la actuación de las personas encargadas de la vigilancia de la seguridad del edificio Windsor no aparece que no se atuviera a los parámetros normales de exigibilidad

a tenor de la situación que se produjo. El tiempo de reacción, tras la activación de la alarma, se califica de adecuado, pues, el vigilante Yago Estrada acudió inmediatamente a la planta 21

y se apercibió de la existencia de una llama en el interior de un despacho, comunicando a sus compañeros que procedieran a avisar a los bomberos. La llamada a éstos tuvo lugar 10 minutos y 13 segundos después de que se hubiera activado la alarma. Mientras tanto, Yago Estrada intenta abrir la puerta del despacho donde ve el fuego, lo que no consigue en su totalidad ya que algo impide el recorrido normal de aquélla. En esos mismos momentos,

Rafael Díez, personal de mantenimiento que estaba en tal lugar, aplica el contenido de un extintor hacia el interior de tal dependencia. Posteriormente, este último procede a desplegar la manguera de una boca de incendio equipada existente en tal planta, instantes después llega

a su conocimiento que una dotación de bomberos acaba de llegar al edificio. Por su parte,

Yago Estrada, al saber de la presencia de los bomberos, descendió a las plantas inferiores para comprobar si había alguna persona en su interior y otro vigilante, Javier L., que estaba junto con Yago E. y Rafael D. en la planta 21, se dirigió a la planta cero, quedándose Rafael

D. en la planta 21. En este orden de cosas, si bien los vigilantes que recibieron a las

diferentes dotaciones del cuerpo de bomberos que llegaron al inmueble, Javier L. y Beatriz

S., no conocían la ubicación de las bocas de las columnas secas en la planta cero, de lo

actuado no se desprende que los bomberos necesitasen de un tiempo significativo para localizarlas, procediendo a la alimentación de todas las que encontraron, sin que se haya

determinado que el lapso de tiempo que transcurrió entre el requerimiento de los bomberos a los vigilantes respecto al punto de localización de las bocas de las columnas secas hasta que fueron halladas tuviera relevancia en las labores de ataque al fuego. Por otra parte, los vigilantes que iban recibiendo a las diversas dotaciones de bomberos les informaron que el incendio tenia lugar en la planta 21, no vislumbrándose que los miembros de aquéllas tuvieran mayores dificultades en localizar el ámbito donde se desarrollaba el fuego. Tampoco sobre la concreta ubicación de las bocas de incendio equipadas, una vez ascendieron a tal planta, ni de la salida de la columna seca. Tampoco cabe otorgar relevancia apreciable al hecho relativo a que los vigilantes entregaran a los bomberos unos planos del edificio en los que cada planta se reflejaba de una manera prácticamente diáfana, con la salvedad de la concreta delimitación de los espacios en el núcleo central del edificio, puesto que aquéllos se ubicaron con rapidez en la planta 21, y en las restantes donde actuaron, a los efectos de hallar los focos de fuego y los medios con que contaba el inmueble contra incendios, bocas de incendio equipadas y columnas secas, entre otros. De todo lo expuesto se concluye la falta de significación penal de la conducta de los vigilantes y personal de mantenimiento intervinientes, sin que la falta de posesión de título oficial, en el momento de los hechos, por parte de Roberto G. y de Beatriz S., que homologa los cursos de formación que habían recibido, tuviera incidencia en su actuación, por todo lo cual no resulta procedente la imputación objetiva del resultado producido a ningún integrante del personal de seguridad o de mantenimiento. Por lo que respecta a la intervención de las dotaciones de bomberos y de los mandos que las coordinaron y dirigieron se concluye la ausencia de indicio alguno que permita tildar aquélla de no adecuada a efectos penales. Así, la presencia en el inmueble de la primera dotación tiene lugar 9 minutos y 9 segundos después de que fueran avisados, llegando inmediata y sucesivamente otras dos dotaciones. La localización de las bocas de incendio equipadas y de las columnas secas se llevó a efecto con prontitud. El ataque al fuego se llegó a realizar en varias plantas, sin que la orden dada por el jefe de guardia consistente en que todas las dotaciones actuantes contra el incendio bajaren a la planta cero, para el recuento de efectivos y replanteo de la situación se repute como no ajustada, ya que con anterioridad habían tenido lugar diversos desprendimientos del falso techo sobre diferentes integrantes de las dotaciones motivados por la acción del fuego, con serio peligro para la integridad física de alguno de ellos como consecuencia de haber quedado atrapados bajo los materiales que se desprendían del falso techo, todo ello en presencia de muy altas temperaturas. Una vez se comprobó la efectiva presencia de los miembros de todas las dotaciones, los que no precisaban de asistencia médica recibieron la orden de volver a subir, distribuyéndose por las plantas 21 y 22 tal como se ha expuesto. En torno a la 1:00 horas del día 13 de febrero de 2005, se da la orden de evacuación por las razones ya constatadas y que se resumen en el riesgo que apreciaron el inspector jefe del departamento de extinción de incendios y el subdirector general de bomberos de colapso de la estructura del edificio, dada la entidad del incendio, con la repercusión que ello podía tener para la integridad de los bomberos que en ese momento estaban trabajando en su interior por lo que, tras la cumplimentación de la referida orden, el cometido de aquéllos se circunscribió a evitar la propagación del fuego a los edificios cercanos, para lo cual se distribuyeron los efectivos en diversas posiciones tal como se ha reseñado con anterioridad. Diferentes miembros del Cuerpo de bomberos se manifestaron sobre la insuficiente presión de agua que salía de las columnas secas. Aun admitiéndose la realidad de tal situación, no concurre indicio alguno para achacar tal disfunción a una deficiente actuación de los bomberos o de los equipos que manejaban. Por lo que concierne al caudal de agua saliente por las bocas de incendio equipadas, está desprovisto de demostración el hecho relativo a que el funcionamiento de las mismas no fuera acorde con sus características técnicas, tampoco que éstas pudieran ser calificables como inadecuadas, sobre la base de la respuesta esperable de este recurso para combatir un

incendio como el que se produjo, siendo que fue el utilizado en todas las plantas donde se atacó el incendio desde el interior durante, aproximadamente, la hora y media en que los bomberos llevaron a cabo su actuación dentro del edificio, habiendo de tenerse en cuenta que los bomberos que atacaban el fuego en la planta 22, con este medio, declararon que realizaron progresos frente al mismo, llegando a hacerlo prácticamente a desaparecer en uno de los despachos, por lo que no se evidencia funcionamiento anormal de las bocas de incendio equipadas. En definitiva, no se aprecia que la conducta de los mandos y de las dotaciones del cuerpo de bomberos intervinientes tenga significación penal alguna. En lo que se refiere a la propiedad del edificio Windsor señalar que el mismo se encontraba en obras en el momento de producirse el siniestro, no desprendiéndose de lo actuado que exista motivo para inferir relación causal entre aquéllas y el siniestro. El informe pericial elaborado por funcionarios policiales hace hincapié en que uno de los motivos que facilitaron la propagación del fuego fue la falta de compartimentación del inmueble dentro de cada planta, así como la existencia de doble fachada, sin embargo no circunscriben los peritos el avance del incendio únicamente a tales razones, ello a tenor del contenido de los párrafos 3° y 4° de la página 27 del meritado informe. En éstos se hace mención a los grandes ventanales existentes en las fachadas que se apoyaban sobre una estructura horizontal de acero, a la dilatación del acero, elemento estructural del edificio, y a la gran cantidad de escombros incendiados que caían al exterior y que constituían auténticas bolas de fuego, lo que pudo producir oquedades por las que se introducía parte del material incendiado dando lugar a nuevos focos secundarios que iniciaron y propagaron el fuego en estas plantas y, desde las mismas, al resto del edificio. También se reseña, por los peritos, la duración del incendio y las altas temperaturas registradas para señalar como lógica la propagación hacia las plantas inferiores como las superiores. A todo lo cual hay que añadir que del mismo informe se desprende, páginas 19 y siguientes, que la propagación del fuego no tiene lugar únicamente por el mecanismo de la convección, el más compatible con la manifestada falta de compartimentación, sino también por las otras vías ya descritas. En este orden de cosas, no cabe dejar de considerar que la ausencia de tabicación fija en la mayor parte de la superficie de cada planta y la consiguiente presencia de paneles separadores de cada despacho no resulta extraño en un edificio de oficinas, como era el siniestrado, tampoco una tipología de doble fachada con grandes ventanales de cristal. Por otra parte, el edificio Windsor contaba con bocas de incendio equipadas en cada planta, así como de columnas secas, elementos necesarios para combatir incendios en edificios en altura y, de la misma forma que se ha indicado respecto a la actuación de los bomberos, se carece de cumplida constancia, a los efectos que ocupa a esta instrucción, en orden a que, la indicada por aquéllos, escasa de presión de agua en los citados elementos, para combatir ese fuego, sea achacable a alguna acción u omisión de la propiedad del inmueble. En el mismo sentido ha de afirmarse que no existen de indicios para atribuir a ésta una posible disfunción de la llave de seccionamiento de una columna seca que motivara que el agua que fluía por la misma no pudiera encauzarse hacia las plantas afectadas por el incendio durante el tiempo en que los bomberos actuaron en el interior del inmueble, incidencia de la que hicieron mención bomberos de la tercera dotación actuante. El siguiente punto de análisis se contrae a un vídeo en el que aparecen focos de luz y sombras con figura humana en el edificio Windsor en una hora posterior a la que se dio la orden de evacuación general del mismo. Obra en autos otro informe pericial, folios 1.020 y siguientes, elaborado por funcionarios policiales, especialistas en audiovisuales, adscritos al servicio central de innovaciones tecnológicas de la Comisaría General de Policía Científica, en el cual se concluye que las imágenes contenidas en la cinta magnética no presentan ningún tipo de manipulación; que las señales de audio y vídeo se corresponden en todo momento; que la ventana en la que aparecen los focos de luz y las sombras con figura humana se puede ubicar en la planta 12 de la fachada paralela a la calle Orense; que esto tiene lugar desde las 3:31

horas del día 13 de febrero del 2005 y, finalmente, que las sombras que aparecen no son producidas por un reflejo proveniente del exterior. Así las cosas, aunque se pudiera admitir la posibilidad de la presencia de personas en el interior del edificio Windsor en el momento a que se ha hecho mención, no existe evidencia alguna de que ello pudiera haber tenido alguna incidencia en la causación o propagación del incendio. Por otra parte, respecto al butrón que apareció en la pared de una de las oficinas situada en la zona de garaje que comunica con el interior del edificio Windsor a través de los sótanos, indicar que en el informe pericial relativo de Justicia al origen y causas del incendio se hace constar, página 13, que es un agujero de pequeño tamaño por el que difícilmente pasa una persona delgada, realizado en una pared de pladur, posiblemente desde el interior al exterior, sin que el fragmento fracturado recogido para su ulterior análisis lofoscópico haya dado resultado positivo. En la misma página del informe se hace constar que la rotura de un candado, con una radial, de una puerta con cierre metálico por la que se accedía, a través del garaje, a la zona de vestíbulo del edificio Windsor fue realizada por los bomberos para abrir vías de salida. Finalmente resta la consideración de la conducta de Eva R. M. empleada de Deloitte S.L., quien ocupó el despacho 2.109 de la planta 21 del edificio desde, aproximadamente, las 16:00 hasta las 23:00 horas del día 12 de febrero de 2005. Si bien la misma admite que durante el período de tiempo indicado fumó varios cigarrillos, el último una media hora antes de irse del lugar, afirmó haberlos apagado correctamente sin que concurran indicios para poder establecer un engarce causal entre el consumo de cigarrillos por la citada esa tarde- noche en el referido despacho y el origen o propagación del incendio, al no existir base, salvo que se entre en al ámbito de la conjetura, tras las diligencias de investigación practicadas, para concluir en sentido contrario.

En este orden de cosas, de la investigación llevada a efecto no se infiere la existencia de responsabilidad, en el ámbito penal de cualesquiera otras personas.

Por todo lo expuesto procede el sobreseimiento y archivo de las presentes, conforme a lo dispuesto en los artículos 641.1 y 779.1.1a de la Ley de Enjuiciamiento Criminal al no resultar debidamente justificada la perpetración de infracción penal haciéndose expresa reserva de acciones civiles a los perjudicados. Asimismo se dejan sin efecto las medidas cautelares y de prevención adoptadas durante la causa.

CUARTO:

Las costas dimanantes de las presentes actuaciones se declaran de oficio.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación

PARTE DISPOSITIVA

En atención a lo expuesto DECIDO el sobreseimiento y archivo de las presentes al no aparecer debidamente justificada la perpetración de infracción penal, todo ello declarando de oficio las costas causadas y haciéndose expresa reserva de acciones civiles a los perjudicados. Se dejan sin efecto las medidas cautelares y de prevención adoptadas durante el transcurso de la instrucción.

Notifíquese esta resolución al Ministerio Fiscal y al resto de las partes, llévese el original al libro correspondiente y testimonio a las actuaciones.

Contra esta resolución cabe interponer recurso de apelación ante este Juzgado, para ante la Ilma. Audiencia Provincial de Madrid, en el plazo de cinco días desde su notificación. De no hacerse uso de esta opción cabe la interposición, con carácter previo, de recurso de reforma ante este Juzgado en el plazo de tres días desde su notificación.

Así lo manda y firma el Ilmo. Sr. D. Mariano Ascandoni Lobato, Magistrado-Juez del Juzgado de Instrucción n° 28 de los de Madrid, doy fe.

DILIGENCIA: seguidamente se cumple lo ordenado. Doy fe.