Está en la página 1de 10

Los Dinosaurios y la Biblia

Niños y también adultos están totalmente


fascinados por estos monstruos misteriosos.
Muchos libros y películas han sido
producidos para satisfacer un hambre
aparentemente insaciable por información
acerca de estas criaturas desconocidas. En
verdad, no hay ningún misterio una vez que
Ud. Tenga la información clave, la cual no es
conocida generalmente y ha sido retenida
del público.

Venga conmigo mientras tomamos un paseo por la historia y


destapamos unos hechos asombrosos que contestarán muchas de
sus preguntas acerca de estos "lagartos terribles". ¿En realidad
existieron los dinosaurios?

Los dinosaurios, sin duda, vagaban por la tierra en el antiguo


pasado. Los fósiles de los dinosaurios han sido descubiertos en
todo el mundo y sus huesos son exhibidos en museos para que
todos los vean. Los científicos han podido reconstruir muchos de
sus esqueletos, y es por esto que sabemos cual era su supuesta
apariencia. ¿Donde fueron encontrados los dinosaurios?

La historia de su descubrimiento empieza en el año de 1820,


cuando Gideon Mantell, un doctor inglés, encontró unos raros
dientes y huesos en una pedrera. El Dr. Mantell se dio cuenta que
había algo muy diferente en estos restos animales, y creía que
había encontrado un grupo de reptiles totalmente nuevo. Cerca del
año 1841, nueve tipos diferentes de estos reptiles habían sido
descubiertos, dos de ellos se llamaban megalosaurio e iguanodón.
En ese tiempo, un famoso científico británico (creacionista), Dr.
Richard Owen, inventó el nombre "dinosaurio", que significa
"lagarto terrible", porque ésto fue lo que le recordaron los huesos
gigantescos.

¿Qué hace a los dinosaurios ser "diferentes"?

Más que el tamaño grande de algunos de los dinosaurios, la


característica mayor que realmente distingue a los dinosaurios de
los otros reptiles (como el cocodrilo), es la posición de sus
miembros. Los dinosaurios tenían una postura que fue totalmente
recta, similar a la de los mamíferos. Casi todos los otros reptiles
tienen los miembros en una posición extendida. Por ejemplo,
compare como "camina" una vaca y, como "camina" un cocodrilo.
Los dinosaurios se movían como una vaca, con los miembros
soportando el cuerpo. Los cocodrilos "anadean" porque sus
miembros se proyectan hacía los lados de sus cuerpos.
¿Qué tan grandes eran los dinosaurios?

Algunos eran tan chicos como las gallinas, y otros eran aún más
chicos. Claro, algunos dinosaurios eran muy grandes, pesando
aproximadamente ¡80 toneladas y midiendo 13 metros de altura!
El tamaño promedio de los dinosaurios fue probablemente como el
de un caballo chico.

¿Cuándo vivieron los dinosaurios?

La historia que hemos oído en las películas, la televisión, los


periódicos, la mayoría de las revistas y los libros de la escuela, es
que los dinosaurios vivieron hace millones de años. Según los
evolucionistas, los dinosaurios "gobernaron la tierra" por 140
millones de años, y desaparecieron hace como 65 millones de
años. Sin embargo, los científicos nunca han desenterrado algo
marcado con esas edades. Sólo desentierran dinosaurios muertos
(es decir, sus huesos), y sus huesos no tienen etiquetas pegadas
indicando cuantos años tienen. La idea de millones de años de
evolución simplemente es la leyenda de los evolucionistas acerca
del pasado. Ningún científico estaba allá para ver a los dinosaurios
vivir por esa supuesta época de dinosaurios. En realidad, no hay
ninguna prueba de que la tierra y sus capas de fósiles tengan
millones de años. Ningún científico observó morir a los dinosaurios.
Los científicos sólo encuentran los huesos en el presente, y porque
muchos de ellos son evolucionistas, tratan de acomodarla historia
de los dinosaurios a su manera y desde su punto de vista.

Otros científicos, llamados científicos creacionistas, tienen una


ideal diferente de cómo y cuándo vivían los dinosaurios. Creen que
pueden solucionar cualquiera de los supuestos misterios de
dinosaurios y mostrar cómo la evidencia concuerda
maravillosamente con sus ideas acerca del pasado, creencias que
vienen de la Biblia. La Biblia, el especial libro de Dios
(actualmente, una colección de libros), declara que cada escritor
fue inspirado sobrenaturalmente a escribir exactamente lo que el
Creador de todas las cosas quiso que escribieran para nosotros,
para que supierámos de dónde venimos nosotros (y los
dinosaurios), porqué estamos aquí y cuál será nuestro futuro. El
primer libro en la Biblia (Génesis), nos enseña muchas cosas
acerca de cómo el universo y la vida llegaron a existir. Génesis nos
dice que Dios creó todas las cosas (la tierra, las estrellas, la luna,
las plantas, los animales y las primeras dos personas, Adán y Eva).

Aunque la Biblia no nos dice exactamente cuánto tiempo hace que


hizo Dios el mundo y sus criaturas, podemos hacer un buen cálculo
de la fecha de la creación mediante la lectura de la Biblia de
principio a fin y fijarnos en algunos pasajes interesantes:

(1) Dios creó todas las cosas en seis días. Lo hizo así, para fijar
una norma para la humanidad, que ha llegado a ser nuestra
semana de siete días (como está descrita en Exodo 20:11). Dios
trabajó durante seis días y reposó uno, como modelo para
nosotros. Además, estudiosos de la Biblia nos dicen que la palabra
hebrea "día" como está usada en Génesis capítulo uno, sólo puede,
en este contexto, significar un día normal.

(2) Nos dice que Dios creó al primer hombre y la primera mujer
(Adán y Eva) en el sexto día. Muchos datos acerca del nacimiento
de sus hijos y los hijos de sus hijos son dados en Génesis. Estas
genealogías son registradas en todo el antiguo testamento, hasta
el tiempo de Cristo. Ciertamente no fueron cronologías que
duraron millones de años, Sumando todas las fechas y aceptando
que Jesucristo, el Hijo de Dijos, vino a la tierra hace como 2,000
años, llegamos a la conclución de que la creación de la tierra y los
animales (incluyendo los dinosaurios) ocurrió hace sólo unos miles
de años (¡tal vez sólo seis mil años!). De este modo, si la Biblia
tiene la razón (¡y la tiene!), los dinosaurios debieron haber vivido
durante los pasados miles de años.

¿De dónde vinieron los dinosaurios?

Los evolucionistas sostienen que los dinosaurios evolucionaban


durante millones de años. Se imaginan que un tipo de animal,
lentamente cambió durante un período de tiempo largo para llegar
a ser un diferente tipo de animal. Por ejemplo, creen que los
anfibios se convirtieron en reptiles (incluyendo a los dinosaurios)
por este proceso gradual. Esto indicaría, por supuesto, que
tuvieron que haber existido millones de criaturas durante ese
tiempo que serían "intermedios", mientras los anfibios
evolucionaban para llegar a ser reptiles. La evidencia de estas
"formas transicionales", como son llamadas, debe ser abundante.
Sin embargo, muchos expertos en el estudio de fósiles reconocen
que no se ha encontrado en ninguna parte una forma transicional
entre cualquier grupo de criaturas. Si los dinosaurios evolucionaron
de los anfibios, debe ser, una evidencia de animales que son parte
dinosaurio y parte otra cosa. Sin embargo, no hay ninguna prueba
de ésto en ningún lugar.

Si visita Ud. Algún museo verá los fósiles de dinosaurios que son
100% de dinosaurio, no algo intermedio. No hay 25%, 50%, 75%,
ni aún 99% de dinosaurio. ¡Todos son 100% de dinosaurio!

La Biblia nos dice que Dios creó a todos los animales terrestres en
el sexto día de la creación. Como los dinosaurios eran animals
terrestres, tuvieron que haber sido hechos en ese día, junto con
Adán y Eva, quienes fueron también creados en el sexto día
(Génesis 1.24-31). Si Dios diseñó y creó los dinosaurios, tuvieron
que haber sido totalmente funcionales, y hubieran sido 100%
dinosaurio. Esto concuerda exactamente con la evidencia del
registro fósil.

Los evolucionistas dicen que ningún hombre vivió jamás junto con
los dinosaurios. La Biblia, no obstante, hace claro que los
dinosaurios y la gente debieron haber vivido juntos. Como pronto
veremos, hay mucha evidencia a favor de ésto.

¿Qué comian los dinosaurios?

La Biblia enseña (en Génesis 1:29-30) que los primeros animales


(y los humanos) fueron mandados ser vegetarianos. No había
comedores de carne en la creación original. Además, no había
muerte. Era un mundo sin mancha, con Adán, Eva y los animales
(también los dinosaurios) viviendo en armonía perfecta, comiendo
sólo plantas. Tristemente, no fue así por mucho tiempo. Adán se
rebeló contra su Creador, trayendo el pecado al mundo (Génesis
3:1-7; Romanos 5:12). Por causa de esta rebelión, Adán y, en este
caso, todos sus descendientes (Ud. y yo) entregaron el derecho de
vivir con un Dios santo y justo (sin pecado). Dios entonces juzgó el
pecado con muerte. La Biblia enseña claramente desde Génesis
hasta Apocalípsis, que no había la muerte de animales ni de seres
humanos antes que Adán pecara. Después del pecado de Adán, los
animales y la gente empezaron a morir. Ahora era un mundo
diferente, un mundo de muerte y conflicto. Un mundo que en una
ocasión era hermoso, y ahora sufría bajo la maldición puesta sobre
él por el Creador Génesis 3:14-19). Pero fue dada una promesa
(Génesis 3:15), que Dios proveería una manera para pagar por el
castigo del pecado con el fin de que el hombre tuviera camino para
volver a Dios.

¿Por qué encontramos fósiles de dinosaurios?

En Génesis capítulo seis, leemos que toda carne (los hombres y los
animales) había corrompido su camino sobre la tierra (Génesis
6:12). Quizá la gente y los animales se estubieron matando unos a
otros; tal vez los dinosaurios empezaron a matar otros animales y
a los seres humanos. De todos modos, la Biblia describe el mundo
como "malo". Por causa de esta maldad, Dios advirtió a un hombre
piadoso llamado Noé que iba a destruir el mundo con un diluvio
(Génesis 6:13). Por eso, Dios le mandó a construir una gran nave
(el arca) para que pudieran sobrevivir a bordo todos los tipos de
animales terrestres (que tuvieron que haber incluido a los
dinosaurios) y la familia de Noé, mientras el diluvio destruyera de
una forma poderosa toda la tierra (Génesis 6:14-20). Algunas
personas piensan que los dinosaurios fueron demasiado grandes, o
hubieron muchísimos de ellos para caber en el arca. Sin embargo,
no había muchos diferentes tipos de dinosaurios. Ciertamente hay
cientos de nombres de dinosaurios, pero muchos de estos fueron
dados a sólo un pedazo de hueso o a esqueletos encontrados en
otros países. También es razonable suponer que los diferentes
tamaños, variedades, y sexos de los mismos tipos de dinosaurio
hayan llegado a tener diferentes nombres. Por ejemplo, mire a
todas las diferentes variedades y tamaños de perros, son todos el
mismo tipo. ¡El tipo perro! Probablemente, hayan sido menos de
50 tipos de dinosaurios.

En el arca, Dios envió dos de cada animal terrestre (siete pares de


algunos) (Génesis 7:2-3, 8-9). No había excepciones. Entonces, los
dinosaurios debieron haber estado en el arca. Aunque había
espacio adecuado en esa nave enorme para animales grandes, tal
vez Dios envió adultos jóvenes en el arca que todavía tenían lugar
para que crecieran. Bueno, ¿Qué les pasó a todos los animales
terrestres que no entraron en el arca? Sencillamente, se ahogaron.
Muchos habrían sido cubiertos con toneladas de lodo cuando las
aguas bramantes cubrieron la tierra (Génesis 7:11-12, 19). Por
causa de este rápido entierro, muchos de los animales hubieran
sido preservados como fósiles. Si esto hubiera sucedido,
esperaríamos encontrar la evidencia de miles de millones de cosas
muertas enterradas en estratos de piedra (formados de ese lodo)
en toda la tierra. Esto es exactamente lo que encontramos.

El diluvio probablemente ocurrió hace poco más de 4,500 años.


Los creacionistas creen que este evento formó muchas de las
capas fósiles alrededor del mundo. Capas adicionales fueron
formadas através de otros diluvios mientras que la tierra se
tranquilizaba depués del gran diluvio. Así, los fósiles de
dinosaurios, que fueron hechos como resultado de ese diluvio,
fueron probablemente formados hace como 4,500 años, y no hace
millones de años.

¿Han vivido los dinosaurios en tiempos mas recientes?

Si los diferentes tipos de dinosaurios sobrevivieron el diluvio,


entonces debieron haber salido del arca y vivido en el mundo.

En la Biblia, en el libro de Job, capítulo 40:15-24, Dios le describe


a Job (quien vivió después del diluvio una gran bestia de la cual
Job tenía conocimiento. Este gran animal, llamado "behemot", es
descrito como "el jefe de los caminos de Dios", tal vez el más
grande animal terrestre que Dios hubiera creado. De modo
poderoso, movía su cola ¡como un árbol cedro! Aunque algunos
comentarios bíblicos dicen que éste, probablemente, haya sido un
elefante o hipopótamo, la descripción realmente queda mejor a un
dinosaurio como el braquiosaurio. Los elefantes o hipopótamos,
ciertamente no tienen colas ¡como los árboles cedro!

En verdad, muy pocos animales son nombrados en la Biblia con tal


descripción. Al contrario de lo que piense, los que ahora
conocemos como dinosaurios se nombran mas en la Biblia que la
mayoria de los animales. Es por esta razón que los dinosaurios
(todos los diferentes tipos) debieron haber vivido junto con la
gente después del diluvio.

¿Son mencionados los dinosaurios en la literatura antigua?

Interesantemente, la palabra "dragón" es usada algunas veces en


el antiguo testamento. En varias ocasiones, la palabra "dinosaurio"
podria sustituir a la palabra "dragón" y quedaría muy bién.
Cientificos creacionistas creen que los dinosaurios fueron llamados
dragones antes de que fuera inventada la palabra "dinosaurio" en
el año 1841. No esperaríamos encontrar la palabra "dinosaurio" en
las Biblias como la versión de 1602, que fue traducida mucho antes
que la palabra "dinosaurio" fuera jamás antes usada. También, en
varias bibliotecas en todo el mundo existen muchos libros muy
antiguos de la historia, que contienen anotaciones detalladas
acerca de los dragones y sus encuentros con la gente.
Sorprendentemente (y no tan sorprendentemente para los
creacionistas), muchas de estas descripciones de los dragones
concuerdan con las descripciones que los científicos modernos dan
a los dinosaurios, aún el tiranosaurio. Desafortunadamente, esta
evidencia no es tomada en cuenta como válida por los
evolucionistas. ¿Por que? Sólo porque su creencia es que el
hombre y los dinosaurios ¡nunca vivieron al mismo tiempo! Sin
embargo, mientras más investigamos la literatura histórica, más
nos damos cuenta de que hay evidencia irresistible de que los
dragones eran verdaderas bestias, muy parecidas a las modernas
reconstruciones de dinosaurios. También su evidencia ha sido
registrada por mucha gente diferente, aún hace unos pocos de
años.

¿Qué les pasó a los dinosaurios?

Los evolucionistas usan su imaginación en gran manera para


contestar esta pregunta. Debido a su creencia de que los
dinosaurios "gobernaban el mundo" por millones de años, y
desaparecieron millones de años antes de que supuestamente el
hombre evolucionó, tuvieron que adivinar para explicar esta
desaparición misteriosa. Al leer la literatura evolucionista, Ud. Se
quedará sorprendido de la cantidad de ideas con respecto a su
supuesta extinción.

Lo siguiente es solo una breve lista de estas teorías: Los


dinosaurios se murieron de hambre; se murieron por comer con
exceso; fueron evenenados; fueron cegados de cataratas y no
pudieron reproducirse; los mamíferos se comieron sus huevos.
Otras causas incluyen: el polvo volcánico, los gases venenosos, los
cometas, las manchas solares, los aerolitos, el suicido masivo, el
estreñimiento, los parásitos, el encoger del cerebro (provocándoles
hacer tonterías), los discos descoyuntados, los cambios en la
composición del aire, etc; etc; etc.

Es obvio que los evolucionistas no saben qué ocurrió y están


poniendo cualquier pretexto. En un nuevo libro evolucionista
acerca de los dinosaurios, el escritor hizo este comentario: "Ahora
tocamos la pregunta importante: ¿Qué causó todas estas
extinciones en solo un punto en el tiempo , hace aproximadamente
65 millones de años? Docenas de razones han sido sugeridas,
algunas serias y sensibles, otras muy locas, y otras sólo como
bromas. Cada año, la gente hace surgir otras nuevas teorias sobre
este arduo problema. Tenemos que encontrar una sola razón que
toma en cuenta a todos los datos. Tendría que explicar la muerte
(todos a la misma vez) de animales viviendo sobre la tierra y de
animales viviendo en el mar; pero en ambos casos, de solo
algunos de los animales, porque muchos de los habitantes de la
tierra y muchos de los moradores del mar siguieron viviendo felices
en la siguente época. Tristemente, no existe tal explicación." (Una
Nueva Investigación de Los Dinosaurios, Alan Charig, pág. 150 )

Pero, tal explicación SI EXISTE. Si ud. pone a un lado el sistema


evolucionista, elimina millones de años, y toma la Biblia
seriamente, entonces encontrará una explicación que se queda con
los datos y se entiende perfectamente:

En el tiempo del diluvio, murieron muchas de las criaturas del mar,


pero algunas sobrevivieron. También, murieron todas las criaturas
terrestres fuera del arca, pero los representantes de todos los tipos
que sobrevivieron en el arca vivían en el nuevo mundo después del
diluvio. Esos animales terrestres (incluyendo los dinosaurios)
encontraron el mundo nuevo muy diferente de lo que era antes del
diluvio. Fue debido a: 1) más competencia por la comida que ya no
era tan abundante, 2) otras catástrofes, 3) el hombre casaba para
comer y tal vez por diversión, 4) la destrucción de moradas
naturales, etc.

Pasando el tiempo murieron muchas especies de animales. El


grupo de animales que llamamos "los dinosaurios" también se
murió. En realidad, cada año un gran numero de animales se
extingue. Parece que la extinción es la norma en la historia de la
tierra y no la formación de nuevos tipos de animales como espera
la evolución.

¿Veremos algún día un dinosaurio vivo?

La respuesta es tal vez no. Pero ¿ Quién sabe? Algunos científicos


creen que hayan sobrevivido unos pocos dinosaurios en selvas
remotas. Todavía están descubriendo nuevas especies de animales
y plantas en las áreas que han sido demasiado difíciles de explorar.
En ciertos países, los nativos describen bestias que suenan ser
como los dinosaurios.

Por supuesto, los creacionistas no serían sorprendidos si alguien


encontrara un dinosaurio vivo. Sin embargo, los evolucionistas
tendrían que explicar porqué hicieron las declaraciones dogmáticas
de que el hombre y el dinosaurio nunca vivieron al mismo tiempo.
Sospecho que dirían algo como: "Este dinosaurio, de alguna
manera sobrevivió porque estaba atrapado en un área remota que
no ha cambiado durante millones de años." ¿Lo ve? No importa lo
que sea encontrado, o qué tan contradictorio sea a las ideas
evolucionistas, siempre podrán inventar "una respuesta" porque la
evolución es una creencia. ¡No es la ciencia! ¡No es un hecho!

¿Que lecciones podemos aprender de los dinosaurios?

Cuando vemos los huesos de los dinosaurios, podemos recordar


que la muerte no era parte de la creación original. Actualmente, la
muerte es un resultado que entró cuando el primer hombre
desobedeció a Dios. La Biblia nos dice que también hemos pecado
porque somos descendientes de Adán. "Por lo tanto, como el
pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la
muerte, asi la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos
pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3:23).
Necesitamos reconocer que la maldad que hay en el mundo está
alli por causa del pecado, porque se rebeló el hombre en contra de
Dios.

Podemos recordar que Dios, quien hizo todas las cosas y los
dinosaurios, es también el Juez de toda Su creación. Juzgó la
rebelión de Adán con la maldición de la muerte a todo el mundo.
Adán fue advertido acerca de lo que pasaría si desobedeciere el
mandamiento de Dios de no comer la fruta de cierto árbol. "Mas
del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día
que de él comieres, ciertamente morirás" (Génesis 2:17).

También los dinosaurios pueden recordarnos que Dios juzgó la


rebelión en los días de Noé. Destruyó con agua al mundo malo,
causando la muerte de millones de criaturas. Nos enseña la Biblia
que El juzgará al mundo otra vez, pero la próxima vez con fuego:
"Pero el dia del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual
los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo
serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán
quemadas" (2Pedro 3:10)

También podemos recordar que después de este juicio por fuego,


Dios hará un cielo nuevo y una tierra nueva: "Pero nosotros
esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en
los cuales mora la justicia" (2Pedro 3:13). "Enjugará Dios toda
lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más
llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron."
(Apocalípsis 21:4).

Pero también somos advertidos que a muchos no les será


permitido entrar en esta tierra nueva sino que sufrirán por la
eternidad: "Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y
homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los
mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y
azufre, que es la muerte segunda" (Apocalípsis 21:8). Los seres
humanos, que son pecaminosos por sus propios pecados, no
pueden vivir con el Dios Santo, y son condenados a ser separados
de Dios. Pero, Dios provió un maravilloso medio de liberación del
pecado. La Biblia enseña que Dios ofreció el necesario sacrificio
perfecto para pagar la consecuencia por el pecado del hombre. El
mismo Hijo de Dios, de hecho El que creó el mundo (Colosenses
1:16), vino a la tierra como un hombre, como descendiente de
Adán, para sufrir la penalidad de muerte por el pecado. "Mas ahora
Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que
durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un
hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos.
Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos
serán vivificados" (I Corintios 15:20-22).

El Señor Jesucristo murió en la cruz, pero al tercer día resucitó,


conquistando la muerte, para que cualquiera que cree en El y lo
recibe en su vida, puede volver a Dios y vivir por la eternidad con
el Creador. "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha
dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se
pierda mas tenga vida eterna" (Juan 3:16). "Si confesamos
nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros
pecados, y limpiarnos de toda madad" (I Juan 1:9).

Hay una advertencia para las personas que no reciben por fe lo


que Cristo ha hecho para ellas y no recononcen su actitud
pecaminosa ni su necesidad de redención. La Biblia les dice a tales
que vivirán para siempre, pero separados de Dios en un lugar de
tormento que se llama el infierno. Pero para los que encomiendan
sus vidas al Señor. ¡Qué buena esperanza! ¡Qué maravilloso
Salvador! ¡Qué completa salvación en cristo el Creador!

También podría gustarte