Está en la página 1de 21
Universidad Nacional Autónoma de México Facultad de Economía Estudio de las finanzas gubernamentales Alumnos: Barrales Espinoza

Universidad Nacional Autónoma de México Facultad de Economía Estudio de las finanzas gubernamentales

Universidad Nacional Autónoma de México Facultad de Economía Estudio de las finanzas gubernamentales Alumnos: Barrales Espinoza

Alumnos:

Barrales Espinoza Thalía Cabrera Páez Daniela Lucio Monzalvo José Martínez Aguilar Mónica Morales Jiménez Cesar Paredes Revueltas Irving Erick Sánchez López Mario Alberto

Finanzas Públicas

Asignatura:

Profesor:

Mandujano Ramos Nicolás

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas Índice 1. Ubicación histórica de las

Índice

  • 1. Ubicación histórica de las finanzas publicas y su dimensión en la economía publica

1.1.Esquema teorico-historico de las finanzas tradicionales y la actividad financiera del estado

  • 1.2. Separación de la ciencia de as finanzas publicas en la economía política

    • 2. Estudio de las finanzas gubernamentales en el marco de la economía mixta

      • 2.1. Las finanzas publicas en el contexto del silgo XIX

      • 2.2. El papel de las finanzas en las funciones del estado

        • 3. Fundamentos, instrumentos e incidencias de las finanzas gubernamentales

          • 3.1. Sector público y presupuesto

          • 3.2. Intervención pública

          • 3.3. Elección publica

          • 3.4. Federalismo fiscal

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas 1. Ubicación histórica de las finanzas

1. Ubicación histórica de las finanzas publicas y su dimensión en la economía publica

1.2. Esquema teorico-historico de las finanzas tradicionales y la actividad financiera del estado

La historia de la economía pública y de las finanzas públicas, refleja el progreso de la economía analítica; es decir, que los desarrollos de las finanzas públicas fueron fraguados por grandes teóricos generales y no por especialistas de las finanzas públicas, entre estos, Adam Smith, Ricardo, Mill, Dupuit, Edgeworth, Wicksell,Lindahl, Pigou, Keynes y Samuelson.

Aunque los desarrollos no fueron exclusivamente de la economía, pues también se debe contar con la influencia de los desarrollos políticos y sociales; y tampoco se pueden circunscribir a partir de la economía clásica, puesto que con el surgimiento del mercantilismo, la complejidad de la estructura impositiva aumento considerablemente. Los fisiócratas tenían su teoría de la imposición y los cameralistas habían escrito sobre la administración de las finanzas públicas. Sin embargo, Smith ofrece un punto de vista adecuado para rastrear el surgimiento del pensamiento moderno de la economía pública (Musgrave, 1985: 2).

Desde Adam Smith, los estudiosos de la tributación han estado interesados en las cualidades de un buen sistema de impuestos. Tal requerimiento, tradicionalmente exige que la carga de impuestos sea distribuida de una manera equitativa. Este requerimiento ha tomado dos formas, una exige que la tributación corresponda con los beneficios recibidos, y la otra que la tributación corresponda con la capacidad de pago (Musgrave, 1987).

La Economía como disciplina se ha ocupado tradicionalmente del estudio del sector privado de la economía (de sus agentes económicos –individuos, empresas y economías domésticas–); es decir, del mercado. Sin embargo, el crecimiento del sector público y su incidencia en las actividades económicas privadas, aunado a sus características particulares de decisión política, condujeron a la constitución de una disciplina autónoma para su análisis. Esta disciplina, denominada en principio “finanzas públicas”1, ha empezado a designarse, desde los años setenta del siglo XX, “economía pública”. En

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas principio trató los mismos problemas, más

principio trató los mismos problemas, más allá de las limitaciones presupuestales de ingresos, gastos y deuda pública. Ampliando de este modo, su campo de análisis a los bienes públicos, a la incidencia de los impuestos y gastos en el bienestar, a los efectos de las regulaciones públicas, los derechos de propiedad, el problema de las externalidades y los procesos de toma de decisiones públicas.

En la literatura anglosajona se utiliza el término “Finance Public”, en nuestro medio se traduce como “Finanzas públicas”, los españoles traducen el término como “Hacienda Pública”. Subyace un rasgo común a las múltiples definiciones de “finanzas públicas”: la delimitación de sus actividades a los componentes presupuestarios de ingresos, gastos y deuda pública. El Libro V de “La riqueza de las naciones” de Smith se constituye en la base de los tratados modernos de las finanzas públicas. Smith, al estudiar los problemas económicos públicos, contempla tres temas referentes a los gastos públicos, los ingresos públicos y las deudas públicas.

El enfoque metodológico de las finanzas públicas no presenta mayor diferencia con los criterios generalmente considerados para la ciencia económica en general. Así, para Musgrave: Al conjunto de problemas que se centran en torno al proceso de ingreso-gasto del Estado se le denomina tradicionalmente Finanzas Públicas.

Siguiendo este convenio, se emplea el mismo término en el titulo de este volumen, pero con mucha vacilación. Aún cuando las operaciones del erario público suponen flujos monetarios de ingresos y gastos, los problemas básicos no son cuestiones financieras. Por tanto, debemos considerar nuestra tarea como una investigación sobre los principios de la economía pública. O, más exactamente, sobre aquellos aspectos de la política económica que surgen en las operaciones del presupuesto público.

La economía pública, en una concepción más amplia, se constituye en el análisis del sector público, lo cual incluye los ingresos, la deuda y los gastos del sector público como componentes del presupuesto y, a su vez, base del análisis de las finanzas públicas. Cubre, además, todas las actuaciones del sector público: actividades presupuestarias, de regulación, de diseño de políticas públicas, de gestión de agencias públicas y de evaluación y control públicos. Sin embargo, algunos autores prefieren mantener la tradición ortodoxa y han titulado sus trabajos como “The Theory of Public Public Finance”, caso (Musgrave 1959) y Buchanan (1976). Otros consideran equivalentes los términos “economía pública” y “finanzas públicas”. A partir del trabajo de Musgrave (1959), se encuentra que autores como Kolm (1964) y Johansen (1970) reemplazan el concepto de “finanzas

públicas” por uno más amplio: “economía pública”. Los autores más recientes y reconocidos en este campo han titulado sus manuales como “Economía pública”: Atkinson y Stigltz (1988), Auerbach (1987), Laffont (1990), Jha (1998) o “Economía del sector público”: Boadway y Wildasi (1986), Brown y Jackson (1986) y Stigltz (1988).Las finanzas públicas y la economía pública en general han experimentado una evolución significativa desde la segunda mitad del siglo XX. En esta evolución ha incidido el estudio de los bienes públicos y su análisis integracionista de los ingresos SMITH, Adam.

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas Sobre la Naturaleza y causas de

Sobre la Naturaleza y causas de la Riqueza de las Naciones (1776). El Libro V: “De los ingresos del Soberano o de la República” (Capítulos: ingresos, gastos y deuda pública). (tributación) y del gasto a partir del paradigma Wicksell-Lindhal-Mugrave-Samuelson, e incluso desde los cambios en los manuales de la disciplina propiciados por el mismo Musgrave. Al mirar la evolución de los trabajos de investigación y el contenido de los manuales, puede observarse que han cambiado los temas, su importancia relativa y las técnicas o instrumentos de análisis, en esencia provenientes de la economía. Esta evolución también ha estado ligada a los desarrollos de la sociedad, del Estado, de la misma economía como disciplina y de la forma de analizar y resolver los problemas.

1.2. Separación de la ciencia de as finanzas publicas economía política

en

la

Las Finanzas Públicas puede ser la rama más antigua de la economía. A ésta contribuyeron los escolásticos (siglo XVI), los mercantilistas (siglo XVII), los cameralistas, los fisiócratas, los clásicos, marginalistas, neoclásicos, la escuela del bienestar, la escuela de la elección pública, los marxistas, Keynes, etc. Adam Smith examina porque ciertos servicios deben ser provistos por el Estado. Esto incluye el sostenimiento de la corte, defensa, policía y educación básica para los pobres. Beneficio que no sería compensado por el gasto de algún individuo. Los Clásicos estudiaron primero las obligaciones del soberano (gasto público) y después se dedicaron hacia el análisis impositivo.

Desde Adam Smith, el pensamiento tributario ha puesto su atención sobre dos importantes temas: la equidad y la eficiencia. La discusión del criterio de equidad, ha seguido dos direcciones históricas, la del principio del beneficio y la del principio de capacidad de pago.

El pensamiento marginalista consideró que así como el consumo de bienes privadosse guía por la regla de igualación de la utilidad marginal con el precio, de igual manera el consumo de bienes públicos se orientaría por dicha regla. Así, el presupuesto entró a hacer parte de los modelos walrasianos de equilibrio general.

El concepto de finanzas públicas nació en el siglo XIX y se enriqueció con un continuo flujo de estudios y actividades después de la mitad de los años 1960. En los años 1960, se comenzó a usar el término “economía pública” (o nueva economía pública) por el de finanzas públicas.

2.Estudio de las finanzas gubernamentales en el marco de la economía mixta

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas 2.1. Las finanzas publicas en el

2.1. Las finanzas publicas en el contexto del silgo XIX

LAS FINANZAS PÚBLICAS EN EL CONTEXTO DEL SIGLO XX

La participación del sector público en la actividad económica total se ha incrementado a lo largo de los años. En el caso de los Estados Unidos: Los gastos públicos totales como porcentaje del PNB han mostrado una tendencia creciente mas o menos constante desde a finales del siglo XIX, y especialmente a lo largo de los últimos cuarenta años.

Algunas causas del crecimiento del gasto son:

La demanda de los consumidores de servicios públicos puede ser elástica en relación a la renta, ya que los servicios públicos tienen una naturaleza de bienes de lujo, requiriendo una creciente proporción de gasto a medida que la renta per cápita se incrementa.

Dependiendo del estado de desarrollo de un país, la estructura de formación de capital puede ser tal que requiera más o menos inversión pública.

La demografía y la tecnología han sido factores importantes en la cambiante participación del gasto público.

Los cambios en las actitudes, las estructuras sociales y las fuerzas políticas pueden haber motivado el incremento en las transferencias y en los programas orientados a la redistribución.

La existencia de periodos de financiariazacion de guerra, con un incremento de la participación presupuestaria para fines bélicos, puede haber servido para aumentar el umbral de lo que se consideran niveles aceptables de imposición y los consiguientes gastos civiles.

La importancia del estudio de las finanzas a partir del siglo XX, es necesaria ya que estas se han rediseñad en respuesta al nuevo equilibrio entre los mercados y los estados es un proceso bastante consolidado en todo el mundo y ha sido profusamente investigado y documentado. Aspectos como la subcontratación, la adopción de soluciones privadas para las externalidades y el financiamiento privado de proyectos del sector público, entre otros, están comenzando a aparecer en los libros de texto sobre finanzas públicas.

Las reacciones de las finanzas públicas a la apertura de las fronteras nacionales no han sido tan

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas decididas, pero existen. Las políticas nacionales

decididas, pero existen. Las políticas nacionales en torno a los subsidios son objeto de acalorados debates internacionales y de intensas gestiones diplomáticas. A su vez, se insta a las naciones a apoyarse mutuamente en el ajuste de sus políticas fiscales y monetarias para evitar desequilibrios macroeconómicos que podrían traducirse en problemas para la economía mundial. La atención de la comunidad internacional también se concentra en las prioridades del gasto nacional: cuánto destinan los países en desarrollo a la lucha contra la pobreza o los países industriales a la ayuda externa y qué tan bien acatan todas las naciones las normas de disciplina fiscal y sustentabilidad de la deuda.

Las modalidades que adoptan las finanzas públicas también están siendo sometidas a análisis externos y son materia de debates internacionales. El desempeño de los gobiernos se mide según su apertura a la competencia del mercado o por la credibilidad de los compromisos asumidos en materia de políticas públicas. Otro aspecto que se discute es cuándo las acciones públicas deben mantenerse en el ámbito nacional y cuándo debe abrirse más al plano internacional.

BIBLIOGRAFIA

INGE KAUL Y PEDRO CONCEIÇÃO.Las nuevas finanzas publicas. Respondiendo a los desafíos mundiales

2.2. El papel de las finanzas en las funciones del estado

Con la ampliación de la participación del Estado en la economía, como agente económico, y la superación del principio de la no intervención estatal, se abrió paso a la cristalización de otra gama de necesidades públicas, cuyo sustrato subyace en los fines económicos y sociales del Estado moderno, y consisten en el desempeño de las funciones de:

1) asignación

2) estabilización

3) redistribución.

La función de estabilización suponía que se debería de seguir una economía de pleno empleo con precios estables

La función de asignación plantea que el estado asignaba los recursos tanto directamente, comprando bienes como defensa y educación como indirectamente por medio de impuestos o subvenciones que fomenten unas actividades.

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas La función de redistribución se ocupa

La función de redistribución se ocupa en la forma en que los bienes producidos por la sociedad se distribuyen entre los miembros de ella. Trata cuestiones de equidad y la disyuntiva entre equidad -eficiencia

Estas funciones

son

separadas

una

de

la

otra,

pero estrechamente

interrelacionadas. La asignación de bienes y servicios públicos (como la educación o la salud) y sus fuentes de financiamiento (impuestos), producen variados efectos en la distribución de

la renta real. Puede provocar: cambios en el ingreso real de los propietarios y en la disponibilidad de los factores, pérdida de la eficiencia en consumo (al modificar las pautas de consumo y por ende de la producción), reducción del nivel de satisfacción de los

consumidores, y por último, alteraciones

en

la

eficiencia técnica de la empresa, al ocasionar

modificaciones de la organización

y

métodos

de

la

producción.

Lo anterior puede generar

desequilibrios económicos en los precios,

empleo y producción, que provocarían

mayor malestar

social, motivando la intervención del Estado con el diseño de políticas económicas gubernamentales

reguladoras con fines estabilizadores y redistributivos de la riqueza.

Aunque estas funciones están relacionadas, como mencionaba Musgrave, actualmente no se complementan de la forma que pensaba.

MUSGRAVE, Richard A. y MUSGRAVE, Peggy B., Hacienda pública. Teórica y Aplicada, Cap.1/ 4/7, 30/31, 34.

Stiglitz

En las economías mixtas como en las occidentales, la actividad económica es llevada a cabo tanto por las empresas privadas como por el Estado. Sin embargo, el intento por corregir los fallos de mercado ha aumentado el papel del Estado en la economía de mercado, aunque el estado no es necesariamente la solución para resolver esos fallos en el sector privado. El fracaso de muchos programas públicos puede atribuirse a cuatro factores como: 1) la consecuencia de las acciones del Estado son complejas y difíciles de prever; 2) el Estado solo tiene un reducido control sobre estas consecuencias ;c) legisladores solo tienen un reducido control sobre la aplicación de programas gubernamentales; d) los políticos pueden favorecer intereses privados especiales; en términos mas generales, los procesos políticos son complejos y no tienen por que generar unos resultados eficientes.

La economía positiva, cuando estudia el sector público, analiza el alcance de las actividades del Estado y las consecuencias de las diferentes medidas gubernamentales. La economía normativa intenta evaluar las diferentes medidas que podrían adoptarse. Las funciones del Estado:

Establecer un marco jurídico dentro del cual se realizan todas las transacciones económicas, a partir

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas de esto se dividen cuatro clases:

de esto se dividen cuatro clases:

La producción de bienes y servicios La regulación y concesión de subvenciones a la producción privada La compra de bienes y servicios, desde misiles hasta recogida de basura La redistribución de la renta (la realización de transferencias como prestaciones por desempleo)

La constitución constituye el marco básico por el que se rige el Estado. En algunos países establece algunas restricciones sobre los impuestos que pueden recaudarse; pero no suele imponer ninguna sobre la forma en que el Estado puede gastar el dinero.

Stiglitz, Joseph E. : La Economía Del Sector Publico de Stiglitz. Publisher 2003 ISBN 8495348055, 9788495348050.738 pags. pp15-64

Antoni Bosch editor,

3.

Fundamentos,

instrumentos

e

finanzas gubernamentales

incidencias

de

las

3.1. Sector público y presupuesto

MUSGRAVE

Sector Público

“… considerando en la forma en que actúa en un sistema mixto. Su funcionamiento incluye no solo la financiación sino también una fuerte incidencia en el nivel y asignación de los recursos, la distribución de la renta y el nivel de actividad económica por lo cual lo resumiremos únicamente como al sector presupuestario de la política económica…”

Presupuesto

“… es el instrumento central de la política del gasto…”

BROCHIER (H. BROCHIER Y P. TABATONI. ECONOMÍA FINANCIERA. 1ª EDI. EDICIONES ARIEL. CAP. 1 “ESTRUCTURAS FINANCIERAS Y ESTRUCTURAS ECONOMICAS”.

Sector Público

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas “… el sector público es la

“… el sector público es la primera aproximación que permite caracterizar las estructuras financieras de un país determinado mostrando el lugar ocupado en el conjunto de la actividad económica de la nación, y el mejor sistema para conseguirlo es utilizando los métodos y las enseñanzas de la contabilidad nacional…”

HAROLD M. GROVES (HAROLD M. GROVES. FINANZAS PÚBLICAS. 1ª EDI. EDITORIAL F. TRILLAS. CAP. 24 “PRESUPUESTOS”.

Presupuesto

“… son necesarios para dar un aspecto general de las finanzas públicas y facilitar el proceso de proporcionalidad que implican el aumento y la inversión de los ingresos públicos. El procedimiento presupuestario comprende la formación de presupuestos, la elevación a la ley, el cumplimiento y las auditorias…”

3.2. Intervención pública

La evidencia empírica en la evolución de las políticas publicas, nos muestra como la expansión del Estado y de las tareas que paulatinamente ha ido asumiendo como suyas, aparece como una constante histórica. Desde las primeras configuraciones liberales del Estado, donde sus funciones básicas eran las relativas a la policía, defensa y orden público, hasta las formulaciones integrales o estructurales que el estado ha llegado a adoptar en los regímenes de welfare, o incluso en los estados totalitaristas del sistema de planificación centralizada.

La intensificación del proceso de intervención estatal observado en el siglo XX, comporta un acentuado sesgo social, puesto que ha supuesto la paulatina incorporación al ámbito de lo publico de diversas esferas (económica, educativa, laboral, productiva, seguridad social, entre otras materias) que alcanzan a la cotidianeidad diaria de la vida ciudadana. Dicho proceso intervencionista fue la respuesta a una creciente demanda social de intervención estatal.

La intervención publica implica que para poder afrontar tales actividades, el Estado deberá drenar de la sociedad grandes volúmenes de recursos monetarios a través de los mecanismos fiscal e impositivo, retornándolos a esa misma sociedad en forma de políticas publicas y sociales. Dicho ciclo de flujo y reflujo, retoma las ideas del sistema político de Easton (1953) , de extraer recursos de la sociedad para volver a reconducirlos hacia la misma. Para Easton (1953) las políticas serían las respuestas que el conjunto del sistema político daba a las demandas y reivindicaciones provenientes del entorno operativo del mismo. En este esquema las políticas retroalimentan el sistema político garantizando la continuidad y pervivencia del consenso básico.

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas Dado que las políticas publico-sociales constituyen

Dado que las políticas publico-sociales constituyen intervenciones publicas, en su encarnación posiblemente más depurada, hemos de considerar que la intervención publica y estatal en la actividad socio económica, tradicionalmente se ha venido entendiendo como mecanismo orientado al logro de grandes objetivos macroeconómicos y al bienestar social. De ahí que al interno de la matriz de las políticas publicas, las sociales resaltan dentro del conjunto, tanto por sus dotaciones financieras como por su capacidad de impacto en el tejido social.

Siguiendo a González Fajardo (1999) , la intervención publica se ha fundamentado como recurso alternativo al mercado, como tal mecanismo de asignación de recursos, cuando se daba alguno de estos supuestos:

Cuando se daban razones de eficiencia económica. En este caso, la intervención trataba de corregir las deficiencias en la asignación de los recursos que se producen en presencia de fallos del mercado: externalidades, bienes públicos, fallos de información, de competencia, etc.

Cuando se daban razones distributivas o ético-políticas. Con la acción pública se intentaba corregir la inaceptable, desde la perspectiva social, distribución de la renta resultante de la asignación de recursos realizada por el mercado.

Cuando se daban razones de estabilización macroeconómica. Se trataría, empleando el arsenal de instrumentos de política económica para lograr un crecimiento sostenido que fuese compatible con la estabilidad de precios y el pleno empleo.

Como tales intervenciones públicas, las políticas publico-sociales van a incidir sobre las oportunidades vitales de los individuos y de la colectividad, impactando positiva o negativamente sobre el bienestar personal y la calidad de vida de los mismos, individual o colectivamente considerados.

La implementación, operatividad y resultados de las políticas publico-sociales, va a provocar normalmente controversias y debates en su derredor, puesto que normalmente su carácter es redistributivo, o de mecanismo de redistribución progresiva (Carey-Belanger, 2000) transfiriendo recursos y capacidades de unos ciudadanos a otros y de unos grupos de ciudadanos a otros (Titmuss, 1981) . Tal carácter intervencionista, regulador y redistributivo, hacia considerar a Hayek (1978) que la temática básica de la política publica era la discusión sobre la distribución.

Evidentemente, distribución significa controversia, por lo que la política socio-publica tiende a provocar reacciones contrarias desde las esferas de pensamiento liberal, y de determinadas corrientes de pensamiento, que sostienen que dichas transferencias de renta pueden ser de signo negativo por cuanto que el estado tiende a “apropiarse” de la riqueza generada por individuos competentes, para entregárselas a individuos poco competentes, quienes no tendrían “legítimos” derechos a recibirlas.

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas Dentro de las Políticas Socio-Públicas (una

Dentro de las Políticas Socio-Públicas (una propuesta de clasificación de las mismas puede encontrarse en la se han destacado tradicionalmente los segmentos de educación, salud y acceso a la vivienda, incorporándose con carácter más reciente las condiciones del mercado de trabajo, donde podría incluirse a la Conciliación de las Esferas Laboral y Familiar, prototipo de las políticas socio-publicas de segunda generación, que han comenzado a implementarse con carácter general en la Europa Continental y Nórdica a partir de la década de los noventa. La cobertura social en dichos segmentos de actuación, parece contribuir decisivamente al desarrollo integral de las personas en su quehacer cotidiano .

3.3.Elección publica

Esta estructura fiscal multijurisdiccional, tal como se impone en cualquier país concreto, refleja las fuerzas históricas de la construcción de naciones, guerras y geografía. Generalmente, las naciones modernas no se han formado como una asociación libre de individuos, sino que han surgido como una combinación de jurisdicciones soberanas preexistentes que posteriormente se han unido en unidades nacionales. La historia política explica en gran medida la estructura de acuerdos fiscales en cada país, pero no totalmente. Existen también buenas razones económicas por las cuales algunas funciones fiscales deberían realizarse a un nivel más centralizado mientras que otras deberían ser descentralizadas.

Dimensión espacial de la función de asignación Regiones de beneficio

La característica fundamental es la limitación espacial de la incidencia del beneficio. Algunos bienes sociales son de tal forma que la incidencia de sus beneficios tiene un ámbito nacional mientras que otros están limitados geográficamente. La teoría de la asignación aplicada al sector público nos ha llevado a la conclusión de que los servicios públicos deberían ser provistos, y su coste compartido, de acuerdo con las preferencias de los residentes de la región de beneficio pertinente. Cada jurisdicción debería promover aquellos servicios cuyos beneficios afluyan dentro de sus límites y debería utilizar únicamente aquellas fuentes de financiación que internalicen los costes.

Comunidad fiscal optima

La teoría de la hacienda multijurisdiccional debe proporcionar una respuesta a la cuestión de lo que constituye el número óptimo de comunidades fiscales y el número de individuos dentro de cada comunidad. El punto crucial del problema es que el coste para cada consumidor será menor cuanto mayor sea el número de consumidores que participen de los beneficios.

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas Ampliaciones del modelo El modelo de

Ampliaciones del modelo

El modelo de diseño eficiente exige, por lo tanto múltiples unidades fiscales que difieran en tamaño y en alcance regional. Para algunos será la nación mientras que para otros será estrictamente local.

Diferencias en los gustos

Como el público difiere en sus preferencias de servicios públicos, la solución eficiente exigiría que personas con gustos similares se agruparan. Así el sistema contendrá múltiples unidades, algunas similares y algunas diferentes en función tanto del tamaño como de la composición del sector público.

Diferencias de la renta

Las preferencias respecto a los bienes sociales varían por grupos de renta, el precio (o impuestos) que las personas están dispuestas a pagar por una oferta dada de bienes sociales será mayor si sus rentas son mayores. El coste de3 los bines sociales para mi será menor si mis vecinos tienen rentas superiores y por tanto están dispuestos a soportar una mayor parte del coste.

Bienes congestionados

La adición de un consumidor extra disminuirá la calidad del servicio obtenido por el total de consumidores antiguos, a partir de un tamaño determinado de instalaciones.

Economías de escala

Con un tamaño de provisión dado, el aumento del número de usuarios puede reducir la calidad del servicio por usuario, que es el problema ya tratado de la congestión. Pero la provisión de servicios públicos puede también estar sujeta a economías técnicas de escala.

Superposición de beneficios y arbitraje

Para la jurisdicción proveedora esto supone una externalidad que no tendrá en cuenta. Como todas las

 

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

   
 

Finanzas Públicas

 
 
externalidades, esta da como resultado una provisión ineficiente y exige alguna

externalidades,

esta

da

como

resultado

una

provisión

ineficiente

y

exige

alguna

corrección.

Voto con los pies

 

Si estipulamos que cada comunidad tiene que sufragar su propio coste de servicios, los individuos se darán cuenta de que les interesa elegir aquellas comunidades que satisfagan sus preferencias particulares. Por supuesto este mecanismo solo funcionara en la medida en que las consideraciones fiscales sean un factor decisivo en la elección de la localización, dejando aparte las oportunidades de empleo y vivienda, lo cual convierte a la hipótesis del voto con los pies en algo poco realista, excepto en una situación en la que los individuos trabajen en el centro de la ciudad y puedan escoger entre los alrededores para residir.

Diseño de la estructura impositiva

La jurisdicción central o nacional puede usar cómodamente un impuesto sobre la renta de base amplia ya que se benefician todas las personas (independientemente de su localización) y por tanto todos deberían contribuir. La aplicación de la regla del beneficio sobre una base interjurisdiccional tiene además la ventaja de que la financiación descentralizada no interferirá con el comercio ni con la localización de la producción dentro de la región nacional. Si cada individuo paga de acuerdo con el beneficio recibido esto implica que la regla de beneficio se aplica entre jurisdicciones también.

Aspectos espaciales de la función distribución

El análisis económico sugiere que la provisión de bienes sociales actúa a través de una situación multijurisdiccional, con bienes nacionales provistos centralmente y bienes locales provistos descentralizadamente. De la misma forma que el modelo de asignación apuntada hacia un sistema descentralizado para permitir la variedad en la provisión de bines sociales limitados espacialmente, la descentralización puede servir para adaptar los diferentes gustos a la igualdad o desigualdad de la renta.

Aspectos espaciales de la función estabilización

Las unidades fiscales locales no serán eficaces en el tratamiento del desempleo o de la inflación, porque los mercados están interrelacionados, de forma que se producen filtraciones. Tal será el caso

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas claramente en aquellas unidades nacionales en

claramente en aquellas unidades nacionales en las que las subunidades actúan en un mercado abierto y los recursos y el capital fluyen libremente. Nos encontramos con que el análisis económico apunta claramente hacia una provisión descentralizada de muchos servicios públicos, pero hacia una política nacional o central en lo referente a problemas de distribución y en lo referente a la dirección de una política de estabilización.

3.4. Federalismo fiscal

La Hacienda Federal

i)

Modelos de federalismo

ii)

Funciones por niveles de Gobierno.

iii)

Principios para diseñar un sistema de subvenciones.

iv)

La imposición en la federación.

v)

Conclusiones Generales del apartado.

La provisión central de los bienes sociales de aplicación en un ámbito territorial amplio y ala provisión local de los bienes públicos locales pero a la estructura real de las jurisdicciones no obedece a una lógica fiscal. En cuanto a modelos de federalismo se encuentra un concepto de federación como un medio de unir a gente previamente separada en unidades políticas soberanas pero ligadas por vínculos comunes de nacionalidad. La federación por si misma obtiene su legitimidad directamente de sus ciudadanos, cuya principal lealtad es la de la federación, independientemente de la jurisdicción miembro ala que también pertenecen.

Los ciudadanos en este marco mantienen su lealtad principal a sus respectivas jurisdicciones miembros. La estructura fiscal de las federaciones es diferente, porque el análisis económico no nos dice que grado de proximidad debería sentir cada unidad miembro de una federación respecto a las otras.

De las funciones por niveles de gobierno:

En cuanto ala asignación empezaremos por la provisión de bienes sociales y por el hecho de que la incidencia espacial del beneficio de los diversos bienes y servicios varía por la misma razón la provisión de bienes y servicios cuyos beneficios están limitados regionalmente se realiza de forma más eficiente por parte de las jurisdicciones del nivel inferior.

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas La distribución de la renta entre

La distribución de la renta entre los individuos se basa en los miembros de la federación que pueden tener un sentido más arraigado de justicia distributiva respecto Alos miembros de su propia unidad constituyente que respecto a los miembros de la federación en su conjunto. Como dicha movilidad normalmente es posible dentro de una federación, llegamos ala conclusión de que para que una política de re distribución sea factible dentro de una federación el sentido de cohesión social debe ser tal que consideren como grupo en términos de federación o de ámbito nacional.

El gobierno nacional o central en una federación puede relacionarse con la equidad no solo entre individuos sino también entre jurisdicciones.

Niveles iguales de provisión.

El interés nacional puede exigir que estén disponibles niveles de provisión específicos e independientes en todas las jurisdicciones. De esta forma los gobiernos de los estados pueden pensar que los niños deberían de disponer de unos niveles dados de educación, aunque la educación sea provista localmente y los residentes locales no quieran pagarla, es por esto que el autor señala algunas políticas de igualación tales que:

El objetivo es asegurar ciertos niveles mínimos de servicios (bienes sociales)

Además, el interés nacional puede tomar la forma de exigencia de niveles uniformes de servicios en todas las jurisdicciones correspondientes es decir, ni mas altos ni mas bajos del nivel especificado.

Como se vera, el sentido de cohesión dentro de la federación puede exigir diversas formas de provisión de los bienes sociales locales en las respectivas jurisdicciones. La intensidad y la clase de interés que prevalezca depende de la naturaleza de la unión, pero el análisis económico puede apuntar cuales son los instrumentos apropiados para alcanzar los objetivos.

Principios para diseñar un sistema de subvenciones.

Respecto al diseño de subvenciones es la de si estas deberían o no exigir compensación por parte del receptor. Por otro lado debemos de notar si el sentido del importe de la subvención debería estar o no condicionado. Todas estas subvenciones pueden esta relacionadas con la capacidad financiera del receptor. Nuestro objetivo es examinar porque unos tipos de subvención son más eficientes que otros y así lograr el objetivo político deseado a un menor costo para el gobierno central marcamos dos tipos de subvenciones:

Subvenciones no compensatorias. Los bienes sociales se miden en el eje horizontal y los bienes

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas privados en el eje vertical. Como

privados en el eje vertical. Como el uso de las subvenciones no esta restringido de ninguna forma, es equivalente a un subsidio general de renta. ¿ero como puede decirse que la subvención es equivalente a un aumento en la renta, puesto que se concede al gobierno y no a los consumidores y el gobierno compra solamente bienes sociales? Podemos encontrar la respuesta en que parte de la subvención puede estar disponible para el consumo privado a través de la reducción de impuestos.

Subvenciones compensatorias. La introducción de una subvención compensatoria traslada la línea de presupuesto a AM porque el precio neto de los bienes sociales para la comunidad ha descendido en relación al de los bienes privados. A diferencia de las subvenciones no compensatorias, en las que solo se produce un efecto renta, aquí se produce además un efecto de sustitución. De acuerdo ala valoración las subvenciones están relacionadas con los diversos objetivos del federalismo fiscal, el análisis precedente sugiere ciertas conclusiones acerca de las cuales son las subvenciones apropiadas para cada objetivo.

Llegamos a la conclusión de que la valoración del resultado de una subvención particular depende de la premisa de la que son parte lo que aparece como una filtración lamentable.

La imposición de la Federación.

Los servicios del ámbito federal deberían de ser financiados por el gobierno federal con impuestos de ámbito federal, y los servicios de las jurisdicciones miembros de la federación deberían ser financiados con impuestos en su propia región. El diseño Inter jurisdiccional de la imposición debería seguir la regla del beneficio. Enfoques sobre financiación central de la federación serán financiados centralmente puede hacerse diferente enfoques uno através de un impuesto central o nacional, con normas establecidas de equidad individual aplicadas en todas las jurisdicciones miembros. El otro enfoque consiste en valorar las jurisdicciones de acuerdo a sus capacidades de pago respectivas dejando en sus manos la decisión de cómo aumentar los fondos distrayéndolos de sus residentes.

Un objetivo clave cuando se forma una federación consiste en establecer un mercado común en el que los bienes y los factores de la producción puedan moverse libremente y por lo tanto debe dedicarse una especial atención a los efectos de la imposición diferencial sobre la eficiencia de una economía cuyo ámbito es una federación. Los sistemas impositivos reales es poco probable que se ajusten a los principios que se acaban de analizar. A nivel central resulta más adecuado utilizar un impuesto progresivo sobre la renta de base amplia o en su caso un impuesto sobre el gasto. Aunque los diversos impuestos se adapten en distinta medida a los diferentes niveles de gobierno, eso no significa que un mismo impuesto no pueda ser utilizado a distintos niveles.

Conclusiones Generales del apartado.

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas En cuanto a las reglas generales

En cuanto a las reglas generales de la hacienda multijurisdiccional en el contexto de una federación llegamos a lo siguiente:

El modelo de federalismo puede surgir a partir de asociaciones libres entre estados independientes o bien apartir de la división de territorios o de una nación unificada.

El grado de cohesión debe ser tal que afecte la asignación de recursos para las funciones fiscales por niveles de gobierno.

Los servicios públicos deben ser asignados al gobierno central mientras que aquellos cuyos beneficios están limitados regionalmente tienes que ser provistos por los niveles de gobierno inferiores.

La corrección mediante políticas dirigidas a la distribución central entre individuos debe ser realizada en gran medida a nivel central es decir de la federación en su conjunto.

Conclusiones

La historia de las finanzas públicas, refleja el progreso de la economía analítica; es decir, que los desarrollos de las finanzas públicas (y de la economía pública en general) fueron fraguados por grandes teóricos generales y no por especialistas de las finanzas públicas, entre estos, Adam Smith, Ricardo, Mill, Dupuit, Edgeworth, Wicksell, Lindahl, Pigou, Keynes y Samuelson. La conexión entre la teoría fiscal y la teoría general se hace más evidente en el análisis de la incidencia impositiva, que refleja, en cada etapa, la teoría de los precios y de la distribución que prevalece. El análisis de la equidad tributaria fue influido grandemente por el desarrollo de la teoría de la utilidad. El desarrollo de la economía del bienestar paretiana permitió el análisis moderno de los bienes públicos o sociales. El advenimiento de la economía keynesiana situó el papel de la política presupuestaria en una nueva perspectiva.

Aunque los desarrollos no fueron exclusivamente de la economía, pues también se debe contar con la influencia de los desarrollos políticos y sociales; y tampoco se pueden circunscribir a partir de la economía clásica, puesto que con el surgimiento del mercantilismo, la complejidad de la estructura impositiva aumento considerablemente. El modelo utilitarista de Bentham modificó las premisas de la justicia tributaria, y la filosofía igualitarista resulto ser un factor principal en el crecimiento e importancia de los pagos de transferencia. Los fisiócratas tenían su teoría de la imposición y los cameralistas habían escrito sobre la administración de las finanzas públicas. Sin embargo, Smith ofrece un punto de vista adecuado para rastrear el surgimiento del pensamiento moderno. Los temas principales ya están presentes y ordenados, desde el deber del soberano de ofrecer servicios públicos hasta los métodos adecuados para obtener los ingresos necesarios. Lo que se hace en las centurias siguientes son variaciones, incluso dramáticas sobre este tema esencial (Musgrave, 1985.

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas Así, las Finazas Públicas puede ser

Así, las Finazas Públicas puede ser la rama más antigua de la economía. A ésta contribuyeron los escolásticos (siglo XVI), los mercantilistas (siglo XVII), los cameralistas y los fisiócratas con su propuesta de “L’impôt unique”. En Gran Bretaña las contribuciones de Petty, Hobbes, Locke y Hume, precedieron el libro V de la Riqueza de las Naciones de Smith, según Musgrave (en Palgrave, 1987), es el primer planteamiento “moderno” de las Finanzas Públicas; Ricardo y Mill continuaron el pensamiento clásico.

En la escuela neoclásica, Marshall y Pigou también dejaron su estampa en el pensamiento británico de la economía de las finanzas públicas. Sin mencionar el impacto de Keynes y la emergencia de la estabilización como una meta de la política presupuestaria. La economía fiscal también se adiciona al cuerpo general del análisis económico, su interés no esta limitado por los efectos de las operaciones fiscales sobre el mercado y las respuestas del mercado a él (Musgrave en Palgrave, 1987).

Aquí se plantean dos interrogantes básicos: ¿por qué se necesita un sector público? y, ¿qué reglas deberían emplearse para su conducción? Según Musgrave (1987), para responder a estos interrogantes se requieren unos principios de economía del sector Público. Ellos provendrán tanto de la economía del bienestar como de la ciencia política y de las ciencias sociales. La historia del pensamiento económico en relación con la producción de bienes públicos (sociales o colectivos) y los problemas de la tributación y el gasto público, confirman la relevancia de estos aportes en la formación de aquellos principios. La siguiente síntesis es una presentación esquemática de dicha historia.

En el análisis de las finanzas públicas y de la economía pública (gasto público y tributación) se encuentran dos tradiciones: la británica y la continental (Alemania, Suecia e Italia). La tradición británica contempla la visión individualista de Locke y Hume y la idea de libertad natural de los individuos, y reduce el papel del Estado a la corrección de los fallos de mercado en la provisión de bienes públicos (gasto público y su financiación).

Esta concepción de Estado, perpetuada en los modernos estudios sobre el gasto público (Musgrave, 1973), tiene su origen en Smith quien limitó los "deberes del soberano" a la administración de justicia, a la defensa nacional, a las relaciones externas, al mantenimiento del orden interno y a procurar ciertas obras y servicios públicos que el sector privado no podía suministrar. El pensamiento tributario, desde Adam Smith ha puesto su atención sobre dos importantes temas: la equidad y la eficiencia. La discusión del criterio de equidad, ha seguido dos direcciones históricas, la del principio del beneficio y la del principio de capacidad de pago. Estos dos principios fueron claramente expuestos por Adam Smith en su discusión de los requerimientos de un buen sistema tributario. El requerimiento de Smith sobre la eficiencia de la tributación, encontraría nuevos seguidores en los precursores (Musgrave,

1987).

El principio del beneficio tiene la ventaja que enlaza los dos lados del presupuesto (impuesto y el gasto) y así los relaciona con la teoría de los bienes públicos. Por su parte, el principio de capacidad

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas de gasto (pago) se concentra en

de gasto (pago) se concentra en el lado de los ingresos atendiendo a la distribución de la carga tributaria. El principio de capacidadde pago tiene también una larga historia, Montesquieu y Say fueron partidarios de la 53 progresión, mientras que Bodin defendió una tributación proporcional. Sin embargo la historia moderna de la capacidad de pago empieza con la formulación de Mill. “Escribiendo en los años 1840, Mill fue sensible a una estructura política y filosófica totalmente diferente a la de Adam Smith” .

En relación con la eficiencia, Adam Smith resume en cuatro las fuentes de ineficiencia tributaria: una administración tributaria costosa, una carga tributaria que obstruya las actividades económicas, una tributación excesiva y de tal naturaleza que estimule la evasión, y una fiscalización excesiva de los contribuyentes. Estas fuentes de ineficiencia podrían, según Smith tener como resultado paradójico que, “los impuestos llegan a ser con frecuencia mucho más gravosos para el pueblo que ventajosos para el Soberano” (Musgrave, 1987). La formulación moderna de la eficiencia impositiva fue anticipada por Dupuit (1884). A través del concepto de una curva de demanda midió la pérdida neta de un impuesto mediante un diagrama por el triangulo que después se convirtió en el dibujo estándar del excedente de gravamen. Dupuit advirtió que la pérdida neta es proporcional al cuadrado de la base imponible.

A partir de una concepción organicista del Estado, la tradición continental encuentra un fundamento filosófico distinto (Musgrave, 1973). Le asigna un papel impulsor de la actividad económica y considera que lo público y lo privado deben cooperar en el proceso de creación de riqueza y en el logro del bienestar general. Así, pensadores como Lorenz Von Stein y Wagner ("ley de expansión de la actividad estatal") asignaron al Estado unas funciones más amplias que las contempladas en la tradición británica.

Las finanzas públicas -economía pública- y los bienes públicos a partir del análisis marginalista -utilidad subjetiva e individualismo- desarrollaron a finales del siglo XIX otra perspectiva con base en pensadores como Sax, Pantaleoni, Mazzola, Wicksell y Lindhal. A diferencia de Smith, el gasto público no se justifica a partir de los "deberes del soberano", sino como producto de la demanda del consumidor individual. El principio de igualación de la utilidad marginal al precio y la indivisibilidad de los bienes públicos obliga a cargar a los consumidores precios diferentes por su provisión –principio del beneficio–. De aquí se desprenden dos problemas:

1) la revelación de preferencias individuales sobre el consumo de bienes públicos y

2) lajusticia social como distribución de la renta.

En la solución de estos dos problemas, Wicksell y Lindahl, formularon aportes significativos, que después retomaríanMusgrave, Samuelson, Buchanan y Downs (Musgrave 1958). Con Pigou y su estudio de las divergencias entre el producto privado y el producto social de la realización de una determinada actividad, se abrió otra perspectiva en el estudio y justificación de las finanzas públicas como mecanismo para corregir losefectos externos causados por ciertas actividades del mercado.

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía

 

Finanzas Públicas

Universidad Nacional Autonomía de México Facultad de Economía Finanzas Públicas El análisis normativo de las finanzas

El análisis normativo de las finanzas públicas se fundamentó a partir de los trabajos de Samuelson y Pigou. La intervención pública en programas de educación, sanidad y medio ambiente permite justificar y corregir estas externalidades. Asimismo, la extensión del modelo de Samuelson aparece ligada al problema de revelación de las preferencias individuales. Las preferencias por el consumo de bienes públicos no son directamente observables. Al seguir el principio del beneficio, en la financiación de la provisión de bienes públicos, los individuos no tendrán incentivos para subvalorar los beneficios que les reporta el gasto; caso contrario, la tendencia será a sobrevalorar los beneficios si la financiación se desliga de la revelación de preferencias por el consumo del bien público.

La teoría normativa de las finanzas públicas estudia tres problemas fundamentales: los fallos de mercado provocados por la existencia de rendimientos crecientes a escala en la producción de ciertos bienes, los mercados incompletos y las actividades redistributivas y de provisión de bienes meritorios