Mejora educativa en las aulas hospitalarias.

Proyecto ALTER

José Luis Serrano Sánchez. jl.serranosanchez@um.es Mª Paz Prendes Espinosa. pazprend@um.es UNIVERSIDAD DE MURCIA

Resumen: Actualmente las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) brindan nuevas posibilidades de mejorar la atención educativa del alumnado hospitalizado, afectando a diversas dimensiones, tales como: el proceso de enseñanza y aprendizaje; la gestión del aula hospitalaria y entre los diferentes agentes; a nivel psicológico; y la formación continua del profesorado. Teniendo en cuenta pues las necesidades tanto del alumnado hospitalizado como las del profesorado de las aulas hospitalarias, el Proyecto ALTER tiene como finalidad mejorar la atención educativa de estos alumnos hospitalizados y la labor docente con la ayuda de las TIC, mediante el diseño y la validación de un Protocolo en red. Palabras clave: Proyecto ALTER, aulas hospitalarias, TIC, Web 2.0. Introducción La propuesta que presentamos en este trabajo tiene como finalidad principal mejorar la atención educativa que reciben los niños que tienen que permanecer hospitalizados durante largos periodos de tiempo (y que durante ese periodo de tiempo acuden a las aulas de las que dispone el hospital), acercándolos, gracias al uso de las TIC, a sus aulas de referencia, aquellas que han tenido que abandonar por motivos ajenos a ellos, como es el caso de una enfermedad. Esta experiencia surge gracias al Proyecto ALTER. Alternativas Telemáticas en Aulas Hospitalarias: una experiencia educativa, aprobado por Resolución de 29 de

1

diciembre de 2009 y financiado en la Convocatoria de ayudas para la realización de proyectos de Investigación en Humanidades y Ciencias Sociales integrada en el Programa Séneca 2009. Este Proyecto es dirigido por Mª. Paz Prendes y cuenta con la participación de investigadores del Grupo de Investigación de Tecnología Educativa (GITE) de la Universidad de Murcia e investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela y de la Universidad de les Illes Balears. Además se cuenta con el apoyo de la Consejería de Educación, Formación y Empleo de la Región de Murcia y con la inestimable colaboración de los maestros y maestras de las aulas hospitalarias de los hospitales H.U. Virgen de la Arrixaca, H.U. Santa María del Rosell, H.G.U. Reina Sofía y H.G.U. Morales Meseguer de la Región de Murcia. Todo ello es posible gracias a la financiación de la Fundación Séneca de la Región de Murcia. Esta investigación se inició en 2009 y finalizará a finales de 2011. En la página web del Proyecto (Figura 1) presentamos la investigación, describiendo sus objetivos, fases, etapas, participantes y contexto. En esta página mostraremos los resultados y el informe de investigación resultante de la experiencia en las aulas hospitalarias. Además, se puede acceder al Protocolo diseñado para la ocasión.

Figura 1. Web Proyecto ALTER. http://www.um.es/aulashospitalarias/

2

Por otro lado para el seguimiento de las noticias que acontecen sobre el Proyecto ALTER, hemos creado un blog (Figura 2). Por ejemplo, podemos encontrar información sobre una de las actividades del Proyecto, la visita a Dublín de dos investigadoras del equipo, que con el objetivo de conocer otras perspectivas de uso de las TIC en el ámbito de la educación hospitalaria contactaron con el equipo de los proyectos SOLAS y AITE EILE (Centre for Health Informatics del Trinity College de Dublin) y a través de ellos y de su directora de proyectos, Paula Hicks, contactaron también con varias escuelas hospitalarias para hacer diversas visitas. Mediante este proyecto se ha diseñado un protocolo de atención educativa en red para el alumnado y el profesorado participante, pudiendo servir como referente para otros centros de esta índole soportados por el sistema educativo español.

Figura 2. Blog ALTER. http://alterhospitalarias.blogspot.com/

Con este proyecto se intenta dar un paso más hacia la tarea educativa que se desarrolla en las aulas hospitalarias, centrándonos en el uso de las TIC (concretamente herramientas Web 2.0) para el apoyo al proceso de enseñanzaaprendizaje de los alumnos hospitalizados, de manera que se establezca una rutina de trabajo a través de las redes y herramientas telemáticas, suponiendo algo más que un mero medio de ocio para pasar a facilitar de manera activa el trabajo educativo de estos estudiantes y los docentes que los sustentan (Rodríguez, Castañeda y Prendes, 2010).

3

Particularidades del alumnado hospitalizado Los niños y niñas con los que estamos trabajando presentan características que les hacen ser muy especiales. En primer lugar se caracterizan por, lo más evidente, encontrarse en una situación en la que se detectan alteraciones en la salud. A lo largo de la historia se ha vinculado en concepto salud con la religión y otros temas transcendentales, incluso se definía la salud simplemente como “ausencia de enfermedad”, limitándolo a aspectos biológicos. Con el surgimiento de la Organización Mundial de la Salud la definición del concepto pasó a contemplar otros factores, definiéndose la salud como “el estado completo de bienestar físico, psíquico y social, y no sólo la ausencia de afecciones y enfermedades”. En consecuencia la atención que los niños reciben en el hospital debe ser globalizada y no atender únicamente a aspectos relacionados con la parte más biológica de la causa de la enfermedad sino que deben ampliarse a todos los factores que afectan en general al nivel de salud. La persona se encuentra en su momento de desarrollo y presenta una serie de necesidades, que se ven incrementadas por el hecho de estar enfermo y más aún por el hecho de estar hospitalizado, fuera de su contexto habitual y lejos de sus padres, familiares y amigos. Como nos recuerdan Ortigosa y Méndez, (2000) la hospitalización se define como el “periodo de tiempo que una persona permanece internada en un hospital para la ejecución de cualquier acción médica referida a la enfermedad”. Dicho internamiento repercute sustancialmente sobre el estado psíquico, tanto antes, como durante y después de producirse, debido a que no sólo supone una completa ruptura con nuestro quehacer diario y nuestras rutinas vitales, sino que implica asumir una nueva realidad y unos nuevos ritmos que condicionan diariamente nuestra vida en ese lugar: horarios, medicamentos, compañía en la habitación, soledad, inactividad, trasiego de personas a nuestro alrededor, pruebas, etc. Carpena (2010) presta atención a la impredecibilidad de los acontecimientos que se, materializará en la pérdida de independencia, intimidad y un constante estado de alerta. Junto a ello, el tiempo de hospitalización dará lugar a alteraciones emocionales, psicológicas y conductuales, desencadenando un bajo autoconcepto e

4

incluso conductas estridentes hacia sí mismo y los demás. Otro factor que resulta fundamental es la separación de las personas queridas, lo cual desencadenará conjeturas erróneas e incluso una actitud de rebeldía, desconfianza y recelo hacia el personal educativo y sanitario. Estos niños pasan tiempos diferentes ingresados en el hospital, por lo que encontramos una gran variedad en cuanto a duración de las hospitalizaciones. Se establecen tres grandes grupos: alumnos ingresados de corta duración, que son aquellos que permanecen ingresados menos de una semana; alumnos de media estancia, que son aquellos que permanecen en el hospital entre una semana; y quince días y alumnos de larga estancia, que son aquellos que están ingresados más de quince días; existe además otro grupo de alumnos que podríamos denominar de hospitalización intermitente, que es aquel al que pertenecen los niños enfermos crónicos y que necesitan entrar y salir del hospital de manera constante, éstos niños realizan en el hospital medias y largas estancias de tiempo, pero de manera intermitente y siempre en función de las necesidades que tengan en cada momento. En esta investigación hemos centrado nuestro trabajo con niños hospitalizados de los grupos de larga duración, ya que son éstos los que pasan más tiempo separados de sus aulas de referencia y para los que las aulas hospitalarias suponen su principal nexo con el sistema educativo. Una de las tareas ya realizadas en la primera fase del proyecto, fue la concreción de cuáles son las particularidades del alumnado de aulas hospitalarias. Para ello los maestros y maestras de estos centros trabajaron con referencias clave del tema (Lansdown, 1996; Ortiz y otros, 2002; Serradas y otros, 2002; Sheldon, 1997; González y Polaino, 1990; Ortigosa y Méndez, 2000). A continuación se presentan las diez particularidades fruto de la realización de la tarea: - A nivel psicológico: vulnerabilidad (conscientes de su enfermedad), gran dependencia de sus padres, aislamiento, regresión a nivel emocional y afectivo, descenso de autoestima y rebeldía.

5

- A nivel curricular: interés por la coordinación y la relación con el centro de referencia, atención educativa individualizada y preferente y retraso escolar. - Según el tipo de enfermedad: oncológica, neurológica y psiquiátrica. Agotamiento, dificultad para realizar diferentes tareas y mayor esfuerzo. - Relación con los maestros y maestras de aulas hospitalarias: amigo, vía de desahogo, contacto con el exterior y enlace con la familia-colegio-hospital-alumno. Tal y como comentamos al inicio de este trabajo, la finalidad del proyecto ALTER es mejora la atención educativa del alumnado hospitalizado mediante el uso de las TIC. Seguidamente mostramos cuáles son las posibilidades de las mismas en las aulas hospitalarias. Posibilidades de las TIC en la atención educativa hospitalaria No es nada novedoso afirmar que las TIC están presentes en la sociedad en la que vivimos y son muchos los cambios que éstas han introducido en nuestras vidas; cambios en la forma de comunicarnos, en la forma de pensar, en la manera de estructurar nuestro trabajo…cambios que pueden ser de carácter social, personal y económico, entre otros. Es inevitable por lo tanto que los cambios lleguen al ámbito educativo, ofreciendo a sí mismo un amplio abanico de posibilidades. Podemos sintetizar las aportaciones de las TIC a la enseñanza, en Cabero (2000): - Eliminar las barreras espacio-temporales entre el profesor y el estudiante. - Flexibilización de la enseñanza. - Ampliación de la oferta educativa para el estudiante. - Favorecer tanto el aprendizaje cooperativo como el autoaprendizaje. - Individualización de la enseñanza. - Potenciación del aprendizaje a lo largo de toda la vida. - Interactividad e interconexión de los participantes en la esfera educativa. - Adaptación de los medios y las necesidades y características de los sujetos. - Ayudar a comunicarse e interaccionar con su entorno a los sujetos con necesidades educativas especiales.

6

El elemento clave que caracteriza el impacto social de las nuevas tecnologías es que la “comunicación ha roto sus fronteras” (Prendes, 2005, 131), siendo principalmente los menores de 30 años quienes más facilidades tienen en el momento de incorporar cualquier nueva tecnología así como nuevas modalidades de comunicación. Martínez (2007, 41) considera que los modelos de comunicación en la nueva situación tecnológica son “situaciones de comunicación dilatadas en el espacio si bien puede hablarse de situaciones presenciales aceptando la creación de un espacio virtual de comunicación en el que se desarrolla el proceso y que los interlocutores comparten”. Por otro lado es importante considerar el cambio comunicativo que ha llegado aparejado a la denominada Web 2.0 que ofrece al internauta la oportunidad de participar, publicar, compartir…, nadie puede cuestionar su influencia en los nuevos modelos de interacción social, puesto que ésta permite y potencia espacios virtuales para la participación y la interacción social gratuita basada en aplicaciones telemáticas intuitivas y fáciles de manejar (…) Coincidiendo con Domínguez y Llorente (2009, 108) “la Web 2.0 potencia espacios de interacción social, la participación colectiva y gratuita basada en tecnologías abiertas, flexibles y fáciles de utilizar por los internautas”. En el marco del proyecto ALTER, una de las tareas ya realizadas consistió en la realización de una reflexión por parte de los investigadores de los grupos de investigación de las Universidades participantes en el proyecto (especialistas en Tecnología Educativa) sobre las posibilidades que las redes telemáticas ofrecen de cara a la atención educativa hospitalaria, más allá de la ya ofrecida por las aulas hospitalarias generales. A continuación se presentan las conclusiones obtenidas de dicha tarea: - En el proceso de enseñanza-aprendizaje. Permiten realizar una atención educativa ajustada a la diversidad del alumnado; enriquecimiento de la interacción; acceso, provisión y facilidad de manejo de los contenidos; amplia variedad de las actividades tanto con su clase de referencia, con otros alumnos en su mismo hospital como con alumnos hospitalizados en otros centros; acercamientos interdisciplinares e

7

interculturales a diversos temas donde pueda trabajarse sobre valores y discutir estereotipos. - A nivel psicológico. Favorecer aspectos sociales y emocionales, mejorando su estado de ánimo, aumentado su autoestima y reduciendo el aislamiento; posibilitar una mayor continuidad del modo de vida anterior que llevaban, facilitándoles una mayor presencia en su clase de referencia; mayor contacto y comunicación para que pueda compartir su ocio con otros compañeros; orientar las motivaciones e intereses de los alumnos en la búsqueda de información, darles más protagonismo y hacerles asumir un papel más activo, donde son receptores y generadores de saber. - En cuanto a la gestión del aula hospitalaria. Las TIC permiten la optimización de la gestión del aula hospitalaria y el centro de referencia a través del intercambio y distribución de material e información. - Gestión entre los diferentes agentes. Facilitan la automatización de los proceso de gestión, administración y coordinación al permitir la creación y el mantenimiento de canales de comunicación e intercambio de información entre personal sanitario, personal educativo, administrativos, paciente y familiares. - Formación continua del profesorado. Facilitan la comunicación, la interactividad, el acceso a gran cantidad de información y en múltiples formatos; establecer comunidades virtuales; adquisición de diferentes competencias tecnológicas; facilitar el conocimiento y participación en proyectos e iniciativas en red sobre la atención educativa hospitalaria y otras temáticas que sean de interés posibilitando y ampliando las posibilidades de compartir recursos y experiencias. Falgueras (2009) destaca “el papel de las TIC´s como instrumento de comunicación y aprendizaje dentro del contexto hospitalario, pues una buena atención educativa complementa la acción médica y facilita la integración de los niños/as y jóvenes enfermos en el Hospital” (1). En esta misma línea de pensamiento, Otero (2009, 1) afirma que, “los medios técnicos nos ayudan a favorecer el salto desde el hospital al exterior y la comunicación permanente y enriquecedora que supone una educación de calidad (…). La educación a través de las TIC nos plantea un gran horizonte para el mundo educativo, libre de barreras físicas y temporales, adaptado a las

8

necesidades de los alumnos/as y basado en la interacción y el aprendizaje cooperativo”. Podemos decir que una de las mayores aportaciones sea la de la posibilidad de eliminar las barreras espacio-temporales que se establecen entre el alumno y el profesor, como es en el caso de los niños que permanecen hospitalizados y que por tanto se encuentran en una situación de separación física con respecto a su profesor, su clase, sus compañeros, su colegio… Proyecto ALTER. Alternativas Telemáticas en Aulas Hospitalarias: una experiencia educativa Para alcanzar la meta de este Proyecto se ha diseñado un protocolo de atención educativa en red para que el alumnado hospitalizado pueda utilizarlo en las aulas hospitalarias y sirva como referente para otros centros de esta índole soportados por el sistema educativo español. En el protocolo se proponen actividades en las que el alumnado hospitalizado puede desarrollar su potencial personal en formatos atractivos y accesibles para él, como es el caso de las herramientas Web 2.0, con la ayuda de su tutor de aulas hospitalarias y de su tutor del centro de referencia. Así pues, el protocolo se basa en el uso de estas herramientas que les permiten una interacción fluida a los alumnos con sus profesores de referencia, al alumno con su clase de referencia, y a los profesores del aula hospitalaria y del centro de referencia entre sí, desde diferentes lugares y en momentos diversos. A continuación presentamos las fases y etapas que se han desarrollado hasta el momento. La fase inicial del Proyecto “Diseño del Protocolo” se divide a su vez en tres etapas: - Durante la etapa I nos propusimos elaborar un documento que incluyera posibilidades de las redes, particularidades del alumnado en situación de hospitalización de larga duración y núcleos clave a incluir en el Protocolo. Anteriormente hemos presentado las conclusiones de esta tarea. - En la etapa II formulamos el protocolo de atención educativa en modalidad blended-learning para el alumnado en situación de hospitalización. - Durante la etapa III hemos diseñado un plan de evaluación que permita evaluar la realización del mismo.

9

Otra de las etapas ya realizadas ha sido la formación docente en herramientas telemáticas de uso en el protocolo, perteneciente a la fase 2 del Proyecto. En dichas sesiones de formación, los investigadores del Proyecto formaron a los maestros y maestras de las distintas aulas hospitalarias participantes en la investigación, en el uso técnico y pedagógico de las herramientas Web 2.0, que en un principio se utilizarán en las actividades incluidas en el protocolo en red. Para la selección de las herramientas se realizó un estudio paralelo (Torres, 2011) en el que se analizaron las herramientas Web 2.0 más utilizadas y mejor valoradas en el mundo de la educación. Las herramientas telemáticas que fueron trabajadas en las sesiones de formación fueron: Skype, Google Docs, SocialGo, Wikispace y Flickr. Actualmente el profesorado y el alumnado de las distintas Aulas Hospitalarias participantes en el Proyecto ALTER están usando el Protocolo en red. Una vez que se obtengan resultados del uso del mismo procederemos a su difusión mediante publicaciones científicas que estarán disponibles en la Web del Proyecto (http://www.um.es/aulashospitalarias/). Referencias bibliográficas Cabero, J. (2000) “Las nuevas tecnologías de la información y comunicación: aportaciones a la enseñanza”. En Cabero, J. (2000) Nuevas tecnologías aplicadas a la educación. Madrid: Síntesis. Carpena, A. (2010) Inclusión de las nuevas tecnologías en aulas hospitalarias: la videoconferencia como medio facilitador de la inteligencia emocional en alumnos de larga hospitalización. En P. Arnaiz, M.D. Hurtado y F.J. Soto (Coords.) 25 Años de Integración Escolar en España: Tecnología e Inclusión en el ámbito educativo, laboral y comunitario. Murcia: Consejería de Educación, Formación y Empleo. Domínguez, G. y Llorente, M.C. (2009). La Educación social y la Web 2.0: nuevos espacios de innovación e interacción social en el espacio europeo de educación superior. Pixel-Bit. Revista de Medios y Educación, 35, 105-114. Falgueras, A.M. (2009). Comunicación, salud y TIC´s en la escuela del hospital. Jornadas sobre reflexiones y buenas prácticas entorno al aprendizaje en aulas hospitalarias y en atención domiciliaria, 23 y 24 de Octubre (Barcelona, España).

10

González, J. y Polaino, A. (1990) Pedagogía Hospitalaria: actividad educativa en ambientes clínicos. Madrid: Narcea. Lansdown, R. (1996): Children in Hospital. A Guide for Family and Carers. Oxford University Press, Oxford. Martínez, F. (2007). Implicaciones de la confusión. Conexión y comunicación ante las nuevas tecnologías de la información en la enseñanza. En J. Cabero Almenara, F. Martínez Sánchez y M.P. Prendes Espinosa (Coords.). Profesor, ¿estamos en el ciberespacio? (pp. 37-48). Barcelona: Davinci. Ortigosa, J. y Méndez, F. (2000) Hospitalización Infantil: Repercusiones

psicológicas. Madrid: Biblioteca Nueva. Ortiz,M.C., De Manueles, J.; Estalayo, L.M.; Serradas, M.(2002): «Necesidad de asistencia educativa al niño hospitalizado», en Enseñanza:Anuario

interuniversitario de didáctica, pp. 243-258. Otero, M. (2009). Buenas prácticas con las TICS en aulas hospitalarias. Jornadas sobre reflexiones y buenas prácticas entorno al aprendizaje en aulas hospitalarias y en atención domiciliaria, 23 y 24 de Octubre (Barcelona, España). Prendes, M. P. (2005). Los nuevos medios de comunicación y el aprendizaje en colaboración. Aula Abierta, 84, 127-146. Rodríguez, T., Castañeda, L. y Prendes, M.P. (2010). Protocolo de Atención Educativa en red con TIC para alumnos en situación de hospitalización prolongada. EDUTEC 2010. Serradas, M., Ortiz, M. C., Estalayo, L. M. y De Manueles, J. (2002). «Necesidad de asistencia educativa al niño hospitalizado», en Enseñanza: Anuario

interuniversitario de didáctica, 20, pp. 243-258. Sheldon,L.(1997):«Hospitalising children a review of the effects», en Nursing Standard, 12 (1), pp. 44-47. Torres, A. (2011). Aprovechando las posibilidades de la Web 2.0: Una propuesta de herramientas para el Proyecto ALTER. Trabajo fin de Máster.

11

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful