Está en la página 1de 5

Miércoles de Ceniza

y
I Domingo de Cuaresma

Salmo 50

1- Piedad de mí, Señor, por tu bondad


Por tu gran compasión borra mis faltas
Lávame totalmente de mi culpa
Y purifícame de mi pecado.
2- Porque yo reconozco mis faltas
Y mi pecado está siempre ante mí.
Contra Ti, contra Ti sólo pequé
E hice lo que es malo a tus ojos.
3- Oh Dios, crea en mí un corazón puro
Y renueva la firmeza de mi espíritu
No me arrojes, Señor, de tu presencia
Ni retires de mí tu Santo Espíritu.
4- Devuélveme la alegría del perdón
Que tu Espíritu generoso me sostenga
Abre Tú, mis labios, oh Señor
Y mi boca proclamará tu alabanza.
II Domingo de Cuaresma
Ciclo A

Salmo 32

1- La Palabra del Señor es recta


Y Él siempre obra con lealtad
Él ama la justicia y el derecho
Toda la tierra está llena de su amor.

2- Sus ojos están fijos en sus fieles


Que esperan en su misericordia
Para librar sus vidas de la muerte
Y sustentarlos en tiempo de indigencia.

3- Nuestra alma espera en el Señor


Él es nuestro auxilio y escudo
que descienda tu amor sobre nosotros
en la medida en que esperamos en Ti.
III Domingo de Cuaresma
Ciclo A

Salmo 94

1- Cantemos con júbilo al Señor,


aclamemos a la Roca que nos salva.
Lleguemos hasta Él dándole gracias,
aclamemos con música al Señor.

2- Venid, postrémonos por tierra


bendiciendo al Señor que nos creó.
Porque Él es nuestro Dios
y nosotros el rebaño que Él guía.

3- Ojalá escuchéis hoy su voz:


“no endurezcáis vuestro corazón
como el día en que vuestros padres me tentaron,
aunque habían visto mis obras”.
IV Domingo de Cuaresma
Ciclo A

Salmo 22

1- El Señor es mi pastor,
¿ que me puede faltar?
En praderas cubiertas de verdor,
El me hace descansar;
me conduce a las aguas de quietud
y repara mis fuerzas.
2- El me guía por el recto camino,
por su inmensa bondad;
aunque cruce por oscuras quebradas,
ningún mal temeré;
me siento seguro, Señor,
porque Tú estás conmigo.
3- Ante mí Tú preparas una mesa
Frente al enemigo
Perfumas con óleo mi cabeza
Y mi copa rebosa.
4- Tu bondad y tu amor me acompañan
A lo largo de mi vida
Y viviré en tu casa, Señor,
Por muy largo tiempo.
V Domingo de Cuaresma
Ciclo A

Salmo129

1- De lo profundo te invoco, Señor,


escucha mi voz.
Estén tus oídos atentos
al clamor de mi plegaria.

2- Si cuentas las culpas, Señor,


¿quién podrá subsistir?
Pero en Ti se encuentra el perdón.
Yo temo y espero.

3- Mi alma espera en el Señor,


confío en su Palabra.
Espere Israel al Señor
como el centinela la aurora

4- Porque en Él se encuentra la misericordia,


la redención en abundancia:
Él redimirá a Israel
de todos sus pecados.