Está en la página 1de 20
Febrero 1978 Ne2 MOVIMIENTO DE LIBERACION HOMOSEXUAL fe Cheyn, 1551 1829- © penmetea'” — Jacques de Chey 15 2 o oA QuiQue Chik DE PARDORA. 2 @us SEBEL ER BSE EBEEEBES BEBE SESESBDEDSBEEEE en esta seccién publicaremos colebort— 4 ciones, cartas, comenterios de los lec { tores. i 6 tambien eeré una seocién de clasifica— dos que permite e) encuentro amistoso y romintico de hombres y mjeres homo Bexuales. ® EL OTRO, CARTAS. (partes) " Jes directrices que noe des pere orgenizer grupos de accifn homo~ sexual son dignss de tener en cuenta, ejnembergo antes de proceder ® organizarnos/Gue Ise eecuchemos personalmente. Mis amigos gays ¥ yo 108 invitaremoe para que vengen ea heblarnce, o yo mismo viajaria a Medellfo pers departir con el KLH sobre muchos aepectos de nues- tres tare 7 B, Botero. Armenia febrero 10 del 78. " con un cordial saludo deade aqui le fria Bogotd solicito a Uda. un poco de informacién acerca de le revista gey "Bl Otro" gue tuve la buenos oportunidad de leer en dias pasados por intermedio de un amigo que eatuvo de vacaciones en la belle ville".... H, Gonsdlee, Bogotd febrero 6'78 Hace poco he aceptado mi situacién, debido a mi formacién religio- ea y acondicionamientos eicoldégicos, ideoldgicos y sociales, Siempre be vivido en el medio estudientil e intelectusl, pero no conozco to- devin gente seria con 1m cual pueda compartir mi vida diferente. En este sociedad capitaliste, moralista, homofébica y machieta, ee egu dice le elishsoién de sucetra gente, le discrimina y le afsle, cu- endo no, la lumpenisa, 1m somete a distoreiones cultureles, s{qut- cas y morales, baciendo dificil el afrontamiento y solucién de nues tros problemas...” XK, Roz, Bogoté febrero 1 de} 78, "he conocido por un amigo su interesante publicacidén y entiendo que sus planteamientos traten de demoetrar que el carécter de lee rele. ciones entre las personae esté exerto de todo tipo de discriminacio nes. Ese es un enfoque tnteresante que espero sigan desarrollendo con el dnimo de clarificar muchas de lea dudes que en ewe campo pue den presentarse..." 7 J.k, Stein , Medellfn ,16 de enero, ASPECTOS SOCIOPOLITICOS 3 LA PARAWOIA aAyti® UAL Y LA &£8OCION HOMOSEXUAL, PABA que la homosexualidad sea aceptada como un comportaatel to sexual vdlido para todos y todas, ee requiere un proceso de escla- recimiento del significado social de la serualidad a través de la his toria. Lo anterior no corresponde en manera alguna a una justificacién, en base a que la homosexuafidad haya sido una conduota comin en las ao- tiguas civilisaciones donde la sexualided no estaba normatizada, en jas cuales no existia la falocracia o poder masculino sobre mujeres y nifics, homoseruales y locos. En aeag arcaicas épocas las conductas homoeréticas ( y todas las deri. yadas) no eran observadas con malos ojos, no eran reprimidas porque no Ge con#ideraban inmorales, anormales, enfermisas o pecaminosas. Al contrario, hactan parte en alto grado de ciertas costumbres sociales, ORUS y SBT divinidades del Antiguo Bgipto eran honosexualea; el Cédi- go de Hamrabi, en Persia, rechazaba todo prejuicio antihomosexual. - Bn Grecia Clddica, la homofilia fue elewada a un principio pedagdgico tal como podemos analizarlo en los Didlogos de Platén, Bl Pedro y El Banquete. Igualmente en Rome Imperial, como lo podemoa ver en low va~ rindos documentos que nos hablan de las prdcticas homosexuales exten didas en todos los dmbitos de la sociedad y que son temas tratados en los textos de Plutarco, Suetonio, Séneca y Cicerdn entre otros, en referencia a laa biografias de Herén, Tiberio, Heliogdbalo y otros je fea del Lacio. Bl homoerotiano no es un fenémeno reciente. Be tan antiguo como el - hombre mismo, Lo que sf es reciente es su represién y el marginamien to de la homosexualidad a partir de 1a iastauracién de la falocracia. Ia falocracia - un término que tratamos de inponer desde ya acmo ca- tegorfa de lee diaciplinas social 1a hegemonfa sexual, politi ca, cultural e ideoldgica mesculins, y por ello es la exolusidn delas mujeres de toda actividad social, y también de las demds serualidades Gonsideradas no-aesculinas, cono los homosexuales, o insaduras, como los nifios, Con la falocracia la mujer queda relegada a un plano de sojusgamien - to, de sumisién, de denegacién de sus valores husenos. B) Poder Mas lino reduce la mujer a un nivel sizilar al de las domesticadas bes — tins, ni siquiera queda al nivel del esclavo o al del aiervo de la - gleba, queda igual a la bestia que puede ser vendida o compreda, sé- lo capas de producir hijos para los mechistas patricioa de aquellas Spooas, Socialmente la mujer no valia nade, econdmicamente ella valifa en tanto , que como reproductora incrementabs la fuerga social de — trabajo: los obreros de ese entonces, esclavos, y luego aiervos, a la