Está en la página 1de 23
éPOR QUE ed Ps erg Queridos hermanos en Cristo: Muchos pastores no pueden 0 no quieren decir las cosas que aparecen en este libro. Muchas de estas cosas lo pondran a usted furioso e inconfor- table (asl lo espero), pero mi oracién es que ello le lleve a arrepentirse y a reavivarse. Yo me aplico lo que se dice en este libro a mi mismo, pero creo que también es aplicable a todos. Suyo para la salvacién de los perdidos, J.T.C. Nota importante: Este libro es sdlo para cristianos, no para los que no son salvos. $ z : 2 & 8 jQué cristianos los de ayer! Eres ti también un seguidor de Jestis? mi Sefior y mi Salvador! Los cristianos de DOP ns "0u8 hay con eso de que eres Muy raligloso? iNo! Mi esposa es la religiosa. jYo sélo voy a la iglesia para que no me fastidie tanto! jPerdéname, Sefior! “Que aun no ) habéls resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado.” Hebreos 12:4