EL VIENTO Y LA BOLSA La bolsa de plástico estaba en el suelo. Unos excursionistas la habían dejado allí.

El viento, enfadado, decidió soplar. La bolsa se elevó del suelo y empezó a bailar en el aire. Al final, el viento la depositó en una lejana papelera. LA POSTAL Quedé en escribir una postal al volver de vacaciones, pero se me olvidó y mis amigos están enfadados conmigo. Ayer hablé con ellos por teléfono y les prometí enviar la carta mañana, pero antes tendré que estudiar las reglas de acentuación.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful