Está en la página 1de 2

Gobierno de salvación

Tras el intento de referéndum fallido de Papandreu, su situación al frente del ejecutivo se ha convertido en insostenible. A los dirigentes europeos no les ha gustado que el primer ministro griego les lanzase un órdago; la democracia europea exige sumisión al eje franco-alemán y en ese sentido, aunque la idea de Papandreu tuviese como único objetivo lavar su propia imagen, la rebeldía (por tímida que sea) se paga cara.

imagen, la rebeldía (por tímida que sea) se paga cara. Papandreu acepta abandonar la presidencia del

Economista, profesor

de

Harward,

ex

vicepresidente

del

Banco Central Europeo, gobernador del Banco de Grecia entre 1994 y 2002, dirigió al país heleno en su camino de transición del dracma al euro. Está claro que si llega a gobernar su política no tendrá un perfil social

precisamente. Muy del agrado de Anggela Merkel no se perfila como el más adecuado para apaciguar el descontento del pueblo griego .

adecuado para apaciguar el descontento del pueblo griego . Pero no es el único candidato, otro
adecuado para apaciguar el descontento del pueblo griego . Pero no es el único candidato, otro

Pero no es el único candidato, otro de los que

cobran

(acceder al currículo) representante griego en el Fondo Monetario internacional. Como podeis ver, otro que destaca por su caracter social y poco proclive a los recortes de la UE. Cualquier malpensado diría que los eligen en Alemania. Pero nosotros no malpensamos, ya ni casi ni nos atrevemos a pensar, por lo que pueda pasar.

fuerza

El tercer candidato es el académico Nikiforos Diamandouros, es un académico griego, desde

el

Diamandouros fue Presidente de la Asociación griega de ciencias políticas de 1992 a 1998. De 1985 a 1988, fue el Presidente de la "Asociación de Estudios Modernos" griegos en los Estados Unidos. Ha escrito sobre la política e historia de Grecia, así como también sobre la relación

año

2003 Defensor

entre la cultura y la política, la democratización y la construcción de la nación y el Estado. El hecho de que Diamandodouros sea defensor del pueblo podría aportarle

a su candidatura un plus de popularidad entre el pueblo griego, además, su

conocimiento de la política del sudeste europeo y de su problemática hace que sea el candidato, por decirlo de algún modo, con un sentido más humano y menos

económico de los temas. Pero no hay que olvidar que el cargo de Defensor del Pueblo, que ahora ocupa, es a nivel comunitario; es decir, otro candidato proeuropeista que podría acatar sin rechistar los encargos provenientes del eje franco-alemán.

La opción que más agrada a la canciller alemana es la de Lukas Papademos, pero éste parece dudar de la conveniencia o no de aceptar el cargo. El dificilísimo momento que atraviesa su país y limitación de su mandato - en febrero podrían realizarse elecciones generales- puede hacer que opte por no "quemar" su imagen, aguardando un momento mejor.

El

panorama político griego sigue sin despejarse, la población vive estos momentos

de

incertidumbre

con

gran indignación y parece que ninguna de las recetas

europeístas puede satisfacer a un pueblo que está sufriendo como nadie la ignominia y la falta de escrúpulos de sus dirigentes y de los poderes económicos que, día a día, siguen exprimiéndoles sin importarles la situación real de la economía del ciudadano de a pie, el que de verdad sufre la crisis, aquel que no la creó porque nunca tuvo capacidad para ello.

Tal vez la única solución posible sea la de convocar elecciones generales de inmediato y formar un gobierno estable con vistas a los próximos cuatro años, que

se presentan claves para el futuro del país. Socialistas y conservadores se muestran contrarios a dicha posibilidad alegando que una convocatoria electoral retrasaría

el pago del próximo plazo del rescate europeo y con ello se podría en peligro el

pago de pensiones y sueldos de funcionarios del próximo mes de diciembre.

En realidad, lo que les asusta es que se produzca un incremento importante en el porcentaje de voto del resto de partidos (KKE, SYRIZA, LAOS) y comiencen a perder su hegemonía en el parlamento. PASOK y ND prefieren gobernar juntos. Ante todo que no entre nadie más en juego, no sea que los intereses que unen a ambos partidos comiencen a peligrar. Seguirá gobernando el egoísmo partidista, la especulación y la intervención extranjera, frente a los intereses de la población que cada día quedan más olvidados.