Está en la página 1de 1

San Diego de Alejandría y Unión de San Antonio

San Diego de Alejandría y Unión de San Antonio
San Diego de Alejandría y Unión de San Antonio

Con la alegría de ser discípulos y misioneros

+ Reunión semestral de la Vicaria de Pastoral

y misioneros + Reunión semestral de la Vicaria de Pastoral del futuro” ¿Qué nos falla? Planteaba,

del futuro” ¿Qué nos falla? Planteaba, y con el fracaso de Hidalgo

en la batalla de Calderón, señaló la falta de causa e ideal, de disciplina y estrategia. Es lo que nosotros hemos de revisar. No estamos anudando redes sociales como lo ha hecho la Iglesia siempre para tener presencia eficiente. La culpa es de las leyes de Reforma que marginan a la Iglesia de la vida social, además una mala interpretación o aplicación del Concilio, con cariz protestante, que pretende a la Iglesia como una realidad no encarnada; ser sólo semilla del Reino, sin involucrarse en el aquí y ahora, como siempre lo había hecho. No es escuchada por las nuevas generaciones por no hablar el idioma de los jóvenes, no le entienden. Un repaso despertador que ayuda a replantear y estimular la búsqueda. Pues la propuesta de la Iglesia es la más valiosa,

el Evangelio.

La presencia del pastor

Muy temprano, el día 19, llegó el Señor Cardenal

presidió la celebración. Habló claramente sobre el

cometido de esta Jornada de la Vicaría de Pastoral. La Misión Continental es algo primordial que irradia el V Plan de Pastoral, es un deber fundamental. Nos corresponde continuar en La Misión territorial y sectorial. Luego saludó a los sacerdotes y fieles y compartió el desayuno. La tarea básica de este día fue de configurar un curso de acción para la Misión territorial y sectorial. ¿Dónde estamos

y a dónde queremos llegar? La Jornada llegaba a su fin, la tarea se ha cumplido, pues la gran riqueza en la variedad diocesana encuentra convergencias en torno al rumbo de La Misión, en torno al llamado de Aparecida, para “renovar y revitalizar la novedad del Evangelio” en nuestra Iglesia Particular, en este esfuerzo por “discernir sus caminos con la gozosa esperanza y la indecible gratitud de creer en Jesucristo” (A. 22) Regresan los delegados con la ubérrima carga de esta experiencia evangélica, eclesial y fraternal de cara al mañana que Dios nos señala, animados por la alegría del discípulo que se ha encontrado con el Señor Jesús.

y

Por Oscar Maldonado Villalpando

La Misión continental no es solamente algo que nos encargan los obispos de Latinoamérica y el Caribe en Aparecida, es también la propuesta de Nuestro Santo Padre, el Papa Benedicto XVI, y en último término, es seguir el Evangelio y, por tanto, obedecer a Nuestro Señor Jesucristo; por ello, en esta Jornada se trata de revisar lo que hemos recorrido hasta ahora y retomar el entusiasmo para la Misión territorial y sectorial” Así lo dijo el señor Cardenal don Juan Sandoval Iñiguez, en la celebración de la Eucaristía, el 19 de octubre de 2011, a las 7:30 a.m. en la hermosa capilla de la Casa de Oración Nazaret, durante la Jornada de la Vicaría Diocesana de Pastoral. 17 de octubre, después de la comida, una vez apropiadamente instalados en sus aposentos, 5:00 p.m., oficialmente se inició la Jornada con la apertura y bienvenida del señor Obispo don Juan Gutiérrez, quien expresó su convicción en el éxito de los trabajos; reconoció que estaban presentes las fuerzas vivas de toda la Arquidiócesis. Los Vicarios episcopales, los Decanos y demás delegados de Organismos y Tareas, son dignos y eficientes representantes de esta Iglesia Diocesana. Monseñor Rafael Hernández Morales, Vicario Episcopal de Pastoral, ubicó el momento pastoral en que nos encontramos para estos trabajos. Nos acercó al objetivo de este trayecto en nuestra peregrinación discipular: “Definir y asumir las líneas diocesanas comunes para implementar, en las Vicarías Episcopales y Comisiones, la Misión Territorial y Sectorial”. Aspiración, al servicio de nuestra propuesta general de La Misión Continental:

“Abrirnos al impulso del Espíritu Santo mediante la escucha de la Palabra, la vivencia de la Eucaristía y el ejercicio de la caridad, para hacer de cada uno de los miembros de nuestras familias cristianas, un verdadero discípulo misionero” Puestos así los trazos fundamentales del trabajo, se nos participó de una experiencia vivencial y cercana del corazón de Aparecida, por el Señor Obispo don Leopoldo González.

Panorama actual de la misión continental

“Es motivo de alegría estar aquí con ustedes…” Como si hubiéramos disfrutado, de nuevo y de cerca, estas palabras del Papa Benedicto XVI al inaugurar Aparecida, o como compartir el inicio del documento mismo, que canta: “Con la luz del Señor Resucitado y con la fuerza del Espíritu Santo…”, no de otro modo nos fue ubicando el señor Obispo en esta vivencia intensa del acontecimiento y del documento Aparecida. Fue desglosando la el Panorama de La Misión Continental como rédito y ganancia de Aparecida; primero desde dentro, lo que expresa el documento: La alegría de ser discípulos del Señor, eso está al principio y en la base de todo. Aparecida fue un acontecimiento de la presencia del Espíritu Santo, un Nuevo Pentecostés, fue escuchar la voz de Dios en un coro de voces, podía haber habido o no documento. El Señor Obispo don Leopoldo fue dando pinceladas vivas y trazos esenciales de Aparecida. “Como como prender una lumbre que ha de crecer e iluminarlo todo” Es fundamental abrirnos al impulso del Espíritu Santo. Todo esto se da en una verdadera turbulencia que debe sacarnos del “gris pragmatismo, a todos nos toca recomenzar desde Cristo”. Insistió en la alegría del discípulo en algunas citas de Aparecida, señalando hilos conductores y temas torales y transversales, en este tono: Todo parte de la actitud alegre. “Conocer a Jesucristo por la fe es nuestro gozo, seguirlo es una gracia, y trasmitir este tesoro a los demás es un encargo que el Señor, al llamarnos y elegirnos, nos ha confiado” (A. 18) “En el encuentro con Jesucristo queremos expresar la alegría de ser discípulos del Señor y de haber sido enviados con el tesoro del Evangelio. Ser cristiano no es una carga sino un don” (A. 28)

No hemos acabado con la misión

Es una tarea permanente, sobre todo, apegándose a sus notas: Simultaneidad, flexibilidad e irradiación. No es una

actividad más, es un talante, un espíritu que debe inflamar

e irradiar todas las actividades; las etapas no se desechan,

se deben retomar y profundizar. Luego el Señor Obispo, pasó hablar de muchas experiencias del caminar en la Misión, ejemplos de distintas Iglesias Locales. Todo ello revela el salir del estancamiento, no suponer nada, echar mano a una gran creatividad. Ese recorrido tan especial orientó y animó a

los asistentes para intensificar esfuerzos, a quitar las tapias altas que rodean nuestro corazón y nuestro proceder como Iglesia, abrir ventanas. Los grandes obstáculos, las espinas del camino deben convertirse en un reto que nos estimule

a

seguir adelante. El día llegaba a su fin, fue muy benéfica la exhibición

y

los comentarios sobre la película “La última cima” sobre

la

entrega sacerdotal. Al despuntar el segundo día de labores, 18 de

octubre, presidió la Misa el señor obispo Leopoldo, en

la homilía reafirmó el llamado de Aparecida en la Misión

Continental. El trabajo del día fue afianzar las líneas diocesanas comunes.

Diocesainedad: identidad, pertinencia y misión

Por la tarde se regresó a las labores. Este momento fue dirigido por los sacerdotes Juan Eduardo Vargas, José Sánchez Montes y Cándido Ojeda Robles, coordinados por Hipólito Hernández Valle. Un hermoso llamado a recuperar lo fundamental, ser Iglesia, retomar lo propio.

Un terrible colapso eclesial estamos viviendo, lo planteo

el

P. Armando González Escoto en el tema: “Situación de

la

Iglesia diocesana en la sociedad de hoy y perspectivas

Mejores calles para Unión de San Antonio

Unión de San Antonio, Jal.- El gobierno municipal

que preside, Jesús Hurtado González ha construido más y mejores vialidades. En lo que va de la administración municipal se han empedrado en cemento ahogado más de 12 mil 322 metros cuadrados de calle con una inversión de cinco millones 491 mil 235.35 pesos. De manera directa, los beneficiados son los vecinos de las calles Lázaro Cárdenas y Morelos sur en la cabecera municipal, así como de la 16 de Septiembre en San Antonio de la Garza, y La Cruz

Y Reforma en la delegación de Tlacuitapa. Además, se han asfaltado más de siete mil 235

metros cuadrados en calles de la colonia Hacienda

de Adobes, con una inversión de dos millones 571

mil 683.62 pesos. En días próximas, la calle 5 de Mayo en la comunidad de San Antonio de la Garza, en la se rehabilitarán las líneas de agua potable y drenaje, además de que construirá el empedrado ahogado

en cemento.

Esta obra se ejecutará con el programa 3x1 para Migrantes del gobierno federal, con un costo total de un millón 48 mil 208 pesos. Por parte del municipio se aportará 524 mil 104 pesos.

48 mil 208 pesos. Por parte del municipio se aportará 524 mil 104 pesos. 7 días