COMENTARIO DE UNA OBRA PICTÓRICA. PROFESORES ANTONIO ESCUDERO - ANA BELÉN MARTÍNEZ 1.- TÍTULO/ OBRA. 2.- IDENTIFICACIÓN DE LA LÁMINA.

Se trata de establecer qué tenemos delante de nuestros ojos diciendo en primer lugar de qué tipo de manifestación artística se trata (arquitectura, escultura y pintura). En este caso (con una pintura) también se debe hablar de los siguientes aspectos: Asunto: descripción de la escena. Técnica: Fresco, temple, óleo, grabado. Soporte: Muro, tabla, lienzo. Tema: religioso, mitológico, retrato, histórico, etc Los siguientes aspectos se pueden tratar más pormenorizadamente en el apartado de características. Luz: Hace referencia al estudio de la luz, sobre todo se refiere a si es de tipo (natural o artificial). Color o dibujo: Si predomina el dibujo sobre el color (que es cuando la línea del dibujo está bien delimitado) o a la inversa. Perspectiva: En esta parte se trata el tema del espacio y la profundidad (si existe interés por la representación espacial pudiendo ser lineal o aérea) o por el contrario no existe una representación espacial real por lo que destacará la frontalidad. Composición y líneas compositivas: Se refiere a la distribución de las figuras (de forma sencilla o compleja); si la estructura es lineal, simétrica, diagonal, piramidal, etc. Movimiento. Si la pintura es dinámica o estática. Formas de expresión: Abstracta o figurativa. 3.- LOCALIZACIÓN. En el caso que se localice en una parte de la iglesia será conveniente especificar ese lugar (bóveda, ábside, cúpula, etc). En el caso que la pintura se encuentre actualmente en un museo se puede poner d aunque si no es muy destacado no es necesario ponerlo. 4.- ESTILO. Se refiere a qué tipo de arte pertenece (arte griego, románico, gótico, etc). 5.- ETAPA. Período al que pertenece dentro de un estilo de arte (en el caso del arte griego podrá ser escultura arcaica, clásica, helenística). 6.- CRONOLOGÍA. Fecha en la que se realizó (no debe faltar nunca el siglo). Los años concretos de realización de la pintura pueden aparecer o no. 7.- AUTOR. En las pinturas anteriores al gótico no se conoce, por lo que en estos casos no se hablará del autor para nada. En caso que si se conozca, se citará, si es posible, algo de información del autor así como de la posible importancia de dicha obra, su trascendencia y antecedentes, así como de otras obras. 8.- CARACTERÍSTICAS DE LA PINTURA A LA QUE PERTENEZCA En este punto es necesario seleccionar la información que aparece en los apuntes (características del período de la pintura al que pertenezca y datos concretos de la obra). En este apartado también se podrá RELACIONAR/ COMPARAR, con los estilos precedentes y/o influencias posteriores. 9.- ÉPOCA HISTÓRICO/CULTURAL. Es necesario hacer referencias a la época en general comentando el momento socio-histórico en que se desarrolló la obra elegida, así como el contexto sociocultural en que aparece.
A TENER EN CUENTA: 1.- TODA LA INFORMACIÓN QUE SE UTILIZARÁ PARA LOS COMENTARIOS ESTÁ SACADA DE LOS APUNTES (LA FORMA DE UTILIZARLA ES MUY PERSONAL). 2.- EL ORDEN DE LOS APARTADOS SE PODRÁ MODIFICAR EN LA REDACCIÓN, PERO ES CONVENIENTE QUE NO FALTE NINGUNO. 3.- SE VALORA QUE HAYA BUENA REDACCIÓN Y FRASES DE CONEXIÓN QUE NO SEAN SIEMPRE LAS MISMAS: EJEMPLOS - LA IMAGEN A COMENTAR SE CORRESPONDE CON… - COMO SE APRECIA EN LA IMAGEN… - OTRAS CARACTERÍSTICAS QUE NO SE APRECIAN EN LA FOTOGRAFÍA DE ESTA PINTURA PERO QUE ES CONVENIENTE DESTACAR…ETC.

1

COMENTARIO DE UNA OBRA PICTÓRICA. PROFESORES ANTONIO ESCUDERO - ANA BELÉN MARTÍNEZ

COMENTARIO DE UNA OBRA DE ARTE: PINTURA. ÁBSIDE DE SAN CLEMENTE DE TAHULL. La imagen a comentar es una pintura mural (consistente en disolver los colores de origen mineral en el agua y hacer un enlucido hecho de arena fina, cal y polvo fino de mármol). Es una pintura románica de temática religiosa realizada a principios del siglo XII (se debe recordar que la cronología del Románico va del siglo XI al XIII) y que se sitúa dentro de la llamada Escuela Catalana. El tema representado es el “El Pantocrator y el tetramorfos”. Cristo aparece sentado, bendiciendo con la mano derecha y en la otra portando un libro abierto en que puede leerse: “Ego sum lux mundi” (“Yo soy la luz del mundo"). Su función es imponer el terror entre los fieles, igual que se hacía en las portadas de las catedrales románicas al representarse los relieves con este mismo tema. El pantocrátor aparece rodeado por la almendra mística o mandorla (óvalo que suele enmarcar a Cristo en la escena del Juicio Final) y con el nimbo crucífero. A un lado y a otro aparece con los símbolos de alfa y omega (haciendo referencia a que él es el principio y fin de todas las cosas). Alrededor del Cristo-juez, aparece el tetramorfos, que es la representación de los cuatro evangelistas de forma simbólica. Así pues, Mateo está representado como un hombre con alas, Lucas como un buey, Marcos como un león y por último, Juan como un águila. Al lado de los Tetramorfos aparecen dos ángeles serafines, de seis alas en las que se han dibujado seis ojos. En la parte inferior del ábside aparecen representados la Virgen, San Juan (el único imberbe) y otros apóstoles. Estas pinturas fueron trasladadas desde el ábside de la Iglesia de San Clemente de Tahull al Museo Nacional de Arte de Cataluña, en Barcelona. En esta pintura se cumplen prácticamente todas las características de la pintura románica como por ejemplo, las que se exponen a continuación: • No existe una representación espacial real por lo que destacará la frontalidad, También se puede apreciar el hieratismo, así como las desproporciones, (Cristo es mucho mayor que los demás personajes), el canon alargado y la estilización. Gran obsesión por la simetría, aunque en esta pintura se rompe por el brazo levantado de Cristo. • Carácter simbólico y abstracto (antinaturalismo), y claro poder expresivo frente a la belleza de las formas. • En cuanto al dibujo, destaca un contorno de trazo negro grueso, que delimita muy bien cada personaje. • El color, es plano, puro, sin mezclas, por lo que la gama es reducida. Los fondos suelen ser uniformes, de un solo color o formando bandas paralelas de diferentes colores. • La luz, utilizada en esta pintura y por extensión en todas las románicas, es de tipo artificial que no crea volúmenes ni perspectiva. Así pues, será una pintura bidimensional plana. • En cuanto a la composición, aparecen figuras frontales distribuidas de forma sencilla y donde no hay movimiento. En esta escena las figuras no se relacionan entre sí (esto no se hará hasta época tardía como finales del siglo XII. Debido a estas características, las pinturas de San Clemente de Tahull hay que incluirlas dentro del llamado ESTILO BIZANTINO, consiguiendo así una obra de carácter espiritual, solemne y monumental. Al igual que ocurría con la escultura, la pintura tendrá como principal finalidad es el mensaje, aunque también es importante su finalidad decorativa.

2

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful