Está en la página 1de 6

Construyendo el Derecho Global

Autor: Rafael Domingo * Fecha: 1 de febrero de 2008 Publicado en: ABC (Madrid) Vivimos en un tiempo de profundos cambios globales. La rápida implantación de las nuevas tecnologías, la creciente repercusión de los medios de comunicación social, el desarrollo de una economía de mercado a escala mundial, el protagonismo de una sociedad civil cada vez más consolidada y el deseo común de resolver los problemas que afectan a la humanidad, son algunos de los fenómenos que caracterizan nuestro irrepetible momento histórico. En su ensayo Revitalizing International Law, Richard Falk se quejaba de los juristas -en concreto de los norteamericanos- por mostrarse tan reacios a los cambios paradigmáticos derivados de la complejidad de la sociedad y de los fenómenos políticos. Y es que la globalización exige una reformulación del Derecho, una respuesta jurídica adecuada a los nuevos tiempos, para que éstos no queden aprisionados por normas caducas y pasajeras. Es hora, pues, de un Derecho global, como antes lo fue del Derecho de gentes y luego lo ha sido del Derecho internacional. Sin el ius gentium, no se entiende el Derecho inter nationes, el International Law. Y sin el desarrollo de éste, no hubiera nacido el incipiente Derecho global. Los tres Derechos -de gentes, internacional y global- son como abuelo, padre e hijo, respectivamente. Forman parte de una misma familia. Tienen, por tanto, rasgos comunes que los aproximan. Pero son distintos. Prueba de ello es que han convivido superpuestos. Roma dio vida al Derecho de gentes; la Europa moderna e ilustrada, al Derecho internacional; el mundo del siglo XXI, al Derecho global, universal, cosmopolita, de la Humanidad, o como quiera denominarse. Una vez más, el punto de partida de nuestra reflexión no ha de ser, como sucede habitualmente, la Ilustración, sino la Antigüedad clásica, que, en este caso, nos ofrece una idea de nación fresca, flexible, abierta. Apolítica. Pero también una idea de jurisdicción, de pueblo o de majestad no manipulada por las ciencias sociales para satisfacer intereses partidistas o sectarios. Se precisan conceptos, en suma, que no cedan ante el oportunismo y que se muestren aptos para este nuevo orden jurídico global. Más aún, que reconozcan la necesidad de lograr una síntesis viviente de culturas, en la que valores trascendentes permitan la unión de diversas tradiciones de manera armoniosa. En este sentido, podría decirse que el Derecho global requiere de una teoría pura del Derecho. Pero no al modo kelseniano, pues nada más lejos de la purificación que la «hiperconceptualización». Una acertada reflexión sobre el Derecho global ha de emplear nuevos conceptos para ordenar conforme a Derecho esta novísima realidad, pero también habrá de «purificar» otros tantos, de los que se ha abusado sirviéndose de ellos como herramientas de poder económico y político. Hemos de recuperar la idea de pueblo (populus), en su sentido más genuino, esto es, en el de un conjunto de ciudadanos púberes maduros. Y aplicarlo, por qué no, a la humanidad. El pueblo es incluyente; la nación ilustrada no lo fue jamás. La humanidad no será nunca una nación, al modo revolucionario. Se aproxima más a una suerte de pueblo de pueblos (populus populorum), organizada, en una

de orden. en nuestro ejemplo. haya quedado sometido a la ciencia de la polis. pero tampoco un mero conjunto de normas más o menos vinculantes y.Antroparquía. Su función controladora y su posición subsidiaria. con vocación cosmopolita. y muy particularmente. Esto es lo que explica que el Derecho. También de la justicia. que irradia la energía. Y la fuerza de gravedad que los atrae. pero también por billones de cuerpos celestes menores: asteroides.net/derecho/construyendo-el-derecho-global/gmx-niv131-con15561. estériles. al menos implícita. Su vocación universal y su praxis sometida. es más política que jurídica. No es el Derecho global un sistema legal o un ordenamiento jurídico cerrado. con una tradición jurídica. de imparcialidad y experiencia». El ius necesita de la fuerza. Lo recordaba el gran internacionalista C. de la humanidad. En ese sano equilibrio entre lo teórico y lo práctico.por planetas. de un iuris ordorum ordo que ha de erigirse en ordo orbis en la medida en que sea paulatinamente aceptado por todas las comunidades y ciudadanos del mundo. pues. de la coacción. La palabra preferida del pueblo es «nosotros». La humanidad puede referirse a un «nosotros». con el de sus gobernantes. meteoroides. mas no la soberanía. al cabo. Y ésta. de la que dependen. cometas. Wilfred Jenks. por el contrario un «ellos» marca el rumbo de la nación. para imponerse. tantas veces. por supuesto. Su función es semejante a la del sol en el sistema en que habitamos.htm . en su libro A New World of Law?: «Hace falta una mezcla adecuada de erudición y sagacidad. diferentes ordenamientos legales. integrado -principalmente. Director de la Cátedra Garrigues de Derecho Global Universidad de Navarra FUENTE http://www. por ende. veo el auténtico desarrollo de la sociedad del conocimiento. pero sólo puede hacerse valer con el libre sometimiento de la comunidad política. El Derecho global nace. pero ello no implica que lo sea efectivamente desde el primer momento de su existencia. Se trata más bien de un sistema de sistemas. ambas imprescindibles: la teórica y la experimental. como las águilas. entre la intuición y la ejecución. los juristas no podemos regular la sociedad conforme a Derecho. Creo que la ciencia del Derecho debe volar. con dos alas. etc. El Derecho es un freno a la injusticia. pero no a un «ellos». Los principios de Derecho global vendrían a ser como el núcleo del sol. * Rafael Domingo. la jurisdicción.php? option=com_content&view=article&id=426:latinoamerica-y-el-nuevo-derechoglobal&catid=36:opinion&Itemid=54 http://arvo.com/v2/index. Aquí radica su grandeza y también su miseria. porque a ella todos pertenecemos. Y. Si no hay una voluntad.perutoplawyer. y sea condicionado por ella. Cada uno de los planetas se correspondería. a su vez.

La profunda crisis económica en la que nos hallamos inmersos.es preciso construir un sistema jurídico abierto. AL EVENTO ASISTIERON DESTACADOS ACADÉMICOS NORTEAMERICANOS Y EUROPEOS. Estamos. pues. seremos testigos de una transformación completa del ordenamiento jurídico mundial. en una verdadera comunidad política. es preciso refundar la ONU (que tendría un nuevo Parlamento Global). No sólo por las grandes potencias o los países más desarrollados. el ius commune medieval o el Derecho Internacional Moderno. Con un peligro cierto: cualquier sociedad es manipulable. con intereses compartidos y un bien común universal. Con un peligro cierto:cualquier sociedad es manipulable. El nuevo Derecho global pretende edificar un nuevo orden mundial de poderes equilibrados. por el gobierno de la humanidad basado en la legitimidad (arquía). espontáneo. Estamos. capaz de hacer frente a los retos de la mundialización. La humanidad globalizada. pues. en su tiempo. como era mi deseo. El Derecho global se fundamenta en la persona y reconoce una norma competencial absolutamente democrática:quod omnes tangit ab omnibus approbetur.Para establecer la antroparquía que propone Rafael Domingo. revelan hasta qué punto la humanidad necesita de un nuevo orden jurídico.ASÍ COMO ABOGADOS Y ALTOS FUNCIONARIOS DE DIVERSOS ORGANISMOS INTERNACIONALES * Martín Santiváñez Vivanco. crear nuevas instituciones globales y otorgarle a estas un poder político disperso que les permita. ocuparse de los problemas que a todos nos atañen:el calentamiento . No exagero. también. "La humanidad se ha convertido. Lo que a todos incumbe. PUBLICADA EN INGLÉS POR CAMBRIDGE UNIVERSITY PRESS. Hay que oponerse a la implantación de un imperio mundial o un superestado hegemónico. la necesidad de establecer una justicia universal y el imperativo democrático que se expande por el planeta. también.dirigido por una criptocracia.y no en el exceso de leyes o en la dureza de un poder sin contrapeso (cracia). en los que ningún tipo de supremacía material sirva de patente de corso para imponer los intereses de un solo gobierno. en una verdadera comunidad política. El Derecho global es un aporte comparable a lo que fue. gracias a la globalización. con intereses compartidos y un bien común universal. El Derecho global apuesta por una antroparquía. ante un hecho social incidental. gracias a la globalización. Es decir.La humanidad se ha convertido. y de un cambio político absoluto en las relaciones internacionales y la moderna concepción del poder. ante un hecho social incidental. Pero a lo largo de estos años he seguido muy de cerca el proceso intelectual que ha permitido construir una de las teorías más visionarias que he conocido.LATINOAMÉRICA Y EL NUEVO DERECHO GLOBAL CON MOTIVO DE LA CONFERENCIA ANUAL DE LA AMERICAN SOCIETY OF INTERNATIONAL LAW.espontáneo. debe ser aprobado por todos.” No pude estar presente. individual y coordinadamente. Si tan solo el 10% de lo que Rafael Domingo propone en su libro llega a convertirse en realidad. SE PRESENTÓ EN WASHINGTON LA OBRA DEL JURISTA ESPAÑOL RAFAEL DOMINGO THE NEW GLOBAL LAW. Para que la auctoritas se imponga al poder. forjado por hombres libres para hombres libres. La humanidad globalizada.

ante el diktat abusivo de unos cuantos países con rezagos olonialistas. el último Occidente.perutoplawyer. la lucha contra el terrorismo internacional. ocuparse de los problemas que a todos nos atañen: el calentamiento global. en auténtica igualdad.php? option=com_content&view=article&id=426:latinoamerica-y-el-nuevo-derechoglobal&catid=36:opinion&Itemid=54 FILOSOFIA Y LA GLOBALIZACION DEL DERECHO FUENTE http://www. Latinoamérica tiene mucho que ofrecer al mundo. todo esto sonará utópico. Para algunos. etc.usmp. la reparación de los daños causados por desastres naturales. En el futuro de la humanidad. El sistema internacional. individual y coordinadamente.com/v2/index. la reparación de los daños causados por desastres naturales. Hace cincuenta años. Latinoamérica debe jugar un papel fundamental y definitivo. Para que la auctoritas se imponga al poder. que los latinoamericanos. Para establecer la antroparquía que propone Rafael Domingo. En todo este proceso. tal y como lo conocemos. *Director del Center for Latin American Studies de la Fundación Maiestas. no. es preciso refundar la ONU (que tendría un nuevo Parlamento Global). etc. ¿quién daba un duro por la Unión Europea?¿Cuántos creían que el inglés sería un idioma universal? ¿O que Internet acercaría todas las distancias? La globalización ha creado nuevas necesidades por satisfacer. la concentración de armamento nuclear.derecho. como Góngora sostenía en sus Soledades.edu. No ha logrado una paz duradera ni un mundo más solidario. Y ello. Para mí.global.pe/instituto/revista/articulos/Filosofia_y_la_Globali zacion_del_Derecho. La pertenencia de nuestras sociedades al orbe Occidental. Latinoamérica puede y debe contar. hace agua por todas partes. es preciso construir un sistema jurídico abierto. por supuesto. El Derecho global es un sendero necesario. crear nuevas instituciones globales y otorgarle a estas un poder político disperso que les permita. forjado por hombres libres para hombres libres. La soberanía y el principio de territorialidad deben ser reexaminados a la luz de los grandes retos de este siglo.pdf . y la capacidad de nuestros pueblos para aportar soluciones creativas y viables no pueden estrellarse. cualquiera que sea la configuración política que ella adopte. la concentración de armamento nuclear. casi ineludible. por supuesto. Y ello. juntos. Latinoamérica no es.la lucha contra el terrorismo internacional. Hay que oponerse a la implantación de un imperio mundial o un superestado hegemónico. la erradicación de la pobreza en el mundo. como siempre. la erradicación de la pobreza en el mundo. dirigido por una criptocracia. tendremos que recorrer. la originalidad que mantenemos en este contexto. en auténtica igualdad. FUENTE http://www.

medievales y renacentistas convivió con el derecho internacional por un buen tiempo. o mundialización según los franceses. Para el jurista español. no constituye una ruptura con la tradición jurídica que lo antecede. el derecho global convive con el internacional. sostiene el autor. que en el mundo académico de los juristas se denomina derecho global. pero igualmente no debe concebirse como un conjunto de normas vinculantes y estériles. Y así como el derecho de gentes. El proceso de globalización. su trabajo fue galardonado con el Premio Rafael Martínez Emperador. sino en ciernes y con características que se ajustan a los cambios socioculturales. económicos. explica Rafael Oslé. Se trata de dos especies de un mismo género. asumido por los juristas romanos. este derecho global es una superación del derecho internacional. el derecho global tiende a desarrollarse y evolucionar. porque utiliza un metalenguaje jurídico acorde con los retos que plantea la globalización. Este propone una nueva . es que se ha separado del “corsé estatal”. partiendo de la noción de persona como origen del derecho. de una manera parecida a la democracia cosmopolita. el jurista español Rafael Domingo Oslé tiene una obra sobre este tema. está generando una nueva expresión del derecho. Oslé entiende por derecho global “un orden jurídico mundial que. el famoso ius gentium conceptualizado por Cicerón.El Derecho Global Y La Antroparquía. Por el contrario. Francisco Miró Quesada R By Guille Diario El Comercio. Con el título “¿Qué es el derecho global?”. otorgado por el Consejo General del Poder Judicial de España. El derecho global y la antroparquía de Francisco Miró Quesada R. 25 de agosto de 2009. El derecho global no es entonces un sistema legal o un ordenamiento jurídico cerrado. El derecho global nace como una vocación cosmopolita. Además. Se nota aquí la influencia sobre Oslé del romanista Álvaro d’Ors. pero mientras el derecho internacional —tal como está conceptualizado y en cuanto intento de ordenar jurídicamente las relaciones entre los estados— tiende a la extinción o en todo caso como dice Oslé tiende a su transformación. políticos y medioambientales que son materia de debate en esta década del siglo XXI. Al respecto. explica que este derecho global sería un “sistema de sistemas” y puede seguir en la medida en que sea aceptado gradualmente por las comunidades y ciudadanos del mundo. un término que utiliza el politólogo inglés David Held. sigue las relaciones de justicia en la medida en que afecta a la humanidad en su conjunto”. Lo particular de este nuevo derecho se caracteriza por su compatibilidad con diversos sistemas tradicionales jurídicos y lo fundamental. pulcramente editada por la Universidad de Lima. No es un derecho consolidado.

pero esta es distinta. el derecho global es un sistema llamado a ordenar una comunidad. Su propuesta es apasionante y. la humanidad es incluyente. un derecho jurisdiccional. el buen aporte polémico. que a Estado de derecho alemán. ni positivo u oficial. sino del consenso y del acuerdo de una sociedad civil también globalizada. consensual. poder de los hombres. faculta a los titulares de los múltiples derechos que existen en una sociedad a “exigir judicialmente frente a terceros el respeto debido”. Individuos independientes a nivel mundial que generan un nuevo ordenamiento jurídico y que se autogobiernan. antroparquía. como tal. es supraestatal. Esta visión del derecho. dice el autor. FUENTE http://guillermoamoros. que es compleja e interdependiente. del tránsito de un pretendido gobierno mundial de estados democráticos y soberanos a una suerte de democracia global”. Se basa en la legitimidad y en el consenso de los pueblos y no en la legalidad. ni de los grupos internacionales de poder. No pierde su forma jurídica. Dice Oslé: “Somos testigos. por ende. El derecho global entonces no nace de la imposición de unos estados como sucedió con el derecho internacional. está planteado. Esta forma de gobierno se desarrollará paulatinamente como lo está haciendo el derecho global. sobre todo y ante todo. no interestatal. basado más en el mutuo acuerdo que en las leyes y códigos.com/2009/08/25/el-derecho-global-y-la-antroparquiafrancisco-miro-quesada-r/ . Los estados. No es entonces el dominio soberano de los estados sobre los pueblos. “El nuevo orden jurídico mundial debe ser. supranacional. son excluyentes. el derecho se entiende como servicio a la humanidad frente al territorialismo estatista típico de la geopolítica. a partir de la persona. porque incluso podemos renunciar a todo menos a nuestra condición humana. no es el poder del Estado burocrático. no burocrático. que se ocupa de la ordenación justa de las parcelas del espacio accesible a los hombres. universal y. correspondiente a un administrador de algo común”. En consecuencia. Mientras que el derecho internacional es un derecho entre estados independientes. A esta democracia global Oslé la denomina antroparquía o gobierno de la humanidad. como la humanidad. no está exenta del debate. Un modelo. dice Oslé. pero el aporte. Por eso. “sino una preferencia personal. Desde esta perspectiva. más propuesto que impuesto. y ha de ser protagonizado por la sociedad civil protegida por instituciones globales y no por interestatales jerárquicos y tecnocráticos”.ciencia que llamó la geodierética. más similar al “rule of law” inglés. entendida como gobierno de los hombres y no antropocracia.wordpress. Esta es irrenunciable y no tiene límites ni fronteras. el factor central de la globalización. precisa Rafael Domingo Oslé. es el gobierno de la humanidad. en cuanto que ejercen un poder territorial. en nuestros días.