Está en la página 1de 14

La influencia de Alonso de Ercilla en la construcción de la imagen del indígena de Rugendas La pintura históricamente ha sido un instrumento de contemplación, belleza, retratar

momentos históricos, sentimientos, épocas, en fin una serie de ricos elementos, toman forma en cada pincelada, a través de combinaciones de colores, estilos y sobretodo gracias a la motivación, sentimiento y el propósito del artista. En relación a la voluntad del artista por muchos años estuvo sometida a la determinación de otros, “no fue hasta hace unos setecientos años que los pintores comenzaron a ganarse lentamente la libertad creadora de dar a los cuadros una finalidad absoluta, o sea, un contenido que iba más allá del tema en sí”1 . Analizar la obra del artista implica sumergirse en la atmósfera, influencia recibida, técnica aplicada, motivo y tema, una serie de componentes, permitiendo al investigador comprender el espíritu que mueve al creador, como señala Matisse “Las artes tienen una evolución que no parte solamente del individuo sino también de la voluntad de la generación cuya herencia él ha aceptado. No se puede simplemente hacer cualquier cosa. Un artista talentoso no podría hacer algo arbitrario. Si solamente empleara sus talentos, no podría existir. No somos los amos de nuestra creación. Ésta se nos impone”2 En la historia del arte existen una serie de movimientos artísticos, cada uno con sus particularidades, contexto histórico y representantes que han enriquecido la historia de la cultura, al ser el arte en si mismo una expresión, un instrumento de comunicación:“el arte en todas sus manifestaciones constituye un lenguaje que plasma de cierta manera el contexto social que lo rodea.”3 A partir de esta idea se puede reflexionar sobre nuestra propia historia de la cultura, ¿cuándo comenzó?, ¿quienes eran los artistas?, ¿sus motivaciones?, ¿sus representaciones?, ¿qué aportes hicieron?, ¿qué comunicaron?, ¿cuáles fueron sus influencias?, podemos establecer una serie de preguntas, sin embargo antes de dar respuestas a ellas acotaremos nuestra espacio temporal – espacial y la problemática ha tratar. La primera parte de la historia nacional del siglo XIX acaecieron hechos trascendentales como la Independencia y la formación del Estado – Nación. En este ultimo proceso destacaron coyunturas, construcciones de identidad, personajes, batallas, tensiones, caos, orden, proyectos políticos, sistemas de gobiernos, influencia europea, entre otros acontecimientos. Ahora bien el proceso de construcción del Estado y de la Nación ¿se puede explicar a través del arte o del análisis de una
1 2 3

Kraube, Ana Carola “Historia de la Pintura”, Editorial Könemann, Colonia, Alemania, 1995, Página. 6 Hess W., Documentos para la comprensión del arte moderno. Ed. Nueva Visión. Buenos Aires, 1956 Capasso Verónica FBA- UNLP, Representaciones nacionales ficcionales: el avance de la civilización en la pintura como eco de una “barbarie refinada” en http://www.fba.unlp.edu.ar/iha/textos/6_jornadas/PDF/IHAAA %20Capasso.pdf

influencias y lugar especifico. soliendo sobresalir generalmente una de las formas de expresión mencionadas sobre las otras”4 es decir el concepto diseñado por Riegl determina que los estilos artísticos son la condensación de la obra de arte en un momento determinado.” 7 . de una sociedad. y el carácter de la época se cruza con el carácter nacional. La 7 8 A. El pintor alemán poseía la delicadeza de saber identificar cuales eran los elementos valorados por la sociedad de la época que reflejaban “lo chileno”. Pág. Creemos que su construcción se debió a lo escuchado. filosofía. observado y estudiado. Esta idea se puede relacionar a la de Wöllfin “tiempos distintos traen artes distintos. 52 OP. “La pintura en Chile: desde la colonia hasta 1981”. Madrid 1992. es la expresión de la configuración del mundo que engloba al artista. su arte es manifestación de lo nacional.. la política y el derecho. M. eds. Valparaíso. imperceptibles para cualquier otro. J. movimientos. autentico y enraizó lo más profundo de nuestro espíritu nacional. obedece a un espacio temporal.. recreó y se apropió en sus telas lo original. ideologías. Además su obra es considerada un verdadero documento histórico. Domingo Faustino señaló “Rugendas (dictamina Sarmiento) es un historiador más bien que un paisajista. específicamente se pretende comprobar la influencia de 4 5 6 la poesía de Alonso de Ercilla. sentidos. él establece el concepto de voluntad artística“el carácter de esta voluntad se engloba en lo que llamamos la respectiva cosmovisión: en la religión. mirar y “plasmar el espíritu de una época. la ciencia. pues el no se extrapola ni de su época y menos de su contexto histórico. a partir de representaciones pictóricas (ficcionales) que aludían a ese “ser nacional” que todavía estaba en formación. A. con sus colores y pinceladas lo que hoy consideramos propio de nuestra idiosincrasia. fue capaz de plasmar en el bastidor. Página. sí. de una forma de ver el mundo. Pág 11 Galaz. supo ver. el análisis será el de Rugendas como historiador y específicamente en el aporte realizado a la construcción de la imagen del Indígena. Ediciones Universitaria de Valparaíso. Para el estudio de la formación del Estado . (Carta de Sarmiento a Rugendas)8 Este argumento es central en nuestra investigación. Chile.Nación en Chile se eligió al pintor bávaro Juan Mauricio Rugendas. Cit 3 Pág. 3 .6 Su elaboración artística trasciende a las épocas. hay que haber afirmado hasta que punto ese estilo contiene rasgos persistentes”5. Villa ed. Wölfflin. Arte industrial tardorromano. Estos elementos son relevante tomar en cuenta al estudiar un artista en particular. Cit N° 3 OP. Pérez López et al. sus cuadros son documentos en los que se revelan las transformaciones. Gaspar e Ivelic . Riegl.obra de arte? basándonos en Riegl. Humboldt con la pluma y Rugendas con el lápiz son los dos europeos que mejor han descrito la América Latina”.. Madrid 1997. 308 H. Conceptos fundamentales de la Historia del Arte. 2009. Ante de afirmar que un estilo es nacional en cierto sentido.

sino en la distribución de la luz y del color. Las obras de Juan Mauricio Rugendas poseen la reconocida de virtud de ser verdaderos documentos históricos “en el proceso de difusión del imaginario nacional a través de la obra de Juan Mauricio Rugendas serán claves tanto en el museo como en la utilización pedagógica de sus obras en los textos escolares”12 sus representaciones son aportes para recrear en nuestro imaginario 9 sentir y concebir las particularidades del hombre y la 10 11 12 Menene Gras Balaguer. 1983. “Los viajes representaban el conocimiento del mundo. España. manifestado en su afán de representar mundos y costumbres desconocidas. pág. los paisajes. periodo cuya característica fundamental. 8 Jacinta Vergara “Desde el bastidor al imaginario nacional” En Nación y Nacionalismo en Chile. para poder llegar a definir los tipos estilísticos individuales”11 Para verificar nuestra hipótesis analizaremos el texto de Ercilla y el cuadro de Juan Mauricio Rugendas “El Malon”. tratando de puntualizarla no sólo en la forma del dibujo. donde se refleja nuestra problemática. 13 Tomás Lago. La problemática planteada se analizará recogiendo todos los elementos necesarios.Araucana. en la interpretación del indio araucano de Rugendas. exótico. más su romanticismo se vislumbran en su cuadro. Los versos dedicados a los araucanos. Rugendas vino a Chile entre los años 1834 y 1844. el romanticismo también en cuanto daban desarrollo a lo pintoresco de la acción. recién en formación. primero tomar el contexto del artista. 1960.”10 bajo este paradigma se entiende sus motivaciones y el interés por las costumbres. En el caso de Chile plasmó lo típico. Editorial Montecinos. de la cultura latinoamericana. El romanticismo: como espíritu de la modernidad. En términos artísticos él pertenecía al movimiento del romanticismo alemán. Pág. y estableceremos los puntos de encuentro. derramando sus sentimientos en cada obra realizada. 10 Op. Chile. hay una concomitancia entre la poesía y la imagen. contemplación de la naturaleza9 El viaje de Rugendas a Chile obedece a ese espíritu del romanticismo. Siglo XIX. cit N ° 5 Pág. Es producto de una Alemania plenamente romántica dicótomica de los cánones clásico y se centra en los elementos modernos la libertad de búsqueda. . siguiendo Wölffin “la relación del todo y delas partes. rescato elementos identitarios como: el huaso y el araucano ¿cuál fue su motivación inicial para construir la imagen del indígena? Proponemos el movimiento del romanticismo. Chile era un estado joven. Ediciones de la Universidad de Chile. “Rugendas Pintor romántico de Chile”. en su estilo. Santiago. intrínseco en Rugendas y posiblemente influyó el conocimiento que tuvo sobre “La Araucana de Alonso de Ercilla”. la enciclopedia práctica.

Hay un afán por parte de las autoridades de rescatar al araucano como elemento constituyente de la Nación. 2009. representación que nos interesa. cuyas hazañas había leído en el poema épico de Alonso de Ercilla”15 A partir de esta afirmación realizada por Reuchter haremos el análisis comparativo con el fin de buscar los puntos de encuentro entre la poesía y la pintura. Existía una sobrevaloración. Rugendas vino a Chile fundamentalmente para conocer la belleza de la Cordillera de Los Andes y a los belicosos araucanos. sin embargo existía una negativa al vincular a los araucanos con hechos violentos como el pillaje. Por un lado. Sin duda era una construcción idealizada con el fin de menoscabar al invasivo español. y por otro. su valor y constante lucha. estabilidad y el grado de civilización imperante por el naciente Estado – Nación. al indígena se le reconoce como parte de la identidad nacional por. “un ejemplo notable de este doble proceso de identificación y exaltación hacia los araucanos se da durante el gobierno de José Miguel Carrera. había una valoración por la figura del araucano. vandalismo y asociaciones con los hermanos Pincheira. 141 Idém Pág. diferenciándose del resto de latinoamerica. Pág. Al respecto Jacinta Vergara señala: “Esta doble mirada de exaltación y vandalismo será la que represente Rugendas en sus cuadros. él se diferencia radicalmente de los realistas. 13 14 15 Volumen I. “Según Gertrude Richter. Editado por Centro de estudios bicentenario. se consideraba un componente puro de nuestra cultura en formación. En el caso del araucano. 164 Ibidém. 166 Idém . tozudez y lucha. Pág. la historiadora Jacinta Vergara señala el objetivo de por qué el artista selecciono al indígena.”14 Todos estos elementos son un aporte a la base de la investigación centrada en la influencia de la poesía “La Araucana” en la construcción del cuadro “El Malón”.los elementos relevantes de nuestra identidad nacional. Para los criollos de la época el araucano representa una continuidad histórica. ya que el primer escudo nacional que se diseño estaba compuesto por una pareja de jóvenes vestidos de indígenas”13 En la década del cuarenta. En este sentido hay una mirada positiva del indígena. en el siglo XIX. el indígena violento que justificaría la guerra contra su etnia y la ocupación de sus tierras. situación que los distanciaba del orden. basándose en el sentimiento de libertad e independencia de la mal llamada Madre Patria. está el araucano mitificado y fuerte. La motivación radica la idealización existente en la época del proceso emancipador. se considera un símbolo de fuerza. Santiago.

pero al fin los ministros. demuestra su compasión y aprecio al indígena : “Yo. Hugo “Estudios sobre la Araucana”. el cual sujeto lo más deste gran término tenía con tanta fama. Valparaíso. a través de sus versos podemos conocer el tenso periodo vivido en la Guerra de Arauco. Pág.”17 Existe una relación entre ambos protagonistas. poséenla diez y seis fuertes varones. Chile. específicamente nos centraremos el araucano. La obra de Alonso de Ercilla es comparable a la Iliada y Eneida.Primero que todo se debe reconocer el valor de La Araucana como documento histórico. procurando dar la vida a quien ya la aborrecía. se escribe en plena Guerra de Arauco. forzado me aparté. Canto XXV. la subyugación que anhelaba imponer el español. porfiando que a la salud de todos convenía. Alonso. Ercilla. 20 . conocer y valorar ambos contrincantes: el español y el araucano. por lo tanto no esta ajeno a lo vivido “a través de muchos de sus Cantos se ve a Ercilla con sus sentimientos y vicisitudes interiores”16 esto queda reflejado en el Canto XXV. Santiago. que estaba a par dél. y puso al español en tal aprieto cual presto se verá en la carta mía. Rugendas y Ercilla. 1972. y él fue llevado con los caciques justiciado. considerando el propósito firme y osadía. no es un simple espectador es un actor dentro del proceso. veinte leguas contienen sus mojones. crédito y conceto. Editorial Universitarias. Ediciones Universitarias de Valparaíso. Pág. el autor esta presente en el territorio. que basta. Es una obra de mucho trascendencia histórica. que de un polo al otro se extendía. 1975. Chile. se reconoce un araté.”18 16 17 18 Montes. 150 Idém. “La Araucana”. Pág 19. correspondiente a la lucha constante por impedir el dominio. me opuse contra algunos. el poeta la describe de la siguiente manera: “Es Arauco. ambos entraron en territorio de Arauco.

y no sus hijos. un hombre ilustrado. Por lo tanto sentían que era justo entrar a los territorios de los “otros” y recoger las pertenencias de valor. cualquier implemento de valor. tal como lo señala el explorador Francisco P. Si admitimos que hay una relación de dependencia directa. en sus propios ranchos. 2003 Pág 143 . Isabel. ímpetu. Los malones eran encuentros violentos donde se reflejaba toda la fuerza. Cit. a nuestra iconografía y poesía. ellos se sentían con el derecho de realizar estos actos. Esto dijeron nuestros padres y nos recomendaron que nunca olvidáramos que los ladrones son los cristianos. Los malones durante el periodo de la colonia y aun en la mitad del siglo XIX. caballos. Editores Pehuén. atiborrado de curiosidad motivado por el conocimiento de La Araucana de Alonso de Ercilla. y el pintor. Pág. Ambos conocieron de manera directa el territorio de Arauco y pudieron recoger los ingredientes necesarios para alimentar su creatividad y construir las magnificas obras artísticas: poesía y pintura. Pág. eran entradas realizadas por los indígenas a territorios de los españoles o criollos. N ° 10. Juan Mauricio Rugendas. los blancos nacieron del otro lado. pues los españoles habían sido los primeros en violar y asaltar las tierras araucanas. vigor. entró en territorio de Arauco. al otro. El espíritu violento. señala sobre el pintor“es un hecho que vivió con ellos compartiendo sus medios de vida. surge de la motivación al leer a Aby Warburg en su estudio “El nacimiento de Venus y la Primavera de Sandro Boticelli”. Santiago. “El renacimiento del paganismo: aportaciones a la historia cultural del Renacimiento europeo”. Tomás Lago. garra. “El nacimiento de Venus y la Primavera de Sandro Boticelli”. España.”20 a partir de esta idea. estudiar lo exótico. la extrapolamos. Moreno en sus “Reminiscencias” recuerda la justificación esgrimidas por el lonko Sayweke: “Dios nos ha hecho nacer en los campos y éstos son nuestros. El estudio del cuadro El Malón y la poesía de Ercilla. y esboza con gran delicadeza Rugendas en su cuadro. 75 Warburg. Aby..El historiador.”21. el receptor. espíritu guerrero y anhelo de victoria de los araucanos. mujeres. con el fin de robarles ganados. Chile. Estas características las describe de forma óptima Alonso de Ercilla en La Araucana. “Autonomía o ciudadanía incompleta: el pueblo mapuche en Argentina y China. Ercilla lo describe de la siguiente manera: “Iban ya los caciques ocupando 19 20 21 Lagos.. 76 Hernández. entonces el poeta sería el transmisor.”19. de esta manera encontramos puntos de encuentro y de relación. 2005. Editorial Alianza Madrid. De esta manera se cree que el pintor romántico. con ansías de conocer y descubrir el mundo. con sus hijos y mujeres. y vinieron después aquí a robarnos los animales y a buscar plata en las montañas. Tomás Op.

se puede interpretar la fuerza de la que habla Ercilla. a las angustiadas mujeres blancas.)”24 En relación al cuadro.22 En el cuadro de el pintor bávaro “El Malon”. Idém. no puede mi intención más declararse: aquel que me quiere como amigo a tiempo está que puede señalarse: téngame desde aquí por enemigo (. El poeta hace mención a un discurso de Caupolicano. la época que pintó Rugendas. los indios araucanos se ven envueltos en una batahola. 56 Idém. y el temor al rapto de las mujeres producía verdadero terror en el imaginario de la población no originaria. que el deseo de la guerra los llamaba sin promesas ni pagas. Cit N ° 17. deseando el esperado tiempo que tardaba. se desplazan arrasando todo a su paso y tomando con fuerzas.los campos con la gente que marchaba: y no fue menester general bando. Pág 99 . para el decreto y áspero castigo con muerte y destruición del enemigo”. con diabólica furia y movimiento arranca a los cristianos del asiento”23. si se fija la mirada en un punto particular hay una acción que cristaliza el vigor 22 23 24 Op. con la lanza alzada.. los malones. Con respecto a la fuerza Ercilla. tenían total vigencia hasta bien pasado la mitad del siglo. al realizar una mirada en general. ellos arriba de sus caballos.. destacando el vigor de su pueblo: “En fin. fuertes guerreros. como digo. 38. Pág. hace mención en sus versos: “pero el soberbio bárbaro impaciente viendo que un nuestro a ciento resistía. A la vez se enfrentan violentamente a los españoles. Pág.

con un tono soberbio y atreviso 25 26 Idém. gente mal herida en el suelo. 72 Idém. “veinte mil conjurados. armas. los caballos pasan por encima de personas. En la tela vemos como se atacan unos con otros. Esta característica tiene concomitancia con la Araucana. y los que rodean al sitio. se adelanta Tucapelo.”25 Otros motivos que podemos interpretar son: la honra de combatir por su pueblo. en Tucapel te esperan. Pág. la ira y la venganza. Siguiendo el análisis de la violencia en ambas áreas estudiadas. además son ellos los que se ubican en primer plano. se vislumbra el caos. Treme y gime la tierra del horrendo furor con que ambas partes se acometen. soberbia. antes que vivir vida vergonzosa. derramando con rabia y fuerza brava aquella poca sangre que quedaba. 64 . y las rendidas armas esgrimiendo.y el furor del encuentro entre los dos bandos. pues en el extremo izquierdo solo se ven unos pocos enemigos arriba de sus caballos."26 (…) “Callando este cacique. de cólera encendido. a voces de morir todos prometen. un indígena en medio de la gresca entrega a una mujer blanca a otro de sus compañeros que va cabalgando y suelta las riendas para tomar en sus brazos a la mujer. protestado de pasar sin temor la muerte honrosa. están arriba de sus caballos galopando y combatiendo al enemigo con sus armas alzadas. esta imagen de Rugendas posee relación con la descripción realizada por Ercilla: “así los araucanos revolviendo contra los vencedores arremeten. en la pintura se vislumbra a partir de la actitud que proyectan los araucanos. y sin respeto así la voz levanta.araucano. el cuadro y los versos de Ercilla. Ercilla describe a los aborígenes guerreros de la siguiente manera. yo testigo. Pág.

la vida. mas. pág. aunque por modo vil se me conceda: que yo espero sin manos desquitarme.diciendo: “A mi la España no me espanta. y aun no puede cumplir con su malicia. destruye. venganza y furor ciego. 143. desperdicia.”29 Ahora bien el cuadro nos presenta la fuerza. que no me faltarán para vengarme”28 “cuanto de ira. Suplicio de Galvarino. cuanto más ir a España a mover guerra”30 “Llevaba una arma en alto levantada 27 28 29 30 Idém. del robo no contento. 101 Idém. la destreza y habilidad en la utilización de las armas y Ercilla también manifiesta: “Fuerte varón y capitán perfecto no dejaré de ser el delantero a probar la fineza deste peto y si mi hacha rompe el fino acero. ahora sean divinos. quiero acetar. como quien lo entiende. pág. te prometo que falta por hacer mucho primero que salgan españoles desta tierra. cuando cortaron sus manos prometió venganza. pág. 90 Idém. 100 . a mi pesar. pág. el bárbaro. y no quiero por hombre ser tenido si solo no arruino a los cristianos. dijo:”Pues me queda alguna fuerza sangre y retenida con que ofender a los cristianos pueda. arruina. en pie puesto. ahora humanos.”27 “El bárbaro infernal con atrevida voz. Idém.

sus espaldas son anchas y andan ligeros de ropa. y esgrímela el garzón sin más fatiga que el presto esgrimidor suelto y liviano juega el fácil bastón con diestra mano. hambres y calores. pechos levantados. alentados. 31 32 33 Idém. valientes. grave y severo. desenvueltos. y en tierra el firme regatón fijando.”31 “Llegado al justo término. atravesó de un salto el ancho foso. pieles oscuras contrastan con las pieles blancas de las mujeres. pág. y por la misma pica gateando. atrevidos. espadas y ballestas”32 El aspecto físico de los araucanos encontramos una similitud. lanzas. arriba sobre el muro vitorioso a pesar de las armas contrapuestas. de la grandeza y peso de una viga. desbarbados. en el cuadro se presentan musculosos. 28 -29 . espaldas grandes.que no hay quien su fación y forma diga: era una gruesa haya mal labrada. recios miembros. 123 Idém. bien formados los cuerpos y crecidos. duros en el trabajo y sufridores de fríos mortales. picas. pág. 112 Idém. terciando la larga pica. “Son de gestos robustos. de niervos bien fornidos. animosos. de metal la cabeza barreada. ágiles. pág. arremetió furioso.”33 “Era este noble mozo de alto hecho varón de autoridad.

además nos abre un mundo de posibilidades para descubrir. áspero y riguroso. siempre podemos aportar nuevas directrices y creemos que este estudio es un nuevo camino para interpretar. él describió claramente el mundo araucano. unir poesía y pintura. pág. 626 . Rugendas nutre su creatividad a partir de los versos de Ercilla. Nueva York. sus enfrentamientos. y actitudes al luchar. Siempre existen hechos por descubrir que pueden hacer variar nuestra imagen del pasado”35. de cuerpo grande y relevado pecho. como señala Gombrich:“nuestro conocimiento de la historia es siempre incompleto. proceso donde se conjugan una serie de factores. y poder dar soluciones a las nuevas problemáticas que enfrenta la historia de la cultura. El método usado en el análisis.. Cápitulo “La historia sin fin”. hábil. armas. E “La historia del arte”. editado por Phaidon. justiciero. 1997. (. 34 35 Idém. La influencia del poeta en el artista plástico se vislumbra en el cuadro. conociendo esta poesía Rugendas. desde el presente. a comprender e interiorizarnos sobre la construcción artística.. 48 Gombrich. seguramente se motivó y creó a partir de sus conocimientos previos en conjunto con su experiencia de haber penetrado en el mundo indígena.)”34 Las asociaciones manifestadas en la presente investigación nos evidencia elementos de concomitancia entre el pintor Juan Mauricio Rugendas y Alonso de Ercilla.amigo de guardar todo derecho. pág. fortísimo y ligero. permite integrar y conocer el estilo del artista y sus influencias. generar discusiones e interrogantes a nuestra historia cultural. diestro.

ar/iha/textos/6_jornadas/PDF/IHAAA%20Capasso.edu. Villa ed. Warburg. Alemania. Lago. Madrid 1997 5. Pérez López et al. Cápitulo “La historia sin fin”. Canto XXV. Kraube. Ediciones Universitaria de Valparaíso. 2009 9. Montes. Santiago. “La pintura en Chile: desde la colonia hasta 1981”. Valparaíso. Santiago. A. Documentos para la comprensión del arte moderno. A. Aby. Madrid 1992 4.“El nacimiento de Venus y la Primavera de Sandro Boticelli”. 1997 FUENTE 1. El romanticismo: como espíritu de la modernidad.. 1972 WEBLIOGRAFIA 1. Colonia. España. Buenos Aires. Gombrich. 1975 12. Galaz. Ediciones Universitarias de Valparaíso. Editorial Montecinos. Valparaíso. Alonso. Hernández. Chile. 2005 10. Hugo “Estudios sobre la Araucana”..pdf . E “La historia del arte”. Editado por Centro de estudios bicentenario. eds. Santiago. Tomás “Rugendas Pintor romántico de Chile”. Nueva Visión. 1960 8. Volumen I. Menene Gras Balaguer. “La Araucana”. Editores Pehuén. M. 2003 11. H. Ediciones de la Universidad de Chile. Chile. Chile. Chile.fba. Ed. Editorial Könemann. Hess W. Riegl. 2009 6. 1956 3. Wölfflin. J. Editorial Universitarias. Nueva York. Capasso Verónica FBA.UNLP. Jacinta Vergara “Desde el bastidor al imaginario nacional” En Nación y Nacionalismo en Chile.. España. “El renacimiento del paganismo: aportaciones a la historia cultural del Renacimiento europeo”. Santiago. Siglo XIX. Arte industrial tardorromano.unlp. editado por Phaidon. 1995 2. Representaciones nacionales ficcionales: el avance de la civilización en la pintura como eco de una “barbarie refinada” en http://www. “Autonomía o ciudadanía incompleta: el pueblo mapuche en Argentina y China. Chile.BIBLIOGRAFIA 1. Editorial Alianza Madrid. Ana Carola “Historia de la Pintura”. Gaspar e Ivelic . Isabel. Conceptos fundamentales de la Historia del Arte. Ercilla. 1983 7.

Instituto de Historia. Profesor: Ignacio Uribe Martínez. Fecha: 29 de junio 2010. .Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Programa de Magíster en Historia. La influencia de Alonso de Ercilla en la construcción de la imagen del indígena de Rugendas Curso: Historia de la Cultura y del Arte. Alumno: Giovanna Lanzarini.

Cuadro El Malon de Juan Mauricio Rugendas .