Está en la página 1de 10

TRABAJO FINAL Autora: Gladys F.

de Ledwith

1. Título del trabajo:
La comunicación en el aula y su vínculo con la motivación. Aspectos a considerar para que impregne el hecho educativo. 2. Palabras claves:

Pensamiento del maestro, Discurso en el aula, Expectativas docentes, Motivación, Teoría de la Mente.

3.

Justificación de la modalidad de trabajo y la problemática seleccionadas:

La intención del trabajo es la de integrar algunas de las temáticas abordadas a lo largo de la cursada, específicamente, la de la comunicación en el aula y la motivación. Intentaremos analizar el discurso en el aula y como éste actúa sobre la motivación influyendo, evidentemente, en el aprendizaje. Los docentes comunicamos y no sólo a través de lo que decimos, estos mensajes afectan la motivación, imprescindible en toda acto de enseñanza aprendizaje, esta modela y regula la totalidad de este proceso. Mucho se ha escrito sobre la motivación, sin detenerse, en mi opinión, en las diferentes formas en las cuales incidimos en ella. No es intención de este trabajo elaborar una propuesta para aplicar en el aula, sino plantear la temática con la intención de que este conocimiento promueva una intervención pedagógica que actúe como estímulo, movilice y de esta forma favorezca las condiciones para el aprendizaje. Para ello nos basaremos, principalmente, en las clases presentada por los Profesores D. Valdez y J. A. Huertas, D Feldman, además de bibliografía suplementaria que aporta una variedad de consideraciones a la temática que nos incumbe para este trabajo.

4.

Resumen

El aula constituye un espacio social donde suceden una multiplicidad de intercambios complejos entre el maestro y los alumnos; los elementos comunicativos que intervienen en el contexto educativo modelan la motivación y en consecuencia, el aprendizaje. Es intención de este trabajo analizar el discurso docente y su relación con la motivación con la intención de que este conocimiento posibilite el desarrollo de prácticas pedagógicas más eficientes.

1

el estilo afectivo del maestro ya que este determina el tipo de vínculo que establece con los alumnos dentro del proceso de enseñanza. 5. su función docente. sus expectativas iniciales. inciden en la motivación del alumno. determinante e imprescindible en el proceso de enseñanza – aprendizaje. le adjudican gran valor al conocimiento de la mente. Finalizamos el trabajo introduciéndonos en el tema de la motivación. del discurso en el aula ya que este determina la motivación y el aprendizaje. por lo cual consideraremos de qué formas la Teoría de la Mente contribuye en ese sentido. generalmente transparente. consideraremos de que forma la intervención docente. La habilidad mentalista permitirá entender necesidades. El aula como espacio de intercambio comunicativo. formación. El aula constituye un espacio social donde suceden una multiplicidad de intercambios complejos entre el maestro y los alumnos. El maestro a través de su discurso. que los maestros elaboran un sistema personal de creencias. 1990).El trabajo comienza analizando las características del aula. además del desarrollo del trabajo en el aula. Estas creencias e hipótesis están sustentadas en las representaciones que el maestro tiene acerca de la realidad del aula. teorías y valores acerca de múltiples dimensiones constitutivas de los procesos de enseñanza. Consideramos fundamental la actividad mentalista para favorecer los vínculos entre el maestro y sus alumnos y de gran importancia. su discurso. Uno de los elementos determinantes. mensajes (verbales y no verbales) acerca de sus creencias e hipótesis en relación a sus alumnos y sus capacidades. su A través de su discurso el maestro influye en las actitudes y acciones de los alumnos. Proseguimos analizando la influencia de propuestas humanistas. que les permiten desempeñarse eficazmente en las decisiones que demandan las tareas docentes en el contexto escolar (Clark y Peterson. estas buscando metodologías más adecuadas para el desarrollo de competencias en los alumnos. sentimientos y responder correctamente a las reacciones emocionales. El estudio de este posibilitó afirmar. un “pequeño universo” donde los procesos de interacción ponen en evidencia condiciones específicas de maestros y alumnos como sujetos 2 . la tarea del maestro consistirá en centrar su atención en el medio. en particular las que se relacionan con la comunicación maestro-alumnos. Este pensamiento se traduce en el discurso didáctico. pone en juego además del conocimiento académico. como señala Cazden. es el pensamiento del maestro ya que este modela los procesos de interacción. específicamente en cuanto al planteo del estudio de los componentes emocionales en el contexto del aula.

Es importante que como maestros desarrollemos espacios propios. Lo que transmitimos en la relación de aprendizaje. la Los sentimientos. las afectividad. otras están relacionadas con el inconsciente pero todas tienen su origen en sus procesos de pensamiento. buscando que lo que transmitimos colabore en crear un espacio donde se fomente un adecuado desarrollo del proceso educativo y que sea coherente con nuestro objetivo inicial. teorías y valores acerca de múltiples dimensiones constitutivas de los procesos de enseñanza 3 .1 El pensamiento del maestro Los docentes llevan a cabo una gran cantidad de acciones en la práctica diaria. El aula no es un espacio neutro donde se relacionan únicamente los conocimientos y el intelecto. un proceso realmente educativo y no solamente instructivo sólo tiene lugar cuando las relaciones entre el maestro y los alumnos no son únicamente de transmisión de información. las competencias más frías o lógico matemáticas han ocupado un lugar preponderante en el contexto educativo. esta noción era coherente con los modelos educativos enciclopedistas y conductistas. “Las conductas pedagógicas no son meras habilidades técnicas para aprender. algunas son el producto de una cuidadosa planificación. aunque no único. emociones. los programas de estudio. organiza y gestiona el trabajo en el aula. también es un espacio donde también se entretejen relaciones afectivas. no se limita a información. sino de intercambio. de interacción e influencia mutua. la concepción del conocimiento y la organización misma del trabajo. 5. De hecho. donde se materializan los ideales de la institución. las relaciones ínter subjetivas y la construcción de significados compartidos son ingredientes inevitables que tienen su lugar en las aulas. a partir de la aparición de propuestas humanistas se plantea el estudio de los componentes más cálidos de la cognición humana con el objetivo de comprender la dinámica de las relaciones interpersonales y optimizar los dispositivos didácticos.sociales. estas ultimas son las que fomentarán el establecimiento de vínculos afectivos entre los protagonistas del hecho educativo. su estilo afectivo impregna su discurso y define el tipo de vínculo que establecerá con sus alumnos. ya sea individuales o grupales que nos permitan evaluar y reflexionar sobre los métodos y las formas de comunicación que utilizamos. al lenguaje. Históricamente. los cuales tienen como elemento básico. La acción comunicativa es de suma importancia para el maestro ya que por medio del discurso didáctico modela la interacción. Investigaciones realizadas recientemente sobre el pensamiento del docente afirman que el maestro elabora un sistema personal de creencias. Es necesario tener presente la infinidad de matices y sutilezas que entrañan hechos y situaciones que suceden a diario en la compleja trama de la experiencia escolar. sino conductas que tienen raíz en la persona que es el maestro” señalan Fullan y Hargreaves.

al aprendizaje y su relación con la experiencia propia. y reflexionar profundamente. corresponde examinar cuáles son y dónde se originan. Por otro lado la Sexta Comisión del NIE1(National Institute of Education. Es este otro aspecto importante a considerar. Si afirmamos que parte del pensamiento de los docentes lo comportan las teorías. cómo se dirige a sus alumnos y de qué manera realiza su evaluación”. cómo ofrece diversos tipos de ayuda. un espacio de construcción de actitudes y vivencias subjetivas. El aula es. mayoritariamente. más aun. En este aspecto. dejando en un segundo plano el factor emotivo. lo que los docentes hacen es consecuencia de lo que piensan. con el afecto como componente fundamental. 1975) afirma que “la enseñanza es un proceso humano. las emociones que entran en juego en todo proceso de enseñanza. 1990). la formación que recibimos en los profesorados podría hacer grandes aportes. Sería interesante otorgar espacios destinados al análisis de las mismas y cómo estas impactan en lo personal.2 El discurso didáctico. En ese sentido Daniel Valdez señala “la importancia del estilo afectivo del maestro en el desarrollo cotidiano de la actividad. las decisiones que debemos tomar. Tienen que convencerse de la importancia de ponerse en contacto con sus sentimientos e intenciones”. generar un espacio donde podamos detenernos a reflexionar sobre la cuestión de las relaciones entre nuestros pensamientos y nuestras acciones. además de un espacio de intercambios cognitivos.las cuales le permiten desempeñarse eficazmente en las decisiones que demandan las tareas docentes en el contexto escolar (Clark y Peterson. en la inmediatez apremiante del aula. Ciertamente la inclusión de componentes más cálidos de la cognición humana tales como el afecto. como una emoción fundamental en los actos de aprendizaje favorecerá la posibilidad de establecer mejores vínculos entre maestros y alumnos. el valor de lo académico por sobre el componente emocional. Fullan y Hargreaves sugieren que “Los docentes deberían reflexionar. es menester entonces comprender los constructos y procesos mentales que guían la conducta de los maestros” De este modo. sería acertado establecer espacios de reflexión para que los futuros maestros incorporen la práctica de indagar en el ámbito de las creencias y teorías que sustentan su práctica. Habitualmente la atención de los docentes esta puesta en el contenido. resulta de vital importancia el análisis de las relaciones entre el pensamiento docente y la acción pedagógica. como organiza y gestiona la tarea. las necesidades de los alumnos. 5. 4 . en mi opinión este es uno de los campos al que se le ha prestado poca atención predominando históricamente. complejo y de grandes exigencias cognitivas… ” Daniel Airasca agrega que “Los datos de la realidad muestran que. Generalmente la formación docente se centra en la promoción de capacidades sin tener en cuenta el desarrollo de aquellos procesos que permitirían una mejor toma de decisiones en los campos ético y educativo. Resultaría una importante contribución identificar y reconstruir las representaciones docentes vinculadas especialmente a la enseñanza.

” Los docentes debemos reconocer al discurso didáctico como una herramienta clave dentro de la práctica educativa. El discurso didáctico puede promover el desarrollo intelectual. sobre todo. El lenguaje que utilizamos en nuestra práctica diaria. sus creencias. “…hemos de considerar el modo en que las palabras dichas en clase afectan a los resultados de la educación. A través de su discurso el docente condiciona la relación que tendrán los alumnos con el conocimiento. tonos. es decir. Juan Antonio Huertas sostiene “… los enseñantes decimos un montón de cosas a lo largo de la clase que nada tiene que ver con los contenidos que se supone que explicamos. sus teorías y valores. así como las relaciones entre ambas. verbal. pero también puede frustrarlo. como el discurso observable en el aula afecta al inobservable proceso mental de cada uno de los participantes. sentir y vivir la experiencia educativa. su mensaje informa y también desencadena diferentes acciones y conductas. Como explica Courtney Carden. para motivar. y por ello. han de ser consideradas cuidadosamente a la hora de estudiar los fenómenos educativos” Es importante considerar la incidencia que el discurso didáctico tiene en el proceso educativo y en el tipo de vínculo que se genera entre maestros y alumnos ya que estos tendrán una fuerte influencia en el aprendizaje. En palabras de Courtney Carden “…el lenguaje hablado es una parte importante de las identidades de quienes los usan”. la comunicación también incluye gestos. Valentín Martínez Otero buscando avanzar en la comprensión del discurso en el aula propone “un modelo original constituido por cinco dimensiones que permite calibrar la potencia educadora del discurso”. actitudes y motivación. La naturaleza del discurso es.El pensamiento del docente se manifiesta a través del discurso didáctico. susceptible de mejoramiento para lo cual se hace necesario explorar sus múltiples dimensiones y sus efectos sobre el aprendizaje. pero no solo se comunica a través del lenguaje. Como afirma Bruner “la modalidad del discurso y la fuerza semántica que éste contiene puede provocar o entorpecer la reflexión”. la manera de aprender. a la naturaleza de lo que todos aprenden”. a las cuales propone considerarlas como complementarias e integrantes de un todo. Estos comentarios entre paréntesis son los momentos en donde se dan muchas indicaciones explicitas e implicitas que sirven para orientar y dar valor a la tarea. Daniel Valdez manifiesta que “El sistema de relaciones sociales instituidas y la propia dinámica de la actividad cognitiva intrasubjetiva. pluridimencional que necesita ser revisada constantemente para corroborar si lo transmitido coincide con la intención inicial. el tipo de vínculo que logramos crear con los alumnos afectarán sus procesos cognitivos. Evidentemente nos hallamos ante una realidad muy compleja. emocional y social de los alumnos. es decir. acciones no verbales que agregan información al mensaje. 5 . su historia personal y sus emociones se ponen en evidencia en el lenguaje que el docente utiliza en el la práctica diaria.

Favorece las acciones justas dentro del aula. la Teoría de la Mente se refiere a la capacidad que tiene el sujeto de atribuir mente a los demás. Es el “ojo interior” del que nos habla Humphrey (1986). los aportes que puede presentar la Teoría de la Mente. El estudio profundo y detallado del discurso didáctico nos permitirá mejorar no sólo la vida de nuestros alumnos en el aula sino también su motivación y su relación con el aprendizaje. aliento.” 5. proximidad física. la “mirada mental” que nos abre las posibilidades de develar la opacidad de la conducta de los otros. 1995). emociones y experiencias diversas. ♦ Dimensión motivacional: tiene gran relevancia ya que es uno de los factores que influye directamente en el aprendizaje. el desarrollo del razonamiento moral. organizar el caos en el que nos sumiría la “ceguera mental” (Baron Cohen. etc. es lo que nos permite dar alguna interpretación a las conductas de las personas y realizar predicciones acerca de sus cursos de acción. expresiones de estados de ánimo. Comprende la utilización de un discurso jerarquizado y atrayente. ajustado al contexto presentando coherencia entre los elementos verbales y no verbales. palabras de afecto.3 La Teoría de la Mente. sería de gran valor extender esta dimensión a todos los niveles. argumentaciones. intenciones. ♦ Dimensión ética: brota de la esencia misma del hecho educativo. Contiene elementos relacionados con la interacción en el aula. comprender que poseen deseos. expresión de opiniones. su formación científica y su formación pedagógica. Carden sostiene que “… es esencial contemplar el sistema de comunicación escolar como un medio problemático cuya transparencia nadie que se interese por la enseñanza y el aprendizaje puede desdeñar. ♦ Dimensión afectiva: a menudo reservada a los primeros años de escolaridad. la adquisición de hábitos positivos. Daniel Valdez. Comprende el dominio de la asignatura por parte del maestro. En la búsqueda de instrumentos que nos permitan comprender mejor la comunicación que se establece dentro del contexto del aula nos parece importante analizar los estudios que se han realizado sobre los aspectos más cálidos de la metacognición. Como explica el Dr. versátil y dinámico. “leer” sus mentes. debates. creencias. reflexiones. contacto visual. ♦ Dimensión social: el discurso didáctico debe ser esencialmente humanizador. 6 . favorecer el desarrollo personal y la vida en comunidad. Contiene los elementos relacionados con el diálogo con los alumnos. específicamente.♦ Dimensión instructiva: involucra todo lo relacionado con la transmisión de contenidos. etc. También incluye elementos de la comunicación no verbal como sonrisas.

a la perspectiva conductista y luego la perspectiva constructivista. ser hábiles mentalistas nos permitirá reconocer el grado de atención de nuestros alumnos. Huertas explica que “La motivación no es algo que. Dentro del contexto del aula. Ciertamente la comunicación en el aula debería tener un objetivo mentalista. nuevos esquemas. …la mayoría de los científicos están de acuerdo en que la motivación es un proceso psicológico que supone la activación de procesos cognitivos. La primera se relaciona con acciones realizadas por una necesidad interna. Como elemento esencial en la comunicación. anticipar lo que el otro piensa. la actividad comunicativa. nuevos conocimientos. concreta la actividad mentalista. una primera categorización. la segunda es provocada por un agente externo. Las concepciones relacionadas con la motivación han sufrido cambios en los últimos años. realizo una actividad esencialmente destinada a producir cambios en la mente de otros. Cuando yo hago lenguaje. El lenguaje utilizado por el maestro necesariamente debe buscar provocar en las mentes de sus alumnos nuevas creencias. nuevos conceptos. usualmente aceptada. ya que esta mirada mental es la que nos permite descubrir y comprender la conducta del otro. Rivière comenta que este “es adecuado y relevante en tanto y en cuanto esté adaptado a esas otras mentes (. ya sea científica o popular. 6 La motivación humana Es evidente que la motivación es un elemento clave para que el desarrollo de la experiencia educativa sea exitosa. por si mismo. comprender sutilezas en las relaciones sociales. se manifieste en una realidad perceptiva. “ Mucho se ha escrito sobre la motivación para clasificarla. esta habilidad nos permite ser sensibles a los sentimientos de las personas. sino que depende de una construcción de conocimientos más elaborada. el lenguaje humano. afectivos y emocionales. y ésta es la actividad mentalista por excelencia”. Los aportes de las teorías humanísticas han señalado que tanto los factores afectivos. como los cognitivos intervienen en la motivación. como el deseo de 7 . por ejemplo el hecho de realizar una actividad por el placer y la satisfacción que uno experimenta mientras aprende.Es importante entender que la actividad mentalista esta siempre presente en las relaciones interpersonales.. En base a la información que recojamos podremos efectuar las correcciones necesarias para alcanzar el objetivo inicial propuesto. las relaciones interpersonales se verían seriamente afectadas si descuidáramos este aspecto. explora o trata de entender algo nuevo.). los cuales dirigen y orientan la acción de forma deliberada o intencional. desde la perspectiva biológica. esta última incluye el rol del afecto como tema central. monitorear el nivel de compresión del material presentado y también percibir sus estados de ánimo. inferir el nivel de interés de un oyente por nuestra conversación. es la de la motivación intrínseca y extrínseca. Este debería ser nuestro objetivo fundamental..

La interacción con adultos significativos como el maestro en este caso. de hecho casi todo lo que un maestro hace en el aula tiene influencia en la motivación de los alumnos. 6. estos juicios comunican cómo el docente percibe al alumno. Componentes tales como.1 La motivación y la influencia docente Los maestros somos figuras clave en el contexto del aula. estas también se “filtran” en el discurso didáctico e influyen en el proceso de aprendizaje llegando a resultar. Juan Antonio Huertas afirma que “En todo aprendizaje. su desempeño. El ascendiente de los maestros en la motivación es múltiple. un espacio de relaciones interpersonales donde predominan la aceptación y el respeto mutuo”. un factor determinante es la mutua confianza y respeto. sus conocimientos académicos. en una profecía auto cumplida. 6. la formación de un grupo homogéneo con normas de convivencia claras y conocidas por todos son esenciales. su grado de compromiso. una buena relación. esto es. su empatía.2 Las expectativas docentes Otro factor que afecta la motivación comprende a las expectativas del maestro acerca del potencial de sus alumnos. establecimiento de reglas. grado de acercamiento físico y psicológico percibido. Investigaciones recientes sobre la influencia del docente en la motivación han acordado que la interacción de varios factores.al mismo 8 . la participación activa de los alumnos. intervienen numerosos aspectos de tipo afectivo y motivacional. impactan en el nivel de aprendizaje al influir en la motivación de los alumnos.. sus mensajes verbales y no verbales. organización de las tareas. relacionados con la personalidad del maestro. le brinda al alumno información acerca de su capacidad.obtener una recompensa o beneficio. desde el rapport con los alumnos hasta técnicas para “persuadir o interesar”. en algunos casos. construimos el proceso de aprendizaje aportando diferentes elementos. ♦ su estilo de manejo áulico. un entorno cálido y continente que no genere ansiedad. Como señala Carina Kaplan :". su entusiasmo. y su estilo pedagógico tienen una influencia directa sobre la motivación y destacan que factores tales como: ♦ las características personales del maestro. La habilidad del maestro para motivar a sus alumnos es central en el proceso de enseñanza – aprendizaje. ♦ su estilo afectivo. Esto significa que el aprendizaje se consigue con satisfacción y profundidad en la medida en que el escenario sea emocionalmente adecuado. las expectativas de logro. En este trabajo no ahondaremos en las diferentes categorizaciones sino que nos limitaremos a considerar aspectos que se relacionan con la influencia que tiene el maestro en la motivación..

la comprensión del valor del discurso didáctico.. incluso modelan la interacción con el maestro. 7 Consideraciones finales Ha sido el objetivo de este trabajo. B es "inquieto". un mejor vínculo con nuestros alumnos. comunicar. En esto tan complicado que es el aprender a aprender.. una de las asignaturas relevantes es comunicarse con los demás”. sus aspiraciones. impulse a la reflexión y de esta forma promueva una intervención pedagógica que actúe como estímulo y favorezca las condiciones para el aprendizaje. E es "aplicado". conviene conocer qué recursos se utilizan en los modos de comunicación más persuasivos y eficaces con el fin último de mejorar la educación. Deci (1997) afirma que “…los maestros más eficaces 9 . llegando a provocar que las expectativas iniciales se confirmen." Varias investigaciones han intentado explicar este proceso. la de Rosenthal y Jacobson (1968). un mejor clima de trabajo.tiempo que el maestro conoce a sus alumnos. ♦ El reconocimiento de la importancia de la comunicación en el contexto del aula. etc. la más conocida quizás. La promoción de espacios de análisis de los componentes emocionales que están implicados en nuestra práctica diaria permitirán una mejor toma de decisiones. sus esfuerzos. teorías y valores favorecerán la gestión. ellas acuerdan en que las expectativas iniciales del maestro disparan eventos y comportamientos en el docente los cuales a su vez. los clasifica o categoriza : A es "inteligente". las expectativas iniciales que tenemos sobre nuestros alumnos. Hargraves (1972). A modo de cierre puntualizamos las siguientes conclusiones. de qué formas se vincula con la motivación y por ende con el aprendizaje proporcionará otro campo de estudio en la búsqueda de mejoras educativas. D es "conversador". ♦ El estudio y análisis del pensamiento del maestro puede promover la toma de conciencia sobre nuestras acciones. La reflexión sobre nuestras creencias. y de qué formas las revelamos. C es "desprolijo". Huertas afirma. La habilidad mentalista es uno de los instrumentos que puede hacer aportes en ese sentido. Csikszentmihalyi (1997) señala que los maestros más influyentes. plantear de qué formas el discurso didáctico interviene e influye en la motivación con el objetivo de que genere conciencia. Merton (1948). “Si educar es. influyen en el desempeño del alumno. aquellos que son recordados y que hacen una real diferencia en el desarrollo de sus alumnos son los que demuestran pasión y compromiso con lo que hacen. Davidson y Lang (1960). ♦ Revisar nuestro propio discurso didáctico. ♦ Los profesorados han priorizado la formación académica relegando a un segundo plano el desarrollo de competencias que estimulen la reflexión sobre el componente emocional que interviene en el proceso de enseñanza – aprendizaje. en buena medida.

htm . “Relaciones interpersonales y práctica comunicativa en el aula”. M. (2007). Carretero. (2007). Fullan y A. aprender y experimentar. Amorrortu Ed. C. Hargreaves. . Para lograrlo. (1988). De esta forma logrará involucrar al alumno “en un mundo hasta el momento desconocido”. número 705. Hargreaves. 1999. Compleja. (2001) . V.html . http://www. (2002) “Discurso educativo y tipología docente”. Buenos Aires.pntic. D.Huertas.es/705/tribuna. Número 9. Pearson Education. “Comprensión y Motivación” en M. “en un acontecimiento humano y no simplemente en un mecanismo de transmisión”. D. El discurso en el aula. Periódico digital de información educativa. Los objetivos por los cuales vale la pena luchar.Cazden. (1999). como plantea Bruner.” Revista Conexión Abierta. Buenos Aires. “Pensamiento del profesor”.Feldman. D. estimulando la motivación intrínseca para crear.mec. Ediciones Paidós. . Buenos Aires. Posgrado en Constructivismo y Educación. El lenguaje de la enseñanza y del aprendizaje. J. los maestros necesitan ser entusiastas y comprometidos con el proceso de enseñanza y con el material que enseñan. (1991) . Posgrado en Constructivismo y Educación. Z. FLACSO-Argentina. Ministerio de Cultura y Deporte.Dörnei. (2007). Año XX. Madrid. exclusivamente humana o de las creencias y teorías que la sustentan. .Martínez Otero. Posgrado en Constructivismo y Educación. (2007) “La Enseñanza. “Educadores totales” en M. . el del conocimiento y de esta forma el maestro podrá convertirse. 8. Exigente.ar/uai/comuni/conexion/conexion-9/ensenianza01.deben actuar como fuente e inspiración. .Carretero.” ♦ Es necesario que el maestro acondicione su discurso didáctico para que este actúe como estímulo. Buenos Aires. A. M. Comunidad escolar. 10 . Buenos Aires. FLACSO-Argentina. FLACSO-Argentina. 2006. Essex. movilice y motive al alumno a aprender. (2001) Teaching and Researching Motivation. (1993). A. http://comunidad-escolar. Constructivismo y Educación. “Motivación y aprendizaje”. Universidad Abierta Interamericana.Airasca. Aique.Fullan.vaneduc.Valdez. explorar.edu. Bibliografía . Buenos Aires. La escuela que queremos. Madrid.