Está en la página 1de 1

La Mediación como Instrumento del Gobierno para la Solución de Conflictos

Debemos ser conscientes de la responsabilidad que conlleva a las instituciones y al Estado el manejo de los procedimientos y el arribo de satisfacción de las necesidades de las personas que acudan a FIDEBAN como instrumento de Mediación a solicitar el apoyo para la resolución de la problemática con la cartera vencida y en si con las dependencias federales que están vinculadas con el otorgamiento de créditos tanto hipotecarios, comerciales industriales y agropecuarios. Buscamos cumplir con nuestro objetivo, que es el de ayudar a las partes a comunicarse y a que aclaren las cuestiones planteadas por ellos mismos a través de negociar con las alternativas que tienen para lograr la satisfacción de sus intereses. Reconocer el rol de mediador que representamos, sin duda, que debemos darnos cuenta de que nuestro trabajo estará en saber usar las herramientas adecuadas para que las partes se comuniquen asertivamente, que cooperen entre ellas mismas a través de “lluvia de ideas”, haciendo que una de las partes haga empatía con el otro, logrando que arriben a una solución aceptada y aceptable para ellos; es decir que el mediador es el responsable del procedimiento y los mediados son responsables del proceso. Ahora bien, dentro de las habilidades del mediador y que a la vez será el perfil idóneo para llevar a cabo exitosos procesos de mediación citamos: la empatía, como la escucha activa que equivale a: Sentirse entendido sin ser juzgado; la habilidad de manejar el conflicto que da la seguridad que ofrece la practica constante y el manejo cognitivo del conflicto y la estrategia de la negociación; la honestidad que nos ayuda a saber que no podemos mentirnos a nosotros mismos y poder auxiliar a los medios a que lo sean también con su conflicto; la tolerancia, que empieza con una buena disposición a escuchar; la humildad, para que nos permita saber quienes somos y cual es nuestro lugar; la fe, como creer en la verdad básica del corazón del ser humano, y que nos de la confianza de saber que si nos esforzamos, veremos los resultados; la esperanza ; ya que necesitamos aprender a creer en nosotros mismos, y los otros que nos rodean crean; la necesidad de transformar esta sociedad, con la capacidad de ver que uno enfrente del otro, clarifica sus intereses y no se posiciona en lo que quiere para si; la habilidad para dar un seguimiento a una conversación, que nos ayuda a clarificar sin entrar en ambigüedades en un dialogo y la sensibilidad de poder expresar las emociones, como son en un conflicto la ira, la frustración, la impotencia y el dolor.

Todo lo anterior, se finca en una filosofía de la vida que debe llevarnos a cambiar desde adentro hacia fuera y esta filosofía la podemos trasmitir en los procedimientos que se plantean en este trabajo, la mayoría de las veces son procesos fríos carentes obviamente de emociones, de humanismo, en virtud de que así esta en la Ley. Asimismo, sabemos que la sociedad moderna se halla inmersa dentro de un proceso de globalización, productor de grandes transformaciones, no solo de tipo tecnológico o económico, sino también social, donde los valores tradicionales permutan por otros, muchas veces aceptamos, otros impuestos a través de los medios de comunicación social. Ante esta problemática se hace necesario generar propuestas de cambio, a fin de que, en esta ola que nos lleva en su vaivén, donde todo se desestabiliza, nos encuentre preparados para interactuar con las personas, potenciando el dialogo, escuchando, reconocimiento y tolerando a nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo, autoridades e instituciones; creando espacios donde volver a construir nuestro entorno y recrear distintos mecanismos que nos permitan la sana convivencia, necesitamos entrar y no tener miedo al cambio de paradigma, ya que se nos ofrece la posibilidad de comunicarnos asertivamente con las personas con las que tengamos algún tipo de conflicto, desde los problemas ambientales, de inseguridad, de relación, de violencia intrafamiliar hasta los asuntos mercantiles, comerciales o laborales a los que debemos enfrentarnos en el diario vivir. Nota.- Extractos del Articulo publicado por la Lic. María Dolores Valencia Terán en la revista AGORA del Supremo Tribunal de Justicia. De Chihuahua y adaptados para los objetivos del FIDEICOMISO DE APOYO A LOS DEUDORES DE LA BANCA.