Está en la página 1de 6

1.

El término “genocidio” surge como intento de nombrar una forma de violencia extrema para la cual no se tenía nombre, en efecto, surge en respuesta a la destrucción cometida por el nazismo en Alemania durante la segunda guerra mundial. Raphael Lemkin, un jurista judío de Polonia residente en los Estados Unidos quien en 1945 acuña el término con intención de establecer un: “crimen en virtud del Derecho internacional.” Cabe mencionar, como afirma Bruneteau, que el genocidio no es una práctica exclusiva del siglo xx, sin embargo Lemkin quiere “estigmatizarlo” cómo práctica en virtud de las situaciones vividas en ese siglo. Lemkin estableció bajo su definición acciones que pudiesen perjudicar las probabilidades de supervivencia de un grupo, en cuanto grupo. Definición que luego irá mutando al ser adoptada por diferentes círculos, con objetivos diferentes. En el 1948 las Naciones Unidas establecen una definición jurídica particular de genocidio cual establece, en resumen “…Genocide means any of the following acts committed with intent to destroy, in whole or in part, a national, ethnical, racial or religious group.” Resulta tanto constrictiva como ambigua, en parte por la intervención de los intereses políticos de países como Rusia y los Estados Unidos. Dicha definición tenía el propósito de prevenir el crimen del genocidio no obstante presenta un sinnúmero de problemas para el estudio del genocidio tanto como fenómeno histórico además de crimen. Bruneteau defiende la necesidad de una definición que pueda aplicarse en el estudio historiográfico, pues si se utiliza la establecida por la Naciones Unidas tendríamos que descalificar como genocidio a muchos eventos de violencia masiva. La razón primordial siendo porque no se incluyen en dicha definición a los grupos políticos ni sociales y por el hecho de que no se establece un criterio cuantitativo lo cual podría reducir el genocidio de manera cualitativa.1 Estas posturas, sin embargo, son defendidas por Gellately y Kiernan, inclusive cuando admiten la manipulación política de dicha definición, llevada a cabo para defender a estas naciones de posibles acusaciones de

Winter dice: “In this case.2 No obstante. y a su vez. El siglo abre con la gran guerra. un agente catalítico de totalización. Hobsbawm apunta a la “impersonalidad” de la violencia y a la denominación de civiles como enemigos. la economía y el ámbito humano han sin duda marcado el camino hacia el panorama geopolítico en el cual vivimos hoy. o blancos justificados. El siglo xx comenzó de una manera que pocos hubiesen podido prever.”2 . Para comprender la historia de los movimientos de violencia extrema que han marcado el desarrollo político mundial. the whole is much more terrible than the sum of its parts. que en el contexto de la gran guerra se fusionan para crear un fenómeno nunca antes visto. Pues el papel de los mismos es usualmente fundamental en el desarrollo de los fenómenos violentos revolucionarios de naciones.1 Winter establece cómo guerra total la presencia de ciertos elementos. este conflicto siendo el escenario del genocidio armenio. Los conflictos que se dieron desde la política. Es por tanto que Bruneteau apunta en la dirección correcta al defender la definición de Chalk y Johansson que establece: “El genocidio es un tipo de masacre de masa unilateral con la que un Estado u otra autoridad tiene la intención de destruir a un grupo que el mismo perpetrador ha definido. es fundamental el no excluir los grupos políticos y/o sociales. volvemos a la carencia historiográfica de dicha definición. Estos autores juzgan que el criterio del genocida se basa presuntamente en características heredadas por parte de las víctimas cuales no pueden cambiar con relativa facilidad como sería la religión o la designación política. Evento que servirá para marcar las tendencias totalizantes de todo un siglo. Tanto Bruneteau como Winter establecen la primera guerra mundial como una guerra total.”3 3.genocidio.

Se necesita ver el genocidio armenio como evento constitutivo de lo que fue la primera guerra mundial. marca el comienzo de una generalización ideológica de la maquinaria de guerra.5 Esto se debe a que es el primer conflicto donde participa una gran parte de las potencias del momento. una brutalización de los métodos del imperio Otomano para lidiar con la “cuestión” armenia. la primera guerra mundial persigue objetivos ilimitados. Este genocidio fue utilizado por el Imperio Otomano para reducir a la mitad de una población de dos millones de armenios utilizando la Gran Guerra como oportunidad para restablecer el balance económico entre la minoría armenia y la mayoría Turca. El genocidio de los armenios no es el causante de la brutalización de la guerra. La relación se puede apreciar. Según Hobsbawm: […]. como apunta Winter. desde un análisis weberiano6. a diferencia de otras guerras anteriores. Bruneteau nos presenta las motivaciones económicas que resultan en la validación ideológica de la aniquilación de la minoría armenia. análisis que se encuentra implícitamente en Bruneteau. en el caso del . impulsadas por motivos limitados y concretos.4 La postura de Winter en este aspecto es una reducción del verdadero significado del proceso genocida dentro del evento de la Gran Guerra. cada una persiguiendo objetivos específicos mayormente económicos. sino a lo que apunta Bruneteau.3 Es este análisis del imperativo económico que revela la relación primordial entre la primera guerra mundial y el genocidio armenio a diferencia de la postura de Winter donde plantea una relación entre guerra y el genocidio armenio del 1915 donde el hecho de “guerra total” no hubiese podido darse sin el evento de dicho genocidio. Este vacío ideológico propicia una materialización política de las ideologías predominantes en un contexto determinado. pues su análisis solo es válido desde una perspectiva historiográfica contemporánea. No obstante. cuando habla acerca de una profesionalización de la violencia7.

el desarrollo de nuevas formas de destrucción y su empleo en tácticas que no acomodaban dichos avances. Es claro que la industrialización trajo consigo revoluciones económicas que sin duda fueron sublevadas a aspectos ideológicos. Bruneteau cita a Yusuf Akçura. se ve la legitimación de la violencia por parte de un cuerpo gobernante. sin este aspecto industrializado la maquinaria física de la guerra no podría producirse y el aspecto brutalizante de este primer conflicto no hubiese quedado aislado al genocidio armenio. en el escrito de Hobsbawm vemos esto cómo norma. No obstante. pues el Imperio Otomano no era una nación industrializada. ideológicamente. nutriéndose económicamente y satisfaciéndose ideológicamente. quien dice: „Mientras en Polonia la burguesía estaba compuesta de judíos y alemanes. .Imperio Otomano de los Jóvenes Turcos. que una minoría no musulmana sobrepasara económicamente a la mayoría musulmana. Las nociones weberianas se hacen más aparentes. griegos y armenios. En el acto de las masacres y deportación el imperio expropió propiedades armenias. a la medida que vemos como el Imperio Otomano no podía tolerar. Las nociones ideológicas no pueden separarse de las finalidades económicas. el cual persigue un fin ideológico que a su vez busca una finalidad económica. Es evidente que el aspecto económico de tanto las víctimas como los agresores y luego los combatientes establecen el nuevo paradigma bajo el cual el resto de los conflictos del siglo XX serían desarrollados. además de la introducción del desarrollo económico de las naciones industrializadas. elementos autóctonos no turcos y verdaderos agentes del capitalismo occidental […]”8. es una norma prevalente en ambos conflictos mundiales. Hobsbawm tanto como Winter apuntan al aspecto de industrialización de las naciones que participaron como uno de los grandes causantes de la totalización de la guerra. y en efecto. A su vez se politizó el vacío ideológico. en el Estado otomano del siglo XIX estaba formada por judíos.

B. “La Época de la Guerra Total” PP. Hobsbawm. PP. 17 3. 57 2. “Under Cover of War” PP. B. J. Gellately. 11-30 2. B. 190 3. Winter. 2006. “The Study of Mass Murder and Genocide” PP. “El Siglo de los Genocidios”. Bruneteau. E. “El Siglo de los Genocidios”. R. PP. J. 2006. PP. PP. 77 . PP. 2006. Bruneteau. 191 5. “El Siglo de los Genocidios”. 24 Pregunta 2: 1. 2006.Referencias: Pregunta 1: 1. “Under Cover of War” PP. Winter. “Under Cover of War” PP. Bruneteau. 2006. J. 190 7. Hobsbawm. Kiernan. 60-77 8. B. Bruneteau. Bruneteau. “El Siglo de los Genocidios”. “La Época de la Guerra Total” PP. “El Siglo de los Genocidios”. 37 6. E. B. Winter. 72-77 4. B.

Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras Facultad de Humanidades Departamento de Historia Examen #1 Yamil Maldonado 801-10-3924 Problemas del Mundo Contemporáneo Prof. Carlos Pabón .

/08 05.3/./43.20394/08947.203            ./4     !74-02.//0:2.//0!:0794#..4 #0.8/0:3/443902547E304 !741 .748!.&3.79.2.394/0#J4!0/7.078/.8 .-O3 .        .:9.