Assi omomo i s sos, A

58 rolling stone, junio de 2010

vea rbs e no

anal un pequeño c Al interior de oche visión, cada n de tele es

te especimen sie interactúan dicional, tra de forma poco , n sus cuerposho, sin roza , muc

an se ríen y habl e, el re todo Salfat parar, sob u. ular de la trib más pop ser o han convertid rdad, abajo. Y, la ve en su tr mal no les va.
ñEz MuSSA r EnriquE nú Po LA LEón fotoS dAniE

os,aion ion cc r av
rolling stone, junio de 2010 59

un Liderados por , o apodado Pollesta exhibición

JAVIERA ACEVEDO.

JUAN CARLOS VALDIVIA.

ANDREA DELLACASSA.

E

n un lugar de santiago habitan seres que están acostumbrados a la exhibición. Especimenes que son observados a través de un vidrio diariamente y que, a partir de los estímulos que reciben desde el otro lado, van modificando sus conductas. El laboratorio les entrega un sustento mensual, que llaman “sueldo”, y que les permite costear sus gastos a través de una actividad que ellos consideran “su trabajo”, aunque poco se asemeja a lo que el resto de los mortales, que no habitan este lugar, entiende por ese concepto. El recinto recibe el nombre de La Red, según indica un alarmante letrero en letras blancas y fondo rojo que se encuentra en su entrada. Para mantener alejados de los peligros del mundo exterior a sus especimenes, dos hombres custodian la puerta. Uno de ellos es joven, durante el día escucha canciones hip hop, le gusta comentar la belleza de una mujer que entrega información meteorológica, conocida vulgarmente como “la chica del tiempo”, y su capacidad de concentración la utiliza para revisar fotografías de la gente “de allá afuera” en Facebook, una plataforma para conectar seres humanos. El otro hombre es mayor, lo delatan sus canas y el exceso de abrigo. Su actitud es hosca, y pese a tener un computador frente a él, el escritorio de Windows se mantiene visible y sin movimientos. Él prefiere tomar nota en un cuaderno que ha forrado con fotografías de viejas glorias del cine y la música que han dejado este planeta, como Katharine Hepburn y Frank Sinatra, que en blanco y negro tienen sobre sus rostros un grueso pedazo de cinta adhesiva.
60 rolling stone, junio de 2010

Aunque no es fácil cruzar el umbral, especialmente cuando el hombre de las canas está a cargo, una vez que se ha logrado el objetivo es posible ver a los especimenes en genuina libertad. En el laboratorio, que ellos en su jerga suelen nombrar como “el canal”, tienen entre sus actividades adaptarse al ambiente. No todos lo consiguen. Uno de ellos, por ejemplo, de nombre Juan Cristóbal Foxley, bautizado como el “El Dandy”, de tez clara y falto de una pieza dental, no es capaz de relacionarse de forma fluida con una máquina expendedora de café. Más curiosa aún es la situación de Givens, cantante de Reggaeton Boys, que quizás por algún trauma infantil llama “mamita” a las especies del sexo femenino.

"Nos sENtimos A lA vANguArdiA dE lA tElE, Asi quE mEtAlE miNAs EN pElotA, pEro No coN El AfAN dE sEr choro, si No porquE EsA Es lA ActuAlidAd, pos' huEvoN", dicE El pollo.
Como en todas las tribus, en esta también hay seres de élite. Son los que más interesan a “el canal”, porque con su “trabajo” consiguen que La Red pueda seguir existiendo. Su atractivo obedece a una noción subjetiva que convoca a los auspiciadores, una especie que, en el caso de no ser domesticada de modo adecuado, puede convertirse en depredador. En La Red, la élite la conforma un equipo de siete especimenes que forman parte de Así somos, el espacio de exhibición con

más auspiciadores y más rating de todo el canal: promedia cinco puntos de lunes a viernes, pasada la media noche. El grupo tiene un líder. Se le conoce como Pollo, aunque es sólo un apodo cariñoso, y poca relación tiene con los plumíferos de corral. Su onomástico es Juan, cuenta con el segundo nombre Carlos y sus apellidos son Valdivia Lena. En 1967 fue expulsado del vientre de su madre. Al alcanzar la edad adulta se convirtió en periodista y pertenece a los Homo Sapiens, por lo que es capaz de desarrollar el pensamiento abstracto. Virtud que le ha permitido tener ideas. Es decir, inventar cosas. Al interactuar con otro Homo Sapiens, Luis Felipe Vidal Cuevas, llegado al mundo en 1970, de profesión periodista y lector de noticias, pusieron a trabajar en conjunto sus capacidades cognitivas y el año 2005 inventaron Así Somos. Vidal expone que fue concebido como: “un programa de conversación sobre temas de actualidad”. Valdivia es más preciso respecto a ese último término: “Nos sentimos a la vanguardia de la televisión, así que métale Playboy, métale minas en pelota y vamos no más, pero no con el afán de ser choro, si no porque esa es la actualidad, pos’ huevón. Yo antes tenía la revista Cosquillas escondida, tenía el Pingüino debajo del colchón, en cambio ahora cualquier huevón abre internet, y ve cualquier huevá, pos huevón”. Además de rememorar su pubertad, Valdivia también es el encargado de buscar a los otros Homo Sapiens de sexo masculino y femenino que lo acompañan con Felipe en el programa, quienes conforman el panel. Cada uno de ellos fue elegido porque tenía alguna virtud que lo caracterizaba y lo diferenciaba del resto. Este panel ha ido mutando con el tiempo y sus integrantes actuales

FELIpE VIDAL.

CAROLINA BREtHAHUER.

SALFAtE.

MEY SANtAMARíA.

han sido quienes han podido disfrutar del período más exitoso. Sus exhibiciones diarias son clonadas en formatos de baja calidad para ser difundidas en internet, son comentadas por las personas de “allá afuera” e, incluso, en el caso de uno de los panelistas, su carisma lo ha llevado a que se compilen sus intervenciones para luego ser comercializadas. Sobre este espécimen profundizaremos más adelante, ya que es un caso de estudio particular y único, por ahora sólo adelantaremos que es identificado como Salfate y que algunas personas lo tildan de “maestro”. Las otras integrantes son: Carolina Andrea Brethahuer Rocangliolo (1974), también periodista y miembro del panel desde el origen del programa. Entre las razones por las que es conocida, se encuentra su ex marido, un hombre de apellido Israel, con malos hábitos ligados a la falta de honestidad. Para despedirse, Brethahuer toma de la cintura a sus interlocutores. Meydel Santamaría Góngora (1976), modelo nacida en Cuba, vive hace 16 años en Chile y se cambia de ropa especialmente para el programa. Aunque afuera del set deba utilizar un abrigo, cuando está al aire su temperatura es ajena a lo que haya pronosticado “la chica del tiempo”, que tanto deslumbra al hombre de la puerta. Andrea Dellacassa (1979), argentina, es óptica y contactóloga, utiliza lentes con marco de leopardo. Sin embargo, su profesión además de servirle para tomar decisiones respecto al buen uso de sus lentes, poco y nada le ha servido para trabajar en televisión como vedette, modelo y bailarina, roles que desempeña con agrado. Javiera Soledad Acevedo Ludwig (1985), la más joven de la tribu, gusta del buen divertimiento, ha trabajado como modelo y actriz. Al ser consultada

sobre su participación en el panel, ella misma la define: “Yo soy el auntenticismo dentro del programa. Mi principal objetivo es pasarlo bien y para eso tiene que haber armonía, que el resto esté contento y si yo tengo que hacer show para que el resto esté contento, yo voy a saltar, voy a gritar, mi parte lúdica es así. Ehhhmmm…espérame, ¿cómo fue la pregunta que me hiciste? Me fui. Ah, ya… La gente muchas veces me dice: ‘estás curada haciendo el programa o qué se fumo, o empiezan con esas preguntas’. Y no, es que yo soy así, mis amigas cuando ven el programa me dicen: ‘Es que erís tú. Sabís que vos estai loca’. Soy como soy en el panel”. La identidad de cada personaje es un tema en Así Somos, no solamente para Acevedo. Lo es también para Juan Carlos Valdivia. Un hombre que ha procreado, aportando dos niños a la humanidad, en un matrimonio con Claudia Conserva, una mujer que posee un especial talento para elegir productos adecuados para el cuidado de los recién nacidos. Ambos conducen un programa todas las mañanas, de lunes a viernes, en el mismo canal, llamado Pollo en Conserva. Aunque esa es sólo una de las mitades de Valdivia. “Yo una vez lo dije, en la mañana soy casado y en la noche soy soltero”, afirma Juan Carlos. Dicha soltería nocturna lo llevó a uno de los episodios que entregó más reconocimiento a Así somos. “El caso del osito”, que implicó una portada en Las Últimas Noticias, con una fotografía en que Pollo, en una crisis de identidad zoológica, vestido de oso, pasó su lengua por las nalgas de su colega y compañera de trabajo, Andrea Dellacasa. “Pucha, pero es que eso no fue ni siquiera premeditado, no había un libreto ahí, eso pasó no más. Pasó, porque Salfate tenía que disfrazarse de abeja, entonces había una chica que se echaba miel y el

oso y la abeja participaban. El disfraz de abeja no llegó, entonces Salfate se puso a huevear y como estaba fome y no había remate, vi que había miel y le pasé la lengua en un acto impulsivo que duró un segundo. Si lo tengo que hacer de nuevo, lo voy a volver a hacer, el oso volverá en primavera”, afirma picarón Valdivia, mientras es interrogado respecto a esta situación. ¿Tienes muy seguido estos actos impulsivos? Mucho, yo diría que…después te arrepientes y dices: “La cagué, me pasé de largo y no se vio bien”. O sea, si uno empieza a medir todos sus actos según las consecuencias que puedan tener, deja de hacer muchas cosas. Yo la verdad es que me doy más permiso, si me equivoco prefiero ofrecer disculpas. Ese es mi pensamiento. Yo prefiero lanzarme y de ahí vemos si hay agua en la piscina o no, yo me tiro. Por el osito ese a mí me han parado todos: “Oh, grande, mostro, ídolo”. Y después me dicen: “Oh, que la cagaste, lo que le hiciste a la Claudita”. Yo no le hice nada a la Claudia, yo era un oso, haciendo un sketch. Y punto.

Así no más
SINtONíA el programa promedia cinco puntos de rating semanales, lo que en un canal pequeño con poca programación original y un horario de emisión de media noche es una cifra alta. AUSpICIOS es el espacio con más auspiciadores de la red y tiene la particularidad de que las menciones de cada producto se escriben pensando en el panelista que las va a leer para que se adecúen a su personalidad. EN INtERNEt Al escribir Así somos en Youtube, hay más de 20 páginas con videos del programa. el número de visionado de cada video no baja de 20 mil y algunos han sido vistos más de 300 mil veces.
rolling stone, junio de 2010 61

ON FIRE No existe miedo a perder el control por la ingesta de alcohol. De hecho, es parte del encanto de Así somos.

Estas dinámicas de trabajo son comunes en el programa. Aquí aparece como actor relevante Salfate, de nombres Juan Andrés y 41 años de edad. Ha ejercido como crítico de cine y en sus horas de trabajo, como parte de su actividad, suele rozar sus muslos y genitales contra las nalgas u otras secciones de la anatomía de sus colegas femeninas. “Es curioso, las mujeres en este programa saben que tengo una relación de respeto y de mucho cariño con ellas y, aunque parezca broma, la huea sexual, así física, muy hablando en serio, la tengo así como sublimada. Entonces saben que puedo jugar con eso y que no me estoy pasando rollos de verdad, como: ‘Oh, la tetita’. Las huevonas me dicen: ‘Agarra no más, mete el dedo acá huevón, chupa, me voy a sentar en tu cara huevón’. Cero problema”, cuenta sonriente. Para sus compañeras también es agradable compartir estos momentos, con este hombre calvo, de baja estatura, regordete y que utiliza poleras negras con motivos de dibujos animados. “A muchas mujeres les gustaría jugar así con Salfate. Él siempre ha sido súper respetuoso conmigo. Si va a tocarme, antes me toca la pierna. Nunca ha sido explícito”, comenta Meydel. Durante 2010, producto de una sección de desafíos imposibles sacados de internet llamada “Trucos para impresionar”, Javiera es la que más se mantiene en contacto con Salfate. La penitencia de dicha sección consiste en que ambos comparten un ula ula y deben moverlo, mientras de fondo suena el clásico de Hiroito: “Viejito lo62 rolling stone, junio de 2010

lero”. Javiera responde sobre esta original forma de ocupar sus horas de trabajo. Javiera, las personas cuando van a su pega todos los días… Están como callaitos… Eh..claro, están sentados en un escritorio o cubículo y no tienen justamente el tipo de dinámicas e interacciones que tienen Uds. con sus compañeros de trabajo. Sí, pero les encantaría. Nosotros estamos ahí para jugar y si no nos aprovechamos el uno al otro, seríamos tontos. Yo no tengo ni un problema. Salfate de repente te dice así: ‘Oye, que lindo así como tu potito, mira que lindo’, y empieza a hacer como si estuviera jugando como con una guagua. Entonces

"lAs huEvoNAs mE dicEN: AgArrA No mAs, mEtE El dEdo AcA huEvoN, chupA, mE voy A sENtAr EN tu cArA huEvoN. cEro problEmA", dicE sAlfAtE.
te dice: ‘Oh, mira’. Y te puede pegar una palmada en el poto, así como jugando y tú de verdad sentís que estai hablando con un niñito de cinco años. Entonces es una cosa tan normal, tan natural, tan

divertida, sin una cosa morbosa detrás, que no te podría molestar. Salfate, el hombre que con cualquier cosa que haga en el programa consigue las risas de los técnicos. Salfate, el tipo que consiguió reconocimiento con su amigo Pera Cuadra, viendo películas raras en Maldita Sea del canal Rock and Pop. El panelista profesional que se ha paseado por todos los canales de televisión hablando de lo que surja. Salfate, el niño gordito que sus compañeros no elegían en el equipo de fútbol, así que se iba en las tardes a leer y a ver películas. Tanto, que un día empezó a hablar de esas cosas, y salieron de su boca fantasmas, extraterrestres y conspiraciones. Éstas últimas le han otorgado un nuevo status desde que en Así somos le dieron libertad para expresarlas. Ahora tiene seguidores, un grupo en Facebook que lo propone para ser presidente de la República el 2014 y personas que modifican sus conductas a partir de lo que dice en televisión: Que George Bush es un Reptiliano, que el terremoto en Haití fue provocado, que Paul McCartney está muerto. Así suma y sigue. Y qué dice de sí mismo: “Yo creo que soy como una especie de renacentista en permanente cortocircuito, porque abarco muchas áreas, como Leonardo Da Vinci. No me estoy comparando con él, pero ese huevón era pintor, médico, músico. Yo también: hablo de teorías de conspiración, de películas, de cultura general, de temas de pareja. Soy una navaja de campamento, huevón. Por ejemplo, hoy vamos a hablar una huevá en serio, y termina-

mos todos llorando. Y después, huevón, vamos con este medio poto y las medias tetas”. Y de sus seguidores dice: “Me parece que ha habido un diálogo honesto y progresivo en lo que estoy haciendo, honesto yo creo que es la palabra clave. Son dos espejos que se miran, y ya se multiplicaron y es un espejo mirándose a otro, que tú me mirai, que yo te miro, que yo te miré, y ya no paró más esta huevá”. Y sobre las conspiraciones afirma: “Lo que estoy ofreciendo es una capacidad de sacar a ejercitar el discernimiento. Esto lo dice alguien con tal formación y tales objetivos. Ud. en la casa, ahora haga un poco de sentadillas y flexiones con sus neuronas y vea si esto tiene lógica o no”. Y ya a esta altura, es inevitable. Sobre el fin del mundo asegura: “Nosotros no creo que seamos capaces de destruir el mundo. Vamos a pasar de todas maneras, huevón. Yo creo que si te tengo que resumir todas las conspiraciones en una, se trata simplemente de esto: por una confusión ontológica de las personas, todos se sienten separados de otros, los huevones que cacharon esto quisieron hacer un negocio. Entonces en el momento en que todos se den cuenta de que no existe esa separación y de que somos una pura cosa, los otros huevones se fueron a la concha de su madre y nosotros vamos a brillar como nunca”. Por ahora, lo que brilla seguro es su cabeza, mientras habla sin parar. Así pasa el día, diciendo cosas y convenciendo al mundo de ellas. Luis Felipe Vidal asegura que Salfate podría ser alcalde cuando quisiera. Vidal, que antes de entrar al set se limpia los

zapatos con la parte posterior de sus calcetines, no ha tenido más opción que buscar otras áreas para hacer análisis político, desde que se cerró el departamento de prensa de La Red. ¿No se te produce una disociación, considerando que eres un hombre de prensa, cuando ves que en el panel están revisando condones o saltando? Todo lo contrario, porque son temas de adulto. Y yo, a pesar de ser particularmente inmaduro en muchas cosas (ríe), soy un tipo que tiene 39 años, y cuando estás en el living de tu casa con tus amigos, no solamente hablas del alza de impuestos, sino que también hablas del último consolador, porque a alguien se le ocurrió y lo contó. Y yo también me informo y también me interesa. Y si hay que cantar, se canta; y si hay que bailar el caño…hasta yo he bailado el caño. Obviamente que sin mucha gracia, digamos, pero… porque siento que es una cosa divertida. Pero si me tuviera que poner malla, no lo haría. Y tampoco me lo pedirían. Felipe, el que no usa malla, pero ha bailado el caño, cumple el rol de hombre serio en el programa, y lo comparte con su alter ego femenino Carolina Brethauer, también formada en el periodismo duro y que ha debido adaptarse al giro de un programa que comenzó como un espacio de conversación en el que, en cambio, ahora cabe todo: “Soy súper honesta, de repente como que digo: ‘Oh, qué hago aquí’. Hay programas enteros en que yo no tengo qué decir, no tengo qué aportar, pero es parte de trabajar en un equipo tan entretenido y tan choro. Si me hubieras preguntado a los veinte años qué

opino del Así somos de hoy, me hubiera muerto. Hoy día respeto el trabajo de todos y encuentro que es increíble”, cuenta Brethahuer. La mixtura, de alguna manera, ha conseguido un nuevo hallazgo en el laboratorio. Un espacio con seguidores fieles que toman como mandamientos lo que se dice en el programa: “Yo había dado un dato de que el dedo índice se relacionaba con el tamaño del pene y qué se yo, y todo el mundo anda mirándose los dedos de la mano. La gente nos cree”, asegura Andrea Dellacasa. ¿Cómo no creerles? Son así. Y eso es precisamente lo que fascina y a la vez asusta de estos especimenes.

sAlfAtómetro
salfate es la estrella y los hechos lo confirman. Hay más de tres canales en Youtube dedicados exclusivamente a compilar los videos en los que habla de conspiraciones. Para los fans más duros, incluso circula un dVd casero con lo más selecto del panelista. juan Andrés ha sabido aprovecharlo. en el sitio web www.salfatemania.cl, una fotografía del calvo personaje televisivo ofrece una mirada penetrante, es la imagen que ilustra el afiche del evento salfatemanía programado para el 4 de junio en el cine arte de Viña del Mar. la condición para ser su feligrés y escucharlo hablar en vivo, es pagar $4.500 pesos como entrada. si eso no bastara, el hombre de poleras con monito es candidato a gran Compipa guachaca del Bicentenario y, hasta el cierre de esta edición, era el primero en las votaciones con cerca del 40% de los votos.

rolling stone, junio de 2010 63

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful