El Parto Vertical en Colombia: Avances y retrocesos.

Por: Elisa Jojoa Tobar

La atención del parto institucional y por personal calificado, se encuentran en Colombia por arriba del 90%, sin embargo la reducción de la cifra de muertes maternas en el país no es coincidente con esos avances y pone en evidencia problemas en la calidad de la atención. Es así como la atención del parto resulta una experiencia traumática para la mayoría de las mujeres, pues son sometidas a malos tratos durante la atención, a remisiones tardías a niveles superiores cuando se presentan complicaciones, a un bajo nivel de monitoria por parte del personal en el posparto inmediato y a permanecer sola durante todo el proceso de trabajo de parto y posparto, entre otras situaciones. Estas experiencias tienen un mayor impacto negativo en la salud de las mujeres indígenas, quienes difícilmente pueden escoger la forma de parir, solicitar el acompañamiento del esposo, madre o partera y mucho menos tomar bebida alguna de acuerdo a sus prácticas médicas tradicionales. Las normas de calidad que deben acatar los establecimientos médicos, prohíben la entrega de la placenta, lo que no le impide a la familia realizar los ritos que permiten reforzar la identidad al “saber que parte de nosotras y de nuestros hijos reposa en la tierra que nos vio nacer”1. En el año 2008 fue presentado ante el Senado de la Republica el proyecto de Ley 237 “Por la cual se declara Urgencia Vital la atención integral del servicio de salud materna, dentro del Sistema de Seguridad Social en Salud, se modifican los Artículos 166 y 230 de la Ley 100 de 1993 y se dictan otras disposiciones”. El cual en su artículo 4 dispone: “Se ofrecerá a toda mujer en proceso de gestación, previa información completa, objetiva y adecuada por parte del Medico Tratante o su Entidad Prestadora de Servicios de Salud, la posibilidad de elegir entre el procedimiento de Parto Vertical, en cualquiera de sus modalidades, o Parto Horizontal a la hora del alumbramiento. A partir de la vigencia de la presente ley, en los manuales de actividades, procedimientos e intervenciones, así como también en las normas técnicas de atención de la salud materna, el Ministerio de la Protección Social incluirá el procedimiento del Parto Vertical, para garantizar a las mujeres provenientes de comunidades indígenas, afrocolombianas u otras que así lo soliciten, el alumbramiento de conformidad con sus usos y costumbres, para lo cual, igualmente se ordenará la adecuación de las salas de parto.” La Senadora ponente de este proyecto señala dentro de sus argumentos que: “En lo que atañe al Parto Vertical, debe hacerse énfasis en que una de las prácticas culturales más importantes en relación con la atención del parto es la posición que adopta la mujer al momento del alumbramiento. La gran mayoría de mujeres andinas, amazónicas y pertenecientes a tribus indígenas prefieren la posición vertical, bien
1

Organización Panamericana de la Salud – Ministerio de la Protección Social. Resguardos Indígenas Pastos. El nacimiento de la guagua. Por una maternidad segura de las mujeres Pastos. Cartilla para las Comunidades. Pasto, Colombia. 2009. Pag. 22.

además de desatender algo tan importante como la necesidad de incorporar una práctica ancestral al conocimiento y experiencia médica. en Colombia no se están garantizando los derechos sexuales y reproductivos y con ellos los derechos humanos. Ponencia para primer debate de la Ley 237 de 2008. en donde el médico atendía el parto en compañía de la partera que le había hecho el seguimiento a la embarazada. Senado de la Republica de Colombia. encontrándose allí una soga colgada del techo encima de la cama hospitalaria. Esta irregularidad. es así como por ejemplo hace algunos años el Hospital Nivel I “Alvaro Ulcue” ubicado en el municipio de Toribio en el Cauca. porque una vez la mujer ingresa a una institución de salud para la atención de su parto. En: http://senadoraelsagladys. tenia con un sala de parto adaptada de acuerdo a las prácticas medicas tradicionales en la atención del parto. entre otras poses diferentes. finalmente este a la fecha no ha sido aprobado. Sin embargo muchos avances en este sentido se frenan por la normatividad vigente en relación a la calidad y/o por el cambio de quienes gerencian los hospitales que se encuentran ubicados en territorios indígenas. con algunas excepciones en lugares en donde las directivas hospitalarias y gracias a las intervenciones de las autoridades indígenas.”2 Aunque toda la sustentación del proyecto tiene la evidencia científica que demuestra la pertinencia de esta práctica ancestral. La placenta era entregada a la familia. asentamiento del pueblo Nasa (paeces). de manera que viéndolo desde la dimensión de los derechos. Elsa Gladys. razón por la cual en la actualidad. sentada. toda mujer que reciba atención del parto en una institución de salud debe hacerlo en posición horizontal.com/2008/07/31/ponencia-para-primer-debate-alproyecto-de-ley-num-237-de-2008-senado-por-la-cual-se-declara-urgencia-vital-la-atencion-integral-delservicio-de-salud-materna-dentro-del-sistema-de-seguridad-soci/ Tomado el: 20 – 07 – 2011.wordpress. han logrado que se hagan algunas adecuaciones culturales en las áreas de trabajo de parto y parto. . debe someterse al poder y a las decisiones que sobre su cuerpo tome el personal médico. cuándo y cómo tiene o no hijos y relaciones sexuales y estos garantizan también la libre decisión sobre la manera de vivir el propio cuerpo en las esferas sexual y reproductiva. Sin embargo. va en contra de los derechos sexuales y reproductivos toda vez que estos considera que toda persona tiene derecho a decidir con quién. Por otra parte el no poder decidir la forma en que la mujer desea parir cuando recibe atención médica en una institución de salud. genera un rechazo de dichas comunidades autóctonas a someterse a procedimientos que le son extraños.sea en cuclillas. este espacio contaba también con un horno que proveía calor a la habitación. arrodillada. 2 CIFUENTES. acepten la presencia del padre o de la partera y consientan el suministro de bebidas calientes durante el proceso de atención del parto. La salida del director de este hospital quien trabajaba de la mano con las autoridades indígenas dio por terminado este proceso de adaptación cultural de los servicios de salud que aquí se prestaba. en nuestro país la capacitación al personal médico y de salud se limita a la atención del parto solo en la posición horizontal (acostada).

Por lo anterior en Colombia se evidencian avances y retrocesos en relación al derecho que tiene la mujer y en particular la mujer indígena y afrodescendiente de recibir una atención de calidad en el parto. para avanzar en este sentido se requiere: incidir en la formación del personal médico para que desarrolle habilidades que les permitan acompañar acertadamente a la mujer que desea tener un parto vertical y avanzar en un marco normativo que permita que las instituciones de salud y su personal realicen adecuaciones en la infraestructura y el diseño de protocolos de atención que permitan brindar una atención de calidad y calidez al parto vertical. considerando sus prácticas médicas tradicionales. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful