LA REFORMA CONSTITUCIONAL DEL PRESIDENTE OBIANG      El objetivo de la REFORMA CONSTITUCIONAL  del Presidente OBIANG es   “darse todavía más poder del que tiene ahora”, según ha declarado él  mismo, y nombrar al sustituto de su elección: 

 

1. Instaurando un “PRESIDENCIALISMO PURO”, que neutraliza la figura del PRIMER MINISTRO  creando la de VICEPRESIDENTE, que dependerá constitucionalmente del Presidente y ya no  del Parlamento como ocurre ahora.  2. Designando Vicepresidente a una persona de su propia elección, verosímilmente su HIJO.  3. Retirarse de la Presidencia de la República, cuando le parezca oportuno, porque le reprochan  que ya lleva mucho tiempo en el poder, según él mismo.   4. Con ello, su  Vicepresidente accederá automáticamente a la Presidencia de la República  estando él mismo en vida, y él mismo se convertirá, de paso, en un “antiguo Presidente de la  República”.  5. Crear un CONSEJO DE ESTADO, órgano consultivo que estará por encima del Presidente de la  República y será presidido solo por un “antiguo Presidente de la República”.  6. Pasar a ocupar él mismo la PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE ESTADO. 
 

En cuanto a las otras reformas anunciadas:    
 

La  reducción  a  dos  el  número  de  mandatos  presidenciales,  porque  suena  bien  y  puede  seducir.  El  Senado,  un  nuevo  espacio  donde  aparcar  a  los  múltiples  colaboradores  sin  utilidad  que  tiene acumulados.  El  Tribunal  de  cuentas,  el  Defensor  del  pueblo,  el  Consejo  económico  y  Social,  etc.,  para  adornar el panorama. 

Mientras tanto, se mantiene en secreto el texto de la reforma. El  Presidente pide que el pueblo adopte un texto que nadie conoce. 
 

Una maniobra más para seguir engañando a los Guineanos   y a la Comunidad Internacional.    Por eso hay que  

VOTAR  NO  
en el referéndum del 13/11/2011 
 
 

RESUMEN DE LOS HECHOS 
 

Con la propagación del levantamiento popular que se inició en Túnez, el Presidente Obiang temió  el efecto contagio y prohibió que se hablara de ello en los medios de comunicación nacionales. 
Después  de  un  primer  periodo  de  estupor,  y  queriendo  adelantarse  a  los  acontecimientos,  anunció  el  pasado  24  de  marzo,  en  une  reunión  con  los  dirigentes  de  los  partidos  políticos,  que  iba  a  reformar  la  constitución. 

CPDS  y  UP  juzgaron  insólito  el  procedimiento  y  suscribieron  una  declaración  en  la  que,  el  26 de  marzo del 2011,  proponían a Obiang, como condiciones previas a la reforma:   Una declaración de amnistía general,   La legalización de todos los partidos políticos, sindicatos y demás asociaciones que lo soliciten,   La  adopción  de  medidas  urgentes  para  garantizar  el  goce  real  e  inmediato  de  las  libertades  fundamentales en Guinea Ecuatorial, y   La  convocatoria  a  todos  los  partidos  políticos  y  demás  sensibilidades  sociales  de  Guinea  Ecuatorial  a una Mesa de negociación, con el fin de concertar las medidas necesarias para la  democratización del país.  Lejos  de  acceder  a  reflexionar  sobre  estas  demandas,  el  presidente  Obiang  continuó  con  sus  planes,  adoptando  unilateralmente  un  calendario,  seguido  de  una  designación  de  una  comisión  para  la  reforma  de  la  Ley  fundamental  que  iría  a  trabajar  en  la  isla  de  Annobón.  UP  y  CPDS  declinan su participación en este teatro.  Se ha sabido que en Annobón no se recogió ninguna de las propuestas de los participantes sino  que se les emplazó a remitirlas al presidente Obiang. En todo caso, no tuvieron acceso a ningún  texto de la reforma.  Seguidamente  la  reforma  fue  adoptada  por  el  Consejo  de  Ministros  sin  que  ningún  ministro  accediera a su texto. Más tarde, el 15/07/2011, el Presidente Obiang impuso la adopción de dicha  reforma por el Parlamento, sin que ningún parlamentario tuviera acceso al texto de la misma, ya  no hablemos de debatirlo.   Mediante  un  comunicado  publicado  el  18  de  julio,  CPDS  hace  un  “llamamiento  al  presidente  Obiang a la recapacitación y a entablar una verdadera reforma que no puede hacerse más que  por un debate y un diálogo nacional incluyentes”.  Y sin embargo, el presidente Obiang, que se supone garante del respeto de la Ley Fundamental,  prosigue  imperturbablemente  su  plan  de  imponer  una  reforma  constitucional  de  texto  desconocido,  sin  respetar  los  mecanismos  establecidos  por  la  propia  Ley  Fundamental,  en  una  flagrante  violación  de  la  misma,  cuyo  único  objetivo  es  la  imposición  como  sucesor  suyo  en  la  Presidencia de la República a uno de sus hijos o familiares, y hacerse él mismo un puesto como  presidente del Consejo de Estado.  En  este  marco,  el  presidente  Obiang  convocó  el  pasado  día  14  de  octubre,  fuera  de  plazo,  el  referéndum  para  el  día  13  de  noviembre  del  2011,  y  se  está  desarrollando,  de  la  manera  más  insólita imaginable, una pretendida revisión de las listas electorales de las presidenciales de 2009,  únicamente manejadas por el PDGE y su Gobierno, en la que no hay forma humana de controlar  nada.  Por su parte, en la línea de reprimir las opiniones contrarias a esta deriva, el régimen ha procedido  a la destrucción del partido político Unión Popular, e intentado las mismas acciones contra CPDS,  al instigar a grupos de militantes de estos partidos a la usurpación antiestatutaria e ilegal de sus  direcciones ejecutivas.  Bata, 25 de octubre de 2011 

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful