ANTOLOGÍA ILUSTRADA DE MITOS Y LEYENDAS

ESCUELA LIC. ADOLFO LOPEZ MATEOS #18

TURNO VESPERTINO

“ANTOLOGÍA ILUSTRADA DE MITOS Y LEYENDAS”
ALUMNO ELIU GABRIEL GARCÍA GARCÍA

GRUPO: 1ro. D

PROFR. REFUGIO HERNÁNDEZ PÉREZ

2

INTRODUCCIÓN
Este trabajo comprende historias que se han conocido a través de lo que nos han contado nuestros padres y abuelos y que se conocen como mitos y leyendas. Conforme ha transcurrido el tiempo estas historias se han distorsionado o enriquecido dándole a algunas de ellas más fama que otras dependiendo del lugar en donde vivimos independientemente del origen de la historia. Esto puede aplicar más a las leyendas que los mitos porque se comprende que cuando uno cuenta algo oralmente se puede omitir ciertas partes o adicionarles cosas que nos pasa a cada quien. Por ejemplo un papa puede contarle la historia de superman a su hijo para que ya no sienta inseguridad. Todos estos relatos son parte de algún punto de la historia que tratan de explicarnos cómo se ha sobrevivido en cada lugar que nos ha tocado vivir. En México tenemos historias que se han contado desde la existencia de los pueblos indígenas y que en la época de la colonia, revolución e independencia se han modificado según la situación del país como el mito de la llorona.

INDICE
3

................................................................................................................ 23 LA VENUS MEXICANA....................................................................................... 25 TEPOZTECATL........................................................... 24 LOS HUICHOLES Y EL MAIZ.................................................................................................................................................. UNA LEYENDA DE PLATA ............... 15 ATAQUE A UN APOSTOLADO ................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................... 6 IZTACCIHUATL Y POPOCATEPETL .................................................................................................. 7 QUETZALCOATL Y EL MITO DE LA CREACIÓN ..................................................................... 23 UN MURCIELAGO DE COLORES ....................................... 3 INDICE .. 10 LA DIOSA DE LA LUNA ................... 20 SOL Y LUNA....... 18 LA CAPA DEL MENDIGO ...... 2 INTRODUCCIÓN ........................................................................................................... 8 MITO DE LA CREACIÓN DEL MAGUEY .................. 26 EL FORASTERO Y LA NIÑA .............................................................. 24 LA ODSIDIANA ................................................. 7 LA LEYENDA DE LOS 60 ANCIANOS .......................................................................................................................... 11 LAS PLUMAS DEL PAVO REAL. 22 LEYENDAS ........................................................................................ 14 EL CRISTO DE CHALMA .............................................................................................................................................................. 26 EL CERRO DE LA TERESONA .......................................... 4 MITOS ....... 19 TEMASCALTEPEC.................................................................................................................... 28 4 ......................................................................................... 27 APARICIÓN DE LA BASÍLICA ................................... 21 LOS PRIMEROS DIOSES ............................................................................. 6 EL CONEJO Y LA LUNA ............ 11 LA VERDADERA HISTORIA DE QUETZALCOATL ...................................... 17 EL MILAGROSO SEÑOR DE VILLASECA ....................................................................................................... TLAZOLTEOTL .........................................................................................................................................................................................................................ANTOLOGÍA ILUSTRADA DE MITOS Y LEYENDAS CARATULA ...................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................

................. 28 EL CHARRO Y LA PARTERA ................ 29 EL ESCUDO DE ARMAS....................................................................... 30 MILAGRO DEL DILUVIO................................ 28 EL CALLEJON DE LA CONDESA ............................................................................................................................................. 30 EL TEMPLO DEL ROBLE ......................................................................... 31 EL MOLE POBLANO ........................................................................................... 32 MITOS IZTACCIHUATL Y POPOCATEPETL 5 ...............................................................................................................................LA CONFESIÓN DE UN MUERTO .......................................................................................................................... 31 EL TESORO DE LA PEÑA DE VALLE DE BRAVO.........................................................................................

Los enamorados conocían el firmamento. Curioso fue a conocerlos. A ella no le permitirían vivir. texturas. Al descubrir una laguna resplandeciente se acercó con presteza y al hacerlo. EL CONEJO DE LA LUNA Quetzalcóatl. Pero los dioses les prohibieron ir más allá de los 13 cielos. decidieron un castigo. El príncipe con su preciosa carga a cuestas caminó días y noches hasta llegar a la cima de la montaña. Como había caminado todo un día. al descubrir que la tierra es más hermosa que los paraísos celestiales decidieron quedarse a vivir en ella para siempre. Pero 6 . La curiosidad por saber qué había bajo de él hizo que descendieran a conocer la tierra. descansa por las noches. se encontró con una mujer que salía de las aguas ataviada con vestidos de plata. sin moverse. como si la princesa durmiera. para siempre. Izcozauhqui se quedó junto a ella. furiosos por la desobediencia de la pareja. Las plantas parecían más verdes y los prados frescos y cubiertos de rocío. Ella se convirtió en la mujer dormida (Iztaccíhuatl) y él en el cerro que humea (Popocatépetl). La princesa enfermó repentinamente. el dios grande y bueno. El sol no brilla todo el tiempo. después se quedó quieta y blanca como la nieve. vive con su familia en el cielo 13 en el que no se conoce la oscuridad ni la angustia. Fueron sus últimas palabras. al lado de valles y montañas. pudiera verla más cerca desde el cielo. a la caída de la tarde se sintió fatigado y con hambre. cuando él regresara con su padre.El hijo de Tonatiuh era el príncipe Izcozauhqui a quien le encantaban los jardines. la veló.Tonatiuh. Los príncipes. Separándolos. Allí la vida es diferente. hasta morir. Un día el príncipe oyó hablar de los vergeles del señor Tonacatecuhtli. Se lo dijo al príncipe. se fue a viajar una vez por el mundo en figura de hombre. con su muerte. Hay más colores. El lugar escogido para su morada estaba cerca de un lago. La mujer supo que esa era la sanción de los dioses... Encendió una antorcha cerca de ella. el Dios Sol. sonidos y animales que en todos los cielos recorridos. para que. Tonatiuh se lo hizo saber con sus abrasadores rayos. le pidió que la llevara a una montaña con el fin de estar junto a las nubes. Se enamoraron de inmediato ante el beneplácito de los dioses. fueron vanos los esfuerzos de Izcozauhqui por aliviarla. Pasaban el tiempo juntos. recorrían un cielo y otro. Los dioses.

Tezcatlipoca. o del negro Tezcatlipoca. El rojo se llamó Xipe Totec. caminando. el Señor y la Señora de la Dualidad en la religión azteca. Huitzilopochtli. que era amo y señor de la noche. pero si tienes hambre. Quetzalcóatl no deseaba sacrificios humanos en su honor. El negro. por su enorme sabiduría. Su reino era el claro atardecer. Entonces se sentó a la orilla del camino. tuvieron cuatro hijos. El conejito se acercó a Quetzalcóatl y le dijo. donde quedó estampada la figura del conejo. un espacio. Quetzalcóatl. que era un dios guerrero y reclamaba continuamente derramamientos de sangre. estoy aquí. QUETZALCOATL Y EL MITO DE LA CREACIÓN Ometecuhtli y Omecihuatl. . Quetzalcóatl. fue el dios civilizador y de los sortilegios. Cuatro encarnaciones del Sol. Huitzilopochtli. Inventor de las artes. de la orfebrería y del tejido era. 7 . yo no soy más que un conejito. Y lo levantó alto. hasta que las estrellas comenzaron a brillar y la luna se asomó a la ventana de los cielos. cómeme.le preguntó. -Estoy comiendo zacate. A diferencia de su hermano azul. Cada hermano representaba un orden. Entonces el dios acarició al conejito y le dijo: -Tú no serás más que un conejito. pero todo el mundo. -¿Qué estás comiendo?. se ha de acordar de ti. -Mira. a quien los hombres también llamaron “gemelo precioso”. -¿Qué vas a hacer entonces? -Morirme tal vez de hambre y de sed. de dar vida a los otros dioses y finalmente a la raza humana que los adoraría. y estaba allí descansando. de piel y barba blancas.todavía siguió caminando. También fue llamado “Señor de todo lo que es doble”. A ellos les encomendaron la tarea de crear el mundo. un punto cardinal y un color. un tiempo. El azul. muy alto. ¿Quieres un poco? -Gracias. cuando vio a un conejito que había salido a cenar. para siempre. Y el blanco. pero yo no como zacate. Después el dios lo bajó a la tierra y le dijo: -Ahí tienes tu retrato en luz. hasta la luna. para todos los hombres y para todos los tiempos.

La cuarta. la madre de Huitzilopochtli y todos los santos varones de los antiguos tiempos? -Poderoso emperador. pavos o mariposas. La tercera. rociándola con su propia sangre. dónde la madre de Huítzilopochtli. descendió a los infiernos. decidió consultar al antiguo historiador del Imperio y. La segunda. mientras que su competidor. lo que pides es imposible. generoso en ofrendas pero temeroso de las llamas. cuatro mundos. Por ello fue designado para alumbrar el día. dónde los fundadores de la gran Tenochtitlán? -Señor --dijo el primer ministro--. no es posible. ellos viven en la lejana Tula -le respondió el anciano. sólo introduciendo el cuerpo por medio de poderes extraordinarios dentro de la cuarta vertical podríais llegar a ese lugar. y absolutamente nadie puede llegar allí. En su encarnación como Nanahuatzin. Entonces. esos santos varones y la madre de Huitzilopochtli viven en la lejana Tula. ¿dónde viven hoy Quetzalcóatl. se arrojó sin dudar al fuego sagrado. sólo alcanzó el rango de Luna. ni aun arrojando a su paso bandadas de codornices. La primera humanidad fue devorada por tigres. Por su cobardía. según cuenta la leyenda se fue al pasado y se encontró cara a cara con un viejo inmortal a quien le preguntó: -Dime buen anciano. culebras. marcado para siempre. Quien quiera verlo. Los demonios nunca dejaron de intentar engañarlo para que ordenara sacrificios humanos y justificara las “guerras floridas” que reclamaba su hermano Huitzilopochtli. cuatro soles y cuatro humanidades fueron sucesivamente creadas y destruidas. transformada en pájaros. Sólo por medio de poderes extraordinarios podríamos saber algo sobre nuestros antepasados. otro dios le tiró a la cara un conejo. en la ciudad maravillosa. ¿Dónde estará Quetzalcóatl. acompañado de una de sus encarnaciones gemelas llamada Xolotl. El Señor de la Morada de los Muertos no pudo detenerlo. Pero el amor de Quetzalcóatl por los hombres no le permitió sacrificar en su nombre más que animales. Quetzalcóatl. convertida en monos. convertida en peces. LA LEYENDA DE LOS 60 ANCIANOS Cuando el poderoso emperador Moctezuma quiso saber dónde estaban sus antepasados llamó a su primer ministro y le dijo: -Quiero saber dónde viven los antepasados del antiguo pueblo de Anahuac. -Quisiera llegar allá -dijo del gran emperador.Cuando los hermanos comenzaron su tarea. -El camino está cerrado. 8 . el camino está cerrado y rodeado de bestias espantosas. de donde alcanzó a robar una astilla de hueso de una de las humanidades anteriores para crear la nuestra. sólo tiene que esperar que salga la Luna y contemplar su rostro. océanos sin fondo y terribles peligros. un dios tan pobre que sólo podía ofrendarse a sí mismo. todos ellos consagrados al Sol.

dormimos en el duro yermo y no necesitamos lujo. y les dijo: -Quiero saber dónde viven los Dioses de Anahuac. los pies de los sesenta se hundían en la arena y se les hacía difícil caminar. Ustedes. ancianos. que se les dificulta caminar en este lugar. Llevaba la cara tiznada con carbón. continuó-. Era la madre de Huitzilopochtli. Al llegar ahí. Cuando marchaban hacia las casas de los legendarios señores. la madre de Huitzilopochtli les entregó un braguero (símbolo de castidad) para que ellos. En ese momento. si continúan así como van -dijo la madre de Huitzilopochtli-. -Estoy triste -dijo ella-y así lo estaré hasta que mi hijo regrese. tienen la sabiduría que se necesita. impregnaron sus cuerpos con hierbas. era la divina madre triste porque su hijo había caído por la fornicación.Así. haciendo sus mágicos círculos y usando sus poderes. Después. 9 . Los sesenta conversaron con Quetzalcóatl y recibieron distintas enseñanzas. porque vivimos una vida modesta. metieron su cuerpo físico dentro de la cuarta vertical. hasta que suba del lodo de la Tierra. Dice la leyenda que los sesenta se prepararon con mucho ayuno y abstinencia. ilustres varones -dijo él anciano-. comemos carnes de caza y también fornicamos. Días después. pronto serán conquistados por hombres blancos y barbudos que vendrán del otro lado del mar y los destruirán -refiriéndose a los conquistadores de España. el anciano historiador le comprobó a Moctezuma que lo que le había dicho el primer ministro era verdad y regresó al palacio. se regenere. Márchense. sucia y su vestido estaba todo rasgado. -¿Qué pasa? -preguntó el anciano a los sesenta-o ¿Por qué no pueden caminar? ¿Qué es lo que comen ustedes? ¿Qué es lo que beben? Los sesenta respondieron: -Señor. la deidad fundadora de la gran Tenochtitlán. y los despidió haciéndoles llevar tan duro mensaje al emperador. -Es por eso. y éste los condujo hasta el lugar donde estaba viviendo Quetzalcóatl y todo su séquito de heroicos y nobles varones mexicanos. convocó al pueblo y a los sesenta ancianos. Ustedes. una anciana salió al encuentro de los sesenta. vuestros presentes no son necesario para nosotros. es decir. hasta que se eleve. y luego. quiero saber algo sobre Quetzalcóatl. Viajaron por la dimensión desconocida hasta la lejana Tula. a su vez. nosotros bebemos mucho pulque y nos embriagamos. preguntaron al anciano por los heroicos fundadores. se lo entregaran al poderoso Moctezuma. les encomiendo esa labor y que lleven estos presentes para la tierra sagrada de la lejana Tula -y entregándoles los presentes. sobre la madre de Huitzilopochtli y sobre todos esos santos y heroicos varones fundadores de la gran Tenochtitlán.

la despedaza y deja los restos para que los devore otra Tzitzímitl. Quetzalcóatl la convenció para que bajase a la tierra para amarse convertidos en las ramas de un árbol bifurcado. Aquél que nacía en un día relacionado con esta diosa. Entonces.. tras su muerte. pero quienes lograron volver a la gran Tenochtitlán. y por extensión. de la embriaguez. y las manchas amarillas en su cara. Cuando se alejaron Quetzacóatl tomo los restos de la joven virgen y los enterró. descubriendo a su nieta como una rama. la patrona de las aguas terrestres. En principio Mayáhuel era una hermosa joven que vivía con su abuela. llamó a otras Tzitzimime para que bajasen a la tierra para ayudarle a buscar a su nieta. Algunas veces era representada con una nariguera de jade y cargando una vasija de barro. De ello brotó la planta del maguey. Mayáhuel se convirtió en diosa. Cuenta la historia de este mito mexicano que. Sus atributos eran la doble cuerda en una de las manos. entregaron el mensaje al poderoso emperador. él y su primer ministro. y especialmente con Chalchiuhtlicue.. Es una de las deidades relacionadas con la tierra. Pero cuando su abuela se despertó y no vio a Mayáhuel. En una ocasión. MITO DE LA CREACIÓN DEL MAGUEY Mayáhuel fue la diosa mexica del maguey. En tanto que divinidad del mundo vegetal. hablaron al pueblo para que dejaran la embriaguez del pulque y para que entraran por el camino de la regeneración. de la que se extrae el pulque. Pero todo fue inútil.Regresaron los sesenta por entre la cuarta vertical. Sin embargo la rama en que se había convertido Quetzacóatl permaneció intacta. aunque algunos de ellos murieron durante el trayecto. una Tzintzimitl estrellas que intentan impedir que salga el sol. 10 . ya la poderosa civilización solar que alguna vez había resplandecido en la gran Tenochtitlán y en otras ciudades cercanas había entrado en el proceso de decadencia. Como estas dos divinidades. llenos de dolor. Así. seguro habría de terminar mal: el malacate de algodón y las dos cuerdas significan adulterio y perdición. el malacate de algodón sin hilar. es también una diosa de la fertilidad. entonces la abuela. usado en las ceremonias como bebida ritual y ofrenda para los dioses. derivadas en la cosmogonía mexica con la embriaguez. Cuando se acercaban el árbol se separó en dos. Mayáhuel era signo de la mala suerte. Todos estos atributos los comparte con otras divinidades como la señalada Tlazoltéotl. Mayalen era representada como una joven con el cuerpo pintado de azul que se asomaba por una penca de maguey.

blanco. monarca de Tollán. y ella ya nada podia hacer. (no se sabe a cual) y que unos ancianos lo criaron y educaron.la cual se llamaba Ixchel. En la mitología Tlahuica. Itzamná iba a vencer a su contrincante pero en el menor descuido su oponente le hirio por la espalda y murio. tan confusa como la Griega. paso a ser su esposa y la Diosa Luna. y su nombre jamas se conocio y nadie supo lo que sucedio con el. barbado y de profunda cultura ha dado margen a la creación de varios mitos y leyendas que los antropólogos. Ixtab maldijo a aquel que con trucos sucios mato a Itzamná.que constantemente reñian por el amor de esta. rubio. 11 . y que Ixchel. se hizo cargo del gobierno. Chimalma puso en una cesta al niño y lo arrojó al río. de este personaje alto. es por eso que tambien es conciderada diosa del parto y la fertilidad.'' LA VERDADERA HISTORIA DE QUETZALCOATL La aparición en Mesoamérica y específicamente en el Anáhuac. se borda una historia con respecto a Quetzalcóatl. su eterna enamorada.LA DIOSA DE LA LUNA Quintana Roo '' Entre los habitantes de Quintana Roo existen varios mitos y leyendas que no han sido contadas del todo. el sobreviviente quedaria con Ixchel. Ixtab como fue a quien su hermana encomendo su alma al morir. existia una bella joven. paso a ser la Diosa del Suicidio. Itzamná paso a ser el Dios Sol. Ixchel al ver morir a su amado corrio del lugar y encomendando su alma a Ixtab se quito la vida. Habia muchos hombres que la pretendian entre ellos un joven llamado Itzamná y otro cuyo nombre se desconose. científicos y exploradores extranjeros han entretejido de una maraña cada vez más difícil de desenredar. Que avergonzada por haber dado a luz sin matrimonio. habiendo llegado a ser un hombre sabio y culto que al regresar a Tollán. Un ejemplo claro es la leyenda de '''La Diosa Luna''' la cual dice: En el inicio cuando los dioses aun eran mortales y adoraban a nada. semejante a la del nacimiento del Rey Salomón. pues se dice en los antiguos códices que Quetzalcóatl fue hijo de una mujer virgen llamada Chimalma y del ReyDios Mixtocóatl. Pero Ixtab desconocia que estaba enamorada de Itzamná. Se dice que en cada Fuego Nuevo la diosa Ixchel renace del fuego y permite a las doncellas enamorarse y dar como fruto de ese amor un hijo. Su hermana Ixtab decidio que pelearian hasta que uno de los dos muriera.

En un suicidio ceremonial al cual le acompañaban cuatro mancebos sus discípulos. cuando las huestes hispanas llegaron a las tierras veracruzanas al mando del capitán extremeño Hernán Cortés. Se dice que los Toltecas. que quiere decir serpiente emplumada o serpiente de plumaje hermoso. Nahoas y Mayas lo deificaron y colocaron su símbolo en todos los palacios. lo tentó en ambiciones. diciendo que hacía muchos. orfebrería. creyó que con la llegada de Hernán Cortés y su puñado de rapaces se cumplía la profecía y casi dejó en manos del puñado de horca hispano. que según nos cuenta la historia era un monarca medroso. aunque jamás se llegó a saber su nacionalidad y su procedencia. subió al panteón y se convirtió en la estrella Venus. barbado. barbado y blanco.Por otra parte se dice que Quetzalcóatl fue un hombre rubio. alto. que según la tradición mayense. blanco. diciendo que su nombre era Quintalbor. que de ninguna manera es nombre mexicano. maya o correspondiente a ninguno de los idiomas. y según nos cuentan en sus muy sabrosas crónicas Bernal Díaz del Castillo. habia llegado a la Gran Tenochitlán un hombre rubio. pusilánime. Ahora bien. Moctezuma. lapidaria. portando un casco semejante. que enseñó a los pobladores de lo que hoy es México. rubio que se parecía mucho al conquistador. Aquél tendil no solamente llevó ante Hernán Cortés el dicho casco dorado. barbado y de grandes conocimientos científicos. Pero en lugar de examinar detenidamente el casco y si lo hicieron no fue consignada en ninguna de las cartas de relación. Relata el soldado cronista que llegados a las costas de lo que sería La Nueva España. rubio y blanco idéntico a don Hernán Cortés. alto. se hundio para siempre. renacienco como la estrella de la Mañana y posteriormente adoptando el nombre de Quetzalcóatl. Cuéntase que habiendo bebido el suave neutle (pulque) se emborrachó y cometió actos bochornosos después de lo cual decidió marcharse para siempre tomando el rumbo del Golfo de México o Mar de las Turquesas. muchos años. Pidió que se le prestara el casco para cotejarlo con el que tenía puesto su Dios. sino también a un hombre blanco. a labrar los metales. tomaron a chunga y relajo la presencia de aquel hombre barbado. el Emperador Moctezuma envió unos tendiles llevando regalos. Uno de estos tendiles al ver que uno de los soldados de Cortés tenía un casco de latón que brillaba al sol. de su imperio. debe tener. en recuerdo y veneración de este sabio. astrología etc. se encontraron con una gran sorpresa que en esos días de codicias y rapiña desmedidas no le dieron la importancia que tenía y hoy aún. 12 . que también es así identificado por los fantasiosos arqueólogos. que al marcharse se los había regalado y los sacerdotes lo colocaron en la cabeza del ídolo representativo del Dios Huitzilopochtli. que se hablaban en el Nuevo Mundo. el destino de sus reino. monumentos y templos de la zona Maya y Mesoamérica en donde aún puede verse. pidió verlo. al grado de parecer su hijo o su gemelo y desde ese momento lo llamaron Don Cortés. oro y joyas y muchos ricos presentes que lejos de hacer que Cortés volviera proa a la mar.

con garras de jaguar y crearon una figura monstruosa y bella a la vez. ya que su cultura debió haber sido casi completa. Por último y finalizando así la leyenda y el mito.Ahora bien. que por lo menos. De allí que en los portentosos edificios de esa antigüedad se hayan esculpido esos símbolos y reverenciado como deidad. y a las elucubraciones. pero también es muy posible que los sacerdotes y astrónomos de entonces. al relato. jamás existió la serpiente emplumada. como el mítico dragón de los chinos en el cual quieren enredar al misterioso y barbaro rubio peregrino. que dejó como recuerdo su casco de vikingo. de una ave preciosa y un reptil. frescos o bajorrelieves de templos y palacios. es preciso asentar que según algunos arqueólogos. esculpieron una serpiente con penacho. hijo de Chimalma y el Rey-Dios Mixcoatl. Incomprensión de lo misterioso de aquellos pueblos que han dado margen a una de las leyendas más difundidas en América y en el mundo. al observar los cielos en la forma en que lo hacían. posiblemente nórdico. pudo haber dejado escrito su nombre y el de su país en alguno de los muros. Así volvemos a lo mismo. Tal vez Tollán si tuvo un gobernante sabio y bueno al que llamaron Quetzalcoatl. en su sublimación artística. que sería absurdo una mezcla o yuxtaposición con fines religiosos. es de suponerse que Quetzalcoatl no fue aquel misterioso hombre barbado. formaba parte de la Vía Láctea. serpiente de plumas hermosas y extendido su culto a los habitantes de Mesoamérica. serpiente incrustada de diamantes. su mundo. Quetzaltcoalt Dios. Y después de sus observaciones le hayan puesto Quetzalcoatl. se confunden debido a los estudios antropológicos y arqueológicos hechos en una mayoría por extranjeros. Lo que ocurrió y a esto puede y debe darse el mayor crédito. es que los hombres de aquella civilización tan avanzada. hayan descubierto que el mundo. de esta enorme galaxia que hoy conocemos y de la cual formamos parte y a la cual daban por nombre Ixtacmixcoatl que quiere decir "Serpiente salpicada de piedras preciosas o luceros". Quetzalcoatl hombre. pues a ningún hombre por sabio que haya sido. se le dio jamás el rango de Dios. ya que en ese entonces la Europa no poseía la cultura y los conocimientos numéricos y calendáricos que poseían los mayas y el mito y la leyenda se entretejen en una urdimbre impenetrable. 13 . amalgama absurda de las generaciones actuales.

dijo Xkokolch. le vino a la mente su Puhuy. Comenzaron la aves a discutir con las otras sobre el concurso. y se llenaba de envidia. y en tu caso. el Cardenal. con la nobleza que requería tan elevado cargo. y entoncesordenó difundir la noticia por todos los alrededores 14 . se encaminó hacia la casa de éste último y le comentó de la convocatoria: -Yo sé que no soy capaz de concursar con este plumaje para este concurso. En ese entonces. escuchaba a las otras aves que trataban de exaltar sus características. pero eres demasiado pequeño para ser el Rey de las Aves. -Seguramente será elegida el ave con el canto más dulce . desde la rama de un grueso árbol. mientras se posaba en otro árbol. maravillado ante la imagen del Pavo Real. El pájaro Puhuy al principio desconfió. el Gran Espíritu que todo lo sabe y todo lo ha creado. algunas por lo bello de su canto. con el carácter y rigidez que el puesto requiere. convocó a una asamblea. el mensajero de los caminos.contestó Chac-dzibdzib.así podrá lograr el concenso de todas y su voz será una caricia para las que se encuentren apesadumbradas. y todo el mundo se admira de mi plumaje color escarlata.Mi trayectoria es impecable.LAS PLUMAS DEL PAVO REAL Hubo una época en la que las aves no son como las vemos ahora. y tal vez te pueda faltar la elegancia y gracia que yo poseo. quien por estar ausente no se había enterado de que las aves discutían quién debía ganar el concurso. el ruiseñor. Dzul-Cutz el Pavo Real. para poner orden donde nunca lo ha habido . Dzul-Cutz. que al principio fueron pocas pero después se reprodujeron para cubrir el cuerpo del Pavo Real con un estupendo vestido con una larga cola con el color turquesa del mar. El Gran Espíritu.eso no es lo que necesitamos. pero después de que Dzul-Cutz le insistió. logró quedar convencido y le prestó sus plumas.y con sus garras rompió la rama en la que estaba posado. que habían pensado ser merecedoras de el primer lugar movieron la cabeza con incredulidad al contemplar la galanura con la que se adueñaba Dzul-Cutz del evento. y al entrar contoneándose y con el cuello erguido causó exclamasiones y las aves más bellas. pretendiendo ser merecedoras de tal distinción. Entre ellas había constantes riñas porque todas creían que tenían mayor importancia que las otras. mientras entonaba un melodioso gorjeo. mientras desplegaba sus alas . He venido a proponerte algo: Si tú me prestas tu plumaje yo podría ganar el concurso y entonces compartiría mis riquezas y honores de mi reino. y empezaron cada una a exaltar sus virtudes.no hay otra ave que sea más capaz que yo para gobernar aquí . el Pavo Real. otras por sus llamativos plumajes.Estoy en desacuerdo! . Quien gobierne a las otras aves debe ser fuerte. tú tienes un plumaje hermoso. . como en ese entonces no tenía un plumaje muy bello. el Pavo Montés. y los colores cálidos del atardecer. En un momento. se inhibía por su escaso atractivo.replicó Cutz. Dzul-Cutz el Pavo Real se dirigió al elegante edificio donde se habían reunido las aves a elegir al Rey de las Aves. para elegir a una que pudiera gobernar a todas las aves. no dudó en proclamar al Pavo Real como monarca de las aves. -Te equivocas . Pero él.

no sale más un bello canto de su garganta. Fueron conducidos por los indios y al observar las diabólicas escenas. El milagro de la leyenda dice que en 1537 los frailes Sebastián de Tolentino y Nicolás Perea. Al tercer día regresaron y vieron con sorpresa que en el lugar se encontraba la piadosa imagen que hoy se venera. de la Recolección de Religiosos Agustinos. evangelizaban la región de Malinalco y Ocuilán y se enteraron de que en una cueva cercana a Chalma se veneraba a Oxtotéotl (dios de la cueva) con sacrificios humanos. EL CRISTO DE CHALMA Chalma es paisaje para el cuerpo y para el alma. han llegando hasta nosotros buen número de piezas. Dzul-Cutz no devolvió a Puhuy sus plumas. cada vez que el majestuoso Pavo Real abre el pico. cinco llagas. emprendieron la tarea evangelizadora exhortándoles a destruir el ídolo y venerar a Jesucristo. Existe otra leyenda que habla de un arriero que buscando su mula entró a la cueva y encontró a un prodigioso Cristo. el Pavo Real se había olvidado del favor que le había hecho su amigo. El milagro se da en la naturaleza cuando las montañas aserradas cobijan junto al manantial el racimo agreste de aceitillas. chipiles y mirtos. Todas las aves hicieron saber al Gran Espírituque el Pavo Real había logrado ese bello plumaje por medio de la traición que había hecho a Puhuy y exigieron que fuera castigado. 15 . Al haber ganado a riquezas y honores. chicalotes. y después de unas semanas apareció éste último tapándose debajo de un arbusto. Esta técnica es la que desarrolló Vasco de Quiroga y gracias a la maleabilidad. Lo que tenemos por cierto es como en otros muchos sitios.Sin embargo. estos celosos misioneros sustituyeron al ídolo por la imagen de pasta de caña de maíz llamada "Tatzingueni". ligereza y duración de ésta. Desde entonces. en castigo a su mala acción. sino un sonido desagradable que causa risa en las otras aves. y con frío. girasoles.

Oaxaca. aprovechan "la manda" para pasear. probablemente del escultor Solache. La concentración de danzas es muy rica puesto que reúne a visitantes de todo el país. Destaca su cúpula aperaltada de gran esbeltez. Para 1683 fray Diego Velázquez de la Cadena construyó el edificio que en 1721 reconstruye fray Juan de Magallanes y finalmente. la conquista espiritual. Michoacán. en 1830. sino del extranjero.pasión de Cristo. se coronan de flores para entrar al Santuario. la Magdalena y Santa María Egipciaca. hay un dicho que dice que no se alcanzará el milagro "ni yendo a bailar a Chalma". El conjunto formado por el convento y el santuario es escénico y de mejor lejos. 16 . En este lugar se baila. Cuando se piden imposibles. recibiendo las principales peregrinaciones de Querétaro. recién nacido. Los peregrinos. La fachada de estilo neoclásico denota la continua actualización que sufrió el edificio que recibe al peregrino con la frase evangélica: "Venid a mi todos los que estáis trabajados y cansados y yo os aliviaré". Carlos III le otorga el 6 de septiembre de 1783 el título de Real Convento y Santuario de Nuestro Señor Jesucristo y San Miguel de las Cuevas de Chalma. como siempre. se bañan (sincretismo de purificación) y una vez limpios. Pentecostés y Navidad. de modo que este baile ha formado parte del ritual peregrino. Hay un culto secundario al Santo Niño del Consuelo. Su festividad es en Navidad y Reyes. quien realizó la obra regional. existiendo la tradición que regando a un Ahuehuete en donde brota un manantial. En el interior y sobre todo en la sacristía encontramos buenos lienzos anónimos de la . El Cristo de Chalma tiene buenas ofrendas de platería como sus cantoneras colocadas en 1534 por el orfebre Agustín Villaseñor.Fue tan atinado su culto que para fines del siglo XVI los frailes Bartolomé de Jesús María y Juan de San José decidieron fundar un convento de visita para atender a los peregrinos. el cronista del santuario Joaquín de Sardo entrega la obra fundamental que ahora conocemos. la aparición del Señor de Chalma y su traslado. A este templo acuden peregrinos no sólo de México. recibiendo como ofrenda juguetes. Sus fiestas principales son el primer Viernes de cuaresma. Guerrero y la Huasteca. bailar y comprar.

nos hemos propuesto a ir mezclando entre leyendas históricas. a los Apóstoles. algunas que a la vez perpetúen hechos que sucedieron. o sea la institución del Santísimo Sacramento. notaron los imperialistas que los que aun seguían de pie no se movían y tenían luenga barba. algunos en pie. el Jueves Santo. los imperialistas comenzaron a cazar a sus contrarios. y en la misma noche de la toma colocaron convenientemente en un parapeto (formado por la barda de una casa cercana a la ribera. como por la pérdida del panque. servía para representar la última cena de Nuestro Señor Jesucristo. de huerta y demás pertenencias. las tropas liberales se propusieron hacer una mala pasada a los imperialistas. Desde entonces. pues sólo reza que al esclarecer el día. pero como en la variedad está el gusto. sin embargo de pertenecer a dicho género. Existía de tiempo inmemorial en esa antigua parroquia. A la madrugada. revestidas del carácter serio de la historia. un apostolado de mezquite y tamaño natural que anualmente. como en todas las de su clase. tenga su parte más o menos anecdótica. Sabido es que el mismo día que se abrió el Sitio y que no fue otro que el día 14 de marzo. sirviendo éste de línea divisoria entre ambos contendientes. a las diez de la mañana. La traición no refiere si el traidor de aquel grupo fue de los muertos o de los supervivientes. lo cual dejó en claro la mala pasada de los enemigos. asomando medio cuerpo. que como de mezquite. 17 . en forma de tiradores y con su chacó republicano.ATAQUE A UN APOSTOLADO Fueron tantos los episodios ocurridos en el memorable sitio de 1867. apoderándose los republicanos de Antillón de la Iglesia de San Sebastián. En el número de éstas se cuenta la que nos ocupa y que. En mala hora. Al ser provocados. que ellos solos bastarían a formar una tercera serie de leyendas. la cual aún existe). los republicanos hicieron una descarga a los imperialistas que custodiaban la ribera opuesta del río desde las casas y huertas. relata un hecho rigurosamente histórico. poniendo de punta a los bravos defensores. necesario fue a hacerles varias descargas para degollarlos quedando. cubriendo la vanguardia San Pedro y sus compañeros. es conocida esa casa entre los vecinos del contorno con el nombre de Casa del Apostolado. sin embargo. pidieron los imperialistas sus posesiones de La Otra Banda. haciendo la descarga y ocultándose en seguida. tanto por aquella profanación. replegando a los sitiados hasta la ribera del río.

EL MILAGROSO SEÑOR DE VILLASECA Don Alonso de Villaseca fue un noble de raras virtudes que de España vino a estas tierras allá por mediados del siglo XVI. una guapa galereña que reunía en su persona todos los atributos para ser lo que se dice una hermosa muchacha. se les designó un galerón para que pasarán la noche. Caballero a carta cabal que gozó de la estimación general por su desprendimiento y libertad. no era posible pensar eso. −No parecen− dijo otro de ellos −son hombres semidesnudos y sin cabeza−afirmó profundamente sorprendido. un grupo de campesinos de estos alrededores. En la habitación de la derecha. cuando uno de ellos que andaba cerca del fondo escuchó un ruido raro que llamó su atención. Este Cristo es al que nos vamos a referir. algo así como una gotera. Con mucha precaución abrieron la puerta. Verdadero pánico se apoderó de su ánimo y. con su propio preculio. necesitados en ganarse la vida en mejores condiciones. a orillas de esta población. rogándole que les permitiera salir de allí con bien. Hallándose en una hacienda algodonera cercana a la frontera. advirtiéndoles que para mayor seguridad iban a cerrar la puerta. encontrándose en un patio semioscuro. El segundo caso se refiere a María. Lo consiguieron. A lo dicho hay que agregar que Don Alonso tenía sentimientos religiosos muy bien fincados. más como no era tiempo de lluvias. Dícese que cuando aún no había ni la más remota idea de reglamentar el trabajo de nuestros braceros en el vecino país del Norte. que tradujo también en nobles acciones: de España mandó traer tres Cristos. otorgando beneficios a mucha gente necesitada. regresando en peores condiciones a su tierra. Lo primero que pensaron los aspirantes a trabajadores fue que para hacer de ellos otro tanto se les había llevado allí. pero con su vida. También se les ofreció que una persona les llevaría la cena un poco más tarde. dejando su casa y familia. otro a las famosas minas de Zacatecas y un tercero al Mineral de Cata. no sin antes pasar por varios peligros. Después supieron que la sangre de aquellos quien sabe cuantos desdichados más. 18 . creyeron ingenuamente en la promesa que les hiciera un vívales y. se hallaban colgando del techo varios cuerpos que parecían humanos. se encomendaron al Señor de Villaseca. contando aquí dos de los múltiples milagros que se le atribuyen. también mal alumbrada. puestos en esa actitud para que la sangre chorreara sobre sendos recipientes. uno que donó al pueblo de Ixmiquilpan porque allí había hecho su fortuna. era empleada para hacer colorantes que en el mercado se vendían muy caros. dedicado al Milagroso Señor de Villaseca. pero como ese momento no llegó nuestros pobladores rancheros se disponían a dormir sin más alimento en su estómago que unos sorbos de agua. en el paroxismo de su angustia. corrieron la aventura de la que después tuvieron que arrepentirse muchas veces. Hay que imaginar cual fue su asombro al comprobar que en efecto los que colgaban del techo eran cuerpos humanos decapitados. El retablo en que patentizaron este milagro se encuentra en el muro izquierdo del templo de Cate.

con voz firme contestó: −Llevo flores al Señor de Villaseca. por quien María profesaba la más profunda repugnancia. se encomendó al Cristo de su devoción y. En el acto reconoció la canasta. aparecieron a la vista de Don Martín las más frescas y hermosas rosas que él hubiera imaginado. Feliz y risueña como nunca. Con la hija de su puñal levantó la servilleta que cubría la canasta. iba la muchacha por el camino de Cata. ni aún revelar el nombre de su patria. LA CAPA DEL MENDIGO El suceso que nos ocupa acaeció en la villa de Santa María del Pueblito. no obstante que la seguía cortejando Juan Manuel. Sin embargo. cuando de repente se apareció su marido. más esto no impedía que el buen cura (como generalidad de los de su clase). Efectivamente al levantar la servilleta. había un viejecito que periódicamente venía a recibir su óbolo. en cuyo empleo permaneció muchos años hasta su muerte. por razón de sus negocios tuvo que ausentarse por dos días. María no pudo resistir el deseo de llevar a Juan Manuel un buen almuerzo. permaneció sumisa al lado de aquel hombre. época en que estaba de cura propio de aquella parroquia el Pbro. un sombrero de petate formado de tres distintos tejidos. Luis Luna y Pérez. Un día que Don Martín. le socorriera con largueza. 19 . Este jamás quiso decir su origen. sino que sostenía la más intensa lucha por liberarse de aquella tentación. pues tenía el turno de madrugada. María no solo sentía admiración y afecto por su admirador. obediente y de buenos principios. y por ende muy pesada. −Tú sabes. y cegado por los celos increpó con violencia a María.Muy joven la casaron sus padres con un viejo minero adinerado. Todo su haber se reducía a un tosco bordón. un morral colgado al hombro y una colcha formada de mil y tantos parches y remiendos de distintos paños y colores. aparentemente sin inmutarse. que yo jamás he querido a Don Martín− éste era el nombre del celoso y feroz marido −y que me casaron sin mi voluntad. apuesto galán que no podía resignarse a perder su amor y por medio de una viejecita del barrio del Terremoto. arrodillada ante el Cristo milagroso. por los años de 1850 a 1852. pernoctando en la cuadra sobre blando colchón de paja. Padre mío. imaginando que el almuerzo era para su adversario. al tiempo que decía: −¿Qué llevas ahí? La infeliz muchacha turbada por la pena y el dolor. le rogaba que le diera fuerzas para seguir siendo fiel a su esposo. Entre los muchos pordioseros que llegaban al curato a implorar socorro. D. constantemente hacía saber su honda pasión a la dueña de sus desvelos. Por su parte. Muchas veces.

Al levantarlo de su lecho un hermano del citado Sr. Años más tarde el zacatecano. llegó una noche al curato. sabiendo el origen del mendigo ni su patria. al ser preguntado por el Sr. que desde entonces se venera en Temascaltepec. Supo del descubrimiento el virrey Antonio de Mendoza. Cura quien todavía vive. 20 . encontrándolo abrazado en calentura. al encender una fogata para preparar sus alimentos se dio cuenta de que escurría un hilillo plateado: había encontrado una rica veta de plata. lo cual llamó la atención de Sr. llegó hasta las estribaciones del Nevado de Toluca. Cura. Un mentís más a la decantada codicia de los curas. Descendió por una profunda barranca y al llegar al fondo decidió quedarse a vivir ahí. Poco después. aunque ya tocando el ocaso de la vida. notaron que la colcha de los mil y tantos remiendos pesaba más. con que liberalismo se empeña en desprestigiarlos. Cura sobre si habían llevado su cena al viejecito. quien fue a verlo. y después de internarse a su aposento. el viejecito aquel murió. Después de los auxilios necesarios.Tantas veces había pernoctado ya en aquella casa de vuelta de sus correrías por las aldeas en busca de sustento. lo cuál hizo el mendigo sin dilación. se le hicieran sus funerales en la misa parroquial del Pueblito. pidió al mozo un poco de agua porque se moría de sed. Cura. Después de algunos años de estos viajes y vueltas. TEMASCALEPEC. siendo el pan cotidiano de la presa impía. sólo un poco de agua. convertido en próspero minero. quien mandó llamar al fugitivo y le ofreció el perdón de su condena si declaraba el sitio exacto de la veta. Cura y un mozo. lo cual fue verificado exactamente. dispuso se medicinara y preparara para confesarse. UNA LEYENDA DE PLATA Se cuenta que en el siglo XVI un fugitivo de la cárcel de Zacatecas. En vista de esto. el Cristo del Perdón. hizo traer de España una hermosa imagen. Esta suceso me lo refirió el hermano ya citado del Sr. corriendo todos los gastos por cuenta del Sr. repartiendo los sobrantes a varios sacerdotes para que se aplicasen misas. buscando un lugar dónde ocultarse. deslumbrado por el cálido clima y la hermosa vegetación. dijo que no había tomado alimento. El mozo. que ya era bastante conocido de aquella gente.

podemos ir de un día a otro hasta completar un tonalpohualli o calendario sagrado. Hubo cuatro soles antes del actual. A través de manuscritos. Cada uno marcó eras distintas. que asumía un aspecto masculino y dominaba la época seca del año. hablaban de un mundo lejano al hombre común. Leyendo de derecha a izquierda. Algunos códices prehispánicos sobrevivieron para mostrarnos sencillos esquemas que representan esta compleja relación. cuerpos celestes fundamentales para elaborar el calendario. aparte de la luz. leídos sólo por los especialistas denominados tonalpohuques. negativa o indiferente. los mismos dioses debieron sacrificarse. Opuestos y complementarios. Ellos representan a los astros en la ruta que parte del oriente hacia el poniente. La esencia del tiempo era. donde todo regresa cuando se repite el símbolo y el numeral del día y el año. de aspecto femenino. Para echar a andar la precisa maquinaria del tiempo debía intervenir el dios del viento. dando a cada día su connotación positiva. del ámbito de los seres que dominan el tiempo cíclico que rige el destino de todo cuanto vive. Su cargador (bacab en maya e i mamal en náhuatl) los lleva sobre su espalda. Tal es el caso de la página 1 del Códice Féjérvary Meyer. que no sólo impulsó al Sol y la Luna para que avanzaran en sus caminos celestiales. purificarse en el fuego. cual pesado fardo. 21 . podemos abrir una ventana hacia mitos cosmogónicos fundamentales para el pueblo mexica. en el que en los rumbos cardinales están no sólo los dioses. Ambos astros permanecían estáticos hacia el oriente. como ser vivo. aún no estaban dotados de movimiento. elemento producido por el más viejo de todos lo dioses A pesar de que ya había nacido el Sol y poco después la Luna. morir. el movimiento. sino los signos calendáricos. cuando dejaba su mecapal (bulto) para que un nuevo mecapalero iniciara su camino. como el Sol. como el Códice Matritense del Real Palacio. En ellos vemos fielmente reflejada la creencia de que el Sol. entre las cuales se detuvo el tiempo y se hizo la profunda oscuridad. ambos son indispensables para el florecimiento de la tierra. las aves y los árboles cósmicos. eran considerados sagrados y secretos. Para que naciera el Quinto Sol. hasta el final del día. La conceptualización del tiempo se une de esta manera a la del espacio para conformar uno de los principales elementos que caracterizan a las culturas autóctonas de Mesoamérica. puede nacer y morir. Estos libros.SOL Y LUNA El Sol era el cuerpo celeste por excelencia y en Mesoamérica se le identifica con el tiempo mismo. como la Luna. que dominaba la época húmeda del año. sino que los colocó en los sitios del espacio que les correspondía para desempeñar su tarea.

De este hombre y esta mujer nacieron los macehuales. El mayor nació todo colorado y lo llamaron Tlantlauhqui. De ese modo el año tenía trescientos sesenta días. 22 . quien tuvo cuatro hijos con su mujer Tonacacihuatl. El tercero fue Quetzalcóatl. Después de los días formaron el infierno. después de seiscientos años de su nacimiento. que fueron la gente trabajadora del pueblo. Los dioses también hicieron los días y los repartieron en dieciocho meses de veinte días cada uno. En el agua dieron vida a un caimán y de él hicieron la tierra. y así permaneció durante seis siglos. y le dieron algunos granos de maíz para que con ellos pudiera adivinar y curar. Luego crearon a un hombre y a una mujer y los mandaron a labrar la tierra. con los puros huesos. Los mexicanos lo consideraron su dios principal por ser el dios de la guerra. estos cuatro dioses se reunieron para determinar lo que debían hacer. Entonces crearon al dios y a la diosa del agua.LOS PRIMEROS DIOSES Los mas antiguos mexicanos creían en un dios llamado Tonacatecuhtli. Como era zurdo lo llamaron Huitzilopochtli. El segundo nació negro y lo llamaron Tezcatlipoca. El mas pequeño nació sin carne. Y así fue como dicen que los dioses hicieron la vida. los cielos y el agua. para que enviaran a la tierra las lluvias buenas y malas. Según nuestros antepasados. Acordaron crear el fuego y medio sol. A ella también le ordenaron hilar y tejer. pero como estaba incompleto no relumbraba mucho.

Todos los animales lo observaban fascinados por su deslumbrante imagen. Desde entonces. comenzó a aletear con una alegría desbordada. como al principio de los tiempos.LEYENDAS UN MURCIELAGO DE COLORES Una vez existió un hermoso murciélago. 23 . Miraba con desprecio al resto de las aves. los halagos comenzaron a hacer mella en él. El resto de aves se sentían humilladas ante el vuelo del murciélago. Y así lo hizo. Revoloteaba por toda la tierra recreándose en su imagen. Tras un tiempo de recolección. lo hizo llamar y subir al cielo. a las que consideraba inferiores a él por su belleza. subió al cielo y solicitó al creador poseer plumas. Éste decidió intervenir. refugiándose en las cuevas y negándose la visión. el murciélago vivió recluido en la oscuridad. ya que en su afán por parecerse al resto de las aves. inconscientemente. Aleteó una y otra vez. llovieron plumas de colores que éste no quiso observar. Tras observar la actitud del bello murciélago. Era la criatura más bella de la creación. lamentando su egoísta actitud. ufano. Se dedicó a pedir las plumas de aquellos especímenes más vistosos y coloridos. No obstante. La soberbia se apoderó de su raciocinio. su nuevo y espectacular aspecto. Éste se sintió halagado al verse requerido por el ser supremo y su ego se elevó con él. con el eco de su vuelo provocó un maravilloso arco iris. Ante la presencia del creador. Durante días. se descubrió desnudo. Avergonzado. De pronto. Consideraba que no existía otra cualidad más importante que no fuera el aspecto físico. en una ocasión. de todas sus bellas plumas. Percibía que ningún otro animal estaba a su altura. procurando olvidar lo hermoso que un día fue. Incluso. y sus ofensas llegaron a oídos del creador. el murciélago lucía. Su continuo pavoneo se hizo insoportable para todo el reino animal. descendió a la tierra. Hasta reprochó al colibrí que no eran tan agraciado como él. Éste le contestó que tenía su permiso para solicitar a otras aves sus mejores plumas. desprendiéndose.

Al hacerlo. Eso no lo desalentó y se puso en marcha. se presento ante Jappán. 24 . le contó lo que había pasado y también le corto la cabeza. Fue entonces que un pájaro se posó sobre un árbol próximo. las siguió. Uniéndose a su marido bajo la roca. interesada en aquel juego. Yaotl le ofreció las criaturas mas hermosas para hacerlo bajar de la alta roca donde se había instalado. Un joven huichol oyó hablar del maíz y de sus famosos mets. abandono a su familia y todos sus bienes. los chilaquiles y la sopa de tortilla que se preparaba con este cereal. las hormigas. Tlahuizin –la inflamada. La diosa Tlazolteaotl. Los dioses consideraron que Yaotl se había excedido en su misión y lo transformaron en saltamontes. Pero el maíz se encontraba muy lejos. Una vez allí. permaneció día y noche entregado a la devoción. maravillada de tu virtud y conmovida por tus sufrimientos. al otro costado de la montaña.y la llevo junto a la piedra donde estaba escondido su marido. quiero reconfortarte. Al cabo de poco tiempo vio una hilera de hormigas y como él sabía que ciertas de ellas eran las guardianas del maíz. Los huicholes estaban cansados de comer cosas que no les gustaban. Querían alguna cosa que pudieran comer todos los días. Los dioses quisieron poner a prueba su virtud y ordenaron al demonio Yaotl –el enemigo. pero todo fue en vano. se devoraron todas sus vestimentas. LOS HUICHOLES Y EL MAIZ Leyenda Azteca sobre la creacion del maiz. dieron nacimiento a escorpiones de diferentes colores. bajo de su roca y ayudo a la diosa a subir a ella. Luego Yaotl fue a buscar a la mujer de Jappán. pero de maneras diferentes. dejándolo sólo con su arco y sus flechas. y comenzó su vida de ermitaño en el desierto. Pero cuando el joven se durmió. pero el pájaro le regañó y le dijo que ella era la Madre del maíz. TLAZOLTEOTL Un hombre llamado Jappán quería llegar a ser el favorito de los dioses. y le dijo: -Hermano Jappán. sin ningún problema.que lo tentara y lo catigara si se rendía. Sin ropas y hambriento el huichol se puso a lamentar. Lo invitó a seguirla hasta la Casa del Maíz donde ella lo autorizaría a tomar todo lo que él buscaba. la virtud de Jappán cayó y enseguida llego Yaotl –y a pesar de todas sus suplicasle corto la cabeza. unas tortillas. Los dioses lo transformaron en escorpión y avergonzado se escondió bajo la piedra. El joven apuntó su arco sobre él. que al ver su hermosura quedo turbado. sin darse cuenta de la trampa que le tendía. ¿Como puedo llegar hasta ti para hablarte mas cómodamente? El ermitaño.LA VENUS MEXICANA.

cuando la vida era muy difícil y el hombre tenía que luchar contra inmensas bestias salvajes para poder alimentarse. los animales intentaron robarle.En la Casa de Maíz se encontraban cinco bellas doncellas. Mazorca Azul. Como él no tenía aún casa. Mazorca Amarilla. En cierta ocasión salieron los hombres de ese gremio a cazar un gran mamut para el abastecimiento de varios días. Después. LA OBSIDIANA Cuenta la leyenda mexicana que en los tiempos de los indígenas. pero como no tenían armas para defenderse buscaron por toda la cueva algo que les ayudara a defenderse del ataque de unas hienas. durmieron un tiempo en un lugar dedicado a los dioses. Los Ancianos cuentan que Mazorca Azul. la casa de los recién casados se llenaba cada día de espigas que la decoraban como flores. ocurrió un acontecimiento que cambió la vida de esa comunidad. después de haber enseñado todo lo que ella sabía. se molió ella misma y es de esta forma que los hombres conocieron el excelente atole. Mazorca Roja y Mazorca Negra. siendo ésta utilizada posteriormente para la elaboración de instrumentos de caza. mientras las mujeres y los niños se quedaban en la cueva en compañía de los ancianos. El ingenio y creatividad de Obsid lo llevaron a recibir los honores de la tribu. la tomó y la amarró a un palo que tomó de entre escombros. Esas cacerías llegaban a durar varios días por lo que los ancianos tenían la obligación de cuidar a las mujeres y niños. Enterándose qué delicias ofrecía este nuevo alimento. fue nombrado guerrero de la aldea y en su honor le llamaron a aquella piedra "Obsidiana". las hijas de la Madre del Maíz: Mazorca Blanca. La bella esposa enseñó a su marido a sembrar el maíz y a cuidar los cultivos. Mazorca Azul enseñó a las gentes a colocar fuego alrededor de los cultivos para espantar a las bestias en busca de espigas tiernas. una bebida caliente que se prepara con granos de maíz. como por encantamiento. Se casaron y volvieron a la villa Huichol. Mazorca Azul lo encantó con su belleza y su dulzura. 25 . lo lanzó con gran fuerza y enorme fue la sorpresa de todos al darse cuenta que se desplumaba una hiena mientras las demás salieron huyendo. De pronto Obsid el pequeño hijo del más valiente guerrero se percató de una piedra negra y filosa que estaba en el suelo. Las gentes venían de todas partes porque Mazorca Azul les ofrecía espigas a manos llenas.

EL FORASTERO Y LA NIÑA Leyenda real de una niña de 8 años que anda en los pueblos de la sierra del Perú. en el sitio arqueológico de El Solitario se encontraron grandes cantidades de obsidiana. Un dia un forastero decide hospedarse por unos dias en una casa de ese pueblo por una semana y luego continuar su viaje.250 dne). Amacuilecatl es un sitio asentado en el húmedo cráter a 4. TEPOZTECATL Un niño llamado Tepoztécatl. también existían minas de Obsidiana al norte del Pico de Orizaba de los mineros prehispánicos. 26 . un día los Tepiles (mandatarios del pueblo) anunciaron al padre que debido a su edad debía ser sacrificado al monstruo de Xochicalco. Tepoztécatl sacó los Aiztli (Obsidianas) y con ellos desgarró las entrañas del monstruo que en medio de convulsiones murió. Tepoztécatl se ofreció a acudir al sacrificio en lugar de su padre. La historia ya era conocida en ese pueblo. creció muy inquieto. un grupo de montañesas descubrieron fragmentos de obsidiana. la enorme serpiente que de inmediato lo devoró. rodeado por chacras donde las casas estan a 600 metros de distancia entre si. En ese dia el forastero ya dormido a la media noche escucha la puerta : pod pod pod. pero respetuoso de los ancianos que lo adoptaron. al abrir la puerta se encuentra con una niña con rasgos de quemaduras.320m en el flanco oriental de la montaña denominado Valle de Mirapuebla se encontraron dos fragmentos de Obsidiana prismática a diferentes niveles. Esta leyenda nacio en un pueblo alejado de las carreteras.En el Pico de Orizaba. al que alimentaban sacrificando ancianos. sobre el flanco oeste se localizó una superficie que mostraba restos de Obsidiana. el material corresponde al Posclásico Temprano (850-1. Salió rumbo a Xochicalco. Él se desperto y se pregunto quien toca a estas horas. y en el camino fue juntando Aiztli (Obsidianas) pequeños pedazos filosos de Obsidiana que iba guardando en su morral. Llegando a Xochicalco se presento ante Mazacuatl. dentro del monstruo. etc.

y el le dice si claro que si ..entonces el forastero le pregunta: ¿que necesitas niña a estas horas?. en el cerro de la Teresona. pasaron 4 dias seguidos que la niña iba. muchas personas cambiaban de camino y para llegar a Tlaxomulco bajaban por los Cipreses..se dice que la niña sale a penar los 21 de febrero de todos los años. durante 2 semanas atacando a turistas . Cuando la niña se iba .. Aquel grito fue escuchado por todo el pueblo y el forastero fallecio 2 dias despues. Contaban que toda persona que pasaba en la noche o en la madrugada.y la niña grita con una voz terrorizante: ¡es EL DIABLOOO!. ¿me regalaria un vaso con agua?. y el forastero pregunta ¿y donde esta tu papá?.el forastero decide preguntarle y le dice: ¿niña para quien llevas ese vaso con agua?. el forastero saca un poco de agua y le da a la niña. Una persona que se atrevió a pasar varias veces vio que el perrito salía del panteón.. 27 . Cuando murieron. esperó que sea la media noche. por el lado de la carretera Circunvalación.quien sera la proxima victima? EL CERRO DE LA TERESONA En Toluca. Enmedio de este camino había una casa muy grande en el cerro. y llegada la hora la niña toca la puerta.el forastero queda sorprendido y le pregunta: ¿QUIEN ES TU PAPA?.. ella responde. lo seguía de lejos y se iba haciendo poco a poco más y más grande y de repente desaparecla.. como no tenían herederos la casa pasó a ser panteón y hasta no hace mucho tiempo dejó de serIo. Entonces el Forastero decide hacerle unas preguntas.. Por eso.ella le dice: él se esta quemando... Esta señora sufrió mucho con su esposo. Al dia siguiente la misma niña fue a la misma hora donde el forastero y lo mismo le pidio. siempre le salía un perrito chihuahueño blanco y seguía a determinada distancia a los que pasaban por allí. el forastero abre la puerta y la niña le pide si le pudiera regalar un poco de agua en su vaso. despues de darle el vaso con agua la niña se retira. Allí vivía una señora llamada Teresa.ella dice para mi papà . hay un camino que va para Santiago Tlaxomulco. pod pod pod.

sin embargo. y ese callejón. el Abad se negó a contestar y los apresuró a dejar el lugar. por lo que sus familiares se extrañaron y le preguntaron por qué cerraba si el hombre elegante aún no había salido. la mujer deja la vela como ofrenda y después de rezar una oración desaparece. sin embargo. uno de sus sobrinos le preguntó al Abad qué le había pasado. Después de que el sobrino le hiciera nuevamente la pregunta. Su nombre se debe a que por ahí salían los carruajes de la Condesa del Valle. por lo que el Abad pidió a unos familiares que lo esperaban unos minutos. el Abad llevó su mano derecha hacia su oído. y cerró las puertas. tiene una fachada que da al Callejón de la Condesa. quedando la duda para siempre. LA CONFESIÓN DE UN MUERTO Se dice que una noche a principios del siglo XVII el Abad de la antigua Basílica de Guadalupe vió que entraba un hombre de elegante apariencia que le solicitó la confesión. 28 . Algunos curiosos y otros que han sabido dominar el miedo han sido testigos de que ya en el interior de la Nueva Basílica. haciendo notar que se le dificultaba escuchar. y que después de escuchar la confesión había tenido dificultad para escuchar por el oído derecho. El Abad nunca pudo contar lo que le había dicho el misterioso personaje. es la que dicen las personas que visitan la Basílica de Guadalupe o los que por sus circunstancias duermen en la escalinatas de dicho lugar. Ya en casa de los familiares. Cuentan que hay ocasiones en las que ha sido vista una mujer que sale de la Basílica vieja. sin que el intenso viento nocturno o una lluvia torrencial apaguen su flama . portando una vela encendida. ahora mejor conocida como el Sanborn's de los Azulejos. el Abad salió con el rostro pálido. el Abad le respondió que el hombre que había entrado a la Basílica horas antes era un muerto que había venido de ultratumba para confesarse. No lo sabemos pero queda el misterio de dicha aparición. con el tiempo y hasta nuestros días se le conoció como el Callejón de la Condesa. llamado de Dolores.APARICIÓN EN LA BASÍLICA Una de las leyendas que todavía se cuentan en nuestra ciudad. EL CALLEJON DE LA CONDESA La Casa de los Azulejos. guardando el secreto de confesión. Tal vez se trata de un alma en pena que tiene como manda hacer la visita al sagrado recinto o puede ser la manifestación de algún compromiso que dejó de cumplir la persona a quien perteneció dicha imagen. Después de un rato. La mujer camina en dirección a la Nueva Basílica y para sorpresa de muchos atraviesa las paredes del edificio.

ha llegado hasta nuestros oídos una curiosa anécdota. Cierto día le platicó todo lo sucedido a una vecina quien le aconsejó no contárselo a nadie más y dejar las monedas en la iglesia. aquellas monedas desaparecieron y se rumoró que el charro regresó a recogerlas. Por fortuna. a la mañana siguiente la partera amaneció muerta. ni si quiera hirvió en las venas de los dos Quijotes. y miraba extrañada a sus conocidos. Ella estuvo confundida y recelosa durante varios días por la advertencia y la silenciosa desaparición del charro. que los dos coches retrocedieran hasta salir. el Virrey previno. Indignada y asustada por la advertencia la partera entró a su hogar y espero a que se retirara el charro. Se cumplió la advertencia de aquel charro. así lo hizo la partera. pues. uno hacia la calle de San Andrés. Como no escucho las pisadas de su caballo pensó que seguía fuera de su casa y se asomó a la ventana para descubrir asombrada que no había nadie. referente al Callejón de la Condesa. El charro regresó al lugar y le pago con varias monedas de oro. de seguro se momifican los hidalgos. EL CHARRO Y LA PARTERA En cierta localidad a la parte norte del pais solía cabalgar un misterioso charro que se aparecía repentinamente a los habitantes. Una noche allí llegó un charro a solicitar los servicios de una partera y la llevó a su jacal. la sangre no llegó al arroyo ni mucho menos.Sólo a través de los siglos y en aras de la tradición. 29 . y otro hasta la Plazuela de Guardiola. donde la partera asistió a su mujer hasta que parió. dos hidalgos. como asienta un grave autor. pero le advirtió que guardara en secreto el parto o se moriría. Cuentan las consejas que cierta vez entraron por los extremos del callejón. alegando que su nobleza se rebajaría si cualquiera de los dos tomara la retaguardia. De no intervenir la autoridad. Sin embargo. pero a falta de cuchilladas salió paciencia a los hidalgos quienes estuvieron en sus coches tres días de claro en claro y tres noches de turbio en turbio. pero con el aspecto de seguir durmiendo y algunos rumoraron que escucharon cabalgar al charro cerca de ahí. cada uno en su coche y que por lo estrecho de la vía se encontraron frente a frente sin que ninguno quisiera retroceder. que tomó su nombre de alguna de las del Valle. Durante varias semanas estuvo absorta en sus pensamientos.

pues en la carta que envío el Gobernador de Nuevo Reino de León. aunque el lugar estaba fuera de la ciudad. se formaban todos dando frente al oriente y al aparecer el astro del día por entre los picachos del cerro de la Silla. seguramente eran lo ojos de agua de Santa Lucía. vivía una India tlaxcalteca esposa de un zapatero. 30 . Sin embargo y haciendo caso omiso de lo anterior. al que disparaba un indio sus flechas. afuera de la ciudad hacia el poniente. quien emprendió la marcha el 22 de Agosto de 1555. Este milagro influyó para que esa mujer construyera una pequeña capilla que llamó casa de la virgen. MILAGRO DEL DILUVIO La leyenda nos relata que por el año de 1718 cayó en la ciudad una lluvia torrencial que duró 40 días e inundó gran parte de esta localidad. el Doctor Regino F. sino con cierta humildad y reverencia que indicaba ser un acto de homenaje y veneración. es que el escudo data de mediados del siglo XVII.EL ESCUDO DE ARMAS Existe una leyenda referente al Escudo de Armas. Actualmente el templo que se encuentra en ese lugar refleja la arquitectura religiosa moderna de la ciudad. no de una manera hostil. En ese entonces. la corriente perdió fuerzas y se salvaron de la inundación aquella barriada y la ciudad también. que fundó en ese propio lugar de la ciudad de Monterrey. se dice que la piadosa mujer acercó con fé la imagen al borde de las olas. pidió y le fue concedido por el virrey. Casi de inmediato. lo que si puede asegurarse sin lugar a dudas. desde Saltillo mandó por el rumbo del oriente a Don Diego de Montemayor. estos indios medios domesticados no eran belicosos. lo que confirma que el blasón ya existía para entonces. que el emblema de la ciudad metropolitana fuera un sol sobre el cerro de la Silla. hasta que llegó a una gran planicie donde corría un hermoso riachuelo a cuyas márgenes estaban acampadas numerosas tribus indígenas. Ramón escribió una historia sobre el estado de Coahuila que nunca se público pero que otro a su vez al leerla. que guardaba en su casa una imagen de la virgen de La Purísima y cuando las aguas desbordadas del río llegaron a ese barrio. Don Nicolás de Azcárraga a la reina Doña Maríana de Austria el 29 de Septiembre de 1667 y en la siguiente de fecha 5 de Abril de 1669. transcribe un documento que se encontró en el Archivo de la Nación y que en la parte que interesa dice lo siguiente: que Urdinola. Don Diego de Montemayor quedó tan impresionado que muchos años después. le disparaban sus flechas. le decía textualmente que la ciudad necesitaba de privilegio de armas y que se cediesen según el escudo que hubiese acostumbrado. donde las mujeres de esa época iban a rezar todos los sábados. Al salir el sol practicaban una curiosa ceremonia.

EL MOLE POBLANO Cuenta la leyenda. El cocinero principal era fray Pascual. visitó su diócesis. donde unos suculentos guajolotes estaban ya casi en su punto. e iba a refugiarse en el hueco del tronco de un roble. Allí fueron a parar los chiles. para el cual los cocineros de la comunidad religiosa se esmeraron especialmente. en vista del desorden que imperaba en la cocina. que éste comenzó a orar con toda su fe. echando a perder la comida que debía ofrecerse al Virrey. Incluso hoy. Un rato más tarde. La mujer agregaba que todas las noches iba por ella y la encontraba con la falda húmeda y con algunos cadillos en los pies. Se dice que fray Pascual estaba particularmente nervioso. que existía exactamente en el mismo lugar donde se levanta el templo de El Roble. atiza mi fogón". Virrey de la Nueva España y Arzobispo de Puebla. trozos de chocolate y las más variadas especias.EL TEMPLO DEL ROBLE En la época de La Colonia surgió otra leyenda que mantiene arraigo popular. que ese día corría por toda la cocina dando órdenes ante la inminencia de la importante visita. justamente cuando le avisaban que los comensales estaban sentados a la mesa. un convento poblano le ofreció un banquete. él mismo no pudo creer cuando todo el mundo elogió el accidentado platillo. y que comenzó a reprender a sus ayudantes. 31 . El mismo fray Pascual comenzó a amontonar en una charola todos los ingredientes para guardarlos en la despensa. en los pequeños pueblos. Fue tanta la angustia de fray Pascual. que en una ocasión Juan de Palafox. las amas de casa apuradas invocan la ayuda del fraile con el siguiente verso: "San Pascual Bailón. y era tal su prisa. escapaba de noche y atravesaba el canal de los ojos de agua de Santa Lucía en Monterrey. Se dice que una mujer del pueblo comenzó a contar que una imágen que ella tenía en su casa. El asombro crecía y más mujeres solían ir a rezar a ese lugar. que fue a tropezar exactamente frente a la cazuela.

extendidos latifundios y ricas minas de oro y plata en completa bonanza. determinaron separarse de la nueva España para encaminarse a su patria. Refiérese que en tiempo de la guerra de independencia. Aquellos españoles llegaron a México y ya en el pueblo del Valle y más aún en la peña buscaron con todo empeño y gran tenacidad la fortuna oculta. poseedores de una gran extensión de tierra. había unos españoles sumamente ricos y que temiendo ser presa de los terribles guerrilleros. pero nunca la encontraron porque jamás dieron con el enorme clavo que les había dado como señal. He aquí la historia: En el Valle de Bravo. Por lo tanto se tiene plena seguridad de que en los ricos del valle de bravo denominados la peña permanece aún ocultó aquel tesoro que dejaron escondido los riquísimos españoles. en que la peña del valle de bravo hay enterrado un valiosísimo tesoro. los insurgentes perseguían a muerte a los españoles que por lo general. eran dueños de cuantiosas fortunas. enviaron a 2 personas de su confianza a México para que encaminándose a la población del valle buscaran en la peña aquel tesoro.EL TESORO DE LA PEÑA DE VALLE DE BRAVO Desde hace mucho tiempo se ha venido contando de generación en generación y todas lo han creído al pie de la letra. Agustín de Iturbide y cuando él país comenzó vivir separado de la corona de castilla. aquellos españoles que Habían dejado sepultada enorme fortuna en la peña del valle. 32 . pero antes de hacerlo enterraron una cuantiosa fortuna en la Peña del valle. y para que con facilidad dieran con él les dijeron que encontrarían como señal un enorme clavo. Consumada la Independencia por el gran libertador D.

 @.DD-9@ ..0I.

 .

.- @.9.

@9.

D--9@ D- 9.D.                     - D-.

.

 I-D.O.

- @@@ D.

. - @9@.

@ @-0 .

@- 9.

- .

            .

.

--D-.D@ .

-.

- .

9@ .

 .D.9 -  @90I I                          .9  .DI @.

    .

.

     .

@°f  ¾  n°¾€f¯f ° n  °  °¾  n°n f¾n f °f f°–¾f © @°f f ½°n½ nff °  °nf°f f°¾©f ° ¾ D° f  ½°n½   f f  ¾  –  ¾  ¾ ³ @°fnf n  .

¾ €  f n°n ¾  f¾ ½f°f¾ ½f nf° ¯h¾   ¾  ¾ ½f ¾ € ¾n¾  n  ¾  n   ¾n  °f f–°f  ¾½f° n °  ¾ fn n n° ½ ¾ f  f fn  ¾  °n° n° °f ¯©    ¾ff  f¾ f–f¾ fff f n°  ¾ ¾  ½ff    °f¯f°  °¯ f f°   ° ½hn  ¾ ¾ ¾ 9f¾f f°  ¯½©°¾  nf°°n  9 ¾ ¾ ¾ ¾½  °¯h¾ fh ¾n ¾  ¾ °f¯f ¾n°nf° €¯f¯ ° fn¾ f  ½¾f xf f f© x  ¾n °  f°f n°n f f f f ¾ €  ° ¾° f     ¯½  ¾nf°¾f ½ f¾ °n ¾  f ¯h¾ n ¾   f¾  ¾° ¾  f°¯f ¾   °  ¾ ¾ n ¾ n ¾  ¾ ½°n½ ¾  f ¾n    f  f ¾ ¯h¾  ¯¾f   ¾ ½ff¾¾ n  ¾f ¾ n  °  f¾ f ° f½ff¾ ¯½ –f ¾n– ½ff¾¯f f ¾f fn nf °f– f f  f ¾¯°f³f¾  ¾ ¾ ¾ €¾¾½f ¾  °nf f½f ©f  n  °°nf¾– f½°n ¾f °€ ¯  ½ °°f¯ °  € ° f°¾ ¾ ¾€ ¾  nf ½ fff  f ¯©  ¾½   ¾f f f ¾f°n°  ¾ ¾ ¾  @°f ¾    ¾f  n° ¾¾ f f¾f  ¾ f¾   f °   ½ ¯f°   ½fh° ¾  n° ¾ ¯   ½ff ¾ ¯½     © f ½°n½    ½    f  ff f °f ¯°f³fn° €°  ¾f©°ff¾° ¾ ½ff nf° x – ¾ffn°¾½f  ½  f  f ¯h¾ n nf ¾   n    ° ¾¾ ¯f¾ ½ff f¾  ¾½x¾ ¾     f  f°nf n¯f°    ½°n½  n° ¾ ½ n¾f nf–f f n ¾f¾ nf¯° f¾  °n ¾ f¾f  –f f f n¯f  f ¯°f³f  °n °  °f f°nf n nf  f  f    n¯ ¾ f ½°n ¾f ¯ f   nf¾  ©°f f ¾°¯ ¾ f¾f¯ f¾ n° °f¯©  ¯ f %fnnf%x ° n  ¯ f%9½nfx½ %       .

 .

    . fnf   ¾–f°   ° ¾ € ff©f°f ½ ¯°  °€–f ¯   .

¯ f f nf¯°f    ° f  f f nf f  f f  ¾  ¾° €f–f   n° f¯   9    .

x ¾h¾n¯ ° "   ½ –°  ¾n¯ ° fnf ".  ¾°½n" fnf¾ ½ °n¯fnf  ".f °¾¯h¾ °n° © ½ ¾ ° ¾f¯  n¯ ¯  ¾f  °°n ¾  ¾fnfnfn° ©  ©  @°¾ h¾¯h¾ °n° © ½   ¯°  ½ff¾ ¯½ ¾ f fn f    f°f ¯f f¾ff°f  °   ¾f¯½f ff€–f n° ©  ¾½x¾  ¾ f©ff f  ©   ° ¾ f ° ½ff ¾¾¯  ¾½ff ¾¾ ¯½¾    . fnf  ©  . ff ¾– nf¯°f°   nf¯°f°   f¾f   f¾ ¾ f¾ n¯ °f° f f  f °f ¾  f¾¯ f f  °f°f  ¾ n ¾  °°n ¾ ¾  ¾ ° f f f  nf¯°   ¾f f f ¾nf°¾f°  nf° f°n° © f f¾f fn °f  ".¯ f  f¯   ¾  n° ©¾ fn nf.xf¾ffn  °°n ¾" .

   .

  8  ¯  n  ¯ nf    ³  f  ³f  f f f  ° f  –° f nf   ° nf ©¾ .

f °nf°fn° ¾    ¾  ¾ °n¯ ° f° f f f  n f  ¯°    f ff¾¾ ¾ ¾€°f¯ ° f fff¯f°f ¾f ff  .

 fnf  . fnf  f  ° ¾ ¯  ¾ f¯ x° f¯f°#– ¯ ½ n¾# €   ¾nf  ¾¾ –¾ ° ° f¾f ¾  f €  f  ©  f ½¾ °¯ ¾f  f  ½  f f f°nf¾ @f¯ x°€ f¯f  # ³    ¾   #  €  °nf ¾ ¯f°f ½n   f° ¾ –     nf¯f f n°°f¯ °  f¯f¯ °¾  ¾f°–    ° – @ nf½nf    ff¯¾ ³ f°n .f f  ¯f°  ½ ¾ °f f °  °  °  ¯½  ° ¾½fn °½°nf °f°n ©¾  f¯ O½  @ n   ° –  @ nf½nf   f  ½n   f°n . fnf° ¾ f f¾fn€n¾¯f°¾ °¾°  ° f nfff n     .

.

f°  ¾  ¯f°¾ n¯ °f° ¾ f f  nf ¯° ¾  nf ¾ ¾  nf ¯f° f ¾ € °¾n ¾f¯ ° n f f¾ ¾ f¾  f ½¯ f ¯f° f  €  f f ½ – ¾  f ¾ –° f  n°  f ° ¯°¾  f  n f  f°¾€¯f f °½h©f¾ fnff n°  f °½ n ¾  . ° f  ¾ °   ¾½ f  ¾f–ff°fn° ¯½f¾¾ ¯fnf ½ff¾ ¯½      . fnf ½ ¾ ¯  ¾ °   ½ ¯ ¾fn€nf ° ¾ °¯   ¯h¾   f°¯f ¾  n f¾  ½f¾  ¯f½¾f¾   ¾ ¾ n°¾f–f ¾f  °¾ °nf°fn°n¯-f°ff° ° ¾f°½   ¾½ f€ ° f¾ f¾¯¾¯ ¾  f© ¾°  f f € – ¾f–f   9  €  ¾–°f  ½ff f¯ f  f  ¯ °f¾   ¾ n¯½   – ° ¾ °€ ° f¾½  ¯ ¾ f¾f¯f¾ ¾fnf° f°– °f 9 ¾n f f  ¾ ff nff° n° © . fnf fn¯½f³f  °f ¾¾ °nf°fn° ¾– ¯ f¾f¯f fO  ¾n ° f¾ °€ °¾   °  fnf° f  f °f f¾f   ¾  °f  f¾ ¯f° f ¾ f°  ¾ ½ffn ff° ¾f nh° fn°¾½½f¾f°–  ³ f. ¾° ½   °  °f°f©f° f¾½f¾ f° f f¾ n °n ¾ ¾ ¯°¾°°nf ©f°  ° °f °–f³f ½ff    °ff ¾fn€n¾ ¯f°¾  ©¾€nff f¾ #– f¾ € f¾#    nf¯f f ¾  ¯f° ½n  9   f¯  .f f ¾.

    .

 .

 fnf  ° f¯f   ½n  ° ¾€° f  ¾ f–f°@ °nh°"  ³ ©  ½¯  ¯°¾     ½ ¾ ¾ ¯½¾   ¾¾ ¾f°¾ f° ¾  f ¯f    ½n  ° ° f  ©f°f @f  ° f n f  ¯ff¾f   f ¾f¯ °  °f   ½   –ff  nf¯° ¾hn f  f   ¾f¾ ¾½f°¾f¾ nxf°¾¾°€°    ¾ ½ –¾   ½ ¯   ½  ¾ f °f¾ ½ f¯¾ ¾f  f– ¾   ° ¾¾ f° ½f¾f ¾  °°n ¾  n n°¾fff°–¾f  ¯½  ¾ –°n °ff  ° f¾ € f ½f¾f ¾  °n°nfffnffn°° ©°¯ff ° ½ –°  ¯   °f°nf° " °  °.n ¯f¾¾f  °  ¾f f°¾¾f° ½f¾f ¾f¯f ¾½¯ ¯°¾  ©  .¾ f –ffh © –f° ¯½ f    nf¯° ¾h n f   ° ¾ ½¾   ¾ ° n °   n ½ ½ ¯   ½  ¾ f °f¾ ° fnff nf½ f¾ –ff ¾ –f    .  ¾f  °   ° ¾ f° ½f¾f ¾  f°– ½   °ffn  "°  ¾fh .f°  ½ ¾ ¯½ f . fnf f¯f   ½n ¾¾¾f°¾ f° ¾ ¾f°–¾ ¯½¾" 9 ¾ ¯½ f   ¾ ° °f ©f°f@f   ¾½°  f°nf°  .

  ¾f  °   ° ¾ ¾ ¾  °ffn   ¾f f–¾  .¾  f°nf°¾f  n¯½ f.n ¯f        f f n  ½¯  ¯°¾ f   f  – ¾f½ffn  f¾ ¾½x¾  n°n f ½   f ¾ ¾ ¾ °f f°nf°¾  ¾ ©  . fnf  ¾¾x  n¾°  ¾f° ¾¯ nf°¾ .hn °¾  n  f   ° f   ¾ ¾ ¾ °f ¾  ½ ½ff° n° ¯nf°f ¾° °nf ¯½ –°f°¾¾n ½¾n°  f¾  – fn ° ¾¾¯h–n¾ nn¾¾f° ¾¾½  ¾ ¯  °¾n ½€¾n ° fnff nf  If©f° ½f ¯ °¾° ¾n°n f f¾f f  ©f°f @f   –f f  ½ –°f° f f°nf° ½¾ n¾€° f  ¾ x¾ ¾n° ©f¾f –f °  ¾f f ° . fnf ¾  f¯f    ½n  ¾    ¾ ¾¾ ¾f°¾   n¾f° ¾€° f  ¾ f–f°@ °nh°  D¾ ¾ f°nf°¾  ° °f¾f  f ¾ ° n ¾f   ¾ °n¯ °  ¾ff    ° ¾¾½ ¾ ° ¾ ½ff f  f ¾f–f f  f  ©f°f @f  ° –h°  ¾¾½ ¾ ° ¾ n°° .

19 1 ..f° ¯fnf f°fnff¾nf¾f¾  ¾ – ° f¾¾ ³ ¾ ¾½ ¾ ¾¾ ¾ °f¾ ° f° °ff °f¾  ¾fnf €nnf¯°f  "..3 76196:6 60.x ¾    n¯ °¾ ¾"".36760.3 3: 5.9.965 065 $.169    .:.:  :7 :  3. 0659:..9.1. 4. :   : 36 5.9.30 . 8 336:  ..0 5163:33..x ½f¾f" ½ –°  f°nf° f ¾ ¾ ¾ °f  "9 x ° ½ ° nf¯°f" ".3479.5.9  5 /9..x ¾  °" ¾¾ ¾ °f ¾½°  °   ³ °¾¾ ¯¾¯n½ °¾ ¯ f–f¯¾ n¯ ¯¾nf° ¾ nfff¯ x° €°nf¯¾  ¾½ ¾ ¾ ¾f° ¾ ©xf°nf°  ¾  ¾ €nfnf¯°f ° ¾ –f  ¾¾ ½ ¾ ° ¾ ° ¾° ° n ¾f ½ff °¾¾  ½  ¯¾ °f f¯ ¾f  ¯¯¾ °   ¯°° n ¾f¯¾©  ° ¾  ¯¯ °  °f f°nf°f ¾f f °n °  ¾ ¾ ¾ °f   f f f nff °f f n° nf °  ¾nf  ¾  ¾  ¾f f   f¾–f   f f ¯f    ½n  f  f  €° f f  f –f° @ °nh°  f f °f ¯f   ¾  ½  ¾ © f f nf  ½ f €°nfn°  ¾ ¾  © f  f¾  ¾fx f¾f   ¯ ©  – ¾  ¾ n  f¾f   ¾     ¾   – °  f¾f ¾ f   f@ f D¾ ¾ ¾n°°f°f¾n¯f° ©f¯f   ½n ½°¾ h°n°¾f ¾½¯  ¾ f°n¾ f  ¾  ° h°  f  ¯f¾ ¾h°  €x° ¾ f¾n°¾f  ¾ ¾½f³f  6: ::5.3  90/965 1:.519645:. 36:1:71 .5 .9.4.: 5: .96 : 4/636 1 0.1  7.5.

9.650:  3:794945:.4/9.9 3.53.58 ..9.0.3 5 5.5.9.456 1 3.965639.376196:6479.9. 0.0.965345:.9.616  5 .  .5'560.16 5 3 7960:6110..5 '560.5.96 3356:116369 ..9. 76196:.169 5. 03.356: 1 336: 49965 19. 959. 3.5 769 3 0. 9:73.37/367.9.6 79685:369.965./ . 9.137387.35.3.9.3  .%9:.51016 5 3. 9. 769 5.3  . 5./3.150.9.: 01. 3 . 8 5.   .9 8 .3 5  5 6.81.9.965 36: ::5.0 5  #96 .: ../ .0 5 :63.9.1: 090..

ff ° f ½ ¾ °f fn¯°f© °n° n ½½°f  f ¾ f¾¯f f½°f ½ °nf ¯f–  ¾f ¾ f°f   n  f °°f f¾¯f°¾  ¯ffnf  f– ° ¾°f f¾¯f°nf¾f¯ff¾ °¾nff –°f¾ n ¾ f ½ ¾ °f fn°°f°f– f  ©f   nf–f°  °f f¾©f  f  @ ¾ ¾¾ f ¾ ¾ n¯½f  n° f¾ ° f ¾ n¯ f ¾ ³ff f @fx   ¾½ nf¯ °  n° .  8     .fh  €  f ¾f ¯ nf  ¯f–    ½  °¾°   f ¯ f–   ¾ °f  f¾  f ¾  fn°f f¾ n° f  f  ° f°   ° f   ¯°   – f  ¾ f¯ x° °f ¾f f€  f  .

fnn  f ½f°f  f¾ f–f¾   ¾ ¾ .

¯ ¾f¾ ¾ ° f ¾ .fh  f¾–° f¯ff¾  x °fnf ° ° f fn°f n° ¾f ¾f ¾ –f f  ¯°f¯f  ¯ffnf  f– °f¾ ¾ n  f¾¾–°€nf°f  ½  n°  f f¾ °fn¾¯–°f¯ nfn°f ¯ f–   .

 fnffn° °n½ff  f©f¾ ff  f ½ff f¯f¾  n°  ¾ ° f¾ f¯f¾  ° h  €nf   9  nf°  ¾ f  f ¾  ¾½   °  f .fh   f¯ f f¾ @¯¯  ½ff   f©f¾ ° f f  f½fff f f ¾nff¾° f  .fh  f°f ¯¾f© ° fn°¾f  f °f@°¯ ¾ f¾  ° °f°¯½  ¾f–f ¾ °°fnf¾° . °ff¾f  ¾ ¯¯ nf°  °½°n½.

 fnf½ ¯f° n°fnf  .f° ¾ fn nf f° h ¾ ¾ ½f ° ¾  °°n ¾f f  f  ¾n  °  f ¾ ° f n¯ °f f¯f  f ¾½ ff  ©f ¾  ¾¾ ½ff   ¾   f @¯  ° ¯ f– f f¯f °   ¾  f f n°   .

f° ¾ f ©f°.fh ¾ n° ° ¾f       . fnf¯¾ ¾¾ f© ° – °¾ °     f½f°f ¯f–    f   ¾  f   ½  ¾f  ° f¾ n  ¯°f¾ n¯  ff  € ° f ½ff ¾ ¾ ¾  ¾  f¾ ¾ ¯  .

 .

°f°f ° ¾f f° ¾ .    .°f°f ¾ °f¾¯¾  ° f¾ °f°¾ n°f f¾   D° © ¯½nf ¾f  ° f  f¾f°f fnf n  ° °nnf° ¾ ¾ ¾f° f°¯f ¾f f f°f°f f  ¾f°f f© ° fnf ¾ f¯f fn   f f ¯n¾ ¯  ¾   f ½  ° f° °  ¾ ° © ° f¯f  f¯°h   n °¯  ¾  ¾n°¾  n°¾f° ¯ °  ³f°½ f¯  ¾f  ¯f°ff  n   ½  ff°f¾f ° ¾ ¾¯ f  ¾   °  ffn°n   9 f  ¾n°nf  ¾f f °f¯f f f¯°h  ff°f f½ ffn  f¯°h ff  °n f¾n°°nf° ½  ° ¯ ° ¾n ¾½° °  ½f ¾½f f¯  n f ¯f¾f¯f n –f °n¯ ° f° ¾f¯fff ¾ f f  f ¯f ©ff  n°n¾¾n¾¯fff¯°h ¾°¯  ©f¯f¾¾ n°n°f   ¾½ ¾n n°   f¯°h½f¾f¾  ¾  n  ¾  °f °f¯f f ½f¾f¾ ¾ ¾½¾ff¾f °f  f  n¯ €  f  ° ¾  ¯f°f °n¯ °  ¾ f¯f f ¯  ½f¾ f ¾  f ¾f  n      n    ° nf f  – -  f ¾f n   °fn   € –  ½ ¯  f f¾ °n f¾ °f¯f¾  fn¯€  ¾ f¯°©  ¾½ ¾ f¯  ° ¾n°n f f ¾f ½ff€  f    .

  .

¾f¯xnf  ¾½ n€nf¯ °  °  °hfn   ¾  ½ ¾°f©  f     f°n  f f    ½€° f nf f f  ¯f– ° f f n fn°  f¾ ¯¾   ° f¾  ¾f°½–¾ n °€n¾ ½f  ¾ f°© ¾f° °  ©  °f¯ff³fnf f  ¯h¾ €n  ¾ ° f °f¯–f@fnf f°n°€¾fn¯f –f ¾   f°f ¾fn° ¾½ nf.  f f½fn° ° . fnf ¾ ¯ ©f° ff °fn¯ °  f¯° ½ ¾¾  n  °¾f°–¾n n ¾ . fnf€ © °f¯© – °f¯f f.

¯f¯f   ¾ .  f –°f f ½ f  f  f  ¾° ¯f¯°  .nf  ¯°fnf  @h°  .

¯f¯f½¾ °°fn ¾ff°³f©f %°¾ ¾f fnf% °¾f°nf°¾ nf°  nf°  f  °   –f  f ¾  ° ¯   ¾f   n   f  – ¾f f @h°  ¾  nf– –  °      .

xn  f f f ¾ ¯ f ¾  €  f  f½ ff  f¾–f n  f°  ©f¯h¾ ¾  – f ¾f  ¾ °fn°f f   ¾ ½n °nf  .9f½f ¾  n  . fnf€ °¯     f°n f  f f  –f° ¾ n°n¯ °¾ n °€n¾    °¾ ³ f ¾ ½ f  ¾      ¾ .

ff¾  €nf°  nnf° ¾ ¾¯  °  ¾ ¾ ½ffn¾ ¯°¯ °¾ ¯½¾ f°f.ff.x°f¾    f  °     ¾f  °   %½ % ¾  ¯ fn  n¯  fn¾ n°¾¾ ¾½x¾   nf n  ¯fnf¾  ½ff ¾ ¯½  ¯f°   ¯   € .f³f°f  ½¾ ¯ °  f ½f°   °¯    . ¾f¯xnf ° ° f°½  ¾  °  n     ° fn°  ¾  ¾f     ¾ –° f f n° ¯f °¾  ¾  f ½f° °  ¾  n° ° f ¾ f I °¾    f¯ x° ¾ f¾  °€nf  ½ ¾ €f°f¾¾¾ f –¾   f  ° nf° f¾ ¾ ¾¾½f°f¾ –f°ff¾ f¾ fnf°f¾f¯f°  nf½h°  ¯ ³  °h° .xn.f f¾@ ¾f¾  °°¾n n  ¯°ffnf fn¯½f³f f°nf¯f°n ¾¾¾ ¾n½¾ ¾ ° ½ff ¾ ¯½   °fn °n n¯ f ¾ f  f . fnf       n ¾ ½ °  ¯½¯f f  ¾ ½ °   ½¯f©   ¯¾     n    ¾ @ nf¾  -ff¾  .

x¾   ¾ –° °¾ n °f° ° ¾¾ ¯ ¾f ¾f¾ n°nf¾ °f f  .

n ¯f ° °¾  °  ¾  f°   –f¾    ©f¾  ¯n¾ n¾ ½ ¾ ° ¾    ©¾  fn    .f¾ ¾  °n°f°n°°f–f°¾½ ¾f  ° ¾¾ f¾ n nf¾f½³f ¾¯  f¾ °    ° f ¯½f°nf    °f   f°    °    ff  ¾ f  n°¾f    –f ¾ f f¾ n¾f¾     ¾ f f - f ¾½f³f   ¯½ f  .

x¾  f ½f f f ¯f    ° ° f¯ n° ¾  D°  ¾¾  °  ¾ f     °  ¾ ¾ f ¾  .

x¾  °f ° nf¾n  f°   f f f ¾  ½     n °    fnf ¯n¾  ¯n¾ f³¾  f f  –f  f f f° @ °nh° ° ¯      f f   f°n  ½f° °nf¾n¾ ¯ ©f°  f¯fnf¾ ¾ ¾f f –ff ¾¾fn   ¾nnf° °fnf f   ½ ¾ °f ¾½n 9  ¾  ½ ¾ff nf¾n½ff n ©fn°   °f½ ¾¾¾  x  °  ° ¾f¯ °    f°   °h° .

x¾  n nf¾n f   ¾° f¯ x° f ° ¯   f°n  f  f f       ¾  ½f nf ¯n f n°¾f   n °    ¾ °¯   f.°   9  ° –f  f¯°f  ° f¯ °   nf¾n  ¾  n ° ° €  n°¾–°f f ° °°–°f  f¾ nff¾   fn°  ¯f°fn°–f f©f½ ¾ °nf f ¯   f f    f°n x°nf °  °h° .°f    °°–°f¯f° f ¾°¯  ¯ nf° ¯ffn ¾½°  ° f °°–°  ¾  ¯f¾    ¾  f f f° °  -  .

x¾  f –f   ½f n  ¾ ©  ¾ – ¯   ¾  ¾  ¯¯ °  f¯f° ° .

x¾   .n ¯f  ¾ –°°¾n °ff¾f f°¯°fnf¯ ¾ ½¾h°¯ n  n° f –f f  °h°.

x¾¾½³f  f½fn ¾¾ n¯½ff½€ nfnf¾ © °¯f°¾  ½³f  nf¾½f°   ¾° ¾¾ °  ¾¯½     .

 fnf ° €  f  ¯¾ ¾ ¯   f f   ½¾  ¯ °  ° n    © n¯  n   ¾ nf¾n  °–  f   ° ¾  °°n ¾ f ½f°½¾ ffnf¾n°n¯ °¾°¯xn¾nf ° hn¾ ½¾ f°¾¯ff¾  ¯  f   ° f ¾  °  © ° ° °f  ¯   ¯½ ° f   ¾  n°€° °   f ¾ ¾ ¾f°½–n¾f –n¾ n¾ °°f¯ff½ f°© ¾  @f @h°¾°– °f° ¾f   °f f¯f°.f  °  ¾  ¾½° ¾    . fnf © .

 fnf ¯   . fnf ¾  f¯f–f¯f f ¾ f  f¾ – ° fn° ¾fnf ¾ °n¯½ °¾° ¯¾ ¾ f ¾½ ¾ f° f ¯f– ° f°f f¾  ° f¾¯h¾ €°  f¾ °¯xnf ° ¯°      .¯f¯f     ¾ . ¾f¯xnf    f   ° ¾ ½ °¾¾ €n¾  ¾f f°– f  ¾  ff° ¾n½  ¾¾¾¯ ¾   °nf n¯  f ½ ¾f°°–°¯  ½¾f   ff¾  ¾   ©f¯h¾ f°– ¾  9¯€°ff° f¾f  ° f ¯ f f ff¾ n fn° ¾  ¾½ n¾f¾ °f   ¾ –° f–°¾ f –¾  ©f¯h¾ ¾ f ¾ ½ °  ¯½¯f f    ¾ f f ¾  °f ¯ nff½¾n°n°€° ¾ –¾¾  °ff ½ n¾f° ½     n  f ¾ ½    f¾   ¯f nx   ¾   ¾ ¯  ¾  f f nfn°f°ff°f f  °¾¾ ¯fn°f¾nf  ¾n½ °°f¾ ½ ° n°½ °fn n° –ff¾  ©f–f  n f° °f €–f ¯°¾¾f  f f f    n¯  ¯n f–°  ¾ n°¾ °  nf   ° ° f f ¯¾ ¾  f f   ½  –°    ½¯ °¾  f   ¾ nf  f  ¾  nf¾ n¯½ f  ½  f  ©f  ¾n ¾ °¯      ¾ ½f¾ °f–° ¾¯¾ € ¾n¾ f©   ¾  ¯½¾½ffn¾  ¾  ¯¾ f  ¯¾¯  . fnf ¾ ½ °  ½¯f¾ ¯¾f¾  °  ¾nf ¾ f f° ¾  .nf  ½  f¯ x° ¾ ¯ ½¾     ¾ ¾fn   ¾  f¾°¯¾  °°n ¾ f ¾ f¾n ¾ °f€¯f ° fnf° ff° ¾n    ¯°  ¾ ¯°  €¯f f½f  fIfhn f   ¾f °¯ –fff n°n ¯¾ fnf €¯f¯¾½f ffnf f f°½°¯  fn¯nf    n  ½ ° ¾f½nf f  ½ f¾ ½ n¾f¾  n ¾  ¾ ½ °  °n¾f f  f¯f° ¾   ¾½x¾  ¾¾  ¾ fn° ¾ ff°½ ¾.

    .

    °f x½nf ° f   f¾ f ¾ ° ¾° n¯ f¾  ¯¾ ff  °  f¾ f f n°¾f° ¾ ³f¾½  f¾n f°  °f°¯f¯½f°nf f¾f¾ f–°f¾½  ¾ nf° f¾½¾¾f¯f¾½¯f© ¾  ° ¾  °°n ¾  f°¾½  ¾f  fn f  n°nf°ff¾f¯  f  ½ff  –f°f ½  f– °ff f¾f¾f ¾ n°f°  f   ff°  f  nf–  .

¯ °f° f f ¾ f ¾n n° f¾ f¾ ¾    n°n¾   ¯½ f° nf f °f f ff¾¾ ¾ ½  °  ° ¾ ¯  n f¾ f ¾°n°   –f¯ ° ¾ h  – f f n° nf°¯h¾ n   ©On  ¾ ³  ¾ ff¯f °– ¾h  f¾½ h–f n°n °¾  f¾¾¾ h°fnfnf½fff¾ ¾  °n ° °f½ ¾f ¯ f f¾  @  nf¾  ½n.

  9f.°x¾ ¯ °f¾¾ ½¾f f °h   ¾° ¾  ° n ¾f¯¾  . ° –  °  f f¾ f¾ f ¾  ¾  €   n°  nfhn   –     ½ ¾   ½ff½°  ° ° °°nfff   n°¾¾–ff¾¯½ff¯f ° f  ¾f f½¾f    ¾ ° ¾fn  "  n° ¾ .

fn     .

f °f  ¯ °f¾ ¾½ –f f ¾¾ ff¾  ° fff  ¾ f¯h¾nf½f ½ff– °ff .f nf ¾¯½ nf     ¯° ¾ f ¯f ¯½¯f© n ¾nfff   .

  9f f  ¾nnf fff¾f¾f ¾ ff f°  ff¾¾nffn ¾nf¾ 9  x n¯ ° ¾  °°n ¾° °f°½¯f© ¯  ¾ ° f½¾ ¾nf¾ffn ¾   °f f  ° f  ° ° ¯¯ °    ° f f ¯ °  ¾ 9   ¯ °¾f©   ¾ nf¯°¾   ° ½ ¾f f¾ °  ° ¾  f f ° f     f¾ f ¾ ¾nf° x° f –f°f  n°n¾   .

 9f f ¾  °nf¯°fnffnf¾f x¾ ¯ n¯ ° fn°nff   ¾x °¾nf½f n°n¾fn° ¾ ½¯f© ½ff ¾ n°n¾  °nf¾  ° ¾ °½¯f©  ¯¾ ½   ¾ ¯f¾f ½  ³½ff¾    f¾ ¾ f  ½ f €fff  –f°nf–fnf ½¾    ° f½½°  f– ¯ ½ ¾f¾½¯f©  ½ f–f°f n°n¾ °°n ¾n¯½ff¯¾ f¾° ¾ ¯ °   ½h©f 9 f ½°n½ ¾n°€  ½  ¾½x¾     .

   °¾¾  –  f n° °n     ½ ¾ ¾¾ ½¯f¾    f ½°n½ € ° ½nf¾ ½  ¾½x¾ ¾   ½ © ° ½ff n   n ½  9f  f n° ° ¾½ °   ¾  n° °f f–f nf n°  n  ¾f ¯f ¾n ¾nh ¾ ff n    .

 9f f¾  –f  –f°  €n ° ¾ f f° ° f¾f ¾f  –f   f¾ ¾ f °fn°° h° ¾ n° n  – nf¾ nf¯f¾° ¾f¾f ¾ ¯h¾ f¾    f f° ½ °¾f  ¾  ¯  n f¾   ½¯  –f ¯ ° f nf f n° °n  f  f n° ¯½f f –ff°f n° f   ¾  f  ³f f  .

   °  ¯ °f¾ °°f f°¯  ¾–©    f° ¾½  ¯fff  f°  f ¯f– °  9f  f  °   ° ½nf¯f f 9f  f n¯¯°fnf f¾f ¾  °°n ¾ ° €° f°nf½ ¾¾f  ¾   .

° ¯ f–  .

° f9¾¾½¯f¾  ¾½x¾ °f¾¾ ¯f°f¾f½f nx¾  ¯f½h° ¾  f© °f ¾ n°€ f –f°f f f¾° ¾  9f  f¾ f f f  €f  f f n¾f¯– @ f¾f¾f ¾n °¾f ff° ¾½  9f ff f–f  ¾  ½¯f© ½¯  ffn° f f n f9 – ° € fnf¾–f    ¾  °°n ¾ nf f   ¯f© ¾¾9f ff   ½n °¾f ¯h¾° nf°  ¾ –f–f°f  ¾° ° ¾°  ¾f–f f     nf¾f ¾f ° f¾ f¾ f ¾  ° nf¾– f ¾ ¯ff fnn°      .

   .

f°fnnh°¾  ° f°   °°fn fn nf°ff.f¯f ¾ ½f¾f©  ½ff  n ½  ½ff  f¯f   ¯f– ¾  f ° f°ff fnf°  f¾ ¯°f³f¾ f¾ f f¾ n ©f° ©° f ¯f°f°f  fn¯ f– ¾   fn f¾  n°n f–f¾  –f¾ ¾ nnf ¾ n½ ¾¯¾  ¯f– f  ° f n   °¾€f ¾ f¾h° @ °°-nh¾9  f  f  n nn°  –¾¾–¾°¾  f°– f f°f –° .

f¯f¾  ° f ffx% ¾ fn f%n°¾fn€n¾ ¯f°¾  °n° n ¾½¾° ¾f ¾ ff¾ f nf¾ ¾n °f¾  ¯½ °  °f f f f°– f f h°  ¾ f ¾      ° f f  ¾n¾    n  f  – ¾f°   ° n° ¾½ ¾f   °  –f ¾  °n°f f f ½f ¾f ¯f– °    ¾   ° f   ¾ f  ° f f f °f   ¾nf° ¾¯f °ffn f °n°f° ½ –¾ .

¾      ° ¯¾ ½ n  ¾ n¯ ° ¾ ¯n¾ ¾¾  ¾¾ n ¾¾ ¯¾° ¾ ¾¾ ° f   ½ f ¯f– °  ½f¾f  nf³f  ¯f f¯f f @f°– °  ¾fxn°nf ¾f  ¾fIf¾n .–f–fnf¾ff¯f f  f –  f fn° x¾f f° –f° f¾f°¾¾  °°¯  ½ f¾    .

fff°  f° ¾x n  ° €° f ° n° °  ¾f ½ff f °  f ¾ ½  –°¾  9ff  €f  – I h   f . f°f°f ¾n ½ff€° ¾ ¾–OI¾€f ¾ f¯x  ¾¾.

f °f n°¾  €n   °   n°¾  €f f°  .f–ff° ¾  €°f¯ °  °    n°¾f  ¾f°f f°  f  ° –f f  f €° f¯ °f   ff n°n ¯¾  .

f¾    –f   ¾ ½ ¯         f .

° °  f°f  - ¾  ³  ¾n¾  f° .–   f¾ .

 f¾  .

f¯f    ¾  ¯½fn °½  –°¾°¾ . xf .nfnh° ffnf   ff¾ nf ¾€ ¾f¾½°n½f ¾ ¾° ½¯ I ° ¾ nf ¾¯f 9 ° n¾x¾-f f  f n°n °fn°  f°f¾ ¾ ¯ nf ½ ¾    °  f ¾f° ¾     ½f¾  ¾ ½  –°¾  n¯ ¾ ¯½  f½ nf° f ¯f° f  ½ff ½f¾ f  ff  n¯½f  ¾ °  f f n°    –f°  f °     ° °  f ° ¯f°f°f  ¾  f³f° %¾°n ¾¯  ½€nfn°%°f ¯½¾ ¾ n°f° € ¾½ff °fff°f ° ¾ –f¾  ff  ¯   ¾  f f€¯f ½f  f½  –° .xn ¾°  f°©   n  ° f¾½°n½f ¾ ½  –°fn° ¾ .

f° ¾ ½ °¯½¾  ¾ f° n  n  °¾ fnf°fh ¯f– ° ° f fff.

f¯f  n°©°€¯f ½ n° ° ¾f°f ¾ ¾nx°n ¯ © ©¾  ¾fnf¾n½f f½ ff f –f° ¾   f€fnf f  ¾° nh¾n °ffn°°ffnffn°  ¾€  €n  n f½  –°n°f€f¾  f°–xnf  I ° f¯ ¾¾  ¾h¾ f f©f ¾nf°¾f ¾¾ffx   ° ° ¾    °f¾fn¾f °n°f¯¾  °¾ °¾f°°¯¾ f ½f¾°  .

f– f °f  f°f .¾  f .ff –½nfnf  f n°¾f ¾½f  f f½fn°   ³  .

f¯f¾f¾f    .

¾ .

f¯f °   °f¾€ ° f¾ ½f fn¯¾¾nf°° f¾nnf f¾ °½ €  –¾°If¾ ³ f°n¾ n° fff°-³ .

°¾   nx°°fn   ½ f  ¯ °   ¾nfn  ° ff f –°f € ¾ f  ¾ °-f f    ¾  n  ° n¯€ ° f©–  ¾      .

  .

.

.

  ° f°¾ ¾ ½¾ ¾ n ¾ °  ¯ ¯f   ¾      ¾ ¾¾ f¾ff° f €¯f °f  n f ¾      ° f¾  ½  n¯ ° f f f  ¾h  –¾  °¾  ¯¾ ½½ ¾ f  ¯ nf°  °    ° f¾ ¾nf¾    ¾ f¾ nfhn ¾  f¾f f–°f¾ ff ½ ½  °  n¾ ¾n  °  °–f¾½f ¯h¾¯ °¾f° n nf  °  °¯   x¾f¾ ¾  n °f f   °¾ n½f    ¾° ¯ f–  ½  ° n  f n –x°    ff °  n –¾f¯ °  ¾n  f   ¾    ¯¾¯ f   ¾  f   °€    f ¯f ff¾    f ¯f³f°f  ½  ° ¾ ¯½ f¾f¾ ¾¾ ½¾ ¾° ¾  f f f° f  f½ h° ¾  ¾  ½ nf°¾  °°  f – ¾f f° f¾h°   f ¯h¾½  ° °nf¾  ½ –f° f¾¾f ¾f¾ff f  ¾ ° x¾  ° f ¾f ° f¯ ¾n° °  ° ¾  ¾f   ¯½ °¯ ¯f ° ¾f f°–f ½ff  n¯ °  f¾ f¾  ¾ nf¾  ° f½¾f   ¯    f¯f³°ff  f°f¯ °     ¾ f°  ¾ f ½ff  ½ ¾ °f f ¯f n °f  - ¾  ³  ¾n¾   ¾ f f °¾n°  f°¾¯ fnf¯ °   °¯fff f¾½f¾ f ¾¾ ½½¾ °fn °f¯ff½f¾f ff¾¯½ f¾f¾  °f ¯¾¯f°n  f¯fnnf°n° ° ° ¯ °  °°½ff½ %€¯f ½f f f  °f nf¾f n nf°f f f  f  f nf f° ¾ %  f ¾ ½¾ ¾  f¾¯f°  ¯  n ½  ° €¯f f  ¾n°¾nfn ½ nf°   f ¯f –f f  ¾  ½ nf°¾ n ° °f ¾nf–f f ¾ ¯½ f¾f¾   n¾ f f° f  f½ ¾f  ¾ f¾nf¾f¾ f¾ fn ° f ¾nf–fnh° ¾  °¾ – f  n  ° ff°–f ff°9 ¾¾n¯½f³ ¾  ¾ ½nf ¾ ¾¯½ f¾f¾n¯ °f°fnfff¾¾n°f¾  n¯ ¯   ° n ¾f€ ffn  ¾ff¾ ¾nf–f¾½ff –f¾ f°  ¾° ¯ f– f–°¾ °½   ffn°° €  ¾ f  f –½€  ¾¯ ¾ ¾¾½  ° ¾ ½ ¾ ¾ f f ¾nf n   f °f°¾¯½ f¾f¾ ¾ f°¾ –f° ½ °¾  ¯f° °f° °–f f f nf © °nff¯ff½f¾f f ¾ ° ¯–¾ ½° °   ½°f f ¾ f¾ € °¾ ¾  f° ½ f f ½€f°fn°  n¯ ½ f ½x  f  ½f°    ¾  °°n ¾  ¾n°n f ¾fnf¾f ° ¾ n°¾ n°°n° °¯   .

f¾f  ½¾f      .

   .

.

5.

  °°¾ If¾ nf€ °°   ff¾ ¾  ¾½f³f°f ¾f¾ f¾fh½ ¯ f ¾  ¾– OI  .

f f  f nff nf f   –  f ¾¯fn° – ° f ½ ¾ ¾½ ° ¯ ° f –f°  ° €n¾f¯nf– ° ° n ¾f f   nf f– –f °°¾ °f¾ °¯ °¾ –¾¾¯  °€°nf ¾   f ©f¯ x° °°  ¾fnn° ¾  ¾½f³f¯f° f  ¾.

¾¾ n°¾½½½ n  °   ° f ½   ¯½f° ½  f f f  n ¾ €°f   f f¾ €f¯¾f¾ ¯°f¾ fnf nf¾° n f.° f .

ff ff¾  ¾f½ fn°  ¾  .

¾ ¾ f   °¾ f¯¾ f  €   n°f°  f ¾  ¾ ¯½ ¾ ¯f–¾   ¾    f  °   n ¾    nf°  f° ° f f ° f ¯h¾  ¯f  f   –f¯ °f  f f©  ° ¾¾ fn ¾ °  n°½f¾ - °–½ nf¯½ ¾°¾  ¾¾f  ¾ ° n ¾f ¾ °–f°f¾ f f °¯ © ¾n° n° ¾ n  °°– °f¯ °  °f½¯ ¾f  ¾n f ° f ¾   ©f°  ¾ nf¾f  €f¯f  n ° f f °f  f   ¾½x¾  °   f ½ °¾ ¯nf¾ n ¾  fh° ¾  °°ffn ° ff– ° fn nf°fff€° f ¾  ¾ ¾–°°–f °½ff  ½f¾fh°f°n f x°  ¾ ½ff¯f¾ – f  f°fn ff½ f @f¯ x°¾  ¾ € n °f½ ¾°f ¾ fffn °f°½n¯h¾f ½ n¯ ¾ ¯¯ °° – ° ¾¾½ f  ¾f°n ¾¾  ¾½°f°f ¯¾°¯h¾f¯ ° °¾ ¾¯f– °¾ ¾ ¾ f–f nf° °  ¾ f° f fn nf €°  ¾nn° f f¯ ¾f °n° f–f¾n¯°f– f ¯h¾n¯° f ¯½ f¾ ° f½¾  ½ °¾f ¾   .

°¯nf½ nfn°f  °f½ f  °n°h° ¾  °°½f¾ ¯¾n °ff fn°  f  nf  f¯ x° ¯f f¯ f f  ¾  ff f° n–f°    n f¾ n ½¾   ½f nf°¯f°¾  +-½f n °+ ©  ¾+¾°¯  ¾¾ ¯ ¾° ¾¾°nf f+f€¯½€° f¯ °  ¾½ °   f ¯f–°fnf€ ¾f¾¯ fn¯½ f  ° € n¾ n–f f°  n f°n ½¾¯f°¾ nf½f ¾ ½ ¾¾ ° ¾ffn ½ff f¾f°– n ff ¾   ¾ ° ¾  n½ ° ¾   ½¯    ½ °¾f° ¾ f¾½f° ¾ f f f©f  ¾ €    ½ff fn   ¾f°¾  ¾f f f f  I  f ½h°n¾ f½  ¾h°¯  ° ½f¾¯ ¾f°–¾f ¾  °n¯ ° f°f  ³ If¾ nf –h°    ¾½ ¯ f¾f fn°  ° n°¾– ° °¾°f° ¾ ½f¾f ½ f¾ ½ –¾   – ¾f°  ° ½  ¾ n° n° ¾ f ¾  f  ½  n° ¾  f   f  ° ½f °f° ¾ ¯f–¾  °n °f ° ¯    ¯½ .

f–¾ ³ If¾ nf   ¾½x¾¾½ ° f¾f°–  f ¾ °¾f nf°¾ ¾ nf ¾¯h¾  f ¯½ f f ½ff fn  nf° ¾   °  ¯ nf  ¾   ° f° ¯ nf¾   ¾ –°  nf¾ ¾   €   f .ff  °f –f½f –f  ³f    °f ° ¾ ½ ¾°f  ¾ ¾ f ¾ ½ff ¾     ¾  n  °f ¯¾f¯nfnf    .f  nf f.

© °fnf¾f°¾¾½f  ¾n°° ©¯° f ° f  ½ °..ff½€ ¾f ff¯h¾ ½€° f ½–°f°nf ° ¯ f–   °    °¾½°n½¾ ½ ¯f° n¾¯¾fff  f ¯  ° ¾f°  f¾ –fn ©f° f°.f°  f½ ¾–fh° °½ f  ¾–°f¾  f ½   ¾ f¯  ½ ¯   °f  © nf  f  @  ¯  n°¾f° ¯ ° fnf¾f ¾° f½f¾°ff  ³f ¾¾ ¾ ¾  9¾½f .ff°¾¾ °ff ¯fn°f€ n½¾f ¯f  ¾° ¾¾ °ff¯h¾ ° °¾f nf ½  f¾   f f  °fn°  .nf¾  n ¾  f f f f°   .

f° °  °f¯  ½ ¾ °f ° ¯f –f f   ¾ ³fn¯°°nf  ff¯nfnf½ nf¯° .¾ ¯f–¾  –f f    f€ f¾½ff¾ –¾ ° € f¾ ¾½¾  +@ ¾f ¾  9f   ¯     ©f¯h¾      f ° .f°+ x¾  f  °¯    n ¾  €  ¯f  +   ¯  nf¾f° ¾° ¯ °f  D° f   ° .f°  ½ f°  ¾¾ ° –n¾    f¾ °f¾  ½ ¾ f¾  .ff ° ½   ¾¾  ¾    f f f° .

ff  ¯f–°f°   f¯  f½ff¾f  ¾f  .ff nf°   ½ ° ¾ f½f n ¾¯f  ° fn n°nfnf°f¾f  n –f ½¾n ¾°n ½n° °nff.

x f¾f" f °€  ¯nfnf  f f ½ f ½ °f    ¾  °n¯ ° f.° f ©f  ¾ ½³f  f° f ¾  f   n f f nf°f¾f  f  ¯½   nf  +".

¾ ¾ n°   f½f ° ¯ °  ¾° °¯f¾  n°  €¯ n° ¾  + € ¾f ³ If¾ nf  € nf¯ °  f  f°f f ¾  f  f½f n ° f f ¾f  ° .f° f¾¯h¾ € ¾nf¾   ¯¾f¾ ¾f¾   x   f ¯f–°f         .

ff  9   ½ ¾ f³¾   f  x½nf °  ¾f f nf½½ f f½ff 9   ¾°f9x   ° n ¯½  ½ ¯f° n ¯n¾ f³¾ f¾f ¾ ¯   °  ¾ ¯n¾ ½ ¾ ¾    –f f° f nf f ¯½f ¾n  f f °  © n   ½  nf¯ °   °f f  n  ¾   ½ °nf°  °fnf f¾   f° nn° ½f©f  ¾ ©f¯h¾¾ n¾– ° °f°  f °¯   ¾½ff ¯h¾ ¾°¯½ f    ° nf %n¯ – ° f f   ¾  ¾ nf¾ %    ¾n f n° f– f  @  ¾ f  ¾   nf f ° ¾n  °  ° ¾¯    ½ f  €¯f    ¾ ¾°¾  © ¾  ° ¯f n–f f¯ °fnnf€¯f f ¯f°¾½fn ¾ ¯ ° ¾  ¾°¾½f³¾ n ¾ ½ ° ¯½ ¾f f    .  ¾n ¾   °¾ n½f fnf n ° f f  f°f.

@f°f¾  n ¾ f f ½ °nf  f ° f f nf¾f   f  ¾¾ n f¾ ½ f¾ f f¾ ° ¾nf  ¾¾ °    f f f¾f°  n°n   f f– °   ¾½x¾  f–°¾ f³¾  ¾¾f© ¾ f¾  –°f°n fnf  ¾½x¾ ° °f¾ f¾f½¾ °  ½ f ¯°½n f–f½ ¾ ¯f ¾  ¯ f¾ ½ –°f ½  .

f¾  ¾f f° f ¾n °ff © n  © ° f f¯f f¯ ° ¾°½n f–f  nff¯ff °n°  .

f  °€ f    °n°h° f ff  °nf °f °¾f  ¾  ¾½¾¾ ¯ n°ff½ ½fff ½ffn°€ ¾f¾ nh ¯ ° –¾° fn°   ¾½x¾ ¾f¾° n ¾f¾   © nf ¯ n °  ¾¾–f¾¾½n °f  .

f  f°f ¾ n° ¯f° nf  .

f°¯ °f° f nnf ¾¯f°¾ ¯ ° ¾½ ¾f f¯h¾ ¾f  °  – ° ¯ ° –°¾½ff ¾   n f°¾¾€° f ¾ °f¯¾f½ff 9    ½f ° ¾¾ f° ¾ff¾¾fn   ¾½ff ¾  f½nf¾ °¯¾f¾ nf€  €nf  fnf¯ °  ¾f ¾n ¾ ¯    €   ¯f° f nf     .

° f  °¯f° f¯ff€– € n  ½  ° ¾n° °f¾ nff f ¾ fn f  f  ³¾ ¯h¾ f   fnf nf°  n°   ° ½¾½  ¯°    f   ¾½f³f °f  ¯¾f ¯f– °   .f  °  ff  f°  f nf°   nf¾  f f  D° ¯ °¾ ¯h¾ f f nf°f f n nf  ¾ nf¾  n°    f¾¯ ¾  ¯½ ³f ° ¾½ ¾–f¾  ¾ °   ½f° n f°  f ½ ¾f ¯½f             n °f   °  ¾– OI ° €–  f nhn   fnf nf¾  ¾nf°  ° –f °  nf¾   – f¾f f¾ ¾ fn° ¾  - f   @nf   ¾n °  ½ °f ½€° f ff°nf  f  –f f €°  n   f¾  f  f  ¾¯ f  ½  nh  n¯f  f  ¯¾f – fn°  9n ¾½x¾  f °n °  °f €–ff ½ff ½ ½ff ¾¾ f¯ °¾ ¾   n °f    ¾nf °  ½f f   f f °n°f  °f nf  f  ½ff  ½  ¾n ¯ °    °°  .

¾  9  °    ¾  °°n ¾ ¾   ° f °@ ¯f¾nf ½ n      .

.

¾f¯xnf¾   °€nfn°  ¯½¯¾¯  fx¾ ¯f°¾n¾ n¯ .     f n ½n  ¾ ½ n  °nf °.

 n .f °¾   f9ffn ½ ¯¾f °f °f°f fnf¯¾n¾¯–°n¾€° f¯ °f ¾½ff ½ ¯ nf  ° ¾ ¯¾€ ¯ °  € ©f ffn °nf    n¯¾  ½ °fn ¯    nf ¾ ¾ f° ¾  fnf .

° ¾¯¾¯¾ ¾ ¾  ° ¾fn€nf¾ ¯ ½€nf¾  ° € –   ¯ °½ n ½ ¯h¾ ©  ¾ ¾ ¾  ½ ¾f    f f f °fn     ½n ¾½x¾ f °f  n ½¾ n  ¾ ¾ €° f¯ °f ¾ ½ff f f  nf ° f  f° ° ¾f f° f ¾  ¯¯ °  f ¾ °nf   ¯½ f  f½f  f  ¯¯ ° ¯ ¾f¾¾½ ¯f° nf° ¾hn¾fnf  ° 9ff nff f° ff½ n¾f¯f°ff  ¯½ f°  °  ¾  °  °¾¯½¾f f°f½ff ff°ff° °¾¾nf¯°¾n  ¾f ¾ ¾° ¾nn °¾¾¾  ¾½fn  ¾n ¾½° f½ff ¾ ¯½ ³f¾f f  fn°n ½ffn°  ¯½¾ °   ¾f¯f° fff  ¾½fn½ffn°€¯f° ¾ ½°n½f ¾  ¯ °¾ nffn f°ff¾nf¾fn°f¾ .f f ° ¯fn f¾ ¾°f¾  °  f¾ nf ¾ ¾     ¯½¾ f½€° f¾n f 9ff °fn f . ¾f¯xnf –°¾n n ¾ ½ ¾½h°n¾ ¾   ° ½ff ¯¾f°¾ ¾ °n¾ ¾ ¯f¾    ½ ¾ °f° ¾f n¯½ ©f  fn°  @f ¾  nf¾  f ½h–°f   .

   °    ° ¾ ¯ ¾ nf °f ¾ ¾h° ° ¾ ¾ ¾ ¾  ¾° ¾ ¾–°¾ nf ° hn¾  f¾ f ¾ ¾ h  ¾ n¾¯n¾    °    nff  f ½ ¯¾ ° fff¾fn¯½ f°°f½f nf ° f¾f–f   f° fnf f f¾n°°fn°½¾f ° –ff° €  °  ¾¾  ¾    ¾ ¾ ½ ¾ ¾½ nf¾f¾ °¯°f ¾ °f½ ¾  f° n°¾ f ¾ ¾f–f ¾¾ n ¾ f f f° °¯°  ©f°f¯  n¯°  h¯  ¾¾  ¾  ¯°f°  ¯½nnn –   ¾°  nf°  °   – ¾fnf° ¾   ½  ¾¯  °¯ f  f f³ nf–f % fnf  °¯ff ¯f¯f °°hf% ¾  f ¾   ¾ ¾½f f  nf ½ ¾f  €f   f¾f  €°f  f  nf°  ©f f ¾ ¯ nf½f % %½ff °° ¯ nf½f °nff¾nf¯°  ¾ ½ ¾ °f°f¾f¾¾ °ff ½f   ° fnf ½° ° n¯    f¾¯f ° f¾½ n ¯f¾n°  ¯°f f f x½nf ¾ nf  f³  n¯ f °f   f¾½ n € ¯ °°    ¯°f f f x½nf ¯ f  f³  ½ ¾¾  n¯½ ¯ °f¾  f¯ ¾ ¾° ° ¾½ °¾f  ¾½ff € n¯ ° f f        . n  x©xf .

.

  .

 .

 fnf  ¯f¾½  ³°fn¾°nf° n°¾½¾ ¾¾ f¾½ ¯f° n f° ¾ ¾¾–¾ . ¾¯f¾f°–¾¯ nf°¾n f° °° ¾f¯f @°fnf n  °nf©¾n° ¾¯© @°fnfnf ¯f°fn nf f¯f°@f°f ¾ –° °fn ° –f¯f°@ nf½nf  n € .

¯ f    f¯f° ½n  ¾ ¯ nf°¾  n°¾ f° ¾ ¾ ½°n½f ½ ¾   ¾  f – f   –° ° ¾¾ f° ½f¾f ¾  ¾½x¾  ¾ ¾n °¾ f³¾  ¾ °fn¯ °  ¾¾nf ¾ ¾¾  ° °½ff  ¯°f  f°fn   n f°n f € –¯ ¾ ½ n¯ ¾f f°n¯½ ° ¯ f f¯n  – n f°f°¯  f°f¯© ¾¯f° f°ff ff f  ff¯ x°  °f° f   ©       ° f–°¾ –f°¾  ¯f ½ff   n° ¾ ½  f f °f  nf     ¾  ¯    ¾f ¯©  °fn ° ¾ ¯fn f ¾    € ° f – °  f f©f f  ½   ¾ ¾ ¾ f¯ x° n °¾ f¾  ¾  ½f ° °  nn ¯ ¾ ¾   °  f¾ nf f°   ¾ ¯  f³ °f ¾n °¾¾ ¾ °f f¾   ¾½x¾ ¾ f¾€¯f° °€ ° ¾n ¾ f–f ° f–f  ° ff°nf¯h° xn °f f °°n ¾n f°f ¾ff ¾f f–f ½ff  °ff°ff f f¾f¾  °f¾¯ff¾ f¾€ n¯ n ° ¾ ¾ ¾n °f f                 .

       .

.

.

f f n° ¾½ n f  ¾  f¾ f ¾  f f¾   n°¾ f f °€  ¾fx½¾  f  9 n f   °°–°  f°¯f ¾f f f ¾ ff  f¾f  ½n f n    ° f° f° f–fnf  n¯ x  . D°f  ¾° ¯¾¯nxf– ffnff¯h¾ f fn fn° f  °¾f€h° ½ ½f n ¾  f  ¾  f¾ f ¾  ¾  f n   ¾n f n f  ½¾  ½¯f¾  ¾    n° ¾    °f ¾ ½ ¯¾ ½ff ¾nf f f¾ f ¾ ¾¾ ¯ © ¾ ½¯f¾   f¾      nf½ f¾½¯f¾ f ¾ ¾½ n¯ ° ¾¯h¾¾¾¾n ¾  @f¾ °  ¯½   n nn°   ¯nxf– nf  €f°  ¾ °   ¾½ nfnf f¾½ n    f f½ ff f n h° ¾  °¾¯f– ° °n¾  °°fnf¾° n°  n ¾   ½n ° ¯ff¾ fn ¾  @ ¾ ¾ f°¯f ¾   ¾ f f° €f¾n°f ¾ ½ ¾ ¾¯ f°  ¯f– °  -  ¾f°  ¾ ff–¾ n¯ °f° f fn  ¯ f ° x  f ¾  f ¾  f½   ¾ fnn°  .

°¾ f f   ° ¾f f nf f  ¯h¾ ¯½f°    ° € f  f¾½ n €¾n    ¾  f ¾ ¾  ¾ °f° ¯f f¾ f°      ¯nxf–   n°° ½f° ¾ °¾½f  ½ff   °f°¯f ¾¾€ °¾f¾ –f°f ¾ n f   ¾  n °  °  @f¾ ¾ fffn   ¯nxf– f¯f¾ fn  ¾ ¾ ¾°ff–f  f  ¾      ½  ¾  ¾½ ¯  ¾ – ¾    n° x  °  f ½ ¾ °nf  n f   n¯ ° f f  f n° °f f –f ¾  f f     °f  f    ¾½ ° x° ¾  °n°¾n ° ¯ °   f¾¾¾ f¾½¯f¾   ½° ¾  ¾n  ¾°  n¯f½°n½ ¾ ¯½¾  –°f   ¾n ° ff  f  €–h° ¾  °f¾n f¾° –h° ¾ f¾° f°  f¾  °½¯f¾ n ¾   x¾  ° ¾  ¾ f  ½nf°   f   ¯¾   ° f €   ¾  °°n ¾   ¯nxf– n  °f¾n f f¯ °f° ¾ –¾ffn            .

     .

.

  D° ¯  f¯f  f½½h°  f  –f f ¾   €f  ¾ ¾ ¾  f f° ° f ¾ €f¯f   ¾ ¾¾  ° ¾   n¯ ° ¾  f  ¯f³ °  ¾   D°f   f  ½ ¯f° n f  °n  ° –f ff n°  ¾ ¾ ¾¾ °½° f½ f¾  °f°f ¯°f  ° ¯–    °ffnf–ff¾¾  ° f f € nf¾nff¾¯f¾ ¯¾f¾½fffn  f©f  fffnf ° ¾ f f°¾ff  ½  €  °f° f ¾f@f f °  ¾f f ° f © – ¾ ½ ¾ °f° f½½h°  f ¾ ¯¾f  f    ©   ¯f° f½½h°  ¯fff f      n°¯ f ½ ¾ ¾€¯ °¾     n°€f ".

¯½  –ff¾f½fff f ¯f¾n¯ f¯ ° "  ¯f³ ¾° f¾ n °f ff¯½f   ° f  f© ¾nff ff ¾ff¾  f f fn  f  f½½h°nf °¾ – f –f f½ ¾f  f¾¾¾¾½nf¾   nfnf f  ¾ ¾ ¾f°¾€¯f° ° ¾n½°f –°f ¾  ¾n°  f©f ½ f   – f €  f ¾nf f f ¯©   f½½h°  @f° f °€f¯f f f ©°ff½ f °  ¾f f ¾n°  ¾¯f    n° f f½f¾f f¯ x° nfnf f  D°x° ¾  f ¾ ¯f  f© f nf   ° °fn¯ ° f ¾n½° ¾  €  ° ¾n ¾ ¾ ¾ ¾n°¾ f° f¾ f f n   ° ¾¯¾°f°¾€¯f° °¾ff¯° ¾   .

   .

 f° f–°f n¾f   ½  f°n¯  ¾¾ f¾ ½  ¯f° f¾ €  ° ¾ D°© °nf f ¯f  ¾¾€f¯¾¾¯ ¾ °f¾f¾ ¾nf ¾f¾½f f ¾ ½ ½ff fn° ¾  n  f 9  ¯f¾  °n°f f¯ ©¾ fn¾f  f¯°f³f ¾° ¾f ° ¾ ½¾ °¯fnf   nf   ½n  ¯½  °f  f  ¯–f¾  n¯ x ¾f f   n f¾  f¾ f°f¾ –f f°f¾  ¯f  f¾ ¾–  9  nf°   © ° ¾  ¯  f¾ ¯–f¾  ¾° °°–° ½  ¯f ¾  f° f¾¾¾ ¾¯ °f¾  ©h° ¾n°¾fn¾¾€ nf¾ °½f¾ f¯  ° n¾ ½¾ff¯ °f   °°n ¾ °½h©f¾ ½¾¾  °h  ½¯ © °f½°¾fn¾  x ½  ½h©f  –f³  ©  f ff.       ° f nf¾  fn fn° ¯f  ¾ n ¾ ¾f f° nf°¾f ¾  n¯  n¾f¾   °  ¾ –¾f f°  .f   ¯f °f¾ –ff¾ff.

f¾f .f °  fffff¯f  x ¾nf f     .

°f.

f¾f .fnf f°nf .fnf- –f  .f¾  °n°f f°n°n f¾ °n f¾ f¾©f¾ f.fnf©f.f   .fnf   °nf° n° ¾  f  ¾ f    nf¾f°   ° f f f n  .fnf .fnf¯ff .f .

fnf °¾ ³ ff¾ – ° ¾ f nnf € – f   ¾ n¾ ½ff ¾½f°f f f¾ ¾f¾ ° ¾nf  ¾½–f¾  °f¾  ¾ °nf°¾ n °f°   .¯ x °  °f f° nf¾f  ¯ ° °  ¯½ ° ° –f nf  f ¾ ¾ ¾   ¾½x¾  n¯ ½ °nf°f¯ °  f nf¾f  ¾  nx° nf¾f ¾ ¾   °f f nf f f  ¾½–f¾  f nf f°n¯€ ¾ f¾– ° ¾ °f°  f¾½f ¾½ .fnf ¾€ nf ¾½–f¾f¯f°¾ °f¾  f f ¾½¾f °¾ ³ f ¾ ¯f  f ¾ ¯ f  ¯f  f n f ¾ n¾  ° h° ¾  x nf¾ € nf ¾  °  f¯ °  ¾ f°¯f ¾° °f°  f  .fnf   ¾½x¾  f  °¾ ³f       f ¾f f  ¾  ¯ f¯¾¯f ¾  ¾f€¯f ¾ ¯  ¾n°n °  n  ° f °f  f nf °  ¾ ½ ½ffn°–f°¾ ¯f       .

    .

 °ff  ° f¯ nf°f  °¾ ¯½¾ ¾° – °f¾ nf° f f f¯ €n  ¯    °f   nf n°f °¯ °¾f¾ ¾f¾ ¾ff© ¾ ½ff ½  f¯ °f¾  n ° fn° n¯ ° nf¯ f f  ¾fn¯° f °n fnf¾°¾f °¾¯  ¾  ¾ – ¯fnff°–f°¯f¯½ff f f¾ n¯ ° f¾ f¾ ¯ °f¾f¾¯©  ¾ ¾°³¾¾  f f° °fn f °n¯½f³f ¾f°nf°¾  ¾f¾nfn f¾ –f f°f ff¾ f¾½ ¾f°nf°¾ °f°f –fn° n ff f¾¯©  ¾°³¾ ½ n¯° °f°f¯f¾½ff € ° ¾  ¾nf°½ ffn ff–   ¾f fff € ° ¾  ff  °f¾ °f¾   ½° ¾  ½  ³© ¯h¾f ° –  ¾ ½ nf °f½ f° –f€¾f   ¾f f ° ¾  f¯ff¯ff°½f ¯  °  ¾n¯ ¾ f°n° –f° € f  °¯  €  f ¾½ ¾f   ¾ f f¾  n °f   ¾  ¾½¯f f °f  °f ¯ °f¾f¾ ¯h¾¾f ° °    °– °  n f f    ¾    f° f  n  ¾ ° ¾  f    €  °¯ f  –   ff f °¾° f¯f°ff f½ f  ¾ f°f ¾ ° x¾ff f ½¾ ¯ ° ½fff f fn° °¾¯ °¾ nff    .

f½ f¾  °n°f° ¾€f–¯ °¾  ¾ f°f½¾¯hnff €  ° ¾°  ¾  n    .°  9n  f f  ¾    €f°n  ¾  ¾  nf °f ¾½ €n    ¯¾f f  ¾¾   ¾ f°f  f¯ x° ¾f° ¯°f¾   ¾ f°f f °   9n  f f  ¾ ¯° ¾ ½ ¾½h°n¾  ° –½  ¯°f³ ¾f¾ ¾n  ° €f–¯ °¾   ¾ f°f  °  ¾ f –n   f ¾  °n°f° –f° ¾ nf° f ¾   ¾ f°f   ¯f f n ¾½°  f 9¾nh¾n @ ¯½f° %   ° %  ¯fn nf ¾ ° ¾ f¾ °f  °  ¯ nh f ¯ ° €f°n °f f¯°f³f °¯°f If  .

  D°°³f¯f @ ½xnf n n¯°  ½  ¾½ ¾  ¾ f°nf°¾    f ½f°  ° f ¾ @ ½ ¾ %¯f° ff¾  ½ %f°°nf°f½f     f¾ f  f¾ ¾fn€nf  f ¯°¾  Onnfn  f   f¯ °f f° ¾fn€nf°  f°nf°¾  @ ½xnf¾ € nffn f¾fn€n °–f ¾½f  f ¯  f Onnfn   °  nf¯° €  ©°f°   % ¾ f°f¾% ½  ³¾ ½ f¾ €¾¾   ¾ f°f    f –f f°  ° ¾ ¯f  –f° fOnnfn¾ ½ ¾ °f° .ffnf f °¯  ¾ ½ °     °¯ f    °  ¯°¾  @ ½xnf ¾fn ¾  % ¾ f°f¾%  n° ¾ ¾–f f¾ °f³f¾ ¯°¾  °¯  n°¾° ¾¯     .

.

  5   ° f  f  °f °³f   f³¾   f° f °¾ ½ ¾  f ¾ f  9   ¾f   ° f °fn ° ° ½  f ©f   f¾ nf  f¾   f  ½ nfnf¾ °  f¾ nf¾f¾ ¾f° f  ¯ ¾  ¾f°nf ° ¾  f¾ff fn°n f ° ¾ ½  D° f°€f¾  n ¾½ f¾ ½°¾ f¾ ° °f nf¾f  ¾  ½  ½ °f ¾ ¯f°f   – n°°f ¾ f©  ° ¾  f  €f¾  f ¯  f f ¯ f °n  ¾nnf f ½ f  ½  ½  ½   ¾  ¾½   ¾  ½ –°  ° nf f ¾f¾ f¾  f f  f ½ f ¾  °n °f n° °f °³f n° f¾–¾   ¯f f¾    .

°°n ¾ €f¾  ½ –°f " ° n ¾f¾°³ff ¾f¾f¾"  f ¾½° "¯  –fff °f¾n°f–f"    n ¾nf ¾  ¾½ ¾  f  f¾n°f–ff°³f¾  f   f¾– ° f¯¾¯f°³f€ ff¯¾¯ff °  €f¾ ¯¾¯ ½  ½f¾f°  f¾¾ – ¾ f°³f f °°n ¾ f¾  n fn  °f¾½ –°f¾  ¾½   ¾ f f ¯ f °n    –f f f f f °³f nf f ½ f  ½  ½  ½   €f¾  f   f ½ ff°³f ½ ¾ ½  f –ff°½n f–f °¾f¾  €f¾ ¾fnf°½n f–f  fff°³f  .

D- @D99" f°³f–fn°°f f° " ¾ "   –€  ¾nnf ½  ½  €f¾ €f n f¾ ¾½ ¾ ¾  n    f °³f ¾f  f ½ °f ¾   €     ¾¾f³¾  f° ¾ ¯f°f¾ffnf° f¾f¾  °¾ ff ½¯fn¯f"   .f° f°³f¾  f €f¾  n ½ –°f   n "°³f ½ff  °  f¾ ¾  f¾ n° f–f" f n  ½ff ¯ ½f½g    €f¾  ½ –°f " °  ¾f  ½f½h" f   n  x ¾  ¾f  ¯f°  €f¾  f¾½ °   ½ –°f ".

 .

 ° @nf  °  n   f @  ¾°f  ½  f   f nf  f .

n°ffn°  f ° nf¯°  f½fff°f–@f¯n °¯   ¾ nf¯°f f°fnf¾f¯–f°  ° n    f °f ¾ ³f f¯f f @  ¾f  ¾f ¾ ³f ¾€ ¯n n° ¾ ¾½¾  .

f° ¯ ° n¯° °f°  ¾fnf¾f½f¾f¾ ½f° °f¾f°fn ¯n  ¯½ © ¾   .

°f f°  f½ ¾°f ½f¾f f °f°n  °f¯f –f f ¾ ¯½  ¾ff°½  nf ³ f°n¾ –ff  ¯°f f ¾f°nff¾ ½f¾f f°½f 9 ¾ ¯nf¾ ½ ¾°f¾ nf¯ f f°  nf¯°  ½ff  –f f @f¯n f©f f° ½ ¾ .

½ ¾ ¾  D°f½ ¾°f ¾ f f½f¾fff¾ n ¾  ½ ¾ff ½f° ° ¾ –f   ©¾¾  ffn ° ½nf½n¯h¾¯h¾–f°   ½ °  ¾f½f nf     .

   8   )  D°f f¾  ° f¾  ff¾ n °f° °° ¾fn f  ¾f  n °f¾½ ¾°f¾  ¾f° f f¾nf  f f½   ¾   ½ ¾¾ nn°¾f°nf¾  ¯ ° ° f ¾nf°ff¾  n–f .

 °f° fnf¾° ¾ °f¾ f¾ ¾f°f¯©  ¾f  f f¾nf  ©f  ½f°  °f  f °n °  f  ¾°    ° °¾  ° °n°  °f f  °nf f½f– ° ¾ €f¯f  f ¯©  nf¯°f °  nn° ff - f f¾nf ½ff ¾½ ¾f  ¯n¾ ff ¾ff¾½f ¾  €n  –°¾ n¾¾  ¾   f° ¾f   ¯°f  ¯  f° ¾   ¾–¾    f °  °   f - f f¾nf  f ¯©  ©f f  f n¯ € ° f  ¾½x¾  f°ffn° ¾f½f n  @f   ¾  ff  ° f¯f ° ½ °f    °  n¯ ¯f° f fn  f ¾f f ¾f–f   n°  ½  ¾ f ¯f°€ ¾fn°  f–° n¯½¯¾   ©  n¯½f½ ¾°ff °½  ° n nf¯f– ° - ¾f ¯¾½  f ¯¾   nff½fn°   .

 8   .

   n  °f°n f½°n½¾ ¾–OI  f  ff°–f f¾nf f f½    °f f ° ¯     –f°  f½f °nf     ¾n f n°€ ¾°  ½      f  ½ f°¾€f¯f ¾  ¾½ f f°°¾¯°¾  ¾½x¾ °f   f ¾fn°  ¾½h  n f¾½ f¾ ½ ¾¾€f¯f ¾¾  f³f° ½ –°f°½x n f f¾ ¯    –f° f°°f f¾f  ¾° ¯ f–   f ¾ ° –fn° ¾f¾ f½ ¾f ©f –f  f ° nf¾f  ¾ €f¯f ¾  °  ¾¾ ¾ °¾   ½ –° f  f  x   f f ½f¾f   ¾° ¯ f–    f    ¾ ¯f°  nf fnf ¾    fn °  °f   ¾    €nf f ¾nnf  ¾½x¾   ¾ ° n f° f¯ ° f½ –°f   f   ¾½°    ¯     f f °f  f f f¾nf f¾ f° ¾ f ° ¯    f f  °   f¯ f½ffn°€ ¾f¾   ¾½x¾  ¾nnffn°€ ¾°f f °  €nf ½ff ¾nnf½    n   f °°nf½ n°f  f f n ¯¾ ¾½ ¾°f© –f f°  ¾ n   n°€ ¾°  f° f  f½ff¾ ¯½      .

 .

 f .

f¾f  ¾  ©¾  ff ¯ © n°n f n¯  f° ° ¾  ¾  ©¾   °  °f €fnf f  ff.

f ©° f.

° ¾f °¯  ¾  f ½f¾ff°¾nff© ¾  f.

° ¾f If  ¾ nf ©° f¯f   ¾ n°  ¯½f¾f° ¾¾ f¾¾   n°nn¯ .

f ©° f.

° ¾f    .

ffx¾ ¾¾–¾ °ff¾ ff n°  f –f f¾f° ¾¾ ¾°fn¾f f°xn f   €  °  f .

f ©°  f .

° ¾f    ¯ ¾ °¯    f–°f  f¾  If  .

© ¾ ½ f€ff nnf f¾¾f ½fn °nff¾ f–¾ ° ¾ ¾ ° °¾¾nn ¾  ¾ f¾  nf ° nf   ¾ °n ¾    °      ° °  ° f f f   ¾ – ¾  ¯¯€nf° ¾  f–¾   I  ½ °  ½ ¾    ¾ ¾nn ¾ n  f°f¾f¾f °fnffnf   f°° x¾ f¾ff9f f f f     . °f°f¾n°¾ ©f¾ n f  °f°½¾  ¯¾ nf ©°  ¾ f–¾ nf f° °¾nn  ½ ¾ n ff¾  °n°f°€ ° f€ ° ¾° °°–°¾ f  n  f –f°  ¾°  f¾  f©ff¾nf f ¾ ¾¯fff f–f f  9 €°f  n¯ f¾ °f ° –f  f  f ¾f°–  °  –ff°¯n¯ °¾  °¾ f °f¾  °f¾ ¾ ¾.

   ° n f nf f  f f ½f  °   ½f¾ ¾f nf f–f ° ¯¾ ¾ nf   ¾  f½f nf  ½ °°f¯ °  f ¾ f f° ¾ D°f°n f –°nff¾nf¾¾ n¾ °f½f ff f¾©fnf  ° f½f ff¾¾f¾ ¯©  f¾f   ½f   nf  – ¾ f –f    ½f– n° ff¾¯° f¾  ½  f  –f ff °¾ n   ½f  ¾ ¯f ° –°f f  f¾¾f f ½f f   °nf f ½f f ° f ¾ –f  ¾½  f   ¾   ff  nf  .

¯ ° ¾nn f¾ ½¾f f¾  ¾ nf f ½ °¾   ¾ –f € f  ¾ nf¾f  ¾  f¾¯ f f  °f°f ½ff ¾n  f¾¯ f f °f f°f   f ¾ n°€°  f   n ¾f f°  f¾ f¾ ½ f f   °nf  f ¾ °n¾f ¾f½fn°  nf  f°  ff¾ ¾ ¯f°f¾ ¾ f ¾f ° ¾¾ ½ °¾f¯ °¾   ¯f f f³f ff¾¾n°n ¾ .

  f ½fn ¾n  f°f n°f ° fn°¾ ©° n°h¾ f°f  ¯h¾ ©ff¾¯° f¾ °f– ¾f f¾f½f f ° ¯ f– ff ¯f³f°f¾– ° f½f ff¯f° n¯ f ½ n° f¾½ n ¾ – ¯ ° f–°¾ ¯f°   ¾nnf° nf f–f f nf n nf  f    n¯½ f f   °nf  f  nf f f¾¯° f¾ ¾f½f n °¾ ¯  nf – ¾f n– f¾       .

 .

  ¾ °f  ° f €  ° f¾n  ¯f¾  n –° f¯° ¾n °f¾f ¾    ¾f  .

ff°f ¾f   ½ ¯      ° f ¾– °   € nf          nf  f¯ °    f n f  ° n ¾f f ½ – f¯f¾ ¾ n  ¾ °¾ –°  ¾n    ¾ fn¾¯ f    n°€¯f   f¾°f ¾f½ff °°n ¾    .°    ½     €  n°n  ½      ¯  ¯f fn f ¯ ½f°f€ f°¾ ¾   n  ff f  ¾½ff f°° ¾¾€ nf¾    ° ¯ f–fn ° nf¾¯¾ f°   ¾½ f¾ –f¾ ¾°–ff  f¾  ¾    ¾n  ff ¯ f ¾ ¾–OI ½ ¾ °fnff  °  °f  -   °  ° °-nh¾ nhf–fff °f³f.ff °°nf¾ ½ n½  f¾ f f f°¾n ° n¯ °   ¾  °n° °  n  f -fn°    ° f ½f    °  ¾f n   ¾– °    D °f  ¾  f ¯f°  ½  ¯    °  f °  –  .° ¯f   ° ¯½ °  f ¯fnf    –¾    f¾f    – f °f –f° ½f°n  °  nf °  ¯¾ fn  f nf¾ ¯h– ° ¾ ¾f f° fnf¯½f f¾ °¯ ¾f¾  ¾ ° – °f¾  ¾ –f¯ °  f°  ©¾  f–f  f°f nf  ¾¾ ° ¾ ¯ ¾ ¯ ¾nf ¾ ° f° n¾¾   ¾f  ¾ ½fnnf f° °f n¾f n  ¯°f  ¾  €¯f f°  ¾ f° € ° f ° ff½f n  f¾  f½ ° ¾½nfn¾ n  f f   ¾½ff f°¾¾€ nf¾ ° °f¯f° f¾ ¾°n°n f¯ f    °nf  ° nf f¾ °fn ¯ °f©  ° fn°  ° – .° ¯f f°¯½ ¾°f  ¯n¾f³¾ ¾½x¾    €°  ° ¾  ½½ –f  f n f   .

   .

 f   ° f °¾  ff   ½  f³   nf ° f n f  °ff °nf   f¾ °° –f°½f   ¾f nf f ° ¾  °°n ¾ f€ f fn f fnf ½° °  f °f ° f fnf nf ¾½¾f  ° f½f     –f f f ° ¾ nf¾f °f ¯f– °  f – °  f 9¾¯f  nf°  f¾ f–f¾ ¾  f f¾    –f° f ¾  f  ¾  n    f ½f ¾f¯© fn n n°€xf¯f– °f   f¾f¾ .

f¾  °¯ f  f n °  ½   € f¾  ¾  ¾ff°  f °° fn° f f ff f  f n f  f¯ x°  ¾  ¯f– °€½ff  ¾f¯© n°¾ f°f½  ³fnf½f  f¯ nf¾f  f – °  °  f¾ ¯©  ¾  ¾f x½nf  f° f  f  ¾ ¾ ¾h f ¾  f°   –f ¾f f € f  f n f  nf¯ °    ¯½   ¾  °n °f ° ¾  –f  € ©fff nf –¾f¯ °f fn f    .

  .

 .

  ° f x½nf  f .

°      f f  €–f¾  °   n  °n  °      ¾f fnf¯ °  °  ¯¾¯ –f °  ¾   f°f   ¯½    f ¯©  f– –f f    f¾ f¾ °n ¾  f ½ f f °n°f f n° f €f f ¯ f  n° f–°¾nf ¾ °¾½ ¾ f¾¯ n nf¯h¾¯©  ¾¾f°f ff ¾ –f     .°f ¾– f   ° f   ¯f° °  ff– ½½f    n    °f ¯©  ½ n¯ °fn°f °f¯h– °  f °f °¾nf¾f  ¾nf½f f °n   ff ¾f f  nf°f  ¾ ©¾  f–f  f°f nf ° .

 .

  .

 .

 °ff  ° f   °°fnf¾°f° 9ff€ I  f- f¾½f³f ¾½  9 f ¾¾ n ¾¾ °n° °½ f° € n° f°  ½ff nf¾nn° ¾ fn¯° f  –¾f¾  ¾¯ f° ¾½ nf¯ °  nn° ½°n½f f€f9f¾nf   ¾  fnf½ ffnn°f f°  ° ¾f° f °¯° °nf f¯½f° ¾f   n  €f9f¾nf ¾f f½fnf¯ ° ° ¾   n¯ °f ½ ° f¾¾f f° ¾  °¾f  ¾ ° ¯½ f f °fnn°f   ¯¾¯ €f 9f¾nf n¯ ° f f¯°°f ° °f nff  ¾ ¾ °–  ° ¾ ½ff –f f¾ °f ¾½ °¾f  ff¾½¾f  € f½ f fnf¯ ° € ° ffnf f  ° °¾¾n °¾–f© ¾ ¾f f°fnf¾ °¾½°  € °f½ff¾n ¾ ¾ nnf f¾¯h¾ff f¾ ¾½ nf¾  nf° f½  f n¯ f  f€ n ¾ fI    f°fff°–¾f €f9f¾nf  x¾ n¯ °ffn° f¾€ ©¾f¯ ° nf°   f¾f f° ¾n¯ °¾f ¾ ¾f f°¾ °f ¾ff¯ ¾f  D° f ¯h¾ f  x ¯¾¯ ° ½  n  nf°     ¯°  – fnn °f ½f  °n¾   ° ¾ ½  ³¾ ½ ¾  f¾ f¯f¾  nf¾f f½f f¾ °nf° f f f  €f  n°  ¾– °   ¾  f°9f¾nf f° ff¯€–°    .

 .

.

  5 .

  ¾  fn  ¯n  ¯½ ¾  f  °  n°f°   – ° fn° ° – ° fn°   f¾  f° n  f½  f f  ° f½ ³f f   ff ° f °f¾¾¯ ¾   €x ¾   ° ¯½ f– f ° ½ ° °nf ¾°¾– ° ¾½ ¾ –f°f¯  f¾ ¾½f³ ¾   ½  – ° f  f°  ³¾  nf°¾f¾ €°f¾   °  ¾ f€° ¾  nf¾ ¯°f¾ ½ff °n¯½ f °f°f  ff¾f  °  If   f  ½¾  ¾  °f –f°  °¾°   f  f f °¾ ¾½f³ ¾ ¾¯f¯ °  n¾     ¯ °  ¾  ½ ¾f  ¾    ¾–  ¾   ¯°f° ¾ ½ff¾  f° f¾½f³f½ff °nf¯°f¾ f¾½ff ½ f° ¾ fn  ° f°°fnf°¾f €°f °f9 ³f f  .

xnf ° ½  If ¯h¾f° °f½ ³f ¾nf° n°   ¯½ ³  –f°  °fn f  f €°f nf  ½  °°nf f °n°f° ½  ©f¯h¾  °n°  °¯ nf  ¾f f f n¯¾ ³f 9f°¾  ° ½ °f¾ – f     ° ¾ n¾  f   f °¯°f ¾f ½ ³f ½ ¯f° n  f° n f   ¾   ©f° ¾n°  ¾¾¯¾ ¾½f³ ¾     .xn ½ff   °nf¯°h° ¾ ff½ fn° f  ¾nff° °f½ ³ff  ¾ ½ff n°€fn f   f°n°x ¾ © °  °n°ff°n¯¾ ³f° °¯ nf   ¾ ¾½f³ ¾ –f°f.°¾¯f f f ° ½ ° °nf ½  –f°  f    –¾°      nf°  x ½f¾ n¯ °¾ ½ff  fn°f nf¾f f ¾ ¾½f³ ¾ f f° ©f ¾ ½f f °¯  €°f ° f ½ ³f  f  °f° f  ½ ¾°f¾  ¾ n°€f°f f .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful