Está en la página 1de 1

LA RAZÓN POR LA QUE FUISTE ELEGIDO Dios, en su sabiduría escogió a determinados hombres y mujeres para ser proveídos de su bondad

, al escogerte a ti para ser portador de esta gracia, no buscó al orgulloso, al poderoso, al famoso, al brillante. Él buscó al humilde, al enfermo, al menospreciado: TE BUSCÓ A TI, fue directamente al alcohólico, al llamado la debilidad del mundo. Bien pudo Él haberte dicho: en tus débiles manos yo he puesto un poder superior al estimado, a ti te ha sido dado algo que se le ha negado a la mayor parte de tus semejantes; ni a los científicos, ni a los estadistas, ni a las esposas y madres, ni a aún a mil sacerdotes o ministros he otorgado el don de sanar a otros alcohólicos, te lo he otorgado a ti; pero debes hacerlo desinteresadamente y desarrollarlo con gran sensibilidad. Ningún día puede ser demasiado largo, ninguna demanda sobre vuestro tiempo demasiado urgente, ningún caso demasiado trágico, ninguna tarea demasiado dura, ningún esfuerzo demasiado grande. Debes hacerlo con tolerancia porque yo he determinado su aplicación, sin distinguir razas, credos, ni denominaciones, debes esperar la crítica personal, la falta de aprecio te será común, el ridículo puede ser mucho; tus motivos serán prejuzgados, debes estar preparado para la adversidad, pero lo que los hombres llaman adversidad es la escalera de debes usar peldaño a peldaño para ascender hacía la perfección espiritual, y recuerda que en el ejercicio de este poder, no exigiré nada que esté más allá de tus capacidades. Tú no has sido escogido a causa de tu talento excepcional, y ten cuidado si el éxito corona tus esfuerzos, de no atribuirlo a tu superioridad personal, a la cual puedes clamar únicamente en virtud de mi dádiva. Porque si hubiera querido instruir a los hombres para llevar a cabo esta misión, ese poder hubiera sido confiando a los médicos o científicos, si yo hubiera querido hombres elocuentes, hubiera encontrado muchos merecedores de esa designación, porque hablar es el más fácil de todos los talentos con que he dotado al género humano. Si yo hubiera querido eruditos, el mundo está lleno de hombres mejor calificados que tú y que estarían dispuestos a colaborar conmigo, pero has sido escogido tú, debido a que has estado proscrito del mundo y tu larga carrera como alcohólico te ha hecho humilde y te ha puesto alerta a los gritos de angustia de los corazones solitarios de los alcohólicos de todo el mundo.
Grupo “Fraternidad” de AA. Martínez de la Torre, Veracruz