Está en la página 1de 83

EL CREADOR

SERIE 2

TOBÍAS

Canalizado por Geoffrey Hoppe (Cauldre)

Círculo Carmesí

www.crismsoncircle.com

Para descargar de Internet:


www.portaldimensional.com
Tobías del Círculo Carmesí es presentado por Geoffrey Hoppe, aka “Cauldre”, Golden, Colorado. La historia de
Tobías, del Libro Bíblico de Tobit, se puede conseguir en el sitio web en www.crismsoncircle.com. Los
Materiales de Tobías se ofrecen de forma gratuita a los trabajadores de la luz y Shaumbra de todo el mundo
desde agosto de 1999, el momento en el que Tobías dijo que la humanidad pasaría del potencial de
destrucción hacia la Nueva Energía.
El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos que están entre los primeros en pasar hacia la
Nueva Energía. A medida que experimentan la alegría y los retos del estatus de ascensión, ayudan a otros
humanos en sus viajes a través del compartir, cuidar y guiar. Más de 40.000 visitantes vienen al sitio web del
Círculo Carmesí mensualmente para leer los últimos materiales y compartir su propia experiencia.
El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado en donde Tobías presenta la última
información a través de Geoffrey Hoppe. Tobías dice que él y los otros del Círculo celestial Carmesí realmente
están canalizando a los humanos. De acuerdo con Tobías, están leyendo nuestra energía y traducen esa
misma información de vuelta hacia nosotros para que podamos verla desde afuera, a la vez que lo
experimentan desde el interior. Las reuniones del Circulo Carmesí son abiertas al público, aunque se agradece
RSVP. No hay nada que pagar ni una cuota que pagar. El Círculo Carmesí recibe su abundancia por medio del
amor abierto de Shaumbra alrededor del mundo.
El propósito final del Círculo Carmesí es servir a los guías humanos y como maestros para aquellos que están
en la senda del despertar espiritual. Esto no es una misión evangelizadora. En su lugar, la luz interior guía a las
personas a su puerta para despertar su compasión y cuidado. Sabrán qué hacer y enseñar en ese momento,
cuando ese humano único y precioso que está a punto de embarcarse en el viaje del Puente de las Espadas
venga hacia ustedes.
Si estás leyendo esto y sientes la verdad y la conexión, realmente eres Shaumbra. Eres un maestro y guía
humano. Permitan que la semilla de la divinidad florezca dentro de ustedes en este momento y por siempre.
Nunca están solos, porque hay familia en todo el mundo y ángeles en todos los reinos a su alrededor.
Por favor distribuyan este texto libremente en una base no comercial y sin cargo. Por favor incluyan la
información completa, incluyendo estos pie de páginas. Cualquier otro uso debe ser aprobado por escrito por
Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado.

© Copyright 2002 Geoffrey Hoppe, P.O. Box 7328, Golden, CO 80403. All rights reserved.

ÍNDICE:

LECCIÓN 1: ACEPTA TODAS LAS COSAS COMO SON


LECCIÓN 2: ACEPTE SU YO HUMANO
LECCIÓN 3: VIVIENDO EN EL MOMENTO DIVINO
LECCIÓN 4: SERIE DEL CREADOR
LECCIÓN 5: "ESPEREN LOS CAMBIOS Y BENDÍGANLOS"
LECCIÓN 6: DENTRO DE TI ESTÁ EL EQUILIBRIO DIVINO
LECCIÓN 7: CREANDO CON TRAZOS AMPLIOS
LECCIÓN 8: RECIBAN LA FRUTA DE LA ROSA
LECCIÓN 9: DANZA CON TODO LO QUE LLEGUE A TU PUERTA
LECCIÓN 10: ENTREN A SU VOLUNTAD DIVINA
LECCIÓN 11: AGRADECETE A TI MISMO
LECCIÓN 12: VENGA AHORA SU NUEVA RELACIÓN CON EL ESPÍRITU
LECCIÓN 13 - SEGUNDA PARTE: CANALIZACIÓN DE LA UNIDAD

LECCIÓN UNO: ACEPTA TODAS LAS COSAS COMO SON

Y así es, estimada familia, querido Shaumbra, que volvemos a reunirnos en este círculo, en esta sagrada
energía. Yo, Tobías, les doy la bienvenida otra vez al aula de la nueva energía espiritual de la Tierra. Vuelvo a
dar la bienvenida a aquellos que son maestros, a cada uno de ustedes, a los que están sentados aquí y
leyendo estos mensajes. Vamos avanzando y dan ustedes de sí mismos y de su vida con un simple propósito.
Cada uno de ustedes es un maestro. ¡Y se preguntan por qué le llamamos el aula de la nueva energía
espiritual! Como pronto averiguarán, no se trata de que nosotros les estemos enseñando. Se trata más bien de
lo que nosotros estamos aprendiendo de ustedes.
Bueno, hay mucha energía en este cuarto. Como dijo nuestro amigo Cauldre (Geoffrey Hoppe), durante los
próximos minutos trabajaremos individualmente con cada uno de ustedes para integrar e introducir la energía
del Espíritu. Pero, amigos míos, más importante que eso es que vamos a ayudarles a despertar su propia
divinidad. De lo que hablaremos hoy, durante la próxima hora de su tiempo, no es sobre lo que ustedes están
absorbiendo de nosotros, del Espíritu y de lo que ya han percibido que es su Verdadero Yo. Hablaremos acerca
del despertar y de cómo empezar a utilizar la energía de su propia divinidad, que ya está dentro de ustedes.
¡Sólo que ustedes hasta ahora no la han reconocido!

2
La energía en este círculo en el que hoy nos sentamos es dulce, fuerte y amorosa. Pedimos ahora, a cada uno
de ustedes, abrirse, permitirse ser todo lo que son. Durante el tiempo que vamos a compartir les pedimos poner
a un lado las dudas y preocupaciones que traen consigo. Durante este tiempo que vamos a compartir, les
pedimos que abandonen la preocupación por lo que pueda haber en su futuro. Les pedimos simplemente estar
presentes, estar en el ¡ahora!, estar en este círculo. Si están leyendo este mensaje, la energía es la
misma para ustedes también.
Ustedes, los humanos, están en un círculo propio. Es un círculo diferente al que habita el resto de la Creación.
Ustedes han escogido ir más allá del círculo de Espíritu, creando nuevas dimensiones y un nuevo círculo, que
beneficiará a Todo Lo Que Es. Por eso han escogido las muchas vidas en la Tierra. Por eso ahora están
sentados aquí en esta aula. Esta es una información importante para recordar que la humanidad de la Tierra
existe en un círculo separado (una realidad separada) del resto de la Creación.
Hablemos ahora por un momento sobre esta vida de ustedes. Han venido a esta vida para completar los
últimos capítulos de su libro de la vida aquí en la Tierra. Han venido a limpiar las últimas porciones de karma y
cumplir su contrato. Han pasado muchos de los primeros años de sus vidas haciendo esto. Encontraron a
otros con quienes tenían relaciones karmáticas, con los que escogieron para limpiarlas. Tuvieron relaciones
familiares que fueron el conducto para resolver el karma que se había acumulado, esto les produjo
experiencias vida tras vida. Pasaron muchos de sus primeros años trabajando estos asuntos.
Y luego, como ya hemos hablado antes, algo les pasó, pudo haber sido hace veinte años, o diez, o
simplemente dos. Llegó un despertar a su vida. Quizás fue un libro que se cayó del estante. Quizás fue un
mensaje de un amigo, o una visión que tuvieron en un sueño o mientras estaban dormitando. Pero en esta
experiencia, llegaron al momento del despertar. Despertaron en un punto que los condujo hasta aquí. Los
condujo a un viaje de comprensión del Espíritu, de relación con el Espíritu.
Durante este periodo de tiempo tuvieron muchas experiencias difíciles y lo que llamarían ustedes lecciones,
aunque nosotros escogimos no usar esa palabra. Finalmente mucho se limpió, porque en cierta forma lo que
estaban haciendo era completar el libro de su vida, el libro que contenía las historias de muchas, muchas vidas.
Han estado trabajando en ultimar esos capítulos finales. Y entonces, amigos, al lograrlo, llegaron a un punto en
el que se sintieron tal vez perdidos, desconcertados o desapasionados. Habían cumplido su contrato principal
en la vida y las metas principales de su vida.
Ahora llegaban al momento de tener que escoger si avanzar, continuar en forma y conciencia humanas o volver
atrás, a este círculo, al círculo en que nosotros existimos. Todos ustedes saben cuál es ese momento de su
vida al que nos referimos, ese momento en que tuvieron que enfrentar a la opción de quedarse en la Tierra o
volver a este círculo en que nosotros existimos. ¡Obviamente escogieron quedarse! Escogieron seguir
adelante. Hay una razón para eso. Se trata de un compromiso interno que hicieron. Todos ustedes eligieron
ser maestros de la nueva energía. Harán cualquier cosa para ello. Sacrificarán lo que sea necesario. Dejarán lo
que sea de su vida para ser de los que estén a la vanguardia, de los que serán los maestros. Serán los que
trabajen con otros humanos para ayudar a guiarlos a través de sus experiencias de transición.
Así pues, hoy nosotros enviamos energía para todos los que se conectan en este grupo y para todos los que
lean y oigan estas palabras en los días por venir. Nosotros observamos y vemos un grupo de maestros, los que
traerán la energía de la nueva Tierra a los demás. Les honramos y respetamos por continuar su viaje. Les
agradecemos que continúen a través del sufrimiento, las dificultades y los desafíos de no saber realmente
quiénes son, pero trabajando diligentemente para averiguarlo.
Bueno, hay mucho de qué hablar el día de hoy. Pero antes de proceder con estas deliberaciones, permítannos
tomar un momento de su tiempo, aquí, con ustedes. Es éste un momento íntimo que tomamos para abrazarlos,
para agradecerles el trabajo que han realizado a través de todas sus vidas, hasta ahora. Sobre todo les
agradecemos que hayan permanecido aquí en la Tierra, que hayan aceptado pasar por los conocimientos y
experiencias necesarias para llegar a ser un maestro.
Ah! Pero no se equivoquen. Las dificultades que han encontrado, sobre todo durante este último año, no son
un desperdicio. No son para tirar a la basura. Todas ellas son cosas que están aprendiendo para llegar a ser
maestros de los demás. Lo que ustedes han aprendido, les permite la empatía y la comprensión de procesos
que no son estrictamente personales, se los irán encontrando cuando trabajen con otros.
Gran parte de lo que ahora llega a su vida no es forzosamente una experiencia vinculada con ustedes. Se trata
de experiencias que han escogido recorrer para convertirse en un maestro más fuerte, más amoroso y con
mayor empatía. En los años por venir mirarán hacia atrás y dirán, ¡ahora sé por qué pasé por ese
momento difícil a principios de agosto del 2000!, para poder comprender y manejar la situación por la que
pasa este humano que necesita guía, que necesita amor! Mucho de lo que ustedes están viviendo ahora son
aprendizajes y conocimientos por los que han aceptado pasar. Sí, ustedes los han aceptado.
Estimados maestros, inundamos ahora su círculo para abrazarlos y agradecerles y llorar de alegría por el
trabajo que hacen. Tómense un momento ahora para recibir lo que les traemos. Le pediremos a Cauldre que
permanezca en silencio mientras se filtra esta energía en la pesadez de su vida cotidiana, en medio de los
conflictos, el caos y la energía en la que están envueltos, tal vez sea difícil para ustedes ver quiénes son
en realidad. Pero nosotros lo vemos claramente. Nos causa admiración, tanta que cuando somos invitados a su
círculo, como ahora, Cauldre siente las emociones que le llegan de nosotros. Casi lo llevan a las lágrimas. En
esta energía, mírense a ustedes mismos como los observamos nosotros. Sin juicios sólo con amor, sin
preocuparse por las decisiones que tienen que tomar, sabiendo sólo que estarán finalmente basadas en el
3
amor. Nosotros los observamos con admiración porque ustedes escogieron entrar a un lugar, a un círculo
fuera del círculo de creación, así literalmente, salir de Todo Lo Que Es para experimentar cosas que
beneficiarán a Todo Lo Que Es. Es admirable para nosotros.

(silencio)

Una de las cosas de que hablaremos con ustedes hoy y por el resto del próximo año, el próximo año de su
tiempo, es el principio de recordar quiénes son ustedes. Vamos a hablar de cómo serán capaces de ver
quiénes son, cómo serán capaces de adquirir el poder interior y queridos amigos, cómo llegar a ser
finalmente los creadores de la nueva energía. Durante el próximo año de su tiempo, en este círculo,
trabajaremos con ustedes para ayudarlos a comprender que de hecho, son ustedes creadores.
¡Oh, ustedes eran Creadores en nuestro círculo, cuando estaban aquí! Como ya hemos mencionado en
canalizaciones anteriores, ese círculo, esa primera Creación llegó a un punto -podemos decir de
estancamiento- en que ya no podían ir más lejos, el punto en que se requerían nuevos conocimientos que
existían fuera del circulo De Todo Lo Que Es. Tal vez esto sea difícil de comprender para la mente humana,
pero había conocimientos nuevos necesarios para el Espíritu, para Dios, para ustedes y para todos los demás.
Para alcanzar esos conocimientos era necesario que un grupo saliera a un círculo nuevo, exterior al primero de
la creación. Por eso están ustedes aquí.
Durante el próximo año de su tiempo, trabajaremos con ustedes en entender y recordar que son ustedes
Creadores. Aprenderán cómo crear en su Tierra con nuevos poderes, con nuevas formas de manifestación.
Durante el próximo año de su tiempo, daremos una serie de pasos muy deliberados con ustedes. Seremos a
veces redundantes para reforzar nuestro mensaje. Repetiremos los mensajes del pasado. ¡Seremos muy
parecidos a sus maestros humanos!
Habrá veces en que se sentirán molestos con nosotros. Sentirán como si estuvieran golpeando un muro,
incapaces de asimilar la información y de integrarla a su vida cotidiana. Habrá momentos en los que sentirán
que no son capaces de cambiar nada de lo que está sucediendo en su vida, a su alrededor. Habrá momentos
en que se sentirán tirados en la lona. Habrá momentos de llanto. Habrá momentos en que estarán listos para
rendirse. Todo eso, mis queridos amigos, es aceptable. No hay fracaso. No hay carreras ni competencia
entre ustedes. En esta aula no hay grados. Cada uno de ustedes estará trabajando individualmente y aún así,
estarán trabajando en grupo para hacer que las cosas avancen.
Durante este próximo año de su tiempo llegarán también nuevos, asombrosos conocimientos. Les pedimos que
los compartan con otros. Compartan con aquellos que están en esta aula, que forman parte del Círculo
Carmesí. Compartan abiertamente unos con otros. Nos daremos tiempo en estas reuniones - (esto es
desconocido para Cauldre) - para discutir con sencillez lo que ustedes están aprendiendo, porque nosotros
queremos también escuchar. Es importante para los otros humanos oír de su progreso, oír de sus
descubrimientos. Será un año difícil de su tiempo, pero amoroso y energético, retador y compensador.
Nuestro amigo Cauldre estuvo en las Fuerzas Armadas (el Ejército americano). Pasó por el entrenamiento
básico, ¡y sabe a qué nos referimos sobre lo que será el próximo año para ustedes! Pero también sabe el gran
beneficio que se obtiene con el intenso entrenamiento por el que pasaremos. Él sabe que aprenderán un nuevo
tipo de disciplina, una disciplina que les permitirá amarse a sí mismos. Y sí, eso es lo que se necesita a veces.
Una disciplina que les permita amarse primero a sí mismos. Con la disciplina y el entrenamiento de este
próximo año su pensamiento será más agudo, refinado y claro. Obtendrán las herramientas internas necesarias
para hacer el trabajo que vinieron a realizar aquí.
Durante el próximo año de su tiempo, estimados maestros, aprenderán mucho. Sabemos que habrá
dificultades. Habrá momentos en que pensarán que Tobías y el Círculo Carmesí no tienen ninguna
comprensión terrenal de lo que están pasando ustedes!. Y sí, a veces tendrán razón. Nosotros
permaneceremos a la espera de estos momentos que pasamos juntos. Algunos de ustedes quizás abandonen
este círculo para buscar cosas más apropiadas para sus vidas. Y otros nuevos se unirán. Les pedimos que los
pongan al día rápidamente.
Una vez más, aquí no hay grados. Nadie lo puede hacer mejor que otro. Trabajen juntos. Liberen -como dicen
ustedes- la parte del ego. Ábranse al amor. Aprenderán mucho. Nosotros estaremos trabajando a su lado.
Estaremos aquí mensualmente con ustedes, en este grupo, en este círculo. A veces los citaremos con más
frecuencia cuando sea necesario, para sentarnos durante varias horas de preguntas y respuestas.
Informaremos a Cauldre cuando esto sea necesario. Y ajustaremos sus horarios para hacerlo posible (risas).
Durante el próximo año de su tiempo, amigos, estaremos a la espera de estos momentos para compartir y
aprender juntos. Dentro de un año tendrán ustedes nuevas realizaciones interiores de su divinidad. Habrán
obtenido el discernimiento profundo de quiénes son. Habrán llegado a la sabiduría y comprensión de
cómo usar su poder, su poder divino. Para entonces habrán desarrollado la disciplina y la empatía de todo lo
que se necesita para convertirse en un maestro por derecho propio, para ser un ministro ordenado del Concilio
Carmesí. Nos suena tan fresco todo esto. Apreciamos que cumplan con su trabajo, el verdadero trabajo que
vinieron a hacer a esta Tierra.
Primero necesitaban liberarse del karma de lo viejo, lo que hicieron bastante bien creando experiencias muy
intensas al principio de su vida. Y luego, más o menos con las mismas dificultades del año pasado, dejaron ir

4
todas esas cosas que retenían con tanto aprecio, relaciones personales, trabajos que pensaban eran
importantes, sistemas de creencias que eran su base fundamental.
Mis queridos amigos, se han pasado estos últimos doce meses pelando una por una las capas de la cebolla,
para convertirse en maestros por derecho propio, por auténtico derecho. El año pasado atravesaron por
algunas de las más difíciles y personales experiencias, algunas de las más profundas de su vida. A
nuestra manera, nos afligimos por ustedes. También nos alegramos al saber que han atravesado todo eso. Los
desafíos que enfrentarán de aquí en adelante serán de un tipo diferente. Serán desafíos personales al interior
de su ser. No será tanto lo que llegue del exterior. No tendrán tanto la sensación de estar emocionalmente
divididos en dos que han sentido durante este último año. Han atravesado por cosas difíciles. Han llegado
hasta este punto, en este ungido día, en que están en el aula de la nueva energía espiritual de Tierra.
Es posible que algunos de los que están aquí puedan oler una fragancia suave que entra ahora. Es dulce. Es
un recordatorio, estimados amigos.
Ahora, la Lección número Uno. Y daremos solo una lección en este día. Será difícil por muchas razones. Es
una lección y una interiorización que les pedimos trabajar diligentemente hasta que nos volvamos a reunir
dentro de un mes. Es bastante simple. Pedimos un momento de silencio aquí, porque esto no lo
revisamos previamente con Cauldre, para su sorpresa. Pedimos un momento para transmitirle la información a
él. Lo transmitiremos energéticamente a todos ustedes también, así no se tratará solamente de palabras que
oyen o leen. Habrá una comprensión energética. Haremos una pausa aquí por un momento para permitir que
tenga lugar este proceso.

(pausa)

Ahora empezaremos la lección de este día. Hablaremos de eso por un rato. El concepto es bastante simple,
pero algo difícil explicar. Cuando se instalen en su divinidad, conforme empiece a despertar dentro de ustedes,
llegando a su ser desde una dimensión exterior, se empezarán a convertir en lo que nosotros llamamos “Los
Nuevos Creadores”. Los Nuevos Creadores son los que permanecen aquí en la Tierra y aún así pueden llamar
a su ser divino. Los Nuevos Creadores establecerán un nuevo ambiente y una nueva energía, primero para
ellos mismos, luego esto afectará a otros que estén dispuestos. Y después, afectará la Tierra en su conjunto.
Para entender el proceso de volverse un creador, un verdadero creador en esta energía de la Tierra, es
importante para ustedes liberarse de los problemas conforme ocurren en su vida. Ahora mismo, amigos,
todavía caminan en la dualidad. Todavía están del otro lado del velo de donde nosotros estamos.
Hay veces en que ustedes tratan de crear algo para sí mismos. Hay veces en que tratan de crear o cambiar el
resultado de una situación que puede afectarles, a ustedes o a otros. Es como si estuvieran corriendo de frente
contra un muro de ladrillos. Tratan de usar algún poder psíquico. Tratan de forzar su cerebro o quizás incluso
su corazón. Se esfuerzan enérgicamente frente a los problemas y por lo general, acaban descubriendo que no
funciona. Mis amigos, ¿no han comprendido ustedes, o empezado a tener la intuición, de que se produce
un flujo, un proceso creativo, cuando sueltan y dejan ir?
La tendencia humana es empujar. La tendencia humana es crear energía para abrirse paso empujando, para
tratar de crear o cambiar las situaciones. Y como ya han descubierto, esto resulta muy cansador. ¡Muchos de
ustedes últimamente se han sentido completamente exhaustos!
Han estado tratando de usar un viejo sistema de creencias y un concepto viejo de creación y manifestación.
Simplemente eso no es apropiado ahora en la nueva energía. Los vemos -y lo encontramos gracioso desde
luego- ¡tratando de cambiar la manera de pensar del otro conductor! (muchas risas). Los vemos tratando de
mantener alejado de su energía a un compañero de trabajo, creando barreras y escudos o Dios sabe qué... y
ellos los atraviesan y entran, a hacerles la vida difícil. Los vemos tratando de atraer energía del exterior,
pensando que tal vez puedan hacer un trato temporal con el Espíritu para que Su energía llegue a modificar la
situación. Observamos que llaman a sus guías, lo que resulta muy gracioso porque ya no están ahí. Están
tocando a la puerta de una casa donde ya no vive nadie (más risas). Los vemos realizar toda clase de giros,
ceremonias y rituales.
Amigos, esas son cosas que aprendieron en otras vidas, 10, 20, incluso 100 vidas atrás. No son aplicables en
esta nueva energía. Tenían cierto éxito antes, en aquellas vidas, pero ya no son aplicables en esta nueva
energía. ¡¡Y se preguntan por qué se han sentido tan frustrados últimamente!! Esta es una nueva energía.
No hubiéramos podido hablar con ustedes de la manera en que lo estamos haciendo hoy, con los
conocimientos que hoy les presentamos. Hay un equilibrio energético muy delicado en su interior y al interior de
todas las cosas de la Tierra que requiere esta época.
Ya no se trata de empujar hacia fuera para crear. Se trata de otorgar el permiso total. Se trata de la completa
aceptación de todas las cosas de su vida y de las vidas de quienes están a su alrededor y en todo el mundo.
En este punto lo que les estamos pidiendo es la total aceptación. Será difícil para algunos. Enojará a otros.
Será un tremendo reto intelectual para ustedes.
Estaban acostumbrados a hacer listas de oraciones para rogar por otro o por la Tierra o por alguna situación.
Aunque esto sea una acción muy amorosa, les pedimos ahora, amigos, que no traten de alterar nada. Sólo
acepten, ya sea en su vida o en la de los demás. ¡¡¡Sabemos que esto les causará algunas dificultades!!!
Han estado forzando su propia biología con esto. Han estado enviando luz. Han tratado de estimular, motivar y
curar. Les pedimos ahora que no sigan con esas actividades y que lo acepten.
5
Se han estado esforzando con su propia curación emocional. Han buscado guía y consejo y por un tiempo esto
funcionó, pero no parece que últimamente proporcione la curación que verdaderamente desean. Así que
nosotros les pedimos ahora que descontinúen esas actividades.
Oh, ¡nuestro amigo Cauldre está muy nervioso con lo que estamos hablando! (risa). Ha estado chateando
mucho. Ve cómo le llegan correos electrónicos (más risas). Está viendo los retos, pero seguiremos adelante,
porque hay una lógica, hay una belleza en comprender todo esto. En su propia biología, amigos, les pedimos
que ya no se esfuercen en enviar lo que llaman luz o curación, mejor instálense en un plano de aceptación.
Lo que han estado experimentando en su vida, lo que han observado alrededor de ustedes ha sido la dualidad
-luz y oscuridad, correcto y equivocado, bueno y malo, amor y odio-. Han tomado partido, por así decir. Han
estado peleando por ese bando. Han sido guerreros voluntariosos y fuertes. Pero, amigos, todas esas acciones
existen en la dualidad y ustedes se están trasladando ahora fuera de la dualidad, a un nuevo plano de unidad.
En lugar de empujar la energía en una dirección u otra, en lugar de escoger un bando, en lugar de decidir y
juzgar lo que es correcto o equivocado, si se ponen a un lado y simplemente observan y aceptan lo que está
sucediendo, empezarán a entender una dinámica de energía que los llevará a la comprensión de la verdadera
creación. Este es también un concepto un tanto difícil, estamos trabajando energéticamente con cada uno de
ustedes para ayudarles a entenderlo.
No estamos pidiendo, amigos, - no - que abandonen sus trabajos, que abandonen lo que hacen. Les estamos
pidiendo sencillamente que se aparten de lo que tienen enfrente. Si sienten la necesidad de involucrarse como
parte del resultado de esa situación, les pedimos que no lo hagan, que se retiren. Imaginen un muro bajito
(alrededor de su nueva casa) y permanezcan tras él. Conscientemente pasen al otro lado del muro.
Permanezcan del otro lado del muro y simplemente observen lo que está sucediendo. Observen la dinámica de
lo que ocurre del lado del muro que acaban de abandonar.
Si se trata de una discusión familiar entre otros, en lugar de tomar un bando, en vez de decidir convertirse en
moderador o pacificador de la discusión, simplemente no se dejen enredar en el conflicto. Conscientemente
permítanse cruzar al otro lado del muro. Permanezcan del otro lado como observadores. Será difícil para
ustedes, porque hasta ahora han sido bien entrenados y tienen la disciplina de ir a meterse a tratar de cambiar
las situaciones.
Hagan lo que les pedimos durante un tiempo. Cuando crucen a este espacio de aceptar y permitir, empezarán
a entender la dinámica de la creación. Se convertirán en observadores. Literalmente empezarán a ver los
patrones de energía alrededor de las otras personas, de las situaciones. Empezarán a ver rayos luminosos
y patrones de energía.
Al pasar de este lado del muro, de la aceptación, verán un bellísimo, casi indescriptible, tapiz de brillante
energía que está siendo tejido por los humanos. Amigos, han estado tan cerca de los acontecimientos que no
han visto que hay un tapiz espiritual que se teje con cada pensamiento, cada acción, cada hecho. Al retirarse,
serán capaces de ver el hermoso tejido de colores, texturas, diseños y energías, todos ellos creados desde el
núcleo del amor, de cada situación que los rodea.
Al pasar al otro lado del muro, primero observarán el entramado, la parte interior del tapiz. Está siendo tejido
frente a ustedes. Tan pronto como adquieran la práctica de hacer esto, la disciplina de permanecer apartados,
empezarán a apreciar la parte de arriba del tapiz. Ahí es donde se encuentran la verdadera belleza y el
auténtico arte de la experiencia humana. Han estado tan cerca que solo han sentido la vibración cuando se teje
el tapete. Al pasar al otro lado del muro que rodea su nueva casa, verán cómo se crean todas las situaciones.
Verán la causa y el efecto de las acciones de las otras personas, de otros humanos. Verán cómo se
tejen realmente las cosas.
Cuando empiecen a experimentar todo esto, podremos decirles más acerca del proceso de creación. Pero
primero es necesario que aprendan a retirarse. Desde luego, seguirán caminando en la Tierra. Seguirán yendo
a trabajar. Seguirán hablando y trabajando con otros. En realidad su vida cambiará poco. Pero ahora es tiempo
ya de permanecer apartados, para poder observar el bello tejido de la dualidad. Durante el próximo año es
necesario que observen a cierta distancia, para llegar realmente a comprender su propio poder creativo,
su propia habilidad creativa. Conforme adquieran habilidad con este proceso, iremos comentando cómo
pueden ser su propio Creador. Hablaremos de cómo pueden ponerse realmente al servicio de todos los
humanos, de la Tierra, como maestros de la nueva energía.
La Lección Uno en el aula de la nueva energía espiritual de la Tierra es aceptar todas las cosas como
son. Aceptar todas las cosas como son, incluso las de tu vida. Se presentarán dificultades, literalmente,
incluso en los próximos días de su tiempo. Tendrán la tentación de querer arrojarse a las experiencias de la
dualidad. Para aquellos que son sanadores, han estado tratando de curar a sus clientes con su propio ser.
Amigos, continúen el trabajo que hacen, pero en cierta forma apártense al mismo tiempo. No hagan juicios
acerca de la condición de los demás y no hagan juicios de sus propias habilidades como sanadores.
Simplemente den un paso atrás. Permanezcan del otro lado del muro. Observen lo que está pasando. No
hagan juicios.
Al principio, amigos míos, verán o sentirán muy poco, quizás nada. Conforme continúen con esta disciplina en
su interior, empezarán a ver cosas que no podemos describirles. Deben llegar a la comprensión por ustedes
mismos. No hay palabras que se adapten a lo que empezarán a experimentar. Será diferente y una experiencia
personal para cada uno de ustedes. Tomen nota de eso. Comenten con nosotros. Y háganlo después con los
demás.
6
La lección de hoy es bastante simple. ¡Somos muy redundantes! La lección es aceptar todas las cosas como
son. Practique esto mucho en los días por venir, sobre todo en su vida, sobre todo con esas experiencias que
les llegarán.
En ocasión anterior a esta canalización les dimos las ¡cuatro verdades! (Santa Fe, Julio 2000). Las repetimos
una vez más porque son pertinentes y se refieren a la discusión de hoy. La primera es que el Espíritu
no conoce los resultados. Como hemos dicho antes en canalización, es creencia humana que Dios sabe de
antemano los resultados a todo lo largo del viaje. ¡¡¡Y que simplemente no está dispuesto a compartirlos con
ustedes!!! (risas). Eso, amigos, no es verdad. El Espíritu no sabe los resultados. Ustedes existen fuera del
círculo del Espíritu y de Todo Lo Que Es.
La verdad número dos: El espíritu no tiene agenda. Ustedes siempre han asumido que Dios, como figura
paterna o materna, prefiere que hagan lo correcto, que vayan a la escuela adecuada, que tengan los amigos
y el trabajo correctos. ¡¡¡A Dios no le preocupa!!! (risas). ¡¡¡Eso será preocupación de sus padres biológicos!!!
Pero Dios y el Espíritu y Todo Lo Que Es, no tienen agenda. Les pedimos que liberen ese sistema de creencias
de su interior. Esto también es difícil y un reto, porque siempre habían asumido que había caminos correctos o
equivocados. Y que tenían que tomar la decisión correcta a ciegas. ¡Y como les enseñan las iglesias: Dios les
ayude si no lo hacen así!!!.
La tercera verdad es que ni el Espíritu, ni sus guías, ni los ángeles pueden hacerlo por ustedes. Aunque
quisiéramos no podríamos. Como dijimos: en la física espiritual ustedes viven fuera, existen fuera del círculo de
Todo Lo Que Es. Por lo tanto no podemos hacerlo por ustedes. También hemos dicho anteriormente que nos
han agradecido cuando las cosas les han funcionado bien en la vida... No fuimos nosotros. Ustedes crearon
esas situaciones.
La cuarta verdad es que ya no hay contratos. No están ligados a lo viejo. No están ligados al karma. Hay
residuos. Hay viejos recordatorios que regresan a atormentarlos, pero amigos, no están creando nuevo karma.
El libro de la vida de cada uno de ustedes ya ha sido escrito. Han cerrado el capítulo final. De aquí en adelante
se trata de un nuevo libro con páginas abiertas y limpias. No hay decretos espirituales en esas páginas que
tengan que seguir. Ustedes son los que están creando la nueva energía. No están ligados al pasado. Solo se
les recuerda de vez en cuando (risas)
Al escribir esas palabras finales del último capítulo del libro de su vida, sabemos que muchos de ustedes
experimentaron una gran tristeza y una sensación de pérdida, un sentimiento de falta de propósito. Eso se
debe a que terminaron lo que aquí vinieron a hacer, con una salvedad. Sabían que si terminaban ese libro en
tiempo record, podrían escribir uno nuevo. Por eso están aquí ahora. Pero para ese libro no hay guión, ni
comentarios al margen, ni números de página predeterminados. Están creando sobre la marcha. Eso es lo que
están haciendo aquí.
Lección número uno: aceptar todas las cosas como son. Esto requiere disciplina de su parte. Van a querer
involucrarse íntimamente en dificultades porque eso es lo que mejor saben hacer. Van a querer curarse a sí
mismos y a los demás y traer paz y amor a la tierra. Todas estas cosas son muy loables, amigos. Estamos aquí
para trabajar con ustedes, para enseñarles el camino de la nueva creación. Ya han entendido que las viejas
costumbres son cansadas, laboriosas y frustrantes.
Lección uno: aceptar las cosas como son. Llegar a ser un observador de la vida, incluso de su propia vida. No
se preocupen de lo que traerá el mañana porque no importa. Observen lo que sucede ahora en su vida y
alrededor de ustedes. No dejen pasar los juicios, ¡ah, como les tentará eso!. No sientan la necesidad o el deseo
de cambiar a los demás o de cambiarse a sí mismos ahora.
Sí, sabemos que se están haciendo preguntas. ¿Será el periodo del no-hacer lo que experimentamos
últimamente? Y nosotros les decimos ¡no, no es eso! Eso era otra cosa. El periodo del no-hacer que hemos
comentado anteriormente era un punto necesario de transición, en el que les pedimos no tomar
decisiones precipitadas. Sabíamos que había cosas en su vida que los impulsaban a querer tomar decisiones
mayores. No era energéticamente un buen momento. Por eso les pedimos pasar un tiempo en el no hacer.
Energéticamente esto es diferente. Es el momento de aceptar todas las cosas como son. Continuarán
caminando a través de la vida. Continuarán haciendo lo que han venido haciendo durante un período de
tiempo, pero utilizarán cada oportunidad que se presente en el camino para observar, para aceptar. Eso
no significa que no sentirán el sufrimiento o la compasión o el amor o la alegría. Todo lo sentirán, simplemente
acéptenlo y obsérvenlo.
Amigos, es tiempo también de soltar lo que tienen aferrado. Si no lo hacen, ¡se lo arrebataremos de las manos
cada vez que nos sea posible! (risas). Ya saben de lo que hablamos. Han estado aferrados estrechamente a
sistemas de creencias. Han estado aferrados a conceptos acerca de quien piensan que son. Han estado
aferrados incluso a su ¡nueva era!.
Es tiempo de dejar ir sus creencias. Una vez más esto será difícil y un reto. Pero amigos, si continúan
aferrados, será difícil para ustedes llegar a comprender cómo se teje el tapiz de la vida. Será difícil llegar a
comprender la creación si continúan aferrados a sistemas de creencias y conceptos que les sirvieron durante
un tiempo, pero que ahora ya se han quedado cortos.
Serán desafiados, desafiados a abandonar esas cosas. ¡Y algunos lucharán con insistencia por ellas! Lucharán
por los conceptos y creencias que los sujetan y evitan que se deslicen al abismo. ¡Ustedes saben de qué
hablo!.

7
Había un humano, de nombre Oryan, que cada día subía en su canoa. La empujaba de la orilla y empezaba a
remar. Remaba río arriba contra la corriente. De tanto remar Oryan se hizo fuerte. Vio muchas cosas nuevas a
lo largo del camino, a lo largo del río. Continuaba remando y remando. Por la noche se dirigía a la orilla,
buscaba algo para comer y se quedaba dormido, exhausto, allí mismo en la orilla, sabiendo que había
aprendido y experimentado mucho durante ese día, sabiendo que había experimentado la belleza del río,
sabiendo que había experimentado el desafío de remar contra la corriente. Caía dormido exhausto por el
trabajo del día. A la mañana siguiente se levantaba, empujaba su canoa de nuevo al río y empezaba a remar
otra vez, día tras día, semana tras semana, año tras año, remando y experimentando. Y por supuesto era un
buen viaje. Era un viaje muy agradable.
Oryan continuaba remando y pasaron los días, e incluso se olvidó de un temor que subyacía en su interior,
incluso se olvidó de por qué remaba río arriba, contra la corriente. Un día se cansó de remar, se cansó de
luchar con el río. Oryan era bueno para experimentar con el viaje, pero se cansó, porque ya no sabía para qué
tenía que continuar. Había visto cada curva del río, cada banco de arena, cada árbol, cada piedra, cada roca y
todo empezaba a parecerse. No sabía para qué tenía que continuar más lejos.
Un día Oryan comprendió el temor que le había mantenido remando. Temía que si paraba, el río le arrastraría
hacia atrás, hacia atrás en su sistema de creencia del tiempo. Lo arrastraría hacia atrás, flotaría río abajo hasta
llegar a la empinada, altísima catarata donde sería aplastado contra las rocas del fondo. Pero estaba cansado
de remar río arriba. Ya no le importaba. Una mañana Oryan sacó su canoa. La sacó al río, pero dejó los remos
en la orilla. Dejó que la corriente le arrastrara. La corriente le arrastró río abajo, pasando por todo el territorio
que había recorrido anteriormente. Sabía lo que le esperaba. Sabía que era inminente. Sabía que había una
gran catarata. Le destruiría. Le aplastaría. Pero ya no tenía energía, deseo ni pasión por continuar
remando contra la corriente.
Y el día llegó, efectivamente llegó. Pudo ver al río hacerse más rápido. Sintió cómo se hacían más fuertes los
rápidos. Sabía que la catarata estaba adelante. Al correr velozmente hacia ella en su canoa, retrocediendo,
miró sobre su hombro. Sabía que en unos momentos más su canoa sería arrojada sobre el borde. Caería,
caería, caería en el abismo, el abismo por el que se preocupan cada uno de ustedes.
Temen que si se dejan ir caerán en él. Pero Oryan aun así se dejó ir. Y hubo un momento de terror y pánico
absolutos al deslizarse por el borde. Supo que su vida como humano había terminado. Y por supuesto así fue.
Porque en ese momento final de abandono, Oryan se transformó en el momento de máximo miedo, de terror
total. Se dio cuenta de que todo lo que había estado experimentando era una simple ilusión ¡sencillamente una
ilusión!. La ilusión había sido admirable y valiosa y tenía implicaciones más allá de su vida, más allá de la vida
de cualquiera. Había implicaciones a todo lo largo del camino de regreso al origen de Todo Lo Que Es.
Comprendió que se trataba de una ilusión. En ese momento de pánico y terror, se dio cuenta de que él era el
Creador de esa ilusión. Comprendió que ahora podía crear cualquier cosa que quisiera. Podía crear alas para
su canoa. O podía crear que ni siquiera existiera el río.
Amigos, ahí nos dirigiremos este año, este año que viene, con ustedes. Ahora suelten sus apegos. Obtendrán
nuevos conocimientos. Dejarán ir viejas creencias. Habrá veces en que sientan el máximo terror dentro de su
ser. Finalmente, a través de este proceso, aprenderán a comprender verdaderamente la ilusión. Aprenderán a
comprender que son ustedes los Creadores. Aprenderán a crear nuevos ríos si así lo deciden, ¡canoas con alas
si así lo deciden! Lo que sea. Es un viaje fenomenal el que realizan, un viaje difícil, lo sabemos, pero
fenomenal.
Ahora estamos listos para iniciar el nuevo trabajo. Estamos profundamente admirados por todos ustedes,
incluso aunque ustedes no se sientan así en su interior. Siéntanlo salir de nosotros en este momento. Sientan
cómo se derrama. Queridos maestros, han dado de sí mismos para permanecer en la Tierra, para estar aquí
cuando otros lleguen al punto en sus vidas en que se hayan cansado de remar, cuando ya no comprendan,
cuando hayan perdido su pasión, cuando sepan que es hora de despertar a sí mismos.
Para ellos, saber que hay otro que ha recorrido todo el camino y sobrevivido a la gran catarata, será algo
maravilloso. Les dará esperanza. Pero como ustedes ya saben, no podrán hacerlo por ellos, como nosotros no
podemos hacerlo por ustedes. Pero ellos estarán frente a otro humano que ha recorrido el nuevo camino.
Verán a un maestro preparado para guiarlos y amarlos, para compartir con ellos. De ustedes llegarán a
comprender su propia divinidad.
Les pedimos que trabajen, durante el próximo mes de su tiempo, en ubicarse en la aceptación de todas las
situaciones. Ah, claro que será un reto. Pero lo harán muy bien. Habrá veces en que será tan irresistible querer
curar a alguien o defender a alguien o cambiar algo. Simplemente permanezcan ubicados en la aceptación.
Observen la dinámica de lo que ocurre. Vean cómo se teje el tapiz espiritual.
Regresaremos en un momento para preguntas y respuestas. Vemos que ya hay algunos a punto de reventar
(risas). Pero antes haremos una pausa, amigos, comprendan quiénes son, el viaje que han recorrido y por qué
están aquí. Permítanse a sí mismos sentirse orgullosos de lo que han realizado. Respétense a sí mismos por
lo que han hecho. Ha sido un largo camino. Los amamos. Amigos, nunca están solos.
Y así es.

8
LECCIÓN DOS: ACEPTE SU YO HUMANO

10 de septiembre de 2000

TOBÍAS:
Y así es, estimados maestros, que volvemos hoy a reunirnos con ustedes en este sagrado círculo. ¡Nos
reunimos para darles más tarea! Nos reunimos para la Lección Dos de la nueva: Serie del Creador. Damos la
bienvenida en este espacio a todos ustedes.

Durante los próximos minutos de su tiempo trabajaremos con cada uno de ustedes, para fundir y ajustar
las energías. Trabajaremos con cada uno de ustedes para sentir y apreciar Todo lo que Ustedes Son.
Empleen este tiempo ahora, estimados amigos, estimados maestros, para simplemente abrir sus corazones.
Respiren profundamente. Respiren profundamente por todo su ser humano. Permitan al amor de su ser y del
Espíritu filtrarse a cada célula de su cuerpo, al interior de su ADN, al nivel de su núcleo central. Respiren
profundamente. Respiren profundamente y relájense. Tómense este momento para dejar a un lado todos los
asuntos pendientes o las preocupaciones humanas que se hayan traído. Simplemente suéltenlas ahora, pues
al hacerlo la fusión de esta energía será mucho más completa.
Queridos amigos, es una alegría estar hoy de regreso con ustedes en este círculo. Es una alegría ver el trabajo
que han hecho en estas tres semanas. Realmente practicaron “permanecer atrás del muro”. Sabemos que su
viaje es difícil. Un reto. Hacer este viaje como humano es un desafío. Algo que discutiremos con más detalle
aquí, hoy. El viaje que han elegido como “trabajadores de la luz” es un reto todavía mayor. Sabemos lo que han
dejado atrás en sus vidas. Sabemos que han abandonado relaciones importantes, cosas que
significaban mucho para ustedes en términos de creencias o abundancia o cosas materiales. El viaje
emprendido por cada uno de ustedes, sabemos que es difícil. Por eso ahora inundamos este salón con
agradecimiento y amor.
Ustedes regresan vida tras vida para hacer este trabajo. Regresan ahora mes con mes a este Círculo Carmesí
para formar parte del aula de la nueva energía, para ser maestros. Hay respeto por lo que hacen. Y no lo
decimos a la ligera, llega desde el centro de nuestro ser, de los de todas las entidades que ahora
están reunidas aquí. Al abrir sus corazones, el salón se llena con todos aquellos que han trabajado con
ustedes, que tienen un interés especial en lo que están haciendo. Son los arcángeles. Los santos. Los que han
sido sus guías, los que ustedes han denominado ángeles amigos, todos ellos llenan este salón. Venimos a
agradecerles el trabajo que hacen.
Permitan ahora que recapitulemos por un momento antes de entrar a la Lección Dos de este día. Les ha sido
dicho amigos, y lo seguiremos repitiendo, que ustedes provienen del círculo de Todo Lo Que Es. Lo que hemos
llamado la “primera creación”. Aquel era su hogar. El hogar de todas las cosas existentes dentro de este
círculo. Desde luego aquí usamos algunas metáforas para que haya una mejor comprensión.
Pero amigos, hubo un tiempo en que ustedes eran ángeles y estaban en el círculo de Todo Lo Que Es. Eran
creadores. Eran maestros. Creadores y maestros de la clase más extraordinaria. Siempre forzando los límites,
siempre en busca de nuevas experiencias que permitieran al Eterno, al Creador, a Dios, al Espíritu, cualquiera
que sea el nombre que den ustedes a la Unidad, continuar su expansión. Las experiencias que tuvieron dentro
del círculo de Todo Lo Que Es, dentro de la creación original, permitieron que aquel círculo
continuara expandiéndose.
Luego empezaron ustedes a presionar en los límites externos de la creación. Empezaron a crear justo en la
sutilísima línea de existencia de Todo Lo Que Es, si pueden siquiera imaginarse eso. Empezaron a tener
experiencias que fueron ofrecidas amorosamente por ustedes al Espíritu y aceptadas por el Espíritu con
respeto y agradecimiento. Si se permitieran a ustedes mismos aquí, solo un momento para recordar, ustedes
fueron los que forzaron los límites de esa envoltura en la que vivían, en el extremo mismo de Todo Lo Que Es.
Empezaron a sentir una conmoción que nunca antes habían sentido. Empezaron a sentir una incertidumbre
desconocida al interior de su ser. Empezaron a sentir una desconexión del Espíritu. En su percepción,
empezaron a sentir que el Espíritu ya no era Uno. Eso creó dentro de ustedes una sensación de incertidumbre
y desconfianza. Creó dentro de ustedes una sensación de que tal vez las cosas no eran como ustedes
pensaban. La conmoción se produjo la primera vez que sintieron que el Espíritu, el Eterno, no tenía el control
total. Ustedes vivían en el límite, en el lado exterior del círculo de la primera creación. En cierta forma este es
el impasse, el punto muerto del que hemos hablado, donde ya no podían ir más lejos.
En este “límite de la creación” en el que se encontraban, se llegó a una especie de estancamiento y empezaron
a sentir, y queremos enfatizar la palabra “sentir”, que el núcleo de todas las cosas se estaba desmoronando. Se
estaba fragmentando. Había una impresión de incertidumbre, una sensación de desconfianza y el sentimiento
de una división al interior de la casa del Uno. Amigos, comprendan que estaban ustedes experimentando estos
sentimientos debido al trabajo que hacían en el lado exterior del límite de la Creación. Habían ido tan lejos en
su trabajo que este estancamiento estaba creando una división en sí mismo. No procedía del núcleo, pero eso
era lo que ustedes sentían, que todas las cosas se estaban desintegrando.
9
Hay niveles difíciles de describir aquí. En este enorme, espléndido proceso que tuvo lugar, un círculo exterior
al Todo Lo Que Es fue creado por ustedes y otros ángeles con una mínima intersección, solo con la mínima
superposición, con Todo Lo Que Es. Ustedes y los otros ángeles que vivían en el límite De Todo Lo Que Es se
mudaron a este nuevo círculo. Empezaron a experimentar allí, olvidando quiénes habían sido, de dónde
venían. Trajeron consigo una sensación nueva de división y dualidad que nunca antes habían sentido, y
cerraron por completo la puerta de regreso al Hogar. Hicieron esto para crear un ambiente cerrado donde
organizar la energía básica de la Segunda Creación. ¡Ustedes, los Creadores!
¡Lo que están experimentando ahora mismo en su vida no tiene que ver con vidas pasadas!. Sus contratos ya
los cumplieron. La conmoción que sienten, las experiencias que les llegan por la noche, el terror de las
pesadillas, están relacionados con este sentimiento de la separación original. No se trata de vidas pasadas.
¡No se trata siquiera de ustedes en esta vida!.
Se están reconectando con algo localizado a nivel del núcleo interior, dentro de ustedes. Le preguntan al
Espíritu, le preguntan a sus ángeles -y a los que están en el Círculo Carmesí- cuándo terminarán las
dificultades de su vida actual. Les decimos, queridos amigos, todo esto cambiará. Cambiará esto y cambiarán
ustedes. No se trata de que vayan a terminar mañana todas sus dificultades terrenales. No, no se trata de que
a partir de mañana su vida se convierta en un paseo por el campo. Lo que están aprendiendo aquí, lo
que están aprendiendo acerca de la reconexión con un pasado en otro lugar, los habilitará, como nuevos
creadores, para hacer cambios en su vida. Es decir, los hará aptos para ser los Maestros de otros humanos
que elijan el difícil camino que ya ustedes han recorrido.
¿Pueden sentir ahora el respeto que sentimos por lo que han hecho? Muchas entidades, aquellas que ustedes
han sido enseñados a adorar y admirar, vienen a ustedes hoy para aprender. ¿Comprenden por qué les
llamamos maestros? ¡Estamos aprendiendo de ustedes!
Lo que ustedes oyen en canalización en este círculo carmesí, amigos, no debería sorprenderles. Es
información que ustedes ya nos han dado a nosotros. Sólo se la estamos devolviendo, como validación de lo
que ustedes están atravesando. Nosotros no conocemos el camino. Por supuesto que tenemos una
perspectiva diferente. Hay ocasiones en que podemos guiarlos y asistirlos porque tenemos una visión de
conjunto, pero en verdad estamos aprendiendo de cada uno de ustedes.
En las pasadas tres semanas de su tiempo, mientras aprendían a permanecer al otro lado del muro,
aprendimos mucho acerca de cómo regresar la dualidad, la de su dimensión, a la unidad. Nosotros
aprendemos a través de su experiencia. Somos simples registradores de información, los escritores de su
historia, los que están escribiendo nuevos libros sobre ustedes.
Amigos, tómense un momento ahora para que nos permitan entrar realmente a su círculo, a su espacio, para
abrazarlos, amarlos y honrarlos por todo el trabajo que han hecho. No tomen a la ligera su viaje. Nosotros no lo
hacemos. Pediremos ahora a Cauldre (Geoffrey Hoppe), nuestro amigo que trasmite estos mensajes
en palabras, que permanezca en silencio por un momento. Tómense este momento para permitirnos
abrazarlos, besarlos con ternura, permanecer junto a ustedes. Regresaremos en un momento.

(Larga pausa)

Queridos maestros, bienvenidos de regreso al aula de la nueva energía. Hoy les presentaremos una nueva
lección, una nueva interpretación. Será exponencialmente más retadora que la primera, pero también más
remuneradora. Como en la primera lección, les dejaremos tarea para casa. Y por supuesto, en los próximos
días de su tiempo tendrán experiencias que les permitirán ver quiénes son realmente.
Cuando nos reunimos la última vez, hablamos de aceptar todas las cosas como son. Hablamos de permanecer
atrás de un pequeño muro para apartarnos de la dualidad y observar cómo se teje el tapiz. Con sus
observaciones y comprensión, están empezando a ver cómo se construyen realmente las cosas. Si no
permanecen atrás, queridos maestros, continuarán involucrándose en el caos, en los procesos y en la dualidad.
No verán cómo una cosa afecta a las otras. Cuando una situación difícil se presente en su vida,
diga conscientemente voy al otro lado del muro, el pequeño muro que rodea mi nueva casa;. Permaneciendo
detrás del muro y practicándolo cada día, serán capaces de evaluar las situaciones de una manera que nunca
habían imaginado antes.
Llegarán a comprender, con su nueva mente divina, que no hay aciertos ni equivocaciones en ninguna
situación que se dé a su alrededor. ¡Es tan tentador para el humano! le recordamos a Cauldre sobre las
cruzadas! - escoger ser los justos y asumir que la razón y la luz están de su lado. ¿Pero saben ustedes que el
lado opuesto también siente que tiene razón, y que está en la luz? ¿Como puede ser esto?
Permaneciendo atrás empezarán a ver la dinámica energética de las personas y situaciones alrededor de
ustedes muy claramente. Parte de la tarea para este mes será continuar el trabajo que han hecho, permanecer
atrás del muro. Llegarán a un punto, queridos amigos, en que usarán este simple ejercicio de permanecer
atrás del muro instantáneamente, en un momento. Reconocerán de inmediato la dinámica de la energía que se
está formando en cualquier situación. Les pedimos que continúen trabajando con esto.
El trabajo que hacen aquí requiere desde luego que utilicen energía para hacer cualquier cosa, así se trate sólo
de permanecer atrás del muro. Tenemos tarea. Durante los siguientes 11 meses de su tiempo pasaremos por
una serie de lecciones, cada una relacionada con la anterior. Será importante para ustedes, para nuestra
extensa familia de todo este mundo, continuar practicando conscientemente, aceptando conscientemente.
10
Todos lo han hecho bien. Lo han hecho bien. Al menos una vez han tratado de hacerlo. Muchos lo han tratado
diariamente y cada hora. Así es como serán maestros. Así es como serán Maestros de la Luz.
Pasemos ahora a la lección dos de este día. Lo haremos contando una pequeña historia primero. Contaremos
la historia de la trabajadora de la luz llamada Susan. Susan es muy parecida a todos los que están en este
recinto, sean hombres o mujeres.
Susan tenía muchas vidas pasadas, tal como todos ustedes las han tenido. Desde las energéticas y poderosas
vidas de la Atlántida, a las provocativas del antiguo Egipto, así como a través de muchas en otras tierras de su
mundo, incluyendo una vida (como muchos de ustedes aquí) en la que fue tocada por el Maestro del Amor,
Yeshua Ben Joseph. Durante estas vidas hubo muchas cosas que Susan aprendió y experimentó. Cosas que
dejaron muchas marcas, muchas memorias energéticas en su ser. Igual que los de este recinto y los que leen
este material, ella trabajó diligentemente, en particular en esa serie pasada de vidas que ocurrieron desde que
el Maestro del Amor caminó sobre esta tierra. Había un compromiso contraído al nivel del corazón - tal como
hicieron muchos de ustedes - que decía: continuaré el trabajo que Él me enseñó. Pasó por una serie de vidas
difíciles, como pasaron también la mayoría de ustedes. Muchos de ustedes la conocieron en los monasterios,
en las iglesias que fundaron, porque allí estaba ella.
Susan pasó por muchas dificultades. Pero fue llegando al círculo de su karma en esta vida, que sería una vida
de liberación final. En la actual nació en una familia que era difícil, por decir lo menos, para convivir, igual que
muchos de ustedes. Susan tuvo una madre que era muy controladora, demandante y egoísta. Tuvo un padre
que entregaba su poder a los demás todo el tiempo y era sabido que frecuentemente lo entregaba al alcohol.
Permitía que la madre controladora dirigiera su vida. No representaba la figura fuerte, típica de un padre.
Susan creció con esto y de joven fue tímida. Era brillante en la escuela. Sus calificaciones eran altas, pero
nunca lo dejaba saber, era muy tímida. Susan se sentía como la persona extraña en una muchedumbre.
Aunque sabía que había algo especial en ella, simplemente no alcanzaba a permitir que su luz brillara. Había
cargas pesadas que la agobiaban de sus vidas pasadas. Su propia situación familiar en esta vida hacía todo
más intenso.
Por lo general Susan era una solitaria. Tenía varios amigos íntimos, pero no era de las que se unía a las
actividades escolares, ni era la más popular de su clase. Había algo poderoso y especial dentro de ella que
gritaba por salir, pero había algo también que la retenía.
Susan dejó su casa a la primera oportunidad, para liberarse de la situación familiar que era de lo más difícil,
para salir a descubrirse a sí misma. Se enamoró o eso pensó ella, de un muchacho durante su primer año de
universidad. Quedó embarazada. Siendo joven y viviendo en una situación de temor, Susan tuvo un aborto.
Esto significó un peso excesivo sobre su alma.
A pesar de ello, lo hizo bien en la escuela. Enfocó su energía en sus estudios y se graduó con honores.
Después de sus años universitarios, encontró a alguien a quien realmente amaba, un hombre con quien había
hecho un convenio previo para reunirse en esta vida. Susan y su nuevo compañero se casaron y criaron varios
hijos. Pasaron por los problemas típicos que tienen los humanos. A lo largo del camino hubo problemas de
dinero. Problemas de infidelidad. Había muchos problemas con los hijos en la escuela. Pero también había
mucho amor. Ella quería mucho a sus hijos. Quería mucho a su marido. Pero sí, de hecho había problemas.
Tomó esos problemas sobre sí misma, pesada y profundamente.
En un momento dado Susan, necesitando una nueva luz en su vida, necesitando algo que la dirigiera, se unió a
una iglesia. Asistió a esta iglesia convencional durante varios años. Trató de aprender y de comprender acerca
de Dios. Asistió a las clases que ellos ofrecían y fue cada domingo a rezar y rendir culto. Estudió la Biblia que
nunca antes había estudiado.
Pero queridos amigos, Susan, la Susan que cada uno de ustedes encontrará algún día cuando sean maestros,
no sintonizaba de corazón con las palabras que le llegaban de la iglesia. Sentía que era una pecadora, y por
consiguiente Jesús, y Dios probablemente, no podrían amarla. Poco a poco se fue retirando de la iglesia y
regresó a su vida, preguntándose de qué se trataba todo.
Un día, Susan estaba en una librería. Recorría por los pasillos, buscando algo que leer, cuando un libro pareció
saltar fuera de la estantería, delante de ella. Era un libro con una tapa intrigante. Hablaba de una nueva luz y
un nuevo camino. Esto le atrajo, pero también le dio vergüenza. Lo escondió entre los otros libros que estaba
comprando y rápidamente procedió a la caja, esperando que nadie se fijara en aquel libro extraño, que hablaba
de luz y amor y de la Nueva Era, que ella estaba a punto de leer. Llegó a casa y se sintió inmediatamente
atraída por él. Lo devoró en un día, leyendo palabra por palabra. Sonaba a verdad en su interior. Lloró y lloró y
lloró porque se trataba del mensaje de Casa.
Bueno, muchos de ustedes conocen cómo continúa la historia de Susan, ¿no es así? Susan estudió la Nueva
Era, asistió a talleres y encontró a otros que eran Shaumbra. Se sentía estremecida con su descubrimiento. Por
primera vez estaba empezando a entender verdaderamente quién era ella. Estaba llegando a la
comprensión de un nuevo orden de cosas.
Pero dentro de Susan había todavía algo perturbador, algo que no podía dejar ir, algo que le impedía sentirse
libre. Aún cuando amaba su trabajo de la Nueva Era, había días en que se sentía deprimida, en que le dolía
todo el cuerpo. Había días en que se sentía frustrada de no poder crear lo que realmente deseaba en
su corazón. Empezó a invocar al Espíritu de nuevo, diciendo: “¿qué es lo que debería saber?”.
Preguntaba al Espíritu cuándo desaparecerían las penosas experiencias de su vida. Preguntaba cuándo
podría ir a ese nirvana donde encontraría un lugar de paz. Aunque amaba su vida y a su familia y todo lo que
11
ella era, había también una parte de Susan que deseaba irse, que estaba cansada, que quería regresar
al Hogar. Pero Susan intuitivamente sabía también en su interior, que ese Hogar ya no era tal Hogar. Supo por
intuición que era tiempo de continuar haciendo su trabajo.
Esa noche Susan estaba acostada en la cama, feliz de la vida y sonriendo interiormente, pero todavía
preguntándose que sería lo que ella debería saber. Había estado leyendo materiales del Círculo Carmesí.
Había leído acerca de permitir y aceptar todas las cosas como son. Había estado practicando permanecer
atrás del muro. Estaba comprendiendo las cosas nuevas, pero todavía existía un bloqueo mayor.
Por eso Susan, te pedimos atención en este día y a todos los que están aquí. La Lección número Dos es:
acepten su ser humano y llegarán a conocer a su ser divino. Es una lección simple, pero una de las más
poderosas y una de las más difíciles que enfrentarán. Permitan que expliquemos todo esto, de qué se trata la
Lección Dos? Acepten su ser humano y llegarán a conocer su ser divino.
Susan se trajo muchas experiencias a esta vida. Trajo la experiencia medular del conocimiento de cómo eran
las cosas en los límites exteriores de la Primera Creación. Tenía el conocimiento interior de que todas las cosas
ya no eran la Unidad. Tenía la sensación de que había una conmoción al interior de todas las cosas. Conocía el
sentimiento de estar desconectada del Espíritu. Todo eso se trajo con ella.
Se trajo culpa y experiencia, dolor, sacrificio y dificultades producto de miles de vidas en esta Tierra. Se trajo a
esta vida culpabilidad, juicios y dolor de sus experiencias como humano. Se culpaba a sí misma por la forma de
beber de su padre y por su falta de carácter. Se culpaba por no haberle dicho con más frecuencia que le
amaba, porque en cierta forma, le despreciaba por lo que era, así que se culpaba a sí misma. Se trajo culpa
por los duros pensamientos que tenía sobre su propia madre. De niña, mientras permanecía despierta por la
noche soñaba que la asfixiaba y eso le hacía sentir bien... y por ello se sentía culpable.
Soportaba una pesada carga por no haber sido mejor amiga de aquellos que se le habían acercado en su
juventud. Se sentían atraídos hacia ella porque veían una luminosidad que ella misma no podía ver. Sus
amigos en la escuela primaria y secundaria se acercaban buscando curación, pero ella era tan tímida y tan
inhibida que no se permitía a sí misma hacer la tarea que, por intuición, sabía como llevar a cabo. Se sentía
culpable por esconderse, por no ser más fuerte y servir como sanador a los que se le acercaban. Por el
contrario, se aislaba, permitiendo la amistad de solo unos pocos porque era más fácil y más seguro para ella.
Se sentía profundamente culpable por haber concebido un hijo y haberlo rechazado. Había oído que Dios odia
a las personas que hacen eso. Había oído que cuando llevabas a cabo un aborto, estabas asesinando un alma.
Esto pesaba enormemente en ella. Era una de sus más oscuras pesadillas. Se sentía culpable.
En su matrimonio se sentía culpable de no haber apoyado más a su marido, quien estaba experimentando sus
propias dificultades con la abundancia. Tenía dificultades cada vez que recibía una promoción en un trabajo.
Cada vez que empezaba a alcanzar cierta libertad económica, algo sucedía que lo echaba por tierra y se
quedaba sin trabajo. Ella se sentía culpable de no haber estado presente para ayudarle a resolver sus propios
problemas de auto valuación. No sabía cómo manejarlo.
Se sentía culpable de no ser una mejor madre para sus hijos. Quisiera haber hecho más para resolver sus
problemas, protegerlos, cuidarlos para que no se lastimaran. Se sentía culpable de haberlos maldecido en
ocasiones. Acostumbraba ir a su habitación, cerrar la puerta y decir: - “no me vuelvan a hablar”. Y por ello se
sentía culpable. Extremadamente culpable.
Cuando fue a la iglesia y trató de descubrir algo en su interior, se sintió indigna porque Dios y Jesús no
hablaban con ella. No se sintió renacida o rejuvenecida. No sintió la pasión que otros fieles demostraban. No
podía levantar las manos y gritar “aleluya” con la misma pasión con que ellos lo hacían. Por la iglesia supo que
era una pecadora, porque ni siquiera Jesús quería tener nada que ver con ella.
Queridos maestros, la Susan de la que hablamos es parte de cada uno de ustedes. La Susan a la que nos
referimos es la que se acercará a ustedes buscando curación y enseñanza de la nueva energía.
Permítanos decirle lo que Susan hizo después de que oyó hablar de la Lección Dos. Fue a su casa, cerró la
puerta y no se sintió culpable por ello. Aprendió a aceptar su ser humano, lo que se había estado negando vida
tras vida, durante cientos de vidas. Se había estado negando incluso a ser un humano, esperando que llegara
ese momento llamado ascensión para no tener que enfrentarse a sí misma como ser humano, como un ser
humano inferior.
¿Saben ustedes amigos, que cuando dejaron la Primera Creación y tomaron su cuerpo físico, se sintieron
escandalizados de tener que poseer algo tan primitivo y tan bajo? Sabían que tendrían que cargar con este
cuerpo vida tras vida. Tomaron este cuerpo humano como un castigo por haber ido demasiado lejos del límite
de la Primera Creación. Pero no son así las cosas, por eso les pedimos ahora que se liberen de todos esos
pensamientos y creencias.
Regresando a Susan. Se fue a casa, cerró su puerta y se dio cuenta de que había estado negando, incluso
odiando, todas sus realizaciones humanas. Había tratado de alcanzar un estado de ascensión para no tener
que enfrentar sus acciones humanas y el cuerpo humano que cargaba. En el Círculo Carmesí aprendió
a preguntar desde su interior: “No sé muy bien cómo hacer esto, aceptar mi ser humano. ¿Debo regresar hacia
atrás y hacer un recuento de mis vidas pasadas? ... ¿Debo dedicar más tiempo a mi proceso?”.
Y la respuesta que escuchó de su interior fue ... “no”. Acostada en su cama, preguntando cómo aceptarse a sí
misma y a todo el resto de la humanidad, para poder llegar a conocer a su ser divino, esto la golpeó fuerte y
claro. Era sencillo. Las palabras que llegaban de su interior, no de afuera, de su interior, decían: “suelta lo que
vienes empuñando, sencillamente, suelta lo que tienes en el puño”.
12
Cuando lo hizo, sintió lo mismo que sentirán ahora ustedes cuando abran sus puños. Sus manos estaban
apretando algo. Las manos de ustedes están apretando algo. Suelten lo que están empuñando. Abran las
manos. Les pedimos a todos ustedes que lo hagan ahora. Suelten las manos. Dejen ir, suelten de su mano lo
que han estado agarrando.
Susan se dio cuenta de lo apretados que había mantenido sus puños. Cuando los abrió, recordó la parábola de
Oryan en la canoa cayendo por la catarata. Y no le importó. Se abrió. Se dijo: “es hora de abandonar todo lo
que yo pensaba que era. Me ha llegado el momento de abandonar las creencias que he cargado conmigo. Es
tiempo de dejar ir las culpas, los sufrimientos. Ha llegado la hora, al abrir mis manos, de aceptar mi ser
humano. Al hacerlo, seguro que empezaré a conocer a mi ser divino”.
¡Ahora ya saben cuál es su tarea para el próximo mes! Soltar las manos, aceptar su ser humano y todo lo que
han sido, para poder comprender su ser divino. ¡Tengan por seguro que se les dará la oportunidad de practicar
esto durante los próximos días! Se les ofrecerá la oportunidad, como se les ha venido dando desde la última
vez, de vivir situaciones en las que no deberían juzgarse, ni cargar con la culpa, ni sentirse culpables, en las
que deberían aceptar todo lo que son.
Queridos maestros, los que estamos hoy a su lado, los que ustedes llamarían ángeles y arcángeles, todo lo
que es Espíritu... los ACEPTAMOS y los AMAMOS como humanos. Aceptamos cada pensamiento, cada hecho,
cada acción, todo lo que es pasión, amor y sabiduría de Espíritu. El Eterno les ama eternamente, infinitamente
y sin condición alguna.
Como ya hemos dicho antes, el Espíritu no tiene agenda. No hay caminos correctos o equivocados. Sólo hay
un nuevo camino y ustedes lo están creando. Si el Espíritu les ama tan profundamente y no tiene agenda,
entonces estimados maestros, ustedes deberían ser capaces de aceptar su ser humano, liberarse como lo hizo
Susan. Cuando soltó las ligaduras de sus creencias, de su culpa, del sufrimiento y aceptó incondicionalmente
todo lo que había hecho, en forma de total auto perdón, empezó a comprender su propia divinidad.
Mientras estaba acostada en la noche, despierta y con un tremendo sentimiento de liberación envolviéndola,
comprendió algo más. Entendió que había estado viviendo en el futuro, que había estado creando una imagen
de temor por lo que el futuro pudiera traer. Se dio cuenta de que se preocupaba por facturas que no podrían ser
pagadas en un futuro que todavía no existía. Se preocupaba por enfermedades que pudieran atacarla. Nada de
esto era real, pero ella estaba proyectando su propio sentido de desvalorización al futuro. El
futuro representaba falta de confianza en su divinidad. Encontró que gastaba mucho de su tiempo y energía en
sus temores a futuro. Se rió de sí misma y se preguntó por qué estaría haciendo eso.
Se dijo, soltando el puño y abriendo la palma de su mano: “A partir de ahora viviré en el ahora. No volveré a
tener miedo de un futuro que no existe. Viviré en el ahora”. Y empezó a vivir en el ahora, mientras continuaba
practicando permanecer atrás del muro, aceptando Todo Lo Que Es. Al soltar conscientemente las ataduras de
su culpa, del sufrimiento y del pasado, se dio cuenta de que estaba creando un momento, un momento divino,
en el “ahora” en que vivía.
Estaba aprendiendo de nuevo a confiar en sí misma. Aprendía que no había necesidad de proyectar escenarios
de miedo a futuro, sino que simplemente había que vivir en el “ahora”. Y al hacerlo así, se produjo una fusión
única de su humanidad con su divinidad. Podía confiar en sí misma para producir el momento divino. Ya no
tenía que buscar afuera, que pedirle al Espíritu que la proveyera del momento divino. Se dirigía a su interior.
Comprendió que el Espíritu interior siempre provee el momento divino, siempre, pero que ella lo había estado
bloqueando. Igual que cuando era niña, había bloqueado su propia luz y no había ayudado a enseñar y curar a
los demás, aunque sabía que era capaz de hacerlo. Había construido un muro, el muro de su desvalorización.
Pero ahora, al demolerlo en su vida adulta como Trabajadora de la Luz, como una maestra del Círculo
Carmesí, comprendió que podía confiar en sí misma para producir ese momento divino.
Con sólo las dos lecciones que había aprendido, se inició la comprensión de una serie completa de nuevas
interpretaciones. Primero, permanecer atrás del muro y aceptar todas las cosas como son. Segundo, soltar lo
aferrado y aceptar su ser humano para conocer el ser divino. Su vida empezó a transformarse. Claro, las cosas
a su alrededor, con la familia y con los demás, continuaron siendo las mismas, pero ELLA cambió. Alcanzó
nuevas metas. La gente empezó a acercarse como nunca hubiera esperado, pidiendo curación y sabias
enseñanzas. ¡No le pedían que canalizara a otras entidades! (bromeando). Le pedían a ella, a Susan, al
Humano Divino, Trabajador de la Luz. E hizo un trabajo acertado: Enseñó a los demás cómo curarse a sí
mismos.
Estimados amigos, la experiencia de Susan es su experiencia colectiva reunida en una sola historia, para cada
uno de ustedes. Hay partes que reconocerán íntimamente dentro de ustedes. El reto ahora será aceptar su yo
humano. Es denso y está a mucha profundidad dentro de ustedes. Están inmersos en la culpa y en el
sufrimiento, en la dificultad. Con estos sencillos ejercicios que les damos, de abrir las manos, empezarán a
darse cuenta de con cuánta frecuencia se están aferrando a cosas del pasado que ya no les sirven. Eso incluye
viejos sistemas de creencias que ya están listos para desparecer. Muchos de los dolores que sienten en su
cuerpo físico están directamente relacionados con permanecer apegados a esos viejos sistemas de creencias
que ya no les sirven. Están sintiendo dolor físico como un recordatorio para que dejen ir, para que suelten la
mano. Son dolores producto de creencias viejas, de culpa, de cómo piensan que las cosas deberían ser.
Dejarse ir permitirá a la divinidad acercarse y proveer ese momento que han escogido crear.
El reto mayor será el recuerdo de aquella época en que vivieron en el límite exterior De Todo Lo Que Es. Es
decir, cuando sintieron los remolinos originales de la dualidad y la separación y perdieron la confianza en
13
el Espíritu. Eso es lo que ahora regresará a desafiarlos de nuevo. No se trata de vidas pasadas. Ni siquiera de
esta vida. Las pesadillas que están teniendo se relacionan con una época diferente, con un lugar diferente y a
la sensación original de que les están quitando el tapete de los pies. Eso es lo que les estamos recordando y al
mismo tiempo les pedimos que tengan confianza en sí mismos. Ese será el reto. La solución se da a muchos
niveles. Pero a su nivel de primera conciencia, se trata simplemente de abrirse y soltar lo que tienen aferrado,
aceptando todo lo que son, aceptando que ustedes mismos producirán el momento divino. Hay mucha
tarea por hacer en estas próximas semanas.
Ustedes son el aula de la nueva energía. Son los que están experimentando algo fuera de los límites, por así
decirlo. Insistimos en que esto crea sentimientos de temor e incertidumbre porque recuerdan lo que representó
anteriormente estar en el límite. ¡Y aquí están otra vez! Pero también sabemos que al estar aquí con
ustedes como familia, hay gran regocijo y es una gran recompensa la que están recibiendo por esto. Cada
lección que examinemos aquí en este aula, les proveerá de una importante experiencia, un conocimiento
importante a nivel nuclear. Cuando lo junten todo, les ayudará a comprender cómo ser, cómo crear de una
manera como nunca antes lo habían hecho aquí en la Tierra. Cada proceso por el que pasamos con ustedes
ahora, les colocará un paso más cerca de convertirse en los nuevos creadores, ¡unos creadores que ni su
universo ni Todo Lo Que Es habían visto nunca antes!
Tal vez todo esto suena espectacular y es por ello que de nuestros ojos fluyen lágrimas al contarles la historia
de Susan, que es la historia de todos ustedes. Tal vez todo esto suena espectacular, pero es por ello que en
este momento estamos radiantes, observándolos y sabiendo el trabajo que les cuesta.
Queridos amigos, en verdad los amamos. Les recordamos, como siempre, que no están nunca solos en su
viaje. Están en familia y nosotros, somos parte de ella.
Y así es.

LECCIÓN TRES: VIVIENDO EN EL MOMENTO DIVINO

TOBIAS:
Y a sí es, queridos maestros reunidos aquí este día, que les damos la bienvenida una vez más al aula de la
nueva energía espiritual de la Tierra. Les damos la bienvenida al Círculo Carmesí en este día, un día de
celebración, un día en el que realmente hay danza en los pasillos. Hoy, la energía en este recinto, en este
espacio, con todos estos trabajadores de la luz, ¡es sagrada y divina!. Y hoy veremos con ustedes la Lección
Tres de la Serie del Creador. Pero antes de que lo hagamos, hay algunas otras cosas de las que quisiéramos
hablar con ustedes.
Les pedimos ahora que respiren profundamente. Respiren profundamente dentro de su ser, desde la cima de
la cabeza, pasando por todo su cuerpo, hasta los pies. Respiren profundamente y permitan que brote esta
divina energía que reside en su interior. Admítanla en cada una de su células. Admítanla en cada molécula, en
cada parte su ser. Eso que ustedes llaman su divinidad, eso que ustedes llaman el Dios Interior... siempre ha
estado ahí, queridos amigos. Siempre ha estado dentro de ustedes, pero ha estado esperando que llegara el
momento adecuado para emerger. Y como ustedes saben, ¡ahora es el momento adecuado!. Por eso tenemos
este aula. Por eso se reúnen aquí. Es por eso que miles leen este material para comprender lo que está
pasando en su interior, para comprender la transformación por la que están pasando en este momento.
Queridos maestros, nos da enorme alegría a los que estamos al otro lado del velo - estar aquí, ser invitados a
su espacio en este día. Hay muchas entidades que se reúnen ahora. Hay muchos que entran ahora a este
segundo círculo. Ustedes, los ángeles humanos, forman el primer círculo. Aquellos de nosotros que venimos
del otro lado del velo, formamos el segundo círculo. Entramos ahora y fusionamos nuestras energía con cada
uno de ustedes. Nos fundimos con ustedes. Compartimos este nuevo espacio que ustedes están ayudando a
crear aquí. Nos unimos a ustedes con alegría. ¡Nos unimos a ustedes con sonrisas en el rostro!.
No es tan fácil para nosotros estar cerca de los humanos, porque cuando el velo es denso, cuando las puertas
están cerradas, no nos resulta fácil estar a su lado. Pero cuando ustedes se reúnen como ahora, con la
intención de aprender, de crecer y de generar energía interior para continuar su camino y su viaje, entonces
podemos entrar a raudales. Podemos entrar y permanecer a su lado. Podemos compartir con ustedes por
un breve período de tiempo. Eso es exactamente lo que estamos haciendo ahora.
Permítanse a sí mismos sentir este momento. Permítanse sentir a los que forman parte de su séquito. Permitan
a su séquito acercarse más de lo que normalmente pueden hacerlo. Les damos gracias por el trabajo que
están haciendo. Reconocemos las dificultades, el dolor y los esfuerzos a lo largo del camino, pero les
aseguramos que todo es por un propósito mayor. Les aseguramos que hay significado en lo que hacen. Hay
propósito y hay resultados.
Este día hay una entidad que viene a sentarse junto a ustedes, que se sienta muy cerca, a su lado. Es alguien
a quien ustedes conocen muy bien, quizás tan bien, que la diferencia de energía es un tanto difícil de discernir.
Él que entra aquí, está un tanto cansado, un tanto apaleado, pero lleno de alegría, lleno de agradecimiento y
desde luego lleno de amor.
Hemos hablado anteriormente de todas sus vidas pasadas, de todas las entidades que han sido en el pasado.
Ya han venido a este círculo antes. Las hemos observado pasar de regreso. Las hemos observado regresar al
hogar. Hemos observado cómo ustedes las liberaban de la energía de la Tierra. Hemos observado cómo ellas
les agradecían por el trabajo que están haciendo ahora, en esta vida.
14
Hoy, hay alguien que se sienta muy cerca de ustedes, que también hizo un viaje, tuvo experiencias y pasó un
tiempo aquí en la Tierra. Sientan esa energía próxima a ustedes. Sientan la conexión de amor que tienen con
ella. Queridos amigos, el que viene hoy a reunirse con ustedes en este primer círculo, que se sienta junto a
ustedes esperando ser liberado, listo para regresar a Casa, es la misma persona que ustedes han sido,
hasta ahora, en esta vida. Has sido tú, la persona que nació hace 30 o 40 o 50 o más años. Es la persona con
la que siempre se han identificado como YO,... la persona cuyo nombre aparece escrito en su licencia de
manejar (bromeando). Esta entidad entra hoy aquí... y ustedes pensaban que eran ustedes los que estaban
sentados en la silla (risas de la audiencia). Queridos amigos, realmente están ustedes graduados. ¡Han hecho
tantos cambios en su vida! Ahora, la persona que ustedes han sido todos estos años de su vida, está lista para
regresar a Casa.
A partir de aquí, una nueva entidad, una nueva personalidad, un nuevo espíritu emerge. Eso es lo que son
ahora. Se han liberado de los viejos contratos, del viejo karma. Están ahora mirando el nuevo “libro de vida”,
cada uno de ustedes... ¡un “libro de vida” que no tiene más que páginas vacías, esperando ser llenado con
sus nuevas creaciones!
Queridos, todos, los que están presentes y los que leen esto, ¡abracen al que se sienta junto a ustedes! Su
camino ha sido largo, difícil y arduo. Ahora está preparado para ir a Casa. Abracen al que está cerca de
ustedes, porque tiene el rostro que ustedes han estado mirando en el espejo durante todas esas mañanas de
su vida. Abracen al que se sienta junto a ustedes, por todo lo que ha soportado. Ellos son, -ese Yo que está
sentado junto a ti-, ellos son los que han completado el capítulo final del libro de su vida, los que pasaron por
todas las dificultades y penalidades de los primeros años, los que escogieron el más duro de los caminos
difíciles. Ahora están preparados para regresar a Casa. Queridos amigos, ¡agradezcan a ese yo por haber
soportado tanto en beneficio de su alma completa!
Ahora... sus memorias permanecerán con ustedes por un período de tiempo, pero su energía está retirándose
para abrir paso al nuevo y divino Yo que empieza a emerger. Como ustedes saben, ellos llevan un
tiempo esperando para irse. Tal vez sintieron ustedes sus presiones y jaloneos, pero no podían retirarse hasta
que su propia divinidad se hubiera despertado lo suficiente para que brotara este nuevo ángel humano. Ellos
escogieron este preciso día, con esta energía que hay aquí, incluso este preciso momento del año, para iniciar
su retirada. Sólo piden una cosa antes de hacerlo. Les piden a ustedes que les honren, que les reconozcan y
que les agradezcan. Les piden que comprendan que todo lo que fue dado y todo lo que se experimentó fue
hecho con amor para erradicar el viejo ciclo de vida. ¡Honren a su Yo, amen a su Yo!.
Abrácenlos por todo lo que han hecho y por todo lo que han dado. Ahora están ustedes listos para seguir
adelante y están ahora listos para empezar a comprender verdaderamente, su nueva casa. A su nueva casa,
queridos amigos, no era posible trasladar el pasado. Eso son sólo recuerdos. Son sólo pensamientos y
experiencias. Pero en su nueva casa, es tiempo de liberarse, incluso del viejo yo que ustedes consideraban
ser.
Se preguntan ahora sobre los cambios biológicos que han sufrido. Se preguntan acerca de los sentimientos
que han tenido recientemente, tal vez pensando que en su mente los están perdiendo (bromeando). Se
preguntan acerca de esos sentimientos de desorientación. Se preguntan cómo es que otras personas ni
siquiera los ven. Se preguntan por qué parecen ser invisibles a veces. Es porque se han estado retirando.
El viejo yo empieza a disolverse, aunque para ser reemplazado por el nuevo yo divino.
Se preguntan por qué a veces son ignorados en las colas, como si no existieran. Se preguntan por qué se
olvidan de su comida en el restaurante (risas de la audiencia) Queridos amigos todo eso ha sido porque el viejo
yo al que miraban en el espejo se ha ido desvaneciendo desde hace ya algún tiempo, para dejar paso y
prepararse para la nueva encarnación del Yo. Este nuevo Yo no está ligado a ningún karma ni contrato. No está
ligado al pasado sino que vive sólo en el presente.

Queridos amigos, ¡hoy es un día sagrado y bendito! Hagamos una pausa por un momento. Pediremos a
Cauldre (Geoffrey Hope) que permanezca en silencio mientras ustedes deducen, de quien se sienta junto
a ustedes, lo que es el auténtico amor. Permítanse a sí mismos sentir esto antes de que continuemos.

(pausa)

Ahora, ellos tienen un regalo para cada uno de ustedes, para los presentes aquí y para los que leen esto.
Cauldre, ¿te preguntabas por qué te detuvimos hoy cuando salías de tu casa? ¿Te preguntabas por qué
te pedimos que trajeras la Espada de la Verdad, el Excalibur, que la trajeras por primera vez ante este grupo?
(La espada se había colocado sobre un manto antes de que empezara la reunión). Fue para que ahora, el que
se sienta junto a ti, les ceda la Espada de la Verdad, la Espada de la Autorización, la espada que ha sido la
fuente de verdad y poder para su propio ser durante todos estos días. Se les cede porque es lo único que
pueden conservar en su nueva casa. Es lo único que pueden colgar en la pared de su nueva casa
para recordarles todo lo que han sido y todo lo que han hecho. Estará presente para honrar todas las
experiencias que los han traído, que han traído esta Tierra, que han traído toda la creación, hasta este punto.
Es sencillo. Es simbólico. Es tiempo de aceptarlo, de pasar la antorcha de un ser a otro. Por lo general esto
ocurre entre vidas, cuando abandonan su cuerpo físico. La nueva espada les es trasferida antes de que
15
regresen a la Tierra en su siguiente encarnación. Pero ahora les es cedida mientras se sientan aquí, mientras
permanecen en el mismo cuerpo, ¡pero un cuerpo que pronto sufrirá muchos cambios! Acepten la verdad de
todo lo que son y de todo lo que han sido.

(pausa)

AHORA, LA LECCIÓN TRES DE ESTE DÍA.

Hemos llevado despacio con ustedes estas lecciones. Les hemos presentado en la Lección Uno, en la Dos y
ahora en la Tres, las energías básicas de la Serie del Creador. Son cosas que ustedes ya
conocen intuitivamente, amigos. Por intuición, son cosas de las que ustedes han estado conscientes, pero los
conceptos había que volver a sacarlos a la luz, como cimientos. Tal vez no son lecciones terriblemente
apasionantes (bromeando), pero son el punto de partida de hacia dónde vamos. Presentaremos al Círculo
Carmesí cuatro series de lecciones, cada una contiene tres lecciones individuales. Hoy les presentamos la
Lección Tres, que es la última de la primera serie.
Para ayudarles a entender un poco más su naturaleza creativa, un poco más de cómo se crean las cosas,
debemos regresar a la época en que ustedes estaban en el círculo original, cuando estaban en la primera
creación. Allá tenían ciertos poderes y habilidades creativas. Decimos “ciertos” porque tenían cierto grado de
limitación difícil de describir, pero había ciertos parámetros acerca del tipo de creación que era posible en el
primer círculo. Cuando llegaron al límite de este primer círculo, al límite de la creación, y se pasaron del otro
lado, llegaron a este lugar, a la Tierra, que se encontraba fuera del primer círculo. Empezaron a vivir en la
Tierra. Empezaron a caminar sobre la Tierra.
Su verdadera habilidad creativa, su verdadera habilidad de Creador, se ocultó de ustedes en la esencia misma
de la dualidad. Había una razón para esto. Parte de esta razón, como ya hemos mencionado, es que
el segundo círculo, el círculo de la energías de la Tierra y de su universo físico, existía fuera De Todo Lo Que
Es. Ustedes manejan una energía llamada “dualidad” que tiene dos caras opuestas, lo que llamarían la “luz” y
la “oscuridad”, lo “bueno” y lo “malo”, la cara opuesta, el reflejo en el espejo.
Al existir fuera De Todo Lo Que Es, en un sentido, existían en un vacío y estaban transformando ese vacío en
realidad. Para poder crear en el ambiente de su Tierra, era necesario que fueran al futuro. Era necesario que
entraran a ese vacío y crearan en base a los pensamientos de lo que llegarían a ser.
En otras palabras, estaban proyectándose siempre hacia el futuro. Estas vibraciones crearon el camino a su
mañana. Y así es como han operado siempre desde la primera vez que llegaron aquí, a la Tierra.
Estaban ligados a memorias del pasado (karma) y crearon el futuro proyectándose a sí mismos a su mañana.
Así es como crean la mayoría de los humanos en la Tierra. Así es como se crea el futuro. La realidad futura es
la asimilación de las frecuencias vibratorias de todos los humanos de la Tierra.
Ya hemos dicho que el Espíritu no conoce el resultado de las cosas. ¡Y esto es porque no existe!No es un
laberinto pre-planeado ni una carrera de obstáculos que deben de recorrer con la esperanza de encontrar la
meta. No, por supuesto que cada uno de ustedes aquí, cada uno de ustedes en la segunda creación, está
tomando el vacío y la nada y los está transformando en una nueva realidad basada en las frecuencias
vibratorias de los pensamientos que llevan hacia el futuro.
Para ayudarlos a entender un poco más les contaremos la historia de Aarón, el marinero. Había una vez un
marinero llamado Aarón que fue encargado por su gobierno de ir a descubrir nuevos lugares y tierras para el
reino. Le dieron una tripulación y un barco. Le fueron dados suministros para el viaje. Le pidieron que regresara
en un período de un año después de que hubiera descubierto esos nuevos lugares.
Así Aarón se hizo a la mar. Habló con su tripulación y les dio ordenes y detalles de lo que esperaba. Les dijo
cómo quería tensados los mástiles y cómo quería posicionadas las velas. Les explicó cómo quería que
navegara el barco. Cuando se hicieron a la mar, pasaron primero por territorios conocidos. Y según se fueron
alejando hacia el mar, navegaron a un nuevo, desconocido territorio.
Ahora Aarón y su tripulación trabajaron con las fuerzas de la naturaleza y a veces trabajaron contra ellas.
Trabajaron con los vientos, las corrientes y las olas. Ocasionalmente con tormentas y batallaron con ellas.
Aarón trabajó con su compás cada noche para determinar a qué dirección ir, si debía navegar al este o al
oeste, o al norte o al sur. Pasaron muchas pruebas y tribulaciones al pasar por estos nuevos territorios. Aarón
registraba sus progresos y planeaba el siguiente día. Continuamente oteaba con su telescopio el horizonte para
guiarse. Se detuvieron en nuevas islas observando el ambiente y las energías. Recolectaron provisiones y
comidas nuevas y conocieron nuevos tipos de personas.
Durante todo este tiempo que viajaron, Aarón tuvo el sentimiento desconcertante de no estar realmente
descubriendo tierras nuevas. Sentía que en realidad el barco no se estaba aventurando a lejanas y exóticas
tierras. Él sentía que los lugares que estaban explorando eran nada más como sombras diferentes del mismo
lugar de donde venían. Pero continuó su viaje. Continuó utilizando el viento para mover su barco, continuó
impulsando a su tripulación a trabajar más duro. Los días y las noches eran largos y difíciles, llenos de
problemas. Muchos de la tripulación se enfermaron. Algunos de ellos murieron durante el viaje. Tuvieron peleas
con tribus en islas que no eran tan amistosas. El viaje era difícil y tuvieron que pagar la cuota.
Cuando navegaron de regreso a casa al finalizar un año, Aarón miró los tesoros que traía. Vio los nuevos tipos
de comida, los nuevos tipos de mercancías y pensó para sí mismo: “he logrado el objetivo, pero no es
16
totalmente satisfactorio; no es totalmente satisfactorio porque la cuota ha sido muy alta”. Muchos de sus
hombres ni siquiera regresaban con él. Muchos estaban todavía enfermos; muchos estaban amargados y
marcados de cicatrices. Y así fue como terminó el viaje de Aarón. Y así terminó también su vida en la Tierra.

Ahora regresa, en su siguiente vida, nuevamente como marinero. Regresó para pasar durante su infancia por
todas aquellas cosas que lo prepararían para ser un nuevo tipo de marinero en un nuevo tipo de energía.
Cuando Aarón creció, estaba listo para navegar una vez más. Pero esta vez, Aarón no tenía una tripulación
completa. Esta vez escogió ir solo. Escogió ir por su cuenta. Escogió no trabajar para el reino y no trabajar para
ningún gobierno sino ir por su cuenta. Se construyó el barco que exactamente requería para el viaje que iba a
emprender.
Dentro de cada célula de su ser había muchos recuerdos escondidos de lo que había aprendido en su vida
anterior como marinero y explorador. Cuando Aarón se hizo a la mar en su nuevo barco, dejó en casa el
compás, dejó en casa las provisiones. Dejó en casa sus mapas y documentos. Y cuando se hizo a la mar, en
lugar de pelear contra las corrientes, en lugar de pelear contra el viento, simplemente izó la vela y se permitió
a sí mismo ser llevado a una nueva ruta.
En los primeros días de su viaje, Aarón estaba nervioso y temeroso porque pensaba que simplemente “permitir”
su viaje, podría llevarlo al desastre. “Permitir” tal vez llevaría al barco a estrellarse contra las rocas, pero se
dejó llevar. Confió. Por supuesto que los vientos y las corrientes empezaron a guiarlo por un camino y dirección
diferentes. Aarón vivió cada día sin preocuparse de registrar su progreso desde el pasado y sin preocuparse de
usar el compás para dirigirlo al futuro.
Él vivió cada día, permitiendo que lo apropiado para su barco lo guiara hacia donde debería de ir. En la mente
de Aarón hubo momentos en que el camino no le parecía el correcto, pero Aarón sabía que debía dejarlo ser.
Aarón aprendió a permanecer en el momento. A su debido tiempo, Aarón fue llevado a nuevas tierras, tierras
que eran maravillosas, que estaban llenas de cosas que nunca antes hubiera imaginado. ¡Esto no era como las
pequeñas islas que había experimentado en sus vidas pasadas! Estas eran grandes y nuevas tierras, con
nuevas energías, nuevas oportunidades y nuevos poderes. ¡Permitió que su barco fuera guiado a lugares, a
tierras, a descubrimientos que estaban más allá de su comprensión!
Dejando de lado sus herramientas de la vieja energía, fue llevado por las corrientes y los vientos a estos
nuevos lugares. En estos lugares él recibió muchos regalos, regalos de comprensión y de sabiduría, regalos de
recuperación de su poder, de co-creación, y regalos de paz y felicidad. Trajo consigo estos regalos cuando
regresó a casa. Cuando la gente lo vio y le preguntó acerca de los regalos y dónde los había obtenido, él
simplemente explicó que había estado en lugares nuevos y maravillosos. Les explicó que había sido guiado por
una mano divina y ¡él sabía que era su propia mano divina!. Trajo esos regalos para compartirlos con los que
estaban en su tierra natal, y así es como va la historia de Aarón.
Es simple, queridos amigos. ¡Es simple! No trates de hacerlo tan difícil. Lección Tres: Lo que Aarón aprendió en
este viaje fue VIVIR EN EL MOMENTO DIVINO.
¡Oh, es tan simple y contiene tanto poder! Ustedes han pasado muchas vidas creando hacia el futuro, creando
un futuro a partir del vacío. Tómense un momento para pensar en lo que estamos diciendo.
Han vivido en sus pensamientos de cómo será el mañana. Esto ha sido apropiado. Es apropiado para muchos
que caminan en la Tierra. Pero al convertirse en Creadores en la nueva energía, aprenderán la importancia de
vivir en el momento divino, ¡el momento que es ahora!. A veces se verán tentados de querer vivir en el futuro,
de querer proyectar como será su mañana. Estarán tentados de tener miedo al mañana, de crear escenarios
en su mente. Pero como nuevos creadores en esta nueva energía, encontrarán un gran poder en VIVIR EN EL
MOMENTO DIVINO, que es ahora.
¡Puede parecer difícil de entender cómo ser creador sin lanzar pensamientos y vibraciones al futuro! Pero,
queridos amigos, cuando aprendan a aceptar todas las cosas tal como son (Lección Uno), cuando aprendan a
aceptar su ser humano (Lección Dos) y aprendan a “Vivir en el Momento Divino” (Lección Tres), serán capaces
de ir a lugares, como Aarón, que nunca hubieran imaginado antes. Son lugares de los que nunca
hubieran podido ni trazar un mapa, ni proyectado dirigirse a ellos “mentalmente”. Cuando vayan a esos lugares
nuevos, empezarán a entender un nuevo poder interior. Empezarán a entender una nueva forma de crear. ¡Oh,
ya sabemos que este será un reto mayor para ustedes que las dos primeras lecciones! (RISAS)
Despiertos en la noche, proyectan hacia el futuro. Despiertos en la noche se preocupan del porvenir.
Despiertos en la noche planean cómo les gustaría que fuera el mañana. “Vivir el Momento Divino” será una
especie de reto para ustedes, ¡poniéndolo fácil!.
Tómense un momento ahora para experimentar cómo se siente un momento divino, porque están en uno de
ellos ahora mismo. (PAUSA) El momento divino es ahora. El momento divino no hace juicios. El momento
divino es completo por sí mismo. No necesita más realización que ser. Es un lugar sereno. El momento divino
es un espacio donde pueden sentir amor, donde pueden sentir amor fluyendo por todo su ser. El momento
divino no se detiene por el pasado. No se proyecta en el futuro. Está simplemente en el ahora. Y es perfecto en
todo. El momento divino puede durar una fracción de segundo. Puede durar horas. En este caso ahora,
queridos amigos, nuestro momento divino se extiende por lo menos durante el tiempo que dure nuestra reunión
en el círculo en este día. Está aquí rodeando a cada uno de ustedes. Este es realmente un momento divino
donde no hay necesidades o deseos. Ustedes son todo lo que son.

17
Ahora Lección Tres: “Vive en el Momento Divino”. Como en las Lecciones Uno y Dos habrá seguramente una
tendencia a ser jalados en diferentes direcciones. Tal vez exista la tendencia de preocuparse por el futuro, tal
vez de pensar en las dificultades del pasado. Vengan y colóquense tras el murete de su nueva casa, aceptando
todas las cosas como son, aceptando la perfección de su yo humano, y vivan en el momento divino. Ah, pero
dicen “Tobías, ¿qué es esto? ... Tobías, ¿qué es aquello? ¿Y si pasa esto? ¿Y si pasa aquello?”. Queridos
amigos, ¡pasen un tiempo en el momento divino y verán lo que sucede!.
Nosotros les ayudaremos a entender más de la física de esto. Cuando ustedes están en el momento divino,
hay un nuevo tipo de vibración que emana de ustedes. Ella atrae todas las cosas apropiadas para ustedes. En
el pasado tuvieron que buscar esas cosas para atraerlas a ustedes, buscar su abundancia, buscar su felicidad,
buscar a su pareja. Ustedes tuvieron que ir al vacío de un futuro que no existe y crear una realidad dentro de él.
Así es como la realidad fue formada en la Tierra, pero ustedes como nuevos creadores irán descubriendo una
nueva manera.
Vamos a usar una metáfora para ayudarles a entender esto. Imagínense que dentro de ustedes hay un
diapasón (con forma de tenedor) detenido con el mango hacia arriba y las dos puntas hacia abajo. Es un
diapasón. Ahora, en la vieja energía cada una de las puntas que están en su realidad, cada una de las puntas
ha estado vibrando. Cada una representa un lado u otro de la dualidad. Por eso son dos. Han estado
vibrando desfasadas. Han estado vibrando en diferentes frecuencias. Esto fue intencional y fue así para que
pudieran experimentar la dualidad, para que pudieran experimentar los efectos de luz y oscuridad.
La medida de la energía que emanaba de cada uno de ellas, variaba aproximadamente de un tercio a dos
tercios del total. Si un lado del diapasón vibraba con la energía y la resonancia correspondiente a un tercio del
total, el otro vibraba con dos tercios del total. Estas frecuencias vibratorias se intercambiaban a veces, pero la
media general de la energía de la dualidad era de 1/3 y 2/3.
Hubo vidas que estuvieron basadas 2/3 en la oscuridad y un 1/3 en la luz. Sean cautelosos al interpretar estos
términos, no son como ustedes creen que son. Las dos puntas del diapasón sonaban intencionalmente...
tenían vibraciones diferentes que intencionalmente causaban una fricción entre ellas. ¡Y luego se preguntan por
qué a veces su vida fue difícil!. Esta fricción vibratoria, esta vibración desfasada, fue establecida
deliberadamente para experimentar, para comprender y para jugar este juego de dualidad que ustedes han
estado experimentando, un juego que ya no es necesario para ustedes.

Al vivir en el momento divino ya no necesitan de las dos diferentes partes de la dualidad o de las dos
diferentes puntas de su diapasón para estar desfasados. Al vivir en el momento divino las energías de las dos
pueden regresar a la misma fase. Empezarán a resonar al mismo nivel adecuado de frecuencia. Ya no habrá la
necesidad de buscar el equilibrio entre 1/3 y 2/3. El equilibrio habrá regresado al uno a uno (1/1).
Imaginen que dentro de ustedes está ese diapasón, imagínenselo como parte de su ser. Ha estado
deliberadamente desfasado. Hasta ahora hubo fricción vibratoria. Imagínenlo ahora dentro de su ser,
entonando tonos armoniosos consigo mismo. En este momento, queridos amigos, permitan a esa dualidad
vibratoria dentro de ustedes que se ponga en armonía, que vuelva a entonar tonos bellísimos, en vez de los
que contienen fricción y dualidad. Cuando vivan en el momento divino y permitan que la dualidad resuene en
armonía, en belleza y en felicidad, recuperarán su equilibrio. Las puntas de su diapasón aún tendrán dualidad,
pero se afinarán al unísono. Al hacerlo, habrá armonía entre las dos. Al vivir ustedes en el momento divino,
todas las cosas que necesiten y todas las cosas que son adecuadas, vendrán hacia ustedes, ¡ellas vendrán
hacia ustedes!. ¡No tendrán que ir a buscarlas!. No tendrán necesidad de forzarlas dentro de su realidad.
Ustedes estarán creando de una nueva manera. Todavía estarán transmutando el vacío en realidad, pero
estarán creando de una nueva manera, una muy poderosa manera.
Las dos puntas de diapasón representan el ADN, las dos cadenas conocidas del ADN que forman la hélice.
Hay una luz y una oscuridad, un positivo y un negativo. Estas cadenas han estado sonando fuera de tono entre
sí mismas intencionalmente. Han estado operando a frecuencias que causan fricción. Esto fue para ayudarles a
entender la dualidad. Ahora, queridos amigos, al vivir en el momento divino, al permitir que este diapasón
regrese a su frecuencia, estará a su mismo nivel celular. Será en el núcleo de su ADN que esas dos cadenas
empezarán a trabajar juntas nuevamente. Al hacerlo, atraerá hacia ustedes todas las cosas apropiadas a
su vida. Esto ayudará también a sanar todas las cicatrices pasadas que están en el interior de su cuerpo.
Revertirá el proceso de envejecimiento que tiene lugar dentro de ustedes. Sanará las heridas tanto físicas
como emocionales, pero para esto se requiere que vivan en el momento divino.
Además de las cadenas primarias del ADN, hay por lo menos diez cadenas secundarias. Alrededor de cada
cadena primaria hay dos cadenas secundarias que se entrelazan con ella. Alrededor de esos manojos de
cadenas hay todavía otras cadenas magnéticas de ADN que las entrelazan y las envuelven.
Al empezar a permitir que las dos cadenas primarias regresen a la armonía vibratoria, será cuando cambie la
manera en que las otras cadenas magnéticas interactúan y se entrelazan. Cambiará completamente la forma
en que están combinadas todas las demás cadenas. Entiendan que al vivir en el momento divino, al cambiar la
frecuencia en su interior, todas las cosas apropiadas llegarán a ustedes. Serán como imanes, con una nueva
carga que atraerá cosas hacia ustedes. Atraerán cosas tan rápidamente con toda esa energía, que llegará un
momento en que dirán: “¡Tobías, todas estas cosas que están llegando a mi vida, no las puedo manejar al
mismo tiempo!”. (RISAS) ... Y por eso hablaremos ahora de cómo regular el proceso.

18
Por ahora están ustedes sufriendo muchos cambios para liberar cosas de esta vida. Esto permite que la
divinidad, que siempre ha estado dentro de ustedes, verdaderamente empiece a surgir. Al permitirse ustedes
vivir en el momento divino, cambiará la verdadera naturaleza de la dualidad que siempre ha sido parte de
ustedes. Esto cambia la vibración de las dos partes que han sido ustedes. Esto cambia su forma de crear en la
Tierra.
Después de trabajar con este concepto de vivir en el momento divino, vayan con alguien que sepa leer las
energías, con algún psíquico, con los que ven las auras. Vayan con ellos. ¡Los asustarán! (RISAS) Les dirán
que ya no existen, no podrán ver un aura alrededor de ustedes, porque habrá cambiado, no podrán ver sus
chakras, porque se habrán convertido en un solo chakra. ¡Tendrán miedo de ustedes! (RISAS) Se preguntarán
qué está pasando. Siéntense en su momento divino con ellos, siéntense en un lugar de amor con ellos. No
hagan alarde de lo que han hecho o en lo que se han convertido. Pero háganles saber energéticamente
que ellos también pueden trasladarse a esos nuevos niveles.
Querido amigos, vivan en el momento divino. Al nivel mismo de su núcleo, cambien las frecuencias de lo que
son. Véanse como si ya no se reconocieran en el espejo. Vean cómo los otros ya no los reconocen.
Obsérvenlos, cuando piensan que ustedes han desaparecido.
Ahora todo esto, queridos amigos, es trabajo. Les pedimos a ustedes que conscientemente trabajen en esto,
que conscientemente trabajen en aceptar todas las cosas tal como son. Párense detrás del pequeño muro,
incluso en medio del caos a su alrededor. Acéptense ustedes en toda su humanidad. No traten de alejarse de
ella. Al contrario, estén orgullosos de ser humanos. Estén orgullosos ahora de que son humanos divinos. Y
ahora, vivan en el momento divino. No se preocupen por el futuro.
Aarón aprendió, durante los viajes de su segunda vida, a no preocuparse del viento y de las lluvias, a no
preocuparse por las corrientes y a no preocuparse de a qué tierras iría. Vivió en el momento divino. Apreció
cada día y cada día le llegaba un nuevo regalo. Cada día comprendió que lo estaba atrayendo por medio de la
confianza en su propia divinidad.
Notarán también, queridos maestros, mientras tenaz y diligentemente trabajan con estas lecciones básicas, tal
vez aburridas pero importantes, por dónde nos van a llevar, van a empezar a notar el número “4” en particular.
Hasta ahora han estado en la dualidad. Han estado en “dos” y empezarán a notar el “4”. Les iremos
explicando más acerca de esto en un futuro. Pero, para que nos entendamos, usando sus matemáticas, 2 al
cuadrado es igual a cuatro (2x2 = 4). Entiendan que se están trasladando más allá de la dualidad, pero no
están pasando por encima de ella. No ha sido eliminada. Van hacia un nuevo tipo de dimensionalidad. El
número “4” se volverá importante. Empezarán a verlo. Les brincará. Es un recordatorio. Es un recordatorio para
que vivan en el momento divino. Es un recordatorio de que están cambiando desde adentro.
Sus matemáticos están actualmente trabajando en una nueva teoría quántica. Todavía no la han anunciado.
Todavía no es conocida y aún pueden transcurrir algunos años. Hay nuevos descubrimientos sobre esto. Es
muy posible que donde haya una nueva comprensión del equilibrio del 4”, se refieran a ello como matemáticas
“cuadradas”, de cuadrantes o cuatro sectores.
Esto será la evidencia que muestre que hay una nueva energía aquí en la Tierra. Ustedes están en la dualidad.
Será difícil sobrepasar la dualidad como ustedes la conocen. Ni siquiera sería adecuado, amigos, que regresen
a la singularidad. Ustedes están en la dualidad, pero hay un nuevo tipo de dualidad que conocerán muy pronto.
El número 4 representará esto, el número 4 les recordará esto. Todo esto implica esfuerzo. Nosotros
apreciamos el trabajo que están haciendo aquí. Entendemos lo que han sacrificado y lo que han liberado, el
tiempo y la energía y la devoción. Ustedes están ayudando a pavimentar el camino para estos nuevos
conocimientos, ayudando a hacer lo apropiado para que surja la nueva energía. Les agradecemos el trabajo
que están haciendo. También les pedimos que no lo tomen a la ligera. Les pedimos que entiendan que sólo
con un poco de intención y esfuerzo, verán resultados muy sólidos, muy dinámicos, en su vida. Les damos las
tres lecciones básicas: aceptar todas las cosas como son, aceptarse así mismos y vivir ahora en el momento
divino, para que trabajen con ellos hasta que nos volvamos a reunir.
Queridos amigos, nosotros vemos la energía de los maestros que están aquí y de aquellos que están leyendo
este material. Vemos cómo se da la transformación ante nosotros. Vemos la liberación de lo viejo. Vemos
determinación y dedicación. A veces es difícil para nosotros poder profundizar porque hay tantos elementos de
dualidad que lo hacen un reto muy difícil, pero de alguna manera se las han arreglado ustedes para llegar tan
lejos. De alguna manera se las han arreglado para llegar a este punto.

Cuando ustedes partieron a su viaje en esta vida ... cuando dejaron lo que llamarían la sesión de planeación ...
cuando dejaron ese círculo en el que estábamos con ustedes y se fueron a la Tierra para empezar esta vida.....
¡ah, cómo lloramos, sabiendo que este sería el reto más importante de todas las vidas! No sería sólo un reto
por las lecciones y experiencias, sino que además pasaría tan deprisa. Cambiaría tan rápidamente durante su
vida. Las cosas cambiarían, muy, muy rápidamente. A veces nos sería difícil mantenernos a la par de ustedes.
Nosotros sabíamos que había la posibilidad de encontrarnos como ahora, pero hubo épocas en que no
estuvimos tan seguros. Ahora observamos con atención este grupo. A ustedes, que están listos para permitir
que la divinidad fluya desde el núcleo central de lo que son ... les decimos una vez más, queridos maestros, no
somos nosotros. No son los guías. No son los ángeles quienes les están dando o haciendo que suceda. Hay un
resplandor divino. Hay una conciencia Crística, la semilla de cada uno de ustedes, que está emergiendo.

19
Nosotros les traemos estas sencillas lecciones para ayudarles a integrar su divinidad. Nosotros les traemos
estas simples lecciones para que empiecen a entender cómo volverse creadores en esta nueva energía, cómo
determinar el camino, cómo crear los patrones de energía que otros usarán cuando lleguen. Por eso les
llamamos a ustedes los maestros. Sabemos que trabajarán con otros. Sabemos que sentirán empatía por ellos,
porque también ustedes pasaron por ello.
La energía que ustedes han sido en esta vida está lista para partir. Ah, sabe que la recordarán bien. Sabe que
al recordarla habrá momentos en que rían y momentos en que lloren, pero los deja ahora con amor. Les abraza
y da las gracias nuevamente. Sabe que ustedes nunca tendrán que pasar por las dificultades, esfuerzos y
penas que tuvo que pasar su antiguo ser. Hay alegría por esto. Queridos amigos, esta vida pasada de ustedes
les recuerda que en todas las cosas que hagan y en todos los momentos divinos en que permanezcan, nunca
están solos.
Y así es.

LECCIÓN CUATRO: CREAR EN GRACIA

TOBIAS: Y así es, queridos amigos y maestros que están reunidos aquí, que nos unimos de nuevo en nuestro
círculo, en nuestro espacio sagrado con ustedes. Les traemos saludos a ustedes en este día, y les traemos
agradecimientos y honores. Queridos amigos, tómense un momento para respirar profundamente la energía
que se está haciendo presente en nuestro círculo al estar juntos. Respiren profundamente a través de toda su
biología. Respiren profundamente a través de su espíritu. Respiren profundamente y permitan que esta energía
entre dentro de su ser.
Ahora, durante los próximos pocos minutos de su tiempo yo, Tobías, hablaré a través de nuestro amigo, al que
llamamos Cauldre (Geoffrey Hope), al que yo llamo “hijo” (risas entre dientes). Durante los próximos pocos
minutos trabajaremos con cada uno de ustedes aquí y con todas aquellas entidades que entren al círculo ahora
para balancear y ajustar la energía, para tejer una nueva energía aquí. Durante este tiempo, queridos amigos y
maestros, simplemente abran sus corazones y abran sus seres para todo lo que les será dado en este día.
Abran sus corazones y sus seres a aquellos que entran en este espacio ahora, aquellos que vienen del otro
lado del velo para estar con ustedes en este día.
Cuando ustedes se reúnen así como una familia, se reúnen con la intención de curar y aprender para progresar
en su nueva energía. Eso abre los caminos para nosotros quienes estamos al otro lado del velo. Junto a
ustedes creamos un nuevo espacio, una nueva dimensión. Juntos creamos el patrón de energía y los tejidos
para su nueva Tierra.
Sientan la energía aquí ahora. Está presente en y alrededor de ustedes. Sientan la paz y el amor y la dicha que
está aquí, el color dorado que nos inunda. Esta, queridos maestros, es la energía de la nueva Tierra. Esta es la
energía de su momento divino. Permítanse sentirla ahora.
Nos causa gran alegría estar aquí, porque a menudo es muy difícil llegarles tan cerca. Muchas veces es difícil
hablarles así. Para nosotros, esta energía es de celebración, para estar aquí así, tan cerca de los humanos, tan
cerca de Shaumbra, tan cerca de los que amamos. Nosotros, aquellas entidades que venimos hoy, estamos
danzando aquí de alegría por saber que la distancia que solía separarnos se hace cada vez más y más y más
pequeña. Porque el trabajo que ustedes han hecho en sus propias vidas, sus muchas vidas en la Tierra, y
particularmente en esta vida… ese trabajo descorre el velo para que nosotros vengamos así de cerca.
¡Todo este tiempo ustedes creyeron que tenían el velo, que estaban tratando de alcanzarnos, pero que no eran
capaces de hacerlo, pensando que quizás carecían de algo! Queridos amigos, es al revés. El velo era grueso.
Era difícil para nosotros llegar hasta ustedes, incluso cuando ustedes gritaban y rezaban. Era difícil para
nosotros cruzar ese punto, y explicaremos más acerca de esto en esta noche. El amor que ustedes han
generado, las cosas que han hecho, ha hecho posible que nosotros nos acerquemos tanto así a ustedes. Y hoy
nos acercamos mucho, mucho.
Tómense un momento para sentir nuestro amor. Escuchen y sientan y perciban los mensajes que tenemos
para cada uno de ustedes como individuos que se sientan aquí, y para cada uno de ustedes que escuche esto
en su red… y cada uno de ustedes que lee esto… tómense el momento ahora para sentirnos. Tómense el
momento para escuchar las palabras y los pensamientos que tenemos para ustedes.
¡Ahora hemos estado observando! Hemos estado trabajando con aquellos que están aquí de la familia, del
Círculo Carmesí, al tiempo que ustedes han pasado por las tres lecciones pasadas. Sabemos que las lecciones
no siempre son tan fáciles. Pero hay mucha determinación de su parte, primero para aceptar todas las cosas
como son, para pararse detrás de esa pequeña pared, para observar y percibir la dualidad en acción. Muy
recientemente en los días pasados tuvieron la oportunidad perfecta para ver esto (las elecciones presidenciales
de los EE.UU.). Queridos amigos, ¿acaso no hay el deseo de retroceder a esa dualidad? Pero, ¿ven lo que
pueden aprender acerca de la energía humana… lo que pueden aprender acerca de su Ser, simplemente
observando?
Y después fue la lección de aceptar su yo humano. Sabemos que pueden aceptar muy fácilmente su yo
espiritual. Aceptar el yo humano es difícil. Y, de nuevo, hablaremos más de esto en esta noche.
Y entonces queridos amigos, incluso una lección más difícil – permanecer en el momento divino, ser el Yo
divino. Oh, vimos a aquellos que expresaron su intención, que escogieron permanecer en sus momentos
divinos. ¡Y les funcionó por una fracción de segundo! (risas de la audiencia) ¡Y entonces fueron sacados de ese
20
estado por sus familiares o por los compañeros de trabajo! Lo importante fue que sintieron –aunque sea por un
instante fugaz– lo que era estar en la divinidad sin ninguna preocupación del ayer. Porque, como ustedes
saben, sus ayeres se han ido. Todas aquellas personalidades, todos aquellos aspectos que ustedes conocieron
como sus vidas pasadas se han ido. No sirve a ningún propósito estar ahora en el pasado. El Libro de la Vida,
como ustedes lo han conocido, ha llegado a su fin. El capítulo final fue escrito y firmado por ustedes a mano. Y
todas las páginas destinadas para sus nuevos días están abiertas y listas para que ustedes las llenen con sus
creaciones.
¡Ah, y por eso es que estamos aquí! Por eso es que estamos en el salón de clases de la nueva energía.
Estamos aquí para hablar, para discutir, y para trabajar en cómo convertirnos en un creador, un verdadero
creador en la nueva energía. No como los creadores que ustedes fueron en el círculo original. No, ustedes son
los nuevos creadores. No se trata sólo de sus vidas. Se trata acerca de todos aquellos que siguen después de
ustedes. Aprender a permanecer en el momento divino es quizás una de las lecciones más difíciles hasta
ahora. Y como nos dice Cauldre, es a veces divertido jugar el juego de la dualidad. Es a veces divertido salirse
del momento divino. Es divertido jugar entre los dos.
¿Saben ustedes lo que representa este día (11-11-2000), este día de la reunión del Círculo Carmesí que fue
escogido por los humanos sin comprender su significado? Pero, por supuesto que nosotros, que ayudamos a
encaminar estas cosas, entendemos. Este es, de hecho, el día en el calendario de los mayas que fue llamado
“el día de la dualidad” – un 1 y un 1, otro 1 y un 1, y un 2. Este hubiese sido un día muy difícil si no se hubiera
reescrito la historia de la Tierra, la historia de su universo y la historia del segundo círculo. Este día estaba
destinado a estar lleno de dualidad en una forma muy difícil y retadora y habría llegado 11 meses antes del
cambio del milenio, cuando ustedes cambiaron de un 1 a un 2. Este era el día que se pensaba iba a ser el del
choque de los 2, el choque la luz y la oscuridad.
Pero échenle un vistazo ahora, amigos. Véanlo ahora. Nos reímos a carcajadas. Nos reímos entre dientes.
Vean lo que ha pasado incluso en los eventos más recientes. Hay dualidad, una dualidad que es tan fuerte que
para la oficina del presidente de uno de los países más poderosos del mundo todo se reduce a unos pocos
votos. Recuerden cuando les dijimos en nuestra última reunión que hasta ahora, justo hasta este tiempo tan
reciente, el balance de luz y oscuridad, más y menos, 1 y 0, ha sido de 2/3 a 1/3. El balance entre 2/3 y 1/3 ha
sido apropiado para las lecciones, para los aprendizajes y las comprensiones.
Recuerden cuando les hablamos de su diapasón, que estaba fuera de balance, fuera de frecuencia. Las dos
puntas del diapasón tenían un balance vibratorio de 1/3 y 2/3 dentro de ustedes hasta este momento. Y cuando
hablamos la última vez, les pedimos que supieran que las dos puntas estaban volviendo a un estado de
balance armónico entre sí. Todavía hay dos, pero se estaban armonizando. Ya no estaban desfasadas como
antes.
Queridos amigos, échenle un vistazo a sus elecciones. No es un 2/3 y 1/3. No es un desequilibrio. Está tan
cuidadosamente equilibrado que se reduce a unos pocos votos. Esta es la nueva dualidad. Ya no son dos lados
batallando entre sí como antes. Son dos lados tan cercanos en su vibración, tan cercanos que empiezan a
armonizarse juntos. Incluso muchos de ustedes no reconocen la diferencia entre sus propios candidatos. Ellos
vibran en una frecuencia similar.
Queridos amigos, hay, y continuará habiendo, dualidad, pero a partir de este día y en adelante, no será ya la
misma, particularmente para aquellos que han entrado en la energía de la nueva Tierra. Podrá haber dos lados
del espejo, pero los mismos no están batallando. Se están viendo el uno al otro con gran curiosidad. Se están
viendo el uno al otro, preguntándose por qué ha luchado el uno contra el otro en el pasado.
Verán esto en sus vidas ahora. Sí, habrá dos lados. En esta vida de ustedes podría haber cuatro lados, pero
eso es ya otra discusión. Pero los dos lados están empezando a armonizarse juntos. Esto es un evento sin
precedentes. Esto es al atravesar una barrera mayor que la experimentada por ustedes en su milenio, o en su
convergencia armónica.
Este es el “día de la dualidad”. Vean a su alrededor. Vean alrededor de su vida. Vean alrededor de su creación.
Está llena de mucho amor y mucha abundancia y mucha alegría. De hecho, sabemos que aún hay dificultades
que están experimentando, pero vean dónde se encuentran ustedes. Vean dónde están como grupo. Vean
cómo está su Tierra, como un todo, en este momento. La dualidad está tomando una nueva energía. Ustedes
lo ven ante sus ojos, ¡y a veces incluso no lo reconocen! (risas)
Ahora nos tomamos este momento aquí. Le pedimos a Cauldre que esté en silencio. Nos tomamos este
momento para venir a abrazarles, para honrarles, y para realizar la fusión final de energía en este círculo.
Después continuaremos con las lecciones de este día, el segundo segmento de la Serie del Creador, el
segundo de cuatro segmentos que tendremos con ustedes. ¿No es interesante que hoy también sea la Lección
4? Nos tomaremos este momento, queridos amigos, y simplemente dejaremos que este amor y este honor
cumplan su cometido. Hay muchos, muchos, muchos que se reúnen hoy aquí que desean reconocerles. Le
pediremos a Cauldre que esté en silencio por un momento.
(Pausa)
Oh, ¡si tan sólo pudiésemos embotellar esta energía! La llevaríamos de vuelta con nosotros para mostrarles a
los demás lo que este grupo de humanos ha logrado. La esencia del amor es lo que ustedes han creado, y les
contaremos a los demás acerca de ello. Quizás vengan a visitarles en la próxima reunión que tengan.
Queridos amigos, hace mucho tiempo, pero no tanto como ustedes podrían pensar, estuvieron en el primer
círculo, la creación original. Ustedes eran ángeles que creaban. Es algo difícil de describir aquí, pero no había
21
los elementos de dualidad en la creación original. Ustedes creaban con una unidad. Ustedes creaban todas
unas dimensiones enteras. Ustedes creaban profundidad y anchura y todo lo que está en el medio. Ustedes
eran pioneros con la más alta comprensión de cómo crear con la energía del Eterno. Ustedes se divertían con
ello y jugaban con ello y lo experimentaban en plenitud. Y Dios amaba verles jugar en la creación del mismo
Dios. Dios reía cuando ustedes jugaban en el círculo original. Ustedes le brindaron mucha alegría al Espíritu.
Ustedes fueron altamente creativos. Ustedes siguieron creando y creando y yendo a nuevos niveles con esto.
Tan difícil como es de entender aquí, queridos amigos, ustedes creaban con tanta expresión y tanta pasión –
una pasión que aún está dentro de ustedes– y sutileza que literalmente llegaron hasta los bordes de la
creación. Sabemos que eso es difícil de comprender y quizás hasta cuestione lo que les han enseñado hasta
ahora.
Pero ustedes llegaron a los bordes de la creación. Cuando llegaron allí, hubo estruendos (la mesa de registros
en el salón de reuniones colapsa casi en el mismo instante). Cuando ustedes llegaron al borde de la creación,
mis amigos, pasó algo que ni ustedes ni el Espíritu habían experimentado antes. Ello fue la transición de la
unidad a la dualidad. Ustedes estaban al borde de la misma. No estaban en forma humana aún. Estaban en lo
que llamarían su cuerpo de luz. Pero empezaron a sentir cambios. Empezaron a sentir algo inusual y muy
incómodo.
Y eso era la dualidad. Ustedes continuaron creando y experimentando al borde del primer círculo. Y, queridos
amigos, ese fue un momento muy retador y difícil. Ahí fue donde por primera vez se sintieron desconectados
del Espíritu. Fue donde sintieron por primera vez que ya no había más una armonía única si no una dualidad
opuesta. Todo eso era parte de la experiencia que ustedes escogieron. No hubo error en eso. No hubo error en
lo que ustedes estaban haciendo aquí.
Ustedes empezaron a experimentar cosas como la desconfianza. Empezaron a experimentar cosas como la ira
y el odio. Ninguna de ellas se sentía correcta o apropiada, ya que nunca antes las habían conocido. Ustedes
estaban cambiando. Se estaban transformando. Ustedes eran aquella proverbial oruga pasando a través del
capullo para convertirse en una mariposa. Estaban saliendo del primer círculo y experimentando dos (dualidad)
en vez de uno.
En esta zona al borde del primer círculo es donde ustedes han experimentado algunas de las cosas más
traumáticas y difíciles por las que sus almas alguna vez hayan pasado. Si alguna vez llega a haber una
comprensión de cómo es el infierno, será eso. Si alguna vez hubo verdadera guerra y combate, fue allí, y esto
les duele profundamente. Es algo que ustedes y los demás que estuvieron allí nunca sintieron o
experimentaron antes. Hubo disonancia, y hasta cierto punto hubo una destrucción de energía.
Pero amigos, comprendan que nada de esto fue un error. Había habido un acuerdo entre ustedes y el Espíritu
de que ustedes serían exploradores, que ustedes saldrían hacia áreas de la creación que nunca habían sido
exploradas anteriormente. Aprenderían algo nuevo, y ninguno, ni ustedes ni el Espíritu, ni ninguno de nosotros,
sabrían qué iba a ser. Ahora se le llama dualidad. Hubo tanta energía tras ello, tanto foco, tanta intensidad en
esta experiencia al borde del Todo Lo Que Es, que literalmente les catapultó a un nuevo lugar llamado el
segundo círculo, la segunda creación. Les llevó de ser una oruga, a través del capullo, a estar aquí en la Tierra.
Ahora hay muchos aspectos físicos de esto acerca de los cuales ustedes se estarán preguntando, y
hablaremos de los mismos en futuras sesiones como esta. Pero queridos amigos, ustedes pasaron por una
experiencia muy difícil antes de llegar a la Tierra, antes de crear el segundo círculo. Llegaron aquí a la Tierra, y
empezaron a caminar vida tras vida.
Les hemos dicho antes que esta idea del karma no nos gusta mucho. No nos gusta usar esa palabra. Porque
eso no fue un karma. No es un karma. ¿Qué es, queridos amigos? Porque todas esas experiencias y eventos
que ustedes experimentaron al borde del primer círculo ahora es que están tratando de entenderlas, tratando
de definirlas y solidificarlas y arreglárselas con ellas teniendo una experiencia paralela en la Tierra.
Separación: ustedes tienen experiencias de separación para ayudarles a entender qué pasó al borde de la
creación antes de que vinieran a la Tierra.
Dolor: encuentran experiencias de dolor aquí en la Tierra para ayudarles a entender y definir qué pasó en
aquella zona antes de que salieran de la primera creación.
Desequilibrio: encuentran experiencias como humanos con otros humanos, experiencias de desequilibrio en
sus emociones, por ejemplo, para ayudarles a entender qué pasó al borde de la creación.
¿Entienden lo que les estamos diciendo? ¡No hay nada que hayan hecho mal aquí en la Tierra! Ustedes han
escogido experiencias que les ayudan a entender algo y que ayudan al Espíritu a entender algo que pasó hace
mucho tiempo, pero no tanto. Ustedes usan la Tierra y los elementos de la dualidad, la física de la dualidad.
Usan la masa y la materia para ayudarles a ustedes y al Espíritu entender. Usan los cuerpos físicos para
ayudarles a entender, para ayudarles a revivir las experiencias que tuvieron en los bordes del primer círculo.
Sus experiencias en la Tierra se relacionan con las experiencias de la Creación original. Ahora las están
representando en dualidad y materia para lograr comprensiones y definiciones más profundas. No se trata del
karma, si no más bien de una reconstrucción de algo que pasó en otro tiempo, en otro lugar.
Había un ángel llamado Taylor. Ella ha caminado por la Tierra por muchas, muchas vidas. En una vida Taylor
fue un guerrero, un guerrero de un avaro país, de un avaro reino. A ella no le importaba el orden del día. Sólo
quería ser un guerrero. Quería experimentar la sangre y la batalla. Quería experimentar la dualidad y la ira.
Llevó esas experiencias a su alma, y allí permanecieron por mucho, mucho tiempo.

22
Y en la siguiente vida Taylor fue una madre que no era muy buena con sus hijos y esposo. Disfrutaba de la
compañía de otros hombres. Disfrutaba estar lejos de su familia. Se sentía culpable por esto, y le pesaba
mucho. Aún así seguía haciéndolo, y al hacerlo causaba mucho dolor y dificultades para sus hijos, y causó que
su esposo cometiera suicidio, que se fuera. Esto fue recordado por su alma y llevado consigo, fue puesto en su
libro de vida.
En otra vida Taylor fue un comerciante que tenía una fábrica donde explotaba a sus trabajadores. Taylor se
aprovechaba de la gente joven y pobre en forma de mano de obra barata. Y Taylor no se preocupaba mucho
por ellos sino por su monedero, por su riqueza. Taylor no compartía sus riquezas con nadie. Ella no daba a la
caridad sino sólo a sí misma y quería construir un monumento a su inmortalidad mediante la acumulación de
riquezas. Y eso le pesaba fuertemente sobre su alma y sobre su ser pero no le importaba y así seguía.
En esta vida, Taylor fue hija de padres abusivos. En su adolescencia temprana se hizo alcohólica. Continuó con
esto, bebiendo cada día, rebajando sus vibraciones hasta niveles que son difíciles hasta para nosotros de
comprender. Ella bebía, y entró en la oscuridad. Sus vibraciones se redujeron, y olvidó lo que era el amor. No
tuvo una vida muy feliz. Culpó a sus padres. Culpó a los otros con quienes trabajó. Su bebida le causó
problemas de salud. Eso le creó más amargura en su interior.
Taylor ahora está en el Círculo Carmesí y ya no bebe más, porque en el camino leyó un libro inspiracional. Se
sentó en reuniones parecidas a esta. Ella dejó que otros le tendieran una mano de ayuda. Dejó que otros la
abrazaran y le dijeran que la amaban. Dejó que otros se tomaran el tiempo de ayudarla a entender que todos
esos sentimientos de culpa dentro de su ser necesitaban ser liberados, necesitaban ser soltados.
Ahora ustedes lo ven, contamos la historia de Taylor este día para ayudarles a entender, a cada uno de
ustedes. De hecho, esta es una historia verdadera. Se la contamos para ayudarles a entender algo que es muy
importante que vean en sus propias vidas y en la vida de todos los demás frente a los cuales ustedes pasan,
para que lo vean en sus propios ojos y en los ojos de todos los demás. Vean que Taylor escogió esos tiempos
difíciles. Los escogió hace mucho tiempo. Ella sabía que el Espíritu necesitaba que alguien llegara hasta las
más bajas profundidades.
Alguien tenía que saltar dentro de esta gran piscina de dualidad para explorar las más bajas y profundas partes
de ella. Oh, es fácil ser el que se te para en frente y te dice, “estoy lleno de luz porque no me hundo. Y yo
recojo la luz del sol, y por lo tanto soy especial”. Es difícil, queridos amigos, cuando han tomado el camino del
desafío. Han saltado hacia lo más profundo cuando acordaron ser el alcohólico, tener la peor pesadilla entre las
pesadillas, tener la mayor cantidad de desafíos.
Y ustedes que pensaban que esto era sólo karma. Pensaban que estaban pagando una deuda para con
ustedes mismos. Queridos amigos, ni siquiera suena lógico que ustedes se paguen deudas a sí mismos.
Ustedes y otros Taylors que son familia, que son Shaumbra, y que son profundamente amados por cada uno
de nosotros… ustedes han escogido experiencias difíciles en sus vidas para ayudarles a explorar las
profundidades de la luz y la oscuridad. Han dado mucho en servicio al hacer esas cosas. Han ayudado a
reconstruir las experiencias energéticas del borde del primer círculo, y al hacerlo, ayudaron al Espíritu a
comprender verdaderamente algo nuevo.
Sabemos que esto traerá muchas preguntas, preguntas teóricas, tales como, “¿Es correcto matar a otro porque
estoy realmente ayudando al Espíritu?” Queridos amigos, ustedes, aquellos que están en este grupo y leyendo
esto nunca se sentirían siquiera inclinados a hacer algo así en este punto. Ya han hecho bastante de eso en el
pasado. Hónrense por lo que han hecho. Hónrense por el camino difícil que han tomado. Y particularmente,
cuando vean a los ojos de otro y quizás no vean la luz que ven sus propios ojos, recuerden que ellos aún están
ayudando a explorar esta gran cosa llamada dualidad. Hay dos lados de la misma, uno claro y otro oscuro, uno
positivo y otro negativo. Alguien tiene que explorar las profundidades de ambos.
Ustedes que ahora mismo están pensando en sus hijos y en las dificultades por las que atraviesan: entiendan
lo que ellos realmente están haciendo. Eso es compasión, cuando pueden entender. Queridos amigos, lo que
ustedes están experimentando aquí en la Tierra está ayudando a comprender y a definir esa experiencia que
ustedes tuvieron en el borde de la creación. Y lo han hecho bien.
Como hemos mencionado antes, muchos de los sueños que ustedes tienen ahora, muchos de los terrores y
pesadillas que hay en sus vidas no tienen que ver con esta vida. Ni siquiera tienen que ver con otras vidas. ¿Se
preguntan de dónde vienen esos terrores? Queridos amigos, mucho de lo que les llega ahora tiene que ver con
las experiencias que tuvieron antes de salir del primer círculo. Las están experimentando en otra forma –en sus
sueños– para ayudarles a crear el tejido de lo que llamamos la segunda creación. Este es su universo, su
Tierra, una extensión de Todo Lo Que Es.
Ahora, en el camino, Taylor dejó la bebida, y Taylor llegó a aprender que había divinidad dentro de ella, pero
mucho de esto fue psicológico. Ella no lo comprendía muy bien en su corazón, porque aún tenía culpa. ¿Saben
que aún tenía culpa por haber dejado la primera creación? Y entonces tenía culpa por haber escogido estas
tantas vidas y tantas experiencias de dificultades. Ella empezó a tener una nueva sabiduría mientras esta
mariposa emergía de su capullo.
Taylor todavía tenía problemas en su vida. Todavía tenía retos. Y leía mucho del material del Círculo Carmesí.
Estaba empezando a entender cómo aceptar todas las cosas. Estaba empezando a entender cómo aceptar su
yo humano, aunque para ella esta forma era muy desafiante. Sentía que su parte humana era algo de lo que
tenía que avergonzarse. Aún no entendía que su humanidad era divina, que su humanidad le daba mucho al
universo. Taylor comenzó a permanecer en los momentos divinos, aunque eran difíciles y eran pocos y
23
distantes entre sí. Empezó a tomarse un momento cada día para permanecer en divinidad. Y lo amaba
entrañablemente, y se sentía tan cálido y dorado. Pero entonces la culpa la derrotaba. Ella sentía que no se
merecía ese momento divino, y el mismo desaparecía.
Pero Taylor intentaba aprender y crecer. Seguía teniendo retos en su vida, unos de dinero y relaciones y salud
y auto-confianza. Esos fueron momentos muy difíciles y hubo momentos en que maldijo al Espíritu. Hubo
momentos en que dijo que se saldría de todo este rollo de la Tierra de la nueva energía porque no veía que
hiciera una gran diferencia en su vida. Hubo momentos en que dijo, “Todo esto son sólo palabras. Son como
las otras palabras de las otras creencias de las otras personas de la Tierra. Son sólo palabras. Todo esto es tan
sólo una forma de pacificación". Hubo momentos en que estuvo muy frustrada.
Se encontraba en un momento de su vida en que quería creer muy profundamente. Quería moverse al próximo
nivel, pero no sabía cómo. Y se confundió y perdió y molestó tanto, pero más que nada se sentía tan
traicionada, que una noche simplemente colapsó en el piso y empezó a sollozar y dijo, "Ya no puedo más. No
sé qué hacer, Espíritu. Te he llamado para que me guíes. He llamado a mis ángeles. He llamado a mis guías, y
no sé qué hacer". Ahora, Taylor no leyó muy bien las palabras que decían que el Espíritu no lo puede hacer por
ti, y tus guías se han ido. (Riendo)
Había algo dentro de ella que estaba tratando de salir del escondite, tratando de hablarle, pero no podía
hacerlo cuando estaba fuera de su momento divino. No podía hacerlo cuando ella estaba preocupada acerca
de todas esas cosas. Pero cuando se derrumbó sollozando, algo pasó. Algo salió de su escondite. Fue como
una voz, no de afuera, sino de adentro. Salió de su escondite y habló con ella, y le dijo, “Yo soy la gracia. Yo
soy la gracia divina que existe dentro de ti. Yo lo manejaré todo. Yo lo balancearé todo. Yo lo resolveré todo,
pero vengo de dentro de ti, y mi nombre es la gracia".
Ella yació allí por largo tiempo, sintiendo esta energía de gracia divina desde dentro de su ser. Y de alguna
manera la misma se sentía bien. Ni a ella ni a sus problemas los había entregado a ninguna entidad, a ninguna
imagen de Dios que no conocía o entendía. Ella se entregó a la gracia que venía desde dentro de su ser. A
partir de ese día empezó a comprender. Empezó a comprender el poder de la gracia.
Y de eso es que les hablaremos esta noche, de la gracia que está dentro de ustedes. Pero antes de hacerlo
dejaremos algo en claro. No fue por accidente ni por error que temprano esta noche aquel que va con el Viento
(Wind Hughes, orador invitado en la reunión del Círculo Carmesí) discutiera acerca de la gracia con ustedes,
que discutiera acerca de la caída en desgracia y los conceptos que le acompañan. No fue por error que hace
una semana despertáramos a Cauldre en su cuarto y le dijéramos, "Venimos a ti esta noche para hablar de la
gracia”. Y el dijo, “¿Qué? No entiendo”. Y tuvimos una larga charla, y le dijimos que lo sacaríamos a relucir esta
noche.
Le dimos un ejercicio que también les daremos a ustedes esta noche. Queridos amigos, comprendan que muy
al contrario de lo que sus libros les digan y sus maestros les digan, nunca hubo una caída en desgracia. Nunca
hubo un Lucifer que fue arrojado del cielo. Esas son todas metáforas. Ustedes experimentaron el límite mismo
de la creación. Ustedes experimentaron algo que nunca habían hecho antes, y se llamaba dualidad. Eso les
envió a la segunda creación. Había una energía que era necesaria para enviarlos más allá de los límites de la
creación. Esta dualidad, esta fricción creó la energía que les catapultó hacia la segunda creación llamada
Tierra, hacia donde están ahora mismo. Fue como sentir el poder de los cohetes explotando con tanta fuerza
que se olvidaron de dónde venían. Pero no hubo una caída en desgracia. Nosotros lo vemos como si fuera un
paso desde el uno al dos, un paso que fue dado en amor por el Espíritu y todos nosotros los que seguiremos
después de ustedes.
Ahora, acerca de esta gracia. Les guiaremos aquí en un ejercicio con su permiso, por supuesto. Les pedimos
que se pongan cómodos, que se ajusten.
Ahora con su permiso, aquellos que se reúnen hoy aquí esta noche caminarán uno al lado del otro con ustedes
a través de su nueva casa. ¡Ustedes no han estado allí mucho últimamente! (risas) Es el momento de pasar
más tiempo en su nueva casa. Es un buen lugar. Están ocupados correteando por el pueblo y el vecindario. ¡No
están pasando mucho tiempo en su nueva casa!
Entonces volvamos allá ahora. Volvamos allá con los ángeles de su lado, porque ellos también adoran explorar
este nuevo lugar de ustedes. Pasemos adentro, y como hemos dicho queridos amigos, hay muy poco aquí.
Porque ustedes crean las paredes. Ustedes crean el espacio. Ustedes crean la energía. Caminemos ahora a
través de su nueva casa.
Entremos en la cocina. Entremos a la cocina de su nueva casa. ¡Ya vemos que muchos de ustedes ni siquiera
sabían que tenían una cocina aquí! (risas) ¡No han pasado tiempo! Pero es un lugar tan grandioso este que
ustedes han construido. Ahora estarán pasando más tiempo aquí. Ahora, en la cocina de su nueva casa, en el
centro de la misma, hay un horno muy grande, muy bello, del piso al techo (el cual puede ser muy alto en
algunos casos)… con una puerta grande con ventanas. Hay una inscripción arriba de la puerta, escrita en un
tipo de letra de oro brillante que dice, “Horno de la Gracia".
El Horno de la Gracia. Queridos amigos, esto es un símbolo, y es también una realidad de su propia energía de
gracia. Le pedimos a cada uno de ustedes que piensen en una situación retadora que tengan en su propia vida
personal que no involucre a otras personas. Es la propia situación de ustedes… sea una de abundancia… sea
una de miedo general… sea una de salud… sea una de soledad. Les pedimos que se tomen un momento y
piensen acerca de una situación que les haya estado retando últimamente, que piensen en algo que simbolice
la situación. Si es un asunto de abundancia, el símbolo puede ser su bolso o chequera o billetera. Si es de
24
salud, el símbolo puede ser una fotografía o instantánea de ustedes. Piensen ahora en un símbolo que
represente la situación retadora.
Y sí, muchos de ustedes ya saben lo que vamos a hacer aquí. Les vamos a pedir que se acerquen al Horno de
la Gracia con su hermosa puerta grande de vidrio, y el mecanismo que va del piso al techo. Les vamos a pedir
que pongan este símbolo de su reto en ese horno. Pónganlo allí – sí, sobre la parrilla.
Cuando hayan colocado ese símbolo allí, les pediremos que cierren la puerta del Horno de la Gracia. Les
pedimos que no digan nada, que no tengan intención, que no digan palabras, que no tengan energía detrás de
esto, que no recen. Les pedimos ahora que vean hacia la izquierda, y verán un sólo botón, el único botón en su
Horno de la Gracia. Dice “INICIO”. Les pedimos que presionen el botón de inicio ahora.
Ahora, mientras esto se está cocinando en tu Horno de la Gracia – esa situación desafiante que tengas – les
contaremos unas pocas cosas acerca de esta herramienta. Primero, cuando ustedes empiecen inicialmente a
trabajar con esta herramienta de gracia en su vida, úsenla sólo para ustedes mismos. Úsenla sólo para sus
propias situaciones personales. Después, pero no tan pronto, aprenderán a usarla apropiadamente con otras
personas en sus situaciones. Pero por ahora es sólo para ustedes. Es para cualquier asunto que tengan en sus
propias vidas. Si están preocupados por un niño, por un cónyuge, no es el momento apropiado para poner su
energía allí. Es sólo para ustedes.
También les pedimos que sólo pongan un asunto, un reto, un concepto a la vez. ¡Vimos a algunos de ustedes
tratando de ponerlo todo allí! (risas de la audiencia) Mientras aprendan a usar el Horno de la Gracia, sólo una
cosa a la vez. También les pedimos que mantengan eso en el Horno de la Gracia por un período de 24 horas
de su tiempo, por 24 horas. ¡Igualmente les pedimos que recuerden sacarlo de allí al terminar el período de
tiempo! Cuando ese asunto esté listo… cuando hayan terminado de exponerlo a la energía de su gracia divina,
podrán poner otro allí. Pero uno a la vez y esperan 24 horas, y después sáquenlo.
Ahora, aunque este concepto pueda parecer simple – quizás incluso trivial – les decimos que hay gran poder
en el mismo, porque la Lección #4 en el Salón de Clases de la Nueva Energía Espiritual de la Tierra es “Crear
en Gracia". Lección #4 – Crear en Gracia. Este símbolo del horno les es dado hoy para ayudarles a entender
cómo trabajar con la gracia divina que viene de dentro. Ustedes experimentarán lo que pasa cuando se pone
un asunto en el Horno de la Gracia.
Regresemos a Taylor. Ella puso su bolso en el Horno de la Gracia, porque representaba el asunto de
abundancia con el que estaba lidiando en ese momento. Y ella lo puso en su horno sin ninguna intención
oculta. Sin intención oculta, ¿entienden, queridos amigos? Oh, sabemos que ustedes han estado
acostumbrados a rezar, y han estado acostumbrados a los encantamientos y a los objetivos y a las segundas
intenciones. Esas cosas han sido buenas, y han estado llenas de amor, y les han traído hasta este punto. Pero
queridos amigos, estamos yendo a un lugar nuevo ahora. En el Horno de la Gracia no hay intenciones. Él se
encarga de sí mismo.
Cuando Taylor puso su bolso allí sin segundas intenciones y sin pedir nada, ¿saben qué pasó? Su Horno de la
Gracia permitió que la profunda armonía de la dualidad creara una nueva energía bendecida. Su Horno de la
Gracia equilibró su situación financiera. Su Horno de la Gracia trajo la energía de la abundancia a su vida en
una forma apropiada y balanceada.
Habría sido difícil para Taylor haber intentado crear todo esto en su mente. Habría sido como ingerir alimentos
y tratar de controlar mentalmente cómo es procesado por su cuerpo. Ustedes simplemente comen y lo dejan
ser. Eso es “gracia digestiva” (risas) Y de la misma manera, queridos amigos, cuando ustedes ponen algo en
Horno de la Gracia, eso se encarga de sí mismo. Hay un balance natural. Hay una consumación natural que
tiene lugar en esta nueva energía.
Alrededor de una semana después de que Taylor puso su bolso en el Horno de la Gracia y lo dejó cocinar toda
la noche, ella perdió su trabajo. ¡¿No sabían?! (Risas) Y ella se preguntó, así como algunos de ustedes se
podrían preguntar, qué estaba pasando, pero igual ella confió en la gracia. Ella sabía que su trabajo de hecho
era un escollo para su abundancia. Le mantenía atada y limitada. El mismo le procuraba otras experiencias que
ya no le eran apropiadas, y una de esas experiencias era la limitación de la abundancia. Por lo que cuando ella
puso su bolso en el Horno de la Gracia, a buen seguro cambió su trabajo.
Aunque la pérdida de su trabajo inicialmente le trajo miedo, Taylor puso ese miedo en el Horno de la Gracia.
Ella dejó que la gracia manejara ese miedo suyo por el que estaba pasando. Al hacer ella esto con situación
nueva tras situación nueva, permitió que la gracia divina encontrara el balance y resolución apropiados.
Queridos amigos, Taylor aprendió a confiar en sí misma. Ella no estaba entregándole sus problemas a un ángel
o a un guía o al Espíritu. Ella estaba dejando que la realización entrara en su propio ser. Y de hecho en esta
Lección #4, “Crear en Gracia”, ustedes también aprenderán de la belleza, el flujo, el balance y el amor de la
gracia que existe dentro de ustedes ahora. Hasta el momento, ustedes no han confiado en su gracia divina. Por
otra parte, la energía de la Tierra no ha sido apropiada hasta el momento para de verdad utilizar esta energía.
Pero ahora es de ustedes.
Lo hemos dicho antes, trabajen con estas nuevas herramientas. Nosotros tan sólo podemos traerles nuestras
intuiciones, nuestra sabiduría. Tan sólo podemos reflejar su propia consciencia de grupo, pero ustedes tienen
que hacer el trabajo. Tomen sus situaciones desafiantes y pónganlas en el Horno de la Gracia. Y sí, para
responder la pregunta que acaba de surgir, pueden poner una situación en el Horno repetidamente si no le
encuentran resolución, y si aún siguen preocupados, pueden ponerla allí una y otra vez. Si Taylor se

25
preocupara por sus asuntos financieros, podría poner su bolso allí de nuevo cualquier otro día. Pero como se
ha dicho, un asunto por día.
La Lección 4, la cual será una lección fundamental para la creación aplicada en la nueva energía, es “Crear en
Gracia”. Deben entender y aprender primero cómo crear en gracia antes de poder movernos hacia los pasos
más dinámicos. Una vez más, les recordamos que usen este Horno de la Gracia sólo para con ustedes mismos
por ahora. En reuniones futuras así como esta, hablaremos de cómo afectar situaciones grupales o familiares,
pero por ahora úsenlo en su propio ser. Esta es –y se darán cuenta de que es cierto si deciden usarla– una
herramienta muy, muy poderosa. La presentamos aquí en un cuento, en una metáfora como un horno, pero es
una forma práctica de llevar balance y resolución a sus vidas.
Lección 4: Crear en Gracia. Ahora, queridos amigos, no hay mucho más que necesite ser dicho en este día al
respecto de esta lección. Es muy simple. Todos ustedes tienen las herramientas para empezar a usarla de
inmediato. Es muy poderosa.
¿Adónde vamos con todo esto, preguntan ustedes, en nuestras lecciones futuras? Estamos trabajando con
ustedes para que se conviertan en los verdaderos creadores en la nueva energía, creadores de su propia vida,
creadores de una nueva plantilla energética de la nueva Tierra. No se trata tan sólo de ustedes. Se trata de
crear los tejidos para el tapiz de la nueva energía. El mismísimo trabajo que están haciendo, las lecciones que
experimentarán en los días venideros, todo se relaciona con la creación de este nuevo tapiz.
Ahora, cuando se les presente un desafío en sus vidas, no digan, “Oh, Espíritu, ¿por qué me traes esto ahora?”
recuérdense a ustedes mismos que ustedes fueron quienes lo trajeron en un espíritu de amor para crear los
tejidos de la nueva energía de la Tierra
Queridos amigos, les amamos sin mesura. A través de estas reuniones les traemos comprensiones del por qué
vinieron a la Tierra en primera instancia. Les traemos las razones de por qué escogieron la Tierra, por qué
escogieron el esfuerzo. Y les traemos el mensaje de que todo esto fue hecho en bondad y servicio al Espíritu.
No hay nada que hayan hecho que haya sido inapropiado o que haya sido incorrecto. Ustedes comenzarán a
entender esta sabiduría. Ustedes han dado profundamente de sí mismos. Ahora han dado de sí una vez más.
Eligieron no regresar al Hogar. En vez de ello, eligieron ser los pioneros de esta nueva energía. Por eso es que
les amamos profundamente, y por eso es que nunca están solos.
Y así es.

LECCIÓN CINCO: "ESPEREN LOS CAMBIOS Y BENDÍGANLOS”

TOBÍAS:
Y así es, queridos amigos, que nos reunimos en el “círculo de carmesí” en este muy especial momento de su
año (Navidad). Nos reunimos con aquellos quienes hemos conocido antes. Nos reunimos con unos que fueron
ángeles con nosotros y desde entonces se han ido a otro lugar llamado Tierra. Les agradecemos por invitarnos
a su espacio en esta noche. Este es de hecho un momento sagrado y un momento dichoso para compartir esto
con ustedes, para estar en su energía.
Ahora, por los próximos pocos minutos de su tiempo, trabajaremos con ustedes para ajustar y balancear las
energías de este espacio que creamos juntos. Están aquellos que vienen esta noche y que conocen y
comprenden las “tramas”. Ellos entienden cómo usar esas energías. Nosotros simplemente les pedimos a cada
uno de ustedes que abran sus corazones, que abran su espacio. Sólo podemos llegar tan cerca así cuando
ustedes lo permiten y dan permiso. Así que les pedimos que abran sus corazones esta noche para dejar que el
Todo Lo Que Es se acerque más a ustedes, que dé un paso más hacia ustedes.
Ahora, cuando su música estaba sonando hace unos momentos (previa a la canalización), le llegó una emoción
a este grupo. ¡Llegó una emoción arrasadora! A través de Cauldre (Geoffrey Hoppe), a través de cada uno de
ustedes aquí, pudimos sentirla. Fue profunda, y fue amorosa. Queridos amigos, les agradecemos por la
habilidad de reunirse así cuando juntan sus energías, cuando abren esas puertas para que nosotros pasemos.
Oh, y hay mucha emoción y mucha alegría. ¡Sí que la hay!
(Emocionalmente) En esta noche, hay uno que viene que ustedes podrían sentir. Hay uno que viene para estar
con ustedes de nuevo, para caminar con ustedes brevemente aquí otra vez. ¡De hecho! El que viene es de la
familia de Sananda. Él es uno con quien ustedes han caminado antes. Él hace conocer su presencia ante
ustedes ahora, ante todos ustedes que se reúnen aquí y que leen esto. Él hace conocer su presencia. Ustedes
caminaron con Él antes, como lo hemos discutido aquí en este mismo círculo, llegó un momento en el que Él
lloró, porque supo que era tiempo de regresar. Era tiempo de que ustedes siguieran adelante con sus vidas
para continuar el viaje, para seguir experimentando y aprendiendo para el Espíritu y para Todo Lo Que Es.
Este quien es familia, quien es conocido por el nombre de Yeshua Ben Joseph, camina entre ustedes ahora.
Les toca en el hombro. Les besa en la frente. Camina entre los pasillos de este espacio. Hay una energía
familiar aquí. Es una de familia, de Shaumbra. Esta energía es, de hecho, dulce.
(Muy emocionalmente) Es difícil. Es difícil incluso hablar a través de esto, por lo que nos tomaremos un
momento. Nos tomaremos un momento, mientras su amigo, aquel quien ayudó a guiarles por el camino en el
pasado, camina entre los pasillos. (Pausa) Les pedimos que simplemente acepten el amor que él les trae
desde la familia de Sananda en esta noche. Estos son los momentos que son tan preciosos. De hecho, estos
son los momentos que nos traen lágrimas incluso a nuestros ojos. Esta es una reunión familiar, cuando el

26
Maestro del Amor regresa una vez más y está con ustedes, para escuchar sus experiencias y escuchar sus
historias de esta vida. Es ciertamente dulce.
Es interesante que dentro de unas pocas semanas de su tiempo ustedes le vayan a estar honrando. ¡O eso
piensan! Porque Él viene a honrarles a ustedes. Él viene aquí para caminar entre las sillas, tocando a todos y
cada uno de ustedes que están aquí y leen esto, recordándoles que ustedes son los que traen la semilla de
Cristo a la Tierra esta vez. Ustedes son los que, de hecho, son los seres Crísticos. Ustedes son los que Él
celebrará dentro de las semanas venideras por el trabajo que hacen.
Estos momentos son dulces de verdad. (Muy emocionalmente) Es difícil incluso para mi, Tobías, continuar.
(Pausa) Este que viene de la familia de Sananda toma su lugar entre ustedes para el recordatorio de sus vidas
juntos aquí esta noche. Aquellos que están en las legiones de los ángeles y los arcángeles esta noche no
entran en el primer círculo. Ellos se sientan en el segundo círculo, observando. Ellos traen su energía no tan
cerca para permitir que Yeshua Ben Joseph se siente entre ustedes en claridad y en brillo y en amor. Oh,
¡necesitaremos hacer una pausa aquí por un momento!
(Pausa)
Ahora, queridos amigos, les recordamos el trabajo que ustedes hacen. Se lo recordamos cada vez que se
reúnen aquí, no vaya a ser que lo olviden. Es el trabajo que ustedes hacen. Se están moviendo hacia delante.
Están creando la plantilla para la segunda creación. Ustedes quienes están tomando el vacío y lo están
transformando en una nueva creación. Sabemos, y entendemos que estos son días difíciles de su vida. Pero
mis amigos, si ustedes supieran y entendieran el desafío que están tomando aquí, comprenderían por qué hay
ciertas dificultades.
Ahora, en esta noche, juntos con la familia, les hablaremos del cambio. El cambio fue el primer mensaje del
Concejo Carmesí a través de Cauldre. No hemos hablado de ello por algún tiempo, peor esta noche les
hablaremos del cambio, de los cambios que están tomando lugar directamente dentro de sus seres y dentro de
todo el mundo alrededor. Les explicaremos por qué están sintiendo ciertas cosas. Les hablaremos de la
transformación que está tomando lugar dentro de sus seres, incluso mientras estamos sentados aquí. Les
ayudaremos a entender cómo esto les dará un nuevo poder a ustedes, para que así cada uno de ustedes aquí,
cada uno de ustedes conectándose con este mensaje, puedan tener las herramientas. Tendrán entonces el
balance y el amor y la compasión para volverse los maestros que son.
Observamos este grupo esta noche, y hay muchas auras carmesí aquí. Hay bandas en cada uno sus campos
áuricos que están brillando con carmesí. Éste es el verdadero signo de un maestro. Oh, hay otros colores, pero
esta noche el que brilla por encima de todos los demás es el que les proclama como maestros. No se
equivoquen con ello, ninguno de ustedes aquí, ninguno de ustedes que se están conectando con nosotros
aquí. Ustedes serán, por voluntad propia, maestros para los que vengan después de ustedes. Por eso es que
nos reunimos aquí.
Ahora, antes de proceder, nos gustaría contarles una corta historia. ¡Nos encanta contar historias cortas!
(Riéndose) Nuestra historia esta noche es acerca de un joven príncipe llamado Jack. Verán, Jack vivía en un
reino magnífico, y era príncipe. Su madre era la reina, y su padre era el rey – y este es un punto importante.
Ahora, este joven príncipe no era más que un chico, y gustaba jugar en el reino. Tenía muchos amigos y
compañeros de juego, y todos los que se encontraban con Jack le honraban y amaban. Él llevaba una muy
buena vida como príncipe en el Reino de sIAM.
Al pasar Jack a través de sus días de infancia, tenía un ansia de experimentar cosas nuevas. Tenía un ansia de
jugar. Tenía un ansia de aprender, y aquellos que veían al joven príncipe sacudían sus cabezas y decían, "Él es
el creador, el magnífico creador. Él es el que ama viajar y ama experimentar. Su alma es siempre juguetona.
Siempre se mueve hacia adelante". Oh, este joven Príncipe Jack no podía mantener sus pies en dos sitios al
mismo tiempo. Al volverse adolescente, sus viajes le llevaron más y más lejos a través de las tierras del reino,
hacia los más lejanos confines, hasta las villas que estaban fuera del centro del reino. Y allí conoció personas
que eran parte del reino pero eran nuevas y distintas.
Jack hizo viajes más y más largos, a menudo ausentándose por días e incluso semanas a la vez. Amaba lo que
estaba aprendiendo. Amaba los nuevos tipos de animales y árboles que veía en los confines del reino. Amaba
las nuevas tierras y nuevos cielos que veía. Amaba su viaje. El joven príncipe Jack nunca descansaba,
siempre, siempre siguiendo adelante en un nuevo viaje, siempre encontrando un lugar en el que nunca había
estado antes, siempre haciendo amigos a lo largo del camino.
Al alcanzar el joven Príncipe Jack la hombría temprana, supo que muy pronto estaría gobernando el reino.
Sabía que estaría sentado al trono. Pronto sería rey. Así que tomó una decisión. Dijo, "Antes de que sea el rey
y deba permanecer en el castillo en el trono todo el día para gobernar el reino, decido ir a una experiencia final,
a un largo viaje hacia un lugar al que nunca antes he ido, hacia un lugar que es emocionante y retador".
El joven príncipe decidió no llevar el contingente real que normalmente le acompañaba en sus viajes. Decidió
escabullirse tarde en la noche con sólo un pequeño bolso empacado para su largo viaje. Así que se escapó y
empezó a viajar más allá de los lugares a los que había ido antes. Pasó por las villas que había visitado en el
pasado. Siguió viajando más y más lejos hasta que llegó a territorios por los que nunca había caminado antes.
Y la tierra era nueva y diferente y emocionante, pero aún estaba dentro de las fronteras del reino de sIAM.
Al seguir avanzando en su viaje, el cual ya se había tomado meses y meses de tiempo, llegó al borde de la
tierra. Llegó al agua, un océano como el que nunca había visto antes. Él había visto lagos, y había visto ríos,
pero nunca había visto algo como esto antes. Él había oído de grandes océanos en las tradiciones de su reino.
27
Había oído del lugar donde terminaba la tierra. Había oído que no se debía viajar más allá de ese punto. Había
oído que allí era donde terminaba el reino, y que no era apropiado pasar de allí. El joven príncipe Jack se sentó
toda la noche considerando si dar el próximo paso o no. Debatió consigo mismo si debía hacerse a la mar... o
regresar a casa.
¡Oh, y como ustedes saben, él era demasiado inquieto como para regresar a casa! Así que el día siguiente
empezó a construir un barco, un bote pequeño que lo llevaría en su viaje. Jack trabajó en ello por días y días y
días, hasta que estuvo satisfecho con el bote. Entonces, con un nudo en su garganta y un vacío en el
estómago, sintiendo como si quizás estuviese rompiendo un regla sagrada, como si quizás estuviese yendo
hacia donde no debía aventurarse, se hizo a la mar.
La corriente lo llevó rápidamente mar adentro. Navegó por un buen número de días. Las aguas eran calmadas.
El viento era gentil. El sol era brillante, y todas las cosas se sentían bien. Pero había una intranquilidad. Había
una intranquilidad en el ser de Jack. El nudo en su garganta se hizo mayor. El vacío en su estómago se hizo
más repulsivo. Sabía que algo estaba por venir.
Una tarde tranquila – algo fastidiosa para los estándares de Jack – vio una gran muralla de fuego elevándose
en el océano en frente de él. Comenzó a remar hacia atrás, tratando de evitar esa gran muralla de fuego. Pero
por más que intentó, no pudo vencer las fuerzas de la gran muralla de fuego. Estaba succionándolo,
arrastrándolo más y más cerca. Podía sentir el calor, y podía sentir el alboroto. Podía sentir el alboroto dentro
de esa muralla de fuego. Jack empezó a gritar mientras remaba, tratando de regresar al reino de sIAM. Pero la
muralla lo arrastraba. Lo arrastraba hacia el fuego.
Lo que pasó a continuación, Jack no lo recuerda. Sólo supo que se despertó, sintiéndose exhausto y vacío y
sin memoria. Se despertó en las costas de una tierra extraña. No podía recordar su nombre, ni de dónde venía.
Pero había algo dentro que le decía que él era alguien, pero no podía recordar. Era, de una forma, una
amnesia.
Cuando Jack abrió sus ojos, vio una nueva tierra, distinta de cualquier cosa que hubiese visto antes. Sabía que
era tiempo de levantarse y empezar a explorar. Exploró esta nueva tierra día y noche, descubriendo cosas que
eran nuevas para él y para su alma. Todo el tiempo estaba buscando, explorando esta nueva tierra… todo ese
tiempo sentía una intranquilidad una vez más. Sentía que había algo que debía saber o recordar pero que no
podía, como si estuviese tratando de poner el dedo en algo, pero ese algo no estuviera allí. Estaba tratando de
recordar su pasado.
Después de mucho tiempo explorando esta nueva tierra, un día se encontró a una mujer. Hablaron, y se
regocijaron al verse el uno a la otra. Parecía haber un vínculo familiar, pero no sabían de dónde. Ella lo llevó de
vuelta a una villa en donde había otros. En esta villa estaban construyendo edificios. Estaban teniendo niños.
Estaban creando una nueva civilización, pero ninguno en esta villa podía recordar de dónde venían. No podían
recordar quiénes eran. Sólo sabían que era tiempo de seguir adelante. Era tiempo de seguir con sus vidas.
Ahora, queridos amigos, no hay un final en particular para esta historia, porque no ha sido escrito aún. Y como
ustedes probablemente sepan ya, esta historia de Jack y los otros con quienes él se encontró en esa otra tierra
es la historia de ustedes. Ustedes, los que fueron ángeles exploradores y aventureros. Ustedes fueron los que
salieron a explorar todo el reino de Dios en el primer círculo. Ustedes fueron los príncipes y las princesas, los
que heredarían el trono.
Ustedes fueron los incansables y los que querían explorar. Ustedes fueron hasta los confines y límites mismos
del reino. Ustedes fueron los que se hicieron a la mar y fueron más allá del primer círculo. Terminaron en el
lugar que ahora llaman Tierra, que está conformado por un universo que ustedes están ayudando a crear,
incluso mientras estamos sentados aquí esta noche. Ustedes son los que están construyendo la nueva villa,
creando las nuevas vías, descubriendo cosas nuevas que posiblemente no podrían haber descubierto en el
reino viejo. Ustedes son los que están creando los patrones para la segunda creación. Ustedes son los que
están intentando recordar de dónde vinieron, cuáles son sus raíces, cuáles son sus orígenes.
Los ángeles al otro lado del velo son los que salieron en su búsqueda cuando ustedes se fueron en su largo
viaje aquella noche. Nosotros somos a quienes el rey y la reina pidieron que fuésemos a buscarles. Nosotros
somos quienes seguimos sus pasos a través del reino de sIAM, hasta las arenas del océano.
Cuando llegamos a ese lugar, queridos amigos, supimos que ustedes se habían ido hacia las aguas fabulosas,
más allá del Todo Lo Que Es. Y nos regocijamos cuando llegamos allí, porque nadie más que supiéramos en
ese tiempo había hecho eso jamás. Nos regocijamos por saber que ustedes se preocupaban tan
profundamente y amaban el Espíritu tanto que eligieron ir en ese largo viaje por algo que nos serviría a todos.
Los ángeles se paran ante la muralla de fuego, incapaces de atravesarla. Ellos pueden ver dentro de la muralla
de fuego. Pueden ver las imágenes de su vida en la Tierra proyectadas en la muralla de fuego. En esa pantalla,
pueden ver las cosas que ustedes están haciendo. Ellos pueden sentirles, pero no pueden cruzar por ahora.
Como ustedes, la muralla de fuego está cambiando. En un período relativamente corto de tiempo, será posible
para los otros del reino atravesarla. Y en ese punto, queridos amigos, las fronteras del reino de sIAM se
expandirán. El reino se expandirá más allá de la gran muralla de fuego. Se expandirá hacia ese nuevo lugar
que ustedes han creado. Vendrá el día, que la mayoría de ustedes experimentará, cuando el resto del reino
vendrá hasta ustedes. Ustedes reconocerán a los ángeles, y entonces recordarán su Hogar. Y entonces
coexistiremos con ustedes. El reino de sIAM será un lugar mayor gracias al trabajo que ustedes han hecho en
la Tierra.

28
Esta es de verdad una historia, pero es una que retrata su viaje. Es una de la que hablamos todo el tiempo –
sus viajes, sus experiencias y sus descubrimientos. Queridos amigos, hay mucho honor por lo que ustedes
están haciendo. Hay mucho honor por lo que han asumido. Por eso es que el de la familia de Sananda viene
aquí esta noche, en particular, para agradecerles y para recordarles de su familia.
Procederemos ahora con más discusión de los cambios que están tomando lugar. Aquí es donde revisaremos
la ciencia de las enseñanzas. Después discutiremos la Lección Cinco en la Serie del Creador esta noche.
(Pausa)
Ahora usaremos una analogía aquí en nuestra discusión para ayudarles a entender los cambios que están
tomando lugar dentro de ustedes. Estos están ocurriendo ahora mismo en los más profundos niveles de sus
seres, más profundo que el ADN, más profundo que los patrones magnéticos de energía, más profundo que las
vibraciones más profundas.
Antes de su venida a este lugar de la Tierra, ustedes siempre habían estado en el modo de “unidad”, el modo
singular. Todas sus creaciones eran hechas dentro de un marco de unidad. Cuando cruzaron a través de la
muralla de fuego, tomaron los atributos de la dualidad. Esta fue la experiencia de Jack. Esto fue lo que Jack
quiso sentir y experimentar. Y de hecho lo hizo. ¡Y de hecho todos ustedes lo hicieron!
Cuando vinieron a la Tierra, tomaron los atributos de la dualidad o polaridad. Ya no hubo más la unidad que
ustedes sentían, sino más bien “dos”. Hubo la luz y la oscuridad, lo positivo y lo negativo, como sea que lo
quieran llamar. Como hemos mencionado antes, siempre hubo el balance de energías de aproximadamente 2/3
y 1/3.
Dentro del más profundo nivel de sus seres, están los componentes de energía que conforman lo que ustedes
son, y eso responde a sus deseos de experiencias. Imaginen que hay una canica blanca y una negra. Esas dos
conforman la esencia de ustedes. Ahora también imaginen que hay una canica transparente. Dependiendo de
las experiencias que ustedes escojan, la canica transparente tomará los atributos tanto de la luz como de la
oscuridad. La canica transparente se transformará, y por un período de tiempo en sus vidas, tomará los
atributos y la coloración de la canica blanca. Entonces ustedes tendrán un balance de energía dentro de sus
seres de dos partes blancas y una parte oscura. Y ustedes pasarán por una serie de experiencias con este
balance de energía para proveer con la “fricción” apropiada, para proveer con los retos apropiados, para hacer
su experiencia satisfactoria.
Ahora, al ustedes pasar por los ciclos de su vida, hay momentos cuando la canica transparente transformada –
la que se volvió blanca– retornará a su transparencia por un corto período de tiempo. ¡Ah, y entonces ustedes
sentirán balance en sus vidas por un corto período de tiempo! Con el tiempo, la canica transparente se moverá
hacia el otro lado y tomará los atributos de la canica oscura. Se verá y sentirá como la canica oscura, y tendrá
los patrones energéticos de la oscura. Entonces ustedes caminarán hacia nuevas experiencias con este
balance energético de dos partes oscuras y una parte blanca.
Generalmente, la canica blanca usualmente se ha quedado blanca, y la negra usualmente negra. La canica
transparente es la que cambia, moviéndose de un lado a otro entre la blanca y la negra. De todas formas, ha
habido períodos de tiempo cuando la canica blanca y la negra han revertido sus polaridades, porque de hecho
son tan sólo espejos la una de la otra. La negra se ha vuelto blanca y la blanca se ha vuelto negra. ¡Y a veces
esto ha confundido grandemente a la canica transparente!
Ahora, estos cambios de polaridad han ocurrido muy infrecuentemente, una vez cada muchos miles de años.
Han pasado no sólo dentro de los seres individuales de ustedes, sino dentro de la consciencia del planeta en
general. Este desplazamiento de polaridades, de luz a oscuridad y de oscuridad a luz, tomaría cientos de años
para hacer reacción a través de su población, pero sólo ocurría cada muchos miles de años.
Lo que está pasando ahora, queridos amigos, es que el desplazamiento de polaridad entre luz y oscuridad está
ocurriendo muy rápidamente. Ya no ocurre cada pocos miles de años. Ustedes están viendo el desplazamiento
de polaridad ahora –donde la canica blanca y la oscura están cambiando atributos– cada pocos años. Está
pasando así de rápido. La canica transparente intentará tomar los atributos de la luz y la oscuridad ¡pero una
vez más se está confundiendo mucho por cuál es cuál! (Riendo).
También están aquellos humanos que andan por la Tierra y quienes llevan atributos especiales de la canica
transparente. En su caso, la canica transparente nunca toma un patrón distinto de blanco o negro. Permanece
en un estado “gris”. No escoge tener una polaridad distinta, o el balance energético de 2/3 - 1/3 que tienen
otras. Los portadores de esas energías están ayudando a cambiar la estructura dinámica interna de la energía
dentro de todos los humanos. Queridos amigos, honren a aquellos que son “gays”. Honren a aquellos que no
encajen dentro de su sociedad “convencional”, ya que ellos han tomado un papel más profundo y difícil. Ellos
no están permitiendo el antiguo balance de energías de 2/3 y 1/3. En vez de ello, su canica transparente no
escoge estar ni del lado blanco ni del negro. La misma permanece en un estado neutro, lo que llamamos un
estado “gay” para los efectos de este ejemplo. Ellos son los que están ayudando a salvar el hueco de polaridad
esta vez. Hónrenlos profundamente por su trabajo.
En todo esto que está ocurriendo dentro de ustedes en este tiempo – la luz cambiando a oscuridad, la
oscuridad a luz, la canica transparente sin saber con cuál asociarse – algo Nuevo está pasando. Hay, queridos
amigos, una cuarta canica que está llegando. Una cuarta canica está llegando. Está canica es de hecho
transparente también. Esta canica es extremadamente transparente y brillante, diferente de la otra canica
transparente de energía. Es la iniciadora de la energía Crística que ya está dentro de ustedes. Esta cuarta
canica viene ahora para iluminar la energía de Cristo, para darle vida. Esta cuarta canica viene como de un
29
color transparente, pero de cristal transparente, a diferencia de la otra canica transparente que está dentro de
sus seres.
Ahora, mientras esta cuarta canica se muda dentro de sus seres, las otras tres canicas – la blanca, la negra y
la otra transparente – ¡están tratando de echarla fuera! La consideran como una energía foránea que está
invadiendo sus estructuras y patrones. Ellas no entienden de dónde viene, ¡y hay un alboroto interno! ¡Y
ustedes se preguntan por qué sus espaldas y hombros les duelen tanto! (Risas) Ustedes se preguntan por qué
hay ese desorden emocional dentro de sus seres, cuando pensaban que sus vidas deberían estar
balanceadas. Ustedes están asumiendo el atributo de la cuarta canica. Las otras tres canicas están muy
confundidas ahora mismo, porque nunca han tenido una cuarta canica desde que ustedes abandonaron el
reino. Nunca han tenido un cuarto patrón. Les hemos hablado antes acerca de la importancia del número
cuatro. Y esta es la raíz de ello. Esta es la esencia del balance del “cuatro” del que hemos hablado.
Les diremos lo que vemos que pasará en el cambio que está sucediendo en los más profundos niveles de lo
que ustedes son emocional, física y mentalmente. La cuarta canica se está asentando dentro de la
composición energética de ustedes. Se está comunicando con las otras canicas. Les está asegurando que ella
es parte de sus seres y composición. Mientras las tres canicas originales aprenden a aceptar a la cuarta, y
mientras aprenden a comprender su energía distintivamente diferente, dejarán de atacarla. Dejarán de intentar
echarla fuera. Se cansarán mucho. Esta cuarta canica es fuerte, más fuerte que todas las otras combinadas.
Empezarán a escuchar a la cuarta canica. Empezarán a sentir la vibración de la cuarta.
Entonces pasará algo, queridos amigos. En este punto la canica blanca perderá sus atributos de blanca. La
canica negra perderá sus atributos de negra. La canica transparente se limpiará a sí misma. Y todas las cuatro
canicas empezarán a irradiar un nuevo tipo de color, un color multidimensional. Brillarán y resplandecerán y
empezarán a cantar y bailar la una con la otra. Empezarán a girar juntas. Empezarán a celebrar juntas. No
tendrán un único color, sino que contendrán todos los colores en perfecta claridad. Y brillarán y resplandecerán.
Estarán juntas en unísono.
Este es el punto en donde ustedes pasarán a través de la dualidad como la conocen. Irán al próximo nivel. No
le asignaremos un nombre a esto en este momento. (Risas de la audiencia) Esto no es lo que ustedes piensan
que es su quinta o sexta o séptima dimensión. Esas son lineales. Esta es exponencial. Los cambios de las
canicas están ocurriendo dentro de ustedes en este mismo instante. Podemos echar un vistazo a este grupo y
ver cómo el nivel de aceptación de la canica Cuatro ha sido difícil y desafiante.
En el pasado, les hemos pedido que acepten las cosas. Les hemos pedido “permitir” antes que “esforzarse”.
Nos estábamos comunicando con ustedes en varios niveles. Estábamos comunicándoles que era tiempo para
que la polaridad detuviera su juego. Estábamos comunicando que era tiempo para que el viejo balance de 2/3 y
1/3 cesara. Les pedimos en el pasado que se tomaran descansos, que no hicieran nada, que estuvieran en un
espacio tranquilo. Porque durante todo este tiempo, las tres canicas, estaban aprendiendo a permitir y aceptar
a la cuarta canica.
Este es un proceso difícil de atravesar. Sus biologías, en particular, no se han ajustado aún a este nuevo
elemento que está llegando. Sus emociones definitivamente no están ajustadas al mismo. Ustedes están
acostumbrados a trabajar en dualidad – bueno o malo, correcto o incorrecto – dependiendo de cuál día en
particular sea y dependiendo de la coloración de la tercera canica transparente.
Pero ahora está llegando un nuevo balance, y está entrando en sus seres. Los doctores aquí que leen las
vibraciones y las energías llegarán a entender esto (refiriéndose a las doctoras Elena Upton y Mindy Reynolds
quienes presentaron información temprano ese día referente a nuevas tecnologías para leer el campo de
energía humano). No es coincidencia que esas doctoras estén aquí, y que hablemos de las cuatro canicas.
Ellas empezarán a observar lo que está tomando lugar dentro de sus seres. Es poderoso, pero desafiante. Es
difícil para ustedes soportar el proceso físico. Es difícil para ustedes permanecer emocionalmente balanceados.
Queridos amigos, querida Shaumbra, en esta noche de dicha, en esta noche con la familia de Sananda
reuniéndose con ustedes, les pedimos que esperen cambios en sus vidas y que bendigan esos cambios.

LECCIÓN NÚMERO CINCO – ESPEREN CAMBIOS EN SUS VIDAS Y BENDÍGANLOS.

Ustedes han pedido ser los que aprendan, crezcan y experimenten. Ustedes han sido los que han pedido
trasladarse hacia su próxima vida en esta Tierra. Ustedes son los que dijeron que pasarían de la dualidad hacia
la más nueva de las nuevas energías. ¿No sería razonable que hubiese cambios en sus vidas, y en algunos
casos, que todas las cosas aparentemente fueran arrancadas de sus seres? Ustedes están dando paso a una
nueva energía.
A aquellos de ustedes que están soportando el más difícil de los tiempos… les extendemos nuestra mano y
nuestro amor ahora, porque sabemos por lo que están pasando. Pero es por una razón. Es por un propósito.
Les pedimos a cada uno de ustedes que simplemente permitan que pasen esos cambios. Pareciera como si el
viejo yo se estuviese derrumbando. Pareciera como si cada sueño y aspiración que ustedes alguna vez hayan
tenido estuviese siendo despedazada. Y de alguna manera, están en lo correcto. Están dando paso. El cuarto
elemento está llegando ahora. Para que eso funcione apropiadamente, muchas cosas en sus vidas deben
cambiar.
Queridos amigos y Shaumbra, esperen cambios en su vida y bendíganlos. Cuando pierdan sus trabajos,
bendíganlo. Cuando su cuerpo se ponga enfermo después que lo pongan en su horno de gracia, y se
30
pregunten por qué está pasando esto, bendigan los cambios. Sabemos que esto no es lo que ustedes
esperaban, porque tenían expectativas de sanarse de inmediato. Tenían expectativas de volver a su balance de
inmediato. Queridos amigos, a veces los cambios son más profundos. A veces debe haber una reversión y
renovación completas. A veces las viejas bases deben caer. Estos cambios por los que ustedes están pasando
son de hecho sagrados. No entren en pánico por ellos. No estén ansiosos. Ahora incluso Cauldre nos reprueba
cuando decimos esto. ¡Él dice que es fácil para nosotros decirlo ya que no somos nosotros los que están
pasando por los cambios! (Risas) Y lo entendemos.
Pero desde nuestra perspectiva, podemos ver una visión de conjunto de lo que le está pasando a ustedes en
sus vidas. Los cambios que están tomando lugar son, en esencia, un despeje. Podemos ver que todo esto está
abriendo un camino para que el cuarto elemento venga ahora. Podría haber días en que ustedes estén
acostados, enfermos, y que no se puedan mover. Podría haber días cuando estén deprimidos y no puedan
entender el por qué. Les sugerimos a cada uno de ustedes aquí y a cada uno de ustedes que estén leyendo
esto – no luchen contra esas cosas. Bendíganlas. Bendíganlas, y eso les dará una nueva energía.
¿Comprenden lo que decimos aquí?
Lo que está pasando es que las tres canicas originales están de hecho tratando de rechazar a la cuarta. La
consideran una amenaza de afuera. Esta es una de las primeras veces en que las tres canicas originales están
alineadas ¡y de acuerdo la una con la otra! (Risas) Hay muchos cambios ocurriendo con esto, porque están
confundidas por el cuarto elemento. Están probando al cuarto elemento. Creen que es un impostor. Creen que
viene de un lugar que no sirve para el bienestar general de sus seres. Están tratando de defender algo que ha
sido precioso para ellas – su existencia de dualidad. Con el “consentimiento” de ustedes, la cuarta canica podrá
integrarse más rápida y fácilmente. Hablen con su ser interior y dejen que su Yo sepa que el cuarto elemento
es parte del proceso. Esto hará la transición mucho más suave. Será más rápida.
Permitan que la canica blanca y la negra y la transparente se acerquen al cuarto elemento. Dejen que sientan
el amor que está allí, que sientan que el amor es inherente, que sientan la aceptación que es inherente al
cuarto elemento, y que sientan la claridad. Esa es una cosa que notarán en su ser humano consciente – la
claridad que viene con el cuarto elemento. Allí es cuando sabrán que es real y verdadero. Pero mientras tanto,
amigos, mientras esta nueva danza toma lugar dentro de sus seres, esperen cambios en sus vidas y
bendíganlos. Bendíganlos, porque ellos están abriendo el camino para algo que es profundo y sagrado.
Bendigan esos cambios en sus vidas.
Al empezar a sentirse cómodas las canicas blanca, negra y transparente con el cuarto elemento, en una forma,
se adaptarán al mismo. Empezarán a tomar características de esta canica, de esta cuarta canica. Al hacerlo,
empezarán a desprenderse de las características electromagnéticas que han tenido por tanto tiempo.
Empezarán a desprenderse de las obvias características de luz y oscuridad y transparencia. Se despertarán un
día y verán que ya no estarán vestidas con sus viejos mantos. Ya no tendrán las características de la dualidad.
No estamos hablando, queridos amigos, de algo que pasará en un futuro muy lejano. Está pasando dentro de
cada uno de ustedes ahora mismo. Como hemos dicho, los doctores que están aquí esta noche vienen por
buenas rezones: para oír y sentir esta energía. Empezarán a observarla en su trabajo. Nada de esto es
coincidencia.
Mientras tanto, esperen cambios dentro de sus seres… física, emocional y mentalmente. Bendigan esos
cambios y empiecen a darse cuenta de las nuevas cosas que están tomando lugar en su vida. Lo que
compartimos con ustedes esta noche, y lo que hemos compartido en otras reuniones… cada una de esas
lecciones ha sido escogida deliberadamente. Cada una ha sido escogida cuidadosamente. Les estamos
llevando a través del proceso muy específicamente. Nuestro querido amigo, Cauldre, se impacienta mucho,
¡porque quiere que nos vayamos ahora a la Lección 12! (Risas de la audiencia)
Pero queridos amigos, cuando ustedes salgan a su mundo y comiencen a trabajar con otros humanos y
empiecen a enseñarles cómo curarse a sí mismos, necesitarán entender este proceso deliberado. Necesitarán
comprender lo que está tomando lugar dentro de los seres de ellos, el despojarse de lo viejo, el aceptar lo
nuevo. Ustedes necesitarán comprender. Cuando les vean, cuando vean su “único chakra” y vean sus campos
de energía, verán dentro de ellos que están empezando a adoptar el cuarto elemento. Entonces comprenderán
cómo trabajar con ellos.
Para la compasión que ustedes necesitan, pasan por esto primero. La experimentan de antemano. La
experimentan, quizás más profunda y fuertemente que cualquiera de aquellos con los que estarán trabajando.
Ustedes están entre los primeros en integrar el cuarto elemento dentro de sus seres.
Y por eso les amamos tanto. Por eso les agradecemos y les honramos por el servicio. Nos sorprende, cuando
entramos a este círculo, ver las almas y los seres aquí, ver las sonrisas en sus rostros, escuchar sus risas. Nos
sorprende, porque sabemos que el viaje es difícil. Sabemos en todo momento que cualquiera de ustedes aquí,
cualquiera que esté en nuestra extensa familia puede decir, “Querido Espíritu, ya no puedo escoger continuar
por este camino difícil, por este viaje”. Sabemos que en cualquier punto pueden decir, “ya no más”, pero aún
así regresan aquí, ¡una y otra vez! Regresan con amor. Regresan al servicio. Regresan dejando que sus
cuerpos sean lugares en donde nuevas cosas son probadas y nuevas cosas son integradas. Regresan
permitiendo que su balance emocional sea un lugar, un sitio de aprendizaje, no sólo para ustedes, sino también
para los demás.
Oh, les hemos dicho en este grupo antes, ya no se trata de ustedes. ¿Entienden eso? Ustedes se han
purificado. Lo que ustedes están atravesando ahora, lo están haciendo por el amor del Espíritu y el amor de
31
todos aquellos que vendrán después. Las aflicciones y los retos que tienen ahora verdaderamente no les
pertenecen a ustedes. Los están aceptando en nombre del Todo Lo Que Es. Están aceptando esta integración
del cuarto elemento en este momento, sabiendo que es difícil para sus seres físicos, sabiendo que es difícil
para sus seres humanos.
Por eso es que les honramos. Por eso es que en esta noche Yeshua Ben Joseph pidió unirse a ustedes. Pidió
estar sólo en el círculo con ustedes. Pidió a los otros ángeles que observaran desde cierta distancia. Pidió
compartir este momento con ustedes como una familia, uno con uno. Él ha estado aquí en esta habitación todo
este tiempo – ¿lo sabían? – trabajando en cada uno de ustedes individualmente, enviándoles las vibraciones
que eran apropiadas. Mientras ustedes estaban escuchando o leyendo nuestras palabras, queridos amigos,
este gran maestro les tocó de una manera muy especial. Y ahora les agradece por esta oportunidad de estar
en el Círculo Carmesí, solo en esta noche sin su séquito, pero solo aquí para estar con ustedes, para compartir
este tiempo tan precioso, para compartir el descubrimiento de esta nueva información.
Esta información, queridos amigos, cambiará mucho del pensamiento acerca de la manera en que las cosas
son hechas. La hemos llamado la “matemática cuádruple”. Es parte de lo que ustedes llaman el salto cuántico.
Se conecta con este tiempo de ustedes, del año 2012 (el cual les hemos dicho que muy probablemente vendrá
mucho antes). Esta es una información que cambiará y desplazará la forma en que las cosas son vistas. Está
siendo comunicada a sus investigadores alrededor del mundo. La estamos compartiendo aquí con ustedes esta
noche porque ustedes son los que están entre los primeros en integrarla dentro de sus seres. Por eso es que
están experimentando lo que están experimentando en este momento.
Con el permiso de ustedes esta noche, nos quedaremos un poco más. Escucharemos su música (el concierto
de Navidad de Robert Coxon) con ustedes. Disfrutaremos el calor de su habitación, el calor de sus corazones.
Nos sentaremos a su lado. Este Concejo Carmesí se sentará al lado de ustedes y sentirá los patrones de
energía de la música que será canalizada hacia ustedes (a través de Robert Coxon) esta noche. Estas
vibraciones atravesarán su ser y alcanzarán al cuarto elemento. Las vibraciones saludarán al cuarto elemento
dentro de sus seres y para comenzar con este proceso de activación del que les hablamos. Queridos amigos,
hay mucho aprendizaje por delante, mucho aprendizaje por delante. Pero por este breve período en esta
noche, liberen todas sus preocupaciones.
Y con respecto a las preguntas que están haciendo, no estaremos haciendo una sesión regular de preguntas y
respuestas esta noche, pero de hecho ya vendrá un momento cuando trabajaremos con ustedes en poner
elementos en el horno ¡que no sean de ustedes! (Muchas risas de la audiencia) Les pedimos que no aceleren
este proceso. Les pedimos que se adhieran a lo que hemos hablado antes. Usen sólo a ustedes mismos y a
sus preocupaciones en el Horno de Gracia.
Queridos amigos, nos sentaremos con ustedes por lo que queda de esta noche para armonizar con la música y
para observar mientras la nueva canica, el cuarto elemento, gana aceptación dentro de sus seres. Les amamos
mucho, amigos. Y como ustedes saben, en todo esto, especialmente en esta noche, nunca están solos.
Y que así sea.

LECCIÓN SEIS: DENTRO DE TI ESTÁ EL EQUILIBRIO DIVINO

TOBÍAS:
Y así es, queridos amigos, que hoy nos reunimos aquí con ustedes en este día del Círculo Carmesí.
Jubilosamente entramos en este espacio y en esta energía de ustedes. ¡Oh, sus corazones están abiertos en
este momento! Su aceptación por nosotros es verdadera y profunda y amorosa. Les damos las gracias por
permitirnos estar en este espacio.
La aceptación de ustedes, de quienes ustedes son... oh, ha cambiado significativamente desde la última vez
que hablamos. Ha cambiado en grandes proporciones desde la primera vez que nos reunimos en este círculo.
Parte de nuestras responsabilidades en el Concejo Carmesí es ofrecerle a ustedes perspectiva, mostrarles lo
que nosotros vemos. Hay veces en que ustedes no pueden ver su propio progreso, ya que se encuentra en
medio de sus vidas y sus experiencias. Ustedes forman tanto parte de la dualidad que les resulta dificultoso ver
quiénes son realmente. Así que les ofrecemos la perspectiva. Y ciertamente, queridos amigos, ya no tienen el
mismo grado de conciencia que tenían hace unos pocos meses. Han dejado atrás mucho de lo viejo, y han
comenzado a abrazar la energía de lo nuevo. Y esa energía es su propio yo divino.
Queridos amigos, yo, Tobías, y los que forman parte del Concejo Carmesí venimos aquí en este día para
compartir con ustedes lo que nosotros vemos. Lo que vemos es un grupo de humanos en esta sala y a
aquellos que están leyendo estas palabras y escuchándolas a través de las dimensiones, a través del tiempo y
el espacio. Miramos dentro de sus corazones, dentro de su chacra unificado, y vemos que están aprendiendo a
aceptar su divinidad. Sabemos que ha sido desafiante y difícil. Y sabemos que hay algunos de ustedes que han
maldecido a Tobías. (risas de la audiencia) ¡Han maldecido las lecciones que les damos! ¡Reímos con ustedes
ahora! (riendo entre dientes) Y los honramos, porque sabemos que ha sido difícil.
Venimos a ustedes en esta serie, que llamamos la Serie del Creador, para darles información que ustedes
puedan usar para convertirse en humanos potenciados. Sabemos que lo último que un ángel humano necesita
escuchar es otra perogrullada más. Así que somos muy cautos con esto. Continuaremos dándoles tanta
información sólida y práctica como nos sea posible en nuestras charlas. Pero queridos amigos, esta es una
calle de dos vías entre nosotros. No les daremos perogrulladas. No les daremos palabras huecas solamente
32
para hacerlos sentir bien por unos cuantos momentos de su tiempo. Les daremos información que estamos
recibiendo de ustedes mismos acerca de su propio camino. Les daremos la información que algunos de
ustedes nos han dicho que necesitan escuchar. Somos simplemente alguien que confía en la información que
viene de ustedes. Por esa razón parece tan familiar. Es por ello que algunas veces la energía de Tobías y del
Concejo Carmesí parece tan allegada, como que si fuese hecha específicamente para ustedes. Y así lo es. Es
información que ustedes nos han pedido que les demos.
Parte de la sociedad que tenemos aquí en el círculo, queridos amigos, es que nosotros les
impartiremos información, pero que es asunto de ustedes, ángeles humanos, ponerla en práctica. Es asunto de
ustedes trabajar con esto, trabajar con estas nuevas herramientas. Es asunto de ustedes finalmente convertirse
en creadores. Como les hemos dicho antes, nosotros no podemos hacerlo por ustedes. Como les hemos dicho
anteriormente, no conocemos todas las respuestas a sus preguntas. Así en nuestra última reunión, cuando se
hicieron las preguntas, les dijimos que sólo las podríamos contestar posteriormente. Y Cauldre (Geoffrey
Hoppe) pensó que nos referíamos precisamente a él. Pero ciertamente nos referíamos a ustedes para los
próximos treinta días.
¡La mezcla de esta energía entre ustedes y nosotros y el Espíritu y Todo Lo Que Es es ciertamente dulce! La
energía en este sitio es ciertamente dulce, estando ustedes aquí, en la montaña o en otro espacio muy lejos de
aquí. Sabemos que sus vidas están llenas de muchas actividades, muchos pensamientos,
muchas preocupaciones. Pedimos a cada uno de ustedes ahora, a cada uno que está aquí, o leyendo o
escuchando tomar una pequeña pausa para mezclarnos. Queridos amigos, tómense un momento para sentir lo
que han ayudado a crear junto con el Espíritu en este espacio, el sentimiento de verdadero amor, el sentimiento
de paz, y el sentimiento de su propio ser yo divino despertando tranquilamente en su interior.
Le pediremos a Cauldre permanecer en silencio por un momento. Les pedimos a cada uno de ustedes
que sienta esta fusión que han ayudado a crear. Ciertamente es un dulce momento para ambos, para todos los
que estamos aquí.

(pausa)

Hay un poco de una energía interesante aquí en esta noche, algo diferente de lo que hayan podido
experimentar anteriormente. Como ustedes saben, hay muchos que vienen a visitarles cuando ustedes están
aquí en el círculo, aquellos que detrás del otro lado del velo se sienten curiosos acerca del trabajo que aquí se
hace. De alguna manera, queridos amigos, ellos tienen que hacer reservaciones anticipadas para poder estar
aquí, ya que de otra manera simplemente inundarían este espacio. (risita entre dientes) Somos muy
particulares acerca de quiénes vienen de visita. Hasta tenemos un orden determinado para sentarlos dentro
del círculo. Ustedes, los humanos aquí presentes, se sientan en el primer círculo. Luego hay otros que se
reúnen en el círculo alrededor de ése y aún se hacen círculos más grandes más allá de la salida.
Ahora en esta noche aquellos que asisten a la reunión por invitación solamente... su energía es diferente. Ellos
no pueden acercarse tanto como los otros que han estado aquí. Hay intermediarios que ayudan a crear las
líneas de energía para permitirle a esos que se juntan para participar, para observar, y para fusionarse con
ustedes. Ellos no pueden entrar directamente ahora. Así que hay facilitadores angélicos en esta sala que están
haciendo un puente sobre esta brecha.
Esos que se unen a nosotros en esta noche son aquellos que nunca antes han venido a la Tierra. Son los que
nunca antes han cruzado el muro de fuego, pero que ansiosamente esperan el momento apropiado. Son los
que comenzarán a venir dentro de los próximos cinco años del tiempo de ustedes. Son los que cruzarán el
muro de fuego. Irán a una especie de sala de recepción, o sala de transición, antes de que puedan tomar un
cuerpo físico, antes de que puedan entrar en la conciencia de la Tierra. Son aquellos que ustedes conocieron
cuando aún estaban en el reino, cuando ustedes estaban en el primer círculo. Ellos son aquellos con quienes
ustedes jugaron, que ayudaron a enseñarlos, cuando aún estaban allá. Ellos los han extrañado profundamente.
Ustedes ni recordarán sus nombres. Ni siquiera recordarán bien sus energías. Ellos son aquellos a quienes
ustedes han conocido. Ellos son aquellos a quienes ustedes han añorado. Oh, y ciertamente ellos apenas les
reconocen a ustedes.
Esto trae a colación un buen punto para discutir en este momento. Casi todos ustedes han preguntado cuál era
su nombre angélico o espiritual en el otro lado, el nombre por el cual se les llamaba. ¿Saben ustedes, queridos
amigos, por qué ustedes no pueden adivinarlo? Porque el nombre por el cual eran llamados del otro lado, que
era como una vibración o un tono... ya no lo llevan más como su nombre.
Ustedes han cambiado tanto desde que iniciaron su viaje a la Tierra. Sería un deshonor para aquellos que nos
acompañan esta noche llamarlos a ustedes por los nombres por los que eran conocidos allá en el primer
círculo. Sería un deshonor. Sería como llamar teniente a un general. Sería como llamar a alguien que es
un doctor, un estudiante. Sería un deshonor para ellos usar el nombre por el que ustedes eran conocidos
porque ustedes han viajado tan lejos. Han evolucionado tanto que hay un nuevo nombre que emerge de dentro
de ustedes. No es el mismo nombre que tenían en el otro lado, sino un nuevo nombre que ustedes
están ayudando a crear y definir ahora mismo. Con este nombre estamos empezando a ver los indicios de las
energías que están que comienzan a nacer dentro de ustedes, y mientras nacen, el nuevo nombre comienza a
aflorar. Sería inapropiado para nosotros compartir ese nuevo nombre con ustedes, puesto que tendrán que

33
descubrirlo ustedes mismos. Lo sabrán sin duda o cuestionamiento alguno. Pero el nombre aún está naciendo.
Por eso les pedimos ser pacientes.
Ahora esos que entraron para observar están aquí por una buena razón. Ellos los han estado
observando desde el otro lado, desde el primer círculo. Ellos están asombrados de lo que ustedes han hecho, y
de lo que es estar aquí en la Tierra, estar en la dualidad, de que no recuerden quiénes son realmente. Ellos se
sienten honrados de que ustedes estén comenzando a recordar. Ellos se sienten honrados de que ustedes
hayan dejado atrás la energía de los “dos” y que estén comenzando un nuevo equilibrio. Ustedes están
trayendo la energía de la conciencia Crística. Cuando haya la masa apropiada, cuando suficientes Shaumbra y
suficientes trabajadores de la luz en su mundo hayan traído e integrado la conciencia Crística, entonces será
su turno para venir.
Ellos han venido aquí esta noche para observar, para estar en el círculo, porque están en entrenamiento y
preparación. Oh, queridos míos, ellos vendrán a la Tierra en aproximadamente cinco años de su tiempo.
Nacerán en un cuerpo biológico. Tomarán la condición humana. No son lo que ustedes llamarían “Los Índigos”,
ya que este es un tipo diferente. Los niños índigos son los que han pasado por un número de diferentes vidas y
han llegado a un nuevo punto de evolución y potenciación dentro de sus seres. Los índigos son viejas almas de
la Tierra.
Hay otros que son llamados los “niños de cristal”; oh, ustedes tienen muchos nombres para los grupos. (risitas
entre dientes) Esos no son a los que nos referimos. Aún no les hemos dado un nombre. Son los nuevos que
van a nacer. Son los que vienen del reino del primer círculo que nunca antes han tomado la condición
humana. ¡Hay que decir que están nerviosos! Hay que decir que están asombrados con lo que ustedes han
hecho. Ellos están en su entrenamiento, y han comenzado a asimilarlo. Han comenzado a acondicionarse a sí
mismos. Están tratando de comprender. Porque como aún están en el otro lado del muro de fuego, ellos
necesitan de un intermediario, ellos necesitan un ir entre ambos. En la sala hay algunos que están cumpliendo
esa función esta noche, para ayudarlos a traer su energía más cerca. Esto sería como una especie de traductor
que aparece.
Estos nuevos que están apareciendo estarán estudiándolos a ustedes los próximos años por venir. Así que si
los despiertan en las noches y sienten que hay una energía en el cuarto, si siente que quizás los
hayan tropezado en la noche... (todavía son un poco torpes)... ellos están simplemente acercándose más.
En la medida que ustedes integren su divinidad, ellos podrán acercarse cada vez más a ustedes. Ellos están
tratando de comprender este proceso de ser un humano. Les estarán “haciendo sombra”.
Si ustedes les pidieran un consejo sobre qué hacer con sus vidas, ellos no tendrían ningún concepto al
respecto. ¡Ellos están aprendiendo de ustedes! No vayan a confundirlos con sus ángeles o sus guías, queridos
amigos. Ellos son sólo unos entrenantes. Ellos ni siquiera tienen permiso para ir y venir libremente. Ellos
deberán estar siempre usando palabras de ustedes, ellos deberán estar siempre escoltados por un tipo de
ángel que está en el lado de ustedes del muro de fuego. Pero estarán viniendo por acá más frecuentemente.
Ellos están aquí esta noche, y están al lado de ustedes aunque sólo estén leyendo este material. Les pedimos
recibirlos en sus corazones. Les pedimos enviarles amor así como ellos se lo envían a ustedes. Ellos están
ansiosamente anticipando su viaje a la Tierra. Les pedimos compartir con ellos sus almas y las profundidades
de sus experiencias que han tenido en todas esas vidas sobre la Tierra. Ellos están esperando ansiosamente el
momento en que puedan venir y seguir sus pasos.

(pausa)

Ahora esto nos lleva a continuar la historia de Jack, el Príncipe de sIAM (SYOSOY). Queridos amigos,
cuando hablamos en la última reunión, les contamos la historia de Jack quien era el príncipe del reino del
Primer Círculo. Él disfrutaba viajando por todas partes del reino donde conoció a muchos, aprendió mucho y
experimentó mucho. Visitó nuevos pueblos dentro del reino. Compartió con otros dentro del reino, y ayudó a
crear muchas cosas nuevas. Esta es una parábola que compartimos con ustedes, para ayudarles a
comprender cómo fue que vinieron a la Tierra. Ciertamente cada uno de ustedes es Jack. Ahora, lo que no les
mencionamos en la última reunión fue lo que ocurrió con Jack cundo llegó al lugar donde la Tierra terminaba. Él
empujó su bote dentro del gran mar, que estuvo calmado por varios días. Y allí fue cuando Jack se sintió
aburrido.
Vamos a hablar más lentamente ahora, enfatizando en estas metáforas, porque ellas son puntos clave de lo
que ustedes tendrán que enseñar. Rendimos honores a ustedes, los maestros que están aquí esta noche.
Un día cuando Jack andaba a la deriva sobre las aguas, buscando nuevas aventuras, vio un gran muro de
fuego. Esto lo asustó tremendamente. Empezó a remar hacia atrás, hacia la tierra de donde había venido,
hacia el reino que había sido su hogar. Pero el muro de fuego lo halaba sin remedio. Él estaba muy asustado,
aterrorizado, y el muro lo halaba de una forma que él no podía impedir. Después de atravesar el muro de
fuego, Jack se despertó en las costas de una nueva tierra, en este lugar llamado “La Tierra”. Allí se encontró
con otros que eran como él. Juntos comenzaron a construir los poblados. Así crearon la arquitectura y los
patrones de energía para la nueva tierra.
Ahora vamos a regresar por unos momentos y hablar de lo que aconteció durante ese período cuando Jack
atravesó el muro de fuego. No nos enfocamos mucho sobre esto en la última reunión, porque queríamos hablar
específicamente de ello en esta noche.
34
Esto fue una experiencia traumática para Jack y para ustedes. Por primera vez él sintió que no tenía las cosas
bajo control, cuando este muro de fuego lo haló, y él grita dentro de sí. Esta fue la primera vez que Jack sintió
el terror. Esta fue la primera vez que Jack se sintió partirse en dos dentro de su propio ser. Había sido siempre
un príncipe, el heredero del trono. Siempre antes había tenido la libertad de crear lo que él escogiese.
Pero ahora el muro de fuego cambió todo aquello para él. Mientras atravesaba el muro de fuego, éste le quemó
el mero centro de su propio ser, y ello despertó en su interior el conflicto y el dolor y el pesar y el sufrimiento,
cosas todas éstas que nunca antes había experimentado mientras estaba en el reino. Despertó también en su
interior algo llamado culpa. Mientras daba tumbos en el pavoroso muro, mientras se preguntaba qué habría
hecho, sintió la culpa por haberse ido tan lejos. Sintió que debía haberse quedado en casa en el reino donde
todas las cosas eran buenas y correctas.
Mientras estaba dentro del muro de fuego, éste lo volvió añicos, queridos amigos. Destrozó la unicidad que él
había sido, podría decirse que creó una guerra en su interior. Hubo experiencias que él tuvo en ese breve
momento mientras atravesaba el muro de fuego que parecieron durar una eternidad. El Príncipe Jack, aquél
que era un creador allá en su reino, tuvo experiencias dentro del muro de fuego que fueron llenadas con el más
profundo de los pesares, que fueron llenados con rabia y con odio.
Oh, sabemos que algunos de ustedes han tenido un momento fuerte escuchando esta parte. Pero todo ello era
apropiado. Tenía que ocurrir. Y todo esto, lo verán en su finalidad, fue llenado con lo más grande del amor.
Les estamos contando unas metáforas muy importantes en esta noche. Hay muchas metáforas que serán muy
importantes en la enseñanza que ustedes trasmitirán.
El Príncipe Jack pasó una eternidad en la zona del muro de fuego. Éste lo destrozó en pedazos. Esos pedazos,
en un sentido, se reorganizaron a sí mismos en dos áreas.
Una pequeña porción de los pedazos se reconectó y cayeron en el universo en un lugar llamado “La Tierra”. Se
resucitaron a sí mismos en un cuerpo humano. En este cuerpo humano, Jack estaba destinado a caminar
sobre La Tierra muchas, muchas veces, y repetir los ciclos de vida, para ganar experiencia para algo en una
escala muy grande.
Parte de Jack, la parte más grande de Jack que estaba destrozada, pasó un poco más de tiempo en la zona
del muro de fuego. Los pedazos de Jack pasaron un tiempo de confusión y dificultades dentro del muro de
fuego. Pero luego volvieron a juntarse. Se encontraron el uno al otro. Encontraron la vibración de cada uno.
Volvieron a juntarse. Luego se envolvieron con un grueso manto de energía para protegerse. Podríamos llamar
a esto un capullo. Y dentro de ese capullo, la parte mayor de Jack que había regresado ya juntada se puso a
dormir, protegida por un capullo energético, protegida por muchos otros tipos de invisibles pero amorosas
fuerzas.
Mientras los pedazos de Jack dormían en el capullo, ellos buscaron hacia adentro. Jack había sido siempre un
creador hacia lo externo, el aventurero, el que buscó nuevas tierras. Jack siempre había sido una expresión
hacia fuera, pero ahora la mayor parte de Jack yacía dentro del capullo, profundamente dormida,
buscando hacia adentro.
Eso no se había hecho nunca antes. Era una necesidad de parte de Espíritu, a través de Jack, buscar adentro,
para poder ver desde una nueva perspectiva, en lugar de crear hacia fuera.
Ahora de regreso a Jack, el humano, quien vivió muchas vidas y olvidó quién era y se olvidó de sus orígenes
angélicos. Él llegó a pensar y a creer que él era solamente un humano. Oh, y hasta se olvidó de que ha tenido
vidas pasadas en La Tierra. Comenzó a creer que su existencia era simplemente nacer, vivir y morir. Olvidaría
de una vida a otra vida a otra vida quién eral él realmente. Y su nombre cambiaría de vida en vida. Su género
cambiaría ocasionalmente. Él tuvo muchísimas experiencias.
Un día, en una de sus vidas, comenzó a preguntarse “¿por qué?”. Comenzó a preguntar quién era él. Comenzó
a preguntar quién era su padre realmente. Y las palabras que le fueron respondidas no permanecieron mucho
tiempo dentro de él. Las palabras que él escuchó de aquellos en las iglesias y de aquellos que controlaban
las doctrinas espirituales no resonaron dentro de su ser. Él sabía que había algo más, y buscó para
encontrarlas. Buscó reunirse con algo que él sabía que estaba allí, pero no pudo lograrlo. No pudo definirlo.
Jack pasó un buen número de sus vidas buscándose a sí mismo. Pasó estas vidas en soledad y aislamiento.
Pasó estas vidas buscando y batallando y rompiéndose la cabeza contra la pared.
Después de muchos intentos y tribulaciones, y después de pasar por muchos dolores del cuerpo, de la mente y
del espíritu, Jack finalmente un día se rindió. No le importaba si moría o vivía nuevamente como humano. Él
amaba a su familia y aquellos que había conocido a lo largo de su camino, pero ya no se preocupaba mucho
de esto. Ya no le importaba o tenía la pasión por ser un humano. Y esto no era una cosa triste, queridos
amigos. Esto no era una cosa triste. Ya era el tiempo. Ya era el tiempo de desprenderse de ser humano, de
mantener las creencias humanas, de mantener la condición humana.
Los demás pensaron que Jack se había vuelto loco. Se preocuparon por él, y hablaban entre sí, comentando
que Jack se podría suicidar, y que Jack estaba sencillamente fuera de sus cabales. Pensaban que Jack
debería conseguir un trabajo sencillo, haciendo cosas simples y no preocupándose de grandes cosas como
encontrarse a sí mismo nuevamente.
Jack finalmente detuvo su búsqueda externa. Se sentó tranquilamente y comenzó a aceptar. Comenzó
a realmente escuchar y no seguir otra voz que no fuese la suya propia. Puso a un lado sus libros. Puso a un
lado lo que los otros le decían y puso a un lado las batallas que estaban ocurriendo en su mente y en su
corazón. Sólo entonces comenzó Jack a entender lo que realmente estaba ocurriendo. La mayor parte de él
35
que yacía en el capullo, buscando hacia adentro, había ahora concluido su sueño. Había finalizado su mirada
introspectiva y estaba lista para despertar.
Queridos amigos, cuando la parte mayor de Jack que estaba en el capullo decidió despertar, era como un
infante. Oh, ¿piensan ustedes que el Verdadero Yo es como sus padres o sus madres? No, es simplemente
como un niño. En cuanto despierta, la primera cosa que busca es reunirse con ustedes. En cuanto el
Verdadero Yo está despertando y saliendo de su capullo, enseguida los está buscando. Cuando lo
hace, queridos amigos, es lo que llamamos el despertar de la Conciencia Crística que está dentro de ustedes.
Ahora Jack se sentó tranquilamente y escuchó por un largo tiempo. Al principio él trató de escuchar de la
manera que otros le habían dicho que había que escuchar. Esto no funcionó muy bien. De pronto se encontró a
sí mismo buscando afuera nuevamente, aún cuando él trataba de estar tranquilo y quieto, buscando afuera en
su mente, probando cuál era la técnica o el proceso correcto. Cuando finalmente se rindió con eso, cuando él
finalmente comenzó a permitir y a escuchar solamente a su propia manera y no a la de nadie más,
comenzó entonces a escuchar la energía, el amor, el anhelo y la pasión de la parte que había dejado atrás.
Luego Jack comprendió algo que ni siquiera nosotros podemos explicárselos aquí. Escogimos que no porque
ello será único para cada uno de ustedes. No hay un proceso desde este punto en adelante que Jack pudiera
haber leído en un libro. Es tan único y personal para ustedes, es algo que no puede ser esbozado. Oh,
ciertamente podemos hablarles a ustedes de ser creadores. Podemos hablarles de cómo llegaron allí.
Podemos hablarles de cosas que están experimentado en estos momentos. Pero el proceso del despertar de
su divinidad es tan profundamente personal dentro de ustedes que nosotros no podríamos comenzar a
definirlo. Ustedes llegarán a comprenderlo así.
Queridos amigos, Jack se sentó tranquilamente y escuchó dentro de sí mismo y se dejó fluir a los niveles más
profundos. Se dejó fluir a aquellos niveles que significan el total desprendimiento de sí mismo o relajación
profunda. Finalmente comenzó a escuchar y finalmente comenzó a comprender. Finalmente comenzó a
integrarse con todo lo que él era, lo que ustedes llaman el “Yo Verdadero”. Esto es lo que algunos de ustedes
confunden con sus guías, lo que algunos confunden con una energía externa, ya sea Sananda o Joshua Ben
Joseph. Esos son aquellos que vinieron a guiarlos y a trabajar con ustedes y a darles amor, pero
queridos amigos, la integración y el descubrimiento interior son algo mucho más grande.
Hablaremos de esto más adelante, pero lo que queríamos era adelantarnos un poco más con la historia de
Jack. Es la historia de ustedes.
Cuando dejaron el reino y se fueron a través del gran muro de fuego, mucho de ustedes fue dejado atrás.
Mucho de ustedes pasó por una confusión muy difícil de describir y difícil para ustedes de entender aún dentro
de su ser interior. Una pequeña parte de su energía total vino a este lugar llamado La Tierra donde
ha caminado por muchas, muchas vidas. Pero la parte de ustedes que fue dejada atrás, su Yo Verdadero,
está ahora despertando. Eso es lo que está ocurriendo ahora dentro de ustedes. Es por esto que están
sintiendo las cosas que sienten en sus cuerpos y mentes. Por eso es que nos reunimos aquí. Por eso es que
nosotros los honramos.
Recuerden queridos amigos, esto no es alguna entidad externa. Su Yo Verdadero no es algo como un ángel
con alas. Son ustedes mismos. Son ustedes mismos, y viene de su propio interior. Si revisan algunas de las
metáforas que hemos utilizado en esta parábola, comprenderán mucho más. Viene de su propio interior.
Ahora, la de hoy es la Lección Sexta del la Serie del Creador. Les pedimos a cada uno de ustedes que se
pongan cómodos por unos momentos, porque sabemos que se sienten tensos. (risitas entre dientes) Aquellos
que están esta noche visitándonos se han sentado a escuchar en el círculo externo, escuchando como ustedes
han escuchados las historias alrededor del fuego en los campamentos. Están totalmente fascinados,
escuchando la historia de Jack, a sabiendas de que es la de ustedes. Tienen sus bocas abiertas, por así
decirlo. Hay honor para ustedes.
Ahora veremos acerca de la comprensión de esta sala de clases. Queridos amigos, estamos ahora en el
tiempo de la Lección Seis de la Serie del Creador. Haremos una breve revisión en esta noche.
También pondremos aquí una nota de advertencia para aquellos que están en el salón, para aquellos que se
han juntado con nosotros a lo largo del tiempo y del espacio. Si ustedes no comprenden o entienden
completamente las lecciones previas, les pediremos que vuelvan atrás. Estamos poniendo aquí una señal en la
senda de esta serie que dice: “si no comprendes, vuelve atrás”.
Lo que discutiremos yendo hacia adelante a partir de la lección de hoy serán aplicaciones prácticas y
herramientas prácticas para ser creadores en la nueva energía. Si no tienen la comprensión del meollo de las
lecciones básicas (de la uno a la seis), e intentan ir hacia adelante, puede que les afecte a veces. Se van
a encontrar enredados en su propia energía creativa y eso no les va a gustar mucho.
Para aquellos que enseñarán estas lecciones en el futuro, este es un recordatorio de que hay una señal,
parecida a una señal de “Pare”, que dice “Pare, vuelva atrás si no ha entendido las lecciones previas”. Si han
saltado hasta la Lección Seis y no se han tomado el tiempo de revisar de la Uno a la Cinco, les recomendamos
enfáticamente que vuelvan atrás.
Las primeras tres lecciones, queridos amigos, fueron las lecciones fundamentales. La Lección Uno “Acepta
todas las Cosas tal como son”. Esta fue la lección del muro bajito, de pararse detrás del muro bajito. Esta fue la
lección para salirse de la dualidad y del drama, parándose detrás de su muro bajito y observando todo lo que
sucede a su derredor. Por esta lección ustedes pudieron comprender lo fácil que es quedar atrapado en la

36
dualidad. Parándose detrás del muro bajito, ustedes han visto qué fácil es sentir la adición de querer volver a
saltar dentro de la refriega.
Parándose detrás del muro bajito, ustedes ganan una nueva perspectiva, una perspectiva algo distante, pero
no necesariamente desapasionada. Tienen un mejor punto de ventaja para observar todo lo que ocurre, y
pueden ver la interesante dinámica de los otros humanos. Comienzan a entender la dualidad como realmente
es.
La lección Dos es otra lección fundamental: “Acepte su Ser Humano” y llegarán a conocer su ser divino. Esta
es quizás una de las lecciones más aburridas, pero mis queridos amigos, ustedes tendrán que entender esto
por sí mismos, y tendrán también que entender esto para aquellos a quienes enseñan. Si no aceptan su
ser humano, si se rechazan a sí mismos, eso volverá más tarde. Su ser humano querrá aceptación, y será más
difícil sanar esto después que ahora.
Ustedes han venido a La Tierra por una razón. Ustedes han pasado por muchas, muchas vidas por
algunas razones. Cuanto más se acerquen a su integración con su divinidad, ciertamente habrá la tendencia de
rechazar a su ser humano. Hay algunos que piensan que van a ascender y nunca más van a regresar a La
Tierra. Queridos amigos, ¡eso no es aceptación!. Van a tener muchas dificultades en su paso por el Círculo
Carmesí si es así como se sienten respecto a sí mismos. ¿Comprenden lo que estamos diciendo? Piensen dos
veces acerca de la belleza y el gozo y el amor de ser un ser humano. Acéptenlo. Si es difícil de
aceptar, tómense el tiempo para trabajar en ello. Trabajen con otros que les ayuden a aceptarse. Si ustedes
desearan simplemente largarse de esto, nunca más regresar a este lugar de retos de La Tierra, oh, queridos
amigos, ¡van a tener muchos nombres en muchas vidas venideras! (risas de la audiencia).
Luego viene “Vivir en el Momento Divino”. Lección Tres “Vivir en el Momento Divino”. Queridos amigos, como
ustedes bien saben, es muy fácil vivir en el pasado. Es fácil preocuparse del futuro. Como creadores, ustedes
no estarán en el pasado o en el futuro. Ustedes estarán en el momento, el divino momento.
Suficientemente interesante, el divino momento incluye el pasado y el futuro. Si están en el momento divino,
estarán sanando el pasado. Estarán creando un futuro que es sorprendente. En el momento divino ustedes
están en el pasado y en el futuro todo al mismo tiempo, pero están realmente en lo que llamaríamos “el no-
tiempo”.
Mientras están en el divino momento, queridos amigos, para darle un incentivo para estar aquí, su proceso de
envejecimiento es reducido grandemente. Eso tiene sentido si están simultáneamente en el pasado y en el
futuro y en “el no-tiempo”. Si escogieran reducir el proceso de envejecimiento de su ser biológico, estarán en el
momento divino. La sanación de su cuerpo físico es exponencialmente más rápida si están en el momento
divino. El trabajo del que la Doctora Mindy Reynolds les habló esta noche con las nuevas máquinas les
demostrará que esto es cierto. Cuando están en el momento divino, el proceso de sanación
es exponencialmente más rápido y el de envejecimiento se hace más lento.
Oh, esas han sido lecciones claves. ¡Esperamos que ustedes no las hayan leído simplemente por su
maravillosa energía! (risas de la audiencia). Estas han sido las lecciones centrales y fundamentales. No son las
más excitantes, pero son las más importantes. Las tres primeras lecciones en la Serie del Creador
son lecciones de aceptación: aceptar todas las cosas, aceptarse a sí mismos, aceptar los momentos en los que
viven. Esas son las lecciones de aceptación dentro de la serie.
Luego queridos amigos, nos movimos a la Lección Cuatro. Esta es una lección divertida, ya que los provee de
la primera herramienta real para ustedes: crear en gracia. El Horno de Gracia en una forma de mostrarles que
pueden tomar una determinada situación y empezar a encontrarle una solución. Esta será una lección
bien divertida para enseñarla a otros. Crear en gracia es poner su pensamiento humano fuera del asunto. Es
dar un paso al lado por un momento y simplemente permitirle a nuestro despertante Yo Verdadero comenzar su
proceso, comenzar a encontrar la solución apropiada. Crear en gracia también significa poner nuestra agenda
fuera del asunto. La agenda es limitada. Por eso limita la verdadera magnitud de la creación que podría tener
lugar. La Lección Cuatro, Crear en Gracia, da comienzo a un nuevo tipo de proceso. Este proceso no proviene
de la mente. Proviene del ser interior, para crear de una nueva manera.
Entonces, creando en gracia, ¿no esperarían tener cambios en sus vidas? La Lección Quinta: “Esperen
Cambios y Bendíganlos”. Los cambios que comienzan a experimentar en sus vidas, aunque frustrantes y
agravantes, son apropiados. Podrán ver que las cosas viejas son puestas a un lado para hacer lugar para las
nuevas, cosas mucho más grandes. Aquí existe un paralelismo respecto a lo que literalmente les está
ocurriendo. Las cosas nuevas que se están instalando son parte de ustedes, la parte mayor de ustedes, que
fue dejada atrás en el muro de fuego. Las cosas que ahora están saliendo de sus vidas estaban basadas en las
viejas limitaciones humanas. Las limitaciones de conciencia están siendo removidas para hacer espacio para
esta energía mucho más grande.
(Muy emocionado) Haremos una pausa por un momento, porque resulta difícil estar tan cerca de ustedes,
sentir los retos y los dolores por los que han pasado y sentir los grandes sufrimientos que han tenido. Pero aún
así ustedes continúan en su camino. Eso nos sorprende, y las emociones que ahora están aflorando son de los
que están en el círculo externo quienes lloran en su honor. Lloran de ver lo que han pasado, y se preguntan
cómo podrían ellos seguir sus pasos.

(pausa emocional)

37
Continuaremos ahora.
No pueden esperar empezar una serie de cambios precipitados por el horno y no tener cosas que les estén
ocurriendo en su vida. Las viejas maneras son desplazadas para hacer sitio para las nuevas. Queridos amigos,
cuando enciendan el horno de gracia, ¡esperen cambios en sus vidas!
Ahora les pedimos que se ubiquen en sus nuevas casas en este momento. Les pedimos que se tomen
un momento para asegurarse de que se encuentran en su nueva casa. Si acaso están en el patio, les pedimos
que por favor pasen adentro ahora, abran la puerta y vengan acá con nosotros. (risas de la audiencia) Ahora
queridos amigos, les pedimos que cierren todas las cortinas, las ventanas y las puertas. Vayan cierren todas
las cortinas y ventanas y puertas, de manera que no tengamos distracciones de afuera.
Para aquellos que no están familiarizados con lo que estamos hablando aquí, la nueva casa es una metáfora,
un símbolo de su nuevo ser humano divino. Es su nueva casa. Es lo que ustedes son. Es un lugar mágico,
lleno de cualquier cosa que quieran.
Pero por ahora les pedimos cerrar las ventanas y las puertas y persianas. Vayamos con ustedes a la cocina
donde tenemos el Horno de Gracia. Oh, ¡y hasta podemos oler lo que se está cocinando esta noche! (risas de
la audiencia).
Ahora queridos amigos, caminemos hacia la cocina. ¡Que desastre vemos! (risas de la audiencia). Queridos
amigos, han puesto tantos problemas en el horno, y cuando ha llegado el momento de sacarlos, se han
olvidado, ¡y su horno está repleto de problemas! (muchas risas de la audiencia) Los problemas que han
recordado sacar continúan puestos encima del tope de los gabinetes, ¡porque ustedes no sabían qué hacer con
ellos! ¡Hay bandejas con dibujos y billeteras y carteras y lentes de sol! (risas de la audiencia). Queridos amigos,
sus problemas están por todos lados, enfriándose, para decirlo de algún modo. ¡Es ciertamente un desastre!
Hablaremos de eso esta noche, punto que no han sabido qué hacer con los problemas después que los han
colocado en el Horno de Gracia. Ahora, ha habido un período de enfriamiento que ha sido apropiado. No les
habíamos dado esta información hasta ahora, porque queríamos que recordaran esto cuando estén
enseñándolo a otros. ¡Hay un período de enfriamiento! Hay un período de transición desde el momento en que
sacan algo del horno hasta que las cosas realmente comienzan a transformarse en el nivel humano. Como
ustedes saben, los cambios empiezan a tener lugar. Esto es parte del proceso de enfriamiento.
Antes de que vayamos más adelante, hablemos un poco de los problemas que están sobre la mesa. Sus
problemas no son tan complejos como ustedes piensan, queridos amigos. Miren a las bandejas con sus
problemas encima de los gabinetes. Podemos ver que hay básicamente cuatro categorías de preocupaciones
humanas en las que todos estos problemas caen. Queridos amigos, vemos cuatro áreas de
preocupaciones humanas. ¡Allí está ese número cuatro otra vez!
Primero, están los problemas referentes a lo biológico, con su ser físico, con sus achaques y dolores, con
enfermedades del cuerpo, con necesidades del cuerpo. Allí están esos problemas.
En segundo lugar existen los problemas de las relaciones. Éste ha sido y continuará siendo un problema para
muchos de ustedes hasta ahora. En su esencia, las relaciones representan la dualidad. Representan al “dos”.
Eso es por lo que las relaciones resultan en tanto reto y en un asunto a resolver. Hemos vistos unos cuantos
que han querido poner el asunto de las relaciones en el horno, ¡y unos cuantos lo hicieron! (risitas entre
dientes) Y hubo varios que pusieron sus propias relaciones en el horno sin colocar a ninguna otra persona. Eso
ha sido muy apropiado, porque como ya les recordamos, sólo se deben colocar cosas en el horno que eran
para ustedes.
Hay también problemas de abundancia de recursos. Como humanos, hay ciertas cosas que necesitan, y su
dinero usualmente las compra. Estos son problemas de recursos. Estos son problemas de abundancia.
Queridos amigos, ¡hemos visto muchos, muchos de estos problemas en su horno últimamente! (risitas entre
dientes) ¡Algunos repetidos varias veces! Estos problemas de abundancia serán los difíciles de resolver y
pueden requerir volver al horno una y otra vez. Pero cuando finalmente empieza a trabajar, ustedes verán los
cambios más rápidos en esta área de su vida.
Así que hay problemas biológicos, de relaciones y de abundancia. Finalmente, queridos amigos, hay problemas
de autoestima, del valor propio. Hay problemas sobre quiénes son, acerca de su valor propio, de su valor
intrínseco. Estos problemas pueden relacionarse directamente al tiempo en que ustedes pasaron por el muro
de fuego. Ustedes han hecho mucho procesamiento y liberación en esta vida actual. Las liberaciones que no
han podido realizar, se relacionan directamente en el tiempo pasado en que ustedes cruzaron el muro de
fuego. Con este conocimiento, queridos amigos, ustedes pueden comenzar a resolver los problemas del propio
valor muy fácilmente. Lo que ustedes hicieron cuando pasaron a través de ese muro de fuego lo hicieron por
servicio a Todo Lo Que Es. Ustedes pasaron el muro de fuego para explorar una nueva área, un nuevo círculo
que no había sido creado nunca antes. Así es como ustedes vinieron a parar aquí a La Tierra. Los honramos
por haber hecho eso en el nombre de Espíritu. Así que les pedimos poner a un lado sus problemas del propio
valor. No hay nada malo que hayan hecho. Lo hicieron por amor y servicio.
Vamos a regresar ahora a la cocina con todos los problemas encima del tope de los gabinetes. ¡Les pedimos
ahora que tomen todas las bandejas con los problemas y los lancen al aire! Tomen todos sus problemas y
láncelos al aire. Van a notar algo, ellos no van a caer en el piso. Se mantienen suspendidos en medio del aire.
Flotan en el aire. Comienzan a transformarse. En lugar de un pedazo de papel o un cuadro o dibujo o un objeto
tal como una billetera, se transforman en unas brillantes, relampagueantes luces, cada uno de ellos. Son como
estrellas, revoloteando alrededor del techo de su muy grande cocina.
38
Cuando sacan sus problemas del horno de gracia, que es una gracia divina que existe dentro de ustedes, se
transformarán de problemas en estas brillantes, refulgentes estrellas. (Oh, ¡ciertamente estamos usando
muchas metáforas aquí en esta noche!) Hay una orden natural de las cosas que toma lugar, una
resolución natural que toma lugar cuando ustedes no limitan los resultados, cuando dejan que las cosas
lleguen a un equilibrio. Eso transforma un difícil, pesado, problema humano en una titilante luz de energía.
Ahora queridos amigos, dejemos estos problemas suspendidos acá como luces titilantes en la cocina de su
nueva casa por unos momentos. Compartiremos con ustedes la Lección Seis de la Serie del Creador. Esta es
quizás la más mágica de todas las lecciones que les daremos. Las otras serán más prácticas. Esta es la más
mágica. Pasen algún tiempo con ella, queridos amigos.
Lección Seis: “Dentro de Ti está el Equilibrio Divino”. Dentro de ti está el divino equilibrio. Todas estas luces
titilantes, que una vez fueron problemas, están ahora encontrando su propio equilibrio. Ustedes liberaron sus
problemas cuando los pusieron en el Horno de Gracia, y los pusieron a un lado para que se enfriaran. Ahora
esta sin la pesadez de ser objetos físicos, de ser objetos tangibles. Ustedes han lanzado los problemas al aire,
les han permitido encontrar su propio equilibrio. En este punto, ellos se transforman en titilantes, brillantes
luces. Encontrarán así su propio equilibrio.
Por ejemplo, digamos que ustedes tienen un problema físico en sus vidas, cuando lo cocinen en el Horno de
Gracia, y permitan que los cambios tomen lugar en sus cuerpos, él encontrará un equilibrio natural. Ese
equilibrio natural no proviene de Tobías o sus guías o Yoshua o cualquier otro ser. Provendrá del interior de
su propio ser. Es un proceso mágico de transformación que ocurrirá si ustedes lo permiten. Esto aplica a todos
sus problemas, sean respecto al cuerpo, las relaciones, su abundancia o su valor propio.
Ahora queridos amigos, ustedes tienen esos titilantes antiguos problemas flotando alrededor de su cocina. Son
antiguos problemas que han encontrado su propio equilibrio. Les toca ahora recoger todas esas luces titilantes
y conformarlas en un bellísimo collar de luces. Este collar lo usarán en el futuro para ciertas ceremonias que les
explicaremos después. Cada una de estas deslumbrantes luces son como gemas alrededor suyo. También son
un recordatorio para ustedes y para otros con los que han caminado juntos por muchas experiencias, pero
cada uno de ellos tenía una perla de amor y luz y gozo para ellas. Cada uno tenía una razón. Cada vez que
sientan que es apropiado, pueden recoger estos antiguos problemas y convertirlos en un collar de luces. Este
collar será un recordatorio de lo que han aprendido. Será también un recordatorio de todo lo que han aprendido
acerca de permitir un nuevo tipo de creación en sus vidas.
Lección Seis: “Dentro de Ti está el Equilibrio Divino”. Cuando ustedes permiten que este equilibrio divino haga
su trabajo, sus antiguos problemas regresan a ustedes en las formas más apropiadas. Dentro de ustedes hay
un nuevo equilibrio divino. Les pedimos que cerraran las persianas y las puertas de su nueva casa.
Queremos que entiendan que venía de dentro de ustedes mismos. No es apropiado ahora pedirle a sus guías
que los ayuden. Ellos los aman entrañablemente, pero ya no están más en la energía directa de ustedes. Ya no
es el tiempo de pedirle a Tobías o a cualquier otro ser externo. Dentro de USTEDES está el equilibrio divino.
Es entre ustedes y su Yo Superior. Su Yo Superior no podrán encontrarlo si lo buscan mirando por la ventana.
Allí no está. No hay ahora nada allá afuera que pueda conectarlo con su propia divinidad. ¡Cuando se vean a sí
mismos buscando las respuestas afuera, les recordaremos que el punto de conexión con su ser divino, el punto
de conexión con aquello de donde provinieron, el punto de conexión con el futuro hacia donde se dirigen está
adentro! Queridos amigos, recuerden bien esto. Esta es una lección de magia que ustedes llegarán a entender.
Dentro de ustedes está el equilibrio divino.
Ahora hemos llegado a la primera mitad de la Serie del Creador. Les hemos dado las lecciones fundamentales
de la aceptación. Les hemos dado las tres lecciones del comienzo de la transformación, crear en gracia,
aceptar los cambios que comenzarán en sus vidas, y ahora comprender que hay un equilibrio divino.
Simplemente permítanse que así sea. Estas han sido las lecciones fundamentales a partir de las cuales
seguiremos adelante.
En las siguientes lecciones les daremos herramientas prácticas, pero les recordamos que si no han entendido
bien las lecciones de la Uno a la Seis, mejor regresen atrás. Les va a afectar tratar de usar las herramientas si
no tienen la sabiduría y la comprensión. Puede ser muy doloroso si no han aprendido a aceptar; si no han
aprendido a ser pacientes en el proceso de transformación; si no han aprendido a liberar sus problemas y
permitirles que se enfríen; y si no han aprendido que el equilibrio divino está dentro de ustedes.
Queridos amigos, los que se reúnen en el círculo externo en esta noche no saben si les va a ser útil
convertirse en un ser humano y seguir sus pasos. A ellos les decimos en esta noche que la vía ha
sido pavimentada con el trabajo que ustedes han hecho. Ellos no tendrán que pasar por las dificultades y los
retos y las lecciones que ustedes han pasado. Ellos van a tener maestros que ustedes nunca tuvieron. Ellos
caminarán por el camino que ha sido alisado por aquellos que nosotros llamamos Shaumbra. Cuando adopten
sus cuerpos físicos, tal como pronto lo harán, y experimenten los retos de la dualidad, necesitarán un maestro.
Cuando tengan la mayor necesidad de un maestro, ellos llegarán hasta un humano que luce un collar de luces
muy brillantes. Ellos los reconocerán a ustedes como sus maestros humanos, para guiarlos en el nuevo
camino.
Los amamos entrañablemente, y nunca estarán solos.
Y así es

39
LECCIÓN SIETE: CREANDO CON TRAZOS AMPLIOS

TOBÍAS:
Y así es, queridos amigos, queridos Shaumbra, que nos hallamos aquí nuevamente reunidos en este círculo.
¡Pareciera que hace sólo un momento desde que los dejamos, pero sabemos que durante ese tiempo ustedes
han tenidos muchas maravillosas y algunas retadoras experiencias! Es bueno sentir las energías de los
humanos en esta sala (y de los que están leyendo) en este día. Es bueno escuchar su música, escuchar la
historia de su viaje expresada con esas vibraciones musicales (la música de Areyeh David). Yo, Tobías, aprecio
mucho estos momentos. Estoy muy pendiente de los momentos como éste en los que la familia se reúne.
Ahora para los próximos momentos vamos a trabajar con ustedes para ajustar las energías. Aquellos que están
de nuestro lado del velo entran ahora para facilitar, para trabajar con cada uno de ustedes individualmente y
como grupo para fusionar las energías de sus humanidades, esas energías de su divinidad con nuestras
energías del otro lado del velo.
Queridos amigos, queridos Shaumbra, ¡conozco muy bien a cada uno de ustedes! Conozco a cada uno por sus
energías. Conozco a cada uno por el trabajo que hemos hecho juntos en el pasado como familia. Esto debiera
ser un tiempo familiar para todos y cada uno de ustedes. Esta debiera ser una energía familiar para ustedes.
Tómense ahora un momento para abrir sus corazones mientras nosotros comenzamos a expandir este círculo,
pues aquí están en un espacio seguro. Abran sus corazones y permitan que el amor y que la luz y la conciencia
de Cristo que está dentro de ustedes se vierta dentro de este círculo que formamos aquí juntos. Respiren
profundamente. Respiren profundamente y permitan que la respiración penetre su ser entero, toda su biología y
todo su espíritu. ¡Respiren profundamente y sepan que están en familia!
Hay unos que ahora están entrando ahora para ajustar las energías en este espacio. Ellos nos ayudan a
manejar las vibraciones de este espacio. En este tiempo que pasamos juntos aquí -en la próxima hora o algo
así, quizás un poquito más, quizás un poquito menos (risitas entre dientes)- estamos con ustedes en una nueva
energía, en una nueva dimensión que creamos conjuntamente. Esta es la energía de la nueva Tierra. Esta es la
nueva energía espiritual. No es algo que simplemente desaparece cuando salgan hoy de este espacio. Es algo
que se convierte en parte de ustedes. Ella queda embutida dentro de ustedes. Ella les provee un tipo de patrón
de energía que las viejas energías que ustedes continúan llevando dentro de sí comenzarán a copiar y a imitar.
Las viejas energías dentro de ustedes mirarán hacia las nuevas energías que ustedes han ayudado a crear en
este día. Las mirarán y dirán: Esta es sin duda la luz. Esto es lo que sin duda al sub-nivel del DNA vamos a
comenzar a copiar y a imitar. Este es un proceso muy interesante, cómo reaccionan estas partículas de
energías que están a los niveles más profundos de ustedes. Ellas, como ustedes, están buscando la
vibración apropiada, que ocurra el equilibrio adecuado. Eso está ocurriendo dentro de ustedes ahora mismo.
La energía que hay en este círculo está metida dentro de su ser. Es mantenida aquí. No desaparece. Este
tiempo y dimensión y espacio en el que estamos juntos es de gran sanación para ustedes. Este es un tiempo
de re-equilibramiento para cada uno de ustedes que está sentado aquí y también para cada uno de ustedes
que lee o escucha esta energía a través del tiempo y el espacio. Aún si están leyendo esto semanas o meses
después, es la misma energía. Aún si no están sentados aquí en este salón, es la misma energía. Para
aquellos que están leyendo o escuchando en una fecha posterior, de una forma interesante e inusual, ustedes
están aquí también con nosotros, tanto como cualquier otro humano que esté sentado físicamente en este
salón.
Tenemos mucho que discutir en este día, así que vamos a proceder con la Lección Siete de la Serie del
Creador. Sabemos que todos ustedes han estado haciendo sus tareas. ¡Hay muchas experiencias interesantes
que están trayendo a sus vidas ahora! Sus tareas no son sólo cosas que ocurren en sus mentes. Sus tareas no
son sólo lo que ocurre en el momento específico que están parados detrás del muro bajito. Sus tareas no son
sólo el asunto que ponen dentro del Horno de Gracia. Sus tareas son todas aquellas cosas que están
ocurriendo en sus vidas ahora.
Piensen en ello por un momento, la experiencia que tuvieron hace tres días, y hace dos semanas, y para
algunos de ustedes anoche mismo, subiendo la montaña esta mañana. Esa es su tarea. Eso es lo que están
creando. Eso es lo que están poniendo frente a ustedes, esos retos y circunstancias y experiencias para
ayudarlos a convertirse verdaderamente en un ser humano divino.
Hay momentos cuando nos reunimos de esta manera en los cuales no podemos decir otra palabra. Podríamos
simplemente sentarnos con ustedes acá. Podríamos simplemente dejar aflorar nuestras emociones. Saldrían
como lágrimas, lágrimas de felicidad, pero más que nada, lágrimas de increíble honra u honor. Ustedes han
escuchado esto antes, de nosotros y de otros. ¡Todavía no se ven a sí mismos como los vemos nosotros!
Todavía no ven lo que son y lo que están haciendo. Hay aquellos de ustedes que despiertan en la mañana y se
sienten pequeños y sin importancia y solos. ¡Ni siquiera comienzan a entender lo que están haciendo ni
quiénes son! Piensan que nosotros exageramos nuestro mensaje acerca de su misión en este lugar llamado
Tierra. Oh, queridos amigos, ¡tamaña sorpresa les espera! Esperamos que esta sorpresa les llegue cuando aún
andan caminado con ese cuerpo biológico, la sorpresa de saber cuán poderosos son ustedes.
Les hemos contado la historia del príncipe llamado Jack, que es la historia de todos y cada uno de ustedes. No
estamos dándole imparcialidad a esta historia en la forma en que la contamos, con todo el honor y la grandeza
y el amor y el sacrificio. No es una historia exagerada que ustedes oyen de mí, Tobías, o de los otros. Apenas
se comienza a rozar la superficie. Aquí están ustedes, los que fueron príncipes y princesas del reino de Todo Lo
40
Que Es. Ustedes escogieron dejar el reino por algo que es de un honor increíble. Aquí están en este pequeñito
lugar llamado Tierra, pensando que son solamente humanos, pensado que viven tal vez ochenta o noventa
años batallando para sobrevivir, batallando por hacer lo correcto. ¡Ustedes no ven quiénes son realmente!
Parte del propósito del Círculo Carmesí es ayudarlos a despertar a esa comprensión desde adentro de
ustedes. Como dijimos anteriormente en este día, no llegarán allí a través de sus mentes. Llegarán allí a través
de su corazón, y más específicamente, a través de lo que se llama el chacra uno, la semilla de Cristo que hay
dentro de ustedes. Pónganse “fuera de su mente” por un momento. ¡Eso es una cosa maravillosa! (risitas entre
dientes) Hay drogas que pueden ayudarles a alcanzar eso, pero queridos amigos, ¡pueden hacer mucho mejor
por sí mismos!
Ahora, cada vez que este círculo se conforma, cada vez que entramos a él, hay ciertos “invitados” de ese día.
Tomémonos un momento aquí, queridos amigos, para sentir la energía de esos que nos acompañan en el
segundo círculo. Desde luego, ustedes los humanos se sientan en el primer círculo. Rodeándolos en energía y
amor están esos del otro lado que vienen a observar. Oh, ellos están fascinados. Cada vez que nos
reunimos así, hay un nuevo grupo de “huéspedes invitados”. ¡Desde luego, ellos deberán confirmar
oficialmente su presencia para poder estar aquí! (risitas entre dientes)
Los que nos visitan esta noche traen consigo una energía técnica. Aún de nuestro lado del velo hay ciertos
grupos o familias de energía. Hay un grupo de entidades angélicas cuya labor es el monitoreo y la medición de
las vibraciones de la Tierra y de los humanos sobre la Tierra. Los que se sientan esta noche en el segundo
círculo son los técnicos. Ellos son, y Cauldre (Geoffrey Hoppe) se ríe de esto, pero sí, ellos son “ingenieros
celestiales”. Están aquí por una razón específica. Primero, ellos vienen a disfrutar de su compañía, para
sonreírles. Ellos son también los que vigilan los “calibradores” y los “medidores” del trabajo de ustedes y
ven cómo ello afecta todas las cosas. Ellos están aquí esta noche, porque han estado últimamente muy activos
midiendo las vibraciones de Gaia y las vibraciones de la humanidad. Vienen aquí esta noche como parte de su
investigación.
Vienen aquí porque ven a un grupo que está pasando por un proceso de transformación muy intenso con la
intención de integrar su divinidad. Vienen aquí esta noche porque la vibración de ustedes es diferente a la de
los otros humanos. Ustedes son los que se han dado a sí mismos en servicio. Ustedes han estudiado los
aspectos espirituales de ustedes y otros humanos por muchas, muchas vidas. Han pasado mucho tiempo
en sus escuelas humanas y las escuelas de nuestro lado del velo entre vidas, estudiando el proceso de
ascensión. ¡Ustedes son esos, lo que no sólo los han estudiado, queridos amigos, sino que lo han vivido día
tras día!
Los que nos acompañan esta noche, miden, monitorean y registran las experiencias de ustedes. Están al lado
de ustedes con sus calibradores y cuadernos de notas, metafóricamente hablando. Se sienten muy curiosos
por ustedes. Para aquel que hizo la pregunta mentalmente, no, ellos no interfieren. Ellos no los prueban o
provocan. Se mantienen a distancia todo el tiempo. Ellos han estado muy ocupados últimamente, no sólo con
ustedes. Ellos han estado muy ocupados con todos los humanos de la Tierra. Existe, ¿cómo decirlo?, una
cierta prisa en medirlos.
Las mediciones están cambiando más rápidamente que nunca. Las vibraciones van de arriba a abajo. No están
siguiendo los viejos patrones para nada. Y sí, para el que preguntó mentalmente, también observamos su
mercado de valores, porque éste es un indicador interesante de ciertos aspectos de la vibración humana. Los
cambios vibracionales están ocurriendo más rápidamente que nunca antes. Hay un momentum que
están adquiriendo. Es como el momentum de una rueda que comienza a girar lentamente y luego va más
rápido y más rápido. Mientras miran la rueda girando, los patrones dentro del círculo de la rueda comienzan a
cambiar y se tornan diferentes. A veces una rueda que gira en dirección de las agujas del reloj parece girar al
revés. El momentum está cambiando, y la percepción de los patrones no es siempre lo que parece.
Los que miden esas cosas y las siguen y las registran están particularmente interesados en lo que proviene de
los que ustedes llaman los “Trabajadores de la Luz” en este planeta. Ellos están observando una variación
aquí. Ellos están viendo un nuevo camino trazado por las energías de ustedes. Ellos están observando
intensamente.
Como resultado del momentum y de sus vibraciones cambiantes, ciertamente ustedes verán los cambios de la
Tierra, los ajustes de Gaia. Verán los cambios dentro de sí mismos. Ustedes verán ciertos saltos cuánticos en
su propia tecnología de la Tierra, pero más que nada, ustedes verán saltos cuánticos en su propia iluminación
sobre la Tierra. Este es un tiempo de grandes cambios que ustedes están viviendo. ¡Aguántense, porque
el viaje va a durar un buen rato! (risitas entre dientes)
Ahora queridos amigos, antes de que procedamos vamos a hacer una fusión final de esta energía. Vamos a
acercarnos más a ustedes. Vamos a tocarlos y a abrazarlos. Hagámoslo en la forma que lo hacemos nosotros,
orando. Vamos a pedirles que recuerden quiénes son ustedes. Vamos a enviarles esa energía de
remembranza, ¡para que puedan recordar quiénes son realmente!
Le pediremos a Cauldre guardar silencio por un momento, y le pedimos a cada uno aceptar esta energía que
les daremos en este instante.

(pausa)

41
Ciertamente es dulce estar aquí con todos y cada uno de ustedes. Lo que vemos es la intención brillando, la
intención de estar en servicio. Hace ocho días de su tiempo, nos sentamos con un pequeño grupo
de Shaumbra. Hablamos, y antes de que hicieran sus preguntas, les dijimos que nosotros estamos
sobrecogidos cuando caminamos a su lado durante el día y trabajamos con ustedes durante la noche. Estamos
sobrecogidos de que las grandes cosas preguntadas por los Shaumbra no son acerca de hacer más dinero, ni
acerca de la salud, y ciertamente no por cómo convertirse en más poderosos frente a los otros humanos. Lo
que ustedes preguntan más frecuentemente es “Querido Espíritu, ¿cómo puedo yo servirte? Querido Espíritu,
¿cómo puedo ayudar a la humanidad? Querido Espíritu, ¿cómo puedo satisfacerte?”.
¿Comprenden lo que decimos? ¡Lo que hay en sus corazones no es egoísmo! No están pidiendo nada para sí
mismos. Ustedes piden cómo servirle mejor al Espíritu. ¡Eso nos sorprende! Eso me sorprende a mí, Tobías,
porque pienso que si yo estuviera en sus zapatos seguramente pediría por más dinero (risas de la audiencia).
¡Seguramente pediría por una salud invencible! ¡Seguramente pediría por algo que no sería de tan alta
vibración y de tanto amor como lo que oigo que ustedes están pidiendo! Ustedes dicen “Querido Espíritu,
¿cómo puedo servirte hoy? Querido Espíritu, ¿qué es lo que quieres que haga?” Cuando un humano llega a
este punto, sabemos que está verdaderamente iluminado. ¡Sabemos que está ciertamente en el camino!
Queridos amigos, les mencionamos esto, porque a este punto de su camino, no necesitan preocuparse de
caer. No necesitan preocuparse de perder terreno y retroceder. No se preocupen de caer de nuevo en las
viejas maneras. Su vibración de amor y servicio es fuerte.
Esta noche continuaremos con la historia del príncipe llamado Jack, y de su viaje que eventualmente lo trajo a
la Tierra. Usamos la historia de Jack para describir lo que le ocurrió a ustedes, porque ustedes son las
princesas y príncipes del reino de la Primera Creación. Les estamos dando esto en un pedazo al tiempo para
ayudarles a absorberla y a comprender quiénes son realmente. Todavía hay más de la historia que
les contaremos esta noche. Seguiremos hablando de esto por algún tiempo más.
Les advertimos que algunos humanos podrían no gustar de esto mucho que se diga. Podría hacerles arquear
las cejas y tal vez provocar algunos puños entre ustedes, los llamados trabajadores de la luz. Le pedimos a
Cauldre hacerse a un lado mientras les damos esta información. Él sabe lo que viene, ¡y no está terriblemente
complacido de que vayamos a abrir ahora esta lata de gusanos! (risitas entre dientes)
Jack era un príncipe en el reino de sIAM (sYoSoy). Era un gran viajero, un gran explorador y un gran creador.
Se aburría muy fácilmente. Viajó hasta los confines del reino desde donde zarpó a navegar sus aguas. Jack
llegó hasta el Muro de Fuego, que significaba el borde de toda la creación como era conocida. Esto lo
atemorizó. Trató de regresar al reino pero la no-energía, el vacío, y la succión del Muro de Fuego lo haló hacia
adentro.
El período de tiempo que permaneció dentro del Muro de Fuego pareció una eternidad. Su ser quedó hecho
trizas, roto en muchos, muchos, muchos pedazos. Algunos de estos pedazos fueron a parar a una especie de
“capullo” para entrar en un largo sueño, para entrar a una experiencia interior. Jack siempre había sido un
creador y un ser de los que miran hacia fuera. Parte de la energía de Jack no fue a parar a ese capullo, la
energía de la introspección. Parte de él continuó el viaje.
Ahora, Jack no fue directamente a la Tierra. Hubo un período interino. Esto es algo dificultoso de describir, pero
intentaremos comunicarlo trabajando estrechamente con Cauldre. Mas allá del Muro de Fuego no había nada,
un vacío, total oscuridad. Era el vacío que luego se convertiría en el universo físico de ustedes. Cuando Jack
cruzó el vacío, no había estrellas. No había galaxias. No había energías presentes. Era simplemente la nada.
Energéticamente, Jack no estaba en su cuerpo de luz que él conocía desde el reino, y tampoco estaba en una
forma física densa. Su energía estaba girando más rápido que los humanos en la Tierra tal como ustedes los
conocen, pero significativamente más lento que cuando él estaba en la Primera Creación. No estamos
hablando de las vibraciones o del coeficiente de amor. Jack no estaba sólido. Jack no era no “ligero”.
Estaba entremedio (risitas entre dientes), en lo que podría pensarse como un estado gaseoso.
Cuando Jack (ustedes) estalló en el Muro de Fuego, él vio a su opuesto. Él vio su espejo. Comenzó a tener
experiencias, primero consigo mismo y luego con otras entidades. Estas primeras experiencias crearon una
energía que brotó de sí mismo (ustedes) y luego estableció estructuras y patrones de energía en el universo
que había previamente un vacío. Jack (ustedes) estaba pasando por experiencias que luego creaban oleajes
de energía, tapices, cimientos que luego se convertirían en sus estrellas y sus galaxias y su sistema solar. Este
fue un período muy interesante para Jack (ustedes).
A través de sus experiencias, Jack comenzó a tomar una nueva identidad. Comenzó a agruparse con otras
energías similares de entidades que también habían cruzado el Muro de Fuego. Comenzó a vincularse con
otros, formando “grupos” de energía. Estas familias de grupos de energías viajaron, y en un sentido, residieron
en ciertas partes del universo. Como ustedes mismos sabrán por sus experiencias con familias, llegaron las
peleas internas. Jack y los otros comenzaron a pelear. Llegaron las guerras. Los grupos que se habían formado
se fracturaron y separaron.
Este fue un tiempo caótico. Jack estaba todavía aprendiendo a ajustarse a su transición por el Muro de Fuego.
Nunca antes había sentido algo como eso. Estaba tratando de recordar y descubrir quién era él, pero él estaba
adquiriendo nuevos atributos que ni siquiera podía relacionar. Estaba empezando a adquirir extraños
sentimientos y vibraciones acerca de su propia energía. Donde Jack había sido una vez sólo luz, él estaba
empezando a tomar un espesor, una pesadez en el ser que luego se convertiría en un cuerpo.

42
A Jack no le gustó mucho esto. No le gustó sentir la baja de su energía, el descenso de su concepto de luz al
de electricidad. No le gustó para nada. Pensó en salir de allí, pero no sabía cómo. Se estaba convirtiendo en
más y más sólido. Mientras pasaba por esto, el universo también se volvía más y más sólido. Los planetas
comenzaron a tomar forma y a tomar masa.
Oh, queridos amigos, Jack, ustedes, no gustaba nada de esto. Ustedes sintieron como que estaban cayendo y
cayendo y cayendo. Sus energías y vibraciones se estaban haciendo más lentas. Lucharon contra esto.
Sentían que a un cierto punto nunca recordarían quiénes eran, o de dónde habían venido. Trataban
desesperadamente de mantener la vibración del reino. ¡Maldijeron haber cruzado el Muro de Fuego!
Estaban en un caos. Había guerras terribles en su universo. Fue un tiempo en el que los conceptos de
asesinatos y muerte comenzaron a aparecer. Tenían rabia hacia otros y hacia ustedes mismos. Había grupos
que deambulaban en ese universo en solidificación, tratando de tomar el poder de otros. Pensaban que si ellos
tomaban el poder y la energía de otros seres, eso aumentaría sus vibraciones y podrían regresar al hogar
del reino.
Comenzaron a viajar en grupos, algunos grupos grandes, otros pequeños. Mientras hacían esto... y ustedes,
en un sentido, se agarraban de las manos y compartían sus energías, vino a formarse alrededor de ustedes
una energía “nave”. Vivieron dentro de aquello y por todos lados y tuvieron muchas, muchas experiencias.
Fue interesante, porque podían viajar muy bien en los corredores de energía que se estaban desarrollando en
su universo. Sabían cómo trasladarse de una parte a otra, lo que podía ser distancias de millones o hasta
billones de años luz, usando sus sistemas actuales de medición. Tomaba sólo un momento. Fueron muy
proficientes en esto.
Pero todo este tiempo, cada uno de ustedes estaba resistiéndose a hacerse más lentos, resistiéndose a la
solidificación que estaba tomando lugar en ustedes, en su universo entero. Comenzaron a tener extrañas
experiencias. ¡comenzaron a estrellarse contra las cosas! Ya no podían pasar a través de los objetos. La
energía no podía atravesar a la energía. Las cosas se tornaban tan sólidas, tan lentas, que ustedes se
podían encontrar a ustedes mismos estrellándose contra las estrellas y planetas y meteoros y asteroides. Esto
los sorprendía y los deprimía. Las guerras continuaron. Las batallas se intensificaron. Este no era un tiempo
bueno. Había focos de aquellos que trataban de encontrar la manera de regresar a casa, trataban de encontrar
su propia vibración, descubriendo cosas acerca de las energías del amor y la luz. Pero en su mayor parte, las
cosas fueron desparramadas.
En algún punto llegó, como lo hemos dicho antes, un impasse. Las cosas no podían ir más allá. Los conflictos,
las batallas entre lo que ustedes llamarían la luz y la oscuridad llegaron a un punto muerto. El universo, como
ustedes lo conocieron, paró de crecer. En ese punto hubo una decisión, un consenso, un acuerdo para ir a ese
lugar llamado Tierra, y de una vez por todas cruzaron el velo final. Acordaron cruzar la barrera final, para
literalmente tomar la muy densa forma humana, para que su ser pasara a la forma que conocen como su
cuerpo. Acordaron vivir en completa amnesia de quiénes eran, caminar en los ciclos de la vida y la muerte, y lo
que ustedes llaman karma, dando la vuelta completa al círculo, para recordar quiénes realmente fueron antes
de haber cruzado el muro de fuego.
¡Por eso es que están aquí! Por eso es que han estado aquí por cientos y cientos y cientos de vidas. Han
estado caminando el ciclo de vidas en la Tierra bajo un acuerdo de dar la vuelta completa al círculo. Es un
acuerdo para sanar el pasado, para sanar ese tiempo transcurrido en atravesar el Muro de Fuego, para sanar
ese tiempo de construcción del vacío, la creación de su universo, tal como lo conocen. Han caminado todas
esas vidas para sanar y redescubrir.
Hay unos que esta noche están entrado en su segundo círculo. Ellos están tomando las mediciones y
monitoreando lo que ustedes están haciendo. Ellos están aquí porque el círculo está próximo a cerrarse.
Ustedes se encuentran en las etapas finales del viaje que ha durado tal tiempo que nosotros no podemos ni
siquiera comenzar a explicar. Pero el círculo se va cerrando por el trabajo mismo que ustedes han hecho.
No debería sorprenderles que las cosas se les hayan tornado más difíciles en su vida diaria de ahora. ¡No es
solamente por ustedes! No es solamente a ustedes en esta vida a quienes están sanando. Ya han sanado
realmente cientos y cientos y cientos de vidas pasadas. La mayoría de ellas, queridos amigos, han sanado y
partido, y Gaia está liberando las energías que habían estado almacenadas en la Tierra. Lo que están sanando
ahora realmente es el tiempo de la construcción del vacío, el tiempo entre el Muro de Fuego y su llegada a la
Tierra. Están sanando ese tiempo cuando estaban dando tumbos alrededor de su universo, experimentando el
comienzo de la masa y la materia. Ese era un tiempo en el cual ustedes podían viajar libremente en el tiempo y
el espacio, pero no les gustaba lo que estaba ocurriendo. Fue el gran tiempo del caos.
Ahora, aquellos que ustedes llaman “seres alienígenas”, queridos amigos, son simplemente aspectos de
ustedes de esos tiempos pasados, ese tiempo de construcción del vacío. Les hemos dicho antes que cuando
ustedes miran hacia las estrellas, y miran hacia su universo, no hay realmente mucho allá afuera. Queremos
decir exactamente eso. Están mirando hacia una vista dimensionalmente limitada de su universo físico.
¡Y ciertamente no hay mucho allí! Lo que hay allí son las energías del pasado de ustedes que están cruzando,
algunas veces interceptando, su actual vida en la Tierra.
Usemos esta analogía. Usaremos la analogía de la casa, ya que es una muy buena. (risitas entre dientes)
Imagínense parados en el salón mirando a su alrededor. Todo lo que ven es el salón, pero hay otros cuartos de
la casa que ustedes no pueden ver porque están parados en un sitio en ese momento. Hay actividades en
otros cuartos, pero ustedes no están al tanto de ellas, porque no pueden verlas ni oírlas. Su universo es
43
muy parecido a esto. Hay muchos cuartos, hay muchas dimensiones. Cuando miran hacia los cielos y ven las
estrellas, en esa sala, allí no hay mucho. Verdaderamente allí no hay mucho en términos de vida. Hay mucha
energía, pero en términos de formas de vida, no mucho. Hay salones que existen lado por lado, dimensión por
dimensión en su universo que ustedes no pueden ver o escuchar. Algunos de ustedes están empezando a
sentir esos otros salones. Están todos bajo el mismo techo, pero están separados.
De vez en cuando, en una situación energética inusual, hay vasos comunicantes o pasadizos. Podrán
entonces ver dentro de ese otro salón o algún ser del otro salón accidentalmente cruza la puerta y penetra el
salón de ustedes. ¡Cuando eso ocurre, ese ser son ustedes desde el pasado! Oh, él lucirá como un alienígena
y lo sentirán como un alienígena, pero queridos amigos, son ustedes desde su pasado. Con este intenso
trabajo de sanación que marchando en este momento, de sanación de este tiempo, en un sentido, ustedes
actúan en paralelo. Ustedes están aquí ahora pero también están sanando ese cuarto de al lado al mismo
tiempo, así que hay incidentes de cruzamientos, de intersecciones. ¿Hay alienígenas en su universo que son
más sabios y más grandes y más listos? Desde luego mis amigos, ¡no! Sólo son aspectos de ustedes desde su
pasado. ¿Cómo podrían ser más sabios o más listos o más poderosos? Esos aspectos, además de ser parte
de sus pasados, están ocurriendo en este preciso momento. Aún cuando están aquí sentados, la porción de
ustedes que está construyendo las estructuras del vacío en el pasado existe al mismo tiempo.
Ahora no queremos llegar demasiado lejos con esos conceptos de realidades alternativas o múltiples
dimensiones. Simplemente queremos reforzar el punto de que esos son ustedes desde el pasado, y
que ocasionalmente ocurren esos cruzamientos. El asunto importante de saber, queridos amigos, es que están
ya cerrando el círculo en su trabajo. Han pasado por tiempos traumáticos después de cruzar el Muro de Fuego.
No le entreguen su poder u otro, a ningún ser, que ustedes pudieran llamar alienígena.
Aunque este es un aspecto de sus pasados, va a tratar de presentarse a ustedes y a otros como un gran e
inteligente ser. Van a tratar de decirle a ustedes, y hay algo de cierto en ello, que ellos son sus padres, que
ellos suplieron la semilla de donde proceden. ¡Bien ciertamente, ellos son su pasado! Pero no se dejen engañar
con eso de que unos grandes seres que comprenden las claves de todas las cosas. Queridos amigos, la
vibración de la palabra “alien” (alienígena) es “a lie” (una mentira). No le entreguen su poder a otro. Están tan
cerca de completar su círculo. Ahora es un tiempo de intensidad, en el que aún ustedes mismos desde su
pasado podrían regresar para engañarse y disminuirse y decirse a sí mismos que ellos son los sabios. En un
sentido, aún cuando ustedes están tratando de sanar ese pasado, éste tratará de engatusarlos.
Yo Tobías, quiero que ustedes recuerden la energía que está aquí presente, la energía que les dice que llevan
la semilla de Cristo dentro de ustedes, y que siempre la han llevado. ¡No sigan a nadie más que al Dios dentro
de ustedes! Van a ser retados en estos días por venir, mientras hacen la conexión final de su círculo. Los retos
serán bien difíciles, y es por eso que traemos el asunto a colación en esta noche. ¿Les estamos diciendo que
tendrán encuentros con alienígenas? De una manera, si, lo estamos diciendo. Podría no ocurrir mientras están
manejando en la carretera a la 1:00 de la madrugada y van a pasar una intersección de ferrocarril. (risas de la
audiencia). Podría pasar durante su sueño. Podría ocurrir, y seguramente así ocurrirá, como una vieja
remembranza que llega como un tren de carga, una remembranza que les trae miedo y los inhabilita
e inmoviliza. Cuando esto ocurra, queridos amigos, queremos que regresen a esta energía de este día, cuando
el Espíritu, cuando Yoshua y el Consejo Carmesí y Tobías se sientan frente a ustedes, y dicen “Queridos,
ustedes son el Dios que está despertando. No dejen que otros pasen antes o encima de ustedes.”
(risitas entre dientes) ¡Ahora esta va a traer muchas preguntas sobre los alienígenas! Estamos preparados
para discutir todas y cada una. Y Cauldre, te daremos las herramientas para contestarlas.
Ahora cambiaremos las energías para ir a la Lección Siete de la Serie del Creador. Le pedimos a cada uno que
se pongan cómodos en sus sitios. Queridos amigos, les contaremos una corta historia para ayudarles a
comprender mejor nuestra Lección Siete. La Lección Siete es simple, muy simple. Podrían luchar con ella
porque es muy simple. Ustedes van a tratar de hacerla algo compleja.
La Lección Siete es la primera de lo que llamaríamos las lecciones prácticas para la creación aparente. Mucho
de lo que hemos hablado hasta ahora ha sido de basamentos y comprensiones, y procesamiento de las viejas
energías que necesitaban ser re-equilibradas. Ahora comenzaremos en la segunda mitad de esta serie un
número de pasos para crear proactivamente. Esto le parecerá extraño e inusual a algunos de ustedes. Existe
un miedo arraigado dentro de ustedes, dentro de todos los humanos, a sus poderes creadores. Existe una
renuencia para crear una vez más, porque ha pasado ya mucho tiempo, y todavía existe vergüenza y
culpa asociadas con lo que ustedes perciben que han hecho en el pasado.
Hay un pecado original que ustedes perciben en sí mismos por haber cruzado el Muro de Fuego. Sienten que
fueron demasiado lejos. Sienten que batallaron dentro de la energía del caos mientras construían el vacío. Oh,
queridos amigos, ¡las batallas que tuvieron lugar harían parecer a La Guerra de las Galaxias como un juego de
niños! Así que cuando hablamos de usar sus verdaderas habilidades como creadores, algunos de ustedes
podrían ser tomados por sorpresa. Algunos podrán pensar si eso es una cosa correcta y que quizás no es el
tiempo para ello.
(pausa)
Había una trabajadora de la luz de nombre Ana, una maravillosa trabajadora, parecida a cualquiera de ustedes
aquí, a cualquiera de los que leen en este momento. Ella tomó muchos cursos espirituales en los últimos 30
años. Aprendió acerca del control de la mente, que es entretenido de por sí. Aprendió a meditar, a seguir un
ritual de meditación, cómo limpiar su mente. Pero sabemos, y ustedes saben que la mente nunca fue limpiada.
44
Ella empleaba 20 minutos, dos veces al día, sentándose en una posición incómoda porque pensaba que eso
era lo que tenía que hacer. (risas de la audiencia) Pero en un sentido, esto fue bastante bueno para su alma y
para su ser, ya que la ayudó en su camino. La ayudó a proveerle estructura.
Nuestra querida trabajadora de la luz Ana tomó muchos cursos en diferentes técnicas, en diferentes asuntos:
cómo ser pacífica, cómo estar calmada, como ser chévere, cómo ser como Dios, cómo obedecer a Dios, cómo
esconderse de Dios. (risas de la audiencia) Estos cursos fueron como saltar rocas en su camino, y la ayudaron
a llegar hasta este punto.
Pero por debajo, Ana se preguntaba, “Si estoy aprendiendo tanto y creciendo tanto, ¿cómo es que no puedo
afectar mi ser, mi espacio?, ¿Cómo es que no puedo focalizar mi mente para cambiar el flujo del agua que
sale del grifo?” Ella había probado eso. Y no le funcionó. “¿Cómo es que no puedo cambiar la manera en que
una vela titila? ¡Porque ciertamente yo sé y Espíritu sabe que sólo es la brisa la que causa el movimiento!
Ana estaba frustrada, porque continuaba habiendo retos y experiencias en su vida sobre las que ella no tenía
ningún control. Hizo bien en simplemente sobrevivir y continuar creciendo espiritualmente por dentro. Como
ven, de lo que ella no se dio cuenta es de que todo el trabajo y todo el esfuerzo que estaba haciendo era para
construir algo allá adentro. Eso estaba despertando algo allá adentro. Pero aún seguía frustrada porque
su realidad externa no cambiaba. Las cosas no cambiaban afuera. Había muchas razones para ello. Una razón
es que no era el tiempo correcto. No habría sido apropiado. Habría sido, cómo decirlo, una caída y una
achicharronada. El tiempo no era exactamente el correcto.
Ha habido mucha espera de parte de todos ustedes, y lo comprendemos. El propio equilibrio energético de Ana
, y hemos hablado de esto con los mármoles, el claro, el blanco y el oscuro, estaba aún jugándole un juego
maravilloso por dentro. No era el tiempo de terminar el juego. Había también el hecho de que ella continuaba
dándole su poder a otros. Tomaba una clase, o leía un libro, y se convertía en una seguidora. ¡Y un Creador no
es un seguidor! Son términos contradictorios.
Pero ahora, queridos amigos, ahora el tiempo es apropiado. Como hemos dicho, los que se reúnen hoy en el
segundo círculo son los que toman las mediciones y hacen el monitoreo. Ellos están altamente intrigados
porque el tiempo de ahora es apropiado. Ellos ahora saben que el primero de los humanos comenzará a utilizar
sus habilidades como creador. Y ese es usted.
Ana se sentía muy frustrada de que no podía controlar su ambiente externo, su ser exterior. En cierto punto,
como muchos de ustedes han hecho, ella tiró todos sus libros, todas sus herramientas, y dijo: “No más clases.
¡Lo único que han hecho es costarme un montón de dinero!” (risas de la audiencia) Queridos amigos, esta no
es una comprensión exacta, porque como hemos dicho, todas esas cosas, esas clases y disciplinas y técnicas,
estaban realmente poniéndole piedras en el camino, y ayudaron a traerla de vuelta con la familia. Así fue como
conoció a otros, por medio de los cursos. La energía de reunirse fue valiosa para volver a juntar a la familia.
Ahora, Ana aprendió sobre ese lugar llamado la Nueva Casa. No lo comprendía, pero sabía en sus adentros
que la sentía bien. La podía sentir como apropiada, y sin más nada, ¡la sentía apacible por unos cuantos
minutos! (risitas entre dientes) Así que ella pasaba tiempo en su Nueva Casa, como les pedimos a cada uno
hacerlo ahora. Pónganse a sí mismos en la energía de su Nueva Casa. Sientan la canción de su Nueva Casa.
Si no la oyen muy bien, simplemente siéntanla. Si no la sienten muy bien, simplemente sepan que allí hay una
vibración, una vibración medular en su Nueva Casa.
Ana, algo frustrada por su inhabilidad para crear proactivamente, para crear con dirección y fuerza, llegó al
punto en que ya había liberado muchas de las viejas maneras. Llegó al punto en que realmente ya estaba lista
para comenzar a crear.
En su Nueva Casa, Ana vio una brocha muy grande en un balde de pintura reluciente, reluciente, maravillosa
pintura sobre el piso de la sala. Ella sabía que estaba allí por alguna razón, ya que ella no la había puesto allí.
No estaba allí la última vez que estuvo en su Nueva Casa. Pero se percibía bien. La brocha era grande. Era
muy grande, más larga que cualquier otra brocha que ella había visto anteriormente. La miró por todos lados.
Ella miró por toda la casa tratando de entender lo que se suponía que debía hacer con esa brocha y con esa
pintura. Pero en lugar de angustiarse, siendo que se encontraba en la maravillosa energía de su nueva casa,
simplemente se preguntó “¿Qué será lo que tengo que hacer con esta lata de esta reluciente y bella pintura y
brocha grandota?” Brotó entonces una voz dentro de ella, no de un guía ni de Tobías, que le dijo que
simplemente tomara la brocha, la metiera en el balde de pintura, y diera un trazo grueso en cualquier pared de
la Nueva Casa que ella escogiera. Cuando Ana tomó la brocha, la llenó con la pintura reluciente, y dio un
trazo grueso a lo largo de la pared de su Nueva Casa, aprendió la Lección Siete.

Lección Siete: Creando a Trazos Amplios. Creando a trazos amplios. Es una lección muy simple pero muy
profunda. En los próximos 30 días, ustedes van a entrar en su primera comprensión real de lo que es crear.
Ya no son más unas víctimas, y ya no van más a simplemente reaccionar ante las cosas que les suceden en
sus vidas. Realmente van a crear. Les pedimos que se sienten en sus casas, sientan la vibración de sus
casas, y cuando estén listos, tome la brocha grande, sumérjanla en el balde de pintura, y hagan, creen, un
trazo grueso. Luego pongan la brocha sobre el balde, siéntense en el piso, y contemplen lo que ocurre con
ese trazo grueso que han creado. Obsérvenlo. Él va a cambiar. Él se transformará. Él encontrará su propio
equilibrio. Ustedes están en su Nueva Casa, y dentro de esta energía hay un equilibrio divino. Su primera
creación ? su primer trazo grueso ? encontrará ese equilibrio divino.

45
¿Ahora qué están creando? En nuestra última reunión hablamos de cuatro áreas de la experiencia humana.
Hablamos de recursos, también conocida como la abundancia. Hablamos de su saludo y de su biología.
Hablamos de las relaciones. Y hablamos la propia importancia o valor personal. Escojan cualquiera de las
cuatro. Guárdenla en su corazón. Luego creen con un trazo grueso, simplemente creen el equilibrio de esa
área. Están creando equilibrio. No hay necesidad de tener una agenda específica o intención para Espíritu o
para ustedes mismos. Están creando un equilibrio divino. Pero esta vez, están creando con un trazo grueso.
Están siendo proactivos.

¿Qué significa todo esto? ¿Qué ocurrirá ahora? Primero podría ser que sientan miedo. Podrían preguntarse
¿qué es lo que realmente están creando, y qué va a ocurrir como resultado de esa creación? Ese miedo se
relaciona con el tiempo que pasaron antes de venir a la Tierra. Se relaciona con la vergüenza que sintieron
mientras cruzaban el Muro de Fuego, por haber dejado el reino. Direccionen ese miedo. Siéntense con él en
su Nueva Casa, Compréndalo y háblenle. Este miedo podría ser su mejor amigo, o como creador este miedo
podría ser su peor enemigo. Este miedo, si se deja desatendido, regresará a ustedes. Regresará
pareciéndose a un alienígena. (risas dela audiencia) Lo digo seriamente. Si permiten que este miedo crezca
y tenga poder, los llevará de regreso a los sitios donde ese miedo nació.
Lección Siete: Creando a trazos amplios. No se preocupen de los mecanismos o de los detalles. Esta sala
está llena esta noche de mecánicos e ingenieros que se ocupan de los detalles. Ustedes, como creadores, no
necesitan meterse en eso por ahora. Creando a trazos amplios. Ustedes van a tener la tendencia de querer ir
con pinceles y decirle a Espíritu y a su Yo divino cómo hacerlo. Resistan esa tentación. Siéntense enfrente de
eso bello trazo grueso que han creado. Simplemente permítanle que tome su propio equilibrio divino. Esto es
muy simple, queridos amigos, pero al mismo tiempo muy retador.
Tomen un problema de relaciones. No tendrán que explicarle a Espíritu o a ustedes mismos lo que el problema
es. No tienen que ir a los detalles. Tomen este problema. Pónganlo en sus corazones. Creen con un trazo
grueso, y sepan, queridos amigos, que el equilibrio divino, su propia divinidad, manejará el resto.
¿Están viendo lo que pasa aquí? Están aprendiendo a confiar en su propia divinidad y permitir que la divinidad
haga su trabajo. ¡Han tratado de manejar los detalles en el pasado! Han estado separados del reino por tanto
tiempo que ya sienten que tienen que manejar cada pequeño detalle. Es tiempo de confiar. En cuanto le
permitan a su divinidad proveer el equilibrio apropiado, oh, mis queridos amigos, ¡su vida será mucho más fácil!
Serán entonces los pintores de bellísimos trazos amplios. La mecánica de la manifestación será manejada a
otros niveles. Y la vida será mucho más gratificante.
¿Por qué la pared? ¿Por qué la pintura? Salgan de su nueva casa después de que hayan pintado el trazo
grueso. Las cosas afuera lucirán diferentes. ¡Lucirán diferentes por el trabajo que han hecho adentro!
Simplemente lucirán diferentes. Comenzarán a ver más allá de lo que podían previamente reconocer.
Comenzarán a ver la manera en que las cosas realmente se juntan. Serán capaces de ver dentro de las
personas a su alrededor por las que antes se sentían apenados o compadecidos. Podrán ver el gozo en
sus vidas. Habrán cambiado algo en el interior con su primer trazo grueso y el exterior comenzará a lucir
diferente.
Ustedes no han cambiado la vida de ningún otro. Sólo habrán cambiado la suya. Les dijimos esto antes, no
pongan a otros en el horno. No traten de cambiar a los otros. No necesitarán hacerlo, porque las cosas lucirán
diferentes y ustedes comprenderán de formas que no habían logrado antes.
La Lección Siete: Creando a trazos amplios. Queridos amigos, resistan el deseo de tomar los pinceles para
llenar los detalles. Eso será hecho para ustedes. Después que creen un trazo grueso, siéntense en el suelo y
admiren la obra de arte que acaban de crear. Les hemos hablado anteriormente del Horno de Gracia, y les
hemos hablado y conducido a poner los viejos problemas allí. El Horno de Gracia es maravilloso para los viejos
problemas. Pero el Horno de Gracia también sirve como un procesador y equilibrador de las nuevas cosas
que crean. Es como un sistema completo de energía en su Nueva Casa. Mientras crean a trazos amplios, su
Horno de Gracia equilibra y procesa las energías. En otras palabras, permitiéndole a la gracia procesar sus
nuevas creaciones se asegura el equilibrio divino. Se asegura de que se manifiesten y equilibren en la forma
más apropiada y amorosa. No tienen que preocuparse si están creando la cosa más apropiada o iluminada.
Sus propias divinidades manejarán el equilibrio.
Existe un miedo innato dentro de cada uno de ustedes de crear algo que no sea apropiado. Esto ha congelado
a muchos de ustedes hasta hoy. Han sido reacios a crear porque no saben si será una cosa correcta. Han
estado esperando que Espíritu les diga cómo crear y qué cosa crear, porque no desean aparecer como
inapropiados otra vez. El Horno de Gracia, sus propias divinidades y el amor de Espíritu harán que no
creen inapropiadamente. Con los cuatro mármoles y el equilibrio dentro de ustedes, no podrán crear nada malo
u oscuro. Con el amor que hay dentro de ustedes, no crearán lo incorrecto.
¿Qué deberían crear ahora? Es simple. Con sus trazos amplios ustedes crean un nuevo equilibrio en las
relaciones, un equilibrio en la abundancia, un equilibrio en la salud, y autoestima o autovaloración. Cuando
hacen un trazo grueso están creando un nuevo equilibrio. No se preocupen de cuántos dólares ese equilibrio
significa, y cómo ese nuevo amante en su vida va a parecer. La divinidad manejará el equilibrio y les traerá las
cosas que sean apropiadas. Mientras cambian las cosas de adentro, pueden también cambiar su nivel
vibratorio. Cambien sus patrones de energía, de manera que cuando salgan de su nueva casa, hayan
cambiado la percepción de lo que las cosas aparentan ser. Cambien la realidad sin afectar a ningún otro ser
46
humano. Eso es muy interesante. Esto es por lo que hemos dicho “No recen para cambiar el mundo. Recen
solamente por su propio despertar interior.” Mientras lo hacen, cambiarán la forma en que su realidad luce.
Discutiremos más de esto más adelante, en lecciones venideras.
La Lección Siete, una muy simple, pero es su primera lección sobre la creación proactiva: Creando a trazos
amplios. Escojan alguna de las cuatro áreas que hemos discutido. Ciertamente habrá lecciones más refinadas
y más y más intensas en la medida que avanzamos, pero trabajen con esto ahora por un período de tiempo.
Creando a trazos amplios.
Ahora queridos amigos, los que sientan en el segundo círculo esta noche que monitorean y miden las energías
están sonriendo. Ellos sienten y ven un nivel vibratorio que han detectado en muy pocos. Esta vibración es del
amor que brilla dentro de ustedes. Están sonriéndose por su integridad, su amor y su dedicación. Esta es la luz
que brilla.
Ellos seguirán tomando más mediciones de los Shaumbra y de la Tierra. Nos dicen que esperen ver cambios
en su Tierra. Verán cambios en la fuerza. Verán cambios en Gaia. Y continuarán intensificándose. Los recientes
temblores en Sudamérica e India son un comienzo. Habrán más, y ello será apropiado. Más adelante
discutiremos cómo manejar este tipo de situaciones.
Este es ciertamente un tiempo de amor y un tiempo de reunión cuando nos juntamos así. Disfrutamos de este
tiempo juntos. Tomen esta energía. Tomen los sentimientos que vienen cuando nos juntamos así. Guárdenlos
dentro de ustedes. Manténganlos con ustedes. Establézcanlos como una guía de todas las otras energías que
su ser deberá buscar. Queridos amigos, hay una multitud de seres del otro lado del velo trabajando por cuenta
de ustedes, haciendo el trabajo con ustedes, preocupándose por ustedes.
Ciertamente nunca estarán solos, nunca.
¡Y así es!

LECCIÓN OCHO: RECIBAN LA FRUTA DE LA ROSA

Tobías:
Y así es, queridos amigos, que nos reunimos de nuevo en nuestro Círculo Carmesí con la familia. Estos son
tiempos preciosos y tenemos mucho de qué hablar hoy. Queridos amigos, hay muchas cosas que queremos
informarles, tantas cosas que quisiéramos decirles. Una parte saldrá en forma de palabras, pero gran parte
tendrá forma de energía para ustedes.
Sobre todo, queremos decirles desde lo más profundo que los amamos. Los honramos por lo que están
haciendo aquí. Los honramos por dar parte de sus vidas, porque sabemos exactamente lo que están
haciendo. Se han entregado totalmente al servicio. Han acordado liberar la vieja energía. Esto no es fácil de
hacer. Han acordado liberar todo lo antiguo. Han acordado liberar todo lo que creían ser para convertirse en los
primeros en atravesar hacia la nueva energía. Sabemos que esto les ha provocado muchas lágrimas.
Sabemos que esto les ha causado muchos problemas.
Estamos llegando a borbotones a su círculo, sin importar dónde están en este momento. Las entidades que no
están en un cuerpo humano llegan a borbotones al segundo círculo para darles las gracias por su viaje.
El viaje que están haciendo ahora es el de un verdadero maestro, un maestro de corazón. Lo que están
experimentando ahora en sus vidas es poder ofrecer la experiencia necesaria para poder ayudar a los demás
mientras ellos entran a la nueva energía. Están aprendiendo las lecciones del Círculo Carmesí de forma rápida
para que sean maestros y consejeros y guías humanos para otros.
Pronto llegará el momento en el que los humanos se acercarán a ustedes y no será necesario cargar el sello
de la nueva energía, o de la Nueva Era, o de lo metafísico. Habrá algunos que han estado buscando por su
cuenta, una búsqueda solitaria y callada. ¡Ellos serán llevados a la puerta del nuevo hogar de ustedes y no
sabrán por qué están allí! Tendrán cara de sorpresa y asombro cuando ustedes abran la puerta de su nuevo
hogar y les pidan que pasen. Ustedes les explicarán exactamente por qué están allí. Ustedes sabrán cómo fue
su viaje, porque ya ustedes lo habrán hecho. Ustedes sabrán que es hora de que se conviertan en maestros,
maestros de la nueva energía.
Queridos Shaumbra, ustedes podrán combinar sus enseñanzas con los métodos y las artes que ya conocen.
Podrán combinar la sabiduría que han obtenido del Círculo Carmesí con sus practicas actuales de sanación y
lectura. Pero tendrá un nuevo toque, el toque de la nueva energía. También incluirán las lecciones de las que
hemos estado hablando con ustedes; la lección de estar parados detrás de un pequeño muro, la lección del
Horno de Gracia, sobre todo las lecciones de la aceptación y bendición de los cambios, la lección proactiva de
la brocha. Se sentarán con sus estudiantes humanos. Ustedes serán los guías en su propio viaje. Como saben,
no pueden hacer estas cosas por ellos, pero pueden ayudarlos a comprender que sí se puede lograr. Por eso
están acá hoy o están leyendo esto. Han concluido con todas las cosas que tenían que concluir en esta vida.
Han concluido hasta con las cosas de otras vidas. Han liberado todas esas cosas y han dado de sí mismos
para ser los primeros en la transición hacia la nueva energía. Ustedes son los que prueban las vibraciones,
estructuras y patrones de energía propios de la nueva energía.
¡Ustedes serán los maestros! Ustedes son los maestros de la nueva energía, queridos Shaumbra. Es por eso
que los que llegan al segundo círculo les tienen tanto respeto. Aquellos que ustedes llaman ángeles y que
perciben con alas para volar, los llaman a ustedes los Maestros, Maestros del Viaje. Han realizado un largo,
largo viaje desde el Hogar. Han estado apartados de la Primera Creación por más tiempo que el que
47
quisiéramos recordar. ¡Aquellos que aún están en el Hogar, así como aquellos que cruzaron el Muro de Fuego
pero que no tienen forma humana sienten un gran honor por lo que ustedes están haciendo!
Como les hemos dicho varias veces en reuniones como esta, ustedes no ven el panorama completo. No
pueden, por la energía en la que se encuentran. Pronto lo harán. Estando aquí con ustedes quizá podamos
ayudarles a comprender que en realidad sí hay un panorama más amplio. En verdad existe un propósito y un
significado para todo lo que han estado haciendo. Ni un pensamiento ni una inhalación ni una acción se
desperdicia. Ni una lágrima pasa desapercibida para el Espíritu. Sí, escuchamos sus pensamientos.
Escuchamos cuando hablan con nosotros. Sus mensajes son recibidos. ¡En verdad lo son!
A medida que continúan cambiando su biología y su espíritu, se darán cuenta de cosas que están más allá de
su percepción humana actual. Si aún no se han dado cuenta, su biología y sus sentidos se están volviendo
mucho más agudos y mucho más sensibles. ¡A algunos de ustedes ni siquiera les gusta lo que perciben como
alergias! No es alergia en el sentido humano real de su biología. No les gustan los dolores y malestares
corporales. No les gusta la sensación de desorientación, de no sentir que tienen los dos pies sobre la tierra.
Queridos amigos, todo esto es parte del proceso.
Se están volviendo más sensibles a las cosas invisibles a su alrededor. Sí, realmente se están volviendo más
sensibles a los pensamientos de otras personas. Cuando están con un grupo de personas, estas parecen
afectarles más que nunca. Se están volviendo más sensibles al desequilibrio en su Tierra. Cuando algo les
sucede dentro de ustedes que no comprenden, lo llaman resfriado. Queridos amigos, ¡no es el tipo de resfriado
que experimentaban en el pasado! Quizá lo podrían llamar “la gripe de la energía” porque se relaciona con los
cambios internos que están experimentando, en lugar de un evento biológico normal. Están ocurriendo cambios
dentro de ustedes y estos continuarán ocurriendo por un tiempo más.
Pero esos cambios pueden hacerse más fácilmente. Pueden ser más suaves con su cuerpo y su mente a
medida que comprenden que su vibración es más aguda dentro de la nueva energía. Su energía es más
aguda. Comenzarán a ver cosas invisibles y a escuchar cosas que nunca habían escuchado antes. Esto
ocurrirá a niveles a los que no estaban acostumbrados a tener acceso. Si están esperando que algo se
manifieste frente a ustedes en su condición humana, no busquen allí. Las primeras señales que recibirán
vendrán de los estados invisibles. Comenzarán a darse cuenta de una mayor profundidad en su realidad
humana a medida que hacen su transición a la nueva energía.
Los ajustes relacionados con el incremento de su sensibilidad son simplemente parte del proceso. No huyan de
ellos. No huyan cuando estén en medio de un grupo de humanos y su energía les afecta. Manténganse dentro
de esa energía. No le teman. No puede hacerles daño. Están recibiendo pensamientos y energía de aquellos
que están plantados firmemente dentro de la vieja energía. Manténganse dentro de ella. Siéntanla. Obtendrán
una mayor comprensión al estar en ese espacio.
De acuerdo con lo que hemos conversado anteriormente, es necesario que muchos humanos se queden en la
vieja energía por un tiempo. ¡Causaría una ola de energía que todos los humanos pasaran a la vez hacia la
nueva energía! ¡Imaginen que todas las personas con las que trabajan o viven pasasen de pronto hacia la
nueva energía de una sola vez! ¡Sería un caos!
Pero los humanos que están con ustedes en el día a día los observan en una forma que ustedes no perciben.
Se sienten curiosos por lo que ustedes están atravesando y por supuesto con esa curiosidad los fastidiarán.
Los provocarán. Los cuestionarán. Y por supuesto, los irritarán. (risa de la audiencia) Simplemente tratan de
comprender por lo que ustedes están atravesando. Ellos saben que hay algo dentro de ellos que está
despertando. Ellos saben que pronto, quizá en esta vida, quizá en otra vida en el futuro cercano, ellos también
estarán pasando hacia la nueva energía. Así que sienten curiosidad por lo que ustedes están haciendo. ¡Hacen
preguntas raras, claro! (risa de la audiencia) Y les contestarán de maneras que ustedes no necesariamente
esperan. Sienten mucha curiosidad.
Como saben, queridos amigos, siempre hay un grupo de “invitados” en nuestras reuniones. Esta noche,
quienes se reúnen con nosotros en el segundo círculo, son aquellos que ahora conocen en su vida regular,
diaria. Vienen para estar con ustedes, para sentarse con ustedes, para ver lo que sucede mientras ustedes
cruzan hacia la nueva energía. Aquellos que se unen a nosotros en el segundo círculo son aquellos con los que
ustedes trabajan, los que ustedes llaman su familia humana y los que llaman sus amigos íntimos. Son los
humanos con los que interactúan regularmente.
Ciertamente aquellos que se reúnen con nosotros en el segundo círculo son seres vivos. Viven dentro de la
forma humana ahora, sin embargo se reúnen con nosotros en espíritu. ¡Ya hemos tenido suficientes entidades
muertas en nuestras reuniones! (risa de la audiencia) Aquellos que se unen a nosotros son aquellos envueltos
en sus vidas actuales.
Como ustedes, parte de su conciencia puede viajar. Con la ayuda de los corredores y los tejedores que no
tienen forma humana, pueden estar con nosotros en el círculo. En cierto sentido, una parte de su conciencia ha
sido escoltada esta noche para estar con ustedes, para unirse a ustedes. Tienen curiosidad. Oh, ellos podrían
ser aquellos que les dan el trabajo más difícil durante el día. Podría ser el jefe inmisericorde con ustedes, o el
compañero de trabajo que los manipula o un miembro de su familia que siempre se engancha y absorbe su
energía. Vienen a unirse a nosotros en el segundo círculo. De todas las cosas, sienten amor y honor hacia
ustedes. Tienen mucha curiosidad por lo que ustedes están haciendo. No comprenden en su estado de vigilia
de dualidad lo que ustedes están haciendo. ¡Y ustedes saben que no sirve de mucho explicarlo! (risa de la
audiencia) A ellos les gusta estar cerca de su energía. Les gusta hurgar a su estilo amoroso.
48
Ellos están reunidos esta noche. Los animan a seguir su viaje de la mejor forma que conocen. Los animan para
que continúen. Saben que hay momentos difíciles en el camino, pero saben que hay un nuevo tipo de creador
apareciendo en medio de todo esto.
Vienen esta noche para observar un nuevo ser humano que pasa hacia una nueva energía. La próxima vez
que los vean, ellos los verán a ustedes diferentemente. Sus ojos estarán más abiertos que nunca. Tendrán más
curiosidad. Habrán hecho conexión con ustedes a un nivel diferente. Habrán estado sentados en el círculo
exterior observando a un grupo de humanos que han dado desde lo profundo de su ser, que han dado todo lo
que creían ser, quienes han liberado su vieja identidad. Ellos los verán de forma diferente la próxima vez que
se encuentren. ¡Puede que los vean con una mirada de amor, conocedora, o quizá estén más molestos que
nunca, tratando de entender quienes son ustedes!
Están aquellas entidades que se reúnen aquí, incluyendo aquellos del Círculo Carmesí, quines siempre están
en estas reuniones y siempre están trabajando con ustedes. Hay legiones de ángeles aquí para ustedes. Y por
supuesto, yo, Tobías, quien conoce a cada uno de ustedes, cada uno de los que está aquí y cada uno de los
que está leyendo esto. ¡Hemos derramado algunas lágrimas juntos! Hemos caminado juntos por la
senda. Ustedes me conocen. Conocen mi energía. Nos hemos visto a los ojos. Nos hemos abrazado en el
pasado cuando compartimos una vida juntos. Siempre supimos que regresaríamos juntos para este trabajo de
Shaumbra.
Yo, Tobías, me pongo algo emotivo, porque ya no estoy con ustedes en forma humana. Vengo en esta forma
solo una vez al mes para compartir energía. Oh, como desearía estar ahí, para volver a verles a los ojos,
humano a humano, y abrazarlos una vez más. Nos produce un gran honor estar aquí a mí y a todos los del
Carmesí. Aplaudimos porque ustedes son los primeros maestros silenciosos de la nueva energía.
Le pediremos a nuestro amigo Cauldre (Geoffrey Hoppe), el que manifiesta estos mensajes en palabras
humanas, que guarde silencio por un momento. Estaremos dando vueltas para verles directamente a los ojos,
tocarles el hombro y agradecerles por el trabajo que realizan. Entonces retomaremos el tema del día. Por favor,
queridos Shaumbra, aquellos que están aquí y los que están leyendo o escuchando esto, tomen este momento
ahora para que nos fusionemos. Reciban lo que les traemos.
De hecho la energía de su Tierra está cambiando. De hecho su propia energía está cambiando. Esto es
evidente en todas las cosas que ocurren dentro de ustedes y a su alrededor. En sus noticias de cada día hay
claves de que esto está sucediendo. Hay claves cada día en sus empleos, en las situaciones que se presentan
en sus trabajos, muchos de los cuales han cambiado o culminado. Hay claves dentro de su biología. Esta les
habla en un idioma diferente. Simplemente sintonícense, queridos amigos, con todas estas cosas que están
ocurriendo. Sepan que es lo más apropiado. Sepan que están dejando algo atrás. En cierto sentido, están
abandonando algo, pero también se están abriendo hacia una forma completamente nueva.

(pausa)

¡La forma de la nueva energía apenas se fundamenta sobre los métodos antiguos! Como habrán descubierto,
cuando tratan de construir sobre las bases de la antigua energía, llegan a una calle ciega. ¡No funciona muy
bien! Se les pide que busquen en los lugares nuevos dentro de su nueva energía y alrededor de
ustedes. Ustedes nos preguntan, “¿Dónde consigo esta nueva energía?”. Queridos amigos, hagan contacto
con lo que se llama su Verdadero Ser, o como preferimos llamarlo Su Ser Interior. Siéntanse en el salón interior
de su nuevo hogar, una metáfora de sentarse en un lugar quieto. Sin forzar nada en sus mentes. Sin forzarse a
hacer nada. Simplemente sean, y simplemente escuchen, y les llegará. Tengan paciencia y se les
manifestará. Sabemos que esto es verdad. ¡Sabemos que esto es verdad!

(pausa)

Ahora, esta noche continuaremos discutiendo un poco acerca del viaje del príncipe llamado Jack. Este también
es el viaje de ustedes. De hecho ustedes son Jack. Utilizamos esta parábola para poder explicar el largo viaje
que han estado realizando. Como saben, Jack era un príncipe en el reino. Hacía largos viajes para satisfacer
su necesidad de crear, de expandir, de aprender más, y de permitir que su amor se vertiera hacia afuera. En
uno de esos largos viajes, Jack llegó al final de la tierra. Llegó al gran océano. En ese momento se planteó una
pregunta: continuar o regresar al reino. Pero, como saben, Jack no podía resistir la tentación de un viaje.
Se echó al agua, sobre este nuevo tipo de energía que nunca antes había experimentado, esa energía que
metafóricamente llamamos agua. Y navegó y navegó hasta que llegó al Muro de Fuego, una metáfora que
describe en final del Primer Círculo. Era el fin de la creación tal como se conocía. Trató de devolverse. Trató de
no ser atraído hacia el Muro de Fuego, pero de hecho lo fue, de hecho lo fue.
Cuando Jack entró al Muro de Fuego se desintegró en billones y billones de fragmentos. Este resultó ser un
evento muy traumático para él. Cuando apareció del otro lado del Muro de Fuego, era diferente. La mayor parte
de su energía y su conciencia se retiró hacia un “cocuyo”. Se mantuvo envuelta en un “cocuyo de energía” en
donde tendría un largo sueño. El propósito de eso era experimentar un viaje interior. Hasta ese momento Jack
nunca había hecho introspección. Siempre había sido una expresión externa, pero después de atravesar el
Muro de Fuego, una nueva visión interior ocurría dentro del cocuyo.

49
Sin embargo, una parte de Jack no quedó dentro del cocuyo. Parte de su ser continuaba más allá del Muro de
Fuego y pasó hacia un espacio vacío. Pasó a la nada, hacia la oscuridad total. Cuando Jack abrió los ojos del
otro lado del Muro de Fuego, vio una imagen espejo de sí mismo. Vio su opuesto. Vio la dualidad. Por primera
vez Jack ya no era una extensión de la unidad. Ahora era “dos”. Y este fue el comienzo de la dualidad como la
conocen ustedes.
A medida que la dualidad tomó forma en el vacío, se desataron grandes guerras. Hubo muchas batallas entre
las entidades que habían cruzado el Muro de Fuego hacia el vacío. Estaban ustedes y Jack y muchos, muchos
otros. Se desató la lucha por regresar al Hogar. En un esfuerzo desesperado por regresar al Hogar en el reino,
ustedes trataban de tomar la energía de los otros. Hubo guerras, en las que algunos trataban de capturar la
energía de otros, pensando que esa era la forma de regresar al Hogar, pensando que se trataba de un tipo de
combustible.
Las batallas le dieron poder a esas cosas que ustedes ahora llaman dualidad. Las batallas se intensificaron e
hicieron que la dualidad “la energía de dos” fuese más grande y más fuerte. Durante ese período de grandes
guerras, el vacío se transformaba en una nueva realidad. Se creaba su universo físico con todas sus estrellas y
galaxias.
Las batallas se volvieron arrolladoras. Ningún lado lograba dominar o ganar, usando sus términos. Así que en
cierto momento, queridos amigos, se llegó a un estancamiento, un alejamiento. Se supo que las batallas no
podían continuar. Algo debía cambiar para que Jack y ustedes y los demás pudiesen avanzar.
En esa época, había muchas, muchas entidades en su nuevo y creciente universo y el estancamiento llegó a
tal punto que ninguno de los lados, ninguna de las energías de la dualidad podía funcionar o moverse. La
energía dejó de expandirse, porque en el centro de todas las cosas siempre existe el deseo de
expandirse. Esto contradecía todo lo que el Espíritu sabía y todas las cosas que alguna vez supo
Jack. Hablamos con muchas metáforas esta noche.
Queridos amigos, los muchos grupos que existían en su universo discutían. No se trataba de entidades con
formas físicas como las que ustedes creen conocer. Se trataba de entidades que tenían una energía y vibración
definida, pero no habían descendido a la materia física. Muchos de ellos se reunían para discutir la necesidad
de verdaderamente comprender la naturaleza de la dualidad. Mientras se reunían y discutían, se dieron cuenta
de que las batallas en ambos lados habían demostrado muy poco. Había llegado el momento de acabar con
ellas. Llegó la hora de seguir adelante y expandir con la siguiente parte del viaje.
Muchas entidades se reunieron. Así se formaron lo que ustedes conocen como los concejos o familias de
energía, las familias celestiales. Se reunieron, y en el nivel más elevado de las familias, se acordó descender,
disminuir la vibración de ciertas entidades, ciertos ángeles, que representaran a ambos lados de la dualidad.
En este nivel menor de vibración las entidades tomarían lo que ustedes conocen como cuerpos biológicos.
Manifestarían la masa. En parte, la razón de esto fue desacelerar la creación, para que no fuese tan rápida
como antes. Se desaceleraría. Habría oportunidades para vivir la experiencia. Habría oportunidades para
evaluar y ayudar a equilibrar. Cuando ustedes eran ángeles en su universo recién en creación, creaban casi a
la velocidad de pensamiento. A veces se les escapaba de las manos. A veces, queridos amigos, ¡no sabían de
qué lado estaban! No sabían cómo evaluar apropiadamente su propia energía y las cosas parecían fuera de
control.
Se decidió disminuir la velocidad de la energía al colocar su espíritu dentro de la masa. También se decidió que
no recordarían el viaje que los había llevado hasta ese momento. No recordarían las batallas. No recordarían
haber atravesado la Pared de Fuego. No recordarían el reino de donde venían. Sería un nuevo comienzo. Les
permitiría a ustedes y al Espíritu realmente comprender la naturaleza de la dualidad y la naturaleza del “dos”.
Hasta ese momento en el que cruzaron el Muro de Fuego, el Espíritu siempre había sido una expresión del
“uno”. Venir sin recuerdos dentro de una forma física a la Tierra, les permitiría verdaderamente comprender la
dualidad.
Había muchas, muchas entidades angelicales en su nuevo universo en esa época, y por supuesto, la mayoría
de ellas quería ser parte del nuevo lugar en la Tierra. Cuando se solicitaron voluntarios, queridos amigos,
ustedes estaban entre los primeros. Ustedes estaban entre los primeros. Ustedes vinieron a la Tierra primero
sin forma física. Cambiaron su energía con la ayuda de muchas, muchas entidades del otro lado. Cambiaron su
energía de tal forma que les permitiese entrar en la dimensión de energía de la Tierra. Visitaron la Tierra en su
forma angelical mucho tiempo antes de venir en su forma biológica. Ustedes y otros vinieron para establecer
los formatos y las redes de energía. Vinieron para armar los tejidos y las bases. Visitaron este lugar para
aclimatarse, así como para ayudar a armar la energía. Había mucha ayuda por parte de los ángeles que no
harían el viaje con ustedes. Hablaremos de eso un poco más en nuestras próximas sesiones.
En cierto momento, queridos amigos, cada uno de ustedes descendió a la Tierra y eventualmente adoptaron el
cuerpo humano. Comenzaron su ciclo de encarnaciones. Comenzaron a caminar sobre la Tierra en muchas
formas diferentes, formas físicas. Caminaron sobre la Tierra en una vida como hombres, en otra como mujeres.
Caminaron de muchas formas para experimentar esa cosa llamada dualidad.
Ahora, aquellos de ustedes que están aquí y que se conectan con el Círculo Carmesí interdimensionalmente,
ustedes son los que están culminando su ciclo sobre la Tierra. Ustedes son los que han llegado lejos. Ustedes
son los que se preparan para reunirse con Todo Lo Que Son. Ustedes son los que se quedarán en la Tierra
para ser los maestros de los que están atravesando.

50
Discutiremos sobre sus sueños por un momento ahora, porque han comenzando a intensificarse. Comienzan a
ser más reales de noche. Permítannos ayudarles a comprender lo que está sucediendo. Soñar es uno de los
patrones de energía que ustedes ayudaron a crear cuando las estructuras mismas de la Tierra estaban siendo
puestas en su sitio. Se sabía que necesitarían un período de tiempo cada día para reconectarse. Necesitaban
apartar su dualidad humana y reconectarse. Es una dinámica de energía muy interesante la que ustedes
armaron. Ustedes sabían que necesitarían estos momentos. En sus sueños, pueden viajar a muchos lugares y
pueden conectarse con muchos otros.
En muchos de sus sueños ahora, regresan a ese momento antes de su llegada a la Tierra. Regresan a ese
momento en el que ayudaban a transmutar el vacío para convertirlo en realidad, cuando vivían en épocas de
guerras y batallas. Están viajando de regreso al ahora para tratar de resolver mucho de lo que ocurrió.
Esto es bastante difícil de describir, queridos amigos. Aún cuando están sentados aquí hoy y viven sus vidas
humanas y vienen a completar su propio ciclo en el largo viaje, también están de regreso en esos otros lugares.
Están de regreso a la época anterior a su venida a la Tierra. Están de regreso a la época en que el universo era
creado. Cuando cierran sus ojos de noche y entran a su estado de sueño, una parte de ustedes viaja de
vuelta. Ustedes viajan en el tiempo y en el espacio hacia su pasado. Le dicen a su alma del pasado que llegó el
momento de reunirse, de la unidad. Hay un avance. No hay necesidad de batallas porque han encontrado otra
salida. Regresan para decirle a su viejo ser que es hora de terminar los conflictos, de terminar con el caos.
Ustedes están en el ahora, resolviendo el pasado.
Está ocurriendo algo interesante aquí, queridos amigos, queridos Shaumbra. Muy interesante. El viaje que
hacen de noche en sus sueños. Su viaje de regreso al momento después en que atravesaron el Muro de Fuego
y antes que vinieran a la Tierra, el momento en que se construía el vacío, la época de las grandes guerras.
¡Ustedes viajan hacia el pasado al mismo tiempo que su conciencia viaja hacia acá hacia su presente! ¡Y a
veces se encuentran justo en la mitad!
En nuestra última reunión hablamos sobre los que ustedes llaman extraños, que son en realidad aspectos de
ustedes en el pasado. Se trata de los seres con los que se encuentran en la noche, porque ustedes están
regresando para resolver algo viejo. Ellos viajan hacia el presente para resolver el caos en su “ahora”. ¿Les
extraña que sus sueños sean tan intensos?
Cuando despiertan de un sueño, sus mentes ofrecen una interpretación simbólica de la experiencia que
tuvieron. No regresan con una imagen clara de lo que sucedió. Son una serie de símbolos y generalmente
relacionados con personas y eventos presentes en sus vidas actuales. Generalmente, en sus sueños, ustedes
interpelan a las personas que están a su alrededor ahora, su familia y aquellos con los que trabajan. ¿Por qué
sucede esto amigos? ¡Porque aquellos con los que ustedes están en su vida actual, aquellos que están
sentados en el segundo círculo esta noche, son las mismas personas con las que batallaron en el pasado! Por
eso es importante para ellos estar aquí esta noche. ¡Existe tanta perfección en lo que está sucediendo ahora!
Ustedes luchan en el pasado y siguen teniendo conflictos ahora. Y esas situaciones que tratan de resolver con
ellos en el pasado, también tratan de resolverlas ahora.
El tejido es complicado. Aquellos que están aquí hoy en el segundo círculo los verán de forma extraña cuando
se vuelvan a encontrar, porque sabrán que ustedes saben, pero ¡no van a saber cómo saben ellos! Hay un
deseo en lo más profundo de su ser de resolver estas cosas, de devolver las cosas hacia la unidad y luego
avanzar hacia una mayor expansión, avanzar hacia la energía de la Nueva Tierra. Gran cantidad de energía se
derrama sobre esta situación ahora mismo. Son incontables las entidades que no tienen forma humana que
ayudan en estos procesos.
¡Acá están ustedes, sentados sin comprender realmente quiénes son y sin comprender lo que realmente está
ocurriendo! Algunos piensan que sus vidas tienen poco valor, que no han logrado mucho en esta vida. Temen
ser un fracaso. Queridos amigos, ¡lloramos ante ese pensamiento! Lloramos ante esa percepción. Nosotros
sabemos que ustedes son los primeros en adoptar la nueva energía y que al mismo tiempo, están sanando el
pasado. Están resolviendo los conflictos de su universo y de sus galaxias, en niveles de dimensiones que
ustedes no anticiparían. Están trabajando para resolver esto, para unirlos, para pasar de la dualidad a la nueva
energía de cuatro. La energía de cuatro es equilibrada. Es la energía de la creación en su mundo material. Por
eso los honramos tan profundamente. Por eso sabemos que ustedes serán maestros sabios y compasivos.
(pausa)
Ahora pasaremos a la Lección Ocho de esta noche, pero le pedimos a cada uno de ustedes que se ponga
cómodo con su cuerpo biológico antes.
Queridos Shaumbra, la Lección Ocho de la Serie El Creador es una lección importante, que ustedes pronto
enseñarán a otros. La lección ocho es hermosa ¡y tiene tanta tarea! (risa de la audiencia) Le pedimos a cada
uno de ustedes que entre en su casa ahora. Siéntense en la energía de su Ser divino, en el estado de ser
divino. Les contaremos una breve historia antes de revelar la lección.
En la Sala Interior de su Nueva Casa está un miembro de la familia, que llamamos Shaumbra. Su nombre es
Catherine. Catherine se encuentra llorando esta noche que la visitamos. Está muy triste. No se siente segura
de quién es. En privado, Catherine le ha dicho a su Ser y a su Espíritu que es hora de ir a Casa. Ya no siente
que su vida tenga un propósito o un significado. Catherine llora muchas lágrimas, porque no comprende. Le ha
pedido al Espíritu una y otra vez que le dé las respuestas, pero oye muy poco. Las respuestas que le llegan
son simples pedacitos, simples trocitos. No son respuestas completas. Aquella que es familia, Shaumbra, a
quien llamamos Catherine ha estado batallando con lo que ella llama depresión. Ha ido a un médico y recibió
51
unas pastillas para sobreponerse a su depresión. Pero queridos amigos, se percató que ni siquiera las píldoras
aliviaban ese profundo sentimiento dentro de ella, ese sentimiento de tristeza.
Catherine llora esta noche porque ha tratado muchas cosas diferentes. Ha intentado muchas formas de ser y
de actuar y de ser buena y de hacer lo que es correcto. Pero esas cosas no parecen haber funcionado muy
bien en su vida. No comprende y se siente un poco abandonada por el Espíritu. Oh, ella sabe dentro de sí que
sus guías la dejaron hace algunos años. Perdió un empleo que significaba mucho para ella. Lo ha reemplazado
por uno que no tiene tanto significado para ella. Perdió lo que ella creía que era importante en su trabajo diario.
Algunos miembros de su familia la han evitado por sus creencias y sus pensamientos. Cuando hablan con ella,
lo hacen como si fuera una limosna. Ya no lo hacen con sentimiento y amor como antes y ella no comprende
por qué.
Últimamente, Catherine ha estado físicamente agotada. Su energía es baja y no comprende esto, porque ella
va a los facilitadores. Va a las personas que ayudan a reconstruir la energía humana. Eso funciona por un
tiempo, pero no a lo largo de semanas y meses. No comprende; por eso salen lágrimas de sus ojos. Aquella
que se llama Catherine, aquella que es nuestra familia, que es todos nosotros, no siente un sentido de
propósito, de seguir avanzando, no tiene deseos fuertes. Hay veces en los que cree que simplemente podría
no hacer nada, ni siquiera leer un libro, ni ver la televisión. Catherine cree que todo el amor y los sentimientos
la han abandonado. No siente la energía de la esperanza que sentía antes.
Hagamos una pausa aquí con Catherine y hablemos sobre lo que está sucediendo. Conversemos sobre lo que
les está pasando a muchos de ustedes en estos momentos. A medida que pasan de la vieja a la nueva energía,
abandonan muchas cosas que estaban profundamente arraigadas en ustedes. Liberan muchas cosas que eran
importantes y cercanas a ustedes. Al hacer esto, se crea un vacío. Se crea la vacuidad. Cuando Catherine, o
ustedes, regresan para tratar de recuperar lo que conocían anteriormente, para construir sobre eso, para llevar
lo que están aprendiendo en estas clases, para llevar lo que están aprendiendo como un ser humano que
emerge y que es divino y tratan de aplicarlo a lo antiguo, no funciona. Lo antiguo y lo nuevo son como agua y
aceite. Crea un espacio de gran vacío.
Como mencionamos anteriormente, ustedes se están volviendo más sensibles física, emocional y
espiritualmente. Pero aún no lo adoptan. Para esta nueva energía es difícil entrar cuando ustedes aún se
aferran a lo antiguo. Oh, sí, seguro que muchos de ustedes se despiertan a las tres de la mañana, algunos a
las cuatro (risa de la audiencia) para preguntarse quiénes son ahora, qué están haciendo. Se despiertan a esa
hora por varios motivos. En primera instancia, acaban de terminar con una serie de lo que ustedes llaman
sueños, que nosotros llamamos realidades, en los que regresan a ese momento anterior a su llegada a la
Tierra, para resolver la energía de la dualidad. Ustedes regresan de esos viajes con la sensación de haber
tenido una pesadilla, a veces con una sensación de gran estrés. Esto los despierta. A veces, específicamente,
también los despertamos de esas experiencias, porque sabemos que ¡necesitan aunque sea unas cuantas
horas de descanso antes de ir a trabajar! (risa de la audiencia)
Queridos amigos, despiertan a las tres o cuatro de la mañana pensando sobre sus vidas como seres humanos,
preguntándose quiénes son, preguntándose hacia dónde girar. Para la mayoría de ustedes la única solución
que consiguen es abandonarse, abandonarse Les hemos escuchado decir, “No sé hacia dónde ir. No sé qué
hacer después. Ya no sé qué es correcto y qué no lo es; por lo tanto, libero y abandono”. Queridos amigos, eso
es lo apropiado. A medida que liberan, que abandonan, caen en las manos amorosas de quien son en realidad,
del Espíritu, del Dios que son. Cuando liberan, no caen en una caldera de fuego. No caen en el abismo,
aunque eso es lo que temen. Caen en las manos amorosas del Dios que son.
La forma en que toman sus decisiones de vida será diferente. Están acostumbrados a tomar decisiones y a
escoger cada día. Generalmente, tenían que escoger una de tres opciones. Debían decidir si moverse a la
izquierda, a la derecha o no moverse. Sus decisiones eran ir hacia la luz, ir hacia la oscuridad o quedarse
exactamente donde estaban. Sus decisiones eran de retroceder, de avanzar o ninguna de las dos. Hasta
ahora, llenaban sus días decidiendo entre estas opciones. Ahora llega a sus vidas una nueva forma de tomar
decisiones. A medida que abandonan, lo ven con claridad y se preguntan por qué no lo habían visto antes.
Dentro de la nueva energía, al escoger no se limitan a la luz, la oscuridad o lo neutro; positivo, neutro o
negativo; izquierda, derecha o centro. Hay una nueva opción. La llamaremos “TODO”, T-O-D-O. Se les
presenta otra opción y llega del saber. Es un nuevo tipo de opción, una respuesta nueva que sobrepasa a todas
las anteriores. Llega como un saber. No tendrán que realizar el ejercicio mental de escoger entre izquierda,
derecha o centro. Esa decisión les llegará de arriba. Será TODO. Será Todo lo que es. No será una opción
para ustedes. Simplemente será un saber, el saber de la divinidad. Entonces se moverán en esa
dirección. Observarán la lucha anterior que tenían antes cuando tenían que escoger dentro de la antigua
energía humana. TODO parecerá lleno, inclusivo y completo. TODO parecerá lleno de amor, mientras que las
otras opciones que tenían anteriormente eran sólo soluciones parciales.
Tienen una nueva forma de tomar decisiones, pero antes de que eso pueda ocurrir, algo más tiene que
suceder. Algo más llegará a sus vidas. Regresamos ahora a Catherine quien está llorando calladamente,
preguntándose qué hacer ahora. Está sentada en este instante, preguntándose si cruzar a la izquierda o a la
derecha o quedarse donde está. Aún no ha visto el TODO. No ha visto ese saber glorioso que se suspende
sobre las otras opciones. No ha visto hacia arriba. Así que a ella la vida le parece realmente vacía. Realmente
le parece que la vida es una lucha y que es difícil, porque ella no ha visto el TODO.

52
Catherine se para de su lugar en el Salón Interior tan frustrada o quizá más frustrada que cuando llegó, porque
las respuestas no están allí. Ella esperaba y anhelaba y hasta rezaba para que el Espíritu se manifestara frente
a ella. Ella pensaba que si el Espíritu no estaba disponible, entonces quizá, yo, Tobías me manifestaría ante
ella y le daría las respuestas. (risa de la audiencia). Pero como saben, queridos amigos, eso no es apropiado.
Catherine se para y deja su Salón Interior. Camina por su Nueva Casa. Se asombra ante lo vacía que es
considerando el tiempo que ha vivido allí. Oh, claro que hay un horno. Hay hasta unas bandejas con servilletas
en el mesón de la cocina. Pero en las otras habitaciones no hay casi muebles. De hecho hay una gran
luminosidad, pero aún ella no se conecta con esa luz. De hecho ha escuchado una vibración, particularmente
cuando realmente se ha entregado. Ella ha escuchado el zumbido, la música callada, esa vibración de las que
yo, Tobías, les he hablado, pero con la que no se había conectado.
Catherine camina por su Nueva Casa, vagando de habitación en habitación, pidiéndole al Espíritu que llegue
con las respuestas. Le pide a sus guías que por favor regresen, a pesar de que sabe que se han marchado.
Negocia con ellos. Les promete ser más buena con ellos y dejar de pedirles tantos favores si tan sólo vuelven a
entrar a su energía. Vaga por su nuevo hogar, sintiéndose muy triste y sola. Decide salir a caminar. Quizá haya
algo fuera de la Casa Nueva que haya pasado por alto, algo de nuevo en la dualidad, en su vida diaria, de
nuevo en las calles. Quizá haya pasado por alto alguna señal importante. ¡Quizá haya un ser humano con un
mensaje para ella!
Mientras camina hacia la puerta principal, de reojo observa un resplandor. Algo le llama la atención y la hace
detenerse. No mira a la izquierda, ni a la derecha, ni siquiera mira el lugar en el que sus ojos parecen
enfocados. En su lugar, ella ve más allá y a través de estas cosas. Ella mira hacia un lugar llamado el TODO.
En esta nueva dimensión que ahora la une con la dimensión humana, ella ve algo que no puede creer que
haya pasado por alto. Estaba ahí desde el mismo instante en el que entró en su Nuevo Hogar. Sobre la mesa,
en un jarrón, hay una ROSA DE CRISTAL.
Conversamos con ustedes sobre esto en una canalización hace unos once meses. Cuando entraron en su
Nueva Casa, sólo había una cosa dentro de ella y era de cristal. Les dijimos que esa rosa de cristal daría un
fruto. Que producía un fruto, a diferencia de cualquier otra rosa que hayan conocido jamás.
Catherine ajustó su visión más allá de lo típico hacia el TODO. Entonces se aproximó a la rosa y una sensación
de saber la cubrió. No luchaba ahora con la pregunta, “¿Qué debería hacer con esta rosa?” porque ella
observaba el TODO. Observaba más allá de las opciones obvias de: tocar la rosa, no tocar la rosa o no hacer
nada. Ella observaba el TODO y en ese saber sabía qué hacer. No permitió que su intelecto humano
atravesara el proceso normal de dualidad, de lucha con las opciones. Intuitivamente sabía que era hora de
tomar la fruta de la rosa y recibirla, colocarla en su boca, digerirla y introducirla en su ser.
¡Queridos amigos, la fruta de la rosa que está en su Nuevo Hogar es la pasión que existe dentro de la nueva
energía!

LECCIÓN OCHO. RECIBAN LA FRUTA DE LA ROSA.

Reciban la Fruta de la Rosa. Se trata de la pasión que dejaron atrás. Se trata de la pasión que dejaron cuando
vinieron a este lugar llamado Tierra. Se trata de la pasión que tenían en el reino, en el Primer Círculo. Se trata
de la pasión que traían con ustedes, aún a través del Muro de Fuego. Pero cuando llegaron a la Tierra, esa
pasión se quedó atrás. Se quedó atrás. Su pasión, su pasión divina fue reemplazada por una cosa que se
llama ego humano. Ustedes construyen su vida sobre eso. Sus pasiones se convirtieron en cosas de
naturaleza humana. Tenían pasiones por otras personas. Tenían pasiones por la comida. Tenían pasiones por
cierto tipo de trabajo y expresión creativa que hacían sobre la Tierra. Pero esa pasión se basaba en su
condición humana, ¡no en su derecho por nacimiento como ser espiritual!
Cuando ustedes reciben la fruta de la rosa, traen de vuelta su pasión divina. ¿Qué era lo que le hacía falta a
Catherine en la habitación, mientras estaba sentaba ahí llorando? ¿Por qué sentía ese vacío? Porque había
abandonado las viejas pasiones humanas, pasiones incompletas. No quedaba nada por dentro. No había nada
que saliera del corazón. Había un vacío.
Queridos amigos, cuando llegaron a la Tierra y descendieron a sus cuerpos biológicos, se dividieron en muchas
otras partes, partes que llaman chacras. Ustedes tenían siete chacras en su cuerpo biológico y otros cinco en
sus campos etéricos. Como mencionamos, estos se están uniendo para convertirse en un solo chacra. Se
están uniendo. Aquellos que son etéricos y aquellos que están en su cuerpo físico se están uniendo, el “chacra
único”.
A medida que reciben la fruta de la rosa de cristal, se devuelven a sí mismos la pasión que habían dejado
atrás. A medida que hacen esto, se sienten renovados dentro de la energía de sus cuerpos. Se sienten
renovados en sus propósitos. Traen de vuelta ese importante elemento de pasión divina hacia su ser. Las
antiguas pasiones humanas incompletas que se basaban en el ego se han ido. Por eso Catherine se sentía
incompleta.
A medida que reciben la fruta de la rosa dentro de su ser, éste prenderá una pasión que no podemos describir
ahora, porque no se puede explicar en palabras humanas. Viene de una energía a la que no están
acostumbrados ahora. Es una experiencia que tendrán solos, pero les llenará. Sentirán una nueva luz brillando
desde su interior y que brotará desde ustedes. No será igual a nada que hayan experimentado hasta ahora.
No se puede crear desde la mente humana. No se puede elaborar desde el ego. Para aquellos que dicen que
53
pueden tratar de controlar esto desde un nivel humano no funcionará. Reside en ese lugar del TODO. Está
disponible para cada uno de ustedes.
En la Lección Ocho utilizamos las palabras con mucho cuidado. Les pedimos que reciban la energía. Nosotros
sabemos que ustedes, como trabajadores de la luz, ¡no son muy buenos recibiendo! Sienten que deben
comenzar de abajo hacia arriba y crearlo todo, luchar por todo. Acá tienen un obsequio. Reside en su hogar.
Es algo de lo que hemos hablado hace once meses. Es de ustedes. Se trata de su pasión espiritual. Es suya,
para que la adopten dentro de ustedes. Esto traerá una renovación, pero una renovación en un lugar diferente
al que han estado acostumbrados.
Queridos amigos, ustedes están cambiando. No pueden construir sobre las bases de su antigua energía.
Están pasando hacia una nueva energía. Hagan que la pasión que llevaban con ustedes desde el reino a
través del Muro de Fuego hasta el momento anterior a su llegada aquí regrese a ustedes.
La pasión, queridos amigos, es el amor expresado. LA PASIÓN ES EL AMOR EXPRESADO. La pasión es algo
que ustedes tenían todo el tiempo, porque siempre lo expresaban externamente. Jack siempre expresaba
externamente. El Espíritu siempre se ha expresado externamente hasta que una parte de ustedes fue al
cocuyo. Cuando llegaron a la Tierra, apartaron esa pasión. Ese fue uno de los patrones que crearon. Crearon la
dualidad. Crearon un tipo de amnesia. También dejaron atrás su verdadera pasión, su pasión divina.
Construyeron sus vidas sobre las querencias y las necesidades y las pasiones humanas que son pequeñas en
comparación con su pasión divina.
Como saben, la rosa que representa la expresión del amor también tiene espinas. Queridos amigos, si intentan
controlar esa pasión con su vieja energía, su antigua forma de ser humana, sufrirán. Es por eso que las
espinas están allí. Si intentan utilizar esta nueva pasión para simplemente re-crear sus viejas formas de ser, les
dolerá. Esa pasión y el amor que se expresa con ella, están diseñados para la nueva energía.
Si se preguntan por el uso adecuado de su nueva pasión, busquen la respuesta en el TODO. Busquen la
respuesta en el lugar que está arriba, que es mucho más completo que los sitios en los que han estado
buscando anteriormente. Si no están seguros, queridos amigos, simplemente quédense sentados dentro de un
espacio silencioso. Les llegará. Obtendrán una respuesta desde el saber. Esto les ayudará a encender su
nueva pasión y llevarlos a nuevas formas de creación.
Lección Ocho: Reciban la Fruta de la Rosa. Asuman ahora la pasión que siempre ha sido suya, la pasión que
renovará su vida dentro de la nueva energía, no en la vieja. Si sus expectativas fueron simplemente las de
hacer que su viejo ser de energía creciera, se hiciera más fuerte y más poderoso, las espinas de la rosa les
recordará que esto no es adecuado. La pasión será el combustible de la nueva energía para ustedes. Será su
renovación y la de Catherine. Le traerá plenitud y sentido a su vida, pero de una forma que nunca había
experimentado en ninguna de sus vidas anteriores.
Se trata de una lección sencilla. Tienen una pequeña tarea, queridos amigos, diferente que la de conseguir el
momento de silencio adecuado para enfrentar la entrada principal de su nuevo hogar, para sentir la vibración
del jarrón con la rosa de cristal. Entonces, cuando estén listos, cuando TODO los guíe, simplemente tomen esa
fruta y acéptenla dentro de ustedes. Eso iniciará una serie de cambios físicos dentro de su ser, algunos de los
cuales pueden resultar incómodos, pero sólo será por un breve período de tiempo. Se incrementará la
sensibilidad de su cuerpo y de sus sentimientos energéticos y se darán cuenta de que comenzarán a observar
más allá de lo obvio. Utilizamos el término “ver” (Cauldre nos pide que aclaremos esto); “ver” se refiere a las
percepciones. Algunos quizá vean más allá con sus propios ojos. Otros quizá vean más allá desde su chacra
único. Otros simplemente sabrán intuitivamente. Pero comenzarán a “ver” más allá de lo que habían visto
antes. Esto comenzará a sucederles cada vez con mayor frecuencia. Y de nuevo, que no les sorprenda si la
sensibilidad de sus cuerpos aumenta por un tiempo, debido a que simplemente está tratando de acostumbrarse
a la nueva energía. Estos son todos procesos y cambios por los que están atravesando.
Lección Ocho: Reciban la Fruta de la Rosa. Es una lección simple. Llegará el día en el que cada uno de
ustedes se siente frente a los humanos que han llegado a sus puertas. Llegará el día en el que ustedes les
enseñarán esta lección a ellos. Les parecerá tan sencillo. Simplemente no lo comprenderán. Ellos se
preguntarán qué hablan ustedes. Se preguntarán sobre todas esas metáforas de rosas de cristal y frutas y
espinas y pasiones que ellos no comprenden. Ustedes tendrán una amplia sonrisa en la cara, porque ustedes
ya habían estado en ese lugar de “no-comprensión” y ustedes también habrán experimentado la llegada a su
ser de esa nueva pasión.
Queridos amigos, es un honor compartir estos momentos y este espacio. Esta noche les ofrecemos una lección
simple pero muy poderosa. Será una de las lecciones clave para ayudarles a ser los creadores. ¿Cómo pueden
crear dentro de la nueva energía sin su pasión divina, sin la pasión divina combinada con los brochazos,
combinado con las otras lecciones que revisaremos con ustedes? Las lecciones los ayudarán a comprender
realmente la creación dentro de la nueva energía. Finalmente las lecciones les ayudarán a convertirse en
maestros de los otros que llegan dentro de la nueva energía.
Nosotros sabemos que ustedes están atravesando por muchos cambios, muchos, muchos cambios en este
momento. Comprendan que sólo es parte del proceso y que en el medio hay muchas, muchas entidades de
nuestro lado trabajando con ustedes. Pero a la final, depende de ustedes.
Los amamos profundamente por todo lo que hacen. Aquellos que se unen a nosotros en el segundo círculo
esta noche, aquellos que están en sus vidas ahora y que han estado en sus vidas en el pasado , les agradecen

54
por lo que están haciendo. Ellos serán de los primeros que se acercarán a ustedes porque ustedes son los
maestros. Los aman profundamente. Queridos amigos, ustedes nunca están solos.
Y así es.

LECCIÓN NUEVE: DANZA CON TODO LO QUE LLEGUE A TU PUERTA

Tobías:
Y así es, queridos amigos, queridos Shaumbra, y queridos maestros, que nos reunimos otra vez en nuestro
círculo, en nuestro lugar de amor. Les damos las gracias, Shaumbra, por darnos la bienvenida a este espacio, y
por invitarnos a su círculo de hoy. Hay mucho que tenemos que hablarles, mucho que tenemos que abarcar. Es
una nueva información que les hará repensar la forma en que han hecho las cosas en el pasado. Les hará
repensar quiénes son ustedes, y les hará repensar sobre ustedes mismos como verdaderos creadores.
Ahora durante los próximos minutos de tiempo, simplemente vamos a pedirles que abran su corazón y su ser,
mientras todos los ángeles y entidades se apuran en entrar a este espacio. Vienen a encontrarse con ustedes
en este día de la Lección Nueve de la Serie del Creador. Como son los primeros en esta nueva energía,
ustedes son los maestros. Ustedes son los que han viajado el largo camino hasta ahora, aquellos que han
aceptado ser los primeros en ir a este nuevo espacio y en esta nueva dimensión. Ustedes son los que han
aceptado ser los maestros de los otros.
Como les hemos dicho antes, no es Cauldre (Geoffrey Hoppe) el que sienta aquí y canaliza a Tobías, a
aquellos del Consejo Carmesí. Es Tobías que los canaliza a ustedes a través de Cauldre. ¡Los estamos
canalizando a ustedes! Estamos tomando sus experiencias y sus energías y sus mismísimos pensamientos y
sueños y se los traemos de vuelta. Hay muy pocas cosas que les habremos de decir durante nuestro tiempo
juntos, como ésta, que serán totalmente nuevas para ustedes. Deben resonarles desde adentro porque
ciertamente los canalizamos a ustedes. Estamos tomando todo lo que saben, y todo que están aprendiendo, y
simplemente se lo presentamos a ustedes desde una perspectiva diferente. Somos nosotros canalizándolos a
ustedes. Hay mucho más de esta afirmación que ustedes irán comprendiendo en la medida en que incorporen
su propia divinidad, a medida en que florecen en su nueva casa. Somos nosotros canalizándoles a ustedes, y
es una verdadera delicia que nos hayan invitado aquí a formar parte de esto.
Tómense unos momentos, queridos amigos, y respiren profundo. Respiren profundamente hacia el mero centro
de su ser. Respiren el amor que les traemos en este día. Respiren el honor. Respiren la energía de amigos, de
familia, y de Shaumbra que vienen inundando a sentarse al lado de ustedes por la siguiente hora o más, quizás
más. (risitas entre dientes) Respiren. Tomen todo el honor que les llega aquí en este día para estar con
ustedes. El honor es por su viaje, por llegar a esta nueva energía, por pasar por el cambio, por liberar cosas de
su vida para hacer posible estar aquí, para hacer posible ser los maestros de la nueva energía.
Sabemos que algunos de ustedes son tímidos. No se sienten merecedores de este momento, y no sienten que
merecen el gran amor que está llegando. Los vemos. Les sonreímos. Los conocemos bien, porque son de la
familia, a pesar del hecho de que les resulte difícil comprenderlo. Sabemos que son de la familia. Ustedes son
los tímidos, los tranquilos que sienten una pasión ardiente dentro de su ser. Tienen muchas preguntas en sus
mentes. Ustedes saben que algo está pasando, pero todavía están parados en las esquinas. No están muy
seguros por qué Espíritu, por qué yo, Tobías, por qué el Consejo Carmesí los honraría, y nos arrodillamos a sus
pies como lo hacemos. Tómense su tiempo, los tímidos, los tranquilos, los que no están seguros. Tómense su
tiempo. Ya sabrán cuándo es el tiempo de dar un paso adelante. Ya sabrán cuándo es el momento propicio
para ser atrevido, para decir lo que tengan que decir, para tomar acciones en la nueva energía.
Al mismo tiempo acepten la sonrisa y acepten el amor que tenemos para ustedes. Acepten el honor. El
honor está presente porque sus pasados han sido largos. Sus caminos han estado llenos de muchas, muchas
experiencias. Sabemos lo que han hecho. Lo hemos visto. Lo hemos sentido. Está grabado. Tímidos,
apocados, tranquilos.... pronto llegará el tiempo en que puedan aceptar su divinidad que viene de adentro de
ustedes. Lo comprenderán, quizás no ahora pero si más tarde, la energía que les sacamos para ustedes. En
particular, nos extendemos hoy hacia ustedes. Ustedes son tan ciertamente especiales y amados como
cualquiera otro que esté aquí, como cualquiera que se esté conectando con esta información. Vemos sus
corazones brillar. Es usted a quien le estamos hablando.
Como siempre, cuando nos reunimos así en nuestro círculo, hay huéspedes invitados que nos acompañan.
Ellos vienen a formar parte de este evento maravilloso. Vienen a observar, a ver cómo es que los humanos
caminan hacia su propia divinidad. Hay muchos, muchos aquí en este lado que están curiosos, que hacen cola
y esperan para poder estar aquí. Hay un grupo especial de invitados que se nos unen hoy día, que vienen al
segundo círculo. Ustedes, los humanos, se sientan en el primer círculo. Luego están esos que nos acompañan,
que vienen a observar y a pararse al lado de ustedes, para honrarlos, para compartir unas sonrisas y unas
lágrimas con ustedes. Ellos están en el segundo círculo. Durante los últimos momentos, ellos han entrado y
tomado sus posiciones aquí con ustedes.
¿Saben ustedes que cuando nos reunimos así creamos una nueva energía, una nueva dimensión? Es una
nueva dimensión de divinidad. Eso es lo que se crea cuando abren sus corazones, cuando dan la bienvenida a
los otros que no están en un cuerpo físico. Eso es lo que se está creando aquí en este preciso momento.

55
Los que han venido al segundo círculo en esta noche tienen un interés particular en ustedes. Tienen un interés
particular en su viaje. Tienen un interés particular en saber que ustedes continúan este viaje para convertirse
en maestros. Sus espíritus vienen a visitarlos en esta noche porque ellos, tanto como cualquiera, quieren
reasegurarse de que ustedes marchan por el camino correcto. Ellos volverán a ustedes en los meses y años
próximos de sus vidas. Ellos se sentarán con ustedes, de humano a humano, en ese punto.
Los que han venido hoy y que se sientan en el segundo círculo son los que serán sus estudiantes. Ellos son los
que vendrán a ustedes buscando enseñanza y sanación. Ellos son los que misteriosamente aparecerán ante
ustedes. Ellos no van a saber cómo llegaron allí, pero ellos vendrán ante ustedes. Ellos verán, sentirán
y percibirán la sabiduría de unos que han transitado el camino, unos que ha aceptado su divinidad, unos que
han entrado en la nueva energía y están ahora trabajando desde esa dimensión y desde esa vibración. Los que
se reúnen hoy en este círculo llenan el salón. Esos son los que vendrán después desde la vieja energía a la
nueva. Ellos van a necesitar un guía humano. Ellos van a necesitar uno que haya cruzado ese abismo de la
vieja a la nueva, para asegurase que ellos también lo podrán hacer.
Es interesante hacer notar que ustedes han sido sus maestros en el pasado. Ustedes se han sentado con ellos
en otras vidas, en templos, en iglesias y en salones de clases. Ustedes han sido sus maestros. Esta no será
una nueva experiencia ni para ellos ni para ustedes. Ya han pasado por esto anteriormente.
Ellos sabían que estaría entre los primeros en transitar por la nueva energía. Ellos alzaron sus manos. Ellos
dijeron “Después de que ustedes pasen por eso, sean nuestros maestros. Sean los que ayuden a mostrarnos
cómo sanar nuestros cuerpos, cómo sanar nuestras emociones, y cómo amar a nuestros espíritus”. Los que
nos acompañan en este día tienen una razón para estar aquí. Tienen una razón para entusiasmarlos. Ellos
saben que es difícil ser el primero. Ellos saben que eso podría significar que ustedes tuvieran que dejar lo que
ustedes puedan amar más, sus familias, sus carreras, la salud, y aún más la percepción quienes ustedes
realmente son. Ellos saben que esto es desafiante. ¡Es por eso que ellos no levantaron sus manos! (risas de la
audiencia) Pero ellos supieron por ustedes que ustedes serían unos buenos maestros. Ellos vinieron aquí en
este día sabiendo que ustedes están trajinando estas lecciones, que están pasando por muchas experiencias
en sus vidas de liberación, después de aceptación y finalmente de fortalecimiento.
Ellos están sobrecogidos por lo que ustedes están haciendo, tanto como lo estamos nosotros. El trabajo
que ustedes están haciendo es poderoso. Es increíble. Está hecho en la más grande calidad de servicio a
Espíritu y a Todo Lo Que Es. ¡Y ustedes no lo ven! Ustedes no ven quiénes son y el efecto que producen en las
personas a su derredor. Ustedes no perciben el efecto que están teniendo sobre la Tierra y la conciencia de
este planeta. Todavía no pueden ver cómo están cambiando su universo, y cómo están cambiando el lugar que
llamamos El Hogar. Ese mismo trabajo que hacen hoy, mañana y en los días venideros está cambiando
todo alrededor de ustedes.
Ciertamente está cambiando la propia naturaleza del Reino de donde provienen.
Hemos hablando bastante del viaje del príncipe llamado Jack (ver las canalizaciones anteriores), que es el viaje
de ustedes. Hemos hablado de cómo llegaron aquí, de cómo ustedes han sido el propio aventurero, y de cómo
llegaron ustedes a estar en este lugar llamado Tierra y en esos cuerpos físicos, habiendo olvidado quiénes son
realmente. Mientras se sientan aquí, sus pensamientos, obras y acciones están cambiando la misma
naturaleza del reino de donde vinieron.
Estamos sorprendidos de que ustedes no puedan ver la naturaleza poderosa del trabajo que hacen.
Ustedes piensan que solamente están viviendo la vida en ese cuerpo, pasándola día tras día. Lo que están
haciendo es cambiar la naturaleza del Hogar. Por esto los honramos. Les damos gracias por esto. Y como lo
hemos dicho, algún día celebraremos y reiremos juntos. Cuando ya puedan abrir esos ojos espirituales de
ustedes, podrán ver el efecto que están verdaderamente causando en la creación entera, no sólo en el
universo en que viven, sino en la creación entera.
Se nos ha hecho anteriormente la pregunta de “si ustedes regresan al Hogar entre vida y vida”. La respuesta a
eso, para aquel que iba a preguntarlo un poco mas tarde en esta noche, es: “No”. Ustedes regresan a un sitio
que tiene los atributos del Hogar. Está lleno de familia. Está lleno de ángeles que trabajan con ustedes en
el re-equilibramiento después que han dejado el cuerpo físico. Trabajan en prepararlos para su próxima vez en
la Tierra, pero este no es el Hogar que una vez conocieron. Si regresaran a él, nunca más volverían a la Tierra.
Les sería demasiado difícil regresar. Y también, queridos amigos, si ustedes regresan al hogar, regresaran al
Reino, no lo reconocerían. El trabajo que ustedes y otros ángeles han hecho ha cambiado la naturaleza misma,
la vibración misma, el sentido profundo del reino de donde vinieron.
Llegará el tiempo en que ustedes tengan acceso a todas las memorias de su viaje entero, en que tendrán la
rememoración de su viaje. Será como tener una biblioteca disponible para ustedes. En cuanto a retornar al
Hogar, ¡los conocemos muy bien! Sabemos que son los aventureros. En cuanto crecen hacia la nueva energía,
en cuanto den el “salto cuántico” hacia la energía de 4, Oh, queridos amigos, los conocemos demasiado bien.
Van a querer irse de aventuras otra vez, y crear nuevas dimensiones y nuevos lugares. Ustedes son aquellos
cuyos pies nunca se quedan quietos. Y allí estaremos con ustedes en sus nuevas aventuras, como lo hemos
estado ya por mucho, mucho tiempo.
Queridos amigos, el salón está ahora apropiadamente equilibrado. Está lleno. Está lleno con las entidades que
se pondrán en fila para trabajar con ustedes. Oh, ellos van a resistirse de muchas maneras, tanto como
ustedes resisten a Tobías de tantas formas (risitas entre dientes). Renegarán de ustedes algunas veces, pero
ellos sienten el más profundo amor y respeto por ustedes. Ellos llenan el salón ahora, esperando ansiosamente
56
a que llegue el tiempo de transición en la vida de ustedes y se conviertan en maestros divinos, cuando ustedes
acepten su nuevo rol dentro de su ser.
Tímidos e introvertidos que se reúnen aquí, hablamos con ustedes también, porque ustedes están tanto
en esto como cualquier otro. Sucede simplemente que ustedes han escogido quedarse un tanto atrás. Ustedes
están trabajando tan duro y están pasando por esto, y son tan valiosos como cualquier otro de los que está
sentado aquí en una silla. Queridos introvertidos y mansos, dirigimos la energía de esta canalización a ustedes.
Los que se reúnen aquí en este día saben que es tiempo de venir a ustedes en memoria de los pasados que
han tenido juntos. Ellos saben que es el tiempo de venir a ustedes con el más profundo respeto por el trabajo
que estarán haciendo juntos.
Le solicitamos a Cauldre una pausa por un corto tiempo para realizar la fusión final de energías que
está ocurriendo. Los que van a ser sus estudiantes ahora avanzan hacia delante. Caminan por los pasillos.
Ellos vienen con lágrimas en los ojos para compartir con ustedes, a darles las gracias, y a animarlos para que
continúen su trabajo, de manera que ustedes sean sus maestros designados. Permanezcamos quietos por
algunos momentos.
Ellos les están diciendo: ¡Oh, queridos maestros, oh, queridos maestros, acepten ese rol que está
esperando por ustedes. Acepten esa silla de honor que espera por ustedes, aquella de los maestros de la
nueva energía!. Ellos esperan ansiosamente ese tiempo de estar juntos y aprender de ustedes de nuevo. Ellos
saben que algunas veces ustedes no confían en ustedes mismos, pero les piden que continúen el viaje. Les
piden que escuchen bien las palabras y la energía que les serán dispensadas en esta noche. Serán un
elemento importante en la transición por la que están pasando. Ellos les dan gracias y regresan a sus sitios del
segundo círculo para continuar con las discusiones de este día.
(pausa)
Estos momentos que compartimos juntos son dulces y preciosos, mis queridos. Hay momentos en los que
simplemente podríamos estar aquí en silencio, pero ahora vamos a hablar. Antes de que vinieran a este lugar
de la Tierra, hubo muchos preparativos que debieron tomar lugar. La energía de ustedes asumió un estado
biológico. Asumieron una forma física. La preparación de todo esto tomó eones de tiempo. Pero antes de que
llegaran aquí en forma física, ya habían visitado la Tierra en la forma de luz que ustedes eran. En la medida en
que el universo comenzaba a estructurarse, ustedes viajaron a la Tierra en su cuerpo de luz para ajustarse a
los atributos de este planeta, para acostumbrarse a la dimensión de “dos” en que está expresada la materia.
Necesitaban esas visitas a la Tierra y éstas fueron hechas durante mucho tiempo, pero no las realizaron en su
cuerpo físico. Fueron hechas en su cuerpo de luz, ya que tenían que ajustar su ser a esta nueva, baja-energía
vibratoria de la Tierra. Estaban acostumbrados a vibrar muy rápido. Tuvieron que ajustarse a una vibración muy
lenta para adaptarse al cuerpo físico.
La primera vez que vinieron a la Tierra ésta era algo así como un lugar desértico. Vinieron a plantar su propia
energía en el planeta, así como a acostumbrarse a la dualidad en un estado vibracional bajo. Venían acá para
colocar su propia energía y su conciencia dentro de la Tierra misma. Vertieron su energía en las rocas, por así
decirlo. Pusieron su energía y su conciencia en el polvo. A medida que la esencia de la vida comenzó a tomar
forma en la Tierra, ustedes pusieron su vibración dentro de las formas más pequeñas de vida para
experimentar el nacimiento en un ser viviente en este planeta. Edades tras edades ustedes colocaron su
vibración en las formas más sofisticadas de vida que se desarrollaban sobre su planeta. Todo esto tuvo lugar
por un largo período de tiempo. Pero en la dimensión desde la que ustedes operaban, no era tan largo.
Cuando comenzaron a venir a esta Tierra en su cuerpo de luz, encontraron particularmente confortable
y apropiado ubicarse en un ambiente de agua, ya que ésta no era tan áspera para su ser como la tierra.
Pasaron mucho tiempo colocando sus energías en las formas acuáticas que se desarrollaban en su planeta.
Queridos amigos, dentro de sus formas de vida favoritas estaban las ballenas, las marsopas y los delfines.
Pasaron mucho tiempo experimentando estas nuevas formas de vida, porque amaban esa energía. Amaban su
propia habilidad para expresar la sabiduría espiritual dentro de tales cuerpos físicos. Todavía hoy día ustedes
sienten una afinidad por esos seres.
No se equivoquen acerca de esto, fueron ustedes y los otros ángeles que vinieron los que sembraron su
energía en una roca en el espacio que ahora se ha transformado en un organismo viviente, en Gaia, en vida
que ha germinado. Vinieron aquí en su cuerpo de luz y plantaron los patrones de energía para la Tierra y la
transformaron en una fuerza dinámica viviente y creciente. Gaia es ustedes, porque ustedes vinieron y
sembraron este sitio. Los océanos y los lagos son ustedes, porque ustedes nadaron en ellos antes de que
vinieran acá en su cuerpo físico. Los árboles, las flores y las plantas que los alimentan... son ustedes.
Ustedes vinieron a la Tierra y crearon las estructuras y los patrones y la arquitectura y las semillas del planeta
mismo. Gaia es un organismo viviente. Ella es ustedes. Cuando miran hacia las estrellas, allí no hay otro lugar
que tenga los atributos de Gaia. Ustedes no fueron allí como ángeles a sembrar. Vinieron aquí.
Ciertamente hubo algunos viajes a otros planetas, como ustedes dirían, previo al que todos acordaran que
trabajarían aquí en este planeta Tierra. Hubo exploraciones en su cuerpo de luz hacia otras estrellas y otros
planetas pero, queridos amigos, la Tierra fue el planeta que escogieron, el planeta al que vinieron, el planeta al
que escogieron para tomar forma biológica.
Hubo muchísima preparación antes de que vinieran aquí. Se sabía que cuando vinieran a la Tierra, y
comenzaran a verter su energía en la materia física y eventualmente en un cuerpo, necesitarían de un equipo
trabajando con ustedes. Esos son los que han sido llamados sus “guías”. Generalmente eran dos ángeles que
57
viajaban con ustedes. Ellos no tomaron un cuerpo físico como ustedes lo hicieron. Permanecieron en su cuerpo
de luz. Permanecieron al lado de ustedes durante sus muchas vidas sobre la Tierra. Han estado con ustedes.
Su papel era simple: mantener un equilibrio de energía, mantener un cociente espiritual, mantenerlos
equilibrados. Ellos eran como mensajeros del otro lado del velo que siempre los acompañaron. Si hubiesen
venido sin ese séquito de entidades angélicas, había la posibilidad de que hubiesen estado tan inmersos en
la dualidad que tal vez nunca habrían podido salir de ella.
Sus guías fueron los intermediarios con el otro lado del velo, el conducto de regreso a nosotros. Ellos
permanecieron con ustedes por bastante tiempo, Oh, y como ustedes saben, ellos ya se han ido, o están en el
proceso de retirar su energía. Ahora es el momento para que ustedes acepten lo que realmente son, de
manera que puedan aceptar su propia divinidad. Es un cumplido del más alto orden que ustedes puedan ahora
mantener su propio equilibrio.
Hace varios años, en este mismo salón donde ahora se reúnen, el Kryon explicó los otros atributos de los
guías. Afirmaba que en la medida que avanzaban en experiencia, y alcanzaban una nueva comprensión o
iluminación como ángeles humanos, su energía llenaría las vasijas que los guías cargaban con ellos. Era como
una luz líquida dorada la que llenaba las grandes vasijas que los guías cargaban. Se llenaban con su
iluminación y sus nuevas comprensiones. Los guías recogerían esa maravillosa energía dorada de
conocimiento y sabiduría que ustedes exudaban. Oh. Y sí, ustedes estaban de acuerdo en entregársela a ellos.
Ellos no se la robaban (risitas entre dientes). Era algo que no les servía de mucho en lugar de la Tierra.
Los guías recolectaban la energía, y luego otro grupo venía cuando las vasijas estaban llenas. Este grupo se
llevaba las vasijas, reemplazándolas con nuevas vacías. Ellos se llevaban esa increíble miel de sustancia
“dorada y dulce y nutritiva” de vuelta al otro lado del velo. Esa energía sería usada para continuar la creación
de su universo. Esa energía encontraría el camino de vuelta al reino de donde ustedes vinieron. Esa miel de
energía dorada que ustedes estaban produciendo por medio de sus iluminaciones y comprensiones aquí en la
Tierra encontraría su camino de regreso al reino para cambiar la naturaleza misma del Hogar, para expandir a
Todo Lo Que Es. Era el más grande regalo de amor que entidad alguna había nunca dado.
¡Y ustedes se preguntan por qué los honramos y por qué sollozamos cuando nos sentamos frente a
ustedes, sabiendo que ustedes no reconocen quiénes son!
Había un grupo y continúa habiendo un grupo, que nosotros llamamos los “mensajeros”. Ellos son los que van
y vienen de su lado del velo a nosotros. Ellos son los que continúan sirviendo como mensajeros y ajustadores
de energía. Ellos son los que toman cosas de su dimensión de dualidad, que está en la conciencia de ustedes.
Luego ellos ayudan a traer esas energías de vuelta al otro lado del velo. Ellos son los alfiles, porque
ellos transportan la energía de ustedes de regreso al otro lado, y a su regreso les traen nuevas herramientas,
nuevas vasijas y nuevas energías. Ellos están muy ocupados en estos días, esos mensajeros, ¡porque ustedes
están trabajando mucho! Ellos ya no interactúan con los guías. Ocurría que los mensajeros trabajaban
directamente con sus guías. Los guías estaban siempre posicionados como pilares de amor directamente al
lado de ustedes. Ahora los mensajeros, queridos amigos, buscan trabajar directamente con ustedes. Vamos
a explicarles cómo ocurre esto.
Les pedimos que se pongan cómodos en sus sillas, que se pongan cómodos en sus sitios, y luego entraremos
en la Lección Nueve. Pónganse ustedes y su energía dentro de su nueva casa ahora. Queridos Shaumbras,
permítanse situarse en su nueva casa, en ese lugar de su divinidad, en ese lugar donde están aprendiendo
a convertirse en creadores.
(pausa)
Les diremos algo interesante mientras ajustan su energía. Desde el tiempo en que por primera vez vinieron a
la Tierra y tomaron un cuerpo físico hasta el tiempo de ahora en que nos sentamos con ustedes, no han sido
capaces de ser unos creadores en el verdadero sentido de la palabra. Planeaban sus vidas anticipadamente
con su equipo, con sus ángeles. Trabajaban en ciertos objetivos y lecciones. Desarrollaban un plan de
negocios espiritual, como si lo fuese. Luego regresaban a esta Tierra. Regresaban a su cuerpo humano.
Caminaban dentro de los parámetros que hubiesen establecido para sí mismos. Cuando alcanzaban una meta,
se movían hacia la siguiente ya previamente planeada. De esta manera, queridos amigos, era bastante
difícil ser un creador en el verdadero sentido. De esta forma, eran solamente alguien que estaba
experimentando, alguien que estaba aprendiendo. Pero así era muy difícil ser un creador, porque se
movían parámetros que habían sido determinados anticipadamente.
Había una frustración en la mera médula de su ser, porque antes de venir a la Tierra, ciertamente, habían sido
unos creadores. Siempre se habían expresado hacia fuera. Estaban frustrados de las muchas vidas que habían
tenido, porque no parecía que pudieran moverse fuera de esas casillas, y no podían expresarse tan abierta
y fluidamente como lo habían hecho en el pasado. Eso había cambiado. Habían completado todos los capítulos
del libro de sus vidas. Y ahora en el nuevo libro había páginas en blanco, esperando que ustedes las crearan.
Mientras se sientan en su nueva casa, queridos amigos, hay muchas cosas nuevas que están ocurriendo.
Cuando toman su brocha y crean un trazo grueso, eso establece una acción. Esto crea una expresión de la
energía. Esta acción crea una vibración que comienza a resonar y comienza a crecer. Desarrolla una fuerza a
semejanza de sí misma. Hasta que dibujan el trazo grueso, todas las cosas están neutrales. Pero cuando tiran
el primer brochazo, todo comienza. Con el brochazo dan inicio a una energía vibratoria que comienza a trabajar
a niveles medulares muy profundos.

58
Estas energías comienzan a resonar desde adentro de sus nuevas casas, y luego ustedes le añaden pasión, el
fruto de las rosas. Eso le añade combustible a la vibración que ha sido creada con el trazo grueso. Esta nueva
energía de creador tiene un efecto similar a cuando se lanza una piedra dentro del agua. Crea ondas que
se mueven hacia fuera. Crea olas de energía, y esas olas de energía permean, traspasan su casa.
Queridos amigos, como habrán notado, aquí no hemos incluido la intención. No les hemos dicho que
debe haber una intención específica cuando hacen el trazo grueso o cuando le agregan la pasión. No hay
razón para ello, lo cual vamos ahora a cubrir. El trazo grueso da comienzo a la expresión. La pasión le añade
combustible a la expresión. Las olas son enviadas hacia fuera. Las olas de vibración de amor, del nuevo
creador, son enviadas más allá de sus casas, más allá del muro bajito alrededor de sus casas. Esas olas de
vibraciones de amor son enviadas hacia la gente que les rodea, hacia la ciudad que le circunda, hacia la Tierra
que ayudaron a crear. Hay olas y olas y olas de amor que son enviadas. ¿Por qué deberían decirle a esas olas
de energía de amor lo que deberían hacer o lo que deberían ser? Ellas salen de adentro de ustedes. Ellas son
ustedes.
Cuando las olas se desplazan hacia fuera, cambian la vibración de las cosas, no sólo dentro de ustedes, sino
también fuera de ustedes. La vibración que emana de ustedes toca entonces a otra gente. Tocan la Tierra.
Tocan los cielos y las aguas. Tocan la conciencia humana. Esas olas de amor no necesitan tener intención.
El equilibrio espiritual ya está allí. Existe el equilibrio de “4”, un nuevo equilibrio espiritual para la Tierra que está
contenido en esas olas que emanan de ustedes. No es necesario poner una intención en ellas. Ellas
están equilibradas en sí mismas, y cuando tocan otros elementos, o a otras vibraciones, o inclusive
conciencias, la vibración equilibrada del “4” tiene el potencial para ayudar a equilibrar y para ayudar a
rejuvenecer todas las energías que toquen. Es asunto de la energía recipiente, entonces, cómo va a responder,
si responden.
La energía que viene de ustedes, de su divino ser, de su nueva casa, es completa y llena en sí misma. No hay
razón para anexarle una agenda, o una dirección, o cualquier otra cosa. Emana de ustedes en total pureza.
Emana de ustedes en suficiencia y en amor. No le pongan su enredo humano ni su mente. Acepten que
proviene de ustedes de la manera más perfecta. Viene de ustedes ya en un estado de perfección.
Ahora, una cosa interesante sucede aquí. Cuando lanzan una piedra dentro del agua, las ondas van
hacia fuera y, eventualmente, se debilitan. Eventualmente mueren. Es diferente cuando envían ondas, las
ondas que son creadas con un trazo grueso, y ustedes les añaden su amor puro y su pasión. Queridos amigos,
cuando las ondas van hacia fuera y afectan todas las cosas a su alrededor, ocurre también el reflejo de las
ondas que regresa a ustedes.
La energía regresará a ustedes de la mejor manera posible. Todo el tiempo que las ondas de vibración de
amor están saliendo de ustedes, están siendo acompañadas por los que llamamos los “mensajeros”. Los
mensajeros están asegurando que esas ondas encuentren el lugar apropiado. Los mensajeros son los que van
en el medio, los facilitadores entre energías. Cuando las ondas se reflejan y regresan a ustedes con el
facilitamiento de los mensajeros, ellos traen de vuelta todas las cosas que ustedes necesitan, todas las cosas
que corresponden a ese tiempo, y todas las cosas que son apropiadas. ¡Luego escucharán un golpetazo en su
puerta como nunca antes han escuchado!.
Queridos amigos, bailen con lo que llegue a su puerta del frente.
Lección Número Nueve en la Serie del Creador: Danza con lo que llegue a tu Puerta del Frente. A medida que
entran en la nueva energía, muchos de ustedes escuchan esos toques y golpes y hasta timbres en su
nueva casa. ¡Pero ustedes se esconden y no responden! Hay otros que abren la puerta del frente pero no ven
lo que ellos piensan que van a ver e ignoran totalmente lo que aparece a su puerta. Tiran la puerta, esperando
que Espíritu les entregue lo que ellos piensan que es el paquete apropiado.
Queridos amigos, Lección Nueve: Danza con lo que llegue a tu Puerta del Frente. Eso será lo apropiado. Lo
que les llegue será lo apropiado. Lo que se reúnen aquí en el segundo círculo serán los que lleguen a su
Puerta del Frente. Ellos llegarán no sabiendo por qué, no sabiendo quiénes son ustedes, no sabiendo qué los
trajo allí. Tendrán esa mirada en la cara, asustada tal vez, nerviosa, pero más que nada, confundidos y
atónitos. No sabrán qué los trajo a su puerta. No podrán ver a los mensajeros que los acompañan. Serán los
mensajeros de ustedes y los de ellos los que los traigan frente a ustedes.
No importa quién o qué llega a la puerta del frente, bailen con eso. Eso ES apropiado.
Bailen con lo que llegue a su puerta. Es tiempo de interactuar. Es tiempo de tomar todo lo que saben sobre sí
mismos, todo lo que han aprendido y comenzar a aplicarlo. Es tiempo de fundirse con lo que venga a su puerta
del frente, sea una persona, un objeto o un pensamiento. ¡Oh sí, podría ser un cheque de su casa editora!
(risas de la audiencia). Lo que sea que llegue a su puerta ha llegado allí apropiadamente. Ha sido entregado a
ustedes por sus mensajeros basándose en las vibraciones de ustedes. Es tiempo de interactuar con ello. Es
tiempo de comenzar el baile, de comenzar a fusionar y a poner su energía en ello. Eso será apropiado si ha
sido traído a sus puertas del frente.
Ahora queremos hablarles sobre algunos atributos de la vieja energía. Existen esos a los que llamamos los
“cazadores de bellotas”, los humanos que tienen que salir a recolectar las nueces y las bellotas, muy parecido
a las ardillas que las recolectan y las traen consigo a sus casas de la vieja energía, porque temían no tener
suficientes recursos. Así que recogían las bellotas, inclinándose a lo largo del terreno y las traían a la casa para
el largo invierno que se avecinaba. Estaban siendo cautelosos ciertamente. Pero, queridos amigos, hay
también un nivel de miedo envuelto en esto.
59
Después tenemos los humanos de la vieja energía que llamamos “los queredores”. Ellos “quieren” que ocurran
cosas. Ellos tratan de hacer que ocurran por pura voluntad. Ellos tratan de crear forzando su voluntad. Oh,
ocasionalmente ocurren, de vez en cuando, pero generalmente ellos quedan cansados y frustrados. Ellos están
tratando de forzar una energía inapropiada para crear de una manera que no es tan apropiada.
Luego están los “imagineros”, aquellos que creen que si ellos visualizan, y ellos crean el cuadro de algo en su
mente, eso vendrá entonces a ellos. Ocasionalmente esto funciona, si hay suficiente energía que suplirle.
Pero, queridos amigos, ¿por qué cansarse? ¿por qué frustrarse a sí mismos? Ahora hay una mejor manera de
hacerlo en esta nueva energía. Tomen su brochota, agréguenle su pasión, y luego esperen que las cosas
lleguen apropiadamente a su puerta delantera. Cuando lleguen, es tiempo de interactuar. Es tiempo de poner
sus energías y sus habilidades humanas, así como sus habilidades divinas, en aquello que llegó a su puerta.
Si un estudiante es llevado ante ustedes, aunque no les guste la manera en que el estudiante luzca o actúe o
huela es el tiempo de danzar. (Risas de la audiencia) Acérquensele. Háganlo algo personal. Fueron traídos
ante ustedes por las razones apropiadas.
Pongan el juicio humano a un lado y sepan que todas las cosas son apropiadas. Si un objeto llega a su puerta,
está allí por alguna razón. Si pierden su empleo, sepan que es algo que ha llegado a su puerta del frente. Está
allí por alguna razón. Bailen con eso. Expresen sus emociones son la rabia y el dolor, bailen y exprésenlas.
Aquí no necesitas ser más santo que tú. Entendemos que hay un dolor que acompaña a eso. Pero mientras
danzan, mientras se expresan, mientras abrazan el momento, descubrirán cosas sobre eso que antes estaban
ocultas para ustedes. Bailen con lo que les llegue a la puerta del frente.
Esto será un reto para muchos de ustedes. Están acostumbrados a hacer planes. Están acostumbrados a
determinar la forma en que las cosas deberán lucir y ser, o cómo quisiera que fuesen. Esto será un cambio de
paradigma, en la magnitud del “4”. En lugar de preocuparse, en lugar de planear, en lugar de recoger bellotas,
en lugar de querer que las cosas pasen, lo vamos a poner en una forma muy simple para ustedes. Tomen su
brocha grande. Creen un trazo. Esto da comienzo a una secuencia vibracional de los más altos niveles en
la física espiritual. Cuando su pasión es añadida a esto, las ondas de las vibraciones salen afuera. Afectan a
otros que están listos para ello. Cambian la naturaleza de las cosas fuera de sus nuevas casas, si el recipiente
está listo. Luego el reflejo de estas vibraciones trae de vuelta hacia ustedes todas las cosas que son
apropiadas. Eso pudiera ser gente, relaciones, abundancia o salud. Las ondas las traerán. Los mensajeros
facilitarán este proceso para asegurar que lleguen a ustedes, a pesar de las cosas que pudieran tratar de
bloquear su camino.
¿Comprenden lo que estamos diciendo? Permanezcan en su divinidad y sepan que todas las cosas apropiadas
vendrán a ustedes. No aleguen con Espíritu. No imploren por esas cosas, queridos amigos. Es tan simple que
los va poner a dudar. Sus miedos aflorarán, y cuando por algún tiempo no escuchen un toque en su puerta,
pensarán que lo están haciendo mal. No hay dificultad o reto en esto. No hay que estudiar cómo hacerlo
correctamente. Es así de simple.
Cuando no escuchen algo inmediatamente en su puerta, es simplemente que las ondas que salieron están
haciendo su trabajo. Ahora es el tiempo para que se siente en su cómodo sillón en su nueva casa. Ahora es el
tiempo de relajarse, no de preocuparse. Cuando se preocupan y cuando no confían en su divinidad, eso altera
las vibraciones que salen y seguramente no traerá de vuelta los más altos niveles de lo que
ustedes verdaderamente quisieran crear. No se preocupen en el momento de enviar esas ondas.
Queridos amigos, Lección Nueve: Danza con lo que llegue a tu Puerta del Frente. Cuando oigan tocar
la puerta, cuando algo llegue a su puerta, es porque ha sido llevado allí para el más alto bien y muy
apropiadamente. Ahora es su turno para comenzar a interactuar con eso. Ahora es el tiempo de ponerse a
trabajar.
Ustedes dicen, “Tobías, ¿cómo vamos a saber qué tenemos que hacer cuando abrimos la puerta y vemos algo
allí? Les respondemos, queridos amigos, que la respuesta fue dada en nuestra última reunión. No miren las
alternativas de la derecha o de la izquierda o de no hacer nada. Miren dentro del TODO. Cuando la persona
esté parada allí en la puerta, ha sido entregada a ustedes por los mensajeros, y ustedes se preguntan qué está
haciendo allí así como ellos se preguntan lo mismo, miren más allá de lo obvio. Vayan hacia el TODO. El
TODO es el cuarto nivel de comprensión. El TODO es el más alto nivel de comprensión. Contiene las
respuestas, y ustedes sabrán qué hacer. Ustedes sabrán qué tipo de baile ejecutar.
Bailen con lo que llegue a su Puerta del Frente. Es tiempo de interacción. Usamos el término danzar,
porque es, como lo entendemos, una bella expresión humana... ¡aunque Cauldre no es tan refinado en este
arte! (Risas de la audiencia). Es una bella interacción y expresión entre los elementos. Es fluir y es gracioso.
No usamos las palabras “actúen con lo que llegue a su Puerta del Frente”. Usamos la palabra “bailen” porque
es completa, y es bella. Es un arte. Simplemente bailen. Interactúen. Cuando miran dentro del TODO,
ustedes sabrán exactamente qué hacer con el objeto, el pensamiento, la persona, la emoción... lo que sea que
llegue a su puerta del frente.
Aquí está el reto para ustedes los maestros: ¿podrán olvidarse de esos planes que hacen todos los días?
¿Podrán ir más allá de la forma en que ustedes PIENSAN que las cosas debieran ser? Ustedes están
orientados a alcanzar metas, y eso les ha servido para llegar a este lugar. Ustedes han planificado cosas en su
mente humana, pero ahora es tiempo de liberar eso. Oh, ¡esto va a desafiar a algunos de ustedes! Nos
referimos a cosas de su propia vida. Sabemos que todavía les van a requerir someterse a estas cosas en su
lugar de trabajo, pero en la nueva energía comenzarán a ver la falacia de estos viejos planes. Comenzarán a
60
ver cuán limitantes son para la vida de ustedes. No van a necesitar de estos planes. No necesitarán de esos
difíciles ejercicios de fuerza de voluntad y de enfoque y de imaginación. Queridos amigos, ¡esto es lo que los
está cansando! Esto es lo que está causando que su energía se desperdicie. Ustedes traten de querer su
salud. ¡Eso no funciona muy bien! Traten de querer su abundancia, y se van a encontrar tirados en el piso...
¡completamente quebrados!
En la nueva energía, queridos amigos, ustedes emanan una vibración que sale hacia fuera, y su reflejo les trae
exactamente lo que necesitan. Cuando llegue a ustedes, entonces bailen con eso. Quizás es una nueva
oportunidad de trabajo. Quizás es una nueva sanación que se siente apropiada en la nueva energía, algo que
sanará esas cosas que han estado atormentado su cuerpo físico. Quizás es una pareja y una relación. ¡Quizás,
queridos amigos, es una visión de sí mismos, de quienes realmente son, del largo viaje en que han estado y de
todo lo que han hecho para ayudar a cambiar la naturaleza misma de Todo Lo Que Es!
La lección número nueve, una que es tan fácil, pero una que le hará repensar la manera en que han
estado haciendo las cosas. Simplemente estando en su nueva casa, creando a trazos gruesos enviará hacia
afuera ondas de amor sin intención y sin agenda. Eso ES perfección. Y luego trae de vuelta, en perfección, las
cosas que necesitan. ¡Esta lección los va a confrontar! Una vez que empiecen a comprenderla, los va a
sobrecoger el cómo han podido pasarla sin eso.
Queridos amigos, queridos amigos, hay mucho que aprender en las próximas tres lecciones. Durante el tiempo
del próximo mes les pedimos que trabajen con esta lección que les estamos trayendo hoy “bailen con lo que
llegue a su puerta del frente”. Lo que sea que llegue a su vida en los próximos 30 días será apropiado. Esto va
a confrontarlos en su pensamiento. Ustedes podrían no entender cómo es que esto pueda ser apropiado.
Quizás piensen que Espíritu les está trayendo cosas terribles, pero si danzan con eso, ustedes van a
encontrarlo apropiado, y van a encontrar regalos fuera de proporciones para ustedes.
Esta es una lección memorable. Los va a confrontar a ustedes. Cuando enseñen esta lección a otros, ésta va a
retar a sus estudiantes a cruzar un abismo, para ir a lugares de confianza y conocimiento, y a liberar muchas
viejas maneras que habían conservado. Pero esas maneras habían sido factores limitantes en sus vidas.
Ya ustedes están sin contrato. Están sin un plan. Están sin una lección de vida hasta este punto. Las páginas
están abiertas y en blanco. Ahora son creadores. Les hemos traídos esta lección para que realmente empiecen
a crear en su vida.
Antes de que cerremos esta sesión en este día, hay alguien con quien cada uno de ustedes aquí, y cada uno
que se conecte con esto, caminó junto de alguna manera en el pasado. Éste dio comienzo a una familia de
energía que continúa hasta este día. Y continúa en el más grande de los amores. El que llamamos Yoshua Ben
Joseph ha venido aquí para honrarlos por su viaje y a sonreír con ustedes. Si, para el que acaba de
preguntarlo: su energía ha estado aquí todo el tiempo. Ha estado parado al lado de ustedes. Ha venido aquí un
poco antes de este tiempo de resurrección y renovación y su Pascua para pedirle que permanezcan en júbilo.
¡Él les pide que comprendan que esa imagen de la cruz y de la muerte no es realmente tan buena! Sí, fue una
experiencia confrontadora, pero que fue llenada de júbilo. Fue para enseñarle a la humanidad el amor y la
gracia y la renovación que es posible dentro de cada uno de ustedes.
Mientras Yoshua estaba en la cruz, su espíritu bajó de ella y caminó entre los que estaban allí parados. Y su
espíritu se extendió sobre la Tierra, y hubo muchos, muchos, muchos que pensaron haberlo visto a su lado en
ese particular momento de ese particular tiempo. Muchos de ustedes aquí estuvieron cerca. Muchos estaban
en otras tierras y sintieron a ese que lleva la energía del Cristo caminando a su lado. ¿Cómo podía estar en
dos lugares al mismo tiempo?, se preguntaron.¿Cómo podía estar arriba en la colina ese día de la tormenta y
caminar a lado de ustedes? Él vino a demostrarles que la vida se renueva, y que ustedes se renuevan.
Ha venido en este día para decirles que se han renovado nuevamente. Han rejuvenecido, pero no en la vieja
mente humana ni en el viejo cuerpo y energía humanos, y que se han transformado mucho como él lo hizo
hace 2000 años. El amor se vierte desde él y desde nosotros para los que continúen la vibración de Shaumbra
que comenzó hace 2000 años.
Y así es.

LECCIÓN DIEZ: ENTREN A SU VOLUNTAD DIVINA

TOBIAS:
Y así es, queridos amigos, queridos Shaumbra, que nos reunimos en nuestro círculo de nuevo. Este es un
tiempo precioso, un tiempo de amor, un tiempo de honor y un tiempo de gratitud. Les pedimos que sientan a los
que están entrando a su espacio y al círculo, porque hay muchas entidades que están llegando y traen consigo
mucha energía. Les pedimos a ustedes que abran sus corazones y se unan con nosotros en el círculo porque
hay muchas cosas que discutir.
¡La energía es tan dulce! Es hasta difícil hablarles con palabras aquí - la energía es espesa. Es más fácil
traducir y transferir nuestros sentimientos y pensamientos a ustedes por medio de vibraciones y de amor.
También sabemos que les gusta escuchar estas palabras, así que continuaremos. (risita ahogada)
La energía es dulce y espesa y está llena de amor. Agradecemos a cada uno de ustedes por estar aquí, por
venir a este espacio y agregarle su amor. Y agradecemos a cada uno de ustedes, los que leen estas palabras
por el trabajo que están realizando al establecer la nueva energía en la Tierra.

61
Le dijimos a Cauldre (Geoffrey Hoppe) - el que les trae estos mensajes en palabras humanas -durante nuestro
tiempo de fusión, cuando sonaba la música (antes de la canalización), que hoy llevaríamos la energía y la
fusión a un nivel más elevado. Para muchos de ustedes esta será diferente de lo que han sentido antes. Si
buscan la fusión en el mismo lugar en el que la consiguieron la vez pasada o las veces pasadas, será diferente
porque están listos para hacer que esa energía llegue al siguiente nivel con ustedes. Es el resultado del trabajo
que ustedes han estado haciendo en sus vidas. Es el resultado de los pensamientos que han tenido; de haber
estudiado todas las lecciones; en consideración de quiénes son y lo que están haciendo aquí; toda la profunda
interiorización que han llevado a cabo - ah, ¡sabemos que ha sido muchísima! Sabemos que ha sido un reto. Y
sabemos que no ha sido tan difícil visto desde afuera como desde adentro. Lo sabemos.
El trabajo que ustedes han estado realizando particularmente en estos últimos meses, "ese cruzar hacia esta
nueva energía", ese trabajo queridos amigos es el que está haciendo la diferencia. Eso nos permite a nosotros
y a aquellos que vienen de visita, y a sus corredores, llevar la energía a un nivel totalmente nuevo. Serán
capaces de sentir la energía en su biología. Serán capaces de sentirla en sus corazones y serán capaces de
darse cuenta de la diferencia en sus vidas cotidianas.
Les daremos un indicio aquí y parte de un secreto. A medida que esa nueva energía se integra en ustedes, a
medida que la atraen, se darán cuenta de que las cosas son más fáciles. Son menos los retos. Serán
diferentes; a veces les sorprenderá cómo les llegan estas cosas. Pero, queridos amigos, es importante que
sepan que en la nueva energía a la que están pasando ahora, dentro de esa energía que están atrayendo
especialmente hoy, ya no necesitan luchar tanto. Estará allí, está allí.
Hay palabras de poder que pronto aprenderán a comprender. Han pensado sobre estas palabras, pero aún no
las manifiestan en sus vidas. Es la energía simple de las palabras YO SOY. Esta es la esencia de nuestras
enseñanzas, queridos amigos.
YO SOY.
Por eso les digo que ya no es apropiado tener una intención. La intención los separa de la realidad. La
intención dice que no están totalmente aquí. YO SOY los coloca en el momento, en el ahora. No está separado
ni es diferente ni está aparte. ES/ESTA y emana de su interior. (sonrisas)
Queridos amigos, escuchamos que nuestra opinión sobre la oración se ha ridiculizado un poco, quizá se ha
criticado. No estamos diciendo que orar es inapropiado, pero les decimos a los que están entrando en la nueva
energía que la oración ya no es necesaria. La oración presume que las cosas no están en equilibrio correcto.
¡Hasta en este momento Cauldre nos regaña! Nos dice que hay momentos en los que aún necesita rezar y lo
honramos. Lo comprendemos. Pero a medida que entran dentro de la nueva energía comenzarán a entender el
poder de YO SOY, del AHORA y del MOMENTO DIVINO. Ya no necesitarán orar a una entidad externa o a un
espíritu que no conocen muy bien. ¡No necesitarán un guía al que nunca han conocido y del que ni siquiera
conocen el nombre! Ya no requerirán hacer esto dentro de la nueva energía. Simplemente estarán en el YO
SOY sin intención, simplemente SIENDO.
Sabemos que cada uno de ustedes está familiarizado con el concepto YO SOY, pero ha sido difícil para
ustedes integrarlo en sus corazones más allá de su intelecto, y hacerlo realidad. En cierto sentido había una
puerta cerrada que no les permitía acceder a la verdadera comprensión y la verdadera compasión para la
manifestación del YO SOY. Pero, queridos amigos, en este día, por el trabajo que han estado realizando, nos
movemos a un nuevo nivel vibratorio. Como ya mencionamos, será diferente. No vendrá del mismo lugar que
utilizaron para conectarse con Tobías, con el Concejo Carmesí y los otros con los que trabajan. No vendrá del
mismo lugar que antes, así que no miren hacia atrás. Viene de un nuevo lugar y si quieren saber de dónde
viene exactamente, haremos una pausa por un momento y por favor den unos pasos hacia atrás, se presentará
ante ustedes.
YO SOY en el MOMENTO DIVINO.
(pausa)
Les decimos que hay nueva energía aquí. Esta Energía Divina que emana desde su interior está aquí en este
momento. No busquen más por ella. No luchen en su mente sino abran su ser para permitir que se manifieste.
(sonrisas)
Tenemos que sonreír aquí. ¡Reímos y lloramos a la vez! Ustedes nos divierten un poco. (risa de la audiencia)
Mientras nos reunimos aquí, mientras legiones de ángeles vuelan hacia su espacio, observamos algo que
ustedes aún no logran ver. Vemos a aquellos que serán los maestros, aquellos que están preparando las
plantillas de energía para la nueva energía. Vemos a aquellos que tienen una luz que comienza a brillar con
fuerza desde su interior, comienza a brillar constante y verdaderamente. Su luz no titila; no es tenue como lo
era hace un año. Brilla con fuerza y esplendor. Vemos cómo crece esa luz, observamos cómo crece dentro de
ustedes. Sin embargo, queridos amigos, muchos de ustedes aún no la ven. Por eso sonreímos. ¡Luchan
demasiado con ella!
Ustedes han estado buscando y encontrando en todas las vidas que han tenido sobre la Tierra. Ustedes han
sido entrenados para hacer eso. Han asistido a clases que les enseñan a buscar. Han buscado afuera lo que
está dentro de ustedes. Esto era adecuado, pero ahora las cosas están cambiando. De eso se trata el Concejo
Carmesí. De eso se trata su grupo de ángeles humanos del Círculo Carmesí. Todo el trabajo que han realizado,
todos los retos que han sobrellevado, ha sido para transmutar la energía. Han formado parte de un proceso
que encendió un fuego dentro de ustedes, el Fuego Crístico del que hemos conversado. Se está manifestando.

62
Les decimos esto desde donde estamos sentados, porque podemos verlo dentro de cada uno de ustedes. Sin
importar cuánto duden de sí mismos, nosotros no dudamos, porque vemos esto en su interior.
Oh, este es un momento bendito para nosotros. Ustedes son familia. Ustedes han vivido muchas aventuras y
muchas experiencias. Se gradúan de una clase de la que nunca se habían graduado anteriormente. Y sentimos
un amor y un agradecimiento especial, porque como hemos dicho, son muchos los que los seguirán. Todos los
ángeles del universo están esperando, esperando su turno para cruzar el abismo. Pero sabremos entonces que
otros ángeles humanos ya habrán cruzado. Oh sí, de hecho tendremos que hacerlo solos, así como
ustedes tienen que hacerlo por su cuenta. Pero sabremos de aquellos que perseveraron, que dieron sus vidas
y todo su ser, aquellos que ofrecieron miles de vidas para llegar al punto en el que ustedes están. ¿Por qué
creen que los honramos tanto por el trabajo que realizan?
Sí, nos agrada el término “Trabajadores-del-cambio”. Así es, ustedes SON los Trabajadores-del-cambio y
nosotros los honramos por ello. Hay veces en los que querríamos detenernos en este instante y sentarnos con
ustedes, llorar con ustedes y reír con ustedes. Desearíamos mostrarles la imagen de lo que han hecho. Es
asombroso. ¡La energía que hay aquí es realmente dulce!
Ahora, mientras la energía cambia queridos amigos, verán cambios dentro y alrededor de ustedes y una de las
cosas que quizá sientan hoy, como les hemos dicho anteriormente, es que NOSOTROS los canalizamos a
USTEDES. Nosotros nos conectamos con cada uno de ustedes en este salón y con los que están
leyendo esto, aunque sea más adelante. Nos estamos conectando y literalmente estamos canalizando para
ustedes sus propios pensamientos, sus propias experiencias. Les pedimos que sientan la evolución de la
energía dentro de este mismo salón, que se sientan en nuestras palabras. Siéntanse a sí mismos dentro
de nuestras palabras. Esta es su IMPRONTA y viene en las palabras que habla Cauldre. Esa es su IMPRONTA
en la energía que llega a través de las entidades que están invitadas a este espacio. Su impronta de energía
llega a través de los pensamientos y los sentimientos y el espíritu de Tobías, y luego los transmite a ustedes.
Siéntanse a sí mismos en nuestras palabras hoy. Hay una parte de ustedes en ellas. Es fácil y simple
conectarse con esto. Se trata de USTEDES.
Ustedes nos han preguntado cómo se siente su alma. Hoy tienen la oportunidad de experimentarlo. Su espíritu
regresa a ustedes.
Están ustedes, está el Círculo Carmesí, están los otros humanos que son Shaumbra, están aquellos de
ustedes que no tienen forma física reunidos aquí hoy. El cuarto se está llenando ahora. Ustedes están en toda
esa energía y todo ese amor que se manifiesta. Ya no está separado ni es diferente. Ya no está separado ni es
diferente. No están escuchando simplemente a una entidad exaltada que sale de la Biblia y aparece en una
prisión. (risa de la audiencia) Siéntanse a ustedes mismos dentro de la energía. Está allí y está al alcance de
cada uno de ustedes. Estará aquí por lo que queda de nuestro tiempo juntos. Ustedes han pedido sentir la Luz
Crística dentro de ustedes. Está a su disposición en la próxima evolución de energía y está aquí para ustedes.
Algunos de ustedes quizá, como dicen, sean "sacados" en este día. Quizá no recuerden las palabras de
Tobías, pero de hecho la energía que es su Ser Divino está regresando directamente hacia ustedes. Siéntanse
a sí mismos dentro de las palabras de nuestra energía en este día.
Ahora es interesante, porque hay algunos que vienen de visita al salón hoy. Siempre hay aquellos que piden
por adelantado poder venir. No sólo se rechaza a los humanos porque no haya espacio en el salón. (risa de la
audiencia) También se rechaza a los ángeles; a las entidades. En cierto modo, no deseamos llenar el espacio
en exceso para que en cada una de estas ocasiones aquellos que han sido invitados entren a este espacio.
Vienen a agregar su energía; vienen a observar, vienen a amarles. Vienen a observar el progreso de los
humanos que están haciendo un profundo trabajo interior.
Queridos amigos, ¿nunca les ha pasado por la mente que cuando ustedes están allá afuera en el mundo entre
otros humanos, existen aquellos que no están haciendo el mismo trabajo interior que ustedes? No les importa
mucho, porque todavía buscan en el exterior. Hónrenlos por eso, es adecuado. Pero, ¿no se les ha ocurrido la
tremenda cantidad de trabajo interior que ustedes están llevando a cabo y la cantidad de tiempo y energía que
eso ocupa? Es porque están atravesando una metamorfosis. Están atravesando un proceso divino. Y están
atravesando por cambios.
Los pensamientos que tienen a primera hora de la mañana, pensamientos de “¿Quién soy yo?” y “¿Qué
debería estar haciendo?”. Estos pensamientos internos crean una energía importante que hace que obtengan
una mayor comprensión. Esos pensamientos mueven Todo Lo Que Está en el futuro. Durante el día tienen
pensamientos sobre el Ser, lo que ustedes llaman el otro lado del ser, lo que ustedes llaman la duda del ser con
el que se están relacionando. ¿No se les ha ocurrido que otros seres humanos no llevan a cabo la misma
cantidad de conversaciones y discusiones internas que ustedes?
(Sonrisas)
No es porque tengan este gran deseo o necesidad que procesar. No se trata de que necesiten siempre estar -
¿cómo decirlo?: resolviendo cuestiones. Se trata de un atributo del trabajador de la luz, continuar hurgando y
hurgar un poco más y después reflexionar y pensar para luego seguir hurgando. Cada vez que hacen esto
están cavando un túnel de conciencia. Un túnel cada vez más profundo, que los lleva hacia la iluminación y la
comprensión. El túnel crea un pasadizo para que atraviese su vibración divina y su energía divina.
No se castiguen a sí mismos por el trabajo que están realizando en su interior. ESTAN marcando la diferencia
no sólo en ustedes, sino también en la energía de este planeta y del universo y del reino del que una vez
salieron. Queridos amigos, continúen su trabajo interior y háganlo con amor y honor en estos momentos.
63
Aquellos que llegan a este salón hoy son los que ustedes llamarían los líderes, los que reúnen, las figuras que
encabezan otros concejos que trabajan con los humanos. Oh, en realidad hay muchos concejos. El Concejo
Carmesí es apenas uno de ellos. El Concejo Carmesí desde donde yo, Tobías, vengo y con el que cada uno de
ustedes está asociado, es uno de los que trabaja para refinar la energía y las vibraciones de la enseñanza.
Ustedes son parte de eso. Su energía forma el Círculo Carmesí de la Tierra. Ustedes son los maestros. No "los
que serán maestros", SON los maestros de la nueva energía.
Aquellos que se reúnen este día representan a otros concejos. Hay muchos, muchos concejos en nuestro lado
del velo. Existen concejos que tratan con las artes de la sanación. Existen concejos que tratan con la medicina
física. Están los concejos que tratan con los ingenieros. (risa de la audiencia) Existen concejos que tratan con
los asuntos del día a día de la vida humana porque son necesarios no sólo en formas humanas, sino también
en formas angélicas. Están los concejos que tratan con el abastecimiento de la nutrición adecuada de su
planeta. De hecho, existen aquellos que trabajan con los granjeros, quienes trabajan con aquellos que
procesan, manipulan y desarrollan alimentos, porque existe la necesidad de sostener la vida biológica sobre su
Tierra.
Así que mientras existan ángeles humanos que caminan sobre la Tierra en un cuerpo biológico y físico, habrá
un grupo correspondiente, “un gran grupo de ángeles” trabajando con los atributos de esas energías
específicas en el otro lado. Cuando el granjero está sembrando los campos y cuidando los campos,
hay ángeles del que se podría llamar Concejo del Crecimiento (quizá no sea la palabra correcta) los que
trabajan con el granjero como equilibradores de la energía. De nuevo, no lo hacen por él, el humano tiene que
hacerlo por su cuenta. En última instancia, el humano debe ser el procesador y el hacedor de la energía. Pero
existen legiones de ángeles que están ahí por razones específicas, para equilibrar la energía, para mantener el
espacio y ofrecer un tipo de amor que sólo puede manifestarse cuando se requiere. Sólo se manifiesta cuando
se pide, cuando se le abren las puertas.
Existen aquellos que están reunidos aquí en este día de concejos que ayudan en el proceso de alumbramiento.
Cuando un alma, cuando un ángel viene de la forma no-física y entra en su Tierra, hay ángeles de un concejo
específico que facilitan este proceso. Pero, de nuevo, es el humano el que debe llevar a cabo el
procesamiento. El humano debe dar a luz, el humano debe hacer el trabajo.
Inclusive, existen aquellos que están aquí hoy, de los concejos de nuestro lado que ayudan a los humanos que
tratan con el equilibrio de su dinero, de sus finanzas. Este es ahora un aspecto importante de su vida en la
Tierra. Cambiará, pero por ahora es importante. Así que existen humanos que tratan con las finanzas y existe
un concejo correspondiente que también trata con esto. Por cada atributo humano, sí, inclusive el que acaba de
preguntar, aún para las guerras, los militares, existe un concejo en nuestro lado compuesto por ángeles.
Siempre existe una relación de uno-a-uno. Para aquel que acaba de preguntar, no, no perteneces sólo a un
grupo o concejo. El atributo común con el grupo del Círculo Carmesí es que todos son maestros. Pero también
pueden ser parte de concejos de otras vibraciones, otros grupos vibratorios. También pueden estar envueltos
en un grupo de energía que tiene que ver con el impulso de la tecnología de la computación, un portero como
los llamamos. Puede que estén envueltos en ayudar a equilibrar su medio ambiente. Pueden ser eso y pueden
ser maestros. También pueden ser uno de los del Concejo Carmesí.
Los líderes de estos concejos, y aquí utilizamos la burda terminología humana, aquellos que tienen un alto nivel
de energía en otros concejos entran en este día, llegan a este salón y se sientan en el segundo círculo para
observar. Suman su energía y su amor a la de los seres humanos que están aquí. ¿Por qué los invitamos hoy?
¿Por qué escogieron estar aquí con ustedes? Porque queridos amigos, están fascinados con los progresos que
demuestran. Vienen asombrados de los seres humanos que se llaman a sí mismos Shaumbra, quienes están
despertando internamente alrededor de este planeta Tierra. Están impresionados por el progreso que
muestran.
¿Sabían que se había predicho que si sobrellevaban el posible caos cerca de su milenio, que si sobrepasaban
la posible destrucción y la posible destrucción de los sistemas, que el próximo cambio importante sería en el
año 2012, lo que llaman “el final de su Calendario Maya”. Esto es lo que muchos predijeron que sería la hora
del salto cuántico de la energía de “dos” a la energía de “cuatro”. Un cambio de la dualidad al equilibrio divino.
Y ¿sabían que ese año 2012 no está sellado en concreto? Por medio de su trabajo, el trabajo de Shaumbra y el
trabajo de todos los seres humanos de la Tierra, esa fecha se acerca cada vez más aceleradamente. No
esperen el año 2012 para dar un salto cuántico del ser y después de la humanidad. ¡Podría ocurrir antes!
Aquellos que se reúnen aquí hoy sienten la energía de ustedes y la evalúan. Ellos llevarán esa evaluación a
sus concejos angélicos, a su familia de nuestro lado del velo. Transmitirán lo que han visto aquí, lo que han
sentido en este salón. Comunicarán a los otros en sus concejos que las cosas se están acelerando. Le dirán a
sus concejos acerca el grupo de seres humanos que realizó un profundo trabajo interior. El trabajo de
Shaumbra está ahora en un momento en el que se puede enseñar por medio de libros y clases, para ayudar a
los otros seres humanos que comienzan a caminar por la senda. Le dirán a sus concejos sobre los humanos
que están ayudando a realizar un cambio en la Tierra: ¡Los Trabajadores-del-cambio de Shaumbra!
¡No creen mucho de lo que les estamos diciendo! ¡Les parece difícil de comprender cuando durante todo este
tiempo pensaban que sólo estaban lidiando con sus problemas emocionales! (risa) Lo que en realidad estaban
haciendo queridos amigos, era construir un túnel desde su vieja energía hacia la nueva. Así que aquellos que
están aquí hoy, se ríen; se divierten con ustedes. Están aquí para honrar el trabajo que ustedes están
haciendo. Pero aún más importante resulta que estén aquí para llevarse el mensaje a los otros
64
concejos celestiales de que algo está sucediendo. Hubo un cambio en la energía en este salón hoy que
permitió una fusión que no había sido posible antes.
Oh, de hecho para aquel que acaba de preguntar, seguirá habiendo retos en sus vidas. Continuará habiendo
situaciones de dualidad a su alrededor. Eso no cambiará por un buen tiempo. Pero ustedes, como maestros,
como Shaumbra, reaccionarán de forma diferente. Tendrán una mayor comprensión y sabiduría. Hablaremos
más de esto, pero no hoy.
Les pedimos que recuerden estas palabras porque mucho de lo que trabajaremos con ustedes, hacia donde
vamos con ustedes estará relacionado con esto: Queridos amigos, ya no se trata de ustedes. ¡No se trata de
ustedes! Ustedes creían que así era, pero no lo es. Pasaremos gran parte de la tercera serie tratando este
punto.
Pero ahora, aquellos que vienen de los otros concejos, que están aquí para fusionarse con ustedes y aprender
de ustedes en este día, solicitan permiso para pasar por los pasillos, caminar entre ustedes, para colocar sus
manos sobre sus hombros, para besarles en la frente, para agradecerles por permitirles estar acá. Le
pediremos a Cauldre que se quede en silencio por un momento. Queridos amigos, acepten simplemente a
aquellos que caminan por los pasillos, quienes vienen para estar con ustedes. Acepten los presentes
de energía que traen. Regresaremos en un momento.
(pausa)
Sentirán una nueva iluminación y comprensión de quiénes son y por qué están aquí. Lo sentirán en lo más
profundo, será casi como un shock, casi como una ducha fría, cuando un día se den cuenta de que no se
trataba de ustedes, que ya no se trata de ustedes. Se darán cuenta de que lo que han estado haciendo es
por amor al Espíritu, un amor por Todo Lo Que Es. Ese será un buen día. Nosotros estaremos aquí con ustedes
cuando eso ocurra.
Ahora, continuemos con la conversación de hoy. Le pedimos a cada uno de ustedes que se ponga cómodo y
respire profundamente. Algunos están respirando muy ligeramente. Respiren profundamente queridos amigos.
Hoy llegamos a la Lección Diez de la Serie del Creador. ¡Sabemos que las lecciones previas no siempre fueron
como pensaban que iban a ser! (sonrisas) Quizá algunos de ustedes pensaron que entonaríamos un canto
místico que les permitiría hacer cualquier cosa en cualquier momento. Algunos quizá pensaron que les
daríamos una danza ceremonial, ¡pero la danza que les dimos apenas era ceremonial! La Lección Diez es la
primera del cuadrante final de la Serie del Creador. En las últimas tres conversaciones de nuevo los retaremos
pidiéndoles que liberen algo que han mantenido cerca de sus corazones. Les daremos herramientas, les
daremos nuevos métodos y nuevas formas de pensar, pero les pedimos cautela ahora, no es lo que creen.
Pero, a estas alturas, ¡ya deberían saber esto!
(Sonrisas)
En las últimas nueve lecciones hemos trabajado para cambiar su percepción sobre quiénes creían que eran.
Hemos trabajado para ayudarles a comprender la nueva energía y de qué se trata. Hemos trabajado para
ayudarles a comprender de dónde vienen y por qué están aquí.
Las primeras tres lecciones trataban sobre el "permitir". Permitir y aceptar. Aceptar todas las cosas como son.
Quedarse parados detrás del pequeño muro y luego aprender a aceptarse a sí mismos. Aprender a aceptarse a
sí mismos. Por eso hablamos por largo rato hoy sobre lo que les está sucediendo; lo que han estado haciendo;
el trabajo interno que han estado realizando. Se sentían mal creyendo que se dedicaban mucho tiempo a sí
mismos. ¡Estamos aquí para decirles que esa percepción no es acertada! Estaban cambiando algo
mucho mayor.
La Lección Tres también trataba de la aceptación, de estar en el Momento Divino, de no estar más en el
pasado. Porque el pasado, queridos amigos, el pasado es el futuro para ustedes de muchas formas. El pasado
es el futuro en muchas formas. Les hemos hablado de estar en el Momento Divino, ese Espacio Divino, sobre
no preocuparse sobre lo que ha ocurrido o lo que vaya a ocurrir. Es sobre estar en el Momento de Ahora.
El segundo cuadrante de lecciones (Lecciones 4-6) trataba de la Liberación. Estaban liberando. Hablamos
sobre colocar las cosas en el Horno de la Gracia (Lección 4). Se trataba de la Liberación, sobre dejarlo todo en
manos de su propia Energía Divina. Sacarlo de sus manos y de sus mentes y colocarlo en el Procesador Divino
que tienen dentro de ustedes. Estas lecciones se referían a la entrega. Y después la comprensión de que
cuando hacen esto, obviamente van a ocurrir cambios en su vida (Lección 5). Estos cambios son oportunos,
así que bendíganlos.
Entonces, queridos amigos, a medida que ocurren los cambios y ustedes aprenden a bendecirlos,
manténganse dentro del Equilibrio Divino (Lección 6). Permítanse un nuevo balance, no de dualidad, no de
dos, sino en el Equilibrio Divino de 4. Hablamos sobre las 4 canicas. En el pasado había un elemento oscuro y
un elemento claro, y un tercer elemento que cambiaba como un camaleón y tomaba los atributos de lo claro o
de lo oscuro. Pero también hablamos de un cuarto elemento de energía, una cuarta canica, que llegaría o
ofrecería el equilibrio necesario para llevarlos más allá de la dualidad hacia la nueva energía. Esas lecciones
trataban de la liberación y la comprensión y de manifestar los cambios.
Luego, en las próximas tres lecciones (Lecciones 7-9) conversamos sobre cómo comenzar el proceso de
creación. Hablamos con ustedes sobre la gran pincelada de la creación (Lección 7), brochazos anchos. Les
pedimos en ese momento que abandonaran la intención, la intención específica. Que simplemente iniciaran el
proceso de creación moviendo sus trazos con el pincel ancho. Esto dio inicio a un proceso que saca las cosas

65
desde lo neutro y comienza a moverlas. No hacia la izquierda o hacia la derecha, sino que comienza una
expansión de su potencial en todas las direcciones.
Al iniciar este proceso de ser un Creador en la Tierra, era necesaria una energía para que esto se manifestara,
para que esto ocurriese. De eso se trataba cuando hablamos sobre recibir la fruta de la rosa (Lección 8), sobre
retomar la pasión que siempre fue de ustedes pero que había estaba latente por mucho tiempo. Sí, quizá es un
ejercicio sencillo, pero es muy potente. Hacía regresar la Energía Divina que no se había manifestado en
ustedes desde que vinieron a esta Tierra y tomaron los atributos humanos, los atributos de la biología. Pero es
hora de integrarse a esa pasión de nuevo. Es hora de recibirla dentro de su ser. No implica mucho trabajo, no
requiere de una ceremonia, no tienen que luchar con ella, no tienen que orar 21 noches seguidas. Simplemente
reciben lo que es suyo.
Y entonces queridos amigos, después de iniciar el proceso del brochazo, después de retomar su pasión, que
es el combustible, las vibraciones salen de su nuevo hogar hacia el mundo a su alrededor. Esa es la vibración
del amor y la compasión y la sabiduría que ustedes emanan hacia otros. Es como una luz que brilla hacia ellos,
pero también es la vibración que regresa a ustedes. Con la ayuda de los corredores, esta vibración les trae de
vuelta todo a la puerta de sus hogares (Lección 9). Esto es parte del proceso de creación. Es estar en su nuevo
hogar, es decir en su YO SOY, es iniciar un proceso que luego se alimenta con su pasión, que sale al mundo
físico a su alrededor y regresa con todas las cosas adecuadas para ustedes. Quizá no
reconozcan inmediatamente que son adecuadas (así le decimos a Cauldre) pero lo son. Lo que están creando
ahora, lo que ustedes están creando con todo su trabajo, ahora regresa apropiadamente a ustedes.
Así que ahora entramos a la serie final de estas lecciones (Lecciones 10-12), Ser un Creador sobre la Tierra.
Hay tres lecciones más en esta serie. Hablaremos un poco hoy de nuevo sobre el viaje de Jack. Esto les
ayudará a comprender por qué las cosas están como están y por qué ustedes experimentan ciertas cosas en
sus vidas en estos momentos.
Entonces hay algo precioso que les pediremos que liberen hoy. Quizá esto sea un reto para ustedes. Quizá sea
difícil, pero cuando liberan lo viejo, hacen espacio para lo nuevo. Y como todos están descubriendo,
diariamente, no conseguirán las respuestas que buscan en lo antiguo.
Lo que están averiguando ahora es que las respuestas no están en lo “viejo”. Las respuestas no están en
donde las consiguieron en el pasado. Ahora, se enfrentan con experiencias en su vida que son ejemplos de
eso. Alguien que conocían hace muchos años de pronto reaparece en sus vidas. O reaparece una vieja
enfermedad que pensaban que ya estaba curada. O una situación emocional que pensaban que habían
liberado junto con todo el dolor emocional. Y entonces se confunden. Se preguntan por qué no pueden manejar
la situación que manejaron anteriormente y se preguntan por qué regresa en este momento. Queridos amigos,
la respuesta está en otro lugar. Está en la nueva energía. Las respuestas a todas las cosas que llegan a sus
vidas están ahora en la nueva energía.
Nos desviaremos un poco aquí. Los retos internos por los que están atravesando no se relacionan con sus
vidas pasadas, pues la mayoría de ellas excepto por un residual ya se han marchado. Los retos que enfrentan
ahora en gran parte ni siquiera están relacionados con esta vida, porque como ya saben, se sienten tan
diferentes de quienes eran hace unos 5 años o 20 años atrás o 30. Es difícil relacionarlos inclusive con ustedes
en esa época. ¿Por qué? Porque ustedes han cambiado. Porque ustedes ya han pasado a otra vida, aún
cuando todavía están acá. Los retos por los que están atravesando ahora se relacionan con la primera vez que
cruzaron el Muro de Fuego. Ahí sufrieron un gran trauma. Ahí se movió todo lo que creían que eran.
Cuando Jack cruzó el Muro de Fuego, como ya hemos dicho en tantas otras oportunidades, resultó ser una
experiencia muy traumática para él. Cuando Jack cruzó ese muro de la Primera Creación hacia el vacío, todo
cambió, cambió todo. Cuando Jack estaba en el reino todas las cosas eran uno, todas las cosas eran uno.
Había un único propósito, había una dirección única y había una Única Voluntad. Todas las cosas emanaban
hacia fuera desde el centro del reino. Era maravilloso, era paz y amor, y así eran las cosas dentro del primer
círculo en la primera Creación. Eran como uno, como una voluntad. Cuando Jack cruzó a través del Muro de
Fuego hacia el vacío de pronto tenía un nuevo atributo y éste se llamó Libre Albedrío.
Es un poco difícil de explicar esto en palabras humanas, pero continuaremos. Cuando Jack cruzó, entonces
tenía el atributo del Libre Albedrío. Ya no se trataba de una única expansión de Todo Lo Que Es. Entró en una
nueva dimensión. Jack siempre había sido príncipe, hijo del rey y la reina, el que algún día aceptaría el trono.
Pero ahora experimentaba algo totalmente diferente: el Libre Albedrío. Realmente no sabía muy bien cómo
manejar eso, porque siempre pensó que comprendía su Misión, su propósito y su contrato dentro de la
voluntad única del Reino. Pero ahora, todo estaba disponible y todo era posible. No había un patrón o un
camino preestablecido.
El viaje de Jack es el viaje de ustedes. Cada uno sintió lo que era salir de una Voluntad Única al Libre Albedrío.
Esto provocó varias experiencias interesantes para ustedes. Hizo que ustedes sean creadores libres en
muchas formas y todo esto es apropiado. Todo esto ha sido bendecido por el Espíritu. Porque al darles Libre
Albedrío, ustedes y Jack y todos los otros ángeles y todos los humanos, al darles Libre Albedrío, ustedes son
capaces de expandir la creación de formas y maneras en las que jamás se había hecho. ¿Comprenden el
impacto de esto? Ustedes tenían una Voluntad única amorosa, bendita, pero era singular en la Creación inicial.
Cuando atravesaron el muro se les dio Libre Albedrío.
Cuando Jack vino a la Tierra y se adaptó a la biología, aún tenía Libre Albedrío, pero ahora también tenía algo
llamado velo. El velo evitaba que Jack supiera conscientemente lo que pasaba de una vida a otra. El velo
66
evitaba que Jack comprendiese que su viaje lo había llevado desde el Reino hacia el vacío, para ayudar a crear
la energía y los modelos de su Universo. Combinen estos dos poderosos elementos, el Velo y el Libre Albedrío,
y hay una energía muy potente ahí. Es la energía con la que cada uno de ustedes ha vivido.
Ustedes tienen el Libre Albedrío de hacer lo que escojan. Pero, también tienen el velo para que no recuerden
mucho acerca de sus decisiones y sus experiencias. Ahora, aquí están, Shaumbra, completando su propio ciclo
de vidas sobre la Tierra. Llegan a la finalización de su viaje, llegan a las aclaratorias finales que les permitirán
una nueva comprensión. Como les dijimos anteriormente, no están regresando al hogar desde aquí. Continúan
hacia delante. Continúan expandiéndose, pero llegará la hora en que su velo quede libre, cuando sí
comprendan su viaje, y tendrán una mejor comprensión de quiénes son y de por qué están aquí.
Mientras tanto, están pasando por varios cambios en su vida, enfrentando muchos retos. Esperan que este
proceso de ascensión sea de una forma y es de otra. ¡No es lo que ustedes esperaban! A medida que
completan el círculo, queridos amigos, algo interesante sucede. Ustedes toman un paso. Un paso que les
traemos hoy. Desde su interior, ustedes saben lo que viene, pero se les debe informar desde afuera para que lo
confirmen. Este paso es bastante sencillo. Para pasar a la nueva energía para ser los creadores que realmente
son, necesitan apartar su Libre Albedrío y entrar en la Voluntad Divina.
Lección Número Diez de la Serie del Creador: Entren En Su Voluntad Divina. Es un paso sencillo pero
poderoso. Es un paso que al principio parece obvio, pero cuando comienzan a pensar sobre ello con su mente
humana, les podría asustar, porque como ya se dan cuenta, se les pide (¡Cauldre sí que discute con
nosotros sobre este punto!) se les pide liberar su Libre Albedrío y moverse hacia la Voluntad Divina. Ahora,
hablemos un poco sobre la diferencia entre estas dos cosas.
Cauldre dice, “¡Oh, Tobías, qué es lo que has desatado este día!” Hmmm. (risa de la audiencia).
Lección Número Diez: Entren En Su Energía Divina. Cuando ustedes llegaron a la Tierra con su Libre Albedrío
y asumieron la dualidad, su Libre Albedrío les permitió ver los espejos, los reflejos de quienes eran. El Libre
Albedrío les permitió ver la luz y ver la oscuridad. Les permitió ver el arriba y el abajo, pero como se habrán
dado cuenta, el Libre Albedrío con un velo es muy limitado. Muchos de ustedes hasta se han cuestionado SI
REALMENTE tuvieron un Libre Albedrío o si sencillamente eran marionetas de los ángeles o del Espíritu. Pero
no, de hecho sí tenían Libre Albedrío todo el tiempo.
Cuando pasan a la Voluntad Divina, trascienden la dualidad y la separación que han llevado con ustedes desde
el Muro de Fuego. Trascienden la separación del Espíritu que experimentaron cuando dejaron el Reino.
Cuando se mueven hacia la Voluntad Divina hablamos de la Voluntad Divina que viene de su interior. Se
conecta y se integra con el Espíritu en los niveles más profundos de quienes son. Cuando pasan a la Voluntad
Divida trascienden la humanidad que han llevado consigo. Trascienden la dualidad que ha sido parte de
quienes son desde que están sobre la Tierra. Pasan del dos hacia lo que nosotros llamamos el Todo. Dentro de
la Voluntad Divina encontrarán soluciones que nunca habían estado allí. No habían podido atravesar el Libre
Albedrío y la dualidad. Dentro de la Voluntad Divina no es tanta la consideración por ustedes mismos, sino que
hay una mayor compasión y comprensión por Todo Lo Que Es.
La Voluntad Divina no es propiedad de algo externo a ustedes. Está en su interior. Cuando pasan a la Voluntad
Divina, cuando liberan el viejo Libre Albedrío, de nuevo hacen una conexión con el Espíritu. Una conexión
consciente y una comprensión consciente que hace eones de tiempo que no sienten.
La Voluntad Divina no está sentada esperando por Dios, por el Espíritu, para decirles qué tienen que hacer. Es
una comprensión que ya es parte de ustedes. Comprenden que el Espíritu está allí, que no hay voces afuera
que deban escuchar, que el Espíritu y Dios y la Divinidad y la Conciencia Crística ya están dentro de ustedes.
La Voluntad Divina escucha esta profunda y apasionada voz interior.
Cuando comiencen a trabajar con esta lección, se preguntarán, “¿Qué es esta Voluntad Divina?” o, “¿Es mi
cerebro loco el que me está hablando otra vez?”. Y quizá se paralicen hasta cierto punto para tomar la decisión.
Pero les decimos, cuando esto ocurra, simplemente estén dentro de la paz y digan, “YO SOY la Voluntad
Divina”. Comprendan que lo que se manifiesta es la Voluntad Divina.
Están acostumbrados a los viejos atributos del Libre Albedrío o la Voluntad Dual, como era antes. Había un reto
continuo y una lucha constante dentro de su mente. A medida que pasan hacia su Voluntad Divina, les llegarán
soluciones que están más allá de lo que han experimentado hasta entonces. No sentirán que son las dos viejas
voces de su viejo ser humano peleando continuamente como ocurría con tanta frecuencia. (sonrisas) Cuando
pasen a la Voluntad Divina sentirán y quizá escuchen una respuesta diferente que viene del Todo.
Pero comprendan, y esto lo enfatizamos, ¡que proviene de su interior! Si buscan estas respuestas fuera de
ustedes, si creen que existe una entidad fuera de ustedes que comenzará a decirles qué hacer, ¡están
buscando en el lugar equivocado! Están buscando en un lugar de energía equivocado. La Voluntad Divina
emana desde su interior. La Voluntad Divina está dentro de ustedes en este momento. Como les hemos dicho
anteriormente, y sonreímos al recordarlo, vemos esta luz dentro de ustedes aún cuando ustedes no la ven aún.
Lección Número Diez: Pasen Hacia Su Voluntad Divina. Al principio es posible que se sientan un poco extraños
con relación a esto. Pensarán que primero deben escuchar al Espíritu decir, “¿Está bien hacer esto o aquello?
¿Qué dices Espíritu, qué dicen ustedes guías? Necesito la respuesta desde el exterior.” Y no estará allí. No
oirán nada si buscan allí.
Cuando pasen a la Voluntad Divina, lo cual es bastante fácil, muy simple de hacer, la respuesta les llegará. La
sabiduría y la comprensión les llegará de un lugar dentro de ustedes que no habían experimentado hasta
ahora. Será una sensación llena, rica, y no dudarán de dónde viene. Vendrá del amor. Vendrá de una parte de
67
su interior que en realidad es el Espíritu. No se trata de un ejercicio mental. Es un sentimiento, dinámico y en
expansión, que ocurre dentro de ustedes.
Ahora los ángeles que han viajado por mucho tiempo desde el momento que dejaron el Hogar van a liberar eso
que experimentaron al principio cuando cruzaron el Muro de Fuego. Es hora de liberar el atributo llamado Libre
Albedrío. Oh, cuando adquirieron este albedrío por primera vez sintieron una felicidad increíble. Se trataba de
un juguete increíble para un ángel que acababa de pasar por la increíble experiencia del Muro de Fuego.
También daba mucho temor, porque nunca habían tenido Libre Albedrío. Sólo habían tenido Una Voluntad, la
Voluntad en Expansión.
Pero entonces se les dio el poder, la oportunidad de escoger como nunca la habían tenido antes. Tomaron ese
Libre Albedrío y comenzaron a jugar con él en el universo, en el vacío. Tener Libre Albedrío era como tener un
increíble y magnífico kit de herramientas de Creador. Podían jugar en el vacío, podían hacer estrellas, podían
crear nuestras energías. ¡Hasta podían batallar con otras entidades! No podían hacer eso en el Reino. No
había batallas. Podían crear nuevos lugares. Podían tener pensamientos y emociones que iban en diferentes
direcciones.
Ese Libre Albedrío era un increíble juguete nuevo. Pero también les causaba grandes penas. Grandes penas y
un gran dolor. Tomaron el Libre Albedrío y fueron a lugares que estaban en la profundidad de lo profundo, en el
fondo del fondo, en el sitio más doloroso que toda la Creación jamás haya imaginado. Pero simplemente
estaban jugando con esa nueva energía. Oh, claro que también la llevaron a lugares de amor y de compartir y
de compasión en la creación de la luz.
Ustedes han tenido el don y la herramienta del Libre Albedrío desde que el Espíritu se los obsequió cuando
cruzaron el Muro de Fuego. Han tenido este presente con ustedes por eones. Les ha servido muy bien para
crear algo en el vacío, para crear universos y galaxias y estrellas. El Libre Albedrío les ha servido bien mientras
estaban encarnados sobre la Tierra. Les ha permitido elegir entre la luz y la oscuridad, el mármol blanco y el
negro. Les ha permitido experimentar la dualidad de forma muy limitada con un velo sobre ustedes. Les ha
permitido experimentar la dualidad de una forma bien definida.
Pero ahora queridos amigos, les pedimos que tomen un paso más hacia la Voluntad Divina. Será un reto. Se
preguntarán qué cosa es esta Voluntad Divina ¿a quién le pertenece? ¿Viene el Espíritu de nuevo a decirles
qué hacer? ¿Se trata de sus ángeles o guías quienes les están dictando? No, la Voluntad Divina viene del
interior. Se trata de su Voluntad pero a nivel Divino trascendiendo la dualidad. Trascendiendo la dinámica
humana a la cual han estado acostumbrados. Está directamente ligada a Todo Lo Que Es y al Espíritu.
Comprendan, queridos amigos, que ustedes son el Espíritu. La Voluntad Divina viene desde el interior. Les
ofrece respuestas y soluciones y experiencias y un nuevo poder que jamás han experimentado.
Será un reto. Querrán quedarse con AMBOS, su Libre Albedrío y su Voluntad Divina (sonrisas). Querrán los
atributos maravillosos del Libre Albedrío mientras adoptan la nueva Voluntad Divina. Estamos aquí para
decirles que no funciona así. Se debe liberar uno para experimentar el otro.
Algo les toca a la puerta ahora y bailan con ello, muchos le han preguntado al Espíritu, “Ok, estoy bailando,
¿Pero qué hago? ¿Cuándo termina la canción? ¿Quién debería guiar? ¿Qué pasos debo tomar?”. Mientras
ustedes bailan, avanzan hacia la Voluntad Divina. Digamos que están en una de sus situaciones del día a día,
una situación retadora quizá, con un compañero de trabajo. Su compañero del trabajo le toca a la puerta y
están de acuerdo en que es hora de bailar. Ahora bailan y su compañero de trabajo lo observa sorprendido
y ahora se preguntan, “Espíritu, ¿Qué debo hacer ahora? Ahora que estoy bailando, ¿qué hacemos a partir de
aquí?”. Avanzar hacia la Voluntad Divina.
Apenas podemos describir lo que sucede. Avanzan hacia un nuevo lugar. Avanzan más allá de la dualidad. Se
darán cuenta de cosas que ni siquiera pueden definir. Tendrán una nueva comprensión y nuevos niveles de
vibración y energía que hará que la vieja energía del Libre Albedrío parezca sosa. Sus viejos hábitos les
parecerán poco excitantes, poco dinámicos y desapasionados. ¡Cuando pasen a la Voluntad Divina las cosas
se expandirán rápidamente!
Con la Voluntad Divina llegan las respuestas, las soluciones y una imagen más amplia. En ese momento
sabrán exactamente qué hacer. Sabrán qué hacer con la energía que les llega dentro de la Voluntad Divina.
Les hablaremos un poco más de eso en nuestras próximas dos lecciones. Pero hoy los retamos con
esta Lección Diez. Avancen hacia su Voluntad Divina. Quizá parezca simple para algunos de ustedes. Algunos
de ustedes dirán: “Me siento super feliz de hacer esto”, pero se darán cuenta de que el atributo del Libre
Albedrío ha estado con ustedes desde que llegaron a esta creación. Esa energía de Libre Albedrío ha estado
con ustedes por eones y ustedes querrán aferrarse a ella en algún nivel. Será un reto pasar a la Voluntad
Divina.
Querrán saber exactamente de qué se trata antes de tomar ese paso. Queridos amigos, es imposible definir los
atributos de la Voluntad Divina dentro de la conciencia que tienen. Primero, deben adoptarla. De nuevo les
pedimos que crucen su propio abismo, sin que nosotros estemos allí para ayudarlos a cruzar. Sabemos que
pasarán un tiempo pensando sobre las implicaciones de pasar hacia la Voluntad Divina, porque sí implica
abandonar el Libre Albedrío. El Libre Albedrío puede ser maravilloso y divertido. Lo sé, ¡porque yo
lo experimenté! Es asombroso, es una energía asombrosa. El Libre Albedrío. La Voluntad Divina... la Voluntad
Divina es superior, más completa y produce mayor satisfacción. Ustedes, los que han estado preguntado,
“Espíritu, ¿qué es lo que se supone que debería estar haciendo? ¿qué pasa con mi trabajo? ¿qué pasa con mi
relación de pareja? ¿qué quieres que haga?”. Ahora les decimos que es hora de que ustedes - cuando estén
68
listos - es hora de que avancen hacia la Voluntad Divina. Dentro de la Voluntad Divina, el conocimiento / las
respuestas les llegarán.
Ahora, sabemos que habrá una gran discusión sobre esta lección. Habrá muchos retos. Habrá quienes nos
acusen y acusen a Cauldre de pedirles que abandonen algo que es un presente de Dios, su Libre Albedrío. Nos
acusarán de pedirles que abandonen algo que ha sido básico en su experiencia y en todos sus días aquí sobre
la Tierra y en todos esos días cuando estaban en el vacío creando. ¡Algunos de ustedes de hecho se retirarán
de este grupo ante la mera sugerencia! Porque no comprenden. No comprenden las implicaciones de la
Voluntad Divina. La Voluntad Divina ayuda a completar el círculo de sus experiencias después de cruzar el
Muro de Fuego. Los lleva a un nuevo nivel de comprensión.
Los amamos profundamente por el trabajo que llevan a cabo. Los amamos por continuar aguantándonos (risa
de la audiencia); por pasar por las lecciones; y por estudiarlas diligentemente. Los amamos por el hecho de
que toman cada una de estas lecciones, trabajan con ellas, piensan en ellas y las aplican en sus vidas. Y lo
hacen solos, a su manera, y a su tiempo. Los amamos por esto.
Hacia donde se dirigen con esto, hacia donde vamos con esto en las próximas lecciones es a ayudarles a
comprender cómo mover realmente la energía estando dentro del YO SOY. YO SOY es lo básico, lo
fundamental, el AHORA. Trabajaremos con ustedes para ayudarles a comprender cómo mover la
energía, cómo afectar la energía y cómo convertirse en un verdadero Creador.
Aquellos que se reúnen en el segundo círculo este día están aplaudiendo literal y figurativamente. Se les ha
pedido que estén aquí para observar y sentir su reacción a esta lección. Esta lección será una de las que cause
un bloqueo mental para muchas, muchas personas. Esta lección será como un gran bulto que superar para
muchos. No se requiere que hagan mucho con ella, no requiere horas de práctica ni de estudio. Simplemente
requiere que liberen algo que ha estado muy cerca de ustedes y que se aventuren a pasar hacia un nuevo tipo
de energía. El paso lo deben tomar ustedes, queridos amigos, el paso lo deben tomar solos, en su momento,
en su espacio. Si entienden esto bien, si causa algún tipo de conflicto en su interior, tómense su tiempo. A
través de este proceso y mientras toman el primer paso hacia la Voluntad Divina, ustedes nunca están solos.
Hay cantidades, legiones de entidades tales como las que están reunidas aquí hoy con ustedes. Los amamos
profundamente.
Y así es.

LECCIÓN ONCE: AGRADECETE A TI MISMO

Tobías:
Y así es, queridos amigos, que nos reunimos con nuestra familia de Shaumbra. Nos reunimos en nuestro
círculo. Parece que hace sólo unos minutos nos sentamos aquí con ustedes para hablar de su divina voluntad,
que se traslada a esta nueva energía, a este nuevo espacio, permitiendo que surja la verdad, la esperanza y el
amor de quienes verdaderamente son ustedes.
Y ahora regresemos a la Lección Once de esta Serie del Creador. Estamos de regreso con la familia.
Es difícil para nosotros a veces, al entrar en su espacio, expresarles nuestro amor. ¡La energía aquí es tan
agradable! Es difícil también para nosotros empezar a expresarles a ustedes el amor que llega, el amor que
hay aquí. De verdad es muy, muy agradable. Aquí estamos en un círculo, un espacio, lleno de humanos que
han realizado un increíble viaje. Parece que hubieran transcurrido eones desde que dejaron su Hogar.
Continúan ustedes con este trabajo, para llenarse de amor a pesar de las dificultades. En ocasiones como esta
vienen a reunirse con los demás – humano con humano – y a reunirse con los ángeles que llegan ahora. ¡Qué
reunión tan maravillosa es esta! Tenemos mucho que hablar con ustedes.
La Lección Once parece bastante sencilla, pero es también un reto. ¡Ya no aguantamos por revelárselo!.
(Risas). Pero ahora, queridos amigos, antes de empezar con la lección, nos gustaría hablarles un minuto o dos.
Aquellos que llegan al segundo círculo inundan este salón y se reúnen con ustedes este día. Son muchos,
muchos los que llegan aquí y tienen una energía especial de la que les hablaremos en un momento.
Están entrando ahora al segundo círculo. Ustedes, los humanos, están en el primer círculo. En el círculo de
honor. Los que están llegando al segundo círculo son los observadores. Ellos son los invitados especiales.
Tienen una razón muy especial para estar aquí ahora. Ellos tienen una razón muy especial para estar aquí,
asociada con la energía de esta lección. Vienen entrando a este círculo, a este espacio. Se mezclan con
ustedes. Sientan su energía, es muy familiar. Es una energía que ustedes conocen. Trae fuertes vestigios del
pasado.
Mientras leen ustedes este material, nosotros les traemos un regalo de energía. Está aquí y está disponible
para ustedes, ahora, mientras leen esto. Les traemos esto por el tiempo que permanezcamos mezclados con
ustedes, mientras atienden esta lección. Los ángeles que traen aquí la energía, los que trabajan al nivel más
profundo de su ADN y al nivel más profundo de Todo lo que ustedes son, ellos son los ángeles, los que también
se reúnen en el segundo círculo. Reciban esta energía de amor y homenaje mientras estamos juntos como
ahora. Nosotros les transmitimos esta sagrada y bendita energía. Nosotros se las traemos aquí y ustedes
pueden experimentarla en sus más profundos niveles. Este es nuestro regalo en esta canalización que fue
originalmente transmitida el Día del Padre.
Yo personalmente agradezco a Cauldre (Geoffrey Hoppe) por invitarme aquí a mí, Tobías, en este día especial
de la energía del padre. Ha pasado mucho tiempo desde que Cauldre y yo caminamos por la Tierra como
69
padre e hijo. ¡Yo nunca he olvidado esos tiempos! Siempre han sido muy especiales. Para mí, Tobías, este día
es muy conmovedor y emocionante. Te doy las gracias, hijo mío, a pesar de tu desconcierto.
Ahora, vamos a hablar de los que están llegando a su segundo círculo. Esta energía es la que ustedes han
conocido como la de sus padres en esta vida. Tal vez su padre esté vivo todavía, tal vez se ha reunido con
nosotros en este lado del velo. ¡Tal vez incluso ya ha encarnado y es ahora su propio nieto!. Pero hay una
razón muy importante para que esté aquí ahora. Si no pueden sentir esta energía, si están buscando la energía
del padre que conocieron en el pasado, hagan un ligero cambio. Busquen en un lugar ligeramente diferente. Su
energía no es exactamente igual a la que recuerdan cuando él estaba aquí en la Tierra con ustedes. Su
energía es diferente en este lado del velo. Él ha liberado y clarificado mucha de las energías que estaban
asociadas con él en la Tierra. Muévanse ligeramente y podrán sentirlo. Es una energía más “clara”, menos
contaminada que la que conocen. Él está aquí en este momento por una muy buena razón.
Sabemos que a algunos de ustedes les lastima esta visita. Sabemos que hubo momentos no muy placenteros.
Sabemos que han limpiado mucho de su vida a causa de su padre. (emotivamente). Pero él viene en este día
porque es muy importante también para él. Es hora de que él siga adelante. Es hora de que tenga una
comprensión más profunda de esta energía del Padre. Por ello llega a este espacio, cerca de ti. Acepta el amor
– el amor incondicional – que él trae.
Tal vez ustedes tuvieron una maravillosa relación con su padre. Tal vez ustedes admiraron esta energía en la
vida. De su padre, aprendieron fortaleza, estabilidad, sabiduría y amor. Hay quienes escogieron una relación
muy amorosa y positiva con su padre.
Tal vez su padre todavía se encuentra en la Tierra, en un cuerpo humano. También su espíritu está con ustedes
en este momento. Está sentado junto a ustedes. Esa parte de él que es el humano consciente, comprende bien
la verdadera relación entre ustedes, pero la parte divina sabe y entiende los retos y el amor que ha sido parte
de su relación. Den la bienvenida a ese padre de ustedes que entra ahora, incluso si todavía se encuentra en la
Tierra. Y entiendan que, más allá de lo que pueden apreciar, hay un beneficio y un servicio de mayor alcance.
Si ustedes nunca conocieron a su padre biológico, si no crecieron con la energía de este padre biológico en sus
vidas, entiendan que hubo razones para ello. Al finalizar esta lección, tendrán un mayor conocimiento de por
qué fue de esa manera. Pero éste, que es su padre biológico, al que tal vez ustedes nunca conocieron, está
todavía conectado energéticamente con ustedes. Ese padre esta aquí con ustedes, sentado a su lado.
Este espacio está ahora lleno de una fuerte energía masculina. Puede ser difícil de aceptar por parte de
ustedes. Tal vez afloren resentimiento, enojo y emociones. Hay razones para ello. Es parte del motivo por el
que venimos ahora con ustedes.
Ahora, queridos amigos, utilicen este momento para compartir la aceptación del amor y la energía que llega de
aquel a quien ustedes llamaron padre. Utilicen este momento para atraer esa energía. Utilicen este momento
para aceptar el amor y la energía de los ángeles y de sus mensajeros, que llegan ahora para ayudarles a
estabilizar esa energía de amor y de emoción. Esta energía ha estado con ustedes y ha constituido un
importante equilibrio para ustedes desde que salieron de Casa. Empleen este momento para llevarla al interior
de su ser. Respírenla. Respiren profundamente al interior de su ser, incluso cuando estén leyendo esto. Hay
mucho amor y mucha benevolencia que les llegan en este momento. Ustedes han pasado por muchas
dificultades desde que salieron de Casa. Hay mucho respeto y mucho amor para ustedes.
Hagan una pausa ahora durante un momento. Respiren profundamente y acepten los regalos de amor que les
traemos.
(PAUSA)
Ahora, hablemos un momento de su viaje. Vamos a hablar de por qué hemos invitado a esta energía “paterna”
a este espacio, de por qué es parte importante de su viaje y de por qué la hemos integrado a la Lección Once
de la Serie del Creador.
Hay quienes han pedido una comprensión más profunda de la metáfora “Casa” que usamos cuando hablamos
del Reino. Nos hemos referido específica y deliberadamente al Rey y a la Reina. Nos hemos referido a la
historia de Jack, el príncipe. Hay quienes nos han preguntado por qué era importante que hubiera un rey y una
reina. Ha habido otros que nos han preguntado por qué Jack era un hombre y no una mujer. En ese caso
podría haber sido “Jacqueline”. (RISAS). Hemos esperado a este día, de la energía del padre, para ayudarles a
entender el por qué.
Entiendan que hablamos con muchas parábolas, símbolos y metáforas porque a veces es difícil traducir esta
información al lenguaje humano.
En el Reino todo era Uno. Todo era en singular en el Reino. Pero en algún punto, esta Unidad, en el amor y la
felicidad de Casa, Espíritu, Todo Lo Que Es, El Eterno, Dios, supo que era tiempo de explorarse interiormente.
Era tiempo para Todo Lo Que Es, de hacer un recuento de Sí Mismo, de toda la creación y de todo lo que se
había hecho. Hasta ese punto todo había sido una expresión singular hacia el exterior.
En ese mismo momento, el Espíritu también contemplaba mirarse interiormente, incluso contemplaba mirarse
en el espejo a Sí Mismo, lo que era uno se convirtió en dos. Dios tenía ahora la capacidad de mirarse a Sí
Mismo. Lo que había sido una energía singular en el Reino, ahora se convertía en el Rey y la Reina. Se
convirtió en lo que ustedes llamarían una energía “masculina” y una energía “femenina”. Y hubo un
“matrimonio” entre las dos. Había unidad todavía, había singularidad aún. Pero ahora, como el Espíritu había
decidido mirarse interiormente y contemplarse a Sí Mismo, instantáneamente se creó una especie de dualidad,

70
diferente a la que tienen aquí en la Tierra, pero que creó dos energías que nosotros llamamos el Rey y la
Reina, la Madre y el Padre.
Para aquellos que en esta vida caminan por la Tierra en una biología femenina, apreciarán el hecho de que en
el Reino, sentada en el trono, hay una energía predominantemente “femenina”. No está balanceada al 50/50,
masculina y femenina. Según su forma de pensar, el Espíritu y Todo lo que Es, es predominantemente
femenino. Y una vez más les advertimos. Estamos utilizando términos que faciliten la comprensión.
La energía femenina, como saben, es la que da a luz. Es creativa. Está llena de amor y sustento. El Reino es
predominantemente nutritivo, predominantemente creativo, predominantemente productivo. Por consiguiente
decimos que la energía de Casa es predominantemente femenina.
¿No les parece interesante que en su sociedad, ustedes se refieran a Dios y al Espíritu como “Padre”?
¡Debería ser Madre!. Y por eso estamos hablando de esto en esta energía. Es tiempo de hacer una limpieza.
Es tiempo de hacer un cambio de energía. La nueva energía, queridos amigos, a la que se están trasladando,
tiene una energía dominante “femenina”. Está balanceada, pero se revierte a lo que ustedes conocieron en el
Reino.
En el Reino había una unidad que se convirtió en dos. Eran el Rey y la Reina. En el momento en que se
miraron a los ojos, vieron su gran amor mutuo y por todo lo que habían creado. En el momento en que se
miraron mutuamente el corazón, supieron lo que era el amor, de una manera que el Espíritu no hubiera podido
entender antes. Esta es la historia original del amor. El Rey y la Reina, al poder ahora mirarse mutuamente, se
enamoraron y al hacerlo, la Reina dio a luz un hijo al que hemos llamado Jack. Esta es la trilogía del Padre,
Madre e Hijo que incluso ustedes, como humanos en la Tierra, manejan.
Esta creación, producto del amor del Rey y de la Reina, era de energía masculina por muchas razones. La
energía masculina es – y una vez más utilizamos metáforas y símbolos - la energía masculina es una energía
que se mueve. Busca y viaja. Incluso en el Reino, la energía masculina era la que tenía la fuerza, la estabilidad
y era la que se movía. Así el Rey y la Reina dieron a luz a un hijo, uno de energía masculina, para que pudiera
viajar en beneficio de todos.
Ahora, literalmente, ¿era ésta biológicamente masculina? No. Estamos utilizando términos que puedan
ayudarlos a comprender, que puedan usar para enseñar a otros y ayudarlos a entender. El fruto del amor entre
el Rey y la Reina fue un hijo que sería el viajero. El Rey y la Reina sabían que Jack, algún día dejaría el Reino.
Esto era parte del plan de amor. Ellos lo sabían aunque Jack no lo supiera.
Ellos sabían que un día él cruzaría eso que nosotros llamamos “El Muro de Fuego”. Dejaría el Hogar. Dejaría el
Primer Círculo e iría a un vacío, donde nada existía. El Rey y la Reina no tenían ni concepto ni idea alguna de
lo que existía fuera del Primer Círculo, la creación original del Espíritu. Pero su único hijo concebido iría allá. En
cierta forma, esto los atemorizaba, pues no sabían qué pasaría con su propia descendencia. Por otra parte,
entendían las implicaciones de amor que había tras el viaje.
Cada uno de ustedes es Jack. Cada uno de ustedes es el viajero que dejó el Reino, que fue más allá y más
allá. Ustedes salieron al exterior de Todo Lo Que Es. Todavía no alcanzan a entender las implicaciones, aunque
hemos hablado de esto desde hace bastante tiempo. Pero, queridos amigos, esto era y es, un increíble viaje,
que ustedes y Jack hicieron. Ustedes salieron de Todo Lo Que Es.
Ahora los estamos contemplando. Ni siquiera entienden las implicaciones de lo que ustedes han hecho en
beneficio de Todo Lo Que Es. Dejaron el Reino para viajar más allá, para descubrir algo para el Espíritu, algo
para toda la creación, lo que no podría haberse realizado sin ustedes. Ustedes, que piensan que su vida es
pequeña, no saben lo verdaderamente grande que es. Todavía no entienden por qué nosotros nos acercamos
a ustedes con tanto respeto. Tal vez empiecen a entender ahora lo que hicieron en beneficio del Todo.
Así pues, hubo un Rey y una Reina que concibieron un hijo llamado Jack. Algún día Jack asumiría el trono.
Pero antes de que Jack pudiera hacerlo, había cosas que era necesario experimentar. Había cosas que era
necesario expandir y equilibrar. Y sí, ¡ah sí, sus propios científicos y físicos están empezando a ver el camino
energético que ustedes emprendieron para llegar aquí!. Ellos están empezando a ver los inicios de la creación
de su universo. Ellos están empezando a entender los tonos vibratorios básicos que fueron enviados cuando
ustedes llegaron volando a través del Muro de Fuego. Van a continuar observando y ponderando estas cosas,
pero queridos amigos, tarde que temprano entenderán que esto no fue un acontecimiento único - un sólo big-
bang. Más bien se trató de un hecho que tuvo lugar cuando todos ustedes que son los Jack, atravesaron el
Muro de Fuego y aparecieron en el vacío. No fue un simple bing-bang, fueron múltiples bing-bangs que
ocurrieron cuando ustedes y todos los demás dejaron el Reino.
Regresemos ahora al viaje de Jack. Las energías de Jack y de todos ustedes han sido predominantemente
masculinas. Esta energía masculina era necesaria para viajar fuera del Primer Círculo, del Reino. Cada uno de
ustedes trajo consigo una fuerte energía masculina, aún cuando su biología sea femenina. Es tiempo de sanar.
Es tiempo de volver a equilibrar. Al trasladarse a la nueva energía, tendrán mucho más de ese balance
femenino en su ser.
Esos hombres que se convertirán en padres en la nueva energía durante los próximos años –los que nosotros
llamamos padres limpios, porque no habrá muchos de los atributos de la vieja energía – ellos tendrán una
nueva fuerza y un nuevo equilibrio. Estos nuevos padres limpios, tendrán una relación de amor más cercana y
fuerte con sus propios hijos biológicos. Pasarán más tiempo jugando con sus hijos que los padres del pasado.
Ayudarán a criarlos y a cuidarlos porque tendrán mejor equilibrio al interior de su ser. Tendrán mejor equilibrio
masculino-femenino.
71
Incluso en este momento, sus padres y el padre de su padre se unen a ustedes. Los ángeles que facilitan esta
energía vienen ahora a trabajar con ellos y con ustedes para sanar algo que estaba lastimado. Que requería
curación, equilibrio y sintonización desde los tiempos en que dejaron el Hogar.
Vamos a hablar por un momento del karma, mientras estamos hablando de los padres. Ustedes han cargado
su propio karma del alma vida tras vida. Como saben, el karma establece retos para ustedes basados en sus
experiencias del pasado. Como saben también, pueden escoger abandonar esa rueda karmática. Pueden
hacer la elección consciente de abandonar la rueda karmática en cualquier momento. No necesitan pasar por
un número determinado de vidas o cierta cantidad de sufrimiento para salirse de su ciclo karmático. Todo lo que
se requiere es un reconocimiento consciente de que están preparados para que ese carrusel se detenga. ¡Eso
es todo! No necesitan regresar a limpiar cada vida en la Tierra, ni las épocas que pasaron antes de venir a la
Tierra. ¡No necesitan hacer eso! En cualquier momento en que estén listos para dejar su rueda karmática lo
pueden hacer, simplemente con decir que ya es el tiempo.
Ahora, para esos de ustedes que ya lo han hecho, pasan muchas cosas como ya saben. Algunas son
maravillosas, pero esto conlleva una serie de cambios en sus vidas que no siempre son fáciles, porque están
pasando por cambios rápidos e intensos. Esto podría afectar su cuerpo, porque el karma es una energía que
se almacena dentro de su cuerpo físico. Ahora que ustedes ya no están dispuestos a seguir cargando con su
karma, este debe encontrar un camino de salida fuera de sus cuerpos. Esto puede ser temporalmente
doloroso. Puede trastornarlos durante un tiempo, mantenerlos postrados en cama. Puede causar llagas y
erupciones pues esta energía vieja está tratando de salir. Pero ustedes están aprendiendo bien cómo manejar
estas cosas y liberarlas.
Vamos a hablar de otro tipo de karma aquí. Se trata del “karma ancestral”. Está en el ADN, está en su biología.
Es un karma familiar. Comentamos esto porque sus padres y los padres de sus padres y los padres de ellos
están aquí. Ellos están aquí para curar ese karma. Ustedes escogieron salirse de la rueda karmática de su
alma. Pero todavía hay otro karma, que permanece todavía. Este es el karma ancestral.
Este recinto se llena con muchos que están aquí simplemente esperando que ustedes les digan que es tiempo
de liberar el karma ancestral también. ¿Saben ustedes que al interior de su ser, y al interior de la conformación
de su vida, no sólo hay karma espiritual, sino también karma familiar? Es el karma por cosas que se hicieron
hace cinco, diez o 100 generaciones. Ha sido transmitido biológicamente. Claro que ustedes lo han visto en las
enfermedades que prevalecen en ciertos tipos de líneas consanguíneas. Si hay una tendencia a la diabetes en
su familia, es transmitida karmáticamente en su ADN. Hay también emociones – emociones karmáticas
ancestrales – que traen en su interior. Hay acontecimientos que fueron creados por los ancestros de sus
padres hace quinientos, mil o dos mil años que ustedes están tratando de sanar en esta vida. ¿Y se preguntan
por qué la vida puede ser tan difícil y tan desafiante? Como les hemos dicho, ya no tiene nada que ver con
ustedes.
Hay miles de entidades que llegan ahora a este espacio. Los padres que ustedes conocieron y los abuelos que
no conocieron, esperan en fila a que esta curación tenga lugar.
Ustedes necesitaban una fuerza de tipo masculina para abandonar el Reino. Lo necesitaban. Pero esta fuerza
de carácter masculino, esta energía del viajero, era también la energía del guerrero. Cuando dejaron el Reino y
entraron al vacío, por supuesto que empezaron a batallar con otros. Por supuesto que esa energía masculina
que han traído con ustedes ha sido de estructura y disciplina. Ha sido una energía intelectual y no tanto del
corazón. Ha sido de defensa y peregrinaje. Todo eso lo han traído con ustedes. Es tiempo, hoy, día del Padre,
de curarlo, equilibrarlo y liberarlo. Es para ello que los visitantes que ahora entran, están aquí.
Ahora les preguntan si ya están listos para liberar y sanar el karma ancestral que ha sido parte de su linaje
familiar. Les piden ahora, que en su corazón y en su silencio liberen esto. Al hacerlo se liberarán y curarán
también ellos. Guarden un momento de silencio para sentir esta energía masculina, esta energía del padre que
ustedes trajeron consigo. La han traído con ustedes desde que dejaron el Hogar. Quiere ser equilibrada y
sanada ahora. El karma, la energía del padre, quiere ser sanado. Y al hacerlo, queridos amigos, permite que el
amor, el cuidado y la energía proveedora de vida de la Madre llegue con mayor equilibrio. Si es adecuado para
ustedes liberar y curar esto, no solo la energía del Padre, también la de sus ancestros, háganlo ahora.
(PAUSA)
Hay una gran fila de sus ancestros que están aquí ahora. Se lo hemos dicho antes “ya no tiene nada que ver
con ustedes”. Ahora que están trabajando en la nueva energía, están descubriendo cada vez más la verdad
que hay en esto. Ya no tiene que ver con ustedes. Ustedes están sanando y han limpiado, su propio pasado.
Ahora están limpiando también el pasado de otros.
Hay incluso Iglesias que entienden este concepto. Rezan por los ancestros. Rezan por sus ancestros, con los
que se reunirán en el cielo, sin importar los pecados que hayan cometido. Ellos entienden, hasta cierto grado,
la energía que hay tras todo esto. Entienden que hay un karma ancestral.
Ah, queridos míos, muchos cambios se están dando aquí. Muchos, muchos cambios (pausa).
Uno de los atributos de la energía de orientación masculina es ese fuerte ego. Esto no quiere decir que las
mujeres no lo tengan. Nosotros clasificaríamos el ego como una energía de carácter masculino. Ego. Queridos
amigos, era importante que Jack asumiera las energías masculinas. Al hacerlo, el ego se acentuó. Esto era
importante y necesario para el largo viaje que Jack emprendería.
¡Ustedes han aprendido bien del ego!. Les ha servido bien mientras han estado en forma humana e incluso
antes de que vinieran aquí. Pero ustedes tienen la idea de que el ego es algo malo. Hay algunos que
72
involucrados en el trabajo espiritual, sienten que el ego debiera ser aniquilado. Sienten que el ego debería ser
destruido para poder continuar adelante. Esto no es verdad. Lo único que necesita el ego es fundirse y ser
curado y equilibrado. Esta energía de carácter masculino les ha servido bien.
Ego ... derivado de la palabra latina que significa yo. Yo... me voy (N del T. en inglés el concepto se expresa
como I-go, haciendo referencia a la similitud de pronunciación con Ego. I go podría traducirse correctamente
como Yo Voy, sin embargo la connotación que expresa es de separación, por ello nos vamos a referir a I-go
como “me voy”, es decir me separo). Esto fue lo que hizo Jack. Dijo adiós al Rey y a la Reina y dijo “me voy
ahora”. Claro que el ego se desarrolló cuando ustedes, cuando Jack, cruzaron el Muro de Fuego. Tenía que ser
así, porque nunca antes hubo separación. Nunca antes hubo una pérdida de identidad de quiénes eran
ustedes. Este ego se desarrolló y eso fue importante. Se creó un sentido de identidad para ustedes.
Su ego fue redefinido cada cierto tiempo. Su ego se intensificó cuando llegaron a la Tierra y empezaron a
asumir su cuerpo físico. Su ego, queridos amigos, era lo que les permitía establecer una relación con su
pasado. Su ego ha sido algo que permaneció siempre con ustedes, desde los tiempos en que atravesaron el
Muro de Fuego, a través de su peregrinar en el vacío, hasta el momento en que llegaron a la Tierra. Sintieron
una tremenda separación y pérdida cuando dejaron al Rey y a la Reina, y el Reino. Su ego es la única
constante que vino con ustedes. Ego, “yo me voy”, dijo Jack. “Yo me voy al vacío, me voy a la aventura”. Ego.
Es interesante que empleen tanto tiempo peleando con su ego. Lo golpean, tratan de matarlo y destruirlo.
(bromeando) ¡Y se han dado cuenta de que no pueden! Es una parte integral de ustedes mismos. Es la única
conexión con el Hogar. Es el único recuerdo de Casa que siempre ha estado con ustedes.
Al trasladarse a la nueva energía, el ego se transforma. Cambia. Ustedes se transforman y cambian. En lugar
de “Yo me voy” ustedes se están transformando en “Yo soy”. YO SOY. Esta es la nueva energía. Este es el
nuevo equilibrio de lo masculino y lo femenino, el Rey y la Reina. Este es el nuevo equilibrio. Queridos amigos,
sean amables y gentiles con su ego. Es un padre o su energía interior de carácter masculino. Ámenlo y
bendíganlo tanto como amarían y bendecirían a su propio padre biológico de esta vida y a los padres que
vinieron antes que ellos y al Padre que desde el Reino, ayudó a que ustedes nacieran.
Hay mucha información a considerar y revisar. Les contaremos una corta historia. La historia de un hombre, de
un trabajador de la luz, de Shaumbra. Esta es la historia de alguien a quien llamaremos James.
James se parecía a muchos de ustedes. James llegó a esta vida para una limpieza, para una limpieza final.
James escogió un linaje familiar que ya había tenido en el pasado. Permitan que divaguemos un poco al
respecto.
Efectivamente, cuando ustedes llegan a un cuerpo y una vida nuevos en la Tierra, ustedes escogen a su
familia. Pero no sólo revisan los millones y millones de familias disponibles y dicen: “Tomaré esta o esta otra”.
No es tan simple. Ustedes tienen una afinidad con el linaje familiar del que descienden. Generalmente,
escogen regresar a la familia con la que han estado en el pasado.
Hay quienes creen que rebotan de un país al siguiente y de una raza a otra. Queridos amigos, esto no es
exactamente así. Ustedes tienden a seguir patrones. Siguen a las familias de que han formado parte en el
pasado. ¿Saben ustedes que podrían ser sus propios tatarabuelos? (Risas de la audiencia) No es tan raro,
porque escogen regresar a ciertos linajes, a ciertas líneas familiares. Hay muchas razones para ello en las que
no vamos a entrar en este momento.
Hay historias en sus Sagradas Escrituras que hablan de doce tribus y familias de la Tierra. En cierto sentido
esto es correcto y cierto. De esas doce tribus se han desarrollado ciertas líneas familiares. Ustedes tendieron a
permanecer en ellas hasta años recientes. Hasta hace aproximadamente 50 años, era muy común permanecer
estrechamente ceñidos a los lazos sanguíneos. Esto está cambiando y hay muchas razones para ello. No
queremos tomar mucho de su precioso tiempo para discutir este punto. Pero, entiendan, ustedes tienden a
permanecer dentro de los mismos patrones familiares. Por ello sienten esa fascinación por su propia
genealogía. ¡Podrían aparecer en sus propios árboles familiares varias veces!. (Risas).
Ahora, James estaba escogiendo otra vida en la Tierra. Seleccionó una familia con la que ya había estado
antes. Un linaje con el que estaba bastante familiarizado. (noten la energía común tras las palabras “familia” y
“familiar”). Vino a la Tierra en esta vida con un padre que fue muy estricto y severo. Su padre era de corazón
frío.
James vino a esta vida con una madre que era muy amorosa, pero débil. Nuevamente, si ustedes ven la
energía tras esta lección, entenderán que hay mucho más aquí de lo que se aprecia a primera vista. Un padre
que era controlador y demandante, exigente de la disciplina y estricto. Un padre que dio poco amor, pero
muchas directrices. Una madre amorosa, pero temerosa... temerosa de la energía masculina del padre.
Temerosa de abrir verdaderamente su corazón. Era débil.
Cuando James creció y tuvo edad suficiente, se dio cuenta de que quería huir de esta energía paterna estricta
cuanto antes. Porque también se trataba de una energía que le exigía asistir a una iglesia con la que no sentía
la menor conexión. En esta Iglesia aprendió que había un Padre severo, un Padre mezquino, un Padre crítico,
un Padre que castigaba. Aprendió que Dios era así. Dios, el Padre, vengativo, encolerizado, temperamental,
cruel y estricto. Eso fue lo que aprendió. Aprendió eso mientras estaba con la familia biológica que escogió, que
estaba controlada por una estricta energía masculina.
En cuanto tuvo edad, se marchó de inmediato. Se fue e inició su propio viaje pues a nivel de su alma, él sabía
que debía curarse en esta vida. Sabía que debía curarse a sí mismo, su pasado, pero sólo de manera
subconsciente, sabía que había todo un linaje familiar de karma que curar también.
73
Como saben, James intentó muchas cosas diferentes, diversas escuelas de pensamiento, todas las cuales le
ayudaron a alcanzar nuevos niveles, todas le fueron útiles. Pero todavía había muchas dificultades en su propia
vida, en sus relaciones. No entendía muy bien cómo abrir su corazón a una mujer en su vida. No sabía como
relacionarse con la energía femenina, porque la que había visto era débil. La energía femenina que conoció de
su madre a duras penas mostró su amor. Estaba tratando de encontrar el amor en otras mujeres, pero no sabía
cómo manejarlo. Hay mucho más en esta historia de lo que se ve a primera vista, queridos amigos.
James finalmente encontró a una mujer que podía expresar amor, pero que era fuerte. Tenía un saludable
equilibrio femenino y masculino. James no quería tener hijos. No quería someter a otro ser humano al
sufrimiento por el que había pasado. Así que escogió, y su esposa estuvo de acuerdo, no tener hijos en esta
vida.
Buscaron juntos. Fueron a muchas clases. Se incorporaron a muchos grupos y aprendieron muchas cosas a lo
largo del camino. Aún así, muchas de las dificultades de James persistieron. Tuvo problemas con la
abundancia en su vida. Tuvo problemas para retener un empleo. Y aunque la relación con su esposa maduró a
través del tiempo, tenía problemas para relacionarse con ella, con esta energía femenina. Buscaba estar solo,
consigo mismo, en contemplación, hablando con Dios el Padre, a quien no entendía muy bien, pero era todo lo
que conocía. Pasó mucho tiempo hablando con Dios el Padre, de quien sabía que era cruel y colérico. Pero no
conocía otra relación con el Espíritu. Siempre había sido la energía del Padre.
En algún momento, después de muchos esfuerzos, aprendizajes y dificultades, James empezó a leer los
materiales del Círculo Carmesí. Empezó a conectarse con la energía de la familia. Empezó a entender por qué
estaba en la Tierra para empezar. James empezó a encontrar un nuevo significado a su vida. De verdad que
era difícil dejar ir las viejas costumbres. Pero empezó a tener una nueva comprensión de por qué estaba aquí.
Algunas cosas buenas empezaron a pasar en su vida. James siempre había sido agradecido y siempre se
sentaba a dar gracias y a orar a Dios el Padre y a los Ángeles y a sus Guías. Y entonces parecía, como la
mayoría de ustedes han experimentado, que los tiempos difíciles volvían a presentarse otra vez.
James, que trabajaba con diligencia las lecciones del Círculo Carmesí, llegó un día a su trabajo y le fue
otorgado un gran ascenso. Un gran ascenso, aparentemente salido de la nada. Estaba feliz, y pensó para sí
mismo, ”¡Esto realmente está funcionando ahora. Verdaderamente me estoy convirtiendo en un creador,
realmente estoy aprendiendo a manifestar, mira nada más lo que ha sucedido en mi vida!”
James se fue a su casa esa noche, se fue a meditar a su cuarto, cerró la puerta, encendió las velas y el
incienso, limpió los cristales. (bromeando). Todavía guarda estas cosas a pesar de todo lo que hemos dicho.
(risas). James rezó, dio gracias y dijo: ”Querido Padre, gracias por este regalo del ascenso y la promoción en
mi trabajo, ahora tendré lo suficiente para pagar mis facturas a tiempo. Ahora, tendré abundancia para
comprarle a mi querida esposa algunas cosas que siempre he querido darle”. James continuó: “Queridos
Ángeles, les doy gracias por disponer esto. Y, ah claro, queridos corredores, todavía no los entiendo muy bien,
pero entiendo que ustedes facilitaron mis creaciones, les doy las gracias. Estoy muy contento y estoy
aprendiendo. Estoy aprendiendo a ser creador. Estoy creando mayor abundancia en mi vida”.
Y el Espíritu, representado por el Rey y la Reina, los guías, los ángeles y los corredores pudieron escuchar
todo esto. Porque ellos escuchan todas sus palabras. Y se rieron y se rascaron la cabeza. Y por supuesto, yo,
Tobías, estaba allí. Yo también estaba confundido y pensé: “¿Por qué James le da crédito al Espíritu, a los
ángeles, a los guías, a un Dios Padre que ni siquiera entiende muy bien y al que incluso tiene miedo? ¿Por qué
James le da el crédito de sus logros a todos estos otros? ¿Piensa acaso que nosotros subsidiamos con
favores, con premios a Shaumbra, así nada más?
Reímos y nos divertimos y nos dijimos: “Tenemos que hablar con la familia de esto en una de las lecciones.
Será una de las lecciones más importantes. Le diremos a James y les diremos a cada uno de ustedes –
agradézcanse a sí mismos”.
Lección Número Once: “Dense las gracias a ustedes mismos por lo que están creando”. Es una lección muy
simple, pero que les resultará difícil. Cuando algo bueno suceda mañana en tu vida, querrás decir “Oh, gracias
Dios Padre, gracias”. En vez de eso, ¡agradécete a ti mismo!.
Lección Once: Date las gracias a ti mismo. Hay una razón por la que esto es muy importante. La energía de tu
agradecimiento a ti mismo es como un nutriente para tu divinidad. Es como el agua y la comida para la Semilla
Crística que está creciendo en tu interior. Cuando te agradeces a ti mismo, es un reconocimiento interior.
Cuando das las gracias a alguien o algo más - desde el Rey, la Reina, tus guías, ángeles, corredores, a Tobías
o a cualquier otro - literalmente están arrojando su poder. Se lo están dando a otro. Desde luego los
escuchamos cuando nos agradecen. Su agradecimiento, su humildad, añade brillo a nuestras vidas. Nos
encanta cuando nos hablan, pero queridos amigos, ¡agradézcanse a ustedes mismos! Hay una divinidad, esta
Semilla Crística está floreciendo al interior de su ser. Lo vemos en ustedes.
Están despertando. La energía que la Semilla Crística necesita, que su divinidad necesita, es su propia energía
de amor y reconocimiento. No nos la den a nosotros. Nosotros no la necesitamos. Nosotros los amamos
profundamente, pero nútranse ustedes mismos. Agradézcanse a ustedes mismos. Están empezando a ver
ejemplos en su propia vida donde las cosas están empezando a funcionar por primera vez, realmente están
funcionando. Están empezando a tener nueva comprensión. Están empezando a escuchar que objetos
inanimados les hablan. Ah, sí, justamente el otro día la cafetera le habló a Cauldre. (risas).
Por curioso que pueda parecer, queridos amigos, cada objeto, por inanimado que parezca, tiene un nivel de
vibración. Tiene una identidad por sí mismo. Se lo hemos dicho en canalizaciones anteriores ¡que las rocas
74
empezarían a hablar con ustedes!. ¡Y es cierto! Tienen su propio patrón de vibración y pueden comunicarse
con ustedes. Irán experimentando más y más de todo esto en su vida conforme empiecen a entender de qué
se trata ser creador. Lo verán manifestarse en su vida.
Dense las gracias a ustedes, agradézcanse ustedes. Ello incrementará exponencialmente, y también
suavizará, el camino de su despertar. Nosotros no lo necesitamos, ese agradecimiento, ese amor, ese
reconocimiento. Regrésenlo a ustedes mismos.
Anteriormente hablábamos del ego porque lo primero que sucederá cuando se agradezcan a sí mismos, es que
esta energía masculina del ego brotará. Se dirán, “no puedo darme las gracias a mí mismo”. Esta es la energía
masculina que surge. Eso que ocasionó batallas en el vacío al principio, cuando atravesaron el Muro de Fuego.
Eso que ha producido batallas en la Tierra. Eso que ha derivado en conceptos erróneos del Espíritu,
mostrándolo como Padre estricto, severo y hasta cruel.
Cuando se agradezcan a ustedes mismos, sentirán de inmediato miedo de su propio ego. Por eso esta lección
es tan simple, pero tan pertinente. Por ello escogimos el Día del Padre para presentar este tópico, esta lección
Número Once. Todo está entretejido. La energía del padre, el pasado ancestral, el ego y la habilidad de
honrarse a ustedes mismos en calidad de espíritu.
Por simple que parezca esta lección, por simple que les parezca esto, habrá resistencia de su parte para
hacerlo. Cuando ustedes enseñen esto a otros, ellos también se resistirán. Hay una barrera, ese ego de
carácter masculino que ustedes han tratado de suprimir, de la que han tratado de huir, que han tratado de
aniquilar. Está en todos ustedes, hombres y mujeres, en todos ustedes. Hónrense y agradézcanse a ustedes
mismos. Dense las gracias. Cuando algo bueno suceda en sus vidas – y ocurrirá cada vez más a partir de
ahora – cuando suceda algo bueno, agradézcanselo a ustedes mismos.
Al principio se sentirán raros. Pongan su mano – derecha o izquierda, no importa – colóquenla en el pecho y
agradézcanse. Hónrense a sí mismos, siéntanse a sí mismos. Les costará un poco de trabajo y de práctica
hacerlo, pero queridos amigos, al hacerlo, estarán nutriendo y alimentando esta Divinidad que despierta en
ustedes.
Si ustedes no reconocen sus creaciones, si le dan el crédito al Espíritu, a los ángeles o a cualquier otro, esta
Divinidad que es como una semilla que crece en su interior, empezará a marchitarse, como una planta en un
caluroso día de verano. Necesita su amor. Su Divinidad es su verdadero ser. Ha estado envuelta en un capullo
durante largo tiempo. Es lo que verdaderamente son - y está regresando a ustedes como un niño. Necesita su
amor. Necesita el amor equilibrado del Rey y la Reina que hay en su interior.
Ah! hay mucho más en esta lección, mucho más de lo que se percibe a primera vista en la dinámica de lo que
está sucediendo. Queridos amigos, la Lección Número Once de la Serie del Creador – la que los elevará a
nuevos niveles como creadores - es Darse las gracias a USTEDES MISMOS. Honrarse y amarse a ustedes
mismos. ¡No queremos volver a oír a ninguno de ustedes agradeciéndonos a nosotros! (risas).
¡Oh! Nosotros hemos desechado muchas cosas que ustedes todavía aprecian, pero es tiempo de avanzar. Si
los volvemos a escuchar agradeciéndonos a nosotros, les tendremos que recordar.... un tanto paternalmente,
(risas), que ya no es correcto hacerlo. Mejor, agradézcanse a ustedes mismos.
Les costará un poco vencer las programadas preocupaciones del ego. Ustedes tendrán que trabajarlo. Tendrán
que lograr su propio equilibrio de lo masculino y lo femenino. Les costará un poco de trabajo. Para algunos de
ustedes será tan difícil que incluso piensen en rendirse y volver a las viejas costumbres. Los estamos retando a
ir más allá de los viejos sentimientos del ego, que ha estado cargado de esa energía masculina de la que ya
hablamos. Vayan más allá para comprender que el ego les ha sido muy útil. Entiendan que están pasando del
viaje que podríamos llamar del “YO ME VOY”, a la nueva energía que es el “YO SOY”.
Hay muchas lágrimas en este espacio ahora. Son las lágrimas de sus padres, son las lágrimas de sus
ancestros, por la comprensión que llega finalmente. La comprensión de este equilibrio de la energía del padre.
Están empezando a entender ahora que no hay un Padre en el Cielo, como les ha sido enseñado en sus
escuelas. Ahora les decimos que se trata del Rey y de la Reina y que la energía es predominantemente
femenina, o Reina. Esa energía de Todo Lo Que Es predominantemente da a luz, es nutritiva y amorosa. La
energía de ustedes, como la de Jack, ha sido la de un viajero. Ha sido la de la fuerza, la de seguir adelante.
Los que hoy se reúnen en este espacio derraman lágrimas, pero no de dolor, sino de liberación al saber que
también ustedes las están liberando, liberando mucho del karma que estaba engranado en su familia. Si, hay
familias aquí que tuvieron el karma de alcohol, el karma de incesto, karma del desequilibrio emocional. Ustedes
queridos amigos, queridos Shaumbra, escogieron lo más difícil de lo difícil al venir a esta vida no sólo para
curarse ustedes, no sólo para curar las vidas pasadas de su alma, sino para curar su propio linaje. Se está
realizando una gran curación aquí. Está en su interior, está dentro de todos los que se reúnen aquí.
Queridos amigos, ahora es tan sencillo. No lo compliquen. Conforme se vayan realizando estos cambios en sus
vidas, cuando empiecen a ver las manifestaciones del trabajo que están realizando en esta Serie del Creador,
agradézcanse a ustedes mismos. Hónrense ustedes mismos. No huyan del ego. Intégrenlo.
Los queremos mucho. Los vemos como maestros. Los vemos, Shaumbra, como los que entrarán a este mundo
para ayudar a otros a cruzar hacia la nueva energía. Es otra forma de decir que ellos cruzarán a su propia
divinidad. Van a necesitar guías humanos. Van a necesitar de ustedes.
Nosotros no profetizamos lo por venir, no vemos el futuro, porque USTEDES lo están creando. Como ya les
hemos dicho, nosotros los canalizamos a ustedes. Los vemos como un sabio, amoroso, fuerte y compasivo
maestro para los demás. Han recorrido solos un difícil sendero. Llegará un momento en que aparecerán sus
75
alumnos y les dirán: “Querido maestro, están empezando a suceder algunas cosas buenas en mi vida.
Empiezo a tener más dinero. Empiezo a reunirme con mi familia biológica, de quien he estado lejos por mucho
tiempo”. Emocional y físicamente estábamos enemistados. Incluso estoy iniciando también una nueva relación
de carácter romántico”. Su alumno les dirá “¿Recuerdas que te dije que quería una nueva relación? Pues ya
estoy empezando a disfrutarlas ahora”. Y su alumno les dirá, “Di gracias a Dios por todo lo que está sucediendo
en mi vida”.
¡Y entonces ustedes le desinflarán el globo! (Risas). Le dirán, “No agradezcas a Dios, no agradezcas al Padre”
y ellos no lo entenderán. Pensarán que se trata de ver si pasan una más de esas locas lecciones. Pero todos
ustedes tienen el potencial, el amor y la fuerza para ser buenos maestros. Se sentarán con ellos, como nos
sentamos nosotros aquí, ahora con ustedes y les explicarán la Lección Número Once - Agradécete a Ti Mismo.
Reconoce el despertar del Cristo interior. Reconoce que es tu propia divinidad, que es tu propia energía la que
está creando estas cosas. Cuando lo hagan, será como regar y cuidar una planta. Será entonces cuando sus
estudiantes despertarán a la vida.
Empezarán a ver esto cada vez con más frecuencia. Sus creaciones se harán más claras y fuertes, más
definidas. Sabemos que tendrán la tentación de dar gracias a Dios porque así les enseñaron. Sabemos que
tendrán la tentación de cerrar la puerta, apagar la luz y arrodillarse junto a la cama porque así les enseñaron.
Pero queridos amigos, por encima de todo, Agradézcanse a Sí Mismos. Y recuerden, Shaumbra, nunca están
solos.
Y así es.

LECCIÓN 12.- LA NUEVA RELACIÓN CON EL ESPÍRITU

TOBIAS: Y así es, queridos amigos, que nos reunimos en este espacio, en esta energía sagrada con la familia.
Desde que nos reunimos anoche, la energía de este salón, de este hotel en el que están, en este pico de
montaña es cada vez es más elevado. Ha estado creciendo. Encontrarán, queridos amigos, que les será difícil
controlar su temperatura en este salón ya que están ocurriendo muchos cambios dentro de ustedes. Están
liberando. Están limpiando el camino para algo que se ha planeado ya por cierto tiempo. Están haciendo lugar
dentro de ustedes para que esta nueva divinidad entre en sus vidas. Y hoy hablaremos específicamente sobre
esto.
Queridos amigos, están liberando la vieja energía de sus vidas. Están en una transición de lo antiguo a lo nuevo.
Este es un espacio sagrado y un momento sagrado para que puedan llevar esto a cabo. Como dijimos anoche,
hemos estado trabajando con ustedes por días y semanas y hasta por meses, preparándonos para este
momento. Han sido las energías del Espíritu, del Kryon, del Arcángel Miguel y del Consejo Carmesí las que los
han reunidos aquí para trabajar intensamente con ustedes. Ustedes llegan ahora a este momento de transición.
Es una transición de mucho significado en sus vidas, una transición de gran significado para todos aquellos que
están en sus vidas también, así como para Todo Lo Que Es. De hecho, este es un momento sagrado y bendito.
Siempre tenemos visitantes con nosotros en esta aula de la nueva energía. La energía que viene a visitarnos hoy
es la del Hogar. Es la energía del Hogar. Se reúnen en el segundo círculo, mientras ustedes están en el
primero. Ellos se reúnen a su alrededor. Es el recuerdo del Hogar, del Reino, de donde vienen todos ustedes.
Han transcurridos eones desde que ustedes se fueron, pero realmente no hace tanto tiempo desde el momento
que hicieron este viaje increíble. Es el viaje de los ángeles, desde el Reino a través del vacío hasta este lugar
que llaman Tierra. Ha sido un viaje increíble, ¡un viaje increíble! Y hoy las energías del Hogar, las energías del
rey y la reina vienen de visita. Hablaremos más sobre esto durante nuestra reunión de hoy.
También reunidas en este salón, en el segundo círculo están las energías del Kryon y las del Arcángel Miguel.
También están acá. Han estado presentes todo el tiempo en el que ustedes han estado aquí. Se reúnen en un
tipo de ceremonia de graduación para ustedes, un nuevo comienzo para ustedes y nuevos tiempos para ustedes.

Hagamos una pausa por un momento y permítanme decirles quién soy yo, Tobías, y quien he sido para ustedes
en sus vidas. De hecho, yo caminé sobre la Tierra. Caminé en cuerpo humano durante muchas, muchas
encarnaciones. Pasé mucho tiempo con muchos de ustedes. Nos conocimos en los días de Ault (Atlántida).
Trabajamos juntos. Buscábamos. Buscábamos la divinidad dentro de nosotros. Usábamos la tecnología para
redescubrirnos a nosotros mismos, para tratar de encontrar la divinidad oculta dentro de nosotros. ¡Ah,
descubrimos muchas cosas! Aprendimos muchas cosas. Pero queridos amigos, queridos ángeles, no
descubrimos la divinidad dentro de nosotros. Cuando descubrimos que esto no era posible de esa forma,
escogimos dejar esa fase de la Tierra. Escogimos un tipo de renovación por medio de la destrucción, de tal
forma que pudiésemos empezar desde el principio. Podríamos empezar de nuevo la búsqueda de la semilla de
la divinidad dentro de cada uno de nosotros.
Yo, Tobías, conocí a muchos, muchos de ustedes entonces. Trabajamos juntos, mano a mano. Oramos juntos.
Investigamos juntos. Reímos juntos. Por eso reconocen mi energía.
Hubo una época en la que nos reunimos, pero yo no estaba en el cuerpo humano. Nos reunimos como familia,
en Shaumbra. Esta vez fue hace 2.000 años en su planeta. Trabajé de cerca con muchos de ustedes, muchos de
ustedes. Esa fue una época importante, la cual discutiremos más adelante. Quizá reconozcan mi energía de esos
tiempos. He caminado con ustedes, junto con sus guías (sonrisas) sus guías anteriores. He caminado con

76
ustedes durante muchas vidas desde entonces, sirviendo como alguno de los seres que los amó, uno de los que
mantuvo la energía de familia para ustedes, uno de los que les brindaba confianza. Junto con sus ángeles y su
entorno personal, trabajamos juntos. Teníamos una misión. Había algo importante que hacer en la Tierra.
Trabajamos juntos. He estado trabajando de cerca con ustedes y con otros en esta vida, desde que tomaron la
decisión de despertar, desde que tomaron la decisión de ser Trabajadores de la Luz, desde que tomaron
el camino difícil y solitario, desde que dejaron conscientemente la vieja energía de la Tierra y comenzaron a
caminar por la nueva.
Yo, Tobías y aquellos del Consejo Carmesí, hemos estado trabajando con ustedes de cerca cuando duermen de
noche y cuando están despiertos. Sabemos que éste es un viaje difícil para los ángeles. Sabemos que este es
un momento retador para cada uno de ustedes. Están haciendo algo que no se había hecho antes. Seguiré
trabajando con ustedes, así como las energías del Kryon, los arcángeles y todos los demás. Continuaremos
trabajando con ustedes siempre que ustedes escojan seguir este camino, mientras continúen el viaje de los
ángeles.
¿Quiénes son ustedes? ¿Quiénes son ustedes? Ustedes son los que dejaron el Hogar hace mucho, mucho
tiempo para hacer un largo viaje. Dejaron el Hogar. Dejaron la comodidad del Reino. Dejaron su familia original
hace tanto tiempo. Cuando dejaron la creación y Todo Lo Que Es, atravesaron la pared de fuego. Como les
hemos dicho en muchas ocasiones anteriores, esto los fragmentó en millones de pedazos. Fragmentó su viejo
ser y conciencia en un millón de pedazos. Cuando estos pedazos se reunieron, estaban fuera de Todo Lo Que
Es. Estaban fuera del Hogar y del Reino y de Todo Lo Que Es. Estaban en el vacío, en la nada. Era tal la nada
que ni siquiera existía el negro, ni el vacío, nada, el vacío en el que despertaron.
Despertaron allí, queridos amigos, y no llevaban nada del Hogar. La metáfora sería que no llevaban equipaje.
No tenían pertenencias. No tenían recuerdos reales. Despertaron en la nada. Eso era parte de su nuevo viaje.
Era parte de su nueva aventura. Y por eso sintieron una tremenda soledad y separación y culpa y rabia.
Cuando despertaron en el vacío después de dejar el Hogar, después de dejar la creación original, no había
nada. Los sentimientos de soledad, separación, culpa, rabia y tristeza y el querer regresar a la totalidad y lo
completo han estado con ustedes desde entonces. Por eso lloran en la noche de la forma en que lo hacen.
Nosotros los escuchamos. Comprendemos lo que se siente.
Pero ustedes estaban de viaje, un gran viaje que los llevó desde el Hogar y el Reino hasta llegar finalmente aquí
a este lugar de la Tierra. Tuvieron muchas aventuras en el camino, allí afuera en lo que ustedes llaman el
universo. Esto no existía cuando ustedes despertaron. No había nada. Fueron ustedes. ¡Ustedes han creado
mucho!
Finalmente vinieron a la Tierra. Vinieron a la Tierra para aprender algo nuevo. En sus muchos viajes, queridos
amigos, no existía un recuerdo real del Hogar. Las batallas y las guerras que lucharon en su universo, eran una
forma de tratar de regresar al Hogar. Era una forma de tomar energía de otros, otras entidades y otros ángeles.
Lucharon contra ellos, con la esperanza de absorber suficiente energía de ellos para llevarlos de regreso al
Hogar. Pero como saben, eso no funcionó. Por eso han existido las batallas. Por eso ha habido conflictos. Por
eso aún tienen conflictos acá en la Tierra. Las personas aún tratan de tomar energía los unos de los otros,
intentan tomar cosas, información, amor... aún tratan de encontrar el camino de regreso al Hogar, aún con
una profunda tristeza, aún intentan reconectarse. Por eso es por lo que sienten tanta tristeza a veces, y
el profundo, profundo deseo de regresar al Hogar.
Y queridos amigos, con la conciencia que ustedes han creado, ahora es posible que una parte del Hogar venga a
este espacio sagrado, que venga a visitarlos a ustedes en este día, en este momento. ¡El Hogar viene hasta
ustedes!
Les pedimos que respiren profundamente. Inhalen esta energía del Hogar hacia sus seres, este amor, el amor
del Espíritu, del rey y la reina, de la creación original. Viene a amarles, a darles las gracias y honrarles por el
trabajo que han realizado. Lo que han hecho en su viaje es crear algo nuevo. Hemos dicho que sólo ha habido
una creación anterior a su partida del Hogar. Aunque les suene extraño, sólo había una creación. Dentro de esa
creación, dentro de ese Reino, todo era uno. Todo era una expresión singular.
Por el trabajo que realizaron al marcharse e irse en sus muchos viajes, ayudaron a crear la segunda creación
para el Espíritu. Sí, ustedes... ustedes, Shaumbra... ustedes, Trabajadores de la Luz... ustedes han hecho algo
que el Espíritu no podría haber hecho por su cuenta. Hicieron el viaje. Ustedes son los que hicieron esto. Es por
eso por lo que los honramos. Por eso el Kryon lava sus pies. Por eso nos impresiona quiénes son.
Ahora, queridos amigos, cuando dejaron el Hogar, no trajeron nada con ustedes excepto una semilla minúscula
que tenía una envoltura de protección a su alrededor. Eso es todo lo que trajeron consigo. Era la semilla de la
divinidad. La llevaban en su conciencia y dentro de su ser durante cada día y todo el tiempo que han estado
viajando. Ha estado muy bien protegida dentro de ustedes, bien escondida dentro de ustedes, para que ustedes
no la vieran y así los otros tampoco la pudieran ver. Estaba profundamente enterrada en su conciencia.
Pero en el camino ustedes sentían que tenían algo dentro de sí. Sentían que había más de lo que parecía en la
superficie. Sentían la presencia de esta semilla divina dentro de ustedes. Eso es lo que los ha mantenido
viajando. Esta semilla divina aún está dentro de ustedes y como saben, está comenzando a despertar. Usamos
el término “semilla” como metáfora, queridos amigos, ya que se trata de una parte integral de quienes son. Está
en el nivel más profundo de su ser, para revelarse sólo en el momento correcto.
Hace unos 2.500 años la energía de la Tierra era adecuada para traer esa semilla de conciencia divina, lo que a
veces llamamos “la conciencia de Cristo” (NT: o Crística), de ámbitos y dimensiones exteriores en donde
77
existía. Porque ustedes saben que su conciencia no existe dentro de su cuerpo biológico. Existe en los niveles y
los planos que los rodean. Se parece a un proyector de películas. La conciencia, la película y el proyector, están
en un lugar y la imagen se proyecta en otra. De forma similar, ustedes son la imagen de su conciencia
proyectada en 3D, proyectada en este cuerpo que llevan, proyectada hacia la Tierra sobre la que caminan.
Hace unos 2.500 años era adecuado comenzar a traer más de esta conciencia a la Tierra, a su realidad, a su
3D. En esa época había familias de ángeles que escogieron venir a ayudar en la facilitación de ese
proceso. Existían individuos que recibieron notoriedad por esto. Hubo uno llamado Buda, Siddharta, que vino
junto con muchos, muchos otros. No sólo fue el Buda quien trajo la conciencia. Fueron también los que vinieron
en esos tiempos y alrededor de esa fecha.
Y había un grupo también, los que llamamos Shaumbra, que vinieron hace unos 2.000 años. Ustedes llegaron,
sabiendo que era el momento de traer esa conciencia del Cristo desde el mundo exterior a la Tierra. Ustedes
eran los portadores de esto. Ustedes ayudaron a traer esto. Muchos de ustedes caminaron con Yeshua Ben
Joseph. Muchos de ustedes vivieron en las tierras de los alrededores en ese época.
Muchos entraron justo después de la época de Yeshua Ben Joseph, cuando la energía aún era fuerte y tenaz.
Ayudaron a construir las nuevas iglesias. Esas iglesias eran las incubadoras de la conciencia del Cristo. Ustedes
son los que ayudaron a traer eso. Ustedes fueron los que dijeron que harían lo que fuera necesario para hacer
que sucediera sobre la Tierra, al traer la conciencia del Cristo. Ustedes son los que han hecho un viaje difícil
desde entonces. Sabían que había algo dentro de ustedes. Sabían que tenían una misión importante, que tenían
un trabajo importante que llevar a cabo. Ustedes eran los que estaban de acuerdo con eso, aún al precio de
sacrificar cosas que podrían haberles complacido como seres humanos.
Queridos amigos, respiren profundamente. Respiren profundamente. Es mucho el trabajo que han realizado en
esta vida. Como saben, las cosas no han salido muy bien. Podría haber habido destrucción. Podría haber
habido terminación en la época que comenzó en su segunda guerra mundial hasta los tiempos de su milenio.
Pero eso no sucedió. Acá están sentados, listos para el próximo paso, listos para el siguiente nivel.
¿Y de qué se trata, mis queridos amigos, el siguiente nivel? Ese próximo nivel tiene el propósito de llevarlos a
una nueva relación con el Espíritu. Hasta ahora no ha sido posible o tan fácil comprender o realmente conocer a
Dios. Hasta ahora no ha sido muy fácil comprender quiénes son realmente, verse a sí mismos en el espejo como
un ángel. Han tenido que trabajar en ello con ahínco y con esfuerzo. Aún entonces parece elusivo y distante. El
Espíritu parecía ser un concepto intelectual, lejano y remoto. Les parecía que fueron colocados acá en la Tierra
sin saber exactamente qué debían hacer, sin saber cuál era su relación con el Espíritu, y sin embargo,
deseándola y anhelándola.
Esa era la energía antigua, cuando el velo era grueso y fuerte. Apenas podían relacionarse con el Espíritu.
Dentro de la nueva energía existe una nueva relación con el Espíritu. Es una energía cercana a ustedes y es
personal. Es una energía de la que están muy conscientes. Existe una profunda comprensión dentro de ustedes.

Queridos amigos, en la energía antigua era difícil aceptar todas las cosas como eran porque el velo era grueso y
fuerte, además, la dualidad era el juego del momento. Pero, en la nueva energía, será fácil aceptar las cosas,
porque verán el plan superior. Comprenderán la visión más amplia de estas cosas dentro de la nueva energía, en
su nueva relación con el Espíritu. Comprenderán por qué los humanos hacen las cosas que hacen, por qué
ustedes están en el camino en el que están.
En la vieja energía era difícil aceptar sus seres humanos. De cierta forma, consideraban que ese era el castigo
por haber dejado el Hogar. Acabaron en un cuerpo físico con sus dolores, sus penas y sus desafíos. ¡Antes de
venir a la Tierra estaban acostumbrados a remontarse y volar! Estaban acostumbrados a la ligereza del Reino.
En la nueva energía hacia la que se están introduciendo, será sencillo aceptar su humanidad porque
comprenderán que no están encarcelados en ella. Comprenderán que también les ofrece muchas cosas. Les
ofrece muchos placeres. Les ofrece un vehículo para expresar la luz que tienen dentro de ustedes.
Queridos amigos, están iniciando su nueva relación con el Espíritu. En la vieja energía era difícil estar en el
“ahora”, estar en el Momento Divino. Pensaban en el futuro y en el pasado. En su nueva relación con el Espíritu
en la nueva energía, siempre estarán en el “ahora”. El pasado habrá sido liberado y el futuro aún no ha
sido creado, pero no se preocuparán por ello. En la nueva energía siempre estarán en el “ahora”.
Respiren profundamente, queridos amigos. Respiren profundamente de la energía del Hogar. Está aquí.
En la antigua energía era difícil ser grácil en sus creaciones. Eran torpes y no siempre eran conscientes de qué
era exactamente lo que estaban haciendo ni los resultados de sus acciones. El karma era parte de esto, un
karma con el que siempre debían lidiar. Dentro de la nueva energía, sus creaciones serán elegantes, naturales y
fluidas. Como dijimos anoche, será como remontar una ola y cuando una de las olas está por caer, otra estará allí
para ustedes.
En la vieja energía era difícil aceptar los cambios. Querían aferrarse a lo viejo porque se sentían seguros. Aún si
era difícil o un reto, se sentían seguros allí. Dentro de la nueva energía comprenderán que el cambio es natural y
que es una bendición. Llegarán a apreciar y de hecho hasta a esperar el cambio, sabrán que no es más que la
expresión continua de su propia creatividad.
Queridos amigos, respiren profundamente. Respiren profundamente, esta energía del Hogar que está aquí con
ustedes ahora.

78
En la antigua energía apenas lograban mantener un equilibrio divino. Tenían, como hemos conversado
anteriormente, la energía de la luz y de la oscuridad y el tercer elemento que cambiaba todo el tiempo. Dentro
de la nueva energía existe un equilibrio divino dentro de ustedes. Existe la energía de cuatro, que es una de
estabilidad y de seguridad.
En la vieja energía se enfocaban en las creaciones individuales, pequeñas creaciones; pero, dentro de la nueva
energía crearán con trazos amplios. No se preocuparán tanto de tener o no cien dólares en su cuenta corriente.
No tendrán que preocuparse tanto si se les dañó el vehículo. No tendrán que crear de forma pequeña. Crearán
con trazos amplios. Esta es la nueva energía. Esa es su nueva relación con el Espíritu.
Queridos amigos, una vez más, inhalen profundamente. Inhalen profundamente.
En la vieja energía era difícil encontrar pasión. Era difícil tener esa profunda pasión espiritual dentro de cada uno
de ustedes. En la nueva energía la pasión estará con ustedes todo el tiempo. Buscará expresarse. Buscará salir
a la luz. Buscará crear con ustedes.
En la antigua energía, queridos amigos, necesitaban salir de sus casas para crear lo que necesitaban. En su
nueva energía, en su nueva relación con el Espíritu, vendrá a ustedes. Esta es una de las cosas que sabemos
que será difícil de comprender para ustedes, difícil de aceptar, pero realmente vendrá hacia ustedes. Llegará a la
puerta de sus casas. Todo lo que necesiten como Trabajadores de la Luz y como ser humano de la nueva
energía les llegará a ustedes. Estará allí en el momento oportuno.
Una vez más, queridos amigos, respiren profundamente. Respiren profundamente. Están introduciéndose hacia
una nueva relación con el Espíritu, una nueva relación.
En la vieja energía tenían libre albedrío, pero estaba muy limitado de cierta manera. Dentro de la nueva energía
tendrán albedrío divino, que es ilimitado, omnisapiente. Es parte de su nueva relación con el Espíritu.
En la antigua energía ustedes agradecían a un dios y a ángeles por las cosas que tenían en sus vidas, cuando
sucedían cosas buenas. Pero queridos amigos, dentro de la nueva energía, están comenzando a entender que
esas cosas realmente vienen de ustedes mismos. Vienen de dentro. Comienza ahora una nueva relación con el
Espíritu. Viene de dentro de ustedes. Es la semilla que han llevado desde que dejaron el Hogar.
Venga ahora su nueva relación con el Espíritu. Tan simple como parece, queridos amigos... tan simple como
parece, a veces parecerá ser un reto el aceptar e implementar esto en sus vidas.

LECCIÓN DOCE: VENGA AHORA SU NUEVA RELACIÓN CON EL ESPÍRITU.

Ahora específicamente ¿Cómo introducen esta nueva relación a sus vidas? ¿Cómo la manifiestan en su ser? Es
muy simple. Es realmente muy sencillo. Se lleva a cabo por medio de la respiración. Se lleva a cabo por medio
de la respiración. Mientras inhalan, conscientemente inhalan, háganse conscientes de su nueva relación con el
Espíritu. Respiren profundamente ahora. Inhalen su nueva relación con el Espíritu. Esto alimentará y nutrirá la
divinidad dentro de cada uno de ustedes.
Inhalen profundamente. Cuando sea la abundancia lo que escojan crear en sus vidas, no sean tan específicos
sobre cómo debe ser, en su lugar inhalen la abundancia y comprendan que no viene de afuera. Viene de dentro
de ustedes. Cuando lo inhalan están permitiendo que se despierte su divinidad, esa conciencia Crística dentro de
cada uno, para que ahora entre del ámbito externo de quienes son hacia su propio ser. Permitan que se
manifieste en sus vidas. Cuando paguen sus cuentas, inhalen la abundancia. Inhalen la abundancia. Cuando su
cuerpo les duela y esté enfermo, inhalen, respiren profundamente, inhalen equilibrio biológico.
La divinidad dentro de cada uno de ustedes está manifestándose en este momento, pero necesita un
vehículo. Necesita un medio para manifestarse en su realidad. Llega a su ahora por medio de la respiración. Ah,
hay quienes saben esto y lo han practicado ya por cierto tiempo, y les ha sido efectivo, pero ahora más que
nunca, es realmente una herramienta para cada uno de ustedes. Hasta ahora ha sido difícil, quizá hasta
imposible, introducir su divinidad en ustedes, hacia su realidad humana. La conciencia colectiva de la Tierra no
permitía que se hiciera fácilmente. Por eso ha sido tan difícil y un reto. Por eso ha habido algunos de ustedes
que lo han buscado por siglos de su tiempo. Pero ahora en el momento de conciencia y del tiempo en el que
estamos, es posible atraer esto a sus vidas.
Y recuerden en todo momento, se trata de ustedes. Cuando sus cuerpos les duelen, inhalen salud. La divinidad
dentro de ustedes se hará manifiesta en sus vidas y en sus cuerpos en ese momento. Inhalen profundamente,
pues ese es el vehículo que realmente permitirá despertar la divinidad en sus vidas. Es tan simple. Es tan
sencillo.
Cuando haya problemas de relaciones en sus vidas, no sean específicos sobre lo que quieren que suceda, en su
lugar atraigan su propia divinidad por medio de la respiración en ese momento. No traten de explicar cómo
debería ser, en su lugar inhalen relaciones equilibradas. Cuando lo manifiestan de esta forma se conectan con su
ser divino, la divinidad dentro de ustedes con la de ellos. Cambian el nivel de la relación a uno nuevo. Hacen esto
por medio de la inhalación de una relación equilibrada.
Esto funciona como el aire y el fuego. Ventila la llama divina dentro de ustedes. Los trae a su nueva realidad, a
su nueva humanidad. Es a través de la respiración que traen la nueva relación con el Espíritu. A través de la
respiración atraen la esencia del Hogar hacia su realidad. Es tan simple.
Cuando se pregunten qué es lo que deberían estar haciendo y se pregunten sobre su propia autoestima y se
pregunten sobre su misión aquí ahora dentro de esta nueva energía, simplemente inhalen su propia autoestima.
Inhálenla profundamente.
79
Queridos amigos, al inhalar permiten que su divinidad se introduzca desde reinos externos de la conciencia hacia
la realidad en la que existen ahora. Cuando la inhalan, la divinidad entra natural y suavemente. Entra en todo lo
que son. Se introduce dentro de sus células, se introduce dentro de su conciencia humana.
¡INHALEN su divinidad! ¡No lo piensen! Eso es lo que han estado tratando de hacer hasta ahora. Eso fue lo que
hicimos juntos en Ault, en la tierra de Atlántida. Tratamos de pensarla. Tratamos de introducirla por medio de
la tecnología. Tratamos de descubrirla con nuestras herramientas 3D. Existen aquellos que buscaron el camino
de la iluminación en el pasado, aquellos que trataron de pensar para llegar a Dios, trataron de pensar para que
su divinidad se hiciera real. No puede manifestarse por medio de su mente, como ya saben. Sin embargo,
pueden inhalar su nueva relación con el Espíritu.
Venga ahora la nueva relación con el Espíritu hacia sus vidas. Su herramienta para lograr esto es la respiración.
Es tan simple, queridos amigos, pero no había sido posible hasta ahora. Han ocurrido muchos cambios y
muchos movimientos en la Tierra. Han liberado muchas cosas personalmente en sus vidas, incluyendo vidas
pasadas, incluyendo su karma ancestral. Ya han liberado eso, abriendo paso a su nueva relación con el Espíritu.
Cuando su esencia planificaba su viaje hacia acá, sabían que ésta sería una época y una oportunidad para
comenzar una nueva relación con la divinidad, con el Espíritu, con ustedes mismos. Sabían que sería un punto
de quiebre y de cambio. Estaban de acuerdo en pasar por lo que fuera para estar aquí y aún por lo que está por
pasar en los días y las semanas que están por venir, porque los cambios son necesarios. Mientras respiran
conscientemente, se introduce su divinidad. Se hace manifiesta su propia divinidad, su propia nueva relación con
su divinidad. La respiración lo introduce en sus vidas.
Les pedimos practicar esto conscientemente. No le apliquen una agenda. No lo intelectualicen. ¡No traten de
pensar su camino hacia la divinidad, porque les dolerá! (Risas) ¡No se sentirán muy bien! Simplemente
inhálenla. Esa semilla de la divinidad que han traído del Hogar ha estado esperando el momento oportuno para
manifestarse. Y ahora ustedes se están moviendo hacia la nueva energía, es en realidad el momento oportuno.
Es en realidad hora de tener esa nueva relación con el Espíritu. Esa soledad, esa separación que han sentido por
tanto tiempo, queridos amigos, está lista para ser llenada y viene de dentro de ustedes. Viene de su interior.
Sus guías debían partir. Tenían que dejar ese campo de energía directa alrededor de ustedes para que pudiesen
comprender su propia relación con el Espíritu. Aquellos que han estado con ustedes por siglos, vida tras vida,
tenían que mantenerse a distancia por un período de tiempo de sus vidas, particularmente en estos últimos
años. Por eso ha sido un reto y tan difícil para ustedes, pero ellos tenían que mantenerse a distancia para
ofrecerles el espacio necesario para que pudiesen manifestar su propia semilla divina, la que han llevado consigo
desde que dejaron el Hogar. Es hora de que brille desde su interior. Traigan estos elementos y esa luz hacia
su realidad, hacia la vida de cada día simplemente con la respiración.
Inhalen profundamente y conscientemente. Háganlo ahora. Inhalen su propia divinidad. Despierten. Podemos
ver su propia energía y su propia luz subir de intensidad mientras hacen esto.
Lección Doce de la Serie del Creador: Venga ahora su nueva relación con el Espíritu. Es hora. Es hora. Y la
herramienta simple es su respiración. Hemos esperado un año para manifestar esto. Hemos esperado. Los
hemos estado llevando a través de una serie de pasos y liberaciones y comprensiones para decirles que la
conciencia del Cristo está naciendo dentro de ustedes. Por eso experimentan lo que están experimentando en
sus vidas. La divinidad está naciendo dentro de ustedes. Han ayudado a traer esta energía a este lugar en la
Tierra. Ahora están ayudando a que nazca dentro de ustedes. Lo introducen en su realidad simplemente con la
respiración. Si se encuentran pensando demasiado sobre esto, paren. Simplemente inhálenlo. La respiración
ventila el fuego de la divinidad dentro de ustedes.
Ahora, mientras están sentados con aquellos que vendrán a ustedes, aquellos que los llamarán “maestros”,
ustedes les dirán acerca de esta simple técnica de respiración. Y si les hablan de esto sin llevarlos a través de las
otras lecciones primero, no les creerán y no les comprenderán. Es importante parar por cada lección, una por
una, antes de llegar a este punto, para que ésta se pueda comprender. Es tan simple y tan puro; sin embargo,
como saben, el viaje de los ángeles ha sido largo y difícil.
Este es un momento precioso para nosotros y para la energía del Hogar que viene a visitarles este día. Aún no
se dan cuenta completamente sobre el impacto de lo que estamos compartiendo con ustedes ahora. Se darán
cuenta en los próximos días cuando se digan a sí mismos, ¡Ah, de veras, Tobías me dijo que inhalara
profundamente! Y entonces comienzan a sentir los efectos. Comprenderán lo que se introdujo acá y lo que se ha
discutido hoy. Recuerden inhalar conscientemente. Eso despertará su nueva relación con el Espíritu.
Mantendremos nuestras conversaciones con ustedes el resto de la noche cortas y dulces. Hemos
estado ansiosos y emocionados por hacerles llegar esto a ustedes. Es, queridos amigos, real. Es ahora. Venga
ahora su nueva relación con el Espíritu.
Caminaremos con ustedes en alegría. Ustedes llegarán a una nueva comprensión a medida que el sentimiento
de soledad se reemplace por la de amor y plenitud. Ustedes se introducirán a su ser real a medida que los
sentimientos de separación se reemplacen por los de unidad, una profunda sensación de unidad en el centro
mismo de quienes son, una unidad con todas las cosas y con Todo Lo Que Es, una unidad con el ser y
el Espíritu, con lo humano y con Dios. Estaremos con ustedes a medida que aprenden la verdadera forma
de crear, a medida que inhalen la abundancia hacia sus vidas, a medida que aprenden a inhalar un nuevo
equilibrio biológico, a medida que aprenden a inhalar relaciones adecuadas, a medida que inhalan el Ángel
Dorado que son en realidad. Venga ahora, en este momento, en esta hora, su nueva relación con el Espíritu. Se
lo han ganado.
80
Y así es.

LECCIÓN 13 - SEGUNDA PARTE: CANALIZACIÓN DE LA UNIDAD

Nota: Esta canalización fue presentada en la Conferencia de la Luz de Verano de Kryon en Breckenridge, CO,
el 15 de julio del 2001. Se trata del tercer segmento de la Lección Doce de la Serie del Creador. 450
Trabajadores de la Luz de todas partes del mundo se reunieron aquí para participar en esta conferencia, para
compartir amor, energía y un lazo común al servicio del Espíritu. En la última mañana de la conferencia,
el Arcángel Miguel, a través de Ronna Herman, Tobías a través de Geoffrey Hoppe y Kryon a través de Lee
Carroll se reunieron en el escenario para ofrecer esta histórica canalización. El siguiente texto pertenece a la
porción de Tobías de la canalización de la Unidad. Para recibir una copia del cassette de audio de la
canalización competa, incluyendo el Arcángel Miguel, Tobías y Kryon, por favor lea la información al final del
presente texto.

TOBÍAS:
Queridos amigos, El Kryon, Arcángel Miguel, ah, este es un gran momento para mí, Tobías. Es interesante para
Cauldre (Geoffrey Hoppe), porque ¡escucha tres voces en su cabeza! (Risa de la audiencia) ¡Le parece
bastante interesante! Este es un momento bendito y sagrado.
Del otro lado del velo hemos estado conversando, como hacemos con frecuencia. ¡Sí que nos sentamos y
conversamos sobre ustedes! (Risa de la audiencia.) Nos imaginábamos el día en el que nos reuniríamos así,
todas nuestras energías presentes en el momento, en el “ahora”. Con seguridad todas nuestras energías
siempre están a su alrededor, pero ser capaces de introducirlas de esta forma, de esta santa manera... ha sido
difícil de realizar hasta ahora.
¿Por qué ahora? ¿Por qué esta unidad el día de hoy? Por el trabajo que han realizado y la conciencia que han
logrado, lo cual le permite a su energía introducirse de una vez, para unirse con ustedes. Esto podría haber
sido demasiado si lo hubiésemos hecho años atrás. Habría sido demasiado y quizá hasta difícil para sus
circuitos, si lo hubiésemos hecho dos o tres años atrás.
¡Pero miren lo que han hecho! Por medio de su trabajo, ahora es posible que todos nosotros y ustedes
estemos presentes en este preciso momento, aquí. Sentimos una gran emoción por los espíritus que están
reunidos acá hoy. ¡Este es un momento fundamental! Escuchen nuestras palabras, la unidad que ven aquí, la
unidad que existe en este salón... la verán cada vez más dentro de su nueva energía. Verán cómo se caen los
muros. Verán a los maestros, los sanadores y los facilitadores trabajar juntos y compartir su información por el
bien de todos. ¡Marquen este momento en sus almas! Marquen este momento en su calendario humano,
porque esto es glorioso. ¡Esto es especial!
(Emocionado)
Yo, Tobías, he esperado durante mucho, mucho tiempo por esto. Las palabras son difíciles para expresar esto,
así que sientan la energía que el Arcángel Miguel, el Kryon y yo les estamos enviando en este momento.
Sí, inhalen esta energía.
¡Ah, desearíamos no tener que usar más palabras, pero Cauldre nos dice que debemos seguir hablando! (Risa
de la audiencia)
Cuando nos reunimos aquí hace tres noches (Primera parte de la Lección Doce) había mucha tristeza. Había
mucho equipaje. Había mucho trabajo que realizar en este salón con este grupo. Tenían la energía baja. Su
taza estaba bastante vacía. Y eso es bastante adecuado. Sabíamos que necesitaban llegar a este lugar para
rejuvenecer y fortalecerse.
Cuando nos sentamos juntos hace dos días en este salón (Parte II de la Lección Doce), la energía volaba de la
izquierda a derecha. La liberaban rápidamente. ¡Había un poco de caos aquí adentro! Y había mucho, mucho
calor. Decían que era el aire acondicionado, pero ¿quién apagaba el aire acondicionado? ¡Ustedes!
Agregamos esta nota aquí, como precaución para el hotel. ¡Con tanta energía saliendo de este salón en los
últimos días, podrían esperar problemas de plomería o electricidad en los próximos meses! (Risa de la
audiencia.) ¡Y les costará trabajo culparlos a ustedes! (Risa de la audiencia.)
Hace dos días la energía rebotaba por todas partes mientras la liberaban, mientras atraían la nueva, mientras
nos permitían a todos los que estamos de este lado del velo entrar y facilitar este proceso para ustedes.
Observen la energía esta mañana, queridos amigos. Sientan la energía esta mañana. Es diferente. Ya no se
siente el cansancio. Ya no es triste ni solitaria. No es caótica, ni va en diferentes direcciones. Siéntanla dentro
de ustedes. Hay una energía de plenitud, de amor, de fortaleza. Han hecho un trabajo maravilloso, un trabajo
maravilloso en estos últimos días. Serán capaces de llevar esta energía con ustedes, la energía de su Ser
Divino, al bajar de esta montaña. Y se darán cuenta de que ahora la pueden poner a trabajar. Les servirá.
¡Recuerden esto!
Se hicieron muchos preparativos para llegar hasta este día. Hemos estado trabajando en esto por muchos
meses de su tiempo humano, sabíamos que reuniríamos a los ángeles humanos que han viajado hasta acá,
así que trabajamos muchísimo. Sólo para darles una visión más allá de las escenas y para que sepan lo que
está sucediendo... aquellos a quienes llamamos “corredores” estaban muy ocupados pasando energía de acá
para allá. Llenaban los requisitos vibracionales que ustedes necesitaban. Hacían cambios en sus vidas
semanas y meses antes de su llegada aquí. Sabemos que sintieron los cambios. Sabemos que experimentaron
81
cambios en su trabajo, en sus relaciones y en sus emociones. Había muchas cosas moviéndose de acá para
allá. Y los corredores, sus ángeles corredores, trabajaban muchísimo.
Para El Kryon se estaban llevando a cabo muchos ajustes en la red en ese momento para responder a su
conciencia en cambio. El Arcángel Miguel estaba ocupado, trabajando con ustedes de noche en sus sueños,
ayudando a realizar esos preparativos de última hora, porque el reloj seguía marcando las horas antes de su
llegada aquí. Por eso se sentían de la forma en que se sentían durante las semanas y los meses anteriores a
su llegada. Por eso sabíamos que estarían cansados y vacíos, porque se preparaban para un evento
importante, para el evento que celebramos hoy.
Ahora venimos a ustedes como un grupo hoy. E igual que ustedes los humanos, también nos preguntamos
¡qué deberíamos temer por ustedes! (Risa de la audiencia) Cabe mencionar que utilizamos vibraciones
especiales y colores especiales. Pero saben, también nosotros estamos nerviosos, viniendo hacia ustedes,
¡este honrado grupo de ángeles! Oh, Miguel, pensaba en el tono brillante de azul que debía usar. Vean
ahora con sus ojos, con el ojo de sus mentes, o en sus corazones. Observen ahora los colores que traemos.
Observen cómo nos vestimos para ustedes el día de hoy, el honor que sentimos. Verán a Miguel rodeado de
azules brillantes, eléctricos, pulsantes, vibrantes. Pueden ver las llamas salir y salir, tocando a cada uno de los
que están aquí.
¡Oh, Miguel! Fue Miguel quien vino a mí, Tobías, en muchas oportunidades cuando era humano para ayudarme
y asistirme, de la misma forma en que lo hace ahora por ustedes. Nos reímos porque ustedes lo llaman “él”.
Sus libros lo ilustran de esa forma. A veces, saben, lo llamamos “Michelle”, porque es energía masculina y
femenina. (Risa de la audiencia) No queremos que se confundan con esto. Por eso escogimos a una hembra
grandiosa y gloriosa (Ronna Herman) para que fuese su palabra en este mundo.
Fue Miguel quien colocó su energía, como tantas veces ha hecho por ustedes, sobre mí en la vida en la que
me llamaban Tobit... colocó su energía sobre mí para ayudarme en el viaje (en el Libro de Tobit) y por supuesto,
escogió al perro. El perro llevaba la energía de la Verdad, llevaba la energía de la espada en nuestro
maravilloso viaje.
(Emotivo) Fue Miguel quien vino a mí en mi última vida sobre la Tierra cuando estaba detrás de las rejas,
cuando estaba en prisión durante mi última vida. Miguel colocó su energía en un ave. El ave se sentaba fuera
de la ventada de mi celda cada mañana y cantaba. Al principio ni siquiera me gustaba esto, porque había
tenido unas cuantas malas experiencias con aves. (Risa de la audiencia) Miguel venía y me cantaba cada
mañana, me decía que la verdad está dentro de mí, me decía que no estaba sólo, me daba seguridad, me
daba fuerza y energía. Y aunque al principio estaba resentido por esta ave que infringía mi tristeza y mi rabia,
pronto aprendí a permitir que las vibraciones de amor de su canto entraran en mi alma. Y nos sentaríamos,
cada mañana, a hablar y compartir.
(Muy emotivo) Y entonces una mañana me di cuenta de que era hora de partir. Miguel me había dicho que me
necesitaban en el otro lado. Si así lo escogiera, no tendría que volver a la Tierra en la forma física. Iría a su
lado del velo para ayudar a Miguel y para ayudar al Kryon a trabajar con cada uno de ustedes. Esto fue poco
después de la aparición de Yeshua Ben Joseph sobre la Tierra. Fue poco más de 2.000 años atrás cuando se
me pidió regresar al otro lado para ser parte del equipo que ayudaría a los más grandes y gloriosos ángeles
sobre la Tierra en su viaje durante los próximos 2.000 años. No he regresado a la Tierra en cuerpo físico desde
entonces. He estado trabajando con estas maravillosas entidades. Queridos míos, he esperado por 2.000 años
por este momento. Es muy emocionante.
Ahora el Kryon, que se viste para este día... se viste con cobres y oros relucientes, hermosos y vibrantes
colores metálicos. Observé al Kryon cambiar de colores muchas veces hoy. Ahora observen con sus ojos, si
pueden, o en un corazón, si lo pueden ver. Inhalen los colores y las vibraciones del Kryon que está
sentado acá... el Kryon, el que se llama a sí mismo el “maestro magnético”. Queridos amigos, ¿se dan cuenta
de que esto es como si un pianista se llamara a sí mismo un “afinador de pianos”?
El Kryon ha estado con ustedes desde que dejaron el Hogar, desde el mismo momento que cruzaron la Pared
de Fuego, respondiendo a su conciencia cambiante y creciente, tomando la energía que ustedes estaban
emanando, el amor que ustedes estaban exudando, reuniéndolo y respondiente adecuadamente al diseño y a
la estructura del universo, de su Tierra, de la nueva creación. El Kryon me dijo esta mañana que su
mayor tristeza, su mayor anhelo es el que nunca ha podido ser humano, que nunca ha podido tomar esa
forma. Ha tenido un trabajo que hacer. Así que no ha sido oportuno que tomase esa
forma. Desea experimentar las cosas que ustedes han experimentado. Ve un tremendo amor que sale de cada
pensamiento, de hecho de cada una de sus acciones. Dijo este mismo día, “Un día, cuando el tiempo sea el
oportuno, cuando haya terminado con mis deberes, me gustaría experimentar la alegría de ser un ángel
humano.” Fue un momento conmovedor.
Queridos amigos, ahora cuando Miguel, cuando Kryon y cuando Tobías los observan... dejen que les digamos
lo que vemos. Dejen que les digamos como los vemos vestidos esta mañana. Vemos una energía que ha
cambiado, hasta en los últimos tres días. Pero lo que vemos ahora son dos capas. Hay una capa externa, que
literalmente podemos ver a su alrededor. Brilla. Cambia de colores. Ilumina dorados, blancos, plateados y
multicolores en medio de estos. Hay una capa directamente alrededor de ustedes en lo que antes llamaban su
campo áurico. Ahora lo llamamos su “campo divino”. Está justo alrededor de ustedes. A medida que esta
semilla que han llevado con ustedes desde el inicio de todos los tiempos fuera del primer círculo... a medida
que despierta, se llena el espacio a su alrededor. Saben, ese espacio... algo parecido a la forma de huevo que
82
los rodea, es en donde sus guías solían sentarse. Ese es el lugar que solían ocupar. Estuvo vacío por mucho
tiempo, lo que parecía ser mucho tiempo. Ahora se llena. Se ilumina. Irradia. Hay una tremenda diferencia
entre lo que observamos ahora con lo que vimos hace tres noches.
Queridos amigos, esta es su divinidad. Este es su derecho por nacimiento. Esta es su esencia que está
naciendo. Se está mostrando ahora inmediatamente en la dimensión alrededor de ustedes. Su trabajo, su labor
es introducirlo en su cuerpo humano “ahora” y en su realidad humana. Existe justo fuera de la realidad en la
que están sentados ahora. Espera para que la introduzcan. ¿Y cómo lo hacen? Simplemente respiren. Inhalen
su divinidad. Y mientras lo hacen, su divinidad introduce esta energía que está a su alrededor y la ancla en su
“ahora”. Inhalen y llenen sus células, moléculas, el ADN, todas las partes que están en su realidad humana. Es
tan simple. Después de este largo, largo viaje que han hecho, ahora es tan simple como inhalar esto hacia el
“ahora”.
Esto llevará un poco de tiempo para anclarse. Mientras respiran, esta energía no está muy acostumbrada a
estar residenciada dentro de ustedes, en su realidad, así que continúen trabajando con la respiración. Háganlo
sin agenda. Simplemente inhalen la divinidad. Inhalen la abundancia. Inhalen autoestima. Mientras hacen esto,
derriten la capa externa que estaban utilizando. La funden con su “ahora”. Tienen una nueva unidad entre lo
que llaman su ego y su Verdadero Ser. La unidad comienza desde adentro, queridos amigos. La unidad para
este mundo, para esta Tierra comienza con ustedes. Comienza desde adentro. Comienza ahora. A medida
que se convierten en ángeles humanos unificados, aquellos que han fundido el ego (lo que es una cosa
maravillosa), han fundido su ego con su energía divina. Se han convertido en un ángel humano unificado. Y
cuando lo hagan, podrán pasar por situaciones muy difíciles y sacar la energía de unidad desde su interior y la
anclarán allí en esos lugares y situaciones en las que respiran. Es tan simple como esto. No lo compliquen.
(Bromeando) ¡Vemos a algunos de ustedes tratando de agregarle cosas a esto! (Risa de la audiencia) ¡No lo
compliquen! Cuando le enseñen a otros, querrán hacerlo de forma sencilla. Les recordaremos esto todo el
tiempo. El ángel humano unificado puede ir a un lugar como el Medio Oriente en donde hay estrés y caos y
guerra y llevar energía de unidad. Puede ir a lugares de su mundo en donde la Tierra está cambiando
y explotando y puede llevar esta nueva energía de unidad y equilibrio. Puede entrar a su lugar de trabajo y
sin decir o hacer nada, puede exudar una energía de unidad y equilibrio. Puede ir hacia su propia familia
biológica y de retos y traer la unidad. Está aquí. Está ahora. Su nueva relación con el Espíritu, que son ustedes,
está a su disposición ahora. Si lo dudan, simplemente inhalen y observen el efecto que esto tiene.
Como ha dicho Miguel, aún tienen mucho trabajo por hacer. Les necesitamos ahora más que nunca, nunca
antes. Necesitamos a aquellos que llevan la Espada de la Verdad flameante. Necesitamos que vayan a este
mundo como un ángel divino. Lleven esta energía con ustedes. ¿Por qué creen que no los reunimos a todos y
los tenemos viviendo en un solo lugar? En primer lugar, habría un desequilibrio. Harían volar los circuitos
eléctricos. Pero los necesitamos alrededor de todo el mundo en donde hay retos y dificultades. ¡Los
necesitamos en lugares como Ohio! (Gran risa de la audiencia) Los necesitamos en lugares como California en
donde la tierra se está moviendo. Los necesitamos en el Medio Oriente en donde hay retos humanos y
confusión. Los necesitamos alrededor del mundo para que lleven su energía a medida que se integran, a
medida que permiten que su divinidad se introduzca en su “ahora”.
Lo que sucederá en adelante es que escucharán un fuerte ruido. Será alguien tocando a sus puertas. Les dirán
“No sé porque estoy aquí. No sé quien eres tú, pero me guiaron hasta aquí. Por alguna extraña razón mi carro
se dañó frente a tu casa. ¿Qué es lo que debería saber de ti?” Y, queridos amigos, es entonces cuando el
nuevo nivel de su trabajo como maestros de la divinidad comienza. Y cuando abran la puerta y vean a un ser
humano triste, confundido, solitario y empobrecido, inhalen. Inhalen su divinidad y sepan que su trabajo está
por comenzar.
Los amamos más allá de lo que se puede medir. Y en este momento el Kryon, el Arcángel Miguel y yo, Tobías...
les proyectamos nuestro amor y nuestra energía y nuestros colores de forma grandiosa. Los amamos con todo
el corazón. Pasamos la batuta del amor ahora al Kryon.
Y así es.

FIN

* * *

Este libro fue digitalizado para distribución libre y gratuita a través de la red
Revisión y Edición Electrónica de Hernán.
Rosario - Argentina
10 de Mayo 2003 – 21:18

83

Intereses relacionados