Está en la página 1de 5

La ascensión es vida vivida en felicidad"

Arcángel Metatrón. Canalizado por Laurie Gilmore

TODAVIA ZUMBAN TUS OIDOS?

Enero 5 de 1998.

Sobre el tema del zumbido de los oídos y la sensibilidad a los ruidos/olores (que parece ser
incontrolable) y que otras listas mencionan.

Mis oídos ciertamente todavía zumban. La siguiente información canalizada podría explicar la
razón por la cual está sucediendo.

Milly

De: Y. R. N.

Asunto: Canalización del Arcángel Metatron, 1995:


Quizás esto pueda ayudar a proporcionar una respuesta al zumbido del(os) oído(s). Véase el
párrafo correspondiente al Octavo Nivel. Esta canalización trata sobre la formación del Cuerpo de
Luz y las distintas etapas por las que atravesamos, junto con el planeta Tierra.

"La Ascensión es Vida vivida en Felicidad"


Canalizado por Laurie Gilmore.
Editado por Robert y Laurie Gilmore.

Yo soy Metatrón. Me han pedido servirles dictando información que los ayudará a pasar por las
transiciones por las que atravesará el planeta.

Yo soy Metatrón. Me han pedido servirles, dictando información que los ayudará a pasar por las
transiciones por las que atravesará el planeta y toda la vida que se encuentra en él durante la
ascensión. Este planeta y todas las especies de vida que se encuentran sobre él están en proceso
de ascensión. Ascensión significa que todas las formas de vida de la primera y segunda dimensión
pasarán a la tercera dimensión. Los humanos, o formas de vida de la tercera dimensión, se
graduarán en los mundos de la cuarta dimensión o en la unidad de la quinta dimensión,
dependiendo de su nivel de evolución y de su intención. La ascensión está sucediendo ahora, paso
a paso, y continuará en un sentido u otro, porque esa es la voluntad de todos.

Normalmente, los planetas y las especies de vida que encarnan en un planeta, ascienden por la
vía de los desastres y cataclismos, que conducen a un ciclo de muerte-resurreción. Durante este
ciclo, como fue demostrado por Cristo, los desastres crean la muerte planetaria. Esto lo comprende
muy bien la Mente Universal, porque es la forma en que se presenta normalmente la ascensión. Es
por eso que, desde tiempos ancestrales, existen profecías sobre la terrible destrucción que
sucederá en el final de los tiempos. El ciclo de resurrección es la ascensión, donde toda la vida
comienza nuevamente, en un nuevo nivel de consciencia, en un mundo dimensional más elevado.
Esto no significa reencarnación, porque ésta lleva consigo el concepto del Karma, y antes de que la
ascensión pueda llegar a ser una posibilidad, es necesario limpiar todo el Karma.
Esto no significa que sea solamente una existencia en espíritu, en los mundos celestiales, la
ascensión también es física. Como un proceso, cambia el cuerpo físico mientras que fusiona el
cuerpo y el espíritu en un solo ser. Este ser es un ser de luz perfecto, en un cuerpo físico de luz.

En realidad, este camino hacia la ascensión comenzó hace miles de años, con el éxodo de los
Israelíes de Egipto. La historia de Moisés liberando a su gente de la esclavitud es una metáfora del
camino de la ascensión.

La encarnación de Jesús representó el cambio más importante del proceso, porque como un
Avatar, Jesús fue capaz de tomar los "pecados" o Karma de todos los humanos y trasmutar esa
energía en luz. Debido a su redención, una ascensión suave se hizo posible. Esta ascensión
evoluciona por medio de una serie de pasos, hasta que la condición de seres de luz se hace
posible. La redención de Cristo fue el primer paso del proceso del Cuerpo de Luz. Este primer paso
tomó casi dos mil años para completarse. El Cuerpo de Luz se presentó como un experimento en
1988, solamente siete meses después de la Convergencia Armónica. Es un experimento, porque
nunca antes se trató de ascender de esta manera. Este método jamás se utilizó antes en NINGUN
universo en ascensión, tampoco el incremento gradual de luz dentro de los cuerpos físicos de
todas las formas de vida y del planeta, y tampoco el incremento del nivel de vibración. Existen
teorías dentro de la Mente Universal sobre la manera en que funcionará el proceso, pero en
ocasiones, los resultados difieren de lo previsto. En esos casos, se hacen revisiones.

Como una base de la información que daré más adelante, debo explicarles cómo se forma el
Cuerpo de Luz. Primero deben comprender este proceso a nivel personal. Este nivel personal se
refiere a la manera en que el Cuerpo de Luz los afectará físicamente, emocionalmente y
mentalmente. A continuación, les daré información sobre la manera en que el Cuerpo de Luz
afectará al planeta y cómo afectará las estructuras de su sociedad. Lo que considero el aspecto
más importante y emocionante del Cuerpo de Luz es que transforma su cascarón físico en un
vehículo adecuado para fusionarse completamente con su ser superior, y esto se da
simultáneamente con el proceso físico. Esta fusión se crea por medio de una serie de descensos
del espíritu, que se encuentran en sincronicidad con la cantidad de luz que sostienen las células en
su interior. La cantidad de luz que pueden sostener las células está en armonía con el nivel del
Cuerpo de Luz; cuanto más elevado es el nivel, menos denso es el cuerpo. Cuanta más luz
sostengan en su cuerpo físico, mayor será el nivel del espíritu que puedan contener en el mismo.

Hacia el final del proceso del Cuerpo de Luz, en el momento de ascender, se fundirán
completamente con su Yo Superior. Los descensos del Espíritu son los mecanismos utilizados para
traer, o activar, los regalos espirituales de los maestros. El Cuerpo de Luz tiene doce niveles o
pasos, y a medida que se completa cada uno de ellos, los cambios que suceden físicamente se
deben integrar con todas las áreas del alma y del espíritu. El cuerpo de Luz está diseñado de tal
manera que, a medida que progresan, irá sacando a la superficie todo lo que han producido como
humanos, y cada nuevo nivel hará aflorar una capa más profunda que el anterior. Esto es para
ayudarlos a limpiarse mentalmente, emocionalmente, físicamente y espiritualmente.

A medida que las cosas afloran, ustedes tienen la opción de permitir que la redención de Cristo
las trasmute por ustedes, o de limpiarlas utilizando las tecnologías de la luz que se encuentran
disponibles hace dos décadas (bodywork, rebirthing, bioenergética, etc.)

Existe un espacio vacío al final de cada nivel del Cuerpo de Luz al que llamamos la muerte del
ego, y podrá manifestarse como depresión o una sensación de vacío. Este vacío es para que lo
utilicen como un punto de descanso antes de continuar con su viaje. Este vacío es un sitio
energético en el cual nada existe, y allí pueden construir un nuevo cuadro de sí mismos y de su
vida antes de proseguir con el siguiente paso. El vacío es una cámara de integración, o quizás la
podría describir como un capullo, donde pueden descansar y formar la hermosa mariposa en la
que se convertirán en el siguiente paso.
Los seis primeros pasos del Cuerpo de Luz están estructurados para un cambio gradual en todos
los niveles, con despertares regulares entrelazados con los cambios físicos, mentales y
emocionales. A partir del séptimo nivel y hasta el décimo nivel del Cuerpo de Luz, el desarrollo
cambia y se enfoca en una sola área: su vivencia a cada instante.

Por ejemplo, en el séptimo nivel, la mayoría de ustedes experimentó el primer descenso del
espíritu, y con ello, un notorio despertar espiritual. Es posible que con el despertar, manifestaron
clarividencia, clariaudiencia o una consciencia sensorial de la energía. Les hablo en pasado,
porque actualmente el planeta está ascendiendo hacia el comienzo del noveno nivel.

Encontrarse en un nivel vibratorio que está por debajo de la frecuencia vibratoria del planeta en el
que existen, es una experiencia muy dolorosa. Ese es el caso de aquellos que están debajo del
octavo nivel. Puesto que ustedes están leyendo este artículo, estoy seguro que se encuentran en
algún lugar entre el vacío al final del octavo nivel y el undécimo nivel de la formación del Cuerpo de
Luz.

No estarían interesados en literatura orientada hacia la espiritualidad si se encontraran en los


niveles inferiores. El octavo nivel del Cuerpo de Luz crea cambios que se podrían considerar como
extremos. Son muy comunes los síntomas físicos que se asemejan al síndrome viral. En este nivel,
habrán notado que se resfrían todos los meses. Otro síntoma son los dolores de cabeza (detrás de
los ojos) a medida que las sendas de luz del nervio óptico se activan y con ello se activa la
glándula pineal.

Podrán sentir dolores de oído a medida que se reconectan sus estructuras auditivas para poder
descifrar las transmisiones de luz, y sudoración excesiva o diarrea a medida que eliminan densidad
de las células de su cuerpo. Una perspectiva de estos cambios es que ustedes están añadiendo
una tercera hebra física a su ADN. Para algunos, el cuerpo podrá resistirse al cambio de densidad
originado por el descenso del espíritu. Un síntoma de esa resistencia es el aumento de peso. Los
cuerpos humanos tienden a recibir los descensos volviéndose más grandes para poder contener la
masa espiritual que llega. La única manera de detener el aumento de peso, cuando ha comenzado,
es por medio del ejercicio físico. Y quiero decir ejercicio físico fuerte como levantar pesas, andar en
bicicleta, correr o nadar. El ejercicio debe ser suficiente como para comenzar a construir masa
muscular. Al crear masa muscular protegerán su sistema nervioso, porque las energías que llegan
con cada descenso son mucho más fuertes de lo que está acostumbrado a recibir su sistema
nervioso. La masa adiposa no puede proteger al sistema nervioso como lo hacen los músculos que
reciben la inundación que proviene del sistema nervioso. La capa adiposa se "freirá" cuando estas
energías lleguen inundando todo, y el resultado es un daño en los receptores de insulina que están
dentro de las células. Esto causa desequilibrio en el metabolismo y el resultado es el aumento de
peso.

La masa muscular que se crea con el ejercicio absorberá el incremento en el flujo del sistema
nervioso y convencerá a la consciencia del cuerpo que es lo "suficientemente grande" como para
sostener al espíritu. Es posible que comiencen a notar el destello de colores en su pantalla interna,
ecuaciones geométricas que pasan por su mente o escuchen un hummm. Este es el comienzo de
la destreza de interpretación, lo que les permitirá transformar los códigos de luz en entendimiento y
comprensión cognitiva.

Las redes alrededor del planeta constantemente transmiten mensajes a las formas de vida
encarnadas en el planeta. Estos mensajes llegan en la forma de paquetes de luz y están
codificados. Yo los llamo "códigos de luz". Esta información se debe "decodificar" o convertir en
pensamiento consciente, para que ustedes puedan comprenderlo y utilizarlo en su vida diaria.
Estos mensajes están diseñados para instruir y explicar lo que está sucediendo energéticamente
en las frecuencias dimensionales más elevadas.
Si ustedes pertenecen al tipo de personas sensibles que pueden escuchar el hum, por favor,
infórmenselo a sus guías. Ellos están tratando de ayudarlos a recibir las transmisiones de los
códigos de luz, pero no pueden verificar si ustedes los escuchan, a menos que les respondan. Sus
guías tratarán de ayudarlos elevando el volumen y la frecuencia audible del código de luz hasta
que vean una respuesta de su parte. El código de luz es un hum, y puede volverse muy molesto e
incluso físicamente incómodo. Si ustedes tienen este síntoma, "pídanle" a sus guías que bajen el
volumen y calibren la frecuencia para que no sea irritante o los debilite. Para el ser humano, estos
cambios del octavo nivel pueden tomar hasta dos años. Al planeta le ha tomado tres años.

Lo que sigue, habla del ingreso al undécimo nivel.

El noveno nivel trata sobre la integración de los cambios espirituales del séptimo nivel y los
cambios físicos del octavo nivel en su vida física. En el noveno nivel, su enfoque está en las
relaciones, porque por medio de las relaciones ustedes se prueban a sí mismos y prueban los
cambios que han recibido. Podrán descubrir que toda relación basada en el control o la
manipulación se vuelve intolerable, y muchas relaciones terminan durante esta etapa. Tal vez
descubran también que, a medida que integran su nueva identidad, su trabajo en el mundo cambia.
El vacío del noveno nivel del Cuerpo de Luz puede ser muy doloroso, porque después de tanto
enfoque en las relaciones, este vacío les hace sentir que necesitan estar solos consigo mismos. Al
fin de cuentas, la relación que tienen consigo mismos es la relación más importante, ¿no es así?.
El noveno nivel termina (y en algunas ocasiones comienza) con descensos considerablemente
voluminosos, proporcionándoles otra relación que integrar, como parte de su proceso. Al comienzo
del décimo nivel, la vida se siente nueva, podrán sentirse como recién nacidos y muy vulnerables.
El décimo nivel es el comienzo del despertar espiritual que los llevará a la maestría de las
capacidades que distinguen a los maestros espirituales y adeptos. Estas capacidades, o regalos
del espíritu, se irán fortaleciendo a medida que ustedes se vayan limpiando energéticamente. El
enfoque del décimo nivel estará en manifestar estos regalos espirituales y luego integrarlos
plenamente, para que puedan usarlos en su vida física diaria. Su mayor regalo espiritual natural
será el primero en manifestarse en el décimo nivel, y sus otros regalos del espíritu se desarrollarán
más adelante, de manera gradual. Se les pide que vivan utilizando sus regalos espirituales. Si son
clarividentes, por ejemplo, deberán tomar decisiones basándose en lo que perciben de esta
manera y no por lo que perciben físicamente. Su clarividencia, literalmente, se apoderará de su
visión física en el décimo nivel. Un buen día se darán cuenta que están viendo tres bordillos y
aceras. La decisión de dónde colocar el pié podría ser muy confusa. Estarán viendo el bordillo y la
acera física, el bordillo y la acera etérica y el bordillo y la acera de la cuarta dimensión. Si confían
plenamente en su clarividencia y no en la parte física de su visión, sabrán dónde pisar. Con el
tiempo aprenderán la manera de procesar este tipo de visión. El proceso de limpiarse involucra la
liberación de la energía almacenada en el cuerpo emocional y en el mental y reubicarla en el
cuerpo espiritual, en donde se vuelve útil y por medio de ella se crean los milagros.

La única diferencia entre un avatar y un hombre común es el sitio en el que sostiene la energía
dentro de sus cuerpos energéticos. Un hombre común tiene toda su energía "encerrada" en las
emociones y recuerdos que almacena en su cuerpo emocional, y en las creencias y pensamientos
de su cuerpo mental. El hombre común tiene un cuerpo espiritual aplanado, porque no puede
ahorrar energía de lo que consumen sus emociones y pensamientos. Un avatar tiene los cuerpos
emocional y mental limpios. Toda la energía contenida en los cuerpos sutiles de un Avatar está
almacenada en el cuerpo espiritual. En el caso de un maestro, la energía asociada con la emoción
fluye hacia el cuerpo emocional desde el cuerpo espiritual EN EL MISMO INSTANTE, y es liberada
hacia el cuerpo espiritual, tan pronto termina el estímulo emocional.

La energía asociada con un pensamiento, fluye desde el cuerpo espiritual hacia el cuerpo mental,
y después es liberada hacia el cuerpo espiritual, cuando el pensamiento ha concluido. Esto deja en
libertad la energía de un Avatar, para que la utilice de acuerdo con su voluntad. La energía
espiritual está a la disposición de un avatar, porque no se ha consumido en pensamientos,
creencias, emociones y recuerdos. Esta es la estructura energética del Cuerpo de Luz que cada
uno de ustedes debe crear en sus cuerpos de energía, durante el décimo y undécimo nivel. Esto le
permitirá a cada uno de ustedes realizar milagros tales como la manifestación del pensamiento en
la realidad física.